Difference between revisions of "Kore wa Zombie Desu ka? Volumen 6 Capítulo 4"

From Baka-Tsuki
Jump to: navigation, search
(¡Terminado el Capítulo 4 del Volumen 6 de Kore wa Zombie Desu ka?!)
 
(No difference)

Latest revision as of 21:10, 14 February 2020

La traducción de este capítulo fue hecha gracias a la versión en inglés que se encuentra en la página NanoDesu.

Traducido por ValkarRouse.

Capítulo 4: ¡Bienvenido a la Danger Zone![edit]

KoreZom Vol 6 010.jpg

Parte 1[edit]

Alguien estaba tarareando.

Era una melodía ligera y alegre, que recordaba al tema de apertura de Zenigata Heiji.

Caminé por el pasillo que conectaba la entrada a la cocina en el primer piso de mi casa. Era la misma caminata que no había hecho cientos, si no miles de veces.

El zumbido provenía de la cocina. Mientras tanto, en la dirección opuesta, desde la entrada...


"Sí... sí... mañana. Mhmm... sí, supongo que tengo que..."


Alguien estaba hablando por teléfono. Ese alguien era una chica de cabello castaño que estaba girando el cable telefónico alrededor de su dedo mientras su ahoge rebotaba de un lado a otro. Se nombre es Haruna y era nuestra idiota residente.

Pronto me encontré de pie frente a la cocina, junto con una chica de cabello plateado.

Llevaba armadura y guanteletes, y aunque su rostro era inexpresivo, pude detectar un atisbo de inquietud en sus ojos mientras me miraba.


"No te preocupes, Yuu. Definitivamente voy a... poner fin a esto."


Puse una mano sobre su hombro y sonreí. Yuu bajó la mandíbula ligeramente, lo que significa un asentimiento.

Bien... me armé de valor y tímidamente di un paso hacia la cocina.


"Oh, ¿si no es Ayumu? ¿Hay algo que necesites?"


Había una chica con un delantal en la cocina. Su largo y lujoso cabello negro estaba recogido en una cola de caballo, y era una chica de belleza inigualable. Ella también siempre tenía una expresión digna e intransigente en su rostro.

Sus grandes pechos afirmaron su presencia a todos los que daban testimonio en ese lugar, y su cuerpo delgado y femenino era simplemente... Realmente no podía tener suficiente. Mirarla sólo traía suspiro tras suspiro de admiración a mis labios.

Su expresión generalmente fría se suavizó un poco, y una voz amable salió de sus suaves labios.


"No se preocupe, todo estará listo pronto. Por favor, espera en la sala de estar."


Esa dulce voz suya probablemente provenía del fondo de su corazón. Podía contar con una sola mano la cantidad de veces que este año escuché una voz tan dulce y amable dirigida hacia mí.

Pero, necesitaba decir algo aquí.

Por el bien de Yuu, que todavía estaba de pie detrás de mí... por mi bien... por el bien de Sera... ¡Llevaría a cabo mis deberes como el dueño de esta casa!

Mi cara se había suavizado en una sonrisa, pero la endurecí una vez más.


"Sera."


Mi voz salió aún más baja de lo que esperaba.


"¿Qué pasa?"


Sera sonaba muy feliz en este momento. Estaba tan feliz como damas de oficina uki uki mirando al mediodía[1]. Ella siempre tenía un comportamiento tan genial (aunque era absolutamente helado cuando se trataba de mí), que verla así... ugh, era tan lindo.

Pero... todavía tenía que decirlo. Estreché mis ojos y le hablé a Sera con voz seria.


"Sera... realmente no tienes que cocinar."


Parte 2[edit]

Era al dia siguiente. Mi escuela era bastante tacaña con la calefacción, así que me estaba congelando en mi salón de clases cuando una chica me miró.

Era una bonita chica, con una expresión tan dominante como la de Sera. De hecho, si Sera fuera un nivel más estricta y se soltara el cabello, entonces probablemente sentiría algo parecido.

Su nombre es Saras. Ella era la oficial al mando de Sera en ese extraño grupo de vampiros ninja del que Sera era parte. En cuanto a por qué estos vampiros ninja asistían a la misma escuela que yo... bueno, todavía no lo sabía.

De todos modos, eso no es importante en este momento. Lo importante era que Saras estaba sosteniendo un pergamino de aspecto ninja y mirándome con los brazos cruzados.


"... y eso es más o menos lo que sucedió."


Parecía que Sera le había pedido a Saras una buena receta, y yo fui escogido para obtener esa receta de Saras. Pero por alguna razón, Saras parecía un poco reacia en este momento.


"Me preguntaba por qué recibí esa llamada de emergencia, pero era por algo como esto... Seraphim es una imbécil."

"Sabes sobre la cocina de Sera, ¿verdad? Realmente quiero que ella pueda cocinar una comida adecuada."


Saras dejó escapar una risita.


"My darling, ¿realmente crees que puedes ayudar con eso?"

"Voy a intentarlo. Además, ¿puedes detenerte con ese apodo?"


No tenía idea de lo que pensaba Saras, pero aparentemente le caía bien. Bueno, para ser precisos, a ella le gustó la forma de mi trasero. Así que, aunque técnicamente no estábamos saliendo, ella comenzó a llamarme 'my darling'.


"Hmph, diciendo eso a pesar de que estás claramente feliz por ello... qué chico tan lindo eres."


Ella tampoco era así antes... así que, ¿cuándo rayos se había vuelto tan deredere hacia mí...?


"Eres una tsundere como siempre, ¿no?"

"¿Hm? No pude escucharte muy bien, pero no estabas burlándote de mí, ¿verdad? Dependiendo de lo que hayas dicho, puede que te encuentres pronto hundiéndote en el fondo del océano con todas las otras algas.”

"Nada. No fue nada. Vamos, sólo dame esa receta."

“Lo haré, my darling. Pero, debes saber que esta es una receta de estofado de carne y papa escrita por Katsushika Hokusai.”


