Mushoku Tensei Spanish:Volume 09

From Baka-Tsuki
Jump to: navigation, search

Volumen 09 - Adolescencia - Época de Celo

Mushoku9 01.jpg

Esta traducción ha sido realizada a partir de la versión inglesa encontrada en Baka-Tsuki.

Traducido por Sergio Campos.

Editado por Sergio Campos, Dacosa y Khail13

Contents

Capítulo 76 - El Secreto del Joven Prodigio - 1ª Parte[edit]

1ª Parte (POV - Cliff)[edit]

Me llamo Cliff Grimoire, y aunque cueste creerlo, soy nieto del mismísimo Papa de la Iglesia Milis.

Además, aunque todavía soy joven, poseo un claro talento para la magia; hasta el punto de que podría considerárseme un prodigio. Por otro lado, no puedo negar que poseo un temperamento difícil de contener, pero eso se debe principalmente a que muchos de mis compañeros no comprenden la diferencia entre nuestra habilidades. Y digamos que esto ha llevado a que me sienta un poco solo en la universidad, aunque nada importante teniendo en cuenta lo borregos que son la mayoría de estudiantes de la misma.

Sé que tengo talento, pero comprendo que solo con eso no es suficiente para triunfar, y nunca olvido que el esfuerzo es igual de necesario e importante. Quizás por esto, hay algunos profesores que aunque no soporten que un niño les supere, al menos me respetan; por mucho que este respeto no signifique nada para mí.


Este año cumplí los 16, implicando con ello que el año pasado me convertí en un hombre a ojos del mundo, aunque no hubiera ningún conocido que viniera a celebrarlo conmigo. No obstante, entiendo esto como algo normal, ya que el motivo por el que vine a la Universidad de Magia de Ranoa fueron las luchas internas por el poder entre las facciones de la Iglesia Milis; lo que me llevó a alejarme de todos a los que conocía.

Esta retirada se debió a que hace unos años, hubo un intento fallido de asesinato contra la Miko de la Orden del Templo, orquestado por la facción que apoya al Papa, mi abuelo. El fallo en este acto conllevó que la lucha por el poder se intensificara enormemente; y para que la vida de su nieto no corriera peligro, mi abuelo decidió mandarme lejos de los conflictos, al reino de Ranoa.


"Cliff, posees un enorme talento, pero es necesario que observes el mundo con tus propios ojos."


Con esas palabras, el Papa se despidió de mí. Pero con esas palabras comprendí que el Papa esperaba resultados de mí, como era de esperar.

Puede que Eris me hubiera vencido, pero eso no cambiaba que fuera un prodigio.

Tras un largo viaje, por fin llegué al reino de Ranoa para encontrarme una tierra yerma tanto en los terrenos como en sus gentes. La comida no estaba a la altura de mi paladar, el invierno era casi constante y la población local era incapaz de comprender mi grandeza; aunque eso no consiguió que dudara de mi talento.

Soy un Estudiante Privilegiado, el nieto del Papa, soy el futuro líder de la Iglesia Milis... ¿Qué sabrán ellos?


Pero en mi primer año en la Universidad, ocurrieron 2 eventos que hicieron tambalear mi confianza.

El primero fue un joven llamado Zanoba Shirone, que resultó ser un Miko, un niño bendito, un Hijo de Dios; y como tal, Dios le había hecho entrega de una bendición acorde.

El chico en cuestión no parecía ser excesivamente sensato, pero su habilidad, su fuerza... ese era otro cantar... Se le había visto levantar a una persona 3 veces más grande que él con una mano y sin esfuerzo antes de lanzarla por los aires.

Y alguien con esa bendición se encontraba en la misma universidad que yo aprendiendo magia, centrándose únicamente en magia de Tierra.

Sus avances eran torpes y lentos, pero me costaba comprender por qué un Hijo de Dios sentía la necesidad de aprender magia.

Desde tiempos inmemoriales, la magia ha sido la respuesta de los débiles humanos de imitar la grandeza de los dioses; en ese caso, ¿qué motivos tendría un niño bendito con la fuerza de Dios para aprender algo tan innecesario para él como la magia?

Con esta duda, no tuve más remedio que acercarme a él para saciar mi curiosidad.


"¿Por qué estás aprendiendo magia?"

"Porque requiero de la magia para obtener lo que deseo."


Tras decir esto, Zanoba me mostró una caja de la que sacó una muñeca. Sobre esa muñeca me contó laaaaargo y tendido toda información de la misma y de la que solo pude comprender la mitad, al ser necesaria locura para comprender a este hombre.

Lo que sí comprendí de las palabras del joven es que la muñeca era algo maravilloso, aunque solo lo fuera para el joven Miko.


"¡Me convertí en el discípulo del creador de esta escultura y mi deseo es poder expandir sus fantásticas obras de arte por todo el mundo! Por este motivo, es necesario que sea capaz yo mismo de poder darles vida con mis propias manos.

"¡Si no comprendiera los principios básicos de este proceso en mi próximo encuentro con Shishou, no me atreveré a mirarle a los ojos! Aunque claro, mentiría si dijera que no me gustaría crear estas obras de arte por mí mismo."


Así que ese es su... Sueño.

Hacía años que acabé desestimando mi sueño de convertirme en aventurero, ya que había comprendido que mi futuro estaba en la Iglesia Milis.

Pero vaya, siendo un Miko que carga con todas las esperanzas de su país a su espalda y cuyo futuro será totalmente dictado por el rey de Shirone... Me sorprende que este joven... que este hombre, no haya perdido aún sus esperanzas ni su sueño.

Imagino que pensando que podría llegar el día en que por motivos del destino la libertad para hacer con su vida lo que desee, esforzándose ante entonces, apostándolo todo a una minúscula oportunidad... Es un hombre digno de respeto.

Aunque Cliff comprendía que no sabía demasiado sobre Shirone o Zanoba, esto era lo que su sentido común le dictaba. Sin entender en qué aspectos de su conclusión se podía estar equivocando.


"¿Y qué clase de persona es tu Shishou, Zanoba?"

"Es un gran hombre conocido como Ludeus Greyrat."


¡¿LUDEUS GREYRAT?!

El impacto de escuchar ese nombre de boca de un hombre digno de respeto me causó una impresión indescriptible; y es que desde el día que Eris le rechazó ante su propuesta de matrimonio, el nombre de Ludeus Greyrat se había quedado grabado en su alma. Esperando no volver a saber de él.

Tardé varios días en superarlo.


Mi segunda gran sorpresa en la universidad fue originada por un senpai.

Y es que no hacía falta decir que estaba claro que yo era el mago más poderoso de toda la universidad, por mucho que comprendiera que si se incluía el combate cuerpo a cuerpo, Eris le vencería sin problema.

Pero era fácil de comprender que como mago no tengo rival, soy un prodigio, y los que venían a estudiar aquí eran simples aprendices. La diferencia de habilidad era tan abismal, que incluso conocía más hechizos que los mismísimos profesores; lo que me llevó a aceptar mi posición como el mago más poderoso del campus.

Este pensamiento lo mantuve durante 2 meses desde mi graduación, hasta que surgió un conflicto con las chicas de la raza feral que según se rumoreaba eran las más fuertes del centro.

¿Cómo comenzó el combate exactamente...? Creo... que quizás me excediera con mis palabras... pero, en aquel entonces esas 2 estaban más tranquilas, así que no sé qué llegué a decirles para hacerlas enfadar, pero la cosa es que tuvimos una pelea...

El combate se me quedó grabado en la mente, al ver como Pursena fue capaz de defenderse de mi hechizo de nivel Avanzado con un hechizo de nivel Básico, tras lo que consiguió detenerme completamente con una magia extraña, tras lo que Rinia se lanzó contra mí y me dio una paliza en público.

Sufrir semejante vejación pública fue demasiado para mí, por lo que me permití llorar una vez cuando por fin estuve en la intimidad.

Pero claro, como había sido un 2 contra 1 es normal que me vencieran, no podía haber hecho nada para evitarlo.

O eso pensé hasta que un día un senpai venció a las 2 chicas en solitario; lo que me llegó a que me tragara nuevamente mis palabras en semejante impresión como para llorar nuevamente esa noche en mis aposentos.

Tras estos hechos, comprendí que siempre habría alguien más poderoso; y he de agradecerle a este centro por enseñarme este hecho, junto con que ser capaz de usar hechizos de mayor rango no te convierte inmediatamente en alguien superior.


Y pasaron los años y entonces, ÉL apareció... lo que llevó a que me llevase 2 nuevos shocks mayores incluso.

El primer gran impacto que causó Ludeus Greyrat fue debido a su actitud cuando apareció en la universidad.

Era un pobre diablo sin ningún tipo de confianza en sí mismo, vestido casi con harapos de lo que antiguamente sería un manto gris. Cada vez que se presentaba ante alguien se rebajaba a saludar inclinando su cabeza ante todo el mundo con un toque casi servicial; y cada vez que veía una falda no apartaba la vista de la dueña... En definitiva, no tenía ninguna mota de honor.

Ese aspecto se alejaba demasiado de mi idea de la persona que tanto Eris como Zanoba me habían ido describiendo.

No puede ser él... Tiene que ser alguien con el mismo nombre.

Pero Zanoba le llamó Shishou y reaccionó al nombre de Eris, así que no había duda, este crío mugriento era el supuesto GRAN Ludeus Greyrat.

Ha debido engañarles... no sé cómo lo habrá hecho, pero ha tenido que ser a base de una sarta de mentiras... es la única forma que se me ocurre en la que pueda haberse ganado la admiración de Eris y de Zanoba.

Mi teoría se vio reforzada al ver como cuando Rinia y Pursena le provocaron en clase, el simplemente esbozó una sonrisa bobalicona y se inclinó amablemente; cuando lo que hacen los fuertes es vencer a aquellos que los pisotean.

Tus mentiras se acaban aquí... en este centro no podrás seguir aparentando lo que no eres. Zanoba es un verdadero Miko, además de un hombre hecho y derecho; y tanto Rinia como Pursena son fuertes incluso si pelean por separado.

De nada te valen tus mentiras aquí. Y esos rumores sobre que ha vencido a Fitts-senpai... debe ser alguna mentira preparada por él o quizás se aprovechó de algún truco cobarde para que Fitts se rindiera sin luchar, quizás algo con ese primo suyo que trabajara para la princesa Ariel.

Pero Ludeus mostró de lo que era capaz cada día que pasaba, conjurando en silencio extraños conjuros y utilizándolo para casi todo. En nada de tiempo, consiguió aumentar la admiración que Zanoba sentía por él; Rinia y Pursena le dejaron en paz; y hasta se llevaba bien con Fitts, llegando incluso a rumorearse que estudiaban juntos en la biblioteca.

Y aun con esa habilidad, asistía también a algunas clases como las de nivel Básico de Exorcismo y Protección, por mucho que esos fueran los niveles máximos de esas escuelas que pudiera aprender en este centro... pero lo importante, es que intentaba aprender aquello que no conocía.

En definitiva, Ludeus Greyrat es mejor mago que yo, es más aplicado que yo y obtiene mejores resultados que yo en sus estudios.

Eso no fue algo que me gustara reconocer, pero al verle con Zanoba y al enterarme de que había vencido a Rinia y Pursena no me quedó más remedio que aceptar.

Pero que acepte su valía, y que me lleve bien con él; son 2 cosas muy diferentes.


Y un día llegó el último gran shock.

Era una tarde cualquiera, mientras recorría los terrenos de la universidad. En ese momento, algo me hizo levantar la vista, y allí, encontré a una Diosa.

Tenía un delicado y perfecto pelo dorado que corría por sus mejillas en un intrincado peinado que resaltaba su increíble belleza. Su rostro parecía esculpido en el más valioso de los materiales terrenales al tiempo que su expresión ilegible e incomprensible solo demostraban su divino concepto.

En este preciso instante nuestras miradas se cruzaron y pude notar como mi corazón se detenía unos instantes para darle paso a una potente palpitación.

DOKUN


"...¡!"


Y justo en ese momento, la mirada de esa Diosa pareció percatarse de mi presencia y me lanzó la sonrisa más bella que jamás hubiera visto, al mismo tiempo que me saludaba con su delicada mano.

Ese gesto, esa sonrisa, ese momento...............

Todo se aglutinó en mi cabeza para generar el siguiente pensamiento.

Nací para conocer a esta mujer... y ella nació para conocerme a mí.


En ese preciso instante, Eris, como la figura de mi primer amor se transformó en simplemente, una persona a la que idolatraba.

Aunque de este hecho no me di cuenta especialmente en este preciso momento.

2ª Parte (POV - Ludeus)[edit]

Me encuentro atendiendo en estos momentos la tutoría obligatoria a la que cada mes deben asistir los Estudiantes Privilegiados.

Estoy sentado en la clase junto a Zanoba, Rinia y Pursena; Julie se encuentra sentada sobre los muslos de Zanoba.

Mushoku09 04.jpg

Que tus amigos estén sentados a tu lado, la verdad es que causa una agradable sensación.

Como de costumbre, Rinia tiene las piernas sobre el escritorio dejando ver sus atractivos y juveniles muslos.

Tener la oportunidad de ver algo así de cerca, tampoco está nada mal...


"¡Nya, los ojos del jefe no se despegan de mis piernas-nya! Ya veo, así que al final resulta que el jefe es otro macho hambriento... ¡Gya! ¡¿Qué haces metiendo tu mano en mi falda-nya?!"


Como a Rinia parece gustar provocarme de vez en cuando y sin motivo, no tengo reparos en devolvérselo a base de sobetearla un poco entre bromas. El problema es que toque lo que toque, no hay respuesta, y el libido que no encuentra utilidad se acaba convirtiendo en tristeza que se acumula sobre mis hombros.


"¡¿Nya?! ¡¿Por qué te pones así?! ¡Pero si fuiste tú el que se aprovechó de mí, ¿por qué encima te deprimes tras hacerlo-nya?! ¡¿Acaso hay algo que no te guste de mí-nya?!"


Si soy sincero, si fuera por mí me pasaría el día tocándoles las orejas y su colas... El tacto es increíble y mi corazón se tranquiliza mientras lo hago.


"Rinia es como que... un poco tonta-nano."


Pursena está sentada a suficiente distancia de mí para estar fuera de mi alcance mientras como siempre, se lleva un trozo de carne a la boca. A veces es carne seca, otras a la brasa y otras cruda... pero siempre está comiendo carne.

Pursena, por lo general, se dedica a actuar casi como una sabelotodo al mismo tiempo que aprovecha para meterse con Rinia; aunque con que le ofrezcas un poco de carne no tarda en ponerse a menear la cola alegremente. Su pelaje tiene un tacto más suave que el de Rinia y la sensación al acariciarla es insuperable.

Pero hay una cosa que me lleva rondando por la cabeza durante bastante tiempo y que por fin encontré respuesta tras experimentar un poco con las chicas en mi habitación.

Resulta que los miembros de la raza feral no tienen más que orejas animalísticas, por lo que a los lados de su cabeza, donde debería haber orejas humanas, hay pequeñas solo protuberancias de mayor o menos tamaño dependiendo de la raza en cuestión; pero básicamente, su estructura ósea es distinta en esa parte a los humanos.

Teniendo eso en cuenta, es más que probable que el resto de la estructura de sus cabezas sea distinta, posiblemente, incluso sus nervios, conductos y hasta probablemente el cerebro. Vaya, si fuera un biólogo me moriría de ganas de diseccionar a algún feral para analizarlos en detalle... ¡Peeeero...! No lo soy, y los únicos experimentos que haría con ellas estarían centrados en otros temas, cosa que tendrá que esperar hasta que me cure.

A diferencia de Rinia, Pursena no se deja acariciar así como así, pero con ofrecerle algo de carne me deja hacer lo que sea con ella...

No, no le he hecho nada especial, pero teniendo en cuenta lo casta que me pareció cuando la encerré, esa forma en la que se deja hacer cualquier cosa por carne me tiene un poco preocupado.


"Shishou, ¿no te parece que el ángulo en ese tobillo no es el más adecuado?"

"Goshujin-sama[1], yo lo arreglaré."

"Julie, prefiero que me llames Maestro, y a Shishou llámale Gran Maestro."

"Sí, Maestro[2]."


Zanoba no ha cambiado nada desde lo ocurrido con las chicas ferales, aunque su posición en nuestro grupo ha decaído muchísimo.

El motivo de esta caída fue su falta de participación en el duelo, dejándome todo el trabajo a mí; lo que hizo que Rinia dijera que no aceptaría como superior a alguien que tan solo se aprovecha del poder de otros para hacer cumplir su autoridad.

La discusión continuó y Zanoba lleno de orgullo llegó a decir que era mi primer discípulo.

Pero claro, yo le he dado clases ya a Sylphy, Eris y Ghyslaine... así que sería mi cuarto discípulo; y aunque no tuviéramos en cuenta a Ghyslaine, ya que a cambio ella me enseñaba el Filo Celestial, seguiría siendo el tercero.

Cuando se lo conté, hasta yo sentí lástima de su expresión, y me hizo sentir culpable; por eso, decidí arreglarlo añadiendo que era mi primer discípulo en la Creación de Figuras.

Julie, mi segunda discípula en este arte, escuchaba con mucha atención las descripciones y comentarios de Zanoba sobre la figura de Roxy. Aunque más bien, parecía que su cerebro había sido lavado con éxito...

Al menos, parece mínimamente motivada por la creación de figuras, y hasta ella misma me hace preguntas de vez en cuando... Pero todavía le falta bastante para llegar a mi nivel o al de Zanoba en cuanto a conocimientos.

Por otra parte, aunque todavía necesita más experiencia, ya es capaz de usar la técnica de creación conjurando en silencio.

Vaya, al final va a ser cierto de que tu capacidad mágica aumenta con facilidad en la infancia, y hasta es más fácil aprender a conjurar en silencio. La teoría de Fitts-senpai dio justo en el clavo.


"...Gran Maestro, no pude arreglarlo."

"No importa."


Otro detalle importante, es que Julie falla a menudo en la fabricación de las figuras; pero como dije, seguramente sea una falta de experiencia.

En esta ocasión había hecho que una burbuja que apareció durante la operación de emergencia que le realicé a la figura de Roxy creciera en lugar de hacerla desaparecer.

Seguramente tarde un tiempo en ser capaz de manejarse con detalles delicados y piezas de menor tamaño.

Que quede claro que no me voy a enfadar con Julie por cometer este error, ya que la he enseñado con la intención de que haga las cosas por sí misma, aunque tenga que equivocarse. Mi intención es que entienda que los errores son algo normal, por mucho que tenga que rehacer algún ejercicio hasta que por fin salga bien.

De los errores se aprende, y deprimirte por fallar en el primer intento es un camino seguro a convertirte en un hikikomori[3].


"Parece que todavía es pronto para dejar que seas tú la que termine de arreglar la figura de Roxy..."

"L-lo lamento, Gran Maestro."


De vez en cuando me mira con ojos asustados sin ningún motivo aparente.

¿Por qué me tienes tanto miedo? ¡Pero si no te he hecho nada para que me temas!

Cuando me atreví por fin a preguntarle el motivo, me explicó que se debía a un cuento de cuna de los mineros del carbón llamado, El Monstruo del Foso.

Este monstruo vivía en un profundo hoyo, y en ocasiones salía para secuestrar a los niños malos. No importaba que los niños intentaran escapar de él, ya que el monstruo convertiría el suelo bajo los pies de estos niños malos en una ciénaga para detenerles y atraparles, para meterlos en un saco y llevarlos consigo a las profundidades de su foso.

Estos niños que el monstruo se llevaba, volvían 1 día más tarde convertidos en niños buenos, como si ya no fueran los mismos que fueron llevados.

Comprendo... y escuchando la historia, entiendo que me haya cogido miedo. Utilicé una ciénaga en mi pelea contra Rinia y Pursena, luego hice que Zanoba las metiera en un saco y me las llevé a mi habitación.

Y como ni Zanoba ni Julie estuvieron presentes cuando Fitts-senpai vino a echarme una mano con el castigo; lo único que vieron es que un día más tarde, las 2 chicas me tratan con muchísimo respeto. Por todo eso, no me extrañaría que Julie se piense que soy ese monstruo.


"Fuaaaaa.... Qué sueño-nya..."

"Últimamente... ¿no hace como que más calor-nano?"

"Jefe, otro día te enseñaré el lugar que usamos para las siestas-nya."

"¿Eh? ¿Te da igual que me aproveche de ti mientras duermes, Rinia-san?"

"... ¿Solo piensas en cosas guarras, jefe?"

"Las esculturas son el único pensamiento que rondan por el magistral cerebro de mi gran Shishou."

"Hablas de manera complicada así que como que cállate-nano."

"Pero-"

"Como que cierra la boca, y ya que estás, cómprame algo de carne-nano."

"Pero el profesor está al llegar-nya."

"Pues podrías como que correr-nano."

"En ese caso, iré yo."

"Jefe, para ir tú, voy yo."

"Pues adelante."

"¡¿Nya?!"


Mientras esperábamos que nuestro tutor apareciera, nos dedicamos a conversar de esta forma entre nosotros, aunque seguramente estemos armando un pequeño alboroto. Vamos, estamos armando un alboroto sin el pequeño, no me cabe duda.

El problema es que en la habitación se encuentra una persona más a parte de nuestro grupo. Se trata de un joven sentado en la primera fila y estudiando en silencio con total dedicación; Cliff.

Y parece ser que nuestra cháchara era bastante molesta, porque se puso en pie y nos gritó furioso.


"¡Callaos de una vez! ¡No puedo concentrarme! ¡Si estáis aquí solo para perder el tiempo, mejor idos[4] a casa!"


Comprendiendo mi error, cerré la boca y Zanoba por su parte se dejó de chácharas y volvió a explicarle a Julie aspectos sobre figuras. Pero las delincuentes reformadas se lo tomaron como un reto.


"¿A quién coño te crees que le estás hablando así-nya?"

"De ahora en adelante, todo lo que lleves encima será como que mío-nano."


Estoy seguro de que cualquiera que se hubiera fijado en mí en ese momento me habría visto totalmente sorprendido por el cambio de actitud de esas 2; y es que por lo general, se les iba la fuerza por la boca.

Pero claro... por lo que sé, estas 2 se han peleado ya con Cliff y le han derrotado, así que estarán muy seguras de poder vencerle de nuevo y quieren aprovecharse de eso. Aunque Cliff ha utilizado esa derrota para esforzarse, y es un joven aplicado; no se merece que le moleste.


"Perdónanos, nos hemos pasado de la raya y te hemos molestado mientras estudiabas; hablaremos más bajo de ahora en adelante. Venga, chicas, dejadlo estar, sentaos... que os sentéis... ¡SIT![5]"


"... Si el jefe lo dice... lo haré-nya."

"Pero como... ¿dafaq-nano...?"


Mostrándose molestas aún, las chicas ferales volvieron a sus asientos y se dejaron caer en ellos.


"Jum... si lo habéis comprendido, no hay problema. Pero Zanoba, hasta tú... ¿cómo puedes perder el tiempo de esa forma....?"


Cliff resopló viéndose ganador de la situación, mientras que Rinia y Pursena chasquearon un sonoro TCHT.

Jamás molestaré a aquellos que se están esforzando en la vida, comprendiendo lo difícil que puede llegar a ser. Pero vaya, tampoco es que vaya a interactuar mucho con Cliff, así que...


O al menos, eso pensaba entonces.

3ª Parte[edit]

Tras ese evento, una semana entera pasó y como de costumbre por las tardes, me encontraba investigando la Catástrofe Mágica con Fitts-senpai en la biblioteca.

Algo que he comprendido recientemente es que entre la teletransportación y la invocación hay ciertas similitudes. Por ejemplo, los círculos mágicos son similares y el brillo que emiten al ejecutarse es también similar.

Aunque claro, también existe una gran diferencia entre las 2 escuelas de magia, y es la ley que indica que Las Personas no Pueden Ser Invocadas, sin importar cuánta magia utilices o el círculo mágico; es imposible invocar gente, pero sí teletransportarla.

Puedes invocar Bestias Mágicas, espíritus, encantar objetos... pero nunca personas. O al menos, eso he leído en todo documento, libro o historia que he encontrado sobre el tema.

Teniendo en cuenta que no sé demasiado sobre esta escuela de magia, por mucho que afirme que veo similitudes, no tengo confianza en que esas semejanzas sean significativas. Pero hay una pregunta en concreto que me corroe por dentro.

Si no se puede invocar gente como tal, implica que no se puede llevar su cuerpo físico a un lugar concreto, refiriéndose a su carne y su sangre; pero... ¿qué pasaría si solo invocara su ALMA?


"..."


No me atrevo a sacar el tema con Fitts-senpai, aunque me gustaría poder hablar con algún entendido en la materia sobre si es posible invocar en este mundo el alma de una persona de otro mundo.


"... Fitts-senpai, ¿sabes si hay algún profesor en la universidad que sepa sobre magia de Invocación?"

"¿Eh? Dame un segundo... Creo... creo que no hay ningún profesor aquí que utilice la magia de Invocación para nada salvo Encantamiento de Objetos[6]... Cuando me informé en su día, ningún profesor pudo ayudarme con este tema, así que seguramente ningún profesor sepa sobre esa escuela de magia."


Comprendo... y ahora que lo dice, no me suena haber visto ninguna clase sobre Magia de Invocación entre las ofertadas... Aunque es normal, siempre se le presta más atención a lo que conoces o entiendes que a lo que no...

Pero vaya, así que el Encantamiento de Objetos Mágicos se consideraba una escuela de la magia de Invocación... Me suena que lo leí en la guía sobre la magia, pero ya ni me acordaba.


"Bueno, lo único que podemos hacer es intentar encontrar a algún profesor que nos pueda ayudar con nuestras dudas."


Hice lo posible para que no se notara lo preocupado que me encontraba realmente por la duda sin resolver que se me había presentado.

.... No hay de qué preocuparse... estoy seguro de que no hay relación ninguna... La Catástrofe Mágica ocurrió cuando tenía 10 años y ya llevaba reencarnado 10 años en este mundo... Y que yo sepa, no pasó nada en esos 10 años, así que no tiene nada que ver que llegara a este mundo con la teletransportación de Fedora.

4ª Parte[edit]

En este mundo, las estaciones afectan en gran medida la velocidad a la que sale y se pone el sol; cuando salí de la biblioteca todavía estaba atardeciendo pero conforme me iba acercando al dormitorio se hizo de noche.

Otro aspecto que me ha llamado la atención desde que vivo en el norte, es que cuando desaparece la nieve, tarda un tiempo hasta que el suelo pierde el color marrón y comienza a crecer vegetación.

Mientras recorría el suelo enladrillado de camino de vuelta al dormitorio, escuché voces.


"¡Que te esperes!"

"¡No te creas que vamos a dejarte conjurar!"


Por la esquina de uno de los edificios escolares apareció un joven que se tropezó y cayó al suelo, al que perseguían 6 chicos mayores.

El joven que huía del grupo había ido ganando distancia para lanzarles un hechizo, pero al ser un hechizo Avanzado con un conjuro largo, los chicos que le seguían le detuvieron para que no pudiera lanzarlo. Cuando se vio acorralado, intentó usar magia de nivel Intermedio pero en esa situación, ya no pudo lanzar ni un solo hechizo.

Lo tenían rodeado entre los 6, le daban empujones de un lado a otro, le iban dando golpes y acabó en el suelo encogido como una tortuga, a lo que los mayores se dedicaron a darle patadas.

Se trataba de un claro caso de bullying, me dolía observar la escena y sin darme cuenta, alcé la voz.


"¡Eh, vosotros! ¡Dejad de molestar al pobre muchacho!"


Sin darme aún cuenta de lo que estaba haciendo, fui corriendo hacia ellos gritándoles, lo que hizo que los 6 se giraran hacia mí mirándome con cara de pocos amigos; sumado a que encima eran todos mayores que yo, la escena me dejó un tanto asustado.


"¡¿A ti qué coño te importa?!"


De entre el grupo, uno de ellos me reconoció.


"E-Eh...es Quagmire..."

"¿Quagmire...? L-¡¿Ludeus?!"

"¡¿El que se llevó a su cuarto a Rinia-san y Pursena-san para reeducarlas?! ¡¿ESE LUDEUS?!"


¡Yo no he reeducado a nadie!


"Nah... seguro que eso son simples habladurías, ¡¿no?!"

"Pero Pursena-san le llama jefe y suele menear la cola cuando está con él..."

"¡Pero si esa le menea la cola a cualquiera que le dé comida![7]"

"Pero... Es cierto que esas 2 hacen todo cuanto les dice, ¿no es así?"

"¡Ahh! ¡Recuerdo haberlas visto con pintadas en la cara un día de clase!"

"¡Ah, cierto! ¿Qué tenían escrito...? ¿Soy la esclava sexual de Ludeus-sama?"

"Eh... no creo... aunque tampoco me acerqué a leerlo."

"¿Me estás diciendo que tras vencer a esas 2 las secuestro y las hizo sus esclavas...? ¿Estás de broma...?"

"... Si solo fuera eso... pero recuerda que son del clan Dordia..."

"¿Pero acaso no le dan miedo las consecuencias a este chico...?"


Los chicos se pusieron a hablar entre ellos sin siquiera mirarme.

Finalmente, parecieron llegar a una conclusión, puesto que se miraron los unos a los otros y asintieron entre ellos al tiempo que tragaban con fuerza; momento en el que por fin se pusieron a mirar al chico-tortuga que habían estado acosando.


"Desgraciado, lo dejaremos estar por hoy."


¿Cómo que por hoy? Qué sepáis que ese tipo de palabras no me atraen demasiado.


"Con Por hoy, ¿os referís a que volveréis a hacer otro día eso de abusar entre 6 a un chaval en solitario?"


Me salieron las palabras con un tono molesto, y pude notar que no les había gustado lo que eso podría significar.


"TCHT..."

"Eh, Ludeus...-san, esto no tiene nada que ver contigo, ¿no es así...?"


Los abusones son siempre igual, que si no es mi problema, que si no tiene nada que ver conmigo... ¡Que sepas que tenía claro que no tenía nada que ver conmigo cuando me metí donde no me llamaban!"


"Puede, y no sé bien lo que ha pasado, pero 6 contra 1 me parece demasiado injusto, ¿no os parece?"

"..."


Los 6 se miraron durante unos segundos y agitaron sus cabezas en señal de negativa.

... Dejad de tener discusiones usando vuestras miradas, que para eso estoy delante vuestra.


"De acuerdo, le dejaremos en paz. Pero que sepas que ese chico tuvo la culpa."


Uno de los del grupo de chicos mayores soltó eso y en masa desaparecieron por donde vinieron.

Es posible que suelan reunirse en la zona que hay detrás de la escuela... supongo.


"Fuuff...."


Solté el suspiro que llevaba casi un minuto aguantando.

Como imaginaba, me sigo poniendo nervioso en enfrentamientos con tanta gente, y mira que he hecho simulaciones en mi cabeza de cómo actuar y pelear contra grupos, pero parece que es algo psicológico. Aunque bueno, en un 1 contra 1 no debería ponerme así...


"Chico, ¿estás bien?"


Me acerqué al joven conforme se incorporaba de su posición tortuguil. Pude ver como se sacudía la ropa y susurraba el conjuro de magia curativa.

Vaya, se nota que estamos en una escuela de magia viendo como hasta una víctima de bullying se cura a sí mismo...

Con esto en mente, el joven al que acababa de ayudar se giró hacia mí y comprobé que se trataba de Cliff.


"..."


Siendo sincero, no tengo exactamente buenos recuerdos de Cliff, porque cada vez que me ve se pone echo una furia. Así que lo más probable es que me suelte algo así como ¡Métete en tus asuntos!


"Métete..."


Cliff se detuvo a media frase, tras lo que se quedó pensativo. Finalmente dejó escapar un suspiro como si no le quedara más remedio.


"...... No, me has salvado. Te doy las gracias."

"No es necesario que me lo agradezcas."


Cliff inclinó su cabeza brevemente y se marchó. Yo por mi parte me había quedado petrificado con la escena.

... Es cierto que le rescaté, pero ese cambio de actitud tan brusca me hace dudar de si no estará planeando algo... No debería... y quizás lo mejor es que no me ponga tan a la defensiva; es probable que tras tantos encontronazos se haya dado cuenta de que no soy ni quiero ser su enemigo, ¡es más! Sigo sin entender por qué estaba molesto conmigo...


"Bueno... tampoco importa."


Y regresé al dormitorio masculino.

5ª Parte[edit]

Al día siguiente, justo después de comer, Cliff me hizo llamar para que fuera a la parte de atrás de un edificio con él.

Cuando llegamos, pude comprobar que se le veía molesto, más bien enfadado.

¿Por qué estará enfadado ahora? Aunque parece que hay algo más... ¿Querrá retarme a un duelo o algo?

Con eso en mente, decidí activar mi ojo místico por si acaso, estando atento a los alrededores por si me fuera a tender una emboscada, y comencé a reunir maná en mi mano derecha.

Esta tortuga... mira que devolverme mi amabilidad con tanta crueldad... asco de vida.

O eso pensé.


"Vale, creo que aquí no habrá problema."


Tras asegurarse de que no había nadie por los alrededores, Cliff se giró hacia mí y pude ver sus mejillas encendidas mientras me miraba.

Estos hechos me dejaron claro mi malentendido.

No quiere retarme a un duelo... me ha traído por otra razón, ¡se me va a confesar! ¡Es la única posibilidad en esta situación! Jodeeer... Por mucho que haya tenido un fracaso estrepitoso con las mujeres no recuerdo haber ido a lo Hard Gay[8] haciendo amigos, pero uff... qué duro es ser popular... estoy de coña qué se va a-


"L-lo cierto es que..."

"Ara..."


Vale, no estaba de coña... pero tengo que responderle de manera digna, después del valor que habrá tenido que reunir para esto. Ya sé, le diré Podemos empezar como amigos si quieres, y más tarde, cuando nos conozcamos mejor... seguir como amigos.


"... Me gusta...."

"A-Ahh..."


Con la cara mostrando que su timidez estaba a punto de hacerle explotar, Cliff bajó la mirada.

¿De verdad tengo suficiente valor para rechazarle? Se me está haciendo un nudo en el estómago de pensarlo... Si fuera una chica... aunque mi espada sagrada esté en ese estado, le falta una vaina donde guarnecerla[9].

Pero por suerte o por desgracia, Cliff alzó su cabeza y su mano para señalar a un lugar alejado de nosotros.


"...Esa chica."


Siguiendo la trayectoria de su dedo, acabé observando el edificio escolar, a varios metros de nosotros, apoyada en una ventana se encontraba una mujer con un largo pelo rubio radiante agitado por el viento y observando el paisaje enrojecido por la puesta de sol mientras se mostraba seria pero elegante.


"Hoy te vi... hablando con ella. ¿Es amiga tuya? Si es así... ¿podrías presentármela?"

"¿Ara...?"


La persona a la que Cliff señalaba era alguien a quien conocía bien.

Se trataba de una mujer problemática y una diabólica súcubo conocida como la Devora-hombres.

Era Elinalise DragonRoad.

Rincón del Autor[edit]

Estos fueron los títulos para estos capítulos que estuve a punto de usar.

"Cliff VS Elinalise"

"El Princeso Traicionado ~La Lujuria que Destrozó el Amor Verdadero~"

"¡El Flechazo del Niño Creído!"

Pero al final opté por el que estamos usando.

Mushoku09 02.jpg

Capítulo 77 - El Secreto del Joven Prodigio - 2ª Parte[edit]

1ª Parte[edit]

Buenas a todos, os habla Ludeus... hoy quería hablaros de... esto... como decirlo... una cosa que pasó... ya sabéis... lo de que Cliff me pidió un favor. Ese en el que le gustaba Elinalise y quería que se la presentara.

Pues eso... es cierto que Elinalise es... ¿amiga? ¿conocida? No sabría decir exactamente qué, pero era antiguo miembro del grupo de aventureros de mi padre, y estuvo en mi grupo una temporada.

Hasta ahí bien; pero el problema es que no soy el más entendido de cómo funciona el amor en general, y mucho menos en este mundo, pero si Cliff está enamorado, y necesita mi ayuda para que ese amor llegué a su destino, lo cierto es que me gustaría ayudarle.

Quiero ayudarle, eso es innegable, aunque........ ¿sabéis qué? Lo mejor será que recapitulemos quién y cómo es Elinalise para que comprendáis mi duda e indecisión.

Elinalise DragonRoad es una aventurera de rango S, guerrera de 50 años que combate en primera línea y además es una estudiante de primer año en esta Universidad; pero inesperadamente es muy aplicada en clase y obtiene buenas calificaciones por parte de los profesores, habiendo sido capaz de incorporar hechizos de nivel Básico en su estilo de combate.

El problema es que casi todos los aventureros con los que hace misiones del gremio acaban odiándola pasado un tiempo, pero es innegable su habilidad en combate, su capacidad para proteger al grupo y lo buena que es en la cama.

No lo has oído mal, es BUENA en la cama.

Su cuerpo sufre una maldición que la obliga a anhelar esencia masculina cada noche; llevándola a que sea incapaz de estar mucho tiempo con el mismo hombre y sea más de repetir cada día búsqueda de presas para sexo de una noche.

Por lo que me ha contado, ha tenido hijos, aunque no me ha querido decir dónde están o cómo les fue, lo que me llevó a pensar que los había abandonado en alguna parte o que los había ido vendiendo; aunque me confesó que como las elfas de este mundo apenas consiguen quedarse embarazadas, apenas ha tenido hijos, y que cuando los tiene, los cría correctamente hasta que son suficientemente independientes.

Pero vaya, en ese aspecto solo sé lo que ella me ha dicho, así que no estoy tan seguro de esa información como me gustaría.

Volviendo al tema de antes..... ¿de verdad es buena idea presentársela a Cliff?

Cuando le pregunté a Cliff por lo que sabía de ella, resultó que este apenas sabía nada, y me dijo que Elinalise era un ángel caído de los cielos.

Esta respuesta me hizo no saber qué hacer; aunque por lo menos, parece ser que Cliff sí que investigó acerca de Elinalise.


"La Dama de la Ventana es extremadamente famosa. Se llama Elinalise DragonRoad, un nombre precioso y valeroso, adecuado para ella. Aunque era obvio, es trabajadora y sus calificaciones en clase son de las más altas; y debido a que hasta hace poco era aventurera, su habilidad para saber cómo aprovechar los hechizos en combate real es superior."


Sobre eso que dice no tengo nada que corregir, la verdad, salvo por el mote que le han puesto de estar apoyada en la ventana, que seguramente sea por ofrecerse a quien la acompañe detrás; y dudo que Cliff sepa que a Elinalise le gusta apoyarse en ventanas mientras disfruta en compañía.


"Aun así, hay un rumor sobre que va acostándose con cualquiera que casi seguro sea obra de alguna persona que sienta envidia de ella y se dedique a extender ese tipo de calumnias por la universidad."


Así que así es como Cliff ha interpretado esa parte de lo que ha conseguido recopilar...

Por lo visto, la pelea que tuvo el otro día con los 6 tipos esos fue debido a que ellos también habían escuchado los rumores sobre el Abre-Fácil de Elinalise y hasta llegaron a contarle que habían tenido una ronda con ella. Nuestro valiente chico-tortuga se enfadó al escuchar esto y les advirtió que no fueran por ahí extendiendo rumores sobre ella.

El problema vino cuando los muchachos, que eran de cursos superiores, bastante musculosos y por lo general conflictivos; no se tomaron a bien que alguien más joven que ellos se atreviera a cuestionar lo que decían, y fueron un poco más allá, diciéndole a Cliff lo siguiente.


"Pero si ayer mismo uno de los novatos se fue con ella y otro más a disfrutar los 3 al mismo tiempo. Si tanto te cuesta aceptar lo que es, ¿por qué no le pides que se encargue de librarte de esa virginidad tuya para ver tú mismo su respuesta?"


Consiguieron lo que seguramente querían, e hicieron que Cliff enfureciera y les atacara, aunque la furia le hizo atacarles con los puños en lugar de con magia.

Por lo que he oído, Cliff es bastante bueno con la magia, aunque en un 6v1 en cuerpo a cuerpo no tenía nada que hacer, los chicos esos eran el doble de grandes que él. En cuanto se lanzó a pegarles un puñetazo firmó su derrota. Por suerte para él, aparecí justo en ese momento.


La charla con Cliff ha sido bastante instructiva, pero... sigo sin saber bien qué hacer al respecto. Cliff no me importa casi nada, por lo que, aunque Elinalise le destroce la falsa imagen de ella que se ha hecho en su cabeza, no me afectaría en lo más mínimo.

Pero... ¿de verdad debo hacer que esos 2 se conozcan sin preocuparme en las posibles consecuencias?

Estoy seguro de que si le presento a Cliff, Elinalise me estará muy agradecida. Siempre disfruta con los hombres que conoce por primera vez, y más con su creciente gusto por los que aún son vírgenes.

Puedo comprender esa atracción, los chicos intentan mostrarse más seguros de lo que en realidad son y hacen lo imposible por satisfacer a la chica; lo he visto en varias ocasiones (en manga y anime).

Además, pasado un tiempo, esa vergüenza inicial desaparece y se convierte en confianza, por lo que los chicos maduran a su modo con la experiencia; y eso para Elinalise seguramente sea casi el equivalente a un 2x1. Por esto, siendo Cliff casi seguro todavía virgen, Elinalise estará más que encantada.

Pero creo que con Cliff esto no irá exactamente así. El chico todavía no comprende el tipo de mujer que es Elinalise, pero si les presentara y ella se lo llevara a la cama, cosa que seguro ocurrirá, le destrozará el corazón en pedazos, seguramente. ¿Eso no le molestará? Y si se enfada... ¿no me echará en cara haberle destrozado su ilusión de esa manera?

Sé que pase lo que pase sería su responsabilidad, pero si les junto sabiendo que acabará sucediendo esto, me acabaré sintiendo mal.

Pero claro... en esta situación, es posible que lo único que pueda hacer es presentarles, porque si no lo hiciera, podrían empezar a correr rumores sobre mí, como por ejemplo, que voy tras Elinalise y por eso la alejé de él... aunque no niego que me gustaría disfrutar de la compañía de Elinalise una noche si consigo curar mi enfermedad, sería solo eso, una noche. No estoy tan interesado en ella.

Así que... ¿qué debería hacer?

2ª Parte[edit]

Así que, como de costumbre...


"Fitts-senpai, ¿me podrías escuchar con un problema que me ha surgido? Si no es mucho pedir."


Cuando terminaron las clases me dirigí a la biblioteca como de costumbre y decidí consultarlo con Fitts-senpai.


"¿De qué se trata?"

"Es algo así como un mal de amores."

"¡¿Mal de amores?!"


Fitts-senpai reaccionó muy bruscamente, girándose por completo hacia mí, casi tirándome sobre mí con su boca en una extraña mueca retorcida que no estaba seguro de si era una sonrisa o qué.


"L-Ludeus-kun, ¡¿acaso estás interesado en alguien?!"


Vaya, parece que estos temas le interesan, casi parece que le brillan los ojos hablando de esto... aunque claro, con las gafas de sol puestas no estoy muy seguro de eso. Pero vaya, Fitts-senpai está en la edad que le interesan estas cosas...


"No, el enamorado es otro chico que conozco."

".... ¿Un conocido tuyo?"

"Así es."

"A-Ah, e-entiendo. Pues cuéntame."

"Este chico se ha enamorado de una persona a primera vista."

"¿A primera vista dices...? Pues si lo estás discutiendo conmigo... N-No se tratará de Ariel-sama, ¿verdad? P-Porque si es así no puedo ayudarte, montones de personas me han pedido ayuda para eso, pero..."


Fitts-senpai comienza a darme excusas.

Es muy probable que muchos se hayan quedado prendados de la princesa Ariel a primera vista, y más probable aún que se acerquen a sus escoltas para que les ayuden o les den información sobre ella, supongo.


"No, no se ha enamorado de la princesa Ariel, sino de otra persona."

"Y-Ya veo, la verdad es que me alegro de que sea así."

"Este conocido mío se ha quedado perdidamente enamorado de esa persona, que es alguien que también conozco, que sufre un pequeño problema que seguro le causará una desgracia a corto o medio plazo, no sé si me explico... y por eso estoy dudando de si debería presentarlos o no."


Levanté la vista para observar la expresión que estaba haciendo Fitts-senpai al escucharme, y pude notar que le había cambiado la cara en una expresión indescifrable en la que había cubierto su boca con la mano y su mirada se había clavado en mí, totalmente serio.


"¿Y ese amigo tuyo conoce ese problema que esa mujer sufre?"

"No."


...¿Hmm? ¿Acaso dije que era una mujer? Bah, supongo que como hemos estado hablando de la princesa Ariel ha asumido que se ha enamorado de una mujer, y como Elinalise lo es me viene hasta bien... aunque un segundo... quizás se piense que yo soy ese conocido que se ha enamorado a primera vista...


"Voy a decir esto solo para quedarme tranquilo, pero quiero que sepas que no hablo de mí. Te lo voy a decir porque confío en ti, pero se trata de Cliff-senpai, el Estudiante Privilegiado."

"A-Ah... ¿De verás? Disculpa, estaba seguro de que hablabas de ti."


Fitts-senpai se llevó una mano detrás de la oreja para rascarse.

Veo que de verdad se pensó que hablaba de mí... Sé que el cliché de hablar de un conocido es muy común, pero... no, pensándolo fríamente, yo hubiera pensado lo mismo.


"Pero volviendo al asunto, no sé qué hacer, ¿qué me recomiendas?"

"Esto... quizás deberías contarle al chico sobre ese problema... aunque quizás no; no sé, ¿hay algo que te impida decírselo?"


Fitts-senpai parece no saber bien qué hacer en este caso, aunque ahora que lo pienso, Fitts-senpai era virgen, ¿no? Es posible que no sepa bien qué hacer en problemas amorosos.


"No es que no pueda decírselo como tal... es que Cliff-senpai parece haber malinterpretado la situación y está bastante... decidido... en sus creencias; así que seguramente, si se lo dijera, no me creería, y lo que es peor, podría malinterpretarme y pensarse que estoy interesado también en esa mujer."

"Ah... no puedo negar esa posibilidad."

"Exacto... por eso estaba pensando que lo mejor sería que no escuchara la verdad dicha por mí."


Eso es verdad... ¿Cómo no lo pensé antes? Siempre que no sea yo el que se lo diga, Cliff no debería odiarme de ninguna forma, y si lo escucha de alguien en quién confía... No creo que funcionara tampoco... lo mejor sería que se lo dijera la propia persona, ¿no?


"Umm... Ludeus-kun, ¿entonces tú no estás interesado en ella?"

"No es que la odie... pero tampoco siento nada cercano a amor por ella."


Aunque claro, habiendo escuchado tantas veces lo habilidosa que es en bailes horizontales, no puedo negar que siento algo de interés en ver lo que se siente al menos una vez... pero de ahí a verla como mi novia... estoy seguro de que me sería infiel en la misma semana que empezáramos a salir juntos.


"Ah... así que así son las cosas... Pero aunque tú no puedas verla como tu futura pareja, es posible que Cliff-kun piense distinto, ¿no?"


No estaría tan seguro... Cliff-senpai la ve como un ángel casto y divino, y no comprende que los demás la puedan ver de manera distinta, ¿pero seguro que eso se mantendría cuando la conociera de verdad?


"Mmm."


Entonces, ¿debería o no debería presentarles? No sé qué hacer...

Pasado un tiempo, Fitts-senpai dijo con un hilillo de voz lo siguiente.


"Esto... yo también tengo a alguien que me gusta, por lo que puedo comprender como se siente..."


¿Que a Fitts-senpai le gusta alguien?[10] ¿Quién será...? La persona más probable sería la princesa Ariel, ¿no? Sobre todo viendo como reaccionó antes cuando se pensaba que me refería a ella. Pero siendo la princesa Ariel, sería un poco difícil que ese amor acabara fraguando, teniendo en cuenta que es parte de la realeza y por lo tanto, está fuera de su alcance... Bueno, por lo que me contó Lilia sobre los nobles de Asura, no diría tanto.


"...Y sé lo duro que puede ser no poder hacer nada salvo observar de lejos a esa persona."


Las mejillas de Fitts-senpai parecían estar a punto de estallar, pintadas de un intenso rojo que le llegaba hasta la punta de sus orejas.


"Por eso... esto... ¿por qué no los presentas y le das la oportunidad de decirle a la mujer como se siente?"

"Pero seguramente surgirán problemas después de que lo haga."

"Pero eso es algo sobre lo que no puedes hacer nada, ¿no? Quiero decir, una vez los presentes, lo que pasé después será cosa suya, ¿no te parece?"


¡Ohhhh! ¡Tiene razón! ¡Lo que les pase después de que les presente no es problema mío! ¿Cómo no se me había ocurrido antes? ¡Solo tengo que avisarle con anterioridad y ya no debería salpicarme nada!


"¡Tienes razón! En ese caso, le daré una oportunidad. Muchas gracias por tu ayuda, Fitts-senpai."

"Hm-mmm... Me alegro de... haberte ayudado... supongo."


Fitts-senpai no parecía especialmente seguro del consejo que me había dado, seguramente pensando que siendo alguien sin experiencia en estos temas no es quién para dar consejos.

Pero vaya, aún sin experiencia, su recomendación ha dado en el clavo.

Fitts-senpai pareció querer decir algo más, pero decidí poner el plan en acción de inmediato para solucionarlo cuanto antes.

Me pareció que se desmoronó sobre el escritorio en cuanto me fui, pero es probable que se sienta avergonzado por la charla y necesite estar solo; por lo que decidí no agobiarle más con el asunto y darle intimidad.

3ª Parte[edit]

Tras estudiarlo detenidamente, decidí hacer llamar a Cliff al día siguiente, que vino a verme con una cara llena de esperanza y deseando oír mi respuesta.


"No me importa presentártela, pero hay una cosa que te tengo que decir antes."

"¿De qué se trata?"

"Cliff-senpai, quiero que sepas que, como aventurero, fui compañero de Elinalise-san, y por eso conozco un poco más de ella que la mayoría de personas de la universidad."


A mi comentario de conozco más de ella que la mayoría las cejas de de Cliff tuvieron un pequeño tic nervioso.

¡No pienses mal...! Aunque es cierto que durmió conmigo... Uff, tengo que ir con cuidado para que no se lo tome mal.


"No te voy a decir nada sobre cómo es ni nada parecido; pero quiero que sepas que el motivo de esto es porque no quiero crearte prejuicios ni que pienses mal de mí. Mi intención es que os conozcáis en persona, habléis y veas tu mismo el tipo de persona que es."

"¿Qué quieres decir con eso?"

"Básicamente, que pase lo que pase, no quiero que me acuses de cosas como que es diferente a lo que te dije, o que no te dije nada sobre algún aspecto o que he intentado jugártela."


En otras palabras, no quiero que me odies a mí por lo que pase. Y por cómo lo he dicho, que entiendas que hay gato encerrado.


"Eso era obvio. Como fiel seguidor de Milis, he de respetar a mi casamentero[11]."


¿Casamentero? ¿Tienen un título para esto en la Iglesia Milis? Porque no siendo seguidor, no lo sabía... ¡Oh, Diosa Roxy, bendice el encuentro entre estos 2 infieles!


"No siendo seguidor de Milis, creo que es mejor que no me tomes como tu casamentero ni nada parecido, ¿vale?"

"De acuerdo."

"Pero vaya, mi trabajo terminará al presentaros, después de eso, no tendrá nada que ver conmigo."


Cliff asiente desinteresado como si mis palabras fueran más que obvias.


"¡Conozco de antemano la gran probabilidad de que me rechace!"


Creo que puedes sufrir algo más repulsivo que ser rechazado, la verdad...

4ª Parte[edit]

Elinalise se encontraba en una habitación sola, apoyada como en otras ocasiones en el marco de la puerta, pero sin interpretar al centauro de 2 cabezas.

Viéndola tan despreocupada junto a la ventana estoy seguro de que está pensando en lo que tarda el día en oscurecer y que está deseando largarse a la taberna para ir a conocer íntimamente a algún hombre. Eso, o directamente está rememorando algún compañero que le haya gustado especialmente...

Pero si la observaras sin saber mucho sobre ella, no puedo negar que parecería un ángel.


"Vaya, Ludeus... Que extraño que vengas a visitarme."


Al verme llegar, Elinalise me lanzó una mirada sorprendida sin llegar a sonreírme.

Es cierto que desde que soy alumno de esta universidad no hemos hablado mucho; lo máximo son los momentos en que se sienta conmigo y con Zanoba a la hora del almuerzo...


"¿Ara? ¿Y quién es tu amigo?"


Al verse referido, Cliff dio un salto para ponerse frente a mí, con su mano sobre su pecho y sus pies juntos casi en un saludo militar.

Imagino que será el saludo noble de Milis.


"Elinalise-san, este chico es Cliff Grimoire, un Estudiante Privilegiado de 2º."

"Como Ludeus-kun ha mencionado, mi nombre es Cliff."


Manteniendo su postura, le hace una reverencia con una suave inclinación de torso.


"Vaya, vaya, es usted muy educado, Cliff-san. Me presento, soy Elinalise DragonRoad; ¿qué os ha traído hoy hasta mí?"

"Nada especial, Cliff-kun tan solo quería conocerte, Elinalise-san, y por eso le he traído."

"Así es. ¡Desde siempre he admirado esa increíble belleza suya, Elinalise-san! ¡¿Me haría el honor de salir conmigo?!"


Tras su confesión, el silencio se extendió por toda la sala mientras Elinalise se quedaba con los ojos abiertos como platos observando al joven.

Pasados unos segundos, consigue reaccionar y se levanta lentamente de su silla hasta acercarse a mí y separarme ligeramente del honesto chico tirando de mi brazo.


"Danos un segundo, Cliff-san."


Tras decirle esto, me llevó todo lo lejos que pudo de él y se puso a murmurarme al oído.


"¿Qué pasa?"

"¿Cuánto quieres?"


Soy incapaz de comprender a lo que se refiere con esas palabras y me quedo en silencio durante unos segundos.

¿Me está preguntando sobre cuánto dinero quiero por presentarle a este chico o algo? Espero que no...


"No quiero dinero..."

"Entonces explícate, ¿por qué le has traído? ¿Qué pretendes?"

"Nada, por algún motivo le gustas, Elinalise-san."

"No te creo... Ludeus, tú ya sabes cómo soy, ¿no es cierto? ¿Por qué engañas y luego me traes a un pobre muchacho honesto como este?... Debería darte vergüenza hacerle eso."


Mira que ser tú la que se atreva a llamarme sinvergüenza... eres la menos indicada. Bueno, no puedo negar que tiene algo de razón, pero...


"No le he engañado ni nada por el estilo, lo único que me pidió fue que os presentara y eso he hecho."

"¿Hablas en serio?"

"No tengo ningún motivo oculto ni nada parecido. Si te quedas más tranquila, lo juraré incluso en el nombre de Roxy-sensei."


Tras decir esto, Elinalise se quedó pensativa durante unos instantes hasta que finalmente sus cejas dibujaron perfectamente el carácter japonés .


"Aunque sea cierto eso que dices, Ludeus; debes comprender que traerme a un chico tan serio y honesto como él me pone en un aprieto."


... ¿En un aprieto? ¿A Elinalise? Pero si pensé que te lo llevarías encantada a una posada a darle amor...


"Ya te he explicado la maldición que sufro, ¿no es así? Con ella no puedo salir con un único hombre, ¿lo comprendes?"


Es cierto que me explicó directamente en su día que como la maldición le impide serle fiel a una persona prefiere estar jugando con varios hombres libremente. Pero vaya, solo de recordarlo comprendo que hasta Elinalise es capaz de pensar con seriedad de vez en cuando... Aunque bueno, imagino que en ese caso lo de que salga en serio con nadie es imposible...


"Te comprendo. En ese caso, simplemente recházale con claridad."

"¿De verdad puedo? ¿No te causará problemas a ti, Ludeus?"

"No te preocupes por eso."


Tampoco es que me pueda afectar demasiado, y más teniendo en cuenta que me llaman Quagmire... ya sabes... toma, toma, toma[12] y eso... Por no hablar que desde que encontraron a Zenith ya no necesito ir extendiendo mi nombre.


"Lo único que te pido es que te asegures de explicarle el motivo. No quiero que se piense que estoy intentando quitarme a la competencia ni nada por el estilo."

"No hacía falta que lo dijeras, tenía pensado hacerlo."


Perfecto, entonces.

Nuestra discusión privada terminó y Elinalise se acercó hasta ponerse frente a Cliff. En esa posición quedó clara la diferencia de estatura con Cliff, y más teniendo en cuenta que es bastante pequeño.

Cuanto más les veo juntos, más pienso que no encajan en absoluto; aunque las diferencias físicas no importan en cuestiones del corazón.... Uh....

Llegando a esta conclusión, recordé el motivo por el que Eris me dejó, y acabé deprimiéndome.


"Ludeus, las romances ajenos son cuestiones privadas."

"Ah, tienes razón. En ese caso, me marcho ya."


Decido dejarles solos tras el comentario de Elinalise, aunque no sin sentirme preocupado por Cliff.

Pero es lo mejor... porque aunque Elinalise no sufriera esa maldición, seguiría siendo un viejo verde y salido con cuerpo despampanante y femenino. Mientras que Cliff es un estudiante honorífico y honesto... como si mezclaras agua y aceite... no pegan ni con cola.


"Ludeus... Hmm.... ¡Muchas gracias!"


Las palabras de Cliff resonaron en la habitación y se clavaron en mi pecho dolorosamente sabiendo el resultado de este encuentro.

5ª Parte[edit]

Tras lo ocurrido, una semana más tarde tuvimos la tutoría mensual obligatoria para los Estudiantes Privilegiados.

.

..

...

En el aula, una pareja acaramelada estaba sentada frente a un pupitre con libros mientras flirteaban en público, ya que la mujer se encontraba sentada sobre las rodillas del hombre en una pose bastante cercana mientras no dejaba de acariciar al mucho más pequeño chico.


"Es fácil acordarse de como utilizar la magia combinada si tienes en consideración fenómenos naturales similares. Además, aunque no tengas disponible uno de los hechizos necesarios, siempre puedes utilizar elementos que se encuentran en la naturaleza para obtener el mismo efecto. Por ejemplo, para crear niebla, en lugar de crear agua y calentarla, puedes calentar agua o nieve que tengas a tu alrededor."

"Como se nota que eres un genio, Cliff; tu saber no conoce límite."

"No es para tanto."


Las 2 personas acarameladas de la habitación eran gente que conocía de antes, se trataban de Cliff y Elinalise. Por este motivo, y sin comprender del todo la situación y la confusión mostrándose en mi cara, me acerqué a ellos.


"¿Hm? ¡Ah, Ludeus! ¡Gracias por tu apoyo el otro día!"


Cliff intentó levantarse de su asiento para darme las gracias, aunque como tenía a una mujer sentada en su regazo le fue imposible, quedándose en una simple reverencia desde su silla.


"No hay de qué... pero... Elinalise-san, ¿me puedes explicar esto?"


Sentada sobre sus rodillas, Elinalise observó a Cliff con una sonrisa gentil en su cara mientras me respondía.


"Estamos saliendo juntos."


¿Wat? ¿Cómo?... ¡¿Por qué?! ¿Porque nadie se espera a la inquisición española[13]? No en serio... ¿no se suponía que iba a rechazarle?


"Esto... ¿no se suponía que ibas a hacer otra cosa?"

"Ludeus, hasta mi corazón se sobresalta ante una proposición de matrimonio tan viril como la de Cliff."


¿Matrimonio? ¿No te parece que esto ha escalado muy rápido?


"No, por favor, me moriría de vergüenza."

"¡Te juro, Elinalise DragonRoad, que te libraré de tu maldición, así que, por favor te lo pido, cásate conmigo!"

"¡N-Nooo!"

"Y más tarde acabamos en la posada y su inocencia... ¡Ahh...! Siento que voy a explotar de nuevo solo con recordarlo."

"P-para de una vez, hay gente delante."


Cliff se puso como un tomate.

Pero vaya, dice que pare pero no parece que molestarle tanto como dice. Aunque bueno, Cliff... felicidades por salir del grupo de princesos. Hasta yo me sorprendo de estar tomándomelo tan bien... ¿será porque yo también dejé ese grupo hace tiempo? ¿O porque conozco a Elinalise y sé lo buen partido que es si no tenemos en cuenta su maldición?

Guau... Elinalise hasta le contó lo de su maldición, y por como habla, hasta le habrá hecho saber que le será imposible no tener encuentros ocasionales con otros hombres; teniendo en cuenta que me explicó que le era imposible estar con un único hombre, y más con esa razón de peso. Así que... ¿Cómo y por qué Cliff? Dime... ¿Matrimonio? ¿De verdad? ¿En qué estabas pensando?


"Cliff, por ti, haré todo cuanto pueda por soportar esta maldición."

"Y-Ya te dije que no era necesario. No puedes evitarlo por culpa de esa maldición, así que, m-mientras tu corazón me pertenezca, yo..."

"Cliff.... Eso es obvio, el resto podrá tener mi cuerpo, pero solo tú tendrás mi corazón."


Cliff acarició suavemente el pelo de la emocionada Elinalise y sus miradas se cruzaron. Estando ella sentada en su regazo, la distancia que les separaba era casi inexistente.


"Elinalise..."

"Cliff..."


Tras decirse sus nombres en un suspiro, sellaron el momento con un beso; aunque decidieron continuando sobeteándose mutuamente como si no me tuvieran delante. Pero, sobarse en toda regla, sin reparo ninguno.

¿De verdad no te importa, Cliff? ¿Estás seguro de lo que dices? La mujer esta habla muy acaramelada ahora mismo, pero casi te va a usar como un felpudo cuando se vaya con otros, ¿lo entiendes? ¿El amor te ha hecho perder la cabeza o qué?


"..."


Casi incapaz de resistir la tentación de decir esas palabras en alto, consigo controlarme.

Acordamos que yo solo les presentaría y que no tendría nada que ver con el resultado... sería raro que ahora me pusiera a quejarme.

Alzo la mirada al final de la habitación y observo que los otros 3 ocupantes no parecen ni afectados ni interesados en el espectáculo que estaba ocurriendo en primera fila. Pursena estaba masticando algo de carne seca, Zanoba le estaba comentando a Julie los aspectos únicos de una muñeca que había encontrado el otro día en el mercado, y Julie prestaba atención a lo que Zanoba le decía sin parecer haber notado ni la presencia de los 2 tortolitos.

La única que parecía compartir algo de mi desagrado era Rinia, como si fuera a vomitar en cualquier momento.


"Jefe, ¿qué le pasa a esa mujer-nya? Cada vez que le lanzo provocaciones me responde alegremente y no la entiendo-nya."

"Yo tampoco la entiendo, la verdad."


La situación no tiene sentido...

Intentando comprender cómo había acabado de esta forma, decidí intentar organizar los hechos en mi cabeza.

Cuando les dejé el otro día, me dijo que iba a rechazarle sin miramientos; y al hacerlo, seguramente para evitarse complicaciones futuras cuando Cliff comprendiera que los rumores eran ciertos, decidió explicarle todo sobre su maldición...

El problema es que Cliff optó por la ruta, ¡Te curaré, así qué cásate conmigo! Y escuchando algo así, Elinalise cedió y aceptó. Pero vaya... ni idea de cómo Cliff pudo soltar algo así tras enterarse de que el ángel de la ventana resultó ser súcubo de catre...

Pero mi cabeza continuó procesando la información.

Si yo me hubiera encontrado en su situación... ¿habría reaccionado de manera distinta? Si alguien me dijera con total honestidad las palabras ¡Me aseguraré de curar tu enfermedad, así que cásate conmigo!, yo...... podría no resistir esa cantidad de honestidad y afecto... seguramente me enamoraría perdidamente de esa persona. Y aunque no estuviera seguro de que de verdad pudiera curarme, o incluso si no lo consiguiera, mientras viera la dedicación de esa persona...

Porque, en realidad, no estoy seguro de cuán dura es la maldición para Elinalise; quizás, por mucho que dijera que le gusta ese estilo de vida, puede que en realidad le afecte internamente y simplemente se haya resignado. En ese caso... esas palabras podrían conseguir capturar su corazón.

Pero, vamos, lo pongo como si solo importara Elinalise, porque vaya... Cliff se lo ha ganado con esa muestra de dedicación y seriedad capaz de hasta cautivar a Elinalise.


"Jefe, se me ha ocurrido algo-nya."

"¿De qué se trata?"

"Podríamos salir juntos tú y yo, para que vieran lo que se siente al ver una pareja así-nya."


Escuchando la propuesta de la chica-gata, comprendí que se refería a algo pasajero o temporal, pero no perdía nada por comprobarlo.


"Rinia-senpai, no me importaría salir contigo si quieres, aunque lo cierto es que soy impotente. ¿Tú harías lo imposible por curarme si decido salir contigo?"

"¿Eh?" / "¿Eh?" / "¿Eh?" / "¿Eh?"


Cuando pronuncié estas palabras, todos en el aula salvo Elinalise dejaron escapar un ¿Eh? colectivo, tras lo que clavaron sus miradas en mí, como si se pensaran que habían oído mal y quisieran corroborarlo.

¿Qué pasa? ¿Tanto os importa que no me importe salir con Rinia?


"J-j-jefe... A-¿Acaso escuchaste d-de lo que hablábamos el o-otro día-nya?"

"¿A qué te refieres?"

"Que aunque encerraste a un par de chicas súper sexys como nosotras y nos desnudaste y toqueteaste... no te apareaste con ninguna de nosotras, por lo que p-podrías... ser... un p-p-pichaf-floja... ya sabes... eso de lo estuve comentando con Pursena en el almuerzo-nya."


¿Pero qué coño...? ¿Han estado comentando esas cosas a mis espaldas?

Lancé una mirada a Pursena que apartó la vista al instante.


"N-No es lo que piensas-nano.... No es como si estuviéramos hablando mal de ti... Es solo que cuando me metiste mano el otro día, como que el olor a excitación en ti era demasiado flojo y como que me preguntaba... si quizás... fuera el caso-nano...."


Tras la explicación de Pursena, las miradas regresaron a mí, pero ahora con un toque de lástima en ellas; como si quisieran mostrarme su simpatía para que me sintiera mejor.

Vaya... entonces lo que les ha extrañado no es que dijera de salir con Rinia, sino lo de la impotencia... Sé que lo he estado ocultando... ¿pero es tan raro como para que os pongáis así?


"Pero como que no intentábamos extender rumores sobre ti a tus espaldas-nano; es más, la que utilizó la expresión pichafloja fue Rinia-nano. Tía... eso fue de dafaq-nano."

"Pero si tú fuiste la que dijo que era inofensivo por mucho que nos toqueteara porque no iba a atacarnos-nya.""

"Pero eso fue como que para mostrarle mi respeto por ello-nano."

"¡¿Nya?!"


Disfrutando un poco del espectáculo del dúo cómico de la clase, decidí sentarme.


"Bueno, tampoco pasa nada. No es algo que me afecte demasiado aunque se sepa."

"C-Claro, jefe-nya. No es que vayamos a valorarte menos porque seas impotente u otra cosa-nya."

"Exacto. Vamos, seas un jefe impotente o un jefe normal, seguirás siendo nuestro jefe-nano."


Impotente esto, impotente lo otro... ¡Dejad de repetirlo tanto! ¡Cada vez que lo oígo se me retuerce el corazón! Creo que hubiera sido mejor que me lo callara...


"Shishou, no te preocupes por eso, porque siempre nos quedara nuestro amor por las muñecas."


Zanoba dijo esto mientras me daba una palmadita a mi espalda, pero Julie se veía confusa y preguntó al respecto.


"Maestro, ¿qué significa Impotente?"

"Hmm... ¿Cómo decirlo...? Es cuando una parte del hombre no responde a sus deseos... Aunque no afecta nada a la hora de crear muñecas."

"Hmmm."


Viendo como utilizó una definición prudente del término, pude comprender que Zanoba intentaba consolarme a su modo.


"Jefe, pensé que solo eras un salido constante, pero veo que en realidad intentabas por todos los medios curarte-nya... me conmueves-nya..."

"Si hay algo como que podamos hacer, ayudaré-nano. Aunque, como que podrías darme carne antes..."


El consuelo de estas 2 parecía algo distinto al de Zanoba.

¿Cómo decirlo...? Se siente a que están como forzadas... Por no hablar de ese comentario ofensivo que no he pasado por alto, perdiste tu oportunidad de salir conmigo, Rinia.


"Ludeus, he de confesarte que como miembro practicante de la iglesia Milis he recibido instrucción para realizar confesiones de los fieles, aunque no es un ámbito que se me dé especialmente bien. No obstante, puedo escuchar al menos tus problemas e intentar pensar en alguna solución contigo, por lo que si te sintieras deprimido por ello, puedes contar conmigo."


Las palabras de Cliff sonaron mucho más sinceras y amables que las de las chicas ferales.

Vaya... casi puedo comprender cómo consiguió conquistar a Elinalise... ¡NO! !No me cautivarás con tus palabras! ¡Aún no me he dado por vencido en mi sexualidad!


Y así fue como Cliff y Elinalise acabaron saliendo juntos, aunque personalmente, opino que Elinalise no tardará en volver a las andadas; y dudo que Cliff sea capaz de soportar que Elinalise se acueste con otros hombres, por lo que seguramente acabarán rompiendo... pero esto no es algo que pueda decir en alto, no es mi lugar.

Otro aspecto importante es que mi enfermedad se hizo conocida por el resto de Estudiantes Privilegiados, y aunque se metieron un poco conmigo, sobre todo esas 2, al final, todos dijeron que me ayudarían.

... ¿Habrá sido ese el primer paso necesario para curarme? Quiero curarme cuanto antes para poder flirtear como esos 2... T_T.


Por otra parte, Cliff parecía haber entendido que Elinalise se veía obligada a acostarse con otros hombres debido a su maldición, y que, para que nadie descubriera su problema, se hacía pasar por la Devora-hombres a la fuerza.

Así que se creé que es una pobre y trágica luchadora... Bah, no es mi problema.

Capítulo 78 - Princesa X Caballero X Mago[edit]

1ª Parte[edit]

La vida de Sylphy cambió enormemente desde su aparición en Ars tras la Catástrofe Mágica. De vivir como una aldeana normal en una aldea corriente, dio paso a su nueva vida como Archimaga Guardián de Ariel.

Y su primera dura tarea al frente de semejante puesto fue, un cambio radical en su vestuario, heredando del anterior Archimago Guardián su capa, sus botas y sus guantes, debido a su reciente fallecimiento.

Las botas eran un objeto mágico conocido como Botas del Ciclón que permitían a su portador desplazarse a una velocidad muy superior a la normal.

La capa, del mismo modo, era otro objeto mágico conocido como Capa de Templanza Perenne que controlaba en gran medida la temperatura corporal, ignorando las clemencias del tiempo, que además, protegía de enfermedades.

Y por último, los Guantes de Represión, que reducían a la mitad toda fuerza aplicada en la cara de la palma, como el daño contundente.

Se trataban de los objetos mágicos que se le otorgaban al Archimago Guardián de la realeza, pero además, se ordenó fabricar un nuevo objeto a medida para Sylphy de materiales por valor del equivalente a una casa en una aldea o ciudad pequeña; el Jubón del Gusano Hilador de Acero.

La tela obtenida de estos monstruos permitía resistir la mayoría de ataques cortantes, y aunque le era imposible detener técnicas del Filo Celestial, su función estaba más orientada a impedir daños de cuchillos arrojadizos y al mismo tiempo, ocultar la figura de Sylphy.

Además de estos objetos, se incluyó una herramienta mágica que avisa y orienta hacia una persona concreta cuando esta se encuentra en peligro, Lentes del Salvador; debido a que no solo permitía informar de cuando la princesa recibiera un ataque, sino que además, permitía esconder en gran medida las facciones de la pequeña.

Todos y cada uno de los objetos que componían el set de equipo eran de una rareza y valor elevados. Llegaba a tales extremos que podrían conseguir que cualquier aventurero que los viera, sintiera una enorme envidia y celos, suficientes para querer tomarlos a la fuerza.

Entre los nobles, también se instigó para hacerle entrega a Sylphy de un báculo portentoso. Pero la joven lo rechazó debido a que la varita de principiante que portaba en estos momentos era un regalo que había recibido de Ludeus. Era el único recuerdo que le quedaba, tanto de él, como de su anterior vida; y por lo tanto, algo de lo que no quería separarse.

Los nobles dudaron unos instantes sobre si forzar a la pequeña a tomar el báculo, pero recordaron que con esa simple varita de principiante, la pequeña fue capaz de acabar con un Jabalí Verdugo de un único ataque, por lo que decidieron no darle más importancia.


Por otro lado, sus hábitos alimenticios también sufrieron un enorme cambio.

En la aldea Bonna, la base de la alimentación era algo parecido a una sopa de verduras acompañada con migas de pan de centeno, bastante duro y áspero. Y los platos especiales servidos en celebraciones, eran de carne de conejo o pájaro, que su padre cazaba.

Pero en definitiva, estos eran los platos a los que Sylphy estaba acostumbrada; y aún así se daba por afortunada, puesto que aunque su familia fuera humilde, como en el reino de Asura había suficiente prosperidad y poseía tierras muy fértiles, nunca hubo grandes hambrunas ni desnutrición entre sus habitantes.

Pero aunque el reino de Asura fuera próspero, lo que a día de hoy comía eran festines llenos de manjares realizados por los cocineros de la corte real del reino de Asura.

Caldo espeso hecho de una gran selección de verduras con migas de pan tierno; carnes y pescados especiados de manera suculenta y cocinados a fuego lento; salteados de verduras frescas; incluso postres de todo tipo que acompañaban cada comida.

La cantidad de lujos en la mesa eran abrumadores para Sylphy.

Porque aunque su trabajo fuera el de escolta, al ser miembro de la guardia personal de Ariel, la comida que se le ofrecía era solo ligeramente inferior a la que degustaba la mismísima realeza de Asura. Esto se debía, entre otros motivos, a que históricamente, el puesto que ocupaba estaba reservado para personas emblemáticas de la nobleza, como Luke Notos Greyrat.

En definitiva, la diferencia entre la comida de cuando vivía en la aldea Bonna, con respecto a la comida que degustaba en estos momentos era como comparar el mismísimo Edén con un jardín descuidado.

Para Sylphy, su estancia en palacio era solo equiparable a los sueños de su infancia sobre una vida de lujo. Aunque la única pega de estos lujos era su falta de libertad y tiempo libre.

Incluso con todo esto, Sylphy continuaba realizando el entrenamiento que tantos años había seguido tanto para fortalecerse como para entrenar la magia en el tiempo que conseguía obtener.


Por supuesto, estaba preocupada tanto por lo que le habría pasado a Ludeus, como a los habitantes de Bonna.

Por la información que le había llegado, el cabeza de los Boreas, James Boreas Greyrat, había huido en un intento de salvar su cuello debido a que la responsabilidad de lo sucedido recaía sobre él. Esto llevó a que la tarea de la búsqueda de los habitantes no avanzara lo más mínimo.

Al menos, el Ministro de la corte Darius le dio su apoyo a una persona llamada Alphonse, que por lo visto fue el mayordomo de Lord Sauros, para permitirle así construir un campamento de refugiados. Aunque las expectativas del mismo no eran especialmente brillantes.

Sylphy se ofreció a ayudar en varias ocasiones, incluso yendo sola y a pie si fuera necesario, pero varios nobles rechazaron su propuesta; indicándole que su misión como Archimago Guardián era proteger a la princesa, y que esperara noticias.

Por ese motivo, y siguiendo las órdenes, Sylphy continuó ejerciendo su puesto como guardaespaldas.


Al principio, solamente hubo un continuo historial de fallos, especialmente en sus apariciones en público.

Por mucha etiqueta que se le enseñara y la joven intentara aprender, había varios aspectos que no comprendía o conocía. Sus modales en la mesa eran insuficientes, sus saludos a otros nobles al cruzarse con ellos también eran incorrectos, y fallaba aún más a la hora de participar en las distintas ceremonias a las que tenía que asistir.

Esta serie de fallos fueron utilizados como ataques contra la segunda princesa.


"Por mucho que digan que ese chico es un prodigio, parece que no posee el mismo talento para acatar un comportamiento propio de su rango."


Aunque fuera una exageración insinuar que Sylphy no sabía comportarse mínimamente, la maldad de esos comentarios consiguió que la pequeña casi se acobardara, rememorando los años de acoso que sufrió en la aldea.

No obstante, consiguió sobreponerse.

Seguramente, porque aunque la cantidad de comentarios ofensivos sobre ella era elevada, a sus ojos, los comentarios lo que le demostraban era que todavía no estaba a la altura para estar junto a Ludeus, como le dijo Lilia años atrás.

Si de verdad quieres estar a su lado llegado el momento, como su futura esposa es necesario que aprendas como desenvolverte en palacio para no ser rechazada por los nobles del mismo.

Y por Ludeus, no podía permitirse rendirse.

¿Qué haría Ludeus en esta situación...? Seguramente... soportarlo y avanzar. Y si Ludeus puede conseguirlo, yo DEBO ser capaz de imitarle, si de verdad quiero estar a su lado en el futuro...

Y pensando de esa forma, la joven de orejas puntiagudas infló su pecho con determinación para seguir intentándolo con una pasión renovada; llevando a que, tras ese momento, hiciera cuanto pudiese por asegurarse de que los fallos cometidos nunca más fueran repetidos, aumentando enormemente su dedicación.

Todo cuanto le era enseñado, lo aprendía con esmero, aunque tuviera que practicarlo en la intimidad una y otra vez.

Y lo primero que decidió cambiar, fue la forma en la que hablaba, tomando un tono más masculino y cambiando la forma en la que hablaba[14], intentando en la medida de lo posible imitar la actitud que recordaba de Ludeus.


Por otro lado, Sylphy notó un cambio a mejor en la actitud de Luke con ella, poco después del incremento en su dedicación.

El pequeño donjuán tenía la reputación y el conocimiento de algo de lo que se sentía orgulloso, su capacidad para comprender a las mujeres. Algo que la propia Sylphy había observado al ver cómo este era capaz de alterar ligeramente su actitud dependiendo de la personalidad de la mujer con la que hablara.

Llegaba incluso a jactarse de que su lema en la vida era era Haz lo imposible por conocer las preferencias femeninas; y aunque la pequeña supiera que era un mujeriego, le era imposible negar su habilidad especial para comprender a las mujeres con las que hablara, aunque, claro está, eso solo funcionara (o quizás solo lo aplicara) con mujeres.


Luke contempló el esfuerzo desesperado de Sylphy y su enorme dedicación, algo poco común entre las hijas de nobles.

Había visto a la pequeña centrarse en sus adversidades para superarlas, haciendo lo imposible por solventar cuanto problema surgiera sin detenerse hasta corregirlo. Viendo esto, consiguió que Luke, decidiera apoyarla.

Para conseguirlo, en secreto analizó lo que veía que la pequeña no comprendía, para ayudarle a entenderlo con comentarios y menciones superficiales que sirvieran a la pequeña de guía, pero todo desde una postura aparentemente distante.

Este distanciamiento se debió a que necesitaba mantener su reputación en palacio.


No obstante, Sylphy se dio cuenta del apoyo que estaba recibiendo por parte de Luke, pero lo que surgió al ver ese apoyo no fue cariño ni afecto; ya que para la pequeña, no había ningún resquicio de su corazón que no estuviera ocupado por Ludeus. Por no hablar de que Luke tampoco parecía interesado en el físico poco definido propio de las orejas puntiagudas, sino que como buen Notos, era un ferviente seguidor de las mujeres con curvas llamativas[15].

Pero entre ellos, surgió una extraña camaradería.

Extraña, puesto que Luke no era poseedor de demasiados amigos.

Al ser miembro de los Notos, no tardó en verse obligado a unirse a la facción de la segunda princesa; y debido a su edad, fue forzado a trabajar como su Caballero Guardián, lo que le obligó a entrenar casi toda su vida para cumplir con los cometidos de ese cargo.

Eso le llevó a no encontrar a una persona a la que pudiera ver como su igual, sino como simples superiores, como la princesa o su padre, o inferiores, como la gran mayoría de nobles de su edad que no poseían un cargo de tal importancia.

Y esto se extendió también a una persona que aunque realmente en cuanto a puesto debería haber sido considerado como su igual, el Archimago Guardián Derrick, al considerar su edad y su experiencia, era imposible no verle como un superior.

Esto cambió con la aparición de Sylphy, la cuál, tanto por el esfuerzo que estaba realizando, como por su edad y sus deficiencias, entraba dentro de los márgenes de lo que Luke podía considerar un igual.

Hasta tal punto, que a sus ojos, era la única verdadera merecedora de ser considerada, su amigo[16].

2ª Parte[edit]

Mientras Sylphy y Luke afianzaban sus lazos de amistad ocultos de miradas ajenas; algo similar ocurría entre Sylphy y Ariel. No obstante, el principio de esta amistad tuvo un comienzo bastante brusco.

Por aquel entonces, Ariel era famosa en palacio.

El motivo de esta fama no se debía a que se trataba de la segunda princesa, sino por ser una sádica torturadora, y su increíble pasión por ver el tormento de otras personas.

