Mushoku Tensei Spanish:Volume 15

From Baka-Tsuki
Jump to: navigation, search

Volumen 15 - Juventud - Época de Hitogami

Mushoku17 22.jpg

Esta traducción ha sido realizada a partir de la versión inglesa encontrada en Baka-Tsuki.

Traducido por Sergio Campos.

Editado por Sergio Campos, Khail13.

Con la colaboración de Azure y Ainros Otos.

Capítulo 155 - El Diario - 1ª Parte[edit]

1ª Parte[edit]

Al día siguiente de mi encuentro con mi supuesto Yo-Futuro.

Cuando desperté a la mañana siguiente, me puse a pensar sobre lo que este me dijo.

¿Qué debería hacer primero entonces? Según Yo-Futuro lo que debería hacer sería Consultarlo con Nanahoshi, Escribirle una carta a Eris y Mantenerme alerta con Hitogami sin llegar a mostrarle hostilidad.

Decidí escribirle la carta a Eris.

De momento, lo único que pone es que la quiero a mi lado, evitando demasiados detalles.

Quiero hablarlo con Sylphy y Roxy antes de enviarla; porque en función de su reacción y de lo que hablemos, el contenido podría cambiar...

Sobre lo de Mantenerme alerta con Hitogami sin llegar a mostrarle hostilidad, no podré hacer nada hasta que no se me aparezca en sueños, pero mi intención es cumplirlo a rajatabla.

Y lo de Consultarlo con Nanahoshi... ¿De verdad me creerá cuando le cuente una historia tan absurda...? Es posible... sobre todo teniendo en cuenta que siendo una Ajena[1], debería ser más propensa a creer este asunto.

Pero antes de nada....... el diario.

Decidí comenzar por leerme el diario, con el que no supe bien qué hacer el día anterior y aún así decidir no destruirlo; quizás sabiendo que relataba la vida de ese anciano.

Se notaba que el diario escrito por Yo-Futuro era antiguo, y hasta las páginas iniciales se encontraban descoloridas y arrugadas. Pero igualmente, decidí leerlo desde primera hora sin saltarme ningún detalle. Desde el principio.


  • XX/XX/XX

Hoy se me ha ocurrido empezar de una vez el diario en el que tanto tiempo estuve pensando.

Pero vaya, muchas cosas han ocurrido en estos días, como lo de Pelagius, lo de Zenith, el uso de la magia de Invocación para teletransportarme...

Y es que con todo lo que tengo pendiente, se me ocurrió que un diario me ayudaría a no olvidar las tareas más importantes.

  • XX/XX/XX

Hoy por la mañana Aisha me dijo que había encontrado un extraño ratón muerto... ¿Acaso le dan miedo los ratones?

  • XX/XX/XX

¡Qué miedo! ¡Por lo visto han encontrado un gato infectado con la Enfermedad de la Piedra Mágica por el vecindario...!

Debo asegurarme de que todos en casa están atentos y se lavan bien las manos, por si acaso.

  • XX/XX/XX

¡Menuda sorpresa! Resulta que Elinalise está embarazada... y aunque Cliff está bastante nervioso, la propia Elinalise está más que contenta.

Deberíamos organizarles una fiesta para darle nuestra bendición al bebé; momentos como este deberían venir siempre acompañados de celebraciones por todo lo alto.


Hasta este momento, no he encontrado más que líneas y anotaciones bastante normales para un diario.

Cosas como que Pelagius me enseñó magia de Invocación, cómo fuimos a hacer turismo con Zanoba por la fortaleza flotante, zonas erógenas desconocidas de Roxy, lo preciosa que es Lucy mientras duerme y la preciosidad en la que se convertirá cuando crezca. En definitiva, los eventos más llamativos y graciosos de los distintos días...

Aunque hubo una cosa que me llamó la atención. Aunque al principio del diario se incluían las fechas de las anotaciones, un día de repente dejaron de aparecer.

Imagino que le pareció una tontería apuntar cuándo ocurría cada cosa si podía recordarlo al leerlo... Pero por culpa de eso, ahora no sé orientarme bien en el tiempo. Por lo menos... según me dijo, el acontecimiento más importante ocurrió en las primeras 2 semanas.

Y llegados a ese punto, apareció el cambio al que hizo mención mi Yo-Futuro.


Roxy se ha desmayado.

Llevaba unos días diciendo que no se encontraba bien, pero hoy le ha dado fiebre. Iré a la Universidad para avisarles de que no podría ir hoy, y que podría quedarse varios días en cama.

Lo más extraño es que hemos utilizado magia Restituyente de nivel Avanzado y no ha surtido efecto... ¿Será otra enfermedad incurable? Creo que lo mejor será ir a ver a Cliff cuanto antes.

Los pies de Roxy se transformaron en un material similar a cuarzo de color púrpura, y me fui corriendo a buscar a Cliff para que examinara a Roxy con su Ojo de Información.

Según este, Roxy sufre la Enfermedad de la Piedra Mágica, que solo se puede curar con magia Restituyente de nivel Deidad, y es considerada una Enfermedad Incurable.

Para obtener el conjuro que nos permita curar la enfermedad, nos pusimos en marcha hacia el Sagrado Imperio Milis.

Los únicos que viajaremos seremos Cliff, Zanoba y yo; y aunque Sylphy quería venir con nosotros, le pedí que se quedara en casa con Roxy, por si ocurriera cualquier cosa.

Llegamos a Milis-Sion, con intención de ir a la Catedral, que es donde Cliff dice que se encuentra el conjuro; pero parece que es necesario obtener la aprobación de un arzobispo o alguien superior.

Como no teníamos tiempo, decidimos intentar adentrarnos de noche a escondidas con la intención de transcribirlo y devolverlo.

Conseguimos entrar, pero el conjuro para el hechizo de nivel Deidad resultó ser tan largo como un diccionario; por lo que nos fue imposible transcribirlo en ese lugar.

Viendo el problema, decidimos llevárnoslo con nosotros, pero cuando nos disponíamos a marcharnos nos descubrieron; y ahora mismo nos encontramos huyendo de la guardia.

Cuando llegamos al círculo mágico de Teletransporte nos encontramos con una emboscada; y durante la batalla, el círculo quedó inutilizado, además de que envenenaron a Cliff, el que actualmente se encuentra inconsciente y en estado crítico.

... Hoy......... maté por primera vez a una persona.

Todavía me tiemblan las manos... y se me ha revuelto el estómago...

¡Maldita sea!

Cliff sigue sin despertarse, pero hemos decidido dirigirnos a otro círculo mágico.

Hay carteles de Se Busca con nuestras caras por todo el Imperio Milis; la Iglesia Milis nos ha declarado enemigos jurados.

Cliff ha muerto.

No creo que escriba en un tiempo.

De un modo u otro conseguimos llegar al otro círculo mágico de Teletransporte.

Ya falta menos...

No llegamos a tiempo.

No me apetece escribir ahora mismo.

Esto fue lo que sucedió ayer.

Cuando llegamos a la ciudad, me encontré con Eris y Ghyslaine.

Eris me gritó algo, pero le dije que no podía aceptarla a mi lado porque ya tenía 2 esposas y se quedó impactada. Ghyslaine no dijo nada y tan sólo me observó con desprecio.

Cuando por fin llegamos a casa, el ambiente estaba tenso y apagado. Y en su cuarto, encontré el cuerpo sin vida de Roxy, que se había convertido en cristal de cintura para abajo.

Intenté usar el hechizo, pero no surtió ningún efecto.

Lo siguiente que hice fue informarle a Elinalise de la muerte de Cliff; esta me dio una bofetada con bastante fuerza que me cruzó la cara y se fue llorando desconsolada.

Hoy tuvimos el funeral de Roxy.

No tengo ganas de nada, solo de llorar.

Ya no importa nada.

Por lo visto Elinalise se ha ido de la ciudad.

Está de varios meses... ¿Dónde habrá ido? Bah... ¿Qué más da?

Sylphy intentó animarme pero no lo consiguió.

Roxy ya no está... la que se esforzaba al máximo por mucho que fuera una patosa... la que me sacó al mundo exterior... la que me animó cuando Paul murió...

La Roxy que consideraba mi salvadora, mi Shishou...

Roxy...

(Varias páginas arrugadas y manchadas con lágrimas.)

Llevo unos días que parece que lo único que hago es beber, y cuando no bebo, me acuerdo de Roxy y me pongo a llorar.

Sylphy me vino a decir que no podía seguir así...

¿Qué sabrá ella? Con todo lo que le debo a Roxy...

Como cada vez que bebía en casa, Lilia se ponía pesada, empecé a irme por ahí a beber.

De vez en cuando, bebiendo en algún bar, me acabo encontrando con Eris, me dice lo que le viene en gana y se pone a pegarme.

¿Qué mierda le pasa a esa mujer?

Ghyslaine tampoco hace por pararla.

Otra cosa llamativa es que Norn lleva unos días que no me habla y me mira con desdén.

¿De verdad nadie entiende cómo me siento?

Sylphy lleva algunos días intentando seducirme de forma descarada, con frases como Olvídate de Roxy y ven conmigo a la cama, Ludy.

Se puso demasiado pesada y acabé gritándole, ¡¿pero qué esperaba?! ¡¿Cómo voy a irme a la cama con ella después de escucharla decir semejante barbaridad?!

Aunque ese no fue el único motivo de mi rechazo. Porque... si de verdad me acostara con ella... siento que me desquitaría con ella, actuando como un borracho violento.

Sé que quiere llenar el hueco que dejó Roxy... pero no quiero descargar mi ira con ella... jamás me lo perdonaría a mí mismo.

He cometido un gran error.

Mientras bebía en el bar, una prostituta se me acercó, y con lo borracho que estaba acabé yéndome con ella...

Y he decir que se nota que las mujeres que se dedican a esto son profesionales... Algo así como decir que, hasta ahora he estado acostándome más bien con jovencitas inexpertas en lugar de con Mujeres, o algo así...

¡Aunque eso no importa ahora! ¡Lo que importa es que por mi culpa, Sylphy se echó a llorar!

Me vio volviendo a casa tarde y oliendo a otra mujer. Lo único que pude escuchar antes de que saliera corriendo fue ¡¿Acaso no soy yo suficiente...?!

Lilia estuvo sermoneándome por lo ocurrido, y hasta Aisha parecía disgustada con lo que hice.

Todavía oigo a Sylphy llorando en el cuarto... y tampoco me hace caso cuando intento hablar con ella.

Le he fallado... para eso, habría sido mejor que aceptara su oferta aunque me desquitara con ella. Quizás hasta ella prefería sacrificarse para dejarme soltar toda mi ira por lo de Roxy...

Me aseguraré de pedirle perdón mañana por la mañana.

Sylphy no quiere hablar conmigo.... ¿Qué hago?

Seguro que Elinalise sabría qué hacer en una situación como esta...

Sylphy ha desaparecido.

Cuando desperté esta mañana, no la encontré en nuestra habitación[2], en concreto, solo encontré mis cosas.

Lilia me ordenó que fuera de inmediato a buscarla, pero... ¿acaso tengo derecho a hacerlo?

Que Sylphy quiera abandonar a un estúpido como yo sería hasta lo más natural.

No estoy cualificado para ir tras ella.

Mientras andaba sin saber cómo reaccionar, Zenith vino a verme y me abofeteó con fuerza.

No pronunció palabra, pero estuvo dándome una bofetada tras otra, como si se ofendiera por mi comportamiento.

He decidido ir tras Sylphy.

Conseguí información con la que me enteré de que Ariel se dirigía de vuelta a Asura, con Sylphy.

¿Todavía faltan unos meses para su graduación? ¿Por qué habrán partido tan pronto? Puede que no me haya enterado de algún evento importante allí...

Viendo la situación, me di prisa.

Me he vuelto a encontrar con Eris.

Se puso a decirme cosas sin sentido como que me perdonaba y demás. Y como le dije que no tenía tiempo que perder en escucharla, me atacó de improviso.

Me estaba empezando a molestar mucho con su actitud, por lo que la lancé por los aires con magia; a lo que ella desenfundó su espada y se lanzó a por mí, momento en el que decidí huir.

Eris... Pero si tú me abandonaste a mí... ¿Por qué haces ahora esto?

La nieve me bloquea el paso.

¿Sylphy habrá pasado ya las zonas nevadas?

No puedo perder más tiempo.

Finalmente llegué a Asura, pero en la frontera tuve problemas.

Parece que como soy un fugitivo buscado por Milis, los de Asura también me consideran un criminal e intentaron apresarme; aunque escapé presa del pánico.

Voy a tener que ponerme a buscar contrabandistas...

Conseguí encontrar un gremio de contrabandistas... Parece que vaya donde vaya, siempre acabo encontrando uno.

Resultó que habían escuchado rumores sobre mí y hasta me veían con envidia o como una celebridad; y todo porque conseguí robar el hechizo de magia Restituyente de Milis.

Cuando les expliqué mi situación, se decidió que me guiaría una tal Triss, una ladrona con MUY buen cuerpo.

Me preocupa que si Sylphy me viera con ella, pueda imaginar lo que no es...

Conseguí entrar en el Reino de Asura.

Llevo puesto un manto con capucha y una máscara para ocultar mi rostro. Además, mi actual identidad es Lu-Quag Mire[3], y se supone que oculto mi rostro porque quien lo vea acabaría petrificado, debido a una maldición.

Acordamos que este tal, Lu-Quag Mire, es un mago que trabaja en Basherant y que ha venido de visita a Asura a visitar a su prima Triss.

Le di las gracias al gremio de contrabandistas por la historia inventada.

Me llegó información sobre la muerte del Rey de Asura, y rumores sobre las guerras internas en palacio por sucederle.

Seguramente ese fuera el motivo del regreso tan inesperado de Ariel.

Pronto llegaremos a la capital, pero he escuchado rumores extraños sobre Ariel.

Algo como que ha reunido tropas para organizar un golpe de estado[4] o algo por el estilo; aunque también he escuchado que eso no será suficiente para tomar el país.

No creo... porque Ariel nunca haría un movimiento tan arriesgado sin tener seguro que ganará.

Bah, imagino que son simples rumores...

Llegamos a la capital, y dejé que Triss reuniera información mientras yo esperaba en un bar sin atraer atención innecesariamente; pero vi a Eris por la ciudad.

¡¿Me ha seguido hasta aquí?! ... No... No creo...

Eris es de Asura, por lo que quizás simplemente nos dirigíamos al mismo sitio.

Por lo que ha averiguado Triss, Ariel está intentando pasar desapercibida y mantenerse oculta, por lo tanto, Luke y Sylphy también.

¿Seré capaz de dar con ellos?

No conseguimos encontrarlos. Triss opina que han debido abandonar la capital para ocultarse.

¿Dónde habría podido ir Ariel a ocultarse? ¿A la casa de Luke...? Es posible.

Mañana le propondré a Triss que vayamos a la provincia que gobiernan los Notus.

Hemos llegado a la provincia de Milbotts, gobernada por Philemon Notus Greyrat.

Poco después de llegar, nos llegaron rumores de que Ariel se encontraba oculta en el palacete de los Notus, ¿pero qué hago para poder hablar con Sylphy? ¿Debería colarme?

Cuando me colé en la casa de los Notus, por algún motivo Eris se encontraba allí.

Con su ayuda, consiguieron apresarme, y me metieron en un calabozo, al que se acercó una persona con un rostro parecido al de Paul y que se presentó como Philemon; que se dedicó a insultarme durante un buen rato.

Por algún motivo, se piensa que he venido a convertirme en el nuevo cabeza de los Notus Greyrat.

Tras decirme que al día siguiente me ejecutarían y le enviarían mi cabeza a la Iglesia Milis me dejó solo en el calabozo.

Conseguí escapar....

Pero Ariel no se encontraba en esta provincia.

Hubo un golpe de estado en la capital.

Parece que el rumor sobre que Ariel se encontraba en Milbotts era mentira; por lo visto, Ariel se había ocultado en la mismísima capital esperando el mejor momento para atacar.

¿Conseguiré llegar a tiempo?

Cuando todavía nos encontrábamos a un día de viaje, escuché que habían conseguido detener el golpe de estado.

El motivo fue que el golpe de estado había sido casi improvisado y que cuando Ariel intentó tomar la vida de uno de los príncipes, le detuvieron tanto el Dios del Cauce como un Emperador Nórdico, acabando con todas sus fuerzas.

Ariel fue encarcelada y al día siguiente la ejecutaron públicamente.

¿Acabaron con todas sus fuerzas? ¿Los mataron...?

¿Incluida Sylphy...?

......... Ya no puedo más....

¿Por qué....?

No me apetece, pero mejor describo lo que ocurrió ayer.

En un extremo de la capital, en el cadalso[5], se encontraban expuestos los cuerpos de los apoyos de Ariel; entre los que se encontraba Luke.

.

..

...Y Sylphy.

Al cuerpo de Sylphy le faltaba un brazo además de tener un profundo y enorme corte atravesándole la cara.

Varios de los habitantes de Ars estaban lanzándole piedras a los cadáveres por ser criminales que habían osado perturbar la paz de la capital.

Estaban lanzándole piedras al cuerpo sin vida de Sylphy...

No pude soportarlo más, y por cada piedra que golpeó su cuerpo, lancé por los aires un grupo de personas.

Cremé los restos de Sylphy y del resto de apoyos de Ariel.

También cremé los cuerpos de los que intentaron detenerme.

Un Reino así debería desaparecer...


2ª Parte[edit]

Cerré el diario con todas mis fuerzas por la impresión que me había causado leer hasta este punto.

No quiero leer más... ¿Por qué tengo que leerlo? ¿Por qué se me ocurrió siquiera abrirlo?


"Ghbuh..."


Mi estómago... Estoy seguro de que todo eso era un cuento que ese viejo loco se había inventado... ¿Cómo va a ser posible un futuro así?


"..."


Pero... Saber es poder... Tengo que leerlo.

Observo el diario, pero no tengo el coraje suficiente para abrirlo.

Me ha dejado mal cuerpo... a saber qué más cosas habrá escritas en ese diario...

Noto como se me revuelve el estómago solo de imaginármelas.


"Creo que... ¡Ugh-!"


Me levanté de la silla rápidamente en dirección al baño donde vomité.

No pude evitar echarme a llorar, quizás por la forma en la que estaba todo escrito, permitiéndome saber cómo se sentía en cada momento...

Desde la tristeza cuando Roxy murió, a la ansiedad y desesperación después de que Sylphy se marchara, la angustia conforme iba tras ella; para finalmente sentir la increíble pérdida al ver la forma en la que había muerto...


"Uaaghhh..."


Con la cara hundida completamente en el retrete, continué vomitando hasta que vacié por completo el estómago.

Por mucho que tenga el estómago vacío, no creo que me dé hambre hoy... no creo que pueda contenerlo tampoco...

Pensando en esto, alcé finalmente la cara del baño al mismo tiempo que con magia de Agua me lavaba y enjuagaba la boca. Y justo en ese momento, me encontré a Sylphy observándome preocupada en la puerta del baño.


"L-¿Ludy? ¿Qué te ocurre? ¿Ha pasado algo?"


Con su precioso pelo blanco colgando por sus hombros en una corta melena y vestida con ropa bastante ligera; dejaba ver bastante de lo que tan bien conocía-

-con un profundo tajo en su cara y faltándole un brazo; su frío cuerpo sin vida expuesto públicamente para que lo apedrearan...-

La escena en mi imaginación se sobrepuso a la realidad.


"¡Wa-! ¡¿Cómo?!"


Me lancé hacia Sylphy sin decir palabra y la abrace con fuerza, notando la ternura y calor corporal de su delicado cuerpo.


"Ludy... ¿Tanto te afectó lo que te ocurrió con Atofe?"

"... Hm."

"Supongo que es normal... Pobrecito Ludy... Siempre que tengas problemas, estaré ahí para animarte, ¿me has oído? Después de todo, Ludy, sé que eres más sensible de lo que aparentas."


Sylphy ligeramente de puntillas, acarició mi espalda.

Siempre que tengas problemas, estaré ahí para animarte, ¿me has oído?

... Mi Yo-Futuro no recordó esas palabras...


"Hm... Lo siento, Sylphy."

"No importa."

"Puede que algún día tenga problemas y decida no pedirte ayuda o hablarte mal."

"Ehh..."

"Pero por favor... no me dejes..."

"Humm... Si eso ocurriera, es posible que me enfade un poco contigo y deje de hablarte y nos peleemos.. pero seguro que podremos reconciliarnos, ¿no es cierto?"

"Sí. Claro que podremos, Hm... podremos reconciliarnos..."


Con lo amable y dulce que es Sylphy... ¿Cómo pude traicionar a esta pequeña y adorable Sylphy?


"Eh... Ludy. Que me toques el culo en esta situación es un tanto..."

"... ¿Quieres que pare?"

"Jum... tampoco pasa nada porque lo hagas así que no... ¡WA-!"


Como me dio su consentimiento, cogí a Sylphy en brazos y la llevé a nuestra habitación.

Aunque no fui con la intención de hacer nada excesivo con ella... simplemente quería jugar cariñosamente con ella.

¿Cómo decirlo...? ¿Es como si hubiera recuperado algo que creí haber perdido? No sé bien cómo explicarlo, pero básicamente, el diario me había hecho estar más cariñoso que de costumbre.

Y mientras pensaba esto, me recuperé con la ayuda de Sylphy.


3ª Parte[edit]

Cuando Roxy regresó a casa, me puse a seguirla a todas partes.

Finalmente, acabamos sentados en el sofá bien pegados mientras yo jugueteaba con el extremo de su coleta; parece que la puse algo intranquila con mi actitud, porque me hizo la siguiente pregunta.


"¿Ocurre algo, Ludy?"

"Esto... Roxy, ¿por qué no charlamos un rato?"

"No hace falta pedirme permiso para hablar... ¿O es que hay algo en concreto sobre lo que te gustaría hablar?"

"No, bueno... de un modo más... íntimo."

"Ahh... Bueno, no tengo problema, pero hoy no podemos hacer nada de eso, ¿de acuerdo?"

"Claro. Solo estoy un poco cariñoso, ¿eso puedo?"

"Claro que puedes."


Se sentó sobre mis rodillas y apoyó su cabeza en mi hombro, mientras yo la abrazaba y nos mirábamos intensamente a los ojos a escasos centímetros.

He dicho que quería hablar... pero la verdad es que no sé de qué hablar exactamente...


"Esto... ¿Qué tal el día?"

"Nada memorable que contar, igual que de costumbre... Supongo que lo único interesante fue que salió volando el peluquín del director cuando unos estudiantes le gastaron una broma."

"Jaja... me hubiera gustado estar allí para verlo."

"Después-..."


Aun habiendo estando cansada después de trabajar todo el día, Roxy se esforzó para charlar conmigo, quizás porque estaba preocupada por mi actitud.

Mientras charlábamos de forma tan amena, de un modo u otro, mi mano bajó peligrosamente hacia la parte baja de la espalda para sobarla un poco, a lo que ella no dudo en apartarla de un seco manotazo. Aunque como seguí insistiendo, al final Roxy acabó dejándome sobrepasarme un poco.

Después de charlar, fuimos juntos al baño, donde le ayudé a lavarse la espalda y aproveché para darle un suave masaje en los hombros dentro de la bañera; casi como si fuera un niño pequeño divirtiéndose ayudando a sus padres en casa.


"Ludy, hoy estás un poco así... ¿Te ha pasado algo?"

"No, no... nada en especial. Es solo que me alegro de que sigas con vida, y estaba deleitándome confirmándolo."

"Comprendo... Bueno, es cierto que llegué a pensar que moriría en el Laberinto de la Teletransportación. Así que confírmalo cuanto quieras."


Seguí masajeando a Roxy, sentada en mis rodillas dentro de la bañera, hasta que por fin pregunté una cosa que llevaba tiempo queriendo decirle.


"Roxy.... Estos días... ¿te has notado extraña o algo rara físicamente?"


Evité mencionar directamente la Enfermedad de la Piedra Mágica.

Que haya acabado con la rata no quiere decir que todo vaya a salir bien... ¿quién sabe? Podría haber hasta algún error en la investigación de mi Yo-Futuro.


"¿Ehh? Estoy bien, en serio. ¿Por qué lo preguntas?"

"Esto... solo quería asegurarme de que vivirías muchos años, Roxy."

"Teniendo en cuenta nuestras razas, está claro que yo viviré hasta más que tú, Ludy... Así que yo debería ser quien querría que tuvieras una larga vida."

"Dalo por hecho."


Y con estas palabras reconfortantes junto a una sonrisa de oreja a oreja, dejé el tema.

Parece que todo va bien de momento.

Tanto Sylphy como Roxy están vivas... Así que no acabará ocurriendo lo que aparece en el diario. Lo juro.

Ahora sí...

Con esto en mente, conseguí decidirme por fin a continuar leyendo el diario.


Capítulo 156 - El Diario - 2ª Parte[edit]

1ª Parte[edit]

Decidí continuar con el diario al día siguiente.

Aunque bueno... parece que tras la muerte de Sylphy, dejó de escribir durante un tiempo; porque hasta el papel se ve menos desgastado desde el punto en el que leí ayer... ¿Acaso dejó de escribir durante unos meses? ¿Un año? ¿Dos?

No sé... podrían incluso ser 5 o 10 años; así que no tengo ni idea de lo ocurrido durante ese periodo. Aunque el contenido definitivamente se ha vuelto más frívolo; como que las tetas de una aldeana que vio en un pueblo son de su agrado, o que tenía un culo precioso...

Casi parece que desde este punto se ha convertido en un delincuente. Hasta me encontré detalles bastante fuera de lugar como un ranking de todas las mujeres con las que se había acostado...

¿De verdad esta persona soy yo o alguien en el que me puedo convertir si Sylphy y Roxy murieran?

En todo caso, me da la impresión de que durante varios años siguió un estilo de vida bastante cuestionable dedicado únicamente a las mujeres. Y aunque no he visto detalles concretos, por los nombres de algunos lugares que menciona, diría que continuaba en Sharia.

Y aun así, apenas he encontrado menciones sobre Aisha, Norn, Lilia, Zenith o Lucy... Aunque de vez en cuando sí que menciona a Zanoba o a Julie, pero poco más; y un día hasta le echó el ojo a Julie, de todas las personas posibles, incluyéndola dentro del ranking de antes.

¿Julie? ¿Con todo lo que se ha esforzado y lo mucho que te ha apoyado como para seguir ahí junto a Zanoba? Me cuesta pensar que yo sería capaz de algo así en su situación... Pero... podría ocurrir llegado el caso en el que la desesperación pudiera conmigo y me dejara llevar por mis instintos aprovechándome de mi fama, mi físico y mi dinero...


También encontré menciones a Eris.

Llegado a esta situación, Yo-Futuro se dedicaba a ir de aquí para allá huyendo de Eris, por lo que da la impresión de que Eris también se habría asentado en Sharia.

Además, cada vez que la veía se mostraba descontenta por algo y se dedicaba a atacarle; llegó a apuntar lo siguiente:


"Me encantaría poder echarle el guante y darle una lección a esa malfollada[6]... pero me da miedo lo que pueda llegar a hacer para vengarse."


Menudo imbécil desgraciado...

Pero aun así, podía sentir por sus comentarios y detalles que su relación con Eris no era tan simple.

Acaso... ¿Acaso una parte de él quería intentar arreglar las cosas con Eris...?

No me extrañaría que por no traicionar a Sylphy y a Roxy no se viera capaz ni de intentarlo... No sé si esto son imaginaciones mías o no... pero es lo que siento con las incongruencias de lo que he leído.

Por otro lado, no todo era esa vida lujuriosa por lo que pone aquí, sino que la Iglesia Milis había ofrecido una recompensa por su cabeza y la de Zanoba, y a menudo enviaron cazarrecompensas y asesinos.

Parece que todo el mundo quería mi cabeza aunque no haya demasiada mención de ello...

Y justo cuando pensaba en esto, pasé la página y vi que el propio diario había cambiado en cuanto al estado de conservación.

Diría que ha vuelto a pasar un tiempo, quizás un año... Aunque no hay nada escrito sobre lo ocurrido.

Debido a que cada página se encontraba en diferente estado que la anterior, y sumado a que ya no aparecían fechas como antes, el tiempo en el que todo esto transcurrió era demasiado difuso.


Las figuras de Ruijerd junto con el cuento de Norn se venden bastante bien.

Por otro lado, tras un acuerdo con la Universidad de Magia comencé a dar clases de manera oficial sobre conjuración en silencio. Y aunque el Sagrado Imperio Milis exige que me deporten, haciéndolo a través del reino de Asura; mientras le sea útil al Triunvirato Mágico no deberían hacerlo.

Mientras el continente central siga dividido por la Cordillera del Dragón Rojo, no pueden mandarnos un ejército, puesto que podríamos bloquearles en el estrecho de la cordillera...

Además, parece que los de Asura no saben que yo fui el culpable del enorme incendio de Ars... Menudos imbéciles... ¿Solo hay subnormales en ese reino?

Zanoba está cerca de terminar su investigación sobre el autómata.

Ha tardado más de lo esperado, y por si fuera poco, ya no siento ningún interés por este tema... ¿Por qué siquiera empecé a trabajar en esta cosa?

La construcción del autómata ha sido un éxito.

Zanoba construyó el autómata como la viva imagen de Sylphy, y hasta posee voluntad e independencia. Aun así, escucha todo lo que le dijo.

Es amable, obediente y hasta se pone un poco celosa conmigo... es como si Sylphy hubiera vuelto a la vida...

Pero no... Definitivamente no es ella...

He destruido el autómata.

Pensé que Zanoba se enfadaría conmigo, pero para mi sorpresa, él fue el que se disculpó conmigo.

¿Por qué te disculpas? Claramente ha sido culpa mía...

Zanoba... No sé cómo darte las gracias por todo lo que has hecho por mí.

Como mínimo, me aseguraré de no traicionarle, aunque solo sea a él.

Al final, conseguimos crear una autómata que no se pareciera ni a Sylphy ni a Roxy.

Zanoba decidió nombrarla Fourtee.

Cuando le pregunté el motivo, me respondió lleno de orgullo que por ser la 14ª obra maestra[7].

Llegamos a un acuerdo con el Triunvirato Mágico para vender en masa copias de Fourtee.

Es maravilloso cuando tu cliente habitual es un país con recursos... Aunque no sé bien cómo de útiles serán de apoyo para el ejército, pero es lo máximo que podemos conseguir con nuestra habilidad hasta la fecha. Supongo que su habilidad está por encima de un caballero o aventurero mediocre.

Aun así, parece que ya no hay mucho que pueda hacer... ¿Debería investigar alguna otra cosa?

No sé bien cómo ni por qué, pero estos días me siento motivado por primera vez en varios años.


Así que la investigación de Zanoba dio sus frutos...

Es una lástima que no aparezcan detalles en el diario; aunque tiene sentido, teniendo en cuenta que tendrá otros lugares en los que tendrá toda esa información recopilada. Pero vaya... si hubiera conseguido esa información, no me cabe duda de que Zanoba podría acelerar muchísimo la investigación.

Bah, no importa. Zanoba está disfrutando la investigación por su cuenta y el proceso hasta llegar a ese punto también es importante y necesario.

Divagando sobre este tema, continué leyendo el diario y al pasar la página me encontré que de nuevo el diario se encontraba en un estado extraño.

Se encontraba arrugado y con manchurrones de lágrimas.


Hoy Hitogami se me apareció en sueños.

Todavía puedo sentir el tacto de su mano en mi hombro conforme se reía de mí. Te odio...

¡Te odio con todas mis fuerzas, desgraciado!

Necesito volverme más fuerte.... para matar a Hitogami.

TENGO que MATAR a Hitogami...

Si no acabo con ese bastardo, ni Sylphy, ni Roxy, ni el pequeño que llevaba en su vientre podrán descansar en paz...

Ni yo tampoco.

Tras pensar en mi familia, no pude evitar acordarme de Lilia y del resto, ¿estarán bien?

¿Me pregunto cómo estará Lucy? ¿Qué tipo de persona es? ¿Se habrá convertido ya en una belleza como su madre? ¿Estará trabajando duro? ¿Estará comiendo bien?

........... ¿Por qué no pude comportarme mejor tras la muerte de Sylphy?

La única que volvió a mi lado para apoyarme y ayudarme fue Aisha, pero... ¿sirve de algo que me arrepienta ahora? ¿Cambiaré algo con mis palabras?

Es una lástima...

¿Cómo puedo volverme más fuerte?

¿Debería practicar magia? ¿Aprender los hechizos de nivel Real e Imperial?

No creo... por lo que he podido comprobar viendo los hechizos de nivel Santo, los niveles más altos, solo incrementan el radio de alcance de los hechizos y algo descomunal no me serviría en combate.

Actualmente el único hechizo de nivel Real que poseo es el Relámpago ese, pero aun sin él, mi habilidad ofensiva es más que suficiente... Mi verdadero problema es mi habilidad defensiva y movilidad.

Como no puedo envolverme con Touki, tanto mi velocidad como mi resistencia a ataques se queda muy por debajo del resto de combatientes...

¿Qué debería hacer?

Encontré un libro que trataba sobre el Dios de la Lucha[8]; un guerrero cubierto con una armadura dorada que incrementaba su habilidad física exponencialmente[9]...

Cuando se lo comenté a Zanoba, se le ocurrió algo interesante: Cubrir todo mi cuerpo con piezas similares a la Prótesis de Zariff.

Pensándolo seriamente, me di cuenta de que, aunque no puedo usar Touki como tal, mientras le inyecte suficiente poder mágico a mi prótesis puedo conseguir que esta posea una fuerza superior a la normal.

Si yo mismo fabrico las piezas de armadura, con la mayor dureza posible y cubriera mi cuerpo con ella........

Manos a la obra.

Con la ayuda de Zanoba, conseguimos fabricar la armadura completa con piezas similar a las prótesis de Zariff.

Aunque acabó midiendo algo más de 2 metros, por lo que es un pelín grande.

Por si fuera poco, el consumo de maná es enorme, convirtiéndome en la única persona capaz de utilizarla... Le falta poco para ser el equivalente a un montón de chatarra; ojalá Cliff hubiera estado todavía con vida, seguramente habríamos conseguido que la armadura fuera mucho más eficiente...

No sirve de nada lamentarse...


En todo caso, decidí imitar el nombre que le dieron en un juego bastante famoso y la llamé Armadura Mágica[10]


2ª Parte[edit]

Tras ese momento, comenzó una historia sobre cómo fui volviéndome más poderoso.

Con la Armadura Mágica, es decir, con la prótesis de Zariff de cuerpo completo; ¡fui capaz de alcanzar una fuerza, defensa y velocidad a la altura de los 7 Campeones Mundiales!

Aun así, parece que el máximo tiempo que podía usarla cada día era solo de medio día, pero aún manteniéndola al 30%, apenas había gente que estuviera a su altura. Parece que fue todo un éxito aun siendo algo totalmente novedoso... Aunque claro... como lo basaron en la idea del Dios de la Lucha, de novedoso no tiene nada...

... Aunque... me encantaría tener una.

¿Seríamos capaces de crear una con el nivel actual de nuestra investigación?

No... no es cuestión de pensar si somos o no capaces. LO HAREMOS.

En todo caso, apenas salen menciones del resto de miembros de mi familia... ¿se habrán marchado? Entiendo que Norn no soportara mi actitud, pero que hasta Lilia me acabara odiando... ¿Exactamente qué pude hacer para llegar a eso...?

No, no puedo olvidar que aunque no lo explicó demasiado, me perseguían asesinos, y mi familia se encontraba en peligro, por eso los alejó... sí, debe ser por eso... seguro... Bueno da igual, lo único que puedo hacer ahora es darles todo mi cariño.

Exacto, y si no lo recuerdo mal, Norn viene a casa hoy ¿no es así? En ese caso, quizás podríamos ir todos juntos a comer a un restaurante por primera vez.

Mientras pensaba esto, pude escuchar la voz de Aisha proveniente de fuera de la habitación.


"¡Onii-chan! ¡La comida está lista! ¡Vamos a comer!"


.... Y aunque no hagamos nada especial, lo importante es pasar el tiempo con la familia.

Me levanté del escritorio y cuando abrí la puerta, me encontré a mi adorable hermanita esperándome con su uniforme de criada puesto.

Seguramente haya venido a avisarme en cuanto comprobó que la comida estaba en su punto, porque tiene una manchita cerca de la boca.


"Tienes una mancha de salsa en la cara, ¿no lo has notado?"


Saqué un pañuelo de mi bolsillo y le limpié.


"Mmguu... ¡Gracias!"


Aisha me dedicó una enorme sonrisa.

Aun cuando mi Yo-Futuro se convirtió en lo peor de lo peor, Aisha siguió ayudándole en todo cuanto pudo. Es cierto que apenas la mencionó en el diario, pero si era la única a su lado, estoy seguro de que debía ser su principal apoyo emocional.


"Aisha, ¿hay algo que quieras que te regale?"

"¿Eh? ¿A qué viene eso ahora?"

"Como has trabajado tan duro hasta ahora, se me ocurrió compensártelo de alguna forma."

"¡Eh~! ¡Eso sería~! Aunque me sentiría mal por Norn-nee si soy la única que recibe algo tuyo, onii-chan...... Aunque... Tú sabes... hace nada encontré en una tienda una horquilla preciosa para el pelo... KiraKira~."


Esta niña...... ¡Se supone que el KiraKira~ no tienes que decirlo...[11]! ¡¿De dónde lo habrá aprendido?!

.... Seguramente.... de mí.


"De acuerdo, pues entonces, vayamos juntos de compras la próxima vez. Aunque no se lo puedes decir a Norn, ¿vale?"

"¡¿Eh-!?"


Aisha se quedó petrificada con mis palabras y se retorció en una pose algo exagerada propia más de anime que de una joven en un mundo de fantasía[12].


"¿Quéqué? ¿Te pasa algo, onii-chan? ¿O acaso buscas algo de mí-? ¡JAH-! ¡¿Acaso deseas mi cuerpo?! En ese caso, ¿no sería mejor que me aseara antes de ir esta noche a tu habitación, danna-sama[13]? ¡Ujum~...!"

"Vale, vale~... Aunque mejor vamos a comer antes, que se va a enfriar."

"De acueerdooo~."


Entre bromas, nos dirigimos al comedor.

Aunque ni Roxy ni Norn estén todavía aquí, comer en familia hace que la comida sepa mejor.

Cuando comenté que la comida de hoy sabía mejor que de costumbre, Lilia me dedicó una leve sonrisa, algo poco común.


3ª Parte[edit]

Después de comer seguí con el diario.

La parte actual trata sobre los viajes que realizó mi Yo-Futuro para conseguir llegar hasta Hitogami. Y durante su viaje, conoció a un gran número de personas importantes de este mundo.

Lo que más le impresionó, fue la increíble falta de información sobre el Dios Humano que poseían la mayoría. Lo que le llevó a comprender que cuanto más años hubiera vivido una persona, más fácil era que supiera sobre él.

Siguiendo esta idea, se centró en ir en busca de personas que tuvieran vidas muy longevas, mientras de paso mejoraba su magia, desarrollaba nuevos hechizos y poco a poco se iba haciendo más fuerte.

Con magia, consiguió dominar los Aullidos Mágicos, la electricidad y hasta la gravedad... incluso consiguió alcanzar el nivel Santo en magia Curativa.

Su conclusión fue, que siempre que pudiera intuir correctamente algún suceso, era capaz de recrearlo con magia.

También empezó a escribir aspectos como que el ratón fue el portador de la Enfermedad de la Piedra Mágica, y que hasta la muerte de Sylphy se debió al influjo de Hitogami.


Por encima, daba la impresión de que su investigación avanzaba, pero como en realidad era incapaz de obtener la más mínima información sobre Hitogami, Yo-Futuro comenzó a impacientarse poco a poco; llevándole a no actuar exactamente como una persona especialmente loable.

Donde quiera que iba, había enfrentamientos y discusiones que llevaban a peleas, y cada vez que derrotaba a su adversario, aunque fuera alguien gente sin importancia, les miraba con prepotencia y atacaba su orgullo.

Por si eso fuera poco, por lo que he leído, iba por ahí incluso abusando de desconocidas que se encontraba por la calle... Pensé que llegado a esa edad habría aprendido, pero veo que no... No pienso convertirme en alguien así, jamás.


También encontré varias menciones sobre Eris en el diario, y eso que mi Yo-Futuro se encontraba viajando por todo el mundo. Y parecía que Eris se había convertido en alguien increíble, porque hasta consiguió vencerle en innumerables ocasiones.

Por sus palabras podría no parecerlo... pero diría que era la forma de Eris de regañarme por haberme convertido en semejante imbécil...

El problema es, que para Yo-Futuro, Eris actuaba de manera tan confusa que la veía como un títere de Hitogami o algo por el estilo. Lo que le llevó a pensar sin pruebas que cada vez que Eris se entrometía en su búsqueda de información sobre el Dios Humano, era porque se estaba acercando demasiado a una fuente de información.

Conforme sigo leyendo, empiezo a notar que el odio de Yo-Futuro por Eris iba cada día en aumento, un odio sin fundamento ni base y al que él mismo llego.

Creo que es un ejemplo claro de odio injustificado... Y cuanto más leo, más parece que Eris comenzó a perder contra él... ¿será porque Yo-Futuro se estaba volviendo más fuerte o porque la edad le estaba pasando factura a Eris?

La descripción del diario no era suficiente para responder a mi pregunta.

Pero finalmente, llegó el momento.


Eris se puso a llorar frente a mí.

¿Hace cuántos años que no la veo llorar?

Quizás me haya excedido con ella... quizás no tenga nada que ver con Hitogami...

¡NO! Si no supiera nada, ¡¿por qué demonios se interpuso cuanto pudo en mi camino tras la muerte de Sylphy?! ¡¿Por qué cada vez que le preguntaba se quedaba completamente callada?!

Debe saber algo...

Eris se ha escapado.

He encontrado marcas de mordisco en sus esposas.....

¡¿Acaso sus dientes son de acero?! ¡JODER!

Mañana tengo una audiencia con Atofe.

Dudo que esa estúpida cabeza hueca sepa nada importante, pero siendo un demonio inmortal que ha vivido tantos años, es más que probable que al menos sepa algo al respecto.

Aunque tenga que dejarla medio muerta, pienso sacarle cuanto sepa.

Eris ha muerto.

...

Y Ghyslaine me ha dicho muchas cosas..... que ahora mismo soy incapaz de procesar.

Voy a intentar documentar lo ocurrido ayer.

Mi audiencia con Atofe acabó en una pelea en la que tuve que pelear no solo contra Atofe, sino también contra toda su guardia personal al mismo tiempo.

Pensé que podría con todos, pero como imaginaba, Moore no paraba de obstaculizarme en todo momento, hasta que me llevó a un jaque mate.

Me confié y eso llevó a que cometiera un error tan grave. Y eso que yo mismo había vivido en mis carnes lo terrorífico que es ese tal Moore con su maestría de la magia... Pero estaba demasiado concentrado en luchar contra Atofe.