¡¿En serio?! ¿Esta era una receta de estofado de carne y papas escrita por el famoso pintor ukiyo-e? Eso era tan malditamente interesante que ya podía sentirme babeando. Pero...

"Deja de mentir."

"Bueno, es solo un rumor. Sin embargo, no tengo pruebas de que sea una mentira."


¿Que demonios? Miré a Saras y compartimos una sonrisa, cuando otra chica entró al salón de clases. Entró con una sonrisa soleada, brillante como un girasol floreciente.


"Aiiikawa~~. ¿Que es eso?"


Su nombre es Yoshida Yuki, y también era una vampira ninja, igual que Sera y Saras. Aunque, no parecía que se llevara muy bien con éstas últimas dos.

También era mi preciada amiga que me hacía compañía todos los días en el aula mientras esperaba el anochecer.


“Hola, Tomonori. Esta es una receta de estofado de carne y papas.”

"Parece bastante elegante."


Bueno, estaba escrito en un pergamino, así que supongo que parecía una receta realmente elegante.


"Bueno, he entregado fielmente los productos. Rezaré por el progreso constante de Seraphim. Me despido."


Saras comenzó a sacar su teléfono celular mientras salía por la puerta. No dije una palabra, solo levanté una mano para despedirme. Ella también levantó una mano en respuesta.

En el lugar de Saras, Tomonori ahora saltó a mi asiento. Aunque era invierno, todavía estaba llena de energía.


"Parece que Katsushika Hokusai escribió esta receta."

"Qué genial. Bastante genial~~. Quiero una receta como esa también~~."


Los ojos de Tomonori brillaron. Bueno, admito que si esta era realmente la receta de Katsushika Hokusai, realmente, realmente quería intentarlo.

De hecho, tenía tanta curiosidad en este punto que desplegué el pergamino allí mismo.

Lo que estaba escrito en el interior era... una cursiva tan elegante que no podía leer ni una palabra.


"Tomonori..."

"¿Hm? ¿Qué pasa?"

"¿Puedes leer esto?"

"Umm..."


Tomonori asomó la cabeza y comprobó el contenido, después de lo cual me dio una sonrisa audaz.


“Ufufufu. Aikawa, ¿no me digas que no puedes leer esto~~?"


Pensar que llegaría el día en que Tomonori se burlaría de mí...


"¿Me estás diciendo que un idiota como tú puede leer esto...?"

"¡No olvides que todavía soy un ninja! Incluso hay personas que escriben sus órdenes usando este tipo de cartas."


Supongo que incluso los idiotas podrían hacer algo por sí mismos si se esfuerzan lo suficiente. Además, Tomonori seguramente parecía que realmente quería algo en este momento...


"H-hey, Aikawa..."

"¿Qué pasa?"

"Es un poco difícil decir esto, pero... ¿podrías prestarme eso hoy?"

"Tenía la sospecha de que querías esto, ¿pero hoy?"

"Si. Hoy recibo una clase de cocina con mi maestra, ya ves... pero todavía no hemos descubierto qué queremos cocinar. Pero sí, si es estofado de carne y papa, ya debería tener la mayoría de los ingredientes en mi refrigerador."


Ahora que lo pensaba, Haruna estaba hablando por teléfono ayer. ¿Tomonori había estado al otro lado de esa llamada?

En marcado contraste con Sera, Haruna era prácticamente la mejor chef de todos los tiempos. En serio, eso ni siquiera era realmente una exageración. Tomonori había visto eso, así que de vez en cuando le pedía a Haruna lecciones de cocina, y se había convertido en su discípula.

Este pergamino era algo que Saras había traído para que yo le diera a Sera. Pero, cuando vi a Tomonori allí parada con las manos juntas y esa mirada suplicante en sus ojos... bueno, sólo me hizo querer decir 'bien, supongo'.

Pensé en qué hacer un poco más.

Bueno... bien, supongo.


Parte 3[edit]

Tan pronto como llegué a casa de la escuela, me encontré de rodillas en el pasillo que conectaba la entrada a la cocina.


"Entonces... ¿entonces realmente se lo diste?"


Una voz áspera llovió sobre mí desde arriba como innumerables cuchillas afiladas.


"Sí. Lo siento."


Me disculpé mientras miraba el suelo.

Me tomé un momento para arriesgarme a mirar hacia arriba, y vi a una chica de cola de caballo mirándome con ojos fríos, con los brazos cruzados. Ella realmente no se veía feliz. Bueno, eso era mi culpa.


"¿No puedes hacer un simple recado?"

"Lo siento..."

"¿Tienes alguna idea de qué era ese pergamino?"

"Era una receta de estofado de papa y carne... lo siento."

"No pienses que era sólo una simple receta. Ese era un preciado documento.

"Bueno... mmm, puedo recuperarlo mañana..."

"¿Mañana? Eso sería demasiado tarde. Siempre sentí vagamente que el interior de tu cabeza es asqueroso, pero pensar que era tan horrible..."

“Lo entiendo, lo entiendo. La llamaré ahora y lo recuperaré. Entonces todo estará bien, ¿verdad?"


Traté de levantarme... pero me patearon de nuevo.


"¿Quién te dijo que podías levantarte?"

"Lo siento."

Rápidamente saqué mi teléfono celular mientras aún estaba de rodillas.

Sera todavía tenía los brazos cruzados mientras me pateaba por detrás, sus ojos teñidos de rojo. Los ojos de los vampiros ninja se ponían rojos cuando usaban sus poderes vampíricos sobrehumanos para aniquilar al enemigo. Era del color de la guerra.

Miré nerviosamente sus ojos mientras llamaba a Tomonori. Pero la persona que contestó fue...


"Has llegado a la chica genio. Ayumu, ¿qué pasa?"

"¿Por qué tienes el teléfono de Tomonori?"

"Yukinori está... haciendo papas en este momento."

"¿Papas? No creo que haya escuchado esa palabra antes."


Sera me empujó con fuerza. Parecía que ella quería que yo llegara al punto.


"Bueno, quería preguntar sobre esa receta de carne y papas..."

