Mushoku Tensei Spanish:Volume 10

From Baka-Tsuki
Jump to: navigation, search

Volumen 10 - Adolescencia - Época de una Nueva Vida

Mushoku10 01.jpg

Esta traducción ha sido realizada a partir de la versión inglesa encontrada en Baka-Tsuki.

Sergio Campos.

Editado por Sergio Campos, Alia, Jonni Di Daza, David Valderrama y Khail13

Contents

Capítulo 91 - Respaldo[edit]

1ª Parte[edit]

Protegeré el honor de Sylphy.

Ese es mi pensamiento mientras observo la mancha enrojecida que ha quedado en las sábanas en señal de la pasada noche.

Y como ella me ha dado algo de suma importancia para mí, consiguiendo salvarme; quiero darle todo cuanto desee.

Y con ese pensamiento en mente, uso un cuchillo para recortar la sección de las sábanas que almacenan ese recuerdo del gesto que hizo por mí.

Aunque, ahora que lo pienso, aún no me ha dicho lo que espera de mí de ahora en adelante... Si no me estoy dejando llevar demasiado por la situación, diría que con todo esto me ha dado a entender que quiere continuar a mi lado; pero no es algo que me haya dicho abiertamente. Quizás le preocupe su trabajo como guardaespaldas de Ariel...

Al final va a ser necesario hablarlo directamente con la princesa.

El trozo de tela lo coloqué en una pequeña cajita hecha con magia de Tierra y la almacené en la capilla que se encuentra en mi habitación, tras lo que junté mis manos frente a la capilla para dar las gracias.

Por fin siento que he vuelto a ser yo mismo.

2ª Parte[edit]

Pasé por la tutoría mensual obligatoria, y como de costumbre, Nanahoshi sin dar señales de vida.


"Buenos días, Shishou."

"Buenos días, Gran Maestro."


Zanoba y Julie se alinearon para saludarme.

No me había dado cuenta hasta ahora de que... Julie es una monada. Creo que ya tiene 7 años... y aunque está aun lejos de mi rango de acción, puedo decir que su largo y sedoso pelo anaranjado le sienta bien.

Le pongo la mano sobre su cabeza, a lo que me mira sorprendida; aunque no tarda en bajar la vista mientras su cuerpo se echa a temblar.

Parece que todavía me tiene miedo... y eso que no tengo intención de devorarla viva.


"Buenos días, Zanoba, Julie."


Tras mi saludo, Zanoba inclinó ligeramente la cabeza extrañado.


"¿Oh? Shishou, ¿acaso le ha pasado algo memorable?"

"¿Eh?"


Así que me lo ha notado... Aunque es normal, Zanoba estaba preocupado por mi estado de ánimo y salud. Me gustaría informarle de mi recuperación pronto, pero no sé bien cómo decirle que mi D.E.[1] ha sido completamente curada; y tampoco puedo ir contando por ahí que Fitts es en realidad una mujer...

Si le dijera que Fitts-senpai me ayudó a solucionar el problema, es más que probable que acabe malinterpretando mis gustos.

Mientras pensaba en esto, me dirigí a mi asiento.


"Oh, jefe, buenos días-nya."

"Buenos días-nano... Mogumogu[2]..."


Rinia y Pursena como de costumbre se encontraban sentadas ya en sus asientos.

Rinia estaba echada hacia atrás con sus jóvenes y deseables piernas apoyadas sobre el pupitre, mientras que el intrépido uniforme de Pursena luchaba para contener esa voluptuosa figura en su interior mientras mordisqueaba un trozo de cecina[3].

Ahora que lo pienso... ya he comprobado y testeado el crecimiento de ese par de gigantescos montes, también les he quitado las bragas empapadas de ambas y hasta observado la Utopía[4] que escondían, ¿no es cierto?

Recordando estos hechos, me es imposible no verlas como las mujeres que son.


"¡¿Nya?!"

"¿¿Dafaq[5]-nano??"


Cuando me acerqué a ellas, las 2 se llevaron las manos a la nariz de improviso y se levantaron para alejarse de mí, hecho que me dejó petrificado.

Tiene que ser eso... el infame olor... que tras tantos años, por fin ha vuelto a resurgir.

Aunque no puedo negar que al menos para mí, es una sensación agradable, casi como cambiarte de calzoncillos tras 3 años usando los mismos... Así que me puedo imaginar lo chocante e intenso que debe resultar el cambio brusco al renovado olor a excitación que emana de mí en este momento.


"¿Qué hacemos-nano? El jefe finalmente perdió la paciencia."

"¿No se suponía que estaba enfermo-nya?"

"Debe ser por mi encanto-nano... Soy una mujer fatal-nano[6]."

"E-En ese caso, Pursena, tú será el sacrificio para el jefe-nya. No te preocupes, me encargaré de nuestra aldea-nya."

"N-No... Es posible que sienta ese deseo por ti, Rinia-nano."

"P-Pero... si te conviertes en la mujer del jefe-nya, el mundo estará en tus manos-nya... Podrás comer tanta carne como quieras cada día-nya."

"...Que... Qué se le va a hacer-nano... Si es para proteger a Rinia tendré que sacrificarme-nano."


Tras terminar su ya famoso dúo cómico, Pursena se acercó a mí tras aceptar lo que estaba a punto de hacer, que resulto ser un guiño con sus 2 ojos al mismo tiempo tan tierna y sexy como fue capaz mientras resaltaba aun más su increíble pecho para darle énfasis a sus acciones.


"Uffunnn~nano~[7], seré tu~yaAA-¡¡AWWW!!"


Le di un coscorrón con una imitación de un golpe de karate, por la impresión que sentí de que se estaba burlando de mí.

¿A qué viene ese Uffunnn~...?


"Olvídalo y siéntate. No tengo intención de devorarte."


Tras decirle esto, Pursena bajó su cola mientras se acariciaba el lugar en el que le había dado el golpe mientras se sentaba a mi lado.

Qué raro... diría que se ha sentado a propósito a una distancia a la que no llego con la mano...

Por su parte, Rinia vino lentamente a sentarse, nuevamente a una distancia que también se encontraba fuera de mi alcance, aunque por poco.

Qué anormalmente distantes están siendo hoy estas 2 hoy... Y eso que todo este tiempo se habían estado sentando casi pegadas a mí.


"Ludeus, ¿te ha pasado algo hoy? Se te nota algo distinto."


Cliff, al igual que Zanoba, también inclinó la cabeza mostrando su confusión.

Y eso que pensaba que estaba actuando con naturalidad... me pregunto qué será lo que me notan distinto. Seguramente, como imaginaba, cuando un hombre se quita una lacra de encima, hasta su actitud cambia... N-No creo que ese sea el mejor ejemplo... ni que haya sido mi primera vez.


"¿En qué soy distinto?"

"No sabría decirte, es como si... Como si emanara de ti seguridad en ti mismo... en tus gestos y forma de comportarte."


Miré de reojo a Zanoba y este asintió estando de acuerdo con la conclusión de Cliff.

Seguridad en mí mismo...

Al escuchar esas palabras, recuerdo el consejo que me ofreció el Dios Humano Hitogami.

En la Universidad de magia... podrás recuperar tu habilidad y confianza como hombre una vez más.

Así que a eso se refería... Pues la verdad es que no soy capaz de notarme distinto, pero supongo que visto desde fuera el cambio es más perceptible.


"Os agradezco a todos lo que habéis hecho por mí hasta ahora, y aunque no pueda dar detalles, por fin conseguí curar ese problema."

"Ohhh..."


Tras declarar esto en alto, todos dejaron escapar una voz de sorpresa generalizado.

Zanoba asintió como si se lo hubiera imaginado, y Cliff puso su mano en mi hombro en señal de respeto. Rinia y Pursena se miraron la una a la otra sin saber bien cómo tomarse la noticia y Julie inclinó su cabeza sin comprender de lo que hablábamos.


"En todo caso, felicidades por tu recuperación, supongo."

"Opino lo mismo. Felicidades en su recuperación, Shishou."

"Felicidades-nano."

"Felicidades-nya."


Y por algún motivo, decidieron hacer una ronda de aplausos junto a sus felicitaciones.

No puedo negar que me alegro mucho por esto, además de que me anima su apoyo, pero es un tanto vergonzoso... Pero vaya, es casi como el final de una historia. Espero que no esté activando ningún Death Flag[8].


"Pero si el jefe se ha curado... eso quiere decir que nos encontramos ante una crisis-nya. La castidad de toda estudiante femenina está en peligro-nya."


Rinia soltó esta frase tan ofensiva...


"Me ofendes... Pero si soy un caballero."


No pienso ponerle la mano encima a nadie salvo a Sylphy.

En este preciso momento, me grabé a fuego esas palabras.

3ª Parte[edit]

Tras la tutoría del mes, me acerqué al edificio de administración, ya que debía solicitar clases adicionales debido a las horas que falté por el viaje al Bosque de AguaNieve.

Mientras me dirigía a la sala, pude notar como el ambiente por donde quiera que pasaba se encontraba algo agitado.

Al final va a ser cierto que se ve a simple vista que algo ha cambiado en mí... me da un poco de vergüenza, porque parece que todos saben lo que he hecho con Sylphy...

Mientras andaba pensando en esto, el subdirector Jinas se dirigió a mí.


"Ludeus-san... ¿ha ocurrido algo?"

"Es solo que he resuelto un problema que ha estado rondándome durante los últimos 3 años y me siento renovado."

"Comprendo, me alegra oír semejantes noticias."


El subdirector Jinas asintió alegremente mientras me felicitaba a su modo, segundos antes de mostrarme una sonrisa menos alegre.


"En ese caso... ¿Estás pensando en dejar nuestra Universidad?"

"¿Eh?"


Tuve que inclinar la cabeza debido a la confusión al escuchar lo que Jinas me dijo.

A-Ahora que lo dice... Es cierto que he cumplido el objetivo por el que entré a esta Universidad... No hay duda de que el motivo principal fue curar mi D.E., y ahora que he alcanzado mi objetivo... ¿no debería ir a Begarito a reunirme con mi familia?

Es lo que pienso, pero no obstante, en este último año, han ocurrido una gran variedad de eventos importantes. Conocer a Zanoba e incluir a Julie en el proceso de creación de muñecos, conseguir congeniar con Rinia y Pursena, también establecer una buena relación con Cliff.

Y luego está Nanahoshi.

Siento que el hecho de conocerla ha significado un antes y un después en mi vida, hasta el punto de hacerme pensar si el hecho de que Hitogami, el Dios Humano, me mandó a este lugar solo para conocerla.

Es hasta posible que el hecho de reencontrarme aquí con Sylphy haya sido simple casualidad, aunque para mí, el evento más importante en esta universidad es innegablemente Sylphy.

Además, ahora que sé que se encuentra aquí no puedo irme así como así. Quiero estar aquí para poder protegerla si fuera necesario, y sin duda lo acabará siendo, contando con que seguramente continúe trabajando de guardaespaldas para Ariel.

Pasé lo que pase, haré cuanto pueda por ayudarla, por poco que pueda ser.

Pero... ahora que lo pienso, la princesa Ariel está cursando este año 5º... ¿qué planea hacer cuando se gradúe? .... Bueno, como mínimo debería continuar en la universidad hasta que se gradúe.

Lo único que puedo hacer es seguir mandándole cartas a Paul como hasta ahora, informándoles de mi día a día, pero no puedo ni afirmar de que hayan recibido alguna o todas.

Además, en esas cartas les he avisado de que me encontraba en la universidad... si me pusiera en marcha sin avisarles, es posible que pudiera ocasionar algún problema porque se piensen que estoy aquí cuando en realidad no lo estoy.

Sería uno de los errores típicos en películas y series que no puedes más que tirarte de los pelos al ver a un personaje estúpido hacer algo increíblemente estúpido, como decidir separarse en una invasión zombie o cuando hay un asesino cerca... Como dijo ese trabajador tan avispado que fue capaz de conseguir 30 nuevos contratos en un único día, Mejor evitar cambios de última hora, si no tienes garantías de sus resultados[9]. Lo mejor que puedo hacer por el momento es esperar.


"No sé bien si aguantaré en la Universidad hasta que me gradúe, pero creo que aguantaré unos cuantos años más por aquí."

"Comprendo, me alegra oír semejantes noticias."


El subdirector me mostró una sonrisa enturbiada con una emoción extra entremezclada con su sonrisa.

Me pregunto si le alegrará o le molestará la noticia... Es de esas sonrisas que soy incapaz de deducir.

4ª Parte[edit]

Nanahoshi por su parte actuó como de costumbre.

Tampoco es que me tuviera especial estima ni nada por el estilo... nuestras conversaciones eran las justas y necesarias.

Cuando charlamos, en ocasiones siento el salto generacional entre nosotros por cosas que mencionamos. Por ejemplo, el otro día comencé a hablarle por encima de una estudiante femenina de Instituto que utilizaba los poderes de la luna para transformarse e ir a pelear contra malhechores[10]. Su respuesta fue inclinar la cabeza confusa y decir, ¿De qué me hablas?

Parece que las nuevas juventudes no conocen Sailor Moon... En mis tiempos, aunque no hubieras visto la serie, al menos te deberías conocer el nombre; aunque bueno, si no te gusta el manga y el anime, supongo que es comprensible.

O eso pensé, porque aunque no posea un nivel de otaku[11] como el mío, sigue habiéndose leído varios mangas y novelas ligeras.

¿Aun habiéndose leído de esas y aun sin saberse nada de Sailor? No me lo creo...

Llegué a estar tan confuso con ella que hasta llegué a dudar si había oído hablar sobre la historia de las 7 bolas de dragón; pero tras preguntarle, resultó que sí la conocía.

Cuando nos vimos por primera vez en nuestro anterior mundo, Nanahoshi tenía 17 años menos que yo, en concreto, tenía la mitad de mi edad; y a día de hoy esa separación es aun mayor. Es normal que haya un salto generacional entre nosotros, sobre todo en las diferentes series principales de su época y la mía. Pero bueno, así es Nanahoshi.

Decidí contarle algo sobre mis series, y quizás eso llevó a que dijera algo un poco fuera de lugar.


"Nanahoshi-san, ¿qué te gustaría que tuviera una persona para que pudieras querer salir con ella?"


Con mi pregunta, la mano de Nanahoshi hizo un rayón mientras escribía en unas hojas. Viendo el resultado, hizo una bola con el papel y lo tiró por el suelo.


"¿A qué ha venido eso? ¿Acaso quieres charlar de amoríos o algo?"

"Podría decirse que sí."

"Pues que sepas que preferiría darme un poco de prisa por volver, así que, ¿podrías tomarte esto en serio? Estás todo el día más que hablando de tonterías. Si cerraras la boca y te pusieras a trabajar, la eficiencia de nuestro trabajo aumentaría, ¿no se te había ocurrido?"


Se puso a decirme esto, pero en realidad, sé que a Nanahoshi no le disgusta especialmente hablar un poco mientras trabaja. Es más, creo que hasta ahora, los días que mejor hemos trabajado han sido esos en los que charlábamos mientras, salvo con trabajos más delicados.

El hecho de que diga ahora algo así se debe a...


"Nanahoshi-san... Corrígeme si me equivoco, pero... ¿acaso nunca has estado enamorada?"

"¡¡TCHT!!"


El chasqueo de su lengua en respuesta a mi pregunta fue increíblemente sonoro.


"Hasta alguien como yo tiene a alguien que le gusta, es solo que... nos peleamos."


Ahora que lo dice... creo que a Nanahoshi la invocaron en este mundo justo en medio de una discusión de pareja. Quizás los chicos se estaban peleando por ella, o que ella no podía decidirse por ninguno de los 2 y estaba sembrando un Harem Inverso[12]; aunque en realidad, no tengo ni idea.

Pero tanto si quisiera disculparse o seguir discutiendo con ellos, es imprescindible que regrese a nuestro antiguo mundo.

.... Hablando de esos 2... ¿No sería bastante probable que hubieran sido invocados como ella? Aunque claro, no he escuchado de ningún otro nombre japonés a parte del de Nanahoshi, así que es también bastante probable que no hayan venido.

Pero... si un chico de instituto normal acabara en este mundo sin armas ni magia... sobrevivir sin ayuda sería... No, esto no es algo que me corresponda a mí decirlo ni pensarlo.

Es muy posible que Nanahoshi ya haya tenido en cuenta esta posibilidad, ya que el hecho de que ella haya conseguido sobrevivir todo este tiempo se ha debido principalmente a su enorme suerte. Así que debe comprender lo que habría pasado si su suerte no hubiera sido tan buena.

Nanahoshi se enfurruño, marcando con sus labios el símbolo antes de responder.


"La persona que me gustara... sería alguien que consiguiera animarme por el simple hecho de estar a su lado."


Parecía totalmente derrumbada por recordar heridas abiertas.

La próxima vez, mejor me trago el comentario.

5ª Parte[edit]

Ese mismo día, a la hora del almuerzo, no fui al comedor como de costumbre, ya que tenía algo que hacer en otro lugar.

El Consejo de Estudiantes.

Si de verdad quiero tener una relación seria con Sylphy, no puedo seguir manteniéndome al margen de su grupo. Además, no puedo olvidar que nos ayudaron para que tanto Sylphy y yo pudiéramos estar juntos, así que debería entender que le han dado ya el visto bueno a nuestra relación; aunque es indispensable hacerlo formalmente cuanto antes.

La sala del consejo de estudiantes es una habitación en la planta superior del centro educativo al final del pasillo; donde encontré una puerta algo extravagante con un grabado que indicaba Consejo de Estudiantes.

Llamé a la puerta.


"¡--!¡¿Quién es?!"


Fue Luke quien me hizo esta pregunta, pero sin abrir la puerta.


"Soy Ludeus Greyrat. He venido a hablar de unos asuntos recientes con el consejo de estudiantes."


Tras responder de esta forma, durante unos segundos, la habitación se quedó completamente en silencio, tras lo que pude escuchar como aceleraban el ritmo.

Supongo que tenía que haber pedido algún tipo de cita o algo, puede que les haya importunado o algo.


"E-¡Pasa!"


Nuevamente, Luke fue el que respondió al otro lado de la puerta, y ahora sí, abrí la puerta de la habitación y entré a su interior.

Mushoku10 04.jpg

La princesa Ariel estaba sentada en una silla que parecía de altísima calidad, además de valiosa.

Tenía su precioso pelo rubio recogido en una trenza y era claro a simple vista que era toda una belleza; aunque en mi opinión en cuanto a curvas sigue la norma de su edad. Su fondo físico era el propio de una mujer femenina, y lo único que pude notar en su feminidad es que su pecho mantenía una proporcionalidad bastante sugerente.

Junto a ella, de pie a su lado, con la espalda recta y la cabeza alta se encontraban tanto Luke como Sylphy, llevando esta última sus gafas de sol puestas.

Qué masculina parece Sylphy mientras trabaja... con un aura digna aunque cortante. Como si fuera una persona en quien se pudiera confiar para cualquier cosa, ese aura de llorona que tenía el otro día ha desaparecido por completo, y tampoco se parece a la ligeramente infantil e ingenua que recordaba. En su lugar, lo que siento al verla es que es que es una persona insensible, por lo que ahora comprendo que para mantener este aura a su alrededor, lo mejor es que no diga nada y se convierta en Fitts el Silencioso.


"Les agradezco que hayan podido atenderme con tan poca antelación, soy la persona conocida como Ludeus Greyrat."


Hablándole con toda la formalidad que soy capaz de utilizar, hago una reverencia ante Ariel al tiempo que agacho la cabeza y le agradezco el recibimiento.

No estoy seguro del protocolo para dirigirse a la realeza, pero supongo que esto es aceptable.


"No estamos en el palacio real, además que ambos somos estudiantes de este centro, por eso, no es necesario que bajes tu cabeza."


Alcé la vista en respuesta a las palabras de Ariel, pero me mantuve inclinado.

No puedo permitirme avergonzar a Sylphy, y menos teniendo en cuenta que estoy ante la jefa de mi novia; no puedo permitirme fallos.


"¿Y bien? ¿Qué asuntos han hecho que usted, Ludeus-dono[13], cuya fama se extiende a todo el centro escolar, venga aquí en este día?"


Escuchar a Ariel hablar es casi como si una zona de mi cerebro se entumeciera y relajara al mismo tiempo, en una sensación agradable.

Supongo que su carisma es así de impactante... aunque el efecto es tan fuerte que podría incluso pensar que es un hechizo que se aplica con la voz, como el de la raza feral; o hasta describirla como una Miko o hija de dios. No me cuesta imaginarme que exista algún Miko que pueda fascinar a las personas con las que habla usando la voz.


"No me cabe duda de que te habrá llegado información de parte de Sylphiette- Sylphy, pero, he preferido venir personalmente para tratar con usted directamente este asunto."


La expresión de Ariel se volvió algo más seria.

Ya me había contado algo Sylphy sobre la lucha que sostuvo en su país, así como el motivo por el que se vio obligada a escapar a este lugar. Pero su mirada me dice que aun no ha abandonado sus planes de conseguir la corona. Diría que hasta el hecho de venir a clase es su forma de intentar obtener apoyo de personas influyentes...


"Sylphy ha logrado librarme de la enfermedad que sufría, y tengo entendido que su majestad colaboró con Sylphy para que esto fuera posible. Por este motivo, si hubiera algún aspecto o situación en la que pudiera serle de ayuda, solo tiene que solicitarlo y la ayudaré encantado."


Ariel escuchó en silencio a estas palabras, tras lo que intercambió miradas con Luke, y este le asintió antes de empezar en su nombre.


"Pensábamos que prefería evitar verse involucrado en las luchas políticas de la nobleza de Asura."


Con estas palabras a modo de pregunta, me hizo llegar una pregunta cuya respuesta había decidido apenas unas horas antes.


"Ciertamente, esa idea continúa en pie, y preferiría no acabar en medio de trifulcas por el trono, ya que alguien como yo sería simplemente aplastado entre los nobles que gobiernan en él. Aunque, claro está, si mi amada va a verse envuelta en ese torbellino de debacles, la historia cambia."


Mientras digo estas últimas palabras, intercambio miradas con Sylphy. Puedo ver que su rostro se enciende en un intenso rojizo que le llega hasta la punta de sus orejas y que es visible incluso por debajo de sus gafas de sol.


"Si en un momento de vida o muerte para Sylphy, yo estuviera viviendo tranquilamente ajeno a ello como si nada; jamás me lo perdonaría."

"Ehh~..."


Ariel se mostró sorprendida por mis palabras, al igual que Luke.

¿Habré dicho algo raro...?

Pero Luke no tardó en continuar la conversación.


"¿Y no le guardas algún tipo de relación o antagonismo a la familia Greyrat? Paul... Paul era miembro de la familia Notos pero se marchó o la familia Boreas, junto a la que trabajaste por tanto tiempo."

"Me sentí algo molesto al enterarme de que mandaron ejecutar a Sauros-sama, pero nada en especial a parte de eso."


¿Hm? Siento... siento que nuestras conversaciones están ligeramente desincronizadas. Aunque bueno, tampoco importa, ahora que tengo claro cómo quiero avanzar.


"Lo único a destacar sería que siento que Luke-senpai me odia por algún motivo."


Al decirle esto, Luke enarcó una ceja y dijo sin pensar.


"Eso era porque eres un maldito e insensible desgraciado que no comprende los deseos de una mujer."

"En ese aspecto, no tengo defensa posible."


Después de todo, no fui capaz ni de darme cuenta de que Fitts-senpai era una mujer hasta pasado un año... es normal que me vea como alguien insensible. Aunque dijera que se debía a que no estaba especialmente interesado en descubrirlo eso no vale ni como excusa; pero con lo mona que es Sylphy, ¿por qué no me habré dado cuenta hasta pasado tanto tiempo?


"Pero si Luke es un puto gilipollas[14] que va por ahí jugando con los sentimientos de las mujeres, ¿quién se cree para decirle nada a Ludy?"


La persona que soltó esta frase entre murmullos resultó ser Sylphy.

Qué sorpresa, no me esperaba que pudiera soltar algo tan excesivo... me pregunto si no estará actuando como alguien inocente solo cuando está delante mía...

Supongo que es posible, pero si lo pienso un poco, teniendo en cuenta que Sylphy y Luke han sido aliados durante los últimos 6 años, han estado juntos más tiempo que el que yo haya podido estar con Sylphy, por lo que es posible que no haya miramientos al decirse lo que piensan.

Como suelen decir, La confianza da asco, aunque en realidad, me siento un tanto celoso por esa confianza.


"¿Qué has dicho? ¿Qué hace una niña chica sin el más mínimo sex-appeal metiéndose en conversaciones de adultos?"

"Tengo sex-appeal, gracias, el propio Ludy me lo dejó bien claro... ¿no es cierto, Ludy?"


Tras decir esto, Sylphy me miró pidiéndome ayuda.

No tengo problema en responder sinceramente y eso... pero entrar en su discusión casi caricaturesca es un poco... y más aun teniendo en cuenta que estoy frente a la princesa Ariel.

Con esto en mente, le lanzo una miradilla a la princesa, y sin más revuelo, abrió la boca para hablar, momento en el que me fijé que tenía migajas de pan en la comisura de los labios.

Tiene toda la pinta que les pillé en medio de la comida.


"Ustedes 2, ¿me harían el favor de guardar silencio?"


Y solo con eso, Sylphy y Luke cerraron la boca.

Hasta esto parece parte de sus conversaciones y situaciones cotidianas... Supongo que será parte de lo que se les permite por sus servicios.


"Ludeus Greyrat. Si fuera a solicitar su influencia, sería extraordinariamente alentador."

"Me halaga su opinión de mí."

"No obstante..."


En este punto, Ariel le lanzó una mirada a Sylphy, tras lo que declaró algo que parecía haber decidido en este preciso momento.


"No veo necesidad para su apoyo."

"¡¡Qué!! ¿Pero qu-¡qué dice, Ariel-sama?!"


La persona que alzó la voz ante la declaración de la princesa fue Sylphy, y para acallarla, Ariel continuó hablando.


"Sería un problema para mí si malinterpretaras el hecho de que Sylphy se acercara a usted con la finalidad de que yo obtuviera su apoyo."

"Comprendo a lo que se refiere, pero quiero que sepa que entiendo que este no sea el caso."


No puedo negar que en algún momento pensé que fuera posible que Sylphy tuviera dobles intenciones al acercarse a mí... Pero diría que Ariel tiene algo más que decir, así que por si acaso voy a escucharla.


"Solo tengo una solicitud que hacerte, Ludeus Greyrat. Sylphy es amiga mía, así que te pido que la hagas feliz."


Esas palabras me conmovieron, por innecesarias que me pudieran parecer, y agaché la cabeza en señal de reverencia ante la princesa.


"Sí, delo por hecho."

"No son más que palabras, pero dime... ¿qué piensas hacer en este momento para demostrar tu dedicación a mi amiga?"

"...."


La voz de Ariel se mostraba extremadamente imponente cuando me formuló esta pregunta, por lo que cerré la boca y lo pensé detenidamente.

¿Que qué pienso hacer ahora...? En realidad, vine aquí porque no lo tenía muy claro...

NO, dejémonos de excusas. La forma en la que un hombre acepta la responsabilidad de sus actos hacia una mujer debería ser la misma en todo el universo; hasta Paul lo hizo en su día cuando Zenith se quedó embarazada de mí.

Para aceptar la responsabilidad, es necesario buscar una casa en la que vivir y encontrar un empleo con el que sostenerla.


"Como imaginé, el siguiente paso debería ser que nos casáramos."


Tras mi respuesta a la pregunta de Ariel, Sylphy se llevó las manos a la boca emocionada.

Luke por su parte, se había quedado descompuesto y tambaleándose como si hubiera recibido un duro golpe por las mismas.


"Ya veo. Espléndida convicción, Ludeus-sama, como esperaba del hombre que tan bien ha descrito mi amiga Sylphy."


Ariel asintió aparentemente satisfecha con mis palabras y se giró hacia Sylphy.


"Sylphiette Greyrat."

"¡¡¿AH?!! ¡¿Eh?! G-¡¿Greyrat?!"


Cuando Ariel la llamó como Sylphiete Greyrat, Sylphy se quedó completamente bloqueada y agitada incapaz de tranquilizarse.


"Ya que te vas a convertir en la esposa de Ludeus, no hay necesidad alguna de que continúes haciéndote pasar por un hombre, por lo que quiero que muestres más de feminidad de ahora en adelante."

"¿Eh? Pero... si no me hago pasar por un hombre, ¿qué le pasará a usted, Ariel-sama?"

"A cambio, Ludeus, quiero que me permites hacer uso de tu renombre. Actualmente, en toda esta región, no hay persona que no sepa sobre ti... Si una persona de su posición fuera a aceptar a Sylphy, mi amiga y mi confidente, existe la posibilidad de que haya personas que comprendan equivocadamente nuestra relación."


Ahh.... ahora lo entiendo... Como es más que probable que debido a que Sylphy y yo nos casaremos, muchos se crean que existe una relación de amistad entre Ariel y yo; de esta forma hará uso de mi reputación y no de mi apoyo directamente.

Aunque bueno... lo que está haciendo es más o menos lo mismo, pero es interesante su forma de llevarlo a cabo.


"Por supuesto que puede hacer uso de él... aunque personalmente, opino honestamente que no me importaría ser seguidor suyo, princesa."

"No necesito que lo seas. Tu influencia y poder va más allá de lo que puedo manejar."


Me cuesta creer que sea para tanto... pero en realidad, prefiero como se está desarrollando la conversación. Me suena a molestia enorme tener que acompañar a Ariel a todas partes y obligado a ausentarme por un motivo u otro.... así que aceptaré sus palabras.


"Y por supuesto, si hubiera una situación en la que te fuera necesario, tienes también permitido el uso de mi nombre. Puede que no sea la facción más poderosa, pero siendo la segunda princesa del reino de Asura, es posible que pueda serte de ayuda."

"Aprecio el gesto, princesa Ariel."


Tener el respaldo de alguien importante es algo que siempre será útil, por muchas personas que tengas apoyándote.

Pero... no puedo negar que ha salido todo a pedir de boca. No solo he obtenido a Sylphy, sino que no tengo que dar nada a cambio, y encima, si surgiera algún problema, Ariel sería nuestro respaldo... para alguien como yo, que está siempre envuelto en problemas, tener el apoyo de Ariel es increíblemente preciado.

Pero me pregunto si de verdad todo acabará de esta forma... es posible que me acabe pidiendo algo después, ya que no es oro todo lo que reluce. Aunque... si va a echarnos una mano en caso de necesidad, ¿qué menos que devolverle el favor si está en nuestra mano?


"Entonces, señorita Sylphiette, ¿cuál es tu postura en todo esto?"

"Eh... ¡Sí! S-Seguiré siéndole leal y de utilidad, Ariel Sama, aunque me gustaría mucho aceptar a Ludeus como el... ¡como LA esposa que viva a su lado!"

"....Entiendo, te deseo lo mejor."


Tras un breve y silencioso abrazo entre las 2, Ariel le dio un empujoncito a Sylphy dirigiéndola hacia mí, tras lo que Sylphy se puso frente a mí, mientras se rascaba detrás de la oreja tímidamente.

Qué adorable es... estoy deseando darle un lametón a esas orejas... No... tengo que contenerme... Ariel-sama está delante.


"E-esto... Hmmm... L-Ludy... querría... e-espero que cuides de mí de ahora en adelante."

"Sí, lo haré. Y por favor, cuida también de mí."


Ambos inclinamos ligeramente nuestras cabezas algo avergonzados y sin saber bien como llevar la situación. Nos quedamos cara a cara unos segundos en los que Sylphy, estaba increíblemente inquieta, hasta que de improviso, se puso seria y miró a su espalda.

Se giró de cuerpo entero y tanto Ariel como ella se miraron a los ojos, Sylphy se quitó las gafas de sol y mostró su mirada decidida.


"Quería deciros... Ariel-sama, Luke, gracias por todo lo que habéis hecho por mí todo este tiempo."


hizo una reverencia inclinando respetuosamente su cabeza, y yo la imité en el gesto.


Y así fue como entré en contacto con la facción de Ariel. Y además, como acabé decidiendo casarme con Sylphy.

Capítulo 92 - Cosas que Preparar antes de Casarse - 1ª Parte[edit]

1ª Parte[edit]

Voy a casarme con Sylphy....

Casarme... Jamás en mi vida había vivido una situación como esta, ni en mi anterior vida... y lo mire como lo mire, me parece demasiado precipitado, quizás de ahí mis nervios...

Aunque... más que el hecho de casarme en sí, lo que más llama mi atención es tener pareja, y lo que eso implica... Solo de pensar en que una chica tan adorable como Sylphy va a estar al alcance de mis perversos colmillos... llena mi mente de codiciosa lujuria.

Aunque quiero dejar claro que no pretendo forzarla a hacer nada que no quiera.

Pero en definitiva, estoy preocupado por la situación; entre otras porque desconozco casi por completo lo que significa el matrimonio en este mundo.

... Para empezar... ¿acaso hay algún tipo de ceremonia de boda o algo? Porque no he visto nada parecido en todo lo que llevo aquí... y Paul tampoco hizo ningún tipo de celebración cuando se casó con Lilia.

Lo máximo que sé, es que de vez en cuando se hacen pequeñas fiestas con los aldeanos. Por ejemplo, los nobles de Asura creo recordar que celebraban pequeñas fiestas después de casarse, pero no he escuchado nunca la expresión Ceremonia de Boda ni nada parecido.

Al menos sé que existe la idea de matrimonio y pareja en este mundo, algo así como conceptualmente, pero lo cierto es.... que no sé mucho más.

¿Qué significa casarse? ¿Debe el marido hacer algo para casarse? Mejor dicho... ¿Debo yo hacer algo especial...?

Llevo ya 16 años en este mundo, y todavía me sorprendo cuando descubro que hay cosas de sentido común de este mundo que no he conseguido desarrollar.

Bueno... no conozco la respuesta. Y ahora... ¿qué?

... Pues si no conozco respuesta, lo que toca es averiguarla. Los seres vivos PUEDEN aprender cosas nuevas... y en caso de no poder hacerlo solos, pueden preguntar a otros.


"¿Vas a casarte, Shishou?"


El primero en quién pensé en preguntar fue Zanoba, aprovechando que cenábamos juntos.

Después de todo, sigue siendo un hombre de 26 años que se ha casado y divorciado (Enviudado)[15].


"¿Obligaciones del esposo? Hmmm... Durante un tiempo, le estuve haciendo llegar a la familia de mi pareja un animal doméstico y alimentos exóticos, e incluso a uno de nuestros soldados a modo de regalos."


Parece que en Shirone, la costumbre dicta que el esposo le envíe regalos a los familiares de la esposa...


"¿Esos regalos se debían a que eras un príncipe o es algo normal?"

"No entiendo su pregunta. Cualquier hombre, sea o no príncipe, es normal que envíe regalos a la familia de la novia."


Y en este momento, Cliff se unió a la conversación, apareciendo de casualidad en nuestra mesa.


"Pues en Milis es al revés. La familia de la novia es la que entrega los regalos de compromiso."


Aunque haya constatado que Cliff apareció de casualidad, lo cierto es que se ha vuelto casi costumbre que Cliff cene con nosotros.

Seguramente porque apenas tiene amigos... pobrecito, debe sentirse solo.


"¿Oh? Pero en ese caso, ¿el matrimonio no sería una pérdida para la familia de la esposa?"

"No, porque a cambio, el esposo tiene como obligación ayudar en todo lo que pueda siempre que ocurra algún problema en la familia de la novia."

"Comprendo."


Por lo que dicen, ya sea en Milis o en Shirone, el matrimonio sirve como un nexo de unión entre las 2 familias...


"Aunque lo cierto es que el matrimonio significa algo distinto según las razas."

"¿De verás? ¿Y qué significa el matrimonio entre los orejas puntiagudas, Cliff?"

"...... Lo cierto es que todavía no me he casado con Lise[16] aún. Le he prometido curarla de su maldición y pienso cumplirlo antes de casarnos, y por eso todavía desconozco las costumbres de su raza. Igualmente, debido a que Lise es algo especial entre los orejas puntiagudas, no parece darle especial importancia a esos temas."


Continuamos charlando durante un buen rato, pero en ningún momento apareció ni siquiera mencionada una Ceremonia de Boda.

¿En este mundo no se hace ningún tipo de fiesta o ritual dedicado a la boda...? Porque no lo parece... Eso es bueno, ¿no?


"Entonces, para casarse con alguien, ¿qué sería necesario para poder hacerlo?"

"Sobre eso... pues lo primero sería... ¿Una vivienda?"

"Umu."[17]


Zanoba asintió a la respuesta de Cliff.

¿Una vivienda...? ¿Una casa?


"¿Eh? ¿Por qué es necesaria una casa para casarse?"

"Es obvio, ¿no? ¿Cómo vas a estar casado sin tener una casa?"


Observé a Zanoba y pude ver como asentía como si fuera lo más obvio.

Entonces... ¿en este mundo se necesita una casa propia para poder casarte?

Ahora que lo mencionan... Paul se fue a vivir a la aldea Bonna cuando se casó, ¿no es cierto? Porque creo recordar que hasta ese momento se alojaba en posadas para aventureros.

Recuerdo que Philip me mencionó en su día que le otorgó a Paul trabajo y una casa cuando se lo pidió...


"Por lo general, las mujeres no pueden entrar en el dormitorio masculino de esta universidad, por lo que su única opción es, o aguardar hasta graduarse de la Universidad para casarse, o dejar el dormitorio junto al novio, ya que no hay otro lugar en el que hospedarse juntos."


Ahora que ha dicho eso... tiene pinta de que es cierto, porque no he escuchado en mis años aquí de nadie que haya estado viviendo en pareja en el dormitorio... y tampoco hay ningún tipo de dormitorio para parejas en la universidad.

Creo que eso deja claro que no existe el concepto de pareja a distancia o de novios que vivan separados en este mundo...

En definitiva, si te casas, vives con tu pareja.


"En todo caso, incluso si la futura esposa es de alta alcurnia y posee casa, si el futuro marido no posee vivienda propia, es un requisito indispensable que el marido demuestre poseer suficientes recursos e ingenio para obtener una vivienda antes del matrimonio sin depender de su familia."


Noto bastante machismo con algo de patriotismo en las palabras de Cliff hasta el punto de recordarme el término Chauvinista[18], pero comprendo que debe ser parte del sentido común de este mundo.

Pero si en este mundo se espera que los hombres sean capaces de conseguir la independencia familiar sin apoyo de sus padres, es lo menos que puedo preparar... es más, Sylphy podría estar esperándolo y decepcionarse si no preparo una casa para nosotros.


"Entendido. Lo primero entonces será buscar una casa."


Cuando me escuchó, Cliff se quedó bastante extrañado.


"Un segundo, Ludeus... ¿Te vas a casar?"

"Cierto... Sí."

"¿Con quién?"


Cliff me hizo inocentemente esta pregunta, pero no me siento a gusto respondiendo abiertamente que es Fitts o incluso Sylphy de momento sin consultarlo con ella.

No me cabe duda de que tarde o temprano se sabrá... ¿debería mantenerlo en secreto?


"Con la persona que me ayudó a curar mi enfermedad."

"Oh, comprendo... ¿Cómo se llama esa persona?"

"Esto... De momento voy a mantenerlo en secreto."

"Y-Ya... ya veo... Bueno, si tu pareja es seguidora de Milis, conozco al obispo de esta ciudad y podría solicitarle que él llevara la celebración, aunque fuera simple formalidad."

"Gracias."


Así que al final sí que existía algo así como una ceremonia de boda entre los seguidores de Milis...

Los japoneses nunca han sido demasiado exquisitos con las creencias religiosas, pero es posible que en este mundo esté muy mal visto imitar un estilo de boda distinto al de tu religión o la de tu pareja... seguramente sea increíblemente ofensivo conociendo un poco de la Iglesia Milis...

Porque claro, claramente NO soy un seguidor de Milis, y Sylphy que yo sepa tampoco...


"Pero volviendo al tema de la casa... Uff... debe de costar bastante..."

"Shishou, si te falta dinero, puedo prestarte."

"Pues... Mejor no. Me daría algo de vergüenza tener que depender de ti para algo que se supone debo conseguir por mí mismo."


Si así son las costumbres en este mundo, quiero conservar algo de mi orgullo masculino...

¿Pero cuál será el precio de mercado de una casa en la ciudad...? Lo cierto es que no tengo ni idea... ¿Tendré suficiente con mis ahorros?


"Pero de momento, iré a ver precios mañana. Si veo que es definitivamente imposible para mí, me lo pensaré, ¿de acuerdo, Zanoba?"

"Es el curso natural. Y no te preocupes, Shishou, estoy seguro de que podrás permitirte la mayor de las casas de la ciudad."


Zanoba dijo esto con una sonrisa en su rostro.

... ¿La realeza, sea de un país pequeño o grande, siempre tiene que decir cosas propias de un Celebrity[19]?

2ª Parte[edit]

Al día siguiente me acerqué a una inmobiliaria de la ciudad.

Por lo general en este mundo, el señor feudal[20] sería el que se encargara de alquilarle y venderle edificios a los habitantes, pero en Sharia no hay señor feudal, sino que el Triunvirato Mágico a través del Gremio de Magia se encarga de organizar los terrenos. Y para quitarse de en medio los problemas originados de ventas y alquileres de vivienda en casos de no haber un Lord, han creado el equivalente a una Inmobiliaria.

Aunque lo cierto es que no conozco bien qué problemas puedan surgir de la administración de territorios, y aunque lo llame Inmobiliaria, el nombre oficial es Agencia de Administración del Territorio o algo parecido.

Básicamente compran y venden casas vacías y al mismo tiempo controlan terrenos sin edificar para administrar el desarrollo de la ciudad... Para mí es casi el equivalente al catastro de la ciudad fusionado con un servicio inmobiliario...


Cuando me dirigí a esta supuesta inmobiliaria, les indiqué que quería una casa y la persona que me atendió me entregó un listado de las viviendas.

El listado de casas a la venta estaba resumido en una única hoja.

En la hoja incluía información sobre la propiedad, el tamaño de la vivienda, las habitaciones, la dirección, el precio... Y la lista incluía desde pequeñas viviendas hasta mansiones enormes con precios demasiado variados.


"Hmm...."


Viendo la lista, la verdad es que no sé bien qué tipo de casa debería comprar ni cuál sería un precio de mercado objetivo.

Supongo que una casa con un único dormitorio estaría bien siempre que tuviera un pequeño jardín, ¿no?[21] Me gustaría tener suficiente espacio para poder tener siquiera un perro... ¿O sería mejor un apartamento en el equivalente a un bloque de pisos de este mundo?

Debo tener en cuenta que Sylphy trabaja para la princesa... por lo que intuyo que sería mejor la vivienda. Bueno, sería mejor aún sin tenerlo en cuenta... Pero como trabaja de guardaespaldas para Ariel, es posible que la princesa venga de visita alguna vez...

Si lo veo así, sería mala idea hacerla venir a una casita sin siquiera un cuarto de invitados. Pero no estoy por la labor de gastar todo cuanto tengo para comprar una casa usando los gustos de nobles como referencia... ¿Debería pedirle entonces ayuda a Zanoba?

Mejor no... No me atrae la idea de utilizar a un amigo como fuente de ingresos... y menos si es para comprar una casa por encima de mis posibilidades...


"Hmm...."


¿Y si vengo con Sylphy? ¿Me pregunto si será correcto consultar con la novia el hecho de gastar tanto dinero...?

Creo, viendo las costumbres, que el hombre debe encargarse por completo de la casa... Además de que habiendo llegado tan lejos, quiero sorprender a la mujer que amo con algo inesperado.

No sé si Sylphy seguirá las costumbres que me mencionaron Cliff y Zanoba, pero no quiero arriesgar la posibilidad de que pierda su confianza en mí. Debo demostrar mi valía consiguiendo la casa por mis propios medios.


"La casa necesita ser grande, con bastantes habitaciones... y a ser posible que me la pueda permitir yo mismo..."


Escaneo el documento en busca de alguna vivienda que cumpla con esos requisitos.

Pero vaya, da igual en qué mundo estés, comprar una casa es algo increíblemente caro... Aunque al menos en mi mundo, se aceptaba que una pareja de recién casados se fuera a un apartamento con un alquiler barato.


"¿Oh?"


Y mientras pensaba en esto, encontré una vivienda que se ajustaba a lo que buscaba. En concreto, era la última vivienda de la lista.

Se trataba de una casa única en un terreno amplio en el borde de la ciudad, aunque no especialmente lejos de la universidad.

Por su tamaño, casi podría decirse que se trataba de una mansión. Se trataba de una casa de 2 plantas con sótano y jardín; cuyo único problema parecía ser que es de relativamente vieja construcción.

Pero lo más llamativo era su increíble bajo precio, menos incluso que la mitad de otras casas similares.

Por ese precio, puedo permitírmela e incluso quedarme con parte de mis ahorros...


"¿Puede decirme por qué el coste de esta vivienda es tan reducido?"


Al escuchar mi pregunta, el miembro de la inmobiliaria que me atendía hizo una mueca un tanto forzada, intentando mantener su sonrisa.


"Porque se ha demostrado que esa mansión está maldita."

"¿Sufre una maldición?"

"Sí. Verá, a medianoche se pueden escuchar sonidos agudos en su interior, pero aunque intentes averiguar de dónde procede el sonido nunca se ha dado con la fuente. Algunas personas que pensaron que se trataba de simples crujidos de la construcción y no le dieron importancia, compraron la vivienda, pero al día siguiente de hospedarse en ella fueron encontrados cruelmente asesinados."


¿En serio?.... Bueno... al menos me lo han contado... y no parece que sean simples rumores.

Pero vaya... Una casa encantada... ¿serán espíritus o monstruos similares a los Wraith? Después de todo, en este mundo existen seres como esos...


"¿No habéis intentado exorcizarla?"

"Se mandó una solicitud al gremio de aventureros, pero los aventureros que la aceptaron también fueron brutalmente asesinados."


En definitiva, nadie ha sido capaz de exorcizarlo.

Por cierto, por lo visto la misión que se envió al gremio era de rango E, y aunque me gustaría elevar el rango de la misión, el presupuesto de la inmobiliaria no lo permite.

Por si fuera poco, el hecho provocó cierta fricción entre la inmobiliaria y el gremio de aventureros, por lo que el asunto se ha acabado complicando bastante.


"¿Habéis pedido ayuda al gremio de magia?"

"Sí, pero nos respondieron que se encontraban en una situación complicada para tratar con elementos de esta naturaleza, por lo que nos han indicado que debíamos solucionarlo por nuestros propios medios."


La agencia estaba a punto de darse por vencida con esta casa embrujada.

Ahora que lo pienso, me suena a que me encontré algunos casos similares mientras viajaba por el continente demoniaco... Parece que es casi habitual encontrar situaciones de este tipo en este mundo...


"Supongamos por un momento que consiguiera exorcizar yo mismo la casa... ¿en ese caso podría quedarme con la casa directamente...?"


Gratis, fue la idea que di a entender con mis palabras; pero la persona que me atendía me observó como si no se pudiera creer que alguien se atreviera a pedir algo tan egoísta.

Vale, vale... de acuerdo...

No parece que tengan la menor intención de regalarla por mucho que se haya complicado tanto el asunto...


"Disculpe si no supe expresarme bien; lo que intentaba decirle es que me gustaría acordar un contrato temporal con el fin de ir yo mismo a explorar la vivienda y decidir posteriormente si comprarla o no."

"... Ah, comprendo. En ese caso, por favor, escriba su nombre en este papel."


Aunque la oferta inicial fue casi un fracaso, no hubo problema con el contrato temporal. Hubiera sido un problema que la vendieran a otra persona después de que consiguiera exorcizarla.

Nombre... Ludeus Greyrat...

En el contrato encontré una sección para indicar personas que pudieran atestiguar de la veracidad de mis datos, incluí los nombres de Rey Demonio BadiGadi y la princesa Ariel.

'Y enviar...[22]

En cuanto el miembro de la inmobiliaria leyó el contrato su expresión se puso pálido y se fue de inmediato a las oficinas a su espalda; de donde no tardó en aparecer el supervisor mientras se frotaba las manos[23].

.... ¿Esa reacción es porque soy una persona famosa...? No... Seguramente la razón sea haber mencionado a BadiGadi y Ariel...

Bah, tampoco importa.

Mientras el hombre me decía algunas cosas, decidí no alargar demasiado el asunto, consiguiendo así cerrar las negociaciones; aunque no sin antes haber reducido el coste de la vivienda incluso a la mitad de lo que estaba originariamente.

Bueno... para ellos supongo que ese terreno era casi como una maldición en sí mismo... Y tampoco es que me venga peor como para rechazar la oferta.

3ª Parte[edit]

Unos días más tarde le hice una visita a la casa embrujada.

El edificio en sí era bastante robusto, y eso que fue construido hace más de 100 años.

Quizás tenga que ver el hecho de que en este mundo el poder mágico reside en todas las cosas... eso podría influir en el tiempo que todo tarda en pudrirse o ponerse malo...

Los cimientos y las bases del edificio están hechos de roca sólida y el suelo está recubierto con tablones de madera; dándole forma a una estructura compleja con estos 2 únicos materiales.

Los muros exteriores del edificio están recubiertos de enredaderas y moho en toda su extensión; pero no obstante, debo de decir que el resultado quedaba bastante vistoso.

Me esperaba un edificio con aspecto mucho más tenebroso, la verdad.


"Bueno... Zanoba-san, Cliff-san... ¿Entramos?"


Zanoba y Cliff estaban de pie a mi espalda un poco alejados de mí; porque por mucho que sea un aventurero de rango A, soy suficiente precavido como para no intentar esta operación en solitario.

Mi precaución me llevó a pedirle a Zanoba que me echara una mano con el asunto, debido a que sé que puedo confiar en él; por no hablar de que no tendré de qué preocuparme aunque aparezca una muñeca de porcelana cargada con un cuchillo de carnicero[24]...

Y Cliff se unió a nuestro grupo de investigación, entre otras porque puso una mirada tierna de amigo que quiere ayudar.

Pero no solo por eso, ya que Cliff sigue siendo un prodigio que ha alcanzado el nivel Avanzado con magia de Exorcismo. Si de verdad nos encontramos con alguna posesión demoniaca o algún tipo de espíritu, nos será de mucha ayuda.


"Es una buena casa. Quizás diría que es un tanto escueta en cuanto a tamaño... pero supongo que este tamaño entra dentro de lo aceptable."

"¿No es una casa demasiado grande para que vivan en ella solo 2 personas? Si por mí fuera, antes compraría una casa más pequeña y ahorraría dinero, y si más adelante se nos quedase pequeña, me mudaría a otra."


La opinión de ambos contrastaba enormemente.

Bueno... supongo que eso significa que he acabado en el término medio entre las expectativas de ambos.


"Por lo que os comenté el precio es bastante reducido... pero mejor entremos."

"Si algo destaca en usted, Shishou, es su sabiduría."


Zanoba dijo esto y avanzó tranquilamente hacia el edificio armado con un garrote.

El garrote no es arma que poseyera Zanoba, sino que se trata de un arma que yo mismo le fabriqué con magia.

Lo normal a la hora de combatir con monstruos es ir armado para evitar arriesgar partes del cuerpo, el tipo este con su fuerza monstruosa acaba rompiendo cualquier arma que utilice. Por ese motivo, decidí crearle un garrote con magia de Tierra, para que tuviera un arma que no importara si acabara rompiéndose o no.

En nuestra formación, con Zanoba delante y yo detrás, Cliff se colocó entre nosotros.

Cliff iba armado con su báculo personal, que daba la impresión de ser bastante caro, sujetado con fuerza y observando inquieto todo a su alrededor. Puede que esté intentando aparentar andar con cuidado, pero solo puedo verlo como que está asustado en esta situación.

Decidí quedarme en la retaguardia por si sufriéramos alguna clase de emboscada, ya que Cliff y su habilidad para conjurar rápidamente magia Curativa es de vital importancia. Y por otro lado, con mi ojo de Futuro y mi mayor experiencia como aventurero, mi posición en la retaguardia me permite mantenerme atento ante cualquier situación sin perder a nadie de vista.

Avanzamos sobre el pavimento de piedra que atravesaba el jardín, aunque este se encontrara parcialmente destrozado, hasta que por fin llegamos a la entrada.

La puerta de madera de la casa se encontraba agrietada y una de sus bisagras se había descolgado por completo.

Supongo que habrá que hacer varios arreglos a la casa.


"Dudo mucho que haya algún tipo de trampa, pero ve con cuidado, Zanoba."

"De acuerdo, Shishou."


Prestándole atención a mi ojo místico, avanzamos con cautela.

Zanoba sujetó el pomo y abrió la puerta. Rompiéndola.

Su movimiento decidido me impidió reaccionar a tiempo.


"¡Eh! ¡Ten más cuidado!"

"Perdóneme. Igualmente, la puerta estaba descuadrada y no era posible abrirla de otra forma, por lo que de un modo u otro habría habido que renovarla."


Observé con algo más de detenimiento la puerta, y aunque a primera vista parecía salvable, pude ver como estaba descuadrada y deformada por la humedad.


"Ya veo. De todas maneras, mejor avisa la próxima vez que hagas algo así."

"Como ordene, Shishou."


No hace falta que respondas con tanta formalidad, Zanoba...


Nos adentramos en la casa.

Lo primero que nos encontramos fue un amplio vestíbulo, con las escaleras a la segunda planta justo frente a la puerta; además, tanto a derecha como a izquierda teníamos puertas que llevaban a distintas partes de la casa. Igualmente, podían rodearse las escaleras para ir a un pasillo trasero.

Por fuera, daba la impresión de que iba a ser una casa lúgubre, pero lo cierto es que hay suficiente luz en el interior.

Es una casa luminosa... me alegro...

En realidad parece un sitio fantástico... además... ¿apenas hay polvo...? ¿Estará viniendo alguien de la inmobiliaria a limpiar con frecuencia?


"Shishou, ¿Cómo debemos avanzar?"

"Para empezar, investiguemos todas las habitaciones del lado derecho de la vivienda, una por una y en profundidad. Dudo mucho que haya trampas, pero igualmente, andaos con ojo porque existe la posibilidad de que las maderas del suelo o del techo se hayan podrido."


Zanoba asintió y Cliff se giró para observarme.


"P-Pareces un aventurero de verdad, ¿lo sabías?"

"... ¿No te dije ya que soy un aventurero de rango A?"

"Ah-... t-tienes razón."


Cliff parecía nervioso y/o asustado, y me extrañó que hubiera olvidado que soy un aventurero.

Ahora que caigo, el otro día se fue con Elinalise y Step to Leader de aventuras, ¿no es verdad? Se me olvidó preguntarle cómo le fue, aunque ni él ni Elinalise lo han mencionado tampoco en todo este tiempo.


"Eso me recuerda, Cliff... ¿Cómo fue la aventura del otro día?"

"... Me dijeron que no valía..."

"... Piensa que Step to Leader son rango S..."


Conociendo a los miembros de Step to Leader, dudo mucho que le dijeran algo tan excesivo, y más teniendo en cuenta que sabían que iban con un novato.

Puede que le hayan hecho sufrir todas las dificultades posibles, algo normal teniendo en cuenta que su intención era enseñarle los gajes del oficio; pero...

Bueno, lo mismo fue el propio Cliff el que llegó a esa conclusión por su cuenta...


"¿Qué debería hacer si encontramos algo?"

"Si nos encontráramos algún enemigo, quiero que comiences atacando con magia de Exorcismo."

"De acuerdo... ¿Y si eso no es suficiente para acabar con él?"

"Si eso pasara, retrocede y deja que Zanoba o yo nos encarguemos de él."


Al decir esto, Cliff se mostró ofendido por mis palabras, y para evitarlo, le expliqué el motivo.


"Cliff-senpai, la casa podría sufrir daños si usamos magia."


Cliff se quedó más calmado cuando le dije esto.

No te preocupes, no voy a dejarte de brazos cruzados por ser novato, te dejaré a ti comenzar el ataque, aprovechando que la magia de Exorcismo es muy útil contra espíritus y de paso no debería afectar a la estructura de la casa...

Y ya si eso no funciona, yo me encargaré de continuar la ofensiva.


"Zanoba, existe la posibilidad de que el enemigo sea alguna clase de demonio capaz de usar magia, así que ándate con cuidado."[25]

"Cuenta con ello."


Para mi sorpresa, Zanoba se mostró con la cautela propia de un guerrero curtido y se mantenía tranquilo en esta situación, consiguiendo incluso dejarme más tranquilo.


Atravesamos la puerta a la derecha del vestíbulo, y lo que nos encontramos fue una habitación espaciosa, que diría, que aproximadamente equivaldría a 20 tatamis [26]. Además, estaba bien iluminada y tenía incluso una gran chimenea pegada a la pared al fondo de la habitación.

Me pregunto si será el salón o el comedor... Aunque la chimenea...


"Cliff-senpai, ¿podrías decirme si esa chimenea es alguna clase de objeto mágico?"

"Dame un segundo, lo sabré en cuanto la examine detenidamente."


Al escuchar mi pregunta, Cliff se fue acercando a la chimenea-


"Para. Podría haber algún enemigo en su interior. Dejadme investigarla primero a mí."


Les hago colocarse detrás mía para inspeccionar la chimenea.


"Hmm..."


Los inviernos en la zona norte del continente central son bastante fríos, por lo que la calefacción de las viviendas es uno de los aspectos más importantes.

En algunos hoteles existían chimeneas que funcionaban con magia que servían para calentar todo el edificio de forma uniforme; y viendo lo grande y bien construida que está la casa, existe la posibilidad de que esta chimenea sea un objeto similar.

Y si no lo fuera, tampoco pasa nada. Solo tendría que ver si me sale a cuenta cambiar la chimenea por el objeto mági-

¡NO! En medio de una noche helada, Sylphy y yo nos tendríamos que abrazar con fuerza... manteniendo nuestros cuerpos calientes completamente desnudos para soportar el frío invernal~........

Sí, eso no estaría nada mal... aunque la opción de una buena calefacción también es bastante tentadora... La ropa podría volverse opcional incluso en invierno...


"Estad atentos, voy a lanzar una corriente de aire a través de la chimenea para ver si hay alguna clase de alimaña o monstruo en su interior.


Concentro maná en mi mano y genero con él una corriente potente de aire que recorre el interior de la chimenea hasta el exterior.

...

..

.

No ocurre nada.

Me mantengo cauto escuchando con atención, pero no siento ni noto signos de nada en el interior de la chimenea. Lo máximo que ocurrió es que hubo tizne que acabó cayendo por la chimenea cuando detuve la corriente de aire.

.... Me pregunto si no debería mantener una llama en la chimenea mientras nos encontramos en la vivienda para asegurarme de que no hay nada y de paso ver si la chimenea está en buen estado.

Mejor no... si hubiera cualquier clase de fuga, la casa podría llenarse de humo o incluso salir ardiendo. Así que mejor lo dejo para otro momento.

De todas maneras, decidí observar yo mismo a través de la chimenea para ver si veía algo sospechoso. Al asomarme, pude ver sin dificultad el cielo a través del hueco de la chimenea.

Por otro lado, como seguía sin quedarme convencido, prendí la chimenea unos instantes para ver si el fuego asustaba a algún roedor u otra cosa que pudiera ver en el hueco; pero igualmente, no hubo ningún tipo de movimiento.

Con eso debería ser suficiente...


"Cliff-senpai, perdona por hacerte esperar, ¿puedes echarle un vistazo ahora?"

"Sin problema."


Cliff se dedicó a analizar la chimenea, y poco después descubrió un círculo mágico debajo de las cenizas.

Me alegro de haber traído a Cliff, y más con todos los círculos mágicos y objetos mágicos que ha estado investigando estos días.


"¿Todavía funciona?"

"No soy capaz de saber con exactitud el funcionamiento del círculo mágico, pero parece que el circuito está correcto."

"¿De verdad? Gracias."


Una habitación menos...

Asentí a las palabras de Cliff y nos pusimos en marcha hacia la siguiente habitación.

Desde la habitación que nos encontrábamos, atravesamos una segunda puerta, en la que nos encontramos un pequeño pasillo, con una puerta justo frente a nosotros. Nada más entrar, pude ver como el suelo de la sala estaba completamente construido en piedra; además, encontré algo similar a unos fogones entre los muebles.

Da la impresión de que es la cocina...

Encontré una tela extraña en el suelo junto a los fogones y al cogerlo, me di cuenta de que era un pedazo de delantal.

Hmm.... Sylphy podría estar dispuesta a cocinar alguna vez con el legendario desnudo con delantal[27]... Uhh.... solo de pensarlo me hace esperarlo con ansias...

Pero las ansias no tardaron en desaparecer de mi mente.

Estamos aquí para acabar con la maldición. No es una situación para emocionarse con fantasías...

Comprobé los fogones y algunos cajones por si hubiera algo o alguien escondido en el lugar, pero no encontré nada.


"Perfecto, tampoco hay nada raro en esta sala. A la siguiente."


Seguimos algo así como las agujas del reloj para examinar los cuartos uno por uno sin saltarnos ninguno, en lo que acabamos encontrando unas escaleras que bajaban al sótano ligeramente ocultas tras las escaleras que subían a la 2ª planta.

En ninguna de las habitaciones que fuimos recorriendo encontramos nada sospechoso, y aunque había algunas salas en las que se había acumulado algo de polvo, igualmente se conservaban en tan buen estado que era difícil pensar que de verdad la casa tuviera 100 años de antigüedad.

¿Acaso alguno de los antiguos inquilinos realizó alguna reparación u obra?


"¿Y con esta hemos terminado la primera planta?"


Dije esto mientras examinaba el plano de la casa.

La casa tiene una estructura simétrica casi habitación por habitación, a la derecha de la entrada está el comedor y a la izquierda el salón, ambos cuartos de gran tamaño y con chimenea. La única diferencia es que en la que debería ser la segunda cocina no había fogones ni lugar en el que cocinar.

Me pregunto si esa habitación tendría algún otro propósito distinto a cocinar... ¿Un lavadero quizás? Igualmente, de momento lo seguiré considerando una 2ª cocina para facilitarme la comprensión de la vivienda.

Hay 2 cocinas, 2 salas principales, 4 habitaciones más pequeñas, 2 aseos... Da la impresión de que la casa la construyeron remodelando 2 casas más pequeñas que compartían pared... La única cosa que no hay por duplicado son las escaleras de la entrada.


"Chicos, entre el sótano y la 2ª planta, ¿en cuál creéis que se escondería un monstruo o demonio?"

"Supongo que en el sótano..."

