Mushoku Tensei Spanish:Volume 04

From Baka-Tsuki
Jump to: navigation, search

Volumen 04 - Juventud - Época como Viajero

Esta traducción ha sido realizada a partir de la versión inglesa encontrada en esta misma página realizada por Dark Kaito.

Traducido por Sergio Campos, Dragox y Johan Solis

Editado por Sergio Campos y Usuario Anónimo.

Mushoku4 01.jpg

Contents

Capítulo 34 - Puerto Brisa[edit]

1ª Parte[edit]

Puerto Brisa, la única ciudad portuaria en todo el continente demoniaco. Está repleta de colinas y cuestas y desde la entrada de la ciudad es posible verla en su totalidad.

La mayoría de las cosas están construidas de los materiales propios del continente demoniaco, como son las piedras y la tierra rojiza del mismo, pero algunos edificios están hechos con madera en su interior, posiblemente importada del continente Milis.

A la entrada de la ciudad no hay tantos puestos de mercaderes como en otras ciudades, pero quizás porque en el extremo de la ciudad se encuentra el astillero y el puerto, pero es donde se concentran los vendedores que vienen a esta ciudad, creando un ambiente animado por el lugar; por lo que es una ciudad que presenta una estampa algo distinta de la habitual.

Y pasado el puerto...

Desde el puerto hasta el horizonte, se extiende un mar enorme.

¿Cuándo fue la última vez que vi el mar? Imagino que en Secundaria, cuando fui de viaje a la costa con el colegio.

Por lo que puedo ver, el mar es igual en todos los mundos; un brillante azul, el sonido de las olas, el equivalente a gaviotas, y los botes de vela levantando ancla.

Es la primera vez que he visto un barco de vela con mis propios ojos, porque por mucho que los hubiera visto en películas, no tiene nada que ver con lo que se siente al verlo frente a ti. Me emociono como un niño pequeño... Pero viendo las velas en los barcos, imagino que en este mundo habrán descubierto ya las técnicas marítimas para ir contra corriente... Bueno, teniendo en cuenta de que hablamos de este mundo, seguramente se crearán su propio viento de cola con magia o algún método similar.


2ª Parte[edit]

En cuanto por fin llegamos a la ciudad, Eris se bajó de un salto de nuestro lagarto montura y salió corriendo.


"¡Ludeus! ¡Es el mar!"


Las palabras que pronuncia Eris, salen en un fluido idioma del Dios Demonio; desde que se decidió a aprenderlo, no ha habido día que no lo haya practicado hasta llegar a este punto. Para animarla y ayudarla, tanto Ruijerd como yo estuvimos hablando en ese idioma tanto como nos fue posible.

El plan fue un éxito y, en estos últimos días, la habilidad de Eris con el idioma ha aumentado enormemente.

Como suponía, la forma más rápida de aprender un idioma es vivir en un lugar en el que lo hablen todos. Aunque no es que pueda leerlo ni escribir en el idioma del Dios Demonio...

Por otro lado, desde que llegamos al continente demoniaco, no le he dado clases de magia ni un solo día; estoy seguro de que se ha olvidado de todos los conjuros que le enseñé... imagina la conjuración en silencio....


"¡Espera Eris! ¡¿Dónde vas?! ¡Pero si ni siquiera hemos decidido en qué posada nos alojaremos!"


Tras oír mi comentario, las piernas de Eris se detienen de forma abrupta.

Y por cierto, esta es la tercera vez que hemos tenido esta conversación... En la primera ocasión se perdió, y en la segunda nos acabamos metiendo en una pelea en medio de un callejón. No permitiré que haya una tercera vez.


"¡Tienes razón! Porque si no decidimos en qué posada nos alojamos antes, nos acabaremos perdiendo, ¿no es así?!"


Solo con echarle un vistazo al mar, se volvió a animar y regresar alegremente con nosotros. Ahora que lo pienso, esta debe de ser la primera vez que lo vea, aunque había un río cerca de Roa al que iba de vez en cuando a jugar junto con Sauros en sus días de descanso.

Desgraciadamente, sin mí.


"Luego podemos ir a nadar, ¿no, Ludeus?."

"¿Eh? ¿Se puede nadar en el puerto?"

"¡Me gustaría ir a nadar!"


Me encantaría ver el encantador cuerpo de 13 años de Eris en el agua también, pero...


"Pero no tenemos trajes de baño, ¿no es así?"

"¿Traje de baño? ¿Qué es eso? ¡Pero si no lo necesitamos!"


Escuchando una frase tan sorprendemente, no puedo ocultar mi cara de asombro y confusión.

¿Traje de baño? ¿Qué es eso? ¡Pero si no lo necesitamos! No se necesitan trajes de baño... ¿eso significa que nos bañaremos desnudos? No... es imposible que eso sea cierto... Hasta en este mundo existe el aspecto cultural en el que el nudismo es vergonzoso... En ese caso... claro, seguramente en ropa interior. Jugaremos en el agua solo vestidos con ropa interior, que al mojarse se pega a nuestra piel, dejando a la vista la transparencia de la piel... y pocchi saldrá a jugar[1].

Pero qué raro, ¿porque nunca participé en los viajes al río en Fedora? ¿Qué hacía exactamente para perderme semejante evento?... Supongo que estaba ocupado, porque en esos días estaba intentando llevar una vida plena y esforzándome al máximo cada día. Pero al menos una vez, desearía que me hubieran invitado al menos una vez... Aunque mejor, no darle vueltas al pasado, es mejor vivir el presente, centrándome en lo que hay frente a mis ojos. ¡Sí, pienso disfrutar el presente! ¡Perfecto! ¡Dirijámonos al mar!


"No, seguramente sea mejor que no intentéis bañaros en el mar."


Y en este momento, Ruijerd se inmiscuye en nuestra conversación y me agua la fiesta.


"¡¿Eh?! ¡¿Por qué?!"

"Porque está plagado de monstruos."


Me imaginaba que ese fuera el caso.

Pero seguro que no pasará nada si Ruijerd y yo nos dedicamos a aniquilar los monstruos en la zona... O eso quiero pensar, pero es posible que nuestro radar de seres vivos (Ruijerd) no funcione correctamente con los monstruos que haya dentro del agua.... Pero no... seguro que podemos ser capaces de tener tranquilidad durante una hora o así, ¿no crees? Porque aunque nadar en el puerto sea peligroso, puedo crear con magia una piscina marina cerca de la costa usando magia de Tierra.

Pero si tenemos la mala suerte de que algo ocurra, o de que un monstruo marino posea alguna habilidad especial que le permita saltar a la piscina que cree... Si fuera un pulpo podría ser el detonante de una escena erótica, pero si fuera un tiburón viviríamos otro tipo de escena más gore............... Nah, no hay nada que hacer, es mejor si nos olvidamos de la idea de jugar en la playa un rato. Pero en serio, qué lástima.


"En ese caso, tendremos que olvidarnos de nadar en esta ciudad. En ese caso, elijamos posada y después vayamos al gremio de aventureros."

"Vale..."


Eris se deprime un poco.

Hmmm, pero soy incapaz de evitar querer ver el cuerpo de Eris algo más detenidamente, porque no he tenido ocasión, en todo este año, de confirmar exactamente como se ha ido desarrollando. Con toda la ropa puesta es complicado, pero creo que podríamos aprovechar para relajarnos un poco aunque sea en la orilla, y ya aprovecho...


"Aunque no podamos ir a nadar, podemos jugar un rato en la orilla."

"¿Orilla?"

"La zona que entra en el mar, es una zona arenosa, así como una bahía. Solo que esta arena se alarga hasta entrar en contacto con el mar."

"¿Y qué tiene eso de divertido?"


Si lo pones de esa forma...


"Ummm... ¿no te apetece ni coger algo de agua para remojarte un poco?"

"Ludeus, estás volvindo a poner esas caras extrañas tuyas."

"¿Uh?"

"¡Aunque suena interesante! ¡Así que hagámoslo después!"


Eris dice esto alegremente y da un salto desde el suelo, montándose de nuevo sobre nuestro lagarto.

Su técnica de salto es bastante precisa y maravillosa, ha hecho todo el impulso usando únicamente sus tobillos y rodillas, sin ningún tipo de carrerilla, como si fuera un resorte. Y es que Eris ha estado entrenado su cuerpo, incluyendo sus piernas, durante todo este tiempo.

Por el momento está bien como está, pero me pregunto si acabará viéndose como Ghyslaine en el futuro, con esos músculos que parecen cuerdas de acero... me asusta un poco.


3ª Parte[edit]

Nuestro primer paso fue elegir posada y dejar a nuestro lagarto montura en el establo; tras lo que nos dirigimos al gremio de aventureros, porque tenemos intención de ir a verlo antes de dormir.

Cuando llegamos al gremio de aventureros de Puerto Brisa, como siempre, había un enorme variedad de aventureros reunidos en el lugar haciendo ruido; nada fuera de lo normal, salvo porque empezaba a haber bastantes humanos en el grupo formado.

Seguramente cuando crucemos al continente Milis, el número de humanos irá todavía más en aumento.

Decido empezar con nuestra rutina de siempre y me acerco al tablón de anuncios, cuando Ruijerd me pregunta.


"¿No vamos a cruzar rápidamente el mar?"

"Solo voy a echar un vistazo, ya que ganar dinero en el continente Milis será más fácil en general."


Esto se debe a que la divisa del continente Milis es distinta a la del continente demoniaco. Las monedas que utilizan en ese continente son: cheques del Papado, cheques del Ejército, monedas de oro, monedas de plata, monedas grandes de cobre y monedas de cobre.

Si enlazamos las divisas de ambos continentes equiparando una moneda de piedra con 1 yen, quedaría de la siguiente forma:

Cheques del Papado - 50 000 Yen 500$
Cheques del Ejército - 10 000 Yen 100$
Milis de Oro - 5 000 Yen 50$
Milis de Plata Moneda Verde 1 000 Yen 10$
Gran Milis de Cobre Moneda de Hierro 100 Yen 1$
Milis de Cobre Moneda Oxidada 10 Yen 0.10$
- Moneda de Piedra 1 Yen 0.01$

O algo por el estilo.

Para que os hagáis mejor una idea, la recompensa común por las misiones de rango B, son unas 15-20 monedas oxidadas, si lo pasamos a monedas de piedra serían unas 150-200. Si asumimos que las misiones de rango B darían la misma cantidad de monedas de su segunda moneda más débil, en ese caso serían 15-20 gran Milis de cobre, lo que supondrían 1500-2000 monedas de piedra.

En definitiva, 10 veces el valor de las misiones en este continente, por lo que nos interesa ganar dinero en Milis mejor que aquí.

Aunque hay que tener en cuenta que el barco podría tomar tiempo hasta que zarpara, por lo que acabaríamos teniendo que hacer misiones en este continente, principalmente de rango B. Esto se debe a que las misiones de rango A o S no es que sean peligrosas, que también, sino que además se suele tardar una semana o unos días en realizarlas.

Si lo que buscamos en ganar dinero de varias fuentes en poco tiempo, nos salen más rentables las misiones de rango B, y por ese motivo no tenemos intención de ascender nuestro grupo al rango S, porque con ser rango A es suficiente.

Siendo rango A, ya podemos aceptar misiones de rango S, lo que me llevó a preguntarme el motivo por el que nadie ascendería voluntariamente al rango S.

Cuando le pregunté a los miembros del gremio, me comentarón que se le ofrecen privilegios especiales a aquellos aventureros que alcanzan el mayor rango. No lo sabré a ciencia cierta hasta que lo analice, pero por lo que me dijeron, el coste de las posadas baja, y el gremio te da preferencia para aceptar misiones y cosas por el estilo. Además que también se desentienden de faltas o problemas que puedas tener a la hora de realizar una misión, ese tipo de cosas.

Vamos que un pequeño descuento y hacerte la vista gorda en según qué situaciones... Pero como preferimos centrarnos en misiones de rango B y además tener acceso a las misiones superiores, es más eficiente seguir como estamos a subir de rango. Aunque tengo entendido que algunos privilegios son bastante útiles a la hora de explorar Laberintos, pero como no hemos probado a hacer ninguno, no lo sé muy bien...

No hemos intentado explorar ningún Laberinto, porque son peligrosos y toman demasiado tiempo, y nos hemos centrado en las misiones de rango B para ganar fondos. Pero en definitiva, no tenemos intención de subir al rango S por el momento, por mucho que Eris quiera.


Aunque me he desviado enormemente del asunto principal, nos enlistamos en el gremio para ganar dinero, por esto, es preferible pillar rápidamente un barco a Milis y ganar dinero allí.


"Ahora que lo pienso, ¿de dónde zarpa el barco?"

"Del puerto."

"Me refiero a qué parte del puerto."

"Preguntemos."


Me acerco a la recepción del gremio, y veo a una mujer, que seguramente sea humana, atendiendo a los aventureros.

¿Por qué casi siempre son mujeres las recepcionistas en el gremio de aventureros? ¿Y por qué el porcentaje de tetonas es tan alto en ellas?


"Nos gustaría zarpar al continente Milis, ¿podrías decirnos cómo llegar o qué barco tomar?"

"Esas preguntas mejor hacerlas en la aduana."

"¿Aduana?"

"Sí, ya que estarías atravesando fronteras al viajar en barco."


Parece que es algún tipo de trámite que no entra dentro de la jurisdicción del gremio de aventureros, y siendo ese el caso, los miembros del gremio no tienen la obligación de explicarnos nada al respecto.

Hmm, en ese caso, necesitamos dirigirnos a la aduana que mencionaron, imagino que allí podremos obtener una explicación más detallada.


"¡Eh, tú!"


Justo cuando pensaba en eso, resuena un potente grito dentro del gremio. Al girarme, me encuentro que Eris le está dando un puñetazo a un humano.

Veo que nuestra bomba nuclear sigue tan animada como siempre...


"¡¿Dónde y a quién crees que estás tocando?!"

"P-pero... ¡si fue un accidente! ¡¿Quién querría tocar voluntariamente a una mocosa?!"

"¡No me importa si fue un accidente! ¡Ni siquiera veo que estés siendo sincero!"


El nivel de fluidez de Eris con el idioma es bastante sorprendente, pero claro, conforme mejoró su habilidad con el idioma, aumentaron el número de peleas.


"¡Jyajajaja! ¡Mira mira, pero si es una pelea!"

"¡Venga, adelante!"

"Eh, eh, ¡cuidado con la niña a ver si te va a partir la cara!"


Y por cierto, las peleas entre aventureros son por lo general, algo bastante común, por lo que los miembros del gremio no suelen interferir, sino que encima son los que organizan las apuestas en estas peleas.


"¡Te voy a destrozar!"

"¡¡L-Lo siento!! ¡¡He perdido, déjame ir, te lo pido de verdad, suéltame!!"


Antes de terminar ni lo que estaba pensando, Eris había tumbado al tío en el suelo, le había dado la vuelta y le estaba retorciendo las piernas.

Si de por sí Eris siempre fue una bestia, últimamente se ha convertido en imparable. Antes de que se lance a por ellos, ya se empiezan a acobardar, y los hundiendo de una forma controlada y meticulosa hasta hacerles desesperar. ¿Qué habrá pasado esta vez para hacerla ponerse así? Pero antes de que te des cuenta, los tiene en el suelo y les empieza a pisar la entrepierna sin descanso, sin que nadie pueda detenerla. Pasado un tiempo, y tras cierto daño es aplicado al contrincante, Ruijerd se interpone y les separa.


"Detente."

"¡¿Por qué?! ¡¿por qué me paras?!"

"El combate ya está claro, déjale ir con lo que se ha llevado."


Igual que en esta ocasión, que Ruijerd la separa cogiéndola como un gato, por el cuello de su camisa; mientras el hombre al que estaba pegando sale corriendo sujetándose la destrozada parte de su cuerpo.


"¡Joder, estás loca!"


No es nada fuera de lo común, y yo soy incapaz de detenerla. Porque cuando la agarro por la espalda, mis manos se mueven sin mi permiso acabando en lugares extraños, lo que lleva a que me toque llevarme una paliza y acabar medio muerto.


"¡¿Un calvo y una pequeña pelirroja violenta?! ¿Acaso sois Dead End, desgraciados?"


En cuanto alguien acabó gritando eso, todo el salón del gremio cayó en silencio.


"¿Dead End? ¿Te refieres al Supard?"

"¡No seas tonto! ¡Hablo del nombre de su grupo! ¡Me han llegado rumores de un farsante provenientes del norte!"

"Pues yo lo que he escuchado es que no son farsantes."


¿Oh?


"Por lo que he escuchado, son violentos pero buena gente."

"¿Violentos pero buena gente? ¿eso no es contradictorio?"

"No, porque creo que no son tan violentos, simplemente cuando se enfadan."


'Pshshshsh

Sonido de murmullos se extienden por todo el gremio, es la primera vez que pasa algo así. Da la impresión de que nos hemos vuelto muy famosos.

Quizás no sea necesario darle publicidad al nombre de Ruijerd en esta ciudad...


"¿Y con solo 3 personas han conseguido llegar al rango A?"

"Ah, eso es sorprendente, pero ya lleven o no al verdadero Dead End, no me extraña, viendo a esos 2..."

"Te refieres a Eris, el Perro Rabioso[2] y a Ruijerd, el Perro Guardián, ¿no es así?"


¡Pero si Eris y Ruijerd ya tienen motes! Pero hay que ver... Perro Rabioso y Perro Guardián... ¿Por qué los dos son perros?... ¿Qué tipo de perro seré yo? Mejor escucho un rato más. Dudo que sea algo en plan Perro de Pelea o Perro de Presa, estoy casi seguro de que no será algo tan guay como eso, y no creo tampoco que le den un toque valeroso o bravucón. Si yo tuviera que elegir por mí mismo sería Perro Manteca[3] pero... en todo este año me suena a que he estado actuando más como torre de operaciones, así que intuyo que será más un nombre en plan intelectual. ¿Quizás Perro Manso o Perro Paciente?


"¡Entonces, el enano que les acompaña es ese Ruijerd, el Amo y Dueño[4]?"

"Por lo que he oído, el Amo y Dueño es el que peor personalidad tiene de su grupo."

"Vaya, todo lo que he escuchado de él es que es bastante ruin."


Y ahí está....mi nombre.... aunque.... ese no es mi nombre. Pero claro, a menudo me presento directamente como Ruijerd... o al menos siempre que hacemos cosas llamativas o buenas en nuestro viaje acabo diciendo Nos conocen como Ruijerd, el Dead End, para lo que necesitéis, y cosas por el estilo. Y solo cuando acabamos pudiendo coger mala fama es cuando me presento riéndome fuertemente como Soy Ludeus, Muajajajaja....... Pero... en ese caso, ¿por qué han acabado mezclando Ruijerd con el Amo y Dueño y la mala actitud? Bah, qué más da... pero he de reconocer, que con lo activos que hemos sido este año me molesta que lo único que no se haya hecho popular haya sido mi nombre. Aunque realmente no importa demasiado, porque mi nombre lo estaba vendiendo como algo malo, así que me alegro de que no haya quedado constancia; además que el mote de Amo y Señor no suena nada mal, porque claramente me encantaría ponerle un collar a Eris y llevarla con correa.


"Pero vamos, es un enano."

"¡Vaya que si lo es, pero si es un niño!"

"¡Parad, parad, que si le llamáis enano cabrearéis a sus perros!"

"Jyajyajyajya!"


Conforme llegaba a mis conclusiones, les encuentro riéndose de algo que no tiene nada que ver con mis pensamientos.

Pues perdonad que os diga, pero he crecido bastante desde la última vez... hostia, mejor les paro ya, antes de que Eris se enfade con las risotadas y salte de nuevo a pegarles.

Justo cuando pensaba de esta forma, observo que me estaba mirando a escondidas un poco ruborizada.

Ohhh, qué mona está...


"¿Eris, te ocurre algo?"

"¡N-nada!"


Jyujyjyjy... si tan interesada estás en mí, eres libre de venir a espiarme mientras me baño, es más, le daré instrucciones a Ruijerd para que no la detenga. ¡Pero qué digo! ¡Mejor en ese caso si nos bañamos juntos! ¡¡Así se me podrá dejar pasar la mano un poco, o el pie, o mi lengua o algo distinto!! Pero dejando a un lado las bromas, deberíamos ir encaminándonos a la aduana.

Y amoldándome al mote del Amo y Señor, salimos de la sala, guiándo a Perro Rabioso y Perro Guardián lleno de orgullo y dignidad.


"¡Eris-san, Ruijerdorada-san, vamos!"

"¿Por qué a veces te equivocas con mi nombre...?"

"¡Hmph!"


Las miradas de quienes nos rodean, se quedan a nuestras espaldas viéndonos salir del gremio.


4ª Parte[edit]

Llegamos a la aduana.

Por lo que nos han dicho, debido a que estamos en el continente demoniaco, y que con el barco entrarías en territorio del Sagrado Imperio Milis, es necesario pagar impuestos por cualquier cosa que sea transportada al entrar en el pais.

Quien sabe si es para prevenir posibles crímenes o simplemente para ganar dinero... aunque bueno, realmente no me interesa el motivo. Simplemente pagaremos lo que sea necesario.

Pensaba de esta forma tan simplista cuando llegamos al lugar.


"¿Cuánto costaría el paso de 2 humanos y una raza demoniaca?"

"Los humanos son 5 monedas oxidadas por cabeza, ¿podríais decirme la raza demoniaca concreta?"

"Raza Supard."


Y el encargado de tomarnos nota en la aduana se queda observando a Ruijerd con la boca abierta, y tras fijarse en su cabeza rapada deja escapar un suspiro y muestra nuevamente su cara desmotivada de antes.


"Los miembros de la raza Supard tienen un coste de 200 monedas verdes."

"¿2-200 verdes?"


En esta ocasión, el sorprendido fui yo.


"¡¿P-Por qué el precio es tan alto?!"

"No creo que necesite decirlo, ¿no te parece?"


¿Qué motivo puede haber para que sea tan caro subir a un barco a un Supard? ¡Bueno claro...! Con todo lo que hemos vivido en nuestro viaje, es fácil imaginar el motivo, pero es absurdamente desproporcionado ese precio.


"¿Por qué el coste es tan absurdamente alto?"

"Ni idea, pregúntale al que lo puso."

"Pero señor, ¿no podría darnos aunque sea su opinión?"

"¿Eh? Pues... no sé, seguramente una medida de control contra posibles desastres; imagínate que llevan uno en barco para venderlo como esclavo y acaba volviéndose loco en el continente Milis o algo similar."


Algo así me imaginé... pero vamos, es duro comprender que tratan a los Supard como bombas de relojería.


"Imagino que vosotros sois los famosos Dead End esos, ¿no es así? Pues no os preocupéis, no es necesario que por orgullo paguéis las 200 monedas verdes, porque cuando os montéis en el barco investigarán concienzudamente la raza a la que pertenezcáis para evitar mentiras y contrabando."


Imagino que a modo de sugerencia amistosa, el oficial al cargo del lugar nos da ese tipo de aviso.

Básicamente, aunque intentemos colarle como un Migurd, lo acabarán descubiendo...


"¿Si te pillan mintiendo sobre tu raza te ponen algún tipo de multa?"

"Vaya, será proporcional, pero tendrás que pagar una multa bastante elevada."


Por como habla, da la impresión de que mientras se pague dinero, todo vale.

Menudo grupo tan capitalista...


5ª Parte[edit]

Cuando salimos de la aduana, el sol comenzaba a ponerse, así que decidimos volver a la posada para comer.

Lo que nos sirvieron parece ser una especialidad de esta ciudad portuaria, un plato de marisco que consistía en una especie de molusco del tamaño de un puño a modo de plato principal. Por el sabor imaginé que lo habían cocido al vapor y lo habían embadurnado con mantequilla y alcohol para darle sabor.

Estaba bueno, era lo más delicioso que había comido en todo el continente demoniaco. Es más, lo único delicioso que he comido aquí.


"¡Esto está riquísimo!"


Eris comía alegremente llenándose la boca con comida y embadurnándose la cara; diría que en este año ha olvidado por completo toda la etiqueta y decoro que aprendió en el reino de Asura. Aunque al menos está usando el cuchillo para cortar rebanadas o trozos de comida y llevándoselos a la boca con el tenedor; no es que estuviera comiendo con las manos, pero la educación en la mesa brillaba por su ausencia.

Estoy seguro de que si Edona viera esto se pondría a llorar, ¿debería hacer algo?


"¡Eris, come con delicadeza!"

"¿Mogumogu? ¿A quién le importa la delicadeza y tonterías de esas?"


Hasta Ruijerd come más recatadamente, aunque es cierto que le falta algo de elegancia.

En vez de cortar con el cuchillo, lo hace todo con el tenedor, cortándo la comida casi como si estuviera hecha de mantequilla.

Puedo sentir su maestría con los tridentes viéndole hacer eso....


"Bueno, dejemos eso a un lado, aunque todavía estemos comiendo, comencemos nuestra reunión estratégica de hoy."

"Ludeus, hablar en mitad de la cena es de mala educación."


Y Eris me corrige mostrándose algo molesta.


6ª Parte[edit]

Cuando terminamos de cenar, poniéndonos hasta arriba, comenzamos la reunión estratégica.


"El coste del viaje es de 200 monedas verdes, es desorbitado."

"Perdonadme, es por mi culpa."


Ruijerd parece sentirse culpable, pero ni yo me esperaba un coste semejante.

Si soy sincero, no me esperaba que el impuesto por cruzar fuera a causarnos tantos problemas, pensé que como mucho tendríamos que hacer algunas misiones y cruzar rápidamente el mar.

Tras informarme, la raza humana no es más que 5 monedas oxidadas por persona, y las razas demoniacas como mucho acaban siendo 1 o 2 monedas verdes; siendo la Supard la única raza con un coste tan absurdo.


"Papi, esta vez te has pasado."

"No soy tu padre..."

"Lo sé, era una broma."


Pero vamos, 200 monedas verdes... no es una cantidad de dinero normal... ni aunque estuviéramos haciendo misiones A y S con todas nuestras fuerzas para conseguir el dinero, tardaríamos años en reunir ese dinero. Parece que no quieren Supards en el continente Milis.


"La cosa es que es un problema... no es que podamos dejar a Ruijerd atrás."


Si dejáramos a Ruijerd en este continente sería la forma más rápida de solucionar el problema, sobretodo porque ya somos aventureros con experiencia; estoy seguro de que podríamos continuar el viaje por nuestra cuenta sin Ruijerd.

Por mucho que piense esto, no tengo la menor intención de hacer algo así.

Ruijerd nos acompañará hasta el final, somos sus compañeros y amigos hasta el final, tenemos ese tipo de camaradería.


"Ten por seguro que no te dejaremos atrás."

"En ese caso, ¿qué hacemos?"

"Se me ocurren... 3 opciones."


Digo esto enseñando 3 dedos de mi mano.

Parece que todo acaba relacionado con el número 3. Hasta siempre tuvimos 3 opciones en nuestro viaje, continuar, dar marcha atrás o detenernos...


"¿Oh?"

"¿En serio? ¿3 opciones?"

"jujum."


Me tomo mi tiempo para dar una explicación, porque todavía no he pensado ninguna de las opciones que tenemos.

Umm...


"En primer lugar, siempre podemos cumplir el método legal, haciendo varias misiones del gremio para coger el barco hacia Milis"

"Pero de esa forma..."

"Ya, nos tomaría demasiado tiempo."


Aunque utilizáramos todos nuestros ahorros y todas las posesiones menos importantes, seguiríamos necesitando al menos 1 año para poder obtener ese dinero; y no hay garantía alguna de que en ese tiempo no tengamos algún percance como que perdamos nuestra cartera sin querer.


"En segundo lugar, podemos entrar a un Laberingo y conseguir un cristal mágico y herramientas mágicas. Sería bastante peligroso, pero de una sola tacada conseguiríamos una gran cantidad de dinero."


Los cristales mágicos, el corazón de cada Laberinto, se venden a un precio muy elevado.

No sabría decir cuánto podríamos ganar, pero estoy seguro de que si se lo diéramos directamente al encargado de la aduana, estoy seguro de que nos dejaría transportar a un Supard.


"¡Un Laberinto, suena genial! ¡Hagamos eso!"

"Bajo ningún concepto."


Ruijerd rechaza la opción del Laberinto.


"¡¿Por qué?!"

"Porque los Laberintos son peligrosos, además que no puedo detectar trampas con mi tercer ojo."


Por lo que comenta, la gema a modo de ojo que tiene Ruijerd en su frente, solo reacciona con seres vivos y criaturas vivientes, y no sirve de nada contra trampas de las que aparecen en los Laberintos.


"¡Pero si no sabemos si podremos a menos que lo intentemos!"

"Sé que yo he sido quien lo ha sugerido, pero en realidad tampoco me gustaría seguir ese plan."


Si fuéramos con mucho cuidado, estoy seguro de que podríamos conseguirlo de una forma u otra, pero como sé lo patoso que puedo llegar a ser, es muy probable que cometa un error fatal en algún momento. Por lo que creo que es importante que hagamos caso a la opinión de Ruijerd.


"Y la tercera opción es buscar contrabandistas en la ciudad."

"¿Contrabandistas? ¿Eso qué es?"

"Son personas que aparecen en lugares como esta ciudad, en la que para transportar cosas es necesario pagar una cuota. Cuando eso ocurre, sobretodo en casos en los que la cuota es absurdamente alta, suele haber mercaderes que se dedican a transportar por un precio mucho menor."

"¿En serio?"

"En serio."


O al menos, eso creo, al ver la diferencia de precios de unas razas a otras.


"Porque los precios de algunos artículos pueden ser desorbitados, y como algunas personas que no pueden permitírselo o que prefieran transportar algo anónimamente.. suele haber gente que trabaja a espaldas de la aduana y transporta vienes y personas a un precio más reducido."


Aunque también existe la posibilidad de que nadie haga eso... aunque estoy seguro de que si trato de convencer a algún comerciante de la zona acabaré encontrando alguno que nos permita transportar un Supard a menos de 200 monedas verdes. Porque lo cierto, es que el precio que nos han dado en la aduana me hace levantar las sospechas en cuanto a la legalidad del mismo, así que retorcer un poco las reglas en este campo dudo que lleve a ningún tipo de castigo divino.

No, no... mejor no pienso así, cada vez que intento tomar la ruta más sencilla, acabo encontrándome con un derrumbe desastroso, es lo que he aprendido a base de la experiencia. Pero bueno, es una opción más, pero deberíamos evitar hacer cosas que puedan considerarse malas en la medida de la posible.

En resumen, las 3 opciones que pude pensar fueron.

  • Conseguir dinero para pasar la aduana legalmente
  • Ganar dinero rápido en un Laberinto
  • Buscar un contrabandista o un mercader que nos pueda dejar pasar

Ninguna de las opciones me convence, aunque, ¡claro! Hay otra manera... podría vender mi báculo, Aqua Heartia; aunque personalmente, sin contar los pros y contras, preferiría no venderlo, porque es un regalo de cumpleaños de Eris que he estado disfrutando hasta hoy; y estoy seguro de que ni Eris ni Ruijerd estarían de acuerdo con deshacernos de él. Pero es posible que este sea el mejor de los métodos...


7ª Parte[edit]

Esa noche tuve una visión en la que Hitogami me dijo.


"Compra comida de algún puesto ambulante y pasea en solitario por callejones."

Bueno... como no tengo otra opción, probaré a ver.

"¿Tan poco te atrae la idea de hacerme caso como para que sea tu último recurso?"

No, bueno... bah, comprar comida y pasear por un callejón; me imagino el tipo de evento que ocurrirá.

"¿Lo imaginas?"

Es bastante común, me encontraré con un niño perdido con hambre y que se ha perdido, ¿no es cierto? Lo que llevará a que de una forma u otra se acabe acercando un hombre sospechoso...

"¡Menuda sorpresa, eso es exactamente lo que ocurrirá!"

Y cuando salve al niño, resultará que es el nieto de un constructor de barcos o el dueño de alguno o algo por el estilo, ¿me equivoco?

"Fufufu, eso es algo que averiguarás ma-ña-na...."

Qué es lo que encuentras tan gracioso, hasta ahora ninguno de los eventos que me has recomendado han acabado pareciendo divertidos, por mucho que te rías. ¡¡Es más! ¡Hacía un año que no sabía de ti! Ya me empezaba a alegrar al pensar que no tendría que volverte a ver.

"Bue~no, ¿no tuviste un pequeño incidente problemático debido a mi consejo anterior? Simplemente me costaba venir a hablar tras lo ocurrido."

¡Ja! Así que hasta Dios pasa por situaciones así... Pero no te confundas, lo que ocurrió fue un fallo que yo mismo causé. Aunque ahora que lo dices, me gustaría que me dijeras cuál hubiera sido la respuesta correcta.

"No es que haya algo así como una respuesta correcta, pero si tan solo hubiérais actuado con naturalidad con los guardias o con los que cazaban mascotas, se habrían acabado llevando bien con Ruijerd."

¿Eh? ¿En serio bastaba con algo tan simple?

"En serio, si tan solo os hubierais aliado con ellos, Nokopara no habría acabado fijándose en ustedes. Eso estaba completamente fuera de mis cálculos; aunque si te soy sincero, observaros me divirtió mucho."

Por mi parte, no me pareció para nada divertido ni entretenido.

"Pero, gracias a lo que ocurrió, habéis llegado tan lejos en 1 año, ¿no es cierto?"

¿Me estás diciendo que como los resultados fueron buenos, lo ocurrido no es un problema?

"Lo único importante son los resultados."

Tcht... no me gusta esa forma de verlo.

"¿Que sí? Bueno, no importa. En todo caso, viendo que estás de mal humor, me iré."

Espera un segundo, me gustaría que me confirmaras una cosa.

"¿De qué se trata?"

Es posible... ¿que tus consejos... acaben saliendo mejor si no les doy demasiadas vueltas?

"Personalmente opino que es más divertido cuando lo piensas tanto..."

¡Ah, ahora lo entiendo! Así que era esa clase de argumento... Pues ya sé como funciona, y haré lo que me dijiste, te aseguro que esta vez no será para nada divertido.

"Jujuju... eso suena prometedor."


tedor....tedor...tedor...

Y escuchando el eco, mi consciencia se desvanece.


Capítulo 35 - Un Cruce para el Desencuentro - Introducción[edit]

1ª Parte[edit]

Al día siguiente, tras recibir el consejo de Hitogami, compré unos cuantos pinchitos con comida similares a brochetas de uno de los puestos que encontré y me adentré en los callejones menos concurridos.

No he traído nada salvo las brochetas, que tienen algo así como mejillones y pescado adobado, y algo que creo que se llamaba vieira en mi mundo, como almejas redonditas, pero vamos, no me importa, porque hay otras cosas que tampoco conseguí averiguar que eran.

Me dijo que comprara comida de algún puesto, pero no especificó exactamente el tipo...

Y por ese motivo, decidí comprar lo que fuera más sencillo de transportar.

La última vez lo di demasiadas vueltas a todo, como cuando un pinche de cocina intenta cocinar todo por su cuenta y las posbilidades de fracasar son casi seguras... estoy seguro de que si le doy demasiadas vueltas, acabaré sin saber bien como actuar o qué hacer. Por eso, en esta ocasión, lo único que haré será seguir las instrucciones al pie de la letra y ver lo que ocurre.

Y como me dijeron, compré comida y me puse a vagar por callejones esperando que ocurriera algún evento.

No pienses, actúa; tómatelo como un juego de roles, y acepta lo que va a ocurrir como un encuentro fortuito. No pienses demasiado en ello y tan solo sigue las instrucciones obedientemente. Porque al tipo ese le encantan los eventos divertidos o interesantes, y lo que busca es que le dé demasiadas vueltas y me complique; seguro que si hago lo que me pide no le parecerá tan interesante.

Justo cuando pensaba de esta forma, habiendo deambulado ya por varios minutos, caí en la cuenta.


"1 segundo.... ¿acaso no es esto exactamente lo que quería desde un principio?"


Siento que me han engañado; dejándome llevar por su habilidosa forma de hablar estoy yendo exactamente como predijo.

Pensándolo de esa forma, comprendo que, en efecto, su forma de actuar es irritante y molesta.

Se siente como si estuviera bailando en la palma de su mano. Es importante que recuerde mi actitud inicial, la primera vez que nos encontramos; estoy plenamente seguro de que bajo ningún concepto puedo confiar en él. Pues bien, esta será la última vez que siga su consejo.

Esta vez tengo intención de ver lo que ocurre si voy de acuerdo a lo previsto, con la intención de no obedecer en la próxima ocasión.

Esta es la última vez que le hago caso, maldita sea.


2ª Parte[edit]

Paseando por un callejón sin nadie a mi alrededor, completamente solo.

¿Por qué debía venir solo? Estoy seguro de que en ese aspecto es donde se encuentra lo que quería Hitogami de mí... Algo que solo podría ocurrir si no estaban ni Eris ni Ruijerd conmigo...... Vale, se me ocurren cosas sin darle demasiadas vueltas. Y la verdad es que me encantaría que fuera una situación erótica.

Continúo avanzando esperando que sea algo por esas lineas.

Para dejarles atrás, les dije a Ruijerd y a Eris que hoy buscaríamos por separado, como dejar a Eris sola sería bastante arriesgado, le pedí a Ruijerd que la acompañara.

Supongo que a estas horas, esos 2 estarán divirtiéndose en la playa.


"Espera... ¿eso no sería como una cita?"


Y siguiendo mis pensamientos, la figura de 2 personas divirtiéndose en una playa cristalina y de arena limpísima aparece en mi cabeza y empieza a tornarse rosa...

No no... imposible... c-c-c-cálmate, hablamos de Eris y Ruijerd; es imposible que el momento sea tan erótico, es más como Ruijerd haciendo de canguro para Eris... ¡Ah! ¡Pero Ruijerd es muy fuerte y poderoso y Eris le respeta muchísimo por todo ello! ¡Por mucho Amo y Señor que sea, es posible que los perros se pongan a jugar! Imposible.... ¿por qué me estaré preocupando tanto?

(Respirando profundamente)

No pasa nada, puedo confiar en Ruijerd-san; esto no se convertirá en un deselance NTR[5], ¿verdad? Seguro que todo está bien, y que cuando vuelva esos 2 no serán extrañamente más cercanos que hasta ahora..... ¡C-confío en ti, Ruijerd-san!

Pero piense lo que piense, comienzo a simular combates contra Ruijerd en mi cabeza por primera vez desde que le conozco. Llego a la conclusión de que no tengo ninguna oportunidad en cuerpo a cuerpo.

Para acabar con él, lo primero que necesito es alejarme hasta a 2 veces el rango de acción de su habilidad de búsqueda. Y seguramente, lo mejor para vencerle sea usar agua... porque parece que siente respeto por el mar... así que para castigarle, necesito inmovilizarle con mucha agua, tirarle una cantidad torrencial y empujarle al mar con ella. Fin. Le dejaré atrapado en las corrientes hasta que muera, jujuju.

. . .

Pero no os confundáis, yo confío en Ruijerd, pero... ¿cómo me explico? .... Ah sí, ¿no dicen que el amor es una batalla?


3ª Parte[edit]

Los callejones por los que avanzo están tranquilos, y eso que la imagen que tenía de estos sitios era el lugar de encuentro de las personas con malas intenciones.

Pero en este mundo, la realidad es otra, cuando un niño pequeño, inocente y desamparado, como yo, pasea por un lugar así, capta de inmediato la atención de secuestradores, porque en este mundo, los secuestros son los crímenes más populares y rentables.

Si alguien me secuestrara a estas alturas, le rompería los brazos y las piernas para interrogarle después, quitarle todo lo que tuviera de valor y entregarlo después a las autoridades...

Mientras pensaba esto, escucho una voz proveniente de un callejón cerca de donde me encuentro.


"Jejeje, pequeña, si me acompañas, te llevaré a un sitio donde podrás comer hasta hartarte."


Sin pensarlo mucho, echo un vistazo a lo que ocurre; y veo a un hombre sospechoso cogiendo del brazo a una pequeña que está apoyada contra la pared.

Menuda situación tan fácil de entender... Pero bueno, la iniciativa da la victoria.

Preparo mi báculo y conjuro un cañón petreo modificándolo para que el impacto sea solo como un derechazo de boxeador, y lanzándolo contra la espalda del hombre.

En este último año he mejorado mucho en eso de controlar la fuerza.


"¡¿Ouch?!"


Cuando se dio la vuelta, le volví a lanzar otro, pero en esta ocasión algo más potente.


"¡¿Ga?!?"


¡PLAF!

Al impactar, se escucha un buen sonido en el momento que la la roca impacta en toda la cara del hombre, dejando escapar un sonido de chasqueo. Al recibir el impacto, el hombre intenta mantenerse en pie, desorientado, hasta finalmente caer al suelo.

Diría que no está muerto, creo que medí bastante bien la fuerza.


"¿Pequeña, estás bien?"


Pongo mi cara más tranquila y agradable, y le ofrezco mi mano a la jovencita que estuvieron a punto de secuestrar.


"O...¿¿oh??"


Mushoku04 04.png

Al fijarme mejor, veo a una niña pequeña vestida con un traje muy provocativo de cuero negro; las botas le llegan por encima de las rodillas, el pantaloncito de cuero es especialmente pequeño y lo lleva abierto por la cintura, y el top es más como un cinturón ancho atado a la altura del pecho.

A la vista queda claramente su cuello, vientre plano, cintura y muslos, y toda su piel tiene un tono especialmente claro. Y por último, el que resulta ser su aspecto más llamativo, es su voluptuoso y ondulado pelo violaceo del que sobresalen un par de cuernos como de cabra.

Nada más verla comprendí cuál era su raza.

Es una Súcubo... pero así de pequeña... sin duda debe de ser más joven que yo. ¿Podría ser algún tipo de recompensa por parte de Hitogami por hacer lo que me pidió? Si fuera así, es un tipo bastante majo. Aunque no, si mal lo recuerdo, no debería ser una súcubo... porque en este mundo las consideran monstruos, y residen principalmente en el continente Begarito.

Se me quedó grabado porque Paul me habló de ellas muy seriamente diciéndome, Es el enemigo natural de nuestra familia.

Estoy seguro de que si alguna vez me encuentro con una súcubo, seré incapaz de resistirme y me destrozará con sus técnicas más avanzadas... lo de enemigo natural, seguramente sea de los Greyrat en general. Pero dejemos eso a un lado, en esta ciudad no debería de haber monstruos, por lo que no es una súcubo, vamos que tan solo es una pequeña de alguna raza demoniaca vestida de una forma bastante erótica.


"O..¡ohhhh! ¡¡M-maldito seas!! ¡¿Pero qué hiciste?! ¡Mira lo que conseguiste con tus actos!"


La pequeña se puso a temblar de arriba abajo.


"E-ese hombre... ese señor... pero si es..."


Su cara es imposible de describir, sus propias facciones parecen decir ¿Pero qué has hecho? ¿Cómo piensas arreglar esto?.


"Ah, lo siento mucho, ¿acaso os conocíais?"


Le pregunto esto inclinando mi cabeza algo confundido. Porque al verles, no parecía en absoluto un hombre de mediana edad normal charlando con una jovencita conocida.

Sino más... como lo diría, me daba más la sensación de que era un hombre de mediana edad pederasta y excitado, es más, si le vieras la cara ahora, así totalmente colorada y que aun habiendo quedado inconsciente sigue sonriendo de una forma bobalicona... Si tuviera que describir la situación, diría que lo que estaba a punto de hacer era llevarse a casa a la pequeña, darle de comer algo vigorizante[6] y ofrecerle alojamiento a cambio de una noche pasional y ardiente.


"¡¡Ese caballero había prometido alimento para esta damisela cuyo vientre se encuentra en extrema ayuna!!"


Podía oír un gruñido sonoro proveniente de algún lugar, sonaba casi como si el suelo estuviera temblando.

Y cuando el rugido comenzaba a desaparecer, la jovencita cae de rodillas al suelo para luego acabar tumbada.


"¿E--estás bien?"


Sin pensarlo demasiado, me agaché a su lado intentando levantarla.

Tampoco es que vaya a dejar pasar un motivo justificado para tocar a una niña pequeña. Pero no os equivoquéis, yo no soy como el hombre de mediana edad de antes, yo he venido para salvarla por orden de Hitogami.


"¿¿Gu?? Ugh... Hacen ya 300 años desde el momento de mi resurrección, pero quién iba a pensar que caería en semejante lugar... ¡Esta damisela no se puede permitir que Laplace se entere de semejante acto!"


Por algún motivo, una escenificación extraña toma lugar frente a mis ojos.

¿Es posible que lo que dice y su forma de vestir se deban a algún tipo de cosplay?


"A-antes de nada, come esto y vuelve en ti."


Llevé 3 de las brochetas que traje a la boca de la pequeña.


"Mogyumogyumogyu"


En cuanto pudo notar el sabor, sus ojos se abrieron como platos y se puso a engullir los pinchitos de comida que le estaba ofreciendo. Cuando terminó, se lanzó a por otro puñado que tenía en mi mano.

Todavía me quedan 12, pero han desaparecido 10 en un instante.


Uu-u-o-ooh! ¡Delicias! ¡El primer bocado que llega a mi estómago en este año está hecho de delicias!"


La pequeña parece haber recuperado su energía, y de un salto inesperado aleja su espalda del suelo, poniéndose en pie en un único movimiento.

Su habilidad física parece increiblemente alta.

Mushoku04 02.jpg


"Esta damisela ha sido rescatada de sus penurias, ¡Rescatada he dicho! ¡Por vos! ¡Con esta ofrenda, la damisela que hay ante usted podrá subsistir durante al menos un año más!"


En algún momento de su conversación, sus ojos finalmente se cruzaron con los míos, me parecieron extraños, al verlos a juego con su pelo, de un tono violeta, entremezclado con negro.

Me pregunto si serán lentillas parte del cosplay... No, no deberían existir las lentillas en este mundo, así que deberán ser su color natural.


"¿Oh?"


El iris de la pequeña dio una rotación por todo su ojo y al terminar acabó tornándose de un tono azulado.

¡¡Buahh.. qué mal rollo!!


"¡Guau! ¡Gu-au! ¿Pero qué ocurre con vos? ¡Menuda sorpresa! ¡Me estoy sintiendo mal! ¡¿Cómo, cómo es posible?! ¡Fuajaja! ¡Es la primera vez en mi existencia que he visto algo semejante!"


Tras ver mi cara, la pequeña empezó a hablar de esa forma mientras daba brincos enérgicamente.

Vaya que es una sorpresa... es la primera vez en mi vida que alguien se siente mal al verme la cara, ¿será una forma de llamarme feo o asqueroso? Aunque bueno, yo también he sentido mal cuerpo al verle el ojo; por lo que estamos en paz.


"¿Habrá ocurrido algo así como que cuando estabas en el vientre eráis 2 iguales, pero absorbiste a tu gemelo? ¿es eso lo que ocurrió?"


¿Eh? ¿De qué habla?


"No.... no creo que fuera así."

"¿De verdad?"

"De verdad."

"¡¡Pues menuda cantidad de maná posees!! ¡Has de saber que supera la de Laplace!"


¿En qué dices que supero a quién?


"¡Bueno, es igual! ¡Presentaos!"

"Soy Ludeus Greyrat."

"¡Perfecto! ¡Ante ti se encuentra la damisela conocida como La Gran Emperatriz Demoniaca,Kishirika Kishirisu!"


Irguiéndose ante mí, con las manos en sus caderas, sacando pecho y echándose hacia delante, llena de orgullo. Yo, estando todavía de rodillas de cuando la ayudé a levantarla, veo ante mis ojos a pocos centímetros sus muslos y por acto refleoj los lamo.

Huele un poco mal, pero tienen un dulce sabor.


"¡Unyaaa! ¡¿Pero qué hacéis?! ¡Serás guarro![7]"


La jovencita se puso a mirarme enfadada mientras juntaba las piernas y se pone a rozarlas la una con las otras en un intento de limpiarse.

Dejemos eso a un lado, ahora tiene sentido, habla de esa Kishirika Kishirisu, la Gran Emperatriz Demoniaca... hasta yo he oído ese nombre antes.

En las distintas guerras entre humanos y demonios, una de los líderes de las razas demoniacas que peleó en ellas aunque siempre derrotada sin demasiada dificiultad.

Quizás sea la de verdad... después de todo, vine siguiendo un consejo de Hitogami. Existe una posibilidad de que sea la verdadera, aunque claro... ¿estaría la verdadera Emperatriz Demoniaca en medio de semejante sitio, en una ciudad cualquiera del continente demoniaco y desmayándose famélica? Lo mires como lo mires, suena a poco creíble. Así que claro, podría ser eso, una niña jugando a hacerse pasar por figuras históricas, no sería la primera ciudad en la que les veo haciendo eso.

El más popular de todos es el Dios Demonio Laplace, pero claro, para alguien como yo, que sabe lo que le ocurrió a Ruijerd, no es más que un maldito bastardo diabólico. Tiene sentido si tienes en cuenta que aunque perdió la guerra, consiguió unificar a todo el continente demoniaco, uniendo a todas las distintas razas, dándoles poder y estatus y finalmente consiguiendo la paz. O al menos así es como le describen en el continente, como la figura más famosa de toda la historia de todas las razas demoniacas.