Según rumores, esta pasión surgió del trauma de ver en riesgo su vida el día en que intentaron asesinarla.

Al principio, sus torturas eran vistas como casi juegos propios del palacio real, como por ejemplo, ordenarle a una sirvienta que continuara su tarea de limpieza completamente desnuda. Pero con el tiempo, había llegado incluso a darle una enorme paliza a un recadero con una fusta por haber transportado en la misma bolsa prendas de seda y prendas de lino.

Era algo que había sido definido como atracción por abusar de los débiles. Y aunque se había intentado mantener tan oculto como fuera imposible, en la corte real era un secreto a voces.

En los primeros días de esta atracción, la princesa atacaba a aquellos que veía como débiles, pero con el tiempo, perdió interés en estos, convirtiendo en nuevo blanco de sus juegos a aquellos que consideraba fuertes.

La máxima estimulación que sentía la princesa por sus actos era conseguir que alguien poderoso se postrara ante ella, aceptando su autoridad.

Luke no le valía como un blanco aceptable a sus ojos, puesto que en ningún momento se opuso a la voluntad de Ariel. Acto seguramente debido a los sentimientos que el Caballero Guardián intentaba ocultar de la princesa, con poco éxito.

Y antes de que Sylphy apareciera, el Archimago Guardián Derrick, tampoco mostró nunca rebeldía contra la princesa, ofreciéndole obediencia absoluta. Hecho que le alejó de ser un blanco aceptable.

El motivo que llevo a Ariel a descartar a sus 2 guardaespaldas, fue que un objetivo de su agrado necesitaba poseer tanto Fuerza, como Rebeldía; y quizás, gracias a que la princesa nunca se interesó en ellos, fue posible que pudieran continuar trabajando como sus guardaespaldas.

Entonces, ¿qué sucedió cuando la pequeña Sylphy apareció en su vida?

Al ver como la pequeña fue capaz de acabar con el Jabalí Verdugo de un único hechizo conjurado en silencio; y después ver como, en un lugar desconocido y rodeado de extraños, la pequeña hacía cuanto podía por aprender a desenvolverse en palacio con determinación. Sylphy pasó a formar parte de los blancos aceptables de la princesa.

Que fuera un prodigio para la magia, que fuera más joven que Ariel, que tuviera el pelo completamente blanco, que tuviera orejas puntiagudas, que fuera trabajadora, e incluso que tuviera un hombre al que amaba... Todo eso, a ojos de Ariel era deseable.


No obstante, al principio, Ariel hizo lo posible por soportar sus ansias de doblegar a la joven.

El motivo de este autocontrol vino por que Sylphy la había salvado de una muerte segura; le debía la vida.

Todavía podía recordar como si fuera ayer el miedo que sintió cuando el Jabalí Verdugo apareció frente a ella... de no ser por Derrick, la cabeza de la princesa seguramente hubiera explotado tras el primer ataque del monstruo, esparciendo sus sesos por el jardin. Además, de no ser por Luke, el siguiente ataque del monstruo la habría desmembrado allí mismo.

Para Ariel, de no ser por Sylphy, ni Luke ni ella misma hubieran sobrevivido al encuentro con el monstruo. A diferencia de los Goblins, los Jabalís Verdugos no violan a las mujeres, sino que simplemente arrancan una a una sus extremedidades para alimentarse de ellas, como si de un ciervo se tratasen.

Sylphiette es mi salvadora, y le debo la vida. Como miembro respetable de la casa real de Asura, es mi obligación reparar su gesto.

Pero esta actitud poco a poco fue desapareciendo.


Sylphy, después de probar los alimentos de palacio, comenzó a esforzarse más y más; llegando incluso a agradecerle a la princesa en una ocasión por la comida tan deliciosa que estaba saboreando por primera vez en su vida.

Al oírla, una sonrisa enfermiza apareció en el rostro de la princesa.

El motivo de esta sonrisa fue, que aunque Sylphy siguiera siendo Sylphy, nada hubiera cambiado, y se estuviera esforzando por Ludeus; la pequeña había aceptado con el paso de los días que se encontraba Bajo la Protección de la princesa. Y esa actitud hizo que su forma de actuar con Ariel se viera ligeramente alterada.

Una actitud amistosa que la princesa tomó como una invitación.

Me está aceptando, ¿verdad...? Ya no tengo que contenerme por más tiempo, ¿no es cierto?

Y el malentendido llevó a que la princesa planease llevar a cabo su retorcido acercamiento.


En una noche, Ariel visitó los aposentos de Sylphy, equipada con un Strap-on[17] King-size[18] para atacar a la pequeña y hacerla suya, con la intención de desatar por completo sus instintos suprimidos hasta esa noche.

La virtud de la pequeña se encontraba pendiente de un hilo, puesto que para la princesa, que alguien se negara a un decreto real era impensable.

Pero totalmente en contra de las expectativas de la princesa, Sylphy la rechazó y se defendió.

Con los ojos inyectados en sangre, se lanzó contra Ariel, incluso estando medio dormida para protegerse de la princesa, olvidándose por completo de cualquier tipo de cortesía y etiqueta aprendida en palacio.

La joven de pelo blanco no tenía ningún tipo de respeto especial hacia la familia real de Asura; y como además, Lilia ya le había avisado de las actividades nocturnas de palacio, la no tan ingenua niña fue capaz de comprender que estaba a punto de ser violada.

Sylphy utilizó un potente hechizo para herir a la princesa hasta casi acabar con su vida.

Porque aunque la pequeña sintiera gratitud por la persona que le había ofrecido comida y alojamiento; una cosa no quitaba que esa misma persona estara intentando abusar de ella.

Si en ese momento, Sylphy no hubiera sido capaz de usar magia Curativa, el desenlace hubiera sido otro mucho más problemático. Aunque en realidad, ya había llegado al nivel de problema.

Luke llegó corriendo a la habitación de Sylphy después de escuchar gritos, y allí se encontró a Ariel, descompuesta y malherida, mientras la maga curaba sus heridas.

La princesa a la que había jurado proteger, se encontraba en peligro.

Luke comprendió de inmediato el origen de la situación actual, imaginándose que los malos hábitos de la princesa habían resurgido una vez más.

Esto es malo... Yo solo soy incapaz de ocultar algo semejante. Además... si Ariel lo pidiera, yo mismo le cortaría la cabeza a Sylphy en este momento...

Sus pensamientos iniciales comprendieron lo que debía hacer, pero Luke contrariado no sabía qué hacer.

¿Debo de acabar yo mismo con la vida de alguien a quien considero mi amigo? ¿O debo de defenderle por mucho que no sea una noble?

No obstante, las dudas de Luke se convirtieron en innecesarias un segundo más tarde.


"Este sufrimiento... es inesperadamente... agradable..."


Ya que Ariel, por sus palabras, parecía haber descubierto un nuevo entretenimiento.


Todos y cada uno de los nobles y miembros de la realeza de Asura poseían una atracción diferente. Y el masoquismo[19] no era algo excepcional.

Gracias a eso, el incidente en sí fue tratado como un juego propio de palacio, en la que Ariel, la víctima, disfrutó del asalto de Sylphy. Consiguiendo de esta forma, que el problema desapareciera. Y cabe señalar, que Ariel nunca más volvió a llevar a la práctica el intento fallido de abuso de la pequeña.

No obstante, sería normal que la verdadera víctima del altercado albergara recelo o enfado hacia la persona que intentó abusar de ella; pero por extraño que parezca, debido al desenlace final, lo que surgió fue un sentimiento de confianza con la princesa, que nuevamente volvió a protegerla del resto de nobles.

Esta respuesta tan increíble y distorsionada de la pequeña se debía principalmente a que hasta este momento de su vida, todos y cada uno de los jóvenes de su edad, a parte de Ludeus, la habían atacado y evitado hasta ahora.

Sumado a su temprana edad, no habiendo terminado aún de desarrollarse físicamente, y al complejo sufrido hasta hace pocos años; su personalidad algo infantil e inocente le hizo confiar plenamente en una persona que le había mostrado un gesto de amabilidad.

Pero aunque los motivos que llevaran a esta confianza fueran turbios, entre las 2 jóvenes había sido plantada una semilla de amistad; que con el tiempo, se convirtió en un grueso y floreciente árbol que mostraba sus frutos.

3ª Parte[edit]

Un año después de que ocurriera la Catástrofe Mágica, la situación en la corte cambió.

Aunque en realidad, el ambiente entre los nobles que formaban parte de la corte había cambiado tiempo atrás, y la única diferencia es que fue justo en este momento cuando llegó el desenlace de los eventos ocurridos hasta ahora.

Y esos eventos se debieron a la acusación sin fundamento que Lord Riston lanzó sobre el primer príncipe. En concreto, la acusación de que el primer príncipe a través de uno de sus nobles había introducido un monstruo para tentar contra la vida de la segunda princesa; acusación que se fue extendiendo entre los distintos nobles de palacio.

Estas duras palabras se basaron en la aparición de un monstruo en palacio, lo que debería haber sido imposible en otro caso si algún grupo no lo hubiera traído hasta ese lugar. La lógica dictaba que las palabras eran sensatas, por lo que varios nobles llegaron a la conclusión de que ciertamente, alguien debió poner ese monstruo; aunque también comprendían que la actitud tan brusca de Lord Riston casi parecía estar intentando culpar a un inocente de lo ocurrido.

No obstante, cuando se tuvo constancia de que la aparición del monstruo seguramente fuera consecuencia de la Catástrofe Mágica, la situación dio un giró radical; puesto que Lord Riston se había atrevido a utilizar un evento tan terrible como la Catástrofe Mágica para acusar injustamente a una persona.

Esto causó que casi todos sus apoyos actuaran con desdén hacia el Lord. Por mucho que la manipulación de desastres para sus propios fines fuera una acción demasiado extendida en general por la nobleza.

Sin embargo, el fallo de Lord Riston fue realizar la acusación, aun conociendo que tarde o temprano se conocería la posibilidad de que la aparición del monstruo fue debida a un desastre natural.

En definitiva, el grupo al que Lord Riston acusó, obtuvo una oportunidad de oro para devolver el ataque, que fue aprovechado magníficamente por el Ministro Darius, causando que la autoridad del Lord cayera en picado. Esta perdida de autoridad se tradujo en pérdida de casi todo su territorio, que llevó además a que pasara de Lord a Conde, y que el gran parte del poder de su familia fuera destituido.

Esta derrota causó además, que la facción de la segunda princesa, cuyo poder nunca había sido excesivo, recibiera un nuevo revés; permitiendo a Darius continuar debilitando en gran medida a los nobles que rodeaban a Ariel.

El siguiente evento fue que nobles influyentes fueran uno a uno perdiendo su poder en la corte, y que otros, al ver esto, decidieran traicionar a la princesa. El desenlace fue, que la facción de la segunda princesa desapareciera casi por completo.

A cada noble que perdía en su causa, las posibilidades de que Ariel alcanzara el trono desaparecían más y más.

No obstante, una realidad era evidente para las facciones contrarias a la princesa; el carisma de Ariel era ENORME.

Esto significaba que la popularidad entre los habitantes del reino era elevada; permitiéndole, que mientras viviera, pudiera convertirse en un obstáculo para el resto de competidores al trono. Y por este mismo motivo, Darius le recomendó al primer príncipe que mandara asesinar a Ariel para poner fin a su vida; aprovechando que todos los nobles influyentes que la amparaban habían desaparecido y que no quedaba nadie que pudiera protegerla.

Para obtener el trono de Asura, cualquier medio es necesario con tal de ganar la competición; incluso que un hermano asesine a su hermana pequeña. Por algo hasta el actual rey de Asura había cometido un hecho similar en su camino al trono; y ahora que la princesa había perdido todos sus apoyos, era el momento oportuno para llevarlo a cabo, puesto que les era imposible presionar políticamente una vez que el asesinato se llevara a cabo.

La vida de Ariel pendía de un hilo.


No obstante, el asesinato fue detenido en su totalidad gracias a Sylphy, consiguiendo no solo defender a la princesa, sino acabar con el asesino.

El incidente en sí fue una pelea igualada y peligrosa.

De no haber sido entrenada por Ludeus; de no haber sabido moverse a gran velocidad con hechizos en silencio que la empujaran con magia combinada; de no haberle visto hacer algo similar a Ludeus e interesarse del cómo había sido capaz de hacerlo; de no haber estudiado las teorías y motivos de los distintos fenómenos mágicos para imitarlos; y de no haber sido menospreciada por su adversario debido a que se trataba de una cría...

Si cualquiera de esos aspectos hubiera sido distinto, lo más seguro es que su vida habría acabado en ese mismo instante, incapaz de defender a la princesa.

El resultado fue que Sylphy salvó a la princesa y acabó con el asesino; pero igualmente recibió el veneno que iba dirigido contra la princesa, que le causó estar entre la vida y la muerte durante 3 días enteros. Tras lo que su suerte le hizo sobrevivir, y hasta no presentar ninguna clase de efecto secundario.

Y como resultado de semejante proeza, Fitts se convirtió en una figura extensamente conocida en el palacio real, e hizo que los anteriores comentarios despectivos fueran desapareciendo lentamente, al considerarse que la persona hacia los que iban dirigidos, era un doble del genio.

Este boom en su popularidad se debió a que era tradición que los descendientes de la casa real poseyeran un Archimago Guardián y un Caballero Guardián, aunque por lo general, se trataban de hijos de nobles para los que no se les encontró otra utilidad más que ser ofrendas para la realeza.

Ofrendas cuya finalidad era morir protegiendo a la familia real en caso de que un asesino fuera a atentar contra su vida.

De esa forma, los padres de las ofrendas podían lamentarse exageradamente por la honorable muerte de sus hijos; y de paso recibir una compensación por parte de la familia real en respuesta por su sacrificio por la causa. En definitiva, una forma de que se estrecharan lazos entre la familia real y los nobles de Asura.

Esa era su única finalidad en el puesto, peones a los que exponer al público y sacrificar cuando fuera necesario.

Y Sylphy era con diferencia, algo mucho más peligroso; ya que, aunque su experiencia en combate era insuficiente, su talento para la magia cubría ese defecto con creces.


Cuando Darius oyó la noticia de que la pequeña había impedido el asesinato y además sobrevivido, se mostró claramente preocupado. Principalmente porque el asesino al que enviaron para acabar con la segunda princesa no era un cualquiera.

Esto causó que la facción del primer príncipe se mostrara más precavida en sus ataques; y en consecuencia, mayor temor en la facción de Ariel, al comprender que tarde o temprano, todos y cada uno de los que formaran parte de esa facción encontrarían su muerte en esta lucha interna de la corte.

Ariel fue perdiendo un gran número de aliados hasta quedarse apenas con un puñado de ellos, que se resumía en los sirvientes que trabajaban directamente para ella, y un último noble de alto estatus.

Por si fuera poco, el hecho de que un asesino apareciera sin más en el dormitorio de alguien de sangre real ni siquiera fue cuestionado ni investigado, por lo que nadie cargó con la responsabilidad del intento de asesinato.

El último noble de la facción de Ariel, Philemon Notos Greyrat, le resumió a la princesa la situación actual.


"Por favor, Ariel-sama, huya de Asura. Lo único que le espera si permanece en este lugar, es la muerte."

"¿Me estás pidiendo que desista del trono?"

"No. Ya que poseo lazos de amistad con el ministro Darius, y me uniré a la facción del primer príncipe para debilitarles internamente. De esa forma, Ariel-sama, usted podrá reunir fuerzas en el extranjero, conseguir nuevos aliados y retornar al palacio llegado el momento oportuno para intentar, una vez más, alcanzar el trono."


Philemon era una persona astuta.

El resultado más favorable para él, era, con diferencia, que Ariel se convirtiera en Reina de Asura; no obstante, en caso de que Ariel no lo consiguiera, había ido ganándose el favor del ministro Darius. Por eso, llegado el momento, estaba preparado para cualquiera de las resoluciones.

Pero esto no era algo que Ariel supiera; pero sabía con seguridad que quedarse en Asura era el equivalente a un suicidio metafórico y literal. Por lo que decidió seguir el consejo de Philemon Notos Greyrat y refugiarse en tierras lejanas, donde conseguir tiempo para recomponer sus fuerzas.


Existían varios lugares a los que Ariel podía ir, con la excusa de estudiar en el extranjero.

En la lista de posibilidades se encontraba el Imperio del Rey Dragón o hasta el Sagrado Imperio Milis. Pero se decantó por dirigirse al norte, en concreto, a la Universidad de Magia de Ranoa, uno de los orgullos del Triunvirato Mágico.

El motivo de esta decisión fue, que los posibles aliados a ganarse para participar en la lucha por el poder de Asura eran limitados; ya que ningún país del continente central se atrevería a enfrentarse directamente contra un reino tan extenso y poderoso como Asura. Sin embargo, en la Universidad de Magia se reunían nobles de todos las razas y rincones del mundo, y eso podría permitirle aspirar a restaurar la facción de la segunda princesa.

Porque la princesa NO se había dado por vencida, y el fuego de su lucha no había sido extinguido; para ella, el llegar a reinar en Asura era lo que consideraba como su destino.


"Sylphy, te pido mil perdones."


Ariel comprendía que no había motivo alguno para que Sylphy la acompañara en su viaje.

Hacía tiempo que las dudas que todavía quedaban sobre la posibilidad de que Sylphy fuera una asesina habían desaparecido por completo.

No solo se había contrastado que Paul (Notos) Greyrat era miembro del grupo de búsqueda de desaparecidos de la provincia de Fedora, sino que además se confirmó que era una víctima más del mismo. Por si fuera poco, Sauros apareció en el palacio real sin saber nada de lo que había ocurrido ni sobre la pequeña, y fue mandado ejecutar debido a las manipulaciones de Philemon y otros nobles de la facción de la princesa, con la intención de descargar la culpa de la Catástrofe sobre él.

A día de hoy, todavía seguía sin conocerse el paradero de Philip y Ludeus; pero con la aparición de Sauros y la dedicación de la pequeña al salvarla de su asesino, llegaron a la conclusión de que había dicho la verdad.

Era una víctima inocente más de la Catástrofe Mágica.


"... En esta situación, creo honestamente que lo correcto sería liberarte de toda atadura a mi persona; pero quiero pedirte un enorme favor.

"Por favor, protégeme. Eres la única persona a la que puedo pedirle algo así."

"Yo también te lo pido, Sylphy. Mi espada no es suficientemente afilada para poder proteger a Ariel-sama sin tu ayuda."


Tanto Ariel como Luke inclinaron sus cabezas delante de la pobre campesina hija de un cazador cuya única meta era encontrar a su familia y a Ludeus.

Pero en este año que había pasado con ellos, Sylphy había conseguido considerarles sus amigos. Amigos con sus peculariedades y excentricidades, y cuyo vínculo era muy distinto al que tenía con Ludeus.

Pero un amigo, es un amigo.


"Entiendo. En ese caso, continuaré protegiéndole, Ariel-sama."


Y quizás en ese preciso momento, Sylphy se convirtió literalmente en el Archimago Guardián de la princesa.

4ª Parte[edit]

El grupo de la princesa abandonó el reino de Asura bajo la excusa de estudiar en el extranjero.

Pero su avance, visto desde fuera, dejaba claro que simplemente estaban huyendo del país por miedo a que la asesinaran, dejándolo todo atrás. Aunque no fuera completamente así, ya que era imposible que el primer príncipe no enviara un grupo a por ellos que intentara acabar con la vida de la princesa, sobre todo sabiendo el peligro que supondría dejar a Ariel con vida.

Su carisma podría permitirle llegar incluso a poner de su parte al gremio de magia, por no hablar de los hijos de nobles de Asura que asistían a las clases en la Universidad de magia.

Varios segundos hijos que nunca podrían aspirar a ser los jefes de sus respectivas casas, o incluso a los terceros hijos que podrían ser convencidos de que siguiendo a Ariel habría posibilidad de aspirar a un puesto digno. Sin contar tampoco a los descendientes de nobleza de otros países que se encontraban estudiando en Ranoa.

Si Ariel con su increíble capacidad para ganarse a la gente regresara después de reunir fuerzas de otros países...

Pensando de esta forma, la facción del primer príncipe se esmeró de forma excesiva en su ataque contra la princesa, de forma que incluso cuando Ariel y su grupo atravesaron la frontera de Asura, los ataques continuaron.


Al principio, 15 nobles acompañaban a Ariel en su viaje, pero siempre que uno de ellos se quedaba solo por cualquier motivo, encontraba la muerte en un ataque por sorpresa.

En concreto, el ataque que recibieron en la Mandíbula Superior del Dragón Rojo fue inaudito, con 10 espadachines, 1 mago apoyándoles y un mago Curandero oculto y a la espera para sanar las heridas de su grupo. Podría incluso decirse que todos los ataques hasta este momento fueron una mera preparación de lo que estaba por llegar.

No obstante, la formación que debería asegurar la victoria, fue completamente bloqueada y eliminada por Sylphy, aprovechando que las estrategias de combate que aprovechaban la magia en silencio que Ludeus había practicado con ella fueron muy útiles en esta situación.

Además, por mucho que su posición fuera la de Archimago Guardián, en ningún momento de su estancia en Asura había olvidado continuar su entrenamiento diario y fortalecimiento físico, llegando incluso a aprender a usar una espada, gracias a las enseñanzas de Luke en sus ratos libres. Puede que fuera solo un recubrimiento fino, pero su cuerpo había comenzado a envolverse en Touki[20].

Sin contar a Sylphy y a Luke, el número de acompañantes de la princesa se vio reducido a solo 2 personas más. Pero por suerte para la princesa, los ataques cesaron una vez atravesó el paso de la Cordillera del Dragón Rojo.

El motivo del cese de los ataques del príncipe fue que no se atrevía a enviar asesinos a un territorio en el que no pudiera controlar lo que estuviera ocurriendo; sumado además a que el ataque cuyo éxito era seguro, falló.

Si no podemos eliminarla dentro de nuestra red de información, fuera debe ser imposible.

En sí, esta conclusión fue un error por parte de la facción del primer príncipe, y es que de haber repetido ese ataque en 2 o 3 ocasiones, la posibilidad de acabar con la princesa era más que probable; ya que para que la princesa consiguiera llegar con vida hasta ese punto, sus seguidores, uno a uno, habían dado sus vidas para protegerla.

Era imposible que Sylphy en solitario fuera capaz de contener todos los ataques.

Aunque claro, el mayor error que cometió la facción del primer príncipe, fue infravalorar al principio, para posteriormente sobrevalorar la habilidad del Archimago Guardián de la princesa, lo que les llevó a detener sus ataques.


Tras el paso, el grupo de la princesa por fin consiguió llegar al reino de Ranoa.

Un grupo formado por 5 personas, todas ellas poco acostumbradas a viajar grandes distancias, vio como el viaje se alargó enormemente.

A Ariel solo le quedaron 2 sirvientes: Elmore Bluewolf y Kleene Elrond; 2 jovencitas nobles.

El resto de sirvientes más experimentados para el viaje, encontraron su final durante el mismo a manos de los ataques de la facción del primer príncipe.

En definitiva, el viaje acabó desorganizado, sin una buena planificación que causó que el viaje se alargara en el tiempo de manera innecesaria, lo que causó además que a mitad de camino les sorprendiera el frío y la nieve del invierno en el norte.

Debido a la paranoia originada por el supuesto grupo que les perseguía para acabar con ellos, llegó un punto en el que no se atrevieron ni a pisar algunas aldeas para evitar riesgos; lo que causó que durante su viaje se convirtieran en el blanco perfecto de bandidos y monstruos.

Por eso, hasta llegar a Ranoa, hubo varios momentos peligrosos; aunque al final fueron capaces de repeler cada ataque.

No solo eso, una vez en Sharia, las dificultades no desaparecieron, pero estas, lo que consiguieron fue que los lazos entre ellos se volvieran más estrechos. Ahora eran camaradas, familia...

Nakama.[21]

5ª Parte[edit]

El grupo de Sylphy entró en la Universidad de Magia.

Y como tanto la propia universidad como el gremio de magia recibieron con los brazos abiertos a un miembro de la familia real de Asura, y le ofrecieron aceptarlos como Estudiantes Privilegiados.

Algo que Ariel rechazó.

Su argumento para rechazar la posición fue que quería convivir con el resto de estudiantes durante su estancia aquí, para de esa forma ampliar su relación con el estudiante medio.

Ariel había pensado seriamente esa decisión.

¿Cómo voy a obtener poder en estas tierras si lo único que hago es aprovecharme de mi rango como miembro de la realeza de Asura? Si lo hiciera, estaría aceptando dependencias de mi título y por lo tanto, dividiendo mis triunfos.

Y con este pensamiento, decidió utilizar cada una de las piezas a su alcance de forma eficiente.

Su primer paso, para representar entre los estudiantes su poder, fue hacer una exhibición pública de Sylphy como su escolta, recalcando sus habilidades. Por otro lado, aunque Luke también trabajara como escolta, su misión no era imponer respeto como sylphy, sino mostrar el lado amistoso y cercano de la princesa.

Y la propia Ariel tomó como meta convertirse en un Símbolo de Admiración en la universidad; encargándole a Kleene y a Elmore el trabajo en las sombras para que pudieran moverse de manera independiente al grupo.


Para que sus planes tuvieran éxito, era necesario mantener la falsa identidad de Fitts; pero debido a su crecimiento, era necesario permitirle usar prendas adaptadas mejor a su desarrollado cuerpo femenino. Por esto, decidieron que para realzar la idea de poder lo mejor era envolver a Sylphy en un aura de misterio.

Una cara mayoritariamente oculta, una voz que rara vez se oyera... ¿Hombre? ¿Mujer? ¿Quién sabe? Lo importante es que se sepa que es el guarda personal de Ariel, la princesa de Asura, y que es capaz de conjurar en silencio. Solo con esos aspectos era suficiente para resaltar su presencia y de paso, resaltar que una persona así se encontraba trabajando para Ariel.

El misterio permitía además, que si surgiera algún grupo contrario a la princesa, el desconocimiento del carácter y verdaderas capacidades del guardia de la princesa, generaría vacilación a la hora de atacarle.

A su vez, la tarea principal encomendada a Kleene y a Elmore era el control de información; escuchar las voces de los estudiantes, recolectar rumores y manipular la información. En definitiva, espías encubiertos.

Y para que no se les enlazara con el grupo de la princesa, cuando fuera necesario contactar con ellos o hacerles llegar información de forma sutil, imitaban ser parte del grupo de admiradoras de Luke.

Entre los cometidos de recolección de información, se encontraba indagar sobre el grupo de búsqueda de Fedora, obtener información personal sobre nuevos estudiantes de la Universidad, obtener información sobre la corte de Asura, y obtener información de aventureros influyentes en la zona que pudieran aliarse con Ariel o atacarla.

Y por su parte, Luke debía actuar como una cara bonita pero aparentemente estúpida que se relacionara con los estudiantes y permitiera recibir esta información sin levantar sospechas.

En definitiva, su trabajo era ser una persona amistosa con los estudiantes (principalmente femeninos) y alguien sociable en el campus. Y debido a que su fama como donjuán le precedía, su papel era bastante similar a su verdadera forma de ser.

Pero la princesa tenía una cosa clara.

Puede que me encuentre en un lugar desconocido para mí, sin conocidos, y rodeada de distintas culturas... pero debo recuperar mi influencia a base de estrechar lazos con ellos.

No tengo permitido fracasar.

6ª Parte[edit]

Los planes de la princesa avanzaron, aunque lentamente, y con el paso del tiempo, el estrés se apoderó de Ariel.

Su situación, la que le impedía la opción del fracaso, sin forma alguna de relajarse y actuando en todo momento como un símbolo de respeto... su espíritu fue deteriorándose lentamente con cada día que pasaba, incapaz de bajar la guardia ni por un instante mientras se encontrara en el campo de batalla.

Aun así, esta situación fue soportada durante varios meses; seguramente porque su relación amistosa con Sylphy le permitía desahogarse en cierta medida con su amiga.

Pero eso cambió cuando les llegó un pedazo de información referente a la provincia de Fedora...

Se enteraron de la muerte de los padres de Sylphy.


Al enterarse de este hecho, Sylphy fue incapaz de mantener su estado de ánimo intacto y se derrumbó durante un tiempo, como era de esperar, ya que, habiéndose esforzado al máximo durante estos casi 2 años, la noticia sobre la muerte de sus padres fue un duro golpe para ella que destrozó la poca esperanza que le quedaba.

Sumado además a que su situación actual le impedía lamentarse, llorar o recluirse.

En definitiva, Ariel estaba excesivamente estresada y perdiendo su ímpetu, y el corazón de Sylphy se encontraba en tumulto como para ser su apoyo emocional. Si además contamos con que Kleene y Elmore, nobles viviendo como estudiantes normales, estaban teniendo problemas para adaptarse a su nuevo estilo de vida, ni siquiera ellas tenían la capacidad de animar a la princesa.

El único que se encontraba bien era Luke.

El motivo de su estado de ánimo se debía a la casi famosa habilidad única de los Greyrat de mostrarse siempre optimistas, sin importar la situación en la que se encontraran. Aunque el motivo más probable de la estabilidad de Luke realmente fuera su supuesta posición de donjuán.

Igualmente, viendo a sus compañeras en ese estado, Luke se preguntaba si no habría forma alguna de ayudarlas.

La única solución que conozco de animar a una mujer es reconfortarla en mis brazos... pero aunque pueda ser una opción para Kleene y Elmore, no tengo la menor intención de calmar ni a Ariel-sama ni a Sylphy de esa forma.

El motivo de esta diferencia en su trato se debía a que, para Luke, esas 2 mujeres se habían convertido en algo más importante a simples cuerpos femeninos.

Menudo problema... ¿de verdad no hay nada que pueda hacer para ayudarlas?

Y pensando así, recordó algunos rumores que escuchó sobre un caso especial entre los Boreas.

Según escuché, un joven prodigio que trabajaba como tutor de una Boreas a la que todos consideraban una bestia salvaje consiguió domarla... Si mal no recuerdo, lo que dijeron fue... que cada cierto número de días, le concedía a la niña salvaje un día de descanso con el que consiguió calmar la ira de semejante diablo.

... No puedo negar que, aunque la princesa y Sylphy sean ya mujeres merecedoras de todo respeto y no simples asalvajadas como en el ejemplo... tener tiempo en el que poder relajarse debería ser beneficioso... Algo así como un descanso de su trabajo...

Llegando a esa conclusión, propuso a las integrantes de su grupo que una vez cada 10 días, por ejemplo, pudieran dejarse llevar y disfrutar de su tiempo libre y así conseguir relajarse de las dificultades del día a día.

Ariel, aunque no estuviera segura de la efectividad de semejante acto, decidió intentarlo; y Sylphy, necesitando también algo de tiempo libre, aceptó también la sugerencia.

Pero había un problema.

Debido a la forma en la que estaban mostrando a Ariel como un Símbolo de Respeto, sería contraproducente que fuera vista por la ciudad actuando como una joven normal y haciendo lo que le viniera en gana; podría afectar a la opinión pública.

Y la propia Ariel comprendía que era de suma importancia ser vista como alguien respetable y diferenciarse del resto de personas. Cualquier situación que pusiera en peligro la posición que había alcanzado en la universidad con su esfuerzo era inadmisible.

Pero estas preocupaciones desaparecieron fácilmente gracias a la existencia de un objeto mágico.

Se trataba de un objeto que permitía que una persona tomara el aspecto físico de otra; se trataba de una pareja de anillos, uno verde y uno rojo. La persona que portara el anillo verde vería su aspecto físico, tanto facciones, como pelo, transformados en la persona que llevara puesto el anillo rojo.

Se trataba de un objeto mágico que había ido pasando en secreto por las distintas generaciones de la familia real de Asura; con la finalidad de ser usado para crear un doble para los miembros de la casa real en caso de intento de asesinato.

Por eso, y para permitir que Ariel pudiera disfrutar de días de descanso, utilizaron este objeto mágico para alterar la apariencia de Ariel de forma que quienes la vieran la confundieran con Fitts.

No obstante, el objeto mágico no alteraba ni la edad, ni la corpulencia, ni la voz ni el color de los ojos; de forma, que la posibilidad de ser expuesta no desaparecía completamente, pero entraba dentro de los límites admisibles.

Además, hasta este punto, Sylphy había estado en todo momento con las gafas de sol ocultando su rostro y sin apenas hablar; hecho que fue de vital importancia. Hasta el hecho de que pudiera conjurar en silencio era útil, viendo como ni sus compañeros de clase habían escuchado su voz.

Por otra parte, hasta la altura y forma física de ambas era similar; por lo que la solución, fue increíblemente acertada en su caso, permitiendo que Ariel se convirtiera abiertamente en Fitts y poder pasear tranquilamente por la ciudad sin tener que esconderse.

El único problema que surgía fue, que era necesario ocultar a Sylphy en los momentos en los que Ariel estuviera paseando por la ciudad; pero la joven de orejas puntiagudas decidió alojarse en esos momentos en la tranquila biblioteca, y aprovechar para investigar la catástrofe que tomó la vida de sus padres.


Sobra decir que un descanso era lo que todos en el grupo necesitaban; y de esta forma, Sylphy, la princesa y su grupo consiguieron adaptarse a su nueva vida en la Universidad de Magia de Ranoa.

Capítulo 79 - La Ajetreada Época de Celo - 1ª Parte[edit]

1ª Parte[edit]

La Isla de los Ogros, Onigashima, está situada en el extremo este del reino de Biheiril, más allá hasta de sus tierras.

Se trata de una pequeña isla situada lejos de la costa del reino, y recibe este nombre porque está habitada por una raza única llamada cuyos miembros son catalogados como ogros. Estos seres tienen el pelo de un castaño oscuro junto a un cuerno en sus cabezas, además de ser un grupo de fuertes combatientes liderados por su jefe, el Dios Ogro.

En realidad, la raza de los ogros son una de las tantas variedades provenientes de la raza demoníaca, pero debido a que no participaron en la guerra entre humanos y demonios, ni tampoco en la campaña de Laplace, los humanos la consideran como una raza propia; similar a los orejas puntiagudas (Elfos) y a los mineros del carbón (Enanos).

No obstante, apenas se conoce en el mundo sobre la existencia de esta isla y sus habitantes, debido principalmente a que no son especialmente sociables y apenas abandonan la isla. Solo tienen relación con el reino de Biheiril, y todo extraño que se atreva a entrar en la isla es atacado y destruido sin piedad.

Pero aun con esta norma, la raza de los ogros acepta de buen agrado a todos aquellos que consideren bienvenidos, y en estos momentos, uno de estos invitados se encuentra en la isla.


El invitado llegó a este lugar en un barco de la raza acuática, y aunque no tenía previsto detenerse en este lugar, su interés al ver la isla le llevó a atracar en sus costas. Tras varios incidentes, al final acabó siendo aceptado por el mismísimo Dios Ogro, momento desde el que fue considerado por toda la isla como bienvenido.

Este invitado se asentó cómodamente en la Isla de los Ogros, a veces compartiendo mesa junto al amistoso y honesto Dios Ogro, donde charlaron durante horas; otras se iba a beber junto al resto de habitantes de la isla, y hasta llegó a entrenar junto a los ogros más jóvenes.

Este estilo de vida se perpetuó durante unos 2 años, tiempo que, para este invitado en concreto, era considerado como algo efímero en su vida.

Un día, sin embargo, le llegó una carta enviada a la isla de los ogros como una misión urgente del gremio de aventureros catalogada como rango S; los contenidos de la misma eran claros y concisos.


"Encontramos a la persona que buscábamos en el Triunvirato Mágico. Lo último que se conoce de él es que se le ha visto viajando hacia la Universidad de Magia de Ranoa."


Tras leer la carta, el invitado se puso en pie.

Viendo la carta y la expresión del invitado, el propio Dios Ogro se dirigió a él para preguntarle.


"¿Te marchas?"


El invitado asintió exageradamente y respondió.


"Umu... Va siendo hora de partir."


Al escuchar sus palabras, varios de los ogros comenzaron a pedirle que no se marchara, que le echarían en falta, que si no le querría asentarse aquí.

Ante las muestras de afecto, el invitado asintió con la cabeza.


"Umu... a este servidor le encantaría aceptar vuestro ofrecimiento, pero la vida de los humanos es corta. Si sigo disfrutando en este lugar, podría darse el caso de que muriera antes de encontrarle.

"Puede que mi estancia no haya sido prolongada, pero este servidor guarda buen recuerdo de ella. Espero que nos volvamos a encontrar."


El único que no intentó detenerle fue el propio Dios Ogro que solo pronunció las siguientes palabras.


"Cuídate."


El resto de ogros aceptaron las palabras de su líder como una decisión unánime de su raza, por lo que aunque no quisieran despedirse, aceptaron su decisión.

Pero una pequeña voz anónima se pudo escuchar entre sus filas, una voz que se convirtió en muchas, de un susurro a una ola, y de una ola a un tsunami colectivo.


"No obstante... al menos... al menos... un banquete final.... una fiesta de despedida."


Tanto el invitado como el Dios Ogro no vieron mal la sugerencia de todos los habitantes de la isla, por lo que realizaron un gran banquete emotivo en despedida por la amistad que surgió entre ellos.

El banquete incluyó pruebas de fuerza en un combate limitado para lanzar a su adversario de un círculo solo con su fuerza bruta[22]; competiciones de aguante de alcohol. Todos celebraron la fiesta con todas sus fuerzas para despedir a su invitado sin ningún tipo de remordimiento.

Y tras ella, el invitado partió con una enorme satisfacción en dirección a su destino.

Esa persona podría ser descrita como un hombre alegre y amistoso, que llegó a la isla por simple curiosidad, y decidió disfrutar de su estancia durante 2 años sin ningún tipo de preocupación.

Se trataba de una persona que peleó contra el Dios Ogro para ser derrotado, pero que revivió al día siguiente para volver a combatir. Este proceso se repitió en numerosas ocasiones, pero en todas ellas revivió una y otra vez, hasta que antes de que nadie se diera cuenta, los ogros de la aldea le habían aceptado y el Dios Ogro le dio la bienvenida a su isla.

El invitado y tan querido ser era un inmortal enorme de piel color negro azabache y 6 brazos anclados a su pecho.


"¡FUAJAJAJAJAJA! ¡Espera un poco más!"


Que se sumergió en el mar para nadar hacia el oeste, hasta por fin tocar tierra horas más tarde.

Uno de los países que atravesó se sorprendió al verse invadido por este ser sin ningún tipo de aviso, y todos sus magos lo bombardearon con hechizos de nivel avanzado.

Otro de estos países se sorprendió también por su invasión y decidió ofrecerle tributo para calmar su ira.

Tanto un país como el otro fueron ignorados por completo mientras el ser inmortal continuaba su rumbo hacia el oeste atravesando bosques y cruzando montañas; todo a una increíble velocidad que impedía a los humanos avisar a tiempo de su llegada. Cada vez que alguno de los países se organizaba para buscar al invasor, este ya había atravesado la frontera y llegado al siguiente país. Sin detenerse en dirección oeste, con una increíble e insuperable velocidad.

Hasta que alcanzó su destino.


"Umu, es aquí."


La Universidad de Magia de Ranoa.

2ª Parte (POV - Ludeus)[edit]

El tiempo no ha dejado de correr desde que me matriculé en la Universidad de Magia. Ya han pasado 6 meses desde ese momento y ha llegado finalmente el otoño[23]. Ha llegado el otoño, y por suerte, la cosecha de este año ha sido bastante abundante.

En esta parte del mundo, el otoño es una estación bastante corta, pero sigue siendo de gran interés por la recogida de los cultivos para poder prepararse para el frío y duro invierno. Además que, contrario a lo que me imaginaba, en esta estación se celebran gran cantidad de festivales y celebraciones.

Por ejemplo, la raza feral posee un evento importante entre sus miembros que ocurre por estas fechas. En este evento, todo miembro de la raza feral entran en celo; TODOS, tanto hombres y mujeres, pasan a estar inquietos y animados durante varios días.

La Universidad de Magia de Ranoa no tiene tantos estudiantes de la raza feral, y si pusiéramos que hay unos 10 000 estudiantes en toda la universidad, como mucho 500, aproximadamente el 5%, serían de esta raza.

Pero seguiríamos hablando de 500 estudiantes bastante jóvenes inquietos y en celo... Y quizás debido a lo extenso que es el campus no parezcan demasiado, pero en esta época, a menudo puedes encontrarte duelos entre hombres y mujeres de esta raza.

El motivo de estos duelos viene de que un miembro de la raza feral reta a un duelo de cortejo a otra persona que quiera convertir en su pareja. Tras el duelo, si la persona que lo solicitó sale victorioso, le da derecho a flirtear e intimar con el vencedor durante algunos meses, terminando en un enlace matrimonial meses más tarde si todo sale bien.

Lo que dicta la tradición es que el vencedor del duelo se convierte en el Líder de la futura familia, aunque da la impresión de que esto es más una antigua tradición que no han sabido eliminar con el paso del tiempo.


Pero hay que mencionar que para todo miembro de la raza feral, tanto Rinia como Pursena son algo así como Amores Platónicos, debido a que son consideradas las mejores guerreras ferales de toda la universidad, y sumado a que son el equivalente a princesas de la raza Dordia, han conseguido alcanzar una increíble popularidad.

Por si fuera poco, siguiendo las costumbres humanas, se les considera adultas desde que cumplieron los 15 años; y habiendo llegado a esa edad este año, un gran número de hombres ferales se han desplazado hasta aquí para retarlas a un duelo de cortejo, llevando a que varios de ellos hayan viajado durante meses para poder asistir a este acto.

No obstante, en la universidad está prohibida la entrada de miembros ajenos a esta, y por lo general, la propia universidad detendría estos hechos.

Pero, al ser una costumbre propia de toda una raza, y más aún durante la época de celo, este hecho se convierte en un problema extremadamente delicado, ya que si lo prohibieran completamente, existiría la posibilidad de que los propios estudiantes de la raza feral se rebelaran contra la dirección.

Por este motivo, la Universidad permite que, si solicitas el permiso pertinente, se te conceda un derecho a observar el recinto como excusa para entrar y participar en estos duelos maritales de los feral, sin necesidad de estar matriculado en la universidad.


Pero bueno, volviendo a Rinia y Pursena; todo candidato que las rete y gane en este cortejo, estaría claramente intentando convertirse en el líder de los Dordia.

Porque aunque tener a una de ellas como pareja no te convierta inmediatamente en el líder de la raza feral, sin lugar a dudas, tener relación con alguna de ellas le permitiría estar incluido en los candidatos a la hora de elegir un sucesor.

Aunque claro, debido a que se encuentran en este lugar con la intención de estudiar y recibir una educación avanzada, no tienen exactamente libertad para decidir con quien casarse sin consultarlo al menos con otros familiares antes. Por este motivo, en cuanto cumplieron los 15 años rechazaron todos los duelos que le fueron llegando.

Pero aun rechazando a todos y cada uno de los guerreros que vinieron a retarlas a un duelo, la cantidad de aspirantes no disminuyó, sino que hicieron el equivalente a un efecto Streisand[24], volviéndolas todavía más populares de lo que ya eran. Llegaron a ocurrir casos en el que los aspirantes las atacaron contra su voluntad.

Da la impresión de que se pensaban que con ser mínimamente reconocidos como vencedores sería suficiente... serán tontos estos princesos...

Debido a estos hechos, las 2 chicas se encierran en sus habitaciones durante la época de celo para evitar tener que rechazar a todos y cada uno de los cansinos aspirantes, que encima, al ser rechazados, varios de ellos pierden la calma y las atacan en contra de sus deseos.

No sé hasta qué punto el dormitorio femenino es seguro... pero por experiencia sé, que si a alguien le diera por acercarse o entrar a la fuerza, la gorila y su trupe se lanzarían contra ellos para aplastarlos.

Pero básicamente, en esta época ni Rinia ni Pursena abandonan el dormitorio ni para asistir a clases.

Me pregunto si esto será la tan popular ausencia por motivos fisiológicos[25]... Aunque claro, si están en la época de celo, significa que las 2 se encuentran en ese estado en este momento...

No puedo evitar imaginarme a esas 2 en sus momentos Nyan-nyan/Wan-wan[26] encerradas en su cuarto, llevándome a excitarme, aunque solo sea mentalmente, puesto que minimí sigue sin querer darme su apoyo.


Pero en concreto hoy, algo extraño ocurrió que me llamó la atención, las chicas ferales me enviaron una carta que decía lo siguiente:

Jefe, sentimos causarle molestias, pero eras el único en quién podíamos confiar.

¿....Ayudaros con qué? ¿A qué os referís? A lo mejor se refieren a que avise a sus profesores de que no van a poder ir a clase o algo parecido, no sé, que les guarde apuntes o tareas.... Aunque, ¿a qué clases van esas 2? Ni idea...


Pero por si fuera poco, los miembros de la raza feral no son los únicos que reciben retos de cortejo en esta época, sino que varios estudiantes de todas las razas reciben estos retos siguiendo la tradición feral, llevando a distintos altercados por todo el centro que afectan a gran cantidad de estudiantes.

Había escuchado que había varios humanos con ascendencia feral en su familia... me pregunto si la causa de esta mezcla de culturas no será por el poco auto-control que los miembros de esta raza tienen en época de celo... ¿Afectará el celo también a estas personas con parte de raza feral en su sangre?

Pero bueno, dejando eso de lado, voy a tener que aceptar y ponerme del lado de las duras leyes que prohíben por lo general la entrada del sexo opuesto en los dormitorios; aunque los miembros de la raza feral deberían comprender que no todas las razas conocen sus costumbres y controlarse un poco en los ataques a estas. Vamos, alguien podría pasear sin conocer esta leí no escrita y verse atacado por un grupo de chicas sin venir a cuento al tiempo que le llaman pervertido e intentan castigarle sin ningún motivo salvo cazar unas bragas al vuelo...

Como era de esperar, la Universidad prohíbe todo tipo de ataques que atenten contra la voluntad o libertad de sus estudiantes, y durante esta época, contratan aventureros que ayuden a reforzar la seguridad en el centro.

Aunque vamos, la actitud de la universidad sería algo así como que violar no está permitido, pero aprovecharte de un rival derrotado en un duelo queda dentro de lo aceptable, si aceptó el duelo voluntariamente. Al menos prohíben atacar a una persona que haya rechazado el duelo de cortejo...

Hasta los propios profesores llegaron a advertir en clase que en esta época no debemos aceptar duelos sin saber en qué nos estamos metiendo, y que lo mejor es que los que no se sientan seguros deben ir siempre acompañado de otros estudiantes.

Vamos, hasta Fitts-senpai se preocupó por mí diciéndome que tuviera cuidado... sus palabras exactas fueron


"Como eres bastante famoso, es posible que alguna mujer venga y te rete a lo que ella llamará un Simple Duelo de Entrenamiento; no la creas, no me cabe duda de que te estaría mintiendo, así que rechaza a cualquiera que venga diciéndote esto.

"No te dejes provocar por nada que te diga para que no acabes aceptando sin darte cuenta, y huye en cuanto puedas, evitando que te ataquen por la espalda."


Esto de mujeres en celo... si fuera mi yo anterior, no me cabe duda de que habría ido por ahí retando a todo el mundo aquí y allá para montarme mi propio harem.... Pero con este cuerpo enfermo mío, aunque hiciera algo así, solo acabaría más amargado por el querer y no poder.


Por esto, la época de celo no tiene nada que ver conmigo...

Pero los que sí tienen relación conmigo son ese par de tortolitos que asisten a las tutorías, que tras solventar todas las dificultades de ser una pareja formada por una elfa y un chico humano, ahora son la clara definición de pareja.

Esa elfa en celo permanente se encontraba sentada en estos momentos sobre las rodillas del chico mientras estudiaban juntos.

En serio, estos 2 se pasan el día tonteando en público... casi puedo ver corazoncitos rosas brotando de sus cabezas como si fueran un par de Sims. Aunque, siendo sincero, sin tener en cuenta a Cliff, Elinalise da la impresión de estar actuando de la misma forma que actuaba con el resto de hombres con quienes la he visto... Pero dudo que Cliff me vaya a creer si le comentara este detalle...

Pero, por mucho que lo intente, soy incapaz de ver su relación como algo serio; ¿de verdad les estará yendo tan bien como aparentan?


"Shishou, ¿no crees que sería buen momento para comenzar un proyecto diferente?"


Mientras andaba pendiente de esos 2, Zanoba se puso a hablarme. En lo referente a él, no noto nada anormal en su comportamiento, parece que no sabe o no le importa lo que pase a su alrededor que no tenga que ver con figuras.


"Un proyecto nuevo..."


Hace unos días, para ayudarme a superar mi trauma, decidí hacer una figura 1:8 de Eris[27], pero por algún motivo, conforme la hacía, mis ojos se fueron llenando de lágrimas y decidí dejarlo.

Desde entonces, de alguna forma he notado como que estoy algo embotado, quizás sea algún tipo de depresión.


"Supongo que tienes razón, ¿de quién crees que deberíamos hacer una figura?"

"Creo que también podríamos hacer algo que no fuera basado en personas."

"En ese caso, podríamos intentar hacer un Dragón Rojo."

"Oh, ahora que lo dices, en una ocasión acabaste con uno, ¿no es cierto?"

"Sí, aunque pasé bastante miedo, pensé que iba a acabar conmigo."

"Jajaja, qué modesto es usted."

"...Maestro, ¿de qué habláis?"


Debido a que Julie sentía curiosidad, decidí contarle como vencí al Dragón Rojo en mis días de aventurero. Cuando terminé mi relato, sus ojos brillaban y su sonrisa se había expandido de oreja a oreja de la emoción.

Parece que a los niños de este mundo les encantan las historias como esta; puede que Julie no esté siendo tratada exactamente como una niña, pero se me olvida que en realidad tiene 6 años.


"De acuerdo, si tanto te gusta, Julie, te haré un Dragón Rojo."

"Uh...Shi-Shishou, ¿qué hay de mí? ¿No crearías algo para mí?"

"Ya que Julie es tu discípula, ¿no crees que lo apropiado sería que me ayudarás a crear el Dragón?"

"....¡! S-Shishou... Aunque mi habilidad no esté a su altura, ¡haré cuanto pueda por ayudar!"


Aun con mi ligero bajón, continúo mi día a día con normalidad.


El curso de introducción a la magia de Protección pronto acabará, y después... la verdad es que estoy algo preocupado por las clases que debería estudiar ahora.

Supongo que debería obtener el nivel Intermedio en Restitución... pero hasta ahora jamás he tenido problema con mi nivel actual en esa escuela. Con lo que sé del nivel Iniciado he podido cubrir todas mis necesidades hasta la fecha. ¿De verdad necesito llevarlo al nivel Intermedio o superior?

Quizás podría estudiar el nivel Avanzado en Curación, aunque en esa escuela pasa exactamente lo mismo, con el nivel Intermedio cubro casi todas las necesidades, por lo que no sé si será realmente necesario.

Mis otras opciones son la escuela de Encantamiento, que es un subtipo de magia de Invocación, y se centra en la producción de Objetos Mágicos. Aunque no entiendo bien el motivo por el que una escuela encargada a la construcción de objetos tenga que ser categorizada como Invocación...

Pero quizás no sea mala idea aceptar el reto de aprender una nueva escuela, aunque otra opción sería dejar de asistir tanto a las clases generales y pasar más tiempo en la biblioteca investigando la Catástrofe Mágica.

Pero lo cierto es que llevo tiempo que no realizo ningún tipo de avance en esa investigación, y quizás fuera interesante aprender los idiomas de las razas que me faltan por manejar, el celestial y el acuático... Ah, casi olvido que siempre podría pedirle a Cliff que me enseñara la escuela de Exorcismo.

Nah, mejor no, últimamente no se despega de Elinalise, y no quiero que me vea como un sujetavelas[28], por lo que mejor me distancio un poco de ellos por un tiempo hasta que se relajen un poco.

Otra opción sería investigar algún campo que no tenga que ver con magia, no sé, equitación por ejemplo, podría serme útil.

Mientras andaba pensando en esto, el día continuó su curso, como un día cualquiera.

3ª Parte[edit]

O eso pensaba hasta que...


"¡Ludeus el Quagmire, el famoso aventurero de rango A que venció en solitario un Dragón Errante! ¡Te reto al tradicional duelo de cortejo!"


Mientras me dirigía a la biblioteca alguien me retó a un duelo.

Al girarme, en mis ojos se reflejó la visión de una bella chica, con un tono de piel oscuro y cuyo pelo corría por su espalda con un tono de azul marino. Su edad andaba entre los 17 y 18 años, sus labios estaban sellados y su mirada, si tuviera que describirla con una única palabra, sería digna. Por su atuendo y forma de comportarse, diría que era una mujer guerrera; aunque iba con vestida con una chaqueta de un llamativo azul intenso.

Me pregunto si le gustará el azul.

El tamaño de su pecho era considerable sin ser excesivo, y su figura estaba suficiente marcada con músculos, para dejar claro que entrenaba en serio. En su cintura llevaba colgada una espada curva usada por lo general por espadachines del estilo Filo Celestial y hasta su ropa era claramente de espadachina, aunque no se trataba de un uniforme de la universidad.

Pero esa chica no miraba en mi dirección... sino a la persona que se encontraba a su espalda y la que había pronunciado esas palabras de antes. Un chico feral cubierto de pelo, el que me había retado al duelo.

No, no has oído mal, el que me había retado no era la voluptuosa chica vestida de azul, sino un hombretón musculoso con orejas de perro. La chica seguramente simplemente andaba paseando por este camino detrás mía.

Vamos, es normal que se haya quedado boquiabierta, cualquiera se sorprendería si un hombre musculoso como ese de repente se pusiera a gritar sobre retos de cortejos; sobre todo teniendo en cuenta la época en la que estamos. Se pensaría que era a ella.


"Esto...."


Pero dejando a un lado a la chica, el problema es el hombre... yo soy un hombre, al igual que la persona que me retó. Básicamente, un hombre me ha retado a un duelo de cortejo... es un GRAN problema.


"¿Te refieres a uno de esos duelos de cortejo que son tan populares durante esta época del año?"

"¡En efecto!"


¡¿Ehh?!


"Lo siento mucho... pero... como decirlo... aunque pueda parecer lo contrario, mi principal interés siguen siendo las mujeres, por lo que tendré que rechazar esta invitación homosexual... Por lo que, lo lamento muchísimo, pero debo rechazar su oferta."

"Parece que ha habido un pequeño malentendido."

"Lo siento mucho, pero tengo clases de piano... así que tendré que irme. Si me disculpa..."


Tras rechazarle con una excusa absurda y sin dejarle que se explicara más, me marché del lugar tan rápido como pude siguiendo el consejo de Fitts-senpai.


"¡¡Que te esperes!!"


O es era mi intención, pero el hombre peludo y musculoso saltó mientras gritaba de esta forma, pasó por encima mía y acabó aterrizando frente a mí.

Vamos... es un salto digno de alguien con articulaciones adicionales en las piernas[29]... Pero si hasta podría convertirse en un Dragoon[30].


"¡Desgraciado, no puedes rechazar mi reto! ¡Me llamo Burk a'Dordia y quiero obtener la mano de Pursena con la intención de convertirme en el líder de los a'Dordia!"

"...Pursena-senpai se encuentra actualmente en el dormitorio femenino tomándose un descanso por encontrarse en celo, si quieres hablar con ella, pregunta allí."


Tras decirle esto, el tal Burk negó con la cabeza y escupió a un lado a modo de insulto.


"¡Pursena-sama ha dejado dicho que ha identificado a un desgraciado como tú como Jefe de Manada; por esto se te considera su representante para los cortejos! ¡No lo creía, salvo porque Gyges-dono mencionó como fuiste capaz de congelar el Gran Bosque en plena época de lluvias! ¡Además, tienes suficiente habilidad como para acabar con un Dragón Rojo como un llanero solitario! ¡Por poquilla cosa que parezcas, considero que posees la habilidad suficiente como para controlar la escuela y creo que serás un oponente digno para mí!"


Llanero solitario... ¡Deja de llamarme así! ¡Suena cursi y voy a todas partes andando! Aunque estuviera pensando en dar clases de equitación... eso ahora no importa...


"¿Y qué pasa si me niego?"

"¡Como jefe de la manada estás obligado a aceptar el duelo!"


A ver si me aclaro... básicamente, está diciendo que como vencí a Rinia y Pursena en duelo, me he convertido en su jefe de manada; y si quieres a la perra que está a las órdenes del jefe, tienes que vencer a este para ganártela...

Vamos, que si me vence, Pursena será su premio y podrá ponerle la mano encima de forma legal. Y por si fuera poco, parece que como soy el jefe de la manada, estoy obligado a aceptar el duelo... el hecho de que me llamen jefe sin habérmelo preguntado parece que no le importa demasiado... cosas de la ley de la selva....

En resumen, si perdiera intencionadamente, dejaría de ser el jefe de la manada y Pursena se convertiría en la esposa de este tipo; tras eso, dejarían de venir tipos como este a retarme sin ningún motivo aparente.


"Que comience.... ¡el duelo!"


Sin esperar a una respuesta por mi parte, Burk gritó esto con fuerza y se lanzó saltando hacia mí.

.......

.....

...

P-¡¿Pero qué...?! ¡Pero si es un mierda! Va, se lanza contra mí de frente, cuando toca el suelo le atrapé las piernas en un barrizal y no fue capaz ni de esquivar una Bala Rocosa que lo dejó K.O. en apenas 3 segundos...

Mierda, le vencí sin querer al reaccionar a su ataque... aunque... no tengo verdaderos motivos para perder a propósito, ¿no? Quiero decir, Pursena no tiene intención de casarse con nadie, o eso es lo que entendí de ese mensaje que me dejaron las 2... Si los oponentes son del mismo nivel que este chico no debería tener problemas con ellos, así que... no pasa nada si les venzo, ¿no?

Mientras me dirigía hacia la biblioteca pensando en mis asuntos, 5 personas más me retaron.

Vaya... todos daban a entender que llevaban tiempo esperando este día... veo que Rinia y Pursena tienen una popularidad increíble, ¿qué tendrán de especial? ¿Su físico quizás? Pero si ninguno de los pretendientes parecía haberlas conocido en persona... ¿Entonces solo vienen para convertirse en líderes del clan? ¿De verdad se creen que pueden ir actuando como Starscream[31] intentándo convertirse en el líder de los Decepticons?

Desde el interior de la biblioteca, me dio la sensación de que se había organizado una cola para retarme a un duelo, porque se pusieron a discutir con los que se habían atrevido a saltarse la cola y retarme.

Parece que hasta lo de la cola de luchadores es otra tradición de la raza feral... maldita sea, están llenas de costumbres absurdas.

Pero por extraño que parezca, no se atrevieron a entrar a la biblioteca para atacarme, seguramente porque la administración de la universidad había advertido de las posibles consecuencias de causar destrozos en el interior de edificios.

O quizás es otra dichosa costumbre de las razas ferales... Ni idea, pero al menos podré estar tranquilo por un tiempo.

4ª Parte[edit]

Avanzado el día, Fitts-senpai apareció en la biblioteca.


"Ludeus-kun, se ha montado un enorme alboroto fuera, ¿qué has hecho?"


¿Por qué me miras como si fuera culpa mía?


"¿Yo? Nada. Pero parece que si quieres obtener la mano de Rinia o de Pursena, antes tienes que vencerme en un duelo."

"¡¿Y eso por qué?!"


Viendo que Fitts-senpai parecía estar algo molesto pensando que yo había sido el culpable, decidí explicárselo con detalle.

Le comenté que como vencí tanto a Rinia como a Pursena en un duelo, se me consideraba como Líder de la Manada, y para obtener a una de las 2, es necesario vencerme.

Cuando le expliqué la situación a Fitts-senpai, pareció molestarse por algo.


"Eso no tiene sentido. No tienes relación alguna con la familia de los Dordia, por mucho que les hayas vencido, eso no implicas que tengas ningún derecho o deber con ellas."


Hmm... ahora que lo dice... tiene razón.

Tiene sentido, ¿no? Si de verdad tuviera derecho sobre ellas, podría hacer cuanto quisiera con sus cuerpos y ese no ha sido el caso.


"Pero aunque me digas eso, ¿cómo se supone que voy a explicárselo a los de fuera?"

"¿Eh? Hmmm..... pues.... teniendo en cuenta que la raza feral no se detiene ante nada en esta época..."


Fitts-senpai se llevó la mano a su barbilla mientras pensaba el asunto.


"En realidad, aunque no haya motivo para que seas su oponente, no les quedará más remedio que darse por vencidos y dar media vuelta si son derrotados en un duelo formal."

"...¿Lo que quiere decir que al final no me queda más remedio que aceptar los retos de cortejo?"

"Eso parece."


Para ti es fácil decirlo... No sé cuántas personas me están esperando fuera, pero me pareció que había unos 30 antes, y no me quiero imaginar cuántos habrá ahora. Y por si fuera poco, todos ellos son estúpidos que solo han venido para convertirse en el nuevo líder de los Dordia, ¿y me estás diciendo que tengo que vencerlos a todos...?


"No me gustaría llevar un día a día tan violento hasta que se acabe la época de celo."

"Lo sé, pero si no haces nada, no podrás salir de este edificio; y aunque te quedaras encerrado aquí dentro, podrían impacientarse y entrar en él. Habría serios problemas si causaran algún revuelo dentro de la biblioteca."

"Lo imagino..."


Menudo fastidio va a ser esto...


"Tener que retar a una panda de hombres sudorosos... puf...."


¿Qué beneficio me aportaría algo así? Si al menos alguna mujer sudorosa viniera...


"Esto... no todos son hombres, me ha parecido que había al menos una chica entre ellos."

"¿En serio? ¿Y era guapa?"

"¡¿Ludeus-kun?! No se te ocurrirá perder el reto contra esa chica, ¿verdad?"

"N-no... ¿C-cómo se te ocurre insinuar algo así?"


Como puedo, niego con la cabeza en un acto reflejo al ver su mirada amenazante.

No puedo negar que me gustaría al menos verle la cara a la chica y saber por qué está interesada en mí.


"Pero no niego que siento cierta curiosidad."


Si simplemente quiere ser mi amiga sin ninguna maldad, no tengo problemas en ser su amigo, aunque fuera por simple curiosidad. Aunque claro, reservaré las partes más íntimas de nuestra amistad hasta que se cure mi enfermedad.


"¿Ah, sí? ¿Así que sientes curiosidad? Ya veo..."


No lo entiendo bien, pero por algún motivo Fitts-senpai se ha puesto de mal humor.

Quizás se deba a que me avisó de antemano que no aceptara duelos sin pensarlo bien... ¡ahhh, claro! Seguro que en el pasado Luke ha sido culpable de alguna situación relacionada con los retos de los feral y a Fitts-senpai le habrá tocado solventarlo, por eso se ha enfadado tanto al verme hablar de este tema tan a la ligera.[32]


"Aunque, viendo que se ha vuelto un tema un tanto peliagudo, ¿no podría hacer nada el consejo de estudiantes para solucionarlo?"

"Imposible, no podemos hacer nada con la época de celo. Porque si lo prohibiéramos, perdería el poco orden que hay ahora mismo."


Parece que el consejo de estudiantes también anda ocupado con varios asuntos durante esta época del año; tiene sentido, considerando que varios estudiantes campan a sus anchas y otros están siendo bastante violentos fuera del recinto de la universidad.

Es posible que haya gente que esté aprovechando la situación para atacar desde las sombras, ya sean emboscadas o quizás puedan intentarse llevar a cabo intentos de asesinato camuflados como retos de cortejo.

Por lo que tengo entendido, los estudiantes que conforman el consejo de estudiantes se encargan de proteger a los estudiantes menos combatientes de tales fechorías; patrullando la universidad en grupos reducidos asegurándose de que todo acto indebido sea bloqueado antes de que ocurra.

Por lo que dice, parece que el propio Fitts-senpai era uno de estas patrullas que vio el alboroto que se había montado frente a la biblioteca y vino a ver lo que ocurría.


"Si el consejo de estudiantes está encargándose a su modo de este asunto, ¿no?"

"Ludeus-kun, creo que este problema solo te incumbe a ti, ¿no te parece?"


Por algún motivo, siento que el tono de Fitts-senpai hoy parece bastante más frío de lo habitual.

Me pregunto si hice algo para ponerle así... es posible que siga molesto por mi victoria durante el examen del primer día. Es cierto que me dijo que no le importó, pero quizás al verme huir cobardemente hoy le esté molestando.

Supongo que puede afectar a su nombre si se supiera que perdió contra un cobarde que evitaba todas las peleas.... Bah, le debo tanto a Fitts-senpai por toda su ayuda hasta ahora que aunque realmente no me apetezca, no me importe esforzarme en esta ocasión.


"De acuerdo, para salvaguardar tu honor, Fitts-senpai, voy a ir a masacrar a esos salidos."

"Masac-¡No puedes matarles!"

"Lo sé, lo sé, era una broma."


Vaya... lo llaman duelo, pero en realidad no llegan hasta el extremo de matar al rival; parece algún tipo de ley no escrita...

Pero aunque le haya dicho eso a Fitts-senpai, es posible que en ese grupo haya alguno más fuerte de lo normal, y podría ser mala idea bajar la guardia, así que mejor voy preparado para cualquier cosa.

5ª Parte[edit]

Una vez llegué a esa conclusión, decidimos salir al exterior del edificio, y allí nos encontramos con un inesperado espectáculo.


"...¿Pero qué coño es esto?"


Una gran cantidad de miembros de la raza feral estaban tirados por el suelo, hasta el punto que sería apropiado referirse a ellos como una pila de cuerpos amontonados.

Todos ellos eran hombres ferales de distintas formas y tamaños, además de orejas; puedo comprobar la increíble variedad de razas que existen entre las razas ferales. Además, varios de estos cuerpos desparramados por el suelo llevaban el uniforme de la universidad, aunque no todos.

Ah, mira, ahí está la chica... Vaya, es la espadachina que vi antes. ¿Se vio nuevamente involucrada en esto? ¿Quizás de verdad se haya enamorado de mí?

Mientras andaba perdido en estos pensamientos, la risa de un solo hombre resonaba por el lugar.


"¡¡Fuahahahahaha!!"


En medio del páramo de cuerpos amontonados por el suelo, un hombre en solitario seguía en pie, y en sus manos, tenía agarrado al último adversario que todavía no había acabado en el suelo con los demás, mientras sus risotadas se oían por todo el lugar con su fuerte voz.

Mushoku09 05.jpg


"¡Mira que atreverte a retar a este servidor! ¡Da la impresión de que no comprendes tu posición! ¡Al menos, este servidor ha de reconocer que en esta Universidad de Magia se encuentran reunidos gran cantidad de valientes que se atrevan a retarle!"


Tanto Fitts-senpai como yo nos encontrábamos completamente absortos observándole; ya que cuando por fin nos mentalizamos a hacer frente a la situación, nos encontramos de improviso esta escena. Gran cantidad de cuerpos por el suelo y a una persona tan única de pie sobre ellos.


"... Jumm."


El tipo lanzó al último contendiente a un lado y nos miró.


"¡Oh~, dijeron que si no quería esperar al turno de este servidor, debía vencerles a todos ellos, por lo que les tomé la palabra! ¡Y por increíble que parezca saliste al poco de terminar! ¡Espléndido, fantástico! ¡Este servidor siempre sintió debilidad por aquellos que cumplen su palabra!"


A simple vista pude reconocer al ser con ese tono de piel negro obsidiana junto a 6 brazos como a un miembro de la raza demoniaca. El par superior de brazos estaban cruzados, el intermedio lo tenía alargado hacia nosotros y el inferior lo tenía apoyado sobre sus caderas; junto a su pelo color púrpura que le llegaba hasta la cintura.


"¡Este servidor se presenta, soy el Rey Demonio BadiGadi!"


Dijo Rey Demonio... y cuando hablamos de Reyes Demonio tiene que ser como esos que van de aquí para allá secuestrando jóvenes de las aldeas para comérselas y no exactamente con fines gastronómicos.[33], esos mismos Reyes Demonio que con encargarse en ocasiones de esos asesinos que les mandan haciéndolos llamar héroes, pueden hacer cuanto quieran. No... eso ahora no viene al caso, el problema es...¿qué hace un Rey Demonio aquí?


"¡Vaya, este servidor reconoce ese Ojo Futuro tuyo! ¡Así que tú eres Ludeus Greyrat! ¡He oído hablar de ti por mi prometida, la Gran Emperatriz Demoniaca Kishirika!"


El tipo vino andando hasta ponerse frente a mí y añadió una única línea.


"¡Este servidor te reta a un duelo!"


....Me pregunto si me perdonará si le entrego a la perrilla y la gatilla a modo de sacrificio...

Rincón del Autor[edit]

Otros posibles títulos para este par de capítulos fueron:

Godzilla vs Ludeus

El Suicida Rey Demonio BadiGadi

¡¿Problemas Rodeado de Cachorros por todas Partes?! ¡La Emocionante Historia de la Época de Celo en la Universidad de Magia!

Capítulo 80 - La Ajetreada Época de Celo - 2ª Parte[edit]

1ª Parte[edit]

Por todos los reinos y países que rodeaban la Universidad de Magia de Ranoa se extendió como la pólvora un informe sobre la invasión del Rey Demonio BadiGadi.

Aunque por lo general, estos informes debían llegar antes de que se produjera la invasión, en esta ocasión fue al contrario. La tremenda velocidad del Rey Demonio hizo imposible que los informes sobre su avistamiento llegaran a un país antes de que él mismo pusiera el pie en él.

Todas y cada una de los estados que recibieron estos informes, entraron en pánico sin saber bien cómo reaccionar, ya que los seres conocidos como Reyes Demonio nunca antes habían abandonado el continente demoniaco; o al menos, no desde que murieran los Reyes Demonio que apoyaron la campaña de Laplace y asaltaron el resto de continentes.

La noticia era tan inesperada porque se había asumido que el resto de Reyes Demonios, pertenecientes a la facción de moderados y conservadores, habían desistido para siempre el invadir el continente central; por mucho que estas facciones poseyeran suficiente poder para controlar la totalidad del continente demoniaco, dejando claro que si decidieran atacar, causarían una oleada de destrucción.

Debido a esto, una vez conocieron la invasión del Rey Demonio BadiGadi, las naciones que formaban el Triunvirato Mágico, Ranoa, Neris y Basherant; comenzaron a organizar a sus órdenes de caballería y reunir aventureros. Aunque tardarían tiempo en llegar a la universidad de magia.

BadiGadi se dirigía a Sharia, la capital de la magia y lugar en el que se encuentra esta universidad, además de un gremio de aventureros y otro de magos. Aprovechando este hecho, el triunvirato mágico mandó a los caballeros de esta ciudad que la cercaran para ganar suficiente tiempo y que los refuerzos de los distintos países llegaran para apoyarles y acabar con la amenaza.

No obstante, aun habiendo reconocido a BadiGadi, debido a su más que reconocible apariencia, como el Rey Demonio invasor, continuaba siendo una incógnita el objetivo de su ataque.

El Rey Demonio Inmortal BadiGadi, con piel color negro azabache y 6 brazos, y que lleva con vida desde antes incluso de la campaña de Laplace, convirtiéndolo en uno de los Reyes Demonio más ancianos. Lo que significaba que ni el mismo Laplace fue capaz de acabar con él.

¿Con qué intención se dirigía el Rey Demonio a la Universidad de Magia?

¿Qué le llevó a dejar inconscientes a estudiantes de la raza feral?

Tanto los países que participaron en esta ofensiva, como la propia Universidad, solo pudieron conocer la respuesta a esta pregunta después de los acontecimientos.

2ª Parte (POV - Ludeus)[edit]

En estos momentos me encuentro en el recinto para pruebas prácticas de magia Avanzada de la Universidad de Magia de Ranoa.

Siendo exactos, estoy en medio de un patio al aire libre, desarmado y a punto de pelear contra BadiGadi; acorde a la situación, decidí imitar la pose más indicada para estos momentos, que es tener la cabeza bien alta, los brazos cruzados, las piernas separadas y dibujando la letra japonesa へ con los labios[34]. Aunque siendo honestos, en mi interior estoy increíblemente asustado y temiendo por mi vida.

¿Qué esperabas? Una especie de gigante negro tiene sus ojos clavados en mí, no creo que nadie podría estar tranquilo en una situación como esta.

No puedo negar que me había empezado a creerme bastante poderoso en los últimos meses, no sé... parecía que estaba bastante alto en los estándares de este mundo. Pero de ahí a tener que pelear contra un Rey Demonio... creo que no hay comparación; algo me dice que lo que va a ocurrir, es que me van a quitar las ilusiones de un martillazo como buen clavo que sobresale...

Siendo honesto, estoy pensándome seriamente en huir por mi vida; es más, siento que mi entrenamiento hasta hoy me ha ido preparando para este día y poder huir tan lejos y rápido como mi aguante y poder mágico den de sí.


"..."


Pero mirando a mi espalda, observo la gran cantidad de espectadores que han hecho un corro a nuestro alrededor. No solo hay estudiantes y profesores, sino que hasta los invitados para la época de celo están observando la escena.

.... Si fuera a poner pies en polvorosa... ¿qué pensarían de mí? Aunque bueno, llegados a este punto, mi fama no me importa lo más mínimo, pero creo que he perdido la oportunidad de escapar.

La multitud se mantenía totalmente ajena a mi dilema y observando cómo avanzaba la situación, salvo un hombre que vino hacia mí a toda velocidad; me llamó la atención porque llevaba puesto un peluquín que le sentaba bastante bien.

Vaya, no sabía que habían inventado las pelucas en este mundo...


"Vengo en nombre de Jinas, y siento pedirte esto, pero necesitamos que ganes todo el tiempo posible mientras terminamos de organizar nuestras fuerzas para la batalla."


Dijo esto rápidamente y sin esperar respuesta, puesto que se dio media vuelta y se marchó dejándome solo en medio del corrillo de gente.

¿Pero quién eres? Al menos preséntate o algo... aunque siento que le he visto en alguna parte.

Pero tras unos segundos, comprendí lo que intentaba decirme.

Puede que Jinas sepa más que yo sobre este asunto, porque por lo que ha dicho, si gano el tiempo suficiente, vendrán refuerzos. Uhhh... resulta que en los momentos decisivos, se puede esperar mucho de la gente que toma decisiones en este mundo.


"Umu, ¿todavía no estás listo?"

"Creo que ya falta poco."


BadiGadi estaba esperando a que me preparara para el combate con sus 6 brazos negros como el carbón cruzados sobre su pecho. El motivo de la espera fue que le pedí a Fitts-senpai que me trajera mi báculo para poder pelear, y BadiGadi aceptó esperar hasta tenerlo aquí para empezar el combate.

Aunque vaya, está tardando mucho... no se tarda tanto en ir de la biblioteca a los dormitorios, y está a simple vista en mi habitación, apoyado contra la cama como de costumbre, aunque está recubierto con una tela... pero no debería haber tardado tanto en encontrarlo.


"Umu... este servidor siempre pensó que los humanos eran seres impacientes y apresurados, pero no parece que sea tu caso. Es normal que la prometida de este servidor te echara el ojo."

"¿¿Prometida?? Hmm... Kishirika... sama, ¿no?"

"Umu."


Respondió a mi pregunta con esa simple palabra y asintió con la cabeza.

La Gran Emperatriz Demoniaca Kishirika Kishirisu; es imposible que me haya olvidado de la persona que me entregó mi ojo místico.

Aunque en aquel momento jamás se me ocurriría creer que fuera la de verdad... Apareció inesperadamente y desapareció de la misma forma dejándome sin comprender bien lo ocurrido. ¿Pero por qué habrá aparecido ahora su prometido? No creo, pero no habrá venido por lo mismo que los de la raza feral, ¿no? No me gustaría que me retara en un duelo de cortejo.


"Es cierto que me entregó este ojo místico, pero mi conversación con Kishirika-sama fue extremadamente corta."

"Kishirika hizo saber a este servidor la buena impresión que le causaste diciendo cosas como, ¡sorprendente, increíble! Hacía tiempo que no veía a la prometida de este servidor tan encandilada en sus observaciones sobre alguien, hasta con la tolerancia que este servidor posee, no tuve más remedio que sentir cierta envidia."


BadiGadi dijo estas palabras con una de sus cejas enarcadas y sonriendo de oreja a oreja.

¿Envidia? ¿Celos? No recuerdo haber hecho nada que pudiera llevar a que sintiera eso de mí... ¿acaso hice algo indebido que le haya molestado? ¿Podría ser que la medio broma que le hice a Kishirika sobre que me pagara con su cuerpo le haya molestado? Pero si solo fue una tentativa[35], aunque es cierto que me dijo que le era imposible ya que tenía un prometido... Oh, mierda... este tipo es ESE prometido...


"Tan solo soy poca cosa, nada más que un lamentable ratilla perdida[36]. N-No soy nadie tan importante como para que usted, Rey Demonio-sama, sienta envidia de mí. Seguro que Kishirika-sama tan solo exageraba un poco en lo que dijo de mí."


Intentando ocultar mi inquietud interna le respondí tan sereno como pude, y el tipo al escucharme se rió de manera excesiva, casi como si se riera de lo que le había dicho.


"Fuajajajaja, no seas tan modesto, este servidor ha escuchado acerca de ese enorme poder mágico que posees en tu cuerpo."


¿Enorme poder mágico? Creo que lo estás sacando de contexto... Es cierto que desde hace poco he empezado a darme cuenta de que poseo una cantidad bastante superior de maná comparado con el resto de magos. Pero por mucho que tenga, no debería ser motivo suficiente para que un Rey Demonio me envidie... ¿no te parece?

Aunque... ahora que lo pienso, recuerdo que Kishirika dijo algo extraño... ¿Qué fue exactamente lo que dijo? No lo recuerdo... tan solo me acuerdo de que fue algo curioso.


"Hmm... pero si mi poder mágico es tan solo ligeramente superior al del resto."

"¡Fuajajaja! ¡¿Puedes creer eso?! ¡Solo un poco dice!"


BadiGadi continuó riéndose durante un corto periodo de tiempo, pero de improviso detuvo su sonora risotada y se dejó caer al suelo con un sonoro golpe.


"Creo que deberías sentarte un momento."


Hice lo que me pidió y me senté con él, y he de decir que aun sentado, BadiGadi era enorme.

Creo que podría llamársele una mole de músculos... Me encantaría tener músculos así.


"Da la impresión de que no comprendes el significado de que la Gran Emperatriz Demoniaca Kishirika Kishirisu diga que eres sorprendente."

"...Por mucho que digas..."

"He visto a un tipo por ahí que posee una cantidad increíble de poder mágico, tiene hasta más que Laplace. Esas fueron sus palabras al referirse a ti; y te puedo asegurar que es la primera vez en su vida que ha dicho esto."


Laplace... era el Dios Demonio, ¿no? Pues por mucho que me digas que tengo más poder mágico que el Dios Demonio no me dice demasiado realmente... No voy a negar que casi nunca me he llegado a quedar sin magia, pero no es que por tener maná voy a ser invencible ni nada.


"La cantidad de maná que poseía el Dios Demonio Laplace era considerada la mayor de la historia. En otras palabras, posees la mayor cantidad de maná de la historia de este mundo, es algo por lo que podrías jactarte."

"¿Hablas en serio?"


Al escuchar sus palabras, he de decir que mi corazón se aceleró un poco, porque después de todo, el que me dice esto es un Rey Demonio, así que sus palabras poseen un valor añadido imposible de ignorar.

Es casi como si un deportista profesional va y te dice Tienes talento para esto.


"Este servidor no puede atestar por la veracidad de esas palabras, ya que Kishirika suele dejarse llevar por el momento, así que existe la posibilidad de que la prometida de este servidor se haya equivocado en su observación."


Mientras decía esto, BadiGadi sonrió forzadamente.

Lo dice como si hubiera pasado antes... aunque conociendo a Kishirika-sama, no me extrañaría.


"No puedo negar que hace unos años realicé un entrenamiento con el fin de incrementar mi maná, pero decir que poseo de las mayores cantidades del mundo creo que es algo excesivo. Cualquiera que hiciera el mismo entrenamiento que yo debería ser capaz de alcanzar una cantidad similar."

"Umu, pero por lo general, eso sería imposible."


¿Que por lo general sería imposible? Entonces quizás se deba a que me he reencarnado en este mundo; eso, o quizás el Dios Humano Hitogami me otorgó alguna clase de cheto[37] o trampa sin darme cuenta... hablando de Hitogami, la próxima vez le preguntaré a ver qué dice.


"Ahora que lo pienso, Rey Demonio-sama, hay una cosa que me gustaría ver si pudierais responderme."

"¿De qué se trata? Puedes preguntarle a este servidor lo que se te antoje."

"La cosa es, que la persona de la que te voy a hablar NO es nadie para quién trabaje, sirva, ni nada por el estilo, por lo que me gustaría que no decidieras atacarme de improviso por mencionarle."

"Este servidor prometió esperar hasta que estuvieras listo para nuestro combate, y los Reyes Demonio no rompen sus promesas."


Ya veo, después de todo, los indios no mienten...[38] Más le vale que sea cierto.

Que no me ataque, por lo que más quieras... que no me ataque por esto.


"¿Has oído en alguna parte el nombre de Hitogami?"