"Claramente en el sótano."


Decidimos por unanimidad que examinaríamos el sótano antes que la 2ª planta.

La puerta al sótano estaba situada a espaldas de las escaleras que llevan a la segunda planta, para acceder, había que atravesar una puerta cerrada con llave y, según los planos, se trata de una especie de trastero o almacén.

Abrí la puerta y pude ver la total falta de luz que había en las escaleras que llevaban a la planta inferior; por lo que encendí unas lámparas de aceite que había preparado de antemano y le pasé una a Zanoba y otra a Cliff.


"Yo me encargaré de mantenerme alerta con mi ojo místico; por eso, no soltéis las lámparas en ningún caso. No puedo avisaros del peligro si no puedo ver."

"Uajajaja... Shishou, soy un Miko. No tengo nada que temer."


Tras soltar semejante Death Flag[28], Zanoba se puso en marcha y comenzó a bajar las escaleras.

Ándate con más cuidado... podría haber saltado una trampa nada más bajar y clavarte una flecha venenosa mortal nada más pisar el primer escalón... No se debe tentar tanto al destino, Zanoba, los Death Flags son algo muy serio.

Mushoku10 05.jpg

Pero aún con esos pensamientos, llegamos al sótano.


"Hmmm.... Nada."


El sótano estaba completamente vacío salvo por algunas estanterías de madera alineadas unas con otras sin nada sobre sus estantes; imitando a la perfección un almacén vacío.

Ilumino todas las zonas oscuras de la habitación, pero no veo señal alguna de que haya nada escondido entre las sombras.

Lo máximo que me llama la atención es una pequeña mancha en la pared que ni de lejos parece que sea sangre, e incluso veo algo extraño en una tabla que resulta ser madera podrida.

Pues... no queda más remedio que aceptarlo... aquí no hay ningún demonio ni fantasma... menuda decepción.


"Pues nada, vayamos a la 2ª planta."


Nos marchamos del sótano y regresamos al vestíbulo, desde donde subimos con cuidado al piso de arriba.

Para mi sorpresa, los escalones de las escaleras de madera no crujían conforme avanzábamos por ella, demostrando estar en perfecto estado y además estar hechos de madera recia.

Cuando llegamos al piso de arriba, comenzamos a investigar las habitaciones una por una, descubriendo casi instantáneamente que la planta de arriba era también simétrica.

Las 2 habitaciones un poco más grandes que el resto tienen una segunda puerta en su interior que comunica con las habitaciones colindantes; y el resto de habitaciones son de aproximadamente 6 tatamis[29] cada una, llevando a un total de 8 habitaciones.

En total, 4 habitaciones de tamaño medio; 2 habitaciones grandes, casi el doble de grande que las anteriores; y las otras 2 habitaciones con las que comunican estas últimas son también de tamaño medio. Además, existe un balcón que lleva al exterior en la zona central del pasillo.


"Hmmm...."


Uno de esos cuartos grandes va a ser el dormitorio... de eso no me cabe duda...

Pongámosle una cama bien grande donde quepan 3 personas cómodamente, para que Sylphy y yo tengamos espacio de sobra... Quizás tenga que unir 2 camas normales para obtener el resultado que quiero.

Aunque... dormir acurrucados en una cama más estrecha tampoco suena mal... Durmiendo así seguro que nos mantenemos calentitos, y conociéndome, puedo aprovechar para palpar cuanto quiera los pechos de Sylphy mientras dormimos juntos... Jum... eso no suena nada mal.

Pero básicamente, la cama es un mueble importante e indispensable, ya que será usado a diario... y no hablo solo de un uso erótico, sino que es donde dormiré cada día.


"Cliff-senpai."

"¿Qué ocurre? ¿Has encontrado algo sospechoso?"

"¿Piensas que es mejor para una pareja tener una cama bien grande?"

"Ah-...¿?"


Cliff sorprendido, se quedó en silencio durante varios segundos. No obstante, su sorpresa había desaparecido, y se encontraba pensando seriamente.

Hasta que por fin respiró profundamente y acabó diciendo casi suspirando.


"Sí... Ya que esas cosas también son importantes, pero es desconsiderado hacia tu pareja pensar siempre en lo mismo."

"Entiendo... jum... ya veo."


Las palabras de Cliff son extrañamente persuasivas, quizás porque su relación con Elinalise es bastante similar a la que podría tener yo con Sylphy, aunque a la inversa.

¿Si Elinalise se fuera a vivir con Cliff qué haría...? No me cabe duda de que en cuanto estuvieran solos, se lanzaría a por el pobre Cliff con los ojos inyectados en sangre (deseo)... Soy incapaz de imaginármelo de otra forma...

Acepto la respuesta de Cliff.

Aunque... quitando el que la cama sea grande o no... ¿Realmente hay algún motivo por el que la cama deba ser más grande que una cama de matrimonio normal?


"Jum... No... no lo hay."


Suspiré cuando comprendí este hecho, y terminamos nuestra ronda hasta que examinamos todas las habitaciones de la vivienda.

(Estructura aproximada de la casa)

Mushoku10 12.jpg


"Pues... como habíamos previsto, tendremos que pasar la noche aquí."

"Pues sí. Os agradezco vuestra comprensión."


No esperaba encontrar el problema con echar un vistazo rápido, después de todo, la historia dice que los ruidos extraños y metálicos aparecen a medianoche...

Lo cierto es que me da bastante grima esa historia... Puede que algún demonio, monstruo o fantasma haya montado campamento en esta casa; podría ser cualquier cosa... Y aunque me cueste creer que un ente poderoso se haya asentado en esta ciudad, no puedo bajar la guardia.

Hay que tener en cuenta que varios aventureros han perdido la vida por esto.

Podría ser algo inesperado, y que fuera un ladrón sin hogar el que hubiera decidido montar su guarida en esta casa... y que quizás los ruidos de la noche sean del ladrón abriendo la puerta con una ganzúa o algo.

Aunque claro, la puerta delantera estaba atascada, así que tendría que ser la puerta trasera. Pero no encontramos nada extraño en toda la casa como para que fuera el lugar en el que duerme...

¿Entonces se puede descartar la posibilidad de un ladrón o algún sin techo? Jum... No lo sé...

¿Seguro que podremos con lo que aparezca entre los 3? Quizás debería haberle pedido ayuda a Elinalise, por quedarme más tranquilo... Con sus años de experiencia, es posible que ella hubiera visto algo que a nosotros se nos haya pasado por alto.

El problema es... que no puedo confiar en ella en cuanto al control de su libido... No me extrañaría que una sombra se cerniera sobre alguno de nosotros en medio de la noche y nos susurrara al oído:


"Cliff ya se ha quedado dormido~... Y la noche es joven~..."

"No~, esto no está bie~n..."


Realmente no creo que sea para tanto... pero dudo mucho que sea buena idea dejar que Cliff y Elinalise pasen la noche juntos en mitad de una misión...


Cuando terminamos con la última habitación, expliqué lo que tocaba hacer ahora.


"Yo me quedaré en la casa hasta que anochezca. Y aunque nada haya aparecido por el día, podría cambiar de noche, por eso no queda más remedio que pasar la noche aquí."

"Claro. Aunque me preocupa haber dejado a Julie sola."

"A mí también me preocupa Lise."


Mis 2 compañeros mostraron su preocupación por las personas a las que habían abandonado por hoy.

No creo que le pase nada a Julie, es una chica lista... aunque supongo que sigue siendo una esclava en el dormitorio masculino... y aunque alguno de los nobles pueda tener gustos especiales para ir por una niña, dudo mucho que Julie le abra la puerta a ningún desconocido.

Por otro lado, la preocupación por Elinalise es distinta... en este caso lo que puede preocupar a Cliff no es que alguien la aceche, sino lo opuesto... Por no hablar de que encima es bastante popular. Existe la posibilidad de que tenga una aventura aprovechando que Cliff no está en casa esta noche...

¿Y yo? ¿Tengo que preocuparme por Sylphy? No creo, hoy le toca proteger a la princesa como tantas otras veces... no hay nada de qué preocuparse.

Aunque, lo que le dije fue que hoy saldría, no que no dormiría en mi habitación... existe la posibilidad de que se pase a saludarme a mi dormitorio y charlar conmigo un rato antes de regresar con Ariel... Pero se encontrará la habitación cerrada... y quizás me esté aguardando en el frío pasillo del dormitorio...

En mi imaginación reproduzco una escena ficticia de Sylphy en el pasillo cabizbaja susurrando las palabras:


"Ludy, ¿dónde estás...?"


Lo cuál me deja algo preocupado.


"No queda mucho para que anochezca."


Las palabras de Zanoba me traen de regreso a la realidad, y al asomarme por la ventana observo como el sol comienza a ocultarse en el horizonte.

Ya no me daría tiempo a avisarla... Por mucho que fuera a mi habitación, dudo mucho que acabara cruzándome con Sylphy para que supiera que no iba a estar hoy... Aunque claro, no necesito decírselo directamente... puedo dejarle una nota o algo en la puerta avisándole de que esta noche dormiré fuera...

Buena idea... pues adelante- Pero spera un segundo... ¿Y si le ocurre algo a estos 2 mientras estoy fuera...?

Hmm........ es una pena... pero soy el líder del grupo, no queda más remedio que esperar aquí con ellos.

Además, tampoco es para tanto, estoy seguro de que Sylphy lo entenderá cuando se lo explique en su momento... Aunque... recuerdo una cosa que leí en su momento en un foro... Comentaron que los pequeños errores acababan acumulándose hasta producir grandes brechas en la pareja pasado el tiempo.........

Mierda... Ahora estoy preocupado... acabo de alzar yo solo mi propio Death Flag... NECESITO eliminarlo cuanto antes.


"Zanoba."

"¿Ocurre algo, Shishou?"

"... Cuando esta tarea termine... Voy a casarme."

"Así es. Estoy seguro de que para poder celebrarlo por todo lo alto en esta mansión cuanto antes, es necesario terminar este trabajo."

"......."


Iba a decir algo más, pero me quedé callado, lo que causó que Zanoba me mirara extrañado.

Perdona... Sentí que si decía lo siguiente moriría antes siquiera de salir por la puerta...

Iba a pronunciar las malditas palabras Espero que seas mi padrino de bodas en esta situación, pero sentía que estaría maldiciendo al pobre Zanoba con ellas.

Creo... Creo que lo mejor será que coloque algo resistente cubriéndome en mi bolsillo interior... ¡MIERDA! ¡No tengo bolsillo interior...! ¡¿Así cómo voy a parar una bala perdida cuando acabemos en un tiroteo?![30]

Cliff interumpió mis pensamientos.


"Invítanos a Lise y a mí a la celebración de tu boda."

"Pero si estabais más que invitados sin necesidad de decir nada..."

"Siendo amigo tuyo, era natural que yo fuera a ser invitado, pero me daría lástima que se te olvidara invitar a Elinalise."


Cliff... ¿de verdad temías que no te fuera a invitar? Pobrecito...

Pero no te preocupes, me aseguraré de invitarte como es debido... y por supuesto, también invitaré a Elinalise a la boda.

Bueno... ya soy todo un hombre... así que me dejaré de tonterías y terminaré rápido con este asunto para poder ir a sobarle las tetas a Sylphy; debo ser paciente.

Y pensando en esto, cayó la noche.

4ª Parte[edit]

Por otro lado, a Sylphy le había llegado información de la inmobiliaria sobre que Ludeus había hecho un acuerdo debido a que utilizó a Ariel como referente.

Por este motivo, este día, la pequeña de orejas puntiagudas se encontraba en su habitación con la cabeza hundida en su almohada mientras agitaba las piernas animadamente y pensando en todas las fantasías que tenía sobre vivir junto a Ludeus.[31]

Capítulo 93 - Cosas que Preparar antes de Casarse - 2ª Parte[edit]

1ª Parte[edit]

Nos organizamos para montar guardia por turnos durante la noche, decidimos que alguien montaría guardia mientras los otros 2 descansaban.

Es de esta clase de organizaciones para dormir en la que a la mínima cosa extraña que se perciba, se debe despertar a los que duermen de inmediato.

Al menos, yo tengo la intención de levantarles al instante como sea necesario en cuanto oiga el menor ruido...

Decidimos dormir en la misma habitación en la que murieron asesinados los anteriores dueños de la mansión, siendo en concreto una de las habitaciones grandes de la segunda planta. El motivo de nuestra elección fue que este sitio podría influir en que nos crucemos o no con el enemigo.

Me cuesta mucho pensar que algo tan cruel lo haya hecho un simple ladrón sin techo, pero si lo fuera... lo cierto es que me quedaría más tranquilo.

Después de todo, tratar con humanos es más fácil que con espíritus o monstruos.... y por si fuera poco, podría incluso haber una recompensa por capturarle; lo que me vendría de fábula para costear la boda.

Aunque igualmente, si fuera un monstruo, tampoco sería complicado... Search and Destroy[32]... nada más.

2ª Parte[edit]

"¡Ludeus, despierta! ¡He oído algo!"


Escuché la voz de Cliff y me levanté de un salto, para encontrarme con que todavía no había despertado a Zanoba.

Nos habíamos organizados en turnos de 2 horas para permitirnos descansar un mínimo, y aunque el tiempo era aproximado, estábamos usando un reloj de arena para ir calculándolo.

Nos encontrábamos actualmente en el segundo turno, por lo que sería aproximadamente medianoche... La hora perfecta para que aparezca un fantasma, la verdad...


"Despierta a Zanoba, por favor..."


Le dediqué esas palabras a Cliff y me acerqué a la puerta para pegar el oído y escuchar con atención.

'Krii-....... Krii-...... Kta-...... Kta-...... Kyiih-...... Kyiih-.......

Hmm... mala suerte... parece que ha aparecido... y el sonido es hasta nítido... Diría que suena similar al crujir de una silla al sentarte.... Da bastante miedo...

Activé de inmediato mi ojo místico.


"Fuaaa~h...."


Zanoba soltó un enorme bostezo mientras se quitaba las legañas[33] de los ojos; y en cuanto confirmé que estaba despierto, puse la mano en el pomo de la puerta y abrí lentamente intentando no hacer el menor ruido.

En cuanto estuvo abierta, observé aprovechando la penumbra el pasillo... pero no vi nada.

Solo para quedarme más tranquilo, miré el pequeño pedazo de pasillo que se había quedado opuesto a la zona en la que miré antes; y como imaginaba, tampoco encontré nada.

Ni en el suelo ni en el techo... nada...[34]

Presto atención, y ahora... no escucho absolutamente nada. El ruido había cesado.

En ese momento, Zanoba terminó de despertarse.


"¿Algo?"

"Nada en el pasillo."


Podemos tanto explorar la casa, como esperar a que lo que sea que haya venga a la habitación... Los anteriores dueños seguramente se pensarían que lo habían soñado y no le prestaron atención... y quizás por eso murieran.

El problema es... que si esperamos aquí... podría suponernos alguna clase de desventaja o algo...

No creo... incluso siendo simples aldeanos, los anteriores dueños debieron salir a investigar después de escuchar un sonido tan claro.....

.... ¿Debería hacer lo mismo?


"Voy a ir a ver qué hace ese ruido."

"De acuerdo, voy contigo. ¿Seguimos la misma estrategia de esta tarde?"

"Sí, pero id con cuidado."

"Shishou, contigo cubriéndonos la espalda, no tengo nada que temer."


Zanoba iba armado con su garrote de piedra, mientras que Cliff sujetaba su báculo con fuerza yendo detrás de él.


"Cliff-senpai, ¿recuerdas lo que debes hacer si nos cruzamos con algo?"

"Magia de Exorcismo."

"Exacto... Cuento contigo."


Por ahí todo bien...

Vale... Zanoba tankea[35] para que Cliff use magia de Exorcismo, y si eso no funciona, atacaré yo con una Bala Rocosa... Perfecto...


"Zanoba, avancemos."


Y así comenzó la búsqueda nocturna.

3ª Parte[edit]

Habiendo examinado previamente la casa, conozco dónde se encuentran las distintas habitaciones, por lo que la búsqueda avanza favorablemente.

Comenzamos examinando las habitaciones del piso de arriba.....

... 0 Y no encontramos nada extraño.

Tras eso, bajamos a la primera planta, y repetimos el proceso yendo habitación por habitación e incluso buscando en los lugares más sospechosos como pudieron ser las chimeneas y los fogones, o cualquier otro sitio que pudiera ocultar algo....

...

Tampoco encontramos nada extraño.

Las habitaciones estaban bellamente vacías.


"Shishou, el único sitio que queda por investigar es el sótano."

"Sí."


Nos dirigimos hacia el sótano, siendo nuestra primera parada la puerta casi oculta tras las escaleras, tras la que se encuentran las escaleras al sótano.

Abrimos la puerta, y lo único que pudimos ver fue oscuridad total... como si hubiera alguna clase de aura extraña emanando del sótano.

Debe ser paranoia[36]... parece que estoy algo tenso... Hasta escucho mis propios latidos resonando en mis oídos...

Respiro profundamente.

Manteniendo la atención tanto al frente como a nuestra espalda, comenzamos a bajar por las escaleras, pudiendo sentir un escalofrío como si estuviera descendiendo al averno[37].

Mushoku10 05.jpg

Finalmente Zanoba llegó al sótano.


"¿Ves algo?"

"Veo.... Nada."


Zanoba fue el que me respondió, tras lo que iluminé el almacén con la lámpara que llevaba conmigo, prestándole especial atención a las esquinas y recovecos de la sala...

Pero tampoco encontramos nada extraño.

No hemos dejado ninguna habitación... la última fue el sótano... por no hablar de que es el sitio más sospechoso de la casa...

Pero... lo mire por donde lo mire... aquí no hay NADA.


"Pues en ese caso, regresemos a la sala en la que estábamos montando guardia y preparémonos para cualquier posible ataque sorpresa."


Esperemos hasta que volvamos a escuchar el ruido, y una vez eso pase, tarde o temprano, el enemigo aparecerá por sí solo...

Aunque existe la posibilidad de que aguarde hasta que nos durmamos para atacarnos... Bueno, si fuera el caso, siempre podemos aparentar que dormimos para atraerle.

Lo importante, es que manteniéndonos en tensión, abandonamos el sótano en dirección a la segunda planta, recorriendo después el pasillo hasta la habitación en la que habíamos montado guardia durante la noche.


"Zanoba, presta atención al abrir la puerta porque existe la posibilidad de que el enemigo nos esté esperando en esa sala."

"Delo por hecho."


Zanoba lentamente alargó la mano hacia el pomo sin soltar el garrote que llevaba en la otra mano; y abrió la puerta.

...

..

.

No había nada extraño.


"...."

"... No parece que haya venido nadie."


Nada extraño... nada sospechoso... ningún ataque... ninguna emboscada...

Nada...


"Fuu~u......"


Tuve que suspirar.

¿Le dará por atacarnos cuando menos nos lo esperemos? Yo qué sé... lo mismo nos ataca cuando alguno decida ir al baño o algo... ¿?

Ahora que lo pienso... no examinamos el jardín... Bueno... mañana por la mañana lo investigaremos con tranquilid-

Y entonces... Justo entonces y sin ningún motivo especial, observé a mi espalda.

...

Y allí estaba.

Se encontraba al final del pasillo, asomando su torso por la zona de las escaleras. Torso que a su vez se encontraba casi a ras de suelo, como si la criatura estuviera gateando por las escaleras.

Criatura que al instante giró su cabeza para cruzar su mirada con la mía.

La criatura parecia humanoide. O al menos, pude ver un ojo, una nariz y hasta una boca... pero no tenía pelo. Tampoco oreja.

Tampoco parecía que poseyera vida.


"..."


En medio de la oscura noche, una silueta pálida se alzó dejándose ver una figura humanoide que me observaba.

Y así, en medio de la noche, totalmente a oscuras y sin atreverme a iluminarlo, ambos nos quedamos varios segundos observándonos mutuamente.


"Chi-"


Justo cuando iba a avisar a Cliff y a Zanoba, el extraño ser se puso en marcha, alzando aún más su torso como si hubiera dado un brinco hasta llegar por fin a la segunda planta con todo su cuerpo.

Un cuerpo que poseía 4 brazos, al igual que 4 pies...

En el oscuro pasillo, ese extraño ser se abalanzó hacia mí a una velocidad inesperada, armado con algo similar a una estaca en una de sus manos, agitando sus extremidades pero sin generar el menor ruido.


"¡¿Uoaaa?!"


La impresión hizo que me tropezara de espaldas al suelo, y mientras caía lancé una Bala Rocosa sin pensármelo 2 veces. O eso me gustaría decir, puesto que lo cierto es que me preocupé de la posibilidad de dañar la casa.

La duda hizo que mi Bala Rocosa no poseyera la fuerza que debería, y tan solo golpeó al extraño ser en el hombro e hizo que se tambaleara, aunque no le hizo detenerse.

Ese... ALGO alzó la mano con la estaca en mi dirección, e intenté por todos los medios ver su ataque con mi ojo de futuro para evadirlo.


"¡SHISHOU!"


Pero Zanoba se puso corriendo delante mía para bloquear con su cuerpo la estaca, que se dirigió amenazante contra su pecho, en la zona de su corazón.


"¡ZANOBA!"


Pero la estaca no atravesó su corazón.

Sino que Zanoba, ya sea con su resistencia propia de un Miko o con su Touki, consiguió detener el ataque.

¡Z-Zanoba! ¡Ese es mi Zanoba! ¡Joder, sí! ¡¿Una simple estaca al corazón?! Por favor... ¡Es Zanoba!

Zanoba estiró su mano con decisión y fuerza hacia la cara del extraño ser sujetándosela; y este en represalia agitó bruscamente sus 8 extremidades atacando con ellas a Zanoba para intentar zafarse.


"¡Oh, madre tierra! ¡Bendícenos con tu misericordia y trae el castigo divino a estos insolentes que se atreven a corromper tus leyes sagradas! ¡『RITUM-EXORCIST』!"[38]


Cliff había comenzado a conjurar el hechizo de Exorcismo protegido en la habitación, pero salió justo para lanzarlo contra el enemigo, pudiéndose verse un ataque de luz que salió disparado de su báculo golpeándole de lleno.

Pero aún así, el extraño ser no dejó de moverse.

... ¿Entonces no es ni un espectro ni un fantasma?

Comprendiendo esto, alcé mi mano apuntando al engendro para dispararle una Bala Rocosa a la cara para intentar darle fin; pero Zanoba se interponía debido a que todavía estaba sujetándole la cara con su fuerte agarre.


"¡Zanoba, hazte a un lado! ¡Voy a lanzarle una Bala Rocosa!"

"¡Shishou, no! ¡Espere, por favor!"


Pero inesperadamente, Zanoba no se apartó.

Observaba como el extraño ser continuaba atacándole con todas sus extremidades e incluso como continuaba intentando clavarle la estaca, pero el único daño lo recibió su ropa.

¿Qué hace?


"¡Zanoba, déjalo ya! ¡Hazte a un lado!"

"¡Shishou, por favor, espere un segundo! ¡Por favor!"


Al oírme pedirle que se apartara, la respuesta de Zanoba fue abrazar a esa cosa, como intentando protegerla de mí.

Mientras tanto, el... ser, no dejaba de agitarse como un loco, destrozando casi completamente la ropa de Zanoba en el proceso.

Pude ver con mis propios ojos como el hombre con súperfuerza y cuerpo de hierro tenía una inesperada espalda flacucha.

Varios segundos pasaron.

...

Varios MINUTOS pasaron.

El tiempo corría y el ser continuaba intentando zafarse del abrazo de Zanoba sin descanso.

Aunque finalmente, sus movimientos comenzaron a ser más torpes y pesados.

Hasta que finalmente se detuvo.


"Fu~u......"


Cuando Zanoba confirmó que el ser se había detenido por completo, se quitó los harapos que le quedaban de su ropa y los utilizó para amarrar los brazos y las piernas del ser humanoide.


"Shishou, regresemos a la habitación."

"...De acuerdo."


Viendo la petición de Zanoba, decidí retrasar mis preguntas y regresar antes a la habitación.

4ª Parte[edit]

Cuando llegamos a la habitación, nos encontramos a Cliff temblando y asustado.


"Y-Yo... N-No es que huyera ni nada p-parecido... E-Es solo que... el p-pasillo era demasiado e-estrecho y p-pensé que molestaría."

".... Fue una sabia decisión."

"V-¿Verdad?"


Realmente, dudo mucho que ese fuera el motivo. Pero debido a que la inesperada aparición del ser me asustó a mí también, prefiero no hacer más comentarios al respecto.


"Shishou."

"Zanoba, me alegro de que no te pasara nada; pero eso fue demasiado temerario. No eres inmortal como BadiGadi-..."

"Shishou, esto es increíble... Mire esto... por favor, ¡mire esto!"


Ante mi intento de corregirle por su actitud tan temeraria, me encontré con que Zanoba estaba extrañamente animado ignorando lo que le decía y trayendo al ser en sus brazos para dejarlo en el suelo.

CL-CLANG-CLANG

El sonido cuando el ser hizo contacto con el suelo pareció... ¿mecánico? Y entonces Zanoba lo iluminó con una lámpara libre.


"Esto... Esto es... ¿Un muñeco?"


En el suelo frente a mí se encontraba un muñeco articulado de madera con un tono pálido, con sus 4 manos y sus 4 pies.

Es una estructura extraña, pero definitivamente es un muñeco articulado[39]...

Lo observé con atención y comprobé el motivo por el que no oí sus pisadas hasta que apareció frente a nosotros; tenía los pies envueltos en tela negra. Además, lo que pensé que sería una estaca, en realidad se trataba de un brazo roto; 2 de sus articulaciones superiores se encontraban en este estado.

Finalmente me fijé en su rostro, y pude ver una boca y una nariz realzadas en la figura, aunque bastante toscas y poco detalladas. Los ojos estaban hechos con esferas de cristal incrustadas en el cuerpo; cuerpo que parecía hecho de algo inorgánico.

Cruce mirada nuevamente con el dichoso engendro, aunque lo cierto es que no pude mantenerle demasiado tiempo la mirada.

Me ponía los pelos de punta.

Y por si fuera poco... en cualquier momento podría volver a ponerse en marcha y atacarnos.

Observé a Cliff y pude comprobar que él sentía lo mismo que yo al ver el muñeco; habiendo colocado su báculo en pose defensiva sin soltarlo ni apartar la vista del engendro.


"¡Shishou! ¡Esto es increíble!"


El único que parecía animado era Zanoba; que por si fuera poco era incapaz de controlar su emoción.

Supongo que todo lo que tenga que ver con muñecos causará esa sensación en Zanoba... Más aún si es un diseño tan extraño como este...


"Zanoba... Por mucho que te gusten las escultur-"

"¡Shishou! ¡Este muñeco se mueve! ¡Es una escultura que se mueve sola!"


No fue hasta que pronunció estas palabras, hasta que por fin comprendí lo que acababa de ver.

Tiene razón... Lo que nos atacó... fue SOLO un maniquí...


"Es una escultura que se mueve sola..."


Una escultura con autonomía...

Un gólem... Un autómata... Una Robo-Maid[40]... wawawa....

Tales palabras cruzaron mi mente en este momento, disipando por completo todo miedo que pudiera sentir por lo ocurrido, del mismo modo que perdí todo desagrado por el ahora prometedor objeto que tenía delante.


"Ciertamente... es increíble, Zanoba."

"¡Shishou! ¡Por fin te diste cuenta!"


El tono con el que Zanoba dijo estas palabras demostraba que él esperaba que comprendiera lo que significaba lo que tenía delante. Un tono que demostraba el orgullo que sentía de mí y de su descubrimiento.


"Sí. Hiciste bien en no romperlo, Zanoba; tu decisión fue la correcta."

"Fufun... Comprendí que se trataba de una muñeca en cuanto la vi."

"Solo puedo decir que tu habilidad para discernir figuras ha superado con creces la mía."


Halagué a Zanoba como merecía, mientras se veía satisfecho por mis palabras.

Pero vaya... una escultura con autonomía... Si lo piensas, acaba de demostrar que en este mundo pueden existir los autómatas de un modo u otro...

Puede que esté hecha de madera, pero existe la posibilidad de que se pueda fabricar con magia de Tierra... una figura viviente de piedra... Una figura con autonomía hecha con magia...

Si después se recubre con un compuesto como la silicona o algo similar de mi antiguo mundo para envolver el esqueleto; significaría que existe la posibilidad de fabricar una figura con forma de persona.

Una figura con forma de persona... QUE SE MUEVA POR SÍ SOLA...

¡Y el límite estaría en la imaginación!


"Zanoba... ¿qué hacemos? Soy incapaz de calmarme, se me va a salir el corazón del pecho..."

"A mí me pasa lo mismo, Shishou. ¡Apenas puedo contener la emoción!"


Lo primero será llevar el autómata al dormitorio donde examinarlo y averiguar cómo consigue moverse...

Aunque claro... si se mueve con regularidad, lo más probable es que sea alguna clase de objeto mágico con un círculo mágico tallado en su interior... Después-


"¡Eh, vosotros! ¡Queréis calmaros de una vez!"


Y Cliff se enfadó de golpe, sacándome de mis pensamientos.

Alcé la vista, y comprobé que Cliff continuaba sujetando con fuerza su báculo mientras nos miraba enfadado a Zanoba y a mí; aunque sin apartar la vista del muñeco.


"¡Este no es el momento ni el lugar para hablar de esa cosa!"

"¡¿Cómo te atreves a llamarlo Esa Cosa?!"


Zanoba agarró la cabeza de Cliff con su mano y lo levantó del suelo.


"¡¡Aghhh-ha!!"


Cliff golpeó y arañó el brazo con el que Zanoba le estaba levantando del suelo, pero este no pareció ni sentirlo.

Hace tiempo que no veo a Zanoba dejarse llevar de esta forma con otra persona...


"¡Una escultura moviéndose sola! ¡¿Cómo no puedes comprender lo que ello significa?!"

"¡Au-auauau! ¡Existen monstruos que son armaduras vivientes! ¡Podría ser uno de ellos!"


Monstruos.

Cuando escuché esa palabra, recordé a qué habíamos venido hoy aquí, y en ningún momento nuestra meta hoy fue capturar un autómata.

Vine a conseguir esta casa.

Aunque claro, conseguir la casa e investigar el misterio del autómata... Tampoco es que no pueda hacer ambas cosas al mismo tiempo.


"Zanoba, suéltale."

"Muu... pero Shishou..."

"Lo que ha dicho Cliff-senpai es más que razonable."


Al escucharme, Zanoba por fin soltó a Cliff, que cayó de rodillas y no tardó ni 5 segundos en curarse con magia.

Exagerado...


"Es posible que en efecto, esta figura sea la causa de los rumores de esta casa."

"Hmm..."

"Aunque también podría no ser la única. Por eso, vayamos a buscar de dónde vino y capturar más especímenes. Con suerte puede que encontremos incluso los planos para su fabricación."

"¡Oh! ¡Ya veo! ¡Claro!"


En cuanto Zanoba escuchó mi verdadero objetivo, quedó convencido, y asintió plácidamente.


"Olvidémonos de dormir. Busquemos en profundidad la casa hasta encontrar el escondite de esta muñeca."


Y así comenzó nuestra 3ª búsqueda por la casa.

5ª Parte[edit]

No hay lugar en la casa donde esconder un muñeco tan grande.

Ese era el consenso al que todos habíamos llegado después de haber examinado la casa en profundidad por segunda vez; por eso, decidimos inspeccionar el jardín por si hubiera alguna zona que se nos hubiera pasado por alto.

En el jardín no encontramos nada salvo las huellas de la figura, y por ese motivo, me vino una idea a la cabeza:

Debe haber una habitación secreta en la casa.

Teniendo en cuenta que la casa es simétrica, debemos buscar alguna sección que no lo sea; puede que esa sea la pista que necesitamos para encontrar el escondrijo de la muñeca.

Con este pensamiento, comencé a buscar sitios que rompieran la simetría del lugar utilizando los planos como referencia.

Igualmente, no encontramos nada.

Es normal, el interior de la casa de noche es demasiado oscuro, algo obvio podría pasar desapercibido con facilidad...


"Creo que lo mejor será volver a inspeccionar la casa mañana a mediodía, cuando haya más luminosidad."


La sugerencia la hizo Cliff, y tanto Zanoba como yo decidimos llevarla a cabo.


De todas maneras, antes de ponernos a investigar a fondo la casa, tenía que llevar el muñeco a la universidad...

Una vez se hizo de día, comprobé que que el muñeco parecía tener muchos año a sus espaldas. El tono pálido que noté por la noche resultó ser pintura blanca que se había ido cayendo debido a la humedad.


"¿Es una nueva figura del Maestro?"


Por un segundo pensé que Julie se asustaría al verla, pero fueron temores infundados; en cuanto la vio se puso a inspeccionarla llena de curiosidad.


"¿Quieres que la limpie?"


Acepté su propuesta, pero me extrañó que se ofreciera tan atentamente.

Cuando le pregunté por ello, me comentó que por lo general siempre limpia o pule las nuevas esculturas o figuras que Zanoba compra en el mercado. Según el propio Zanoba, es para que, literalmente, aumente su aprecio por el arte de las figuras.

Según él, el mejor modo de conseguir esto es puliendo y limpiando las esculturas hasta desarrollar el sentimiento.

Puede que sea casi fanatismo, pero no es una mala filosofía. Y lo importante es que Julie está recibiendo una buena educación.


"¿Cómo haremos para conseguir que se mueva otra vez?"

"Primero examinaremos la casa, y después inspeccionaremos la figura."


Por la mirada de Zanoba, parecía que era incapaz de esperar más para ponerse manos a la obra con la figura; algo que podía comprender con facilidad.

Te comprendo... claro que te comprendo... pero hay que hacer las cosas de forma ordenada.

De momento, decidimos sellar el muñeco en un cofre que yo mismo hice con piedra, para evitar la posibilidad de que atacara a Julie mientras no estuviéramos aquí.

6ª Parte[edit]

Tras eso, regresamos a la casa; aunque antes compré una buena cantidad de lámparas para iluminar la casa al completo y con suficiente luz.

Una vez todo estuvo preparado, una a una fui comprobando cada posibilidad que habíamos descartado el día anterior por las prisa; llegando incluso a examinar la chimenea por dentro detenidamente metiendo la cabeza en su interior.


"¿Hmmm? ¿No habrá nada extraño...?"


Terminé de investigar el tubo de la chimenea, llegando incluso a quitar la tizne y las telarañas de los distintos recovecos.

Y justo en ese momento, comprendí la diferencia con el día anterior.

El suelo de la chimenea estaba completamente limpio cuando llegué, nada de tizne, ni cenizas ni nada... totalmente limpio, como si algo hubiera limpiado y quitado el polvo al completo de la pequeña fogata y viento que usamos ayer.

... Ahora que lo pienso... la tela atada a los pies del muñeco... ¿no estaba ennegrecida?

Y si... ¿todas las noches el muñeco se dedicara a limpiar la casa utilizando esas telas...?

No tiene sentido... si así fuera, la casa entera estaría ennegrecida por usar una y otra vez el mismo trapo... Aunque... y si... ¿el trapo fuera también alguna clase de objeto mágico?

Ya lo averiguaré más tarde... Ahora toca seguir investigando la casa.

¿Por dónde debería empezar? ¿La planta de arriba, la de abajo...? ¿O el sótano?

... El sótano sigue siendo el lugar más sospechoso de la casa.

Cogí varias lámparas de las que traje y las llevé hasta el sótano; aunque para evitar problemas de ventilación, dejé la puerta abierta, aunque pudiera deslumbrarme un poco la luz que entraba desde arriba.

También, y por si acaso, decidí investigar las escaleras por si hubiera alguna clase de mecanismo o recoveco extraño; pero nada.

Coloqué de forma organizada las distintas lámparas por el sótano hasta el punto de que estuviera tan iluminado como si tuviera ventanas directamente.


"Con toda esta luz... está claro."


Una de las paredes más alejadas del sótano que estaba recubierta de madera, llamó mi atención.

De noche y sin apenas luz no resaltaba demasiado... pero con toda esta luz, está más que claro que ahí hay algo.

En la esquina de la pared había una zona rectangular más oscura al resto.

Era claramente una puerta secreta.

Seguramente sería totalmente irreconocible nada más ser construida, pero con el paso de los años se ha ido oscureciendo y ensuciando de forma irregular, y destaca demasiado. Incluso en el suelo, hay un pequeño surco por la zona que recorre la puerta para abrirse y cerrarse.


"¡Perfecto! ¡Pues entremos a ver qué hay!"


Cliff se veía bastante animado explorando la puerta secreta casi como un aventurero esperando tesoros ocultos. Yo por mi parte, me encontraba a su espalda, observando la escena con mi ojo de futuro activo.

Pero aún así de emocionado, Cliff, pasados unos segundos seguía inmóvil.


"¿Ocurre algo?"

"Pues... no sé cómo abrirla."


Viendo como Cliff no había encontrado nada para abrir la puerta, decidí ayudarle.

Observando la puerta, no encontré nada similar a un hueco ni pomo oculto ni nada con el que abrir la puerta; y tampoco es que se pueda tirar o abrir la puerta empujando de ninguna otra forma.


"Shishou... ¿la rompo?"


Zanoba propuso entrar por la fuerza, pero negué con la cabeza.

Imagino que podría arreglarla después, pero prefiero no hacer nada tan brusco para entrar.


"Hmm ......"


Volví a examinar el suelo, y comprobé una vez más que el surco de la puerta dejaba claro que la puerta se abría y cerraba.

No cabe duda de que se abre, y que lo hace por esta zona de la pared...


"Pero no hay nada más..."


No obstante, observé la pared por si encontraba algo que destacara.

La puerta parece llegar hasta la tercera tabla...

Y examinando la cuarta tabla vi que esta estaba suelta y que podía apartarse; dentro de la que encontré un pequeño hueco en la pared del tamaño de un cajón abierto.

Me alegro de haber visitado esa aldea ninja con el colegio cuando era niño...[41] El mecanismo es similar a uno de los que vi allí.

Imitando el mecanismo que vi en su día, metí la mano en el hueco y empujé; escuchándose un extraño ruido agudo.

Giii--hh

Pero la puerta seguía sin abrirse... Y el interruptor estaba bastante duro...


"Zanoba, intenta pulsar tú en este agujero."

"Vale."


Dejé que Zanoba hiciera los honores, y ahora sí...

Kriih-Kriih-Ktah-Ktah-

La puerta se abrió dejando escuchar el sonido de los tablones arrastrando por el suelo.

Lo que oímos anoche... seguramente viniera de esta puerta al abrirse...

En la cara interior de la puerta sí había un pomo, seguramente para permitir cerrar y abrir desde el interior.


"Dudo mucho que haya alguna trampa... aunque podría haber otra figura, por lo que vayamos con cuidado."


Di un paso en el interior y alumbré la zona con la lámpara, lo que hizo que toda posibilidad de una emboscada o alguna trampa desapareciera de inmediato.

El motivo fue, que en el interior de la puerta secreta, había solamente un cuarto bastante pequeño, con un escritorio y una especie de pedestal de piedra.

Nada más.

Sobre el escritorio había varios libros y botes de tinta; aunque las tapas de los tinteros se habían agrietado y su contenido se había evaporado por completo.

El pedestal se encontraba en el extremo de la habitación, aunque llamarlo pedestal quizás no sea lo más acertado... se parece más a un sarcófago.

Dentro del sarcófago había algunos restos y astillas de madera, además de que me pareció que el interior tenía algunos restos que dejaban entrever que la figura de madera descansaba aquí.

Lo examiné a fondo, hasta que encontré la zona en la que supuestamente descansaría la cabeza, y el lugar en el que supuestamente irían los ojos había algo así como un par de piedras transparentes hundidas en la pared.

Viendo eso, casi instantáneamente asumí que en efecto, la figura de madera dormía en este cajón de piedra.

Lo más seguro es que el muñeco recargue sus pilas... quiero decir, su reserva de maná... en esta caja...


"Cliff, ¿has visto alguna vez un pedestal como este?"

"No, es la primera vez que he visto algo así."


Cliff negó con la cabeza, y yo seguía sin atreverme a tocar el pedestal con demasiada confianza.

No creo que la tapa se vaya a cerrar de golpe conmigo dentro, pero...

Desestimo de momento el cajón y alargo la mano a uno de los libros que resaltan más en el escritorio.

El libro, que seguramente llevara ahí varios años, por fortuna no estaba roído ni en mal estado.

¿El muñeco también limpiaba el escritorio? ¿Se encargaría también de los insectos y roedores?

En la portada del libro había un sello y un título; y ni siquiera fui capaz de comprender el título. Al abrir el libro, me encontré con que los escritos tampoco los comprendía.

Si es un lenguaje que desconozco, significaría que debe estar escrito o en el idioma del Dios Celestial o en el del Dios Marino... o quizás algún otro lenguaje menos conocido.

Pero... siento como si hubiera visto antes tanto el sello como el lenguaje... en alguna parte... ¿dónde fue? ¿Quizás en la biblioteca de la universidad?

Continué echando un vistazo y encontré varios dibujos de un cuerpo humanoide con distintos círculos y fórmulas mágicas. Por si eso no fuera suficiente, la figura humanoide poseía 4 brazos y 4 piernas...


"...Zanoba."

"Dime."


Zanoba, que se había quedado esperando fuera del cuarto secreto, se acercó a donde me encontraba.


"Creo... que este libro son los planos o algún tipo de información sobre el muñeco, ¿qué opinas tú?"

"No entiendo lo que pone. Pero esos bocetos... no hay duda."

"¿Qué habéis encontrado? Dejadme verlo."


Tras oír el intercambio, Cliff se acercó para inspeccionar con nosotros el libro; por lo que decidimos leerlo juntos.

El libro estaba hecho a base de coser varias páginas juntas, y el hilo que las unía estaba bastante desgastado a diferencia del papel, que se mantenía mucho mejor.

En el libro encontramos varias zonas en las que de un dibujo salía una flecha hacia una sección de texto en el lateral; que seguramente fueran notas.

Tampoco es que sirvan de mucho las aclaraciones si no se pueden leer... pero bueno...

En definitiva, encontramos varias ilustraciones sobre secciones de los brazos, con círculos mágicos, algunas zonas resaltadas y notas al respecto.


"Si te fijas en las imágenes... me recuerda a la teoría e investigación de círculos mágicos para la fabricación de objetos mágicos."


Cliff dijo esto pensativo.


"¿De verás?"

"Sí. Aunque lo cierto es que es algo que solo he visto recientemente. No obstante, he visto explicaciones y estructuras similares en clase... Quizás eso signifique que ese muñeco es en realidad alguna clase de objeto o herramienta mágica."

"Comprendo..."


Escuchándole, organicé una hipótesis en mi cabeza.

Quizás el anterior dueño de la casa... No, seguramente el primer dueño de la casa hubiera estado investigando cómo hacer funcionar el autómata.

De ser así, es posible que los detalles sobre su investigación o alguna parte del muñeco fueran tabú para el estudio de la magia o algo similar; de ahí que hubiera tanto secretismo. Puede que la finalidad del autómata fuera proteger la casa, como si fuera un guardia de seguridad.

Pero por algún motivo la dejó sin terminar... porque habiendo visto el muñeco de cerca, da la impresión de que todavía le quedan aspectos por pulir. Pero no obstante, fue capaz de conseguir concederle autonomía al muñeco y capacitarle para rondar la casa de noche e incluso defenderla.

El problema vino cuando el primer dueño desapareció... quizás tuvo que huir dejando cosas atrás, o quizás su crimen fuera expuesto... no lo sé. De lo que estoy casi seguro es, de que murió de forma inesperada, lo que llevó a que el objeto de su investigación permaneciera funcionando automáticamente en ese estado...

No es descabellado.

O bien el muñeco se movía toda las noches, o comenzó a moverse debido a cualquier motivo; pero lo importante es que se puso en movimiento. Quizás la programación del autómata fuera limpiar la casa y posteriormente ir a recargarse al pedestal...

El problema vino cuando, mientras limpiaba la casa, encontró a un intruso al que atacó... No entiendo bien cómo distinguiría intrusos de invitados, pero lo cierto es que, por mala suerte, el anterior propietario de la casa fue visto como un intruso.

Pero claro... teniendo en cuenta que también sale al jardín... es raro que nadie lo haya visto hasta ahora...... ¡!

¡La puerta! ¡La puerta frontal de la casa estaba atascada, ¿no es cierto?! Era la única puerta en toda la casa que no se podía abrir, y Zanoba tuvo que romperla para entrar. De ser así, el autómata no podría salir por ella, y por lo tanto no salió al jardín y eso llevó a que nadie en la ciudad lo hubiera visto hasta ahora.

Pero hoy, después de haber roto la puerta, seguramente cuando el autómata la viera así, saliera al jardín a hacer la guardia o cualquier otro trabajo... por eso no nos lo cruzamos cuando investigamos la casa; y no fue hasta que regresamos a la segunda planta hasta que por fin lo vimos...

Tiene sentido...


"Pero en todo caso, no pareze que haya ningún otro muñeco similar."


En definitiva... habíamos cerrado el caso de la casa embrujada.

7ª Parte[edit]

Solo para quedarme tranquilo, decidí investigar la casa un par de días más.

En ninguno de esos días volví a escuchar el extraño sonido de los rumores ni siquiera por la noche; por lo que llegué a la conclusión de que el problema había desaparecido de raíz.

Por ese motivo, regresé a la inmobiliaria para ultimar el acuerdo de compra de la propiedad.

Allí me preguntaron por la maldición, aunque les dije que se trataba de un monstruo malvado que se ocultaba en el sótano.

Me pusieron en contacto con un equipo de remodelación para el día siguiente al que solicitarle que realizara las tareas de reparación y limpieza de la vivienda. También se ofrecieron en la inmobiliaria a comprar por mí los muebles, pero decidí que, de momento, era suficiente con comprar solo lo justo y necesario; en lugar de decorar la casa al completo.

Además que me parece mejor idea ir con Sylphy a comprar cosas para la casa... No sé... ¿Hacerlo más a la japonesa...?

Aunque igualmente, como todavía quiero sorprenderla con la casa en mejor estado antes de que se la enseñe, todavía tardaré medio mes o así hasta que podamos hacerlo.

Pero llegado a este punto, me vino a la mente la escena en la que Sylphy descubre el secreto y se muestra contentísima por nuestra nueva casa.


"Mira, Sylphy, ¡nuestro nuevo hogar!"

"¡Kyaa! ¡Ludy, es fantástica!"

"Y tampoco tienes de qué preocuparte, ¡por muchos hijos que tengamos, habrá habitaciones para todos!"

"¡¿Has pensado tanto en nuestro futuro, Ludy?! ¡Increíble! ¡Hazme tuya!"

"Tus deseos son órdenes, HONEY... Me he encargado de que la cama ya esté esperándonos..."

"¡Oh, Ludy...! ¡Haz conmigo lo que quieras!"


Es posible que no acabe exactamente así... es más, podría haber algún problema...


"¿Eh? ... Ludy... ¿Esta casa tan cutre era lo único que te pudiste permitir?"


Pero es imposible que Sylphy diga algo así... Sí... definitivamente... No es de esa clase de persona; además que haré lo posible por que la casa quede perfecta...

Limpiaré la casa y la dejaré a punto, y para colmo, conseguimos capturar el muñeco que la había creado tan malos rumores...

Ese muñeco... definitivamente es un objeto mágico... Y por lo general, lo correcto hubiera sido entregárselo al gremio de magia... Pero bueno, como tampoco pertenezco a ese gremio, no tiene nada que ver conmigo...

Es más, venía con la casa, así que he pagado por él también. Es mío.

8ª Parte[edit]

Después de corroborar que la casa había sido desembrujada, llevamos los libros y objetos que había en el cuarto secreto del sótano a la universidad de magia, para estudiarlos a fondo.

Yo cargaba con los libros, mientras que Zanoba llevaba el pedestal de piedra con cuidado.


"Shishou."


Mientras nos acercábamos a la universidad, Zanoba me llamó mientras me miraba con ojos decididos. Y todo mientras llevaba el pedestal sobre su hombro como si fuera una bombona de gas o algo relativamente cómodo.

Y eso que está claro que el pedestal no lo construyeron pensando en transportarlo cómodamente... Solo alguien como Zanoba podría llevar algo así como si nada.

Habíamos envuelto el pedestal con unas sábanas, pero igualmente, visto desde lejos podría llegar a dar la impresión de ser un sarcófago...


"¿Qué ocurre, Zanoba?"

"Esa escultura... este... títere. ¿Me permitirías estudiarlo a mí?"


Sus ojos, tras sus gafas redondas, parecían decididos en un nivel que no había visto hasta ahora. Tras mi breve silencio, continuó hablando.


"Mi capacidad mágica es reducida, y soy torpe con mis manos. Hasta con el Dragón Rojo que sugeriste fabricar para favorecer mi torpeza, lo único en lo que puedo ayudas es en retrasar su fabricación y entorpecerle."


Exageras...

O eso iba a decir... pero podía sentir como Zanoba abría su corazón y me hacía saber todas sus preocupaciones. Dudo mucho que lo estuviera diciendo sin motivo alguno.


"No obstante... con algo de esta importancia... con algo así frente a mis ojos; siento que puedo aportar algo. Y después de examinar el libro, es posible que comprenda a la perfección lo que el escritor intentaba plasmar con su investigación."


Hmm... ¿de verás?

Tiene sentido que si en verdad ambos fueran tan amantes de las esculturas y las figuras, se puedan entender mejor entre ellos... Hasta el punto de romper la barrera del idioma.


"Por supuesto, comprender una investigación de esas proporciones puede tomar mucho tiempo; y entiendo también que si tú, Shishou, lo hicieras, tardarías mucho menos que yo en conseguirlo."


Te equivocas, Zanoba, yo no soy capaz de dedicarle el mismo tiempo que tú a investigar este muñeco... Es más, verdaderamente creo que tú sí puedes hacerlo.

Pero...


"Pero dime, Zanoba, ¿qué harás si el muñeco vuelve a atacar?"

"Si el muñeco volviera a ponerse en funcionamiento y se volviera loco; siendo yo, seré capaz de capturarlo sin correr ningún riesgo. Estoy seguro de que lo que digo ya ha quedado demostrado."


Bueno... supongo que en ese aspecto no debería haber ningún problema...

Pensé que sería peligroso que se pusiera en funcionamiento en mitad de la noche, pero quizás, mientras no sea recargado en el pedestal, sea incapaz de moverse...

Jum... pero dudo mucho que sea correcto dejarlo desatendido en el cuarto de Zanoba. Sería mucho mejor solicitar un cuarto de investigación de la universidad y guardarlo allí... a ser posible, un cuarto con una puerta robusta.

Aunque claro... es posible que la investigación de un autómata sea tabú por algún motivo... en ese caso sería mejor investigar fuera de la universidad... ¿no?

No sé... después de todo, la investigación que estoy realizando con Nanahoshi ya debería ser casi tabú en sí misma... Es posible que no pase nada por investigarlo en la universidad. Aunque por si acaso, le preguntaré a Nanahoshi qué opina, aprovechando que es una miembro del gremio de magia de rango A.


"Por favor, Shishou, no me gustaría que en caso de que termine la investigación del títere, mi único aporte haya sido monetario."

"..."


Zanoba, jamás te he visto solo como un donante de dinero, para mí eres un camarada en el estudio de las figuras y en la futura empresa de fabricación de las mismas... Aunque claro, me preocupa tu obsesión con las mismas...

Pero si te gusta, no soy quién para decirte que pares.


"¡Por favor se lo pido! ¡Permítame realizar el estudio!"


Mientras andaba pensando en mis cosas sin decir nada; Zanoba pareció confundir mi actitud como duda o negativa, y se arrodilló delante mía.

Bajó el pedestal, se tiró al suelo de rodillas e hincó la cabeza en el mismísimo suelo nevado postrándose frente a mí.

¿Qué puedo decirle a alguien que llega hasta tales extremos para pedir algo?


"Lo entiendo, Zanoba, ¡pero levántate! Te encargo el estudio a ti."

"¡¿De verás?!"


Cuando le dijo esto, Zanoba se levantó rápidamente mientras mostraba una sonrisa de oreja a oreja y una cara de felicidad extrema.

Qué cambios tan bruscos de humor tiene este tío...


"Pero, si por cualquier motivo existe la posibilidad de que la investigación entre en el terreno de técnicas prohibidas..."

"¿Técnicas prohibidas?"

"Bueno... supongo que de momento solicitaremos un laboratorio de investigación de la universidad donde podremos investigar el muñeco."

"... ¡Muchísimas gracias!"


Zanoba hizo una profunda reverencia inclinándose ante mí.

En toda esta escena, el problema vino de que Zanoba antes había recogido el pedestal, y al inclinarse hizo que el mismo pasara a escasos centímetros de mi cara, casi rozando mi nariz.

Eso ha estado cerca... Creo que es la 3ª o 4ª vez que he visto peligrar mi vida...


"Chicos, intentad no llamar tanto la atención mientras estamos por la ciudad..."


Y trayéndonos de vuelta al mundo real, Cliff soltó esas palabras, habiendo estado todo este rato en silencio.


Y así fue como Zanoba comenzó a investigar la escultura autómata, y al mismo tiempo, yo compré una casa.

Ahora tocaba remodelarla.

Capítulo 94 - Dorama[42][edit]

1ª Parte[edit]

En el reino de Ranoa se encontraba Sharia, la capital de la magia.

Hablamos de una ciudad estudiantil en la que se encontraba la famosísima Universidad de Magia de Ranoa.

Y también, en esta misma ciudad, en uno de sus rincones, se encontraba una casa que tenía un pequeño problema.

La que llamaremos cordialmente como mansión Ludeus había sido construida hace más de 100 años, aunque su antigüedad no era el problema en sí. El problema era que se trataba de...

Una mansión embrujada.

Este problema se sentía incluso a simple vista; siendo una mansión construida al estilo occidental, completamente recubierta por moho y enredaderas secas por todo su exterior.

Si una palabra describía a la perfección su aspecto, esa era inquietante.


La persona que se había atrevido a irse a vivir a esta extraña casa era un joven llamado Ludeus Greyrat.

Se trataba de un joven que había alcanzado a su corta edad el rango A en el gremio de aventureros, y que en estos momentos incluso se encontraba cursando en la archiconocida Universidad de Magia. Y aunque él mismo fue el que decidió comprar la casa para poder casarse, no estaba conforme con la misma.

¿Que qué problemas podía tener con la mansión a parte de su aspecto tétrico?

Pues que nada más poner un pie en la propiedad, se veía como el jardín estaba increíblemente descuidado, la puerta de la casa estaba rota, tanto el techo como las paredes tenían varias manchas de humedad, y hasta había goteras. La única parte que parecía mantenerse medianamente bien eran las chimeneas del edificio, y aún así su estado era algo cuestionable...

En definitiva, verla hacía tener la impresión de que estaba completamente abandonada.


"Debido a que se usaron materiales reforzados mágicamente para la construcción, el edificio ha envejecido bien, pero como era de imaginar, el edificio ha acabado sufriendo el paso del tiempo. Para unos recién casados, la impresión que causa la casa es un tanto..."


En resumidas cuentas, el cliente quería una casa limpia y acogedora, perfecta para una pareja de recién casados.

Y de todos los artesanos de la ciudad, solo un hombre se atrevió a aceptar la ardua tarea de remodelar la vivienda.

Se trataba de Balda de las Grandes Cuevas[43], un maestro artesano especializado en arquitectura y remodelaciones, y miembro del gremio de magia en el Ducado de Basherant. Balda, un veterano con 30 años de experiencia en el sector capaz de ocuparse de cualquier tarea; desde la planificación de una nueva casa hasta la construcción de la misma.

Entre sus logros se encontraba el uso de las técnicas de que había aprendido en el continente Milis, llegando incluso a encontrarse entre los constructores que dieron vida a la mismísima Universidad.

Y aunque se trataba de un hombre un tanto tosco y brusco, seguía siendo una persona con la que uno podía acabar llevándose bien; por no hablar de que su habilidad estaba más que asegurada.

Para distinguirle, decir que siempre llevaba un mantillo consigo colgando de su cinto, permitiéndole estar preparado para arreglar cualquier pequeño detalle de una casa en cuanto se lo pidieran, demostrando así el espíritu de un verdadero artesano.

Vaya, con ese martillo no solo arreglaba edificios, sino hasta a sus propios discípulos; hecho que le llevó a ser conocido como Balda el del Martillo.


"Buenas, veo que has venido. Vaya, así que tú eres Quargmire, ¿eh, chico? ¡Me he enterado de que vas a casarte!"


Hoy, algo poco habitual había pasado, ya que la persona que venía a ver a Balda no era la inmobiliaria, sino el propio cliente; cliente que además era bastante conocido en la ciudad y en varios gremios como Ludeus el Quagmire, que llevó que hasta Balda le saludara con entusiasmo.


"Así es. Estoy a su disposición, Balda-san."


Pero Balda había escuchado antes el nombre de Ludeus, puesto que era un viejo amigo de Talhand, persona que acompañó a Paul Greyrat de aventuras. No obstante, la persona que le habló de Ludeus no fue el propio Talhand, sino Elinalise, otra camarada de aventuras del minero del carbón.


"Como puedes ver, aunque compré esta casa para casarme, su estado actual es un poco inadecuado."

"De momento, mejor será echarle un buen vistazo al interior."

"Por supuesto, adelante."


Pero en cuanto Balda fue a entrar en la casa, no pudo evitar hacer una mueca de descontento.


"¡Eh! ¿Qué demonios ha pasado aquí? La puerta está en un estado horrible... como si hubieras intentado arrancarla de cuajo, vete tú a saber por qué."

"Eso es debido a que cuando vine a ver la casa, la puerta se había desencajado y era imposible abrirla sin romperla."

"Habrase visto... los niños de ahora van por ahí rompiendo a sus anchas todo lo que se les pone delante sin pensar en las consecuencias... No respetáis la importancia de las cosas que tenéis."

"Tienes razón... esta juventud..."


El cliente se desentendió del comentario del indignado artesano como si no tuvieran nada que ver con él; una actitud que casi hacía pensar que él no era el que había acabado rompiendo la puerta.

Balda por su lado no podía aceptar la actitud del chico; pero de momento, no tenía más remedio que controlarse.

Después de todo, había escuchado los rumores de lo aterrador que podía ser Ludeus el Quagmire cuando se enfadaba.


"¿Y qué tienes pensado hacer con la puerta?"

"¿? ¿A qué te refieres, Balda-san?"

"A los materiales, diseño y demás... Si no me das indicaciones concretas, yo mismo elegiré lo que crea conveniente."

"Pues... en cuanto a materiales no tengo ningún tipo de preferencia, solo que me gustaría que fuera una puerta robusta. Y sobre el diseño, me gustaría que tuviera una aldaba o similar para poder llamar a la puerta."

"Era obvio que iba a tener aldaba, piensa que es la puerta principal."


Pero en cuanto el maestro artesano dio un paso en la vivienda, tuvo que ocultar una expresión de preocupación.


"Está en bastante mal estado..."

"¿T-Tanto?"

"El suelo es sólido y los cimientos se encuentran en buen estado, el problema son las paredes y el techo. Casi parece como si la parte más importante de la casa fuera el sótano y el resto fueran simples decoraciones sin importancia."

"¿Eres capaz de saber todo eso a simple vista?"

"Para algo me dedico a esto, chico."


A ojos de un artesano con tantos años de experiencia, distinguir las secciones de una casa que se encontraban en buen estado de las que no, era una tarea sencilla.

El suelo, las escaleras de subida y bajada, el comedor, la cocina y las chimeneas... Todo eso fue construido con mucha atención al detalle y se mantienen bastante bien. Casi parece que un prodigio de la construcción se hubiera pasado 100 años de su vida aprendiendo el oficio solo para construir esta casa.

El problema es que las paredes, el techo y hasta la segunda planta parecen edificaciones posteriores y de mucha peor calidad... Qué raro...


"Igualmente, soy capaz de arreglar algo así sin problema."


El maestro artesano le dijo estas palabras con plena confianza al cliente, causando en este una enorme sensación de tranquilidad.

Tras esto, fueron a una sala grande que seguramente fuera el comedor.


"Es una gran sala... Por no comentar que tiene buena iluminación..."

"¿En qué estado se encuentra la chimenea?"

"Déjame ver."


A simple vista, la chimenea parecía no estar en su mejor momento; pero extrañamente, los ojos del maestro artesano Balda se iluminaron al examinarla.


"Es una buena chimenea que funcionará bien para calefacción. Puede que sea bastante vieja, pero mejor no toquetear nada de ella."

"¿Está seguro?"

"Fíjate aquí, ¿ves esa firma del creador grabada en esta zona?"


Balda alzó su mano señalando a una sección de la chimenea que había pasado desapercibida hasta ese momento, donde se encontraba un sello familiar.


"Esta es la firma del prodigio Maestro Creador de Objetos Mágicos, persona bastante famosa hasta hace unos 100 años; pero de la que se desconoce su nombre. Pero si te sirve de referencia, en el reino de Asura, los objetos mágicos con este sello se venden por un dineral, por mucho que sean cosas sencillas. Y pensar que alguien tan famoso había fabricado un sistema de calefacción mágico en una casa de esta ciudad..."

"..."


Balda no paraba de hablar maravillas sobre esta persona misteriosa, pero su cliente se encontraba pensativo analizando el sello que tenía delante.

El motivo de este interés, es que ese mismo sello lo había encontrado en otra parte de la casa; en concreto, en un libro indescifrable escondido en una sala oculta.

De un modo u otro, el primer dueño de la vivienda había diseñado la chimenea como un objeto mágico antes de continuar su investigación sobre el muñeco autómata.


"Bueno... en todo caso, ¿para qué piensas usar una sala como esta?"

"Pues... no lo sé. ¿Qué haría con ella la mayoría de clientes?"

"Aprovechando que es una sala espaciosa, la mayoría colocaría una gran mesa en ella para celebraciones y festejos. Aunque para ello, tendrían otra sala donde comer normalmente, y que pudieran venirse aquí en los momentos que hubiera más gente."

"¿Por lo general apenas usarían esta sala?"

"Por lo general no. Aunque para personas con estilos de vida más modestos; con un solo comedor es suficiente."

"¿Verdad? ... Pues en ese caso, lo que haré será usar la otra habitación grande como comedor, y esta otra como una habitación en la que estar cómodamente."

"Perfecto."


La otra será el comedor, y esta será el salón propiamente dicho...

Tras anotar esto, los hombres continuaron haciendo la ronda por la casa.


"Vaya, 2 cocinas... Aunque la otra no tiene ventilación ni fogones."