Pero en el último momento, Eris se interpuso, muriendo en mi lugar.

Incapaz de comprender lo ocurrido, intenté hablar con Ghyslaine y ella me contó el motivo de lo sucedido; comenzando desde el día en el que volvimos a vernos en Sharia.

En resumen, Eris solo quería volver a estar a mi lado.


Eso quiere decir... que Eris me ha... a--amado todo este tiempo... Y yo tan solo la he estado malentendiendo hasta ahora...

Por eso me ha seguido hasta ahora... todo este tiempo...

Que alguien me diga que es mentira.


No hay demasiados detalles al respecto, pero dudo que haya diferencia con lo que el viejo me dijo.

..... Quizás debería.... casarme con Eris como me dijo...

No sé si me explico... pero con todo cuanto ha hecho... siento que debería haber una recompensa por su esfuerzo.

La pregunta es, si Sylphy y Roxy lo aceptaran. Y aunque no creo que Roxy se oponga, no sé bien qué dirá Sylphy considerando los celos que sentía hasta por Nanahoshi...

Lo único que puedo hacer ahora es hablarlo con ellas, y solo cuando lo haga, mandaré la carta. Aprovecharé que hoy viene Roxy a casa para hacerlo.

Tras esta decisión, continué leyendo.


4ª Parte[edit]

Tras los últimos eventos, nuevamente dejó de escribir cosas importantes durante un tiempo.

Se resumía todo en Fui allí para ver a este y tuve que pelear con ese otro. Pero lo que mas llamaba la atención, era la indiferencia con la que lo describía todo, llegando incluso a describir peleas contra gente importante como el Emperador del Cauce o Nórdico sin darle importancia y sin preocuparse lo más mínimo. Lo máximo que ponía sobre ellos era:

Maté a XXXXX. No sabía nada de Hitogami.


Pasado un tiempo, hubo otro salto grande de tiempo, seguramente años, porque las páginas se encontraban nuevamente en un estado diferente a las anteriores.


Zanoba ha muerto.

No sé cuándo, pero en algún momento, varios caballeros de la Orden del Templo consiguieron llegar a Ranoa sin yo saberlo.

Fui corriendo en cuanto me enteré, pero ya era demasiado tarde.

La casa en la que vivía había sido quemada por completo, y aunque la bodega de Zanoba parecía haber sobrevivido al evento, cuando miré en su interior, me encontré a Ginger, Julie y Aisha............ Descuartizadas.

Una vez más, esta vez en Ranoa, me dediqué a masacrar a todos los integrantes de la Orden del Templo; pero matarlos no iba a servir de nada.

Con todo lo que ha hecho Zanoba por mí... ¿Por qué no estuve ahí para ayudarle cuando se encontraba en problemas? ¿Por qué motivo he aspirado a tener tanto poder? ¿Para acabar siendo incapaz de salvarles?

Menudo inútil soy.

Al final, todos han muerto, y me he quedado solo.

No queda nadie... no pude salvar a nadie...

TODO ES CULPA DE HITOGAMI.

Lo único que puedo hacer al menos es acabar con él...


Los contenidos del diario se volvieron difíciles de digerir de nuevo.

Así que hasta Zanoba y Aisha acabaron muriendo... Debió de afectarle mucho...

Aun así... todavía le quedaba familia, ¿no? No sé hasta qué punto se avergonzaría de ir a presentarse ante Lucy tras todo este tiempo...... O quizás... aunque no haya sido mencionado en el diario... ¿el grupo de Lilia también murió?

También hace mucho que ni menciona a Norn...

... No, no vayas por ahí. Mejor pensar que lo que no aparece en el diario no ocurrió, o esto no acabará nunca.

...

Pero vaya... Dudo que la muerte de Zanoba tuviera que ver con Hitogami, pero... supongo que para ese entonces, estaría demasiado obsesionado con él y la paranoia le llevara a pensar que todo era culpa de Hitogami; quizás era su vía de escape...


Tras ese punto, se dedicó a investigar a Hitogami como una persona obsesionada y loca, con todavía más dureza que hasta ahora, masacrando sin dudar todo lo que se interpusiera en su camino.

Hasta que por fin lo encontró.


Me cuesta contener la emoción...

Me encuentro en un punto recóndito del continente Begarito en el que ningún humano ha estado jamás, y en un lugar semejante, he encontrado unas ruinas que resultaron ser de la antigua raza dracónica.

Encontré un mural en este sitio, y según el mismo, el mundo está dividido en 6 planos.

  • El mundo de los dragones
  • El mundo de los humanos
  • El mundo de los demonios
  • El mundo de las bestias
  • El mundo de los mares
  • El mundo de los cielos

Y cada uno de ellos está colocado y conectado como un dado de 6 caras.

¡Este mundo es un dado![14]

¡Y en su interior...! ¡En el interior del dado se encuentra el mundo del vacío!

Para viajar de un plano a otro, es necesario atravesar ese mundo del vacío, aunque solo existe un modo concreto para viajar al mismísimo mundo del vacío.

El resto del mural se encontraba destrozado y no pude leerlo, pero lo último que pude encontrar escrito en el mismo fue:


Hitogami está en el centro del mundo del vacío.


¡Por fin lo he encontrado!

Creo que durante un tiempo me quedaré aquí intentando investigar lo que describe el mural con más tranquilidad.

En el mural encontré descripciones sobre la historia de un intento por alcanzar el centro del mundo del vacío, y por lo que he podido averiguar, se trata de un hechizo derivado de la magia de Invocación o Teletransportación que utiliza ese mismo mundo del vacío como camino entre mundos.

Supongo que debería terminar de investigar esta pista...

Por fin he terminado de investigar estas ruinas en su totalidad.

Por lo que he averiguado, la antigua raza dracónica construyó algo con la finalidad de alcanzar el centro del mundo del vacío; aunque no sé bien de qué se trata. Esa parte del mural está en mal estado, y hasta se ha derrumbado.

Lo que no me cabe duda, es que ese algo guarda relación con la magia de Invocación y la de Teletransporte.

Cuando pienso en magia de Invocación, lo primero que se me viene a la cabeza es Pelagius.

Y es cierto que ese tipo sabe mucho sobre magia de Invocación por lo que sé de él... es posible que si le pregunto, pueda decirme algo.

Pelagius no sabía nada.

Para empezar, no sabía ni QUIÉN es Hitogami.

Lo único que sabía al respecto es que Laplace se enfurecía cada vez que mencionaban ese nombre, pero por lo demás. No sabía nada.

He vuelto al punto de partida...

Lo único que he averiguado es que Laplace conocía a Hitogami, pero Laplace no se encuentra en este mundo...

Aunque quizás Orsted sepa algo.

En todo este tiempo ni me he acercado a encontrarme con Orsted.

Imagino que debería empezar a investigar la magia de Teletransporte...

Por otro lado, quizás se deba a todos los años que llevo combatiendo, pero mi cuerpo empieza a tardar en reaccionar... es posible que haya llegado a mi límite.

ME NIEGO A ACEPTARLO.

Mientras pueda moverme, aprovecharé para ir a investigar más ruinas de la raza dracónica.


Así que este mundo es un dado y que el interior es hueco y corresponde al mundo del vacío; y encima Hitogami se encuentra literalmente en el centro de ese mundo del vacío.... Ya veo.

Ya veo... Por eso cada vez que me teletransporto siento como si la tierra succionara mi cuerpo... Es porque literalmente atravieso a través del interior de este mundo, atravesando el mundo del vacío.

Puede que suene a bajo tierra, pero dudo mucho que cavando sea capaz de llegar al mundo del vacío.

... Bueno, volvamos al diario... uh... parece que de nuevo ha habido un salto de varios años... Hay demasiadas lagunas en este diario.


Encontré otra ruina de los Dragón, esta vez, en lo más profundo de una cordillera en el continente demoniaco.

¿Por qué la antigua raza dracónica tenía que construir sus templos en lugares tan apartados y peligrosos? Esta zona no tiene más que monstruos y encima, peligrosos.

Ah... Ahora que lo pienso.... la fortaleza flotante de Pelagius... ¿no será otro templo de los dragón? Aunque realmente tampoco importa...

Mañana me adentraré en las ruinas.

La investigación ha dado sus frutos.

En este templo me he encontrado un mural completo e idéntico al que encontré en Begarito; y la parte que se cayó coincidía con la sección que describía el método para alcanzar el mundo del vacío.

Según esa sección, la antigua raza dracónica fabricó 5 reliquias que permitían llegar al centro del mundo del vacío.

.... Por fin... por fin podré llegar hasta Hitogami...

El problema es que ya tengo 60 años, mi cuerpo empieza a desmoronarse... ¿Lo conseguiré a tiempo?

Regresé a la fortaleza de Pelagius, y allí pude corroborar gran parte de la información.

Por ejemplo, me confirmó que los antiguos dragones crearon 5 reliquias que les fueron entregadas a cada uno de los 5 Guerreros Dragón, siendo el Dios Dragón el que poseía el secreto sobre la puerta que llevaba al mundo del vacío.

El problema es que uno de los Guerreros Dragón ya ha muerto, y su reliquia ha desaparecido; y por si fuera poco, otro de esos Guerreros Dragón se encuentra en paradero desconocido.

Sobre este último, Pelagius dijo que reaparecería en algunas décadas... lo que me dejó con algo en la punta de la lengua referente a este mundo que encajaba con sus palabras, pero no fui capaz de recordar de qué se trataba...

De un tiempo a esta tarde, me cuesta mucho recordar cosas importantes...

¿Me estará ocultando algo Pelagius? Me pone de los nervios... pero es la única persona que me queda con la que puedo hablar en este mundo; por eso no quiero matarle.

No obstante, Pelagius añadió que Orsted es posible que conociera el secreto sobre cómo usar las reliquias, pero que no tiene la menor idea de dónde se encuentra o cómo localizarle.

Solo por el hecho de que faltan décadas para que aparezca uno de los Guerreros que faltan es suficiente para hundirme... No creo que viva tantos años, mi cuerpo ya no da más de sí. Siento que no me queda mucho de vida.

¿Qué debería hacer...? ¡No me queda tiempo...!

He sido incapaz de obtener las reliquias de los 5 Guerreros Dragón.

Por si fuera poco, tampoco soy capaz de reproducirlas... ni las reliquias, ni la forma de usarlas. Hay demasiados principios sobre todo ese asunto que soy incapaz de comprender.

Pero en definitiva.... soy incapaz de ir al mundo del vacío.

Estoy cansado de todo... ¿Cuánto tiempo debo seguir dando vueltas en círculos? ¿Por qué motivo siquiera estoy haciendo todo esto?

Hasta mi odio por Hitogami está desapareciendo.

Estoy cansado... Ya no puedo más.


Pude sentir la desesperación de sus palabras hasta la fecha y hasta comprender cómo poco a poco se había ido dando por vencido.

No quedan demasiadas páginas tampoco...

Eso quiere decir... que habré leído el equivalente a unos 50 años, en los que no obtuvo verdaderos resultados memorables.

Hizo cuanto pudo en todo ese tiempo... para al final no avanzar nada en absoluto...

Aunque se tratara de alguien distinto a mí, me cuesta creer que hubiera sido capaz de seguir adelante tras soportar golpes tan dolorosos y con todos esos años a sus espaldas... No solo eso... mi Yo-Actual seguramente se habría dado por vencido mucho antes.


A parte de mis notas en la investigación, creo que sería conveniente que anotara ciertos aspectos en este diario.

Llegué a una hipótesis importante mientras investigaba formas de viajar al mundo del vacío:

Usando como base una mezcla entre la magia de Invocación y los círculos mágicos grabados en el mural de la raza dracónica, es posible crear un círculo mágico que me permita viajar al pasado.

El problema, es que no solo es una teoría sin fundamento, sino que además, la cantidad de maná necesaria para viajar únicamente algunos segundos es tremenda... Si doy un salto de varios años al pasado... ¿exactamente cuánto maná será necesario?

He decidido intentar viajar al pasado aprovechando este diario.

Si uso este diario como nexo de unión, es posible que sea capaz de regresar al momento en el que empecé a escribirlo; justo el momento en el que Hitogami me traicionó haciéndome soltar esa rata que mató a Roxy.

Aunque no estoy seguro de si seré capaz de conseguirlo... No solo por el hecho del viaje en sí, sino las consecuencias que pueda haber al viajar al pasado.

Entiendo el riesgo de originar una Paradoja Temporal...[15]

Hay varios aspectos que me tienen inquieto sobre el viaje.

¿Será un Time Leap[16] o un Time Slip[17]?

Si fuera un Time Slip... ¿qué debería decirle a mi Yo-Pasado? Imagino que debería avisarle de la Enfermedad de la Piedra Mágica, de Eris y finalmente de Hitogami, pero... ¿Conseguiré convencerle? ¿Seré capaz de que mi Yo-Pasado me crea cuando le diga que vengo del futuro?

Si fuera un Time Leap... ¿qué haré cuando vea a Sylphy y a Roxy? Me gustaría poder verlas una vez más... me gustaría poder hablar con ellas... me gustaría disculparme por lo que les hice. Pero el pensar que sobrescribiré la mente de mi Yo-Pasado en los días en los que era feliz...

¿No sería mejor hacer más experimentos sobre estos temas antes de viajar? Aunque teniendo en cuenta la posibilidad de causar una paradoja temporal, estoy intentando evitar hacer demasiados experimentos al respecto.

Además que existe la posibilidad de que al intentar una prueba controlada en la que regresara atrás unos días, lo único que viajara al pasado fuera mi cuerpo y mis recuerdos se queden atrás.

Si eso ocurriera, podría llevar a que me pasara el resto de mi existencia dando saltos sin sentido una y otra vez, lo que me llevaría a ser incluso incapaz siquiera de morir, viviendo de forma estúpida en semejante círculo...

Si así fuera... si el viaje funcionara de esa forma......... al menos podría ver a Sylphy y a Roxy una vez más... Entonces, supongo que no me importa correr ese riesgo.

Lo mejor será no pensar en ello, lo que tenga que ser, será.

Tampoco me queda nada que perder.

No pude conseguir nada con mi esfuerzo y hasta me convertí en un miserable deshecho humano... y aunque mi fracaso pudiera ocasionar algún incidente, tampoco importa... Ya todo me da lo mismo.

Pero como lo consiga...

es posible que ese imbécil de Hitogami se lleve un susto de muerte.


No hay nada escrito a partir de este punto... Seguramente hiciera el viaje en cuanto terminó de escribir, justo para darse cuenta una vez apareció aquí que no poseía maná suficiente para hacer el viaje entero sano y salvo.

No entiendo bien la teoría detrás del teletransporte para viajar en el tiempo... pero basándome únicamente en lo que he leído... ¿no habría podido pensar en alguna alternativa? Me pregunto si no empezaba a estar algo senil... Aunque dudo que fuera solo por eso.

También es posible que en esos días lo único en lo que siguiera poseyendo confianza era en su enorme capacidad mágica, y ni siquiera se le pasó por la cabeza que no sería suficiente....

Pero una cosa es segura... Ha conseguido hacer algo de lo que vino a hacer.

Me ha convencido.

No quiero llegar a ser alguien como él; debo hacer todo cuanto esté en mi mano para remediarlo. Debo ponerme a trabajar.


"Tadaima..."[18]


Justo cuando andaba pensando sobre todo esto, escuché la voz de Roxy desde la entrada de casa.

Y de todo lo que tengo que hacer por el momento... lo primero será hablar con Sylphy y Roxy esta misma noche... sobre Eris, y sobre el futuro.


Capítulo 157 - Determinación[edit]

1ª Parte (POV - Sylphy)[edit]

Últimamente Ludy ha estado actuando de manera extraña.

Se pasa todo el día en su despacho y cuando sale, lo hace muy pálido. ¿Qué estará haciendo ahí dentro?

Preocupada, he intentado hablarlo con él en varias ocasiones, pero siempre ha esquivado el asunto.

Ayer mismo, cuando intenté preguntárselo, lo que hizo fue llevarme a la cama con él... Aunque bueno, si estar conmigo consigue relajarle, no tengo inconveniente...

Cuando le pregunté a Roxy sobre esto, su respuesta fue la siguiente.


"Así que también te has dado cuenta, Sylphy... El problema es que cuando Ludy se preocupa por algo, por lo general no le gusta hablar de ello; así que creo que lo mejor será ayudarle cuando llegue el momento en que decida contárnoslo."


Como imaginaba, ella también estaba preocupada por esto.

Pero como se prolongue mucho esta situación, quizás lo mejor sea que yo misma tome la iniciativa e intente que me lo explique, aunque tenga que obligarle un poco a hacerlo.

Aun con esto en mente, después de cenar, Ludy nos pide un tanto incómodo algo a Roxy y a mí.


"Ah... Roxy-san, Sylphy-san... ¿Os importaría venir después al dormitorio?"


Su tono es bastante extraño y ha vuelto a usar los honoríficos... Me recuerda un poco a cómo habla cada vez que menciona o se refiere a la noche que pasamos los 3 juntos.

Pero no entiendo por qué debería sentirse culpable o mal por eso... Es más... preferiría que fuera un poco más decidido, pero así es Ludy... si no lo fuera, dudo que ahora estuviéramos aquí.

A Roxy tampoco parece molestarle, y me da todo su cariño, por lo que tampoco me desagrada tenerla con nosotros...

¿Qué será lo que tiene Ludy en mente para hoy?


Sea lo que fuera, como nos pidió que fuéramos al dormitorio, tanto Roxy como yo fuimos a prepararnos.

Nos metimos juntas en el baño y aprovechamos unos perfumes que teníamos guardados para ocasiones especiales.

Para lencería, decidí usar un conjunto de negligé[19] y braguitas que compré hace relativamente poco, sabiendo que a Ludy le gusta la ropa interior que deja poco a la imaginación; con mangas cubriendo los hombros y parte de los brazos, además de haberle soltado un par de botones al batín por la zona del escote.

Sé que no tengo demasiado pecho y que no queda tan sexy como debería... Pero quiero mostrarle todo lo que tengo, aunque no sea mucho... Espera... No se pensará que soy demasiado descarada, ¡¿no?! No... No creo que Ludy nunca llegue a molestarse conmigo por algo así, cálmate, cálmate...

Además, hace unos días vi que se le escapaba la mirada cuando se me veía algo más de escote que de costumbre... Y aunque le descubro, como también sé que lo disfruta, le dejo mirar cuanto quiera; además que esa noche... jeje...

Vaya... Roxy va a llevar el mismo camisón de todas las noches, qué raro... ¡Ah! ¡Va a ir sin ropa interior! Así que esa es su estrategia de ataque...

Y así, una vez ambas estuvimos listas, nos dirigimos a la habitación expectantes.


Cuando llegamos a la habitación, nos encontramos a Ludy esperándonos sentado en una silla de la habitación.

Al verle, Roxy y yo nos sentamos en la cama la una junto a la otra, yo a la derecha y ella a la izquierda.

La verdad es que no lo hago por ningún motivo concreto... pero así es como hemos acabado organizándonos siempre.


"..."


La última vez que Ludy nos vio juntas de esta forma, tenía una sonrisa perversa de oreja a oreja y en cuanto pudo, se colocó entre nosotras; pero hoy noto algo extraño en su actitud. No solo está serio, sino que además está sentado en la silla con mucha rectitud.

Y como si hubiera estado buscando alguna forma de romper el hielo, se giró hacia Roxy y empezó a hablar.


"A-Ah... Roxy."

"¿Sí?"

"¿Cómo le va a Norn en la universidad?"


La forma en la que dijo esas palabras es casi como estuviera leyendo un guión; y por su parte Roxy, aunque estuviera un tanto extrañada, le mostró una sonrisa.


"... No hay mucho que contar. ¿No le preguntaste a la propia Norn hace apenas unos días?"

"Pensé que sería buena idea contrastar tu opinión al respecto."


Qué raro está hablando Ludy hoy... jeje...

Se me escapa una ligera risilla.


"Ah... Comprendo. Tanto su avance académico como su entrenamiento con la espada van bien... aunque he de decir que se esfuerza mucho en el Consejo de Estudiantes, y hasta la han felicitado por su trabajo en su tarea de asegurar el cumplimiento de las normas por parte de los estudiantes. Hay varios estudiantes algo egocéntricos, y siempre que se cruzan con ella se comportan correctamente, quizás porque saben que es tu hermana; pero como hay varios senpais que la apoyan, nadie le da problemas. Por otro lado, por lo que he visto, tiene muchos amigos, por lo que no creo que haya nada de qué preocuparse, Ludy."

"Ya veo, gracias."


Roxy tiene razón, Norn es muy trabajadora. No he podido visitar últimamente la universidad, pero me han llegado noticias del resto de miembros del consejo.

Rara vez te encuentras a alguien tan aplicado, es una lástima que por ello no pueda ayudarla como hermana mayor que soy tanto como me gustaría...


"Y Roxy, dime, ¿cómo te va por tu parte?"

"¿Eh? ¿A qué te refieres?"

"¿Hay algo en concreto que te tenga preocupada o molesta últimamente? No sé... por ejemplo, que estés teniendo más apetito estos días y necesites comer entre horas o algo parecido."

"Ludy, llevas varios días que hasta compartes tu almuerzo conmigo... si algo empieza a preocuparme es que pueda estar ganando peso."

"¿Y en la escuela?"

"... La escuela es como siempre. De vez en cuando alguien hace bromas porque soy pequeña, y algún estudiante no presta atención a mis clases, pero nada más."

"¡¿Qué?! ¡¿Cómo se atreven?! ¡¿Quiénes son esos desgraciados que se atreven a no prestarte atención?! ¡Les voy a dar semejante lección que solo dirán Yes, Ma'am![20] de ahora en adelante!"[21]


Roxy inclinó la cabeza sorprendida por la fuerte respuesta de Ludy, pero en realidad se le veía sonrojada y jugando con la punta de su coleta.

Qué envidia...

Ludy respeta tanto a Roxy que hasta siento algo de celos.


"Bueno, es cierto que hay una cosa que me tiene intranquila..."

"Te escucho."

"Pero quiero estar segura antes de compartirlo."

"... En ese caso, estaré aquí cuando quieras contármelo."


Ah... Creo... Creo que sé a qué se refiere. Ahora que lo ha mencionado, es cierto que la he notado extraña estos días. ¿Debería darle algún detalle para celebrarlo?

Mejor espero a que lo confirme ella misma.


"Sylphy."

"¿Sí, Ludy?"


Como no esperaba su pregunta, hice lo posible por aparentar normalidad, y paso aprovechar para resaltar un poco mi atuendo disimuladamente y...


"Últimamente~... ¡L!-Lucy, ¿cómo está Lucy?"


Confirmo que su mirada se desvía ligeramente hacia alguna zona por debajo de mi barbilla, pero disimuladamente intenta recomponerse.

¡Bien! La misión ESCOTE ha sido un éxito.


"Lucy está como cada día que has estado con ella, Ludy... Siempre animada, ¿no?"

"¿No ha empezado a gritar cosas como Del Cielo a la Tierra, soy única, y por ello merecedora de respeto[22]?"

"Del cielo... ¿? ¿Qué? No sé qué intentas decir con eso... pero según Lilia-san, pronto comenzará a gatear."

"Oh."


Gracias a Lilia-san, cuidar de Lucy ha sido sencillo y no ha habido ningún inconveniente.

Ariel-sama me dijo que las madres no necesitan cuidar ellas mismas a sus hijos y que puedo dejarla a las criadas... Pero baa-chan[23] dijo que debía darle todo el cariño a los hijos, y siempre que sea posible, estar con ellos; y he estado siguiendo su consejo. Además de que hasta Ludy parece preferir que yo esté el mayor tiempo posible con Lucy, así que lo haré.


"Sylphy, ¿hay algo en particular que te esté preocupando estos días?"

"No... Bueno... si tanto te interesa, me preocupa que mi marido me esté ocultando algo."


Al final me atreví a decirlo... aunque me ha salido más brusco de lo que quería.


"O-oh... Lo siento mucho."


Mis palabras hicieron que Ludy se mostrara visiblemente incómodo y hasta llegó a apartar la mirada y no atreverse a mirarme a los ojos.

Así que de verdad me ocultabas algo, Ludy... ¿Por qué no me lo quieres contar...?

Y justo en ese punto, consigue recomponerse y esta vez mirarme a los ojos con una enorme determinación.

... Cuando se pone así es tan intenso...[24]


"Lo cierto es que os he pedido que vinierais para hablaros sobre ese asunto."


Me siento correctamente y seria al escucharle, al tiempo que detengo mis manos que habían empezado a desabrocharme el batín.

Roxy, también sorprendida por sus palabras, pasa de estar ligeramente recostada a colocar su espalda recta.


"Esto... No sé bien cómo contaros esto, pero... hace unos días, conocí a cierta persona."

"¿Una persona?"

"Sí, se trataba de un M-Miko[25]... capaz de predecir el futuro."


Tras eso, Ludy comenzó a explicarnos varios detalles que me dejaron intranquila, debido a lo que supuestamente se avecinaba.

Habló sobre un hombre malo que nos había puesto a Ludy y a toda nuestra familia como objetivos para gran cantidad de problemas que quería causarnos, y que por su culpa, Ludy tendría que hacer cosas que nos parecerían extrañas.

Si soy honesta, me preocupa que Ludy se esté preocupando demasiado, pero por sus palabras, parece que posee pruebas de lo que dice.

Por como actúa, seguramente haya estado pensando seriamente si contárnoslo o no... y que seguramente haya cosas que puede y que no puede decirnos. Habiendo trabajado para Ariel, puedo comprender en parte su situación.

Aunque ahora mismo pueda parecer una tontería o una pérdida de tiempo, si de verdad llegara el momento, si no nos preparamos, sería quizás tarde para lamentarse...


"Ya veo. Entonces dinos, ¿hay algo con lo que podamos ayudarte?"

"Se me ocurren algunas cosas, pero personalmente, me conformaría con que os mantuvierais tan a salvo como fuera posible."


¿Otra vez con esas? De un tiempo a una parte Ludy se preocupa demasiado por mantenernos alejadas del peligro... ¿Cuándo empezó con esa manía...? ¿Cuándo Paul-san falleció? Entiendo que se preocupe, ¿pero hace falta protegernos TANTO? Ya no soy una niña...


"Pero, ¿lo que vas a hacer de verdad va a ponernos tan en peligro, Ludy?"

"Todavía es pronto para saberlo, pero mejor ser precavidos."

"Algo tan ambiguo es..."


No me gusta...

Ludy sufrió mucho con lo ocurrido con Atofe, y aunque sé que es fuerte, también sé que no le gusta pelear... Si tuviera que ir de un lado para otro, de batalla en batalla, podría morir...

Sé que lo que quiere es que le espere en casa, que le permita actuar tranquilo, que le reconforte cuando vuelva, que le dé ánimos... pero no quiero.

Quiero ir con él. Quiero ayudarle en todo lo que pueda hacer por él.... Aunque quizás podría acabar convirtiéndome en una carga...

Ugh-


"Está bien."


Quien pronunció estas palabras fue Roxy, que todavía estaba jugueteando con el borde de su coleta, al tiempo que miraba a Ludy a los ojos sonriéndole.


"Mientras no estés en casa, Ludy, haré cuanto pueda para proteger a Norn-san y Aisha-san."


Pronunció esas palabras decidida, no solo respondiéndole, sino confirmando su cometido.


"Roxy, ¡¿estás segura?!"


Lo que pretendí decir con mi pregunta fue:

Roxy, ¿de verdad que no quieres acompañarle?

Algo me dijo que comprendió lo que de verdad quería decir cuando se giró hacia mí y asintió.


"Sí, porque para Ludy el daño que le causaran a su familia le afectaría más que si se lo hicieran a él mismo."

"... Pero..."


Es cierto que Roxy estuvo con Ludy cuando Paul murió.

Tan solo escuché palabras describiendo lo sucedido, pero por lo visto fue el momento en el que más hundido estuvo en toda su vida; por lo que para él, los eventos fueron un durísimo golpe.

Tan duro como para romper la promesa que me hizo.... A-¡Ah! ¡¿Cómo puedo pensar en eso ahora mismo?! ¡Lo que más debe importarme es que Ludy volviera junto a mí después de lo sucedido!


"Pero Sylphy, ten por seguro que no me conformaré con observar a Ludy desde un lugar seguro si él llegara a estar en peligro."


¿Qué significa eso, Roxy? ¿No has dicho que protegerías la casa?


"Porque si sintiéramos que necesita nuestra ayuda, nosotras mismas tendríamos que decidir qué hacer llegado el momento para ayudarle en lo que podamos."


¡Ahh...! Así que a eso se refiere... Claro, tiene sentido si te paras a pensarlo... ¡No es que necesitemos la aprobación de Ludy para ir a ayudarle cuando lo necesita! ¡Deberíamos ayudar a Ludy si necesita nuestra ayuda y el resto estuvieran a salvo!


"... Tienes razón... Entonces.... Ludy, haré lo que pides."


Con las palabras de Roxy, no pudo evitar sonreír un tanto forzadamente, aunque sin sentir rechazo, sino por la confianza que Ludy tiene en Roxy.


"Ludy, no te preocupes por nosotras, tan solo te pido que hagas lo que creas correcto, y nosotras a cambio protegeremos tanto a nuestra familia, como a ti."


Roxy le dedicó una enorme sonrisa a Ludy que hizo que sus ojos se pusieran un tanto vidriosos.

Roxy es increíble... Ludy la respeta y confía en ella de esa forma...


"En es caso, cuando no pueda con la situación, espero que vengáis en mi ayuda."


Y tras todo este tiempo, por fin Ludy mostró una sonrisa.

No importa lo que tenga que hacer siempre y cuando sirva para tranquilizar a Ludy... Si se encontrara en problemas, yo misma decidiré si debo ir o no a ayudarle, no necesito su consentimiento para ello... Eso mismo.

Quizás, lo mejor que puedo hacer por él, es apoyarle siempre que tenga problemas y ser la mejor esposa del mundo cuando no.... Sí, así lo haré.

No sé si será lo mejor que pueda hacer, pero para mí es suficiente.


"Bueno, ahora... hay otra cosa..."


Justo cuando me había decidido y me encontraba convencida de que podríamos con todo, Ludy comenzó a hablar con un tono indeciso.

De alguna forma... parece que este tema es importante... No sé, lo de antes era un problema peligroso, pero igualmente fue capaz de contárnoslo. Esta vez parece más bien que era el tema que estaba evitando todo este tiempo.


"... Lo cierto es... ¿Acaso existe algún modo correcto para decir esto?"

"¿Tan malo es?"


Roxy le pregunta a Ludy sobre lo que quiere hablarnos cuidadosamente.

La respuesta de este es asintiendo aunque como si le costara aceptarlo.


"Es algo muy difícil de deciros a vosotras dos."

"..."


¿Qué será...? Por lo como lo dice, me estoy empezando a preocupar. ¿Tendrá algo que ver con lo pálido que ha estado Ludy estos días? ¡¿Se habrá contagiado con alguna enfermedad incurable en el continente demoniaco?!


"Todavía no es seguro... pero... es posible que tenga... que aceptar a una persona más."

"..."

"..."


¿Eh? ¿Aceptar a una persona? ¿Hm? ¿Otra esposa? ¿A eso se refiere?

Pero si hasta me dijiste que no volverías a traer a nadie más....

Aunque claro, acuérdate que tampoco le dijiste que se preocupara por eso, así que es mejor no sacar ese tema ahora mismo.

¡Pero Ludy me prometió que no traería a nadie más! ¡¿En qué puede estar pensando?!

Puede ser, pero no hace ni 5 minutos que decidiste que serías la mejor esposa para él, una esposa comprensiva. Si tanto le ha costado sacar el tema, quiero al menos escucharle.


"¿De quién se trata? ¿Nanahoshi?"


Hago cuanto puedo para mantenerme aparentemente tranquila intentando ocultar mi enfado interior; y quiero pensar que lo he conseguido.

Pero si es Nanahoshi... No sé, algo en ella no me agrada; como si tuviera una relación con Ludy, pero que no fuera amor sino otra cosa... Aunque si Ludy lo pidiera, no me negaría a aceptarla; aunque eso no significaría que acepte que se merece estar a su lado...


"No, no se trata de Nanahoshi."


Ludy niega mis suposiciones, pero antes de continuar, su ceño se frunce bastante, como si le costara especialmente decir las siguientes palabras.


"Es una joven llamada Eris..."

"Eris..."


Eris... ¿quién es Eris? Algo me dice que he escuchado antes ese nombre... pero no nadie de la universidad.


"He oído ese nombre antes, Ludy, se trata de la chica para la que trabajaste como tutor en Roa, ¿me equivoco?"


De inmediato y para responder a mi duda, Roxy viene en mi ayuda, y gracias a ella consigo recordar de quién se trata.


"... Es la persona que te hizo pasar por esos años tan dolorosos..."

"Ah... sí, ya lo había olvidado..."


¿Acaso Ludy ya se ha olvidado de todo lo que tuvo que pasar hasta que por fin estuvimos juntos?

En aquel entonces, Ludy fue un tanto vago al respecto, pero tras ver cuanto cambio después de casarnos, solo puedo imaginarme lo mucho que sufrió durante todos esos años después de lo que le ocurrió con ella.

Esa mujer fue la causa de ese sufrimiento... Puede que no la conozca de nada, pero no me cabe duda de que ella fue la culpable. Todavía recuerdo todo cuanto tuvimos que esforzarnos en aquel entonces...


"Aun con todo lo que te hizo sufrir... entonces... significa eso... ¿que todavía la quieres?"

"Sylphy, es a ti a quién amo."


Pronunció estas palabras clavando sus ojos en los míos con decisión y noté como se me subían los colores y hasta la temperatura.

Ludy.... eres tan genial... que me encantaría poder revolcarme en la cama gritando de la emoción... hasta iría a restregarle el gran esposo que tengo a Rinia y Pursena si todavía estuvieran por aquí.

¡Pero no! No puedo desviarme del tema, que ahora mismo estamos hablando de esa tal Eris.


"Entonces, ¿estás diciendo que después de que te abandonara, ahora se arrepiente y quiere volver contigo o qué?"

"No, porque fui yo el que se equivocó pensando que había sido abandonado. Y no creo que tenga ni que arrepentirse, porque dudo que en ningún momento me haya olvidado."

"... Pero Ludy... con todo lo que sufriste..."

"Lo sé..."

"Todavía recuerdo perfectamente que me hablaste de lo bruta que fue contigo hasta ese momento."

"Al principio le tenía miedo, y además, después me fue imposible perdonarla por lo que hizo..."

"..."


¿Y ahora ya no? ¿Tanto te ha afectado que un Miko te haya hablado de tu futuro? Quizás te siguió importando todos estos años... Pero no, no creo que sea así, no lo parece...

Porque no sé, si alguien me hubiera dicho cuando era niña que me casaría con Ludy y tendríamos 5 hijos, habría aceptado la noticia de buena gana; pero eso no es suficiente... es necesario que esa persona de la que me hable me importe.

Quizás el Miko sea un embaucador o algo... ¿Porque cómo podría Ludy querer casarse con alguien a quién no quiere? ¿Cómo podría funcionar?


"Sylphy, si tú te opones a que me case con ella, no lo haré. Pero como mínimo, me gustaría... ¿poder hacer las paces con ella?"


Ludy, mientras decía esto pareció comprender algo.

¿Qué será?


"Pero... por lo visto, Eris, todo este tiempo, ha estado entrenando en la Tierra Santa de la Espada, por mí. Siento algo de... lástima... por apartarla de mi lado completamente cuando por fin decida regresar."

"Es posible, pero..."


Trabajar tan duro todo este tiempo... para que al final no te acepten...

Puedo imaginarme cómo se sentiría si eso ocurriera; porque al igual que ella, yo estuve esforzándome cuanto pude en la aldea Bonna.


"Q-Quiero que sepas que no... que no me he opuesto realmente..."


Si la Catástrofe Mágica no hubiera ocurrido, Ludy podría no haber vuelto a la aldea Bonna...

Sé que habría ido a buscarle, pero si le hubiera encontrado casado con otra, yo... habría sido un duro golpe para mí.


"Es solo que no la conozco... nunca la he visto... así que..."


Es cierto, no la conozco. Lo único que sé de ella es lo que Ludy me ha contado, como lo violenta que era, así como que le abandonó. Hasta ahora, esa Eris para mí era una persona horrible.

Pero... si fue un malentendido... si de verdad siempre amó a Ludy... significaría que nunca quiso hacerle daño.

...

..

.

Hubo un prolongado silencio en el que todos en la habitación estuvimos pensativos, hasta que finalmente, Roxy habló.


"¿Y por qué no esperamos hasta que te reencuentres con Eris-san antes de decidir si la aceptamos o no?"

"¿Roxy?"

"Lo digo porque, Ludy, da la sensación de que ni tú mismo sabes exactamente cuál es tu relación actual con ella. Por eso, hasta que no vuelvas a verla, no sabrás con claridad lo que hacer al respecto."


¿Qué pensará Roxy de esto? Por lo que dice, no parece que se oponga a aceptar a una tercera mujer... Quizás la extraña sea yo, que no puedo dejarlo estar así como así...


"Si después de conocer a Eris no veo forma de que la relación vaya a funcionar, en ese caso... seré yo la que me oponga."


Ah... ahora lo entiendo...

Su idea es seguir el mismo principio de antes, aceptar nuestro juicio según la situación... Como siempre, parece que Roxy lo ha pensado detenidamente antes de dar su opinión.

Siento como si me superase como esposa...


"Aunque por supuesto, como esto no nos afecta solo a nosotros, antes debes hablarlo con el resto de la familia... Aunque yo... aceptaré tu decisión, Ludy."

"Muchísimas gracias."

"Mientras no te olvides de mí, aunque tengas que sumar a 3 o a 4 más, no me importaría."

"Roxy, me sería imposible olvidarte."

"¿Lo prometes?"

"Lo prometo."


Uhh... se ha ganado por completo la confianza de Ludy... qué lista... qué envidia...

No... lo que tengo que hacer es esforzarme en parecerme un poquito a ella... quiero llegar a ser una mujer madura.


"Sylphy, de verdad, lo siento."

"No digas eso. La que lo siente soy yo, que parece que lo único que he aportado son quejas y ninguna solución..."


Tanto Ludy como yo hacemos una ligera reverencia a modo de disculpa, a lo que Roxy al vernos deja escapar una leve risilla.

Esta situación me recuerda a cuando estoy con Luke y Ariel... pero más amena...

Pero... si hubiera otra más... Me preocupa que pueda cambiar algo entre nosotros...

¿Acaso intentará robarme a Ludy?

2ª Parte (POV - Ludeus)[edit]

Tras eso, los 3 dormimos tranquilamente juntos en la cama.

Ni alguien como yo tiene ganas de juegos después de una conversación tan densa.

Aun así, en mi cabeza soy incapaz de borrar mis recuerdos sobre Eris, por mucho que lo intente; es como si algo en mi interior comenzara a resurgir después de haberlo enterrado todos estos años.

Roxy tenía razón... ni siquiera yo sé cuál es mi opinión sobre Eris en este momento... Pero una cosa es segura, necesito como mínimo hablarlo con ella...

Pero si soy sincero... me da miedo reencontrarme con ella. Estoy seguro al 100% de que me va a dar una paliza... y más teniendo en cuenta que se ha vuelto increíblemente fuerte.

Si Eris me viera junto a Sylphy y a Roxy... ¿qué haría? ... En el diario no hubo ninguna mención a que las atacara... pero tenía demasiadas lagunas, además de que podría haber cambios en la situación dependiendo de la conversación o los ánimos del momento.

Definitivamente me preocupa...

En la situación actual, cuando me reencuentre con Eris... ¿qué pasará? ¿Qué cambiará?

Dándole vueltas a todo esto durante un buen rato, al final conseguí quedarme dormido.

Para encontrarme a Hitogami en sueños.


3ª Parte[edit]

Me encontraba en un mundo completamente blanco.

En ese lugar en el que mi cuerpo toma la forma de mi vida anterior.

En ese mundo que atraviesa la gente que es teletransportada; seguramente, el mundo del vacio, y que según la investigación de mi Yo-Futuro es algo así como una 4ª dimensión situada en el centro de los 6 mundos.

Según el viejo, venir hasta aquí es imposible... y aun así, aquí estoy... ¿cómo? ¿Qué significa? Por mi apariencia, diría que es posible que lo único que se encuentre en este lugar sea mi espíritu, alma o consciencia... como si solo hubiera sido invocada esa parte de mí.

"..."

Hitogami se encuentra de pie en medio de este espacio con su sonrisa de siempre... No, hoy no hay sonrisa; sino que en el mosaico indescriptible que compone su cara, pueden verse trazos de enfado.

"No tiene gracia."

Murmura a desgana.

"¿Puedes dejarte de bromas y tu dichosa narrativa?"

Su actitud desinteresada y jovial de hasta ahora ha desaparecido dando paso a una clara frustración.

"¿Pero es que eso de volver del futuro no te parece hacer trampas? Ahora que casi consigo lo que quería."

Por la forma en la que lo dices y lo molesto que te ves, parece que lo que ese viejo me ha contado es cierto... ¿Me has estado mintiendo? ¿De verdad intentaste asesinar a Roxy y a Sylphy?

En ese caso, ¿mi yo del futuro ha conseguido darte una lección volviendo?

"¿Por lo que digo? ¿Lo que ese viejo te ha contado? ¿Que tu yo del futuro me ha dado una lección? Vaya, vaya... ¿quién sabrá~? Lo digo porque parece que tanto tú como tu yo del futuro habéis malinterpretado algunas cosas."

Puede que sus palabras muestren rebeldía, pero siento cierta preocupación en el tono de su voz... Debo seguir hablando y recordar que no puedo ganarme su ira.

"¿Qué es eso de seguir hablando? Pareces un zoquete que se cree más listo de lo que es en realidad."

Cierra el pico. Puede que sea estúpido, pero sigo siendo capaz de pensar las cosas; así que dime, ¿por qué yo? ¿Por qué mi familia? ¿Por qué tienes que hacernos sufrir de esa forma?

"Eso mismo... ¿por qué será~? ¿Por qué no puede deberse simplemente a que disfruto viendo tu reacción conforme voy matando a tu familia?"

Hitogami hoy está raro... Como si hasta ahora hubiera estado jugando conmigo en la palma de su mano y de improvisto y sin quererlo hubiera destrozado el tablero de juego; lo que ha causado que ahora esté desganado y sin ganas de volver a jugar otra partida.

Al menos, esa es la impresión que me está dando...

"Pues sí, absolutamente todo es culpa tuya, por hacerlo todo sin saber ni pensar en las consecuencias."

... Eh, pero respóndeme. No me importa lo que pretendas hacer o conseguir, y no tengo la menor intención de interferir; hasta mi yo del futuro dijo que no puedo derrotarte, y que lo mejor sería que siguiera haciendo lo que me pidas para no convertirte en mi enemigo.

