Mushoku Tensei Spanish:Volume 12

From Baka-Tsuki
Jump to: navigation, search

Volumen 12 - Adolescencia - Época en el Laberinto de la Teletransportación

Mushoku14 01.jpg

Esta traducción ha sido realizada a partir de la versión inglesa encontrada en Baka-Tsuki.

Traducido por Sergiocamjur (talk) 12:47, 17 December 2015 (UTC)

Editado por Sergio Campos.

Contents

Capítulo 118 - Confirmando la Situación[edit]

1ª Parte[edit]

Roxy está en apuros.


Tras escuchar esas palabras, noté un impulso incontrolable que casi me hizo correr hacia el Laberinto de inmediato, pero luego recordé que el lugar en cuestión es un laberinto de rango S conocido como Laberinto de la Teletransportación.

Por suerte para nosotros, el libro Memorias de la Investigación sobre el Laberinto de la Teletransportación que traje conmigo describe a la perfección una exploración de ese lugar, por no hablar de que llevo casi 2 años investigando el fenómeno de la teletransportación y algo sobre círculos mágicos que aplican este efecto.

Tomándote tu tiempo para analizar cada círculo mágico que encuentre en el Laberinto siguiendo las pautas del libro, no me cabe duda de que podremos llegar hasta lo más profundo de ese sitio. Pero antes de eso, lo más importante es organizar la situación antes; por mucho que Roxy y Zenith se puedan encontrar en una contrarreloj en la que llegar 1 segundo antes puede significar la diferencia entre que vivan o mueran...

Y justamente por eso, no puedo permitirme ser impaciente.

Porque aunque queramos hacer lo imposible por salvarlas, debemos asegurarnos de que podremos hacerlo, y en mi inquieto estado actual sería fácil que no me diera cuenta de algún detalle que pueda significar cometer más errores en un lugar tan peligroso como ese... Errores que podían significar tardar 1 segundo, 1 hora, 1 día o incluso más de lo necesario para ir a rescatarlas.

Así que debemos ir con cautela, o como dice el dicho, Vísteme despacio, que tengo prisa... no podemos permitirnos errores, porque un fracaso es lo que seguramente implique ese lamento del que me avisó Hitogami. Si por cualquier fallo por mi parte no pudiéramos rescatar a Roxy o a Zenith, no me lo perdonaría en la vida.


"Papá, este es el libro que traje sobre el Laberinto de la Teletransportación. Supuestamente son unas memorias de unos aventureros que llegaron bastante lejos."


Lo primero fue hacerle entrega del libro que traje conmigo.

Se trataba del libro que me recomendó Sylphy hace años, cuando todavía pensaba que era Fitts-senpai. Es un libro en el que se incluyen dibujos de los círculos de magia de teletransporte en detalle, por mucho que sean considerados herejía, haciéndolo diferente al resto de libros al respecto solo por eso.

No sé bien qué habrá permitido a este libro escapar de la censura que había de temas prohibidos en la Universidad de Magia, quizás haya sido suerte, o quizás porque es un relato de un aventurero sin importancia... aunque es posible que el motivo fuera que consideraran el libro ficción.

Al ser el Laberinto de la Teletransportación uno que todavía no ha sido conquistado, aumenta la probabilidad de que este libro sea ficción... aunque personalmente lo dudo; los dibujos se parecen mucho a un círculo mágico de verdad como el de Orsted que hemos usado para llegar a este continente. También hay que tener en cuenta que en todos los años que he estado investigando la teletransportación, este libro ha resultado ser el más detallado y completo al respecto, por lo que no hay duda de que lo que se explica en el libro es totalmente cierto.

Aunque una opción posible... es que se esté refiriendo a otro Laberinto de la Teletransportación... Porque no se puede rechazar la posibilidad de que exista otro Laberinto de estas características. Si así fuera, por mucho que el contenido sea realista, la información sobre lo que encontraremos en el interior no nos ayudaría para nada.


"Si lo que relata este libro es sobre este mismo Laberinto, estoy seguro de que podrá sernos de utilidad a la hora de explorarlo."


Tras escucharme, Paul y su grupo me observaron con los ojos como platos.


"Dime, Ludy... Cómo... ¿Cómo te hiciste con ese libro?"

"Pensé que podría ser de ayuda y decidí pedirlo prestado de la biblioteca de la Universidad de Magia."

"Ya veo..."


De momento decido mantenerme callado sobre el círculo mágico de teletransporte que utilizamos para llegar hasta aquí; prefiero que no se centren en nada más que asegurarse de que este libro habla sobre este Laberinto.


"Por favor, aseguraos de que el libro es sobre este Laberinto, si lo fuera, las notas al respecto podremos usarlas para explorarlo con más facilidad."


Le entregué el libro a Paul y este le echo un vistazo a la portada del mismo durante unos segundos, antes de entregárselo a Gisu, que se encontraba a su lado. El hombre-mono se quedó algo confundido con este gesto.


"Entonces, ¿me toca leerlo a mí?"

"... Por favor, hazlo."


Al igual que Gisu, no comprendía bien por qué le había tocado a él encargarse del libro, pero viendo como todos los demás respetaban esta decisión de Paul, decidí mantenerme en silencio.

Supongo que en el grupo de Paul, Gisu es el que se encarga de estas cosas. Recuerdo que el cara mono me habló de que sabía hacer de todo menos pelear, y por eso era su trabajo por ejemplo mapear el terreno, organizar la información, encargarse de las provisiones...


"En ese caso, papá, mientras Gisu lo va leyendo, ve contándome todo lo que sepas del Laberinto."


Quería ir directo al grano para obtener tanta información como fuera posible en el menor tiempo posible, ya que habiéndolo leído antes, podría acelerar el proceso de confirmar el contenido del libro y de paso ponerme al día.


"Claro, sin problema."


Y Paul se puso a explicarme en detalle información sobre el Laberinto. Los monstruos que lo habitaban y sus características; lo que han avanzado y los niveles que estiman posee el Laberinto; la estructura interna del mismo y los distintos círculos mágicos que han ido encontrando...


Para empezar, hay 5 tipos distinto de monstruo en el interior del Laberinto, o al menos, esos son los monstruos que han encontrado hasta el tercer piso, que es el más profundo al que han llegado, por lo que podría haber más.

Tarántula Deathlord, también conocida como Araña de la Fiebre Escarlata (Rango B). Se trata de una araña venenosa gigante que por mucho que le llamen tarántula, escupe tela de araña; me comentó que su veneno se puede curar con magia Restituyente.

Iron Crawler, u Oruga Metálica (Rango B). Un gusano del tamaño de un tanque, resistente al daño y poderoso.

Mad Skull, o Calavera Demente (Rango A). Monstruo hecho a partir de una calavera humanoide que se envuelve en barro completamente, lo que le permite adquirir un tamaño y resistencia considerables; su mayor punto fuerte es su inteligencia y su capacidad para comandar otros monstruos. Su punto débil es la calavera.

Armored Warrior, o Armadura Animada (Rango A). Armadura oxidada con 4 brazos en los que lleva espadas muy afiladas.

'Little Devil, o Diablillo (Rango A). Monstruo humanoide con extremidades alargadas y garras afiladas que se mueve trepando por las paredes y el techo para hacer emboscadas.


Un detalle que me interesa en gran medida es el número total de pisos que puede tener el Laberinto, pero Paul no sabe responderme con seguridad a esta pregunta. Lo único que puede decirme es que, según rumores, debería tener únicamente 6 o 7 plantas, pero ninguno de los que ha regresado con vida ha encontrado jamás al Guardián del Laberinto.

En el libro que traje sobre círculos mágicos, no terminaron de explorar por completo la primera planta, pero lo que sí dice con certeza es que en esa planta los monstruos más comunes son las Tarántulas, debido a la cantidad de nidos que se esconden tras los teletransportes aleatorios del mismo.

En la 2ª planta, los monstruos más comunes son los gusanos junto a las arañas; y en la 3ª planta también, aunque comandados por los Mad Skulls; a partir de aquí no tienen pruebas, pero por lo que han oído, los gusanos y las arañas desaparecen en la 4ª planta, dejando solo a los Mad Skulls y Armored Warriors; y en la 5ª también desaparecen los Mad Skulls y solo hay Armored Warriors y Little Devils. Y finalmente en la 6ª, únicamente Little Devils.

El libro no menciona ninguna otra planta, pero no podemos saber a ciencia cierta si no habrá más y algún monstruo adicional a estos.


Volviendo a las explicaciones de Paul, resulta que las 3 primeras plantas tienen una estructura similar a un Hormiguero, un túnel con muchas curvas y bifurcaciones que acaben en callejones sin salida y habitaciones entre los distintos puntos del túnel. Y esas habitaciones tienen siempre varios círculos mágicos situados en ellas.

El libro describe que a partir de la 4ª planta, la estructura del Laberinto pasa a ser la de unas ruinas de piedra, pero Paul y su grupo todavía no han llegado a ese nivel y no pueden confirmarlo. La información que poseen se resume en información detallada hasta la 2ª planta y general de la 3ª, obtenida de su propia experiencia y de información obtenida de otros aventureros.

Me dibujan y describen por encima los círculos mágicos, y por lo que me comenta, son surcos en el suelo que emiten un brillo azulado. Al ver el dibujo, estoy casi seguro de que son los mismos círculos mágicos que he visto hasta la fecha.

Viendo que todo lo que me comentan y que he leído del libro encaja a la perfección, da la impresión de que el libro realmente se refiere a este Laberinto.


"Esto... ¡Es increíble...! ¡¡Jajaja!! ¡Sabía que podía confiar en senpai! Lo que trajiste... ¡Este libro es fantástico!"


Poco después de que Paul terminara su explicación, Gisu cerró el libro entre gritos de jubilo, como si hubiera terminado de ojear el libro.

Vaya, lee bastante rápido, aunque lo mismo se ha centrado en los detalles que conocían.

Al ver a Gisu tan animado, Paul le observó enarcando una ceja.


"Eh, Gisu... De verdad... ¿es para ponerse así?"

"Sí, Paul, esta pequeñín es increíble. Si la mitad de lo que pone aquí es cierto, llegar hasta la 6ª planta será pan comido."


Gisu, sonriendo de oreja a oreja le pasó el libro a Talhand, que comenzó a leer el libro mientras Gisu continuaba su explicación para el resto de personas presentes, dejando claro lo animado que se encontraba.


"Todo lo que nos costaba entender está explicado en el librito, ¡TODO! Los círculos mágicos que se pueden usar, los que no, a dónde te llevará cada círculo o lo que podemos encontrar en la salida. ¡TODO!"


Parece que Gisu he llegado a la conclusión de que lo que pone el libro es real.

Por su parte, Paul mantenía su cara seria mientras le clavaba la mirada al hombre-mono hiperactivo.


"Comprendo, pero dime, ¿sabrías decirme si Roxy y Zenith están bien o lo que les ha pasado?"

"Ah... Eso... Sobre eso no dice nada."


El cambio de humor en el novato fue el equivalente de echarle un cubo de agua fría por encima.


"Gisu, entiendo tu jubilo, pero no te excedas. No podemos permitirnos más errores."


El tono apagado de Paul dejó claro que aun con el libro, comprendía la misma preocupación que sentía yo sobre mi impaciencia en rescatar a Roxy.

Debemos ser cuidadosos... si queremos tener alguna oportunidad, debemos ir con cuidado. No podemos confiarnos por mucho que este libro nos pueda ofrecer una enorme ayuda; podría significar nuestro fin y el de las personas que queremos rescatar.


"... Claro que entiendo lo que intentas decir, Paul, pero hay algo que tú tienes que entender, no solo nos ha llegado un libro, sino que además, se han unido a nosotros una combatiente de primera línea competente y un mago increíble para la retaguardia. Por mucho que debamos tomarnos esto en serio, debemos alegrarnos de los refuerzos que hemos conseguido, ¿no te parece?"


Tras sus palabras, Gisu lanzó una mirada al resto de personas presentes, en especial a Elinalise y a mí, Paul le imitó, mirándonos a ambos, hasta que sus ojos se posaron en mí.


"Ah... Supongo... supongo que tienes razón... disculpad que me pusiera así, pero no pude evitarlo."


Aun mostrándose algo apenado por haber ahogado los ánimos de la situación, las comisuras de sus labios dibujaron una sonrisa tímida, mostrando que ahora estaba menos tenso que antes.

Seguramente el propio Paul comprenda que por mucho que sea necesario estar preparados para lo que sea, es importante saber relajarse mínimamente mientras se pueda.


"Pues vale, primero leeremos detenidamente ese libro, y después decidiremos como abordar de nuevo el Laberinto."


Tras recuperar ánimos, dijo estas palabras en un tono más ameno y el ambiente en el grupo volvió a suavizarse.


2ª Parte[edit]

Tras la lectura del libro, se decidió que las personas que se adentrarían en el Laberinto seríamos los 5 siguientes.

Paul, Elinalise, Gisu, Talhand y yo.

Habíamos suplido a Vera y Shera, ya que debido a que los pasillos del Laberinto eran bastante estrechos, ir en un grupo mayor solo serviría para aumentar las posibilidades de que se comentan errores.

Pero para incluirnos correctamente en el grupo a Elinalise y a mí, era necesario cambiar la formación que habían usado hasta ahora.

Elinalise sería la Tanque del grupo, recibiendo los ataques y controlando a los monstruos.

Paul sería el ataque físico, aunque no la fuerza principal, sino de apoyo.

Mi función será la ofensiva mágica a distancia, siendo la fuerza principal del grupo desde la retaguardia con mis hechizos, al tiempo que también actuaría como mago Sanador, debido a que soy el que más maná posee.

Talhand actuaría como Tanque de apoyo y Mago de poyo, en una posición intermedia; adaptándose a cada situación.

Su trabajo no quedó demasiado definido porque aunque sea mago, su maestría reside en combinar el combate cuerpo a cuerpo con la magia, dándome a entender que se trataba de un Guerrero Mágico[1], optimizando sus hechizos para cada situación que surja.

Aun así, sus hechizos son principalmente de Utilidad[2], y es capaz de luchar desde cualquier posición en un grupo.

Me dio la impresión de que sería algo torpe con su forma física propia de los Enanos, pero resulta que es increíblemente habilidoso y avispado. Aunque ahora que lo pienso, los enanos en realidad son bastante habilidosos y diestros, ¿no?


"¡Estaré encantado de luchar a tu lado!"


Talhand me puso la mano en el hombro con un aura amena y encantadora; y no pude evitar sentir un repelús recorriendo mi espalda.

¿Por qué parece que va a querer asegurarse de protegerme la espalda muy de cerca...?


"Básicamente, Ludy, tú serás el encargado de atacar con magia durante el combate y de curarnos cuando acabe, ¿seguro que podrás hacerlo?"

"Sin problema."


Ataque y Curación... es mi primera vez en un Laberinto y no esperaba tener que encargarme de esos 2 roles a la vez, pero teniendo en cuenta que es lo que solía hacer en mi época como aventurero, y el grupo con el que voy... no solo estoy convencido de que podré, sino de que nada podrá con nosotros.


A este grupo de 4 combatientes hay que sumarle a Gisu.

Gisu como tal es inútil en combate, pero sin embargo, puede encargarse de todo lo demás y hacerlo bien. Su misión será ir haciendo y confirmando el mapa con nuestra posición, decidir los caminos a tomar, encargarse de la comida y de las provisiones, y además, será el que tenga la última palabra sobre si continuamos o regresamos según la situación.

Su función es similar a la de una torre de control que además hace trabajos varios... aunque da la impresión de que es como el Presidente del grupo. Aunque teniendo en cuenta que en un Laberinto no solo se necesita saber pelear, es imprescindible llevar a alguien así.


Lilia, Shera y Vera, son las 3 personas que no he mencionado todavía, y que tendrán como misión esperarnos fuera del Laberinto para ofrecernos apoyo en caso de que regresemos urgentemente a la ciudad.

Podría parecer que las han dejado fuera de la acción, pero por lo visto, asegurar el campamento es otra misión importante necesaria a la hora de explorar Laberintos, por si pudiéramos regresar con heridos o problemas graves que necesitaran una rápida reacción.


La mayoría de preparativos para la incursión son cosa de Elinalise, Talhand y Gisu, que son los expertos en el tema.

Algunas cosas se me pasan por la cabeza sobre cómo hacer algo de una forma distinta, pero soy un completo amateur[3] completo en cuanto a Laberintos, así que decido dejar de lado el dar mi opinión y ver cómo trabajan los profesionales.

Si una vez hayan terminado sus preparativos veo algo en lo que puedo dar mi punto de vista, se los comentaré a ver qué opinan.

Solo puedo dar sugerencias... después de todo, no sé hasta qué punto mis recomendaciones a partir de lo que aprendí jugando a juegos de tipo Rogue-like[4] sea útil...


"Nuestro objetivo principal en esta ocasión será llegar al tercer piso."


Una vez tuvimos claro nuestra organización, Paul se dirigió a todo el grupo.


"Y una vez allí, nos aseguraremos de encontrar a Roxy."


No hace mención de si encontraremos a Roxy viva o muerta... pero es importante que nos aseguremos de si está con vida o no para rescatarla y seguir después con la investigación del Laberinto.

Una vez de vuelta, y dependiendo de su condición, es probable que se una al grupo de búsqueda para adentrarnos más para buscar a Zenith. La idea es que con un grupo de 6, avancemos a los pisos que aun no han explorado.

Y una vez lleguemos al último piso, comenzaremos a buscar a Zenith, puesto que por la información de Kishirika, es probable que se encuentre en lo más profundo. Pero como no sabemos exactamente dónde se encuentra no nos queda más remedio que hacer una búsqueda a fondo y exhaustiva.


3ª Parte[edit]

Esa misma noche, acabé durmiendo en el mismo cuarto que Paul y Lilia.

Supongo que habrá sido un detalle por parte de Paul para que tuviéramos algo de tiempo en familia... El problema es que me cuesta ver a Lilia como familia. Tanto su actitud como el tiempo que conviví con ella como criada me lo confunden.

Desde que nací y hasta el incidente con los embarazos, en nuestra casa fue simplemente nuestra criada; además que conmigo actúa de esa forma.

Hasta Paul la trata diferente; y por mucho que sea su esposa, hay un trato característico propio de la Segunda esposa en lugar de la mujer más importante en la vida de Paul.

Pero si Zenith es nº 1 y Lilia la nº 2... imagino que Norn será la nº 3 y aisha la nº 4... Vaya... debo de ser el 5º o inferior; espero que no tenga su caballo como alguien más importante que yo...


"Esta será la primera ocasión en la que duerma en la misma habitación que usted, ¿no es cierto, Ludeus-sama?"

"Tienes razón."


Cada vez que Lilia habla conmigo, deja ver claramente un tono enormemente respetuoso, casi como si nos viera a Paul y a mí simplemente como sus jefes en lugar de sus familiares.

Y cada vez que me habla de esa forma, me hace reaccionar y hablar de la misma forma.


"Ludeus-sama, Danna-sama[5] respira muy fuertemente por las noches, así que no tenga reparos en solicitarme ayuda para despertarle y así pueda dormir usted tranquilo."


Al menos, las conversaciones están llenas de comentarios y detalles amenos y llenos de humor.


"Ah, claro..."


Pero en ese aspecto, yo soy incapaz de devolverle esas bromas, ya que no se me ocurre nada de lo que hablar con ella. No tenemos una relación tan cercana.

Cuando vivía en la casa... ¿Cómo hablaba con Lilia? No me acuerdo, pero siento que mi relación con Lilia siempre fue un tanto formal y distante.


"..."


Paul lleva un rato sin hacer nada especial más que mirándome sin decir nada.

No sé en qué estará pensando porque su expresión es difícil de descifrar, no es que sonría de oreja a oreja, pero le noto que está contento, porque su expresión es bastante serena.


"Hmm... Ludeus-sama..."

"Sí, ¿qué ocurre, Lilia?"

"¿Aisha se está portando debidamente?"


La pregunta de Lilia me trajo de vuelta con el tema de la familia.

Casi lo olvido... somos familia... y como tal, siempre puedo hablar con ella de la familia.


"Sí, Aisha es una chica muy trabajadora."

"No ha hecho nada que pueda importunarle, ¿no es así, Ludeus-sama?"

"Claro, nada de nada. Es más, se encarga de todas las tareas domésticas, así que está siendo de gran ayuda."

"Comprendo, me alegro de que no haya dicho nada egoísta."

"Si de vez en cuando tuviera algún que otro antojo estaría más tranquilo, la verdad."


Al escucharme, Lilia me miró sonriente con una sonrisa propia de alguien que ha perdido una preocupación.


"¿Y cómo se llevan Aisha y Norn-ojou-sama[6]? Espero que no hayan estado discutiendo."

"Sobre eso... Hay ciertos roces entre ellas, pero actualmente no hay ningún tipo de rivalidad excesiva, hasta el punto que son casi adorables cuando discuten."

"Le avisé de que no debía intentar hacerle sombra a Norn-ojou-sama... No entiendo de dónde surgió esa rivalidad..."


Lilia dejó escapar un suspiro al decir estas palabras.


"Es normal, Aisha todavía es una niña, lo importante es que sus padres les den a ambas una cantidad equitativa de amor."

"Comprendo... y puede que tengas razón. Aisha es hija mía, pero sigue llevando en su sus venas la sangre de Danna-sama..."

"No lo digo por la sangre, y dudo que eso importe en este caso. Simplemente somos familia."

"... Muchisimas gracias."


Paul no participó para nada en nuestra conversación, sino que tan solo se quedó escuchando mientras charlábamos con la misma expresión de antes.


"¿Pasa algo, papá? Llevas un rato que lo único que haces es sonreír."

"No, nada; es solo que la me ha gustado vuestra conversación."


Paul se rascaba detrás de la cabeza con las mejillas un poco rojas, como si sintiera cierta vergüenza.


"¿A qué te refieres?"

"A que, Ludy, te has... convertido en un hombre hecho y derecho. Y me he dado cuenta al verte hablando con Lilia."


La escena de su hijo adulto hablando con su esposa y ver como la trato como familia, por mucho que no sea mi madre.

Seguramente haya sido una escena muy emotiva a sus ojos. No sabría decir si de verdad lo fue, aunque quizás sea algo que acabe entendiendo cuando mi hijo crezca.


"Ahora que lo pienso, Ludy... Te... Te casaste, ¿no es así?"

"Sí, hace aproximadamente medio año."

"Ya veo, no me lo esperaba... pero si la última vez que nos vimos eras así de pequeño."

"Creo que he crecido bastante desde la última vez que nos vimos..."


Justo en el momento que lo mencioné, me di cuenta de que ahora era casi tan alto como Paul.

Vaya... debo medir 1,70 m aproximadamente... Paul todavía puede ser algo más alto que yo, pero creo que todavía me queda un poco más por crecer, así que seguramente acabe ganándole en altura.


"Cuando volvamos todos a casa me enfadaré si no montamos una fiesta enorme, ¿entendido?"

"Dalo por hecho, papá, más aún teniendo en cuenta que será tu primer nieto. Te vas a convertir en abuelito, Paul-ojii-chan[7]."

"¡Para con esas bromas! ¡No soy tan viejo!"


Aun diciendo palabras como esas, Paul no parecía que estuviera molesto ni nada por haberle llamado abuelo; pero de improviso su expresión cambió a una sonrisa de oreja a oreja algo bromista.


"Si me has hecho abuelo, Ludy, eso quiere decir que ahora eres todo un hombre, ¿no es cierto?"

"Danna-sama, no creo que sea el momento adecuado para tener este tipo de conversación con tu hijo..."


Tras el comentario de Lilia y la frase de Paul, comprendí que la sonrisa de Paul era más propia de viejo verde.


"Tampoco creo que haya problema, ¿no crees? Es más, siempre quise tener este tipo de conversaciones con Ludy."

"Pero.."

"Nada. Además, seguro que hasta tú sientes curiosidad, Lilia."

"Es injusto que ahora la culpa sea mía..."

"Bueno, bueno... venga, dilo ya, ¿con quién fue tu primera vez? ¿Habrá sido Sylphy? ¿O al final fue con Eris? Recuerdo que me escribiste diciendo que te separaste de la pequeña pelirroja, ¿pero seguro que se marchó sin al menos darte una despedida?"


Paul parece estar deseando tener una charla guarra conmigo, y es cierto que una parte de mí se pregunta si de verdad es el momento adecuado para ello, pero...

Bah, es comprensible, hace años que Paul no me ve, es normal que esté de buen humor; y seguramente le diera vergüenza mostrarse tan bromista delante de su grupo. Hasta yo estoy contento de ver a Paul tras todos estos años, con lo bien que nos hemos llevado siempre.

Y más teniendo en cuenta que mañana entraremos al Laberinto y será imposible tomarnos el viaje a la ligera como para tener esta conversación... Así que por hoy, no creo que pase nada por dejarnos llevar.


"Tu padre tiene bastante confianza en este tema, ¿lo sabes no? En ese caso, escucharé lo que tengas que decir, porque por mucho que ahora alguien vaya por ahí haciéndome abuelo, tuve una juventud ajetreada."


En ese caso, ¿cómo se me va a ocurrir rechazar la oferta de alguien tan bueno en estos temas? Y más teniendo en cuenta que de siempre el tema de conversación más cómodo para nosotros ha sido este... casi siento que estaba esperando tener esta conversación con él.


"Vaya, vaya, casi olvidaba la buena vida que llevaste... hasta siento curiosidad por ciertos temas."

"Aiss... hasta Ludeus-sama..."

"Lilia se hace la modosita, pero cuando llega la hora de la verdad, solo se la puede describir como intensa."

"¡Danna-sama!"

"Ahora que lo mencionas, recuerdo que mencionó que fue ella la que te tentó con su cuerpo... ¿Podrías contarme cómo fue exactamente? Siento curiosidad."

"¡No haga esto, Ludeus-sama! ¡Dejad el tema, por favor! ... Hay que ver..."


Mientras se notaba cierta vergüenza en su voz al tiempo que intentaba detenernos, Lilia se puso a suspirar, aunque no era la cara de alguien molesto; o al menos, sonreía al vernos, seguramente por el ambiente tan agradable que se había formado en la habitación.


Esta conversación se alargó hasta tarde entre bromas y sonrisas.


4ª Parte[edit]

Más tarde, cuando llegó la hora de acostarse, estaba recostado de lado en la cama tras haber apagado todas las luces.

Tanto Paul como Lilia se han quedado ya dormidos y puedo escuchar sus respiraciones acompasadas y relajadas.

Vaya, parece que no se van a poner a juguetear tras esperar que me duerma... Recuerdo que Paul me comentó que se estaba absteniendo hasta encontrar a Zenith, y no me sorprendería que estuviera cumpliéndolo.

Hasta yo me he animado más de la cuenta con esa conversación con Paul... Jamás se me habría ocurrido que llegaría el día en que pudiera tener charlas eróticas con él con verdadera experiencia a mis espaldas. En esta vida nunca sabes lo que va a ocurrir.

Pero dejando eso a un lado, algo me dice, que en esta ocasión estoy bailando en la palma de la mano de Hitogami... Sobretodo por el hecho de que lo único que me permitió ponerle la mano encima al libro sobre este Laberinto fue ir a la Universidad de Magia.

Si no hubiera ido, o si no hubiera investigado la catástrofe, no habría encontrado el libro y estaríamos adentrándonos en el Laberinto sin saber lo que nos esperaba.

También está el detalle de la última sugerencia que me dio de lanzarme a por Rinia o Pursena... y aunque me arrepiento un poco de ello; me da la sensación de que lo dijo de una forma que me llevara a rechazando su consejo.

Es más, si Hitogami no me hubiera dicho nada entonces, o me hubiera dicho que viniera, siento que la probabilidad de haberme quedado en Ranoa hubiera sido mayor; y más teniendo en cuenta mi historial de rebeldía hacia sus palabras. No sé... lo mismo en lugar de venir yo, hubiera intentado que viniera Ruijerd, BadiGadi o incluso Soldat...

Así que no me parece imposible que Hitogami me hiciera esa última sugerencia con la intención de que viniera..........

¿Qué tendrá el Dios Humano[8] en mente? ¿Qué espera Hitogami de mí? ¿Será que de verdad simplemente disfruta observándome? Pero básicamente, estoy dando vueltas en círculos como siempre; incapaz de saber qué tiene en mente, pero habiéndome ayudado a conseguir el libro para rescatar a Zenith, no puedo verle más que como un aliado.

¿Me pregunto si se presentará hoy en mis sueños? La verdad es que me gustaría que lo hiciera...

Si todo acaba saliendo bien, le haré algún tipo de ofrenda... aunque no sé qué le podría gustar.

Con esto en mente, me acabé quedando dormido.


Pero esa noche, Hitogami no se apareció en mis sueños.


Capítulo 119 - Entrando al Laberinto[edit]

1ª Parte[edit]

Nos encontramos ante el Laberinto de la Teletransportación.

A simple vista, parece una simple cueva sin ningún aspecto especial o llamativo; tan solo un agujero en la base de una montaña. Si te mostraran una foto del mismo, como mucho, te llamaría la atención la cantidad de telas de araña que se pueden ver por la entrada y algunos restos de otros monstruos atrapados en ellas; pero nada más.

Pero yendo en persona, una vez te encuentras lo suficiente cerca, la impresión que da es distinta; como si algún instinto te advirtiera de que es un lugar peligroso, una corazonada de que el lugar es un Laberinto propiamente dicho. Pero entremezclada con esa sensación, mi curiosidad iba en aumento haciéndome querer ver el interior del mismo.

Me pregunto si todos los Laberintos causarán este efecto...


"Bueno, Ludy, vamos a entrar siguiendo la formación que hablamos, ¿estás listo?"

"Cuando quieras."


Al escuchar mi respuesta, Paul puso su mano en mi hombro y asintió tranquilo, tras lo que nos posicionamos como ya habíamos acordado el día de antes y nos preparamos para entrar.

Va a ser la primera vez que entre en un Laberinto, y estoy menos emocionado de lo que esperaba... seguramente los nervios y el miedo a cometer errores me tienen en tensión.


"Danna-sama... que la suerte os acompañe."

"Tened cuidado ahí dentro."


Lilia, Vera y Shera nos habían acompañado a la entrada, pero al final decidimos que sería más conveniente que regresaran a Lapan a caballo.

Por lo general, los clanes de aventureros montan campamentos temporales a las afueras de los Laberintos, pero debido a la cercanía con la ciudad, decidimos que no sería necesario. Por este motivo, no hay una verdadera necesidad de montar campamento justo en la entrada.


"Llegó la hora..."


Nos adentramos finalmente en el interior de la cueva y pudimos notar una clara falta de luminosidad en su interior, sin llegar a quedarse totalmente oscuro. El motivo de esta luminosidad era que las paredes de la cueva emitían un tenue brillo.

Aun así, no me cabía duda de que la falta de luminosidad podría llevarnos a cometer errores fatales.


"Voy a iluminar la zona."

"De acuerdo."


Poco después de entrar, utilicé uno de los pergaminos que me entregó Nanahoshi y los espíritus de la luz aparecieron y flotaron a nuestro alrededor. Gisu por su parte utilizó otro pergamino para tener un foco independiente de luz.

El motivo de esta doble iluminación es que al ser el explorador del grupo, debe ir adelantado analizando el entornos y por lo tanto alejado de la luz.


Ayer hicimos pruebas con los pergaminos y comprobamos que hasta Paul y Gisu eran capaces de utilizarlos. Aunque como era de esperar, a mayor poder mágico, los espíritus permanecían más tiempo brillando, por lo que seguía siendo lo mejor que fuera yo el que los utilizara.

Además que apenas consumen maná...

Aun así, todos en el grupo agradecieron no tener que ir cargando con antorchas, siendo molesto moverte y combatir con una mano ocupada.


La iluminación es mayor que la de una simple antorcha y consume muy poco poder mágico para lo que duran... Si esto se volviera mainstream[9], es posible que las antorchas desaparecieran del mercado.


"Paul, he de decir que tu hijo ha traído cosas muy útiles consigo."

"Era de esperar, por algo estoy tan orgulloso de él."


Paul se dio un suave puñetazo en el pecho casi alardeando y Talhand dijo lo siguiente con un tono algo incrédulo.


"Puede, pero no parece que él tenga un padre del que sentirse orgulloso."

"No le digas eso, que está un poco acomplejado."


Las palabras de Elinalise hicieron que el exceso de orgullo de Paul se desinflara dejando caer sus hombros. Aunque Gisu nos trajo de vuelta a la realidad.


"Venga, dejaos de tonterías y moved el culo."


2ª Parte[edit]

Primera planta del Laberinto, como me comentaron, se trataba de una cueva similar a un hormiguerosss.

A su vez, las paredes y el techo tenían telas de araña decorando todo el lugar y por el suelo, a lo lejos, puedo ver un brillo azulado brillante emitido de un círculo mágico de teletransporte famoso en este Laberinto.

Al acercarnos, con el brillo de los espíritus de luz pude comprobar que el círculo mágico emitía una luz fluorescente.


"Según dijisteis, hay círculos mágicos de vez en cuando que no emiten luz y que por eso siempre hay que andarse con ojo, ¿no es cierto?"

"Exacto, Ludy, así que asegúrate de pisar sobre las pisadas de Gisu para evitar caer por error en uno."


Gisu nos guiaba unos metros por delante nuestra, equipado con unas botas especiales que dejan al caminar pisadas marcadas con una cruz llamativa.

Pensé que se trataría de un objeto mágico, pero resultaron ser botas normales con unas placas afiladas de hierro en su base con forma de cruz; posiblemente nacidas de la experiencia y sabiduría de los aventureros que ya han explorado otros Laberintos y zonas peligrosas.

Encima parece que se agarran con mucha facilidad al suelo para evitar deslizamientos, y encima dejan esas marcas... qué utensilio tan útil.

Aun así, por lo que saben del primer piso del Laberinto es que los círculos mágicos se ven a simple vista y es difícil caer en uno por error; pero es mejor ir con cuidado desde el principio.

El motivo de esta facilidad es que, aunque los únicos monstruos que aparecen en esta planta son Tarántula Deathlord, por el suelo igualmente corren distintos tipos de araña que seguramente sirvan de alimento principal para los monstruos. Hay suficientes como para que cualquier persona con fobia a las arañas se pudiera desmayar.

Debido a estos insectos que pueblan completamente el suelo del Laberinto, es fácil saber dónde se encuentran las trampas de teletransporte, solo tienes que fijarte en las zonas en las que no hay arañas.

No me extrañaría que muchos aventureros hubieran pisado esos círculos mágicos por error al buscar sitios en los que no acabaran pisando algún insecto.

Crunch, Crunch, Crunch...

Debido a este hecho, continuamos nuestro camino pisando arácnidos a cada paso y dejando escapar crujidos a nuestros pies en todo momento. No es exactamente agradable, pero no hay más remedio.


Pero volviendo al asunto principal, el gran número de arañas, las Tarántulas Deathlords todavía apenas nos han salido al paso, y las pocas que Gisu ha ido encontrando, han sido despachadas por Paul en cuestión de segundos; dejándome sin nada que hacer por el momento.


"Eh~... Parece que de momento esto va a ser un paseo tranquilo."


Paul mantiene un paso rápido armado con 2 espadas en sus manos.

¿2 espadas? Una es la que siempre llevaba en casa, seguramente sea su fiel compañera de aventuras; pero la de su mano izquierda no la había visto hasta ahora...

La espada con la que siempre he visto a Paul es una espada larga, que no sabría decir si posee alguna habilidad especial o no, pero con ella corta las arañas sin dificultad de un solo ataque. Aunque siento al ver a Paul pelear que más que depender de la fuerza del arma, el efecto es gracias a la habilidad de Paul con ella.

En su mano izquierda, lleva una espada cuya longitud se encuentra entre una daga y una espada larga...

Se parece a la tan aclamada espada corta de los videojuegos, aunque al ser la hoja algo curva con doble filo y encima tener una guarda que protege la mano del portador me recuerda más a un sable pirata... No me cuesta imaginar a Paul como un pirata, la verdad... Además tiene un extraño hueco en la hoja, ¿me pregunto para qué servirá? Aunque esta no la está usando mucho...

Aunque no la está usando mucho, sino que combate usando únicamente su mano derecha. ¿Para qué llevará la espada de su izquierda? ¿Será alguna clase de Chuunibyou[10] en este mundo lo de llevar 2 espadas para llamar la atención?


"... Definitivamente un paseo por el parque, ¡¿No es así?!"


El tema de su segunda espada no es importante, sino el hecho de que cada vez que termina con un grupo de enemigos, Paul se gira hacia mí sonriéndome intentando poner una pose genial y que casi me permite escuchar el destello con el que relucen los dientes que me muestran.

Qué pesado... ¿Acaso estará haciendo eso para presumir delante mía sobre lo COOL[11] que es? Papá... ya sé que eres guay y no te hace falta recordármelo, así que por favor, no bajes la guardia para hacer el tonto...


"¡Paul! ¡Deja de hacer el imbécil y presta atención!"


Mira... hasta la abuela Elinalise[12] se está enfadando contigo.


"¿Pero qué más da? Con todas las veces que hemos atravesado el primer piso ya me lo sé de memoria."

"La negligencia puede costarte la vida, ¿lo entiendes, Paul?"

"Eso ya lo sé, no hace falta que me lo recuerdes."

"Pero si hasta te me estás adelantando... ¡¿Recuerdas que decidimos que yo me encargaría de recibir a los enemigos?!"

"Pero si aquí solo hay arañas, así que no importa realmente quién vaya delante, ¿no es cierto?"


Elinalise y Paul se pusieron a discutir, y al oírles, a mi espalda pude escuchar a Talhand suspirar.


"Me extrañaba lo mucho que estaban tardando en pelearse..."

"Puede que a mí no me afecte que te adelantes, pero es la primera vez que Ludeus entra en un Laberinto, ¡como adultos responsables tenemos que enseñarle correctamente cómo se hace!"

"Por eso mismo, intentaba calmar los ánimos con mi actitud, ¡así podría estar menos tenso!"

"¡Deja de inventarte tonterías! ¡Llevas todo el rato actuando como un estúpido intentando hacerte quedar bien, como cuando Zenith se unió a nuestro grupo por primera vez!"

"Eso... Bueno, no, no puedo negar que tienes algo de razón... Pero vaya, ¿ahora te dedicas a ir por ahí regañando a la gente?"

"Es normal que te regañe, ahora eres como un hijo para mí, y como tal, no me queda más remedio que corregirte cuando te equivoques."


Al escucharla decir esto, Paul dejó escapar una risotada.


"¿A qué viene eso de un hijo para ti? ¿Acaso llevas tanto tiempo con Ludy que hasta me has cogido cariño? Debes estar de broma... verte actuar como mi madre hace que se me ponga la piel de gallina, así que para de una vez."

"... ¿Ara[13]? Ludeus, ¿se te olvidó mencionárselo?"

"... ¿Mencionar qué?"

"Que Sylphy es mi nieta. Teniendo en cuenta que tu hijo está casado con mi nieta, significa que ahora somos familia, ¿no es así? En ese caso, Paul, podría decirse que Zenith y tú sois ahora como padres para Sylphy, y por lo tanto hijos míos..."


Paul se quedó petrificado, y lentamente, dejando escuchar un crujido a cada centímetro que su cuello engarrotado le permitió se giró para mirarme.

Pero no solo él, todos en el grupo tuvieron una reacción similar, siendo los únicos relajados Elinalise y yo.


"E-Eh... Ludy... ¿Qué ha querido decir con eso...? Sylphy... ¿Sylphy es la nieta de Elinalise? Parece una broma de mal gusto, ¿no te parece?"


Ahora que lo pienso.... es verdad que no se lo he comentado aun...


"De alguna forma... resultó que Rawls-san era el hijo de Elinalise-san."

"¡¿Qué Rawls era qué?! Pero si el bueno de Rawls nunca me lo mencionó..."

"Eso sería... porque le pasaron varias cosas que le llevaron a preferir no mencionar mucho a Elinalise-san."

"Ah... Eso lo explicaría..."

"Pero volviendo al Laberinto, no podemos detenernos. Continuemos, pero papá, asegúrate de no cometer ningún error."

"C-Claro..."


Paul dijo estas palabras con la mirada un tanto perdida, pero actuando como si de verdad fuera a ponerlo en práctica, colocándose en su posición.


"¿En serio...? ¿Ahora soy familia de Elinalise.....? El mundo está patas arriba..."


Pero se le podía oír murmurar esto desde su posición, claramente afectado por el impacto de enterarse de este hecho.


3ª Parte[edit]

Atravesar la primera planta fue increíblemente sencillo, demostrando que lo que Paul mencionó era cierto.

El pasillo con forma de hormiguero tenía pequeños descansillos de habitaciones de mayor tamaño repletos de Tarántula Deathlords; y era en estos puntos en los que me tocaba pasar a la acción. Aunque antes de entrar al primero de ellos, Talhand me dio una serie de consejos a tener en cuenta.


"Escucha, chico, ni se te ocurra utilizar hechizos de Fuego."

"¿Y eso?"

"Porque al usar fuego, un gas venenoso acabará cubriendo por completo la habitación; la advertencia es aun más importante para los pisos inferiores."

"... ¿Y no se puede curar con magia Restituyente?"

"Este veneno no."


Analizando lo que dice... lo más probable que esa nube de veneno sea dióxido y monóxido de carbono, que es lo único que se me ocurre que puede generar un veneno incurable con magia tras usar magia de Fuego... Así que sería una intoxicación por monóxido de carbono[14]... Tiene sentido... Si usas grandes fuegos en un espacio cerrado como es un Laberinto, se acaba consumiendo el oxígeno disponible, hasta desmayarte aquí y que los monstruos te ataquen, porque dudo que la mayoría respiren oxígeno.


"Además de eso, ten en cuenta que tienes tajantemente prohibido atacar el techo con hechizos. Imagino que entiendes el motivo...""

"Porque el techo se podría venir abajo, ¿no es así?"

"Exacto, y lo mismo para al suelo, no debes usar hechizos de Agua tampoco. A ser posible, utiliza hechizos de hielo."

"De acuerdo."


Imagino que el agua podría hacer que el suelo cediera... aunque seguramente, sea solo en grandes cantidades. Con Tierra podría ocurrir algo similar, porque estarías manipulando el suelo que pisamos y es posible que estemos debilitando un punto de apoyo de la cueva, lo que causaría graves problemas.

Básicamente, cualquier cosa que pueda poner en peligro la estructura de la cueva está vetado para evitar hundimientos, y la opción más segura en estos casos es el hielo...

Tras pensarlo unos segundos, decido utilizar principalmente la magia combinada de hielo, GLACIE-PLUVIA[15], más popularmente conocido como Lluvia de Témpanos; hechizo que lanza una gran cantidad de estacas heladas sobre los enemigos.

Utilicé este hechizo con los monstruos de la sala, y para evitar que Paul y Elinalise pudieran sufrir daño de él, lo centré sobre sobre un punto alejado de nosotros en el que se estaban concentrando las Tarántulas Deathlord.


"Oh, menuda sorpresa, se nota que eres discípulo de Roxy, ambos acabasteis usando el mismo hechizo..."


Puedo escuchar el murmullo de Talhand a mi espalda.

Saber que Roxy-shishou también utilizó este hechizo, la verdad es que me hace bastante feliz.


"Je... Y por si fuera poco, en silencio... Es fácil comprender porqué Roxy habla tan orgullosa de ti."


Dejando que mi ego se inflase a base de los comentarios sobre Roxy de Talhand, el grupo de arañas fue completamente aniquilado y continuamos nuestro camino.

Justo después de las habitaciones en las que se concentran las Tarántulas hay un final de trayecto coronado por un círculo mágico de teletransporte que una vez utilizado, nos lleva nuevamente a un pasillo largo que acaba nuevamente en otra sala llena de Tarántulas con otro círculo mágico.

Hemos repetido hasta en 5 ocasiones desde que entramos en el Laberinto este proceso, aunque no es que estuviéramos dando vueltas en círculos, que es lo que podría parecer a simple vista, sino que se trataba de círculos mágicos de doble sentido que permitían avanzar por este caótico sitio.

Por supuesto, el grupo de Paul ya se había organizado para detectar estos caminos a seguir, pero decidimos confirmar los círculos siguiendo las directrices del libro y confirmamos que todos los círculos de doble sentido tenían la misma forma, color y detalles que los círculos dibujados en el libro, dejándome completamente tranquilo sobre la credibilidad del mismo que el novato ya había confirmado.


El trayecto de un círculo mágico a otro era de aproximadamente una hora, y teniendo en cuenta que habíamos repetido el proceso en 5 ocasiones, diría que llevaríamos unas 5 horas en el Laberinto.

Cuando llegamos al 5º y último círculo mágico, pude ver que el tono azulado que emanaba de él era más brillante y que el tamaño era ligeramente superior a los anteriores; se trataba del círculo mágico que nos llevaría a la siguiente planta.

Este círculo mágico se encontraba en una sala abarrotada de los ya repetitivos monstruos araña que tan poca dificultad estaban siendo para nosotros; y por si fuera poco, en lugar de un único círculo mágico de teletransporte en la sala, había 2 círculos idénticos coronando el final de la habitación.

Estos círculos se trataban de la prueba final de este nivel, al ser casi completamente iguales en todos los detalles, si no tuvieras un modelo a seguir o si no los hubieras marcado de antemano, acabarías en un lugar aleatorio de la primera planta, llevándote a la muerte segura al verte separado de tu equipo. Pero el grupo de Paul ya había dejado marcado cuál era el círculo correcto con un gran círculo delante del teletransporte a utilizar para ir a la 2ª planta.

Solo para quedarnos tranquilos, decidimos comprobar lo que comentaba el libro sobre esta pareja de círculos, y en efecto, indicaba cuál de los 2 era el correcto y qué observar para diferenciarlos.

Una vez terminamos, dimos un paso en el círculo que nos llevaría a la 2ª planta del Laberinto de la Teletransportación.


4ª Parte[edit]

Y así fue como llegamos al 2º piso de este Laberinto.

A partir de este momento, nos encontramos gusanos gigantes recubiertos de acero, los Iron Crawlers rondando por el lugar, las arañitas del suelo han desaparecido, y el número de telas de araña ha disminuido enormemente, permitiendo que sea más cómodo caminar por el suelo.

Los Iron Crawler son más o menos de un metro de alto y 2 de largo, y parecen bastante rechonchos; aunque son tan duros como aparentan.

La verdad es que me recuerdan mucho a los gusanos que aparecen en Nausicaa[16]...

Pero contrario a las apariencias, son rápidos, y en lugar de poseer la velocidad propia de un gusano, se mueven a la velocidad de un ciempiés.

La estructura de los enemigos que nos vamos encontrando es una especie de ataque coordinado entre los Iron Crawlers y las Tarántulas Deathlord, en el que las arañas se esconden tras los resistentes caparazones de los gusanos para lanzar telas de araña e inmovilizarte; si lo consiguen, los Iron Crawler te aplastarán pasándote por encima.

La resistencia de los Iron Crawler impide a Paul acabar con ellos de un único golpe, y como era de esperar, tampoco Elinalise. Por eso mismo, soy el principal DPS en esta situación.

El truco en esta situación es utilizar 2 hechizos al mismo tiempo, por un lado acabo con las arañas con la Lluvia de Témpanos que tan buenos resultados obtuvo en el primer piso, y por otro, remato los Iron Crawler con Balas Rocosas una vez que Paul y Elinalise los van separando y posicionando estratégicamente.

Según comentó Talhand, por lo general un simple Cañón de Piedra[17] no es suficiente para atravesar el caparazón de estos monstruos, pero los míos no tienen este problema y consiguen atravesarlos completamente de un único lanzamiento.

Aun así, si no impacto en un punto vital acabando con los gusanos tanque, se retuercen en el sitio agitándose violentamente... supongo que siendo algo propio de gusanos.


"Menudo espectáculo, no hay necesidad de que participe en el combate."


Puedo escuchar a Talhand murmurar estas palabras debido quizás a que me estoy dedicando en cuerpo y alma al combate frente a mí.

Talhand por su parte, se encuentra posicionado cubriéndome la espalda preparado para cualquier emergencia, aunque aun en medio del combate, le presto la mayor parte de mi atención a seguir sus consejos y sugerencias, así como evitar pisar en zonas no marcadas con las pisadas de Gisu y asegurarme de que mi posición con respecto a Paul y Elinalise sea la adecuada.

Así que en definitiva, no tiene demasiado trabajo.

Personalmente, lo prefiero así... si en los niveles superiores podemos permitirnos ir con tranquilidad y sin que todos seamos necesarios, me da esa sensación de seguridad de que podremos con lo que nos encontremos más adelante.

Aun bajo la lluvia de hielo, las Tarántulas Deathlord no se detienen en su intento de rociarnos con su tela de araña.

Pensé que las tarántulas no usaban su tela de araña para atacar... pero imagino que la familia de estos monstruos será un primo lejano de las tarántulas de mi mundo.

En ocasiones los monstruos consiguen llegar a donde me encuentro y atacarme, pero debido a que voy con mi ojo místico activado, son incapaces de acertarme, y aunque me consiguieran golpear, las arañas no poseen suficiente poder ofensivo como para matarme de un único golpe, por lo que tengo libertad para contraatacar con Fuego sin dificultad, acabar con ellas y curarme yo mismo o que Talhand lo haga en el peor de los casos.


"Qué asco... Odio acabar llena de esta cosa..."

"Vaya... es absurdamente pegajoso..."


Aunque por mi parte acabo impoluto, la primera línea es incapaz de evitar todos los ataques, por lo que tanto Elinalise como Paul, acaban con pegajosos hilos de seda pegados a su ropa.


"Tomad, ¡pero ni se os ocurra gastarlo!"


Aunque tengo suficiente poder mágico para quemar las telas de araña que se adhieren a la ropa de Paul y Elinalise, Gisu ha traído un líquido capaz de debilitar y despegar la pegajosa seda.

Por lo visto, es un compuesto original del continente Begarito que aunque elimina las telas de araña, no daña de ninguna forma la piel humana. Digo que no la daña, pero Elinalise se estuvo quejando de que deja la piel rugosa cuando te cae encima y tienes que quitártelo.

Parece... ¿Jabón? ¿Desengrasante? Quizás sea buena idea llevar un poco a casa para ver si sirve para limpiar los platos.


"¡Chicos! ¡Descansemos un poco en este claro!"


Tras el combate, Gisu dio esta señal y todos hicimos un pequeño corrillo en el centro de la habitación en una zona alejada de trampas; aun así, Talhand y Elinalise montaron guardia ante posibles ataques.

Aprovechando el descanso, Paul se tiró al suelo tras desabrocharse la el protector pectoral y se puso a limpiar con una tela tanto las zonas manchadas con tela de araña y sangre tanto de su espada como de su armadura.

Me sorprendió lo poco que tardó en hacer un chequeo de todas sus pertenencias y equipo; pude notar la enorme experiencia que poseía en este área, remarcado aun más por la frase que me dedicó segundos más tarde.


"¿Qué pasa, Ludy? ¿Cuánto vas a tardar en comprobar tu equipo? No tenemos mucho tiempo."

"Ah, tienes razón."


Notando el tono excesivamente serio de Paul, me puse a inspeccionar mis pertenencias, aunque teniendo en cuenta que mi trabajo es atacar desde la distancia, no tengo apenas nada que revisar.

... Paul se ha puesto serio...

Mientras recorríamos el primer piso, se le notaba más relajado, diciéndome cosas como ¿qué tal vas? cada vez que hacíamos un descanso, pero en cuanto pisamos el segundo piso, su actitud cambió y pude notar que ahora se estaba tomando más en serio el trayecto.

Eres tan genial, papá...


"Tcht... cómo cuesta quitar esto..."


Paul se encontraba frotando con un paño su armadura en una zona en la que se había manchado con fluidos de los distintos monstruos que fueron muriendo antes, aunque se le notaba molesto por lo mucho que le estaba costando hacerlo.


"¿Por qué no pruebas a echarle el líquido que trajo Gisu?"

"¿? ¿Eso no era para quitar las telas de araña...?"


No parecía convencido, pero aun así, le echó algo del líquido transparente con el que antes se habían ido quitando las telas de araña de encima y comenzó a frotar su armadura, consiguiendo que adquiriera un blanco increíble[18].

Bueno... blanco no, porque la armadura no era blanca.


"V-Vaya, al final sí que lo limpió... Gracias por la sugerencia."

"No es nada."


Como me pensaba, es jabón líquido... Me pregunto si Sylphy y Aisha se alegrarían si llevara un poco a casa... Personalmente preferiría ser capaz de crearlo en Ranoa directamente.

Cuando Paul terminó de limpiar su armadura, se la puso de inmediato, desenfundó su espada y se acercó a donde se encontraba a Elinalise para dejarla reposar a ella.

Hice un amago de levantarme para ir a suplir a Talhand, pero Gisu se acercó a mí para hablar conmigo.


"Senpai, déjale la guardia al minero."

"¿Y Talhand no va a descansar?"

"No te preocupes por el viejo, ha estado todo el viaje sin hacer nada. Además, quiero escuchar lo que tú opinas sobre lo que deberíamos hacer de ahora en adelante, senpai."

"¿No sería buena idea que Paul participara en esto?"

"No hace falta, después de todo, senpai es mucho más listo que ese cabezahueca."


Soltando ese comentario ofensivo contra Paul, sacó un libro y un mapa de su bolsa de viaje; tras lo que sacó 2 mapas que extendió delante mía.

Uno de los mapas parecía unificar todas las zonas que ya habían visitado en todos sus viajes, y el otro era de lo que habíamos recorrido en nuestro viaje actual, aunque dibujado más como un boceto comparado con el primero, que estaba más detallado.


"Pronto llegaremos a la 3ª planta, y perdimos a Roxy en... este punto. Con suerte, Roxy debería seguir en algún punto cercano a ese, si tenemos en cuenta lo que pone en el libro que trajiste."

"Ya veo."


Según el libro, las trampas de teletransporte aleatorias tan solo te llevan a alguna parte del mismo piso en el que te encuentres, y que por mucho que se llamen trampas aleatorias, no aparecerás de improviso frente al Boss Final si pisas una por error. Siguiendo esa lógica, Roxy debería haber aparecido en alguna parte del tercer piso.

Aunque el libro también comenta que todas las trampas aleatorias te acaban dejando directamente en una zona llena de monstruos, aunque es imposible estar seguro de si el círculo mágico que pisó era de teletransporte, de único sentido o de doble sentido. Hubiera sido demasiado peligroso que hubieran explorado el círculo sin suficiente información.

La regla en estos casos es retroceder a la entrada y esperar, y eso hicieron.

Pero eso, lo importante es que si Roxy sigue con vida, es muy probable que siga en el tercer piso.

Claro está, existe la posibilidad de que Roxy consiguiera escapar a la segunda planta, pero al ser una zona conocida por ella, y teniendo en cuenta su habilidad, debería haber sido capaz de escapar del Laberinto. Por todo esto, lo mejor es explorar el tercer piso para encontrarla.


"No conocerás ningún hechizo que sirva para encontrarla, ¿no es así?"


Hago un repaso a los hechizos que conozco y de alguna forma de aplicarlos para encontrar a Roxy, pero no se me ocurre nada.


"No, lo siento..."

"No te preocupes por eso, aunque dime, senpai, ¿en qué parte del mapa crees que estaría Roxy?"

"Ni idea... y tampoco tendría ninguna base..."

"En un Laberinto como este, no podemos seguir la técnica de seguir un muro para explorarlo entero, por eso, necesitamos probar suerte para ir explorándolo."

"En ese caso, ¿qué te parece buscar por esta zona?"


Sin base ni una corazonada real, señalo un hueco en el mapa bastante grande cercano al punto en el que Roxy desapareció.


"Al este de dónde desapareció... Me parece correcto, busquemos por esa zona."


No me deja muy convencido... y la verdad, siento que podríamos probar a buscar siguiendo un muro todo el trayecto, aunque seguramente el hecho de que los teletransportes puedan ser unidireccionales complique enormemente el proceso... Pero básicamente, tenemos que buscar en las zonas que aun no hayan sido exploradas.


"Si te soy sincero, senpai, sin la ayuda de Roxy, tuvimos graves problemas para avanzar incluso por el segundo piso, los Iron Crawlers son demasiado resistentes. Así que es gracias a ti, senpai, que hayamos llegado hasta aquí."

"Puedo imaginarlo..."


Los hechizos de Talhand tienen una mala compatibilidad con los monstruos de este Laberinto y yendo en primera línea solo Paul, podían darse situaciones peligrosas en las que fuera inmovilizado debido a la gran cantidad de enemigos.

Sé que Vera iba con ellos, pero dudo que estuviera al nivel de Elinalise... esa mujer es increíble controlando mobs[19]. Así que perder a Roxy hizo que fuera imposible para ellos continuar la búsqueda, necesitaban alguna persona que pudiera hacer ataques con hielo, y eso se consigue principalmente con magia.

Vamos, me sorprende más que cuando Roxy se perdió en el Laberinto, consiguieran regresar a Lapan.


"Cuando llegamos a Lapan pensábamos que no tardaríamos en encontrar un sustituto, pero en esta zona apenas hay magos y de los pocos que encontramos, ninguno tenía huevos de adentrarse en el Laberinto de la Teletransportación."[20]


Por sus palabras, diría que Gisu intentó contratar a algún aventurero o algo.

Ahora que lo dice, cuando llegamos aquí, me pareció que estaba intentando persuadir a una persona en el gremio de aventureros, seguramente un mago. Aunque no parecía estar yéndole bien lo de convencerle.


"No me cabe duda de que te viste entre la espada y la pared, Gisu-san."

"Je~... No te preocupes por mí, soy mayorcito. Aunque te dije que me siguieras llamando novato; cada vez que me tratas con respeto siento un escalofrío recorriéndome la espalda."

"... Como quieras, novato... Aunque al menos, déjame que te compense tus esfuerzos presentándote a una monita adorable para que os rasquéis la espalda mutuamente[21]."

"Oh, eso suena bien, senpai. Y más teniendo en cuenta que no hay un buen distrito rojo en Lapan... Aunque... ¡¿Me acabas de llamar mono?!"


Me gustaría charlar tranquilamente con Gisu sobre lo que hizo desde que se separó de nosotros, pero no es momento ni lugar.

Por ese motivo, me dediqué a analizar la ruta a seguir con él mientras usábamos el mapa grande para orientarnos. Se trataba de un mapa hecho por él, fiable y muy fácil de comprender; aunque presentaba algunos huecos en el segundo piso, a diferencia del primero.

Si Zenith o Roxy se estuvieran perdidas en alguno de esos huecos.... Espero que no sea el caso.

Los huecos en el segundo piso me desconciertan un poco, pero sigo sintiendo la prioridad de explorar el tercer piso, después de todo, es el lugar en el que es más probable que se encuentre Roxy.


"Gisu, más o menos, ¿dónde estamos ahora mismo?"


Elinalise se metió en nuestra conversación asomando su cabeza por encima de las nuestras. Y para responder a su pregunta, Gisu señaló un punto en el mapa.


"Ahora mismo estamos por aquí."

"Entonces pronto llegaremos al siguiente piso, ¿no?"

"Sí, pero no te preocupes, seguirán habiendo arañas y gusanos en el siguiente piso."

"Odio cuando la organización de los monstruos cambia conforme avanzas por un Laberinto, y este en concreto es bastante molesto en ese aspecto."


Elinalise se apartó el pelo de una forma extraña dirigiendo su mirada al mono.

Vaya, hasta los rizos que tanto cuida empiezan a estar sueltos debido al viaje...


"Por cierto, Gisu, ¿por qué llamas a Ludeus senpai?"

"Jijiji...Pues de una vez que estuvimos en la cárcel de la aldea Dordia..."

"¿Una cárcel de los Dordia? ¿Te refieres a la aldea en la que vivía Ghyslaine? ¿Qué pasa con eso?"

"Cuando regresemos te lo cuento en detalle si quieres."


Gisu sonreía y se reía de haber recordado algo gracioso, pero cortó la conversación.

Uff... han pasado años desde que me encerraron los Dordia... Todavía recuerdo la Libertad que tuve entonces, y es una lástima que hoy por hoy no pueda pasar el día de esa forma....

Aunque bueno... en la cama que suelo ir Libre, ¿no es verdad?


Viéndome capaz de bromear y todo, pude sentir que estaba todavía bastante tranquilo aun en medio de una misión tan importante.


5ª Parte[edit]

Y finalmente, llegamos a la 3ª planta del Laberinto de la Teletransportación.

En tiempo... creo que hemos tardado unas 10 horas, hora arriba, hora abajo... ha sido... Rápido.


"Pensé que tardaríamos unos días en llegar aquí..."

"Si no hubiéramos tenido el mapa, es posible... al igual que puede que tardemos eso en llegar a sitios que no hemos marcado en el mapa."


Mi comentario en voz alta fue escuchado por Paul, que decidió responder mi duda.

Tiene sentido que se tarde más en ir sin un rumbo fijo que usando un mapa para orientarte...

En esta planta las pequeñas arañitas que pululaban por los suelos han desaparecido por completo y solo ocasionalmente encuentras esquinas en las que encontrar telas de araña. Ha desaparecido casi por completo la sensación de que hay vida en este lugar, y en su lugar puedo sentir un aire misterioso e inquietante que viene de lo más profundo de la cueva totalmente a oscuras, habiendo los círculos mágicos dejado de brillar cuando son simples trampas.

Ahora... ahora sí que empieza la verdadera lucha. Encontrar a Roxy.


"..."


Pensando eso, no pude evitar olisquear el nostálgico aroma de Roxy por el lugar.

Sniff sniff

No... No es mi imaginación... ¡De verdad huelo a Roxy! ¡Siento a Roxy! No hay duda... No es solo el olor... ¡Algo me dice que de verdad es ella!

En algún lugar de este nivel, estoy convencido de que Roxy sigue entre nosotros.


Capítulo 120 - Sus Sentimientos en Aquel Entonces[edit]

1ª Parte (POV - Roxy)[edit]

Pude escuchar un pequeño ruido que me despertó.

Abrí los ojos y pude ver la ya repetitiva habitación rectangular y completamente a oscuras salvo por una tenue luz que la dejaba en penumbra. Se trataba de una habitáculo pequeño con tan solo un círculo mágico en ella y un pequeño descansillo.

Estoy recostada en este pequeño descansillo que es minúsculo, casi como un hueco de escalera en el que entrarían apretados máximo 2 personas, y el techo es bastante bajo, puedo sentir como mi pelo roza con él si me pongo de pie.

Pero lo importante de esta habitación claustrofóbica es que debido a que solo hay espacio suficiente para el círculo que transporta a la siguiente sala, y el hueco en el que aparece la persona que ha sido teletransportrada a este sitio, es que mientras ocupe este último, no aparecerá ningún monstruo, convirtiéndolo en una zona segura.

Me incorporo ligeramente de la posición en la que dormía para sentarme apoyada contra la pared mientras mis ojos se clavan en el círculo mágico que tengo delante.

El tono azulado pálido que emana de él no deja lugar a dudas, es un círculo de teletransporte.

En cuanto lo pise, acabaré en alguna parte que casi seguro será un nido de monstruos, convirtiéndolo en una posible trampa mortal para mí, debido a la cantidad excesiva de monstruos que se reúnen en ella y su coordinación para acabar con los invasores.


Llegué a esta situación hace 1 mes.

El motivo fue que por un despiste, acabé activando una trampa.

No tengo excusa... simplemente no tuve nada que hacer para evitarlo. Nos encontrábamos en medio de una pelea contra monstruos y esquivé un ataque de estos dando un pequeño salto hacia atrás y pisé una piedra suelta que me hizo perder la coordinación y me tropecé.

Terminando por pisar una trampa de teletransporte aleatoria. Una trampa que ya habíamos visto y comentado ANTES de que empezara el combate; y aun así, acabé cayendo en ella.

Aparecí en una habitación repleta de monstruos pasando los limites de la cordura.

¿20? Son más... unos 30... Supongo...

Soy una maga, y además me considero una sobresaliente y notaria. Es posible que no pueda conjurar en silencio, pero he aprendido a acortar conjuros y mi velocidad lanzando hechizos es superior a la mayoría de magos.

Pero aun así, y aun con toda la experiencia en combate que cargo sobre mis hombros... esta fue la primera vez que de verdad temí por mi vida antes de un combate; hasta el punto de que esperaba ser eliminada nada más empezar.

Ya de antes de que comenzara el combate, los monstruos en la sala aparecían incluso a través de los círculos de teletransporte hasta llenar mi campo de visión.

Viéndoles, pude confirmar que los monstruos, conocían y sabían utilizar las diferentes rutas a través de círculos mágicos del propio Laberinto. Como si todo el Laberinto fuera su casa; y esos mismos monstruos se posicionan esperando a pobres desprevenidos que acaban pisando las distintas trampas, creando de esta forma un ecosistema mortal.

Ante tal situación, me lancé al combate esperando la muerte, pero no sin antes darlo todo. Porque aunque sabía que mi poder mágico no era ilimitado, y que tarde o temprano se acabaría, aún no quería perder la esperanza.