En más de una ciudad hemos podido ver a niños imitando la historia de Laplace, en especial el momento en el que combate y derrota a los distintos Reyes Demonio inmortales para subyugarlos. Supongo que para aquellos que sepan de ella, Kishirika también es una importante figura histórica en el continente, aunque es de una época muy anterior.

Esta pequeña debe de ser una fan incondicional de la Gran Emperatriz Demoniaca, aunque parece que no tiene muchos amigos con los que jugar, por eso la he encontrado sola en este callejón. Guau, soy bastante listo si he podido pensar esto, aunque claro... me parece triste que esté sola, así que le seguiré el juego un rato.'


"¡W-Wajaja! ¡Disculpadme, su majestad!"


Comienzo mi interpretación siendo bastante exagerado y ruidoso mientras me arrodillo ante ella como si fuera uno de sus súbditos.


"¿Oh? O-¡Oh! ¡Así me gusta, así me gusta! ¡Esta damisela lleva aguardando tiempo que llegara una respuesta semejante a su presentación! ¡Los demonios más jóvenes de esta era parecen no tener ningún tipo de educación!"


Kishirika empieza a afirmar con la cabeza alegrememente como diciendo así, así.

Así, así... normal, estoy seguro de que te morías de ganas de tener a alguien con quien jugar.


"¡Por favor, os ruego disculpéis no haberos hecho una recepción, no tenía constancia de que habíais resucitado y actué fuera de lugar!"

"No es un problema, después de todo, habéis salvado a esta damisela de encontrar su fin; y por este motivo pedidme cualquier deseo que poseáis."


¿Qué te he salvado?.... pero si tan solo te di algo de comer porque estabas hambrienta...


"¿Umm? En ese caso, ansío riquezas, su majestad."

"¡Zoquete! ¡Esta damisela tiene únicamente lo que podéis ver en su posesión!"


Pero si me dijiste cualquier deseo que tuviera... Bueno, claro, estamos jugando, no me va a dar nada que tenga, se lo tendría que devolver después.


"En ese caso, os solicito la mitad de este mundo."

"¡Guaa! ¡¿La mitad de este mundo dices?! ¡Veo que tus deseos son elevados, pero dime, ¿por qué la mitad? ¿por qué quedarte a medias?"

"Bueno... no tengo utilidad alguna para los hombres."


Ups, menuda cagada, dejé escapar mis sueños más oscuros... no es algo de lo que deba hablar con una pequeña.


"Entiendo, esta damisela os entiende en ese caso; no esperaba que siendo tan joven, vuestra lujuría fuera tan elevada. Pero en todo caso, debo disculparme, porque si os soy sincera, todavía no poseo este mundo como para poder dároslo."


Tiene sentido, porque todas las guerras en las que Kishirika ha liderado a las razas demoniacas han sido perdidas.


"Pues en ese caso, vuestro cuerpo será una recompensa digna."

"¿Oh? ¿El cuerpo de esta damisela? Me está sorprendiendo el libido de alguien tan joven, temo por vuestro futuro."

"Jaja, no os preocupéis, tan solo era una bro-..."


Broma era la palabra que no pude decir antes de que Kishirika se llevara las manos a sus pantalones para bajárselos.


"Pero no hay otro remedio, es vuestra recompensa. Pero sed gentiles con esta damisela, pues tras mi resurrección este cuerpo todavía no ha sido mancillado, ¿entendido?"


Las mejillas de Kishirika comenzaron a teñirse de color conforme se desabrochaba el botón de su pantalón.

¿Eh? ¿En serio? Pero si solo era una broma.... Bueno... llegados a esto no estoy en situación de decir que era una broma. Lo mejor en casos así, es disfrutar atentamente viendo a esta pequeña desnudarse y tras embriagarme con la sensación de un abrazo cálido con su majestad, rechazarla con gentileza diciendo que no queréis mancillarla; esta es la forma correcta para situaciones de este estilo.


"Oh, aguardad un segundo, esta damisela no puede concederos este deseo tampoco."


Pero inesperadamente, Kishirika se detiene.

No te pares ahora, un poco más y habría visto un punto importante.


"En esta época, el prometido de esta damisela se encuentra también en este mundo, y es por ese motivo por el que debo disculparme con vos, al no poder recompensar vuestra hazaña con su cuerpo."


Los pantalones que habían sido bajados, fueron subidos nuevamente, y yo me siento como un hombre con cuyo inocente corazón acaban de traicionar.

El dinero no, el mundo tampoco, y el cuerpo tampoco....


"En ese caso, ¿qué me podéis ofrecer, su majestad?"

"¡Zoquete! ¡Cuando se habla de aquello que ofrece la Gran Emperatriz Demoniaca Kishirika Kishirisu, el deseo más suculento y preciado que os puede ofrecer y que la hizo famosa son obviamente los ojos místicos!"


ojos místicos... así que ojos místicos... No es exactamente lo que tenía en mente, ni tampoco me parecía tan llamativo en este mundo... pero si lo pienso, hasta uno de los ojos de Ghyslaine era mágico, ¿no? Pero si hay unos ojos demoniacos...


"Cuando dices ojos místicos, te refieres a esos que Tienen la habilidad de ver las líneas de la muerte de su oponente, que al cortarlas le llevan a una muerte segura?"[8]

"¡¡Pero qué aterrador!! ¡¿De qué me hablas?! ¡Esta damisela no posee algo tan terrible como eso!"


Pues parece que no los tiene, lástima, los otros ojos místicos que conozco son los que convierten al enemigo en piedra cuando los miras... Luego están los de lanzar rayos y lásers por los ojos, pero dudo que se consideren ojos místicos.


"¿De verdad deseas unos ojos tan temibles como esos? ¿Acaso le guardas rencor a algún ser?"

"No especialmente."

"Te puedo confirmar que nada se obtiene de la venganza. Yo ya he sido destruida en 2 ocasiones y en esta ocasión no le guardo rencor a ninguno de los oponentes que buscaron mi final. El odio y el rencor se convierten en cadenas que llevan a iniciar grandes guerras entre humanos y demonios como antaño."


Una niña pequeña me está sermoneando.... No es que me vaya a poner a pelear vampiros y descuartizarlos o destruirlos...[9] no era necesario que me soltara un sermón al respecto.


"Entiendo, pero dime, mi conocimiento sobre los ojos místicos es excaso, ¿cuáles existen?"

"Comprendo, pero como esta damisela hace pocos años que revivió todavía no ha obtenido toda la colección, los que poseo actualmente son ojos de maná, ojos de información, ojos de penetración, ojos de lejanía, ojos de futuro y ojos de absorción, que serían los que he obtenido en mis viajes por la zona."


Por mucho que me digas solo los nombres...


"¿Podrías explicarme la función de cada uno?"

"¿Umu? ¿No los conoces? Vaya, vaya, veo que los jóvenes de esta era no estudian lo suficiente."


Y con esas palabras, Kishirika se dispuso a explícarmelos todos detenidamente.


Ojos de Maná

Son ojos que permiten observar el maná a simple vista.

Kishirika: "Son los más populares, 1 de cada 10 000 personas posee al menos uno."


Ojos de Información

Son ojos que te permiten observar información y detalles de aquello que observes.

Kishirika: "Aunque solo pueden informar de aquellas cosas que esta damisela o el portador comprendan, todo lo demás aparecerá como Desconocido."


Ojos de Penetración

Son ojos que permiten ver a través de los objetos, como por ejemplo, paredes; aunque no permiten ver a través de seres vivos o zonas con alta densidad mágica.

Kishirika: "Con estos ojos podrás deslumbrarte con tantos cuerpos femeninos como gustes, son los más recomendados para un caballero tan lascivo."


Ojos de Lejanía

Son ojos que permiten ver lugares muy distantes, aunque por lo que comenta, la distancia exacta que observas es difícil de controlar.

Kishirika: "No me parecen los más atractivos, porque solo te permiten observar sin poder interferir."


Ojos de Futuro

Son ojos que permiten ver lo que ocurrirá en un futuro, aunque solo periodos cortos.

Kishirika: "Estos también son complicados de controlar, pero no obstante, os los recomiendo."


Ojos de Absorción

Son ojos que permiten absorver el poder mágico de lo que vean.

Kishirika: "No se lo recomiendo viendo su capacidad mágica, ya que también absorben el maná del portador."


La pequeña parece conocer mucho sobre los ojos místicos, me pregunto de dónde lo habrá aprendido... ¿quizás sus padres sepan mucho al respecto? Aunque puede que exista una enciclopedia de ojos místicos, no me extrañaría.


"Pues en ese caso, acepto su sugerencia para cambiar mis ojos por ojos místicos."

"Directamente ambos... sois inesperadamente avaricioso, ¿o me equivoco?"

"A cambio le daré el resto de la comida que poseo en este instante, tomad."


Le entrego el resto de brochetas que traje conmigo, y en la cara de Kishirika se dibuja una sonrisa de oreja a oreja.


"¡Yeii!... mogumogu... Pero, aunque no tengo problema con entregaros ambos ojos místicos, esta damisela realmente no lo recomienda."

"¿Por qué motivo?"

"Seguramente te cause problemas al no poder ver con normalidad, por lo general, para suavizar la carga en tu visión, son sellados mediante parches u otras indumentarias. Si os bloqueáis ambos ojos con este método, no tendréis visión alguna."

"Ah, ahora que lo menciona, es cierto que he visto a un conocido sellando su ojo místico de esa forma."


Hablo de Ghyslaine, y creo que lo que tenía bajo el parche era un ojo místico.


"Tras vivir varios años con un ojo místico, llegará el momento en el que el control que puedas ejercer sobre él sea total, pero existe una posibilidad de que al ofrecerle ambos ojos místicos a un joven como vos, podría llevaros a la locura."


Así que me volvería loco... si lo piensas, tiene sentido, porque es una forma mágica de sobrecargar el cerebro... me aterra la posibilidad.


"En ese caso, me conformaré con uno de ellos."

"Es lo mejor y lo que esta damisela os recomienda. ¿Pero cuál queréis? Si se me permite dar una sugerencia, os recomendaría los ojos de futuro."


Aunque sea de broma... ojos místicos... ¿cuál eligiría si de verdad tuviera la opción? ¿Cuáles serían los mejores?

Los ojos de maná, parecen bien, pero sería un derroche, porque mucha gente los tiene ya, por útiles que pudieran llegar a resultar.

Los de identificación no los necesito, porque no he tenido nunca necesidad de saberlo todo, y tampoco me pueden decir más de lo que sepa la propia Kishirika, por lo que no me cuesta pensar que no me servirán en los momentos que más lo necesite.

Tampoco me atraen especialmente los ojos de penetración, porque hasta que aprendiera a controlarlos, y por lo que dice, acabaría viendo a Ruijerd y otros hombres desnudos... uhhh.

Los ojos de lejanía creo que podrían ser útiles, aunque no les veo especial necesidad en este momento, salvo que si los obtuviera en este preciso instante, podría ver lo que están haciendo Eris y Ruijerd; aunque estoy seguro de que Eris estará peleando con alguien y Ruijerd deteniéndola.

Los ojos de futuro... vale sí, tiene sentido que me los recomiende, son una muy buena opción; actualmente soy incapaz de ganarles a Eris o a Ruijerd en cuerpo a cuerpo, porque los habitantes de este mundo son increíblemente rápidos. Es muy probable que si pudiera ver parte del futuro podría serme de enorme utilidad y concederme una importante ventaja.

Los de absorción ni me los planteo, acabarían con mi habilidad como mago, por muy util que acabara resultando la habilidad. Aunque agradezco enterarme de que existen ojos así, porque si no lo supiera y llegara una situación en la que no pudiera usar magia seguramente entraría presa del pánico.

Pues habiendo llegado hasta aquí, la conclusión que tengo es que todos depende de como los utilices para que sean más o menos útiles; aunque en realidad, cualquiera me vale, estoy jugando con una niña...


"En ese caso, aceptaré vuestra sugerencia, su majestad."

"¿Estás seguro? La mayoría de personas a las que le he ofrecido semejante regalo acaba eligiendo una opción distinta a la que esta damisela les sugiere, diciendo cosas como ¿De qué me sirven si solo puedo ver atisbos de 1 segundo del futuro? o cosas parecidas."

"Si sabes lo que ocurrirá en un segundo, puedes controlar el mundo."[10]


Por mucho que diga esto, los espadachines y guerreros de este mundo son demasiado rápidos, dando la posibilidad de que aun viendo 1 segundo con antelación, pueden vencerme, con cosas como la Espada Invisible.


"¿Estás seguro de rechazar los ojos de penetración? Podrías ver todo cuerpo femenino desnudo que quisieras."


Veo que la pequeña no entiende el problema... claramente, solo con dar un paseo por la calle podría deleitarme con bellezas y jovencitas desnudas completamente hasta saciarme, y no niego que sería excitante. Pero ya está, nada más... no tardaría en aburrirme del espectáculo. Si lo piensas, una parte de la diversión y morbosidad está en el proceso de conseguir que se desnuden e imaginar mientras como serán vestidas con solo su piel. Por ejemplo, el pocchi que se eleva bajo la ropa solo se disfruta si puede verse la ropa, ¿entiendes?


"Veo que estás decidido, entiendo, entiendo, en ese caso, présteme su rostro un instante."

"De acuerdo."

"Perfecto, ¿preparado?"


Y tras asentirle con la cabeza, la pequeña me clava sus dedos en mi ojo derecho, causándome un dolor insoportable.


"¿¿¿Gu gia????¡¡¡Aaa!!!"


Sin pararme a pensarlo, hice lo posible por alejarme de ella, pero el pelo de Kishirika me apresó, impidiéndome escapar. La fuerza con la que me estaba agarrando me sorprendió.

¡Ouch ouch ouch ouch!


"¿Ga? ¡¿Aaa?! ¡¿P-pero qué haces, niñata?!"

"Puedes callarte unos momentos, eres un hombre, ¿no es cierto? En ese caso debéis soportar esto hasta que termine."


Podía escuchar como toqueteaba dentro de mi globo ocular con sus dedos mientras notaba como apretaba contra mis nervios.

Pasados unos segundos, terminó por sacar sus dedos de mi ojo, pudiendo comprobar que no podía ver lo más mínimo con él.


"El color del ojo de futuro es sutilmente distinto al que vos poseéis de nacimiento, pero a cierta distancia no debería notarse la diferencia."

"¡Serás estúpida! ¡Hay cosas que se pueden hacer y otras que no cuando se juega!"

"Esta damisela es la Gran Emperatriz Demoniaca, y cuando concede ojos místicos, no lo hace jugando ni en broma."


Joder, joder joder... mi ojo... mi ojo......... ¿está?.... ¿¿¿AH??? ¿oh?... puedo ver... veo todo doble, pero puedo ver... ¿pero qué es esto...? Ver doble me está mareando.

Mushoku04 05.png


"Para controlar todos los ojos místicos, puedes utilizar la corriente de maná de tu cuerpo, por lo que es posible ajustar la magia que circula por tu ojo para reducirla a un mínimo y ver el presente. Pero en todo caso, tendrás que esforzarte y entrenar para alcanzar ese efecto."

"¿Ah? ¿Eh? ¿A qué te refieres?"

"Me refiero a que los resultados dependen de tu esfuerzo."


Frente a mis ojos, Kishirika se veía completamente satisfecha con su trabajo, y mi visión se veía algo borrosa y duplicada, sobretodo cada vez que asentía con la cabeza.

Aunque más que ser borroso, es como si silueta se dividiera en 2, como el eco que se escucha cuando reproduces en 2 sitios diferentes una canción. Pero vamos... me marea y me da nauseas verlo todo de esa forma.


"Perfecto, parece que todo salió bien, viendo como puedes ver con tu ojo; en ese caso, esta damisela se despide de ti y parte de este lugar en busca de Badigadi. Y sobre la comida que me ofreciste y con la que me salvaste, fue un gran gesto por tu parte."


Y tras decir eso, Kishirika de un salto se montó en el techo de una casa del callejón.


"¡Ahora bien, marcho, hasta la vista, Ludeus! ¡Si en alguna otra ocasión te vieras en apuros, siempre puedes contar con la ayuda de esta damisela! ¡Fuajajajajaja! ¡Fuajajaja! ¡Fuajajajo-¿¿gogehogeho??!" Fahahahahahaha! Fahahahah! Fahahahahafuagahogeho??!"


Pudiendo notar un efecto Doppler en su voz conforme se aleja, desaparecer en la distancia dejando atrás una risotada potente y un sonido de tos.

Y yo por mi parte, me quedo observando el lugar en el que desapareció completamente en blanco.

¿Eh? ¿Era la de verdad?


Y así fue como obtuve el ojo místico de futuro.


4ª Parte[edit]

-- Desde el punto de vista del hombre de mediana edad ---


"Uhh... me duele la cabeza."


Sé que ayer bebimos mucho, habíamos terminado la primera parte de un prestigioso empleo y salimos a celebrarlo entre todos los trabajadores, y recuerdo que seguimos bebiendo hasta la mañana, hasta tal punto que pensamos que el bar se iba a quedar sin alcohol.

Mis recuerdos acaban en ese punto, y tras eso, solo tengo vagos recuerdos en los que salí del bar.

Si mal lo recuerdo, tomé un atajo por uno de los callejones de la ciudad... Ah cierto, me encontré a una chiquilla sentada en el callejón, me dijo que estaba hambrienta, y como estaba de tan buen humor, la invité a comer a casa. Porque mi mujer seguro que me habría preparado el desayuno, pero con todo lo que bebí no me lo iba a comer, y siempre que me dejo su comida se enfada conmigo, así que dándosela a la pequeña seguro que no se enfada.

Creo recordar que en mi cabeza ebría tuve esa idea, pero a partir de ahí, nada.

Supongo que me habré desmayado estando tan borracho... ¡hostia, mi cartera!... todavía la tengo... no me han robado.

Echo un vistazo al cielo y compruebo que todavía es mediodía, no llevo mucho durmiendo.

Aunque claro, me conocen bastante en la ciudad, así que si alguien me hubiera visto me habría echado una mano... o al menos no se habría atrevido a robarme. Pero dejando eso a un lado, ayer por fin terminamos el barco nuevo, y todos en la ciudad lo saben, así que viéndome dormir tranquilo me habrán dejado tranquilo. No querrán causar problemas antes del primer viaje conmemorativo en el que zarpe el barco.


"Aunque, hostia, ¿no he dicho que es mediodía? ¡Mi mujer se va a enfadar conmigo si llego tan tarde!"


Y el jefe del astillero, Bacchus Landers se apresura en dirección a su casa mientras se lleva las manos a la cabeza para calmar su resaca.


Capítulo 36 - Un Cruce para el Desencuentro - Continuación[edit]

1ª Parte[edit]

Ojos místicos... Es difícil de creer, y opino que cualquiera en mi situación estaría igual. Además, ¿qué hacía la Gran Emperatriz Demoniaca en medio de un callejón, muerta de hambre y por qué me dio algo tan especial como este ojo?

El evento que acababa de vivir era tan irreal y fortuito que mi mente era incapaz de comprender todo lo ocurrido. Pero debido a que estaba siguiendo las palabras de un Dios, en mi cabeza comprendo que debo de haber ocurrido exactamente lo que planeaba cuando me mandó al callejón con comida.

Cada vez que pienso de esa forma, me dan ganas de sacarme el ojo con mis propias manos y aplastarlo, pero como da la impresión de que me dolerá muchísimo, por miedo siempre acabo deteniéndome.

Mushoku04 05.png

Actualmente, estoy de camino a la posada mientras me recrimino por mi excesiva inocencia. A mi paso puedo ver doble a las personas de la ciudad con las que me cruzo, siendo incapaz de saber a ciencia cierta cuál de los clones era el real, acabé teniendo que disculparme muchas veces al chocarme con ellos por error.

Veo doble hasta cuando me disculpo con ellos, aunque algunos se acabaron poniendo más bravucones de la cuenta y acabábamos peleando, hasta en los combates veía doble, aunque al ser peleillas sin importancia, les vencía con facilidad. Y tras la primera, hice lo posible para que el número de discusiones y peleas hasta llegar a la posada fueran las mínimas posibles.

Lo único que puedo hacer ahora es darme prisa para aprender a usar este ojo tan pronto como pueda, porque mientras no lo haga, no podremos continuar el viaje.


2ª Parte[edit]

Finalmente, regresé a la posada.

Les conté la fantástica historia ¡Ludeus Greyrat conoce a la Gran Emperatriz Demoniaca!, y puedo ver como los dos acabaron bastante sorprendidos.


"Así que te encontraste con la Gran Emperatriz... y pensar que reviviría por esta época..."


Noto que el punto que llama la atención de Ruijerd no es el que esperaba.


"No consigo entender por qué me dio de repente un ojo místico."

"Porque la habilidad de la Gran Emperatriz Demoniaca es conceder ojos místicos."


La Gran Emperatriz Demoniaca, Kishirika Kishirisu, conocida como la Emperatriz Demoniaca de la Resurrección; también conocida como Portadora de Ojos Místicos. No es especialmente famosa por su habilidad en combate, sino por poseer 12 tipos distintos de ojos místicos alojados en su cuerpo, permitiéndole observar el mundo de todas las maneras posibles; y la parte más importante y que llevó a su renombre es que tiene la habilidad de alterar los ojos de quienes quiera por ojos místicos.

Solo por este motivo, y gracias a ello, todos y cada uno de los subordinados de Kishirika poseían ojos místicos, consiguiendo suficiente poder y estatus como para controlar a las razas demoniacas, siendo, algunas de estas, seguidores de Kishirika solo para conseguir ese poder.


"Me pregunto qué hacía en esta ciudad."

"Bueno, soy incapaz de imaginar como piensan los distintos Reyes o Emperatriz Demoniacos.


Ruijerd se encoge de hombros al decirme esto.

Claro, casi se me olvidaba que ni sabías la verdadera intención del Dios Demonio para el que trabajabas hace varios años.

Es un comentario que evito decir en alto para no hacer que Ruijerd se desanime. Me fijo en Eris, y veo que las palabras Gran Emperatriz Demoniaca le han llamado la atención, y sus ojos brillan de la emoción.


"¡Menuda sorpresa, yo también quiero conocerla!"

"¿En serio?"


Eris y Kishirika... ¿qué tipo de conversación habría entre ellas? Siento curiosidad por saberlo, es posible que hasta se lleven bien.


"¿Sabes si todavía seguirá en la ciudad?"

"No lo sé..."


Puede que nos sorprenda y se encuentre tirada en otro callejón, nuevamente hambrienta. Daba la impresión de que ese chiste va a ser bastante recurrente por su actitud. Aunque lo dudo, porque daba la sensación de que andaba buscando a alguien, por lo que estoy casi seguro de que ya ha dejado la ciudad para continuar su viaje siguiendo el camino que un anillo, colgante o bracalete le estará indicando...[11]


"Pero si soy sincero, ya debería haber dejado la ciudad."

"Jo, qué lástima."


Puede que diga eso, pero estoy seguro de que Eris seguramente se vaya a dar vueltas por algún callejón mañana.


"Como hemos llegado a esto, voy a encerrarme en mi cuarto hasta ver como controlar esto. Vosotros 2 podéis hacer lo que creáis oportuno mientras tanto."


Mis 2 compañeros asintieron a mis palabras.


3ª Parte[edit]

Tardé una semana en aprender a controlar mi ojo místico a partir de que me encerré en el cuarto de la posada.

Para ser sincero, no fue demasiado complejo, lo único que necesitaba para controlar el ojo místico era el flujo de maná, de una forma muy similar a cuando conjuro en silencio; algo que he practicado en innumerables ocasiones hasta la fecha.

El primer día no sabía muy bien como manejarlo, pero en cuanto comprendí que había 2 puntos importantes para el control todo se volvió más simple.

El primero es la transparencia, me recordó muchísimo a cuando instalas un eroge y puedes cambiar la transparencia de la barra de conversaciones; pues con el ojo, ponerlo de esa forma me hacía verlo todo doble, porque se me suponía la imagen del futuro sobre la real como si fuera un clon ninja de estos que no poseen masa. Pero vamos, con transparencia me refiero a la nitidez con la que puedo ver el futuro.

Cuando bajé este caudal hasta el mínimo posible, disminuyendo la cantidad de maná que llegaba a mi ojo, el futuro se volvía más y más transparente hasta conseguir ver únicamente el presente. Además, como pensé que sería más práctico actuar como si no lo tuviera, lo bajé tanto como pude y lo dejé permanentemente en ese nivel; consiguiendo de esa forma que mi ojo se viera normal.

Cuando pierdo la concentración, poco a poco el nivel de transparencia variaba y tardé 3 días en conseguir que se estabilizara.

El otro aspecto importante es el retardo, que para simplificar lo llamaré distancia, que es lo lejos en el futuro que soy capaz de observar. Y que podía ajustar a partir de la cantidad de maná que concentrara en mi ojo.

Tras varias pruebas, lo más lejos que podía ver en eventos futuros era aproximadamente un segundo; aunque por supuesto, inyectando más maná en el ojo, podía llegar hasta 2 segundos o más, pero cuando lo hacía, la imagen se volvía borrosa... fijándome, aparecían como 2 o 3 sombras borrosas que se movían al mismo tiempo.

Básicamente, el futuro no está escrito y siempre está sujeto a cambios; había conseguido ver 3, 4 o hasta 5 segundos avanzados en el tiempo, pero las sombras borrosas llegaban a multiplicarse hasta 10 o más de ellas... que lo que representan es la existencia de esas posibilidades futuras para cada individuo.

Y otra prueba que hice fue intentar concentrarme en un evento futuro más alejado. Cuando lo hice, sentí dolores de cabeza, seguramente por la sobrecarga en mi cerebro o algo similar.

Sintiendo esta molestia, recordé la advertencia de Kishirika, que me avisó que con los 2 ojos místicos podría quedar impedido completamente.

Me hace pensar que lo rara que parece pueda deberse a un efecto secundario de los 12 ojos místicos que posee...

Pero en definitiva, la distancia prodencial en la que puedo ver el futuro es de 1 segundo; esta resolución tarde 3 días en conseguirla.

Y el último día lo necesité para ser capaz de ajustar tanto la transparencia como la distancia al mismo tiempo; llegando a una semana en total.


Y así conseguí controlar a la perfección mi ojo de futuro.


4ª Parte[edit]

Pues bien, mientras yo me dedicaba a controlar mi ojo místico mientras gritaba ¡Desata tu poder, ojo de la verdad![12], resulta que Eris y Ruijerd se iban a diario por ahí, juntos. Cada vez que volvían, Eris venía bañada en sudor y a Ruijerd se le podía ver aseado como siempre aunque también algo sudoroso.

Esos 2 están haciendo algo juntos que les hace sudar... ¡CADA DÍA!


"Esto... Solo pregunto por curiosidad, pero, ¿qué habéis estado haciendo últimamente?"


Y Eris, mientras se secaba con una toalla, me respondía.


"¡Jujum, es un secreto!"


Esa fue la única respuesta que recibí, y todo mientras sonreía de oreja a oreja.

Me pregunto si estarán haciendo algo secreto en secreto... ¿acaso tendrá que ver con hollo en 1 o goles en portería reducida?[13] ¿Voy a tener que olisquear la ropa de Eris para saber lo que hacen? Nah, no creas que me preocupa tanto, estoy seguro de que el secreto es que se van los dos a entrenar en alguna parte.

Vaya, ya no me acordaba, pero Eris es de las que se esfuerza mucho a espaldas de la gente; todavía recuerdo cuando estábamos en Roa, que en sus días libres se iba a menudo a entrenar con Ghyslaine y cuando le preguntaba lo que hacían, me respondía de una forma similar diciendo ¡Es un secreto!. Estoy seguro que esta vez es lo mismo.

Esa noche, soñé con un viejo NEET de unos 34 años me daba bofetadas mientras me susurraba al oído De ahora en adelante, te llamaré Perro Apaleado[14].

Seguro que fue culpa de Hitogami, no puedo esperar nada bueno de él.


5ª Parte[edit]

Una semana más tarde, cuando conseguí controlar el ojo místico, se lo comenté a Eris y a Ruijerd. A lo que Eris me contestó.


"En ese caso, pruébalo teniendo un duelo con Eris."


Supuse que no era mala idea, para confirmar exactamente lo útil que podría serme en cuerpo a cuerpo, aunque quizás era para enseñarme el resultado de su entrenamiento especial[15].

Pero vamos, supongo que puede valer para ambos propósitos.

Y acepté sin dudarlo, por lo que ese día nos dirigimos a la playa. Ruijerd hizo de árbitro, y armados con palos de madera que encontramos por el lugar, nos pusimos cara a cara Eris y yo.


"¡Me pregunto si serás capaz de vencerme aun habiendo obtenido algo tan extraordinario como un ojo místico!"


La Eris que hay hoy ante mí está desbordante de seguridad, incluso más que de costumbre; seguramente se deba a que ha avanzado mucho en esta última semana.

Quiero proteger esa sonrisa.[16]


"No me importa perder, tan solo quiero comprobar lo útil que es este ojo en combate cuerpo a cuerpo."


Dicho esto, decido ir sin magia hoy, pelearé tan solo usando mi ojo místico viendo 1 segundo adelantado en el tiempo.


"Hmmmn, esas palabras son muy típicas en ti, Ludeus, ¡pero-"


A media frase, pude ver a Eris actuar.

Eris se lanza hacia mí por mi flanco izquierdo.

Si no la hubiera visto con el ojo de futuro, seguramente no habría sido capaz de reaccionar a tiempo a su ataque, se le dan bastante bien los ataques inesperados.


"¡¡Ia~~!!"

"Jop."


Como pude verla aproximarse sin dificultad, conseguí impactarle con un contraataque a Eris en el lateral de su cara.

Tras lo que pude ver lo que iba a hacer nuevamente.

Sin reaccionar apenas, Eris continúa su ataque en un combo posicionando el palo en su mano derecha.

Este es el punto fuerte de Eris, que no importa el ataque que le impacte, apenas se inmuta y se lanza por el siguiente ataque. Debido a la fuerza y control en sus piernas, la mayoría de ataques ni la relentizan; es más, al hacerle daño, lo que aumentas es su barra de furia y su daño de ataque aumenta[17].


"¡¡Ta~~!!"

"Toma."


Le impacto en su antebrazo con un golpe potente y acertado, haciendo que suelte el palo de madera.

Por lo general, llegando a este punto, se consideraba que el combate había terminado, o al menos, cuando entrenábamos con Ghyslaine, se consideraba derrota si perdías o soltabas tu espada.

Pero eso no es lo que pude observar con mi ojo místico.

Eris se prepara para lanzarse nuevamente contra mí.

Básicamente, lo que ha hecho es una finta, más o menos, ha dejado caer su espada para que bajara la guardia.

Lanza un puñetazo con su izquierda a mi mandíbula.


La especialidad de Eris, el Puño Boreas; usándolo de continuación para la finta, y pillar desprevenido. No es la primera vez que veo algo similar, ya lo llamo el combo Hombre Bala, porque lanza a sus enemigos por los aires.


".... ¡U!"

"Descuidaste tus pies."


Con una patada, le hice la zancadilla a sus piernas, haciendo que callera al suelo; su puñetazo no encontró un objetivo y Eris va de camino al suelo, aunque no aparenta haberse dado por vencida.

Mientras cae, se empuja con los brazos para dirigirse con un giro brusco hacia mi pierna izquierda para morderla, cayendo de espaldas.


"Casi."


Alejo mi pierna izquierda y con el mismo movimiento, de un salto caigo de rodillas para caer sobre Eris, bloqueándole cualquier movimiento; fue posible porque intentó morderme desde una postura extraña, retorciéndose en el aire. Acabó con un brazo a su espalda, y una de sus piernas presionada bajo su propio culo.

¿Qué más puede intentar desde esta posición?

Justo cuando pensaba esto, comenzó a retorcerse nuevamente intentando soltarse.


"Es suficiente."


El arbitro se hace oír, deteniéndonos. Y Eris se detiene bajo mi cuerpo.

¿Gane...? Gane... Le he ganado a Eris en cuerpo a cuerpo, por primera vez, y sin magia...


"He sido el vencedor..."


Eris me observa con una cara más apacible de lo que estoy acostumbrado, me levanto dejándola libre y ella se levanta lentamente para ponerse a sacudirse el polvo y la arena de la ropa.

Se lanza hacia mí para golpearme.

PAH

Agarro su puño con la mano, y al hacerlo, la cara de Eris se oscurece y se pone de mal humor.


"¡Me vuelvo a la posada!"


Eris grita esas palabras, y con sus hombros temblorosos se va en dirección a la posada en la que nos alojamos.

Así que la hice enfadar... Aunque no... es más otra cosa, creo que le he herido su orgullo.

Hasta ahora para ella, yo era un oponente al que podía vencer con facilidad, y de improviso la supero en ese ámbito, hasta yo me enfadaría y sentiría envidia.

Al verla partir y alejarse, Ruijerd dice lo siguiente.


"Eris todavía es una niña."

"Simplemente actúa como una persona a su edad."


Tras sus palabras, Ruijerd se gira hacia mí, me miró a los ojos y asintió con la cabeza.


"Buena coordinación."

"Con este ojo místico, cualquier podría haber hecho lo mismo."


Es cierto que he entrenado físicamente mucho desde pequeño, pero en este mundo muchas personas poseen al menos mi habilidad física, es un hecho; si esas mismas personas obtuvieran este ojo místico, como mínimo podrían haber hecho un combate similar contra Eris.


"Los ojos místicos no son algo tan simple como para aprender a controlarlos al poco de recibirlos."

"¿De verdad?"

"Tiempo atrás, a un Guerrero Supard le hicieron entrega de un ojo místico, que siempre llevaba tapado con un parche, y que no supo controlar en su vida. Es inusual que en solo una semana hayas sido capaz de controlarlo..."


Entiendo... claro, tiene sentido, ya veo, ya veo... bueno, después de todo, le he dedicado mucho tiempo y esfuerzo a saber controlar el maná de mi cuerpo, y es cierto que solo tardé una semana en aprender a controlarlo... vaya, vaya, así que nadie antes había aprendido a manejarlo tan rápidamente... fufufu...


"Es posible.... ¿que ahora pudiera ganarte en combate, Ruijerd-san?"

"Quizás, si usas magia."

"¿Y en cuerpo a cuerpo?"

"¿Quieres probar?"

"Si insistes..."


Acepté alegremente su invitación. Y lo diré abiertamente, se me había subido a la cabeza.


Ruijerd dejó a un lado su lanza y se preparó para un combate sin armas.

Me pregunto si ese gesto es como decir no necesito armas para pelear con morralla.


"Si quieres, puedes utilizar magia."

"No, ya que es un mano a mano."


Y antes de terminar mis palabras, pude observar el movimiento de Ruijerd.

Ruijerd se dirige hacia mí, con la mano en alto para taparme la vista, preparando su puño para después golpearme.

¡Le he visto! ¡He conseguido ver el movimiento de Ruijerd! ¡Y si puedo verlo, puedo defenderme!


"¡Oh!"


Me preparo para bloquear la mano que viene a taparme la visión y a la vez me coloco para esquivar el puñetazo.

Me agarra de la muñeca y me detiene.

Viendo esto con mi ojo de futuro, retiro la mano en un acto reflejo y el futuro que observo comienza a volverse borroso.

El puñetazo de Ruijerd me impacta en la cara.

Las visiones se entremezclan, denotando 2 futuros, uno en el que Ruijerd me agarra del brazo que le quiere bloquear y otro en el que su puñetazo me impacta en la cara. Son 2 futuros casi idénticos y superpuestos, pero diferentes en sí mismos.

¿Por qué pasa esto? No debería ponerse borroso en solo 1 segundo del futuro.

El tiempo que me quedé paralizado preguntándome esto fue 1 segundo.


"¡Uooohh!"


Me retorcí para alejarme de él como pude y de una forma u otra conseguí esquivar su ataque.

El puño de Ruijerd sale disparado y me impacta en la cara.

Cuando el futuro llegó, pude ver claramente el movimiento de la muñeca, y aun viéndolo, fui incapaz de reaccionar a tiempo y esquivarlo.

PAM


"¡¡Bu-ge!!"


El puñetazo de ruijerd se detuvo tras rozar mi nariz, pero por la impresión, caí de espaldas, golpeando mi arena contra la arena de la playa, y dando una vuelta de campana. En resumen, una caída penosa.

Toco mi cara para comprobar que mi cara sigue intacta.

Pensé que mi cabeza iba a hundirse hacia dentro, pero parece que está bien. ¿Mi bellísima cara estará hecha un desastre? Me imagino que tengo la misma cara que niños de 5 años que vienen del recreo a clase o que se restriegan la comida por la cara...


"¿Seguimos?"


Tras escuchar sus palabras, comprendí que había perdido.


"No, acepto mi derrota."


Pensé que podría ganarle en el momento que pude adelantarme a sus acciones con mis visiones, pero no me fue tan bien como esperaba.


"Sin problema, pero ahora lo entiendes, ¿no es así?"


Ruijerd me ofrece su mano para levantarme, al cogerla, me incorpora a su lado.


"No, por algún motivo el futuro se hizo borroso... ¿qué hiciste?"

"No sé bien lo que viste, pero si te intentabas defender con tu mano, la agarraba y si no, te pegaba. Eso fue todo lo que tenía en mente e hice."


Hmmm.... bueno, supongo que es algo cercano a que si es capaz de adelantarse a mis movimientos podrá adaptarse a la situación y sumado a nuestra diferencia en habilidad, por mucho que pueda verle actuar un segundo en el futuro, siempre podrá contrarrestar mis movimientos con sus inhumanos reflejos. Si lo pasamos a términos de ajedrez[18] por mucho que un novato sepa el movimiento que un experto vaya a hacer acontinuación, es imposible que le gane; más o menos.

Si algo he aprendido de este mundo, es que sus ciudadanos poseen habilidades absurdamente altas; por lo que es muy probable que haya muchos con una habilidad a la altura de Ruijerd, que puedan imitar sus acciones.


"Aunque claro, ya he peleado con anterioridad con enemigos que poseían ese mismo ojo místico; y desde entonces, he peleado teniendo eso en consideración, así que podría tomarse como una diferencia en nuestro nivel de experiencia en combate."

"Puede que sea eso."


Por lo que me ha contado, Ruijerd tiene años de experiencia a su espalda en los que ha peleado contra personas con ojos místicos; y seguro que también existirán técnicas en los distintos estilos de espada hechos explícitamente para contrarrestar estos mismos.

Algo me dice que, por ejemplo, elaunque sepa que me van a atacar con una hoja de luz del estilo Filo Celestial, sería incapaz de reaccionar y esquivarla a tiempo.


"Creo que se me estaba subiendo demasiado a la cabeza..."


Si lo pienso bien, los ojos místicos llevan existiendo siglos y milenios... es muy probable que desde entonces se hayan descubierto y explotado debilidades de cada uno de ellos, como por ejemplo, bloquearles la visión, escudarte con un espejo o atacar por la espalda... o hasta a oscuras... Pero aun teniendo so en cuenta, el poder que ofrecen los ojos místicos sigue siendo suculento, es un hecho que pude vencer a Eris en cuerpo a cuerpo.

Mi mente vuela emocionada viendo las ventajas de estos ojos místicos, pensando algo así como...

Pude ver sin problemas los movimientos de Eris y adelantarme a ellos, algo que hasta ahora fui incapaz de hacer; así que, en otras palabras, podré ver los movimientos de Ruijerd y contraatacar si sigo esforzándome, por mucho que haya perdido hoy.

Y llegado a ese punto, el ermitaño que habita en mí me trajo de vuelta a la tierra con el equivalente a una colleja.

Ermitaño: ¡De ahora en adelante podrás acercarte y comprobar el crecimiento de la pequeña Eris sin que esta pueda pegarte!

¡Ohh, cierto, muchísimas gracias, ermitaño de los pechotes! ¡Vaya, definitivamente mi mente vuela emocionada viendo las ventajas de estos ojos místicos!


6ª Parte[edit]

Volví a la posada con la nariz todavía enrojecida y ardiéndome, cuando llego a nuestra habitación, encuentro que Eris está sobre la cama abrazando sus rodillas.

Mierda, se me olvidaba que estaba deprimida...

Y viéndola, el ermitaño que tan emocionado se encontraba se retrajo como el cuello de una tortuga, desapareciendo.


"Hmm... ¿Eris...san?"

"¿Qué quieres?"


El tono de voz de Eris es el mismo que de costumbre.


Antes, en la playa, Ruijerd me contó lo que habían estado haciendo esta última semana.

Después de todo, resultó que estaban haciendo un entrenamiento especial en el que estuvo entrenando durante toda la semana sin descanso. Parece ser que Eris había sido capaz de impactar a Ruijerd una vez, la primera hasta ahora.

Le ha dado a Ruijerd, guau... yo creo que no podré hacerlo nunca.

Por lo que pudo contarme Ruijerd, da la impresión de que como se le había subido un poco a la cabeza y estaba siendo arrogante, me utilizó para calmarla y traerla de vuelta a la tierra.

¡¿Cómo es posible?! ¡Ese maldito bastardo, pederaste y pretencioso que se cree un guerrero me ha utilizado para enmendar su error!

Pero viendo los resultados, parece que todo salió a la perfección, porque la pequeña que se creía ahora demasiado especial por simplemente conseguir impactarle en una ocasión a alguien que la vence con facildiad, tuvo su ego destrozado por completo al perder contra alguien que ella por lo general puede vencer sin problemas.

Aunque... por mucho que parezca perfecto, no me parece lo más acertado.


"¿Te importa si te hago compañía?"


Porque sé muy bien lo que se siente cuando tu ego se viene abajo porque alguien es mejor que tú... todavía recuerdo cuando estaba en esa habitación y me daba por vencido al ver a otros que me superaban sin dificultad... Te hace creer que por mucho que te esfuerces no podrás superarles, como si se te denegara tu mérito, como si no valieras para nada.

Pero está claro que necesitaba calmar sus ánimos, podría haber llevado a que cometiera errores graves. Pero hay que tener en cuenta que ahora es cuando Eris se está desarrollando física y mentalmente; por lo que dudo que sea buena idea hundirla de una forma tan excesiva, porque tiene derecho a ir aumentando su experiencia y confianza en sí misma poco a poco para seguir avanzando. Personalmente, la dejaría a su aire una temporada, para que ella misma se diera cuenta de su error e intentara corregirlos por sus propios medios.


"Eris, te puedo asegurar que ahora eres fuerte."

"Ya me da igual, no hace falta que me reconfortes, tengo claro que no soy nada a tu lado, Ludeus, es algo que comprendí desde el principio."


Eris se pone a hacer pucheros totalmente desanimada.

Hmmm.... ¿qué debería decir en una situación como esta? No conozco nada que valga para un momento como este. Y encima Ruijerd parece que no tiene intención de volver pronto... debería ser él quien viniera a arreglar un poco el ego que él mismo rompio... aunque en realidad lo rompí yo mismo.

Aunque no me cabe duda de que si consigo animarla hoy, aumentará su opinión de mí... podría llegar a adorarme, y cuando llegara el momento de cumplir su promesa acabaría pegada a mí tras el baile horizontal. Y como es probable que Ruijerd asumiera que iba a tratar de animarla, decidió dejarnos tranquilos en la habitación.


"En serio, no te vengas abajo, he oído que fuiste capaz de golpear a Ruijerd. ¿Acaso eso no te hace sorprendente?"


Mientras le decía esto, me senté a su lado y Eris se apoyó en mi hombro y pegándose a mí.

Mushoku04 06.png

Desde mi posición, podía oler el suave aroma a sudor que provenía de su cuerpo.

Qué bien huele... pero... debo... contenerme... soy... un caballero........


"Ludeus, has hecho trampa; mira que conseguir ojos místicos solo para ti, aun cuando yo me estaba esforzando tanto..."


Me quedé de piedra, porque solo en una décima de segundo, mi mente se había detenido y enfriado. El lobo que amenazaba con salir, huyó con el rabo entre las piernas.

No sabía qué responderle a esas palabras.


"......."


No entiendo por qué estaba tan contento, tiene razón, hice trampas, es injusto; porque un ojo místico no es un poder que haya obtenido a base de esforzarme mucho, sino simplemente algo que acabó en mis manos; lo único que tuve que hacer fue comprar comida y pasear por callejones... Es cierto que tardé una semana en controlarlo, pero ni eso fue excesivamente complicado.

Y con solo esa semana, con un poder que me habían regalado, fui capaz de vencer a Eris que en esa misma semana se dedicó a entrenar hasta acabar bañada en sudor. ¿Qué tiene eso de especial o emocionante?


"Lo siento."

"No te disculpes..."

"......."


Tras ese intercambio, Eris simplemente se quedó en silencio donde estaba, aunque en ningún momento hizo por alejarse de mí.

El Ludeus de siempre se habría animado o excitado al sentir el calor u olor de Eris, pero en esta ocasión no aparecieron esas emociones. Lo único que hice fue continuar sintiéndome el castigo por mi crimen, dejando que el cuerpo a mi lado de forma silencisa continuara echándome en cara mis acciones. Y tras pasados unos segundos en ese ambiente tan cargado, llegué a una conclusión.

Este ojo místico solo lo usaré cuando sea necesario. Porque un instrumento tan útil solo conseguirá detener mi progreso. Ah, ahora lo entiendo, eso fue lo que quiso que viera Ruijerd, que lo importante no era inventar más formas de aprovechar el ojo místico, sino de mejorar mi propia habilidad en combate. Porque si usara el ojo místico, claramente mejoraría mi habilidad, pero llegaría el día en el que me estancaría y no pudiera avanzar más, porque es lo típico que pasa en manga a los personajes que dependen de herramientas para combatir, que llega el día en que lo pierden y les pasa factura.

Ha estado cerca... caso caigo en la trampa que ese maldito Dios Humano me puso, ese Hitogami... No me cabe duda de que ese tipejo lo que busca es que hunda mi futuro. Pero se acabó, tomaré mi ojo místico como un último recurso, sí, es lo mejor que puedo hacer.


7ª Parte[edit]

Esa noche, le di vueltas en mi cabeza a que no conseguimos encontrar una forma de cruzar el mar.

Me pregunto si cometí algún error... pensé que esta vez todo saldría como la seda, porque hice exactamente lo que me pidió, pero tan solo obtuve el ojo místico... quizás sea algo que me vaya a servir, no sé, quizás para apostar.

Pienso esto, pero en el continente demoniaco, no está extendida la cultura de las apuestas salvo en peleas. Por lo que descarto esa forma de ganar dinero.

Bueno, podríamos usar a Ruijerd como alguien que si vences te lleves un premio, pero que tengas que pagar una moneda de hierro para retar... podríamos ofrecer 5 monedas verdes de premio.

Analizándolo, veo que puede ser una idea interesante, pero llegará el momento en el que nadie le quiera retar.

Hmm.... no se me ocurre nada, por muchas vueltas que le dé... y he vuelto a la misma situación que antes de recibir el consejo del dios humano; podría hasta decir que hemos malgastado una semana inútilmente.


"De acuerdo, pues voy a venderlo..."


Tras poner en palabras lo que sentía, no tardé en llegar a una conclusión. Y por suerte o algún otro motivo, Ruijerd no está esta noche en la habitación. Desde mi posición, puedo ver a Eris durmiendo en el otro extremo de la cama con su ombligo al aire, para evitar que se resfrié, la tapo con las mantas.

No hay nada que pueda detenerme, y seguramente encuentre alguna tienda de compra-venta en algún callejón que abra a estas horas. Todo el mundo sabe que las tiendas que compran cosas de procedencia dudosa abren de noche.

Salgo de la posada con el báculo en mi mano y 3 pasos después, nada más salir.


"¿A dónde vas a estas horas de la noche?"


Me encontré a Ruijerd, pensé que no estaría cerca al no estar en la posada, pero parece que me equivocaba.

Mierda, se encontraba cerca, seguro que me sigue, necesito inventarme algo....


"Umm, me voy a pasar la noche a un burdel para calmar los ánimos."

"¿Necesitas tu báculo para acostarte con una mujer?"

"¿Mmm? Es que lo voy a usar para divertirme haciéndome pasar por mago con ella."


.

.

.

Creo que eso último ha sido excesivo...


"¿Vas a ir a venderlo?"

"Así es."


Llegó a una conclusión perfecta, por lo que decidí confesar y no alargarlo más.


"Lo preguntaré de nuevo, ¿planeas vender tu báculo?"

"Sí, sus materiales son de alta calidad y lo puedo vender por muchísimo dinero."

"No es eso lo que me importa ni lo que te pregunto. ¿Acaso ese báculo no es algo importante para ti, como lo es este colgante?"


Ruijerd agarra con su mano el collar de Roxy, que todavía lleva en el pecho.


"Sí, es igual de importante."

"Me estás diciendo que si ocurriera algo similar, ¿venderías también este colgante?"

"Si fuera necesario."


Ruijerd respira profundamente.

Me pregunto si irá a gritarme.... pensé que era del tipo de persona que solo se enfadaba por cosas referente a niños...


"Si por cualquier motivo, estuviera entre la espada y la pared, jamás dejaría escapar mi lanza."


El grito que esperaba nunca apareció, sino que sus palabras se parecieron más a casi un suspiro.


"Porque es un recuerdo de tu hijo, ¿no es así?"

"Te equivocas, es porque representa mi alma como Guerrero."


Así que tu alma de Guerrero... Suena espléndido, la verdad, pero con eso no puedes cruzar el mar.

Puedo ver tristeza en los ojos de Ruijerd.