"Sin ventilación no se puede usar para cocinar, ¿no?"

"Depende, aunque viendo que hay desagüe, podría usarse como sala de lavandería, o hasta un baño..."

"... ¿Oh...? ¿Baño...?"


El maestro artesano fue a examinar ambas habitaciones, comprobando que estuvieran en buen estado y sin ninguna clase de atranque en el desagüe ni en la ventilación.

Finalmente asintió.


"No hay nada en particular que necesite arreglos importantes."

"Señor Balda... Hay un asunto que me gustaría consultar con usted."


El tono del cliente cambió a uno mucho más respetuoso antes de hacerle una sugerencia al maestro artesano; que en cuanto la escuchó, su mirada se encendió con cierta expectación.


"Es una sugerencia como mínimo interesante. Lástima que no tengamos acceso a esos materiales, el precio podría aumentar en exceso-"

"Me encargaré de conseguir los materiales con magia."

"Así que tú mismo los conseguirás de un modo u otro, nada mal... En ese caso, dalo por hecho, me aseguraré de que salga bien."


Balda aceptó la idea del cliente con entusiasmo y decisión.


Al día siguiente, Balda junto con 10 trabajadores fueron a la casa para comenzar las renovaciones.


1er Paso - La Puerta


A primera hora de esa mañana, trajeron una enorme puerta al domicilio.

Se trataba de una puerta tallada de madera de gran calidad, solida y con un llamador de metal con la forma de un león con una argolla. Además, en el marco de la puerta, había un círculo mágico pequeño que actuaba como alarma en caso de que fuera forzada.


"El círculo mágico no tiene nada de especial. Simplemente hace mucho ruido en caso de que alguien intente forzar la puerta."

"Similar a los relojes despertadores, ¿no?"


La sugerencia del maestro artesano causó buena impresión en el cliente, que le llevó a sonreír de oreja a oreja.


2º Paso - El Lavadero


Ese cuarto sufrió un cambio radical de la mano de los trabajadores, partiendo la habitación en 2 secciones.

La sección más pequeña parecía casi un lavadero normal o incluso un pequeño aseo.

Pero la segunda mitad, más alejada de la puerta tenía ahora el suelo entero recubierto de extrañas losas de piedra, formando una muy sutil inclinación en el suelo hacia una de las esquinas donde se encontraba el desagüe.

Por si esto no fuera suficientemente llamativo, en la esquina más alzada de la habitación se había colocado un cubículo de piedra bastante suave suficientemente grande como para que 3 personas pudieran recostarse en él hasta cómodamente. El cubículo además poseía un agujero en la parte más baja del mismo.

Otro añadido a la habitación fue una pequeña ventana casi a la altura del techo.

El maestro artesano había seguido las instrucciones del cliente a rajatabla, pero nosotros nos preguntamos...

Exactamente... ¿qué será esta habitación?


3er Paso - El Sótano


Tanto el artesano como el cliente se encontraban de pie en el oscuro sótano de la vivienda.


"Es un sótano sólido... Siendo así, no hay riesgo de plaga de ratones."

"Así es. Aunque, sobre esta puerta oculta... en la habitación que hay dentro, me gustaría que hicieras un arreglo para mí... pshshshsh..."

"¿Por qué quieres tener una...? Ah, comprendo; no diré nada. Soy un seguidor de Milis, pero no sabía que tú eras distinto, Quagmire..."


Siguiendo la petición del cliente, distintos materiales fueron bajando al sótano, y las zonas más desgastadas y visibles, las manchas y demás pruebas que dejaban claro la existencia de la puerta secreta desaparecieron.

2ª Parte[edit]

2 semanas más tarde, todo el remodelado de la casa había finalizado y era hora de mostrárselo al cliente.

Cliente que había decidido traer a su futura esposa a ver la casa.


"Me pregunto qué será lo que quieres enseñarme~ Estoy deseando saber de qué se trata~."

"Sylphy hablas de una forma bastante forzada... ¿No será que me has estado espiando en secreto y sabes de antemano lo que te voy a enseñar?"

"¿Ehhh~? ¿A qué te refieres~? No sé de lo que me hablas~."


En un tono que demostraba que la pareja estaba flirteando incluso con la novia hablando casi como si leyera un guión; el maestro artesano guió al cliente y a su futura esposa por la nieve en dirección a la vivienda.


"Y pensar que tantos años separados iban a hacer que la obediente y tímida Sylphy aprendiera a mentir de esa manera... Aunque pensándolo mejor, es posible que sea algo necesario para vivir; pero el hecho de que me puedas mentir de esa forma antes de casarnos me hace dudar de que me puedas mentir a menudo en lo que nos depara el futuro..."

"Uuhhh... Pero Ludy, ha sido culpa tuya... Yo no te he espiado, pero usaste el nombre de Ariel como referente para la compra, y sin avisarle ni nada."

"Ups, supongo que eso fue culpa mía..."


La conversación cercana de la pareja no parecía tener fin.


"No hemos hablado apenas estos días, y estaba preocupada, porque... ya sabes... eres muy atractivo, Ludy..."

"¿Te pensaste que te estaba siendo infiel? Me hieren tus palabras..."

"Noquiero--decirestoyo--..... ya sabes... no soy exactamente... si no mira... soy demasiado... pequeña..."


El cliente, viendo el momento de preocupación de su futura esposa, hizo una expresión retorcida y la abrazó en medio de la calle de forma cariñosa.


"¿Y eeeso? ¿Qué estás preocupada por tu pecho modesto? No tienes de qué preocuparte, mi pequeño no discrimina por el aspecto físico, a diferencia de algunos bastardos... juejeje..."

"¿Pequeño? ¿Quieres dec-...? Uhh... ¡Ah! ¡No toques ahí de improviso! ¡Para...! ¡Hay gente delante!"

"Tienes razón. Perdona."


Cuando por fin llegaron a la entrada de la vivienda, el cliente había recibido un correccional como si se tratara de un perro travieso, y hasta diría que había escondido la cola entre las piernas como un can.

Por su parte, la novia se estaba recolocando la ropa y las gafas, mostrándose ligeramente enfadada.


"Moo-[44]... Tienes que comprender que hay un momento y lugar para esas cosas. ¡Algo así es solo para cuando estemos solos de noche! ¿Comprendido?"

"Sí, Sylphyiette-san. Me aseguraré de que no se vuelva a repetir..."

"¡Ah! P-Pero si... no pudieras aguantarte por más tiempo... pues... t-te a-ayudaré a..."

"¿Qué dices? No he escuchado lo que me dijiste... Estoy mal del oído, ¿sabías?"[45]


Por suerte para el maestro artesano, la pareja por fin se disponía a examinar la casa.

Antes

- El camino de piedra estaba lleno de moho y con varias piedras partidas y sacadas de lugar.

- La casa tenía también moho y enredaderas secas por toda la pared y el tejado.

- Algunos cristales de las ventanas se habían roto y la puerta se había partido por la mitad, con los restos apoyados junto a la entrada.

- La Mansión Ludeus daba la impresión de ser una casa embrujada.


Ahora

- El camino empedrado había sido limpiado y arreglado, quedando todo el recorrido en perfecto estado.

- Se habían quitado las enredaderas, también el moho y aplicado una nueva capa de pintura blanca a las paredes de la vivienda.

- El sucio tejado que antes estaba desgastado por la humedad había pasado a tener un tono verde brillante.

- La entrada tenía ahora unas puertas dobles majestuosas de un tono marrón oscuro, con la boca de un león dorado a modo de llamador, que daba la impresión de ser un perro guardián.


Al ver esta estampa, la novia fue incapaz de impedir que sus manos llegaran a su rostro para esconder la emoción e incluso quizás las lágrimas.


"¿Qué te parece?"

"Um... Uhmm....."

"Decidí pintar el tejado de un color similar al que tenía tu pelo cuando nos conocimos. Puede que tengas malos recuerdos de ese color, pero para mí era un tono precioso."

"¿Eh? Ah... Um... Uhh...."


La novia era incapaz de responder correctamente a las preguntas y palabras de su futuro esposo, quizás debido a la emoción de ver una estampa similar a la casa de sus sueños.

Con las manos aún sobre la boca para contener la emoción, se notaba que no le quitaba ojo a la casa, examinándola con ojos vidriosos.


"Vayamos a ver el interior."


Siguiendo la sugerencia del cliente, la pareja entró acompañada a su espalda por el maestro artesano Balda.

Lo primero que encontraron fue un felpudo frente a la entrada; que expresaba el disgusto y preocupación que suponía para el cliente la cultura de no quitarse los zapatos a la entrada en este mundo.


"A la derecha se encuentra el comedor y a la izquierda el salón. ¿Cuál te apetece ver primero?"

"Uhh... Pues... ¿Comedor?"

"¡Pues al comedor sea dicho! Perfecto. Estoy seguro de que te encantará el resultado, mira, ven."


El tono con el que el cliente decía estas palabras, eran similares a las de un vendedor experimentado que intentaba sacar la mayor reacción positiva de sus clientes.

La novia entró en el comedor de la casa.

Antes

- Una gran habitación vacía.

- Paredes ennegrecidas por el paso de los años.

- Chimenea algo desgastada con el paso del tiempo.

Ahora

- Se había colocado una prolongada mesa en el centro de la habitación rodeada de sillas, con capacidad para 10 personas. Aunque de momento no tenía ningún tipo de decoración especial.

- Se habían limpiado las paredes y pintura blanca las cubría por completo.

- En una esquina de la habitación se habían colocado flores en unos jarrones para darle un toque de vitalidad a la sala.

- La chimenea había sido limpiada y los ladrillos habían sido sustituidos por nuevos ladrillos de un vibrante rojo que resaltaban en la sala.


"Wahhh, es preciosa..."

"Podemos, o bien comer aquí, o si lo prefieres, comer en el salón."

"¿Y por qué la mesa es tan grande?"

"Para que podamos comer junto a los invitados que vengan a visitarnos."

"Ah, ya veo... es cierto, ¿no? Seguro que nos vendrán a visitar..."


La novia se quitó sus gafas de sol y se rascó por detrás de las orejas por el nerviosismo, a lo que el novio, con una expresión atenta y cariñosa, colocó su mano sobre la cabeza de la chica y comenzó a acariciar su pelo.


"Bueno, ahora toca ir al salón. Es por aquí."


Siguiendo el circuito que el cliente parecía haber preparado, los 3, con Balda como una sombra silenciosa, se encaminaron a la sala de estar o salón.


Antes

- Estado similar al comedor.


Ahora

- Una habitación acogedora y cálida, que daba la impresión de ser el principal lugar de reunión familiar.

- Rodeando la chimenea se encontraba un sofá bastante extenso, y frente al sofá, una pequeña mesita con un jarrón con agua y un vaso a dejar a modo de decoración o utilitario.

- El maestro artesano había comprendido las nociones del cliente de crear un ambiente familiar y había añadido pequeños retoques y decoraciones en todos los aspectos que le daba un aspecto agradable a la sala.


"Esta habitación es como... maravillosa... ¿no es verdad? ¿Te importa si me siento?"

"¡Claro, siéntate! ¡Aunque, sé lo que quieres decir! ¡El sofá es un tanto duro, ¿verdad?! Pero no te preocupes, con el tiempo se irá reblandeciendo."

"Pero si ni me he sentado todavía... Ludy, llevas un rato hablando raro, ¿lo sabías?"

"Eso es porque estoy un poco nervioso... jeje..."


La novia se sentó algo tímidamente en el sofá.


"No está especialmente duro... ¿no?"

"¿En serio? Me alegro de que sea así."


Tras lo que el cliente también se sentó; y Balda, como todo un caballero, y en parte debido al espectáculo, decidió dejarles solos.

Sentados plácidamente, él con uno de sus brazos por encima de los novios de ella; ambos mirándose a los ojos fijamente, con las miradas cruzadas... y la novia cerró los ojos tiernamente alzando ligeramente la barbilla-

Y el futuro esposo se levantó de improviso dejando a la futura esposa en la estacada.


"T-¡¿Te parece si vemos el resto de habitaciones?! Ahora toca ir a la cocina. ¡Vayamos a terminar de explorar los lujos de la mansión Ludeus!"

"-... ¿? ¡V-vale!"


Y en eso que se dirigieron a la cocina.

Antes

- Mucha suciedad por todas partes.

- Simples fogones instalados.

- Ventilación correcta.

- El resto de utensilios no se encontraban en un estado para su uso.


Ahora

- Limpiada en su totalidad.

- Los fogones y las mesas listas, con distintos utensilios organizados en distintos cajones.

- La nueva mesa de la cocina era tan grande que se podía preparar en ella un jabalí entero.

- En el fogón se encontraba además una cazuela enorme para cocinar en él.

- En distintas zonas de la habitación habían cuencos, jarras y barriles para almacenar la comida.


"Veo que este sitio es bastante típico..."

"Sí, es bastante normal..."


Suerte de que Balda había decidido dejar sola a la pareja para que exploraran la casa, de esa forma había esquivado semejantes comentarios.

No obstante, por mucho que tanto el novio como la novia observaran la habitación sin ningún tipo de reacción especial; tanto el mobiliario como la instalación habían sido realizados con deleite.

Aunque no se podía negar que era una cocina bastante típica en comparación con el resto de la casa que poseía detalles y toques especiales y más llamativos.


La siguiente habitación que les esperaba era la conocida como el Lavadero.

Atravesaron el pasillo interior y cruzaron la puerta al mismo, quedándose la novia extrañada y con una expresión de curiosidad y sorpresa.


"¿? No es un poco... ¿pequeño?"


En la estrecha habitación había una cubeta y una pila donde lavar la ropa, así como una serie de canastas para poder transportarla y almacenarla en una estantería junto a la pared; suficiente para realizar la colada. No obstante, la novia parecía extrañada por el sitio tan poco espacioso.

Aunque le llamó la atención la puerta que comunicaba con la habitación colindante.


"Antes del veredicto, quiero que veas algo..."


El cliente se acercó a la misteriosa puerta y la abrió para mostrar su interior a la novia.

¡Menuda sorpresa!

¡El lavadero conecta con un espacioso baño!

¡Un baño! ¡Qué inesperado!


Antes

- Una habitación espaciosa y desgastada similar a la cocina pero que ni siquiera tenía fogones.

- Su utilidad era o bien un lavadero quizás demasiado grande, o una cocina para emergencias o preparados sencillos.


Ahora

- 2 habitaciones, un baño y un lavadero previo.

- El lavadero aunque simple y pequeño, tenía el tamaño justo para ser funcional.

- El baño, muy espacioso, tenía el suelo cubierto de losetas de piedra, junto a una tina grande para llenar con agua caliente.

- La habitación se había hecho para facilitar el drenaje de agua, consiguiendo que una sencilla habitación se convirtiera en un baño exquisito.


"Esto... Podría equivocarme... ¿pero no es esto un baño?"

"Como esperaba de la guardaespaldas de la princesa, veo que ya habías visto antes uno."

"Ah, sí... Aunque solo lo he visto en el palacio real... Y todo sea dicho, esta es la primera vez que he visto uno tan espacioso. ¿Será que esto es lo que se conocen como spa?"

"Creo que los spa's son un tanto distintos."


La novia no podía contener la sorpresa ante la habitación de cuento de hadas que tenía delante; a lo que su futuro marido, solo podía responder con una mirada tierna.

Tierna, pero con oscuros pensamientos... bien podrían escucharse sus verdaderas intenciones al pedir fabricar semejante habitación digna de un rey.

Estoy deseando darle uso... kukuku...


"Lo he dejado lleno de agua para enseñártelo como es debido, pero mi intención es cambiarle el agua cada día."

"Vale. Aunque... Llegado el momento, tendrás que enseñarme cómo usarlo... ¿vale- ¡Wah!"


El cliente abrazó y casi levantó del suelo a la novia. Parecía que por algún motivo, las palabras de esta le causaron una enorme ilusión.


"Mooo... ¿te has emocionado...?"

"No es eso... es que estaba preocupado de que no quisieras bañarte conmigo... por eso estaba un poco..."

"¿? Un Baño no es algo que se use en solitario, ¿no es así? Después de todo, Ariel-sama siempre lo usaba junto a una acompañante. Es más, de no haberla acompañado en una ocasión, ni siquiera sabría lo que es un baño."

"... ¿Sabías entonces que según ciertas culturas, el esposo debe limpiar el cuerpo de la esposa y viceversa? ¿Te habían contado esa costumbre?"

"Así que existe esa costumbre... Solo de pensarlo me da vergüenza... p-pero... haré lo que pueda..."


Tras la conversación, la pareja se dirigió al segundo piso.

En esta planta, lo máximo que pudieron observar es que el tejado se había reforzado y limpiado, eliminando cualquier posible gotera y dejando a la vista el interior del mismo de forma bastante ordenada.

Pero el cliente no se detuvo a observar esta sección, sino que siguió avanzando por el pasillo hasta la habitación que se encontraba al fondo.


"De momento esta es la única habitación que he decorado en la segunda planta."

"... Ah... Es enorme...."


Sin llegar siquiera a dar un paso al interior del cuarto, la futura esposa se quedó atónita al ver la enorme cama que engalanaba la habitación; de tamaño suficiente como para acoger a 3 personas cómodamente.

En cuanto a decoración, la única sección llamativa era la almohada favorita del cliente, que se encontraba coronando el colchón.


"¿Por qué la cama es tan grande?"

"Pues para degustarte entera, Sylphy..."

"... Ah... comprendo... Es cierto... ejeje..."


Sonrisas nerviosas y tímidas florecieron en los rostros de ambos.


Y con esto terminó la presentación formal de la casa a Sylphy.

3ª Parte (POV - Ludeus)[edit]

Habiendo terminado la presentación de la casa, nos quedamos sentados juntos en el borde de la cama, mientras Sylphy me abrazaba con fuerza y mostrándose contenta.

Mushoku10 06.jpg

Lo cierto es que me encantaría poder estrenar la cama con ella; pero antes, hay algo sobre lo que quiero hablar.


"Sylphy, hace ya 3 semanas desde que aceptaste casarte conmigo. Puede no ser mucho tiempo, pero he estado pensándolo seriamente durante este tiempo."

"H-Hm..."


Sylphy seguramente se había dado cuenta de la forma seria en la que le estaba hablando, porque nada más terminar mi frase, se recolocó correctamente al borde de la cama a mi lado y mirándome a los ojos.


"Puede que fuera yo el que te pidió que nos casáramos, pero siendo honesto, no sé bien lo que estoy haciendo. Quiero que sepas que no me arrepiento, pero tengo la impresión de que estoy acelerando demasiado las cosas."

"Y-Yo no pienso igual; prueba de ello es que estoy inmensamente feliz por todo. Y esta casa que has preparado es tan fantástica que, por el contrario, soy yo la que duda de merecerme tanto..."

"No deberías, y me quedo tranquilo sabiendo que te gusta. Igualmente, lo que quería hablar contigo era sobre lo que haremos de ahora en adelante."


Lo que haremos de ahora en adelante.

Escuchar esas palabras hicieron que la cara de Sylphy se tiñera por completo de rojo y se pusiera bastante inquieta.


"Esto... ¿Cuántos quieres, Ludy? Aunque teniendo sangre de orejas puntiagudas, es posible que me cueste concebir, pero..."

"P-Puede..."


Menudas palabras tan sugerentes acabo de escuchar... y encima no estamos en Japón, aquí no hay problemas económicos y laborales para tener hijos...

Hmmm..... Siendo honesto, entiendo que soy una persona que se deja llevar por sus instintos... quiero decir, el instinto de la humanidad es reproducirse; y para reproducirse... pues hay que seguir el proceso... sí, proceso... de hacer niños...


"¿Pero qué pasará con tu trabajo como guardaespaldas de la princesa Ariel?"


Puede que por lo general un embarazo no sea un problema en este mundo en cuanto a trabajo; pero es fácil imaginar los problemas que puedan surgir de un embarazo para un guardaespaldas.

No sé qué tendrá en mente Ariel, aunque claro... si es por un tiempo, yo o cualquier otro podríamos sustituir a Sylphy. Sé que mi habilidad para el combate no está nada mal; aunque también comprendo que saber escoltar a alguien no se resume en saber pelear.


"¿A qué te refieres con qué pasará...?"

"¿No será difícil trabajar de guardaespaldas llegado el momento?"

"Ya he hablado con Ariel-sama sobre ese tema."


Ah... parece que ya lo han hablado... Bueno, son camaradas, supongo que es normal...


"Todavía nos quedan mínimo 2 años para graduarnos, por lo que deberemos esperar ese tiempo; además, tampoco es que vayamos a regresar a Asura nada más terminar la universidad. Por ese motivo, nuestra idea es permanecer unos 5 años en Sharia. Por eso... pues..."


Por sus palabras, parece que Sylphy no tiene la intención de dejar de trabajar como guardaespaldas de Ariel; además, por el tono con el que ha dicho esto, se nota que la relación con Luke y Ariel es una verdadera amistad.

Si esta conversación la hubiera tenido con la antigua Sylphy, ¿qué habría hecho? Con lo cercana y casi dependiente que era de mí, ¿habría lanzado toda su vida por la borda para venirse conmigo...?

Hubiera tenido cierto encanto, pero...


"Perdona... Supongo que mi respuesta ha sido un tanto egoísta, ¿no es así...? Después de que te tomaste la molestia de conseguir esta casa de ensueño para nosotros, será casi como si no viviéramos juntos porque estaría protegiendo a Ariel-sama... No... No estoy actuando como una verdadera esposa, ¿verdad?"


Apenada, Sylphy agachó la cabeza bajando la mirada a sus rodillas.

El marido trabaja mientras que la esposa se encarga de la casa.

En este mundo, esa norma no está tan vigente; quizás porque la forma física de hombres y mujeres es casi idéntica.

Pero quizás, aunque esa idea no esté instaurada en este mundo... sí lo esté en mí.


"Puede... que no... sea la adecuada..."


Sylphy dijo estas palabras, dejando ver en su todavía gacha mirada como lágrimas se amontonaban en sus ojos. No entendía por qué estaba reaccionando de esta forma.

Quizás esos 2, casi 3 años de abstinencia... han causado que ahora que he recuperado las energías, casi 3 años de espesa energía hormonal juvenil han causado que en mi mente, Sylphy se haya convertido en la persona que me permite dejar fluir mi deseo carnal con ella; y mi cerebro lo haya interpretado como Sylphy = Libido. Vamos, no me extrañaría.

Pero para mí, eso no se puede considerar como algo negativo.

Para mí, el deseo sexual es importante, y Sylphy es la mujer que me permitió recuperar esta pasión; llegó incluso a sacrificar su propio cuerpo para ello.

Tengamos en cuenta que soy una fiera sexual tan grande que hasta los de la raza feral no soportan el olor de mis ansias... Y a semejante fiera le entregaste un afrodisíaco para curarla... Estaba claro que no habría marcha atrás; siendo incluso la primera vez de Sylphy.

Perdí tanto el control que no me cabe duda de que lo pasó mal... y aún así hizo lo que pudo por ocultarlo, y hasta me dedicó una tierna sonrisa cuando despertamos juntos esa mañana.

Si cualquier cosa en su actitud o forma de actuar hubiera sido distinta, es posible que yo no hubiera conseguido recuperar la confianza en mí mismo hasta el punto de curarme. Así que... si Sylphy no es la adecuada para mí, nadie en el mundo lo será.

Si por cualquier motivo no me hubiera acabado casando con Sylphy, y ella se hubiera ido con otro hombre... no me cabe duda de que eso sería algo que yo lamentaría por el resto de mi vida; como si me la hubieran robado de las manos...

Eso mismo... Sylphy YA es mía.


"Sylphy, me perteneces."

"¡¿Fhe?! S-Sí... S-Soy tuya, Ludy."

"Por eso, quiero que te cases conmigo."


Ahora que lo pienso... creo que esta es la primera vez que le he dirigido estas palabras directamente a Sylphy.


"... Sí."


Sylphy asintió con las mejillas teñidas de un tono rosado reluciente. Lo que me hizo soltar un suspiro que ni yo mismo sabía que me había estado aguantando.


"No te preocupes por tu trabajo de guardaespaldas, porque haré lo que pueda para encargarme de la casa. En definitiva, eres libre de hacer lo que quieras, Sylphy."

"Hm."

"Aunque, bueno... si fuera posible... me gustarí~a poder dormir contigo al menos una vez cada pocos días... Eso es todo lo que pido."

"¿Hm?"


Sin querer, parte de mis deseos se escaparon entre mis palabras.


"... Con dormir... te refieres a ese dormir, ¿no es así?"

"No, no... por supuesto que no quiero que te sientas obligada. Me encantará dormir a tu lado, para mí es suficiente poder acariciarte los pechos."

"Hmm... Pero no me siento obligada... además que no quiero obligarte a que te contengas demasiado..."

"No es bueno forzarse a algo, y debes descansar apropiadamente después de un duro día de trabajo. Yo me encargaré de todo por mi cuenta siempre que me dejes sobeteártelas un poco antes de dormir... y luego por la mañana, por ejemplo..."


Si de verdad pretendía controlar mis deseos y no hacerlos tan aparentes, estoy haciendo una mierda de trabajo...

Aunque bueno... delante de Sylphy no sirve de nada fingir; me conoce demasiado bien. No me queda más remedio que aceptar que soy de esta clase de persona.


"¿Tanto te gustan mis tetitas?"

"Con todo mi ser."

"Pero si Luke dijo que un pecho pequeño no tiene nada de encanto..."

"Las palabras de un niñato ególatra como él no tienen ningún valor."


Cuanto más joven, más memeces se dicen sobre la importancia de las tetas grandes o pequeñas... con el tiempo descubres, que lo importante no es la copa, sino el contenido. El alma.

¿No es cierto, Oppai-sennin?


"Pero Ludy, las mías no son tan distintas de las tuyas..."

"¿Qué dices? ¿Estos increíbles pectorales míos esculpidos por dioses no tienen nada que ver con la belleza de ese pecho modesto tuyo. Si no me crees, ¿por qué no lo compruebas tú misma?"

"Ah... pues..."


Habiendo dicho esto y siguiendo la conversación, saqué pecho y dejé que Sylphy lo tocara con sus delicadas manos.


"Es cierto que son totalmente distintos... están duros..."

"¡JUM!"

"... ¡Wah-!"


Al escuchar sus palabras, decidí seguirle el juego y darle un pequeño susto, apretando aún más los pectorales, causando que Sylphy apartara la mano asustada.


"Teniendo en cuenta que estos pectorales ahora te pertenecen, puedes tocarlos cuando quiera que gustes."

"...V-Va- ¡! P-Pero por mucho que sea tuya, Ludy, no debes olvidar nunca el momento y el lugar... ¿de acuerdo?"

"¿Y qué tal ahora?"

"A-¡¿Ahora?! Ahora... pues... e-estamos en medio de una conversación importante, ¿no es así?"


Ups... tiene razón... me he desviado demasiado del asunto.


"En otras palabras y yendo al grano... Para asegurar que nuestra vida casados vaya viento en popa de ahora en adelante, me gustaría que hablásemos de lo que esperamos el uno del otro, lo que nos molesta y ese tipo de cosas. Eso es básicamente lo que quería decirte."


Tras hacer un gran esfuerzo por resumir en pocas palabras el tema sobre el que quería hablar hoy, Sylphy asintió.


"Hm, me parece bien."

"Por eso, y de momento, ¿hay algo que quieras decirme al respecto?"


Sylphy se quedó pensativa unos segundos, hasta que finalmente agachó la cabeza, sorprendiéndome.

Entonces, con un tono triste, respondió a mi pregunta.


"No desaparezcas inesperadamente, ¿de acuerdo?"

"... De acuerdo."


Tiene sentido... debió de ser duro para ella todo lo de la Catástrofe Mágica... Sería un duro golpe que ahora fuera a desaparecer sin avisar.


"Te prometo que no me iré a ninguna parte de forma inesperada."


Decidí decirlo con palabras más formales y claras; sobre todo porque entiendo el dolor que se siente cuando alguien importante para ti desaparece sin decir nada.


"..."

"..."


Parece que de momento ninguno de los 2 tenemos nada importante que decirnos.

Todavía quedan algunos temas por discutir, pero supongo que se irán viendo poco a poco...


"... En ese caso... ¿puedo?"

"A-Adelante..."


Nerviosa, Sylphy sacó pecho delante mía, y mi mente se puso a analizar las distintas formas de darles uso y sobarlo.

... Pero decidí controlarme.

Otra vez he estado a punto de perder el control y convertirme en una bestia... Debo aprender a controlarme... y para eso, hoy lo importante es priorizar ser cariñoso por encima de un simple salido...

Habiendo pensado esto, me acerqué a Sylphy y la abracé con ternura; y así abrazados la tumbé en la cama conmigo.


"... N-¿No ibas a tocarme las tetas?"

"¿No dije que eso era para antes y después de dormir?"

"M-mm..."


Tumbados en la cama, nos miramos a los ojos, pudiendo verme reflejado en los algo humedecidos ojos de Sylphy.

Poco después los cerró suavemente, y mientras nos abrazábamos torpemente, nos besamos.

4ª Parte[edit]

Esa noche, levanté mi cansado cuerpo de la cama para bajar al sótano.

En la habitación, debido a que apenas me acababa de mudar, no había absolutamente nada; sino que a lo sumo, se podría decir que había estanterías vacías en la pared.

Ignorándolas, avancé por la habitación hasta la zona más profunda de la misma y alargué mi mano hacia el mecanismo que abría la puerta secreta que el maestro artesano Balda había arreglado para mí.


Antes

- El mecanismo de la puerta estaba atrancado o necesitaba mucha fuerza para abrirlo.

- La puerta hacía un fuerte sonido al abrirse.

- La pared se había ido ennegreciendo hasta dejar claro la zona en la que se encontraba la puerta secreta.


Ahora

- El mecanismo había sido engrasado y suavizado para poder abrir la puerta sin dificultad.

- La puerta al abrirse no emitía el menor ruido.

- Las paredes del sótano habían sido remodeladas de forma que ahora es prácticamente imposible saber que hay una puerta secreta.


La puerta se abrió en completo silencio dejando a la vista un espacio protegido de la casa.

En la habitación secreta se encontraba un pequeño altar de piedra negra y lustrosa, en cuyo interior se encontraba una pareja de Reliquias Sagradas.

La antigua zona de trabajo había sido limpiada y transformada en un divino y majestuoso espacio religioso.

...

..

.

Cada noche, mientras el resto de habitantes durmieran, mi intención era venir a ofrecer rezos y plegarias a mi Diosa en este consagrado espacio divino.

Capítulo 95 - El Banquete de Bodas - Introducción[edit]

1ª Parte[edit]

Ha pasado una semana desde que terminó la remodelación de la casa.

Por suerte, Ariel le permitió a Sylphy disfrutar de 7 días libres para que pudiera celebrar su vida de recién casada.

Algo que le agradecemos enormemente, o al menos yo... Poder aprovechar 7 días y 7 noches llenos de amor y mimos, disfrutando todo el día de su compañía y dulces momentos en medio de las sórdidas noches......

Pues no, eso NO fue lo que pasó.


Debido a que me he convertido en el cabeza de familia de nuestro nuevo hogar, hay nuevas obligaciones de las que debo ocuparme.

El sentido común de este mundo dicta, que si te compras una casa y te casas, debes celebrar un banquete en el que invites a todos tus seres queridos. Puede que este sentido común no se extienda por todo el mundo, pero sé que al menos existe esta costumbre tanto en Milis como en Shirone.

Si solo fuera comprarme una casa, no sería necesario seguir esta costumbre, pero por lo visto, si compras una casa Y te casas, se convierte en una obligación.

Supongo que será el equivalente al banquete de boda que se hacía en mi antiguo mundo...


"Pues en ese caso, invitemos a nuestros amigos y organicemos una fiesta."

"Perfecto."


Sylphy y yo estábamos en el salón, sentados tranquilamente en el sofá frente a frente, con nuestros rostros cercanos el uno del otro; aunque en realidad, estábamos observando la lista de invitados para la celebración.

Delante nuestra, en la mesa, había otro papel con la organización de los asientos en la mesa para seguir el protocolo; un verdadero dolor de cabeza en nuestro caso.


"Vaya... conocemos gente de orígenes muy variados..."


Mis amigos cercanos son: Elinalise, Zanoba, Julie, Cliff, Rinia, Pursena y BadiGadi. Y hasta estoy dudando sobre si invitar o no a Jinas y a Soldat.

Por parte de Sylphy son: Ariel, Luke y las 2 damas de compañía de Ariel que no aún no he tenido el placer de conocer.

En total, 11 personas arriba o abajo... Y eso que, si fuera posible, me hubiera encantado poder invitar al grupo de Paul, pero es imposible contactar con ellos a tiempo y más aún que vengan para la celebración.

Igualmente les enviaré una carta a través del gremio avisándoles de que me he casado, pero averigua cuando la recibirán...


"Realeza, las princesas feral, un Rey Demonio, aventureros y hasta una esclava... Sabiendo además que muchos de ellos hablan sin pensar en las consecuencias, partamos de que SEGURO van a surgir problemas entre ellos durante la fiesta."


Uff... teniendo en cuenta que Rinia y Pursena mantienen sus rencillas con Ariel, no se puede esperar nada bueno de sentarlas frente a frente...

Ojalá estuviéramos en mi antiguo mundo... de esa forma simplemente podríamos sentarlas en mesas separadas o alejadas de forma que no tuvieran ni que cruzarse; pero por grande que sea esta casa, está claro que tarde o temprano acabarán viéndose.

Por tener, no tenemos ni suficiente espacio para organizar un pequeño baile...


"¿De verdad lo crees? Pienso que Ariel-sama no es de la clase de persona que permitiría que surgieran problemas en un evento como este..."

"Es posible, pero prefiero asegurarme de que el ambiente durante la fiesta no se enrarece y alguien acaba queriendo irse antes de tiempo. Quizás lo mejor sea dividirlos en grupos después de todo... Si hiciéramos 2 celebraciones, una con los más problemáticos y otra con los menos... quizás..."

"Hmm... pero piensa que muchos de tus amigos probablemente acaben consiguiendo un gran renombre dentro de unos años; no me cabe duda de que a Ariel-sama estaría encantada de poder relacionarse con ellos, ¿no te parece?"


Escuchando a Sylphy, por algún motivo apareció en mi mente el rostro de Ariel maquillada y preparada para la ocasión hablándome.

¡Las bodas son una gran ocasión para conocer a gran cantidad de hombres apuestos![46]

.........

Nah... hasta yo sé que jamás diría ni pensaría algo así... Porque principalmente, lo que intenta conseguir es labrar una buena relación con los Estudiantes Privilegiados.

Ariel es bastante calculadora en ese aspecto...


"Pues si la mismísima Ariel-sama se va a encargar de asegurar que no ocurran problemas, en ese caso, el mayor problema que tenemos ahora es ver en qué orden sentamos a los invitados..."


Por lo que he podido ir informándome hasta ahora, no se puede simplemente sentarlos como bien puedan en la mesa... Y no lo veo mal, pero en nuestro caso, es bastante complicado ordenarlos por orden de importancia...

Imagino que BadiGadi, siendo un Rey Demonio, es considerado el más importante de los asistentes... pero después de él estarían Ariel, Zanoba, Rinia o Pursena, y teniendo en cuenta que todos ellos son parte de la realeza de distintas zonas, seguro que se molestarán si no están sentados de acuerdo a su rango social...

Por otro lado, Cliff también parece capaz de quejarse si le doy un asiento demasiado alejado... algo me dice que ha recibido esa clase de educación. Aunque claro, podría no haber problemas con él, siempre que le siente junto a Elinalise...

El problema es Julie... siendo una esclava, debería estar sentada al final de la mesa, pero me da pena dejarla tan alejada de Zanoba; sigue siendo una niña de unos 8 años, y tampoco habla a la perfección el idioma humano... Aunque bueno, siendo mi discípula directa, supongo que podré buscar alguna solución.


"Socialmente hablando... ¿qué estatus te otorga ser acompañante de Ariel?"

"Hmmm... entre un noble de clase alta y uno de clase baja."


Entonces los siguientes en la mesa serían Luke y esas 2 damas de compañía... Y aunque debo tener en consideración el género de los asistentes a la hora de sentarles en la mesa; creo que lo más apropiado sería sentar a Luke cerca de Ariel...

Dudo mucho que ninguno de mis amigos vaya a atentar contra la vida de Ariel, pero sería desastroso que la asesinaran durante la celebración.


"¿Hm? ¿No te parece que nos hemos olvidado de alguien?"


Sylphy estaba analizando la lista de invitados, y se le veía algo confundida al decir estas palabras. Cuando la escuché, yo también decidí repasar la lista.

¿Me he olvidado de alguien? ¿Quién podría ser? Diría que están todos mis conocidos... ¿Se estará refiriendo quizás a Goriade-san? Tampoco es que nos llevemos demasiado bien...


"¡Ya está! ¡Ludy, se nos ha olvidado a Nanahoshi-san! ¡Tenemos que invitarla a ella también!"


¿Nanahoshi?

Cuando me dijo estas palabras, bajé la vista algo incrédulo, y comprobé que, en efecto, su nombre no estaba en la lista.

Con su carácter, es hasta natural que me olvidara de ella... aunque todo sea dicho...


"Crees.... ¿que vendrá?"

"Claro que vendrá, Ludy; no me cabe duda."

"Bueno... invitémosla, y que ella decida."


Más que no contar con ella, creo que más bien he seguido su idea de que no quiere tener NADA que ver con este mundo... Pero claro, que no quiera inmiscuirse no es lo mismo que no quiera ser invitada directamente; así que lo mejor es añadirla a la lista.


"Nos estamos preparando para una gran fiesta, pero... ¿qué pasará si nadie acaba viniendo...?"


Me vino a la mente la escena de un anime algo antiguo en el que, aunque habían organizado una gran fiesta con una tarta gigante y todo; al final no vino nadie y el organizador se volvió loco[47].

La verdad es que de ocurrir, sería un duro golpe para mí...


"Pero, Ludy, piensa que, como mínimo, Ariel-sama y Zanoba-kun sin duda vendrán."


Estas palabras de Sylphy consiguieron quitarme la ansiedad de imaginarme la posibilidad de una fiesta vacía.

Ariel y sus 3 acompañantes, y también mis discípulos, Zanoba y Julie... es más que seguro que estas 6 personas vendrán a celebrarlo; y en el caso de Zanoba, aunque no le invitara, no me extrañaría que se presentase aquí mismo el día de la fiesta haciendo un perfecto dogeza en medio de la nieve para felicitarme... Es un gran minion...


"A Ariel-sama le gustaría afianzar su relación contigo, Ludy. Y por otra parte, Zanoba-kun seguramente piense que de faltar a la fiesta, perderías toda tu confianza en él... Vaya, Ludy, veo que te preocupan mucho ese tipo de detalles..."


C-C-C-C-¡Como va a ser cierto...! ¡Y-Yo no soy de esos hombres que se preocupa por pequeñeces...[48]


"Y por otro lado, ¿seguro que Rinia y Pursena se perderían la fiesta? Piensa que los de la raza feral no pueden rechazar una invitación de un superior en el equivalente a la manada."

"¿En serio?"

"Sí, hasta el punto de que si no vinieran por cualquier motivo, podrías volver a darles una reprimenda como la de la última vez."


Parece que para los feral lo que les hice la última vez no fue especialmente excesivo... Y ahora que lo pienso, en el Gran Bosque, Gyges llegó a hacerme ese extraño dogeza perruno...

Tras escuchar a Sylphy y viéndolo desde esa perspectiva, meter en la cárcel a un aliado que les había ayudado a rescatar a los niños, quizás hubiera supuesto que Ruijerd pudiera darles una buena lección a todos por su falta de respeto...

Vamos, Eris no solo le dio una patada sino que encima le mojó con agua fría y no le dijeron nada en absoluto... Aunque pensándolo un poco más en frío, por mucho que a mí me liberaran, seguían tratándome como un paria...

¿Quiere decir eso que en algún momento ajeno a mí me habían situado en una posición subordinada a esos 2 e incluso a los propios feral después de ayudarles...?

.... No sirve de nada darle importancia ahora, y tampoco sabría a ciencia cierta si me equivoco o no, así que mejor dejarlo...


"Bueno... teniendo en cuenta que el propio Cliff me pidió que le invitara, supongo que vendrá."

"A mí me gustaría que viniera Elinalise-san también..."


Sylphy pronunció en bajito su mención a Elinalise.

¿Elinalise? ¿Habrá pasado algo entre ellas? Porque lo cierto es que apenas las he visto interactuar juntas este año...

Quizás al verme extrañado, Sylphy respondió a mi pregunta muda.


"Es solo que quiero preguntarle una cosa, aunque no es nada importante..."


¿Qué será...? ¿Y si quiere preguntarle si lo hemos hecho en nuestros días viajando juntos?

Bueno... no puedo negar que sentí curiosidad en su día, pero no pasó nada indebido.


Al menos, dejamos organizado mínimamente el plan para la celebración.

2ª Parte[edit]

Con más de 10 personas viniendo a la fiesta, era necesario ir a comprar ingredientes para el banquete; y por ese motivo, nuestra primera parada fue ir juntos al mercado.


"Aunque ya que estamos aquí, Ludy, estaba pensando en conseguirte ropa nueva."


Sylphy me hizo esa sugerencia, lo que me hizo bajar la mirada al escuchar la palabra ropa.

Lo que me encontré fue el manto gris que tanto tiempo me había acompañado, ya que, debido a que el sol pega fuerte, no hace falta ropa extra de abrigo.


"Esto... quiero que sepas que me gusta como te sientan los mantos, pero como era de esperar, por llevar ese manto tan desgastado pues... la gente se lleva una mala impresión de ti, ¿no crees? Aunque claro, lo mismo es que le tienes especial cariño a ese manto..."


No suelo darle demasiada importancia a cómo voy vestido, la verdad... y encima, entre aventureros, los hay con peor ropa que yo y todo; quizás por eso nunca le di importancia al estado de mi manto. Pero claro... si voy vestido con el equivalente a harapos, puede que el nombre de Sylphy quede un tanto manchado.

Vamos, si no fuera por ella me daría igual, pero no me gusta la idea de que exista la posibilidad de que quede en evidencia por semejante tontería.


"Hmm... es cierto que como fue el primer manto que compré en el continente demoniaco le he cogido un poco de cariño... pero no puedo negar que está bastante estropeado ya..."


Creo que a parte de la ropa interior, la única prenda de vestir presentable que me queda es el chaleco que me dio Gisu... Aunque claro, como no es algo propio para un mago como tal, no suelo ponérmelo mucho.

Y a decir verdad, parezco un matoncillo cualquiera llevándolo puesto...


"¿Te parece entonces que vayamos a dar una vuelta por alguna tienda de ropa y elijas algo para mí que creas que me pueda sentar bien?"

"Vale, cuenta conmigo."


Sylphy me llevó a una tienda que parecía bastante cara y de las que da vergüenza visitar yendo solo y vestido como un aventurero.

Por su parte, Sylphy se había puesto sus gafas en cuanto nos acercamos al mercado y se había convertido de nuevo en Fitts.


"Cuánto tiempo sin verte, Fitts-dono. Espero que hoy también encuentres en nuestra tienda lo que buscas."


Como Fitts viene a menudo a esta tienda, el vendedor le saludó con mucho respeto. Aunque observando el lugar, parece más bien que ARIEL es quien visita esta tienda, haciéndose pasar por Fitts.

Si la familia real de Asura viene a comprar aquí, empiezo a tener miedo de no tener suficiente dinero... ¡Me da miedo preguntar cuanto cuestan las cosas!


"¿Podría indicarme si tiene mantos para magos?"

"Por supuesto, sígame."


No esperaba que siendo una tienda de ropa para la nobleza tuvieran mantos para magos; aunque claro... estamos en la capital de la magia, así que es normal que todas las tiendas tengan prendas especializadas para magos.

No me extrañaría ni que todos los hijos de nobles de la ciudad estuvieran en la universidad de magia...

El empleado nos guió a una zona de la tienda donde se encontraban mantos para magos de colores luminosos y lujosos hechos de materiales de fantasía........... O eso pensé.

Lo cierto es que la selección de ropa no era nada distinta a otras tiendas menos lujosas que he visitado en alguna ocasión.

Parece que da igual dónde los vendan, los mantos de magos están todos hechos de los mismos materiales y con colores similares... aunque bueno, en esta tienda los mantos están mejor bordados y tienen un mejor acabado.


"Perdone la indiscreción, señor, ¿pero podría preguntarle en qué escuela de magia se especializa?"

"Ah, claro. Supongo que magia de Agua y Tierra..."

"En ese caso, ¿qué le parece este manto? Está fabricado con la piel de Lagartos de Aguas Torrenciales que habitan en el Gran Bosque. Estos monstruos poseen alta resistencia a la magia de Agua; además de que el diseño lo ha realizado Fogren, el diseñador al cargo de los magos de la corte de la realeza de Ranoa."


De improviso me recomendaron un abrigo de piel de lagarto... bueno no, un manto de piel de lagarto.

No me atraen demasiado las escamas, y tampoco es que los Lagartos de Aguas Torrenciales sean especialmente resistentes a la magia de Agua, ¿no?

Y más teniendo en cuenta que congelé un nido entero de un solo hechizo...[49]


"Si lo que prefiere es protección contra la magia de Tierra, creo que este otro manto le interesará. Está hecho con la piel de los Gusanos Gigantes de Arena del continente Begarito, y quién lo lleve es capaz de soportar una tormenta de arena sin recibir el menor daño. El diseño lo ha realizado Flone, un diseñador con mucho potencial, famoso por aprovechar imaginativamente los colores de los materiales para resaltar sus características. Este manto en concreto es bastante útil para evitar ser detectado por los monstruos, por lo que es un conjunto bastante práctico."


Como dijo el vendedor, el diseño me recuerda bastante a ropa de camuflaje.

¿Será cosa de las tiendas más lujosas el hablar del diseñador?

Personalmente, no me disgusta la idea de ropa de camuflaje, pero creo que no es exactamente lo que busco... después de todo, si buscara de verdad ropa de camuflaje, elegiría algo más apropiado para zonas invernales...


"Sy-.... Fitts-senpai, ¿cuál crees tú que me iría mejor?"

"A ver... ¿No te parece que este te quedaría bien, Ludy? Además, se parece bastante al manto que llevas ahora mismo."


Sylphy había seleccionado ella misma un manto de entre los que estaban disponibles. Se trataba de un manto de un tono gris algo más oscuro que el de mi manto actual.

¿Cómo se llamará ese tono de gris? ¿Gris ceniza? Hmm... ¿Gris antracita? ¿Antracita? ¿De dónde habrán sacado ese nombre...?

Dejando de lado mis dudas internas, el manto que Sylphy me estaba recomendando tenía más accesorios y detalles que mi manto actual.

Por un lado, tenía bolsillos en las mangas, y hasta botones para poder recoger las mismas mangas. Además, en lugar de usar correas con las que anudarlo por delante, tenía una cuerda a modo de cremallera.


"Ese manto está fabricado a partir del cuero de un Lucky Rat del continente demoniaco. Y el diseño está hecho por Kazura, gremio famoso por sus diseños simples pero prácticos, aunque es principalmente preferido por personas de una mayor experiencia en la vida."

"¿De Mickey Mouse?"

"No, señor, Lucky Rat. La piel de Mackey Rat es de peor calidad que la de un Lucky Rat. Además, es un cuero que presenta alta resistencia a ácidos y venenos."


Pensar en una rata afortunada me hizo imaginarme al simpático amigote negro con pantalones rojos; aunque eliminé rápidamente esa escena de mi cabeza.

No vaya a ser que me vengan a visitar en medio de la noche gente con trajes y maletines de cuero a pedirme una compensación[50]...

He de decir, que sentí curiosidad durante mis viajes por el continente demoniaco, hasta que me crucé en una ocasión con los famosos Mackey Rats; resultaron ser unos roedores de casi medio metro sin contar la cola bastante agresivos aunque no especialmente peligrosos.

Se notaba que eran de la misma familia de que los Lucky Rats, porque en aquel entonces, nos encontramos un gran grupo de ratas en un cobertizo, y entre ellas, se encontraba un único Lucky Rat a modo de líder.

Quizás en parte por la mala fama que tenían las ratas en mi anterior mundo, pero la verdad es que no me atreví a acercarme a ellas; a lo que Eris y Ruijerd me miraron extrañados mientras se encargaban de ellas.


"Viendo como dicen por ahí que 'Los nombres y sus dueños a menudo encajan, supongo que debería quedarme con esta."[51]


Sin contar mi reticencia a acercarme a las ratas, no puedo negar que me gusta el manto que Sylphy ha escogido... Aunque sabía que mi esposa tenía buen gusto.

Ahora el problema es... el precio...

Observé el precio del manto, y en efecto, valía algo que por lo general no pagaría por una prenda de vestir.

Gu-au... como esperaba, es increíblemente caro... no recuerdo que los Lucky Rats fueran monstruos tan especiales, pero supongo que tan lejos del continente demoniaco, es normal que cueste esto.

Vamos, con este dinero podría comprarme una casa en el continente demoniaco, y me sobraría.


"¿Los Nombres y sus Dueños...? Señor, esto puede ser descortés por mi parte, ¿pero podría decirme su nombre?"

"Claro... Me llamo Ludeus Greyrat."

"¡¿Cómo no me he dado cuenta de que era miembro de la familia Greyrat, señor?! Discúlpeme por mi falta de consideración. Agradecemos enormemente las aportaciones de Luke-sama a nuestra tienda, por lo que, si me lo permite, me gustaría ofrecerle una rebaja en el precio."


¿Lo hace para que le mandemos recuerdos a Luke y que se pase a comprar algo? No... parece que no es eso... Creo que es más un Espero que vuelva pronto a nuestra tienda...

... Bueno... cuanto más barato salga, mejor..."


"¿Tanto viene por aquí Luke?"

"Usted mejor que nadie debería saberlo, ¿no es así, Fitts-sama?"

"Ya... sí... esto... me refería a si viene también sin mí..."

"En efecto, aunque en esas ocasiones, nunca vuelve con la misma mujer."


Mientras Sylphy charlaba con el vendedor, me llevaron a otra habitación de la tienda para que un asistente tomara mis medidas; el manto que vimos era simplemente una muestra, y la mía vendría a medida.

Una chica sastre me tomó las medidas con una cinta métrica, lo que me llevó a tener una idea.

Me pregunto dónde podré comprar una cinta métrica para mí... me encantaría jugar con Sylphy una noche a tomarle las medidas...


"Como disponemos de materiales en stock, su manto estará listo en unos 3 días. Si pudieran por favor indicarnos un lugar de residencia, nos aseguraremos que le llegue pasado ese tiempo."


Con algo de vergüenza y entre sonrisas confidentes, les dimos la dirección de nuestra nueva casa.


Tras el evento en la tienda de ropa, fuimos a comprar ingredientes para la cena.

Comenzamos comprando especias, acordándonos de conseguir sal y otros ingredientes para conservar la comida. Después, aprovechando que Nanahoshi había establecido rutas comerciales con otras ciudades, pudimos comprar aceite a buen precio.

El siguiente paso fue comprar verduras que se mantuvieran bien durante suficiente tiempo, y algo de pescado congelado; y para la carne, decidimos encargar varios kilos para recoger el día anterior a la celebración.


"Sylphy, ¿tú sabes cocinar?"

"Sí... Okaa-san[52] y Lilia-san me enseñaron bastante sobre cocina... aunque no estoy segura de que te guste lo que sea capaz de cocinar, Ludy."

"Aunque me pusieras un plato lleno de ceniza, diría que me encanta tu comida."

"¿Ceniza...? Moo... ¿Sabes acaso por qué persona me esforcé tanto en aprender a cocinar?"


No solo tiene buen gusto, sino hasta ha aprendido a cocinar... encima, si no me equivoco, creo que dijo que sabía cómo encargarse de la ropa sucia y de la casa... Puede que se intente pasar por un hombre, pero esta esposa mía tiene un poder femenino[53] increíblemente alto...


"Sylphiette-san, eres una esposa tan fantástica, que me preocupa no llegar a merecer ser tu esposo."

"Ludy... p-para mí, tú también eres un esposo ideal, ¿lo sabías?"

"S-Si hubiera algo en lo que no fuera idea, por favor, dímelo. Haré cuanto pueda por convertirme en el hombre de tus sueños."

"En ese caso, me gustaría que actuaras con algo más de confianza y dignidad, Ludy. Eres quizás un poco más tímido de la cuenta."


¿Dignidad?

Jum... si fuera altanero al tratar con las personas, ¿qué hago si un día molesto a algún Dios y decide vengarse? En el mundo existen esas personas que te dan una paliza y te cuelgan desnudo en la entrada del instituto si les miras mal o les dices algo que no les gusta, ¿lo sabías?

.... Aunque... un marido tímido y servicial que no hace nada más que ocultarse detrás del periódico para esquivar los problemas... eso tampoco sería correcto... hasta Sylphy podría odiarme de actuar de esa forma, ¿no?

.... De acuerdo... en ese caso, debo actuar con más confianza de ahora en adelante, ¿no es así?

Decidido, de ahora en adelante me comportaré como el Gran Yo[54] que soy.


"¡Jum! ¡Escucha, Sylphy! ¡Más te vale no dejar de amarme con toda tu alma ni por un instante! ¡¿Entendido?! ¡¿ENTENDIDO?!"[55]

"Esto... creo que eso es un tanto excesivo, pero... Sí. Me aseguraré de amarte, Ludy."


Sylphy dijo esto con una expresión motivada y sonriente mientras apretaba sus puños.

¡AISHHH! ¡Qué mona es Sylphy~~! ¡Quiero comérmela aquí mismo~~!

Aunque no... porque sé que no le gustan los arrumacos y los mimos en medio de la calle... vamos, estoy seguro de que si me diera por abrazarla o sobarla ahora mismo se enfadaría mucho.

Aunque seguro que me perdonaría si me disculpo un par de veces... Pero si no dejo de molestarla de esa forma, me acabará odiando; así que lo único que puedo hacer es soportar las ansias...

Aunque pasarle la mano por encima del hombro debe estar permitido, ¿no? No... lo que tocaría en este momento es cogerla de la mano...

Y cuando fui a intentarlo, me di cuenta de que tanto ella como yo llevábamos varias bolsa con la compra, por lo que era imposible.

Grr....


"Que no se nos olvide comprar una vajilla y unas cuantas fuentes para la comida... O bueno, supongo que lo podrías fabricar tú mismo con magia, ¿no, Ludy?"

"¿No pasa nada si los platos son hechos de piedra?"

"Los que tú haces no parecen hechos de piedra como tal, así que no importaría."


¿Entonces el problema es la apariencia de la vajilla? Pues si lo importante es que sean bonitos, me aseguraré de que acaben brillantes y relucientes casi como si fueran espejos... Porque algo me dice que si les doy un toque japonés no sabrán apreciarlo ni les gustará[56].

¿Debería dedicarle su tiempo e intentar a hacer la vajilla imitando la porcelana? Lo único es que en cuanto al color, acabarán siendo platos marrones o grises debido al material...


"¿Crees que nos falte algo por comprar?"

"Pues... quizás algo de té para las visitas."


Entonces, tazas de té y hojas de té negro... Perfecto.

Me pregunto si será buena idea comprar una alfombra o algo para la casa mientras andamos organizándolo todo... Quizás hasta podríamos preparar un cuarto para invitados o algo parecido.


"¿Crees que sería buena idea si compramos algunas camas y armarios para preparar las habitaciones libres como cuartos para los invitados?"

"Ah, buena idea."


Siendo una casa tan grande, al final todavía quedan muchas cosas que comprar... Nuestros ahorros van desapareciendo lenta pero constantemente. Uff... me alegro de no haberlo ido gastando todo en objetos mágicos o cualquier otra cosa durante estos años.

Todavía tengo bastante dinero ahorrado, gracias a que la casa no me costó demasiado; pero si sigo gastando a este ritmo, en un año o 2 podría acabar sin un solo céntimo.

Supongo que si cazara algún que otro monstruo de vez en cuando podría ganar algo de dinero, pero... Mala idea, mala idea... Si me dedico a hacer misiones del gremio con una actitud tan superficial, no me cabe duda de que me acabará pasando alguna desgracia. Todavía no estoy a salvo de los Death Flags de la boda...

... Siento que ahora puedo comprender mejor cómo se sentía Paul cuando dejó de ser aventurero para comenzar a trabajar de Caballero.


"Hmm... n-no te preocupes, Ludy. Piensa que Ariel-sama me paga un sueldo..."

"Uhhh.... Perdona por ser tan indigno..."[57]


Si fuera necesario, quizás pudiera pedirle a Soldat que me dejara acompañar a su grupo...

Mejor no... analizando los días que tendremos que estar de viaje para la misión, al final será poco beneficio para semejante esfuerzo...

Al final no voy a tener más remedio que buscarme un trabajo...

Qué complicado es esto del matrimonio...

3ª Parte[edit]

Esa noche conseguí convencer a Sylphy de que me acompañara al baño.

La excusa oficial era enseñarla correctamente a utilizar el baño de la casa; aunque extra-oficialmente, mi intención es poder sobetearla a mi antojo mientras la enjabono.

Extra-EXTRA-oficialmente, es que juguemos tanto como queramos en el baño...

Vamos, si yo fuera el narrador de este dorama, comenzaría esta sección con un:


'En esta velada, una chica tierna se está adentrando en la boca de un perverso lobo.


... O algo así...

Pero en definitiva. ¡Esta noche lo vamos a hacer, no hay duda! ¡Padre, observa como tu hijo escala las escaleras de la madurez![58]

... Aunque con Padre... ahora mi padre es en realidad Paul, ¿no es cierto? ...... Jum, por tu bien, ni se te ocurra mirar, Paul.


"Pues bien, Sylphy, las normas para el baño de mi familia son un tanto distintas a las de la familia real de Asura."


Nuestra primera parada es el cuarto de lavandería que hay previo al baño; donde le enseño a Sylphy la idea de guardar la ropa en una de las cestas que hay en el cuarto en una estantería.

Yo por mi parte, aprovecho para ir desnudando a Sylphy como si fuera lo más natural del mundo, y voy doblando y guardando su ropa, prenda a prenda, en su cesta correspondiente.

Como bien lo recordaba, el cuerpo de Sylphy es esbelto, sin ninguna grasa aparente en su físico, y en general, con un cuerpo delicado. No obstante, bajo ningún concepto tiene un cuerpo esquelético; seguramente debido a que, aunque está delgada, su musculatura está bien definida y tiene una buena alimentación.

Además, posee una cintura estrecha que resalta la curva de sus caderas; dejando claro que es una mujer, aunque no posea curvas demasiado peligrosas como unos pechos de infarto, ya que eso no significa que no tenga una clarísima figura femenina.

Vamos, solo con verla desnuda frente a mí estoy a punto de perder el control...


"Ah... esto... ¿E-Es realmente necesario que t-tú me desnudes, Ludy?"

"No lo es, no."

"¿Y por qué tienes la respiración tan agitada?"

"Porque estoy excitado."

"¿E-Es realmente necesario e-excitarse para entrar al baño?"

"No lo es, no."


Fui respondiendo a Sylphy sus preguntas como correspondía mientras yo me fui desnudando para acompañarla al baño.

Al entrar, lo primero que eché en falta fueron la ducha y los espejos; pero al menos, había recreado cubos para el agua y pequeños taburetes, a los que, a modo de broma, decidí decorarlos con los carácteres ケロリン [59].


"Lo primero que tienes que hacer es coger este cubo con agua caliente y echártelo por encima de los hombros, y tras eso, sentarte en esta pequeña sillita para enjabonarte bien con este jabón y finalmente enjuagarte."

"Una cosa, Ludy, ¿por qué este taburete tiene esta extraña hendidura atravesándolo por mitad[60]?"

"Claramente es para que sea más fácil lavarse."[61]


Decía esto mientras cogía un paño y lo humedecía con agua templada para después echarle jabón. En cuanto vi que el jabón comenzaba a hacer espuma, lo utilicé para enjabonar a Sylphy.

Limpié detrás de sus orejas, la hendidura formada por su clavícula, su espalda, y cualquier otro sitio donde creyera que pudiera acumularse la suciedad. Aunque claro está, las zonas más delicadas no se pueden limpiar utilizando una prenda tan basta, por lo que era total y absolutamente necesario limpiarlas con las manos enjabonadas.

Zonas que no se podrían haber limpiado de no haber tenido el taburete esa hendidura.


"Hmm... Ludy... estás... llevas un rato que no estás usando ese paño... y además te estás... dedicando a esos sitios... a-ahora mismo estás tocando... e-ese sitio, p-pero..."

"Ups, perdona."


Me estaba dejando llevar demasiado sin querer... mal hecho, mal hecho; después de todo, esa no es costumbre familiar para el baño.


"L-Ludy... Si... si no puedes soportarlo más... entonces... p-puedes... Lo sabes, ¿no?"

"Eso es para después de bañarnos."


El baño ahora es lo importante. Nos estamos lavando el uno al otro. Lavando.


"Después de limpiar a conciencia el cuerpo, le llega el turno a la cabeza. Cierra los ojos."

"H-Hmm~."


Sylphy apretó los ojos, cerrándolos.

Qué chica tan adorable... Me están entrando unas terribles ganas de besarla y hacerla mía aquí mismo... Pero no lo haré.

No puedo perder la concentración en este sitio ni un instante... Pero este baño de batalla es infernal[62]...


"Después de mojarte el pelo con agua caliente, tienes que enjabonarte bien el pelo hasta que salga espuma. Aunque más que centrarte en el pelo, tienes que asegurarte de limpiar en la zona de la cabeza de la que sale el pelo. Igualmente quiero que sepas, que no pasa nada por lavar el pelo una vez cada 2 o 3 días, porque el jabón puede debilitar el cabello."


Esto se lo estaba mencionando mientras yo me encargaba de lavarle la cabeza, aprovechándome, entre otras, de que Sylphy tiene el pelo bastante corto y que así es más fácil de lavar.


"Cuando hayas terminado de enjabonarlo bien, con mucho cuidado, quítate el jabón con agua caliente."


Generé agua caliente con magia para quitarle el jabón del pelo, y al hacerlo, Sylphy sonrió y dijo entre risas.


"Jeje... Por algún motivo esta situación me ha recordado a la primera vez que nos conocimos."


Ahora que lo dice... es cierto que ese día le quité el barro con agua caliente... Qué de tiempo hace de aquello... y pensar que el chico que pretendía usar para la operación Carnaza y Realce[63], se acabaría convirtiendo en mi esposa... La vida está llena de sorpresas...