“Ah, esa cosa. ¡Había un dibujo genial en ese pergamino! ¡Me gustó!"

"Eso es genial y todo, pero-"

"¡Así que lo he decidido! Voy a ir a Virie con eso mañana. ¡Estoy seguro de que a Dai-sensei le encantaría!

“¡E-espera, Haruna! Ese es el pergamino de Sera. ¡Devuélvelo! ¡Devuélvelo ahora mismo! ¡Devuélvelo antes de que mi cuerpo se desgarre como Meat-kun[2]!”

"¿Huh? ¿Quieres esto de vuelta? Pero esto ya es mío."


Y aquí es donde la arrogancia de Haruna comenzó a interponerse en mi camino. Ugh...


"Vamos, Haruna."

"Ah, por cierto, me quedaré en casa de Yukinori esta noche. Si lo quieres de vuelta, ¿por qué no vienes a tomarlo? Nyahahaha~~."

"Seguro que tienes agallas, mocosa-"


La llamada telefónica se cortó, dejándome mirando la pantalla de mi teléfono. Llamé a Sera.


“Haruna nos retó a ir a tomarlo por la fuerza. Ella uhh... también te llamó una mujer de pechos extraños.

“¡¿Pechos extraños?! No puedo dejar que se salga con la suya."

"Entonces... ¿qué vas a hacer, Sera?"


Pero ya sabía la respuesta a esa pregunta. Empecé a pensar en cómo exactamente iba a rastrillar a Haruna sobre las brasas.


Parte 4[edit]

Para descubrir cómo íbamos a enfrentar el desafío de Haruna y robarle esa receta de estofado de papa y carne, realizamos una reunión de estrategia.

Yuu y Sera llevaban el mismo atuendo que yo en la sala de estar, parecían bastante serias. Mientras tanto, yo...


"¿Por qué demonios tengo que usar estas cosas tan embarazosas?"


No podía lucir serio en absoluto con esto. Por alguna extraña razón, los tres estábamos usando leotardos mientras estábamos sentados debajo de nuestro kotatsu.


“Deja de ser molesto y de alborotar. Aunque, ciertamente... supongo que una chica con este atuendo podría sentirse un poco avergonzada..."


Sera llevaba un leotardo azul con un escote abierto. Esa hermosa área expuesta desde el cuello hasta el pecho era una fuerza a tener en cuenta. Este era un leotardo que realmente acentuaba sus senos.


"¡El género no importa en absoluto! En realidad, para los chicos, esto va más allá de 'un poco avergonzado'. ¡Es súper vergonzoso!"


Yuu todavía llevaba sus guantes encima del leotardo morado oscuro, y no parecía avergonzada en lo más mínimo. En realidad, creo que Sera había mencionado algo acerca de que Yuu fue quien eligió estos atuendos.


Estos son necesarios = ¡Onii-chan! ¡Esta es la forma correcta de vestirse para esto! ¡Así que deja de avergonzarte!


Manera adecuada de vestirse... ¿qué tipo de situación requería un leotardo con una cinta envuelta alrededor del medio? Pero mantuve esa réplica en mi cabeza.

Yuu se veía tan linda en su leotardo que no había forma de que dijera algo en contra.


“Eso es lo que Hellscythe-dono ha dicho, al menos. Para ser sincera, esta tampoco era mi intención original."

"Hay muchos atuendos más cálidos que podríamos usar si vamos a hacer un robo..."

Somos tres, así que este es el atuendo. = ¡Quiero ir como las Chicas Misteriosas, onii-chan~!"

"De todos modos, pensemos en una estrategia."


Sera extendió un montón de papeles sobre la mesa y comenzó a señalarlos con su dedo índice mientras comenzaba su explicación.


“Primero, tenemos dos posibles puntos de entrada. Aquí y aquí."


La habitación de Tomonori estaba en el interior del primer piso. Entonces podríamos ir directamente a través de la veranda.


"Probablemente deberíamos entrar por la terraza."

“Ciertamente esa sería la jugada estándar, pero la veranda es demasiado amplia y visible. Si hay alguien en esta sala, podrían vernos fácilmente."

"¿Realmente importa si alguien nos ve?"


Yuu asintió con la cabeza.


Eso va en contra de la estética del robo. = ¡Finalmente podemos jugar al ladrón! ¡Quiero hacerlo bien, onii-chan!


Yuu dejó esa nota en la mesa y tomó un sorbo de su té caliente.


"Parece que eso es lo que Hellscythe-dono piensa..."

"Bien, bien. Ya entiendo. Supongo que sería molesto si Haruna nos encontrara y comenzara a burlarse de nosotros, y quiero ver su rostro cuando se dé cuenta de que la receta se ha ido. Pero, ya sabes, también hay una cierta emoción en ser descubierto."

“Fufu, bastante cierto. Bueno, basándonos en esta discusión, ¿exactamente qué punto de entrada usaremos?"


La mano enguantada de Yuu comenzó a moverse. Terminó apuntando a... la entrada principal.


“Como se esperaba de Hellscythe-dono, elegir la opción más difícil. Dicen que cuanto más difícil sea la tarea, más valdrá la pena."

"Está bien entonces... así que, ¿cómo exactamente vamos a abrir la puerta?"

"Antes de eso, necesitamos discutir cómo lidiar con los sensores infrarrojos."


¿Sensores infrarrojos...? ¿Te refieres a esas cosas que envían una alarma una vez que las toques?


"¿Qué sucede exactamente si tocas uno de estos sensores infrarrojos?"


Al igual que Yuu, comencé a beber mi propia taza de té caliente.


"Morirás."


¡Pffchh! Escupí mi té ante las palabras agudas de Sera.


"¡Mentirosa! ¡Esto es Japón!... ¿Por qué demonios instalarías algo así?

“¿Estás tratando de aplicar la lógica popular común a nosotros? Esos están instalados para repeler demonios. Sólo los ninjas vampiros viven en esa casa después de todo."