"La última vez dijiste que teníamos 3 opciones."

"Lo hice."

"Ninguna de esas 3 era sobre vender tu báculo."

"Vaya, tienes razón."


Me pregunto si su intención es ver si le he mentido en algún momento... y no, no lo he hecho, o no era mi inteción, porque vender mi báculo era parte del método legítimo de pagar el billete.


"¿Todavía no confías en mí?"

"¿Qué dices? Ya confío en ti."

"En ese caso, ¿por qué no lo hablaste conmigo?"


Aparto mi mirada en respuesta a su pregunta.

Porque sabía que estarías en contra, y por eso mismo no lo hablé contigo. Vamos, una prueba clara de que no confío en él.


"En mi opinión, tras ver contigo el estado actual del mundo en este último año, sé que 200 monedas verdes no es una cantidad que se pueda alcanzar con medios normales como es hacer haciendo misiones o hasta metiéndonos en algún Laberinto."


Ruijerd habla hoy de una forma inusualmente realista. Me hace preguntarme si habrá comido algo en mal estado o si estará enfermo.


"Estoy seguro de que has llegado a esa conclusión, al igual que yo, por eso se te ocurrió la idea de buscar a un contrabandista. A mí eso jamás se me hubiera ocurrido, pero no hay otra opción si queremos viajar a Milis, por lo que es la respuesta correcta. Así que dime, ¿por qué vas a vender tu báculo?"


Para mí, la respuesta correcta es solamente la mejor de las respuestas, aunque esas suelen ser complicadas y fallan llegados a algún punto. Por eso nunca estoy seguro de cuál es la verdadera respuesta correcta, pero creo que el contrabandismo no es la respuesta que buscamos.


"Porque aunque sea una respuesta correcta, si hace que nosotros, como grupo, entremos en conflicto, no tiene sentido llevarla a cabo."

"En otras palabras, piensas que nuestro grupo tendrá problemas si utilizamos la opción de los contrabandistas, ¿no es así?"

"Sí, porque los contrabandistas son ese tipo de persona que consideras malas personas..."


Hablamos de contrabando, seguro que en la lista de cosas que transportan de mercancia hay esclavos; si además tienes en cuenta que el crimen más popular de este mundo es el secuestro, y que los niños son los blancos más fáciles... Vamos, que depender de un contrabandista hará que seamos cómplices de secuestradores y vendedores de niños.


"Ludeus."

"Dime."

"En esta ocasión, el problema surgió por mi culpa; si viajarais solo vosotros 2, no necesitaríais preocuparos de una cantidad tan absurda como lo son 200 monedas verdes."


Es posible, pero a cambio, podríamos haber tenido problemas en el camino hasta aquí, en muchas ocasiones Ruijerd nos salvó...


"Mi orgullo no me perdonará dejar que vendas tu báculo para resolver un problema ocasionado por mí."


Por mucho que digas eso...


"Si vendo mi báculo, tendremos una forma de seguir adelante, podremos pagar la tarifa y cruzar el mar. Nadie saldrá perjudicado, y nadie tendrá que soportar nada que no le guste; es el mejor de los métodos, ¿no te parece?"

"Mi orgullo me recriminará por permitirte vender tu báculo y a Eris también le molestará que lo hagas. ¿Acaso eso no es lo mismo que a lo que te referías con que nuestro grupo entraría en conflicto?"


Me quedo callado mientras los ojos de Ruijerd me miran directamente a los míos, sin titubear.


"Busca un contrabandista, apartaré la vista de los crímenes que cometan."


Habla en serio, seguro que tiene en cuenta la posibilidad de dejar a su suerte a niños secuestrados; y todo para que no venda el báculo.

Por mí... está incumpliendo sus principios por mi bien. Si está tan decidido, solo puedo darle una respuesta.


"Si llegado el momento, te cruzas con algún asqueroso desgraciado que te haga perder los papeles, solo tienes que decírmelo. No estamos tan apurados como para no salvar a niños."


Si Ruijerd está tan decidido a aceptar esa propuesta de verdad, haremos un uso inteligente de ella. Utilizaremos a los contrabandistas para cruzar el mar, pero cuando eso esté solucionado... no sé lo que ocurrirá. Si Ruijerd no pudiera soportar lo que ven sus ojos, les traicionaremos sin miramientos y salvaremos a Ruijerd junto a posibles niños.

Después de todo, el único uso de una mala persona es aprovecharte de ella.


"En ese caso, pongámonos manos a la obra para buscar contrabandistas."

"Vale, de acuerdo."

"Opino que tendrás que soportar algunas situaciones incómodas, pero te pido que las soportes por nuestro bien."

"Lo mismo te digo."


Intercambiamos un potente apretón de manos Ruijerd y yo.


Y así fue como conseguí mi primera victoria en el amor... nah, solo bromeaba.


8ª Parte[edit]

Por supuesto, al día siguiente le expliqué a Eris la conclusión a la que llegamos, se sorprendió bastante.


"¿Eh? Pero.... ¿No te fuiste por los callejones para buscar a una persona con la que intentar hacer el contrabando?"


Por su expresión, da la impresión de que ya se pensaba que la única opción viable era el contrabandista. Es más, me comentó que había estado convenciendo a Ruijerd de que lo aceptara mientras realizaban el entrenamiento especial.

Solo puedo quitarme el sombrero y decirle chapó.

Aunque bueno, ahora que ya hemos llegado a esa conclusión y todo el grupo está de acuerdo, es hora de buscar contrabandistas.

Capítulo 36.5 - Un Cruce para el Desencuentro - Historia Adicional[edit]

1ª Parte[edit]

-- Desde el punto de vista de Roxy --


Un barco atraca en Puerto Brisa, la ciudad portuaria del continente demoniaco, y Roxy Migurdia baja de él, deteniéndose a observar el paisaje.

Mushoku04 07.png

Puerto Brisa presenta una visión similar a la ciudad portuaria al norte del continente Milis, Puerto Santo. Todos aquellos que pisaban el suelo de esta ciudad, sentían una ligera sensación de déjà vu[19], pero en el caso de Roxy, sus pies se detienen no por esa sensación de reminiscencia, sino por el ambiente que rodea la ciudad, que es claramente diferente al del continente Milis.

Cuánto tiempo...

Lo que ella sentía era nostalgia.

¿Cuándo fue la última vez que pisé este lugar? ¿Hace 15 años...? Si lo pienso bien, ha pasado mucho desde que decidí irme de la ciudad para ir a las ciudades humanas. Creo recordar que cuando me monté en el barco hacia Milis, la última vez, pensé que algún día regresaría, pero que nada más llegar a Milis-Sion y probar comida tan suculenta y deliciosa que jamás encontraría en el continente demoniaco, juré no volver jamás.... Qué simple soy...

En realidad, desde el día que Roxy se montó en un barco en dirección al continente central, dejando atrás el continente Milis, no lo volvío a pisar, ni se le pasó por la cabeza. Eso fue debido a varios detalles del continente central, ya que todo cuanto veía en él le parecía novedoso e interesante. Pasaron los años, y en algún momento, llevaba viviendo tantos años en el continente central como los que pasó en el continente demoniaco.

Y en ningún momento volvió a pensar acerca de su continente de origen, ni cuando se adentró en un Laberinto y llegó a temer por su vida... nunca volvió a acordarse de sus padres, que dejó atrás en el continente demoniaco.

Nunca, hasta este día.

Nunca sabes cómo te sorprenderá la vida...


"¡Roxy! ¡Venga, vamos!"


En el rato que Roxy se detuvo a admirar el paisaje, una mujer, sin compañía, se acercó a llamarla; su pelo tenía un extravagante color rubio, agarrado con una trenza francesa[20], y un par de orejas largas y puntiagudas sobresaliendo de su cabeza, era esbelta, con una cinturita reducida contrastando con sus caderas anchas.

Todas y cada una de las veces que ha observado a esa persona, Roxy sentía celos de su físico.

Sé que no hay más remedio y que es una cuestión de la raza, pero me gustaría poder aspirar a una figura semejante, y aunque nuestro pecho sea más o menos similar, pero con su físico, ella parece toda una belleza mientras que yo simplemente soy... infantil.


"Hahh... ya voy."


Roxy suspira. El nombre de esa mujer tan llamativa es Elinalise, Elinalise Dragonroad; es una guerrera de la raza de orejas puntiagudas (elfos)[21] que combate en la delantera armada con un afilado estoque y un escudo redondo. Su estilo de combate con el estoque la hace moverse por el campo de batalla de una forma extremadamente elegante, acorde con su extraña apariencia.

Por lo general, los estoques no son un arma propia de aventureros, es más bien usado como arma en duelos de nobles en Asura y otros reinos, aunque a veces se han visto en la ciudad santa de las espadas en la zona norte del continente central para pelear contra personas con armadura y así buscarle los puntos menos defendidos.

Pero el estoque que utiliza Elinalise es un objeto que fue encantado con maná en lo más profundo de un Laberinto, una Herramienta Mágica; esto lo convirtió en un arma más resistente que las típicas espadas y que además, de un único corte, podía lanzar una ráfaga cortante de aire capaz de partir un árbol a metros de distancia.

Y por otro lado, su escudo redondo también es otra herramienta mágica que posee la habilidad de suavizar los impactos que reciba.


"O-¿Oh? Tierra.... ¡¡Tierra por fin!!"


A la espalda de Roxy, un hombre de la raza de los mineros de carbón (enanos) baja por la rampa del barco dando tumbos poco seguros. Llevaba puesto una pesada armadura junto a un báculo, mientras su frondosa barba se mecía con el viento; su nombre es Talhan, su nombre completo es Talhand, de los Grandes Picos de Roca.

Es tan alto como Roxy, pero es más 2 veces más ancho que ella de hombros, además, aunque sea un mago, con su frondosa barba, lleva una armadura grandísima que hacía a Roxy preguntarse qué hace un mago con armadura...

Su agilidad es casi inexistente y no es para nada rápido, debe de ser incapaz de esquivar ataques de monstruos. Es lo opuesto a un típico mago, utiliza su resistente armadura para combatir en el frente mientras utiliza hechizos.


"¿Estás bien, Talhand-san? ¿Quieres que vuelva a conjurar magia curativa?"

"¡No, no hay necesidad!"


Negando lentamente con la cabeza, aunque balanceándose alante y atrás, seguía avanzando tirando de su lento cuerpo. Suele hablar de forma más afectiva o respetuosa, pero el mareo por ir en barco le ha dejado algo trastornado.


"Hay que ver... ¿No te da vergüenza marearte así por una tontería como es un viaje en barco?"

"¿Qué dices..... Desgraciada?"


Elinalise se rodea a sí misma con sus brazos, ríendose con fuerza, mientras que Talhand se enfada poniéndose rojo de ira.

Siempre tengo que ir preocupándome de que no se pongan a pelear a la menor oportunidad...


"Por favor, dejad las discusiones para luego... Y Elinalise-san, preferiría que no hicieras comentarios de ese tipo, los mareos al viajar en barco dependen del cuerpo de cada uno."


Me crucé con ellos en la ciudad portuaria del Reino del Rey Dragón, Puerto Este. La primera vez que les vi, les ignoré porque estaban simplemente discutiendo en el gremio de aventureros; pero al prestar algo de atención, me di cuenta de que su discusión era sobre la búsqueda de desaparecidos de la provincia de Fedora en el continente demoniaco, por lo que decidí hablar con ellos.

El motivo de su pelea es porque no estaban de acuerdo en como orientarse en el continente demoniaco, Talhan decía que prefería ir al continente Begarito o a la norte del continente central, que las conocía mejor; mientras que Elinalise decía que no habría problema con el viaje siempre que contrataran a alguien que les guiara.

Si lo piensas, yo estaba algo intranquila por ir sola, pero me conozco el continente demoniaco, así que podría decirse que estábamos destinados a encontrarnos aquí.

Y por si fuera poco, al seguir hablando con ellos, el destino quiso que resultaran ser miembros del grupo original al que pertenecieron Paul y Zenith, Colmillos del Lobo Negro.

Roxy había escuchado rumores sobre ese grupo a lo largo de sus viajes, ya que eran uno de los grupos de aventureros más famosos del continente central, entre otras, porque eran un grupo poco convencional formado por personas con una personalidad bastante especial y única; que además había llegado al rango S a los pocos años de formarse.

Pero vamos, nunca me hubiera imaginado que Paul y Zenith fueran parte de ese grupo, aunque es cierto que escuché que se disolvió.

La sorpresa al descubrir que las personas que tenía delante eran parte de ese grupo era clara e inigualable, al igual que las de esas mismas personas al saber con quién estaban hablando.

Rumores sobre Roxy Migurdia también rondaban por varios continentes, y el nombre por el que era conocida era Maga Real de Agua, una jovencita con el pelo azul que nació en el continente demoniaco y que se graduó de la universidad mágica tras alcanzar el rango de Maga Santa de Agua a los pocos años de enlistarse y que poco después superó un Laberinto de 25 pisos a las afueras del reino de Shirone, tras lo que aceptó una posición como mago de la corte de ese mismo reino.

Otros rumores batante famosos hablan de su época como aventurera, relatados por varios trobadores que extendían sus acciones en las que se enlistó como aventurera siendo una maga solitaria que conoció a 3 jóvenes aventureros, subiendo rápidamente de rango y atravesando el continente en dirección al continente Milis, o algo similar; aunque en estos rumores en ningún momento se nombra directamente a Roxy.


Pues bien, los 3 se hicieron grandes amigos... bueno, no tanto, pero tanto Talhan como Elinalise, que decidieron aceptar la petición de Paul para ayudarle a buscar a su familia; y Roxy, que se dirigía al continente demoniaco para buscar a Ludeus y a sus familiares allí, decidieron aliarse y combinar sus esfuerzos por alcanzar los objetivos tan similares. Por lo que formaron un grupo de aventureros entre los 3 y se dirigieron al continente demoniaco.

Su viaje comenzó cogiendo un barco en dirección al continente Milis, de ahí, llegando al Puerto Oeste en Milis, decidieron comprar un carruaje tirado por una variedad de caballo conocida como Sleipnir. El coste de esos caballos era elevado, pero ninguno de los 3 tenía problemas económicos.

Mushoku05 01.jpg

Debido a que no se llevaban especialmente con Paul, decidieron no detenerse en la capital del Sagrado Imperio Milis, Milis-Sion, y como tampoco tenían una fama excesivamente alta en sus ciudades de rigen, las minas de carbón de la cordillera de los Dragones Azules (enanos) ni la aldea de los orejas puntiagudas del Gran Bosque (elfos), decidieron continuar su camino sin detenerse en ellas, dirigiéndose directamente a Puerto Santo; escudándose en que se acerba la temporada de lluvia, por lo que sería mejor atravesar rápidamente el Gran bosque.

Esta temporada de lluvia es famosa por ser una época prolongada en la que las lluvias impiden moverse por el Gran Bosque. Pero habiendo escuchado las peleas entre ellos y los comentarios que se decían, Roxy llegó a la conclusión de que su intención era estar cuanto menos fuera posible en el continente Milis.

Aunque si soy sincera, y más, viendo los resultados, no pararnos aquí significa que llegaremos al continente demoniaco en un tiempo record, así que no pienso quejarme por ello.


"Pues nuestra primera parada será el gremio de aventureros."


Volviendo al puerto, Roxy hizo esa sugerencia a sus compañeros, y sin más inconvenientes, los 3 se dirigieron a ese destino; que es el típico para aventureros.


"¡Sería genial conocer hombres decentes!"


Ante las palabras de Elinalise, Roxy solo pudo fruncir el ceño; porque la mujer de orejaspuntiagudas que la acompaña, por muy pura que parezca a simple vista, gusta de compañía, y aunque sea difícil de creer o imaginar al ver su esbelta figura, ha dado a luz en varias ocasiones ya.

Según le ha contado ella misma, sufre de algún tipo de maldición, pero como prefiere no ser una heroina viviendo una trágica vida debido a esa condición, se lo toma más como si fuera algo que hace porque le gusta. Algo que Roxy es incapaz de creer.


"¡Elinalise-san, no hemos venido buscando hombres!"

"Eso lo tengo claro."


La cara de Roxy decía claramente No, no lo tienes nada claro.

Puede que no pase nada cuando viajas con desconocidos, pero piensa que no vas sola, sino con aliados. No pasa nada si lo haces en tu tiempo libre, pero estamos en medio de una situación de emergencia, además, imagina que acabas embarazada... el viaje se alargaría muchísima. Desearía que se controlara un poco...


"Pero si estoy segura de que tienes a 1 o 2 amantes también esperándote en casa..."

"No, no tengo."


Quizás si fuera tan guapa como tú, Elinalise... Pero, para mi desgracia, todos aquellos por los que he sentido algo nunca me han visto como una mujer. Parece que solo soy popular con niños, y no con hombres.


2ª Parte[edit]

Los gremios de aventureross del continente demoniaco a diferencia que con los del continente central, tienen un ambiente muy distinto debido a la gran variedad de razas que forman parte en los distintos grupos.

Nada más entrar, Roxy pudo ver a unos aventureros que obviamente acababan de enlistarse en el gremio, eran 3 jovencitos vestidos como si fueran guerreros, y que al verla a esta, se acercaron algo nerviosos.


"E-esto... Si te parece bien... ¿te gustaría unirte a nuestro grupo?"


Escuchando las palabras de los jóvenes que se habían atrevido a preguntarle algo así, Roxy solo pudo sonreir un tanto amargamente.


"No, lo siento, como podéis ver, ya formo parte de un grupo."


Tras rechazar su solicitud de esa forma, los 3 sonrieron decepcionados y se alejaron.

Esta situación no es algo que haya pasado por primera vez, en varias ocasiones, otros grupos similares se le han acercado a invitarla a formar parte de su grupo, en todas ellas, eran un grupo formado por 3 chicos jóvenes.

Hace años que los trobadores cantaban historias al respecto, pero no esperaba que se hubiera vuelto tan famosa...


"¡Vaya, vaya, parece que Roxy es quien encuentra hombres decentes que la invitan!"


Elinalise bromeaba, como en varias ocasiones, al respecto mientras le daba palmaditas en la cabeza a Roxy.

Siempre igual... no siempre voy a corregirte, no soy una niña.


"Puede, pero en todo caso, no puedo formar un grupo con alguien con un rango tan distinto al mío."


El rango actual de Roxy como aventurera es A, mientras que el rango medio de esos jóvenes que, siguiendo historias antiguas de trobadores, se acercaban a ella es D.

O al menos, ninguno de ellos era de rango superior a B.

La primera vez que alguien le hizo semejante invitación, queriendo imitar la historia tan famosa que hablaba de Roxy enlistándose como aventurera y uniéndose a un grupo de 3 aventureros jóvenes, intentó contarles, roja de vergüenza, que esa historia trataba de ella, pero nadie se creyó sus palabras. Una situación que prefiere olvidar.

Parece que no soy incapaz de unir el nombre Roxy a esa historia de aventureros... Quién me iba a decir que ese trobador no conocía la raza Migurd, se pensó que era una niña de 12 años que se había ido de aventuras y que en 2 años con su edad llegó al rango A. Y por si fuera poco, ahora la dramatizan más diciendo cosas como que conquisté el continente demoniaco en un único año. Es una broma de mal gusto.

En realidad, Roxy tardó unos 5 años en llegar al rango A, le tomó 2 o 3 años conseguir adaptarse a la vida de aventurero y coger unas buenas bases para trabajar en el continente demoniaco, así como llegar al rango B. Llegado a ese punto, estuvo yendo de grupo en grupo durante 2 años hasta que por fin alcanzó el rango A.

Aún así, imagino que si lo comparas con la normal, podría considerarse como una carrera bastante rápida. Hoy por hoy, con suerte, es posible subir al rango E en menos de un año, pero es imposible que un grupo hecho únicamente por niños, consigan llegar al rango A en tan solo un año.


"Es una lástima, creo que podía guiarles para que crecieran adaptándose a mis gustos..."


Si les guiaras dice...

Pero escuchando esas palabras, Roxy se puso a recordar el pasado, a sus inicios como aventurera, rememorando como un grupo de 3 jóvenes aventureros novatos le pidieron que se uniera s su grupo, eran parte de un grupo llamado La Banda Rikaris.

Esos 3 jóvenes que me ayudaron nada más abandonar mi aldea y que se ahogaban en un vaso de agua... El sarcástico que siempre se inventaba hazañas pero que prestaba mucha atención. El malhablado que siempre se metía con gente con comentarios bruscos, pero que siempre cumplía lo que prometía. Y el más sabio de los 3 que consiguió unir a su grupo, que murió a lo largo de su viaje... Nos separamos cuando llegamos a Puerto Brisa, pero.... me pregunto si siguen con vida los otros 2.

La vida tan dura de un aventurero en el continente demoniaco es algo que Roxy descubrió cuando llegó al continente central; la mortalidad en estos 2 continentes es muy diferente, elevadísima en el continente demoniaco.

Me alegraría saber que están bien, tanto Nokopara como Blaze.

Con ese pensamiento, Roxy se rio un poco.

Han pasado ya 20 años desde la última vez, y sus razas no son especialmente longevas, estoy segura de que se habrán retirado como aventureros hará años ya... La única que no cambia, soy yo, así que mejor dejamos la nostalgia para otro momento.

Roxy decidió cambiar su punto de vista y sus emociones, porque el motivo por el que había venido a este continente no tenía nada que ver con hacer una visita a casa, sino por Ludeus, para encontrar a su familia.


"Ya que estamos aquí, busquemos información."


Tras hacer esta sugerencia a sus acompañantes, Roxy se dio un paseo por el gremio.


3ª Parte[edit]

Tras reunir información, rápidamente comprendió que alguien llamado Dead End se encontraba actualmente en la ciudad. Por lo visto, un grupo de novatos llevaba extendiendo su nombre desde hacía poco.

Dead End es el nombre que se le dio a un demonio que todos en este continente conocen, un monstruo aun entre los Supard que es especialmente peligroso y que va tras los niños malos.

Desde niña, mi madre siempre me asustaba con cuentos sobre Dead End cuando era más joven, diciéndome cosas como que Dead End secuestraba a los niños que se portaban mal.

Cuando se reunieron todos en la posada y unificaron toda la información que habían conseguido, Roxy frunció el ceño al llegar a sus conclusiones sobre Dead End.


"Es increible..."

"¿A qué te refieres?"

"A lo de extender el nombre de Dead End, no pueden estar en su sano juicio."


Porque lo más peligroso de esa idea, es que la persona con ese nombre realmente existe. Puede que no sea tan conocido en el continente central, pero su existencia es un hecho.

Por supuesto, Roxy nunca lo había llegado a conocer de verdad, pero todos y cada uno de los rumores que había escuchado en su día eran abominables. En todo el continente demoniaco, a Dead End se le consideraba el monstruo más terrible, hasta el punto de que el gremio de aventureros, por miedo a represalias, no se han atrevido a poner un precio a su cabeza.

Aunque si saliera una misión de supresión... seguro que sería rango S, y seguro que la recompensa sería el doble de lo normal para una misión de ese rango, de conseguir acabar con él.


"Y personalmente, soy incapaz de comprender el motivo por el que lo hacen."


Tras comparar toda la información que Elinalise había conseguido reunir, parecía ser que el hombre que se hace llamar Dead End es alto, de tez blanca, sin pelo en su cabeza y lleva una lanza. Pero que por otro lado, dicen que es un joven bastante guapo.


"Por lo que dicen de él, diría que es un hombre decente, quizás debiera invitarle a calentarme la cama..."


Talhan, escuchando esas palabras, se enfureció hasta el punto de escupir ligeramente al hablar.


"¡Menuda sandez!"


La información que había obtenido Talhand es que el grupo conocido como Dead End estaba formado por 3 personas llamadas Eris, Perro Rabioso, Ruijerd, Perro Guardián y Ruijerd, Amo y Señor; por lo visto los 2 últimos eran hermanos o eso se rumorea.

Perro Rabioso es una pelirroja que pelea con espada, Perro Guardián un flaco altísimo que lleva una lanza y el Amo y Señor es un enano que va con un báculo que por lo que se dice por ahí, es una herramienta mágica.

Como grupo no tienen una buena reputación.


"El Perro Rabioso se mete con facilidad en peleas, el Amo y Señor lo único que hace son actos depravados y perversos. Aunque he oído que el único buen tipo de los 3 es ese Perro Guardián; lo que dicen los rumores es que le gustan los niños y que nunca permite fechorías sin castigo."


La evaluación en sí misma es un tanto extraña... imagino que en algún momento la información se distorsionó en el boca a boca. Como cuando un maleante hace algo mínimamente bondadoso y todos acaban exagerándolo y reevaluándolo por ello; es muy probable que la opinión de ese Perro Guardián se deba a un hecho similar. O quizás esa distorsión la están haciendo de manera intencional, controlando el flujo de información para engañar la opinión popular... Si ese fuera el caso, puede que no sean simplemente poderosos sino además, astutos e inteligentes.


"Diría que son un grupo peligroso, así que mejor intentemos evitar involucrarnos en sus asuntos."

"Estoy contigo, llamar la atención de maleantes solo puede causarnos problemas, y más teniendo en cuenta que venimos buscando gente."

"Pues en ese caso, volvamos al tema principal."


Roxy cambió el tema d ela conversación, ya que el motivo por el que fueron al gremio de aventureros no fue para informarse de nada referente a Dead End.


"¿Escuchasteis algún rumor sobre gente de la provincia de Fedora?"

"Nada."

"No escuché nada de nada."


Es muy posible de que lleguemos demasiado tarde... El continente demoniaco no es un lugar propicio para sobrevivir tras un teletransporte inesperado, y menos sin ningún tipo de equipo o armamento adecuado. No se me ocurre cómo podría sobrevivir alguien aquí durante todo un año yendo con lo puesto... En este lugar, la posibilidad de hacer algo así es casi inexistente; es muy probable que murieran como muchos otros que encontraron su fin nada más ser teleportados.


"Bueno, igualmente, vinimos aquí con la intención de buscar específicamente a la familia de Paul."

"En concreto, de Zenith, Lilia, Aisha y Ludeus."


Roxy ya les había informado a ambos de todo lo que sabía de ellos, aunque como lo único que sabía de Aisha era lo que Ludeus le había indicado en sus cartas, la información sobre ella era algo vaga.


"Supongo que Zenith, conociéndola, estará bien."

"Tienes razón."


Sus 2 compañeros son amigos de Zenith, y por lo que saben de ella, no están muy preocupados por su desaparición.

No estoy segura de exactamente lo útil que era Zenith para el equipo, pero sabiendo lo poderosos que son estos 2 miembros del grupo de aventureros Colmillos del Lobo Negro y viendo la opinión que tienen, debería de estar bien como dicen.


"Como Ludeus es alguien tan especial y llamativo, estoy segura de que si está en el continente, le encontraremos rápido."


Todavía recuerdo el talento tan incalculable que poseía con solo 5 años... Si hablamos del pequeño Ludeus, creo que allá por donde vaya será el centro de atención.

La conclusión a la que los 3 llegaron sobre Zenith y Ludeus, es que nada más entrar a una ciudad en la que ellos estén o hayan estado, no tardarán en saberlo; ya que, de haber caído cerca de alguna aldea o ciudad, poseen la capacidad suficiente como para sobrevivir en este continente.

Por lo que las personas a las que deben de buscar más activamente son Lilia y Aisha.


"Decidamos entonces en una fecha límite para quedarnos en la ciudad. ¿Qué os parece si buscamos tanta información como podamos encontrar en la ciudad durante 2 días y al tercero demos una vuelta por las aldeas circundantes?"

"¿No te parece poco darle 2 o 3 días por ciudad?"


Roxy negó con la cabeza a las palabras de Elinalise a modo de respuesta.


"Con lo grande que es el continente demoniaco y que la probabilidad de que ya estén muertos sea tan alta, nos obliga a que lo primero de todo sea ir a las ciudades principales del continente demoniaco y organicemos misiones de búsqueda en cada una de las sucursales del gremio de aventureros."


El reino de Asura había ofrecido apoyo financiero a quienes ayudaran en la búsqueda de los habitantes de la provincia de Fedora; básicamente, los gremios de aventureros de las ciudades ofertaban misiones de búsqueda, y el pago por estas misiones lo realizaba el reino de Asura. El problema es, que gran cantidad de gremios, no publicaban estas misiones de búsqueda a menos que alguien se presentara en el mismo gremio con una firma que demostrara que el reino de Asura realizaría el pago, ya que si no, ellos son los que tendrían que realizar el pago; además que tampoco había pago si no eras aventurero.

Si lo miras de otra forma, si el gremio no ofrecía la misión, nadie buscaba a los desaparecidos y aunque encontraran a alguien, el reino no pagaba al aventurero.

La forma en la que el reino de Asura estaba respondiendo a un desastre de estas proporciones irritaba a Roxy.

Siendo tan poderosos como son a nivel mundial, pensarías que serían capaces de organizarse para un evento de tales características... Pero en realidad, los únicos que andan buscando son gente como Paul o como nosotros; gente que se ha visto envuelta directa o indirectamente por familiares.

..... Parece que los rumores sobre que el reino de Asura había comenzado a corromperse internamente poseían parte de razón; me pregunto si al poseer tanta tradición e historia en el poder ha causado que la corrupción se esparza por las figuras gobernantes...


"Pues si estáis de acuerdo, dediquémonos mañana nuevamente a reunir información."

"De acuerdo."

"Vale."


Roxy nunca ha sido del tipo de persona que le dedica demasiado tiempo a todos los pormenores de cada acto que realiza; principalmente, porque no le gusta perder el tiempo en algo que podría acabar siendo inútil, por lo que prefiere terminar todo tan pronto como le sea posible y continuar su viaje.

Es algo que pudo verse cuando le enseñó a Ludeus, su discípulo, su hechizo más poderoso y partió poco después; esta cortante y apresurada forma de pensar en ocasiones es uno de sus fuertes, pero como Ludeus tuvo en consideración en algunas ocasiones, en parte por ello, Roxy a veces actuaba de manera patosa.

Pero claro está, nadie se atrevería a decirle algo semejante abiertamente, ya que la propia Roxy piensa que es uno de sus fuertes.

Teniendo esto en cuenta, la idea de utilizar el primer día para ir al gremio a publicar la misión, buscar por la ciudad en el segundo día y partir en el tercero, podría tomarse como un calendario de actividades que aprovechaba el tiempo al máximo; pero es posible que la historia hubiera sido muy diferente si hubieran permanecido en la ciudad durante al menos una semana.


4ª Parte[edit]

Al día siguiente, el segundo de su planificación, Roxy decidió ir a echarle un vistazo al grupo conocido como Dead End por simple criosidad.

Debido a lo llamativos y conocidos que eran, rápidamente descubrió donde se encontraban; por lo visto, habían visto a un hombre y una mujer yendo juntos a la playa para hacer un entrenamiento intensivo. Y tal como comentaban los rumores, se trataba de una pelirroja y de un largucho sin pelo en la cabeza.

Cuando los encontró, la joven llevaba una espada de verdad cogida con ambas manos, atacando al hombre calvo a una velocidad abismal, aunque el hombre fue capaz de detener el ataque con facilidad.

Si mal lo recuerdo... Dead End es un grupo formado por 3 integrantes, un tipo alto y 2 más pequeños; pero parece que el enano que llaman Amo y Señor no está aquí...

Las personas que identificó como Perro Rabioso y Perro Guardián, estuvieron enfrascados en un intercambio de ataques y paradas de inesperadamente alto nivel.

Bueno, digo intercambio de ataques y paradas, pero en realidad la única que ataca es Perro Rabioso, mientras que Perro Guardián solo se dedica a detener sus ataques; aunque soy incapaz de seguir bien sus movimientos con los ojos.

Roxy continuó observándoles desde la distancia y a escondidas tras una piedra; como si fuera la hermana mayor de un pitcher que se va a entrenar en secreto para ser capaz de jugar en las ligas profesionales de baseball[22].

Esos 2 son muy buenos.

Fue la opinión de Roxy, una aventurera que durante años estuvo viajando por el mundo y hasta se adentró en un Laberinto. Aunque como mínimo, no esperaba encontrar ese nivel en personas que iban por ahí haciendo cosas cuestionables como manipular la opinión popular.

Es posible que hablar con ellos pudiera ser una buena idea... Es bastante viable.

Pero en el momento que a Roxy se le ocurrió acercarse, Perro Guardián se giró de improviso.

...¡!

Roxy tuvo la impresión de que sus miradas se cruzaron, notando una potente mirada penetrante, junto con un miedo inexplicable. En su cabeza, se imaginó la escena de que era una presa a punto de ser cazada por un depredador implacable; lo que la hizo alejarse del lugar con rapidez.


5ª Parte[edit]

-- Desde el punto de vista de Ruijerd --


Desde el principio, Ruijerd notó la presencia de la chica, aunque no sabía si quería algo con ellos o si simplemente les observaba por curiosidad. En medio de su combate, pudo girarse un instante para observarla, con lo que pudo ver claramente a la jovencita que les había estado observando oculta tras una roca.

No... no es una jovencita... sino una Migurd adulta.

Era algo difícil de ver a simple vista, pero el ojo de Ruijerd era difícil de engañar con esos detalles.

Aunque no es alguien que conozca...

Ruijerd tiene en cuenta que en el continente demoniaco no existe únicamente un asentamiento Migurd.

¿Nos observa simplemente por curiosidad?

Ruijerd le echó un buen vistazo a la mujer, pero cuando sus miradas se cruzaron salió huyendo.

Jum... ¿La habré asustada?


"¡Te pillé!"


En el momento en el que bajó la guardia, Eris se lanzó al ataque dejando escapar un grito, utilizando toda su energía aprovechando el descuido.


"¡¡Ku!!"


Ese fue el día en que Ruijerd cometió su primer error en el aprendizaje de Eris.


"¡Bien! ¡Te di, ¿no?! ¡¿Te di de verdad?! ¡¡GENIAL!!"


Eris totalmente emocionada puso el grito en el cielo al mismo tiempo que levantaba sus manos en pose victoriosa.

De aquí a un tiempo, la técnica de Eris ha mejorado bastante, y es más que probable que acabe convirtiéndose en una gran espadachina de aquí a unos años; pero todavía es joven, y si su hazaña la hace volver arrogante, acabará llevando a resultados desastrosos.

Como Guerrero y jefe de los Supard, Ruijerd había visto esta ocurrencia repetirse en varias ocasiones; es por ese motivo, por el que no ha permitido que la pequeña consiguiera impactarle en ninguna ocasión, prestándole especial atención, pero debido a la Migurd, bajó la guardia.

El Supard dejó escapar un suspiro sin que Eris pudiera oírlo.


6ª Parte[edit]

-- Desde el punto de vista de Roxy --


Apresuradamente, Roxy regresó sin dejar de observar su espalda hacia la posada en la que se alojaban.

Nadie me sigue y nadie me ha atacado...

Aterrada y casi hiperventilando, consiguió llegar a la posada.

Si su nivel en combate es tan alto, necesito preparar al menos 1 cristal mágico; o puede que hasta sea necesario preparar un círculo mágico así como unos cuantos pergaminos. No creo que me ataquen solo por ir a echarles un vistazo, pero hay que tener en cuenta que son unos colgados que se hacen llamar Dead End, mejor prevenir.


"¡¡Ahh... sí!! ¡Así! ¡Genial! ¡Dame más, MÁS!"


Roxy sintió como toda la fuerza, tensión e inseguridad que la invadían se desvanecían al escuchar los gritos provenientes de la habitación de Elinalise.

¿Pero no se suponía que esa mujer había ido a buscar información? Mira que traerse un hombre a la posada para saciar su ansia...


"Será posible..."


Talhand ya le había avisado que Elinalise no tenía problemas en meter hombres a su habitación, sin importar la situación en la que se encuentren; cada vez que ve algún hombre que la atraiga un poco, querrá disfrutar de su compañía al menos por una noche.

Hacía lo mismo en Puerto Santo, y según Talhand ese apetito no desaparecía ni en medio de un Laberinto. ¿Acaso no tiene ningún tipo de integridad en ese aspecto?

Pero aún así, por extraño que parezca, la situación había hecho que Roxy se calmara.

No sabría que hacer si no encuentro a ninguno en la posada tras ese susto... Pero como Elinalise está en la habitación de al lado, haré mis preparativos para un posible combate, pero esperaré a que el encuentro de mi compañera de viaje; pero cuando acaben esos vociferíos, pienso darle un tirón de orejas a Elinalise, y nos iremos las 2 a reunir información juntas. Vamos, 2 pájaros de un tiro, reunimos información y me aseguro de que Elinalise también lo hace.

Pasados unos minutos hasta calmarse un poco más.

Bueno, si lo pienso bien, dudo que se atrevan a seguirme hasta la posada...

Pero aun pensando así, Roxy se preparó para un combate dentro de su habitación, y aunque las paredes no eran para nada delgadas, los sonoros gritos de Elinalise llegaban hasta sus oídos, lo que hizo que Roxy empezara a sentirse extraña.

Agarro rápidamente su mano derecha que se encaminaba lentamente hacia la parte inferior de su abdomen.

.....Oh... No tengo la libertad como para hacer algo semejante en este momento... aunque... están durando más tiempo del que esperaba...

3 horas estuvo Roxy continuando su vigilia en silencio, sin que Elinalise pareciera querer despedir a su compañía; aunque tampoco parecía que Dead End fuera a venir atacarle, lo que hizo que Roxy se sintiera un tanto estúpida. Al mismo tiempo, habiéndose visto en tensión y alejada de los deberes diarios que se habían impuesto de reunir información, comenzó a enfadarse con Elinalise por hacer lo que le plazca.

No estamos en posición de perder tiempo en algo semejante, hasta yo me estoy conteniendo.

Cuando la barra de enfado alcanzó el punto máximo, se puso en pie y se dirigió al cuarto de Elinalise.


"¿Cuánto rato piensas seguir con eso? ¿No se suponía que estabas reuniendo información....?"

"¿Anda, Roxy? ¿Ya volviste?"

"Eh....¿?"


Junto a Elinalise, 5 hombres se encontraban en la habitación.


"¿Te quieres unir a la fiesta?"


Un fuerte olor a hombre impregnaba la habitación, y esos mismos hombres tenían en sus caras pegadas una sonrisas vulgares, por no hablar de que Elinalise, montada sobre uno de ellos, tenía una cara de puro éxtasis.

Algo así... con todos ellos... lo peor de todo... es consentido... imposible...

El sentido común de Roxy no estaba preparado para la escena.


"Ahh, waa..."


El cerebro de Roxy se puso a funcionar a máxima velocidad imaginándose todos los actos que hubieran podido acontecer en semejante situación hasta que su mente se cortocircuitó.


"¡¡¡¡¡¡Uwaaahaa!!!!!"


Dejando escapar un insoportable grito, salió disparada del cuarto, se metió en su propia habitación, y sujetando su báculo con ambas manos respiró hondo.


"¡Oh, hijo del emperador de los truenos y gran espíritu del agua que ascendiste hacia los cielos! ¡Que el majestuoso filo helado que portáis golpee a aquellos que se rebelan a vuestros pies! ¡『GLACIE-PLUVIA』!"


Y con una lluvia de enormes témpanos de hielo, la posada fue parcialmente destruida.


7ª Parte[edit]

Y tras todos los eventos, el tercer día llegó, el día en el que abandonaban la ciudad.

Debido a todo lo ocurrido, algunas partes del plan se quedaron un tanto vagas, por ejemplo, no llegaron a reunir toda la información que querían y olvidaron solicitar la petición en el gremio. Pero es normal teniendo en cuenta que destruyeron una posada y que tuvieron que pagar una multa bastante elevada para pagar la reparación.


"Todo por culpa de Elinalise..."

"No pude hacer nada... Mientras reunía información en unos callejones, me hicieron una sugerencia imposible de rechazar."

"Pero... algo semejante... con 5 personas... ¡¡Hablamos de 5 hombres!!"

"Estoy segura de que llegará el día en que lo comprendas, Roxy. Solo imagínalo, una aventurera poderosa y bella como yo, manoseada y utilizada como si fuera un juguete por 5 maleantes... uff, podría preñarme solo de imaginarlo."

"Prefiero no comprender algo así, nunca."


Mientras Roxy estuvo atendiendo la universidad mágica, todavía podía considerársele una niña, ya que no comprendía la idea de amantes o esposos; es más, la primera vez que de verdad me planteé conseguir un compañero para cosas semejantes fue al ver a Paul y Zenith tan pasionales juntos.

Me gustaría un compañero similar solo para mí.

Y pensando de esa forma, recordó una historia que le contó una compañera en sus tiempos de universidad, en la que conoció a su actual marido en lo más profundo de un Laberinto, y que tras superar un gran número de dificultades juntos acabaron casándose.

¡Eso es! Seguro que si me adentro en un Laberinto de manera similar, seré capaz de conocer a alguien y ponerle la mano encima.

Sus fantasías se inflaron más y más en su cabeza, llegando el punto en que se imaginaba que era rescatada por un varonil, bien vestido, alto, delgado, algo infantil, un humano no demasiado adulto, que se conocen por casualidad en medio del Laberinto y que combinando sus fuerzas consiguen escapar, pero enamorándose en el proceso. Consiguiendo escapar por fin juntos, aunque dejando atrás las múltiples muertes de sus compañeros, buscando apoyo en Roxy y teniendo su primera vez esa misma noche.

Pasado un tiempo, llegó de verdad a entrar sola en un Laberinto, pero la fantasía que tanto se había inflado en su cabeza se derrumbó con facilidad.

Un Laberinto no es un lugar peligroso en el que todos los aventureros se adentran intentando evitar la muerte y deprimiéndose conforme avanzan las penurias... soy una niña por entrar en un lugar semejante con estas ideas.

Los aventureros solitarios dejaron de aparecer por el 5º nivel, pasado ese punto, desistió en su idea de conocer a alguien en semejante lugar. Pasado el 10º nivel, comenzó a notar que explorar en solitario le estaba costando demasiado y buscó un grupo al que unirse, pero todos los que conoció la rechazaban y se reían de ella por su apariencia.

De esa forma, continuó explorando en solitario ajustándose a los cambios de las distintas plantas, hasta que consiguió alcanzar el final y conquistarlo completamente sola.

Una locura propia de la juventud... en varias ocasiones pensé que moriría, pero mi suerte me salvó. No quiero volver a intentar algo semejante.


"Bueno, bueno... pues para empezar, lo que necesitas, Roxy, es conocer al primero. ¿No te apetece... no sé... que vayamos juntas?"

"Jamás."


Puede que sus fantasías hayan sido destrozadas, pero eso no quiere decir que su ideal haya desaparecido.

Conocer a un hombre atractivo en las profundidades del Laberinto es seguramente imposible, pero todavía podría enamorarme de una forma normal, con alguien normal y de una forma normal casarnos. Por eso, no tengo la menor intención de darle mi cuerpo al primero que encuentre, para que así...'


"No tenemos tiempo que perder, así que dejemos esa conversación."


Como mínimo, no tengo problemas en seguir en solitario mientras atravesamos el continente demoniaco.


Y de esa forma, tras un pequeño traspiés, Roxy comenzó su viaje a través del continente demoniaco.


Capítulo 37 - Filósofo en el Barco[edit]

1ª Parte[edit]

Tardamos un mes en concluir las negociaciones con los contrabandistas.

No fue tan difícil encontrarlos como pensábamos. Lo primero que hicimos fue ofrecer dinero a un informante, para que nos introdujera un intermediario que utilizamos para ponernos en contacto con los contrabandistas. Y una vez llegados a este punto, esperamos la respuesta por parte de los contrabandistas utilizando el intermedio de vuelta.

Personalmente, solo me pareció un tanto repetitivo: pagar al informante, pagar al intermediario, pagar al contrabandista.... vamos, que en poco tiempo la mitad de nuestro dinero había desaparecido.

Qué ligera se ha vuelto mi cartera... Espero que nos sobre para poder alojarnos en alguna posada cuando crucemos el mar.

Si soy sincero, creo que habría sido más fácil, rápido y barato si hubiéramos hecho negocios directamente con los contrabandistas; pero por lo que he comprendido, los contrabandistas se mueven de forma organizada, por lo que si no utilizábamos un intermediario, no habríamos tenido oportunidad de contactar con ellos.

Me parece una forma muy ingeniosa de evitar que sus operaciones sean descubiertas... No logro entender bien toda su estructura, pero diría que está muy bien pensada.


En definitiva, terminar los preparativos para cruzar el mar nos tomó un mes. Un mes que me pareció tanto largo como corto al mismo tiempo, pero no importa, porque era necesario.


2ª Parte[edit]

Llegó el día acordado, a la medianoche, mientras la luna todavía no salía en el horizonte.

El lugar acordado es un muelle concreto que se encuentra en un borde apartado del puerto, donde hay menos movimiento. Estoy inquieto, y lo único que se puede oír en la noche es el sonido de las olas. En la costa, un bote sobre el que se encuentra una persona encapuchada con su sospechoso rostro cubierto parcialmente.

Como habíamos acordado previamente, vamos a hacerle entrega de la persona que queremos enviar de contrabando, por lo que dejamos que Ruijerd se vaya con el contrabandista. Como se especificó, Ruijerd tiene las manos esposadas a su espalda, por unas esposas que se nos solicitó comprar de un lugar concreto también.


"..."


Para los contrabandistas, todos aquellos que transportan de forma ilegal son considerados esclavos, y el precio que tienen para el transporte de esclavos es un precio fijo de 5 monedas verdes. Una cantidad que ya había sido pagada.

Pero, por lo que nos comentó el intermediario, algunas personas solicitan un pago adicional durante el intercambio.

Malditos usureros...


"Bueno, lo dejo todo en sus manos."

"..."


El contrabandista no me respondió, tan solo asintió en silencio, hizo que Ruijerd se subiera al bote y le tapo la cabeza con un saco.

A bordo de la embarcación, un gran número de cabezas asomaban, todas ellas con sacos, por lo que puedo observar, solo hay 2 tripulantes a parte de los esclavos, el encapuchado y un barquero al que no pude verle la cara.

Me alegro de que ninguno de los esclavos sea un niño.

En cuanto Ruijerd se subió al bote y se colocó en su sitio, el contrabandista dio una señal, y el hombre que estaba sentado en la parte delantera de la embarcación que pensé que era un barquero, se puso a recitar un conjuro, haciendo que el bote se moviera por el frondoso mar sin hacer sonido alguno.

No logre escuchar el conjuro muy bien, pero me dio la impresión de ser magia de Agua capaz de controlar las corrientes y, usándolas, mover al bote hacia adelante.

Si es así, yo podría hacerlo también... ahora que comprendo el funcionamiento.

El bote avanzó una distancia por mar abierto hasta que acabó cruzándose con un barco mercante, junto al que se paró para hacerle entrega de los esclavos.

Parece que no saldrá hasta mañana.

Durante toda la travesía y desde montarse en el bote, Ruijerd estuvo mirando en mi dirección. Imagino que aun con el saco en la cabeza, puede saber dónde estoy. Yo por mi parte, no dejo de mirarle mientras se aleja.

Donna Donna Donnaaa Donna~ se aleja en un vagón...[23] Bueno, realmente se está yendo en barco, y tampoco es que lo haya vendido... solo nos hemos separado durante un tiempo reducido.


3ª Parte[edit]

Al día siguiente.

Vendimos el lagarto del que tanto hemos dependido durante todo el pasado año. El motivo es, porque hay un impuesto para que podamos montar a nuestro amigo lagarto al barco, y en el continente Milis se utilizan más los caballos para desplazarse.

La velocidad de un caballo es muy superior, y al cambiar de paisaje, ya no tenemos razón alguna para seguir yendo en lagarto.

Sin palabras, solo con gesto, veo a Eris darle un fuerte abrazo al cuello del lagarto.

Durante el viaje Eris y el lagarto fueron bastante cercanos, a menudo nuestra montura lamía la cabeza de Eris, cubriéndola de saliva, que era un líquido viscoso, que hacía... vamos, que el lagarto conseguía un efecto bastante erótico.

Hasta yo quiero lamer a Eris de pies a cabeza... Vaya, todavía tengo frescos los recuerdos por esos celos. Pero no importa, porque ese lagarto era amigo nuestro, parte del grupo Dead End... aunque si es así, mejor llamarle de otra forma a parte de lagarto, o por lo menos, darle un nombre. Pues vale, a partir de este día, su nombre será Gera[24], en honor a un marinero que quería hacer muchísimos amigos humanos.


"Es inesperadamente obediente, ¿lo habéis estado entrenando durante el viaje?"


El comerciante al que íbamos a venderle el lagarto se mostró impresionado.


"Algo así."


En realidad, quien lo entrenó fue Ruijerd. No sabría describirlo con ejemplos, pero no me cabe duda de que entre Ruijerd y Gera existía una estrecha relación entre amo y sirviente. No me cabe duda de que nuestro amigo lagarto sabía quién era el más fuerte de nuestro equipo... ahora que lo pienso, no tuvo una relación demasiado estrecha conmigo, es más, intentó morderme en varias ocasiones...

Recordar este hecho me irritó ligeramente.


"Jajaja, como era de esperar de alguien conocido como El Amo y Señor de Dead End, habiéndolo adiestrado de esa forma, no le tomará demasiado tiempo aceptar a un nuevo dueño. He de confesarle que a menudo, tenemos algún problema con el reajuste."


El comerciante es de la raza Rugonia, un cara lagarto, como Jaril.

