Mushoku Tensei Spanish:Volume 07 Chapter 63.50

From Baka-Tsuki
Jump to: navigation, search

Esta traducción ha sido realizada a partir de la versión inglesa encontrada en la siguiente página (enlace) realizada por World Three.

Traducido por Sergiocamjur (talk) 00:38, 28 October 2015 (UTC)

[edit]

"Me encanta bailar con mujeres, pero odio cuando ellas me hacen bailar en la palma de su mano."

Como imaginaba, 2 Dimensiones son suficientes.


Autor: Ludeus Greyrat

Traductor: Jean RF Maggot[1]

1ª Parte[edit]

Un bosque rodeaba por completo 3 carruajes que atravesaban la solitaria carretera por mitad de la arboleda a paso acelerado.

El nombre de ese bosque era conocido como La Barba del Dragón, y se encontraba entre la frontera norte de Asura y la cordillera de la Mandíbula Superior del Dragón Rojo, que era una de las cordilleras que dividían el continente central completamente junto a la Mandíbula Inferior del Dragón Rojo.

El reino de Asura se encontraba rodeado por estas 2 cordilleras donde habitaban los Dragones Rojos, pero entre la frontera norte y la Mandíbula Superior existía un bosque, que recibió el nombre de la Barba del Dragón.

Este bosque estaba habitado por gran cantidad de monstruos que residían en su interior, motivo que llevó al reino de Asura a construir una enorme muralla que separara su frontera del bosque, evitando así posibles ataques de esos monstruos.

Esta muralla permitió al reino de Asura ahorrarse gran cantidad de oro en misiones de supresión que redujeran la amenaza del bosque; pero a su vez, llevó a que la población de monstruos en ese bosque creciera sin control, al igual que se instalaran en él criminales buscados buscando huir del reino.

Por este motivo, pocos se atrevían a cruzar los caminos que atravesar el bosque, pero aun siendo pocos en números, seguían existiendo viajeros que se arriesgaran a la travesía; como por ejemplo, mercaderes con asuntos urgentes en el norte provenientes de Asura, como es el caso de la persona al cargo de la caravana.

Se trataba de un comerciante prometedor llamado Blune que se había ido ganando fama en los último año, permitiéndole su acceso reciente en el gremio de comerciantes. En estos momentos, Blune se encargaba transportando 2 carruajes enteros de bienes en dirección a la zona norte del continente central desde Asura; y el valor de sus mercancías era tal, que si la perdiera por cualquier motivo, ya fuera un ataque de monstruos o de bandidos, sufriría tales pérdidas que lo mejor que podría hacer sería ahorcarse él mismo.

Cuando todavía era un simple orgulloso y trabajador comerciante ambulante, podía contar con sus habilidades con la espada para proteger sus bienes y su propia vida; pero habiendo ascendido el nivel de sus ventas, las mercancías que transportaba era increíblemente superior, al igual que el peligro.

Llegado a este punto, ya era imposible valerse por sí solo para proteger la caravana, pero también se podía permitir contratar guardaespaldas que le protegieran a él y a otros pasajeros que quisieran unirse a sus viajes, todos estos situados en la caravana trasera no demasiado alejados de él.

Los guardaespaldas de su caravana eran un grupo de 5 aventureros conocidos como Counter Arrow[2] que se habían asentado en Asura. Los viajeros que se habían sumado al viaje eran 2 espadachines que buscaban mejorar su habilidad en combate y un mago joven con aspecto melancólico vestido con un manto gris.

Los viajeros no son guardias como tal, pero si nos atacaran, sus vidas estarían en peligro y pelearían, como mínimo para proteger su propio cuello. No hubiera aceptado que vinieran de no ser por contar con su ayuda.

El mago tristón..... dijo llamarse Ludeus Greyrat, e iba sentado casi como si se hubiera dejado caer en su asiento y siguiendo el vaivén del carruaje con la mirada perdida hacia el cielo y la boca entre abierta. Sus ojos estaban perdidos, apagados y sin un solo aliento de vida; su corazón igual de apagado, como si estuviera literalmente vacío por dentro. Como si hubiera perdido su alma hace tiempo.


2ª Parte[edit]

No siento nada, un vacío existencial enorme. ¿Qué hago con mi vida ahora? ¿Acaso hay algún motivo para seguir viviendo? No se me ocurre nada, lo único que sé es que lo único que siento en mi interior es un enorme vacío. Un 0 a la izquierda, eso es lo que soy. Estoy tan vacío por dentro como el mismísimo espacio.

Viendo al joven mago, parecía que su alma gritaba a todo pulmón esas palabras al mundo, haciendo su increíble depresión aparente.


"Haaaah..."


Ese mismo mago dejó escapar un prolongado suspiro.