Ya veo. Los vampiros ninja tenían el deber de exterminar demonios y monstruos para proteger a las personas normales. Por lo tanto, es natural que puedan ser atacados ellos mismos, y en ese caso, el primer lugar que querrían fortificar seriamente sería el lugar donde dormían.


"Ugh. Entonces, ¿qué tipo de sistema existe?

"Si no ingresas la contraseña en la entrada de la casa, terminarás tropezando con el sistema de seguridad."

"Bueno. Entonces le pedimos a Tomonori la contraseña."

Una vez más, mala estética. = Oniichan! ¡No puedes hacer eso!


Cabecear. Sera y Yuu me dieron un asentimiento. Caray, estas dos...


"Por cierto... ¿puedo preguntar una cosa?"

"¿Qué cosa?"

"¿No nos cambiamos a nuestros leotardos demasiado pronto?"

"Eso podría ser."

Contra la estética.


¡Eso fue demasiado filosófico para mí! Quiero decir, en serio, ¿te imaginas a las tres hermanas con ojos de gato[3] en leotardos durante una reunión de estrategia?


Parte 5[edit]

Hacía frío. Estaba malditamente cerca del congelamiento. Realmente deseaba tener una bufanda o algo alrededor de mi cintura ahora en lugar de una cinta...

El reloj acababa de dar la medianoche. Los tres estábamos saltando a través del oscuro cielo nocturno, mirando cómo nuestras respiraciones se convertían en una niebla blanca frente a nosotros como si hubiéramos estado fumando cigarrillos. Estar en este atuendo no hubiera sido malo si fuera verano, pero era simplemente brutal en invierno. Bueno, supongo que no querríamos ir en contra del sentido de la estética de Yuu, así que lo que sea...

Sin embargo...


"Hey, Sera."

"¿Qué pasa?"

"Puedo entender el por qué tu leotardo es azul y el de Yuu es púrpura... pero, ¿por qué el mío es naranja? Será realmente difícil mezclarse con la noche en este color."

"No se puede evitar. Ese color simplemente se adapta a tu personaje."

"¡¿Qué diablos se supone que significa eso?!"

Estético. = Heheheh. ¡Supongo que sólo quería hacerlo, onii-chan!

"¿Pretendes explicar cada pequeña cosa con estética?"

"Hemos llegado."


El lugar de Tomonori estaba bastante lejos del mío. Ugh, haciéndome venir hasta aquí en este leotardo...

En cualquier caso, ahora estábamos frente al edificio de apartamentos de Tomonori.

Era un elegante edificio de apartamentos de ladrillo. Pensar que viviría en un lugar agradable como este... oh, espera, Sera mencionó que sólo los vampiros ninja vivían aquí, ¿verdad? Esta es una vivienda de empresa bastante impresionante.

Pero en serio, me estaba congelando aquí, así que rápidamente me abrí paso por la puerta exterior del edificio.

Había algunos buzones alineados a mi alrededor, y vi buzones que decían 'Yoshida' y 'Hoshikawa' alrededor.

Hoshikawa era el nombre falso de Saras, ¿verdad? ¿Entonces ella también vivía en este edificio?

Había una puerta de vidrio frente a nosotros, y podía ver a más o menos cinco metros de distancia otra puerta de vidrio. ¿Exactamente para qué necesitaban esos cinco metros adicionales...?


"Ayumu. Ponte esto."


Sera me pasó un extraño par de gafas. Me las puse y... ahh, estas eran una de esas gafas de sensores infrarrojos.

Pude ver una maraña gigante de líneas infrarrojas que pasaban por ese espacio de cinco metros de largo y dos metros de ancho más allá de la puerta de vidrio.


"Bueno, eso es bastante impresionante."

“Sin embargo, hay muchas aperturas. Pero, si tocas una de esas lineas..."


Sera había dicho que moriría, ¿verdad? ¿Eso significaba que sonaría una alarma y luego entrarían enjambres de vampiros ninja?


"Bueno, entonces... Sigamos."


Sera se dirigió hacia la puerta, su leotardo acentuaba su cuerpo notablemente bien proporcionado.

Puso uno de sus largos dedos en un panel justo al lado de la puerta, y la puerta de cristal se abrió. Realmente no parecía que hubiera ingresado ningún tipo de contraseña ni nada...


"Espera, esa puerta se abrió realmente muy normal."


Rápidamente atravesé la puerta de vidrio al otro lado, aún con mis gafas protectoras.


"Si puedes pasar por esta área, entonces el resto del edificio no es muy diferente de uno normal."

"Ya veo. Está bien, déjame intentarlo."


Parecía que podía escabullirme si sólo me arrastraba hacia adelante. Bueno...

Me puse lo más bajo posible en el suelo y comencé a gatear.


"Ahh, olvidé decirte algo."


Lentamente seguí avanzando. Eso estuvo cerca... si fuera un poco más descuidado habría tocado un sensor. Ah, eso estuvo muuy cerc- kch.


"¡Hyaaaaaaahhh!"


Yo era un zombie que no sentía dolor, pero aún así, dejé escapar un grito extraño.

Pero quiero decir, si sentías una lanza de bambú golpeándote en el culo, entonces también gritarías, ¿verdad?


"¡¡¡Ueeeehhhhhhh!!!"


Mis caderas se elevaron demasiado en el aire y tocaron un sensor. Luego, otra lanza de bambú voló directamente a mi trasero.


"¡Tuwaaahhhh!"


Mis caderas temblaron un poco y una de las lanzas de bambú disparó otro sensor.


"¡Zyaaaaaghghhh!"


Más lanzas de bambú se metieron directamente en mi trasero como si fuera la cosa más natural del mundo. ¿Por qué mi culo? ¿Por qué sólo mi trasero?


"Olvidé decirte que también hay otros sensores en el suelo, por lo que gatear no sería la estrategia óptima."


¿Por qué me dices eso ahora? ¡Dime eso durante la reunión de estrategia, maldita sea! ¡Agh! ¡Maldición!