En el continente demoniaco, los lagartos entrenan lagartos... ¿en serio?


"Por supuesto, es normal que cuidáramos a nuestro preciado aliado, hemos viajado juntos durante bastante tiempo."


Cuando terminamos el intercambio, Gera (Lagarto) representó fielmente la canción Donna Donna, y en mis manos acabé recibiendo el dinero obtenido por la venta de mi aliado.

Pensándolo mucho, este dinero me está pareciendo sucio por algún motivo, qué extraño... Es probable que no debería haberle dado nombre, si no, me acabará afectando más de lo que esperaba. Así que... Adios, lagarto sin nombre, nunca me olvidaré de tu espalda.


"Snif..."


Pude escuchar los sollozos de Eris.

4ª Parte[edit]

Abordamos el barco después de vender al lagarto.


"¡Ludeus, mira! ¡Es un barco! ¡Qué grande es! ¡Waa! ¡Se balancea! ¡¿Qué es esto?!"


Nada más subir al barco, Eris se puso a correr energéticamente de un lado a otro. Puedo notar que ya ha olvidado su despedida del lagarto, es posible que su facilidad para adaptarse con tanta facilidad a los cambios sea uno de sus puntos fuertes.

La embarcación es un barco de vela hecho de madera, por lo que he escuchado, es un modelo muy reciente que terminaron hace tan solo un mes, y también qué este será su viaje de prueba a Puerto Santo, utilizándolo como su viaje inaugural.


"Pero he de decir, que no se parece a lo que recordaba."

"¿Has visto algún barco anteriormente, Eris?"


Pero si es la primera vez que ves el mar...


"¿De qué hablas? pero si había uno en tu habitación, Ludeus, ¿no te acuerdas?"


Ahora que lo pienso, recuerdo haber hecho algo así. Qué nostálgico, recuerdo que fue la primera figura que hice para practicar magia de Tierra, luego se me ocurrió hacer una figurilla como las de anime y me puse a hacer la figura 1:10 de Roxy. Ha pasado bastante tiempo desde la última vez que hice una estatuilla...

Como en este continente nunca sabía cuánto maná iba a necesitar ni cuándo, decidí evitar hacer cualquier entrenamiento que puediera gastar demasiado poder mágico. Lo único que hice fue entrenar físicamente con Ruijerd y Eris, uniéndome a sus sesiones de entrenamiento.

Puede que este último año, haya flojeado un poco en mis esfuerzos por mejorar... es posible que cuando todo se calme, tenga que entrenar duramente durante algún tiempo para volver a estar en forma.


"Yo la hice a partir de mi imaginación, es normal que haya diferencias."


Por no hablar de que este barco, por lo que dicen, es el más novedoso... aunque en realidad, no sé qué tiene de nuevo exactamente.


"Pues es algo increíble, mira que cruzar el mar en algo tan grande como esto..."


Eris no dejaba de mostrar su asombro e interés.


5ª Parte[edit]

3 días después de ver el barco zarpar, echo un vistazo por la borda.

Estoy en un barco, ¿no es así? Y los barcos son una fuente inagotable de eventos... ¿me equivoco? Algo ocurrirá... estoy seguro, ¿estoy seguro...?

En mi mente, me imagino algo como delfines saltando junto al barco mientras la heroina los mira diciendo ¡Guau, míralos! ¡Son preciosos! y yo le diría algo así como Vaya, lo son, aunque tú sí que eres preciosa y ella me diría Ay, gracias, hazme tuya... y yo le diría, Vaya, vaya, veo que eres una gatita muy atrevida... ¿nos vamos mejor a otra parte?. Eso o algo completamente distinto.

Por ejemplo, si hablamos de barcos, lo normal es sufrir un ataque, no sé, de un barco fantasma, un pulpo gigante o calamar, o un dragón marino o simples piratas... me da igual, lo importante es que se hunda por el ataque, acabando a la deriva. Dejando atrás el barco, hundido en el fondo del marl, yo y la heroina (Eris) llegaríamos a una isla desierta, los 2 solos. Al principio me odiaría, pero viéndome trabajar tan duro, acabaría llevándose mejor conmigo y acabaríamos muy unidos tras todo lo vivido. Y eso, somos los 2 únicos en la isla, somos jóvenes, nuestras miradas se cruzan, la pasión explota, la sangre se calienta, sudamos entre juegas, vocecitas que resuenan, hasta desayunar juntos al amanecer. Vamos, lo que sería siendo el paraiso de Adán y Eva.

O no sé, si hablamos de pulpos, el destino de la heroina está más que escrito, un tentáculo atacándola por un punto ciego, primero agarrándola de un pie y levantándola en el aire, el tentáculo se retuerce por su cuerpo, las formas redondas son resaltadas y acariciadas, y por cosa del destino, una visión es liberada, aunque sea solo 1 de los 2 montes...

Pero la realidad es cruel.

Eris, en este instante, se encuentra en la cabina comunitaria en la que nos alojamos, tumbada con la cara pálida. Poco después de montarse en el barco y estar tan eufórica, comenzó a sentirse mal y a tener nauseas.

Nunca tuvo problemas viajando en el lagarto, me pregunto porqué en el reptil no tenía problemas... La diferencia de un medio de transporte a otro no es especialmente llamativa, es como ir en un columpio algo más grande, no entiendo porqué ha acabado así.

Y entre dudas y decepciones por falta de evento, el viaje continuó su transcurso.


6ª Parte[edit]

Pero el cuarto día, apareció un pulpo, o al menos creo que era un pulpo.

Cuando salí a ver qué pasaba, lo que vi fue un monstruo similar a un pulpo enorme de un color azul claro; aunque fue repelido casi sin esfuerzo por un grupo de rango S que protegía el barco.

Eh... ¿existían puestos de trabajo como escoltas de barco?

Habiendo pensado eso, le pregunte a un comerciante que andaba cerca y me dijo que se trataban de un grupo de aventureros especializado en proteger barcos durante los recorridos, el grupo en cuestión se llamaba Aqua Road[25].

Me recuerda mucho al nombre tan estrambótico de mi báculo, Aqua Heartia...

Pero volviendo al tema, parece que tienen un contrato de exclusividad con los gremios que se dedican al transporte marítimo, y quizás por este motivo, aunque combatiendo en alta mar, parece que se han especializado en combatir monstruos de este tipo.

Pero al final, mucho pulpo, pero ninguna evento en el paraiso, ni tentáculos excitantes... Menuda decepción.

Pero no obstante, hubo una ventaja, y es que estuve en primera línea para verles combatir.

Al principio, me reí de ellos por celebrar algo tan simple como esa victoria; el espadachín que combatía en primera línea era bueno, pero no tanto como Ghyslaine; el guerrero que interceptaba los ataques enemigos y aprovechaba para contraatacar era fuerte, pero no tanto como Ruijerd; el mago que finalmente consiguió acabar con el pulpo desde la retaguardia, era peor que yo.

En definitiva, al principio acabé bastante decepcionado, porque aun siendo aventureros de rango S, su habilidad no parecía tan alta; es más, llegué a cambiar mi opinión de que este mundo estaba repleto de personas más poderosas que yo, ya que, inesperadamente, podría haber estado equivocado hasta ahora.

Aunque me retracté, porque lo que estoy observando no son individuos, sino un grupo de aventureros que ha llegado al rango S; por lo que debería de importarme más su habilidad para trabajar en equipo, más que su capacidad individual. Porque realmente, fueron capaces de derrotar a un pulpo tan grande, aun con esa habilidad individual, acabaron como grupo de rango S; y eso es lo que importa.

En un equipo, si cada persona se dedica completamente a su función específica, el grupo en su conjunto obtiene una cantidad de poder muy elevado; y eso, en parte, es lo que le falta a Dead End.

Porque los integrantes de nuestro grupo son poderosos indivualmente, pero me pregunto si no podríamos hacer más si trabajáramos mejor en equipo, o si quizás nos estorbamos los unos a los otros... porque Ruijerd es excepcional, quizás por haber combatido en un grupo armado, pero ha sabido adaptarse a nuestra forma de combatir. Cometamos el error que cometamos Eris o yo, siempre se adapta y lo soluciona; por otro lado, es fantástico a la hora de controlar a los enemigos, he llegado a verle dejar paralizado a un monstruo con una sola mirada.

Y aun con todo esto, Ruijerd es demasiado fuerte.

Le hemos obligado a combatir a nuestro lado con la excusa de trabajar como equipo y para que podamos obtener experiencia en combate, pero en realidad sería capaz de acabar con todos los monstruos con los que nos hemos enfrentado solo, por su cuenta. Esto es algo que nos ha beneficiado enormemente, pero debo reconocer la posibilidad de que nos haga considerarnos mejores de lo que somos.

Personalmente, intento mantener una mente fría a la hora de combatir como grupo y organizarnos, pero por mucho que diga esto, no somos capaces de organizarnos tanto como grupo; cuando de verdad importa, acabo centrándome demasiado en los enemigos que se acercan a mí, lo que nos lleva a depender muchísimo de Ruijerd en combates contra múltiples enemigos, porque Eris es incapaz de hacerlo.

Eris por mucho que siga mis instrucciones al pie de la letra, no es capaz de adaptarse y amoldarse a la situación; sino que en cuanto tiene un enemigo ante ella, se centra en él y se olvida de lo demás.

Podría decirse que es una bárbara entrando en furia, porque cuando lo hace, deja de seguirnos el ritmo a Ruijerd o a mí; por mucho que no es necesario que se adapte a Ruijerd.

Por esta razón, me da algo de miedo pensar en lo que haremos si tenemos que combatir sin Ruijerd a nuestro lado, no me creo capaz de apoyar correctamente a Eris, y por mucho que tenga un ojo místico, solo tengo 2 manos, una para protegerme a mí, y otra para proteger a Eris. Y con solo una de mis manos, podría no ser suficiente para conseguir mi objetivo.

Me da miedo pensarlo... en cuanto crucemos el mar tenemos que reunirnos con Ruijerd.


"Ludeuwus..."


Eris subió a la cubierta del barco tambaleándose y con una cara pálida, el olor que la rodea me recuerda que tiene ganas de vomitar, pero también que no le queda nada en su estómago.


"E-estoy sufriendo... y me dejas... ¿para venirte aquí...?"

"Lo siento, pero quería ver el mar un rato."

"Eres cruel...uppu..."


Tambaleándose, acabó agarrándose a mí para sostenerse con los ojos llorosos.

Su mareo no ha desaparecido.


7ª Parte[edit]

Llegamos al quinto día, y Eris seguía en la cabina, todavía sintiéndose mal como durante todo el resto del viaje; mientras yo le prestaba toda mi atención, haciéndole compañía.


"U-uuu... me duele la cabeza... cúrame..."

"Claro, claro."


Es algo que escuche de un marinero, pero por lo visto las nauseas por mareo se pueden aliviar un poco con magia curativa, y tras probarlo, Eris me confirmó que se sentía ligeramente mejor.

Supongo que tendrá que ver con que el mareo es el resultado de información contradictoria en el sistema nervioso central, así que con magia curativa dirigida a la cabeza[26], esa información contradictoria causa el mareo que elimino; pero el origen sigue estando.

Pero dicho esto, para calmarla, es lo que estoy haciendo, aunque cuando me detengo el malestar vuelve y tampoco es que la haga sentir muchísimo mejor.


"Oye... ¿acaso... voy a morir...?"

"Me parecería muy chistoso que te murieras por un mareo."

"Pues yo no le veo la gracia..."


No hay nadie más en la cabina comunitaria, aunque sea bastante grande, pero da la impresión de que no mucha gente viaja del continente demoniaco al continente Milis.

No sé si se debe a que las tasas para viajar para las razas demoniacas son bastante altas o porque vivir en el continente demoniaco es mucho más económico o sencillo; es información que desconozco.

Pero en esta cabina, solo nos encontramos Eris y yo, una habitación grande, oscura y tranquila; con una Eris sin fuerza alguna para poder resistirse, y yo, que en estos 5 días no ha hecho otra cosa más que encargarme de cuidar a la pequeña Eris.

Al principio no hubo problema, pero cuando empecé a curarla la cosa se complicó, porque para curar a Eris necesitaba tocar su cabeza y como tenía que curarla casi constantemente lo más cómodo era que pusiera su cabeza sobre mi regazo, para llegar con facilidad a su frente, cosa que hago continuamente.

En esta situación, empiezo a sentir algo extraño... bueno, decir extraño sería bastante engañoso, así que lo diré abiertamente: me estaba empezando a excitar.

Por favor, no penséis que soy un degenerado, pensadlo con atención, en un cuarto solos y Eris, la que normalmente es fuerte y altiva, se encuentra ahora bastante débil con ojos llorosos con una respiración agitada, y encima diciéndome con una vocecita suplicándome...


"Por favor, te lo ruego, hazlo (cúrame) ya..."


Mi cabeza, por su cuenta, ha hecho lo posible para evitar escuchar la parte de cúrame en la medida de lo posible; y, pobre de mí, solo puedo ver sus palabras como una invitación por parte de Eris para hacer cosas serias...

Claramente, sé que este no es el caso, y que lo hacía porque se encontraba mal. Nunca me he mareado, pero viéndola, sé que es algo insufrible; y poniéndole la mano en mi frente, entiendo que no es una situación erótica. Pero no obstante, acariciar la cabeza de una chica de mi edad, mientras noto su calor corporal, no puedo negar que es estimulante.

Básicamente, aunque no fuera una situación erótica, era estimulante, y esa estimulación aunque fuera muy reducida, se había prolongado durante suficiente tiempo para llevarme a una situación peligrosa.

Curarla implicaba tocarla, tocarla implicaba cercanía, cercanía implicaba... que Eris en su totalidad, se encontraba en mi campo de visión, su rostro, sudor recorriendo su piel, su cuello, su pecho...

Y por si fuera poco, Eris, una persona que siempre me ha golpeado cuando la tocaba, aunque fuera accidentalmente, o hasta cuando no la tocaba, se encontraba exhausta y sin fuerzas; convirtiéndola, en pocas palabras, en un blanco fácil.

Habiendo llegado hasta aquí y con todo lo que hemos vivido, ¿no puedo decir ya que es mi Eris? ¿Eso no me permite disfrutar de ella en esta situación?

Estos pensamientos comenzaron a florecer en mi cabeza.

Estoy casi 100% seguro de que aunque le arrancara la ropa y me dejara llevar por la lujuría, Eris no se resistiría, o más bien, no podría resistirse. Me la puedo imaginar, sin fuerzas, una cara llena de resignación y con lágrimas corriendo por sus mejillas, pero no tendría más remedio que aceptarlo.

Solo imaginar ese tipo de escena, coloca a Arturo frente a Excalibur[27]; y ese mismo Arturo me está gritando en mi mente, suplicándome.

Arturo: Eris no puede resistirse, es una oportunidad única, es el momento de despedirse de ESO de una vez por todas.

Mientras que el Merlín[28] de mi interior me dice que lo soporte.

Merlín: Ya habías decidido tu curso de acción, ¿no es así? ¿No habías decidido esperar hasta vuestra promesa que se cumplirá cuando tengas 15 años? O por lo menos, habías decidido esperar hasta la finalización del viaje, ¿lo recuerdas?

He de decir que estoy a favor de Merlín, pero mi resistencia está a punto de ceder.... No sé, por ejemplo... podría limitarme únicamente a acariciar su pecho, porque no me cabe duda de que es suave... aunque hay otros aspectos; no tengo problemas en que los pechos femeninos sean suaves y voluptuosos, pero tampoco me importa que en el centro de esa sensación esponjosa aparezca una parte firme... El Santo Grial[29] que mi Arturo anhela, y si Gawain[30] (mi mano derecha) se hiciera con él... ¿qué ocurriría? ¿La batalla de Camlann?[31]

Pero no quiero que os equivoquéis, no solo me interesa el Santo Grial por esa sensación de firmeza; porque Eris se está desarrollando cada día, entrando de pleno en su pubertad, y viendo la figura de su madre, parece que se está acercando a gran velocidad a sus genes maternos, en especial en una sección de su cuerpo. Ya puedo decirlo casi con total seguridad, Eris se convertirá en una belleza voluptuosa y atractiva que hará que todo hombre a su alrededor se gire para observarla. Puede alguno pensara Meh, si fueran un tamaño algo menor, me gustarían más, para gustos los colores, y a esa misma persona le podría decir.

¿Sabes? Yo estuve con ella en el momento exacto en el que tuvo ese tamaño del que hablas.

Mushoku04 08.png


"....Hahhh... hahh..."


Mi respiración es cada vez más errática, y Eris me mira preocupada.


"¿L-Ludeus...? ¿E-Estas bien?"


Su voz capta toda mi atención; porque al estar acostumbrado a su voz estridente y demasiado elevada que a veces es un tanto desagradable, me he encontrado con una vocecita suave que adormece mi mente.


"Hahh... hahh... estoy bien, no te preocupes. Antetodo, te lo he prometido..."

"... si es tan duro para ti, no es necesario que te fuerces tanto, lo sabes, ¿no?"

"¡!"


¿¿Con ese no es necesario que te fuerces tanto se refiere a que no hace falta que contenga mis ansias?? ¿De verdad puedo hacer lo que sea?

.

..

...

....Era broma. Sé que se refiere a que si me estoy quedando sin maná por curarla puedo parar, lo sé, y también sé que confía en mí, y bajo ningún concepto aceptaría que me aprovechara de ella en esta situación, además que tampoco quiero traicionar su confianza. Puedo prometer que Ludeus Greyrat no piensa traicionarte, Eris; porque eso es lo que significa estar a la altura de las circunstancias..... Vale, voy dejar de pensar, voy a actuar como una máquina, una máquina que lo único que hace es aplicar magia curativa; un robot sin emociones. No voy a desviar la mirada a donde no debo, porque como mire a Eris a la cara otra vez, enloqueceré; por esto, cierro los ojos. Tampoco voy a escuchar la voz de Eris, porque perderé la razón; por esto, intento no escuchar lo que me rodea. Soy un ser en calma, no tengo deseo alguno, no pienso enloquecer; con este mantra, cierro mi corazón......

No obstante, el calor que puedo sentir en mi mano al tocar la frente de Eris, así como el olor que desprende tan cerca mía... hacen que mi determinación se desvanezca apenas 1 segundo después de formarla.

Voy a entrar en frenesí, estoy al límite, no puedo más...


"Eris, ahora vengo, voy al baño."

"...ahh. Así que tenías que ir al baño... tomate tu tiempo..."


Miro a mi espalda y puedo ver lo fácil que fue que Eris me creyera, pero rápidamente salgo del cuarto. Busco un lugar solitario y rápidamente encuentro uno.

.

..

...

Pasado un rato, vuelvo con una sonrisa en la cara.


"Uf..."


Ahora veo el mundo desde otra perspectiva, con otra filosofía, pero lejos de detenerme en esto, cierro mis ojos para volverme más fuerte[32].

Parezco un sabio filósofo...


"Ya estoy de vuelta."

"Hola de nuevo."


Regresé a la cabina comunitaria con una expresión facil cercana a la de un iluminado por las enseñanzas de Buda[33], convirtiéndome en una máquina de curaciones mágicas.


"... ¿Hmm? ¿Rudeus, comiste algo?"

"¿Eh?"

"Sniff-sniff... hueles raro..."


Olvidé lavarme las manos... Tehepero[34].


8ª Parte[edit]

Cuando terminó nuestro viaje y Eris por fin piso tierra, no tardó en recuperar su energía de siempre.


"¡No quiero volver a viajar en barco!"

"Lo siento, pero aun tenemos que coger otro para llegar al continente central desde Milis."


Escuchando mis palabras, pudo notarse claramente su decepción y tristeza al imaginándose repetir la situación; aunque poco después, me dio la impresión de que recordó algo que ocurrió en el barco y me hizo una petición algo preocupada.


"Esto.... Cuando llegue ese momento, ¿podrías curarme con tu magia otra vez?"

"Sin problema, pero es posible que la próxima vez acabe haciendo algo pervertido."


Lo dije muy seriamente.

Soportar las ansias teniendo a Eris en ese estado de indefensión es casi una tortura.


"Uu... ¿Por qué saltas ahora con algo así?"


No lo considero algo malo, es la cruda realidad. Imagina como se siente un perro al que le ponen la comida delante pero le obligan a esperar y aguantar el hambre; porque te diré que lo que se siente es como si el estómago estuviera totalmente vacío mientras la comida te habla diciéndote cosas como Cómeme, venga haciendo que mi estómago ruja. Y en esos casos, por mucho que puedas intentar saciarte con agua, el estómago vacío seguirá estándolo, haciendo que el estómago pida comida mientras la comida sigue delante tuya ofrecida como un gran banquete.


"Hice todo lo posible por soportar las ganas, pero Eris, eres adorable."

"Q-qué se le va a hacer... la próxima vez no pasará nada si solo tocas un poco, pero no demasiado, ¿vale?"


El rostro de Eris se pone de un color rojo intenso.

Qué mona es... Pero hay demasiada diferencia entre mis ansias y ese poco del que hablas.


"Lo lamento, pero no es algo que se pueda saciar solo con tocar; si de verdad estás preparada para lo que pueda ocurrir te ayudaré con tu mareo en el próximo viaje."


Eris se queda sin palabras.

Prefiero que no tengas unas expectativas tan altas de mí, si no lo haces, no podré cumplir nuestra promesa; si eso ocurriera, es probable que ambos nos sintiéramos mal por ello.


"Pero dejando eso a un lado, vamos, Ruijerd nos espera."

"S-sí, claro."


Eris volvió a su ánimo de siempre con rapidez, y sonriente, siguió caminando a buen paso. Frente a nosotros, el paisaje urbano era similar al de Puerto Brisa, pero nos encontrábamos por fin en Puerto Santo, la ciudad más al norte del continente Milis.

Finalmente llegamos al continente Milis... aunque todavía tenemos un largo camino por delante.


"Ludeus, ¿pasa algo?"

"No, no es nada."


Mejor no tenemos en cuenta lo que nos queda todavía, sino que nos esforzamos en llegar a la siguiente ciudad.


"Continuemos."


Los contrabandistas no tendrán las mercancías hasta el día siguiente, y como aprovechamos para cambiar nuestra divisa en el continente demoniaco no tenemos motivos para ir al gremio de aventureros, por lo que nos dirigimos en primer lugar en busca de una posada para poder dejar atrás el cansancio que se acumuló durante el viaje en barco.


Finalmente, y tras varios acontecimientos, conseguimos llegar al continente Milis.


Capítulo 38 - Un Diablo en el Almacen[edit]

1ª Parte[edit]

La ciudad portuaria Puerto Santo tiene muchas similitudes con Puerto Brisa; ambas ciudades tienen varias pendientes y cuestas, además que toda la actividad se concentra principalmente en el puerto. Por ejemplo, el gremio de aventureros de ambas ciudades está más cerca del puerto que del propio centro de la ciudad.

Aunque en varios aspectos, la estampa es diferente; por ejemplo, los edificios de madera son más comunes que en Puerto Brisa, y, aunque no estoy seguro de si es para protegerla contra la brisa marina y su humedad, casi todos los edificios están pintados de tonos muy coloridos.

Por otra parte, hay varios árboles decorando las calles de la ciudad, fusionándose correctamente con los paisajes de bosque frondoso que se pueden observar en la lejanía.

Hay mucha claridad y verde en el paisaje, y más si lo comparamos con el continente demoniaco, cuyo color principal es del marrón rojizo del suelo de un tono mucho más apagado.

Solo separa estas 2 ciudados un tramo pequeño de mar, pero parece que estamos en un mundo totalmente distinto.... pero vamos, el continente Milis es como me lo imaginaba.

El físico de aquellos que pasean por la ciudad es bastante variado, pero no veo las razas demoniacas a las que estoy acostumbrado, sino más bien razas ferales, orejas puntiagudas (elfos), mineros de carbón (enanos), y los cuerpo de niño[35] (hobbits); siguen siendo razas muy dispares, pero tienen un parecido más cercano al de la raza humana.

Bueno, lo primero que tenemos que hacer es buscar una posada, por lo que tenemos que ver cuánto dinero nos quedó.

El dinero con divisa del continente demoniaco que teníamos era 2 monedas verdes, 18 de hierro, 5 oxidadas, 3 de piedra; aunque lo cambiamos antes de cruzar el mar y nos quedamos con 3 Milis de Plata, 7 Gran Milis de cobre y 2 Milis de cobre.

Es todo lo que tenemos... es menos de lo que teníamos originariamente, pero había una tasa para aplicar el cambio de moneda. Además, si no fuéramos miembros del gremio de aventureros, nos habrían cobrado más por hacer el cambio, así que imagino que esta cantidad entra dentro de lo aceptable.


"Me gustaría que nuestra posada estuviera cerca del gremio de aventureros."

"Opino lo mismo, cuanto menos tiempo dediquemos a aceptar misiones, mejor."


Contando desde mañana, estaremos 1 semana en esta ciudad realizando misiones y mejorando la reputación de Dead End en la zona.

Por lo que he escuchado, Dead End no es un nombre muy extendido por el continente Milis, por lo que pronto no podremos aprovecharnos de la reputación del lugar para causar una impresión.


Pensando esto, nos disponemos a buscar una posada en las cercanías del gremio, pero por algún extraño fenómeno, todas las posadas cuyo precio no era excesivo no tenían ninguna habitacón libre.

Qué raro... es la primera vez que pasa esto.

En otras ocasiones hemos visto posadas llenas, pero nunca hasta el punto de que casi todas las posadas no tuvieran ni una habitación libre.

¿Habrá algún tipo de festival por la zona?

Cuando se me ocurrió esta idea, decidí preguntarle al posadero al respecto.


"Se acerca la época de lluvias; ese es el motivo de que la mayoría de posadas ya estarán repletas."


Parece que tenía razón.

La época de lluvias es un temporal que azota el Gran Bosque del continente Milis una vez al año, en el que durante 3 meses, lluvias torrenciales caen sin descanso, causando una inundación masiva por todo el bosque, bloqueando como es lógico las rutas y carreteras. Debido a esto, un gran número de personas reservan habitación en las posadas por largos periodos, consiguiendo así llenarlas.

Parece que por lo general, nadie quiere venir a esta zona durante esta época.

O eso pensaba, pero por lo visto, variantes específicas de monstruos debido a la época de lluvias acaban asaltando la ciudad con frecuencia, y los materiales que se obtienen de ellos se venden a buen precio. Por este motivo, muchos aventureros se alojan en la ciudad durante esta estación.

Vaya, es algo que nos podría beneficiar... si nos dedicamos estos 3 meses a ahorrar dinero, podríamos ganar suficiente para todo el viaje que tenemos por delante... y encima podríamos aprovechar para mejorar la fama de Ruijerd mientras. Con esos 2 aspectos bien asentados, el resto del viaje por el continente será muchísimo más sencillo.

Aunque esto me suena en parte al cuento de la lechera, no podemos permitirnos vender la piel del oso antes de cazarlo; no tenemos demasiada flexibilidad con nuestro actual presupuesto para encontrar posada, porque los lugares que todavía tienen habitaciones libres son bastante más caras o muchísimo peores de las que solemos utilizar.

No se puede gastar un dinero que todavía no tienes, por lo que las posadas excesivas no son una opción válida. Por lo que, visto lo visto, acabaríamos teniendo que vivir en zonas conflictivas, hablando claro, en los suburbios.

3 Gran Milis de cobre la noche para los 3, comidas a parte, no ofrecen nada a parte de dormir... no es barato, pero no es un mal lugar en el que dormir, ya hemos dormido en lugares peores que este en el continente demoniaco. Digo esto, pero tenemos que pensar que estaremos 3 meses alojándonos en este sitio, puede que nos interese más ir a un sitio más agradable...


"¡Vaya, esta posada no está mal!"


Aunque durante la mayoría de su vida, Eris haya sido casi como una princesa, parece que ya se ha olvidado de todo eso y no le importan ni el ambiente ni el servicio; es más, parece que el quejica soy yo.


"Si soy sincero, preferiría alojarme en un lugar un poco mejor."

"No seas niño chico, Ludeus."


Eres la menos indicada para decirme eso, Eris; aunque en esto soy más quisquilloso que tú. Todavía recuerdo hace muchíiiisimo tiempo, cuando la jovencita que me acompaña se quedaba dormida a pierna suelta en medio de un establo que olía a estiercol sobre un montón de paja. Recuerdo que no se despertó ni cuando le sobé las tetas... En esto es muy distinta a mí, que aun habiéndome reencarnado y decidido esforzarme por mejorar, sigo queriendo dormir en una cama cómoda y calentita...

Llegados a este punto, no me atrevo a ser egoista, por lo que aceptamos la posada. Cuando llegamos al cuarto, nos pusimos a recogerla mínimamente, y le pasé una corriente de aire caliente hecha de magia a través de las camas en las que dormiríamos para matar cualquier bicho que pudieran tener.

No soy muy quisquilloso con la higiene y el orden, es más, en general me considero desordenado, y estoy más a gusto dejando algunas cosas por medio; ¡PERO! en las posadas de este tipo, a menudo te puedes encontrar cosas que sus anteriores inquilinos se olvidaron, como por ejemplo, una moneda que acaba oculta debajo de la cama, o un anillo o similar que ha rodado a alguna esquina...

El dinero es dinero y el que lo encuentra se lo queda, ¿no te parece? Y cosas como anillos, a menudo acaban apareciendo misiones en el gremio para buscarlos, por lo que pagan dinero por encontrarlos. Por lo general es poquilla cosa, pero de vez en cuando dan una buena recompensa.

Y por estos motivos, cada vez que llegamos a una nueva habitación, la limpiamos a fondo, como pulsar botones mientras te mueves por el mapa para recoger objetos que no se ven a simple vista[36]...

¿Dónde estás objeto perdido? Se que estás por aquí, no te escondas....... Nada.

Mientras buscaba por la habitación, Eris pidió al posadero un cubo con agua para hacer una limpieza básica del cuarto.

Tras terminar rápidamente, nos pusimos a hacerle el mantenimiento a nuestro equipamiento, terminando cuando el sol se estaba poniendo.


"Eris, ya va siendo hora de ir a por Ruijerd."


Nos ponemos en marcha, pero justo cuando vamos a salir, recuerdo que esta posada está en los suburbios, por lo que la seguridad está en entredicho.

Nuestra experiencia con una ocasión en la que nuestra posada estaba cerca de los suburbios del continente demoniaco, fue, que cuando salimos a realizar misiones, un ladrón se coló en nuestra habitación.

No hubo mucho problema, porque Ruijerd encontró el rastro del dragón, al que perseguimos hasta castigar severamente, pero los bienes robados ya habían sido vendidos a otras personas, por lo que no pudimos recuperarlos.

Tampoco es que dejáramos nada importante en la habitación, y en esta ocasión tampoco vamos a hacerlo, pero creo que es mejor si tomamos medidas para evitar que se repita.


"Mejor voy solo a por él, te dejo a cargo de nuestras cosas."

"¿Me quedo en la habitación? ¿No puedo ir contigo por algo concreto?"

"No no, tan solo es para que te asegures de que no nos roben ni nada similar."

"¿Pero qué más da? No es que vayamos a dejar nada de valor aquí."


¿Cómo es posible que a Eris le importe tan poco que nos roben? ¡Pero si tendremos problemas aunque nos roben solamente utensilios del día a día como mantas o ropa! No tenemos nada de libertad a la hora de gastar dinero actualmente. No tengo más remedio que darle un sermón sobre seguridad y tecnicas de prevención de crímenes.


"Escucha con anteción, nunca sabes cuando algún desalmado podría robarte tu último par de bragas limpias."

"¡Pero si el único que robaría algo así eres tú, Ludeus!"


Como pude, evité dejar escapar sonido, para restarle importancia a su acusación.

Pero quiero que sepas algo, Eris; que quede claro que jamás en mi vida he robado bragas limpias.[37]


2ª Parte[edit]

Paseaba solo por la ciudad en medio de la noche, tardé 2 horas en convencer a Eris de que se quedara a vigilar en el cuarto; no podemos menospreciar la prevención de crímenes.

Pero volviendo al tema principal, me dijeron que la entrega se realizaría de noche, pero no me especificaron una hora concreta. Diría que no importa siempre y cuando sea después de la puesta de sol, y por lo que acordamos, podrían mantenerlo custodiado durante un par de días más, por si fuera necesario; pero claro, hablamos de custodiar a Ruijerd tratándolo como si fuera un esclavo... Estoy seguro de que lo habrán ofrecido unos cuidados mínimos, pero es posible que Ruijerd haya tenido que soportar un trato bastante vejatorio durante toda esta semana.

Dudo que haya comido nada decente en todo este tiempo... así que seguramente esté hambriento, y con hambre la gente se enfada con más facilidad, así que mejor me doy prisa...

Me dirigí al embarcadero, llevando en una mano la lanza de Ruijerd. Mientras me acerco, compruebo que el lugar para la entrega de bienes de contrabando se realiza en un almacen muy bien escondido, en lo más profundo del embarcadero.

Al llegar al lugar, encontré 4 almacenes de madera alineados unos con otros, me adentré en el que tenía un letrero indicando Almacén #3. En él, encontré a una única persona limpiando el suelo del almacen, tomándose su tiempo; tenía el peinado más común de final de una era, estilo mohicano[38]


"Hey, Steve, ¿se encuentra bien Jane la bañista?"


Le dije las palabras que me indicó el intermediario. Tras lo que el mohicano me miró como sospechando de mí.


"¿Qué pasa, chaval? ¿necesitas algo?"


Esto... ¿habré dicho mal la contraseña?... Bueno, es posible que al ser un niño no me esté tomando en serio.


"Mi jefe me ha ordenado que venga a recibir la mercancía por él."


Parece que diciendo eso, el tipo de mohicano comprendió que no venía a jugar, su respuesta fue asentir con la cabeza y pedirme que le siguiera; adentrándonos más en el almacen.

Le seguí en silencio, y tras llegar bastante profundo, acabamos frente a una enorme caja de madera en la que cabrían unas 5 personas; pero el Mohicano, tras mover una palanca, la hizo a un lado y encontramos una escalera oculta.

Encendiendo una antorcha, bajamos por las escaleras hasta llegar a una caverna que parecía casi natural, bastante húmeda y empantanada. El mohicano continuaba avanzando por esta gruta, y yo le seguía teniendo cuidado para no resbalarme.

Este trayecto se prolongó durante una hora, y cuando salimos de la gruta, aparecimos en medio de un bosque. Diría que nos habíamos alejado muchísimo de la ciudad.

Desde allí, tuvimos que andar aún más, hasta llegar a un edificio cubierto por un gran número de árboles bastante variados. No se parecía en nada a un almacen, sino más bien a una mansión o casa rural de un millonario.

Imagino que en ese lugar deben guardar la mercancía que manejan... ¿atacaran monstruos el lugar? El maná se concentra en bosques y parece que estamos en medio de uno.


"Creo que lo sabes, pero por si acaso te aviso, ni se te ocurra decir una palabra de este lugar. Si te diera por hablar..."

"No te preocupes."


Asentí con determinación.

Si le hablara a nadie de este lugar, seguramente me buscarían para matarme, o algo así me explicó el intermediario del continente demoniaco. Si os preocupa tanto, hastsa el punto de obligarme a jurarlo verbalmente... si fuera yo, obligaría a todos mis clientes a firmar con sangre un contrato o algo por el estilo. Es más, me pregunto por qué no lo hacen... ¿Habrá alguna raza que no posea sangre? Aunque claro, imagino que ninguna de las partes estaría tranquila dejando pruebas escritas de algo como esto, por lo que preferirán no dejar ningún tipo de evidencia del hecho.


Mientras debatía internamente por el procedimiento, el mohicano llamó a la puerta dando unos golpes.

TOCtoctocTOC--TOCtoctoc.

Seguramente con algún tipo de clave o señal, o hasta alguna regla extraña para explicar de quién se trata. La cosa es que pasados unos segundos, un hombre de pelo gris vestido como un mayordomo nos habrío la puerta, y tras ver al mohicano y echarme un vistazo, nos dijo Entrad. Hicimos lo que nos dijo y entramos.

Entramos en un edificio seguramente por la entrada, tenía escaleras que iban al segundo piso, y dos salones a los laterales de donde nos encontrábamos, al final de estos había un par de puertas por salón; lo dicho, la entrada de una mansión.

En el borde opuesto de la entrada, había una mesa redonda en la que se encontraban sentados gente con cara de pocos amigos, con los codos sobre la mesa. Aunque diría que están tensos por algún motivo.

Después de echarle un ojo al lugar, me fijo en que el mayordomo me mira con sospecha.


"¿De parte de quién vienes?"

"Ditts."


Le digo el nombre del intermediario.


"Así que Ditts... Pero veo que tus susperiores no se atreven a venir personalmente."

"Prefieren que no se les enlace con los bienes que transportamos."

"Vaya que sí... llévatelo de una vez, temo con que salga fuera de control."


Tras este intercambio, el mayordomo de pelo gris sacó una ristra de llaves de su bolsillo de la chaqueta, y le hizo entrega de una llave concreta al mohicano.


"Habitación 202."


El mohicano afirmó en silencio y se puso en camino, mientras yo le seguía.

A la vez que el suelo crujía bajo nuestros pasos, podía escuchar algo cercano a quejidos provenientes de alguna parte del edificio; además, por el edificio circulaba un extraño olor animal.

En nuestro trayecto, pasamos por una habitación inesperada cuya puerta estaba bloqueada por barras metálicas, por lo que sin querer eché un vistazo al interior. Lo que encontré fue un brillante círculo mágico dentro del cual se encontraba una bestia bastante grande tirada en el suelo y encadenada al mismo.

La oscuridad no me permitía verla con claridad, pero no he visto ningún monstruo o criatura similar en todo el continente demoniaco.

¿Será algún monstruo o animal específico del continente Milis?


"¿Aquí guardáis también los bienes que vais a transportar al continente demoniaco?"

"Sí."


Le hago la pregunta casi por acto reflejo, pero el mohicano me respondió.

¿No deberías haberlo guardado en secreto o algo?

Pero el mohicano, llegado hasta cierto punto, se puso a bajar por unas escaleras; pensé que al ser la habitación 202 sería en la segunda planta, pero por lo visto está en el sótano.


"Así que un sótano...

"El piso de arriba es para distraer."


Por lo que dice, las cosas más problemáticas y perseguidas las esconden todavía más. Me hace pensar que en el sótano esconden las cosas cuyas tarifas para cruzar el mar son estúpidamente altas o que pueden ser crímenes muy penados si les pillaran con ellas.


"Aquí es."


Mi acompañante se detuvo frente a una puerta marcada con el número 202 tras abrirla; en su interior, sentado, puedo ver a Ruijerd, cuyo pelo verde ha comenzado a crecer lentamente, con sus manos atadas a la espalda.

Teniendo en cuenta que lleva sin moverse una semana, es normal que haya empezado a ponérsele una cabeza de Marimo[39].


"Gracias, espera aquí."


El mohicano asintió a mis palabras y se quedó en la entrada de la habitación, imagino que para mantenernos vigilados.


"No le quites las esposas mientras estéis en la mansión, no queremos que un Supard ande suelto por el lugar."


La cara del guía tenía un tono pálido mientras decía estas palabras.

Parece que aun con el pelo tan corto, ese pelo color esmeralda sigue causando temor. Estoy seguro de que si le quito las esposas sin hacerle caso, se asustaría todavía más. Nah, mejor no actuar de una forma tan arrogante, y menos aprovechándome del miedo que generan otros. De todas formas, ¿dónde está la llave?

Tras pensarlo, me pongo a buscarla por mis bolsillos, sin éxito. Es posible que la haya dejado en la posada, aunque solo tengo que usar magia para abrirlas.

Cuando confirmé esto, me acerqué a Ruijerd, pude ver que su cara estaba excesivamente seria.

Al final iba a tener razón con eso de que el hambre hace que la gente se enfade... No te preocupes Ruijerd, en cuanto salgamos dejaré que sacies tu apetito hasta que tu estómago parezca un globo.


"Ludeus, acércate un segundo."


Con el tono más silencioso que pudo, Ruijerd me susurró estas palabras.


"¿Qué ocurre?"


Cuando acerqué mi oreja a Ruijerd, el mohicano se asustó muchísimo, casi presa del pánico.


"E-EH, ¿qué haces? Ese monstruo te va a comer."


No pasa nada, hablamos de Ruijerd, masticará de una forma gentil.

Tomándome a broma la situación, me acerco más a Ruijerd.


"Tienen niños cautivos."


Ya veo.


"Son niños de la raza feral, da la impresión de que los han secuestrado. Puedo oír sus llantos desde aquí."

"...Ya veo."


'Niños... seguramente para vender como esclavos. Aunque si soy sincero, no estoy muy seguro de como funcionan los esclavos en este mundo; no sé qué esclavos son legales y cuáles no... no entiendo las diferencias de unos a otros, por eso mismo, ¿de verdad es buena idea salvar a los esclavos que tengan aquí? Imagina por un segundo que son niños problemáticos que fueron vendidos por sus padres, seguro que tendremos problemas si intentamos llevarlos de vuelta a casa.


"Quiero salvarles."


Por supuesto, comprendo que para Ruijerd, dan igual las circunstancias, hará lo que sea por niños, para él esto es indiscutible e innegociable; pues.... lo siento muchísimo, contrabandistas; habéis tenido muy mala suerte al haber secuestrado niños con Ruijerd aquí.


"Hay varios guardias en el edificio."

"Lo sé."

"Ten en cuenta que los contrabandistas están organizados."

"¿Estás en contra?"


La cara de Ruijerd parece decir algo así como no me lo puedo creer, Ludeus; como si yo le estuviera traicionando... aunque quiero que entienda que estamos hablando de traicionarles nosotros a los contrabandistas.


"Los contrabandistas cumplieron con su trabajo, ¿no te parece una traición lo que propones?"

"No me importa, hablamos de salvar niños, aceptaré el deshonor por traicionarles."

"No serás el único que cargue con ese deshonor, Ruijerd-san, sino toda la raza Supard."

"Eh... pero... ¡pero!"


No me mires de esa forma, en ningún momento dije que no fuéramos a salvarles. ¿No recuerdas lo que te dije? Que si no podías soportar algo que vieras, tan solo tenías que decírmelo, porque tenemos algo de libertad como para salvar niños. Y no me retracto de esas palabras.


"Si vas a hacerlo, debes moverte con rapidez, no podemos permitirnos que salga una palabra de aquí."

"¡! Ludeus..."


Al escuchar mis palabras, en la cara de Ruijerd se dibuja lo orgulloso que se siente de mí.

En esta ocasión, dejaré que Ruijerd haga lo que crea oportuno, sobretodo teniendo en cuenta que lleva encerrado 1 semana; estoy seguro de que ha acumulado bastante rabia.

Pienso de esta forma, pero con que 1 de ellos consiga escapar, la información de que un Supard anda suelto por Milis acabará extendiéndose como la pólvora, seguramente incitada por la organización contrabandista. Y seguramente, nuestros nombres, al haber sido los que solicitamos el contrabando de un Supard, serán más que conocidos por toda la organización.

El intermediario me lo dijo bien claro, una muerte cruel e inesperada aguarda a los que traicionan a la organización. Contratarán asesinos a sueldo para que nos persigan.

No creo que tengamos problemas con simples asesinos mientras Ruijerd viaje con nosotros, pero no estaré cómodo sabiendo que no puedo dormir tranquilo; además que tampoco puedo asegurar que nunca nos separamos de Ruijerd.


"Bueno.. ¿de qué forma podemos asegurarnos de que no escapa información?"

"Por eso no te preocupes."

"¿Tienes algún plan?"

"Te prometo que, de los contrabandistas de este edificio, no dejaré a nadie con vida. Será una masacre."


Guau con Ruijerd... Lo peor es que puedo confiar en su palabra. Pues nada, si acabas con todos, eso solucionaría el problema, aunque me parece bastante excesivo y precipitado.


"¿Son personas a las que no hay forma de perdonarles la vida?"

"Así es, hasta el punto de que mis entrañas parecen estar a punto de arder por lo que llevo soportando."


El enfado de Ruijerd es extremo, como hasta ahora no había visto.

Pero... ¿Pero qué demonios le habéis hecho a Ruijerd, contrabandistas?


"¿Puedo conocer el motivo?"

"Si ves a los pequeños lo entenderás."

".... Sabes, todavía tenemos la opción de volver mañana a rescatarles, aunque...."

"Por lo que he escuchado, tienen intención de transportar a los pequeños mañana mismo al continente demoniaco."


Así que mañana no puede ser... pero... masacrar... masacrar es un poco... debe haber alguna otra forma en la que no muera nadie....


"No te preocupes, no tendrás que ensuciar tus manos, Ludeus."


Me quedé petrificado al escuchar esas palabras.


"Yo..."


Las palabras que ha dicho Ruijerd se clavan en mi corazón como si fuera una espina larga y puntiaguda.


"Yo también...¿participaría?"


Tiene sentido, aunque en todo este año, he evitado matar a nadie.

He matado muchos monstruos, también monstruos con forma de persona, pero nunca he matado a personas, en parte, porque no tuve motivo para hacerlo además de por varios otros motivos, pero he de reconocer que nunca me he planteado matar a nadie.

Este mundo es bastante duro. Es un mundo en el que se matan personas a diario, y es probable que llegue el día en que tenga que matar a alguien... Sé que pasará, lo he aceptado, y estoy listo para cuando ocurra, o eso pensaba.

Pero llegado el momento, siempre acabo ajustando el poder de la bala rocosa a un nivel en el que tengo por seguro que el blanco no morirá.

Parece que en el fondo, todavía siento rechazo por matar gente, todavía no estoy mentalmente preparado, puedo decir o pensar lo que quiera, pero no soy capaz de romper ese tabú que me he autoimpuesto.

Y esto es algo que Ruijerd ha sido capaz de comprender al verme, y por ese motivo específico me dijo esas palabras.

Intenta que no me sienta culpable por lo que va a ocurrir.


"No me mires de esa forma, recuerda que tus manos están al cargo de proteger a Eris."


Bueno, supongo que todavía no es necesario, no me forzaré a matar a nadie; sino que simplemente aceptaré su ofrecimiento, si Ruijerd dice que podrá hacerlo en solitario, se lo dejaré a él. No pasa nada por tener cosas que se te den mal, lo importante es hacer lo que sí puedes hacer.


"De acuerdo, entonces, yo me encargo de liberar a los niños, ¿dónde están, lo sabes?"

"La segunda habitación del pasillo desde aquí, son 7."

"Comprendido, pues cuando termines, reune los cadáveres en alguna parte para que los queme todos al mismo tiempo."

"De acuerdo."


Conjurando en silencio, le quité las esposas a Ruijerd, que se levantó lentamente del sitio crujiéndo sus articulaciones.


"Cómo... ¡bastardo, ¿cómo le quitaste las esposas sin que me diera cuenta?!"


El mohicano cayó presa del pánico.


"No te preocupes, hace todo lo que le digo."

"D- ¿de verdad?"


Al escucharme, el guía que encontré en el almacen al llegar parece quedarse más tranquilo, yo por mi parte le entregué a Ruijerd su lanza.


"Pero claro, eso no significa que no vaya a armar un alboroto."

"¿Eh?"


Mushoku04 09.png

Y así fue como el mohicano se convirtió en la primera víctima; sin hacer ruido el mohicano había encontrado su final a manos de Ruijerd, el que ya se dirigía hacia las escaleras sin hacer ruido alguno.

Yo por mi parte fui en dirección contraria, dirigiéndome a donde se encontraban los niños capturados.


"¡Gyaaaa!"

"¡E-el Supard se ha quitado las esposas!"

"¡Mierda, hasta lleva su lanza!"

"¡Es el diablo, el diablo anda suelto!"


Poco después, voces provenientes del salón comenzaron a llegar a mis oídos.

En esta velada, la cacería ha comenzado y los perros bien adiestrados, están sedientos, quieren sangre, la sangre de aquellos que no quieren amos[40], vale, ya me dejo de bromas, aunque ahora que lo pienso... los que secuestraron a los niños deberían de haber sido otras personas, por lo que los contrabandistas no tienen la culpa de que los niños estén aquí... ¿no es cierto? Bah, simplemente tuvieron mala suerte.


Capítulo 39 - Los niños de la Raza Feral[edit]

1ª Parte[edit]

La habitación estaba oscura, y en medio de esa oscuridad, niños y niñas desnudos y con cara de preocupados estaban amontonados por el suelo de mala manera.

Eran 7, todos jóvenes y cada uno de ellos tenía unas orejas de animal distintas según la tribu; había 4 niñas y 3 niños, todos de una edad cercana a la mía y todos a su vez esposados a la espalda y en posición fetal.

Desnudos + Esposados + Amordazados + orejas de animales o elfos... Encima hablamos de niñas, desnudas y esposadas... Esto no puede estar pasando, jamás imaginé que llegaría el día en el que me encontrara frente semejante espectáculo. Es casi arte, una estampa digna de grabar en mi cabeza, gracias Ka'non-sama[41] por alimentar mi alma con algo tan bello. Este paraiso terrenal es digno de llamarse Shangri-la[42], aunque es demasiado bello para dejarlo en algo terrenal, así que seguramente se trate del mismísimo cielo cristiano... qué raro, no recuerdo haber muerto de nuevo, y tampoco me he cruzado con el bebé verde de Dio[43] para morir de improviso...