"¡¿...?! ¿Dónde escuchaste ese nombre?"

"Se me aparece en sueños."


BadiGadi descruzó su par de brazos superior para sujetarse la barbilla pensativo.

Me pregunto si sabrá algo...


"Umu, ya veo... así que en sueños..."

"¿Podría decirme algo al respecto?"


Tras mi pregunta, BadiGadi se tomó su tiempo pensativo, tras lo que asintió con un Umu y negó con la cabeza antes de responderme.


"Comprendo. ¡Pues ni idea! ¡Siento que he escuchado ese nombre en alguna parte años atrás, pero este servidor es incapaz de recordar donde! ¡Al menos, puedo decirte que es un nombre que no he escuchado en varios cientos de años!"

"Comprendo, le agradezco mucho su respuesta."


Aunque en realidad, eso de varios cientos de años es un detalle bastante ambiguo...


"¡Umu, si este servidor recordara algo al respecto, te lo hará saber! ¡Fuajajajaja!"

"Se lo agradecería."

"¡Pero mira que eres un chico aburrido, deberías reír junto a este servidor! ¡Fuajajajaja!"


Lo cierto es que la risa de BadiGadi es bastante amena y divertida. Desde que hemos estado hablando, aunque no hemos dicho nada especialmente interesante, las risas no han parado en ningún momento.

De improviso recordé cuando conocí a Ruijerd y de cómo a través de reír juntos fuimos mejorando nuestra amistad.

Vaya, podría hasta decirse que la risa es el idioma común de este mundo. Y ya que mi compañero de conversaciones se está riendo, sería descortés al menos no devolverle el gesto... Pues a intentar reír.


"Fu...¡jajajajaja!"

"Así mejor, mucho mejor. ¡Kishirika siempre lo dice, estés donde estés, siempre deberías intentar reír! ¡Este servidor todavía recuerda la última vez en la que Kishirika murió, y como en esa ocasión rió con todas sus fuerzas! ¡Fuajajajaja!"


BadiGadi contó todo esto mientras reía; y he de decir que aunque su apariencia sea imponente y amenazante, este hombre no parece para nada un mal tipo.


"¿Hn?"


Cuando me encontraba riéndome junto a BadiGadi, parece que la zona de los espectadores a mi espalda se puso algo ruidosa. Me giré para ver lo que ocurría y pude notar que alguien se agitaba por la zona.

Tras escuchar con atención, pude comprender pedazos de la conversación que estaba teniendo lugar por la zona.


"¡Soltadme! ¡Si no, no podré darle su báculo!"

"¡Estate quieto! ¡Si le entregas el báculo comenzará el duelo!"

"¡¿Y qué pasará si acaba empezando el duelo sin su báculo?! ¡¿Acaso queréis dejarle morir?!"

"N-No, eso..."

"¡Déjame ayudarte!"

"Ah... ¡Zanoba-kun!"

"¡Así que eres Zanoba Shirone! ¡Eh! ¡Suelta! ¡Que me sueltes t-......hostiahostiahostia!"


Fitts-senpai salió volando por encima de todos los espectadores, consiguiendo así separarse del montón de gente que le había estado rodeando. Cayó al suelo con un pequeño golpe, se puso en pie y vino hasta donde me encontraba a enorme velocidad.

Guau, qué velocidad... creo que es 3 veces más rápido que yo... ¡Pero si no es ni rojo ni tiene cuernos[39], ¿cómo es posible?!


"Ahh... Ah... L-Lo siento, Lud-Ludeus-kun. Algunos profesores intentaron detenerme."


Fitts-senpai respiraba agitadamente mientras traía en sus manos mi báculo.


"S-senpai, veo que eres bastante rápido."

"¿¿Eh?? Ah.. zapatos....objeto mágico..."


Tras escuchar eso, observé las botas con las que siempre le vi.

Ahora entiendo, así que eran un objeto mágico... podría ser que hasta el manto que lleva siempre puesto sea otro objeto mágico, porque este chico no se lo quita ni cuando hace calor.


"No me dirás que hasta esas gafas lo son..."

"Ah....Ah... también...sí... digo no... quiero decir... es un secreto."


Fitts-senpai se puso a reír tímidamente.

¿Me pregunto por qué tendrá una cara tan adorable cuando se ríe? Puedo sentir como mi corazón hace DokiDoki...


"Fu.... vale, mejor... Ludeus-kun, tú puedes... aunque no te excedas demasiado. Si ves que no puedes vencerle, aunque tengas que dar media vuelta y huir a mitad del combate, contra un oponente así nadie te dirá nada. No te preocupes por algo tan innecesario como tu orgullo si te puede costar la vida, ¿entendido?"


Me hizo entrega de la Arrogancia del Rey Dragón de Agua (Aqua Heartia) mientras me decía estas palabras.

Hacía mucho que no peleaba en serio sujetando a este pequeño. A por todas, Camarada Sharlene[40]. Y si regresamos con vida, nos casaremos y tomaremos una ensalada de piña[41]

Quité la prenda que envolvía el báculo y pude escuchar como Fitts-senpai se quedaba embobado observándolo aguantando la respiración; llevándome a querer gastarle una broma.


"Fitts-senpai, mira lo que tengo en mis manos, ¿a que es impresionante?"

"I-Increíble... ¡es enorme!"[42]

"¡!"


Eh... he sentido algo... como un cosquilleo extraño por la zona de mis caderas... ¿qué habrá sido eso? Bueno, mejor me dejo de bromas.

BadiGadi estaba de pie frente a mí haciendo estiramientos y calentando; yo me preparé mínimamente y Fitts-senpai volvió un poco a regañadientes al círculo que nos rodeaba.

¿Habré ganado suficiente tiempo? No sé... podría intentar ganar más tiempo charlando como hasta ahora. Pero vamos, senpai, podrías haberte quedado conmigo y echarme una mano... es más, podrías ayudarme a escapar.


"Estás listo?"

"Si fuera posible, preferiría simplemente que continuáramos riéndonos mientras charlamos como hasta ahora."

"¡Fuajajajaja! ¡Eso lo podemos hacemos más tarde!"


¿Eso significa que no quiere matarme? Mejor no me confío, da la impresión de que se deja llevar por la situación. No me extrañaría que se pensara que como tengo mucho maná no pasará nada y me acabe matando sin querer.

En realidad, habría preferido decirle unas palabras en esta situación, como por ejemplo, ofrecerle algún tipo de trato para que me perdone la vida. Pero fijándome en él, pude ver como BadiGadi estaba en pie frente a mí en una postura no especialmente preparada para el combate.

Quizás no tiene intención de atacar primero, o está esperando que haga alguna señal o algo.

Pero por si acaso, y preparándome para el combate, decido activar mi ojo místico.


"..-¿Huh?"


No podía ver nada con mi ojo de futuro... donde debería estar BadiGadi no hay nada.


"¿A qué viene esa cara de sorpresa..? Oh, comprendo. Este servidor supone que has activado el ojo místico que te entregó Kishirika. Es una lástima, pero te informo de que los ojos místicos no funcionan con este servidor."


Dijo esto sin darle especial importancia y simplemente resopló al final.

¿En serio? ¿Los ojos místicos no funcionan contigo? Imagino que era de esperar, siendo un Rey Demonio. Pero si como dice, no funcionan con él, estoy en serios problemas, porque acaba de aumentar enormemente la dificultad de esquivar un ataque mortal, y con mi reducida habilidad física, es fácil que acabe herido de gravedad...


"Rey Demonio-sama."

"Con Badi es suficiente. Todos aquellos que le dan a este servidor una alegría riéndose honestamente con él, tienen permiso para llamarle de esa forma."

"Badi-sama. Me gustaría hacerle una petición."

"¿De qué se trata?"

"Que aunque perdiera contra usted, que por favor no me quite la vida."


Tras decirle esto, BadiGadi se echó a reír estrepitosamente.


"¡Fuajajajaja! ¡Mira que suplicar por tu vida antes siquiera de empezar! ¡Eres un chico gracioso!"

"La vida es un bien a tratar con aprecio."

"Umu, eso es cierto. ¡Los humanos son seres que mueren rápidamente! ¡No eres el primero que le hace ver a este servidor esa forma de pensar!"


BadiGadi siguió riéndose.


"¡No obstante, me extraña que aun poseyendo tal cantidad de poder mágico, te falte confianza en tu propia fuerza!"

"Eso es porque hace unos años, una persona que decía llamarse Dios Dragón o algo similar, me dejó con un pie en la tumba."


Tras escuchar mis palabras, la risueña voz de BadiGadi, así como sus risas, se detuvieron de momento.


"¿Dios Dragón? ¿Te refieres al Dios Dragón Orsted? ¿Has sobrevivido a una pelea contra ese tipo?"

"Me dejó a punto de morir, si no me hubiera dejado marchar por alguna clase de antojo, estoy seguro de que ahora sería un fantasma."


La expresión de BadiGadi se tornó seria.

Mierda... Como mencionar a Hitogami no dio problemas me relajé... pero el nombre de Orsted parece que es otra especie de mina[43] a evitar.


"Pero dime una cosa, ¿por casualidad no serías capaz de haber herido, aunque sea mínimamente, a ese tal Dios Dragón mientras peleabais?"

"¿Eh? Sí, bueno... aunque lo único que hice fue casi como hacerle un rasguño en su mano."

"...."


Esta vez BadiGadi se quedó completamente en silencio y con una cara aterradora.

¡R-Riámonos, Badi! ¡Es un día perfecto para seguir riendo y viviendo! ¡Por favor!


"En ese caso, este servidor tiene una petición que hacerte."

"D-¿De qué se trata?"


Intenté mantenerme serio mientras le preguntaba esto a BadiGadi.


"Un ataque."

"...¿?"

"Lánzame tu técnica más poderosa, es más, usa eso que utilizaste para herir al Dios Dragón. Si al atacarme consigues atravesar mi Touki y causarme algún daño, serás el vencedor. Pero, si no consigues herirme, este servidor será el vencedor, ¿qué te parece?"


¡De puta madre...! Esa petición se ajusta muchísimo a lo que quiero... magnífico. Me gustan los términos, y por si fuera poco, el combate puede acabar sin que me pegue ni una sola vez. ¿No le importará?


"Pero, ¿eso no sería darme demasiada ventaja, Badi-sama?"

"¿Ventaja? Así que demasiada ventaja... ¡Umu, tienes razón, ¿no es así?! ¡En ese caso, si tu ataque no me hace nada, este servidor te atacará una única vez. ¡Tienes la palabra de este servidor de que solo será 1!"


Siento que he cavado mi propia tumba... ¿qué harás si de un único golpe me atraviesas el corazón? Mejor cierro la boca, no vaya a ser que acabe peor parado; no quiero acabar con más agujeros en el pecho.


"De acuerdo. Pues hagamos eso entonces."

"Umu."


Tras decir esto, preparé mi báculo y acumulé tanto poder mágico como me fue posible en él con la intención de ejecutar una Bala Rocosa. Aunque en este caso, la haré más dura que la que usé contra Orsted, ya que en aquel entonces estaba desarmado, atacando con una única mano y la creé tan rápido como pude.

En esta ocasión no solo tengo tiempo, sino que además puedo usar mi báculo, por lo que el poder será muchísimo mayor a entonces.

Dale forma... Organiza el poder mágico para darle toda la consistencia posible, más y más dureza, como cuando creo mis figuras, solo que en esta ocasión olvídate de la flexibilidad, solo busca más dureza y dale todo el filo que seas capaz con la forma de un huso[44], al tiempo que le pongo pequeñas muescas para imitar la forma de un taladro.

Tras eso, añádele un movimiento de rotación, que gire tanto como sea posible, no te preocupes por el control, pero que gire a una velocidad absurda, que ni yo mismo sea capaz de calcular.

Y lo único que queda es inyectarle velocidad de lanzamiento, dale una bestial cantidad de poder mágico en este punto también, para que vaya a la mayor velocidad posible.

Es la primera vez que le he inyectado tanto poder mágico a una Bala Rocosa, y el tiempo que me ha tomado hacerlo lo hace casi imposible de usar en combate real, pero si lo hiciera, no me cabe duda de que sería una muerte excesiva en la mayoría de monstruos.

Es posible que un Rey Demonio sea capaz de sobrevivir a este ataque, pero al menos me gustaría hacerle algo de daño, principalmente para que no llegue a pegarme.

Mushoku09 06.jpg


"Estoy listo, allá voy."

"¡Umu! ¡Adelante!"


¡IGNICIÓN!

Pude escuchar un silbido potente emanando del disparo, aunque no tuve ningún tipo de retroceso. No entiendo bien el motivo, pero las fuerzas de la física no se aplican al usar magia.

El tiempo parece detenerse, pero como era de esperar, el impacto llega y conforme el proyectil chocaba de lleno contra BadiGadi, se pudo escuchar un potente estruendo por todo el patio de entrenamiento.

Al mismo tiempo que el sonido ensordecedor se extiende por la zona, el torso de BadiGadi fue destruido saltando en pequeños pedazos que acabaron diseminados en todas direcciones y sus 6 brazos cayeron al suelo tras el impacto al perder la sujeción al resto del cuerpo.

Hasta su parte inferior salió disparada hacia atrás decenas de metros hasta caer finalmente al suelo.

3ª Parte[edit]

"....¿Eh?"


Lo que queda de su cuerpo no se mueve ni un ápice, y tímidamente, me acerqué a él dando lentos pasos hasta donde aterrizó la mitad inferior de su cuerpo. Tardé unos segundos en atreverme a bajar la mirada, pudiendo observar como sus órganos internos rezumaban de ella.

No veo sangre... quizás tenga algo que ver con que es un Rey Demonio. ¿Será que no tiene ni sangre ni lágrimas?


"....¿Eh?"


No... no puede ser, ¿de verdad? Esto no puede estar pasando, ¿ha muerto?

No comprendía bien lo que estaba pasando, me di la vuelta para observar los restos esparcidos del cuerpo, pero me quedé totalmente inmóvil sin atreverme a volver a mirar las piernas inmóviles del supuesto cadáver. El resto de espectadoras me clavaban la mirada hasta el punto de asfixiarme con ellas. Ninguno se movía del sitio, y casi ni respiraban.

Tragué salida con un sonoro ruido proveniente de mi garganta.

L-¿¿¿Lo he matado??? No creo... me refiero... no debería, ¿no? Con toda la confianza que tenía... Quiero decir, ¿no se supone que es el Rey Demonio Inmortal? ¿Eh? No fue él mismo el que me dijo lleno de confianza y orgullo que le atacara con un único golpe... ¿eh? ¿eh? Dime que no es cierto...

Para comprobar si de verdad era culpable de asesinato, me giré lentamente una vez más con miedo a lo que me iba a encontrar.


"¡FUAJAJAJAJA! ¡VUESTRO HUMILDE SERVIDOR HA RESUCITADO!"


Estuve a punto de lanzar otra Bala Rocosa del susto.

Donde antes se encontraban sus piernas, había un BadiGadi de la mitad de su tamaño original frente a mí. Tenía casi mi altura, aunque sin brazos, y el tamaño de su cabeza era el mismo de antes, dando lugar a una extraña impresión de incongruencia. Pero dejando de lado su tamaño...


"Ah... Sobreviviste."


Me sentí realmente aliviado, porque por un segundo, pensé que me había convertido en un asesino.

Me alegro muchísimo de que mi oponente no fuera humano.


"¡Fuajajajaja, hasta este servidor pensó que moriría! ¡Pero, umu, este servidor ahora lo comprende! ¡Elegir no pelear en serio fue la respuesta correcta! ¡Si lo hubiéramos hecho, todo a nuestro alrededor se habría convertido en un páramo desértico!"


BadiGadi continuaba riéndose con su potente Fuajajaja, mientras a su alrededor, sus 6 brazos volvían para recombinarse con su cuerpo, haciendo que su altura fuera creciendo más y más; aunque no volvió a su tamaño anterior.


"¡Oh, parece que parte de este servidor salió disparada bastante lejos, lo digo porque le tomará algo de tiempo volver a la normalidad!"


Parece que BadiGadi estaba bastante animado.


"¡Has ganado, Ludeus! ¡Desde hoy podrás ser aclamado como un Héroe!"

"No, preferiría no hacer tal cosa."

"¡Pues entonces, al menos muéstrales a todos una pose victoriosa! ¡Fuajajaja!"


Diciendo esto, BadiGadi agarró mi mano derecha, con la que sujetaba mi báculo, y la elevó cuanto pudo, casi como si me tratara de un campeón de boxeo.

Me pregunto si habré vencido por puntos[45]... Porque realmente no comprendo lo que ha ocurrido aquí.


"Pero-...."


Aunque si ha dicho que he ganado, seguramente sea mejor aceptar mi victoria.


"¡Soy... EL VENCEDOR!"


Todos los presentes todavía parecían no saber como reaccionar y el silencio generalizado era ensordecedor, y no reaccionaron de forma alguna a mi pequeño grito. Pasados unos instantes, BadiGadi asintió como comprendiendo algo.


"Mira que hay gente que no es capaz de disfrutar de los grandes eventos. Aunque bueno, quiero al menos devolverte un golpe para que estemos en paz."


Eso fue lo que dijo.


"¡¡¿Cómo?!!"


¡Eso no es lo que prometiste!

Justo cuando pensaba de esta forma, su puño conectó con mi cara. El detalle a comentar es que dijo un golpe, y parece que a su entender, un ataque implica 3 puñetazos; y teniendo en cuenta que me tenía sujeto por el brazo, no tuve forma de defenderme, quedando totalmente inconsciente por su triple UN golpe.

Eres un maldito mentiroso Rey Demonio...

4ª Parte[edit]

Tras lo ocurrido, me contaron que el hombre del peluquín de antes se llevó a BadiGadi a alguna parte, mientras les acompañaba otro hombre de mediana edad bastante guapo y equipado con una armadura, y además, un hombre mayor vestido con un manto.

Imagino que tendrán que charlar de algo importante.

Yo por mi parte, volví en mí después de que Fitts-senpai me curara con magia, tras lo que me llevaron a una sala de la universidad en la que Jinas me recibió con una agradable bienvenida junto a una taza de té y dulces.

Pero apenas se mencionó nada destacable en esa reunión; ni Jinas mencionó apenas lo ocurrido. Da la impresión de que ni él mismo comprende bien lo que ha sucedido.

Inesperadamente, un Rey Demonio se presentó en la Universidad, dejó inconscientes a varios estudiantes y visitantes y finalmente decidió retarme a un duelo, para acabar declarándome como el vencendor y dejarme K.O. poco después... No es que se pueda comprender la situación sabiendo solo eso, la verdad..

Aunque hubo un detalle importante que sí fue mencionado; por lo visto, ninguna de las personas con las que luchó el Rey Demonio murió, sino que simplemente las dejó inconscientes. Y también, que el hombre del peluquín resultó ser el director de la Universidad.

Quizás se deba a que es miembro de la Facción Moderada de los demonios, por lo que BadiGadi no vaya por ahí matando humanos sin motivo. Así que supongo, que lo que estarán intentando averiguar al hablar con él es lo que le trajo hasta aquí. ¿Cómo se llamaba el director? Me suena que lo escuché alguna vez.... Ah sí, George, el mago Real de Viento. Lo recuerdo de cuando asistimos a la ceremonia de bienvenida.

Por lo que he oído, las personas que están asistiendo a la reunión con el Rey Demonio son los líderes de las órdenes de caballería de los 3 países que vinieron a proteger la ciudad, así como el líder del Gremio de Magos. Y todos ellos están ahora mismo reunidos y tratando varios asuntos con BadiGadi.


"¡Aunque, era de esperar que alguien de tu altura, Ludeus-kun, fuera capaz de acabar con el Rey Demonio de un único ataque sorpresa...! ¡¿Y además que poco después el propio Rey Demonio reconociera tu fuerza?! Ni el mismo director se lo esperaba, y hasta dijo que siendo un simple aventurero, y debido a que te llamen Quagmire (lodizal), lo máximo que podrías hacer era ganar tiempo.

"¡Jamás nos habríamos imaginado que acabaría todo de esta forma! ¡Ya no recuerdo la última vez que me sentí tan emocionado por un evento de esta índole!"


Jinas era incapaz de ocultar su excitación y andaba diciendo cosas así, ya que parece que nadie me oyó hablar con BadiGadi antes del duelo ni al acuerdo que llegamos...

Tras un rato más en la compañía de Jinas en el que pude notar que me guardaba un gran respeto, pude marcharme. Aunque me pidió que, por el momento, mejor no saliera del dormitorio hasta que se asentaran los acontecimientos.

5ª Parte[edit]

En cuanto salí de la sala de reuniones, Zanoba vino corriendo hacia mí.


"Oh~, Shishou, vi lo que hizo y he de decir que estuvo a la altura de mis expectativas, aunque supongo que no fue nada especial para usted."


Los comentarios de Zanoba eran halagos increíbles, por lo que tuve que negar con la cabeza.


"El puso el pecho para el ataque, yo solo tuve que atacar."


No puedo negar que mi ataque fuera efectivo, pero mi oponente ni se protegió ni lo esquivó, sin contar con que después pudo regenerarse. Si hubiéramos peleado en serio, dudo que hubiera acabado siendo vencedor.


"Estás siendo demasiado modesto, ¿acaso no es suficientemente impresionante haber conseguido herir a un Rey Demonio?"


Zanoba dijo esto mientras se reía, y por su parte, Julie me miraba con más miedo hacia mí que incluso tras el incidente con Rinia y Pursena.

Seguro que a sus ojos, solo pudo comprender que había descuartizado a un hombre... No me quiero imaginar lo impactante que habrá sido ver eso como espectador.


Mientras me diregía al dormitorio, me crucé con Cliff y una radiante Elinalise.


"Vaya, Ludeus, ¿qué es ese alboroto que me ha parecido escuchar?"

"Esto... ¿qué habéis estado haciendo hasta ahora?"

"Exactamente lo que tienes en mente."


Elinalise empezó a reírse con un Jojojo a lo que Cliff se puso colorado como un tomate y algo molesto.


"¡No hables de más!"


Diría que esos 2 estaban en una reunión para adultos mientras el Rey Demonio nos invadía... se toman la vida con filosofía...


"Hace un rato BadiGadi-sama me retó a un duelo y de alguna forma conseguí ganar."

"¡¿Eh?! ¡¿Ya llegó?!"


...¿Cómo que ya llegó? ¿Qué quieres decir?


"¿Acaso sabías que venía hacia aquí?"

"Sí, pero los Ogros le pidieron que no se marchara y Badi decidió quedarse un tiempo; de ahí a que me adelantara. Piénsalo, los tipos como él son de tomarse su tiempo, ¿no? Por eso pensé que tardaría 10 años o así en llegar; es más, nos separamos hace 2 años..."


Cuando tu esperanza de vida se cuenta en miles de años, supongo que tu sentido de la prisa se ve alterado. Yo por ejemplo, en mi vida anterior acabé con 30 y pico años, y personalmente el tiempo pasó volando. Así que imagino que esa sensación es algo similar para Badi, aunque de manera proporcional.


"Pero, ¿a qué te pareció un buen tipo?"

"No me pareció mala persona, la verdad."


De entre todos los nobles y miembros de la realeza que conozco está entre mi top 5 de personas agradable; y encima su risa es bastante contagiosa. No voy a negar que rompió su promesa en lo de pegarme, pero supongo que no le comprendí cuando me dijo 1 ataque, en lugar de 1 puñetazo, así que lo dejaré estar.

Cliff se acercó, pareciendo haber estado demasiado nervioso de la vergüenza como para participar en la conversación.


"Eh, ¿de qué habláis?"

"Anda, anda, Cliff, ¿acaso estás celoso? No te preocupes, ahora mismo al único al que puedo amar con todo mi corazón es a ti."

"No, no me refiero a eso, ¡Eh, no te acerques tanto! ¡Ludeus nos está viendo!"

"No es que nos esté viendo, es que YO se lo estoy mostrando."


Como se pusieron a flirtear, decidí dejarles sin prestarles más atención. Conforme me iba, pude escuchar una voz que decía:


"¡¿Cómo va un Rey Demonio venir hasta un lugar como este?!"


Eso mismo pensaba yo hasta hace apenas unas horas.

6ª Parte[edit]

Me encontré con Fitts-senpai a la entrada del dormitorio, daba la impresión de haber estado esperándome porque al verme hizo un extraño gesto con su cara.

Imagino que estará tan emocionado como el resto de espectadores que vieron la escena...

Sus mejillas estaban infladas y rojizas mientras apretaba sus manos unidas frente a su pecho; diría que es porque vio algo increíble, pero algo me dice que no es exactamente ese el motivo.


"¡Ludi--eus-kun eres increíblemente fuerte!"


Me pareció una actitud un tanto infantil, pero no hice comentario al respecto.


"¡Jamás pensé que podrías hacer algo así con un único ataque!"

"Acordamos antes del duelo que solo tendría una oportunidad, por eso tuve que usar la magia que más poder tiene de las que conozco."

"¿La que más poder posee? ¿Eh? ¿Esa no es la misma magia que usaste durante nuestro combate durante el examen? Recuerdo que fue un hechizo impresionante."

"Sí, es un Cañón de Piedra[46], aunque para este acumulé una gran cantidad de magia."

"¿Cañón de Piedra? Pero si es un hechizo de nivel Intermedio... ¡¿Quieres decir que si obtienes una gran maestría con el hechizo acaba ganando toda esa potencia?!"


Fitts-senpai alzó su voz ante su descubrimiento con un Oh~~ y comenzó a ejecutar un Cañón de Piedra con el toque de Bala Rocosa que utilizo yo, le incluyó incluso la rotación. Al lanzarlo, se pudo escuchar un silbido agudo hasta clavarse en el suelo a varios metros de distancia.

Es bastante bueno imitando algo que ha visto tan solo 1 o 2 veces.

No obstante, el suyo no poseía tanto poder como el mío.


"Aunque lo cierto es que no he hecho nada especial para ganar esa maestría de la que hablas..."

"¿Quizás se deba a que por lo general solo utilizas magia de Tierra?"

"Puede ser, recuerdo que al principio solo utilizaba la escuela de Agua, pero llegó un punto en el que comencé a utilizar solo la magia de Tierra."

"¡Ahora tiene sentido! ¡Y como yo también me defiendo con esa escuela de magia, eso quiere decir que puedo llegar también a ese nivel, ¿no es cierto?!"


Me pregunto si será verdad... aunque ahora que lo pienso, siento que con la práctica acabé mejorando mi técnica de creación de figuras.


"...Supongo... Me pregunto si tendrá que ver con mejorar la precisión."

"¡Pero dijiste que el consumo de maná incrementa a mayor precisión, ¿no es cierto?"

"Cierto. Por ejemplo, cuando creo figuras, la cantidad que utilizo es bastante elevada."


Fitts-senpai estaba contentísimo y animado mientras charlábamos.

Ahora que lo pienso, apenas he hablado de la conjuración en silencio con él.


"Ah, perdona, imagino que estarás cansado. Perdona por molestarte, creo que hoy deberías simplemente descansar."

"Vale, eso haré."


Tras decirme esto, Fitts-senpai salió corriendo hacia el interior del edificio.

Quería haber seguido hablando un rato más, pero no importa, sobretodo teniendo en cuenta el poco tiempo que ha pasado desde el incidente. Seguro que tiene cosas que hacer con el grupo de la princesa en el consejo de estudiantes.

Yo por mi parte, me dirigí a mi habitación y apoyé el báculo junto a la cama como de costumbre.

Me tumbé y recordé las dificultades que tuve en el día de hoy con los duelos y el reto del Rey Demonio; podía notar como mi fatiga tanto mental como física se habían acumulado enormemente y mis ojos se cerraron dejándome llevar por el cansancio.

7ª Parte[edit]

Tras los eventos relacionados con la invasión de BadiGadi y la época de celo de los feral, el mes pasó volando.

Al final, el Triunvirato Mágico decidió tratar a BadiGadi como invitado nacional tras las conversaciones que mantuvieron con él. A cambio, para disculparse por los problemas causados, BadiGadi les echó una mano, literalmente, cediendo uno de sus brazos al Gremio de Magos con el fin de estudiar la inmortalidad; y además, acabó participando como entrenador de combate temporal para los grupos de caballeros combinados de los 3 países.

A parte de eso...


Mientras me dirigía a mi próxima clase, me encontré con mis 2 senpais, Rinia y Pursena.

Debido a la invasión de BadiGadi así como la pelea que se originó entonces con los feral, el ambiente en el campus se tranquilizó y las 2 pudieron volver a clase sin miedo a más retos.


"Como se esperaba de nuestro jefe-nya, gracias. Te invitaré a algo la próxima vez-nya."

"Pero jamás habría pensado que vendría un Rey Demonio-nano. Somos demasiado bellas para este mundo-nano, aunque hiciste bien en protegernos. A cambio puedes sobar las tetas... de Rinia, claro está."

"Muchas gracias por el detalle."


Como me ofreció el privilegio de sobar tetas, no me contuve y lo hice llevando mis manos a las susodichas. De Rinia, claro está.


"¡Ky-nya!"


La respuesta de la chica gata fue arañarme la cara con sus garras.

Pero si me dijo que podía... Pero si hasta me dijiste que me invitarías a algo... Eres cruel-nya... qué tacaña eres, pero si no te las voy a desgastar ni quitar, ¿por qué tanto alboroto?


"Veo que Shishou gusta considerablemente de las mujeres, y eso que había escuchado rumores."

"¡Eh, Zanoba, para! ¡No tienes permitido decir nada más al respecto!"

"...Oh, es cierto... pues en ese caso no diré más."


Últimamente Cliff se sienta más cerca de mí, parece que ser que ha escuchado historias mías de Elinalise. No sé bien lo que le habrá contado, pero da la impresión de que son historias mínimamente positivas.

He parecido notar algo de compasión en sus palabras, pero no estoy seguro; lo que sí parece es que el motivo por el cree que Eris me dejó fue por la enfermedad que sufro. Aunque realmente me da igual, ¡¡Ya no me importa Eris, todo está bien, lo he superado todo, ¿queda claro?!!

Otro hecho destacable de este último mes es que el flirteo en público entre Cliff y Elinalise ha ido disminuyendo; pero aun así, todavía siguen juntos, y cada 2 o 3 días Cliff viene a clase completamente exhausto.

Seguro que lo está dejando seco. Aunque me pregunto si habrá convencido a Elinalise sobre lo de flirtear en público con su forma seria de hablar que tanto le gusta a esa elfa... es más, me extrañaba que no estuviera afectando negativamente a sus estudios...

Aunque seamos honestos, no tengo derecho a recriminar nada, ya que la verdad es que me siento un poco celoso de ellos.


"...Gran Maestro, no tengo suficiente maná como para hacer esta parte, ¿podría hacerla usted?"


Julie continúa haciendo figuras a diario sin falta, y tanto yo como Zanoba le estamos enseñando técnicas de creación en general, pero como no somos expertos en varias áreas, Zanoba le ha pedido ayuda a un minero del carbón de su clase para enseñarle algunos aspectos que desconocíamos.

Sobre la visita del Rey Demonio BadiGadi, no me ha llegado más que pequeños detalles de información sobre él. Pero mi conclusión tras hablarlo con él, fue que sintió celos de mí por algún motivo y vino a verme.

Me pregunto si no me acabará cayendo parte de la responsabilidad... No... o al menos me gustaría pensar que Jinas arregló todo para que no fuera así, ya que él fue quien me mandó la invitación a la universidad.


Finalmente, la puerta de nuestra clase se abrió.

Qué raro, todos, exceptuando a Silent, están ya dentro y todavía es pronto para que venga el profesor... no lo creo, ¿pero será que Silent ha decidido dejarse ver por clase?

Y justo cuando me había emocionado esperando ver al último Estudiante Privilegiado...


"¡Fuajajajaja!"


Esa fuerte risotada resonó por toda la habitación conforme entraba con toda su majestuosidad sin darle importancia a lo que nadie pudiera pensar u opinar.

Tras lo que la persona en cuestión se montó en el podio de la clase observándonos a todos.


"¡El Inmortal Rey Demonio BadiGadi ha llegado!"


Debes estar de broma... ¡Pero si hasta lleva el uniforme! Será...


Por lo visto, BadiGadi había ingresado en la Universidad de Magia para utilizar su nombre para publicidad, sin tener en mente aprender nada específico ni investigar nada concreto, sino que simplemente observaría y ofrecería consejo y ayudas de manera ocasional.

No obstante, parece que solo va a dar consejos, la Sabiduría por la que es famoso el Rey Demonio no parece estar en oferta.

Pero en cualquier caso, de esta forma concluyó definitivamente el incidente en el que el Rey Demonio invadió el reino de Ranoa.

Capítulo 81 - El Primer Día en la Universidad - Historia Adicional[edit]

1ª Parte (POV - Sylphy)[edit]

Todos los años desde que empecé a asistir a la universidad han pasado sin incidentes.

Bueno, cuando digo sin incidentes, me refiero a sin incidentes que pusieran en riesgo mi vida. Porque cosillas sin importancia que podrían categorizarse como tal sí que me han ocurrido, como el duelo con Rinia y Pursena, o cuando Ariel-sama paseó por las calles de la ciudad con mi apariencia y la asaltaron unos matones...

Por otro lado, las cosas nos estaban yendo como Ariel-sama quería y esta había conseguido reunir más apoyos en la Universidad de magia.

Al menos, hasta nuestro tercer año en este lugar, en el que nos llegó información sobre una persona conocida como Ludeus el Quagmire[47].

En ese momento, no me cupo duda de que se trataba de información sobre Ludy. Se trataba de un joven que desde una temprana edad y en un tiempo récord se había convertido en un aventurero de rango A, y cuyo nombre en apenas unos años había llegado hasta el Triunvirato Mágico[48]

Su especialidad según se contaba de él, era la magia de Tierra y no se conocía con exactitud el rango de sus habilidades; no obstante, era capaz de crear enormes lodazales conjurando en silencio.

Fue exactamente cuando escuché el detalle de los lodazales cuando supe con seguridad que se trataba de Ludy, ya que la primera vez que nos vimos, usó magia de Tierra para lanzarle barro a los jóvenes que se metían conmigo.

Como se convirtió en mago Santo de Agua uno se pensaría que solo sería bueno con agua, pero en realidad, ya fuera mezclando elementos, usos extraños con magia de aire para moverse rápidamente, o la creación de barro y agua caliente; lo cierto es que a Ludy se le daba bien aplicar la magia de forma versátil.

Cuando comprendí esto, decidí contárselo a Ariel-sama, diciéndole que Ludeus el Quagmire es la persona que me enseñó magia y que además es la persona desaparecida que llevo buscando durante todos estos años.


"Si lo que dicen de él es cierto, ten por seguro que me gustaría tener su apoyo..."


Es probable que Ariel-sama no se creyera toda la información sobre Ludy, porque ciertamente, sonaba bastante increíble todo lo que había escuchado sobre la persona conocida como Quagmire.

Ludeus Greyrat

Nacido en la aldea Bonna, en la provincia de Fedora del reino de Asura.

A los 3 años se convirtió en el discípulo de la maga Real de Agua, Roxy Migurdia; maga Santa de Agua en aquel momento.

A los 5 años alcanzó el rango de mago Santo de Agua.

A los 7 entró a trabajar como tutor particular de la hija del Lord de Fedora, Eris Boreas Greyrat. Y según cuentan, la que hasta ahora problemática y violenta hija del Lord, se convirtió en una dama recatada y distinguida gracias a sus enseñanzas.

En ese entonces fue cuando la Catástrofe Mágica sacudió la provincia de Fedora y Ludeus Greyrat desapareció...

Como lo conocía en aquel entonces, toda esta información no me pareció especialmente impactante, pero ahora que he estado viviendo en la capital del reino de Asura y estudiando en la Universidad de Magia, puedo decir con certeza que si no le hubiera conocido entonces, no me hubiera creído lo que los rumores decían sobre él y hubiera pensado que esos rumores los estarían extendiendo falsamente por algún motivo.

Pero la información que yo poseo, teniendo en cuenta que nos conocíamos entonces, es que Ludy siempre hablaba maravillas de su Shishou Roxy, aunque yo no la conociera personalmente, y que varios en la aldea Bonna confirmaron que Roxy-san estuvo en la aldea durante varios años y que le regaló un pequeño báculo a Ludy, que luego me entregó a mí.

También coincide el hecho de que sé con seguridad que cuando nos separaron cuando teníamos 7 años, para irse a trabajar como tutor particular.


"No hay duda, es Ludy."

"Sylphy... si tú di lo dices, me gustaría creerte pero..."

"El hecho de que no haya más que simples rumores, solo consigue.... hacer dudar de su veracidad."


Tanto Luke como Ariel-sama no confiaban en los rumores, aunque gracias a mi aporte, les concedieron el beneficio de la duda, aunque solo fuera eso. Ya que hasta yo, que conozco a Ludy personalmente, no me creo completamente toda la información que nos ha llegado.


"¿Pero de verdad alguien tan extraordinario nos apoyaría en nuestros planes? ¿No es un miembro de la familia Boreas Greyrat?"


Si soy sincera, no conozco demasiado bien las luchas de poder internas en la nobleza del reino de Asura. Solo llevo 1 año siendo partícipe, pero sí puedo afirmar que he escuchado información sobre el apellido Greyrat.

En concreto, los Boreas se habían aliado con el primer Príncipe; los Eurus y Zephyrus eran aliados del segundo Príncipe; y aunque los Notus eran aliados nuestros, actualmente eran miembros de la facción del primer Príncipe.

Así que en definitiva, los Boreas son enemigos nuestros; y debido a esto, Ludy, que había sido tutor particular de la familia Boreas, podría haberse convertido también en nuestro enemigo.

Pero es bastante probable que Ludy y los Boreas hayan cortado sus lazos tiempo atrás, si no, sería imposible que Ludy estuviera viviendo como aventurero en la zona norte del continente central.


"Si se lo pido, estoy segura de que..."


Aunque yo misma sea quien haya pronunciado esas palabras, en realidad no tengo ninguna seguridad en lo que pueda pasar. Y escuchándome tan insegura, Luke se echó a reír.


"Con el tamaño de tus pechos, es impensable que un descendiente del clan Notus[49] se incline ante ti."


Mi reacción a sus palabras es taparme como puedo las curvas a las que hizo mención.

Luke nunca deja el tema, siempre hablando de pechos esto y pechos lo otro... diciendo cosas como Las mujeres sin enormes pechos no son mujeres o No puedo más que verte como una mujer sin encanto. Pero yo no puedo hacer nada para cambiar mi cuerpo, los pechos pequeños son un rasgo característico de los orejas puntiagudas.

Aunque Luke no solo se mete conmigo, sino que a menudo ha acabado diciéndome que como no me ve como mujer, podemos ser amigos.

Cuando dice que somos amigos solo puedo alegrarme, pero al mismo tiempo afirma que podemos serlo porque no tengo encanto... me molesta... aunque claro, si me compara con las... de Ariel-sama, tengo que darle parte de razón...


"No lo decía en ese sentido."

"¿Entonces a qué te refieres? ¿Acaso piensas revelarle quién eres en realidad?"

"Oh, cierto..."


Se me olvidaba que ahora mismo estoy haciéndome pasar por Fitts... En ese caso, ¿qué hago para hablar con Ludy?

Fitts el Silencioso[50]... y debido a mi trato con Ariel-sama no puedo decirle quién soy en realidad.


"¿Qué problema habría, Sylphy? Después de tanto tiempo, has conseguido encontrar a la persona que andabas buscando."


Ariel-sama entró inesperadamente en la conversación sonriéndome.

Si hay algo que puedo decir de ella, es que es increíblemente amable. Puede que en ocasiones sea estricta, y otras en las que haga cosas indebidas, pero esa amabilidad es imposible negársela.

Y Ariel-sama dijo algo que me sorprendió enormemente por el hecho de salir de su propia boca.


"Y puedo tomar como un caso especial el hecho de que le reveles tu identidad a ese Ludeus-san que por fin encontraste."

"¿Cómo?"


...¿Qué le diga quién soy?


"Pero... Decírselo podría poner en peligro su plan, Ariel-sama."


Conozco bien el cometido que debo cumplir, debo ser un misterio, un Símbolo de Poder totalmente desconocido que se encuentre junto a Ariel-sama.

En estos últimos años, he comprendido que supero con facilidad a los magos convencionales y típicos; y eso se lo debo completamente a mi entrenamiento con Ludy.

Puede que no pueda vencer a magos de nivel Real o superior, pero diría que como mínimo poseo la calificación de maga Santa. Y aunque no pueda reemplazar el apoyo de otros príncipes o de magos reconocidos como de nivel Real que Ariel-sama tanto necesita. Estoy al tanto de que sigo siendo una poderosa aliada que la princesa necesita.


"Sylphy, tu ayuda a mi causa ha sido enorme hasta este momento, qué menos que permitir que te reunas con esa persona, ¿no te parece?

"Pero..."

"Y si mi plan fracasa por esta reunión, ya lo solucionaremos en ese momento."


Tras estas palabras, Ariel-sama juntó sus manos con un ligero aplauso, guiñándome amistosamente.


"Y si fuera necesario pedirle su apoyo a nuestra causa, considero que una amiga de su infancia tiene una mayor oportunidad de conseguirlo, ¿no crees?"

"...... Se lo agradezco, Ariel-sama."


Le di las gracias de corazón. Porque aunque esté tramando algo, ella es así y eso es algo que no va a cambiar.

¿Pero qué me dirá Ludy cuando vea cuanto he madurado en estos años? Estoy deseando verlo.

2ª Parte[edit]

Los planes para hacer que Ludy viniera a la universidad avanzaron sin ningún inconveniente.

Simplemente le hicimos llegar cierta información al subdirector Jinas, y eso fue suficiente para hacer que él mismo decidiera invitarle a unirse a la universidad. Pasados unos meses, el día que tanto había estado esperando por fin llegó.

Mientras realizaba mi entrenamiento en combate en el pabellón de prácticas mágicas, el propio subdirector llegó acompañado de alguien.

Casi me puse a gritar de la emoción ahí mismo al ver de quién se trataba.

Ludy... ¡Es Ludy, no hay duda! Ha cambiado bastante desde la última vez que le vi y parece algo desanimado, pero no hay duda de que es él.

Era imposible que yo no reconociera a Ludy o le estuviera confundiendo.

¡¿Qué hago?! ¡Pero si es todo un hombre ahora![51]

Aunque sigue recordándome mucho al joven niño de mis recuerdos, el Ludy que tengo delante es todo un hombre. Su forma de moverse es atenta, de movimientos decididos y su cuerpo parece bien entrenado; y todo esto puede verse a simple vista por su forma de desenvolverse.

El manto que lleva puesto está muy desgastado, prueba de lo mucho que ha estado esforzándose; y aun desde esta distancia, puedo afirmar que su báculo es de gran calidad y que lo ha usado durante mucho tiempo.

Esa forma de moverse estando tan atento de todo cuanto le rodea es exactamente igual a como lo recordaba... Oh. Dios. Mío... pero si de niña hasta pensé en casarme con una persona que ahora es tan genial...

Pensando esto, casi puedo notar como mi cuerpo empieza a agitarse, empezar a darme calor y salirme humo por las orejas.


"Lud-....¿?"


Justo cuando me iba a dejar por la emoción de volver a verle y llamarle por su nombre, me quedé completamente paralizada al ver a la persona que iba con Ludy.

Se trataba de una mujer estúpidamente preciosa que no se alejaba de él.

Ara[52]... ¿Será la esposa de Ludy?

La mujer era miembro de la raza de orejas puntiagudas, y al verla, por algún motivo, me recordó a mi padre; quizás por sus rasgos elegantes y aura de nobleza que la rodeaba.

Alguien así iba cogida a Ludy, casi como si le obligara a ello, pero sin que a él pareciera molestarle.

... ¿Ara? ...¿ara?

Presa de la confusión, no me atreví a ir corriendo a saludar a Ludy y perdí la oportunidad. Aunque poco después, me pidieron que tuviera un duelo de prueba con él para comprobar su nivel para unirse a la universidad.

La finalidad de la prueba era comprobar si Ludeus Greyrat era de verdad capaz de conjurar en silencio; y para entonces, había sido capaz de calmarme lo suficiente como para poder actuar con cierta naturalidad.

Viendo lo guapo que es ahora Ludy, estar casado con una belleza como esa no es difícil de imaginar.

O eso pensaba en aquel momento.

Porque claro, no importa si está casado o no lo está, lo que importa es que somos amigos.

No hay ningún problema, sí.

Es más, le daré la enhorabuena, aunque antes, tenemos que celebrar el hecho de que los 2 estamos sanos y salvos.

Mientras mi monólogo interior continuaba para calmarme, volví en mí cuando escuché a Ludy hablarme directamente...


"Encantado de conocerle, mi nombre es Ludeus Greyrat."

"........................"


Encantado... ¿de conocerle? ¿Ha dicho...? ...¿Eh? Ara... ¿Ara? Dime que es una broma.

.

..

...

Eh, espera un segundo... ¿de verdad?............... ¿No me reconoces?


"Si todo sale bien, este curso me convertiría en tu Kohai[53]. En ese caso, me gustaría poder contar con tu ayuda y apoyo."

"Ehh......................¿?"


Mientras era incapaz de reaccionar por el shock, finalmente recordé que llevaba puestas las gafas de sol que tapaban casi todo mi rostro, mi pelo se había vuelto completamente blanco y que iba vestido como un chico.

No solo eso, si hasta han pasado 8 años desde la última vez que nos vimos. He cambiado tanto que es normal que no me reconociera a primera vista. Pero solo pensé en mí misma, ya que como yo le había reconocido, él tenía que reconocerme a mí también.

Básicamente, me había precipitado en mi impresión. Tan solo tenía que quitarme las gafas de sol y presentarme, ya que la princesa Ariel-sama me había dado permiso para darle a Ludy mi verdadero nombre.

Aunque hacerlo aquí sería mala idea, es mejor que más tarde le pida que venga a un lugar apartado donde darle la noticia.

Pero, sin quererlo, un pensamiento cruzó mi mente.

Ludy puede que ya no se acuerde de mí.

Oírlo en mi cabeza una única vez fue suficiente para bloquearme y dejarme incapaz de quitarme las gafas de sol. Imaginándome cómo me sentiría si, cuando me quitara las gafas y me presentara, Ludy me respondiera con un Disculpa, ¿quién dices que eras?.

Solo de imaginarlo, me hizo incapaz de intentarlo por miedo a que de verdad ocurriera esa situación.


"Ah... Oh, sí, claro."


Lo que antes me había imaginado como nuestro reencuentro se convirtió en una idea aterradora, olvidando todo lo que quería decirle, y dejándome sin saber qué decirle.

Y mientras mi cabeza no paraba de dar vueltas, la prueba comenzó.

Fue una completa derrota.

Su forma de usar la magia no era nada convencional y su estilo era muy impredecible. Utilizó una magia extraña que no había visto hasta ahora para sellar mis hechizos y me lanzó un sorprendente Cañón Pétreo que rozó mi mejilla.

Pensándolo fríamente, por su expresión y sus movimientos, me recordaron a todas nuestras horas juntos y comprendí que no había peleado en serio. Y el nivel al que Ludy había llegado en estos años no tenía nada que ver con el mío, me ganaba en todo.


"Yo... tú...¿eso?... ¿Cómo hiciste eso?"


Apenas pude decir esas palabras.


"Es un hechizo llamado Ran Ma o Distorsión Mágica. ¿No lo conocías?"


Era la primera vez que lo oía. Nunca había escuchado o leído nada al respecto; pensé que se trataría de una magia única propia de alguna raza en concreto.

Más tarde, cuando intenté estudiarlo, nadie en toda la universidad conocía ese hechizo.

Ludy es genial.

No pude sino volver a pensar eso, y el respeto que sentía por él incrementó todavía más.

Como imaginé, ha mejorado muchísimo... tanto que alguien de mi nivel no puede ni comparársele.

Mientras pensaba en esto, él inclinó su cabeza ante mí.


"Muchísimas gracias, senpai[54], por dejarse ganar en mi prueba de iniciación."

"¿Eh?"


Me quedé sin palabras, al no comprender lo que quería decir.

Está claro que no pude hacer nada, y seguro que Ludy también lo sabe. Entonces, ¿a qué viene eso de que le dejé ganar?

Ludy me ofreció su mano para ponerme en pie mientras era incapaz de reaccionar ante sus palabras. Y al agarrarla, pude comprender que no era la mano de un mago, sino la de un espadachín, la mano de una persona que ha entrenado durante muchísimo tiempo, incluso más Luke. Y aun así, Ludy no es un espadachín, sino un mago.

Aún muda de la confusión, al coger su mano, mi corazón se puso a latir con fuerza.

Doki-Doki[55]

Podía sentir el calor de Ludy mientras sujetaba su mano y este hecho me hizo sentir extrañamente feliz.


"Para darle las gracias por este gesto, me gustaría devolverle el favor en otro momento, senpai."


Por animada y confusa que me sintiera en ese momento, estas palabras me dejaron todavía peor.

¿Darme las gracias? ¿Por qué tendrías que darme las gracias? No te entiendo... No entiendo nada de nada. Aunque al menos eso quiere decir que nos veremos más tarde...

Pensando así, pude notar como hasta la punta de mis orejas se encendía en un color rojo intenso, y le respondí asintiendo con la cabeza sin saber si me saldría la voz.

Pero cuando me marché al consejo de estudiantes, recordé todo lo que había pasado desde que volví a verle, la mujer que le acompañaba, que no me reconocía, que podía no acordarse de mí... y me puse a llorar.

3ª Parte (POV - Ariel)[edit]

Cuando regresé a la sala del consejo de estudiantes, me encontré a Sylphy llorando.


"...... ¿Pudiste saludar a tu antiguo amigo?"


Al principio pensé que estaba preocupada por la mujer que Ludeus trajo consigo; la que por cierto, es una aventurera de rango S con la que está en el mismo grupo de aventureros.

Por su actitud y este hecho, supuse que tendría una estrecha relación con ese Ludeus del que tanto he oído hablar.

Pero lo importante ahora, es que el corazón de Sylphy se encuentra en tumulto, aunque para mi sorpresa, parece que el motivo es otro.


"Ludy... seguro que ya ni se acuerda de alguien como yo..."

"Sylphy......"


La situación me dejó muy confundida, ya que era la primera vez que había visto a Sylphy de esta forma.

Esta chica siempre ha poseído una actitud de hierro, dedicada, constante y que se cierra en banda cuando decide algo; nunca me habría esperado verla en este estado, llorando apoyada sobre mi regazo.

Hablamos de una chica que ni siquiera lloró el día que descubrió que sus 2 padres habían perecido con la catástrofe de la teletransportación, llorando desconsolada porque piensa que un chico andrajoso no se va a acordar de ella.

Viéndola en este estado, me entran unas tremendas ganas de aprovecharme de su estado y hacerla sufrir[56]........ No... No debo, me he prohibido hacerle algo así a Sylphyette por mucho que me muera de ganas de hacerlo. Quiero ser una amiga para ella.

Pero volviendo al chico... Ludeus Greyrat. Debería tener la edad de Sylphy, ¿pero no parece mucho más maduro? Si soy sincera, se aleja muchísimo de la imagen que tenía en mi mente tras basarme en la descripción de Sylphy, y cuando le vi en persona, mi primera impresión de él fue que era un andrajoso.

Pensé que podría cambiar ese manto casi deshecho que llevaba puesto por cualquier otro, hasta uno de segunda mano y causar mejor impresión. Pero su forma de vestir me hizo pensar que era una actitud humilde hasta el punto de no ser natural y hasta parecerme sospechoso, junto con una expresión sin apenas confianza en sí mismo.

Pero en definitiva, no pude ver en él ningún encanto ni virilidad[57]. No creo que llegara a sentir ningún tipo de atracción por él aunque decidiera acercárseme, ni que siquiera me pusiera a flirtear con él ni para intentar hacer que se uniera a nuestra causa.

En ese ámbito, Luke es claramente superior; y hablamos de un hombre patoso e infiel como Luke teniendo más sex-appeal[58] que un desconocido con ese increible historial como es el que recibimos de Ludeus Greyrat.

Pero jamás tocaré a Luke, ni él a mí, ya que nuestra relación es de Amo y sirviente y eso no va a cambiar.

Pero volviendo nuevamente a ese chico, el inatractivo[59] Ludeus Greyrat que se atrevió a hacer que Sylphyette llorara... Le necesitemos o no, eso es algo que no puedo perdonar...


"¿De verdad te ha olvidado, Sylphy? ¿Acaso le enseñaste tu cara y le dijiste quién eras?"


Mientras yo consolaba a Sylphy y me perdía en mis pensamientos, Luke hizo este comentario. Por su expresión, diría que él opina igual que yo de ese hombre.


"No....Pero... ¿pero qué pasaría si lo hago y no me recuerda? ¡¿Cómo reaccionaría a eso?!"

"Si ocurriera, tendrías que aceptarlo."

"No me vengas con que tendría que aceptarlo..."


La voz de Sylphy sonó patética al decir estas palabras, y Luke solo pudo responder con un Yare-Yare'[60]

A mis ojos, por mucho que Luke diga que es un espadachín de primera, en realidad su habilidad real es un tanto mediocre. Pero hay 2 cosas en las que no puedo negar su habilidad, una es su trabajo como guardaespaldas y mano derecha y otra son las mujeres.

El problema es que no le presta atención a nada más y acaba siendo un cabeza hueca.

Si frase preferida en lo referente a las mujeres es que hay que hacer todo lo que esté en tu mano para conseguirlas; digamos que es la hombría característica de la casa Greyrat.

Y aun dentro de este ámbito, posee una habilidad por la que destaca por encima de los demás y esa es su capacidad para analizar y comprender las emociones y corazones de las mujeres.

Por lo visto, es un ojo observador que sirve para diferenciar la valía de las mujeres extendida por todos los varones de la casa Greyrat, que utiliza la información no verbal para comprender lo que piensan.

No pregunté mucho porque de los Greyrat me lo creo, la verdad....

Y este casanova siente un enorme respeto por Sylphy, concretamente no como mujer, sino como compañera de armas y aliada. Y hablamos del primogénito de la casa Notus Greyrat, un hombre que piensa que le puede hacer cuanto le plazca a toda mujer que pase por delante...

Un hombre así tiene ese respeto por esta mujer, ya que Sylphy es realmente imponente y aplicada; algo por lo que yo puedo dar fe tras verla salvarnos de nuestros perseguidores y asesinos que intentaron tomar mi vida y que fue capaz de protegerme. Su dedicación es innegable.

Poco antes de este evento Luke vino a mí a comentarme su opinión sobre Ludeus, diciéndome que no podíamos confiar en él. Se basaba en los rumores que nos habían llegado.

Decía que para un hombre como el que Sylphy nos ha descrito y del que hay tantos rumores, no había ningún solo aspecto negativo sobre él mencionado. Hasta, según esos rumores, por poderoso que fuera, jamás se había enfadado ni peleado con nadie.

Cuando me lo dijo, no pude negar pensar que se asemejaba a los personajes de los cuentos y leyendas.

Pero siguiendo las palabras de Luke, una persona sobre la que tan solo circulan rumores positivos es peor que una persona sobre la que también se comenta algún rumor oscuro; agregando que es posible que el propio Ludeus estuviera manipulando la información.

Sobre esto, a modo de ejemplo decir que unos rumores que nos llegaron hace apenas dicen que Ludeus el Quagmire exterminó en solitario a un Dragón Errante.

Es imposible que haya exterminado a un Dragón Errante él solo... o eso quiero pensar.

Las palabras de Luke fueron.


"Serán simples rumores exagerados y lo más probable es que lo hiciera junto a un grupo reducido; es posible que se haya llevado todo el mérito.

"Pero, claramente, no se puede negar que Ludeus el Quagmire es como mínimo un buen combatiente, después de todo, pudo vencer a Sylphy; aunque seguramente usara algún objeto mágico extraño para conseguirlo.

"No hay duda de que está muy por encima del típico mago. O, quizás... sea capaz de acabar con Dragones Errantes en solitario...

"Pero lo mire como lo mire, el rumor del Dragón Errante es extraño, ya que el hecho de que se haya extendido incluso hasta el Triunvirato Mágico en solo 2 años es imposible a menos que se esparza de forma intencionada. Y si es alguien que está manipulando la información para extender solo los rumores positivos sobre él, solo demuestran lo manipulador y astuto que es."


O eso fue lo que Luke me dijo. Pero en realidad, no sabemos si un hombre así nos traicionaría o no, por lo que no podemos permitirnos confiar en él...

Pero volviendo a la situación actual.


"Ariel-sama, recomiendo que nos pensemos seriamente si incluirle o no en nuestra facción."

"Bueno... yo también lo creo. Aunque no cabe duda de que al menos es poderoso..."


Sylphy no fue capaz de comprender que defendíamos nuestros intereses.


"¿Qué?"


Por lo que le defendió.


"Que no me recuerde es una cosa, y que su habilidad y fuerza nos sean de ayuda es otra. Ludeus, se ha convertido en alguien increíble en estos años, por no hablar de esa extraña magia llamada Ran Ma... imagino que se tratará de alguna magia específica de alguna raza demoniaca que habrá aprendido, con ella puedes convertir a todo mago en un ser insignificante. Como aliado su valor es incalculable."


Puede ser, pero lo siento Sylphy... ya de por sí me pareció un hombre andrajoso y hasta manipulador, y las dudas de Luke poseen demasiada base para no escucharlas. Es posible que reunirte con él tras tanto tiempo haya afectado un poco a tu juicio y no podemos permitir que eso pase.

Pero lo que no puedo permitir es que el apoyo emocional de mi amiga Sylphy, que definitivamente es ese Ludeus del que tanto tiempo llevamos oyendo hablar, se haya olvidado de ella.

¿Cómo va a olvidarse de alguien como Sylphy, que lleva tanto tiempo esperando ansiosa reunirse con él? Hasta yo me había emocionado de imaginarlo, que tras la separación tan larga causada por la Catástrofe del Teletransporte los 2 se reunieran felizmente. Y va... y va... y sí, Sylphy ahora mismo está vestido como un hombre, pero hablamos de una persona de la raza de orejas puntiagudas (Elfos) con el pelo blanco; ¡esas características son inconfundibles e inolvidables[61]! ¡Por no hablar ya de la actitud tan humilde que tomó después de vencerla en combate! ¡¿Acaso intenta decir que Sylphy es una maga del montón o algo?!

Estos pensamientos no dejaron de rondar mi cabeza, llevándome a un enfado controlado que me impedía aceptar en nuestros planes a Ludeus Greyrat.

Mientras tanto, podía ver a Sylphy, que tras perder de forma tan patética, estaba completamente feliz... Llevándome a sentir unos celos enormes.


"Puede ser el caso, pero me indigna que no te recuerde y eso es algo que no le puedo perdonar a ese hombre."

"Pienso igual. Aun dejando el hecho de que se haya olvidado de ti, Sylphy, por mucho que sea poderoso no me gustaría tener como aliado a alguien que podría traicionarme en cualquier momento."


Luke apoyó mis palabras, a lo que Sylphy respondió.


"...¿Por qué...? ¿Os habéis puesto de acuerdo para meteros con Ludy?"


Sylphy no parece conforme con nuestra decisión, pero finalmente, la idea de atraer a nuestro bando a Ludeus se ha detenido de forma temporal, prefiriendo que sería mejor esperar a ver como evolucionan los acontecimientos durante un tiempo.

Acordamos que un contacto excesivo con él es inviable y por lo tanto fue prohibido; aunque permitiríamos que Sylphy interactuara con él de forma personal como el Fitts el Silencioso.

Por mucho que sea sospechoso, sigue siendo un amigo de Sylphy... además que aun con todo lo ocurrido, Sylphy está contenta de verle. Por otro lado, es probable que nuestra primera impresión haya sido errónea y que en realidad es tan buen tipo como dicen los rumores... así que mejor no derrumbar esa posible conexión.


"Claro está, Sylphy, si creyeras oportuno revelarle quién eres, no tengo inconveniente."


Estamos arriesgando parte de nuestro plan al hacerle conocedor de esa información, pero si con eso nos aseguramos de que los rumores son ciertos o no, lo veré casi como un mal necesario[62].

4ª Parte (POV - Sylphy)[edit]

Un mes más tarde a todos estos acontecimientos, pude ver a Ludy asistiendo a la ceremonia de ingreso en la universidad.

Comparado con su apariencia el día del examen de ingreso, el uniforme que lleva puesto le convierte casi en un príncipe reluciente. Nuestros ojos se cruzaron durante un momento y me puse nerviosa.

A parte a este evento, descubrí que sería un Estudiante Privilegiado, y eso que pensaba que apenas tendría tiempo de poder contactar con él, y más con lo que acordamos de controlar nuestras interacciones con él.

En esa reunión me dio la impresión de que Ludy no le gustó demasiado a mis 2 compañeros, aunque no comprendo el motivo... quizás reencontrarme con él me haya nublado el juicio para verlo como ellos. Pero al menos me permitieron tratar con él de manera individual.

Osea... el contacto excesivo está vetado... ¿pero podemos ser amigos? ¿Cuánto contacto con Ludy se me está permitido entonces? Aunque es probable que permitirme esa amistad sea seguramente debido a la amabilidad de Ariel-sama, y si soy sincera... solo con eso, me es suficiente. Aunque... ¿seré capaz de hablar con él?

Y mientras andaba perdida en mis pensamientos, acompañaba a Ariel-sama a las clases como hasta ahora, ya que era de vital importancia mantener el carisma e influencia que posee en esta universidad, y para ello, necesita mantener sus calificaciones a buen nivel.

La magia combinada que le estaban enseñando en clase no se parecía en nada a la forma que Ludy me enseñó a mí.

Por lo que me contó, me enseñó de la forma que le enseñó a él Roxy-san, que supuestamente estudió aquí; pero parece que el método que siguen en la universidad es mucho más confuso.

Debido a que ya poseo unas buenas bases gracias a Ludy, seguir el ritmo de las clases no me cuesta, pero Luke y Ariel-sama están teniendo problemas para comprender e imitar al profesor. Por eso, y para ayudar tanto como me sea posible a la causa de Ariel-sama, les estoy dando lecciones de magia a los 2 y ayudando con otras asignaturas; aunque cuando se lo explico usando el método del Ludy, no parecen comprender lo que digo.


"Fitts, ¿podrías traernos los materiales para la siguiente clase?"


Siguiendo las instrucciones de Ariel-sama, me dirigí a la biblioteca que se encontraba en otro edificio externo.

Las clases están a punto de empezar, tengo que darme prisa.

Debido a que llevo aquí 3 años, sé dónde buscar los libros y materiales que necesitan dentro de la biblioteca, y tras buscarlos por fin los encontré y recogí.

Con suerte, llegaré a tiempo a clase...


"¡AH!"


Al ver a una persona que se encontraba observando libros en una estantería, no pude evitar que se me escapara un pequeño gritito, ya que se trataba de Ludy.

Esto me sorprendió muchísimo, porque aunque pensé que nos volveríamos a ver, no esperaba encontrármelo aquí.


"............"


Hmmm.... ¿qué le digo?

Mientras estaba presa del pánico, Ludy se dio cuenta de mi presencia, y lo siguiente que hizo fue inclinarse mucho ante mí a modo de disculpa.


"Siento lo del otro día, senpai. Es posible que mis acciones desconsideradas le hayan causado perjuicios a su posición en la universdad. Siento muchísimo lo que hice, y aunque estuve pensando en comprarle un pastel con el que ofrecerle mis disculpas y presentarme propiamente dicho, he estado muy ocupado con los trámites para mi ingresos en la universidad y me ha sido imposible."

"¡¿Uea?!... N-No importa, no hace falta que agaches la cabeza.


Por lo que ha dicho, Ludy se cree que me ha ofendido de alguna forma.

Así que a eso se refería con lo de dejarle ganar que me dijo tras la prueba. Aunque... ahora que lo dice... es probable que tenga razón y haya destrozado mi reputación de imbatible...

Vale sí... es normal que corran ciertos rumores negativos al respecto. Así que por eso Ariel-sama y Luke estaban tan de mal humor... Pero si yo tenía claro que no podría vencerle, aunque bueno, jamás pensé que sería una derrota tan clara, y es más que probable que el hecho de que perdiera pudiera afectar a nuestros planes, aunque eso ahora no importa.


"Ludy-eus-kun[63], ¿por qué motivo estás en la biblioteca?"

"Estoy investigando un poco."

"¿El qué? si no es mucho preguntar."

"La Catástrofe Mágica."


Al escuchar esas palabras, no pude evitar pensar que es posible que Ludy estuviera investigando el incidente al igual que hice yo.


"¿Esa catástrofe? ¿Por qué motivo?"

"Porque yo también residía en la provincia de Fedora cuando ocurrió, debido al incidente, acabé en el continente demoniaco."

"¡¿El continente demoniaco?!"


Esa información me dejó aún más sorprendida, ya que todo lo que había escuchado del continente demoniaco es que es una tierra peligrosa habitada únicamente por monstruos de rango C o superior.

A menudo, guerreros y espadachines viajan hasta allí para continuar su entrenamiento, y la mayoría de ellos nunca regresa. Por eso pensé que los que acabaran teletransportados a ese lugar casi seguramente estarían muertos.

Y Ludy fue capaz de volver de ese sitio....


"Vaya, tardé 3 años regresar, pero conseguí volver a Fedora, y aunque durante ese tiempo conseguí encontrar a gran parte de mi familia, todavía hay una persona que no ha aparecido. Por este motivo, existe una posibilidad de que si analizo el incidente en detalle consiga una nueva pista, ¿no crees?"

"Quieres decir... ¿que te uniste a esta universidad para encontrar a esa persona?"

"Así es."


Escucharle decir eso, me hizo confirmar una vez más su grandeza.


"Ya veo, no puedo negar que eres sorprendente."


Aunque le haya necesitado 3 duros años para conseguir regresar del continente demoniaco, en lugar de relajarse, decidió ponerse a buscar a esa persona que falta. Y aunque sea realmente increíble en magia, decidió unirse a la universidad para investigar la catástrofe.

Nadie más en el mundo haría algo así... si eso mismo me hubiera pasado a mí, al regresar, me habría ido al campo de refugiados una temporada para recomponerme.


"¿Y qué es lo que usted está haciendo aquí, senpai?"


Escucharle decir eso, me hizo volver en mí.

Mierda, tengo que llevarle estos libros a Ariel-sama, y la clase está a punto de empezar...

Quiero hablar más rato con Ludy, pero no puedo permitirme dejar a Ariel-sama sola.


"¡Aaahh! ¡Casi lo olvido! Tengo que llevar estos libros a una clase... no puedo pararme más rato. ¡Ludeus-kun, nos vemos en otro momento!"

"Ah, claro, ¡hasta luego!"


Conforme me disponía a salir, recordé lo grande que es la biblioteca y la enorme cantidad de libros que posee, para los pocos que hay referentes a la catástrofe del teletransporte.

Hasta para Ludy, debe tardar demasiado en encontrar lo que tienen aquí sobre el incidente...


"Oh, ahora que lo dices... sobre la teletransportación... hay un libro escrito por Animas llamado Memorias de la investigación sobre el Laberinto de la Teletransportación, es una buena historia que te recomiendo que leas. Está en narrativa, pero el texto está presentado de una forma fácil de comprender, por lo que creo que te irá bien comenzar por ahí."


Decidí recomendarle ese libro ya que a mí me ayudó a comprender la catástrofe, aunque fueran los detalles básicos, porque está escrito casi como si quisieran enseñarle aun niño como funciona el teletransporte. Por mucho que estuviera incompleto.

Igualmente, sintiéndome que había ayudado a Ludy, salí más contenta de la biblioteca.

5ª Parte[edit]

Esa misma noche, era el día de la colada, en concreto, la de Ariel-sama.

Esto se debe a que el levado de las prendas de Ariel-sama es uno de mis cometidos, y lo digo con tanta ceremonia porque hay un motivo a que no se le deje a la propia universidad hacerse cargo.

Toda la ropa de Ariel-sama está hecha de las más caras y preciadas telas, por no hablar de que la ropa interior de la realeza del reino de Asura posee un alto valor añadido por ser de quién es. En resumen, se vende como si fuera oro entre ciertas personas.

De hecho, en nuestro primer año en este centro, algunas de las prendas que fueron llevadas para ser lavadas por los responsables del campus fue robada y vendida. 4 de las 5 braguitas que Ariel-sama poseía fueron robadas, de las cuelas, 3 vendidas.

No me extrañaría que esa última que nunca apareció se la quedara el ladrón para su uso personal...

La facción femenina de estudiantes, viéndose envuelta en tales incidentes y sintiéndose víctimas potenciales, solo pudieron responder con asombro y temor.

Como Ariel-sama nació y creció en el palacio del reino de asura y yo estuve viviendo allí durante un tiempo, no nos pareció tan sorprendente; principalmente porque entre los nobles hay una enorme cantidad de extrovertidos y fetichistas. Aunque claro, lo que es incómodo, no deja de serlo por acostumbrada que estés.

Por este motivo y desde entonces, el lavado de la ropa de Ariel-sama es uno más de mis cometidos.

Al principio fue ligeramente extraño lavar la ropa interior de otra persona; al final, como la lavaba al mismo tiempo que mi ropa interior me acabé acostumbrando.

Y debo destacar que, para esconder que soy mujer, mi ropa interior es similar a la de Ariel-sama solo que de distinto color; para poder hacer la colada de las 2 al mismo tiempo. Y para ocultar esta tarea del público, por lo general lo hago de noche para no llamar la atención.

Hoy me encontraba colgando cada una de las prendas de un hilo para ponerlas a secar hasta que...


"¿Ara ...?"


De improviso y desde el balcón en el que me encontraba, no pude sino sorprenderme, ya que vi a un chico paseando por el dormitorio femenino pasada la hora de visitas, y según las reglas del dormitorio, ningún chico puede pasear por aquí pasada esa hora.

Hace mucho que se solucionó el tema del ladrón de ropa interior, y todavía falta bastante hasta que empiece la temporada de celo de los feral...... ¿por qué andará un chico por esta zona....? Aunque fuera un atajo para llegar antes a alguna parte, a esta hora las chicas no tardarán en rodearle... ¿debería avisar a las chicas que están de guardia?

La ley no escrita en el dormitorio femenino dicta que grupos de chicas patrullan el dormitorio pasada la hora límite, y que cualquiera que vea un intruso, debe ir a avisar a las guardas de ese día.

Aunque mejor que no sea yo.... no puedo dejar que escuchen tanto mi voz, o me descubrirán......¿? ¿Ara? ¿Pero no es ese...?

Al fijarme mejor, pude comprender que el intruso no era otro que Ludy.

P-¿por qué está aquí?

Ante la sorpresa, sin querer, las braguitas recién lavadas que tenía en mis manos se escurrieron de mis manos y acabaron cayendo sobre la cabeza de Ludy.

En cuanto notó que se aproximaba algo, no tardo en reaccionar a una velocidad increíble para capturarlas al vuelo.

Wo...¡¡Qué rápido...!!

Sus reflejos seguramente se deban al peligroso viaje que ha realizado en los últimos años; además, su velocidad al alargar su mano y sujetar la prenda han sido increíbles, no me cabe duda de que debe tener el cuerpo muy entrenado tras los enfrentamientos en el continente demoniaco.

Pasado un segundo, Ludy pareció darse cuenta de que lo que tenía en sus manos eran unas bragas, y alzó la vista hasta encontrarme, y por su expresión, comprendió que eran unas bragas que se me habían caído a mí. Sus gestos en estas acciones no tuvieron nada que ver con ese movimiento de su mano de antes, sino que tenían un toque más despreocupado.

....¡¡Claro!! ¡Si hoy es su primer día en la universidad, no se conoce las normas de los dormitorios! Y como encima es un Estudiante Privilegiado, no tiene un compañero de cuarto que le avisara.

Uno de los méritos de ser Estudiante Privilegiado es que el número de normas a seguir es muy inferior al del resto de estudiantes, como por ejemplo, el toque de queda[64]

Tengo que avisarle que si se queda ahí parado con unas bragas en la mano, no hay duda de que le tomarán por un ladrón de ropa interior.


"¡Kyaaaaaa!"


Pero mi preocupación no tardó en convertirse en realidad, cuando una estudiante se puso a gritar y la patrulla de hoy que se encontraba en la primera planta salió del edificio. En unos instantes, tenían rodeado a Ludy.

... Aunque... hablamos de Ludy, seguro que es capaz de resolverlo de alguna forma, ¿no?

Con ese pensamiento optimista, decidí esperar a observar como llevaba la situación, curiosa por saber como solucionaría Ludy el problema.

¿Hará como con los abusones de la aldea Bonna y les dará su merecido con barro? ¿O las calmará con palabras y argumentos? Quizás las amenace con magia o use esa magia para escapar...

.

..

...

Pero Ludy no hizo nada.

Llegó hasta el punto en que Goriade-san le había agarrado la mano y se le veía algo preocupado. Me recordó bastante a cómo me sentía en la aldea Bonna cuando los abusones del pueblo se metían conmigo; y recordar esto me hizo volver en mí.

¿A qué diablos estoy esperando?

Bajé las escaleras a saltos hasta que llegué al corrillo de gente que tenía rodeado a Ludy.


"Ehh~~, pero mira qué tenemos aquí, si el de hoy es todo un atrevido capaz de pasearse con ropa interior robada a estas horas... ¿Qué pasa?.... ¿Te comió la lengua el gato? ¿Acaso piensas que puedes vencernos a todas nosotras?"


Es probable que por la poca visibilidad nadie se hubiera dado cuenta, pero Ludy había bloqueado sus pies usando magia de Tierra; aunque en realidad, no comprendo el motivo, solo que puedo notar como sus piernas tiemblan...

Y en ese momento, lo comprendí... o al menos, tras recordar los hechos pasados.

Por ejemplo, cuando Ludy consiguió hacer huir a Somar y su grupo, sus piernas estaban temblando; cuando se enteró de que era una chica, su actitud cambió bastante, hasta el punto de que casi se pone a llorar cuando me dijo que últimamente había sido frío con él.

En todos esos momentos, es más que probable que estuviera asustado... y en ese último, le daba miedo hasta que le odiara... como un niño cualquiera...¡Ah!...

Y en ese momento, sí lo comprendí.

Hasta ahora he estado viendo a Ludy como a alguien especial, casi como si fuera un adulto.... pero en realidad, Ludy tiene la misma edad que yo.

Sylphy, ¿no te molesta que Ludeus siempre tenga que protegerte?

Y las palabras de mi padre que justo recordé en este momento fueron el detonante que necesitaba.

Había olvidado que me prometí a mí misma que no esperaría siempre a que Ludy viniera a rescatarme... así que le ayudaré cuanto pueda, lo juro. Prometo que pase lo que pase, estaré ahí para él. ¿Acaso ese no fue el motivo por el que me estuve entrenando tan duro? Y por si fuera poco, ¿acaso este incidente no ha sido culpa mía?


"Un segundo, ha habido un malentendido, esperad."


Me acabo colocando entre ellos y defendí que Ludy llegó aquí por error.

Para que os hagáis a la idea de lo callada que he sido, creo que es la primera vez desde que entré en la universidad que he hablado con alguien a parte de Ariel-sama o Luke.

Pero la estudiante de la patrulla que había agarrado a Ludy del brazo se encabezonó e intentar castigar a Ludy de alguna forma; por mucho que ya le había dicho que todo esto era un error.


"Juhm... Bueno, Si Fitts el Silencioso lo dice, es probable que sea cierto; pero también es cierto que este chico ha incumplido las normas del dormitorio. Así que voy a usarle de ejemplo para todos y asegurarme que le aplican un castigo consecuente..."


Usarle de ejemplo.

En el momento en que escuché esas palabras, algo en mí se desató.

¿Qué alguien que no ha hecho nada malo va a ser castigado solo para ponerle de ejemplo y avisar al resto? No pienso permitir algo así..

Antes de darme cuenta, ya tenía la varita en mi mano y estaba a punto de usar la magia.


"Te he dicho que el chico no ha tenido la culpa. ¿No me has oído? Suéltale..."

"F-¿Fitts-sama.....?"

"¿O acaso queréis que os mande a todas a la enfermería?"


Esta amenaza es algo que me enseñó Luke cuando todavía nos encontrábamos en el reino de Asura.

A menudo, soltarte un farol amenazante es un buen modo de detener peleas y discusiones.

Debido a sus palabras, he entrenado esta técnica tanto como me fue posible, tanto en el trayecto desde Asura hasta Ranoa, con varios delincuentes y matones, y aunque Luke siempre se ríe de mí por lo infantil que me sale, parece que en esta ocasión ha surtido efecto.


"Tcht... De acuerdo..."


Finalmente, Goriade suelta a Ludy y sin decir nada más se marchó, tras lo que su grupo al completo acabó abandonando el lugar.

Viendo que el asunto se había zanjado, respiré más tranquila.


"Ufff... y todo porque Goriade-san nunca escucha lo que le dicen..."


Recuerdo varios momentos en los que han surgido pequeños roces con ella. Pero en realidad, no es una mala chica, sino que al ser de la raza feral, valora muchísimo la custodia de su territorio, aunque debería ser más flexible.

Aunque antes de echarle la culpa a otra persona, debería ser yo quien se disculpara, porque todo esto ha sido culpa mía.


"Lo siento mucho, todo esto ocurrió debido a que se me cayó esa prenda."


Si no se me hubiera escapado de las manos, no habría acabado siendo una situación tan delicada; si Ludy no hubiera estado paseando con ropa interior de mujer encima, es probable que Goriade no hubiera sido tan brusca.

O eso creo...


"No, Fitts-senpai, no tiene de qué disculparse, y menos tras solucionar el problema."


En su respuesta pude sentir que algo no encajaba, como si a Ludy le costara hablar cómodamente conmigo. Fijándome un poco más, puedo ver de cerca lo mucho que había cambiado tras todos estos años.

Y en ese momento comprendí el motivo de esa sensación.

....Eh... Es probable que Ludy haya estado siendo cuidadoso conmigo todo este tiempo. Cuando le vi al principio me pareció raro y encima luego hasta se inclinó muchísimo para disculparse conmigo... Pero claro, tiene sentido... en la universidad soy Fitts el Silencioso, y esa persona reconocida y callada hablaba tanto con él, no me extraña que hubiera estado a la defensiva.

Entendiendo el motivo, aproveché para quedarme más tranquila. Durante nuestra conversación, conseguí que esa actitud de Ludy hacia mí desapareciera, y aunque cometí un gran error con las braguitas, gracias a ellas he conseguido acercarme a Ludy.

Aproveché para explicarle las normas del dormitorio sobre que no podemos ir a otros dormitorios una vez que pasa la hora acordada. Como imaginaba, Ludy no lo sabía, y se tranquilizó al comprender el motivo de este evento.


"Senpai, le agradezco mucho su ayuda."


Ludy me dio las gracias inclinándose otra vez hacia mí, y no puedo negar que me sentí rara.

Hoy hemos tenido una situación a la inversa a cuando los abusones se metieron conmigo. En aquel entonces... ¿Cómo se lo agradecí? No lo recuerdo.

Pero mientras recordaba esa escena, me salió una sonrisa en la cara.


"Vaya... que tú, Ludeus, me des las gracias se me hace raro."

"¿Eh? ¿Por qué motivo?"


Claramente fue por como nos conocimos... Pero para decirte esto, tendría que decirte quien soy, y todavía no me siento capaz.

Recordando mis dudas, mi ansiedad fue en aumento imaginándome como me sentiría si en una situación como esta me dijera Lo siento... no te recuerdo....

Si soy sincera, aunque no sepa quien soy, me parece que la situación actual no es tan mala. Ahora que nos hemos reencontrado y que se ha alistado en la universidad, puedo ayudarle con cosillas como la de hoy. Puedo desentenderme del pasado y mantener esta situación durante más tiempo mientras nos llevemos bien.

Por todo esto, a su pregunta acabé respondiéndola con un:


"Es un secreto."[65]


Ludy se quedó extrañado conforme di media vuelta hacia el dormitorio.

Y por supuesto, cogí la ropa interior que se me había caído.

Como Ludy las cogió antes de que cayeran al suelo, no se ha ensuciado... pero mejor las vuelvo a lavar... no es que opine que Ludy sea sucio ni nada parecido, pero dudo que hacer que Ariel-sama se ponga unas braguitas que ha tocado un chico después de lavadas sea buena idea...


"Sí... lo mejor es que las vuelva a lavar..."


Pero cuando llegué a una zona iluminada me quedé petrificada.

Eran.... de las mías......... Ludy.... ha tocado mis bragas....

Los eventos posteriores no los mencionaré pero lo dejaremos en que la vergüenza que sentí por el evento hizo que me costara dormir esa noche.

6ª Parte[edit]

1 mes más tarde, acordé con Ariel-sama y Luke poder quedar con Ludy para ayudarle en su investigación de la Catástrofe Mágica y aprovechar esos días para que la princesa Ariel-sama hiciera sus escapadas disfrazada como Fitts el Silencioso.

Aunque ha pasado 1 mes desde que volví a verle, sigo incapaz de decirle quien soy.

¿Qué hago si no quiere mi ayuda o si no le sirvo de nada? No sé como recibiría ese golpe...