Y es que con el aura que le envolvía, había conseguido él solo que el interior del carruaje se cargara de un ambiente insoportable.


"Eh, tú, llevas un rato suspirando. ¿Qué te pasa?"


Una de las mujeres que iba en el carruaje con el chico le dirigió la palabra. Se trataba de una de las miembros del grupo de aventureros Counter Arrow, y lo más característico en su apariencia era su piel oscura y las rastas de su pelo. La mujer llevaba equipada una coraza y unos guanteletes que aun siendo ligeros, era excesivo para un espadachín, por lo que seguramente se tratara de una guerrera.

En respuesta a las palabras de la mujer, el joven levantó lentamente su cabeza y le sonrió... lo que hizo que la guerrera se sorprendiera. El motivo de esta sorpresa fue la sonrisa del muchacho, que aunque seguramente intentara mostrarse ameno, lo cierto es que carecía de alma en el gesto, haciéndole parecer más la sonrisa de un muñeco de porcelana.


"¿De verdad he suspirado tanto? Lo siento, aunque no te preocupes, no me pasa nada."


El tono de su voz era agradable, pero su mirada seguía igual de vacía que hasta ahora, haciendo que sus facciones contrastaran muchísimo con sus palabras.


"Ya veo, pero dime, ¿por qué estás viajando al norte?"


La guerrera seguía intentando hablar con el muchacho, quizás porque se esperaba que la ignorara pero acabó respondiendo a su pregunta.


"¿Eh? ¿Qué por qué? No te entiendo."

"Porque está claro que eres un mago, pero... todavía eres un crío, ¿no? ¿No te parece un poco pronto para irte de aventuras? Apenas habrás salido de la escuela de magia."


El chico de mirada perdida tenía el aspecto de un joven de 12 años, puede que como mucho 13. Todavía no podía ser considerado un hombre.

Pero el chico, al verse interrogado con tanta pregunta, sin cambiar su aspecto infantil, cambió su expresión a una medio sonrisa.


"Esto... No tengo por qué responderte a eso, ¿no crees?"


Las palabras del muchacho mostraban un claro intento de zanjar la conversación. Estaba claro que no le apetecía hablar con nadie y que tan solo estaba esperando que el carruaje llegara a su destino de una vez.

Por lo general, sus palabras ofenderían a cualquiera, aunque también existe una ley no escrita entre viajeros de no entrometerse demasiado en las vidas de los demás; por lo que la respuesta general en estos casos es desentenderse del tema, encogerse de hombros y pasar a otra cosa. Y esto es lo que la mujer con rastas iba a hacer hasta que...


"¡¿A qué viene esa actitud?! ¡Suzanne solo intentaba ser amable!"


La chica rubia que iba sentada junto a la mujer de rastas no parecía querer dejar pasar las palabras ofensivas del mago; lanzándole esas palabras a Ludeus indignada por lo que había ocurrido.

La joven rubia tenía un aire autosuficiente, e iba vestida con ropa ligera, similar a la de un espadachín; pero a su espalda no llevaba una espada, sino un arco. Por su aspecto físico, se podría decir que tenía 15 años, y por lo tanto era mayor que el mago, pero no parecía conocer las costumbres entre viajeros.

La respuesta del chico fue girarse para observar a la joven que le había gritado tan repentinamente, mantenerle la mirada unos segundos y desentenderse finalmente agotado por la situación.


"No pasa nada, Sara, el chico no busca problemas, es solo que es un poco más directo de lo normal."

"Pero Suzanne, llevas preocupada por él desde ayer, diciendo que parecía deprimido por algo y que querías intentar ayudarle. Y ahora que le intentas hablar va y te-"


Así que la chica con trenzas se llama Suzanne y la otra es Sara...

El joven mago, aun habiendo apartado la vista, seguía lanzando miradas furtivas en la dirección de la pareja de chicas, debido quizás a la curiosidad por su conversación, pero la sonrisa que había usado antes para responder había desaparecido, y mostraba ahora una expresión más oscura.

Era imposible saber lo que pensaba, pero pasados unos segundos, abrió la boca para participar en la conversación, usando nuevamente ese tono de voz alegre que tanto contrastaba con su expresión hasta el punto de preocupar a quién le oyera.


"Si tanto quieres saberlo, voy hacia el norte para buscar a mi madre, que desapareció en la Catástrofe Mágica de la provincia de Fedora."

"Oh..."

"La provincia de Fedora..."


Al escuchar sus motivos, las 2 mujeres se mostraron contrariadas y arrepentidas por excederse.


La Catástrofe Mágica que abatió la provincia de Fedora, fue una terrible teletransportación a gran escala, que impactó a todo el reino de Asura haciendo que innumerables personas desaparecieran y acabaran esparcidas por todo el mundo, al igual que toda construcción de la provincia desapareciera completamente.