Pero mientras yo me encontraba enfrascado en mi deleite personal, pude notar que 6 de los 7 pequeños tenían marcas claras de lágrimas en sus ojos y mejillas, además que podía notar también que casi todos tenían moratones azules o negros hasta en la cara. Lo que hizo que mi cabeza se enfriara.

Es muy probable que cuando los trajeran y encerraran, se pusieran a gimotear o llorar, hasta que uno de los secuestradores vino a darles golpes para que se cayaran, lo mismo que cuando nos secuestraron a Eris y a mí. Parece que en este mundo no se contienen lo más mínimo ni con niños secuestrados.

Esa tortura desmesurada llegó a oídos de Ruijerd, que estaba a 2 cuartos de distancia, y por ese motivo lo encontré en ese estado de rabia.

Echando un vistazo rápido, y solo con lo que puedo observar, no parece que haya habido ningún tipo de abuso sexual; quizás porque son jóvenes todavía o porque rebajaría el precio de los niños al venderlos... pero de cualquier forma, es el lado positivo de esta situación tan desagradable.

Por lo general, viendo a niñas desnudas, opino que se me podría perdonar si las sobo un poco, pero la situación actual ha casi inutilizado mi lujuria.

Hace poco que cambié mi clase de mago a ermitaño, aunque es una lástima que mi sabiduría no haya aumentado lo más mínimo[44]... Mira que ponerme así con niños y niñas desamparados.

De las pequeñas, 3 habían estado llorando y aun en este momento se encontraban sollozando. De los niños, 2 de ellos temblaban de miedo con sus ojos clavados en mí, mientras que el tercero estaba inconsciente, posiblemente al borde de la muerte por los moratones que veo.

Comienzo curando al niño inconsciente, tras lo que le quito las esposas, aunque las mordazas se me resisten, por lo que las quemo con magia. Quemo ligeramente la zona en la que aplico magia, pero no tenía otra opción, tendrá que aguantarse.

Llegados a este punto, curo al resto de niños y también los libero.


"U-umm, ¿quién eres?"


Me está hablando en el idioma del Dios Feral.

Debido a la falta de práctica y al cambio brusco de idioma, tardé unos instantes en adaptarme; pero como ya había aprendido el idioma, solo tuve que recordar mis conversaciones con Ghyslaine para ponerme a hablar.


"He venido a salvarlos. Ustedes tres, mantened la entrada del cuarto vigilada, por favor. Si alguien viniera, avisadme rápido."


Los tres se mostraron claramente preocupados.


"Si de verdad sois hombres, es lo menos que podéis hacer."


Al escuchar mis palabras, los 3 se pusieron serios, asintieron y salieron por la puerta.

No hay intenciones ocultas en mis palabras, no es que quiera hacerle algo a las niñas aprovechando que no estarán delante... Pero tengo que tener en cuenta que un enfurecido Ruijerd anda por el piso de arriba, y por si acaso viniera de improviso necesito que vigilen, por mi parte activaré mi ojo místico para ver un segundo en el futuro, aunque no puedo ver a mi espalda, pero puede que ayude con ataques sorpresa.

Me acerco a las pequeñas y les quito las esposas, pude apreciar que estaban más o menos desarrolladas, no es como si tuvieran todas la misma talla, no es que las tocara por tocar, pero tenía que liberarlas. Opino que hoy fui todo un caballero.

Después me dispuse a curar sus magulladuras.

Oh, ¿hora de divertirse? ajam... digo hora de curarlas... no es culpa mía que para curarlas con magia tenga que tocarlas con la mano; si este es el caso, no hay un motivo oculto en mis acciones, no es culpa mía que tengan moratones por el pecho, de verdad, tengo que hacerlo. Vaya... esta tiene algunas costillas rotas, y esta otra tiene el fémur roto... los secuestradores son unos desalmados.


"......"


Cuando se levantaron, las pequeñas se tapaban con sus manos ocultándome su cuerpo, debido a la mirada asesina que me estaba lanzando una pequeña con orejas de gato y una mirada llena de convicción y voluntad, hizo que les pidiera que se quitaran las mordazas por su cuenta.


"¿Has venido a salvarnos? Sob.. Gracias."


La niña con orejas de perro me agradeció mientras escondía su cuerpo avergonzada. Ella también me habló en el idioma del Dios Feral.


"Solo para asegurarme, pero podéis entenderme, ¿no es así?"


Quise comprobar si se me entendía al hablar el idioma, me quedé más calmado al ver que todas asistieron, sabiendo que no habría problemas para comunicarnos.

Pero dejando eso a un lado, parece que Ruijerd todavía no ha acabado, y prefiero evitarles presenciar una masacre, vaya a ser que les cause algún tipo de trauma. Por lo que decido esperar un rato en esta habitación y deleitarme... digo escuchar su historia.


"¿Puedo saber como acabaron en este lugar?"

"¿Nya?"


Le pregunte a la niña con orejas de gato que parecía tener la voluntad mas fuerte de todas ellas. Era la única del grupo que no parecía haber llorado en ninguna ocasión, aunque a cambio, su cuerpo se encontraba repleto de golpes y moratones, al curarla encontré varios huesos rotos.

Me recordó a lo que le hicieron a Eris en su día, pero nuestra situación era un poco mejor que esta; el siguiente en la lista de heridos era el niño inconsciente que curé primero, pero a diferencia de este, la niña con orejas de gato seguía mostrándose valiente y decidida, el pequeño tenía la mirada más perdida cuando abrió los ojos.

Podría tener hasta una fuerza de voluntad superior que Eris, aunque creo que cuando secuestraron a Eris era más joven que la felina a la que le estoy hablando; dudo que Eris perdiera en ningún ámbito cuando tengan la misma edad, su desarrollo hasta la fecha así lo demuestra, y por supuesto que hablamos de pechonalidad.

Por cierto, la capacidad OP[45] de la chica es la segunda más grande de la sala, me imagino que tendrá un ego bastante alto; la número 1 es la chica con orejas de perro que acababa de hablarme.

Si ya está así a su edad, me da pánico pensar en como estará en un futuro. No puedo permitir que se desperdicie esa habilidad.


"¡Estábamos jugando en el bosque-nya cuando de repente nos capturaron unos hombres extranyaos!"


Todo mi cuerpo recibió una descarga.

¡Nya! ¡Ha dicho NYA! ¡Un verdadero Nya!

No tiene nada que ver con el Nya que utilizaba Eris antiguamente con el estilo Boreas.. hablamos de un verdadero nya dicho por una chica de la raza feral. Tampoco es que lo haya dicho porque sea cosa del idioma, sino que añadió un nya al final de algunas palabras.

Ufff... quiero tocarle las tetas.... bueno, mejor no.


"Básicamente, significa que todos ustedes fueron secuestrados, ¿me equivoco?"


Después de contener mi excitación y escuchar, todos asintieron.

Mejor... Si hubieran tenido una vida miserable y sus padres les hubieran vendido, o si se hubieran vendido ellos mismos para sobrevivir... en ambos casos, nuestra ayuda podría no haber sido bien recibida. Me alegro, hemos tenido mucha suerte, porque esta traición a los contrabandistas no va a escalar a nada peor.


"Se acabó."


Ruijerd regresó. El marimo de su cabeza desapareció para convertirse de nuevo en una calva; además, sus ropas están totalmente limpias, es posible que no le haya salpicado ni una gota de sangre, como esperaba de él.


"Buen trabajo. Deberíamos buscarle ropa o podrían coger un resfriado si siguen así."

"De acuerdo."

"Chicos, esperáos aquí un minuto."


Ruijerd y yo nos separamos para ir a buscar sus ropas, aunque no pudimos encontrar nada cercano a ropa de niño en toda la mansión.

Me pregunto si se deshicieron de las ropas después de desnudarlos cuando los secuestraron. ¿Por qué lo harían? No le veo sentido. Tampoco entiendo por qué desnudaron a unos niños...

Por el momento, encontramos algunas ropas entre los bienes de contrabando, son de un tamaño bastante mayor que el de los pequeños, pero tendrán que conformarse.

No, con ropas así de grandes, podrían tropezarse, así que mejor que no las usen. Qué lástima, no hay ropa adecuada, y sin ir medianamente bien vestido tampoco puedes ir a una tienda de ropa a comprarla...[46]

Mientras pensaba esto, eché un vistazo por la ventana y vi una montaña de cadáveres, todos ellos con una única herida en la garganta o el corazón. La primera vez que vi a Ruijerd atacar con esa precisión al amigo de Jaril, solo pude ponerme a temblar de miedo por la situación; pero hoy por hoy, viendo la escena, solo me hace aumentar mi confianza en Ruijerd.

Pero guau, son una cantidad desorbitada, puedo oler la sangre sin dificultad... es muy probable que atraiga monstruos, por lo que no debería tardar en quemar los cuerpos.

Pensando de esa forma, salí del edificio y conjuré una bola de fuego que quemara los cadáveres.

Una bola de fuego.. supongo que con unos 5 metros de radio será suficiente.

En la escuela de Fuego, por algún motivo, cuando aumentas el poder mágico a utilizar, aumenta la temperatura y al mismo tiempo el tamaño. Y como prefiero no olisquear la carne quemada, decido hacerlos cenizas de un único golpe.

Me excedí un poco en cuanto a fuerza y tamaño, por lo que parte del fuego se extendió por el edificio, pero con magia de Agua lo extinguí rápidamente.

Eso ha estado cerca, casi me convierto en un pirómano.


"Ludeus, ya terminamos."


Cuando terminé de quemar los cadáveres y apagar las llamas, Ruijerd salió del edificio acompañado por los niños. Al fijarme más, compruebo que ya están vestidos con algo más cercano a una toga que a ropa propiamente dicha.


"¿De dónde sacaste esas prendas?"

"Corté las cortinas."[47]


Entiendo, buena idea, supongo que más sabe el diablo por viejo...


2ª parte[edit]

Encendimos varias antorchas y salimos por la entrada del edificio, cuando estuvimos fuera, le dimos una antorcha a cada niño.

En cuanto a la ruta a la ciudad, decidimos tomar una diferente a la que yo usé para llegar.

Causaría problemas si otro contrabandista nos encontrara, aunque seguramente ese camino por ese camino no nos ataquen monstruos. De todas formas, nos interesa más pasar desapercibidos.


"¡Nya!"


En ese momento la chica con orejas de gato alzó su voz repentinamente.

Nya-Nya-Nya

El eco se extendió por la noche.


"¿Qué pasa?"


Hasta ahora habían estado callados...

Por lo que pensando que sería por algo importante decidí preguntarles.


"¡Nyaa! ¡¿No había un perro en el edificio?!"


La niña con orejas de gato se agarró a la pierna de Ruijerd. Su desesperación se podía leer en su expresión.


"Sí, lo había."

"¡Por qué no lo salvaste-nya!"


Ahora que lo pienso, es cierto que había algo parecido a un perro.... es más, ¿al final resulta que era un perro eso que estaba encadenado y protegido a conciencia?


"Vosotros sois más importantes."


Varias miradas acusatorias se clavaron en Ruijerd.

Eh, eh, ¿qué hacéis? os acabamos de salvar, ¿qué motivo tenéis para mirarle de esa forma?


"Solo diré que él (Ruijerd) es quien os ha salvado."

"Nosotros.. estamos agradecidos por eso-nya, Sin embargo..."

"Si estáis de verdad agradecidos, entonces demostradlo."


Tras decir yo esas palabras, cada uno de ellos agachó su cabeza.

Así mejor, que se note que de verdad nos lo agradecéis.


"Vale, Ruijerd, yo iré a por el perro, tú sigue con ellos y guíalos hasta la ciudad."

"De acuerdo, ¿los llevo a algún lugar concreto?"

"Esperadme a las afueras de la ciudad, por favor."


Tras darle instrucciones, di media vuelta, de regreso a la mansión.

Así que, ¿a dónde los llevamos? es una pregunta difícil... tenemos que esconder el hecho de que han introducido a Ruijerd ilegalmente en el continente, evitar que los contrabandistas sepan que Ruijerd escapó con vida, y además devolverle los niños a sus padres... Por ejemplo, podríamos realizar un encargo en el gremio de aventureros diciendo que queremos devolver unos niños a sus padres, saldría bien si pudiéramos dejar a los niños a cambio del gremio; aunque no... porque seguro que la misión acaba yegando a oídos de los contrabandistas...

En todos los encargos, el nombre de la persona que realiza la petición es publicada también, y esa pista puede ser suficiente para que acaben dándose cuenta de que fuimos nosotros quienes destrozamos el lugar y ayudamos a escapar a los pequeños.

¿Qué tal si solo le dejamos los niños a cargo de algunos guardias de la ciudad? Si nos vamos rápido de la ciudad no debería pasar nada... aunque claro, si los niños hablan de como escaparon, acabaran haciéndose pública información sobre Ruijerd o mía, llegando nuevamente a oídos de los contrabandistas... Además, ten en cuenta que se acerca la época de lluvias... no tendríamos donde huir.

.... bueno, ya que empezamos a beber de esta copa envenenada... podríamos terminárnosla y acabar con los contrabandistas. Aunque claro, desconocemos como de grande es la empresa de los contrabandistas... Y otra cosa que no había pensado, los guardias se podrían pensar que nosotros somos quienes secuestramos a los niños.

Hmmmm...... qué complicado se está volviendo, quizás no lo pensé lo suficiente... aunque una cosa que no se me había ocurrido, es echarle la culpa a alguien, vaya, podría ser la mejor opción; solo tengo que poner algo así como ¡La Gran Emperatriz Demonio Kishirika ha regresado! en una pared... podría servir, y la propia Kishirika me dijo que me echaría una mano si pasara cualquier cosa.


"Oh..."


Llegue al edificio, sin resolver completamente mis dudas, y sin saber bien qué hacer.


3ª parte[edit]

Me dirigí hasta el cuarto en el que vi al perro dentro del círculo mágico; nada más entrar, el animal me miró desconfiado, aunque se le notaba totalmente exhausto.


"Pues sí que parece un perro."


Lo que estaba encadenado en el centro de círculo mágico era un cachorro, esto fue algo que no pude notar a primera vista, ya que es un tamaño considerablemente grande, casi 2 metros.

¿Por qué todos los perros y gatos de este mundo serán tan grandes?

Además, la primera impresión que tuve era de que su color de pelo era blanco, pero resulta más bien plateado, imagino que por el brillo que refleja por el círculo mágico.

Me recuerda a un enorme mameshiba[48] plateado. Parece bastante inteligente y las facciones son bastante suaves.


"Voy a salvarte... ¡¿Ow?!"


Al acercarme, el círculo mágico se puso a brillar ligeramente, y al contacto no se sintió como una descarga eléctrica, sino más como si directamente mi sentido del dolor fuera estimulado directamente.

Da la impresión de que este círculo mágico es algún tipo de magia protectora, si mal lo recuerdo, la magia protectora era una rama de la magia de apoyo. Aunque en realidad, no tengo ni idea de cómo funciona.


"Hmm..."


Mientras pienso como actuar, le doy vueltas al círculo mágico observándolo. Noto que el círculo está iluminando la habitación con una luz pálida, ese brillo indica que el círculo mágico está recibiendo maná, por lo que si elimino la fuente de ese poder mágico, el efecto del círculo debería desaparecer.

Este patrón típico a la hora de eliminar trampas mágicas es algo que me enseñó Roxy.

La fuente de poder mágico típica es un cristal mágico, pero no veo nada parecido a eso por la sala... aunque seguramente sea porque está oculto en alguna parte de la sala, puede que bajo tierra, por lo que podría aplastarlo con magia de tierra, pero no sé que pasaría si lo hago de una forma tan forzada... ¿habrá alguna forma de quitarlo limpiamente?

Me paro a pensarlo y me doy cuenta de que lo estoy enfocando desde un ángulo equivocado, si escondieran tanto el cristal mágico, no podrían sacar al perro del círculo con facilidad, y ninguno de los cadáveres que vi en el montón de Ruijerd parecía un mago, por lo que debe ser un método de apertura simple que hasta un novato pudiera hacerlo.

Piénsalo... ¿dónde está el círculo mágico? está en la planta baja, por lo que si enterraran debajo el cristal mágico, no podrían quitarlo y ponerlo con facilidad. Pero, ¿dónde les interesaría ponerlo? ¿un lugar en que no sea difícil cambiar el cristal por otro para seguir aportándole maná al círculo mágico?


"Hmm, si no es abajo, supongo que arriba."


Subí las escaleras hacia el segundo piso del edificio, en dirección al cuarto justo encima de la habitación del perro. Allí encontré un pequeño círculo mágico y algo similar a un candelabro de madera, en el centro de ese candelabro había algo extraño, similar a un cristal mágico.

Perfecto, mira que tuve suerte de encontrarlo a la primera.

Intento retirar la antorcha con cuidado, y al hacerlo, el círculo mágico desaparece; tras lo que bajé a donde el perro y vi que el círculo de esta sala también había desaparecido.


"¡Wu...!"


Cuando me acerqué al perro, me gruño y puso una cara amenazadora.

Nunca le he gustado a los animales, ni ahora ni en mi anterior vida.

Observé cuidadosamente la situación del cachorro. Me gruñía con fuerza, pero parece que en realidad estaba agotado, diría que no le quedan fuerzas.

¿Estará hambriento? Puede, pero esas cadenas... no sé...

Al echarles un vistazo de cerca, noto que hay unos símbolos grabados en ellas, por lo que decido quitárselas.

Aunque eso sería arriesgado, si las cadenas son lo que dejan al perro agotado, si se las quito es muy probable que salte a atacarme... No creo que sea grave siempre que pueda curar los mordiscos, pero...


"¿Cómo puedo soltarte sin que me muerdas? Dime."


De entre todas las acciones posibles, intenté hablarle. Y tras escucharme, el cachorro inclinó la cabeza con un ¿Wu? como si comprendiera mis palabras.


"Si no me muerdes no tengo problema en quitarte ese collar y llevarte de vuelta con tu dueño, ¿Qué dices?"


Después de decir esto en el idioma del Dios Feral, el perro paró de gruñir y se echó en el suelo obedientemente.

Parece que entiende palabras. Eso de estar en otro mundo es muy útil para situaciones como esta...

Llegados a este punto, corté las cadenas con magia, y pude notar como el perro comenzaba a verse más saludable de forma visible. Cuando estuvo mejor, estuvo a punto de ponerse en pie y salir corriendo, pero le detuve.


"Espera espera, todavía falta el collar."


Y el perro me miró y volvió a echarse obedientemente, viéndole actuar de esa forma, decidí hacerlo con el máximo cuidado posible. Aunque no encuentro la cerradura.

¿Cómo se abre un collar sin enganche? Qué cosa tan rara... ¿acaso estaba hecho para no quitarse o qué?

Pero tras darle un par de vueltas más, y casi de milagro, encontré el lugar en el que se unía el collar, da la impresión de que tiene un mecanismo muy complejo.


"Estoy a punto de quitártelo, no te muevas."


Cuidadosamente usé magia de tierra para llenar el hueco y forzarlo, tras lo que se abrió la cerradura.

Bing

El collar saltó al suelo tras abrirse.


"Ya esta."


El cachorro sacudió su cuello.


"Won!"

"¡Uou!"


Y entonces puso sus patas frontales en mis hombros y con su peso corporal me empujó. Caí de forma indigna, tras lo que se puso a relamerme la cara de cabo a rabo.


"¡Won!"


¡Ahn~, no puedes hacer eso perrito, mi marido se enfadará, y tengo hijos....![49]

Intenté apartar a la gran bola de pelo plateado que se me había tirado encima, pero su peso era considerable, además que su tacto era suave y esponjoso.

Qué suave y esponjoso... qué cosa tan agradable... aunque pesa una barbaridad, me está aplastando el pecho.

Soy incapaz de levantarlo por la fuerza, por lo que solo pude rendirme y dejar que me lamiera hasta que se cansara, dejandome llevar por la agradable sensación de su pelaje.

Oh.. qué tacto tan suave... estoy seguro de que si lo pusiera como lo he visto en algunas series más actuales y jóvenes, es que tiene un tacto MofuMofu[50]... suavísimo, ¿qué suavizante usas? ¿Cómo? ¿que no usas ninguno?


4ª parte[edit]

"¡Desgraciado, ¿qué crees que le estás haciendo a nuestra bestia santa[51]?!"

"¿Eh?"


De improviso, y mientras disfrutaba de la sensación tan maravillosa del pelaje del perro, oí gritos; pensando que se trataría de algún contrabandista superviviente, alcé la vista desde el suelo, debajo del afectuoso animal.

La persona que vi tenía un pelaje/piel de un color chocolate, orejas de animal de algún tipo y una cola de tigre.

Ghyslaine...¿? No, no lo es... se parece mucho pero es otra persona, porque aunque los músculos y las zonas peludas sean similares, hay una pequeña diferencia en el número de zonas voluptuosas. Vamos, el pecho; que no tiene tetas, es un hombre.

El hombre respira con fuerza y se lleva la mano a la boca.

Guaaa, esa pose se parece al grito de guerra de Jerónimo[52]... mierda, tengo que evitarlo, algo me dice que es mala idea si no lo esquivo.

Pese a mis esfuerzos, no puedo moverme.


"¡Perrito, muévete, no puedo huir así!"


El perro me hizo caso y se hizo a un lado, y yo algo asustado me puse de pie rápidamente al mismo tiempo que activaba mi ojo místico, para poder observar lo que ocurriría.

El hombre puso su mano sobre la boca.

¿No va a hacer nada?

Pero cuando pensé esto, el desconocido soltó un aullido.


"¡Uoooooon!"


La potencia fue abrumadora, superaba con creces el mayor grito que haya escuchado nunca de Eris; pude hasta notar que aplicaba presión sobre mí, y mis tímpanos empezaron a vibrar y zumbar mientras mi cerebro era incapaz de soportar la impresión.

En cuanto noté esa presión en mi cabeza, caí al suelo, incapaz de levantarme.

Mierda, necesito curarme... pero no puedo mover mis manos, ¿qué ha hecho? ¿será algún tipo especial de magia? Mierda... esto es peligroso, muy peligroso, me va a matar y no puedo usar magia, no entiendo por qué no puedo manipular mi maná...

El hombre me cogió del cuello y me levantó hasta ponerme a la altura de su pecho. Tras ver mi cara, enarcó una ceja como ofendido por algo.


"¿Hmmm? Todavía es un niño, matarle sería deshonroso."


Hahh... parece que me he salvado. No sabes cuánto me alegro de parecer un niño.


"Gyges[53], ¿qué pasa?"


Entonces otro hombre apareció; este también se parece mucho a Ghyslaine, pero tiene el pelo grisaceo y da la impresión más adulta, casi anciana.


"Padre, he capturado a uno de los contrabandistas."

"¿Contrabandista? Pero si es un niño."

"Puede ser, pero estaba atacando a la bestia santa."

"Hmmm."

"Estaba acariciando y abrazando al santo mientras sonreía de una manera indecente. Existe la posibilidad de que su apariencia no corresponda a su edad."


¡T-Te equivocas, ¿no lo ves? pero si tengo 11 años! ¡¿Cómo voy a tener la edad mental de un hombre de 45?!


"¡Won!"


El perro soltó un ladrido, tras lo que el hombre, al que llamaron Gyges, se arrodillo en frente del perro.


"Por favor acepte mis disculpas, bestia santa. Habríamos venido antes en su auxilio, pero un pequeño problemas nos hizo retrasarnos."

"¡Wan!"

"No puede ser, pero si ese hombre... a su cuerpo, bestia santa... ku..."

"¡Wan!"

"¿Eh? ¿No le molestaba? Es usted muy generoso..."


Me pregunto si de verdad estaban comunicándose, porque yo únicamente oigo ladridos.


"Gyges, hemos encontrado el rastro de Tohna y los demás en el sótano; no cabe duda de que fueron retenidos en este lugar."


Tras el intercambio, el anciano Entonces el hombre mayor lo dijo.

¿Quién será Tohna? por lo que hablan, creo que es uno de los niños que rescatamos.


"Llévate al niño de regreso a la aldea. Escucharemos lo que tiene que decir."

"No nos queda tiempo, el último barco zarpa mañana."


Gyges hizo un sonido de Gu mientras rechinaban sus dientes.


"Debemos desistir, no tenemos alternativa; al menos, es una suerte que hayamos conseguido salvar a la bestia santa."

".... ¿Y con este sujeto?"

"Mejor nos lo llevamos a la aldea, podría darnos información."


Gyges asintió y agarró una cuerda que llevaba en el cinto; con ella me ató las manos a mi espalda y me puso en su hombro. El perro que hace unos segundos había rescatado, nos acompañaba con una mirada de preocupación.


Todo saldrá bien, no te preocupes. Estas personas no parecen parte de la compañía de contrabandistas, sino que vinieron a slavar a los niños, así que cuando pueda explicar lo ocurrido entenderán que ha sido un error... aunque solo espero que estén dispuestos a escuchar mi versión.


"Snif.."


Cuando salimos de la mansión, el hombre mayor se puso a olfatear.


"¿Hueles eso?"

"¿El qué? El olor a sangre es tan denso que no huelo nada más..."

"Es muy sutil, pero noto el rastro de Tohna y los demás, van con alguien más... huele a raza demoniaca."


Al oír acerca de ese olor, la expresión de Gyges se tornó sombría.


"¿Acaso fue ese demonio el que vino a secuestrar a Tohna y al resto?"

"Es posible, aunque también puede que fuera él quien los hubiera salvado."

"No digas sandeces, ¿cómo va a ser ese el caso?"


Parece ser que de una forma u otra, reconocieron el olor de Ruijerd.


"Gyges, yo seguiré el olor. Mientras tanto, lleva de regreso a la aldea tanto a bestia santa como a ese niño."

"No, yo también voy contigo."

"Eres demasiado impaciente, fíjate en ese niño, es posible que no fuera un contrabandista."


Como era de esperar de alguien con tantos años de experiencia, la manera en que piensa las cosas es diferente.

Exactamente, no soy uno más de los contrabandistas, al menos escuchen lo que tengo que decir.


"Aunque así fuera, cuando lo encontré, estaba acariciando indebidamente al santo, y hasta pude olfatear la excitación proveniente de este niño al hacerlo. ¡Es imperdonable que tuviera esos pensamientos sexuales dirigidos hacia nuestra bestia santa!"


¡Pigya![54] ¡Te equivocas, no era el perro el causante de ese olor, sino de las niñas jóvenes y desnudas! .... ¿oh? mejor no, eso también sería peligroso de decir.


"En ese caso, arrójalo a la prisión. No obstante, no le hagáis nada hasta que regrese yo a la aldea."

"¡Entendido!"


El hombre mayor asintió una vez y empezo a correr hacia el oscuro bosque; cuando Gyges lo vio lo suficientemente lejos, me dirigió una única frase.


"Tienes suerte, escapaste tu fin."


No te lo voy a negar...


"Dejemos eso por el momento, bestia santa, vamos a correr hacia la aldea, aunque si estuvera cansado..."

"¡Wan!"

"¡Es usted admirable!"


Entonces fui cargado a las profundidades del bosque sobre el hombro de Gyges.


5ª parte[edit]

--Desde el punto de vista de Ruijerd--


Llegamos a las afueras de la ciudad, y Ludeus todavía no ha regresado.

No le habrá pasado nada, ¿o se habrá perdido? Lo dudo, si ese fuera el caso, habría lanzado magia al cielo para que le ayudara. En ese caso... ¿habrá encontrado alguna dificultad? No dejé ningún contrabandista vivo en todo el edificio, pero podrían haber llegado más tropas del exterior...

Dudo sobre si debo regresar a comprobarlo, pero decido no hacerlo.

No es necesario, Ludeus es un Guerrero, aunque aparecieran enemigos, sería capaz de deshacerse de ellos de un modo u otro. Debido a su falta de experiencia todavía es algo ingenuo, pero no tanto como para bajar la guardia en territorio enemigo. Además, Eris no está cerca, por lo que Ludeus puede usar magia sin restricción, y de esa forma no debería perder contra nadie; aunque es cierto que se resiste a matar personas... esto podría llevar a que no se lo tomara en serio, aumentando sus posibilidades de morir.

Hago a un lado mis preocupaciones por Ludeus, aunque estoy dudando de cómo actuar en esta situación; siendo que si soy yo el que lleva los niños a la ciudad, ocurrirá algún tipo de desastre. No sería la primera vez.

Recuerdo esa vez que salvé a un niño de un traficante de esclavos, cuando lo llevé a la ciudad, se pensaron que yo fui el secuestrador... Aun si en esta ocasión tengo el pelo rasurado y mi tercer ojo está oculto, mis habilidades para conversar son bastante pobres, dudo poder explicarle bien a los guardias lo que ha ocurrido.

Podría simplemente dejarlos en la ciudad, como en otras ocasiones, porque por lo general algún ciudadano daría el aviso a los guardias y otras autoridades, pero no estoy seguro de que lo que opinaría Ludeus sobre eso.


"Onii-san[55], siento lo de antes-nya."


Mientras me estaba preocupando, una de las niñas vino y me tocó la pierna; pude ver como el resto de pequeños también se veían arrepentidos por su actitud de antes, y solo viendo esto es suficiente para hacerme sentirme mejor.


"No se preocupen"


De cualquier forma, ha pasado mucho tiempo desde la última vez que use el idioma del Dios Feral.

¿Cuándo fue la ultima vez que lo usé? Recuerdo que lo aprendí durante la campaña militar de Laplace, aunque no recuerdo haberlo usado demasiado.


"Agradecemos que fueran a salvar a bestia santa, es el símbolo de nuestra fami-nya, no podemos permitirnos dejarlo abandonado en ese sitio-nya."

"Ya veo. Pero me disculpo por mi comentario anterior, aunque no lo supiera entonces, no es excusa."


Después de decir esto la niña rió un poco y sonrió. La sonrisa de niños cuando no están asustados es algo encantador.


"¡Hm!..."


Entonces en ese momento, mi ojo notó la presencia de algo acercándose rápidamente. Lo que puedo sentir es a alguien fuerte y rápido acercándose desde el edificio.

¿Será un aliado de los contrabandistas? Parece fuerte... no lo creo, pero, ¿habrá derrotado a Ludeus?


"Retrocedan."


Hice que los niños se escondieran a mi espalda y preparé mi lanza mientras me adelantaba, porque el primero en mover es el que asegura la victoria.

Le pararé de un único golpe.

O eso era lo que pensaba, porque se detuvo justo antes de entrar en mi alcance. Al verle, veo que es un hombre de la raza feral, llevaba una espada que parecía haber matado en varias ocasiones.

Viendo esto, mi cautela aumentó y me preparé sigilosamente para el ataque.

Puede ser ya un anciano, pero noto su fuerte determinación y su presencia controlada, defintivamente es un Guerrero. Pero no importa, si es un aliado de los contrabandistas, lo mataré.

No puedo perdonar a nadie que permite que le hagan esas cosas a niños de su propia especie, no concibo a un Guerrero que actúe de esa forma.


"Ah, ¡abuelo-nya!"


La niña gato alzó su voz y corrió hacia el viejo guerrero.


"¡Tohna!¡Estás a salvo!"


El anciano cogió a la niña en sus brazos cuando está saltó hacia él; cuando la tuvo agarrada pude notar una expresión de alivio. Al verlo, bajé mi lanza, porque da la impresión de que vino a salvarlos.

Siento mucho haber sospechado de ti, si viniste a salvarles, definitivamente eres un Guerrero, puedes sentirte orgulloso.

La niña perro parecía ser una conocida también, porque ella también salió corriendo hasta el reciénllegado.


"Me alegro de que tú también estés a salvo, Terusena. Me alegro enormemente."

"Esa persona nos salvó."


El viejo guerrero bajó su espada e inclinó su cabeza en mi dirección. Pero continúa alerta.

Como tiene que ser.


"Parece que salvaste a mi nieta."

"Así es."

"¿Cuál es tu nombre?"

"Ruijerd..."


Dude sobre dar mi apellido. Es posible que entren en pánico si descubren que soy un Supard.


"Así que Ruijerd. Yo soy Gustav Derudoria, ten por seguro que devolveré tu gesto. Pero antes, tenemos que devolver los pequeños a sus padres."

"Estoy de acuerdo."

"Sin embargo, es peligroso mover a los niños de noche. Me gustaría conocer más detalles acerca de lo ocurrido."


Después de que el viejo guerrero dijo esto, se puso a caminar en direccióna caminar a la ciudad.


"Espera."

"¿Qué pasa?"

"¿Estuviste en el edificio?

"Así es, aunque empecé a perder la esperanza al notar la cantidad de olor a sangre."

"¿Y no había nadie ahí?"

"Encontramos a un superviviente, por lo que dijo uno de mis acompañantes, se trataba de un hombre haciéndose pasar por niño. Me contó que estuvo acariciando la bestia santa con una sonrisa indecente en su rostro."


Es Ludeus.

No tardé en enlazar la descripción con mi acompañante, porque es el tipo de sonrisa que aparece en su rostro ocasionalmente.


"Es uno de mis aliados."

"¡¿En serio?!"

"¿Lo habéis matado?"


Incluso si fuera por un malentendido, vengaría su muerte. Anque antes de eso, llevaría de regreso a los niños, aunque tengo que avisar a Eris... Oh, Eris... si Ludeus ha muerto, Eris...


"Lo capturams y llevamos a prisión para que nos diera más información. Lo liberaré de inmediato."


Ludeus, así que bajaste ña guardia... Sigues siendo ingenuo, y eso que por lo general tu determinación es digna de admiración...

Estas son palabras que pienso, pero que no hay necesidad de decírselas, porque la determinación que yo poseo a veces parecen solo palabras a su lado.

En esta ocasión por ejemplo, aunque le juré que haría caso omiso a los crímenes de los contrabandistas, al final no pude soportarlo; fui incapaz de resistir mi ira al ver como torturaban a los niños. Básicamente, la razón por la que han capturado a Ludeus fue mi egoismo. Aunque no es necesario ir a salvarlo de inmediato.


"No es necesario, Ludeus es un Guerrero; mientras siga con vida, eso puede esperar, nuestra prioridad son los niños."


Los métodos de torturan de la raza feral no son nada comparados con los de la raza humana, tan solo, y como mucho, te arrojan en prisión desnudo.

Ludeus es del tipo de hombre al que no le importa estar en ese estado, el otro día me dijo no es necesario que detengas a Eris si viene a espiarme mientras me baño. No le entendí bien, pero seguro que podrá soportar lo que le hagan en la aldea de este hombre. Además, no puedo olvidarme de Eris; Ludeus siempre me dice que me encargue yo de Eris, seguro que se preocupa más por Eris que por sí mismo, por lo que debería darle prioridad a ella.

Decido dejarle un tiempo en la prisión de la raza feral.


"Debido a ciertas circunstancias, mi identidad debe ser oculta, por este motivo, me gustaría que te encargaras tú de devolver los niños a sus padres."

"Hmumu... de acuerdo."


Gustav asentió, y nos dirigimos hacia la ciudad.


Capítulo 40 - Apartamento No-Cost[edit]

1ª Parte[edit]

Hola a todos, os habla el ex-Hikikomori[56] y NEET[57] Ludeus. Hoy os traigo noticias sobre el recientemente popular apartemento No-Cost, sin necesidad de fianza y a 0€ de alquiler, para esta habitación que incluye 2 comidas al día y una agradable siesta para después de comer, todo construido con una madera de calidad.

La claridad y acceso a luz natural es un tanto escasa y la cama (hecha de paja) tiene un pequeño problema de insectos pero aun por esas, ¡el precio es demasiado bajo! Recordad que hablamos de alquiler 0.

El aseo está compuesto por una olla último modelo, de los actuales y populares autoservicios, en el que cuando los deshechos se acumulen en la olla, los puedes arrojar por el hoyo que se encuentra en una esquina de la habitación. La falta de agua corriente podría acarrear problemas sanitarios, ¡pero eso no es un problema si tienes magia! Especialmente si eres un mago como yo que puede crear agua hirviendo, puedes considerar el problema resuelto.

Sobre las 2 comidas diarias, es posible que muchos de los más jóvenes opinen que es insatisfactorio, pero la comida del lugar es deliciosa. Hablamos de verduras y frutas frescas, recién recogidas y platos con carne; en general, platos que aprovechan el sabor natural de los ingredientes sin necesidad de una condimentación excesiva. Básicamente, son platos culinarios que harían que cualquier habitante del continente demoniaco se relamiera los labios.

Pero antes de irnos, necesitamos comentar la característica más popular de esta habitación; si tuviera que definirla en pocas palabras sería con la expresión, seguridad garantizada. Tan solo observad estos firmes barrotes metálitocs, no importa cuanto los golpees o intentes partir, no se moverán ni un centímetro; por mucho que hayan pasado la posibilidad de abrir la cerradura con magia, no habrá ladrón que se atreva o tenga intención de atravesar esas barras de hierros tan seguras. Aunque, quieran o no, los criminales encontraran un lugar aquí dedicado especialmente para ellos.

¿Qué por qué digo esto? Porque, al fin y al cabo, les estoy hablando de una prisión.


2ª Parte[edit]

Nos adentramos en el frondoso bosque mientras cargaban conmigo, incapaz de moverme sobre el hombro de Gyges. Aun a oscuras, pude darme cuenta de que nos movíamos entre los árboles a una velocidad pasmosa, y al mismo tiempo, pude ver a una bola de pelo plateada que mantenía nuestro paso.

Es solo un cachorro, pero diría que es bastante bueno.

El guerrero de la raza feral que me llevaba en sus hombros, al que llamaron Gyges, estuvo corriendo durante unas 2 o 3 horas de camino, un largo camino. Hasta que por fin nos paramos al llegar a algún lugar.


"Por favor, regrese a su altar, bestia santa."

"¡Wan!"


La bola de pelo respondió y desapareció en la oscuridad. Siendo capaz de mover solo mis ojos, observé mis alrededores, era un zona repleta de árboles y parecía que había poca gente en los alrededores, aunque vi varias luces en las copas de los árboles.

Después de caminar un poco más, Gyges se acercó a un árbol en particular y empezó a subir una escalera llevándome todavía a hombros.

Parece que me están llevando a la copa del árbol...

En lo alto del árbol, había un edificio en el que entramos; era una choza de madera pequeña y andrajosa. Cuando entramos, Gyges me desnudó completamente.

¿Qué pretendes hacer aprovechándote de que no me puedo resistir?

En el momento en que pensé eso fui agarrado del cuello y lanzado hacia algún lugar. Y poco después, oí el sonido de una puerta de metal rechinando y cerrándose, tras lo que Gyges se marchó sin darme explicación alguna ni interrogándome.

Pasado un rato, fui capaz de volver a moverme, tras lo que aproveché para crear una pequeña llama en mis dedos para revisar mis alrededores, y cuando vi las sólidas barras de hierro entendí que esto era una prisión.

Me han encarcelado... bueno, no importa, es normal, teniendo en cuenta lo que pude escuchar; si es así, no tengo motivos para entrar en pánico y todo se resolverá pronto... Aunque, ¿por qué me quitaron mi ropa? Si lo pienso un poco... los niños que rescatamos también estaban desnudos, quizás tenga que ver con alguna diferencia cultural... para la raza feral es posible que verse desnudada a la fuerza puede ser algún tipo de humillación, porque esto no es realmente algo único de la raza feral; en mi mundo era normal destrozar mentalmente a los prisioneros desnudándolos y encerrándolos... Además, estamos en un mundo de tipo fantástico, y en mis lecturas preferidas sobre esas ambientaciones, a las mujeres soldado siempre se le acaban desnudando una vez son encerradas, diría que ambos mundos pueden tener algo en común.

Envuelto en la oscuridad me puse a pensar.

Imagino que no podré hablar con ellos hasta mañana, y en realidad, no importa mucho aunque no me quieran creer, porque el guerrero más viejo de los 2 se fue tras Ruijerd, por lo que acabará encontrándose con los niños, y aunque es muy probable que surja algún malentendido con la habilidad de Ruijerd para comunicarse, seguro que acaban entablando alguna relación amistosa entre guerreros que fueron a salvar niños.

Cuando se demuestre que los niños fueron rescatados, el malentendido sobre que soy uno de los contrabandistas debería desaparecer, por lo que tarde o temprano seré liberado, y mi vida no corre peligro.

El viejo guerrero dijo específicamente que no se me torturara ni interrogara hasta que él regresara... en ese caso, estoy a salvo, y casi seguramente no me echen tentáculos para torturarme...[58] ¿no es así?


3ª Parte[edit]

Tranquilo por la conclusión a la que había llegado, esperé durante 1 día entero.

Qué rápido pasa el tiempo...

A la mañana siguiente de ser arrojado en prisión, vino a verme el que sería un guardia, que resultó ser una mujer. Vestía ropa como de guerrero, pero era algo menos musculosa que Ghyslaine, aunque sus pechos eran enormes.

Intenté explicarle que los cargos eran falsos, y que no había hecho nada; que no tenía nada que ver con los contrabandistas y que decicí ayudar a salvar a los niños cuando me enteré de su secuestro. Pero la guarda no estaba dispuesta a escuchar lo que tenía que decir.

Tan solo llenó un cubo de agua y me arrojó el contenido, que resultó ser un agua helada. Imagino que mi estampa desnudo y mojado, era casi como el de una rata mojada.


"¡Pervertido!"


Un escalofrío recorrió mi espalda.

Esta tortura es excesiva; puedo soportar que me desnuden, pero que esta bellísima onee-san[59], me eche agua helada y me insulte mientras me vigila... mi corazón podría acabar destrozado ante estos hechos. Además, ¿acaso no van a hacerle caso al anciano guerrero que les dijo que no me hicieran nada hasta que regresara? Empiezo a temer por lo que me pase... uh, Diosa Roxy[60], concédeme tu protección divina para soportar esta situación. Hitogami, puedes quedarte fuera de este asunto.


"¡Achús!"


Dejando las bromas de lado, no me importaría tener algo de ropa que ponerme. Hay demasiada libertad y temo de que me acostumbre demasiado a ella...

Aunque por el momento, para entrar en calor y evitar un posible resfriado, decido utilizar el hechizo aura cálida[61].


4ª Parte[edit]

Ya llevo aquí 2 días, y Ruijerd todavía no ha venido a salvarme. Empiezo a preocuparme.

¿Le habrá pasado algo a Ruijerd? ¿Se puso a pelear con el guerrero anciano? ¿O las complicaciones vinieron por culpa de los contrabandistas? Quizás le hayan hecho algo a Eris y Ruijerd haya ido a solucionar el problema.

La preocupación no desaparece, sino que cada vez es mayor. Llega un punto en el que me pongo a pensar métodos para escapar de la zona; empiezo después de la comida, por la tarde, con magia silenciosa combinando Fuego y Viento conjuré una brisa agradable que se extendió por toda la habitación, haciendo que la guarda empezara a sentir algo de sueño hasta quedarse dormida.

Pan comido.

Abrí el cerrojo de las barras de hierro y eché un vistazo al exterior, tras confirmar que no había nadie cerca del edificio en el que me encontraba. Y lo que encontré pareció salido de cuento.

Era una aldea construida en la copa de los árboles, y todos y cada uno de los edificios estaban conectados entre sí a través de puentes colgantes formando una red; podías ir de un punto a cualquier otro sin necesidad de bajar al suelo.

Echando un vistazo a la base de los árboles, pude ver que en el suelo no había nada especial ni llamativo, a simple vista pude observar algún edificio bastante simple y campos de cultivo, pero no parecían estar usándolo demasiado, como si la tierra firme no fuera una necesidad para los habitantes de este lugar.

Tampoco pude encontrar a demasiada gente, aunque sí que vi a varios de la raza feral atravesando los puentes colgantes de árbol a árbol; por un segundo pensé que en echar un vistazo desde uno de los puentes colgantes, al ser un mejor punto de observación, pero lo descarté al ponerme sin ningún tipo de covertura a la vista de todos en la aldea; y en mi caso, sería literalmente, a la vista, sin ningún tipo de cobertura.

Por todo cuanto veo, tengo la impresión de que escapar de aquí sin ser visto será complicado, aunque podría escapar aunque me vieran si me despreocupara de consecuencias; prendiéndole fuego a algunos árboles y utilizando el caos para escapar por el bosque.

Pero hablamos de un bosque frondoso, y no conozco el camino, porque Gyges iba demasiado rápido además que era de noche. No sé a cuánta distancia estaremos de la ciudad, es muy probable que aun yendo a toda velocidad en línea recta, tarde más de 6 horas en encontrar ningún punto de referencia, más tiempo si llego a perderme... Podría usar un torreón con magia de Tierra para confirmar mi posición, pero haciendo algo tan llamativo, atraería a mis perseguidores, y a su velocidad seguramente no tardarían en encontrarme; y encima no sé qué magia usó para inmovilizarme, si no tengo forma de evitarla volveré nuevamente a prisión, y es posible que en ese caso, me cortaran las piernas o algo similar para evitar que huya....

Recapacito un poco más, yegando a la conclusión que todavía es pronto y que debería optar por esperar a algún cambio en mi situación, ya que solo llevo 2 días aquí y el guerrero anciano todavía no ha vuelto. Existe la posibilidad de que todavía esté llevando de regreso a los pequeños junto a Ruijerd.

No hay razón para apresurarse.

Después de llegar a esta conclusión regresé a la prisión


5ª Parte[edit]

Llevo ya 3 días aquí, pero al menos, los almuerzos siguen siendo muy deliciosos.

Normal, si tenemos en cuenta que estamos en un bosque con muchísima vegetación e ingredientes naturales. Todavía recuerdo la comida del continente demoniaco... sopa de hierbas con carne seca hecha de la Gran Tortuga, nada especial ni sabroso. Aunque quizás me haya acostumbrado demasiado a la comida del continente demoniaco, no es normal que la comida en prisión esté tan rica, si es así, es probable que los que estén en libertad coman verdaderas delicias.

Decidí darle halagos a la guardia sobre la comida que me trajeron, y el resultado fue que me trajeran una segunda ración; por su reacción, diría que ella misma lo ha preparado.

Aunque sigue sin escuchar lo que le digo.


6ª Parte[edit]

Llevo ya 4 días aquí, empiezo a estar aburrido porque no tengo nada que hacer en este habitáculo.

No pasaría nada si me pusiera a usar magia para mantenerme ocupado haciendo algo, pero temo que así llamaría su atención y podría darles por amordazarme o atarme de manos. No han hecho nada de eso hasta el momento pero no hay razón para arriesgarme a ponerme en una situación aun mas molesta.


7ª Parte[edit]

Es mi 5º día, y hoy trajeron a alguien para hacerme compañía.

Justo cuando pensaba que había mucho ruido afuera, aparecieron por la puerta 2 hombres musculosos de la raza feral agarrando a un tercero de cada brazo y metiéndolo en la celda conmigo de una patada. Mi nuevo compañero parecía un aventurero.


"¡Maldición! ¡Trátenme con un poco de cuidado!"


Los hombres de la Raza Feral lo ignoraron y se retiraron, y mi compañero se levantó y dio la vuelta lentamente dejando escapar un ouh eso ha dolido mientras se acariciaba la parte de su culo en la que le habían dado la patada. Yo por mi parte le saludé como si fuera un Buddha tras alcanzar el Nirvana.


"Bienvenido al punto más alto en tu vida."


Mushoku04 10.png

Como es obvio, yo estaba totalmente desnudo, y al verme, el hombre se quedó paralizado, con la boca abierta.

Al echarle un mejor vistazo, pude ver que iba vestido como un aventurero, toda su ropa era bastante oscura, y tenía protectores en casi todas sus articulaciones hechas de algún tipo de piel. Y como era de esperar por su situación actual, no llevaba ningún arma encima.

Cuando continúe observándole, me di cuenta de que su cara era bastante mona, aunque en este caso no era ninguna metáfora, era de una raza mágica de aspecto similar a los monos.


"¿Qué pasa, novato? ¿Acaso tengo monos en la cara?"

"N-No, esto... como decirlo..."


El hombre estaba mirándome con una cara llena de confusión.

No me mires tan fíjamente, que me va a dar vergüenza, o no.


"Para estar encerrado desnudo, tienes el ego bastante alto."

"Hey, novato, mide tus palabras. Llevo aquí más tiempo que tú, y soy tu senpai en esta prisión; así que háblame con respeto."

"V-Vale.."

"Responde con un claro y conciso, novato."

"Sí."


¿Que por qué le estoy hablando de forma tan arrogante a un hombre que acabo de conocer? Porque estoy aburrido.


"Es una lástima, pero no hay cojines aquí, así que búscate algún lugar en el que sentarte."

"Uh, sí."

"Entonces, novato, ¿por qué acabaste en prisión?"


Le hablaba con demasiada chulería y de forma brusca; estaba claro que yo era el más joven, por lo que pensé que se enfadaría cuando le llamara novato, pero para mi sorpresa, me siguió el juego en parte por asombro, o eso creo.


"Como decirlo, descubrieron mi as en la manga..."

"Ya veo, así que apuestas... y dime, ¿piedra, papel tijera? ¿En la viga de acero?[62]"

"¿De qué hablas? A mí me pillaron en los dados."

"Entiendo, dados."


Estoy seguro de que estaba usando dados cargados en los que solo cae por el lado del 4, el 5 y el 6.


"Menuda chorrada de crimen para que te metan aquí."

"¿Cuál fue tu crimen, senpai?"

"¿No eres capaz de saberlo solo con verme? Me metieron aquí por depravado sexual."

"¿Qué demonios significa eso?"