¿Y sabes qué? Es lo que pienso hacer.

Hasta ahora y aunque me duela admitirlo... todo me ha ido de maravilla y no he tenido grandes problemas; por mucho que haya estado bailando al son de lo que me decías y haciendo lo que querías que hiciera.

Por eso, no me importa si me usas para tus objetivos o si quieres que sea tus manos y tus pies, haré lo que me digas. Pero por favor, deja a mi familia fuera de esto.

"Vaya, qué actitud tan admirable, ¿no?"

Lo he dicho porque hasta ahora no has hecho nada contra mí, o al menos, no que esté al corriente.

Pero los sentimientos importan, y tú intentaste acabar con la vida de Roxy y su hijo; pero ¿sabes qué? Como al final no ha ocurrido, puedo verlo como que fue un error puntual y momentáneo; olvidar las rencillas ocasionadas por algo que no ha pasado.

Pero antes de que pueda perdonártelo, es necesario que nos pongamos de acuerdo y tengamos una buena relación.

"Jum..."

Pareció ocurrírsele algo, porque su comportamiento cambió drásticamente.

"¿Me creerías si te digo que mi meta es conseguir la paz mundial?"

¡Oh! ¡Paz Mundial! ¡Eso es algo magnífico! ¡Siempre he pensado que un mundo en paz a través del erotismo es lo mejor!

"Dejemos el erotismo a un lado."

Vale.

"Ese Dios Dragón... Orsted... ¿Sabías que su meta final es acabar con este mundo?"

Ya veo... Aunque no me dio esa impresión.

"Ese tipo ha estado haciendo varios movimientos en las sombras, trabajando para acabar conmigo. Pero si yo muero, este mundo se vendrá abajo; a eso me refiero."

No sé... A lo mejor le hiciste enfadar como conmigo, ¿mataste a su familia o algo así?

"¿No te lo dije? No puedo verle ni tocarle, por lo tanto, no tengo nociones de eso."

Entiendo... ¿y bien?

"Orsted es poderoso, pero debido a su maldición, es solo una persona contra mí, y mientras eso sea así, jamás podrá vencerme."

¿Entonces por qué no le ignoras y ya?

"Esa era mi intención... ¡Hasta que tú apareciste!"

¿Yo? ¿Qué fue lo que hice?

"Nada... Pero parece ser que la maldición de Orsted no afecta a tus descendientes, y ellos serán los que ayuden a Orsted a vencerme, sumándose como sus simpatizantes."

Comprendo... ¿Así que por eso atacaste a Roxy cuando estaba embarazada?

Dime, hacer que Ariel y Luke se llevaran a Sylphy a su guerra también fue cosa tuya, ¿no? Como no pareciste ir a por Lucy... ¿entonces los descendientes problemáticos eran el primer varón? ¿O quizás el segundo hijo? ¿Me equivoco?

Pero si eso fuera cierto... ¿Por qué no te deshiciste de mí directamente antes de que nacieran? Dime.

"Una vez percibí tu existencia durante la Catástrofe Mágica, realicé varios intentos infructuosos. Tu destino es inusualmente firme, y no tuve forma de conseguirlo."

¿Destino? ¿A qué te refieres?

"¿Cómo lo explico...? Digamos que puedo ver las distintas posibilidades y circunstancias que llevan al futuro, y en ciertos puntos puedo hacer ligeros reajustes. Pues cuando el destino de un evento o persona son firmes, limita enormemente mis posibilidades. Por ejemplo, me es imposible hacer que mueras cuando luchas contra Orsted; y por mucho que interfiera, al final acabas reuniéndote con Roxy, casándote con ella y teniendo un hijo."

¿Algo así como la ley de conservación de realidad[26]? ¿Esa que dice que por mucho que viajes al pasado para cambiar el futuro, acaba ocurriendo aproximadamente lo mismo?

"Eh... Algo así."

¿De verdad? ¿Entonces que Roxy y yo nos acabemos casando es fruto del destino? ... Me gusta...

"Pues a mí no."

Ups, perdona...

Bueno, entonces, ¿por qué atacas a mis hijos? ¿Por qué no esperas al futuro distante en el que nacen esos descendientes míos que ayudan a Orsted?

"Porque todos esos descendientes que entran en contacto directo con Orsted también poseen un destino muy firme. No solo eso, además de ti y esos descendientes tuyos, Sylphy, Roxy y Eris también poseen unos destinos cuya firmeza es inusual; y sus hijos también. No obstante, el destino de las mujeres se vuelve particularmente inestable en determinados momentos."

¿Un momento en el que el destino de una mujer se vuelve inestable...? ¡No me digas que...!

"En efecto, hablo de cuando llevan otra vida en su vientre."

En este preciso instante, todo mi cuerpo se encuentra en tensión con unas tremendas ganas de darle un puñetazo a la persona que tengo delante, pero hago cuanto puedo por controlarme.

Porque aunque intente oponerme a él, no seré capaz de vencerle.

"Pero eso también acabó en fracaso."

¿Pero por qué también mataste a Sylphy? No solo no estaba embarazada, sino que nuestra hija ya había nacido.

"¿Eso dice el diario? Bueno... no he avanzado tanto en el futuro aún, por lo que no sabría decirte. Quizás lo hice por eliminar toda posibilidad, o quizás no tuviera nada que ver conmigo, sino que el destino de Sylphy si se separa de ti por cualquier motivo, sea morir."

Así que... ese podría ser su destino...

"Mi plan era perfecto, ir ganándome la confianza de una persona con un destino tan firme y conseguir que en el momento que menos se lo esperarase, pedirle una minucia que causara el mayor efecto posible sin que el destino pudiera remediarlo."

URRRGG.... ¡cálmate...! N-No te enfades con él... Roxy y Sylphy están a salvo... Así... buen chico...

"¿Por qué sigues con esa narrativa tuya? ¿De verdad piensas que puedes ganar de esa forma? Voy a dejártelo claro, ni tus hijos, ni tú, ni tus esposas poseéis un destino tan firme como el de tus descendientes. Y por eso, no me queda más remedio que seguir como hasta ahora. Después de todo, no quiero morir."

¿Entonces todo esto es porque no quieres morir? Porque si eso es lo que quieres, podemos buscar alguna alternativa, ¿o no?

Con tal de salvar a mi familia, haré cualquier cosa. Podría, por ejemplo, adoctrinar a mis hijos para que entiendan que nunca se deberá cooperar con Orsted. Puedo ir diciéndoles cosas como Hitogami-sama es fantástico y el Dios Dragón mala persona; que le pega patadas a perros...[27] ¡yo qué sé!

"Una pérdida de tiempo. Solo con eso no se puede cambiar el destino."

¡Pues dime algo mejor! ¡Mi destino es firma, ¿no es cierto?! ¡Entonces seguro que hay algo que yo pueda hacer!

"... ¡Ah-!"

¿Has pensado algo que pueda servir?

"No, bueno... no estoy seguro... Quizás pudiera servir...... Dijiste que harías cualquier cosa, ¿no es así?"

... S-Sí...

"En ese caso..."

Como si acabara de ocurrírsele una nueva broma de mal gusto, Hitogami mostró una enorme sonrisa en su rostro.

"Acaba tú con Orsted."


4ª Parte[edit]

"L-Ludy... me haces daño....¡Ludy...!"


Cuando volví en mí, me encontraba abrazando con fuerza a Sylphy, con la garganta completamente seca, tiritando y con el cuerpo completamente helado, salvo la espalda por algún motivo.


"Ah... Lo siento."

"Cof... Co-Cof..."


Sylphy a la que había dejado casi sin aire se puso a toser cuando la solté, pero aun así la veía más preocupada por mí que por ella misma; llevando su mano a mi frente, la que se encontraba llena de sudor.


"¿Te encuentras bien, Ludy?"


De mi espalda me llega la voz de una 3ª persona, y al girarme, me encuentro el rostro de Roxy a escasos centímetros del mío, viendo como me estaba abrazando con fuerza y que de ella provenía la tibieza en mi espalda.


"Perdonad."


Me incorporo en la cama y compruebo que todavía es medianoche.

¿Fue un sueño? Imposible... o al menos no fue solo un sueño... Sin duda hablé con el verdadero Hitogami.


"Cof... ¿Te ocurre algo, Ludy? ¿Estás bien?"


Sylphy también se incorpora y se dedica a quitarme el sudor de la cara con las mangas de su batín. Roxy por su parte vuelve a abrazarme por la espalda tras incorporarse y se puso a acariciarme el pecho con ternura.


"N-No es nada... Simplemente tuve... un sueño... extraño."


Acaba tú con Orsted.

Esas fueron las palabras exactas de Hitogami... Pero, ¿quiso decir algo más? ¿Qué pretende exactamente? ¿Cuál es su plan?

Necesito pensarlo bien... porque sé que Orsted e Hitogami son enemigos... pero mientras Orsted esté solo, le es imposible matar a Hitogami... Pero... ¿por qué alguien tan poderoso como Orsted es incapaz de vencer a Hitogami? Lo único que se me ocurre es que necesite compañeros para conseguir alcanzar el lugar en el que se encuentra el Dios Humano...

En esa situación... mis descendientes se alían con Orsted... y con su ayuda consigue alcanzar a Hitogami y acabar con él... Esa es la supuesta razón por la que Hitogami quiere acabar con mi descendencia... matando a Roxy, matando a Sylphy y eliminándolos antes de que nazcan.

Si Hitogami lo consigue, se asegura de que Orsted jamás podrá alcanzarle, lo que significa la victoria para Hitogami. Pero para que gane Orsted, es necesario que él Y mis descendientes estén ahí; por lo que en realidad, con que uno desaparezca, es suficiente para prevenir su victoria.

Ahora la pregunta es... ¿De verdad puedo vencer a Orsted? Por lo que comenta Hitogami, mi destino es anormalmente firme o estable; pero seguramente el destino de Orsted también. La diferencia, es que Orsted ha estado preparándose para matar a un supuesto Dios durante todos estos años... Por lo que... ¿Cómo podría conseguir matarle? ¿Qué necesito con tal de llegar a estar a su altura? ¿Hay algo que-?

¡El diario!

Hay aparecen varios hechizos que mi Yo-Futuro utilizó para pelear; por no hablar de que la Armadura Mágica es algo que seguramente sea capaz de comenzar a fabricarla desde YA y que seguro me será muy útil en el futuro.

Por si fuera poco, mi Yo-Futuro inventó magia de Gravedad y Temporal, el hechizo Descarga Eléctrica, y aprendió a usar la magia de Teletransporte.

Sobre la magia de Gravedad, la Temporal y la de Teletransporte no sé si valdrán, me darán tiempo o serán de ayuda... Pero mi Bala Rocosa concentrada consiguió herirle... Y la Descarga Eléctrica consiguió incluso paralizar a Atofe; por lo que al menos sé que poseo hechizos que pueden funcionar a nivel ofensivo. Por lo que lo que me falta es protección y defensa que me permitan sobrevivir a sus ataques-

.......

¿De verdad me estoy planteando matar a Orsted?


"Eh, Ludy... si te pasa algo, puedes decírnoslo, ¿no? Si no, no sabremos cómo ayudarte."


Sylphy me mira suficientemente preocupada, hasta parecer que está a punto de llorar.

Con mi mano derecha la abrazo y coloco su cabeza en mi pecho; y con mi izquierda sujeto la mano de Roxy que continúa acariciándome tiernamente mientras me abraza por la espalda.

Por supuesto. Haría cualquier cosa para protegerlas.


"Hay... Hay una persona........ a la que debo matar."

"... ¿Eh?"

"Ludy... ¿a qué viene eso exactamente?"


Ni respondo a la pregunta de Roxy, sino que me levanté de la cama dejándolas allí junto con la calidez que me aportaban, notando como el frío inundaba mi cuerpo.


"Lo siento."


Con esas palabras, salí de la habitación, con mi cerebro trabajando a máxima potencia mientras me dirijo a mi despacho.

Lo único que se me ocurre en esta situación es releer el diario en busca de alguna fuente de inspiración proveniente de las batallas de ese viejo.

Matar a Orsted... Si le mato, salvaré la vida de mi familia...

Si es así, aunque nos matemos mutuamente... si con eso consigo salvar la vida de mi familia; aunque luego lloren mi muerte, lo haré.


"..."


Mientras me sentaba preparado para ponerme a leer el resto de la noche, vi la carta que tenía pensado mandar al día siguiente.


"..."


Al actual contenido de la carta, decidí añadir una última línea en un papel a parte antes de cerrarla para mandarla cuanto antes.

.... Puede que ni tenga oportunidad de aclarar el malentendido con Eris...

Capítulo 158 - La Hipótesis de Nanahoshi[edit]

1ª Parte[edit]

Mantente alerta con Hitogami y sospecha de sus palabras, pero no te le opongas.

Eso fue lo que me dijo mi Yo-Futuro.

Es cierto que muchas de las cosas que Hitogami me ha dicho son bastante cuestionables... Por ejemplo, lo de que el Dios Dragón planea destruir el mundo, o lo de que si muere el mundo se vendrá abajo...

Pero ¿dónde empiezan las verdades y acaban las mentiras? Porque no me cabe duda de que hay mentiras en sus palabras.

Porque no puedo ni debo aceptar cuáles de sus palabras son verdades y cuáles mentiras a la ligera. Si lo hago, es posible que contrario a lo que pretendo, acabe cayendo en alguna de sus trampas.

Pero siendo honesto, dudo que su enfado por la aparición inesperada de mi Yo-Futuro sea una farsa; es más, estoy casi seguro de que su aparición fue un duro golpe para sus planes.

Pero por eso mismo, su actitud ha cambiado a dudar de mí por si me acabara convirtiendo en su enemigo; y si no quiero oponerme a él, no me queda más remedio que hacer lo que me diga. No tengo la capacidad de proteger a mi familia de un enemigo que puede atacarme desde un punto al que yo jamás podré llegar.

Por eso, mi única opción es aliarme con él.

Porque aunque es cierto que Hitogami es un ser que ahora mismo detesto con todas mis fuerzas y que existe la posibilidad de que no cumpla su promesa... Es posible que si acabo con su único verdadero enemigo, consiga que el problema desaparezca y hasta decida olvidarse de mí y de mi familia.


Pero volviendo al problema entre manos... Hitogami me dijo que matara a Orsted... Así que, dejando de lado otros aspectos, la parte en la que mis descendientes se aliarán con Orsted y conseguirán acabar con él es algo que parece MUY creíble.

Por eso, la parte en la que desaparezco o bien yo, o bien Orsted... debería ser suficiente para que gane al final el Dios Humano. Por eso... es posible que le baste con que una de las 2 amenazas desaparezca para olvidarse de la otra.

Después de todo, el mismo dijo que su intención era olvidarse de Orsted mientras no pudiera vencerle.

Mi meta definitivamente es proteger a mi familia, y aunque el que haya intentado atentar contra mi familia sea el Dios Humano; este se encuentra en un lugar que no conseguiré alcanzar. Por lo tanto, no puedo impedirle que siga atacándome a mí o a mi familia.

Sin embargo, Orsted se encuentra en el mismo mundo que yo; aunque no es un oponente al que crea que puedo vencer. Sinceramente... ojalá no tuviera que pelear contra él... Pero comparado con la opción de enemistarme con Hitogami, al menos contra Orsted tengo una posibilidad... por pequeña que sea.

... Haga lo que haga, me oponga al que me oponga... alguien debe morir.

Preferiría que no fuera así.


2ª Parte[edit]

Al día siguiente de mi sueño con el Dios Humano, acompañé a Sylphy a la Fortaleza Flotante de Pelagius; pero antes, envié una carta a través del gremio de aventureros.

Una vez llegamos al colosal palacio flotante, me despedí de Sylphy en la misma entrada para dirigirme a donde se encontraba Nanahoshi.

Después de que Hitogami me casi ordenara que matara a Orsted, tuve dudas de a quién podría pedirle consejo para ello, y rápidamente me acordé de Nanahoshi; seguramente porque mi Yo-Futuro me pidió que consultara esta situación con ella.

Además... Nanahoshi es probable que tenga alguna noción de dónde se encuentra actualmente Orsted... Por lo que creo que lo primero será hablarlo con ella directamente.

Sé que antes o después tendré que explicarle todo esto a Sylphy y a Roxy pero... me preocupa que se culpen de la situación actual. Porque ni ellas, ni los niños tienen ninguna culpa de todo esto, así que solo puedo medir mis palabras...

Aunque todavía no tengo la menor idea de qué debería contarles....


"Hola."

"Oh. Has vuelto mucho antes de lo que esperaba."


Ya han pasado algunos días desde que Nanahoshi tuvo la crisis, pero parece que su cuerpo todavía no se ha recuperado del todo y continúa en cama. Igualmente, tiene un poco de mejor aspecto, aunque todavía se la ve afectada por todo lo sucedido.


"Nanahoshi, te he traído un detalle, para que te mejores."

"No tenías que haberte molestado."


Coloqué sobre la mesa la cesta con distintos tipos de frutas que había comprado en el mercado.

Aunque hayan costado algo más de la cuenta, la cortesía dicta que si vas a pedirle un favor a alguien, es de buena educación dar algo a cambio... Y no tiene nada que ver con que estemos en una relación de tomaidaca.


"... Das algo de miedo. ¿Ha pasado algo?"


Nanahoshi me preguntó con clara preocupación.

¿Yo, expresión da miedo?.... Seguramente sí. No me cabe duda de que tengo peor cara que ella...


"Es un poco precipitado pero... me gustaría pedirte que me devolvieras ya el favor."

"... ¿Qué es lo que quieres que haga por ti?"

"Antes de nada, quiero que escuches lo que te tengo que decir, aunque puede que te parezca increíble."

"De acuerdo."


Con toda la tranquilidad que fui capaz de usar, relaté toda la información sobre cómo tuve un encuentro con mi Yo-Futuro.

Desde lo que hablamos, lo que supuestamente ocurrirá, lo que aparece en el diario, y cómo, casi para confirmar todos esos datos, Hitogami se me apareció en sueños enfadado por el supuesto duro golpe recibido.

Además, le conté lo de que supuestamente mis descendientes ayudarían a Orsted a acabar con el dios Humano; y cómo finalmente Hitogami me pidió que matará a Orsted.

Básicamente le conté todo.


"....."


Tras escucharme, Nanahoshi se quedó pensativa analizándolo todo mientras apoyaba sus dedos en su frente medio tapándose la cara.


"... Perdona, pero necesito confirmarlo... Dices... ¿que vino del futuro?"

"Así es, al menos, él fue el que dijo esto."

"¿Alguna prueba?"

"Hay varios comentarios en japonés escritos en el diario, por no hablar de que me dijo el nombre que tenía en mi anterior vida."

"¿Tu antiguo nombre...? ¿Cuál es?"

"No quiero decirlo."

"No quieres decirlo... Pero... ¿De verdad puedes confiar en lo que ha dicho ese hombre?"

"... ¿Qué intentas decir?"

"Que es posible que sea otra persona que vino de nuestro antiguo mundo; no sé, podría estar intentando hacerse pasar por ti venido del futuro."

"El diario era idéntico al diario que hice específicamente para eso; por no hablar de que el contenido que ya se encontraba escrito en él era idéntico."

"Aunque me digas eso, no sé, quizás lo hayan copiado mientras dormías."


Quizás esto, quizás lo otro... Si lo único que lanzas son dudas, no terminaríamos nunca...


"... Personalmente creo que no es una farsa."

"Eso lo puedo comprender, pero piensa que Hitogami pudo enviarle pensando justamente que le creerías."

"¿Me quieres decir con eso que no solo inventó lo que ocurriría y lo escribió en una copia de mi diario, sino que toda la conversación que tuve con él en mi sueño fue tan solo teatro?"

"No llegaría a tanto, pero... ¿de verdad se puede confiar en ese tal Hitogami?"”

"No, no se puede."

"¿Y aun así vas a hacer caso a lo que dice?"

"Porque... no hay nada que pueda hacer para impedirle hacer lo que quiera..."


Nanahoshi dejó escapar un suspiro, y como si aceptara algo en su cabeza, comenzó a hablar.


"Si te soy sincera, he escuchado cosas sobre ese Hitogami de casualidad... de la boca de Orsted."

"... ¿En serio?"

"Sí. Fue justo después de que casi te matara. Esa misma noche, me habló un poco de él."

"....."

"No entró en detalles, pero... dijo que estaba seguro de que le mataría. Pero añadió que actualmente le era imposible hacerlo..."


Hitogami dijo que Orsted estaba haciendo movimientos en las sombras con la intención de matarle... Y si Orsted dice que actualmente le es imposible... ¿quiere decir que podrá en el futuro? ¿El motivo puede ser por mis descendientes? ¿O porque reaparecerá el último Guerrero Dragón?

Sea lo que sea... Hitogami quiere impedir esa posibilidad... ¿seguro que debería creerle en ese aspecto?

.... Cuanto más lo pienso, más me parece que hay bastante credibilidad en sus palabras del otro día. Tanto el momento en el que apareció, como la actitud con la que lo hizo... ¿qué ganaría mintiéndome? ¿De verdad pudo prever como avanzaría la conversación hasta ese punto? Porque sería incapaz de darme cuenta si de verdad me estuviera mintiendo en esa situación...

Pero ahora mismo, el objetivo de sus palabras no importa.


"¿Y bien? ¿Por qué me has contado todo esto? Estoy segura de que hay otra gente a la que podrías haber recurrido en esta situación, ¿me equivoco? Porque por mucho que me digas todo eso, no hay nada que yo pueda hacer."

".... Mi Yo-Futuro me dijo personalmente que te consultara."

"¿Tu Yo-Futuro...? ¿Qué dijo sobre mí?"


Oyendo su pregunta, no supe bien cómo contestarle.

¿Debería decírselo? En el diario no hubo mención al respecto así que no sé bien qué le deparó el futuro... pero me dijo que Nanahoshi no lo consiguió...

Siento que debo decírselo, que es mejor así.

Si de verdad supiera que su destino es fracasar, puede mentalizarse y hasta pensar en posibles soluciones para evitar el fracaso.


"Por lo visto... tras todo tu esfuerzo... fuiste incapaz de regresar."


Cuando pronuncié esas palabras, los ojos de Nanahoshi se abrieron por completo y hasta entreabrió los labios. Pero no tardó en recomponerse mínimamente, cerrar la boca y negar con la cabeza.


"No me refería a eso. Sino a por qué motivo... tu Yo-Futuro... te dijo que lo consultaras conmigo."

"Esto... sobre eso... no mencionó en ningún momento si moriste... pero quizás porque conocerías el paradero de Orsted, o sino, porque serías capaz de analizar mejor este tema que yo y que podrías darme respuestas..."

"¿Sobre qué?"

"Probablemente, sobre el objetivo de Hitogami o algo parecido....."


Si lo pienso con detenimiento, quizás adivinar el objetivo de Hitogami no sea tan complicado...

Porque es cierto que dijo que su meta es la paz mundial... y quizás se refiriera que quiere evitar la muerte de los habitantes del mundo evitando su muerte...

Aunque es probable que eso fuera una mentira...


".... Dime... ¿Podrías dejarme leer tu diario?"

"Claro."


Saqué y le entregué el diario a Nanahoshi, que lo abrió por la primera página y comenzó a hojearlo. Aunque no tardó en mostrarse algo molesta.


"Esto... va a tomar más tiempo del que pensaba. Además que tu letra tampoco ayuda...."

"Tardé 2 días en leerlo entero."

"¿De veras? En ese caso, ¿me dejarías echarle un vistazo durante un día?"

"¿Pretendes leerlo entero en un solo día?"

"Siempre me ha gustado leer, así que imagino que lo terminaré para esta noche."


Le iba a decir que tan solo lo hojeara por encima y se centrara en los puntos más importantes... aunque si lo lee completamente, es posible que comprenda algo que a mí se me haya pasado...

Sé que puedo confiar en su capacidad de observación e investigación.


"En ese caso, yo aprovecharé para descansar. Estos días no he podido dormir demasiado."

"De acuerdo. Ven cuando estés mejor."

"Cuento contigo."


Tras decir esto, salí de la habitación de Nanahoshi.

En cuanto salí por la puerta, sentí como si me hubiera quitado un peso de encima, quedándome mucho más relajado.

Qué raro... ¿Tanto confío en Nanahoshi...?

No es eso... Por algún motivo, a Nanahoshi le cuento cosas que nunca le diría ni a Sylphy ni a Roxy... y si tuviera qué decir por qué motivo es eso... es porque siento que como no me importa tanto... puedo pedirle que me ayude con esto.

.... Es probable... Pero vaya... menudo tipo sin escrúpulos estoy hecho...


"...."


De casualidad, me dio por mirar a través de una de las ventanas del recinto y pude ver a Ariel, Zanoba, Cliff, Sylphy y Pelagius discutiendo sobre algo en el jardín, mientras Luke observaba atentamente a espaldas de Ariel. Puedo ver como Sylphy está intercediendo en nombre de Ariel con Pelagius.

Me sorprende lo mucho que ha cambiado de lo solitaria que era cuando la conocí debido al bullying...

Pero recordando las palabras de mi Yo-Futuro, Ariel tuvo que regresar a Asura sin el apoyo de Pelagius.

Donde perdió.

Junto a Sylphy... lo que llevó a su muerte....... ¿Debería ayudarla?

....... No... ahora mismo tengo otras prioridades...

Lo que debo hacer ahora es pensar qué hacer con Hitogami... Si consigo solucionar eso, es posible que evite de por sí el incidente que llevó a que Sylphy muriera.

Mientras pensaba en todo esto, acabé llegando a mi habitación.

Por ahora, necesito descansar.


3ª Parte[edit]

Cuando desperté, me encontré a Sylphy durmiendo a mi lado en un precioso primer plano de su cara mientras dormía.

Tardé unos segundos, pero recordé que no me acosté junto a ella, por lo que seguramente se hubiera metido en la cama algún tiempo después de que me quedara dormido.

Si me muevo, seguramente la despierte... Y es probable que viniera a hablar conmigo sobre Pelagius... lamento no poder ayudarla en este momento con eso.

Desenrollé sus brazos de mi cintura y acaricié su cabeza antes de abandonar la cama.


"Hmm~... Ludy~.... Bésame~..."


Me sorprendo, pero compruebo que he conseguido levantarme sin despertarla y que solo está hablando en sueños.

Mírala lo mona y desprotegida que está mientras duerme... Por lo general, en esta situación, me apetecería jugar con ella, pero por desgracia, no tengo tiempo para juegos de cama.

Como pude me quité los remolinos de haber dormido de cualquier manera, y salí de la habitación intentando no despertarla.


Cuando llegué al pasillo, miré a través de una ventana exterior y pude ver un cielo nocturno y estrellado, señalando que ya es de noche y que he podido dormir más de 12 horas.

Ahora que lo pienso... si hay estrellas en el cielo... eso implica que también hay un espacio exterior en este mundo, ¿no?

Dándole vueltas a un tema por el que no me he preocupado mucho desde que llegué a este mundo, recorrí los pasillos en dirección al cuarto de Nanahoshi.


"¿A dónde te diriges a estas horas de la noche?"

"¡¿Wa?!"


Sorprendido, me giré rápidamente en busca de la voz, y en la esquina del pasillo encontré a un hombre con su rostro tapado con una máscara amarilla.


"...... Arumanfi...."

"A estas horas los humanos duermen, ¿a dónde te diriges a estas horas de la noche?"

"Al cuarto de Nanahoshi, ¿o acaso se ha acostado ya?"

"Acaba de pedirme papel y pluma. Por lo que sigue despierta."

"Gracias."


Algo sorprendido por su inesperada aparición, continué mi camino con el corazón algo acelerado.

¿Me pregunto si los espíritus necesitarán dormir...? Teniendo en cuenta que no es humano, es posible que no.

Uhh... un guarda de seguridad activo las 24 horas del día... la verdad es que me siento más seguro viéndolo de esa forma.


"Si mal no recuerdo... toda conversación que ocurre en esta fortaleza llega a oídos de Pelagius..."


Eso implicaría... que la conversación que tuve con Nanahoshi también... ¿El hecho de que no haya habido ningún cambio ni reacción significa que tan solo permanecerá observando?

Tampoco puedo olvidar que es probable que Hitogami también nos pueda escuchar...

Con esos pensamientos, continué avanzando en silencio por el pasillo en dirección a la habitación de Nanahoshi; y cuando llegué, pude ver que salía un ligero brillo de su interior.

Por lo que parece, todavía está despierta.

Knock Knock


"¿Quién es?"

"Soy yo, Ludeus."

"Venir a visitar a una señorita a estas horas... ¿tu esposa no malinterpretará la situación?"

"¿Prefieres que venga mañana?"

"Realmente me da igual, así que puedes entrar."


Recibiendo su permiso, entro al interior de su cuarto.

En el interior, encontré a Nanahoshi todavía acostada, pero en esta ocasión había un gran número de papeles diseminados a su alrededor.


"Está un poco desordenado, ¿no te parece?"

"Es el resultado de haber pensado varias opciones."

"¿Fuiste capaz de averiguar algo?"


Pregunté mientras recogía algunos folios que se habían caído al suelo y me senté en una silla junto a la cama.


"De momento, gracias al diario y a lo que me contaste, he formulado una hipótesis[28]."

"¿Oh? ¿Una hipótesis?"

"Durante mucho tiempo he estado pensando qué motivo me hizo llegar a este mundo, a este sitio y en este momento."


¿Qué tendrá que ver eso con el tema que tenemos ahora entre manos?

Bueno, no importa, lo menos que puedo hacer es escuchar.


"Al principio, pensé que no fui la única que acabó aquí, sino que mis amigos también fueron transferidos a este mundo."

"....."


Me pregunto si es buena idea interrumpirla para preguntarle por qué pensaba así...

No obstante, se me ocurre qué es lo que quiere mencionar al respecto, mientras en mi mente recuerdo mis últimos momentos en mi anterior mundo.

Por algún motivo, es bastante extraño en general lo que ocurrió...

Porque intenté salvar a los 3 chicos de la carretera cuando ese camión iba a atropellarlos, pero solo pude salvar realmente a uno justo antes de ser arrollado yo mismo.

Pero parece ser que solo yo fui atropellado... porque justo en ese momento, Nanahoshi fue teletransportada a este lugar.

Por eso mismo, no sería extraño que el chico que tampoco pude rescatar, hubiera acabado aquí con ella.


"Pero por donde quiera que he buscado en este mundo, no he encontrado nada sobre ellos."

"Quizás murieran nada más llegar..."

"Puede, pero luego pensé, ¿por qué yo conseguí llegar a salvo... y ellos murieron?"


Por eso estuvo buscando a sus amigos por todo el mundo con Orsted... No... es posible que tuviera alguna otra razón...


"En mi caso, igual que a ti, tampoco me pasó nada especial."

"¿De verdad que no te pasó nada?"

"¿...?"


Me pregunto qué estará intentando decir...

No pasó nada cuando llegué... La vida en la aldea Bonna con Paul, Zenith y Lilia era una vida sencilla y tranquila.


"Por lo que me has contado sobre tu Yo-Futuro, cuando esté llegó del futuro no tenía órganos internos, ¿no es así? Pues cuando escuché ese detalle, se me ocurrió la posibilidad de que yo también viniera del futuro."

"¿Eh? ¿Qué quieres decir? ¿Que este mundo y el nuestro son parte de la misma línea temporal[29]?"

"No me refiero a eso... ¿cómo te lo explico con palabras...? Por ejemplo, seguimos sin saber el motivo detrás de la Catástrofe de la Teletransportación, ¿no es así?"

"¿No se suponía que la causa del mismo fue que tu fuiste transportada hasta este mundo?"

"Sí, pero piensa que, al menos en teoría, con una teletransportación normal no debería haber ocurrido ningún tipo de problema o error, en este caso la Catástrofe Mágica."


Pero es obvio que no fue una teletransportación normal ya que fuiste traída de otro mundo, ¿no?


"Vale, pero a diferencia de tu caso, no hubo ningún tipo de error cuando mi Yo-Futuro viajó al pasado."

"¿Acaso no lo hubo?"

"¿Cuál? ¿Dónde?"

"¿No desaparecieron sus órganos internos a alguna parte?"

"No.... Pero eso..."


Así que esto es a lo que Nanahoshi quería llegar... ¿Que el hecho de que desaparecieran sus órganos y que desaparecieran las personas durante la Catástrofe Mágica son, en esencia, lo mismo?


"Tras viajar en el tiempo 50 años al pasado, el poder mágico de tu Yo-Futuro fue totalmente consumido."

"No diría tanto... seguía siendo capaz de usar magia."

"Pero en cuanto usó magia comenzó a debilitarse rápidamente, ¿cierto? Por lo que he leído en el diario, se convirtió en un poderoso mago; pero aun así, ni siquiera intentó curarse."


Nanahoshi golpeó suavemente con la yema de sus dedos la portada del diario.


"Ahora supongamos que yo vengo de dentro de 100 años, y siguiendo una proporción directa con tu Yo-Futuro, para viajar hasta aquí necesitaría el doble de tu poder mágico, ¿no es así?"


El tono con el que Nanahoshi estaba hablando era muy seguro, dando la impresión de que había descubierto un detalle importante.


"Tu Yo-Futuro, viajó 50 años al pasado y como consecuencia perdió sus órganos internos. Pues bien, ¿dónde fueron a parar esos órganos? ¿Se quedaron en el futuro?

"Ahora supongamos que hubiera viajado 100 años en lugar de 50, ¿solo perdiendo esos órganos internos hubiera sido suficiente para el viaje o habría tenido que pagar más?

"Supongamos que el coste por viajar 100 años al pasado es TODO su cuerpo. ¿Ese cuerpo se quedaría en el futuro?"

"....."

"No tendría sentido, ¿no es así? Porque después de todo, él habría pagado el precio por viajar al pasado. Lo más probable en ese caso es que su cuerpo fuera a parar al mismo sitio que fueron sus órganos internos en esta ocasión."

".... ¿A dónde?"

"No lo sé. Pero lo que quiero decir con esto, es que la Catástrofe Mágica pudo ser la forma que tiene el mundo de equilibrar el coste de maná. Ya que el maná en este mundo sigue de forma aproximada la ley de conservación de la energía[30]."

"..."

"No lo he investigado en detalle, pero... En la catástrofe, es posible que se consumieran miles o decenas de miles de vidas."

"....."

"Dime, después del incidente, ¿notaste algo extraño en ti? ¿Que tu poder mágico estuviera al mínimo, por ejemplo?"


Después de la catástrofe... Cuando junto a Eris conocimos a Ruijerd y nos hicimos aventureros en Rikarisu... No recuerdo que pasara nada de lo que dice Nanahoshi, pero...

¡! No... Ahora que lo menciona... Recuerdo que me cansaba con facilidad mientras nos dirigíamos al asentamiento Migurd... notaba mi cuerpo pesado...

¿Acaso no se siente lo mismo cuando el poder mágico está cerca del límite?


"Ahora que lo mencionas, sí que pasó, pero... ¿Qué diferencia entonces hay entre la gente que se desvaneció de los que no?"

"Por lo que me comentaste de tu conversación con Hitogami... quizás la diferencia esté en como de firme sea su destino. Algo así como que las personas con destino firme están protegidos por la causalidad o el destino, como lo quieras llamar."

".... ¿Eso lo has deducido?"

"Tanto eso, como todo lo demás; aunque son solo conjeturas. Te avisé sobre que era una hipótesis."


Hitogami dijo que mi destino era inusualmente firme... al igual que el de las mujeres cercanas a mí; y tanto Sylphy como Eris sobrevivieron también a la Catástrofe Mágica.

Y estoy seguro de que mi familia también poseía un destino bastante firme...


"En definitiva... ¿estás diciendo que tú también vienes del futuro?"

"No es eso. Es solo que... ¿cómo lo explico?"


Nanahoshi se rascó la cabeza mientras gruñía buscando cómo explicarme lo que intentaba decirme.


"No hay duda de que en el futuro ocurrirá algo que causará la derrota de Hitogami."

"... ¿Es un hecho seguro?"

"Sí, y por eso Hitogami, con el fin de evitar ese futuro, comenzó a ponerse en contacto contigo."

"...¿?"

"Dime, ¿recuerdas cuando fue la primera vez que te encontraste con Hitogami?"


¿La primera vez...? Fue inmediatamente después de que ocurriera la Catástrofe Mágica, ¿no? Al menos, eso fue lo que dijo... pero lo mismo me observó desde mucho antes... ¿me mintió en eso?

Personalmente le vi por primera vez durante el incidente... ¿Pero de verdad puedo considerar lo que dijo como cierto tan a la ligera?


"¿No viste nada que te extrañara antes de la Catástrofe Mágica?"


¿Algo extraño...? No se me ocurre nad- Un segundo... ¡Sí que hubo algo!

¡En Roa! Cuando me encontré a Sauros en una de las torres jugando a los médicos con una de las criadas... ¡Había una esfera roja en el cielo!


"Se te ha ocurrido algo, ¿no es así? ¿Recuerdas cuándo apareció por primera vez eso que viste?"


¿Cuándo...? No tengo ni la menor idea... Aunque espera... creo que Sauros lo mencionó de pasada mientras hablábamos...

Piensa...

Piensa...

Sé que puedo recordarlo... este cuerpo memoriza las cosas con mucha facilidad... ¡Vamos!

¿Qué dijo....? ¡¿Qué fue lo que Sauros dijo....?!


Fue descubierto hace 3 años.


"... Apareció aproximadamente cuando tenía 5 años, o eso creo."[31]

"¿Pasó algo cuando tenías 5 años? ¿Viste algo o conociste a alguien?"

"Cuando tenía 5 años... lo único más llamativo fue que conocí a Sylphy..."


Y justo en ese momento, las ideas por fin se conectaron en mi cabeza.

Con 5 años conocí a Sylphy y mi relación con ella se estrechó, lo que llevó a que Paul nos distanciara y conociera a Eris.

Y entonces, llegó mi 10º cumpleaños y casi lo hago con Eris... y justo al día siguiente ocurrió la catástrofe...

Y justo inmediatamente de que ocurriera la Catástrofe Mágica que nos teletransportó, Hitogami entró en contacto conmigo...

Así que en definitiva... ¿el futuro en el que el Dios Humano perdía surgió a partir de todo eso?


"En esencia, eres una persona que no debería haber existido en este mundo, ¿no es cierto?"

"Sí..."

"¿Y por qué motivo crees que te reencarnaste en este mundo?"

"Ni idea, ¿cómo voy a saber algo así...?"

"Pues creo que ocurrió por un motivo."

"¿Un motivo? ¿Como cuál?"

"Alguien, con la intención de cambiar el futuro, nos envió a ti y a mí a esta época."

"¿Alguien? ¿Quién?"

"Seguramente alguien del futuro. Alguien que desea que muera el Dios Humano."


No entiendo lo que me está diciendo. ¿Significa eso que he estado bailando al son de lo que alguien quiere?


"Me he perdido. ¿Qué es lo que intentas decirme con todo esto?"

"Lo que intento decir es que para que exista un futuro en el que Hitogami muere, tanto tú como yo somos necesarios."


Esta conversación se ha complicado demasiado.


"Seguramente, yo fuera invocada a este mundo para crear una herramienta u otra cosa que permita a tus descendientes acabar con Hitogami en el futuro."

"....."

"Por eso, siempre y cuando no cree aquello que es necesario para ese fin, no podré regresar a nuestro antiguo mundo, sino que el círculo mágico que debería funcionar normalmente, no lo hará."

"¿Por qué motivo pasaría eso?"

"Porque todavía no habré cumplido el motivo por el que vine a este mundo. En resumen, la desaparición de mi existencia formaría una paradoja temporal[32]."


La hipótesis de Nanahoshi dicta que mis descendientes son el motivo que lleva a que Orsted venza a Hitogami. Y para tener descendientes, debo tener hijos.

Cuando conocí a Sylphy, y hasta que me separé de ella, tenía bastante seguro que acabaría con ella, por lo que acabaríamos teniendo niños. También, teniendo en cuenta lo que dijo Hitogami sobre Roxy, es probable que en el futuro también los tuviera con ella.

Si además sumamos que la Catástrofe Mágica ocurrió justo después de que estuviera tan cerca de hacer cochinadas con Eris... es posible que ella también influya.

Otra parte de la hipótesis de Nanahoshi dicta que solo con mis descendientes, Orsted no será capaz de vencer a Hitogami; sino que es necesario el apoyo de esta para conseguir algo de gran importancia.

Lo que supuso que Nanahoshi fuera invocada.

Visto así, le veo algo de sentido a que asuma que haya sido enviada del futuro o que venga del futuro. ¿Pero vino porque alguien la trajo? ¿O es algún tipo de broma del destino?

No creo que lo sepamos nunca.

Pero resumiendo, la hipótesis de Nanahoshi defiende que nosotros llegamos a este tiempo, a consecuencia de otra persona o ser en el futuro.

¿El futuro viene antes que el presente? ¿O nosotros somos el pasado?

¿Qué fue primero, el huevo o la gallina?[33]


"Comprendo tu hipótesis..."

"Siento si no he sabido explicártelo mejor, pero me alegra que me hayas entendido."


Fue una historia interesante, aunque al mismo tiempo, no lo fue.


"En resumen, mis descendientes junto con Orsted matarán a Hitogami. Esa parte es bastante creíble."

"Bueno, al menos, así lo parece."

"Pero ahora volvamos al origen de nuestra conversación."

"¿? ¿A qué te refieres?"

"A que tengo que matar a Orsted."

"Eso..."


Nanahoshi frunció el ceño al escucharme.


"Aunque tu hipótesis sea cierta, Hitogami hará lo posible para evitar ese futuro, y en la práctica, ya lo ha conseguido en una ocasión. Por mucho que nuestros destinos sean firmes, ha quedado demostrado que el futuro puede cambiarse."

"..... Creo que deberías olvidarte de eso. Y antes de nada, deberías consultarlo con Orsted, quizás as-"

"Para, por favor. Hitogami seguramente nos esté observando en este preciso momento."

"....."


Al oírme decir eso, Nanahoshi se quedó observando al techo de la habitación.

Te equivocas... el mundo del vacío se encuentra a nuestros pies...


"Por lo tanto, el destino puede ser firme, pero no seguro. Porque si te paras a pensarlo, aunque el destino de mi familia era firme, mi padre murió y mi madre se convirtió en una inválida.

"Así que por mucho que crea que Hitogami no pueda hacer cambios bruscos, también doy por hecho que puede predecir el futuro. Si viera que intento rebelarme, lo mismo cuando llegue a casa, puedo encontrarme con que todos han muerto, o que en un año o más, comiencen las desgracias en mi vida."

".... Pero Hitogami no debería ser capaz de manipular a quien quiera, ¿no crees?"

"No estoy seguro de ello. Porque sin pruebas, existe la posibilidad de que SÍ que pueda; y no me cuesta imaginar que esté ocultando sus cartas."

"Tendría sentido."