Aunque ajeno a mis dudas, Ludy me dio una calida bienvenida y agradeció que le ayudara en la investigación; y gracias a esto, empezó a no estar tan a la defensiva a mi lado.

Aunque hubiera podido ocasionarle problemas a Ludy, al final me alegro de que se me cayeran las bragas[66]... por mucha vergüenza que acabara sintiendo después.

Pensándolo seriamente, este fue un pequeño paso con el que acercarme a él; pero un gran paso para mí[67].


Tras ese evento, y sin ser capaz de aprovechar la gran cantidad de oportunidades que tuve para decirle quien era, no pude dar ningún paso más en nuestra relación.

Y con todo esto, acabó pasando un año entero.

Capítulo 82 - Máscara Blanca - 1ª Parte[edit]

1ª Parte[edit]

Últimamente me he dado cuenta de que me temen... Pero no hablo de algunas personas en concreto, sino que me temen la mayoría de estudiantes de la Universidad de Magia de Ranoa.

Al principio pensé que eran imaginaciones mías, aunque es cierto que parecía como si me estuvieran evitando.

Por ejemplo, cuando me cruzaba en los pasillos con estudiantes problemáticos y con aspecto peligroso, de esos que preferías no tener nada que ver con ellos y yo hasta hacía por pegarme a la pared para dejarles pasar.... Pero cuando me veían, por algún motivo, no es que me dejaran pasar... ¡sino que desaparecían por completo por donde habían venido! Y los que no, se pegaban a las ventanas y se asomaban diciendo como ¡Qué buen día hace!, aunque estuviera nevando o lloviendo.

Pero bueno, para mí era mejor evitar tener que tratar con ellos y generar problemas innecesarios. Pero lo que no podía imaginarme es que esos chicos estaban pensando exactamente lo mismo al verme...


La primera vez que me di cuenta de mi situación fue cuando regresaba de una clase Intermedia sobre magia Restituyente a la que he estado asistiendo últimamente junto a otros alumnos de 4º año; pero dejemos eso de momento.

Cuando terminó la clase, salí al pasillo y me encontré con Goriade, esa mujer musculosa que me acusó falsamente de robar unas bragas mi primer día en la Universidad. La vi sin problema puesto que destaca muchísimo con ese enorme cuerpo suyo, pero justo en ese momento nuestras miradas se cruzaron y, viendo la situación, decidí hablar con ella, principalmente porque se trataba de una senpai y es de buena educación al menos saludar a tus superiores.

Con eso en mente, me acerqué con la intención de disculparme una vez más por el malentendido del primer día.

Pues conforme me acercaba a ella, pude ver como se quedó petrificada al verme acercarme y su cuerpo comenzó a temblar mientras evitaba que nuestros ojos se volvieran a cruzar. Y a cada paso, ella se fue encogiéndose y haciéndose una bola y los pies posicionados como si quisiera irse.


"Goriade-senpai, sobre lo ocurrido mi primer día aquí..."


En cuanto mencioné mi primer día, se puso todavía más tensa y hasta a temblar, y antes de que pudiera continuar, me habló con un hilillo de voz.


"S-Sobre eso.... esto... digo... Y-yo me e-equivoqué... Lo siento mucho, ¿p-podrías perdonarme?"


Su actitud conmigo contrastó mucho con lo que recordaba de la primera vez que nos vimos, dejándome totalmente sorprendido.

¿No está actuando como si fuera a acosarla o chantajearla?


"¿Hmmm? No... digo... yo debería ser quién se disculpara. Todo lo ocurrido fue porque no conocía aun la normativa del dormitorio y por eso..."


Mientras yo intentaba enderezar la conversación como bien pudiera, varios estudiantes empezaron a hacer corrillo a nuestro alrededor.


"Anda, mira... es Ludeus."

"Así que todavía le guardaba rencor por lo que hizo el primer día..."

"Qué pena me da Goriade-san..."

"Pero si él fue el que se saltó las normas... menudo tipejo..."

"Tonto... ¿qué harás si te oye?"


De las voces a mi alrededor pude sentir lástima hacia la mujer mono y críticas hacia mí, y Goriade parecía a punto de echarse a llorar. Hasta pude notar que yo mismo estaba a punto de echarme a llorar.

Qué cosa tan rara... ¿Por qué está pasando esto? ¿Por qué me miran así? ¿Yo qué he hecho?


"¿Nya? ¿Qué pasa aquí-nya? ¿Una pelea?"

"Cuanta energía para ser mediodía-nano."


Justo en este momento, Rinia y Pursena aparecieron por casualidad en el pasillo; y es que según me enteré más tarde, son del mismo curso que Goriade.

Cuando me vieron junto a Goriade y esta última con ojos llorosos, dio la impresión de que llegaron a algún tipo de conclusión sobre lo que estaba sucediendo porque incluso asintieron tras mirarnos extrañadas unos segundos.

Tras este acto, se acercaron a nosotros con unas sonrisas casi burlonas en sus caras.


"Jefe, creo que no hace falta ir más lejos-nya. Estoy segura de que Goriade no pretendía ofenderte, así que, nos harías un favor-nya si la dejas ir por esta vez, al ser las representantes de los feral-nya."

"Venga, vete ya, Goriade. Aunque espero que aprendas que nunca más deberás volver a incordiar al Jefe-nano. Porque vaya, tuviste suerte-nano, si no llego a estar aquí, como 2ª al mando que soy, el Jefe te habría hecho pedazos-nano."

"¿Ah? Sí-¡QuéCóm-! ¡Ahh!"


Goariade pareció tranquilizarse oyendo a Rinia y Pursena, y hasta se inclinó para agradecerles el gesto, tras lo que salió corriendo alejándose de mí todavía estremecida y encogida de hombros.


"¡Y los demás! ¡Circulad-nya! ¡¿O acaso os parece un espectáculo-nya?!"


Y tras escuchar a la chica gata, el resto de presentes desaparecieron tan rápido como aparecieron. Yo por mi parte, no entendía bien lo ocurrido, pero al menos pude respirar tranquilo cuando la situación se calmó.


"¡Eh, Pursena-nya! ¡¿A qué ha venido eso-nya?!"

"¿A qué te refieres-nano?"

"YO soy la 2ª al mando-nya."

"Como el número de seguidores del Jefe ha aumentado, eres demasiado idiota para el puesto, Rinia-nano."

"¡Pero si nuestras notas son las mismas-nya!"


Fui a preguntarles por lo que acababa de pasar, pero me las encontré siguiendo su casi cómica y coreografiada discusión.


"Chicas, escuchadme, no os pongáis a discutir ahora por eso, no pasa nada porque haya 2 segundas al mando."

"Jefe, parece que no lo entiendes-nya. Es necesario jerarquizar como es debido una organización si quieres que prospere-nya."

"Exacto, es importante-nano."


Jum... parece que para los ferales, la jerarquía es algo importante... Aunque para empezar, no es como si tuviera intención de manejar ni controlar una organización[68]; así que ninguna puede ser 2ª al mando.

Pero eso no importa ahora... Debo darles las gracias por sacarme de esa situación tan extraña y peliaguda. Imagino que se han ganado un regalo... no sé, algo de pescado y carne.


"Pero vaya, mira que atreverse a enfurecer al Jefe-nya... Goriade es demasiado tonta. ¿Qué fue lo que hizo-nya?"

"Nada, es solo que en mi primer día me confundió como un ladrón de ropa interior y-"

"¡¡Ah!! ¡No lo sabía! ¡El Jefe fue el que robó las bragas de Ariel-nya!"

"...Dafaq-nano..."


Se mostraron claramente ofendidas conmigo.

Queréis escucharme hasta el final... ¡Que yo no fui! ¡Fueron calumnias! ¡Atentó contra mi honor! ¡Yo no hice eso!

... En lugar de un regalo, lo que se merecen es que vuelva a hacerles saborear la humillación de la última vez...


"Ahora que lo dices, recuerdo que Goriade estuvo diciendo entre risas que Fitts le había salvado el culo a un novato cobarde de primero. Mírala ahora... qué risa-nano..."

"Mira que no disciplinar a alguien que se ríe de ti, Jefe, eres demasiado permisivo-nya... Si no la pones tú en su lugar, la próxima vez tendré que hacerlo yo-nya."


¿Ponerla en su lugar? ¿No se suponía que habíais dejado de meteros con el resto de estudiantes?


"Dejaos de bromas. ¿Por qué debería ir ganándome enemigos inútilmente?"

"¡Jah! Jefe, no aspiras suficientemente alto-nya. Con nosotras a tu lado, podríamos acabar con Ariel y dominar los dormitorios hoy mismo-nya."

"¡Exacto! Teniendo en cuenta que has vencido a Fitts, ya no hay nada que nos impida dominar la Universidad-nano."


Qué manía tienen estas chicas de ser las número 1, o 2 en su caso... ¿Todos los ferales serán así? ¿O será que tanto Rinia como Pursena tienen en mente robarme el puesto cuando lo consigan? ¿Piensan hacerme un Starscream[69]?


"Imaginemos por un momento que consigo dominar la universidad... ¿de qué me serviría?"


La verdad es que no le veo beneficios a ser el nº1... Siempre he tenido como principio el no meterme en peleas innecesarias, y para llegar a donde estas 2 quieren, no me cabe duda de que me ganaré varios enemigos...

Teniendo en cuenta que en este mundo un desconocido te puede atravesar el pecho de un puñetazo por cruzarte con él, es mejor actuar con humildad y evitar cualquier posible enfrentamiento.


"¿Si fueras el nº1 en la Universidad-nya? Tienes razón-nya... Jefe, te falta motivación... Por ejemplo, podrías hacer que todas las chicas del dormitorio femenino te entregaran las bragas que llevaran puestas en el acto."

"Por ejemplo-nano... sobre todo teniendo en cuenta que al jefe le gustan las bragas lo suficiente como para hacerles cajones en su cuarto-nano. Seguro que eso te gustaría."

"Eso no... ¿me haría feliz?"


Me gustan las bragas, pero... No... No tanto como para decorar mi cuarto con ellas, ¿no? Por ejemplo, si una chica que no conozco de nada me las entregara... ¿me gustaría?

Hmm... Si por ejemplo fuera Goriade la que me diera las suyas, no me haría para nada feliz.... Pero... algunas estudiantes son bastante guapas... no de mi estilo exactamente, pero no sé...

Si por ejemplo Rinia o Pursena me dieran sus bragas, es posible que me acabe emocionando un poco; estas 2 son excesivamente salvajes, pero siguen siendo unas chicas muy atractivas en varios aspectos... seguro que su ropa interior huele a mujer... No debería, pero...

NO, no te dejes llevar, ¡acuérdate de Fitts-senpai! Estoy seguro de que te odiaría si hicieras algo así, y eso es algo que no puedes permitirte.

Es cierto... no me dejaré corromper. ¡Abandona este cuerpo, Mara![70]

Ha estado cerca de convertirse en una crisis terrible para todas las estudiantes femeninas de la universidad, incluidas las que aun no conozco... No llega a ser por mi estado físico actual y podría haber acabado convirtiéndose en una debacle sin precedentes.


"No tengo el menor interés en cantidades masivas de bragas de desconocidas, y si aun así pensáis hacerlo no contéis con mi ayuda. Aunque aviso, a la mínima que le causéis problemas a Fitts-senpai, me estaréis poniendo en vuestra contra."

"Ugh... B-Bueno... si el Jefe quiere que nos comportemos bien-nya, lo haremos así."

"... Así es, haremos lo que dices-nano."


Y por todo eso, me di cuenta con lo ocurrido de que me tenían algo así como miedo en la Universidad. Y aun cuando me enteré, ni me molesté en preguntar el porqué.

Ya que como había vencido supuestamente al estudiante más poderoso del centro (Fitts-senpai), conseguido controlar mínimamente a los problemáticos Alumnos Privilegiados, y para colmo haber derrotado al Rey Demonio de un solo golpe después de que causara el pánico en el centro... Estaba claro para mí el porqué me tenían miedo.

Además que ese último motivo es bastante convincente aun sabiendo que no fue del todo así... Pero según me contó BadiGadi, para conseguir dañar su piel bañada en Touki, es necesario utilizar ataques como mínimo de nivel Real o no surtirán efecto...

Nivel Real... En otras palabras, habilidades por encima del rango Santo...

Hablamos de que para herir a BadiGadi, es necesario tener un nivel similar al de Ghyslaine y Ruijerd; por no hablar de que, al ser Inmortal, la mayoría de las veces ni se preocupa de esquivar los ataques porque no le infligirían el suficiente daño...

Pero dejando eso de momento, lo que pasó con BadiGadi significa que mi Bala Rocosa ha llegado a un nivel por encima del Santo y puede que hasta por encima del nivel Real[71]... Sin darme cuenta, he conseguido que ese hechizo tenga una potencia descomunal... aunque es solo eso... potencia.

Según comentó BadiGadi, no soy capaz de envolver mi cuerpo con Touki[72], algo que la mayoría de personas con suficiente habilidad de este mundo son capaces de hacer sin darse cuenta. Pero básicamente, por mucho que entrene, jamás podré conseguir reforzar mis habilidades físicas con Touki, como hacen Ruijerd y Eris; así que nunca seré ni tan rápido ni tan resistente.

Puedo entrenar mis músculos, pero ya está... lo único que me queda es la potencia de mis hechizos, que al menos es elevada. Básicamente, soy un Glass Cannon[73].

Gracias a mi ojo místico y a mi forma de combatir puedo vencer quizás a gran cantidad de oponentes mediocres, y además (parece) que mi capacidad mágica está al nivel de Laplace, el Dios Demonio... Pero mi carne es débil.

Aunque es posible que el resto de estudiantes no llegue a comprender este hecho... así que se pensarán que si mi poder ofensivo es de nivel Real, mi cuerpo debe tener una resistencia equivalente... y habiendo vencido al Rey Demonio, no pueden sino verme como un ser superior a este...

Vamos, si yo fuera un estudiante normal, no me acercaría a mí mismo sabiendo esto...


"Pero, Jefe, necesitas tener más confianza en ti mismo-nya. ¡Estoy segura de que si fueras más optimista hasta eso se acabaría resolviendo-nya!"

"Rinia tiene razón, aunque cuando lo resolvieras, te pido por favor que solo te lances a por ella-nano."


Rinia y Pursena añadieron estas palabras, quizás al verme algo deprimido por mis pensamientos hasta este punto.

Seguridad en mí mismo... ¿Mi pequeñín se ha venido abajo por falta de confianza en mí mismo?

Ahora que lo mencionan... es posible que tenga algo que ver. Habiendo sido masacrado por Orsted sin que pudiera hacer anda y que luego Eris me abandonara y me quedara completamente hundido en la miseria... No me parece descabellado.

Siendo así, quizás si comenzara a ser más positivo y verme con mejores ojos, el pequeño minimí decidiría crecer grande y fuerte una vez más... Y para ello, quizás sea el momento ideal para restaurar mi confianza en mí mismo, aprovechando que el resto de estudiantes me temen...

Llegando a esa conclusión, decidí probar suerte y me puse a recorrer los pasillos junto a Rinia y Pursena.

Al hacerlo, las hordas de estudiantes que pululaban por el pasillo se separan dejándome paso; haciéndome notar una sensación novedosa que nunca antes había experimentado.

Qué sensación tan novedosa... es como viajar con el viento a favor... como una ambulancia recorriendo las calles a las que todo el mundo le abre camino...

Me siento... hasta como Moisés...[74] No puedo negar que se siente increíblemente bien...

Quitaos de en medio, dejad de ocupar MI pas...illo......

Y mientras disfrutaba de la sensación y la sensación de supremacía, un pensamiento cruzó mi mente.

Es posible...

¿Es posible que los que me hicieron bullying en mi anterior vida se sintieran igual que yo ahora y eso les llevara a ridiculizarme como hicieron?

.................

.....

...

.

Uh... tenía que recordar algo tan doloroso...

Mejor dejo de actuar como un capullo, o puede que me convierta en lo que más odio.

2ª Parte[edit]

Un día cualquiera y como de costumbre, me encontraba investigando cosas en la biblioteca.

Cuánto más lo investigo, más similitudes encuentro entre la magia de Teletransportación y la de Invocación. Básicamente, la única diferencia que le veo teóricamente está en que en lugar de traer algo a un lugar, lo llevas a otro; ya que desde los círculos mágicos de los distintos hechizos, hasta la luz que emiten es similar entre ambas escuelas.

Siendo ese el caso... siento que necesito estudiar a fondo la magia de Invocación.

Esa era mi intención, pero no encontré ningún profesor especializado en esa materia en toda la Universidad. Y por lo que he podido averiguar, las pocas personas que estudian esa escuela de magia se encuentran en el gremio de magia y como mucho manejan hechizos de nivel Iniciado o Intermedio.

Tan solo son capaces de invocar familiares bastante inútiles o espíritus sin consciencia... Si es así, dudo que pueda encontrar ningún experto que pueda informarme en profundidad sobre el tema.

Otra cosa que he escuchado, es que, aunque se considera la escuela de Encantamiento dentro de la magia de Invocación, y existen varios magos capaces de usar círculos mágicos de nivel Avanzado de Encantamiento; la diferencia entre la magia de Encantamiento y la de Invocación de Espíritus o Familiares es demasiado elevada; lo que me lleva a desestimar esa vía de investigación.

Para todo lo bien que me habló Jinas sobre los profesores de esta universidad, al final son solo palabras... Aunque imagino que él no tendrá la culpa, teniendo en cuenta que no he conocido a nadie en mi vida que usara magia de Invocación; por lo que seguramente sean casi inexistentes.

Eso... o quizás pase lo mismo que con la magia de Protección y Exorcismo, que las enseñanzas han sido monopolizadas por algún país en concreto.

Aunque... por algún motivo... siento que he escuchado sobre alguien que es capaz de usar magia de Invocación... ¿Dónde podré haberle conocido o haber escuchado a alguien así? Siento que lo tengo en la punta de la lengua...

Bah, si no puedo recordar de quién se trata, es muy probable que no lo haya conocido en persona aún.


Llegado a este punto, más o menos he repasado toda la bibliografía disponible en la biblioteca sobre la magia de Invocación; por lo que si quisiera aprender más, no tendría más remedio que experimentar personalmente.

Lo que me lleva a sentir un bloqueo en este área difícil de superar.

Y en una situación como esa, Fitts-senpai consiguió encontrar una pista para seguir adelante.


"Ludeus-kun, ¡he encontrado algo! ¡Resulta que hay un experto en la escuela de Invocación en la misma Universidad!"

"¡Oh!"

"Me enteré en cuanto le pregunté al subdirector Jinas y al director George, ¿a que no sabes de quién se trata?"


Fitts-senpai me hizo esta pregunta de forma bromista, y pareció que no tenía intención de decirlo a menos que probara suerte.

Hmm... alguien de esta universidad... Ya he confirmado que no puede ser un profesor... y aunque conozco estudiantes que están investigándolo por su cuenta, ninguno ha superado el nivel Intermedio...

... ¿Quién será?"


"... ¿Algún miembro del gremio de magia?"


No me extrañaría que hubiera algún investigador de la escuela de Invocación dentro del gremio de magia... quizás ese mismo investigador utilice la universidad de Ranoa para hacer sus experimentos...


"Caliente, caliente...[75] Es cierto que es un miembro de rango A dentro del gremio de magia."

"Oh."


Por lo que sé... un miembro de rango A en el gremio de magia es el equivalente al director de de una rama del gremio... Por debajo de las personas de rango S, que son los directivos del gremio de magia.

El director George por ejemplo es rango S, mientras que el subdirector es rango B.


"Vaya, tiene un rango increíble... pero no se me ocurre quién pueda ser."

"Pues Ludeus-kun, que sepas que es un nombre que has escuchado al menos una vez, se trata de-"


¿Un nombre que he escuchado...? No recuerdo conocer a nadie con un rango A dentro del gremio de magia...


"Silent, uno de los Estudiantes Privilegiados."


Pero para mi sorpresa, Fitts-senpai responde a mi duda con un nombre que, de hecho, he escuchado ya bastantes veces.

3ª Parte[edit]

El Estudiante Privilegiado Silent ha realizado una cantidad desmesurada de avances en la Universidad.

El primero de ellos fue la ampliación del menú que se sirve en el centro; después ayudó a establecer rutas de transporte de ingredientes procedentes del reino de Asura, permitiendo obtener mercancías de fuera de la zona norte del continente central, incluso en el Triunvirato Mágico.

Además, inventó una receta con la que consiguió crear algo similar a una sopa de curry; poniendo zanahorias, patatas y cebollas en una olla a la que se añadían distintas especias, y finalmente añadiéndole mendrugos de pan para darle consistencia.

Vamos, lo llaman sopa de curry, pero en realidad es curry... aunque el sabor es un tanto diferente a lo que recordaba, pero suficientemente similar.

También instauró los uniformes en todo el campus, para los que encontró un sastre en Asura que siguiera su diseño para darle vida a las prendas de ropa.

Gracias a los uniformes, desapareció en gran medida la discriminación entre las distintas razas debido a la igualdad en cuanto a forma de vestir entre todas, y por consiguiente, mejoró la imagen de la Universidad más allá de sus fronteras.

Y el último aporte que he encontrado que hizo Silent fueron las pizarras para las clases.

Realmente es un tablón pintado de negro, y para imitar a las tizas propuso unas piedras de cal, para poder escribir en ellas. Puede parecer una tontería, pero gracias a las improvisadas pizarras los profesores consiguieron impartir más cómodamente las clases, consiguiendo un mayor nivel en los alumnos.

Parece ser que hay muchas cosillas más que se consiguieron gracias a Silent, por lo que da la impresión de que fue la persona detrás de gran cantidad de cambios de pequeña escala en todo el centro... Y por todo eso, el gremio de magia le acabó otorgando el rango A.

Pero... analizando las sugerencias de Silent... todas ellas guardan relación con cosas que yo conozco pero de las que nadie de este mundo había oído hablar nunca...

Sé que puedo llegar a ser bastante torpe... pero hasta yo había llegado a la única conclusión posible sobre este tema en cuanto lo escuché por primera vez... Y aunque internamente comprendía qué clase de persona era Silent, al mismo tiempo era incapaz de admitirlo o siquiera pensarlo.

Ni yo mismo comprendo el motivo de este pensamiento selectivo... Aunque es posible que quizás me considerara alguien especial... una existencia única en este mundo... La única persona de este mundo que conserva las memorias de su vida pasada en otro mundo.

Aunque pensándolo ahora seriamente... es imposible que yo sea el único.

Si soy sincero, si no intenté antes contactar con Silent, es porque temo encontrarme con él...

¿Cómo reaccionaría si alguien que habiendo llegado a este mundo de la misma forma que yo, haya conseguido llegar más lejos? ¿Cómo reaccionaría si encima esa persona me dijera algo así como ¿Cómo has podido desaprovechar la suerte de llegar a este mundo?

Temía que conocerle pudiera afectarme negativamente, pero en cuanto el nombre salió de los labios de Fitts-senpai, decidí que era hora de conocerle.

Porque quizás... he estado creyéndome más especial de lo que soy en realidad... ¿no es así?

Lo creo... Habiendo conseguido un discípulo que además es un Miko y que me llama Shishou, consiguiendo que unas niñas problemáticas se pongan a mi servicio y me consideren su Jefe, que el mago más prometedor de toda la universidad me tenga respeto, vencer al Rey Demonio y conseguir que me considere su amigo, que todos los estudiantes me tengan miedo......

No hay duda, me empezaba a sentir alguien especial...

Todavía recuerdo cuántas veces me juré a mí mismo que no sería arrogante ni creído... pero con todas las cosas que me fueron ocurriendo, es cierto que empecé a desarrollar un ego bastante inflado, pensando... que si he conseguido tanto, quizás sea porque apenas tengo rival en el mundo.

Es posible que albergara esta ilusión subconscientemente.

4ª Parte[edit]

Le pregunté al subdirector Jinas sobre dónde se encontraba Silent y me informó de que tenía reservada una zona de la 3ª planta del edificio de investigación.

Concretamente, tenía reservadas 3 salas de la planta en lo más hondo del edificio que habían sido remodeladas para convertirse en una única habitación de la que Silent apenas salía.

Me dirigí en solitario a la sala para hacerle una visita.

Por algún motivo, decidí no avisar a Fitts-senpai; aunque pensándolo en frío, quizás hubiera sido mejor que mi compañero de investigación de la Catástrofe Mágica viniera. Pero incluso con esa idea en la cabeza, sentía que era necesario hacer la visita solo.

Llegué frente a la puerta de la sala en la que supuestamente se encontraba el famoso Silent y me vi obligado a respirar profundamente antes de llamar a la puerta.

Hfff Ahhhh...

Finalmente conseguí calmarme y eliminar toda duda que todavía quedaba en mi interior.

Aunque Silent sea otro reencarnado como yo... no puedo seguir alargando el encuentro con él.

Y llamé suavemente a la puerta.

Knock Knock


"... Adelante."


Para mi sorpresa, del interior de la habitación pude escuchar una breve y aparentemente molesta voz en respuesta; y haciéndole caso, coloqué mi mano en el pomo de la misma y la abrí.

En el interior de la habitación, pude ver una gran cantidad de libros y papeles desordenados tanto por el suelo como en mesas, y por toda la sala pude ver objetos que seguramente fueran utensilios para investigaciones mágicas, algunos incluso diría que eran objetos mágicos directamente, aunque estos, al igual que los libros, también se encontraban decorando desorganizadamente la habitación.

Otra cosa que me llamó la atención, fue la enorme cantidad de cristales mágicos[76] y piedras mágicas[77] que se encontraban amontonados por la habitación haciendo pequeños montoncitos.

Y finalmente, pude ver a una persona sentada en lo más profundo de la habitación. Cuando esa persona se dio la vuelta, me quedé atónito.


"Ara... nos volvemos a encontrar."


La única persona en la sala, tenía el pelo negro, y además era una mujer a la que jamás podría olvidar.

Jamás.

Principalmente por la máscara blanca que llevaba puesta.


"¡¡¡¡IiiAAaaaaaaaahhhhhh!!!!"


Un potente grito salió de mi garganta mientras daba media vuelta y salía corriendo de la habitación, mientras mis pensamientos desordenados circulaban a toda velocidad por mi mente.

¡Es esa joven con la máscara blanca! ¡La que iba con Orsted! ¡Ni idea de cómo se llamaba! ¡Pero con Orsted! ¡Con Orsted!

Puede que hubiera aceptado el conocer a otro reencarnado, pero bajo ningún motivo estaba listo para volver a cruzarme con Orsted. El terror que sentí en aquella ocasión resonó por todo mi cuerpo y pude revivir el momento como si estuviera ocurriendo en este preciso instante.

Solo con ver esa máscara blanca nuevamente hizo que el terror se apoderara de mi cuerpo, rememorando cómo me destrozó los pulmones en aquella ocasión y la impotencia que sentí al ver como todos mis intentos por sobrevivir fueron inútiles. Incluso pude sentir como mi corazón se revolvía al rememorar el puñetazo monstruoso con el que me abrió el pecho de un solo puñetazo, y el miedo que sentí al verme morir en ese sitio.

Con toda esa fuente inestable de emociones no me quedó más remedio que salir corriendo, huir a toda velocidad y recorrer los pasillos a toda velocidad sin pararme ni a pensar en qué dirección me llevaban mis pies.

Mushoku09 07.jpg

Pasados unos segundos, miré a mi espalda para ver si había conseguido despistar a la muerte y... avivando mis miedos, pude ver como esa máscara blanca seguía mis pasos yendo tras de mí, lo que me llevó a correr aun más deprisa.

Corrí sin preocuparme por las caídas y tropiezos ni los arañazos ni el cansancio; simplemente continué huyendo casi como un borracho con piernas temblorosas.

Porque aunque había entrenado físicamente para ser capaz de huir en situaciones como esta, el miedo había hecho que mis piernas no siguieran mis órdenes y principalmente se echaran a temblar; aun cuando no se asustaron tanto ni cuando se encontraron frente al Rey Demonio.


"¡¿¿??!!"


De improviso, pude ver la figura de Fitts-senpai al final de unas escaleras.

¡Fitts-senpai! ¡Es Fitts-senpai! ¡Él seguro que podrá protegerme!

Y cuando mi desorganizada mente llegó a esa conclusión, las fuerzas abandonaron mi cuerpo y la tensión desapareció, quedándome agotado al borde de las escaleras.


"Uff... Mira que ponerte a gritar y salir corriendo después de verle la cara a una persona... ¿no te parece una grosería?"


A mi espalda apareció una persona cuya voz no supe enlazar que colocó su mano en mi hombro. Y al girarme para ver de quién se trataba, pude ver nuevamente frente a mí esa máscara blanca de la que huía.

Inconscientemente, mi cuerpo sufrió una oleada de miedo y terror, lo que llevó a que mis descontroladas y temblorosas piernas dieran un paso en falso sobre el borde de las escaleras, lo que me llevó a rodar malamente escaleras abajo.

5ª Parte[edit]

Volví en mí al sentir como alguien acariciaba mi frente.

Por la sensación, pude sentir un tacto agradable proveniente de una mano, de la que noté como un extraño cauce suave fluía hacia el interior de mi cuerpo para facilitar el flujo de la sangre y eliminar puntos donde ese flujo se veía interrumpido.

Abrí lentamente los ojos y giré la cabeza siguiendo la sensación de la mano hasta su dueño, y me encontré a Fitts-senpai.

Definitivamente Fitts-senpai estaba acariciando mi frente, con su suave y cálida mano, cuyo tacto era tan delicado que jamás pensaría que se tratara de la mano de un hombre.

Y sin pensarlo, llevé mi mano hacia la suya, sujetándola.


"Ah, Ludeus-kun, ¿ya despertaste? Me asustaste mucho cuando te vi aparecer de repente por las escaleras."

"... He tenido un sueño horrible... Soñé que una mujer con una máscara blanca venía a asesinarme."

"Pues..."


La expresión de Fitts-senpai en respuesta a mis palabras fue un tanto complicada.

¿Y eso?

Aunque ahora que lo pienso, ¿dónde estamos? No estoy en mi habitación... ni en el dormitorio... Aunque siento que he estado aquí antes...

Enfoqué la vista para observar mejor a espaldas de Fitts-senpai y pude ver varias camas alineadas.

¡Ah! Es el Pabellón Médico Principal.

Me incorporé en la cama y fui girando el cuello observando todo a mi alrededor.

Primero pude ver que era una sala espaciosa vacía donde parece ser que solo estábamos Fitts-senpai y yo; luego encontré al médico de la sala sentado un poco más a mi izquierda, y cuando terminé de girar el cuello encontré...


"¡¡Uaah!!"


Al otro lado de la cama encontré a otra persona sentada; era la mujer con la máscara blanca.

Al verla, sin querer di un pequeño salto intentando salir huyendo de espaldas alejándome lo más posible del terrorífico ser, pero me enrollé en las sábanas y me caí por el borde de la cama de espaldas.

Pude verla responder a mi reacción con un suspiro y una mirada enfadada.


"¡Deja de reaccionar así, ¿quieres?! ¿Pero por qué me tienes tanto miedo? ¿Acaso no te salvé la última vez que nos vimos...? Ah... Puede que no lo recuerdes, porque estabas inconsciente y medio muerto..."


Tras escucharle decir eso, confirmé definitivamente que se trataba de la persona que acompañaba a Orsted en la Mandíbula Inferior del Dragón Rojo.


"¡¿Y O-Ors-Orsted?!"

"No está aquí. Es un hombre ocupado."


Sin darle especial importancia, la mujer enmascarada respondió a mi pregunta.

No está aquí... Orsted no está cerca... ¿Lo dice en serio? No tiene sentido que me engañe con eso.....

Así que entonces no está aquí...


"Hazme el favor de relajarte. En este momento no te tiene en el punto de mira."

"¿En este momento? ¿Eso significa que llegará el día en que venga a matarme?"

"No creo que tenga intención de hacerlo... aunque no se puede descartar esa posibilidad. Supongo que dependerá de ti."


Por sus palabras, da la impresión de que puedo estar tranquilo durante un tiempo, y en cuanto comprendo esto mi cuerpo se quedo claramente aliviado.

Puede que no sea mucho, pero algo es algo...

Viendo mi reacción y comportamiento, Fitts-senpai parece no saber bien cómo reaccionar mientras se rasca detrás de una de sus picudas orejas dirigiéndose a la mujer enmascarada.


"Esto... No comprendo bien lo que está pasando, por lo que, si fuera posible, me gustaría escuchar una explicación. Pero antes de nada, ¿podría conocer qué relación tienes con Ludeus-kun?"

"No tenemos relación alguna."


La mujer con la máscara blanca respondió sin miramientos ni delicadeza a la pregunta de Fitts-senpai, y debido a la respuesta, se mostró claramente descontento.


"Pues es la primera vez que he visto a Ludeus-kun entrar en pánico de esta forma, ¿acaso le hiciste algo?"


El tono con el que Fitts-senpai hizo esta pregunta era severo y directo; podía parecer que estaba siendo respetuoso, pero se le notaba cierto enfado.

Debe querer proteger a este kohai tan inútil que soy yo... Gracias, gracias, Fitts-senpai por tu apoyo.


"La última vez que nos vimos, tuvo un encontronazo con el Dios Dragón; así que seguramente se deba a eso."

"¡¿El Dios Dragón?! ¡¿El que aparece en los 7 Campeones Mundiales?!"

"Así es."

"¿Acaso eres el Dios Dragón?"

"No he dicho eso. Tan solo viajaba con él."


La mujer enmascarada respondió a las preguntas de Fitts-senpai sin darle demasiada importancia, y cuando respondió a esta última se echó su largo pelo a la espalda con un gesto bastante femenino.

Me acabo de dar cuenta... pero lleva puesto el uniforme de la universidad...


"En cualquier caso, no esperaba que nos fuéramos a encontrar en este lugar."


La mirada con la que me observaba desde debajo de la máscara era intensa.


"Aunque claro, lo mismo estuvimos predestinados a reencontrarnos en este sitio desde el fatídico momento en que nos cruzamos en la Mandíbula Inferior del Dragón Rojo. Ya sea el origen un Flag[78] o la causalidad[79] de este mundo."


Se llevó la mano al bolsillo del pecho de su uniforme y sacó de este una hoja de papel.


"Voy a hacerte 3 preguntas y quiero que las respondas con sinceridad, por favor."


Utilizó un tono decidido para hacerme esa petición/orden. Tragué saliva y asentí.


"Primera pregunta. ¿Algo de esto te resulta familiar?"


Me entregó el papel que acaba de sacar y escrito en él se podía leer.

篠原秋人

黒木誠司

Nada más.

Es... japonés...

En el papel estaban escritos esos carácteres, que no tardé en comprender que se trataba de los nombres Shinohara Akihito y Kuroki Seiji.

Tenía razón...


"Segunda pregunta, ¿comprendes lo que hay ahí escrito? Y tercera, ¿anata wa dotchi?"


La última pregunta no la hizo en el idioma humano de este mundo, sino que directamente la hizo en japonés.

¿Anata wa dotchi? / ¿Les conoces?[80]

Ya no hay lugar a dudas... ella es otra persona como yo.

Pero dejé de momento esa idea de lado, centrándome en el papel y en los nombres que aparecían.

'.... No recuerdo estos nombres de nada.

Tuve un momento de duda, pero desde que me coloqué frente a la puerta, me había mentalizado para este momento; así que respondí lentamente.

En japonés.


『"No conozco a ninguno, ni me suenan esos nombres."』[81]

『"Comprendo, y veo que has comprendido lo que había escrito."』

"¿Eh? ¿Y este alfabeto? ¿Y ese idioma? ¿Ludeus-kun?"


Fitts-senpai echó un vistazo al papel que todavía tenía en mi mano y empezó a ponerse nervioso al no comprender lo que estaba pasando.


"No pasa nada, es solo que ambos somos de la misma ciudad natal."

"¿Ciudad Natal? ¡Es imposible que eso sea cierto!"


Fitts-senpai no tardó en rechazar mi respuesta.

No sé bien cómo eres capaz de estar tan seguro... pero ahora no es el momento de preocuparse por eso.


『"Entonces, ¿a ti te pasó lo mismo que a mí?"』


Pregunté algo tímidamente, y ella asintió en respuesta.


『"En efecto, antes de darme cuenta, acabé en este mundo; al igual que tú."』


Mientras decía esto, llevó las manos a su cabeza para quitarse la máscara blanca que cubría su rostro, y al verlo mi mente rememoró un momento de mi vida anterior. Ese fatídico día en el que morí para intentar salvar a los chicos que estaban discutiendo en medio de la carretera.

Porque una de las personas del grupo era una chica con la misma cara que tenía delante en este preciso momento.

Y justo cuando comprendí esto, varias preguntas empezaron a agitarse en mi mente.

Es la misma cara... habrán pasado unos 15 años desde entonces, pero esta chica tiene la mismísima cara que en aquel entonces.

Algo no anda bien... esto es muy extraño. Han pasado 15 años, pero su cara no ha cambiado ni un ápice... lo que es más... ¿Cómo puede conservar su cara de aquel entonces? Cuando te reencarnas, lo normal es que tu aspecto físico cambie.

Todas mis dudas fueron respondidas al mismo tiempo en cuanto ella continuó su presentación.


『"Realicé lo que comúnmente se conoce como un Viaje, y acabé apareciendo en este mundo de mierda."』


¿Viaje? Eso es bastante distinto a una reencarnación... Por ejemplo, mi cuerpo es distinto al que tenía en el otro mundo, porque nací aquí; lo único en común es que conservo mis recuerdos.

Sin embargo... un viaje es algo diferente, se parece más a un salto entre mundos, o incluso a un teletransporte o invocación; por eso ella conserva la edad y el cuerpo que tenía en nuestro anterior mundo.

En ese caso... ¿ella y yo no somos iguales?


『"Mi nombre es Nanahoshi Shizuka, y soy japonesa. Aunque llevo un tiempo usando usando el sobrenombre de Silent SevenStars[82]."』


No era capaz de comprender la situación y en mi cabeza solo habían más dudas y más confusión.

Aunque comparado conmigo y el silencio en el que había caído, ella siguió haciéndome preguntas.


『"En todo caso, ¿de dónde eres tú? ¿Naciste en América? ¿O en Europa? Porque eres de raza caucásica[83], ¿no es así? Aunque entiendes japonés... ¿será que eres mestizo? ¿O quizás un extranjero que vivió en Japón?"』


¿No decías que solo harías 3 preguntas?

Pero incapaz de seguir la situación no le respondí a ninguna de estas; y aunque no lo hice, ella continuó hablando.


『"Sea como sea, con esto he conseguido dar un gran paso, ahora podré seguir investigando. Al final no me equivocaba cuando le pedí que te dejara vivir; porque en cuanto Orsted dijo que no te conocía, por algún motivo sentí que eras como yo..."』


Nanahoshi no dejó de hablar, y hasta pude sentir sus ánimos mientras obviaba por completo mi confusión.


『"Espero poder contar contigo de ahora en adelante, esto... dime, ¿cómo te llamas?"』

『"Lu... Ludeus. Ludeus Greyrat."』

『"Pero ese es tu sobrenombre en este lugar, ¿no es así? ¿Cuál es tu verdadero nombre?"』


No quería mencionar bajo ningún concepto mi antiguo nombre; y por ese motivo me mantuve en silencio.

...

Pasados unos segundos, parece como si Nanahoshi comprendiera algo y asintió.


『"Ah, ya veo. Estás siendo cauteloso. Comprensible, y más teniendo en cuenta lo que ocurrió. Pero no tienes de qué preocuparte. Considérame tu aliada."』

『"..."』

『"Pero vaya, y pensar que habría más personas que acabaron en este sitio a parte de mí... Es la primera vez que me encuentro con un terrícola en todos mis años aquí. Me cuesta contener la emoción."』


Nanahoshi sujetó mi mano, y Fitts-senpai reaccionó frunciendo el ceño. Pero sin preocuparse de eso, Nanahoshi continuó hablando con un tono alegre.


『"¡Unamos nuestros esfuerzos con el fin de regresar juntos a nuestro mundo!"』


Regresar a nuuestro mundo.

Esas palabras consiguieron que mi mente, que hasta ahora había sido el equivalente a un tornado caótico, se calmara y pusiera en orden al instante, para mostrar mi reacción ante su ofrecimiento.

En una única palabra.

NO

Pegué un tirón y conseguí que soltara mi mano antes de responderle.


『"No quiero regresar."』

『"¿Eh?"』


Nanahoshi se quedó desconcertada.


"¡Ludeus! ¡Y tu también, Silent! ¡¿Podríais hablar de forma que os pueda comprender?!"


Sumada al confundido Fitts-senpai que no había podido comprendernos mientras hablábamos en japonés.

Llevó a que el Pabellón Médico se saturara con un cargado ambiente silencioso.

Capítulo 83 - Máscara Blanca - 2ª Parte[edit]

1ª Parte[edit]

Nanahoshi Shizuka. Nombre japonés formado usando los kanjis de Siete Estrellas (七星) Silenciosas (静香).

Según ella misma, sufrió un Viaje, lo que significa que es una persona que sufrió un salto entre mundos. Por lo que si yo, que morí y renací como un bebé conservando mis recuerdos, experimenté una reencarnación; lo que le ha pasado a ella se asemejaría más a una abducción extraterrestre... más o menos.


Cuando comprendí estos hechos, decidí hacerle saber que yo en realidad soy un reencarnado en este mundo, y no un viajero como ella.

Le expliqué que sufrí una muerte accidental antes de aparecer en este mundo, pero mantuve en secreto las circunstancias del accidente. Mi aspecto en mi otra vida era terrible y desconcertante, y si llegara a recordarme, estoy seguro de que su actitud cambiará para mal tras juzgar el estilo de vida que llevaba. Para los japoneses, mantener una apariencia presentable es importante.

Aunque además, existe la posibilidad de que Nanahoshi sufriera su Viaje por mi culpa, así que prefiero no generar asperezas innecesarias entre nosotros.

2ª Parte[edit]

Decidí escuchar todo cuanto Nanahoshi tuviera que decir, en parte por la nostalgia que sentía al poder hablar japonés con alguien.

Y debido a que apenas nos conocemos de nada, sugerí que Fitts-senpai se quedara con nosotros, en parte porque parecía todavía preocupado por todo lo acontecido. Aunque como nuestra conversación tendría lugar en japonés, seguramente Fitts-senpai se acabaría aburriendo bastante.

Perdona por pedir algo tan egoísta...


Apenas comenzamos a hablar, Nanahoshi declaró lo siguiente con gran determinación.


『"Este mundo no me interesa, por lo que no tengo la menor intención de utilizar lo que aprendí en nuestro antiguo mundo para traerle prosperidad ni nada por el estilo como en esos mangas o novelas ligeras cutres. Pienso dedicarme únicamente a encontrar la manera de regresar a mi anterior mundo."』


Esa forma de pensar choca completamente con mi idea de vivir en este mundo; por no hablar de la cantidad de comentarios despectivos sobre este mundo que he podido notar en su forma de hablar, algo que llevaba tiempo molestándome.

Pero en parte comprendo su actitud.

Seguramente no tuvo forma de Adaptarse... No tuvo una familia, ni un hogar que la acogieran, ni nada que la enlazara a este mundo. Sería hipócrita por mi parte decir que no comprendo su actitud de no querer perder el tiempo con algo que considera inútil.

Por este motivo, no tenía la menor intención de abrirle los ojos ni de hacerla cambiar de actitud; al menos en este tema.

No obstante, Nanahoshi cambió de actitud a una más cauta mientras trataba conmigo. Seguramente por mi actitud de antes y por como fue avanzando la conversación.

Lo más probable es que esté guardando en secreto algunos detalles importantes...

Pero es natural... ¿Cómo vas a confiar ciegamente en una persona que no sabes con seguridad si es un enemigo o un aliado? Hasta yo estoy a la defensiva con ella...

Aunque bueno, también es culpa mía en parte... si no me hubiera puesto tan nervioso al verle la cara y le hubiera dicho algo así como Mi intención es quedarme en este mundo, pero te ayudaré a buscar una forma para que regreses, seguramente ahora podríamos hablar con más confianza...

Pero vaya, no tiene sentido lamentarse por algo que ya no se puede cambiar.

3ª Parte[edit]

Según comenzó contándome, cuando Nanahoshi fue consciente, se encontraba en el reino de Asura.

Concretamente, en un enorme descampado sin nada a su alrededor, y que hasta pasado un tiempo, no supo que se trataba de Asura. No había nada ni nadie en ningún punto al que alcanzara la vista, y durante un tiempo no supo bien qué hacer.

Hasta que Orsted apareció y decidió protegerla.


『"¿Por qué haría Orsted algo así?"』

『"... Quién sabe, pero, estoy casi segura de que él no fue quién me invocó."』


Se dirigieron juntos a Asura y allí estudió varios aspectos de este mundo, como el idioma, la magia, la economía de este mundo, las costumbres... En ese aspecto, ambos hicimos lo mismo; pero por sorprendente que parezca, ella aprendió el idioma humano de este mundo en apenas 1 año.

Aunque claro, teniendo en cuenta la maldición de Orsted que hace que todos le odien, es más que probable que tuviera una urgente necesidad por aprender el idioma... Cuando es necesario, cualquiera es capaz de aprender a ritmos altísimos.

Se quedó en Asura un año más pasado el aprendizaje del idioma.

En ese tiempo, aprovechó para desarrollar platos de comida, costura y prendas, con la intención de ganar dinero; y pasado un tiempo, fue capaz de utilizar esta iniciativa para generar una estructura que le proporcionara una serie de beneficios estables.

Sumado al hecho de que se hizo conocido que la respaldaba el Dios Dragón, uno de los 7 Campeones Mundiales; junto a su habilidad para establecer acuerdos con los distintos comerciantes, gracias a los cuáles consiguió desarrollar nuevas rutas de comercio; ha conseguido poseer en la actualidad dinero suficiente como para poder permitirse vivir el resto de su vida sin preocuparse por los gastos.

Es sorprendente... En apenas 2 años aprendió el idioma y consiguió una buena base monetaria; y encima tan solo lo hizo como primer paso para dedicarse a investigar cómo regresar a nuestro anterior mundo...


Pasado ese tiempo, se dedicó a viajar con Orsted buscando información con la que poder regresar a su mundo; y como sospechaba que sus 2 amigos habían Viajado con ella a este mundo, se dedicó a recorrer el mundo buscándolos.

En esos viajes, debido a que Orsted tenía varios enemigos, tuvo que pelear alguna que otra vez; aunque cómo es MUY PODEROSO, la mayoría de enemigos no sobrevivieron ni al primer ataque, como fue nuestro caso.

Aunque debido a que la situación le pareció llamativa y extraña, la propia Nanahoshi le pidió que me dejara con vida.

Tuve que detener su relato para agradecerle honestamente ese gesto.

Sin importar lo ocurrido ni la causa, si no llega a ser por ella, ahora estaría muerto.


『"Pero una cosa, ¿por qué Orsted-san posee esa enemistad con Hitogami? Su actitud cambió de repente en cuanto le mencioné."』

『"No conozco todos los detalles, pero por lo que dijo, hay entre ellos una rencilla personal. También comentó que si deja con vida a los apóstoles del Dios Humano, suelen acabar convirtiéndose en seres poderosos, por los que por lo general acaba con ellos cuanto antes."』


Me encantaría que la gente no me atacara de improviso por sus rencillas personales... por no hablar de que tampoco soy un apóstol de Hitogami. Es cierto que últimamente le he estado haciendo caso, pero apenas le veo 1 vez al año más o menos, por lo que nuestra relación no es tan estrecha como para que se me considere uno de sus apóstoles, ni tampoco pienso escribir testamentos sobre él...

Pero volviendo al relato de Nanahoshi, se dedicaron a viajar por el mundo y fue conociendo a varias personas; ya que, por mucho que su maldición haga que todo el mundo le odie, el nombre del Dios Dragón tiene peso en este mundo, y una carta suya puede hacer que personas de renombre de varios ámbitos te atiendan cordialmente.


『"¿Fuiste capaz de recorrer el mundo en un solo año...?"』


Ese detalle me llamó la atención, principalmente porque tardé 3 años en ir del continente demoniaco a Fedora.


『"Sí, usando un método especial."』

『"¿Puedes decirme el método que os permitió hacer algo así?"』

『"Bueno... usando términos simples utilizamos... portales[84]."』


Así que fueron teletransportándose de un lado a otro...


『"Creo que en este mundo los llaman Círculos Mágicos de Teletransporte. ¿Los conoces?"』

『"Tan solo de oídas."』


¿En qué momento me hablaron de ellos exactamente...? Creo... que fue cuando llegamos al continente demoniaco, cuando estuvimos pensando en formas de volver y Ruijerd los mencionó. Qué recuerdos...


『"Tenía entendido que los círculos mágicos de teletransporte habían sido prohibidos y destruidos..."』

『"Al parecer todavía quedan en pie algunos Altares de Teletransporte que fueron creados durante la Gran Guerra entre Humanos y Demonios."』

『"¡Ohh! ¡Altares! ¿Y dónde se encuentran?"』

『"Tengo terminantemente prohibido compartir su ubicación, así que no puedo decírtelo. Debido a que en este mundo son un tabú; en realidad, no debería ni hablar de ellos."』

『"... Ya veo."』

『"Aunque, teniendo en cuenta que tan solo iba acompañando a Orsted, tampoco sabría decirte correctamente su localización."』


Tiene sentido... Por mucho que recorriera el mundo, en realidad solo iba de un lado a otro usando esos círculos mágicos, por lo que no me extrañaría que fuera cierto eso de que no lo recordara.

Yo tampoco recordaría bien el recorrido si me hubieran guiado de un lado a otro sin un mapa, y menos si voy teletransportándome de aquí para allá.

Aunque siendo sincero, me encantaría saber dónde se encuentran unos medios de transporte tan útiles como esos. Nunca se sabe cuándo pueden ser de utilidad.


Volviendo a la conversación, Nanahoshi no fue capaz de encontrar a las personas que estaba buscando; pero sí conoció a varios habitantes de este mundo, de los cuales, uno en concreto le dijo lo siguiente:

'Si tú no tuviste nada que ver en tu viaje hasta este mundo, seguramente haya alguien que te convocara a este lugar.


『"¿Quién te dijo eso?"』

『"No puedo decirlo. Nadie debe saber sobre esa audiencia."』

『"¿Por algún motivo?"』

『"Si alguien se enterara de que soy una conocida suya, podría verme involucrada en eventos engorrosos, pidiéndome que le solicitara una audiencia con gente molesta. O eso fue lo que me dijo esa persona."


La persona cuyo nombre no puede revelar, por lo visto era una eminencia en la escuela de Invocación, pero ni así conocía hechizos que permitieran invocar personas de otros mundos.

Pero vamos, aunque se pudiera invocar algo de otro mundo, se supone que no se pueden invocar personas, ¿no es así?

Sea como fuere, decidió investigar la magia de Invocación y para ello se asentó en la Universidad de Magia de Ranoa para usarla como base de operaciones.

Una vez aquí, realizó una donación enorme con el dinero que había ido ahorrando con sus negocios y adquirió de esta forma el título de miembro de rango B del gremio de magia al mismo tiempo que se inscribió en el centro como una Estudiante Privilegiada.

Por si fuera poco, utilizó sus contactos en el reino de Asura para instaurar el uniforme en la universidad y el resto de pequeños cambios en el centro, como las mejoras en el sistema educativo y el remodelado de los utensilios para las clases. Por lo que no tardó en ascender al rango A en el gremio de magia.

Y además, se le ofreció la posibilidad de convertirse en miembro de rango S del gremio si aceptaba compartir con este los descubrimientos que fuera haciendo sobre la magia de Invocación; pero esta oferta la rechazó.


『"Lo diré una vez más. No tengo la menor intención de mejorar lo más mínimo este mundo con lo que sé, ni aprovecharlo para convertirme en alguien importante."』


Los únicos aportes que realiza los hace con la intención de mejorar su estancia aquí, si no fuera por eso, no habría hecho ningún cambio en Ranoa ni en ningún otro lugar.

Esa actitud me molestaba un poco, la verdad.

¿Qué problema hay en hacer de este mundo un lugar mejor?

Seguramente Nanahoshi sintiera mi ligero enfado, porque suspiró al verme y tras respirar hondo dijo lo siguiente.


『"¿Comprendes que somos un ente extraño en este mundo, no es así? Por eso deberías saber que si alteramos demasiado los acontecimientos, el planeta podría hacernos desaparecer."』

『"¿Que el planeta podría hacernos desaparecer? ¿Qué quieres decir con eso?"』

『"¿Acaso no has leído nunca historias de ciencia ficción? Me refiero a que podría existir una fuerza que intentara reencaminar el mundo a su rumbo original[85]."』


¿Una fuerza que intenta retornar la historia a su rumbo original? Ahora que lo dice, creo recordar que leí un manga sobre eso hace tiempo... ¿Era algo así como la ley de causa y efecto? ¿O era un campo de atracción[86]?


『"... ¿Realmente existe una fuerza de ese tipo?"』

『"No lo sé, pero creo que es mejor proceder teniendo en cuenta todas las posibilidades."』


Entiendo su punto de vista... aunque realmente, siento que nos afectaría más si hubiéramos viajado al pasado y pudiéramos ocasionar un efecto mariposa[87]. Teniendo en cuenta que somos personas que han acabado en otro mundo...

Aunque bueno, tampoco importa. Cada cuál es libre de vivir como crea conveniente.


Pero volviendo a la historia de Nanahoshi, se dedicó a crear un entorno en el que pudiera investigar la magia de Invocación, y cuando lo hizo comenzaron sus experimentos.

El motivo por el que se cambió el nombre a Silent SevenStars fue para que en el de caso de que aparecieran las personas que anda buscando y lo escucharan, fueran capaces de saber que se trataba de Nanahoshi y buscarla ellos mismos, similar a lo que intenté organizar para Zenith.

De Nanahoshi Shizuka a Silent SevenStars...... podría haber escogido un nombre mejor que significara lo mismo; aunque lo mismo es importante que esté en inglés para que sus 2 amigos la puedan encontrar...

Pero... ¿de verdad están sus amigos aquí? En todo lo que llevo viviendo en este mundo, no he visto ni escuchado nada sobre esos 2...

4ª Parte[edit]

A continuación me habló sobre su investigación sobre magia de Invocación.

Para empezar, se vio en la necesidad de aprender las bases de los círculos mágicos de este mundo, puesto que todo hechizo de invocación utiliza círculos mágicos para su ejecución.

Descrito con un ejemplo, si la magia ofensiva y de apoyo por lo general utilizan el maná interno de la persona que lo está ejecutando usando el conjuro verbal para darle forma al hechizo resultante; entonces, los hechizos de Invocación y Protección utilizan el maná ambiental usando el círculo mágico como directriz para su ejecución.

Estas conclusiones fueron algo a las que llegó por su cuenta tras analizar la distinta bibliografía sobre magia que encontró.

Lo que quiere decir que consiguió aprender todo lo que sabe sin la ayuda de un maestro, basándose únicamente en los distintos libros sobre descubrimientos actuales y pasados...


『"Entre los humanos de este mundo se ha estancado la idea de que si nadie te lo puede enseñar, es imposible aprenderlo por uno mismo. Pero teniendo en cuenta que lo que quiero hacer no lo ha intentado nadie hasta ahora, la única opción posible para mí es aprenderlo por mi cuenta."』


Y yo, que todo cuanto sé lo ha aprendido a base de que otros me enseñaran... ¿Es posible que esa idea también se haya estancado en mí...? Aunque hasta ahora no he visto la necesidad de aprender algo que nadie antes hubiera hecho, así que tampoco importa mucho.


『"Además, tampoco es que tengamos poder mágico en nuestro interior, ¿no es así? Así que toda solución que se base en el maná interno para su ejecución me complicaría enormemente la investigación."』

"...¿Eh?"


Mi boca dejó escapar un sonido extraño que ni yo me esperaba.

¿Cómo? ¿Que no tenemos poder mágico?


『"¿Qué ocurre? ¿Acaso no comprendiste algo que dije?"』

『"Yo poseo poder mágico, es más, soy mago. Por si fuera poco, hace poco me aseguraron que hasta poseo una cantidad de maná de las más altas de este mundo."』


Cuando dije esto, volvió a colocarse su máscara lentamente. No comprendí el motivo, aunque seguramente estuviera intentando mantener sus emociones y reacciones controladas.


『"........ Ya... veo... quizás porque tú reencarnaste... quizás esa sea la diferencia. Por mi parte, parece ser que la cantidad de maná en mi cuerpo es.... cero."』


¿0 poder mágico? Eso significaría que no puede usar nada de magia.


『"Sobre este tema, parece ser que todos los seres de este mundo poseen una mínima cantidad de maná; incluso los cadáveres. Por eso pensé que todos los seres provenientes de nuestro mundo, donde el maná no existe, serían como yo... veo que no es el caso..."』


¿Que hasta los cadáveres poseen poder mágico? ¿En serio? Es la primera vez que escucho algo así...

Aunque siendo así, es muy probable que no poseer nada de poder mágico pueda conllevar graves problemas...


『"Además... Es verdad... esto puede que tampoco te haya afectado a ti."』


Dicho esto, alzó ambas manos a su rostro y se quitó nuevamente la máscara que durante un rato volvió a cubrir su rostro.

Cuando lo hizo, pude contemplar de nuevo sus nostálgicas facciones japonesas; y aunque no llegara a ser considerable como una preciosidad, estaba por encima de la media.

Ahora que lo pienso, desde que llegué a este mundo, me he cruzado con verdaderas preciosidades, así que lo mismo mi sentido de la belleza femenina se haya visto afectado...

Bueno, intentando ser lo más objetivo posible, podría decir que Nanahoshi era suficientemente guapa para ser la más guapa de su clase.


『"Han pasado 5 años desde que llegué a este mundo, pero no he envejecido lo más mínimo."』


Eso pensé... Pero vaya, han pasado 5 años y mantiene un físico de una chica preciosa de 16-17 años... Eterna Juventud.


『"Eso es algo envidiable..."』


Al oírme, sus facciones se oscurecieron, tras lo que soltó una risilla sarcástica antes de ponerse de nuevo su máscara y continuar hablando.


『"... Bueno, imagino que es mejor que envejecer en un mundo desconocido."』


Ahora que lo pienso... el cuerpo que tengo cada vez que voy a ese cuarto blanco con Hitogami tampoco envejece... es exactamente igual que como lo recordaba en mi anterior vida. ¿Será que las personas de otros mundos no envejecen?


『"No comprendo el principio que hace que eso sea así, pero me resulta bastante retorcido..."』

『"En mi caso he estado creciendo con normalidad..."』

『"... Comprendo. En ese caso, me pregunto si el problema no estará en mi cuerpo... Lo investigaré más detenidamente la próxima vez que tenga una oportunidad, podría ser de ayuda o aportar alguna pista."』


Tras decir esto, casi para sí misma, se dedicó a escribir en un cuadernillo que tenía en su mano.

Imagino que estará apuntando conclusiones y datos para investigarlos más adelante... Teniendo en cuenta lo mucho que se me olvidan las cosas, quizás debería hacer lo mismo en ese aspecto.


『"Bueno, regresemos a lo que estábamos hablando."』


Continuamos hablando sobre lo que había ido aprendiendo sobre los círculos mágicos.

Por ejemplo, resultó que para dibujarlos, es necesario moler cristales mágicos hasta conseguir un fino polvo para más tarde mezclarlo con una serie de ingredientes con los que se conforma algo similar a tinta. Y debido a que la mezcla es suficiente viscosa como para adherirse a la mayoría de materiales, es bastante resistente y duradera.

Una vez dibujas el círculo mágico, lo energizas con poder mágico externo que es amplificado por el polvo de cristal mágico que hay en la tinta, para finalmente seguir las instrucciones detalladas del círculo mágico y así generar el hechizo correspondiente.

El problema de base con los círculos mágicos es que la tinta se evapora después de un único uso; por no hablar de que en función del hechizo la mezcla para la tinta varía. Y lo que es peor, para inscribir hechizos de nivel Real o superior, cuyos círculos mágicos son enormes, es necesaria una cantidad de dinero equivalente a los fondos anuales de un reino.


『"Entonces, ¿los círculos mágicos que hay en los altares de teletransporte desaparecen tras un único uso?"』

『"No. Esos no están inscritos con la tinta de la que hablamos, por lo que no es lo mismo."』


Por lo que comenta, parece que el uso de la tinta especial para los círculos mágicos es el procedimiento actual; pero que en el apogeo del desarrollo mágico se utilizaban distintas técnicas de inscripción de círculos mágicos con restricciones distintas a las actuales, como pudiera ser su emplazamiento.

Que yo sepa, algunos de esos medios todavía se usan en la actualidad, como por ejemplo, grabar en piedra el círculo mágico y después utilizar tu propio maná para conseguir el efecto deseado.

Según Nanahoshi, no ha investigado esa técnica porque no es una que pudiera utilizar, pero que esa es la técnica por defecto que se utiliza para crear objetos mágicos.


『"¿Y no sería mejor usar ese método como base de tu estudio?"』

『"Como yo no podría usarlo, no tiene sentido."』


Da la impresión de ser un tanto egocéntrica...

Pero volviendo al tema de los círculos mágicos.

Siempre que se posea la forma, la pintura correcta y una fuente de poder mágico para activar el polvo de cristal mágico; la mayoría de hechizos se pueden lanzar de esta forma. Aunque hay un problema.

La Técnica para crear círculos mágicos era algo que se pasaba oralmente de maestro a discípulo, y con el paso del tiempo, estas enseñanzas fueron desapareciendo de la historia; llevando a que, a día de hoy, no existan personas que sepan como crear nuevos círculos mágicos.

Es más, la mayoría de círculos mágicos que se conservan fueron conservados y descubiertos posteriormente en ruinas antiguas escondidas en zonas olvidadas, ya fueran en murales o en pergaminos almacenados desde tiempos inmemoriales, o en las arcas de algún rey de antaño.

La única forma de conocer la Forma de un círculo mágico es transcribirlo desde esas fuentes. Nadie redescubre los círculos mágicos perdidos en la historia.


Y en ese contexto, Nanahoshi se dedicó a revocar esa limitación, investigando las leyes que conforman la creación y lectura de los círculos mágicos.

Por lo que habla, a partir de experimentar con un gran número de círculos mágicos, y experimentar con cambios en los existentes, ha conseguido desarrollar nuevos efectos mágicos.

Increíble... Quiero que me enseñe lo que ha ido descubriendo-

Y justo cuando pensaba esto, respondió casi como leyendo mis pensamientos y queriendo cerrar el asunto.


『"Pero lo que he ido descubriendo no es algo que pretenda compartir."』


Mientras me preguntaba internamente ¿por qué no? ella continuó hablando sin darme tiempo a reaccionar y con un tono serio.


『"Hagamos un trato."』


Y en este momento, parece que de verdad íbamos a llegar al asunto principal de esta conversación.


『"No poseo poder mágico ni habilidad para luchar; y aunque no vaya a envejecer, eso no me asegura que sea inmortal."』

『"..."』

『"Personalmente odio este mundo. Es demasiado fantasioso, y hasta el arroz está malo. La ética es confusa y solo me causa problemas... Y seguramente lo sepas ya, ¿pero cómo puede existir un mundo sin champú?

『"Además de las personas a las que dejé atrás en nuestro mundo original... Por todo eso, quiero regresar, ¿y tú?"』


No dudé ni un segundo en responder a su pregunta.


『"Me gusta este mundo y he conocido a demasiado gente a la que no quiero perder. Por eso, no quiero regresar."』

『"Dime, ¿no has dejado familia en el otro mundo?"』

『"No tengo nada que lamentar."』


Ni siquiera quiero tener que recordar nada de mi vida anterior...

Ya decidí hace 15 años que viviría en este mundo; y en ese tiempo, muchas cosas han pasado, algunas buenas y otras malas. Pero aun así, he tenido una vida plena.

Por mucho que Nanahoshi intentara convencerme, no tengo la menor intención de escucharla.


『"Intuyo que tuviste una muerte serena..."』


Nanahoshi llegó a sus propias conclusiones.

Lo dejaré claro una vez más, pero lo único que le he dicho es que morí en un accidente, ocultando los detalles como que fue a ella y a sus amigos a los que intenté rescatar del camión en aquel momento.


『"Puede que nuestras intenciones difieran, pero ambos poseemos algo que el otro quiere. Por ese motivo, hagamos un trato."』

『"¿Tengo algo que puedas querer, Nanahoshi-san?"』

『"¿No acabas de decir tú mismo que tu capacidad mágica es Top-class[88]?"』


Así que quieres poder mágico... ¿pero no tienes en tu laboratorio montones y montones de cristales mágicos? ¿Acaso no son suficientes?


『"Quiero que me ayudes en mis experimentos. A cambio, te enseñaré lo que quieras sobre magia de Invocación. Si quisieras aprender algo que yo desconociera, te ayudaré a investigarlo; y teniendo en cuenta que poseo varios contactos, tengo seguridad en que podré ayudarte. Además, si surgiera algo para lo que necesitaras mi ayuda, podrás contar con mi apoyo."』

『"En otras palabras, lo que me estás pidiendo es que nuestra relación sea de tomaidaca, ¿no es así?"』

『"Exactamente. Me alegro de que lo entiendas rápido."』


Hasta ahora pensé que con lo inteligente y avispada que era no necesitaba ayuda de nadie, pero lo mismo hay algo que pueda aportar siendo del mismo mundo que ella. Además que ella misma dijo estar animada de haberse reencontrado con otro terrestre...


『"Trato hecho. Trabajemos juntos."』

『"Te lo agradezco. Me alegra saber que puedo contar contigo, y aunque quizás no sea necesario mencionarlo, si aceptas ahora, no te permitiré echarte atrás más adelante."』

『"Un hombre nunca retira sus palabras."』

『".... Escuchar esas palabras en japonés es un tanto conmovedor."』

『"Nadie más en este mundo reaccionaría como es debido."』[89]


Tras una breve pausa, Nanahoshi cogió una silla y se sentó en ella segundos antes de sacar unos anillos de su bolsillo e ir colocándoselos uno a uno; hasta ponerse 3 anillos.

¿A qué vendrá eso?

Ignorando mi confusión, y una vez hubo terminado, se aclaró la garganta.


『"¡Ejem! Bueno, ¿por ahora hay algo que me quieras preguntar? Tengo entendido que estás investigando lo ocurrido en la Catástrofe Mágica."』

『"Esto... ¿cómo te has enterado?"』


Hizo un gesto con sus ojos señalando al algo molesto Fitts-senpai, que no había podido unirse a nuestra conversación debido a que la tuvimos en japonés.

Ya veo... Supongo que hablaron de ello mientras estaba inconsciente en la enfermería.


"Esto... ¿Sí? ¿Ocurre algo?"


Viéndose observado por las personas que hasta ahora no le habían tenido en consideración se quedó un tanto preocupado.


『"A partir de ahora, como vamos a hablar sobre la Catástrofe Mágica, me gustaría que habláramos en idioma humano, Nanahoshi-san."』

『"Como quieras."』


Le hice un gesto a Fitts-senpai para que se acercara y se sentó a mi lado, frente a Nanahoshi.


"No sé qué originó ese incidente. Sin embargo.... hace unos 5 años... fue cuando llegué a este mundo."


Nanahoshi hablaba pausadamente, como si le costara hablar sobre el tema.

Hace 5 años apareció en Asura... aun con todo lo lento que puedo llegar a ser, creo que sé lo que pretende decir... Y seguro que Fitts-senpai ya le informó de que yo fui teletransportado en aquel entonces....


"¿Y qué tiene eso que ver?"

"Que lo más probable es que ese incidente fuera una reacción a mi llegada a este mundo... En otras palabras..."


...

..

.

El tiempo que Nanahoshi se estaba tomando para continuar se alargó especialmente en este punto.

Hasta que finalmente terminó lo que intentaba decir.


"En otras palabras, eso significaría que yo pude ser la causa de la Catástrofe Mágica."


Eso pensé...

Sus palabras eran algo que me había imaginado conforme fuimos hablando antes, debido a que la magia de Invocación y de Teletransporte son bastante similares; sumado a que Nanahoshi podía haber sido invocada a este mundo...

Por muy tonto que sea, si reúno toda esta información soy capaz de alcanzar la conclusión evidente... Es más, me quedo más tranquilo ahora que sé que yo no fui la causa.

Sin embargo la reacción de Fitts-senpai fue distinta.


"¡¡¿Que fuiste túuuu-?!!"


El tono con el que dijo estas palabras fue el más alto que jamás le oí usar mientras se encaraba con Nanahoshi alzando su mano.


"¡¡¿-la causante?!!"


Nanahoshi en respuesta alzó la mano en la que se había colocado los 3 anillos anteriormente, y uno de ellos comenzó a iluminarse, y salvo ese detalle, no ocurrió nada más en la pelea que estaba ocurriendo frente a mis ojos.

¿Estará haciendo algo ese anillo?


"¡A mí...! ¡A NOSOTROS...! ¿Cuánto daño crees que causaste con esa catástrofe?! ¡Lo que le pasó a mi madre y a mi padre FUE CULPA TUYA!"


Fitts-senpai se lanzó hacia Nanahoshi, seguramente porque el hechizo que intentó lanzarle no se ejecutó correctamente. Aunque cuando estuvo cerca de ella, otro de sus anillos se iluminó y el puñetazo que había lanzado con todas sus fuerza pareció golpear una pared invisible.

Así que esos anillos son objetos mágicos...


"¡Eh, Ludeus Greyrat! ¡¿Quieres dejar de mirar y ayudarme?!"


Pude notar la impaciencia en el tono de Nanahoshi, mientras que Fitts-senpai con la respiración muy agitada no dejaba de lanzar puñetazos al aire.

En uno de esos gestos, sujeté una de sus manos para detenerle.


"Fitts-senpai, por favor, cálmate."

"¡¿Cómo quieres que me calme sabiendo esto?! ¡Esta persona fue la causante del desastre, ella misma lo ha dicho! ¡¿Cómo puedes estar TÚ tan tranquilo con todo lo que has tenido que sufrir por su culpa?!"


La furia de Fitts-senpai era algo nunca visto por mí. El generalmente relajado y tranquilo Fitts-senpai había desaparecido por completo, aunque es normal teniendo en cuenta que él también perdió a seres queridos por lo sucedido.

Puede que en los últimos 5 años haya conseguido superarlo hasta cierto punto, pero pedirle que esté tranquilo cuando repentinamente aparece el causante es algo imposible.

Pero por lo que ha dicho, se sabe que ella no fue la causante de la Catástrofe; es más, seguramente yo mismo estuve presente en el momento exacto en el que fue teletransportada, así que solo la puedo ver como una víctima más de todo este asunto...

Ah... claro... ahora lo entiendo. Como hemos estado hablando de eso en japonés, Fitts-senpai no lo sabe.

Normal que haya actuado de esa forma entonces...'


"Ha sido culpa mía, debí terminar de explicarlo correctamente. Ella no vino porque quiso, sino que la trajeron a la fuerza. Es una víctima más de la catástrofe."

"¡¿Víctima?! ¿Víctima...? Es... ¿Es eso cierto?"


La respiración de Fitts-senpai todavía no se controlaba, y, aunque no parecía del todo convencido, me hizo caso y respiró hondo antes de volver a sentarse en su silla a intentar calmarse.


"Disculpa, no supe explicarme correctamente. Perdona si te confundí con mis palabras."

"No, no te preocupes, y disculpa mi reacción... fue demasiado inesperado."


Seguramente Nanahoshi se pusiera los anillos por miedo a que yo mismo reaccionara de esa forma y la atacara... No esperaba que fuera tan precavida...

Pero vaya... esos anillos parecen muy útiles. ¿Serán para defensa personal? Porque me gustaría tener uno.


"En todo caso, sobre ese incidente en realidad no tengo demasiada información. Solo sé que se me invocó a este mundo y que esto provocó la Catástrofe Mágica, pero desconozco quién me trajo o con qué objetivo. Es algo que ninguno de mis contactos ha sabido responderme."

"¿Orsted....-san...? ¿No dijo nada al respecto?"

"Nada, salvo que era la primera vez que ocurría."


Así que tú tampoco lo sabes... Aunque claro, si unos tipos que van por ahí llamándose Dioses no lo saben, imagino que no tendrá una explicación sencilla... Me suena que Hitogami dijo que Orsted fue el causante, pero no sé...

Aunque lo mismo esa riña se deba a la maldición que hace que todo el mundo odie a Orsted, ¡podría incluso estar afectando al propio Hitogami! Pero teniendo en cuenta que Orsted también parece odiar a Hitogami por algún motivo, más bien parece que no se llevan bien, y punto.

Pero no puedo descartar la posibilidad de que Hitogami no lo dijera con seguridad, sino que fuera por simple enemistad con Orsted... ya que si creo en las palabras de Nanahoshi, no le veo sentido a que Orsted fuera el causante.

Tiene menos sentido si tenemos en cuenta que el propio Orsted la esté ayudando a regresar, supuestamente.


"¿Entonces por qué dijiste que tú fuiste la causa?"

"Porque si más adelante hubierais llegado a esa conclusión, habríais empezado a dudar de mí, por eso preferí compartirlo con vosotros desde el principio. Ya que es más que probable que mi invocación fuera la causa de la Catástrofe Mágica."

"Comprendo..."


En lugar de ocultarlo, prefirió avisarlo con tiempo aunque más adelante resultara no ser el caso. Si lo hubiera hecho al revés es posible que hubiera sido imposible recuperar nuestra confianza... aunque me duela aceptarlo, tiene razón.

Aunque todo sea dicho, no puedo descartar la posibilidad de que Nanahoshi u Orsted estén mintiendo.


"Pero vaya, así que no lo sabes con seguridad..."

"No, no lo sé. Pero si continuo investigando sé que ampliaré lo que sé al respecto."

"¿Dices que serás capaz de conocer la verdad escondida tras la Catástrofe Mágica si continúas investigando?"

"Digo que como mínimo, seré capaz de obtener una hipótesis que explique el suceso."


Así que no puedes afirmar que serás capaz de conocer todos los detalles...

Por algún motivo, la respuesta de Nanahoshi me pareció más creíble que si hubiera afirmado cualquier otra cosa.


"Pero para investigarlo, es necesaria una enorme cantidad de poder mágico."

"Ahora lo entiendo, seré el remolque que empuje tu investigación."

"Así que un remolque... Fufu... Supongo que sí."


Fitts-senpai parecía molesto ante nuestra conversación, quizás porque aun no puede dejar de desconfiar de Nanahoshi.

Supongo que lo mejor es que después lo hablaré con él más detenidamente para explicarle los detalles.

Pero vaya, jamás me imaginé que el tranquilo Fitts-senpai pudiera perder la calma de esa forma... Es cierto que consiguió encontrar a su maestro pero... veo que tanto su padre como su madre no tuvieron la misma suerte...

Supongo que lo mejor será dejar que se calme un poco más antes de hablar con él sobre este tema.


"De acuerdo entonces, Nanahoshi-san. Pero debido a que hoy todavía no he sido capaz de organizar mis pensamientos, creo que será mejor continuar esta discusión otro día, y así terminas de explicarme los pormenores de las cosas con las que puedo ayudarte."

"De acuerdo. En ese caso, hagámoslo como dices."


Nos despedimos de ella y salí de la sala de investigación con Fitts-senpai.

5ª Parte[edit]

Ya fuera de la sala, aproveché para explicarle a Fitts-senpai más calmadamente las circunstancias de lo que le ocurrió a Nanahoshi, con lo que por fin pareció calmarse.

En cuanto le hice saber que la habían traído a la fuerza a este mundo y que estaba intentando regresar por todos los medios pareció que el resentimiento que todavía acumulaba fue desapareciendo.

Cuando terminé la explicación me hizo una pregunta.


"Pero dime una cosa, Ludeus, ¿cuál es tu opinión sobre ella?"


¿Que qué opino...? Está claro que no se refiere a qué opino de su físico... Así que seguramente se refiera a si la creo o no...

Como la pude ver justo antes de reencarnarme, no me queda más remedio que aceptar su historia... Aunque claro, para Fitts-senpai, escuchar que alguien de este mundo no nació ni creció en él puede sonar increíble.

Aunque, la forma en la que Nanahoshi habla de este mundo deja claro que no le importa en absoluto lo que le pase siempre que ella pueda regresar a su mundo; y eso que, a diferencia de mí, desde que llegó aquí ha conseguido un éxito tras otro como para vivir cómodamente.

No sé... puede ser la envidia hablando; o quizás los inconvenientes y dificultades que he tenido a lo largo de mi vida me han hecho ser desconfiado, pero... algo en ella no me acaba de convencer.


"Siendo sincero, hay algunos aspectos que me desagradan, pero por ahora la creeré."

"... Ya veo, así que no te agrada... Entonces, me quedo más tranquilo."


Fitts-senpai sonrió un tanto forzadamente tras sus gafas.

Si le hubiera dicho que la creía por completo, ¿me habría avisado de que debía andarme con cuidado?

Teniendo en cuenta que fuimos nosotros la que quisimos vernos con ella, no creo que su intención fuera engañarnos, pero... Bah, la actitud de Fitts-senpai es natural, que te cuenten algo así de la nada es difícil de creer; es normal que se preocupe por mí, al ver como la creí tan fácilmente.


"Muchas gracias por preocuparte por mí, senpai."

"¡¿Eh?! N-No... N-no estaba p-preocupado... Bueno, u-un poco.... N-No hay de qué."


Fitts-senpai se puso bastante nervioso y hablaba casi tartamudeando, pero por fin pareció calmarse.


Pero en cualquier caso, así fue como Nanahoshi y yo decidimos trabajar juntos; y aunque todavía me quedan muchas preguntas que me gustaría hacerle, no hay necesidad de ser impaciente.

No pasa nada por hacer cada cosa a su tiempo.

Capítulo 84 - El Día a Día en la Universidad de Magia[edit]

1ª Parte[edit]

Ha pasado ya casi 1 año desde que me matriculé en la Universidad de Magia de Ranoa.

Y he de decir que este año cumplí los 16; aunque debido a que en este mundo no se celebran los cumpleaños más que a los 5, 10 y 15 años, no recuerdo en qué día nací.

Supongo que podría mirar mi tarjeta de aventurero a diario hasta averiguar el día exacto en el que cambie la cifra, pero me parece una pérdida de tiempo... La fecha de mi nacimiento no es algo que me importe especialmente.


Desde que entré en contacto con Nanahoshi, mi día a día ha cambiado ligeramente.

Para empezar, en mi entrenamiento matinal no hay apenas cambios, salvo que de vez en cuando, mientras me dedico a dar golpes al viento con una espada, aparece BadiGadi. Lo normal cuando eso ocurre es que se quede en silencio observándome.

Tampoco es que aparezca siempre que entreno, ni viene a darme consejos, sino que simplemente se sienta observándome con sus 6 brazos cruzados en su pecho y asintiendo como si estuviera de acuerdo o comprendiera algo. No sabría bien decir qué.

Como está en silencio, no le digo nada, intentando evitar que se ponga a reír como de costumbre y moleste al vecindario tan temprano. Por esto, sigo sin saber por qué viene a verme entrenar; y aunque se me pueda olvidar, sigue siendo un Rey Demonio, por lo que no me gustaría hacer que se enfadara conmigo por algo que dijera.

Pero un día, BadiGadi finalmente habló.


"Umu, este servidor no puede negar que tu entrenamiento es interesante, pero dime, ¿hay alguna finalidad en él?"


Y me preguntó si lo hacía por algún motivo, lo que me molestó ligeramente, aun sin saber bien cómo responderle.


"No lo considero inútil."

"Eres un pequeño diablo con una cantidad inmensa de poder mágico desaprovechado, deberías darle un uso mejor y entrenar tu uso del Touki."


Y a mi respuesta ambigua el respondió con un consejo.

¿Touki? ¡¿Touki?!

Es un término que de vez en cuando he escuchado pero que nunca he conseguido comprender exactamente a qué se refiere, ya que nunca han sabido explicármelo claramente.

Sé que es una especie de refuerzo físico, pero cuando dicen cosas como envolverte con él no soy capaz de entender a qué se refieren... ¿Me lo dirá, Badi?


"¿Qué es el Touki?"

"¡¿Que qué es Touki?! ¡Básicamente es poder mágico!"


Según me contó BadiGadi, el Touki es una técnica que consiste en utilizar el poder mágico interno para ampliar explosivamente la habilidad física. En otras palabras, refuerzo corporal.

Pero hasta aquí más o menos me lo imaginaba.


"¿Pero cómo te envuelves con él?"

"¡Lleva el maná a cada parte de tu cuerpo y haz que se asimile para fortalecerla!"

"Oh."


El consejo que me dio fue increíblemente útil.

Imagino que es parte de la Sabiduría de este Rey Demonio[90]... Ahora por fin podré avanzar en mi entrenamiento... ¡por fin podré salir de este embotellamiento!


Habiendo escuchado su consejo, comencé a liberar poder mágico de mi cuerpo casi como si fuera un Saiyajin[91] o estuviera entrenando Nen[92], controlando el flujo de mi poder mágico como en tantas otras veces había hecho al utilizar hechizos en silencio.

Durante un tiempo estuve experimentando con distintas formas de hacer esto, pero en ninguno de los intentos conseguí notar una clara mejoría en mi habilidad física.