"Lo que significa es que me pillaron abrazando a un cachorro de pelaje plateado y por ese motivo me acabaron metiendo aquí."

"Ah, he oído rumores sobre eso, dicen que la bestia santa de los Dorudia fue asaltada sexualmente por un animal obsceno."


Da la impresión de que este sujeto enlaza ideas con facilidad y además posee cierta información. Aunque eso de lo que habla sea totalmente incierto, aunque no me queda más remedio que pedirle ayuda a esta persona.


"No podía hacer otra cosa, al ver por primera vez a un ser tan encantador, si de verdad eres un hombre, deberías comprender de lo que hablo, ¿me sigues?"

"Estoy totalmente perdido."


Los ojos con los que este hombre me miraba eran la definición de mirada con la que observas a una criatura desconocida.

Aunque en verdad, me lleva mirando así desde el principio.


"Y dime, novato, ¿cómo te llamas?"

"Gisu."

"¿Eres coronel?"

"¿Coronel?[63] No, aventurero, la mayoría del tiempo."


Gisu... qué raro, siento que he oído ese nombre en alguna parte, pero ¿dónde?..... Soy incapaz de recordarle, aunque bah, hay nombres similares a ese en cualquier ciudad.


"Yo soy Ludeus. Puede que sea más joven que tú, pero sigo siendo tu senpai en esta prisión."

"Sí, sí."


Después de encogerse de hombros, Gisu se dejó caer sobre el suelo, sobre su espaldas mirando al techo.


"¿Hm? Ludeus... Creo que lo he oído en alguna parte."

"Puede ser, es un nombre que podrias haber oido en cualquier lugar."

"Je, no me cabe duda de eso."


Ahora que estábamos los 2 tumbados en el suelo, ambos teníamos una postura similar a Buddha, aunque claro, uno de nosotros sigue estando desnudo.

Es extraño... ¿por qué la persona más importante de esta prisión (yo) sigue desnuda, mientras que el novato recién llegado anda vestidito? ¿No os parece extraño?


"Hey, novato."

"¿Qué pasa, senpai?"

"Ese chaleco parece acogedor. Dámelo."

"¿Eh?"


Gisu hizo una cara reacia pero aun así se quitó el chaleco y me lo pasó. Me sorprende lo fácil que es de tratar y seguirme la corriente.


"Vaya, muchas gracias."

"Ya veo, ya pensé que no serías capaz de dar las gracias."

"Por supuesto. Es solo que he estado, ostentando mi libertad corporal demasiados días, con tu chaleco, siento que he vuelto a reafirmarme como persona tras un largo tiempo."

"Para con el tono respetuoso, senpai."


Y así fue como terminé pareciéndome a una castaña[64]. Al verme, la guarda puso una mueca de descontento, pero no dijo nada al respecto.


"Novato, puedo sentir tu calor corporal impregnado en este chaleco."

"Hey, no me irás a decir que también te atraen los hombres..."

"Eso es imposible, mi campo de acción está en chicas entre 12 y 40 años; aunque podría hacer una excepción si fuera un chico con apariencia y rostro de mujer.[65]"

"¿Entonces te vale todo lo que tenga cara de mujer?"


Gisu me miraba incrédulo.

Estoy 100% seguro de que si te encontraras con una chica que te interesara y que resultara ser en realidad un Arturo escondiendo su Excálibur, no te costaría actuar como su Merlín... No creo que haga falta decir que todo eso es una metáfora sexual.


"Por cierto, novato, tengo una pregunta para ti."

"¿De qué se trata?"

"¿Donde estamos?"

"En el Gran Bosque, en una prisión de la raza Dordia."

"¿Y quién soy yo?"

"Ludeus, un pervertido desnudo que le puso la mano encima a un cachorro."


No solo ya no estoy desnudo, sino que los cargos fueron falsos... ni que fuera un pervertido.


"¿Y qué motivos tuviste para que alguien de la raza demoniaca como tú se viniera a apostar a la aldea Dordia?"

"Ah... esto... Un antiguo conocido es de esta raza, así que pensé que podría encontrarse en este lugar, y decidí venir de visita."

"¿Lo encontraste?"

"No, no estaba aquí."

"¿No lo encontraste y aún así te pusiste a apostar? ¿Y encima te pusiste a hacer trampas?"

"No pensé que me pillarían."


Es un caso perdido... aunque podría serme de utilidad.


"Novato, ¿qué sabes hacer a parte de trampas en apuestas?"

"Cualquier cosa."

"Oh, ¿en serio? ¿podrías, por ejemplo, vencer a un dragón con tus propias manos?"

"No, eso sería imposible para mí, no se me da bien pelear."

"Entonces... ¿podrías acostarte con 100 mujeres al mismo tiempo?"

"Me conformo con solo una mujer, a lo sumo, dos a la vez."


Finalmente bajé mi voz para que la guardia no me pudiera oír y hablé claro.


"Entonces... ¿podrías escapar de aquí y correr hasta llegar a la ciudad?"


Al decir esto Gisu levantó su cara, miró a la guardia y se rascó la cabeza; tras eso acercó su cara a la mía y me susurró.


"¿Planeas escapar?"

"Si mis aliados no aparecen antes."

"Ah.... pues... no sé como decírtelo, pero siento lo de tus aliados."


Eh, no hables así, lo pones como si me hubieran abandonado a mi suerte; hablamos de Ruijerd, él nunca me abandonaría, estoy seguro de que está en medio de una situación extraña y complicada, obligándome a mí a esperarles.


"Escapa solo, yo no quiero ningún problema."

"Si fuera solo, me perdería, no sé en qué dirección está la ciudad."

"¿Y cómo llegaste a esta aldea?"

"Estaba rescatando a unos niños de unos contrabandistas."

"¿Rescatándolos?"

"Sí, y mientras lo hacía, acabé yendo a soltar a un cachorro, cuando de pronto un hombre de la raza feral apareció, me gritó, paralizándome de alguna forma, y capturándome después."


Gisu hizo cara de que realmente no comprendía mientras se rascaba la cabeza.

¿Me he quedado corto en la explicación?


"Entonces... ¿De verdad te han encarcelado injustamente?"

"De verdad."

"Entiendo, eso explica que pienses en escapar."

"¿Ves? Pues como te iba diciendo, ayúdame a escapar, anda."

"Paso. Dime, ¿por qué tendría que ayudarte a escapar? Si no hago nada, a diferencia de ti, me soltaran pronto."


¿Me preguntas que por qué? Pero si acabo de decírtelo, no sé el camino a la ciudad. Yo también preferiría que me soltaran antes de perderme en el bosque y acabar muerto, además que estoy casi en pelotas.


"Pero piénsalo de esta forma, si de verdad te encarcelaron injustamente, no te preocupes, tarde o temprano se darán cuenta."

"Me gustaría que de verdad fuera así..."


Por la impresión que me ha dado, Gyges no parece una persona que se pare a escuchar lo que otros tienen que decir; pero es un hecho que rescatamos a los niños, así que cuando ellos regresen deberían de liberarme, ¿no?


"En ese caso, esperaré un poco más."

"Te lo recomiendo, huir no te traerá nada bueno."


Tras decirme esto, Gisu volvió a tirarse en el suelo.

Visto de esa forma, es mejor esperar un poco más. Por suerte no tengo de qué preocuparme, siempre puedo convertir el bosque en un mar de fuego y huir, si llegamos a ese punto. Me daría algo de lástima la tribu Dordia, pero es culpa suya por encerrarme sin pruebas, así que consideraré que estaríamos en paz si llegamos a eso.

Me relajo pensando que Ruijerd se puede estar demorando un poco, mientras termina de encontrar a los padres de los niños.


8ª Parte[edit]

6º día.

El apartamento No-Cost es bastante cómodo. La comida es buena, el aire acondicionado agradable (aunque soy yo el que lo produce...), y aunque antes no tenía nada que hacer, ahora tengo un compañero de cuarto con el que charlar.

La cama al principio estaba llena de insectos, pero, tras usar magia para deshacerme de ellos, la he dejado genial y además es cómoda. El baño sigue siendo un problema, pero cuando lo veo del punto de vista de que una señorita con orejas de animal tiene que limpiar mis deshechos... me excita un poco.

Pero la preocupación no ha desaparecido, principalmente porque me he enterado de algo muy preocupante. Hasta ahora no sabía bien cuánto tiempo llevaba en esta cárcel por la falta de iluminación exterior, pero llevo ya casi una semana encerrado, esta lentitud no es normal; es muy probable que haya surgido alguna complicación, algo que Ruijerd no haya sido capaz de resolver por su cuenta.

Ruijerd y Eris podrían estar en peligro... puede que ya sea tarde para salvarles. Pero no puedo ir a donde no sé llegar.......... Mañana... no, mejor pasado mañana. Si no se soluciona llegado ese momento, esta aldea se convertirá en un mar de fuego.

.

.

Es lo que me gustaría decir, pero me da algo de cosa llevarlo hasta tal extremo, así que me conformaré con tomar a la guardia de rehén y hacer que me suelten si no quieren que la mate.


9ª Parte[edit]

Llevo ya 1 semana encerrado aquí, pero hoy será el último. Tengo todo planeado en mi cabeza aprovechando que no tenía nada que hacer en todo este tiempo.


"Ahora que lo pienso, novato."


Empecé a hablarle a Gisu con mi tono brusco de estos días.


"¿Qué pasa?"

"¿Es esta la única prisión de la aldea?"

"¿Por qué me lo preguntas?"

"No sé, normalmente no meterías a 2 presos en la misma celda así como así, ¿no?"

"Eso es porque los Dordia no suelen usar esta prisión, sino que por lo general llevan a los criminales a Puerto Santo."


Ya veo... eso significa que aquí solo encierran a quienes rompen leyes especiales de la raza. Me confundieron con un contrabandista y me acusaron de abusar sexualmente de la bestia santa... si la llaman de una forma tan respetuosa, es probable que sea una existencia especial para los aldeanos. Aunque, espera un segundo....


"En ese caso, ¿por qué te han metido a ti en esta prisión? Lo único que hiciste fueron trampas en apuestas, ¿o no?"

"Ni idea, imagino que lo hicieron porque fue una minucia ocurrida en la aldea."

"¿Es posible?"

"Es posible."


Sentí que algo me molestaba en esa historia, luego algo me molestaba en los brazos y empecé a rascarlos, luego en el estómago, luego en la espalda... El picor era real y bastante fuerte.

Llegado a esa conclusión, observé el suelo y vi a un bicho similar a una pulga correteando por él.


"¡¿Uah?! ¡Hay bichos en este chaleco!"

"¿Hm? Puede, no lo he lavado desde hace bastante tiempo."

"¡Lávalo más a menudo!"


Me quité el chaleco, y lo agité con fuerza, viendo como varios insectos caían por todas partes. No tardé ni un segundo en usar aire bastante caliente para matarlos.

Putos bichos...


"¡Oh! Llevaba tiempo pensando en lo calentito que estaba el cuarto, pero ahora que lo he visto me ha encantado, ¿cómo haces eso?"

"Magia en silencio."

"Ah, así que conjuras en silencio. Sorprendente."


Justo cuando pensé que ya me había deshecho de todos los bichos, volví a sentir picazón por todo mi cuerpo. Mi primer paso fue usar magia curativa para sanar las zonas en las que ya me habían picado, pero no llegaba a mi espalda.

Imagino que he estado demasiado tiempo apoyado sobre mi espalda, porque parecen que me han picado como locos ahí. Mierda, no llego.... ¡¡cómo pica!!


"Novato."

"¿Que quieres?"

"Ven y rasca mi espalda, pica muchísimo."

"Sí, sí."


Habiéndome quitado el chaleco, me senté con las piernas cruzadas y Gisu se puso a mi espalda para rascármela.


"Oh.. ahí, no dejes de dar ahí... oh, genial... qué bueno eres, se te da de fábula."

"¿No te lo dije? Puedo hacer cualquier cosa, siempre que no sea combatir, es más, podría darte un masaje en los hombros cuando termine."


Gisu se puso a masajear mis hombros.

Menudo peligro tiene... qué bueno es con sus manos.

Dejándose llevar, mi espalda empezó a retorcerse de gusto.


"Ohh, qué bueno eres.. joder, qué bien se siente... ahh... ahora un poco más abajo... mmm, ahí, ahí... sigue... ¿...hm?"


Fue en ese preciso momento, en el que noté varios ojos observándome. Abrí los ojos y pude ver como al otro lado de las barras de la celda había un grupo de 7 personas quietas, observándonos.

El anciano que se parecía a Ghyslaine, un señor que se parecía todavía más a Ghyslaine, la onee-san que me había estado custodiando, una jovencita con orejas de gato que me señalaba riéndose, otra jovencita con orejas de perro que se cubría la cara con las manos, aunque me observaba a través de sus dedos.

Y finalmente, un señor de la raza Supard con una brillante calva y una ojou-sama de los Boreas, que llevaba mi ropa y mi báculo en sus manos.


"¿Ludeus? ¿¿Qué es lo que estás haciendo con ese hombre??"


La extremadamente fría mirada de Eris estaba clavada en mí, haciéndome recordar mi situación actual.

Estoy desnudo, con Giso a mi espalda, mientras me sujeta los hombros y a la vez observa mi espalda.... diría que por lo que me he estado moviendo antes, que parece que estoy inclinado levantando el culo... y el punto en el que acaba mi espalda, comienza la zona pélvica de Gisu, ambas conectadas.


"No es lo que parece."


10ª Parte[edit]

Rápidamente se resolvió el malentendido y las falsas acusaciones por las que me habían encerrado injustamente, principalmente, gracias al testimonio de las 2 pequeñas, por lo que finalmente me liberaron.

Aunque Gisu siguió encerrado durante unos días más.


Capítulo 41 - Apacible Estancia en el Pueblo Dordia - 1ª Parte[edit]

1ª Parte[edit]

A mi salida de prisión, pude comprobar que caía una fuerte lluvia, por lo que probablemente pude suponer que ya había comenzado la época de lluvias.

Por lo que he oído, va a llover sin parar durante 3 meses, hasta el punto de que el suelo se inundará y será imposible desplazarse a pie o carruaje, siendo este, el motivo por el que los habitantes del Gran Bosque viven en las copas de los árboles.

Además, según me han ido contando, los secuestros que ocurrieron de los jóvenes de la aldea feral fue un tanto especial; se trató de un secuestro a gran escala planeada por una organización criminal que tenía la intención de llevarse a la Bestia Santa, el guardián de los Dordia.

No tengo ni idea del motivo de querer secuestrarla... Aunque por lo visto, Bestia Santa es un animal especial que varias personas querrían tener en sus manos.

En circunstancias normales, habría sido imposible llevarse con éxito a la Bestia Santa, porque aunque hubieran conseguido secuestrarlo, el olfato de los guerreros ferales está muy desarrollado y son capaces de seguir el rastro para recuperarlo. Para solventar este problema, la organización criminal planeó el secuestro aprovechando el comienzo de la temporada de lluvia, aprovechando su duración de 3 meses, con la cantidad de movimiento de aventureros por todas las ciudades, complicando el rastro a los guerreros.

Por otro lado, los barcos se quedan en puerto durante toda la época de lluvias, consiguiendo de esa forma, que, si consigues llevarte a la Bestia Santa justo antes de que comience a llover y la trasladas al continente demoniaco, los guerreros, por buenos rastreadores que sean, puedan zarpar en tu persecución, teniendo 3 meses de ventaja en tu huida.

No obstante, la raza feral tenía esto en cuenta, y se encargaron de dar claras órdenes a los niños y a la Bestia Santa de no salir fuera de la aldea cuando se acercaba la época de lluvias.

Pero los secuestradores fueron un paso más allá; contrataron a los mercenarios locales y esperaron un momento concreto en el que atacaron todas las aldeas al mismo tiempo, dividiendo la atención de los guerreros ferales y consiguiendo secuestrar niños de todas ellas.

El pánico se apoderó de los guerreros, que hasta ese momento habían estado tranquilos por el bajo número de ataques sufridos ese año, para que de golpe los ataques se intensificaran. Pero la aldea Dordia, lugar en el que residía la Bestia Santa, no había sido atacada todavía; sus guerreros recibieron solicitudes de apoyo para ir en busca de los niños secuestrados y muchos de ellos fueron a defender aldeas circundantes. Cuando esto ocurrió, y tras reducir la seguridad en Dordia, los contrabandistas atacaron la aldea con guerreros experimentados consiguiendo llevarse con ellos a la nieta del líder de la aldea junto a la Bestia Santa.

Pequeñas escaramuzas en varias aldeas distintas al mismo tiempo, para después atacar el objetivo principal con el grueso de sus fuerzas, por no hablar de que se realizó de forma controlada y a una velocidad estrepitosa...

Los ataques organizados, el secuestro de niños, el secuestro de la nieta del líder, el secuestro de la Bestia Santa, todo al mismo tiempo... Por hábiles que fueran los guerreros ferales, eran incapaces de cubrir todos los frentes. En esa situación, Gyges y Gustav, prefirieron abandonar temporalmente a los niños y decidieron organizar la defensa de las aldeas, tras lo que fueron a seguir el rastro de los secuestradores de la Bestia Santa, así de importante es para los aldeanos.

Los contrabandistas tenían la intención de que el tiempo que había entre el secuestro de la Bestia Santa y su transporte en barco al continente demoniaco fuera de menos de 2 días. Es más, el hecho de que encontraran la guarida de los secuestradores fue cuestión de suerte, ya que los atrajo el fuerte olor a sangre y la inmensa hoguera que nosotros realizamos, sin los cuales no hubieran encontrado el edificio a tiempo.

Vamos... que fue gracias a nosotros. Pero bueno, lo que no entiendo es por qué encerraron a la Bestia Santa en el mismo edificio que Ruijerd... es como meter 2 bolsas llenas de nitroglicerina y esperar que no pase nada. Aunque claro, fue una operación planificada aunque a gran escala y un poco apresurada, es normal que surjan problemas aquí y allá; es posible que no se esperaban tener a un Supard en el almacen al mismo tiempo que la Bestia Santa, si no, hubieran preparado algo para defenderse en caso de que Ruijerd escapara o fuera liberado. Aunque bueno, hasta aquí más o menos lo entiendo, pero... ¿qué hicieron para dejarme abandonado durante 1 semana?

Continuando su historia, Ruijerd estaba muy enfadado con las acciones de los contrabandistas, llegando a sugerir atacar el barco que tenían listo para partir, el cuál fue difícil o imposible de descubrir ya que los contrabandistas habían preparado formas de ocultarlo del olfato de la raza feral; al hablarlo con Gustav, y ponerse de acuerdo, actuaron en consecuencia.

Eris por su parte, también participó en el ataque, como escolta de los niños secuestrados.

Mira esa sonrisa en su rostro mientras me lo dice orgullosa, seguro que su sangre Greyrat está influyendo en su actitud...[66]

Bueno, en definitiva, el ataque fue un éxito; consiguieron descubrir el barco en el que pretendían transportar a los niños y todos los contrabandistas encontraron un final trágico o fueron capturados. Una hilera de niños fueron saliendo del barco uno tras otro, por lo que me cuentan, unos 50 niños fueron secuestrados.

Todo concluyó con que los niños fueron rescatados y la historia termina aquí, felizmente, vivieron felices y comieron perdices.................. pues no.

Los oficiales que trabajan en el embarcadero de Puerto Santo vieron como se había realizado un ataque a uno de los barcos que iban a zarpar justo antes de la época de lluvias, lo que llevó a discusiones entre Gustav, Gyges y los oficiales.

No habría habido mucho problema en general, porque tanto los secuestros como la venta de secuestrados como esclavos están prohibidos en Milis como en el Gran Bosque. El problema vino, porque los oficiales del embarcadero no se esperaban el ataque, si hubieran sido avisados de antemano no habría habido tanto revuelo; pero como el barco estaba a punto de zarpar no hubo tiempo de dar el aviso por parte de los guerreros ferales.

Por si fuera poco, los niños que transportaban en el barco eran 50... no hablamos de 5 o 10 niños secuestrados, sino de 50 niños secuestrados de diferentes aldeas por todo el Gran Bosque, era imposible que nadie en Puerto Santo tuviera constancia de lo ocurrido; lo que llevó a descubrir que oficiales del puerto habían aceptado sobornos de los contrabandistas para hacer la vista gorda, lo que conllevaba una violación del acuerdo entre el Imperio Sagrado Milis y los habitantes del Gran Bosque.

Si no se hacía nada, las relaciones entre ellos podrían ponerse peliagudas, pudiendo llegar hasta una posible guerra entre ellos, es una opción barajada durante la discusión entre las partes. Al final, el bando de Milis obligó a los oficiales de Puerto Santo a aceptar su culpa, añadiendo además una compensación monetaria considerable a la raza feral.

En definitiva, las negociaciones junto al regreso de los niños a sus distintos padres duraron 1 semana, lo que llevó a que me dejaran encerrado todo este tiempo.

Bueno... imagino que no había otro remedio... es más, me alegro de que consiguieran solucionar todo eso en solo una semana. Aunque... tú sabes... todos en la raza feral agradecen enormemente la ayuda de Ruijerd, Eris está rodeada de niños de la raza feral y su alegría es clara. Mientras que yo me dediqué a pasar 1 semana en prisión con la compañía de un hombre con cara de mono, mientras experimentaba una libertad total... No sé, no soy capaz de aceptar esta diferencia... es más, no entiendo por qué no me sacaron de la prisión mientras sucedía todo eso, me hubiera conformado con eso.


2ª Parte[edit]

Mi enfado era claro, y Gyges me pidió disculpas.


"Siento muchísimo lo ocurrido."


Presencié la versión de la raza feral para pedir disculpas, el equivalente al dogeza[67]; Gyges estaba sentado frente a mí mientras me mostraba su barriga.

Al principio pensé que se estaba burlando de mí, porque lo que estaba haciendo era enseñarme la panza, pero notaba el tono de desesperación de Gyges en su forma de hablar y disculparse. Contándome que no se podía imaginar que había cogido a la persona que acababa de salvar a su hija, y que liberó a la Bestia Santa, que lo había tirado en prisión, desnudo y que había mandado echarle agua helada encima.

Aunque se olvida de que durante todo el evento se olvidó de mí, y se dedicó a otros asuntos; no sé, soy incapaz de perdonarle eso. Me dijeron que si no aceptaba sus disculpas podía tomar su cabeza. Aunque también me pidieron que al menos perdonara a la guarda de la celda, ya que lo que hizo fue cumplir órdenes; que se iba a casar después de la época de lluvias y que evitara cualquier castigo que pudiera humillarla de alguna forma. Pero que si aun así decidía solicitar un castigo para ella, lo harían aunque nunca me lo perdonarían.

Siendo claro, me han puesto en una situación incómoda... verte postrarte de esa forma invertida tan extraña no calma mi enfado, por no hablar de que ver tu vientre esculpido en músculos me hace sentir celos... no sé, si lo hiciera la guarda de mi celda....... no... mejor me olvido de eso.


"Todo ha sido un malentendido. Bueno, no estoy molesto por ello."


La magnanidad es necesaria en esta situación por Ruijerd Supardia. Entre ese comentario de Ruijerd y que es cierto que no soy un niño, es necesario demostrar que soy misericodioso. No me queda otra, porque los malos fueron los contrabandistas, y fueron exterminados, final feliz; no fui el único que sufrió su injusticia, los Dordia también, dejémoslo así, no hay más que decir. Además, mi vida en prisión fue más o menos interesante y divertida; la comida estaba deliciosa y Gisu me hizo compañía, por no hablar de que la guarda era muy sexy.


"Su actitud es muy generosa de su parte, en mi nombre y el de todos mis aldeanos, se lo agradezco de corazón."


Al escuchar mi respuesta, el anciano guerrero, que se llamaba Gustav, me dijo eso aunque me pareció algo arrogante.

No veo mal la disculpa, pero no sé, Gyges, ¿no deberías disculparte tú específicamente? Porque la mayoría del tiempo fuiste tú quien diste las órdenes sobre mi encarcelamiento y trato, ¿me equivoco? Bueno, imagino que es suficiente, prefiero no tener que ver al viejo Gustav postrándose, sigo prefiriendo ver a la guarda...

Ruijerd también se acercó a mí.


"Creo que yo también debería disculparme."

"No, no te preocupes Ruijerd-san."

"¿Seguro? ¿Aunque fuera también culpa mía?"

"Ruijerd-san, pasó porque te estuviste esforzando toda esta semana."


Al final, los habitantes de la raza feral aceptaron a Ruijerd; por lo visto, tanto Gustav como Gyges sabían que era un Supard. La cosa es, que no sé exactamente qué opinión tienen los de la raza feral por los Supard; pero bueno, al menos tienen a Ruijerd como el héroe que rescató a los niños.

Yo tuve que esperar, mientras Ruijerd aumentaba su fama, así que el resultado es el correcto. Aunque el proceso no haya sido el que más me atrayera, el resultado fue favorable, por lo que no puedo quejarme al respecto.

Pero mientras pensaba eso...


"Hmpf."

"¡Gof!"


Eris se adelantó y le dio una patada en el estómago a Gyges, tras lo que...


"Concede la protección del agua en cuya lugar te solicito, dejando el brillo cristalino correr en él, 『AQUA-ORBIS』"


Aprovechando lo desprotegido y desprevenido que se encontraba Gyges, le lanzó una Bala de Agua a Gyges, dejando a todos a su alrededor completamente estupefactos. Tras los hechos, puso su pose característica y dijo con una fuerte voz.


"¡Ahora estamos en paz!"


Esa es mi Eris.


3ª Parte[edit]

Nos encontramos en la casa de Gustav. Como el resto, es una casa construida en la copa de un árbol, aunque a diferencia de las demás, es la más grande de la aldea; una vivienda de 3 plantas.

Dudaba de si se caería o no cuando hubiera algún terremoto, pero no se cae ni con varios adultos correteando por ella.

La familia de Gustav son los de Dordia y su patriarca es Gustav; mientras que Gyges es el líder de los guerreros. La chica que salvé de los contrabandistas es la segunda hija de Gyges, Minitona; porque por lo visto, su primogénita, Riniana, se encuentra estudiando en el extranjero.

Entre los niños que rescatamos, se encontraba también la hija del clan a'Dordia, en este caso, la segunda hija del patriarca de los a'Dordia, Tersena[68]. Es la chica con orejas de perra y tetas enormes que encontré en el cuarto con los demás. La idea inicial era llevarla de vuelta a la aldea a'Dordia, pero la época de lluvia empezó, por lo que se prefirió dejarla en esta aldea durante los 3 meses que durase.

Por cierto, cabe señalar que dentro de la raza feral, los que tienen sangre de Dordia tienen un precio elevado sobretodo cuando son vendidos a nobles de cierto pais. Concretamente, los chicos de esta raza tienen un alto valor puesto que se pueden entrenar sin dificultad para combatir.

¿Nobles de cierto pais..? ¿Por qué será que creo saber a quienes se refiere?


"¡Los nobles de Asura no pueden permitir que se permita algo semejante!"


¡Maldita sea, Eris! ¡Lo dices como no tuviera que ver contigo! ¡Lo más seguro es que personas con apellido de ratas[69] sean los culpables de eso!

Mientras estuve viviendo en el palacete de Sauros nunca escuché nada sobre eso, pero es más que probable que muchos de los criados fueran llevados tras acabar como esclavos; aun contando con que Sauros en general es buena gente, es más que probable que sea la excepción que confirma la regla.

Pero mejor me cayo, vaya a ser que...

Mientras andaba en mis pensamientos, Eris recordó algo y enseñó el anillo que llevaba puesto.


"Ahora que caigo, ¿conocéis a Ghyslaine? Fue quien me regaló este anillo."


Eris no sabe hablar en el idioma del Dios Feral, por lo que lo dijo en idioma humano. En esta sala, los únicos que entienden ese idioma a parte de Eris somos Ruijerd, Gustav, Gyges y yo.


"¿Ghyslaine...?"


Entonces Gyges puso cara de descontento.


"¿Todavía... está esa con vida?"

"¿Eh?"


La voz de Gyges tenía un deje como asqueado al hablar de Ghyslaine, casi como si fuera a vomitar por tener que nombrarla. Y tras su pregunta, añadió una simple frase que explicaba su reacción.


"Esa persona es una vergüenza para nuestra familia."


Tras eso, Gyges se puso a criticar a Ghyslaine, hablando en idioma humano, para que Eris le pudiera entender.

Comenzó a decirnos la actitud inapropiada y lo deshonroso que le parece que sea su hermana pequeña, así como otros detalles. Durante su charla, el tono que utilizó Gyges fue un tono indiferente al hablar de ella; y debido a que Ghyslaine es alguien que salvó mi vida en más de una ocasión, es algo que no soporto escuchar.

Dices que hizo algunas cosas inadecuadas mientras vivía en esta aldea, pero todo lo que me estás contando es de cuando era una niña. La Ghyslaine que conozco es una persona algo torpe que se esfuerza en lo que quiere; ese tipo de persona que lo da todo y le pone empeño en lo que hace. Es mi respetable maestra de espada y una de mis alumnas en magia de quien soy capaz de hasta presumir. Por eso mismo, no sé cómo decirlo... pero para, por favor.


"Y ese anillo... es algo que pataleó y discutió enormemente para que nuestra madre se lo diera, pero veo que no lo valoró demasiado. Después de todo, simplemente es una idiota que solo sabía romper cosas."

"Deb--"

"¡Cállate! ¡¿Qué sabes tú de Ghyslaine?!"

Mushoku04 11.png


Interrumpiéndome, Eris se puso a gritarle con todas sus fuerzas; era un volumen tan elevado que pensé que se estaba haciendo daño en la garganta. Sin embargo, el resto de los de Dordia que se encontraban en la habitación, se enfadaron al verla, ya que los únicos que comprendían a Eris eran Gustav y Gyges, los demás simplemente vieron que Eris se puso a gritar y no sabían bien como tomárselo o actuar.

Pensé que Eris pasaría a las manos o algo similar; pero lo único que hizo, fue ponerse a llorar con una cara llena de rabia. Sus puños temblaban de lo apretados que los tenía por la ira, pero no se lanzó contra él.


"¡Ghyslaine es mi maestra y la persona a la que más respeto en el mundo!"


Eso es algo que sé... la relación entre Eris y Ghyslaine es más que conocida por todos en el palacete, también sé que es la persona en la que más confía Eris, muchísimo más que en mí.


"¡Ghyslaine es asombrosa y fantástica! ¡Siempre que necesito ayuda, no tarda ni un segundo en venir en mi ayuda! ¡Ni un segundo, ¿entiendes?! ¡Además que es la persona más fuerte que conozco!"


Eris se puso a soltar una retaila de palabras que empezaban a volverse inconexas, pero entre gritos y con su tono amargo, aunque te costara comprender lo que quería decir, entendías lo que intentaba trasmitir.

O al menos, dijo todo lo que yo quería decir.


"Ghyslaine es... hic... sniff... Decir algo... como eso... hic..."


Eris siguió intentando explicar lo especial que era Ghyslaine mientras sus lágrimas no dejaron de caer, haciendo un esfuerzo enorme por no pegar a Gyges.

Bien hecho, no debes pegarle; porque en esta aldea le guardan rencor a Ghyslaine por ser violenta, siempre haciendo lo que le venía en gana y pegándole a los demás. Si fueras a pegarle ahora a Gyges, le estarías dando la razón; o se pensaría que Ghyslaine y tú sois iguales.

Viendo a Eris, Gyges entró en pánico.


"No pero.. No puede ser que respetes a.... ¿Ghyslaine? ¿Cómo va a ser eso posible?"


Tras ver la reacción de Eris, y después la de Ghyslaine, mi enfadó desapareció.


"Probablemente debamos dejar de hablar de esto."


Hice esta propuesta tras abrazar a Eris, intentando calmarla; en respuesta, Eris me miró como si no pudiera creer lo que había dicho.


"¿Por qué dices eso, Ludeus? ¿Tú también odiabas a Ghyslaine?"

"No es eso, a mí también me gusta, como a ti. Pero la Ghyslaine que conocemos nosotros y la Ghyslaine que conocen ellos son 2 personas distintas con el mismo nombre."


Mientras decía esto, le lancé una mirada a Gyges, que todavía parecía confundido por lo ocurrido.

Hasta él cambiaría de opinión si volviera a cruzarse con Ghyslaine. Porque la gente cambia con el tiempo, es algo que sé muy bien, doy fe de ello.

A Eris le costaba aceptar mi propuesta, pero el ímpetu y la rabia anteriores desaparecieron en gran medida.


"Soy incapaz de creerlo, ¿Ghyslaine de verdad se convirtió en alguien tan respetable?"

"Al menos, yo la respeto."


Después de decir esto Gyes se perdió en sus pensamientos.

Bueno, después de oír su historia, puedo imaginar que pasaron muchas cosas entre ellas, algunas que seguramente fueran imperdonables para Gyges. Las relaciones familiares pueden ser difíciles y más si son parientes directos; hay cosas que jamás podrían perdonarse.


"Si hablamos de personas distintas, ¿podrías disculparte por lo que dijiste de ella?"

"Lamento haberme puesto así..."


El ambiente se puso algo tenso.

Durante este año ya ni me acordaba, pero claro.. Ghyslaine... Ghyslaine acabó siendo teletransportada también. Me pregunto qué estará haciendo y dónde, aunque conociéndola, seguro que nos está buscando a Eris y a mí... me duele no haber podido reunir información en Puerto Santo.


4ª Parte[edit]

Llevamos una semana en la aldea y la lluvia no ha parado de caer ni un solo momento.

Nos han ofrecido una de las casas vacías de la aldea para alojarnos. Entre otros motivos, es porque nos tienen como los héroes del Gran Bosque que rescatamos a Bestia Santa y a los niños de los aldeanos, por lo que, aunque no hagamos nada por la aldea, nos dan de comer. No me parece correcto, sino que siento que nos estamos aprovechando de su buena voluntad.

Dando un paseo por la aldea, pude observar la gran cantidad de agua y el fuerte caudal que corría por la parte inferior de los árboles. En uno momento dado, uno de los niños que iba paseando por los puentes colgantes tropezó y se precipitó al vació en dirección a ese caudal; por suerte, estaba cerca y pude rescatarle con magia, se sorprendieron al verlo pero me lo agradecieron enormemente.

Viendo lo peligroso de la situación, pensé en usar magia para alejar las nubes, aunque decidí que era mejor no hacerlo. Todavía recuerdo las palabras de Roxy: No es buena idea alterar demasiado el clima; es posible que si parara la lluvia forzadamente, algún tipo de cataclismo podría ocurrir en el Gran Bosque, como sequía, o hasta quizás un huracan...

Estoy impaciente de que acabe esta lluvia de una vez para dirigirnos al siguiente pueblo, pero... bah, acabará en unos 3 meses, con aguantarse hasta entonces será suficiente.


5ª Parte[edit]

Debido a la lluvia torrencial, decidí dar un paseo por la aldea para pasar el tiempo.

Pero aunque fuera una aldea, no tenía ni armero, ni tienda de objetos ni nada similar a una posada; sino que todo eran casas de particulares, almacenes de comida y puestos de vigilancia. Aunque debido a que estaba construida en las copas de los árboles, el diseño era tridimensional, haciéndola muy interesante y entretenida aunque simplemente la recorrieras a pie.

Hubo una sección de la aldea en la que no me permitieron pasar, por lo que me dijeron, era una zona especialmente importante para los aldeanos, y yo, claramente, no tengo intención de faltarles al respeto adentrándome, es como no quitarte los zapatos en una casa cuyo dueño te lo pide.

Pero mientras estaba atravesando un puente que cruzaba entre niveles, cuya estructura me recordó a las escaleras en las que puedes quedarte mirando desde abajo para ver por debajo de la falda de las chicas que pasaran por ellas.

Me pregunto si pasará alguna...

Pero justamente en ese momento, al que vi fue a Gisu.


"Anda, novato, ¿ya te dejaron salir?"


Cuando le llame y vio que se trataba de mí, Gisu puso una cara de felicidad y me saludó.


"vaya, aunque me dijeron que no volviera a hacerlo, menuda broma, como si no fuera a seguir haciéndolo..."

"¡¡Policia!! ¡¡El criminal que habéis dejado libre todavía no ha aprendido la lección!!"

"¡Eh! ¡No te pongas así! ¡Detente, que no puedo huir mientras estemos en la época de lluvias!"


Imagino que no volverá a hacerlo durante la época de lluvias, pero vamos, este tipo seguro que vuelve a hacerlo... lo suyo no tiene remedio.


"Ah, casi se me olvidaba, toma, tu chaleco."

"¿A que viene ahora que seas tan educado conmigo? ¿No te dije que no fueras así? Quédatelo, anda."

"¿Seguro?"

"Claro, sigue haciendo frío en esta época."


Aunque bueno, no parece una mala persona, es más, su actitud despreocupada y amistosa me recuerda a Paul........ me pregunto cómo le estará yendo a Paul...


6ª Parte[edit]

Han pasado ya 2 semanas desde que me liberaron, y la lluvia sigue sin mostrar signos de que vaya a parar.

En este timpo, llegó a mis oídos que los de Dordia poseen una magia característica y secreta; se trata de una especie de aullido potente que lanzan contra sus enemigos, y consiguen incorporarle mágicamente algún efecto o sonido especial que los paraliza a base de desesquilibrarlos físicamente. O al menos, eso fue lo que entendí cuando Gyges la usó conmigo.

Por lo que pude deducir, es una magia cuyo elemento podría considerarse sonido.

Sintiendo curiosidad, decidí pedirle a Gustav que me enseñara a usarla, y accedió encantado. Hizo varias demostraciones delante mía, para que intentara imitarle; aunque no me fue excesivamente bien... es como si te hiciera falta poseer cuerdas vocales parecidas a las de los de Dordia para poder imitar el efecto.

Seguramente sea por eso o algo similar... si así fuera, no podría imitar los hechizos específicos de ciertas razas por limitaciones parecidas.

No obstante, comprendí la base del hechizoa, una combinación de voz con poder mágico, por lo que tras intentarlo varias veces conseguí una versión propia aunque para nada tan poderosa. Básicamente, lo único que conseguía era sorprender durante un instante al oponente paralizándole por algo menos de un segundo; hecho que no me parecía demasiado util.

Por cierto, he de destacar que cuando Gustav me vio conjurando en silencio, se sorprendió muchísimo.


"¿Eso es lo que enseñan en las escuelas de magia estos días?"

"No, simplemente tuve la suerte de que mi maestra fuera excelente."


Y sin ninguna razón en especial decidí darle crédito a Roxy.


"Ohh, ¿y dónde aprendió tu maestra a hacer magia de esa forma?"

"Puede que tenga que ver con que es de la raza Migurd, de la región de Biegoya del continente demoniaco... pero creo que lo que sabe de magia... imagino que lo aprendió de la universidad de Magia de Ranoa. Es un lugar al que me gustaría asistir más adelante, si fuera posible."

"Hoo... con todo lo que eres capaz y sigues aspirando a más... tu actitud es digna de admiración."


Sus elogios me animaron enormemente.


7ª Parte[edit]

Llevamos ya 1 mes aquí.

Pasado este tiempo, comenzaron a aparecer monstruos por toda la aldea. Uno de los monstruos tenía forma de insecto, me recordaba a los bichitos estos de patas largas que van caminando por el agua, creo que se llamaban zancudos... La cosa es que uno de esos monstruos iba sobre el agua que había inundado el suelo y de un saltó llegó a la aldea y se puso a atacarla. Otro de los monstruos que atacaron la aldea era una serpiente acuática que llegó a la aldea escalando por los árboles.

Sus pieles parecían valiosas, o al menos eso me pareció recordar de cuando me informé de la época de lluvia.

Los guerreros de la aldea son los encargados de la protección; pero por lo que pude ver, parece que el olfato y el aullido mágico, los orgullos de la raza feral, pierden efectividad en medio de esta lluvia. Prueba de ello es, que los monstruos consiguieron evitar a los guardias y llegar al centro de la aldea.

Mientras daba un paseo por la aldea junto a Eris, vimos como un monstruo con forma de camaleón atrapaba a uno de los niños, a pocos metros de nosotros. No tardé en deshacerme del cameleón con una bala rocosa.

Eso estuvo cerca...

El joven, de una forma adorable, agitaba su cola mientras me daba las gracias; viendo esto, la respiración de Eris se agitó... yo, presa del pánico por lo que podría suceder, reaccioné acariciándole el culo a Eris, lo que la hizo detenerse.

Eso también estuvo cerca.... aunque el que corre peligro soy yo.


Le conté a Ruijerd lo ocurrido y frunció el ceño. Es normal, no es capaz de desentenderse de una situación en la que los niños están en peligro. Pero cuando le comenté que podríamos ayudarles, me respondió de la siguiente forma.


"Como guerreros de esta aldea, son los encargados de proteger a los aldeanos, su orgullo está en juego."


Supuestamente se resume en esto, como son los guerreros de la aldea, ellos la protegen; dejar que alguien ajeno a los de Dordia participen es casi como una ofensa. O al menos eso entendí de la explicación de Ruijerd, aunque yo no comprendía esa actitud, y menos después de lo ocurrido.


"¿Ese orgullo es más importante que la seguridad de los niños y habitantes?"


Después de decirle eso, Ruijerd lo pensó unos segundos y luego fue a hablar con Gyges.


"Oh, ¿quieres ayudarnos, Ruijerd-dono?"


Gyges no le dio más vueltas y aceptó encantado nuestro ofrecimiento. Imagino que su opinión sobre Ruijerd es alta; pensándolo, es cierto que Gyges también participó en el rescate de los niños en el barco junto a Ruijerd.

Como líder de los guerreros, nos ofreció una recompensa por ayudarles; siendo nuestra misión proteger el interior de la aldea.

Nuestro plan era que Ruijerd los encuentra y yo los mato; tras eso recolectamos el cadáver, obtenemos todos los materiales que puedan ser de utilidad y se los vendemos a Gyges por un buen precio. Ambos bandos ganamos de esa forma.

Al principio, como dijo Ruijerd, los guerreros de la aldea no nos miraban con buenos ojos, pero al ver como exterminábamos los monstruos sin dejar que se colase ni uno, comprendieron que en esta época de lluvias no habría víctimas, por lo que poco a poco fueron aceptándonos.


"Siempre pensé que los guerreros ferales serían más orgullosos... mira que dejarle la defensa de sus compatriotas a personas de otras razas, quién lo diría..."


Por algún motivo, la situación molestó a Ruijder. Por lo que dice, las razas ferales eran distintas siglos atrás a como son ahora.

8ª Parte[edit]

Llevamos ya mes y medio en la aldea Dordia y da la sensación de que la lluvia ya no cae con tanta fuerza; aunque seguramente sea solo mi imaginación.

La relación entre Eris, Tona y Tersena mejora cada día; ya que están en una edad en la que aun sin poderse comunicar con palabras, pueden llevarse bien.

Aun con las fuertes lluvias que azotan el exterior de la aldea, se han buscado formas de pasar el rato juntas. Sentía curiosidad por lo que estarían haciendo, y por lo que he podido ver, Eris les está enseñando el idioma humano.

¡¡Eris, enseñando, a otros, un idioma!! No me lo puedo creer...

Pero aunque yo tenga experiencia como profesor, no quiero entrometerme y destruir la imagen que se estaba creando nuestra pequeña Eris; después de todo, soy una persona que sabe comprender la situación. Lo que sí hago es simplemente esconderme cerca y observar la situación.

Después de todo, Eris hasta la fecha, nunca ha tenido amigas de su edad; por este motivo, me sentí orgullo de ver a Eris divirtiéndose de esa manera con sus amigas.

Yo por mi parte, disfruto únicamente viéndolas llevarse bien, así como de disfrutar de ese cabello carmesí, esas orejas de gato y esas orejas de perro.

Aunque... una cosa, Eris... no creo que sea buena idea pegarte tanto a esas personas y rozarte tanto con ellas. Esos descuidos se podrían malinterpretar como algo más oscuro... Si no, mira, ¿ves como se acerca Gyges? ¿Qué crees que se pensaría un padre que ve a alguien abrazando a su hija mientras la nariz se le ensancha de esa forma[70]?


"Hmmm, Eris-dono, gracias por llevarte tan bien con mi hija."


¿Eh? ¿Cómo? ¿Y esa actitud tan distinta de cuando habla conmigo...? Gyges, no me cabe la menor duda de que Eris está excitada sobeteando a tu hija.... Es posible que el olor corporal de hombres y mujeres sea distinto en estos casos.. Visto lo visto, es muy probable...


"Por cierto, lamento lo que dije de Ghyslaine. Hace muchos años que no nos vemos, y es posible que de ahí surgiera un malentendido; por lo que me has comentado, diría que mi hermana pequeña ha crecido mucho viajando por el mundo."


Gyges inclinó su cabeza.

Durante todo el tiempo que llevamos en la aldea, ha tenido que disculparse en varias ocasiones, mi opinión sobre él ha mejorado bastante.


"¡Exactamente, está claro, ya que Ghyslaine llegó a convertirse hasta en la Reina del Filo Celestial! ¡Y no solo eso, Ghyslaine aprendió hasta a usar magia, ¿lo sabías?!"

"Jajaja... ¿Que Ghyslaine puede usar magia? Eris-dono, es usted muy graciosa."

"¡Lo digo en serio! Ludeus nos enseñó a Ghyslaine y a mí el idioma, cálculo y magia, pregúntale a él."

"¿Ludeus-dono?"


Durante un rato, Eris estuvo mejorando la imagen de Ghyslaine y al mismo tiempo la mía. Se puso a hablarles de nuestras clases y de cosas que nos ocurrieron en Fedora; explicándoles que aunque le costara muchísimo aprender las lecciones a Ghyslaine y a ella mísma al principio, siguieron intentandolo hasta por fin aprendieron todo correctamente; y de como me respeta por no haber desistido en mi empeño.

Escuchar una charla así me hizo sentirme mal, entre otras, porque debido al cataclismo mágico, no pude enseñarle hasta el final...

Gyges la escuchó con atención, tras lo que se acercó a la caja de madera en la que me escondía, alejándose del grupo de chicas.


"Vaya... ¿qué hace ese maestro tan respetable en un lugar como este?"

"Me... me apasiona observar las relaciones humanas."

"Ohh, menudo entretenimiento tan noble tienes... Aunque dime, ¿cómo fuiste capaz de enseñar a Ghyslaine a leer?"

"No hay mucho que contar, no hice nada especial."

"¿Nada especial? ¿Seguro? Me cuesta creerlo."

"Por lo que me contó, tuvo algún que otro problema por su desconocimiento en sus días como aventurera y eso la animó a aprender. Quizás cambió mucho por su experiencia y por eso te cueste imaginártelo."

"Comprendo... Y eso que mi hermanita era de ese tipo de personas que usaba la fuerza cada vez que algo no iba como ella quería..."


Por como lo dice, creo que Ghyslaine era muy similar a Eris, la primera vez que la conocí, fácilmente irritada, que se metía en peleas todo el día, y encima fuerte e imparable.

Gyges me cuenta historias de su infancia, en ellas comenta que en varias ocasiones su hermana pequeña le obligó a beber agua hirviendo; un hermano mayor que no podía igualar en fuerza a su hermana pequeña.

Hablando de hermanos mayores... yo también lo soy en este mundo. ¿Les estará yendo bien a Norn y a Aisha? Mierda, llevo tiempo queriendo escribir una carta a casa, pero siempre se me olvida. Venga, me aseguraré de mandarla desde el Sagrado Imperio Milis, con destino a la aldea Bonna.

Hasta ahora lo he ido alargando porque las cartas mandadas desde el continente demoniaco tienen pocas probabilidades de llegar a su destino; pero desde Milis debería llegar casi seguro.


"Por cierto, Ludeus-dono."

"¿Si?"

"¿Cuánto tiempo piensas permanecer escondido dentro de esa caja de madera?"


Está claro que hasta que empiecen a cambiarse de ropa... ya es casi de noche y tienen que bañarse y ponerse el pijama.


"Sniff sniff... noto cierto olor a excitación...."

"¡Eeh! ¡I-Imposible! ¿No será que una niña amante de las razas ferales está poniendo cara de felicidad en alguna parte?"


Intenté hacerme el tonto, pero Giges enarcó una ceja.


"Ludueus-dono, le agradezco lo que hizo por nosotros, en serio, es más, arrepiento del mi actitud ante el malentendido de esa situación."


Tras esa introducción solemne, la expresión de Giges cambió enormemente.


"No obstante, la situación cambia si se te ocurre ponerle la mano encima a mi hija. Si no te marchas ahora mismo, tiraré la caja al agua torrencial de abajo, contigo dentro."


No me cabía la menor duda de que hablaba en serio, por lo que salí de la caja y me marché a toda prisa.


"Aunque sé que es pedir mucho.... contrólate un poco, por favor."

"De acuerdo."


Tiene razón, es pedir mucho, aunque.... jum, es posible que me pasara de la raya... intentaré controlarme un poco.


Capítulo 42 - Apacible Estancia en la Aldea Dordia - 2ª Parte[edit]

1ª Parte[edit]

Han pasado dos meses desde que empezó la época de lluvias.

Por lo que he podido ver, Ruijerd y Gustav se llevan bastante bien; a menudo pasan las tardes juntos en la casa de Gustav, bebiendo y compartiendo batallitas. Aunque son extremadamente sangrientas, son bastante interesantes.