"Por otro lado, lo importante es que Orsted o mis descendientes en solitario no saldrían vencedores, ¿no es cierto? Al menos si creemos en lo que Hitogami ha dicho... Por eso, si falta él o mis descendientes, la derrota es segura, ¿verdad?"

"Esto... basándonos en lo que sabemos... supongo que tienes razón."

"Haré cuanto pueda para proteger a mi familia. Y aunque la persona que está amenazándola sea el dios humano, este se encuentra en un lugar que jamás podré alcanzar.

"Sin embargo, Orsted, la causa indirecta de la amenaza, se encuentra en este mundo; y aunque no sepa dónde se encuentra, al menos contra él tengo la opción de luchar."

"Aun así, no puedes confiar en que Hitogami cumpla su palabra."

"Si lo que dice el diario es cierto, Orsted, el Dios Dragón, posee el método que lleva al mundo del vacío en el que se encuentra Hitogami. Si consigo acabar con él, ese método desaparecerá para siempre, lo que conseguirá que Hitogami no tenga motivos para amenazar a mi familia."

"Pero aunque consigas matar a Orsted, podría descubrirse o encontrarse otro método para ir al mundo del vacío y-"

"¡¿Y QUÉ OTRA COSA PUEDO HACER?!"


Yo mismo me sorprendí en el momento en que le grité a Nanahoshi.

Tras su sorpresa y expresión algo apenada, Nanahoshi volvió a repetir sus anteriores palabras.


"Como te dije antes, deberías hablarlo con Orsted. Quizás él pueda pensar algo."

"¡Ya le he dado vueltas a la posibilidad de aliarme con Orsted! ¡Pero en cuanto lo haga, Hitogami se convertirá en mi enemigo! Enfrentarme al dios humano por mi cuenta solo conseguirá que se repita lo que hay escrito en el diario.

"¿Y Orsted? ¡Tampoco puede vencer, ¿no es cierto?! Porque es para poder vencer a Hitogami por lo que ha estado moviéndose en las sombras para aumentar sus posibilidades de acabar con Hitogami, ¡al igual que el motivo por el que la vida de mi familia se encuentra en peligro!

"¡¿De verdad quieres que crea que Orsted va a proteger a alguien que no le sea necesario para vencer a Hitogami?! ¡¿Será capaz siquiera de proteger a los que sí lo son?! Pues como no hay forma de que sea tan optimista, ¡¿por qué debería de ganarme el odio de Hitogami apostándolo todo en Orsted?! ¡Con eso solo me estaría rindiendo siquiera antes de intentarlo!"

"¡Pero! ¡Aún así, Orsted es más de fiar que Hitogami!"

"También tengo dudas sobre eso... Hitogami dijo que Orsted con sus actos acabará destruyendo el mundo, y aunque siempre desconfié de él... lo cierto es que consiguió engañarme al final a base de ir dándome consejos hasta llevarme a la ruina. ¿De verdad puedes poner la mano en el fuego y afirmar que Orsted no te está engañando a ti como Hitogami hizo conmigo?"

"Eso... No es algo que pueda responder con seguridad."


Alcé la vista, y volví a clavar mis ojos en los suyos; pude notar que había algo de miedo en sus facciones.


"Yo, ya sea Hitogami u Orsted, solo sé que no confío en ninguno de ellos."


Lo único de lo que estoy seguro es de mi impotencia en esta situación.

Aunque decida oponerme a Hitogami, nunca podré vencerle. Viendo las palabras que me dejó mi Yo-Futuro cargadas de odio, desesperación y agotamiento, solo puedo creerlas.

En ese caso, puedo imaginar sin dificultad el futuro que me espera, similar al de ese pobre viejo, hundido después de haberlo perdido todo para morir miserablemente.

Y si decido enfrentarme a Orsted, el único resultado que se me ocurre es que me deje hecho trizas... No obstante, Hitogami me aseguró que mi destino es firme, y si propuso ese combate, seguramente se deba a que de verdad cree que es posible que venza.

Solo puedo apostarlo todo a esa gota de esperanza.


"Nanahoshi, viendo como me has pedido que lo hable con Orsted... significa que conoces un método para ponerte en contacto con él, ¿no es así?"

"..... Sí... así es."

"En ese caso, con tu ayuda podría matar a Orsted."

"Pero... a mí... Orsted... también me ayudó..."


Nanahoshi se puso nerviosa y apartó la mirada.

Cuando Nanahoshi llegó a este mundo, la primera persona con la que se encontró fue Orsted... y seguramente Orsted la continuara ayudando en numerosas ocasiones. Del mismo modo que a mí me ayudó Ruijerd cuando acabé en el continente demoniaco.

Por eso no quiere traicionarlo, del mismo modo que yo no quiero traicionar a Ruijerd, aunque me cueste la vida.

Hasta yo puedo comprender y respetar algo así... Y si no estuviéramos en la situación actual, el solo pensar que podría romper mi relación con Nanahoshi, haría que me detuviera con todo esto.

Pero en esta situación, no pienso contenerme.


"Dime, Nanahoshi. 七星 静香-さん (Nanahoshi Shizuka-san)[34]."

"....."

"¿Sabes qué? Antes de venir a este mundo, yo no era más que un puto desgraciado. No sé qué opinión tendrás de mí actualmente, pero... si vieras a mi antiguo yo, no me cabe duda de que le menospreciarías por ser un despojo."

"....."

"¿Pero sabes una cosa? Cuando llegué a este mundo, decidí que empezaría de cero; y aunque he cometido errores y he perdido cosas por el camino, he sido capaz de aprender de mis errores y hasta he conseguido algo que considero importante para mí."

"...."

"Y eso... quiero protegerlo."


Me levanté de la silla.

Porque cuando se le pida ayuda a alguien, no debes hacerlo sentado; sino que hay que hacerlo correctamente: Con las manos, las rodillas... y hasta la frente en el suelo.

Inclinándote cuanto seas capaz.


"Por favor te lo pido, ayúdame."


El suelo del castillo flotante era duro y frío.


"Existe la posibilidad de que Hitogami cambie de parecer hoy mismo. No me gustaría que llegara un día en el que me encontrara a toda mi familia masacrada solo porque no actué a tiempo..."

"Es-, ¡¿Qué estás haciendo?! ¡Para!"

"No quiero perder a nadie más. Por favor te lo pido, ayúdame."


Nanahoshi se bajó corriendo de la cama y me agarró por los hombros hasta que me obligó a levantar mi cabeza del suelo.


"De acuerdo... Te ayudaré... Así que por favor, deja de hacer eso...."


Vi la expresión agotada y demacrada de Nanahoshi, y tuve que disculparme con ella internamente.

Al mismo tiempo que pensé.

Bien, ha funcionado.

Al mismo tiempo que una imagen mental de mí mismo en pose heroica y triunfal.

...

Me doy asco.


"Estoy en deuda contigo."


Estoy siendo injusto.

Pero no me queda otra opción.....


Capítulo 159 - La Llegada de la Carta[edit]

1ª Parte[edit]

La Tierra Santa de la Espada, en el extremo noroeste del continente central, es un lugar donde a todas horas se puede escuchar el sonido de espadas de madera chocando entre ellas y gritos llenos de vigor.

A su vez, más de la mitad de la población que pasea por las calles del lugar van vestidos con atuendos propios para la práctica de artes marciales o ropa igual de cómoda para pelear. Y esas mismas personas, casi en su totalidad, llevan una espada al cinto y una toalla para secarse el sudor.

A menudo, viene a este sitio gente con la intención de aprender a usar la espada, y casi todos ellos, acaban imitando a la población regional en el uso de las prendas cómodas para combatir y ejercitarse.


Cerca de la única ciudad de este lugar, y rodeado de nieve en todas direcciones, se encuentra un enorme dojo; y en la entrada del mismo se encuentra una mujer vestida con un atuendo propio de una espadachina.

La mujer va vestida con prendas completamente negras y flexibles de la cabeza a los pies, salvo por el abrigo tradicional que reciben todos aquellos que alcanzan el título de Santos del Filo Celestial.

En su cintura, 2 espadas de distinto tamaño cuelgan del cinto que porta.

Una de ellas se ve a simple vista que posee una calidad impactante y que debe ser obra de un forjador con renombre. Sin duda, la persona con una espada de semejante calidad debe ser una de las mejores aprendices del estilo del Filo Celestial, con un enorme potencial.

Viendo su porte y apariencia combinada con su ondulada y densa melena carmesí, la impresión que causa en quienes la ven es la de un león; y a su paso, 9 de cada 10 personas se apartarían de su camino.

Esta mujer es una Reina del Filo, conocida como Eris Greyrat, Mad Sword[35].

Sin embargo, y contrario a su apariencia y ropajes majestuosos, su expresión era la de una persona llena de inquietud.


"Eh, Nina, ¿seguro que voy bien así?"

"Que sí, que sí, estás perfecta. Te ves muy respetable y elegante."


Junto a la pelirroja leona se encontraba otra mujer con un pelo de un tono azul oscuro vestida con una vestimenta propia de espadachines de estas tierras.

Se trataba de Nina, y empezaba a estar cansada de calmar las preocupaciones de la leona.


"Todo el que te observe lo que verá será a una imponente y portentosa Reina del Filo."

"Pero... Ludeus siempre dijo que me sentaba mejor la ropa más femenina."

"Quieres escucharme..."


Nina suspiró al escucharla y respondió con un tono algo cansada de estos intercambios.


"¿Cómo voy a saber si le gustará tu ropa si no tengo la menor concepción sobre los gustos de los hombres en general?"

"Tienes razón..."

"¿Por qué me miras con esa mirada que parece decir Pobrecita... Hasta yo y Jino ya... Nada, olvídalo."


Nina agitó su cabeza deteniendo sus palabras, tras lo que señaló la ciudad.


"Para empezar, es imposible que vendan ropas más femeninas en un lugar como este, ¿o dónde te crees que estás? Si quieres ponerte ropa más femenina, cómprala en la ciudad."

"Eso es cierto."


Eris se quedó satisfecha con la propuesta de Nina y asintió; aunque lo cierto es que esta era la 5ª vez que ambas habían tenido esta conversación.


"Y a parte, no tiene sentido que te preocupes por la ropa que llevas puesta aquí. Por mucho que corras, ¡tardarás al menos 1 mes en llegar a Sharia!"

"..."

"Y más que de la ropa, deberías preocuparte de asearte bien antes de vuestro reencuentro. Date un baño, peínate bien, ya sabes... ese tipo de cosas, porque... esto... Esta claro que no le gustará verte llena de sudor."

"Ludeus jamás en la vida pareció disgustarse al tratar conmigo después de que sudase."

"Ya, bueno... Si te rechazara por algo así, supongo que no podríais acabar juntos..."

"De hecho, hasta parecía feliz cuando olisqueaba mi ropa interior sudada..."

"¡Es un Hentai!"[36]


Eris se mostró algo molesta al escuchar a nina.


"Ludeus no es un Hentai... tan solo es un poco Ecchi..."[37]

"Lo mire como lo mire, disfrutar oliendo tu sudor es... ¡Es un Hentai!"

"..."


Al escuchar las palabras de su amiga, Eris alzó su brazo y olisqueó su axila; aunque el único olor que pudo sentir fue el de ropa limpia y jabón.

Después de todo, se había dado un buen baño esa mañana antes de ponerse en marcha.


"Él... no es un Hentai."

"Bueno, es posible que me haya excedido en mi reacción."

"..."


Tras eso, las 2 chicas se quedaron en silencio mientras sus melenas se agitaban con el viento helado del norte.


"Ghyslaine está tardando..."

"Es posible que esté teniendo problemas decidiendo qué caballos llevar."

"Es posible."


Eris asintió al escuchar a Nina.


"Ahora que lo pienso, me han llegado algunos rumores sobre tu novio."

"¿Qué rumores?"

"Que los ojos de Ludeus Greyrat vuelan."[38]

"¡Siendo Ludeus, es bastante posible!"

"...... Y también, que le encantan las niñas pequeñas con poco pecho."[39]


Nina bajó ligeramente la mirada dirigida hacia Eris mientras decía estas palabras; y la propia Eris la imitó.

Lo que ambas encontraron fueron unos pechos claramente grandes; aunque firmes y bien definidos.


"............... No pasa nada."


Aun habiendo dicho esto, la expresión de Eris empezaba a estar algo preocupada, y su rostro tomó un ligero tono algo azulado.


"También hay otros rumores que se han extendido por todas partes, como que conquistó alguna clase de Laberinto legendario, y que acabó con un Rey Demonio inmortal que por lo visto estaba al nivel de los 7 Campeones Mundiales."

"Justo lo que esperaba de Ludeus... debe ser cierto."


Eris recuperó el color en su rostro y hasta se ruborizó ligeramente, debido a la alegría que sintió de escuchar lo mucho que, al igual que ella, Ludeus se había esforzado durante estos años.


"Los rumores casi lo describen como un monstruo... Lo normal es que nadie se creyera que fueran ciertos."

"¿Verdad?"


Eris sacó pecho y plasmó una enorme sonrisa con sus labios mientras resoplaba llena de orgullo por Ludeus.


"Aunque... también he escuchado otro rumor extraño."

"¿De qué tipo?"

"Uno que dice que Ludeus Greyrat es un mujeriego insufrible y que cada día pasea con una mujer distinta..."


La sonrisa de Eris se volvió algo más forzada.


"... y que como es poderoso, va haciendo lo que le viene en gana."

"..."

"Dime, Eris, es posible que..."


Nina continuó hablando pero esta vez con un hilillo de voz.


"... ¿se haya olvidado de ti?"


Al instante siguiente Nina hizo un movimiento de su mano a una velocidad casi imperceptible, y...

¡PAH!

...justo inmediatamente se pudo escuchar el sonido del puño de Eris impactando contra la mano de Nina.


"..."


Tras detener el puño de Eris y notar como esta le clavaba una intensa mirada enfadada, Nina apartó la vista.


"Perdona, culpa mía... Olvidaba que solo son rumores."


Eris retiró el puño con el que todavía había estado haciendo presión en la mano de Nina y se cruzó de brazos, separando sus pies, frunciendo el ceño y dibujando el símbolo con sus labios antes de darse media vuelta.


"..."

"..."

"Ya ha vuelto Ghyslaine."


Por el rabillo del ojo, Eris comenzó a ver a 4 caballos yendo en su dirección, y a la cabeza del grupo y tirando de 2 de ellos, una mujer de raza feral que no era otra que Ghyslaine de Dordia, Reina del Filo.

Ghyslaine había cumplido hace algún tiempo los 40 años, aunque físicamente su cuerpo se mantenía igual de lo que Eris siempre ha recordado.

A la espalda de Ghyslaine, a pocos metros, se encontraba una joven de gran belleza que sujetaba las riendas de los otros 2 caballos.

Esta mujer vestía con ropas apropiadas para el viaje, con una melena que se agitaba con el viento de forma que sumado a su belleza podría seducir a cualquiera que la viera en el camino. Se trataba de Isolte Cluél.

Y a lomos de uno de los caballos que llevaba Isolte, se encontraba sentada Reida Liia, la Diosa del Cauce Celestial.


"Os he hecho esperar."


Diciendo esto, Ghyslaine le pasó a Eris las riendas del caballo que ya llevaba en su lomo todo su escaso equipaje.


"¿Otra pelea?"

"Ha sido culpa de Nina."


Eris se mostró algo molesta y Nina tan solo se encogió de hombros. Al verlas, Ghyslaine mostró una leve sonrisa.


"Ya veo."

"Hay que ver... Parece que el pequeño Gull ni siquiera va a venir a despediros."


Reida, la más anciana del grupo, pronunció estas palabras desde su caballo mientras observaba el dojo algo contrariada por la falta del Dios del Filo en este lugar.


"Gran Shishou-sama. Debe ser debido a que Dios del Filo-sama se encuentra indispuesto."

"¿Te refieres a que todavía le está afectando el alcohol de anoche? Debería aceptar de una vez su edad y aprender a controlarse..... Piénsalo, Nina, si le atacaras ahora es probable que consiguieras vencerle, ¿por qué no lo intentas?"


La anciana dijo estas palabras con la intención de sacarle una reacción a Nina, pero esta simplemente mostró una sonrisa algo forzada.


"No, un espadachín que aspira a convertirse en Dios del Filo debe pelear honorablemente."

"Qué chica tan honesta eres... Bueno, en un futuro no muy lejano deberías ser capaz de vencerle. Así que esfuérzate."

"Así lo haré. Me esforzaré al máximo para asegurar que todo el aprendizaje recibido no sea desaprovechado."


Tras hacerle una inclinación de cabeza a Reida, Nina se giró hacia Isolte.


"Pero decidme, ¿qué tenéis pensado hacer de ahora en adelante? Dijisteis que acompañaríais a Eris hasta la mitad del camino, ¿no es cierto?"

"Sí. Iremos de regreso al reino de Asura. He recibido invitación de palacio para convertirme en la instructora de los caballeros."

"Oh, ya veo.... Os echaré de menos..."


Tras las palabras de Nina, Isolte le devolvió una sonrisa gentil.


"Nina, si alguna vez vienes por el reino de Asura, asegúrate de venir a hacernos una visita. Yo misma te enseñaré la ciudad."

"No, en serio... si una pueblerina como yo fuera al reino de Asura, acabaría convirtiéndome en el hazmerreír por cualquier tontería que hiciera."


Dicho a modo de broma, aunque sabiendo la diferencia de culturas entre la Tierra Santa de la Espada y Asura, Nina pareció un poco avergonzada de decir esas palabras.

Eris por su parte, resopló.


"Jum... Si alguien se atreve a reírse de alguna de nosotras sería lo último que hiciera."


Nina se echó a reír ligeramente al escuchar las palabras de Eris y recordar a las participantes de esta conversación; una Reina del Filo, una Reina del Cauce y una Santa del Filo.

Si alguien se atreviera a reírse de ellas, solo podría ser alguien por encima de su nivel, o un simple estúpido.


"Eris, debemos ponernos en marcha."

"Lo sé."


Isolte le dedicó una sonrisa algo forzada al escuchar a Eris antes de brincar ágilmente a lomos de su caballo; y la pelirroja imitó el gesto. El caballo de Eris se revolvió ante el trato tan brusco, pero no tardó en volver a relajarse en cuanto Eris tomó las riendas.


"Chicas, os deseo lo mejor."


De improviso, los ojos de Nina se pusieron llorosos, tras ponerse a recordar todos los eventos ocurridos en estos últimos años, como su horrible primera impresión de Eris tras su llegada.

Esa humillación inicial, y cómo tuvo que forzarse a aceptar la derrota en innumerables ocasiones; y gracias a lo cuál, Nina aprendió a utilizar esas experiencias mortificantes para saber avanzar en el camino de la espada.

Y tras eso, la llegada de Isolte, y cómo con su tono pacificador y su gentil personalidad consiguió calmar la furia y falta de paciencia que la asediaba.

De no ser por ellas, seguramente sería una simple Santa del Filo como tantas otras... incapaz de llegar nunca al nivel de una Reina del Filo.

En otras palabras, es solo gracias a ellas que.......


"¡Chiwa~su![40] Traigo correo, ¿alguna podría firmármelo, por favor?"


Sorprendidas y de forma muy inesperada, todas reaccionaran a las palabras de un recién llegado.

Nina, enfadada por la forma en la que se había cargado el momento, se giró con algo de rabia, para encontrarse a un hombre completamente envuelto con varias capas de ropa para el invierno.

El hombre las miraba sin preocuparse o comprender la situación ni las personas que se encontraban en ese sitio, sino que tan solo sacó una carta de su bolsa de viaje.


"Tcht... ¿Para quién es?"

"Esto... Eris Boreas Greyrat-sama."


Eris se extrañó al escucharle alzando las cejas por la inesperada sorpresa.


"De Ludeus Greyrat-sama."


Pero fue con estas palabras con las que sorprendió aun más, abriendo los ojos como platos.


"¡Ludeus!"


Eris dio un casi instantáneo salto para bajarse del caballo y en un parpadeo le había quitado la carta al hombre.

Aunque cuando se disponía a desgarrar el sobre, el hombre reaccionó y sujetó a Eris.


"Un momento... firma antes, por favor. Si no, no podré cobrar la recompensa."

"¿Dónde?"

"Ah, cierto, dame un segundo..."


El hombre sacó de su bolsa algo similar a un pequeño tablón con una papel con cosas escritas y se lo pasó a Eris indicándole que firmara en una sección.

Eris se quedó pensativa varios segundos con el tablón en las manos mientras intentaba recordar cómo se escribía. Aunque finalmente, aunque con una letra bastante forzada consiguió escribir Eris Greyrat en el papel.

Observó las letras que había escrito, y finalmente asintió.


"Vale."

"Ah, muchísimas gracias. Bueno, ahora a por la recompensa... adios."


El hombre confirmó que todo estaba correcto, antes de dar media vuelta y regresar por donde había venido.

Eris no le prestó la menor importancia al hombre y se puso con la carta, a la que le quitó el sello y vio que por detrás estaba escrito Eris Boreas Greyrat, claramente con la letra de Ludeus que recordaba.

Aiss... Ludeus debía ir con prisa cuando escribió esto, ya no soy una Boreas. Ah, puede que no lo sepa.

Y en la parte delantera pudo leer Ludeus Greyrat escrito con una letra muy estilizada y correcta.

Es tan metódico y perfeccionista como de costumbre... eso es algo tan propio de él...

Eris sonrió al rememorar las clases de lectura y escritura.

Intentó abrir la carta con sus uñas pero le fue imposible, al final, lanzó la carta por los aires y en un parpadeo con su espada la abrió sin rasgar en absoluto la carta, cayendo además en las manos de Eris.

Cogió el contenido del sobre e increíblemente animada se puso a leer la carta.

.

..

Durante varios segundos leyó y leyó, aunque su cara de felicidad se fue volviendo cada vez más y más molesta.


"Eh, Eris, ¿qué es lo que pone?"

"¿...?"


La pregunta de Nina no obtuvo respuesta de Eris, sino que la pelirroja continuaba clavando su mirada en la carta dando algo de miedo.


"Eh, ¿me oyes~?"

"¡Cállate! ¡La carta tiene demasiadas palabras que no conozco, y no puedo leerla!"

"Ah, Ya... ¿veo?"

"¡Nina! ¡Léemela!"

"¿Eh? Yo tampoco sé leer."

"¡¿Cómo?! ¡¿Con los problemas que podrías tener en varias situaciones de no saber leer?!"

"¡Por mucho que digas eso de manera tan arrogante, pierde el sentido cuando tú tampoco sabes leer!"


Viendo la discusión entre las 2 estudiantes del Filo Celestial, Isolte se bajó de su caballo.


"Bueno, calmaos las 2, yo la leeré."

"Ah, vale. Por favor, hazlo."


Obedientemente, Eris le entregó la carta a Isolte.

La discípula del Cauce Celestial ojeó la carta, leyéndola tranquilamente primero para sí antes de leerla en alto.

Aunque conforme sus ojos fueron escaneando el documento su expresión comenzó a endurecerse.


"¡¿Q-Qué diantres le pasa a esta persona?!"

"¿Q-Qué pasa? ¿Qué pone?"

"Eris-san, ¿de verdad te has esforzado todos estos años.... por alguien así? Ah... pobre pequeña... Milis-sama, protege...."


Tras estas palabras, Isolte se puso a rezar unos instantes observando al cielo. Cuando terminó, miró a Eris con lástima.


"No hablaré mal de él, Eris-san, pero no te molestes en ir a Sharia y ven con nostras a Asura. Una chica tan buena como tú no debería dejarse engañar por un hombre así."

"¡Date prisa y dime lo que está escrito o te daré una paliza!"


Eris se llevó la mano al cinto en pose amenazante.


"Si así lo quieres, lo haré."


Isolte comenzó a leer la carta en alto con voz enfadada.


"Estimada Eris-sama, de Ludeus Greyrat.

"Ha pasado mucho durante estos 5 años desde que nos separamos, ¿todavía te acuerdas de mí? Yo seguramente jamás podré olvidar el tiempo que pasamos juntos, así como esa primera noche que compartí a tu lado.

"En ella, juré que pasaría el resto de mi vida junto a ti; pero cuando desperté a la mañana siguiente, me encontré con que te habías marchado. Eso me causó un enorme pesar y sentimiento de pérdida que enturbiaron mi corazón, y los siguientes 3 años fueron de hecho, dolorosos, miserables y vacíos para mí.

"Quiero que sepas que no guardo ningún tipo de rencor por los acontecimientos, pero me honrarías si al menos pudieras comprender la increíble tristeza que sentí en aquel entonces.


"Te mando esta carta, porque una persona me ofreció información que desconocía hasta entonces sobre tus sentimientos.

"Hasta ese momento, no me cabía duda que tu intención al separarte de mí era romper toda relación conmigo y viajar por tu cuenta; pero esa persona me informó de que había malentendido tus acciones, y que tus sentimientos por mí siempre se mantuvieron intactos.


"En estos momentos me encuentro casado con 2 mujeres.

"Ambas fueron personas que me salvaron de oscuros y terribles sufrimientos que padecí en estos años; porque como comenté antes, aunque fuera un malentendido, tu separación de mí me causó un terrible pesar que me impidió continuar mi vida con normalidad. Solo gracias a ellas, conseguí ponerme en pie.

"Si aun conociendo este detalle, tus sentimientos por mí no han cambiado y sigues queriendo casarte conmigo y pasar tu vida a mi lado, he hecho los preparativos necesarios para aceptarte.

"No obstante, aunque pueda ganarme tu odio por ello, quiero hacerte saber que no tengo la menor intención de separarme de mi familia actual, por lo que de casarte conmigo, serías mi 3ª esposa.

"Si este hecho causara tu malestar, tengo toda la intención de recibir tu ira y tus puños.

"Aunque sobre este tema, te pediría que por favor te contuvieras con un máximo de 2 o 3 golpes.

"Pero quiero que sepas, que de ser posible, preferiría no tener que pelear contra ti, y que si no quisieras convertirte en un miembro más de mi familia, podríamos crear una bonita amistad.

"Ludeus Greyrat."


Al escuchar el contenido de la carta, Eris se quedó petrificada e Isolte al verla, se puso a escupir palabras de disgusto contra él.


"¡Es un hombre horrible, ¿no es verdad?! ¡No solo tiene ya 2 esposas, ¡sino que encima se atreve a decirte algo como que no le importaría que te convirtieras en la TERCERA!! ¡Se está burlando de todas las mujeres!"

"¿Segura? Porque por lo que leíste, me pareció que Eris le importaba..... ¿o no?"


La opinión de Nina e Isolte chocó fuertemente tras leer ambas la misma carta.


"¡¿Qué le importaba?! ¡Es la primera carta en todos estos años y ni siquiera le dedicó una sola palabra de amor! ¡Y no solo eso! ¡Sino que la forma en la que dijo que la aceptaría en su vida es como si la estuviera menospreciando! ¡No puedo ver a este tal Ludeus Greyrat con buenos ojos!"

"Pero la carta dice que se pensó que Eris le había abandonado y que pasó 3 años sufriendo, ¿no es verdad? ¡Pienso que Eris también tiene parte de culpa por su descuido!"

"¡Eso es claramente solo una excusa! ¡Es obvio que lo único que quiere es aprovecharse de Eris, tanto físicamente como por su habilidad con la espada!"

"No, si solo buscara convertirla en su mercenaria, ¿no te parece demasiado arriesgado tenerla cerca después de hacerla enfadar?"


Isolte y Nina parecían a punto de ponerse a pelear.

Eris por su parte, se quedó de brazos cruzados observando el cielo, mientras que en sus ojos no había ni una sola mota de brillo.

Frente al cielo azul, su corazón se tornó de un vacío blanco.


"¿Oh? Parece que hay algo más en el sobre."


En el interior del sobre, Isolte encontró una segunda hoja de papel, y tras sacarla, leyó el contenido en alto directamente.


"Hmmm... A ver qué pone en esta...

"P.S.:

"Pronto retaré al Dios Dragón Orsted a un combate.

"No sé si seré capaz de vencerle, por lo que es posible que para cuando te llegue esta carta, yo ya haya fallecido.

"Pero si regresara vivo del encuentro, espero podamos continuar esta conversación."


Antes siquiera de terminar de leer lo que había en el trozo de papel, Isolte se había quedado petrificada, al igual que Nina.

Ambas estaban impactadas y casi atemorizadas tras escuchar las palabras retaré al Dios Dragón Orsted a un combate.

La única persona con una reacción distinta en el grupo, fue Eris, en cuyo rostro se dibujó una sonrisa.

Sus ojos habían recuperado su brillo, y podía verse en su interior las llamas de la determinación y la demencia que le habían otorgado su apodo, Mad King.


"No llegaré a tiempo si no me doy prisa."


Con estas palabras, Eris de un saltó se montó a lomos de su caballo, aterrorizada con la idea de llegar tarde a semejante evento.


"¡Ghyslaine! ¡Apresurémonos!"


Eris indicándole a su caballo que se pusiera en marcha, le lanzó un grito a Ghyslaine. Su montura reaccionó a las instrucciones y partió al galope, con Ghyslaine a escasos metros tras ella.

La pareja de Reinas del Filo partió en la dirección del hombre que momentos antes había entregado la carta y pocos segundos más tarde habían desaparecido en el horizonte, dejando atrás a Nina e Isolte, todavía anonadadas con lo ocurrido.


Capítulo 160 - Los Preparativos[edit]

1ª Parte[edit]

Ha pasado 1 mes desde mi conversación con Hitogami.[41]

Matar a Orsted será difícil.

Es el más fuerte de este mundo, por lo que es increíblemente más poderoso que Ruijerd, Atofe o Pelagius.... y tampoco soy capaz de vencer a esos.

¿Entonces cómo voy a vencerle?

Y con esa duda, se me ocurrieron 3 posibles planes de acción.

3... Parece que al final todo siempre acaba reducido al número 3[42]... Los 3 Cerditos, La Bruja y los 3 Amuletos[43]...


1. Desarrollar la Armadura Mágica

2. Buscar un Aliado para la Batalla

3. Investigar Estrategias para Combatir contra Orsted


El primero de mis planes es desarrollar la Armadura Mágica.

Si me creo lo que se comenta en el diario sobre la armadura... con ella debería obtener habilidades físicas sobrehumanas; y por las nociones de lo poderoso que se volvió mi Yo-Futuro con ella, desarrollarla es un requisito indispensable.

Para llevarlo a cabo, me compré una pequeña casa en el borde de Sharia.

Inicialmente prefería pedirle a Pelagius que me dejara desarrollarla en la Fortaleza Flotante, pero se negó... Luego repaso la conversación que tuve con él.

Después de comprar la casa, le pedí ayuda a Cliff y a Zanoba, y sin necesidad de entrar demasiado en detalles, decidieron ayudarme. De momento le pedí a Cliff que ampliara la funcionalidad del brazo protético de Zariff y a Zanoba que diseñara la estructura del armazón centrándose en la movilidad.

La verdad es que se les iluminaron los ojos cuando dije que quería construir una armadura mágica de batalla y no tardaron mucho en comprender el concepto... Y eso que en este mundo no han oído hablar de los Mobile Suits[44], pero parece que los hombres siempre se emocionarán con estas cosas sin importar de qué mundo vengan.

El siguiente paso fue pedirle a Sylphy y a Roxy que me ayudaran con el proyecto.

A Roxy la nombre supervisora principal y a Sylphy su ayudante y apoyo para cualquier proceso que necesitara ayuda adicional.

Puse a Roxy a supervisar el proyecto, porque, aunque yo mismo podría hacerlo, soy el único capaz de fabricar las placas extra-densas necesarias para el blindaje exterior de la Armadura Mágica; una tarea que consume TODO mi tiempo.

Por otro lado, como Sylphy es capaz de usar magia de Tierra en silencio, y además, comprende la mecánica de los círculos mágicos, probablemente como resultado de ayudar en la investigación de la Catástrofe Mágica...

Lo que intento decir, es que las habilidades de Sylphy son MUY superiores a la media y es capaz de hacer casi cualquier trabajo del proyecto; por eso la puse como asistente de Roxy, para que ayudara a cualquier sección que necesitara con urgencia algún tipo de apoyo.

Cuando fui a pedirle ayuda a Sylphy respondió muy animada con una enorme sonrisa.


"¡Cuenta conmigo!"


Me cuesta recordar cuándo fue la última vez que estuvo así de contenta... Es posible que lleve demasiado tiempo aguantándose su intranquilidad o problemas para no preocuparme...

Lo siento mucho.


Pero dejando eso de lado, al mismo tiempo que preparaba el plan de acción nº 1, me puse a trabajar en el nº 2: Encontrar a un Compañero para la Batalla.

Inicialmente, pensé en pelear solo, pero mi habilidad en combate no es suficiente para ello; al contrario que al Ludeus del Futuro, a mí me falta experiencia en combate.

Igualmente, fui incapaz de encontrar un aliado aceptable para la situación.

BadiGadi ha desaparecido.

Ruijerd se marchó.

Y Pelagius como era de esperar se negó.

Pelagius en concreto dijo lo siguiente.


"En este mundo, existen 3 seres con los que nunca se debe combatir: El Dios de las Técnicas, el Dios de la Lucha y el Dios Dragón. Y de estos 3, el Dios Dragón es el más peligroso.

"Aunque aprecio tu decisión de proteger a tu familia, además de sentir curiosidad por ese Dios Humano[45]... No obstante, siento comunicarte que no tengo pretensión de involucrarme. Ya que hasta que Laplace reviva, no pienso morir."


Y eso que esperaba conseguir convencerle de que me ayudara de alguna forma... pero parece que va a ser imposible. Al menos debería alegrarme de que no tenga pensado interferir tampoco.

Pero quitando a Pelagius, no se me ocurrió a nadie más capaz de hacerle frente a Orsted.

Pensé en Zanoba, pero teniendo en cuenta el daño que sufrió en su combate contra Atofe, no me cabe duda de que Orsted podría hacerle ese o más; y no quiero que uno de mis mejores amigos muera. Y eso incluye a Cliff y a Elinalise.

Pero en resumidas cuentas, no hay nadie que pueda pelear a mi lado.

Justo en ese momento, pensé en Eris.

Porque aunque no sepa cuándo llegará, sé que según el diario, la pelirroja fue capaz de luchar en igualdad de condiciones contra mi Yo-Futuro armado con la Armadura Mágica.

Pues si llegara a tiempo una vez esté todo listo y somos capaces de entendernos mínimamente... quizás podría suplicarle que me ayudara.

Aunque eso fuera MUY egoísta por mi parte.

Pero básicamente, de momento el plan nº 2 tendrá que esperar.


Y finalmente el plan nº 3, Investigar Estrategias para Combatir contra Orsted.

Un combate a muerte en solitario puede llevarse a cabo de distintas maneras.

Por ejemplo, si busco una localización en la que no deba preocuparme del daño colateral, siempre y cuando mantenga las distancias de seguridad, puedo lanzar todos los AoE[46] que tenga a mi disposición.

Mientras el área de efecto sea suficiente grande, no debería ser capaz de esquivar el ataque... Porque aunque el hechizo Relámpago sea el más poderoso que poseo, siento que Orsted sería capaz de esquivarlo de un modo u otro.

Por eso mismo, la estrategia con mayor posibilidad de éxito es mantenerme a gran distancia de Orsted y bombardearle sin descanso con grandes hechizos; porque no podrá usar Ran Ma conmigo si estoy fuera de su campo de visión.

Si atacara por sorpresa a Orsted cuando menos se lo esperara... podría atravesar sus defensas... Por lo que seguramente, lo mejor que puedo hacer es llevarle a una trampa en un lugar apartado... llevarle hasta un lugar concreto ya sea porque haya un señuelo o algo y bombardearle justo cuando llegue a ese punto.

El problema está... en cómo lo atraigo a la trampa...Quizás podría usar a Nanahoshi como rehén, o quizás información falsa sobre Hitogami... me da igual lo que tenga que usar siempre que surta efecto.

El siguiente problema está en que estoy casi seguro de que solo con ataques a distancia no conseguiré vencerle. Bueno... quizás sí, pero mejor prepararme para la peor situación.

Siguiendo esa lógica, tras bombardearle, llegará un momento en que tenga que pelear en cuerpo a cuerpo contra Orsted con la Armadura Mágica, pero no tengo suficiente información para planificar eso... ¿Seré capaz de seguirle el ritmo en un combate a velocidades vertiginosas...? Hasta que la Armadura Mágica no esté terminada, no lo sabré.

Pensar en eso me recordó a cómo de pequeño me puse a planear cómo vencer a Paul.

Siempre quise vencer a Paul al menos una vez en la vida... una lástima que nunca pudiera llevarlo a cabo. Aunque... todas las tácticas que preparé para Paul siguen en mi cabeza... y es posible que me sean de utilidad...

Las aprovecharé contra Orsted... seguiré la idea de mezclar combate mágico y físico en un combate tridimensional[47].

Da igual que el enemigo haya cambiado, la estrategia siempre es la misma en mi caso:

*Mantener la distancia. *Atacar de manera unilateral. *No darle tiempo a reaccionar. *Forzarle a responder como más me interese.

Es la mejor estrategia.

El problema es que aunque sé que Orsted utiliza el hechizo Ran Ma, y la Puerta Frontal del Dragón[48]; pero seguramente posea más habilidades que desconozco... Podría hasta ser mejor que yo en un combate de magia.

Trampas y ataque sorpresa... ¿qué más puedo usar? ¿De verdad puedo vencerle con eso? Necesito pensar en más alternativas.


Me gustaría tener listos los 3 planes de acción, pero solo pude organizar 2 de ellos.

Siendo sincero, estoy al tanto de que estoy actuando de manera impaciente y sin analizar detenidamente la situación.

Si pudiera, me gustaría dedicarle más tiempo a darle mejor forma a mi estrategia, al igual que prepararla con detenimiento... quizás en 10 años...

Y tengo claro de que de verdad NECESITO dedicarle más tiempo a esto, es la única forma de asegurarme de que tengo todo lo necesario para pelear contra Orsted; pero también sé, que si tardo más de la cuenta, Hitogami podría cambiar de opinión...

Si alguien de mi familia muriera por retrasar el plan más de lo necesario, no me lo perdonaría en la vida.


Y mientras analizaba los pasos a seguir, me reencontré en sueños con Hitogami.


2ª Parte[edit]

A mi alrededor todo es un absoluto blanco.

Me encuentro en el centro del mundo del vacío.


"Guau... estás avanzando mucho más de lo que esperaba."

Sí. Haré lo que me pediste, y pelearé contra Orsted.

"Que pelees contra él no es suficiente. Si no lo matas..."

Pareces de buen humor... ¿De verdad te alegra tanto que esté bailando en la palma de tu mano?

"¡Es que ni yo sé qué pasará! ¡Es emocionante!"

Ya, bueno...

Una cosa, viendo como has aparecido hoy también, ¿significa eso que lo que me dijiste en su día de que no podías aparecer sin que te alinearas con alguien era mentira?

"Pues sí, te mentí sobre eso."

Maldito sinvergüenza... Entonces... ¿eso de que no puedes contactar con quién quieras también era mentira?

"Oh, vaya; eso también. ¿Pero no te sentiste especial de ser un elegido de Dios?

Pshh... Bah, olvídalo.

Llegado el momento, le diré a Sylphy y a Roxy que mis preparativos son para pelear contra Orsted; por eso, si muriera, mis descendientes casi seguro verán a Orsted como el asesino de su padre ganándose su odio, por lo que-

"Solo con algo así no será suficiente para cambiar un destino firme. Si no lo matas, los eliminaré a todos; tarde lo que tarde."

¿Eliminarlos? ¿Era necesario ponerlo de esa forma...?

..... Pero volviendo al asunto. Por mucho que quiera, terminar la Armadura Mágica tomará algún tiempo, debido a que los fundamentos en los que se basan son terreno inexplorado, hasta Cliff está teniendo problemas para avanzar.

Y aunque yo me dedique al 100% en la fabricación de las partes... al menos tardaré medio año en tenerlo todo listo.

"Dile a Cliff que concatene los círculos mágicos de las distintas piezas para que en el recorrido de la magia por las mismas amplifique la potencia; tú solo céntrate en fabricar por piezas el armazón exterior con máxima resistencia, así conseguirás una buena articulación.

"Por otra parte, los círculos mágicos de las distintas partes deben de estar organizadas como protectores de sobrecarga mágica[49], y no siguiendo un patrón en serie[50] a favor del sotavento[51]. Con eso debería bastar...

"Además, dile a Zanoba que amplíe el tamaño del diseño; así, aunque el consumo sea mayor, permitirá añadir una capa adicional de círculos mágicos debajo de la primera. La finalidad es que los círculos mágicos de ambos niveles se reparen mutuamente permitiendo continuar trabajando aún cuando la armadura reciba daños importantes."

A-¿Are...[52]? ¿No estás demasiado informado sobre esto?

"¡Por supuesto! ¡Soy Hitogami, el Dios Humano! ¡Y debido a mi conocimiento sobre la armadura del Dios de la Lucha, puedo darte algunos consejos!"

Dios Humano... Dime, ¿por qué la gente de este mundo no te conoce como Hitogami? ¿A qué se debe? ¿Acaso usas Hitogami como un alias o algo así?

"Dios Humano es algo así como un apodo para mí, mi verdadero nombre es Hitogami. Es solo que de un modo u otro, lo que se extendió fue mi nombre como Dios Humano[53]."

Me huele a mentira gordísima... Pero no importa, no me afecta de ninguna manera como te llames o te conozcan.

..... Dime una cosa................ ¿Venceré?

Me refiero a... ¿será suficiente con la Armadura Mágica, las trampas y el ataque sorpresa?

"Sobre eso... bueno, tu magia está al nivel de Laplace; así que si te esfuerzas lo suficiente, ¿quién sabe? Quizás lo logres."

Qué respuesta tan ambigua... ¿no podrías hacer como siempre y darme un consejo que me ayude a ganar?

"Entonces, te vendría bien buscarte objetos mágicos de esos de se activan cuando les inyectas poder mágico y que venden por todas partes.

"Esas cosas vienen con un limitador para que personas normales los utilicen, pero si quisieras, puedes quitárselo y canalizar todo el poder mágico que te venga en gana para aumentar la efectividad, como pasa con la prótesis de Zariff.

"En definitiva, fabrica o diseña un objeto mágico que solo tú y tu enorme capacidad mágica sea capaz de aprovechar."

Oh... comprendo...

Vaya, esta vez me has dado un gran consejo."

"Como te has esforzado mucho más de lo que me imaginaba, es mi obligación echarte una mano. Después de todo, puedes tener por seguro que mi deseo es ver a Orsted muerto."

.... Parece que sigues ocultándome algo... De hecho, hasta sentí algo raro cuando me describiste los pasos para construir la armadura mágica... no irá a explotar o algo mientras la fabriquemos... ¿Verdad?

"... ¿Lo dices como si no estuvieras de por sí arriesgando tu vida? ¿Entonces quiere arriesgar la de Aisha? ¿O quizás Norn? ¿Lilia? ¿Zenith?"