Aunque claro... desde que me di cuenta de que era una mujer, me juré que la haría mía cuando nos hiciéramos mayores... así que más que una sorpresa, se podría decir que mi deseo se hizo realidad.


"Bueno, pues ahora que hemos terminado de lavar nuestros cuerpos, el siguiente paso es la bañera. Ten cuidado al entrar, porque es bastante escurridiza."


Sylphy siguió mis pasos al pie de la letra y se metió lentamente en la bañera. Por otro lado, como nos habíamos deleitado bastante en el proceso previo, el agua no estará tan caliente, aunque...


"Ah~... es como si mis brazos y mis piernas se derritieran en el agua caliente~... Qué agradable~..."


Entonces el agua está en su punto... perfecto.

Habiéndome quedado más tranquilo en ese aspecto, comienzo a lavarme yo.

Hubiera preferido pedirle a Sylphy que me enjabonara, pero por hoy puede pasar... no hace falta hacer todo lo bueno el primer día... O mejor dicho, si le dejara hacerlo, dudo mucho que pudiera controlarme por más tiempo...

Hoy quiero tratarla tan delicadamente como sea capaz... quiero compensarla por la primera vez en la que me convertí en un loco debido al afrodisíaco... Prefiero no abusar de esa manera de ella otra vez.


"..."


Mientras seguía enjabonándome, me di cuenta de que Sylphy me estaba observando; aunque para mi sorpresa, su mirada no parecía interesada en aprender exactamente las técnicas de enjabonado corporal, sino algo distinto, algo que las mujeres no poseen; aunque seguramente sea simple curiosidad.


"Fuu~..."


Cuando terminé de lavarme, me metí también en el baño; aunque asegurándome de que toalla se quedara en mi cabeza y no en el agua.

Cuando pasé unos segundos flotando en el agua caliente, comencé a sentir mi circulación acelerándose y calentando mis frías extremidades.

Uhh... los baños son fantásticos... son la cumbre de la cultura japonesa...


"Por cierto, no se debe meter en el agua el paño de antes."

"¿Y eso?"

"Porque el agua se ensuciaría."


Aunque teniendo en cuenta que solo lo vamos a usar nosotros, y que tampoco es un baño público japonés, no creo que haga falta seguir esa normal, pero.... Bueno, tampoco es importante.

Mientras pensaba en esto, Sylphy se acercó sin hacer ruido dentro de la bañera y se abrazó mi brazo bajo el agua apoyando su cabeza en mi hombro y dejándome sentir su pelo húmedo en mi piel.


"¿Cuánto tiempo tenemos que quedarnos dentro?"

"Hasta que sientas que todo tu cuerpo ha entrado en calor..."


Aproveché la postura y pasé mi brazo por encima de sus hombros para abrazarla.

Cuando lo hice, Sylphy siguió el movimiento demasiado bien, girando todo su cuerpo hasta colocarse encima mía, de forma que nuestros cuerpos estaban en pleno contacto mientras nos encontrábamos frente a frente. Suficiente contacto como para poder notar como las cerecitas que coronan sus pechos acariciaban mi piel.

A este paso no voy a ser capaz de soportar las ansias...

Como reza el dicho, en la pareja, el hombre debe aportar paciencia y la mujer cariño... No sería de buena educación ensuciar la bañera después de decirle que no se debe hacer...


"Hmmjuju... no entiendo bien por qué, pero estoy muy contenta ahora mismo..."


Observo a Sylphy desde mi posición, y tengo una perfecta vista de su delicado cuerpo, su pequeño culito y esas delgadas piernas pataleando alegremente en el agua. La cosa es que puedo sentir perfectamente el movimiento de esas patadas a partir del contacto que se mantiene en nuestros pechos.

Por otro lado, Sylphy me ha abrazado del cuello echada sobre mí cómodamente mientras disfrutamos juntos del agua caliente mientras aprovecha para acariciarme.

Jujuju... acaríciame cuanto quieras, este cuerpo musculoso es todo tuyo Sylphy...

Pero vaya... y pensar que en su día pensé que Sylphy se convertiría en un hombre apuesto cuando creciera... Ha superado con creces mis expectativas convirtiéndose en una encantadora y bella mujercita. Tanto, que hasta que no me extrañaría si un gato venido del futuro le hubiera entregado un invento del futuro para convertirla en la esposa ideal...[64]

En una situación como la actual, con una chica preciosa abrazándome desnuda, no me extrañaría que significara que mañana tendría que limpiar a fondo la bañera...

Alargo mi mano y la cuelo bajo el agua para acariciar la espalda de Sylphy, acariciando su piel, sus brazos, su costado.

Jum... qué piel tan suave...


"Ludy... me haces cosquillas..."


Sylphy dice esto contrayéndose y agitándose un poco bajo el agua.

Por supuesto, mi símbolo inequívoco de virilidad lleva bastante rato alzado y chocando contra su cuerpo, pero en ningún momento se ha mostrado incómoda ni molesta por el mismo.

Por lo general se enfada conmigo cuando hacemos estas cosas en público, pero en situaciones como la actual, su cuerpo se muestra relajado, casi como si estuviera ofreciéndose a mí, ya que sin oponer la menor resistencia la abrazo con fuerza pegando su cuerpo más a mí.

Me mira a los ojos y yo la correspondo, lo que lleva a que nuestras miradas algo tímidas se crucen y la adorable Sylphy deja escapar una tímida sonrisa.


"Ludy... Te quiero..."


Dijo esto y me dio un tierno beso en la mejilla.

Gran error.


".... ¡! ¡Wawa-!"


Incapaz de soportarlo por más tiempo, levanté a Sylphy de la bañera llevándola como una princesa entre mis brazos[65].

Todavía estamos en medio de las clases de Baño 101[66], pero no creo que pase nada por dejarlo para otra ocasión.

Y goteando por el pasillo, la llevé en brazos directamente hacia el dormitorio.

Capítulo 96 - El Banquete de Bodas - Celebración[edit]

1ª Parte[edit]

Varios días más tarde, en la mansión Ludeus, llegó el día de la celebración.

Para el día, habíamos escogido un día festivo, y para la hora, optamos por una celebración matinal para la hora de comer.

Jinas rechazó cortésmente la invitación debido a su trabajo y Soldat avisó de que estaría ocupado con distintas reuniones con su clan y no tuvo más remedio que ausentarse también.

Son gente bastante ocupada.

Por otro lado, pensé que BadiGadi, al igual que ellos, también tendría cosas que hacer y que no asistiría, pero su majestad casi por sorpresa, declaró que no tenía nada que hacer ese día y que asistiría.

A parte de eso, el resto de los 11 invitados aseguraron que asistirían.

Exactamente, TODOS.

Incluida Nanahoshi.

2ª Parte[edit]

Desde primera hora de la mañana, se notaba que Sylphy estaba contenta.


"¡No te preocupes, Ludy, y confía en mí! ¡Piensa que estas cosas siempre las hace la esposa!"


Y con su buen humor, se dedicó a realizar todo tipo de labores de preparación por toda la casa.

Parece que en todos estos años que llevamos separados, Sylphy no solo ha aprendido a cocinar, sino que es capaz de hacer todas las cosas que por lo general una esposa debería ser capaz de hacer en este mundo.

Por otro lado, confirmé una vez más que todo estaba listo en las habitaciones libres del 2º piso. Pero aunque lo digo con cierta formalidad, lo cierto es que los cuartos no tienen más que lo básico; una cama, un armario, una mesa con un par de sillas y una jarra de agua con vasos.

Decidimos preparar estas habitaciones por si hubiera cualquier contratiempo y alguien se acabara encontrando mal.


Cuando todavía estábamos ultimando los preparativos, llegó el primer grupo de invitados; se trataba de Rinia y Pursena.

Llegaron tan temprano (2 horas antes de lo previsto) que llegué a dudar de si no habían entendido mal la hora a la que íbamos a celebrar el banquete.


"En los feral-nya, la tradición dicta que se debe traer una gran presa para la celebración-nya."

"Exacto-nano, y para demostrar nuestra devoción por ti, jefe, decidimos presentarnos las primeras-nano."


Con presa, se referían a un enorme jabalí que traían entre las 2.

Según me explicaron más detenidamente, entre los feral, cuando se asiste a la celebración de boda de algún miembro de la manada, la tradición dicta que hay que salir a cazar temprano y llevar las presas capturadas como ingredientes para degustar durante el banquete. Además, tanto la cantidad y tamaño de las presas, como lo rápido que sean ofrecidas a los novios, representa mayor respeto por ellos.

Les pregunté, solo para quedarme tranquilo, qué pensaban hacer en caso de no encontrar una presa que cazar, y me respondieron que su idea era ir al mercado a comprar algo si se diera el caso...

Menuda pareja...


Dejando ese intercambio de lado, confirmé que se presentaron con el uniforme de la universidad.

Fue la prenda de vestir que yo mismo decidí que sería la que todos los asistentes debían usar.

El motivo de esta decisión es la enorme diferencia de estatus social entre los asistentes. No me cuesta imaginar que alguno de ellos podría haberse emocionado más de la cuenta eligiendo vestuario y hacer sentir incómodos o fuera de lugar al resto. Por fortuna, me di cuenta de que todos los invitados tenían uniforme, así que...

Oh, y por supuesto que me acordé de Julie, por lo que le compramos uno a medida para la ocasión y para que de paso asistiera a la universidad de ahora en adelante con él.


Volviendo a la llegada de esas 2, tanto Rinia como Pursena fueron acompañadas al salón para que esperaran cómodamente a que empezara la fiesta; y el marido, osea, YO, soy el encargado de entretener a los invitados mientras todo comienza.

Pude ver que debido a que ambas habían salido a cazar desde la mañana temprano, sus cuerpos estaban algo fríos, por los que les llevé al lugar más agradable de la casa, que era el sofá que se encontraba frente a la chimenea; donde comenzaron a frotarse las manos.


"Pero en todo caso-nya, jamás de los jamases se me pasaría por la cabeza que el jefe y Fitts se casarían-nya..."

"Siempre pensé que Fitts era una mujer-nano, su olor era extraño para ser el de un hombre."

"Cierto-nya. Pero ahora todo tiene sentido-nya..."


Mientras las 2 hablaban entre ellas, seguían calentándose frente a la chimenea y entreteniéndose mutuamente.

Como puede verse en esta conversación, a todos los invitados se les ha informado previamente de que Fitts es en realidad Sylphy, una mujer.

Sé que dijimos que no lo haríamos demasiado público, pero teniendo en cuenta que había ciertas sospechas y que no lo podríamos mantener en secreto a nuestros amigos cercanos, pues supongo que no había más remedio que aceptar este compromiso...


"¿Qué es lo que ahora tiene sentido? ¿El olor?"


Les serví té caliente en unas tazas mientras me unía a la conversación.


"Que tus preferencias están en las pequeñas, jefe-nya."

"Ya que, aunque no parabas de dejar escapar el olor a deseo sexual, como que nunca viniste a atacarnos a nosotras-nano. Ahora comprendo que el problema era como que tus gustos-nano..."


Creo que os estáis pasando un poco con vuestros comentarios... casi parece que soy un depravado sexual que va por ahí atacando a toda mujer que se me pone delante.

Vamos, solo por eso os merecéis que abuse de vosotras en este preciso momento...

Pero aunque tenía estos pensamientos, lo cierto es que no tuve el menor deseo de llevarlo a la práctica.

El motivo de esto fue que ayer mismo descargué todo mi deseo y lo dejé dentro de Sylphy, por lo que hoy soy uno con el universo[67].


El segundo grupo de invitados llegaron una hora más tarde, que seguía siendo una hora antes de la hora acordada; como era de esperar por su dedicación, se trataba de Zanoba y Julie.


"Disculpad la demora, pero nos encontramos con una escultura en el mercado en nuestro trayecto hasta su casa, Shishou. Si Julie no me hubiera acompañado, temo que el retraso hubiera sido incluso mayor."


Las primeras palabras de Zanoba fueron una disculpa, y me hicieron fijarme en Julie.

Lo que vi fue a la pequeña vestida preciosamente con el uniforme de la universidad; en concreto, con un modelo para el equivalente a hobbits de este mundo.

Creo recordar que los llaman cuerpo de niño... aunque no he visto muchos.

El tamaño es bastante apropiado, pero le quedaba quizás demasiado justo, haciéndola parecer casi como una muñeca.


"Gran Maestro... muchísimas gracias... por invitarme."


Julie pronunció estas palabras al ver que había captado mi atención, y sujetando el borde de la falda del uniforme hizo una cortés reverencia.

Qué monada...

Mi atención volvió a Zanoba, y pude ver que él también estaba realizando una ligera inclinación de cabeza a modo de saludo humilde, acompañado de unas palabras.


"Ludeus Greyrat-dono. Le agradezco de corazón que me invitara a su banquete de bodas."


Oh... Hasta Zanoba está siendo increíblemente formal y educado...

Siempre se me olvida, pero es verdad que este chico sabe comportarse como es debido según las circunstancias.

Pues bien, tendré que seguir su ejemplo y entender la formalidad de este evento.


"Su alteza Zanoba, en este día-"

"Ah, Shishou. No tiene necesidad de mostrar tanta humildad ante este servidor. Mi actitud hacia usted es debida a la formalidad del evento, pero le agradecería enormemente si su actitud hacia mí fuera tan cercana y cordial como hasta ahora."

"... Comprendo, en ese caso, esperad a que empiece la celebración en el salón."

"Jujuju, por supuesto, Shishou. Ven, Julie, vayamos al interior."


¿Por qué, Zanoba? Encima que te sigo el juego con la formalidad, casi parece que me he esforzado para nada....

Y pensando en esto preparé algo más de té; porque una cosa es tratarle como de costumbre, y otra muy distinta es no acomodar a los invitados.

Después de todo, ese es el trabajo del esposo en estos casos.

Pensando de esta forma, pude escuchar algunas palabras que provenían del salón.

Parecía que Rinia y Pursena estaban alardeando de algo; presté algo más de atención, y resultó que estaban atacando a Zanoba con que ellas habían llegado las primeras, y hasta Zanoba parecía molesto por haber llegado después que ellas.

Pero también se notaba que principalmente eran comentarios bromistas y cómplices más que verdaderos ataques.


El tercer grupo que llegó fue el de la princesa Ariel, que llegaron 30 minutos antes de la hora acordada.

Como era de esperar, los integrantes del grupo eran, la propia Ariel, Luke, y un par de chicas con el uniforme de la universidad que por algún motivo sentía que había visto anteriormente.

Pero las conociera o no, lo importante es que eran parte del grupo de Ariel; por lo que todos ellos eran los camaradas de Sylphy.

Por eso, me aseguraré de tratarles como se merecen.


"Muchísimas gracias por la invitación a este día tan especial. Debido a que la etiqueta que nuestro grupo conoce es la del reino de Asura, quiero pedirle perdón de antemano en el caso de que nuestra actitud pueda chocar con el sentido común."


Para mi sorpresa, la persona que hizo una reverencia al decir estas palabras fue la propia Ariel.

Personalmente, daba por sentado que las primeras palabras y la reverencia vendrían de Luke o de alguna de sus damas de compañía; pero pude comprobar como estas personas imitaban a Ariel a su lado.


"No tiene que preocuparse, Ariel-sama; debido a la heterogeneidad racial de los asistentes a la celebración, no tiene que preocuparse de cumplir norma alguna de etiqueta. Es más, yo soy la persona más preocupada por cometer actos descorteses en su presencia..."

"Le agradezco el gesto y la confianza. Damas..."


Ariel le hizo una señal a sus 2 damas de compañía, y estas dieron un paso al frente.


"Soy una de las damas de compañía de Ariel-sama. Mi nombre es Elmore Bluewolf."

"Ocupo un puesto similar. Y mi nombre es Kleene Elrond."


Sus nombres no eran difíciles de recordar, pero sus apellidos eran realmente fáciles de hacerlo.

Lobo azul y un caballero élfico de Tolkien...[68]

Bueno, después de todo yo soy un rata gris, así que no me extrañaría que muchas familias del reino de asura tuvieran apellidos hechos al mezclar un animal y un color...

Por ejemplo, podría haber alguna familia ciervo blanco... ¿Cómo sería? White...¿Deer? ¿Wait Dear? ¿Espera cariño?[69]

Si nos ponemos así, lo mismo resulta que es un caballo en lugar de un ciervo; ya que solo los tontos podrían confundir algo así... a menos que quisieras buscar traidores entre tus filas, claro está.[70]

Si hubiera estado presente, lo hubiera llamado animal a secas... No tengo tantas ganas de ver un mundo blanco antes de tiempo.[71]


"Por favor, espero aceptes estos obsequios."


Las 2 damas de compañía me entregaron una caja envuelta en una lujosa tela.


"Es un regalo de bodas para ustedes de nuestra parte."

"No sé qué decir... aunque os agradezco enormemente el detalle. Muchísimas gracias."

"No sabíamos bien qué traer, pero al final, acordamos regalaros algo util para vuestra vida en pareja. Esperamos que os guste."


Como noté cierta insistencia en que lo abriera, decidí abrir la caja y ver el contenido.

Me quedé sin palabras.

En el interior de la caja se encontraba un vial cerrado con un líquido rosa en su interior, y un pequeño cetro tallado de madera.

Lo he intentado dejar sutilmente, pero lo cierto es que en el interior de la caja había una dosis del afrodisiaco que me entregó Sylphy y el equivalente medieval de un consolador.

... ¿Pero qué...?


"Jamás se me ocurriría insinuar que un descendiente de los Greyrat fuera incapaz de satisfacer a una mujer, pero si os viérais en la necesidad o le encontrarais un uso, espero que podáis disfrutarlo."

"Eh...-ah...---.... P-Por supuesto."


Intenté decir algo al respecto, pero no supe bien cómo reaccionar al ver a Ariel con un rostro tranquilo después de semejante regalo.

.... ¿Acaso es algo normal en este mundo?

Solo para quedarme tranquilo, observé al resto de su grupo, y vi que todos ellos también estaban serios y que esto no era una broma ni algo fuera de lugar.

Voy a tomarlo como choque cultural... pero menudo choque cultural...

Intentando no pensar demasiado en ello, acompañé al grupo de Ariel al salón, donde se encontraban ya Zanoba, Julie, Rinia y Pursena.

En cuanto llegamos, Rinia y Pursena se pusieron bastante serias ante la llegada del grupo de Ariel, cargando un poco el ambiente en la sala.


"..."


Espero de corazón que no piensen ponerse a pelear hoy...

Ruego porque, entre las costumbres ferales, haya alguna que les impida causar problemas en celebraciones.


"Cuánto tiempo sin veros, Rinia-san, Pursena-san. Siento las diferencias que tuvimos tiempo atrás."

"Cuánto tiempo-nya."

"Nosotras también lo sentimos-nano."


Las 3 actuaron de forma parcialmente relajada, casi como si hubieran notado mi ansiedad al ver el ambiente tan cargado.

Tras el intercambio, Ariel se sentó en otro sofá cercano a Rinia y Pursena actuando con naturalidad y calma; mientras el resto de su grupo se quedó de pie cerca de ella.

Decidí, por si acaso, mandarle una señal a Zanoba para que las detuviera en caso de que ocurriera algún imprevisto; al ver la señal, Zanoba asintió, pero dio la impresión de que confundió el mensaje, puesto que su reacción fue ponerse en pie y acercarse hasta Ariel.


"Agradezco enormemente haber tenido el honor de conocerla en persona, princesa Ariel. Me presento, soy Zanoba Shirone, tercer príncipe del reino de Shirone y discípulo predilecto de Ludeus Greyrat."

"Vaya, principe Zanoba, me alegro de compartir velada con usted, y sobre todo, me alegro de que podamos vernos de nuevo. Es posible que lo haya olvidado, pero ya nos conocíamos de un fortuito día poco después de que usted viniera a esta universidad."

"Cierto, aunque le ruego me disculpe. Piense, que siendo un Miko con una fuerza descomunal, lo único que destaque en mí es mi fuerza, muy por encima de mi inteligencia y memoria..."

"Espero que no sea para tanto, después de todo, he escuchado que está mostrando grandes avances en magia de Tierra en los últimos meses."

"Mis logros solo pueden verse como el resultado de las enseñanzas de mi Shishou."


Me quedé bastante atónito ante las increíbles habilidades sociales de Zanoba conforme terminaba de servir té a los recién llegados.


Poco después, los que llegaron a 15 minutos de que comanzara la celebración, bastante en el límite de tiempo, fueron Cliff y Elinalise. Y junto con ellos, Nanahoshi.

Qué combinación tan inesperada... vamos, jamás me imaginé que Nanahoshi viniera siquiera acompañada.


"Nos encontramos a esta chica algo confundida frente a la puerta de la vivienda. Es amiga tuya, ¿no es así, Ludeus?"

"Sí, claro que la conozco. Pero Cliff, ¿no sabes quién es? Esta chica es Silent SevenStar-san."


En cuanto me oyó, Cliff se mostró tan sorprendido que pareció quedarse sin palabras; expresión que era la primera vez que le había visto usar.

Parece que Cliff no conocía a Nanahoshi...


"Y-... Ya veo, así que eres Silent. Jum, yo soy Cliff Grimoire; seguramente sea un nombre que hayas escuchado antes."

"... Sí... Lo había escuchado, sí, aunque solo el nombre, junto con rumores sobre que eres un prodigio. Yo soy Silent."


Cliff se mostró un tanto altanero, pero Nanahoshi respondió en un tono sin sentimiento alguno, como si estuviera fingiendo que de verdad había oído hablar de él, o quizás fingiendo que le importaba realmente.

Dudo mucho que le importe la vida de nadie de este mundo, y menos aún la de un estudiante de la universidad con el que no tenga que cruzarse siquiera... Aunque bueno, al menos parece que Cliff se ha quedado contento... así que mejor no digo nada.


"Encantada de conocerte, Silent SevenStars. Yo soy Elinalise DragonRoad, y he de decir que esa máscara que llevas es preciosa."

"Gracias. Por tu parte, ese peinado también es precioso[72]."


Nanahoshi continuaba con su tono desinteresado y solo de escuchar el intercambio hizo que un escalofrío recorriera mi espalda, al notar el dardo envenenado de Elinalise y la respuesta acorde de Nanahoshi.

Pero en realidad, dudo mucho que Nanahoshi se enfrasque en una guerra dialéctica con nadie; no es exactamente una persona a la que le importe lo que digan los demás...

Aunque vaya... apostaba porque Nanahoshi ni siquiera vendría, y eso que hasta aceptó la invitación cuando se la entregué, ya que en ningún momento confirmó que vendría...

Su única respuesta entonces sin el menor sentimiento fue:


"¿Te vas a casar...? Veo que definitivamente pretendes acomodarte en este mundo..."


Igualmente, decidí romper el hielo hablándole sin que se enteraran los demás.


"No me esperaba que de verdad fueras a salir de esa habitación."

"... Me invitaste, ¿no es así?"

"Tienes razón. Bueno... espero que disfrutes de la fiesta; he preparado como aperitivo patatas fritas para la ocasión. Espero que te gusten."

"¿Patatas fritas[73]? ¿Has hecho... patatas fritas?"

"Sí, porque gracias a ti, es fácil conseguir aceite para cocinar."

"Sorprendente..."

"No es para tanto, ¿no te parece?"


Lo único que he hecho ha sido cortar varias patatas en rodajas finas, freírlas en aceite y echarles un poco de sal... Y teniendo en cuenta que tanto el aceite, como la sal y las patatas son de distinta procedencia en este mundo, el sabor no es exactamente el mismo que recordaba...


"Bueno, vamos yendo al salón, Ludeus."


Elinalise tiró de Cliff y Nanahoshi les siguió, dirigiéndose sin esperarme en dirección al salón, con paso decidido y eso que por lo general debería ser yo quién les guiase hasta allí.

Teniendo en cuenta que Elinalise es una aventurera, su estatus social en esa sala solo estaría por encima de Julie... aunque tampoco es que a Elinalise le importe mucho algo como el estatus.

También puede ser, que viniendo de otra raza, las clases sociales no tengan nada que ver con ella... supongo...

La pareja de tontolitos llegó al salón y actuaron como de costumbre; Cliff comenzó con comentarios altaneros y ególatras que enrarecieron el ambiente y Elinalise se encargó de volver a suavizarlo con sus bromas y palabras acertadas.

Sé que Cliff no tiene mala intención... pero es especialista en no saber leer entrelíneas y complicar más la situación con lo que dice...

Por su parte, Nanahoshi se pasó la mayoría del tiempo en completo silencio, pero cualquiera que le hablara obtenía respuesta, y hasta respuestas elaboradas y no simples monosílabos.

Vaya, juraba que Nanahoshi sería la típica Hikikomori antisocial y sin habilidades sociales, pero resulta que no era así...

Poco después Sylphy se acercó al salón y avisó a los comensales de que la comida estaba lista.

Bueno, ahora solo falta que llegue Badi... pero como llegue tarde, la comida se va a enfriar...

Y mientras pensaba en esto, Elinalise alzó la voz.


"Es imposible saber si BadiGadi llegará ahora o dentro de varias horas; es lo que le pasa a aquellas personas cuyas vidas son extremadamente longevas. Creo que es mejor esperar que BadiGadi se presente para la celebración dentro de un mes."


Oyéndola, y recordando que en efecto se quedó un año entero en Onigashima, decidimos que lo mejor sería comenzar la comida a la hora prevista.

Perdón, Badi. Te guardaré un poco.

3ª Parte[edit]

El almuerzo fue servido en el comedor, aunque habíamos apartado las sillas de la mesa para comer siguiendo un estilo similar a buffet.

El motivo de esto fue, que tras mucho debatir sobre dónde sentar a quién, al final decidimos olvidarnos de las sillas directamente, ya que por suerte, la habitación era espaciosa y hasta la mesa es suficiente alargada como para moverse por la sala sin dificultad.

Y para los casos en los que alguien se quiera sentar, hemos dejado las sillas alineadas en la pared de la sala.

Por otro lado, hasta la comida la hemos hecho pensando en que fueran cosas fáciles de comer sin necesidad de cubiertos o demasiada destreza.

Pero volviendo a la comida, repartí vasos de vino a los presentes, aunque Nanahoshi prefirió no beber alcohol, por lo que le serví un poco de zumo.

Por lo que pude ver, todos los asistentes esperaban que diera alguna clase de brindis, así que no les hice esperar y me coloqué junto a Sylphy en la zona central de la sala y di un paso al frente, haciendo que todas las miradas se centraran en mí.

Hablamos de 11 personas mirándome fijamente... y aunque no sean miradas de odio ni hostilidad, no puedo negar que me puse algo nervioso al sentirme tan observado.

Imaginándome que esto pasaría, por si acaso había decidido prepararme una tarjetita con palabras clave para el brindis en caso de que me quedara bloqueado por los nervios. Además, con Sylphy al lado mía sujetando mi mano, sumado a una sonrisa tímida que me dedicó mientras me la apretaba con fuerza hicieron que se me pasaran ligeramente los nervios. También pude escuchar entre susurros un Tú puedes, Ludy, que me dio unas ganas tremendas de llevármela ahora mismo al dormitorio...


"Ara ara, Ludeus... por qué tanto silencio mientras miras tan ardientemente a tu esposa, ¿eh? Jejeje..."

"Lize, guarda silencio."


Elinalise se reía cordialmente mientras, para mi sorpresa, Cliff fue el maduro de los 2.

De acuerdo...


"CofCof. Gracias a todos los que os habéis reunido en este día tan importante para nosotros, aun sabiendo que teníais otros asuntos de los que encargaros. Quiero haceros saber hoy aquí, que yo, Ludeus, y mi esposa,-¡!"

"¡Fuajajajajaja! ¡Servidora entrada triunfal!"


Casi se me sale el corazón del susto.

Me giré bruscamente y me encontré a un ser especial delante mía. Un cuerpo color negro azabache enorme con 6 brazos llenos de músculos y un uniforme luchando una dura batalla por mantenerse intacto.

En efecto, el Inmortal Rey Demonio BadiGadi había hecho una entrada impactante y triunfal.

Por no hablar que vino a través de una puerta que lleva al pasillo interior de la casa.


"¡¡¿¿??!!"


Ninguno de los presentes supo reaccionar ante su llegada y esa forma tan señorial de actuar.

Ni Cliff no sabía qué decir en esta situación, vamos... yo tampoco sé bien qué decir, jamás he estado en esta situación.

Casi parece que BadiGadi ha esperado para entrar durante el brindis para que parezca que me caso con él... Pero Badi, ¡tú ya estás prometido! ¡No puedes serle infiel a esa especial prometida tuya con el cuerpo de una niña pequeña!


"BadiGadi, llegas tarde."


La única persona que supo contestar medianamente bien a la situación fue Elinalise; pero parece que a BadiGadi le da todo bastante igual.


"Umu. Ciertamente no se puede negar que este servidor haya llegado tarde a la celebración. Pero en mi raza, se tiene por costumbre que en las bodas, los miembros de la realeza de los demonios deben aparecer en el momento exacto para dejar a todos los presentes atónitos."

"Eso te lo acabas de inventar, ¿no es así?"

"No, este servidor habla en serio. Es una ley que la propia Kishirika impuso en uno de sus arrebatos, ¡aunque no por ello este servidor no entienda lo absurdo de la ocurrencia!"


¿Y aunque lo veas absurdo lo hiciste? En fin, tanto BadiGadi como Kishirika son bastante absurdos en general... Entre otras, ese debe ser el motivo por el que los humanos han vencido una y otra vez a los demonios en las guerras...


"Y quiero que entiendas que este servidor fue comprensivo con ustedes para evitar causaros problemas; para evitar romper algo, este servidor le dio una vuelta al edificio para entrar por la cocina, y hasta se tomó su tiempo para no ser descubierto. ¡Así que sería comprensivo si os sintieras agradecido por el detalle! ¡Fuajajaja!"


Así que ha rodeado la casa para entrar la cocina como un ladrón y ENCIMA quiere que me sienta agradecido.... será desgrac-.................. Cálmate... Relájate.... Sabías que BadiGadi era así de especial....

Porque ya lo sabías, ¿no es cierto?


"A-Aja..Ajaj-¡jajaja! ¡Ahora todo tiene sentido! Muchas gracias por el detalle, Badi-sama."

"No hay nada que agradecer, chico. Pero ya puedes continuar con el brindis. Piensa que es algo inusitado tener a un Rey Demonio asistiendo como invitado, por lo que este servidor no es el más indicado para ser maestro de ceremonias, ¡y menos teniendo en cuenta que nunca he asistido a ninguna salvo a la mía con Kishirika!"


Mientras me preocupaba por la silla que ofrecer a BadiGadi para que se pudiera sentar, este se sentó en el suelo.

... Supongo que no habrá problema si está cómodo ahí... muchos en el continente demoniaco se sientan directamente en el suelo después de todo...


"En ese caso, comenzaré otra vez... CofCof..."


Respiro hondo, intento volver a mostrarme tan tranquilo como estaba antes de continuar.


"Gracias a todos los que os habéis reunido en este día tan importante para nosotros, aun sabiendo que teníais otras cosas que hacer. Quiero que escuchéis hoy aquí, que yo, Ludeus, y mi esposa, Sylphiette, tenemos la intención de formar una familia.

"Sabiendo que todavía nos puede faltar un poco de experiencia en la vida, existen varios puntos en los que seguro que no estaremos a la altura, y por eso, quería pedir vuestro apoyo en este día para lo que nos depara el futuro.

"Por supuesto, sabemos que todos los presentes nos han ayudado a poder llegar hasta aquí, y aunque seamos un grupo diverso, no puedo evitar pensar que, aunque fuera cosa del azar en algunos casos, tenemos un vínculo fuerte con todos ustedes y os considero amigos; y por eso, os abro las puertas de esta casa.

"En la fortuna o la desgracia, para lo que queráis, quiero pensar que puedo ser un apoyo para mis amigos. A cambio solo pido, que si ante extrañas circunstancias hubiera desentendimiento entre vosotros, quiero que intentéis dejar el agua correr si fuera posible; si no podéis hacedlo por vosotros mismos, hacedlo por nosotros, vuestros amigos...... Hmmm...."


No está saliendo como pensaba... el ambiente ha quedado algo tenso, ¿no?

A mi alrededor todos se muestran extrañados o al menos con rostros difíciles de leer.

¿Habré dicho algo raro...?

TON

Mientras pensaba en esto, BadiGadi me dio un toque en el hombro.


"Este servidor opina que no te hace falta usar palabras tan formales. Lo que intentas decir es que aprecias a todos los presentes y te gustaría que ellos valoraran ese aprecio entre ellos, ¿no es así?"


Oh...

¡Eso eso! ¡Tiene razón! ¡Solo hacía falta decirlo así!


"Vaya, pues valga la redundancia, ¡qué demonios...! Sylphy y yo vamos a intentar adaptarnos a esta nueva vida; y nos gustaría que si pasara algo, ¡cualquier cosa! Podáis contar con nosotros y que nos ayudéis en los problemas que seguramente encontremos por el camino."

"¡Umu! ¡Así está mejor! ¡Un brindis por el brillante futuro de esta pareja de jóvenes!"

"¡Kanpai!"


Mushoku10 03.jpg

Y sin saber bien de dónde la había sacado, BadiGadi alzó una copa con alcohol y acompañando a mis palabras propuso un brindis al que todos se sumaron.


Y de esa forma, dio comienzo el banquete de bodas con un ambiente agradable y una copa en compañía amena.

4ª Parte[edit]

En cuanto terminó el brindis, Pursena se lanzó a por la carne; quizás porque el jabalí asado había estado dejando escapar un suave aroma desde que lo trajimos al comedor.

Me pregunto si será parte de las costumbres ferales ser el primero en saborear la presa que llevan a un banquete... Lo dudo, la verdad... Y más viendo como Rinia está comenzando por el karaage[74].

Por su parte, Nanahoshi cogió la fuente al completo de patatas fritas y se fue con ellas a sentarse donde las sillas para comérselas tranquilamente; aunque inesperadamente, Julie se fue con ella.

La extraña aparición de Julie sorprendió a Nanahoshi, pero Julie simplemente se puso a comer patatas a su lado como diciendo No te preocupes por mí.

Quizás el motivo de este interés de Julie por las patatas fritas vino de cuando estuvimos cocinándolas para ver el resultado y le dimos unas cuantas para que las probara.

No me extrañaría que le hayan gustado tanto que se muriera de ganas de volver a comerlas aquí.

Pero en general, se estaba creando una situación interesante en esa esquina de la habitación; ambiente que atrajo la atención de BadiGadi, que se acercó a ellas.

Nada más verle, Nanahoshi sacó rápidamente los anillos de protección que usó la otra vez.

Not cool, Nanahoshi...[75] Si tantas ganas tenías de no relacionarte con nadie, no deberías haber sido tan egoista con las patatas...

Por su parte, no parece que vaya a pasar nada con Julie, aunque Zanoba de vez en cuando le echa un vistazo para ver cómo está.

Anque... ¿Por qué parece como si Zanoba estuviera esperando algo? Está observando de reojo a Ariel... ¿como esperando que ella se mueva?

Cuando pensaba en esto, Ariel se puso en marcha, siendo acompañada por el resto de su grupo, en dirección a donde nos encontrábamos Sylphy y yo.


"¡Sylphy! ¡Felicidades!"

"Ariel-sama... muchísimas gracias por todo."


Sylphy se inclinó ante Ariel con su ya característica sonrisa tímida.


"¿Hasta qué punto se parece esta nueva vida a la de tus sueños, Sylphy?"

"Por increíble que parezca, es incluso más maravillosa que en mis sueños, Ariel-sama. Por tener, hasta tiene su propia bañera."

"¿Oh, en serio? Las casas con bañera no son algo común ni siquiera entre las familias nobles de Asura. Pero, Sylphy, ahora que te encuentras en tu nueva vida de ensueño, ¿por qué no te tomas un año de descanso de tu puesto como guardaespaldas?"

"S-.... Sobre eso... esto... p-preferiría reservarlo p-para cuando llegue el b-bebé..."


Ariel soltó una suave risita mientras le sonreía a Sylphy por el comentario.

Tras las palabras iniciales de Ariel, Luke y las otras 2 compañeras que los acompañaban se pusieron a hablar con Sylphy también, y para mi sorpresa, aunque yo apenas las acabo de conocer, pude comprobar que en efecto, Sylphy comparte con ellas una estrecha relación, hasta tal punto, que la chica apellidada lobo azul se echó a llorar de la emoción.

Uff... ¿cómo explicarlo? Es casi como una fiesta de graduación de instituto en el que los miembros de un club se despiden entre lágrimas al seguir cada uno su propio camino... Más o menos...

Luke mientras tanto, se acercó hasta mí.


"Bueno, aunque todavía queden algunas cosas por hablar entre nosotros... espero que podamos seguir llevándonos bien de ahora en adelante, ¿no?"


Dicho esto, me ofreció su mano para un apretón.

Por mucho que digas que quedan rencillas... si lo dices por lo de que somos Greyrat y demás, lo cierto es que no tengo el menor interés en ese tema... Pero si lo que buscas es que nos llevemos bien, tienes todo mi apoyo.


"Claro, me encantaría que nos lleváramos bien, Luke... senpai."

"Te confío a Sylphy."


Luke dijo esta breve frase antes de soltarme la mano.

..... Eso ha sonado como si TÚ fueras el que todavía tienes algo importarme que decirme, Luke... Aunque no sabría decir con seguridad de qué se trata... porque no parece que tenga nada que ver con el tema Greyrat exactamente... o al menos, no de la forma que pensaba hasta ahora.


En cuanto Ariel y su grupo se separaron de nosotros, Zanoba se acercó.

Parece que lo que le tenía preocupado era algo así como la jerarquía de nobles en la sala... Bueno... Zanoba sigue siendo un príncipe, así que supongo que en ese aspecto lo ve como si ese respeto o actitud sea necesario mantenerlo en esta situación.


"Una vez más quiero decirte estas palabras, Shishou. ¡Felicidades en el día de tu boda!"

"Te lo agradezco, Zanoba."


Tras esto, Zanoba se dirigió directamente a Sylphy, bajando la cabeza.


"Mi señora. Si le soy sincero, hasta este día, pensé que se trataba usted de un hombre; y pensar que cometería el gravísimo error de confundir el sexo de la compañera de mi Shishou... Le pido perdón por mi desconsideración."


Sylphy al oírlo se mostró preocupada, y al ver el gesto en el que Zanoba agachaba la cabeza al disculparse, mi adorable esposa presa del pánico agitó las manos frente suya intentando parar a Zanoba.


"¡Ah! ¡No, deténgase! ¡No tiene que agachar la cabeza, príncipe Zanoba! ¡Y menos frente a alguien como yo!"

"¿Alguien como usted? Piense, señora, que es usted la esposa de mi respetado Shishou; desde mi perspectiva, su estatus sería el equivalente a la siguiente persona por debajo de Dios[76]."

"Pero tenga en cuenta que hasta Ludy confundió mi sexo, por eso mismo, no se preocupe por ese ¿error?"


Y en efecto, la culpa fue desviada hacia mí.

Pero por vergüenza que me dé admitirlo, hasta yo confundí a Sylphy con un hombre, y eso que la conocía de antes... Si tuviera que decir a qué se debió el error, lo único que se me ocurre es mi falta de deseo sexual de entonces...

Pero viendo como ambos me observaban, y Sylphy especialmente nerviosa debido a la situación, no me quedó más remedio que sonreír algo forzadamente y asentir.


Tras eso, Zanoba se separó de nosotros, a lo que se acercaron Rinia y Pursena.


"¿Cómo puede ser costumbre de las razas humanas ir a felicitar a las personas en mitad de la comida-nya?"

"Es como que de mala educación-nano."


Y eso fue todo lo que dijeron, nada cercano a una felicitación.

El día que os caséis me enteraré cuales son de verdad las costumbres de los feral en los matrimonios... espero que con Gyges delante, para que no podáis intentar escurrir el bulto...


"Pero el hecho de que Fitts y el jefe se casen... creo que es bueno-nya. Nada malo puede salir de la unión entre 2 personas poderosas-nya."

"Cierto-nano. Así estaréis seguros de que vuestra camada será tan fuerte como vosotros-nano."


... Me parece todavía de peor educación hablar de herederos poderosos y que hagáis parecer esta boda casi como un matrimonio de conveniencia mientras seguís comiendo...


La siguiente persona que se acercó a nosotros fue Nanahoshi; aunque por su mirada y estado, casi parecía que en realidad estaba huyendo de BadiGadi, viendo además cómo su pelo había acabado despeinado.

¿Qué le habrá hecho, Badi...?

E intentando saciar mi curiosidad, vi que BadiGadi estaba montando un pequeño alboroto con Julie sobre sus hombros.


"... Felicidades."

"Gracias."


Y tras decir esa única palabra, Nanahoshi hizo por irse; aunque antes de que pudiera alejarse, Sylphy la detuvo.


"Esto... Nanahoshi-san... ¿te importaría si te hiciera una pregunta?"

"¿De qué se trata?"

"Es sobre algo que mencionaste hace tiempo, recuerdo que dijiste algo como que venías del mismo lugar que Ludy... Y por eso... ¿quería preguntarte a qué te referías? Porque... supuestamente... vienes de otro mundo, ¿no es así, Nanahoshi-san?"


Estas últimas palabras fueron dichas por Sylphy casi en un suspiro, quizás para que nadie más nos oyera.

Al escuchar la pregunta, Nanahoshi me lanzó una mirada que parecía preguntarme de qué forma debía responder.

Personalmente... siento como si no importara lo que le dijera, porque tampoco es que pretenda guardarle secretos a Sylphy; aunque... no sé bien cómo reaccionaría si supiera la verdad en ese tema.


"... Eso fue... un error por mi parte debido a que conocía mi idioma."


Por su parte, Nanahoshi guardó el secreto.


Y por último, se acercaron Cliff y Elinalise.

Cliff se colocó frente a nosotros con algo similar a una cruz sujeta en su mano y realizó unos extraños movimientos antes de pronunciar unas breves palabras.


"Debido a que ninguno de los 2 es un seguidor de Milis, esta es la única bendición formal que os puedo ofrecer."

"Gracias, Cliff-senpai."


Cordialmente, acepté su buena voluntad.

Mi religión es tolerante y no debería enfadarse por aceptar un gesto de buena fe por parte de otra religión. Aunque quizás se deba a mi ascendencia japonesa; porque allí, aunque celebramos la navidad, no es tan común asistir a la misa correspondiente... Vamos, creo que pocos japoneses se hayan leído la Biblia, por mucho que nombres como Gabriel o Michael estén popularmente extendidos... somos así de especiales.

Y ahora que de verdad creo en una pareja de Diosas, tampoco tengo la menor intención de preocuparme o enfadarme con otras religiones que decidan ofrecerme su bendición.


"Ludeus, me alegro mucho de que eso ya esté curado."


Cuando Elinalise dijo estas palabras, se le notaba un tono un tanto molesto, aunque parecía más en tono bromista.

Ah, es verdad, se me olvidó avisarle a Elinalise directamente que ya había solucionado por completo mi D.E.


"Me hubiera gustado que me hubieras informado un poco antes de una noticia tan buena, ¿sabes?"

"Tenía miedo de que si te lo decía, me hubieras respondido con algo similar a un Tengo que asegurarme de que sea cierto y te lanzaras al ataque."

"Jamás... Ya te lo dije en su día, ¿no es cierto? No tengo la menor intención de emparentarme con ese estúpido de Paul."


Es cierto... En ese caso, quizás debería habérselo avisado; después de todo, Elinalise es la persona con la que más tiempo he compartido de los presentes, salvo Sylphy... aunque bueno, como mucho 6 meses más.


"Aunque lo cierto es, que de no ser por Cliff o Sylphy, hubiera sido capaz de pensármelo."

"Si vas a ser tan sincera, no puedo negar, que de no haber tenido a Sylphy, podría habérmelo planteado también."

"Pero bueno, pensar en ello no servirá de nada habiendo llegado a este punto. Por eso, creo que lo mejor será tomarlo como que el destino no nos quería juntos, sino que nos encauzó para que fuéramos solo amigos."

"Suena bien, así que espero que continuemos llevándonos bien de ahora en adelante, Elinalise."

"Claro que sí, Ludeus."


Tras ese intercambio ameno, Elinalise se giró a Sylphy, a la que observó con una sonrisa tierna.


"Sylphiette-san. Me alegro mucho por ti. Te deseo toda felicidad desde lo más hondo de mi cor.... corazón.... de-de verdad.... felic.... Uhhh...."


De improviso, Elinalise se echó a llorar, aunque sin apartar la mirada de Sylphy ni cambiar ese toque tierno que mostró al principio. Por mi parte, no supe como reaccionar; no tenía la menor idea de por qué Elinalise se había puesto a llorar de esa forma.

Sin parar de llorar, Elinalise alargó su mano para tocar la mejilla de Sylphy, y al hacerlo, le fallaron las piernas y cayó al suelo de rodillas; y aunque todo su rostro y gran parte de su ropa estaban empapados en lágrimas, no dejaba de mirar a los ojos a Sylphy.


"P-Perdona por... por esto... Y pensar... que me pondría... de esta forma..."


Mushoku10 07.jpg

Seguramente Sylphy no sepa cómo reaccionar al igual que yo-

Pero contrario a mis expectativas, Sylphy reaccionó, ya que, aunque se la veía algo confundida, no estaba tan boquiabierta como me imaginé.


"Esto... Llevo tiempo queriendo preguntarte una cosa, Elinalise-san... Respóndeme a esto, por favor, Elinalise-san... ¿Eres mi abuela[77]?

"¡¿¿??!"


Al menos, esta vez no fui el único que se quedó atónito al escuchar algo inesperado; ya que tanto Cliff como Elinalise se mostraron tan impactados como yo.


"Lo pregunto porque otou-san me dijo en su día que su madre fue una de los compañeros del grupo de Paul."


¿En serio dijo eso? Jamás me esperé que hubiera semejante conexión entre Rawls y Paul, aunque es cierto que se llevaban bastante bien entre ellos... Quizás un día cualquiera charlando tranquilamente, acabó surgiendo el tema de Elinalise y Rawls enlazó el nombre; no es imposible. Pero vaya... el mundo es un pañuelo.

Aunque ahora que lo pienso, el colgante de madera que me hizo Sylphy se parecía mucho al que lleva Elinalise en su espada... tanto que hasta eran idénticos, aunque de distinta calidad... Y encima, ahora que las veo juntas... no puedo negar que noto cierto parecido...


"Elinalise-san... dime, ¿tengo razón?"

"E-... Te equivocas... tu abuela no puede ser alguien como..."

"Otou-san me explicó que debido a su okaa-san, fueron expulsados del Gran Bosque[78], y que también causó problemas ya que los padres de mi madre se oponían a la boda por ella."

"¡¡¿¿??!!"

"Y que, como es posible que esa persona se eche la culpa por lo sucedido, que podría esconder su identidad si alguna vez me cruzara con ella."


... Y pensar que Elinalise y Rawls tuvieron esa clase de pasado... Pero... es fácil comprender el motivo de ese rechazo...

Hasta yo dudé de si era buena idea presentársela a Cliff...

Es fácil imaginar los padres de una joven, oponiéndose a la boda conociendo a la madre del hombre con el que se quería casar...


"Eso... Eso... Uu.... uhh....."


Los llantos y sollozos de Elinalise ahogaron sus palabras por completo.

Por su parte, Sylphy comenzó a ponerse nerviosa al ver a la elfa de esa forma, seguramente pensando que había cometido alguna clase de error.


"Cliff-senpai."


Decidí pedirle ayuda a Cliff, el que se había quedado paralizado por los acontecimientos.


"Q-¿Qué ocurre?"

"Por favor, coge a Elinalise-san y déjala reposar en una de las habitaciones de invitados de la segunda planta."

"Eso... S-supongo que tienesz razón. D-De acuerdo."

"Sylphy, tú también deberías esperar un poco para continuar la conversación, ¿no crees que sería mejor dejar que se calmara un poco?"

"Wa-... Sí."


Elinalise, a la que Cliff estaba ayudando a incorporarse, me dedicó una mirada asustada.


"Lu-Ludeus... Yo... Yo soy de esta forma... pero... Rawls.... Rawls era un niño normal y corriente. Sylphy... Su hija también... por eso..."


¿Por eso qué?

¿Acaso te piensas que voy a alejarla de mí por estar relacionada contigo? Deberías confiar un poco más en mí, Elinalise... Aunque no puedo negar que estos últimos meses apenas he hablado mucho contigo y podrías haberte pensado que te estaba evitando.

Aunque, en realidad, creo que más bien es una confusión ocasionada por mi interés en evitar ver más espectáculos vergonzosos de los tontolitos en público...

Para calmarla, acerqué mis labios a su oído para susurrarle una cosa.


"No te preocupes por nada, Elinalise. No pienso separarme de Sylphy por algo así."

"Pero-"

"Creo que deberías preocuparte más por haber acabado en la misma familia que Paul..."

"¡!... Fu... Fufu...Snif... Ludeus... solo tú podrías decir semejante broma en una situación como esta... Snif."


Sin demasiada fuerza, conseguí que Elinalise dejara escapar una corta sonrisa.

Creo que si puede reírse de esa forma todo saldrá bien... pero no me cabe duda de que es mejor esperar a que se calme para continuar esta conversación.


"Y sobre lo de antes, no te preocupes, y cuando te encuentres mejor, habla largo y tendido con Sylphy al respecto, ¿de acuerdo?"

"De acuerdo... Muchas gracias por tu comprensión."


Acompañada por Cliff, Elinalise se fue al piso de arriba.

Cliff...


Tras ese evento, le tocaba el turno a BadiGadi para felicitarnos, aunque no lo hizo.

Lo que sí que hizo fue irse a un extremo opuesto de la habitación a generar un buen ambiente de risas y juegos con su sonora carcajada mientras contaba algunas historias y se volvía el centro de atención mientras ocurría el evento con Elinalise.

Su presencia es bienvenida...

Capítulo 97 - El Banquete de Bodas - Cierre[edit]

1ª Parte[edit]

Tras el inesperado evento, el banquete continuó sin más dilación.

En realidad, no hicimos ningún tipo de declaración o acto relevante propio de una boda; ni nos besamos en público, ni recitamos nuestros votos, ni intercambiamos anillos. De principio a fin, todo lo que hicimos fue comer, beber y charlar; básicamente, montar un pequeño alboroto para la celebración antes de que en pequeños grupos o parejas fueran uno a uno volviéndose a casa.

Aunque tampoco pasa nada por realizar este tipo de evento sin excesiva formalidad.


El primer grupo en recogerse fue Rinia y Pursena; quizás porque las costumbres ferales dictan que es de mala educación alargar demasiado la visita a una pareja el día de su boda.


"Nyaa. Jefe, te deseo lo mejor."

"Ahora el jefe se ha convertido de verdad en el jefe de la universidad, tanto de palabra como de obra-nano. Estoy como deseando que empiece el nuevo curso-nano."


Con estas palabras, las 2 féminas salieron por la puerta, fundiéndose con la nieve del paisaje.

Al regresar al comedor, vi como Luke se había puesto a hablar con Nanahoshi.

Por lo que pude ver y oír, parecía que Luke estaba casi principalmente rondándola, aunque se notaba que había cierto intento de Luke por ganarse su atención, ya que poco a poco comenzó a sacar temas de conversación que eran más del agrado de Nanahoshi como pueden ser cocina y moda.

Hablar de temas que puedan agradar a tu compañero con un tono de voz agradable y ameno, dejando que de vez en cuando se escape un comentario algo más directo... Se puede aprender mucho del procedimiento, por mucho que no tenga intención de ponerlo en práctica personalmente.

Por su parte, Nanahoshi estaba claramente harta del invasor de su círculo personal, lanzándole a este una mirada perforante mientras dejaba escapar suspiro tras suspiro de molestia ante su actitud. Al final, no le quedó más remedio que escapar de Luke con la excusa de ir al baño.

En cuanto regresó del baño, se acercó a mí con una cara algo seria, aunque la notaba un poco rara.


"Es hora de que me despida. Ese tipo es insufrible..."

"Ya veo. Buen trabajo maniobrando con mano izquierda[79], y muchas gracias por venir."

"No hay de qué. Yo por mi parte volveré a contar contigo a partir de mañana para la investigación.... Y otra cosa..."

"¿Otra cosa?"

"Sobre el baño... Otro día... ¿te importaría si vengo a usarlo?"


Parece que en su viaje al baño, se fijó en el Ofuro[80] que instalé.

Siendo japonesa como yo, es normal que sienta nostalgia por ese tipo de cuarto de baño... Además que puede que comparta el gusto por el mismo como ese personaje con la que comparte el nombre[81]...


"Claro, sin problema, pero piensa que Nobita-kun podría intentar espiarte~..."

"Como imaginaba, no va a poder ser."

"Nada de eso, mujer. Era una broma... bro~ma. Ven cuando quieras."


Nanahoshi asintió con una expresión bastante neutra, antes de prepararse para marcharse.

Todavía no ha oscurecido demasiado, ¿pero seguro que es buena idea dejar que una mujer pasee sola a estas horas?

Supongo que no pasa nada, Nanahoshi ha sobrevivido hasta ahora, así que imagino que sabrá defenderse y que tendrá objetos mágicos suficientes para ello, como ese anillo de protección que le vi cuando Sylphy la atacó...


"Kleene, por favor, acompaña a Silent-sama de regreso al dormitorio."

"Así lo haré, hime-sama[82]."


Y mientras yo dudaba, Ariel le pidió a una de sus damas de compañía que lo hiciera.

Como era de esperar de alguien con enorme habilidad social... su ojo para los detalles es perfect-

Nanahoshi rechazó la oferta y se fue sola.


El resto de invitados que todavía se encontraban en la habitación, BadiGadi, Zanoba y Ariel, se habían juntado para charlar alegremente mientras aprovechaban para beber alcohol entre frase y frase.

Para este día, intenté ser precavido con el alcohol y decidí comprar 3 barriles de vino que estuvieron aguardando a este día en el sótano... No solo los barriles ya no estaban en el sótano, sino que habían pasado a mejor vida en un abrir y cerrar de ojos.

Cuando me temía que fuera necesario ir a comprar más a la taberna, Zanoba llegó a su límite.


"¡Fuajajaja! ¡Para ser un Miko, eres un peso pluma, chico!"

"Jaj-ajaja... Umu... no tengo excusa. Diría que me he dejado llevar demasiado por la emoción de este día."

"Maestro, ¿estás bien?"


Julie estaba ayudando a Zanoba a ponerse en pie y no tambalearse, con ese pequeño cuerpo suyo.


"Fufufufu... príncipe Zanoba, ¿no cree que debería reposar un poco en una de las habitaciones para invitados?"


Por su parte, Ariel, bastante más fresca que el Miko, parecía que no se le había subido apenas el alcohol a la cabeza; o quizás no haya bebido tanto para evitar emborracharse, siguiendo la prudencia femenina.

Sea lo que fuera, toda acción o movimiento de Ariel es un ejemplo de elegancia...... La forma en la que inclina su copa, su sonrisa, sus expresiones... todo en ella está perfectamente controlado.

No me extrañaría que fuera un ejemplo perfecto de la etiqueta oficial en la realeza de Asura.


"Prefiero que no, Ariel-sama. Encontrarme en este estado deshonroso en casa de mi Shishou es para mí una vergüenza sin igual, tanto como su discípulo, como ejemplo de la realeza de Shirone. Es una verdadera lástima, pero lo mejor será que me despida ahora, que todavía puedo caminar por mí mismo."


Mientras decía esto, Zanoba se despedía y se disponía a marcharse; y eso que personalmente no veía inconveniente en que reposara o incluso durmiera aquí.

Bueno... si eso es lo que él prefiere, tampoco pasa nada.


"Umu, en ese caso, este servidor también se despide. Princesa de Asura, este servidor espera que gocéis de por vida de buena salud."

"Gracias, BadiGadi-sama. Espero que usted también goce de buena salud."

"¡Fuahahahaha! ¡Ni que una enfermedad o herida pudiera detener al Rey Demonio Inmortal!"


Qué raro... BadiGadi también se marcha... Juraba que sería el último en irse...

Acompañé al grupo hasta la puerta para agradecerles que hayan venido y despedirme de ellos.

Con esto, el banquete de bodas está a punto de acabar...

Me fijé en que Ariel y su grupo ya comenzaban los preparativos para marcharse; y aprovechando este hecho, decidí subí a ver cómo se encontraba Elinalise.

Por ello, subí a la segunda planta junto a Sylphy y echamos un vistazo disimuladamente al interior del cuarto de invitados. Lo que me encontré fue a Cliff dejando a reposar a Elinalise con la cabeza sobre sus muslos en la famosa almohada regazo[83]

Parece que se acabó el consolarla y ahora están jugueteando entre ambos... pero me gusta la idea... luego le pido a Sylphy que me deje disfrutar de sus muslos un rato.


"Esto... Cliff-san. Me gustaría hablar con mi obaa-chan[84]... con Elinalise-san... ¿te importa?"


Sylphy se adelantó y abrió la puerta para dirigirse a ellos con un tono bastante tímido, y en respueta, Cliff me observó como pidiéndome ayuda con esto. Sin embargo, Elinalise se incorporó y le asintió a Cliff para calmarle; yo, viendo esto, asentí también.

Cliff se puso en pie y salió de la habitación para darles intimidad.


"Ludy, gracias..."


Sylphy me sonrió tiernamente aunque un poco reticente antes de entrar en la habitación.

Siguiendo el ejemplo de Cliff, las dejé solas y bajamos de vuelta al comedor; aunque se notaba que Cliff estaba algo intranquilo.


"Esas dos... me pregunto si... todo irá bien..."

"... Si algo saliera mal, es nuestro trabajo encargarnos de ayudarlas una vez ocurra, ¿no?"


Cliff no parecía convencido, pero se quedó algo más tranquilo al escucharme.

2ª Parte[edit]

En lo que llegamos al salón, parece ser que el grupo de Ariel había terminado de prepararse, ya que las damas de compañía de Ariel le estaban colocando el abrigo.

Al verme, Ariel hizo una ligera inclinación de cabeza.


"Ludeus-sama. Muchas gracias por invitarme a esta velada."


Siguiendo el ejemplo de Ariel, el resto de integrantes de su grupo hicieron una reverencia, pero mucho más marcada. Y yo al verles, como buen japonés, casi incliné mi cabeza.

Mejor no... algo me dice que en esta situación sería descortés o quedaría fuera de lugar.


"Me gustaría despedirme de Sylphy, ¿sería posible?"

"Mejor en otro momento, ahora está hablando con Elinalise."

"Ya veo... Igualmente, el hecho de que Sylphy, la que pensábamos no tenía ningún familiar con vida, haya encontrado a su abuela, es una enorme sorpresa."

"Totalmente de acuerdo. Al final será verdad que el mundo es un pañuelo."


Por no hablar que ha resultado ser Elinalise... Hablamos de 2 personas con tan poco en común como el cielo y la tierra; o al menos, en lo referente a su separación de la vida privada de la pública...


"En ese caso, aprovecharé la ocasión, Ludeus-sama. ¿Le importaría concederme unos minutos?"


Por la forma de decirlo, pude sentir que Ariel intentaba ocultarle algo a Sylphy; pero igualmente decidí asentir.


"Pues, si me hace el favor..."


Ariel dijo esto, y atravesó la habitación en dirección a la entrada, e incluso se acercó a la puerta para salir al exterior. Y por supuesto, con ella fueron todos sus compañeros.

Viéndola, tanto Cliff como yo la seguimos al exterior, donde el sol comenzaba a desaparecer en el horizonte. Y atravesando el jardín, en las calles de la ciudad con nieve apilada en los laterales de la misma, Ariel se detuvo y me dijo lo siguiente.


"Ludeus-sama, sé que lo que le voy a pedir es desconsiderado por mi parte, pero... ¿podría solicitar que se batiera en duelo con Luke? Nada de magia, tan solo un cruce de espadas."

"..."


Fue una petición inesperada, hasta el punto de que me quedé en silencio sin saber bien qué responder. Por su parte, Luke se había llevado la mano al pomo de su espada encintada con una expresión seria.

Da la impresión de que Luke ya lo había hablado con ella, porque no parece sorprendido.


"De momento, ¿le importaría, Ariel-sama, si le pregunto el motivo de esta petición?"


A mi pregunta, Ariel me mostró una sonrisa tierna.


"Es solo... un pequeño divertimento."

"Así que un pequeño divertimento..."


La espada con la que Luke pretendía divertirse ociosamente es de verdad; y para colmo, una espada de doble filo, por lo que no se puede simplemente bromear diciendo cosas como, usaré el reverso de la espada, así que no te preocupes[85]...


"¿Habría algún problema si cojo unas espadas de madera? Como verás, no llevo espada encima-"

"¿Por qué no creas un arma con magia?"

"¿El duelo no era sin magia?"

"No hay problema si la magia se usa solo para algo así."


Por como habla, no parece que sea posible solicitar un duelo con espadas de madera... ¿por qué será?

Igualmente, decidí crear una espada con magia de Tierra, dándole bastante resistencia como para sobrevivir un choque con una espada de metal, aunque eso la hizo un poco pesada.

Cada día entreno golpes con la espada, por lo que soy capaz de usarla... pero si se golpea en un mal lugar con esta espada, es posible que alguien pierda la vida... O al menos, no usaría esto simplemente para divertirme.

Debieron vérseme mis pensamientos en la cara, puesto que Ariel volvió a dirigirse a mí.


"Por favor, no te preocupes por nada, ya que este duelo de entretenimiento fue idea de Luke. Por eso, no es necesario que te contengas contra él y puedes dañarle como estimes oportuno."


Si no cuento con mi magia, soy una simple persona normal... así que no es que pueda exactamente contenerme, y eso significaría que podría darse el caso de que no se quede en un daño curable...


"Para tu información, Luke ha alcanzado el nivel Intermedio del Filo Celestial y el Básico del Cauce Celestial. Además, su espada es un objeto mágico con la habilidad de cortar con facilidad a través de escudos de metal; sus botas son similares a las de Sylphy, aumentando la velocidad del portador; el manto que porta controla la temperatura corporal; sus guantes aumentan su fuerza; y lleva una camisa interior que resiste ataques cortantes de espadas y dagas."

"... Perfecto..."


¿A que es genial que el Ikemen[86] vaya equipado de pies a cabeza...? Si quisiera un conjunto similar, dudo mucho que ni vendiendo la casa reformada fuera suficiente...


"Escuchándote, empiezo a dudar de quién será el que se acabe llevando una paliza..."