Counter Arrow, al escuchar sobre la desaparición de la provincia, ayudaron cuanto pudieron en la restauración de la misma en varias misiones del gremio de aventureros, y en varias ocasiones, encontraron a varios de los ahora refugiados del campamento provisional que habían montado en la ahora devastada provincia.

Pensándolo ahora, la expresión del joven era idéntica a la de esos refugiados. Desesperación a flor de piel que se podía observar a simple vista de aquellos que habían perdido a sus amigos, familias y hogares.

Suzanne comprendió que no debía haber preguntado al muchacho por sus preocupaciones en ese momento, hecho que se dejaba leer en su rostro.


"Aun así... ¿Qué derecho tienes a ser tan maleducado?"


El enfado de Sara aun no había desaparecido, pero el joven mago no le prestaba la menor atención, habiendo cerrado de nuevo su boca y apartado la mirada.

La conversación solo había conseguido que el ambiente en el carruaje se volviera aun más cargado, hasta el punto de que los viajeros que iban en la caravana se sintieran incómodos e inquietos.


"¿Y cómo planeas buscarla? Las tierras del norte son muy extensas."


Suzanne continuó su interrogatorio comprendiendo que se estaba metiendo donde no la llaman, pero intentando suavizar el cargado ambiente que envolvía el carruaje. El chico la observó con una expresión que claramente decía ¿Y sigue preguntando? y volvió a esbozar esa falsa sonrisa de antes.


"Imagino que... lo pensaré conforme vaya viendo la situación."

"¿Y tienes algún destino en mente? ¿O tienes algún amigo o familiar por la zona? Ya sabes... es peligroso viajar solo."

"..."


En ese momento, el chico comprendió que Suzanne no tenía intención de dejar de hablarle.

Me gustaría terminar el viaje en silencio... pero si soy demasiado cortante, seguro que la pequeñaja esa se pone a gritar.

Sin dar respuesta a parte de una negativa con su cabeza, Suzanne continuó.


"En ese caso, ¿qué te parece si te cuento lo que sé sobre la zona norte? Es mejor que moverse sin nada de información, ¿no te parece?"

"Haaah...................... como quieras."


Alargando un suspiro, finalmente respondió a la mujer de rastas, aunque en su cara se leía que no estaba especialmente ilusionado en escuchar lo que tuviera que decir.

Por su cara, está claro que no se va a querer callar, y me agota tener que estar respondiéndole a cada rato, así que mejor escucho lo que tenga que decir hasta que se quede tranquila.


"Perfecto, pues prepara esas orejas y escúchame bien."


Suzanne, aceptando era un buen comienzo, se puso a hablar.


"La zona norte del continente central, está situado al norte de Asura, pasando la Mandíbula Superior del Dragón Rojo. La mayoría de esos terrenos son tundras desoladas de casi toda vegetación, aunque sin llegar al nivel del continente demoniaco."

"El motivo de esa falta de vegetación es que durante 1 tercio del año, toda la zona está cubierta completamente de nieve, por lo que la mayoría de cultivos no resisten el clima, llevando a que la zona en su totalidad sea bastante pobre; motivo que desata innumerables conflictos armados para saquear los pocos alimentos disponibles."

"No solo eso, también había gran cantidad de demonios pululando por las tierras, siendo además de mayor rango que los monstruos que pueden encontrarse en el reino de Asura. Por este motivo, varios espadachines y aventureros experimentados acaban llegando a este lugar para entrenar o buscar fortuna."

"Pero aun en estas tierras yermas, algunos países han conseguido prosperar y se han aliado en lo que es popularmente conocido como el Triunvirato Mágico."

"Este Triunvirato está formado por el reino de Ranoa, donde se encuentra la mejor Universidad de Magia del mundo; el reino de Neris, donde se han especializado en la creación de objetos mágicos; y el Ducado de Basherant, donde realizan grandes investigaciones sobre magia."

"Juntos, componen una alianza dedicada exclusivamente al desarrollo de la magia, y es gracias a ese desarrollo por el que han sido capaces de prosperar en esta zona del continente. Y mi grupo y yo, ahora que somos de rango B, estamos teniendo problemas para encontrar trabajo en Asura, y por eso nos dirigimos hacia allí."


La conversación continuó durante un tiempo, pero aun con toda esa información, Ludeus no tenía todavía un destino en mente, al no saber exactamente por cuál de los 3 países comenzar su búsqueda.


Notas del traductor y Referencias[edit]

  1. Ni idea de si es el autor de la traducción inglesa o de verdad alguien tradujo las palabras de Ludeus Greyrat, no entiendo bien esta sección.
  2. Counter Arrow/¿Anti-Flechas?/¿Saeta del Contraataque?
Ir al Capítulo Anterior Volver a la Página Principal Ir al Capítulo Siguiente