...

..

.

Simplemente estuve malgastando maná.


"Por lo que ha visto este servidor, ¡eres de esos pocos que no pueden manejar Touki!"


Tras causarme un enorme shock por su afirmación, BadiGadi se puso a explicarme el motivo de sus palabras.

Por norma general, lo que se conoce como Touki, es algo que se aprende a utilizar de forma natural mediante el entrenamiento del cuerpo según vas fortaleciéndote. El problema es que yo, habiendo entrenado correctamente y sin descanso hasta ahora, jamás he podido notar o utilizar los beneficios de esta técnica.

La explicación a este hecho es que no poseo la habilidad para hacerlo.

Por lo que añadió BadiGadi, de vez en cuando aparece gente como yo, que por mucho que entrene son incapaces de envolverse con Touki.

Pero eso no me sirve de consuelo.


"¡Fuajajajaja! ¡Pero aun así, un diablillo como tú no debería necesitarlo! ¡Laplace por ejemplo nunca se envolvió con Touki y aun así seguía siendo increíblemente poderoso!"


A menudo BadiGadi me comparaba con Laplace mientras charlábamos, supongo que debido a que ambos compartíamos una enorme cantidad de poder mágico.


"Badi-sama, ¿tú conociste a Laplace?"

"¡Umu! ¡La última vez destruyó gran parte de mi cuerpo con un único ataque! ¡Este servidor tardó un tiempo en poder revivir por ello! ¡Hasta llegó a pensar que encontrará su fin en aquel entonces! ¡Fuajajaja!"


¿Acaso no te parece vergonzoso haber perdido de esa forma? ¡Lo cuentas como si te sintieras orgulloso! ... Aunque bueno, teniendo en cuenta que peleó contra el Dios Demonio y sobrevivió, imagino que es suficiente para sentirse orgulloso.

Por lo que BadiGadi me ha ido contando, Laplace supuestamente era un tipo misterioso, pero habilidoso y creativo en el manejo de la magia.


"Quizás sea buena idea intentar imitar a Laplace para volverme más fuerte."

"Mejor olvídalo. Si usaras el poder mágico como ese tipo, tu cuerpo no lo soportaría y acabaría hecho pedazos. ¡Para empezar, el hecho de que un humano posea ese poder mágico en su interior es ya de por si algo anormal!"


El hecho de que explotar al máximo el poder mágico pueda destruir tu cuerpo es una conclusión a la que he llegado instintivamente.

Para explicarlo, decir que manipular grandes cantidades del poder mágico de tu cuerpo es similar a coger tu brazo y forzarlo a girarse más allá de su límite natural.

Si por ejemplo ese mismo brazo lo estiraras excesivamente, lo giraras en sentido inverso o algo similar, ese brazo acabaría rompiéndose. Pues lo mismo con el poder mágico.

El ser conocido como Laplace poseía tanto un control exquisito de su poder mágico como un físico acorde que le permitían soportar y explotar al máximo el enorme poder mágico de su interior.

Soy humano... mi cuerpo no posee esa resistencia, y tampoco sé cuánto control necesitaría para sobrevivir a un uso extremo de la magia. Así que por mucho que entrene, jamás llegaré al nivel de Laplace...


"Aunque para empezar, ¿qué planeas hacer si consigues obtener más poder?"

"No sabría decirte, la verdad."


Pero habiendo estado una vez ya al borde la muerte, lo normal sería querer estar preparado para no volver a pasar por esa experiencia... ¿no?


"Este servidor ha visto pasar ante sus ojos a un incontable número de personas que buscaban la fama y el poder, y no obstante, ninguno alcanzó lo que quería.

"Voy a compartir contigo algo sobre el sobrino de este servidor; ese pequeño tozudo, aunque ahora esté más calmado, solía decir que se dedicaría mientras viviera a convertirse en el mayor héroe jamás visto en el mundo... Y eso que en este mundo hay cosas más importantes que esa chiquillada."

"¿Cosas más importantes? ¿Cómo qué?"

"¡Como las mujeres, pequeño! ¡Un diablillo como tú debería andar siguiendo faldas en busca de la mujer perfecta! ¡Fuajajaja!"


Para mi sorpresa, BadiGadi respondió sonriente y triunfante con una frase inesperada.

En la mayoría de mangas que he leído, la verdad es que las personas que solo buscan poder por lo general no llegan a mucho.

Y lo cierto es que no busco ni necesito Tanto poder; después de todo, hasta en este mundo, por mucho que poseas poder, no significa que puedas hacer lo que quieras. No siempre se aplica la ley del más fuerte.

Por eso, en lugar de perseguir más poder, debería ir tras mujeres... No me es difícil ver los aspectos positivos de esa forma de pensar, la verdad... Pero debido a mi estado actual, no consigo encontrar el deseo de perseguir mujeres


"Dios Demonio-sama."

"Dime."

"¿Conoces algún método con el que curar la impotencia?"

"........ No."


Parece ser que la Sabiduría del Dios Demonio no tiene respuesta para esta cuestión.

2ª Parte[edit]

Después de mi entrenamiento matinal, desayuno y voy para clase.

Estos últimos días he estado asistiendo a clases sobre magia Restituyente por la mañana, en concreto, de nivel Experimentado.

Por lo general, la magia Restituyente permite curar la mayoría de molestias y enfermedades con el nivel Básico; pero para algunas enfermedades concretas, los venenos de monstruos poderosos o enfermedades graves o en estado avanzado, necesitan cada una su propio conjuro concreto, además de una enorme cantidad de poder mágico.

Para obtener el nivel de mago de Restitución de nivel Intermedio, es necesario aprender de memoria los distintos conjuros; que por cierto son bastante largos, superando con creces los conjuros a recitar de hechizos del mismo nivel de otras escuelas.

Se rumorea que en el pasado, un gran mago consiguió acortar los largos conjuros de la mayoría de escuelas a los que se conocen a día de hoy, aunque parece ser que esa persona no pudo o no quiso hacer lo mismo con los hechizos de magia Restituyente de nivel Intermedio y superior.

Otro aspecto importante de la magia Restituyente, es que existen 2 tipos de hechizos. Por ejemplo, de nivel Intermedio existen unos 50 conjuros a aprender, de los cuales, algunos, en lugar de curar venenos y enfermedades, lo que hacen es crearlos.

Tampoco me extraña, recuerdo que tanto las vacunas como algunas medicinas se hacían a partir de venenos en mi anterior mundo, pero vaya...

Tras eso, el nivel Avanzado posee 100 conjuros a aprender, y con estos no vale con tener buena memoria; son muy largos. Y una vez alcanzas el rango Santo en esta escuela, hay muchos menos hechizos a memorizar, pero a cambio requieren una cantidad mucho mayor de poder mágico.

Otro detalle que me llamó la atención, es que los hechizos de nivel Real o superior, por lo general son investigados y descubiertos por diversos países para luego no compartirlos. El motivo de este secretismo, es que algunos países se dedican a desarrollar venenos desconocidos, y otros países se ven en la necesidad de investigar formas de curarlos.

Supongo que en todos los mundos hay tira y afloja entre venenos y remedios; al igual que en el anterior tenían la guerra entre vacunas y virus.

Además, por lo visto la magia Restituyente de nivel Dios es un único hechizo que sirve para curar una extraña enfermedad; si no recuerdo mal, creo que se llamaba la Maldición de la Piedra Mágica[93], y parece ser que las personas que las contraen ven como poco a poco su cuerpo se va transformando en una enorme Piedra Mágica, casi como si se petrificaran.

Sobre este hechizo, se comenta que en la historia solo lo ha utilizado 1 única persona, y el conjuro en sí está custodiado en la catedral principal de la Iglesia Milis.

Vamos, teniendo en cuenta como van incrementando los conjuros de los hechizos de Restitución conforme avanzas de rango... lo mires como lo mires, el conjuro de un hechizo de nivel Dios de esta escuela debe de ser como un libro entero de largo. Por muy bueno que sea alguien memorizando, no me quiero imaginar el tiempo necesario para memorizar algo como eso.

Los pobres clérigos y monjes de cualquier mundo, que no les queda más remedio que ir memorizando las escrituras de sus respectivas religiones deben pasarlo mal... Aunque bueno, si yo tuviera que memorizarlo, lo que haría sería ir con un libro acuestas.

El motivo por el que estoy estudiando magia Restituyente es para curar mi enfermedad; o al menos, así era cuando me inscribí en las clases, porque en cuanto le pregunté al profesor que las imparte al respecto, me dijo que no existe ningún hechizo, al menos hasta nivel Avanzado, que cure la D.E.

Era de esperar... Porque hasta yo comprendo que lo que me aflige no es una enfermedad física.

3ª Parte[edit]

Para la hora de comer, aunque hasta ahora habíamos estado comiendo en la mesa que creé fuera del comedor, comenzó a hacer demasiado frío fuera para eso. Así que decidí crear una pequeña estructura en la que resguardarnos.

Con magia de Tierra, creé una habitación con paredes, un suelo y techado alrededor de la mesa, a la que le hice un agujero en el centro para poder colocar una pequeña fogata, y por supuesto, un agujero de ventilación para evitar que el humo se acumule.

Vaya... me ha quedado un híbrido entre casa iglú[94] y directamente un iglú Kamakura[95]... Pero con la hoguera vamos a comer bastante calentitos.

Cuando había terminado el edificio, se acercó a nosotros el subdirector Jinas y me regañó al ver mi creación, argumentando que si llegamos hasta el punto de necesitar crear un edificio fuera, mejor que comamos directamente en el comedor.

Debido a que su argumento era bastante convincente y razonable, no nos quedó más remedio que ir a comer a la primera planta y aunque me esperaba que Zanoba se opusiera; para mi sorpresa, no fue así.


"No queda más remedio, Shishou. Julie no podría sentarse en la 3ª planta."


¿Los esclavos no pueden sentarse en la última planta?

Extrañado por esto, más tarde pregunté, y resultó ser una regla de la casa acordada por los propios alumnos, y no una norma impuesta por el centro.

No estaba seguro cuando obtuvimos a Julie, pero he podido ver con el paso del tiempo como Zanoba no trata a Julie exactamente como una esclava, sino que su relación con ella se asemeja más a la de su discípula o su aprendiz; aunque eso no significa que de vez en cuando no le dé alguna que otra orden, propia de relaciones entre amo y señor.

Pero vamos, en este mundo, el trato a los esclavos depende de cada dueño y es bastante variado, la verdad; hasta el punto de que no sé si Zanoba la trata bien o no... Pero vamos, no creo que la esté tratando mal si se le compara con cómo trataban a los esclavos en el mercado.


Cuando llegamos al comedor, la masa de gente que lo ocupaba se abrió, dándonos paso.


"E-Eh, mira... es Ludeus..."

"¿Te has enterado? Ha conseguido domar a todos los Estudiantes Privilegiados en un solo año... Increíble."

"Estuve presente cuando le retó el Rey Demonio... y vi con mis propios ojos como le derrotó... ¡de un solo golpe...!"


Varios murmullos resuenan a mi alrededor, pudiendo escuchar perfectamente las conversaciones entre los distintos estudiantes.

No recuerdo haber domado a nadie... y aunque es cierto que tumbé a BadiGadi con un único ataque, luego me dejó inconsciente con su triple-UN golpe...

Pero vaya... la forma en la que me tratan... no se siente nada mal. Aunque tampoco quiero que se me suba mucho a la cabeza...

La marea de gente continuó dividiéndose hasta una mesa que se encontraba al fondo del comedor.


"¡Fuajajaja! ¡Este servidor presuponía que hasta tú te acabarías cansando del frío."


Por algún motivo que no alcanzo a entender, BadiGadi se encontraba sentado en la mesa bebiendo alcohol, el cuál ni siquiera ofrecen en ninguna parte del campus.

Su piel negra se había tornado en un color marroncillo, quizás por encontrarse un tanto ebrio.

¿Cómo puede cambiar de color? ¿Acaso es Carne Misteriosa de la que llevan algunos cubos de ramen[96]?

Mi pausa en el lugar me hizo notar aun más las miradas clavadas de los estudiantes, cuya presión me hizo acelerar el paso para ir a sentarme.

¿Cada vez que venga a comer aquí va a pasar esto? No me están molestando exactamente... pero no sé; espero que tarde o temprano se acaben calmando...


Un detalle que se me había olvidado comentar, es que Cliff y Elinalise se encuentran también en el comedor, aunque en la segunda planta.

Una vez pude observar el espectáculo que montaban esos Tontolitos[97] mientras comían... se dedicaban a darse de comer el uno al otro ofreciéndose comida y haciendo que el otro abriera la boca diciendo Ahhhn~ sin importarles quién hubiera delante.

Como no soporto ver algo así, hago lo imposible para no estar delante de ellos cuando eso pasa.

Julie llamó la atención de Zanoba tirando de la manga de su camisa.


"Maestro, eso que el Rey Demonio-sama está bebiendo parece muy apetecible."

"¡Fuajajaja! ¡Como se nota que eres Minera del Carbón (Enano)! ¡Este servidor se sorprende de que hayas sabido apreciar la grandeza de este aguafuerte! ¡Tienes razón, pequeña, esta joya es una obra de arte que un hombre guardaba con todo su cariño y cuya llave escondía bajo el pelo de su cabeza!"


¿Bajo el pelo de su cabeza? ¿Se referirá que el dueño tenía la llave enredada en su pelo o que era un peluquín, como el del director George? A parte, había escuchado rumores de que a los enanos les gustaba el alcohol incluso en este mundo, ¿pero hasta Julie con su estilo de vida tan diferente al del resto de enanos posee esa cualidad?

Por no hablar de que aunque así fuera, todavía es demasiado joven...

Aunque parece que era el único al que le parecía mal que bebiera y Zanoba le pidió a BadiGadi un poco de alcohol para la pequeña.


"Umu... Rey Demonio-sama, ¿sería tan amable de dejarnos probar el alcohol que porta?"

"¡Por supuesto! ¡El alcohol no es algo que deba disfrutarse en solitario! ¡Fuajajaja!"


BadiGadi llenó un pequeño cuenco para Julie, y la pequeña se puso a darle pequeños sorbos.

¿Seguro que no pasará nada? ¿No os parece un poco joven para beber? Aunque claro, teniendo en cuenta que puedo quitarle la embriaguez con magia Restituyente no debería haber problemas después, pero...

Bah, hasta yo bebí un poco de alcohol en este mundo de niño, así que tampoco es que sea quien para ir dando lecciones.


"Oliendo la fragancia, hasta a mí me gustaría saborear ese licor, ¿sería posibl-."

"No debes, recuerda que ahora tienes que ir a clase."

"Si eso estima, Shishou, así lo haré. Badi-sama, siento mucho no poder acompañarle."

"¡Fuajajaja! ¡La vida de estudiante debe ser dura si ni podéis beber alcohol cuando os plazca!"


Con conversaciones de este tipo, comimos en el comedor acompañando a BadiGadi hasta que tuvimos que regresar a clase.

Mushoku09 08.jpg

¿Que si yo bebí? Ni una gota, salí escarmentado de mi última vez en Rozenburg.

4ª Parte[edit]

Después de comer, y ahora ya solo, me dirigí a otras clases a las que tenía que asistir.

Por ejemplo, me he matriculado en unas clases de magia Curativa de nivel Avanzado, junto a otros estudiantes de 5º año; y para mi sorpresa, acabé compartiendo clase con Pursena.

La parte que me sorprendió no fue que Pursena cursara esta asignatura, sino que estuviera sola, sin Rinia; la que al parecer asiste a otra clase a esta hora. Cuando le pregunté, resultó que Pursena se había centrado en magia Curativa como escuela de magia principal, mientras que Rinia había optado por magia Ofensiva.

Pursena, la que por lo general es bastante tranquila y desentendida, estaba atendiendo seriamente en clase mientras masticaba, como no, un poco de carne seca.

Aunque debido a que es una Estudiantes Privilegiada, y por si fuera poco una temida delincuente reformada, no tiene buenas relaciones con el resto de sus compañeros; y por ejemplo, le cuesta encontrar pareja para practicar los hechizos durante las clases.

Lo que llevó a que se alegrara bastante por mi asistencia.


"Jefe, a cambio de tu ayuda, hasta te entregaría mi bien más preciado-nano."


Y siguiendo sus palabras, me ofreció el pedazo de carne seca que tenía en la boca y que estaba medio masticado; y viendo la situación, lo acepté formalmente y para no hacerle un feo, fui a saborearlo, aunque más que comérmelo, empecé a lamerlo. Pursena reaccionó mirándome increíblemente disgustada con mi gesto.

¡Pero si has dicho que me lo has dado!


Por cierto, Rinia últimamente ha venido pidiéndome ayuda para que le explique algunos aspectos de magia Ofensiva.

Hasta ahora, la mayoría de preguntas son cosas que no comprende sobre magia combinada; ya que por lo visto, la mayoría de estudiantes de magia no saben bien cómo o por qué funcionan algunas combinaciones.

No recuerdo que Sylphy se acabara atascando con nada de eso, aunque lo mismo tiene que ver con que lo aprendió siendo una niña y de mayor te cuesta más entender o aprender algunos puntos.

El tema de hoy trataba sobre cómo combinar magia de Fuego y Agua.

Qué recuerdos me trae el tema de la evaporación y la condensación...

Decidí explicarle los cambios de estado del agua como la fusión y la ebullición a través del mecanismo de la lluvia.


"Conforme el agua de los océanos se evapora, se va convirtiendo en nubes, dentro de las que se forman gotas de agua cuando se enfrían lo suficiente que más tarde acaban cayendo. Si comprendes esto, deberías poder aplicar el mismo concepto para obtener otros resultados."


Aunque cuando Rinia escuchó mi explicación, se mostró increíblemente confusa.


"¿Cómo van a evaporarse los mares para convertirse en lluvia? Si lo hiciera, los mares desaparecerían."

"Porque la lluvia que cae, regresa al mar; y por lo tanto la cantidad final de agua nunca varía."


Y su respuesta vino acompañada de una mirada triunfal sonriente.


"Eso es mentira-nya. Soy del Gran Bosque y cuando llueve allí, el agua la absorbe la tierra y no acaba en el mar-nya."

"Pero el agua que absorbe la tierra o bien acaba en los árboles, que también forman la lluvia; o bien acaba en corrientes subterráneas que acaban en el mar..."


La conversación siguió un tiempo, pero la confusión de Rinia era evidente.

Bueno, tampoco pasa nada si no llega a comprenderlo hoy mismo. Ghyslaine acabó aprendiéndolo, así que estoy seguro de que Rinia también lo acabará entendiendo.


Y sobre el tema de magia ofensiva. Hace un tiempo aprendí la magia de Tierra de nivel Santo 『PULVIS-TEMPESTAS』, conocido más popularmente como Tormenta de Arena y que se trataba de la versión superior al hechizo de nivel Avanzado, Nube de Polvo.

Habiendo escuchado esto, no me pareció que fuera algo tan impresionante, pero cuando el profesor me lo enseñó en privado, hizo una demostración del hechizo, y acabó levantándose una fuerte cantidad de arena y viento que cubrieron un enorme rango a mi alrededor.

El efecto del hechizo causó que mi campo de visión se convirtiera en prácticamente nada, y hasta me costaba respirar; por no hablar de que cuando el efecto terminó, la fina arena siguió flotando durante un tiempo hasta que finalmente acabó llenando toda la zona de polvo.

Vaya... si la magia de nivel Santo de Agua crea un vendaval con lluvia y truenos; este hechizo lo que hace es crear un vendaval, pero sustiyendo las nubes de tormenta por arena... Parece que las magia de nivel Santo principalmente sirven para controlar el clima.

Aunque el profesor que me lo enseñó incluyó la misma coletilla que usó Roxy-sensei cuando me enseñó Cumulonimbo.


"Nunca uses este hechizo en zonas pobladas, o acabarías dañando los campos de cultivo."


Parece que es casi una costumbre decir eso cada vez que se enseñan los hechizos de nivel Santo. Pero bueno, ya soy Santo de magia de Tierra... así que por fin soy... ¡¡¡un Earth Bender!!![98] Jajaja...

Bromas a parte, ahora solo me falta alcanzar el nivel Santo con Fuego y Aire para tener los 4 elementos... Cuando tenga tiempo, intentaré buscar algún maestro que me los enseñe.

Cabe señalar que cuando hablé sobre esto con el profesor, me respondió lo siguiente.


"Jamás habría pensado que alguien de tu nivel no conocía todavía los hechizos de nivel Santo de magia Ofensiva."


Extrañado por este comentario, lo hablé con BadiGadi y este me dijo que mi manejo de la magia Ofensiva en silencio estaba rondando el nivel Real, por lo que hasta el asumió que ya conocía los hechizos de nivel Santo.

Llegó hasta a decirme que la Bala Rocosa que le lancé esa vez poseía suficiente poder como para ser considerada un hechizo de nivel Imperial; ya que era la primera vez que había visto un mago capaz de usar un hechizo tan destructivo y preciso a parte de Laplace.

Habiéndole escuchado decir eso, le pregunté si en ese caso podría ir por ahí diciendo que soy un mago Emperador de Tierra, y su respuesta fue:


"Es decisión tuya."


Y viendo como la forma en la que lo dijo parecía tener un significado oculto, decidí que era mejor no hacerlo.

Nada bueno puede venir de ir diciendo por ahí que soy algo que ni siquiera sé si lo soy.

5ª Parte[edit]

Por las tardes, aunque todavía con el sol bastante fuerte en el cielo, me acerco a la sala de investigación de Nanahoshi.

Cada vez que la veo, me sorprendo de lo espaciosa que es la sala que tiene reservada para su uso.

Por un lado, hay una sala bastante espaciosa con libros y piedras mágicas amontonados por todo el lugar, que casi parece que lo usa simplemente como almacén. Luego hay otra habitación contigua a la primera que parece una sala de experimentación construida completamente con ladrillos anti-magia[99]. Y un poco más al fondo, hay una puerta que lleva a la habitación donde duerme Nanahoshi; en donde he visto que acumula comida en una de las esquinas de la misma.

¿No le preocupa que la comida pueda atraer cucarachas o ratones a la habitación en la que duerme?

Comprendí, por la forma y cómo está distribuido todo, que Nanahoshi actúa de manera similar a un Hikikomori, si no lo es ya... Y sé de lo que hablo.

Y por cierto, tengo terminantemente prohibido entrar en su dormitorio.


Pero volviendo al tema, lo que hacemos básicamente es experimentar con la magia de Invocación.

Mi trabajo es simplemente activar con mi poder mágico los círculos mágicos que dibuja la propia Nanahoshi. Puede no parecer mucho, pero hay una cantidad excesiva de círculos mágicos que ha ido dibujando a lo largo de todos estos años.

Me dijo que no me preocupara pasara lo que pasara, ya que seguramente todos fueran fracasos, pero que era necesario probarlos.

Un grave problema con los círculos mágicos, es que aunque Nanahoshi poseía una buena suma de dinero, los cristales mágicos no crecen en los árboles, y es necesario controlar su compra y distribución. El motivo de este control, es que si se dedicara a ir comprándolos todos, podría afectar demasiado el precio de mercado, lo que podría generarle enemigos innecesariamente.

Además, hasta conocerme a mí, no se atrevía a pedirle ayuda a ningún extraño para experimentar con ellos, y se habían ido acumulando.

Pero básicamente, lo único que hago es activar los círculos mágicos aportándoles una pequeña cantidad de maná.


Por lo general, el círculo se consume y no pasa absolutamente nada, dejando únicamente una pequeña marca sobre el papel con la forma del círculo. Pero, muy de vez en cuando, el círculo mágico absorbe una cantidad inmensa de poder mágico y acaban apareciendo objetos extraños; como por ejemplo, una pluma negra desgastada o la pata de un insecto.

En estos casos, cuando le pregunto por si el experimento ha sido un éxito, simplemente me responde con un:


"Claramente ha sido un fracaso."


Pero teniendo en cuenta que no sé bien qué esperar de los círculos mágicos, lo cierto es que empiezo a impacientarme y ponerme nervioso.


"Lo que me gustaría saber de una vez es lo que intentas con estos experimentos."

"Lo que estamos haciendo es intentar comprender la teoría que hay detrás de la invocación de personas de nuestro mundo... Pero estos círculos mágicos que estamos probando realmente son la base de la primera parte de la primera fase."


Parece que lo que intenta es ser capaz de crear un círculo mágico que invoque gente a este mundo desde el nuestro para intentar hacer un círculo inverso que la lleve de vuelta.

No parece que vaya por buen camino, ¿no? Aunque como ella mismo dijo la base de la primera parte de la primera fase... osea que queda mucho por delante, aunque esa no es la parte que me preocupa de todo esto.


"¿Invocar a una persona dices...? Si repetimos ese evento, ¿no volvería a ocurrir una Catástrofe Mágica?"

"Claramente no tengo la menor intención de causar un desastre de ese tipo. No obstante, necesito pruebas que confirmen o invaliden 2 teorías respecto a ese evento para poder realizar una hipótesis sólida que explique por qué ocurrió la Catástrofe Mágica correctamente."

"Entiendo, pero entiende también que pueden ocurrir imprevistos a la hora de realizar experimentos, es un hecho. Murió mucha gente en ese desastre..."

"No hace falta que me des lecciones sobre la vida, soy consciente del riesgo y por eso estos experimentos en pequeña escala son para fortificar mis bases de forma controlada."


¿Fortificar tus bases de forma controlada...? No entiendo bien cómo lo puedes estar controlando, pero podría ser buena idea que yo también aprendiera a usar la magia de Invocación para cerciorarme...


"En ese caso, también me gustaría que me enseñaras a crear círculos de Invocación, ¿te parece bien?"

"La técnica de creación de círculos de Invocación es, a efectos prácticos, mi línea de vida[100]. Por eso, no puedo ir enseñándola así como así."

"¿No dijiste que me enseñarías lo que te pidiera?"

"¡Tcht...!"


Nanahoshi hizo un chasquido de lengua inesperado que me dejó algo desconcertado, antes de seguir hablando.


"Una vez terminemos la actual fase de experimentación, responderé a una de tus preguntas sobre el tema."

"¡¿Una?! No me parece que sea un intercambio equivalente...[101]"

"Una vez termine todos mis experimentos y pueda regresar, organizaré y clasificaré toda la información obtenida en la fase de experimentación, incluida información sobre mis contactos, y te entregaré toda la documentación; hasta entonces, tendrás que esperar."


Por su tono, diría que Nanahoshi está molesta con esta conversación.

Bueno... Supongo que es un tanto egoísta por mi parte pedir algo cuando todavía no ha habido resultados...

Y justo mientras pensaba esto, me entregó un libro, en cuya portada podía leerse Magia de Invocación, por Shigu.


"Si tantas ganas tienes de aprender, puedes ir investigándolo por tu cuenta."


El título me suena de algo... pero no recuerdo haberlo leído[102].

Recibo agradecido el libro decidido a buscar tiempo para leerlo.


Los experimentos de Nanahoshi de momento son bastante similares unos a otros, ya que parece ser que su intención por el momento es probar miles de círculos mágicos básicos distintos en busca de algún éxito e ir averiguando las leyes de creación de los círculos de Invocación.

Pero en definitiva, es algo que tomará su tiempo.

6ª Parte[edit]

Debido a mis visitas a Nanahoshi, tuve que dejar de ir a la biblioteca.

No obstante, Fitts-senpai de vez en cuando se acerca hasta la sala de investigación de Nanahoshi; y fue gracias a que decidió ayudar en lo que pudiera que por fin comprendí que mi aporte en la investigación de Nanahoshi es considerable.

El motivo de esto fue, que cuando Fitts-senpai apenas lleva 20 de los círculos mágicos de Nanahoshi, parece que se queda sin maná.


"Ludeus-kun, ¿ves esto? Pues cada uno de estos círculos mágicos consume el equivalente en magia a un hechizo de nivel Avanzado."


Junto a este comentario que hizo el propio Fitts-senpai.

Vaya... pensé que conjurando en silencio, tendría mucho poder mágico, pero veo que no es para tanto...

O... por lo que he visto en estos últimos años... en realidad es bastante mayor que el poder mágico medio de un mago normal... Así que... no es que Fitts-senpai posea poco poder mágico, sino que yo poseo DEMASIADO.

De verdad me encantaría que alguien pudiera darme una explicación objetiva con valores numéricos[103]... Pero teniendo en cuenta que puedo confiar en Fitts-senpai, lo que ha dicho tiene bastante peso.

No estoy seguro de qué nivel de hechizo serán los círculos de Invocación de Nanahoshi, pero si supuestamente son los más básicos, eso significa que estos hechizos consumen una cantidad abismal de poder mágico. De ser así, a diferencia de los hechizos ofensivos, no parece que se puedan utilizar los hechizos de Invocación a menudo en combate...

Pero vaya, hasta los pergaminos que no producen apenas ningún efecto son capaces de dejar agotado a Fitts-senpai a los pocos intentos... Aunque claro, teniendo en cuenta que lo que estamos haciendo es intentar traer algo de otro mundo, es normal que el gasto de poder mágico sea así de elevado. Por lo que es posible que otros hechizos no consuman tanto.


"Lo siento mucho, pero debido a mi trabajo como guardaespaldas de Ariel no puedo venir tanto... Además que cuando vengo, siempre debo asegurarme de mantener un cierto poder mágico en reserva."

"Es normal..."


Fitts-senpai se quedó un tanto cabizbajo.

Parece que se siente mal por no poder ayudar durante más tiempo... Viéndole, estoy seguro de que estaba orgulloso de su poder mágico.

Todos tenemos algo de lo que sentirnos orgullosos...


"..."


Nanahoshi en realidad apenas habla con Fitts-senpai; y parece que el propio Fitts-senpai no sabe bien cómo tratar con Nanahoshi.


"Yo... solo estorbo, ¿no es así?"


El tono de Fitts-senpai al decir estas palabras fue increíblemente solitario, además que tuve que rechazar sus palabras negando con la cabeza.


"No estorbas para nada."

"¿Eso crees?"

"Claro, solo con tenerte aquí estoy más tranquilo, Fitts-senpai."


Durante los últimos 12 meses, ha habido muchos momentos en los que he dependido mucho de Fitts-senpai.

Con todo lo que ha hecho por mí, ¿cómo le voy a decir que es un estorbo y que molesta? Si él mismo decidiera irse, no le retendré; pero si decide marcharse porque se piensa que molesta tendré que corregirle.


"Aunque sea solo cuando tengas las tardes libres, ven, por favor. ¿Acaso no hemos estado investigando juntos la catástrofe hasta ahora? Sigamos juntos hasta que desvelemos la verdad del incidente."

"... Lo haré... Gracias."


Fitts-senpai se puso a sonreír tímidamente tras decir esto.

Tiene una sonrisa encantadora... Y si mis cálculos son correctos, ahora mismo tendrá unos 13 años... ¿dentro de algunos más acabará convirtiéndose en un guapo rompecorazones...?

No sé cómo decirlo... pero siendo sincero, últimamente solo puedo ver a Fitts-senpai como una mujer, la verdad. ¿Tendré algún problema en la vista...? ¿O será que empiezo a experimentar con soluciones más diversas a mi problema?

7ª Parte[edit]

Como el sol empezaba a ponerse, nos despedimos de Nanahoshi y fui en dirección al dormitorio acompañado de Fitts-senpai.

Cuando llegamos al cruce que llevaba a los dormitorios, nos despedimos como de costumbre.


"Ah, una cosa, Ludeus-kun."

"¿Sí?"

"Creo que a esta hora no hace falta que des tanto rodeo para regresar al dormitorio masculino."


Fitts-senpai dijo esto mientras señalaba al camino que cruzaba por delante del dormitorio femenino en dirección al masculino.

Y es que el primer día que me matriculé oficialmente en la universidad me acusaron injustamente de robar ropa interior mientras paseaba por ese camino, y desde entonces, no he vuelto a pisarlo ni acercarme.


"Debes estar de broma... Si me acercara al dormitorio, seguro que se pondrían a gritarme Kyaa como la otra vez, ¿no crees?"

"Nfufu... Ejem... ¿Sabes? Eres bastante popular en el dormitorio."

"¿Eh? ¿En serio? ¿Pero popular como el Súper Popular Príncipe del Tenis[104]?"

"¿Tenis......?"


Fitts-senpai se quedó unos segundos completamente en blanco, tras lo que se recompuso.


"Esto... Pues lo que he escuchado es que eres un caballero que castiga a los delincuentes sin aprovecharte de tu posición. Después de todo, aunque eras suficientemente poderoso para acabar de un único ataque con el Rey Demonio, el que minutos antes había vencido a todos los ferales del campus de un único ataque; y aun así, aun cuando te rodearon y amenazaron, no le levantaste la mano a ningún estudiante."


No mientas... hace apenas unos días les oí hablando mal de mí, y les oí con claridad. ¿Cómo voy a ser popular? En todo caso lo que me tienen es miedo...


"Fufu... al principio todo el mundo te temía, pero entonces, Rinia y Pursena fueron diciendo cosas como El Jefe es un caballero tolerante y nunca le pondría la mano encima a unos débiluchos como vosotros-nya... O-o algo así... jeje..."


Mientras Fitts-senpai hacía la imitación de Rinia, levantó ambas manos imitando las patas de un gato y colocándolas a ambos lados de la cabeza, haciéndome sentir un ligero cosquilleo en mi vientre.

¿Cómo sería la mejor forma de describirlo...? Hmmm.... Ya sé...

Kawaii...[105]


"Y también les he oído decir cosas como que deberían conocerte mejor o que aunque tu aspecto y ropa están descuidados, tienes buen físico, no eres nada feo; y que aun siendo tan fuerte, no te aprovechas de los demás, y que deberían valorarte por ello."


¿Oh~? Esas 2.... aunque no sé bien por qué... pero parece que están hablando bien de mí a las estudiantes... Y por lo que dice Fitts-senpai, no están mencionando mi impotencia...

Al final voy a tener que invitarlas a algo. Para Pursena imagino que con carne de calidad será suficiente, pero... ¿Y para Rinia? ¿Qué le podría gustar? Si le pregunto seguramente me dijera o estatus o renombre o dinero...


"Pero todavía hay varias personas que me tienen miedo, ¿no? Goriade, por ejemplo."

"Sí, aunque dudo mucho que eso se pueda cambiar así como así. Después de todo, ella fue la iba liderando el grupo que te rodeó, y además parece ser que se vio envuelta en otro incidente..."

"Ya veo... Creo que Rinia y Pursena también tienen mala relación con Goriade-san, y hasta la asustaron un poco la última vez."


Recordé la escena del otro día con Goriade-san, temblando de miedo, y que me hizo recordar del bullying.


"¿No te importa que esas 2 estén molestando a Goriade-san, Fitts-senpai?"

"No, ni tampoco haré nada por detenerlas. Porque la culpa de todo la tuvo Goriade-san; ella fue la que intentó castigarte sin motivo. Así aprenderá."


Inesperadamente, Fitts-senpai respondió sin miramientos; aunque no puedo permitir que se haga bullying así como así. No me lo perdonaría.


"Ya que estoy seguro de que no tuvo mala intención, si las ves haciéndole algo, ¿podrías decirle a esas 2 de mi parte que no se excedan con ella?"


Mis palabras podían parecer calmadas y amables, pero mi tono se tornó bastante serio. Al escucharme, Fitts-senpai entró un poco en pánico alzó sus manos abiertas hacia mí.


"¡Ah- te equivocas! No es que vaya a dejarlas hacer cualquier cosa, sino... cómo lo digo... quiero que aprenda, pero de forma pacífica; que la asusten, pero que no llegue a más de un susto."


Hay que tener cuidado con esas cosas, porque la línea que separa castigo de hacerle bullying a alguien es bastante fina... así que mejor andarse con cuidado con esos temas.


"Comprendido, y mientras que se quede en un susto controlado y pacífico no hay problema... aunque por si acaso, Fitts-senpai, si puedes, me gustaría que controlaras a esas 2 para que no se pasaran de la raya si yo no estoy delante."

"Eres muy amable, Ludeus-kun... Vale, aprovecharé y le diré a Goriade-san que te preocupas por ella."


No hace falta que le digas eso... no sabría qué hacer si me lo agradeciera mandándome unas bragas a modo de disculpa...


"Ejeje..."


Mientras mostraba esa sonrisa tímida que le sienta tan bien, se puso en marcha; mientras que yo por mi parte me quedé en el cruce quieto. Fitts-senpai dio unos cuantos pasos y se dio media vuelta.


"Esto... como te he dicho, puedes venir por aquí...."

"Nah, como por fin he conseguido que me vean con buenos ojos, prefiero evitar que parezca que actúo como si la universidad me perteneciera."


Lo dije con una mirada seria[106].


"Y-Ya veo... E-Es propio de t-ti, L-Ludeus-kun."


Fitts-senpai tartamudeó un poco, como si se estuviera controlando.

¿Se estará riendo de mi expresión? Al final será mejor no utilizar mi magistral cara cautivadora... Todavía tengo grabado en mi memoria cuando, tiempo atrás, cierta persona dijo que mi cara de felicidad es espeluznante...[107] Eso no se dice.


"En ese caso, hasta la próxima, Ludeus-kun."

"Claro, hasta la próxima."


Y finalmente me despedí de Fitts-senpai.

8ª Parte[edit]

Después de cenar, me dirijo a la habitación de Zanoba para enseñarle magia a Julie.

Debido a que esa niña es trabajadora y muy lista, absorbe cuanto le digo como si fuera una esponja. Además, es habilidosa con las manos, y cualquier cosa que no puede crear con magia, lo hace directamente.

Puede que decirlo de esta forma no quede bonito, pero ha merecido la pena comprarla... No me cabe duda de que tuvimos suerte de escogerla a ella entre el resto de esclavos.

Aunque opine eso de ella, lo cierto es que es su primer año de aprendizaje y se nota; su nivel de maná es todavía muy limitado y todavía le falta mejorar mucho la precisión. Y aunque sea habilidosa, eso no quiere decir que no sea una principiante que comete varias torpezas al usar las herramientas.

Todavía faltan años para que podamos ver los frutos de su aprendizaje.


Mientras le daba clases, aprovechaba para crear una figura con mis propias manos.

Mi último proyecto es una figura 1:8 de Fitts-senpai; pero aunque lo llame proyecto, debido a que Fitts-senpai siempre va vestido con ropa amplia, no tengo forma de conocer su figura bajo la ropa, lo que me lleva a varios problemas a la hora de trabajar.

Los elfos son muy esbeltos, por lo que debería ser bastante delgado, pero... me cuesta decidir si hacer que la ropa sea una pieza a parte o no...

No debería tener problema para hacer la figura con la ropa puesta e imposible de quitar... pero estoy dudando. Por mi forma de trabajar, y siguiendo mis principios, debería hacer la ropa como una pieza a parte, pero al no saber nada del físico de Fitts-senpai, no creo que pueda conseguir una figura exacta.

Y si llegara a terminarla, me gustaría poder enseñársela... pero temo que se moleste por las diferencias con la realidad.

¿Qué hago...?

Quizás por verme dudar tanto sin avanzar en la figura, Zanoba decidió aportar su granito de arena.


"Si así lo quieres, Shishou, puedo desvestirle a la fuerza."

"No bromees con eso, por favor."


Le rechacé en el acto.


Por su parte, Zanoba está, bajo mi supervisión, trabajando en su propia figura, en este caso, un Dragón Rojo.

Como las distintas partes de la figura son bastante grandes, es perfecta para Zanoba; aunque como le cuesta mucho controlar su fuerza y eso le entorpece mucho, avanza lentamente en su trabajo.

No hay nada de malo en ir despacio.

9ª Parte[edit]

Por las noches, antes de irme a dormir, aprovecho para leer el libro de Shigu sobre magia de Invocación.

Es una historia sobre una bruja llamada Shigu que invocó una bestia mágica tras otra, hasta que al final, decidió utilizar una enorme cantidad de componentes de gran calidad y una inmensa cantidad de poder mágico para invocar una bestia mágica que fuera incluso más poderosa que ella misma.

El resultado fue que la criatura se comió viva a Shigu.

Sus discípulos lamentaron su pérdida y juraron de corazón no invocar jamás a una bestia mágica que estuviera por encima de su habilidad.

Parece que fue escrito más con la intención de ser una fábula que un libro de enseñanza; pero es un buen mensaje para un amateur como yo, que posee una cantidad excesiva de poder mágico. Si utilizara demasiado maná para invocar a una bestia mágica y trajera algo peligroso que no pudiera controlar.... podría pasarme lo mismo

Y aunque pudiera controlarlo, seguro que tendría sus pegas, como por ejemplo, que tendría que esforzarme en tenerlo controlado. No me cabe la menor duda...

No obstante, el libro no ofrecía ningún detalle específico ni método que explicara como dibujar círculos mágicos de Invocación.

¿Qué pretendía que fuera aprendiendo con esto, Nanahoshi...?

10ª Parte[edit]

Y así es como transcurre mi día a día.

Todavía no he descubierto nada que me ayude a curar mi enfermedad; pero por algún motivo, siento como si hubiera avanzado en la dirección correcta con respecto a ese tema.

Por otra parte, ya no sé qué más puedo hacer para investigar la Catástrofe Mágica y empiezo a perder la esperanza en el consejo de Hitogami.

¿Dónde podrá estar la solución?


Pero, sin saberlo, mi vida ya había sido encaminada para encontrarla.

Como una bola curva inesperada que aunque delante de tus ojos, no ves venir hasta que es demasiado tarde.

Capítulo 85 - El Avispado y a la Vez Corto Protagonista Donkan[108][edit]

1ª Parte (POV - Ludeus)[edit]

Ya estamos en invierno y la capital de la magia, Sharia, se encuentra completamente cubierta por la nieve. Y es que seguramente, todo el reino de Ranoa se encuentre en este estado.

El blanco recubre por completo toda la extensión del campus, pero igualmente, la limpieza y orden en la universidad de magia están completamente asegurada, y los caminos entre edificios estén claramente despejados. Por ejemplo, si quisiera ir a zonas menos transitadas como la parte trasera de algún edificio, tendría que limpiar el trayecto yo mismo.

Pero bueno, así es el invierno aquí.


Por este entonces, recibí una carta enviada por Soldat Heckler, un aventurero de rango S líder del grupo de aventureros conocido como Step to Leader[109]. Grupo al que me uní de vez en cuando en mi época como aventurero, y puedo asegurar que como líder, pocos están a su nivel.

Abro la carta y le echo un vistazo al contenido.


"Hmm."


Según lo que viene escrito, tanto Soldat como su grupo van a pasar por esta ciudad para celebrar por lo visto una reunión de clan[110]. Ya que ThunderBolt[111], el clan al que pertenece Step To Leader, se reúne en esta ciudad cada cierto tiempo con la intención de organizar las acciones a seguir por todos los grupos que lo componen. Y de paso aprovechan 2-3 meses del invierno para decidir cuidadosamente el futuro del mismo.

No sé exactamente cuantos grupos compondrán el clan, pero seguramente sea grande si necesita organizar estas reuniones.

Como el grupo de Soldat es de rango S, es uno de los miembros principales de esta reunión, por lo que no puede permitirse faltar y está obligado a desplazarse hasta una ciudad tan lejana como Ranoa.

Continúo leyendo la carta.


Mi relación con el líder del clan es bastante mala, y por eso no quería venir, porque será una verdadera pérdida de tiempo. Y entonces me acordé que tú te encontrabas en esa ciudad, Quagmire, y pensé que al menos podía aprovechar la oportunidad.


Según comenta, quiere usar la reunión para que quedáramos tras tanto tiempo y comiéramos juntos, y por eso me envió la carta.

No puedo negar que mi relación con Soldat es buena, pero no tanto como para querer volver a verse conmigo para comer algo juntos tras tanto tiempo a menos que fuera de casualidad.

Con él y su grupo, siempre intenté ser amistoso y agradable, pero no soy de esa clase de personas con las que te gusta quedar por voluntad propia.

Lo más probable es que su verdadera meta sea Elinalise-san... Bueno, supongo que tendré que llevarla conmigo... y aprovechar para enseñarle lo encariñada que está con Cliff y lo inseparables que se han vuelto. Seguro que se quedará atónito al verles...

Con esto en mente, avisé a Nanahoshi que me tomaría de descanso un día del mes entrante. También, aproveché para invitar a Fitts-senpai, pero me dijo con algo de tristeza que en ese día no estaba libre.


"Es que... en ese día tengo que... acompañar a Ariel-sama como su escolta."


Es el problema de ser el escolta de alguien importante... aunque para el resto del mundo se un día festivo, él no puede tomárselo de esa forma; y por si fuera poco, mientras los demás se relajan, él tiene que echar horas extras, como si fuera un becario o un esclavo corporativo[112]... aunque bueno, llamar a Fitts-senpai un esclavo corporativo me parece una falta de respeto, mejor lo dejo en que es muy trabajador.

Pero en definitiva, no ha habido suerte, otra vez será.

2ª Parte[edit]

Llegado el día, nos dirigimos al gremio de aventureros Elinalise, Cliff y yo.

Aunque estaban quitando la nieve de los caminos, montones de nieve se amontonaban en los bordes de las calles y en los techos de la casa, pintando toda la ciudad de un precioso blanco. Tampoco importa cuantas veces limpien las calles, ya que la nieve cae con fuerza por las noches y nuevamente se vuelven a llenar.

Hmmm.... crear un sistema de drenaje por el subsuelo con el que eliminar la nieve utilizando la ingeniería de mi anterior mundo podría ser un buen negocio en ciudades como esta...


"Eh, Ludeus, ¿me estás escuchando?"

"Sí, sí... te escucho."


Cliff me ha estado hablando muy orgulloso sobre su actual proyecto durante un tiempo.

Por lo visto, ha comenzado a investigar maldiciones con la intención de eliminar o bloquear la que sufre Elinalise.

Debido a que las maldiciones existen en este mundo desde hace milenios, existe una gran cantidad de estudios que se prolongan desde la antigüedad, pero no es algo que tenga fácil solución. Y por lo que me cuenta, diría que no ha conseguido apenas resultados en estos últimos 6 meses.


"¿Entonces de verdad no has obtenido aún ningún resultado?"

"¡Así es! ¡Pero como soy un genio, tarde o temprano conseguiré encontrar la solución!"


La autoestima de Cliff emanaba conforme lanzaba estas declaraciones.

Qué tipo tan increíble... cuando sé que hay pocas posibilidades de conseguir algo por mucho que me esfuerce, soy incapaz de esforzarme al máximo. La capacidad para lanzarte de cabeza en un campo en el que es difícil pensar que saldrás victorioso es la clara marca identificativa de un genio...

Es un talento que yo no poseo...


"Eh, Ludeus, ¿conoces algo sobre maldiciones que pudieras contarme?"

"Hmmm..."


Al escuchar su pregunta, me puse a pensar sobre el tema.

Maldiciones...

Mientras venía del continente demoniaco, fue un tema que surgió en varias ocasiones.


"A ver..."


Jum... ¿dónde y sobre qué fueron esas conversaciones? Maldiciones... maldiciones...¡!

Pensar sobre maldiciones hizo que me quedara bloqueado, seguramente porque me recordaron a Orsted, con todas las maldiciones sobre las que me habló Hitogami.

... Aunque ahora que lo pienso, recuerdo haber escuchado que Laplace sufría una maldición, y que se la transfirió a unas lanzas malditas que llevaron a la discriminación y persecución de los Supard.


"Creo que Laplace en su día pasó su propia maldición a una herramienta para transferírsela a otra raza."

"¿Una herramienta?"

"Sí, las lanzas que usaron los Supard durante la campaña de Laplace. Debido a esas lanzas, los guerreros Supard acabaron enloqueciendo y causando los problemas por los que se le persigue hoy día."


Cuando mencioné esto, Cliff me miró con los ojos totalmente abiertos.


"¡¿Los Supard?! ¡¿Estás seguro de ello?!"

"No del todo, porque yo solo escuché la historia de otra persona, así que no puedo asegurar que sea cierto."


¿Quién fue exactamente el que me dijo esto? ¿Hitogami también?... Supongo que puedo confiar al menos en ese detalle, porque no veo razón alguna para que me engañara en ese tema.


"Ya veo... Así que las maldiciones fueron transmitidas a utensilios..."


Tras escuchar mis palabras, Cliff se agarró la barbilla perdido en sus pensamientos.


"Puede, aunque no tengo ni idea de cómo lo hizo."

"No importa, solo saber que se hizo en algún momento de la historia es un enorme avance."


¿Habrá probado alguien más a transmitir maldiciones como Laplace? Aunque claro... teniendo en cuenta que es el Dios Demonio, lo más probable es que sus actos fueran considerados malignos, ¿quizás hasta calificados como tabú...?

Ahora que lo pienso, las habilidades de los Mikos o Niños Benditos también son como maldiciones... si pudieran transferirse esos poderes a utensilios para que otros los utilizaran sería increíblemente útil... ¿por qué nadie lo habrá probado hasta ahora?


"Me pregunto por qué nadie ha pensado intentar transferir a utensilios habilidades de los Mikos..."

"¿Hm? ¿Qué tienen que ver los Mikos?"


Cliff se mostró confundido por mi comentario.

¿Eh? ¿Acaso he dicho algo raro?


"Esto... me refiero a que, ¿no son lo mismo? Ambos poseen un flujo extraño de maná desde su nacimiento llevándoles a habilidades únicas. La única diferencia es si la habilidad es positiva o negativa, ¿no?"

".... Es la primera vez que escucho algo así."


Elinalise también me mira sorprendida, indicando que seguramente ella también tampoco lo había escuchado nunca.

Que raro.. ¿no lo sabían? Pero si alguien me lo contó como si fuera obvio... Oh... también fue Hitogami. Todo sobre las maldiciones me lo contó él... Ese capullo... mira que contarme cosas que nadie sabe como si fueran sentido común.


"Pero claro... tiene sentido.... con una herramienta... el maná seguro.... Quizás si..."


Tras escuchar mis palabras, Cliff se puso a murmurar para sí como si hubiera obtenido alguna pista importante.

No creo que haya ningún problema por mi pequeño desliz, así que mejor lo dejo estar. Pero me pregunto si esos Niños Malditos tendrán alguna relación con los Dioses de este mundo... Dios Humano, Dios Dragón, Dios Demonio, y los Mikos, Niños Benditos.... Hijos de Dios..........

Es posible que exista relación entre ellos, aunque también es posible que no.


"Te doy las gracias, Ludeus-kun, gracias a ti, siento que he conseguido descubrir algo importante."


Con una expresión radiante, Cliff agradeció mi participación, aunque...

Ya que te pones... podrías intentar solucionar la enfermedad que es más una maldición mía de una vez....[113]

3ª Parte[edit]

En cuanto me vieron llegar, tanto Soldat como el resto de su grupo me miraron sonriendo, dándome una bienvenida más calurosa de la que me esperaba.

¿Y si me invitaron porque quisieron, y no para que trajera a Elinalise...?

Nos dirigimos a un bar cercano y nos pusimos a charlar en una mesa mientras comíamos.

Cuando se enteraron de que Elinalise y Cliff estaban saliendo formalmente se sorprendieron muchísimo, hasta el punto de que hicieron bromas algo duras diciendo cosas como ¿Cómo va una devora-hombres a casarse? o ¿Acaso te estás quedando conmigo?, que hicieron enfadar a Cliff en cuanto las oyó.

Cuando encima se rieron un poco del enfado de Cliff, casi se pone echo una furia hasta el punto de intentar llegar a las manos.

No creo que se vaya a calmar en un buen rato...

O eso pensé, pero Elinalise consiguió calmarle sin dificultad con sus palabras y desvió el tema de conversación.

Guau... aunque bueno, era de esperar en Elinalise; controlar el Aggro[114] es su especialidad, aunque no sabía que se le diera tan bien fuera del combate.

Pensándolo fríamente, jamás he visto a Elinalise agitarse o venirse abajo en ninguna situación, y aunque a menudo la he visto molesta, jamás la he visto realmente enfadada. Es más, la única cosa que parece y dice odiar es a Paul... ¿Qué mierda le habrá echo ese tío para molestar a alguien tan agradable como Elinalise?

El tema de conversación al que habíamos llegado era mi atuendo, ya que hoy venía vestido con el uniforme de la universidad.


"Ey, Quagmire, si te vistes así, la gente se va a pensar que eres un novato más que viene a curiosear al gremio, lo sabes, ¿no?"


Parece ser que varios estudiantes de la Universidad de Magia se acercan al gremio con el uniforme puesto para convertirse en aventureros. Esos estudiantes por lo general no pasan del rango F o el E y evitan acercarse al grupo de Soldat, aunque de vez en cuando aparece alguno que pide unirse a ThunderBolt.


"En ese caso, ¿qué te parece si me hago pasar por un novato y vuelvo a cargar con el equipaje?"

"¿Para que tengas que volver a salvarnos el culo otra vez? Paso paso..."


La conversación me hizo recordar como conocí por primera vez a Soldat y sus compañeros[115], y como me invitaron riéndose MUCHO de mí para que cargara con sus cosas.

Qué recuerdos...

Tras eso, el tópico volvió a saltar a rememorar historias de sus vidas como aventureros, y aunque Cliff todavía seguía molesto, escuchar estas aventuras hizo que poco a poco, sus ojos se pusieran a brillar y relajarse.

Ahora que caigo.. Cliff me dijo una vez que le encantaban los aventureros y sus historias. Ju, con lo pesado que puede ser a veces, casi me sorprende que al menos en ese aspecto sea como un chico normal de su edad.


Terminamos de comer y nos pusimos a comentar sobre cómo continuar la fiesta, hasta que un mensajero del clan se acercó a Soldat.


"Soldat-san, he venido a avisarte de que va a tener lugar otra reunión."

"¡Dejadme ya! ¡Pero si esta misma mañana hemos tenido ya una reunión!"

"Es normal, este año el líder del clan tiene muchos temas a tratar."


El mensajero estaba haciendo llamar a todos los jefes de grupo.


"Quagmire, lo siento, pensé que tendría el día libre para charlar más tiempo contigo, pero me llaman... Tenemos que quedar otro día, ¿de acuerdo?"

"Claro, cuando quieras."


Soldat se despidió de mí asintiendo de forma un tanto excesiva.

Bueno... ¿y ahora qué?

Como el alma de la fiesta se había ido, parecía que los asistentes se iban a ir desbandando en grupos más pequeños, pero como tan solo son las 2 de la tarde, aunque me vuelva a la universidad no tendré nada qué hacer hoy.


"¿Se os ocurre algo qué hacer?"

"Pues... se me había ocurrido que podría enseñarle a Cliff los fundamentos para ser un buen aventurero."

"Comprendo."


Tras nuestra conversación de antes, parece que a Elinalise le apetece mostrarle a Cliff sus dotes de aventurera que parecen atraerle tanto.


"¡Oh! Eso de instruir a un novato suena genial."

"¿Te importa si nosotros también vamos?"


El resto de miembros de Step to Leader se mostraron interesados con la idea, y parece que todos van a participar en esta clase práctica de Aventurero 101[116]

El plan es ir al gremio por una misión de Supresión de rango A[117] para ayudar a Cliff a ganar experiencia.

El hecho de que le vieran como un novato estaba molestando a Cliff, pero por su expresión, diría que está más entusiasmado que molesto.


"¿Qué harás tú, Ludeus?"

"Yo........... me abstendré en esta ocasión, lo siento."


Me gustaría enseñarle a Cliff lo que implica ir en un grupo de aventureros con varios magos, pero estoy seguro de que le molestará que alguien más joven que él le dé órdenes. No me cabe duda de que será más obediente si los que le dicen qué hacer son claramente mayores que él.

Además... tampoco voy a irme a hacer una misión que dure varios días, seguro que si hago algo así de largo y sin avisar, Nanahoshi se enfadará mucho conmigo.

Puede que esté viviendo como una Hikikomori[118], pero da la impresión de que disfruta de la compañía de más personas, es posible que hasta su humor empeore si me ausento... Personalmente creo que para ser un Hikikomori de verdad es necesario poder sentirse orgulloso y estar cómodo con la soledad.

Aunque bueno... con lo mucho que echa de menos Japón, puedo comprender lo mucho que la anima poder hablar con alguien en japonés. Aunque como persona que disfruta su vida en este mundo, me gustaría que saliera y fuera algo más activa.


"Entiendo, pero bueno, en ese caso, avisa al resto de que no vamos a estar durante un tiempo."

"Lo haré, y ve con cuidado Elinalise-san, llevas a un novato contigo, así que evita ir a lugares demasiado peligrosos."

"No soy como tú, no voy por ahí buscando problemas con Dragones o Reyes Demonio.


No es que vaya por ahí buscando problemas... Pero dejémoslo ahí, porque no puedo negar que le pedí a Kishirika que se acostara conmigo, aun cuando me dijo que era la prometida de Badi...

4ª Parte[edit]

Me despedí del grupo y me dirigí a mi dormitorio.

Salí del Distrito de Aventureros y me acerqué a la plaza que había en el centro de Sharia. En cuanto llegué, me envolvió un sabroso aroma a carne a la parrilla, y buscando la fuente, pude ver a un grupo de mercaderes que habían montado sus puestos aun con toda la nieve que cubría las calles.

Debe ser complicado trabajar con este frío... Aunque bueno, al final no tengo nada que hacer, y aunque vaya al dormitorio lo único que puedo hacer es estudiar, entrenar o hacer figuras...

Quizás debía haberme ido con ellos a hacer misiones.


"Pero bueno, como están las cosas, aprovecharé para dar una vuelta por la ciudad."


Me dije a mí mismo esas palabras y me dirigí al Distrito Comercial de la ciudad. No era mi intención comprar nada específico, pero no descartaba la posibilidad de encontrar algo interesante.

Sumado a que tras mi discusión con Cliff, sentí cierta curiosidad por las herramientas y equipos mágicos, debido a que, seguramente, las Lanzas del Diablo que hizo Laplace fueran alguna clase de objeto mágico.

Hasta ahora, todo los objetos mágicos que he visto eran demasiado caros y tampoco vi necesidad de comprarlos, pero viendo los objetos mágicos que tiene Fitts-senpai, como esas botas, y los anillos tan útiles de Nanahoshi...

Quizás aprovechando que la base de operaciones del Gremio de Magia se encuentra en esta ciudad, sea más fácil encontrar alguno interesante para mí. No creo que compre nada, pero al menos me gustaría echarle un vistazo a las vitrinas.

Hablando de objetos mágicos, la primera vez que oí hablar sobre ellos me quedé bastante confundido. Y es que parece ser que se diferencian en 2 clases muy distintas, las herramientas mágicas y luego el equipo mágico.

Las herramientas mágicas son objetos que poseen un círculo mágico grabado en su interior que cuando el portador lo carga con su propio maná mientras conjura el hechizo que almacena, este activa el efecto mágico; y siempre que el usuario todavía conserve maná, puede repetir su uso. Además, son hechos de manera artificial.

El equipo mágico, que es lo que comúnmente se conoce como objeto mágico, son objetos que han absorbido maná en su interior tras estar expuestos a este de forma continuada y han obtenido habilidades especiales. Para que aplique el efecto hay que realizar una acción específica; aunque solo puede usarse X veces al día, ya que el maná del objeto se recupera por sí solo.[119]

En resumen, las herramientas mágicas se pueden usar de forma continuada pero consumen maná del usuario; mientras que el equipo mágico se puede usar X veces al día, o con efectos permanentes, pero que no consumen maná. Esa sería la principal diferencia.

Por lo general, el equipo mágico es considerado como más útil debido a que aunque posee un número limitado de usos, no consumen maná ni es necesario recitar ningún hechizo para activarlo. Aunque el mayor problema es que se encuentran y acumulan principalmente en Laberintos y sus efectos tienden a ser bastante aleatorios. Esto lleva a que el equipo mágico con efectos útiles sean extremadamente caros.

Las botas que Fitts-senpai llevaba puestas seguramente cuesten más que toda mi fortuna actual junta.

Por cierto, he visto espadas encantadas que aunque sean hechas artesanalmente muestran efectos similares a este equipo mágico.

Aunque bueno, en mi caso, con todo el maná que poseo, no tengo problema con usar herramientas mágicas; hasta el punto que seguramente no tenga problema en usar incluso las que consuman demasiado maná para que sean consideradas útiles.

Debido a que estamos en Sharia, la capital de la magia y sede del Gremio de Magia, varios de estos objetos aparentemente defectuosos deberían estar a la venta.


"¿Hn?"


De improviso, pude ver un par de caras familiares. Se trataba de Luke y Fitts-senpai, que andaban charlando plácidamente frente a una tienda de ropa.

Me llamó la atención que Fitts-senpai mirara alegremente los artículos de muestra de la tienda, mientras que Luke por su parte sonreía algo forzadamente mientras sujetaba una enorme bolsa.

Es como si estuvieran en una cita... Pero bueno, ya me avisó que iba a estar ocupado, aunque, ¿no pasa nada paseando los 2 solos? ¿No se suponía que tenía que proteger a la princesa...? Bueno, supongo que al menos debería saludar.


"¡Buenas tardes! Menuda coincidencia encontraros a ustedes 2 en un lugar como este."

"¡¿Tú...?!"


Al escuchar mi voz, la cara de Luke se endureció, demostrando su usual desagrado hacia mí.

No entiendo por qué me odia, si hasta intenté no molestar a su grupo en la medida de lo posible... pero bueno, imagino que últimamente me he vuelto un poco más famoso de la cuenta y eso le puede estar afectando de alguna forma.

Bah, mientras pueda seguir llevándome bien con Fitts-senpai no me importa mucho lo que piense Luke.


"¿Oh...?"


El aura que emana hoy de Fitts-senpai es diferente al de costumbre.

Qué raro...quizás se deba a que va vestido diferente a como siempre. Aunque... es casi como si fuera otra persona.


"Buenas tardes, Fitts-senpai, te noto algo diferente hoy."


Al oírme decir esto, Fitts-senpai me observó impactado.

¿Hmm? Aunque sigo sin saber bien en qué está distinto... ¿quizás en su forma de moverse o actuar?

Mirándole fijamente, Fitts-senpai apartó su mirada, llegando incluso a girar su cara; al mismo tiempo, Luke se colocó entre nosotros.


"Ludeus, ¿qué tal? ¿Qué te trae hoy por aquí?"


Se ha posicionado como si intentara ocultar a Fitts-senpai a su espalda, y aunque su tono de voz es calmado, su mirada es penetrante, casi como si me mirara enfadado, hecho que, por extraño que parezca, no se nota en su voz.

¿Quizás les esté causando problemas el que los haya visto...? ¿No será que están realmente en una cita...? Si esas palabras dulces de Luke funcionan hasta en los hombres, no me extrañaría que intentara aprovecharse del inocente Fitts-senpai.

Quizás, al ser los escoltas de la princesa, quedaría mal que sus tendencias homosexuales se hicieran públicas y quedan en secreto.

Aun estando de broma, pensar en ello me causó un enorme impacto, sin comprender bien el motivo del mismo.


"Pues en realidad, nada en especial, es solo que os vi por aquí y pensé en saludaros..... ¿Fitts-senpai...?"


Desde que he llegado, Fitts-senpai evita mirarme directamente.

....¿Eh? ¿Acaso me está ignorando? ¿Por qué lo hace? ¿Acaso he dicho algo que le haya molestado?


"Gracias por el gesto, aunque espero que comprenda que Fitts no habla mientras se encuentra custodiando a la princesa."


Aunque lo haya dicho calmadamente, está claro que Luke estaba haciendo cuanto podía por hacer que me marchara.

.... Supongo que aparecí en mal momento, ¿pero que ni siquiera me diga hola? Algo huele mal...


"..."


Fitts-senpai no ha mirado hacia mí en ningún momento. Bueno, me mira, pero cuando lo hace, es de reojo y con el ceño fruncido como si viera algo que le molestase.

Casi puedo sentir como si sus ojos dijeran ¿Por qué sigue aquí?

Su actitud es demasiado obvia, hasta el punto de que incluso yo me he dado cuenta de que no me quiere cerca.


"¿Ocurre algo?"

"No, no es nada. Perdonad si os he molestado."


Me voy de allí intentando aparentar estar tranquilo, pero por dentro estoy inquieto e impactado hasta el punto de dejar mi mente en blanco[120].

Se me quitan las ganas de ir de compras y me dirijo al dormitorio recorriendo las nevadas calles que me llevan hasta él.

Y mientras comienzo el trayecto, se puso a nevar y puedo notar el frío calarme los huesos.

5ª Parte[edit]

Regresé a la Universidad de Magia.

¿Por qué estaba Fitts-senpai ignorándome...? No tengo ni idea, y tampoco se me ocurre nada; no le he hecho nada como para que se haya molestado conmigo. Quizás sea buena ir a hablar de esto con alguien para explicar cómo me siento... aunque realmente, lo que quiero es desahogarme.

Si no me equivoco, Zanoba se encuentra en el Gremio de Magia informándose sobre los Mikos y Julie seguramente esté con él. Rinia y Pursena... no son del tipo que me escucharía con atención y seguramente solo se rían de mí. Hace un rato me despedí de Elinalise; y BadiGadi no parece que se encuentre hoy en la universidad. Nanahoshi... estará muy ocupada y dudo que quiera escuchar mis problemas.

No se me ocurre nadie más, ya que no tengo demasiados amigos...[121]

Debido a esto, decido dirigirme a la biblioteca, ya que lo mejor que se me ocurre es pasar el rato leyendo algo tranquilamente con el primer libro que encuentre.

Me pregunto si habrá algún libro interesante... Quizás una épica o una historia heroica; puede que incluso haya algún libro sobre BadiGadi o Kishirika. Si es de alguno de esos 2, seguro que al menos me animaré un poco.

Con eso en mente, entré en la biblioteca, saludé al conserje con la mirada; ya que aunque nunca hemos hablado, ya recuerda mi cara de todas las veces que he venido.

Antes de entrar con la nieve que me había caído encima, la derrito y seco mi ropa conjurando en silencio y me dirijo a mi habitual asiento.

Como de costumbre, la biblioteca está completamente vacía... supongo que apenas habrá estudiantes que pasen sus días libres leyendo en ella, sobretodo porque el porcentaje de gente que sabe leer en este mundo no es demasiado alto.


"... ¿Huh?"


En la biblioteca encontré a Fitts-senpai, leyendo un libro en su asiento de siempre, aunque parecía bastante aburrido.


"Oh, Ludeus-kun."


Cuando me vio, saludó como de costumbre con una sonrisilla tímida.


"Buenas tardes, has vuelto antes de lo que esperaba. ¿Viste a tus amigos?"

"S-Sí."


Me senté frente a él y observándole detenidamente.

Está como siempre... vestido como siempre y actuando como siempre ha hecho........ Pero hay algo que no encaja. He venido en dirección a la biblioteca en línea recta desde nos cruzamos... es imposible que él haya llegado antes que yo... Hay algo extraño en todo esto...


"¿O-Ocurre algo? ¿Tengo algo en la cara?"


Fitts-senpai al decir esto, se lleva la mano a la cara para ver si encontraba lo que estaba llamando la atención.

La situación... supongo que es porque me sentí rechazado antes, pero me extraña muchísimo la diferencia de trato de antes a ahora. Antes estaba a la defensiva y hasta evitándome, y ahora está tan amistoso como de costumbre...


"¿Por qué me ignoraste antes?"


Al escuchar mi pregunta, se quedó petrificado, hasta el punto de que puso la expresión más seria que recuerdo.


"Eso es porque mientras custodio a Ariel-sama no pronuncio palabra. Como me conocen como Fitts el Silencioso; debido a que mi voz es algo infantil, no suelen tomarme en serio, por eso por lo general... y más aún si estoy protegiendo a Ariel-sama, en esos casos me quedo en completo silencio."

"Comprendo, aunque no vi a la princesa Ariel por ninguna parte."

"Se encontraba en una tienda cercana con la que tenemos confianza; ya que no somos los únicos que la custodian, sino que hay más guardias que la protegen desde cierta distancia. Aunque por favor, no le digas esto a nadie."


Fitts-senpai me suelta la explicación sin atrancarse en ninguna parte, como si lo tuviera preparado de antemano...

Estoy seguro de que realmente tenía el discurso preparado.


"Ahora lo comprendo, siento mucho haberte hablado en esa situación."

"No importa, yo también me disculpo por no poder responderte."


Creo... creo que ya sé lo qué está pasando... aunque no tengo pruebas.

Lo más probable es que Ariel-sama esté utilizando algo para disfrazarse de Fitts-senpai, lo más probable es que sea un objeto mágico de algún tipo. El hecho de que hagan pasar a Fitts por Silencioso es porque ese método no permite cambiar la voz, y seguramente tampoco el color de los ojos...

Por esto, seguramente es por lo que Fitts-senpai siempre lleve los ojos cubiertos con esas gafas, y apenas hablando, para que menos gente sea capaz de darse cuenta de que en realidad es la princesa disfrazada...

Viéndolo de esa forma, comprendo que tiene demasiado sentido para no ser cierto, aunque haya detalles en los que pueda estar parcialmente equivocado.

El motivo por el que me evitaron antes es porque entrar en contacto conmigo sin ningún tipo de preparación rompería su coartada, y no haya sido porque Fitts-senpai me odie. Si, estoy seguro de que es más o menos eso; porque no recuerdo haber hecho nada para que me odie.

Bueno, mejor seguirle la corriente en este asunto.


"Oh, bueno, al menos ahora lo sé, en ese momento pensé que estabas enfadado conmigo, Fitts-senpai, y me preocupé bastante."

"Jajaja.... ¿Cómo podría odiarte, Ludeus-kun...?"


Fitts-senpai se llevó la mano tras la oreja y se rascó tímidamente[122]; es algo propio de él, aunque últimamente cuando le veo hacerlo, por algún motivo mi corazón se acelera un poco.

¿Por qué tenía que ser un chico tan adorable?.......... ¿De verdad es un chico?

No puedo dejar de pensar en él... No me quito a Fitts-senpai de la cabeza.

Capítulo 86 - Exceso de Atención[edit]

1ª Parte[edit]

Sigo sin poder quitarme a Fitts-senpai de la cabeza.

Como de costumbre, nos vemos cada 10 días, aunque no haya un motivo especial para hacerlo; y algo en él ha captado por completo mi atención.

Me llaman enormemente la atención sus gestos típicos, como por ejemplo, la forma en la que se rasca detrás de su larga oreja, o cómo se estira en la silla cuando termina algo complicado que estuviera haciendo. También me he fijado en la fragancia que deja al pasar cerca mía... pero lo que más me ha llamado la atención es su sonrisa.

Hay algo extraño en su sonrisa.... como si la hubiera visto antes.

Además, los días en los que nos nos vemos, me he encontrado buscándole entre la multitud... y de hecho, le veo a menudo entre las olas de estudiantes; siempre acompañando a la princesa Ariel.

He comprobado en efecto por qué le llaman Fitts el Silencioso, ya que apenas habla en todo el día; algo que conmigo no le pasa, imagino que por no encontrarse trabajando para la princesa en esos momentos.

Pero volviendo al tema, la pareja formada por Ariel y Fitts es archiconocida en la universidad, ya que, además de ser miembros del consejo de estudiantes, también son estudiantes modélicos a los que siempre se les puede ver juntos. Por no hablar de que Fitts-senpai es la persona más respetada en todo el campus, como era de esperar, al ser uno de los mejores magos de todo el centro.

Un mago así va acompañando a una eminencia como la mismísima princesa de Asura... era de esperar que esto resaltara aún más sus logros y su habilidad.

Y es a esta persona tan respetada a la que he estado buscando con la mirada cuando no estamos juntos.

Pero vaya... hasta yo sé cómo se llama lo que me pasa...

ES AMOR.

En efecto, me he enamorado de un hombre.... Bueno... en realidad, estoy dudando de si en verdad es un hombre... Porque lo cierto es que no estoy del todo seguro... ¿Fitts-senpai es un hombre...? ¿O una mujer?

La respuesta a esa pregunta me confirmaría definitivamente si soy heterosexual u homosexual... Aunque siendo la cura para mi enfermedad, me daría lo mismo lo que fuera...

Aunque no puedo negar que preferiría que fuera una mujer...

2ª Parte[edit]

Para solventar mi duda, comencé a recavar información al respecto.

Y aunque sabía que la solución más rápida sería ir abiertamente a preguntárselo al propio Fitts, decidí que ese sería mi último recurso.

Es posible que se moleste si digo que pensé que podría ser una mujer...


Mi primer paso fue dirigirme al edificio de administración de la universidad.

Lo más seguro es que en el registro del centro debe haber información sobre los estudiantes... y aunque no vayan a darme información personal de los mismos, existe la posibilidad de que me corroboren su género, porque eso es algo menor... ¿no?

Con eso en mente, me dirigí al edificio de administración, donde me crucé con varios profesores, y por suerte, al tutor de la clase de Fitts-senpai.


"¿Podría consultar con la documentación del centro el género de Fitts-senpai?"

"No puedo revelar información sobre él, lo siento."

"¿No hay forma de que me haga ese favor...?"


El profesor me observaba algo nervioso desde el momento en que me vio, como si me tuviera miedo.

Hace tiempo que sé que los estudiantes me temen... pero no esperaba que hasta los profesores me tuvieran miedo. Pero... eso puede serme de utilidad.


"No me gustaría que por error, un grueso y duro Cañón de Piedra pudiera dañar sin querer su trasero."[123]

"¡¿C-Cómo...?! Eso... ¡Serás...!"

"O podría verse envuelto en la broma de algún estudiante que acabara regándole con agua..."

"¿M-Me estás a-amen-? ¡¡Lo siento pero he dicho que no!!"


El profesor comenzaba a enfadarse.

Pero vaya, no pensé que fuera tan cabezota... Ni siquiera lo he conseguido, amenazándole...


"Disculpe, disculpe... era una broma."


Me olvidé del tutor de Fitts-senpai, y me dirigí directamente al subdirector Jinas.

Si los profesores no van a decirme nada, lo mejor será ir directamente a por los de arriba...

En lo más profundo del edificio de administración se encontraba el despacho del subdirector Jinas, y allí lo encontré, casi ahogado entre documentos.

Uah.... otra cosa no... pero la Universidad de Magia de Ranoa es enorme... es normal que haya mucho trabajo hasta para el subdirector...

Comprendiendo que molestarle más de la cuenta sería de mala educación, decidí no alargarlo innecesariamente.


"Jinas-sensei."

"Ludeus-san..."

"Si está muy ocupado puedo venir en otro momento."

"No te preocupes, Ludeus-san; gracias a que has enderezado a los niños problemáticos, mi trabajo se ha visto suficientemente aplacado."


¿Niños problemáticos...? ¿A quién se referirá? Solo se me ocurre BadiGadi... aunque podría ser Zanoba... Aunque llamar niños a esos 2...


"¿Querías algo?"

"Sí. Lo cierto es que quería preguntarle una cosa sobre Fitts-senpai."


Cuando pronuncié el nombre, Jinas alzó una ceja automáticamente.


"Lo siento mucho, pero como comprenderás, la información sobre Ariel y su convoy[124] no es algo que pueda compartir..."

"Comprendo."


Quería decirle que se olvidara de los protocolos conmigo, pero viendo su rostro serio, no me atreví a sonsacarle información.

Ya en mi mundo las escuelas y universidades tenían que estar preocupándose por las relaciones sociales y apoyos financieros... No me quiero imaginar lo que tener a la segunda princesa de Asura contenta puede significar para el campus...


"Aunque me gustaría pedirle que al menos pudiera facilitarme información sobre el género de Fitts-senpai."

"¿Su género... d-dices?... Eso..."


Jinas mostró una sonrisa bastante forzada.

Como de costumbre, este hombre solo sabe mostrar sonrisas no demasiado naturales...

...

..

.

Pareció quedarse un minuto entero sin responderme abiertamente, pero dudando al respecto.

Estar un minuto entero sin hacer absolutamente nada más que esperar lo alarga eternamente...


"Es... Es un chico..."


Y finalmente, Jinas respondió mi duda.

3ª Parte[edit]

Al final no pude sacar información del edificio de administración sobre Fitts-senpai...

Es cierto que Jinas dijo chico, pero con lo que dudó y su extraño comportamiento, no puedo descartar que me estuviera mintiendo... Aunque claro, si de verdad fuera mujer, se le podría haber escapado en algún momento un comentario que dejara entrever su sexo por sus palabras, pero siempre ha sido bastante neutro al referirse a Fitts-senpai... como cuando usó la palabra convoy...

Pero no... son solo especulaciones, no es algo que puedas considerar como una prueba definitiva...


"Ufff...."


Cuando volví en mí, me di cuenta de que había llegado a la biblioteca, y hasta me encontraba sentado en la mesa en la que suelo coincidir con Fitts-senpai.

Lo que me llevó a suspirar de nuevo.


"Uffff......"


¿Tan importante es averiguar su género? ¿Por qué? ¿Acaso le diría lo que siento si me enterase de que es una mujer?

... ¿Lo que siento? ... ¿Le diría que la quiero? ¿Acaso la quiero?

Bueno... acepto que estoy interesado en ella, y hasta diría que me importa... Pero decir que es amor... no sabría decir si de verdad estoy enamorado de ella...

Pero dejando eso de lado de momento... Si le confieso que estoy interesado en ella y ella me acepta, entonces... ¿qué? Porque quiero estar con Fitts-senpai... ¿pero cómo voy a llevarlo a cabo con el estado actual de minimí?

Porque si minimí está decaído no es exactamente por falta de combustible... es más, me sobra deseo, pero no tengo forma de descargarlo, y a este paso voy a sufrir mucho... queriendo pero no pudiendo...

Porque... lo cierto es que no puedo ocultarlo con palabras bonitas como que la amo o que estoy interesado en Fitts-senpai...

Quiero hacerle esto y aquello... Ya sabes...[125]

Aunque ahora mismo me conformaría incluso con algo menos que eso.


".... Si al menos pudiera hacer que funcionase para autoservicio[126]..."


Y justo en este instante, algo tocó mi hombro. Me giré algo sorprendido por esto, y me encontré de frente con Fitts-senpai.


"¿Qué dices de autoservicio?"


Al parecer, Fitts-senpai me vio en la biblioteca y quiso darme un pequeño susto.


"¡¿Uoh?!"


Me levanté de golpe de la impresión, y mis piernas se enredaron con la silla.


"Q-¡Cuidado!"


Fitts-senpai al verme, intentó sujetarme para que no me cayera alargando su mano; y aunque conseguí agarrar la mano que me ofrecía, con la diferencia de peso entre nosotros, no pudo detener mi caída.


"¡Waah!"


El impulso hizo que cayéramos al suelo junto a la silla, causando un enorme estruendo al haber empujado incluso la mesa.

Cuando volví en mí, estábamos los 2 en el suelo.

En concreto, me encontraba con la espalda en el suelo y con Fitts-senpai encima mía. Parecía que al caer le abracé de forma instintiva, habiendo pasado mis brazos por su espalda.

Mushoku09 09.jpg


"......" / "......"


Nuestras caras estaban bastante próximas, y como llevaba las gafas de sol que ocultaban sus ojos, me quedé observando el arco de su nariz y sus pequeños labios.

Apenas pesaba nada, aunque se notaba que tenía un físico desarrollado. También pude sentir su calor corporal; y poco después me llegó una suave y estimulante fragancia.

El olor de Fitts-senpai... El olor de la persona en la que he estado pensando todo el día...

De forma instintiva, mis manos recorrieron la espalda de Fitts-senpai hacia la parte inferior hasta acabar en sus caderas. Lo que me encontré allí fue una cintura increíblemente delgada; o al menos, increíblemente delgada para un hombre.

Las caderas sin embargo, eran menos curvas de lo normal en una mujer; pero no por ello desagradables.

Me es imposible creer que es un hombre... Pero si solo con tocarle ligeramente puedo sentir un cosquilleo en mi- Oh...

OH~...


"Oh, d-disculpa-"


Fitts-senpai se separó de mí rápidamente con las mejillas inflamadas y enrojecidas mientras se disculpaba nerviosa.


"Fitts-senpai.... después de todo eras una mujer..."


Al oírme, Fitts se quedó patidifusa y sin saber qué decir, abriendo y cerrando la boca, como buscando las palabras correctas.

Pero al final, su respuesta fue una negativa.


"T-Te equivocas.... ¡Soy un hombre!"


Fitts-senpai se recompuso, dio media vuelta y se fue corriendo, a una velocidad pasmosa.


"............"


A mi alrededor, varios libros estaban desperdigados por el suelo.

Seguramente viniera a la biblioteca a por documentación para sus clases...

Pero vaya, Fitts-senpai era una mujer... una mujer... pero aunque eso es importante... hay algo MÁS importante aún...


"Está vivo..."


Tras 3 años fuera de servicio, minimí se encontraba en todo su esplendor.

Solo con tocar un poco su cuerpo, el pequeño que lleva 3 años durmiendo... se ha despertado...

Por confirmarlo más que nada, bajé la mano y pude comprobar que, en efecto... no era un sueño.


"Ahora lo entiendo...."


Fue justo en este momento en el que comprendí a lo que Hitogami se refería con su consejo.

Ciertamente era necesario investigar la Catástrofe Mágica... pero el giro argumental es que ese no era el fin, sino el medio para acercarme a la solución...


"No esperaba que Fitts-senpai fuera la solución todo este tiempo..."