El combate se perpetuó durante unos tensos y eternos minutos, en los que pude sentir como mi poder mágico alcanzaba el 30%, aunque seguramente estuviera más cercano al 20%. Siempre se me dio bien conocer mis reservas de magia.

Y aun así, el número de monstruos en la sala seguía sin descender, apareciendo nuevos por cada baja que ocasionaba y llevándome cada segundo a un definitivo y seguro jaque mate[22].

No ha aparecido nadie para rescatarme... ¿Me han dejado a mi suerte...? Lo cierto es que hasta yo hubiera hecho lo mismo en una situación en la que tengo que arriesgar mi vida para rescatar a una mujer tan torpe como yo... Da igual que sea una maga imparable, todo aventurero que como un tonto va pisando trampas es una carga para el grupo.

Pero lo cierto es que aun con mis pensamientos, comprendo que no me han abandonado... Mi movimiento causó que Paul también estuviera dentro del rango de acción de la trampa, por lo que es probable que él también haya acabado en otro nido de monstruos.

En los casos en los que el grupo no puede mantener el ritmo debido a bajas importantes, la respuesta más obvia es retroceder de manera temporal y esperar el regreso de los desaparecidos. Pero básicamente, no hay nadie que vaya a venir a ayudarme.

Llegando a esta conclusión, y mezclada con mi desesperación, me fue imposible mantener la calma y aunque continuaba defendiéndome de los enemigos consumiendo mi maná, me eché a llorar como una niña chica.

Cuando sabía que apenas me quedaba poder mágico para seguir manteniendo esta farsa de combate, encontré un punto que avivó ligeramente mi esperanza.

La sala en la que me encontraba tenía 6 círculos mágicos de teletransporte, y aun así, de uno de ellos hacía rato que no había visto aparecer ni un solo monstruo.

¿Será...? ¿que ya no quedan monstruos en la sala a la que lleva ese círculo mágico? Igualmente no me queda alternativa... es un Todo o Nada[23].

Siguiendo ese rayo de esperanza, gasté todo el poder mágico que quedaba en mi cuerpo para limpiar el camino hasta él y correr todo lo que pude para saltar a un círculo mágico que no sabía a dónde me llevaría.


Y así acabé llegando a la habitación en la que me encuentro en estos momentos.


..... He... He conseguido sobrevivir.

Fue una apuesta, pero sabía que el único motivo de seguir con vida en esa situación fue la suerte. Además, por suerte era capaz de generar tanta agua como me fuera necesario, y todavía me quedaban algunas raciones en mi bolsa de viaje.

Viendo la situación, decidí reposar, regenerar mi maná e intentar escapar del Laberinto en solitario.

Incapaz de dormir, me pasé ese día pensando en cómo sobrevivir a mi situación actual.

Al final, la única conclusión a la que llegué fue seguir adelante a través del círculo que tenía ante mí, viendo si me llevaba a algún lugar conocido; pero no fue así. El pasillo en el que aparecí no me sonaba de nada ni parecía haber sido atravesado por mi grupo, con las botas especiales de Gisu-san.

Ya me habían avisado del movimiento caótico de este Laberinto, pero parece que me he alejado mucho de mi grupo...

Comencé a hacer el mapeo[24] de la zona por mi cuenta, porque era necesario para escapar de este sitio; pero lo importante es que seguí adelante.

Se me había pasado por la cabeza esperar en la zona segura a que alguien viniera a rescatarme, pero comprendí que el grupo de Paul-san podía haber sido aniquilado por completo, y no había visto más aventureros que se adentraran en este sitio.

Las trampas de teletransporte son más peligrosas de lo que me imaginé...

Continuo el trayecto sin encontrar bifurcaciones hasta llegar a una habitación con 3 círculos mágicos que emitían una luz tenue; no me lo pensé demasiado, hice una señal en el primero de ellos y salté a su interior, acabando en un nuevo pasillo.

Este ciclo lo repetí en varias ocasiones, entendiendo que si no avanzaba de esta forma, jamás escaparía de este sitio; aunque me mantuve alerta de no pisar por equivocación de ninguna trampa ni círculo mágico oculto, relentizando demasiado mi paso, pero siendo una actitud necesaria.


¿Estaré saliendo de aquí o adentrándome más....?

Soy incapaz de responder a esta duda que me reconcome, debido a que soy incapaz de posicionarme aun según ninguna referencia, y el ser teletransportada solo confunde aún más mi sentido de la orientación.

Pero incluso tan preocupada por este hecho, no me detengo y continúo avanzando; aunque llegó el día en que fue necesario conseguir comida y me vi obligada a comerme la carne de los monstruos que voy derrotando para seguir adelante.

¿Cuántas veces habré aparecido en medio de un nido de monstruos?

No sabría responder a esta pregunta, pero en cada una de esas ocasiones he repetido mi combate hasta la muerte sin llegar al nivel de peligro de la primera vez debido a que siempre salto en el círculo mágico del que no venga venir a los monstruos.

Lo que me devuelve a exactamente esta misma habitación del primer día.


¿Cuántas veces habré acabado en este sitio? ¿5? ¿10 veces ya?

Y aun así, cada vez que piso el círculo mágico frente a mí me lleva a un punto distinto en este Laberinto, aunque por algún motivo, siempre regreso a este lugar.

Este hecho que tanto mi cuerpo como mi mente acabaran cansados y agotados.

Como era de esperar... empiezo a sentir que mi resistencia es inútil...

Mi reloj biológico me confirma que ya ha pasado un mes desde que entré en este lugar[25], y tras todo este tiempo, no he conseguido alterar lo más mínimo mi situación y cada vez que entro en combate temo por mi vida.

Sé que nunca hay un combate en el que no se arriesgue la vida, cualquier ataque puede causarte que te desvanezcas o pierdas la concentración, una herida sangrante puede conseguir que te desangres en el sitio o que te desmayes.

Y hasta los monstruos han aprendido de mis ataques... ¿cuántas veces han esquivado mis hechizos saltando en los círculos mágicos que les rodean? Empiezo a pensar que son más inteligentes de lo que imaginaba...

Al final no me queda más remedio que huir de los nidos de monstruos saltando a ese círculo mágico del que no sale ninguno, volviendo al principio y perdiendo el tiempo.

Siento que voy a llegar pronto a mi límite...

Me duele todo, no me queda comida y la carne de estos monstruos sabe fatal, por no hablar de que si no utilizo magia Restituyente después de comer, mi salud empeora. Mi cuerpo empieza a venirse abajo y lo único en lo que puedo confiar es en mi poder mágico para seguir con vida.

¿Hasta dónde llegaré hoy? ¿Dónde apareceré? ¿Apareceré en un nido de monstruos? ¿Serán capaces de coordinarse estratégicamente para acabar conmigo esta vez? ¿O se me acabará el poder mágico antes y se lanzarán contra mí para descuartizarme y comerme? ¿Tendré la suerte de conseguir escapar otra vez de un grupo de monstruos? ¿Volveré aquí otra vez para empezar de nuevo?

Esas dudas hacen que apriete con fuerza mi báculo y mis pies no se atrevan a dar un paso adelante.

Es posible que los monstruos me estén esperando, sabiendo que estoy en esta sala... Sabiendo que otra vez saldré de ella y acabaré de nuevo en su trampa mortal... Estoy segura de que me esperan.... Que me observan en todo momento esperando que cometa un error para comerme.

Algo me dice....... que esta será la última vez que salga de este cuarto.


"..."


Fue en este preciso momento en el que de verdad fui consciente de que encontraría la muerte en este sitio, no cuando entré con el grupo de Paul, ni siquiera en el resto de días que estuve deambulando sola. Lo más cercano fue cuando me me encontré en el nido de monstruos por primera vez.

Si muero aquí, nadie encontrará mi cadáver, se lo comerán... moriré sin dejar ni rastro...

Tengo miedo......

Mi mandíbula, presa del pánico, se puso a agitarse y resonar en la habitación mientras tiritaba por el miedo a morir; y al oírla, de forma impulsiva, aunque quería ponerme a gritar, lo que hice fue apretar con más fuerza mi báculo para intentar controlar mi miedo.

¿Cuántas veces he estado con un pie en la tumba? Soy una aventurera... he visto muchas veces como otros morían frente a mis ojos. Como esa vez en la que un demonio partió en 2 a un gran guerrero como si fuera una simple rama seca, o esa otra en la que el astuto mago fue aplastado por un monstruo en un arrebato. Guerreros ágiles, magos poderosos, cazatesoros habilidosos... a todos esos los he visto morir frente a mí.

Viendo esas escenas, comprendí, aunque levemente, que algún día me llegaría la hora a mí también, aunque no pude evitar entonces, cuando vi como otro moría frente a mis ojos, pensar que al menos no fui yo...

Pero en esta ocasión, temo que será mi vida la que acabe a manos de los monstruos.

¿Acaso algo de lo que he conseguido hacer en mi vida ha podido ser considerado como un gran logro? Todavía me queda mucho por hacer... ¡Todavía no he cumplido mi sueño! Quiero... quiero ser una profesora... quiero enseñar a otros lo que sé... me encanta hacerlo. Sé que no soy la mejor, pero aun así, quiero dar clase y enseñar a mis alumnos...

Pues bien, cuando todo esto termine y finalmente rescatemos a Zenith-san... ¡Iré a la Universidad de Magia de Ranoa, pasaré la prueba para convertirme en profesora del centro y daré clases allí!

Sé que me fui de ese lugar tras discutir con mi Shishou... pero aunque vuelva a discutir con él, siento que ahora, tras todo lo que he vivido... seremos capaces de entendernos. Y quién sabe... Recuerdo que era una persona ambiciosa, así que lo mismo se ha convertido en el subdirector del campus, ¡o puede que hasta el director!

Pero aunque tenga que agachar la cabeza y disculparme, quiero poder tener una vida normal, ser feliz como el resto de personas... podría... incluso casarme con alguien a quien ame, que nos vayamos a vivir juntos y pasemos noches ardientes juntos... Por mucho que sea de una raza demoniaca y mi cuerpo el de una niña pequeña... Pero creo que podré conseguirlo, o al menos, no creo que sea imposible.


"Haahh...."


Aun con la euforia momentánea que sentí, no pude evitar suspirar ante mi optimismo.

En una situación así, pensar en sueños es un poco.... Sé que voy a morir aquí, mi sueño no se cumplirá, sufriré una muerte horrible sin que quede ni un hueso que enterrar en mi tumba... No me queda esperanza, jamás he escuchado que una persona en esta situación acabara siendo rescatada.

.

..


"No quiero morir..."


Di un paso al frente y entré en el círculo mágico.

Exactamente porque no quiero morir.


2ª Parte[edit]

Mi corazonada resultó ser cierta.

Aparecí en un pasillo desconocido, aunque encontré varios círculos mágicos marcados por mí dejándome claro que ya los había atravesado antes, y mientras seguía avanzando, sentí de manera instintiva que me acercaba a otro nido de monstruos.

Y cuando finalmente llegué a la trampa mortal, comprendí que era imposible salir de esta.

En la habitación a la que llegue, pude ver montañas de monstruos que apilaban los cadáveres de sus compañeros caídos cubriendo y bloqueando así el círculo mágico que siempre había usado para escapar.

Parece que los monstruos no pueden ser teletransportados a ese cuarto por alguna razón.

La única opción que me quedaba si quería volver a esa habitación segura era zambullirme en el montón de cadáveres e intentar llegar al fondo para ser teletransportada.


"Pero para hacerlo... ¿Tengo que defenderme de esta multitud?"


Y aun en esta situación, no pude evitar pensar que su organización era maravillosa.

En el centro de su formación, el círculo mágico que me llevaría al refugio envuelto en una montaña de cadáveres, y el resto de monstruos se habían colocado a su alrededor. Los Iron Crawler se habían posicionado en primera línea, pero dedicándose exclusivamente a proteger al resto, sobre sus caparazones, varias Tarántulas Deathlord iban moviéndose de un lado a otro buscando un flanco desprotegido para atacarme con sus telarañas.

Y por si fuera poco, en la retaguardia se encontraba un Mad Skull, una enorme figura de arcilla escondida tras el montón de cadáveres y la línea defensiva de Iron Crawlers lanzando piedras desde su posición.

Esto no son monstruos movidos por instintos, sino que claramente son un ejército organizado.

Mientras pensaba esto, comencé mi ofensiva mágica.


"¡Oh, majestuosa tierra! ¡Álzate y decora mi armadura con tus galardones! ¡『PETRA-CUSTODIA』!"


A mi alrededor, el suelo comenzó a reformarse en una muro que rodeaba mi cuerpo, y aunque pudiera seguir imbuyéndolo de poder mágico hasta cubrirme completamente en él, me conformé con dejarlo a la altura de mi cuello para no perder visibilidad y al mismo tiempo me protegiera de las cargas de los Iron Crawlers.


"¡Oh, vigorosa lluvia! ¡Precipítate sobre el suelo que pisamos para inundar el mundo entero! ¡『AQUA-PLUVIA』!"


A mi alrededor fueron apareciendo gotas de agua que levitaban sobre el suelo, antes de salir disparadas hacia los monstruos a mi alrededor, aunque al impactarles lo único que conseguía era mantenerlos alejados de mí, sin apenas causarles daños.

Había contado con eso y en el hechizo que iría a continuación de este.


"¡Diosa que habitas la cúpula de los cielos! ¡Desciende a esta tierra agitando tu cetro para congelar el mundo entero! ¡『GLACIE-TERRA』!"


Todos los monstruos que habían sido rociados con el agua con el que los había alejado de mí crujieron al tiempo que su piel se congelaba y endurecía.

Diluvio y Campo Helado se combinan para generar el hechizo combinado Nova de Escarcha[26], consiguiendo que la 1ª línea al completo de enemigos se detuviera en seco; pero necesitaba un hechizo adicional para conseguir mi objetivo, en este caso, magia de nivel Avanzado.


"¡Rey helado que gobiernas los campos nevados de este mundo, dibuja de blanco estas tierras llevándote contigo toda su calidez! ¡Convierte en tuyo este suelo y que los enemigos no escapen de tu yugo! ¡『GLACIE-TEMPESTAS』!"


Pude terminar de pronunciar el conjuro acortado y gran cantidad de enormes lanzas de hielo aparecieron dibujando un enorme arco sobre mí, dejando atrás a los congelados enemigos de la primera línea para acabar con los enemigos de la retaguardia que principalmente se dedican a atacar.

Esta fue la estrategia con la que conseguí superar el Laberinto en Shirone; la combinación de hechizos que me dio la victoria entonces. Aunque en este caso...


"... Como me temía..."


Conforme los enemigos de la retaguardia iban cayendo, fueron apareciendo nuevos de los distintos círculos mágicos que había en esta sala, pisando a sus compañeros caídos para continuar su ataque rellenando las bajas a un ritmo increíblemente alto.


"¿Al final fue una resistencia inútil?"


En nada de tiempo, la habitación volvió a llenarse de monstruos y la desesperación se apoderó de mi mente conforme los monstruos fueron siendo sustituidos por nuevos.

Ese montón de cadáveres de por sí es un problema... necesito atravesarlo para llegar al círculo mágico, pero me faltan manos...


"¡Kuu~!"


Desde detrás del montículo de cadáveres la Mad Skull lanzó un peñasco en mi dirección, agrietando mi Fortaleza de Tierra, y los Iron Crawlers que se habían descongelado cargaban contra la pared para romperla aprovechando al abertura.

Viéndoles, una gota de sudor frío recorrió mi espalda.


"¡Espada ardiente, prende y destroza a mis enemigos! ¡『IGNI-ACUTUS』!"


Una espada de fuego saltó de mis manos y atravesó el caparazón del Iron Crawler dejando los bordes de un color rojo intenso; tras recibir el ataque, el Iron Crawler se revolvió segundos antes de morir.

Los Iron Crawlers son débiles al fuego, pero debido a que nos encontramos en un Laberinto, no es recomendable utilizar este elemento, pero ya de por sí tengo un pie en la tumba, así que no me queda más remedio que utilizar todo medio a mi disposición para sobrevivir.


"¡Oh, majestuosa tierra! ¡Álzate y decora mi armadura con tus galardones! ¡『PETRA-CUSTODIA』!"


Nuevamente, genero una barrera a mi alrededor con magia de Tierra, aunque mis reservas de maná están disminuyendo a un alto ritmo constante.

No me queda mucho tiempo... ¿qué hago para sobrevivir...? Piensa, piensa...

Sintiéndome entre la espada y la pared, estrujo mi cerebro en busca de una solución que me ayude a sobrevivir en esta situación mientras continúo acabando con los monstruos a mi alrededor.

...... No se me ocurre nada... ¿Jaque mate? ¿Aquí se acaba mi camino? ... ¿Aquí voy a morir al final?

No me detengo en mi defensa férrea, pero mi esperanza empieza a desaparecer.


"...Ah~...."


Mi estabilidad desaparece, mi cabeza me da vueltas y empiezo a perder el sentido. Comprendo que mi poder mágico está en las últimas y que como continúe lanzando hechizos me acabaré desmayando.


"N-No quiero..."


Agarro con todas mis fuerzas mi báculo para sobreponerme.

No quiero morir... No quiero morir...

Mientras pensaba en esto, por mi cabeza comenzaron a aparecer escenas de mi vida una tras otra.

La cara de decepción mis padres poco después de mi nacimiento cuando comprendieron que yo era la única en esa silenciosa aldea que era incapaz de comunicarme mentalmente con el resto de los Migurd. Y como, sintiendo lástima de mí, decidieron enseñarme a comunicarme verbalmente.

El día en el que un mago vino de visita a nuestra aldea y la impresión que me causó, suficiente para que quisiera aprender magia; llevándome a marcharme a escondidas de allí conociendo únicamente magia Básica de Agua.

Como tras abandonar la aldea me encontré con 3 chicos con los que estuve de aventuras durante años; hasta que uno de ellos murió y el grupo tuvo que disolverse.

Mi viaje al continente central tras este hecho, mis encuentros con distintos tipos de gentes, y cómo acabé descubriendo la existencia de la Universidad de Magia de Ranoa, en la que me inscribí.

La impresión que causó en mí mi primera clase, sacar la mayor nota en un examen, que mis habilidades causaran envidia entre el resto de compañeros, mi compañera de cuarto del dormitorio con la que hablaba de todo.

Recordé el día que llegué a nivel Avanzado y conocí a mi Shishou, quién me enseñó magia de nivel Santo; mi nivel llegó a tal punto en el que fui capaz de combinar mis hechizos con maestría en medio de situaciones arriesgadas. La discusión que tuve con mi Shishou y su enfado entonces.

El día de mi graduación de la Universidad, y mi marcha poco después sin decirle ni una sola palabra a la persona que tanto me había enseñado.

Mi viaje a Asura, pensándome suficientemente hábil como para trabajar en la mismísima capital más rica del mundo, y mi decepción cuando comprendí que no había lugar para mí en ese lugar, acabando en la frontera de ese país mientras buscaba un lugar en el que asentarme. Recuerdo que no sabía qué hacer entonces.

Como, casi sin querer, encontré un aviso de una persona que buscaba un tutor particular, y de ahí a conocer a Paul y su familia, en la que se encontraba Ludy.

Sentí envidia de ver la tan buena relación entre Paul y Zenith; y me sorprendió, hasta el punto de sentir celos, del talento de Ludy para la magia.

El respeto que sentí por un simple niño que aun con todo el potencial que poseía no dejaba que su ego se inflara en exceso, simplemente aprendiendo y comprendiendo que el mundo era un lugar enorme... No me atreví a quedarme una vez le enseñé todo cuanto sabía y Ludy se convirtió él mismo en un mago Santo de Agua.

El día en que decidí a adentrarme en el Laberinto que había aparecido cerca de Shirone, y como, una vez lo conquisté siguiendo un estúpido sueño acabé trabajando para el rey de Shirone; donde me dediqué a enseñarle magia al príncipe Pax y la mala experiencia que tuve en comparación con enseñarle a Ludy. Con esa experiencia comprendí mi falta de talento para la enseñanza.

De cómo la carta que me mandó Ludy me ilusionó tanto, que decidí ayudarle a entender el idioma del Dios Demonio con una libro que describiera todo cuanto sabía de Makai[27]. Recuerdo que poco después de terminarlo, empecé a sentirme más disgustada con Shirone, hasta que decidí marcharme.

Y entonces llegó la Catástrofe Mágica; motivo por el que conocí a Elinalise y Talhand. De todos los momentos que me dejaron boquiabierta al ver el estilo de vida tan libre que llevaban.

Nuestro viaje al continente demoniaco, donde acabé reencontrándome con mis padres tras tantos años, y del día en el que por fin comprendí el amor que sentían por mí.

El encuentro con Kishirika.

También...

Además...


Imágenes de cada momento siguieron apareciendo en mi mente, pero el proceso en sí no duró más de unos instantes.

Momento en el que Iron Crawler apareció frente a mí y me trajo de vuelta a la realidad.

Había lanzado una Nova de Escarcha para congelar de nuevo la primera línea, pero debido a los conjuros de Fuego que había utilizado en el combate, la temperatura ambiental había impedido que el efecto durara tanto como al principio.

.... Es el fin...

No quiero... No quiero morir así...

¡No quiero morir aún!


"No...¡NOOOOOooooooooo....!"


Sin saber lo que hacía, intenté defenderme golpeándole con mi báculo, pero una tela de araña alcanzó mi arma improvisada y esta acabó en el suelo.


"No quiero morir... No así... Que... ¡Ayuda...! ¡Que alguien me ayude...!"


Retrocedo intentando alejarme del peligro, pero una pared me bloquea el paso. El Iron Crawler se acerca peligrosamente, a su espalda, un sinfín de gusanos también viene hacía mí.

¿Cuántos habrá? Ya no me queda poder mágico... Tampoco tendría tiempo para conjurar un hechizo... ¿Voy a ser devorada viva? ¡No quiero! ¡¿Por qué debo morir de esta forma?!


"Que alguien... Que alguien me ayude..."


Ah~.....ah...... Supongo que no cumpliré lo que le prometí a mis padres de ir a verles...

Ese fue mi último pensamiento antes de aceptar mi final.

Y conforme el monstruo se acercaba a mí, cerré los ojos con fuerza, incapaz de soportar la escena que iba a ocurrir.


3ª Parte[edit]

Apretándome contra la pared y con los ojos cerrados me mantuve durante el equivalente a una eternidad, pero nunca llegué a sentir el impacto del monstruo.

¿Habré muerto sin darme cuenta? .... Si puedo pensar esto, no debería estar muerta... ¿o sí?

En el estado de pánico en el que me encontraba, no era capaz de razonar lo que había ocurrido ni tampoco me atrevía a abrir los ojos. Lo que sí pude sentir, o mejor dicho NO sentir, fue que todo sonido había desaparecido.

¿Estaré ya en el mundo de los muertos?

Asustada y preocupada, no me quedó más remedio que abrir los ojos, y lo que pude observar fue algo inimaginable.

Estaba en un mundo hecho completamente de hielo.

Todo a mi alrededor había tomado un tono perfecto de blanco hielo, incluidos los monstruos que hasta hace unos segundos me estaban asaltando, todos ellos; las Tarántulas Deathlord, los Iron Crawlers y hasta el Mad Skull hasta el muñeco de barro creado por él mismo para proteger su calavera. Este último comenzó a desmoronarse al dejar claro que la calavera en su interior había encontrado su final gélido.

Cuando los pedazos del enorme monstruo deshecho tocaron el suelo, un fuerte sonido similar a cristales rotos se extendió por la sala.

¿Se había congelado todo el cuerpo, incluyendo su interior?

Comparado el resultado con mi Nova de Escarcha, que tan solo es capaz de congelar la capa exterior de los enemigos, el poder que ha conseguido el efecto que ven mis ojos es infinitamente superior.


"...Eh?"


Ningún monstruo ha sobrevivido a este frío... ¿Cómo ha ocurrido algo así?

La situación era incomprensible, pero aun en medio de la confusión, alargué mi mano para recuperar el báculo que momentos antes se había desprendido de mi mano.


"¡Kyaa!"


El báculo estaba TAN frío que lo solté instintivamente nada más rozarlo, y el báculo resonó en la sala rodando por ella. Y quizás debido a este sonido, alguien en la sala pronunció unas palabras.


"Ah..... Menos mal..."


Paseándose entre las estatuas de hielo de la habitación con mucha soltura, se acercó hasta mí un joven. Fui incapaz de calmar mi agitado corazón que se había acelerado al ver su figura.

A mis ojos, se trataba del hombre perfecto... un rostro amable con un pelo sedoso, alto; y además debía ser un mago, por el manto que llevaba puesto, pero aun así, su físico estaba bien desarrollado y su cuerpo claramente entrenado.

El hombre se acercó hasta mí, llevando en su mano un imponente báculo y un manto en tonos grisáceos; cuando estuvo delante mía, pude notar que me observaba claramente tranquilizado al verme.

Y en cuanto estuvo a mi altura, se arrodilló frente a mí y hundió su cabeza en mi cuello al tiempo que me abrazaba, respirando con fuerza con su nariz pegada a mi cuerpo, demostrando gran cantidad de emociones en el gesto.


"Su~u...."

"¿Eh? ¡¿Ehhh?!"


Me abrazaba con fuerza, sus fuertes y musculosos brazos me ofrecieron una sensación de tranquilidad, sintiendo además una calidez y gentileza en el gesto. Debido a la cercanía, llegó a mi un suave aroma agradable con un ligero toque a sudor, pero por algún motivo me pareció un olor nostálgico.


"~~...¡!"


Y en ese momento, al ver su gesto, recordé algo importante...


"¡Ah!"


Lo que me hizo apartarle de mí con fuerza, al tener en consideración que llevaba un mes encerrada en este sitio y no me había duchado.


"¿? ¿Por qué?"


Me miró sorprendido.

Ah... qué tonta soy... ¿Por qué le aparto? Esta persona ha venido a rescatarme, ¡le debo la vida! Pero... Pero es que... no me gustaría que se molestase por mi olor... no quiero que se piense que apesto... Aunque... ¿acaso importa eso ahora? ¿Por qué me he preocupado por eso? ¿Por qué no me entiendo ni a mí misma?


"L-Lo siento... pero el olor..."

"¿O-Olor....? ¡Ah! ¡Perdona!"


Para mi sorpresa, mi salvador comenzó a olfatear su ropa.


"Ah, ¡No me refiero a eso! Digo que yo huelo mal. Llevo encerrada en este sitio un mes entero..."

"Oh, así que te referías a eso... Bueno, la verdad es que a mí personalmente no me importa."

"Pues a mí personalmente sí."


No debí haber dicho eso... Pero a lo hecho, pecho....... lo primero que debo hacer ahora es agradecerle su ayuda, y lo siguiente, es conocer correctamente a la persona que vino a salvarme.


"Muchísimas gracias por venir a rescatarme..."

"No hay de qué, es normal que viniera en tu ayuda."


... ¿Normal? No recuerdo a nadie que me deba tanto como para arriesgar su vida para rescatarme de una muerte segura a manos de esta cantidad de monstruos.... Pero volviendo a lo importante... ¿Quién es? ¿A quién le debo la vida?

Intentando calmar mis emociones me aclaré la garganta e intenté hablar con la actitud más respetuosa a mi alcance en esta situación, teniendo en cuenta que todavía mis piernas no me permitían ponerme en pie.

Cough


"... Encantada de conocerle, señor, soy una aventurera conocida como Roxy Migurdia. ¿Sería posible que me concediera el honor de compartir conmigo su nombre?"


Tras mis palabras, el fantástico joven se quedó petrificado como el resto de monstruos de la sala.

... ¿Habré dicho algo raro?


"¿Q-qué has dicho...? ¿E-encantada de conocerme?"

"¿Eh? ¿Es posible que nos conociéramos de antes? Si ese fuera el caso, lo siento de verás, pero no consigo recordarle, señor..."


Ahora que lo menciona... tengo la extraña sensación de que le he visto en alguna parte... ¿De qué me suena este hombre? Se parece un poco a Paul-san, ¿no? Me extraña que haya olvidado a alguien así.


"Sigo sin recordar quién eres, lo lamento."


El color en su cara se fue tornando azulado.

¿Le habrá molestado que no le recordara? Algo me dice que le conozco de algo, me guste o no, algo en su cara me suena... lo tengo en la punta de la lengua, pero es de hace bastantes años, no me cabe duda...


"No me... R-R-Recuerda..."


Su cabeza se balanceaba de lado a lado y sus piernas parecían fallarle mientras se tambaleaba hacia atrás; e inesperadamente, se le inflaron las mejillas como si intentara contener algo en su boca...


"Blleeeeeeeeehhhhhggggggrrrr."


Y comenzó a vomitar.


Poco después, Paul-san y el resto del grupo llegaron a donde nos encontrábamos y me llevaron a un lugar seguro, donde por fin fui capaz de comprender y asimilar que había sobrevivido a mi cautiverio.

Pude ver como se reían un poco entre ellos al ver a Ludy... Ludeus y explicarme de quién se trataba.

Y pensar que ese pequeño chico de un pueblo remoto de Asura se convertiría en un adulto tan imponente en tan pocos años.

Ludeus Greyrat, el pequeño genio al que le di clases cuando solo tenía 5 años, se había convertido en todo un hombre y me había rescatado de una muerte segura.


Capítulo 121 - La Tenacidad de un Mago[edit]

1ª Parte[edit]

Tras tantos años sin ver a Roxy, pude comprobar que no había cambiado lo más mínimo desde la última vez que la vi; y no solo me refiero a su cuerpo, que también, pero tampoco ha cambiado su actitud ni su forma de comportarse.

Lo que sí ha cambiado, y seguro que ha sido por los días que estuvo atrapada en este Laberinto, es que se encontraba bastante desgastada físicamente. Tenía ojeras, se le notaba que había pasado bastante hambre por sus mejillas, y su coleta estaba totalmente deshecha; por no hablar de que toda su ropa estaba bastante sucia, haciéndola ver como una niña abandonada en el borde de la calle principal de alguna ciudad.

Y aun así, Roxy seguía siendo tan Roxy como la última vez que la vi.


Gisu decidió que no perdiéramos más tiempo en volver a la ciudad, decisión que me pareció acertada.

Talhand la llevaba en su espalda conforme volvíamos recorriendo el mismo camino que habíamos tomado para llegar hasta aquí. Me ofrecí voluntario para cargar con ella, pero me lo negaron debido a que era necesario que combatiera para acelerar el paso, por lo que no me quedó más remedio que dejar que el Enano cargara con mi Diosa.

Me parecía ofensivo que ese viejo tan poco cuidado y pasota cargara con Roxy, pero daba la impresión de que era el único que pensaba de esa forma, porque nadie se quejó, ni siquiera Roxy, que iba a su espalda.


"Talhand-san, perdona que te moleste de esta forma."

"No te preocupes, Roxy, me encanta ayudar y más si es a ti."

"Dime una cosa, Talhand-san, ¿huelo mucho? Viendo como Ludy se puso a vomitar, debe ser un olor insoportable..."

"¡Jajaja! Si me quejara por el olor con solo esto, me sería imposible vivir como aventurero."


Mientras recorríamos el Laberinto, escuché esta conversación a mi espalda.

Elinalise me contó que viajaron ellos 3 por el continente demoniaco, y la verdad es que se nota la confianza entre ellos...... demasiada.

Puedo sentir una punzada de celos en mi corazón.


"Sensei... lo que me pasó no tuvo nada que ver con tu olor, ¿de acuerdo?"


Incapaz de controlarme al escuchar a Roxy pensarse que su maravilloso olor me había hecho vomitar, no me quedó más remedio que darle una explicación. Roxy por su parte me miró con curiosidad, y cuando nuestras miradas se cruzaron apartó la mirada.


"Ent-... ¿Entonces por qué vomitaste?"

"Porque la mezcla entre la felicidad de volver a verte y la pena de ver que me habías olvidado hicieron que mi estómago se revolviera demasiado."

"... No es que te hubiera olvidado... pero me era imposible enlazar al pequeño y adorable Ludy contigo, has cambiado mucho."


Roxy murmuró estas palabras y sin más, se quedó en silencio.

Bueno... es cierto que he crecido bastante, así que imagino que es normal que no me reconociera.


"..."


La conversación no fue especialmente larga, pero tras escuchar la voz de Roxy por primera vez en bastantes años, fue suficiente para calmarme al sentir la caricia del sonido divino en mis oídos.

Debo controlarme, o podría cometer algún fallo por no estar atento...


2ª Parte[edit]

Cuando conseguimos regresar a la superficie, el grupo de Lapan se enteró del regreso de Roxy y estos no pudieron contener lágrimas de felicidad.

Supongo que esta debe de ser la primera buena noticia desde que comenzaron a explorar el Laberinto... Lo cierto es que me gustaría poder disfrutar de Roxy en solitario, pero no puedo ser egoísta, y debo dejar que todos disfruten de los eventos felices.

Lilia no tardó en llevarse a Roxy al baño, para ayudarla a asearse debido al agotado cuerpo de Shishou.

Mientras se encontraban en eso, andaba dándole vueltas a cómo ayudar a Roxy de alguna forma mientras rondaba su puerta, pero Vera me echó del lugar avisándome que no queda bonito que alguien esté dando vueltas en la puerta del cuarto de una chica que se está lavando.

¿Acaso insinúa que tenía algún motivo oculto para hacer eso? ¡Tan solo quería ayudarla de alguna forma! ¡En serio! ¡Solo eso! ..... Aunque bueno, no puedo negar que debido al extravío de sus bragas se me puede considerar un delincuente con antecedentes... pero... ¡Soy inocenteeeee! ¡Lo Juro!

Estuve tentado de hacérselo saber a Vera, y ayudar con alguna cosa, como la colada de Roxy, pero pensé que lo mejor sería que me contuviera.

.... Mejor no... Hablamos de mí... Estoy seguro que si tuviera delante mía la colada de Roxy limpita para doblarla, mi mano no podría resistir la tentación de abalanzarse sobre el clon de la Reliquia Sagrada para añadirla a mi templo privado... No me creo capaz de silenciar las voces en mi cabeza gritándome que lo hiciera...

Así que... como TODAVÍA soy inocente, mejor me voy.


Por otra parte, me da la sensación de que Roxy necesitará varios días de descanso para recuperarse; aunque, teniendo en cuenta que es una aventurera consumada, es posible que simplemente tras dormir un poco y comer bien se acabe recuperando antes, después de todo, no ha sufrido daños y era capaz de mantenerse en pie.

Por lo que es probable que en ese aspecto, sea menos de lo que pienso.

Pero vaya... nada más verla, lo primero que hago es vomitar delante de ella... espero que no haya afectado a su imagen de mí. Pero es que no me esperaba que se hubiera olvidado de mí, fue un shock increíble........ Aunque ahora que lo pienso, ¿no me contó Sylphy que le causó una horrible sensación el pensar que la había olvidado? ¿Es posible que Sylphy sintiera lo mismo que yo en ese momento?

Cuando regrese, pienso pedirle perdón por lo que le hice pasar...


3ª Parte[edit]

Roxy al terminar de ducharse se acostó, y estuvo durmiendo durante un día entero.

Algo normal teniendo en cuenta cómo debe haber sido intentar dormir sabiendo que algún monstruo podía aparecer mientras duermes para atacarte.

Estuve rondando su habitación nuevamente con la intención de ser el primero en darle los buenos días cuando despertara, pero Lilia fue la que me echó en esta ocasión para que la dejara descansar. No me defendí porque al menos conseguí llevarme un precioso primer plano de la cara de Roxy mientras dormía.

Con eso me vale... espero que despierte pronto.


Al día siguiente, Roxy ya se había despertado y bajó a la mesa en la que estábamos desayunando.


"¡Roxy-sensei! ¡Buenos días...!"

"Ah, Ludy-... Ludeus-san, buenos... días."


En la mesa nos encontrábamos tan solo Elinalise, Paul, Talhand y yo, el resto estaban ocupados de compras.

Nuestra organización indica que el grupo que explora principalmente reposa cuando se encuentra en la ciudad, mientras que es el grupo base el que se encarga de obtener materiales y herramientas para repetir la exploración. La única excepción es Gisu, que por algún motivo se encarga de organizar al grupo base.

Parece del tipo de persona que le gusta trabajar, o quizás sea que simplemente se esfuerza mucho... ¿no le iría mejor si dejara de ser aventurero y se metiera a director u organizador de algún gremio o algo similar?


"Chicos..."


Todos se encontraban observando a Roxy desde la mesa, al ver que su expresión parecía que quería decir algo importante. Lo que hizo a continuación la pequeña maga fue inclinarse ante todos y cada uno de los presentes de manera individual.


"Siento haberos causado problemas en esta ocasión. Pero quiero que sepáis que si estoy aquí, es gracias a vosotros."


La respuesta a esta acción varió según los presentes.

Una persona dijo que no tenía de qué preocuparse, y puso su mano en el hombro de la pequeña.

Otra persona asintió, añadiendo que estaba claro que irían a rescatarla.

La tercera simplemente bebió un poco de alcohol y le ofreció la botella.

Y la última se quedó sin palabras al escuchar lo que dijo la maga tras su regreso.


"Bueno, si hay alguien a quien quieras agradecérselo, debería ser a Ludy... Si no se hubiera puesto a decir cosas raras como Tou-san, siento la presencia de Dios, y correr a toda prisa destruyendo todas las paredes que se pusieron en su camino, es probable que no hubiéramos llegado a tiempo a salvarte."


Por como lo ha dicho, Paul puede que se pensara que me asaltaba la locura... pero es que de verdad pude sentir dónde se encontraba Roxy por algún motivo en cuanto llegamos a la tercera planta; además de sentir que se encontraba en problemas.

Debido a esa situación de estrés, no me lo pensé 2 veces y corrí en línea recta haciendo caso a mi presentimiento sin importarme causar derrumbes por el camino, explotando todas las paredes en mi camino.

Aunque sigo sin comprender cómo pude sentir eso... Pero por algún motivo, estaba seguro de que era Roxy. No me cabe duda de que la relación que tengo con Roxy es tan fuerte que fue lo que nos hizo encontrarnos; seguro que ha sido eso...

Pero... aunque solo sea un poco, pienso que Hitogami quizás tuvo algo que ver, aunque no lo creo. Solo hay un Dios en mi religión... ¡Ah, claro! ¡Como la Diosa Roxy estaba en problemas, lo que recibí fue un presagio divino! ¡Eso tendría sentido!

Mientras andaba perdido en mis pensamientos, Roxy se giró hacia mí y volvió a inclinar su cabeza.


"Hmmm, Ludeus...-san, m-muchísimas gracias por salvarme."


.... No sé por qué.... pero siento que hay como un muro enorme entre Roxy y yo... ¿Será porque está siendo muy formal? Me está llamando Ludeus-san... es raro... como si quisiera hablar respetuosamente pero solo consiguiera dejar clara la distancia.


"De verdad, no tiene importancia, es normal que hiciera lo posible por rescatarte. Pero lo que sí te quería pedir es que me llamaras Ludy, como siempre hiciste."


Al oírme decir esto, Roxy por algún motivo bajó la mirada y casi suspiró su respuesta.


"P-Pero... Esa forma de llamarte... ¿no es demasiado... personal?"

"¿Cómo vas a decir que llamarme así es demasiado personal...? Eres mi sensei, si piensas que lo correcto es llamarme Ludeus-san, entonces mi padre también tendría que llamarme de esa forma."

"¡¿Eh?! ¡¿A qué ha venido eso?!"


Estaba completamente enfrascado en mi conversación con Roxy, ni siquiera oí el comentario de Paul.


"Por favor, llámame Ludy, como siempre. No importan los años que pasen, para mí, Roxy Migurdia siempre será mi irreemplazable y respetada sensei."


Tras decirle esto, Roxy se quedó sin palabras.

Parece enfada por algo de lo que dije, tiene el rostro enrojecido... O a lo mejor tiene fiebre o algo, debería descansar todavía más después de todo.

Tras unos segundos, se dio a sí misma una bofetada en ambas mejillas.


"Tienes razón, ¿no es cierto..., Ludy?"

"Mejor así, sensei."


Como avergonzándose por la escena, Roxy me miró con una sonrisa un tanto forzada, el tono rojo de sus mejillas todavía presente, en este caso debido al par de adorables bofetadas que se había dado.


"Pero vaya, ha pasado tiempo, pero has crecido mucho."

"Es normal, los humanos somos así... aunque veo que tú no has cambiado nada, sensei."

"Ya... tan pequeña como de costumbre..."

"Pues yo no te veo tan pequeña como dices."

"¿En serio...?"


Cuanto tiempo sin este tipo de conversaciones... Si cerrara los ojos, no me extrañaría imaginar esta misma escena en la casa de la aldea Bonna y todos los grandes momentos que compartimos juntos.

El día que nos conocimos... el día que me dio clase por primera vez... el día que obtuve la Reliquia Sagrada... el día en que me enseñó la magia de nivel Santo... nuestra despedida... esos días en los que nos escribíamos cartas...

Para mí, todos esos son recuerdos importantes e inolvidables.


"Pero, Ludy, he de decir que esa magia que usaste fue impresionante. Parece que aunque no he estado allí para verlo, has continuado tu entrenamiento correctamente. ¿Acaso fue magia de nivel Imperial[28]?"

"¿? ¿A qué te refieres con eso?"


¿Habré usado magia de nivel Imperial en algún momento?


"Ese hechizo con el que me salvaste. Fue algo increíble, tanto en poder, efectividad y alcance; ¿no era ese hechizo de nivel Imperial del que tanto he oído hablar conocido como Cero Absoluto?"


No....... Tan solo utilicé Nova de Escarcha... Mientras avanzábamos por el 2º piso, Talhand me comentó que a Roxy le gustaba utilizar este hechizo y decidí imitarla. Pero al observar la expresión de Roxy, parece que de verdad cree que utilicé el hechizo del que habla.

... ¿Debería decirle que se equivoca? Teniendo en cuenta que Roxy está especializada en hechizos de la escuela de Agua, es posible que la deje en evidencia si lo digo así... ¿Será mejor que le diga una mentira piadosa? No creo, porque no tardará en darse cuenta de su error... así que lo mejor será que le dé la razón aquí y luego en privado la avise de que le mentí.

Pero... lo mismo si le miento sobre que puedo utilizar magia de nivel Imperial se acaba molestando... Recuerdo que me comentaron que mi Bala Rocosa poseía suficiente fuerza para ser considerada de nivel Imperial, aunque... en realidad, no conozco hechizos de ese nivel.

Hmmm... No sé qué hacer...


"Te equivocas Roxy, esa fue la versión del chico de Nova de Escarcha; es solo que la potencia de su hechizo era superior a la que tú sueles usar."

"Ah... En-¿En serio? Debí confundirme..."


Mientras yo dudaba sobre cómo responder, Talhand se me adelantó; añadiendo además comentarios innecesarios.

Necesito pensar algo adecuado en esta situación...


"Roxy, sigues igual de despistada como siempre... Puede que el chico usara ese hechizo que decís, pero teniendo en cuenta que fue Ludeus el que lo utilizó, no me extrañaría que se considerara magia de nivel Imperial."


Pero Elinalise no tardó ni un segundo en acompañar al comentario del estúpido Enano, con algo que suavizara el ambiente.


"Hablamos de Ludeus... el mago capaz de poner en orden a todos los alumnos de la Universidad de Magia de Ranoa con una simple mirada."


¡Dejad de hablar de más delante de Roxy!

La pequeña maga después de mirar algo confundida a todos, me miró a los ojos, acción que imitaron el resto de acompañantes de la mesa.

Es el momento perfecto para mi frase.


"Si he llegado hasta aquí, es sin duda gracias a las enseñanzas de Roxy-sensei."


Sacando pecho, dije el comentario que había pensado para salvar la situación, pero la respuesta de Roxy fue un tanto distinta a la esperada y me miró con los ojos entreabiertos como si hubiera recordado algo un tanto molesto.


"Ludy.... Me acabo de acordar que en varios sitios escuché que ibas diciendo eso de mí... pero, ¿de verdad piensas así?"

"Claro, es normal, ¿no?"


Sigo con dedicación tus enseñanzas, Shishou.

Sal fuera, habla con la gente, y llévate bien con ellos sin prejuicios. Y siempre, esfuérzate al máximo.

Para mí, tus enseñanzas son una base indispensable en mi vida; y gracias a eso, pude hacerme amigo de Ruijerd. Es cierto que hubo momentos en los que no pude seguir esas normas, pero es normal; es imposible estar siempre al 100%.

Lo importante no es que haya seguido esas normas a la perfección, sino que hayan sido la base de mi día a día. Lo que intento decir con esto es, que te respeto mucho, Roxy... hasta el punto de que estoy por pedirte un autógrafo.


"Has ido vendiéndome demasiado bien, Ludy. Me hubieras superado sin problema aunque no hubiera sido yo quien te enseñara magia."


Roxy estaba atacándose innecesariamente, pero no pude detenerla.


"Te has convertido en todo un hombre... nada que ver con cierta persona que cometió un error gravísimo mientras exploraba un Laberinto y que acabó encerrada en él por ello."


Tras lo que se quedó cayada, apoyando la cabeza contra la mesa dejándose caer. Posición que me permitió ver un adorable remolino que se le había formado en su pelo tras dormir todo el día.


"¿Qué más da? Tanto la Shishou como su discípulo son increíbles, ¿no es eso lo que importa?"


La persona que pronunció estas palabras no fue otra que Paul.

¡Eso ha quedado genial, papá! ¡Tienes razón! Yo no soy nadie tan especial, pero para mí, Roxy lo es; ¿Qué más da que haya algunas cosas en las que sea un poco mejor que ella? Hay cosas que jamás habría hecho sin Roxy, y eso es lo que importa.


"Roxy, sin tu ayuda, no habríamos podido llegar a la planta 3 del Laberinto, así que no te menosprecies."


Paul consiguió que Roxy se quedase más tranquila, ya que volvió a sentarse correctamente y asintió resuelta ante sus palabras.


4ª Parte[edit]

Cuando llegaron el resto de compañeros del grupo, comenzamos una reunión.


"Vamos a darle un tiempo a Roxy a reponerse, pero creo que lo mejor será que volvamos al Laberinto dentro de 3 días."


Gisu nos informó de sus planes como director de grupo.


"¿No te parece un poco precipitado?"


La persona que le respondió fue Paul.

Por lo que me ha podido contar, los Laberintos ponen a prueba tus nervios, y más aun si tu misión es ir en primera línea. No solo por los monstruos, sino que también las trampas y posibles errores te hacen estar en tensión constante incluso en medio del combate.

El Laberinto de la Teletransportación es incluso más agobiante debido a que un error puede significar tu muerte o la de todo tu grupo, temiendo pisar un círculo de teletransporte mientras esquivas y evitas a los distintos monstruos.

Como miembro de la retaguardia, esta presión es menor en mí, pero imagino que Paul preferiría tomárselo con tranquilidad para evitar que la presión le lleve a cometer errores.


"Sí, pero es mejor que Roxy vuelva al Laberinto cuanto antes, para evitar males mayores."

"¿Hm? Ah... comprendo... Estoy de acuerdo entonces."


Paul asintió aceptando la sugerencia de Gisu, pero yo no comprendía el motivo de este cambio de actitud.

¿Roxy no necesitaría reposar un poco más después de vivir una experiencia tan traumática?


"¿No sería mejor dejar que Roxy-sensei descansara un poco más antes de volver a entrar en el Laberinto?"

"¿Hn? Ah... Se me olvidaba que senpai es nuevo en esto de explorar Laberintos... Senpai, existe una maldición que hace que si por alguna razón estuvieras a punto de morir en un Laberinto, a menos que vuelvas a entrar cuanto antes, es posible que nunca más te atrevas a entrar a otro."

"¿Una maldición? No sabía que hubiera de ese tipo..."


Sé que existen las maldiciones con las que nacen los Niños Malditos, además de las maldiciones que puedes pasar a otros como en el caso de Laplace, pero es la primera vez que escucho que un Laberinto puede maldecirte...


"Pues sí, aunque realmente no sé bien cómo funciona, pero básicamente, los aventureros que acabaron encerrados y con un pie en la tumba, acaban siendo incapaces de volver a pelear o vivir de aventureros."


Oh... visto así... me recuerda a algo que leí en un manga en mi vida anterior... creo recordar que era una variedad de trastorno del pánico[29]... ¿Trastorno de Estrés Postraumático...?[30] Si no me equivoco, uno de los posibles tratamientos recomendados para superarlo era revivir el momento que lo originó.

Parece que estas cosas son comunes tanto en mi antiguo mundo y como en este.


"Además, senpai, eres un novato en esto de los Laberintos, así que lo mejor suele ser entrar varias veces en intervalos cortos, para evitar el estancamiento y mantener la moral del grupo."

"Entiendo... la verdad es que tiene sentido."


Tras discutir el punto inicial, todos en la mesa comenzaron a hablar sobre otros temas relacionados con la exploración del Laberinto.


"Imagino que puedo atacar y defender al mismo tiempo en medio del combate, podría posicionarme algo más adelantado a la primera línea."

"Dudo que sea buena idea imitar el método que utilizó Ludeus en la 3ª planta, podría haber derrumbes si lo repetimos."

"Creo que no es necesario proteger a Ludeus, puedo unirme a la primera línea."

"Paul, ¿por qué tú y yo no intercambiamos posiciones?"


En este caso, están comentando sugerencias y mejoras con respeto nuestro anterior viaje al Laberinto; y todo mientras Gisu, como el director, pone orden.

Se lo toman muy en serio... siempre pensé que estas cosas se verían sobre la marcha, pero parece que lo piensan bastante... Supongo que por mucho que el grupo esté compuesto por gente especial, siguen siendo aventureros de rango S.


En esta reunión, tuve poco que aportar, y principalmente tan solo respondí a las preguntas del resto sobre qué me había parecido alguna cosa concreta.

Es normal, después de todo, ellos son profesionales y yo un simple novato en esto... por muy hábil que pueda ser con magia, creo que es mejor que no me olvide de ese detalle; porque aunque en nuestro primer intento nos fue bien, podría haber contratiempos en el siguiente.


"Para nuestra próxima entrada en el Laberinto, me gustaría terminar de explorar la tercera planta, pero si encontráramos el círculo de teletransporte que nos llevase a la 4ª, bajamos y si lo creo oportuno, regresaremos a Lapan para provisionarnos, ¿estáis de acuerdo?"

"Sí."


Básicamente, avanzamos hasta encontrar las escaleras al siguiente piso y cuando lo hagamos, volveremos a la ciudad si el ambiente fuera distinto. La última vez nuestra meta era esa planta para encontrar a Roxy, pero ahora que la rescatamos, podemos seguir avanzando.

Personalmente, prefiero que continuemos por la 4ª planta, aunque cuanto más tiempo estemos explorando, mayor será la probabilidad de que acabemos activando alguna trampa inesperada debido al cansancio... Así que entiendo que prefieran regresar.


"Esta decisión se debe a que según el libro que trajo senpai, la 4ª planta tiene una ambientación totalmente distinta, convirtiéndose en algo similar a ruinas."

"En otras palabras, no sabemos si será el equivalente a explorar otro Laberinto distinto..."

"Sí, es posible; por eso, de momento, nuestra meta será llegar a la 3ª planta y buscar el círculo a la siguiente."

"Perfecto."


Por lo que comentan, parece que los Laberintos más antiguos acaban uniéndose con Laberintos cercanos, llegando a casos en los que en lugar de 1, hay 2 cristales mágicos[31] en la raíz de estos. Cuando esto ocurre, el Laberinto cambia a medio camino, de forma similar a como describe el libro que traje desde Ranoa.

Pero parece que en algunos Laberintos de estas características solo hay 1 cristal mágico, así que eso solo afectará a la recompensa cuando lleguemos al final.

En el libro el autor opina que el Laberinto de la Teletransportación empezó siendo un Laberinto normal pero que acabó fusionándose con unas ruinas que le llevaron a convertirse en lo que es ahora... ¿Ruinas...? ¿como por ejemplo los edificios con los círculos mágicos de teletransporte que usa Orsted...?


"¿A qué os referís cuando habláis de un libro?"


Roxy hace una pregunta en alto al no comprender algo en nuestra conversación."


"Es un libro que trajo senpai. Por lo visto son las memorias de un tipo que llegó a la última planta del Laberinto de la Teletransportación; te recomiendo que tú también lo leas, Roxy."


Gisu le entregó a Roxy el libro que todos en el grupo menos ella ya habíamos leído.


"Oh~... no sabía que existiera este libro. De acuerdo, mañana me dedicaré a leerlo tranquilamente."


Si Roxy va a leerse el libro mañana, yo aprovecharé para quedarme en la posada con ella; me gustaría poder hablar con ella un rato.

Pero... ¿sobre qué podría hablar con ella? Imagino que si va a leerse el libro, podemos comentarlo juntos. Hmmm... Roxy haciéndome preguntas mientras yo le respondo y explico lo que sé... es una idea genial, encantadora.


"Bueno, ahora hablemos de la formación, me gustaría hacer algunos cambios. Talhand, tú lo explicas."

"Voy."


Mientras andaba perdido en mis fantasías, la reunión de hoy pasó al siguiente punto.

Cough Cough.

Talhand se aclaró la garganta para informarnos de los cambios; ya que su posición le permitió observarnos a todos en todo momento y decidir como mejorar nuestra organización.

... Apesta a alcohol... Siempre huele a alcohol.... Gisu por ejemplo también bebe muchísimo, pero solo de noche; este hombre parece que bebe durante TODO el día.

Aunque es cierto que mientras explorábamos el Laberinto no probó ni una gota, así que quizás, sea su forma de cambiar su actitud de modo aventurero a modo aldeano[32].


"Nuestra formación como tal no va a cambiar mucho a lo que hemos estado haciendo hasta ahora."


Sobre la mesa colocó una hoja de papel con 2 líneas dibujadas en ella y piedras de distintos colores; la primera que Talhand colocó en la hoja fue una piedra de un tono azul claro.


"Para empezar, Roxy será la principal encargada de la ofensiva desde la retaguardia, como ya hicimos la última vez."

"Entendido."


Roxy asintió y Talhand colocó una piedra gris junto a la piedra azul clara.


"Ludeus se encargará de apoyar a Roxy, y evitar posibles errores que pueda cometer durante el combate debido a eventos inesperados. Y como Ludeus posee el ojo místico de Futuro, además de que sabe controlarse, debería ser capaz de evitar que ocurran estos errores."

"... De acuerdo."


Lo dices como si Roxy no supiera controlarse....

Me gustaría hacer algún comentario, pero es innegable que Roxy cometió el error de caer en un círculo de teletransporte; por lo que solo conseguiría generar discusiones.

Pero... si lo pienso un poco... para predecir cosas con mi ojo místico es necesario que las VEA, por lo que es INDISPENSABLE que esté observando a Roxy en todo momento... Así que, a mi modo de ver, tendría la excusa perfecta para no perder de vista a Roxy en todo momento mientras exploramos el Laberinto...

Me gusta...

Imaginar cómo será observar a Roxy cuando realicemos nuestra siguiente incursión me alegra lo suficiente para olvidar el desafortunado comentario de Talhand.


"También creo que sería buena idea que Paul y Elinalise intercambiaran sus papeles, haciendo que Paul sea el primera línea y Elinalise su apoyo."


Diciendo esto, Talhand situó una piedra roja que representaba a Paul y otra amarilla de Elinalise en el mapa.

El cambio no es apreciable, al seguir estando codo con codo, pero implica un cambio de tareas a realizar por cada uno. Hasta ahora, Elinalise principalmente se encargaba de recibir y proteger de los enemigos mientras Paul le apoyaba en su tarea y la ayudaba a terminar con ellos. Ahora sería al contrario, Paul protege y Elinalise apoya.


"El rol de Gisu no cambia."


Esta vez colocó una piedra marrón clara bastante adelantada, y finalmente posición su propia piedra en medio de la retaguardia y la primera línea.


"No creo que llegue a ser necesario, pero debido a que los enemigos atacan en grandes cantidades, yo me encargaré de proteger a la retaguardia de monstruos que se adelanten más de la cuenta."


Básicamente, los puestos acabaron de la siguiente forma:

Avanzadilla/Explorador: Gisu

Primera Línea: Paul (principal) Elinalise (apoyo)

Segunda línea de defensa: Talhand

Retaguardia/Ofensiva a distancia: Roxy (principal) Ludeus (apoyo)

Si no contamos a Gisu, me recuerda a la ficha de 5 tallos de bambú del Mahjong[33], aunque también se parece mucho a la formación Whirlwind del Romancing SaGa[34].


"¿Alguna pregunta?"


Ante sus palabras, levanté la mano.


"¿Me equivoco al pensar que voy a seguir atacando y curando mientras custodio a Roxy?"

"Umu. Aunque para coordinaros correctamente, sería buena idea que lo hablarais entre vosotros."


Al oír su respuesta, miré a Roxy y ella me devolvió la mirada, aunque pude notarla algo nerviosa, pudiendo incluso oír como tragaba con fuerza.


"De acuerdo, en ese caso, sensei, espero no molestarte demasiado."

"Claro que no, es más, espero no ser una carga para ti. Haré cuanto pueda para evitar repetir el error de la última vez."


No entiendo por qué lo pone de esa forma si seguramente yo sea el que esté ralentizando la operación siendo el novato. Roxy debería tener más confianza en sí misma, porque por mucho que a lo mejor yo tenga algo más poder mágico y potencia en hechizos; la experiencia que ella posee es increíblemente superior a la mía.

Personalmente creo que Roxy es más importante para el grupo que yo, sobretodo teniendo en cuenta que fue capaz de aguantar en el Laberinto durante un mes peleando hasta el final... Y encima es capaz de volver a intentarlo como si nada.

Si hubiera estado en su lugar, es posible o que no hubiera luchado tanto, o que no me atreviera a volver a entrar en un Laberinto en mi vida. Sé que soy un cobarde de los que prefiere esquivar el peligro a arriesgarme inútilmente.


"Perfecto, pues con eso terminamos el tema del grupo de exploración, lo que queda es organizar el grupo base."


Gisu no tardó en dar unas rápidas indicaciones al grupo que protegía la base, como una lista de cosas a comprar para Vera con materiales que podrían ser necesarios para cuando trajéramos a Zenith, mientras Shera debía ayudarla y mientras tanto encargarse de Roxy. Lilia sería la organizadora del grupo base.

Parece que al igual que Gisu es el líder del grupo de exploración, Lilia lo es del grupo base. Por mucho que el líder del grupo en general sea Paul, cuyo trabajo sería tener la última palabra y decidir cuando regresar.


"Pues con eso, hemos terminado; recordad, en 3 días partimos, hasta entonces, preparaos."


Las palabras de Paul dieron por finalizada la reunión.


5ª Parte[edit]

Al día siguiente, me encontraba merodeando (de nuevo) la habitación de Roxy mientras leía el libro que traje.

Quería responder a sus dudas sobre el libro sin permitir que otro se me adelantara. Tenía que ser yo.


"Hmm... Ludy..."

"¡¿Sí, sensei?! ¿Qué pasa?"

"Me distraes pasando tanto por delante de mi puerta."


Roxy me dijo esto con una sonrisa forzada.


"Lo siento, te dejo tranquila."


Agaché la cabeza al darme cuenta del problema y di media vuelta para irme.

Comprendo... es normal, ¿no? La estoy distrayendo mientras lee... y no quiero hacerlo. Mi intención es ser de ayuda para ella, no molestarla.

Qué remedio... tendré que irme a otra parte si aquí estorbo. Me iré... solo a un bar vacío; seguro que de vez en cuando es bueno beber en solitario. No quiero molestar.


"Ludy."


Antes de marcharme, una voz pronunció mi nombre a mi espalda.


"Si no tienes nada que hacer a parte de andar por ahí... hay algunos puntos en este libro que no comprendo, así que... ¿podrías explicármelos...?"

"¡Claro!"


En un parpadeo me encontraba sentado al lado de Roxy.

Seguramente haya roto el record mundial de este mundo... No me cuesta imaginar que si fuera un perro no se me vería la cola de lo rápido que la estaría meneando en este momento.


"¿De qué se trata? No dudes en preguntarme lo que sea."


Después de mirar el libro por la página que estaba leyendo, bajé la mirada a la loli-maga de pelo azul con una enorme trenza que caía por su espalda recogiendo su pelo y mirada taciturna.

Ah... Roxy es chiquitita... Seguramente no me acordaba porque entonces mi cuerpo también era pequeño, pero ahora sí puedo comprender cuánto he crecido.

Seguro que si la pusiera sobre mis rodillas, la envolvería por completo de un solo abrazo... aunque estoy seguro de que se enfadaría conmigo si lo hiciera.


"..."


Y cuando mi mirada se cruzo con la suya, pude ver que me estaba mirando desde su posición casi como un cachorro mirando a cámara.[35]


"¿Te ocurre algo, sensei?"


Tras preguntarle eso, Roxy apartó la vista rápidamente y señaló el libro.


"No, nada en absoluto. Pero quería preguntarte sobre esto..."


Es posible que le moleste el hecho de que ahora sea mucho más alto que ella... recuerdo que siempre sintió cierto complejo por su físico.


Pero con intercambios similares, pude pasar el día entero leyendo junto a Roxy y charlando con ella.

Hecho que me dejó muy satisfecho.


Capítulo 122 - Viento en Popa[edit]

1ª Parte[edit]

Finalmente llegó el día de volver al Laberinto, está vez con Roxy en el grupo.

Siguiendo nuestros planes, avanzamos hasta la 3ª planta sin ninguna complicación. Pero ahora, yendo más tranquilamente, comprendí que los monstruos que recorrían esta planta del Laberinto eran grupos de Tarántulas Deathlord, Iron Crawlers, igual que en la 2ª, pero añadiendo Mad Skulls a la mezcla.

Los Mad Skulls son monstruos de rango A cuyo aspecto exterior es un gólem[36] gigante de barro o arcilla con la cabeza pegada al cuerpo y de unos 2 metros y medio de altura. Parecen resistentes por su corpulencia y a la altura del pecho tienen una calavera enterrada que por lo que sé, es su punto débil.

Supongo que como en los titanes de esa serie tan famosa[37]... pero esos tenían sus calaveras en la nuca...

Los movimientos del monstruo son un tanto torpes, pero por mucho que golpeemos en su cuerpo de barro no sufre ningún daño; y cuando la situación se vuelve peligrosa, hunde todavía más la calavera en su el interior del barro para escudarse y evitar que la ataquemos.

Sus formas de ataque a parte de golpear con su cuerpo gigantesco de barro es lanzar proyectiles de arcilla casi como si utilizara magia.

Pero nada de esto hace que el monstruo merezca un rango A.

El motivo por el que se le da este rango a un monstruo ni demasiado poderoso ni imbatible es debido a que se trata de una unidad de tipo Comandante[38], ya que que los monstruos de menor inteligencia siguen sus órdenes. En este caso, los Iron Crawlers y las Tarántulas Deathlord se convierten en siervos de los Mad Skulls y se organizan para realizar sus ataques.

Al contrario de lo que su apariencia deja ver, la inteligencia de los Mad Skulls es enorme, y combinan una primera línea de defensa con Iron Crawlers junto a Tarántulas Deathlord atacando y defendiendo la retaguardia, una línea intermedia de Tarántulas Deathlord, y finalmente la Mad Skull atacando desde la retaguardia protegido por el resto.

Si de por sí la estampida combinada de los enormes gusanos junto a las telas de araña de las tarántulas era una organización problemática para el grupo de Paul, cuando los Mad Skulls se unieron incrementaron la organización del resto de monstruos y llevó a que los aventureros no pudieran, bajo ningún concepto, pararse a buscar a Roxy por la planta.

Pero cuando tanto Roxy como yo apoyamos desde la retaguardia, desaparece el problema.

Roxy, Paul y Elinalise se dedican a eliminar a los Iron Crawlers, olvidándose de las débiles arañas, mientras que yo me encargo de los Mad Skulls; al mismo tiempo que Talhand protege de las telas de araña y otros contratiempos que surjan durante la batalla.

Una vez eliminadas la primera línea y la retaguardia de los monstruos, las arañas no son nada para Paul y Elinalise, aunque por si acaso, para reducir el número de enemigos, Roxy hace un ataque frontal y yo ataco la parte trasera de su grupo antes de que Paul y Elinalise acaben con el resto.


La debilidad de los Mad Skulls es el agua, debido a que el golem está hecho principalmente de arcilla, llevando a que la arcilla se licue demasiado con el aumento de agua. Otra opción para acabar rápido con ellos sería calentarlos con magia de Fuego para secar el cuerpo y paralizarlos.

Pero en mi caso, una Bala Rocosa es igual de efectiva, ya que si me concentro en la posición de la calavera utilizando mi ojo místico, soy capaz de acertarle con efectividad y acabar con ella de un único ataque.

Un disparo, una muerte... es lo que me gustaría decir, pero no soy ni de lejos un experto francotirador, sino que más bien soy el equivalente a un campero[39].


"Fu..."


Cuando todos los enemigos fueron eliminados, Roxy dejó escapar un suspiro, lo que atrajo mi atención e intenté ver su rostro, oculto parcialmente por su sombrero.

Se la ve cansada... estoy seguro de que ha gastado ya gran parte de su maná.