Tcht....

Pero dime, ¿podré vencer?

"Soy incapaz de observar a Orsted ni su futuro. Por eso mismo, no puedo conocer el resultado de su combate contra ti, y por eso soy incapaz de responderte."

Comprendo... Aunque, si no puedes verle... eso significa que no sabes exactamente cómo te vencerá en el futuro, ¿no es así?

"Ciertamente."

En ese caso, dime... si no puedes ver el futuro de Orsted, ¿cómo sabes que mis descendientes le ayudarán a derrotarte?

"Porque aunque no pueda ver el futuro de Orsted, puedo ver el mío. En él, puedo observar a tus descendientes rodeándome junto a un hombre al que no había visto jamás, pero sé que se trata de Orsted."

Así que puedes verte a ti mismo... ¿Y bien? ¿Cómo acaba? ¿Te dan una paliza?

"Me resisto en vano hasta que finalmente me asesinan vilmente."

Por cierto, exactamente... ¿qué le hiciste a Orsted? Debes haberle hecho algo horrible si tiene tantas ganas de verte muerto.

"Bueno, ¿qué le habré hecho...? No tengo recuerdo alguno sobre él."

¿No quieres decírmelo o de verdad no lo sabes?

Bueno, ¿qué importa...? Todo lo que dices siempre apesta a mentiras, por lo que me es imposible creerme nada de lo que me digas.

"¡Qué malo eres! Pues quiero que sepas que lo único que he hecho en contra de tus intereses fue lo de tu sótano."

¿Todos los consejos hasta ahora fueron únicamente con la intención de conseguir mi confianza para ese único momento?

"Pues sí. Porque si Roxy y tú no tenéis hijos, no tengo ningún motivo para mentirte."

¡Pues haberme dicho que no debía tener ningún hijo con Roxy, en lugar de complicarlo tanto!

"Porque el niño habría seguido naciendo. Da igual lo que diga, Roxy tendrá un hijo contigo, es el destino. He intentado modificarlo... una y otra vez, una y otra vez... pero por mucho que lo intente, ese hecho no varía.

Así que es cosa del destino... Perdona por ponerme así.

Es el destino el que quiere que Roxy y yo tengamos un hijo... Porque ahora que lo mencionas, recuerdo momentos en los que yo mismo tuve comportamientos extraños... así que eso es lo que significa que el destino sea firme...

Sentir que el destino me ha podido afectar tanto no me gusta lo más mínimo... Pero no te preocupes, Hitogami, haré lo que me pediste y mataré a Orsted.

Pero antes, quiero pedirte una última cosa.

"¿De qué se trata?"

Si consigo matar a Orsted... quiero que por favor, me dejes en paz a mí y a mi familia.

Júramelo.

"Ey, ¿de verdad piensas que no cumpliré mi palabra?"

Sí, es lo que creo.

Porque luego lo analizo y me pregunto... ¿y si me ha engañado para que Orsted me mate?

¿Y sabes qué? Dudar de esa forma me hace pensar en si no sería lo mejor traicionarte y aliarme con Orsted.

"Adelante, inténtalo... Es cierto que no puedo matarte ni a ti ni a Orsted por vuestros destinos, pero espero que estés preparado para lo que te espera... Porque descubrirás que significa estar en mi contra."

Pero podría ser un farol[54].

Quizás solo seas un perro ladrador, porque por algún motivo, hasta ahora me has tratado bastante bien... Me hace dudar de si es posible que lo que tengas es miedo a que me oponga a ti.

"Era debido a que tu destino es demasiado firme. Por eso, estaba intentando sacarle ventaja a solucionar el problema de raiz. Pero meh... olvídalo, ni que fueras a creer lo que digo...

"Como quieras, subestímame y veremos si tienes razón o no...

"Hasta nunca y disfruta lamentándote."

Ah... ¡Espera, espera!

¡Perdóname!

Olvida eso último... ¡Vuelve!

Lo único que pido son garantías, porque hasta dijiste que eliminarías a mi familia si no conseguía matar a Orsted. En ese caso, si de verdad consiguiera matar a Orsted, ¿qué me asegura que no cambiarás de opinión y decidirás matarlos igualmente?

Entiende que en esta situación en la que tengo que enfrentarme a Orsted y demás, mantener la motivación es lo que puede significar la diferencia entre conseguirlo o no.

"... Hmm... En eso tienes razón...

"De acuerdo.

"Juro en nombre de Hitogami, que si consiguieras vencer a Orsted y de esa forma eliminar todas mis preocupaciones, no volveremos a tener relación alguna.

"No levantaré un solo dedo, daré un solo paso, ni tendré una sola mala palabra que pueda poner en riesgo tu vida, la de tus esposas, tus padres, tus hermanas, tus descendientes, ni siquiera de tus mascotas."

¿De verdad lo juras? ¿Asegurarás su protección?

"¿Para eso podría darle consejo a algún familiar tuyo en caso de necesidad?"

... No, mejor terminamos con los consejos.

"Como quieras. Haz todo cuanto puedas."


3ª Parte[edit]

Ha pasado un mes desde ese sueño.

La Armadura Mágica ha ido avanzando a buen ritmo y sin inconvenientes. Y como Hitogami sugirió, ampliamos el tamaño del armazón a algo más de 3 metros.

Ahora es casi la mitad de un Aura Battler[55]... Teniendo en cuenta que la Armadura Mágica del diario solo cubría mi cuerpo, esta debe de ser bastante más grande.

Como resultado de ampliar su tamaño, tuvimos bastantes ventajas. El diseño se volvió mucho más simple y además gano mucha robustez; por lo que el cambio mereció la pena.


Cliff por su parte, cuando escuchó el consejo que me dio Hitogami, consiguió salir de su embotellamiento y encontrar soluciones rápidamente a los problemas que hasta ahora le habían estado bloqueando en su investigación.

Pensé que tardaríamos 6 meses, pero al final, el ritmo fue muy superior al esperado.

Si todo sigue según lo previsto, estará terminada dentro de un mes... por lo que solo habríamos tardado 3 en fabricarla.... En otras circunstancias, hasta le habría dado las gracias a Hitogami...

Qué irónico es que la armadura mágica que mi Yo-Futuro fabricó para combatir contra Hitogami sea algo que ahora el propio Hitogami haya ayudado a fabricar.

.... Viéndolo así, solo puedo sentir que puede haberlo hecho con una intención oculta... pero Zanoba y Cliff son quienes la han fabricado, y creo en ellos.


Por otro lado, busqué objetos mágicos como los descritos por Hitogami con la ayuda de Roxy; y tal y como dijo, no tardamos en encontrar varios de ellos a la mínima que nos pusimos a buscarlos.

Uno de ellos por ejemplo, era una especie de tubo que al darle la orden ¡Fuego! lanza el equivalente a una pedrada. No es especialmente potente, pero sí popular, ya que puede ser útil para detener a un ladrón que se ha dado a la fuga, por ejemplo.

Según Hitogami, estos objetos mágicos pueden ser modificados para aceptar más poder mágico; y si fuera cierto, podría lanzar mis típicas Balas Rocosas con ellos.

... Se.... ¡¡Se me acaba de ocurrir una idea!! ¡¿Por qué no, a costa de ampliar el coste de maná, junto unos 10 de estos en un solo objeto?! ¡Quizás me permitiría disparar fuego automático! ¡¡Quizás pueda hacer que mis Balas Rocosas evolucionen y se conviertan en una Gatling de Balas Rocosas!!

Cuando se lo comenté a Roxy, ella únicamente asintió sin mostrar ninguna sorpresa ni expresión especial.


"Es cierto que solo puedes lanzar hechizos de 1 en 1 por mucho que tu poder mágico sea enorme... Buena idea. Conozco a una fabricante de objetos mágicos; contactaré con ella."


Dicho y hecho, Roxy me puso en contacto con una fabricante de objetos mágicos que resultó ser una mujer de la raza de orejas puntiagudas que se había asentado en esta región, algo poco común.

Al conocerla, era tan preciosa como todos los miembros de esa raza, pero sus uñas estaban ennegrecidas de exponerlas al fuego y su rostro estaba cubierto casi por completo de hollín. Parece una persona más bien práctica.

Al escuchar nuestra idea, se quedó atónita.


"¿Entiendes que si lo hago como dices, el gasto en maná de cada disparo será disparatado? ¡Piensa que si el objeto mágico te deja seco podrías morir!"


No tardó en advertirme de lo que estaba haciendo.

¿Que podría morir...? ¿Y si ese fuera el verdadero objetivo de Hitogami? No lo sé... pero por lo general soy capaz de lanzar 10 000 o 20 000 Balas Rocosas al día sin siquiera notar el consumo...

Bueno... en realidad tampoco importa.

Si me quedo sin poder mágico en medio del combate moriré de la misma forma; si no fuera al 100% dudo mucho que venza a Orsted.


"Entiendo el riesgo."


Tras mis palabras, la fabricante de la raza de orejas puntiagudas solo pudo asentir sin estar realmente convencida.

Parece que por fin tengo un buen arma de corta distancia para el combate. Ojala sea de ayuda.


Cuando volvíamos de ver a la fabricante, Roxy, que hasta ahora se había mantenido al margen me hizo una pregunta.


"No sé contra quién pretendes pelear, Ludy... pero... ¿de verdad necesitas algo así?"

"Aunque no lo tuviera, ten por seguro que ganaré."


Le dije estas palabras para tranquilizarla, pero en su lugar, Roxy apretó sus labios y me observó con recelo.


"El viejo Ludy solía ser un chico encantador que nunca mentía, pero últimamente parece que contigo solo hay mentiras y secretos."


Escuchar a Roxy en concreto decirme estas palabras me hirió enormemente.

Aunque... mentiras y secretos... eso es algo que siempre he hecho[56]


"Perdona..."

"No, no es para tanto; además, hasta yo te estoy ocultando alguna cosa. Pero quiero que sepas, Ludy, que aun así, lo comparto con otras personas, y que, aunque no puedas o quieras contármelo a mí, me gustaría que lo hablaras con alguien. No intentes cargar con todo tú solo."

"No te preocupes."


Lo cierto es que me imagino qué puede ser eso que me ocultas, Roxy...

Sobre todo teniendo en cuenta que llevas un tiempo evitando nuestro Sexy Time[57]; y aunque tampoco he sacado el tema, ella también ha estado evitándolo activamente.

Todavía no ha tenido síntomas como mareos o arcadas, y tampoco se le nota físicamente, pero seguramente esté embarazada...

¿Cuándo lo compartirá? ¿Cuando esté de 3 meses? ¿O quizás quiera esperarse a que solucione el problema actual? Porque, me gustaría que me lo comunicara antes de mi pelea contra Orsted; me gustaría poder organizar una enorme fiesta.

Podría ser la última.


4ª Parte[edit]

Al día siguiente fui a ver a Nanahoshi.

Por un segundo, pensé que se me negaría la entrada a la fortaleza flotante de Pelagius, pero no fue el caso.

Puede que tema a Orsted, pero veo que está siendo más tolerante de lo esperado.


"Daba por seguro que no me dejaríais subir."

"Pelagius-sama es un hombre generoso con aquellos que van a morir. Jamás te impediría decirle tu último adios a Nanahoshi."


Sylvaril me responde sin miramientos a mi pregunta.

Veo que no dudan de que sea un hombre con un pie en la tumba y que lo ven más como permitirme cumplir mis últimos deseos...

Bueno, no importa. Aceptaré su generosidad.


Cuando llegué al cuarto de Nanahoshi, pude ver que había recuperado sus fuerzas, y hasta se había traído a la habitación algunas de sus cosas.

Ahora la habitación no parece tan estéril como antes.

Decorando la ventana se encuentra una figura de Ruijerd, seguramente un regalo de Zanoba; y ese símbolo de Milis debe ser un detalle de Cliff.

No hay nada de malo en rezarle a un Dios cuando te encuentras ante dificultades... Yo por ejemplo no esperaba conocer a una diosa cuando vine a este mundo.

Ahora soy un ferviente roxysta converso.


"Te explico la situación actual. Mi trabajo de preparación casi ha concluido. Ahora, todo lo que falta es hacer que venga; y es sobre lo que me gustaría hablar contigo."

"... Comprendo. Pero quiero que entiendas una cosa. Orsted es increíblemente poderoso."

"Lo sé."

"No tendrá piedad. No sé bien qué patrón sigue para elegir a sus objetivos, pero cuando te conviertes en uno, es implacable."

"..."

"Durante los años que he pasado a su lado, jamás le he visto tener ni siquiera dificultades en sus combates. Le he llegado a ver acabar con dragones gargantuescos de un solo ataque..."

"¿Puedes parar por favor? Me estás poniendo nervioso."

"Perdona... pero... ¿podrías replantearte el... matar a Orsted?"

"Eso ya..."

"Comprendo... disculpa."


Ha conseguido ponerme nervioso... de verdad... ¿puedo ganar?


"En pocas palabras, no te recomiendo que luchas de frente con él."

"Tienes razón, porque aun mejorando mis habilidades físicas, no creo que sea suficiente."

"Atráele a un lugar apartado y... lánzale hechizos sin que pueda averiguar tu posición; creo que es lo mejor que puedes hacer contra él."

"Entiendo. Pero dime, ¿se te ocurre alguna otra cosa?"

"Déjame pensar...-¡Ah!"

"¿Algo en mente?"

"... Que conste que te lo estoy contando porque de verdad quiero ayudarte."

"Te escucho."


Nanahoshi tragó en garganta seca dejando resonar el sonido unos instantes.


"Esto es algo que podría funcionar... Veneno."


¿Veneno?

Es cierto que aunque existe la magia Restituyente, también existen enfermedades y venenos para los que no existe cura mágica... No sé hasta qué punto Orsted podrá tratarlos, pero merece la pena intentarlo.

Si le pido ayuda a Ariel con este tema... ¿me ayudará? Siendo de la realeza es probable que tenga acceso a información o materiales que puedan ser de ayuda.


"Veneno, emboscada y atacarle a distancia... De acuerdo. Una cosa, Nanahoshi, ¿puedo usarte como rehén?"[58]

"¿Rehén dices...? Podría, aunque no sabría decir con seguridad si Orsted vendría a salvarme."

"Eso es cierto... además de que si se enterara de que fue con tu consentimiento, podría meterte en un aprieto..."

"Ah, tienes razón... No lo había pensado."


Bueno, tampoco es necesario... Además de que visto desde fuera, estoy tratando a Nanahoshi como lo haría Hitogami...

Y por mucho que pudiera ser útil, tampoco puedo permitirle darle demasiada motivación o ímpetu al enemigo en esa situación, podría explotarme en la cara y ser peor[59].

En la guerra es tan importante mantener la moral de tus unidades como reducir la del enemigo.


"¿Alguna otra idea?"

"No sé... en nuestro mundo... Había muchos mangas en los que se peleaba contra enemigos imposibles, ¿no es así? ¿Cómo se preparaban?"

"No creo que sea buena idea usar como referencia una serie de ficción..."


Mi conversación con Nanahoshi se alargó.

.....

...

.

Al final, se nos ocurrieron algunas ideas más, que más que estrategias como tal, son más bien trastadas o chiquilladas; que aunque no parezca que vayan a servir de mucho contra Orsted...

Aunque lo mismo si se acumulan muchas podrían causar algún efecto...

Al menos no quiero verlas como una pérdida de tiempo.


"Bueno... esto... Buena suerte."

"Gracias."

"Piensa que si no regresas, puede que yo tampoco."


Tras mi conversación con Nanahoshi, el plan para atraer a Orsted a una trampa estaba listo.


5ª Parte[edit]

Fui a saludar a Ariel y de paso pedirle ayuda con el veneno.

Pareció no gustarle demasiado la conversación sobre venenos imposibles de curar, pero igualmente me puso en contacto con una organización que podría ayudarme y con la que está en contacto.

La organización como tal parecía una rama del gremio de ladrones, aunque se aproximan más a una mafia u organización criminal; ya que trafican con sedantes, venenos, contrabando y hasta asesinatos.

Me hicieron ir a un sótano en una casa casi derruida a las afueras en algún lugar que desconozco de Sharia.

La habítación tenía un potente olor que camuflaba todo lo demás, y en su interior se encontraba un tuerto que parecía al cargo de la operación.


"Bienvenido, Ludeus-san, encantado de conocerte."


Se ríe al mismo tiempo que actúa como si hubiera oído hablar de mí.


"Entonces, ¿qué necesitas? ¿De efecto retardado o instantáneo? ¿O quizás algo que paralice las piernas? ¿Puede ser que busques de los que le bloquean las lenguas a los magos? ¿O a lo mejor vienes por algo que haga que una mujer se empape hasta las rodillas para esas noches más secas? Ese último te lo recomiendo, vaya."


Varios venenos, distintos tipos de sedantes y anestésicos, y hasta afrodisiacos... perfecto.


"Todos."

"Tod-... Vaya, vaya... por mi no hay problema, pero puede resultar un tanto... costoso."

"No te preocupes."

"jaja, veo que quieres a alguien bien muerto... En ese caso, ¿para qué quieres los afrodisíacos?"

"Ese no-"


De improviso, pasa por mi cabeza la posibilidad de que los venenos no surtan ningún efecto en Orsted.

Y lo cierto es que me cuesta imaginar que nadie nunca haya utilizado un veneno incurable para pelear contra Orsted, sobre todo teniendo en cuenta la maldición que sufre de que todo el mundo le odie.

Seguro que alguien alguna vez habrá intentado matarle con veneno... Si es así, es posible que haya desarrollado tolerancia al veneno o incluso que posea algo equivalente a una panácea[60].


"Mejor ese también."

"Jejeje... veo que hasta a ti te gustaría ver a esa modosita y callada esposa tuya soltarse la melena."

"Mi esposa no lo necesita."

"Me cuesta creer algo así de Fitts el Silencioso..."


En realidad tampoco estoy seguro de que los afrodisíacos le hagan nada a Orsted, pero siento curiosidad... con que le afecte lo más mínimo, habrá merecido la pena.

Con ese último pensamiento, conseguí obtener todas las drogas que me ofrecieron.


Paralelamente a este evento, me dediqué a buscar un lugar apropiado para la batalla.

Teniendo en cuenta que pienso pelear en solitario y sin miramientos por los posibles daños colaterales, por lo que debo buscar un sitio alejado de la ciudad en la que no haya ni un alma cerca para poder plantar todas las trampas que se me ocurran.

Reuní información a través del gremio de aventureros y una vez encontré lugares apropiados, fui a verlos en persona.

Para las trampas, gracias a Elinalise, conseguí conocer a un aventurero que me enseñó a fabricarlas yo mismo. Por lo visto, el hombre era un ex-asesino especializado en preparar trampas para personas usando el factor psicológico.

Un poco desconfiado, le puse a prueba, y por mucho que intenté evitar las trampas, siempre acababa cayendo en alguna.

Puede que no surta efecto en Orsted, pero mejor eso que nada.


Además, le pedí ayuda a Elinalise también para entrenar en combate cuerpo a cuerpo.

Por mucho que su fuerte esté en combates en grupo, su experiencia como aventurera le ha llevado a tener innumerables vivencias. En algunos casos, llegando a tener que pelear contra oponentes duros, y aunque como combatiente le falte potencia, ha sabido sobrevivir hasta ahora

En realidad, me gustaría mucho más poder pedirle consejo a BadiGadi, Ruijerd o incluso a Pelagius para esto, pero lamentarme no servirá de nada.


Y sobre el combate en sí, he empezado a imaginarme mis opciones al pelear equipado con la Armadura Mágica, a la que le voy a añadir la gatling de Balas Rocosas para spamearlas[61] a voluntad.

El combate debo verlo como una situación en la que Orsted SIEMPRE lleve la ventaja y yo deba correr por mi vida... Disparar sin descanso, lanzarle niebla y un lodazal para restringirle el movimiento, y si tengo oportunidad, atacar con munición pesada...

Un plan simple pero efectivo.


Finalmente, decidí quitarle la cuarentena al sótano para poder rezar por la victoria.

Han pasado 2 meses desde que maté a esa rata... si puedo confiar en mi Yo-Futuro... tras todo ese tiempo no debería quedar ni rastro de los gérmenes de la enfermedad...

Igualmente, le prohibí rotundamente la entrada a Roxy, y todo el que tuviera que bajar, debería lavarse bien después; aunque sé que esto es más para quedarme yo tranquilo que por utilidad.

Aprovechando que estaba en el sótano, eché un vistazo por si encontrara algo que fuera útil para el combate, aunque todo los objetos mágicos que había en el sótano son simple basura; por no hablar de que están todos empapados como consecuencia de la Nova de Escarcha que utilicé.

Por suerte todavía funcionan; pero vaya, montones y montones de cacharros inútiles.

Un sombrero que produce agua cuando te lo quitas después de llevarlo puesto; otro que lleva una gema que brilla como una linterna cuando te lo pones. Una caja que produce muchísimo humo cuando la abres; una espada que se adhiere a los oponentes cuando le impactas; uno zapato que huele MUY mal cuando te lo pones...

Bueno... si los guardé aquí sin darle uso fue porque tampoco tenían demasiado... Aunque quizás me pudieran servir para hacer trucos de magia en la calle...

Aunque claro... la caja de humo podría ser de utilidad, aunque no se me ocurra exactamente cómo usarla contra Orsted... Probablemente tenga que ser de una forma un tanto enrevesada...

Puede hasta que no sirva de nada por mucho que los use, pero igualmente me llevaré unos cuantos por si acaso...

Antes de abandonar definitivamente el sótano, entro en mi cuarto secreto y recé una vez más a mi diosa de la victoria.

Y cuando terminé, ahora sí, sin bromas, recé una segunda.


En definitiva, los preparativos han avanzado correctamente; y aun así, en mi mente, una duda no parece querer irse.


¿De verdad todo saldrá bien?

Capítulo 161 - Preparativos Completados[edit]

1ª Parte[edit]

Y así, otro mes pasó de largo.

Y así, en solo 3 meses, conseguimos terminar la Armadura Mágica.

Aunque en realidad fue debido a que, cuando la fabricación iba a medio camino, empecé a invertir cantidades ingentes de dinero para contratar gente que fuera realizando las tareas menos importantes y que así estuviera lista a tiempo.

El resultado está dentro de la imagen mental que me hice, quedándose la estructura final en poco más de 3 metros de altura. Además, como para el combate, mi intención es ocultarme en el interior de un bosque, la hice pintar con una mezcla de colores verde, marrón y negro.

En lugar de recubrir la armadura con ninguna tela que pudiera entorpecerme durante el combate, he ido haciendo pintar directamente con estas tonalidades las placas de blindaje con la mayor densidad que fui capaz de crear con magia, obteniendo láminas pequeñas pero gruesas y robustas; olvidándome por completo de la estética de la armadura.

Para entrar a la armadura, se ha dejado un agujero del tamaño de una persona en su parte trasera, y el interior está hecho a mi justa medida. Me va como un guante, la verdad, solo tengo que canalizar magia a través de las distintas partes de la armadura para moverlas como si fueran mis propias extremidades.

Además, la placa trasera que cierra la entrada no está unida al resto de la armadura como el resto de secciones y se le ha añadido un círculo mágico que permite, en caso de emergencia, activarlo en el mínimo tiempo posible para escapar.


El objeto mágico al que he bautizado como Gatling de Cañones de Piedra, ha sido situado en la mano derecha, y con él puedo lanzar Cañones de Piedra con solo canalizar mi poder mágico a través de esa extremidad. En caso de necesidad, puedo canalizar cantidades desorbitadas de maná para lanzar hasta 10 proyectiles por segundo de mis Balas Rocosas sobrecargadas con máxima dureza.

Lo he probado, y es capaz de convertir a un monstruo cualquiera en carne picada en un pestañeo. Es mi estrategia a seguir para contrarrestar el Ran Ma (Distorsión Mágica) de Orsted, ya que debería serle imposible bloquear la Gatling por al ritmo tan elevado de ataques por segundo.


En la mano izquierda, he situado la Piedra Mágica Absorbente de la Hidra Manatite, porque, aunque no sepa con seguridad si Orsted realmente es capaz de utilizar magia como tal, en el caso de que SÍ pudiera y de que el hechizo Ran Ma no fuera efectivo contra él, podría serme de ayuda; sobre todo teniendo en cuenta que puede anular hechizos ya formados.


Otra adición de la armadura ha sido realizada en el caso de que lleguemos a un combate cuerpo a cuerpo; en cuyo caso, en lugar de un arma, he optado por equiparme con un escudo.

Ya que, por mucho que sepa usar una espada mínimamente, mi habilidad seguramente sea insuficiente contra Orsted; y por eso mismo, decidí apostarlo todo en protegerme.

Mejor que una espada que me sea inservible, prefiero llevar protección contra ataques inesperados; o al menos, quiero pensar que será más efectivo. Al menos, la teoría detrás de los tanques es, que una buena defensa es lo que permite realizar la mejor ofensa.

Y aprovechando el espacio, decidí colocar la espada corta de Paul en la punta del escudo, en lugar de su espada preferida, sobre todo por su habilidad para ignorar la armadura del adversario... por mucho que no sepa si de verdad servirá de nada contra Orsted.


Como resultado de todos los extras y el aspecto final, la armadura ha quedado bastante majestuosa... aunque quizás en este caso, la palabra majestuosa no sea la más correcta a utilizar.

Pintura de camuflaje, una Gatling, un escudo improvisado... La verdad es que contrasta demasiado con este mundo... sería algo más propio del universo 40k[62] o casi diría que se parece más a un Zaku[63]...

El día de hoy fuimos en masa a ver la armadura y de paso, realizar una última prueba de campo.

El monstruoso artefacto se encontraba oculto a las afueras de Sharia.

Tumbado.

Pesa demasiado para estar de pie.


"¡Oh! ¡Es genial!"

"No está mal... es un poco pesada, pero ha quedado bien."

"¿En serio? Creo que con Ludy encajaría más un aspecto que realzara su porte."

"Me gustaría decir otra cosa, pero lo cierto es... que es horrenda..."

"... Casi lo confundo con un monstruo... podríais haberle dado otro color, ¿no os parece?"


Zanoba y Cliff parecen los únicos satisfechos con el resultado, pero a las mujeres entre las que se encuentran, Sylphy no parece haber tenido demasiado éxito.

Lo tomaré como diferencias de gustos entre hombres y mujeres... Aunque Julie también parece satisfecha... así que imagino que depende de cada persona. Si consigo sobrevivir, me gustaría pedirle tanto a Norn como a Aisha sus opiniones al respecto...

Aunque lo último que me importa en esta situación es la estética.


"... Me gustaría realizar una última prueba práctica."


Observo a los congregados a mi alrededor, entre los que no se encuentra Nanahoshi. Esta última es preferible que no sea vista cerca mía durante un tiempo, para que si perdiera, llegado el momento, le costara menos convencer a Orsted de que la obligué a ayudarme.

Teniendo en cuenta que su meta principal es regresar a casa y que yo soy algo necesario para ello, podría hasta funcionar, o no... Me puedo imaginar a la pálida Nanahoshi frente a un enfadado Orsted... Uff... mejor no pensar en ello.

Actualmente Nanahoshi se encuentra en la fortaleza flotante de Pelagius aprendiendo magia de Invocación.

Ahora que lo pienso... al final no pude aprender con ella nada sobre Invocación... aunque bueno, si todo sale bien, podría intentar pedirle otra vez ayuda a Pelagius con eso.


"Bueno, pues enséñanos lo que esa cosa puede hacer."


Roxy dijo esto, y se sentó junto a Julie en unas sillas que había preparado para la ocasión y a varios metros de la zona de pruebas.

La barriguita de Roxy todavía no sobresale demasiado, pero está claro que está empezando a crecer... Dudo mucho que pueda ocultarlo mucho más tiempo, así que me gustaría que lo compartiera oficialmente pronto con nosotros.

Aunque sé que no es el mejor momento... porque el niño nacerá después del combate y...

¡Olvídalo! Ahora no es el momento para preocupaciones innecesarias, debo concentrarme.

¡Ganaré! ¡El niño nacerá sin complicaciones! ¡Decidiremos entonces su nombre! ¡Y me esforzaré por tener al tercero! ¡Me espera un futuro maravilloso!


"De acuerdo, pues voy a ponerme la armadura. Sylphy, Zanoba y Elinalise, atacadme los 3 a la vez una vez esté preparado. Cliff, tú mantén activo tu ojo místico de Información, y si ves cualquier cosa extraña, avísame."

"Entendido."

"De acuerdo."


Cliff y Sylphy asienten, pero Elinalise levanta las manos y retrocede.


"Lo siento, pero hoy me quedo en la tribuna. Llevo unos días algo desganada."


Ahora que lo menciona... ¿no ponía el diario algo sobre que Elinalise se quedó embarazada?

Observo detenidamente su vientre y puedo notar como empieza a asomar su barriguita.

Seré estúpido...


"Ah, tienes razón, sería horrendo si el bebé se hiciera daño. En ese caso, mejor siéntate con Roxy."

".... ¿? ¿Bebé...? ¡¿Bebé?!"


Cliff tarda unos segundos en reaccionar y se gira a la velocidad del rayo observando detenidamente a Elinalise.


"Un bebé... ¿D-De verdad?"

"La maldición no me ha estado afectando, así que 90% segura."

"Que la maldición no... ¿Eh? Pero... si... si todos estos días... no... ¡No he notado cambios!"[64]

"Yo sí."

"¿Y quién...? A menos qué... ¡No me digas que es de Ludeus!"

"Me vas a hacer enfadar, Cliff Grimoir. Desde que volví de Begarito he sido exclusivamente tuya, y así lo seguiré siendo."

"Pero, ¡pero...!"

"Si tanto te cuesta creerme, ¿por qué no lo averiguas tú mismo con ese ojo místico tuyo?"

"Oh..."


Escuchando a Elinalise, Cliff se quitó el parche del ojo y se acercó hasta Elinalise, hasta tal punto que pensé que iban a besarse, pero se detuvo a escasos centímetros y se puso de rodillas observando su vientre, seguramente enfocando directamente su útero.

No sé si era necesario o si simplemente no lo terminaba de aceptar, pero Cliff levantó lentamente la falda de Elinalise.


"¡Kya, Cliff! ¡¿Qué haces en público-?!"

"¡Shh! Silencio."

"De acuerdo, de acuerdo..."


Como Cliff estaba actuando de forma muy seria, ni Elinalise pudo rechistar más.

Pero vaya... está metiendo la cabeza directamente debajo de su falda... es.... es bastante erótico...

Voy a tener que pedirle a Sylphy o a Roxy que me dejen hacerlo en otro momento... Ya me puedo imaginar a Sylphy con un vestido... perfecto para la ocasión.

... ¿Quieres parar? No es el momento de distraerse con esas cosas.


"... Es verdad..."


Cliff saca su cabeza extremadamente pálida de debajo de las faldas de Elinalise.

Vaya... ¿el ojo de Información dice hasta de quién es el hijo? O quizás haya aceptado por fin que Elinalise esté embarazada.


"¿Q-¡¿Qué hacemos?! ¡¿Qué hacemos ahora?!"

"Nada en especial."

"P-Pero, vas a sufrir vértigos y mareos, ¿no es así? ¡Y durante todo el embarazo hvas a tene-!"

"Cliff, esto no es algo que no haya experimentado antes... así que, no te preocupes, y confía en mí. Te prometo que traeré al mundo a tu hijo, sano y salvo."

"O-oh..."


Cliff ha pasado de pálido a tener los labios morados por el shock de enterarse tan inesperadamente.


"Ludeus... tú también... ¿Fue Roxy la que se fue de la lengua?"

"... Ah... no, es solo que me dio esa impresión al verte."

"¿Oh, de veras? Bueno, a lo hecho pecho."

"Perdón."


Elinalise se va a la tribuna que preparamos agitando la mano como restándole importancia a lo sucedido; allí, se sienta junto a Roxy y ambas se ponen a discutir sobre algo, aunque soy incapaz de oírlas.

Lo único, es que pude observar a Roxy acariciándose su propio vientre, por lo que seguramente ese sea el tema de conversación.

Es posible que lo hablaran entre ellas porque se quedaron embarazadas casi al mismo tiempo... Bueno, mejor dejo eso para después.


"Vamos a comenzar."


Con esas palabras, conseguí retomar el motivo que nos trajo aquí hoy.

Sylphy y Zanoba se prepararon, y aun en shock, Cliff se dispuso a prestar atención a la prueba de la Armadura Mágica.

...

..

.

Una hora más tarde, todas las pruebas habían finalizado.

Hemos corroborado que soy capaz de correr a unos 200 km/h constantes equipado con la armadura; además de poder saltar cientos de metros que dejan un pequeño cráter al aterrizar.

Conseguí esquivar con movimientos fluidos casi todos los hechizos de Sylphy, y los poco que consiguieron impactarme, rebotaron al tocar el blindaje; vamos, la dureza es tal que ni Zanoba con su súper fuerza fue capaz de bollarla, hasta tal punto que hasta se hizo trizas la mano y se puso a gritar de dolor.

¡Ha sido un rotundo éxito!

¡Si hasta es capaz de bloquear el daño de un Miko, debe ser capaz de bloquear los ataques de Orsted!

Me cuesta creer que haya podido hacer algo tan fantástico como esto yo solo... Un segundo, no he sido yo solo, ha sido con la ayuda de Zanoba, Cliff y el resto.

Pero vaya... me pregunto si así de poderosos se sentirán los que pueden recubrir sus cuerpos con Touki... ¡Ahora comprendo por qué tanto Pelagius como Atofe tienen semejante ego!

Con la Armadura Mágica... podré, ¿no?

Sí... seguramente... es mejor pensar que sí.

Pero en definitiva, los preparativos han sido concluidos.


2ª Parte[edit]

Esa misma noche, Roxy finalmente decidió comunicar la noticia.


"Creo que ya es hora de anunciarlo... Estoy embarazada."


Aprovechó para anunciarlo justo antes de cenar, en una noche en la que hasta Norn se encontraba en casa.


"¡Felicidades!"


La primera persona que la felicita en respuesta es Lilia, que aunque por lo general, siempre se muestre bastante estoica, hoy está sonriente.

Por un segundo pensé que la urgencia por felicitarla fue debido a las similitudes de la escena con lo ocurrido durante el embarazo de Aisha; pero por su expresión, da más la impresión de que lo hablaron antes y que Lilia era partícipe del secreto.

Además que la cena tan espléndida de hoy resalta muchísimo...


"Felicidades, Roxy."


La siguiente en felicitarla es Sylphy, quizás porque ya se lo imaginaba.

Lo hizo con una enorme sonrisa en la cara al escuchar la noticia, algo que me emocionó enormemente.

Tan diferente es la situación actual que lo que pasó cuando Lilia se quedó embarazada en Bonna... TAN diferente...

Tanto Zenith como Lilia, ambas presentes, no tenían la buena relación que tienen Sylphy y Roxy; por no hablar que el hijo no vino de una infidelidad mía, sino que nació después de que Sylphy aceptara a Roxy.

No hay necesidad de bofetada, ni de gritos, ni llantos.... solo felicidad.


"L-¿Ludy?"


Roxy está intranquila al verme tan callado, estado que deja claro su vocecita cuando se gira para observarme.

Mi respuesta será la misma...


"Roxy, te doy las gracias de todo corazón."

"¿Eh? ¿Por qué me das las gracias?"


Roxy inclina su cabeza y con una media sonrisa al no comprenderme, pero para nada se está mostrando infeliz.


"Hay que ver, Ludy... Hasta a mí me diste las gracias cuando Lucy nació..."


Sylphy dijo estas palabras en un tono bromista y bastante risueña.

Ahora que lo menciona... es verdad, y ahora que lo pienso... ¿por qué exactamente les daría las gracias? Hmm...


"¿Cómo lo explico...? Tanto el niño, como el propio hecho de que me lo digas de esta forma... los veo como la prueba de que he sido aceptado."

"Yo siempre te he aceptado, Lud-¡Wah!"


Levanté a Roxy con cuidado y la coloqué sobre mi regazo.

Sé que no es buena idea ser tan afectivo con Roxy en frente de Sylphy, pero hoy, Roxy es la protagonista...


"Sensei, me has enseñado mucho, me has ayudado todavía más, y ahora hasta me vas a dar un hijo... por mucho que te dé las gracias 100 veces, no será suficiente para que entiendas lo agradecido que me siento."

"Hacía mucho que no me llamabas sensei, Ludy..."


Mientras decía esto, Roxy se acariciaba el vientre.

Estará de unos 3 meses... empieza a notarse un poco...

Pero vaya... estoy igual que cuando Sylphy se quedó embarazada.... es tan... guau... sorprendente.... lleva un hijo mío en su vientre...


"Pero Ludy, estamos casados y yo quería darte un hijo, así que en lugar de gracias, lo que tienes que hacer es decirme algo como Buen trabajo o Lo conseguiste."

"Con que esas tenemos, eh~... ¿y ese tono tan mandón que te ha salido?"

"No es una orden, pero me gusta que de vez en cuando me consientas un poco los caprichos..."

"Vale, vale... B-Buen trabajo..."

"Fufufu... Era de esperar..."


Tras el intercambio ameno, Roxy apoyó su cabeza sobre mi pecho y empezó a darme caricias con su cabeza.

Está tan tranquila... Todavía recuerdo lo nerviosa que se puso Sylphy en aquel entonces... Aunque teniendo en cuenta que Elinalise parecía saberlo, es posible que lo haya consultado con varias personas y haya conseguido calmarse gracias a eso.

Y mientras tanto... yo he estado demasiado ocupado...

Como decirlo... siento que no he estado ahí para ella. Siempre tan ocupado... tu papaito parece que no entiende que debe estar ahí para su familia...

... Ni en el anterior embarazo realmente estuve ahí... y eso que ni siquiera tengo que trabajar para traer dinero a casa...

Con esos pensamientos, abrazo a Roxy con fuerza y hundo mi cara en su pelo, sintiendo el encantador aroma que siempre consigue calmarme.

Toc Toc Toc


"Nii-san, por favor te lo pido, ¿podrías dejar de flirtear tanto durante la cena?"


Norn dio unos suaves golpes sobre la mesa, sus mejillas están al rojo vivo.


"De vez en cuando no pasa nada, y piensa que hoy es el día de Roxy-ane[65]"


Aisha no tarda ni un segundo en responderle intentando calmarla; aunque puedo ver por el rabillo del ojo como la pequeña vestida de sirvienta, está sonriendo más de la cuenta y no parece que vaya a dejarlo en eso.


"¿O será, Norn-ane... que te molesta que Onii-chan no te haya prestado atención últimamente?"

"N-¡No! ¡No tiene nada que ver! Es solo que Sylphy-ane y Lucy están delante y no es correcto que se exceda. Básicamente, ese tipo de cosas se hacen en privado."

"Vale, vale~... ¿Sabes una cosa, Onii-chan? Norn-ane parece que se ha vuelto bastante popular en la universidad... hace unos días, un chico incluso dejó una carta aquí para ella."

"¡Aisha! ¡Eso no era necesario contárselo!"


Claro que sé que Norn es popular... Es adorable, y se esfuerza muchísimo; y parece ser que hay varios chicos en el campus que saben apreciarla.

Estoy seguro de que llegará el día en que Norn acabe teniendo pareja, se casen y finalmente se muden... y cuando pase, lo único que podré hacer será apoyarla cuando lo necesite.

Lo que no pienso es permitir que ningún imbécil se atreva a aprovecharse de ella... Espero que no llegue el día y acabe trayendo a un chico con el pelo teñido de rubio, pendientes y con una lágrima tatuada junto a su ojo y que venga a decirme que quiere la mano de mi hermana...[66] Eso jamás podría pasar... ¿Verdad?

Si sucediera algo así, me volvería loco...


"Norn, ¿estás interesada en alguien?"

"I-¿¿Interesada en alguien??"


Norn apartó la mirada y hasta se giró ocultándome su rostro.


"N-no."


Está claro que miente...

Aunque es normal, ya está en la pubertad... es normal...

Pero vaya... el que sea que haya conseguido que mi pequeña Norn esté interesada en él, es un bastardo con suerte.[67]


"Bueno, si la cosa avanza, invítale un día a cenar."

"¡He dicho que no!"


Si consigo que lo traíga, podré decirle las palabras que Paul le dedicaría a esa persona.

Que obviamente son: ¡Jamás le daré la mano de mi hija a un desgraciado como tú!


"¡Jum...! Ah... Aisha, ¿no le vas a contar lo de bien que avanza tu cosecha de arroz a Nii-san? Dijiste que se alegraría mucho cuando se enterara..."

"¡AHH! ¡Se lo iba a decir yo misma después! ¡Norn-ane, te odio!"

"¡Ja! ¡Te lo mereces!"


Aisha se pone de pie enfadada, sin saber bien qué hacer, mientras Norn actúa como si no hubiera hecho nada.

Pero YO no puedo actuar como si no lo hubiera escuchado.


"¿El arroz que cultivaste en el jardín....? ¿En serio?"

"Ah... sí... al menos de momento. Quizás ha sido el frío, pero no hay suficiente aún. Pero si cogemos lo que hay y lo cultivamos cuanto antes, es posible que para otoño..."

"¿Cultivar lo que hay...? Quieres decir que tienes... ¿semillas de arroz? ¿Granos de arroz?"

"Eh... sí. Aunque no demasiadas y saben de forma extraña, ¿no te importa si vuelvo a cultivarlas, Onii-chan?"

"No, no te preocupes, hazlo. Así el año siguiente... La cosecha será mejor el año que viene, ¿no?"

"Sí, Onii-chan, aunque necesitaré que me vuelvas a crear mantillo[68]... ¡Porque el que hiciste la última vez es el mejor del mundo!"


Con cuidado, bajé a Roxy de mi regazo y fui rodeando la mesa hasta quedarme a 3 pasos de Aisha. Una vez allí, me coloco con una rodilla en el suelo y los brazos abiertos esperándola.


"¡Aisha! ¡Lo conseguiste!"

"S-Sí... Esto... quieres que... ¿salte?"


Aisha lanza una última mirada furtiva a Roxy, dando un par de pasos atrás lentamente, hasta que finalmente saltó a mis brazos.

La levanté mientras la abrazaba con fuerza y dimos vueltas y más vueltas.


"¡UOO, Aisha! ¡Lo conseguiste! ¡Es ARROZ!"

"¡Uoo!"


¡Por fin podré comer a arroz!

Claramente entiendo que esta noticia es una tontería comparada con el embarazo del niño, ¡pero llevo años queriendo comer arroz de verdad en este mundo!

Cocido a fuego lento y blanco como la nieve... acompañado de pescado a la plancha con un toque de sal... y llenarme la boca con ambos platos...

¡Pronto llegará el día de disfrutar felizmente de semejante comida!

El movimiento, con Aisha en brazos hicieron que la felicidad me golpeara ahora de lleno en un momento de júbilo.

Roxy lleva en su vientre un hijo mío... Y Lucy con casi 2 años ya, pronto tendrá una hermanita, o quizás sea un hermanito...