Aunque no puedo negar que desde el principio sabía que escondía algo... pero no esperaba que fuera que estuviera protegiendo a la princesa escondiendo su verdadero sexo... Aunque seguramente tenga sus motivos.

Pero vaya... aunque es cierto que está en pie... no se puede ir más allá... más hondo... Si entrara por la fuerza en sus circunstancias, seguramente se enfadaría conmigo...[127]

Sobre todo, viendo como hace todo lo posible por ocultar su identidad... mi actitud podría llevar a que se diera a conocer la verdad.... Menudo problema...

Porque... me gusta Fitts-senpai... me gusta una persona que por algún motivo debe ocultar su verdadera identidad.

¿Debo dejar que mis deseos carnales que tantos años llevan reprimiéndose y que están a punto de explotar sea la excusa para hacer público el secreto que oculta?

No... lo que debo hacer no es revelar su secreto, sino protegerlo. Debo ser un adulto responsable y guardar su secreto...

Menuda tontería, lo que debes de hacer es decirle algo así como, Si quieres que mantenga oculto tu secreto, ven esta noche a mi habitación.

... ¿Y pagarle de esa forma a Fitts-senpai toda la ayuda que me ha prestado hasta ahora?

.... Pero imagínate a esa Fitts-senpai quitándose una a una toda la ropa hasta quedarse en ropa interior delante mía y diciendo Ludeus-kun, no esperaba que fueras de esta clase de persona...

... ¿Llevará bragas blancas?...... NONONONONONO... ¡Niño malo! ¡Eso no se hace! ¡Para![128]

No puedo hacer algo así... Acaso no me ha salvado en muchas ocasiones y hasta le considero mi amigo.... ¡NO! ¡Mi amiga! Devolverle el favor de esa forma sería imperdonable, además de que no quiero que me vea como un ser despreciable; sino como un hombre respetable.

Decidido. Haré cuanto pueda por continuar tratándola como un chico, y si pasara algo que pudiera llevar a que se descubriera su verdadera identidad, haré cuanto pueda por ayudarla.

Recuerda cómo te protegió el día de ingreso en la universidad... estoy seguro de que lo que hizo puso en peligro su secreto. Hablar tanto sobre las normas de dormitorio y hasta defenderme de Goriade y su grupo... se puso en peligro por mí.

Es cierto... se puso en peligro por mí... aunque no sé bien por qué lo hizo... pero lo importante es que se puso de mi parte. Por eso, si ocurriera algo parecido, me tocará el turno de ayudarla a ella.

Haré cuanto pueda por ayudar a Fitts-senpai cuando lo necesite.


".... Un segundo... si es una mujer.......¡!"


Al pensarlo de esa forma, recordé ciertos eventos que ocurrieron en mi tiempo en la universidad.

Como pensaba que era un chico... hice demasiadas bromas peligrosas en frente suya... bromas bastante perversas...

Como mis comentarios sobre mi experiencia viendo mujeres desnudas en el mercado de esclavos... Como cuando le conté lo que les hice a Rinia y Pursena en mi habitación el día que las encerré... Como la frase que le hice decir sobre mi báculo cuando me lo trajo en mi pelea con Badi...

hinqué las rodillas en el suelo fruto de la desesperación por la opinión que Fitts-senpai pudiera tener de mí.

Orz[129]


Pasados unos minutos en los que conseguí volver en mí, mi pequeño había vuelto a su vida de Hikikomori; encerrado en su caparazón, sin salir cuando le llamaba ni cuando le agitaba.

Sigue siendo más esperanzador haberle visto listo para la acción después de haber estado dormido durante los últimos 3 años... Aunque está claro que todavía le falta bastante para recuperarse por completo.

Pero mejor eso que nada... Lo mejor es que regrese a la habitación y le prepare para una lenta rehabilitación.

¡Ya sé! ¡Comenzaré intentando recordar lo que le llevó a estar presente![130]

4ª Parte (POV - Ariel)[edit]

Una vez más, me encontré a Sylphy llorando.


"Le dije que era un chico... Uguuu.... Era mi oportunidad... si hasta fue Ludy el que se atrevió a preguntármelo..."

"..... Es una lástima..."


¿Cuántas veces habré tenido que consolar a Sylphy por este tema? Cada vez que ese hombre hace algo, me viene llorando o riendo... Eso no me preocupa, pero a mis ojos, casi parece más como si viniera a contarme todo lo que hace con su querido Ludeus...

En una ocasión vino a contarme que Ludeus le había invitado a que le acompañara al mercado de esclavos, y que era la primera vez que había visto a un hombre completamente desnudo, y hasta consiguió llevarse mejor con el príncipe Zanoba de Shirone.

En otra ocasión, vino a informarme de que Ludeus se había enfadado con Rinia y Pursena debido a no sé qué de romper algo debido a que había vencido en un duelo...

Hubo otra ocasión en la que vino suspirándome encantada porque Ludeus le había pedido ayuda en su investigación.

Recuerdo también cuando Ludeus le pidió consejo amoroso y Sylphy se asustó de que se hubiera enamorado de otra persona, por lo que hizo algunos comentarios más duros de la cuenta.

También esa ocasión en la que pudo ver de cerca el cristal mágico del báculo de Ludeus, que era ENORME, diciendo que seguramente fuera bastante caro; y que hasta tuvo que llevárselo para el duelo con el Rey Demonio... Para luego contarme el impactante combate con Badi-sama, aunque centrándose en lo encantador que le había parecido Ludeus.

Desde hace algún tiempo, viene de vez en cuando cabizbaja comentándome que Ludeus está investigando algo con el mismísimo Silent SevenStars...

Y hoy viene llorando porque le mintió a Ludeus sobre su sexo para después huir a toda prisa....

Fuufffff... ¡Ojalá le dijera de una vez quién es!


No obstante, llegado a este punto, y gracias a toda la información que he podido recolectar, he podido hacerme una mejor impresión de la persona que es Ludeus Greyrat.

Al principio pensé que era un joven andrajoso bastante sospechoso, pero ahora sé bien que eso es mera fachada que esconde a un hombre enormemente poderoso.

Un hombre que no solo había conseguido convertir el Miko del reino de Shirone en su lacayo; sino que hasta ha conseguido domar a las princesas rebeldes de los feral; y también ganarse la confianza de Cliff Grimoire, el nieto del Papa del Imperio Milis.

Y por si fuera poco, ha sabido ganarse el respeto de BadiGadi-sama, sin mencionar que hasta ha conseguido el apoyo del poco cooperador de Silent que me rechazó al instante cuando le pedí que se aliara conmigo.

Básicamente, uno a uno se ha ido ganando el apoyo de todos los Estudiantes Privilegiados, a los que quería en mi bando... Un simple niño andrajoso no habría sido capaz de conseguir algo así.

Pero si hasta la charla que tuvimos sobre que sus rumores eran demasiado grandilocuentes y limpios, demostró ser una pérdida de tiempo cuando demostró que todos y cada uno de los rumores que circulaban sobre él eran ciertos... Hizo PEDAZOS al Rey Demonio BadiGadi con su magia.... ¡¡PEDAZOS!!

Hablamos de una existencia a la que yo misma solo podría temer, incapaz de hacer nada contra él. Y ese hombre, por sí solo, lo hizo pedazos de un único ataque...

Es demasiado poderoso...

Y bueno, viendo eso, no me cuesta creer que fuera capaz de acabar con 1 o 2 dragones errantes en solitario... Y por si fuera poco, no solo es fuerte, sino que además tiene un carácter amistoso.

Ni cuando las estudiantes del dormitorio le acusaron injustamente de ser un ladrón de ropa interior se enfadó lo más mínimo; es más, la única vez de la que tengo constancia en la que se ha enfadado con alguien, fue en lo referente a Rinia y Pursena. Y soy incapaz de imaginarme lo que le hicieron para conseguir sacarlo de su actitud jovial de siempre.

Según la historia oficial sobre el desenlace de ese evento, las aprisionó durante un día entero y les hizo unas pintadas en su cara; pero aún así, hablamos de Rinia y Pursena... acabaron tan asustadas de él, que se volvieron totalmente sumisas a ese hombre.... No me cabe duda de que recibieron todo el peso de su ira en sus propias carnes.

La ira de la persona capaz de acabar con un Rey Demonio de un único ataque... Hmmm...

Y por si fuera poco, tampoco extendieron rumores más tarde sobre él... quiero decir... ¿tan asustadas acabaron que no se atrevieron a arriesgar la posibilidad de recibir de nuevo su ira?

Pero en definitiva... Ludeus se ha estado moviendo con cuidado de no cometer un solo error, al mismo tiempo que vivía ocultando su verdadero potencial...

Y es que, con un poder como el que posee, podría hacer lo que le viniera en gana... Y aunque realmente no comprenda el motivo que le lleve a vivir de esa forma; por mucho que lo piense, la única respuesta posible es que planea algo; y malo... Aunque según Sylphy, ese tal Ludeus no es una mala persona.

Es cierto que la primera vez que le vi, aunque me pareció sospechoso, parecía ser amable... No sabría explicarlo, pero por ejemplo, aunque le hiciera semejante ofensa a Sylphy confundiéndola con un desconocido, siguió tratando con Fitts has convertirse en suficientemente amigos y no parece haber descubierto de quién se trata...

Supongo entonces, que en esta situación, lo más útil para mis fines sería afianzar una conexión con él a través de Sylphy y conseguir así una conexión indirecta con todos los Estudiantes Privilegiados... Aunque para ello tenga que, literalmente, inclinarme ante él para pedirle su apoyo...

Pero...

Pero debo admitir que... me da miedo. Ese hombre me 'aterroriza...

No sé cómo Sylphy no le tiene miedo; quizás se deba a que ella también es poderosa, o quizás a que sabe cómo es en realidad...

El problema es, que viendo el rostro sonriente de Sylphy cuando habla de él, me hace dudar de si de verdad es necesario inmiscuir a Ludeus y por consiguiente a Sylphy en mi lucha por el poder. Quiero decir... Sylphy es mi amiga.... y quiero que sea feliz. No es el movimiento más sensato para conseguir mis fines, pero Sylphy es tan solo una pobre niña que se vio involucrada sin querer en mis luchas por el poder.

No es una noble que apoye mi causa como Kleene o Elmore, ni una persona que me ha jurado lealtad como Luke, sino tan solo una amiga que me ha ayudado desinteresadamente hasta ahora; por eso, no hay motivo para que acabe en un charco de su propia sangre por mi culpa. Lo mejor es que tarde o temprano acabe teniendo una vida feliz.

Hasta ahora, Sylphy no ha querido dejar de ayudarme, y como mi aliada, no puedo sino aplaudir la ayuda que me ha ofrecido; pero quizás su amor por Ludeus sea una buena oportunidad para que nuestros caminos se separen.

El mero hecho de que sea capaz de confiarle a Sylphy a ese Ludeus representa suficientemente cuánto lo valoro como posible aliado... El hecho de que todavía no la haya reconocido me reconcome, pero eso no quita que sea un hombre a quien me atreva a confiarle la vida de mi amiga.

Ahora el problema es ese amor entre ellos...

Está claro que hay atracción, pero no estoy seguro de cuánto amor exista realmente... Pero el hecho de que no haya habido el más mínimo progreso en todo este tiempo es cuanto menos, irritante...

Han pasado todo un año juntos, y nada ha cambiado entre ellos... la armonía en sus deficiencias es lo que ha ocasionado el problema... Ludeus parece tonto y Sylphy no aprovecha las oportunidades...

Juraba que Sylphy era una mujer más decidida... pero me equivocaba... ¿Acaso no comprende la posibilidad de que otra persona acabe llevándose a ese Ludeus en cualquier momento?

Por ejemplo, Rinia, Pursena, ¡o incluso ambas! No parecen tenerle en consideración en estos momentos, ¿pero quién sabe cómo podría acabar su relación de aquí a 1 o 2 años? Y no nos olvidemos de Silent... Esa irritante mujer enmascarada ha decidido ayudar a Ludeus en su investigación... a saber por qué motivo.

Por lo que me contó Sylphy, no parece que entre ellos haya nada parecido a una relación íntima, pero deja que pasen varios días solos en ese cuarto y a saber qué podría llegar a pasar...

En definitiva... mientras Sylphy se tome su tiempo, alguna mujer podría acabar quedándose con Ludeus... Vamos, estoy segura de que acabará pasando a este ritmo; o al menos, no le veo sentido que esté interesado en Fitts solo por haberle preguntado si es una mujer... Pudo ser simple curiosidad al pensar que estuviera ocultando su identidad...

¿?

Aunque... Aunque la pregunta como mínimo significaría que se ha estado fijando lo suficiente en Fitts como para darse cuenta de que es una mujer...

Pensé que era un insensible, pero también existe la posibilidad de que aun sabiendo que Fitts es una mujer, haya decidido hacer oídos sordos... Quizás sabiendo nuestra situación, prefirió no indagar demasiado...

... Visto así... la situación actual... ¿no sería culpa mía?

¿Significaría eso que yo soy la persona que está previniendo que mi amiga Sylphy encuentre el amor?

Si de verdad fuera el caso... debo dejar de ser un estorbo, y comenzar a apoyarla de verdad para que sea feliz.

Capítulo 87 - El Protegido Secreto[edit]

1ª Parte[edit]

El día siguiente de haber descubierto que Fitts-senpai era en realidad una mujer, me encontraba tirado sobre la cama de mi habitación sin fuerzas. Algo normal después de haberle hecho compañía a mi amiguito toda la noche tras su despertar después de tanto tiempo.

Lo pongo de esta forma, pero lo cierto es que ese mismo amigo ha estado actuando como si su despertar de ayer hubiera sido un sueño...

Aunque sea incapaz de dejar de pensar en Fitts-senpai, minimí se está haciendo el tonto; y eso que pensé que tras semejante muestra de vigor de ayer, ya estaría curado, pero parece que quiere seguir durmiendo unos minutos más...

Puede que el problema es que con solo recuerdos no hay suficiente motivación, y necesite sentirla, olerla o escucharla... Pero ya no me cabe duda de que Fitts-senpai es la clave para curar mi D.E.[131].

Al final Hitogami decía la verdad y el problema es que no me di cuenta de que las herramientas para la terapia se encontraban justo delante de mis narices.

Dicho esto, soy incapaz de tener claro como proceder con el tratamiento de ahora en adelante, porque preferiría no hacer público que Fitts-senpai es una mujer y hacer que me pueda llegar a odiar. ¿Tratamiento para la D.E. o proteger mi relación actual con Fitts-senpai?......

Si no me hubiera dado cuenta de que él es un ella pasados unos 6 meses más, seguro que le habría pedido que me ayudara con el tratamiento de mi problema casi de forma instintiva; pero ahora que lo sé... ya no puedo controlar lo que siento por ella.

Pero habiendo llegado a esta situación, haré lo posible por controlar mi libido como cuando viajé con Eris. No quiero que me vuelvan a abandonar.


".....Pasará lo que tenga que pasar, supongo..."


Pero vaya, un hombre intentando hacer que la mujer vestida de hombre que custodia a la princesa le ayude con el tratamiento de su D.E.... No puedo negar que suena extrañamente gracioso, hasta el punto que tendré que agradecérselo a Hitogami.[132]

Me puse a reír por lo surreal de la situación mientras me levantaba de la cama. Al ponerme en pie, me tuve que estirar muchísimo soltando un fuerte bostezo.

Con lo poco que he dormido, no me extraña estar así de cansado.

Cuando fui al aseo a lavarme la cara con agua caliente, pude ver el reflejo de mi cara en la tina y comprobar que, al menos físicamente, soy un chico bastante por encima del montón.

Comparado con los estándares de mi viejo mundo, no puedo negar que tengo una cara bonita; seguramente fruto de esa cara de pillo picarón de Paul y las suaves facciones de Zenith.

Puede ser una cara bonita según mi anterior mundo, pero no acaba de ser lo que en este mundo se entiende por belleza.

Además, por mucho que la vea, me cuesta enlazarme con esta cara, pero tras todos estos años ya estoy acostumbrado a esa sensación.

Con que sea mejor que mi cara en mi vida anterior me vale, aunque me pregunto si será del agrado de Fitts-senpai... ¡NO, para! No quiero que me odie, y no pienso ir por ahí; es un hombre y punto. No voy a ponerle la mano encima, y no se hable más.

Terminé de lavarme la cara y pude notar algo en mi barbilla que no había visto hasta ahora. Acerqué mis dedos, lo toqué, para luego pellizcarlo y tirar de él, notando como toda mi piel se movía con el gesto.

Era un pelo de mi barba.

Un simple pelo que había conseguido encontrar la luz, como un recién nacido saliendo del cuerpo de su madre (en este caso padre).


".... Veo que ya llegué a esa edad..."


El tiempo en el que aparecen de las características sexuales secundarias en este mundo no es distinto al de mi mundo anterior, seguramente no me haya salido barba antes porque Paul tampoco tiene demasiado vello. Aunque es posible que cada raza tenga un ritmo distinto... me pregunto cómo le irá a Fitts-senpai...

Por lo que sé de los orejas puntiagudas, tienen un ritmo de crecimiento más lento que el de los humanos. ¿Tendrá ya algo de pelo ahí abajo? .........¿Hm? ..... ¿Fue Elinalise-san la que mencionó que los orejas puntiagudas se desarrollan más lentamente? No lo recuerdo... Qué cosa tan rara, porque realmente no creo que Elinalise me contara nada de eso.


"Entonces... ¿Dónde lo escuché?"


Intenté recordar de dónde escuché esa información, pero soy incapaz.

Y mientras andaba preocupado con eso, aproveché para afeitarme.

2ª Parte[edit]

Han pasado ya 2 días desde que me afeité ese fatídico pelo.

En ese tiempo, no he visto ni una sola vez a Fitts-senpai, y como tampoco quiero parecer sospechoso, no he hecho por ir a buscarle.

Actúa como siempre... naturalidad...

A la mañana del tercer día, me encontré a Luke esperándome en el pasillo del dormitorio de los chicos; pero no me pareció extraño, ya que había imaginado que habría una reacción como esta por parte del grupo de la princesa.


"Buenos días, Luke-senpai, es raro verte por aquí a estas horas."


Intenté usar el tono más amistoso que pude, pero por su parte, él me miraba con un toque algo sombrío.


"Quiero hablar contigo sobre Fitts."


Eso pensé...

Nos fuimos a un lugar cercano y algo más alejado de posibles oyentes inesperados. Luke se mostraba serio, pero yo por mi parte, para este tema, tengo ya una respuesta preparada.


"`¿De qué querías hablarme?"

"¿Ah~? ¿De verdad no lo sabes?"


Por el tono en la voz de Luke, está claro que quiere hablar sobre lo que me ocurrió con Fitts-senpai hace unos días; y seguramente quiere asegurarse de si descubrí de verdad el sexo de Fitts-senpai. Porque por mucho que lo haya descubierto después de tocarla, no es como si ella misma me lo hubiera dicho, y tampoco he tocado algo tan claro como una teta ni nada similar, por lo que es probable que quieran seguir ocultándomelo incluso a mí.

Si eso han decidido, no tengo inconveniente. Pero mi duda reside en si el hecho de que yo conozca el sexo de Fitts-senpai es un problema para ellos, quizás por mi relación con los Greyrat. Pero no creo, porque corté toda relación con los Boreas cuando Eris me abandonó, y dudo que ser hijo de Paul vaya a ser un problema, ¿o no? Bueno, sea lo que sea, tengo que dejar claro mi posición.


"Luke-senpai, no tengo la menor intención de enemistarme con vosotros, y sobre la identidad de Fitts-senpai, no diré nada."

"... ¿Vas a actuar como si no lo supieras?"

"Sí, y también quería decirte que no tengo relación alguna ni con los Boreas ni con los Notos."


Luke se quedó muy sorprendido al oírme.

¿He dicho algo malo? Quizás lo de que no tengo relación con los Notos y los Boreas no haya sido buena idea...


"Pero bueno, así son las cosas..."

"Entiendo, siento haberte molestado..."


Con este intercambio, me marché.

3ª Parte[edit]

Ese mismo día, después de clase, fui donde Nanahoshi[133] para ayudarle con su investigación.


"H-Hola, Ludeus-kun..."


Frente a la puerta de Nanahoshi se encontraba Fitts-senpai esperándome.

Si no me equivoco, la próxima vez en la que Fitts-senpai podía venir a ayudar era dentro de 4 días... y hoy no es festivo.

Y aun así, Fitts-senpai se encontraba aquí, sin la princesa para escoltarla, así que supongo que habrá venido a ayudar con los experimentos.

Seguramente, el motivo de este cambio sea nuevamente lo que sucedió hace unos días, junto con la conversación que tuve hoy con Luke. Ya que por mucho que les haya dicho que no tengo intención de convertirme en su enemigo, no tienen razón por la que creerme, sino que seguramente se esperen que les traicione de alguna forma... que es lo normal cuando conoces el secreto de tu enemigo.

En ese caso, seguramente Fitts-senpai haya venido para mantenerme vigilado o para confirmar lo que le dije a Luke. Fuju... Qué despierta tengo la mente hoy...


"......"

"......"

"¿Qué hacéis? ¿Acaso os habéis peleado o algo?"


Nanahoshi nos hizo la pregunta tras vernos totalmente en silencio e intranquilos.


"¡N-n-no nos hemos peleado!"


Fitts-senpai dijo estas palabras actuando de forma muy poco creíble.

Qué mona es cuando no sabe como reaccionar... Pero vaya, veo que de verdad dudan de mí, ¿qué debería de hacer para ganarme su confianza en una situación como esta? Supongo que tendré que darle algún tributo a la princesa Ariel, pero no se me ocurre qué... ¿Le llevo una tarta o algo así? Es posible hasta que duden aun más de mí si lo hago.


"Como quieras, pero no me metáis en vuestros problemas."


Nanahoshi como siempre no quiere saber nada de este mundo y por eso no quiere que la involucremos con nuestros problemas, sobretodo porque Fitts-senpai tiene relación con la familia real de Asura.

Pero la forma en la que lo dice puede llevarle a tener problemas sociales.... aunque ahora que lo pienso, tan solo habla conmigo, así que esos problemas ya son más que evidentes... Bueno... es su decisión el no tener nada que ver con este mundo, así que no tengo derecho de decirle nada al respecto.

No tengo nada que decirle a alguien que tiene una meta clara y está esforzándose por conseguirla.

Pero se puede observar a simple vista que sus habilidades sociales van a peor cada día que pasa, debido a que lo único que hace es dibujar círculos mágicos uno tras otro.


"......"

"......"

"Tcht......"


Los experimentos que por lo general se realizaban mientras charlo con Fitts-senpai o Nanahoshi, están realizándose hoy en completo silencio; lo único que escucho de vez en cuando es a Nanahoshi irritada chasqueando la lengua.

Aun así, los experimentos del día terminaron con este ambiente tan incómodo.


"Buen trabajo..........."


Nanahoshi finalmente, bastante cansada, anunció el final de los experimentos de hoy, en los que nuevamente no hubo resultados.

4ª Parte[edit]

Como esperaba desde un principio, en nuestro trayecto de vuelta de ayudar con los experimentos de Nanahoshi, no hubo conversación alguna con Fitts-senpai.

Me gustaría decirle algo y actuar como de costumbre, ¿pero qué debería decirle? Si soy sincero, temo que si abro la boca lo primero que le diga sea algo como ¿Me dejarías verte las tetis?...

Mientras daba vueltas al tema a sacar, acabamos llegando al dormitorio femenino.


"......"


Conforme nos acercamos, pude comprobar como pasaba algo... cuando estuvimos más cerca, comprobamos que se había organizado un corrillo rodeando la entrada del dormitorio.


"¿Qué habrá pasado?"

"...............Hm....Esp-..... Voy a echar un vistazo..."


Algo entrecortada, Fitts-senpai tuvo problemas para decir esto, pero parecía algo preocupada al mismo tiempo que incómoda y no tardó en alejarse rápidamente. Por mi parte, la esperé en el sitio que me dejó; y pasados unos minutos regresó algo agitada.


"¿Qué ha ocurrido?"

"Parece que ha habido una pelea y... usaron magia para atacarse, h-hay enormes agujeros en las paredes y el techo y las habitaciones del piso superior han quedado i-inutilizadas."


Su tono tenía un toque claramente monótono, como si estuviera ocultando algo.

Diría que por su tono, intenta ocultar que en la pelea participó Ariel, que creo recordar que duerme en los pisos de arriba... Que raro, no la veía del tipo de meterse en peleas tan directas como esta, pero lo mismo hubo algún detonante.


"Comprendo... Imagino que debe ser un problema."

"Sí, y... ¿sabes? Por lo visto, la habitación de Ariel-sama ha quedado inservible y yo, como dormía en esa misma habitación como su guardaespaldas... Pues...."

"¿Hmm...?"


Algo en su forma de decirlo me sonó extraño.


"Ariel-sama se alojará esta noche en la casa de uno de los nobles de la ciudad, pero como ese mismo noble odia la raza de orejas puntiagudas no se me permite alojarme con ella... y..."

"¿Hmm...?"


Tras toda esa conversación, solo puedo decir que a Fitts-senpai se le da fatal actuar. Tanto su voz como su expresión hacen pensar que está leyendo unas líneas que alguien ha escrito para ella.

¿Qué estará tratando de ocultar...? No... Nada de dudar de Fitts-senpai ni ponerme en su contra.


"Así que... por lo viso el conserje vendrá a arreglarlo mañana, pero no tengo donde pasar la noche."

"Oh, no me gusta como suena, ¿voy e intento arreglarlo? Si son simples agujeros debería ser capaz de solucionarlo."


Lanzo esta propuesta debido a que, en mis años de aventurero, realicé varios trabajillos en los que tuve que arreglar tejados y paredes, por lo que debería ser capaz de arreglarlo.

Supongo que creando unos cuantos ladrillos con magia de Tierra y juntarlos mezclando algo de mortero[134] creado también con magia... Con mi experiencia, diría que no tardaría más de hora u hora y media en hacerlo, y no, no lo haría con la intención de echar un vistazo a cómo es la habitación de Fitts-senpai, claro que no.


"E-¡¿E~eh?!"


Pude ver como la expresión de Fitts-senpai tuvo una reacción a mis palabras casi como si le molestaran de alguna forma.


"No, sí... quiero decir... E-En la tercera planta utilizan ladrillos anti-magia, p-por lo que tienen que esperar a que los traigan mañana para poder arreglarlos correctamente."

"¿De veras?"


Acaso... No, está claro que se lo acaba de inventar... porque según ella, han roto con magia ladrillos anti-magia. No se habrá dado cuenta, pero vamos, es bastante gracioso.

Intenté hacerle el comentario de cómo se rompieron esos ladrillos anti-magia con magia y me llegó a decir que seguramente se habrían debilitado por la lluvia.

Estoy súper avispado hoy.


"Además, no creo que quieran dejar que un chico se pasee por el dormitorio femenino, ¿no crees?"

"Supongo... que sí."


No estoy seguro de si tiene o no razón en eso, pero dejémoslo por el momento como que suena aceptable con mis antiguos problemas con Goriade-san.


"B-Bueno, una cosa..., Ludieus-kun[135], si no me equivoco, no compartes habitación con nadie, ¿no es cierto?"

"Así es."


Fitts-senpai alzó la mirada casi como si fuera un cachorrillo.

Contrólate, Ludeus, sabes lo que quiere preguntarte, pero tienes que dar el primer paso. No la cagues, nada de me enseñas tus tetis...


"Ahora que lo dices, viendo el problema en el que te encuentras, ¿quieres dormir hoy en mi cuarto? La cama de arriba de mi litera está libre."


Bien, si he decidido seguir actuando como si Fitts-senpai fuera un chico, voy a actuar como si de verdad lo fuera; tan solo voy a dejar que mi Senpai pase la noche en mi cuarto, como buen Kohai que soy.

No tengo malas, ni ocultas intenciones, ni tengo intención de asaltarla mientras duerme, ni ninguna otra perversión mía.... Bueno, no creo que haya nada de malo en pedirle que me deje oler sus sábanas. Vale, no... no creo que me deje, y tampoco creo que vaya a aceptar lo de compartir cuarto conmigo... así que lo mejor es que le deje mi cuarto y me aloje hoy con Zanoba... total, seguro que mañana podré seguir oliendo las sábanas que dejó.


"¡¿De veras no te importa?! ¿En serio...? ¡Muchas gracias por el favor de esta noche!"


Contrario a lo que esperaba, Fitts-senpai parecía contenta por mi ofrecimiento.

¿Eh?

Me quedé bastante confundido durante unos segundos, pero a la nada me di cuenta del motivo.

Es para controlarme.

Esta noche, Fitts-senpai me va a observar atentamente... porque seguramente, con lo que ocurrió ayer y le dije hoy a Luke, la princesa Ariel siga sin fiarse de mí y sospeche de mí; y para asegurarse de que no les traiciono, ha hecho que la propia Fitts-senpai me investigue.

Pensándolo seriamente, no me parece algo descabellado, es más, me ayuda a comprender el porqué vino a ayudar con los experimentos de Nanahoshi en un día en el que no suele poder venir.

Viéndolo de ese modo, supongo que no pasa nada si dejo que Fitts-senpai me observe por hoy y le cuente que no quiero causarles problemas a la princesa Ariel.


"Bueno, si me voy a hospedar contigo, iré por una muda de ropa y mi almohada."


Tras decir esto, Fitts-senpai dio media vuelta y regresó al dormitorio femenino.

...................Dejé recogida mi habitación.... ¿no es cierto?[136]

5ª Parte[edit]

Acompañé a Fitts-senpai a mi habitación en el dormitorio masculino, y pude notar su inquietud conforme entraba en mi habitación.


"Pasa, estás en tu casa. ¿Quieres algo de té?"

"Ah, Gr-gracias por invitarme..... Y sí."


La cara de Fitts-senpai estaba enrojecida mientras decía estas palabras.


"Voy a ir un rato a enseñarles magia a Zanoba y Julie... ¿Quieres acompañarme?"

"Pues.... no... mejor me quedo en la habitación. No quiero molestar."

"Como quieras... aunque si eres tú quien me acompaña, dudo que a Zanoba le moleste."


¿No se suponía que venías a observarme? ...Ah, claro, lo mismo quiere explorar la habitación... Bueno, no es que me importe, y tampoco tengo nada que ocultar. Como mucho tengo algo de ropa sucia amontonada, pero no es para tanto.


"En ese caso, nos vemos luego."


Y me dirigí a la habitación de Zanoba.

Mientras le enseñaba magia de Tierra a Julie y creaba la figura del Dragón Rojo con Zanoba, me puse a darle vueltas al asunto. Por supuesto, lo que pasaba por mi cabeza eran pensamientos de Fitts-senpai.

Todo sea dicho, no puedo negar que el hecho de que la chica que tanto me interesa esté en mi habitación me tiene nervioso. Pero pase lo que pase, la situación actual dice que debo actuar como si no conociera el sexo de Fitts-senpai, así que Fitts-senpai no ha venido a mi habitación como una mujer, sino como un chico que viene a investigarme.

Es probable que estén siendo cuidadosos, sobre todo después de decirle a Luke que no quiero ganarme su enemistad; pero es posible que lo hayan tomado como meras palabras, teniendo en cuenta que en el último año he desequilibrado el las relaciones entre las figuras importantes de la universidad.

He entrado en contacto con gente como Rinia, Pursena, BadiGadi y Nanahoshi... hasta el punto de ganarme su amistad, y todos ellos son figuras políticas importantes, por lo que podrían verlo como que mi siguiente objetivo son ellos. Más que nada porque la princesa Ariel esté analizando la situación como que estoy intentando ganar influencia con esas personas tan poderosas que hay en la universidad.

No puedo decir que sea seguro, pero si analizas la actitud de Ariel-sama cuando la encontré en la ciudad y luego como reaccionó a que descubriera el sexo de Fitts-senpai... es fácil comprender que desconfía de mí.

Aunque como es de esperar, no tengo la intención de controlar la universidad ni de atacar a la facción de la princesa Ariel, pero cuando se me ocurren formas de demostrárselo, lo mejor que se me ocurre es no hacerle nada indebido frente a Fitts-senpai.

...... Hmmm... entonces lo mejor es actuar con naturalidad y no hacer nada extraño esta noche. Así que nada de ir a espiar a Fitts-senpai mientras se cambia sin querer... porque lo vería claramente como a propósito. No me cabe duda de que esa escena tan propia de una comedia romántica podría llegar a ocurrir, algo que para mí sería glorioso, pero es mejor evitar esos comportamientos mientras demuestro que soy de fiar.

Jum... ¿qué más cosas podrían ocurrir de ese estilo....? Ah... percances usando el baño o mientras alguno de los 2 se asea. Pondré el cerrojo cuando vaya al baño y con eso debería ser suficiente para mis viajes a vaciar la vejiga, pero asearse es algo que no hacen en los minúsculos cuartos de baño de este mundo, sino en medio de la habitación... Jum... supongo que le pediré a Zanoba que me deje asearme aquí esta noche, y como Fitts-senpai puede crear agua caliente con magia, seguro que se las podrá arreglar por su cuenta.

Cabe destacar que antes de salir de la habitación, le dejé toallas de sobra; aunque es probable que siga inquieta al bañarse en el cuarto de otra persona.

Como se tendrá que asear, es probable que cuando vuelva me la encuentre cambiándose de ropa, así que debo llamar a la puerta antes de abrir, para no pillarla más desnuda de la cuenta.... Uhh... seguro que gritaría con un adorable Kya~a mientras intenta taparse los pechos y quizás algo más... Si eso me ocurriera de verdad, claramente, lo primero sería actuar con naturalidad y acercarme a ella diciéndole ¿Quieres que te ayude a lavarte la espalda? y aprovechar un descuido para hacer como que me caigo y agarrarme con fuerza a sus pechos para estrujarlos con mis manos.

Teniendo en cuenta que quiero pretender que es un chico, tendré que decirle algo reconfortante como Senpai, veo que tienes un pecho musculoso y bien marcado y seguir sobándolo un poco más..... Jeje.....[137]

No, para, detente... Nada de hacer cosas sospechosas delante de Fitts-senpai. Aunque no puedo negar que existe la enorme posibilidad de que me cruce mientras se está cambiando... o eso decían en la última novela ligera que me estuve leyendo... ¿D2?[138]

¿Qué más da? Lo importante es que debo asegurarme de que cuando llegue a mi cuarto, llame a la puerta antes de abrir, aunque sea mi propio cuarto, porque como tengo invitados, es mi obligación. Debo imaginarme que soy un jugador de baseball entrenando para las ligas oficiales de Koshien[139] y darle tantos golpes como sea necesario, 10, 100 o 1000, pero debo impactar esa bola y esquivar la derrota.

Así que básicamente, hoy no me puedo permitir cometer ningún error. No voy a dejarme llevar por mis deseos de desnudar y lanzarme sobre Fitts-senpai mientras duerme. No puedo permitírmelo y no pienso dejar tambalearse mi decisión; porque hoy pienso dejar que Fitts-senpai descanse apaciblemente en mi cuarto.

6ª Parte (POV - Sylphy)[edit]

Ha pasado mucho tiempo desde que Ludy salió de la habitación.

Recuerdo que me dijo que estaría trabajando con Zanoba y Julie-chan hasta que apagaran las luces... Pero me dan una envidia tremenda esos 2.

El motivo de esa envidia, es que en el pasado, yo era la persona que pasaba todo el día recibiendo clases de magia de Ludy.

Qué tiempos... me encantaría poder volver a aquel entonces..................... ¿pero qué demonios estoy imaginando en ropa interior? Por no hablar de que hoy encima voy de mujer sexy, con la ropa interior provocativa y el ceñido corset que me prestó Ariel-sama de su colección más picante,[140] en lugar de las tan simples que llevo siempre. Por si fuera poco, me queda bastante suelto en la zona del pecho, aunque Ariel-sama me dijo que eso era Perfecto... Por mucho que no tengo ni idea de lo que quería decir.

Hoy en concreto voy sin mis gafas de sol puestas, y sin ellas, soy incapaz de saber si alguien decidiera atacar a Ariel-sama, pero no había otro remedio.

Le confiaré esa tarea hoy a Luke, además que hoy están las 2 sirvientas de confianza de Ariel-sama; sin contar que apenas ha habido ningún ataque en la universidad...

Tras ver la ropa que me dijeron que me pusiera, no tuve más remedio que preguntarles por qué debía vestirme así, pero me dijeron todos que era parte del plan de hoy. Las palabras exactas de Ariel-sama fueron:


"Escucha con atención, Sylphy. Ludeus-kun se ha dado cuenta de que eres una chica, y parece que está interesado en ti. Así que, básicamente, te toca llamar a la acción a esa parte del hombre... ya sabes a qué me refiero. ¿Lo has entendido?"


Aunque lo pongas de esa forma, me cuesta creer que Ludy se sienta atraído por mí, es más, creo que son simples falsas esperanzas mías por este amor no correspondido...

Pero Ariel continuó con sus palabras.


"Si no me crees, míralo de esta forma, si hubiera una chica por la que sientes interés, no hay duda de que la invitarías a su habitación, ¿no es así, Luke?"

"Sin duda es lo que yo haría."


La confianza con la Luke dijo estas palabras me dejó claro que es algo que ha hecho antes y llevado a la práctica.

Por eso, creyendo en esas palabras, ejecutamos nuestro plan, y hasta ahora, ha ido todo como lo planeamos.


"Pues bien, si lo que me han dicho es cierto, el hecho de que me haya invitado a su habitación es su forma de aceptarme para que esta noche hagamos... el amor..."


Voy a hacer el amor con Ludy hoy....

Con esa idea en mente, hasta yo sé que toda mi cara se ha puesto colorada, y hasta noto el calor en mis orejas.

Doy por hecho que no será como lo que Ariel-sama me ha descrito, sino que seguramente esta noche se acerque más a lo que Lilia-san me describió, ardiente, doloroso, pero mostrándonos completamente el uno al otro.


Pero la conversación con Ariel tuvo otros momentos importantes.


"Pero es posible que Ludeus vaya a actuar como si no hubiera descubierto que en realidad es una chica, ¿no es así, Luke?"

"No me cabe la menor duda, puesto que así me lo hizo saber."


Como imaginaba, en ese momento que me tocó el culo se dio cuenta de que en realidad soy una mujer... y aun así lo está intentando ocultar.


"En ese caso, ese estúpido e incompetente es posible que no le ponga la mano encima durante la noche."

"¿Y qué hago si al final resulta que sí lo hace?"

"Pues en ese caso, el plan ha tenido éxito y puedes disfrutar la experiencia. Dile algo así como que en realidad eres una mujer y que será vuestro secreto, ¿qué te parece, Luke?"

"Sí, conmigo al menos sería un buen plan de acción."

"Pues si estamos de acuerdo, hagámoslo entonces."


Con su conversación, consiguieron convencerme, y como el experimentado Luke dice que funcionará, tuve que creerle.


"Presta atención, Sylphy. No puedes desaprovechar esta oportunidad. Ludeus es un chico estúpido e incompetente y es posible que si nota que te resistes o que no quieres, probablemente dé marcha atrás en el acto. Si eso ocurriera, es probable que tardes otros 6 o 12 meses para conseguir recuperar vuestra relación actual; así que tómatelo como tú primera y única oportunidad."


Escuchar a Ariel-sama insultar a Ludy de esa forma me irritaba; pero viéndolo desde otro punto de vista, lo que dice es que si se abalanzara sobre mí y yo me resistiera, sería un caballero y se detendría. Pensarlo de esa forma hizo que mi irritación disminuyera.


"Bueno, Sylphy, la oportunidad única que se encuentra ante ti es algo que tendrás que agarrar con tus propias manos."

"No entiendo."

"Verás, el motivo por el que Ludeus se está conteniendo es porque piensa que está protegiendo el secreto de Fitts-senpai, pero si eres tú misma la que le confirma ese secreto debería comprender que lo que intentas decirle es que quieres que no se contenga."


Aunque Ariel-sama añadió algo más.


"No sé bien el motivo, pero por alguna razón no quiere inmiscuirse con nosotros, por lo que le creo capaz de que, incluso escuchándolo de tu propia boca, acabe reaccionando con un Hagamos como si no lo hubiera escuchado."


Y por su parte, Luke asintió dándole la razón.

Si Luke con toda su experiencia con mujeres lo afirma tan seguro... debe ser así.


"Y entonces, ¿qué hago si eso ocurre?"


Ante mi pregunta, Ariel-sama asiente antes de continuar.


"Lo primero que debes hacer en ese caso, es mostrarle una prueba irrefutable."

"¿Una prueba irrefutable?"

"Sí, sobre tu feminidad, para que no pueda intentar fingir ignorancia. Por ejemplo, colarte en ropa interior dentro del baño cuando lo esté usando como si te hubieras dejado la ropa dentro o algo por el estilo..."


Básicamente, la propuesta de Ariel-sama y Luke fue la siguiente.

1. Hacer que me vea en ropa interior; de esa forma por mucho que se niegue a aceptarlo, no podrá actuar como si no se hubiera dado cuenta.

2. Sin cambiarme mi vestimenta (siguiendo en ropa interior), explicarle la situación en la que me encuentro, y decirle abiertamente que soy Sylphiette de la aldea Bonna.

3. Como la chica que le gusta está frente a él en ropa interior y resulta que es su amiga de la infancia, será el momento perfecto para confesarle mi amor, haciéndole imposible rechazarme.

4. Iremos juntos a la cama.


Lilia-san ya me ha explicado lo que hacer en un momento de intimidad entre un hombre y una mujer... pero siendo sincera, no creo ser capaz de hacerlo bien, y menos en mi primera vez. Por otro lado, Ariel-sama está intentando asegurarme de que el plan es perfecto y avanzará sin problemas hasta el final.... pero me cuesta creerlo.

Viéndome en este estado, Luke añadió.


"Tan solo déjate llevar, el hombre es quien tiene que llevar la iniciativa en situaciones como esa. Lo que la mujer debe hacer es simplemente aceptar a su compañero con frases como No te preocupes, Te quiero o Me gusta, sigue... cualquiera de esas valdría."

"Luke.... creo que... has sido un poco..."


Las palabras de Luke hicieron que Ariel-sama reaccionara de forma extraña.

Por lo que sé... Ariel-sama tampoco ha estado nunca con un hombre, así que quizás sus palabras le hayan impactado. Pero creo que lo mejor es confiar en lo que dice Luke, aunque pensar que Ludy se comportaría como él puede ser un tanto desagradable. ¿Cómo decirlo...? Para mi experimentado compañero, la mujer perfecta es casi como una muñeca; aunque a Ludy parecen gustarle también las muñecas... hmm...

Todo dicho, no tengo nadie más con quienes hablar de esto, por lo que seguiré su consejo.


Cuando Ludy se marchó de la habitación, utilicé el baño, junto con la toalla que me preparó y me lavé a conciencia antes de quedarme en ropa interior, comprobando que me viera bien vestida de esa forma usando el espejo.

Por cierto, aproveché para lavar la ropa sucia de Ludy con el agua caliente que me sobró.

Mira que dejar tanta ropa sucia acumulada... como se nota que Ludy es un chico.

Habiendo terminado y con todo listo, me senté en la cama a esperarle vestida solo en ropa interior.

Hasta Ariel-sama se preguntó si estar totalmente desnuda desde el principio no sería una mejor opción; a lo que Luke rechazó con fuerza la idea diciendo que perdería impacto[141].

No consigo entender a los chicos... O quizás sean cosas de Luke.

Achús

Mientras espero, empiezo a sentir algo de frescor que hace que se me escape un pequeño estornudo, mientras continúo esperando pacientemente en la cama mirando al suelo.

El motivo de que no me ponga a observar otros lugares de la habitación es que cuando me da por mirar aquí y allá, veo cosas como la ropa interior de Ludy o el altar que tanto atesora y cuyo interior no me dejó ver. Si les prestara demasiada atención, me daría demasiada curiosidad y siento que acabaría haciendo algo de lo que me arrepentiría.

Haciendo lo posible por evitar que eso pasara, simplemente me quedé observando el suelo fijamente, imaginándome lo que estaba por venir.

Cuando Ludy vuelva, se va a sorprender mucho cuando me encuentre así... pero entonces, aprovecharé para decirle que soy en realidad Sylphiette.... ¿Se acordará de mí?.... ¿Se decepcionará cuando se entere por lo que vea o porque le haya ocultado quien soy.......? No creo, porque por lo visto, a Ludy le gusta Fitts-senpai. Si le gusto como Fitts-senpai, debería gustarle como Sylphy, además, él me gusta a mí... el sentimiento es mutuo... todo saldrá bien. Sí, no hay problema. Todo va a salir bien.

Padre. Madre. Esta noche... daré el paso para convertirme en adulta.

KNOCK KNOCK


"...¡¿Eh??!"


Justo en ese momento, alguien llamó a la puerta.

Han llamado.... Alguien ha llamado a la puerta... y no puede ser Ludy, nadie llama a su propia puerta. Mierda... se me olvidaba que Ludy ha hecho muchos amigos este último año, ¡¿por qué no se me ocurrió que alguien pudiera venir a hacerle una visita?!

Corriendo, cogí mi ropa y me la puse, incluyendo mis gafas; ya que la única persona a la que le puedo hacer saber mi verdadera identidad y que soy una mujer es a Ludy.


"Lo siento pero... Ludeus-kun no ha vuelto aún.... ¿eh?"

"Hola, he vuelto."


Resultó que era Ludy quien había llamado a la puerta.


"¿Eh? ¿Por qué llamaste?"

"Porque es de buena educación llamar a la puerta de una habitación en la que hay gente."


Tiene.... tiene razón, ¿no? Pero... PERO....Auuu... Ludy... El plan... ¡¡EL PLAN!!

Nuestra estrategia había fracasado.

7ª Parte[edit]

Esa noche no paré de darle vueltas a la situación.

Me encontraba en la cama superior de la litera, y mi cuerpo se ponía a arder de saber que Ludy estaba acostado debajo mía.

Tras su regreso, hice lo imposible para que Ludy me viera en ropa interior, pero todo fue en vano.

Diría que está a la defensiva, no baja la guardia ni un momento y fui incapaz de aplicar el plan para revelarle quien soy.... Ya no sé si Ludy es muy avispado o un auténtico zoquete... Aunque por su forma de actuar, me da la impresión de que lo que intenta es hacerme sentir a gusto en su habitación, pero... Uhh... Bueno, ¿qué más da? ¡Ha fallado nuestro plan A, pero todavía tengo el plan B!

El plan B que Luke había sugerido como último recurso.


"Si nuestro plan inicial fallara, pon en marcha el siguiente."

"¿Qué plan?"


Luke asintió con firmeza y añadió.


"La visita nocturna[142]."


Según lo que me contó Luke, la visita nocturna es una regla de cortesía de la zona sur del continente, en la que la mujer se cuela en la cama del hombre al que quiere robarle el corazón.

Cuando le pregunté el motivo, su respuesta fue un escueto Ni idea, aunque añadió que el acto muestra una firmeza de los sentimientos por parte de la mujer.


"Lo importante es mostrarle cuanto te importa, y eso no se puede descartar como buenos modales."

"¿Y qué pasa si cuando hago algo así se piensa que soy una buscona?"


Hasta lo que Lilia-san me enseñó es mucho más modesto que lo que me está diciendo Luke, con cosas sencillas como subirme ligeramente la falda para mostrarle mis muslos o cogerme a su mano con el dedo meñique, o aprovechar los días calurosos para dejar entreabierta la zona del pecho pero solo lo suficiente para hacer que él inicie el ataque. La propia Lilia añadió que eran pequeños detalles para que Ludeus no se pensara que soy una pervertida.


"¿Qué hay de malo en que te vea de esa forma?"

"Que no quiero, o al menos no en nuestra primera vez juntos."

"Más importante que esa primera vez es preocuparte más para que no sea la última."


No quiero que Ludy me vea así... eso fue lo que dije... con total convicción... es más, no quiero que Ludy se piense que soy una pervertida ni por un instante. Pero... ahora estoy dudando, debido a que perdí mi oportunidad ahora que estamos acostados.


"Es simple, tan solo quédate completamente desnuda y cuélate en su cama, restriégale tus tetas por su espalda y susúrrale al oído Hazme tuya."


¡¡¿Cómo mierda va a ser eso simple?!! ¿Qué hago si decide rechazarme? No quiero ni imaginar cómo me sentiría, y tampoco es que tenga mucho pecho para... para... para restregarlo contra su espalda...


"Si te rechaza puede que te acabes sintiendo fatal, pero aun así, implicará que vuestra relación haya avanzado."


Solo puedo ver a Luke como una persona muy positiva.

Pero Luke, ¿sabes? Por mucho que estés siempre seduciendo a mujeres, hay varias que ni tú has podido atraer, y lo que es peor, varias de esas mujeres te acaban tratando como basura. Que pasaría si.... ¿Y si Ludy me trata a mí como lo hacen ellas?


"Por culpa de esa actitud tuya no has conseguido hacer ningún progreso en todo un año. Es imposible convertir la Atracción en Amor sin arriesgar que acabe convirtiéndose en Odio."[143]


No pude negar que sus palabras me inspiraron confianza.

No me extrañaría que ese fuera el lema de los Greyrat.

Digo esto, pero sigo indecisa. Y aun en ese estado, sin estar segura de qué hacer, voy quitándome pieza a pieza mi pijama masculino.

Es que hace calor... No, de verdad, hace calor. Que raro, estamos en pleno invierno y esta habitación esta algo caldeada... Seguramente Ludy esté siendo considerado y haya decidido calentar la habitación.

La pregunta es, ¿cómo haces para que la habitación se mantenga caldeada hasta la mañana siguiente?

Pero lo importante, ¿qué hago? ¿me cuelo en su cama? ¿o doy marcha atrás? ¡Ah, claro, puedo sorprenderle en ropa interior por la mañana! ¡Sí, haré eso, y de paso evito tener que hacer la vergonzosa visita nocturna que me dijo Luke! ¡Mañana por la mañana sorprenderé a Ludy! Aunque bueno, si se despierta en mitad de la noche tampoco me importaría...

Y con esos pensamientos, la noche continuó su curso.

8ª Parte (POV - Ludeus)[edit]

Por la mañana, me levanté de la cama.

El motivo de que diga que me levanté y no que me desperté fue porque Fitts-senpai estuvo muy inquieta durante TODA la noche, hasta el punto de que bajó y subió de la litera un buen número de veces.

Llegó incluso a darme la impresión de que se quedó un buen rato de pie frente a mi cama mientras me observaba; aunque en todo momento, continué haciéndome el dormido mirando a la pared y dándole la espalda.

Estuve alerta ya que existía la posibilidad de que la misión de Fitts-senpai cambiara de observación a asesinato sin previo aviso, aunque lo cierto es que confío plenamente en ella.


"......"


Como no me moví en toda la noche y tampoco dormí, al levantarme de la cama noté como todo mi cuerpo se resentía agotado por la velada.

Me pregunto si llegué a dormir aunque fuera un par de horas...

Con cansancio y molestia por todo mi cuerpo, me giré para encontrarme con Fitts-senpai en medio de la habitación.


"Buenos días."

"Ah, Ludeus-kun, buenos días, veo que te has levantado pronto."

"Vaya, aunque veo que tú también."


De pie frente a mí, se encontraba Fitts-senpai, vestido con su uniforme y sus ya características gafas de sol. Es imposible estar seguro por su forma de hablar y comportarse, pero imagino que tiene que estar tan cansada como yo.

Es probable que no haya podido dormir nada en toda la noche... menuda cagada por mi parte. Lo mismo hubiera sido buena idea hacer como que me despertaba al menos una vez en mitad de la noche para invitarle a tomarse un té, ¿no?

Como de costumbre, me lavo la cara antes de ponerme mi calzado para correr[144].


"Bueno, yo voy a hacer mi entrenamiento diario."

"Ya veo, en ese caso, yo regresaré con Ariel-sama."


Y en ese punto me despedí de Fitts-senpai.


Cuando Ariel se enteró de que el plan había fracasado...

Con lo valiente que es siempre Sylphy, ¡¿cómo demonios se vuelve tan inútil en todo lo referente a ese chico?!

Con esos pensamientos, se puso a pensar en el siguiente plan de acción.

Capítulo 88 - El Bosque de Aguanieve - 1ª Parte[edit]

1ª Parte (POV - Ariel)[edit]

Ya había atardecido, y me encontraba en el consejo de estudiantes pensando en estrategias para ayudar a Sylphy en su batalla.

Es necesario tomar medidas todavía más drásticas... Y pensar que aun atreviéndome a destruir parte del dormitorio solo para otorgarle una excusa para dejarles a solas, no fuera suficiente...

Frente a mí, se encontraba Sylphy de pie frente a la mesa del escritorio con una actitud más sumisa de lo habitual debido a su estrepitoso fracaso.


"¿No funcionó la Visita Nocturna[145]?"

"¡¡¿Cómo iba a hacer algo así?!!"


En respuesta a la pregunta de Luke, Sylphy le gritó con la cara enrojecida y dejando claro que no había llegado a tales extremos. Aunque después me llegó a reconocer en privado que estuvo dudando de si hacerlo o no, pero al final se asustó y no se atrevió.

Por su parte, Luke simplemente se encogió de hombros y suspiró con una cara que parecía decir que esperaba que esto fuera a suceder.


"... Luke, ¿qué opinas?"

"¿Sobre qué, princesa?"

"Sobre los actos de Ludeus."


Todo había sido preparado meticulosamente para que hubiera acabado en semejante fracaso...


"Dudo mucho que fueran fruto de la casualidad."

"Eso pensé..."


Habiendo escuchado la historia de Sylphy, todos los planes que habíamos preparado para que resultaran en accidentes fortuitos fueron prevenidos en su totalidad... Sé que Sylphy es tímida y vacilante, pero debe de haber algo más... Como si la forma de actuar de Ludeus fuera premeditada...

Para empezar, un hombre tan experimentado en combate habría reaccionado de alguna forma en respuesta al ir y venir de Sylphy, en lugar de pasarse la noche durmiendo a pierna suelta.... Es impensable que no se diera cuenta y se despertara... Así que la pregunta es, ¿por qué no dijo nada?

Al final... ¿será verdad que es por mi culpa?

Le dijo a Luke que no quería oponerse a nosotros... Aunque no comprendo bien el motivo, ¿será que a sus ojos, soy una persona poderosa e influyente, del mismo modo que mi cautela hacia su persona es mayor de lo habitual?

Después de todo, yo tampoco quiero oponerme a él... ¿Será que somos la pareja perfecta?

Tras una pequeña broma de la que ni yo misma fui capaz de reírme, acabé suspirando en alto.


"Uff.... Al final, parece que la mejor forma de acercamiento a Ludeus, es conseguir de alguna forma que rememore sus recuerdos sobre Sylphiette."

"... ¿Tras todos estos años? Estoy seguro de que se habrá olvidado por completo de ella."


Al escuchar a Luke, no pude evitar pensar que tenía parte de razón.

Es innegable que la posibilidad de que Ludeus haya olvidado a Sylphy es bastante alta; han pasado ya 8 años desde la última vez que se vieron... en 8 años es fácil olvidarte de alguien.

Para colmo, Sylphy no ha escuchado a Ludeus mencionar ni una sola vez la palabra Sylphy mientras le monitoreaba como Fitts-senpai... Eso solo hace hincapié a la enorme posibilidad de que la haya olvidado por completo...

¿Habrá alguna forma de obligarle a recordarla?

Comprendiendo la utilidad de la respuesta a mi pregunta, me puse a analizarlo desde mi punto de vista.

Ni yo sería capaz de recordar los nombres de las criadas que me atendieron hace 8 años... aunque eso no significa que no haya excepciones a esta regla; como por ejemplo, Lilia. Y eso que para cuando tuve uso de razón, ya no se encontraba trabajando en palacio, e incluso así, se me quedó grabada su figura defendiéndome de mi asesino...

Quizás...


"Sylphy, dime, ¿entre tú y Ludeus existe algún recuerdo que os una?"

"¿Un recuerdo que nos una?"

"Así es, piensa que la gente es capaz de recordar a otras personas gracias a habilidades características o eventos concretos. Piensa que por ejemplo, ese es el motivo de que los nobles celebren grandes fiestas en los momentos de ser introducidos en sociedad, consiguiendo así causar una mayor impresión en los asistentes... Si no, piensa que con la enorme cantidad de nobles del reino, sería fácil olvidarte de algunos de ellos de no ser por algún recuerdo concreto y llamativo."


Pero claro, la habilidad para la magia de Sylphy es difícil de olvidar... ¿Cómo vas a olvidar a una persona con la edad de Sylphy o Ludeus capaces de conjurar en silencio, siendo algo tan poco común? Pero no hay duda de que Ludeus no se ha dado cuenta todavía de que Sylphy es Fitts... ¿Por qué será?

Con la información que poseía, era incapaz de comprender el motivo que llevara a semejante olvido.


"¿Recuerdos...? Pues... Os conté que hace años los aldeanos se metían conmigo, ¿no es así?"

"Sí, recuerdo que me dijiste que se metían contigo por tu color de pelo."


El pelo blanco es poco común, pero no tanto como para sufrir acoso por ello... Pero los niños siempre han buscado las formas más crueles de jugar...


"El día que conocí a Ludy, fue cuando este me salvó de los aldeanos que me atacaban; para mí, es algo que jamás olvidaré."

".... Supongo..."


Analicé ese recuerdo buscando formas de rememorarlo y que Ludeus recordara a Sylphy.

Puedo contratar a algunos maleantes para que ataquen a Sylphy y orquestarlo de manera que Ludeus la salve de ellos... Además que, si mal no lo recuerdo, Luke organizó situaciones así para ganarse a algunas nobles, por lo que sabrá cómo organizarlo a la perfección...

No obstante, hay un grave problema. Sylphy.

Puede que ahora mismo esa pequeña parezca una jovencita miserable, pero a la hora de la verdad, se convierte en una luchadora implacable y decidida... Si contrato a unos maleantes cualquiera, debería ser capaz de aniquilarlos.

Además, Ludeus también tiene en buena estima la habilidad de Fitts, por lo que si solo aparentamos el peligro, es probable que se dé cuenta de que es una farsa...

¿Hay mano de obra a la que contratar que pueda de verdad poner a Sylphy contra las cuerdas en combate? Dudo mucho de que exista alguien así... No... Un momento... la hay.

En estos momentos se encuentra en la ciudad un clan entero de aventureros de rango A y S especialistas en combate... el clan Thunderbolt. Estoy segura de que con suficiente dinero, sería capaz de contratarles...

Ah... maldición... también recuerdo haber escuchado rumores sobre que Ludeus tiene amigos en ese clan... Algo como que Ludeus el Quagmire y Soldat Heraldo de la Tormenta fueron visto juntos en un bar... También recuerdo que Elinalise DragonRoad y Cliff Grimoire participaron en el evento...

Por ese motivo, acabé descartando la opción de contratar a Thunderbolt.

Encima, aunque contrate a un aventurero de suficiente categoría capaz de poner a Sylphy contra las cuerdas; lo más seguro es que Ludeus el Quagmire posea más contactos desconocidos para mí, similares a Soldat... Pero eso, aunque aparentemente no tengan ningún tipo de nexo entre ellos a mis ojos, en realidad sí que lo haya...

Si al final resultara que se conocen, no hace falta analizarlo demasiado para comprender que la situación se complicaría enormemente... Y es lo último que quiero debido a la posición en la que me encuentro.

Tampoco puedo permitirme dinamitar la fama que posee Fitts en esta ciudad, contratando a unos maleantes cualquiera y que la dejen en evidencia... eso podría pasarme factura.

Así que lo mejor, será evitar la estrategia Rescate...


"¿Y no hay ningún otro evento memorable entre vosotros?"

"Estooo... Hmmm... s-sí.... que lo hay...."


Diciendo estas palabras, Sylphy se fue poniendo cada vez más y más colorada.


"Cuando nos conocimos... Ludy se pensó que yo era un chico... y un día, mientras me enseñaba magia, se puso a llover... Los 2 fuimos a su casa y la situación llevó a que los 2 nos bañáramos en la misma habitación... Y entonces.... Ludy... pues... eso..."


Habiendo llegado hasta ese punto, y a punto de explotar del nerviosismo, Sylphy le lanzó una mirada intensa a Luke; a lo que él, y su maestría para comprender el corazón femenino, sin decir nada se llevó las manos a los oídos para intentar no escuchar lo que venía a continuación.


"L-Lo que hizo fue... d-desnudarme... a la fuerza... y... quiero decir... incluyendo mi... ropa interior... E-esto... hmm.... básicamente... lo vio... todo... y así... se dio cuenta de que yo era una chica...."


Siguió contándome lo que ocurrió, esta vez con detalles que sí había oído con anterioridad sobre que Ludeus estuvo decaído durante un tiempo y Sylphy sin saber bien cómo actuar después de lo ocurrido.

Gracias a eso, conseguí comprender varios aspectos que hasta ahora se me escapaban de Ludeus.

Estoy segura de que ese es el motivo de que Ludeus se resista a descubrir abiertamente la identidad de Fitts. Por mucho que no recuerde a Sylphy, estoy totalmente segura de que en su cabeza, la idea de exponer a la fuerza la verdadera identidad de una persona es algo malo.

Pero... esta... esta es la única solución posible.

Debemos recrear una situación similar en la que sea él mismo el que vuelva a quitarle la ropa a Sylphy con sus propias manos.


"De acuerdo, en ese caso, utilicemos eso."


La autoridad ha hablado.


"Luke, ya puedes volver a escuchar. Lo que viene a continuación es decidir la estrategia a seguir."


Pero antes de empezar, recordé algo de vital importancia que afectará el resultado de nuestros actos.

La cobardía de Sylphy en este asunto.

Si no hago algo, estoy segura de que el resultado será el mismo...


"Pero antes, necesito confirmar algo contigo, Sylphy."

"S-¿Sí?"

"Sylphy, ¿qué clase de relación quieres tener con Ludeus?"


Y la joven con orejas puntiagudas se quedó sorprendida por la pregunta inesperada.

2ª Parte[edit]

Antes de volver a la respuesta de la joven de ahora pelo blanco, es necesario mencionar que había ciertos malentendidos sobre la situación.

Por un lado, nadie, a parte del propio Ludeus, sabía sobre su anterior vida; y mucho menos, sobre la vida de perdedor que había tenido antes de reencarnarse.

Esa vida le había hecho pensar que si existía algo que él pudiera hacer, significaba que existían, como mínimo, varias personas que podían hacer lo mismo que él, o incluso hacerlo mejor.

Por otro lado, Ludeus había observado de primera mano la existencia de seres como Kishirika, BadiGadi, Ruijerd y hasta Orsted; y el hecho de haber conocido seres tan increíblemente poderosos o con habilidades tan increíbles, habían conseguido que a ojos de Ludeus, este mundo poseyera un gran número de personas que poseían habilidades similares a estos seres, y por lo tanto, muy superiores a sí mismo.

En definitiva, Ludeus creía que en este mundo, el número de magos que conjuraban en silencio, era muy superior al verdadero.


Otro aspecto que ayudó a alterar la percepción de Ludeus sobre Ariel, fue el hecho de que la princesa tenía a su cargo a un mago capaz de conjurar en silencio; lo que le llevó a obtener una idea equivocada.

Cuando debía haber visto que si una persona que no fuera parte de la nobleza sirviera a la princesa, era por sus increíbles aptitudes, como la conjuración en silencio; lo que vio fue, que si la princesa tenía a su cargo a un mago que conjuraba en silencio, la propia princesa debía ser MUY superior a sus escoltas y poseer todavía más personas increíbles a su cargo.

Lo que explicaba su cautela en su trato con ella.

3ª Parte (POV - Sylphy)[edit]

Estoy incómoda debido a un malentendido

Es un detalle que en su día fue un simple malentendido, que debido a que en ningún momento lo he corregido se ha convertido en un secreto que le oculto a mis aliados.

Cuando aparecí en la capital, tardé en descubrir que mi pelo se había vuelto blanco... pensé que todos me hablaban sabiendo que el color de mi pelo era ese verde por el que tanto sufrimiento había pasado.

No obstante, llegó el día en que comprendí el cambio que había sucedido en mí; un cambio que agradezco... Pero que poco después me hizo sentir miedo...

Tenía miedo de que si la princesa o Luke supieran que en realidad mi color de pelo original era ese odioso verde... es posible que no quisieran volver a saber nada de mí.

No es que no confíe en ellos... Pero sentía pánico de que mis temores se hicieran realidad.

Por eso, nunca les corregí el hecho de que pensasen que mi pelo fue de color blanco desde el día de mi nacimiento... algo que se ha extendido hasta la actualidad.

Cuanto más se alarga una mentira, más difícil se vuelve reconocer que lo es.

Por suerte para mí, conforme pasaron los días, el temor de que mi pelo verde volviera a crecer fue desapareciendo, manteniéndose el nuevo y descolorido tono.


Pero Ariel me sacó de improviso de mis remordimientos con su pregunta.

... ¿Qué relación quiero tener con Ludeus.....?

.... ¿Qué quiero ser para él...?

Yo... quiero estar a su lado... toda la vida...... siempre le he querido... y durante muchos años, le he amado... Y hasta soñado con una vida con él.

Por ejemplo... he soñado e imaginado muchas veces nuestra vida de recién casados... En mis sueños, vivíamos en la antigua casa de Ludy en la aldea Bonna... o al menos, una casa parecida.

Dormiríamos juntos, me despertaría por las mañanas a su lado... me daría los buenos días cuando abriera los ojos y me daría un beso de buenos días.... antes de vestirse para salir a hacer su entrenamiento diario, empezando por ir a correr.

Yo... yo me quedaría en casa, para preparar el desayuno... como su esposa, quiero que coma lo que le preparo... No hace falta hacer nada extravagante, solo que sabiendo que a Ludy le gusta comer mucho, haría una buena cantidad para los 2.

Ludy entonces llegaría a casa con el desayuno listo y comeríamos juntos... algunos días Ludy diría que está riquísimo y otros no; aunque me quedaría prendada mientras le veo disfrutar de la comida que preparé, sonriéndole, esperando por si quiere repetir para servirle más comida.

Después del desayuno, Ludy se iría a trabajar, y yo le daría el obento[146] que le preparé mientras hacía el desayuno... Para después dirigirme a acompañar a la princesa. Porque trabajaríamos los 2, al igual que hacían los padres de Ludy.

No sé exactamente qué tipo de trabajo realizaría Ludy, pero es un sueño... no hace falta pensar tanto en esos detalles...

Después del trabajo, estaría atenta para darle una sorpresa a Ludy cuando entrara por la puerta; y al verme, me sonreiría algo cansado, se quitaría la nieve y me abrazaría con fuerza, antes de ir juntos a la chimenea.

El baño estaría listo justo para ese momento, y después de lavarnos, prepararía la cena, mientras veo a Ludy sentado junto a la chimenea, probablemente fabricando alguna figura de arcilla.

Cenaríamos juntos, y a diferencia de en el desayuno, Ludy me contaría varias cosas sobre lo que le ha sucedido hoy, sorprendiéndome con cada historia increíble que seguro me contaría, con una sonrisa bobalicona.

Y después de cenar, nos sentaríamos juntos en un sofá cómodo junto al fuego, mientras nos abrazamos debajo de una manta y Ludy me pasa su brazo por encima del hombro... Algunos días hablaríamos y otros nos quedaríamos en silencio observando el fuego.

Pero casi siempre, nuestras miradas se cruzarían de manera fortuita por un instante... y nuestras caras se acercarían lentamente... ¡! ¡Lo único que puedo imaginar en este punto es la silueta del fuego en la habitación con nuestras sombras bien pegadas!

Tras unos instantes preciosos, Ludy apagaría el fuego, y me llevaría en brazos al dormitorio...

Algunas noches Ludy me diría frases bastante sugerentes como ¿cuántos niños quieres tener, Sylphy? Y yo le seguiría el juego le diría cosas como Anda Ludy... ¿cuántos niños quieres que te dé? El sonreiría pícaramente y me diría ¡Un montón! ¡Y se desnudaría! ¡Y yo le diría! ¡Pues -! ¡¡¡!!! ¡COMO SI PUDIERA DECIR ALGO ASÍ!

...

..

.


".......... ¡COMO SI PUDIERA DECIR ALGO ASÍ!"

"Ejem...."

"¡¡AH!!"


Ariel me trajo de vuelta a la realidad, y seguramente solo con mi cara fuera suficiente para caldear e iluminar la habitación. No sabía dónde meterme después de semejante ilusión... Pero Ariel al verme, pareció no querer darle más importancia y simplemente dijo.


"Eso que... has imaginado... quiero que lo imagines ahora exactamente igual, pero esta vez sustituyéndote a ti por otra mujer."


Hice lo que me dijo, y por algún motivo, la persona que tomó mi lugar fue Nanahoshi; mientras que yo pasaba a ser una persona ajena a esa vida que tan solo podía observar la imagen de los recién casados a través de una de las ventanas de la vivienda.

Ellos en algún momento se darían cuenta de que les observaba y se reirían entre ellos algo avergonzados y echarían las cortinas.


"¿Qué te parecería?"

"N-¡No quiero algo así!"

"Buena respuesta."


Ariel asintió con su expresión seria y continuó.


"Sylphy, la probabilidad de éxito de este plan depende principalmente de tu esfuerzo."

"Q-¡Entendido!"


Por algún motivo, Ariel no parecía convencida, y añadió algo más.


"Un fracaso como el de ayer, provocado por tu cobardía, será totalmente INACEPTABLE. Si volviera a ocurrir algo así, no volveré a ofrecerte mi apoyo- No, eso no es suficiente... Juro por mi honor como la segunda princesa del reino de Asura, Ariel Anemoi Asura, que en caso de que tu cobardía provoque un nuevo fracaso, te prohibiré todo posible contacto con Ludeus Greyrat."


¡¿CÓMO?!

NONONONONONONONO

Imposible, no puede ser... no creo que sea cierto, pero la princesa... la princesa no bromearía con algo así... pero... PERO.... Esta vez...... Esta vez.....

Tragué saliva en mi garganta seca y el sonido resonó en la habitación que se había quedado unos instantes eternos en silencio.

Puede que el ultimátum de la princesa no fuera en serio... pero debo tomarlo como si lo fuera.

A lo que me decidí, y asentí con determinación por no desaprovechar esta oportunidad que mis aliados me estaban ofreciendo. Una vez Ariel vio mi rostro, pareció quedarse más conforme y dijo una última cosa.


"Esfuérzate."

"L-Lo haré."

"Muy bien."


Ariel asintió en respuesta y comenzamos la reunión para organizar nuestro plan.

4ª Parte[edit]

Decidimos llevar a la práctica nuestro plan ese mismo día.

La hora y lugar acordados son, la hora del almuerzo en el primer piso del comedor; donde los estudiantes que además son aventureros comen junto a los miembros de las distintas razas demoniacas y varios feral.

Son el tipo de personas a los que los nobles tratan como escoria o simples bufones; aunque en realidad, son meros prejuicios. Y Ariel considera que los prejuicios son una estupidez.

¿Cómo van a ser escoria los miembros de una raza que fue capaz de acorralar a los humanos?

Aunque claro... teniendo en cuenta que Ariel también prejuzgo a Ludy sin conocerle, sus palabras no son especialmente persuasivas en ese aspecto...


Ludy se encontraba en una mesa en una esquina alejada del comedor, sentado junto a otras personas y charlando animadamente. En concreto, el grupo está compuesto por Ludy, Zanoba-kun y Badi-sama; aunque poco después, también veo a Julie-chan sentada con ellos y dándole sorbos a una copa mientras observa y escucha al resto.

Mushoku09 08.jpg


"Badi-sama, dígame cuáles opina que son los requisitos indispensables para una figura o estatua?"

"¡Que sea más cautivadora que la mismísima realidad! ¡Pero sobre todo, que esté imbuida con gran erotismo que fascine a aquellos que la observen!"

"¡Erotismo! ¡Como podía esperarse de un Rey Demonio, sabe de lo que habla! ¡Vamos, otra ronda!"


La piel de Badi-sama se había tornado de un tono marrón oscuro mientras bebía alcohol cómodamente en mitad del comedor; mientras Ludy y Zanoba reían mientras charlaban a su lado.

Viendo lo que les están sirviendo... está claro que al menos, Badi-sama y Zanoba-kun están bebiendo alcohol... que raro... no deberían de servir alcohol en el comedor... es más, ni fuera de la universidad les venden alcohol a los estudiantes... ¿Le habrán hecho una excepción al Rey Demonio?


"Y por cierto, Badi-sama, si me atreviera a decirle que me gustaría fabricar una escultura de Kishirika-sama, ¿qué le parecería? Y que conste que hablo de una figura con un toque erótico como sugirió antes."

"¿De mi prometida...? Este servidor duda de que conozcas el aspecto físico de Kishirika una vez su cuerpo termine de madurar."

"¡A eso quería llegar! Piensa que cuando Kishirika madure, será imposible volver a verla en su forma menos desarrollada, ¿no es cierto? Pues por eso mismo, lo mejor sería dejar constancia de su actual y encantadora apariencia."

"Es una buena sugerencia, no obstante, su actitud excesivamente despreocupada la lleva a encontrar un final temprano; por lo que aunque no crearas una figura que dejara constancia de su actual apariencia, no habría problema para volver a verla en su físico actual."

"Pero piensa que podrías decorar su castillo con una galería de estatuas de Kishirika-sama avanzando progresivamente conforme fuera madurando."

"Puede ser, aunque con la corta vida de los humanos, es imposible para ti poder ver y reproducir a Kishirika en sus distintas etapas de maduración."

"Exacto, en eso tienes toda la razón; y por ese motivo y para poder representar a Kishirika-sama en todas las etapas de su vida, es necesario que extienda por el mundo mi técnica de creación de figuras. Y para alcanzar ese sueño, es necesaria su colaboración, Badi-sama... uejeje..."

"¡Fuajajajaja! ¡Aun siendo consciente del poder que albergas, tu forma de convencer a este servidor es más propia de un mercader! ¡Qué interesante! ¡Muy bien, este servidor acepta tu propuesta! ¡Siéntete honrado por tu hazaña! Pero dime, ¿qué deseas? ¿Dinero? ¿Poder? ¿Trabajadores?"

"No, no, Badi-sama; lo único que le pido es que nos dé su apoyo en caso de que lo necesitemos."


Ludy tenía en su rostro una sonrisa bastante retorcida, diría incluso que desagradable.

Ludy no sonreía demasiado ni cuando era niño, pero es cierto que cada vez que lo hacía, acababa mostrando esa misma mueca... Veo que no ha cambiado en todos estos años...

Recuerdo a otra persona que se reía de esa forma en el palacio real... si no me equivoco, se trataba del ministro Darius, la persona detrás de la caída de Ariel.

Es una persona a la que no puedo perdonarle lo que nos hizo; pero por extraño que parezca, y quizás porque Ludy se reía de esa forma, esa sonrisa no me perturba tanto como a otras personas... En realidad, me parece la sonrisa de una persona calculadora e inteligente.

Por lo que sé, Ludy y Zanoba-kun están intentando organizar una especie de escuela de fabricación de esculturas hechas con magia de Tierra. No soy capaz de comprender cómo de artísticas serán, pero entiendo la complejidad detrás de la técnica de creación... Cuando vi la estatua del Dragón Rojo que todavía no han terminado, no pude evitar quedarme sorprendida.

Por si fuera poco, están dándole a una minera del carbón una educación especial solo para lograr sus objetivos, y hasta están intentando obtener la cooperación de un Rey Demonio... Está claro que se lo están tomando en serio.

Como maga capaz de conjurar en silencio como ellos, me encantaría participar en sus actividades, pero me es imposible, teniendo en cuenta mi trabajo como guardaespaldas de Ariel.


"Ludeus-kun."

"Ah, Fitts-senpai."


Cuando le llamé, pude ver como la expresión de Ludy cambió a una sonrisa más amena.

Con todas las cosas extrañas que he estado haciendo estos días y su actitud no ha variado en absoluto... La princesa va a tener razón y Ludy va a ser poco perceptivo... Aunque claro, el hecho de que no se muestre cauteloso conmigo es una prueba clara de que confía en mí... ¿no es así?

Eso me alegra...


"¿Que querías?"

"Esto..."


Tanto Zanoba-kun como Badi-sama me habían clavado sus miradas.

Hmmm...


"Este sitio es un poco... Preferiría hablarlo en otro lugar."

"Comprendo. En ese caso... Zanoba, te encargo el resto de la conversación con Badi-sama."

"Así lo haré... Puedes dejarme los detalles nimios a mí."


Veo que Ludy y Zanoba-kun se llevan bastante bien... qué envidia... de pequeños, nuestra relación era similar...

Qué envidia...

Mientras pensaba en esto, llevé a Ludy fuera del comedor, a un lugar algo apartado y poco transitado donde poder hablar tranquilos.


"Dime, ¿de qué se trata?"


Su expresión se tornó inesperadamente seria cuando dijo esto; seria y decidida.

... Cuando Ludy se pone serio... es tan genial...


"Pues... lo cierto es... que quería pedirte que me ayudaras con una cosa-"

"Entiendo y dalo por hecho. Haré lo que pueda para que vaya todo sobre ruedas."


Antes siquiera de que le dijera de qué se trataba, Ludy se dio un golpe en el pecho mientras aceptaba mi petición.


"Un momento por favor, todavía no te he dicho ni qué necesito."

"A menos que sea imposible para mí, no pienso negarme."


Me genera tanta confianza... que hasta me hace sentir mal por estar engañándole de esta forma... Aunque peor me siento por no poder decirle abiertamente quién soy...


"Gracias... Ayer te comenté que Ariel-sama iba a hospedarse en la casa de un noble mientras arreglaban el dormitorio, ¿no es así? Pues resulta que ese noble ha conseguido obtener los servicios de un guardaespaldas sorprendente."

"¿Y quieres que venza al guardaespaldas para dejarle en evidencia?"

"¡¿Qué?!... ¡No, no! ¡Nada de eso!"

"Comprendo, y mejor así... las disputas y enfrentamientos no son mi fuerte."


Que no son tu fuerte... ¿dices...?

¿Habrá sido una broma? No sabía que a Ludy le gustara bromear con esas cosas... ¿debería haberme reído?

¡Vuelve! ¡Ahora mismo no puedes preocuparte con detalles sin importancia!


"Pues Ariel-sama no pudo soportar los comentarios altaneros de ese noble, por lo que respondió que yo, osea, dijo que Fitts es un mago increíble."

"Oh, ¿y qué pasó después?"

"Que el otro noble respondió que su guardaespaldas era capaz de adentrarse en el Bosque de Aguanieve con otros 3 aventureros y recolectar una flor que solo crece allí, pero..."


Al escucharme, Ludy se llevó la mano a la barbilla de forma pensativa.


"¿Una flor que solo crece en el bosque de Aguanieve? La única que se me ocurre es la flor Freeze Fringed[147], ¿es esa? Que yo sepa, sus pétalos se pueden utilizar como una potente medicina; aunque es famosa por florecer únicamente a mediados de invierno y en zonas bastante heladas."


Vaya... como se nota que Ludy es un aventurero consumado... sabe mucho al respecto. Me alegro de haber investigado en profundidad hasta encontrar algo que existiera de verdad.


"El Bosque de Aguanieve es bastante peligroso en invierno, pero con un grupo de 4 aventureros de rango A o superior no debería ser nada especial como para vanagloriarte por ello; estoy seguro de que tú mismo podrías hacerlo en solitario yendo con cuidado y sin encontrarte ningún problema grave. Estoy seguro."


Tras estas palabras, Ludy comenzó a nombrar a todos y cada uno de los monstruos que aparecen en el Bosque de Aguanieve; Avispón de las Nieves, Puma Albino, Treant Mostaza...

Vaya... los está nombrando todos a la perfección... ¿tendrá memorizados todos los monstruos de la zona?


"Pues... ya sabes... tras decir todo eso, Ariel-sama tuvo que incrementar la dificultad y decir, que yo podría hacerlo incluso con un grupo más reducido..."

"Ahora lo comprendo, ya veo a dónde quieres ir a parar."


Ludy asentía como si hubiera comprendido lo que le estaba proponiendo.


"Conozco a un aventurero amigo mío que seguro que te puede conseguir la flor por un módico precio. Si le llevas esa flor al noble en concreto, no tendrá más remedio que aceptar que fuiste tú mismo a recogerla."


Y declaró esas palabras.


"¡¡WA!! ¡Ludeus-kun, eso no es correcto! ¡¿La idea es que demuestre mi habilidad?!"

"Eso que llaman habilidad o poder puede presentarse de varias maneras. Por ejemplo, obtener contactos es una habilidad en sí misma, es la capacidad para establecer conexiones con personas importantes. En este caso, Fitts-senpai, tú me conoces a mí y te considero un amigo; y por lo tanto, yo, una persona conocida entre los aventureros, te sirvo de unión con esos mismos aventureros para ofrecerte sus habilidades y hacerlas tuyas. Esa también es una forma de mostrar tu habilidad, ¿no es cierto?"


E-Estás... ¡Estás manipulando a tu antojo la idea de habilidad! ¡Y puedes tener razón en parte! ¡Pero esto es sobre MI habilidad individual! ¡¿Por qué intentas meter a otros en esto?!