De improviso, Roxy se giró para observarme y pude ver como me observaba con la misma mirada del otro día, un tanto cabizbaja pero con un toque adorable. En cuanto descubrió que nuestras miradas se habían cruzado, apartó la vista bruscamente.


"No falta mucho para que me quede sin poder mágico, así que preferiría descansar antes de que ocurria."


Tras su propuesta, decidimos descansar un poco antes de volver a ponernos en marcha.

Personalmente, todavía me queda gran cantidad de maná, y hasta diría que todavía no ha alcanzado ni la mitad de mi reserva total. Aunque se debe principalmente a que tan solo he estado utilizando Balas Rocosas para acabar con los Mad Skulls. Mientras que Roxy ha estado utilizando Nova de Escarcha para detener a los Iron Crawlers, así que es normal que se canse mucho antes que yo.


"Perdonad que mi poder mágico sea insuficiente..."


Roxy dijo esto mientras se sentaba suspirando.


"No tienes que disculparte; es más, creo que tienes una capacidad envidiable."


Talhand dijo en alto la opinión del resto de integrantes del grupo.

Sin tener en cuenta que la precisión de sus hechizos es pasmosa... No solo acorta los conjuros sino que su puntería con ataques de área es perfecta. Incluso en las veces que Paul o Elinalise han acabado mojados debido al hechizo Diluvio, cuando después utiliza Campo Helado para ejecutar la Nova de Escarcha, el efecto congelador no afecta a ninguno de nuestros aliados.

Además de que está utilizando muy eficientemente su poder mágico.

Teniendo en cuenta que llevamos varias horas peleando de esta forma, decir que tu poder mágico es insuficiente me parece ofensivo. No me extrañaría que tuviera una cantidad de poder mágico similar o incluso superior al de Sylphy.


"Bueno, viendo el mapa, diría que pronto nos toparemos con el círculo mágico que lleve a la 4ª planta, o eso quiero pensar."


Gisu había comparado los datos del libro sobre el Laberinto con el mapa que había ido dibujando de esta planta y había llegado a esa conclusión.

Si eso es cierto, pronto podría terminar nuestra 2º incursión en el Laberinto, y según el libro, el grupo del mismo tardó 5 días en total en encontrar la entrada a la siguiente planta.

Y teniendo en cuenta que nuestro ritmo es superior al de ellos, junto con que parte del mapa de esta planta lo teníamos dibujado, es fácil pensar que pronto encontraremos el círculo de bajada.


"Ludy, ¿te importaría si me apoyo en tu espalda un rato?"

"Toda tuya."


Roxy me hizo esta pregunta y no tardé ni un segundo en responder.

El motivo de este intercambio es que en nuestros descansos, Roxy no se atreve a apoyarse en la pared de la cueva, y prefiere utilizar la espalda de una persona para reposar.

Quizás sea algún tipo de trauma... Aunque para mí, la situación, es un ejemplo perfecto de beneficio adicional que utilice MI espalda.


"He de decir que jamás hubiera pensar que entraría en un Laberinto contigo."

"Yo tampoco me imaginé entrando a uno, la verdad. ¿Alguna sugerencia o consejo que puedas darme?"

"¿Eh...? Pues como tu coordinación con el grupo es correcta, no tengo nada que añadir."

"Gracias por los elogios."

"Me impactó tu soltura conjurando en silencio, tu precisión es sorprendente."

"Creo que exageras, todavía me queda mucho por aprender."


Hasta ahora me costaba ver aspectos que pudiera mejorar en mi forma de usar los hechizos, pero viendo a Roxy, es lo que siento.

Por ejemplo, Roxy puede que no aumente los hechizos que conoce, pero incrementa los usos que les puede dar mediante combinaciones y coordinación; con lo que consigue superar a sus oponentes.

Hace años recuerdo que solía combatir de esa forma, pero en algún momento, sin darme cuenta, acabé utilizando únicamente Bala Rocosa y Quagmire. Es posible que con eso gane contra oponentes de cierto nivel, pero no debo confiarme; llegará el día en que mi combinación sea derrotada por algún enemigo importante... aunque desconozco como avanzar.

Básicamente, tengo aspiraciones, pero sin ningún objetivo en mente que me permita esforzarme y mejorar.


"Ludy."

"Dime, sensei."

"Si... tuvieras tiempo... una vez rescatemos a Zenith-san... ¿Querrías acompañarme a explorar algún Laberinto juntos?"

"¿Nosotros 2 solos?"

"Sí... Porque aunque ahora estemos en uno, la situación actual es bastante tensa, pero personalmente disfruto explorando Laberintos. ¿Te gustaría ir a uno más sencillo que este conmigo?"


Explorar Laberintos... Siendo honestos, creo que si Gisu no estuviera en nuestro grupo, habría activado ya alguna trampa sin querer; aunque casi olvido que Roxy ya ha explorado y conquistado un Laberinto en solitario, por patosa que sea a veces. Así que estoy seguro de que juntos podríamos explorar un Laberinto al completo.


"Me parece perfecto. Así que cuando regresemos, vayamos a algún Laberinto juntos."

"¿Lo prometes?"

"Claro, te lo prometo."


En el borde de mi campo de visión pude ver como la mano de Roxy se relajaba al escucharme.


"Ah... estoy un poco cansada, voy a dormir un poco."

"De acuerdo. Buenas noches, sensei."


Tras mi respuesta, pude sentir como Roxy se ponía cómoda y se dejaba caer completamente sobre mi espalda.

..... Creo que me he dejado llevar demasiado por la conversación... porque explorar Laberintos lleva su tiempo... No creo que pueda ausentarme tanto si voy a estar cuidando de mi hijo...

Aunque bueno... tampoco es que tengamos que hacerlo justo cuando regresemos, y seguramente pueda tomarme unos días libres, y más cuando el niño nazca y crezca un poco. Aunque seguramente yo ya haya cumplido los 20, pero dudo que sea un problema para Roxy con lo longeva que es su raza.

Pero aun pensando en esto, seguía estando feliz de que Roxy me hubiera invitado a su grupo. Significaba que valoraba mi capacidad para el combate y me veía como un compañero adecuado para ella.

Tengo que mostrarle lo bueno que soy para que no cambie de idea.

Pensando en esto, el cansancio se acabó apoderando de mí hasta quedarme dormido.


No tardamos mucho más en encontrar el círculo mágico que llevaba a la siguiente planta mientras continuábamos explorando el tercer piso.

Aunque en ningún momento encontramos ni rastro de Zenith.


2ª Parte[edit]

Finalmente llegamos a la 4ª planta, y nada más salir del círculo mágico de teletransporte, pudimos comprobar que en efecto, el ambiente del lugar había cambiado por completo con respecto a la planta anterior.

Las paredes de tierra con forma de hormiguero habían sido sustituidas por paredes construidas con piedras de forma cúbica, que me recordaban muchísimo a las paredes de las ruinas en las que se encontraban los círculos de teletransporte de Orsted.

Al final será verdad que una de esas ruinas acabó convirtiéndose en un Laberinto...

Paul se dirigió a Gisu.


"¿Qué opinas?"

"Necesito explorar un poco más para estar seguro."

"De acuerdo. ¡Chicos, exploraremos un poco esta planta y después regresaremos a Lapan!"


Paul se mostraba serio mientras decía estas palabras sin perder su concentración y mantiéndose en guardia.

Paul será un inútil cuando está deprimido, pero cuando está trabajando en serio, es genial... No me cuesta imaginar a Zenith enamorándose de él tras haberle acompañado de aventuras, la verdad.

Teniendo en cuenta que soy hijo de este hombre, es posible que cuando Sylphy me hace cumplidos cuando estoy serio sean de verdad y no de broma como pensaba.


"Dime, sensei, cuando me pongo serio, ¿te parece que soy genial?"


De improviso, decidí hacerle la pregunta a Roxy.

.... Eso ha parecido un tanto narcisista[40] por mi parte, ¿no?

Roxy, que se giró hacia mí cuando la llamé, observándome por debajo del borde de su sombrero, empezó a tartamudear.


"¿Eh? ¿Ah? Esto... Hmm.... ¿G-Genial? S-Supongo..."


Apartó su mirada de inmediato.

Vale... ha quedado claro por su reacción que no sabría bien cómo responder a mi pregunta... Disculpa que este discípulo tuyo haya pecado de vanidoso. Aunque me gustaría que supieras que si tú me preguntaras si eres adorable; cogería un par de palos luminosos y me pondría a vitorearte como un fan desbocado[41].

No debo olvidar que el físico no es lo atractivo en un hombre, ¡sino su corazón! Es esencial que mi corazón de acero arda con el fuego de la pasión al rojo vivo, que haga que todas las personas que me vean caigan de rodillas a mis pies.[42]


"Ludy, se acercan enemigos."


Escuchando la voz, levanté la mirada y observé que 2 monstruos con armadura y 4 brazos se dirigían hacia nosotros.

Son Armored Warriors. Esos monstruos son esqueletos animados que por lo general son débiles contra ataques contundentes como piedras y hechizos de la escuela de Exorcismo. Por lo que sé, si se les ataca con una Cañón de Piedra con suficiente masa acaban siendo destrozados de un único golpe.


"Voy a lanzarles un ataque sorpresa."

"Ah, Ludy, para, no es buena idea."


Conforme coloqué correctamente mi báculo para lanzar mi ataque, Roxy me detuvo.


"Por lo que sé, los Armored Warriors utilizan técnicas del Cauce Celestial, así que si les lanzas algún hechizo en esta situación, es probable que te lo devuelvan con un contraataque."


El estilo del Cauce Celestial es un estilo de combate con espada que no he encontrado a menudo, pero que se basa en la defensa y el contraataque. Las técnicas de contraataque de este estilo permiten incluso repeler o devolver hechizos, aunque no comprendo bien el principio que les permite hacerlo.

No tengo ni idea de cómo lo hacen, pero he visto algunos espadachines capaces de devolver hechizos con mis propios ojos... No les había prestado atención, pero es cierto que el monstruo lleva 4 espadas en sus manos... Es posible que a menos que sus 4 brazos estén ocupados, sea capaz de contraatacar cualquier hechizo que se les lance.


"Entiendo... pero, ¿qué debería hacer entonces?"

"Lo mejor cuando te encuentras por primera vez con un enemigo es ir con cuidado, así que dedícate a bloquear su movimiento y ayudar al resto de compañeros."

"De acuerdo. ¡Tou-san[43], voy a usar Quagmire, así que ándate con cuidado!"

"¡Dalo por hecho!"


La mayoría de monstruos equipados con armadura son poderosos y absurdamente buenos en combate con espada, pero su movimiento es torpe; si a eso le sumamos que su armadura es pesada, no debería tardar mucho en acabar enterrado en el barro.

Aunque debo tener en cuenta que podría haber problemas en el terreno si creo un Quagmire demasiado profundo, por lo que es posible que consiga escapar; así que supongo que el punto óptimo sería enterrarle hasta las rodillas, dudo que el Laberinto se venga abajo solo con eso.


"¡Quagmire[44]!"


Conjuré el lodazal justo mientras daban un paso al frente para asegurarme de que no escapaban de él; y ambos monstruos acabaron hundidos hasta las caderas, que fue la señal que nuestros guerreros de primera línea necesitaron para lanzarse al ataque.


"Paul, me quedo con el de la izquierda."

"Vale, pero veo que siempre atacas a los de la izquierda, ¿no?"

"Es porque me cuesta pelear cuando mi espada está cerca de la pared."

"Mira que eres quisquillosa... yo-¡Mierda, estas cosas son peligrosas!"


Por la conversación, da la impresión de que Paul está tranquilo combatiendo, más aun cuando vi como se defendía de los ataques con la espada en su derecha, al mismo tiempo que con la daga de su izquierda le cortaba uno de los brazos de un único ataque.

Guau, la armadura parecía resistente, pero parece que no pueden hacer nada contra el mortal Filo Celestial... Aunque puede que la hoja de esa daga sea increíblemente afilada...

Por su parte, Elinalise se veía algo apurada contra su objetivo. No es que estuviera sufriendo daños, pero su falta de poder ofensivo le impedía acabar con él y se veía obligada a mantenerse a la defensiva.


"Ludy, centrémonos en ayudar a Elinalise. Lancemos juntos un hechizo a su enemigo."

"Entendido."


Preparo mi báculo y me preparo para lanzar una potente Bala Rocosa, aprovechando que está inmovilizado y que no debería poder esquivarla con sus pies bloqueados. Aunque no estoy seguro de sus reflejos, pero por si acaso le inyecto suficiente poder mágico.


"¡Talhand-san!"

"¡Listo!"


Talhand alzó su escudo colocándose delante nuestra, con la intención de protegernos en el caso de que el enemigo contraatacara.

Siempre que no muera de un único ataque, debería ser capaz de curarle, así que todo lo que tiene que hacer es evitar que le impacte en un punto crítico.


"Gélida hoja circular, busca y acaba con mi enemigo! ¡『GLACIE-ACUTUS』!"

"¡Bala Rocosa!"


Sincronizando mi ataque con el de Roxy, ambos lanzamos nuestros hechizos al mismo tiempo. De mi báculo salió un proyectil afilado con forma de bala y del de Roxy un chackram[45] de hielo parecido al Ultra-Slash[46].

En cuanto la armadura animada sintió que los ataques se dirigían hacia ella, intentó protegerse de los mismos, colocando sus espadas para interceptar los ataques. Pero justo en ese momento, Elinalise la atacó golpeándola con el escudo y consiguiendo desestabilizarla lo suficiente para impedirle protegerse.

Mi Bala Rocosa destrozó por completo uno de los brazos de la armadura mientras que el ataque de Roxy perforó la zona del pecho, que hizo que la armadura dejara de moverse poco después y se viniera abajo.

Casi de manera simultánea, Paul terminó su combate.


"Como era de esperar, los monstruos de rango A no son tan fáciles de vencer."


Yo fui el que pronunció estas palabras, pero lo cierto es que el combate no duró ni un minuto; por mucho que no acabáramos con ellos de un único golpe, no fue exactamente un combate complicado, y Paul terminó el suyo en solitario...

Como se nota que ese mujeriego rehabilitado ha llevado los 3 estilos de combate al nivel Avanzado... Aunque en realidad, no me extrañaría que realmente fuera de nivel Santo hoy por hoy... Es posible que los niveles de los distintos estilos y escuelas de magia no representen correctamente la habilidad en los mismos.


"Tou-san, ¿no has mejorado bastante desde la última vez que te vi?"


Ah... no debí haber dicho eso... ahora no habrá quien aguante a Paul durante al menos una semana y seguro que se dedicará a ir por ahí contando batallitas...


"¿Hm? No, para nada... es más, siento que me he ido oxidando en los últimos años."


Para mi sorpresa, sin siquiera sonreírme de oreja a oreja por el comentario, tan solo me miró mientras respondía a mi pregunta y volvió a su posición con la guardia en alto.


"Bueno, no os confiéis por esto. Avancemos."


Las palabras de Paul me devolvieron al presente.

Tiene razón... estamos en medio de un Laberinto, no podemos confiarnos. Pero vaya... Paul hoy es más genial de lo habitual; seguro que a Norn le encantará cuando le describa cómo fue nuestro paseo por el Laberinto.


"¿Ara-Ara?"


De casualidad, Elinalise observó el rostro de Paul en la primera línea, y se llevó la mano a la boca intentando ocultar una sonrisa burlesca.


"Paul... ¿qué haces con esa sonrisa bobalicona en la cara? Me pone los pelos de punta."

"No hacía falta que lo comentaras en alto."

"No te preocupes, te comprendo... Debe haberte alegrado mucho que tu hijo te hiciera un cumplido, jujuju..."

"¡¿Por qué no te callas de una vez?!"


Retiro lo dicho... Paul es tan Paul como de costumbre...


Tras eso, continuamos avanzando un rato en los que tuvimos que pelear con algunos Armored Warriors y Mad Skulls, hasta que decidimos regresar a la base.

El camino de vuelta desde ese punto hasta Lapan fue de unas 15 horas.

Como era de esperar... se tarda mucho tiempo recorriendo Laberintos... Me pregunto si Zenith estará bien, viendo nuestro ritmo...

No... no puedo impacientarme con esto, podría cometer un error y que me pasara lo que a Roxy o algo peor... debemos ir con cuidado; y nuestro ritmo no es malo tampoco. Mantenemos cierta tensión, sin estar agotados y con cierta libertad para bromas; nuestro estado actual es perfecto... lo mejor es que sigamos como hasta ahora.


3ª Parte[edit]

Regresamos a Lapan con la intención de volver al Laberinto en cuanto revisáramos equipo y provisiones.

Nada más llegar realizamos una reunión para informar de nuestros avances al grupo base; además, hicimos preparativos para comprar utensilios necesarios para la próxima visita al Laberinto. Por ejemplo, se nos empezaban a acabar los pergaminos de espíritus de la luz, por lo que me puse a dibujar círculos mágicos usando la base de Nanahoshi.

Por suerte para mí, en esta ciudad había suficientes materiales por lo que no tuve problemas para realizar esto.

Utilicé el primero que hice para que Shera-san aprendiera a dibujar otros y así acelerar el proceso; ya que por lo que me ha contado, estuvo trabajando en la Iglesia Milis dibujando pergaminos y círculos mágicos en libros, así que se le da bastante bien.

Con su ayuda, en un solo día fuimos capaces de hacer 50, suficientes para el viaje de esta ocasión y otro más.


Gisu compró en el mercado un compuesto especial que es útil para combatir monstruos con armadura, ya que al impactar, se consigue que las partes metálicas se suelden y pierdan movilidad, ralentizando al monstruo.

Se me ocurrió comentarle que podríamos aprovechar que son torpes y muy pesados para hacerles caer con aceite por el suelo, pero Gisu empezó a reírse antes de comentarme que si hiciéramos eso, Paul seguro que se caería también. Acabó riéndose más cuando le di la razón.


Por parte de los combatientes de primera línea, se dedicaron a buscar espadas en venta, para que Elinalise se equipe con un arma algo más poderosa; porque aunque su arma es mágica, su habilidad es lanzar hojas de viento que recorren cierta distancia, pero comprobaron que contra los Armored Warriors no son efectivas.

Y no solo esos monstruos, sino que los Iron Crawlers también resistían con bastante facilidad sus ataques con su gruesa piel.

Imagino que es buena idea tener un arma alternativa para enemigos resistentes.

Hablando de eso, me enteré que la daga que lleva Paul en su mano izquierda es otro arma mágica que encontró en Lapan y que su habilidad es Armadura Inversa, con la que cuanta mayor es la armadura del oponente, mayor potencia posee la daga.

La verdad es que me parece una habilidad increíble y poco común, lo que hizo sorprenderme más cuando me contó que la compró a un precio increíblemente bajo cuando el vendedor se pensó que se trataba de una daga incapaz de cortar ni carne seca.


"Mi 6º sentido me ayudó a ver el verdadero valor de esa daga."


Fueron las palabras literales con las que Paul me describió el momento.

Lo que no sabe es que yo también me he leído el libro de la Leyenda de Pelagius y sé que en ella aparece una espada incapaz de cortar carne seca pero capaz de cortar bloques de acero de un único golpe.

Seguro que en cuanto oyó la parte de que no podía cortar carne hubiera pagado lo que fuera necesario aunque luego de verdad fuera una pérdida de dinero... Aunque bueno, al menos ahora comprendo como pudo acabar con un Armored Warrior en solitario... sé que Paul es bueno combatiendo, pero Elinalise estaba teniendo demasiados problemas, y ella también es una gran guerrera.

La potencia de esa daga queda demostrada cuando además se tiene en cuenta que obtuvo esos resultados incluso utilizándola con su mano torpe.

Finalmente, Elinalise acabó comprando una Gladius[47] que poseía la habilidad Onda de Choque que empuja al adversario al golpearle con la espada. Como tal no ofrece una gran potencia añadida, pero permite alejar al oponente y ganar distancia.

Debido a que era un arma mágica con una habilidad aceptable, el precio ascendió muchísimo, pero Elinalise sacó unos cuantos cristales mágicos de su bolsa con la que la compró sin problemas.

Sé que cuando la conocí tenía ya de esos... pero, ¿todavía le quedan tantos?


Esa noche, me encontré a Talhand y Roxy bebiendo juntos en la posada, y como en este mundo se considera adulto a partir de los 15 años, me invitaron a sentarme con ellos a beber; aunque no tenía la menor intención de dejar que Roxy me viera borracho. Así que tan solo bebí para facilitarme sociabilizar.

Al principio empezamos hablando de cómo organizarnos en el grupo de expedición, al ser los magos; pero en algún momento, acabamos recibiendo una charla sobre Lo que significa ser un hombre impartida por Talhand-sensei.


"Un hombre es, en pocas palabras, músculo, un corazón de oro enterrado en potentes músculos de masculinidad..."


Me sorprendió mucho esa charla, ya que no es un tema propio de unos magos, pero personalmente no me disgustó.

Pienso igual... los hombres tienen que ser fuertes.

Aun así, parece que a Roxy no le atraía demasiado la charla por lo que comenzó a bostezar y a dormirse en el sitio. Tampoco me extraña teniendo en cuenta que a ella el tema lo mismo no le atraía lo más mínimo.


4ª Parte[edit]

Tras ese día tan relajado, volvimos a entrar al Laberinto dejando atrás las palabras de Lilia.


"Id con cuidado."


Llegamos a la 4ª planta en un tiempo record. En parte porque nuestros preparativos y mejora en equipo lo permitieron; en parte porque tuvimos suerte, ya que llegamos a nuestro destino casi en línea recta sin apenas desvíos debidos a sorpresas de los círculos de teletransporte. Además que tampoco encontramos apenas monstruos.

Apenas nos tomó 3 horas llegar hasta ahí.

Durante un tiempo decidimos explorar la 4ª planta para ir rellenando nuestro mapa, pero ni rastro de Zenith, aunque sí encontramos el camino a la 5ª.

Regresamos nuevamente a Lapan para reponer provisiones y equipo y nos dispusimos a explorar la última planta descubierta de este Laberinto.

En esta planta, a parte de los Mad Skulls y los Armored Warriors, comenzaron a aparecer Little Devils. Estos monstruos son seres extraños con enormes bocas de largos colmillos, garras afiladas y brazos alargados que van recorriendo por el techo adheridos a este.

Dan esas malas vibraciones propias de los tan famosos Aliens[48] de la película... aunque no son tan feos, pero sí peligrosos.

El motivo de este peligro es que se desplazan a través de las paredes y el techo, por lo que nuestra formación se vuelve inútil contra ellos, permitiéndoles obviar a Paul y Elinalise y abalanzarse sobre Roxy o sobre mí, mientras el resto del equipo está peleando contra los Armored Warrios, por ejemplo.

Recordar ese momento me pone la piel de gallina solo del miedo que pasé.

Por suerte, conseguimos sobrevivir al primer ataque sorpresa, y como tal, acabamos con él fácilmente; porque los Little Devils son poderosos y atacan por sorpresa, pero su resistencia y habilidad para esquivar ataques es casi inexistente.

Esto nos permite, por ejemplo, hacerles caer del techo y que Elinalise acabe con ellos sin problemas.

Básicamente, podemos vencer a los Little Devils, por mucho que sean monstruos de rango A.

Personalmente opino que los Armored Warriors son más peligrosos, pero estar atento de los Little Devils implica ir mirando siempre al techo, y en este Laberinto eso es peligroso, debido a las trampas que puedes pisar sin darte cuenta de ir haciendo eso. Podría significar que alguno de nosotros es teletransportado a algún lugar de esta planta.


"Bueno, va siendo hora de probar eso, ¿no?"


Por lo general, de encontrarnos este problema por primera vez habríamos tenido que regresar a Lapan para reorganizarnos; pero por suerte para nosotros, el libro sobre el Laberinto incluía una estrategia sin precedentes para acabar con los Little Devils.

La estrategia en sí se basa en que estos monstruos odian el olor de una planta conocida como Baya Tarafro que puedes comprar en Lapan en distintos puestos de comida. Al quemar estas bayas tras triturarlas emite un humo que hace que los Little Devils bajen del techo, hasta el punto de ir incluso arrastrándose por este para evitar el olor.

Encontrándolos de esta forma, acabar con estos diablillos se vuelve una tarea sencilla, más propia de monstruos de rango B, puede que incluso C.

No sé cómo se le ocurrió eso al autor del libro... ¡pero bien hecho!

Debido a esto, terminamos la 5ª planta en nada de tiempo ni dificultad, tardamos un tiempo en encontrar el círculo mágico a la siguiente planta.

Pero eso no era un problema para nosotros, ya que, después de todo, nuestra misión es encontrar a Zenith, por lo que nos vino hasta bien para explorar mejor este nivel.


5ª Parte[edit]

Y por fin, pusimos pie en la 6ª planta.


"Gisu, ¿qué opinas?"

"Pan comido."


La respuesta a la pregunta de Paul fue segura y corta.

Es normal... estamos en plena forma, nos quedan provisiones y nuestro equipo está al 100%; y por si fuera poco, estamos motivados con el ritmo tan bueno que estamos llevando.


"Perfecto, en ese caso, continuaremos sin regresar todavía a Lapan."

"De acuerdo."


Y así continuamos explorando sin regresar a Lapan.


Capítulo 123 - Los Círculos Mágicos de la 6ª Planta[edit]

1ª Parte[edit]

Nos encontrábamos en la 6ª planta del Laberinto de la Teletransportación y lo primero que pudimos notar fue la cantidad excesiva de Little Devils que poblaban el lugar.

Habían desaparecido por completo los Armored Warriors y lo único que había en el lugar eran Little Devils; aunque debido al incienso, el nivel de dificultad es casi ridículamente bajo, salvo por la enorme cantidad de enemigos que había por todas partes.

Nos preguntábamos el motivo de este increíble aumento, hasta que avanzamos por el piso del Laberinto y encontramos la respuesta a nuestra pregunta.

En las habitaciones que fuimos atravesando mientras buscábamos el círculo mágico a la siguiente planta encontramos los nidos de estos monstruos; se trataban de habitaciones cuadradas enormes en cuyo centro se amontonaban grandes cantidades de Little Devils y en las esquinas un número incontable de huevos.

Los ovalados y oscuros huevos estaban recubiertos de mucosidad que dejaba claro que tenían parentesco con los Aliens de la película. Viéndolos, fui incapaz de suprimir un pensamiento oscuro que recorrió por completo mi espalda.

Me pregunto si no habrá una reina o rey en alguna parte que esté usando a Zenith como incubadora...[49]

Por suerte para mí, tras analizarlos más detenidamente y seguir recorriendo la planta, esta idea fue descartada al ver como los Little Devils no poseían un rey/reina, por mucho que vivieran en enjambres; lo que me permitió descartar mi mal presentimiento.

Aunque... ¿Exactamente de dónde vienen los monstruos de los Laberintos y cómo son capaces de subsistir? Hay gran cantidad de monstruos, pero no parece que haya mucha comida en este sitio.


"Roxy-sensei, los monstruos... ¿qué comen para mantenerse con vida?"

"... Entiendo a qué te refieres..., aunque existen varias teorías sin confirmar; la más extendida es que se alimentan del maná ambiental."

"¿Comen maná?"


Ahora que lo dice... en los bosques y en las cuevas hay más monstruos que fuera de ellos porque suele haber grandes cantidades de maná ambiental... también recuerdo que Nanahoshi comentó que en este mundo, todo ser vivo posee maná en su interior; aunque este maná sea invisible para el ojo humano.

Me cuesta creerlo, aunque hay que tener en cuenta que existe un ojo místico que es capaz de ver los movimientos de poder mágico, por lo que esa idea seguramente se base en esta habilidad.

Vale, supongamos que son capaces de alimentarse de poder mágico... en ese caso, ¿por qué no se comen los hechizos que les lanzamos? Quizás no puedan... lo que significaría que el poder mágico solo pueda ser consumido en un estado concreto.

Recuerdo que Paul me contó en su día que hasta los monstruos en ocasiones intentan obtener el cristal mágico que se encuentra en lo más profundo del Laberinto... eso implicaría que el maná que poseen estos cristales sería comestible por los monstruos...

Aunque no parece que los monstruos de este Laberinto tengan esto en mente... sino que más bien parece que simplemente hacen sus nidos y habitan el propio Laberinto. Quizás la vida aquí les sea confortable, quizás debido al maná ambiental o a los aventureros que se adentran en el Laberinto...

Bueno, no conseguiré nada pensando en ello, sobre todo teniendo en cuenta que he visto algunos monstruos digerir incluso armaduras, así que le dejaré la biología de los monstruos a algún entendido en el tema. ¿Habrá algún profesor Oak en este mundo?[50]


"Bueno, indistintamente de con qué se alimenten, sigue siendo un hecho que atacan a las personas en cuanto las ven; así que lo mejor será que eliminemos los huevos para facilitarnos el camino la próxima vez que pasemos por aquí."


Mientras decía esto, Roxy se acercó a los huevos de los Little Devils para acabar con ellos. Sin darle la menor importancia, sacó una daga de su bolsa y comenzó a apuñalar los distintos huevos uno a uno sin cambiar su expresión.

Supongo que es una forma de hacerlo... Aunque vaya, con esto he descubierto que algunos monstruos también salen de huevos... ahora que lo pienso, la Cobra DienteRubí tenía huevos...

Me pregunto si no habrá algún tipo de larva o huevo de Armored Warrior también.... Quizás un Armored Warrior del tamaño de un muñeco de fieltro va por el Laberinto armado con espadas de juguete...

Casi lo puedo imaginar... Armored-Papi y Armored-Mami observan felizmente como juega Armored-Niño, y justo entonces, escuchan como se acerca un intruso. Armored-Papi y Armored-Mami le dicen a Armored-Niño que se esconda y se lanzan a la batalla. Allí se encuentran a Devil-Paul que solo concibe a las armaduras como seres insignificantes y acaba con la vida de ambos progenitores sin darle importancia.

Al ver los cuerpos sin vida de sus padres, Armor-Niño, solo es capaz de ver a todos los humanos como sus enemigos y decide vengarse; acabando convirtiéndose en un Armored Warrior que ataca a los enemigos que se atreven a adentrarse en su territorio.

Jajajaja....ja........ no creo, ¿no?


"Ludy, ¿qué haces? Ven a ayudarme, anda."

"Ah, claro."


Imitando el gesto de Roxy, me dediqué a destrozar los huevos.


Acabamos encontrando 3 salas cercana a esta repletas de huevos...

Me pregunto si los huevos al eclosionar darán luz a algún tipo de larva de insecto que se amarrará a alguna persona cercana.......[51] Por suerte no parece que ningún huevo esté a punto de abrirse.


Durante la purga, no ocurrió ningún evento propio de novelas visuales en las que las larvas recién nacidas acabaran adheriéndose al cuerpo de Roxy y descomponiendo su ropa[52]. Y no tardamos mucho en terminar de eliminar las futuras amenazas.


2ª Parte[edit]

Y siguiendo nuestro camino, por fin llegamos a la sala más profunda del Laberinto, el último lugar que describen en el libro que traje de Ranoa.

Se trataba de una sala ancha y cuadrada construida con piedras; y descontando la entrada, cada pared de la misma tenía un círculo mágico justo enfrente. Aunque nada más entrar, sentimos que había algo extraño en ella.

No hay nada a parte de los círculos mágicos... qué raro...

El motivo de esta extrañeza es que justo antes de la habitación, había un grupo increíblemente numeroso de Little Devils y huevos, con unos 100 monstruos y no sé cuántos huevos... Y aun así, en esta sala no había un solo monstruo ni huevo a la vista, tan solo los círculos mágicos.

Como si algo en esta sala impidiera el paso a los monstruos.


"Debemos estar justo antes del Guardián del Laberinto, ¿no?"

"Teniendo en cuenta el ambiente en la sala, eso parece."

"No debería haber problemas siempre que nos mantengamos atentos."


Paul, Elinalise y Roxy tuvieron esta conversación en alto mientras sujetaban con fuerza sus armas.

Me pregunto si todos los Laberintos tendrán una sala justo antes del Boss Final que cause la misma sensación.


"Ahora bien... ¿qué círculo llevará hasta él...?"


Gisu se acercó a los distintos círculos comprobando las indicaciones del libro con la composición de los mismos, mientras los demás montábamos guardia esperando en la entrada.


"Te echo una mano."

"Claro, así terminamos antes."


Decido que lo mejor que puedo hacer es ayudarle en comprobar los círculos mágicos, y por algún motivo, Roxy me siguió.

Sentir a Roxy a mi lado hace que me sienta mucho más tranquilo.


"¿Qué os parece?"

"Diría que... son los que describen en el final del libro."


Tras recibir una respuesta a su pregunta, Gisu fue comparando los círculos con los dibujos de esa sección. Al final, comprobamos que la parte en la que describen estos 3 círculos concretamente de la siguiente forma:


Encontramos estos 3 círculos mágicos y supimos nada más verlos que 2 serían círculos de teletransporte aleatorio y uno de ellos avanzaría al siguiente nivel; marcamos el que creímos que sería el acertado y lo atravesamos juntos, pero resultó ser una de las trampas.
Aparecimos en una habitación oscura llena de monstruos alargados, cuando pudimos cerciorarnos, resultó ser un nido de Little Devils y en cuanto nos vieron...


Lo que continúa no es de interés para nosotros; lo que sí lo fue, fue el indicador que utilizaron.

Se trataba de una piedra del tamaño de un puño bien pulida y que en su superficie tenía grabado el número 6; algo que no habíamos encontrado antes en todo el Laberinto.


"Por algún motivo siento un gran respeto por esta piedra..."

"¿De verás? Para mí es un mal presagio. Escucha con atención, senpai, este tipo de legados dejados de grupos que llegaron tan lejos para acabar siendo aniquilados traen mala suerte."

"¿Otra de tus supersticiones?"

"Exacto, aunque llámalo como te apetezca."

"Bueno... tampoco es que acabaran muriendo por esta trampa..."


Dije esto al mismo tiempo que observaba con atención el círculo mágico que tenía delante; me recordaba mucho al resto de círculos de doble sentido que habíamos atravesado para llegar hasta aquí.

Pero por lo que pone el libro, este es distinto... supuestamente, este lleva aleatoriamente a una sala, o puede que lo que haga sea llevar a un lugar concreto... En ese caso, podemos descartar este círculo como el que deberíamos usar, pero...

Los otros 2 círculos mágicos de la sala presentan la misma estructura de los círculos de teletransporte aleatorios.


"Ludy, ¿se te ocurre algo?"


Roxy me lanzó esta pregunta, pero tuve que negar con la cabeza.


"No... ni idea, la verdad... quizás si Nanahoshi estuviera aquí ella podría decirnos algo más."

"¿Nanahoshi? ¿Quién es?"

"Es una chica de la Universidad de Magia de Ranoa que está investigando el telet- la magia de Invocación. Debido a que ella sabe más de círculos mágicos que yo debería ser capaz de descubrir el círculo correcto a tomar."

"¿A-Acaso sois pareja, Ludy?"

"¿Nanahoshi y yo? Imposible... Jajaja."


Tuve que reirme al escuchar la ocurrencia de Roxy.

Pero vaya... si Nanahoshi estuviera aquí... o incluso Sylphy o Cliff podrían decir más que yo sobre estos círculos.

No pude evitar pensar de esta forma, y es que, aunque hubiera sido imposible que Nanahoshi o Sylphy vinieran, a Cliff podíamos haberlo traído.

... Aun en esta situación, todavía podríamos ir a por él para que lo viera. Como mucho tardaríamos 3 meses en hacer el viaje, aunque como Cliff no suele viajar, mejor calcularlo como 4... Pero aun con Cliff aquí, puede que no averigüemos qué círculo utilizar.


"Estuve investigando la teletransportación debido a la Catástrofe Mágica, pero... por mucho que me duela admitirlo, no conseguí aprender demasiado."

"¿Investigaste sobre la teletransportación?"

"Sí..."

"Ya veo... era de esperar de ti, Ludy; en lugar de dar palos de ciego a la catástrofe, te centraste en el efecto final en busca de una causa. No es algo que se le ocurriría a cualquiera."


Roxy parece haber malinterpretado mis motivos para investigar el tema, ya que en realidad, lo hice siguiendo el consejo que me dio Hitogami para curar mi impotencia.

No lo hice por ninguna causa noble... y prefiero que Roxy no descubra el verdadero motivo... así que mejor cierro la boca.


"... He sido discípulo tuyo, Roxy-sensei, es lo menos que podía hacer."

"No ganarás nada haciéndome halagos."


Tras el intercambio, continuamos investigando los círculos mágicos hasta verlos todos.


"¿Qué opinas, senpai? ¿Has visto alguna diferencia?"

"Nada de nada..."


Para empezar, todo lo que sé sobre círculos mágicos de teletransporte se basa en lo que leí en este libro, por lo que cualquier cosa que no aparezca explicado en él está fuera de mi alcance.

Aunque es cierto que estudié el teletransporte en más libros, soy incapaz de saber algo que no he visto ni encontrado... La única cosa a la que puedo llegar es que cada círculo mágico de esta sala es distinto a los otros; y lo que aprendí de los círculos mágicos de Nanahoshi es que si cambias el contenido, cambia el efecto.

Por eso, lo único que puedo añadir es lo siguiente.


"Si lo que el libro dice es cierto, significa que uno de estos círculos debe ser el correcto."

"... En otras palabras, senpai, no sabes cómo identificar el correcto."

"Básicamente."


Regreso a la entrada de la sala con el resto del grupo, que parecía estar tomándose un descanso, sentados los 3 en círculo. Les informé todo lo que habíamos analizado tan correctamente como me fue posible.


"Tcht... Así que un cara o cruz..."

"... Al final es un cara o cruz."

"¿Un cara o cruz? ¿En serio...?"


Paul, Elinalise y Talhand tuvieron una respuesta negativa similar.


"Los cara o cruz son peligrosos... Es más, casi que prefería que hubiera 3 opciones en lugar de 2."


Gisu se acercó a nosotros con la mirada perdida al techo mientras dijo estas palabras.

¿Habrán tenido alguna mala experiencia en situaciones de varias opciones en un Laberinto? No me extrañaría.


"¿Es otra de tus supersticiones?"

"Vaya que si lo es... A menos que sea Ghyslaine la que elija, en los cara o cruz siempre fallamos."


Gisu respondió a mi pregunta y al hacerlo hizo que el resto de su antiguo grupo asintieran y afirmaran en alto.


"Siempre..."


Uh, Ghyslaine... hacía tiempo que no escuchaba ese nombre... Aunque siendo ella, lo mismo se basaba en su sentido del olfato para elegir el círculo correcto o algo. Esa raza siempre, SIEMPRE descubre cuando tengo pensamientos algo lascivos...


"Mira que solo hecho de menos a Ghyslaine para momentos como estos."

"La verdad es que solo era de utilidad en situaciones como estas."

"Todavía recuerdo cuando se lanzaba al combate sin escuchar lo que le decían, sin prestar atención a lo que pasaba a su alrededor, incapaz de hacer cuentas en su cabeza, y enfadándose a la mínima cuando bromeábamos entre nosotros... Aunque por extraño que parezca, siempre escogía la opción correcta en estos casos."


Estáis siendo muy crueles con Ghyslaine... Siento hasta lástima de ella por haber estado en vuestro grupo... Teniendo en cuenta que para mí es otra de mis respetables Shishous, me gustaría que dejarais de meteros con ella.


"Pues ya no tendríais problema con ella, teniendo en cuenta que ahora sabe leer, escribir y cálculo."


Se esforzó muchísimo en esto último... recuerdo lo que le costó aprenderse las tablas de multiplicar, y que no se detuvo hasta conseguirlo y aprendió incluso a hacer divisiones.


"Meh, ya me lo ha contado Paul, pero no me vas a engañar; es imposible que esa perra tonta haya sido capaz de aprender como el resto de personas."

"Había escuchado noticias, aunque honestamente, estoy con Elinalise, me cuesta creerlo."


Ni Elinalise ni Talhand se creyeron lo que les conté sobre Ghyslaine, y en parte soy capaz de comprenderles, viendo lo que me costó darle clases.

La escena por algún motivo me pareció extraña, ya que la única persona que falta aquí del antiguo grupo de Paul es Ghyslaine; y más teniendo en cuenta que ella fue la única que mantuvo el contacto con Paul después de su separación.

Pero mira que atacar así de un antiguo compañero... sois demasiado malos...


"Bueno, dejemos ese tema, ¿qué hacemos con los círculos?"


Las palabras de Gisu nos hicieron dejar el tema de Ghyslaine a los 2 círculos mágicos que teníamos delante.

¿En cuál deberíamos entrar...?


"Ludy, ¿ni a ti se te ha ocurrido la solución?"


La pregunta de Paul me sorprendió, pero tuve que negar con la cabeza.


"No, lo siento, lo que investigué antes de venir a este sitio no me ha servido de nada."

"No te preocupes."


Paul se cruzó de brazos, cerró los ojos y estuvo pensando durante un rato, y antes de que llegara a estar un minuto divagando, abrió los ojos y alzó la voz.


"De momento, creo que lo mejor será hacer una votación y ver lo que decide la mayoría. Los que piensen que el círculo de la derecha es el correcto, levantad la mano derecha; los que penséis que es el izquierdo, levantad la mano izquierda."


Tras escuchar a Paul, todos fuimos alzando nuestras manos en función de la opción que nos pareciera correcta.

Paul, Elinalise y Roxy levantaron su mano derecha; Gisu, Talhand y yo la izquierda.

Empate 3 a 3...


"Tcht... así que empatados... Así no iremos a ninguna parte..."

"Esto... Papá... Creo que dejar que la mayoría decida no es la mejor opción."

"Por mucho que digas eso, ¿acaso tenemos otra alternativa?"


Ante la pregunta al aire de Paul, Elinalise levantó su mano.


"¿Por qué no entra 1 persona en cada círculo al mismo tiempo y vemos qué pasa?"

"¿Me estás diciendo que sacrifiquemos a uno de nosotros?"

"No, porque si por ejemplo fuéramos tú y yo, Paul, utilizando el incienso deberíamos ser capaces de atravesar un nido de Little Devils."


Así que básicamente, entrar a los 2 círculos al mismo tiempo y que el que acierte regrese para ir a buscar al otro... Si somos suficientemente rápidos no debería haber problemas, aunque...


"Me opongo."

"Vaya, Ludeus... ¿me dices el motivo para oponerte?"

"Para empezar, no hay ninguna garantía de que alguno de los círculos sea el correcto."


Los he estado analizando y ambos parecen círculos aleatorios, por lo que existe la posibilidad de que los 3 círculos de esta sala sean una trampa y que el verdadero esté en otra sala...

Comprendo que la posibilidad de esto es reducida, y más teniendo en cuenta que hemos seguido las nociones del libro hasta aquí y nos ha ido bien, pero los círculos... no sé, tanto su forma como su estructura me parecen diferentes... como si fueran falsos.

Y en ese momento algo me llamó la atención.

¿De verdad el final es una elección aleatoria de qué círculo tomar y dejárselo a la suerte? Si yo hubiera preparado esta trampa, me hubiera valido dejar solo un círculo más que fuera falso en lugar de 2 adicionales... En los juegos de puzzles casi siempre que hay 3 opciones hay alguna clase de pista que identifica el correcto, aunque teniendo en cuenta que esto no es un juego, no es necesario que esa pista exista como tal...


"En ese caso, Ludeus, ¿se te ocurre alguna solución?"

"No de momento, ¿pero podría pensarlo un poco más antes de que os dé mi opinión?"


Hay algo raro... noto algo raro... como si tuviera algo en la punta de la lengua o que me hubiera olvidado de algún detalle importante.... No me atrevo a pisar uno de esos círculos sin quitarme la duda, siento que sería peligroso; no sé, quizás alguno de esos círculos haga que todos en la sala sean teletransportados al azar, por ejemplo...

Debe haber algo... necesitamos el círculo de teletransporte correcto... este Laberinto te obliga a utilizarlos para avanzar, dando lugar a que existan salas a la que solo se puedan llegar usando círculos mágicos.


"Me gustaría pensármelo un poco más."


Hice la solicitud y...


"De acuerdo, Ludy. Confiamos en ti."


Antes de que nadie dijera nada, Paul fue el primero en darme tiempo para pensarlo.


3ª Parte[edit]

Me senté frente a uno de los círculos mágicos dándole vueltas al asunto.

Voy a partir de que los 2 círculos mágicos que quedan por probar en la sala son falsos...

Tras un rato pensando de esta forma, llegué a 3 posibles explicaciones que cumplan esa hipótesis.

1. Esta sala no es la que va al siguiente piso del Laberinto.

Según el libro, hay una ley clara que gobierna este Laberinto, la ruta principal se puede recorrer usando únicamente teletransportes de doble sentido[53]; y siguiendo esa ley, no hay duda de que esta es la última sala accesible de esta planta.

El problema es que la zona en la que se perdió Roxy acabó siendo una habitación a la que sólo se podía llegar con un círculo de único sentido; por no hablar de los otros 31 círculos mágicos de sentido único que hemos ido encontrando hasta llegar hasta aquí... Eso implicaría que la última sala de esta planta pueda ser alcanzada a través de un círculo de único sentido.

Aunque personalmente siento que la posibilidad de que esto sea así es bastante reducida.


2. Sin que el autor del libro se diera cuenta, alguien activó una trampa sin darse cuenta e hizo pensar que realmente había atravesado el círculo de doble sentido cuando en realidad lo que ocurrió fue que le afectó la trampa.

Suponiendo que se tratara de una trampa aleatoria de alcance, alguno de sus compañeros pudo activar la trampa y que todos fueran teletransportados al azar sin llegar a pisar el círculo de doble sentido. Si esto fuera así, el círculo que descartaron sería el correcto.

.... No creo que esta hipótesis sea correcta, ya que si en esta sala hubiera alguna trampa escondida, Gisu la habría encontrado.


3. El círculo mágico que descartaron tiene 2 capas y la exterior es una trampa aleatoria.

Basándome en que los círculos mágicos tienen distintas formas, es probable que existan círculos mágicos con forma de dónut, con un agujero en medio donde se encuentra el círculo mágico correcto.

De esta forma, sería posible que alguien al intentar entrar al círculo de doble sentido, pise antes la trampa y le haga suponer que es el equivocado.

No estoy seguro de si se puede hacer de esa forma, pero sería necesario saltar al centro del círculo mágico para entrar en él...

... Menuda tontería... parece sacado de un capítulo cutre de Vicky el Vikingo[54]... es casi improbable que los círculos mágicos puedan tener esa forma, por no hablar de que alguien o el propio Laberinto debería de haber creado esta trampa doble...


Si elimino las opciones más descabelladas, la única respuesta posible es la primera... La idea del autor de que para desplazarte por el Laberinto usando solo círculos de doble sentido me parece la correcta, y más teniendo en cuenta que siguiendo ese razonamiento hemos conseguido llegar a la 5ª planta sin necesidad de recurrir a círculos de único sentido.

Sé que existe la posibilidad de que sea a partir de este punto que sea necesario utilizar círculos de sentido único, pero si nos ponemos así, no tiene por qué ser AQUÍ en esta habitación. Si voy a aceptar esa hipótesis, es posible que esta habitación sea un callejón sin salida camuflado como camino a seguir. O peor, que un círculo mágico de único sentido del 4º piso fuera el camino correcto a seguir y que toda esta planta sea un callejón sin salida.

Mierda... empiezo a estar paranoico... ¿No fue el propio autor el que decidió esa norma de los círculos de doble sentido? Hemos seguido sus indicaciones en todo momento, él fue el que nos incitó a pensar que este era el camino correcto...

Quizás deberíamos probar todos los círculos de 1 único sentido de esta planta y ver lo que nos vamos encontrando para ver si encontramos alguna ruta distinta... Algo me dice que es la opción más segura.

Pero, Ludues, ¿no lo notas? Observa esta habitación... Algo en ella grita ¡El Boss Final está cerca!, eso no puede ser casualidad. Hasta tú notaste que había algo raro en esta sala.

Creo que esta sala es la última... aunque la ambientación podría ser una trampa... Hmmmm......


"Así no llegaré a nada... necesito enfriar la cabeza."


Me puso en pie hablando para mí, debido a que notaba como mi vejiga me daba un toque de atención.


"Tou-san."

"¿Qué pasa, Ludy?"

"Ahora vengo, voy a ir a regar las plantas..."

"Así que te han entrado ganas de mear... te acompaño."

"Mira que decir mear delante de mujeres... no tienes delicadeza."

"En un lugar como este no tengo intención de ir midiendo las palabras."


Te entiendo, pero es que Roxy está delante... no quiero quedar mal delante de ella. Bueno, conociéndola, con todos los años de aventurera y viajera que lleva a sus espaldas, imagino que entiende que sea necesario vaciar la vejiga en donde se pueda...

Salí de la habitación con Paul y nos acercamos a una de las salas repletas de cadáveres de Little Devils y sus huevos; ya que no vamos a dejar el lugar peor por orinar encima de huevos rajados y goteantes de ese líquido asqueroso...

Por cierto, si alguien se pregunta por qué no hemos eliminado los cadáveres, tened en cuenta que los fuegos están vetados en un Laberinto, podría ser demasiado peligroso quedarnos sin oxígeno.

Nos organizamos para que mientras uno montaba guardia el otro pudiera atender la llamada de la naturaleza y luego al contrario.


"¿A que cuesta decidir?"


Mientras me perdía en la sensación de vacío interior y relajación muscular propia del acto, Paul me habló.


"Vaya... no paraba de pensar en alternativas y de no fiarme de ninguna; que si esa sala no es la correcta, que si pudiera haber otra ruta principal, que si tuviéramos que dar marcha atrás para llegar al Guardián..."

"Te puedo asegurar que esa sala es sin lugar a dudas la correcta."

"¿En qué te basas?"

"En nada."


Así que simplemente lo intuye... aunque no seré yo el que me ría o desprecie la intuición de alguien con tanta experiencia como Paul. Después de todo, podría incluso ser una intuición que aunque no sepa explicar, se base en sus experiencias hasta la fecha, y eso como mínimo deba tenerse en cuenta.


"Bueno, no tienes de qué preocuparte, tómate el tiempo que necesites, ni yo ni ninguno de los demás tendrá problema en esperar a que te decidas; y si tienes cualquier duda, simplemente pregunta. No tienes por qué forzarte a obtener la respuesta tú solo."

"Gracias."


Terminé mi llamada de la naturaleza a tiempo y guardé mi preciado bien; tras lo que cambié de puesto con Paul, observando la habitación mientras montaba guardia.


"Ah, y otra cosa, Ludy, hay una cosa que quería decirte."

"¿De qué se trata?"

"Eh~~.... No, supongo que puede esperar, te lo diré cuando regresemos a la superficie."

"Ni se te ocurra, dime ahora mismo de qué se trata. ¿Cómo se te ocurre hacer algo así en medio de este Laberinto? Eso solo trae mala suerte, ¿me oyes? A lo que has hecho se conoce como Death Flag[55], ¿entiendes?"

"¿Por qué te pones así...? No te estoy entendiendo... pero decirlo ahora, solo conseguirá bajar la moral del grupo."


Incliné la cabeza al escuchar su respuesta intentando averiguar a qué se refería.

¿Algo que podría afectar la moral del grupo? Lo único que se me ocurre es algo relacionado con la peligrosa situación de Zenith, aunque lo mismo es algo más que pueda minar el ambiente en el grupo.


"¿Vas a darme alguna clase importante?"

"Bueno, supongo que tiene algo que ver con eso."

"Tienes razón, si lo único que consigues es hacerme pensar en otra cosa, sería mala idea; así que guarda tus clases para después."

"Je... Tampoco es que fuera a reprocharte nada, es solo que te iba a dar un consejo para el futuro."


Así que lo guardaremos para cuando regresemos a Lapan... Espero que podamos regresar con Zenith.


"Espero que Zenith esté bien..."

"... Yo también."


Sin querer dije en alto lo que pensaba y el ambiente agradable que había desapareció.

Tengo que decir algo... pero aun habiendo llegado tan lejos, seguimos sin encontrarla... hasta yo empiezo a tener mis dudas. Seguro que también Paul se piensa que llegamos tarde, pero es mejor no comentar ese tema.


"..."


Mientras montaba guardia con el sonido de fondo de la interminable meada de Paul me dediqué a observar la habitación.

Se trataba de una habitación alargada que conectaba con las 3 habitaciones llenas de huevos y la sala con los círculos mágicos; pero en esta ocasión, algo me llama la atención.


"Esta habitación... ¿no es bastante alargada?"

"¿Hm? Ah, supongo... ¿por qué lo dices?"


La habitación en sí es alargada, más ancha que profunda, aunque debido a la cantidad de cadáveres me daba la impresión a simple vista de ser cuadrada; pero en realidad es rectangular.

En cada uno de los laterales de la habitación hay una conexión a 2 habitaciones, haciendo 4 habitaciones en total casi simétricas, y todas con tamaños similares...

Esto... esto se parece ha algo que he visto hace poco... no mucho... aunque a esta sala le falta algo...


"... Ah."


Y entonces me di cuenta de que el lugar era muy similar a las ruinas en las que están los círculos de teletransporte de Orsted.


"Bueno, todo listo por aquí... deberíamos volver con los demás, y... ¿? Ludy, ¿qué haces?"


Paul al verme concentrado me lanzó un vistazo confundido, y pude ver como salía corriendo hacia la sala en la que nos esperaban los demás; en cuanto llegué, llamé a Gisu, al que encontré recostado como si fuera un Buddha[56]


"Gisu-san, rápido, ayúdame con una cosa."

"¿Hn? ¿Qué dices? ¿Encontraste algo?"

"No estoy seguro, ven."


Tiré de Gisu hasta llevarlo al centro de la habitación en la que estaban los círculos mágicos.


"Hazme un favor y mira a ver si en esta zona encuentras unas escaleras escondidas."

"¿Qué dices...? ... No... No se puede descartar esa posibilidad. Lo único que he estado buscando han sido trampas escondidas de teletransporte, pero no me extrañaría que hubiera una habitación secreta también."


Gisu pareció llegar a una conclusión por sí mismo y se puso a 4 patas a examinar el suelo.

Pasados unos segundos, abrió los ojos como platos y se llevó el oído al suelo y comenzó a darle golpes con la base de una daga.


"Será posible... acertó... ¡Senpai, aquí! ¡Esta zona está hueca!"

"¿Puedes abrirla?"

"Dame un minuto..."


Gisu comenzó a palpar el suelo por distintas zonas y luego acabó toqueteando las paredes.

Pasados unos minutos regresó.


"Nada, no encuentro el mecanismo. Es posible que sea necesario abrirlo a golpes."

"¿Pasa algo si lo rompemos así?"

"Dame un segundo... nop, no parece que haya ninguna trampa. Venga, senpai, tú puedes. Justo aquí."


Mientras decía esto, Gisu señaló una de las piedras del suelo con una cruz, a la que lancé una Bala Rocosa.

KAN

La Bala Rocosa impactó en la piedra y tan solo melló el suelo.

Supongo que fui demasiado suave...


"Puedes lanzarlo un poco más fuerte."

"Voy."


Siguiendo esa idea, aumenté la potencia del hechizo y volví a disparar contra el suelo.

KACRAN'

Esta vez conseguí hacer un agujero en el suelo.


"Perfecto, ahora déjame a mí..."


Gisu no tardó nada en volver a tirarse al suelo y apartar los escombros, dejando a entender que podría abrirlo tras hacerle un agujero. Lo cierto es que no tardó mucho en ir apartando piedras hasta conseguir dejar un hueco grande en el suelo.

En su interior aparecieron las escaleras de bajada.


"Increible... sabía que podía confiar en ti, senpai... pero, ¡guau!"

"No lo habría conseguido de no haber estado antes en un sitio similar."


Definitivamente parece que el Laberinto de la Teletransportación se comió o fue creado a partir de las ruinas con los círculos de teletransporte. Esas ruinas tenían la misma estructura que este sitio, una habitación alargada, 4 habitaciones y una de ellas con escaleras al nivel inferior.

Quizás cuando fueron construidas esta habitación tenía ocultas las escaleras de bajada, para intentar ocultar el círculo mágico de teletransporte, quizás aparentar que eran un lugar normal o algo, o simplemente hacer pensar que eran templos sin salas secretas.

Y quizás el paso del tiempo o que Orsted abrió la escalera oculta a la fuerza y acabaron quedando a la vista, a diferencia de este sitio.


"¡Chicos venid! ¡Senpai encontró las escaleras que avanzan!"


Tras las voces de Gisu, el resto de miembros se pusieron en pie y se acercaron observando las escaleras ocultas dejando escapar sonidos de admiración.


"... ¡Gyajajaja, eres bueno, chico!"

"Ow."


Talhand me dio una fuerte palmada en la espalda entre risas.


"¡Como se nota que eres mi hijo!"

"Aw...."


Paul me dio otra palmada con bastante fuerza.


"¡Ahh! ¡Ahora que lo dices, es cierto que este sitio es similar a las ruinas de teletransporte, ¿no?!"

"¡Auh!"


Elinalise me dedicó más ánimos a modo de dolor físico.


"Ah, esperad un segundo, que podría haber trampas. ¡Senpai, pásame 3 de esos pergaminos tuyos!"


Gisu también me dio una bofetada en mi dolorida espalda mientras hablaba.


"..."


Al girarme, me encontré con que Roxy tenía su mano alzada apuntando a mi espalda. Cuando nuestras miradas se cruzaron repitió esa mirada desde el borde de su sombrero que tantas veces me había lanzado estos días y llevó rápidamente su mano a mi espalda, aunque sin fuerza.


"Buen trabajo."


Roxy dijo estas palabras casi en un suspiro, y por su expresión, diría que estaba angustiada por algo.

¿Será que le molesta un poco que su discípulo haya resuelto este acertijo? Personalmente considero que todo lo que consiga en esta vida se debe a Roxy, así que mis méritos son sus méritos, por lo que no entiendo por qué se siente así... Pues bueno, cuando extienda la historia de nuestro viaje por este Laberinto, me aseguraré de que se vaya diciendo que fue gracias a Roxy que se me ocurrió.


"Vale, despejado. Avancemos, pero no bajéis la guardia."

"¡Sí!"


Tras la advertencia de Gisu, todos asentimos y comenzamos a bajar lentamente las escaleras. Al llegar al final encontramos el círculo mágico que andábamos buscando; el círculo de doble sentido.

Aunque este emitía un intenso brillo carmesí inquietantemente similar a la sangre.


Capítulo 124 - El Guardián del Laberinto de la Teletransportación[edit]

1ª Parte[edit]

Nos encontrábamos ante un círculo mágico de color rojo.

Hasta ahora, todos los círculos mágicos que fuimos pasando por todo el Laberinto emitían una tenue luz azul clara, pero en esta ocasión, es un tono rojo intenso, haciéndonos sentir que tras él habrá un peligro inminente.


"Está claro lo que nos espera tras este círculo."


La persona que murmuró estas palabras fue Paul, y estoy seguro de que se basa únicamente en su intuición, aunque no estoy seguro a lo que se refiere que nos espera, ¿será Zenith? ¿o el Guardián del Laberinto?

Pero por extraño que parezca, siento que tiene razón o que como mínimo, la última sala de este Laberinto está pasando este círculo mágico.


"¿Qué hacemos, Paul? Estamos bastante frescos, pero también podríamos regresar antes de adentrarnos en él."


El comentario de Gisu hace referencia a la facilidad con la que atravesamos la 6ª planta, gracias a las bayas Tarufro.

Los Little Devils apenas llegaron a ser una molestia, y en ningún momento nos vimos obligados a excedernos ni esforzarnos, por lo que no sería exagerado decir que estamos al 100%. Además de que estuvimos descansando mientras analizábamos la sala de los círculos mágicos de antes.


"... Vamos a avanzar. Chicos, revisad vuestro equipo a fondo."

"De acuerdo."


Nada más escuchar la decisión de Paul, el resto del grupo se sentó frente al círculo rojo para revisar y organizar sus pertenencias.

En esta ocasión, hasta yo hago una revisión a fondo teniendo en cuenta mis escasas pertenencias, inspeccionándolas más atentamente que en otras ocasiones.


"Ven, Ludy, ponlos como los estoy poniendo yo, te será más fácil."


Roxy me llama la atención y la imito, sentándome en el suelo y alineando mis pertenencias en el suelo para confirmar el estado de todo.

Como imaginaba, apenas tengo cosas que revisar en comparación con los demás, como mucho, lo único que tengo de especial atención a parte del báculo y mi manto son los pergaminos de espíritus de luz de Nanahoshi.


"Ludy, tengo estos pergaminos, ¿quieres alguno para ti?"


Roxy lleva consigo varios pergaminos para diferentes situaciones especiales. Se tratan de hechizos de nivel Avanzado inscritos en papel, ya que, por mucho que pueda acortar los conjuros de forma eficiente, el número de hechizos que conoce es limitado.

Además, los hechizos de nivel Avanzado, aunque los acortes, tienen un conjuro a pronunciar algo prolongado, y en mitad del combate puede darse el caso de que no tengas tiempo de pararte a recitar el conjuro; por lo que los pergaminos podrían considerarse un as bajo la manga para esas situaciones.


"Supongo que podrían ser de ayuda, ¿te importa si me cojo unos cuantos de Curación?"

"Adelante."


Como la mayoría de hechizos los puedo conjurar en silencio, no necesito pergaminos de magia ofensiva de nivel Avanzado, pero no poseo esta capacidad para los hechizos Curativos.

Creo que llevar estos pergaminos pueden salvarme en el peor de los casos, como por ejemplo, si el Guardián me bloquea la garganta, o me destroza los pulmones.

Tras recibir los pergaminos de nivel Intermedio de Curación, los enrollé y los guardé en los bolsillos de mi manto.

Por supuesto, tengo la intención de devolvérselos si no me hicieran falta... aunque me gustaría poder llevármelos a casa y pedirle a Nanahoshi o a Cliff que hagan una base para poder copiarlos cuando fueran necesario.

Creo recordar que había alguna ley que prohibía copiar sin permiso los pergaminos ajenos... Aunque la verdad, no creo que nadie se entere si lo hago.


"No sé bien qué clase de Guardián habrá al otro lado, pero nuestro grupo posee suficiente potencia para lo que venga. Ludy, siendo tus hechizos más potentes que los míos, yo haré lo que esté en mi mano para protegerte y evitarte tener que recurrir a los pergaminos."

"Me quedo más tranquilo, sensei; aunque tengo que comentarte que tiendo a quedarme paralizado en algunas situaciones, así que espero no ser una carga."

"No te preocupes, te ayudaré si eso ocurre. Confía en mí."


Roxy se dio un golpe en el pecho resaltando sus palabras, y el gesto me pareció encantador y resuelto al mismo tiempo; hasta el punto de que gran parte de mi preocupación desapareció con él.


"Ludeus, Roxy."


En este punto, Elinalise nos lanzó algo para que lo cogiéramos. Cuando abrí mi mano, pude ver una piedra esférica del tamaño de una canica.

Eran un par de cristales mágicos con los que Elinalise suele comerciar.


"Si se os acabara el poder mágico, aprovechadlos."

"¿Estás segura?"

"Tan solo es un préstamo por seguridad, si no os hicieran falta, devolvédmelos cuando acabemos con el Guardián."

"Ah, claro, así lo haré."


Se han dado casos de magos que se han quedado sin poder mágico mientras combatían con el Guardián, y lo normal en esos casos es dar media vuelta y retroceder. Es el motivo por el que siempre se van eliminando todos los monstruos de las salas anteriores, para poder descansar después de escapar del Guardián para poder volver a combatir contra él.

El problema es que también se han dado casos de Guardianes de los que no se puede escapar, ya sea porque una trampa te impide salir de la sala del Guardián hasta que no acabes con él como en tantos RPG o por motivos mágicos.

Analizando el círculo mágico que tenemos delante, no me cabe la menor duda de que es de doble sentido... pero lo mismo es un señuelo y en realidad es de único sentido; después de todo, lo único de lo que podemos estar seguros es de que no es aleatorio.


"Va siendo hora, ¿estáis todos listos?"


La voz de Paul nos hizo ponernos en pie.

Eché un vistazo a mi alrededor y pude comprobar que todos en el grupo mantenían un rostro serio y algo tenso; al igual que ellos, me preparo mentalmente y doy un paso adelante.


"Ludy."

"¿Qué ocurre, Tou-san?"

"Aunque no creo que sea el mejor momento, quiero que sepas..."


Deja de activar tantos Death Flags, por favor


"Si es mal momento, mejor guardártelo de momento."

"T-Tienes razón..."


Paul pareció contrariado y algo desilusionado de que lo hubiera detenido; es probable que su moral haya decaído un poco por el gesto.

Da igual, nunca es bueno decir grandes palabras antes de una batalla final, es mejor guardarlas para cuando volvamos sanos y salvos.

Tras un último vistazo de Paul a todo el grupo mirando uno a uno a los ojos, nos lanzamos a la vez al círculo mágico.


"De acuerdo, ¡vamos allá!"


2ª Parte[edit]

La sala en la que aparecimos era una enorme habitación espaciosa similar a un templo enorme.