"No puedo negar que la posibilidad existe, aunque... si vieras peligrar tu vida, no hay problema si usas magia para defenderte."

"Espero que no te importe que la use si veo que voy a ser cortado en 2."


Empiezo a preocuparme del por qué solicita Ariel un duelo como este... Porque si alguno de nosotros muriera aquí hoy, no hay ningún beneficio para ella, ¿no es cierto?


"Antes de empezar, me gustaría escuchar el motivo para este divertimento. ¿Acaso he hecho algo que os haya molestado?"

"Para nada, como dije, es un simple divertimento; y como tal, no pasa nada si decides rechazar mi petición."

"Acepte o no, si no me explicáis el motivo para ello, no sabré bien cómo tomármelo. Piensa que aunque sea una espada de piedra, sigue pudiendo matar a alguien con un mal golpe..."

"Luke aceptó esa posibilidad cuando hizo su petición."


Pues yo aún no he aceptado algo así...

Las palabras de Ariel e incluso su voz, tienen un tono algo trágico entremezclado.

De verdad no sé qué ha podido llevar a este duelo... No se me ocurre nada, ni ellos me lo quieren explicar... ¿Será alguna clase de costumbre del reino de Asura? Porque no me extrañaría que por ejemplo, Sauros me dijera algo así como, Si quieres a Eris como esposa, antes tendrás que vencerme...

Aunque eso ya no es posible... después de todo, Sauros-sama ya está muerto...


"Ludeus, te imploro que lo aceptes. Después de todo, si eres un hombre, deberás ser capaz de comprenderlo, ¿no es así?"


Luke se dirigió a mí.

Qué palabras tan odiosas esas de si eres un hombre... Va a parecer ahora que no soy un hombre de verdad si no soy capaz de comprender los motivos...

.... Bueno, está bien... Al menos no está pidiendo un combate a muerte...


"Comprendo. En ese caso, no seas muy duro conmigo."


Y como no lo considero magia como tal, activé mi ojo místico.

Prefiero no acabar matando a nadie, ni muriendo en un accidente.


"Me agrada que hayas aceptado nuestra petición, Ludeus-sama."


Sigo sin comprender el motivo de la misma, pero Luke se coloca en posición en cuanto escucha las palabras de Ariel. Mientras tanto, Cliff, confundido me llama desde mi espalda.


"E-Eh, Ludeus... ¿Estás seguro?"

"Claro, Cliff-senpai. Pero si vieras que la cosa se pone seria, espero poder contar con tu magia Curativa."

"C-Claro... Dalo por hecho... pero..."


Lentamente, comencé a colocarme correctamente armado con mi espada de piedra.

Diría que estamos a unos 4-5 pasos de distancia... y contando con que las hojas de las espadas tienen un alcance de un paso aproximadamente...

Es una distancia mucha más corta de la que uso para imaginar combates mientras entreno...


"Bueno, Ludeus-sama, ¿está preparado?"

"Sí."


Mi respuesta hace que Ariel se muestre seria y dé comienzo al duelo.


"¡Comenzad!"

"¡HAAhhh...!"


Luke se lanzó hacia mí gritando con un fuerte impulso.

Levantando una polvareda de nieve, Luke se abalanza de frente contra mí.

Mushoku10 08.jpg

Qué lento...

No... Estoy seguro de que para nada es un movimiento lento... es más, diría que se mueve a la misma velocidad que Rinia. Pero... no es la velocidad de los contrincantes con los que suelo imaginar a la hora de entrenar.

Claramente no llega al nivel de Orsted, pero sigue siendo bastante lento comparado con Ruijerd o Eris...

Así que solo es capaz de esa velocidad incluso completamente equipado...


"¡¡HA-!!"


En cuanto llega a distancia de ataque, Luke lanza un corte diagonal hacia abajo.

Pero su espada es lenta.

No... dudo mucho que se pueda considerar lenta... y tampoco se puede decir que no posea habilidad como para depender únicamente de su equipamiento...

Pero sigue siendo muy lenta comparado con la velocidad de los ataques de los que espero de mis contrincantes.


"¡¡Fu!!"


Lanzo un golpe contra el antebrazo de Luke.

Técnica del Filo Celestial: Ude Otoshi[87].

Caída del Brazo es una técnica del Filo Celestial que me enseñó Paul cuando era pequeño; es un simple golpe para desarmar a tu atacante y ganar la iniciativa. Es una técnica que he practicado hasta el día de hoy miles de miles de veces.


"¡¡Gu!!"


Mi espada de piedra impacta con fuerza y certeza en el brazo de Luke, señalando el primer golpe del combate.

Al recibir el impacto, Luke suela involuntariamente su arma, que cae al suelo, clavándose en la nieve.


"¡Aún no-!"

"Se acabó."


Luke no se detiene y se lanza a recoger su arma con su mano izquierda, y yo le detengo dándole una fuerte patada en el pecho para apartarle, haciendo que Luke ruede sobre la nieve unos metros.

Cuando fue a incorporarse, se encontró mi espada de piedra apuntando a su cara.


"¡Es suficiente!"


Y Ariel declaró el final del duelo.


"¡! ¡Maldición...!"


Luke le dio un golpe al suelo; con su brazo roto. Lo que le hizo llevarse la mano izquierda al brazo destrozado mientras intentaba contener el dolor que sentía.


"Elmore. Cúrale."


Tras escuchar las palabras de Ariel, la chica que se presentó hoy mismo como Elmore Bluewolf fue corriendo a donde se encontraba Luke, donde abrazó con su voluptuoso cuerpo el brazo de Luke antes de curarle con magia.


"Impresionante..."


Escuché la sorpresa de Cliff a mi espalda.

¿Qué haces mirando tetas ajenas, Cliff-senpai? Se lo diré a Elinalise...

Pero dejando las bromas a parte; a Cliff, por lo que sé, no se le da bien el combate cuerpo a cuerpo, por eso seguramente se haya sorprendido tanto. Porque personalmente, soy incapaz siquiera de calificar como combate lo que acaba de ocurrir.

Hay espadachines y guerreros con un nivel muy superior al mío contra los que me sería imposible ganar de no ser por mi magia o mi ojo místico. Por ejemplo, Soldat y Elinalise, por mencionar a 2.

Luke... Luke es un espadachín normal... tiene un nivel bastante aceptable, pero no es un prodigio ni un maestro. Quizás, de no haber usado mi ojo místico, podría haberme costado un par de movimientos vencerle, pero como dijo Ariel, era poco probable que perdiera contra él.


"Luke-senpai, ¿estás bien?"

"... Estoy bien."


Tras escuchar la serena respuesta de Luke, solté la espada de piedra que aún llevaba en mis manos, y esta se clavó en la nieve.


"Me sería de gran ayuda si me pudieras explicar el motivo de este divertimento ahora que ha terminado, Ariel-sama."

"No hay ningún motivo especial para ello, tan solo Luke tenía ciertas emociones que necesitaba descargar. Llamémoslas orgullo masculino, por ponerles un nombre."

"¿Orgullo masculino...? Eso quiere decir... ¿que a Luke le gustaba Sylphy?"


Lo dije sin pensar demasiado, y no era para señalar a nadie, pero quizás me salió con un tono algo demasiado sorprendido. Ariel me miró frunciendo muy ligeramente el ceño por unos instantes.

Fallo mío... no debería haberlo dicho en alto...


"Todos y cada uno de los integrantes de mi grupo queremos a Sylphy. Pero debo dejar claro que no es amor de lo que hablamos, si no de que, debido a las situaciones de vida o muerte que hemos vivido juntos, entre nosotros existe una fuerte camaradería; y cada uno de nosotros la expresa de una forma distinta."

"Comprendo. Perdón por haberlo malinterpretado, fue un desliz por mi parte."

"No hay problema siempre que el malentendido se haya solventado."


Ariel recuperó su expresión serena tras este intercambio, girándose hacia la casa y observándola con cierta melancolía; la imité.

Imagino que Sylphy y Elinalise ya estarán hablando sobre lo ocurrido antes...

Pero Ariel me sacó de mis pensamientos.


"... Llegará el día en que deba regresar al reino de Asura. A mi regreso, o bien seré coronada reina, o moriré; no hay más opciones. Por si eso no fuera suficiente, las probabilidades de que se dé el final más oscuro son increíblemente altas, aunque no me importaría morir en el palacio real de Asura."

"... ¿Es imposible cancelar tu regreso o posponerlo?"

"Eso sería lo mismo que huir, y de hacerlo, estaría olvidándome del motivo que me ha llevado a dónde estoy y a seguir viviendo. Si no luchara hasta el final, sería incapaz de mirar a los ojos el día en que encuentre mi final a aquellos que dieron su vida por mí."


Sus palabras suenan honorables e incluso heroícas, pero su rostro no se muestra ni avergonzado ni confuso. Es un rostro que parece asegurar que su actitud es la obvia, y que sus acciones son las correctas.

Personalmente creo que existen más opciones para ella, pero...


"Sylphy no es de mi propiedad, sino que es mi amiga. Por eso, no quiero llevarla conmigo para que encuentre una muerte prematura."


Jum... El problema es que Sylphy piensa que tiene la obligación de acompañarte, princesa... Aunque puedo comprender y hasta aceptar que no quieras llevarla a un campo de batalla sin opción alguna de sobrevivir.

No obstante, puedo imaginar muy bien lo que Sylphy ha vivido junto a Ariel; así como los momentos de penas y alegrías que han compartido su grupo al completo. Sin contar que, por mucho que yo piense que Ariel tiene otras opciones, puedo comprender totalmente el sentimiento de querer acompañar a un camarada hasta la muerte.

Si por ejemplo Ruijerd pretendiera luchar contra Laplace... aunque me temblaran las piernas, le acompañaría, no me cabe duda.

Puede que el ejemplo no sea el mejor... pero querer luchar junto a un amigo o un camarada debe ser algo similar.


"Da la impresión de que Sylphy todavía no ha pensado seriamente en las consecuencias de sus actos, pero ahora que se ha casado, para mantener esa relación, para cuidar a sus futuros hijos... Estoy segura de que, llegado el momento, ella misma decidirá no arriesgar estúpidamente su vida."

"...."

"Pero. Si esa cordura no llegara a materializarse, y si decidiera excederse en sus obligaciones y seguirme a la muerte... me gustaría que hicieras lo posible por detenerla."


No sé bien si podré... ¿seré capaz de, llegado el momento, detener a Sylphy? Algo me dice que me sería imposible...

Es más, siento que acabaría acompañándola y ayudándola en su batalla. Después de todo, a la princesa le debo mi situación actual; es lo menos que podría hacer.


"... Igualmente, y por mucho que haya dicho todo esto; si veo que llega el día en que no valoras a Sylphy como se merece y que la haces pasar penurias innecesarias... Si en esa situación, siento que ella preferiría morir a mi lado antes que continuar al tuyo; ten por seguro que la llevaré conmigo.

"Estoy plenamente segura de que mi poder es una mota de polvo frente al tuyo, Ludeus-sama, pero hay varios métodos para conseguir tales finales. Por eso, trata a Sylphy con todo tu respeto y afecto, y prevén de esa manera que llegue a pensar que es mejor morir a mi lado."

"Me grabaré a fuego esas palabras."


Por mucho que esas palabras no fueran ni necesarias.


"En es caso, Ludeus-sama. Te encomiendo a Sylphy."


Y con esas últimas palabras, dio media vuelta y se marchó.

Tras ella, sus 2 damas de compañía hicieron una última reverencia antes de marcharse, y Luke se acercó a recoger su espada con el brazo recuperado y me hizo un gesto con los ojos a modo de despedida.


Y así, el grupo de la princesa compuesto por Ariel Anemoi Asura, Luke Notos Greyrat, Elmore Bluewolf y Kleene Elrond; se marcharon desapareciendo por las calles nevadas de Sharia.

Sin esperar siquiera a que Sylphy bajara a despedirlas.

3ª Parte[edit]

Cuando regresé junto a Cliff de vuelta al interior de la vivienda, llegamos justo a tiempo para ver a Sylphy y Elinalise bajando por las escaleras.

Pude observar que Elinalise tenía los ojos hinchados, pero su rostro estaba mucho más calmado que antes.


"Ah, Ludy... ¿Y Ariel-sama...?"

"Ahora mismo se acaba de marchar."

"Ya veo... Disculpa por dejarte todo el trabajo a ti; ¿Ariel-sama te dijo algo sobre mí?"

"Que te dejaba completamente a mi cargo."


¿Cómo debería contarle lo del duelo con Luk-?

Y justo cuando andaba pensando en esto, Cliff entró en nuestra conversación.


"Luke, sin venir a cuento, retó a Ludeus a un duelo; aunque, como era de esperar de Ludeus, le venció de un solo contraataque. Me encantaría que hubierais podido ver la cara de ese hombre insufrible mientras se sujetaba el brazo dolorido en el suelo."


... Cliff como siempre... incapaz de saber cuándo callarse.

Aunque supongo que tendrá que ver el hecho de que, por lo que ha dicho, Luke no le caiga especialmente bien... aunque bueno... tampoco importa. Además que comparto un poco su opinión.

Cuando escuchó a Cliff, Sylphy enarcó una ceja con una cara algo más oscura.


"Ludy, ¿le dijiste algo a Luke para que se pusiera así?"

"No, y más que una pelea, era algo así como ponerme a prueba en presencia de Ariel."

"... Comprendo... Seguramente Luke quisiera comprobarlo por sí mismo."

"¿A qué te refieres?"

"A tu habilidad, Ludy. Porque hasta ahora, si he sido capaz de proteger a Ariel-sama, fue gracias a la ayuda de Luke."


Dicho de esa forma... puedo llegar a comprender mejor lo sucedido... Aunque... ¿de verdad lo que llevó a Luke a retarme a un duelo fue la pasión por el combate y los rivales más fuertes?

Supongo que no puedo decidir sin pruebas cuál fue el verdadero motivo de lo ocurrido basándome solo en prejuicios... Porque al igual que yo, Luke es un hombre... y los hombres, hablando desde la experiencia, son pasionales.

Es más, me preocupa que mi esposa haya escuchado que me he batido en duelo y lo primero que haya hecho sea preocuparse de si fue culpa mía... ¿acaso no le importa que pudiera haber acabado herido? Recordemos que Luke utilizó una espada de verdad para el duelo...


"Pero, muchísimas gracias, Ludy."

"¿Y eso?"

"Porque no peleaste en serio contra Luke. Sé muy bien que Luke no es un buen combatiente, así que estoy segura de que si hubieras luchado en serio, le habrías podido matar, ¿no es así?"


Por lo que dice, ni se puede imaginar que pudiera perder el duelo... Y bueno... tampoco es que esté herido ni ensangrentado; y sumado a lo que ha explicado Cliff, es hasta normal que no se preocupe por mí.

Aunque ahora... empiezo a sentir algo de lástima por Luke... Y pensar que Sylphy lo veía como mal combatiente...


"Bueno, pues ya sabes cómo terminó todo por mi parte, así que dime, ¿fuisteis capaces de hablar tranquilamente?"

"Sí."


Y junto a su respuesta, Sylphy me mostró una sonrisa encantadora.

4ª Parte[edit]

Tras eso, Sylphy me contó en relativa privacidad en el salón lo que Elinalise le había dicho.

Lo primero que me aseguró fue, que tal y como Sylphy había imaginado, se trataba de su abuela. En concreto, Elinalise era verdaderamente la madre de Rawls.

Por lo visto, en su juventud, debido a una mezcla entre su personalidad y la maldición que sufre, estuvo un tiempo engendrando semielfos aquí y allá que le trajeron un gran número de problemas.

Con el tiempo aprendió a evitar estos problemas siguiendo unos patrones mucho más habilidosos, como he podido ver en los meses que he convivido con ella; pero esto comenzó hace apenas unas décadas.

Desde que empezó a moverse con cuidado, los problemas desaparecieron casi por completo; pero debido a sus actos anteriores, se creó un profundo malestar entre el resto de elfos y por eso en ocasiones ha encontrado dificultades derivadas de sus épocas pasadas.

En concreto, su época conviviendo con los elfos; que fue horrible por lo visto.

Por ese motivo, todo descendiente de Elinalise, solo por saberse este hecho, son tratados como parias entre las comunidades élficas; y todos y cada uno de ellos fueron, uno a uno, expulsados e incluso tratados como animales...

Por lo que comenta, este trato no es que fuera algo excepcional... sino que el maltrato a hijos y nietos de Elinalise por los elfos es algo casi generalizado desde el momento que son descubiertos como tal.

Esto le llevó a que ni a sus hijos les revelara su verdadera identidad, y lo único que hacía con ellos era cuidarlos hasta que son autosuficientes para alejarse de ellos e intentar protegerles de esta discriminación. Algo que parece haberse extendido en el tiempo durante varios años.

Por otro lado, Elinalise le ha confesado a Sylphy que la reconoció nada más verla; imaginándose que sería su nieta o bisnieta. Y fue este el motivo por el que decidió mantenerse distanciada cuanto le fuera posible; pero al verla casada y contenta, no pudo contener la emoción y se derrumbó.

Es una historia bastante... dura... Casi puedo sentir como estoy luchando por no llorar yo mismo al escucharla.

No obstante, como la propia Elinalise comprende y acepta todo cuanto ha vivido, le molestan los intentos excesivos de consolarla.


Tras escuchar la historia, Cliff me indicó que le acompañara a una esquina del comedor.


"Ludeus."

"¿Qué ocurre, Cliff-senpai?"

"No hace falta que me llames senpai, tampoco con honoríficos[88]. Me gustaría que de ahora en adelante me llames simplemente Cliff... Es más, exijo que lo hagas de esa forma."


Así que mi senpai ahora me exige cosas...

No... no es momento para bromas.


"Quería hablarte sobre Lize..."

"Claro."

"Si te soy sincero, Lize es una persona muy distinta a la que me había imaginado."

"... Ya veo..."


Era de esperar que se desilusionara al enterarse de esto... O al menos, no es difícil de comprender. La persona con la que convives y que adoras, no es que tengas hijos, sino que tiene NIETOS por ahí... y por lo que han estado hablando, podría incluso haber bisnietos...

Si yo me enterara de algo así, no me cabe duda de que me llevaría un duro golpe...

Dicho esto... tras escuchar semejante historia, si ahora Cliff me pide que le ayude a romper con Elinalise... está claro también que me debo enfadar.

Porque Elinalise NO ha mentido a Cliff en ningún momento; sino que el propio Cliff es el que ha malinterpretado lo que le han dicho como le ha venido en gana y él fue el que la convenció para que salieran juntos.

Acepto el hecho de que se desilusiones enormemente al chocarse de lleno con la verdad, pero eso no quiere decir que me ponga de su parte. Por mucho que tampoco piense detenerle.

Lo que haría sería cortar TODA relación con un despojo humano como ese y decirle a Elinalise que de hoy en adelante viva con nosotros. Ya dependiendo de eso... y en función de lo que opine Sylphy, puede que esto se convierta en un Oyako-donburi[89]... No... en mi vida solo quiero a Sylphy... Aunque claro... se podría decir que, indirectamente, lo estaría haciendo por Sylphy...


"Lize ha sufrido aún más de lo que me había imaginado, y juro por mi honor que la curaré de esa detestable maldición. Teniendo en cuenta que soy un prodigio, sé que tarde o temprano conseguiré curarla, pero... para asegurarme de que ese día llega cuanto antes, ¿me prestarías tu ayuda?"

"...."


¿Quién era el despojo humano?

Ah, ya... YO soy ese despojo... Perdón por dudar de ti, Cliff.


"Pensé que te desilusionarías y te hundirías después de escuchar esa historia..."

"¿Desilusionarme? ¿Hundirme? Eso es imposible. ¿Por qué lo mencionas?"


No había el menor tono de duda en sus palabras.


"P-Pero la persona con la que compartes tu vida ha estado acostándose con varios hombres y hasta abandonando a sus hijos... Es posible que tenga hasta bisnietos, ¿no es así?"

"¿Y qué importa? El seguidor de Milis soy yo. Y no me importa lo más mínimo cual sea el pasado de mi pareja ni cuánto se aleje a mi ideal; tengo la responsabilidad moral de hacer feliz a esa desdichada mujer que me aceptó, y que ahora me ama."


Menudas palabras... Siento que estoy temblando de la emoción...

Cliff es peligroso... y siento que he estado menospreciándole todo este tiempo... pero creo que se acerca el día en el que comience a llamarle Cliff-sama... ¡Me voy a acabar enamorando YO de él!


"... Tienes razón. Y si hay cualquier cosa en la que pueda ayudar, tienes todo mi apoyo."

"Gracias, me deja mucho más tranquilo saber que puedo contar contigo, Ludeus."


Nos dimos un apretón de manos, y me sorprendió la fuerza con la que esa pequeña mano me devolvió el gesto.


"Pero lo dicho, deja de ser tan formal conmigo. Somos amigos, ¿no es cierto?"

"Sí, pero me niego."


Lo que siento es un enorme respeto por ti, Cliff, y pienso hacer que se note. Y aunque no tenga mucho que ofrecerte, puedes contar conmigo para lo que quieras.

4ª Parte[edit]

Tras eso, llegó la hora de que Elinalise y Cliff se marcharan, dejándonos solos en la casa a Sylphy y a mí.

Lo primero que hicimos fue poner en orden al comedor y el salón después de que nuestros invitados se fueran marchando.

Pero por mucho que lo llame poner orden, siendo un grupo de personas tan educadas, lo máximo que tuvimos que limpiar fueron algunas gotas de bebida que habían caído al suelo. Por otro lado, vimos que sobró bastante comida, pero es mejor que sobre que no que falte, además de que nos vale para la cena de esta noche.


Cuando terminamos de limpiar, el sol ya había desaparecido en el horizonte y la noche se había apoderado del cielo; por eso, encendí las distintas luces de la casa y regresé al salón.

Me senté en el sofá, y Sylphy se sentó pegada a mí, aun habiendo sitio de sobra en el sofá.


"Ha sido un día largo, pero me alegro de que saliera todo tan bien."


Dijo esto mientras apoyaba su cabeza en mi hombro cómodamente y soltaba una tímida sonrisa. Yo por mi parte, lo cierto es que en unas horas he acabado completamente agotado.


"Pienso lo mismo."


Pasé mi brazo por encima de su hombro y pude notar como Sylphy se apoyaba completamente sobre mi cuerpo, permitiéndome hundir mi nariz en su pelo pudiendo olisquearlo con total facilidad.

Hnn.... qué bien huele....


"Ludy... me haces cosquillas."


Dijo eso, pero no pareció verdaderamente molesta por mi gesto, por lo que decidí seguir haciéndolo.


"Ludy... yo... esto... estoy pensando en dejar que me crezca más el pelo."


Y mientras disfrutaba de la sensación agradable de su pelo sedoso, escuché esas palabras.

¿Pelo más largo?

La sorpresa vino de que era algo que le había propuesto en varias ocasiones tanto cuando éramos niños como ahora; pero que siempre había rechazado.

Y eso que pensé que de pequeña le hubiera sentado de maravilla el pelo con coletitas o una coleta a la espalda... Ya me había dado por vencido...


"... Si piensas que es apropiado, adelante."

"¿Por qué te has puesto tan serio para esto?"

"Porque es una conversación seria."

"Esto... solo hablamos de dejar que me crezca el pelo... eso no es serio, Ludy. Además... mira, mi pelo ya no es verde como antes, ¿no es así? Y Ariel-sama me pidió que me fuera mostrando más femenina de ahora en adelante... Pienso seguir poniéndome el uniforme de hombre en la universidad, pero podría dejarme crecer un poco el pelo y empezar siendo más femenina en ese aspecto."


Ahora lo comprendo... básicamente está diciendo que ahora que su pelo no es de ese tono verde, ya no está tan acomplejada por él.


"¿Por qué no quieres usar el uniforme femenino?"

"Porque puede ser molesto si tuviera que defender a Ariel, además que dudo mucho que me quede bien..."


Estoy seguro de que te quedaría de fábula... es más... pienso comprarte uno, por mucho que no tenga intención de pedirte que lo uses exactamente para ir a clase...


"Como prefieras, y también pienso que te quedaría precioso el pelo largo, no me cabe la menor duda. Eso sí, pienso que también estás preciosa como lo tienes ahora."

"Eh~... G-Gracias... Bueno... pues entonces, me lo dejaré largo."


En ese caso, llegará el día en que le tenga que decir adiós al pelo corto de Sylphy... Si es así, no me queda más remedio que grabarme su imagen y sensación en mi cerebro mientras dure...

Aunque claro... no es que desaparezca para siempre ni nada parecido... solo tendría que cortárselo de nuevo...


"Me esforzaré el resto de mi vida para seguir siempre a tu lado, Ludy."


¿Por qué me dices algo así de tierno tan inesperadamente? Me vas a hacer llorar... ¿Cómo es posible que una persona me pueda querer tanto?

... Si ella se va a esforzar tanto, lo menos que puedo hacer es esforzarme yo también al máximo para que sigamos juntos toda la vida. Podría seguir hablando con la dignidad del Gran Yo del otro día, pero siento que no es exactamente lo que a Sylphy le gustaría...

Lo que está claro es que se acabó actuar como el protagonista Dokan de los harems de anime y mejor opto por actuar como un hombre atento... Aunque no sé bien si seré capaz...

No... ¡la actitud correcta en esta situación es decir que lo haré lo mejor que pueda!


"Sylphy, gracias por esforzarte tanto."

"Tú también te has esforzado mucho, Ludy."


Dicho esto, ambos estábamos agotados hoy, por lo que decidimos dejar que el agua caliente relajara nuestros cuerpos cómodamente.


Y de esta forma, mi boda con Sylphy se convirtió en algo oficial.

Capítulo 98 - El Día a Día en la Nueva Casa[edit]

1ª Parte[edit]

Ya han pasado 2 meses desde el día en que celebramos el banquete de bodas.

En ese tiempo, la universidad comenzó un nuevo trimestre en el que me estrené como estudiante de 2º curso. Y no solo eso, si no que mi día a día ha cambiado enormemente.

En primer lugar, decidí abandonar el dormitorio universitario e irme a vivir definitivamente a nuestra nueva casa, teniendo que desplazarme a diario a la universidad para asistir a las clases.

A parte de eso, más cosas de mi rutina se han visto alteradas.

Ahora me levanto en mi cama de matrimonio todas las mañanas, y si tengo la suerte de tener a Sylphy a mi lado esa mañana, la despierto con un buen beso de buenos días, aprovechando que ella es bastante madrugadora también y comienza su día a la misma hora que yo.

Mi siguiente parada es mi entrenamiento matinal, que ya se ha vuelto algo rutinario y casi necesario para mí. En ese entrenamiento, doy una vuelta por el vecindario y luego hago mis ejercicios con la espada de piedra que fabriqué para mi duelo con Luke.

Como de costumbre, sigo sin ser capaz de envolver mi cuerpo en Touki, pero igualmente, no veo este entrenamiento como una pérdida de tiempo y continúo ejercitando mi cuerpo siguiendo este patrón.

Mientras entreno, de vez en cuando y sin motivo, aparece BadiGadi; y aunque cuando le da por reír a pleno pulmón estoy seguro de que es una verdadera molestia para los vecinos, soy incapaz de enfadarme con él por un gesto tan amistoso por ruidoso que sea.

No obstante, muy ocasionalmente, se une a mi entrenamiento actuando como mi oponente en combate.

Habiendo combatido con él, debo decir que en habilidad, no llega al nivel de Ruijerd ni Ghyslaine... es más, diría que ni llega al nivel de Paul o Eris. Aunque más que ser inferior a ellos, da la impresión de que aunque puede, no quiere llegar a su nivel.

En definitiva, menosprecia por completo su defensa en combate. Seguramente, porque al ser inmortal, no le ve sentido a perder el tiempo defendiéndose.

Por otro lado, muy de vez en cuando, me da consejos increíblemente certeros y útiles... y por ese motivo, siento que si de verdad se empleara a fondo en combate, sería un enemigo formidable.


Después del entrenamiento, Sylphy me recibe en casa con el desayuno preparado, y en las ocasiones que ha venido a entrenar conmigo, BadiGadi come con nosotros antes de desaparecer.

BadiGadi va de aquí para allá como si fuera el viento... nunca sé qué piensa o qué hace... Aunque tampoco parece que piense mucho las cosas...

También debo mencionar, que cuando BadiGadi no está, Sylphy y yo desayunamos mientras jugamos el uno con el otro a juegos como el Ahhhnn~[90]


Después del desayuno, nos encaminamos hacia la universidad de magia.

Desde nuestra casa, el campus se encuentra a unos 30 minutos andando. Cuando se lo comenté a Zanoba, dijo que debía ser bastante molesto, pero personalmente, no me lo parece; además de que corriendo se llega enseguida.

Por lo general, llegamos con bastante tiempo antes de que empiecen las clases, y nos separamos frente a los dormitorios. Con el tiempo libre que me queda algo de tiempo libre, suelo ir a ver a Cliff o a Zanoba.


Cliff lleva tiempo en el que se dedica toda la mañana a investigar maldiciones.

Solicitó una sala de investigación a la universidad, y ahí se pasa el día diseccionando objetos mágicos para analizar sus círculos mágicos y contrastarlos con distintos libros. Diría que su intención es fabricar un objeto mágico creado por él mismo.


"Aunque me explicaras que se llegó a transferir una maldición a través de un objeto, no tengo la menor idea del método empleado para ello. Pero, si mi hipótesis es correcta, se puede fabricar artificialmente un objeto mágico con la habilidad para negar una maldición concreta."


La hipótesis a la que se refiere, es que los objetos mágicos y las maldiciones se basan en el mismo principio; salvo en el receptor. Básicamente, un objeto mágico con una habilidad negativa, sigue siendo un objeto mágico con una circulación de maná con efectos negativos; de la misma forma que un Niño Maldito[91] es una persona con una circulación de maná con efectos negativos.

Lo que implicaría que, si se puede conseguir que un objeto mágico genere un efecto en la persona, podría afectar a esa circulación de maná con efectos negativos en la persona.

O algo así... Hay otras ideas vagas en su hipótesis, pero esa es la base principal; por no hablar de que su investigación apenas acaba de comenzar, por lo que simplemente ha formulado unas líneas guías para su investigación.


"Hasta el momento, no me ha surgido nada con lo que necesite tu ayuda, y como sigue siendo mi investigación, te pido por favor que me dejes continuar por mi cuenta. Por supuesto, no es porque no confíe en tu habilidad o tus ideas, pero debes comprender que tengo mi propio orgullo..."


Esto lo dijo con un tono similar al de un niño que se piensa que le van a quitar un juguete.

Dudo mucho que nadie, salvo quizás Nanahoshi, sea capaz de ayudarte más en tu propia investigación...

Y por cierto, cuando me ha dado por visitarle por las tardes, en muchas ocasiones me he acabado cruzando con la pareja de tontolitos en modo empalagoso, por lo que he ido dejando de saludar a esas horas.


Cuando voy a visitar a Zanoba, a menudo me lo encuentro dedicado en cuerpo y alma en su propia sala de investigación intentando descifrar las notas sobre el autómata.

Aún no ha conseguido nada importante como para mostrar resultado alguno, pero es natural debido a la dificultad.

Además que no puedo dudar de la pasión que siente Zanoba por las esculturas y figuras... No me cabe duda de que acabará resolviendo el misterio del autómata.


"Por favor, Shishou, dejo a Julie a tu cargo. Mientras, yo me aseguraré de que avance en este otro ámbito."


Por supuesto, confío en Zanoba para dejarle ese trabajo; pero siento como, por sus palabras, se piensa que no seré capaz de esperar y me acabaré entrometiéndome o algo. Como si se pensara que dejándome trabajar en ello, la investigación sobre el autómata terminaría de inmediato.

Tanto Zanoba como Cliff parecen esperar demasiado de mí... Ni yo soy capaz de trabajar tan fácilmente en cosas tan alejadas de aquello que sé...

Solo sé... que me siento un poco abandonado por ambos...

También debo añadir, que la figura del Dragón Rojo avanza mucho más lentamente que antes, debido a que Zanoba le está dedicando la mayor parte de su tiempo a la investigación.

Y mientras tanto, Julie se encuentra en la misma sala que Zanoba fabricando una figura, para lo que se le prestó un pupitre con el único propósito de que trabaje y practique en él, exclusivamente.


"Gran Maestro, estaré hoy nuevamente a su cargo."


Debido a que me he mudado, ya me es imposible darle clase de magia a Julie por las noches, por lo que hemos decidido pasarlas a la mañana antes de las clases.

Julie lleva casi un año con nosotros y he de decir que sus avances son impresionantes... Pero para poder ayudarnos en la fabricación masiva de figuras de Ruijerd, todavía le falta habilidad.

Actualmente, la única opción a nuestro alcance, es hacerla practicar una y otra vez sin descanso; ya que, como dijo Sylphy, si se practican unos hechizos concretos desde pequeño, la habilidad y precisión con ellos aumentan enormemente.

Por ello, no le he enseñado nada a parte de magia de Tierra, y todo relacionado con la creación de figuras mediante magia. Si la teoría de Sylphy es correcta, Julie se acabará convirtiendo en una experta en magia de Tierra.

Y tampoco pasa nada por esperar un poco a que crezca y se desarrolle tanto como persona como en cuanto a maná, antes de empezar la siguiente fase de nuestro plan...

No hay prisa.

2ª Parte[edit]

Cuando llega la hora del almuerzo, me dirijo al comedor. Ya que, aunque surgió la idea de comer obentos[92] caseros a medio día, debido a varias ocurrencias, esa idea acabó siendo descartada.

Debo añadir, que de un tiempo a una parte, uno de los extremos de la primera planta del comedor se ha convertido en el equivalente a asientos reservados para nuestro grupo. Y aunque lo llame grupo, realmente, la mayor parte del tiempo somos únicamente Zanoba, Julie y yo; pero de vez en cuando se nos une BadiGadi, Cliff, Elinalise, Rinia o Pursena.

Otro cambio destacable es que todos los días, ya sea Luke o Sylphy, se acercan a saludar.

Como era de esperar, no comen con nosotros, pero al menos, charlan un rato con nosotros antes de volver con Ariel. La intención de Ariel al realizar este acto es mostrar al resto de estudiantes que se está fraguando una conexión entre nuestros grupos.

Por su parte, Luke no es demasiado hablador, pero en los últimos días he comenzado a flirtear con Fitts-senpai, aprovechando que su pelo algo más largo y le da un toque bastante más femenino que antes.

Digo esto, pero sigue siendo visto como un hombre por la mayoría de estudiantes; por lo que, cuando nos ven actuar de esa forma, suelen mirarnos extrañados. Y todo sea dicho, aunque lo he llamado flirteo, es principalmente verbal, puesto que Sylphy prefiere no ser demasiado cariñosa en público mientras esté haciéndose pasar por Fitts.

Recuerdo esa vez en la que intenté acariciarle el culo... su respuesta fue mirarme con una expresión apenada y triste... Ni siquiera se enfadó ni me miró molesta... lo único que hizo fue mirarme como si la hubiera herido...

No sé bien qué estaría pensando entonces, pero parece que no tiene la menor intención de permitir acciones lujuriosas cuando haya gente delante, por suaves que sean...

Aunque es comprensible... porque si cambio el punto de vista, aunque a Sylphy por lo general no le importe la opinión pública que haya, podría ser que le moleste el hecho de que los demás me pudieran ver como un puto salido que está todo el día pensando en lo mismo...

Además que yo también quiero que mi esposa vea principalmente lo mejor de mí...


Después de comer, llega la hora de ir a clase.

Lo que estoy estudiando ahora mismo es literalmente lo mismo que en el anterior curso, magia de Curación de nivel Avanzado y magia Restituyente de nivel Intermedio; clases que comparto con Pursena.

No tienen nada de especial, pero nos sentamos juntos, memorizamos los distintos conjuros mientras Pursena come carne de algún tipo, y llegado el momento nos lanzamos mutuamente los hechizos para comprobar que hemos conseguido memorizarlos correctamente.

También coincido con Rinia, pero solo los días en los que no tengo clase; aprovecha para que le enseñe magia ofensiva.


"Pursena, ¿te has dado cuenta de que el jefe ha dejado de sobarnos-nya?"

"Tienes razón, Rinia; y eso que puedo oler una cantidad como que increíble de excitación emanando de su cuerpo-nano. Pero el hecho de que no sabes cuándo te va a atacar me tiene como de los nervios-nano."


Hablando casi como si no estuviera delante, ambas parecen sorprendidas de que esté respetando sus cuerpos.

Pienso proteger el honor de Sylphy, así que nada de tocar a otras mujeres.

Casi como para ponerme a prueba, Pursena en algunas ocasiones se pone a resaltar sus curvas haciendo sonidos como Uffun-nano~[93], pero como más bien parece que se está riendo de mí, tan solo la ignoro.

Por parte de Rinia, sin embargo, como parece no darle importancia a cosas de sentido común, expone sin vergüenza en varias ocasiones su ropa interior; pero en su caso, hago lo posible por no prestarle atención. No obstante, siguiendo mi estudio hasta la fecha, continuó analizando sus patrones de conducta.

Así que hoy tocan azul claro...


Después de las clases, cuando todavía está el sol bien alto, me acerco a la sala de investigación de Nanahoshi; y debo decir, que su actitud conmigo no ha cambiado lo más mínimo, sigue siendo apática.

Igualmente, debo añadir, que ahora que he recuperado mi deseo sexual y abandonado esa época depresiva; debo decir que sus facciones japonesas me son bastante llamativas, quizás por lo poco habitual en este mundo.

Aunque debido a mi nueva vida, y en especial, a mi nuevo cuerpo, mis gustos se han visto enormemente afectados; por lo que debo añadir que tampoco es exactamente mi tipo.

Pero eso no quiere decir que no sienta cierta nostalgia al verla.


"Lo voy a decir solo una vez, pero como se te ocurra ponerme la mano encima, se lo diré a Orsted."

"Por favor, cualquier cosa menos eso."


Lo que ocurre es que a la mínima que la observo más de la cuenta, me dedica frases tan peligrosas como la anterior, aprovechándose del miedo que sabe que le tengo a Orsted.

Y todo sea dicho, tampoco tengo la menor intención de ponerle la mano encima, pero este tipo de intercambios los hacemos más para dejar clara nuestra relación. Algo así como que intenta dejarme claro que no somos amigos.


"....Fu."


Por si fuera poco, Nanahoshi está más irritada estos días, y hasta yo comienzo a estar algo tenso.

El motivo de esta actitud en ambos es que, en los 6 meses que llevamos trabajando en la investigación de los círculos mágicos de teletransporte, hemos casi agotado los círculos que había ido preparando en todo el tiempo que lleva en este mundo. Por lo que es posible que pronto podamos comenzar la siguiente fase de la investigación y la tensión al entender esto cada día es mayor.


Cuando terminan los experimentos con Nanahoshi, voy en busca de Sylphy, la que básicamente, continúa trabajando como guardaespaldas de Ariel igual que hasta ahora.

Pero como podía imaginarse de Ariel, está siendo bastante considerada con nuestra situación de recién casados, por lo que, después de las clases, deja a Sylphy libre para que regrese a casa conmigo.

Dicho esto, sigue siendo necesario proteger por las noches a Ariel, por eso, después de cenar, recoger y bañarnos juntos, regresa a la universidad... Casi como si al casarme con ella, hubiera duplicado su carga de trabajo diaria.

Personalmente, siento que nuestra relación es casi una carga para Sylphy, no obstante, parece que ella misma no lo ve de esa manera.


"No es para tanto, Ludy. Además, el hecho de tener de nuevo un hogar es importante para mí."


Esa era su respuesta cuando le preguntaba preocupado, permitiéndome notar, aunque fuera en parte, algunas de las preocupaciones que le han podido estar asaltando todos estos años, por lo que decido dejar el asunto como está.


Proteger a Ariel por las noches...

...Creo que lo voy a empezar a llamar el turno de noche.

A Sylphy le tocan los turnos de noche 2 de cada 3 noches; o lo que es lo mismo, descansa 1 de cada 3 noches.

Lo cierto es que hasta hace poco, no tuvo ninguna sola noche libre, por lo que se hacían notar ciertos problemas de insuficiencia de momentos dulces. El mero hecho de poder disfrutar de ese día de descanso cada 2 noches es gracias a Elinalise, que se ofreció como sustituta de Sylphy.

Jamás se me había pasado por la cabeza pensar que Ariel y Elinalise tenían una buena relación entre ellas, pero por lo visto, se llevan bastante bien.

La desenfrenada Elinalise y la recatada Ariel... Juraba que serían como agua y aceite, pero me equivocaba... Por no hablar de que, según Sylphy, Ariel no es tan recatada como pueda parecer; y que principalmente ha intentado mostrarme su mejor faceta todo este tiempo.

Pero volviendo al tema que describía, en las noches libres de Sylphy, aprovechamos para ir juntos al mercado a comprar comida hasta el siguiente descanso; aunque principalmente nos centramos en comida que se conserva con facilidad, como legumbres, patatas, cebollas y cecina[94]; aunque me encantaría poder comer algo de arroz.

Quizás si consiguiéramos expandir un poco más las rutas que Nanahoshi introdujo desde el Reino del Rey Dragón seríamos capaces de traer arroz desde el sur del continente central... Pero de momento, lo dejo como simple idea...


Cuando llegamos a casa, comemos, y Sylphy siempre se ofrece a cocinar.

Contrario a su físico más parecido al de una chica común de un club de atletismo del colegio, su habilidad para la cocina es bastante elevada[95].

Puede que su repertorio de recetas no sea enorme, pero la comida que me prepara me trae recuerdos de cuando era pequeño, al sazonar la comida con especias similares a la de la aldea Bonna. Lo cuál tiene mucho sentido, si pensamos que fue allí donde Lilia le enseñó a cocinar.

Viéndola con su delantal puesto y yendo de aquí para allá por la cocina mientras tararea, no puedo evitar quedarme embobado observándola, hasta el punto de casi perder la razón ahí mismo y abalanzarme sobre ella por la espalda...

Me ofrecí a ayudarla con las distintas cosas de la cocina, pero rechazó cordialmente mi oferta, como si no tuviera la menor intención de concederme el acceso a la cocina, o como si fuera un cocinero profesional marcando el territorio...

También se me ha pasado por la cabeza proponerle que se encargue de la cena llevando tan solo el delantal; pero algo me dice que se negaría en rotundo a algo así.


Por lo general, a la hora de la cena contamos con alguna visita.

Bueno, los llamo visitas, pero lo cierto es que son invitados bienvenidos, al ser esas personas a las que les invité a venir cuando quisieras durante el banquete de boda.

Los más comunes son Cliff y Elinalise; y parece que Zanoba está intentando ser considerado, puesto que no viene tanto como me esperaba de él.

Nanahoshi por su parte viene aproximadamente una vez al mes, y aprovecha para disfrutar del pseudo-baño japonés que pedí construir. Da la impresión de que querría venir más a menudo, pero no quiere molestar.

Esto solo lo digo para evitar cualquier tipo de malentendido o acusación sin fundamento, pero NUNCA he hecho lo más mínimo por espiar a Nanahoshi mientras se baña.

Y puede que Nanahoshi esté siento prudente en ese aspecto, puesto que únicamente viene en los días en los que Sylphy está en casa.

3ª Parte[edit]

Pues bien, llegados a este punto, la cena se ha acabado y los invitados se han marchado a casa. Básicamente, estamos solos.

Comienza la diversión.

Por el día, Sylphy actúa como Fitts-senpai, con una actitud imponente y casi cortante, hasta el punto que solo con verla de lejos, es suficiente para que te vayas corriendo con la cola entre las piernas. Todo ello, mientras al mismo tiempo espera de mí que sea un hombre íntegro, serio y maduro.

Por la noche sin embargo, esa misma Sylphy se convierte en una juguetona mujer cariñosa y casi sumisa, con el nivel de deredere[96] por las nubes, llevándola a hacer casi cualquier cosa que le pida.

Hablamos de que si dijera en alto cualquier tipo de deseo por mi parte, aunque sea una broma, ya fuera increíblemente excesiva o lujuriosa... en cuanto las palabras salieran de mi boca, Sylphy estaría dispuesta y preparada para prestarse a hacerlo.

Cuando extrañado le pregunté por ello, su respuesta fue:


"Lo que me pides no es nada comparado con cosas que se hacen en el Palacio Real de Asura."


Y cuando le dije que si hubiera algo que no le gustara, se negara, me respondió lo siguiente:


"Cualquier cosa que quieras hacer conmigo, Ludy, será algo que quiera hacer contigo."


Como comprenderéis, escuchando ese tipo de palabras, el poco control que pudiera poseer desaparece... Y siendo honesto, siento que mi control ha brillado por su ausencia tantas veces, que he llegado a estas alturas a hacer cuanto he querido con ella; hasta el punto de que siento que me estoy aprovechando de ella y casi tratándola como un objeto.

Pero... ¡es que me ENCANTA el sexo! Y la situación actual es con lo que siempre he fantaseado.

Pero tengo muy claro que Sylphy no es un trofeo, sino mi ESPOSA, y como persona importante en mi vida que es, debo respetar sus deseos; y dudo mucho que deba continuar haciendo con ella cuanto me venga en gana.

Debo ser un hombre digno de ella... ¡Y también debo respetar su dignidad!

Estos pensamientos no son la primera vez que los tengo, pero me es imposible resistirme a su sensualidad.

Cada vez que he tenido dudas al respecto o he intentado mantener la calma, Sylphy se ha acercado a mí con unos casi embriagados ojos turbios y me ha dicho lo siguiente.


"Ludy... Sabes que no necesitas contenerte conmigo, ¿verdad?"


Y con eso, de inmediato siento que contenerme con ella es estúpido, y todo autocontrol desaparece.

La carne es débil... pero yo lo soy incluso más.

Frases eróticas que he querido decir al menos una vez en la vida, y las palabras que me hubiera gustado escuchar al menos una vez en la vida... o cosas que me hubiera gustado probar al menos una vez en mi vida, o incluso probar a que me hicieran...

Pues siento que en los 2 meses y medio desde que nos reencontramos, han sido cumplidas en su totalidad.

Por supuesto, no la he obligado a nada que no haya querido, y también me he asegurado que tampoco hacía nada desmesurado o que pudiera ser un problema; pero de verdad QUIERO cumplir cualquier deseo suyo que me pida.

Y con eso en mente, intenté preguntarle si quería algo de mí.


"Dime, Sylphy, ¿no hay nada que te gustaría que hiciera por ti?"

"¿Eh? ... Pues... lo que me prometiste la última vez."


En cuanto oí sus palabras, no me quedó más remedio que hincar la cabeza en el suelo-


"¡Te pido mil perdones, pero no recuerdo lo que te prometí!"


-y disculparme de todo corazón.

Al verme con la cabeza en el suelo, Sylphy se acercó a mí para que dejara esa postura sin saber bien cómo actuar, aunque con cierta cara de comprensión.

Nunca se me ha dado bien recordar cosas... lo siento, Sylphy...


"Tampoco pasa nada, Ludy, piensa que fue hace casi un año... ¿Te acuerdas, Ludy, de esa cosa que usaste conmigo? Me dijiste que se llama Ran Ma, o Distorsión Mágica... Pues bien, quiero que me enseñes esa técnica."

"¡Dalo por hecho! ¡Te prometo que en un par de días estarás usándola con los ojos vendados!"

"También decirte, Ludy, que yo tengo soltura con magia Curativa de nivel Avanzado. Y me comentaste que tú estabas dando clases de esa escuela de magia, así que aprovecharé para ayudarte."


Y tras prometer eso, llegó un punto en que después de cenar nos acabamos enseñando magia mutuamente.

Mientras yo enseñaba a Sylphy Ran Ma, Sylphy me intentaba enseñar magia Curativa para conjurarla en silencio.

... Lo de hacer algo por ella ha perdido todo el sentido... Pero bueno, ella parece contenta con este intercambio, así que lo veré como algo positivo.

Empiezo a pensar que Sylphy es de esa clase de personas que se dedican en cuerpo y alma a los demás... Y también, empiezo a pensar que YO soy la clase de persona que se siente incómodo cuando no hace algo a cambio.

Y ya de paso, también empiezo a pensar que me siento mal cuando las personas que me ayudan no me dejan devolverles el favor.

Pero dejando eso de lado, hasta ahora, la conjuración en silencio con magia Curativa ha estado siempre fuera de mi alcance; por lo que decidí aceptar su oferta.

Bueno... supongo que no pasa nada si busco otras maneras de devolverle el favor...


Hasta este día, siempre había pensado que mientras se comprenda la teoría detrás de un hechizo, eres capaz de conjurarlo en silencio; por lo que pensé que no tardaría en aprender a usar esta técnica en hechizos de Curación.


"Hmm... Pero por lo que dices... no siento que haya nada distinto con el resto de hechizos que conjuro en silencio..."


Pero aún tras escuchar la explicación de Sylphy, era incapaz de aplicar esa explicación para conjurar en silencio la magia Curativa; entre otras, porque en definitiva no había nada especial en cuanto al control del poder mágico que la hiciera diferente de la magia Ofensiva.


"Ludy... Corrígeme si me equivoco, pero... Cuando recibes un hechizo de magia Curativa, ¿no eres capaz de comprender el funcionamiento del mismo en tu cuerpo?"


Y al final, salieron las palabras que tanto temía.

Hacía tiempo que me había dado cuenta de que nunca he sabido discernir correctamente la forma en la que el flujo de poder mágico se aplica en magia Curativa... pero ha hecho falta que alguien lo dijera en alto para que lo aceptara definitivamente.

La magia Curativa básicamente es transferir una corriente de poder mágico de tu cuerpo al interior del cuerpo de otra persona a través del contacto físico. Esta corriente altera la circulación del poder mágico del receptor, haciendo que sus heridas sanen.

En otras palabras, la magia Curativa se basa en la manipulación del poder mágico del receptor a través de la interferencia; y mi sensibilidad para esto es casi completamente nula.

Si tuviera que explicarlo con un ejemplo, sería como si llevaras tu dedo índice a la palma de tu mano contraria. Puedes sentir el tacto de la palma en tu dedo, pero no el tacto de tu dedo en la palma... Más o menos...

Soy capaz de sentir el flujo cuando uso conjuros de magia Ofensiva casi como si fuera mi propio riego sanguíneo, pero con la Curativa no... qué cosa tan rara...

Y esta falta de comprensión no es solo para la magia Curativa, sino para todas aquellas magias conocidas como magia de Apoyo; como la Curativa y la Restituyente.

En general, no puedo conjurar en silencio ni curación, ni bufos[97] ni debufos[98]... Me pregunto si no tendré el mismo problema que con el Touki y que los reencarnados como yo sean incapaces de usar estas técnicas como tal.

Aunque una explicación más sencilla sería que la magia de Apoyo se me da simplemente mal..... podría ser...


"Si te soy sincera, me dejas un poco más tranquila... Empezaba a creer que no había nada que no pudieras hacer, Ludy."


Sylphy me dijo esto con una sonrisa tímida y algo avergonzada en su rostro.

Que te superen en un campo puede doler bastante, pero que te superen en TODOS los campos...... Tiene razón... no pasa nada porque haya cosas que no sepa hacer.

Volviendo a su petición, y dejando de lado mis problemas para enseñarle, Sylphy consiguió de un modo u otro comprender el funcionamiento de Ran Ma.

No es que sea capaz de usarla en este preciso instante, pero comprendiendo la idea, dudo mucho que tarde en ser capaz de aplicarla en medio de un combate. Después de todo, Sylphy es una estudiante fantástica.

En todos estos años le he enseñado magia a mucha gente; Eris, Ghyslaine, Zanoba, Julie, Rinia y algunos más... Pero Sylphy es con diferencia la que aprende a mayor ritmo, hasta el punto de que no me extrañaría que fuera todo un prodigio.


"Pero... este hechizo... es casi injusto, ¿no te parece? Si usas esto contra un mago, no será capaz de hacer nada contra ti..."

"Tienes razón, aunque claro... es una técnica usada por uno de los 7 Campeones Mundiales, así que es normal."

"¿? ¿De verdad? Ludy... ¿Conoces a uno de los 7 Campeones Mundiales?"

"... Conocerle... más o menos; pero quién de verdad tiene alguna relación con él es Nanahoshi."


Mejor no le digo que estuvo a punto de matarme... seguro que se lo tomaría mal o se preocuparía innecesariamente llegados a este punto...

También creo que es mejor no mencionar demasiado a Orsted... Porque aunque pueda ser algo tarde después de haber usado en público el hechizo y hasta haberlo enseñado, Orsted podría volver para silenciarme...


"Creo... Creo que es mejor si no hablas con demasiada gente sobre esto que te acabo de decir, y a ser posible, tampoco sobre la Distorsión Mágica... Podría causar que uno de los 7 Campeones Mundiales se ponga en tu contra, y en ese caso, no podré hacer nada para salvarte."

"De acuerdo. No diré nada."


Sylphy respondió más seriamente de lo que me esperaba, mientras asentía.

4ª Parte[edit]

Los días en los que Sylphy no duerme en casa o no puede acompañarme después de las clases, yo me encargo al completo de la limpieza, la colada y el resto de trabajo en la casa.

Después de muchas dificultades, he conseguido que sea parte de mi trabajo exclusivo limpiar la ropa de Sylphy, junto con el resto de prendas; prendas entre las que se encuentran, por ejemplo, su ropa interior.

Por supuestísimo, como un marido decente que soy, evito ante todo cualquier acto perverso por mi parte; como pudiera ser guardarme alguna de sus bragas, llevármelas al dormitorio y disfrutar de ellas.

Nada de eso ocurre, por supuestísimo.

Lo máximo que me permito es olisquearlas un poco... después de todo, toda la ímpetu que se me puede acumular por mis ansias juveniles es calmada en su totalidad por Sylphy cada 3 días.

En cuanto a la limpieza en general, la hago a mi manera; pero si le preguntara a Sylphy, seguramente su respuesta fuera que mi estilo de limpieza es diferente.

Es cierto que en mi época de aventurero, cada vez que me alojaba en cualquier posada, me dedicaba a limpiarla en profundidad en busca de cualquier pequeño tesoro que pudiera encontrar... pero no puedo negar que tengo más años de experiencia en vivir con todo a mano, o lo que es lo mismo, con algunas cosas por aquí y por allá.

La casa es tan grande, que Sylphy me tiene que ayudar en los días en los que descansa; porque una casa de 2 plantas con unas 7-8 habitaciones es excesiva para tan solo 2 personas.

Es demasiado para nosotros solos... hay demasiado que limpiar... Creo que necesitamos una criada que se encargue de la casa...

Pensar en criadas, me lleva a acordarme de Lilia, lo que me lleva a otros temas.

Supongo que para este punto, Paul y su grupo ya se habrán puesto en contacto con Zenith... porque hablamos de que Elinalise descubrió el paradero de Zenith hace 3 años, y de ahí lo que tardara en atravesar el continente demoniaco para que Paul lo supiera... Así que supongamos, en el peor de los casos, que Paul lleva un año sabiendo que Zenith se encuentra en... era Lapan, ¿no?

Desde Milis-Sion al continente Begarito no debería tardarse ni siquiera un año...

Hablando de tiempos y continentes... recuerdo que les envié una carta hace año y medio, así que, suponiendo que les llegó a tiempo, no debería faltar mucho para recibir respuesta, ¿no?

.... No, supongo que en este mundo esas cosas toman mucho más tiempo.

.... Sé que Elinalise me dijo que no había nada de qué preocuparse con Zenith, pero soy incapaz de tranquilizarme; aunque debo recordar que Roxy está con ellos... Así que mejor que preocuparme ciegamente, lo que debo hacer ahora mismo es esperar con firmeza a recibir noticias de ellos.

Por otro lado, ahora debería preocuparme más el hecho de que la casa de Paul haya desaparecido... puede que quieran irse a vivir a Milis-Sion, pero no tengo inconveniente en que se queden con nosotros. Tenemos espacio de sobra.

... Siendo un ex-Hikkikomori-Neet[99][100], el hecho de que sea yo el que esté pensando ahora en mantener a mis padres es un poco... ¿irónico?

Aunque no puedo negar que me emociona un poco... Por mucho que sea difícil para mí pensar en compartir, y por lo tanto perder, mi nidito de amor con Sylphy... ¿pero qué se le va a hacer?

Capítulo 99 - La Carta[edit]

1ª Parte[edit]

Una mañana cualquiera, abrí mis ojos y me encontré frente a mí a Sylphy que se encontraba usando mi brazo como almohada.

Lo que tenía frente a mí era una preciosidad con el pelo blanco como la nieve y una piel clara y pura también, que debido a esa claridad te obligaba a fijarte atentamente si querías encontrar sus largas pestañas de color pálido.

Hablamos de una chica adorable que duerme a mi lado apoyando su cabeza sobre mi brazo y sin que ninguna sola prenda de ropa la recubra; y aún así, tiene un rostro totalmente relajado y angelical mientras duerme totalmente indefensa frente a mí.

Apenas he abierto los ojos y ya puedo sentir un ardiente deseo creciendo en mi interior y exterior; lo que me lleva a levantar con delicadeza las sábanas para poder observar el cuerpo pegado al mío, siendo lo primero a la vista las cimas color Sakura[101] de sus modestos montes, pero fijándome un poco más, puedo ver una marca oscurecida en uno de sus pechos.

La oscura sombra sobre su piel se la hice yo mismo la pasada noche. El archiconocido chupetón.

Antes de venir a este mundo, siempre me pregunté qué tenía de especial hacerle chupetones a tu pareja... Pero no puedo negar que despertar y ver uno hecho por ti mismo te deja un buen sabor de boca.

Supongo que debe ser algo similar a esos Dokyun[102], que obligan a sus parejas a ponerse tatuajes estúpidos o incluso piercings en sitios extraños...

Pero en definitiva, es como... un sentimiento de conquista... como si el chupetón dejara claro que Sylphy es mía y que no dejaré a nadie más ponerle la mano encima.

Y... mientras pensaba de estaba forma, mi pequeño comenzó a hacer estiramientos.

Pero minimí... si ayer mismo estuviste trabajando tan arduamente... ¿cómo puedes tener tanta energía a estas horas?

Teniendo en cuenta que en mi vida anterior siempre entrenábamos solos y que hasta estuviste unos años viviendo como un Hikkikomori encerrado en tu caparazón; debes estar desahogándote ahora...

Pues no va a poder ser, porque Sylphy tiene que irse a trabajar temprano... Voy a tener que gastar esa energía tuya en mi entrenamiento matinal.

Sustituí mi brazo por una almohada para poder abandonar la cama.


"Hn... Ludy~, eso no se bebe~..."


Sylphy se revolvió en sueños mientras se encogía en la cama.

Me parece tan encantador que hable en sueños... Me pregunto qué estaré bebiendo en ese sueño suyo; aunque me imagino que será alguna clase de agua mineral Sylphy, sea del manantial que sea.

Cuando quise darme cuenta, amasaba con mi mano el pecho de Sylphy.

Si aprieto con demasiada fuerza se acabará despertando... así que debo hacerlo con suma delicadeza, como cuando juegas con un globo de agua asegurándote de que no te explota en la mano...

Es una sensación modesta pero increíble... ¿Quién me iba a decir que acabaría pudiendo disfrutar de esta sensación por las mañanas?

Jamás me esperaba poder sentir tanta felicidad... Así que esto es lo que sienten los Riajus[103]...


"Hm~... ¿Ludy...?"


Medio dormida, Sylphy entreabrió sus ojos, sujetó mi mano con ternura, y como si estuviera soñando me dirigió una sonrisa tímida.


"... Que tengas un buen día..."

"Debo partir, pero no temas, I'll be back."


Salí motivado de la habitación.

Hasta dentro de 3 días no podremos dormir juntos de nuevo... No puedo esperar...

2ª Parte[edit]

Últimamente he estado disfrutando de una vida increíblemente pacífica.

No me ha pasado nada digno de mención, salvo quizás, que Rinia y Pursena me hayan presentado a un nuevo estudiante de 1º.

Según su historia, el chico es un estudiante problemático que en apenas 2 meses ha conseguido poner en su sitio al resto de estudiantes más violentos de su año. Tras eso, parece que el ego se le subió un poco a la cabeza, porque su siguiente blanco fue el Team Banchou; pero parece que mi primer esbirro (Zanoba) le hizo sufrir una dura derrota.

Como resultado, pasaron ciertas cosas, y al final llegaron a la conclusión de que entraría bajo mi mando...

... ¿Qué me estás contando?

Por lo que acabo de oír, ¿hay un grupo en la universidad conocido como Los 6 Hechiceros[104], sobre los que lidero?

Indagando un poco más en este asunto, me enteré de que solo venciendo a todos y cada uno de Los 6 Hechiceros una persona obtiene el privilegio de poder luchar contra mí.

¿Cómo hemos acabado en un manga sobre alumnos problemáticos y peleas de bandas? ¡A ver si me van a decir ahora que tengo que participar en el Festival Cultural del Terror[105]!

Cabe destacar que esos 6 Hechiceros son Zanoba, Cliff, Rinia, Pursena, Fitts y hasta BadiGadi.

... ¿Me estás diciendo que estaría obligado a pelear contra un oponente capaz de vencer a un Rey Demonio? Cualquier cosa menos eso...

Pero volviendo al chico este de primero... ser derrotado en su primera pelea es un tanto... penoso.

Cuando por fin me pusieron delante al chaval, estaba encogido casi en una bola, y hasta su cara la tenía hinchada como una pelota.

Parece que ya le han castigado...

Le pregunté a Rinia por su estado, y por lo visto, fue capaz de defenderse bastante bien en su pelea contra Zanoba, debido a que se dedicó a atacarle a distancia con magia; aunque al final, Zanoba soportó todos los ataques hasta que pudo acercarse a su oponente cuando este se quedó sin magia, y lo terminó de un único puñetazo.

Con la resistencia de Zanoba, todo combate a distancia acaba convirtiéndose en un combate cuerpo a cuerpo... La verdad, es que estoy planteándome seriamente enseñarle a Zanoba a lanzar piedras o con las manos o de un batazo para ampliar su repertorio aunque su oponente esté en China.

Pero dejémonos de bromas... porque en algún momento de mi atareada y responsable vida escolar, les dio por tratarme de verdad como el Banchou[106] de la universidad... Aunque todo sea dicho, gracias a eso, todos en el campus me prestan atención, sobre todo los estudiantes más problemáticos, así que es bastante útil.

Por ejemplo, el otro día me crucé de lleno con un grupo bastante sospechoso que merodeaba detrás de los dormitorios, y con solo hacer un gesto de que me preparé para cualquier cosa, se quedaron blancos como la nieve y dejaron lo que estaban haciendo.