¿Tendrá problemas en clase por tener sangre Migurd? ¿De qué color será su pelo?

Y Lucy será una hermanita fantástica, y también podrá confiar en Norn-ane y Aisha-ane para lo que quiera...

Uhhh no puedo esperar que llegue... Y su nombre... ¡Cierto! ¡Tenemos que buscarle un buen nombre!

Y... Y....

Mis pensamientos se vuelven caóticos por la emoción.


3ª Parte[edit]

Terminamos de cenar y decidimos tener una pequeña celebración por la noticia, principalmente a base de aperitivos y conversación animada.

En ella, Norn cuenta los últimos eventos sucedidos en el Consejo de Estudiantes; Aisha informa alegremente de que ya la conocen casi todos los comerciantes de la ciudad; mientras Sylphy participa, y de vez en cuando atiende a Lucy cuando esta se pone a llorar.

Lilia, como de costumbre, se mantiene en silencio aunque sonriente mientras atiende a todos los presentes; Zenith come en silencio, pero da la impresión de que está contenta; y Roxy se enfadó un poco de lo emocionado que me puse por la noticia de Aisha, por lo que he estado con ella para reconfortarla.

Otro aspecto a destacar es que entre los aperitivos de la celebración Aisha ha aportado un plato en concreto, Onigiri[69].

Cuando le pregunté de dónde había aprendido la receta, me comentó que Nanahoshi se la enseñó.

¿Nanahoshi solo le ha enseñado Onigiri...? Sabía que era una negada para la cocina... pero vaya. Aunque vaya, yo tampoco es que sepa hacer mucho más a parte de Onigiri y Conguee[70]...

Como las manos de Aisha son bastante pequeñas, las bolas de arroz le han quedado también de un tamaño reducido y más bien redondas; y como además se trataba de su primer intento, no ha conseguido que todas las bolas quedaran del mismo tamaño o con la misma forma. Pero aún así, hizo una por persona.

Parece que fui el único que disfrutó del aperitivo, pero todo el mundo probó el experimento.

¿Cómo no van a gustarme? Aisha no solo se esforzó en cultivar el arroz, sino en cocinarlo también.

Está tan delicioso que noto como se me humedecen los ojos.

Si la cosecha avanza favorablemente, podré comerlo más adelante, y si además conseguimos suficientes semillas, ¡podremos hasta ampliar la cosecha y comer incluso Onigiris más grandes!

..... ¿Llegaré a poder comerlos?


"Hay algo que tengo que contaros."


Una vez terminamos definitivamente de comer, me puse en pie y miré a los ojos a todos los presentes. Mis 2 hermanas ni siquiera saben de lo que voy a hablarles y se muestran más confusas que el resto.


"En pocos días, tengo que luchar contra una persona. Un rival muy poderoso."


Oculté de quién se trataba.


"Estoy seguro de que todos os habéis dado cuenta de que estos últimos meses he estado actuando de forma extraña. Os agradezco muchísimo que no me hayáis forzado a decíroslo y que me hayáis apoyado en todo momento. Y aún hoy, lamento no poder daros más información al respecto."

"..."

"... Existe la posibilidad de que no sobreviva."


Cuando pronuncié esas palabras, todos se pusieron nerviosos.


"Por lo que esta noche podría ser la última que pueda compartir con todos vosotros."

"N-¡¿No tienes otra opción a parte de pelear contra esa persona?!"


El miedo de Norn se nota en la forma en la que pronunció su pregunta.


"... No. O al menos, no que yo sepa."


Después de su último consejo, no he vuelto a ver a Hitogami, pero no me cabe duda de que sigue observándome atentamente.


"Nii-san... ¿No has dicho que podrías... no sobrevivir?.. Por qué.. ¿Por qué vas a pelear entonces?"


Norn es la que peor está reaccionando a la noticia, seguramente porque sea la que menos me haya visto estos meses trabajando en todos los puntos del proyecto.

Por ejemplo, con Lilia y Aisha en casa, ellas seguramente se hayan imaginado que algo estaba pasando; porque viéndolas, en lugar de miedo o sorpresa, lo que están es serias.


"Norn... si no regresara, mi habitación-"

"¡¿Cómo que si no regresaras?! ¡¿Por qué deberías decirme algo así?!"


Oh...

Cierto... tiene razón...

Me apetecía decir frases imponentes de mis series favoritas, pero en esta situación no es necesario actuar de forma tan altiva y desentendida. Fallo mío.


"En ese caso... cuando vuelva... ¿te gustaría bañarte conmigo?"[71]

"... No quiero, entra solo."


Jajaja... esta chica... Aunque claro, Norn es así.


"Aisha."

"¿Sí?"

"Si no consiguiera regresar, por favor, llévale a Nanahoshi esas bolas de arroz que preparaste antes."

"... Onii-chan."

"Esa chica seguro que se echará a llorar si lo haces, hará lo que sea que le pidas."

"... Yo... no quiero nada de Nanahoshi, sino que estés aquí para mimarme..."


Las palabras de Aisha se fueron convirtiendo en un murmullo mientras agachaba la cabeza después de escucharme.

¿De veras? Veo que Aisha sigue tan bromista como de costumbre...

Pues cuando regrese le regalaré algo especial... O un bolso adorable y caro de los que le gustan, o quizás un anillo de diamantes[72].


"Lilia-san."

"..."

"Por favor, continúa cuidando de mi madre."

"... Lo haré. Aunque-"

"¿?"

"Pase lo que pase, continuaré aguardando su regreso, Ludeus-sama."


Lilia respondió con una voz algo menos firme que de costumbre.

Creo que es la primera vez desde que la conozco que la he visto tan afectada por algo... Quizás me sorprenda porque, por mucho que vea a Aisha como mi hermana, soy incapaz de ver a Lilia de la misma forma que a Zenith, pero ella me considere como un hijo...


"Kaa-san."

"..."

"Debo partir."

"..."


Por algún motivo, me pareció sentir una expresión de pena en el rostro de Zenith...

Aunque lo mismo fueron imaginaciones mías, quién sabe... Aunque quizás algún día llegue a ser capaz de expresarse con normalidad.


"Sylphy."

".... D-¡Dime!"

"Encárgate de Lucy."

"De acuerdo, aunque... Ludy... esto..."

"... ¿Qué ocurre?"

"N-no es nada."


Parece que quiere decirme algo pero no se atreve... Pero por mucho que lo intente, soy incapaz de saber lo que piensa si no me lo dice...

La quiero. Pero eso no parece suficiente para poder comprenderla completamente...

La preocupación me invade y bajo la mesa, sujeto con fuerza la mano de Sylphy y tiro de ella para que acerque su oído a mi boca.


"Esto... Sylphy."

"¿Sí?"

"No te enfades por lo que voy a decirte a continuación..."

"Vale."

"Si consigo regresar... espero que aguantes toda la noche..."


Sylphy agachó la cabeza de golpe.

¿Habré metido la pata?


"Hay que ver, Ludy... siempre pensando en lo mismo..."


Sylphy me dio un golpecito suave en el hombro, y en cuanto pude, agarré ese mismo puño y tiré de ella hacia mí.


"¡Ah!"


De alguna forma, conseguí darle un beso algo forzadamente y Sylphy, aunque se quedó de piedra con el gesto, no tardó en corresponderme.

Eres adorable, Sylphy...

Hagas lo que hagas, siempre eres encantadora... esa es mi Sylphy... consigues que cada vez que estoy contigo, me sienta querido y aceptado.


"Bue~no, ya está bien, Ludy. Hay gente delante... ¡Eek!"


Aprovechando la posición, le lamí la punta de su larga oreja, propia de un cuento de hadas, para continuar acercando mi boca y dejarle un pequeño chupetón con cuidado.


"Volveré, te lo prometo. Espérame."

"De acuerdo, pero ve con cuidado."


Sylphy, con todo su rostro enrojecido hasta la punta de las orejas, solo pudo decir estas palabras y asentir.

...

Y por último, me giré a Roxy.


"Roxy."

"¿Sí?"

"Esta noche... quiero que me acompañes."

"Pero... con el bebé-... no importa... está bien."


Pareció dudar unos segundos, pero finalmente asintió y aceptó mi petición.


4ª Parte[edit]

Esa noche, después de cenar, todo el mundo se dio un baño, y finalmente, Roxy y yo nos fuimos al dormitorio caminando tranquilamente cogidos de la mano tiernamente hasta la cama.

En este último año, cada vez que nos hemos acostado juntos he sido demasiado impulsivo... pero esta noche quiero tomármelo con calma.


"Bueno... esta noche trátame con todo el cuidado posible..."

"Claro, aunque hoy no hace falta..."


Con mis manos sujeto las de Roxy, que estaba empezando a quitarse su camisón; y con las manos aún en el borde del cuello del camisón, parece no comprenderme.


"Siéntate, por favor."


Le indiqué que se sentara en la cama mientras que yo traía una silla para sentarme frente a ella.


"Quiero hablar contigo sobre qué pasará en caso de que pierda."

"... ¿Solo conmigo? ¿Y Sylphy?"

"..."

"Lo hablaste con Nanahoshi, y hasta conmigo... ¿pero no con Sylphy?"

"¿Cómo sabes que hablé con Nanahoshi sobre esto?"

"Porque Sylphy me lo comentó diciendo que seguramente lo habías hablado con ella... Pero Ludy... ¿por qué no quieres hablarlo con Sylphy?"

".... ¿? Eso mismo... ¿por qué?"


¿Por qué ni se me ha pasado por la cabeza decírselo a Sylphy? No lo sé... No tengo motivos, vaya... pero por alguna razón, preferí o decidí no hablarlo con ella.

Quizás porque... ¿porque no quiero preocuparla? ¿Por qué no? ¿Por qué no quiero hablar de algo tan importante con mi esposa y la madre de mi hija?

.... Quizás en esto también haya afectado ese destino del que hablaba Hitogami.


"Personalmente, me alegra que me pidas ayuda... pero me siento mal por Sylphy."

"Tienes razón. No te preocupes, voy a avisarla."

"Os espero."


Como de costumbre... sé que puedo confiar en Roxy.

Con eso en mente, salí de la habitación y me dirigí a la de Sylphy. Justo cuando estuve con la mano acercándose al pomo de su puerta, me quedé paralizado.

Hay una cosa que me preocupa... estos días, le he estado prestando demasiada atención a Roxy y a Sylphy no tanta... Es posible que hasta haya estado llorando... quizás eso es lo que quería decirme en la cena pero no se atrevió...

Sé que dijo que aceptaría lo que ocurriera con Eris, y hasta me perdonó por mi infidelidad con Roxy... pero está claro que los celos que siente por Nanahoshi son enormes...

El hecho de que se imaginara que lo había hablado con Nanahoshi antes que con ella... puede haberle dolido mucho.

Quizás me la encuentre llorando, o quizás clavándole una estaca de madera a un muñeco hecho de paja[73]... puede que hasta esté mordiendo un pañuelo mientras intenta desgarrarlo por lo mucho que le saca de quicio que me relacione con Nanahoshi[74]...

No... estoy exagerando... mi adorable Sylphy jamás haría algo así...

Claro que no...

CUIIIII--


"Oye, Sylphy, hay algo que me gustaría--"

"Ludeus me hizo un chupetón en la oreja... ¡MI OREJA! Y que me preparara para una noche entera... ¡Kya! ¡¿Qué va a ser de mí?! ¡Me va a dejar destrozada como en nuestra primera vez...! ¡¿Qué hago, Lucy?! ¡Es posible que pronto tengas un hermanito...!"


Crujiendo sonoramente, abro la puerta tirando de ella, dejándome ver a Sylphy dando vueltas en la cama mientras abrazaba su almohada; con sus piernas agitándose de un lado para otro y rodando por la cama emocionada.

Antes de abrir la puerta, pude comenzar a escuchar levemente lo que estaba diciendo... así que básicamente, había escuchado TODO.

Es difícil de imaginar al verla que sea madre a su edad... pero es maravillosa... Tanto, que me encantaría poder darme un atracón de ella ahora mismo.

Otro detalle que debo decir, es que por mucho que la haya mencionado, la pequeña Lucy no está en la habitación, sino que por las noches, aunque no suele dar problemas, la dejamos con Lilia.

Si me lanzo es posible que hagamos demasiado ruido... creo que debería insonorizar la habitación........ No, no... nada de juegos, Roxy nos está esperando


"¡Ah-!"


Nuestras miradas se cruzan en un momento en el que Sylphy por fin se giró hacia la puerta, quizás al oírla rechinar.

Y se quedó como un cervatillo al que le han dado las largas en medio de una carretera de noche, completamente petrificada, aunque adorable y todavía con una sonrisa en su cara.


"..."


Y sin pensármelo 2 veces, como una madre que ha pillado a su hijo en el baño experimentando, cerré lentamente la puerta como si no hubiera visto nada.

A nadie le gusta que le vean en momentos privados y avergonzantes.


"Ah, ¡espera! No, Ludy, ¡no te vayas! ¡Espera!"


Sylphy se levantó de un salto y paró la puerta para que no terminara de cerrarla.


"No, no me estoy marchando, es solo que pensé que sería mejor si la cerraba y volvía a abrirla después."

"¿Y eso? ¿Por qué? Pero igualmente, ¿ocurre algo? ¿No se suponía que hoy estarías con Roxy? Oh, ¿acaso Roxy está en esos días del mes y necesitas algo de ayuda?"


Sylphy no estaba para nada tranquila.

Estando embarazada no va a venirle la regla... Pero es gracioso ver a Sylphy tan intranquila... aunque dejémonos de bromas.

Intento tranquilizarla y responderle al mismo tiempo.


"Voy a hablaros sobre el enemigo que debo luchar y mis planes de futuro. Por eso, me gustaría que estuvieras presente."


Al escucharme, Sylphy se quedó en silencio unos segundos, sus emociones se calmaron y asintió con cara seria. Aunque me dio la impresión de que pude notar cierta felicidad en sus facciones.

Por algún motivo, me quedé más tranquilo cuando la vi con una sonrisa casi tierna en su rostro.


5ª Parte[edit]

Mi explicación no se alargó demasiado, ya que tanto Roxy como Sylphy escucharon en silencio hasta que terminé.

Les expliqué que iba a enfrentarme con Orsted, el Dios Dragón. También les conté sobre Hitogami, sus consejos y como me pidió que peleara contra Orsted.

Y finalmente, qué hacer en caso de que no sobreviviera al combate.

Les pedí que odiaran a Orsted con todas sus fuerzas, y que jamás le perdonaran; ni que jamás creyeran las palabras de nada ni nadie que venga de parte de Hitogami. Y que convirtieran estos 2 puntos en doctrina para toda la familia.

En resumidas cuentas:

Si no sobreviviera, contadle toda la verdad a la familia, y protegeros los unos a los otros.

Al principio, la conversación tuvo lugar sentados al borde de la cama, y yo tomando la silla; pero a mitad de conversación, acabamos los 3 tumbados juntos en la cama.


"Y... si perdiera... es posible que tanto el hijo que espera Roxy como Lucy estén en peligro."

"¿Peligro? ... ¿Significa eso que Hitogami podría hacerles algo?"

"Así es."

"Ya veo... ahora entiendo por qué te pasabas tanto tiempo en la casa, Ludy..."


Sylphy hizo un gesto como si estuviera aceptando algo.

Creo que te confundes... Solo disfrutaba estando con Lucy y disfrutando de la paz y tranquilidad... Aunque... ¿debería decírselo? Creo que es mejor dejarlo así...


"De acuerdo. Pero, Ludy, piensa que sé cuidar de mí misma sin necesidad de que me lo pidas, de la misma forma que protegeré a Lucy con mi vida si fuera necesario."

"Yo igual. Llevo toda mi vida protegiéndome a mi misma, y eso no es algo que vaya a cambiar. Puede que no esté a tu nivel, Ludy, pero no me menosprecies."


No os estoy menospreciando. Sé que puedo confiar en vosotras... Las 2 sois fantásticas.


"Igualmente, Orsted es uno de los 7 Campeones Mundiales... no hablamos de un simple combate... ¿Tienes alguna oportunidad?"

"Ahora mismo no lo sé... Hace muchos años desde la primera y única vez que nos enfrentamos."

"¿Qué ocurrió entonces?"

"No pude hacer nada."


Solo de recordarlo hace que me tiemblen las piernas...

Tumbó a Ruijerd en segundos y lanzó a Eris por los aires de un único ataque... y hasta llegó a atravesarme con su brazo....

Aterrador.


"... Ludy... ¿No sería mejor si fuéramos más contigo?"

"No, es importante que vaya solo, es la única forma de tener una oportunidad. Pienso golpearle con todo lo que tengo y podría afectar a quien viniera conmigo."

"Comprendo... pero, Ludy... estás temblando."

"Lo sé."

"Eh, Ludy, ¡para! ¡Deja de tocar en sitios extraños para cambiar de tema!"


No me dediqué a toquetearla para distraerla, sino porque me apetecía.

Si muriera, no podría volver a tocarlas nunca más... No podría tocar esto... ni esto otro... Sería una lástima... tampoco podría tocar aquí... una pena... tampoco allí...


"... ¡Para! ¡Hablo en serio! Estamos hablando de algo serio ahora mismo."

"Um."

"¿Sabes? Lucy ha aprendido a gatear estos días y nos cuesta siempre encontrarla."

"Um."

"Lilia comentó que le recordaba a cuando Ludeus-sama era pequeño."

"..."

"Pronto dirá su primera palabra, y más o menos cuando tenga un año, comenzará a andar."

"Um."


Con la armadura, no he podido prestarle demasiada atención a Lucy, sino que Lilia y Sylphy han tenido que estar ocupándose siempre de ella.

Aish... mi preciosa Lucy... eres taaannn adorable.


"Estoy deseando que crezca."

"Um."

"Por eso... si vieras que vas a perder, quiero que huyas."

"Um... aunque no sé si podré... pero te prometo que lo intentaré."


Lucy... seguramente sea demasiado pequeña para siquiera recordar como era su padre, si muero en mi pelea contra Orsted... ¿Me odiará por abandonarla o tendrá un buen recuerdo de mí? Quizás Aisha pueda explicarme qué se siente el no tener apenas contacto con tu padre...


"... Ludy."


A mi izquierda escucho la voz de Roxy y mi mano instintivamente se dirigió a sus pechos.

Roxy reaccionó y consiguió detenerme.

Au... No me esperaba tanta fuerza... Perdón, perdón... volvamos al tema serio.


"Quería decirte que... Tras conocerte, casarme contigo y estar embarazada de ti... me he convertido en la mujer más feliz del mundo."

"Gracias."

"Pero, por eso mismo... si murieras, me convertiría en la mujer más infeliz del mundo."

"... Cierto."

"Pues bien... me da vergüenza decir esto, pero..."


Roxy respira profundamente, y finalmente se atreve a terminar su frase.


"Por favor te lo pido, permíteme seguir siendo feliz."


...

Tiene razón... no puedo dudar ahora. Estoy peleando por ellas y por su futuro; no es algo egoísta, ni malo hacer cuanto pueda por conseguirlo.

¡Está decidido! Daré el máximo por ellas, y después volveré. No hay alternativa posible.


Esa noche conseguí dormir tranquila y cómodamente, más de lo que había podido en mucho tiempo.


Tras ese evento, pasaron varios días y por fin todo estuvo listo.

Con lo que salí de Sharia, preparado para la batalla.


Yo solo.


Capítulo 162 - Quagmire VS Dios Dragón[edit]

1ª Parte[edit]

A 2 días completos de viaje en dirección nornoreste de Sharia, se encontraba una ciudad desierta y totalmente envuelta por vegetación y rodeada por un denso bosque.

El estado actual en la zona se debía a una fluctuación mágica ocurrida hace 40 años que causó que el bosque se expandiera sin control, llevando a que la aldea fuera totalmente tragada por este; llevando a que sus residentes, sin ninguna otra oportunidad, solo pudieran abandonar sus casas.

Desde entonces, los únicos visitantes de esta zona han sido principalmente monstruos o aventureros para acabar con esos monstruos.


En una zona tan apartada, un hombre en solitario avanzaba hacia la aldea.

Se trataba de un hombre con pelo color plateado y pupilas doradas, vestido con un abrigo blanco fabricado con la piel de algún animal.

El hombre avanzaba atento a todo a su alrededor, y no a lomos de un caballo, sino simplemente caminando.

Sin darle más importancia, sacó una especie de brújula con su mano izquierda que observaba con sus ojos amenazantes que presentaban un caso de ojos sanpaku[75], antes de adentrarse en el bosque.

Ningún monstruo se atrevió a atacarle.

Desde las sombras del bosque se podían ver sus brillantes ojos observando a la que debería ser su presa, pero en cuanto observaban al recién, huían como simples animales asustados.


"... Es aquí."


La brújula que portaba señalaba a la aldea que tenía delante, al verlo, se quedó de pie en el borde del bosque observando la escena.


"¿Por qué en este lugar...?"


Hablando a desgana, el hombre reanudó su paso hacia la aldea desierta.

A su alrededor, lo que antaño sería el camino, se encontraba completamente cubierto de arbustos; y lo que antes eran los campos de cultivo había avanzado hasta convertirse directamente en un bosque. Los edificios que todavía se mantenían en pie estaban atravesados por gruesos árboles o directamente recubiertos por completo de musgo y enredaderas.

Sus pasos atravesaron el lugar que el bosque había clamado como suyo, y siguiendo la brújula, llegó hasta un punto de la aldea en la que se detuvo.

Se trataba del mismo centro de la aldea, donde seguramente se encontraba el pozo principal, en cuyo lugar se encontraba una construcción sospechosa.

Se trataba de un edificio cilíndrico y marrón que destacaba por ser el único que la vegetación no había consumido. La construcción hecha completamente de piedra era imposible no verla como reciente; viendo como hasta la puerta parecía casi recién hecha.

Observó una vez más la brújula que había en su mano derecha y confirmó que señalaba exactamente al interior de esa torre; y finalmente, manteniéndose ligeramente en guardia, puso su mano en el pomo para abrirla.


"... Nanahoshi, ¿estás aquí?"


El interior del torreón era muy sencillo. Era completamente liso en su interior, sin ventana alguna y el suelo era completamente liso y hasta resbaladizo, posiblemente recubierto con algo aceitoso.

En las paredes, había unos incensarios hechos de esparto que dejaban emanar un aroma extraño que bañaba el interior del edificio.


"... ¿Qué es este lugar?"


Observó a su alrededor y encontró otra puerta a escasos metros frente a él.

Abrió el pomo de la puerta, esta vez más despreocupado, y durante un instante, sintió un suave pinchazo en la palma de su mano.

Observó la palma de su mano y confirmó que en ella no había nada, ni siquiera sangre.


"¿Hm? ¿? Qué extraño..."


Atravesó la puerta y al otro lado encontró otra habitación similar a la que había atravesado antes, y viendo como el suelo estaba ligeramente inclinado, dio la impresión de que el edificio en sí llevaba bajo tierra en forma de un recorrido en espiral.

Extrañado por la situación y el edificio, continuó avanzando, primero sin darle especial importancia ni preocuparse, pero conforme más habitaciones fue atravesando, comenzó a estar más y más en tensión debido a los misteriosos y extraños carteles que indicaban cosas como Por favor, deje aquí su abrigo o Recomendamos a los invitados que se pongan este sombrero.

Carteles que, como era de esperar, fue ignorando.

Habiendo aumentado su precaución, comenzó a observar y evitar trampas simples similares a trampas para ratones, mientras continuó adentrándose en la construcción.

Finalmente, llegó a la última habitación del mismo.

Se trataba de una construcción cilíndrica y extraña en cuyo centro se encontraba un pequeño y simple altar. El techo de la misma permitía ver el cielo, al ser literalmente inexistente, como si la habitación en sí fuera una chimenea.


"... ¿Para qué...?"


Frunció el ceño y confirmó una vez más que la brújula señalaba al centro de esta habitación, exactamente al sencillo altar en el que se encontraba una caja.

Se acercó con sumo cuidado y pudo ver que debajo de la caja había una nota en la que se leía claramente una única palabra:

Hitogami

Viendo esto, no dudo en coger la caja y abrirla.


"¡Hm!"


En cuanto lo hizo, comenzó a salir humo de la misma, y no tardó ni un instante en dejarla caer al suelo mientras se ponía en guardia.

Al hacerlo, el humo de la caja comenzó a ascender, al tiempo que pudo escuchar un suave tintineo metálico en el suelo.

Justo al lado de la caja, de la que continuaba emanando una enorme cantidad de humo, se encontraba un anillo de plata que tras rodar había acabado en el suelo. El anillo había salido de la misma caja en cuanto la lanzo y estaba dejando emitir un parpadeo rojo al que señalaba la brújula.


"¿Nanahoshi...?"


Se agachó para recoger el anillo, y justo en ese instante el cielo se iluminó.


"¡!"


No dudó ni un segundo en apartarse del punto de impacto con todas sus fuerzas con la intención de esquivar lo que parecía que iba dirigido contra él; pero el suelo aceitoso y resbaladizo le impidió tomar el impulso necesario y las suelas de sus pies no agarraron lo suficiente para llevar a cabo el movimiento.

Justo cuando comprendió este hecho, un enorme relámpago cayó del cielo en su dirección.

Impactando de lleno contra Orsted.


2ª Parte (POV - Ludeus)[edit]

Armado y preparado, observando la aldea desierta a la que había atraído a Orsted desde terreno elevado para ver todos los extremos de la misma sin dificultad.

Me mantuve a la espera de la señal, y en cuanto vi el humo emanar de la chimenea, cargué al máximo y lancé un poderoso Relámpago dirigido contra la habitación a la que debe de haber llegado Orsted segundos antes.

Eso debe haberle impactado...

He estado practicando durante varios días el ataque sorpresa solo para este día, por lo que tengo confianza en que el punto de impacto haya sido el centro de esa habitación.

Y teniendo en cuenta que lo embadurné todo con aceite solo para que no pudiera esquivar un ataque sorpresa... Aunque... todavía no he terminado.

Si hubiera podido eliminarle solo con esto, no tendría sentido que hasta Atofe, BadiGadi y Pelagius le consideren El Más Poderoso...

Alcé mi báculo sin cambiar de posición y comencé a acumular en él poder mágico.

En mi mente, imaginé una densa nube con la estructura de una supercelda[76] para lanzar el hechizo Santo de Agua, Cumulonimbus, cargado al máximo.

El cielo no tardó en cubrirse de oscuras nubes que comenzaron a tronar y dejar caer intensas lluvias.

Pero no me detuve, y continué canalizando mi poder mágico en el báculo sin la menor intención de resistirme al consumo de poder mágico que emanaba de mi cuerpo.

La siguiente imagen que visualicé en mi mente fue hielo.

Centré el punto de origen del hechizo que imaginaba en el mismísimo centro de esa aldea desierta, imaginando en mi cabeza como el movimiento de toda molécula en ese punto se detenía por completo[77], consiguiendo que la temperatura en la zona cayese a ritmos vertiginosos invocando una Nova de Escarcha de la mayor potencia alcanzable por mí, ampliando enormemente el alcance y el frío obtenido.

Y una vez estuvo el maná acumulado en el cristal mágico de mi báculo, ejecuté su lanzamiento, consiguiendo que la lluvia densa de agua se convirtieran en miles de estacas de hielo cayendo al suelo a gran velocidad, que el agua que se había acumulado en la zona se congelara y todo en el lugar se convirtiera en una estatua de hielo.

Solo cuando la aldea se convirtió en una montaña helada, detuve mi hechizo.

Para dar paso al siguiente.

Nuevamente, concentré mi poder mágico en mi báculo y empecé a sobrecargarlo para conjurar una roca enorme a varios cientos de metros sobre la aldea.

No lo lancé hasta que la roca ocupó toda la extensión de la aldea para asegurar así que el ataque impactaría a mi objetivo; tras lo que le aporté cuanta aceleración pude antes de lanzarla contra el suelo.

A mis ojos, la piedra golpeó el suelo a tal velocidad, que si hubiera parpadeado, pensaría que se había teletransportado directamente al centro de la ciudad. El suelo bajo mis pies tembló con el impacto, y algo después, pude escuchar el sonido y un golpe de viento proveniente de la zona[78].

Coloqué mi brazo frente a mis ojos para protegerlos y cuando pasó la ventolera me quedé observando la zona del impacto.

Pude contemplar como el pedrusco había destrozado la capa de hielo y se había hundido hasta algo más de la mitad en el suelo.

Ha sido un impacto directo, no hay duda... Dudo mucho que haya sobrevivido a algo así, pero...


"... ¿Lo conseguí?"

...

..

.

Pronuncié las palabras malditas para este tipo de situaciones[79] tanto en mi mente como en alto, pero no hubo reacción ni pasados unos segundos.

¿De verdad lo he conseguido? Me gustaría pensar que sí, pero-

Justo tras pensar eso, el peñasco se partió por la mitad.


"¡JYYih!"


Una increíble y aterradora oleada de sed de sangre me golpeó de lleno proveniente del cráter dirigido expresamente a mi posición; y un escalofrío recorrió mi espalda haciéndome que me retorciera de miedo, que mis piernas temblaran y mis ojos se pusieran llorosos.

En cuanto noté el escalofrío y pude controlar mi cuerpo, me lancé corriendo a la Armadura Mágica que se encontraba a mi lado y canalicé mi poder mágico por las distintas partes de la misma como tantas veces había practicado hasta ahora.

Me recoloqué correctamente y una vez estuve dentro de la armadura, agarré el báculo que había quedado abandonado en el exterior.

Seguía sintiendo la sed de sangre proveniente de los restos de mis anteriores ataques mientras la armadura terminaba de activarse por completo.

Activación concluida.

Con la intención de atacar una vez más, reuní nuevamente una enorme cantidad de poder mágico en mi báculo.

Esta vez imaginé en mi mente una explosión nuclear.

Comencé a bombear poder mágico sin importarme la posibilidad de consumirlo por completo, canalizando el poder mágico a través de mi báculo que había alzado apuntando al origen de esa sed de sangre, al mismo tiempo que me protegí a mí mismo con mi mano libre para activar las Piedras Mágicas absorbentes.

Un instante más tarde, en el centro de lo que quedaba de la aldea se vislumbró un flash.

Inmediatamente después, ocurrió la explosión y una ola de calor emanó del punto central, expandiéndose a su alrededor a ras de suelo como si lo estuviera acariciando, y hasta pude ver varios árboles prender y chamuscarse al instante hasta convertirse en carbón y polvo.

Y apenas medio segundo más tarde, llegó la onda expansiva de la explosión y me golpeó de lleno[80].

Los efectos que pude notar de la explosión habían sido mitigados ligeramente por las piedras mágicas absorbentes, pero igualmente, pude sentir el impacto de la onda expansiva, que ni siquiera fue capaz de hacer retroceder la Armadura Mágica cargada con mi poder mágico que pesaba varias toneladas.

Mantuve las piedras mágicas activas mientras esperaba a que los efectos causados por la explosión se calmaran, tras lo que bajé mi mano y pude contemplar como una enorme nube con forma de seta centrada en la aldea desierta se alzaba en el horizonte.

El humo y la polvareda me impedían ver el suelo, pero comprendía que le había imbuido suficiente poder mágico al ataque para arrasar con todo.

Probablemente, ese haya sido el ataque más potente de todo cuanto he usado en mi vida... y con diferencia.


"..."


Y aun así...

Aun así, mi cuerpo continuaba temblando.

Porque sentía el inconfundible sed de sangre proveniente de la explosión chocando directamente contra mi cuerpo y sabiendo que no había desaparecido porque cada vez lo sentía más cerca.

Mushoku17 20.jpg

Acercándose a mí a una velocidad absurda.

¿Cómo se ha podido acercar tan rápido hasta mí en apenas unos segundos?

Mis dientes se pusieron a castañear por la impresión.

Apreté con todas mis fuerzas mi puño que no dejaba de temblar, y llevé mi báculo a un funda que había incorporado a la parte trasera de al armadura. Del mismo sitio, desmonté la Gatling para llevármela a mi mano derecha y el escudo en mi mano izquierda.


"F-Fu-fuuu-fuuuu.... A-Ahh-ahhh-aahhhh...."


Respiré profundamente mientras mi garganta se entrecerraba por el miedo y los temblores.

De mi estómago parecía surgir una fuente inacabable de ansiedad y pánico, pero conseguí atreverme a levantar la vista en dirección a la columna de denso humo que se alzaba en el horizonte preparando la Gatling Mágica en mi mano derecha.


"... ¡Fuuhh! ¡Fuuhh!"


¡Recuerda! ¡Hasta ahora solo ha sido el comienzo! No puedes dejar que te quite la delantera o perderás irremediablemente.

Pero dime, ¿acaso he conseguido causarle algún daño?

¿Los venenos de las puertas, la anestesia quemada en los incensarios o las trampas han funcionado?

Por si fuera poco, he cargado al máximo esos 4 hechizos que le has lanzado, si resulta que ninguno de ellos le ha causado ningún daño... ¿acaso voy a conseguir algo con este objeto mágico a modo de Gatling que he improvisado en pocos días?

Para empezar, responde a esto. ¿Estás seguro de que le has impactado con algo?

Debo de haberle dado... por eso mismo usé hechizos con tanto radio de alcance, y los cargué tanto para aumentar AÚN MÁS el alcance y la potencia para asegurarme de que era imposible que los esquivara.

Estoy a toda esta distancia solo para que, en el caso de que él también poseyera un ojo místico de Futuro fuera incapaz de prevenir lo que iba a ocurrir. O incluso si tuviera cualquier otro tipo de ojo, desde que empezó el ataque, no debería saber de dónde vinieron los hechizos.

De entre el humo apareció una persona.

Con mi ojo místico pude ver la figura de alguien saliendo de la polvareda.


"¡TOMA ESTOOOOOOOO!"


Gritando a todo pulmón, comencé a bombear poder mágico a la Gatling en mi mano derecha, activando el objeto mágico que comenzó a disparar Cañones de Piedra a un ritmo vertiginoso.

Las balas de cañón silbaban mientras atravesaban el aire dejándome sordo con el estruendo realizado, mientras se dirigían hacia su víctima y al mismo tiempo eliminaban por completo la nube de polvo que se había amontonado.

Cuando la nube clareó, pude ver sin dificultad a un hombre de pelo plateado con un abrigo harapiento y la cara manchada de polvo y tierra.

Busqué con la mirada cualquier daño que pude haberle ocasionado, pero no encontré nada-

¡Tiene sangre en la barbilla! ¡Y quemaduras en su cuello!

¡BIEN! ¡Puede que no sea mucho, pero al menos sé que puedo herirle!


"¡¡-!!"


Nuestras miradas se cruzaron, y sus decididos ojos se clavaron en mi figura como un halcón pendiente de su presa conforme se abalanza sobre ella.

El hombre realiza movimientos laterales mientras avanza para esquivar la lluvia de balas de cañón.

Había abierto mi ojo místico de Futuro tanto como me fue posible con la intención de vislumbrar mejor los movimientos de Orsted. Pude ver su figura moviéndose a una velocidad pasmosa y su reflejo en el futuro se convierte casi en un manchurrón en mi visión conforme sus siluetas se van solapando unas con otras.

Dirigí mis ataques con la Gatling de forma que le fuera imposible esquivarlos todos, aumentando el consumo de maná para que la velocidad de los proyectiles permitieran aparecer e impactar casi en el mismo instante.

Y aun así, Orsted fue capaz de esquivar todos mis ataques, casi como pudiera ver las trayectorias de los mismos antes de que se dirigieran hacia él.

Sin detener su avance.

Un paso adelante.

Otro...

Su avance constante se asemejaba a un ave de presa dirigiéndose decidida contra su objetivo.

Solo en algunas ocasiones, tan solo fruncía el ceño cuando alguno de los cañones de piedra le rozaba, pero no había más reacción a parte de esa.

Como diciendo que no pasaría nada grave aunque recibiera un impacto directo.

Como diciendo que no tenía nada que temer a mis ataques.

Como diciendo que enfrentarse a enemigos que le atacaban con semejante violencia era lo normal para él.

A diferencia de mí...

Me estremecí al ver su actitud tan robótica y su forma tan inexpresiva de luchar; y mi corazón se contrajo solo con ver los movimientos que dejaban claro que mis ataques eran una pérdida de tiempo.

Todavía tengo la iniciativa.

Autoconvenciéndome a mí mismo, me dediqué en cuerpo y alma a combatir contra él.

Si Orsted avanza por la derecha, retrocederé hacia la izquierda. Si viene por la izquierda, retrocederé a la derecha. Si avanza, concentraré los ataques de la Gatling mientras retrocedo, y si retrocede, avanzaré y continuaré bombardeándole.

De esa forma, le será imposible acercarse lo suficiente a mí y podré continuar atacándole desde mi posición ventajosa y siguiendo el plan.

Para arrinconarle aún más, comencé a conjurar con mi mano izquierda, con la intención de lanzar un Quagmire justo bajo sus pies.

En cuanto apunté con mi mano en su dirección para activar el hechizo, Orsted hizo exactamente lo mismo con su mano izquierda.


"¡Ran Ma!"


El poder mágico que había conseguido acumular y preparar, fue desestabilizado por su hechizo; el hechizo Ran Ma intentaba distorsionar el poder mágico formado, conviriténdolo en distintos retazos sueltos de poder mágico sin forma definida.


"¡Kuh!"


En un intento desesperado, intenté reformar la estructura de la magia distorsionada de vuelta al hechizo Quagmire.

¡PUEDO HACERLO! ¡Es algo que he estado haciendo durante todos estos años! ¡Sé cómo funciona Ran Ma! ¡Hasta se lo expliqué a Sylphy! ¡Hasta practiqué formas de contrarrestarlo!

¡TODO ESE ENTRENAMIENTO HASTA AHORA FUE SOLO PARA ESTE MOMENTO!

Orsted se quedó atónito al ver que alguien consiguió resistirse a su uso de Ran Ma-

Oh.

Justo en el instante que el suelo bajo sus pies comenzó a reblandecerse, el tipo utilizó magia, y justo la zona que se había convertido en barro fue recubierta con una placa de piedra.

Tras eso, levantó su mano derecha hacia mí, y de forma instintiva, utilicé yo mismo Ran Ma contra él y-

Todo se volvió blanco.

Me asusté enormemente.

Detuve mi bombardeo con la Gatling y di un fuerte salto lateral para evitar lo que ni yo mismo había comprendido de qué se trataba.

Desde mi posición pude ver que lo que ocurrió no fue que una luz recubrió el paisaje, sino que el suelo frente a Orsted comenzó a dibujar un enorme hundimiento en la tierra.

¿Qué hechizo usó? No lo conozco, ¿será un hechizo de Fuego? ¿Alguna otra cosa? ¿Quizás Gravedad?

... Lo que vi con mi ojo de futuro... no era luz, sino... ¿mi muerte?

No tenía tiempo que perder pensando más en ello, puesto que Orsted vino corriendo hacia mí con su mano aún alzada.

Ran Ma no funcionó... por lo que seguramente él también pueda inhibir la distorsión...

Active mis 2 manos al mismo tiempo, una para reactivar la Gatling y ralentizarle de nuevo, y la otra para negar su magia usando las Piedras Mágicas Absorbentes.

Al menos esa era mi intención cuando realicé el gesto...

Pero pronto comprendí mi error.

Es cierto que Orsted dejó de atacarme con su hechizo, pero al mismo tiempo, la oleada de Cañones de Piedra que lanzaba con el objeto mágico TAMBIÉN fueron inutilizadas por las piedras absorbentes, convirtiéndose en arena y dispersándose en el acto.

Orsted aceleró el paso, dirigiéndose contra mí, con su mano derecha alzada y amenazante y su mano izquierda a la altura de la cintura.

Orsted me lanzó un puñetazo dirigido contra mi corazón.


"...¡!"


Mis instintos se activaron, llevándome a intentar esquivar el ataque con todas mis fuerzas, intentando alejarme cuanto pude impulsándome con ambos pies para retroceder-

Pero no conseguí hacerlo a tiempo.

El puño de Orsted golpeó mi pecho.

En cuanto escuché el ruido de su puño y el armazón de la armadura chocando, pude ver como me alejé de Orsted a toda velocidad.

CRASH CRASH

Podía escuchar el sonido de los distintos árboles en mi camino crujiendo al intentar interponerse en mi camino.

Ah... así que esto es lo que se siente cuando te lanzan por los aires...

En cuanto pude reaccionar para poder pensar esto, me estampé contra un enorme árbol que por fin detuvo mi movimiento; causando que, al mismo tiempo, mi cuerpo recibiera de lleno todos los g's de fuerza del frenazo[81] en seco que el árbol había provocado, causando que todos los órganos de mi cuerpo se resintieran enormemente, y seguramente causándome graves daños internos.

Perdí la visión durante unos instantes, pero no tardé en recuperarme gracias a los círculos mágicos que Cliff había colocado en el interior de la armadura para curarme.

Aunque cuando bajé la vista a mi pecho, pude ver como el armazón se había hundido y hasta partido; y aunque se estaba recomponiendo, era a un ritmo bastante lento.

Al menos, pudo resistir un golpe... Me alegro TANTO de haber hecho la zona del pecho de la armadura especialmente gruesa...

Pero volviendo al combate, pude sentir como la sed de sangre volvía a dirigirse contra mí y acercarse en línea recta hasta que pude ver su silueta.

Reactivé mi Gatling enfocándole para lanzarle una oleada de balas de cañón, pero en cuanto lo hice, Orsted realzó su mano derecha apuntándome con ella.

Maldita sea, si sigo así, repetiré una y otra vez lo mismo. Si ataco con balas, el contraataca con ese hechizo, y si intento eliminarlo con las piedras mágicas, elimino las balas y corre.... Y con un solo golpe ha dejado la armadura en este estado... si sigue golpeándome más y más, al final conseguirá atravesarla.

¿Qué hago? No consigo nada con magia y aunque le impida sus hechizos con Ran Ma, Orsted, al igual que Moore, es capaz de contrarrestar el efecto. Y lo peor de todo, es que no tengo ni la menor idea del hechizo que está usando Orsted contra mí...

Entonces... Lo mejor será... que me lancé directamente contra él...

Confiando en la potencia de la Armadura Mágica, me apresuré hacia delante, echándole toda la fuerza del impulso y de mi cuerpo.


"¡Uoooooo!"

"¡Mu!"


Esprinté en su dirección gritando y lanzándole una oleada sin descanso con la Gatling, y en respuesta, Orsted intentó defenderse con su mano derecha.

Salté con ambas piernas, colocando delante mía el escudo para arrollarle con todo mi peso.

Orsted se posicionó en una pose del Cauce Celestial.

En el segundo que pude ver ese futuro con mi ojo místico, alteré el punto de impacto de mi escudo, para que fuera la espada corta de Paul la que impactara en él.

La espada corta con la habilidad de aumentar enormemente su filo cuanto mayor sea la defensa de su adversario.

Finalmente, nuestros cuerpos chocaron, emitiendo el golpe un fuerte choque metálico.