Casi como el tema de apertura de Top Gun. = ¡Tus gritos suenan como el coro de Danger Zone!


¿Por qué Yuu tenía una mirada de satisfacción en sus ojos?


"Sí, estoy completamente en una Danger Zone en este momento. ¿Podrías ayudarme, por favor?"


Si me moviera, las lanzas de bambú definitivamente tocarían otro sensor. Pero mi trasero estaba empezando a temblar... ¿qué debería hacer exactamente aquí?


"Hay un botón de liberación en el otro lado. Por favor, quédate allí y no te muevas. Hellsycthe-dono... me harías el favor."


Yuu estaba preparando algo que parecía una ballesta.

Ella disparó esa ballesta, enviando una flecha de succión, unida a una cuerda.

Escuché un pequeño estallido, antes de ver que la flecha se había pegado a la puerta de vidrio en el lado opuesto.

También había volado brillantemente exactamente entre todos los rayos infrarrojos. Ah, ya veo. Podrían seguir esa cuerda ahora para pasar los rayos infrarrojas.

Yuu sostuvo un extremo de la cuerda, mientras que Sera se aferró a ella con su cuerpo flexible.

Balancear... balancear... balancear... Sera avanzó lentamente. Su cola de caballo había sido enrollada para que su cabello no activara ninguno de los sensores.

Ella pasó justo por encima de mi cabeza mientras yo todavía estaba acostada en el suelo. Parecía un poco tensa, pero seguía avanzando suavemente.

Bien, bien. A este ritmo, lo haremos-


"Gorbchvu."


En ese momento... escuché un extraño sonido proveniente de la dirección de Yuu.

Haciendo el menor número de movimientos posible, eché un vistazo en su dirección y vi que se llevaba una mano enguantada a la boca.

Ahh, ella estornudó. Ella ha estado en un leotardo todo este tiempo, así que no es una gran sorpresa.

Debido a eso, Yuu aflojó un poco la cuerda. Levanté la vista, un poco preocupado por Sera, y fui atendido por la vista de un hermoso trasero encima de mí. Un trasero hermoso y femenino que estaba limpio de heridas punzantes de lanza de bambú.

Solté un grito ahogado y luego sentí el tacón de un pie caer sobre la parte posterior de mi cabeza. Parece que Sera había perdido el equilibrio cuando la cuerda se aflojó momentáneamente. Eso y, probablemente ella también sólo quería golpearme.

Además, ¿qué pasa con ese suspiro de alivio? ¡Estoy sufriendo aquí abajo, maldita sea!

Parecía que Sera había podido mantenerse de pie poniendo un pie en mi cabeza y una mano en la pared.

De esa manera, Sera logró encontrar con seguridad su camino hacia el otro lado, y luego abrió la puerta de vidrio.


"Ah."

"Oh."


Mi voz y la voz de Sera sonaron al mismo tiempo.

La cuerda con la ventosa todavía estaba unida a la puerta. Entonces, abrir esa puerta significaba...

La cuerda se extendió por el pasillo, pasando a través de innumerables sensores infrarrojos.

KoreZom Vol 6 011.jpg


"¡¡Haaaaaaghaewhggfuuueeeeeeeeeuizzzzzaaaaaaaaa!!"


Una tras otra, las lanzas de bambú perforaron vengativamente mi trasero, como si yo fuera su enemigo mortal.

No importa cuánto agitara mi cuerpo y girara, esas lanzas de bambú siempre parecían llegar a mi trasero. Así que, intenté acostarme de espaldas.

Y luego, vi las lanzas dirigirse directamente hacia mi preciosa área...


"¡¡¡NUUUUUUUUUUUUUUUUuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu!!!"


Al final, decidí mirar hacia abajo. Cuando sentí que lanza tras lanza llegaba a mi trasero, miré hacia arriba.

Vi a Sera allí, su dedo en un panel que se parecía al de antes, dándome una sonrisa burlona.

¿No era ese el botón que desactivaría esta trampa?


"¡Oye! ¡Date prisa y presiona el maldito botón!

“Bueno, Ayumu. Verás, Dragon Magazine está celebrando su tomo 300 ahora[4].”

"¿Huh?"

"Entonces, en celebración, esperaré aquí hasta que te golpeen 300 lanzas."

“Ya veo... bueno, supongo que en ese caso... ¡no, cállate! ¡¿Qué demonios estás diciendo, idiota?!"

Solo 280 más. = ¡Onii-chan! ¡Sólo será un poco más! ¡Resiste!


"¡Creo que ser golpeado por 20 de esas cosas es más que suficiente, maldita sea!"


Parte 6[edit]

Después de eliminar estos obstáculos, finalmente llegamos al frente de la habitación de Tomonori. Ahora, si hubiera una manera fácil de abrir las cerraduras automáticas, entonces este mundo estaría lleno de ladrones. Así que, ¿qué deberíamos hacer aquí...?


"Aquí voy."


El cabello de Sera estaba recogido en una cola de caballo y sostenía una espada de color verde. Era una espada delgada, hecha de hojas. ¿Exactamente qué planeaba hacer con esa espada suya...? No me digas...


"¡Hiken, Tsubamegaeshi!"


Una gran V lateral fue cortada en la puerta. Luego, Yuu golpeó la puerta con lo que parecía casi un émbolo del baño, y la puerta se desmoronó al instante.

Como era de esperar... Sera podía atravesar una maldita puerta con una espada.

Así, pudimos pasar con seguridad a la habitación de Tomonori. Su habitación era una habitación de esquina con cocina, baño y dos dormitorios. Ninguna de las luces estaba encendida, y toda la habitación estaba envuelta en silencio.

La habitación estaba completamente oscura, pero a través de estas gafas podía averiguar dónde estaba todo. Wow, realmente me pregunto cómo funcionan las gafas de visión nocturna...

Caminamos sobre pasos silenciosos. Pasamos por una mesa con platos que probablemente habían usado para comer la carne y el estofado de papa. Estábamos hablando de Haruna y Tomonori, así que no era sorprendente que no hubieran lavado los platos directamente después de comer. Me pregunto por qué tuve la repentina urgencia de ir y lavar esos platos...