La forma de la sala es rectangular y de un tamaño cercano a la entrada de un palacio, o incluso una pista de baseball. Recorriendo la sala, varias columnas enormes se alzan paralelas hasta el final de la habitación, siendo además el techo de la habitación tan alto que tendrías que forzar el cuello para llegar a verlo.

El suelo está formado por baldosas con formas geométricas engarzadas y unidas unas con otras por toda la sala.


"¡¿¿Oh??!"


Al final de la hilera de columnas de este mausoleo de tonos grises se encuentra un único monstruo. El tamaño de este era gigantesco, mayor que nada que haya visto hasta la fecha; casi el doble de grande que el Dragón Rojo contra el que peleé.

Incluso a decenas o cientos de metros de distancia, pude observar que estaba recubierto de escamas de un tono verde esmeralda, que su pecho estaba extrañamente ensanchado debido a la cantidad de cabezas que salían de él.


"Es una Hidra... Dime que es una broma... Es la primera vez en mi vida que veo una..."


El sonido de Gisu es lo único que resuena en la habitación en la que el resto de miembros del grupo observan boquiabiertos la escena.

Como bien ha dicho Gisu, el monstruo frente al que nos encontramos, es una Hidra, un dragón con varias cabezas, en este caso 9.


"¡¿EH?!"


Pero los ojos de Paul no se quedaron observando únicamente a la Hidra, sino que fueron más allá, hasta la pared más alejada de la habitación, que se encontraba tras el enorme monstruo.

En ese punto se encuentra un cristal mágico visible desde donde nos encontramos, con un tono de color similar al de la hidra y de un tamaño descomunal, suficiente para que al compararlo con las canicas que nos entregó Elinalise parezcan motas de polvo.

Era un cristal mágico de 2 metros de altura con forma de prisma hexagonal; es la primera vez que he visto un cristal mágico de este tamaño, ni siquiera he oído rumores de que pudieran llegar a esta magnitud.

Pero aun así, ese detalle no era suficiente para llamar nuestra atención en este momento, o lo que es lo mismo, había un detalle del cristal que hacía olvidar el tamaño de este, ya que en el interior del cristal, DENTRO de este había una mujer.

Era Zenith.

Zenith estaba encerrada en el interior del cristal.


"¡Zenith!"


Paul se puso a gritar, al mismo tiempo que por mi mente pasaba la pregunta ¿Cómo es posible?.

¿Cómo ha acabado encerrada en ese cristal? ¿Cómo es posible? ¿No se suponía que no se podía ser teletransportado al interior de objetos?

Pero antes de que pudiera pronunciar mis dudas en alto, Paul salió disparado hacia delante espada y daga en mano.

Viendo el avance de un enemigo, la Hidra lentamente alzó los cuellos de sus cabezas mientras pasaba de su estado de reposo a prepararse para el combate.


3ª Parte[edit]

"¡Gilipollas! ¡No te lances así!"


Gisu grita la protesta intentando detener a Paul.


"... ¡¡Tcht!!"


Elinalise, viendo como no se detenía, chasqueó su lengua y salió disparada detrás de Paul; Talhand les seguía a ambos.

Debido a que Paul les llevaba segundos de ventaja, Elinalise era incapaz de alcanzarle.


"¡Os cubro!"


Roxy gritó en alto estas palabras y apuntó a la Hidra con su báculo, lo que me sacó de mi estupor e hice lo mismo.

¡Maldición! Ahora mismo lo importante es acabar con el monstruo, ¡de un golpe a ser posible!

Preparo una Bala Rocosa con la misma potencia que utilicé para descuartizar a BadiGadi ese fatídico día, dedicándole tiempo a .


"¡Hijo del Emperador de los Truenos, golpea con tu filo helado! ¡『GLACIE-PLUVIA』!"


Acortando el conjuro, Roxy lanza un hechizo de nivel Intermedio intentando atacar al monstruo antes de que esté preparado. La Lluvia de Témpanos pasa por encima de Paul debido a su mayor velocidad y se prepara para impactar a la Hidra-

¡Tji~n!

-pero un extraño sonido irritante resonó en la sala. Era similar al sonido de algo metálico arañando un cristal[57].


"¡¡¿Cómo?!!"


Con los ojos abiertos como platos, Roxy fue incapaz de comprender el resultado, ya que la Hidra no había recibido el más mínimo rasguño.

¿Será inmune a hielo?

Mientras andaba pensando en este detalle, Paul se acercaba peligrosamente a la Hidra.


"¡¡Bala Rocosa!!"


El hechizo que había estado preparando por fin estuvo listo para ser lanzado, y salió disparado de mi mano con la forma de una afilada bala aerodinámica a una velocidad abismal emitiendo un sonido propio de proyectiles de fuego rompiendo la barrera del sonido[58].

El disparo, al igual que el ataque de Roxy de antes, pasó por encima de Paul adelantándolo con suficiente distancia, e impactó a la Hidra de lleno-

¡Tji~n!

Y nuevamente, el sonido chirriante se hizo escuchar en la sala.


"¡¿Le dio?!"


El monstruo no esquivó mi Bala Rocosa, por lo que no quedaba más remedio que le hubiera impactado.

Pero... ese sonido chirriante... me da mala espina. ¿Qué lo causará?

Y como si no hubiera habido ningún contratiempo, la Hidra se puso tranquilamente en pie preparada para el combate.

No había ningún solo símbolo de daño en su cuerpo.


"¡OoooOOOOORAAAAAAA!"


El grito de guerra de Paul llega a mis oídos incluso desde esta distancia, la Hidra al verle, agita una de sus cabezas imitando el movimiento de una serpiente atacando y la lanza contra él. Por su parte, Paul con un movimiento minúsculo esquiva el ataque y lo siguiente que veo es esa misma cabeza salir volando por los aires rotando a una velocidad descomunal.

Y todo de un único ataque de la espada en su mano derecha a una velocidad imposible de percibir, incluso observándole con mi ojo místico soy incapaz de ver con claridad su figura ni su movimiento.

Lo siguiente que puedo observar es que el cuello de otra de las cabezas de la Hidra chorrea sangre tras un corte con la daga de su mano izquierda, desgarrándolo parcialmente; debido a su tamaño, la daga es incapaz de rebanar por completo el cuello del monstruo.

Continuando su movimiento, Paul realiza una maniobra en el aire y aprovecha el giro de su cuerpo para potenciar un nuevo ataque de su mano derecha terminando de cortar la cabeza que la daga había dañado instantes antes.


"¡Shaaa...!”


En un choque que fue casi instantáneo, la Hidra había perdido 2 de sus 9 cabezas, aunque todavía conservaba otras 7; y siguiéndolos con mi ojo místico, veo como Paul recibe ataques de distintos puntos rodeándole poco a poco, con los que la Hidra pretende encerrarle.

Paul retrocede de un salto para separarse del monstruo, pero este es demasiado grande comparado con él, y sigue alcanzándole aun tras alejarse de la Hidra.


"¡¡Paul!!"


Por suerte para Paul, Elinalise había conseguido llegar a su altura y consiguió protegerle del golpe con el escudo e intentando alejar al monstruo con la onda de choque originada por la habilidad de su espada-

¡Tji~n!

Pero nuevamente se oye este sonido en la sala y la Hidra continúa como si no hubiera notado resistencia por el ataque de Elinalise continuando su avance.


"¡Que tu poderoso caudal limpie la tierra! ¡『AQUA-TORRENTIA』!"


Roxy terminó su conjuro justo en este momento y una corriente de agua apareció frente a Paul, tirando de este y alejándolo de la Hidra lo suficiente para escapar del alcance del Guardián.

La corriente de agua lanza a Paul por los aires al desaparecer y este rueda por el suelo mientras Elinalise, sin perder de vista al monstruo, mantiene una guardia férrea protegiéndole.

Por su parte, Talhand, a pocos metros de Paul y Elinalise se detiene en seco y comienza a conjurar su hechizo; haciendo que por fin, nuestra formación se asemeje a la que tantas veces hemos utilizado en el Laberinto.

¿Cómo peleamos contra esta cosa? Paul fue capaz de causarle daños, pero ni mi ataque ni el de Roxy le hizo nada... Hemos probado magia de Tierra y de Agua, así que lo siguiente sería intentar atacarlo con Fuego y Viento, ¿no?

El problema de esos elementos es que sus hechizos suelen afectar a un área y por lo tanto es complicado asegurar que no afectarán a los guerreros.

¿Qué debería hacer en esta situación....?


"¡『PETRA-LAPIDEM』!"


Talhand terminó de pronunciar su conjuro que resultó ser de la escuela de Tierra. Sobre la cabeza del colosal monstruo una piedra enorme, proporcional a este aparece y cae sobre sus cabezas.

¡Tji~n!

Y nuevamente se escucha el sonido de cristal arañado en la sala, y la piedra se disipa casi como si se convirtiera en polvo antes de golpear a la Hidra.

Tiene que ser por ese sonido... no sé cómo, ¡pero cada vez que se oye ese arañazo insoportable los hechizos son anulados!


"¡¿La magia no le afecta?!"


¿Qué deberíamos hacer? ¿Seguir atacándole? ¿Retroceder? ¡¿Qué debemos hacer en esta situación?!

Incapaz de saber cómo actuar, la voz de Roxy me sacó de mi ensimismamiento.


"¡Ludy, mira! ¡Se está curando!"


Sigo el recorrido que me marca con la mano y observo la base de las cabezas que Paul cortó segundos antes, y veo que la primera de las cabezas que desapareció está reapareciendo del muñón y creciendo hasta recomponerse por completo; instantes después, la segunda cabeza rebanada comenzó a regenerarse.

Regenera cabezas cortadas... Por mucho que las vayamos cortando, ¿no conseguiremos que el daño se apile?


"¡Retirémonos!"


Roxy gritó al grupo, pero sus palabras no fueron registradas por Paul, que sigue gritando y lanzándose contra el monstruoso bicho, poniendo incluso en peligro a Elinalise que intenta complementar el descuidado ataque de Paul para minimizar daños.


"¡Gisu!"


Talhand hace una señal y Gisu se lanza corriendo a la primera línea a un ritmo sorprendente. No tarda en colocarse a pocos metros de Paul y lanza algo al suelo.

Pa-Pa-PAN

Al contacto con el suelo, el objeto lanzado explota y puedo ver como una nube espesa empieza a alzarse entre la Hidra y la primera línea.

¿Una bomba de humano...?


"...¡!"


Gisu se puso a gritarle algo a Paul que fui incapaz de comprender, y tiró del brazo de Paul, pero este no se detuvo y se preparó para lanzarse hacia delante intentando quitarse a Gisu de encima.

Segundos más tarde, Elinalise le da un tremendo golpe con el escudo a Paul en toda la cara.


"¡...!"


Gisu suelta a Paul, le dice algo y viene corriendo hacia nosotros.


"¡Ludeus!"


Elinalise grita mi nombre, y comprendiendo lo que intenta decirme, canalizo todo el poder mágico que soy capaz en crear una espesa niebla entre Paul y la Hidra con la que escondernos del animal.

TON---TON---TON

Aun así, escucho sin problema las pisadas de la Hidra acercándose a nosotros, aunque por suerte, no parece ser demasiado rápida.

Continúo canalizando mi poder mágico en la niebla mientras un chirrío constante aunque suave se extiende por la sala y haciéndome comprender que la Hidra va eliminando la niebla que entra en contacto con ella; pero no me detengo, creando más niebla que ayude a que el resto del equipo se adelante al círculo mágico que lleva a la sala anterior.


"¡Ludy, regresemos ya!"

"¡Voy, sensei!"


A mi lado, Roxy, que también se había sumado a crear la niebla, me indica que es el momento de regresar y saltamos juntos al círculo mágico.


4ª Parte[edit]

Uno a uno todos vamos llegando a la sala anterior.

Roxy, Talhand, Gisu, Paul agitado y con la respiración entre cortada, y Elinalise... bastante herida; la sangre corre por su brazo saliendo de una herida en su hombro.


"¿Es profunda?"

"No te preocupes, solo fue un rasguño..."


El hombro de Elinalise está en carne viva y parcialmente desgarrado en forma de varios cortes[59].

¿Cómo se lo hizo? No vi que la Hidra llegara a impactarle de lleno en ningún momento...


"Me rozó con sus escamas."


Por lo que comenta, las escamas de la Hidra son similares a la piel de tiburó[60]. Aunque por suerte, cuando me puse a curarla con magia, las heridas se curaron con el nivel Básico.

En mi antiguo mundo, algo así habría necesitado incluso puntos... la magia hace que este mundo sea muy amable en ese aspecto.


"Te lo agradezco."


Bueno... ahora a tratar el verdadero problema de esta herida, el que hizo que Elinalise recibiera ese ataque de antes.

Paul no se ha movido de enfrente del círculo mágico desde que salimos de él, con los ojos clavados en las líneas rojas que lo componen; puedo sentir un aura de odio y sed de sangre de su cuerpo.


"Tou-san."

"... Era Zenith, no hay duda..."


Paul parece no haberse dado cuenta ni de que Elinalise había resultado herida.

Aunque lo mismo, debido a que en eso consiste la posición de Elinalise, simplemente no le está dando importancia... pero...


"Por favor, intenta calmarte..."

"Ah, sí, disculpa... ya estoy más tranquilo."


El tono de Paul es oscuro y controlado; se me pasa por la cabeza que debe ser la calma antes de la tempestad, algún tipo de Furia contenida.

Puede que esté tranquilo, pero no piensa con claridad... Aunque le comprendo... Era Zenith, no hay duda; hasta yo lo pensé en cuanto la vi. Y hablamos de Paul, es imposible no se hubiera puesto nervioso al verla atrapada dentro de un cristal mágico...

¿Pero cómo ha llegado a ese sitio? No... realmente no me importa el motivo, seguro que habrá varias posibilidades, y lo más probable es que simplemente acabara allí cuando fuimos teletransportados al azar por el mundo. Después de todo, es raro acabar siendo teletransportado dentro de un objeto, pero eso significa que es RARO, no imposible.

Pero según Gisu, ¿no dijo que la vieron con algunos aventureros? ¿o que la habían encerrado? ¿Hn? Qué raro... ¿Acaso Gisu sabía que había ocurrido esto...? No creo... No tendría sentido... seguramente simplemente malinterpreté sus palabras o se confundió al explicármelo, ¿qué importa? Ya tendré tiempo de preguntarle por ello cuando terminemos aquí.

Además, ese no es el problema principal en todo esto...


"... ¿Crees que kaa-san[61] seguirá con vida estando ahí?"

"¡¿Huh?!"


Al escucharme, Paul se gira bruscamente, se levanta y me agarra del cuello del manto.


"¡¿Qué más da si está viva o no?! ¡¿Acaso cambia algo?!"

"T-Tienes razón."


Tiene toda la razón... he hablado de más...

Sabíamos desde primera hora que era poco probable que Zenith siguiera con vida; es más, vinimos hasta aquí dudando de si incluso encontraríamos su cadáver, ni nada que pudiéramos recoger para llorar su pérdida.

Viéndolo así, que Zenith esté en ese estado es incluso mejor que el peor de los casos.


"¡Dejad de pelear!"


Gisu intentó separarnos, pero Paul no me suelta ni se aleja de mí mirándome enfadado de forma intimidante.


"¿Ludy? Zenith estaba justo ahí. ¡Tú madre! ¡¿Cómo puedes estar tan tranquilo?!"

"¿Prefieres que me ponga a gritar y a patalear? ¿Qué conseguiría con eso?"

"¡No me refiero a eso!"


Entiendo lo que Paul intenta decir... hasta yo me sorprendo de lo calmado que estoy. Tras 6 años, por fin me reencuentro con mi madre desaparecida y actúo con normalidad; dudo que eso sea normal.

...Aunque... debido quizás a que no tuve tanto trato con Zenith de pequeño, nuestra relación madre-hijo no es especialmente fuerte. Ni interaccionábamos mucho juntos, y la última vez que la vi fue con 7 años y llevo 10 años sin verla, es hasta comprensible mi actitud desde un punto de vista racional...


"Ahora mismo debemos analizar la situación."

"¡¿Huh?!"


Me separo de Paul e ignoro sus intimidaciones, y sin cambiar mi actitud, organizo en voz alta la información que hemos recolectado.


"El Guardián era inmune a magia; también, poseía una habilidad de regeneración absurda; su habilidad ofensiva atravesó las defensas de Elinalise y hasta la hirió gravemente. Por otro lado, Zenith estaba atrapada dentro del cristal mágico del Laberinto y siendo honestos, es imposible saber si sigue o no con vida."

"Pero... ¡Hasta yo sé todo eso! ¡Pero lo que te estoy preguntando es si te parece bien esa actitud tuya al ver a tu madre!"


Gisu se interpuso entre Paul y yo después de los gritos de este último y le cortó.


"¡Dejad de discutir por tonterías! ¡Si vais a tener una discusión padre e hijo, hacedlo cuando salgamos de aquí!"


Gisu obligó a Paul a alejarse.


"¡Joder!... Dejad de tocarme los huevos ya..."


Paul, todavía enfadado, escupió a un lado y se separó de mí

Parece que no era necesario ni que hiciera un resumen de la situación si hasta Paul entiende lo que tenemos delante, pero mi actitud le molesta, y le entiendo, hasta yo siento que estoy siendo más frío de la cuenta, pero no puedo evitarlo, si no reacciono naturalmente de esa forma, ¿qué puedo hacer yo?

CLAP-CLAP-CLAP


"Dejémonos de tonterías y decidamos cómo solucionar el problema."


Elinalise aplaudió para llamar la atención y todos nos sentamos en círculo para discutir la situación.

Puedo ver a Roxy mirándonos a Paul y a mí nerviosa, parece preocupada.


"Ya estoy mejor."

"Ya veo..."


No ha sido mi primera discusión con Paul, estoy seguro de que podremos solucionarlo una vez lo hablemos más tranquilamente.

Hasta yo debería alegrarme cuando consigamos rescatar a Zenith, eso como mínimo, estoy totalmente seguro; es solo que la situación me pilló demasiado por sorpresa.

Cough


"Esto... si os preocupa la cristalización de Zenith-san... creo... que todavía no está todo perdido."


Roxy aportó este comentario con un tono alegre aunque inquieto.


"¡¿De veras?!"


El que al escuchar esas palabras mostró una cara de esperanza fue Paul.


"Sí, ya que ocasionalmente, algunos objetos mágicos han aparecido o han sido encerrado en el interior de los cristales mágicos de los Laberintos; pero una vez el Guardián es derrotado, el cristal se rompe y sus contenidos son depositados en el suelo."


Es la primera vez que oigo algo así, aunque si lo dice Roxy, puedo confiar en sus palabras, ya que Roxy no tiene motivos para mentir en esta situación


"Yo también he escuchado algo al respecto..."


Elinalise también comenta algo que ha escuchado.


"Conozco una persona que pasó por algo similar a lo de Zenith, y a día de hoy, tiene una vida normal."

"..."


Sin embargo, las palabras de Elinalise parecen mentira. Después de todo, Elinalise es del tipo de persona que manipula la conversación para calmar los ánimos.

Habiéndolo hecho con buena intención, no puedo enfadarme con ella.... Pero básicamente, por mucho que el cristal suelte a Zenith, eso no implica que esté con vida.

Aunque no creo que haga falta que diga esto en voz alta, creo que todos ya piensan igual que yo, y diciéndolo solo conseguiría arruinar la motivación.


"El problema sigue siendo el dichoso Guardián... En serio, es la primera vez que he visto una Hidra como esa."


La persona que redirigió la conversación al punto importante de esta discusión fue Elinalise; aunque Gisu continuó hablando y atrayendo la atención de todos.


"Exacto, a simple vista se ve que es una Hidra, pero esas escamas esmeralda solo pueden significar que es de una variedad de la que nunca he oído hablar."

"... Por no hablar de que regenera las cabezas cortadas..."


Talhand suelta ese comentario y se cruza de brazos dejando ver su preocupación por el asunto.

La información que se conoce en este mundo sobre las Hidras es que son una subraza de los dragones que simplemente tienen varias cabezas; aunque también se sabe que no suelen moverse en manadas, pero no por ello son menos peligrosas.

Creo recordar que había una zona del continente demoniaco en la que todavía quedan Hidras... y si no recuerdo mal... había de 3 tipos que se diferenciaban por el color de sus escamas: blancas, grises y doradas. Como dice Gisu, es la primera vez que escucho que exista una Hidra con escamas esmeraldas.


"Estoy casi segura de que se trata de un tipo de Dragón de varias cabezas con piedras mágicas por escamas, conocido como Hidra Manatite[62]."


La persona que aportó esta información fue Roxy.


"Aparecía en un libro que leí hace tiempo sobre un dragón diabólico cuyo cuerpo estaba recubierto por escamas hechas de piedras mágicas con la habilidad de absorber el poder mágico. La última vez que hubo constancia de la existencia de estos monstruos fue en la 2ª guerra entre humanos y demonios; aunque se comenta que se extinguieron cuando separaron los continentes. Aunque siempre pensé que eran simples leyendas... y pensar que me encontraría con una..."


Siempre olvido que supuestamente alguien causó que los continentes se separaran en este mundo y crearan ese enorme océano/mar en medio... Pero vaya... así que absorben el poder mágico... por lo que sería acertado decir que son inmunes a la magia, ¿no?


"¿Eso quiere decir que son completamente inmunes al daño por hechizos?"

"Si lo que decía el libro es cierto, un hechizo lanzado a distancia 0 debería seguir siendo efectivo."

"..."


Acercarse a ese bicharraco... sin contar en que con tocarlo, sus escamas te causarían desgarramientos similares a meter la mano en una trituradora de carne... Si le pusiera la mano encima para lanzar un hechizo, dudo que quedara nada de mis dedos.


"Pero aunque consigamos causarle daños, si es capaz de regenerarse, ¿de qué nos serviría?"

"Esa curación es increíblemente molesta..."

"... Aunque no es como si el Guardián fuera inmortal."


Este comentario optimista salió de mis labios, ya que, por mucho que la Hidra se regenere, personalmente no lo entiendo como un problema insolventable.

De donde vengo, las Hidras siempre se han podido regenerar desde que aparecieron en la mitología griega...


"Pero aunque cortemos las cabezas, con lo poco que tarda en regenerarse, ¿cómo quieres que acabemos con ese monstruo?"


Roxy asintió con este comentario de Elinalise.

Parece que soy el único que no lo ve tan difícil, y eso que es la primera vez que me enfrento a un monstruo que se regenere...

El motivo de este optimismo son los recuerdos de mi vida anterior.


"Se me ocurre cómo podemos solucionar ese problema."


Levanté mi mano para proponer mi idea y todas las miradas se concentraron en mí.


"En alguna parte leí que si cauterizas el muñón del cuello tras cortarlo, no se regenerará."


Aproveché para contarles la historia griega de Hércules y su pelea contra la Hidra, y cómo para vencerla tuvo que ir quemando las heridas del monstruo para evitar que reaparecieran sus cabezas.

Honestamente, sé que se trata de un mito... por lo que no tiene una enorme credibilidad, pero creo que merece la pena probarlo.

El resto del equipo parece pensar que podría funcionar.


"Comprendo... si quemamos la herida..."

"No tenemos antorchas, pero habiendo cortado la cabeza, no habrá escamas que la protejan de la magia."

"Creo que merece la pena intentarlo."


No estoy seguro de si las Hidras de este mundo serán realmente similares a las de mi mundo, además que en mi antiguo mundo, según el mito, al cortar una cabeza de Hidra, salían 2... además de que aun tras cortar todas las cabezas seguía con vida de alguna forma...

Teniendo en cuenta como es este mundo, es probable que quemando los muñones sea suficiente para acabar con el Dragón... Sé que no es la mejor forma de verlo, pero teniendo en cuenta que no es un muerto viviente... debería morir cuando lo mates[63].


"Perfecto, probemos a ver si esa idea funciona y decidamos a partir de ahí."


Gisu cerró la reunión con estas palabras tras decidir un plan de acción. Ya que aunque todos comprenden que mi propuesta no tiene por qué funcionar, es el mejor plan que hemos podido pensar.

Personalmente, siento como si lo mejor fuera regresar a la ciudad... puede que estemos casi al 100%, pero el enemigo al que nos enfrentamos es muy poderoso, y soy fan de las preparaciones antes de un combate contra un Boss en los juegos.

Si pudiera elegir, iría a contratar guerreros que quieran ayudarnos en el combate, por mucho que no sepa cuantos espadachines de Lapan serían capaces de cortarle una cabeza a la Hidra, pero seguro que podríamos encontrar aunque fuera a 1 más que nos ayudara...


"..."


Pero sé que Paul se opondría, al igual que sé que simplemente por sugerirlo, sería capaz de lanzarse en solitario contra la Hidra.

Además de que por mucho que regresemos, no hay seguridad de que podamos encontrar armas o mercenarios que de verdad puedan ayudarnos a pelear contra la Hidra... Si lo pienso fríamente, en realidad, nuestro equipo actual está muy preparado para la situación que tenemos delante; si le sumamos nuestra motivación y los posibles contras, no me cabe duda de que debemos avanzar.


"Eh, Paul, te parece bien, ¿no?"

"...Sí..."

"Menuda respuesta sin ánimo... ¡Tienes que entender que eres el único capaz de cortarle cabezas a esa cosa!"


Seguramente, Elinalise y Talhand también serían capaces de herir a la Hidra, pero no creo que pudieran llegar a decapitar de un solo golpe sus cabezas.

Es indispensable que Paul vaya despachando las distintas cabezas mientras yo le apoyo quemándolas conjurando en silencio... ninguna otra combinación sería igual de efectiva, principalmente porque es muy probable que sea necesario que me acerque mucho a la Hidra. Es importante asegurar el lugar de impacto, y los ataques de área podrían ser eliminados por el resto de escamas de su cuerpo.

Siguiendo esa idea, necesitamos al menos otras 3 personas que atraigan su atención y obligue a la Hidra a dividir sus ataques, Talhand y Elinalise haciendo de señuelo y Roxy curando en caso de emergencia. No hay ninguna otra opción disponible.

Como era de imaginar, tengo presente que varios de los ataques de la Hidra irán dirigidos contra mí, por la cercanía a esta y que me ganaré su odio... pero no hay otra opción.


"Ludy..."


Paul me observa, pero no directamente a los ojos, como si algo le hiciera dudar.


"Eres... un hijo verdaderamente sensato."

"Guárdate los elogios para cuando consigamos vencer a la Hidra."

"No son elogios, sino mi sincera opinión de ti."


Paul se echó a reír ante sus propias palabras, casi riéndose de sí mismo.


"Yo no pude mantener la calma ni tampoco se me ocurrió ninguna solución... Soy un estúpido que lo único en lo que puede pensar es en lanzarme como un loco contra el enemigo."


Pero Paul no se detiene con esto, su boca se contrae y relaja, como si se estuviera mordiendo la boca con sus propios dientes.


"... Soy un padre horrible... y no parece que vaya a ser capaz de convertirme en un buen modelo a seguir para mi hijo."


Su mirada se clava en mí y sus palabras las llena de determinación; esta vez no duda, no aparta la mirada, sino que sus ojos muestran una increíble fuerza de voluntad, como si hubiera decidido algo importante.


"Dicho eso, hay algo que debo decirte... Porque aunque no sea algo que un padre debiera decir jamás a su hijo, quiero que lo escuches con atención."

"Te escucho."


Imité su determinación comprendiendo que era necesario aceptar sus palabras sin dudarlo.


"Rescata a tu madre, aunque te cueste la vida."


Paul dijo esas palabras mirando a los ojos a su hijo.

Aunque te cueste la vida.

Y aun así, soy incapaz de verle como un padre horrible como él dice; ya que para mí, esas palabras demuestran su confianza en mí. Paul no me ve como su hijo, o al menos, no solo como su hijo; sino como un igual.

De ahí su determinación al decirme esto.

Y por eso era necesario responder correctamente a su decisión.


"... Lo haré."


Paul me dirigió una sonrisa y agitó mi pelo con su mano, antes de girarse y dirigirse al resto.


"¡Chicos! ¡En marcha!"


Las palabras de Paul hicieron que todos nos pusiéramos en pie para lanzarnos a la revancha contra la Hidra.


Capítulo 125 - Combate a Muerte[edit]

1ª Parte[edit]

Y la batalla dio comienzo en la grandiosa cámara final del Laberinto de la Teletransportación.

Una Hidra de tamaño gargantuesco custodiaba la sala para impedir el acceso a los cristales mágicos que se amontonaban a su espalda, junto a otros tesoros entre los que se encontraba Zenith, encerrada en el mayor de los cristales del lugar.

Al vernos reaparecer, la Hidra lentamente alzó su cuerpo.


"¡Todos en posición! ¡Tomo el frente!"


Paul se lanzó contra la Hidra Manatite moviéndose a una velocidad pasmosa, tan cercano al suelo como su cuerpo le permitía, siendo algo imposible para mí seguir su ritmo. Pero en esta ocasión, Elinalise sincronizada con su compañero de primera línea avanza a su ritmo algo retrasada.

Tras ellos, aunque mucho más lento, Talhand acompaña a la infantería de nuestro equipo. Mientras que tanto Roxy como yo seguimos a Talhand de cerca sin adelantarnos a este último para evitar romper la formación.

Gisu por su parte se queda a la entrada del templo. Debido a que su aporte para el combate sería nulo y más contra un monstruo tan poderoso como la Hidra, pero no por ello su presencia aquí es innecesaria. Si llegara a ocurrir el peor de los casos, que todos en el grupo muriéramos aquí, su misión es regresar a la ciudad para informar de lo ocurrido al grupo base.


"¡OooooooOOORAAAA!"


Paul por fin alcanzó la posición de la Hidra, momento exacto en el que 3 de las cabezas del monstruo se lanzan contra él para destrozarle.

Teniendo en cuenta el tamaño de la Hidra, cuyo cuerpo ya es el doble de grande que el de un Dragón Rojo, la velocidad a la que sus cabezas atacan es desproporcionado; pero todas ellas atacan en sucesión como serpientes lanzándose contra su objetivo sin entorpecerse las unas a las otras.

El tamaño de estas cabezas es tal que en el anterior combate, incluso después de que Paul ganara distancia al monstruo, las distintas cabezas de la Hidra seguían pudiendo rodearle para evitar que escapara. El motivo de esto es que cada cabeza de la Hidra podría medir fácilmente 5 metros de largo.

Pero Paul, por su parte, en un movimiento tan rápido que era casi imperceptible dibujó un arco con su espada y una de las cabezas de la Hidra fue decapitada.

¡Perfecto! ¡Es mi turno!


"¡Bola de Fuego!"


Concentré en el cristal mágico de Aqua Heartia rápida pero densamente un porcentaje importante de mi poder mágico para lanzar el ataque; y momentos después, una incandescente bola de fuego salió disparada en dirección al cuello rebanado de la Hidra.

Tj-

Pero no sirvió de nada.

Tjiiiin

El sonido suave de un cristal siendo arañado se comenzó a oír a lo lejos conforme la bola de fuego iba perdiendo su tamaño lentamente hasta desaparecer cuando finalmente llegó a impactar a la Hidra.

¡Tjin!


"¡Como imaginamos, tengo que acercarme más para que le afecten mis hechizos!"


Queríamos comprobar si era posible atacar desde cierta distancia para aumentar nuestra seguridad, pero tras la prueba, quedó claro que es importante lanzar el hechizo a corta para que este pueda quemar el cuello expuesto del monstruo.


"Al final vas a tener que acercarte... ¿Seguro que estarás bien peleando tan cerca de la Hidra, Ludy?"

"¡No te preocupes! ¡En estos años, no solo he entrenando mi magia!"


Eché a correr notando como mi corazón latía con fuerza en mi pecho por el nerviosismo.

Aun habiendo intentado impresionar a Roxy; sé muy bien que mi habilidad física es bastante reducida. Casi todas las veces que he acabado luchando cuerpo a cuerpo, he perdido... Primero Paul, luego Ghyslaine, después Ruijerd y claramente Orsted....

Aunque no puedo negar que en los últimos años he conseguido sobrevivir en esas situaciones, como contra del Dragón Errante, Rinia, Pursena y Luke; aunque a todos ellos los derroté principalmente gracias a mi ojo místico. Incluso a Eris, aunque al final me era imposible vencerla aun usándolo...

Así que si me preguntaras si podría lucha contra la Hidra, te tendría que decir que no, ya que no creo que en solitario pudiera vencer a alguien que tantos problemas le está dando a Paul y a Elinalise.

En otras palabras, por mucho que haya ganado a algunas personas combatiendo en cuerpo a cuerpo, no significa que esté a la altura de la Hidra.

Pero en esta ocasión no hablamos de combatir en solitario, tengo aliados combatiendo a mi lado; no estoy solo.

Puedo dar fe de la habilidad de Paul, Elinalise y Roxy, y sé que puedo confiar en ellos; hasta me atrevería a pensar que Talhand está al mismo nivel que estos 3, aunque hasta la fecha no he podido comprobarlo con mis propios ojos.

Así que esto no es un Ludeus vs Hidra; sino el equivalente a una Raid[64] con gente en la que confío.

Tras unos largos segundos corriendo hacia el grupo frontal, por fin llegué a la altura de Paul.


"¡Ludy, ni se te ocurra alejarte de mí!"


Nada más verme llegar, Paul se posicionó delante mía y me lanzó este comentario; al mismo tiempo que Elinalise me cubrió por la izquierda y Talhand por la derecha, mientras que Roxy lanzaba hechizos desde la retaguardia. Imitando perfectamente la formación de la Cruz Imperial.


"¡SHAAAaaaa!"


Una vez perdida la primera cabeza, la Hidra repitió su ataque nuevamente con 3 cabezas, habiendo cambiado una de ellas.

¿Será que no puede atacar con más de 3 al mismo tiempo? ¿No puede o es porque podrían entorpecerse entre ellas? No sabría decirlo, pero nos viene que ni pintado para nuestra formación.

Elinalise desvía una de las cabezas, Talhand otra y Paul degolló sin dificultad la cabeza restante haciendo que esta cayera al suelo y empezará a revolverse como cola de lagartija.


"¡Ahora!"

"¡Voy!"


Tras escuchar el aviso de Paul, avancé corriendo al nuevo cuello en carne viva y le lancé un hechizo de Fuego que impactó de lleno, iluminando todo a nuestro alrededor sin hacer resonar en esta ocasión ese endiablado sonido.

Cuando las llamas cesaron, pudo verse como se había chamuscado la herida, cauterizándola; pudiéndose escuchar crujidos de la carne debido al calor.


"Impactó..."


Retrocedí sin perder de vista la herida, pero sin saber aún si la estrategia era efectiva contra este monstruo. Sin apenas darme tiempo a reentrar al escudo humano realizado por mis 3 compañeros, la Hidra lanzó un nuevo ataque con 3 cabezas.

Paul consigue parar el avance de la Hidra, Elinalise desvía con su escudo el golpe y por el rabillo del ojo puedo ver como un spray de sangre emana de Talhand.


"¡Kuh!"

"¡Que el poder de dios sea ofrecido a quienes han perdido fuerzas! ¡『VITALIS』!"


En cuanto Talhand resultó herido, Roxy salió corriendo hacia él mientras conjuraba para sanar sus heridas, mientras el resto del grupo se dedica a defendernos de los ataques de la Hidra, dejándome con la responsabilidad de confirmar si la quemadura está cumpliendo su función.


"..."


Tenía mis ojos pegados en el pedazo de cuello chamuscado.

¿Seguirá regenerando las cabezas con la zona cauterizada? No lo parece... ¿habrá funcionado?


"... Funciona...."


Pasado un minuto, la cabeza ha hecho por crecer de la zona y la cicatriz no ha cambiado lo más mínimo; ni ha habido puntos en los que la quemadura haya desaparecido ni en los que parezca que la cabeza ha empezado a crecer.


"¡FUNCIONA!"

"¡Joder, !"


Paul soltó el improperio al tiempo que hacía que otra cabeza se despidiera del cuerpo principal y siguiendo su gesto, lancé otra llamarada a la carne expuesta del cuello.

El calor en la zona aumentaba considerablemente y a mi alrededor, puedo ver como el aire se ondula debido al calor ambiental, hasta el punto de incluso secarme la garganta.

El calor es molesto, pero no puedo contenerme o la herida podría no ser suficiente para impedir que se regenere.

Habiéndome resuelto a utilizar un fuego tan intenso para-

Y en ese momento, mi ojo místico observa un cambio repentino en la Hidra.

2 de las cabezas de la Hidra que hasta ahora habían estado quietas van a por mí.

Evito la trayectoria de su ataque, pero justo entonces la visión se actualiza.

Una de las cabezas altera su trayecto en dirección al punto por el que estoy esquivando.


"¡! ¡Cubridme!"

"¡Yo me encargo!"


Pasando por encima de la primera cabeza, Elinalise viene hacia mí saltando de forma un tanto forzada en un ángulo extraño para protegerme.

Coloca su cuerpo entre el ataque de la Hidra y mi cuerpo, recibiendo el impacto con el escudo justo a tiempo. Cuando llega el momento del encuentro, puedo escuchar un sonido de crujidos y cortes proveniente del cuerpo de Elinalise, que me protege con su propia carne.

Hasta mis mejillas llega parte de la sangre caliente de Elinalise.


"¡Roxy! ¡Elinalise!"

"¡Que el poder de dios sea ofrecido a quienes han perdido fuerzas! ¡『VITALIS』!"


Roxy pronuncia el conjuro a un ritmo increíble y no deja que pasen ni 2 segundos desde que Elinalise sufrió el daño y que lo regenere.

En cuanto lo hicieron, ambas regresaron a sus puestos como si no hubiera pasado nada, lo que me permite recuperar la calma.


"¡Ludy, atento! ¡Encárgate de la tercera!"

"¡Dalo por hecho!"


Sacándome del estupor de la escena Paul me lanzó un grito y otra cabeza salió volando por los aires como una estrella fugaz con un reguero de sangre a su espalda. Lo que me lleva a volver a encender la barbacoa para tostar el nuevo cuello rebanado.

Parece que soy el encargado de la barbacoa hoy... lo único que hago es asar carne, pero pienso dejarla en su punto... Los demás se encargarán de sus tareas, la mía es servir la Hidra bien hecha después de que Paul corte la pieza.

Paul corta, yo quemo, Elinalise y Talhand me protegen y Roxy protege a estos 2; todos sabemos qué debemos hacer y no podemos perder la concentración. La cuarta cabeza toca el suelo y el cuarto cuello es chamuscado; el combate avanza a buen ritmo.

Al menos hasta este momento... ya que la Hidra cambia el patrón de sus ataques justo en este instante.

De improviso, y cogiéndonos a todos por sorpresa, la Hidra lanza un ataque con sus 5 cabezas restantes; concentrándolas todas en Talhand.


"¡Kuuh!"

"¡Talhand!"


La primera cabeza la consigue evitar, para esquivar la segunda se pone a rodar por el suelo, aunque recibe una herida que lo empuja por el suelo de la sala mientras sangra.

La tercera cabeza se lanza contra él, pero aun tumbado de espaldas, consigue bloquear la boca que intentaba devorarlo con su escudo y su hacha; pero la cuarta cabeza llega a su objetivo, cerrando su mandíbula sobre la pierna de Talhand, levantándolo poco después del suelo tirando de él y dejándolo colgado de su boca mientras se alza.


"¡Guooooo!"


Y finalmente, la quinta cabeza se lanza a por el indefenso Talhand para devorarlo completamente en el aire-


"¡Oryaa!"


¡FWOOSH-FWOOSH!

El sonido de una hoja cortando el viento en 2 movimientos resuena por la sala y la mandíbula de la quinta cabeza se cierra-

¡PRUMM!

-al chocar contra el suelo después de que Paul cortara las 4ª y 5ª cabezas con un par de golpes certeros de su espada.


"¡Por las barbas de mi madre! ¡ESTOY VIVO! ¡Gracias!"

"¡Las 2 chamuscadas!"

"¡Que el poder de dios sea ofrecido a quienes han perdido fuerzas! ¡『VITALIS』!"


Los 3 hablamos casi al mismo tiempo habiendo realizado tareas distintas, en las que yo me encargué de que los nuevos cuellos cortados fueran sellados al mismo tiempo.

Solo quedan 3.


"¿Hm?"


Nuevamente la Hidra alteró su patrón de conducta, alejándose de nosotros con pasos inseguros.


"¡Vamos bien! ¡Solo nos falta un último empujón! ¡Vamos allá, Ludy!"


Paul se lanza a por ella.

Espera un segundo... ¿no te parece raro? Como si fuera... ¿una trampa...? Sé que nos falta poco para terminar y que no deberíamos dejarle respirar, pero no sé lo que pretende la Hidra...

Y en esos segundos en los que dudé sobre qué hacer.


"Arh...¡nom!"


Una de las cabezas de la Hidra Manatite, en concreto la que parecía más grande de todas, le dio un bocado a uno de los cuellos cauterizados, llevándose consigo gran parte de este en una muestra de canibalismo.


"¡¿Pero qué..?!"


Habiendo eliminar el pedazo de carne cauterizada, la carne del cuello no tardó en empezar a agitarse mostrando que empezaba a regenerarse.


"¡Mierda!"


Por mucho que no pueda regenerar las cabezas en las zonas quemadas, ¡si arranca la cicatriz, elimina el problema!


"¡No le deis tiempo a regenerarse!"

"¡YAAAAAaaaaah!"


Elinalise se lanza hacia el monstruo soltando un grito de batalla y clava su Gladius en el muñón que comenzaba a regenerarse.


"¡Gran guardián de las montañas, desciende sobre tus enemigos y golpea con un glaciar el suelo que pisan! ¡『GLACIE-IMPEL』!"


Elinalise lanza un conjuro directamente sobre la cabeza que empieza a surgir del desgarrado cuello; sobre su espalda surge y crece un bloque de hielo 3 veces más grande que Elinalise que choca directamente con la prematura cabeza a la que todavía no le han crecido las escamas, aplastándola sin miramientos después de que Elinalise abandonara el lugar.

El bloque de hielo empieza a desaparecer mientras el cuello se agita salpicando sangre como si de un pomelo extrujado se tratase.


"¡Roxy!"

"¡Pequeña chispa que buscas la grandeza, muéstrale tu intensidad al mundo! ¡『IGNI-FLARE』!"


Roxy que vino en dirección a Elinalise tras curar a Talhand usó el hechizo Lanzallamas, y por mucho que las escamas fueron suavizando la llamarada, el cuello quedó nuevamente cauterizado.


"¡Genial!"


El número de cabezas todavía unidas al cuerpo son 3.

Paul aprovecha la distracción para no darle tiempo a la Hidra a desgarrar otro cacho de cuello, pero en esta ocasión la Hidra no se lanza a por él, sino que se alza levantando sus 3 cabezas que por algún motivo me miran con sus bocas enfocando el techo.

¿Tengo miedo? No... siento algo, pero no es miedo... es similar... lo que siento es... ¿peligro?


"¡Estate atento, va a hacer algo!"

"¡De acuerdo!"


El instinto de Paul me confirma las sospechas.

Pero en realidad, no es que lo sospeche ni lo intuya, sino que he visto antes ese gesto en un Dragón. Colocándose rígidamente, enfocando sus mandíbulas al cielo sin apartar la vista de mí, segundos antes de...

¡Va a lanzar su aliento!


"¡Va a usar su aliento de dragón! ¡Pegaros a mí!"

"¡Voy!"


Paul da un paso atrás sin perder tiempo, quedándose justo delante de mí; Elinalise y Talhand imitan el gesto de Paul y acaban rodeándome como hasta ahora pero pegados a mí.

Roxy por su parte aparece a mi espalda y agarra con fuerza mi manto.

Yo por mi parte, sin perder un segundo, comienzo a conjurar agua delante de mí con la intención de crear un grueso muro de agua que se interponga entre la Hidra y nosotros; y décimas de segundo después de completar el muro, la Hidra lanza su aliento de fuego.

Las 3 cabezas restantes desprenden de sus bocas una cantidad terrorífica de fuego en nuestra dirección que se prolonga hasta chocar de frente contra el muro de agua, lo que provoca una cantidad masiva de vapor de agua que empapa la sala y eleva muchísimo la temperatura.


"¡...!"


Los bardos de este mundo cuentan gran cantidad de leyendas e historias sobre los gruentos resultados de recibir un aliento de dragón. Descripciones sobre el acero de armas y armaduras derritiéndose o incluso evaporándose en segundos fundiéndose con sus desafortunados portadores.

Y por si fuera poco, en este caso son 3 cabezas las que emiten 3 alientos distintos que se fusionan en una única llamarada de intenso fuego que pocos magos serían capaces de imitar, y solo si 5-, no, 10 de esos magos combinaran sus fuerzas, podrían generar una barrera de agua capaz de soportar el aliento.

Y aun así, podrían no ser capaces de conseguirlo.

Por suerte, no soy un mago normal, ni mis reservas de poder mágico tampoco.

La sala entera se llena de vapor y veo como una fina capa del muro de agua todavía resiste cuando la luz proveniente del fuego cesa.


"¡Tou-san!"

"¡Voy!"


Siguiendo mi señal, Paul se lanza al ataque para sellar otra de las cabezas de la Hidra.

Por algún motivo, que el aliento de un dragón tiene algún tipo de limitación que le impide lanzarlo de forma seguida. No sé bien el motivo de esta restricción, pero sé que no podrá imitar el ataque que acaba de realizar.[65]

Quizás sea porque necesita reunir poder mágico en su cuerpo, pero eso no importa ahora; lo que es que los dragones solo usan su aliento como último recurso, y teniendo en cuenta que las 3 cabezas lo lanzaron al mismo tiempo, TIENE que tener algún tipo de tiempo de espera entre usos.

Quizás si solo una de las cabezas lo hubiera lanzado, alguna de las otras todavía podría imitar el ataque, pero en esta ocasión, lo que hizo fue lanzarlo desde las 3 a la vez. No sé, lo mismo solo puede lanzar fuego de todas las cabezas restantes... ¡Lo importante es que es nuestra oportunidad!


"¡OOOooohh!"


Paul sega otra de las cabezas y yo no pierdo ni un segundo en sellarla con una llamarada; dejando solo 2 más, una con un cuello delgado y la otra con el cuello algo más grueso.

¿Ese cuello grueso será más difícil de cortar? No lo sé, pero por si acaso reservémoslo para el final.


"¡Tou-san! ¡Primero la más fina!"

"¡De acuerdo!"


Paul se lanza al ataque, mientras Elinalise y Talhand mantienen ocupada a la cabeza principal.


"DaaRaaaaa!"


De un corte limpio, la penúltima de las cabezas abandona al resto del cuerpo.

Seguro que hasta se habrá mantenido consciente de lo rápido que la quemé tras ser cortada. Perfecto, ahora solo queda la última cabeza... ¡Casi hemos terminado!

Lo que nos queda por hacer en este punto es impedirle que vuelva a morder otras zonas chamuscadas para que no haya más cabezas y por resistente que sea su cuello, acabaremos cortándolo.

Pero justo después de quemar el cuello, mi ojo místico observó algo.

La Hidra se balancea de forma extraña.

No pude comprender lo que vi, ya que el movimiento era demasiado genérico sin mostrar ninguna señal especial que me indicara el motivo; lo único que sé es que se movía de forma extraña.


"¡APARTA!"

"¡!"


Antes de darme cuenta, Paul me había apartado de donde me encontraba, y justo después pude sentir algo gigantesco pasar por mi antigua posición a una increíble velocidad.

Es cierto que la Hidra ha perdido 8 de sus cabezas, pero eso solo significa que ha perdido las cabezas.

Agitando su cuerpo, la Hidra lanzaba los cuellos cauterizados como si fueran látigos llenos de espinas debido a las mortales escamas que los recubrían. Y ahora, 8 cuellos a modo de improvisados látigos siguen el movimiento del cuello haciendo un barrido.


"¡LUDYYYY!"


Paul vuelve a gritar y me da una patada en la espalda para apartarme de en medio, y al mismo tiempo, algo inmenso cae justo al lado de donde acabé aterrizando de rodillas.

Cuando consigo observarlo nítidamente, veo que separándome a mí y a Paul hay un enorme ojo que no me perdía de vista, que tiene una mirada perdida y alocada, demostrando que el dueño de ese ojo estaba en las últimas; eran los ojos de un animal acorralado luchando por su vida.

Era el ojo de la última cabeza de la Hidra, en cuya frente hay un poderoso cuerno con el que había intentado matarme.


"¡OOOOOOOOOooo!"


En un acto reflejo, empalo el ojo con mi mano izquierda y canalizo mi poder mágico para lanzar una Bala Rocosa enorme; y cuando la lanzo, una quemazón recorre mi brazo desde la muñeca hasta mi hombro, en el momento en el que la Hidra, al reaccionar a mi mano perforando su ojo, cierra la pupila llena de escamas haciendo un sonido similar a una guillotina.

Alejado de la Hidra, veo como con sus pupilas cerradas, la parte trasera de la cabeza explota de dentro hacia afuera por donde veo salir la Bala Rocosa y causa que la Hidra de un latigazo hacia atrás por el impulso.

Y antes siquiera de que la Bala Rocosa impactara con el techo de la habitación-


"¡¡R-Roxyyyyy!!"


Soporto el fuerte dolor de haber estado tan cerca de las escamas y grito el nombre de la Shishou en la que sé que puedo confiar.


"¡Pequeña chispa que buscas la grandeza, muéstrale tu intensidad al mundo! ¡『IGNI-FLARE』!"


Apenas oigo su voz en la lejanía, y al terminar el conjuro veo como el último cuello del monstruo mitológico arde, se chamusca, se cauteriza... y finalmente cae.

El cuerpo de la Hidra causa un enorme estruendo y levanta una nube de polvo al caer por fin al suelo; aunque se revuelve durante unos eternos segundos.

TRR-RRR-RRUMMM

TRR--RRUUUMM

TRRUMMM

TRUM

Pasado ese tiempo, veo como la fuerza de la Hidra va desapareciendo hasta quedarse totalmente inmóvil en un movimiento que dejaba claro su final.

N-No.... no puede regenerarse... La última cabeza no era tan resistente como pensaba...


"Haa... Haa..."


¿Ha muerto? ¿Vencimos...?


"¡Ganam-ARGH!"


En ese preciso momento, sentí un intenso dolor en mi mano izquierda que me hizo querer ver en qué estado se encontraba. Al verla bien, me quedé atónito.


"Uuuu...."


Mi mano izquierda no estaba en su sitio, sino que podía ver huesos y músculos desgarrados en mi muñeca.

... Ya veo... al cerrar su ojo, las escamas aplastaron mi brazo... y cuando dio ese latigazo final, me arrancó la mano...

Del amasijo de músculos y huesos emanaba un chorro de sangre proveniente de la arteria.


"Mi mano... Mi mano izquierda..."


En el ojo... tiene que estar en el ojo de la Hidra...

Con mis ojos busco la última cabeza de la Hidra y veo el estado en que se encuentra.

Debido a que Roxy en ese último momento lanzó su hechizo con tanto poder mágico como pudo reunir, la cabeza se había carbonizado por completo. Y al ver esto, comprendo que he perdido parte de extremidad.

No queda nada de mi mano... por mucho que busque entre los restos, no encontraré nada... Y aunque siguiera allí... mientras la busco... seguiré desangrándome... ¡Mierda! ¡He perdido mucha sangre! ¡tengo que curarme ya!


"Ángel de los milagros, ofrécele un impulso vital a un seguidor de los cielos para que recobre su aliento a través de la luz que nos concedes gracias a nuestra brillante estrella. Bate tus alas, para que la luz que nos envuelve sane nuestras heridas y detenga el flujo carmesí. 『VITALIS-MAGNA』."


Pronuncio las palabras del conjuro de Curación de nivel Avanzada, aun sabiendo que con este nivel es imposible regenerar miembros perdidos.

La sangre que fluía a gran velocidad se detiene y una piel rosácea crece cerrando la herida y curando el estado deplorable en el que se encontraba la zona de mi muñeca; y de paso, siento como se cura el moratón que me hizo Paul cuando me apartó bruscamente antes.


"Ffhaa... Ffhaaa..."


Mi respiración y pulso cardíaco no disminuyen.

Necesito calmarme... Cálmate... He podido perder mi mano izquierda, pero teniendo en cuenta lo peligrosa que era la Hidra, podría hasta considerarlo un precio insignificante a cambio de la victoria... Es más, si Paul no me hubiera ayudado al final, estaría muerto.


"... Gracias, Tou-san, me salvaste la vida."


Salgo de mi estupor y busco a Paul con la mirada al no recibir respuesta.

Me llama la atención que nadie esté celebrándolo ni hablando en esta situación; Elinalise está de pie en silencio, Talhand no pronuncia palabra, Roxy se ha llevado las manos a la boca y Gisu viene corriendo con el rostro pálido.

Mientras tanto, no veo a Paul por ninguna parte.


"...¿Tou-san?"


Me fijo en que todos están observando un punto concreto, sigo sus miradas y encuentro un lugar en el que está Paul tumbado en el suelo.

¿Estará sin aliento?

Le observo detenidamente y compruebo que no está simplemente cansado. Tiene los ojos cerrados y parece inconsciente, aunque algo capta por completo mi atención.

Le falta la parte inferior de su cuerpo.


"... ¿Ah?"


Lo observo sin comprender realmente lo que veo.


"¿Eh?"


Y entonces comprendo el motivo de su estado.

Ah...... ha sido por eso... no hay duda...

Paul tuvo que apartarme de una patada, porque el último ataque de la Hidra me pilló completamente desprevenido. Tuvo que venir corriendo hacia mí y golpearme con fuerza para quitarme de en medio; y como quería asegurarse de que yo no acababa atrapado por el ataque, tuvo que darme mucho impulso.

Debido a que he crecido y ya no soy un niño, tuvo que emplearse a fondo y empujar con todo su cuerpo e impulso; no me extrañaría de que una persona normal se habría caído de espaldas ante el hecho, pero pude ver como Paul caía de pie en el lugar que yo ocupaba.

Paul es un gran espadachín y controla a la perfección su equilibrio... o lo que es lo mismo, me sustituyó.....

Esa era la palabra que no quería pensar, pero que finalmente llegó a mi mente.

Me... sustituyó...


"No... ¿por qué...?"


Cuando pronuncié esas palabras en alto, los ojos de Paul temblaron hasta abrirse y su mirada se cruzó con la mía.


"..."


Paul no dice palabra, aunque en su rostro se dibuja una expresión de calma; y tras esto, exhaló al tiempo que una ligera arcada le hizo dejar escapar una línea roja de su boca.

Tras lo que sus ojos perdieron toda luz.









Paul había muerto.


Capítulo 126 - Padres[edit]

1ª Parte[edit]

El momento en que la Hidra exhaló su último aliento, la prisión de cristal se deshizo en pedazos.

Zenith seguía viva, inconsciente, pero respiraba.

Vi una gran cantidad de cristales mágicos enormes cercanos a donde se encontraba, junto a varias piedras mágicas con forma de escamas que parecían haber pertenecido a la Hidra. Además, al fondo de la habitación, encontramos muchísimos objetos mágicos dispersos por el suelo.

Si se vendiera todo lo que había en esta habitación, podríamos ser asquerosamente ricos, pero nadie en la habitación se lanzó a por la montaña de tesoros.

Hasta yo me sorprendí de mi desinterés y la forma casi automática en la que estuve actuando en esta situación; sentía como si estuviera en un sueño al no sentir que era yo el que movía mi propio cuerpo. Respondía de forma automática pero las palabras no pasaban por mi cerebro, como si alguien ajeno a mí estuviera manejando mi cuerpo mientras yo observaba.

Yo mismo tuve que cremar en ese lugar los restos de Paul; ya que, aunque mi intención era llevarlo de vuelta conmigo, no me dejaron. Parece ser que esto es lo que hay que hacer cuando muere algún compañero en el Laberinto, así que hice lo que me indicaron.

Lo único que quedó de Paul fueron 3 objetos que servirían como reliquias familiares.

La coraza de medio pecho, hecha de una fina capa de acero.

La daga que aumentaba su potencia cuanto mayor fuera la armadura de su oponente.

Y finalmente, la fiel compañera de Paul, la espada con la que llevo viéndole entrenar desde que nací.

Bajo el fuego de mi magia, Paul no tardó nada en convertirse en una pila de huesos. Elinalise me advirtió de que no debía enterrar sus restos o podría llegar a levantarse como un monstruo esquelético, por lo que tan solo le quité un pequeño hueso que llevarme a casa para poder enterrarlo. El resto lo hice cenizas.

Hice un pequeño relicario con magia de Tierra y coloqué el hueso en su interior.


"..."


Noté una sensación extraña al observarlo; mi corazón se contrajo fuertemente, aunque no comprendí el motivo.


"Volvamos a Lapan."


.

..

En el viaje de regreso, fui un estorbo en todos los sentidos. Los pasos seguros con los que había conquistado este Laberinto desaparecieron dando paso a gran cantidad de errores.

Estoy seguro de que si Roxy no hubiera estado a mi lado, habría podido activar sin querer alguna trampa.

Seguí utilizando mis hechizos para acabar con los monstruos, pero no fueron ni de lejos tan certeros como hasta ahora, aunque nadie en el grupo me recriminó nada de lo que hice mal. Ni Elinalise, ni Roxy, ni Talhand, ni siquiera Gisu...

Nadie me dedicó palabras de queja, ni de apoyo. Ninguno sabía qué decir.


Al tercer día, por fin salimos del Laberinto; y en este tiempo, todos nos habíamos ido turnando para cargar con Zenith la que seguía inconsciente y ni siquiera en los momentos de intenso por el combate hizo por despertar. Este hecho aumentó en gran medida mi ansiedad, pero que se veía controlada debido a que seguía respirando en todo momento.


Sé que tuvimos que hablar con el grupo base al regresar a la ciudad, pero no recuerdo qué se dijo; sé que Elinalise y Gisu les explicaron todo a Shera, Vera y Lilia, pero ni presté atención, ni tenía nada que decirles.

¿Acaso hay algo que podría haberles dicho?

Shera se echó a llorar y del shock, Vera cayó de rodillas al suelo; y aun en esta situación, no fui capaz de decir palabra.

Lilia por su parte tuvo una respuesta distinta, su rostro no mostró ningún tipo de sentimiento ni expresión, sino que se giró a mí y me dio un fuerte abrazo, en el que pude sentir varias emociones siendo transmitidas.

Has sufrido mucho

Has hecho un gran trabajo

Déjame el resto a mí

No te preocupes y descansa

En mi actual estado de alienación, tuve que esforzarme para responder el gesto asintiendo al menos con la cabeza.


Siguiendo este evento, me dirigí hacia mi habitación, me quité el manto y pude ver que tenía un desgarro enorme que necesitaría coser.

Pero aunque tuve este pensamiento, simplemente lo lancé a una esquina de la habitación despreocupadamente junto con Aqua Heartia y mi bolsa de viaje y me dejé caer sobre la cama.


2ª Parte[edit]

Esa noche tuve un sueño.

En él, me vi a mí mismo en el cuerpo de un despreocupado y descuidado NEET[66]. Era yo antes de renacer.

Aunque en este caso Hitogami no apareció en mis sueños, ni tampoco me encontraba en esa habitación blanca en la que hasta ahora le he encontrado. Sino que tan solo estaba soñando sobre mi vida anterior.

No parecía un momento concreto en mi vida, pero soñé con mis padres hablando sobre mí en el salón de mi casa.

Como se trataba de un sueño, no podía saber exactamente de lo que hablaban, simplemente les veía mover los labios; pero por egocéntrico que suene, estoy seguro de que hablaban sobre mí.

¿Qué pensarían mis padres sobre mí en aquel entonces?

Nunca me enteré de la causa de su muerte; y aunque sé que murieron al mismo tiempo, no me preocupé por averiguar el motivo. ¿Morirían en un accidente? ¿o quizás se suicidaron?

No sé al principio, pero... ¿qué pensarían de su hijo el día en que murieron?

Solo puedo pensar que me verían como un NEET vergonzoso, o como mínimo estaban cansados de la actitud egoísta de su hijo... Puede... o quizás pensaban que se arrepintieran de haberme tenido...

Lo cierto es... que no lo sabía ni lo sé. Apenas veía a mi madre, y con mi padre llegó un punto en el que se desentendió de mí, harto de mi actitud, y hasta dejó de hablarme.


Lo siguiente que veo en el sueño es una imagen genérica de un funeral con las fotos de mis padres sobre un par de féretros.

Al morir... ¿llegaron a pensar en mí aunque solo fuera un segundo antes de dejar este mundo?

¿En qué estaba pensando en aquel entonces para no ir ni a su funeral? ¿Por qué no fui a despedir las cenizas de mis propios padres? ¿En qué demonios estaba pensando?

En serio, ¡¿Por qué?! ¿Por qué no fui a su funeral?


Porque tenía miedo...

No me atrevía ni a presentarme en el funeral de mis propios padres debido a que sabía que los presentes me clavarían sus miradas con hostilidad y desprecio por el mierdoso NEET en que me había convertido.

... Pero aunque ese fuera parte del motivo, hay más...

Yo no era exactamente un hijo admirable... es más, lo cierto es que su muerte no me afectó tanto como debería, debido a que hacía tiempo que había dejado de sentir afecto por mis padres. Y en verdad, en aquel momento el miedo por no saber lo que iba a pasar conmigo era mayor que el dolor de su pérdida.

Recordar esto me hizo sentir asco de mí mismo, e intenté cerrar los ojos para no ver lo que me mostraba mi sueño.

No pienso justificarme, es algo que simplemente ocurrió de esa forma entonces. Sabía que había perdido mi último refugio en este mundo y sabía que me encontraba entre la espada y la pared, comprendiendo que ahora me daría de bruces contra la fría y dura realidad.

Puede sonar egoísta, pero aunque me arrepiento, ya no me culpo por ello; aunque siento que como mínimo... debería haber asistido al funeral.

Es solo que hoy por hoy, soy incapaz de comprender en qué pensaba entonces para no ir... debería haberme despedido de ellos por última vez, en un último adiós.

¿O acaso hubiera preferido no ver los últimos momentos de Paul? Ver su cara, aunque no fuera una enorme sonrisa, ni siquiera murió satisfecho... pero al menos pude ver que se quedaba tranquilo al verme con vida cuando las comisuras de sus labios hicieron por dibujar una sonrisa.

¿Cuáles fueron sus últimas palabras? ¿Y las de mis padres? ¿Con qué cara murieron justo en el momento de sus muertes? ¿Por qué? ¿Por qué no fui a despedirme de ellos?

... Ah... Cuanto me gustaría poder visitar sus tumbas...


3ª Parte[edit]

Al día siguiente me costó horrores levantarme de la cama.

Mi cuerpo estaba entumecido debido a unas ganas insoportables de no querer hacer nada en este día; pero fui capaz de soportarlas y salir de la cama para ir a ver a Zenith.

Me acerqué a la habitación colindante y Lilia, al verme, me miró sorprendida.


"Ludeus-sama... ¿se siente mejor?"

"... Más o menos, pero no puedo permitirme seguir en la cama..."

"No se preocupe, si necesitara reposar durante un tiempo nadie diría nada."


Escuchar a Lilia recomendarme que me acostara durante un tiempo hizo que mi cuerpo sintiera la necesidad de hacerlo; pero para sobreponerme a esa presión, quería hacer cualquier cosa con tal de evitar volver a ver otra vez ese sueño.


"¿Te importa si te hago compañía?"

"... Si así lo prefiere, no veo inconveniente. Tome asiento, por favor."


Decidí sentarme junto a la cama y examinar más detenidamente el estado de Zenith, mientras Lilia me hacía compañía.

¿Cuántos días lleva durmiendo...? Tardamos 3 en salir del Laberinto y ayer regresamos a Lapan... así que este es el 4º día... ¿y aun así no se ha despertado?

Me fijo en su cara,y tiene la expresión propia de una persona durmiendo, ni más, ni menos;.

Qué raro... para haber estado encerrada todos estos años en el cristal, no parece haber perdido ni peso ni musculatura... Es más... se la ve tan saludable que es extraño... por no hablar de que se parece mucho a la Zenith que recordaba de cuando era pequeño... bueno no, es cierto que parece que ha envejecido un poco con respecto a mis recuerdos.

Toco sus manos y noto calidez en ellas, al igual que en sus mejillas; y al acercar mi oído a su boca puedo oírla respirar. Es como si estuviera soñando plácidamente y todavía no se hubiera despertado de ese sueño.

Es posible que siga así durante un tiempo....

...... Aunque... de seguir así... ¿no llegaría el día en que moriría por inanición?

Este último pensamiento pasó por mi cabeza, pero no me atreví a decirlo en alto.

Hay cosas que no hace falta decirlas, y otras que simplemente no deben ser dichas.

En completo silencio, tanto yo como Lilia simplemente observábamos a Zenith esperando que se despertara.

De vez en cuando vinieron Vera o Shera y hablaron de algo, aunque no me quedé con ninguna palabra de su conversación.


Más tardé comí junto a Lilia.

No estaba especialmente hambriento y la comida se me agarró a la garganta sin intención de bajar, aunque intenté que bajara con agua, casi acabé vomitándolo todo.


Ese mismo día, pasada la hora de la cena, finalmente hubo cambios en el estado de Zenith.