"No puedo aceptar tu propuesta; si llegaran a descubrir el engaño, Ariel-sama quedaría en evidencia."

"Comprendo... Bueno, en ese caso, ¿vamos a por la flor?"


Ludy hizo esta pregunta sin ningún tipo de preocupación.

Habla de adentrarse en un bosque sin ningún tipo de preocupación[148]... como se nota que es un aventurero de rango A...

Y justo cuando pensaba de esa forma, me quedé helada al escuchar el resto de su frase.


"Aunque antes tengo que pedirle a unos amigos que me echen una mano ese día, algo que seguramente me tome unos 3 días... Dudo mucho que con 10 personas acompañándonos tengamos ningún problema; y por suerte, Step to Leader se encuentra en la ciudad, por lo que seguro que podrán ayudarnos."


.... Un momento... Estás diciendo cosas sin sentido...


"¡Ludeus-kun, escúchame, espera! ¡¿No es cierto que Ariel-sama dijo con un grupo más reducido?! ¡¿A qué viene eso de que nos acompañen 10 personas?!"

"No tienes de qué preocuparte, en serio. Esos aventureros simplemente habrán entrado al bosque el mismo día que nosotros, solo por casualidad. Me aseguraré de que todos ellos tengan coartadas como misiones de supresión de monstruos y recolecta; por lo que será simple, casualidad que se dediquen a acabar con todos los monstruos de la zona mientras nosotros vamos a recolectar la flor. Eso sí, seremos los únicos que vayamos directamente a recolectar la flor."


Uuuhh.......

Me pregunto si esa será la verdadera forma de actuar de los aventureros... Aunque claro... Ludy lleva siendo aventurero bastantes años, por lo que seguramente comprenda los peligros que alberga adentrarse en un bosque...

Es posible que se piense que yo, que soy una novata, pueda ser un lastre o tener dificultades y por eso esté siendo especialmente considerado... No me extrañaría...


"A-Aunque no vinieran esas personas... nosotros 2 solos seríamos capaces de hacerlo con facilidad, ¿no piensas así, Ludeus-kun?"

"..... ¿Será, Fitts-senpai... que querías pedirme inicialmente que te acompañara a recolectar esa flor?"


¡¿NO ES ESO LO QUE LLEVO INTENTANDO DECIRTE TODO ESTE RATO?! ... Oh, cierto... no llegué a pedírselo.


"¡Exacto! Eso es, porque sé que puedo confiar en ti, Ludeus-kun."

"Hmmm...."


Tras decirle esto, Ludy se llevó de nuevo la mano a la barbilla pensativo, y se quedó unos segundos en silencio antes de asentir.


"Teniendo en cuenta que te he pedido ayuda en varias ocasiones, Fitts-senpai, no puedo negarme si dices que confías en mí. Por eso, tu petición, la acepto incondicionalmente."

"G-¡Gracias, Ludeus-kun! ¡Estaba algo intranquilo de adentrarme solo en el bosque!"


Hubo varios momentos tensos, pero de momento, parece que he conseguido completar la primera parte de nuestro plan...

Pero vaya... me sorprende la cantidad de ideas que se le ocurrieron tras escuchar apenas un par de detalles por mi parte... Sabía que Ludy era increíble, pero siempre me sorprende.

5ª Parte[edit]

La estrategia Recordando a Sylphy, llegó a la segunda parte del plan, y tanto Ludy como yo, llegamos a la entrada del Bosque de Aguanieve.

El bosque se encontraba a 3 días de camino en dirección norte desde Sharia, y se encontraba justo en la frontera con el ducado de Basherant. Pero lo que me llamó la atención la diferencia entre mi equipo y el de Ludy.

Mientras yo iba vistiendo mi ropa de siempre, Ludy iba completamente preparado con una enorme bolsa de viaje, con raciones y distintas herramientas para casos de emergencia.

Pensé que siendo Ludy un aventurero consumado, haría el viaje con lo justo y entraría y saldría del bosque en un abrir y cerrar de ojos...

Pero cuando se lo dije, su respuesta fue:


"No debes menospreciar los bosques... en ellos, existen monstruos capaces de esquivar mis Balas Rocosas."


Al escucharle pensé que exageraba, porque me cuesta creer que haya un monstruo capaz de esquivar un ataque con semejante potencia; pero siguió hablando.


"Al menos, en los bosques del continente demoniaco, casi todos los monstruos eran capaces de esquivar mis hechizos con una agilidad increíble. El exceso de confianza puede traer la muerte."


Pensé que solo intentaba tomarme el pelo, pero su mirada era seria.

Como en el Bosque de Aguanieve lo máximo que vamos a encontrar son monstruos de rango B, pensé que hasta yo sola podría encargarme de ellos... o eso pensaba...


"Tienes razón, disculpa. Parece que te hice encargarte de los preparativos necesarios sin quererlo."

"No te preocupes. Al fin y al cabo, mi trabajo es escoltarte, por lo que es natural que lo haga."


Viendo que se lo está tomando como un trabajo formal, me pregunto si no será mejor pagarle un sueldo...


"Esto... Ludy-eus-kun, ¿no sería conveniente en ese caso que te pagara una cuota por ayudarme o algo similar?"

"Nada de eso, piensa que esto es un favor que te estoy haciendo porque quiero, así que no te preocupes por eso."

"De acuerdo, pero no quiero que te pienses que no puedo pagar por tus servicios, Ludeus-kun."


Puede que no sea mucho, pero Ariel-sama me paga un sueldo por mi trabajo de escolta... Y como encima no tengo nada en lo que gastármelo, se ha ido acumulando con el tiempo. Por eso, debería haber ahorrado suficiente para pagar a Ludy por sus servicios con mi propio dinero...

Aunque claro... Ludy ha demostrado poseer un nivel equivalente al de un mago Real... ¿t-tendré suficiente?


"Fufu... Has de saber que mis servicios no se consiguen a cualquier precio..."

"¿P-Precio....? S-Supongo que tienes razón... pero..."


Tras escucharle, por algún motivo dejé de pensar en dinero, y recordé lo sucedido en el mercado de esclavos. Acabé imaginando a Ludy siendo expuesto ante todos en uno de los escenarios, bañado en aceite y...

¡! C-Comprar a L-Ludy.......

Me dio un escalofrío que recorrió todo mi cuerpo solo de imaginarme la escena; y no me cabía la menor duda de que toda mi cara se había encendido debido a mi imaginación.


"M-M-¡Mejor terminamos esto cuanto antes!"

"Claro."


Y con ese último intercambio, nos adentramos en el Bosque de Aguanieve.


Este bosque puede parecer similar al resto de bosques, puesto que en definitiva, posee una gran variedad de árboles cubiertos por completo de nieve, idénticos a cualquier otro bosque de la zona norte.

Sin embargo, en este bosque hay una anormalidad en el maná ambiental que causa que lluvia, nieve y granizo caigan en un ciclo interminable y en periodos fijos. Es la única zona de todo el continente central donde la nieve cruje con un ruido helado debido a la mezcla de los distintos estados del agua que cae, dificultando con eso enormemente la movilidad.


"Por lo que sé, la flor florece en acantilados; por lo que avanzaremos hasta la montaña en línea recta mientras voy derritiendo la nieve a nuestro paso. Sígueme sin alejarte y manteniéndote alerta a los alrededores."


.... ¿mientras derrites al nieve...?

Ludy dijo esas palabras sin darle especial importancia y se puso en marcha, dejando a su paso un camino libre de nieve.

Viéndole, decidí intentar imitarle pero no me era posible.

Si solo tuviera que ir derritiendo la nieve a mi alrededor, es posible que pudiera aplicando un efecto controlado de magia de Fuego; pero ir creando un camino todo el rato es complicado...

En realidad, no es que no pueda hacerlo, sino que consume una gran cantidad de poder mágico. Porque lo cierto es que siempre he pensado que Ludy utiliza la magia en grandes cantidades con una facilidad pasmosa.

Continuamos avanzando mientras por el sendero que estaba creando artificialmente, y hasta el hielo que iba surgiendo en mis hombros se iba evaporando gracias a la magia de Ludy.

Al principio pensé que derretir tanta nieve generaría suficiente vapor como para que los monstruos nos descubrieran, pero poco después pude comprobar que Ludy no solo derretía el hielo y la nieve, sino que además se estaba encargando de que no surgiera demasiado vapor.

Esto me extrañó, y cuando le pregunté, me dijo que ajustando con cuidado la temperatura para derretir el hielo, podía hacerse que el vapor no fuera tan visible.

... ¿Cuánto control será necesario para poder obtener semejante efecto- ¡Aunque debería preocuparme más de poner el plan en acción!

Decidida a comenzar a actuar, respiré profundamente, y con una expresión amena señalé al báculo que llevaba en su mano.


"Ese báculo... no dije mucho la última vez que lo sostuve, pero es increíble. Es la primera vez que he visto un cristal mágico colorido, incluso en el palacio real. ¿Dónde lo obtuviste?"

"Pues fue en mi 10º cumpleaños, la Ojou-sama para la que trabajaba entonces me lo regaló."


Su expresión al decir esto fue un poco sombría.

Ahora que la menciona... apenas habla de esa Ojou-sama... Es más, creo que es la primera vez que habla sobre ella delante mía.

Por lo que sé, esa joven noble era muy violenta... ¿será que le causó muchos problemas y no quiere pensar en ella?


"¿Te importaría dejarme coger el báculo un poco? Lo único que he probado a usar es la varita para principantes, y siempre he querido saber qué podría conseguir con uno de esos."

"¿En serio? Pensé que como trabajabas para la princesa de Asura te darían un báculo más imponente."

"Ya, pero como siempre he conjurado en silencio, seguramente se pensara que un báculo no me serviría de nada... Menuda tontería, ¿no?"


Está claro que esto es una mentira que acordamos que diría junto a Ariel-sama y Luke; puesto que para mí, la varita de principiante es el único recuerdo que me quedaba de Ludy, y no tenía la menor intención de separarme de él.

Aunque claro, como es una varita bastante común, Ludy no parece recordarla...


"Por supuesto que puedes cogerlo, sujétalo y pruébalo si quieres. Dime, ¿qué te parece su grosor?"[149]


Ludy me preguntó esto sonriendo por algún motivo.

¿? ¿Por qué sonríe? ¿He hecho algo gracioso?

Sin comprender bien su reacción, sujeté el báculo con fuerza; aunque como mis manos eran bastante pequeñas, me costaba agarrarlo correctamente.


"Es muy grueso... ¿Está hecho de forma que hay que sujetarlo con ambas manos? Porque aun así me cuesta sujetarlo bien..."

".... Seguramente lo fabricaran asumiendo que iban a ser usados por un adulto."

"Hnn."


Sin dejar de sonreír, Ludy continuó avanzando mientras seguía derritiendo la nieve; yo por mi parte, le seguía sujetando su báculo.

Perfecto, paso 1 completado... Lo siguiente es...

Me llevé la mano a la boca, en concreto, el dedo meñique de mi mano derecha, en el que llevaba puesto un anillo. Y una vez lo tuve cerca de mis labios, pronuncié la palabra de mando.


"Torre Roja."


Tras eso, la gema que sobresalía del anillo cambió de color, pasando de azul a rojo.

Este anillo es uno de los objetos mágicos que la princesa Ariel-sama siempre lleva consigo; su función es cambiar de color cuando se pronuncia la palabra de mando, y de forma simultánea, otro anillo gemelo, que puede estar situado a varios kilómetros alejados de el original también cambia de color.

No posee ninguna otra función, y otro problema que puede surgir es que dependiendo de la función también puede fallar. No obstante, es una señal importante para distintas operaciones que permite coordinar a 2 grupos separados.

Para nuestro plan, el anillo gemelo se encuentra en poder de Luke, situado en otro punto fronterizo al bosque, que aguardaba este momento.

¿Habrá funcionado...?

Observé al cielo algo impaciente y de forma disimulada mientras avanzábamos; y dejando claro que mis dudas eran infundadas, el cielo comenzó a oscurecerse y nublarse.

Perfecto... la 2ª parte de nuestro plan fue un -


"¿Hnn?"


Ludy no tardó en darse cuenta del cambio en el cielo, a lo que pude escucharle susurrar.


"... Esas nubes... hay algo extraño..."


Aunque es normal que acabe nevando por el frío, una nube de lluvia como la que empieza a amontonarse sobre nuestras cabezas es quizás algo inusual. Prueba de ello, es que el traje de los viajeros, como el que trajo Ludy, protegen del frío y de la nieve, pero no tanto del agua.

Las pieles de Erizo de las Nieves que llevamos puestas protegen del frío, pero la nieve en lugar de derretirla directamente, lo que hacen es dejar que se desprenda. El motivo de esto, es que la piel en sí, absorbe el agua y se debilita, y a la mínima que vuelve a enfriarse se congela hasta acabar destrozada e inservible.


"Fitts-senpai, da la impresión de que se va a poner a llover."


Lo normal en caso de lluvia en mitad del invierno, es buscar refugio o construirlo y esperar a que termine de llover; aunque buscar una cueva en la que guarnecerse es la mejor opción, ya que mantener con magia un refugio es un gasto indiscriminado de magia, como además de inestable.

Sé que Ludy posee mucha soltura con la magia de Tierra, pero estoy segura de que preferirá usar un refugio y esperar allí a que deje de llover... y más si conocemos una cueva de antemano."


"Tienes razón, según el mapa de la zona, un poco más adelante hay-"


Y cuando estaba a punto de terminar mi frase, Ludy negó con la cabeza.


"No te molestes, voy a dispersar las nubes."


Y alzó su mano como si nada.

¡Mierda!

Justo en este momento, me di cuenta de mi enorme error.

Ludy no solo es un buen mago de Tierra... ¡su primer título fue mago Santo de Agua! ¡Sabe manipular el clima!

Por lo que me dijo Ariel-sama, iba a contratar a un par de magos de nivel alto en magia de Agua, ¡pero temo que si compiten con Ludy, las nubes no tardarán en ser dispersadas!

¡¿Qué hago?! ¡¿Qué hago?! ¡Si no llueve el plan se vendrá abajo!

Por costumbre, comencé a acumular poder mágico en el arma en mis manos, pero en lugar de mi varita de principiante, pude sentir el poder aculándose en el báculo de Ludy, notando un importante incremento en el mismo al que no estaba acostumbrada.

C-Con.... Con esto, quizás pueda...


"¿Hnnn?"


Con la mano aún dirigida al cielo, Ludy se mostró sorprendido inclinando ligeramente su cabeza; seguramente porque las nubes no se habían dispersado como se había imaginado. Algo natural teniendo en cuenta que yo estaba interfiriendo a sus espaldas.

Seguramente se esté quedando extrañado de haber fallado... Pero de no ser por el báculo, creo que Ludy podría haberlo conseguido...

Con este báculo, mi habilidad con la magia de Agua debe rivalizar la de Ludy, siempre y cuando no se aplique en serio... Si además le sumamos a los magos que comenzaron a conjurar el hechizo, nuestro poder debería ser superior.

Seguí canalizando mi poder mágico a través del báculo mientras rezaba porque Ludy ni se diera cuenta o le diera por ponerse en serio a dispersar las nubes.

...

Pasados unos segundos, las nubes que ya se habían acumulado sobre nuestras cabezas comenzaron a oscurecerse de la forma en la que Ludy me había enseñado.

¡Traer y darle forma a las nubes, reunir la humedad ambiental en un punto, enfriarlo y hacer que el agua acumulada caiga!


"¿¿Hnmu??"


Ludy se mostró más sorprendido que antes, con el ceño algo fruncido; y segundos más tarde, una lluvia helada cayó sobre nosotros.


"... Lo siento mucho, Fitts-senpai, parece que hoy no estoy en mi mejor momento."


La expresión de Ludy reflejaba el enorme shock que había recibido al no haber podido dispersar las nubes.


"N-No te preocupes, en serio. Seguramente fue porque no reaccioné a tiempo para darte tu báculo..."

"Aún sin mi báculo, por lo general debería haber sido capaz de dispersar unas nubes como esas. Pero es cierto que hace tiempo que no entreno esta escuela de magia. Habré perdido facultades.... si no..."


Ludy observó mis manos mientras murmuraba algo que no pude escuchar.

Parece que se ha dado cuenta de que esas nubes de lluvia son artificiales... Pero seguro que no se ha dado cuenta aún de que yo presioné para que no pudiera dispersarlas.


"Bueno, viendo como ya ha empezado a llover, ya no hay nada que hacer. Si no recuerdo mal, hay una cueva un poco más adelante, podemos refugiarnos en ella."

"E-¡Eso mismo!"


Asintiendo efusivamente al escuchar a Ludy, nos volvimos a poner en marcha, sintiendo como las pieles de Erizo de las Nieves se empapaban de agua helada que no tardó en comenzar a enfriar nuestros cuerpos.

Keikakudori.[150]


"Aquí es..."


Y así fue como llegamos a la cueva totalmente empapados.

Se trataba de una pequeña cueva que apenas tendría 10 metros de profundidad, nada grande; pero a mis ojos, era el verdadero...

Campo de batalla.

Capítulo 89 - El Bosque de AguaNieve - 2ª Parte[edit]

1ª Parte (POV - Ludeus)[edit]

Me dio la impresión de que algo se cocía sin yo saberlo.

Fitts-senpai, la persona que me había pedido ayuda con este trabajo, actuaba de forma extraña; además de ese anormal evento atmosférico de antes.

No soy un experto, pero la forma en la que se originaron esas nubes fue demasiado acelerada para ser simples nubes de lluvia, por no hablar de que en invierno, es más normal que se ponga a nevar en lugar de a llover.

Es probable que alguien creara esas nubes con magia... aunque, ¿qué ganan haciendo que llueva? Quizás obstaculizarme de alguna forma, pero... ¿quién y por qué? ¿Será el noble con el que se alojó la princesa Ariel? ¿Acaso para asesinar a Ariel ahora que Fitts-senpai no está allí para protegerla...? No.... no creo. En ese caso, habrían hecho algo más drástico que conjurar una simple lluvia, no sé... que llovieran lanzas de piedra o hielo, por ejemplo.

No estoy seguro de si Fitts-senpai se ha dado cuenta de esta posibilidad; pero por como actúa, diría que no, porque está inesperadamente calmada para esta situación.

Imagino que un obstáculo de este nivel es algo que no la detendría y está dentro de sus cálculos... aunque claro, en ese caso, me habría avisado desde el principio que alguien intentaría bloquear nuestro avance....

Entonces... será... No lo creo, pero lo mismo la propia Fitts-senpai planea asesinarme. No... tampoco creo que sea eso, si no, lo habría intentado el otro día mientras se alojaba en mi habitación.

No entiendo lo que está pasando.


Mientras me preocupaba, me dediqué a encender una hoguera para que nuestra ropa se secara más rápido; ya que, preparándome para una situación de este estilo, preparé algo de madera de antemano.

El motivo de traer madera para prender es, que aunque se pueda mantener fuego únicamente con magia, es más seguro hacer una hoguera, ya que si un monstruo nos atacara, el fuego desaparecería y tendría que generarlo nuevamente. Por no hablar de que quieres que siga encendida mientras duermes.

Coloqué los trozos de madera organizadamente y les prendí fuego; cuando confirmé que las llamas se habían estabilizado, comencé a quitarme las prendas de abrigo empapadas que había traído. La prenda estaba totalmente calada, y el agua que se había quedado en la superficie se había congelado.

También llevaba debajo mi manto gris que tantos años me había acompañado, pero también había acabado empapado.

Por lo que puedo notar, diría que el agua ha calado hasta mi ropa interior.

No le di demasiada importancia a este hecho ya que traía ropa interior de repuesto, pero es importante que seque tanto mi manto como la ropa de abrigo que traje.

Tengo pensado utilizar magia de Viento y Fuego para evaporar la humedad rápidamente, aunque no puedo acelerarlo demasiado o las prendas sufrirán suficiente como para romperse, por lo que debo ir con cuidado.

Para apoyar la prenda y facilitar que gotee el agua de más, las cuelgo en un tendedero improvisado con magia de Tierra, donde cuelgo tanto la ropa de abrigo, como mi manto, como el resto de mi atuendo. Quedándome finalmente en ropa interior.

El frío me golpea de inmediato, y me acerco al fuego a calentarme, donde aprovecho para sellar la cueva con magia de Tierra, aunque dejando un pequeño hueco en la zona superior para que el humo salga por esa zona y evitemos morir por intoxicación de monóxido de carbono[151].

Aunque ahora... ¿qué hago con mi ropa interior? No es que pueda exactamente desnudarme del todo frente a Fitts-senpai.

Y mientras pensaba en ella, me giré a echarle un vistazo.


"Wu-u-u-u.."


Fitts-senpai se encontraba tiritando mientras encogida se agarraba los hombros; se había quitado su ropa de abrigo, pero seguía con el manto y el resto de su ropa puesta.

Si no se quita esa ropa mojada va a acabar pillando un resfriado.


"¿No vas a-?"


-a quitarte eso para secarlo?

O es lo que le habría preguntado, pero antes de terminar mi pregunta, cerré la boca, recordando que Fitts-senpai es una mujer que se viste de chico; sin mencionar que su intención es ocultar que es una mujer. Por lo que no puede simplemente desnudarse en frente mía.

Pero no puedo dejarla así... ¿qué puedo hacer? Hmmm...


"Fitts-senpai."

"¡¡Q-¿Qué pasa?!"


Respondió alzando un poco la voz algo inquieta, por lo que seguramente hasta ella misma entienda la situación actual en la que no le queda más remedio que desnudarse, aunque no pueda.

Seguramente se haya puesto a la defensiva con miedo a que quede expuesto su engaño. No puedo dejarla así, debo ser un caballero.


"Hace años una amiga mía me contó que está prohibido dejar que nadie ajeno a la raza de orejas puntiagudas viera a nadie de esta raza desnudo; por eso, me voy a dar media vuelta y cerrar los ojos, para que aproveches y seques tu ropa con magia."

"¡¡¿Eh?!!"


Fitts-senpai mostró su sorpresa en la voz que se le escapó; principalmente porque esta sería la primera vez que escucha algo sobre esta prohibición.

Si hubiera semejante tabú en los orejas puntiagudas, la propia Elinalise en sí sería un tabú andante... Aunque claro, si lo pongo de esta forma, por mucho que quede claro que me he inventado lo de la prohibición, Fitts-senpai puede continuar ocultando su identidad.

Por eso, lentamente me doy media vuelta, quedándome de cara a la pared y cerrando los ojos, aunque mi atención se centró exclusivamente en lo que pudiera escuchar20.

Seré un caballero, pero como mínimo, me gustaría poder llevarme de esta experiencia el sonido de Fitts-senpai desnudándose a mi espalda, con eso tendré suficiente para imaginármela desnudándose y disfrutar este momento al máximo.


"...."

"..."


Pero no hubo ningún sonido a parte del crujir de los leños ardiendo en la hoguera.

Está totalmente empapada, por mucho que se seque conjurando en silencio, algún sonido, aunque sea casi imperceptible, debería haberse escuchado. Qué raro... ¡¿Será que Fitts-senpai sabe cambiarse de ropa también en silencio?! Ahora que lo pienso, recuerdo que en mis años en Primaria, había varias chicas de mi clase que se podían poner el bañador escolar con la ropa puesta... ¡En su día pensé que eran brujas!

Durante esos años, aun no le prestaba atención a eventos de este tipo, y eso que tanto hombres como mujeres se cambiaban en la misma clase.

Pensándolo ahora... ¡Qué tiempos aquellos...! Era todo tan maravilloso...

Cuando llegó Internet, y pasado un tiempo, encontré la forma en la que se cambiaban sin tener que quedarse desnudas en ningún momento y no pude evitar quedarme sorprendido y maravillado por lo mañosas que eran[152].

Que conste que lo busqué porque me interesan las distintas formas de cambiarse de ropa y estoy haciendo un estudio sobre ello. Así es, lo hice únicamente para aprender y saciar mi curiosidad intelectual, no es que fuera con otros propósitos que tengan que ver, por ejemplo, con erotismo. Es más, en este momento, si Fitts-senpai no se cambia de ropa, podría coger mucho frío, estoy preocupado por ella.

Con esto en mente y muuuuyyyy lentamente, fui girándome.

Hasta que mis ojos se cruzaron con los de Fitts-senpai.

Estoy seguro de que nos estamos mirando los 2 directamente a los ojos, por mucho que aun lleve sus gafas de sol. Pero aún así, no aparté la mirada, dejándome llevar por la vergüenza, ya que Fitts-senpai empezaba a ponerse bastante pálida e incluso azulada por el frío, con sus labios cogiendo un tono violáceo.


"¡Fitts-senpai!"


Cada vez más pálida y azulada, seguía manteniendo su postura, agarrándose los hombros y temblando; de un simple vistazo no me cupo duda de que estaba completamente congelada.

La temperatura ambiente en invierno en estas zonas suele ser inferior a 0º C, pasearte empapado por ellos solo conlleva que el frío te cale los huesos en poco tiempo. Hasta yo tengo frío habiéndome quitado esa ropa mojada y estando al lado de la hoguera.

Al menos, la temperatura en la cueva empieza a ascender, pero si no se quita esa ropa es como bañarte en un río helado... Acabará cogiendo algo peor que un simple resfriado.


"Por favor, cámbiate de ropa ya. Si quieres, te puedo crear una pequeña habitación en la que cambiarte....... ¡¿No?! ¡Pues...! ¡Pues me saldré de la cueva si hace falta! ¡V0enga sí, te dejo sola para que-!"

"Espera."


Justo cuando me disponía a salir de la cueva, Fitts-senpai me detuvo, sin dejar de mirarme a los ojos ni temblar de frío caminó hasta mí lentamente hasta ponerse frente a mí, clavándome su mirada, sin pestañear.

Mushoku09 03.jpg


"..."

"..."


Sin apartar la vista, y temblando aún; se mantuvo en silencio como si quisiera decirme algo.

¿Qué puede ser? ¿Qué quiere decirme? No... es como si quisiera que YO hiciera algo.


"Vas... Vas a refriarte."

"S-S-Sí. A-a-así es."


Con voz temblorosa, respondió a mi pregunta, dejándome totalmente confundido, incapaz de adivinar lo que está pensando.


"Si no te quitas esa ropa, puede pasarte algo malo. La gente se muere si baja demasiado su temperatura, ¿lo sabías?"

"Sí... p-podría morir, si sigo así..."


Dijo estas palabras pero sin iniciar ningún movimiento que indicara que pretendía quitarse la ropa empapada.

... Sería un problema que empezara a desnudarse delante mía... Pero lo decidí, para mí, Fitts-senpai es un hombre, no es bajo ningún concepto una mujer. A esa conclusión he llegado, pero debería haberse cambiado cuando tenía los ojos cerrados...


"No puedo quitarme yo solo esta ropa. Quítamela tú."


.........

......

... Q-¿Qué ha dicho?


"...Si no puedes quitártela, la única solución es que yo te ayude a quitártela."


.......

Q-¿¿Qué he dicho??... Oh, mierda... mis manos se están moviendo por sí solas...

Veo como mis manos se acercan a su cuerpo, comenzando por sus hombros.

Al tacto noto lo helada que se encuentra, y su esbelto físico, que sin duda pertenece a una mujer. Su hombro es tan pequeño que no me extrañaría que se rompiera si no lo manejara con cuidado.

Pero no puedo negar mis impulsos masculinos... De la misma forma que tampoco puedo negar que Fitts-senpai es una mujer, por mucho que esa fuera mi intención hasta ahora.

Por eso, y debido a que tanto en este mundo como en el anterior, el sentido común dicta que no puedes estar desnudo enfrente de cualquiera.


"Si...Si te soy sincero, sé que eres una mujer, Fitts-senpai."

"Lo sé. Aunque, si no te das prisa, podría morirme de frío."

"T-Tienes razón."


Sigo sin comprender lo que sucede, ni saber lo que está pensando, ni lo que planea...

Lo único que se me ocurre es que sea un plan para conseguir algo con lo que chantajearme, como por ejemplo, que en cuanto la desnude, aparezcan algunos malhechores de improviso y empiecen a decirme cosas como ¡¡¡Has descubierto un secreto de estado del reino de Asura! y me lleven a alguna parte para interrogarme o diseccionarme. Aunque realmente no puedo quejarme, teniendo en cuenta que ahora mismo es como si estuviera diseccionando a Fitts-senpai de su ropa.

Pienso esto ya que mis manos continúan su movimiento quitándole a Fitts-senpai el abrigo que llevaba puesto; el cuál resultó ser bastante grueso y que chorreaba agua por el suelo. Tras esta prenda, veo ante mis ojos una empapada camisa blanca que aunque era de un material grueso, se transparentaba, dejándome ver la ropa interior de Fitts-senpai.

Cubriendo sus pechos no encontré un sujetador como imaginaba, sino que era una prenda extraña que subía desde su abdomen hasta debajo de sus hombros de manera bastante apretada y que cubría su pecho.

¿Cómo se llamaba esto...? No recuerdo el nombre, pero sé lo que es...[153] Vaya, no me esperaba que tuviera gustos tan adultos... Aunque claro, cuando sirven para envolver cuerpos tan poco definidos, deja un poco que desear y realmente parece casto por la falta de resalte en ese par de montes... Pero aun así, con la humedad que empapa la tela, viendo como esta se adhiere por completo a la piel, tiene un encanto que deja claro que esconde algo.

Puede notarse como curvean la extraña ropa interior que remarca su cuerpo delimitando fielmente la figura de su par de pechos.


"¿Fitts-senpai?"

"¿Qué pasa, Ludy?"


Ludy.

Es una forma en la que pocas personas me llaman, y que me trae muchísimos recuerdos. Su forma de pronunciarlo hace que algo en mi interior comience a agitarse, diciéndome que en algún lugar, en algún momento, he vivido una situación similar a esta.


"N-Nada, continúo..."

"Claro."


La cara de Fitts-senpai estaba completamente encendida en un rojo intenso que le llegaba hasta la punta de las orejas, orejas que por algún motivo me recordaban a algo, al igual que esta situación.

Tras despojarla completamente de su camisa blanca, piel de un tono aun más clara fue expuesta, llamándome especialmente la atención unos hombros pequeños y femeninos que parecían poder romperse en cualquier momento, junto a una zona del cuello en la que ni músculos ni excesos parecían adornar, dándole un toque increíblemente sensual y esbelto.

Viendo un espectáculo tan deseable delante mía, mientras mis manos juegan con esa piel, hacen que la espada que hasta ahora parecía oxidada y abandonada esté dispuesta, como si un caballero estuviera elevándola al cielo de forma ceremonial.

Fitts-senpai posee algo... algo que me atrae y me cura esta soledad... aunque no sé que es. Solo sé que me siento tan eufórico que estoy a punto de lanzarme sobre ella.


"Haaa...haaa..."


Controlando mis ansias con toda la voluntad que soy capaz, mis manos descienden hacia el cinturón de la persona casi desnuda que tengo frente a mí, desabrochándolo con un sonoro CLICK y posando mis manos en el borde de sus pantalones.

Y en este preciso instante, algo me vino a la mente, como un recuerdo perdido hasta este momento.

Fijándome bien... esto es algo que he vivido antes... cuando tenía 5 o 6 años. Recuerdo que me encontré en una situación similar a esta.

Y tras bajar con cuidado sus pantalones, ante mí aparecieron unas braguitas de un blanco puro.

La diferencia con aquel entonces... es que bajé las bragas al mismo tiempo que los pantalones... Aunque claro, con lo mojadas que están, las braguitas que tengo frente a mí no es que oculten lo que hay debajo. Vaya... parece que, en respuesta a mi pregunta, en los orejas puntiagudas el monte de venus no es especialmente fértil para el crecimiento...

GULP


"..."


Lo único que resuena en la cueva es el sonido de nuestras respiraciones y ese doloroso tragar de saliva en una boca totalmente seca como la mía, hasta que Fitts-senpai totalmente en silencio, levantó sus piernas para despojarse del pantalón que segundos antes había bajado, para sentarse frente a mí, que me encontraba arrodillado frente a ella.

Por su parte, Sylphy estaba sentada con una postura increíblemente femenina con los pies a los lados de su cuerpo con las rodillas frente a ella[154], posando sus piernas sobre el rugoso suelo de la cueva.


"Ludy..."


Solo con una mirada, comprendí que la mirada de Fitts-senpai estaba clavada en la zona de mi bajo vientre, en la tienda de campaña que hacía un rato se fue montando por la situación, y cuyo proceso fue acelerado debido a la figura tan sugerente de Fitts-senpai.


"Todavía queda algo que quitar."


Esas palabras que indicaban la única verdadera prenda de ropa que le quedaba puesta, y aun así, mis manos no se dirigieron a la parte inferior de su cuerpo, sino a la superior; ya que por fin había comprendido un importante detalle.

Mis manos agarraron sus gafas de sol.


"¿?"


Y se las quité, ya que como bien dijo, había que quitarlas.

La cara que encontré era una que recordaba; el rostro del que en su ocasión pensé se convertiría en un bishounen cuando creciera. Una cara adorable que me hizo pensar una vez, que mientras pudiera estar a su lado no me importaría nada más en el mundo; un rostro que ahora se había convertido en una mujer infinitamente más preciosa de lo que nunca me imaginé entonces.

Esa inocencia juvenil aun seguía en ella, con unas facciones que solo la podrían describir como encantadora, aunque con unos ojos color miel de mirada atenta, una nariz redonda y algo elevada con sus pequeños labios; dejando claro su ascendencia élfica.

Es más, tenía rasgos similares a Elinalise, pero con un toque más suave, seguramente por ser una semielfa o quizás solamente un cuarto de elfa.


"Umm, Fitts-senpai."

"¿Qué pasa, Ludy?"


Y la forma en la que inclinaba ligeramente su cabeza al hacer preguntas con un fuerte tono rojo por la vergüenza es igual al de aquel entonces.

¿Por qué no me habré dado cuenta hasta ahora? Hubo muchísimas oportunidades... Ah, claro... por su pelo.

Su color verdoso había cambiado en estos años y ahora tenía cabellos de un blanco puro.

Pero no debería haber sido eso... el color de pelo es algo que se puede cambiar sin problemas, ya comprobé que teñirlo no es complicado con Ruijerd.


"Podría equivocarme... pero, Fitts-senpai, ¿tu verdadero nombre no será Sylphiette?"

".....Sí."


Fitts-senpai... No... Sylphy asintió tímidamente mientras me sonreía.


"Sí... Sí..."


Y esa sonrisa no tardó en transformarse en una cara bañada por lágrimas, pero antes de que se convirtiera en un diluvio, se acercó a mí y me abrazó.

Mushoku09 10.jpg


"Por fin... Por fin lo dijiste..."


Con ese último suspiro, se echó a llorar mientras podía comprobar lo fría que estaba su piel.

2ª Parte[edit]

Me quedé un tiempo confundido, aunque asimilando la información, pero sentía que por fin había conseguido comprender todo lo que estaba sucediendo alrededor de Fitts-senpai.


"Uu...Uguuu[155]..."


Fi-No, Sylphy seguía llorando mientras continuaba abrazándome, recordándome algunos momentos de aquel entonces.

Sigue siendo una llorona... Y tan blandita y cálida como siempre. También esbelta, como si su organismo no supiera lo que es la grasa, aunque tiene un cuerpo claramente femenino que pude notar al abrazarla... ¿lo habrá conseguido con magia o algún tipo de crema corporal?...

Mi curiosidad me lleva a querer olisquearla un poco. Poco después, Sylphy consiguió serenarse un poco.


"Sie--Siempre, siempre estuve esperándote. SNIF' En la aldea Bonna... siempre estuve...SNIF esforzándome para... volver a verte."


Ya me contó Paul lo mucho que Sylphy hizo mientras yo estaba dando clases en Roa, pero la escuché sin decir palabra, dejándola decir lo que tuviera que decir, acariciaba su cabeza.

Tras sus palabras, apretó con más fuerza sus brazos por mi espalda y levantó la vista, dejándome ver su cara empapada en lágrimas; al verla de esta forma, no supe bien qué debería decir en semejante situación.


"¿?"


Lo único que puedo decir es que Sylphy tenía un aire distinto al de aquel entonces.

Tras levantar la vista y observarme, separó sus labios para decir unas palabras.


"Incluso en aquel entonces... e incluso ahora... te quiero..."


Me quedé completamente en blanco, y estoy seguro de que se me pudo notar en la cara.


"Te quiero, Ludy. Ahora más que nunca, así que, por favor, no vuelvas a separarte de mí. Quiero que estemos juntos para siempre."


Si antes me quedé en blanco, mi consciencia ahora se estaba nublando hasta desaparecer.

Soy incapaz de describir lo sorprendido que me he quedado ante su declaración de amor.

No puedo negar que siempre Sylphy estuvo pegada a mí cuando éramos pequeños, tampoco negaré que yo tuve algo que ver en que actuara de esa forma; pero esto de ahora es distinto... porque en esta ocasión, este último año no he estado viendo a mi pequeño Kohai, sino a mi respetado Fitts-senpai, con su independencia y su respuesta para todo.

Ya no veo esa dependencia que Paul me explicó de pequeño, o al menos no he visto que exista ninguna; es más, soy yo el que ha acabado dependiendo de Fitts-senpai este año. De sus conocimientos, de su ayuda y de otras muchas veces en las que le he pedido consejo. Por no hablar de que Fitts el silencioso es una persona digna de respeto que se ha ganado la confianza de la segunda princesa de Asura, Ariel Anemoi Asura... Y esa persona se ha declarado a alguien como yo, es imposible describir lo emocionado que me siento.

Aunque en la parte más profunda de mi mente, todavía no soy capaz del todo de asimilar que Sylphy = Fitts-senpai; pero estoy tan contento y emocionado que me pondría a bailar aquí mismo.

Hasta que en este preciso instante, Eris pasó por mi cabeza.

Ahora que lo pienso, ¿alguna vez le dije que la quería? Sé que le dije que me convertiría en su familia, pero fue en respuesta a algo que ella dijo. ¿Le dije alguna vez palabras semejantes por mi propia iniciativa?

Pero volviendo a la situación actual... ¿Qué es lo que pienso sobre Fitts-senpai...No, sobre Sylphy? Siento que debo darle en este momento respuesta a esta pregunta, porque si no le dijera nada en este preciso instante, es posible que ella también desaparezca de mi vida.

Y... agarré sus hombros y la separé de mí mientras la miraba a los ojos.


"Yo también te quiero."


Pensé que opondría resistencia, pero no pude notar fuerzas en ella en este momento, como si se fuera a romper; mientras veía como la cara de Sylphy estaba completamente llena de lágrimas y mocos.

Le acaricié la cabeza nuevamente, bajé mi mano hasta su barbilla y la incliné hacia arriba.


"Mm..."


Los labios de Sylphy tenían un tacto sedoso, puede que estuvieran un poco manchados debido a la situación actual, pero no era algo que me importara.

Cuando el beso terminó, Sylphy ya había dejado de llorar, pero sus mejillas estaban ahora completamente enrojecidas mientras marcaba una expresión Potto...[156].


"¿?"


Me quedé sin palabras, pero llegados a este punto, no había necesidad de ellas.

Ya he dejado claro que la quiero con palabras, lo siguiente es... Amarla... y después del amor es la perversión, el Ecchi... la gran H[157]... Puede que me esté dejando llevar mucho por la emoción del momento buscando solo mi disfrute personal, pero lo que llevo 2 años suprimiendo está a punto de explotar, y encima Sylphy tampoco se está resistiendo.

Echo la manta que preparé para el viaje en el suelo, y Sylphy se tumbó en ella dejándose caer, como si esta situación fuera lo que pretendía desde un principio. Pôr otra parte, la tienda de campaña de mis pantalones estaba más que montada.

Es probable que hasta este trabajo en el bosque fuera con la intención de revelarme quién es sin que hubiera público... Pero dejemos a un lado los pensamientos que me alejan de la situación actual, y lo que es más, no me puedo permitir repetir los errores del pasado.


"...Sylphy, es tu primera vez, ¿no es así?"

"¿Eh? Ah, sí... Sí, lo es... ¿Es eso un problema?"

"No, en absoluto."


Es más... es bastante bueno[158], aunque claro... es importante que entienda, que si vuelvo a fallar en esto, podría acabar como la última vez; y no quiero que las cosas acaben como con Eris. No me puedo permitir fallar, los fallos son inaceptables.

Con cuidado y sin prisas, me acerqué a Sylphy y la besé, tras lo que entre mimos me fui acercando a ella hasta tumbarme sobre su cuerpo...


"...."

"...Umm, ¿Ludy?"


Sylphy me miró extrañada cuando me vio detenerme, debido a que me percaté de que mi tienda de campaña se había venido abajo.

3ª Parte[edit]

Tras esa situación, una hora había pasado, y la lluvia hasta se había detenido.

Como nos habíamos quedados abrazados en todo momento, nuestros cuerpos habían recuperado su calor y nuestra ropa parecía que estaba a punto de secarse.

Yo por mi parte estaba controlándome para que no se me saltaran las lágrimas.

El shock recibido por haber estado indispuesto en el momento más crucial me hundió, y no importa las veces que me hayan ocurrido, sigue siendo doloroso, y más hoy, que no es ni una mujer de un burdel ni una aventurera del gremio con quién mi relación no era especialmente profunda.

El daño sufrido es indescriptible.

Por su parte, parece que Sylphy también se ha llevado un shock por lo ocurrido, parecía no darle importancia y forzándose a sonreír mientras insultaba su propio cuerpo.


"No es tu culpa, Ludy, es mía.. mira, apenas tengo pecho, por lo que no soy atractiv-"

"No, Sylphy, eres muy atractiva, de verdad... Es culpa mía, lo siento mucho, es un problema que tengo desde hace 3 años."

"L-¿Ludy?"


Me puse a contarle todo lo que me había ocurrido hasta ahora, empezando con mi primera vez hace 3 años, y como desde entonces he sufrido este problema, dejándome totalmente impotente, y como, para encontrar una cura, me desplacé hasta la universidad de magia.

De como todavía he sido incapaz de solucionar el problema.


"Sylphy-san, siento haberte hecho pasar por esto. Lo siento mucho."


Me puse de rodillas en un marcado Dogeza, ya que no tenía más remedio que pedirle perdón de esta forma.

¿Cómo va a haber un problema con el cuerpo de Sylphy? ¡Pero si es increíblemente ero-estimulante! No puedo negar que le falta un poco de pecho, pero con esa figura tan envidiable y esa cinturita suya... no hablamos de que simplemente tenga unas buenas proporciones, es que hasta casi parece sacada directamente de un Shojo, es una mujer perfecta colocada perfectamente en mi zona de Strike[159].

En primer lugar, en todos estos 3 años, la única persona que ha conseguido que minimí se ponga en acción ha sido Sylphy; ¿cómo voy a tener siquiera una queja con su físico o con ella? El problema es que mi pequeño es un cobarde.


"L-Ludy, no hagas eso, no hace falta que te disculpes. No me has hecho pasar por nada, en serio, vuelve a como estabas antes."


Podía notar la voz de Sylphy algo dolida por la situación, mientras que yo me sentía lamentablemente.


"Me encantaría poder regresar a como era antes, Sylphy-san, pero no he encontrado solución para este problema."

"No me refiero a eso, sino a como me hablas, deja de ponerle san[160] a mi nombre."


Con sus palabras, pude ver como Sylphy comenzaba a llorar nuevamente, y presa del pánico me acerqué a ella para quitarle las lágrimas.


"Lo siento."


Parece que hoy me disculpo por demasiadas cosas... Encima, como desde que estoy en la universidad no he parado de llamar a la gente con san, sempai, kun y kohai, pues me salen solos en algunas situaciones.


"...Vale, pero siempre te he estado llamando senpai, ¿eso no te importa?"

"Con ese no pasa nada pero, cuando me has llamado san ha sido como si te distanciaras de mí."


¿En serio? Es la primera vez que he escuchado algo así... ¿Podría ser que tanto a Eris como a Ruijerd les hice sentir esa distancia? Es posible que hasta a Zanoba también... porque ahora que lo pienso, el tipo ese casi nunca los usa.


"De ahora en adelante, tienes prohibido hablarme de forma tan distante."

"Entendido."[161]

"Otra vez..."

"Por algo tan leve no debería haber problemas, ¿no?"

"Fufu... Supongo."


Con ese intercambio, de un modo u otro el ambiente en nuestra conversación mejoró bastante.

Aunque vaya... hace mucho que hablo con alguien sin ningún tipo de honorífico. Si lo pienso, creo que en todo momento desde que llegué a este mundo los he estado usando en mi día a día.


Tras esa situación, los 2 en silencio, continuamos acurrucados el uno con el otro bajo las mantas, solamente en ropa interior, mientras escuchábamos el sonido de las ramas de la hoguera chasquear.

Cuando me giro un poco soy capaz de ver la zona del cuello y parte del pecho de Sylphy, y si bajo aun más la vista, entra en mi campo de visión su aún humedecida prenda superior de la ropa interior por la que se transparenta ligeramente algo abultado y precioso de un tono parecido al de las flores de cerezo bajo la luz de la hoguera.

En esta situación y mientras disfrutaba de la vista, sentí la necesidad de preguntar una cosa.


"Ahora que lo pienso... ¿Por qué te estás haciendo pasar por hombre, Sylphy? ... No, más importante, ¿qué te ocurrió después de ser teletransportada?"


Siento curiosidad por el motivo por el que trabaja de escolta de la princesa Ariel, o por qué su pelo se ha vuelto blanco o por qué oculta su verdadera identidad... pero es posible que no pueda contármelo.

Podría no decir nada... pero prefiero preguntar para estar seguro de si puedo saberlo o no.


"Ah, eso... Hmm... ¿Por dónde debería empezar...?"


Pero para mi sorpresa, Sylphy se puso a contarme todo poco a poco, comenzando desde que nos separamos, de cómo intentó sonsacarles información de dónde me encontraba a Zenith y a Lilia, para que acabaran dándole clase, llevando a su entrenamiento en la aldea Bonna tanto en magia, como en etiqueta.

El siguiente punto fue de cómo hizo un colgante para mi 10º cumpleaños, el que luego acabó preparado para que Lilia me lo enviara envuelto en la Reliquia Sagrada.


"¿Eso quiere decir que este collar me lo hiciste tú misma, Sylphy?"

"¡El colgante! ¡¿Cómo es que lo tienes?!"


Sylphy no lo vio hasta ahora porque lo había llevado escondido por dentro de la camisa, harto de que Elinalise bromease con que íbamos a juego. Y claro, como nos hemos quedado en ropa interior, no había forma de ocultarlo en esta situación.


"Lilia me lo entregó, aunque nunca llegó a decirme que era tuyo, Sylphy."

"Seguramente fuera porque se creía que había muerto... prefirió quedarse callada por si así fuera."

"Es posible..."


Conociendo a Lilia, no me extraña que esa fuera su forma ahorrarme sufrimiento. Ni yo sé bien como reaccionaría si me entregaran algo de una persona que me importa y posiblemente estuviera muerta.


"Hmm... ¿quieres que deje la historia por ahora?"

"¡No, no! Disculpa, continúa."


Siguió contándome lo ocurrido cuando fue teletransportada, que la única forma de describirlo en pocas palabras sería una montaña rusa de eventos: acabar en caída libre desde no sé cuantos metros de altura, encontrarse con un monstruo al caer, rescatando de causalidad a la princesa para después acabar como su guardaespaldas, darte cuenta pasado un tiempo de que su pelo se había vuelto completamente blanco.

Después vivir en un lugar tan siniestro donde el sentido común estaba casi invertido, hasta el punto de ser el objetivo de asesinos enviados por la corte, para finalmente ser expulsados del país por el rey.

Para acabar viajando acompañando a personas que no estaban acostumbradas a viajar, en ocasiones siendo engañada y acabando en varios problemas, hasta finalmente organizando un regreso triunfal a Asura desde la universidad de magia.

Y entonces yo aparecí.


"Aunque fuera normal porque estaba disfrazada, cuando me dijiste Encantado de conocerte me impactó muchísimo."

"Lo siento... pero Sylphy, si me lo hubieras dicho antes, no habría tardado tanto en darme cuenta."

"Ah... S-Supongo que tienes razón... S-siento no habértelo dicho antes... de verdad, lo siento..."


A Sylphy se le escaparon unos lagrimones mientras decía esto.

Seguro que sobre esto tuvo varios problemas de los que no soy consciente, aunque por todo lo que me ha contado y por como está actuando, me ha dejado claro que no tuvo en ningún momento la intención de atacarme u ofenderme con ello, por lo que no voy ni a recriminárselo ni a comentar más sobre el tema.


"También siento haber tardado en darme cuenta de ello todo un año..."


Encima, por lo que cuenta, diría que estaba no solo tratando de ocultar su identidad sino que se creía que la había olvidado completamente. Si me lo hubiera dicho y no me acordara de ella, habría sido como ir por ahí aumentando las posibilidades de que la descubrieran, y más teniendo en cuenta mi antigua relación con los Boreas, su grupo no podía descartar la posibilidad de que fuera un enemigo.

Es imposible que considere su decisión de otra forma salvo como la correcta, sobre todo sumado a que en todo este año no he mostrado el menor indicio de buscar a Sylphy activamente. Viendo esto, es normal que no viera que estaba preocupado por ella y le habrá costado sacar aún más el tema.

Así que sí, dejémoslo en que debido a una gran cantidad de casualidades concatenadas no hubo otro remedio. Y como al final ha revelado su identidad de esta forma, supongo que se puede dar el tema por zanjado.

Le pasé el brazo por debajo de su cabeza para poder abrazarla, mientras que ella aprovechó para apoyar su cabeza en mi hombro. Había notado que sus hombros, al haberse quedado por fuera de la manta habían cogido frío, así que aproveché para darles calor.


"Yo tampoco fui capaz de armarme de coraje, aunque, una parte de mí pensaba que mantener nuestra actual relación no era algo que me importase."

"Bueno, es cierto que no teníamos una mala relación."


Es probable que en este último tiempo su impaciencia ha ido en aumento debido a que varias bishoujos se han ido acercando a mí. Por lo que es posible que acabara pensándose que si no hacía algo para evitarlo, alguna se acabaría quedando conmigo... pero vamos, como estaba con esta dichosa D.E. no tenía de qué preocuparse...

Aunque claro, si por ejemplo Nanahoshi encontrara algún tratamiento especial o alguna droga que me curase, es posible que hubiera sentido una gran admiración por ella y de esa forma acabar sintiendo atracción por ella. Pero bueno, Sylphy llevó a cabo unas cuantas estratagemas, como quedarse a dormir en mi cuarto... aunque todas acabaran fallando por lo poco avispado que estuve.


"Ludy... eres increíblemente denso, ¿lo sabías?"

"No tengo forma de negar esas palabras."


Recuerdo que hace muchos años me prometí a mí mismo que me convertiría en un protagonista Dokan[162]... No puedo evitar pensar que de verdad me acabé convirtiendo en uno. He de confesar que inesperadamente, si se acaban mezclando varias circunstancias, cuando te intentan mostrar afecto, es fácil pensar que podría ser otra cosa.

Aunque bueno, si hubiera estado un poco más animado sexualmente es posible que hubiera notado esos acercamientos antes... Guau, ¿y si todos esos protagonistas Dokan del mundo simplemente tengan D.E. como yo?


"Pero he de reconocer, que de manera perfecta, conseguiste cazarme en uno de tus planes."

"S-Siento mucho que acabara pareciendo que intentaba engañarte o aprovecharme de ti."

"No lo sientas, estoy seguro de que no me habría dado cuenta si no hubieras llegado hasta tales extremos."


Si no llega a hacerlo de esta forma, estoy completamente seguro de que me habría seguido obcecando en que Fitts-senpai es un hombre; aunque es bastante sospechoso que no me recordara lo más mínimo a Sylphy hasta el último momento.


"Ahora que lo pienso, ¿la princesa Ariel conoce este asunto?"

"Sí. Es más, Ariel-sama era la que se organizaba los distintos planes."

"Comprendo."


Así que todas esas preocupaciones mías no sirvieron para nada... Creo que hubiera sido mejor que Sylphy actuara por su cuenta, aunque bueno, es probable que en ese caso, Fitts-senpai hubiera permanecido como tal durante una buena temporada.


"Que sepas que Ariel-sama estaba todo el día dándole vueltas a por qué habías venido a la universidad de magia, diciendo cosas como No puedo comprender cuál es el objetivo de Ludeus Greyrat... ¿Qué estará pensando?. Jamás en la vida se le habría ocurrido que hubieras venido a curar eso."


Pero si hasta me han llegado rumores sobre el tema... aunque bueno, da la impresión de que no se los creyó. La realidad a menudo supera la ficción.


"Pero bueno, ahora que está todo dicho, ¿no sería buena idea si me afiliara con la facción de la princesa Ariel?"


Preferiría no entrometerme en disputas políticas en la medida de lo posible, pero si Sylphy me pidiera que les prestara mi apoyo, por poco que pueda ofrecerles, le ayudaría con todo lo que está en mi mano.


"Si por mí fuera, me gustaría que nos prestaras tu ayuda, pero, Ludy, tú no quieres acabar salpicado por los problemas del reino de Asura, ¿no es así? Pues, en ese caso, es mejor si te quedas al margen."


Sylphy me dijo esto con una enorme sonrisa en su rostro.

Sin esas gafas de sol puestas, su adorabilidad se ha multiplicado por 100... hasta el punto de que hasta mis partes pudientes han dado una mínima señal de vida.

Incapaz de controlar el impulso, le di un lametón a su oreja.


"Hi...¡¿AH?!"

"Ah- perdona."


La sorpresa la hizo pegar un pequeño grito y mis partes pudientes se enfriaron de nuevo.

Jum.... parece que no soy capaz de controlar el estímulo, pero al menos hubo reacción, por lo que puedo decir que, gracias a Sylphy, el paciente se recupera favorablemente.


"Gracias, Sylphy."

"¿Eh? ¿Por qué..?"


Sylphy inclinó la cabeza confundida por mis palabras.


Puede que no pudiéramos llegar hasta el final, pero por el momento sentía que no importaba.

Capítulo 90 - El Último Empujón[edit]

1ª Parte (POV - Sylphy)[edit]

3 días más tarde, regresamos por fin a Sharia, llegando para el mediodía.

En ese tiempo, aproveché para hablar con Ludy de un gran número de cosas, aunque principalmente, le pregunté por su vida hasta ahora.

Por sus palabras, parece ser que el día en que Eris, la noble para la que trabajaba, le abandonó; fue un durísimo golpe que le ha llevado a ese decaído estado de ánimo.

Había escuchado hablar de la persona conocida como Eris Boreas Greyrat en el palacio real de Asura; y lo que conozco sobre ella, es que se trataba de una joven violenta e incontrolable, imposible de donmar y que algunos incluso dudaban de que hasta fuera humana[163]. Pero por lo que he podido escuchar de Ludy, parece que no es tan mala como la pintaban en palacio.

Aunque claro, después de que Ludy la protegiera en su viaje desde el continente demoniaco hasta Asura, le dijo sin tapujos que no encajaban... Así que seguramente el punto de vista de Ludy esté distorsionado.


"Si alguna vez me encuentro con ella, le dejaré claro lo que pienso de su actitud..."


Cuando le dije esas palabras a Ludy, se puso blanco como la pared y me intentó convencer para que no lo hiciera, diciéndome que Eris es una persona MUY agresiva y además fuerte.

Personalmente, no me gustó mucho ni lo que le hizo, ni que Ludy quiera dejarlo estar, pero...

Pero gracias a eso, conseguí reencontrarme con Ludy... Así que supongo que bien está lo que bien acaba...

....¿? Aunque... ahora que lo pienso, ¿Ludy no dijo que vino a Ranoa a investigar la Catástrofe Mágica...? Bueno, no importa que no viniera expresamente a buscarme, y tampoco pasa nada por tener más de un objetivo...

Mientras pensaba en esto, llegamos a la entrada de la universidad, ahora ya vestido con mi ropa de siempre, disfrazada de Fitts.


"Esto... De momento lo mejor será que vaya a informar a Ariel-sama."

"Claro. Y bueno... De ahora en adelante, estaré a tu cuidado."


Ludy dijo esto mientras evitaba mirarme a los ojos con algo de vergüenza e inclinando la cabeza.

Yo por mi parte, cuando escuché las palabras estaré a tu cuidado, pensando en lo que significaban, no pude evitar ponerme igualmente nerviosa; sintiendo como mi cara entera se encendía y el calor llegaba hasta la punta de mis orejas.


"Ah, y-yo t-también... estaré a tu cuidado[164]."


C-Con esto... estamos oficialmente s-saliendo juntos, ¿no? ... Al menos, es lo que me gustaría pensar.

Solo con pensar eso, mi corazón se vuelve ligero como una pluma debido a la felicidad que siento.

Supongo que a esto se refieren cuando hablan de tener mariposas en el estómago...


Como debía ir a informar inmediatamente a Ariel-sama, me dirigí al consejo de estudiantes, aprovechando que era la hora del almuerzo y deberían encontrarse allí tanto Ariel como Luke.

Mientras me dirigía a la sala, iba pensando en varias cosas, como por ejemplo, cosas que me gustaría hacer con Ludy.

Me gustaría ir alguna vez con Ludy a ver tiendas... Aunque bueno... como voy vestido como un chico, es posible que se piensen lo que no es sobre Ludy.......

P-¡Pero eso no importa, ¿no es cierto?! ¡Lo importante es que haya amor! ¡Exacto!

Aunque... para los hombres... su forma de expresar el amor es a través del cuerpo... ¿no es cierto? Sí, ¿verdad? Porque eso fue lo que Luke me dijo...

Si Ludy y yo no pudiéramos estrechar lazos con nuestros cuerpos... podría llegar el día en que acabemos separándonos... Ya que parece que mi cuerpo no fue suficiente para curar a Ludy.....

Q-¿Qué debería hacer?

2ª Parte ( POV - Ariel )[edit]

Cuando vi a Sylphy regresar con cara preocupada, comprendí lo que había pasado.

Parece que al final, ni por esas... Aunque es normal, puse a Sylphy entre la espada y la pared; le exigí demasiado...

Además, el plan en sí lo pensamos de forma apresurada, y aunque me pareció un buen plan, pensándolo fríamente, lo cierto es que ahora no puedo afirmar lo mismo...

¿Quién en su sano juicio desnudaría a la fuerza a una persona por mucho que su vida estuviera peligrando por el frío?

Bueno, ¿qué se le va a hacer...? Lo importante ahora es decidir qué hacer en esta situación; porque le juré a Sylphy en mi nombre que si no lo conseguía le prohibiría tajantemente volver a tratar con Ludeus... Aunque claro, eso era más una forma de motivarla a actuar, para evitar que dinamitara ella misma el plan.

El verdadero problema es que no se me ocurre ningún otro método para que Ludeus recuerde a Sylphy.


"Sylphy, de momento creo que lo mejor será que te calmes y nos informes de lo sucedido."


En lo que Sylphy había tardado en empezar a informar, Luke regresó al consejo.


"Ah, tiene razón, princesa. Pues como era de esperar, el plan de acción que sugirió funcionó correctamente."


Me quedé muy sorprendida por las inesperadas buenas noticias, aunque bajo ningún concepto iba a dejar que se me notara en la voz. La nobleza debe entrenar su expresión neutra para mantenerla en cualquier circunstancia.


"Comprendo. Pero en ese caso, ¿por qué tu expresión no parece tan animada como debiera?"

"Ah, sí. Sobre eso..."

"Antes que nada, me gustaría escuchar tu informe sobre lo sucedido, podrás explicarme ese tema a su debido tiempo."

"Ah, cierto."


Escuché de boca de Sylphy los hechos ocurridos, comenzando con como consiguió avanzar el plan hasta el momento de entrar en la cueva siguiendo lo planeado; para después contarnos que declararon su amor mutuo frente al fuego.

La expresión de Sylphy al relatar este último punto fue de felicidad extrema, que me dejó bastante inquieta.

Entonces... ¿Cuál es el problema?

Pero mi confusión desapareció en cuanto Sylphy relató lo ocurrido poco después.


"Y entonces, Ludy... Ludy... pues... no... no fue capaz. Por lo visto, vino a la universidad de magia a investigar un tratamiento para su problema."

"¿Pero qué dices?"

"¿Eh? Ah... pues que... hmmm... que vino a intentar curar su i-impotencia."

"No me refería a eso, te pido perdones mi reacción."


No podía creerme lo que había escuchado, mi incredulidad llegó a tales extremos que hasta fui incapaz de controlar mi reacción.

Había escuchado rumores... ¡pero jamás me imaginé que fueran ciertos! ¡¿A quién se le iba a ocurrir que Ludeus Greyrat era impotente?! ¡Y para colmo! ¡¿Cómo se le pudo ocurrir venir a una universidad de magia en busca de un tratamiento?!

¡Aquí se aprende magia! ¡No es el lugar para buscar cura para enfermedades!


"Comprendo. Pero vaya, mira que ser inservible llegado el momento de la verdad... Parece que sobrestimé al hombre conocido como Ludeus Greyrat. Asumí que solo era poco observador, pero parece ser que además es un hombre que se atreve a avergonzar a una mujer cuando esta ha reunido todo su coraje."


Lo cierto es que si dije algo así, no fue para atacar a Ludeus, sino para conseguir recomponer la cordura después de semejante shock, así como intentar animar a Sylphy.

Seguro que Sylphy es la que mayor golpe se ha llevado de haber sido rechazada de esa forma... Jamás perdonaré a ese hombre, después de todo lo que Sylphy se ha esforzado para llegar a ese punto.

No obstante, mi malestar no duró demasiado.


"Ariel-sama, creo que os habéis excedido con vuestras palabras."


Porque para mi sorpresa, la persona que mi respondió con un tono severo fue Luke, que se había mantenido en silencio todo este tiempo.


"Nosotros los hombres en ocasiones no somos físicamente capaces de reaccionar. No es como si Ludeus no hubiera querido sellar el acto, sino que simplemente no pudo. Es más, gracias a esta información, por fin puedo comprender por qué se ha mantenido tan pasivo hasta ahora."


Luke es, por lo general, un hombre despreocupado, pero jamás se había atrevido a hablarme de esa manera; incluso en las veces que ha dado su opinión, la cuál además ha sido bastante constructiva, no lo ha hecho oponiéndose a mí abiertamente. Aunque seguramente, también influya su trato especial hacia las mujeres.

Pero que haya usado un tono tan duro conmigo... es la primera vez en todos sus años de servicio...

Para mí, fue otro shock inesperado.


"L-¿¿Luke??"

"Sylphy, espera aquí unos instantes, tengo algo que entregarte. Ariel-sama, si me disculpa un momento."


Tras decir esto, Luke salió del consejo a paso acelerado; dejándome observarle con las cejas enarcadas sin comprender su reacción.


"Discúlpame, Sylphy, debí haber medido mejor mis palabras."

"No se preocupe, princesa. Pero el hecho de que Luke dijera algo en ese tono... no es normal."


Al igual que yo, Sylphy también se había quedado sorprendida por el comportamiento de Luke.

Me pregunto si será debido a algún tipo de camaradería entre hombres...


"Pero volviendo al asunto que nos concierne, es bastante preocupante."

"Así es... ¿qué me recomienda hacer, Ariel-sama?"


Pero en esta conversación, hubo una cosa que malinterpreté y que tardé más tiempo en comprender.

Lo que pensaba en esta ocasión, era que Sylphy estaba preocupada por no haber sido capaz de acostarse con Ludeus; y aunque esto era cierto, el verdadero problema es que la pequeña tenía miedo de que la falta de contacto físico entre ellos debilitaran su relación con él.

Básicamente, en aquel momento, lo que creí fue que Sylphy estaba ansiosa por hacerlo con Ludeus.

Si hubiera sabido mantener la calma, quizás hubiera comprendido mejor a mi amiga y la conversación hubiera avanzado de otra manera. Pero, llegados a este punto, solo me centré en el aspecto carnal de la relación.


Recuerdo haber escuchado algunos remedios contra la impotencia en palacio... Incluso recuerdo haber recibido instrucción en caso de que se me asignara un matrimonio de conveniencia y tuviera que darle un heredero a mi esposo... ¿Qué era lo que había que hacer en los casos en los que el esposo fuera un impotente?

Recuerdo que esas clases me las impartieron cuando era mucho más joven y jamás les di importancia.... pero sé que guardo algún recuerdo al respecto... ¡!


"¿Y por qué no intentas animarle con alcohol?"


Usar el desenfreno provocado por el alcohol.

Recuerdo que Sylphy me mencionó que estuvieron bebiendo alcohol en la cafetería con Badi-sama el otro día... aunque por lo que dijo, Ludeus no probó ni una gota... Podría ser la solución, al no haberlo probado él mismo.


"Si usted lo recomienda, como mínimo lo intentaré."


Y en esa sala, 2 mujeres que ni tenían conocimientos al respecto ni nunca habían padecido algo semejante se pusieron a pensar en planes para curar a un hombre de su impotencia.

Su plan, desinhibirle con alcohol para llevarle a la cama.

3ª Parte ( POV - Sylphy )[edit]

La conversación continuó y decidimos la tercera... No... la cuarta fase del plan.

Emborrachar a Ludeus y estimularle.

Esta vez el plan parece más improvisado de lo usual... pero viniendo de la princesa con gustos tan llamativos, sobre los que he escuchado historias en palacio... lo menos que puedo hacer es intentarlo.


"... Y después, di de forma desinteresada que tienes calor y aprovecha para dejar ver la zona de tu cuello y hombros."

"¿Seguro que servirá?"

"Estoy plenamente segura de ello; después de todo, Sylphy, eres una joven adorable. Así que mientras que lo acompañes de una frase impactante y detonante, debería funcionar; por lo que piensa en algo."


Luke había regresado no hace mucho a la habitación del consejo y había podido escuchar parte del plan que estaban pensando entre las 2. Se quedó varios segundos escuchando cosas con una expresión neutra, hasta que participó con palabras duras y casi ridiculizando a la elfa.


"Con el físico de Sylphy, seducir a Ludeus es imposible."


Parecía que Luke había querido añadir alguna otra palabra, pero por su expresión, lo único que se le ocurrió a Sylphy que su aliado se había guardado era algún comentario del estilo:

¿A qué estúpido se le ocurriría decir que tiene calor como para medio desnudarse en mitad del invierno?


"Uuu..."


Su respuesta tan directa me dejó sin palabras, pero Ariel salió en mi defensa.


"Luke, ¿qué maneras son esas de hablar? Sabes que Sylphy no lleva bien esos comentarios."

"... Ariel-sama, entre los Notos ha existido una tendencia latente por pechos grandes a lo largo de varias generaciones, entre las que debemos situar, por mucho que me cueste, a Ludeus. Es por estos mismos gustos por los que soy físicamente incapaz de sentir la menor atracción por Sylphy."


Es cierto que el gusto de los Notos Greyrat por mujeres de pechos protuberantes es algo, que casi podría considerarse cultura general en el reino de Asura... de la misma forma que a los Boreas les atraen los feral...


"E-Entonces, ¿lo que intentas decir es que es inútil que intente seducirle con mi cuerpo?"

"Así es, completamente inútil."


Estás palabras fueron un duro golpe tanto contra mi ego, como mi autoestima; hasta el punto de que estoy segura de que se me notaba en la cara.

Ya casi estaba acostumbrada a las palabras tan duras de Luke, pero en esta situación... no solo afecta a mi feminidad, sino a mis posibilidades de conquistar a Ludeus...


"No obstante..."


Pero llegado a este punto, Luke continuó hablando mientras me entregaba un pequeño bote, casi como un vial de perfume bastante decorado.


"... Si le haces beber eso, todo saldrá bien."


No era capaz de comprender a qué se refería mientras observaba el bote, y este último tampoco poseía ningún tipo de detalle que describiera de qué se trataba.

¿Perfume?


"Luke, ¿a qué te refieres?"

"Utiliza ese afrodisíaco."

"¡¿Afrodisíaco?!"


A lo que Luke asintió y continuó.


"Hace algunos años, este líquido era destilado en la provincia de Fedora, utilizando entre sus componentes, pétalos de la flor Bardius, y para el que el Lord de Roa poseía el monopolio del proceso. Por eso, y como se desconoce la fórmula original, es un bien preciado y valioso, que he escuchado puede llegar a costar 100 monedas de oro."[165]


Más tarde me enteré de que Luke compró varios botes a 15 Asuras de oro el vial, y que llegó a usar en 2 ocasiones en las que no se encontraba en su mejor momento.


"Tenía pensado utilizarlo como moneda de cambio llegado el momento, pero... Sylphy, quiero que lo tengas tú."

"Luke... algo tan caro... ¿de verdad que puedo?"

"Por supuesto, y te garantizo su eficacia."


Luke asintió y se dispuso a relatarme un par de puntos importantes a seguir.

  • 1º: En caso de uso, la persona que lo tome perderá cualquier tipo de distinción entre objetivos.
  • 2º: En caso de no estar segura de poder seguir el ritmo de tu compañero, bebe un poco tú también.
  • 3º: En caso de usarlo para la primera vez, la experiencia será una delicia.


"Luke... Muchísimas gracias..."

"No hay de qué, y menos si tenemos en cuenta que en varias ocasiones me salvaste la vida."


Puede que a veces Luke pueda ser un impertinente, pero sé que puedo confiar en él... y esto es todo un detalle...

La princesa por su parte, también quiso sumarse a la cooperación.


"Viendo un momento tan emotivo, lo propio es que yo también realice una aportación."


Ariel me mostró una sonrisa encantadora mientras sacaba y me entregaba algo de dinero en la forma de 2 Asuras de oro.

Es suficiente dinero para comprar casi cualquier cosa que se me antoje...


"A-Ariel-sama, estos son sus fondos personales, ¿no es cierto?"

"En efecto, son mis fondos para este mes."


Nuestro grupo se dedicó a realizar distintas acciones para conseguir fondos mientras estuviéramos alojados en la universidad; por lo que lo cierto es que poseemos unos ahorros considerables. Pero ese dinero está reservado para la búsqueda de aliados.

El dinero que me estaba entregando Ariel, era una porción de los ahorros de nuestro grupo destinada a solventar problemas que fueran surgiendo para los distintos miembros; puesto que cuando se comprobó que tanto Ariel como Luke no conocían el valor del dinero como los demás, se decidió dividirlo en porciones para solventar posibles problemas.


"Has hecho tanto por mí, y esto es lo único que puedo ofrecerte..."

"No, Ariel-sama, le agradezco enormemente su apoyo."

"Fufufu... Era lo menos que podía esperar de la magnificencia de Ariel-sama."


Los 3 presentes nos encontrábamos en un emotivo momento de camaradería y entusiasmo para enfrentar a su objetivo.

Ludeus Greyrat.


"Con todo vuestro apoyo, iré a llevar a cabo el plan."


Embriagada por el momento, salí de la sala del consejo con una expresión seria más propia de un guerrero; mientras me dirigía a la zona comercial de Sharia para visitar la destilería.

Justo antes de partir, pude ver como mis camaradas se preparaban para continuar sus clases, habiéndose terminado ya el descanso para el almuerzo.

4ª Parte ( POV - Sylphy )[edit]

Finalmente anocheció, llegando la hora de llevar el plan a la acción.

Compré un par de botellas de la que creo era la bebida más potente de este territorio, aunque lo cierto es que no conozco en exceso las distintas clases de alcohol.

Es la primera vez en mi vida que voy a probar el alcohol... por no hablar de que desconozco si Ludy tiene alguna preferencia......... Bueno, supongo que como son botellas bastante caras, no debería haber ningún problema.

Aproveché que me encontraba en el distrito comercial y que todavía me sobraba tiempo hasta la hora acordada para acercarme a una tienda de ropa para comprarme algo de ropa interior especial para la velada.

En esto tampoco sé cuáles le puedan gustar a Ludy, por lo que me decanto por un modelo caro y que me parezca atractivo; nada que ver con los modelos que suele preferir la princesa.

Cuando escogí el modelo, el vendedor se mostró sorprendido, aunque no porque un hombre hubiera venido a comprar ropa interior femenina; sino porque Fitts estaba comprando modelos muy distintos a lo habitual. Ya que Ariel suele venir también a esta tienda disfrazada de mí.

Coloco en el bolsillo interior de mi uniforme el afrodisíaco que me entregó Luke, y decido que tampoco voy a llevar puesto el Jubón del Gusano Hilador de Acero, sustituyéndolo por el conjunto que me había comprado.


"Muy bien..."


Todo está listo.

Me dirigí a la habitación de Ludy.


"Ufff.... ahhhh...."


Respiro profundamente intentando calmarme.

Papá, mamá... Hoy por fin voy a convertirme en adulta...[166]

Armándome de valor, llamé a la puerta de la habitación de Ludy.

Quizás no esté, a esta hora más o menos suele ir al cuarto de Zanoba.... Aunque, creo recordar que dijo que hoy iba a tomarse un descanso por el viaje al bosque.

Todo va bien... Todo va bien...


"¿Sí-? Oh, Syl-... Fitts-senpai. P-Por favor, pasa."


Cuando abrió la puerta, Ludy se quedó sorprendido, pero me ofreció pasar; invitación que acepté, cerrando la puerta una vez estuve en el interior del dormitorio. Asegurándome de cerrarla con pestillo.


"¿Ocurre algo?"


Cuando me observó me hizo esta pregunta, y aunque se le notaba un tono cariñoso, también se le veía extrañado de que hubiera venido.

Seguramente esté cansado por el viaje y tuviera la intención de tomarse la tarde para relajarse.


"Hmm... Vine a pasar la noche."

"...... A-ah c-c-claro... E-Estás en tu c-casa."[167]


Daba la impresión de que había algo que Ludy quería decir pero que no se atrevía, oero lo que hizo fue ofrecerme una silla junto a la mesa.

Pero qué raro... parece apenado... como si prefiriera estar solo... ¿Le estaré molestando? ¿Debería irme? N-No, o al menos, aún no... debo intentar llevar el plan a la acción. Pero si me dice que molesto, me iré. Así está bien, ¿no?

Me senté en la silla que me ofreció y me quité las gafas de sol que rara vez se habían separado de mí; tras eso, saqué de las bolsas que traía 2 botellas de alcohol y las coloqué encima de la mesa, junto con unos cuantos aperitivos que había preparado para la ocasión.

Se trataba de una variedad de nueces y frutos secos salteados, aderezados o fritos; y por si acaso no le apetecieran demasiado a Ludy, decidí incluir un poco de carne ahumada.


"¿Y esto?"

"Pues... Eso... esta ocasión... quiero decir; pensé que deberíamos celebrar nuestro reencuentro."

"... Ah, ya veo. Celebrarlo, claro..."


Ludy parecía casi avergonzado y algo tímido, pero comenzó a mostrarse más animado que al principio, manteniendo en parte su expresión algo decaída, aunque en menor medida.

Y justo cuando nos encontrábamos frente a frente, me di cuenta de que no había traído copas.

¡Oh, no! ¡No creo que quiera beber de la botella! ¡¿Qué hago?! ¡Voy a mi habitación por unas co-


"No tienes que ponerte nerviosa, tengo algo que podremos usar como vasos."


Al parecer se me veía en la cara el motivo de mi nerviosismo, y Ludy por su parte, me mostró una sonrisa un tanto burlona mientras se dirigía a un tocador a coger unos cuencos bastante llamativos.

Se trataba de unos cuencos con forma alargada y de un color grisáceo algo rugosos, pero tanto el borde como su interior eran completamente lisos y suaves.

Intuyo que estarán hechos de piedra, porque pesan un poco más de lo normal... Pero vaya, parece una vajilla exquisita que no me extrañaría que estuviera en las casas de los distintos nobles de Asura...


"¿Dónde compraste estos vaso tan artísticos? Debieron ser caros..."

"Es un cuenco que hice yo mismo con magia. Así que tiene un valor incalculable... juju..."

"Ah, qué sorpresa... Vaya... Jamás lo hubiera pensado."


Así que los fabricó el propio Ludy... Tiene sentido, teniendo en cuenta las figuras que es capaz de fabricar.

Pensando en esto, destapé y abrí el sello de la botella de alcohol y nos serví a ambos una copa, dejando los cuencos por la mitad con un líquido color ámbar.

Al verlo, Ludy se quedó un poco extrañado y con los ojos entrecerrados con una ceja enarcada.


"Parece una bebida bastante potente..."

"Seguramente, aunque lo cierto es que no entiendo de alcoholes, por lo que me decidí por una botella de buen precio."

"No tenías porqué..."

"¿Hm? Ah, no te preocupes. Quería celebrarlo por todo lo alto."


Seguramente la parte del precio sea la que le haya preocupado... y no quiero confesarle que fue Ariel-sama la que ha pagado por todo; sé que a Ludy le afectan ese tipo de detalles...

He servido los aperitivos... he servido el alcohol... ¿falta algo? Creo que todo está perfecto... sí, porque la... medicina... iría después, ¿no?


"Bueno, creo que es buen momento para un brindis. Por nuestra reunión tras todos estos años."

"... Por eso, y por el futuro que nos aguarda."

"K... ¡Kanpai!"[168]


Uhh~.... El futuro que nos aguarda~... De vez en cuando Ludy llega a decir frases tan sugerentes e inesperadas sin darse cuenta...

Por mi mente circulaban un sinfín de escenas sobre nuestro futuro que me hicieron ponerme completamente colorada, mientras me llevaba la copa a la boca para beber sin darme realmente cuenta de lo que hacía hasta llenarme la boca con el líquido.


"...¡¡!! ¡Cough! ¡Cough-Cough!"


Me atragante al notar el sabor del mismo.

P-¡¿Pero qué es esto?! ¡Me arde la boca! ¡Me pica la garganta!


"¿Estás bien? Como creía, sería mejor diluirlo un poco, ¿no te parece?"

"¿Diluirlo?"

"Con alcoholes especialmente fuertes, puedes diluirlos ligeramente con agua caliente o fría, dependiendo de los gustos de cada uno."


¿En serio? No lo sabía...

Ludy me hizo una sonrisa un tanto forzada pero tierna, que parecía haberse dado cuenta de que ni yo sabía cómo beber el alcohol que había traído.


"N-No es mi culpa... N-Nunca había bebido esta clase de alcohol en mi vida."

"No no... Nadie ha dicho que sea culpa tuya, venga va, dame un segundo..."


Dijo esto, y cogió parte del contenido de mi vaso para echarlo en el suyo, para después rellenarlo nuevamente, esta vez con agua de la que emanaba vapor, que además conjuró con magia.

Pasados unos segundos, el vapor ahora emanaba de mi copa, tras mezclar el contenido de la misma con algo de agua templada.


"Prueba ahora."


Viendo su ofrecimiento, aunque esta vez más cuidadosamente que antes, me llevé de nuevo el vaso a la boca.

Cuando lo hice, el fuerte sabor que me había inundado por completo el interior de la boca desapareció y en lugar quedó un sabor más agradable y suave que se extendió por todo mi paladar.

Oh... podría hasta llegar a gustarme...


"Ahora que te he visto hacerlo, me he acordado de que lo que llevó a que quisiera que me enseñaras magia fue verte crear agua caliente, ¿lo recuerdas?"

"¿Exactamente cuándo hice eso?"

"¡Moooohh[169]! ¿De verdad te has olvidado? ¿No te acuerdas cuando estaba aprendiendo magia combinada y dijiste que la hacías en silencio como si nada?"


Qué recuerdos...

En aquel entonces Ludy usaba ya la magia como si fuera algo normal, llegando incluso a usar la magia combinada con facilidad... Aún a día de hoy, me sigue costando hacer algo así, aunque me es imposible hacerlo con tanta facilidad como él.

Ludy es increíble...


"Vaya, tienes razón... qué recuerdos..."

"Sí..."


La conversación comenzó a florecer con facilidad mientras rememorábamos historias de nuestro pasado.

Normalmente, esos recuerdos empezaban a parecerme difusos, pero ahora, charlando con Ludy, muchos de los recuerdos que ya pensé que había olvidado fueron regresando a mi cabeza.

Pero esos días no regresarán... la aldea ya no existe. Puede que la colina sigue ahí, pero el árbol desapareció por completo. Aunque... esa época fue maravillosa. Sin ninguna preocupación, jugando cada día juntos mientras practicábamos la magia... Yo en aquel entonces era feliz solo con poder disfrutar de ese estilo de vida.

En estos últimos años, también he tenido días así, pero la mayor parte de los días en los que tuve que usar la magia, era para combatir o defenderme...

Mientras pensaba en esto, mis pensamientos se fueron volviendo cada más más sosegados.

¿Será esto fruto del alcohol...?


"Oh, casi lo olvido, ha faltado poco."


Tras decir esto, llevé la mano a mi bolsillo y saqué el vial, colocándolo con delicadeza sobre la mesa.

Al verlo, Ludy se mostró confuso, inclinando la cabeza.


"¿Y eso es...?"

"Esto... pues es... es un remedio efectivo contra... ese problema, Ludy."


Durante algún tiempo estuve dudando la forma en la que conseguir que Ludy se bebiera el afrodisíaco, pensando que podría mezclarlo secretamente con el alcohol; pero decidí finalmente no hacerlo, porque sentía que de hacerlo, sería como engañar a Ludy.