Sera agarró el pomo de la puerta del armario y me indicó que buscara en la habitación más interior.

Obedecí obedientemente y me dirigí a esa habitación. Abrí la puerta casualmente y sin pensarlo dos veces. En este punto, ya no tenía ganas de jugar a fingir ladrones.

Quiero decir, había conseguido trescientas lanzas de bambú en el culo, y mi leotardo ahora tenía un gran agujero allí. ¿Puedes culparme por no sentirlo más?

Miré alrededor del cuarto oscuro. Era una habitación simple y aburrida, la habitación que no podía imaginar que usara una chica. Había carteles de lucha profesional y algunas redes en las paredes, en las que alguien había puesto pelotas de baloncesto y fútbol y ese tipo de cosas. También vi una canasta llena de guantes de béisbol.

Y luego, había una enorme cama de aspecto esponjoso que parecía pertenecer a un lujoso hotel. Tomonori y Haruna estaban en la cama, alineadas y dormidas. Estas chicas seguramente se llevaban bastante bien.

Ya era pasada la medianoche, y ninguna de ellas era zombi, por lo que no era sorprendente que ambas estuvieran dormidas.

Bien, entonces, ¿dónde habrían puesto algo así como un pergamino...? Casi me sentí como un héroe RPG en una búsqueda de una misión mientras miraba alrededor de la habitación. Bueno, lo acepto, no es como si simplemente fuera y rompa a lo bestia todos los frascos y jarrones...

Abrí un ropero. El primer cajón... luego el segundo cajón... pero todo lo que encontré era ropa. Nada como un pergamino en ningún lado.

En realidad, ¿tal vez debería tomar prestada una de las camisetas de Tomonori? Quiero decir, puede que no tengamos el mismo tamaño, pero sería mejor que ir usando un leotardo con un agujero en la parte del trasero.

Oh, el cajón inferior parecía ser ropa interior. Hmm, ¿por qué las chicas tienen que enrollar toda su ropa interior antes de guardarlas? Oh mira, hay algunos negros aquí también. Wow, eso es muy diferente a ella...

Ejem. Estoy aquí para encontrar un pergamino. Desplazarse desplazarse desplazarse. No parece que el pergamino esté aquí.

Miré hacia la mesa, su mochila y el sofá... todos estaban bastante ordenados. Hm, no hubiera esperado que Tomonori fuera tan ordenada. ¿Supongo que no lavó los platos porque Haruna estaba aquí?

Luego miré a las dos chicas, luciendo tan cómodas en esa cama grande y esponjosa.

Tomonori llevaba pijama, mientras que Haruna estaba en una camiseta sin mangas. Haruna había pateado el futón de plumas lejos de las dos, por lo que ninguna estaba tapada. Tal vez eso las había enfriado, ya que sus dos cuerpos estaban acurrucados. Además, era bastante extraño que Haruna durmiera en una camiseta sin mangas y ropa interior incluso en invierno...

¿Hm? Ahora que lo veía mejor, vi un pergamino escondido entre la camiseta sin mangas de Haruna...

KoreZom Vol 6 012.jpg

Parecía que Haruna había escondido el pergamino entre sus senos. Oye, oye, ¡tienes que tener senos bastante grandes para lograrlo! Podría entender si Tomonori hiciera eso, ¡pero era muy fácil detectar el pergamino cuando lo intentas tú!

Lentamente extendí mi mano hacia la cama. Crujido. Me quedé helada. ¿Las desperté?

Las dos todavía respiraban lentamente, por lo que parecía que estaba a salvo. Solté un suspiro de alivio, a pesar de que mi corazón todavía estaba acelerado.

En este punto, había levantado todas las banderas de 'despertar' en el mundo.

Quiero decir, estaba aquí en un leotardo con el culo desnudo, había ido a fisgonear a través del cajón de ropa interior de Tomonori, y ahora estaba dirigiéndome a las dos chicas en su cama.

Si se tratara de una comedia romántica, este sería definitivamente el punto en el que las dos se despertarían y comenzarían a gritarme. Pero no cometería ese error. Tenía bastante confianza en mi destreza.

Se dice que cuando un maestro espadachín mata a un enemigo, puede hacerlo con tanta habilidad que el enemigo no sentirá el más mínimo dolor. Sacaré una hoja de ese libro y sacaré ese pergamino sin que Haruna sienta nada...

Suavemente agarré el pergamino y comencé a tirar con cuidado. No importaba cuánto tiempo tomara, siempre que obtuviera lo que buscaba.

¡Serpiente! ¡Recuerda todos esos juegos de Operación que jugaste[5]!

Tiré de la camiseta sin mangas de Haruna, y miré sus pezones... espera, ¿por qué no llevaba un sostén? ¡Uf, mierda! Podía sentir una línea de baba... esa baba... ¡se dirigía directamente a la mejilla de Tomonori!

Pero, si dejo ir ese pergamino en este punto... ¿Qué debo hacer?

Cuando las cosas llegaron a esto... me armé de valor y tiré con fuerza del pergamino.

Como un mago con un mantel, logré sacar el pergamino limpio como un silbato. Las dos chicas no mostraron ningún signo de despertarse. Eso fue perfecto. Mientras me deleitaba con mi propio éxito, comencé a limpiar la baba que salía de mi boca...

Pero mientras hacía eso, escuché un extraño timbre que venía del otro lado de la puerta.

¿Hm? ¿Qué fue eso? Estaba tan distraído por ese sonido que no me di cuenta... no me di cuenta de que había una cuerda unida al pergamino. Mierda... ¿estaba esta cosa atrapada?


"¡Agh!"


Las trescientas primeras lanzas de bambú perforaron mi trasero.

Maldita sea, realmente no debería haber tratado de limpiar esa baba. Vi como la baba voló por el aire y aterrizó justo en el ahoge de Haruna.