La sensación que recibí del golpe fue de haber impactado contra algo enorme y pesado, pero vi como Orsted salía volando hacia atrás. Con un pequeño reguero de sangre, mientras me observaba con desdén.

¡A por todas!

Levanté la mano con la Gatling, le apunté y disparé con la máxima potencia, causando que un número incontables balas de cañón salieran disparadas contra Orsted, que era incapaz de esquivarlas mientras todavía se encontraba planeando en el aire.

Al impactar, su ropa fue haciéndose añicos y pude verle la piel llena de magulladuras, cortes, quemaduras y arañazos. Esa misma piel, cada vez que recibía el impacto de las distintas balas de cañón causaban que su sangre emanara.

El impacto de Orsted contra el suelo causó un enorme estruendo.

BRTRRTRTUMM

Venga... ¡puedo hacerlo! ¡Puedo matarle! ¡Los Cañones de Piedra le causan daño si consigo impactarle! No le atraviesan, sino que su piel soporta los golpes, pero le causa heridas y hasta sangre... Eso significa que puedo acabar con él.

Si continúo como hasta ahora y sigo causándole todo el daño posible, entonces-


"... No tengo alternativa..."


Pude escuchar la voz de Orsted pronunciando estas palabras, incluso entre el alboroto ocasionado por las balas de cañón cortando el aire e impactando.

Y un segundo más tarde, algo cambió en la batalla.

Pude sentir un enorme escalofrío recorrer mi espalda, como si de improviso, hubiera llegado el invierno, y al mismo tiempo, mi ojo de futuro perdió de vista a Orsted, mientras que mi otro ojo lo veía sin problema.

¿Pero qué-

Y antes de darme cuenta o siquiera terminar mi pensamiento, Orsted desapareció de mi visión por completo.


"¡Iih!"


Sintiendo una indescriptible sensación de pánico, intenté retorcerme en un acto reflejo y saltar a mi derecha por ningún motivo aparente.

Tras lo que escuché un sonido extraño proveniente de mi izquierda.

Cuando me giré, me encontré a Orsted, con una espada de una sola hoja similar a una katana en posición de haber terminado su ataque.

Tras lo que pude escuchar el estruendo que provocó que el brazo izquierdo de la Armadura Mágica cayera al suelo.

Con mi brazo izquierdo dentro.


3ª Parte[edit]

"¡GRUAAAGHHH!


Orsted soltó un potente rugido, que al escucharlo, hizo que todo mi cuerpo recibiera algo similar a una descarga que me dejó atontado, como si el sonido me hubiera paralizado.

En aquel instante, casi pierdo el conocimiento, pero conseguí sobreponerme y ponerme en movimiento.

Es... ¡Es un Aullido Mágico! ¡Eso es de los feral!

Orsted se puso en marcha con un potente sprint hasta el punto de dejar un mini cráter donde antes se encontraron sus pies. Intenté apartarle con un disparo de la Gatling, pero justo cuando levanté mi arma, el realizó un gesto con la suya, y, aunque se encontraba a cierta distancia, la gatling mágica cayó al suelo partida en 2.

Por suerte, conservé mi brazo izquierdo; aunque dejó una marca en la Armadura Mágica.

Parece que no puede cortarla con un ataque a distancia...

Pero cuando quise darme cuenta, Orsted ya estaba frente a mí, aunque por suerte, todavía no tenía una postura propia para poder atacarme, sino que apenas había llegado.

Viendo eso, pensé:

¡Ahora o nunca!

Sin contenerme lo más mínimo, preparé una Descarga Eléctrica en mi puño y le lancé un puñetazo.

Todo lo que sentí, en lugar del impacto, fue como la humedad se extendía por el mismo brazo; y cuando alcé la vista, pude ver que la katana de Orsted había atravesado el blindaje, mi brazo y la otra parte del blindaje.

Mierda, fallé...

El ataque había sido desviado, causando que la Descarga Eléctrica se ejecutara, aunque no sobre el objetivo, sino que rayos púrpuras recorrieron el suelo del bosque, iluminándolo todo, hasta que el ataque impactó contra un enorme árbol, partiéndolo en 2 y haciéndolo prender con un potente chasquido.

Orsted no se detuvo, sino que hizo un pequeño gesto con su brazo, tirando de la espada que tenía agarrada y clavada en el mío.


"¡Uaaaah!"


El brazo derecho de la armadura, con gran parte de mi mano en su interior, fue desprendido del resto del cuerpo y cayó al suelo. Pude sentí un estremecedor dolor, pero no pude perder tiempo en prestarle atención; puesto que Orsted no me quería dejar respirar, por mucho que todavía no podía volver a atacarme con su espada por su posición actual.

No tuve oportunidad ni de pensar cómo defenderme, puesto que golpeó la zona de mi vientre por encima de la armadura con una patada, con suficiente fuerza para poder escuchar un sonido desagradable proveniente de mi cuerpo y cuyo impacto me levantó del suelo.

Toda la potencia de su ataque había atravesado la armadura, mi piel y se había dirigido específicamente a mis órganos.


"¡Boeeh!"


Casi vomité jugo gástrico del shock, como si mi estómago estuviera hecho trizas; además de que mi visión se volvió borrosa por las lágrimas.

Pero intentando hacer algo, tras caer al suelo de espaldas, levanté el muñón que quedaba de mi brazo derecho dirigiéndolo contra Orsted y conjuré en silencio una onda de choque para apartarle.

Su respuesta fue un sencillo corte vertical, y mi ataque no impactó, por mucho que se oyera el estruendo provocado.

Cuando comprendí que había partido en 2 la onda de choque con su espada, ya me había dado una patada en la cara, y un fuerte dolor provocado por un latigazo se extendió por mi cuello y hombros.


"...¡¿?!"


De su ataque, no comprendí que me había vuelto a lanzar por los aires hasta que no golpeé de nuevo el suelo; y mientras intentaba ponerme en pie, presa del pánico, Orsted ya se encontraba justo frente a mí, espada en mano.

Voy a morir.


"¡Purga!"


Ni me detuve a pensar antes de gritar la palabra de mando para la escotilla, que causó que la placa trasera de la armadura saltara y instantes después me lanzara a mí de la Armadura Mágica.

Ni medio segundo más tarde, la armadura había sido partida en 2.

Caí al suelo varios metros más lejos y comencé a rodar sin control.

No puedo seguir sus movimientos. No puedo hacerle nada. No puedo reaccionar a sus ataques.


"Gahaj... Gehoj..."


Siento dolor por todo el cuerpo.

Solo me ha golpeado un par de veces, pero me duele todo, de la cabeza a los pies, como si me hubiera atropellado un tren...

Me duele el pecho, el estómago, mi mano derecha, el cuello, la espalda...[82] Me cuesta respirar, y dudo mucho que pueda moverme con facilidad.

Encima estoy sin aliento... ¿? Eso... Eso podría ser... ¿porque me estoy quedando sin magia?


"Aah... haah..."


Orsted clavó su mirada en mí, y mi única posible reacción fue temblar.

He perdido la armadura... tengo que escapar, o me matará..., pero... pero mi mano... ¿Dónde está mi mano derecha?


"¡Gogheh!"


Incapaz de reaccionar, recibí una patada que me lanzó volando y me hizo sentir una corriente de dolor atravesar cada parte de mi cuerpo. Para finalmente caer bocarriba y sin darme tiempo a responder, un pie pisó con fuerza mi pecho.


"Ugugh..."


Un gruñido de dolor salió involuntariamente de mis pulmones, y algo gélido se apoyó en mi ardiente garganta.

Cuando bajé la vista, vi que Orsted había colocado su espada justo debajo de mi cabeza.

¿Voy a morir así? Claro... después de todo no he ganado... así que sí. Voy a morir.


"Me preguntaba de quién se trataba. Así que eras tú, Ludeus Greyrat... Había escuchado que estabas viviendo pacíficamente, así que dime, ¿por qué fuiste tras mi vida?"


No parecía que Orsted quisiera matarme en el acto; quizás porque ya me dejó vivir una vez, o quizás porque no me queda forma de luchar.

Bueno... ¿qué más da?


"Hitogami me dijo..."

"... Jum... así que después de todo sí que eras un apóstol de Hitogami. Muere."


Orsted levantó su pie de mi pecho y preparó su espada para un ataque.


"Que mis descendientes te ayudarían a matarle y eso destruiría el mundo."

"... ¿Qué has dicho?"


Orsted se detuvo.


"Hitogami me exigió que peleara contigo para evitar que destruyeras el mundo."

"..."

"Y que de esa forma, si te mataba, dejaría en paz a mis hijos y a mi familia..."


Como pude me levanté para caer de bruces sobre las piernas de Orsted, y ahí, apoyado sobre sus piernas y manteniendo la postura con su cuerpo, solté todo cuanto quería decir con los ojos llorosos.

Era todo cuanto podía hacer en esta situación.


"Te lo ruego. Por favor, no destruyas el mundo. No me importa si me matas a mí, pero no acabes con el futuro de mis hijos, mi familia... Te lo pido, por favor. Esta es la primera y única vez que he sabido lo que es la felicidad. Te lo ruego... olvídate de Hitogami. Por favor..."


Conforme más hablaba, menos fui capaz de controlar mis lágrimas.

Soy un inútil, soy patético... penoso... ¿Qué mierda estoy haciendo...?


"... Eso es algo que no puedo hacer."


En cuanto escuché su respuesta, le lancé un mordisco con todas mis fuerzas a la pierna de Orsted.


"¡FGUUAARG!"


Anclándome a él con mis dientes, elevé el sangrante muñón que quedaba de mi brazo derecho y canalicé cuanta gota de poder mágico quedaba en mi cuerpo con la intención de causar la mayor explosión posible.

¡No me importa morir si lo llevo conmigo!


"¡Ran Ma!"


Dispersó mi poder mágico, me pateó hasta soltarme y perdí parcialmente la consciencia, quedándome algo desorientado.

Si vuelvo a usar magia, seguramente me desmaye...


"Por mucho que poseas aspectos de Laplace y un increíble poder mágico, si continúas lanzando hechizos tan desorbitados como los anteriores uno tras otro, hasta tú te quedarás sin poder mágico."


Orsted acercó su brazo hacia mí.

Voy a morir... me va a matar... Yo moriré y Orsted quedará con vida... Si él sobrevive, Lucy... Lucy... Roxy también... Sylphy...

No... No dejaré que mueran... no puedo perder... tengo que ganar sea como sea...

Pero mi cuerpo no me hacía caso, mi poder mágico está al mínimo, y me estoy desangrando por ambos brazos. Apenas soy capaz de seguir consciente.

Mi visión comenzó a oscurecerse, hasta que comprendí que Orsted había cubierto mi rostro con sus manos.

'Ah... Ah... Ah.... Ahh...........

Al menos... debería haber escogido un nombre para el bebé....




"¡¿Mu?!"


Orsted me dejó marchar.


"...... ¿?"


Sin ver siquiera cómo llegó, una persona se había colocado entre nosotros, como si pretendiera protegerme de Orsted.

Se trataba de una mujer alta, vestida con ropas oscuras bajo un abrigo elegante; y en sus manos llevaba una espada de una única hoja que parecía casi transparente. Pero como me estaba dando la espalda, me era imposible ver su cara para saber de quién se trataba.

Pero...

Ah... ese pelo... lo recuerdo...

Corriendo por su espalda, una larga y densa melena ondulada llegaba hasta su cintura, de un color rojo tan intenso que casi parecía que alguien lo había realzado aún más con tinte.


"Parece que te he hecho esperar, Ludeus."


Y al escuchar su voz, supe que frente a mí, se encontraba Eris Greyrat.[83]


Capítulo 163 - Mad Sword VS Dios Dragón[edit]

1ª Parte[edit]

Los motivos que llevaron a Eris a aparecer frente a Orsted en esa situación no fueron para nada especiales.

Hace unos días, un par de mujeres atravesaron la entrada de Sharia, la capital de la magia.

Una de ellas era una mujer de la raza feral con tonos grises en su pelaje y que le sacaba una cabeza a su acompañante, una mujer de raza humana, con una majestuosa melena carmesí. Ambas iban vestidas con atuendos similares, y ambas llevaban espadas en el cinto.

Se trataba de Eris Greyrat y Ghyslaine de Dordia, que por fin habían llegado a su destino tras un largo viaje.

El viaje en absoluto se lo tomaron con tranquilidad, sino que para reencontrarse con Ludeus tan rápido como fuera poosible, habían decidido tomar un atajo a través de un bosque.

Donde se perdieron.

Mientras intentaron buscar la salida, acabaron adentrándose más y más hasta acabar en un nido de Goblins.

Donde tuvieron que pelear.

Tras lo que consiguieron por fin salir del bosque y llegar a una ciudad cercana donde tuvieron un encontronazo con unos vándalos.

Contra cuya banda entera acabaron teniendo que pelear.

Finalmente tuvieron que abandonar la ciudad sin información debido a los asaltos constantes de esos vándalos.

Por lo que no sabían bien cómo llegar a Sharia desde su posición.

No obstante, ambas son aventureras consumadas, y conforme se pusieron en marcha, consiguieron retomar la ruta y llegar al reino de Ranoa; y una vez allí, el resto del viaje fue mucho más tranquilo.


Una vez llegaron a Sharia, todo parecía estar yendo sobre ruedas, puesto que en cuanto llegaron al gremio de aventureros para obtener información sobre Ludeus, casi todos en la ciudad sabían dónde vivía y pudieron conocer el camino a su domicilio con facilidad.

Resultó que no solo en el gremio de aventureros, sino que toda la ciudad había escuchado y conocía a Ludeus Greyrat.

Para facilitarles encontrar el lugar, les comunicaron que en su jardín podía verse una extraña bestia proveniente de Begarito y una planta extraña que sospechaban se trataba de alguna clase de Treant, mezclada entre los cultivos. Gracias a esa información, no tuvieron problemas en encontrar el lugar.

Cuando llegaron a su destino, observaron que el edificio en el que se alojaba, aunque ni por asomo llegaba al nivel del palacete de Sauros en Roa, era de suficiente envergadura como para ser considerado una posada; y hasta el jardín era suficientemente extenso como para entrenar en él.

Hablaron entre ellas, pero ocurrió un evento poco común.

Eris no se atrevía a entrar, sino que se quedó frente al pórtico de la casa de pie inmóvil y con una postura imponente, con la barbilla alzada observando la casa.

Casi como si pretendiera que Ludeus la viera por una de las ventanas y saliera a recibirla.

El motivo de esta pausa fueron los rumores que habían ido escuchando sobre Ludeus mientras viajaba.

Ludeus Greyrat, el Quagmire.

Aventurero que había acabado en solitario a un Dragón Errante, vencido a un Rey Demonio, con el título de más poderoso en toda la Universidad de Magia de Ranoa. Temido por todos y hasta con una actitud arrogante, pero aún así, defensor de los débiles.

Eso, junto con varios rumores más humoristas que no tenían fin; pero básicamente, parecía que era un mago respetado y poseyente de una habilidad indescriptible. Información que conseguía que Eris se deleitara al escucharla como si estuvieran hablando de ella misma.

El problema es, que de todos los rumores que circulaban sobre él, los que más atrajeron la atención de la pelirroja no fueron los que hablaban de su habilidad y poder, sino los más humorísticos.

Rumores que por ejemplo detallaban cosa como:


"Ludeus es un esposo atento y dedicado que acompaña a su esposa a hacer la compra cuando sale de la universidad."

"Mientras compran, aprovechará para acariciarle el trasero a su esposa, lo que la hace enfadar y le riñe por el descaro."

"Está casado con una chica que casi parece una niña pequeña."

"Se ha casado en 2 ocasiones, una ofensa imperdonable para los seguidores de Milis."


Básicamente, los rumores sobre las esposas de Ludeus es lo que había captado en mayor medida la atención de Eris.

Y es que, cada vez que Eris recordaba el contenido de la carta, fruncía el ceño de tal forma que una enorme arruga se dibujaba en su frente. Y poco después de entrar en Ranoa, averiguó el nombre de las 2 mujeres.

Sylphiette Greyrat y Roxy M. Greyrat.

¿Qué debería hacer cuando las viera? ¿Qué ocurrirá?

Había escuchado por encima sobre ellas en la carta, y varios rumores llegaron a sus oídos mientras viajaba; y aunque había estado pensando durante el viaje sobre varios aspectos de su regreso, a la hora de la verdad, cuando tuviera que discutir el tema, no estaba segura de que todo saldría como lo había pensado.

Y por eso, Eris se quedó de pie frente al portón de la casa de Ludeus y su familia.

Pero para sorpresa de ella, una persona distinta a Ludeus se dirigió a ella.

Se trataba de una joven sirvienta a la que reconoció casi al instante como Aisha, la hermana pequeña de Ludeus que habían rescatado en Shirone.

La pequeña fue hasta ella, y parece que también la reconoció.


"Eres... ¿Eres Eris-san? Sí, ¿verdad?"


La pequeña vestida de sirvienta que se encargaba de las tareas del hogar, había visto a Eris hacía un rato, pero había esperado que esta fuera la que se decidiera a entrar, por cortesía, principalmente.

El problema es que una hora más tarde, la pelirroja no había dado el primer paso, y fue Aisha la que fue a recibirla.

Para Aisha, Eris era una persona a la que le debía en parte su vida. Porque aunque la persona gracias a la cuál consiguió ser rescatada de Shirone fue a su hermano Ludeus, no tenía duda de que Eris había sido una parte activa en su rescate.

Y como su madre le había enseñado, toda ayuda debe ser recompensada.

El día que su hermano mencionó que iba a aceptar a Eris, internamente, la pequeña decidió, que siempre y cuando Eris siguiera enamorada de su hermano, la ayudaría en lo que pudiera.


Aisha invitó a Eris a pasar, y Eris la siguió en silencio.

Una vez entró en el interior de la vivienda, tanto Lilia como Aisha le dieron una cálida bienvenida, y segundos más tarde, la pequeña fue a llamar a Sylphy y a Roxy, mientras Lilia le explicaba la situación actual de Ludeus.

En brazos de Lilia se encontraba Lucy, la hija de Ludeus; y Eris, al principio preocupada del rechazo que pudiera sentir, se dio cuenta de que no sentía repulsión por la pequeña.

Después de todo, yo también puedo darle un hijo, y hasta podría darle su primer varón.

El único motivo por el que Eris fue capaz de mantener semejante compostura, fue gracias al apoyo y calidez recibidos de Aisha y Lilia.


Poco después, Sylphy y Roxy llegaron a la vivienda, acompañadas por Norn; y el encuentro fue bastante tranquilo.

Lo único a mencionar fue una reacción extraña al ver el físico de la pelirroja, con la mirada extrañamente colocándose a la altura de su pecho, bastante pronunciado, por parte de las actuales parejas de Ludeus; pero a parte de eso, no hubo ningún tipo de actitud desafiante ni ofensiva contra Eris.

Seguramente casi nadie en la habitación fue capaz de intuir que si el encuentro fue así de tranquilo, fue únicamente gracias a la participación sutil tanto de Aisha como de Lilia, que consiguieron manejar la situación y calmar el ambiente, preparándolo inicialmente y asegurándose de ir limando asperezas. Y hasta Norn, que al principio se había mostrado distante, no tardó en unirse a la conversación sin mostrarse negativa ni insultante.

Y el grupo, aún sin Ludeus delante, tenía muchas cosas de las que hablar.

Todos comprendían que pasara lo que pasara, la intención de Ludeus era, como mínimo, resolver el malentendido con Eris; pero conforme Eris comenzó a relatar su historia, quedó constancia del respeto y amor que sentía por la persona que no se encontraba presente.

Y aun con cierto recelo y con un tema tan delicado, el ambiente no se tensó. Ya que a todo el mundo le agrada escuchar elogios y admiración hacia la persona que ama.

No obstante, la tranquilidad no duró demasiado, puesto que Eris realizó una pregunta que alteró por completo el ambiente.


"¿Y bien...? ¿Dónde está Ludeus?"

"Fue... Fue a luchar contra Orsted, Eris-san."

"¡¿QUÉ!?¡¿Le habéis dejado ir solo?! ¡¿ACASO QUERÉIS QUE MUERA?! ¡Ambas estáis a su lado! ¡Deberíais haberle acompañado!"


Los comentarios de Eris causaron mella en las 2 mujeres; aunque Sylphy fue quizás la más dolorida por las mismas, respondiendo entre lágrimas.


"Q-Queríamos...SNIF... Queríamos ayudarle... p-pero... si íbamos con él... solo seríamos un estorbo... SNIF..."


Las lágrimas de la joven de orejas puntiagudas conmocionó a Eris, y recordó entonces el motivo por el que había estado todos estos años entrenando en la Tierra Santa de la Espada.

Fueron necesarios para NO ser un estorbo...

Y como, viendo que no había nadie que pudiera ayudarle en esa situación, Ludeus decidió escribirle una carta a Eris específicamente, aun teniendo a su lado a sus 2 esposas.

Este hecho le causó celos entonces, pero ahora... ahora le ocasionó una ligera sensación de superioridad.


"Si queréis ayudar, no dudéis y hacedlo. Yo iré a ayudarle, porque así lo he decidido."


Llegó hasta tal punto su determinación, que aunque tuviera que llevar a la fuerza a Sylphy y a Roxy, y acompañadas por Ghyslaine, fueron las 4 hacia donde se encontraba Ludeus.

Lo que llevó a la situación actual.


2ª Parte[edit]

Sin conocer bien el destino y a un ritmo vertiginoso, llegaron incluso a pasar de largo la aldea desierta hasta que vieron una enorme explosión en el horizonte.

Se acercaron y oyeron sonidos inequívocos de un combate al que intentaron seguir el ritmo a toda velocidad buscando a Ludeus.

Para finalmente encontrárselo al borde de la muerte.

Eris no dudó en dar un rápido paso al frente para colocarse justo frente a Orsted.

Se preparó para combatir contra él, alzando su espada, Elegancia del Dragón-Fénix[84], una de las 7 espadas del Dios del Filo, sobre su cabeza, amenazante y preparada para el combate.


"¡Ghyslaine! ¡Encárgate de la retaguardia!"


Sin embargo, Orsted no se había posicionado para el combate, sino que tan solo observaba a Eris extrañado.

No, en realidad sus ojos enfocaban a espaldas de Eris, observando detenidamente a las 2 mujeres que se acercaron al cuerpo agotado de Ludeus.

Pero Eris no perdió de vista ni un instante a Orsted; observando que la parte superior de su cuerpo había quedado completamente expuesta, con sangre emanando de distintas heridas incluyendo de su cabeza, causando que se le notara algo magullado. Incluso su pelo parecía haberse quemado parcialmente y se podían observar moratones en distintas partes de su cuerpo.

Se trataba del daño acumulado durante el combate hasta ahora.

Pero herido como se encontraba y algo desganado, en su mano derecha mantenía la sujeción firme de su espada; arma que no había visto nunca hasta este momento. Y aunque Eris no era una persona capaz de saber sobre espadas a simple vista, llegó a la conclusión de que era una espada acorde a él.

El arma poseía un aura similar a las espadas que atesoraba el Dios del Filo, comprendiendo que la espada en manos del Dios Dragón ocultaba un increíble poder.

En nuestro último encuentro, ni siquiera usó una espada... mejor dicho, ni siquiera necesitó usarla... le bastaron sus manos desnudas para vencernos.

Que Ludeus haya conseguido herirle tanto solo... que hasta haya conseguido forzarle a usar esa espada......... Uhhh.... Me encantaría poder mostrarle ahora todo lo que he avanzado en estos años... pero no debo apresurarme. Necesito ganar algo de tiempo primero...

Eris se autoconvenció de esto, ya que su intención no era vencer a Orsted en solitario.

Principalmente, porque le era imposible.

Solo con ponerse delante de semejante monstruo, había comprendido instintivamente la diferencia entre ambos.

En ese paso de montaña me fue imposible siquiera comprender que estaba más allá de mi alcance... Para mí, era una montaña vertical que se extendía hasta el infinito, pero no por ello inalcanzable.

Ahora...

Ahora puedo comprender la brecha que nos separa... Y como lo supe ese día, Orsted es un obstáculo enorme, una dificultad pasmosa...

Algo fuera de mi alcance.


"¿Eris Boreas Greyrat...? ¿Tan importante es para ti un hombre que no es Luke?"

"..... ¿Luke?"

"El hombre destinado a casarse contigo."

"Eso no tiene nada que ver conmigo."


Ignoré sus palabras, ya que no conozco a ningún Luke.

Para mí, el único hombre que me importa es Ludeus... nadie más. No necesito más.


"Eso pensé."


Orsted no se colocó en posición frente a mí, sino que solo observaba mientras curaban a Ludeus a mi espalda.

¿Puedo atacarle por donde quiera.......? Ya veo...

Lo comprendí en el acto.

Claro que puedo atacarle por donde quiera... es lo que pretende conseguir. Quiere que me lance a por él.


"..."


Viéndole actuar de esa forma, recordé mi última reunión con Gull Farion, Dios del Filo.


3ª Parte[edit]

En ese día, Gull Farion me invitó a su habitación, donde colocó en frente suya 3 espadas.


"¿Cuál quieres?"


Tuve en mis manos las 3 armas.

Hace años, habría dicho que la espada que me dio Ludeus en el continente demoniaco sería suficiente. Pero he crecido... esa espada ya no encaja con mi físico.

Quiero una espada de mayor envergadura, además de que con la otra, es posible que no pueda herir a Orsted.

Alguna vez había escuchado a supuestos maestros decir palabras grandilocuentes como:

Depender de una espada para combatir... como espadachín, el orgullo es suficiente.

Pero Eris tenía clara otra idea.

El orgullo por sí mismo es basura.


"Esta."


En mis manos se encontraba la espada más simple de todas; una espada de una única hoja fina con una leve curva en el extremo.

Era la única arma de las 3 ofrecidas de la que no emanaba una poderosa y siniestra aura, sino que hasta tenía un toque agradable[85].


"Así que Dragón-Fénix... Contra Orsted es una buena elección."

".... ¿Por qué motivo?"

"Porque esa espada mágica, aunque a primera vista no parezca nada especial, fue forjada con la finalidad de dotarla de la habilidad especial de ignorar el Touki defensivo de tu oponente. Aunque en el caso del Dios Dragón, su Touki es tan poderoso que ni siquiera esa espada es capaz de ignorarlo por completo. No obstante, sí que es capaz de ignorarlo parcialmente."


Se trataba de la espada que el maestro herrero Yori Sazukatta conocido como Emperador Dragón, había hecho con la finalidad de que un Dios del Filo pudiera llevar su habilidad hasta el máximo posible.

La Elegancia del Fénix-Dragón, una espada con la habilidad de ignorar el Touki defensivo, se trataba de una espada hecha específicamente para que la portase un verdadero Dios del Filo.


"Esa espada no encajaba conmigo, pero es probable que sí lo haga contigo."


El Dios del Filo posee 7 espadas famosas; de las cuales, 1 está en su posesión directa, otras 2 se las entregó a los actuales Emperadores del Filo, una más para Ghyslaine, la Reina del Filo; otra para Eris; y las 2 restantes estaban reservadas para los Santos del Filo, Nina y Jino, una vez alcanzaran el siguiente nivel.


"Pero ahora quiero hablar del motivo por el que te he hecho llamar. El primer punto importante contra Orsted es..."


Escuché con atención la advertencia del Dios del Filo.


"Bajo ningún concepto tomes la iniciativa."


No necesitaba preguntar el motivo; era algo que yo misma había sufrido con anterioridad.


"No cabe duda de que ha llegado al nivel de Dios del Cauce Celestial. Si le atacases primero, su contraataque te mataría, no lo pongas en duda."


Recordé entonces el evento de mi primer y único encuentro con Orsted hasta la fecha, y cómo este me lanzó por los aires de un solo golpe de sus manos desnudas.

Tcht... '

Un recuerdo desagradable.


"Aunque esa es solo la primera fase."


4ª Parte[edit]

En definitiva, Gull Farion le había dicho, que aunque el Filo Celestial se basara en tomar la iniciativa, en este caso, hiciera lo contrario.

La estrategia del Dios del Filo contra Orsted era sencilla y razonable, por lo que decidí hacerle caso y no atacar.

El Cauce Celestial siempre espera y no es agresivo, sino defensivo; en cambio, el Filo Celestial es agresividad pura.

Por esto, para los practicantes del Filo Celestial, un oponente del Cauce Celestial era el peor posible; puesto que los contraataques de estos son certeros y mortales, y la única forma de sobreponerse a ellos es poseer una habilidad superior.

Con todos mis entrenamientos con Isolte, lo sé... lo entiendo... por eso no atacaré primero..........

La chica que había obtenido el título de Mad Sword por su agresividad, estaba sufriendo enormemente con esta situación.


"¿Hm...? ¿No vienes?"


Controlando su posición y preparada para cualquier cambio en el combate, mantuve controlada al máximo mi agresividad.

Esta escena pareció sorprender a Orsted, quizás porque el Filo Celestial se precia de siempre tomar la iniciativa, siendo esta la base misma del estilo.


"Debo esperar... Para así poder atacarte junto a Ludeus."


Calmando mis emociones, respondí secamente.


"... Qué sorpresa... Eris Boreas Greyrat peleando junto a sus aliados... ¿Esta también es parte de tu locura? Ciertamente, posees un mayor juicio, Eris Boreas Greyrat, así que eso es lo que sucede cuando te enseña el maestro adecuado..."

"Ya no soy una Boreas. Tan solo soy Eris Greyrat."

"En ese caso, la Eris que conozco... es otra persona, ¿no es así?"


Mientras pronunciaba estas palabras, Orsted lentamente se recolocó y sujetó la espada con decisión en su mano derecha, elevándola ligeramente para señalar a Eris con la punta de la misma, mientras mantenía su mano izquierda libre.


"Bueno, entonces tendré que comenzar yo."


Sin que ninguno de los 2 hiciera absolutamente nada, el combate había llegado a la 2ª fase.


5ª Parte[edit]

La 2ª fase que el Dios del Filo le había relatado a Eris de la siguiente forma.


"Orsted es capaz de utilizar sus manos como si fueran espadas para lanzar con cada una de ellas una Hoja de Luz. Hasta este día, has entrenado con Nina lo suficiente como para ser capaz de contrarrestar sus ataques, ¿no es así?

"Debes comprender que Orsted no puede superar tu velocidad y alcance solo con sus manos desnudas, por eso, apunta a la muñeca de su ataque y rebánasela.

"El mayor problema será comprender de qué mano viene su ataque, si la derecha o la izquierda; y en el caso de que ataque con ambas al mismo tiempo, ¿cuál crees que será su ataque principal? O, ¿será un ataque alto o bajo? Esa será tu principal tarea en la 2ª fase."


Esas fueron las palabras exactas que Gull Farion le dedicó sobre la 2ª fase de su estrategia; a lo que Eris solo pudo tragar saliva en su garganta seca.

Orsted ya ha desenvainado su espada... No está usando sus manos como sustituto...

Su ataque será una Hoja de Luz perfecta... ¿Seré capaz de superarle así?

Pero me mantuve positiva.

No... no será perfecta... Orsted no está en su mejor condición, está cansado y herido, y hasta sangra por la mano que sujeta su espada... Además, está sujetando su espada solamente con su derecha... Así que debo hacer un ataque bajo...[86]

¿Cómo puede usar solo una mano para el ataque estando en ese estado...? Me está menospreciando...

Por lo general, ese hecho me habría hecho enfurecer, pero por raro que sea, en su lugar, me pareció perfecto.

Jamás pensé que llegaría el día que le viera utilidad a ser menospreciada...

Y justo en este preciso instante, Orsted hizo un gesto pavorosamente rápido.

Técnica del Filo Celestial: HIKARI NO TACHI (Hoja de Luz)

Y siguiendo el ritmo y reaccionando al gesto de mi adversario, yo me lancé al ataque.

Técnica del Filo Celestial: HIKARI GAESHI (Contraataque de Luz)[87][88]

El ataque de Eris recorrió un tramo que la pelirroja había practicado durante decenas de miles de veces con la finalidad de contrarrestar la Hoja de Luz.

En esta situación, conseguí tomarle la delantera con mi velocidad máxima, al enemigo que no podía utilizar su velocidad máxima; y mi espada terminó su movimiento antes que el suyo.

La mano biseccionada de Orsted que todavía sujetaba su espada, saltó por los aires tras el corte, dando vueltas en el aire.

¡Lo conseguí!

Pero justo en el instante siguiente, Orsted realizó una acción sorprendente que no me permitió ni celebrar el evento.

Con su mano izquierda, Orsted cogió al vuelo la mano que acababa de perder y la colocó en su lugar original aunque habiendo perdido su espada. Al mismo tiempo, revolucionó su cuerpo para dar una patada giratoria.


"....¡Tsu-!"


Igualmente, conseguí esquivarlo, puesto que el Dios del Filo me advirtió que esta acción por parte del Dios Dragón era posible; lo que me llevó a dar medio paso hacia atrás para alejarme lo suficiente.

La respuesta de Orsted fue atacarme con su mano izquierda colocada imitando una hoja afilada lanzada contra mí, que tuve que apartar con un corte normal y corriente de mi espada.

CLANG

Pero mi ataque no consiguió atravesar la piel de Orsted.

Si no es una técnica al nivel de la Hoja de Luz no podré herirle...

Igualmente, la mano amenazante de Orsted fue rechazada, aunque sin ningún rasguño, y aterrizó en el suelo perfectamente colocado.

... SWOSSHH

Poco después, la espada de Orsted cayó al suelo clavándose a algunos metros de su cuerpo.

Observé mejor la escena, y pude ver como la mano que acababa de cortar había terminado de curarse y unirse correctamente al cuerpo, de la misma forma que el resto de heridas que se podían apreciar en su cuerpo habían desaparecido por completo.

Ha... ¿ha usado magia Curativa?

No solo había conseguido atacarme en 2 ocasiones tras nuestro intercambio sino que ADEMÁS había sido capaz de curarse.

El hasta ahora herido Orsted se había curado por completo.

Es inhumano...

Estas palabras rondaron por mi cabeza.

El ataque de ahora no era una Hoja de Luz, pero tampoco era un golpe sin fuerza.... y ni así fui capaz de herirle con él.

Solo la Hoja de Luz y el Hikari Gaeshi son capaces de atravesar el Touki del Dragón Sagrado de Orsted, aunque le ataque con la Elegancia del Dragón-Fénix.


"¿Esa estrategia de combate contra mí te la sugirió el Dios del Filo? Veo que ese hombre te aprecia enormemente, Eris Greyrat."


Habiendo conseguido controlar mis dudas y mantenerme en calma, alcé la espada sobre mi cabeza para prepararme en caso de ataque.

Pero las siguientes palabras dichas con una fuerte voz me sorprendieron.


"¿También te contó sus batallas en las visitas nocturnas a su dormitorio?"


Porque las palabras claramente no iban dirigidas a mí, sino a las 3 personas a mi espalda. Aunque en realidad, el destinatario era únicamente una persona, Ludeus.

Orsted había escogido usar palabras malinterpretables contra mí, algo que por lo general JAMÁS se lo podría perdonar.

Por mucho que me cueste reconocerlo, respeto enormemente al Dios del Filo. Ha sido el único que me ha ayudado a entrenar todos estos años para llegar a este momento, y hasta me ha confiado su sueño de derrotar al Dios Dragón.

Pero nuestra relación no es la de un hombre y una mujer, sino la de un Shishou con su discípulo. Una camaradería entre maestro y estudiante que comparten la misma meta.

Pero... ¡Pero...!

Por suerte, Gull Farion ya me había avisado...


"Si el combate avanza favorablemente, llegará un punto en el que Orsted lo más seguro es que intente provocarte. ¿Piensas consentírselo?"


Gracias a que el Dios del Filo supuso que las provocaciones llegarían y me avisó de ello, fui capaz de mantener la calma.

No pienso dejar que me provoque con nada que diga... Debo de asegurarme de que Orsted sigue bailando en la palma de la mano de Gull Farion.


"¡Jum!"

"... Oh. Veo que has mejorado mucho."


Orsted murmuró estas palabras casi con cierta lástima en su voz.

Y segundos después, recolocó ambas manos a modo de cuchillas para combatir contra mí, que comprendiendo ahora lo difícil que se había vuelto el combate, rememoró el último consejo de Gull Farion para este combate.


"El tipo ese, por cualquier motivo, nunca pelea en serio.

"Y aunque sea capaz de usar tanto una increíble variedad de técnicas y hechizos, siempre que pueda, se conformará con usar Touki y combatir con las manos desnudas; en especial cuando conoce la habilidad de un oponente.

"Solo cuando el uso de Touki con sus manos desnudas no sea suficiente, decidirá usar magia; como si su finalidad fuera vencer de la forma más eficiente posible.

"Esta regla solo cambia en situaciones... poco comunes. Porque siempre que Orsted vea una técnica por primera vez, se dedicará a estudiarla en profundidad. Así que para ti, esa será su debilidad."


Esas palabras recordaron el primer encuentro que tuvo con Orsted, y como al ver a Ludeus hacer usos extraños de la magia, en lugar de acabar de inmediato con él, lo que hizo fue tomarse su tiempo y deleitarse, como si estuviera jugando con hormigas mientras curiosea.

En aquel entonces no lo comprendí... pero ahora...

KRR

Todavía controlando mis emociones, apreté con fuerza mis dientes, y alejé mi mano izquierda de Elegancia del Dragón-Fénix, llevándola a la espada con una empuñadura nada especial que llevaba colgando del cinto.

Sujetándola con un agarre inverso, puse mi mano en la espada que los Migurd le entregaron a Ludeus en el continente demoniaco y que este me entregó a mí; la espada que desde entonces me ha acompañado.

En mi mano derecha, Elegancia del Dragón-Fénix sobre mi cabeza, preparada para atacar; y en mi izquierda, sujeta de forma inversa, y con la hoja todavía en su vaina, la espada sin nombre; todo ello para posicionarme en un irregular estilo de 2 espadas.

El único de los 3 estilos principales que usaba 2 armas en algunas de sus técnicas era el Nórdico Celestial, ni el Filo ni el Cauce contemplaban una posición tan irregular.

Con esto no...

Seguramente, hasta Orsted comprendía que en mi estado actual me era imposible utilizar una Hoja de Luz a una sola mano, y que por mucho que la espada en mi posesión fuera poderosa, no sería suficiente tampoco para atravesar su Touki del Dragón Sagrado.

Y hasta yo sabía que no podía ejecutar un correcto ataque de desenvainado sujetando la espada de esta forma.

Era una postura inútil contra el Dios Dragón; era una pérdida de tiempo. Era una ofensa para el resto de practicantes del Filo Celestial.


"Mu..."


Y exactamente ese fue el motivo que detuvo en su sitio a Orsted.

Con ambas manos preparadas para el ataque, se había detenido para observarme; había incluso dejado de prestarle atención a Ludeus mientras lo curaban a mi espalda.

Por primera vez en todo nuestro encuentro, me convertí en el centro de su atención.

Aunque dudo mucho que se detenga a verme no hacer nada. Como no comience mi ofensiva pronto, él se lanzará contra mí...

Esta técnica la entrené específicamente para este momento concreto, en un intento para confundir y engañar al Dios Dragón.

Se trata de una técnica incluida en el estilo Nórdico Celestial que ejecutó Auber, Emperador Nórdico, en una única ocasión en mi presencia. Y tras verla e imaginar su posible utilidad, entrené durante el tiempo que me fue necesario hasta ser capaz desenvainar una espada de su vaina con la mayor rapidez posible para lanzarla.

Comprendo que es una técnica no excesivamente útil, pero sigue poseyendo la capacidad para quitarle la vida a una persona... Y es que... como dijo Auber...

Un practicante del estilo Nórdico, si lo creyera necesario, lanzará su arma contra el enemigo.

Orsted, cansado de esperar, se lanzó contra mí con ambas manos en pose amenazadora, pero sin dibujar con ellas ninguna técnica especial de ninguno de los estilos.

Y yo, al verle, con un gesto no excesivamente limpio, sujeté con los dedos de mi mano izquierda la guarda de la espada en mi cinto, y tiré de ella dándole un camino recto contra el enemigo enfrente mía, Orsted.

La técnica que había entrenado durante meses incluso, con tal de conseguir dirigir mi arma en un solo gesto de desenvainado, fue ejecutada correctamente, aunque de manera un tanto burda, lanzando la hoja contra Orsted a gran velocidad.

Pero eso no era todo.

Mi mano izquierda continuó su recorrido sin detenerse ni perder su ímpetu en dirección a la espada que seguía sujeta por mi mano derecha sobre mi cabeza, y tan rápido como me fue posible, coloqué ambas manos en la empuñadura de Elegancia del Fénix-Dragón.

En cuanto estuvo en mis manos, dibujé una instantánea Hoja de Luz que se extendió contra Orsted.


"¡!"


La Hoja de Luz empujada por el peso de todo mi cuerpo sobrepasó la hoja sin nombre lanzada con mi mano izquierda, dibujando una línea recta en el menor tiempo posible, para darle un golpe directo a Orsted.

No obstante, lo que se escuchó fue un sonido metálico.

TCHAN.... Tut


"... ¡Tcht!"


Habiendo lanzado una Hoja de Luz perfecta, fui incapaz de calmarme lo suficiente para evitar chasquear la lengua al ver el desenlace.

Por un lado, Orsted había atrapado mi espada con la palma de sus manos deteniendo así la Hoja de Luz; y por otro, aunque la hoja sin nombre fue a parar a su estómago, su Touki del Dragón Sagrado la repelió sin dejarle ni un solo rasguño, rebotando con suficiente fuerza como para salir lanzada para caer a mi espalda.


"Superaste mis expectativas, pero aún así... ¿ya has acabado?"

"No."


Antes de que la espada sin nombre que durante tantos años me había acompañado tocara el suelo, sin necesidad siquiera de mirar a mi espalda. Supe que Ludeus se había puesto en pie.

¡Ya le han curado...!


"¡Solo es el comienzo!"


Necesitando verle, giré ligeramente mi cabeza para observarle y pude ver a Ludeus con claridad.

¡Ludeus!

Pero lo que vi fue un cuerpo demacrado.

Sus ojos tenían dibujadas unas profundas y oscuras ojeras y su pelo castaño claro había acabado casi completamente teñido de blanco; le temblaban las piernas, tenía el rostro pálido y los labios morados...

Casi parecía que se podría morir en cualquier momento.

Si había conseguido ponerse en pie, fue gracias a que tanto Sylphy como Roxy le estaban apoyando.


"..............."

"¿Qué dices que comienza ahora?"


Lo supe nada más verle, Ludeus no podía ni siquiera intentar pelear. Estaba claro que se había quedado sin poder mágico, y le fallaban las fuerzas... y en sus ojos hasta su determinación había desaparecido.

Casi parecía un cadáver andante.


"Lo que ahora comienza es el comienzo..."


Sé lo que debo hacer.

Y con ese pensamiento me preparé.