Me recuerdan mucho a antiguos líderes moteros, que aunque se arrepientan de sus actos se sienten orgullosos de todo lo que pudieron hacer. Pero claro, hay que tener en cuenta que hablan de eventos históricos reales; como por ejemplo, lo que me enteré sobre los feral.

Por lo visto, las razas ferales son un término general para las razas que habitan el Gran Bosque; pero que muchas de ellas emigraron al continente demoniaco, siendo tomadas como razas demoniacas. Lo único que comparten todas las razas ferales es que su cuerpo se asemeja bastante al de algún mamífero entremezclado con humano; junto con que uno de sus sentidos está súper desarrollado.

Si aplicamos este criterio, es probable que Nokopara y Blaze fueran en realidad descendientes de la raza feral...

Pero dentro de las razas ferales, la tribu Dordia destaca debido a que es la encargada de vigilar y proteger a la Bestia Santa y coordinar a todas las razas del Gran Bosque. La raza Dordia como tal, es un grupo de razas entre las que destacan como principales los de Dordia y los a'Dordia; aunque existen decenas de razas derivadas de esta gran tribu esparcidas por todo el bosque.

Pero resumiéndolo rápidamente, se podrían tomar como la nobleza del Gran Bosque, quizás hasta como familia real. Aunque en realidad no gobiernan de ninguna forma, sino que en determinadas situaciones de emergencia, lideran al resto de pueblos para guiarlos de forma coordinada.

Unas razas no ferales que también habitan el Gran Bosque son los orejas puntiagudas (elfos) y los cuerpo de niños (hobbits); están localizados principalmente en la zona sur del bosque, y no tienen mucho trato con las distintas razas ferales, salvo una vez al año, en el que todas las razas de este bosque se reunen en el Árbol Sagrado[71] para participar en un festival en el que se reunen todos los distintos clanes del bosque.

Por lo que ha dicho Gustav, todas las razas que viven en el Gran Bosque, aunque son muy diversas, están aliadas mutuamente entre ellas.

Y por cierto, la raza de mineros del carbón (enanos) no vive en el Gran Bosque, sino que algo más al sur, en la falda de la cordillera Dragón Azul. Los dragones azules, como tal, no viven en esa cordillera, sino que vuelan alrededor del mundo y vuelven siempre a la cordillera Dragón Azul para anidar y criar a los pequeños; como si fueran aves migratorias, aunque en realidad solo regresan a la cordillera cada 10 años más o menos.

Por otro lado, la raza feral siempre ha estado combatiendo en guerras con la raza humana, y luego firmando la paz en algo así como un ciclo que se repite cada ciertos años. La última guerra (más bien una escaramuza) fue hace unos 50 años.

Gustav contó como participó en esa guerra como parte del grupo de guerreros; de como se vieron rezagados durante una misión y tuvieron que regresar al Gran Bosque atravesando las filas de guerreros humanos.

O al menos eso es lo que nos ha contado, aunque es posible que lo haya ensalzado un poco... pero oír el punto de vista de la raza feral en esa guerra sigue siendo muy interesante.

Y como para competir contra esa historia, Ruijerd enseñó la lanza que tanto aprecia y le habló sobre los tiempos de la guerra de Laplace.

Parecen casi 2 viejos compitiendo a ver quién fue el más increible... pero teniendo en cuenta de las épocas de las que hablan, no deja de ser enormemente entretenido, por mucho que parezcan casi batallitas.


"...Da la impresión de que últimamente los Guerreros no son lo que eran."

"Estoy contigo, Ruijerd-dono. El número de cobardes ha aumentado considerablemente."

"Exactamente, en mi juventud, no había hombre cuyo valor se pusiera en duda."


Congenian enormemente... Imagino que aunque hubieran tenido pasados distintos, se habrían llevado bien.


"¡Exacto! Aunque Gyges ya es el líder de los guerreros, todavía necesita mejorar su juicio; se le da muy bien atraer y coordinar al resto de guerreros, pero si fuera capaz de analizar la situación más detenidamente, habríamos evitado lo que le pasó a Ludeus-dono."

"Ludeus es un Guerrero, fue su culpa por bajar la guardia en territorio enemigo y ser capturado. Fue una suerte que acabara simplemente siendo tomado como prisionero, pero creo que si hubiera combatido en serio, habría vencido a Gyges sin dificultad. Así que, como dije, el ser capturado fue culpa suya."


Ah... duele escuchar eso... Ruijerd confió en mí y me dejó quedarme solo, y al final, traiciono su confianza y dejándome capturar sin apenas defenderme.


"¿Ruijerd-dono, no le parece que está siendo un poco frío con Ludeus-dono? Encarcelamos a su aliado..."

"Un Guerrero debe aceptar la responsabilidad y consecuencias de sus propias batallas. ¡Para empezar, Ludeus debería haber escapado de la prisión sin dificultad por sus propios medios! ¡Me alegra de que confiara en sus aliados, pero es una actitud demasiado inocente! ¡Un Guerrero no debería necesitar que sus aliados vengan a rescatarle!"


Ruijerd, creo que has bebido más de la cuenta... Sé que en esta ocasión podría haber escapado antes, pero quien sabe como hubiera acabado todo; me quedaría más tranquilo si no esperara tanto de mí, hay un límite a lo que soy capaz de hacer...


2ª Parte[edit]

Era doloroso seguir escuchando a Ruijerd, y como cada vez que me acerco a Eris y a sus amigas, Gyges me lanza miradas asesinas; por lo que decidí pasar la tarde en solitario.

Como no quedaba nada especial por hacer, decidí invertir el tiempo en entrenar mi magia; y me dediqué a controlar el agua que circulaba por debajo de la aldea intentando congelarla.

Mientras me dedicaba a hacer estos experimentos, se me vino de golpe la idea de intentar usar magia de Viento para poder volar.

Es verdad que el motivo principal por el que no pude escapar sin dificultades de la celda fue por no saber como regresar a la ciudad, si hubiera podido de volar y tomar altura, habría podido encontrar el regreso a casa el segundo día, Gyges no hubiera tenido que postrarse aante mí, nadie habría tenido una mala experiencia, y hubiera sido un final feliz, con perdices y todo eso.

Cuando tuve esa reflexión, me alegé de la aldea, bajando del árbol y caminando por encima del agua que iba congelando a mi paso; encontré una claro decente en el bosque debido a un árbol que había sido partido.

Habiendo llegado a este lugar, con magia de Tierra elevé un terreno de piedra por encima del agua, haciendo un cuadrilátero de unos 10 metros cuadrados.

¡Qué den comienzo los juegos de Cell! Perderá aquel que salga del cuadrilátero...[72] Nah, es broma, realmente no pasa nada aunque me salga; pero aunque ayudará para evitar resbalones y demás.


"Bueno, y ahora..."


Para ir empezando poco a poco, conjuré un pequeño remolino y lo observé.

Imagino que para elevar en el aire a una persona, con eso bastará... si mal lo recuerdo, para levantar a una persona, el aire es necesario que vaya a 100 m/s, pero..... ¿Cómo controlo el aire para que se mueva exactamente a esa velocidad? Bah, haré una prueba y veré qué tal.


"¡Chinkarahoi![73] Ya dejo las b--¡BROMAS!"


Pero ante mi sorpresa, la corriente de aire ascendente que creé me elevó como si fuera una hoja; pasados unos segundos de la impresión, y al comenzar a caer, empecé a sentir un miedo terrible e instintivo por la velocidad a la que me iba acercando al suelo.

Activé mi ojo de futuro por acto reflejo casi por acto reflejo, y teniendo en cuenta los efectos futuros, fui creando una corriente ascendente con mi mano derecha para frenarme lentamente, y ondas de choque con mi mano izquierda para frenar de manera más brusca sin llegar a excederme. Pero aun así, ya era demasiado tarde.

Cuando caí sobre un árbol, pude notar las ramas rompiéndose mientras me frenaban, así como sus chasquidos y un fuerte SPLASH al caer al agua. Cuando quise darme cuenta, mi cuerpo estaba magullado y varios de mis huesos rotos, me sangraba la nariz y tras tragar agua del cauce, decidí controlar las corrientes.

Con mi cuerpo totalmente destrozado y algo mareado, como pude conseguí conjurar un hechizo de Curación, pero varios monstruos me empezaron a rodear, imagino que al haber seguido el rastro de mi sangre.

Por la cantidad, imaginé que había caído en un nido de Lagartos de Aguas Torrenciales. Mi corazón se puso a latir con tanta fuerza como para taponarme los oídos casi, mientras uno a uno, iba acabando con todos los monstruos que iban apareciendo. Con mi mano derecha conjuraba hechizos para congelar el agua que cubría sus cuerpos para después, con mi mano izquierda, lanzarles un cañón de piedra para destruir sus cabezas.

Por mucho que los Lagartos de Aguas Torrenciales sean monstruos de rango C, y que su velocidad en el agua sea muy elevada, son bastante fáciles de vencer si detengo sus movimientos.

Pasado un tiempo, y tras haber derrotado a todos los monstruos que fueron apareciendo comprobé que ya había oscurecido y no sabía como regresar.

Intenté ir agrupándolos para acabar más rápidamente con ellos, pero no fue suficiente. No sé dónde estoy... y eso es suficiente para hacerme temblar. Debo volver como sea a la aldea, no debe andar lejos. Cálmate, venga, cálmate... si entro en pánico no seré capaz de pensar con claridad... Debo estar tranquilo, mente fría, tengo que ser Cool... sí... soy Kool[74], molón...

Cuando conseguí calmarme un poco, lo primero que hice fue congelar el agua que me rodeaba, extendiendo la zona de acción tanto como me fue posible; utilizando al mismo tiempo una pequeña bola de fuego para mantenerme caliente.

Me daba algo de miedo que los monstruos fueran atraídos por la luz, pero imaginé que los monstruos de la época de lluvias nadan principalmente, por lo que era poco probable que vinieran corriendo sobre el hielo. Por suerte para mí, ni una hora más tarde, llegaron Ruijerd y unos guerreros de los de Dordia caminando por el agua helado que había originado. Pude sentir el alivio extenderse por mi cuerpo.

Por mucho que intentara calmarme, fui incapaz de quitar la tensión de mi cuerpo al haber acabado en un lugar desconocido.


"Ludeus, ¿qué ha ocurrido?"

"S-Solo quise entrenar un poco."


No quise contarle que casi muero, intentando mantener algo de mi orgullo.


"Entiendo... Es la primera vez que te veo aplicarte al máximo, he de decir que es impresionante. No sabíamos qué pensar cuando la aldea al completo fue cubierta por el hielo."

"Y-Ya veo."

"Todos los monstruos fueron congelados."

"Ah, ya, era para... facilitar su transporte. ¿Me ayudáis a llevarlos por el camino de hielo que hice?"

"Claro, será un placer. Aunque la próxima vez, avísanos con antelación."

"Ruijerd-san, si hubieras estado aquí, no habría sido un entrenamiento secreto."


Cuando escuchó mis palabras, Ruijerd acabó riéndose un poco. Los guerreros feral fueron en busca de los monstruos que se encontraban a nuestro alrededor, y al verlos congelados y sin cabeza, me miraron aterrados.

Esto... ¿hice algo mal?

Para mi sorpresa, después, al probar la carne cocinada de los lagartos de los que me había defendido, tenía un sabor muy similar al pollo de mi mundo.


3ª Parte[edit]

Tras ese evento, aprendí la lección, y hice unas prácticas con magia de Viento para volar en un par de ocasiones, aunque controlando muchísimo la fuerza del viento.

Comprendí que era extremadamente complicado hacer que mi cuerpo flotara en un lugar sin abalanzarse a ninguna parte de esta forma. Pero lo que sí logré, si es que se puede considerar un logro... fue utilizar un par de lanzas de tierra con punta plana bajo mis pies para lanzar mi cuerpo por los aires.

De esta manera, en el aire, puedo utilizar magia de Viento para controlar mi velocidad, desacelerándome como hice cuando caía en mi aterrizaje. Aunque al mismo tiempo que voy perdiendo velocidad de caída, con magia de Agua creo una pequeña piscinilla para aterrizar en agua.

Es un hechizo bastante feo, y me deprime mi falta de habilidad para ser capaz de volar; deseaba hacerlo. Aunque el resultado era satisfactorio, porque aunque era incapaz de surcar los cielos, había desarrollado un sistema de viaje rápido.

No cumplí mi objetivo principal, pero cumplí el objetivo igualmente...

Decidí tomármelo como algo positivo.


4ª Parte[edit]

Ya llevamos 2 meses y medio en la aldea Dordia.

Un día, de improviso, apareció la Bestia Santa en mi cuarto, y moviéndose tranquilamente se acercó a mí.


"Vaya, Bestia Santa, no te esperaba, ¿quieres algo de mí, la bestia sexual?"

"Wan"

"Chu"[75]

"Wan"


No parece que vaya a decir 3...

Bestia Santa, que no sé si es macho o hembra, se acercó hastsa mí y se tumbó a mi lado. Yo por mi parte, llevaba varios días con mucho tiempo libre y decidí recobrar mi hobby de creación de figuritas, aprovechando el tiempo que faltaba para que terminara la época de lluvias.

Actualmente estoy realizando una figura con la forma de Ruijerd. ¿Que por qué Ruijerd concretamente? Es una pregunta lógica, pero si lo pensamos un poco, se entenderá. Los Supard son unos monstruos que casi nadie ha visto, pero todos tiemblan al ver su pelo verdoso; no obstante, la figura que estoy construyendo está hecha de una piedra con un tono grisáceo.

Si consigo que la figura quede genial, podría conseguir quizás que los que la vieran, aceptaran con mayor facilidad a los Supard.

Por el momento estoy dándole forma a la figura, para más adelante añadir y darle detalle al pelo.


"¡Woff!"


El perro sagrado se acercó todavía más a mí, y colocó su cabeza sobre mi muslo. Ese gesto me extrañó muchísimo, ya que ningún animal se me había acercado tanto por su propia cuenta.


"¿Won?"


La mirada con la que me observaba mi nuevo compañero parecía decirme ¿Qué es eso?.

Por grande que sea, actúa como un cachorrillo...

Mientras me giraba para responderle, aproveché para acariciarle por el cuello.


"No tenía nada mejor que hacer, así que me puse a hacer figuritas."

"Wan."


Se puso a lamerme la mano mientras meneaba la cola con un fuerte sonido pata-pata-pata.

Parece que le caigo bien. A ver... como no deja de llover, Bestia Santa quizás ande algo aburrido. No tengo ni idea de donde ha estado estos últimos meses, pero ha venido específicamente a verme, así que imagino que me buscaba para hacer algo.


"¿Jugamos a algo?"

"¡¡Wan!!"


Al ver su rostro, confirmé mis pensamientos; tras lo que estiré las piernas y me puse a jugar con él.

Fue bastante divertido, porque mientras jugaba, hacía algo ejercicio con Bestia Santa, así que ambos salimos beneficiados de ello.


5ª Parte[edit]

Knock knock

Mientras pasaba el rato jugando con Bestia Santa, escuché como llamaban a la puerta de mi habitación.


"¿Hm? Adelante."

"Perdón por la intrusión, pero me llegó el olor a Bestia Santa y... Ah."


La persona que entró en mi habitación, era una mujer vestida como guerrera de la aldea, en concreto, la onee-san que me custodiaba en la celda.


"Ah, saludos, cuánto tiempo sin verte."


Mi reacción fue saludarla mientras inclinaba la cabeza, aunque al verme, su cara se puso de un tono pálido enfermizo casi instantáneamente.


"Ah, sí, saludos, tienes razón, ha pasado tiempo desde que nos vimos..."


Ahora que lo pienso, en estos 2 meses por algún motivo no me he cruzado con ella, y eso que fue la persona que me roció con agua helada mientras me atacaba verbalmente.

¿Dónde se habrá metido todo este tiempo?


"Siento mucho lo que le hice, espero pueda perdonar el trato del que le hice partícipe..."


Inclinó en gran medida su cabeza mientras decía estas palabras.


"No, no te preocupes; todo ese asunto está perdonado."

"Aun así, por mucho que fuera por un malentendido, le hice pasar por aquello..."

"¿Aquello? Si simplemente fue desnudarme completamente, encerrarme y tirarme agua helada por encima."


Tras mis palabras, la cara de la guerrera feral se puso aún más blanca, hasta el punto de que temí de que se desmayara de improviso.


"Lo siento... muchísimo... por favor... perdóneme..."


Por lo que me ha ido contando Gyges, parece ser que uno de los peores y más humillantes castigos, es que te desnuden y te tiren agua helada encima.


"Por aquel entonces, creíamos que eras una persona que había abusado sexualmente de Bestia Santa..."

"Lo entiendo, pero ya ha sido confirmado que fueron acusaciones falsas, ¿no es cierto?"

"Ah, sí, claro."


Por algún motivo, su mirada inquieta miraba con frecuencia a la Bestia Santa, para luego volver a mirarme a la cara. El enorme cachorro está actualmente apoyando su cabeza sobre mi muslo como si fuera una almohada mientras lame mi mano.

Parece que quiere decir algo al respecto.


"Ya no se puede hacer nada por lo ocurrido entonces, y tampoco guardo rencor alguno, pero me hubiera gustado aunque fuera, una disculpa."

"Sobre eso... ruego me disculpe; pero Gyges-sama me pidió que evitara en la medida de lo posible encontrarme con usted, Ludeus-dono."


Vaya, así que Gyges le dijo eso, ¿eh? Se pensaría que si la víctima veía a la persona causante de la injusticia, buscaría vengarse de algún modo... Bien visto, Gyges.


"Pues si te solicitaron que no te cruzaras conmigo, ¿qué haces en mi habitación?"

"Esto.. como decirlo... Bestia Santa desapareció y siguiendo su rastro, acabé aquí."

"¡¡Won!!"


Desde aquí podía notar el sudro frío que recorría el cuerpo de la guerrera.

No creo que sea necesario que estés tan tensa, Gyges ya se disculpó lo suficiente y Eris se desquitó por mí, para mí fue suficiente con eso. Por no hablar de que nos ha prometido un carruaje y una compensación económica cuando acabe la época de lluvias, si 1 semana en prisión fue el precio para semejante recompensa, me parece que hasta he tenido suerte.

Personalmente, lo que pasó no me molesta demasiado tampoco, es más, podría considerar como buenos recuerdos el hecho de que abusaran de mí como un pervertido llegándome hasta a echar agua fría; doy por hecho de que llegará el día en que despierte algo en mi interior que me haga verlo como algo excitante...


"Ahora que me acuerdo, por lo que he escuchado, te vas a casar cuando acabe la época de lluvias, felicidades."


Con mis palabras rondando por la habitación, la guerrera comenzó a temblar de miedo.

Diría que se lo ha tomado con sarcasmo o doble sentido... encima que la felicito de corazón.


"Hmmm... ¿qué podría hacer para que me perdonaras?"


¿Hmm? Diría que ha habido algún tipo de malentendido, pero me da una buena impresión... siento mi superioridad creciendo por momentos, ¿sería buena idea hacerla vivir un evento NTR[76]? Nfufufu... Al final voy a tener que hacer que se desnude y se ponga a pasearse a 4 patas por la habitación... No, eso es pasarse, además que recuerdo que Gyges me avisó de que no pudiera enturbiar su matrimonio, y tampoco sé cuando van a volver Eris y Ruijerd. ¿Qué podría hacer en ese caso...? Imagino que para la raza feral, desnudarla o echarle agua helada por encima están descartadas de antemano... En ese caso... ¡Ya sé! ¡Soy un genio! ¡La haré vestirse solo con una camiseta blanca y como si tuviera una pistola de agua con magia, la mojaré con agua templada! ¡Así consigo lo mismo sin que sea socialmente inaceptable!"


"¡¡Wan!!"


En ese instante, Bestia Santa se separó de mí para colocarse entre la guerrera y yo, mientras me miraba amenazantemente.

¿Qué he hecho? No te pongas así, era una broma.


"Como te dije, ya he recibido una disculpa por parte de Gyges, por lo que no te guardo rencor alguno."


Al oír mis palabras, la cara de la guerrera feral se calmó enormemente mientras dejaba escapar un suspiro.


"Se lo agradezco, Ludeus-dono."


Pero apenas decirme eso, su mirada se puso algo más seria.


"Volviendo a otro asunto importante. Ludeus-dono, preferiría que no te llevaras a Bestia Santa sin un buen motivo."

"¿A qué te refieres? Pero si yo no me la he llevado de ningún sitio."


Vaya, más acusaciones falsas, parece que no aprenden, como sigas por ese camino, la próxima vez te prometo que serás tú quien acabe en prisión y yo te tire agua helada por encima.


"¿Entonces quién la ayudó a salir? Bestia Santa es incapaz de salir del Árbol Sagrado por sí misma."

"¿En serio? ¿Te importaría explícarme eso en más detalle?"


Por lo visto, Bestia Santa es una raza de bestia mágica sin un nombre conocido como tal, que solo nace una vez cada cientos de años. Desde antaño, el nacimiento de Bestia Santa significaba inequívocamente que el mundo se vería acechado por un grave peligro; y una vez madure hasta su forma adulta, partirá en un viaje junto a una persona considerada como el héroe que salvará al mundo de la destrucción ayudándose del increible poder de la Bestia Santa. O así cuentan las leyendas.

Debido a esto, Bestia Santa se encuentra confinada en el interior de la aldea Dordia, custodiada por una barrera formada por las raices del árbol sagrado, recibiendo todo tipo de entrenamiento y cuidado.

Eso me recuerda mucho a los escenarios de hijas de nobles que no habían salido nunca de sus mansiones y que no conocían el mundo; pero vamos, por ese motivo no suelen permitir a Bestia Santa salir por sí misma al mundo exterior.

Y como nota final, por lo visto todavía faltan 100 años aproximadamente para que se considere a Bestia Santa como un adulto, y si las leyendas son ciertas, en ese momento, el mundo se verá envuelto en una enorme crisis. La guerrera feral que tengo delante tiene como principal tarea proteger y custodiar a Bestia Santa en la parte más profunda del Árbol Sagrado.

Eso explica por qué no la vi mientras paseaba por la aldea.


"¡Wawaun!"


Llegados a este punto, el enorme perrete ladró con bastante fuerza, lo que hizo que la guerrera feral se sorprendiera mucho.


"¡¿Eh?! ¿Qué dijiste?"


Esto... ¿cómo?


"¡Won!"

"Entiendo, pero..."

"¡¡Wan!!"

"De acuerdo."


¿Por qué respondes como si estuvieras teniendo una conversación con un perro? Pero si Bestia Santa no está hablando en el idioma del Dios Feral, ¿cómo os entendéis si habláis idiomas distintos? ¿Acaso tiene enchufado algo en plan BowLingual[77]?


"Bestia Santa me ha confirmado que no tuviste nada que ver con su salida del Árbol Sagrado."

"C-¿Claro?"


Eso dije, pero explícame lo que está pasando, ¿no?


"Ludeus-dono, Bestia Santa te agradece que le ayudaras."

"Oh... Y eso que juraba que se había olvidado completamente de mí después de que me dejara olvidado en prisión."

"¡¡Wan!!"

"Bestia Santa dice ¿Cómo puedes decir eso? Les pedí claramente que te pusieran comida deliciosa; hasta me dijeron que habías disfrutado de la comida que te trajeron."


Eso es cierto, no puedo negar que la comida en prisión estuvo bastante rica, es más, me llegaron a dejar repetir... ya decía yo que esa actitud era extraña para tenerme encerrado, pero claro, si lo ordenó la Bestia Santa... pero por listo que sea, se nota que es un perro, lo primero que se le ocurrió para darme las gracias fue regalarme comida.


"Es posible, pero hubiera preferido que les pidieras que me sacaran de la cárcel."

"¡¿Wan?!" => "Ha dicho, ¿qué quieres decir con cárcel?"

"Una cárcel es el sitio en el que encierras para que no escape la gente mala."

"¡Wan!" => "A mí también me tienen encerrado sin poder salir."


Tras ese intercambio inicial, estuve charlando con Bestia Santa durante un rato utilizando a la guerrera feral como intérprete. Gracias a esa conversación, pude comprender que Bestia Santa no tenía mucha idea sobre todo lo que ocurrió en el evento del rescate y mi posterior encierro, ya que no entendió que pudieron olfatear mi excitación cuando me estuvo lamiendo y que por eso me Gyges me acabó capturando y encerrando.

Parece que no es capaz de entender lo de que me encerraron ni nada más allá de que lo que le ocurrió fue aterrador; básicamente, sigue siendo una cría, y a un niño no se le pueden pedir según qué cosas, porque no las comprenderá; así que, qué se le va a hacer...


"Bestia Santa, gracias a ti, pude experimentar un estilo de vida cómodo y libre[78]. Agradezco muchísimo su hospitalidad."


Tras agradecérselo propiamente, se puso a menear la cola alegremente y se acercó a mí para lamerme en la cara.

Jejeje, qué chiquillo tan adorable.

Para devolver el favor, me dediqué a acariciarle el cuello, y al poco se tiró encima mía y me tiró al suelo.

Ahh.... no debemos... hay gente mirándonos...[79]


"Ludeus-dono, le ruego recuerde que para nosotros, Bestia Santa es un animal sagrado. ¿Podrías evitar tomarte excesivas confianzas al tratar con él?"

"¡No es eso, te equivocas, el olor a excitación es por ti!"

"¡¿Huh?!"

"...Olvída lo que he dicho, no es nada."


Mierda, casi se da cuenta de lo que andaba pensando...


"Ajem... Bueno, Bestia Santa, es hora de regresar al Árbol Sagrado."

"¡¡Wan!!"


El enorme perrete se levantó de mí, afirmó con la cabeza con honestidad en respuesta a la guerrera y regresó con ella.


Pasado un tiempo, llegó a convertirse en un serio problema para la raza feral el hecho de que Bestia Santa era capaz de salir del Árbol Sagrado. Aunque no fueron capaces de descubrir quien era el verdadero culpable.

Por este motivo, decidieron que lo mejor sería darle a alguien que la vigile y escolte, pero con el secuestro ocurrido hace no demasiado tiempo, todos andaban bastante tensos en general.


6ª Parte[edit]

Tras ese evento, Bestia Santa vino a mi habitación un gran número de veces, como buscándome; y, como es normal, a la segunda, comenzaron a dudar de mí. Por suerte para mí, ese día estuve participando en una competición con Ruijerd y Gustav que ganaba el que aguantara más rondas de alcohol, no me dejaron beber alcohol, pero estuve disfrutando de algo similar a licor de nueces que creo que en mi mundo llamaban algo así como Nocino[80].

En resumen, tenía una coartada.

Aunque como era un mago capaz de congelar la aldea completamente con mi magia, seguían dudando de mí por si hubiera hecho algo a distancia con magia, pero Gustav me defendió y acabaron las sospechas.

No me hace la menor gracia que sigan acusándome sin pruebas de tantos delitos, por lo que decidí ir siempre acompañado de Ruijerd, Gustav o Eris, aunque acabé cambiando de opinión, y decidí estar siempre junto a Gyges.

Es el jefe de los guerreros, por lo que la persona de mayor rango encargada de la seguridad en la aldea, puede que le acabe molestando porque siempre está ocupado, pero su testimonio para mi coartada será el que mayor peso pueda tener.

Aunque tras pasar un día entero a su lado, me habló con una expresión un tanto extrañada.


"Es extraño, tenía la impresión de que me odiaba, Ludeus-dono."

"Está todo hablado, no te preocupes, pero si tanto te preocupa, simplemente tienes que entregarme a tu próxima hija."

"¿En serio? ¿Quieres sellar un compromiso de matrimonio con mi futura hija?"

"Solo bromeaba, de verdad. Oh, disculpa pero, ¿podrías decirme si puedes oler excitación en mí ahora mismo?"

"Snif Snif... No noto tal olor."

"Comprendo, así que no lo huele con esta cantidad..."


Parece que mientras no haya una mujer cerca, mi pequeño potrillo no se convierte en un poderoso Stallion[81]; aunque eso también significa que si entran en mi campo de visión, no puedo evitar que se transforme...


"Ludeus-dono, en este mes he podido comprender que es usted un chico bastante maduro. Aun siendo tan joven, hasta Ruijerd-dono le considera un Guerrero consumado."

"¿A qué viene ese elogio ahora?"


Me está dando una mala sensación ese cambio repentino de opinión por tu parte, Gyges.


"Al principio pensé que simplemente eras un mocoso malcriado al que Ruijerd-dono estaba ayudando mientras hacía lo que le venía en gana."


¡Eh! Bueno, tampoco es que esté completamente equivocado.


"Pero su habilidad mágica es superior a cualquier cosa que pudiera imaginar, Ludeus-dono; fue capaz de congelar completamente el fuerte caudal en gran parte del bosque en plena época de lluvias; pensé esas cosas solo ocurrían en cuentos de hadas."

"Jujum, pues mi Shishou es todavía más increíble."


Y por ningún motivo especial, decidí darle otro impulso al nombre de Roxy.

Toda alabanza a Roxy es poca alabanza a Roxy. Nunca será suficiente.


"Y por encima de todo, aun con todo ese poder, no decidiste vengarte contra nuestra aldea aun con el trato recibido."


Visto de ese modo, la verdad es que tiene razón... es algo llamativo cuanto menos; aunque mira, Ruijerd tenía razón, bajé la guardia en territorio enemigo, así que estoy aceptando mis errores, al igual que tú aceptaste los tuyos. Además...


"Pasara lo que pasara, esta sigue siendo la aldea natal de Ghyslaine."

"¿? ..... ¿Dijo algo Ghyslaine sobre esta aldea?"

"No, no la mencionó especialmente ni nada por el estilo..."


Por lo que pude entrever, a Ghyslaine no le gustaba excesivamente el Gran Bosque; recuerdo las expresión de amargura que mostraba en ocasiones, cuando me estuvo enseñando el idioma del Dios Feral...


"...Pero, ¿quién querría que le pasara algo malo a la aldea y familiares de su respetada maestra?"

"Ya veo... Siento que debería pedirle disculpas una vez más, Ludeus-dono."

"No te preocupes, tampoco es que quiera verte postrándose de esa forma, más bien, me gustaría que me permitiera ponerle la mano encima a Minitona-chan."

"No tendría especial inconveniente, siempre que Ludeus-dono tuvera intención de considerar seriamente a mi hija como su compañera."

"¡¿Eh?!"


¡¡¿En serio?!! ¡¿Voy a tener permiso para jugar a los médicos y hacer nyanyas con la Nekomimi[82]?!

¡No, para! Estamos teniendo una charla seria, puto NEET[83], vuelve a tu agujero. Nono.


"Por supuesto, bromeaba. Además que seguramente Eris se enfadaría conmigo si me oyera."

"Pues en este momento, sí que soy capaz de notar cierto olor a excitación..."

"No he podido evitarlo al escuchar el desafortunado comentario de Gyges-san. No le des importancia."

"Entiendo... lamento lo ocurrido."


Laméntalo de verdad... que sepas que tengo una promesa que proteger con Eris para dentro de 4 años, cuando yo cumpla los 15; esperaré 4 años para tocar el cielo. Aunque... hablando de promesas, recuerdo que tenía una similar con Sylphy, aunque... ¿me pregunto como le irá? Seguramente bien, pero espero que no le hayan seguido molestando por su pelo.


"Y por la puerta llega nuevamente la protagonista[84]..."


Habiéndome sumido en mis pensamientos, veo como Bestia Santa aparece de improviso por la puerta.


"Ugh... ¡¿Pero a qué cojones están jugando los guardas?!"


Viendo al enorme perrete entrar por la puerta, Gyges se puso furioso. Hoy, como en el resto de ocasiones, Bestia Santa me saludó con un Wan amistoso y yo en respuesta me dediqué a acariciarle la cabeza.

Aunque decidí preguntar una cosa.


"¿Será posible que Bestia Santa está saliendo del Árbol Sagrado por sus propios medios?"

"No, no hay duda de que alguien la está ayudando a salir."


Pero Gyges refutó mi duda mientras observaba a Bestia Santa sin saber bien qué hacer.

La está ayudando alguien a salir... No me cabe duda de que es uno de los propios aldeanos, pero todos poseen coartada; es espeluznante...


"¿Quieres que Ruijerd y yo vayamos a investigarlo? Imagino que utilizando el ojo de Ruijerd podremos descubrir al culpable."

"No puedo permitirlo, la protección de Bestia Santa es la responsabilidad de los de Dordia; nuestro orgullo nos impide aceptar ayuda externa."


Rechazó mi ofrecimiento.


"¿Aunque nos estés permitiendo ayudar a defender la aldea?"

"Son asuntos totalmente distintos."


Soy incapaz de comprender la diferencia entre proteger a la aldea e investigar como escapa Bestia Santa; imagino que será por que el sentido común de nuestras razas es distinto. Bueno, si no quieren, no puedo hacer nada por evitarlo.


"Que haya escapado en tantas ocasiones es digno de preocupación. Por el momento no es un asunto grave, porque estamos en la época de lluvias y no puede salir, pero cuando acabe, podría volver a ser secuestrada. Pero vamos, aunque no salga de la aldea en esta época, podrían llegar a atacarla monstruos en el peor de los casos."

"Tiene.... razón..."


La cara de preocupación de Gyges se hizo evidente.


"Pero por lo que he podido comprobar, Bestia Santa escapa con la idea de venir a verme, así que, si yo fuera a visitarla directamente a diario, ¿no se solucionaría el problema?"

"Pero eso.. como podría... hmmmm..."


No parece convencerle, parece que no quiere permitir a extranjeros adentrarse en el Árbol Sagrado. Así que intentaré convencerle con una proposición...


"Viendo tus dudas, por qué no acordamos un lugar cercano al Árbol Sagrado al que llevarla antes de que la ayuden a salir, por supuesto, con su escolta presente. De esa forma, no tendremos motivos para preocuparnos de que la secuestren o la ataquen."

"¿No estaríamos permitiendo lo que queremos evitar?"

"Opino que sería mejor eso, que permitir que existan momentos en los que se desconoce el paradero de Bestia Santa."

"...."


Gyges no estaba seguro, pero como prefirió evitar el mal mayor, siguió mi propuesta.


Tras ese evento, y durante un par de semanas, estuve yendo a visitar a Bestia Santa para jugar con ella. Aunque nunca fuimos capaces de descubrir quien fue el culpable de dejarla salir, pero al menos, Bestia Santa dejó de desaparecer sin supervisión.

Por cierto, la persona que escoltaba a Bestia Santa se cabreó enormemente cuando me vio enseñar al perro a darme la pata, pero que quede entre nosotros.


Varios eventos fueron ocurriendo en estos 3 meses, pero finalmente, cesaron las lluvias.


Capítulo 43 - La Ruta de la Espada Sagrada[edit]

1ª Parte[edit]

Mañana partimos de la aldea Dordia.

Por algún motivo, Eris y Minitona pelearon, y no es necesario decir que Eris ganó con facilidad. Hablamos de la misma chica que es capaz de seguirle el ritmo a Ruijerd durante el entrenamiento; si tiene como oponente a una chica que no ha recibido ningún tipo de entrenamiento especial en combate, no puede considerarse casi ni una pelea, sino más bien, abusar del débil.

Por este motivo, siento que es necesario que reprenda a Eris por su mala conducta, porque aunque siempre ha sido así, ya pronto cumplirá los 14 años; aunque siga siendo una niña, ya es una edad en la que no puede ir por ahí metiéndose en peleas a la mínima.

Pero claro, cómo decirlo... hasta la fecha, yo casi nunca he detenido las peleas de Eris, ni con los aventureros del gremio, sino que casi siempre dejo que Ruijerd se encargue; por lo que siento, que no soy el más indicado para decirle nada. Aunque suongo que tendré que decirle algo así como Una cosa es pelearse con aventureros y otras con aldeanos y aldeanas.


"T-Te equivocas, Minitona fue la causante."


Tersena, cuando me vio empezar a recriminar a Eris, se interpuso y dijo eso.

Por lo que me está contando, parece que Minitona intentó detener a Eris cuando esta dijo que tenía intención de irse al día siguiente, al acabarse la época de lluvias. Eris hasta se alegró por el gesto, pero le explicó el motivo por el que debía continuar su viaje.

Guau, es una historia contraria a lo habitual, Minitona es la violenta mientras Eris da explicaciones...

La discusión entre las 2 se alargó un buen rato, y aunque al principio estaban tranquilas, poco a poco empezaron a alacorarse. Minitona empezó a hacer comentarios algo ofensivos, dirigidos contra Ghyslaine y hasta contra mí, al parecer; y al escucharlos, Eris se enfadó mucho pero siguió discutiendo con palabras, como si quisiera controlarse y responder calmadamente.

Al final, la que lanzó el primer puñetazo fue Minitona, estoy seguro de que sabía que perdería contra Eris, así que lo tomaré como una muestra de coraje... muy respetable, porque yo sería incapaz de hacer algo así. Pero bueno, lo cierto es que Eris llegó a las manos y como es habitual, no tuvo piedad, dejando a Minitona destrozada.


"Eris."

"¡¿Qué?!"


Antes de hablar, me fijo detenidamente en la situación, empezando por Minitona. La pequeña está respirando inquieta y rápidamente, todavía está viva por llamarlo de alguna forma, teniendo en cuenta que peleó contra Eris, con su habilidad para destrozar mentalmente hasta a adultos consumados... básicamente significa...


"Veo que te contuviste."

"Obviamente."


Eris apartó la mirada al responderme.

Si hubiera sido la Eris que conocí hace años, le habría dado una paliza de muerte a quien tuviera delante, ya sea más o menos joven que ella; teniendo en cuenta que yo estuve en esa posición, mi palabra es de peso.


"Es raro que te contengas, ¿no crees?"

"...... Sigue siendo mi amiga."


Observo la cara de Eris y veo que muestra una mueca de arrepentimiento por lo que hizo.

Jum... Parece que se arrepiente de haberle pegado, es algo nunca visto en Eris; parece que ha madurado mucho en estos últimos meses, seguramente en sitios donde no pude vigilarla. En ese caso, solo hay una cosa que puedo decirle.


"Si eso es cierto, lo mejor es que te reconcilies con ella antes de que partamos mañana."

"Nunca."


...Sigue siendo una cría...


2ª Parte[edit]

El último día antes de partir, estuve muy ocupado preparando el viaje, por lo que no pude ir a saludar a Bestia Santa. Llegué a pensar que el culpable de que escapara volvería a ayudarla a que viniera a verme, pero veo que no.

En su lugar, lo que apareció en medio de la noche fue una pareja de intrusas.

THUD


"¡¡Ah!!"


Un fuerte sonido junto a un gritito en medio de la noche, con sonidos así de inesperados, hasta yo me desperté. Como empiezo a ponerme en forma para el viaje tras varios meses tranquilo, al levantarme rápidamente agarró mi váculo.

Para ser ladrones, son un poco ruidosos, y Ruijerd debería de haber reaccionado hace tiempo... Jum...


"Terse-nya, no te quedes quieta de repente-nya."


Suelto el váculo y comprendo el motivo por el que Ruijerd no hizo nada.


"Lo siento, Tona, pero está oscuro."

"Si prestas atención, podrás ver por donde vas-ny...¡Ah!"


THUD

Nuevamente, otro ruido de golpe.


"Tona, ¿estás bien?"

"Duele-nya."


Es posible que se piensen que están susurrando, pero el volumen al que hablan es suficiente para que casi pueda escuchar toda su conversación.

Me pregunto con qué objetivo habrán venido, ¿será fama o dinero?[85] Aunque quizás hayan venido en busca de mi cuerpo... Nah, es broma.. seguramente vengan a ver a Eris.


"Ah, ¿es aquí-nya?"

"¿Sniff-sniff? Puede, pero es un tanto diferente."

"Miremos a ver-nya, aprovechando que están dormidos-nya."


Por sonidos, pude escuchar como se pusieron frente a la puerta, y la abrían, para entrar. Una vez dentro, las pude ver echando un vistazo a la habitación, y cuando llegaron a mi cama, me pudieron observar sentado y nuestras miradas se cruzaron.


"...¡Nya!"

"¿Tona? ¿Qué pasa?.... Ah."


Como era de esperar, Minitona y Tersena entraron en mi habitación, pude verlas vestidas con un camisón hecho de cuero bastante fino en el que había un agujero en la parte baja de la espalda por el que asomaban sus colas, por lo que me habían contado, este era el pijama característico de la raza feral.

Adorablemente encantador...


"¿Qué hacéis aquí tan tarde? Solo para que lo sepáis, pero el cuarto de Eris es el de al lado."


Hable tan bajo como me fue posible.


"P-Perdona-nya..."

Tras disculparse, se dirigieron a la puerta pero Minitona se detuvo de improviso.


"Ahora que me acuerdo-nya, nunca te di las gracias por aquello-nya."

"Ah, ¿To-Tona?"


Minitona, o Tona, que es como la llama Tersena, se giró y volvió a entrar en la habitación, mientras Tersena la seguía.


"Te agradezco que nos salvaras-nya. Me dijeron que podría haber muerto si no me hubieras curado con magia-nya."


Es posible, tenía heridas muy graves... Si me hubieran hecho eso a mí, no habría tenido la voluntad para seguir resistiéndome como ella. Me sorprendió que hubiera sido capaz de aguantar en ese estado con esa ímpetu.


"No te preocupes, no me costó nada hacerlo."

"Pero gracias a ti no quedó ninguna marca de aquello-nya."


Mientras decía esto, Tona tiró del borde de su camisón levantándolo y dejándome a la vista sus preciosas vistas al natural, lástima que la habitación estuviera oscura, por lo que no pude ver nada más a parte de eso.

¡Siento que puedo verlo pero en realidad nooooo! ¡Kishirika-sama, ¿¿por qué no tenías para elegir un ojo místico que viera en la oscuridad??!


"¡¿Tona?! No seas vulgar."

"No pasa nada-nya, es algo que él ya ha visto antes-nya."

"Pero recuerda lo que dijo Gyges-ojii-san, los machos humanos se pasan todo el año en celo y que si te les acercas sin cuidado te acabarán asaltando."


Mira que decirles que estamos en celo todo el año... aunque bueno, la verdad es que no se equivoca.


"Pues si disfruta viéndome-nya, me valdría como forma de devolverle el favor que nos hizo- ¡¡¿Nya?!! ¡¿Y-y-y este f-f-frío que s-s-siento-n-nya?!"

"Eso te pasa por levantarte tanto rato la falda."


Aparte la vista de inmediato de las piernas de Tona en cuanto noté un helado escalofrío; hasta el punto de que agarré inconscientemente mi váculo mientras quitaba el sudor frío que recorría mi frente.

Uooh... esas ganas de matar que puedo sentir desde la habitación de al lado me han asustado...[86]


"E-ejem... me basta con tu gratitud. Y si buscabais a Eris, se encuentra en la habitación de al lado. Buenas noches."


Es posible que sean unas niñas, pero deberían cuidarse de ir por ahí mostrando más carne de la cuenta, podrían acabar siendo atacadas por un peligroso viejo al que le gusta ayudar a los niños...[87]


"De acuerdo, pero de verás, muchísimas gracias-nya."

"Muchas gracias, Ludeus-dono."


Las 2 chicas inclinaron su cabeza antes de salir.


Pasados unos segundos, decidí pegar la oreja a la pared para intentar escuchar lo que ocurría. Pude escuchar la voz de Eris preguntándole que qué quiere a Minitona; no me cabe duda de que con su pose de brazos cruzados y barbilla levantada.

Me cuesta escuchar lo que dicen Minitona y Tersena, pero es que Eris habla bastante alto.

Escuchándoles algo preocupado, pude notar como la voz de Eris fue calmándose poco a poco, dejándome más tranquilo, por lo que volví a dormirme.


Me dio la impresión de que se quedaron charlando durante toda la noche, aunque no sé bien de qué. El nivel de Tona y Tersena con el idioma humano no es excesivamente alto, y aunque Eris aprendió algo del idioma del Dios Feral, es insuficiente para mantener una conversación. Me pregunto si habrán sido capaces de entenderse.

Sigo durmiendo algo inquiet, pero al día siguiente, mientras nos despedían, Eris le dio un apretón de manos a Minitona mientras lloraba.

Veo que fueron capaces de hacer las paces, me alegro, me alegro."


3ª Parte[edit]

La Ruta de la Espada Sagrada, es un trayecto amplio y allanado que atraviesa en línea recta el Gran Bosque hacia Milis-Sion. cuenta la leyenda que la mismísima Santa Milis creó esta ruta con su desbordante poder mágico.

Mientras lo recorremos, compruebo que aunque todo cuanto rodea el camino está encharcado o inundado, la ruta está completamente seca; y tampoco parece que los monstruos se acercen a ella.

Nos encontramos yendo en un carruaje que los de Dordia nos hicieron entrega, junto con todo cuanto fuera necesario para el viaje.

Carruaje + Caballo + Dinero para el viaje ( 5 Milis de oro y 5 Milis de plata ) + Raciones y agua.

Con todo esto, no es necesario para nosotros regresar a Puerto santo para ir en dirección a la capital de Milis. Pues mejor partimos hacia allí directamente.

Justo cuando nos disponíamos a partir, por algún motivo, un hombre con cara de mono decidió unirse a nosotros.


"Bue~no, bue~no, justo ahora andaba pensando en regresar a Milis; y veo que llego justo a tiempo. Me gustaría acompañaros."


Gisu, el novato, se montó sin reparo alguno en nuestro carruaje mientras decía eso.


"¿Qué tal, Gisu?"

"¿Tú también te vienes?"


Ninguno de mis compañeros pone algún impedimento; pero extrañado por su actitud, les pregunté que de qué se conocían.

Por lo visto, a mis espaldas, Gisu se dedicó a preparar el terreno con Eris y Ruijerd. Aprovechó historias curiosas sobre sus viajes para hacerse amigo de Eris, Minitona y Tersena; y con Ruijerd y Gustav algo similar, pero con batallitas sobre los viejos tiempos.

Parece que aprovechó su carisma para ganarse a esos 2 con sus palabras para que no le pusieran pegas para incorporarse al vieja, pero eso, a mis espaldas.


"¡Marchemos pues!"


Con el grito de Ruijerd y tirando de las riendas, el carruaje se puso en marcha. En la parte trasera, Eris sigue despidiéndose de los aldeanos ferales que vinieron a decirnos adios, está llorando mientras mira a Minitona y Tersena, y los demás; es bastante conmovedor.

Pero por algún motivo, algo continúa inquieto en mi corazón sobre las acciones de Gisu.

Si hubiera querido venir con nosotros, tan solo tendría que haberlo dicho desde un principio; no era necesario que actuara de forma tan sospechosa y en las sombras. Con que me lo hubiera pedido no habría tenido problema en dejarle que viniera.


"H-Hey, senpai. No me mires así de serio."


Dentro del carruaje, mientras este tambaleaba por el movimiento, mi cara mostraba mi descontento con la situación. Gisu por su lado, se puso a sonreír de oreja a oreja mientras se acercaba a mi oído.


"Que sepas que el cupido que te ayudó con tu amor fui yo..."


Y por algún motivo, se puso a hablar de algo extraño.

¿Que me ayudó con mi amor...? ¡Pero si hiciera lo que hiciera durante estos 3 meses, desde intentar acercarme a chicas gato o chicas perro, no he podido ponerle la mano a ninguna! ¡Y tampoco ha habido avances con Eris! Y espero que no se refiera a que ayudó para que consiguiera llevarme mejor con Gyges, porque me va a enfadar, ¿esa es tu ayuda en el amor? ¡Pero si mis gustos son claros!


"¿Que me ayudaste en el amor? ¿A qué te refieres?"

"Conseguí que te vieras con Bestia Santa, ¿no es cierto?"

"¡¿Con Bestia Santa?!"


Solo con escuchar esas palabras fue fácil de comprenderlo.


"Hijo de...."


¡Tú eres el maldito criminal! ¡¿A qué viene eso de ayudarme con mi amor?! ¡Pero si te dije en la celda que lo mío con el perrete eran calumnias! Aunque espera un segundo...


"¡¿C-cómo hacías para sacar a Bestia Santa de su santuario?!"

"Secreto profesional. Aunque bueno, los guardias son bastante idiotas, la verdad; con una pequeña distracción era suficiente para poder sacarla sin problema."


Dijo esas palabras sin darle importancia pero con mucha seguridad.

Pero... pero... era peligroso, ¿no es así? Porque los de la raza feral estaban extremadamente enfadados y en tensión por las desapariciones de Bestia Santa. No me hubiera extrañado que si te pillaban te arrancaran las extremidades o algo similar...


"¿P-Por qué hiciste algo tan arriesgado?"

"Porque te gustan los perros, ¿no, senpai?"

"Te dije que eran calumnias que se inventaron."

"¿En serio? Bueno, qué más da."


Y sin darle más revuelo, Gisu dijo eso sin prestarle mucha atención y se puso a reírse a carcajadas. Al verlo, por un instante, la preocupación invadió mi cuerpo.

El tío este... será posible que sea... ¿realmente peligroso? Siento que es mala idea dejar que nos acompañe en nuestro viaje.


"Ruijerd-san, da media vuelta."

"¿Por qué?"

"Porque debemos entregar a la justicia al criminal que dejó escapar a Bestia Santa."

"P-Per.. ¿qué dices? ¡Esp-Espera!"


Gisu cayó presa del pánico e intentó taparme la boca con sus manos.