¡Creí haber escuchado un ¡ping! en algún lugar cuando los ojos felinos de Haruna se abrieron. Parecía que su ahoge era especialmente sensible.


"¡Sera! ¡Misión fallida! ¡Retirada! ¡¡Retiradaaaaaa!!


Rápidamente giré mi cuerpo.


"¡¡Hiyaaaaaaahhhh!!"


Una patada voladora feroz atravesó el cuarto oscuro. Pensar que podría lanzar una patada como esa sin tomar vuelo... como se esperaba de Haruna.


“¡Espera Haruna! ¡Puedo explicarlo!"

“Tengo a un chico con su trasero desnudo moviéndose en el aire, babeando sobre mí con gafas de visión nocturna mientras duermo. ¡¿Realmente crees que cualquier cosa que digas va a hacer que no te patee en la cara?!"

"... Sí, tienes un buen punto."


Haruna giró en el aire antes de aterrizar sobre Tomonori.


"Ugeh... nnnnn..."


Ella no se despertó. Bueno, supongo que era un alivio.

De todos modos, eché a correr para intentar salir de allí. Pero, terminé tropezando con algo.

Era un montón de ropa interior enrollada. Mierda, me había olvidado de cerrar los cajones.

Realmente no estaba acostumbrado a estas gafas de visión nocturna, y esto sucedió...

Me quité algo de la ropa interior que había aterrizado sobre mi cabeza y salí corriendo de la habitación.


"¡Sera! ¡Lo siento! ¡Me descubrieron!"


Sera salió de la sala y me miró... antes de sostener su espada sobre su cabeza.


"Yo... nunca... pensé... ¡que fueras tan desagradable!"


Ella bajó su espada de hoja, cortando mi piel y mi leotardo.

¡Espera espera espera! ¿No me quedaban amigos aquí? ¡No, yo sé! ¡Yuu seguramente lo entenderá! Ella definitivamente estará de mi lado...

Eché un vistazo rápido a la cocina comedor y...

Bueno, Yuu estaba allí. Y ella parecía estar felizmente cavando en el guiso de carne y papas que Haruna y Tomonori habían preparado.

Espera, ¿qué pasó con su sentido de 'estética'?

Ah, ya veo ahora. La campanilla que había escuchado antes era el sonido del microondas.

Bueno... misterio resuelto, supongo... En cualquier caso, tal vez era un instinto masculino, pero cuando probé el Tsubamegaeshi de Sera, todo lo que pude hacer fue quedarme allí y apretar fuertemente la ropa interior de Tomonori en mi puño.


Parte 7[edit]

Bueno, de todos modos, sucedieron un montón de cosas, pero terminamos recuperando el pergamino de manera segura. Ahora estaba en mi propia cocina, trabajando duro con Sera en una comida. El pergamino estaba extendido sobre una mesa.


"Ayumu."

"¿Qué pasa?"

“Esta receta no incluye gotas para los ojos. ¿Estás seguro de que esta es una receta de estofado de carne y papas?

"Estoy seguro."

"Hm, qué extraño... no puedo sentir pasión en esta lista de ingredientes."

"Oye, Sera... ¿por qué te apasiona cocinar de todos modos?"


Le pregunté eso mientras esperábamos a que hirvieran nuestros fideos de arroz, momento en el cual Sera me miró un poco solitaria.


"Vivo por la espada."

"Sí, lo sé mucho."


Siempre me estaba cortando en tiras por su espada, después de todo. Mi leotardo sufrió un destino similar esta vez.


"La espada puede proteger a las personas... pero no puede brindarles alegría."


Sera comenzó a pelar hábilmente las papas mientras continuaba hablando.


"Sin embargo, que yo sepa... la única forma de alegrar a las personas con cuchillas es cocinando."


Ya veo. Sera vivía con su espada, así que supongo que tenía sentido que quisiera llevar felicidad a las personas a través de su espada. Entonces eso es lo que la cocina significaba para ella.

Dang... ahora me sentía mal por decirle tantas veces que no cocinara.


"Además, ¿por qué quieres hacer estofado de carne y papa?"

"Le pregunté a Haruna qué disfrutan comiendo los caballeros..."


¿Sera cocina para un chico? Jaja, qué tipo tan afortunado.


"Estoy cocinando esto... para ti."

"¿Eh?"


Estaba completamente perdido después de escuchar sus palabras inesperadas.


"Cuando todos comen mi comida, están tan contentos que terminan desmayándose, ¿no es así?"


Entonces... desde la perspectiva de Sera, ¿pensó que era una muestra de felicidad?


“No estoy seguro si están abrumados por su primera comida, pero luego tienden a dejar de comer mi comida. Sin embargo, eres la única persona que come mi comida en cada ocasión. Tu glotonería es bastante desagradable... pero que coman mi comida sin duda me hace feliz."

"Realmente no tienes que esforzarte para hacer algo para alguien como yo."

“Fufu, a pesar de todo, te estoy muy agradecida. Por muchas cosas..."


Sera sonrió... y no pude evitar pensar en lo increíblemente linda que se veía. Por muchas cosas, ¿eh...?

El estofado de carne y patata se hizo de manera constante. No podía ver lo que estaba escrito en el pergamino, pero pensé que estaba bien si sólo vigilaba y evitaba que Sera hiciera algo extraño.

En ese momento, Haruna se dirigió hacia nosotros.


"Entonces, ¿cómo va todo?"


Nada explotó todavía, ¿verdad?


"Sí, todo está bien. Ve a la sala de estar y espera con Yuu."

"Hey hey hey. No intentes dejarme fuera, ¿de acuerdo?”

"Si comienzas a cocinar, terminarás haciendo todo, ¿verdad? Deja que Sera lo maneje esta vez."

"¡Como si me importara! ¡Solo déjame hacerlo! ¡No actúen así después de que todos fueron a jugar un divertido juego de ladrones y ni siquiera me lo dijeran!"

"¿Querías unirte a eso también...?"

"¡Quiero usar también una máscara y un esmoquin a veces!"


¡Los ladrones no usan eso! Bueno, tal vez Kaitou Kid de Conan[6]...