Lilia nos avisó de que Zenith se movía de forma extraña y nos acercamos a ver como lentamente abría los ojos y se le escapaba un sonido indefinido de su boca.


"Mmn..."


En la habitación en ese momento nos encontrábamos Lilia, Vera y yo; y Vera fue corriendo a avisar a los demás. Yo por mi parte observé atentamente como Zenith se incorporaba en la cama, debido a que intuí que tras tanto tiempo sin moverse su cuerpo estaría entumecido o debilitado.

Pero Zenith se incorporó sin dificultad, y sin necesitar apenas la ayuda de Lilia.


"Buenos días, señora."


Lilia mostró una enorme sonrisa al saludar a Zenith, mientras que esta, ahora de pie, tan solo observó a Lilia con una expresión algo apagada.


"...¿Mm?"


Escuchar la vocecita de Zenith me tranquilizó enormemente, y hasta reviví los recuerdos de esos años en esa casita en medio del campo. La voz de Zenith fue la primera que escuché al llegar a este mundo, y siempre tuvo un tono relajante y protector.

Sentí como mi cuerpo perdía su tensión.

Paul ha muerto... pero al menos rescatamos a la persona que más le importaba... Con Zenith con vida, he cumplido la voluntad de Paul.

Sé que Zenith llorará la muerte de Paul, y se sentirá apenada, seguramente tardará días en superarlo. Pero nos tiene a Lilia y a mí para apoyarla... entre los 3 podremos superar su pérdida.


"Kaa-san[67]..."


Mejor no le digo nada todavía sobre la muerte de Paul... se lo comentaré dentro de un rato, cuando entienda lo que ha pasado en todos estos años. Seguro que lo llevará mejor si se entera una vez comprenda la situación, el teletransporte, su encierro y todo. Todo a su tiempo.

Dudo que le sentara bien escuchar las peores noticias de golpe, que disfrute de haber vuelto... Mi primer encuentro con Zenith tras todo este tiempo debería ser un evento agradable.


"...¿?"


Zenith puso cara de estar algo confundida antes de apartarme de su lado empujándome.

.... No me... ¿reconoce? Ah... supongo que es normal... me pasó lo mismo con Roxy. Han pasado muchos años y ya nadie me reconoce, he crecido mucho... Seguro que se sorprende tanto que cuando regresemos a Roa podremos bromear sobre esto.


"Señora, es su hijo Ludeus. Es normal que no le reconozca, han pasado ya casi 10 años desde la última vez que se vieron."

"..."


Zenith me observa con la mirada un tanto perdida, tras lo que pasa su mirada hacia Lilia. Pero esta vez, tiene los ojos clavados en ella, en las pupilas de Zenith se refleja claramente el rostro de la otra mujer que hay ahora mismo en la habitación.


"...¿?"


Pasados unos segundos eternos, Zenith volvió a mostrarse confundida y Lilia lentamente abrió sus ojos completamente.

Algo extraño está ocurriendo... no me cabe duda... En todo este rato, el rostro de Zenith ha mostrado pocas emociones y muy leves, y me extrañó la facilidad con la que se levantó de la cama... ¿qué significará?

No estoy seguro de cómo describirlo... pero no ha hecho nada más que emitir sonidos ambiguos y al ver a Lilia, parecía como si no la reconociera... Puedo comprender que no me reconozca a mí, ¿pero a Lilia? Como mucho le han salido algunas arrugas, pero sus facciones, su ropa, su peinado... son las mismas de siempre.


"...Ae...A—..."


Le faltaba fuerza a su voz, su mirada estaba un tanto perdida y no había pronunciado ninguna palabra aun. Lo único que la hemos visto hacer es reaccionar.


"Señora... ¿Será posible...?"


Lilia parecía haber notado los mismos problemas que yo, y en cuanto pronunció esa frase, comprendí lo que quería decir de inmediato.

Dime que es una broma... No ha podido perder la razón...

Era una posible conclusión a su cautiverio que ni Lilia ni yo quisimos comentar hasta ahora, por mucho que ambos lo tuviéramos presente.


"..."


Creo que ambos llegamos a la misma conclusión, debido a que por mucho que Zenith reaccionara a nuestras palabras, todavía no nos había respondido con palabras; dando a entender que no comprende lo que decimos.


"Ludeus-sama... la señora... se ha ido..."


No quedaba nada de Zenith... había perdido las bases vitales que componen a las persona; la memoria, el conocimiento y la sabiduría.

Se ha convertido en una inválida... Ya no sabe quién es Paul, ya no nos recuerda ni a Lilia ni a mí... ¿Quién fue? ¿Qué le hizo a Zenith? ¿Cómo ha podido acabar de esta forma?... Ha perdido todos sus recuerdos... Así no llorará la muerte de Paul... no podremos apoyarnos entre los 3 para superar su pérdida.

En este momento comprendí este hecho claramente.


"Ahhhh..."


Y mi corazón no pudo soportarlo.


4ª Parte[edit]

No sé cuántos días pasaron desde el día en que Zenith abrió los ojos.

Mi sentido del tiempo se había distorsionado y todo lo que hacía estos días era despertarme, dormir, despertarme y repetir este ciclo interminable.

Cada vez que cierro los ojos, sueño una y otra vez sobre la escena en la que Paul murió.

Paul se lanzó contra la Hidra, la Hidra agitó sus cuellos como si fueran látigos, Paul me apartó de ese ataque, Paul vuelve al ataque, al igual que la Hidra y yo no supe reaccionar; entonces me aparta de una patada y la cabeza de la Hidra cae frente a mí, justo donde se encontraba Paul.

Cada vez que llego a este punto, me levanto sobresaltado y tardo unos instantes en comprender que no fue solo un sueño, y me vuelvo a tirar en la cama, sin fuerzas para mantenerme en pie.

Solo tengo fuerzas para pensar, y solo puedo pensar en Paul.

Paul... no eras exactamente alguien ejemplar... es más, eras un asqueroso mujeriego y presuntuoso, que a la menor adversidad te lanzabas a la barra de un bar... Creo que es el peor ejemplo de padre que he visto en mi vida, pero aun así... yo le quería.

Puede que no fuera un amor paternal, sino más cercano a esos amigos que las madres llaman malas compañías; un compañero de travesuras.

Es probable que mi edad mental fuera superior a la suya, pero su experiencia en la vida era mayor. Aun teniendo en cuenta todo lo que aprendí en mi antigua vida, seguía siendo una persona encerrada en su casa que no había hecho gran cosa durante 10 años sin salir de su habitación; Paul me ganaba con creces en sabiduría de la vida.

Pero eso me daba igual; para mí, eso no importa... lo que me importaba es que cada vez que hablaba con él, sentía que éramos similares, iguales... y por eso nunca pude verle como mi padre.

Cuando era un niño, no le di demasiada importancia, pero es cierto que Paul hizo lo posible por educarme correctamente como su hijo. Un hijo con el alma de un deplorable engendro de 30 años, con un comportamiento claramente extraño.

Y aun así, Paul jamás se avergonzó de mí, y siempre me trató como su querido hijo.

Y por mucho que sea cierto que tuvimos nuestras diferencias, siempre vio lo mejor de mí y me trató con cariño y nunca en mi vida me trató como un extraño; hasta el final, me trató como su hijo... su único y brillante hijo...

Cuánto te equivocabas Paul... yo no soy así...

Pero siempre hizo lo posible por ser un buen padre... incluso cuando acabamos teletransportados, incluso cuando tuvo que seguir buscando a los miembros de su familia, incluso cuando decidió protegerme a mí al final...

Seguro que pensó que como padre, era su obligación proteger a su hijo; arriesgándolo todo para salvarme... Seguro que lo vio como lo más lógico del mundo... Y murió para salvarme.

Es casi cómico, la verdad... Paul se sacrificó para salvarme, siendo más joven que yo...

Paul... tenías 2 hijas esperándote... no un falso hijo como yo, sino verdaderas hijas con mente de niñas que te idolatraban... No un salido de 30 años en el cuerpo de un niño, sino 2 adorables y preciosas hijas que esperan en casa... Norn y Aisha... a las que ahora yo tendré que proteger en tu lugar...

Y por si fuera poco, tus 2 esposas... Zenith, a la que estuviste tantos años buscando y que por fin encontraste... y Lilia, la que te apoyó en todo momento recorriendo el mundo a tu lado para encontrar a Zenith.

Tenías 2 esposas y 2 hijas, Paul... 4 personas esperándote... ¿Cómo pudiste olvidarte de ellas? ¿No eran lo más importante para ti?

Pero conozco la respuesta a mi propia pregunta.

.... Para Paul... es probable que yo también contara en ese número... para él, sus 2 esposas, sus 2 hijas y su único hijo varón eran igual de importantes...

... Por mucho que yo nunca te hubiera tratado como un padre... mientras que tú... tú... tú siempre me quisiste...

¡AHH! ¡JODER! ¡¿POR QUÉ COÑO-?! ¡AGGGHHHH!

Paul...... No me hagas esto... Por favor......

Con todas las veces que dijiste que me tratarías como un hombre... ¿Acaso lo hiciste?

Me casé, compré una casa, me convertí en el tutor legal de Norn y Aisha, y hasta sentí que me había emancipado correctamente... Hasta vine a ayudarte y entré contigo en el Laberinto... Quería demostrarte que de verdad me había independizado... ¿No lo viste?

Entonces, ¡¿POR QUÉ?! ¡¿Por qué diste tu vida por mí?! ¡¿Y cuáles iban a ser tus últimas palabras?!

¿Por qué, joder? ¿por qué lo hiciste...? ¿Por qué diste tu vida por mí?

¿Qué esperas que les diga a Norn y Aisha cuando vuelva? ¿Cómo voy a explicarles que nuestro padre se sacrificó para salvarme cuando yo fui el que vino a ayudarle a él? ¿Qué hago con Zenith ahora que está en ese estado? ¿Cómo se supone que voy a ayudarla? ¿Qué se supone que debo hacer ahora?

¿Qué hago, Paul? Dímelo...

En serio, Paul, ¿acaso pensaste en todo eso cuando me salvaste de la Hidra?

Puta sea... ¿No te diste cuenta de que ibas a morir si lo hacías?

¡AH, JODER!

¿Por qué mierda dejé que te murieras cuando por fin íbamos a reunirnos todos y decir adiós a los problemas? Tenías que haber llevado a la práctica esas palabras que me dedicaste... ¡Debiste dejarme morir y salvar a Zenith para que los 2 pudierais regresar juntos!

SNIF


"Uhhh.... No quería esto..."


No pude contener por más tiempo la tristeza que sentía y me eché a llorar como nunca hasta ahora.

En toda mi vida, ni siquiera en mi anterior vida, lloré con todas mis fuerzas, ni cuando mis padres murieron. Por si fuera poco, ni siquiera me dolió tanta la perdida de entonces, y aun así, la muerte de Paul rompió ese dique.

Pero es muy triste... todavía no puedo asimilar que el tipo que no debía morir hubiera muerto en mi lugar...

Paul... mi padre... ciertamente era mi padre... por mucho que nunca le vi como a uno.

Pero era tan padre mío como mis anteriores padres.


5ª Parte[edit]

Pienso y sigo pensando, tras lo que lloro y sigo llorando. Me agota esta situación.


"... No tengo ganas de nada..."


Estoy tan aletargado que no he sido capaz de salir de mi habitación; y que por mucho que sepa que todavía me quedan cosas por hacer, no puedo reunir fuerzas para hacerlo.

Me faltan fuerzas hasta para ponerme en pie, tan solo duermo, me despierto y me siento en la cama; antes de repetir el proceso. Hay días en los que apenas me he movido.

Lilia y Elinalise de vez en cuando vienen a ver cómo estoy... sé que hablan de algo conmigo, pero ahora mismo no recuerdo de qué se trataba; como si de improviso me hablaran en un idioma desconocido para mí. Y aunque les hubiera entendido, con mi estado actual sería incapaz de darles una respuesta apropiada.

No sé qué decir... ni a ellas, ni a mí.

Imagina... esto es tan solo una pregunta hipotética... que por ejemplo, hubiera sido capaz de manejar correctamente una espada. En ese caso, habría sido capaz de ayudar a Paul a cortar las cabezas de la Hidra, y en ese caso... ¿Paul hubiera tenido que morir?

Si hubiera estado cortando cabezas con él, podría haberlas ido sellando yo mismo con el apoyo de Roxy, y habríamos tenido más soltura contra la Hidra.

Hubiera valido con que fuera capaz de utilizar Touki[68], o si simplemente hubiera estado más atento a la Hidra y la hubiera esquivado antes... Paul no hubiera tenido que protegerme.

O... si me hubiera encarado con Paul y le hubiera obligado a regresar a Lapan, podríamos haber analizado la situación sin prisas y nos habríamos organizado mejor, en lugar de lanzarlos al ataque impulsivamente... Bastaba con que nuestro plan de acción hubiera sido ligeramente distinto...

Per ya... es demasiado tarde... Paul ha muerto... jamás veré las tumbas de mis padres en el otro mundo... por mucho que quisiera cambiar lo sucedido, ya es demasiado tarde...


Capítulo 127 - Afrontando el Presente[edit]

1ª Parte[edit]

Ajeno a estos hechos, en una taberna cercana, 4 personas se sientan a la mesa.

El ambiente en el lugar es de vida y bullicio, pero el ambiente en esa mesa es apagado y triste, al tener todos sus ocupantes rostros serios.


"...Paul... ha muerto..."


El origen de estas palabras fue una mujer de largo y lustroso pelo rubio y orejas puntiagudas, era Elinalise, que murmuró estas palabras casi como si hablara sola.


"Sí que lo hizo... sí."


La respuesta a la pregunta retórica vino de un miembro de la raza demoniaca que tenía la cara con rasgos de mono. Se trataba de Gisu, que no apartó la vista de la jarra que sujetaba.


"Murió protegiendo a su hijo... Seguro que volvería a hacerlo si se diera el caso."


Un minero del carbón (Enano) con una densa y enorme barba respondió como si no le importara lo ocurrido, pero se sentía algo de tensión en sus palabras; y eso que hoy se había hartado de beber su bebida favorita como para estar totalmente borracho, pero por su expresión, se diría que no estaba para nada embriagado.


"Y más aún con Zenith en ese estado... No creo que Paul hubiera llevado bien perder a su hijo, para descubrir que su esposa se había perdido.


Las palabras de Gisu hicieron que Talhand se quedara en silencio, prestándole toda su atención a la bebida que quedaba en su jarra.

Para ellos, ver a Zenith convertida en una lisiada había supuesto un enorme golpe, debido a que la conocieron como una persona brillante y alegre, lo que hizo que el shock fuera incluso mayor para ellos.

Pero aun así, todos en la mesa eran aventureros, y conocían lo cerca que vivían de la muerte; el hecho de que Zenith hubiera sobrevivido era algo a valorar positivamente, aunque les costara aceptar su estado actual.


"Bueno... al menos está viva, así que todavía queda esperanza para curarla."


Talhand dijo estas palabras, pero se notaba que ni él mismo tenía mucha confianza en que así fuera.

Esto se debía a que había oído de varios casos de aventureros que debido a venenos potentes de monstruos habían acabado convirtiéndose en inválidos, pero faltaban historias de esos mismos aventureros curándose.

Sin tener en cuenta que ni la magia de Curación de nivel Deidad era capaz de sanar a alguien cuya cabeza había sido degollada ni aplastada por completo.


"Aunque llegue a moverse y hablar con normalidad, jamás recuperará los recuerdos."


Elinalise dijo estas palabras sin miramientos, como si quisiera refutar las palabras de su compañero.


"¿Pero qué...? ¿Elinalise? ¿Por qué hablas como si estuvieras segura de lo que va a pasar?"

"... Dejémoslo en que sé que así pasará."


Elinalise por su parte no dio ningún tipo de explicación. Aunque Talhand y Gisu comprendían que su compañera de orejas puntiagudas había vivido muchísimo más que ellos, y que por sus palabras, parecía como si hubiera visto casos similares.

Así que para ellos, la opinión de Elinalise tenía suficiente base.

Por mucho que prefirieran dejarlo estar como sintiendo que si dijeran algo más, perderían la poca esperanza que les quedaba.


"... Pero ahora... el problema es el hijo."


Prefiriendo cambiar la conversación, Talhand intentó reorientar la discusión.


"Sí..."


Escuchando eso, todos en la mesa soltaron un suspiro.

Ya que Ludeus Greyrat, el hijo de Paul, llevaba una semana que no había salido de su habitación.


"El chico no tiene ganas de nada, como si hubiera perdido toda su energía."

"Casi como si el inválido fuera él..."


Elinalise y Gisu estaban de acuerdo en ese punto, ya que Ludeus se había quedado en un muñeco sin alma; ni respondía cuando le llamaban, ni por mucho que se le hablara. Apenas respondía con mirada perdida y asintiendo con un simple Ahh.


"Ludy y Paul siempre fueron muy cercanos."


La persona que dijo esto fue una joven de la raza demoniaca con el pelo azul recogido en una trenza cruzada que corría por su espalda. Se trataba de Roxy Migurdia, la que hasta ahora simplemente había permanecido en silencio sin participar activamente en la conversación.

En su cabeza, se estaba acordando de todos esos momentos en los que Ludeus de pequeño entrenaba con Paul para aprender a manejar una espada.

En todas esas ocasiones, por mucho que Paul lo dejara agotado y magullado en sus entrenamientos, Ludeus simplemente se volvía a poner en pie molesto por perder contra su padre, pero con ilusión y energías para seguir intentándolo.

A ojos de Roxy, era una escena conmovedora y envidiable de un hijo pasando el tiempo con su padre; hasta el punto de atesorar el recuerdo de su paso por esa casa.


"Puedo comprender como se siente senpai, pero si sigue así puede empezar a ser peligroso."

"Tienes razón."


Desde el día en que Zenith abrió los ojos, Ludeus no ha probado bocado.

Por mucho que intentaran hacerle comer, solo respondía con un Ahh y dejaba su bandeja tal cual se la dejaban; al menos estaba bebiendo agua, pero estaba claro que empezaba a perder peso y a estar en un estado bastante lamentable.

Tenía unas pronunciadas ojeras, el hueso de sus pómulos sobresalía y sus mejillas se hundían ligeramente. Su rostro estaba asemejándose a una calavera, y si no hacían nada, estaría realmente poniendo su vida en peligro.

En esta mesa y en el resto del grupo de aventureros, todos pensaban igual.


"... Necesitamos animarle de alguna forma."


Al escuchar a Roxy, Gisu le lanzó una mirada a Elinalise.


"Eh, tú... ¿Por qué no recurres a eso como en tantas otras ocasiones?"

"Imposible que haga algo así...."


Elinalise no tardó en responder; pero la única persona del grupo que no entendió a lo que Gisu se refería fue Roxy.


"¿Qué es eso que no puedes hacer?"

"..."


Gisu y Talhand intercambiaron miradas con los labios sellados; a lo que Roxy, aun sin comprender de qué hablaban frunció el ceño.


"Elinalise-san, ¿hay algo que puedas hacer?"

"... No."


Elinalise respondió a la pregunta de forma secante.


"Bueno... dejemos el tema..."


Gisu se comenzó a rascar la mejilla al tiempo que Talhand bebía como si estuviera centrando toda su atención en el líquido que atravesaba su garganta.


"En situaciones como esta, creo que lo mejor sería olvidarse de todo saliendo a divertirse dejándote llevar."

"¿Divertirse?"

"Los hombres somos seres muy simples... Divirtiéndonos a base de emborracharnos, acostándonos con muchachas y dándonos una alegría, no tardamos en recordar los placeres de la vida y recuperar ánimos."

"¡Ah...! Sí... ahora comprendo..."


Incluso la tímida Roxy comprendió lo que le explicó Gisu; y finalmente comprendió eso que Elinalise podía hacer, teniendo en cuenta su gusto por los hombres.


"A-Ahora comprendo... ¡L-Los h-hombres son así, ¿no?! Claro que sí..."


La pobre Roxy, habiendo comprendido toda esta información de golpe, era incapaz de alzar la vista mientras sus mejillas se encendían en un rojo intenso.

Es cierto que alguna vez he escuchado que los hombres cuando se deprimen yacen con mujeres... como por ejemplo los mercenarios, que antes y después de una gran batalla, a menudo pagaban la compañía de mujeres para calmar sus miedos.

Ahora que lo mencionan, es cierto que he visto a gran cantidad de aventureros corriendo a los burdeles nada más vivir una experiencia donde sus vidas estuvieron en peligro.

Pero el hecho de imaginar a Ludeus con Elinalise hizo que su corazón se contrajera.


"Pero Elinalise, ¿No decías siempre que se te daba bien reconfortar a hombres destrozados?"

"Es cierto que lo dije, pero..."


Mientras Elinalise y Gisu hablaban, Roxy se puso a pensar.

..... Por mucho que me duela, es cierto que Elinalise con sus gustos, tenga una experiencia muy superior a la de una niña con este cuerpo subdesarrollado... Además que recuerdo haber escuchado comentarios sobre que la mujer es imbatible en esas artes...

Por mucho que me... ¿moleste? verlo en mi cabeza, es más que probable que Ludeus seguro que recuperaría sus fuerzas si estuviera acompañado por una persona tan atenta y experimentado. Sobre todo teniendo en cuenta que es hijo de Paul.


"Qué raro verte dudar tanto... Hace unos años, no te hubieras separado de senpai desde lo que ocurrió."


Elinalise por su parte, tampoco era capaz de dejar a Ludeus en su estado actual; quería apoyarle y animarle. Pero aun así, comprendía las consecuencias.

Si aprovechaba el dolor que sentía Ludeus en este momento para acostarse con él, ¿qué pasaría cuando regresaran? Habrían traicionado a Cliff ella, y él a Sylphy... sabía que Ludeus no se sentiría bien haciendo algo así.


"Hasta yo tengo gente con la que no me acostaré jamás."

"¿Y por qué motivo no podrías hacerlo con Ludy?"


Roxy le clavó su mirada a Elinalise con cierto resentimiento, como si sus palabras fueran una ofensa.


"Con todo lo que está sufriendo y aun así..."

"Ya pero..."


Elinalise se dio cuenta en este momento de que Roxy todavía no conocía el motivo de esa negativa.


"Porque la esposa de Ludeus me odiaría por ello."

"Eh....... ¡¿Ehhh?!"


Y con esto a Roxy se le escapó de sus manos la jarra que llevaba rato sujetando y está dio un golpe sobre la mesa.


2ª Parte (POV - Roxy)[edit]

CLANK

La jarra de la que casi me había olvidado durante la conversación rodó por la mesa vaciando su contenido hasta que finalmente cayó al suelo.

THUD


"¿Eh? Que Ludy... ¿está casado?"

"Sí, y están esperando su primer hijo."

"Y-Ya veo... B-Bueno... es normal, ¿no? L-Ludy ya es un hombre y eso..."


Sé que era incapaz de ocultar mis manos temblorosas, por lo que decidí hacer algo para que se notara lo menos posible agachándome a recoger la jarra.

Ludy... está casado...

Y pensando en esto, me llevé la jarra a la boca para beber, sin darme cuenta de que estaba completamente vacía.


"¿Me puedes traer lo más fuerte que tengas en el bar?"


Nuevamente para ocultar mis manos temblorosas, me crucé de brazos, pero mis pensamientos iban y venían a toda velocidad.

Casado...... Claro que debía estar casado, es normal... Claro que lo es...

Repitiéndome una y otra vez lo mismo, hasta recordar lo que había estado haciendo en el Laberinto con él.

AHHHhhh... Pensé que seguía soltero y me confié.... Estoy segura de que él al verme no quiso ser maleducado, ¡y como además me trataba como una simple amiga no veía necesidad de decírmelo!

Pero vosotros.... ¡¡$%€~#!! Seguro que os reíais al verme así.... ¡¿POR QUÉ NINGUNO DE VOSOTROS PENSÓ EN DECÍRMELO ANTES?!

Pero tuve que tragarme las quejas al resto de miembros del grupo.

Ahora mismo eso puede esperar, Ludy es lo importante ahora.


"P-Pero... A-aunque esté casado... su estado actual es g-grave. E-Estoy segura de que por esta vez no pasará... ¿nada?"


Ni yo misma entiendo lo que estoy diciendo... Solo sé que haré lo que pueda porque se mejore cuanto antes.


"... Puede que tengas razón, pero yo no seré quien lo haga."


Pude notar que las palabras de Elinalise tenían cierta frustración, pero era incapaz de comprender lo que sentía mi compañera de orejas puntiagudas.


"... Aquí tiene, señorita."

"Ah, gracias."


El dueño del bar por fin trajo la bebida que necesitaba para tragar esta situación. Por algún motivo la mesa estaba limpia, alguien debió limpiar lo que tiré antes, pero ni me había dado cuenta.

Levanté la jarra y de un trago hice desaparecer su contenido, dejando que una quemazón se extendiera por mi seca garganta.

Esta cosa está aterradoramente rica... vaya... hasta mi estómago quiere alcohol para tragar esto...


"Además, para mí, Ludeus-"


Las palabras de Elinalise captaron mi atención.


3ª Parte (POV - Elinalise)[edit]

"Además, para mí, Ludeus-"


Tuve que cerrar la boca en el acto, antes de arrepentirme de lo que fuera a decir.


"Que eso, que no pienso hacerlo. Aunque tampoco importa mucho, Gisu, solo tienes que llevártelo a un burdel de por aquí, ¿no?"

"No sé yo... Me cuesta imaginar a senpai animándose después de acostarse con una desconocida."

"Supongo... lo que de verdad necesita ahora ese pequeño es alguien que le anime y en quien confíe."

"... ¿Lilia?"

"Sé que tienes cara de mono... pero no digas cosas de primate, Gisu..."

"Vale, vale... lo capto... no hace falta que te pongas así."


Soy incapaz de saber qué hacer en esta situación.

No sé qué hacer... Quiero ayudar a Ludeus, pero no quiero minar su matrimonio con Sylphy.

Estoy segura de que podría alegrarle acostándome con él, es de las pocas cosas por las que me siento orgullosa. Pero si lo hiciera con Ludeus... estoy segura de que sería un error que no habría forma de remediar.

No me importa hacerme quedar como la mala; estoy acostumbrada y ya no sé cuántas veces lo habré hecho... pero si traicionara a Cliff de esa forma y con uno de sus amigos... no sería capaz de volver a mirarle a los ojos.


"..."


El silencio se extendió en la mesa, y el único sonido que hacíamos era el de llevarnos las jarras a la boca.

Estoy segura de que llamamos la atención en esta taberna tan ruidosa siendo los únicos callados y apagados.


"En todo caso, ahora que hemos rescatado a Zenith, por mucho que esté en ese estado; me gustaría que senpai se pusiera de nuevo en marcha para despedirnos de una vez de esta ciudad."


Escuchando a Gisu, no pude evitar suspirar junto con mis otros 2 compañeros de silencio.


"Pienso lo mismo..."


No puedo evitar pensar que ya no puedo más... y yo no llevo aquí tanto tiempo como ellos. Pero ya han pasado 6 años desde lo ocurrido; 6 largos años.

Ayudamos a ese imbécil de Paul a buscar a su familia desde que nos enteramos de la teletransportación, y lo mire como lo mire... ha sido una misión MUY larga. Recorrimos el continente central, Milis y llegamos al continente demoniaco; luego ellos regresaron a Milis para ir a Begarito, mientras que yo fui con BadiGadi a la zona norte del continente central y al final... recorrer el Laberinto de la Teletransportación...

Habremos tenido nuestros malos momentos, pero en general, hicimos unas memorias fantásticas, conocimos gente increíble y hasta creo que podré a llegar a bromear sobre ello, por mucho que sepa que la Catástrofe de la Teletransportación fue un evento horrible.

Pero para mí... y creo que para ellos, no solo fueron malos momentos. Nuestro grupo, tras tantos años se reunió... volví a viajar junto a Talhand, Gisu se movió por el Gran Bosque para ayudar a ese imbécil... Al final todos hicimos las paces, ¡hasta yo volví a pelear al lado de Paul una vez más!

Pensé que jamás volvería a verles o a divertirnos juntos... pero gracias a Paul... nos reunimos...

Ya había pensado que tras rescatar a Zenith iríamos a buscar a Ghyslaine para celebrarlo todos juntos una vez más bebiendo y riendo... O eso pensé.

Pero el imbécil tuvo que morir...

Mi corazón se contrajo al comprender que lo que imaginé jamás ocurriría.

Hubiéramos celebrado una enorme fiesta juntos... pero tenías que arruinarlo... Sentía que con eso por fin podría perdonarte que te fueras y nos abandonaras a todos... a mí... pero ahora...

Mis expectativas habían sido aplastadas.

Y es que Ludeus no era el único que estaba desanimado.


"Recordad que hablamos de Ludeus, el primogénito de Paul y Zenith. Es posible que en estos momentos esté deprimido por lo ocurrido, pero que no os quepa duda de que el mozuelo de esos 2 será capaz de levantarse de nuevo."

"... Espero que tengas razón, Talhand."

"..."


No pude evitar asentir ante las palabras de Talhand, por mucho que no estuviera del todo convencida.

Sé que Ludeus no es tan fuerte como aparenta... pero aun así... ya tiene 16 años... ya no puedo tratarle como un niño. Con todo lo que ha sufrido, y aun así ha sido capaz de convertirse en un hombre espléndido.

Además que también es un aventurero como nosotros, sé que entiende que la muerte nos llega a todos, incluidos sus padres. Y todo el mundo acaba sobreponiéndose a esa perdida... Por lo que no me cabe duda, de que tarde o temprano Ludeus será capaz de volver a ponerse en pie... Estoy segura de ello, por mucho que no sepa cuando...


"..."


Pero alguien en la mesa no había asentido a las palabras de Talhand, ya que Roxy, tras escucharle, recordó un evento que ocurrió hace varios años.


4ª Parte (POV - Ludeus)[edit]

Abrí los ojos y observé el exterior por la ventana.

¿Ya está anocheciendo...?

Me senté en la cama como si fuera un autómata programado para ello.

¿Cuántos días hará desde que volvimos a Lapan?.... Aunque la verdad es que tampoco me importa demasiado...

Había perdido mi orientación del tiempo y realmente no tenía fuerzas para nada, todo me da igual-

KNOCK, KNOCK

De improviso, alguien llamó a la puerta de mi habitación.


"Ludy, ¿puedo...?"


Alcé la vista y vi a Roxy junto a la puerta, que al parecer, se había quedado abierta.


"... Sensei..."


Siento como hiciera años desde la última vez que pronuncié una palabra, aunque mi garganta estaba tan reseca que ni sé si Roxy pudo escuchar mi voz. Ella por su parte cerró la puerta tras entrar y se acercó a mí apresuradamente; algo en ella me pareció extraño.

... ¿Por qué será...? Ahh, claro... es porque no lleva puesto su manto.

La ropa con la que Roxy entró en mi habitación era ligera y vistosa, nada parecido a lo que solía ponerse.


"Vengo a molestarte..."


Y diciendo esto con un tono firme, Roxy se sentó a mi lado en la cama[69].

.

..

Durante unos segundos, ambos nos quedamos sentados en la cama en silencio, pero pasado ese tiempo, como si hubiera estado eligiendo bien sus palabras, Roxy por fin habló casi con un murmullo.


"¿Te gustaría cambiar de aires y salir a dar una vuelta conmigo por la ciudad?"

"¿...?"

"Es que verás... hay muchos objetos mágicos que no encontrarás en ningún otro continente, por lo que... Si damos una vuelta por el mercado seguro que nos divertimos echando un vistazo, ¿no te parece?"

"No..."


No estaba de humor para eso.


"C-Comprendo..."

"Perdona."


Entiendo que Roxy me hubiera invitado a ir con ella para animarme... y es cierto que por lo general hubiera ido con ella meneando la cola como un perrillo encantado de salir a jugar. Pero no me apetece en este momento.


"..."

"..."


Y nuevamente, el silencio inundó la habitación.

.

..

Y de nuevo, tras ese silencio, como si hubiera estado eligiendo cuidadosamente sus palabras, Roxy volvió a susurrarme.


"... Es una lástima lo que le ocurrió a Paul y a Zenith."


... ¿Es una lástima? ¿Crees que simplemente es una lástima? ... Meh, supongo que para Roxy, Paul y Zenith eran simples conocidos...


"Siempre recordaré el periodo de mi vida en el que los 5 estuvimos viviendo juntos en la aldea Bonna... Para mí, fue el momento más feliz de mi vida."

"..."


Roxy dijo estas palabras con un tono suave, tras lo que cogió mi mano; permitiéndome sentir con claridad el calor de la mano que sujetaba la mía.


"En mis años de aventurera, a menudo perdí a personas cercanas a mí... Comprendo tu dolor, porque como tú, yo también he perdido a seres queridos."

"... Deja de mentir, por favor."


En mi viaje por el continente demoniaco conocí a los padres de Roxy, y ambos estaban sanos y salvos; y no pareció que Roxy hubiera tenido hermanos.

Es imposible que comprenda lo que siento.


"Tus padres siguen sanos y salvos, ¿no es así?"

"Bueno, la última vez que les vi hace unos años parecían estar perfectamente. Así que supongo que todavía les quedarán al menos otros 100 años de vida."

"¡En ese caso no comprendes lo que siento!"


La irá salió desde el fondo de mi alma, casi arañando mi reseca garganta con mis palabras y solté bruscamente la mano de Roxy.


"¡Así que por favor, deja de hablar sin saber!"


Alcé la voz una vez más, sintiendo como la poca fuerza que quedaba en mi cuerpo se agotaba con esa acción.

Pero aun cuando Roxy observó desconcertada como me enrabietaba, respondió con seriedad sin cambiar el tono que había usado hasta ahora.


"Una de las personas que vi morir era un aventurero novato con el que formé grupo en mis primeros días de aventurera. Fue la persona que me enseñó todo lo que sé sobre vivir como un aventurero; y aunque no compartía mi sangre, le consideraba mi hermano mayor."

"..."

"Murió protegiéndome."

"..."

"Y tras su muerte, también acabé descorazonada."

"..."

"Por eso mismo, creo que comprendo al menos en parte cómo te sientes."


Entonces no me comprendes en absoluto... ¿Cómo vas a comprender cómo me siento si lo que me pasa es que estoy destrozado al darme cuenta de lo gilipollas que fui en mi anterior vida y lo que me está pasando en esta todo de golpe?

Siendo honesto, ni yo comprendo si de verdad seré capaz de pasar página...

Siento que Roxy está intentando animarme, pero no tengo fuerza ni ganas de aceptar su apoyo en esta situación.


"Cuando estuve viviendo con vosotros en la aldea Bonna, fui realmente feliz por primera vez en mi vida. Recuerdo que en aquel entonces fui al reino de Asura en busca de trabajo y no encontré nada; y que gracias a eso, pude conoceros. El pequeño y lleno de talento Ludy, y Paul y Zenith que me aceptaron con los brazos abiertos... Creo que fue en esos años en los que por fin descubrí lo que era la calidez de vivir con una familia."


Diciendo esto, Roxy levantó la vista y me miró a los ojos sin ni una pizca de duda.


"Para mí, sois mi segunda familia."


Roxy se puso en pie y desapareció de mi campo de visión; pero pude sentir como el colchón tambaleaba con sus movimientos. Se había colocado a mi espalda, arrodillada sobre la cama y abrazando mi cabeza fuerte contra su pecho.


"Ludy, quiero ayudarte a cargar con tu dolor."


Pude sentir como mi cabeza se apoyaba cómodamente sobre su pecho, pero también noté los potentes latidos del corazón de Roxy.

El sonido era enormemente tranquilizador.

¿Por qué me tranquilizo al notar y casi escuchar sus latidos? ¿Cómo es posible que eso me calme? ¿Cómo... puedo sentir solo con eso que... todo irá bien?

No era solo su tacto y sus latidos lo único que sentía, pude notar el aroma propio de Roxy que conseguía eliminar toda la tensión de mi cuerpo.

¿Cómo puede algo tan simple como su olor corporal servir para misteriosamente relajarme? ¿Me pregunto por qué...? Ah...

La respuesta casi sale de mis labios, pero se perdieron en ellos.


"Soy tu Shishou, Ludy. Y aunque sea pequeña y no la persona adecuada para guiarte, he vivido mucho más que tú y mi cuerpo podrá soportarlo, así que... no dudes en pedirme lo que quieras, lo que sea."


Cogí nuevamente la mano que solté antes de Roxy y que ahora tenía apoyada en mi pecho mientras me abrazaba, y vi lo realmente pequeña que era su mano. Aun así, a mis ojos, eran unas manos grandes y dignas de respeto; unas manos que al verlas eran capaces de hacerme sentir mejor.

...... Si elimino la distancia entre nosotros, ¿conseguiré tranquilizarme del todo?


"Aunque la vida sea dura... entre 2 personas, ese dolor se aligera."


Roxy comenzó a separarse de mí y romper el abrazo. Pero instintivamente, agarré su mano y le impedí alejarse; sumado a que además tiré de su cuerpo.


"Ah."


Su pequeña figura acabó sobre mis rodillas y nuestras miradas se cruzaron; pude ver perfectamente como esos entrecerrados ojos propios de ella estaban llorosos, aunque sus mejillas estaban inflamadas en un fuerte rojo y apretaba los labios con fuerza.

Coloqué mi mano sobre su espalda y la apreté contra mí hasta que pude volver a sentir los latidos de Roxy y su cálida temperatura corporal.


"H-Hazlo..."


¿? ¿A qué se refiere?

Mi confusión debió verse reflejada en mi cara, puesto que Roxy respondió a mi pregunta mental.


"C-Cuando los hombres sufren... e-escuché que consiguen calmarse a-a-acostándose con una mujer..."


¿Quién le dijo algo así? .... Seguro que fue Elinalise...

Pero no era capaz de comprender por qué Roxy decía eso en esta situación.


"A las mujeres nos pasa algo similar; nos gustaría poder olvidar los eventos más dolorosos, como el dolor que siento por la muerte de Paul. Por eso... si tú quisieras, Ludy... me gustaría poder olvidarlo contigo."


Roxy no paraba de hablar agitada y casi balbuceando.


"Claro, me gustaría ayudarte a olvidar lo ocurrido... aunque comprendo que mi cuerpo no es atractivo, así que comprenderé si no quisieras hacerlo, además que siempre podrías irte a un burdel, ¿no?"


Roxy seguía sin parar de hablar casi como si quisiera darme excusas; mientras que yo por mi lado, simplemente era incapaz de reaccionar ante la situación.

Para mí, Roxy es una persona a la que siempre he respetado muchísimo, pero empiezo a preguntarme qué se sentiría si pasara con ella la noche, haciendo caso a lo que sugiere.


"B-Bueno... a-aunque no lo creas, tengo mucha experiencia en el tema, y por mucho que pienses lo contrario, estoy segura de que soy mejor que cualquiera de esas jovencitas. Así que lo que podemos hacer es simplemente disfrutar la compañía del otro sin ataduras, para ayudarnos mutuamente con nuestras penas, aunque solo sea esta vez..."


Hacía tiempo que había dejado de prestar atención a las incoherentes palabras de Roxy, ya que mi mente comenzaba a nublarse debido a un impulso que salía de mi interior.

Si solo sintiendo sus latidos soy capaz de calmarme... me pregunto qué pasará si siento más de ella... ¿conseguiré recuperar mi energía? ¿Mi energía?

En mi cabeza, hasta yo mismo comprendía que lo que decía eran simples excusas para ocultar lo que de verdad quería.


"Ah, bueno... si lo que buscas es experiencia, imagino que preferirías a Elinalise... no me importa pedirle que-¡Ah!"


Tumbé a Roxy contra la cama, muy violentamente, dejándome llevar por mis deseos.

Como si quisiera soltar toda la rabia que llevaba dentro.


5ª Parte[edit]

El sol entraba por la ventana y lo primero que vi al abrir los ojos fue a Roxy durmiendo a mi lado, con su rostro sereno cubierto en parte por su pelo suelto.

..... Ahora sí que la he liado...

El primer pensamiento nítido que tuve a la mañana siguiente fue ese, junto a que se me escapó un largo suspiro.


"Haahh..."


¿Qué le digo yo ahora a Sylphy...?


"..."


Mis preocupaciones del día anterior se habían visto incrementadas en una más; pero por extraño que parezca, sentía como si mis emociones se hubieran calmado completamente. Como si mi depresión hubiera sido un sueño del que me hubiera despertado.

Claramente sigo deprimido por todo lo que ha pasado, pero ya no es ni de lejos como me sentía estos días. ¿Por qué será...? Será que el acto de intentar crear vida elimina la tristeza de perderla? Pf... si soy capaz de bromear con esto, estoy muchísimo mejor que hace 24 horas.


"¡Hm!"


Los ojos de Roxy se abrieron de golpe y tras cerciorarse de quién tenía delante, se revolvió bajo las sábanas como intentando ocultar su cuerpo desnudo, imitando a un caracol.

Cuando concluyó su tarea e intentando aparentar calma, murmuró sin mirarme a los ojos.


"... Buenos días... Ludy. Hmm... ¿Q-Qué tal fue?"


¿Cómo que qué tal fue?... Uff... siendo sincero, creo que me me excedí un poco en cómo la traté... fui demasiado brusco; y eso de que tenías experiencia está claro que era mentira.

Pero aun así, aceptaste cada movimiento y no te quejaste en ningún momento ni aunque estoy seguro de que te hice daño... Te pido perdón y al mismo tiempo te doy las gracias... lo necesitaba.

Pero esto no es algo que pueda permitirme decirle a Roxy, teniendo en cuenta que amo a Sylphy y estoy casado con ella. Por otra parte, creo que no encajamos del todo, tu cuerpo es algo pequeño para mí; pero no me atrevería a decir que no me encantó... Y por si fuera poco, se ha ido el pesar de estos días...

Y por todo esto, no quiero engañarla y herir sus sentimientos.


"Fue fantástico."


A lo que la cara de Roxy de la barbilla a la frente tomó un tono rojo fuego.


"M-Muchas grac-¡! ¡No me refería a eso! ¡Te preguntaba que si te sientes mejor!"


Ah, eso... Ups...


"Sí."

"En ese caso, si me abrazo, estaremos en paz, y la verdad es que me gustaría."

"... Hecho."


Y siguiendo su petición, le di un fuerte abrazo a Roxy, en el que pude sentir su calidez, su ternura, aunque también noté su piel algo humeda y pegajosa; normal teniendo en cuenta la pasada noche.

El contacto además me permitió sentir de nuevo sus latidos.

Es un sonido tan relajante...


"No esperaba que tus brazos fueran tan musculosos, Ludy... casi no pareces un mago."

"..... Es normal, hago bastante ejercicio."


Roxy, con su cabeza apoyada sobre mi pecho, acariciaba mis brazos mientras decía esto. Viéndola actuar de forma tan adorable, pude sentir como mi amor por Sylphy me recriminara el acto, lo que hizo que la apartara de mi lado lentamente y me levantara de la cama.

A parte, había algo que necesitaba contar.


"Roxy-sensei... ¿puedo contarte una cosa?"

"... Te escucho."


Es probable que notara la seriedad en mis palabras, ya que su expresión se tornó en seria y se sentó correctamente sobre la cama.

Uhh.... ver a Roxy sentada desnuda sobre la cama... es demasiado estimulante...

Tuve que apartar la mirada para controlarme, mientras yo me cubría de cintura para abajo con las sábanas.


"Lo que te voy a contar es solo un cuento..."


Con esa introducción di comienzo a la historia que quería contarle sobre un hombre que no existe.

Un hombre que se encerró en su cuarto siendo joven por unos eventos dolorosos, y que durante casi 20 años estuvo perdiendo el tiempo viviendo a costa de sus padres.

Y un día, sus padres repentinamente murieron y ese hombre no solo no fue al funeral, sino que en cambio hizo lo peor que un ser humano podría hacer. Al verle, el resto de familiares le dieron una paliza y lo echaron de casa.

El hombre lo había perdido todo. Pero por suerte, acabó en tierras lejanas y decidió redimirse para cambiar para mejor en ese sitio.

Su día a día avanzaba a buen ritmo, y hasta se creyó que podría ser feliz en su segunda vida pasara lo que pasara; pero a día de hoy, debido a su error, dejó que alguien importante para él muriera; y esto le hizo recordar la muerte de sus padres.

Y fue en ese momento en el que ese hombre de verdad se lamentó de haber actuado incorrectamente cuando murieron sus padres.


Decidí contarle a Roxy mi vida de esa forma, como si hablara de otra persona; y a cada palabra que salía de mi boca, era como si mi alma fuera expulsando pus acumulada tras años en mi infectado corazón, hasta el punto que llegué a preguntarme si de verdad siempre quise contarle mi historia a alguien.

¿Solo con eso me conseguiré sentir mejor? No estoy seguro...


"..."


Roxy escuchó mi historia atentamente, sin detenerme en ningún momento ni para darme ni quitarme la razón, sino que simplemente escuchó en silencio cada palabra.


"¿Qué piensas que debería hacer ese hombre en esa situación?"

"..."


Roxy se quedó en silencio.

.

..

Es posible que no sepa qué responder tras escuchar esa historia tan repentina... Además que dudo que se crea que es una simple historia, aunque conociéndola y viendo lo lista que es, es probable que se piense que hay un doble sentido oculto...


"... Si yo estuviera en su lugar, iría a ver la tumba de mis padres. No creo que sea demasiado tarde para ello, ni tampoco para ir a disculparme o al menos hablar con el resto de familiares."

"El problema es que tanto las tumbas como sus familiares se encuentran muy lejos y sería difícil llegar hasta ellas, podría decir que es hasta imposible. Ese hombre tiene ahora una nueva vida, con una nueva familia a los que quiere muchísimo como para dejarles."

"¿No puede volver?"

"Así es, o al menos, es poco probable que sea capaz."


De nuevo Roxy se queda callada, aunque no estuvo tanto rato callada en esta ocasión.


"En ese caso, no se puede hacer nada, y su deber sería encargarse de la familia que tiene delante."


Las palabras de Roxy fueron todo un cliché[70], además de ser una frase que valdría para muchísimos momentos de la vida; algo que cualquiera podría decir.

Ni especial ni diferente, simplemente obvio.


"Creo que eso es lo que Paul hubiera querido, Ludy."


Roxy dijo esto como si fuera lo más normal del mundo, palabras autocomplacientes y nada especiales, que habría escuchado todo el mundo a lo largo de su vida.


"Así que por favor, no te estanques aquí. Queremos que vuelvas."


Pero por algún motivo, mi corazón estaba renovado tras escucharla.

Claro que sus palabras son comunes... Por mucho que me duela la muerte de mis padres y de Paul, eso es algo común. La única opción posible es aceptarlo y seguir avanzando.

Tengo una vida en este mundo, y seguiré viviéndola.

Paul ha muerto y Zenith se ha convertido en una inválida... la ansiedad de saber que tengo que regresar a Ranoa a decírselo a mi familia, junto con la ansiedad de no saber qué hacer una vez eso pase hacen que mi futuro esté lleno de situaciones tensas.

Pero no puedo huir.

Mi única opción es afrontarlo y plantarle cara.

Puede que no sepa qué debo hacerlo en este momento, pero cada cosa a su tiempo. Lo primero es informar de lo ocurrido, luego llegará el siguiente problema que también tendré que resolver.

¿Acaso no hacía tiempo que había decidido cómo sería mi vida desde que llegué a este mundo? ¿Acaso no dije que viviría mi vida al máximo?

En ese caso solo puedo abrir los ojos y aceptar lo que ocurre, por duro que sea; porque lo único y lo mínimo que puedo hacer es superar cada problema que se me ponga delante.

Había comprendido qué hacer de ahora en adelante, pero eso no significaba que el dolor hubiera desaparecido. Sino que simplemente algo en mi interior había cambiado.


"Sensei."

"¿Sí?"

"Muchísimas gracias."


Otra vez ha sido Roxy la que ha conseguido salvarme...

Un simple gracias no era suficiente para hacerle saber cuánto la respetaba por todo cuanto ha hecho siempre por mí.


Capítulo 128 - De Vuelta a Casa[edit]

1ª Parte[edit]

Zenith...

Decidí hablar sobre ella con alguien, ya que una vez conseguí entrar en razón, me di cuenta de que no era el único que debía soportar la carga de todo; y menos teniendo alguien con quien hablar de ello.

Todavía me queda familia en esta ciudad...


"Sensei, voy a ir a hablar con Lilia sobre qué hacer a partir de ahora."

"Sí, creo que es una buena idea."


Tanto Roxy como yo nos aseamos, vestimos y salimos de la habitación; y justo cuando abrimos la puerta nos encontramos a Elinalise saliendo de la suya.

Sus ojos se abrieron como platos al verme salir con Roxy.


"Roxy, tú..."

"Ludy, lo siento, pero tengo que hablar de unos asuntos con Elinalise. Así que tendrás que hablar con Lilia solo."


¿Asuntos? ¿A qué se referirá? ........... Bueno, si lo pone de esa forma, imagino qué es y creo que no me quiere delante.


"De acuerdo."


Me separé de Roxy en el pasillo y me dirigí a la habitación de Zenith; aunque antes de entrar, observé de reojo como Roxy y Elinalise entraban en el cuarto que ambas compartían.


"..."


Dejando de lado eso de momento, entré en el cuarto de Zenith, y vi a Zenith sentada en la cama mientras Lilia estaba a su lado en una silla.

La escena me recordó muchísimo a una habitación de hospital y en un acto reflejo, me mordí los labios para contener mis emociones.


"Lilia."

"¿Ocurre algo, Ludeus-sama?"


Lilia estaba visiblemente agotada de estar ayudando a Zenith.

Lo primero es saber lo que opina sobre esto.


"Siento haberte hecho encargarte de mi madre."

"No lo sienta, es mi trabajo."

"Oh."


¿Trabajo...?


"¿En qué estado se encuentra Zenith?"


Me puse en cuclillas junto a la cama y observé su expresión por debajo de su flequillo, y pude ver que lleva un rato observándome; aunque sin reaccionar de ninguna forma ni decir nada.

Pero aun así, observándome sin apartar la vista de mí.


"Bueno, aunque no recuerde nada, por suerte su cuerpo se encuentra en buen estado de salud, además que su físico no ha sufrido daños ni muestra complicaciones por lo ocurrido. Por otra parte, es capaz de comer, ir al baño y cambiarse de ropa por sí sola una vez se le enseña cómo hacerlo."

"Ya veo."


Entonces no es una completa inválida, sino que parece que tan solo perdió la memoria.


"Según el diagnóstico que le hizo Shera-sama, los síntomas se deben a haber estado encerrada en un cristal mágico, lo que le provocó una sobredosis de maná."

"¿Hay alguna cura?"

"Según Elinalise-sama, probablemente no."


¿Según Elinalise? ¿Acaso conoce casos similares a este?

Pero aunque así fuera, es pronto para rendirse... o al menos creo que podríamos llevarla a algún doctor especializado para que la examine.


"Me aseguraré de que la señora esté bien cuidada aunque el señor ya no esté. Me encargaré de cuidarla de ahora en adelante."

"Te ayudaré en lo que necesites..."


Tras mis palabras, Lilia no tardó ni un segundo en responderme.


"No es necesario que usted se preocupe."


Por algún motivo, siento que Lilia me está apartando de ella.


"Eh..."


No pude controlar una vocecita de sorpresa que escapó de mi boca, aunque al mismo tiempo sentí que su actitud no era tan inesperada.

Tou-san ha muerto, Kaa-san está en este estado y yo me dediqué a perder el tiempo.... no me extrañaría que Lilia me odiara por ello...

Aunque para mi sorpresa, Lilia continuó hablando.


"Ludeus-sama, va a tener que disculpar mi osadía, pero lo que le diré a continuación puede que le moleste."

"¿De qué se te trata?"

"Creo que Ludeus-sama tiene cosas más importantes que hacer."

"... ¿Qué tengo cosas que hacer?"

"Hasta el propio señor lo dijo."


Dudo que Paul hubiera dicho algo tan grandilocuente como eso... es demasiado egocéntrico para ello.


"Mi obligación es servir a la señora, y eso es lo que haré de ahora en adelante."


Está claro que Lilia está cansada, su cara lo deja ver, sus facciones, su agotamiento físico... está muy cansada, pero Lilia es un hueso duro de roer.

Parece que ella ya ha aceptado la muerte de Paul y ha dado un paso adelante... Lo cierto es que debería aprender de ella.


"Lilia, te voy a hacer una pregunta, aunque es posible que te enfades conmigo si la hago."

"... No lo haré."

"¿Qué es lo que tengo que hacer?"


Sé que yo debería ser quién pensara en la respuesta a esa pregunta, pero la hago igualmente; a lo que Lilia me miró sorprendida.

Hasta alguien tan lento como yo se imagina cuál es la respuesta, pero... siento que necesito oírla de alguien más.


"Es solo mi opinión, pero creo que necesita informar a Norn-sama de la muerte del señor."


Tiene razón... es hora de volver a casa.


2ª Parte[edit]

Al día siguiente, reuní al resto del grupo y les comenté que deberíamos abandonar Lapan.

Lo dije de una forma un tanto autoritaria y eso que comprendo que no soy su líder, pero nadie se opuso a mi decisión.

¿Acaso me consideran el sustituto de Paul? Porque si es así, no tengo problema en aceptar mi nueva posición.

Lo primero que discutí con ellos fue sobre la ruta de vuelta; en esa discusión, evité comentar que íbamos a utilizar los círculos mágicos de teletransporte, pero sí les informé de que conocía un método especial de viaje avisándoles de antemano que no podrían decirle nada a nadie sobre ello.


"Aunque creo que Gisu es de los que sueltan todo cuando se emborrachan."

"Ah, ya... bueno, te prometo que aunque se me escape alguna cosilla, no diré nada de ti, senpai. Confía en mí."


.... Diciendo eso solo consigues que desconfíe más de ti... Así que mejor no le digo exactamente a dónde vamos, o no sé, les haré llevar vendas sobre los ojos cuando nos acerquemos a las ruinas.

.... Oh... no me parece mala idea... De acuerdo, ojos vendados.


"No creo que haya problemas con el viaje, senpai; pero, ¿de verdad estás bien?"


Gisu parecía seguir preocupado de mí, o al menos eso decían esas arrugas en su frente mientras me observaba.


"¿Acaso parece que esté mal?"

"Esto, no... O al menos, te ves mejor que antes."

"Entonces no hay problema."


Siendo honesto, no estoy del todo bien. Pero al menos, gracias a Roxy, ya he dejado atrás la desesperación.

Ahora el problema es... ¿cómo organizo el viaje de vuelta?


"Lilia, ¿en qué estado está Zenith? ¿Será capaz de soportar un mes y medio de viaje por el desierto?"

"No estoy del todo segura, pero me aseguraré de cuidar de ella."

"... Te lo agradezco."


Lilia no duda en aceptar esa tarea de responsabilidad, aunque mi intención sigue siendo ayudarla en lo que pueda.

Al menos, teniendo en cuenta que comentó que estaba en perfecto estado de salud física, imagino que mientras no forcemos el ritmo demasiado no debería haber problema.


"En ese caso, senpai, propongo comprar algún medio de transporte para movernos con facilidad."

"¿Aunque tengamos que abandonarlo a mitad de camino?"

"Da igual, se acabaron los problemas monetarios."


Por lo que me ha contado Roxy, regresaron hasta la sala del Guardián mientras estaba deprimido para recoger todos los tesoros que dejamos atrás; y debido a la cantidad de aventureros que fueron muriendo en el Laberinto en todos los años que tiene, encontraron una gran cantidad de objetos mágicos.

Por si fuera poco, hasta se trajeron las escamas de la Hidra, aunque sería mejor llamarlas las piedras mágicas que cubrían su cuerpo, teniendo en cuenta su capacidad para absorber poder mágico, parece ser que si las vendieran podríamos ganar una enorme fortuna.


"Nos llevaremos todo de vuelta al reino de Asura para venderlo allí."


Gisu dijo eso y para dejar claro a lo que se refería, sacó un pequeño saco con accesorios de cristal de este continente que son bastante codiciados en Asura.

Paul se muere, yo me deprimo, ¿y el mono este se dedica a pensar en ganar dinero?

Viéndolo de esa forma, acabo enfadándome por la actitud de Gisu, pero viéndolo en perspectiva, el haber dejado los tesoros en ese lugar y no aprovechar el viaje para sacar partido hubiera sido estúpido y ese dinero vendrá bien para el futuro.

El dinero es necesario para vivir, y nos lo hemos ganado... así que Gisu hizo lo correcto. Además, teniendo en cuenta que acabé en cama deprimido, no tengo derecho a quejarme de que regresaran por él.


"Ya le dimos tu parte a Lilia, senpai."


Por lo que comenta, parece que ya tienen organizado como dividir el tesoro en partes y hasta me incluyeron.

Más tarde, cuando lo vi, resultó que mi parte acabó siendo especialmente grande, mucho más de lo que había esperado o calculado.

Resultó que incluyeron la parte de Paul; y Talhand, alegando que él no fue de mucha ayuda, me entregó la mitad de la suya. A parte, Shera y Vera le dieron parte de la suya a Lilia, a modo de ofrenda por la muerte de Paul y para ayudarnos con los gastos que surgieran de ello. Y Lilia decidió darme toda su parte a mí.

Personalmente, opino que como todos hicieron parte del trabajo, todos deberían quedarse lo que les corresponda.

Aunque bueno, simplemente lo aceptaré con una sonrisa... después de todo, pensando a futuro, podría haber complicaciones más adelante.


"Otra cosa que te quería decir, senpai, es que por mucho que exploramos a fondo la última planta y la sala del Guardián, no descubrimos nada que explicara como pudo Zenith acabar en ese cristal."

"¿En serio? Gracias por investigarlo."

"No tienes que darlas."


Al final no descubrimos cómo demonios acabó Zenith atrapada en el cristal mágico... Pero aunque lo hiciéramos, dudo mucho que nos ayudara a descubrir alguna forma de curarla, así que simplemente lo discutiremos una vez lleguemos a casa.


"En ese caso, ¿os importa si le dejo los preparativos para el viaje a Gisu y a... Elinalise?"

"Claro."

"Sin problema."


Sé que puedo confiar en estos 2.


3ª Parte[edit]

Tenemos el plan bien organizado y teniendo en cuenta posibles contratiempos, las rutas están bien controladas y todos mis compañeros de viaje son aventureros experimentados con mucha experiencia en viajes duros.

Aun así, como no queremos que haya ninguna víctima más, hacemos lo posible para evitar problemas inesperados planeándolo todo detenidamente. Para ello, buscamos toda la información sobre posibles bandidos en la zona y pensamos en rutas que nos ayudaran a no cruzarnos con ellos.

Puede que acabemos dando un rodeo innecesario, pero no importa.

Por otro lado, mis preocupaciones sobre Zenith para este viaje desaparecieron rápidamente cuando Gisu compró un animal/monstruo armadillo junto con un carruaje. Parece ser que este medio de transporte es muy práctico para zonas desérticas.

Tengo que felicitar a Gisu por encontrar algo tan útil...

Y por si fuera poco, el armadillo estaba bien entrenado, aunque resultó ser importado de la zona oriental del continente, por lo que fue un tanto caro, por lo que me dolerá dejarlo en las ruinas, aunque comprendo la necesidad de hacer algunos sacrificios para que todo salga bien.

.... Quizás... podría llevar el armadillo hasta Ranoa... No sé... diría que cabría por las escaleras, así que debería ser posible. Aunque, ¿y si se muere por el cambio tan brusco de ecosistema?

.... Igualmente se iba a morir si lo dejáramos en el desierto, ¿no? En ese caso, lo mejor sería llevarlo con nosotros y ver si lo vendemos en Ranoa o algo así.

Lo importante es que todas los preparativos estaban listos.

Es hora de partir.


4ª Parte[edit]

Llevamos varios días de viaje y de momento todo va a pedir de boca.

Hemos tenido suerte en evitar todo encuentro con bandidos, y aunque seguimos teniendo combates periódicos con monstruos, debido a la cantidad de gente con la que viajamos, no hemos tenido aun ninguna complicación.

2 Guerreros, 2 Magos, 1 Guerrero Mágico, 1 Apoyo/Curación... Aunque algunos no estén acostumbrados a luchar, seguimos teniendo un grupo muy equilibrado; y eso que nos falta un espadach-... No pienses en ello...

Aun así, viajar sin mi mano izquierda ha sido más incómodo de lo que imaginé, porque aunque no me duela, a menudo en medio de un combate, intento utilizarla para lanzar hechizos sin obtener resultados y ha habido algún que otro pequeño susto. Además que fuera del combate también es bastante molesto.

Pero en todos esos casos, Roxy vino en mi ayuda para suplir la mano que me falta.

Y es que, desde esa noche en la posada, Roxy no se ha separado de mí para nada, yendo siempre que puede en mi lado izquierda para que a la mínima que note la falta de ese miembro, venga a ayudarme.

La verdad es que se comporta casi como si fuera mi pareja...


"..."


Soy un estúpido... Mira que me prometí ser un poco más avispado para estas cosas, pero parece que todavía me queda mucho por aprender... Había notado algunos gestos pero había hecho la vista gorda, aunque... ya no puedo ignorarlo por más tiempo.

Roxy... es muy posible... que esté enamorada de mí.


5ª Parte[edit]

Una noche mientras los 2 montábamos guardia


"... Esto... Sensei..."


Roxy estaba sentado junto a mí, mientras ambos nos calentábamos junto a la hoguera del campamento.

El resto estaban durmiendo dentro del carruaje, y aunque es cierto que era muy resistente, nunca sabíamos cuando podríamos ser rodeados por bandidos o atacados por monstruos, por lo que todas las noches montábamos guardias en grupos de 2 rotando cada 2 horas.


"¿Qué pasa, Ludy?"


Roxy estaba sentada a mi lado, aunque estaba pegada a mí, hombro con hombro, hasta el punto en el que puedo sentir su calor corporal y la delicadeza de su piel a través de hasta el manto que lleva puesto.

Como una pareja... no, exactamente actúa como una novia o incluso como mi mujer... Decir algo distinto después de ver su actitud conmigo sería una estupidez.

Claramente parece que estamos flirteando, y no me extrañaría que es lo que intente hacer... ¿Sabe acaso que estoy casado?... Seguramente no, o al menos dudo que fuera tan directa sabiéndolo...

Pero no es culpa de Roxy... toda esta situación es culpa mía. Yo fui el infiel que se acostó con otra aun teniendo a Sylphy; así que es mi obligación decirle la verdad.

Y la verdad es que le agradezco mucho lo que hizo por mí, gracias a ella, estoy mejor; por lo que guardarme lo de Sylphy hasta que regresemos a Ranoa sería cruel por mi parte.


"..."


Desde que conocí a Roxy he dependido de ella para muchísimas cosas. Gracias a ella aprendí magia e idiomas, y hasta el hecho de conocer a Sylphy podría decirse que fue gracias a ella. También es cierto que fue Sylphy quién me ayudó a curar mi D.E.[71], los 3 años que estuve sufriendo esa maldición pude seguir adelante solo gracias a la reliquia de Roxy.

Es imposible que pueda darle tanto como ella me dio a mí, y menos teniendo en cuenta que hasta usó su cuerpo para reconfortarme, llegando incluso a entregarme su primera vez y soportando el dolor para dejarme soltar toda la rabia que llevaba por dentro.

Sin su ayuda quién sabe cuándo habría salido de ese abismo... quizás hasta me hubiera encerrado en esa habitación de la posada de por vida. Y Roxy decidió ayudar a un inútil desgraciado como yo... ¿Cómo voy a olvidarme de ella como si nada ahora que estoy mejor? ¿Qué clase de actitud imperdonable sería esa?

.... No.... No puedo seguir actuando como si esto no fuera conmigo... ¿Olvidarme de ella? ¿Actitud imperdonable? Claro que no voy a hacer algo así, pero no por esos motivos.

Es bastante simple en verdad...

Me gusta Roxy.

Diría que incluso la amo.

Si me preguntaran a quién quiero más, si a Sylphy o a ella; no sabría bien qué responder, porque lo que siento por cada una es distinto.

Pero sé que esto es culpa mía por no actuar con decisión, y por eso acabé teniendo este sentimiento por ambas al mismo tiempo. Y eso que le prometí a Sylphy que le sería fiel para toda la vida.

Puede que haya roto esa promesa, pero de verdad quería cumplirla, y por eso se lo prometí. Si hasta la propia Sylphy dijo que podía tener a alguien más... y fui yo el que rechacé esa propuesta diciéndole que la amaría solo a ella... ¡Hasta se lo prometí!

No me cabe duda de que Sylphy se alegró de oírme decir eso... así que no puedo traicionarla más.


"Te agradezco muchísimo todo lo que has hecho, pero, he de decirte que ya estoy casado y que pronto tendré un hijo. Por eso... actuar de esta forma tan íntima es... ya sabes... así que lo siento mucho, pero mejor paremos."


Pude sentir como los hombros de Roxy se agitaron y tensaron un poco con mis palabras; pero cuando terminé, contestó murmurando.


"Ya sé que estás casado... Elinalise me lo dijo."

"¿Eh? ¿En serio?"