Básicamente, con una sola frase soy capaz de detener todo tipo de bullying en el campus... no está nada mal... Así podría mantener protegidos a los más débiles que hay a mi alcance.

Aunque eso ponga en entredicho que yo mismo sea o no una persona respetable...

3ª Parte[edit]

Un día cualquiera, me llegó una carta.

Era de Paul.

Parece ser que la carta tardó todo un año en llegar a esta ciudad.


Para Ludeus,

He recibido tu carta; así que por fin vas a poder asistir a la Universidad de Magia de Ranoa aún con todo lo que te pasó, me alegro mucho de que te hayas labrado tu propio camino. ¡Felicidades!

Estoy seguro de que para cuando recibas esta carta ya te habrás cruzado con Elinalise, pero quiero que sepas que estamos preparados para, de un modo u otro, ir a por Zenith.

En ese aspecto, le debemos mucho a Roxy, Talhand y Elinalise... así que... dale las gracias de mi parte a Elinalise, por favor. Aunque estoy seguro de que le molestará que lo haga...

Pero volviendo al tema principal; actualmente nos encontramos en Puerto Este[107], y estamos terminando los preparativos para dirigirnos al continente Begarito desde aquí.

Pero lo cierto es que nunca antes he estado en el continente Begarito; solo sé que es el continente más duro después del demoniaco, por lo que llevar niños en nuestro grupo no me atrae especialmente. Me refiero a Aisha y Norn, que apenas tienen 9 años.

Por eso mismo, se me ocurrió que podría mandarlas a vivir contigo mientras vamos a por Zenith; aunque por otro lado, dejar que viajen solas es de por sí peligroso, aunque estemos en el continente central. Ginger se ofreció a acompañarlas hasta Ranoa, pero nunca se sabe... Para ponerlas en peligro y arriesgarnos a que ocurra lo peor, casi que era mejor llevarlas con nosotros.

Pero justo cuando nos encontrábamos en esta tesitura, nos reencontramos con cierta persona, alguien que tú también conoces, y bastante bien.

Esa persona se ofreció a acompañar a tus hermanas, y sabía que podía confiar en él. Además que estoy seguro de que te sorprenderá verle.

Pero en definitiva, con esa persona sé que no habrá peligro.

Pero igualmente, y siendo honesto, dejar que mis hijas hagan un viaje peligroso me tiene bastante preocupado, porque si llegara a pasarles algo lejos de mí, no me lo perdonaría.

Llegué a dudar de si mandarlas contigo o no, pero después de todo, prefiero que mis hijos estén en un lugar seguro, cosa que te incluye a ti también.

Asegúrate de prepararles un lugar en el que puedan alojarse las 2 y que puedan asistir a la escuela[108] desde allí; no importa si es una casa pequeña. Para ello, las niñas llevan fondos para cubrir gastos.

Aviso, es una buena suma de dinero, así que no se te ocurra gastarlo en mujeres... nah, es broma, sé que tú no harías algo así. Sé que puedo ponerte al cargo de las finanzas... algo de lo que realmente debería ocuparme yo... perdona por ser tan mal padre.

De verdad, siento mucho ser una carga para ti.

Ahora que caigo, debes de tener ya 15 años, ¿no? ... Para cuando te llegue la carta seguramente tengas incluso 16... Ahora eres un hombre, Ludeus.

Perdona por no haberte felicitado en tu 15º cumpleaños... y me duele saber que tampoco podré felicitar a Aisha y Norn cuando cumplan los 10 años[109].... Pero bueno, ya lo celebraremos por todo lo alto cuando reunamos a toda la familia.


Volviendo al tema de Zenith, no te preocupes. Puedes dejármelo a mí, sobre todo ahora que hemos dado por concluida la búsqueda de desaparecidos de Fedora, así que habrá menos problemas para movernos por Begarito.

Actualmente mi grupo está formado por Lilia, Talhand, Roxy, Vera, Shera, y yo; con eso deberíamos ser más que suficientes para movernos por el continente Begarito con facilidad. Si todo sale bien, en 1 o 2 años desde que lleguemos, deberíamos estar yendo de regreso con ustedes, estoy seguro.

También debo añadir que estuve pensando, sobre todo al principio, hacer que Lilia acompañara a las niñas, pero por lo visto, Lilia está más preocupada por mí que por ellas... Soy patético, aunque opino que exagera...

Pero dicho esto, Lilia confía ciegamente en Aisha, a la que parece haber enseñado a hacer de todo... esa niña es un genio. Viéndoos a ella y a ti, no sé si sentirme orgullo o asustado del potencial que hay en mi semilla.

No obstante, Ludeus, Norn es una niña normal y corriente, quiero que lo tengas en mente; debes entender que no es como tú ni como Aisha. Por eso, estoy seguro de que habrá momentos en los que pierdas tu paciencia con ella, pero te pido por favor, que pienses siempre a futuro sobre vuestra relación.

También debo decir que, seguramente la haya malcriado un poco en estos años, por lo que puede ser algo egoísta; y por si fuera poco, parece que te guarda rencor, y que tampoco se lleva especialmente bien con Aisha...

Teniendo en cuenta todo esto, existe la posibilidad de que no sepa adaptarse a la nueva vida, pero... como su hermano mayor, me gustaría que cuidaras de ella pensando en lo mejor para todos.


Para quedarme más tranquilo, cada una de las chicas tiene una copia de esta misma carta; pero si la recibieras y tardaran más de la cuenta en reunirse contigo, te pido que vayas a buscarlas, por mucho que pueda confiar en su escolta.

Creo que lo he dejado todo dicho... Aunque siento que te he dejado a cargo de todo... y quiero pedirte perdón por ello.

Pero aún así, te encargo a Aisha y Norn.


Firmado, Paul Greyrat.


Era una carta desbordante de disculpas.

Paul... ¿a qué vienen tanto pedir perdón...?

Así que Norn y Aisha vienen para acá... no puedo negar que el viaje es peligroso, pero igualmente siento que es mejor que vengan a Ranoa que no que vayan a Begarito.

Aunque tengo una duda... ¿no hubiera sido mejor dejarlas con la familia de Zenith en Milis-Sion? Quizás hubieran surgido otros problemas de hacer algo así; sobre todo teniendo en cuenta que Aisha no es hija de Zenith.

Pero el viaje... hmm... nah, no creo que pase nada. El continente central es MUCHO menos peligroso que el continente demoniaco; los caminos son bastante seguros y los monstruos son poco comunes, lo más peligroso serían los bandidos, pero por lo general no atacan a grupos grandes.

Yendo Aisha y Norn solas sería un problema, pero van con Ginger, una soldado bien armada, y ese escolta misterioso que parece ser suficiente bueno para que Paul se quede tranquilo, así que dudo mucho que encuentren problemas.

Todo sea dicho, de Ginger solo sé que era miembro de la guardia personal de Zanoba, pero no recuerdo que fuera especialmente buena con una espada; aunque si no me equivoco, todos los caballeros en Shirone aprenden el Cauce Celestial, así que debe ser buena escoltando a personas y protegiéndolas de ataques.

Ahora bien... una persona que seguramente conozca... y por lo que pone Paul, alguien en quién se puede confiar...

¿Será Gisu? No creo... Y dudo mucho que sea Eris... ¿verdad? No creo, porque Ghyslaine debería estar con ella y no la mencionó por ninguna parte...

¿En quién más podría confiar lo suficiente Paul para encargarle a sus hijas......? Hmm... podría ser él... Después de todo dijo que recorrería el continente central para seguir buscando gente; quizás se hayan cruzado por casualidad.

Si de verdad es él, sé que mis hermanas pueden viajar tranquilas, hasta el punto de que hasta sobraría Ginger...

Pero dejando a un lado al escolta misterioso, la carta deja claro que Paul confía en mí... en ese caso, no me queda más remedio que corresponder su confianza.

¡Y no puedo olvidarme de que ahora soy el hermano mayor!

Pero vaya, al final me alegro de haber comprado una casa tan espaciosa; hay habitaciones de sobra para que mis hermanas vivan con nosotros. El único verdadero problema es que esas 2 son todavía muy jóvenes... así que mi vida íntima con Sylphy puede que no sea el mejor ejemplo a seguir para ellas.

Aunque supongo que no habrá problema siempre que sus cuartos estén lo suficiente alejados de nuestro dormitorio.

Pero vaya... estoy deseando que lleguen...

¿Cuándo deberían estar en Ranoa? Supongo que dentro de un par de meses... Pero antes...


"No puedo decidir esto por mí mismo."


Tengo que hablarlo con Sylphy, que a estas horas debería estar haciendo el desayuno...

Regresé a casa y cuando eché un vistazo al interior de la cocina, me encontré a una joven de cuerpo esbelto y delicado que estaba cortando verduras en la encimera.

Pequeña, espalda delicada, pero con un cuerpo proporcionado en cuanto a definición y curvas.

Viendo su silueta con el toque tan femenino me hizo sentir cierto deseo.


"¡Sylphy...!"


Me abalancé sobre Sylphy por su espalda, pasé mis manos por el borde del delantal y agarré sin apenas delicadeza sus pechos.


"¡Auh!"

"Oh."


Debido a mi gesto, capté demasiado la atención de Sylphy, lo que llevó a que se hiciera un corte en el dedo con el cuchillo. Comenzó a formarse una gota de sangre en la zona del corte que no tardó en caer por su propio peso sobre la tabla de cortar.


"... Fuuh... Ludy, no debes darme esos sustos mientras estoy cocinando..."


Sylphy me lanzó este comentario con un tono enfadado que apenas usa cuando estamos solos.

Por supuesto, el corte en su dedo no tardó en desaparecer, seguramente haya conjurado en silencio un hechizo de Curación sin siquiera prestarle atención.


"Perdón. No volveré a meterte mano mientras estás ocupada..."

"Mejor, sí. Al menos mientras cocino o manejo objetos afilados. Dame un segundo, que ya casi está."


Di media vuelta, saliendo de la cocina y me fui al comedor a esperar, algo decaído.

Me dejé llevar y por mi culpa se hizo daño...

Me senté en una silla en silencio esperando a que Sylphy regresara de la cocina. En cuanto la vi, agaché la cabeza y me disculpé.


"Perdona por lo que te hice antes."

"No estoy tan enfadada como para que te sientas decaído; me conformo con que no lo vuelvas a hacer."

"Tienes razón, disculpa."

"Mejor. Solo debes tener más cuidado."


Nos sentamos juntos en la mesa y nos pusimos a desayunar.

No se ha distanciado de mí... así que supongo que de verdad no se ha enfadado...

Últimamente estoy siendo demasiado sobón con ella... me da miedo que se acabe cansando de mis excesos.


"Bueno, dime qué ha pasado, porque no es habitual que estés tan contento como para hacer algo como lo de antes."

"Ah, cierto. Pues verás, me ha llegado una carta de mi padre."

"¡¿Eh?! ¡¿De Paul-san?!"


En vez de explicarle el contenido, lo que hice fue pasarle la carta para que la leyera ella misma.

Comenzó leyéndola algo tensa, pero conforme fue leyendo se mostró un tanto apenada.


"Oh, parece que todavía no les ha llegado la noticia de que nos hemos casado..."


Parece que quería saber cómo reaccionó mi familia al enterarse de nuestro matrimonio.

Continuó leyendo la carta, y su expresión se tornó algo más seria.


"Ya veo... Buenas noticias, ¿no, Ludy? Parece que todos están bien."

"Sí."


Ahora que lo pienso, estoy tratando este tema sin preocuparme lo más mínimo, pero no puedo olvidar que Sylphy ya perdió a sus padres... Quizás debería haberlo hecho con más delicadeza...

Me fijé mejor en la expresión de Sylphy y pude ver como hizo una sonrisa algo forzada.


"Ludy, por favor, no pongas esa cara... Puede que mis padres murieran, pero ahora te tengo a ti y también a Elinalise-san; así que no tienes de qué preocuparte."


Mientras decía esto, sujetó mi mano y me dirigió una sonrisa.


"¿De acuerdo~?"


Sylphy cada día está más encantadora... Y el hecho de que su pelo corto haya pasado a ser solo ligeramente corto, le da un toque mucho más femenino.

Hablamos de una cara cautivadora, con un sedoso pelo blanco cayendo por sus mejillas y del que resaltan un par de orejas puntiagudas de elfo a ambos lados de su cara.

Semejante preciosidad es mi esposa... no estaré soñando, ¿verdad?


"Sylphy..."


Quiero engendrar una nueva familia con esta encantadora mujer.

Este deseo resurge en mi interior al verla tan cautivadora.

Y dudo que tardemos mucho, viendo como todos los días que se queda a dormir nos esforzamos en ello...

Pero lo cierto, es que la persona que acabará teniendo más dificultades de los 2 en caso de que de verdad se quede embarazada, es sin duda Sylphy. Tiene un físico maravilloso, pero no puedo fijarme y no pensar que sus caderas no son lo aconsejablemente anchas para un parto favorable[110]; aunque gracias a la magia Curativa, creo que se evitan en gran medida las muertes por parto en este mundo... Aunque claro, una cosa es que no haya mucho riesgo de muerte, y otra muy distinta que el parto no sea duro.

Igualmente, el mayor problema para nosotros no es tener al niño, sino si seremos de verdad capaces de criarlo como es debido.

Porque la verdad es que tanto Sylphy como yo, somos aún unos críos, por mucho que en este mundo se te considere un adulto en cuanto cumples los 15 y te independizas. ¿De verdad seré capaz de educar a mi propio hijo...?

... Quizás no debería preocuparme tanto, después de todo, en este mundo hay más gente como yo que es capaz de hacerlo, así que debo creer que seré capaz de educar a un niño. Y aunque yo no sea el mejor ejemplo, siempre estará ahí Sylphy para ayudarme; por lo que mientras hagamos cuanto podamos los 2 juntos, seguro que conseguimos salir adelante.

Además, en unos 2 años, Paul, Zenith y Lilia regresarán, y seguramente se queden a vivir con nosotros; por mucho que Lilia pueda ser un poco exigente con Aisha, su experiencia en estos temas es bienvenida. Quizás entonces el problema venga de la archiconocida maldición de La Suegra... Es broma... sé que Sylphy y Zenith se llevaban bastante bien en la aldea Bonna, así que lo más seguro es que no haya problemas.

Y para ganarse a Paul... supongo que con tan solo enseñarle a su nieto, lo tendremos más que comprado y feliz.

Oh... maldición... me he desviado por completo del tema de hoy...


"Seguramente ya lo hayas leído en la carta, pero parece que mis 2 hermanas pequeñas vienen de camino, y me gustaría que vivieran con nosotros, pero dime, ¿estás de acuerdo?"

"Claro que sí. Estoy deseando que lleguen y la casa se llene aún más de vida."


Sylphy dijo estas palabras con una sonrisa tímida.

Parece que no habrá problema...

4ª Parte[edit]

Después de cenar nos fuimos al salón.

Era hora de las clases de magia.

Como hasta ahora, sigo sin ser capaz de conjurar magia Curativa en silencio; pero al menos he repasado y casi memorizado a la perfección los distintos conjuros, además de haber ampliado mis conocimientos sobre el funcionamiento de esa escuela de magia, esto último en caso de que pueda serme de utilidad más adelante.

Después de todo, no todo tiene que conjurarse en silencio. Así que tampoco tengo que encabezonarme tanto en aprenderlo, y hasta creo que es mejor tomármelo con calma a apresurarme innecesariamente.

Llegados a este punto, siento que estoy dentro del grupo de privilegiados con talento en este mundo, pero eso no quiere decir que me convierta en el número 1. Por eso mismo, y viéndolo de esa forma, siento que es mejor afianzar las bases para asegurarme de que no acabo fracasando estrepitosamente en el futuro.


"¡Fun....!"


En este preciso instante, Sylphy intenta extinguir la Bola de Agua que conjuré en mi mano mientras intenta utilizar Ran Ma.

Tiene la mano dirigida hacia la Bola de Agua con cara de concentración, aunque también enrojecida por el exceso de esfuerzo que realiza para conseguirlo. Yo mientras tanto, continuó canalizando mi poder mágico en la Bola de Agua para evitar que consiga disiparla; lo que a mis ojos se parece más bien a un ejercicio de resistencia.

Hemos llegado a un acuerdo con respecto a este entrenamiento, y es que, si Sylphy consigue hacer que pierda el control sobre mi hechizo o directamente disiparlo, gana. Al ganar, obtiene el derecho de hacer lo que quiera conmigo en la cama.

Aunque todo sea dicho, aunque no ganara, solo tiene que pedirme algo y lo haré encantado...

Por otro lado, siempre y cuando consiga mantener bajo control la Bola de Agua, el que gana soy yo, y en ese caso, obtengo el derecho a hacer cuanto me venga en gana y sin limitaciones con Sylphy.

Cosa que por lo general ya hago...

Lo cierto es que suelo ser el vencedor de esta competición amistosa.


Por otra parte, tras informarme más a fondo, he comprendido que Sylphy ha alcanzado con toda la magia Ofensiva salvo la escuela de Fuego el nivel Avanzado; añadiéndole a eso que es capaz de usar magia Curativa y Restituyente hasta ese mismo nivel.

En resumen:

  • Escuela de Fuego: nivel Intermedio.
  • Escuela de Agua: nivel Avanzado.
  • Escuela de Tierra: nivel Avanzado.
  • Escuela de Viento: nivel Avanzado.
  • Escuela de Curación: nivel Avanzado.
  • Escuela de Resitución: nivel Avanzado.[111]


El nivel de Sylphy supera con creces el nivel medio de un mago en este mundo.

Habiendo estudiado en la universidad de magia, he aprendido que se conocen a estas 6 escuelas de magia como las Escuelas Primarias. Aunque son llamadas Primarias no por la facilidad de uso, sino porque simplemente son las más usadas.

Lo que se espera de los alumnos de la universidad, es que en los primeros años todo alumno sea un Iniciado (nivel Básico) en estas 6 escuelas de magia. Una vez se alcanza ese nivel, el resto de años son para buscar y especializarte en una de esas escuelas hasta conseguir llegar a nivel Avanzado en ellas.

O al menos, eso es lo que parece ser el curso de acción que los estudiantes suelen seguir. Porque en verdad, aunque te centres en una única escuela, si no posees talento, por lo general es imposible pasar del nivel Intermedio; o bien porque tu poder mágico es insuficiente, o porque eres incapaz de utilizar correctamente o con soltura la magia combinada[112].

Una vez un estudiante alcanza el nivel Avanzado, es poco habitual que consigan ascender hasta el nivel Santo; aunque a menudo surgen personas con talento que llegan a este nivel, aunque popularmente se dice que solo 1 persona entre todos los nacidos en 10 años tiene esta habilidad.

¿Personas con talento de los que aparece uno cada 10 años...? ¿Me estás diciendo que cada 10 años nace una única persona con el talento para llegar a nivel Santo o con varias escuelas a nivel Avanzado?

Visto lo poco comunes que son, no sería extraño llamarlos prodigios o superdotados... pero lo cierto es que son gente con una habilidad dentro de la normalidad... Al menos, a mis ojos, ya que nunca llegarán al nivel de los monstruos conocidos como Dioses de las distintas escuelas o estilos.

... Ahora la pregunta es... ¿eso en qué lugar me deja a mí?

Si tengo en cuenta lo que me dijeron tanto BadiGadi como Kishirika, parece que mis MP's máximos superan el nivel de Laplace, situándome en el nivel de esos mismos Dioses; pero eso no significa que mi habilidad real llegue a ese mismo nivel.

Un ejemplo acertado sería, que si coges un coche normal y corriente y le das un depósito de millones de litros, sigue siendo un coche corriente, la velocidad no va a aumentar, por mucho que no tenga que pararse nunca a repostar.

Incluso si dijeras que no soy solo un depósito, sino que además tengo la potencia de un motor de avión... hablamos de una carcasa incapaz de soportar esa fuerza (humano). El que hubiera diseñado semejante cacharro, sería un completo estúpido....

Aunque eso de tener suficiente depósito para no tener que repostar nunca es bastante útil y polivalente...


"Estaba pensando, Sylphy..."

"¿Q-Qué quieres? No me desconcentres..."

"Estaba pensando que si tuviéramos un hijo, seguramente sería un portento para la magia, ¿no?"

"¡¿WA-?!"


Y con mi comentario, la concentración de Sylphy se fue a paseo, causando que se detuviera su Distorsión Mágica, y que por lo tanto, mi Bola de Agua se terminara de formar correctamente.

Para no mojar el suelo, decidí congelarla y echármela como un cubito de hielo en mi vaso.


"E-Eso... Eso es algo que no sabremos hasta que... hasta que nazca..."


Sylphy se puso como un tomate mientras se le veía inquieta apretando sus rodillas.


"P-Pero para que nazca... ya sabes... es indispensable que mi querido Danna-sama se esfuerce, ¿no es así?"


Como intentando desviar la atención de su derrota, Sylphy se acercó hasta mí y jugueteó con mis muslos; dejándome sentir un cosquilleo agradable al sentir el contacto de sus yemas. En respuesta, usé el reverso de la mano para acariciar sus hombros.

Comentarios picantes como el de antes se han ido volviendo más y más comunes entre nosotros, al menos en privado.

Comentarios que consiguen convertir un ambiente de estudio en una escena digna de censuras y vapores rosados en el baño; o el tan odiado rayo de luz misterioso que aparece de ninguna parte bloqueando las buenas vistas en esos animes antes de salir en Blueray.

Sylphy, de pie frente a mí se inclinó apoyando su cabeza en mis hombros mientras al mismo tiempo me abrazaba.

Tengo una ricura de esposa... Tanto, que Danna-sama está deseando hacer un intento ahora mismo...

Pero... mejor dejemos el tema de si el niño será buen mago o qué hasta que nazca; es que ni siquiera ha sido concebido, vaya... Me recuerda a ese dicho sobre la piel del oso... primero, debo hacerme con esta osita amorosa de mi esposa...


"Aunque... Ludy, gran parte de mi sangre es proveniente de orejas puntiagudas, así que podría ser difícil... Me refiero a que... sé lo mucho que te gustaría tener hijos, Ludy, pero podría llevarnos muchos años debido a mi ascendencia. Ba-c--[113]... quiero decir, Elinalise-san me ha avisado, pero... eso, que es poco probable que me quede embarazada..."


Sylphy se separó de mi, quitando su cabeza de mi hombro y finalizando el abrazo, y evitando mirarme a los ojos bastante preocupada.

El motivo de que Sylphy piense que estoy deseando tener un hijo se debe a que llevamos ya varios meses casados y nuestra vida sexual va viento en popa. Por si fuera poco, me gusta hacer comentarios perversos en nuestros momentos íntimos, cosas como prepárate para el disparo de mi Magnum, o te voy a llenar con mi semilla...

Frases como esa las digo sin ningún doble sentido, es solo que son frases que a menudo se escuchan en algún eroge o hentai, y aunque sé que están completamente fuera de lugar y algunas son incluso ofensivas... no soy capaz de resistirme a decirlas o directamente se me escapan cuando entro demasiado en situación.

Lo más seguro es que Sylphy las haya interpretado como una urgencia por dejarla embarazada, o quizás sea una costumbre de este mundo.

Si contamos además las dificultades añadidas para concebir de los elfos en este mundo, aunque no llegue al punto de preocuparse de ser completamente estéril, se esté preocupando por la tardanza por darme un hijo.


"S-Si me fuera imposible darte un hijo... N-No te reprocharía que trajeras a casa una concubina, ¿me has oído?"

"De momento, eso queda descartado."

"Pero Ludy... TÚ quieres un hijo, ¿no es cierto?"


Me cuesta comprender el tono de esta conversación... pero lo intentaré ver desde su punto de vista...

Si resultara que yo soy estéril y Sylphy deseara por todos los medios tener un hijo, y para ello decidiera tenerlo con otro hombre....

....

No descarto que quisiera suicidarme...

Y bajo ningún concepto quiero que Sylphy se vea jamás en esa situación.


"Mira que eres tonta, Sylphy... Lo que quiero no es un hijo como tal... lo quiero es tener una familia con la persona que amo."

"Ludy..."

"Te amo, Sylphy... Mi adorable princesa."


Sé que lo que estoy diciendo son palabras especialmente melosas; es más, siento como se me eriza el pelo de la nuca al decirlas.

No obstante, Sylphy... bueno, en realidad parece que todos en este mundo agradecen ese tipo de frases...

Por ejemplo, el otro día de broma le dije que era La Niña de mis Ojos y se puso roja como un tomate y juguetona... El efecto fue devastador...

Así que básicamente, ¡no puedo permitir que la timidez demore mi conquista!


"... Yo también te amo... Ludy..."


Pude ver sus ojos turbios mientras se acercaba a mí y pegaba su cuerpo al mío, intentando ocultar su rostro enrojecido y unos labios fuertemente cerrados, seguramente por la timidez de escuchar mis palabras.

Sylphy: Lenguaje no verbal[114] afectivo ✔✔[115]

Pues habiendo llegado a este punto, creo que lo mejor será trasladar nuestro entrenamiento al piso de arriba... concretamente al dormitorio.

Pensado esto, cogí a Sylphy en mis brazos, llevándola como la princesa que es, a lo que ella respondió agarrándose a mi cuello, y clavándome esos ojos embriagados que reflejaban mi figura, mientras yo intentaba por todos los medios mostrarle mi lado más seductor.

Todo ello mientras mi corazón palpitaba como si fuera un motor de coche.

Creo que ha dejado claro que ella también se ha dejado llevar por el momento... los días que eso pasan son increíbles... y más aún cuando el sentimiento es mutuo.

Parece que esta será una larga y calurosa noche...

Capítulo 100 - Depresión[edit]

1ª Parte[edit]

Este incidente ocurrió un mes después de que llegara la carta.

Era temprano esa tarde, poco después de comer, mientras me encontraba ayudando a Nanahoshi con sus experimentos. Aunque el día de hoy el experimento era más importante que el de anteriores ocasiones.


"Si este círculo mágico funciona correctamente, podremos avanzar a la siguiente fase."


Tras decir estas palabras, Nanahoshi me mostró un círculo mágico bastante mayor que cualquiera de los que había visto hasta ahora.

Igualmente, aunque sea considerado enorme, apenas tiene el tamaño de medio tatami[116], aunque inusualmente grande para el resto de círculos de este mundo, y más aún teniendo en cuenta que los patrones inscritos en él están estrechamente inscritos bastante pegados unos a otros.

Solo en tiempo, Nanahoshi tardó 1 mes entero nada más que en dibujar el círculo mágico que tengo delante.

En definitiva, el resultado de sus 2 años de trabajo.


"¿Te importa explicarme lo que pretendes conseguir con este círculo mágico?"

"... Mi intención es invocar un objeto de otro mundo y traerlo a este."


Teniendo en cuenta que traer a Nanahoshi a este mundo conllevó la Catástrofe Mágica en Fedora... ¿el experimento no hará que se repita lo que ocurrió entonces...?

Por mucho que sea un objeto pequeño o simple, no es imposible, ¿no es así?

Mis preocupaciones seguramente se mostraban en mi cara puesto que Nanahoshi negó con la cabeza.


"No debería ocurrir nada... al menos según la teoría."

"¿Podrías explicarme esa teoría?"

"En todos los experimentos que fuimos realizando hasta la fecha, comprobando las necesidades a la hora de invocar objetos de mayor envergadura y complejidad, confirmé que el requisito indispensable es una gran cantidad de maná.

"Por lo que básicamente, llegué a la conclusión de que el maná en este mundo es el encargado de cumplir las leyes de conservación de la energía.

"Una vez comprendido esto, al querer invocar un objeto simple y pequeño, y teniendo en consideración que para invocarme a mí fue necesaria una extensión de terreno del tamaño de una provincia entera, implicaría que para este objeto que traeríamos hoy, solo necesitaríamos una extensión de aproximadamente un metro cuadrado.

"Y de todos modos, siendo honesta contigo, dudo mucho que ocurra ni esa contra-teletransportación, puesto que he preparado un sistema de seguridad en el propio círculo mágico que añade el poder mágico correspondiente a la reacción que causaría la catástrofe."


Así que las leyes de conservación de la energía... Ya veo............ Jum...

La pregunta ahora es... ¿qué decían exactamente esas leyes?


"¿Me puedes recordar las leyes de conservación de la energía? ¿En qué se diferencian de las leyes de conservación de la masa?"

"... No sé tanto sobre el tema como para poder explicárselo a alguien que no sepa nada al respecto, pero básicamente, todos los fenómenos inexplicables que ocurren en este mundo tienen el maná como causa.

"Por ejemplo, eso que sueles lanzar... ¿Balas Rocosas? Piensa en ello, estás haciendo aparecer de repente un bloque de piedra en medio del aire; pero el proceso real es que estás alterando el maná hasta convertirlo en una piedra que luego es lanzada."


Entonces eso significa que he estado utilizando la magia con una idea equivocada... Aunque tiene sentido... cuanto más poder mágico utilizas en un hechizo, se amplifica el efecto, la temperatura de la magia de Fuego se incrementa, la masa de la magia de Tierra aumenta... Su explicación tiene mucho más sentido que mi idea de que el agua aparecía de alguna otra parte.


"¿Y qué más...?"


Nanahoshi continuó explicándomelo un rato más, pero si soy sincero, era demasiado complicado para mí y fui incapaz de entenderla.

Su explicación era algo así como, dependiendo de esa ley, el tamaño del círculo mágico y su efecto varía para adaptarse a alguna cosa, y luego, teniendo en cuenta alguna otra ley, una cosa u otra pasarán.

Sinceramente, aunque la teoría de Nanahoshi no estuviera bien hilada, sería incapaz de encontrarle algún error, y lo único que supe a ciencia cierta de la situación es que Nanahoshi estaba totalmente segura de que funcionaría.

Estando tan segura, es muy probable que el experimento tenga éxito. Pero vaya, aunque fallara y yo acabara siendo teletransportado a alguna parte, hoy por hoy me creo más que capacitado para regresar de donde aparezca.


"Si fallara por cualquier motivo, y acabo teletransportado, espero que avises a mi familia."

"Ya te he dicho que eso no va a ocurrir."


Tras este último intercambio, me coloqué frente al círculo mágico.


"Bueno, empiezo."

"Por favor, que salga bien."


Sus palabras no parecían dirigidas a mí, sino más bien, daba la impresión de que se estaba encomendando a Dios.

Empecé a cargar el círculo mágico con maná, y las zonas externas del mismo comenzaron a brillar, tras lo que el resto del círculo poco a poco comenzó a iluminarse con una luz tenue. Podía notar como mi poder mágico era absorbido en grandes cantidades.

Aunque... hay algo raro... como si hubiera algún cuello de botella o una parte del circuito no encajara...

Pude notar como el poder mágico se estancaba en una zona concreta del círculo por la forma en la que brillaba, ya que una de las zonas no se estaba iluminando lo suficiente.

Y entonces...

¡¡¡PSHHTTT!!!

El círculo emitió un extraño sonido y el flujo de poder mágico se detuvo, haciendo que perdiera su luz.


"..."


Tras ese evento, el círculo mágico no volvió a reaccionar por mucho que intentara canalizar por él mi poder mágico.

Tras inspeccionarlo brevemente, pude ver como una zona del papel se había rasgado.

Es probable que haya habido algo similar a un cortocircuito y que el sistema de seguridad rompiera el papel para detener el proceso... pero en cualquier caso, no hay duda de que ha sido...

Un fracaso.


"... ¿Qué tal?"

"Un fracaso."


Nanahoshi dijo esas palabras en voz baja, tras lo que se dejó caer sobre la silla apoyando los codos en el escritorio y soltando un enorme suspiro.


"Fuuuu..."


Desde su posición, seguía inspeccionando la enorme hoja de papel que había sobre el suelo con el círculo mágico habiendo desaparecido, quedando únicamente las líneas dibujadas con lápiz a modo de borrador, junto con la fisura que había aparecido.

Nanahoshi continuaba con la mirada perdida sobre el papel, habiéndose quedado completamente inmóvil.

...

Permaneció un rato en esa postura hasta que finalmente me dijo.


"Gracias por tu ayuda, hemos terminado por... hoy... ya puedes irte."


El trabajo de 2 años culminó en un experimento de pocos segundos, pero comprendo que los fracasos sean algo común en la experimentación.


"Bueno, estas cosas pasan."

"..."


Nanahoshi no dijo nada más.

... ¿Me pregunto si habré hecho algo mal...?

No... no debería haber sido culpa mía, porque no dejé de enviarle poder mágico al círculo, y no hice nada distinto a lo de siempre. Si hubiera necesitado hacer algo adicional, entonces sería culpa de Nanahoshi por no explicármelo detenidamente.


"..."


Nanahoshi seguía completamente callada.

Pero bueno, creo que hemos hecho suficiente por hoy.


"Bueno... me voy ya, nos vemos."


Me puse en pie y antes de salir finalmente por la puerta, le di un último vistazo a Nanahoshi.

Estaba en la misma postura que antes, sin haberse movido un ápice.

Sintiendo que era mejor dejarla sola, salí de la sala de investigación en dirección a la biblioteca para recoger los libros que había cogido ese día y que había dejado encima de la mesa.

Pero a los pocos pasos me detuve.

Nanahoshi había estado bastante tensa estos últimos meses... lo más probable es que este fallo le haya afectado mucho.

Y esa postura... ese comportamiento... me da que en lugar de estar pensando en su siguiente experimento, se ha deprimido por el fracaso. No debería pasar nada aunque fuera así, porque Nanahoshi tiene un carácter fuerte y debería ser capaz de aceptar el error...

Estoy seguro de ello.

Eso pensaba hasta que...


"¡Aaaaaaaaaaahhhhhh!"


Escuché un grito proveniente de la sala de investigación, al mismo tiempo que escuché algo romperse. Podía notar la furia en la voz.

Di media vuelta y no tardé ni 3 segundos en volver a la puerta de la sala en la que dejé a Nanahoshi.


"¡Aaaaaaaahhhh!"


En la sala, Nanahoshi estaba en medio de un arrebato de ira con el pelo alborotado como si se hubiera tirado ella misma de este.

Se encontraba desgarrando los libros escritos de su propio puño y letra y esparciendo los pedazos; y mientras su enfado continuaba, se desquitaba tirando estantes y tirando todos los frascos por el suelo llenándolo todo de cristales rotos.

Finalmente se quitó la máscara de su cara y la tiró al suelo con todas sus fuerzas, y mientras se clavaba las uñas en la cara fue tambaleándose hasta apoyarse en la pared.

Una vez allí, se desquitó con esta, pisó una jarra y la tiró al suelo esparciendo todo por el suelo; para luego centrar su ira en pisotear el líquido.

Tras eso, se incorporó y se tiró de un mechón de pelo con suficiente fuerza como para arrancárselo de raíz; momento en el que no pude soportar más la escena y me lancé contra ella para agarrarla y detenerla.


"Deten-¡Cálmate!"

"No puedo volver no puedo volver no puedo volver..."


Con la mirada perdida, Nanahoshi repetía una y otra vez estas palabras en un hilillo de voz. Todo su cuerpo estaba en tensión como esperando al mejor momento para volver a desquitarse con los objetos de la habitación.


"No puedo volver no puedo volver ¡NO PUEDO VOLVEEEERRRRR!"


Nanahoshi se puso nuevamente a revolverse en mis brazos, usando toda su fuerza para conseguir soltarse; aunque claro, es tan solo la cantidad de fuerza que una Hikikomori de instituto pueda poseer, casi inexistente. No iba a conseguir soltarse.

No tardó en quedarse sin fuerzas, permitiéndome ir relajando mi agarre.

Llegó un punto en el que casi pude soltarla, pero al hacerlo, su cuerpo se dobló por la cintura en dirección al suelo sin ningún tipo de resistencia.


"Eh, ¿te encuentras bien?"


Observé su cara y pude sentir instintivamente que la situación se había vuelto peligrosa.

La piel de su cara se había tornado de un tono blanco marfil, sus ojos no respondían y habían perdido toda vitalidad; hasta sus labios se habían puesto morados, y marcas de mordidas.

Era la cara de alguien que ha recibido toda esperanza.

Seguramente sea una depresión severa... no me extrañaría ni que intentase suicidarse.


"...."


Yo solo no puedo con esto, pero, ¿qué debería hacer? ¿A quién podría pedirle ayuda con algo así...?

...Sylphy, ¡Sylphy! Estoy seguro de que ella podrá ayudarme de alguna forma en esta situación. Perfecto, hoy viene a dormir a casa... entonces llevaré a Nanahoshi a casa, es un plan.... Aunque mejor, antes de eso intento calmarla un poco.


"¿Estás bien? Responde."

"..."

"Has estado trabajando demasiado, sería buena idea que descansaras un poco."

"..."


Nanahoshi no reaccionaba ante mis palabras, así que la agarré por los hombros y la obligué a que se pusiera en pie, para dejar la sala de investigación mientras la obligaba a caminar.

No he cerrado la puerta.... Es igual, lo haré después. No creo que pase nada por dejarla así 1 día o 2, o eso quiero pensar.

Nos dirigimos a la clase para estudiantes de 5º año, que es donde se encontraba Sylphy.

Si no la encuentro, sería mejor pedirle a uno de sus compañeros que la avise, aunque en el peor de los casos puedo hacerlo yo mismo.

Continuamos el recorrido mientras pasaba el brazo de Nanahoshi sobre mi cuello para ayudarla a caminar, notando como las miradas de todos los estudiantes con los que nos cruzábamos se centraban en nosotros.

Apareció frente a mí un grupo de personas que parecía estar cambiando de aula, nos dejaron paso, pero el rumor en los pasillos era ensordecedor.

Llamamos demasiado la atención... ¿será porque llevo de esta forma a una mujer? Puede ser, pero Nanahoshi no lleva puesta su máscara, así que mejor no atraer tanta atención... pero ¿cómo?


"¡Shishou!"


Una voz conocida me llama por mi espalda, y al girarme compruebo que es Zanoba.


"Shish-... ¡¿Qué ocurre?!"

"Zanoba, Nanahoshi está mal, échame una mano."

"...¡¿Está enferma?!"

"Sí, algo así."

"Entonces, deberíamos llevarla a la enfermería de inmediato."


Sí, creo que la enfermería es la mejor parada para ella, pues vamos allá.


"Shishou, yo la llevaré."

"Trátala con cuidado."

"Delo por hecho. Si me disculpa, Silent-dono..."


Zanoba cogió a Nanahoshi en sus brazos como si llevara a una princesa[117], aunque agarrándola de forma estable y firme.

Nanahoshi ni se resistió, en su mirada se podía ver lo desfallecida que se encontraba, como si su alma se hubiera escapado de su cuerpo.


"¡Abrid paso!"


Entre los gritos de Zanoba, la gente nos dejó pasar con facilidad.

Ha dividido a la muchedumbre como si fuera Moises[118]...

2ª Parte[edit]

Llegamos a la enfermería y acostamos a Nanahoshi en una de las camas.

Su expresión aún no había recuperado la energía, e impresionaba tanto que ya parecía que la parca esperaba llevarse su alma.

Sin perder más tiempo, informé al mago encargado de la enfermería que se encontraba de guardia en la sala lo que había ocurrido.

El problema es que no existe cura mágica para los problemas mentales y emocionales en este mundo.

Notando un tirón de la manga de mi chaqueta, me giré rápidamente para ver quién era para encontrarme a Julie.


"Gran Maestro, tienes mala cara."


Escuchándola decir eso, me llevé las manos a la cara, incapaz de comprender la expresión que tenía en ese momento.

Seguramente esté bastante perturbado por lo ocurrido... la situación me ha afectado a mí también; necesito calmarme...


"Normal, tampoco es que naciera especialmente guapo."


Apoyé mi mano sobre la cabeza de Julie para acariciarla.

Y pensar que hasta hice preocuparse a esta encantadora niña...


"Shishou, tome esto."


Inesperadamente, Zanoba se acercó a mí con una taza en sus manos.


"Te lo agradezco."


Acepté agradecido por el gesto y me bebí el contenido de la misma, pudiendo notar como mi lengua se relajaba conforme el líquido avanzaba por ella y suavizaba el interior de mi boca y mi garganta.

Vaya... no me había dado cuenta de que se me había resecado tanto la boca...

Aproveché que el momento de mayor tensión había pasado para sentarme en una silla y respirar profundamente.


"Fuuhh..."


Zanoba se quedó de pie a mi lado, hasta que me hizo la siguiente pregunta.


"Shishou, ¿qué ocurrió? Es la primera vez que le he visto presa del pánico."

"Ya..."


Comencé mi explicación de lo ocurrió en la sala de investigación.

El fracaso en el experimento, que hizo que Nanahoshi se pusiera echa una furia, y como, al sentir que si la dejaba sola corría peligro, decidí llevarla a casa para tranquilizarla.

Al escuchar el relato, Zanoba observó a Nanahoshi con una expresión difícil de descifrar.


"Imagino que su investigación no la está haciendo por gusto..."

"... Supongo que tienes razón."


Vamos, estaba claro que no la estaba haciendo por gusto. Si no tiene éxito, no podrá volver, así que era de esperar que esto pasaría si fracasaba.

Por si fuera poco, han pasado ya 6 años desde que fue teletransportada aquí y encima se encuentra semejante problema cuando por fin consigue avanzar...


"..."


Suspiré mientras me dejaba caer sobre la silla, notando el extraño cansancio que se había apoderado de mí.

Zanoba por su parte, no volvió a decir nada y se sentó a mi lado, quedándonos los 2 con la mirada perdida en dirección al techo, sin saber qué más hacer por Nanahoshi.

3ª Parte[edit]

Unos minutos más tarde de dejarla en la cama, Nanahoshi finalmente cerró los ojos y se quedó dormida, casi al mismo tiempo que Sylphy entró en la enfermería. Me extrañó que Ariel no viniera con ella.


"He oído rumores de que Ludeus-kun y Zanoba-kun han traído a una estudiante a la enfermería y venía a confirmarlos."


Parece que los rumores se han disparado por la Universidad...

Según los rumores, yo había dejado inconsciente a una chica y la había traído conmigo a la enfermería con la intención de hacerle algo terrible.

Mira que son crueles conmigo... ¿por qué nadie confía en mí nunca? ¿Porque soy el Banchou[119]? Aunque es cierto que tampoco he hecho nada para ganarme su confianza... bah, ¿qué más da?

Le conté a Sylphy lo que ocurrió en la sala de investigación, como se lo relaté antes a Zanoba.


"¿¿Por eso está así??"


Sylphy se puso bastante seria y se quedó mirando a Nanahoshi.


"Sí, y como me pareció peligroso dejarla sola, había pensado que se podría venir a dormir a nuestra casa hoy."

"¿No sería mejor dejarla dormir hoy en la enfermería?"

"Creo que es mejor que vea a alguien conocido cuando despierte..."


Como mínimo, creo que en situaciones como esta, es mejor no dejar solo a nadie así de deprimido, o la depresión podría ir a más. Además, Nanahoshi es bastante joven, y no parece que tenga resistencia alguna a este tipo de contratiempos.

Diría que hasta ha tenido casos de enfurecimiento similares a este antes, pero algo me dice, que el shock en este caso ha sido increíblemente mayor a cualquiera que haya sufrido hasta ahora. Algo así puede llevar a medidas excesivas; teniendo en cuenta el enorme estímulo negativo... Como dije antes, no me extrañaría que hasta pensara en suicidarse.


"No sabría decirte cuánto podría tardar en calmarse, pero creo que lo mejor por hoy es dejarla relajarse en nuestra casa y que duerma tranquila."

"Vale, aunque tardaré en salir aún, ¿podrás con ella hasta que llegue a casa?"

"Si lo único de lo que tengo que preocuparme de momento es de que coma, no creo que pase nada."


Tan solo quiero tenerla en cuarentena hasta que se tranquilice... dejarla que escape un poco de la realidad, sin tener que preocuparse de nada. Desentenderse de todo en momentos duros en ocasiones ayuda, y mucho; podría hasta considerarse una retirada estratégica[120].


"... No es que me la lleve a casa para serte infiel con ella."

"Eso lo comprendo. ¿O acaso hay algo por lo que te sientas culpable?"

"Nada en absoluto."


No tengo el más mínimo sentimiento de culpa; aunque no puedo negar que no me gusta la idea de llevar a otra mujer a nuestra casa, por no hablar de que es una que no opondría resistencia alguna. Pero por sus palabras, Sylphy no parece que dude de mí... Si no que más bien confía en mí.

Es novedoso para mí esto de la confianza.


"Perfecto, en ese caso, Ludy, encárgate tú, aunque, ¿hay algo que necesites hacer antes de ir a casa?"

"Sí, tenía que ir a comprar contigo, pero no va a poder ser, ¿te importa si te lo dejo a ti?"

"Por supuesto."


Ante la decidida respuesta de Sylphy, no puedo evitar sentir admiración por su seguridad y lo digna de confianza que es.

Esta es mi Sylphy...

4ª Parte[edit]

Tras eso, dejamos rápidamente la universidad en dirección a mi casa, para lo que Zanoba se ofreció a cargar con Nanahoshi.

Pero en lugar de cargarla como una princesa en sus brazos, en esta ocasión la lleva apoyada sobre su espalda.

Sé que Zanoba es un príncipe y tal... pero por algún motivo, esta forma de llevarla me parece más propia de él.


"Siento pedirte esto, Zanoba."

"No se preocupe, Shishou, yo mismo reconozco que soy más útil para este tipo de cosas."


Zanoba estaba transportando a Nanahoshi sin mostrar ningún tipo de esfuerzo, mientras Julie lo acompañaba a su espalda.

La verdad es que no me cuesta imaginar a Zanoba con un traje de buzo y con un taladro en una de sus manos... en ese caso, creo que Julie debería ir llamándolo Señor Burbujas[121].

Solo para comprobar mi teoría, decidí coger en brazos a Julie.


"¡Kya! Gran Maestro, ¿qué hace?"

"Nada."


Zanoba tan solo me miró de reojo.

Así que no me va a atacar... No es un buen Señor Burbujas.

Continué el paseo hacia mi casa con Julie en brazos, ya que al cogerla pude comprobar que era increíblemente suave y hasta diría que esponjosa.

Comparada con como la encontramos el año pasado, ha comido mejor y ya no está en los huesos. Todavía le falta algo de músculo, pero tampoco es que una niña de 7 años deba tener de eso.


"Julie, ¿Zanoba te trata bien?"

"Sí, el Maestro me da mucho para comer."

"¿Ah, sí? ¿Así que comes mucho con el Maestro?"

"¡Sí! El Maestro me da montones de comida muy rica."

"Me alegro."


Ahora que lo pienso... ¿Nanahoshi se estará alimentando bien? Cuando la agarré antes me pareció que estaba más delgada de la cuenta. No digo que pesara como una pluma, pero sí que pesaba menos de lo que me esperaba por su físico... No me extrañaría que estuviera desnutrida.

Siempre he creído que la comida es una droga que ayuda a la estabilidad mental de la persona, en la que influye tanto comer las cosas que te gustan, como acompañado de la gente que te gusta.

Si tienes ambas cosas, es fácil tener un buen día.

Aunque dudo mucho que Nanahoshi haya estado haciendo eso exactamente.


"Fu..."


Ante esto, no pude evitar soltar un suspiro.

Lo cierto es que no sé qué tipo de vida ha estado llevando Nanahoshi exactamente, ¿siempre encerrada en esa habitación sin comer nunca algo decente?

¿Acaso habla con gente? ¿Lo único que hace es dibujar círculos mágicos? ....


"No es su culpa, Shishou, así que no deje que le afecte demasiado."

"Ya, supongo..."


Zanoba pareció malinterpretar mi suspiro, puesto que se había girado para mirarme a los ojos bastante serio.

Parece que mi discípulo está más preocupado por mí que por Nanahoshi... aunque claro, Zanoba apenas ha hablado con ella, así que supongo que es natural...


"..."


Pasado ese evento, continuamos andando en silencio. El silencio era tan pronunciado, que comencé a sentir y escuchar como palpitaba el corazón de Julie, que todavía estaba en mis brazos.

Su temperatura corporal era mayor que la mía, supongo que por ser una niña pequeña, y el contacto con ella era agradable.

........ Escuchar latidos es extrañamente relajante... La próxima vez que vaya al mercado, debo recordar comprarle algún detalle a Julie.


No tardamos mucho más en llegar a mi casa, aproveché el cuarto que estaba preparando para mis hermanas para acostar a Nanahoshi en una de las camas, aunque se quedó completamente lacia y sin fuerza tumbada sobre el colchón.

Sus ojos estaban inesperadamente abiertos, supongo que se despertaría en algún momento del viaje. Aun así, su mirada continuaba perdida y sin luz, casi como si en realidad fuera un cadáver.

¿De verdad volverá a la normalidad...?

Creo que todavía no ha pasado el punto de no retorno[122], aunque por poco; su estado es grave, pero puede mejorar.

Sé de lo que hablo porque he estado en situaciones similares, y los arrebatos de furia son esporádicos y pasajeros, y no suelen prolongarse mucho, aunque...

Por si acaso, busco en su ropa cualquier cosa que pueda usar como arma, encontrándome un pequeño cuchillo.

Es poco probable que vayas a hacer algo así, pero por si acaso me lo llevo.

Compruebo que en el resto de la habitación no queda nada peligroso.

La ventana... la habitación está en el segundo piso... podría ser un problema, así que mejor la tapono con unas rejas de piedra... Aunque si le diera por romper los cristales podría terminar de esa forma, pero quiero pensar que no tiene ni fuerzas para eso.

Viendo como Nanahoshi continuaba completamente inmóvil, bajé al primer piso, y nada más llegar, Zanoba me hizo una pregunta preocupado.


"¿Se le pasará?"

"Puede..."


No estoy seguro de si la muerte de Nanahoshi llegaría a afectar a Zanoba, siempre parece ajeno a sentimientos como la melancolía. Es cierto que es fácil que se enfade o deprima, como con la figura de Roxy, pero por lo general, es bastante positivo.


"Pase lo que pase, quería agradecerte la ayuda, Zanoba."

"No hace falta, Shishou, y menos teniendo en cuenta que yo siempre estoy solicitando la suya; así que no se preocupe por la pequeñez de este día."


Zanoba declaró esto sin alterar su cara tranquila de siempre.

Sabía que se podía contar con Zanoba, pero vaya...


"Pero Shishou, ¿de verdad estás bien?"

"¿Yo? ¿A qué te refieres?"

"Me dio la impresión de que ver a Silent-dono en ese estado causó en usted algún tipo de impacto."


¿Dices que me ha afectado...?

No... No sabría decirte... bueno, sí, supongo que tiene razón. Ver a Nanahoshi hecha una furia desbocada, para poco después al detenerla quedarse completamente destrozada y hundida... hizo que recordara cosas del pasado.

Aunque el origen es distinto y puede que hasta la forma, sigue habiendo sufrido el mismo tipo de agonía mental que pude sentir yo hace tantos años, por lo que siento cierta empatía por su situación.

Si las circunstancias hubieran sido distintas, es posible que nuestras posiciones estuvieran invertidas.


"Es posible, porque me hizo recordar algo doloroso de mi pasado."

"¿Le importaría compartirlo conmigo?"

"... Cuando era pequeño, tuve un arrebato similar, tras el que acabé aletargado y me aislé del mundo."

"No comprendo el sentimiento."


Eran unas palabras algo distantes, pero las prefería a que me dijera que era capaz de comprender algo que jamás había vivido.


"Es normal."

"En cualquier caso, si hubiera otro momento en el que necesitaras mi fuerza, no dude en hacérmelo saber, ya que fuerza es lo único que me sobra."

"De acuerdo. No dudaré en pedirte ayuda si surgiera algo."


La ayuda de Zanoba fue de agradecer en este día, tanto para ayudarme a mover a Nanahoshi, como por acompañarme.

Parece que aunque no haya muñecas o esculturas de por medio, sigue siendo buena persona.


Tras eso, estuve un rato con Zanoba hasta que se acabó marchando debido a lo tarde que se hizo. Y yo, como no tenía nada mejor que hacer, me dediqué a leer algo en la misma habitación en la que estaba durmiendo Nanahoshi.

No estoy seguro de si es mejor o peor dejarla sola, ya que personalmente prefiero estar solo en situaciones así, pero... ella hasta ahora siempre ha estado sola. No ha tenido a nadie.

Por eso, hasta que Sylphy regresara, decidí quedarme junto a Nanahoshi.

Capítulo 101 - La Sabiduría del Manjushri[123][edit]

1ª Parte[edit]

Ya ha pasado una semana desde que comenzamos a cuidar de Nanahoshi.

Por lo general, se pasa el día con la mirada perdida en el horizonte. Aunque da la impresión de que al menos, la peor parte ya ha pasado; puesto que aunque apenas tiene apetito, al menos come algo, y si se le insiste lo suficiente, hasta se mete en la bañera.

Estamos atentos, pero en ninguna ocasión ha intentado ahogarse en el agua, ni suicidarse de ninguna otra forma.

No obstante, junto a la tensión y agresividad que tuvo al principio, también parecen haber desaparecido su voluntad y vigor. Casi como un árbol podrido que al tirar lo más mínimo de sus ramas, estas se parten.

Por otro lado, tampoco tiene fuerzas de ningún tipo.

Si tuviera que describirla con un ejemplo, diría que es similar al estado de ánimo de una persona que ha sido engañada por algún HdP[124] y ha acabado como estrella de un vídeo porno en internet...

Por esto, siento que no puedo dejarla sola, y mucho menos permitir que alguien como Luke se aproveche de su estado de ánimo para hacer con ella lo que quiera.

También decir, que he descubierto que Nanahoshi al menos posee un sentimiento.

Resignación.

Viéndola ahora, es probable que tuviera una enorme confianza en su teoría tras todos los experimentos... no me extrañaría que fuera la cristalización de todos sus estudios hasta la fecha desde la llegada a este mundo.

Darte cuenta de que estabas equivocada en algo que creías seguro... Creo que ni yo he sufrido en ninguna de mis 2 vidas un batacazo tan grande... Lo más parecido que se me ocurre fue cuando estuve jugando a un juego online durante años y un día, mi cuenta al completo fue borrada.

En cuanto vi el mensaje de error al loguearme hasta sufrir un bloqueo de IP[125] por los continuos intentos de conexión a la cuenta, mi corazón se puso a latir taponándome los oídos; y durante un día entero no supe bien cómo reaccionar o qué hacer.

Les mandé las protestas y las quejas a los administradores y GM's[126], llorando a moco tendido cuando se desentendieron de mi problema, hasta el punto de que ese día me conseguí dormir a base de llorar sin descanso en la cama...

Tras lo ocurrido, estuve un mes entero sin motivación alguna y sin ganas de hacer nada... Y en esos días, me juré a mí mismo que jamás en la vida me dedicaría tan a fondo a ningún juego online. Jamás.

Por supuesto, entiendo que el caso de Nanahoshi no tiene nada que ver con un problema con un juego online... Hablamos de que su objetivo es regresar a su anterior mundo.

No me extrañaría que si le fuera imposible, decidiera que es mejor perder la vida...

Con estos pensamientos, me puse a buscar aquí y allá formas de animarla, pero... se pasaba el día recostada sin hacer nada, ni interaccionar con nadie, con la mirada perdida. No estaba seguro ni de si escuchaba siquiera lo que le decía.

Pensé que ni siquiera sabía que estaba ahí, pero...


"Pensé que ya había conseguido descifrarlos completamente..."


Uno de esos días, de improviso se dirigió a mí.

Viendo el cambio, la dejé hablar sin interrumpirla, en parte por miedo a que volviera a quedarse en silencio.


"Los círculos mágicos... si tuviera que hacer una analogía con algo de nuestro anterior mundo, diría que se parecen mucho a los circuitos electrónicos[127]. Coges distintos patrones a modo de chips y los unes de forma que obtienes funciones aisladas; pero... por mucho que lo intenté, hubo una sección que era imposible cerrar correctamente.

"Lo intenté de todas las maneras. Intenté forzar la conexión, variar el orden, crear enlaces virtuales... Pero cada vez que se me ocurría algo, acababa surgiendo un error similar en otra parte del circuito..."


Por eso hizo el círculo mágico tan grande... para intentar conectar 2 piezas que no encajaban por sí mismas...

Al final, con la intención de eliminar un único problema, amplió un circuito que no lo eliminó, sino que desplazó el problema a otra sección.


"Un error en la base que se expandió hasta la saciedad... Pero... dudo mucho que no haya ninguna solución a ese problema... Hablamos de que el circuito simplemente no podía unirse correctamente en un punto... deberían existir alternativas, ¿no?"

"No... porque básicamente se intenta algo que va contra las leyes físicas de este mundo. En resumen, no puedo volver."


No me cabe duda de que Nanahoshi le ha dedicado mucho tiempo a formular sus teorías... Pero no sé... Siento que es un simple escalón... que si continúa trabajando en ello, debería conseguir conectar el círculo mágico...

Pero por lo que dice, cualquier cambio que le hiciera resolvería el problema en un punto, pero lo haría aparecer en otro...


"No hay nada que se pueda hacer..."


Y con estas últimas palabras, Nanahoshi se tumbó en la cama casi como si su peso fuera demasiado esfuerzo para ella.

2ª Parte[edit]

Intentando buscar formas para animar o calmar a Nanahoshi, decidí dirigirme a su laboratorio de investigación para buscar los distintos planos que dieron forma al círculo mágico.

Mi motivación vino de, que tras escucharla, recordé algo.

Algo que puede ser la solución al problema.

Pero para evitar darle falsas esperanzas y empeorar su estado, decidí investigarlo por mi cuenta de momento.


El siguiente paso fue pedirle a Cliff y a Zanoba que vinieran conmigo al laboratorio.

Como bien describe Manjushri, el camino a la iluminación se basa en cortar los prejuicios para alcanzar la sabiduría trascendental... y teniendo en cuenta que va con un libro y una espada, creo que la inteligencia de un genio como Cliff, y un pequeño Hulk como Zanoba son lo más parecido a mi alcance.

Llegamos a la sala de investigación, y como era de esperar, Elinalise vino con nosotros acompañando a Cliff.


"Y pensar que alguien como Silent podría vivir de esta forma... Me cuesta aceptarlo."


Por lo que he ido escuchando sobre ella, parece que se pasa la mayor parte del día en el laboratorio de investigación que Cliff usa para analizar su maldición.

¿Irá siquiera a clase...? Me consta que pasó de curso... pero no me extrañaría que dejara la universidad como tal, debido a que ha perdido la necesidad para asistir (búsqueda de sacrificios juveniles)...

Haga lo que haga, estaría en su derecho... Supongo.


"Por algún motivo, la tenía como una chica de carácter fuerte."

"Piensa que una persona con un verdadero carácter fuerte, jamás se encerraría en un cuarto en solitario preocupándose en solitario de sus problemas."

"Puede ser... supongo que en eso tienes razón."


Elinalise se encogió de hombros sin darle más importancia a la conversación. Pero por lo que ha dicho, da la impresión de que apenas conoce o sabe nada de Nanahoshi.

Puede que sea buena idea preguntarle más adelante de qué formas puedo ayudar a Nanahoshi a relajarse.


"Bueno, a lo que íbamos. Quiero que le echéis un vistazo a esto."


Les enseñé, principalmente a Zanoba y a Cliff, el boceto del círculo mágico de Nanahoshi.

Nada más verlo, Cliff se mostró algo contrariado.


"Qué diseño tan desaseado."


¿Desaseado? Qué curiosa palabra para usar con un círculo mágico...


"¿Hay algo que no esté pulcro o limpio en él?"

"Claro. Piensa que a la hora de diseñar círculos mágicos para objetos mágicos, es indispensable crearlos reducidos y concisos; o al menos, yo lo haría de una forma más simple. Por ejemplo, en esta sección, si los conectaras de esta forma, el flujo de poder mágico sería más refinado."[128]

"¿Oh?"


Cliff estaba señalando secciones del círculo mágico con extrema confianza.

Bueno... no debo adelantarme a los acontecimientos; cualquiera puede criticar algo novedoso una vez ha sido creado. A parte, no puedo descartar que siguiendo la idea de Cliff, el error pasara de un punto a otro.


"Pero vaya, la idea en sí es sorprendente. Y pensar que formó un bucle en esta sección... jamás se me hubiera ocurrido... Comprendo... ¿Será culpa de esta sección del círculo que la complejidad aumentó tanto en el diseño...?"


Cliff estaba casi murmurando estas palabras mientras examinaba detenidamente el boceto del círculo mágico de Nanahoshi.

Parece que es capaz de comprenderlo hasta cierto punto... Creo que va siendo hora de que me ponga a trabajar en mis estudios personales de los mismos... Aunque eso no quiere decir que pueda llegar a comprender algo tan complejo como estos 2...


"Pero una cosa, Shishou, ¿cuál es la función de este círculo mágico?"

"Se trata de un círculo mágico de la escuela de Invocación que Silent está investigando. El problema es que parece haberse quedado atrancada en su desarrollo, y por eso me gustaría pediros ayuda con él."


Al decir estas palabras, Zanoba se mostró extrañado.


"Pero Shishou... La magia de Invocación está fuera de nuestro área de conocimiento."

"Lo sé, no os preocupéis por eso, lo que busco es alguna clase de pista o ayuda."


Quiero pensar que esto es algo en lo que, aunque no encuentres la solución en solitario, puedas pedirle ayuda a otros para intentar encontrar la solución. Además, si vuestras áreas de conocimiento son distintas, es posible que exista una idea que jamás se le hubiera ocurrido a Nanahoshi.


"Para empezar, me gustaría que mirarais ambos esta sección, ya que parece ser que es donde el círculo mágico se bloqueó. ¿Veis algo que os llame la atención?"


Señalé la sección del círculo mágico en la que noté el atranque durante el experimento.


"¿...Eh? Ah, cierto, parece que se cierra en esta zona, no me fijé hasta que lo mencionaste... Pero... parece como si el círculo estuviera incompleto en esa sección... debería enlazar con... ¿esta otra? ¿Cómo podría hacerse?"


Cliff no había encontrado la sección errónea en su primer análisis.

Mira que autoproclamarte un prodigio de la magia... Nah, no es para tanto, a cualquiera se le puede escapar un detalle.


"Para conseguir cerrar el circuito, ¿se os ocurre algo?"


Cuando lancé la pregunta, Cliff se cruzó de brazos y se puso a pensar, murmurando para sí frases que no conseguí escuchar; y después se puso a escribir algunas notas en una libreta que llevaba consigo.


"Es un problema complejo... Si rediseñara el circuito desde 0... No pero... El problema entonces... Hmmm... No le veo solución, la verdad."