Por tu culpa, Gisu, no dejaron de dudar de mí ni un solo día; es mi deber sellar mis emociones y entregarte para asegurarme de que te castigan por tus fechorías.


"No tengas miedo, novato, les explicaré lo ocurrido a los de la raza feral. Como mucho te encerrarán en prisión desnudo y te tirarán agua fría, pero seguro que puedes soportar algo como eso."

"¡Ey, un segundo! ¡¿No es una broma?! Pues que sepas que el que organizó todo para que os dieran un carruaje fui yo; porque su cultura no es de pedir perdón entregando cosas materiales. ¡Venga tío, déjalo estar, que te he echado un cable!"


Podía ver en su cara de mono lo desesperado que estaba, aunque también lo bien que manejaba las palabras.

...Pero sé que no es un mal tipo... fue fácil de entender con el tiempo que nos tiramos juntos en prisión; y tampoco es que estuviera sacando a Bestia Santa de su santuario con algún objetivo oscuro en mente. Pero claro....Hmmm....


"Ludeus."

"Dime, Ruijerd-san."

"Perdónaselo."

"¡Danna![88] ¡Se lo agradezco mucho, danna! ¡Vaya~, siempre supe que mi danna era un hombre generoso y grandioso!"


Per será... aunque a todo esto.


"Ruijerd-san. ¿Estás seguro? ¿No sería el tipo este uno de esos malhechores que odias?"

"Es muy probable que lo hiciera pensando en tu bienestar."


Me cuesta comprender con exactitud lo que Ruijerd utiliza para juzgar a la gente en quienes son pasables y quienes no; aunque es posible que se deba al trabajo de campo que preparó Gisu con antelación. Será mamón el mono este... qué bien preparado lo dejó todo.


"¡Tiene razón, danna! ¡Lo hice pensando en senpai! Jamás se me ocurrió que se convertiría en un problema tan grave, y es cierto que me pasara un poco de la raya, ¡pero bajo ningún concepto lo hice con la intención de causarle problemas a nadie!"


Si soy sincero, le debo una al tipo este, de cuando en esa celda fría, estando desnudo me hizo entrega de su chaleco. Puede que la proporción sea pequeña, pero si lo comparamos con la raza feral, que aun sabiendo que me había calumniado con anterioridad siguieron haciéndolo; el gesto es mucho más valioso.

Pero bah, qué importa, no es que realmente nadie acabase sufriendo por sus actos, y por si fuera poco, los propios guardas ferales aprendieron la lección con lo ocurrido. Aunque siento que me han forzado a aceptar la situación, pero ya da igual.


"Vale, acepto que vengas con nosotros, novato, pero dime, ¿no le temes a la raza Supard?"


Esto último lo pregunté tranquilamente y con un tono que Ruijerd también pudiera oír, porque tengo dudas sobre si el cara mono sabe si Ruijerd es un Supard o no.

Teniendo en cuenta que estuvieron contándose batallitas y bebiendo juntos es muy probable que ya lo sepa, pero no me gustaría que pasados unos días diga sorprendido ¿Eres un Supard? AHHH y armara un jaleo evitable.


"¿Cómo no voy a temerles? Soy de la raza demoniaca, sé bien los motivos para tenerles miedo, es algo que nos enseñan desde pequeños, contándonos historias sobre que vendrán a comernos."

"Entiendo. Pues qué casualidad, porque aunque no lo parezca, Ruijerd es un Supard."


Ante mis palabras, Gisu entrecerró los ojos como si me mirara acusatoriamente.


"Danna es distinto; y no son solo palabras, le debo la vida."


Siento curiosidad por sus palabras y le mando una señal visual a Ruijerd con los ojos, aunque él me responde negando con la cabeza.

Por la respuesta de Ruijerd, al menos lo de salvarle no es algo que haya ocurrido en estos 3 meses.


"Como imaginaba, ya no lo recuerdas, danna; es normal, eso fue hace 30 años."


Mientras pensaba en ello, Gisu se puso a contar su historia sobre como se conocio una pareja, se divirtieron juntos, con un clímax[89], y la escena en la que se confiesan su amor superando todas las fronteras; una historia excelente. Luego avanza en el hijo fruto del amor de esa pareja, un joven carismático y esculpido por dioses se marcha en busca de aventuras y a sus espaldas 100 mujeres gritándole ¡No te vayas, quédate!, soltándose de sus brazos comienza su viaje alejándose de su ciudad natal, para años más tarde volver con una mujer desconocida y preciosa....

Es una historia larguísima, así que lo resumiré en una sola línea; cuando todavía era un aventurero novato, hubo una ocasión en la que le atacó un poderoso monstruo, y estando a punto de morir Ruijerd le salvó.


"Bueno, es algo que pasó hace 30 años, pero siento como si hubiera pasado ayer. En definitiva, los Supard me siguen dando miedo, pero con danna es distinto."


El novato cara mono lo dijo mientras se reía jubilosamente, haciendo que la expresión de Ruijerd se quedara algo embobado mirándole.

Creo que es la primera vez que he visto una representación tan clara de la palabra Karma[90]. Me alegro por ti, Ruijerd.


"Pero entonces, senpai, ¿me dejarías acompañarte una temporada? Para honrar nuestra antigua camaradería."


Y así fue como el novato cara mono acabó entrando en Dead End... aunque no es que realmente entrara en el grupo, sino que nos forzó a dejarle acompañarle hasta la siguiente ciudad, más o menos.

Cuando le pregunté por qué no quiso formar parte de nuestro grupo de aventureros, me dijo algo sobre una superstición en la que los grupos de 4 personas traen mala suerte o algo similar.

Entiendo que le haya calado una superstición como esa, ninguno de sus antiguos compañeros fue a ayudarle cuando lo encarcelaron en prisión. Pero bueh, si no quiere unirse a nuestro grupo, tampoco voy a obligarle.


Y de esa forma, en este viaje, el número de personas incrementó en 1.


4ª Parte[edit]

Con solo darle velocidad al carruaje, fuimos capaces de salir del Gran Bosque, el camino era una total y absoluta línea recta que se pierde en el horizonte hasta llegar a la capital del Sagrado Imperio Milis.

Justo cuando me preguntaba de dónde había salido un camino como este, sin monstruos y con tan buen sistema de drenado de aguas, Gisu comenzó a explicarlo antes de que lo preguntara en voz alta.

Esta carretera fue creada por el santo Milis, fundador de la iglesia Milis, la mayor organización religiosa en este mundo. Cuentan las leyendas que esta carretera es el resultado de un solo golpe de espada del santo, que llegó a cortar los mismísimos bosques y montañas hasta partir en 2 a uno de los Grandes Reyes Demonio en el continente demoniaco, o algo por el estilo. Pero basándose en esas leyendas, se bautizó este camino como la Ruta de la Espada Sagrada.

Por lo general pensaría que esas leyendas son un cuento, pero soy capaz de sentir magia residual proveniente de la ruta; prueba de ello, es que en todo nuestro trayecto, no hemos visto ni un solo monstruo; y aun habiendo partido justo después de la época de lluvias, no nos hemos encontrado ningún trayecto impracticable.

En definitiva, todo va viento en popa.

Es bastante milagroso, la verdad; no me cuesta ver como ha conseguido la iglesia Milis tanto poder en este continente. Pero no sé, me hace temer la posible influencia de este poder mágico residual en el cuerpo humano... porque por útil que sea la magia, es un hecho probado que causa que los animales se conviertan en monstruos, o que unos niños acaben teletransportados en el continente demoniaco, como otros hechos también bastante reprochables. Y esta carretera tiene una cantidad de poder mágico residual digna de temer... pero bueh, vamos a salir pronto de ella porque podemos viajar con calma ya que no nos atacarán monstruos.


5ª Parte[edit]

A menudo, junto a la Ruta de la Espada Sagrada, podemos encontrar zonas concretas preparadas para acampar que han ido usando otras personas que fueron por este camino.

Aprovechamos una de ellas y nos preparamos para pasar la noche. No tenemos problemas de comida, pero Ruijerd fue al bosque a cazar cualquier cosa que nos fuera haciendo falta; y de vez en cuando aparecía algún miembro de la raza feral que venía vendiendo productos, aunque realmente tenemos todo lo que nos pueda ir haciendo falta.

No lo he dicho hasta ahora porque pensé que no era importante, pero en el Gran Bosque, la vegetación es abundante. Esto hace que a ambos lados de la carretera hayan plantas que puedas utilizar a modo de especias, y que yo me dedico a recolectar aprovechando los conocimientos de la enciclopedia que me regalaron mis padres en mi cumpleaños.

Pero aunque tengamos todo lo necesario, mis habilidades culinarias no están demasiado entrenadas. Puede que haya estado subiéndola durante todo el año pasado, pero simplemente he pasado del nivel novato a aprendiz.

Lo bueno del Gran Bosque es que la calidad de los ingredientes es increíblemente alta, sobretodo comparados con los del continente demoniaco. Para empezar, no solo hay monstruos por la zona, sino que también hay animales normales, como conejos o jabalís.

Solo con cocinar la carne de estos aniales es suficiente para que esté riquísima, pero ya que los ingredientes son de tan alta calidad, me gustaría comer una carne exquisita. Demostrando el dicho nunca es suficiente.

Pero en esa búsqueda ambiciosa de sabores superiores, Gisu hizo su aparición, como el chef indiscutible y su maestría con la cocina en un camping.

Cogió las hierbas y bayas que fui recogiendo y casi como por arte de magia, la convirtió en un condimento fabuloso para la carne.


"Ya te lo dije, ¿no? Puedo hacer de todo."


Su chulería no eran solo palabras, la carne estaba increíblemente buena.

¡¡Eres fantástico, hazme tuya!!

Me dejé llevar tanto por la situación, que involuntariamente le di un fuerte abrazo, para el que hizo ascos al momento.

Perdona por lo que hice, pero a mí también me ha dado asco haberlo hecho.


6ª Parte[edit]

"Me aburro."


Eris dejó escapar esas palabras conforme nos organizábamos para hacer la comida una vez más.

El encargado de recolectar los ingredientes es Ruijerd; el encargado de hacer el fuego y traer agua yo (con magia); y el encargado de cocinar es Gisu. Con una distribución tan perfecta de los roles, no quedaba nada que Eris pudiera hacer, salvo quizás ir a recolectar leña, pero como estamos en medio de un bosque, no es un trabajo que dure mucho; por lo que se aburre bastante.

Los primeros días, se dedicó a hacer ejercicios con la espada por su cuenta; ya que desde el principio, Ghyslaine la obligó a hacerlos para ejercitar su memoria muscular y su paciencia a base de repeticiones, por lo que a estas alturas, Eris puede estar haciendo esos ejercicios durante el tiempo que sea necesario. Dicho esto, si le preguntaras si es algo divertido de hacer, parece que la respuesta será un rotundo no.

En este preciso momento, Ruijerd anda cazando, mientras Gisu prepara una sopa para la comida y yo mientras aprovecho para crear con magia una figurita.

Todavía falta mucho hasta que tenga terminada esta figurita 1:10 de Ruijerd, pero creo que se venderá bien; sobretodo por el valor añadido de que si la llevas encima, jamás te atacará ningún supard, sino que podrás hasta llevarte bien con ellos. O algo parecido diré.

Pero dejando eso a un lado, Eris parece estar a punto de explotar por el aburrimiento.


"¡Eh, Gisu!"

"¿Qué pasa, ojou-sama? Si es por la comida, todavía no está lista."


Gisu, con un cuenquito con el que estaba probando la sopa, se giró para responderle, encontrándose con la típica pose de Eris cuando actúa de forma imponente.


"¡Enséñame a cocinar!"

"No quiero."


Mushoku04 12.png

La respuesta de Gisu fue instantánea, tras lo que siguió cocinando como si nada hubiera pasado, dejando a Eris anonadada sin saber cómo responder.

Aunque no tardó en recomponerse y alzar la voz.


"¡¿Por qué no?!"

"Porque no quiero enseñarte."

"¡¿Pero por qué?!"


Gisu se detuvo soltando un largo suspiro.


"A ver... mira, jovencita, los espadachines lo que tienen que hacer es solamente preocuparse en pelear. TAprender a cocinar es perder el tiempo para ellos, lo único que deben aprender es sentarse y comer lo que haya."


Una cosa que puede que no haya dicho de este hombre, lo que en esta ocasión hay en la mesa es una comida de infarto... El nivel de Gisu en la cocina es suficiente como para abrir un restaurante. Quizás no tenga nivel para conseguir que el mismo Emperador de Japón lance rayos por la boca gritando lo rico que está[91], pero sí que es nivel suficiente para que un restaurante se haga famoso en una ciudad.


"Pero, tú sabes... si pudiera cocinar.. pues eso..."


Eris hablaba repentinamente de forma entrecortada mientras me lanzaba alguna que otra miradita furtiva.

¿A qué te refieres, Eris? Dilo claro, si no no sabré lo que quieres decir; siéntete libre para decirlo abiertamente.


"¿Pues eso qué? No te entiendo."


Gisu responde a Eris con un trato duro y sin tacto.

No entiendo el motivo por el que se pone así, pero con Ruijerd y conmigo no ha sido tan frío en ningún momento y parece que solo actúa así con Eris.


"Ojou-sama, ¿no tienes talento con la espada? Pues despreocúpate de aprender a cocinar, ni que te hiciera falta."

"Pero..."

"Pero nada, saber pelear es algo de lo que sentirse orgulloso; es más, creo que es lo más importante para poder vivir en este mundo, por encima de todo lo demás. Si te dedicas a otras cosas, lo único que conseguirás será perder de vista tus objetivos más importantes."


Eris estaba claramente molesta, pero no se lanzó a darle puñetazos a Gisu.

Pero es cierto que las palabras del cara mono tiene un extraño poder de convicción.


"Aunque claro, esa es la excusa que digo siempre."


Gisu, tras probar la sopa hizo un gesto de aprobación y se puso a servir la sopa en unos cuencos de piedra, que por cierto, yo mismo hice con magia.


"¿Sabes? La razón principal para negarme es que decidí no volver a enseñar a cocinar a nadie más."


Gisu se dispuso a contarnos una historia en la que por lo visto, hace años formaba parte de un grupo de aventureros que se dedicaban a explorar Laberintos. Era un grupo de 6 en el que todos, salvo él, solo eran capaces de hacer una única cosa; gente bastante torpe en general. La frase más usada por Gisu en aquel entonces era Chicos, no sabéis hacer nada sin mí.

Pero por lo que cuenta, ese grupo de aventureros fueron capaces de funcionar muy bien aun siento tan especiales.

Aunque un día, una de las mujeres del grupo le pidió a Gisu que le enseñara a cocinar; porque por lo visto, quería ganarse el amor de un hombre a través del estómago, práctica que parece funcionar en este mundo también. Gisu no le dio importancia entonces y le enseñó a cocinar.

Pero luego, ya fuera porque aprendió a cocinar o por cualquier otra cosa, pero el resultado fue que la mujer consiguió ganarse al hombre al que le había echado el ojo y acabaron casados, para después salirse del grupo e irse a alguna parte juntos.

Tras esos eventos, como 2 personas importantes para el grupo se fueron tan de improviso, las relaciones en el grupo se desestabilizaron, lo que llevó a una espiral de peleas internas y falta de motivación que les impidió completar más tareas del gremio, y acabaron separándose poco tiempo después.

Aunque no se lo esperaba, Gisu era una persona capaz de hacer cualquier cosa salvo combatir, no tenía talento ni con la espada ni con la magia, pero cualquier otra cosa la hacía sin problemas; por lo que pensó que no tendría dificultades para encontrar un nuevo grupo de aventureros al que unirse.

Pero la realidad fue muy distinta a lo que se esperaba.

Por aquel entonces, Gisu era bastante famoso como aventurero, pero por algún motivo, no conseguía encontrar un grupo que le dejara unirse.

El motivo resultó que Gisu podía hacer de todo, principalmente, todo lo que un aventurero pudiera hacer salvo combatir; pero como es algo que cualquier aventurero podía hacer llega un punto en que todos los miembros de un grupo han ido distribuyendo entre todos las tareas variadas a realizar, como comerciar, cocinar o dialogar.

Y fue en ese momento en el que Gisu lo comprendió, y es que su antiguo grupo era el único lugar hecho para él, debido a que sus compañeros entonces eran demasiado especializados, él suplía ese vacío con su variedad de habilidades.

Por lo que tras darse cuenta de este problema, Gisu decidió olvidarse de vivir como aventurero, y decidió dedicarse a las apuestas.


"Por ese motivo me he negado, nunca enseñaré a otra mujer a cocinar, es una maldición."


Personalmente, opino que esa maldición de la que habla es una tontería; no pasa nada porque le enseñe a cocinar cosas sencillas, como por ejemplo la sopa esta.

De un solo sorbo ha hecho que mi interior haga el equivalente a un Shubidu~biduba~.

Queda confirmado Gisu puede convertir cualquier cosa en el equivalente a Scooby Snacks[92]... Vamos, está tan rica que hasta yo quiero que me enseñe.

Por este motivo decido echarle un cable a Eris.


"Novato, entiendo que acabaras pasándolo mal con todo eso, pero al menos, la mujer a la que le enseñaste a cocinar tuvo su final feliz, ¿no es así?"


Si hiciste a alguien feliz, es motivo suficiente para que vuelvas a hacer, o eso es lo que quería hacerle ver. Pero en respuesta, Gisu negó con la cabeza.


"No estoy seguro de si esa mujer tuvo su final feliz o no; ya que no la he vuelto a ver desde entonces."


Y se puso a reírse de un chiste que solo él comprendió.


"Y por el hombre al que conquisto, imagino que sí fue feliz, aunque quizás no..."


Por todo eso supongo que lo ve como una maldición, pero viéndole deprimirse ligeramente tras contarnos eso, decidí que era mejor no decir más.

Ruijerd, ¿por qué no te das un poco de prisa para volver...?

Ell ambiente está tan apagado y tenso que la riquísima sopa ha perdido todo su sabor.


7ª Parte[edit]

Un día cualquiera, encontramos un extraño monumento de piedra en uno de los lugares preparados para acampar.

Era algo así como una piedra que me llegaba por la rodilla en la que varios emblemas estaban gravados en la piedra; en el que un gran símbolo estaba rodeado por otros 7 más pequeños.

Si no me equivoco... el símbolo central está en idioma del Dios Combatiente[93]... creo que significa 7. El resto de emblemas me suenan de algo, pero no sé bien de qué...

Mi confusión me lleva a preguntarle a Gisu a ver qué sabe él.


"Eh, novato, ¿que es ese monumento de piedra?"


Gisu le echó una ojeada a la piedra que le señalaba y asintió con la cabeza.


"Ah, eso, se trata del monumento a los 7 Campeones Mundiales."

"¿7 Campeones Mundiales? ¿Y quienes son esos?"

"Básicamente, los 7 guerreros más poderosos de todo el mundo."


Según se cuenta que, para cuando acabó la 2ª gran guerra entre humanos y demonios, a un ser conocido como el Dios de las Técnicas[94] se le ocurrió crearlo.

Ese Dios de las Técnicas era conocido como el ser más poderoso de aquel entonces, y ese mismo ser calificó bajo su punto de vista a los 7 seres más poderosos de este mundo. Este monumento de piedra fue utilizado para constatar ese listado supuestamente.


"Si mal lo recuerdo... sobre esto debe saber más danna que yo. ¡Danna!"


Al oír a Gisu llamándole, Ruijerd dejó de entrenar con Eris y se acercó a nosotros. Eris se lo tomó como un descanso y se tiró al suelo de espaldas respirando con fuerza sin aliento y con los brazos y piernas estiradas.


"Así que los 7 Campeones Mundiales... Qué recuerdos."


Ruijerd le echó un vistazo al monumento de piedra mientras decía esto.


"Ruijerd-san, ¿a qué te refieres con eso?"

"A que cuando fui joven, yo mismo fui uno de los incontables Guerreros que aspiraban a aparecer en el listado de los 7 Campeones Mundiales."


Esas palabras las dijo mirando en la distancia como si del pasado se tratase.

Mirando a lo lejos, muy a lo lejos... muy muy muy a lo lejos... ¿¿Exactamente de hace cuántos años estamos hablando??


"¿Y qué son exactamente los emblemas que aparecen?"

"Son el símbolo de cada uno de los individuos que lo componen. Aún a día de hoy, muestra a los 7 más poderosos que conocía."


Ruijerd señala uno por uno a todos los emblemas diciéndonos el nombre de quién representan.

Los actuales 7 campeones son:

  • 1ª Posición: Dios de las Técnicas
  • 2ª Posición: Dios Dragón
  • 3ª Posición: Dios de la Lucha
  • 4ª Posición: Dios Demonio
  • 5ª Posición: Dios de la Muerte
  • 6ª Posición: Dios del Filo
  • 7ª Posición: Dios Nórdico


"Ohh~~... pero qué extraño, ¿por qué no he oído nada sobre los 7 Campeones Mundiales hasta ahora?"

"Es normal, eran muy populares y conocidos hasta que llegó el fin de la campaña militar de Laplace."

"¿Y eso? ¿Por qué dejaron de serlo?"

"Porque durante la campaña, hubo varios cambios en la lista, por muertes y desaparecidos."


Por lo que parece, quitando al Dios de las Tecnicas, el resto de miembros de la lista de los 7 campeones de aquella época participaron en la campaña de Laplace; de los participantes, 3 murieron, 1 desapareció y otro acabó siendo sellado; y el único que sobrevivió sin salir mal parado fue el Dios Dragón de entonces.

Tras la campaña, empezó una enorme competición para ver quienes serían los que sustituirían a los caídos en el monumento, y pasados varios siglos, los que actualmente los Campeones Mundiales Menores, que es como se conoce a los números más bajos de la lista se alejaban demasiado de lo que antaño se conocía como Campeón; y por si fuera poco, 4 de los más poderosos están en paradero desconocido.

Dios de la Técnica: Desaparecido.

Dios Dragón: Desaparecido.

Dios Combativo: Desaparecido

Dios Demonio (Laplace): Sellado.

Como los más poderosos del ranking están fuera de cobertura, poco a poco fue perdiéndose interés en los 7 Campeones Mundiales y poco a poco desapareciendo de los recuerdos de la gente. O algo por el estilo.

Por cierto, el motivo por el que el Dios Demonio Laplace continúa en la lista es porque no murió, sino que fue simplemente sellado.


"¿Cómo es posible que alguien siga con vida después de tantísimos años desde aquello?"

"Bueno... incluso hace 400 años se rumoreaba sobre si existía de verdad el Dios de la Técnica siquiera."

"Ah, sí, sobre ese, ¿por qué motivo iba alguien como el Dios de la Técnica crear este ranking?"

"Por lo que se decía, el motivo fue Encontrar a alguien que pueda vencerme, o eso se rumoreaba por aquel entonces, pero no sé mucho más, la verdad."


Vaya, suena igual al Fukamichi Ranking[95].


"Este monumento de piedra tiene ya muchos años, ¿no? Si es así, es muy posible que el ranking haya cambiado con respecto a lo que pone aquí, ¿no creéis?"


Tras decir lo que pensaba, Gisu negó con la cabeza.


"No, por lo visto se actualiza solo mágicamente."

"¿Eh? ¿En Serio? ¿Y cómo lo hace?"

"¿Cómo voy a saberlo?"


Tiene sentido que novato no lo sepa; pero vaya, los símbolos que aparecen en el monumento se actualizan automáticamente... ¿me pregunto como funcionara? Todavía me faltan cosas por aprender sobre la magia de este mundo; si voy a la universidad de magia, ¿podré aprender sobre cosas como esta?

Pero volviendo al tema, así que 7 Campeones Mundiales... Cada vez tengo más claro que este mundo está lleno de gente que apesta a chetos, gente a la que dudo le pueda seguir el ritmo; aunque claro, tampoco es que mi meta sea convertirme en el más poderoso, prefiero evitar buscarme problemas con gente de ese nivel.


8ª Parte[edit]

Tardamos 1 mes en terminar de atravesar el Gran Bosque, pero en realidad, fue solo 1 mes... con solo ese tiempo, pudimos atravesar completamente de punta a punta el Gran Bosque.

El camino era una recta perfecta por la que no se nos cruzó ni un solo monstruo, por lo que pudimos dedicarnos únicamente a avanzar. Y aunque esa fuera una de las razones por las que pudimos terminar tan pronto ese tramo, otra fue la resistencia del caballo que tiraba del carro; me hace pensar que los caballos de este mundo no saben lo que es acabar agotado. Nuestro caballo es capaz de mantener un buen ritmo durante 10 horas cada día sin tomarse un solo descanso, y por si fuera poco al día siguiente siempre estuvo como nuevo.

Me pregunto si estarán utilizando el maná de alguna forma para ello, o algo por el estilo.

Pero finalmente acabamos el trayecto por el bosque sin ningún percance, lo único no especialmente destacable es que me salieron almorranas durante el trayecto de estar tanto rato sentado; aunque por supuesto, no se lo dije a nadie y las curé a escondidas con magia curativa.

Por su parte, Eris, diciendo que se trataba de un entrenamiento, se puso de pie sobre el techo del carruaje durante gran parte del trayecto. Le dije varias veces que era peligroso y que parara, pero Eris tal equilibrio en su cuerpo que al verla me hacía pensar sobre qué podría ser peligroso de algo así.

Por cierto, intenté imitarla, pero al día siguiente era casi incapaz de mantenerme en pie por las agujetas; aumentando enormemente mi valoración de Eris, esa chica es realmente sorprendente.

Nuestro siguiente tramo era un valle por el que atravesar la cordillera Dragón Azul, aunque hicimos una parada al comienzo del mismo, lugar en el que habían construido un pueblo casi únicamente para posadas; que los mineros del carbón (Enanos) se encargan de administrar, sobretodo en el distrito de posadas.

La ciudad no posee un gremio de aventureros, pero es una ciudad famosa por sus herreros, en la que todas las tiendas de armas y armaduras están comunicadas entre sí. Gisu nos estuvo indicando que las espadas que venden en esta ciudad no solo son baratas, sino que además son de buena calidad.

Eris miraba la mercancía como queriéndose llevar todo, pero no tenemos tanto dinero como para gastar innecesariamente; sobretodo recordando que para atravesar el mar hasta el continente central, seguramente nos cueste otro dineral que un Supard se monte en barco. Por lo que no podemos derrochar, además que la espada que está utilizando Eris por el momento se conserva bien.

Pero aun así, soy un hombre amante de estas cosas, ver tantas espadas afiladas y armaduras colocadas en sus estantes, es fácil excitarte ante tal espectáculo; aunque claro, el problema estaba en la edad de este cuerpo, y que no parecía que hubiera armaduras para mí. El enano que atendía la tienda llegó a decirme entre risas que lo que ofertaba no estaba hecho para mí.

Intenté resarcirme diciéndole que aun siendo tan joven soy un Practicante del Filo Celestial, haciendo que se sorprendiera un poco; pero al final, con nuestra falta de fondos, la conversación acabó entre bromas sin poder comprar nada.

Por lo que Gisu nos cuenta, este punto es especialmente de interés ya que aquí la ruta de la espada sagradase se divide en varios trayectos. Si sigues la cordillera hacia el este, supuestamente llegarías a la ciudad de los mineros del carbón (Enanos); si vas hacia el noroeste, entrarás en territorio de los orejas puntiagudas (Elfos), y al noroeste es donde se encuentran dispersas las aldeas de los cuerpo de niño (Hobbits).

No entiendo por qué esta ciudad no tiene gremio de aventureros, pero seguramente sea en parte por la localización en la que se encuentra.

Por otra parte, he escuchado que si te adentras en las montañas, puedes encontrar aguas termales.... Vaya... ese tema me interesa especialmente.


"¿Qué es eso que llaman aguas termales?"

"Es agua caliente que emana de la montaña y se acumula en algo así como pequeños lagos; es un sitio genial en el que darte un baño."

"Ohhh... suena bien. Aunque dime, Ludeus, si es la primera vez que has venido a esta zona... ¿Cómo sabes eso de las aguas termales?"

"P-porque lo leí en un libro."


No estoy seguro de si mencionaba las aguas termales en Recorriendo el Mundo del Conde Sanguinario. No me suena la verdad, aunque no estoy seguro... Pero bueno, volviendo al asunto principal, aguas termales... qué bien suena; aunque dudo que en este mundo tengan algo similar a un yukata[96], pero claro, pelo mojado, piel cogiendo un tono rosado Sakura[97], Eris relajándose en el agua caliente... todo eso se puede encontrar en las aguas termales de aquí... no creo, porque dudo que existan los baños mixtos[98], aunque no sé bien como lo harán. ¿Te imaginas que por imposible que sea, fuéramos y nos encontráramos con unos baños mixtos en las aguas termales? ¡Quiero apostarlo todo a esa minúscula posibilidad!


"Pero como justo acaba de terminar la época de lluvias, esa parte de la montaña seguramente esté impracticable o en mal estado."


Justo cuando mi determinación había llegado a su punto más álgido, Gisu rompió mi burbuja; añadió que las personas que no están acostumbradas a desplazarse por zonas montañosas no deberían adentrarse en ellas por estas fechas debido a los retrasos y contratiempos que pudieran sufrir.

Visto así, vamos a tener que olvidarnos de las aguas termales... qué mala suerte[99]...


9ª Parte[edit]

La Ruta de la Espada Sagrada se adentró por mitad de la cordillera del Dragón Azul, aunque el camino era bastante estrecho, con el ancho justo para 2 carruajes, más o menos. Pero seguía siendo un camino que partía la montaña en 2, creando un valle que iba desde la cumbre hasta lo más bajo de la montaña.

Mushoku04 13.png

Aunque pueda parecer peligroso, por lo visto, quizás debido a la protección divina de Milis, casi nunca hay derrumbamientos o desprendimientos por este trayecto. Y si lo piensas bien, si no existiera este trayecto, sería necesario dar un enorme rodeo para cruzar del Gran Bosque a Milis; ya que aunque casi nunca haya dragones azules por la cordillera, sigue habiendo monstruos, por lo que intentar atravesar las montañas te arriesgarías muchísimo a posibles ataques.

En un lugar como ese, existe un atajo que atraviesa las montañas y por el que no encontrarás a ningún monstruo; normal que le rindan culto a Milis con tanto fervor.

En 3 días terminamos de atravesar la cordillera por el valle de la ruta de la Espada Sagrada y por fin dejamos atrás el territorio del Gran Bosque para entrar finalmente en territorio humano.


Fin del Volumen 04

Mushoku4 01.jpg


Notas del traductor y Referencias[edit]

  1. En la versión inglesa comentan que es posiblemente una referencia a algún tipo de perro, pero creo que está más orientado a los pezones erizándose por el frío y quedando a la vista por al transparencia de la ropa.
  2. Perra tiene mala connotación en español, pero por mí la pongo, decidme qué os parece. Dejarlo en inglés me parecería estúpido, salvo con cosas como Dead End, que es algo más popular y aceptado, pero escucho sugerencias.
  3. Perro Manteca / Butter Dog: un término principalmente japonés dicho en Engrish (inglés sin estructura correcta inventado en Japón), que hace referencia a un perro al que se le adiestra para comer manteca, por lo general en genitales. Más Información (ENG)
  4. Original the Owner, no me convencía dejarlo en Amo o Dueño... así que puse ambas, opinad
  5. NTR/Netorare: Es un tipo de historia sobretodo en novelas visuales y hentais japoneses en las que el protagonista ve como pierde a su pareja, por varios motivos (y casi siempre de una forma voluntaria o casi voluntaria) y que se extá extendiendo bastante en estos últimos años. No se tienen tanto en cuenta los casos en los que el infiel es el hombre, porque están mal representados o son demasiado ficticios (salvo quizás School Days). Más Información (ENG)
  6. En Japón están extendidas varias comidas que amplían el deseo sexual, relacionadas con la vitamina E y aumento en el riego sanguíneo.
  7. No estoy seguro de si se refiere a que está sucia, si es grosero, que le ha dado asco o qué...
  8. Referencia a Tsukihime y Kara no Kyoukai, en los que sus protagonistas tienen la habilidad de ver la muerte de todas las personas, animales, objetos y conceptos (incluido el tiempo, hechizos, en un fanfic incluyen hasta el universo). Más Información (Kara no Kyoukai) Más Información (Tsukihime)
  9. Nueva referencia a Tsukihime, el protagonista al conocer a la princesa de los vampiros, la sigue hasta su casa en un momento de locura y la parte en 17 pedazos, llevándola casi a morir y a todos los eventos de la novela. Más Información
  10. Posible referencia a Log Horizon, en el que uno de los personajes es capaz de comprender todo lo que ocurre para saber lo que ocurrirá en un juego hasta pasado un minuto.
  11. Referencia a varias series y clichés en las que algún tipo de mecanismo indica el camino a seguir (radar del dragón, colgante del Laputa, brazalete de La Momia...)
  12. Referencia a Chūnibyō Demo Koi ga Shitai!, serie en la que sus protagonistas son chicos de instituto que sufren del síndrome del 8º curso (Chuunibyo) y actúan como si poseyeran poderes demoniacos mientras continúan su vida escolar. Más Información
  13. Por si no ha quedado claro... dobles sentidos.
  14. A juego con Perro Rabioso, Perro Guardián... Y básicamente le está diciendo que es un perdedor.
  15. Referencia a muchos mangas en los que los personajes se van un tiempo a entrenar a sitios recluidos, o donde el tiempo transcurre más rápido...
  16. Referencia a la frase que le dedica Hachiman Hikigaya a Saika Totsuka, su adorable bellísimo y andrógino compañero de clase cada vez que le dedica una sonrisa. Más Información Imagen Ejemplo de Totsuka
  17. Seguramente referencia a muchos juegos de rol en el que un personaje guerrero, bárbaro o similar, aumentan su daño cuanta menos vida tenga.
  18. En el original hablaban de Shogi, que es una versión japonesa del ajedrez con reglas distintas.
  19. Déjà vu: expresión francesa que representa una sensación o emoción causada por una situación que sientes que has vivido con anterioridad. Más Información
  20. Imagen Ejemplo
  21. Recordemos que en este mundo, no los llaman elfos como tal, sino que el protagonista los llama así, y el autor lo indica entre paréntesis.
  22. Más que probable referencia a la gran cantidad de series de Baseball ofrecidas por Mitsuru Adachi u otros mangakas, en los que junto con escenas de deporte, los personajes poseen una gran carga en lo referente a la serie, generando a menudo escenas de triángulos amorosos. Si alguien conoce la serie exacta, que nos lo diga en Facebook.
  23. Donna Donna: canción sobre un ternero siendo llevado al matadero. Vídeo
  24. Referencia al Romancing SaGa, un viejo RPG en el que aparecía un hombre-lagarto. Más Información (ENG)
  25. Aqua Road / Vía Marítima / Camino Acuático
  26. Mareo en barco/Cinetosis: el oído dice que existe movimiento de balanceo mientras que la vista dice que no hay balanceo, y esta información contradictoria afecta a los nervios produciendo sudores fríos, palidez, malestar general, vértigo, náuseas y por último vómitos. Más Información
  27. Referencia a la leyenda del Rey Arturo basada en cuentos folclóricos ingleses del medievo en el que un niño, Arturo, guiado en parte por un poderoso mago, Merlín, es llevado ante Excalibur, la espada en la piedra, puesto que aquel que consiga sacarla de la piedra en la que está clavada se convertirá en el rey de los ingleses. Más Información
  28. Merlín: Parte de la leyenda del rey Arturo y figura que aparece en varias obras celtas, suponiéndose que podría ser un título más que un nombre de persona, cercan a la idea de druida. Más Información
  29. Santo Grial: Dícese de la copa que usó Jesucristo (cristianismo) al repartir el vino con sus discípulos en la última cena. Existen varias leyendas y mitos sobre que se podría obtener la vida eterna al beber de él, se comenta que fue buscado por el Rey Arturo y hasta por personajes famosos como Hitler. Más Información
  30. Gawain: Sobrino de Arturo y uno de los miembros de la mesa redonda. Más Información
  31. Batalla de Camlann: Legendaria guerra entre la facción del rey Arturo contra la de sir Mordred donde, según cuenta la mitología artúrica, murieron ambos, Mordred por la mano del rey Arturo y el rey Arturo, más tarde, tras ser herido de gravedad por Mordred. Más Información
  32. Referencia a ´Kamen Rider Stronger’, un programa de televisión japonés transmitido por TBS y MBS del 5 de abril de 1975 al 27 de diciembre de ese mismo año, contando con un total de 39 episodios. Más Información.
  33. (Término original)Bodhisattva: término budista que se refiere a personas que se han embarcado en la senda de Buda dedicados a encontrar el beneficio del conjunto de la sociedad. La palabra está compuesta por las raices Bodi (conocimiento supremo) y sattva (ser). Más Información
  34. Tehepero: onomatopeya usada en Japón para describir que has cometido un error (queriendo) y te han pillado, normalmente en los chats japoneses, al escribir esas sílabas se cambia automáticamente por emoticonos. Imagen Ejemplo Vídeo Ejemplo
  35. Buscamos un nombre opcional para esta raza, suena mal....
  36. Referencia a muchos RPG en los que algunos objetos del mapa que no destacan especialmente pueden esconder objetos, como barriles, armarios, cajones... Y al mismo tiempo, otros juegos en los que algunos objetos de historia o misiones secundarias están ocultos sin resaltar de ninguna forma en medio de una sala.
  37. Recordemos que Dios no está en este lugar todavía.
  38. Referencia a Hokuto no Ken (Puño de la Estrella del Norte). [es.wikipedia.org/wiki/El_Puño_de_la_Estrella_del_Norte Más Información] Imagen Ejemplo
  39. Marimo: Especie de alga japonesa con forma redonda y de un tono intenso de verde. Si buscas marimo en google encontrarás muchas imágenes de Zoro de One Piece, por lo que quizás sea algún tipo de referencia. Más Información (ENG)
  40. Parecía una referencia literaría pero no encontré el original, por lo que la sustituí por otra referencia que suena correcta para la situación. Extracto de la canción La danza de los Malditos del grupo Punk Los muertos de Cristo. Más Información
  41. Ka'non-sama / Guanyim / Diosa de la Misericordia: Diosa del Budismo, relacionada con la misericordia y la compasión. En una de sus leyendas, se dice que juró no descansar hasta que todo ser que fuera parte del círculo de la reencarnación acabara saciada de dolor y pena. Más Información
  42. Shangri-la: lugar ficticio de la literatura inglesa (Horizontes Perdidos), en la que se describe el Shangri-la como un paraiso perdido en el Himalaya descubierto por unos exploradores. A partir de la expansión de la novela popularme, se utilizó la expresión Shangri-la para referirse a paraisos terrenales. Más Información
  43. Referencia a Jojo's Bizarre Adventure, aunque no la entendemos bien, y tampoco conozco mucho de la serie, le he dado una explicación básica debido a lo que he leído en la wiki de Jojo's pero no sé hasta qué punto es correcta. Más Información (ENG)
  44. Referencia a muchos juegos en los que un personaje, tras cumplir requisitos puede elegir una profesión superior a la que posee. En algunos casos, este cambio de profesión altera sus atributos, mejorando aquellos en los que la clase sea especialmente buena (magia para los magos, vida para los tanques, daño para los DPS...)
  45. OP: En este caso, Oppai Power (poder de pechos), tetonalidad... llamadlo como queráis.
  46. Referencia al prólogo en el que le echaron de su casa con una sudadera ensangrentada, con la que no sabía como ir a comprar ropa o buscar trabajo con esas pintas.
  47. Siguiendo el chiste del omake la respuesta correcta hubiera sido: "Matar monstruos".
  48. Imagen publicitaria de perros con forma de alubia/frijol... con los que se han dibujado varios personajes. Imagen Ejemplo
  49. En el original actúa de una forma femenina haciendo referencias a historias japonesas sobre infidelidades en las que la mujer se intentaba defender con líneas similares.
  50. Mofumofu: onomatopeya japonesa que se utiliza para darle nombre a una sensación acolchada, como la de un peluche suave. Más Información (ENG)
  51. Seiju es sagrado/santo/venerable/venerado (sei) animal/bestia (ju) y hemos optado por santo feral aunque si preferís otra opción, decidla en el hilo del capítulo. Las que recomiendo son animal sagrado o bestia santa. Editado: cambio a bestia santa por votación. (18/05/2015)
  52. Seguramente sea una referencia al personaje de Kinnikuman, Jerónimo (Geronimo en inglés/japonés), que tenía una técnica que era un potente grito de batalla que podía empujar personas y romper piedras. Más Información (ENG) Vídeo Ejemplo
  53. En inglés utilizan Gyes, que es el nombre inglés de un Hecatónquiros hijo de Hera y Urano, que se aleja muchísimo de la pronunciación japonesa, Gyuesu; por este motivo, y para que al menos compartan el número de sílabas hemos optado por Gyges que es otra forma de escribir Gyes además de que es el nombre de un rey en la antigüedad. Giges/Gigas seguirían siendo correctos en español, pero la Y encaja con el nombre de Ghyslaine, con quien comparte la primera sílaba. Más Información (ENG)
  54. Imagen Ejemplo
  55. Onii-san: forma respetuosa de dirigirte a alguien que no conoces, que tenga una edad como para ser tu hermano mayor (significado del término)
  56. Hikikomori: Persona que evita relacionarse con la gente y no sale de su cuarto, a menudo fruto de eventos socialmente desastrosos en su vida. Más información
  57. NEET/Not in Education, Employment nor Training/NiNi/Ni Estudia Ni Trabajo: término extendido para representar aquellas personas que no se encuentren estudiando, ni trabajando. Más Información
  58. Ludeus + desnudos femeninos + prisión = hentai + tentáculos.
  59. onee-san: termino japonés usado para referirse a mujeres que no conoces pero que tienen una edad cercana a la tuya, aunque mayores que tú. El termino significa principalmente hermana mayor.
  60. El advenimiento se acerca.
  61. Improvisado
  62. Referencia directa a la serie Kaiji, en la que una persona que se encuentra en la ruina se ve obligada a participar en apuestas para poder saldar sus deudas. En una de las sagas, varios concursantes deben de cruzar una viga de acero de 25 metros de largo, el primero en llegar a la meta ganaba 25 millones de yenes y el segundo 10. Más Información
  63. Posible referencia a Hokuto no Ken, es probable que se refieran al coronel Charles de Guise de Souten no Ken debido a que tienen pronunciación parecida (giisu → giizu)
  64. No entendíamos la referencia ni encontrábamos imágenes al respecto, así que hemos decidido poner algo similar. Imagen Ejemplo
  65. Todavía recuerdo los graciosos momentos con Sylphy cuando se pensaba que era un chico.
  66. Recordemos que TODOS los Greyrat sufren/tienen algún tipo de fetiche sexual, el de Paul y Ludeus es con las tetas grandes y el de los Boreas (Philip, Sauros y Eris) con la raza feral en general. Es posible que sea debido a alguna maldición como veremos más adelante, en otros personajes.
  67. Dogeza: Posición de postración para solicitar algo, ya sea ayuda o el perdón por alguna acción concreta, dejando a un lado la preocupación por la imagen propia de uno, se considera en parte un acto de humillación propia para aceptar el error o la posición de inferioridad. Imagen Ejemplo
  68. Modificado de Terusena por Tersena debido a que la búsqueda en google me dio resultados.
  69. Greyrat => Rata Gris
  70. Gesto muy usado en manga y anime en el que una persona se le agita la respiración y se le ensancha la nariz para representar que se está motivando sexualmente. Imagen Ejemplo
  71. Nombre directamente sacado del juego Tower of Savior/Torre del Salvador. Referencia Vídeo Ejemplo Juego
  72. Referencia al torneo que hizo Cell/Célula en Dragon Ball Z; en el que creó un cuadrilátero en medio de una zona desértica e hizo un llamamiento a través de las noticias mundiales para atraer a los guerreros más poderosos (Je... Mr. Satan...).
  73. Referencia a la película de Doraemon Nobita en su gran aventura por el inframundo en la que tras pedir el deseo de poder usar magia, todas las personas en el mundo fueron capaces de utilizar el hechizo Chin Kara Ho i(ちんからほい) para poder utilizar sus poderes.
  74. Cool: chachi, chido, dabuten, de puta madre... y Kool es la forma Cool de decirlo, suena bastante irónico, la verdad.
  75. Juego de palabras japonés, basado en la fonética de los números en inglés. Wan=>Uan=>One=>1 Chu=>Two=>2
  76. NTR/Netorare/Pérdida de pareja: Evento en el que ya sea una infidelidad, o que tu pareja prefiera estar con otra persona, pero el protagonista ve como se la arrebatan/la pierde; la finalidad de estas escenas es hacer sentir al espectador la sensación de impotencia que sufre el protagonista. Es algo que se está volviendo bastante popular a su manera.
  77. BowLingual: Es un traductor Perro-Hombre que se empezó a comercializar en 2002, que permite adaptarse a un perro concreto e intentar interpretar sus ladridos para luego ver en la pantalla a lo que se refiere. No parece muy fiable según la Wikipedia. Más Información (ENG)
  78. Recordemos qeu Ludeus estuvo sintiéndose muy libre en el capítulo del apartamento no-cost.
  79. Referencia a una escena literaria japonesa muy usada por mujeres feudales que decían eso mientras sus maridos se ponían cariñosos delante de otras personas. Sale en casi todas las series, vaya.
  80. Nocino: licor marrón oscuro pegajoso originario de la región de Emilia-Romaña (norte de Italia). Se elabora con nueces verdes maceradas en alcohol, y tiene un sabor aromático pero agridulce. Puede prepararse en casa, estando también disponible comercialmente embotellado. Las versiones industriales suelen tener un 40% de alcohol por volumen, u 80 grados. Más Información
  81. Stallion/Semental: Caballo no castrado con gran cantidad de testosterona e instintos agresivos y reproductivos. Más Información
  82. Nekomimi: término japonés para describir a una persona o personaje que tiene orejas de gato, por lo general, acompañados de una cola y actuando como un gato. Dejémoslo en que es un fetiche para algunos japoneses...
  83. NEET: Not in Employment nor Education nor Trainning, persona que no estudia ni trabaja ni busca trabajo.
  84. No conocemos el sexo de Bestia Santa, pero como la llaman de esa forma, están usando el femenino a la hora de hablar de ella.
  85. Posible referencia a personajes como dragones o reyes demonio que habitan en algún castillo, cueva... y al que héroes vienen para vencer simplemente para ganar fama o conseguir riquezas.
  86. No estoy seguro de que se haya notado, pero supuestamente en Japón, personas sensibles sienten un escalofrío cuando alguien quiere matarte estando cerca tuyo, parecido al sentido arácnido de Spiderman. En este caso, dejaron de hablar bajo y Eris se enteró, cuando la conversación habló de cosas picantes, se enfadó MUCHO, y Minitona y Ludeus se dieron cuenta, que era a quienes iba dirigido ese odio.
  87. Esto es un tanto oscuro, pero Ludeus a menudo le echa la culpa a Ruijerd (en sus pensamientos) cuando le acusan de excitarse con niñas. Echad un vistazo a los entrenamientos secretos de Ruijerd y Eris en Puerto Brisa.
  88. Danna: forma en desuso japonesa para llamar a un patrón, dueño, amo, maestro o amante, según contexto. Más Información (ENG)
  89. Clímax/¿Acmé?: Momento de mayor tensión y esplendor, normalmente en el momento en el que los problemas no pueden acumularse más hasta que empiezan los momentos én los que los protagonistas comienzan a solucionarlos. Más Información
  90. Karma: Expresión religiosa que aparece en varias religiones orientales, en las que una acción tiene una consecuencia, y el Karma es la ley que conlleva que las buenas acciones serán recompensadas mientras que las malas acciones encontrarán su castigo; aunque varía de religión a religión. Más Información
  91. Referencia a una reacción bastante popular en anime y manga para representar lo bueno que es alguien cocinando. Imagen Ejemplo (último panel)
  92. Referencia a unas galletas para perro que le encantaban a Scooby Doo y con las que conseguía que hicieran cosas que no quería. Vídeo Ejemplo (ENG)
  93. Uno de los que aprendió Ludeus en el volumen 02, es el que se habla en el continente Begarit.
  94. Nombre temporal mientras se termina la encuesta que estamos haciendo en FB. Enlace
  95. Referencia a Air Master, serie centrada en peleas callejeras en las que el protagonista, un antiguo gimnasta acaba entrando en un ranking en la que los luchadores buscan rivales dignos y superarse. Más Información (ENG)
  96. Yukata: Vestimenta típica japonesa hecha de algodón. Se usa principalmente para el verano o estaciones cálidas. Es mucho más ligero que el kimono porque no tiene la capa que cubre normalmente a este y porque no es de seda. Más Información
  97. Sakura/Flor de Cerezo Japonés: Es uno de los símbolos más conocidos de la cultura japonesa. También se nombra sakura a tres especies de plantas del género Prunus. Más Información
  98. Baños Mixtos: Término bastante usado en las aguas termales japonesas que permiten básicamente que hombres y mujeres puedan darse un baño en la misma habitación; por lo general es para familias.
  99. Referencia a To Aru Majutsu no Index, serie en la que el protagonista posee una habilidad en su mano derecha que elimina cualquier efecto mágico o psíquico, incluida la bendición divina (suerte) por lo que a menudo le ocurren problemas de todo tipo y acaba diciendo la frase fukoodah (qué mala suerte)
Ir al Volumen Anterior Volver a la Página Principal Ir al Volumen Siguiente