¿Y actúa como mi pareja aun sabiéndolo? En ese caso... significa que... ¿Qué significa?


"Ya sé que no está bien lo que estoy haciendo, pero no tienes de qué preocuparte, Ludy. Tan solo me aproveché de ti en un momento de debilidad."


Roxy habló con total firmeza aunque sin alterar su postura ni su posición.


"Sé muy bien que bajo otras circunstancias, jamás te habrías acostado con una persona tan falta de encanto como yo, Ludy."

"¿Falta de encanto? Te equivocas en eso."

"No hace falta que me animes, tengo muy presente mi físico."


No puedo negar que el cuerpo de Roxy es ciertamente poco atractivo objetivamente hablando. Le faltan curvas, y en general es casi una niña, por lo que comparada con el encanto femenino de Sylphy se queda bastante atrás.

Pero eso no implica falta de encanto, sino que su cuerpo es el de una loli[72], totalmente legal además; y soy del tipo de hombres para lo que eso es genial.


"Así que, por favor, no te preocupes por mí, Ludy. No tengo intención de entrometerme en tu vida, y mi intención es simplemente sustituir a tu mano izquierda durante este viaje... Cuando acabe, podrás volver a casa con tu esposa y te aseguro que no tendrás que preocuparte por mí nunca más."


Roxy me miró a los ojos, aunque noté un atisbo de duda en sus ojos mientras decía esto.


"Ya veo..."

"..."


Aunque diga eso, no puedo olvidar el hecho de que sin Roxy yo no estaría aquí ahora mismo... no me quedaré tranquilo si lo dejo así, sin más.


"Pero por favor, quiero recompensarte por lo que has hecho por mí de alguna forma, ¿hay algo que pueda hacer por ti?"

"¿Recompensarme?"


Roxy me miró extrañada y sorprendida al oírme decir esto.


"Sí, cualquier cosa que me pidas, mientras pueda hacerlo."


Por extraño que parezca, pude sentir un brillo en los ojos de Roxy.

... Acaso... ¿cabé mi propia tumba? Ese cualquier cosa puede ser peligroso...

Aunque bueno, con todo lo que ha hecho por mí, darle a cambio lo que quiera sería justo.


"Eh... en ese caso... yo..."

"¿?"

"... Entonces, solo quiero que escuches una cosa que quiero explicarte."

"Oh..."


'¿Explicarme? ¿Explicarme qué? ¿Qué es lo que va a contarme?


"De acuerdo, te escucho."

"..."


Durante unos segundos, Roxy se quedó en silencio. Pasado ese tiempo, comenzó su historia entre murmullos.


"Yo... me... enamoré a primera vista..."

"¿De quién?"

"¿Eh?"

"¿De mi padre?"

"No, Ludy, hablo de ti. Cuando me rescataste en el Laberinto."


Se refiere a cuando nos reencontramos... Pero si mi actitud entonces fue penosa... mira que ponerme a vomitar... Primero la abrazo y luego vomito, ¿cómo demonios se acabó enamorando de una persona así? Si hubiera estado en su lugar, me habría alejado de un tipo tan raro.


"Es normal... Estaba a punto de morir, y cuando ya me había dado por vencida, aparece un chico apuesto rescatándome de una forma tan fantástica, cualquiera se habría enamorado viendo algo así."

"¿Apuesto yo?"

"Como el hombre de mis sueños."


Apuesto...

Intento controlarme, pero no pude evitar sentirme orgulloso de que Roxy pensara eso de mí.


"Mientras recorríamos el Laberinto juntos, siempre estuve observándote."

"Ahora que lo mencionas, es verdad que nuestras miradas se cruzaban a menudo, aunque siempre apartabas la tuya cuando eso pasaba."

"Eso fue... porque... mirarte a los ojos me daba mucha vergüenza, Ludy."


Así que vergüenza...


"... Y luego acabaste así de deprimido."


Roxy continuó hablando muy lentamente, como masticando las palabras.


"Estuvimos hablando en el bar sobre ti, sobre qué hacer contigo para animarte. Elinalise y Gisu dijeron que no había de qué preocuparse, que serías capaz de salir por tu cuenta; y por algún motivo recordé la aldea Bonna, de cómo entrenabas con Paul, de vuestros combates con espada, de vuestra buena relación."

"Y entonces recordé cuando montaste por primera vez a caballo, de lo asustado que estabas, de cómo te quedaste paralizado y eras incapaz de moverte por ti mismo. También recordé que al verte pensé, Ah, con todo el talento que tiene le había visto como un adulto, pero en verdad todavía es un niño."

"Cuando te vi tan deprimido y sin fuerzas para nada, me di cuenta de que no es que fueras un niño, es que tú eres más frágil de lo que aparentas... tan frágil que te quedarías bloqueado por montarte en un caballo por primera vez. Y si tenía en cuenta tu relación con Paul, sabía que te acabarías deprimiendo, y aunque no esperaba que tanto."

"Pasaron los días y seguías sin salir de tu habitación. Por supuesto, no estoy diciendo que yo sea la única que podía animarte, además que fue entonces cuando escuché que estabas casado, así que pensé que si tu esposa estuviera aquí, ella sería capaz de animarte."

"Pero no estaba... Esa mujer no estaba a tu lado cuando más la necesitabas, pero había que hacer algo. El problema es que tanto Elinalise como Gisu se negaron a hacer algo ellos y Lilia además tenía que encargarse de Zenith. Por eso... pensé que tenía que hacerlo yo."

"Y aunque pueda sonar como una excusa, al principio no tenía intención de llegar tan lejos, sobre todo teniendo en cuenta que por mucho que me respetes, tan solo soy una niña chica, y viéndote, estoy seguro de que tu esposa también debe ser una mujer preciosa. Por eso, jamás pensé que me aceptarías, así que fui a tu cuarto con la intención de animarte, pero sin pensar que sería de esa forma."

"Y llegado el momento, me agarraste de improviso y me abrazaste. Pero no pude hacer nada, jamás se me habría ocurrido que estaría tan cerca tuya y por eso, por algún motivo, desde que te vi en el Laberinto, acabé teniendo esperanzas, quizás por todas esas veces que hablé con Elinalise. Así que pensé, quizás tenga esperanzas y por eso me lancé en el Laberinto... porque me gustas."


Llegado a este punto, Roxy se echó a llorar, y verlo hizo que se me contrajera dolorosamente el pecho.


"... Menuda crueldad... Sabían que me gustabas y que estabas casado y los demás solo me lo avisaron al final. ¡Eso es cruel!"


¿A quién le estará hablando aquí? No creo que esta parte sea a mí, sino que parece más para Elinalise, o quizás hasta a Gisu.

Pero lo cierto es que yo tampoco le conté a Roxy que estaba casado.... no lo hice por nada en especial, pero tampoco encontré el momento idóneo para mencionarlo. Por lo que yo también tengo tanta culpa como ellos."

Así que imagina lo que hubiera pasado si me hubiera pasado a mí. Me reencuentro con Sylphy, y que al ser rescatado por ella me enamorara perdidamente; hubiera intentado ganármela y pasado un tiempo, me enterara de que ya tiene a alguien esperándola...

No me cabe duda de que me hubiera dolido mucho enterarme tan tarde de eso, seguramente hubiera supuesto un shock.

Por eso... me gustaría recompensar a Roxy por haberla engañado... creo que se lo merece.


"En ese caso, Roxy-sensei..."

"¿Qué?"


¿Pero qué puedo hacer? ¿De qué forma puedo recompensarla? ¿Cómo puedo darle algo a Roxy sin traicionar a Sylphy?


"Podría... al menos mientras dure el viaje... ¿Puedo concederte lo que deseas? Hasta que llegue a casa, podemos seguir actuando de esta forma... como novios....... después..."


Eso, después, ¿Qué? No puedes hacer nada por ella después, lo sabes.

No hay nada que tú o Roxy podáis hacer una vez lleguéis a Ranoa. Has traicionado a Sylphy, y todo acabará una vez llegues allí.

Solo estás alargando lo inevitable, una pérdida de tiempo, una idea de mierda.


"... Es una propuesta muy interesante."


Roxy me abrazó con fuerza por los hombros mientras dijo estas palabras, momentos antes de darme un pellizco en la mejilla.


"Pero, no hace falta... así son las cosas, así que no tienes que hacer nada por mí."

"... De acuerdo..."


¿Qué no tengo que hacer nada?......................

.... Si eso es lo que quiere Roxy, tendré que aceptarlo. Porque ahora y siempre confiaré en Roxy, y haré todo cuanto me pida, pero...

¿Estás segura, sensei?


6ª Parte[edit]

Tras un mes de viaje, por fin llegamos al Bazar.

Aproveché para comprar por el lugar artesanías hechas de cristal para Sylphy, Norn y Aisha; botellas de formas extrañas, broches de cristal rojo con diseños tribales... Esperando que no se rompieran por el camino.

Además, también compré arroz, para usar como semillas, que aunque dudo que lleguen a crecer correctamente en Ranoa, al menos quiero darles una oportunidad.

Y si no, en el peor de los casos me las puedo comer.

La noche que pasamos en el lugar, Elinalise decidió hacer el equivalente a una noche de chicas con las miembros femeninas del grupo para salir a beber. Aunque teniendo en cuenta sus edades, llamarlas chicas es un tanto erróneo.

La única que rechazó acompañarlas fue Lilia, que argumentó que tenía que quedarse con Zenith. Pero Shera y Vera fueron, incluyendo como era normal a Roxy.

Por su parte, Gisu y Talhand se fueron por ahí a charlar, seguramente bebiendo también. Yo decidí quedarme a ayudar a Lilia con el cuidado de Zenith.

Hablando de Zenith, lo que he visto en estos días viajando con ella es que se pasa el día entero como en trance; aunque no tiene problemas para caminar, comer e incluso ir al baño sola. No obstante, es incapaz de hablar, y ella no posee iniciativa propia, sino que más bien, todo lo que hace es siguiendo instrucciones, como si fuera un robot.

Y aun así, de vez en cuando me observa detenidamente durante un tiempo.

Eso es lo único que hace, observarme. No sabría decir el motivo, pero quizás es que siente que somos familia, que soy sangre de su sangre.

Quizás esté relacionado con un posible detonante para recuperar sus recuerdos... aunque, mejor no lo veo de esa forma o podría acabar desilusionándome.

No sé... como si por ejemplo el detonante fuera Paul... ¿habría servido de algo? ¿Habría cambiado algo si Paul estuviera aquí? ¿Habría conseguido recuperar Zenith sus recuerdos al verle? Algo me dice que no, o quiero pensar que no... no estoy seguro. Además, si Paul hubiera visto a Zenith en este estado, es probable que hubiera sido él el que acabara encerrado en la habitación.


Por la noche, Roxy regresó a posicionarse a mi izquierda, como estuvo haciendo durante todo el viaje. Estaba completamente borracha.

Me estuvo contando que le había contado lo que hicimos y hablamos a Elinalise, y acabaron teniendo una pequeña discusión.

Imagino que debe haber sido un duro golpe para Elinalise...

Para ella, tanto Roxy como yo somos sus buenos amigos y en cualquier otra circunstancia seguramente nos hubiera ayudado para que acabáramos juntos.

Debe ser bastante difícil para ella verse envuelta en esa situación...

Al final, Roxy me estuvo dando ligeros puñetazos sin apenas fuerza en el pecho, y poco después regresó a su cama.


7ª Parte[edit]

Al día siguiente, conseguimos llegar a la extraña montaña plana del desierto en la que habitaban los Grifos[73].

El carruaje que llevábamos era incapaz de llegar hasta la cima, por lo que tuve que alzarlo con magia para llegar a la planicie.

Ese mismo día, el armadillo estaba incómodo por el olor a Grifo que había por todo el lugar y se rehusaba a avanzar.

Al final vamos a tener que dejarlo en el Bazar...

Mientras decidía qué hacer con el armadillo, esa misma noche, Gisu le dio de comer un poco de carne del Grifo que acabábamos de derrotar y pude sentir como su actitud cambiaba ligeramente. Tras pasar la noche el armadillo puso su pesado cuerpo en acción, avanzando lleno de energía.

Le pregunté a Gisu qué había hecho y me explicó que era un método de entrenamiento para monstruos que le enseñó un antiguo amigo de una raza demoniaca.

El método consistía en acabar delante del monstruo con un depredador de este y dárselo de comer; haciendo esto, se conseguía que el animal comprendiera de forma natural que su existencia era superior a la de su enemigo natural. O algo por el estilo.


"¿Ese viejo amigo tuyo no será un hombre lagarto?"[74]

"Jajaja, senpai, siempre me sorprendes sabiendo cosas como esta."


Un día más tarde, salimos de la planicie y 3 días más tarde cruzamos la tormenta de arena.

Cuando Roxy me vio utilizar la magia para detener el viento, pude escucharla hablar con cierta envidia.


"Hasta tu magia de Tierra ha llegado al nivel Santo... increíble."


Debido a que a partir de este momento los monstruos aumentaban tanto en dificultad como en cantidad, aumentamos las precauciones.

Digo esto, pero en esta ocasión, llevamos suficientes combatientes y sabemos a lo que nos enfrentamos; así que por mucho que 1 o 2 personas acabaran en una situación peligrosa, el resto estaba ahí para ayudar y evitar el peligro.

Los Garudas[75] del Desierto fueron los primeros en atacarnos y no tuvimos problemas contra ellos.

Lo siguiente fueron los lagartos de 2 patas similares a velociraptors[76], que tampoco nos dieron demasiadas complicaciones.

Pensé que los Gusanos de Arena serían más problemáticos, pero Gisu era capaz de encontrarlos antes de que atacaran.

Resultó que había un truco para detectarlos que compartió con todos; la idea estaba en buscar cercos circulares en la arena que señalaban el punto en el que se escondían. Por lo que en cuanto ibas prestando atención, acababas encontrándolos. Aunque claro, debido a que el desierto no es del todo plano, tuvimos alguna que otra sorpresa, pero nada grave.

Como se nota que la experiencia es un grado...

Finalmente, tuvimos encuentros contra las súcubos, aunque acabamos con ellas sin dificultad, gracias a la cantidad de mujeres en nuestro grupo que eran inmunes a sus encantos. Gisu y yo fuimos afectados en varias ocasiones por sus feromonas, pero con magos en el grupo capaces de utilizar magia Restituyente de nivel Intermedio no pasó de un simple susto.

Lo único a mencionar es que en un arrebato, me lancé contra Roxy al sufrir el efecto del monstruo, pero no pasó de un simple momento incómodo. También me quedé boquiabierto al comprobar que Talhand era completamente inmune al efecto hipnótico de las Súcubos.

Talhand simplemente dijo lo siguiente al comprobarlo.


"Es normal, después de todo, un alma sana reside en un cuerpo sano y en una mente sana.[77]"


Te ha quedado genial, Talhand.


Pero finalmente llegamos a las ruinas.

Como planeé, antes de alcanzar las ruinas, le puse a todos salvo a Elinalise unas vendas en los ojos para que no vieran el lugar; Shera se negó en rotundo actuando bastante nerviosamente al escuchar lo que le iba a hacer, pero Vera fue capaz de tranquilizarla y convencerla.[78]

No sé qué conseguiré vendándoles los ojos, es posible que nada; pero siento que con que no vean el círculo mágico de teletransporte no sabrán con seguridad cómo hicimos para viajar tan rápido.

No fuimos capaces de hacer que el carruaje pasara por la entrada a las ruinas, por lo que tuvimos que dejarlo atrás. Tampoco me pareció un gran problema, ya que desde el círculo mágico en Ranoa solo sería necesario viajar durante 1 semana, por lo que Zenith debería ser capaz de realizar el viaje.

Habiendo llegado tan lejos, no importa por bajar un poco el ritmo.

Como el armadillo consiguió pasar por la puerta, decidí finalmente llevarlo con nosotros.

No estoy seguro de si será capaz de sobrevivir al clima en la zona norte, pero creo que sigue siendo mejor llevarlo con nosotros que abandonarlo a su suerte en este sitio para que lo devore un monstruo.


Habiendo cruzado el círculo y salido de las ruinas de destino, le quite las vendas a todos y se quedaron sorprendidos debido al cambio tan brusco en el paisaje.

Habíamos pasado de un desierto a un bosque denso, es normal que estén sorprendieran.

Antes de que dijeran nada, les advertí de que evitaran hablar sobre esto sin importar lo superficial que fuera el detalle.


Pero básicamente, así fue como abandonamos el continente Begarito, quedando nada para llegar a casa.


Capítulo 129 - El Regreso[edit]

1ª Parte[edit]

La zona norte en el continente central se encontraba en este momento cubierta por una gruesa capa de nieve.

Salimos de Ranoa hace 4 meses, y otoño con la época de celo de los feral hace tiempo que pasó de largo; ya se nota que el largo invierno se ha estacionado en la zona.

Incluso en medio de este bosque tan denso, la capa de nieve nos llegaba a la cintura.


"Elinalise y yo iremos delante guiando."


Doy un paso al frente y empiezo a derretir la nieve que nos interrumpe y avanzar acabando con cualquier cosa que Elinalise me indique, mientras el resto del grupo nos sigue.

Zenith no parece cansada y el único que parece estar sufriendo por el recorrido es el armadillo que tirita de frío, pero de vez en cuando le calentamos con magia para que se le pase durante un rato.

El ritmo que llevamos es aceptable.


2ª Parte[edit]

Esa noche, estaba montando guardia con Elinalise, y la elfa de improviso empezó una conversación conmigo.


"Ludeus, me gustaría hablar contigo."


Sin haber dicho nada más, creo saber sobre lo que quiere hablarme.

Tiene que ser de Roxy.

Me senté frente a Elinalise por si fuera necesario pedirle perdón postrándome ante ella, mientras que por su parte, elinalise se sentó con sus piernas recostadas hacia un lado.

¿Qué me va a echar en cara exactamente? ¿Qué le fuera infiel a Sylphy? ¿O que me acostara con Roxy?


"Ludeus, tú no eres seguidor de Milis, ¿no es así?"


Cuando Elinalise comenzó a hablar, resultó que no era sobre las cosas que esperaba.


"...¿?"


No sé bien a dónde quiere ir a parar... pero para mí, solo existe una persona que pueda considerar como mi Diosa. Y eso nunca cambiará, pase lo que pase.


"No."

"Y Sylphy tampoco es una creyente de Milis, ¿no es así?"

"Ehh... Supongo."


... ¿Sylphy sigue alguna religión? Es más, creo que tan solo Cliff es un seguidor de Milis como tal...

Por mi mente pasan imágenes de Cliff llevando siempre en su cuello el símbolo de Milis y sus viajes a la iglesia del pueblo cada 7 días para ir a escuchar misa o alguna tradición similar.

Que yo sepa, Sylphy no lleva ni el símbolo de Milis ni atiende a los servicios religiosos; aunque como Cliff es la única persona que conozco que sí hace esas cosas, podría ser una creyente no practicante[79]... pero no ha hecho nunca mención de ello.


"Mi Cliff... sí es un ferviente seguidor de Milis."

"Ya..."


Como estaba pensando en Cliff mientras hablábamos, asentí de forma automática.


"¿Sabías que uno de los mandamientos que deben respetar los seguidores de Milis es Amarás a una sola persona para toda la vida'?"

"Algo he oído."

"Para sus fieles, significa que deberán amar a sus parejas para siempre, por mucho que les cueste; y personalmente lo ven como la única forma de amor posible para alcanzar la felicidad."


Yo también lo veo de esa forma... darle todo tu cariño y amor a una persona que te ofrece el suyo. Para mí esa es la forma de alcanzar la felicidad. Y aun así... me desvié de mi amor por Sylphy y acabé enamorándome de Roxy, porque no me cabe duda de que lo que siento por ella es amor.

Pero en mi mente, todavía recuerdo como si fuera ayer esos miserables días en los que andaba perdido y hundido antes de reencontrarme con Sylphy; y jamás olvidaré que Sylphy fue la que consiguió salvarme, curarme y permitirme ser feliz a su lado.

Pienso amarla mientras viva solo para agradecerle todo cuanto hizo por mí; porque a ella también la amo, de eso no me cabe la menor duda.


"Pero eso es lo que opina Cliff..."

"Sí."

"Porque personalmente no veo nada de malo el tener más de una pareja en sí mismo."

"Puede que tú lo veas así, Elinalise, ¿pero no estarías siendo infiel a las demás personas de la relación?"


No pude evitar lanzarle esa pregunta a Elinalise, pero para mi sorpresa, negó con la cabeza.


"Si abandonaras o te olvidaras de Sylphy, sí lo sería; pero siempre y cuando tu amor por ella no cambie, aunque haya más personas en la relación, no lo considero una infidelidad."

"Pero si por ejemplo tuvieras 2 parejas, ¿no estarías dividiendo tu amor en 2 mitades?"

"No, porque no os pasáis todo el día juntos, ¿no es así? Por lo tanto no es la mitad. Puede que sea algo menos del total, pero no es una cantidad tan pequeña como una mitad."


¿Y no es un problema justamente que sea menos del máximo posible? Los humanos en general no notan cuando la felicidad aumenta, pero sí que reaccionan a la mínima que disminuye. Con que Sylphy sienta que no la amo tanto como antes, para mí sería un grave problema, y estoy seguro que para ella también.


"Piénsalo de esta forma. ¿Acaso Zenith dejó de ser feliz cuando Paul se casó con Lilia?"


¿Fue infeliz...? ¿Fue feliz?

Recuerdo que a mis ojos, Zenith se había molestado con Paul por lo ocurrido, pero pensándolo en frío... no recuerdo que llegara a ser infeliz.

Viéndolo ahora, con todo lo que ha pasado, podría decirse que incluso era feliz; por si fuera poco, como resultado de todo lo ocurrido con el segundo matrimonio de Paul, Zenith y Lilia se hicieron mucho más amigas que hasta ese momento, y se reían juntas muy a menudo.

Imagino que esa... es otra forma de conseguir ser feliz... por mucho que ahora esa felicidad haya desaparecido.


"... De todas maneras, Elinalise, ¿qué intentas decirme con esto?"


Pensar en Paul me retorció el corazón y fue como lanzarme un cubo de agua fría, por lo que le lancé esta pregunta a Elinalise.

Seguir con el tema solo me acabará haciendo daño.


"Ludeus, te gusta Roxy, ¿no? Pues cásate con ella."[80]


Su respuesta me hizo enfadar.


"... ¿Hablas en serio?"

"Por supuesto que hablo en serio."

"Elinalise, ¿no te parece ofensivo que seas tú la que insinúes esto? Eres la abuela de Sylphy, debería ser su felicidad la que te preocupara en esta situación."


Sé que no tengo derecho a encima echarle nada en cara a Elinalise, puesto que la persona que le fue infiel a Sylphy fui yo.

Rompí la promesa que le hice a Sylphy y me acosté con Roxy... Lo mires como lo mires, esos son los hechos... ¿Y aun así me atrevo a hablar como si la culpa fuera de otro?


"Eh... No me lo parece, no; puesto que soy la única que puede decirte esto."


Elinalise no solo no apartó la mirada, sino que además se mostró orgullosa de haber dicho algo semejante.


"Y aunque quiera la felicidad para Sylphy, Roxy era una gran amiga mía antes de convertirme en la abuela de Sylphy."


Me costó comprender a lo que se refería, pero no tardé en entender que se refería al orden en el que las conoció. Después de todo, conoció a Sylphy después de viajar con Roxy durante años.


"Y te seré sincera, no puedo soportar la figura de la desdichada y deprimida Roxy; salta a la vista que quiere quedarse a tu lado. ¿O acaso no has visto como no se separa de tu lado para ayudarte con lo que necesites? ¿Y aún así luego me confiesa que no quiere joder tu matrimonio y marcharse sin armar escándalo? ¿Por qué? ¿Porque te conoció después que Sylphy? Dime"


Escuchándola decir eso, no pude evitar sentir cierta lástima por Roxy, pero forzarlas a convivir juntas me hace sentir lástima de Sylphy también.


"Esa pequeña, cuando se tenga que alejar de ti, no me cabe duda de que acabará teniendo una vida terrible. No me extrañaría que algún desalmado acabara aprovechándose de ella, abusara de su confianza y encima acabara vendiéndola a un burdel para acabar embarazada de vete a saber quién."

"¿No te parece eso un tanto descabellado?"

"Algunas personas que conozco han tenido vidas así."


No había duda ni en su tono ni en su mirada.

.... ¿Conocidos......? ¿O experiencia personal?...


"Por lo que yo, aunque sea egoísta, quiero que Roxy sea feliz."

"Yo también, pero-"

"Ludeus, creo que tú serías capaz de amar a Roxy y a Sylphy por igual. Después de todo eres hijo de Paul, si algo has heredado de ese hombre, es su gran devoción por las mujeres."


¿Podré?

.

..

Claro que podré.... ya de por sí las amaba a ambas, cada una por motivos distintos, así que no hay por qué dudarlo.

Ahora la pregunta es... ¿Me parece bien? ¿De verdad se solucionará completamente el problema con una respuesta tan sencilla como esta?

¿Acaso no soy yo mismo el que simplemente quiere que esto ocurra?

.

..

... No debo dejarme tentar por palabras bonitas... No quiero cometer más fallos de los que ya he cometido. No puedo dar mi brazo a torcer de manera tan irresponsable.


"Lo siento, solo puedo-"

"No tenía intención de contarte esto, pero..."


Elinalise me detuvo a media frase y se quedó pensativa tras captar mi atención, tras lo que sin prisa, continuó hablando.


"En la noche que salimos de fiesta en el Bazar... me pareció escuchar que a Roxy no le había venido este mes..."

"........ ¿Cómo?"


¿La regla?

Es lo único que se me ocurre... tiene que ser eso... Aunque...


"Aunque claro, todavía es pronto para estar seguros..."


... Puede que sea pronto, pero después de todo... lo hicimos. Sin control, sin miramientos, sin cuidado... Así que... existe la posibilidad.

¡Además! Ese mismo día Roxy me estuvo dando puñetazos en el pecho, ¡pero le faltaban fuerzas! ¿Empezarán a faltarle energías por el embarazo?

Elinalise me observó atentamente sin decir nada durante unos segundos, tras lo que continuó hablando.


"Ludeus, si Roxy de verdad estuviera embarazada, ¿qué harías?"


Escuchando eso, no pude evitar recordar la cara que puso Paul durante la reunión familiar de emergencia, cuando se enteró de que Lilia estaba embarazada.

Era la imagen de un Paul que no merecía ninguna simpatía por parte de nadie, y sin saber bien qué hacer con tal de no romper la familia, decidí ayudarle; quizás porque al menos pronunció unas palabras que me hicieron respetarle y odiarle al mismo tiempo.

Y ahora aunque no sea el mejor ejemplo, no me queda más remedio que repetirlas yo mismo.


"... Aceptaría la responsabilidad."

"¿De qué forma?"

"Casándome con ella."


De mis labios salieron estas palabras, aunque de un modo siento que me he visto obligado a decirlas. Y aun así, también siento que eran las palabras que quería decir; ya que siento como se me va un peso de encima al pronunciarlas.

Amo a Sylphy, y aun así... quiero casarme con Roxy. No quiero que nadie me la quite, quiero que sea mía... No me puedo creer lo egoísta que soy.

Aun habiéndole prometido a Sylphy que le sería fiel, y aun esperando un hijo con ella... voy y me lanzo a por otra.

Imperdonable. Soy despreciable, un gusano... Soy escoria, la misma clase de persona que consideraba a Paul, y hasta ahora me he creído en posición de meterme con él...

Pero sigo siendo un hombre... las quiero a ambas y no las quiero perder; ¿qué tiene de malo que yo me lleve a las 2 personas que amo? Como hizo Paul con Zenith y Lilia...

.

..

¿Pero qué pasaría si al hacerlo hiciera que mi relación con Sylphy se acabara y Roxy acabara odiándome igualmente? Las acabaría perdiendo a ambas por ser egoísta...

Esto... es cierto... estoy siendo egoísta...

Esta decisión no es solo mía.


"... Aunque que tanto Roxy-sensei como Sylphy estén de acuerdo, es otra historia."

"Pues nada, iré a llamar a Roxy ahora."

"¿Eh?"


Elinalise se levantó como si nada diciendo esto y se acercó a una tienda de campaña cercana.

¿No estás corriendo mucho?

Poco después, Roxy salió de la tienda de campaña, aunque no daba la impresión de que hubiera estado durmiendo. Se acercó hasta mí mirándome nerviosa.

Quizás Elinalise ya le haya dicho algo.


"Ludy... ¿Tienes algo que decirme?"


Roxy se sentó frente a mí, y al escucharle y verla me puse rígido con la espalda recta.

¿No está siendo todo muy precipitado? ¡¿Qué le digo?! ¡Ni siquiera he pensado qué le iba a decir!

... Pero es igual, no saco nada dándole más vueltas.


"Sí, bueno... es sobre la conversación que tuvimos en Begarito."

"¿Sí?"

"Me... Me gustas, sensei, y siempre me has gustado; además que también te tengo un enorme respeto. Por mucho que te pueda incomodar el hecho de que tu magia no sea tan potente como la mía, para mí eso no importa, porque la magia que me enseñaste, sensei, me ha salvado en muchas ocasiones y si estoy vivo a día de hoy, es gracias a ti."


Toda la piel de la cabeza de Roxy había tomado un intenso tono rojo, y no me extrañaría que la mía estuviera igual.

¡Declararte en persona da una vergüenza absurda!


"Yo... me alegra enormemente que pienses eso de mí."

"Aunque claro... ya estoy casado."

"Sí, eso escuché..."


¿Querrías ser mi segunda esposa?

¿Cómo le voy a decir eso? ¿No es una enorme falta de respeto? ¿Pero acaso se me ocurre algo mejor? ¡¿Qué digo?! ¡¿Qué hago?! Sé que tengo que decir algo, pero diga lo que diga el significado será el mismo.

Básicamente le estoy diciendo que no me voy a separar de Sylphy, pero también la quiero a ella a mi lado; ¡pero todavía tengo que hablarlo seriamente con Sylphy! ... Mira que hacer algo como esto antes de decírselo a Sylphy... soy un verdadero gilipollas.

Pero... si espero... si no se lo digo ahora, Roxy podría abandonarme. Hay que recordar que es de las personas que se van en cuanto terminan lo que fueron a hacer a un sitio. Por eso, necesito asegurarme de que no me abandona antes de hablarlo con Sylphy o podría perder la posibilidad.

¡Déjate de tonterías! ¡Hazlo aunque luego te vean como escoria! ¡Eso no es lo que importa ahora!


"Mi esposa... se llama Sylphiette Greyrat. Antes de casarse conmigo no tenía ningún apellido y era simplemente Sylphiette."

"Sí, eso escuché..."

"Roxy... ¿Querrías cambiar tu nombre... a Roxy Greyrat?"


Roxy se quedó perpleja ante mis palabras, aunque no tardó en comprender lo que intentaba decirle con ellas, y al hacerlo apretó sus labios con fuerza conteniéndose.

Pero en unos instantes, su expresión volvió a ser la misma adormilada y adorable cara de siempre.


"... Escucharte decir eso... me alegra enormemente, ¿pero no deberías obtener la aprobación de tu esposa primero?"


Claro... tengo que hablarlo antes con Sylphy... tengo que pedirle que permita entrar a formar parte de la familia a una desconocida que nunca antes había visto.

Además, también sería correcto explicárselo a mis hermanas, y hasta a Lilia.


"En ese caso-"

"Así que en este caso, no puedo aceptar."


Me rechazó...

..

.

Era de esperar, Roxy no quiere compartirme-

Y justo cuando pensaba de esta forma.


"Por eso, cuando consigas su aprobación, podrás pedírmelo de nuevo."


Rodeados de nieve, Roxy dijo esas palabras manteniendo su expresión adorable con los ojos entrecerrados pero con una ligera sonrisa encantadora.

cuando consigas su aprobación, podrás pedírmelo de nuevo. de nuevo... de nuevo... de nuevo... de nuevo...

Cuando comprendí que no me había rechazado, el frío del invierno desapareció de mi cuerpo.


3ª Parte[edit]

Estábamos acercándonos finalmente a Sharia, la capital de la magia.

Durante el trayecto, aproveché para informar a Lilia de lo ocurrido con Roxy, y para mi sorpresa, cuando lo hice, mantuvo su inexpresiva expresión de siempre,


"Acataré su decisión, Ludeus-sama."


¿Y ya está? No sé si estás a favor o en contra, Lilia...

Quizás sea debido a que Lilia ha estado en una posición similar a la de Roxy, eso, o que en este mundo no existe como tal la tradición de 1 marido-1 mujer salvo en Milis.

Sea el motivo que sea, habérselo dicho a Lilia y no recibir una negativa por su parte sirvió para quitarme un peso de encima.

Ahora lo siguiente es llegar a casa, contarle a todos lo que ocurrió en el viaje y suplicarle a Sylphy que me perdone por lo de Roxy y la acepte... Aunque también tengo que decírselo a Norn y a Aisha, y me gustaría que ellas también lo aceptaran.

¿Se enfadará Norn conmigo por todo lo ocurrido? ¿Aisha se pondrá a llorar? No es solo por lo de Roxy, ambas querían mucho a Paul...

Pero no pienso huir.

No quiero arrepentirme de nada.


".... ¿Arrepentirme?"


En este preciso instante, un mal presentimiento hizo quedarme paralizado en el sitio.

Hitogami... Hitogami ya me lo avisó... Me dijo que me arrepentiría si iba a Begarito.

Es cierto que Paul ha muerto, aunque hemos rescatado a Zenith, casi es una inválida, y hasta he perdido mi mano izquierda. Por lo que he perdido mucho en este viaje.

Pero... por extraño que parezca... no me arrepiento de haber ido. Puede que sea gracias a Roxy, pero no siento ni una pizca de arrepentimiento.

Es cierto que pensé durante varios días que quizás si hubiera sido más poderoso... si hubiera sabido combatir con espada... si mi magia hubiera podido superar la resistencia de la Hidra... Muchas posibilidades pasaron por mi cabeza mientras me encerraba en mi habitación.

Pero también es cierto, que al igual que pensaba que era una lástima... también sentía profundamente que No había más remedio que aceptar lo sucedido.

Después de todo, el cuerpo que tengo en este mundo no está hecho para combatir. No puedo envolverme o reforzarme con Touki como el resto de guerreros; y por si fuera poco, la Hidra era a efectos prácticos inmune a la magia, así que dudo que aun usando hechizos de mayor nivel hubiera conseguido venderla.

Sé que me echaba en cara no haber podido hacer algo más... pero ahora, ya no me arrepiento de lo ocurrido.

Incluso la muerte de Paul, por dura que haya sido para mí, me ayudó a superar los traumas de mi vida anterior y poder seguir adelante. Y por mucho que haya preocupado al resto del grupo con mi actitud, al final conseguí superarlo con la ayuda de Roxy y crecer como persona.

Solo por eso no me arrepiento de lo ocurrido, por mucho que las cicatrices no vayan a desaparecer. Pero eso, son cicatrices; heridas cerradas y cicatrizadas obtenidas de mi viaje a Begarito, no vuelvo con arrepentimiento.

Será... que de lo que me arrepienta... ¿todavía no ha ocurrido? No... no creo, ¿no?

No puede ser que le haya pasado algo a mis hermanas en Ranoa... No... No debería... ya que recuerdo que Hitogami hizo mención a Pursena y Rinia... así que lo mismo tiene algo que ver con ellas; no sé... que necesitara su ayuda en el futuro y ya no fuera posible.

O........ POR FAVOR, dime que no... dime que no le ha pasado nada a Sylphy con el embarazo...

No se me ocurre nada más por lo que pudiera acabar arrepintiéndome por ir a Begarito...

Pero aun con el mal presentimiento, no me era posible acelerar el ritmo de viaje, ya que el clima empeoró y la nieve empezó a caer con fuerza. Esto no pareció afectar demasiado al grupo, pero pude notar que Zenith empezaba a mostrarse cansada.

Para ayudarla, creé con magia un sillín para que viajara sobre el armadillo más cómodamente mientras yo iba limpiando el camino de nieve. Por su parte, el pobre armadillo parece estar sufriendo debido al frío y no sé cuánto tiempo podrá continuar.

Quizás debería haberlo dejado en el desierto... Aunque ya es tarde para arrepentirse, pero lo menos que puedo hacer, es darle un nombre mientras esté con vida. Se lo ha ganado.

Jirou[81]... Te llamaré Jirou.

¡Tú puedes, Jirou!


Tardamos 5 días en llegar al bosque cuando salimos en dirección a Begarito, pero con este tiempo, al ritmo que vamos, tardaremos 10 días en regresar a Sharia. Es posible que con todo lo que llevamos recorrido pareciera un viaje corto, pero quizás por lo cerca que estábamos de nuestro destino, o quizás por el mal presentimiento.

Se convirtieron en los días más largos de mi vida.


4ª Parte[edit]

Por fin llegamos a Sharia, la capital de la magia.

Nada más pisar la ciudad, fui acelerando el paso todo cuanto pude en dirección a mi casa.


"Eh, senpai, ¿qué te pasa? Te ves bastante paliducho, quizás deberías darte un chute de magia Restituyente, ¿no te parece?"


Gisu parecía decirlo como en broma, pero se le notaba un tanto preocupado. Yo por mi parte simplemente le ignoro y continuo avanzando.


"Imagino que este es el centro de la ciudad; pues yo me quedo aquí, creo que seremos una molestia para senpai si vamos todos-"


No me paré ni a prestar atención a lo que iban a decir hasta el punto de que ni supe quién dijo esto.


"Eh, senpai... ¡Ludeus!"


Antes de darme cuenta, había salido corriendo en dirección a mi casa olvidándome del resto del grupo.

Recorrí a buen paso las calles que he recorrido durante todos los años que llevo viviendo en la ciudad y por los que salía a correr todas las mañanas. No me preocupé de con quién me cruzaba, ni a quién veía, ni a quién reconocía; tan solo corría de forma extraña y antinatural para mí.

Es normal, no me paré a pensarlo, pero todavía no me he acostumbrado a tener una mano menos, y por eso mi postura para correr no está bien balanceada.

En una curva, casi acabo en el suelo pero alguien me sujetó a tiempo.


"¿Por qué te has ido corriendo?"


Era Elinalise.


"N-No... Es solo... no sabría explicarlo..."

"... ¿De qué se trata? Te pusiste a correr de repente, ¿ha pasado algo?"

"Ah, no... no sé. No sé decirte porqué, pero algo me dice que Sylphy está en peligro."

"¿Peligro? ¿Por qué dices eso?"

"No lo sé, pero lo presiento."


Me solté de Elinalise y volví a poner en marcha.

Sé que es solo un presentimiento, pero necesito confirmarlo YA.

Por fin vi mi casa al final de la calle.

Si todo va según lo previsto, Sylphy debería tener una barriga grandísima ahora mismo, por lo que debería estar en casa... ¿pero y si ha dado a luz antes de tiempo? ¿Qué habría pasado si el bebé se adelantara tanto...? No creo, no sé... No me importa si el bebé se ha adelantado, no me importa que haya habido complicaciones...

Pero por favor, dime que todo ha salido bien.

Llego a la puerta de mi jardín y compruebo que todo está como lo dejé, salvo por la cantidad de nieve apilada por todo el lugar. También veo algunos árboles y arbustos decorando el jardín.

¿Habrá sido cosa de Aisha? La verdad es que ha quedado fantástico...

Atravieso el jardín y mientras saco la llave de la puerta de mi mochila de viaje, la inserto en la cerradura de la entrada al domicilio y empiezo a girarla para que se abra, sintiendo el frío del metal en mi mano y escuchando como mis temblores causan pequeños repiques en el metal.

¿Por qué no gira? ¡No se abre!

Llevo la mano al pomo de la puerta para agitar la puerta y el frío me hiela la mano, haciéndome apartarla.


"¡Ugh!"

"¿No será que ya está abierta?"


Elinalise a mi espalda me dice esas palabras y decido comprobar si lo que dice es cierto.

Giro el pomo y empujo, la puerta se abre.

.... Ha sido un desliz.

Entré asustado y nada más pasar por la puerta, me encontré a Aisha mirándome confundida al haber estado oyendo ruidos en la puerta.


"O-¡¿Onii-chan?![82]"

"Aisha... ¿va todo bien?"

"¿Todo bien? ¿A qué te refieres?"


Aisha me estuvo observando sin comprender la situación y luego alzó la vista a mi espalda, donde se encontraba Elinalise. Para confirmarlo, me giré y pude que ver que Roxy también había venido corriendo detrás mía y estaba sin aliento.

Dejando eso de momento, me acerqué a Aisha y la sujeté por los hombros, lo que hizo a Aisha mirar extrañada a su lado derecho, y al hacerlo abrió los ojos como platos, intercambiando su mirada de mi cara al brazo que estaba apoyado en su hombro.


"¿EH? ¿Qué ha pasado, onii-chan? ¿Y tu mano?"

"Vale, estás bien, ¿y Sylphy?"

"¿Eh? Esto... ¿Sylphy-Ane[83]? Estaba conmigo..."


Alzo la vista y veo que Sylphy se acerca observándome sin saber bien como reaccionar debido a mi actitud.

Me fijo detenidamente y veo que su barriga ha crecido mucho.

Vaya, sus pechos también... Si no lo he calculado mal, debería estar de 7 u 8 meses, así que pronto debería empezar a lactar... PERO ESO NO IMPORTA AHORA.[84]


"Ludy... ¿Q-Qué ocurre?"

"Sylphy, ¿estás bien? ¿Ha pasado algo?"

"¿Eh? Pues... en casa todos estamos bien, Aisha está esforzándose mucho y me ayuda con todo."


Sylphy está bien...

Es algo que se ve a simple vista.


"¿Y qué hay de los demás? ¿Norn? ¿Cliff y Zanoba? ¿Los demás? ¿Están todos bien?"

"¿Eh? ¿Bien? No ha pasado nada que yo sepa, ¿no?"

"¿Ninguno está enfermo o herido ni nada?"

"N-No... nada."


Sylphy sigue confusa sin saber cómo reaccionar; y yo la verdad es que no se me ocurre que más ha podido ocurrir...

Ah... claro... Será que... El raro soy yo.

Y por fin acepté que no había ocurrido ningún desastre.

Cuando por fin comprendí esto, cerré los ojos unos segundos sintiendo como la fuerza abandonaba mi cuerpo.


"¿O-Onii-chan...?"


Cuando volví a abrirlos, me sorprendió ver misteriosamente a Aisha mucho más alta que yo.

Has crecido mucho de repente Aisha...

Tuve que bromear al comprender que era yo el que había acabado de rodillas en el suelo cuando la tensión desapareció de mi cuerpo.


"Estoy bien."


Tras tantos días tenso, el cansancio me llegó de golpe y perdí todas las fuerzas en el sitio.

Al final, ese lamento del que me avisó Hitogami, resultó ser la muerte de Paul; y seguramente también recordar la muerte de mis padres y acabar deprimido...

Simplemente estaba siendo paranoico.


"Hahhh..."


Cuando llegué a esa conclusión, solté un suspiro de tranquilidad que hasta ahora todavía no me había atrevido a liberar.


"Cuanto me alegro."


Tras decir estas palabras, Sylphy se acercó hasta mí y colocó su mano en mi hombro. Ese gesto provocó que su calidez se extendiera por mi cuerpo.

Se puso de rodillas con dificultad, y lentamente, me pasó su brazos por mi espalda empujándome hacia ella y yo la abracé con cariño, aunque viéndome algo impedido por la mano faltante; aunque simplemente apreté más con la otra.

Respiré profundamente y me embriagué con el aroma de Sylphy.


"Ludy... Bienvenido a casa."


Todavía hay muchas cosas de las que tengo que hablarle; Paul, Zenith y también Roxy.

También necesito ir a terminar de darles la bienvenida a Ranoa al resto del grupo que se quedó esperando en la plaza de la ciudad después de salir corriendo y dejarles atrás. Estaba paranoico... no hacía falta correr tanto. No ha pasado ninguna desgracia.

Pero antes de nada, había unas palabras que tenía la obligación y la necesidad de decir en esta situación.


"He vuelto."


Ya estoy en casa.


Capítulo 130 - Informando de lo Sucedido[edit]

1ª Parte[edit]

Lo que pasó a continuación lo comentaré por encima.

En primer lugar, Aisha fue corriendo a la Universidad a ir a avisar a Norn de nuestra llegada y decirle que viniera a casa.

Mi intención era ir a por Gisu y los demás para informar de todo lo ocurrido, pero Roxy, quizás sintiéndose incómoda o quizás para darme cierta intimidad con Sylphy decidió ir en mi lugar. Elinalise la acompañó, y eso que su plan inicial era volver inmediatamente con Cliff, pero al final decidió quedarse un rato más.

Mientras estuve a solas con Sylphy, aproveché para preguntarle por lo ocurrido en Ranoa mientras estuve fuera; agradecí que dejara para después sus preguntas, ya que prefería contárselo cuando estuviéramos todos aquí.


Lo primero que le pregunté fue por su estado, y parece ser que todo avanza favorablemente. Según el médico, el embarazo no presenta ninguna complicación que no sea propia de un embarazo normal y corriente.

El siguiente punto en el que me interesé fue en el estado de salud del resto de mis compañeros de clase, que parece ser que también se encuentran bien. Lo único especial que mencionó fue que hace unos días casi ocurre un pequeño incidente, pero Nanahoshi lo solucionó casi de inmediato.

Qué raro... ¿No dijo que no tenía intención de entrometerse en los asuntos de este mundo? ¿Habrá cambiado ligeramente de opinión?

También me explicó que Aisha y Norn se habían portado muy bien en mi ausencia y que habían evitado la mayoría de discusiones que no habían ido a nada más que un par de comentarios sueltos.

Otra cosa a destacar es que Aisha estaba entusiasmándose un poco con la jardinería y que estaba experimentando con una planta nunca vista en su habitación.

Tengo que pedirle que me la enseñe cuando tenga algo de tiempo libre.

Y por su parte, Norn se había convertido en el equivalente a una idol[85] dentro de la Universidad, y por lo visto hasta tiene algo similar a un club de fans.

Con lo adorable que es Norn, no me extraña.

Sylphy también me contó que de vez en cuando, tanto Zanoba como Rinia y Pursena, vienen a visitarla para ver cómo se encuentra; también Ariel, aunque esta última se enfadó ligeramente por el hecho de que no fuera a despedirme de ella cuando partí para Begarito.

¡Ah, cierto! Me olvidé de ella... Tengo que ir a verla para disculparme en cuanto pueda; no quiero aumentar el número de favores que le debo.

Bueno, habiendo escuchado todo eso, parece que todos están claramente bien... En cuanto tenga tiempo, iré a informarles a ellos uno por uno sobre lo ocurrido.

Sylphy siguió contándome cosas llamativas que han ocurrido en la Universidad, como que BadiGadi sigue sin aparecer por el lugar.

No es que me preocupe, como es Inmortal, ¿qué podría pasarle?

Sigo haciéndole preguntas sobre lo ocurrido en este medio año, pero mi adorable Sylphy se coloco un dedo en la barbilla en pose pensativa durante un tiempo.


"Entonces, ¿no ha pasado nada de especial importancia a parte de lo que me dijiste?"

"Hmmm.... Pues no... En serio Ludy, no ha ocurrido nada por lo que tuvieras que preocuparte."

"Entiendo."

"En lugar de eso, Ludy, cuéntame qué ocurrió en Begarito. ¿Cómo te ha ido a ti?"

"Si no te importa, prefiero que esperemos a que estemos todos reunidos. Es mejor así."

"...De acuerdo... Pero que sepas que me alegro mucho de que hayas vuelto."


Sentados frente a frente en el salón, notaba como la tensión de verme llegar de esa forma había ido desapareciendo poco a poco, aunque seguro que notaba que había muchas cosas importantes que iba a contar que la tenían algo preocupada.


Pasados unos minutos de terminar mi charla con Sylphy, Roxy regresó con el resto del grupo de Begarito.

Les di la bienvenida a todos en la puerta y les hice pasar al salón.

Fui acomodándoles a todos y en la habitación de momento estábamos Gisu, Talhand, Lilia, Vera, Shera, Elinalise y Roxy; además de Sylphy y yo. Y aun con todos nosotros, la habitación era suficiente espaciosa para que todos estuviéramos cómodos y sobrara espacio.


"Vaya, ¿así que esa es tu esposa, senpai? Jojojo, veo que cazaste a una chica preciosa; eres un hombre afortunado, senpai."

"Gisu, te recuerdo que hablas de mi nieta."

"Vaya, así que hasta las semillas de una elfa degenerada y viciosa pueden dar frutos de esta categoría..."

"¡¿Qué has dicho?!"


Les lancé una mirada de reojo a estos 2 para que se calmaran, y tras hacerlo, les presenté correctamente a Sylphy; por su parte, mi fabulosa esposa se sienta educadamente aun con ese vientre tan hinchado.


"Encantada de conocerte, me llamo Roxy.... Migurdia."

"¿? ¿Has dicho Roxy? ¿Eres la persona de la que tanto he oído hablar a Ludy?"

"Sí, bueno... Realmente no estoy tan segura de merecer tan buenas palabras de mi discípulo."

"Encantada de conocerte, me llamo Sylphiette, habiendo escuchado a Ludy hablar tanto de ti me alegro mucho de poder conocerte en persona."

"E-El honor es mío..."


Roxy se veía bastante incómoda con la situación, y entiendo el motivo; pero esa conversación con Sylphy todavía tendrá que esperar.

Lilia, quizás notando el ambiente algo cargado, dio un paso al frente.


"Cuánto tiempo sin verla, Sylphiette-sama."

"¡Lilia-san! ¡Cuánto tiempo!"


Colocándose frente a Sylphy, Lilia con la espalda recta hace una profunda reverencia. Sylphy al verla y reunirse con ella se puso contentísima, pero apenas unos segundos más tarde la sonrisa pareció encoger parcialmente con una expresión un tanto incómoda.


"Hmmm... Que me llames Sylphiette-sama... ¿No podrías llamarme tan solo Sylphy como cuando vivíamos en Bonna?"

"Lamento que no pueda ser, Sylphiette-sama. Habiéndose convertido en la esposa de Ludeus-sama, me es imposible llamarle de otra forma."

"Y-Ya veo..."


Sylphy pareció aceptar las palabras de Lilia, aunque algo desalentada.

Intuyo que para Sylphy, Lilia era casi como su Shishou, habiéndole enseñado gran cantidad de aspectos de la vida en familia, etiqueta y otras materias; del mismo modo que para mí, Roxy es mi Shishou.

Yo también me quedé extrañado cuando Roxy dejó de llamarme Ludy... puedo entender en parte cómo se siente.

Sylphy saludó a Zenith.


"¿Y qué tal se encuentra, tía Zenith[86]? Cuánto tiempo sin verla. Tiene buen aspecto."


Finalmente llegó el momento...


"... ¿Hola? ... ¿Zenith?"

"..."


Zenith apenas reaccionó a la llamada de Sylphy que parecía estar algo adormilada.


"Esto..."


Sylphy estaba extrañada observando a Zenith y viendo su falta de respuesta sin comprender el motivo; aunque a mis ojos, era bastante fácil comprender, viendo la situación, que Zenith no conservaba recuerdos de ninguno de los presentes.


"Sylphy... Sobre mi padre y mi madre... Lo explicaré todo una vez Norn llegue a casa."

"Ah, ahora que lo dices, todavía no he visto a Paul...-"


Tras mi mención sobre Paul, Sylphy comenzó a buscar por la sala a Paul, y quizás al ver las expresiones de los presentes comprendió en parte la situación; tras esto, se quedó en silencio en mitad de su búsqueda con la mirada más apagada.

Y hasta que llegó Norn, la habitación se quedó en completo silencio.


2ª Parte[edit]

Aisha y Norn no tardaron demasiado en volver, y nada más llegar, las pude ver casi sin aliento entrando por la puerta del salón.


"N-Nii-san[87]. ¡Imagino que ha sido un viaje duro, me alegra que hayas vuelto!"


Todavía falta de aliento, Norn me saluda y se inclina para saludarme. Al hacerlo, observa mi mano y se sobresalta.


"Nii-san... ¡Tu mano! ¡¿De verdad estás bien?!"

"No te preocupes por mí, estoy bien. Tan solo me incomoda un poco para el día a día, pero no me duele."


Además que comparado con lo que tengo que contarle ahora, mi mano izquierda es casi un detalle sin importancia.


"S-Si tú lo dices..."


Norn, todavía sin haber podido recuperar el aliento, echa un vistazo a toda la habitación nerviosa; pasados unos segundos...


"¿Eh?"


Y se sienta en una de las sillas, Aisha también se acerca a mí antes de sentarse para hacerme una pregunta.


"... Onii-sama, antes de que nos informes de lo ocurrido, ¿no sería mejor que sirviera té a los invitados?"

"Buena idea, porque seguramente la conversación se alargue. ¿Te importaría hacerlo, Aisha?"

"Ah, lo siento, Aisha-chan, se me olvidó completamente. Te ayudo con el té."

"No, Sylphiette-sama, no será necesario y usted debería descansar."


Aisha se pone manos a la obra y en nada de tiempo, se encarga del té, de organizar el equipaje de todos los presentes, colgar los abrigos y entregar a todos zapatos con lo que moverse más cómodamente por la casa; llevando el calzado húmedo por el viaje junto a la chimenea para secarlo.

Me quedé embelesado observando a Aisha trabajar con tanta soltura y tan diligentemente, aunque pasado un tiempo, me di cuenta de que no era el único. Lilia la estaba observando con enorme atención.

Ahora que lo pienso, mientras estábamos en Lapan, Lilia fue la que se encargó de realizar todas esas tareas y rara vez estaba quieta como ahora. Imagino que ver ver a Lilia en silencio dejándole el trabajo a otra persona es una situación casi única.


"Aisha."


Habiendo esperado a un momento adecuado para pausar el trabajo de su hija, Lilia se dirige a la pequeña pero trabajadora Aisha.


"¿Ocurre algo, okaa-sama[88]?"

"Da la impresión de que has estado trabajando correctamente al servicio de Ludeus-sama, imagino que tampoco le habrás causado problemas."

"Por supuesto."

"Aunque es cierto que sois hermanos de sangre, tampoco debes olvidar que le debemos la vida. Por eso, deberás seguir trabajando bajo su servicio y actuar debidamente como la sirvienta de su familia."

"Lo haré, okaa-sama."


La respuesta de Aisha estuvo a la altura delas profesionales palabras de Lilia; aunque a mis ojos no parece una conversación de una madre con su hija.

Aunque claro, hace varios años desde la última vez que se vieron, quizás simplemente están nerviosas y esta es su forma de sobrellevarlo. Personalmente creo que sería más agradable ver una conversación más amena entre ellas, pero lo mismo Lilia intenta no hablar de más, debido a lo que tengo que decir ahora...


"Ahora que estamos todos aquí, es hora de que explique lo ocurrido."


Aunque no sé bien por dónde empezar ni qué decir, no me queda más remedio que empezar la conversación y explicar todo.

Como el hecho de que sea yo y no Paul el que haga esto.


"Esto... nii-san, otou-san todavía no ha llegado..."


Norn me corta sonando insegura por la falta de este.

... Me pregunto cuánto se enfadará conmigo...

Después de lo mucho que me suplicó que fuera a ayudar a tou-san[89], y lo heroico que intenté sonar cuando le dije que podía confiar en mí... para acabar diciéndole yo mismo que tou-san murió. ¿Dirá que es culpa mía? Si con eso lo acepta, no me importa cargar con esa culpa, porque después de todo, no cumplí lo que le prometí.

Lanzo una última mirada a todos los presentes antes de responder.


"Tou-san... no. Paul Greyrat ha fallecido."

".... ¿Eh?"


Norn deja escapar una vocecilla perpleja ante la noticia; mientras que Sylphy agacha la mirada intentando ocultar el dolor de confirmar lo que seguramente temía. Aisha me mira con los ojos abierto y los puños fuertemente cerrados.


"Estas son las pertenencias que dejó en herencia."


Digo esto mientras coloco una a una todas las pertenencias que conservo de Paul; su espada, la daga, su protector y el relicario con sus restos. Eso es todo lo que queda del fallecido.


"...P-¡¿Por qué?!"


Norn se levanta de un salto y se abalanza sobre mí.


"¡Pero si hasta tú estabas ahí para ayudarle! ¡¿Por qué tuvo que morir otou-san?!"

"Lo siento... No pude hacer nada."

"¡Pero, nii-san...!"


Norn no cesa en su carga y se acerca hasta mí intentando agarrarme del cuello de la camisa, aunque conforme levanta la vista del suelo se detiene.


"......"


Su mirada se posa en el muñón de mi brazo izquierdo donde antes estaba mi mano.

De ahí, durante unos segundos, los ojos de Norn recorren la habitación yendo de mi mano izquierda, a los recuerdos de Paul, mi cara y finalmente al resto de presentes. Pasado ese tiempo, empiezan a acumularse lágrimas en sus ojos.

Viendo su expresión, mi corazón se retuerce, pero no puedo detener la explicación ahora. Continúo hablando.


"Dicho esto, voy a explicar en detalle lo ocurrido."

"...Sniff.... A-Adelante... Sniff..."


Aisha se acerca por detrás de Norn y coloca una mano en su hombro.


"Ven, Norn-nee..."

"Vale, puedo sola... sniff"


Norn aparta la mano de Aisha y vuelve a su asiento; esto deja a Aisha un tanto perpleja, pero no tarda en volver a colocarse junto a Sylphy.

Aisha también... es normal...


"Bueno, iré por partes, lo primero-"


Fui contándoles un resumen de los distintos problemas y eventos que fuimos teniendo en el viaje y luego en Lapan.

De como fue el viaje en general con Elinalise hasta Lapan, como nos reunimos con el grupo de Paul, seguimos los rumores que habían recolectado sobre Zenith y la exploración del Laberinto de la Teletransportación.

Nuestro avance por el Laberinto sin demasiadas complicaciones hasta el combate contra el Guardián, que llevó a que perdiera mi mano y que Paul perdiera la vida.

Como conseguimos rescatar a Zenith gracias a eso, y como descubrimos que se había convertido en una inválida. Y finalmente nuestro regreso.

Una a una, fui contando todas las secciones del viaje, aunque Gisu participó dando algunos detalles de vez en cuando, antes de que yo continuara la explicación. Hasta terminarla.

Ya le he contado todo a Norn...


"Entonces, no solo otou-san, ¿sino que okaa-san tampoco ha vuelto?"

"Eso me temo."


Escuchando las palabras de Norn, no tuve más remedio que asentir lentamente.

Quizás fuera un efecto óptico, pero parecía como si el pelo de Norn se estuviera poniendo en punta por la rabia. Pero no llegó a explotar ni a decir palabras duras contra mí; sino que se quedó mordiéndose el labio con fuerza, con los puños cerrados agarrando con todas sus fuerzas el borde de su ropa y con los ojos clavados en mi mano izquierda.


"Nii-san... ¿de verdad hiciste cuanto pudiste?"

"Quiero pensar que di lo mejor de mí."

"Entonces, si aun contigo ahí haciendo todo cuanto pudiste, acabó así de mal, daba igual quién hubiera ido a ayudar..."


Norn intenta auto-calmarse con esas palabras para conseguir relajarse, pero a mitad de frase, los ojos empezaron a ponerse vidriosos.


"Pero... q-que la m-muerte de otou-san no haya servido de nada... Sniff.... Wa.... ¡WAAAaaaahhhh...!"


Con esas palabras se desmorona y se pone a llorar dejando escapar todo el dolor que siente, al ser incapaz de detener las lágrimas por más tiempo.


Durante unos minutos, Norn estuvo llorando con fuerza.

Era un llanto que se clavaba en el corazón, como pidiendo que alguien le diga que es una broma, pero no quedándole más remedio que aceptar la realidad.

Pero llora sin parar, como la niña que es y que acaba de descubrir que tanto su padre y su madre ya no están. Y el resto de presentes escuchamos y aceptamos sus lágrimas, comprendiendo que es su derecho y compartiendo con ella su pesar.


Pasado un tiempo, Norn por fin se calmó y dejó de llorar; aunque sus ojos están inflamados y de un fuerte color rojo. Y esos mismos ojos los dirige contra los míos mostrándome su decisión final y rotunda.


"Nii-san..."

"¿Sí, Norn?"

"L-La espada de papá. Me... Sniff Te importaría si... ¿Puedo quedármela...?"


Norn me señala con su mano la espada de Paul que siempre llevó consigo desde que le conozco, incluso desde que nací recuerdo haberle visto con ella. Era algo que no se separaba de él y que le acompañó incluso tras la teletransportación.


"Ah, claro. Aunque debes cuidarla... y entender que no debes de ser arrogante con ella."

"...¿?"

"Por mucho que lleves una espada. El poder no se debe usar para sentirse superior a los demás."


Recuerdo que Paul me dijo en su día estas palabras, ¿acaso fue en mi cumpleaños? No estoy seguro...

Recuerdo que pensé que eran palabras muy buenas y acertadas, que debería decirle yo mismo a Norn en su lugar.


"De... De acuerdo."


Tras escuchar mis palabras, Norn asintió abrazando con fuerza la espada.

Norn es una niña increíble... Yo en su situación lo que hice fue encerrarme en la habitación incapaz de aceptar la pérdida de Paul. Ella por su parte aceptó esa muerte sin escapar.

Me hace sentir vergüenza de haber necesitado la ayuda de Roxy para volver a ponerme en pie y afrontar lo sucedido. Norn está hecha toda una mujer.

El resto de recuerdos de Paul se repartirán entre el resto de familiares. Aisha escogió la daga y yo me quedé con su armadura; y utilizaré el relicario para hacer una tumba donde enterrar sus restos.

Cuando me acerqué a la mesa para recoger la armadura, Zenith se me adelantó lentamente y la cogió en sus brazos.


"¿Kaa....-san?"

"....."


Zenith continúa sin responderme cuando la llamo, y su actitud no cambia; pero en esta situación, por algún motivo, pareció haber comprendido la escena que tenía delante y actuó en consecuencia.

... ¿Habrá sido una casualidad?.... No lo creo...

Siento que todavía conserva en su interior el alma de Zenith, por mucho que solo en ocasiones pueda resurgir.

En cualquier caso, el resultado final fue que no quedó ningún recuerdo específico para mí. Aunque no es un problema; ya que Paul me entregó no solo objetos con los que recordarle.


3ª Parte[edit]

"El siguiente punto será compartir con todos el estado actual de Zenith y decidir qué hacer."


De nuevo, explico todos los aspectos de la situación actual de Zenith; como el hecho de que no recuerde nada, que dudamos que vuelva a ser la que era, aunque mencionamos que su capacidad para actuar con normalidad una vez se le enseña.


"¿No se le puede curar?"


Niego con la cabeza para responder a Sylphy.


"No lo sabemos."


Mi intención es llevarla ante un médico especialista y que examine a Zenith.

Porque por mucho que no haya escuchado ni hechizos ni técnicas para curar la pérdida de memoria a día de hoy, es lo único que se me ocurre para empezar, por difícil o imposible que luego resulte.

¿Habrá perdido la memoria por haber estado tanto tiempo encerrada en ese cristal mágico? ¿Tendría algo que ver con la falta de oxígeno?

Debido a que ni yo mismo conozco la causa, tengo en mente que la probabilidad de que acabe curándose es bastante baja. Sobre todo teniendo en cuenta que no hay tratamiento en este mundo para posibles daños cerebrales, ni mágicos ni mundanos; al menos no funcionan los hechizos de nivel Avanzado.

Si esto fuera un manga, es posible que se curara al recibir un shock mental suficientemente fuerte, o incluso un golpe en la cabeza.[90] Pero la verdad es que preferiría evitar esas opciones con Zenith...

De todas maneras, ¿de verdad sería bueno curarla? Teniendo en cuenta que Paul murió para rescatarla, es probable que se sienta culpable... Si no recupera la memoria, es posible que acabe siendo más feliz...

No... No creo que sea correcto verlo de esa forma. Creo que lo mejor será intentar curarla y ver lo que ocurre si lo conseguimos.


"Hagamos lo que hagamos, es necesario tener a alguien atendiendo y cuidando de Zenith."


Cuidar a los mayores...

Se me pasa por la cabeza la posibilidad de que mis anteriores padres no hubieran muerto prematuramente, sino que hubieran llegado a jubilarse y ser personas mayores.

¿Se habría dado el caso de que yo me hubiera encargado de ellos en esa casa? Creo que hubiera sido lo mínimo que podría haber hecho por ellos.


"Mi intención es que Zenith viva en esta casa con el resto de nosotros."


En Lapan, Lilia llegó a decirme que para no molestar nuestras vidas, sería mejor alquilar una casa diferente en esta ciudad en la que vivir con Zenith y cuidarla; sobre todo teniendo en cuenta la cantidad de dinero que obtuvimos de conquistar el Laberinto de la Teletransportación.

Con ese dinero podría pagar ese alquiler y el día a día de ellas durante al menos 10 años, pero me niego. No solo no quiero alejarlas, sino que el propio Paul se enfadaría conmigo si lo permitiera.


"Lilia-san se encargará principalmente de atender a Zenith, pero creo que todos deberemos ayudarla en la medida de lo posible."