"¿Por qué no utilizas una estructura múltiple para el círculo?"


Cuando Cliff llegó a su conclusión, Zanoba lanzó su propuesta; a lo que Cliff se quedó extrañado.


"¿Estructura múltiple? ¿De qué hablas?"

"En la muñeca que estoy investigando, he visto que varios círculos mágicos son apilados para crear un único círculo mágico. En realidad, lo he dicho demasiado pronto, puesto que apenas he comenzado a investigarlos y nunca he visto a nadie usar círculos mágicos apilados."

"Un segundo... ¿muñeca? ¿Te refieres a la del otro día? ¿Te importa si le echo un vistazo?"

"Shishou, ¿puedo?"


Por alguna razón, Zanoba me pidió permiso.

Cuando le respondí afirmativamente, fue a su sala de investigación y regresó con una sección del brazo del títere que había sido cortada y separada del mismo.

Cliff examinó atentamente los grabados en esas secciones durante varios minutos, hasta que finalmente alzó la voz.


"El tipo que diseñó esto es un genio."


Que alguien con un ego tan grande como el tuyo, Cliff, diga algo así de otra persona me parece sorprendente.


"Jamás en mi vida había visto un círculo mágico como estos... Ugh... no comprendo para nada su funcionamiento... Por no hablar de que hay 2 círculos mágicos superpuestos...

"Por si fuera poco, los brazos estaban rotos, ¿no? ¿Cómo pudo continuar moviéndose con parte de la estructura perdida? ¿Cómo? Joder... ¿Quién ha podido diseñar un círculo como este?"


Cliff apretaba los dientes mortificado con lo que estaba analizando.

Me recuerda a esa vez que el gran príncipe de los vegetales se encontró de bruces con ese legendario super vegetal[129]...


"No estoy del todo seguro aún, y tampoco lo comprendo en detalle; pero según el libro, lo que tienes delante es un círculo mágico compuesto por varios; y tiene como función tan solamente controlar el movimiento del hombro."


Cuando Zanoba soltó semejante frase, Cliff casi se echó a llorar.

No estoy seguro de si se ha deprimido porque Zanoba comprende algo que él no, o que algo tan complejo tenga como función controlar algo relativamente sencillo en un títere autónomo...

Viendo esto, Elinalise no tardó ni un instante en acercarse a su novio, colocar su cabeza entre sus pechos y comenzar a acariciarle el pelo para tranquilizarle[130].


"Ay mi Cliff... yo sé muy bien que eres un genio, solo tienes que estudiarlo un poco más para ser capaz de comprender algo tan complejo."

"E-¡Eso ya lo sé!"


Cliff se puso como un tomate, pero al menos recuperó su energía.

Justo lo que esperaba de Elinalise... sabe qué hacer en todo momento.

Aunque... teniendo en cuenta la situación actual... preferiría que os guardarais los mimos para la intimidad.


"Cliff-senpai, ¿crees que siguiendo la idea de los círculos mágicos del títere serías capaz de solucionar el problema de Silent?"

"No... No estoy seguro. Pero... Creo que no debemos descartar esa posibilidad."


No pareció tan seguro como esperaba, pero igualmente, pareció ser un buen camino para buscar la solución; sobre todo recordando que Nanahoshi en ningún momento había usado círculos mágicos compuestos.

Es posible que no sepa que se pueden apilar para combinarlos... no sé si será la solución final, pero al menos, tendrá una forma de buscar la solución al problema siguiendo métodos no explorados hasta la fecha...

Aunque no puedo descartar que lo mismo conoce la técnica y no la ha utilizado por otro motivo...

Ojalá que Nanahoshi no haya conocido esta técnica antes... Y espero que sea suficiente para que recupere la motivación.

3ª Parte[edit]

Al día siguiente, llevé a Nanahoshi a dar un paseo.

En concreto, nos dirigimos a su sala de investigación, a la que encontramos en el mismo desorden en el que se dejó cuando la llevé a casa; ya que, aunque me hubiera gustado ordenarla, no tengo derecho de ir moviendo cosas de sitio sin consultarlo con Nanahoshi.

En la sala se encontraban Zanoba y Cliff, sentados esperándonos, mientras analizaban ligeramente algunos bocetos y notas que Nanahoshi había estado haciendo en su investigación.

Cuando Nanahoshi vio la sala y a las personas en su interior, se echó a reír de improviso con un tono irónico.


"¡¿Y esto?! ¿Qué hace tanto tío en mi cuarto? ¿Acaso pretendéis violarme en grupo o algo?"


... ¿A qué ha venido eso? ¿Lo primero que se te pasa por la cabeza es que vamos a violarte? ¿Tan deprimida estas que tratas como una broma algo tan serio? Y para colmo en tu primer tropiezo de tu investigación...

Bueno... no puedo negar que en esta vida, un solo traspiés es suficiente para hacer que una persona cometa locuras[131]


"¡¿Qué dices, estúpida?! ¡Soy un ferviente seguidor de Milis! ¡¿Me has oído?!"


Cliff fue el que más se enrabietó por el comentario de Nanahoshi, debido a que, de forma similar al cristianismo en mi antiguo mundo, la religión Milis sigue la idea de la castidad y el amor eterno.

Creo que era... Honra tu matrimonio y mantenlo puro siendo honesto en todas las formas... No puedo negar que me parece un tanto radical... ¿se considerará el amor propio (masturbación) una infidelidad?


"Ah, bueno..."


Nanahoshi se puso a andar balanceándose de forma un tanto preocupante hasta llegar una silla en la que sentarse, o mejor dicho, dejarse caer sobre ella.


"Cliff-senpai, Zanoba... ¿Por qué no empezáis de nuevo por el principio de lo que hablamos ayer?"


Nos pusimos a enseñarle y explicarle las ideas y sugerencias que tanto Cliff y Zanoba estuvieron pensado ayer, durante la tarde y parte de la noche. Nanahoshi por su parte, simplemente se quedó escuchándonos en silencio; haciéndome dudar de si siquiera nos estaba prestando atención.

Cliff explicó posibles cambios o arreglos que realizarle al círculo para limpiar la estructura; mientras que Zanoba proponía ideas referentes a las notas que había encontrado sobre círculos mágicos compuestos.

La idea conjunta final fue presentada con un círculo mágico multicapa siguiendo estructuras sencillas, siguiendo algunas nociones que yo había incluido como el llamarlo Círculos Mágicos Tridimensionales, esto último era más un capricho mío que otra cosa.

Nanahoshi continuaba con la mirada perdida, casi sin prestarnos atención; pero lo cierto, es que sus ojos estaban clavados en un punto.

Tenía los ojos fijos observando un punto de nuestro ejemplo de círculo, y analizándola en profundidad, se podía notar que había por fin cierto interes.

No es que no nos estuviera prestando atención, sino que estaba tan concentrada en sus pensamientos que su mirada estaba perdida.


"Ah."


Y en un momento determinado, se le escapó un pequeño gritito a Nanahoshi.


"¿P-?Podría servir..."


Y susurró el resto. Ni medio segundo más tarde, Nanahoshi se levantó de la silla como un resorte.


"Claro, claroclaroclaro... No había necesidad de obsesionarme con un único folio... ¿Cómo no se me había ocurrido antes? ¡Por supuesto! P-Puedo apilar varios folios con distintos círculos mágicos uno encima de otro... Si puedo dividir el círculo en diferentes niveles apilados, puedo llevar CUALQUIER círculo mágico al tamaño estándar. ¡¿Cómo no se me ocurrió algo tan sencillo?!"


Se puso a darle vueltas a la habitación pensativa.

Llegó a dar 3 e incluso 4 vueltas sin detenerse, hasta que cogió papel y pluma de su escritorio y se puso a dibujar distintos bocetos, aunque parecían más bien diagramas o fórmulas para hacer cálculos de algún tipo.

En un momento, pareciendo que lo escrito no le convencía, hizo un borrón sobre el papel para volver a hacer un diagrama encima.


"¡Ah, así no, así no valdría!"

"Dime, ¿por qué no lo haces siguiendo esta otra forma?"


Mientras Nanahoshi actuaba como un oso enjaulado en el zoo, Cliff se atrevió a asomar la cabeza en lo que escribía e incluso llegó a escribir algunas notas en sus cálculos con una pluma en color rojo.

Esto... Cliff... debes aprender que para todo hay un momento y un lugar...


"Ah, comprendo... eres bastante inteligente."

"Por supuesto, después de todo soy un prodigio."

"¿De veras? ¿Pues dime entonces qué harías aquí? ¿Crees que está correcto? Cuando lo escribí lo hice con ciertos miramientos..."

"¿Eh...? Dame un segundo que lo analice..."


Pero para mi sorpresa, Nanahoshi no se molestó por la actitud intrusiva de Cliff sino que incluso se pusieron codo con codo escribiendo notas en la hoja de papel.

Viéndoles, intenté echar un vistazo a lo que estaban escribiendo, pero no entendía nada en absoluto de lo que estaban escribiendo.


"... Zanoba... ¿tú entiendes algo?"

"El nivel en el que están hablando lo saca de mis conocimientos, Shishou..."


Así que nos han dejado fuera...

Pero vaya, no puedo negar que Cliff es increíble... no lleva tanto desde que comenzó a investigar círculos mágicos y ya puede codearse con Nanahoshi en cuanto a su diseño...

Bueno... tampoco puedo ponerme envidioso, lo importante es que gracias a esto, Nanahoshi está mucho más animada... Viéndola ahora, aunque siga atascada un poco más de tiempo, dudo mucho que no haya conseguido encontrar una buena base para seguir adelante.


"Zanoba, perdona por pedirte esto, pero, ¿te importaría estar atento a cualquier cambio?"

"Sin problema, ¿pero a dónde se dirige, Shishou?"

"Voy a ir a hablar con Elinalise-san. Porque necesita saber que Cliff se va a quedar más tiempo aquí, y aunque sea Elinalise, no me extrañaría que se pusiera celosa si no escucha noticias pronto."


Dije esto al tiempo que me preparaba para salir. Y cuando llegué a la puerta de la habitación, pude escuchar por primera vez el tono alegre en la voz de Nanahoshi mientras hablaba con otra persona.

Es posible que esta sea la primera vez que Nanahoshi haya usado ese tono desde que llegó a este mundo...

Al menos es la primera vez que la escucho hablar tan contenta.

4ª Parte[edit]

Una semana más tarde, Nanahoshi terminó su nuevo círculo mágico.

En esta ocasión no se trató de un único folio extenso, sino del equivalente casi a un cartón, debido a que había apilado 5 folios con círculos mágicos que había pegado entre ellos con alguna clase de pasta o pegamento.

Con Cliff y Zanoba acompañándonos en esta ocasión, comencé a canalizar mi poder mágico a través del círculo mágico tridimensional, y pude notar un flujo constante emanando de mí en dirección al círculo.

Poco a poco, el círculo mágico comenzó a iluminarse radiantemente con mucha intensidad; suficiente luz como para que la habitación pareciera estar al aire libre.

En el interior del fuerte fogonazo, algo comenzó a tomar forma; y cuando la luz por fin fue desvaneciéndose, en el centro del círculo se encontraba algo que supuestamente había sido traído desde otro mundo.

Se trataba de una botella de plástico sin tapón ni etiqueta. Una sencilla botella de plástico.


"Oh... qué particular, ¿no os parece?"

"¿¿Qué es esa cosa?? ¿Está hecha de cristal? ¿¿No lo es?? Es como más blanda..."


Zanoba y Cliff eran incapaces de ocultar su asombro ante algo tan extraño, debido a que era la primera vez que veían en su vida una botella de plástico. Incluso Elinalise y Julie, que también nos acompañaban, observaban curiosamente el objeto.

Nanahoshi por su parte, cuando vio el objeto en el centro de los restos del círculo mágico, apretó sus puños, y dejó escapar un suspiro...


"Ahora sí... Ahora sí..."


Todo eso por ver una sencilla botella de plástico... Porque no es más que una botella de plástico... Pero claro... es una botella de plástico.

Queda demostrado que existe una conexión entre este mundo y el nuestro. Porque el plástico es una sustancia inorgánica artificial creada por el hombre, por muy simple que sea; pero claro...

En este mundo, el plástico no existe.


"El experimento ha sido un éxito, ¿no es así?"


Intenté confirmar mis pensamientos hablándole directamente a Nanahoshi, la que me respondió asintiendo profundamente. Con una expresión mucho más relajada y animada.


"Exacto, ha sido un éxito, ¡con esto por fin podremos pasar a la siguiente fase! Usando un círculo mágico multicapa a partir de ahora, estoy segura de que podría invocar cualquier cosa que quisiera. Es más, si creara funciones y secciones independientes dentro del círculo mágico que sirvan de orientación, solo tendría que modificar secciones de la segunda y tercera capa para obtener resultados... aunque antes..."


Nanahoshi, que había estado analizando los casi garabatos a mis ojos con Cliff, en este momento se quedó en silencio y se giró hacia mí, dejándome extrañado.

Estaba esquivando mi mirada, pero podía verse una cara llena de remordimiento.

Mushoku10 09.jpg


"... Perdona por lo que pasó... T-Te... Agradezco tu ayuda."

"No hay de qué, piensa que nuestra colaboración es un tomaidaca, ¿no es así? Con que me eches una mano a mí cuando me encuentres en problemas, me vale. Cuento contigo, ¿no?"

"...P-Por supuesto."


Vaya, una Nanahoshi avergonzada... eso es nuevo.

Elinalise en este momento se encontraba de pie a pocos metros con su mirada clavada en nosotros, cosa que descubrí cuando se unió a nuestra conversación.


"Vaya, qué bien os lleváis, ¿no es verdad?"

"Elinalise-san, ¿por qué parece que lo dices como si fuera algo malo? Siempre piensas en lo mismo."

"Hablamos de un hombre y una mujer, es normal que piense mal, pero tú sabrás lo que haces..."


¿Cómo se refiere uno a la abuela de la novia? Bueno... es igual... Mi suegra me mira desconfiadamente; y eso que no tengo la menor intención de serle infiel a su nieta... es más, la propia Sylphy sabe lo que estamos haciendo ahora mismo...


"Tiene razón, además, piensa que apenas os habéis casado; sería terrible que tu esposa confundiera nuestra relación."


Y con estas palabras, Nanahoshi dio un paso atrás, a lo que Elinalise se le acercó con una sonrisa de oreja a oreja, pasó su brazo por el hombro de la pequeña japonesa y cambió por completo su tono acusador.


"Ufufu... Tampoco hay que preocuparse tanto por esas cosas. ¡Ya sé! ¡Vayámonos ahora mismo a un bar a celebrar el logro de hoy! ¡Invitas tú, por supuesto!"


Nanahoshi puso una mueca de sonrisa muy forzada al escuchar la propuesta de Elinalise.

Me extrañó, porque por lo general, lo habría rechazado con rostro serio; aunque supongo que hoy no puede exactamente rechazar la petición.


"Qué remedio, ¿no? Pero si invito yo, no os deberé nada más por lo de hoy, ¿de acuerdo?"

"Claro que sí, ¿verdad, Cliff?"


Cliff, que se encontraba apretando y retorciendo un poco la botella de plástico, se giró en cuanto escuchó su nombre.


"¿Eh? Ah... ¡Ah, por supuesto! ¡Sí, claro, no me deberás nada! Aunque... viendo como tu habilidad es destacable, ¿te importaría-?, en otra ocasión por supuesto, ¡ayudarme un poco en mi propia investigación!"


Y al escuchar estas palabras, Elinalise sonrió dejando escuchar una breve risilla.

5ª Parte[edit]

Nuestro grupo se dirigió de inmediato a un bar de la ciudad, por mucho que fuera casi mediodía.

Por alguna razón, tanto Rinia como Pursena se sumaron a nosotros cuando apenas salimos del campus, diciendo que no querían ser dejadas fuera-nya.

¿Me pregunto cómo se habrán enterado de nuestra escapada?

Al ver a nuestro grupo haciéndose cada vez mayor, Ariel se acercó a nosotros para ver qué ocurría. Cuando le explicamos los detalles, sus palabras fueron:


"En ese caso, lo correcto sería que os prestase un escolta."


Y con esa excusa, Sylphy se vino con nosotros.

Llegar al extremo de llamarla escolta para prestarnos a Sylphy... Qué considerada es Ariel.

Cuando por fin abandonamos el campus universitario, BadiGadi YA se encontraba en la cola de nuestro grupo sin que nadie se hubiera ni dado cuenta.

No bromeo, Badi, ¿cuándo te nos uniste? ...

De camino a la celebración, pasamos por el gremio de magia del que Nanahoshi cogió algunos fondos para la fiesta.

Parece ser que dejó al gremio de magia a cargo de una enorme cantidad de dinero, la cosa es que...

El gremio de magia no es un banco, Nanahoshi...

BadiGadi nos recomendó un bar al que suele ir, y aunque todavía era de día, tenía bastantes clientes habituales; algo que no pareció atraerle demasiado a Nanahoshi, ya que se acercó a la barra y soltó encima la bolsa de dinero que llevaba.

POM


"Queremos reservar todo el bar."

"¿Eh? ¿¿¿Eh???"


El dueño del local no sabía bien como reaccionar, a lo que BadiGadi se sumó a la conversación.


"Un segundo, un segundo..."


Se acercó a la barra y soltó su propia bolsa de monedas de oro, doblando la cantidad que había hasta ahora.

POM


"Hoy queremos celebrar algo grande. Por ello, nos gustaría que los clientes de este día pudieran disfrutar gratis de sus servicios."


Y declaró alto y claro estas palabras con gran dignidad.

Qué porte... como se nota que lo de Rey Demonio es por algo... Su carisma te hace seguirle y admirarle sin importar lo que haga.

BadiGadi-sama actuaba con total naturalidad mientras se dirigía a la mayor de las mesas para sentarse en ella antes de declarar bien fuerte las siguientes palabras.


"¡Llena las mesas con toda la comida que este establecimiento tenga para ofrecer a sus clientes!"


Se trataba de una frase que seguro todo el mundo querría decir alguna vez en su vida.

Me da igual lo que hagan, porque no soy yo el que paga... ¿pero estarán abastecidos para toda la gente que venga...? Bah, tampoco importa, ya pensaremos en algo.

BadiGadi-sama se mantuvo en silencio hasta que sirvieron los primeros platos, momento en el que se levantó majestuosamente de la mesa haciendo que todos le observaran.


"Y ahora que está todo listo... ¿exactamente a qué se debe la celebración de este día?"


Badi... ^_^U


"Celebramos que el experimento de Silent ha sido un éxito."

"Ahora comprendo; en ese caso, ¿eras Silent, no es así? Este servidor opina que lo correcto es que comiences con unas palabras."


Nanahoshi se levantó de su asiento, pero se notaba que no estaba muy conforme o al menos no especialmente animada por seguir la sugerencia.


"... Por este día, muchísimas gracias."

"¡Perfecto! ¡Y ahora un brindis!"

"¡Kanpai!"


Me ha recordado un poco a cómo acabó comenzando mi banquete de bodas con Sylphy...

6ª Parte[edit]

En pocas palabras, la celebración fue muy divertida.

No puedo negar que cuando te pasa algo bueno, lo mejor es celebrarlo por todo lo alto e incluso acompañarlo con alcohol.

Tampoco puedo negar que lo que hoy por hoy poseo sean cosas que jamás había obtenido en ninguna de mis vidas hasta ahora... este mundo me ha permitido experimentar un sinfín de experiencias inolvidables.

Todo sea dicho, recuerdo que en mi época de aventurero me vi obligado a hacer este tipo de "celebraciones" con alcohol incluido... pero eran más bien por obligación... una molestia. Llegué a pensar que los que se emborrachaban y montaban un escándalo porque sí eran estúpidos que deberían haberse preocupado más de no armar tanto alboroto y molestias a los demás.

Pero... hoy por hoy, una vez soy capaz de comprender lo mucho que significa cada victoria en la vida... entiendo por fin por qué esas personas acababan haciendo lo que yo consideraba estupideces...

Las personas tienen ocasiones en las que necesitan desfogarse y disfrutar de la vida.

Eso es lo que pienso, incluso viendo a Nanahoshi cantar canciones de anime mientras juguetea con las orejas peludas de Rinia... En especial, porque entiendo que es necesario dejarse llevar y olvidarte de los problemas de vez en cuando... si no, la vida se convertiría en un lastre demasiado pesado.

Porque no se puede negar que la vida está llena de momentos duros... y justamente por eso, aunque tengas que obligarte a ello, necesitas crear buenos recuerdos entre dificultad y dificultad, al menos, si no quieres acabar hundido por la presión.

Y estoy segurísimo, de que personas que han vivido tanto como Elinalise o BadiGadi comprenden a la perfección de lo que hablo... prueba de la archiconocida sabiduría de nuestros mayores.

Aunque bueno... tampoco puedo olvidarme que más de uno acaba más pegado a la botella de lo que debería... pero supongo que es como siempre han dicho en Japón, el Sake[132] es de las mejores medicinas, aunque principalmente se use para el mal de amores y pueda convertirse en veneno.


En esta velada, tanto yo como Sylphy nos pusimos a beber alcohol sin miramientos, y eso que no solemos probar ni una gota en casa, aunque principalmente porque no nos atrae especialmente a ninguno.

Pero hoy he descubierto algo que puede hacer que o bien cambie esa costumbre, o se mantenga...

A Sylphy el alcohol le afecta, y MUCHO.

No quiero decir que le siente mal, o que se ponga agresiva o que se le suba con facilidad... si no más bien, que cuando bebe, es de esas personas excesivamente CARIÑOSAS.


"Eh~, Ludy~, abrázame~..."

"Vale, vale... ya voy, ya voy."

"¿Sabes que puedes comerme hasta las orejas?"

"En ese caso, te tomo la palabra~."

"Awawa... me haces cosquillas."


Sylphy lleva un rato que es todo amor... Sublime. Creo que vamos a tener que comenzar a beber un poco más en la intimidad, de forma progresiva... Aunque me da miedo que le dé por beber cuando yo no esté delante... me preocuparía, la verdad.

¿Pasará algo si le digo que solo puede beber algo en casa conmigo? ¿De verdad puedo ponerle una restricción así? Nah, no es para tanto... Sylphy es solo para mí... seguro que lo entiende.


"Ludy~, abrázame fuerte~."

"Ya voy, ya voy..."

"Uee~ Me encanta~..."


Sylphy estaba completamente despreocupada y risueña; y no os podéis imaginar lo agradable que es abrazarla estando así de contento y sentirla tan cerca mía...

N ban ba, me ra ssame ra ssa~....[133]

Decidido... esta noche, y aprovechando que vivimos cerca, esta chica se va a convertir en comida para llevar...


"Ludy~, escúchame~... Te iba a decir... el otro día... me puse celosa~..."

"¿Eh? ¿En serio? Quién te puso así, que no volveré a acercarme a esa persona ni volveré a hablarle."

"Puessss... Hablo de Ruijerd-san. Porque... el otro día me estuviste hablando de él, ¿no es verdad? Pues mientras lo hacías, se notaba que ese Ruijerd-san era alguien importante para ti, ¿me has oído?"

"Pero... lo siento mucho, respeto demasiado a Ruijerd... espero lo comprendas."

"No digas eso~... quiero ser la única que te importe~..."


¿Solo la única que me importe? Es un tanto distinto a lo que me dijiste el otro día cuando hablamos sobre el embarazo.... Pero es normal, creo que esto es lo que Sylphy opina realmente sobre ese tema.

Al final va a ser verdad que me había confiado de más en lo bien que va nuestra relación, hasta el punto de que es un tanto aterrador darme cuenta ahora de que Sylphy se ha estado forzándose por complacerme todo este tiempo, incluso más de lo que debería.

... Bueno... eso es para otro momento. ¡En este preciso instante quiero disfrutar de mi adorable esposa!

A lo largo de nuestra conversación, había ido colocando a Sylphy sobre mis rodillas mientras coqueteábamos juntos; pero de improviso Nanahoshi se acercó a nosotros.


"¡¿Qué hacéis, tontolitos?! ¡Dejad de flirtear en público! ¡¿Acaso sabéis cuántos años hace desde que vi por última vez a mi Aki?! ¡¿EH?!"


De forma totalmente inesperada, se puso a meterse con nosotros; estaba claro que estaba bastante borracha.

¿Ya se ha hartado de cantar? Porque me apetecía haber cantado alguna canción de las que me sé, aunque fuera en un dueto... Aunque algo me dice que hubiéramos tenido otro choque generacional por los animes que nos conocemos.

Me fijé en que BadiGadi estaba cerca de ella mientras se acercaban.


"¡Si os vais a poner a flirtear así, al menos iros a un hotel o a un sitio discreto!"

"¡Fuajajajaja! ¡No te pongas así, pequeña! ¡En este lugar consagrado por el alcohol no debemos discutir sino disfrutar!"

"Para empezar, llevo tiempo queriendo deciros esto; pero que sepáis que desde mi habitación solo escuchaba flirteos y más flirteos. ¿Qué estáis casados? ¡¿Y qué?! ¡No hablo de flirteos propios de una pareja recién casada! ¡Pero estando una persona convaleciente reposando en vuestra casa y totalmente deprimida... NOCHE TRAS NOCHE PODÍA ESCUCHAROS CON FACILIDAD, ¡TODA LA DICHOSA-¡¡KYA!!"


BadiGadi, que intentó calmarla, se acercó por su espalda y la cogió sobre sus hombros.


"¡Fuajajaja! ¡Pequeña, pequeña! ¡Todavía es pronto y este servidor quiere escuchar más de esas extrañas canciones tuyas!"

"¡No son canciones extrañas! ¡Estas canciones son populares en mi mundo!"

"¡Qué cosas tan interesantes dices! No sé bien de qué mundo hablas, ¡pero a este servidor le gustaría, escuchar más canciones! ¡Cantemos hasta que nuestras gargantas se detengan!"

"Pero dame un segundo, antes quiero hablar de una cosa con Ludeus-"

"¡Fuajajajaja! ¡Para ponerte a soltar quejas al respecto a la persona que te prestó su apoyo, es mejor utilizar las energías en cantar! ¡Cantemos, pequeña!"

"¡Lo que le dije solo era el principio-?!"


BadiGadi se alejó mientras Nanahoshi continuaba gritando, aunque me costaba entender lo que decía.

Quizás quería agradecérmelo o algo... pero solo hice lo que debía hacer, Nanahoshi... no hace falta que me agradezcas nada.

Pero eso no quita la situación actual... te está secuestrando un Rey Demonio en sus brazos... ver eso no tiene precio... Te has convertido en una de esas princesas a las que los reyes demonio le echan el guante en casi todos los JRPG que conozco... Aunque claro, no te quiere meter en prisión, sino poner a cantar en medio de un bar...

Nanahoshi no tardó en ponerse a cantar de nuevo, y aunque tardó unos segundos, comencé a escuchar música acompañando el ritmo. Me extrañé buscando a algún trovador en la sala, y para mi sorpresa, me encontré a BadiGadi con un instrumento en sus manos.

¡¿Sabe tocar?! Sé que dijo que iba a cantar con ella, pero... y al final lo que hizo fue tocar un instrumento... Soy incapaz de comprenderle.

...

Pero en todo caso... esa canción me trae recuerdos... ¿Cómo se llamaba....?

...... Ah... ahora me acuerdo, es Gandhara[134]... pero esa no es de tu generación, Nanahoshi... me sorprende que la conozcas.

Aunque ahora que lo pienso, fue bastante popular, así que es posible que la hayan retransmitido en alguna radio o programa... Aunque no puedo decir que la esté cantando especialmente bien... y por si fuera poco, el acompañamiento tampoco se conoce la melodía, así que...

... No es que no se la sepa, es que Badi está tocando lo que le viene en gana, sin prestar atención a lo que canta Nanahoshi... Aunque no puedo negar que parece divertido.

Bueno, cante bien o mal, la estrella de la noche es Nanahoshi... así que puede cantar lo que quiera. Y por mucho que la canción no esté saliendo demasiado bien, se nota fácilmente el sentimiento al cantarla...

¿Tantas ganas tienes de volver, Nanahoshi...? No digo que no pueda comprender lo que sientes... pero para mí, mi hogar, mi lugar al que regresar... está aquí.

Pero vaya, la velada está siendo divertida, y me lo he pasado muy bien... Así que... creo que sería una buena costumbre realizar una fiesta cada vez que haya algo que celebrar...

Me aseguraré de que se cumpla.

7ª Parte[edit]

La fiesta se comenzó a disolver en cuanto la protagonista de la noche, Nanahoshi, cayó inconsciente debido al cansancio y el alcohol consumido.

Rinia y Pursena se ofrecieron a llevarla a su habitación para que durmiera, y no me extrañaría ni que se quedaran a dormir allí mismo.

Mientras tanto, el resto de grupos fueron despidiéndose en grupos de 2 y 3, salvo cierto alcohólico consumado que decidió continuar la fiesta en algún otro bar.

Por nuestra parte, Sylphy y yo decidimos irnos a casa, aprovechando que Sylphy, bastante contenta, iba sonriendo mientras se agarraba con fuerza a mi brazo y permitiéndome disfrutar de su calidez y tacto. Yo, como buen caballero, la ayudaba a caminar sujetándola con fuerza, agarrándome a la parte baja de su espalda.

Ahora puedo comprender cuando los estudiantes en las fiestas multitudinarias con alcohol se envalentonan a o ven Vía Libre en las chicas que están un poco borrachas...[135] Aunque claramente no es mi caso, porque yo no tengo nada de lo que sentirme culpable.

DE MOMENTO.

Cuando lleguemos a casa, será otra historia.


"... Ludy~, ¿no te parece que hay más ruido de la cuenta?"


De improviso, Sylphy comentó esto sacándome de mis pensamientos.


"¿Hm?"


Tras escucharla, presté más atención y pude escuchar golpes, como puñetazos en una superficie, y voces enfadadas, como si hubiera alguna clase de pelea.

¿Estará teniendo alguien problemas en el vecindario? Es casi como si 2 gatos estuvieran peleando por el territorio o vete a saber...

Y pensando en esto, fuimos llegando a nuestro destino, y fue entonces cuando encontramos el origen de los ruidos.

Había varias personas, de las cuales una le estaba pegando golpes a la puerta de NUESTRA casa; aunque debido a la noche y la lejanía, me era imposible distinguir nada a parte de las siluetas de un pequeño grupo de personas.

El que le pega a la puerta parece... ¿Un niño chico? ¿Será el hijo de algún vecino? ¿O quizás un Hobbit[136] que haya venido a robarnos o algo...?

Debido al alcohol que había en mi organismo, no podía pensar con claridad, pero al menos, me alegro de haber activado mi ojo místico en esa circunstancia por acto reflejo.

Sylphy se dio una palmada en la cara, quizás para despertarse un poco, y aunque todavía se tambaleaba, se separó de mí.


"Ludy, voy a usar magia Restituyente."

"Entendido."


Tras su aviso, acepté el conjuro en silencio que Sylphy usó para eliminar el alcohol de nuestros organismos, permitiéndome pensar con mayor claridad.

En realidad no elimina por completo el alcohol en sangre, pero hace un buen trabajo.

Tratando de no ser descubiertos, nos fuimos acercando al sospechoso grupo que había en nuestra puerta, y cuando estuvimos a una distancia prudencial, por fin pude entender lo que decían.


"¡Ha sido culpa tuya, Norn-ane! ¡Hiciste que nos confundiéramos de camino y por eso hemos llegado tan tarde!"

"... Pero si hasta tú dijiste que era por ahí, Aisha."

"¡Pero si nisiquiera estamos seguros de que este sea el lugar correcto! ¡¿Qué pretendes que hagamos ahora?! ¡A estas horas, las posadas estarán cerradas! ¡Podríamos tener que llegar a acampar en medio de la nieve!"

"... Espero que no sea necesario. Pero, Aisha, no te olvides de que si no hemos reservado una posada es porque aseguraste que no haría falta porque podríamos dormir aquí. Y dejé claro que preferiría dormir en una posada antes que ser obligada a dormir en su casa."

"¡Fue Ginger-san la que dijo que no habría problema! ¡Pero piensa que llegar hasta aquí y acabar durmiendo en una posada nos haría parecer unos estúpidos!"

"... Aisha, te preocupas demasiado por algo tan estúpido como el qué pensarán."


Lo que pude escuchar fueron voces agudas y ruidosas, que claramente pertenecían a una pareja de niña y de las que me acordaba todavía ligeramente. Por no hablar de que pronunciaron nombres que conocía bastante bien.

Y por si fuera poco-


"Vosotras 2, calmaos. No nos hemos equivocado de lugar, jamás olvidaría esta presencia."


Escuché la voz calmada de un hombre, una voz que en el momento de oírla me hizo sentir una fuerte emoción en mi pecho, notando como el corazón amenazaba con salírseme.

Suspiré tranquilo, y salí de mi escondite, aunque algo me decía que el escolta había notado ya nuestra presencia gracias a su detector de vida incorporado.


"... Ah."

"¡Onii-chan!"


Mis 2 hermanitas que se habían convertido en unas mujercitas se encontraban en la puerta de mi casa, vestidas con ropa conjuntada similar a la de los personajes del juego Ice Climbers[137].

Eran Norn y Aisha.

Norn se mostraba un tanto contrariada al verme, mientras que Aisha se veía inmensamente feliz y contenta.


"¡Onii-chan! ¡Estaba deseando verte!"


Aisha vino hacia mí y dio un salto a mis brazos, aunque más bien parecía imitar al demonio japonés Konaki-jiji, habiéndose agarrado fuertemente a mí con sus brazos y sus piernas; y cuando estuvo suficientemente afianzada, comenzó a restregar sus mejillas contra las mías.[138]

Hablamos de mejillas suaves y mullidas que estaban apretando contra mí, aunque no estaba seguro de si yo tenía más calor de la cuenta debido al alcohol, pero me parecieron increíblemente heladas.


"¡Wii~h! ¡Qué calentito estás, onii-chan! Aunque apestas un poco a alcohol."

"Pues tú estás helada... déjame saludar al resto, anda."


Tras sufrir ciertas dificultades para despegarme a Aisha, me giré hacia Norn; la que, con los labios apretados me saludó algo reaciamente.


"... ¿Estuviste bebiendo?"

"Si, estábamos celebrando una cosa."


Se notaba claramente que mi estado actual no le apasionaba especialmente, y tampoco parecía que sus breves palabras y actitud distante fueran exactamente por timidez.

Paul me avisó de que no le caía especialmente a Norn, y también recuerdo aún lo que ocurrió en Milis-Sion... ¿Qué se le va a hacer...?

Y finalmente, detrás de Norn se encontraba...


"Ludeus, ha pasado tiempo desde la última vez que nos vimos."


...un hombre con la cabeza rapada y una cicatriz que atravesaba su cara, armado con un tridente.

Se trataba de un orgulloso Guerrero cuya apariencia no había cambiado lo más mínimo en estos 3 años que habían pasado desde la última vez que nos vimos.


"Cierto, Ruijerd-san... cuánto tiempo sin verte."


Un sentimiento envolvió todo mi ser.

Sentí una increíble Nostalgia al verle, por todos los años que viajamos juntos, desde que nos conocimos en el continente demoniaco hasta que tuvimos que separarnos en el continente central.


"..."


No supe qué decir.

Y mientras yo buscaba las palabras apropiadas para el momento, Ruijerd observó a mi espalda.


"Me habían llegado rumores sobre tu matrimonio en el gremio de aventureros, aunque... no parece que haya sido con Eris."


Y en sus ojos se reflejó la figura de Sylphy, la que al sentirse observada y casi cuestionada, parecía que tampoco supo bien como reaccionar, y acabó agachando la cabeza.


"Esto... ¿Ludy? ¿Por qué no mejor hablamos dentro?"

"Ah, se me había pasado. Pasad, por favor. Estáis en vuestra casa."


Me adelanté al grupo y le abrí la puerta para que los 3 pudieran pasar.

Jamás se me hubiera ocurrido que llegarían hoy... Y menos teniendo en cuenta que no han pasado ni 2 meses desde que recibí la carta...

Han sido mucho más rápidos de lo que esperaba.

Mushoku10 02.jpg

Capítulo 102 - Nostalgia e Impaciencia[edit]

1ª Parte[edit]

Nos hemos desplazado al salón de casa donde me he sentado en uno de los sofás, con Ruijerd delante. Mientras que Sylphy ayudaba a Aisha y Norn a entrar en calor en el baño.

Los pocos restos de alcohol que nos quedaran en sangre después de usar magia ya habían desaparecido por completo.

Puede que la magia Restituyente no te elimine el aliento con olor alcohol, pero al menos elimina casi por completo los efectos del mismo en el organismo.


"..."


Observo el rostro de Ruijerd iluminado por el fuego de la chimenea, y me es imposible no acordarme de la primera vez que nos vimos frente a una fogata en el continente demoniaco. No solo eso, también me vienen a la mente los recuerdos de nuestro viaje junto a Eris.

Como si fueran ayer.


"Ha pasado mucho tiempo... No hay duda."

"Sí."


Ruijerd entrecerró los ojos con una ligera sonrisa al responderme. Sentí una enorme nostalgia al verle.


"Lo primero que quiero hacer es agradecerte de corazón que escoltaras a mis hermanas pequeñas."

"No es necesario que me lo agradezcas. Era mi obligación escoltar a esas Niñas[139]."


Ya casi había olvidado que Ruijerd sentía ese apego por los niños... Ahora recuerdo todas esas veces que hice bromas sobre su cercanía hacia los pequeños; quizás me pasé un poco bromeando sobre que era un lolicon[140]...

Pero al final acerté en quién era el escolta misterioso que mencionó Paul... aunque no descarté que pudiera ser Ghyslaine...

Pero el mejor escolta posible para niños es y siempre lo será Ruijerd. No hay nadie más a su altura, hasta el punto de que sería capaz de confiarle la protección de mis hermanitas toda la vida.

Pero vaya... hace mucho que no hablo con Ruijerd, hasta he olvidado de las cosas que solíamos hablar; pero sí que recuerdo que como no solía hablar mucho, tampoco es que tuviéramos conversaciones increíbles a diario.


"Quería preguntarte una cosa, Ludeus... ¿qué pasó con Eris?"


Ruijerd por su parte sin miramientos hizo la pregunta que más miedo sentía de responder.

No es algo sobre lo que me apetezca hablar, pero entiendo que Ruijerd se interese, y creo que se merece saberlo.


"... Pasaron varias cosas... Lo primero a mencionar sería..."


Y así le conté a Ruijerd lo que ocurrió en el Campo de Refugiados de Fedora cuando llegamos, poco después de que se marchara.

También le conté, aunque con cierta vergüenza, que lo hice con Eris, y que a la mañana siguiente se fue de mi lado; añadiendo lo hundido que me dejó esto.

Hasta le hablé de mi estado durante todos esos años en los que no pude levantar cabeza debido a la depresión, enlazándolo con esos 2 años que estuve buscando a mi madre por la zona norte del continente.

Mi encuentro con Elinalise y como por fin me llegaron noticias sobre el paradero de Zenith, y, aprovechando que le hablé a Ruijerd sobre Hitogami, incluso le conté que decidí seguir su consejo y venir a la Universidad de Magia de Ranoa.

Continué mi historia hasta conocer a Sylphy y cómo ella consiguió curarme de mi depresión; lo que nos llevó a casarnos.


"Comprendo..."


Ruijerd estuvo escuchándome en silencio todo este tiempo sin mostrar ninguna reacción; y cuando terminé, añadió solo una frase.


"Es algo que ocurre a menudo."

"¿Que ocurre a menudo? ¿El qué?"


Sus palabras me dejaron más confundido y tuve que pedirle que se explicara, a lo que Ruijerd asintió.


"Es muy probable que Eris sufra la Enfermedad de los Guerreros. Porque estoy totalmente seguro de que Eris sería incapaz de odiarte."

"Pero... Lo último que me dedicó fue que no encajábamos y-"

"No soy capaz de saber lo Eris pensaba entonces. Bien podría haberse referido a lo que comentas, o bien podría haber habido alguna clase de malentendido."

"¿Malentendido?"

"Sí, ya que sé muy bien que Eris no es exactamente una persona buena con las palabras."


Estas palabras tienen un fuerte efecto adicional en mí debido a que entiendo a lo que se refiere fácilmente. Y más aún porque el propio Ruijerd no es exactamente bueno con las palabras.

Dicho por alguien que tiene el mismo problema, el argumento de que las palabras de Eris pudieran tener un significado muy distinto causa especial hincapié en mí.


"Pero como dije, no sabría decirte cuál de las 2 opciones es correcta; pero puedo asegurarte de que, al menos durante nuestro viaje, Eris estaba prendada de ti. Por eso, si un día os volvierais a encontrar, creo que lo más apropiado es que intentes mantener la cabeza fría y que escuches lo que tenga que decir."


Pensando en la posibilidad de que el malentendido fuera por mi parte, o de que las palabras fueran dichas con un sentido incorrecto, comienzo a darle vueltas a la cabeza.

Las palabras exactas fueron... ¿Actualmente Ludeus y yo no encajamos juntos...? Está claro que puede interpretarse tanto en el sentido físico como literal de las mismas... pero si fuera una metáfora... podría interpretarse como que no estamos a la misma altura o algo así...

También dejó escrito Voy a emprender un viaje... Quizás... ¿quizás lo que se pensara era que yo era superior a ella de alguna forma y necesitaba entrenar? ¿Viajar para entrenar...? ¿Un viaje para hacerse más fuerte? ¿Y entonces qué...? ¡¿Regresar?!

.......... Y sí... ¿Y sí sus palabras querían decir Quiero volverme más fuerte. Hasta entonces, adiós.?


"..."


...

Por mucho... por mucho que ese sea el significado... ahora... como están las cosas...

Y no solo eso... lo que he vivido en estos últimos 3 años... ¿todo ese dolor? ¿En todo ese tiempo Eris no ha intentado ponerse en contacto? ¿De verdad?

Porque si hoy por hoy puedo sonreír de verdad, no fue gracias a Eris... ¡fue gracias a Sylphy!

¿Me estás diciendo que como es un error, debo olvidarme de Sylphy y arreglar las cosas con Eris? ¿Así sin más?

................ Imposible...

Ahora eso es imposible...

Y por si fuera poco, y esto lo puedo decir ahora con claridad... tengo miedo de lo que pueda pasar si me reencuentro con Eris. Y no me refiero solo a que de verdad hubiera sido un malentendido como dice Ruijerd, que también.

Y si Eris tras todo este tiempo... ¿se hubiera desinteresado de mí... me odiase... me viera como basura...? Y si... ¿Y si tras escuchar a Ruijerd yo me acercara a Eris para intentar arreglar al menos nuestra amistad, y ella me mirara como un despojo social?

No sé si podría soportarlo... sería un duro golpe...

... Hasta el punto de que ya me arrepiento de habérmelo imaginado...

Sea lo que fuera que pasó, la situación actual está clara, y no va a cambiar. Estoy casado con Sylphy, Eris me abandonó...

Darle más vueltas no servirá de nada.


"... Dime, Ruijerd-san, ¿qué has estado haciendo en todo este tiempo?"

"...Ah..."


Habiendo llegado a esa conclusión, cambié el tema de la conversación drásticamente; entre otras, porque quería escuchar de verdad lo que Ruijerd había hecho en todo este tiempo.

Él por su parte dudó unos segundos, como si todavía quedara algo más que quisiera decir...

Pero finalmente asintió.


"Estos últimos años he estado por la Zona Boscosa del sur del continente central[141]."


Por lo que cuenta, Ruijerd decidió que, de estar en el continente central, el lugar más propicio para que supervivientes Supard se ocultaran serían zonas de bosque denso; y para comenzar su búsqueda, se dirigió a la Zona Boscosa situada al oeste del Reino del Rey Dragón, al sur de la cordillera del Rey Dragón.

En ese lugar, estuvo buscando a otros Supard durante 2 años enteros, peinando bien la zona; aunque al final, no encontró absolutamente a nadie.

Lo que sí encontró en su búsqueda fueron restos de varios fallecidos durante la Catástrofe Mágica, que fue llevando a pueblos cercanos, entregando así la información que iba encontrando sobre personas desaparecidas.

Pero igualmente, de su búsqueda personal no obtuvo ninguna información en los 2 años que estuvo recorriendo al completo la Zona Boscosa, lo que le llevó, siguiendo la costa, a Puerto Este.

Uno de los motivos para ir en esa dirección era obtener información sobre el continente Milis para poco después dirigirse a la zona de conflicto del continente central, situada al norte de Shirone.

Pero en Puerto Este se encontró por fortuna con el grupo de Paul, justo cuando este se debatía en si mandar conmigo o no a las pequeñas.

Paul no se atrevía a enviar a Norn y Aisha solas con Ginger en un viaje tan largo, pero con Ruijerd, la mayor parte del miedo desapareció.


"Hablando del grupo de Paul, también conocí a tu Shishou, Ludeus."

"¿Has hablado con Roxy-sensei?"

"Sí..."


Aunque en este punto mostró una sonrisa un tanto forzada.


"Aunque la impresión que me causó fue muy distinta a la esperada, sobre todo por lo que me hablaste de ella."

"¿De verás? ¿En qué sentido?"

"Cuando me presenté y supo que era un Supard, se mostró abiertamente asustada, más aún cuando vio mi rostro y pudo constatar que tengo un tercer ojo en la frente[142]."

"Ah-"


Ahora que lo dice... la persona que me habló por primera vez de los Supard fue Roxy, y me hizo casi prometerle que si me cruzaba con uno debía huir a toda prisa...

Aunque igualmente, en todos mis viajes, he podido darme cuenta de que la raza que más miedo le tiene a los Supard son las propias razas demoniacas... y Shishou sigue siendo una Migurd... Supongo que es normal que se asustara.

Pero... el hecho de que Roxy se asustara y se encogiera temblando al ver a Ruijerd... me hubiera encantado poder verlo.


"Entonces, os dirigisteis hacia Ranoa acompañados de Ginger-san, ¿no?"

"Sí. Llegamos en la tarde y decidimos dirigirnos a la Universidad de Magia, pero no te encontramos allí."


Se pensarían que seguía viviendo en los dormitorios de la universidad... lástima que para esa hora ya nos habíamos desplazado al bar a celebrarlo.

Después de preguntar a otros estudiantes, consiguieron obtener la nueva dirección; momento en el que Ginger se despidió de ellos, y el resto del grupo vino hasta aquí.

El problema es que por lo visto hubo una pequeña confusión con los caminos por parte de Aisha o Norn; aunque no descarto que el que les diera las indicaciones fuera el que cometiera la equivocación.

Lo importante es que se perdieron y estuvieron vagando por la ciudad sin rumbo claro, momento en el que Ruijerd comenzó a seguir un rastro conocido que le recordaba a mí y acabaron llegando sanos y salvos a mi casa.

Y el resto ya se sabe.


"Ahora lo comprendo... Igualmente, permíteme darte las gracias una vez más por tu ayuda, Ruijerd-san."

"No tienes nada de que agradecerme, por algo somos camaradas."


Ruijerd dijo esto mostrando una amplia sonrisa amena.

El mero hecho de que Ruijerd me reconozca como un camarada, es algo de lo que me siento increíblemente orgulloso.


"Pero tengo una duda, ¿no habéis llegado demasiado rápido?"


Hablamos de que la carta llegó hace poco más de un mes... Incluso si se hubieran dado prisa, no les esperaba hasta dentro de 2 o 3 meses...


"Eso se debe a que tu hermana pequeña fue muy... entusiasta."

"¿Cuál de las 2?"

"Aisha. Esa niña fue la que consiguió que nuestro viaje fuera inusitadamente eficiente."


Ruijerd comenzó a contarme como Aisha estuvo haciendo sugerencias para el camino.

Por lo visto, estuvo haciendo uso de las caravanas de mercaderes para poder viajar incluso de noche, aprovechando el tiempo al máximo.

El problema de esto fue, que los mercaderes tienen la norma de no aceptar a viajeros así como así; y para que les permitieran viajar con ellos, se les ofreció a Ruijerd como escolta de la caravana mientras se encontraran viajando con ellos.

En definitiva, a cambio de obtener 2 escoltas de manera totalmente gratuita, aceptaban un par de pequeñas como paquete. Claramente, era una buena oferta para los mercaderes; aunque como era de esperar, las negociaciones tuvieron sus complicaciones.

Dejando esas complicaciones de lado; el grupo se movió cuanto pudo en solitario, hasta que consiguieron enlazar con una caravana de comerciantes, hasta que estos llegaran a su destino. Una vez allí, repetían el proceso para avanzar al siguiente punto de la ruta; y como los comerciantes son personas con un ritmo de vida acelerado, consiguieron ganar una gran cantidad de tiempo.

Cada vez que llegaban a una ciudad, se dedicaban a buscar información sobre las distintas caravanas para poder organizarse; y había ocasiones en las que eran capaces de dar marcha atrás en su viaje, solo para poder enlazar con otra caravana.

No obstante, Norn, Ginger y Ruijerd no comprendían el motivo de retroceder para avanzar; pero Aisha siempre respondía lo mismo.


"Porque de esta forma llegaremos antes."


.... Esa niña es un genio... Jamás se me habría ocurrido algo así...[143]


"Pero... Ruijerd-san... ¿no se te hizo pesado el viaje? Hablamos de que por el día avanzabais a pie, y por las noches avanzabais con la caravana con varios días sin descanso..."

"No te preocupes. No es la primera vez que he tenido que viajar sin poder descansar en días... aunque..."

"¿Aunque?"

"Reconozco que era la primera vez en mucho tiempo que sentía que estaba trabajando al máximo."


Ruijerd dijo esto y soltó una risilla luminosa, como si encontrara sus propias palabras divertidas.

... ¿Se estará refiriendo a su época combatiendo en la Guerra entre Humanos y Demonios...?

Pero volviendo al asunto del viaje... esa Aisha... Jamás se me habría ocurrido que explotaría a Ruijerd de esa forma... ¿quién se cree que es?


"Esto... No sé cómo decirlo... Pero siento que mi hermanita te haya causado tantos problemas..."

"Sin problema, será una historia a recordar."


Ruijerd continuaba siendo tan amable con los niños como recordaba.

Pero aunque a ti no te importe, no puedo permitir que Aisha se convierta en una mujer que se aproveche de sus mayores... Me aseguraré de que comprenda su error ...


"Y por si fuera poco, mientras tú te esforzabas tanto, Ruijerd-san, seguramente esa hermanita mía durmiera a pierna suelta..."

"Te equivocas. Mientras yo trabajaba, ella se dedicaba a calcular las rutas más eficientes."


¿?

... Parece que no se estaba aprovechando de Ruijerd solo por divertirse...

Supongo que para conseguir llegar tan rápido, habrá estado analizando los caminos más cortos hasta conseguir la ruta óptima... calculándola durante toda la noche si fuera necesario...

......... En ese caso... no tengo nada que recriminarle.


"Aunque según ella, aún le queda mucho por aprender. Parece ser que su intención era que llegáramos todavía antes."


Me empezó a hablar de que cuando Aisha comenzó a hacer planes para el viaje, lo hizo sin contar con descanso alguno, obviando la necesidad del cuerpo de reposar, y más aún siendo tan joven.

Al final, llegó un punto en el que tuvieron que detenerse a descansar en su viaje porque ni ella ni Norn eran capaces de seguir adelante.

Esa pequeña diablilla... ¿pretendía llegar antes que la carta?


"No me cabe duda de que debió ser duro también para Ginger-san... ¿Cómo fue el viaje para ella?"

"Más que duro, parecía encantada por la programación acordada. Según sus palabras, daba la impresión de que cuanto antes se reuniera con su señor, mejor."


.... En este mundo hay demasiadas personas que tienen músculo en lugar de cerebro...

Es más, me sorprende darme cuenta de que Ginger ha estado cumpliendo al pie de la letra la orden de Zanoba de proteger a mi hermana... Sabía que era dedicada, pero no tanto.

¿Me pregunto si ya se habrá reunido con Zanoba?

.... ¿Cómo habrá reaccionado al ver a Julie...? No puedo negar que siento curiosidad...


"Por lo que pudimos hablar, su intención es volver a trabajar para un príncipe del que tuvo que separarse."

"Eso explica su impaciencia... Y dime, Ruijerd-san, ¿cuánto tiempo planeas quedarte por Ranoa?"


Intenté hacer esta pregunta como si no fuera algo importante.

Creo que en una semana podré presentárselo como es debido a mis amigos... Seguro que a Zanoba le encantará ver el hombre sobre el que queremos diseñar las figuras. Aunque no sé bien cómo reaccionarán ese par de princesas ferales; tampoco Cliff. Por otra parte, es probable que BadiGadi ya conozca a Ruijerd de antes...


"Mañana continuaré mi viaje."


Y con esa respuesta, mi planificación se fue directamente a la basura.


"Es bastante... precipitado, ¿no te parece?"

"Sí, pero hace poco escuché información sobre un diablo que habitaba en las profundidades de un bosque en la zona este del continente central y planeo investigarlo cuanto antes."


Por lo que dice, Ruijerd ha encontrado un nuevo destino al que dirigirse; lo que me alegra, pero a la vez me entristece.

Me gustaría que se quedara un tiempo con nosotros... pero no quiero detenerle tampoco... no sería lo correcto, o eso creo.


"Y por otra parte, no quiero ser una molestia para ti."

"¿Molestia? ¿Cómo puedes decir eso?"


¿Cómo va a ser Ruijerd una molestia? El que se atreva a quejarse ya se puede olvidarse de mi amistad...


"... Me refiero a que... estar aquí es un poco... doloroso para mí."


Su tono de voz dejaba clara la melancolía y la tristeza que sentía.

El hecho de que Eris no viva conmigo ha podido ser un duro golpe para Ruijerd...


"..."


Sus palabras hicieron que en mi cabeza resurgieran memorias de nuestro viaje, Ruijerd y Eris a mi lado...

Para mí siguen siendo recuerdos inolvidables... Y para Ruijerd quizás... haya algo más...

No me extrañaría que el mero hecho de verme bromear y tontear con Sylphy sea suficiente para causarle amargura...


"Eso... supongo que no se puede evitar..."


Se me cruzó por la mente una imagen mental en el que mi amistad con Ruijerd se veía quebrada debido a mi actual matrimonio.

Quizás, para Ruijerd, esa amistad conmigo incluyera también a Eris... y sin ella...


"Ludeus."


Oyendo mi nombre, alcé la vista. No me había dado cuenta de que durante nuestra conversación mi mirada había ido cayendo más y más hasta acabar dirigida hacia mis rodillas.

Al verme, Ruijerd me mostró una suave sonrisa.


"No pongas esa cara. Te aseguro que volveré."


Lo único que pude hacer ante sus palabras fue devolver una sonrisa algo forzada por mi parte.

No... No me arrepiento de haberme casado con Sylphy.... Pero sí que pienso que pude haber cometido un grave error con Eris.

Recobré algo de determinación y miré a los ojos a Ruijerd.


"Si... Si volviera a ver a Eris, escucharé lo que tenga que decir sobre nuestra separación."

"... Gracias."


Lo que sentí en su mirada fue un brillo amable y contento.

2ª Parte[edit]

Poco después, Sylphy regresó de bañar a mis hermanas.

Norn estaba agotada, ya que por lo visto se quedó dormida mientras se bañaba; y Aisha por su parte, aunque estaba alegre y risueña con una cantidad ilimitada de energía, poco después de salir del agua acabó sin fuerzas y durmiendo como un tronco.

Ese es el magnífico y relajante efecto de un baño de agua caliente... El agua caliente es fantástica contra el cansancio.


"Gracias por ayudar a mis hermanas."

"Claro que iba a ayudar a tus hermanas, Ludy; y parece que Aisha-chan se acordaba de mí, porque me reconoció de un simple vistazo. Nada que ver con cierta persona que tardó un año en reconocerme...

"En mi caso no solo no te reconocí por el color del pelo, recuerda que cuando nos volvimos a encontrar llevabas esas gafas de sol todo el día y hasta te hacías pasar por un hombre... así que no cuenta."

"Puede, aunque parece que Norn-chan no se acordaba de mí."

"Es normal... más extraño es acordarte de un vecina de tu aldea cuando solo tenías 3 o 4 años."

"Supongo que tienes razón."


Sylphy me explicó que se habían acostado en la misma cama después de que Sylphy les prestara unos pijamas.

Mañana hablaré con ellas.


"Hmm... E-encantada de conocerle, me llamo Sylphiette Greyrat."

"Ah... Yo Ruijerd Supardia."


Sylphy ofreció un tímido y algo forzado apretón de manos a Ruijerd.

Estas 2 personas sufrieron enormemente por su pelo color verde... Llama la atención que ahora, ninguno de los 2 conserve aún esa cualidad...


"Esto.. Ruijerd-san... ¿Tiene alguna petición para un lugar en el que dormir?"

"Cualquier sitio estará bien."

"... Ludy, ¿le preparo una de las habitaciones grandes? Después de todo, para ti es un invitado importante, ¿no es cierto?"


Creo... que para Ruijerd, que la habitación sea grande o pequeña es lo de menos... Y estoy seguro de que no dormirá en un colchón sino en el suelo.


"Ruijerd-san, duerme donde quieras. Estás en tu casa."

"Gracias, te tomo la palabra. Bueno, me voy ya a descansar."


Ruijerd se levantó con estas palabras.


"Claro. Buenas noches."


Tanto Sylphy como yo nos quedamos en silencio intentando averiguar en qué habitación iba a quedarse, quizás por curiosidad, o al menos, así lo fue en mi caso.

Por las pisadas, parece ser que acabó en el cuarto en el que dormían mis 2 hermanas.

¡Menudo pedófilo!

Nah, es broma... recuerdo que durante todo nuestro viaje, siempre durmió en el mismo cuarto que Eris y yo, para asegurarse de que no ocurría nada durante la noche.

Es de esa clase de persona... Es más, diría que incluso se esforzó en que sus pisadas fueran audibles para que pudiéramos saber a dónde se dirigía.

Si de verdad tuviera algo que ocultar o se sintiera culpable por algo... es un hombre capaz de eliminar por completo su presencia antes de atacar sin miramientos... Y estoy seguro que Ruijerd no tiene nada de lo que tenga que sentirse culpable.


"Ludy... ¿crees que hice algo que le haya podido molestar?"


De forma inesperada, Sylphy me dirigió esta pregunta un poco preocupada.

No puedo negar que Ruijerd ha sido un tanto frío... Aunque por lo general cuando le daba la mano a alguien su actitud se relajaba más, cosa que en esta ocasión no he visto...

Seguramente como dijo, le cueste aceptar que me he casado con Sylphy.


"Para nada, Sylphy, fuiste encantadora. El problema es que Ruijerd no es una persona que suela ser amistosa con gente a la que conoce por primera vez, no se lo tengas en cuenta."

"Entiendo... supongo que no pasa nada entonces..."


Por sus palabras, parecía que Sylphy no podía olvidarse del momento incómodo con Ruijerd.


"Mejor vamos nosotros también a dormir, ¿no te parece?"

"Sí."


No hemos cenado, pero no tengo hambre en este preciso momento.

Oh... debía de haberle servido algo a Ruijerd, ¿no? .... Bueno, ya da igual.

Apagué el fuego de la chimenea y me aseguré de que la puerta de la entrada estaba cerrada con llave.

El mejor y más potente sistema de seguridad lo tenemos durmiendo en casa, pero no es buena idea confiarse.

Tras la puerta, fui apagando las luces de la casa hasta que subí al piso de arriba con Sylphy, tras lo que nos metimos juntos en la cama.

Pero para mi sorpresa, Sylphy dijo unas palabras inesperadas.


"Hoy... pues... mejor dormir simplemente."

"¿Eh? Ah... Supongo..."


Fue la primera noche en la que simplemente dormimos juntos.

3ª Parte[edit]

Al día siguiente, me desperté como de costumbre junto a Sylphy.

Pero a diferencia que lo habitual, Sylphy no se había enrollado en mi brazo usándolo de almohada pegada a mí; sino que estaba en su lado de la cama con la cabeza sobre la almohada y hasta diría que incómoda.

Por lo general, su actitud me parecería encantadora y me entrarían unas ganas tremendas de liberar mi deseo y aprovecharme de su indefensión mientras duerme. Después de todo, disfrutar del calor corporal de otra persona te saca una sonrisa, y sonreír al principio y final del día es algo maravilloso.

No obstante, y casi misteriosamente, hoy no había sentido esas ansias.

Parece que hoy es un mal día para el resurgir del dragón... Estoy algo apagado, y eso que con Ruijerd en casa debería ser un día de júbilo...

Seguramente el tema de Eris me haya afectado más de lo que esperaba, porque definitivamente estoy apagado e intranquilo.

Bueno... supongo que un poco de ejercicio me vendrá bien.

Y con eso en mente, decidí comenzar mi entrenamiento diario, aunque sin la motivación de otros días.

No puedo verlo así... seguro que en 5 o 10 minutos volveré a motivarme para trabajar duro. Seguro.

Mientras pensaba en esto, me preparé y salí; pero para mi sorpresa, lo que encontré al salir no fue motivación, si no una escena que me puso la piel de gallina.

En la puerta de casa se encontraba una persona, y en la cancela se encontraba un visitante.

2 Personas, ambas mucho más grandes que yo.

Uno de ellos era el Guerrero sin pelo en la cabeza, que había decidido no dejárselo crecer lo más mínimo para ocultar el tono verde esmeralda de su cabello, durante toda su vida. Además, iba vestido con una prenda que conocía de varios años y sin ni una sola prenda de abrigo, siendo su único equipo adicional una lanza blancuzca como hecha de hueso pero mucho más resistente y de 3 puntas, un tridente.

Se trataba de Ruijerd.

Por otro lado, el visitante, era un hombre musculoso y grande, con la piel de un color negro azabache y pelo púrpura, y con sus 6 brazos cruzados frente a su pecho, con un aire de dignididad mientras observaba a Ruijerd.

Se trataba de BadiGadi.


"..."

"..."


El ambiente estaba increíblemente recargado, hasta el punto de que me hizo sentir peligro.

Esto podría explotar en cualquier momento... Si alguien se atreviera a hacer un movimiento inesperado, no me extrañaría ni que le atacaran sin pensárselo...


"..."


Lo primero que me llamó la atención fue que BadiGadi no estaba sonriendo, y estaba claro que su humor no era especialmente animado.

Es raro ver a BadiGadi serio...

¿Qué cara estará poniendo Ruijerd? De espaldas soy incapaz de distinguirla...

Pero... está claro que estos 2 se conocían de antes, al menos por su reacción... y más si tenemos en cuenta que ambos participaron en la campaña de Laplace.