Pero claro, de eso a decirle que le he conseguido un afrodisíaco... No quiero que se lo tome a mal ni piense mal de mí, por lo que decidí llamarlo un remedio... No pasa nada, ¿no? Un afrodisíaco es un tipo de medicina, ¿no es así?


"¿De veras? ... Hmmm... siento que lo he visto antes en alguna parte..."

"P-Puede ser... P-Pero pruébalo a ver, Ludy."


Al escucharme decir esto, pude ver como Ludy mostraba una sonrisa un tanto forzada, casi sin emoción alguna.

Es probable que en todos estos años haya probado todo tipo de remedios que no sirvieron de nada... O al menos, eso parece viéndole reír tan desganado...

Igualmente, se lo bebió sin remilgos, llevando a ver como parte del contenido de un tono rosáceo y algo viscoso iba desapareciendo del vial.

¡¿Qué habría pasado si hubiera sido veneno?! ... Aunque supongo... que eso demuestra cuánto confía en mí, ¿no es cierto?

Ludy se bebió algo así como un tercio del vial de un solo trago.

... Se me olvidó preguntarle a Luke qué dosis era la correcta... ¿Todo? ¿Unas gotas? ¿más?


"Una cosa, Sylphy... ¿No habrá problemas por mezclarlo con alcohol[170]?"

"Hmmm... La persona que me lo dio me aseguró que no pasaba nada si se mezclaban. Ah, y también me comentó que el efecto es casi inmediato."


Mientras decía esto, me quité disimuladamente mi manto, quedándome únicamente con mi camisa larga a modo de vestido de medio muslo y mi ropa interior.

H-Hace un poco de frío, la verdad... Pero según Luke, solo con este gesto es más que suficiente... Aunque según Ariel... hace falta una f-frase d-detonante...


"S-Si surte e-efecto... n-no... no es n-necesario que te c-contengas, ¿vale?"


Ludy alzó de golpe sus cejas en respuesta a mis palabras, y pude notar como sus ojos se posaban en mí, recorriendo lentamente con su mirada de mis ojos, a mis labios, pasando por mi cuello, hasta acabar en el escote de mi camisa.

M-Me está mirando.... ¡Qué vergüenza! E-Esto cuenta como que le estoy seduciendo, ¿no es así?

Uhh... ¿Estoy seduciendo a Ludy? ¿Lo estoy consiguiendo?

Esto... estoy siendo demasiado v-vulgar, ¿no es cierto? ¿Seguro que no pasará nada?

Por algún motivo, la persona que se puso más nerviosa de los dos fui yo, y eso que yo había organizado esta velada, que yo había traído el afrodisíaco y el alcohol, que hasta había comprado ropa especialmente para hoy.

¿Será suficiente...? ... Y-Ya sé...

Decidida a que el plan fuera un éxito, alargué mi mano hacia el vial con el resto del afrodisíaco que había sobre la mesa.


"S-Sylphy... ¿tú también vas a beberlo?"


Ludy se quedó atónito al verme, y yo por mi parte, le di un buen sorbo al líquido rosado del pequeño vial.

Es más espeso de lo que esperaba... ¡también amargo!

Era tan amargo, que había vuelto a dejar un fuerte sabor en mi boca, distinto al alcohol, pero no me detuve hasta que sentí que mi vientre se caldeaba.

Intentando calmar mi nerviosismo, cogí unos cuantos frutos secos y me los comí acompañados de alcohol, para así eliminar el sabor extraño en mi boca.

Me bebí todo el contenido de mi copa de un sorbo.


"Si bebes tan rápido va a sentarte mal..."

"Me lo imagino, pero... estoy un poco inquieta..."

"Normal, no estás acostumbrada al alcohol."


Ludy decía esto mientras le daba pequeños sorbos a su copa, que como no la había diluido, era incapaz de beber demasiado rápido.

No obstante, viendo mi copa vacía, y aun habiendo dicho esto, me sirvió una nueva copa ya diluida con agua tibia.


"..."

"..."


Tras el intercambio de antes, los dos continuamos bebiendo y comiendo en silencio, sin saber bien si se debía al nerviosismo o a que esperábamos que la medicina surtiera efecto. Lo que noté es que la carne ahumada me había salido un poco salada, y aunque no era especialmente apetecible, por algún motivo mi mano no paraba de alargarse a por otro pedazo después de terminar el que tuviera en la boca.

Pasados unos cortos minutos, noté como mi cuerpo comenzaba a caldearse, y hasta sentí un intenso comezón en la cara interna de mis muslos.

Definitivamente funciona... ¿cómo le estará yendo a Ludy?

Observé a Ludy justo delante mía, y no parecía muy diferente, aunque realmente sí que parecía distinto...

Es tan atractivo como le recordaba... aunque hoy me parece todavía más encantador...

Mis ojos bailaban más de lo habitual, posándose en zonas que normalmente evitaría observar detenidamente, como sus labios, su cuello, sus brazos... Que hoy me parecían especialmente sensuales.

Consigo apreciar cómo las mejillas de Ludy cada vez están más y más coloradas, y justo en ese momento, nuestras miradas se cruzaron. Aunque en realidad, Ludy había estado observándome durante cierto tiempo mientras mis ojos deambulaban por su cuerpo.


"...."


Me está observando...

Siento su mirada sobre mí, nuestros ojos se cruzan involuntariamente cada cierto tiempo, diría que hasta su respiración se está agitando; aunque podría ser solo fruto de mi imaginación.


"Fuh....Hah..."


No, esa respiración agitada sale de mi propia boca.

Qué vulgar... Aunque imagino que es normal después de haber bebido el afrodisíaco...

Llevo algún tiempo en el que mis pensamientos son febriles.

Es normal... exacto... es completamente normal...

Siento la temperatura de mi piel subir por momentos, y para intentar calmar la sensación desabrocho un par de botones de mi camisa, sabiendo seguramente que estoy exponiendo más y más piel frente a Ludy.

Qué raro... debería hacer frío... pero tengo calor...

Siento como los ojos de Ludy siguen perfectamente los movimientos de mis manos mientras desabrochan mis botones; pero en este momento, la vergüenza ha desaparecido.

Me volví a llevar la copa a mis labios, y dejé que el tibio líquido se extendiera por el interior de mi boca y mi garganta; le dije adiós a mi segunda copa.

Alargué la mano a la botella para servirme más, pero mi mano fue detenida.


"...Ah."


Encontré a Ludy sujetando mi mano, pero por alguna razón, lo que el gesto me trasmitió fueron unas palabras mudas de no pienso soltarte jamás.

Y claro está, yo no tenía la menor intención de librarme.


"...Sylphy."


Ludy me clavó sus ojos y se puso en pie.

Sin soltar mi mano, rodeó la mesa y se colocó justo a mi lado; llegado a ese punto, tiró de mi con decisión pero con cuidado, y yo me dejé llevar sin oponer resistencia, acabando de pie a su lado.

No sé bien como fui capaz de pronunciar las siguientes palabras.


"Ya... ¿Ya no puedes soportarlo más?"

"..."


Ludy sin decir palabra asintió, para después acercarse a mí y colocar sus manos en mis nalgas y tirar de mí para abrazarme con fuerza. Y por la cercanía, pude sentir como el plan había dado resultado.

Todo ha salido bien... ahora...

Tocaba decir las palabras definitivas que Ariel-sama pensó.


"E-Entonces, p-por favor... devórame."


En cuanto pronuncié la última palabra, Ludy me lanzó contra la cama, y...

5ª Parte ( POV - Ludeus )[edit]

Abrí mis ojos y me encontré con la base de la cama de arriba de la litera de mi cuarto.

No obstante, recordaba CLARAMENTE lo que había ocurrido la noche anterior.

Primero bebimos alcohol, luego el líquido rosa, y finalmente me puse tan inquieto que no pude resistir abalanzarme sobre Sylphy... Definitivamente esa medicina funcionó... Y pensar que existía algo así... aunque siento que ese vial lo había visto antes... ¿dónde fue...?

... ¡Ah! Ahora lo recuerdo... Era el afrodisíaco que vendían en Roa...

Funcionó a la perfección, hasta el punto que casi pierdo la razón... Parece que ya se acabó el efecto... pero vaya... las 10 monedas de oro mejor invertidas de mi vida...

El problema ahora es....

El miedo que sentía de mirar a mi derecha.

Puede que perdiera casi por completo la razón, pero recuerdo a la perfección todo lo ocurrido. Como por ejemplo, la parte en la que Sylphy hizo lo posible por corresponderme, por mucho que se notaba que le estaba haciendo daño. Principalmente debido a que era su primera vez.

Y aún así, no dudó en aceptarme por completo; y aunque se notaba a leguas lo duro que estaba siendo para ella, no dejó de repetirme cosas como Estoy bien, te quiero, lo estoy disfrutando...

Mientras tanto, yo me dejé llevar por completo por mis instintos.

En ese momento, era incapaz de mantener la concentración lo suficiente para controlarme y tener en cuenta a Sylphy... solo con oír su voz en mi oído era suficiente para estimularme aún más y hacerme perder la cabeza. Además, puede que tenga 50 años, pero es algo que solamente he hecho en 2 ocasiones; dudo muchísimo que haya podido hacerlo satisfactoriamente.

Piensa que la primera vez te salió incluso peor... Incluso peor que en esta...

Piénsalo... en esa ocasión, Eris no amaneció a tu lado.


"..."


Y lentamente, casi para confirmarlo, me decidí a girarme para ver claramente a la persona que se encontraba a mi lado.

Al hacerlo, nuestras miradas se cruzaron.


"Buenos días, Ludy."


Frente a mí, se encontraba Sylphy mirándome con un rostro sonriente pero avergonzado.

Viéndola, instintivamente alargué mi mano con la intención de cerciorarme de que fuera real y no un sueño.

Lentamente, fui llevando mi mano a su cabeza, y al hacerlo, pude notar el tacto de su corto pero sedoso pelo blanco; mientras que Sylphy cerraba los ojos, como disfrutando del gesto cariñoso.

Y siguiendo la prueba de que fuera real, mi mano pasó de su cabeza a su cuello y de su cuello a su hombro. Tenía la piel suave y su hombro era tan delicado, que daba la impresión de que podría romperse en cualquier momento.

Pero mi mano continuó su recorrido y acabó posándose completamente en su pecho.


"¡Ih..! ¡Ah! Esp-¡¿Ludy?!"


Sylphy se sorprendió muchísimo y hasta protestó clavándome los ojos; pero no enfadada, tampoco resistiéndose, sino con las mejillas coloradas aceptando el contacto.

En mi mano pude sentir el modesto pecho de Sylphy. Realmente daba la impresión de falto y con sinceramente poco que masajear; pero no por ello le faltaba encanto. Poseían el tacto, delicadeza y calidez propia de los pechos, grandes cualidades.

Tras muchos años, el ermitaño Oppai-sennin se me apareció, haciéndome un gesto de Good Job[171] con su pulgar, mientras me dijo.


"Las montañas no se escalan únicamente por su altura, ¿no es así? La belleza de las mismas es un bien preciado."


Gracias por la apreciación, Oppai-senin. Cuánto tiempo sin verte.


En definitiva, Sylphy de verdad se encontraba a mi lado.

Y al mismo tiempo, el suave tacto de su pecho en mi mano causó que algo en mi interior reaccionara, alzando el monumento de piedra que tantos años llevaba derruido.

Había conseguido hacerlo reaccionar, con una reacción completa y vigorosa.

Y con eso, conseguí quedarme convencido.


"Estoy curado."


Incapaz de controlar la emoción, abracé a Sylphy con fuerza, MUCHA fuerza. Mientras sentía como corrían lágrimas por mi cara.


"Esto... Ludy... qué te parecí... quiero decir... no tuviste problemas con mi cuerpo, ¿verdad?"


Sylphy parecía no saber bien cómo reaccionar, y nerviosa me preguntó esto.

Con lo que pasó anoche, deberías comprender que no tienes motivo alguno para estar insegura.


"Gracias..."


Eso fue lo único que pude decir. Porque realmente, no... no tenía nada más que decir, a parte de agradecérselo, y también tenía miedo de que estando tan abrumado por todo, acabara diciéndole alguna tontería. Como por ejemplo, fue una fantástica velada, o gracias por esa deliciosa comida, o eres la cosa más adorable del mundo.

Porque en este momento, no tenía ganas de hacer bromas; sino simplemente abrazarla y desahogarme mientras le agradecía todo lo que había hecho por mí.


Y así fue como mi larga y dura lucha contra mi enfermedad llegó a su fin.

Y como consecuencia y de forma prácticamente inesperada, conseguí una novia encantadora.

Te quiero, Sylphy.

Capítulo 90.1 - Operación Mad Dog [172][edit]

1ª Parte[edit]

El Santuario de la Espada era un territorio sin un nombre oficial como tal, aunque fuera tratado como un país neutral de poca extensión.

Se trataba de un territorio complicado que habitar, ya que la nieve no desaparecía en todo el año; pero donde aún así, el primer Dios del Filo, en sus últimos días, decidió construir un dojo para impartir a sus discípulos el estilo del Filo Celestial.

Desde su fundación, muchos espadachines han llegado y salido de estas tierras. Y con los años, se convirtió un lugar al que todo espadachín que se precie, realizará una peregrinación al menos una vez en su vida, sin importar la distancia que tuviera que atravesar para llegar hasta este lugar.

Esta costumbre llevó a que con el paso del tiempo fuera conocido como el Santuario de la Espada.

En estas tierras, se reúnen los espadachines más jóvenes y prometedores que vienen a aprender el Filo Celestial. Y aunque puedan ser jóvenes, todos los que acaban entrenando en este lugar acaban volviéndose espadachines de enorme talento; pequeños prodigios de la espada.

Y en el Santuario de la Espada, incluso entre tantos prodigios, 3 espadachines sobresalían por su increíble habilidad.

El considero más fuerte de estos prodigios era la hija mayor del actual Dios del Filo, Nina Farion; que actualmente tenía 18 años, pero que a los 16 ya había obtenido el título de Santa del Filo gracias a su talento.

Varios aseguraban que llegaría a ser Reina del Filo cuando cumpliera los 20, y que a los 25 sin duda alguna, alcanzaría el nivel de Emperatriz del Filo. Al menos, todo habitante y espadachín que habitaba estas tierras estaba de acuerdo en que poseía el futuro más prometedor de todos.

El siguiente de estos 3 grandes prodigios era primo de Nina, Jino Britts; el segundo hijo de la familia Britts, una rama familiar emparentada con los Farion, descendientes directos del primer Dios del Filo[173]. Actualmente, el joven Jino tenía 14 años, y obtuvo el título de Santo del Filo con 12 años, convirtiéndose en el Santo del Filo más joven de la historia. Su habilidad era tal, que la gente, viendo su portento, albergaba dudas sobre si llegaría o no a superar a Nina, la que de momento le llevaba ventaja en cuanto a habilidad.

Y finalmente, la última de estos 3 grandes prodigios de la espada era Eris Greyrat.

Eris tenía 17 años; era famosa por pelear como un Perro Rabioso[174], atemorizando a quienes la observaban y destrozando a cualquiera que se atreviera a ofenderla.

La pelirroja había llegado a el Santuario de la Espada hace 2 años, siendo discípulo de Ghyslaine, la Reina del Filo. En este tiempo, se dedicó en cuerpo y mente a su entrenamiento, lanzándose de lleno en cada sesión de entrenamiento con una actitud de hacerlo, o morir en el intento; llevando su cuerpo al límite cada día hasta que paso a paso fue rebasando sus propios límites.

Su debut en el Santuario de la Espada fue impactante en todos los aspectos. Hasta el punto de que aún a día de hoy, años más tarde, todavía se hablaba de ello.

2ª Parte (2 años atrás)[edit]

Ghyslaine había traído a Eris al Santuario de la Espada, para llevarla frente al mismísimo Dios del Filo.

En la sala, se encontraba no solo este, sino que rodeando a las recién llegadas, se encontraban sus mejores discípulos, todos ellos como mínimo Santos del Filo, entre los que se encontraban Nina y Jino.

En una situación de esta índole, encontrándose frente a una eminencia, Eris ni se arrodilló ante el Dios del Filo, ni tampoco agachó su cabeza en señal de respeto.


"¡Eres un debilucho! ¡Con tu nivel no me sirves para nada!"


Nadie esperaba estas palabras, y menos dirigidas contra el espadachín más poderoso de esta generación, Gull Farion, Dios del Filo.

Al oírla, los discípulos a su alrededor no podían creerse lo que habían escuchado y enfurecieron ante el insulto de la insolente recién llegada.


"¡Qué-! ¡DESGRACIADA! ¡Cómo te atreves a decir eso de Shishou!"

"¡Hinca la rodilla en el suelo! ¡¿O acaso no conoces las normas de conducta del Filo Celestial?!"

"¡¿Qué le has estado enseñando, Ghyslaine-dono?!"


"Silencio."


Con esa única palabra, el Dios del Filo acalló a sus discípulos.

El propio Dios del Filo va a enderezar a esa perra arrogante...

Todo el corrillo de discípulos de Gull Farion compartían ese pensamiento; ya que hasta este mismísimo día, nadie se había atrevido a hablarle así al Dios del Filo y vivido para contarlo. Y lo cierto es que sus palabras fueron tan arrogantes que la propia Ghyslaine se había puesto en tensión, y tanto su cola como sus orejas estaban erizadas y en punta.

Pero no obstante, el Dios del Filo tan solo sonrió de oreja a oreja antes de hacerle una pregunta a la pelirroja.


"Buena mirada... Es decidida. Pero dime, ¿a quién quieres cortar con tu espada?"


Eris no tardó ni un segundo en responder a esa pregunta.


"¡Al Dios Dragón Orsted!"


Todos en la sala habían escuchado alguna vez el título del Dios Dragón; pero no tantos conocían el nombre de Orsted. Solo 2 personas en toda la sala conocían la existencia de ese nombre.


"¡JAJAJAJA! ¡Ahora lo entiendo! ¡Normal que comparado con Orsted el gran YO[175] te parezca un debilucho! ¡Ya veo, así que es a él al que quieres cortar! ¡Así que había alguien a parte del gran YO que quería cortarle con sus propias manos!"


El Dios del Filo se reía con todas sus fuerzas mientras golpeaba su rodilla de la risa; escena que causó que los espectadores de la escena no supieran bien como reaccionar a parte de con nerviosismo.

El Dios del Filo se está... ¿riendo? ¿Después de que la chiquilla arrogante le haya llamado debilucho? ¿Qué está ocurriendo?

Nadie salvo el propio Dios del Filo entendía lo que significaba aspirar a matar al Dios Dragón, algo para lo que él mismo' había dedicado toda su vida.

Querer cortara al Dios Dragón significa convertirte en el Más Poderoso.


"Pero una cosa-"


Las risotadas del Dios del Filo se detuvieron en seco y la habitación volvió a silenciarse por completo.


"Decir algo así es sencillo, pero... ¿acaso puedes hacerlo?"

"Lo haré."


Eris dijo estas palabras como si fuera algo obvio.

En su tono no se notaba ni sed de sangre, ni duda; algo acorde con sus ojos. Al ver su actitud, el Dios del Filo no pudo evitar alzar involuntariamente las comisuras de sus labios en un intento de sonrisa.


"De acuerdo. Pues veamos tu habilidad. Jino, sé su oponente."

"¡¿Eh?! S-¡Sí!"


Habiendo sido llamado por su tío de improviso, Jino Britts se puso en pie como un resorte.

Es una chica de mi edad... ¿Cómo se atreve a intentar llamar la atención de mi tío con palabras vacías? No pienso perdonárselo...

Jino estaba molesto con la actitud de la recién llegada, y quería ponerla en su lugar.


"Es el más joven de los discípulos de este sitio, pero aunque aún sea joven e ingenuo, es bastante bueno..."


El grupo de Santos del Filo que les rodeaban les pasaron unas espadas de madera a Eris y a Jino.


"Al centr-¡!"

"¡Uryaaaaaaaa!"


En cuanto Eris tuvo la espada en su mano, se lanzó contra Jino, y este no pudo ni defenderse.

Mad Dog le dio un fuerte golpe en la muñeca que le hizo soltar la espada, y antes de que pudiera rendirse-No... antes incluso de que comprendiera lo que estaba ocurriendo, Eris le dio un segundo golpe cargado de sed de sangre.

Para Jino, bañarse en esa oleada de ansia de matar de la pelirroja le hizo verse a sí mismo partido en 2 de un único golpe, como si le hubiera atacado con una espada de verdad; esta terrorífica imagen mental le hizo caer al suelo inconsciente, antes incluso de recibir el impacto.


"¡¿Pero qué-?!"


Todos en la sala se quedaron anonadados incapaces de aceptar lo sucedido, compartiendo entre todos el mismo pensamientos.

¿Pero qué demonios-? ¡Esa desgraciada debería al menos haber esperado a que ambos estuvieran listos para el combate! ¡No solo eso! ¡Para empezar, Jino estaba incluso de espaldas cuando esa salvaje le atacó! ¡¿Cómo se atreve a atacar de forma tan deshonrosa?! ¡Será cobarde!

Al menos, así pensaban los discípulos y Santos del Filo que se encontraban en la sala. Porque los que no compartían ese pensamiento eran la Reina, los 2 Emperadores y el mismísimo Dios del Filo.


"¿Veis? Ingenuo."

"Sí que lo fue..."


El ahora pelo corto de Eris[176][177] se agitó conforme analizaba la sala observando a todos a su alrededor.

Sus movimientos y su vigilancia eran propios de un animal atento a cualquier posible ataque de sus enemigos; preparada para reaccionar ante cualquiera de las personas de la sala que decidiera lanzarse contra ella, fuera cuando fuera.

Para el Dios del Filo, el ataque de Eris no era ni de cobarde ni a traición.

Jino está pagando por su ingenuidad. Es culpa suya si baja la guardia ante un oponente armado con una espada; es estúpido no tener en cuenta la posibilidad de que este te ataque por sorpresa.

Cuando el Dios del Filo llamó a Jino Ingenuo lo hizo teniendo esto en consideración; algo que no todos en la sala fueron capaces de comprender.


"De acuerdo, Nina, eres la siguiente; es tu turno. Aunque no le veo problema a los ataques por sorpresa, el gran YO preferiría poder observar tu técnica una vez ambas estéis preparadas y la una frente a la otra."


Tras esas palabras del Dios del Filo, uno de los Santos del Filo se acercó a Nina y le lanzó una espada de madera. En cuanto Nina cogió la espada al vuelo, le lanzó una mirada algo sorprendida al Santo del Filo que se la había entregado.

Este peso...

Nina comprendió que la espada de madera estaba reforzada internamente con acero.


"..."


La persona que le había entregado el arma trucada asintió levemente, a lo que Nina tras dudar un instante, acabó asintiendo en respuesta.

El motivo de su duda era que comprendía que usar un arma reforzada con metal para el duelo, podría acabar matando a la insolente que se había atrevido a insultar al mismísimo Dios del Filo. Aunque como todo Santo del Filo que se precie, esta no sería la primera vez que Nina acababa con la vida de otra persona.

Me parece poco honorable... pero esa tal Eris se lo merece, y más después de humillar a Jino de esa forma...

Las 2 jóvenes se colocaron en posición en el centro de la sala y alzaron sus espadas preparadas para comenzar el combate.


"¡Comenzad!"


Uno de los Santos del Filo dio la señal, y Nina lanzó un corte perfecto, veloz y poderoso que había practicado miles y miles de veces con el que pretendía poner a la pelirroja en su sitio. Eris por su parte lanzó un golpe que portaba en su movimiento toda su sed de sangre acumulada.

¡CRACK!

Las espadas colisionaron la una contra la otra, dejando escapar un crujido seco antes de que la espada de Eris cediera ante la presión acabando totalmente destrozada.

He ganado... ahora solo me falta darle el golpe de gracia... un golpe en el temple certero y acabará este duelo sin causarle ningún tipo de sufrimiento.

Nina, convencida de su victoria al haber desarmado a su oponente, analizó su segundo golpe en su mente, incapaz de ver venir el primer golpe que le impactó directamente en la cara, acompañado de un segundo en su barbilla que la dejaron desequilibrada y tambaleante. Al combo le siguió una patada en el pecho que la mandó de espaldas al suelo, y antes de poder reaccionar, tenía a Eris montada sobre su pecho, bloqueándole los brazos[178].

Cuando pudo serenarse mínimamente y centrar la vista, pudo ver un diablo sanguinario alzándose sobre ella con los puños en alto decididos a destruirla.


"¡P-Para-D-Detente! ¡D-Déjame!"


Mientras decía estas palabras, Nina iba recibiendo una paliza de la pelirroja que la tenía a su merced.

De su nariz salía un reguero de sangre y algunos de sus dientes habían sido mellados, hasta finalmente acabar inconsciente en el suelo, rodeada por un líquido humeante que emanaba de su cuerpo y se extendía por el suelo.

Una vez su presa acabó inconsciente se levantó lentamente, y se acercó sin acelerar el paso hasta la espada de madera que Nina había utilizado para el combate. Cuando la sujetó en sus manos, dejó escapar un resoplido y volvió a donde se encontraba la espadachina inconsciente y de una patada la lanzó a donde se encontraba tendido en el suelo el cuerpo de Jino.


"¿Acaso solo tenéis a ingenuos en este sitio?"

"D-... ¡Desgraciada!"


Gritos de furia provenientes del corrillo de espadachines resonaron en la sala con palabras tales como Cobarde e insultos similares.

Pero los que habían alcanzado como mínimo el título de Rey del Filo, comprendían que la pelirroja tenía la razón en este caso, y que los Santos del Filo se habían confiado delante de un adversario.


"Fallo mío... No supe valorarte correctamente... Así que el gran YO será ahora tu oponente."


Para sorpresa de todos, el propio Dios del Filo se puso en pie. Ni los 2 Emperadores del Filo se esperaban esta reacción por parte de su maestro y Shishou.


"Shishou, no es necesario que seas tú personalmente quién lo haga."

"Ghyslaine, ella es tú... discípula. Lo correcto es que sea yo quién haga los honores."


Ignorando la petición de Ghyslaine, el Dios del Filo llevó la mano a la empuñadura de su propia espada, desentendiéndose de las espadas de madera que habían estado usando hasta ahora.

¡Va en serio!

Viendo esto, Eris se alejó rápidamente de él con un fuerte impulso hasta llegar a donde se encontraban sus pertenencias.

Donde se encontraba su espada.

No dudó en desenvainar la funda de la espada que durante tantos años y aventuras la había acompañado.


"No te asustes... No seré muy duro con la chica... Oh~... veo que tienes una buena espada. Es una de las obras maestras de Yulian[179], ¿no es así?"

"No lo sé. Solo sé que me la dieron los Migurd."

"Entiendo... Esta pequeña de aquí también la hizo Yulian."


Mientras decía estas palabras, desenfundaba lentamente su espada, dejando ver una espada con una hoja dorada y reluciente. Se trataba de una de las 7 espadas del Dios del Filo[180], la espada mágica[181] Nodobue[182]; fabricada por el famoso herrero de raza demoniaca, Yulian Jalisco, a partir de los huesos del Rey Dragón Kayakto[183].

Con la espada desenvainada en sus manos, y sujetándola tranquilamente, el Dios del Filo había conseguido que el resto de integrantes de la sala contuvieran su aliento para poder atender semejante evento; ya que no es normal que el Dios del Filo combata en serio con nadie a parte de entrenando a los Emperadores del Filo.

En una sala donde la tensión era palpable y el silencio ensordecedor, pudieron escucharse las siguientes palabras de Gull Farion, Dios del Filo, con un tono hasta pausado.


"¿Lista? Allá voy."


Una minúscula fracción de segundo más tarde, Eris salía disparada en dirección contraria a su oponente.

Su cuerpo volaba atravesando paredes hasta acabar arrastrándose contra el suelo del exterior, lo que permitió que su cuerpo finalmente se detuviera tras formar un montículo de nieve.

Antes de que nadie en la sala se diera cuenta, el Dios del Filo había terminado su ataque; se podía ver a este sujetando con fuerza la espada en su mano en la posición final del golpe. Nadie había visto con claridad la ejecución del golpe, sino que solo fueron capaces de observar el desenlace.

El Dios del Filo había cargado con un poderoso Touki la hoja de su espada para lanzar a Eris disparada con esa potencia, sin necesidad de usar la habilidad especial de su arma.


"¡Genial!"

"¡Asombroso!"

"¡Ha sido un golpe insuperable!"


Los espadachines que aun quedaban en la sala al unísono vitorearon el fantástico golpe que habían podido apreciar; mientras entre ellos compartían el mismo pensamiento.

¡El propio Dios del Filo castigó con la muerte a esa insolente!

Pero para sorpresa de muchos, Eris todavía seguía con vida.


"Uu... ¡Guu...!"


Los que posaban su mirada en el resultado del duelo, pudieron ver a la pelirroja revolverse sin fuerzas en el montículo de nieve mientras dejaba escapar un gruñido de dolor.

¡¿Cómo puede estar viva después de recibir semejante ataque del Dios del Filo?! ... Nah, debe ser que el Dios del Filo-sama decidió contenerse con ella; después de todo no había necesidad de ponerse serio contra un perro desbocado.

Ahora solo es necesario excomulgarla de aprender en su vida el estilo del Filo Celestial y abandonarla a su suerte en el campo helado.

Pero contrario a las expectativas de muchos de los Santos del Filo, el Dios del Filo pronunció las siguientes palabras.


"Ghyslaine, encárgate de atender a Eris. De ahora en adelante, es una Santa del Filo, y a partir de mañana, el gran YO le enseñará el estilo del Filo Celestial."


Todos los sonrientes espadachines contentos por el castigo de la pelirroja, se quedaron de piedra al escuchar a Gull Farion, Dios del Filo, decir que él mismo enseñaría el estilo a la desgraciada y maleducada niña.

¿El propio Dios del Filo va a tomar a una nueva discípula? ¡Ghyslaine fue la última discípula que aceptó!

Y es que, en el Santuario de la Espada, los discípulos del Filo Celestial no lo eran directamente de Gull Farion, sino de los que habían sido sus discípulos.


"¡Es ridículo! ¡No se le puede dar el título de Santo del Filo a alguien que ni siquiera ha aprendido la Hoja de Luz! ¡Y ya de por sí, el hecho de adiestrar a una bestia salvaje como esa e-!"


El Dios del Filo apuntó con la punta de su espada al hombre que acababa de pronunciar esas palabras cortándole en seco.


"¿Acaso no acaba de derrotar esa mocosa salvaje a 2 personas que sí habían aprendido la Hoja de Luz?"

"A-Aún así..."

"Uno NO va ascendiendo en el Filo Celestial hasta convertirse en Dios del Filo simplemente porque vaya memorizando alguna que otra técnica, lo sabes, ¿no? Al menos, alguien tan especial como yo no ha recibido nunca un trato así de especial, ¿por qué entonces habría que darle ese trato especial a los Santos del Filo?"

"... He dicho algo imperdonable."


El resto de espadachines que habían presenciado los acontecimientos cesaron toda rebeldía tras las palabras de Gull Farion; puesto que comprendieron que el motivo de esa rebeldía era simple envidia por la recién llegada.

Los Santos del Filo pensaban que la envidia enturbiaría su habilidad.

Ingenuos... ¿Acaso no comprendéis que para llegar a ser el mejor es necesario el DESEO? No importa si es envidia, ambición, odio o lujuria... ¡Pero solo alguien con estas emociones que veis como Impuras o sucias, posee un corazón ardiente que le permita forjar al máximo sus colmillos!

Pero el gran YO no tiene la menor intención de amamantaros hasta que aprendáis esto, aprended las cosas que de verdad importan vosotros mismos. Algo que otro te enseña puede abrir los ojos, pero la motivación la cultiva uno mismo.[184]

Y de esa forma, dejando a todos los presentes una primera impresión impactante, Eris se convirtió en Santa del Filo.

3ª Parte (POV - Nina)[edit]

Odio con todas mis fuerzas a esa tal Eris...

¡¿Cómo se atreve a humillarme de esa forma dejándome inconsciente frente al resto de discípulos y HASTA haciendo que me... que me... que meORINE encima?!

Menuda humillación...

Esa bestia salvaje se atreve a venir aquí tan altanera... y encima, cuando se le rompe la espada, en lugar de rendirse... se pone a dar puñetazos... No me cabe duda de que es una salvaje malcriada, ¡¿cómo es posible que haya obtenido el título de Santa del Filo un animal así?!

Quizás en algo como el pseudo-estilo Nórdico lo podría entender... ¡pero el Filo Celestial no es para salvajes!


Durante los siguientes 2 años, todo lo que se le decía a la pelirroja parecía entrarle por un oído y salirle por el otro; hasta el punto de que todos los discípulos de su edad le dieron de lado rápidamente, incluyéndonos a Jino y a mí.

Pero en todo ese tiempo y sin falta, Eris no hizo nada a parte de entrenar, ya fuera con el propio Dios del Filo o con Ghyslaine; y cuando dormía, lo hacía en la misma habitación que Ghyslaine. Por lo que apenas tenía contacto o posibilidad de conversar con nadie.

El único momento en el que había algo similar a una conversación, eran durante los intercambios algo turbios en los días en los que todos los discípulos entrenaban juntos; y en esos días, la habilidad de esa salvaje era ligeramente similar a la mía.

Aunque yo le gane más a menudo... porque está claro que si tu espada se rompe o si te hacían soltarla la victoria es del contendiente... Está claro... continuar peleando en esos casos es cosa de bárbaros y bestias.

Algunos discípulos dicen que entre nosotras hay cierta rivalidad... personalmente me parece que están ciegos si creen que esa bestia está a mi altura. Pero la salvaje hasta se atrevía a decir que los verdaderos discípulos del Filo Celestial no teníamos fiereza... colmillos, lo llamaba... Definitivamente una bestia salvaje...


Un día cualquiera, me encontraba charlando con otras chicas de mi edad, y salió el algo estúpido tema de quién era el mejor del resto de discípulos masculinos; y he de reconocer que parte de mí disfrutaba con esa clase de conversación...

Hasta que se pusieron a hablar de con quién habían tenido su primera vez o sobre sus parejas.

Digamos que es sobre lo que el resto de mis compañeras disfrutaban hablando, puesto que yo, que me he dedicado en cuerpo y alma a entrenar, como deberían haber hecho ellas, no he tenido tiempo que perder en estos asuntos.

Son algo irrelevante para un espadachín.

Además... si me preguntas por algún chico que me llame la atención... solo puedo pensar en Jino, y es mi primo... además que hemos crecido juntos desde que puedo recordar, y me cuesta verle de ESA forma...

Además... si me dedicara a perder el tiempo, es posible que esa bestia salvaje se atreviera a SUPERARME, y eso jamás me lo perdonaría. Por lo que debo entrenar... es mi obligación.

En uno de esos días, Eris pasó por casualidad al lado nuestra, con vapor emanando de su cuerpo debido al sudor. Mientras yo había estado charlando con estas chicas, Eris había estado entrenando.

¿Acaso intentas menospreciarme con tu actitud? ¿Quién te has creído?

Quizás dejándome llevar por la situación, y al no darme cuenta de que quizás debería haber estado entrenando al igual que ella; pero no pude evitar decir las siguientes palabras.


"¡Jum! ¡Así que entrenando hasta a estas horas...! ¡Si sigues así jamás conseguirás encontrar un hombre que se interese por ti en tu vida! ¡Aunque bueno, tampoco pasa nada si decides consagrarte a la espada y guardarte la virginidad como símbolo de dedicación!"


Lo cierto es que ni yo había estado nunca con un hombre, por lo que hasta yo comprendía lo vacías que eran mis palabras; pero conociendo de primera mano el ligero complejo que sentía por este tema, decidí atacarla con el mismo, sabiendo que debería dolerle; asumiendo que si yo no lo había conseguido, Eris, mi inferior, tampoco.


"¡Juh-!"


La respuesta que recibí para mi sorpresa fue un resoplido burlesco de Eris mientras su expresión se tornaba victoriosa... Momento en el que me temí lo peor.


"A-¿A qué viene esa risilla?"

"Perdona, es solo que yo no soy virgen."


A simple vista podía comprenderse que la pelirroja había dicho estas palabras con orgullo, y hasta que al ponerse algo colorada le daba algo de realismo.


"¡¿Eh...?! Bromeas... ¿no? ¿Eh? ¿Cuándo...? ¡¿Con quién?!"


Yo, quizás haciendo las preguntas que todas las presentes tenían en su cabeza, fui la primera en hacerlas abiertamente, quizás porque su respuesta me había dejado sorprendida. Mi reacción fue tal que no pude evitar hacerle todas esas preguntas de golpe y sin ningún control por mi parte.


"Un chico junto al que crecí."


Eris, que hasta ahora había parecido poco habladora, comenzó a hablar y hablar sin descanso sobre ese hombre.

Contó como habían vivido juntos desde pequeños, como había sido su tutor, como acabaron viajando juntos desde el continente demoniaco hacia su ciudad natal, y como había sido capaz hasta de herir con su magia al mismísimo Dios Dragón; y finalmente, como habían compartido su primera vez.

Llegó incluso a decir que fue por ese hombre por el que Eris se había decidido entrenar para poder luchar a su lado.

A mis ojos, era una detallada historia de amor que contaba desde que se conocieron, se enamoraron, afianzaron su amor y por fin lo consumaron... Una historia que me había dejado impactada viniendo de esa salvaje.

Me ha vencido hasta en eso... encima con una victoria aplastante...

Nuestra habilidad con la espada se encuentra bastante igualada; pero no solo es más joven que yo, sino que además la salvaje esa tiene un novio... un amante... una pareja.

En esa situación, lo único que pude hacer fue dudar la existencia de ese hombre.


"¡D-Debes estar mintiendo! ¡Otou-san una vez me dijo que el Dios Dragón está envuelto en algo conocido como Touki Sagrado del Dragón[185] y que técnicas mediocres no pueden ni herirle! ¡Así que debes estar inventándote esa historia! ¡Admítelo! ¡Ese hombre no existe, ¿no es así?! ¡Todavía estás a tiempo de reconocerlo...!"

"¡No miento, y Ludeus no es mediocre! ... Por eso todavía no estoy a su altura... Debo volverme más fuerte."


Eris no dijo nada a parte de estas palabras; y su única reacción, en lugar de admitir que se había inventado todo eso, fue apretar los puños con todas sus fuerzas. Su mirada brillaba con un fuego renovado y se desentendió de nosotras, dando media vuelta y volviendo al Espacio Presente', la sala de entrenamiento que justo acababa de abandonar segundos antes.

Viéndola, no supe como reaccionar, y tan solo pude observarla boquiabierta.

Era la segunda sorpresa que me causaba esta bestia salvaje; hecho que me hizo no aceptar la realidad.

4ª Parte (POV - Nina)[edit]

¿Cómo voy a poder creerme que esa bruta puede tener un hombre, cuando ni siquiera yo tengo uno? Debe estar mintiendo, no hay duda. Ese tal Ludeus debe ser un producto de su imaginación...

Con esto en mente, e incapaz de quitármelo de la cabeza, me dirigí a un comerciante de información para que me consiguiera información sobre este tal Ludeus.

Jeh... Seguro que le cuesta encontrar algo... después de todo es un amigo imaginario de esa loca...

Pero contrario a mis expectativas, su contacto no tardó en encontrar información sobre ese hombre.


Ludeus Greyrat

Nacido en la aldea Bonna en la provincia de Fedora del reino de Asura.

A los 3 años, se convirtió en el discípulo de Roxy Migurdia, (maga Santa del Agua en aquel entonces) maga Real de Agua.

A los 5 años, obtuvo el título de mago Santo del Agua.

A los 7, se convirtió en el tutor particular de Eris Boreas Greyrat, la hija del alcalde de la capital fortificada de Roa.

Desaparecido durante el incidente de la Catástrofe Mágica de la Teletransportación de la provincia de Fedora.

No obstante, en los últimos años, se ha conocido a un aventurero conocido como Ludeus el Quagmire en la zona norte del continente central.

Actualmente, ese aventurero ha sido visto en Sharia, concretamente en la Universidad de Magia de Ranoa, matriculado como un Estudiante Privilegiado.

Además, ha obtenido el respeto de distintos aventureros que incluso llegan a afirmar que fue capaz de vencer en solitario a un Dragón Rojo Errante.


...... Existe... Ese tal Ludeus no es un ser imaginario....

Nina llegó a aceptar este hecho; pero tras leer el documento, la opinión de Nina sobre este hombre no creció demasiado.

Todo lo que consiguió tan solo con 7 años es algo increíble... pero al final se quedó en un simple aventurero... Ni siquiera llegó a obtener el rango de mago Real de Agua[186], y tiene un título estúpido como lodazal[187]... Solo fue un niño prodigio, pero que al final se quedó en nada... estoy segura.

Tras leer toda esa información, y todavía sin querer aceptar la derrota, tuve una idea bastante retorcida.

Si... Si venzo a este tal Ludeus, y le convierto en mi esclavo... podría traerle hasta aquí y ver la cara que pone Eris al verle.... juju... Como dirían esos juglares y bardos... Carpe Diem[188].

Dicho y hecho, me preparé ese mismo día para partir y me puse en marcha, quizás debido a la impaciencia que he heredado de mi padre.

De esa forma, me dirigí a Ranoa en medio del invierno; pero por suerte para mí, Ranoa no estaba demasiado lejos del Santuario de la Espada. Sumado además a que había cogido uno de los famosos caballos entrenados en la ciudad, no tardé ni 2 meses en llegar.

Ahora puedo decir que me impacienté demasiado.

Yendo a toda prisa, en apenas un mes conseguí llegar a mi destino, la Universidad de Magia de Ranoa, y nada más llegar me llevé mi primera sorpresa.

¿Estos son... magos? Se suponía que los magos son simples listillos que apenas han entrenado sus cuerpos y que se dedican a murmurar cánticos o algo por el estilo que les permitan hacer cosas que podrían hacer ellos mismos si entrenaran... Pero estos... ¡Estos son Guerreros!

Y es que mientras recorría la Universidad, no paraba de encontrarme varios luchadores musculosos, que por algún motivo eran mayormente de la raza feral, todos ellos vestidos como guerreros.

Por supuesto, también fui encontrándome a los típicos enclenques con túnicas y mantos, y algunos con uniformes bastante vistosos; pero la gran mayoría eran personas con cuerpos robustos y bien desarrollados[189].

Me avergüenza haber creído que los magos eran simples enclenques... he pasado 18 años de mi vida menospreciándolos... Me alegro de haber corregido mi forma de pensar, pero no he venido aquí para eso.

Me acerqué al primer joven que encontré, que resultó ser un chico feral bastante fornido y con aspecto claro de guerrero.

Cuando le pregunté por dónde se encontraba Ludeus, me sorprendí al ver qué él también le estaba buscando y que iba de camino a verle, por lo que lo vi como un golpe de suerte y decidí seguirle.

Cuando por fin llegaron a su destino, pudo ver a un joven vestido con el uniforme de la Universidad, que por lo visto era ese tal Ludeus.

Es exactamente lo que me imaginé... un niño sin ambición que había desaprovechado su potencial... es cierto que su cuerpo está bien definido, y hasta podría decirse que es atractivo, pero como hombre dejaba mucho que desear con su clara y enorme falta de confianza en sí mismo... Exactamente lo que Eris puede permitirse... un don nadie...

Justo cuando me decidí a retarle, me quedé confundida cuando vi que el joven feral que me guió hasta él se puso a gritarle a toda voz.


"¡Ludeus el Quagmire, el famoso aventurero de rango A que venció en solitario un Dragón Errante! ¡Te reto a un tradicional duelo de cortejo!"


No daba asombro a mis ojos... el que pensé que me estaba simplemente guiando a Ludeus, ¡acabó retándole él mismo!


"Lo siento mucho, pero tengo clases de piano... así que tendré que irme. Si me disculpa..."


De una forma deshonrosa, Ludeus inmediatamente rechazó el duelo, soltando una sarta de excusas; esto solo enfadó al guerrero feral, que acabó atacándole enfadado.

Está perdido... Ludeus no tiene nada qué hacer. Puede que el guerrero feral no esté a mi altura, pero claramente es un experimentado guerrero; y por si fuera poco, Ludeus es un mago.

Una idea que se había impartido a todo espadachín que se precie es que los magos son peligrosos principalmente en la distancia; siendo lo mejor en todo momento forzar el combate cuerpo a cuerpo, donde estos no tienen nada que hacer.

No obstante, el resultado fue inesperado.

En un abrir y cerrar de ojos, Ludeus había vencido a su oponente; en apenas un segundo, había detenido e incapacitado a su adversario, y se había marchado sin darle la mayor importancia.

Dejándome completamente anonadada tras el espectáculo.

5ª Parte (POV - Nina)[edit]

Cuando volví en mí y conseguí aceptar lo ocurrido, comprendiendo que ese tal Ludeus podía haber entrenado un mínimo como todo aventurero, decidí continuar mi plan, comprendiendo que era imposible que pudiera vencerme.

Tras preguntar, me enteré de que se encontraba en la biblioteca, y cuando fui en esa dirección, me encontré una enorme cola de guerreros ferales frente al edificio.

No sé qué les habrá llevado a esperar de esa forma... pero no tiene nada que ver conmigo. Yo solo quiero retar a Ludeus.

Conforme fui a avanzar al edificio, un joven guerrero feral que se encontraba esperando en la cola me hizo una pregunta inesperada.


"¿Acaso has venido a retar a Ludeus?"

"S-¿Sí? Así es, ¿por?"

"¡Entonces a la cola como todos! ¡Ni se te ocurra colarte!"


No pude dar crédito a sus palabras.

Según pude escuchar, todos los que se encontraban en esta cola hacia el edificio estaban esperando su turno para retar a Ludeus.

¡Hablamos de unas 30 personas! ¡¿Qué ha podido hacer para ganarse el odio de todas estas personas?! Pero no importa... por lo que he visto es capaz de defenderse mínimamente, y como discípulo del Filo Celestial, debo acatar las reglas del duelo y esperar mi turno.


La cosa es que por algún motivo, la línea no avanzaba, y antes de darme cuenta pasó la hora del almuerzo.

Cuando menos lo esperaba, Ese Tipo apareció.

Se trataba claramente de un demonio, por su piel color negro azabache e increíblemente musculoso, cuyo porte algo pomposo denotaba una actitud narcisista mientras inspeccionaba a todos a su alrededor.


"¿Umu...? ¡¿Acaso hacéis cola para asistir a una atracción o similar?!"

"¡Es la cola para retar a Ludeus Greyrat a un duelo!"

"¡¿Cómo?! ¡¿Tantos queréis retar a ese chico?! ¡Fuajajaja! ¡Este servidor no esperaba que Ludeus fuera tan popular! Personalmente este servidor no ve problema en esperar su turno, ¿pero habría alguna forma de que me dejarais adelantarme?"


Los integrantes de la cola se enfadaron al escuchar las palabras descaradas del recién llegado demonio.

Todos los presentes llevamos un rato esperando nuestro turno, así que te toca esperar como al resto. Yo incluso he tardado 1 mes en llegar a este sitio y no pienso cederte mi puesto, ¡así que deja las tonterías y espera como todos!

Y justo en ese momento, un imbécil se atrevió a decir las palabras que jamás debieron ser pronunciadas.


"¡Si tantas ganas tienes de ir primero, ¿por qué no te lo ganas venciendo a todos los que van antes que tú?!"

"¡Fuajajajaja! ¡A este servidor esa idea le parece perfecta! ¡¿Espero que no os importe que este servidor se enfrente a todos a la vez?! ¡Además, como presente por vuestro valor al retar a este servidor, tenéis permiso para atacar primero!"


Las provocadoras palabras del hombre consiguieron que todos los integrantes de la cola enfurecieran.


"¡¿Qué has dicho, desgraciado?!""

"¡¿Qué te has creído?!"


Y con la intención de enseñarle modales a ese ser, todo el mundo le atacó, incluyéndome; por algún motivo, me había dejado llevar por su provocación.

Pero perdí.

Ataqué con decisión al demonio y este ni se inmutó al recibir mis ataques, ninguna de las espadas que golpearon su carne fueron capaces de atravesar su piel color azabache.

Una vez utilicé Touki en mis ataques y me lancé contra mi adversario dándolo todo pude al fin herirle, pero aun así, las heridas se curaron de inmediato.


"¡Fuajajajaja! ¡Llegó el turno de este servidor! ¡Vuestro adversario es el Rey Demonio BadiGadi! ¡Y si alguno de vosotros consiguiera vencerme, recibirá el honor de ser considerado como un Héroe!"


Durante un tiempo, fui capaz de defenderme y hasta contraatacar al demonio; pero no tardé en comprender que me faltaba potencia, y en uno de mis ataques, el demonio consiguió atraparme y vencerme, llegando incluso a doblar mi espada.

Con mi caída, llegó el caos y el terror en la explanada.

¡¿Por qué diablos estoy luchando contra un Rey Demonio?! ¡Es más! ¡¿Por qué hay siquiera un Rey Demonio tan lejos del continente demoniaco?!

Estoy segura de que esas preguntas las compartía con el resto de participantes en la matanza.


Poco después de mi derrota, uno a uno, el resto de participantes fueron cayendo conmigo; pero por increíble que pareciera, aunque había muchos heridos, ninguno había muerto.

Todo un milagro... O no.

Se ha contenido...

En cuanto comprendí esto, la rabia se apoderó de mi cuerpo y no pude evitar darle puñetazos al suelo mortificada. Ya que con mi espada rota, no había nada que pudiera hacer.


"...¿Pero qué coño es esto?"


Aproximadamente cuando el combate terminó, Ludeus salió de la biblioteca, encontrándose la escena.

Estuvieron hablando con el Rey Demonio y finalmente cambiaron de lugar en el que combatir; y sin la menor intención de perderme semejante espectáculo, llevé mi dolorido cuerpo a donde iba a tener lugar el combate.

Habían decidido pelear en un terreno abierto; y durante eternos minutos, el Rey Demonio y Ludeus cruzaron miradas, aunque fijándome mejor, pude ver que habían estado charlando, puesto que de vez en cuando se podían escuchar fuertes risotadas provenientes del Rey Demonio.

Están demasiado lejos... no sé de qué pueden estar hablando... ¿eh? ¿qué es eso?

El duelo parecía estar esperando algo, y me llamó la atención un joven desplazándose a una velocidad vertiginosa que salió disparado de entre un corro de gente y le entregó a Ludeus su báculo.

Lo que por fin dio comienzo al duelo entre Ludeus y el Rey Demonio.

En cuanto Ludeus sujetó su báculo, no aparté la vista ni pestañeé, intentando comprender si ese tal Ludeus era la mitad de lo que Eris se había atrevido a hablar de él.

Pero es imposible, su rival es un Rey Demonio...

Ludeus liberó su báculo del interior de una prenda que lo envolvía, y hasta yo pude sentir la majestuosidad del mismo; volvieron a intercambiar unas breves palabras, tras lo que Ludeus alzó su báculo finalmente y...

Desintegró el torso del Rey Demonio.

Lo diré otra vez.

Desintegró. El torso. Del Rey Demonio.

...

..

Ha volatilizado el cuerpo de un oponente al que yo apenas he conseguido herir... de un único ataque...

...

..

.

No recuerdo bien qué ocurrió pasado ese momento, pero simplemente opino que no supe cómo reaccionar, y apenas tuve recuerdo de los días que tardé en regresar al Santuario de la Espada.

Solo sé que...

El poder al que aspira Eris es... es... ESE.


La impresión que me había causado lo ocurrido consiguió que, inconscientemente, mi actitud con Eris se relajara mucho; hasta el punto de que la veía con otros ojos. Ya no la importunaba tanto, y hasta la respetaba mínimamente.

Seguía siendo una salvaje, pero sus aspiraciones eran dignas de respeto.

Otro cambio en mí que hubo fue que, desde ese momento, decidí llevar una segunda espada para los casos en los que mi arma se rompiera, para poder continuar peleando. Al mismo tiempo que comencé a ver los puñetazos de Eris como una forma de combatir respetable, aunque asalvajada.

También decidí distanciarme del resto de discípulos que a mi opinión perdían el tiempo en temas triviales y con los que mi relación era más simple fachada.

Pero el mayor cambio que creo que hubo en mi vida... fue que desde este momento consideré a Eris como mi verdadera rival... Pero esa es otra historia.


Y por cierto, cuando le conté al Dios del Filo-sama que un Rey Demonio había atacado Ranoa, desenvainó corriendo su espada claramente entusiasmado con la intención de ir por él; pero en cuanto le conté que había sido derrotado, se le notó claramente decepcionado y envainó de nuevo su arma.


Fin del Volumen 09

Notas del traductor y Referencias[edit]

  1. Goshujin-sama/Amo.
  2. Lo voy a dejar en mayúscula para diferenciarlo de Shishou y Sensei, puesto que lo dicen en inglés.
  3. Hikikomori: Personas que tras problemas sociales acaban cogiéndole miedo a la sociedad y se aíslan en sus domicilios o incluso sus cuartos sin salir de estos.
  4. Iros es incorrecto aunque esté más extendido, y por eso mismo suelo evitarlo, pero Cliff es bastante culto y encajaba con su personaje.
  5. Lo que se le suele decir a los perros para que se sienten, y posible referencia a Inuyasha, serie en la que, por un encantamiento, el protagonista caía al suelo cada vez que una chica le decía esa frase.
  6. La magia de Encantamiento era una de las 3 escuelas que forman la magia de Invocación: Invocación de Espíritus, Invocación de Bestias Mágicas y Encantamiento de Objetos.
  7. Me encanta lo porno que suena esto.
  8. Hard Gay: Luchador de lucha libre y comediante bastante famoso en youtube por sus vídeos excesivos en situaciones cotidianas. Vídeo Ejemplo
  9. Referencia a literatura japonesa en la que los guerreros(espadas) necesitaban de una mujer con la que sentirse a gusto y relajados (vaina). Y sí, TAMBIÉN es un eufemismo sexual.
  10. Interpretación: ¡¡¡Lo mataré!!! ¡¡¡Fitts-senpai es mío!!!
  11. No encontrábamos palabra mejor para esta expresión, puesto que parece un título oficial en la Iglesia Milis.
  12. Como nos dijisteis que dejáramos Quagmire para el apodo del personaje, tocaba hacer bromas sobre el personaje de Padre de Familia, para darle consistencia.
  13. Meme sobre un número humorístico de los Monty Python. Vídeo Ejemplo
  14. Es difícil adaptar esta sección, puesto que comenzó alterando el pronombre que usaba para hablar. En español, la primera persona del singular es única para todos, pero en japonés, existen variaciones como Watashi, Atashi, Boku, Ore, que expresan el género de la persona. En definitiva, Sylphy comenzó a utilizar el pronombre Boku, que es neutro en cuanto a género, pero infantil.
  15. Paul también era fan de las tetas grandes...
  16. Puesto en masculino/neutro a propósito.
  17. Strap-on: Miembro de goma adherido a un arnés para simular un miembro masculino y que puede ser usado por mujeres.
  18. King-Size: Frase inglesa usada para referirse a algo Extra Grande. Por lo general, usado para referirse a colchones y camas; pero humorísticamente, se puede utilizar casi para cualquier cosa.
  19. Masoquismo: Parafilia sexual en la que el dolor, el sufrimiento y el tormento causan placer en una persona. Para Más Información
  20. Uooo, no recordaba que Sylphy pudiera usar Touki.
  21. 仲間/Nakama: Realmente Nakama significa amigo/aliado/compañero/camarada... Por lo que realmente ha quedado MUY redundante, pero soy un fan del término y no quería quitarlo.
  22. ¿Sumo?
  23. En Japón, el curso académico comienza en primavera y termina poco antes de la primavera.
  24. Efecto Streisand: Un fenómeno originado en Internet en el que, si algún contenido recibiera cualquier tipo de censura en Internet, el interés por el mismo se dispararía aumentando enormemente su difusión. Más Información
  25. En las ocasiones que los dolores menstruales femeninos causan un dolor o molestia excesivos, pueden solicitar un permiso para ausentarse a clases, principalmente para Educación Física, pero también a clases teóricas en circunstancias especiales.
  26. Sonidos japoneses para gatos (nyan) y perros (wan), aunque en este caso, Ludeus lo dice más con un tono pervertido, como cuando Paul y Zenith tenían sus momentos nyan-nyan...
  27. Proporciones usadas para figuras y otros trabajos en los que se imita un original. Básicamente sería una figura de 1 octava parte del tamaño de Eris. Unos 20 cm de altura.
  28. Suejtavelas: Un/una sujetavelas es una persona que acompaña a una pareja de novios o de personas que han quedado en una cita amorosa. Se trata de una persona sin pareja que acompaña en las salidas de éstos (por los motivos que sean) y, por lo tanto, se puede decir que está fuera de lugar.
  29. Imagen Ejemplo (Derecha)
  30. Dragon Knight/Dragoon/Caballero Dragón: Clase existente en casi todos los Final Fantasy cuya habilidad especial era dar un salto que les sacaba de la pantalla, haciéndoles inmunes a ataques enemigos hasta que caían sobre el enemigo para hacerle mucho daño.
  31. Referencia al personaje Starscream de la serie Trasnformers, robot de los robots malignos que se transformaba en un avión.
  32. Sin comentarios sobre la imaginación y falta de sentido común de Ludeus...
  33. Posible referencia a Maou no Hajimekata serie en la que un mago tras montar un calabozo se convierte en Rey Demonio y empezó a controlar aldeas circundantes.
  34. La oficialmente llamada Pose Eris
  35. Lo trata como si fuera un intento de crimen o una tentativa de crimen.
  36. Se llama rata en referencia a su apellido, Greyrat/Rata Gris.
  37. Cheat/Cheto: forma de referirse a trampas en videojuegos que dan algún tipo de beneficio.
  38. Referencia al Llanero Solitario en el que se dice la expresión Hombre blanco mentir. Indios no mentir.
  39. Referencia a un meme de Gundam en el que un personaje se dedicaba a alterar aparatos y mobile suits en el que los pintaba de rojo y le ponía cuernos, y siempre acababan siendo más eficaces (por lo general 3 veces superior); todos ellos eran conocidos como Los Char Custom. Imagen Ejemplo (ENG)
  40. Referencia al personaje Sharlene Chen de la serie Cardfight!! Vanguard en la que la personaje en cuestión utiliza una carta llamada Hydro Hurricane Dragon que tiene cierta similitud con el nombre completo de Aqua Heartia.
  41. Referencia a la serie Macross en la que se usaban estas ensaladas como una death flag (frases que se dicen o eventos que ocurren antes de que alguien muera).
  42. Referencia a una frase bastante usada para referirse a miembros masculinos, principalmente en hentai o parodias.
  43. Pisar una mina: frase hecha para referirse a comentarios o temas de conversación que pueden molestar a una persona, y que es fácil que ocurra con personas que acabas de conocer.
  44. Imagen Ejemplo
  45. En los combates de boxeo y otras artes marciales, en caso de no haber K.O. pasado un tiempo, los jueces dictan al vencedor a partir de los puntos de técnica mostrados durante el combate.
  46. El hechizo base es Cañón de Piedra, aunque Ludeus utiliza una variante que altera la forma del proyectil para que se parezca más a una bala puntiaguda y la llama Bala Rocosa.
  47. Quagmire/Lodazal/Terreno Pantanoso: Un alias un tanto despectivo pero que representa el estilo de lucha de Ludeus, que suele valerse de inutilizar los movimientos del enemigo invocando arenas movedizas o suelo pantanoso a sus pies.
  48. Triunvirato Mágico: Conjunto de reinos que se habían aliado y cuyo punto en común era la magia, ya fuera con la universidad o el gremio de Magia. Se encuentra en la zona norte del continente central.
  49. Hacen mención en varias ocasiones que los Notus (familia de Paul), sienten especial atracción por las tetas grandes (Ghyslaine, Zenith, Vera, Lilia, Eris...). De la misma forma que los Boreas sienten esa atracción por las razas ferales.
  50. En el aire
  51. Me cuesta traducir a una fangirl...
  52. Ara: Expresión japonesa para indicar confusión, a veces de forma fingida.
  53. Kohai: Término japonés para referirse a personas con menor rango que otro dentro de una jerarquía (curso académico, edad, experiencia en un trabajo....)
  54. Senpai: Expresión japonesa para referirte a personas de mayor rango, edad o experiencia que tú en un puesto o institución.
  55. Sonido japonés para representar los latidos de una forma graciosa.
  56. Todos los nobles de Asura tienen algún tipo de fetiche, que hasta ahora se pensaba era principalmente de los Greyrat. Ariel es sadomasoquista.
  57. Oh la ironía...
  58. Sex-Appeal/Atracción Sexual: palabra inglesa para definir el atractivo de una persona con el sexo opuesto, similar a encanto.
  59. Se está burlando de él, pero esta palabra parece que no existe.
  60. Expresión japonesa que se traduciría como vaya vaya... o Aishh.., dicho para uno mismo.
  61. Sylphy no le ha contado a Ariel que el cambio de color en su pelo ocurrió durante la catástrofe.
  62. Mal Necesario: la puesta en marcha de una instalación que traerá perjuicios a una pequeña comunidad, con el objetivo de beneficiar a un área geográfica mucho mayor. Claros ejemplos de Mal necesario son las instalaciones de vertederos, incineradoras, centrales nucleares... Más Información
  63. Se equivoca y casi le llama Ludy.
  64. Toque de Queda: Orden gubernamental que prohíbe a civiles pasear por las calles de la ciudad a determinadas horas. Por lo general, se realiza por seguridad ante desastres naturales o altercados. Más Información
  65. Himitsu/Secreto/Es un secreto: Frase muy usada en eventos amistosos o íntimos de anime y manga, por lo general dicho por una mujer y con un toque pícaro, femenino e íntimo.
  66. No lo ha pensado con el doble sentido, pero he querido dejar el juego de palabras aquí, porque a veces me cuesta traducir alguno de los originales y tengo que agregar nuevos.
  67. Juego de palabras para imitar la frase de Neil Armstrong, el primer hombre en pisar la luna: Este es un pequeño paso para un hombre pero un gran salto para la humanidad.
  68. Refiriéndose a yakuzas, mafias...
  69. Starscream es un personaje de la serie Transformers que durante toda la serie intentó echar del mando a Megatron para convertirse en el nuevo líder. Más Información
  70. Mara: Entidad del Budismo que aunque no está definida completamente, hace referencia a los pensamientos oscuros internos de todas las personas que les impiden alcanzar la iluminación. Más Información
  71. Cómo sé que queda bastante confuso lo repetiré otra vez:
    Iniciado < Experimentado < Avanzado < Santo/Maestro < Real < Imperial < Divino
  72. Hace referencia a un evento que se explicará algo más detenidamente en capítulos posteriores.
  73. Glass Cannon: Tipo/build de personaje que se centra en causar el máximo daño sin preocuparse por la defensa. Por lo general, todos los magos suelen ser considerados esto, ya que aunque son capaces de causar muchísimo daño, apenas pueden resistir el que reciben. Más Información
  74. Referencia al personaje de la Biblia llamado Moisés y a la hazaña por la que se volvió increíblemente famoso por separar el Mar Muerto.
  75. Referencia al juego infantil Frío-Caliente en el que una persona tiene que averiguar una respuesta haciendo preguntas y otra debe indicarle con temperatura si va por buen camino o no; frío (muy desencaminado) o caliente (muy encaminado).
  76. Los cristales mágicos son los núcleos de diversos Laberintos y han aparecido en varias ocasiones, y realmente son maná cristalizado, similar a las materias de Final Fantasy VII. Se pueden utilizar para energizar hechizos y para dibujar círculos mágicos.
  77. Las piedras mágicas son algo más ambiguas que, por lo que sabemos, son partes de monstruos en los que se acumula gran cantidad de maná y que ofrecen efectos adicionales, por ejemplo, facilitar la concentración de algunas escuelas de magia a través de ellas para potenciarlas.
  78. En Japón se ha extendido culturalmente a partir de las novelas ligeras, el uso de la palabra en inglés Flag para referirse a un evento que hace que ocurran futuros eventos. En anime y manga es genérico llegar a la conclusión de que si te tropezaste con una persona extraña corriendo con una tostada en la boca; esa misma persona acabará en tu clase y la presentarán ese mismo día.
  79. Causalidad/Ley de Causa y Efecto: Término filosófico y físico que sirve para describir que a partir de una serie de eventos, ocurrirán otros, y que estos serán definibles siguiendo las leyes de la naturaleza/universo. Anécdota: Laplace es el nombre de la persona que afirmó que si se conoce a la perfección el estado del mundo, es posible saber el futuro. Más Información
  80. La traducción literal sería: ¿cuál eres tú? pero no le veo sentido en esta situación, por lo que optamos por algo más enlazado con la historia.
  81. Los textos en japonés estarán escritos entre los símbolos 『 y 』.
  82. El nombre que está usando es lo que resulta de traducir al inglés las palabras de su nombre japonés. Shizuka (Silent/Silencioso) Nanahoshi (Seven Stars / Siete Estrellas).
  83. Raza caucásica: raza humana siguiendo la clasificación de Blumenbach en la que se categoriza a las personas en función datos de su antropología física, como por ejemplo, la forma del cráneo. Más Información
  84. Nanahoshi utiliza muchos anglicismos a la hora de hablar, como Trip, Warp... En este caso, en lugar de portales mágicos, dice Warp.
  85. Posible referencia al Nasuverso, en el que el mundo, Gaia (espíritu de la Tierra) y Alaya (espíritu de la Humanidad), alteran el destino con una fuerza invisible conocida como la Counter-Force / Fuerza Disuasoria cada vez que el mundo se acerca a su fin. En algunos casos, si es una entidad poderosa la que pone en riesgo la vida del planeta, poseen espíritus de héroes/personas vinculadas a las que otorgan de un increíble poder para poder hacer frente a las adversidades, los Counter-Guardians / Guardianes Disuasorios. Más Información (ENG)
  86. Referencia a la serie Steins;Gate en el que las distintas líneas temporales se repartían en Attractor Fields / Campos de Atracción, en los que el desenlace de las distintas líneas siempre sería el mismo.
  87. Efecto Mariposa: Concepto de la teoría del caos. Básicamente dicta que si en un evento pasado de la historia hubiera cambiado algún detalle, por insignificante que pareciera, las repercusiones podrían ser enormes. Más Información
  88. Lo dice en inglés, se refiere a que está entre las mejores.
  89. Posible referencia, pero no hemos encontrado nada salvo quizás, que es una frase bastante típica japonesa para demostrar orgullo masculino.
  90. BadiGadi es famoso por aportarle Sabiduría a las personas que considere merecedoras de la misma.
  91. Referencia a Dragon Ball, creo que no hace falta decir mucho.
  92. Referencia a la serie HunterxHunter en la que existe una habilidad que permite a las personas reforzar sus habilidades envolviendo su cuerpo con aura. Más Información
  93. Hemos preferido llamarlo maldición, porque suena mejor (a nuestro parecer), pero en el original lo consideran una enfermedad.
  94. Casa iglú: Casa con forma semiesférica, de forma idéntica a un iglú, pero con la estructura hecha de madera. Imagen Ejemplo
  95. Kamakura: Pequeñas estructuras hechas con nieve, similares a los iglús, pero mucho más simples. Para Más Información (JAP)
  96. Cubos de carne picada conocida popularmente como Carne Misteriosa (謎肉); famosos por cambiar de color más de lo normal después de cocerla. Imagen Ejemplo (Arriba Carne Misteriosa. Abajo otro tipo para comparación
  97. Mezcla de Tontos y Tortolitos. El término no existe, pero es la única forma de traducir bakauple que se nos ocurrió. Bakaple es un término popular japonés que mezcla baka (tonto/estúpido/bobo) y couple (pareja), y que usan para referirse a novios demasiado excéntricos y que llegan a incordiar o hacer payasadas excesivas.
  98. Referencia a la serie americana hecha con animación japonesa, Avatar, en la que existían personajes que manipulaban los 4 elementos básicos. Para Más Información
  99. Realmente son ladrillos RESISTENTES a magia, pero así es el nombre que le han dado, y es posible que sea debido a que en este mundo les gusta usar nombres altivos para casi todo.
  100. Línea de Vida: traducción literal de la palabra inglesa Lifeline, que describe tanto una línea de sujeción en deportes de riesgo como escalada en los que te agarras con una cuerda de seguridad que te salvaría la vida en caso de accidente la baza que te da acceso a provisiones o materiales indispensables.
  101. Posible referencia a la serie Full Metal Alchemist, no voy a poner enlace porque si alguien no la ha visto DEBE verla.
  102. Referencia al volumen 02, en el que encontró el libro en una librería de Roa, y cuando por fin pudo permitírselo, ya no estaba a la venta.
  103. IT'S OVER 9000!!! Imposible no usar este meme aquí... Aunque por lo visto el original decía 8000 unidades, así que hemos vivido en la mentira todo este tiempo.
  104. Referencia directa a la serie Prince of Tennis. Para Más Información
  105. Kawaii = Adorable/Preciosidad, pero creo que aquí pegaba dejarlo en japonés.
  106. Esta frase es una posible referencia a la coletilla con la que termina las frases el personaje Yotsugi de la serie Bakemonogatari. Imagen Ejemplo
  107. Volumen 06 Capítulo 54.
  108. Protagonista Donkan: Se refiere a personajes incapaces de entender el amor ajeno más allá de la amistad, hasta el punto de que sólo comprenderán una confesión directa y hasta en esos casos lo dudarán. Más Información (ENG)
  109. Paso al Liderazgo.
  110. Clan: palabra usada en Mushoku Tensei para referirse a una asociación de varios grupos de aventureros.
  111. Thunderbolt/Rayo: Por lo general es el símbolo de la electricidad, y que a su vez representaba a Zeus en la antigua Grecia, era los rayos que llevaba consigo para lanzar tormentas a la Tierra. Más Información (ENG)
  112. Esclavo Corporativo/Becario: Personas que no tienen más remedio que llevarse el trabajo a casa, o continuar trabajando hasta solucionar crisis en una empresa.
  113. Se refiere a su D.E. (Disfunción Eréctil).
  114. Aggro: palabra usada en juegos para referirse a un medidor que utilizan los monstruos para decidir a quien atacar. Por lo general, el Tanque es la persona encargada de asegurarse de que la mayor parte del aggro vaya dirigida a él para que el resto de jugadores puedan atacar o curar sin miedo a un contraataque.
  115. Referencia a eventos del volumen 07 que fueron añadidos después, estamos traduciéndolo, pero tomará su tiempo.
  116. Referencia a una serie de libros, por lo general de guías de aprendizaje que utilizan la expresión 101 para referirse al capítulo 1 1ª parte, para indicar que es el libro básico de introducción.
  117. Recordemos que Step to Leader es un grupo de Rango S, por lo que solo pueden aceptar misiones de rango A o S, junto con las misiones libres.
  118. Hikikomori: Persona que evita relacionarse con la gente y no sale de su cuarto, a menudo fruto de eventos socialmente desastrosos en su vida. Más información
  119. Esto me hace dudar si los monstruos son criaturas o animales que han absorbido mucho maná. Aunque seguimos confundidos si los Goblins son una raza concreta, o si son semejantes a los Orejas Puntiagudas (Elfos) o si estos últimos derivan de la raza feral.
  120. Notice me senpai! Imagen Ejemplo
  121. Frase dicha de forma casi igual a la serie Haganai Boku wa tomodachi ga sukunai, por lo que seguramente sea una referencia. Más Información
  122. Es un gesto bastante femenino en Japón, y un símbolo de vergüenza y nerviosismos.
  123. Sí, dice literalmente eso.
  124. Convoy: Escoltas de una persona.
  125. La forma que tienen algunos japoneses de referirse al sexo es con eufemismos similares a quiero hacerle esto y aquello. Es una frase muy recurrente, ya que el japonés no posee una palabra directa para referirse al acto sexual, sino que utilizan un anglicismo (sekusu/Sex).
  126. Se refiere a que le gustaría poder al menos masturbarse y descargar.
  127. Bienvenidos a los dobles sentidos.
  128. Por si no ha quedado claro, ha tenido una conversación consigo mismo en plan, Ludeus bueno, y Ludeus malo.
  129. Orz: Símbolo que representa a un hombre de rodillas, con las manos en el suelo y la cabeza caída. Imagen Ejemplo
  130. El culo y la cintura de Fitts-senpai...
  131. Disfunción Eréctil: problema psíquico o físico que impide que un hombre consiga poner su miembro erecto.
  132. En anime y manga, sobre todo en comedia, se dan tantos giros a una escena como sea necesaria para conseguir que sea humorística. Ejemplo: El subdirector se encuentra con un reno en mitad de la escuela, se miran fijamente, el subdirector se quita la camisa, y pelean seriamente hasta que por fin le hace un Suplex al reno; todo mientras un estudiante les ve... y cuando iba a acabar, se le ve como se le cae una peluca al Subdirector que sale corriendo avergonzado.
  133. Ludeus la llama por su apellido japonés, mientras que el nombre conocido popularmente es Silent SevenStars.
  134. Mortero: Mezcla de diversos materiales, como cal o cemento, arena y agua, que se usa en la construcción para fijar ladrillos y cubrir paredes. La palabra tiene otros significados.
  135. Se equivoca pero lo corrige rápido.
  136. Un tópico bastante común en manga y anime es que los chicos son desordenados y tengan revistas porno y las chicas sean muy ordenadas y tengan un toque muy femenino, con el cuarto con tonos rosados y peluches; a ser posible, ambos con fotos del chico que les gusta (el que va a su habitación) escondido (o no) en alguna parte de la habitación.
  137. Hay una cantidad abismal a referencias de eventos que pueden ocurrir en comedias románticas japonesas cuando el chico/a se queda en la habitación de la persona que le gusta y empiezan a pasar eventos uno detrás de otro, si no me creéis, ved Love Hina.
  138. Referencia a Highschool DxD.
  139. Kushien: Estadio de baseball japonés, emblemático y con muchas referencias en anime y manga, en las que representa la liga profesional de Baseball para estudiantes de instituto y el que los equipos nacionales de todo el país aspiran a competir en él. Más Información
  140. En Japón, existe lo que se conoce como Ropa interior de Batalla (下着戦争 Shitagi Sensou), que son las que usas en los días que quieres que las vean y las quiten. Me ha costado demasiado encontrar el término correcto...
  141. En el mundo otaku, existe un consenso bastante extendido que dicta que una chica completamente desnuda es menos atractiva que una chica con ropa provocativa.
  142. Yobai/Night Crawling/Visita Nocturna: en el Japón antiguo, estaba SOCIALMENTE ACEPTADO colarte en la cama de una mujer de noche, dejándole claro de esa forma lo que pretendías hacer; si la mujer se dejaba, se consideraba consentido y hasta base aceptable para una relación formal. Esto llegaba a tales extremos, que en algunas regiones, era ILEGAL atacar en tu domicilio a una persona desnuda, debido a que se entendía que se encontraba aplicando esta "técnica"... Para Más Información (ENG)
  143. Grandes palabras...
  144. He usado calzado porque no sé si utilizan algo similar a zapatillas de deporte.
  145. Yobai/Night Crawling/Visita Nocturna: en el Japón antiguo, estaba SOCIALMENTE ACEPTADO colarte en la cama de una mujer de noche, dejándole claro de esa forma lo que pretendías hacer; si la mujer se dejaba, se consideraba consentido y hasta base aceptable para una relación formal. Esto llegaba a tales extremos, que en algunas regiones, era ILEGAL atacar en tu domicilio a una persona desnuda, debido a que se entendía que se encontraba aplicando esta "técnica"... Para Más Información (ENG)
  146. Se puede usar tanto Bento como Obento. Es una porción de comida para llevar, que por lo general va en una cajita. Como mención especial, decir que la palabra Bento ha sido incluida tanto por el diccionario de Oxford como el petit Larouse francés.
  147. Freeze Fringed / Flecos Helados.
  148. Recordemos que los bosques son considerados zona peligrosa debido a la acumulación de monstruos.
  149. A Ludy le encanta hacer chistes verdes con dobles sentidos sobre su báculo con Fitts-senpai.
  150. 計画通り/Keikakudori/Tal y como estaba previsto: Frase que casi ha sido memetizada gracias al anime. Imagen Ejemplo 1 Imagen Ejemeplo 2 Pose Gendo
  151. Intoxicación por Monóxido de Carbono: Al respirar humo de quemar materia orgánica, la sangre absorbe con mayor rapidez el monóxido de carbono en lugar del oxígeno con el que oxigenar los músculos, causando problemas en nuestro organismo y llevándonos a la muerte. Más Información
  152. Vídeo Ejemplo (imaginadla con una falda puesta)
  153. El jubón, una prenda que se encuentra entre un chaleco y una camisa.
  154. Imagen Ejemplo
  155. Posible referencia a una de las protagonistas de Kanon. Vídeo Ejemplo
  156. Referencia a una expresión convertida en meme japonés de un personaje de la serie Kantai Collection. Imagen Ejemplo
  157. H/Ecchi: El término ecchi viene de la letra H de Hentai; indicando que el ecchi es erotismo y perversión que no llegan al nivel del hentai. Un símil acertado sería que el ecchi es sugerente y la carne se intuye, mientras que el hentai es totalmente explícito.
  158. Tuve que quitar un pequeño juego de palabras ya que en español las dobles negaciones no funcionan igual que en otros idiomas, y podría llevar a confusión, además que sonaba mal. Original: -¿eso es "no bueno"? -No, no es "no bueno".
  159. Rango/Zona de Strike: frase hecha inglesa que describe que las mujeres que cumplen tus gustos se encuentran dentro de tu rango de Strike/acción.
  160. San: sufijo japonés que se usa para indicar respeto, principalmente para gente que está por encima de ti o no conoces.
  161. En japonés, existen palabras sin significado que indican respeto Desu, de Gozaru, que a menudo se usan en conversaciones del día a día de forma automática. Por eso hemos usado un Entendido que es mucho más formal que un simple sí.
  162. Protagonista Dokan: Por lo general protagonista de series de tipo Harem en el que el personaje principal no se da cuenta de los intentos del resto de personajes de intentar ganarse su afecto.
  163. Tiene sentido que Eris tenga algo de sangre feral, teniendo en cuenta los gustos de su familia...
  164. Han intercambiado expresiones típicas japonesas cuyo significado depende mucho del contexto. これからもよろしくね/korekara mo yoroshiku ne, que puede traducirse como "Encantado de conocerte", "Espero que podamos llevarnos bien", "me pongo en tus manos", "me gustaría ser tu amigo", "Encantado de trabajar contigo", "te lo encargo"...
  165. Las flores de Bardius estaban cultivadas por toda la aldea Bonna, que según la enciclopedia era un ingrediente para perfume.
  166. Frase japonesa muy recurrente cuando se pierde la virginidad.
  167. Le ha dejado K.O. de una sola frase...
  168. La forma de brindar japonesa.
  169. Sonido típico en el anime, generalmente hecho por mujeres, que se usa cuando alguien te hace un gesto que te molesta pero que no llega a hacerte enfadar o se hace el/la ofendido.
  170. Casi todos los medicamentos orales no se deben combinar con el alcohol porque pueden producir contra indicaciones. Leeros el prospecto. (Que no se diga que no somos responsables)
  171. Good Job/Buen trabajo.
  172. Referencia a la película de Bruce Lee Enter the Dragon (llamada en español Operación Dragón). Más Información
  173. Es difícil de explicar, pero en Japón categorizan la relación familiar entre las ramas de un árbol genealógico considerándolas familias secundarias y la rama principal y más pura de cada familia como la rama principal.
  174. Mad Dog
  175. Ore-Sama: Lo hubiera dejado en japonés, pero seguro que muchos no habrían entendido lo egocéntrico que sonaba puesto de esa forma. Creemos que "el gran yo" es una buena traducción.
  176. Recordemos que se lo cortó cuando se separó de Ludeus.
  177. En Japón, cortarse el Pelo largo de muchos años se utiliza como metáfora para representa el cambio en la actitud/mentalidad de una persona.
  178. Echaba de menos la técnica de linchamiento de Eris.
  179. Tentado de ponerlo como Julian, pero mejor darle el toque exótico, y mantenernos igualados con la versión inglesa.
  180. Recordemos que en este mundo, el 7 es el número de la suerte.
  181. En Japón, existe mucha literatura que narra como las espadas que han acabado con muchas personas a lo largo de los años han ido obteniendo presencia propia a base de bañarse en la sangre de enemigos, convirtiéndose así en espadas malditas (MAKEN). Debido a la forma en la que están diseñadas las armas mágicas en este mundo, hemos optado por esta opción.
  182. Traquea o Gaznate.
  183. Rey Dragón que consiguieron vencer los del reino del Rey Dragón (seguramente lo acabe llamando Imperio), y que les permitió expandir sus territorios y absorber reinos cercanos hasta convertirse en la principal potencia al sureste del continente central.
  184. Grandes palabras... los 2 párrafos.
  185. 龍聖闘気/Ryu Sei Touki
  186. Habló la Santa del Filo...
  187. Quagmire/lodazal/barrizal/ciénaga
  188. Carpe Diem/Aprovecha el presente: Locución latina, muy usada en literatura. Para Más Información
  189. Nina llegó a la universidad de Ranoa durante la época de celo de los feral.
Ir al Volumen Anterior Volver a la Página Principal Ir al Volumen Siguiente