"De acuerdo, ayudaré en lo que pueda."


Sylphy da su aprobación y se ofrece a ayudar; nadie más en la sala rechaza mi propuesta, por mucho que salvo Sylphy, no hubiera aceptado una negativa de nadie. Después de todo, el propio Paul me dijo que rescatara a Zenith aunque me costase la vida.

A día de hoy, ya no estoy seguro de si sus palabras iban dirigidas a lo que ocurriera con el Guardián o durante el resto de mi vida. Al igual que tampoco sé lo que quería decirme antes de entrar en la sala del Guardián...

Pero ahora que Paul no está, es mi obligación proteger y encargarme de Zenith.

Pero aunque diga que haya que cuidar a Zenith, no es que Zenith sea una inválida mental, sino que más bien parece que tan solo ha perdido sus recuerdos. Es capaz de encargarse de sus necesidades básicas por su cuenta, y mientras haya una persona con ella no debería haber problemas.


"Ehmm... eso significa... ¿que okaa-sama vendrá a vivir a esta casa con nosotros, onii-chan?"


Me pareció sentir cierta incomodidad en las palabras de Aisha, como si fuera algo inesperado o que le molestara.


"Así es, Aisha. Parece que durante un tiempo estaré residiendo con Ludeus-sama."


¿Será que para Aisha, Lilia es algo así como una molestia?

Es cierto que Lilia siempre ha tratado a Lilia de una manera un tanto forzada en cuanto a su educación; y quizás para ella, el hecho de vivir separadas sea casi una bendición que le permita vivir tranquila. No me gustaría que Aisha se sintiera incómoda en este casa...

Podría acabar dándose el caso de que Aisha me acabara incluso odiando por haber propuesto esto. No me sería difícil de imaginarlo.


"En ese caso, ¿es posible que tengamos que organizarnos en las tareas, ¿no es así...?"

"Eso es algo que podemos coordinar más adelante. Después de todo, mi intención es ocuparme principalmente del cuidado y atención de Zenith-sama; aunque podría ayudarte en las tareas si el trabajo se acumulara."

"... Comprendido."


En esta ocasión, no sentí ningún tipo de negativa o rechazo, pero hay algo raro en sus palabras; como si se sintiera algo apenada y le costara hablar de algo.

¿Quizás sea incapaz de llevarle la contraria a su madre?

Mientras yo pensaba de esta forma, hubo una persona que, viéndola actuar así, decidió intervenir. Se trataba de Norn.


"Aisha-nee."


Norn se acercó a Aisha y le puso la mano en su hombro, lo siguiente lo dijo con un hilillo de voz.


"Estamos en familia, así que no necesitas guardártelo más, ¿vale?"


Aisha, al oír esto, se gira hacia Norn, luego hacia mí y finalmente hacia Lilia. Lo que me extraña más es que Lilia mire a Aisha y después a mí.

No entiendo lo que me estáis pidiendo con la mirada... pero no parece que sea algo que deba rechazar. Después de todo, somos familia como Norn dijo.

Asiento para las 2 sin comprender bien la situación, y nada más hacerlo, Aisha alzó sus manos y se lanzó a por Lilia, abrazándola.


"O-¡Okaa-san...! ¡Estás bien! ¡Me alegro! ¡Me alegro tanto!"


Aisha apretó su cara contra Lilia llorando.


"He vuelto, Aisha..."


Lilia, con una sonrisa agradable y maternal, acaricia la cabeza de su hija devolviéndole el improvisado abrazo.

Claro... claro que era eso... Es normal que Aisha no subiera cómo actuar; para ella, Lilia es su madre por mucho que también tuviera que actuar como siempre le ha enseñado.

Claro que Aisha estaba preocupada por su madre, también por Zenith y Paul, pero principalmente por su madre con la que tantos años ha convivido. Y el hecho de que esa madre hubiera vuelto sana y salva es motivo de alegría.

Que Zenith y Paul no hayan vuelto como esperábamos, hacía que no supiera bien si hacer un gesto que podría darnos cierta envidia, en especial a Norn; pero claramente tenéis mi aprobación para alegraros de que estéis bien.

Es más, perdonadme por no haberme dado cuenta antes y por pensar que os llevabais mal...


4ª Parte[edit]

Tras comentar los puntos principales del viaje y regreso, el resto fueron detalles menores hasta concluir la historia de nuestro viaje.

Una vez concluido ese relato, a petición de Gisu, decidí hablar de las finanzas y reparto de las partes. Todos los presentes se llevaron grandes fortunas de todo lo ocurrido; por mucho que eso no fuera suficiente para alegrar los ánimos tras las irreparables pérdidas.


"Bueno, en ese caso, deberíamos de ir buscándonos un hotel en el que descansar por hoy."


Justo al terminar la conversación sobre el viaje, Gisu se puso en pie junto con Vera, Shera y Talhand que siguieron su ejemplo.

Al no esperarme esta reacción, hice por detenerles y pedirles que se quedaran a dormir.


"¿Por qué no os quedáis a dormir aquí aunque sea por hoy? Hay sitio para todos."

"¿Eh? ¿Qué dices, senpai? Todavía te quedan cosillas con la familia que no nos incumben, por no hablar de que no soy especialmente delicado con estos temas, ya sabes..."


Gisu, que me respondió como si lo que estaba diciendo fuera lo más normal del mundo, continúo su camino hacia la puerta tras coger su abrigo y pertenencias que Aisha había recogido antes.

Pero si ni se ha secado vuestra ropa...


"......"


Comprendiendo que no había nada que hacer para detenerles, al menos les acompañé a la entrada, y viéndoles atravesar el jardín al menos quise despedirme correctamente de ellos por hoy.


"Chicos, durante años habéis apoyado y ayudado a mi familia; y quiero que sepáis que os agradezco mucho lo que habéis hecho por nosotros."


Tengo intención de inclinar mi cabeza ante cada uno de ellos para darles las gracias por su ayuda. Comenzando por Vera y Shera, que no se separaron de Paul en ningún momento desde la catástrofe.

Habéis ayudado a Paul enormemente incluso antes de llegar a Milis-Sion... Puede que no hayamos hablado demasiado, pero entiendo que durante todo este tiempo habéis sido los pilares de Paul en las sombras.


"No tiene importancia, es más... sentimos no haber sido de más ayuda."

"Opino lo mismo, aunque avísanos cuando decidas dónde enterrarás a Paul-taichou[91]."


Responden con pocas palabras a mi agradecimiento.

Para estas chicas... ¿qué significaba Paul? Porque le siguieron hasta Begarito incluso cuando el grupo de búsqueda de desaparecidos fue disuelto... Es posible que sintieran algo por él. Pero eso no quita que me sienta agradecido por cuánto le ayudaron.


"¿Qué pensáis hacer de ahora en adelante?"

"Cuando pase el invierno, regresaremos al reino de Asura. Le debemos mucho a varias personas que nos ayudaron a la hora de buscar supervivientes y queremos devolverles el favor."

"Ya veo... Iré a despediros llegado el momento."

"No te preocupes, Ludeus-san, vendremos a despedirnos. Te deseamos lo mejor, por muchas complicaciones que surjan."


Inclino una vez más mi cabeza para despedirme de ellas mientras desaparecen en la lejanía.

Casi me olvidaba del grupo de búsqueda... Recuerdo que la familia de Zenith ayudó a Paul en la búsqueda de supervivientes con apoyo financiero. Por mucho que Zenith no esté exactamente sana y salva, debería informarles de la situación; pero no sé ni cuándo ni si llegarán las cartas que envíe.

Mientras andaba perdido en mis pensamientos, Gisu me dio un toquecito en el hombro.


"Bueno, senpai, nos vemos otro día."

"Gisu-san, Talhand-san."

"¿Qué te pasa, senpai? Ah.... menudo careto me estás poniendo..."

"...¿Qué planeáis hacer de ahora en adelante?"


Al decir esto, Gisu se llevó la mano a la cabeza para rascarse.


"Nosotros también tenemos pensado ir a Asura. Tenemos que cambiar el dinero de Begarito y vender los objetos mágicos que hemos conseguido."

"¿No os vais a quedar con nada?"

"Hablo por mí, pero venderé casi todo salvo alguna cosilla a la que pueda darle utilidad."


Gisu y el resto no son los únicos con objetos mágicos que han conservado del Laberinto, yo también me he llevado una buena cantidad; aunque todavía tengo que experimentar con ellos para conocer bien sus efectos. La única cosa que conozco es una daga que tiene un efecto similar al de la daga de Paul.

De momento, hasta que decida qué hacer con todo, lo guardaré en el sótano de la casa, y si necesitara dinero en algún momento, iré vendiendo conforme vaya haciendo falta. Ya que algunos de los objetos tienen efectos tan poderosos que se pueden cambiar por una buena suma de dinero.

Lo que tengo claro que no venderé son las escamas que absorben magia... Pienso estudiarlas en detalle cuando tenga tiempo para ser capaz de combatir contra enemigos que tengan una habilidad similar, para así no permitir que se repita lo de esta vez.

Puede que no descubra nada ni estudiándolas... pero es mejor intentarlo.


"Si quieres, senpai, puedo llevarme alguno de tus objetos a Asura para venderlos allí. En la capital seguro que gano más dinero que vendiéndolos en cualquier otra parte, ¿qué dices?"


Debido a que la divisa de Asura es de las más poderosas de este mundo, no solo los precios son superiores, sino que las monedas de ese reino se pueden usar en casi cualquier parte del continente central. Por eso mismo, si la intención es ganar dinero, lo mejor es vender objetos allí.


"¿Para que luego te quedes el dinero que ganes y lo gastes apostando?"

"Eh, pero... ¡Claro que no! ¡¿De verdad crees que alguien como yo se quedaría con tu dinero, senpai?!"


Gisu intenta protestar, pero puedo ver como evita mi mirada de forma sospechosa.

Pues parece que sí que se le pasó por la cabeza usar el dinero de lo que gane con mis objetos para apostar... Bah, tampoco importa. Después de todo, le debo mucho a Gisu; sin él, no sé si hubiéramos sido capaces de conquistar el Laberinto.


"Solo bromeaba, novato."

"Nah, es normal que desconfíes, tengo mi fama con las apuestas..."


Gisu respondió de esta forma sonriendo aunque sin muchas ganas.


"Entiendo que vayáis a vender a Asura, pero después, ¿qué haréis?"

"Irnos de aventuras. Todavía nos queda mucho mundo por ver."

"Comprendo."

"Pero vaya, seguiremos por aquí hasta que pase el invierno, yéndome a beber por aquí y por allá. Y espero que no hayas olvidado que me prometiste presentarme a una mona simpática; habiéndote asentado en esta ciudad como para casarte y tener un hijo, seguro que tienes suficientes contactos para conocer a alguien así... juejejeje..."


Me alegro de que Gisu no se vaya todavía, aunque comprendo que este hombre es de los que se van sin despedirse. Así que aunque diga que se quedará un tiempo, debo agradecerle como es debido en este preciso momento, antes de que desaparezca a escondidas.


"Gisu-san..."

"Senpai, ese tono tuyo se está poniendo demasiado serio, ¿por qué no me sigues llamando novato como siempre?"

"... ¿Por qué estás tan encabezonado en que te siga llamando novato? Han pasado muchos años de aquello."


Al oírme, Gisu se echó a reír.


"¡Porque traería mala suerte!"


Sigue con sus supersticiones...

Su respuesta con una razón tan poco aceptable para mí hace que me desanime un poco; pero comprendo que para él las supersticiones son importantes, así que no hay nada que pueda o deba decir.


"Sea como fuere, os agradezco muchísimo a ambos la ayuda que nos habéis prestado hasta ahora. Os lo agradezco de corazón."


Agacho mi cabeza en una profunda reverencia y Gisu se da la vuelta despidiéndose mientras se pone en camino en busca de una posada junto con Talhand.


"No tienes nada que agradecernos, senpai. Bueno, cuídate."

"Exacto. A los amigos no hay que darles las gracias tan formalmente, y menos siendo hijo de Paul; ese chico no era de formalidades. Así que con un simple gracias hubiera sido suficiente... Hasta otra."


Gisu y Talhand se despiden, me llama la atención como el enano tiene que acelerar el paso para seguir el ritmo de Gisu.

Yo por mi parte no aparto la vista de sus figuras hasta que desaparecen en la calle nevada.


"A los hombres siempre os ha gustado mantener vuestra fachada hasta el final..."


Antes de girarme para entrar en la casa, veo que Elinalise ha aparecido a mi lado con sus cosas.

Me pareció verla hablando con Sylphy sobre algo mientras me despedía, pero no quise entrometerme.

¿Sobre qué habrán hablado? Puede que haya sido sobre eso, aunque ya avise a Elinalise que lo hablaría claramente con Sylphy; aunque conociéndola, lo mismo ha estado allanándome el terreno.

Esta mujer... le agradezco la ayuda si ha sido eso, pero no estoy seguro de que fuera lo más recomendable.


"Bueno, Ludeus, yo me voy corriendo de vuelta con Cliff. Estoy al borde de explotar."


Elinalise se llevó la mano al vientre mientras dijo esto, convirtiéndolo en un comentario demasiado sugerente.

A Elinalise parece que le he dado demasiados problemas con este viaje...

Durante todo el trayecto, me consta que tuvo relaciones con al menos 3 personas.

Puede que me haya dicho que no me preocupe, pero si ha tenido que hacerlo ha sido por mi culpa...


"Elinalise-san, te debo muchísimo por todo lo que me has ayudado con el viaje a Begarito."


Elinalise me miró algo apenada cuando le dije esto.


".... Siento no haber podido salvar a Paul. Perdóname."

"No, solo yo tuve la culpa."


Yo baje la guardia y yo causé lo sucedido...

Pero aun habiéndole dicho esto, Elinalise no parecía conforme.


"Pero mi tarea en el grupo era estar atenta de que eso no pasara. Debido a que no reaccioné debidamente... Paul tuvo que morir."


No había mucho más que Elinalise hubiera podido hacer en mi opinión. Todos en el grupo estuvimos haciendo cuanto pudimos, y fuimos soportando como pudimos todas y cada una de las sorpresas de la Hidra.

No podíamos permitirnos hacer más de lo que hicimos y el último ataque de la Hidra fue tan inesperado que no había forma de prevenirlo...

Pero algo me dice que no solo Elinalise se siente culpable de la muerte de Paul.


"¡Quiero que sepas que no creo que fuera culpa tuya, ni de nadie más!"

"De acuerdo, pero en ese caso, tampoco te culpes a ti mismo."

"... No lo haré."

"Mejor, ¡nos vemos!"


Elinalise se despide con estas palabras, y echa a correr por la nieve.

Le toca informar de su regreso en casa... Aunque lo mismo dejan los detalles para mañana.


"...Ufff..."


Lanzo un largo suspiro que deja ver una ola de vaho que va desapareciendo al ir extendiéndose en el paisaje.

Bueno... parece que por fin le he dado cierre a la Catástrofe de la Teletransportación... tras todos estos años. Ya he encontrado a todos los familiares que habían desaparecido.

Puede que todavía queden muchos desaparecidos desperdigados por el mundo, pero ellos no tienen relación conmigo ni tengo que ir en su búsqueda; así que para los Greyrat... este es el desenlace.

Ha durado demasiado, y ha sido doloroso... y el final dejó un sabor amargo. Pero a partir de ahora, es hora de empezar un nuevo capítulo en nuestra historia; y en lugar de quedarme anclado en el pasado, es hora de enfrentar el presente.

Todavía me quedan muchos proyectos por delante en este mundo, así que debo avanzar de cara al futuro, centrándome en lo que quiero hacer a partir de ahora.


"Ludy, ¿se han marchado todos ya?"


Me giro y veo que Roxy está de pie detrás mía.


"Quería despedirme de ellos también..."

"No te preocupes, todavía no se irán de la ciudad, así que podrás quedar con ellos cuando tengas tiempo."

"Tienes razón."


Roxy no hace por marcharse como el resto del grupo de Begarito, seguramente porque sea la única persona que piensa pasar la noche en esta casa.

Aunque eso dependerá de lo que pase a continuación... dependiendo del resultado, acabará durmiendo aquí o en un hotel cercano...


"Bueno, Roxy..."

"¿Sí, Ludeus?"

"¿Volvemos dentro...?"


Regresamos al interior juntos, con la pequeña Roxy a pocos pasos de mí.


Volumen 14 Capítulo 131 - En el Paredón[92][93][edit]

1ª Parte[edit]

En el salón de la casa quedábamos únicamente 5 personas.

Éramos Sylphy, Norn, Aisha, Roxy y yo; sin contar a Jirou, el armadillo, que dormía plácidamente junto a la chimenea.

Lilia y Zenith habían ido al baño para calentar sus cuerpos; aunque antes de ir para allá, Lilia me preguntó si no habría problema. Le dije que no se preocupara, ya que no quería verla en medio de nuestra discusión.

Le pedí a Norn antes de despedir a los demás que se quedara en el salón un rato más, aunque imagino que me excedí al hacerlo, ya que con lo apegada que estaba a Paul, las noticias deben haber sido un golpe especialmente duro para ella.


"Ahora me gustaría hablar con vosotras de un último punto."


Al decir esto, Sylphy y mis hermanas se sientan correctamente en sus sillas algo tensas. Mientras tanto, miro de reojo a Roxy y sin decirle nada, da unos pasos hasta colocarse a mi lado.


"..."


Miro a Sylphy y al observar su enorme barriga dudo por unos segundos sobre el tema a tratar; pero me fuerzo a aceptar la responsabilidad en este momento.

Llegará el día en que Roxy también esté a esa altura del embarazo, y si esperara hasta entonces y Sylphy se negara a aceptarla, podría darse el caso de que tuviera que dar a luz totalmente sola; o al menos, Roxy me ha hecho prometerle que no me separaría de Sylphy ni en esa situación. Por mucho que al menos le diera algo de dinero y apoyo.


"Me gustaría aceptar en esta casa a Roxy.... Como mi segunda esposa."

"...¿Eh?"


La persona que alzó su voz sorprendida no fue Sylphy, sino Norn.

Se había puesto en pie de un salto y alternaba entre mirarme a mí y a Roxy. Sylphy tan solo me observaba sin cambiar su expresión mientras la miraba a los ojos.


"¡¿Q-qué significa esto?!"

"Ahora os explicaré lo ocurrido de principio a fin."


Comencé explicando lo que ocurrió en Begarito cuando conquistamos el Laberinto.

Como Paul murió y lo deprimido que acabé por sentirme culpable; como Roxy, al verme, me ayudó a superarlo; como comprendí que el respeto que sentí por ella durante toda mi vida era en realidad amor; y como decidí que quería convertirla en una más de la familia.


"Nunca tuve intención de traicionarte, Sylphy, pero al final acabé rompiendo mi promesa. Lo siento mucho."


Me puse de rodillas en el suelo, y aunque estuviera enmoquetado, el frío del invierno había dejado el suelo igual de helado que el exterior.

Aun así seguí bajando hasta apoyar mi frente en el suelo.


"Eh-, espe-, ¡¿Ludy?!"


Desde mi posición podía escuchar la voz confundida de Sylphy.


"Sylphy, todavía te quiero. Pero... es posible que haya dejado embarazada a Roxy y debo aceptar mi responsabilidad."

"Ah, ya veo..."


Siento que cuanto más hablo, más suena a excusa barata; pero lo estoy diciendo de corazón.

Pasados unos segundos, alzo la vista y observo la preocupada expresión de Sylphy.

Es posible que no sepa bien cómo reaccionar. Es más que comprensible...

La dejé atrás para ir a Begarito asegurándole que volvería sano y salvo; y cuando regresamos, volvemos en un estado lamentable, habiendo perdido a Paul, Zenith y hasta mi mano izquierda... pero al menos lo puedes aceptar como un Al menos siguen con vida; y cuando consigues alegrarte... voy y le digo que quiero casarme con otra mujer...

Si yo estuviera en su lugar, me pondría violento. Gritaría y nos echaría la culpa... Pero eso sería en mi caso.

Debido a mi conversación con ella, no sé bien cómo reaccionará, pero pedirle que lo acepte sin más creo que es algo imposible y egoísta. Pero sé que es lo primero que debo decirle en esta situación...


"Sylphy, espero que seas capaz perdonarme."

"¡Es imposible que pueda perdonarte, ¿no crees?!"


Aun sabiendo que podía reaccionar de esa forma, se me paró el corazón al escuchar esas palabras, pero no las dijo Sylphy, sino Norn.

Mi hermana pequeña se lanzó contra mí cogiéndome del cuello hasta ponerme a la altura de su cara.


"¡¿Acaso comprendes lo preocupada que estaba Sylphy-nee[94] mientras esperaba tu regreso, Nii-san?!"

"..."

"¡Se pasaba todo el día preguntándose si estarías bien, queriendo verte y hasta preocupándose de si habrías comido bien! ¡¿Acaso te puedes imaginar lo desanimada que estaba y la falta de energía con la que te esperaba?!"


No puedo... es imposible que lo sepa, pero me lo imagino.

La imagino sin ganas de nada, imaginándose lo peor, sentada en el porche de la casa balanceando sus piernas esperándome preocupada.


"¡Acepté que no se pudo evitar que Otou-san muriera! ¡Si fue una lucha tan encarnizada que hasta tú perdiste una mano...! ¡Lo acepté, ¿entiendes?! ¡Por eso decidí que no debía culparte de nada, nii-san, porque sentí que hiciste todo cuanto pudiste! ¡Pero resulta que pudiste permitirte acostarte con otra...! ¡¿y encima te atreves a insinuar que te quieres casar también con ella?!"

"¡No! ¡Te equivocas! ¡Claro que no pude ir tonteando por ahí! ¡Simplemente la situación acabó de esa forma y fue Roxy la que se sacrificó para ayudarme!"

"¡Si Sylphy-nee hubiera estado allí, ella te podría haber ayudado!"


De eso no me cabe la menor duda.

Sylphy me ha ayudado muchísimo en todos estos años con todo problema que tuve, y hasta me ayudó a curarme esa maldición que me tuvo 3 años incapaz de ser feliz.

Pero no es la única que me ha ayudado.

Roxy también me ayudó a salir de esa casa de la aldea Bonna, nos ayudó a rescatar a Zenith y luego, aunque le gustaba, fue contra su conciencia y se acostó conmigo sabiendo que estaba casado, preparada en todo momento para irse después.


"Norn, estoy seguro de que tú puedes comprender cómo me sentía en esa habitación de la posada después de la muerte de Paul. Sentía que había sido culpa mía, que no había estado a la altura, que vine a rescatar a Zenith y acabé sacrificando a Paul por ser un estúpido... Estaba hundido. ¿Y ahora me dices que debo olvidarme de la persona que consiguió sacarme de esa situación?"

"¡Lo comprendo! ¡Sé lo agradecida que me sentí de que me ayudaras a seguir adelante, Nii-san! ¡Pero eso no es de lo que estamos hablando aquí! ¡Si acabas casándote con otra mujer, Milis-sama jamás te lo perdonará!"


Ah.... cierto... se me había olvidado que Norn era una creyente de Milis... Pero eso no es importante ahora, esto no tiene nada que ver con su fe.

YO he cometido una enorme equivocación y eso no cambia. Y soy YO el que está intentando razonar lo irrazonable.


"Y por si fuera poco, ¡¿cómo te atreviste a hacerle eso a una niña pequeña?! ¡¿No ves que tiene mi edad?!"


Norn le lanza una mirada llena de odio a Roxy y esta, manteniéndose firme le devuelve la mirada. La diferencia de altura entre ambas es minúscula, no llega ni a 10 centímetros.

Tras aguantarle la mirada unos breves segundos, finalmente Roxy dice las siguientes palabras.


"... Puede que no lo parezca, pero ya soy una mujer."


Me quedo sin palabras al sentir la voz temblorosa con la que Roxy dice estas palabras, notándose lo difícil que es para ella. Pero esas mismas palabras se pueden tomar como una actitud descarada en la situación actual.

Norn parece verlo de la segunda forma, y se acaba enrabietando.


"¡Si de verdad eres una mujer, ¿no deberías sentir vergüenza de lo que hiciste?!"

"..."

"¡¿Acaso no sientes nada viniendo a esta casa a meterte donde no te llaman?!"

"Norn. Es suficiente. Soy yo el que decidió convertir a Roxy en mi segunda esposa, así que no es a Roxy a quien debes culpar. Y por si fuera poco, ella tenía la intención era alejarse de mí cuando regresáramos."


Usé un tono serio para reprocharle a Norn sus últimas palabras. Pero contrario a lo que esperaba, Norn continuó descargando su enfado sin mirarme a mí ni separar su mirada de Roxy.


"¡Nii-san, haz el favor de callarte un segundo! ¡Dime, si de verdad pretendías marcharte, ¿por qué te echaste atrás?! ¡Porque lo que a mí me parece es que intentabas aprovecharte de la amabilidad de Nii-san!"


Casi me levanto a darle una bofetada a Norn, pero sabía que no estaba cualificado para hacerlo dada la situación.

Si de verdad le pegara ahora, jamás me lo perdonaría. Ni ella, ni yo mismo...


"..."


Tras los gritos y acusaciones de Norn, Roxy se quedó en silencio durante varios segundos, con la cabeza gacha y manteniendo su expresión aparentemente adormilada con los ojos clavados en el suelo.

.

..

Pasado ese tiempo, finalmente alzó la vista y se inclinó ante Norn.


"Tienes razón, no tengo derecho a estar aquí. Siento mucho lo ocurrido."


Y tras estas palabras, Roxy se gira y dirigiéndose lentamente hacia su equipaje. Cogió su sombrero, se lo puso, agarró su equipaje y se marchó apresuradamente.

Viendo la situación, no soy capaz de ir a detenerla, ya que comprendo la situación y el rechazo.

No esperaba que fueran a aceptar esto de buena gana, pero tampoco que la situación llegaría a estos extremos. Pensé que sería capaz de convencerlas o calmarlas de alguna forma. Fui demasiado crédulo.

Viendo la situación actual en la que sufría ataques verbales, estoy seguro de que siente que forzar que la acepten en un lugar en el que no la quieren solo llevará a más sufrimiento innecesario.

Si lo ve de esa forma, no me cuesta imaginar lo poco que querrá quedarse... yo en su lugar habría salido huyendo hace rato.

Por eso, no puedo obligarla a que se quede, no puedo forzarla a algo que no quiere; por mucho que tampoco quiera que se vaya así sin más.

No quiero abandonarla de esa forma, con todo lo que ha hecho por mí, no se lo merece. No la traje aquí para que la hicieran sufrir, sino porque quería hacerla feliz; ¿acaso es imposible que encuentre la felicidad en esta casa?

No lo aceptaré... Piensa, ¡PIENSA! ¿Qué puedo hacer? ¿Cómo consigo que Norn la acepte?

.

Mientras pensaba cómo solucionar la situación, Roxy había llegado a la puerta y estaba pasando el umbral.

NO puedo dejar que se vaya. Aunque Norn me odie por ello, aunque tenga que callarla de una bofetada, yo-


"¡Espera!"


Oí una voz, que no salió ni de la boca de Norn ni de la mía. La voz provenía de mi espalda.


"¡Roxy-san, espera, por favor!"


La voz provenía de Sylphy, que se había puesto de pie como pudo y se acercó agitada hasta Roxy, agarrándola de la mano. Sintiendo el contacto, Roxy se da la vuelta asustada dejando ver las lágrimas que se amontonaban en sus ojos, hasta ahora ocultos por la copa de su sombrero.


"¡¿Por qué la detienes, Sylphy-nee?! ¡¿Acaso no quieres que se vaya?!"

"Norn-chan. ¿Puedes guardar silencio, por favor?"

"¿Eh?"


Al escuchar a Sylphy, Norn se quedó boquiabierta y petrificada.


"Roxy, quiero hablar contigo un segundo. Acompáñame al sofá, ¿vale?"


Tirando de Roxy, Sylphy se dirigió al sofá mirando por última vez a Norn y comprobando que en efecto se había quedado en silencio. Roxy no opone resistencia y acaba sentándose en el sofá, junto a Sylphy.


"Disculpa que no supiera cómo reaccionar antes... Pero dime Roxy-san, lo que hiciste fue para ayudar a Ludy, ¿no es así?"


Ante la pregunta honesta de Sylphy, Roxy respondió tímidamente asintiendo con la cabeza.


"... Sí... Aunque no puedo negar que me aproveché de la situación, así que eso no es excusa."

"Jum, pero es que Ludy es encantador, ¿no es cierto? Si me hubieras dicho que no tenías ningún motivo oculto cuando hiciste eso, sabría que me mentías."

"..."

"Además, creo que si hubiera estado en tu lugar, Roxy-san, yo también hubiera hecho lo mismo."


Sylphy le lanzó una sonrisa amable a Roxy, pero la pequeña maga seguía contrariada. Viendo esto, Sylphy continuó sonriente.


"... ¿Sabes? Si soy sincera, siempre supe que sería cuestión de tiempo..."

"¿Hmmm? Disculpa, ¿a qué te refieres?"

"Que Ludy acabara trayendo a otra mujer a casa."


Que yo... ¿Acabaría trayendo tarde o temprano a otra mujer...? .... Esto.......¿Cómo? ¿Me estás diciendo... que nunca tuviste fe en que te sería fiel, Sylphy?


"Seguramente sabes lo pervertido que puede ser Ludy, ¿no es así? Por eso me imaginé que si alguna vez no pudiera hacerlo conmigo, no tardaría en perder el control y hacerlo con otra. Y conociendo lo amable y honesto que puede llegar a ser Ludy, no me cuesta imaginar que después de eso, intentaría aceptar a esa persona como su esposa; sobre todo teniendo en cuenta que hizo lo mismo conmigo. Por eso mismo, jamás creí que era posible monopolizar a Ludy."


Quiero defenderme, pero todo cuanto dice suena tan realista, visto lo visto, que no puedo protestar ante sus palabras.


"Aunque si te soy sincera, pensé que cuando trajera a alguien, sería alguien como Rinia, o Pursena... o quizás hasta Nanahoshi-san."

"Quitando a Nanahoshi-san, no sé quienes son esas otras personas."

"Son compañeras de clase de Ludy; y las 3 son especialmente atractivas, aunque Rinia y Pursena además además tienen unos pechos grandes."


Nanahoshi no es que sea especialmente atractiva......


"Pero volviendo a lo de antes, como la historia que me habéis contado hoy era tan difícil de aceptar, y más con la muerte de Paul, tardé en reaccionar, pero lo cierto... es que estaba preocupada por otra cosa."

"¿Qué cosa?"

"Cuando al principio llegasteis, noté que no parabas de mirar nerviosa a Ludy desde que entraste por la puerta y me preguntaba por qué era. Primero pensé que era porque estabas preocupada de cómo nos tomaríamos la muerte de Paul, pero después... comprendí que se trataba de eso."

"..."

"Roxy-san, tu mirada era claramente la de una joven enamorada."


Al escuchar las palabras joven enamorada dicha de forma tan directa, la cara de Roxy se tornó de un tono rojo intenso.


"Siento haberte molestado con mi actitud..."


Sin que perdiera el tono rojo en su cara, Roxy se inclinó ante Sylphy para disculparse; seguramente comprendiendo que mirar encandilada al marido de una mujer delante de esta puede hacerla enfadar. Hasta yo lo veo de esa forma.

Pero en el caso de Sylphy negó con la cabeza y con sus palabras.


"Pues lo cierto es que no me molestó..."

"... Pero-"

"A ver, ¿cómo me explico...?"


Sylphy inclina ligeramente su cabeza pensativa durante unos segundos, tras los que asiente habiendo llegado a una conclusión.


"¿Sabes que Ludy me habló de ti, Roxy-san?"

"¿Qué fue lo que te dijo?"

"No paraba de decir que Roxy era una maga a la que respetaba muchísimo, y eso era antes de la Catástrofe de la Teletransportación. Y cuando nos reencontramos y nos casamos siguió diciendo lo mismo."

"... creo que... Ludy exageró un poco."

"Pero oírle hablar así de ti me hizo sentir celos, porque cuando hablaba de ti notaba como si te anhelara eno~ormemente."

"..."

"Por eso siempre pensé que Roxy Migurdia era una maga increíble a la que no podía ni compararme."

"..."

"Pero cuando te he visto hoy por fin, he podido comprender que eras una chica normal que estaba enamorada de Ludy, como yo... y con eso mis celos desaparecieron."


Diciendo esto, Sylphy le quitó amablemente el sombrero a Roxy y empezó a acariciar su cabeza. Sintiendo el gesto, Roxy levantó la vista, pero no opuso resistencia.


"Por mucho que Norn-chan haya dicho eso, yo te doy la bienvenida en esta casa."


Roxy mostró su enorme sorpresa y hasta yo pude sentir como se abría mi boca de par en par sin comprender lo que había pasado. Ni en sueños se me ocurrió imaginar que Sylphy aceptaría a Roxy.


"¿Sylphiette...-san?"

"Puedes llamarme Sylphy. Y espero que nos llevemos bien... esto... Roxy... ¿chan?"

"Eh... teniendo en cuenta que cumplo los 50 este año, creo que llamarme chan es un poco...[95]"

"Ah, ahora que lo dices, es cierto que eras mayor que yo... perdona. Ya había olvidado que Ludy me explico lo de tu raza, pero vaya, verlo en persona es... ya sabes..."

"No te preocupes, después de todo parezco una niña."

"Yo tampoco es que tenga muchas curvas de mujer."


Tanto Roxy como Sylphy cruzaron sus miradas, y no tardaron en echarse a reír.


"Bienvenida, y espero que podamos apoyar juntas a Ludy, Roxy."

"Gracias, Sylphy."


Con estas palabras y dándose la mano parecieron llegar a un acuerdo o pacto; y por extraño que parezca, me dio la impresión de notar cierta solidaridad en sus gestos y sus miradas de la una a la otra.

Viendo esta escena, dejo escapar un suspiro que llevo rato intentando contener al no saber cómo acabaría la situación.

Con esto todo irá bien...

Sonriendo inconscientemente, causo que Norn al verme frunza el ceño.


".......... Si Sylphy-nee la acepta, yo no puedo oponerme."


Norn parece que sigue sin acpetarlo, sus labios dibujan un claro へ de enfado y nos mira molesta, hasta el punto de que no me extrañaría que se pusiera de nuevo a discutir por mucho que haya dicho eso. Pero por suerte, Sylphy se adelanta para calmarla.


"Norn-chan, Ludy no es creyente de Milis, así que deberías dejárselo pasar."

"Pero..."

"Y hasta Paul-san tenía 2 esposas, ¿no es cierto?"

"...Eso es cierto... pero..."

"Norn-chan... ¿Le dirías a Lilia-san lo mismo que le dijiste a Roxy?"


Esas palabras causaron que Norn abriera los ojos como platos y se girara bruscamente hacia donde se encontraba Aisha, la que había estado callada durante todo este tiempo, manteniendo una expresión bastante neutra.


"Ah-.... Lo siento, Aisha."

"No importa, no importa. Ya sé que Norn-nee a menudo dice las cosas sin pensarlas."

"... ¡¿Por qué aprovechas para meterte conmigo?!"

"No me meto contigo, mira. Durante todo este rato has dicho todo lo que has querido sin preocuparte de los demás, ¿no es cierto? Y aunque Sylphy-nee la aceptó, seguiste enfadada y te pusiste a discutir aunque no tuvieras la razón, ¿no es así, Norn-nee?"

"¡Cóm-!"


Norn se gira bruscamente enfadada y con los puños fuertemente cerrados. Pero me adelanto y regañé a Aisha con un tono algo severo.


"Aisha, te has pasado."

"Pero onii-chan..."

"La actitud de Norn es comprensible. Siendo honesto, jamás pensé que Sylphy aceptaría la situación de esta forma. Así que si hacer las cosas sin pensar en los demás es lo que ha hecho mal Norn, yo también soy culpable. Por eso creo que no deberías criticar a Norn por su reacción de hoy."

"Bueno, si eso es lo que piensas, onii-chan..."

"..."


Norn no parece saber bien cómo reaccionar.


"... Me voy a la cama."


Viéndose en esa tesitura, quizás creyó que lo mejor era salir de la habitación y pensar en la cama tranquilamente. Aunque como si recordara algo en el último momento, se detuvo antes de salir y se giró hacia mí para decirme unas palabras entrecortadas.


"Esto... nii-san..."

"¿Sí, Norn?"

"Podrías... ¿enseñarme cuando pudieras a manejar una espada?"


Durante unos instantes no supe bien a qué se refería.

Con espada... ¿se refiere a que quiere aprender a manejar la espada de Paul?

Siento que si aprende de un maestro mediocre como yo no le servirá de mucho ni para defensa personal... Sobre todo teniendo en cuenta cómo son los espadachines y monstruos de este mundo... Pero también creo que nunca está de más el aprender a manejar una espada, porque aunque no le pueda enseñar mucho, seguro que le podrá venir bien llegado el momento.

Así que el problema será cuánto podré enseñarle...


"¿Estás segura de que quieres que te enseñe yo?"

"Aunque todavía no pueda aceptar lo que has hecho, no es que te odie, nii-san."

"...Oh."


A lo que me refería con mi pregunta es si se conformaba con un maestro mediocre como yo... pero saber que no me odia me ha quitado un peso de encima. Además que ahora sí que no me puedo permitir decirle que no lo haré.


"Pues de acuerdo. Buscaré un hueco después de clase o cuando te venga mejor."

"Cuento contigo."


Y con estas palabras, Norn se fue a su habitación.


"..."


Al final... supongo que el desenlace ha sido positivo, ¿no? Aunque lo cierto es que yo no hice nada... Se lo debo todo a la misericordia de Sylphy.

Aisha me sacó de mis enseoñamientos con sus palabras.


"Onii-chan .... hoy has sido increí~iblemente patético, lo sabes, ¿verdad?"


No respondo de ninguna forma exteriormente.

Pero por dentro estoy totalmente de acuerdo con Aisha.


2ª Parte[edit]

Al final de la noche, los 3 nos pusimos a planificar y organizar qué haríamos de ahora en adelante.

Acabamos hablando de las rotaciones a la hora de dormir juntos, por ejemplo, o en qué situaciones estaría permitido o no decirnos y actuar de forma melosa en ambientes menos privados. Y como de verdad estábamos teniendo una discusión seria sobre ello, Aisha prefirió dejarnos solos, ya fuera por vergüenza o por darnos privacidad.

Mientras salía de la habitación, decidió darle la bienvenida formal a Roxy.


"Yo me retiro a mi habitación. Roxy-san, espero que nos llevemos bien de ahora en adelante."

"Yo también lo espero. Buenas noches."


Aunque las palabras de Aisha fueron un tanto distantes, por algún motivo me pareció notarla como contenta, aunque no sabría bien decir por qué.

Bueno, ya tendré tiempo de preguntarle.

Tras la salida de mi hermanita del salón, Sylphy, Roxy y yo continuamos teniendo una conversación bastante amena sobre temas que jamás esperé tener en la vida.

Puede parecer raro que aun con la muerte de Paul tuviéramos una conversación tan desenfrenada como esta, pero a mi entender, es justamente por todo lo sucedido hasta ahora, que al menos por hoy esta conversación agradable es lo que más necesitamos.


"Personalmente me basta con que trates a Sylphy como tu esposa oficial en todo momento, mientras puedas dedicarme algo de tiempo de vez en cuando."

"Eso no me parece bien, Ludy tiene que tratarnos a ambas equitativamente."

"Pero..."

"Piensa que el número de esposas todavía puede aumentar, así que tenemos que asegurarnos de que no haya favoritismos."[96]


¿¿Qué todavía puede aumentar??

Puedo sentir la falta de fe de Sylphy en el autocontrol de miniyó con esas palabras.

¡Pues juro por mi honor que solo amaré a Sylphy a Roxy! ¡Y me aseguraré de cumplirlo!


"Si así lo prefieres... pero me hace sentir mal, como si me estuviera entrometiendo en vuestra vida; así que al menos, hasta que nazca el bebé, voy a mantenerme más al margen."

"Entiendo... Y bueno, solo falta un mes para que nazca el bebé... ¿pero estás segura? Básicamente estaré monopolizando a Ludy durante todo ese tiempo."

"Creo que es lo correcto en esta situación. Y para que te quedes más tranquila, podemos esperar hasta dentro de un mes para que me convierta en su esposa de manera oficial."

"..."


Aun en mi situación, por algún motivo acabé pensando cosas fuera de lugar como...

Es una pena que me toque estar un mes de celibato... Me avergüenzo de mí mismo por pensar así... Además, en cuanto Sylphy dé a luz a nuestro hijo, podré pasar las noches con las 2 mujeres que amo, ¿qué más puedo pedir? Mi otro hijo seguro que estará contento...


"..."

"..."


Pensando de esta forma, me dejé llevar por mis fantasías, hasta que noté la mirada de 2 mujeres clavándose en mí y sacándome de mi ensoñamiento.


"Hmm, Ludy... Si llegas a un punto en que no puedas aguantarlo más, solo tienes que decirlo, ¿vale? Ya veremos cómo lo solucionamos."

"No te preocupes, Sylphy, me encargaré de que no pase."


¿Cómo mierda me pongo así con todo lo que ha pasado? Quiero pensar que es por la maldición de los Greyrat... pero no pienso volver a caer.

En esta ocasión el motivo de que cediera a mis instintos fue porque se trataba de Roxy, además de mi estado de ánimo tan inestable, no creo que me hubiera pasado lo mismo con nadie más. Y lo de encima darme cuenta de que la amaba y querer casarme con ella es porque se trataba de una mujer del nivel de Roxy; así que mientras no aparezca ninguna persona a su altura no habrá ningún problema.

Y dudo que haya nadie a la altura de Roxy, así que estoy seguro que no volveré a ser infiel.

Totalmente seguro.


"Ah, ¿no estabas embarazada tú también, Roxy? En ese caso, dentro de un mes tú tampoco podrás acompañar a Ludy por las noches, ¿qué hacemos entonces?"


Escuchando las palabras de Sylphy, Roxy alteró su rostro a uno un tanto avergonzado.


"Esto... ¿Te refieres a lo que Ludy dijo antes...? Verás... siento que es algo que Ludy se inventó para convenceros; y como estaba demasiado nerviosa para corregirle no dije nada. Pero no estoy embarazada."

"...¿Eh-"


¿Que no está embarazada? ¿Y esa conversación de que no le había venido que tuve con...?


"...Ahh..."


Elinalise.......... ¡esa maldita embustera lo dijo para convencerme! ¡Será zorra! ¡Eso no se hace, maldita sea! Ah... supongo que lo hizo para solucionar todos los problemas, pero me siento usado...


"¿Qué te pasa, Ludy?"

"Ah, no nada... pero quiero que sepáis que no era mi intención mentir a nadie, simplemente me equivoqué al pensar así."

"Ya veo."


Tanto Sylphy como Roxy parecen quedarse algo más tranquila, pero entonces Roxy se pone un tanto colorada y se rasca las mejillas intentando mantenerse tan inexpresiva como siempre y fallando en conseguirlo.


"Aunque... espero que todo llegue."

"Ah, sí. Yo también lo espero."


Por mi mente rondan las palabras Planificación Familiar, lo que me lleva a sonreír tontamente.

Ahh... Parece que voy a tener un futuro bastante ocupado...


"Este Ludy... siempre pensando en lo mismo."

"No puedo evitarlo, Sylphy, soy así."

"Me da miedo pensar en los peligros que corremos por estar casadas con un hombre así, Sylphy."


De esta forma terminamos nuestra conversación entre risas.


Y así fue como finalmente todos aceptaron que Roxy se convirtiera en mi segunda esposa.


3ª Parte[edit]

Tras eso, Lilia y Zenith terminaron de asearse y cuando Lilia preparó lo necesario en el cuarto que iban a utilizar, se fueron a dormir.

Como habíamos decidido un rato antes, esta noche y durante un tiempo dormiría con Sylphy.

Nos tumbamos en la cama con la cabeza de la adorable embarazada apoyada en mi brazo, apoyada en mi pecho; y estuvimos un buen rato en silencio, pero sin dormir; simplemente mirándonos fijamente a los ojos.


"Esto es algo sobre lo que hice mención antes, pero..."


Sylphy fue la primera en romper el silencio.


"Cuando antes dijiste que había algo importante que querías contarnos y Roxy se puso a tu lado... acabé temiéndome lo peor."

"¿Qué cosa?"

"Pensé que ibas a decirme que habías dejado de quererme y que me ibas a abandonar..."

"Jamás te diría algo así, Sylphy."


Solo un desalmado se atrevería a decir algo así...


"Ya... lo sé..."


Sylphy se recolocó en mi brazo tumbándose bocarriba y llevó sus manos a mi muñón. Pude sentir el agradable tacto de la yema de sus dedos por mi muñeca cicatrizada mientras la acariciaba.


"Pero todavía estoy inquieta... siento como si algún día fueras a alejarte de mí, para siempre."


No sé si será algún tipo de premonición... Porque pensándolo bien, en esa pelea con la Hidra mi vida corrió peligro. Pude haber muerto en ese Laberinto...


"Así que te puse así de nerviosa hoy..."

"Hmn."

"Perdona, perdona..."


Juego con el pelo de Sylphy con mi mano libre y veo como entrecierra los ojos y me deja seguir acariciándola.

Vaya, no me había fijado que tiene el pelo más largo que de costumbre, con ese precioso brillo blanco nieve... es posible que pronto pueda recogérselo en una coleta... tiempo al tiempo.


"Veo que te estás dejando crecer el pelo..."

"Por supuesto, Ludy, como dijiste que te gustaba el pelo largo..."

"Mn."


Qué adorable es...

Y a esta preciosidad que me ha estado esperando todo este tiempo voy yo y...


"Siento mucho haberte traicionado, Sylphy."

"No importa. Sabía que eras así cuando me enamoré de ti."

"Pero si fuera al revés, estoy seguro de que habría llorado desconsolado, gritado y pataleado diciéndote cosas como por qué me has traicionado, ¿me oíste?"

"Nfufu... No pienso traicionarte, así que no te preocupes por eso. Además, solo te quiero a ti."


Tras decir esto, Sylphy se giró y acercó su cara hasta darme un beso en la mejilla y el gesto hace que se me acelere el corazón.

Aunque estaba inquieta e insegura... aunque seguramente quería ponerse a gritar... en ningún momento me criticó ni me atacó, sino que aceptó mi decisión egoísta...

Juro que la amaré hasta el fin de mis días.


"Sylphy."

"Jejeje..."


Devuelvo el beso, dándoselo yo en su suave y esponjosa mejilla.


"..."


Por lo general, llegados a este punto, me lanzaría a sus brazos, pero decido parar por hoy.

Sylphy está de 8 meses... no pienso hacer nada irresponsable hasta que nazca el bebé.

Y habiendo llegado a esa conclusión... comencé a notar un íntimo roce por la parte de mi abdomen.


"Ahh... noo... Sylphy... para... Si sigues toqueteando por ahí no seré capaz de controlar mis ganas por más tiempo.... No te voy a negar que siento curiosidad por lo que se siente al hacerlo con una embarazada pero..."

"Ah... noo... Ludy... no sigas... o podremos hacerle daño al bebé..."

"¿Mn?"

"¿Eh?"


Viendo como las palabras de Sylphy no se correspondían con lo que estaba sintiendo, bajé la vista y vi como su barriga se había inflado hasta convertirse en una montaña enorme.

Del susto di un tirón de las mantas y lo que me encontré fue...


"Jirou..."


Al enorme armadillo se había colado por los pies de la cama y hasta acabar colocado entre nosotros.

¿Cuándo habrá llegado? Ni le oí llegar...


"Mira que ir metiendo la cabeza en entrepiernas ajenas... eres un cochino, Jirou..."

"Entonces es como tú, ¿no?"

"Yo, no... no importa eso ahora, ¿dejamos entonces que Jirou duerma en nuestro cuarto hoy?"

"Vale, me parece bien."


Me levanté de la cama y cojo otra manta del armario para prepararle a Jirou una cama improvisada con ella. El animal al verme, comprende el gesto y baja de la cama hasta tumbarse en la manta enrollada del suelo y le tapo con otra.

... Claramente es un armadillo, pero actúa como un perro... Parece que voy a tener que prepararle uno de los cuartos más pequeños, aunque va a ser molesto tener que limpiar sus heces... Ya veré que haré, lo mismo si lo entreno como a un perro aprenderá a salir al jardín a hacer sus necesidades.

... Parece que voy a tener que hablar con la familia para decirles que vamos a tener un nuevo miembro en la casa...


"Bueno, eso para mañana, es hora de dormir."


Fui a la cama, y cuando iba a tumbarme a la derecha de Sylphy me detuve al comprender mi error. Le di un rodeo al mueble y me tumbé a su izquierda para poder agarrar la mano izquierda de Sylphy con mi mano derecha, la que todavía conservo.

Sylphy sintiendo el gesto apretó con fuerza mi mano mientras me miraba a los ojos.


"Buenas noches, Sylphy."

"Hm... Que descanses, Ludy..."


Y tras decir esto, cerré los ojos y dormí a pierna suelta.


Capítulo 132 - Frente a la Tumba[edit]

1ª Parte[edit]

Han pasado varios días desde que anuncié que quería casarme con Roxy.

Todavía no he perdido la preocupación sobre que algo malo iba a pasar, pero ya no estoy tan paranoico como cuando llegamos a Ranoa.


A estas alturas, ya hemos preparado para Zenith una de las habitaciones más grandes de la casa, que resultó ser la sala en la que murieron los anteriores inquilinos... Se lo avisé a Lilia, por si prefiriera irse a otra habitación, pero resultó que Zenith estaba encaprichada con esa habitación y no había forma de sacarla de allí.

Lilia dijo que no había problema, y tampoco debería pasar nada... por no hablar de que seguramente a Zenith le venga mejor alojarse en una habitación espaciosa en lugar de una más compacta. Tengo entendido que el espacio sienta bien a los convalecientes, además que puede llegar a ser necesario dependiendo del tratamiento.

Como era de esperar, llevamos a Zenith ante un médico que pudiera examinarla. Se trataba de una eminencia que Ariel me recomendó, pero por desgracia, el hombre no conocía ningún caso similar, por lo que no sabía bien como tratarla.

Definitivamente en este mundo casi todos los tratamientos médicos siempre se basan en casos anteriores, por no mencionar que como la magia cura la mayoría de problemas, la medicina como tal no está demasiado desarrollada.

Digo esto, pero aun así el médico nos recomendó una serie de nociones que son de utilidad a la hora de tratar a pacientes con pérdida de memoria para ayudarles a recordar.

Puede que no sirva de mucho, pero es mejor que no hacer nada..... Si puedo, podría serme de ayuda investigar objetos mágicos que puedan recuperar recuerdos...

Comprendo las pocas posibilidades de que exista uno, pero pensando a largo plazo, podría ser un posible tratamiento. Además, quizás la familia de Zenith en Milis-Sion tenga algo que aportar.

En definitiva, el problema de Zenith todavía me tiene bastante inquieto.


2ª Parte[edit]

Sylphy progresa favorablemente.

Estos últimos días, el bebé se ha dedicado a darle pataditas, y me ha dejado palparlas siempre que toque con delicadeza la zona del vientre.

Aprovechándome de la situación, llevé la mano a sus pechos, que se habían inflado debido a su embarazo; pero se enfado mucho cuando lo hice. El motivo fue que ahora mismo le duelen mucho cuando no se tocan con cuidado.

No pensé que los había apretado con demasiado fuerza, pero lo mismo al sorprenderse por el gesto fue lo que más la impresionó.


"Si tantas ganas tienes de tocarlos... hazlo con delicadeza..."


Las palabras con las que ofreció sus pechos me dieron unas ganas enormes de abalanzarme sobre ella.

Ahora que lo pienso, a menudo enloquezco cuando Sylphy ha dicho cosas similares de esta forma... Pero está embarazada, no puedo olvidarlo, debo comportarme como un caballero y soportar mis ansias.

.

..

Digo eso, pero lo que quiero tocar, seguiré queriendo tocarlo... por mucho que me controle.

Al final, tras un muy breve autocontrol, acepté su invitación.


Al hacerlo, pude notar los cambios que les habían producido el embarazo, no era la copa que estaba acostumbrado a sobetearle a Sylphy, tanto el tamaño, como la textura, y la densidad eran distintas.

Pensar que el cambio había sido producido por mí me hizo sentir extrañamente feliz...

Qué cosas... ¿será esto lo que sienten los conquistadores cuando llegan a nuevos territorios? Pero he llegado tarde, las Montañas Sylphides siempre han estado en mi poder... jujuju...

Pero vaya, como imaginaba, la falta de mi mano izquierda es más molesta de lo que me pareció en un principio... echo de menos las veces en las que podía acariciar ambas tetas al mismo tiempo; ahora, lo que antes disfrutaba por partida doble solo me genera la mitad de satisfacción...

Aunque olvidémonos de eso... tengo algo más interesante entre manos.......

¿Cuánto faltará para que empiece a lactar?..... ¿Se enfadará Sylphy si le digo que quiero probarla a ver cómo sabe? ¿Le pareceré repulsivo?

.... No lo sé, pero quiero pedírselo... aunque es mejor que no lo haga... ¡¡pero al menos una vez-


"Veo que te encantan como están ahora, Ludy."

"¡Sí! Pero aunque en general no sean demasiado grandes, para mí son las número 1 en todo el mundo."

"Así que en todo el mundo... Entonces, ¿por qué le pusiste la mano encima a otra chica? ¿eh?"

"L-L-L-Lo siento...."

"Ejeje... solo bromeaba."


Mientras charlábamos de forma amena, puedo sentir como hasta mi relación con Sylphy progresa favorablemente estos días.

Si estuviéramos en Japón, estoy seguro de que la situación sería mucho más tensa; pero en este mundo, las costumbres no son las mismas, sin contar que Sylphy es también bastante permisiva. Me ha dejado claro que aunque entre en casa alguien más, siempre que las ame a todas por igual podrá aceptarlo.

Pero aun así, no pienso romper mi promesa nunca más y permitir que el desliz de esta ocasión se repita.


Sobre mi futura segunda esposa, Roxy, en estos momentos debería encontrarse en un cuarto pequeño de la segunda planta.

Le dije que podía escoger cualquiera de los cuartos de más tamaño, pero parece que le agradan los espacios reducidos.

A mi tampoco me disgustan esos cuartos. Después de todo, el aroma a Roxy se condensa con más facilidad en ellos.

Por otra parte, Roxy ahora estaba dando clase en la Universidad de Magia; pero esa historia, junto con avisar a los demás de que había regresado, la guardaré para otro momento.


3ª Parte[edit]

Un mes más tarde, en un día en el que nevaba con fuerza... Sylphy se puso de parto.

No hubo ninguna contratiempo en particular y el bebé venía sin complicaciones, sin ser ni un parto de nalgas[97] ni un bebé prematuro. Lo único a destacar es que con la cantidad de nieve que estaba cayendo y amontonándose en las calles, el médico no llegaría a tiempo aunque fuéramos a por él.

Esto podría haber sido un problema y seguramente habría entrado en pánico en otras circunstancias; pero por suerte para nosotros, Lilia estaba en casa. La experimentada matrona sin necesidad de que le dijeran nada, se puso manos a la obra, recibiendo apoyo de Aisha.

Durante todo el proceso, Lilia mantuvo la calma y nos fue organizando mientras aprovechaba para ir adiestrando a Aisha en la tarea. Y aunque seguramente no fuera necesario, si hubiera alguna complicación severa, tanto yo como Roxy estábamos atentos para reaccionar con magia.

En este mundo, hay una gran diferencia entre tener acceso a magia Curativa en caso de emergencia y no tenerlo; la medicina todavía no ha sido lo suficientemente desarrollada y un conjuro puede eliminar la mayoría de problemas a corto y largo plazo usado en el momento correcto.

Ahora actúo de manera orgullosa, pero lo cierto es que durante el parto, estaba completamente bloqueado y seguramente hubiera sido incapaz de concentrarme para conjurar magia Curativa estando tan nervioso. Lo máximo que podía hacer entonces era sujetar con fuerza la mano de Sylphy mientras ella soportaba el dolor del proceso.


"Viendo a Ludeus-sama no puedo evitar acordarme de cuando la señora... de cuando Norn-sama nació."


Mientras continuaba trabajando, Lilia pronunció esas palabras que me hicieron recordar lo que ocurrió entonces.

Norn tuvo un parto de nalgas que puso en peligro tanto su vida como la de Zenith; y en esa situación, Paul fue un completo inútil que lo único que pudo hacer fue temblar y balbucear.

Recuerdo que entonces fui capaz de actuar con tranquilidad, ayudando a Lilia en todo lo que pude; mientras que ahora que el padre soy yo tiemblo como un saco de nervios... Parece que tanto en este mundo como en el anterior, de pequeño soy mucho más resuelto que de mayor...[98]


"Pero no tiene de que preocuparse, Ludeus-sama. Sylphy-sama se encuentra bien y no hay nada de qué preocuparse."


Lilia intentaba calmarme mientras no perdía la concentración en su trabajo; su habilidad era suficiente para dejarte embobado observándola ocuparse de todo.

Pero aunque me avisó de que todo iba bien, fui incapaz de dejar de temblar; así que todo cuanto pude hacer en esta situación fue sujetar de la mano a Sylphy repitiéndole una y otra vez el ritmo de Hii-Hii-Fuuuuu, para que controlara su/mi respiración, y quitarle el sudor de su frente.

Sylphy, aun en medio de todo el dolor que estaba sufriendo, con aspecto agotado y el cuerpo en tensión, al mirarme fue incapaz de evitar sonreír un poco al verme tan nervioso.


"Esto... Ludy, como me sigas apretando la mano te la vas a llevar."


Hasta Aisha dejó escapar una corta risotada al escuchar a Sylphy; a lo que Lilia le dio un capón. El intercambio entre madre e hija hizo que Sylphy se riera suavemente-


"¡¡¿Nn?!!"


-Y justo cuando el ambiente parecía calmarse, a Sylphy le llegó una fuerte contracción.


"Aguante, Sylphiette-sama... y ahora, respire profundamente, y empuje fuerte."

"Ufhhhhh....¡¡¡Nn..!!"


Me quedé ensimismado mientras veía a Sylphy soportar el dolor y seguir las instrucciones de Lilia, aunque al menos fui capaz de darle ánimos con palabras. En ese momento sentí que debía estar haciendo algo, pero no era capaz de más.

Y con las últimas voces de Lilia pidiendo a Sylphy que empujara, la cara de esta enrojeció haciendo fuerza con todo su cuerpo y...


El bebé finalmente nació.


El pequeño llegó a este mundo sin ningún problema y soltando un enérgico primer llanto.

Resultó ser una niña adorable con unos mechones de pelo del mismo tono que el mío; que Lilia cogió en sus brazos para entregársela a Sylphy.

Al cogerla, abrazó al bebé con muchísimo cariño y dejó escapar un suspiro de calma.


"Gracias al cielo... no tiene... el pelo verde."


Al escuchar esas palabras, llevé mi mano a la cabeza de Sylphy para acariciarla y tocar el precioso pelo blanco de mi mujer, que hace años tenía un tono verde esmeralda.


".... Tienes razón..."


Y aunque lo hubiera tenido, no hubiera tenido ningún problema con eso, Sylphy...

Para mí, el verde esmeralda se ha convertido en uno de mis colores favoritos desde que llegué a este mundo. Tu pelo tenía ese color, y también el de Ruijerd.... Hasta el pelo de Roxy a veces tiene ese tono cuando le da el brillo del sol.

Me gusta el verde... Y por mucho que el mundo diga que es un color a odiar, o se ponga en mi contra, seguirá gustándome.


"Buen trabajo, Sylphy."

"Gracias."


Pero por mucho que yo piense de esa forma, comprendo que el mundo no cambiará esa discriminación hacia el color esmeralda; el odio por ese color está demasiado arraigado cultural e históricamente.

Por ello, viendo que mi hija tiene el mismo color de pelo que yo... no me queda más remedio que verlo como algo afortunado y agradecérselo a Dios; ese mismo que se encuentra en la esquina de la habitación respirando profundamente mientras sujeta con todas sus fuerzas su báculo con una cara descompuesta.[99]


"Tómala, Ludy. Que también querrás abrazar a tu hija."

"Por supuesto."


Cogí al bebé con cuidado apoyándola en mi brazo izquierdo. Pude sentir su alto calor corporal y escuchar el ruidoso llanto que todavía no parecía tener intención de parar; también pude ver sus pequeñas manos, su cabecita, sus diminutos labios y su redondita nariz... Todo su cuerpo rebosaba vida.

Esta pequeña es... hija mía...

Algo que estaba encerrado en mi pecho floreció al comprender que era mi hija.

La hija que Sylphy me había dado.


"..."


Y me eché a llorar.

Puede que Paul haya muerto... pero mi hija... mi hija acaba de nacer, y es gracias a él que estoy aquí para verla. Si no me hubiera salvado, jamás la hubiera podido tener en mis brazos; y a cambio, el no pudo volver a abrazar ni a sus esposas, ni a sus hijas, ni a su nieta...

Me pregunto si Paul se estará arrepintiendo de no poder estar aquí hoy... o si en lugar de eso estará riendo con todas sus fuerzas y alardeando de que sin mi ayuda yo no estaría aquí...

Pero sea lo que sea que esté haciendo, lo único que yo puedo hacer es seguir viviendo... y hacer cuanto pueda, por esta niña, para no morir. Y no solo por ella, sino también por Sylphy, también por el resto de mi familia...

Ahora me toca a mí protegerlas en tu nombre, Paul.

Por eso, tan solo puedo seguir viviendo al máximo en este mundo.


Para elegir su nombre, decidimos coger el las primeras 2 letras de mi nombre y las primeras 2 letras del nombre de Sylphy; por lo que la pequeña iba a llamarse Lusy, pero al final, decidimos llamarla Lucy[100].

Lucy Greyrat.

Aisha estuvo bromeando de la forma tan simple que usamos para pensar el nombre, aunque Lilia volvió a darle un coscorrón.

Pero vaya... me alegro de que fuera una niña. Si hubiera sido un niño... es probable que le hubiera acabado llamando Paul en su honor.


4ª Parte[edit]

Tras el nacimiento de Lucy, Lilia me acabó indicando que saliera de la habitación, porque parecía que todavía quedaban algunos asuntos que atender y si me quedaba tan solo estorbaría.

Decidí esperar en el sofá, y me dejé caer en él notando la fatiga.

.... No hice nada, ¿y aun así estoy agotado?

Roxy se sentó a mi lado, parece que a ella también la echaron, o decidió salirse, no estoy seguro. Pero lo que sí estaba claro, es que ella también estaba agotada y eso que no tuvo que hacer nada al final.

Imagino que más que agotamiento, es un tipo de fatiga causada por el estrés de la situación.


"He de reconocer que es mi primera experiencia viendo a una persona nacer. Es impactante..."

"Yo... ya no estoy ni seguro de cuántas he visto, pero creo que es la tercera. Aunque la de mi propia hija ha sido increíblemente agotadora."


Aunque no me cabe duda de que Sylphy lo ha pasado peor que yo... Más tarde me aseguraré de agradecerle como es debido.


"¿Cuando mi madre me dio a luz fue así también?"

"Seguramente los Migurd nazcan también de esa forma."


Aunque no estoy seguro cómo serán internamente los cuerpos de los Migurd; pero imagino que todas las razas humanoides no serán muy diferentes unas de otras.


"... Imagino que yo... algún día llegaré a saberlo, ¿verdad, Ludy?"


Pude notar como las mejillas de Roxy tomaron un tono algo rojizo mientras me mantenía la mirada; yo, viendo esto, me senté formalmente ante ella entendiendo lo que me había querido decir.

Por supuesto, me quité los zapatos antes.


"Te lo prometo. Haré cuanto pueda para que llegue ese momento."


Ahora que el bebé de Sylphy nació, significa que pronto comenzará ese estilo de vida junto a Roxy.

No puedo negar que estoy deseando que llegue la hora de... jejeje.

Pero vaya... no ha pasado ni una hora desde que nació el bebé de Sylphy y ya estoy pensando en estas cosas; definitivamente no soy un ejemplo a seguir. Aunque tampoco me disgusta esa parte de mí, quizás porque creo que Paul también pensaba de esta forma.

Así que tan solo puedo esperar con ansia que Roxy se convierta en mi segunda esposa... fufufu.

Pensando esto, me salió una enorme sonrisa en la cara, y al verme, Roxy se encogió algo asustada y con la cara pintada totalmente de un rojo brillante.


"L-Ludy, ¿sabes que estás poniendo una cara muy viciosa?"

"Es la cara con la que nací."


Es la verdad... toda mi vida he tenido esta cara, nací con ella...


"..."


Ah... casi lo olvido...

Antes de nada, hay alguien a quién debo contarle que el bebé ya nació.


5ª Parte[edit]

Al día siguiente, fui en solitario hacia un punto a las afueras de la ciudad.

Se trataba del lugar en el que había enterrado los restos de Paul.

Su tumba se encontraba en una colina a las afueras de la ciudad que se usaba como cementerio para distintos nobles. Y aunque a Paul quizás no le hubiera agradado la idea, las tumbas están más protegidas y cuidadas en este sitio; así que tendrá que aguantarse.