Ruijerd fue miembro de la guardia personal de Laplace, mientras que BadiGadi era parte de la facción moderada, contraria a Laplace y su conquista.

Puede que ahora Ruijerd odie a Laplace con todas sus fuerzas... pero seguramente en aquel entonces ocurrieran varias cosas entre ellos. Estoy seguro de ello.


"...Hmmm."


BadiGadi me echó un vistazo a mí, que me encontraba detrás de Ruijerd; y de mí pasó a observar de nuevo a Ruijerd.


"¿Así son las cosas...?"


BadiGadi en solitario llegó a sus propias conclusiones y sin decir nada más, dio media vuelta y se marchó.

Y de la misma forma que la nieve desaparece con el calor, la silueta de BadiGadi desapareció del camino como por arte de magia.


"..."


Ruijerd en silencio se giró hacia mí, y pude ver por fin su expresión tensa.

Me llamó especial atención que una gota de sudor frío cayera por su frente.


"¿Tuviste algún problema con Badi?"

"... En el pasado."


Con esa respuesta, fui capaz de imaginarme lo ocurrido entre ambos.

Teniendo en cuenta los rumores sobre que los Supard durante la guerra atacaron a aliados y enemigos sin distinción, es fácil imaginar que en alguna ocasión, Ruijerd y su grupo llegaran a atacar zonas donde gobernaba Badi.

Por mucho que BadiGadi no sea especialmente atento en su forma de gobernar, sigue siendo el rey de un territorio... si alguien lo ataca, no puedes simplemente dejarlo estar.

Pero... ¿qué pasó después? Porque me cuesta imaginar al bonachón de Badi atacando sin piedad a los Supard...

No... lo estoy viendo incorrectamente... Porque exactamente por lo bonachón que es Badi... lo más seguro es que apoyara a aquellos más necesitados a los que los Supard habían atacado... Aunque el propio Laplace fuera el culpable.

Básicamente, Ruijerd mató a compañeros de BadiGadi, y este decidió nivelar el marcador...

.... Estoy casi seguro de que pasó algo similar.

Aunque.... ¡Un segundo! ¿Y si...? ¡¿Y si BadiGadi no sabe que el ataque de los Supard se debió a la manipulación con las Lanzas del Diablo que les entregó Laplace?!

... Voy a tener que preguntárselo la próxima vez que nos veamos.

Es más... si le dijera a BadiGadi que mi intención es producir en masa las figuras de Ruijerd para venderlas... ¿Cómo reaccionará?

Ojalá le parezca divertido y se ría... Ojalá...

Pero vaya, no me viene bien para mis planes que Ruijerd y BadiGadi tengan mala relación...


"Ruijerd-san, me gustaría decirte que, desde que BadiGadi-sama vino a la ciudad, he podido hablar mucho con él, y aunque solo pueda imaginarme lo que os pasó en el pasado-"

"No te preocupes, no tengo intención de luchar con él."


Ruijerd dijo esto con una sonrisa un tanto amarga.

Dice eso, pero cuando llegué el ambiente estaba cargado con instinto asesino proveniente de ambos...

Y si... ¿Y si de no haber aparecido yo, estos 2 se hubieran puesto a pelear?


"Igualmente, jamás habría imaginado que me encontraría con ese tipo en un lugar como este."

"Según me dijo, vino a conocerme."

"Ah... eso lo explica... Después de todo es de esa clase de persona."


Ruijerd volvió a mostrar una sonrisa forzada antes de volver a entrar en la casa.

Jamás me habría esperado que la relación entre estos 2 fuera tan mala... Me ha pillado completamente desprevenido.

Siempre pensé que BadiGadi se llevaba bien con todo el mundo.

4ª Parte[edit]

Regresamos dentro y me encontré a Sylphy despierta y preparando el desayuno; y por algún motivo, Aisha llevaba puesto un uniforme de sirvienta y le estaba ayudando.

Diría que Norn sigue durmiendo...

Pensando esto, subí a despertarla y llegué a su habitación, donde fui a abrir la puerta, pero noté una extraña premonición y decidí detenerme.


"El desayuno pronto estará listo, baja cuando puedas, ¿de acuerdo?"


No hubo respuesta, pero prestando algo más de atención, pude escuchar el sonido de movimiento de prendas de ropa.

.... Como pensaba... estaba cambiándose de ropa... Me alegro de no haber activado semejante FLAG con Norn[144].

Aunque claro, ya decidí que no volvería a actuar nunca más como un protagonista Dokan...


"...Vale."


Pasados unos segundos, escuché una voz respondiéndome desde el interior de la habitación, por lo que bajé las escaleras mucho más tranquilo de saber que se había enterado y de que no había quedado como un pervertido con ella.


Nos sentamos los 5 a la mesa a desayunar.

Aisha tenía unos modales envidiables para su edad, su postura y forma de comer eran casi perfectos; Ruijerd, como de costumbre, comía usando solo el cuchillo; y Norn, que parecía estar todavía medio dormida, comía con algunas dificultades.

Bueno... al menos Norn utiliza todos los cubiertos... Comparándola con Ruijerd que se dedica a clavar todo lo de su plato con el cuchillo para llevárselo a la boca...


"Bueno, va siendo hora de que me marche."


Apenas terminamos de comer, Ruijerd se dispuso a marcharse.

Como de costumbre, su equipaje era ligero, al igual que su habilidad para continuar su camino.

La familia al completo le acompañó a la salida de la ciudad, aunque Ruijerd se opuso diciendo que no era necesario.

Da igual que sea o no necesario... a los amigos se les despide como es debido...

En el trayecto apenas hablamos, sino que casi fuimos en silencio los 5 paseando por la ciudad, aunque con paso acelerado.

Llegó un punto en el que Norn sujetó el borde del chaleco con Ruijerd, recordándome tantas escenas de novelas visuales emotivas, con su propia banda sonora y hasta con imagen propia[145].

Tras el gesto, Ruijerd comenzó a caminar más lentamente, y nosotros también continuamos el recorrido más tranquilamente. Pero Norn no soltó el borde del chaleco de Ruijerd en ningún momento.

Parece que Norn no se quiere separar de Ruijerd... La comprendo... yo tampoco.

Me hubiera gustado poder hablar más con él... ¿tan malo sería pedirle que se quedara más tiempo? Porque me gustaría que se quedara con nosotros un tiempo de corazón... dudo mucho que en una única noche hayamos podido hablar de todo como es debido...

Quiero presentarle a mucha gente, y mostrarle todo lo que he conseguido en estos años...

Pero supongo... que lo de Eris ha sido un golpe inesperado para Ruijerd... Y aunque no me gusta la idea de despedirme de él con un mal sabor de boca... Y aunque sé que Sylphy no es la culpable de esta situación... pero siento que si tocamos el tema, el ambiente quedará todavía más enrarecido, como si la sombra de Eris impregnara todo el resto de conversaciones.

Pero es imposible arreglar el tema de Eris en este momento... No tengo la menor idea de dónde se encuentra...

Mientras andaba perdido en mis pensamientos, llegamos a la puerta de la ciudad como si solo hubieran pasado unos segundos.


"Bueno. Os deseo lo mejor."

"Tú también, Ruijerd-san.... suerte..."


Nos despedimos con unas breves palabras, por mucho que hubiera más cosas que quisiera decirle. Por algún motivo, todas esas emociones no conseguían salir de mi garganta.

Tampoco es que esta sea la última vez que nos vayamos a ver... y menos sabiendo la larga vida de los Supard y que todavía somos bastante jóvenes... No pasa nada por atrasar un poco más el reencuentro hasta que todos los asuntos que oscurecen nuestra reunión desaparezcan o se calmen.

Hay que mencionar que más tardé me enteré de que Ruijerd se despidió ayer mismo en algún momento de Ginger.


"¡Muchísimas gracias por su ayuda!"


Aisha hizo una enérgica y educada reverencia ante Ruijerd.

Por su tono, deja claro que comprende que su forma de realizar el trayecto hubiera sido imposible de no ser por Ruijerd. También estoy seguro de que Ruijerd ha protegido tanto a Aisha como a Norn en momentos en las que ni ellas mismas sabían que Ruijerd les estaba apoyando.


"Aisha, no le pidas nada excesivo a Ludeus."

"¡Sí! ¡Lo tendré en cuenta!"


Ruijerd hizo una sonrisa algo teñida de resignación mientras acariciaba el pelo de mi hermana.


"U...Ummm... Ano... Ruijerd-san."


Norn seguía sujetando el borde del chaleco de Ruijerd, y estaba suficientemente triste, como para dejar claro que no quería que el Supard se marchara.


"No temas, volveremos a vernos."


Ruijerd le mostró una sonrisa sincera mientras colocaba su mano en la cabeza de la pequeña Norn.

La escena me trajo recuerdos de ese momento en el que llegamos al campamento Fedora, y Ruijerd se despidió de nosotros, mientras en esa ocasión yo estaba preocupado y no quería que se marchara.

La reacción de Norn fue agachar aún más la cabeza, pero segundos más tarde, devolvió la mirada, como si quisiera decir algo.

Pero se mantuvo en silencio.

Sus labios continuaban cerrados, pero la expresión de su rostro fue tornando en 100 expresiones distintas, intentando representar 100 emociones distintas.

Finalmente, se decidió por unas palabras.


"Quiero... ¡Quiero ir contigo...!"


Haciendo esa declaración.

Al oírla, Ruijerd acarició la cabeza de la pequeña, pero se le veía algo indeciso sobre qué decir.


"..."


El Supard no dijo nada, sino que tan solo acarició la cabeza de Norn, y de los ojos de mi hermana comenzaron a brotar lágrimas, seguramente esperando la respuesta.


"A partir de ahora, debes depender de Ludeus, no de mí."

"Pero... ¡Pero él-! ... ¡Lo que le hizo a Otou-san!"

"Eso pasó hace años, y tanto él como tu padre ya comprendieron su error. Ya escuchaste la situación en aquel entonces, y estoy seguro de que tú misma la comprendes."

"Pero... ayer mismo vino borracho, ¡y estaba incluso con otra mujer a su lado! ¡No puedo confiar en él!"


¡Y estaba incluso con otra mujer a su lado!

Tras escuchar esas palabras, el tiempo se detuvo... pero parece que solo yo tuve esa impresión.

Después de todo, no tengo nada que ocultar, Sylphy ya sabe todo lo que nos ocurrió durante nuestro viaje... Ni le he sido ni le soy infiel, ni tampoco estoy actuando como un playboy...

Pero... supongo que así es como lo ve mi hermana pequeña...

Ruijerd nos miró a Sylphy y a mí y nos mostró una sonrisa un tanto forzada.


"En ocasiones, entre un hombre y una mujer surgen separaciones. Pero eso no significa bajo ningún concepto que tu hermano vaya a traicionarte."

"..."


Y con estas últimas palabras, se separó de Norn, y la propia Norn dejó libre a Ruijerd, aunque con ciertas dudas.


"Y a ti... disculpa, ¿pero podrías repetirme una vez más tu nombre?"

"Ah, claro... Me llamo Sylphiette."

"Sylphiette... Te confío a ti y a Ludeus a estas pequeñas."

"Wa... ¡Por supuesto!"


Al final al menos, Ruijerd se dirigió abiertamente a Sylphy.

¿Cómo verá Ruijerd a Sylphy...? Quiero pensar que al menos se llevó una buena impresión.


"Bueno, ahora sí, hasta otra."


Y con eso, Ruijerd se dio media vuelta y se marchó, quedándome quieto observando como desaparecía en el horizonte.

Y una vez más, mi pecho se llenó de gratitud por todo lo que le debía, dejándome con la misma emoción que cuando nos separamos en Fedora.

Estoy seguro de que tanto Aisha como Norn sienten lo mismo yo en este momento.

Capítulo 102.1 - Capítulo Especial - Afilando los Colmillos[edit]

1ª Parte[edit]

Esta historia transcurre en la Tierra Santa de la Espada.

Concretamente a 1 hora de camino en dirección norte desde la ciudad, en un punto sin nombre ni importancia en el que un cabo[146] se alza sobre el mar.

En este sitio tan apartado se encontraba una joven entrenando con su espada en solitario, repitiendo una y otra vez un corte en el viento. Este ataque no era ningún tipo de técnica o Kata[147] del estilo del Filo Celestial, tan solo eran golpes en el viento.

Y la chica que se encontraba realizando este repetitivo entrenamiento era Eris Greyrat.


"..."


Eris Greyrat se encontraba ejecutando simples golpes al aire con su espada en un lugar apartado sin nadie a su alrededor, sin nada más que ocupara sus pensamientos salvo el movimiento, imitando un perfecto Mushin[148].

Para la joven, entrenar mientras te asaltaban pensamientos innecesarios era perder el tiempo; al igual que imitar a otros sin comprender el sentido de sus movimientos era igual de estúpido.

Esta joven creía que realizando el movimiento poniendo todo tu ser en cada golpe, sin alejar la mente del mismo, serviría para afilarla hasta obtener el corte que quería; que cada golpe afilaba sus sentidos y movimientos un mínimo imperceptible, pero constante.

Lo que la joven no sabía es cuánto debía afilar esa hoja, cuántos golpes serían necesarios para conseguir la fuerza que buscaba.... Cuánto tiempo necesitaría repetir este proceso para alcanzar a Orsted...

La respuesta a esta pregunta no era conocida por Eris, ni por nadie.

... Podría ser que por mucho que afile mis colmillos, jamás pueda vencer a Orsted.

Y esto exactamente era lo que la joven comprendía como un Pensamiento Innecesario.


"...Tcht."


Eris chasqueó su lengua al comprender que había perdido la concentración, agitó su cabeza y se sentó en el suelo donde se puso a meditar.

Era un círculo vicioso que carcomía a la joven en su entrenamiento, puesto que su meta era vencer a Orsted, pero cuanto más se esforzaba en conseguirlo, más alejado veía su objetivo.


En sus orígenes, Ghyslaine, la persona a la que Eris consideraba su Shishou le dijo las siguientes palabras:

Sé Lógica.

Pero para Eris, la lógica era algo complicada, porque por mucho que se parara a analizar lo que le rodeaba buscando una solución, no era capaz de encontrarla y se perdía en gran cantidad de situaciones.

Por este hecho, Ruijerd, el que Eris consideraba como su segundo Shishou, fue exactamente lo que la joven necesitaba para calmar sus ansias.

A diferencia de la lógica que solicitaba Ghyslaine, Ruijerd tan solo se lanzaba contra Eris en combates de práctica, la tumbaba a golpes y sus únicas palabras de enseñanza fueron ¿Lo comprendes ahora?.

Al principio Eris no era capaz de comprender lo que Ruijerd intentaba mostrarle, pero al final, tras intentarlo una y otra vez, cada día, sin descanso, incluso cuando su cabeza se bloqueaba, consiguió comprender a lo que este se refería, pudiendo ver por fin la Lógica.

Por todo esto, Eris respetaba a Ghyslaine, al igual que respetaba a Ruijerd; y aun con las irritantes clases del Dios del Filo, viendo como esas personas le respetaban, comprendió que ella también debía respetarle.

Y por eso continuaba día tras día dando golpes al aire bloqueando su mente hasta que el cansancio la sacaba de ese estado, tras lo que simplemente se sentaba para reposar buscando la lógica y la respuesta. Y cuando se hartaba de pensar, simplemente se ponía en pie para repetir el proceso.

La persona que le encargó que realizara este entrenamiento fue el propio Dios del Filo.


"Entrena, descansa, entrena, descansa. Si te da hambre, come; pero entrena y descansa."


Al principio, Eris había realizado este entrenamiento en el dojo, pero siempre había alguien o algo que la acababa interrumpiendo; en su mayoría, otra chica que entrenaba en ese lugar, con cualquiera de las siguientes frases.


"Eh, vente a realizar con nosotras el entrenamiento matutino."

"Eh, ya está el arroz, ven a comer."

"Eh, ¿te vienes a entrenar conmigo?"

"Eh, apestas, ve a darte un baño."


Cansada de estas interrupciones, Eris decidió abandonar el dojo.

Se puso en marcha sin ninguna dirección en mente, caminando en línea recta, y acabó encontrando un cabo sin nadie que la molestara y viendo esto, continuó su entrenamiento en este lugar.

Para comer utilizaba cualquier cosa que se trajera de la cocina del dojo o cualquier monstruo que viniera atacarla; debido al frío invernal, se trajo leños para hacer una fogata que prendía con la magia que aun recordaba; y cuando necesitara dormir, regresaba al dojo donde recuperaba sus fuerzas.

Este estilo de vida se había prolongado durante medio año; en el que entrenaba, pensaba, entrenaba, pensaba.


En este tiempo, había una cosa que Eris había comprendido.

Entrenar la espada es complicado.

De pequeña creía que pelear con espadas era mucho más sencillo que estudiar, y que se le daba mucho mejor; pensamiento que aun ha día de hoy mantenía. Comprendía que se le da mejor pelear que estudiar. Pero eso no significaba que fuera algo sencillo.

Pensándolo un poco, aprender lo que otros te enseñan es más sencillo que descubrirlo por ti misma... Como por ejemplo, dar un golpe al aire como estoy haciendo. Solo tengo que subir la espada más rápido y golpear lo más rápido posible, pero haga lo que haga, no lo consigo.

Pero aun con eso en mente, no dejó de intentarlo, ya que había comprendido que su velocidad había aumentado mucho comparado con cuando empezó.

...Pero Ghyslaine es más rápida que yo, Ruijerd es incluso más rápido que Ghyslaine, el Dios del Filo les supera a ambos y Orsted... no sé ni por cuánto supera a esos 3.

Sentada, Eris se puso a pensar, analizando cómo debería golpear con su espada, imaginándose las figuras del Dios del Filo, Ruijerd y a Orsted imitando el movimiento.

¿Cómo haría el gesto el Dios del Filo? ¿Y Ruijerd? ¿Cómo pelearía Orsted con una espada?

Siguiendo esa pregunta, haría lo imposible por imitarles en su cabeza, analizando el funcionamiento de cada músculo de sus cuerpos desde la yema de sus dedos hasta el hombro. Porque aunque Eris buscaba llegar a su altura, su meta era vencerles, trascenderles, superarles a todos.

Pero no sé cómo hacerlo... ¿Cómo voy a saberlo? Si no se me da bien pensar.

Y cansada de pensar, se pone en pie para volver a agitar su espada cortando el aire y sin dejar que los pensamientos la saquen de la sensación y el movimiento.

Alzar la espada, golpear con ella.

Más rápido...

Alzar la espada, golpear con ella.

Más rápido...

Este gesto es repetido decenas de veces, cientos, miles... embriagándose de la sensación hasta que pensamientos innecesarios le interrumpieran, hecho que solía ocurrir cuando se cansaba.


"...Tcht."


Llegando a ese punto, no pudo evitar chasquear la lengua y volver a sentarse.

Le dolían las manos de sujetar y golpear con la espada y su mente era incapaz de olvidarse de la molestia. Sacó un trozo de tela de su pecho y se envolvió la mano con él.

Para Eris, el dolor que sentía de hacer este entrenamiento no era nada, y mucho menos comparado con lo ocurrido en la Mandíbula Inferior del Dragón Rojo, donde se cruzaron con Orsted.

Comparado con ese momento, esto no es nada... por mucho que pueda sufrir dolor, o sea bastante severo o lo frustante que pueda ser. El entrenamiento es sencillo, comparado con lo que sentí ese día; por mucho que ahora esté totalmente sola, sin Ludeus para apoyarme... pero puedo soportarlo.


"Ludeus..."


Pero no siguió pensando en ello, ya que se le daba mal pensar demasiado.

Además, comprendía que no era una persona especialmente optimista; sabía que si pensara demasiado en él se derrumbaría y no podría seguir.


"Fuuu..."


3 años ya.... Sé que he avanzado mucho, pero todavía me queda mucho camino por delante...

Y con esto en mente, se puso nuevamente en pie para repetir su entrenamiento con la espada.

2ª Parte[edit]

Cuando Eris no pudo soportar más el cansancio, regresó al dojo.

Allí se encontró a un desconocido frente a las puertas del dojo al que ella se dirigía.

Se trataba de un hombre increíblemente excéntrico que iba vestido con un abrigo coloreado como un arcoíris y unos pantalones cortos que no le llegaban ni a la rodilla; en su cintura llevaba 4 espadas. Además, en su mejilla llevaba tatuado un enorme pavo real y su peinado le recordaba a una cazuela para saltear verdura.

Cuando el hombre se dio cuenta de la presencia de Eris, inclinó su cabeza ligeramente a modo de saludo.


"Me presento, soy-"

"Aparta."[149]


Eris solo le dirigió una palabra al hombre que le impedía entrar al dojo; no le quedaban fuerzas para nada más.

El entrenamiento de Eris había afilado su presencia, al igual que sus colmillos; el brillo en sus ojos era más propio de una bestia que de una persona, y una fuerte sed de sangre manaba de ella casi con un brillo perceptible.

El hombre comprendió que ante él se encontraba una bestia salvaje que no dejaría que nadie se acercase.


"...¡!"


Ante este ser, el excéntrico hombre no dudó en desenvainar su espada.


"Estás en medio. Aparta."


Eris dio un paso al frente conforme pronunció estas palabras. Para Eris, el hombre no era más que un estorbo en su camino, una piedra que le impedía tomar el camino más rápido hacia su merecido descanso.


"¡Q-¿Qué le pasa a esta mujer...?!"


El hombre no había sido capaz de comprender que Eris le había estado hablando, a sus ojos tan solo veía a una bestia hambrienta que le miraba enfadada, al habérselo encontrado fortuitamente en su búsqueda de alimento.

Con esta impresión grabada en su cabeza, no se le ocurriría pensar que un animal pudiera hablar, por lo que no se percató de sus palabras.

Eris, pasados unos segundos sin ver reacción por parte del excéntrico hombre desenvainó su espada. Este acto hizo que el extraño comprendiera que la bestia era en realidad humana, concretamente una espadachina.


"Soy conocido como Auber, Hoja Pavorosa, podrías avisar al Dios del Filo-sama de que he venido a conocer a su discípul-"

"Te he dicho que te apartes."


Irritada por los acontecimientos, Eris dio un paso al frente, espada en mano.

Auber por su parte no había llegado a escuchar las palabras de la joven al verse bañado completamente por la sed de sangre que emanaba del cuerpo de la pelirroja bestia. Viendo esto, no pudo evitar llegar a la conclusión de que hablar con ella fuera inútil, y más aun porque en su siguiente paso, entraría dentro de su campo de acción[150].

Mushoku10 10.jpg

Comprendiendo este hecho, Auber aumentó la presión con la que sujetaba la espada en su mano derecha mientras llevaba su mano izquierda hacia las otras armas que llevaba en su cintura; no obstante, las hojas en su mano estaban invertidas para golpear con la zona sin filo de estas[151].

Como la piedra que se interponía en su camino seguía bloqueándole el paso, ahora que se encontraba a distancia de golpe, Eris se lanzó para eliminar el obstáculo.

FFfff

La espada en manos de Eris desapareció, tras haber realizado una perfecta Hoja de Luz, sin ninguna clase de movimiento innecesario y de gran poder gracias a la cantidad de veces que había golpeado su espada en su entrenamiento.

La Hoja de Luz o Espada Invisible era la técnica definitiva del Filo Celestial, un ataque del que pocos podían escapar.


"¡Fhh-!"


Pocos, pero no todos. Auber alzó su espada para bloquear el ataque sincronizándose con el mismo y así poder evadir la técnica casi inevitable. Viendo esto, Eris simplemente utilizó el rebote de su espada para preparar una continuación a su ataque.


"...¡!"


El nuevo ataque de Eris había sido desviado por la espada que Auber desenfundó con su mano izquierda.

Teniendo en cuenta que Eris llevaba su espada agarrada con ambas manos y que Auber solo utilizaba su mano izquierda, era imposible que el ataque fuera correctamente repelido, pero así fue.

La espada de Eris se detuvo a pocos centímetros del extraño peinado del desconocido y un contraataque con el arma en su derecha se dirigía hacia el cuello de Eris a una velocidad terrible.


"¡Tsk!"


Viendo la situación, Eris no tuvo más remedio que soltar su arma y tirarse al suelo para esquivar el golpe, dejando que la espada de Auber cortara el aire por donde el cuello de la joven pelirroja se encontró hace un instante.

La espada de Eris cayó al suelo, y esta, como si de una gata se tratase, dio un giro brusco en mitad del aire para intentar cogerla, pero Auber no le dio oportunidad a hacerlo, al darle una patada al arma para apartarla de la joven y clavarla en el suelo nevado.

Por lo general, llegados a este punto, Auber hubiera sido el vencedor... aunque claro, eso es solo por lo general... ya que Eris no tenía intención de parar, y al verse desprendida de su espada, se lanzó a por Auber con sus manos desnudas.

Para alejarla, Auber le lanzó un ataque con el canto plano de su hoja dirigido a su cabeza, y con suficiente fuerza para partirle el cuello.

Y aun así...

Eris no retrocedió.


"¡Gahhhhh!"


Habiendo recibido el golpe en su frente pero sin intención de retroceder, le lanzó un puñetazo a la barbilla de Auber con la intención de desestabilizarle. Y Auber con su brazo izquierdo aun armado con una espada se protegió la cabeza.


"¡Mu-!"


Pero Eris alteró el curso de su ataque y el puñetazo se convirtió en una mano abierta dirigida contra el brazo de Auber, alargando sus dedos hacia el pomo de la espada que este llevaba con la intención de quitársela.

Viendo la escena, Auber sintió como un escalofrío recorría su espalda al comprender que la bestia que peleaba contra él solo pararía una vez su corazón dejara de latir.

Por este motivo, le lanzó una fuerte patada a la mujer que se aferraba a él con todas sus fuerzas para alejarla, esta vez con éxito; y aprovechando el pequeño respiro, recolocó sus armas esta vez con sus amenazantes hojas apuntando directamente a la bestia imparable con la intención de darle fin a su furia.

Por pura suerte, Eris acabó aterrizando junto a su espada del impacto por la patada de Auber; y con su respiración agitada por el encuentro se rearmó con su hoja, blandiéndola nuevamente con la intención de eliminar de una vez el fastidioso obstáculo que había en su camino.

Auber vio en sus ojos que solo podía matarla si quería detenerla, y sujetó sus espadas con la verdadera intención de acabar con su vida-


"Es suficiente."


-hasta que inesperadamente una voz resonó en el lugar junto a una mareada de sed de sangre proveniente de un nuevo adversario.

Antes de que ninguno se percatase, Gull-Farion, Dios del Filo Celestial, se había posicionado en la entrada del dojo.

Eris que había sido el destino de toda esa ansia asesina se detuvo en seco, impactada por tal baño de sed de sangre de su actual maestro, que cayó de espaldas sobre la nieve con su respiración salvajemente agitada y la mirada clavada en el cielo. Su expresión era de clarísima frustración.

Auber, viendo a la persona que le había hecho llamar, enfundó sus armas tranquilamente, y se llevó la mano al pecho para hacer una reverencia.


"Cuánto tiempo sin verle, Dios del Filo-sama."

"Veo que has venido, Emperador del Norte."

"Vi tu solicitud y decidí venir... entonces esa joven me..."

"¿A qué es sorprendente?"

"En mi vida había visto una espadachina tan dedicada, tan feral... casi como si fuera una animal rabioso... ¡Ah! ¿Acaso es ella la supuesta Mad Dog[152] que mencionaste?"


Mientras Auber charlaba con el Dios del Filo, Eris simplemente se puso en pie y balanceándose como un fantasma se dirigió hacia la puerta. Viéndola de este modo, Auber preparó su espada nuevamente.


"..."


Eris clavó sus ojos en Auber, pero simplemente lo sobrepasó en dirección al edificio.


"..."


Sin prestarle la menor atención una vez lo dejó atrás y por fin pudo continuar su camino; tras lo que entró al edificio, dejando atrás a Auber completamente anonadado por la situación.

La joven se llevó el trapo sudado al hinchazón en su mejilla y sin preocuparse por quitarse la nieve que cubría gran parte de su cuerpo atravesó el pasillo hacia su habitación. Una vez dentro, lanzó su espada cerca de su almohada y se dejó caer sobre la cama donde se durmió al instante.

La derrota le había molestado, pero no era nada que le importara en este momento.

3ª Parte (POV - Ghyslaine)[edit]

Esa tarde, mientras Eris dormía, tuve una audiencia con el Dios del Filo en la sala conocida como Espacio Presente.

En la habitación se encontraban tanto Gull-Farion, como el invitado de este, Auber, el Emperador del Norte Celestial.

La apariencia y actitud de este hombre era excesivamente excéntrica, tanto en su ropa como su peinado y comportamiento; enarqué una ceja al verle pero no le di la menor importancia, no había venido a verle a él.

Le obvié completamente y me dirigí a mi Shishou para que me explicara la injusticia que estaba viendo en su actitud.


"Shishou, ¿por qué no estás adiestrando a Eris?"


Al escucharme, Gull-Farion soltó una risilla.


"El gran yo[153] la he aceptado como discípula, ¿no es así?"

"¿Y le estás enseñando cómo golpear el aire?"

"No, le estoy enseñando a forjarse a sí misma."


Respondió como si fuera una obviedad lo que quería decir, y faltaba el tono bromista de otras ocasiones.

Está tranquilo... aun con lo injusto que está siendo con Eris. Es posible que tenga una razón para lo que hace, así que debo elegir correctamente mis palabras.


"Shishou, lo que siempre me has dicho es Que todo lo que haga debe ser racional."

"El gran yo ciertamente dijo eso."

"Y Eris se pasa todo el día dando espadazos al viento como una idiota; ¿qué tiene eso de racional?"

"...¿Hah?"


Por su actitud, diría que estaba irritándole o hartándole con mis palabras; me dio igual, Eris es la importante ahora.


"Ghyslaine, ¿desde cuándo te preocupas por tonterías como esa?"

"¡Desde mucho antes de regresar a este lugar!"

"... ¿Y ya no piensas respetar las palabras de tu Shishou?"

"Pero- ¡Uh...!"


Antes de que pudiera reaccionar, una espada se posicionó entre nosotros, con su punta dirigida hacia mi cabeza; en un movimiento que para muchos hubiera sido instantáneo. Pero aunque lo hubiera visto venir, no había sido capaz de reaccionar a tiempo.

Por mucho que fuera una Reina del Filo, seguía sin ser capaz de reaccionar a tiempo ante el ataque del ser más veloz de esta época.

Sigo sin estar a su altura...


"Ghyslaine, ¿sabes? Me siento un tanto arrepentido de haberte permitido ser discípula del grandísimo yo."

"..."

"Comparada con la antigua Ghyslaine a la que conocí, que se parecía más a un tigre hambriento y perdido, ahora pareces una simple gatita, como si mis enseñanzas te hubieran arrancado los colmillos. Si no hubieras perdido ese ímpetu, a día de hoy ya serías una Emperatriz del Filo."


La garganta se me secó al escucharle y tuve que tragar saliva para conseguir relajarla. Hasta yo he comprendido que no soy tan hábil como antes... pero a mis ojos, no puedo verlo como algo negativo.

Es cierto que mi habilidad con la espada se ha estancado en los últimos años, y a este ritmo nunca superaré mi actual rango de Reina del Filo; pero a cambio de ese estancamiento, he ganado algo valioso para mí, Sabiduría y Conocimiento. Esas 2 cualidades jamás las hubiera obtenido si hubiera continuado únicamente el camino de la espada.


"El gran yo no volverá a sacarle los colmillos a una fiera."


El Dios del Filo, con su gran dedicación al arte de la espada, seguramente le viera algún significado específico a esas palabras. Pero yo no.


"No entiendo qué tiene que ver eso con no entrenarla, solo puedo sentir lástima de Eris al verla."


Pude ver como la expresión de agotamiento se extendía por la cara del Dios del Filo al mismo tiempo que dejaba escapar un fuerte suspiro. Un suspiro propio de un adulto al verse obligado a explicarle las cosas a un niño de la A a la Z para que este lo comprenda.


"Escúchame bien, Ghyslaine. Si una persona siquiera simplemente superar al gran yo algún día, seguir los métodos tradicionales y racionales sería suficiente para conseguirlo.

"Yo mismo llegué a dónde me encuentro siguiendo ese patrón después de todo; aunque es obvio que para llegar a ser Dios del Filo es necesario talento y esfuerzo, pero dejemos eso de momento.

"El objetivo de esa chica es Orsted, el Dios Dragón. Hablamos de un Monstruo, un Ser más allá de la Razón, ni yo soy capaz de comprender toda su fuerza. Por eso mismo, aun siguiendo las enseñanzas del mismísimo gran yo, sería imposible vencerle."


Gull-Farion perdió la mirada durante unos instantes dejándome ver una expresión nostálgica, como si estuviera rememorando algo.

Ahora que lo recuerdo, Shishou peleó contra Orsted en una ocasión, aunque antes de haberse convertido en el Dios del Filo, cuando todavía no era más que un vanidoso Santo del Filo.

Recuerdo cómo me explicó amargado cómo aun tras perder contra él, salió vivo del encuentro sin siquiera haber perdido una sola extremidad; no comprendía cómo había pasado eso, pero su vanidad se rompió en pedazos y continuó entrenando teniendo a Orsted como su objetivo a vencer, llevándole a convertirse en Dios del Filo.

Seguramente por eso, le esté molestando que le incordie sobre este asunto; pero por el bien de Eris, no puedo permitir que se desaproveche su talento.


"Ghyslaine, deberías saber que entrenar y aprender no son la misma cosa, y más aún si tienes una meta clara en mente. Escuchar las enseñanzas de otros sin comprenderlas internamente es inútil en ese caso, ¿no es cierto?"

"... Shishou, siempre hablas de forma enrevesada y no entiendo lo que quieres decir."

"¡Ufff!"


La respuesta de Ghyslaine hizo que el Dios del Filo resoplara.

Comprendo que no soy la más lista, por eso no me importa reconocer que necesito que me lo expliquen de la A a la Z si es neceasrio.


"Bah, lo que tienes que entender es que el gran yo no será el único que adiestrará a Eris. Y por eso, necesitaba preparar cosas antes de empezar. Este tipo será el comienzo."


Diciendo esto, Shishou señaló a Auber y este asintió a modo de saludo.


"Me presento, soy el Emperador del estilo del Norte Celestial, Auber Corvette. También conocido como Espada Pavorosa."


No pude evitar hacer una mueca al sentir el intenso olor que provenía del cuerpo de ese hombre.

Es como un fuerte y ácido olor a cítricos... Perfume, seguramente...

Para los miembros de la raza feral, los olores intensos y artificiales eran increíblemente molestos debido a su gran olfato.


"¿Qué motivo trae a un practicante del estilo Nórdico Celestial a la Tierra Santa de la Espada?"

"Dios del Filo-sama solicitó mi presencia para que entrenara a uno de sus discípulos, o eso indicó en su carta."


Sus palabras no tenían sentido en mi cabeza y seguramente se mostrara en mi cara, necesitaba respuestas y me dirigí a la persona que le había hecho venir.


"¿Por qué el estilo Nórdico Celestial? Si Eris no es está hecha para utilizar un estilo basado en triquiñuelas."

"Porque el Dios Dragón sí lo utiliza."


Me quedé pensativa por unos segundos al escuchar su respuesta.

... ¿Qué el Dios Dragón utiliza el estilo Nórdico Celestial? Es la primera vez que lo escucho... Pero si el de verdad lo usa, el Dios Nórdico sería en realidad el 2º mejor combatiente de ese estilo...


"... ¿Pero qué clase de persona es ese tal Dios Dragón?"

"Ni idea... Pero básicamente, ese tipo ha asimilado todos los estilos en su técnica; tanto Filo, como Cauce y Nórdico; todos. Seguramente su idea es que si los conoce, puede defenderse de cualquier ataque; pero básicamente significa, que si tú no conoces todos los estilos, no serás capaz de estar a su altura."


Toda duda que pudiera mostrarse en mi cara desapareció al instante.

Claro... de siempre ha sido lógico aprender cómo pelea el adversario para vencerle.


"Ya veo... en ese caso, ¿pretendes que en el futuro venga alguien del Cauce Celestial?"

"Sí. Llegado el momento, el gran yo solicitará la presencia de un usuario de ese estilo."

"Comprendo."


Comprendiendo los motivos para el entrenamiento, y sabiendo ahora que no estaba ridiculizando a Eris, no pude evitar alegrarme al ver como, Shishou de verdad iba a adiestrar a Eris como era debido. Hasta mi cola comenzó a agitarse en un acto reflejo propio de la raza feral.


"En ese caso, Emperador del Norte-dono, siento mi actitud hasta ahora y espero que tenga una buena estancia en la Tierra Santa de la Espada."


Habiendo comprendido la situación y eliminado todas mis dudas, me levanté para darle la bienvenida correctamente al Emperador del Norte que había venido a entrenar a Eris.

Coloque una rodilla en el suelo e hice la reverencia propia del estilo del Filo Celestial.


"Umu, Reina del Filo-dono, gracias por su hospitalidad."


Auber volvió una vez más a colocar la mano en su pecho para hacer una leve reverencia a modo de saludo.


Y así fue cómo el entrenamiento de Eris volvió a comenzar una vez más; y un año después de estos eventos, consiguió alcanzar el título de Santa del Norte.


Fin del Volumen 10


Notas del traductor y Referencias[edit]

  1. Disfunción Eréctil.
  2. Onomatopeya japonesa para describir a una persona masticando.
  3. Cecina/Carne Seca.
  4. Utopía: es un término filosófico usado para describir algo inalcanzable, por lo general orientado a política, pero usado también para describir sitios increíbles como sería el Edén cristiano. Más Información
  5. Dafaq: Slang de Internet utilizado para resumir frases como What the Hell, What the Fuck (Pero qué demonios...) que indican sorpresa ante algo inesperado. Pursena utiliza la expresión japonesa Fakku (Fuck/Joder), pero en español no se utiliza esa expresión para sorpresa, de ahí al cambio.
  6. Mujer Fatal: Estereotipo de mujer, principalmente en ficción basado en el sex appeal y el encanto para conseguir sus metas. Para Más Información
  7. Ufun~: En Japón, este sonido está enlazado con la sensualidad y la sexualidad, siendo casi icónico entre mujeres sexys cuando intentan seducir.
  8. Death Flag/Bandera de Muerte: Indicador en juegos y series en las que por lo general, tras ocurrir, el personaje va a morir (como cuando un personaje callado dice que se va a casar o que se va a jubilar la semana que viene.
  9. Buena reflexión.
  10. Referencia a la protagonista de Sailor Moon. Más Información
  11. Otaku: Termino japonés para referirse a personas con una enorme pasión por el manga y el anime, similar a los términos nerd y friki. Debido a algunos comentarios en varios medios, el término ha evolucionado mucho desde sus orígenes hasta ser casi un insulto. Más Información
  12. Hárem Inverso: Termino usado para referirse a series de anime/manga en las que la protagonista femenina se ve rodeada de chicos que se sienten atraídos por ella. También se usa para referirse literalmente a un grupo poliamoroso con una mujer y varios hombres.
  13. -Dono: Sufijo japonés para representar respeto, por lo general cuando se entiende que la conversación trata sobre nobles, pero sin realzar si se está hablando a un superior o no.
  14. Lo ha puesto Google Translator y me ha hecho demasiada gracia para no ponerlo.
  15. Literalmente. Recordemos que Zanoba le arrancó la cabeza a su esposa en la noche de bodas.
  16. Elinalise.
  17. Umu: Frase arcaica japonesa que significa afirmación o confirmación. Zanoba y BadiGadi la utilizan a menudo.
  18. Chavinismo: Término acuñado para definir un patriotismo que dicta que la propia patria es superior al resto, expresión utilizada para manipular a los habitantes de las distintas naciones. Igualmente, el término se ha ido acuñando (en inglés) para definir la idea de superioridad de los hombres sobre las mujeres. Más Información (Patriotismo) Más Información (Superioridad Masculina) (ENG)
  19. Celebrity: Celebridad, famoso, rico... Pensad en deportistas, actores y cantantes famosos.
  20. Señor Feudal: Antiguamente, el dueño de las tierras que cedía control de las mismas a distintos vasallos para que las cultivaran y trabajaran a cambio de un porcentaje de la cosecha o ganancias. Para Más Información
  21. Esa sería la típica casa (no apartamento) japonesa con una mezcla de entorno actual y tradicional, situada en una zona residencial en la ciudad.
  22. Lo dice como si estuviera rellenando un formulario de registro online.
  23. Señal japonesa utilizada para representar a una persona pelota/interesada.
  24. Referencia a un estilo de película de medio sobre fantasmas y maldiciones en los que a menudo aparecen muñecas poseídas.
  25. Zanoba es muy resistente a ataques físicos, pero no tanto a ataques mágicos. Algo así como que posee la habilidad Resistencia a Ataques Físicos o Reducción al Daño físico bastante comunes en videojuegos.
  26. Aproximadamente 40 metros cuadrados.
  27. Vestimenta casi icónica en anime (ecchi/hentai) en la que una de las fantasías de todo hombre es ver a su pareja vestida únicamente con un delantal. También se puede aplicar a hombres.
  28. Death Flag / Bandera de Muerte: En anime y manga, es normal que algunos personajes que digan o hagan acciones concretas (decir que se van a casar al día siguiente, o que se jubilan esa semana...) acaben muriendo poco después. Esto se conoce en Japón como Death Flag o Tentar el Destino en otros medios.
  29. 12 metros cuadrados aproximadamente.
  30. La cantidad de referencias a escenas típicas de películas policiales, del oeste, o casi cualquier película de los 90's, e incluso los Death Flags de series de anime es aterradora en estos últimos párrafos...
  31. Referencia a la fantasía que tuvo cuando Ariel consiguió sacarle a Sylphy que quería casarse con Ludeus.
  32. Search and Destroy: Técnica usada durante la guerra de Vietnam en la que se situaban fuerzas en terreno enemigo para que acabaran con cualquier unidad que encontraran, para después huir en algo similar a tácticas de guerrilla.
  33. Legañas: Secreción reseca del ojo que aparece al despertar del sueño.
  34. Ludeus está comprobando todos los puntos ciegos propios de películas de miedo en los que la gente a menudo olvida mirar para comprobar si hay o no algo.
  35. Tankear: Expresión en juegos online para referirse a un personaje dedicado a recibir y soportar daño enemigo para que el resto del equipo pueda atacar.
  36. Paranoia/Trastorno Delirante/Psicosis Paranoica: El término paranoia ha cambiado con los años, el uso más extendido era para describir un sentimiento de persecución o de peligro en casi cualquier momento; aunque en psiquiatría, hay distintos usos (sentirte amado por otra persona, sentirte bendecido por un ser superior o divino o poseedor de alguna bendición o habilidad especial [No esperaba encontrar a los Chuunibiyou aquí], sentir que tu pareja te es infiel, que alguien está acechándote a ti o a un amigo)
  37. Expresión usada por griegos y romanos para expresar que alguien se está adentrando al inframundo. Aunque lo cierto es que averno era el nombre de un cráter volcánico en Cumas. Para Más Información
  38. Hemos usado el mismo que usaron en el volumen 07 (NL), aunque es posible que sean ligeramente distintos.
  39. Imagen Ejemplo
  40. Si existe un fetiche en japón, son los robots sirvienta con cuerpo femenino...
  41. No sé hasta qué punto es cierto esto, pero así estaba en inglés y en japonés.
  42. Dorama/Drama: Palabra japonesa para referirse a series con actores, generalmente de comedias románticas, dirigidas para un público femenino.
  43. Zona que aparece mencionada en el volumen 07 (LN) cercana a Basherant.
  44. Onomatopeta japonesa para mostrar cierto hartazgo o cansancio cuando ves algo que no te gusta. Por lo general es más usado por mujeres.
  45. Está hablando como si fuera un viejo verde, así que algunas expresiones son difíciles de adaptar correctamente.
  46. Evento un tanto cliché, en el que una chica algo mayor busca pretendientes, por lo general en bodas y eventos sociales.
  47. Referencia a la serie Kyojin no Hoshi (La Estrella de los Gigantes), antiguo manga/anime de baseball. Más Información Vídeo Ejemplo
  48. Aquí hay una referencia a un meme japonés que seguramente dependa de la frase de un primer ministro japonés, aunque es difícil rastrear el meme en sí. El meme original decía: ¡No te preocupes por los detalles! Imagen ejemplo
  49. Referencia al Entrenamiento Secreto en el volumen 04, en el que más cerca estuvo Ludy de morir.
  50. Se refiere a que le pongan una denuncia por derechos de autor.
  51. Lo dice no solo porque es una rata afortunada, sino porque es una rata gris (Greyrat).
  52. Okaa-san/madre (dicho bastante formal). Se puede usar para referirse tanto a su propia madre, como a la madre de tu esposo (Zenith).
  53. 女子力/Girl Power: Expresión japonesa para referirse a la capacidad de una persona para realizar habilidades consideradas como femeninas en Japón (Ropa, elegancia, cocina, casa, niños...); aunque hoy por hoy, es casi más un meme que otra cosa.
  54. Ore-sama: forma increíblemente chulesca de referirse a uno mismo. Forma en la que el Dios del Filo habla con sus discípulos cuando les está enseñando.
  55. Está hablando como si fuera un delincuente y/o yakuza.
  56. Existen muchos estilos en la orfebrería japonesa, pero he visto en muchos casos referencias a piezas artesanales con un aspecto nada uniforme que casi parecen haber sido un fracaso, pero que en realidad son consideradas como obras de arte que siguen técnicas ancestrales. Imagen Ejemplo
  57. Refiriéndose a su conversación de antes sobre la dignidad y el Gran Yo.
  58. Es una frase casi típica, que no sé exactamente de donde sale, pero que es mencionada en todas las series de comedia romántica en la primera noche con su pareja.
  59. ケロリン/Kerorin: Parece ser que en los distintos baños públicos en casi todo Japón comparten este símbolo. El origen del mismo se debe a que la empresa Naigai Yakuhin Company decidió cargar con la mitad del coste de estos taburetes a cambio de poder hacer publicidad de sus productos.
  60. Imagen Ejemplo
  61. スケベ椅子/Sillas perversas: Son taburetes para el baño que originalmente se utilizaron en centros para mayores para facilitar lavar a los pacientes. El problema es que, hoy por hoy, se encuentran más a menudo en Love Hotels y Soaplands (Establecimientos donde chicas en bikini te ayudan a bañarte que a menudo vienen acompañadas de final feliz).
  62. Hemos intentado adaptar un juego de palabras japonés en el que el Baño es un Infierno se lee casi idénticamente a la Guerra es un infierno. Básicamente, en lugar de campo de batalla, hemos usado baño de batalla.
  63. En el volumen 01, pensó en usar a Sylphy como chico guapo y mono que atrajera mujeres y de paso él pareciera más atractivo por ir acompañando a un chico guapo.
  64. Referencia a Doraemon.
  65. El famoso Ohimedakko: Coger a una persona (por lo general una mujer) llevándola en brazos mientras ella se abraza a tu cuello. En occidente el esposo suele llevar hasta el dormitorio a la esposa en la noche de bodas de esta misma forma (y seguro que ha habido más de un accidente por ello... xD). Imagen Ejemplo
  66. Referencia a una expresión para referirse al curso iniciado más básico en una materia.
  67. Referencia a que ha alcanzado la iluminación y está libre de deseos terrenales.
  68. Referencia al padre de Arwen un personaje del Señor de los Anillos.
  69. Juegos de palabras con palabras que suenan similar en inglés.
  70. Referencia a un evento ocurrido en China durante la dinastía Qin, en la que Zao Ghao, intentando montar un golpe de estado, llevó un ciervo ante el emperador y lo llamó caballo delante de los asistentes; los generales que dijeron que se trataba de un caballo mostraron su fidelidad, y los que afirmaron que se trataba de un ciervo, fueron asesinados.
  71. Referencia al más allá o al mundo de Hitogami.
  72. Elinalise va peinada con el famoso pelo taladro que en varios animes a menudo llevan personas de alto estatus social o directamente franceses... Para Más Información 1 (ENG)Para Más Información 2 (ENG)
  73. Tengo problemas con esta palabra, puesto que en España, lo que se conoce como patatas fritas son las tiras relativamente gruesas de patatas; y en el texto están haciendo especial mención a las patatas de bolsa que son rodajas finas. Si a alguien se le ocurre un término, que nos lo haga llegar.
  74. Karaage: Receta japonesa de pollo marinado en salsa de soja y jengibre, que después es empanado.
  75. Esto lo dice en inglés, que sería algo así decir de forma informal: eso no se hace.
  76. Me encanta Zanoba, es el minion que todos deberíamos tener algún día...
  77. Dice baa-chan, pero para facilitar la comprensión de un momento importante, hemos preferido dejarlo de esta forma en esta ocasión.
  78. En el Gran Bosque habitan todas las razas ferales, y además otras razas humanoides como los orejas puntiagudas (elfos), mineros del carbón (enanos) y los cuerpo de niño(hobbits).
  79. Mano izquierda: eufemismo a menudo usado para referirse a ser sutil y disimulado en conversaciones y trato con la gente.
  80. Ofuro/Furo: Palabra con la que se define el estilo de baño japonés que utiliza una bañera amplia que suele llenarse de agua caliente. El proceso de uso del mismo es ducharse fuera de la bañera, quitarse el jabón, y usar el agua caliente de la bañera para relajarse posteriormente. Para Más Información
  81. Referencia a Doraemon, en concreto, al personaje de Shizuka Minamoto que a menudo aparece bañándose en la serie. Para Más Información
  82. Hime-sama/Princesa: Forma de referirse a una princesa por parte de sus súbditos.
  83. Lap Pillow/Almohada Regazo. Se aceptan sugerencias... xD.
  84. Obaa-chan/abuela: forma respetuosa pero amena de referirse a una abuela.
  85. Referencia a bastantes series con personajes estilo samurais o directamente samurais de la época en la que para practicar, usaban su katana, pero con el borde no afilado de la misma.
  86. Ikemen/Chico Guapo: Es un término que suele usarse para referirse a hombres o jóvenes atractivos pero con muchas cualidades, y no solo por ser atractivos (en lo que se diferencia principalmente de los Bishounen). Aunque a menudo, varias personas (por lo general hombres) para hablar con mucha ironía de los mismos, como es el caso.
  87. 腕落とし/Ude Otoshi/Caída del Brazo.
  88. Los sufijos japoneses que indican respeto, también indican al mismo tiempo algo de distanciamiento hacia esa persona, (san/sama/senpai...)
  89. Oyako-donburi: plato japonés que combina pollo frito mezclado con huevo y arroz; lo que le ha llevado a convertirlo en un slang para una relación entre un hombre con una mujer y su hija (sea o no incesto).
  90. Referencia a darse de comer mutuamente (nada guarro), acto que se ha convertido casi en un fetiche japonés. Para Más Información (ENG)
  91. Es el inverso a los Mikos, al menos según la cultura popular en Mushoku Tensei. Según Hitogami, un Niño Bendito (Miko) es idéntico a un Niño Maldito (Noroiko), salvo en que la habilidad obtenida es positiva o negativa.
  92. Bento/Obento (La o se añade para indicar respeto): Comida casera que se transporta en pequeñas cajas para tomar a la hora de comer en el colegio o en el trabajo.
  93. En Japón, se considera un sonido sexy... Creo que fue originado por un anuncio o programa de televisión. Imagen Ejemplo
  94. Cecina/Carne Seca.
  95. Referencias oscuras a animes y series más antiguas en las que se enlazaba por lo general a las chicas del club de atletismo con mujeres bastante masculinas y por lo tanto con un bajo Girl Power, como lo llaman en Japón de broma.
  96. Dere: Expresión japonesa para referirse a una actitud cariñosa en una persona; se utiliza a menudo combinado con otras expresiones para crear estilos de personaje (Tsundere, Yandere, Kuudere...) que alteran entre cariño y algo más.
  97. Bufo/Buff/Bonificación: bufo es una palabra usado en la comunidad gamer para referirse a estados positivos que se le pueden aplicar a compañeros para facilitarles desempeñar sus funciones en combate. Ejemplos: Escudos, Aumento de Daño, Velocidad o Esquiva, Curación en el tiempo...
  98. Debufo/Debuff/Penalizador: Debufo es una palabra usado en la comunidad gamer para referirse a estados negativos que se le pueden hacer sufrir a un enemigo para facilitar acabar con él. Ejemplos: Veneno, Silencio, Mute, Disminuir su defensa, aumentar el daño que reciben...
  99. Hikkikomori: Término japones para referirse a reclusos que se aislan en sus casas e incluso habitaciones para aislarse de la sociedad, a menudo por hechos traumáticos en su infancia/adolescencia.
  100. NEET/nini/Persona que ni estudia ni trabaja: Término inglés usado para referirse a personas (por lo general jóvenes) que no se encuentran trabajando en un empleo ni preparándose para el mercado laboral.
  101. Sakura/Flor de Cerezo: es uno de los símbolos japoneses más conocidos, son flores de un color rosa pálido.
  102. Dokyun: Término raro y difícil de explicar. Su origen está en foros 2channel, donde se usaba para describir a personas estúpidas, con ideas retrógadas, egoistas, egocéntricos y superficiales (más o menos). Se ha usado para cosas tan variadas como: parejas agresoras, empresas explotadoras, gente que hace tonterías en directo... Es bastante subjetivo. Para Más Información (ENG)
  103. Riaju: Término despectivo usado por otakus principalmente para referirse a gente con vida social y gran cantidad de amigos, un buen trabajo y un futuro asegurado. El término hace referencia a esas personas del mundo real que tienen una buena vida. Para Más Información (ENG)
  104. Rokumaren/六魔連/6 Personas Magas: Pensé que los 6 hechiceros sonaría mejor.
  105. Supuesta referencia a la serie Sakigake!! Otokojuku, en la que en un instituto se reunen los distintos estudiantes problemáticos (solo hombres) para enseñarles a convertirse en personas de provecho de una forma bastante agresiva, y en la que se celebra el Festival Cultural (愕怨祭, escrito con kanjis que significan terror y odio). Para Más Información (ENG)
  106. Banchou: Líder de delincuentes por lo general de un instituto.
  107. Para los despistados, Puerto Este es el puerto que se encuentra en el continente central que comunica con el continente Milis.
  108. Paul se refiere a la Universidad como escuela, puesto que es el nombre común para los centros educativos, pero como la Universidad de Ranoa es la mayor escuela de magia, alcanzó el nivel de universidad para resaltar su importancia.
  109. Recordemos que las fechas principales para celebrar cumpleaños en este mundo son los 5, 10 y 15 años. Y que cuando una persona cumple los 15, es considerada un adulto.
  110. Cuanto más anchas son las caderas de una mujer, más fáciles son sus partos. Aunque casi me preocupa que Ludeus sepa esto... pero es un pervertido, así que mejor no pregunto.
  111. Hemos usado escuela siguiendo el vocabulario de Dragones y Mazmorras (D&D), que básicamente hace referencia al conjunto de magias relacionadas con un campo en concreto (en este caso los elementos).
  112. Magia Combinada: Hechizos/Efectos mágicos que requieren utilizar 2 escuelas o una detrás de otra, o al mismo tiempo. Por ejemplo, para conseguir vapor es necesario combinar hechizos de Agua y de Fuego; para conseguir barro, Agua y Tierra. Además, hay que tener en cuenta que sin conjurar los hechizos en silencio, combinar 2 hechizos individuales se complica bastante debido a que debes enlazar efectos usando los encantamientos en un orden y ritmo precisos o utilizando encantamientos más complejos que mezclan automáticamente los elementos.
  113. Baa-chan/abuelita/abuela de forma muy cariñosa. Se corrige a sí misma cuando está a punto de referirse a Elinalise como su abuela.
  114. Lenguaje no verbal: Forma de expresión que utiliza gestos o actitudes en solitario o añadidos a una conversación para transmitir información adicional. Ejemplos: Tener prisa, interés o falta del mismo, desconfianza... Para Más Información
  115. Imitando la recepción de un mensaje de chat, en este caso, de Whatsapp o Telegram.
  116. Tatami: plancha de madera entrelazada que utilizan los japoneses para orientarse en medidas para habitaciones. Por lo general un tatami es de un metro de ancho por 1,5 - 2 de largo.
  117. Ohimesama dakko: Es casi que la fantasía erótica de toda personaje de anime, que su novio la lleve de esa forma. Lo más gracioso es que el traductor inglés se pensaba que le había hecho una llave de lucha libre.
  118. Referencia a un evento de la Biblia en el que Moises dividió el mar Muerto para permitir que los judíos escaparan de Egipto.
  119. Banchou: líder de los delincuentes en un instituto o escuela.
  120. Retirada estratégica: "Es como correr (huir), pero con valor"... qué bueno... xD Vídeo Ejemplo
  121. Referencia a una serie de videojuegos con el título de Bioshock, en especial, a los Big Daddies, hombres fundidos en el interior de un traje de buzo gigante que protegen a unas niñas pequeñas que van recogiendo ADAM de cadáveres.
  122. Punto de No Retorno: término usado en varios ámbitos para representar un punto en un proceso a partir del cual el resultado es inevitable, incluso antes de producirse.
  123. Manjushri: Bodhisattva, discípulo de Buda que ha alcanzado la iluminación y la comparte con otros. Está simbolizado por una persona en la posición del loto con un libro y una espada, representando que para alcanzar la iluminación es necesario eliminar los prejuicios y analizar la vida desde todos los ángulos.
  124. HdP/Hijo de Puta.
  125. Bloqueo de IP: Por lo general usado para bloquear el acceso a una cuenta online debido a errores continuados de acceso con contraseña, para evitar que nadie intente robar cuentas probando contraseñas al azar hasta acertar (fuerza bruta).
  126. GM/Game Master: Persona encargada del correcto funcionamiento del juego desde dentro, actuando como un personaje normal hasta que surgen problemas y que posee derechos de administrador para alterar el contenido o efectos del juego (expulsar jugadores, crear equipo, alterar personajes...)
  127. Circuitos electrónicos: Tablas por lo general verdes o azuladas que se usan en electrónica para diseñar sistemas electrónicos (tarjetas gráficas, de sonido, placas base...), en el que junto a los distintos cableados se incluyen chips y otros elementos (resistencias, condensadores, diodos...) para conseguir que la placa reaccione a distintas situaciones o estados para obtener resultados concretos.
  128. Usan términos un tanto vagos pero concretos, así que he intentado que quede realista.
  129. Referencia algo oscura a Dragon Ball Z, no estoy seguro de si a la OVA de Brolly o cuando Goku se transformó en super guerrero/saiyajin. Pero básicamente, con vegetales se refiere a los nombres de los Saiyajin (Vegeta(les), Kakarot(zanahoria), Raditz (Rábano)...)
  130. Elinalise va a acabar creando el término GILF (Grandma I'd Like F**king).
  131. Grandes palabras.
  132. Sake: Alcohol japonés producido a través de una infusión de arroz; aunque concretamente en Japón, lo usan para referirse a cualquier bebida alcohólica.Para Más Información
  133. Parece ser una canción romántica que suelen cantar algunos borrachos en Japón... xD Vídeo Ejemplo
  134. Vídeo Ejemplo
  135. Goukon/Konpa: Fiesta multitudinaria de estudiantes en Japón, por lo general para entrar a formar parte de algún círculo o club universitario. Diría que es un evento casi obligatorio en novelas/animes. Para Más Información (ENG)
  136. Recordemos que son conocidos como Cuerpo de Niño en este mundo.
  137. Ice Climber: Juego de super nintendo/Famicon en el que se debía escalar por una montaña, y en el que los personajes iban vestidos como esquimales, uno de azul y el otro de rosa. Para Más Información
  138. Konaki-jiji: Demonio japonés a veces visto como un anciano y otras como un niño abandonado en el camino, que cuando es recogido se agarra a la persona que lo salva, convirtiéndose en una dura carga. Para Más Información (ENG)
  139. Recordamos que para Ruijerd, las personas están divididas en 2 rangos principales: Niños y Guerreros. Los Guerreros protegen a los niños y los Niños aprenden a convertirse en Guerreros.
  140. Lolicon/Pedófilo: Que se excita sexualmente con niños (deben ser menores de 12 años para ser catalogado de esta forma), aunque no implica que haya realizado abusos sexuales de ningún tipo, en ese caso, sería llamado Pederasta (lleva a confusión). El término lolicon concretamente se usa para hombres pedófilos que se sienten atraídos por niñas pequeñas. Shotacon es para mujeres pedófilas que se sienten atraídos por niños pequeños.
  141. En el volumen 06, era uno de los caminos posibles para dirigirse a Fedora, pero optaron seguir el Camino de la Seda que conducía a Shirone.
  142. Recordemos que en el volumen 04, Roxy se llevó un susto de muerte al ver a Ruijerd mientras Ludeus aprendía a manejar su ojo místico.
  143. AISHA FOR PRESIDENT!
  144. La gracia de esta escena, es que se trataba de un evento clarísimo de pillar a Norn cambiándose de ropa.
  145. En novelas visuales, algunas escenas son dibujadas a parte para representar un momento especialmente intenso o importante.
  146. Cabo: Punta de tierra que se adentra en el mar. Similar a una península, pero más pequeño y por lo general afilado.
  147. Kata: Secuencia de movimientos y golpes a realizar en solitario para el entrenamiento de artes marciales, puede incluir golpes, pasos y fintas; y ayuda a aprender por repetición movimientos complejos y ayudar al cuerpo a saber cómo moverse para seguirlos. Más Información
  148. Mushin: Palabra japonesa para referirse a un estado de concentración extrema en el que entran los luchadores de artes marciales en los que evitan pensar y se centran en reaccionar y pelear. Más Información)
  149. Y por esto me encanta Eris...
  150. Campo de Acción: Zona que rodea a un combatiente y que comprende el área en el que este puede alcanzar con sus ataques de forma efectiva. Depende en gran medida del tipo de arma que utilice (lanzas > dagas/manos).
  151. Las katanas solo tienen afiladas una de sus 2 hojas, siendo la otra más gruesa para darle firmeza al arma, al contrario que las espadas occidentales en las que ambas hojas son afiladas.
  152. Mad Dog/Perro Rabioso: El título de aventurera que le dieron a Eris en el continente demoniaco.
  153. Dios del Filo se refiere a sí mismo como Ore-sama, que es una forma increíblemente egocéntrica de hablar de uno mismo. Otro personaje que habla de esta forma es Black Star de Soul Eater. Vídeo Ejemplo
Ir al Volumen Anterior Volver a la Página Principal Ir al Volumen Siguiente