"De todos modos, siéntate y espera. Estará listo pronto. Por favor... sólo por esta vez."

"¡O-ok, bien! ¡Supongo que cuando lo pones así!"


Después de que de alguna manera logré evitar que Sera agregara jarabe de goma y plástico, finalmente terminamos nuestro estofado de carne y papa.

Trajimos este estofado a donde Haruna y Yuu habían estado esperando pacientemente.

Sabía a... nada que haya tenido antes... esto era de Katsushika Hokusai...

En realidad, era extraño. Si me viera obligado a decirlo... no era realmente muy bueno.


"¡Gyah! ¡Qué asco!


Haruna miró a Sera con los ojos entrecerrados como serpientes.


"Ya veo. Esta es la primera vez que escucho esas palabras de alguien que ha probado mi cocina. Tal vez realmente debería haber agregado el ácido carbónico..."


Supongo que la cocina de Sera era más una cuestión de vida o muerte con una tasa de supervivencia del diez por ciento, por lo que generalmente no se reducía a la cuestión de si era sabrosa o no.


Más, por favor.

"Yuu, tú ..."


También engullí este mediocre estofado de carne y papa y le ofrecí mi plato a Sera. 'Otro, por favor', dije. Vi que los ojos de color jade de Sera comenzaron a llorar, y ella se secó los ojos con un dedo largo de porcelana.


"Esta es... también la primera vez que escucho esas palabras de alguien que probó mi cocina."

Me gusta la carne y el estofado de papa.

"Es bastante malo, pero realmente bueno para algo que hiciste. Así que también tendré otro más."

"Muchas gracias."


Así, Sera cocinó con éxito la primera comida de su vida.

Una comida que traería alegría a los demás.

Sera podría usar esto como un punto de partida para seguir cocinando cosas reales, e incluso si falla algunas veces, mejoraría lentamente. Después de todo, prohibirle que lo intente no le daría la oportunidad de aprender.


"Ayumu, también intenté hacer sopa de miso."

"¿Oh, en serio? Genial. Supongo que si quieres aprender a cocinar, debes comenzar con lo básico de lo básico."

“Se me ocurrió y usé tres espadas de mithril. Por favor pruébalo."

Mithril... mith... mi... miso... espera, ¿en serio? ¡Ella no ha mejorado en absoluto!


“Está bien, cambié de opinión. En serio deberías dejar de cocinar. Bueno, supongo que si alguien estuviera allí para supervisarlo estaría bien, pero..."


Al final, ¿alguna vez Sera podrá cocinar algo que alegrará a los demás?

Ese fue el último atisbo de una queja que pasó por mi cabeza mientras tomaba un sorbo de lo que ella había llamado 'sopa de miso'.


Parte 8[edit]

Ahh, ese fue un día bastante duro. Solo porque soy un zombie no significa que puedas hacer lo que quieras conmigo, ugh...

Tomonori estaba sentada en el lado de la defensa, y ella golpeó su mano contra el escritorio.


"¡¿Ven?! ¡Aikawa ya ha sido castigado! Sí, seguro que podría ser culpable de algunas cosas, pero le dispararon con trescientas lanzas de bambú, ¡así que creo que es suficiente!"

"Ciertamente... si realmente hubo trescientas lanzas involucradas, entonces no puedo imaginar castigarlo más..."


Mihara se inclinó hacia delante en la casilla del jurado. Siempre había estado convencida de mi culpa, pero ahora parecía un poco insegura.


"Umm... ¿qué es Dragon Magazine...?"


Hiramatsu levantó una mano, luciendo bastante apenada.


"¡Es una revista publicada por Fushimi Books! Todos los buenos chicos y chicas ya lo saben, ¿verdad?"


El juez que presidía a Haruna le gritó, y Hiramatsu pareció acurrucarse. "Lo siento..." dejó escapar débilmente.


"En aquella ocasión, Fushimi Books estaba celebrando la publicación de su número trescientos."

"¡Pero incluso entonces, es demasiado cruel dispararle con trescientas lanzas de bambú para celebrar!"


Tomonori señaló rápidamente a Sera con un dedo. También podía comenzar a ver una pizca de piedad en los ojos del jurado mientras me miraban.

¡Bang bang! El juez intentó restablecer el orden dentro de la sala del tribunal, que ahora se había vuelto bastante ruidosa.


"Está bien, sentencio a Ayumu a ser apuñalado por trescientas lanzas de bambú más."


¿Qué? Este juez... ella realmente no tenía intención de encontrarme inocente, ¿verdad?

Eso sería demasiado brutal.

El flujo de la prueba había cambiado por completo. Tomonori levantó la mano, parecía que estaba a punto de lanzar una serie de discusiones, pero Sera habló primero, casi como si quisiera cortar a Tomonori.


“Ya veo... bueno, entonces presentaré un testimonio. Estableceré pruebas de que este hombre una vez cometió acoso sexual deliberadamente."


Cuando las cosas no iban a tu manera, deberías renunciar a la pelea y simplemente cambiar el tema.

Sera había sido acorralada esquina, pero por alguna razón todavía estaba llena de confianza... me hizo temblar la espalda.


Regresar a Capítulo 3 Regresar a Página Principal Avanzar a Capítulo 5

Notas del Traductor y Referencias

  1. Una referencia al tema de apertura de Waratte Iitomo!, un popular programa de variedades que se transmite alrededor de la hora del almuerzo. Sin embargo, el último episodio se emitió en 2014.
  2. Personaje de Kinnikuman. Meat es carne.
  3. Una referencia a Cat’s Eye, un serie de manga.
  4. Originalmente, todas las historias cortas que conforman el Volumen 6 se imprimieron en Dragon Magazine. Así que este fue un gran momento rompiendo la cuarta pared.
  5. El juego real al que se hace referencia es "denryuu iraira bou", un juego que presenta una mecánica de juego similar 'no tocar los lados'.
  6. Vean Detective Conan, es hermoso. Imagen de Kaito Kid.