Dejando pisadas en la nieve, llego ante su lápida de mármol esculpida siguiendo las costumbres de Ranoa.

No había decidido ninguna forma concreta para la lápida al no conocer la religión que seguía Paul, aunque creo que no seguía ninguna concreta.

Y aunque nos equivocáramos y de verdad siguiera alguna, no es del tipo de hombre que se molestaría por una tontería como esa. De eso no me cabe duda.

Algo de lo que sí me arrepiento, es de no haberle enterrado en el reino de Asura, cerca de donde se encontraba la aldea Bonna; pero decidimos hacerla en este lugar, porque aunque Paul no tenga relación alguna con Ranoa, enterrándole lejos de casa nos sería imposible ir a visitarle.

Ya he avisado al grupo de Gisu de dónde está enterrado, y según tengo entendido, fueron viniendo por separado a mostrarle sus respetos. Todos ellos trajeron detalles que le hubieran gustado a Paul como alcohol o espadas cortas; hasta el punto de que el encargado de las tumbas se enfado con ellos por el torneo de alcohólicos que montaron Talhand y Gisu frente a la tumba.


Apoyé en el suelo la botella de alcohol que traje bajo el brazo y me puse a limpiar la tumba, quitándole la nieve que la recubría y puliéndola ligeramente con un trapo. Apenas tardé unos minutos, ya que aunque el camino sí estaba cubierto de nieve, la zona de las tumbas estaba algo más cuidada por el encargado del lugar.

Después de limpiarla, coloqué la botella frente a la tumba e hice una plegaria rezando con mi mano derecha.

Pensé en traer flores, pero ninguna de las tiendas las vendía, supongo que porque estamos en invierno. Además que pensé que Paul preferiría el alcohol a las flores.

Cuando terminé de rezar, me senté frente a la tumba y decidí contarle las buenas noticias a Paul...


"Paul... Tou-san. Ayer nació tu nieta. Es una niña, y como es hija de Sylphy, es preciosa y no me cabe duda de que será toda una belleza cuando crezca. Ojalá la hubieras podido ver en persona, Tou-san."


Estoy seguro que si Paul hubiera cogido a Lucy en sus brazos, se habría puesto loco de alegría dando saltos y gritando hasta que Zenith le hubiera tenido que pedir que se calmara.

Luego lo habríamos celebrado por todo lo alto bebiendo juntos, emborrachándonos y poniéndonos a contar chistes verdes, y él me hubiera contado algún detalle privado sobre Lilia.

No me costó imaginar toda esa escena, con pelos y señales; aunque por desgracia, ni Paul sobrevivió, ni Zenith regresó en perfecto estado a casa.


"Me he casado con Roxy-sensei, aunque todavía no es oficial, pero ahora tengo 2 esposas, como tú, Tou-san... Me hubiera encantado que me ayudaras a que todo me fuera bien con ese tema."


Ahora que lo pienso... es probable que antes de pelear contra la Hidra, en el Laberinto... Paul fuera a avisarme de que le gustaba a Roxy, y sabiendo que a mí me gustaba ella, lo mismo quería empezar a encaminarme en casarme también con ella.

De Paul, no me sorprendería.


"No es la misma situación que tú viviste, ya que al final, Roxy no estaba embarazada; pero seguramente llegue el día en que eso pase, y Roxy dé a luz a otro hijo mío. Sé que todavía falta mucho para eso, pero de verdad espero ser capaz de hacer que mis 2 hijos crezcan sanos y fuertes como Norn y Aisha."


Sobre Aisha... puede que la educación de Lilia no me parezca la mejor, pero no soy nadie para entrometerme en lo que una madre quiere para su hijo; lo único que puedo hacer es asegurarme de que los míos tengan una buena educación y las mismas oportunidades.

No pienso dejar que haya distinciones porque sean semi-razas demoniacas, ni nada por el estilo.


"Por lo visto, Sylphy opina que acabaré casándome con más personas en el futuro... Y aunque no sea mi intención, existe el dicho de Todo lo que sucede una vez puede que no suceda nunca más. Pero todo lo que sucede dos veces, sucederá, ciertamente, una tercera[101]... Aunque claro, Sylphy ya partía de que pasaría la segunda, así que nunca se sabe."


A lo mejor Paul se pensó alguna vez casarse con Ghyslaine, Elinalise o Vera... Me dio la impresión de que se acostó alguna que otra vez con Ghyslaine, así que no me extrañaría que se le pasara por la cabeza; y más con ese Ghyslaine es mía de su carta.

Aunque también es cierto que Paul no era de pensarse mucho las cosas, así que lo mismo ni se le pasó por la cabeza.


"¿Crees que me vendría bien no pensarme tanto las cosas como hacías tú?"


Tras decirle estas palabras a la tumba de Paul, fue como si pudiera verle apoyado sobre su lápida y riéndose de mí bromistamente; no habló, sino que simplemente continuó riéndose de mí.

Pero lo cierto es, que aunque Paul fuera una persona instintiva, sí que me dio la impresión de que pensaba las cosas; así que quizás, sí se preocupaba por todo lo que pasaba a su alrededor y simplemente actuaba como si no fuera para tanto.

Después de todo, dudo que en este mundo haya muchos que se puedan permitir vivir sin pensar mucho las cosas... es fácil encontrar tu final a la vuelta de cada esquina.


"... Tou-san... siento no haber sido el buen hijo que te merecías. Renací en este mundo con mis recuerdos y eso me impidió verte como mi padre."


Me puse en pie con estas palabras cogiendo la botella de alcohol, la abrí y le di un sorbo, saboreándolo y finalmente dejando que el líquido quemara mi garganta. Acto seguido, comencé a bañar la lápida con el contenido.

Mushoku14 00.jpg


"Pero de ahora en adelante... actuaré como el hijo que siempre debí ser."


No soy muy fan del alcohol, debido al estado en el que te reencontré en Milis-Sion... pero creo que por hoy no pasa nada. Después de todo, tengo que celebrar contigo el nacimiento de mi hija.


"Ahora que ha nacido mi hija y me he convertido en padre, creo... creo que finalmente lo comprendo. Hasta ahora no era más que un crío que se creía un adulto solo por tener los recuerdos de mi vida anterior..."


Intercalando con la lápida, bebo y rocío, bebo y rocío... a ese ritmo, la botella no tardó en vaciarse.


"... Y aunque me gustaría convertirme ya en un verdadero adulto... Estoy seguro de que no lo seré hasta que no pasen unos años y lleve varios errores a mis espaldas. Pero como a ti te paso lo mismo, Tou-san, sé que podré conseguirlo."


Habiendo terminado la botella, la cerré y la coloqué frente a la tumba.


"Bueno, te dejo por hoy. La próxima vez, me aseguraré de traer a todos a saludarte."


Y con estas palabras, di media vuelta dejando atrás la tumba de Paul.


Muchas cosas han llegado a su fin con este día, algunas felices y otras dolorosas, pero la vida no acaba aquí; todavía me queda mucho por delante.

Por eso, seguiré viviendo mi vida, con la intención de no arrepentirme de nada cuando me llegue la hora.

Lo prometo.


Volumen 14 Capítulo 132.1 - Los Colmillos de Mad Dog, ¿son Torpes o Afilados?[edit]

1ª Parte[edit]

En el punto más al oeste de la zona norte del continente central se encuentra la Tierra Santa de la Espada, un territorio que ha visto un gran número de conflictos a lo largo de su historia.

El origen principal de estos enfrentamientos se debe a que, aunque actualmente estas tierras son consideradas el dojo principal del estilo del Filo Celestial; durante algunos años perteneció al Dios del Cauce, y por lo tanto se impartía el estilo del Cauce Celestial.

Este evento comenzó hace 100 años.

Los Dioses del Filo Celestial y del Cauce Celestial de entonces se batieron en duelo, y el territorio pasó a manos del vencedor, el Dios del Cauce. Años más tarde, los siguientes Dioses del Cauce y del Filo volvieron a combatir, llevando a que la Tierra Santa de la Espada volviera a manos del estilo Filo Celestial.

Desde entonces, se acordó que en cada generación, los dioses de los estilos se enfrentaran para decidir al nuevo maestro de la espada, y que el mejor espadachín del mundo enseñara su estilo hasta que alguno de sus aprendices consiguiera robarle el título en combate y convertirse así en el mejor espadachín del mundo.

Para todo espadachín, esta tierra representa un símbolo de fuerza, y por ello, todos aquellos que aspiran a llegar a lo más alto se congregaban en este lugar, o al menos, intentan visitarlo al menos una vez en la vida.


A las puertas de esta ciudad santa, 2 caras poco comunes hacen acto de presencia.

La primera es una mujer que tenía claramente más de 60 años, y aunque sus facciones eran difíciles de descifrar, su rostro conseguía calmar por algún motivo a aquellos que la observaban. Esta mujer iba vestida con ropa de viaje, pero no sería difícil imaginarla sentada en el porche de una casa sentada en una mecedora mientras hace punto.

Aunque una cosa en su atuendo contrastaba con esa idea, la espada que llevaba al cinto.

Viendo este hecho, uno podría darse cuenta de que su postura y forma de moverse no dejaban lugar por el que atacarle; y todos los espadachines experimentados que se fijaran en ella, sabrían que no habría forma de llegara impactarle.

Esta mujer es en realidad la Diosa del Cauce, Reida Liia; que tras perfeccionar Espada de la Privación[102], la técnica definitiva del Cauce Celestial, se convirtió en una de las espadachinas más fuertes de esta generación.

La persona que le acompañaba era una joven de unos 20 años aproximadamente, y su forma de moverse guardaba cierta similitud con Reida. Y al igual que esta, también iba vestida con ropa de viaje y con una espada en su cintura.


"Gran Shishou-sama, ¿es esta la Tierra Santa de la Espada?"

"Vaya si lo es... ¿No querías venir? Pues aquí lo tienes, el hogar de las bestias salvajes."

"Estoy nerviosa."

"Deberías confiar más en tus habilidades. Siempre y cuando tu rival no sea el Dios del Filo, no deberías temer a nadie de aquí."

"Agradezco tales palabras, gran Shishou-sama."


Charlando tranquilamente, dieron un paso al frente y se adentraron en la Tierra Santa de la Espada.

Lo primero que vieron es que, contrario al nombre, parecía una ciudad como otra cualquiera.

Tenía una posada, una armería y hasta un gremio de aventureros; y tanto aventureros como comerciantes paseaban tranquilamente por las calles. Aunque la diferencia principal estaba en el resto de aldeanos de a pie, que todos, incluidas las mujeres, parecían conocer y combatir según el estilo del Filo Celestial; y todos ellos tenían brazos bien desarrollados, superando incluso a aventureros experimentados.


"¿Reservamos posada?"

"No hay necesidad; simplemente pasaremos la noche en casa del pequeño Gull."


Reida siguió avanzando, adentrándose por las calles de la ciudad.

Conforme se alejaban del centro, el número de mercaderes y aventureros iba disminuyendo hasta que casi todas las personas que encontraban por el lugar eran espadachines armados con espadas de madera y ropas ligeras entrenando en los distintos dojos de la ciudad.

Para la joven que acompañaba a Reida, la escena fue bastante novedosa y miraba de un lado para otro, llamándole especialmente la atención lo poco abrigados que iban casi todos en esta estampa nevada.


"Gran Shishou-sama. ¿Por qué si tienen frío, los habitantes de este lugar llevan ropas tan ligeras?"

"Eso es porque los espadachines del Filo Celestial si no pueden moverse con facilidad y rapidez no valen para nada. Por eso, aunque haga frío, no pueden ponerse nada como un abrigo, que les impediría el movimiento."

"Vaya, son completamente opuestos a nosotros, que llevamos ropas pesadas incluso cuando hace calor. Qué interesante, ¿no le parece?"

"No especialmente."


Sin prestarle importancia al paisaje ni a quienes le rodeaban, Reida continuó avanzando por el sendero.

Llegó un punto que ya no había ni dojos, ni casas, ni personas a su alrededor, sino que todo había desaparecido, dejando únicamente un camino que partía el paisaje como si fuera un valle entre 2 cordilleras nevadas. Y al final del sendero, encontraron una casa junto a un dojo enorme rodeado por murallas.

Y ese era el lugar que de verdad constituía la Tierra Santa de la Espada.

Se trataba del dojo principal del estilo del Filo Celestial.


2ª Parte[edit]

Justo cuando Reida y su acompañante llegaron a la entrada principal del enorme dojo, se encontraron a una mujer saliendo del recinto.

La joven tenía el pelo recogido en una coleta y tenía una postura bastante solemne; en sus brazos llevaba un cubo, que indicaba que había salido en dirección al pozo para ir por algo de agua.

En cuanto vio a la pareja de recién llegadas, no tardó ni un segundo en ponerse a la defensiva, lanzar el cubo a un lado y poner su mano en la empuñadura de la espada que llevaba en el cinto.


"¡¿Quiénes sois y a qué habéis venido?!"


Reida se mostró algo seria, pero al fijarse más detenidamente, llegó incluso a sonreír a la mujer que se mostraba en actitud amenazante.


"Vaya, eres Nina, ¿no es así? Cuánto has crecido..."

"...¿?"


Las palabras de Reida desconcertaron a la mujer.


"Ahh... No te acuerdas de mí, ¿no es así? Supongo que es normal, ya que la última vez que nos vimos eras muy pequeña."


Aunque Reida actuaba y hablaba de forma nostálgica; la joven y ahora mujer, Nina Farion no era capaz de recordar a quién le estaba hablando.

...¿La conozco? No importa, claramente es una luchadora experimentada y su acompañante es como mínimo igual de fuerte que ella...

Nina se olvidó de momento de intentar recordar a la persona que tenía delante manteniéndose en guardia ante las personas extrañas que habían llegado a este lugar.


"He venido porque me ha llamado vuestro jefe, así que si fueras tan amable, ¿podrías llevarnos ante él?"

"¿Jefe?"

"Gull Farion."


Aun escuchando sus palabras, Nina continuó titubeando.

... No es la primera vez que un espadachín viene a ver al Dios del Filo; pero la mayoría eran simples curiosos que venían menospreciando la importancia de este lugar, creyéndose algo siendo simples espadachines mediocres que han oído sobre el mismo y se creen capaces de robar el título de Dios del Filo así como así.

Tanto Nina como el resto de discípulos de su padre se habían auto-impuesto la obligación de echar a estos indeseables que solo venían a perturbar sus entrenamientos.


"Disculpe mi actitud, ¿pero sería tan amable de decirme su nombre?"

"Es Reida. Me llamo Reida Liia. Imagino que serás capaz de comprender quién soy solo por ese nombre, ¿no es así?"

"¡! ¡Por supuesto! Por aquí, por favor."


Fue escuchar el nombre de la recién llegada y Nina no tardó en calmar su postura, y hacerle una reverencia antes de guiarla hasta donde se encontraba el Dios del Filo.

Después de todo, en este mundo nadie se atrevería a presentarse como Reida Liia en este lugar, salvo la mismísima Diosa del Cauce Celestial. Siendo Reida y Reidar los nombres que deben aceptar los que alcanzan ese rango, como dicta la tradición.

Por un segundo pensé que se trataba de una broma... no sería la primera vez que unos padres le dan el nombre del Dios del Cauce a sus hijos; pero la presión que emanó de esa anciana no me dejó lugar a dudas.

Aunque fuera una impostora, estaba claro que poseía como mínimo un enorme talento y habilidad con la espada.

Segundos después, Nina las guiaba por el dojo del estilo del Filo Celestial, donde pudieron quitarse la nieve de sus indumentarias y zapatos hasta adentrarse en el edificio cubierto con un suelo de madera que crujía a su paso.

Mientras caminaban, Reida examinó de arriba a abajo a Nina.


"Aunque todavía eres joven y algo inocente, tienes un buen porte. Dime, Nina, ¿has alcanzado ya el título de Reina del Filo?"

"No, todavía no estoy a la altura."

"Ya veo. Eres humilde para ser la más poderosa de los jóvenes de este sitio."

"Es posible que sea la más rápida, pero no la más poderosa."

"Ohooo. Es una buena actitud. Tan buena que me cuesta creer que seas una aprendiz del Filo Celestial."


Mientras charlaban animadamente, las 3 mujeres llegaron a la sala principal del dojo, el Espacio Presente.

En ese lugar había un hombre en solitario, con los ojos cerrados en pose de meditación; y en su cabeza, Reida, pudo ver un movimiento suave y rápido de Gull Farion, Dios del Filo Celestial, clavándole una espada en la garganta.

Por supuesto, Gull no se había movido en absoluto, pero para Reida, el desenlace de un duelo entre ambos era evidente.

Por mucho que fuera la Diosa del Cauce Celestial, y una de las 3 figuras principales de las técnicas de lucha con espada de este mundo. Lo único que era incapaz de bloquear eran los ataques de este hombre.


"Ha llegado Leida Liia-sama."

"Así que vino..."


Gull Farion abrió ligeramente sus ojos para observar a Leida; también observó de reojo a la chica que la acompañaba, pero no tardó en perder el interés y volver a observar a la Diosa del Cauce.


"Has recorrido un largo camino, no te esperaba aun. Ese cuerpo decrépito tuyo no está para recorrer mundo."

"Y tanto... Aunque viendo que llegaste incluso a bajar de ese pedestal tuyo para pedirme un favor, no me pude resistir a venir a descubrir el motivo. Permíteme sentarme primero... sí, mejor así."


Leida se acercó hasta el Dios del Filo y se sentó frente a él. Y por mucho que pareciera que le había costado sentarse, en realidad sus movimientos fueron fluidos como un riachuelo recorriendo un valle.

Nina por su parte se colocó a unos metros detrás de Leida junto a la joven que la acompañaba.


"Bueno, ¿por qué me has hecho venir exactamente? ¿Acaso quieres que le enseñe a esa chica las técnicas del Cauce Celestial?"


Reida hizo un gesto con la barbilla señalando a Nina mientras le preguntaba al Dios del Filo.


"Bueno, parece que es una chica tranquila. Así que por mucho que tenga un buen físico para el Filo Celestial, es probable que tenga madera para manejar el Cauce Celestial."


La Diosa del Cauce había recibido una carta escueta del Dios del Filo que le pedía que viniera a la Tierra Santa de la Espada, pero lo único que sabía del motivo era que quería que adiestrara a uno de sus discípulos.

Por lo general habría descartado en seguida una petición tan egoísta como esa, pero hablamos del ególatra Gull Farion, Dios del Filo Celestial. Alguien como él, jamás le pediría un favor a nadie...

Curiosidad que le hizo venir para descubrir qué le habrá hecho llegar a tales extremos.

Aun así, Reida no habría venido desde la capital del reino de Asura solo por simple curiosidad.


"Podría, pero quiero una cosa a cambio."

"¿El qué?"

"Igual que tú, también me gustaría ayudar a crecer a mi discípulo, por eso quiero que organices combates entre ella y usuarios del Filo Celestial. Solo eso, no hay necesidad de que la entrenes."


Es una lástima que esta pequeña pueda desaprovechar el presente debido a esa enorme arrogancia suya.

Es cierto que en Asura muchos espadachines entrenan el estilo Cauce Celestial, pero pocos son los que desarrollan en gran medida su habilidad o poseen talento. La joven que la acompañaba era una de los pocos que poseía ambas características, pero al no tener rival entre el resto de discípulos, su ego había crecido demasiado.

Entrenaba seriamente, pero la falta de una meta en la vida o un rival habían llevado a que su discípulo no se desarrollara lo necesario.

Aprovecharé para mostrarle que siempre hay alguien mejor... es lo que necesita para volver a estimular su desarrollo. Y aunque ninguno de los discípulos del Filo Celestial sea capaz de calmar su ego, un simple combate contra el propio Gull Farion sería suficiente para abrirle los ojos.

Después de todo, para los aprendices del Cauce Celestial, cuanto más fuerte es el adversario, mayor el aprendizaje.

Estoy segura de que por algo parecido me habrá hecho venir el joven Gull. Nina parece tener la cabeza en su sitio, pero combatir contra alguien digno del Cauce Celestial podrá enseñarle sus flaquezas para poder pulirlas.


"Me parece bien, incluso lo consideraría barato."

"Juju... Si eso crees, ¿por qué no añado que nuestros discípulos combatan desde hoy mismo?"


Reida aprovechó las palabras de Gull para ofrecer esta propuesta.

Cuanto antes se calme la orgullosa dama a mi espalda, antes corregirá sus errores. Se me pasó por la cabeza pedirle al joven Gull que peleara directamente contra ella, pero creo que será más frustrante y productivo si le vence alguien de su edad.


"Me parece bien. Nina, trae a Eris."

"... De acuerdo."

"¿Oh?"


Viendo el intercambio, Reida se quedó sorprendida inclinando su cabeza.

E...¿Eris? Pensé que Gull querría entrenar a su hija... qué extraño.


"Hmm... Shishou..."

"¿Qué quieres? No me hagas esperar."

"Esto... ¿Sería posible que yo también combatiera con la discípula de la Diosa del Cauce? Siento curiosidad sobre lo que mi espada podría hacer contra el Cauce Celestial, por eso..."

"¿Hah? Desde el principio tenía intención de que participaras."


El Dios del Filo respondió asintiendo al tiempo que dejaba claro con su actitud que le molestaba la duda innecesaria.


"¡Se lo agradezco enormemente, Shishou! Ahora mismo traigo a Eris."


Pero al escucharle, aunque fuera por un instante, se pudo ver una grata sonrisa en la cara de Nina, antes de hacerle una reverencia y salir del dojo.


3ª Parte[edit]

En cuanto puso sus ojos en la muchacha, Reida sintió como si todos sus pelos se erizaran de la impresión junto a un escalofrío que recorrió toda su espalda.

La sensación que le dio el encuentro fue similar a encontrarte a un monstruo con sed de sangre en mitad del camino. Viendo esto, en un acto reflejo hizo el gesto de llevar su mano a la espada; y si algo le salvó de realizar un acto tan vergonzoso fue que su discípulo se adelantó a ella.

La chica que acompañaba a la Diosa del Cauce no solo había puesto su mano en la empuñadura de su espada sino que se mostraba claramente tensa y atenta a los movimientos de la recién llegada. Gesto casi imperdonable para los espadachines del Cauce Celestial, cuya máxima era mantener siempre la calma pasara lo que pasara para juzgar objetivamente cada situación.


"Eris, esta anciana de aquí será quién te enseñe el estilo del Cauce Celestial de ahora en adelante."

"... Encantada."


Eris se mostró claramente molesta por algo, pero aun así inclinó su cabeza para saludar a Reida.

Parece una bestia salvaje...

Reida podía sentir la sed de sangre de una bestia hambrienta proveniente de los ojos de Eris, por mucho que esas ansias estuvieran controladas en este momento.

Por mucho que le enseñe a una persona tan salvaje como esta el estilo del Cauce Celestial, será incapaz de ponerlo en práctica. Vamos, a una persona así jamás se le debería ni pasar por la cabeza aprender el estilo del Cauce.


"Lo siento, pequeño Gull, pero enseñarle a esta chica el Cauce Celestial es una pérdida de tiempo; su predisposición no es la correcta."

"Eso es algo que ya sabía."


El Dios del Filo asintió su cabeza exageradamente diciendo estas palabras.


"Entonces, ¿cómo pretendes que le adiestre?"

"¿Adiestrarla? ¡No quiero que la adiestres! Lo que quiero es que tenga de oponente a alguien del Cauce Celestial."


Con este intercambio, Reida fue capaz de comprender lo que pretendía Gull Farion con su petición.

Lo que quiere es que le de a esa chica llamada Eris alguien con quien luchar del Cauce para que aprenda a contrarrestar el estilo... El problema es que no entiendo el porqué.

Puedo comprender el beneficio de aprender a manejarse contra otros estilos; ¿pero hacerme venir a mí en persona hasta este lugar? Cualquiera con un mínimo de talento en el Filo Celestial debería ser capaz de acelerar sus golpes por encima de la velocidad de reacción del espadachín medio del Cauce Celestial.

Si fuera del estilo Nórdico Celestial podría comprenderlo, y aún así hubiera sido más lógico que mejorara sus propias estratagemas y estilo de combate que ponerle a pelear contra gente de otros estilos a modo de entrenamiento. Pero al estilo del Filo Celestial no le importa el oponente, su finalidad es superar a su adversario siempre en velocidad e iniciativa para obtener la victoria.

Que la haga entrenar contra alguien del Cauce Celestial en concreto, significa que su intención es que acabe luchando contra alguien poderoso de ese estilo... Y la única persona que se me ocurre que el Dios del Filo comprenda que es imposible vencer sin un mínimo de entrenamiento soy YO.


"¿Cómo? ¿Acaso planeas asusarme a esta bestia para que me asesine en el futuro?"

"Claro que no. ¿Qué sentido tiene intentar asesinar a una anciana que no tardará en irse sola a la tumba?"

"Pues entonces dime qué tienes en mente. Porque no veo la necesidad de que sea yo la que le enseñe el Cauce Celestial. ¿A quién demonios planea desafiar esta chica?"


Al oír a Reida, el Dios del Filo dibujó en su rostro una sonrisa de oreja a oreja marcando sus caninos de forma perturbadora.


"Esa chica de ahí planea vencer al Dios Dragón Orsted."

"Por el gran Karlmann I[103]... ¡¿A Orsted?!"


Reida fue incapaz de ocultar sus emociones al escuchar ese nombre.

Esto se debería a que ella misma conocía bien a este individuo así como su poder y lo irracional que era su existencia. También sabía que, por alguna razón, manejaba el estilo del Cauce Celestial.


"El Dios Dragón es... un objetivo difícil, por ponerlo suave. ¿Crees que podrá?"

"Yo creo que podrá hacerlo. Y Eris también lo cree."

"Por supuesto, por supuesto, es una buena actitud. Después de todo la confianza es tan importante como necesaria."


No sé si el pequeño Gull habla en serio o no... Pero decir que se cree capaz de vencer al Dios Dragón, el número 2 de los Campeones Mundiales, solo lo puedo ver como una broma.

Pero contraria a sus expectativas, la expresión del Dios del Filo era segura y seria; mientras que Eris se mantenía impasible como si ese desenlace fuera el más normal del mundo. Juntos emitían un aura bastante convincente.

Bueno, personalmente me da igual si lo acaban consiguiendo o no, pero me parece interesante.


"Pero una cosa, Dios del Filo. No tengo la menor intención de enseñar a una persona sin talento. Así que primero hagamos que tenga un combate contra mi acompañante y si su habilidad me parece suficiente, no tendré problema en enseñarle alguna que otra cosa."


Así mato 2 pájaros de un tiro... No, sería más bien 3 pájaros de un tiro.

Por un lado puede que la arrogancia de mi discípulo sea destrozada y vuelva a dedicarse en cuerpo y alma a mejorar; por otro, le permitiría ver de primera mano el estilo del Filo Celestial, y ganar experiencia para el futuro. Y por si fuera poco mataría el aburrimiento con lo interesante que me resulta la situación.

Le estaba costando contener la emoción en su interior, y sus piernas estaban inquietas. Por mucho que fuera la Diosa del Cauce y su actitud siempre debiera estar calmada, su alma de guerrera ardía con anticipación ante un evento tan único.


"Y por eso, Isolte, quiero que tengas un duelo con esa chica."

"Como guste, gran Shishou-sama."


Isolte, la acompañante y discípulo del Dios del Cauce se puso en pie con estas palabras, y se colocó en el centro de la sala.


"Soy Isolte Cluél[104], Reina del Cauce. Encantada de conoceros."


Viéndola, Nina y Eris la imitaron acercándose a la otra chica y poniéndose frente a ella en un corro improvisado, en el que todas podían verse las caras.


"Soy Nina Farion, Santa del Filo. Encantada de conocerte."

"... Eris Greyrat."


El que dijo que 3 mujeres juntas siempre arman revuelo[105] no conoció a estas chicas...

Tras presentarse y sin decir más, las chicas se acercaron a coger cada una una espada de madera del montón que había en la esquina del dojo.


"Lo haré porque me lo ha indicado así, gran Shishou-sama, pero... en realidad dudo mucho que una persona que todavía no posea el rango Real sea capaz de vencerme."


La intención de Isolte era dirigir estas palabras únicamente a Reida, al haberse tapado ligeramente la boca al pronunciarlas, pero Nina le respondió.


"... Tienes razón. Así que espero que te contengas contra mí."

"Jum..."


Eris simplemente resopló.

La simple provocación de Isolte fue suficiente para hacer que las ansias de las principales discípulos del estilo Filo Celestial ardieran intensamente.


4ª Parte[edit]

Una hora más tarde.

Eris se encontraba tumbada bocarriba con los brazos en cruz en mitad del dojo.


"Haa... Haa..."


Tenía los ojos abiertos, empapada en sudor y sin aliento.

El resultado había sido una clara victoria de Isolte, ya que Eris había sido incapaz de tocarla ni una sola vez.

La velocidad de los ataques de Eris estaba entre las 10 mejores entre los usuarios del Filo Celestial, hecho conseguido debido a su entrenamiento de golpes al aire que le habían permitido alcanzar una velocidad y potencial que se asemejaba incluso a la de Ghyslaine.

Si a eso le sumamos los movimientos ferales de la pelirroja, esquivar sus ataques se convertía en una tarea casi imposible; y por si fuera poco, las técnicas del estilo Nórdico Celestial que había aprendido hacían que la habilidad de Eris superara por mucho a la mayoría de Santos del Filo.

Y aun así, Isolte había bloqueado todos y cada uno de los ataques de Eris, respondiendo a su vez con contraataques.

En apenas 30 minutos desde que empezaron a batirse en duelo, el número de veces que Eris habría perdido la vida de haber peleado con espadas de verdad, alcanzó los 3 dígitos.


"..."


Y al lado de Eris, también tumbada bocarriba en el suelo, se encontraba la propia Isolte.

Este desenlace ocurrió cuando se decidió que Isolte había vencido a Eris en combate, llevándola a pronunciar las siguientes palabras.


"Al final, un estilo tan salvaje como el Filo Celestial que solo posee velocidad y fuerza, es incapaz de superar el refinado estilo del Cauce Celestial."


Y minutos más tarde, Nina destrozó el orgullo y arrogancia que había mostrado Isolte al pronunciar estas palabras.

Nina atacó Isolte a una velocidad que superó la reacción de la Reina del Cauce sin piedad, golpeándola duramente en la sien. Y ese primer golpe se convirtió en el último de su duelo.


"Ha sido un desenlace interesante..."


El que pronunció estas palabras fue la persona sentada en el asiento del máximo mandatario del dojo, se trataba de Gull Farion, Dios del Filo.


"..."


Nina se giro ante él e hizo una reverencia inclinando su cuerpo.

Habiendo dicho que el desenlace fue interesante... Seguramente no esperaba nada de mí, y mucho menos que ganara.

Y aunque Nina tenía pensamientos oscuros como esos en su cabeza, también se encontraba feliz de haber podido demostrar cuánto había conseguido con su entrenamiento, disfrutando de la victoria.


"Francamente, el desenlace no tuvo nada de interesante."


La persona que dijo esto fue Reida, Diosa del Cauce, sentada junto a Gull.

Simplemente fue el resultado natural. Una bestia que es incapaz de ocultar su instinto asesino es un objetivo indefenso contra el Cauce Celestial.

Pero eso no quita que Eris tenga potencial... Su fuerza es clara, aunque no sea suficiente. Parece como si esa niña hubiera nacido para la guerra con ese enorme espíritu combativo que posee, pero solo con eso no podrá vencer al estilo del Cauce Celestial.

Y luego el resultado de la pelea entre Nina e Isolte, también estaba claro. Nina aun siendo tan joven y poseyendo ese increíble potencial no se había conformado ni confiado en sus habilidades; seguramente gracias a la presencia de Eris. Entrenar conociendo sus limitaciones es lo que le ha permitido vencer a Isolte, que entrenó sin ningún rival que le bajara ese ego suyo.

Eris es claramente más rápida que Nina, aunque no demasiado, y hasta la potencia de sus golpes es inferior a los de esa pequeña bestia pelirroja; pero los cortes de Nina no tienen emociones que los empañen. Nina mantenía su postura sin dejar escapar su ansia asesina hasta dar un golpe certero y contundente a su adversario. Pero vamos, Isolte no es que no sintiera ansia asesina, es que ni se esperó el ataque.


"Pero aunque el resultado no haya sido interesante sí que fue satisfactorio... ¿Qué me dices, pequeña? ¿Quieres que te enseñe el Cauce Celestial?"


La pregunta, dirigida a Nina, dejó a la joven en silencio unos segundos en los que estuvo analizando la propuesta. Aunque al final, negó con la cabeza.


"No, de momento creo que sería mejor que mejorase mi técnica con el Filo Celestial."

"Ya veo, ya veo. Me parece correcto."


Reida se echó a reír divertida por la respuesta de la joven.


"Joven Gull, ¿qué te parece si durante un tiempo dejamos que estas 3 entrenen entre ellas mientras se ayudan a mejorar la una a la otra?"

"Suena bien. Además que la chica seguro que no protestará después de perder contra la Reina del Cauce."

"Y a nuestra pequeña también le vendrá bien entrenar contra una rival a su altura."


La conversación entre los 2 se pudo resumir en los siguientes puntos:

Eris continuaría entrenando con Isolte hasta que fuera capaz de vencerle.

Isolte continuaría entrenando con Nina hasta que fuera capaz de vencerle.

Entre ellas se resaltarían aquello que todavía les falta para que pudieran mejorar su técnica.


"... Nina, ¿estás de acuerdo con esto?"

"Me parece bien."


Nina asintió mientras pensaba internamente.

Es cierto que la curiosidad me hizo participar en este entrenamiento tan extraño; pero puedo comprender la utilidad de entrenar contra el mejor discípulo del Cauce Celestial. Y aunque le haya ganado, a mis ojos ni Isolte ni Eris son inferiores a mí en habilidad.

Además... aunque me duela reconocerlo, siento que si Eris no hubiera venido a este lugar no habría sido capaz de vencer a Isolte... Si he llegado tan lejos ha sido gracias a la competitividad con Eris.


"Me alegro de que estés de acuerdo. Por la mañana mantendréis vuestro entrenamiento hasta la fecha, pero cuando se ponga el sol, combatiréis entre vosotras."

"Sí."

"... De acuerdo."


Nina afirmó brevemente mientras que Eris se resistió un poco más, estando todavía en el suelo. Y aunque Isolte todavía siguiera inconsciente y no pudiera responder, Reida no la iba a dejar negarse.


Y así fue como Eris comenzó su entrenamiento anti-estilo del Cauce.


5ª Parte[edit]

1 mes más tarde se había originado entre las 3 un triple y claro punto muerto.

Eris vencía a Nina, que vencía a Isolte, la que vencía a Eris.

Cada día, las 3 por separado realizaban su propio entrenamiento y al final del día luchaban entre ellas una serie de combates, tras los que intercambiaban opiniones sobre sus distintas debilidades y formas de eliminarlos.

Isolte no tardó en informar a Eris del problema que había visto.


"Eris-san, no ocultas para nada tu instinto asesino, y en el Cauce Celestial nos entrenan a traducirlo para saber cuándo atacará o no el oponente. Por eso, siempre sé cuando vas a lanzarte contra mí y puedo contraatacar a tiempo."

"No entiendo qué quieres decir con eso. ¿Cómo se supone que voy a hacerlo?"


Eris escuchaba con atención lo que le decía Isolte; y aunque sus respuestas tuvieran un tono repelente y agresivo, lo cierto es que Eris aceptaba toda enseñanza que pudiera ayudarla a mejorar.


"Tienes razón... Nina-san, tú controlas perfectamente el flujo de tu sed de sangre hasta golpear, ¿cómo lo haces?"

"No sé si servirá de mucho... pero personalmente opino que para vencer es suficiente con ser el más rápido, por eso no le veo utilidad a cosas como la sed de sangre."


Es más, lo que no entiendo es cómo puedes estar todo el día dejando ver tu sed de sangre, Eris. Si no estás peleando con nadie, ¿qué sentido tiene agitarte tanto? ¿No sería mejor relajarse de vez en cuando?


"No lo entiendo."

"Vale, pues... ¿Por qué no te acostumbras a que todos los días te bañes, te asees, te alimentes correctamente, aproveches para pensar en ese chico que mencionaste tumbada agradablemente en tu cama antes de irte a dormir[106] y descansar adecuadamente?"

"¡¿A qué ha venido eso?! ¡Ludeus no tiene nada que ver con esto!"

"Ah... ¡Moo...![107] Lo del chico era de broma; pero eso, apestas, tienes una pinta horrible y hasta pareces estar enferma, así que haz lo que te dije."

"...Lo pensaré."


La pelirroja, a la que había vuelto a crecerle el pelo desde su separación con Ludeus, verdaderamente prestaba atención a sus ahora compañeras, analizando lo que le decían.

Ni yo quiero mantenerme tanto tiempo en tensión como para romperme; pero cuanto más entreno, más fácilmente comprendo que el poder de Orsted es absurdamente superior al mío, solo con recordar ese día.

Pero ahora estoy perdiendo contra Isolte, y eso que su técnica no está ni de lejos tan pulida como la de Orsted... Si pierdo contra ella, jamás podré pelear contra Orsted...

Eris se quedó pensativa durante varios segundos ante las palabras de Nina, lo que la llenó de frustración.


"Haahh.... ¡¿Por qué no puedo vencerte siendo siempre así?! ¡Me haces perder la confianza!"


Nina no pudo evitar dejar escapar un enorme suspiro.

He hecho todo lo que el Dios del Filo me ha aconsejado. Todo cuanto he hecho lo he hecho de forma racional; entrenar, comer, vivir... ¡TODO! ¡Y aun así no soy capaz de vencer a una bestia salvaje como es Eris con un estilo de vida tan irracional!


"... Porque hago que te muevas."

"¿Eh?"


Jamás de los jamases se pensó Nina que Eris le respondería, ya que para ella, era una persona egocéntrica que por lo general se desentendía de los problemas ajenos.


"Utilizando cosas como la mirada, puedo hacer que el enemigo se mueva sin que yo me mueva realmente. Es algo que Ruijerd me enseñó."

"Ruijerd... ¿Quién es ese?"

"Mi Sensei."


Pero Nina inclinó su cabeza en confusión tras escuchar a Eris al no comprender lo que le había intentado decir.

El motivo de esta confusión se debía a que lo que Eris le estaba describiendo era una técnica usada por veteranos como Ruijerd de forma inconsciente en medio del combate. Pero entre los Supard, era normal enseñar a los nuevos guerreros a manejar a sus oponentes con falsas señales.

Y fue Isolte quién intentó traducir lo que Eris había dicho.


"En otras palabras, ¿provocas a tu oponente para que te ataque, Eris-san?"

"Así es."

"..."


La explicación de Isolte permitió a Nina comprender lo que Eris le había intentado decir.

Entonces, ¿con falsos movimientos me hace creer que va a atacar y cuando intento adelantarme me hace caer en su trampa?

Pero esto era algo difícil de aceptar para Nina, concretamente después de su breve trato con la pelirroja habiendo visto su actitud y su forma de vida.

Hablamos de una mujer que parece haber nacido y crecido en medio de un bosque... ¿De verdad una mujer así es capaz de usar conscientemente una técnica tan avanzada como la de controlar a su oponente?

Pero por su parte, Isolte comprendió automáticamente que eso era lo que Eris había estado haciendo en todos sus combates; ya que debido a que el estilo del Cauce Celestial se centra principal en contraataques, todas las técnicas tenían como base el forzar a que el oponente atacara primero.


"Comprendo. Y lo has estado haciendo cuando combates conmigo, ¿no es así?"

"Lo he intentado, pero tú no te mueves."

"Eso es porque he recibido un entrenamiento para evitar acciones involuntarias... La próxima vez, prueba a no hacer eso conmigo, puede que no sirva de mucho porque sigues emitiendo muchísima sed de sangre, pero podría ayudar."

"... Lo intentaré."


Eris asintió, aunque seguía descontenta con algo.

He dicho que lo intentaría, pero no servirá de nada si no controlo mi sed de sangre... pero no sé cómo conseguirlo controlarlo.

Esta no era la primera vez que le comentaban el problema de su sed de sangre a la hora de combatir. Tanto Ghyslaine como otros de sus maestros hasta que la Reina del Filo entró a trabajar en el palacete de Sauros, habían visto y avisado del problema, solicitándose que se calmara.

No obstante, Ruijerd hizo lo contrario. Lo que hizo el Supard fue enseñarle a cómo usarla para su ventaja, lo que la llevó a dejar de escuchar a los que más tarde le recomendaron controlarla.

Siempre pensé que aunque fuera una desventaja, no habría problema siempre y cuando pudiera ser la más fuerte. Pero ahora...


"¿Y yo, Isolte-san? ¿Qué hago para evitar que Eris me fuerce a atacar?"

"... ¿Para ti, Nina-san? Pues a ver... el estilo del Cauce Celestial posee un sistema de entrenamiento en el que te bloquean la visión mientras te atacan para saber distinguir los verdaderos ataques de los falsos a través del sonido, pero... como las fintas son técnicas de combate que utilizan algunas razas demoniacas, el propio estilo del Filo Celestial seguramente tenga alguna forma de contrarrestarlo; así que, ¿por qué no se lo preguntas a tu gran Shishou-sama?"


Hasta Nina se sorprendió de las cualidades que poseía Isolte para racionalizar todo a su alrededor y manejar la conversación. La presencia de la Reina del Cauce era bien recibida por la hija de Gull Farion.


"Bueno, no todo iba a tener una solución sencilla... vaya, qué rápido se hizo de noche."


Con estas palabras, Nina puso fin a la discusión de debilidades y soluciones que tenían siempre después de sus combates diarios.


"Bueno, hasta mañana...."


Isolte se despidió y comenzó a acercarse a la puerta, pero apenas 2 pasos más tarde se detuvo sonriendo con cierta vergüenza.


".... Por algún motivo pierdo la noción del tiempo hablando con vosotras, hasta diría que me resulta divertido. ¿Será porque es la primera vez que he podido discutir estas cosas con gente de mi nivel y edad?"

"Seguro que sí, Isolte-san, porque a mí me pasa lo mismo."


Nina le dio la razón a Isolte, porque no solo disfrutaba hablando con la Reina del Cauce, sino que además, se había dado cuenta de que aunque Eris por lo general era una persona callada y apenas había hablado con ella, manejaba técnicas variadas y diferentes a la hora de pelear.

Pelear con ella era toda una experiencia, porque combinaba con su estilo las técnicas Nórdicas Celestiales que había aprendido recientemente; y ahora descubría que esos movimientos extraños que no comprendía resultaron ser técnicas de una raza demoniaca nunca vista.

Siempre pensé que era una mujer mono irracional y salvaje... pero empiezo a ver que es hora de cambiar mi opinión sobre ella. No es que utilice movimientos irracionales y salvajes, sino que pelea siguiendo un estilo de otra escuela; eso es todo.


"...Hmph."


No he cambiado nada... Apenas digo nada en estas sesiones con ellas por mucho que me lo haya mandado hacer el Dios del Filo.

A lo que Eris se refería era a algo que pasó hace años, mientras entrenaba junto a Ludeus a la hora de manejar una espada. En aquel entonces, el pequeño hablaba con Ghyslaine intentando obtener ideas para combatir mejor; qué debía hacer, cuándo, cómo, por qué...

Si es algo que Ludeus hizo... yo también debería.

Puede que el motivo para abrirse a sus compañeras fuera simple o infantil, pero para Eris era suficiente.


Habiendo recorrido el dojo mientras charlaban, se despidieron amablemente una vez llegaron entre ellas.


"Bueno, es hora de que vuelva con mi gran Shishou-sama."

"Te agradezco la ayuda de hoy, Isolte-san."

"No tienes nada que agradecerme, Nina-san. Ya que yo también agradezco tu apoyo; gracias a ti también estoy mejorando."


Eris continuaba el camino a su dormitorio.


"Gracias a ti también, Eris-san."

"... Mañana conseguiré golpearte."

"Estaré esperando que ocurra."

"Hmph."


Sin pararse más tiempo, Eris continuó avanzando.

Nina por su parte le hizo una última reverencia a Isolte para despedirse inclinándose ligeramente y fue corriendo detrás de Eris hasta alcanzarla.


"Eris, no pasa nada si quieres seguir entrenando ahora, ¡pero al menos date una ducha cuando termines!"


La Eris de siempre hubiera obviado estas palabras como siempre; la propia Nina comprendía que le hablaba a la pared, pero el olor no desaparecerá solo, así que no le queda más remedio que continuar diciéndole estas palabras a Eris hasta que por fin lo haga.

Pero la respuesta de Eris no fue la de siempre en este día; en lugar de seguir como si nada, se detuvo y mostrándose enfadada, le clavó la mirada a Nina.


"Lo que dijiste antes... ¿hablabas en serio?"

"¿Antes? ¿A qué te refieres?"

"Que si todos los días me baño bien, como bien, y pienso en Ludeus tumbada en la cama antes de dormir bien, seré capaz de controlar mi sed de sangre."

"Uu..."


Nina se quedó sin palabras.

¡Eso lo dije sin pensar para que me dejaras en paz! Aunque... es cierto que la calma del guerrero se puede alcanzar tras relajar el cuerpo...

Llegando a esa conclusión, decidió que al menos debía darle una oportunidad a esta idea.


"E-Exacto. Así por encima te diré que tienes un aspecto horrible, si sigues sin quitarte el sudor del cuerpo, hasta el chico del que tanto hablas saldría corriendo."

"Eso no es cierto. Ludeus siempre solía abrazar y olfatear mi ropa después de entrenar."

"Eso es..."


En su cabeza, Nina se imaginó al chico que había visto en una sola ocasión hundiendo su cara en la camiseta sudada de una chica.

¡Es un pervertido!

Pero cuando fue a pronunciar esas palabras, Nina pudo ver a Eris mostrándose claramente enfadada antes siquiera de decirlo, por lo que prefirió guardárselo.


"E-En todo caso, ahora mismo estás tan sucia que ni él querría acercarse a ti."

"Bueno... es cierto que Ludeus siempre se lavaba a diario..."

"¡E-Está claro, ¿no?! Por eso tienes que asegurarte de limpiar tu cuerpo todos los días."


Eris se puso a pensar en Ludeus, recordando los días con él.

Por lo general evito pensar en él porque me hace perder la concentración y esta sonrisa estúpida me sale en la cara... ¿Hm? ¿? No estoy tensa... no estoy emitiendo... sed de sangre, ¿no? ¿Si pienso en él soy capaz de controlar mi sed de sangre?

Llegando a esta conclusión, Eris asintió a Nina.


"De acuerdo, iré a darme una ducha."

"Bueno, me imaginé que dirías eso. Como quieras, dejaré de decirte que-- ¡¿Qué has dicho?!"


Eris no hizo caso de la reacción de Nina y continuó en dirección a su cuarto, dejando a Nina confundida y petrificada en medio del camino nevado.


Eris tardó todavía un año entero en pelear en igualdad de condiciones contra Isolte, la Reina del Cauce.


Fin del Volumen 12


Notas del traductor y Referencias[edit]

  1. Guerrero Mágico: Clase en juegos de rol que intercala el uso de hechizos con el combate con armas para mejorar el daño o adaptarse mejor al combate (explotar vulnerabilidades, por ejemplo).
  2. Utilidad: Rama de habilidades propia de los juegos de rol que permite a un personaje centrarse en su capacidad para adaptarse a cada situación o explotar aspectos como el terreno o la movilidad para superar a guerreros más fuertes que ellos, o ayudar a los aliados a tener ventaja sobre sus enemigos. Es una rama un tanto ambigua, pero básicamente, se refiere a habilidades que pueden ser útiles para el combate, pero que no son especialmente combativas (moverse con facilidad, tener más visión, dar movimiento a aliados, marcar enemigos para que no escapen, bloquear ciertos efectos...).
  3. Amateur: Galicismo que se utiliza al referirse a un aficionado en cualquier área del conocimiento o actividad. Más Información
  4. Rogue-like: género de vídeojuegos que por lo general son de 1 persona que se centran en explorar y aprender cómo funciona el mundo a base de prueba y error. Más Información
  5. Danna: forma muy respetuosa de referirse al esposo, aunque tiene otras connotaciones tales como maestro, señor, dueño, el esposo de una concubina, el cliente de una Geysha.
  6. Ojou-sama/Joven dama: Forma de referirse a chicas jóvenes e importantes, por lo general hijas de reyes o nobleza.
  7. Ojii-chan: sufijo japonés para referirse animadamente a abuelos y hombres mayores.
  8. Hitogami se puede leer como Dios Humano, pero debido a que no se escribe de la misma forma que Dios Dragón (por ejemplo) decidimos darle ese nombre directamente.
  9. Mainstream/Cultura de Masas: Referencia a la corriente principal, por lo general en temas de gustos, que sigue una mayoría de personas. A menudo se utiliza para desprestigiar obras de culto o muy populares, y es similar a utilizar que algo es demasiado comercial como insulto. Más Información
  10. Chuunibyou/Síndrome del 8º Curso: Es un tanto ambiguo, pero es una actitud generalizada de niños de 12-14 años que actúan creyéndose especiales o poseyendo alguna habilidad especial que los diferencia del resto de personas. Me he quedado frío cuando he encontrado un artículo que enlaza los Hipsters(personas que crítican el mainstream por ser mainstream)/Posers(personas que actúan como entendidos de cualquier tema, grupo o serie; aunque no exista o no la hayan visto) a este síndrome. Más Información
  11. Cool/Guay/Molón/Chévere: Cool es una palabra muy usada en Japón para referirse a lo genial que es una persona de forma un tanto ambigua.
  12. Elina-obaachan, pero en esta ocasión quedaba más gracioso lo de abuela Elinalise.
  13. Ara: Expresión japonesa, bastante femenina, que sirve para representar sorpresa, aunque a veces fingida.
  14. Intoxicación por monóxido de carbono: Aflicción que ataca al organismo adhiriéndose a los glóbulos rojos debido a su mayor compatibilidad con estos que el propio oxígeno. Los síntomas son: cefaleas, latidos en las arterias temporales, y náuseas y vómitos. El cuadro avanza con parálisis de las extremidades inferiores, somnolencia, escotomas visuales y acúfenos, tras lo que se entra en un estado comatoso. Más Información
  15. ¿A que ya no os acordabais de nuestros nombres de hechizos?
  16. Ohms: Gusanos con caparazón duro que aparecen durante toda la película de Nausica y sobre los que en parte trata la misma. Más Información Imagen ejemplo
  17. Recordemos que Bala Rocosa es una modificación del hechizo Cañón de Piedra creado por Ludy.
  18. Referencia a casi todos los anuncios de detergente del mundo.
  19. Mob/Grupos de monstruos: término usado en juegos de rol para referirse a grandes grupos de enemigos.
  20. Gisu es un malhablado, y aunque no siempre se note, a veces necesito poner frases bruscas para que a nadie se le olvide.
  21. ¿Se estará refiriendo a Goriade?
  22. Jaque mate: Término del ajedrez para referirs a una posición en el tablero en la que la pieza conocida como rey no solo está amenazado, sino que no tiene escapatoria posible.
  23. Todo o Nada/All-or-Nothing: Expresión principalmente usada en temas de apuestas y juegos de azar que hace referencia a apostar todo lo que hayas ido ganando para o bien ganar todo lo que haya en la mesa o perderlo todo.
  24. Mapeo: acción de ir generando un mapa aproximado de tu situación para orientarte en terrenos confusos utilizando puntos de referencia.
  25. Posiblemente haga referencia a su menstruación.
  26. Sacado directamente de World of Warcraft.
  27. Makai/Continente demoniaco, lo hemos dejado como un nombre alternativo.
  28. Como es bastante confuso, me gusta recordar de vez en cuando los niveles de hechizos y técnicas de espada: Básico > Intermedio > Avanzado > Santo / Superior > Real > Imperial > Deidad
  29. Trastorno de Pánico: Reacción de origen desconocido que lleven a que una persona en ocasiones sufra ataques de pánico o ansiedad sin recibir estímulos externos para ello. Más Información
  30. Estrés Postraumático/TEPT/PTSD (inglés): Ataques de pánico o actitud extremadamente defensiva en personas que sufrieron algún tipo de estímulo negativo externo (daños, torturas, robos con violencia, violaciones...) que cuando son expuestos a situaciones que les recuerden a esos hechos. Las personas propensas a tener este tipo de trastorno son principalmente militares y prostitutas. Más Información
  31. Los cristales mágicos son piedras hechas debido a la concentración de maná que alimentan los Laberintos y se encuentran custodiadas por los Guardianes del Laberinto. Se utilizan para crear la tinta para círculos mágicos y son extremadamente valiosos.
  32. Referencia a la habilidad que poseen algunas personas de cambiar de ritmo sin dificultad utilizando pequeñas costumbres personales.
  33. Imagen Ejemplo
  34. Referencia a la serie de juegos Romancing SaGa de la super nintendo que recibió un remake para PS2. Más Información Vídeo Ejemplo
  35. Imagen Ejemplo
  36. Gólem: Figura animada de arcilla con forma humanoide de gran tamaño, originado en distintas obras literarias relacionadas con el judaismo y la idea de que el Dios Judío/Cristiano creó a Adán a partir de arcilla. Siguiendo esta idea, el primer gólem reconocido fue creado por un rabino judío que creó un sirviente de arcilla al que más tarde le dio el nombre de Emet. Más Información
  37. Referencia a la serie Attack on Titan. Más Información
  38. Unidad de tipo Comandante: Tanto en ejércitos como en juegos de rol, existen unidades que más que encargarse de participar en la batalla, se dedican a dar apoyo y organización a otras unidades. En los juegos de rol en concreto, estas unidades, aun participando en la batalla como tal, se especializan en el apoyo a unidades aliadas y en dar ventaja a estas sobre los enemigos o beneficiarle de alguna forma; dependiendo del juego, se pueden considerar unidades de apoyo o liderazgo; en algunos juegos se puede considerar al jugador Carry el que consigue moldear el combate para facilitar a sus aliados la victoria.
  39. Campero/camper: Término utilizado en juegos, principalmente de disparos en primera persona (FPS) en las que personas escondidas con armas potentes no se mueven de un lugar en casi toda la partida dedicándose a matar a toda persona que aparezca en su punto de mira. Está mal visto, aunque debido a los resultados en algunas ocasiones, la estrategia no desaparece.
  40. Narcisismo: Amor hacia uno mismo de manera excesiva, entendible como un exceso de vanidad. Nombre basado en el mito de Narciso, en el que una persona se enamoró de sí misma; y que más tarde fue alterada esta idea como sobrestimación de uno mismo o sus habilidades en una vanidad patológica. Más Información
  41. Referencia a los conciertos de idols japonesas en las que sus fans suelen hacer este gesto a menudo. Imagen ejemplo
  42. No le encontraba sentido a esta frase, así que no me extrañaría que estuviera recitando una canción o las palabras de algún cantante o actor japonés famoso; es probable hasta que sean de un Shojo como Skip Beat.
  43. Tou-san/papá.
  44. Ludeus solo suele decir en alto los hechizos cuando combate en grupo para avisarles de la técnica que utiliza. Y hemos decidido dejar Quagmire en inglés para recordar que su sobrenombre de aventurero se debe principalmente a esta técnica.
  45. Chakram: arma hindú con forma de disco hueco formado por una única hoja redonda que al ser lanzado es capaz de cortar incluso brazos, aunque la forma del arma es bastante peligrosa al tener que sujetarlo por la hoja para lanzarlo. Vídeo Ejemplo
  46. Referencia a la serie de anime y actores reales Ultraman. Más InformaciónImagen Ejemplo
  47. Gladius: Espada corta de hoja ancha y de doble filo propia de la antigua Roma y usada comúnmente por gladiadores y legionarios. Más Información
  48. Referencia a la serie de películas Alien en las que aparecen unos monstruos negros con un exoesqueleto puntiagudo y una apariencia tenebrosa. Imagen Ejemplo
  49. Posible referencia a algunas series oscuras en la que algunos aliens/bichos/demonios/insectos utilizan a humanos para que den a luz a sus crías.
  50. Referencia al juego Pokemon, en concreto a un personaje que es reconocido como el mayor erudito sobre los monstruos conocidos como Pokemon. Más Información
  51. Hay unas 3 o 4 referencias a Aliens en este capítulo.
  52. Referencia a la gran cantidad de hechizos, sucesos, animales, insectos, contratiempos, fallos de conjuro, armas... que existen en manga y anime con la única finalidad de generar escenas de fanservice. Por supuesto, no está limitado únicamente a este género. Más Información (ENG)
  53. Los que conectan 2 círculos en ambos sentidos A -> B y B -> A.
  54. Referencia a la serie de dibujos infantiles Vicky el Vickingo, en el que el personaje principal resolvía acertijos y puzzles a base de ingenio.
  55. Death Flag: Es muy común en anime, mangas y medios similares que cuando un personaje hace ciertas acciones en momentos de cierta tensión (decir que se va a jubilar, enseñar a alguien su técnica definitiva, que decida casarse después del combate, que ya puede confiar en ti...), es MUY probable que acabe muriendo poco después
  56. Imagen Ejemplo
  57. Sonido Ejemplo
  58. Sonido Ejemplo
  59. Imagen Ejemplo (No os asustéis, es maquillaje)
  60. La piel de tiburón es áspera como una lija y está compuesta por múltiples escamas con zonas puntiagudas estriadas que rasgan al tacto. Más Información
  61. Kaa-san/mamá.
  62. Se leería Manatáit
  63. Posible referencia a un meme causado por una traducción demasiado literal de una frase de Fate/Stay Night. En la cultura japonesa, existen mitos de monstruos inmortales y que por mucho que les cortes la cabeza o les atravieses el corazón no muere ni dejan de moverse, de ahí la frase: "La gente muere cuando la matas"
  64. Raid: En MMORPG es normal encontrar dungeons o bosses imposible de derrotar en solitario o con un grupo reducido; en estos casos, el juego incita al jugador a hacer un grupo masivo (5-200) para poner fin al monstruo en cuestión, lo que lleva por lo general a gremios especializados en realizar estas misiones. Más Información (ENG)
  65. Teniendo en cuenta que Roxy le está tocando y que posee una habilidad de telepatía, aunque deficiente; es posible que sea ella la que le esté transmitiendo esa información. ¿Qué opináis?
  66. NEET: Término inglés para referirse a personas que ni estudian ni trabajan.
  67. Kaa-san/mamá: ya que estuvimos manteniendo Tou-san para papá, vamos a hacerlo de esta forma. Debido a que el japonés tiene varias formas formales e informales de referirse a familiares que dependen y varían por el contexto, por lo que a menos que lo creamos oportuno, lo seguiremos dejando en japonés.
  68. Recordemos que Touki es un refuerzo que utilizan los guerreros de forma pasiva con lo que mejoran su fuerza, resistencia y velocidad.
  69. Para los japoneses, sentarse en la cama de otra persona es un gesto demasiado íntimo y más aún si se sientan junto a alguien más; aunque creo que no hay sillas en la habitación.
  70. Cliché: galismo utilizado para referirse a frases, expresiones, eventos... en narrativa y otros medios, que han sido usados en exceso y que han perdido toda fuerza o emotividad. Más Información
  71. Disfunción Eréctil.
  72. Loli/Lolita: Término originado de la novela rusa Lolita, que hace referencia a los personajes con características propias de niñas prepubescentes, que tengan o no esa edad mental (véase dioses, vampiros, inmortales...). El término se ha hecho tan conocido que varias series utilizan directamente esa estética para todos los personajes de forma casi caricaturesca (Lucky Star, Dokuro-chan...). Más Información
  73. Grifo: criatura mitológica originaria de Mesopotamia y Egipto cuyo cuerpo es mitad de León, mitad de Águila, que por lo general son 8 veces el tamaño de un león y se alimentan de carne de caballo. Más Información
  74. Los hombres lagarto eran una raza demoniaca que se especializaba sobre todo en amaestrar animales y monstruos para convertirlos en monturas. Aparecen y lo comentan en el volumen 03 y 04.
  75. Garuda: Semidios en el Hinduismo y Budismo representado como la figura de un pájaro humanoide que gobierna sobre todas las aves. Está fuertemente ligado con la figura del Ave Fénix, y su figura y colores lo enlazan como divinidad del Sol y el Fuego. Más Información
  76. A diferencia de lo que representaron en Parque Jurásico, los velociraptos son reptiles que caminan sobre 2 patas al igual que los mostrados en la película, aunque mucho más reducidos de tamaño (60~80 cm de alto, 2 m de largo contando la cola). Más Información
  77. Referencia a la serie Soul Eater en la que el protagonista femenino principal recita esas palabras al principio de cada capítulo. Vídeo Ejemplo
  78. Recordemos que Shera está bastante traumatizada por lo que le ocurrió tras la Catástrofe de la Teletransportación, motivo por el que Vera solía ir con armadura bikini.
  79. Creyente no Practicante: Persona que es un creyente o miembro de una religión pero sin seguir a rajatabla los distintos ritos religiosos de la misma.
  80. No debería, pero... Imagen
  81. ジロー/Jirou/Hero: Jirou es un nombre japonés bastante común que significa "2º hijo" suele estar escrito con Kanji, por lo que podría habérselo puesto por ser la 2ª mascota reptiliana de Ludeus, o quizás sea un guiño a la palabra Héroe que sonaría igual en inglés japonizado.
  82. Onii-chan: forma infantil de referirse a un hermano mayor, aunque en Japón hay cierto fanatismo por el término.
  83. Sylphy-ane: mi respetada hermana/cuñada Sylphy. Ane es un término bastante respetuoso para referirse a hermanas.
  84. Prioridades... Ludeus las tiene.
  85. Idol/Ídolo de masas: En Japón, existe una cultura popular que lleva a que ciertas personas, por lo general chicas jóvenes, se conviertan en excepcionalmente famosas debido a sus habilidades para cantar o actuar. Es difícil explicar un equivalente español, pero Justin Bieber, Backstreet Boys, One Direction son un ejemplo similar al grado de popularidad; pero con limitándose a Japón principalmente. Más Información
  86. La llama Zenith-obaa-san, que es el equivalente a abuela, tía, señora; debido a que no suena bien y que tiene los 2 sufijos juntos (obaa + san) hemos decidido usar tía para dejar claro el tono amistoso.
  87. Nii-san: forma cordial y amena de referirte a tu hermano, al hermano de alguien o incluso a desconocidos mayores que tú pero todavía jóvenes.
  88. Okaa-sama: Forma muy formal de referirte a tu madre biológica o a tu suegra.
  89. Otou-san es una forma habitual de referirte a tu padre/suegro con un tono respetuoso, mientras que Tou-san aunque también mantiene un tono respetuoso es algo más ameno.
  90. No probéis esto en casa.
  91. Taichou/jefe/líder/capitán: Sufijo japonés para referirte a la persona que te da órdenes directas en algún tipo de organización. El rango es un tanto ambiguo si se usa para militares.
  92. Paredón: Lugar en el que se realiza un fusilamiento. En ocasiones era ahí mismo donde se decidía si te fusilaban o no.
  93. El título original 修羅場 se puede traducir como campo de batalla, carnicería, dificultades en pareja, Big Crunch (marchas forzadas a la hora de terminar un trabajo), y hace referencia a un lugar mitológico en el que combatieron 2 dioses.
  94. Nee: sufijo cariñoso para referirse a hermanas y hermanas políticas.
  95. Por lo general, chan se utiliza principalmente con niñas y con amigas con las que tengas mucha confianza. Pero tiene un tono bastante infantil, de ahí que a Roxy, con su complejo, le cueste aceptarlo.
  96. Diréis lo que queráis, pero Sylphy es genial.
  97. Parto de Nalgas: cuando el bebé comienza a salir por las piernas, complicando el proceso. Norn nació de esta forma.
  98. Está haciendo referencia a que de pequeño en su anterior vida era un niño avispado y curioso que se esforzaba en lo que le gustaba; y que luego, años más tarde, acabó convirtiéndose en el Hikikomori NEET que tanto odia.
  99. Pobre Roxy... los partos son demasiado impactante.
  100. En japonés, es muy normal utilizar esta forma para generar los nombres de hijos. En este caso, Sylphy en japonés se leería fonéticamente como tsi-lu-fi-e-te, y escrito sería más similar a ci-lu-fi-e-te. Por eso es algo más complicado explicar el cambio de nombre.
  101. Referencia y Extracto de la novela El Alquimista de Paulo Coelho. Más Información
  102. 剥奪剣(Hakudatsu Ken)/Sword of Deprivation: en japonés es 剥奪剣 significa espada de la privación/Desinversión/Anulación/Expolio/Penuria...
  103. El fundador del Cauce Celestial
  104. El apellido en inglés es cruel, pero haciendo una búsqueda en google encontré esta otra imagen. Imagen por lo que hemos optado por llamarla de esa forma.
  105. Frase japonesa, 女三人寄れば姦しい.
  106. ( ͡° ͜ʖ ͡°)
  107. Es una expresión japonesa usada cuando alguien te saca de quicio.
Ir al Volumen Anterior Volver a la Página Principal Ir al Volumen Siguiente