6ª Parte[edit]

"¡Coged a Ludeus y escapad de aquí!"


El grito de Eris resonó por la zona.


"¡Detendré a Orsted aunque me cueste la vida, así que HUID!"


Sylphy comprendió al instante la determinación de la recién llegada, principalmente porque no era la primera vez que veía esa clase de sacrificio.

Cuando huyeron de Asura, los acompañantes de Ariel estaban decididos a dar su vida para salvar a la princesa, la persona que les importaba. Y Eris estaba haciendo exactamente eso.


"T--¡Te cubriré!"


Con piernas temblorosas, Sylphy sujetó su báculo y gritó estas palabras.

En cuanto posó sus ojos sobre Orsted, lo que vio no fue un hombre, sino la representación de todos los terrores del mundo. Y aun en esa situación, había aceptado la muerte con tal de proteger a Ludeus.

Y es que ni siquiera tuvo que pensárselo, porque más terrorífico que Orsted, era imaginarse la vida sin la persona que ama.

Todavía resonaban en su cabeza las palabras que Eris les había dedicado en Sharia.


"¡¿ACASO QUERÉIS QUE MUERA?!"


Por supuesto que Sylphy no quería que su esposo muriera, sino que pensó que pasaría lo que de costumbre, que volvería sano y salvo a casa después del combate.

Para Sylphy, Ludeus poseía una fuerza superior a lo imaginable, y aún más a bordo de la Armadura Mágica que le había ayudado a construir.

Para ella, no había rival posible para él.

Ni se le pasó por la cabeza lo equivocada que estaba.


".......¡!"


Eris cruzó mirada con Sylphy, vio su determinación, finalmente asintió, tragándose las palabras que le iba a decir.


"... ¡De acuerdo! ¡Te encargo mi espalda! ¡GHYSLAINE! ¡Llévate a Ludeus y a Roxy tan lejos como seas capaz!"

"¡Eris! ¡Mi deber es protegerte a ti!"


La Reina del Filo de la raza feral rechazó la orden de Eris.

El motivo de este rechazo fue todo el esfuerzo que había visto hacer a la persona que le encomendaron; lo mucho que había entrenado para este día. Ese fue el único motivo por el que había aceptado no inmiscuirse en el combate.

Pero una cosa era dejarla morir en combate de forma honorable, y otra muy distinta que diera su vida solo para ganar algo de tiempo.

Si lo permitía, estaría escupiendo en la promesa que le hizo a Sauros.


"¡¿No me has oído?! ¡Te estoy encargando proteger a la persona que más me importa!"

"... ¡No lo haré! ¡Si te dejo morir así, no podré mirar a la cara a Sauros-sama y Philip-sama!"


Ghyslaine no quería que tirase la vida de esta forma.

.... No obstante, la mujer feral nunca había sido capaz de pensar con facilidad, por lo que no tenía una idea clara de cómo sobrevivir a la situación actual. Por lo que en un acto reflejo decidió el curso a tomar.


"... ¡Lo que debemos hacer es huir todos!"


Roxy comprendió que intentar pelear en su estado era pedir demasiado.

Y aunque comprendía que sería un estorbo en caso de combate, igualmente decidió venir hasta aquí; pero sabiendo que no tenía otra opción, lo que hizo fue coger a Ludeus y tirar de él para llevarlo hasta donde se encontraban los caballos en el borde del bosque.

Aunque pierda al niño, siempre que Ludeus consiga escapar...

No pensaba en otra cosa, ni siquiera en lo que pasaría después. Lo único que tenía en mente en este momento era huir de ese... ese ser.


No obstante, ese ser, viendo la discusión entre Eris y Ghyslaine, y luego la determinación en la mirada de Sylphy y Roxy...


"................ Fuu..."


Dejó escapar un enorme suspiro.

Al escuchar ese suspiro, todos salvo Ludeus se tensaron, aunque Orsted les ignoró por completo; y alzó la voz en un potente grito.


"¡Ludeus Greyrat!"


Al escuchar su nombre, Ludeus se echó a temblar.


"¡Mientras seas un aliado de Hitogami, no pienso dejarte marchar! ¡Aunque tenga que matar a todos los presentes! ¡Aunque tenga que matar a todos los habitantes de la ciudad! ¡Te seguiré hasta acabar contigo!"


Los temblores de Ludeus apoyado sobre el cuerpo de Roxy empeoraron enormemente, y sus piernas se volvieron pesadas y temblorosas. Lo único que pudo hacer en su estado fue bajar la cabeza.


"Y aunque no crea nada de lo que Hitogami te haya podido decir... pero por si fuera cierto, tras matarte, ¡iré a tu casa y me llevaré a tus hijos!"


Pero esas palabras hicieron que el cuerpo de Ludeus dejara de temblar y el fuego volviera a sus ojos.

Se dio un golpe en sus temblorosas y débiles piernas para despertarlas, alargó su mano y le quitó a Roxy su báculo; aunque antes de darse cuenta, sus fuerzas le fallaron y el báculo se le escapó de las manos y el propio Ludeus casi cayó al suelo, de no ser porque la asustada Roxy le ayudó a mantenerse en pie.

Pero Ludeus estaba mirando a Orsted con un inmenso odio. Con suficiente odio para querer acabar con su vida.


"No obstante, con esa copia de la armadura del Dios de la Lucha, y con el poder mágico que posees que compite con el mismísimo Laplace, junto con que posees inmunidad a mi maldición... ¡Puedes serme de utilidad!"

"...¿?"


Las palabras de Orsted consiguieron que la sed de sangre de Ludeus decreciera visiblemente, y aun sin comprender lo que Orsted le intentaba decir, siguió escuchándole.


"¡Traiciona a Hitogami y alíate conmigo!"


Escuchándole decir esto, 2 personas reaccionaron de inmediato.


"¡¿Qué tonterías estás diciendo?!"

"¡Ludy, te está engañando!"


Para Eris y para Sylphy, no había duda de que lo que el Dios Dragón decía era una sarta de mentiras. Aunque no tenían pruebas para llegar a esa conclusión, simplemente estaban seguras de ello.

Por su parte, Roxy y Ghyslaine, aunque no mostraron su disconformidad, analizaban sus palabras en busca de intenciones ocultas en ellas.


"¡Si lo haces, perdonaré este ataque a traición por tu parte y te devolveré tus brazos!"

"........"


No obstante, la actitud de Ludeus era distinta a la del resto de su grupo.

El motivo era que había comprendido que había algo en el tono de Orsted, había notado que aunque estaba tenso, había un sentimiento distinto al miedo o al odio en sus palabras. Lo había notado, pero no sabía de qué se trataba.


"Bajo mi... Bajo LA protección del Dios Dragón, Hitogami no podrá alcanzarte con sus garras con facilidad."


Los ojos de Ludeus dejaban clara su confusión y duda...


"¡Incluso ahora! ¡No podrá contemplar esta conversación!"

".........."

"¡Si de verdad le ayudabas en contra de tu voluntad, este acuerdo debería ser favorable para ti!"

".........."

"¡ELIGE, LUDEUS GREYRAT! ¡Alíate con Hitogami y yo mismo te arrebataré todo! ¡O alíate conmigo y peleemos juntos contra Hitogami! ¡Siendo tú...! ¡Siendo alguien inmune a maldición, deberías ser capaz de escoger por ti mismo!"


Ludeus y Orsted cruzaron miradas durante varios segundos, y todavía apoyándole para que se pudiera mantener en pie, Roxy pudo escuchar como su esposo vaciaba sus pulmones exhalando de forma prolongada.

Parecía que intentara confirmar si decía la verdad únicamente mirándole a los ojos, como si sus facciones escondieran la verdad.

Pero era imposible que Ludeus pudiera ver algo así solo en su rostro, y los segundos se hicieron eternos.


"¿Ludy?"


Ludeus se apartó de Roxy con pasos torpes, llegando entre tropiezos hasta Ghyslaine, sobre la que se apoyó para mantenerse en pie. Siguió avanzando, esta vez apoyándose en Sylphy, y continuó avanzando hasta ponerse a la altura de Eris, a su lado.

Llegado a este punto, cayó al suelo frente a Orsted, hincando ambas rodillas en el suelo pero con la cabeza alzada mirando a Orsted a los ojos.


"De verdad... ¿De verdad existe un método para proteger a mi familia de Hitogami...?"

"¡Lo hay! Es cierto que su habilidad para ver el futuro es poderosa, pero eso no significa que pueda verlo absolutamente todo. No debería ser ni omnisciente[89] ni omnipotente[90]."

"¿Y ese método...? de verdad... ¿de verdad asegurará que no le pase nada a mi familia?"

".......... No es absoluto. Puesto que ni yo soy capaz de conocer plenamente el alcance del poder de esa persona."


Orsted fue incapaz de garantizar la seguridad de la familia de Ludeus, y ni siquiera prometió que todos estarían a salvo o que no les pasaría nada.

Los presentes miraban a Ludeus esperando su respuesta, y lo único que pudieron ver fue la desesperación en la mirada de Ludeus, que estaba observando a Orsted con lágrimas en los ojos suplicándole con la mirada la salvación de sus seres queridos.

Todos se preguntaban qué estaría pensando en una situación así.

Y pasados unos segundos, Ludeus tomó su decisión.


"... Yo... pongo mi vida en tus manos, Dios Dragón. Por favor... ayúdame."


En ese día, Ludeus Greyrat se convirtió en el súbdito del Dios Dragón.


Capítulo 164 - Eris Greyrat - 1ª Parte[edit]

1ª Parte[edit]

Esa mañana, como de costumbre, fui a correr, tras lo que estuve entrenando con Norn.

Cuando volví a entrar en la casa, le di a Sylphy un fuerte abrazo cuando la encontré con Lucy. Después pasé por la sala de estar y le di los buenos días a Aisha y a Lilia; tras lo que fui a ayudar a la aún adormilada Roxy a trenzarse el pelo.

Cuando llegó la hora de comer, fui a llamar a Zenith, que se encontraba compitiendo con Beet a ver quién aguantaba por más tiempo con la mirada fija...

Pero básicamente, la familia al completo se sienta a la mesa, como si nada hubiera pasado, y la vida hubiera vuelto a su cauce natural.

Aunque lo cierto es que han pasado cosas importantes.

Al menos, estoy seguro que tuve un duelo a muerte contra Orsted, y aunque me dio una soberana paliza... Sigo con vida.

Y para confirmar que no fue un sueño, observo mis manos, apretando mis puños y sintiendo en ambas el tacto de la yema de mis dedos de carne y hueso, en ambas manos.


Tras el combate, me postré ante Orsted y le juré lealtad...

Y como me prometió, me curó de mis heridas, consiguiendo que todas mis extremidades se regeneraran por completo, incluyendo la mano que perdí contra la Hidra Manatite.

Tras eso, me lanzó otro hechizo y me entregó un brazalete que llevaba puesto. Me dijo textualmente Cuando repongas tu maná, hablaremos.

Y se marchó.

Actualmente llevo puesto el brazalete en mi muñeca izquierda, aunque en realidad, no sé qué efecto tiene.

¿Quizás ayuda a la regeneración de poder mágico? ¿O será para impedir que Hitogami me pueda observar? Porque lo cierto es que han pasado 10 días desde el combate y no he vuelto a encontrarme con él...

Teniendo en cuenta que Orsted me dijo que bajo la protección del Dios Dragón podría bloquear a Hitogami, seguramente sea lo segundo... Aunque todo sea dicho, también podría ser un objeto sin ninguna utilidad más que simbolizar que ahora soy un subordinado del Dios Dragón o algo por el estilo.

Pero sea cuál sea el motivo del brazalete, lo cierto es que perdí contra Orsted y me uní a su bando, así que definitivamente traicioné a Hitogami y me uní al bando enemigo... Por lo que no tengo la menor intención de quitármelo.

Y si soy honesto, no me duele haber traicionado a Hitogami... es más, hasta me alegro de haberlo hecho. Algo así como en lugar de estar dándole a vueltas a cómo he podido hacerlo, estoy más como celebrándolo.

Ahora no hay marcha atrás posible... por mucho que Orsted sea insufrible o me use, no puedo ni voy a traicionarle; ahora estamos en el mismo barco.

Y por mucho que Hitogami hubiera previsto mi traición, a lo hecho, pecho... Porque vaya... aunque sea una opinión sin verdadero fundamento... Orsted parece un tipo más honesto que Hitogami...

Por algún motivo, me recuerda un poco a Ruijerd; y eso que ni tiene el enorme orgullo de Ruijerd ni tampoco parece que se preocupe especialmente por los niños... Pero no sé... comparado con Hitogami y su forma de mirar a todos por encima del hombro sin hacer realmente nada, Orsted parece más una persona que simplemente le pone todo su empeño en lo que hace.[91]

Pero en todo caso, me quité a ese inútil blanquito de encima, y hasta siento como el nudo en mi estómago se ha soltado por el miedo a mi familia; aunque más que decir que he perdido el miedo, se parece más a la sensación de haber escalado una montaña y ver el precioso horizonte después del enorme esfuerzo.


Una vez terminó el combate y Orsted se marchó, allí mismo hablé con Sylphy y con Roxy.

Tanto Sylphy como Roxy me recriminaron llorando lo que había hecho, lamentándose ambas de no haber sabido apreciar lo peligroso que era el oponente contra el que iba a luchar, y haciéndome saber lo preocupadas que estaban de que me hubiera convertido en su súbdito.

Respondí con la verdad, que no quise preocuparlas innecesariamente y que no había otra forma de solucionar el problema; gracias a eso, de momento parecían mínimamente conformes.

Tras eso, decidimos regresar a Sharia.

Habiendo conseguido regresar a casa con vida, les expliqué a mis familiares y amigos cómo había perdido contra Orsted y decidido unirme a su bando.

Por cierto, Pelagius, de todos a los que se lo dije, fue el que se mostró más calmado por el desenlace final y mi decisión.

... Es fácil comprender ahora porque no quiso arriesgarse a ganarse el odio de Orsted...

También me sorprendí como al regresar a casa, todos me miraban sorprendidos, y es que resultó que mi pelo se había vuelto completamente blanco.

No entiendo bien el motivo, pero imagino que será similar a lo que le ocurrió a Sylphy... No sé si será algo temporal, si mi pelo volverá a crecer con el tono castaño claro o si será algo permanente... pero aunque lo fuera, como voy a juego con Sylphy, tampoco es que me moleste...


Volviendo al comienzo de este relato, han pasado ya 10 días desde que recuperé mi día a día original, y aunque estoy atento a lo que pueda hacer Hitogami, de momento no ha ocurrido nada en especial.

Mi cuerpo ha recuperado sus fuerzas y hasta parece que mi poder mágico, que había casi desaparecido por completo, se ha recuperado.

Hablando de mi poder mágico, me dio la impresión de que Orsted conoce el secreto de por qué mi cuerpo posee semejante cantidad de poder mágico... por su comentario de los aspectos de Laplace.

Bah, si lo veo necesario le pediré que me lo explique... pero de momento no me corre prisa.

Y ahora que he mencionado lo ocurrido, toca hablar de lo que SÍ que ha cambiado en mi tranquilo día a día.


2ª Parte[edit]

"¡Okawari!"[92]

"Eris-ane[93], ya no queda más sopa."

"¡¿Eh?! ¡Todavía quiero más!"


En estos días ha habido una nueva incorporación a la mesa; se trata de una pelirroja bastante alta.

En resumen, Eris.


Nos acompañó a casa como si fuera lo más natural; al igual que tomó la habitación de invitados para ella, también como si fuera lo más natural; y así comenzó a vivir con nosotros, como si fuera lo más natural del mundo.

Cabe mencionar que Ghyslaine se alojó en una posada cercana, ya fuera porque la actitud de Eris le pareciera impropia o porque consideraba que era mejor dejarnos cierta intimidad.

Pero fuera como fuera, Eris ahora vive con nosotros. Y aunque de vez en cuando sale de la casa, la mayoría del tiempo permanece en ella.

Observa en silencio a Sylphy cocinar, a Roxy prepararse para clase, a Aisha y Lilia encargarse de la casa, y hasta se dedica a espiar a Lucy mientras está con Sylphy.

En definitiva, cuando no está haciendo algo en concreto, se dedica a observarlo todo; especialmente cuando Sylphy o Roxy están ocupadas haciendo algo, que es cuando más incómoda se le ve, con su ya famosa boca en forma de へ.

Pero vaya, ha cambiado mucho desde la última vez que nos vimos. ¿Cómo decirlo...? Antes era guapa, pero ahora es toda una belleza.

Físicamente es bastante alta en comparación con el resto de mujeres, pero tiene un cuerpo envidiable. Su vestimenta es un abrigo de cuero bastante elegante similar al que lleva Ghyslaine y debajo lleva ropa oscura que no le impide moverse con facilidad.

Por otro lado, a simple vista puede apreciarse lo bien desarrollado y fuerte que está su cuerpo, aunque bajo ningún concepto parece una mujer excesivamente musculosa, sino con una musculatura perfectamente tonificada y definida.

En realidad, cuesta bastante no comérsela con los ojos... en concreto me refiero a sus curvas. El 90-60-90 con ella quedaría mejor dicho como BOOM-Chika-BOOM. Ya no hay por donde encontrar a la jovencita de hace 5 años... se ha convertido en toda una mujer.


Y, por uno u otro motivo, no había conseguido en todo este tiempo encontrar una buena oportunidad para hablar con ella.

Al principio, yendo de un lado para otro informando del resultado de la batalla me lo había impedido por completo; y aunque suene a excusa, era verla de espaldas y el sonido de mis latidos se aceleraba y casi me ensordecía.

Hubo varios intentos por mi parte de hablar con ella, pero en todos ellos, acabé perdiendo la iniciativa... En cuanto me acerqué a ella para sacar el tema sobre el que necesitábamos hablar, me clavaba su mirada y mi corazón se ponía a latir; y cuando por fin me recuperaba, casi siempre, o se habría ido o habría estado haciendo otra cosa.

Encima, después de cada uno de esos momentos, era incapaz de pensar con claridad y necesitaba algún tiempo para calmarme...

Será... ¿miedo?

Nah, solo bromeo... Lo más seguro es que, como me temía, sea un flechazo... Parece que me he vuelto a enamorar una vez más de Eris a primera vista...

Puede que quede como un simplón, pero estando con un pie en la tumba, de repente verla llegar valerosamente en mi ayuda, conseguir incluso apartar a Orsted, y poner su vida en peligro para salvarme... Si encima le sumamos que me ha sido imposible olvidar todos los momentos juntos, incluido ESE momento, lo raro sería que no me hubiera enamorado de ella otra vez...

Así es... ahora mismo soy una damisela completamente enamorada, Ludy-ko[94], toda una quinceañera con su amor platónico.

Aún así...

Cuando regresamos a casa, Sylphy me contó lo que Eris les había dicho de su vida hasta ahora.

Me informó de que en estos 5 años había estado en la Tierra Santa de la Espada dedicándose en cuerpo y alma a entrenar con la única intención de poder combatir a mi lado el día que tuviera que pelear contra Orsted.

El origen de esa idea surgió de que tras nuestra pelea contra Orsted, me vio practicar la Distorsión Mágica, y asumió erróneamente que mi intención era retar a Orsted en un futuro.

Viéndome, aunque yo jamás lo vi de esa manera, Eris sentía que entre nosotros había una increíble diferencia en habilidad, y por eso, decidió separarse de mí temporalmente para entrenar.

En ese caso... desde el punto de vista de Eris, yo fui el que la traicionó.

Algo así como tener que ir a estudiar al extranjero y volver para encontrarte a tu ahora ex-novio con otra persona. Básicamente, a sus ojos soy un desgraciado infiel...

Pero claro... debería comprender con lo que le puse en la carta cómo me sentí entonces y de qué forma yo no lo vi como una separación temporal sino como un abandono definitivo por su parte...

Aunque es fácil comprender que no sabe bien cómo controlar sus emociones... de Eris, me cuesta descartar hasta que venga con un cuchillo a quitarme la vida[95]...

No obstante, no me parece correcto tampoco, simplemente ir a donde se encuentra y decirle algo como Me he vuelto a enamorar de ti, conviértete en mi tercera esposa. Por no hablar de que tengo verdadero pánico de cómo pueda responder Eris... Nunca se me ha dado bien saber lo que piensa.

¡por saber, no entiendo ni por qué no ha sido ella la que ha roto el hielo! La vieja Eris hubiera dicho abiertamente lo que quiere hacer sobre nosotros. Algo como ¡Ludeus! ¡Te quiero! ¡Como vamos a casarnos, ven conmigo a la cama hoy! ¡Y ni se te ocurra pensar en dormir! ¡Eres mío, Ludeus!

Y aun así.. no ha dicho ni hecho nada... tan solo está en completo silencio.

A ver si... cuando puso su vida en peligro para salvarme de Orsted... Hasta ese punto es posible que me tuviera en un pedestal o algo, y durante 5 años entrenó sin descanso pensando que yo habría estado haciendo lo mismo; cuando en verdad no ha sido así... Es cierto que me he esforzado a mi manera, pero no he llegado a su nivel; y Orsted me dio una soberana paliza...

Quizás... al verme en es estado lamentable, y además casado con 2 mujeres... esa misma Eris que ahora es Reina del Filo ha podido desilusionarse de lo que pensaba que soy al ver lo que soy en realidad... Y por eso no ha dicho nada de lo que pensé que diría...

Quizás... quiere marcharse y abandonarme esta vez para siempre, pero no sabe cómo decirlo...

Pensando de esa forma, me costó incluso más que antes hablar con ella, temiendo el momento en que tuviera que hablar con ella por miedo a que me dejara con palabras como ¡Te has convertido en un inútil!, que proviniendo de la asombrosa Eris me dejarían destrozado nuevamente...

Si eso pasara, siento que sería lo correcto... pero aún así me dolería... Vale, sí... tiene sentido que ocurriese de esa forma, pero por favor, ¡no alargues más este suplicio! Uhh... ¡Uf!

En todo caso, creo que deberíamos hablarlo abiertamente, charlar tranquilamente por lo ocurrido y ver qué nos depara el futuro.

Pero aún habiendo encontrado la motivación, no encontraba el momento oportuno para hablarlo y lo único que acabé haciendo fue alargando la situación innecesariamente.

Yo no daba el primer paso, y Eris tampoco; por lo que al final, los días simplemente fueron pasando uno tras otro. Y eso que preferiría dejar este asunto zanjado antes de mi siguiente encuentro con Orsted.

¡Pero no sé qué hacer! Si me callo y sigo sin hacer nada, lo mismo la vida con Eris se prolonga sin necesidad de que haga nada...

Con esto en mente, un día Roxy me preguntó de improviso.


"Dime, Ludy, ¿para cuándo es la Ceremonia de Boda con Eris?"


A lo que no supe como reaccionar.


"¿Ceremonia de Boda?"

"Claro, yo también tuve una, ¿no? En ese caso, ella debería tener la suya. Te lo pregunto porque necesito pedir el día libre para la celebración, por lo que si..."


Me quedé en silencio mientras escuchaba a Roxy, y poco a poco su ceño comenzó a fruncirse mientras me observaba.


"No me digas que todavía no lo habéis hablado."


Puedo sentir como se acumula la vergüenza en mi cara.

Parece que todos en la casa ya lo han hablado y han decidido darle la bienvenida... De Aisha lo puedo entender, pero hasta Norn ha estado tratando a Eris como parte de la familia... Y por si fuera poco, a menudo charlan entre ellas animadamente sobre Ruijerd y temas similares. La verdad es que me extrañó mucho que esas 2 se llevaran tan bien...

Pero en definitiva... nadie está en contra y solo falto que yo dé el pistoletazo de salida...


"Ludy, no puedes seguir huyendo de esto. Eris lleva tiempo aguardándote."


Roxy me señala con el dedo dejándolo a pocos centímetros de mi cara con una actitud más propia de una hermana mayor.


"¿Aguardando?"

"¡Así es! ¡Desde que llegó ha debido estar aguardando que le digas ¡Ven a mis brazos!"


Roxy gesticuló el movimiento separando los brazos y e imitándome en su expresión y tono de voz.

¡Qué mona es...!


"Eris jamás querría algo así... ¿No serás tú la que lo quiere, Roxy?"

"¡Oye! ¡Que estoy hablando en serio! ¡Déjate de bromas!"


Roxy se pone seria... al mismo tiempo que mantiene sus brazos separados.

... ¿Que me deje de bromas? ¿Entonces es en serio? ¿De verdad Eris ha estado esperando que le diga algo así? ¿De verdad Eris querría algo así?

...... Roxy nunca me mentiría... por lo tanto, ¡esto es una MENSAJE DIVINO!

Si hasta Roxy tiene que darme un empujoncito, supongo que no puedo alargarlo por más tiempo... Así que... Coraje, ven a mí, necesito tu ayuda.

Le diré exactamente a Eris lo que pienso, hablaremos tranquilamente... y si me rechaza, siempre puedo buscar apoyo en los brazos de Roxy y Sylphy.

Perfecto. Decidido.

Pero antes...

De improviso, separé mis brazos para hacer una prueba.


"¡Roxy! ¡Ven a mis brazos!"

"Te he dicho que te dejes de bromas..."


Roxy mientras terminaba estas palabras, me miró a los ojos, después miró a su alrededor y vio que estábamos solos.

Tras eso, dio un ligero brinco a mis brazos y rodeó mi cuello con sus brazos tal y como le había pedido; dejándome sentir el apoyo de su vientre ligeramente abultado por el embarazo.


"¡Debería tener más cuidado, princesa~! ¡Mira que saltar de esa forma con un bebé en su interior...!"

"Si no le hago ejercitarse un poco, nacerá débil, así que no pasa nada."


La voz suave de Roxy cerca de mi oído es bastante estimulante.

¿Eso funciona así? ... ¿De verdad funciona así? Bueno, digamos que funciona así...

Me apeteció por la situación seguir disfrutando de este momento tan íntimo con Roxy, por lo que me senté en una silla y puse a Roxy sobre mi regazo.

De improviso, noté la presencia de un espía...


"...¿Eh?"


Se trataba de una persona vestida de sirvienta que nos espiaba desde el quicio de la puerta con una intensa y profunda mirada.

Se trataba de Eris.


"¡Kya!"

"Q-¿Qué pasa, Ludy?"


Tras verme abrazar con fuerza a Roxy, Eris se mostró molesta y se giró, perdiéndose en la oscuridad del pasillo.

Terrorífico...

No ha dicho nada, pero no hacía falta... ha sido aterrador.

Esto... mañana... sí, mejor m-mañana hablamos.


3ª Parte[edit]

Al día siguiente, fui en busca de Eris para hablar con ella.

No tardé en encontrarla en el jardín mientras practicaba con la espada dando golpes al viento; y por alguna razón, estaba junto a Norn.

Observando a Norn, Eris le enseñaba a cómo golpear con una espada.


"No. Así no, es de esta forma."


¡F-!


"¿Así?"


FUFG


"¡Te he dicho que así no! ¡¿Por qué no lo entiendes?!"

"Por mucho que digas eso, no entiendo qué es lo que hago mal."

"¿Cómo te lo explico...?"


Después de todo, Eris sigue siendo del tipo instintivo... debe estar costándole mucho enseñarle a Norn.

Dichosa gente que hace las cosas por instinto y no entienden cómo consiguen hacer bien las cosas y mucho menos explicarlas...

Pero contrario a mis expectativas...


"Te falta fuerza en tu mano izquierda, haces todo el movimiento con la derecha. Por eso la hoja no realiza correctamente el corte."


¿Are? ¿Y eso?


"Debes reforzar tu mano izquierda... Intenta golpear únicamente dándole la fuerza con la mano izquierda; si lo haces de esa forma, conseguirás que tu cortes sean más precisos."


... ¿De verdad es Eris la que está diciendo eso?

¿No será que Ghyslaine está escondida en algún arbusto diciendo esas líneas mientras Eris hace playback[96]?


"Ah, así que era eso... Tiene sentido."

"Lo importante es que lo entiendas."


Tras esas palabras, tanto Eris como Norn continuaron su entrenamiento alegremente, y hasta dio la impresión de que los golpes de Norn habían mejorado.

FFU

... Bueno, Eris será muchas cosas, pero ha alcanzado el título de Reina del Filo...

La propia Ghyslaine me dijo en su día que para alcanzar ese nivel, es imposible valerte solamente de instinto; por lo que seguramente Eris, mientras entrenaba para convertirse en Reina del Filo, consiguió comprender la lógica de cómo manejar la espada como para ser capaz de enseñársela a otra persona.

... Pero vaya, los golpes de Eris van a una velocidad increíble. A parte de la empuñadura, el resto de la hoja desaparece cuando golpea y ni siquiera percibo un borrón ni nada.

También tiene una técnica preciosa durante el trayecto, el gesto de su figura es cautivadora y hasta te deja sin palabras. Observar las gotas de sudor recorrer su frente hasta su barbilla, la tensión de sus músculos cuando les dota de una potencia descomunal... ¡!

¡Oh! ¡He visto algo increíble! ¡Cada vez que Eris golpea con la espada, su pecho se agita con fuerza, sin llegar a ser un movimiento desbocado... sino más bien un temblor sutil y sugerente.

Seguramente sea porque haya llevado al extremo el movimiento... pero cuando golpea, el pecho en sí apenas se mueve, salvo por una ligera vibración... y ahora que me fijo... ¿esa camiseta sin mangas no es quizás demasiado ancha? ¡No me digas que no lleva ningún tipo de sujeción!

Uff... cada golpe capta más y más mi atención... es tan-


"...¿?"


De improviso, las tet-digo Eris se detuvo; por lo que alcé la vista preguntándome qué podía haber pasado, pero lo que me encontré, es que nuestras miradas se habían cruzado.

Sus labios dibujaban el carácter , había separado sus piernas hasta tener sus pies a la misma altura que sus hombros y con la barbilla alzada.

Si además se cruzara de brazos, estaría haciendo una perfecta pose Eris que tanto recuerdo...

Mientras pensaba de esta forma, me di cuenta de un pequeño detalle.

En sus manos, se encontraba la espada amenazantemente afilada con la que había peleado contra Orsted; lo que me llevó a dar media vuelta y alejarme.

Claro que sí, voy a hablar con ella mientras sujeta algo tan peligroso... Ni en broma.


2 horas más tarde, cuando supe que había terminado su entrenamiento, fui de nuevo en busca de Eris; pero no se encontraba en el jardín.

¿A dónde habrá ido? ¿Habrá salido o algo?

Quizás lo mejor es que espere a que vuelva... aunque realmente, tampoco es que sea necesario que lo hablemos aquí y no lo podemos aplazar por más tiempo. Supongo que lo mejor es que vaya a buscarla.

Con mis pensamientos ocupados, fui en dirección al baño antes de salir de casa y cuando abrí la puerta-


"Ah"

"...¡!"


Me encontré a Eris.

Frente a mí, se encontraba la belleza pelirroja de cuerpo despampanante con su camiseta totalmente sudada y adherida a su piel. Su pelo ondulado con ese precioso rojo carmesí se pegaba ligeramente a su frente y la melena le colgaba por los hombros hacia su pecho.

Donde la mirada se me fue a una grieta entre sendas montañas que la camiseta apenas podía ni controlar ni ocultar; y al ser semejante par de picos, el paso entre ellas era más profundo y cautivador.

Pero mi mirada no se detuvo, y ascendió por la ladera de las montañas hasta llegar a los mismísimos picos donde se pudieron ver unos contornos claros y casi coloreados con el color de los sueños.


"Q-q-Q-¿Qué estás..."


Eris se había quedado atónita, sin saber bien como reaccionar y se le encendieron las mejillas con un rojo intenso.

De manera totalmente inconsciente alcé ambas manos y las llevé a contemplar el paisaje desde lo alto de ambas montañas carnosas. Mi curiosidad me llevó hasta las zonas que parecían más endurecidas por el entrenamiento, pero en ambas bases, mis manos se hundieron ligeramente.

Anda... qué suav-

Lo único que recuerdo de aquel momento es que el brazo de Eris hizo un movimiento imperceptible, y perdí el conocimiento.


4ª Parte[edit]

Cuando volví en mí, mi cabeza estaba apoyada en algo firme y a la vez suave.

Es algo más duro que mi almohada de siempre... aunque es más agradable y acolchado; y además, siento como alguien acaricia mi cabeza con delicadeza.

Ah... Son unos muslos...

Todavía no estaba del todo despierto llegado a este punto, pero me mantuve con los ojos cerrados.


"Hmmm.... No puedo comer más..."


Fingiendo que seguía durmiendo, me giré para hundir mi cara en el triángulo de las bermudas perteneciente a ese par de muslos y de paso aprovechar para acariciar las nalgas de su dueña, que debería ser Sylphy.


"¿Hyaa?"


¿Eh? Estas nalgas... no son de Sylphy... Las de Sylphy son más blandas y pequeñas. Lo que tengo ahora mismo en mis manos no tiene una gota de grasa de más y tampoco me caben en las manos.

Y este olor... tampoco es de Roxy... Con solo olisquear un poco a Roxy, consigo calmarme enormemente, pero ahora mismo, lo que me llega es un olor diferente con un toque de... sudor....

En cuanto registré el olor a sudor, varios sonidos de alerta comenzaron a sonar con fuerza en mi cabeza. Pero no porque el olor en sí fuera fuerte o molesto, sino porque me hacía sentir nostalgia.

Lentamente, me giré poco a poco y abrí mis ojos para ver a la dueña de estos fantásticos muslos.

Lo que me encontré me sorprendió un poco, porque tapándome gran parte de mi visión se encontraban un par de montañas increíbles; pero pasando las montañas, habían un par de ojos rojos clavados en mí.

Era Eris.

Ella por su parte, al verme, bajó su mano contra mi cráneo con fuerza.

Me voy a romper, ¡me rompo!--

Sylphy, Roxy... lo siento mucho... pero aquí me despido de vosotras.

Aunque inesperadamente, el gesto de su mano es una caricia con fuerza y al mismo tiempo suavidad.

Pensando que se acercaba mi final, me había hecho una bola del miedo, pero al final, abrí los ojos para observarla de nuevo.

Lo que vi, fue una cara molesta por algo, también con las mejillas con un tono rojizo; pero no enfadada.


"Esto... Eris...¿Sama?"

"Solo Eris."

"Eris... lo... lo siento."


Al disculparme, su mano se apoyó con fuerza sobre mi cabeza dejándome inmóvil.

Ahora sí... adiós mundo cruel...


"... No... Yo también... tuve culpa, ¿no?"

"Sí. Un... poco..."

"La carta... la leí. Debiste pasarlo mal tú también."


Hice lo posible por asentir, pero mi cráneo estaba fuertemente sujeto; quiero pensar que conseguí responderle.

Debería decirle que ella no tuvo la culpa, eso sería lo que un adulto diría, pero soy incapaz... En aquel entonces, el malentendido fue culpa de ambos; y aunque yo sufrí entonces, ahora es Eris la que sufre.


"Eh, Ludeus."

"¿Qué ocurre?"

"..."


Con sus labios sellados, Eris parecía no saber bien qué decir en esta situación.

A veces, aunque sabemos qué decir, es tan difícil ponerlo en palabras... tanto para mí, como para Eris, estos 5 años han sido, quizás, demasiado largos.


"Ludeus, a esas 2, ¿las amas?"

"Sí, las amo."


Al responderle, puedo sentir como la tensión en la mano de Eris aumenta.


"¿Incluso más que a mí?"

"...Sí."


Al escuchar mi respuesta, su rostro se dibuja claramente apenado.

Se acabó...

Debería haber elegido mejor mis palabras... No es cuestión de compararlas... Porque es innegable que me he vuelto a enamorar completamente de Eris otra vez...


"Me... ¿Me odias?"

"Por supuesto que no. Es solo que... hemos estado demasiado tiempo separados, y por eso no sé bien cómo tratarte."

"Yo, incluso con todo... sigo queriéndote, Ludeus. Quiero tenerte a mi lado."


Eris terminó con la cara del mismo color que su pelo.

¿Eso fue...? Claro que lo fue... Pero, ¿cómo debería contestarle? Porque aunque sé cuál es la respuesta, es necesario asegurar una cosa antes.


"Pero... yo ya... tengo 2 esposas."

"..."


Con la expresión contrariada, Eris se puso en pie súbitamente, haciéndome caer al suelo tras alzarme bruscamente desde su regazo.

Al volver en mí, observo que estamos en el salón de mi casa, pero no parece que haya nadie en casa, y eso que tanto Norn como Aisha deberían de estar por el lugar.

Ese par de niñas tan listas seguramente quisieran darnos algo de intimidad...

Todavía de rodillas, contemplé a Eris de pie delante mía con sus brazos cruzados y mirándome por encima del hombro, con exactamente la misma pose de aquella primera vez que nos vimos.


"Ludeus, fuera. ¡Te reto a un duelo!"

"¡¿Eh?! ¡¿Un duelo?!"


Nervioso por los acontecimientos, me puse en pie incapaz de comprender la situación.


"¡Exacto! ¡Un duelo! ¡Si ganas, me marcharé! ¡Pero si gano..."


Eris alzó una de sus manos y me señaló con ímpetu.


"¡Pero si gano, tendrás que amarme a mí también!"


Esto se ha complicado un poco...

Pero igualmente, asentí.


Capítulo 165 - Eris Greyrat - 2ª Parte[edit]

1ª Parte[edit]

En estos momentos, me encuentro frente a Eris a las afueras de Sharia, pero cerca de la muralla de la ciudad.

Aunque no pensé que fuéramos a tener audiencia, Ghyslaine se encuentra a algunos metros de nosotros; ya que Eris le pidió que fuera testigo y árbitro.

Si ha pedido que haya un árbitro... seguramente no planee matarme...

O eso quiero pensar.


"..."


Eris se encontraba en silencio pero preparada, con su mano apoyada en el pomo de su espada y pudiendo escuchar una ligera vibración metálica proveniente de la hoja en su vaina.

¿Estará temblando por la expectación del combate?

Pero en serio, ¿qué hago? ¿Vamos a pelear de verdad y en serio? Porque lo cierto es que no me importaría perder a posta... perder me viene de fábula... me gusta Eris.

Puede que no tanto como amo a Sylphy y a Roxy, pero eso no tiene nada que ver con esto. Sylphy es Sylphy, Roxy es Roxy, y Eris es Eris. Cada una me gusta por algo distinto, sus cualidades propias son las que me hace quererlas.

Sí, sé que soy indeciso y caprichoso, pero no puedo evitarlo, soy así.

Pero dejando de lado mis expectativas lujuriosas, mi intención básica era solucionar el malentendido con Eris, me bastaba con acabar siendo amigos, aunque una parte de mí quisiera hacerla mía... Pero exactamente por eso, si Eris quiere que la ame, le daré toda mi amor.

Creo que desde el momento en que puedo aceptar que la quiero y que también quiero a Sylphy y a Roxy, no puedo verlo como una simple aventura o una infidelidad suelta. ¡¿Pero acaso no es normal?! ¡¿Cómo no voy a desear a una mujer tan atractiva como Eris?!

No me extrañaría que algún seguidor de Milis me deseara la hoguera o que me lapidaran por eso...

Pero dejando eso de lado... si me dejo vencer........ ¿no se sentirá insultada? Después de todo, Eris odia esa clase de actos, ¿no es así?

Con todo lo que ha entrenado para ayudarme y poder enfrentarse a Orsted, después de protegerme y poner su vida en juego por mí... Creo que lo correcto debería ser pelear en serio contra ella y demostrarle que merezco ser su marido; es lo menos que puedo hacer para que vea cuánto me he esforzado yo también hasta este día.

.... Aunque... sé que seguramente mi esfuerzo y el de Eris en estos años no sea ni de lejos el mismo, pero no creo que le importe... Lo que importa debería ser que me esforzara en este duelo sin saber a ciencia cierta quién de los 2 saldrá vencedor.

Gane o pierda... le pediré que se case conmigo sin importar el resultado.

¿Qué tal si, si gano, le digo algo así como ¡Ahora me perteneces, no hay más que hablar!...

Suena bien, hagámoslo...[97]

Con los restos de la Armadura Mágica destrozados, desperdigados y olvidados en el lugar en el que combatí contra Orsted, no tengo forma de luchar contra Eris en un mano a mano; y menos teniendo en cuenta que fue capaz de enfrentarse en cuerpo a cuerpo contra Orsted en igualdad de condiciones.

Por eso, no tengo la menor expectativa de victoria en un combate a tan corta distancia.

Aunque bueno... si pierdo tampoco importará.


"Ludeus."


Ghyslaine por su parte, había estado pensativa, pero mostrándose finalmente decidida por algo, me llamó.


"¿Sí, Ghyslaine?"


Hace bastantes años desde la última vez que vi a Ghyslaine, pero realmente, externamente no ha cambiado mucho; aunque queda claro que es una mujer con varios años a sus espaldas.

En estos días, tras nuestro reencuentro, aprovechamos para charlar, aunque evitando en todo momento la situación actual con Eris.

Tampoco es que habláramos demasiado, pero no sentí que hubiera ningún tipo de rencilla o mala sangre entre nosotros; le pregunté a Elinalise, y me explicó que Ghyslaine siempre había sido de esa manera.


"Eris-ojou-sama[98] no ha cambiado nada en todos estos años; hazle frente a su postura como es debido."


La forma respetuosa de hablar de Ghyslaine tampoco ha cambiado mucho; aunque me ha dejado algo extrañado con ese claro tono de que hay un significado oculto en sus palabras, haciéndome dudar de si mi decisión ha sido la correcta.

Observo a Eris y la veo esperando a que me prepare, ahora sí, con su pose de siempre; brazos cruzados, pies separados y barbilla alzada.

Es la misma pose, pero a la vez no lo es... Ahora es mucho más alta, su pecho es enorme ahora y la envuelve un aura más propia de un depredador.

Han pasado 5 años... Yo he cambiado; Eris también ha cambiado; pero Ghyslaine dice que no...

En ese caso... ¿Cómo habría actuado frente a una Eris obstinada por algo? ¿Qué habría hecho hace 5 años...?


"¡¿Listos?! ¡Comenzad!"


Ghyslaine dio la señal, pero al final no me preparé para el combate, dejando mi báculo colgando de mi mano. Por su parte, Eris tampoco alteró su postura.

...

..

.

Pasados unos segundos, Eris comenzó a avanzar hacia mí lentamente, esta vez desenvainando su espada, pero dejándola casi colgando de su mano sin prepararla correctamente, casi como si no tuviera fuerzas para alzarla; pero acercándose a mí con ella.

Se trataba de una espada con una hoja translúcida casi transparente, que según había podido entender, era un regalo proveniente del Dios del Filo Celestial; una de las 7 espadas de sus leyendas.

Finalmente, Eris se puso frente a mí, clavándome su mirada.


"..."

"..."


Se colocó a escasos pasos de mí y alzó su espada.

Yo por mi parte, me mantuve inmóvil.


"¿Qué pasa? ¿No vas a luchar?"

"Eris, yo... si vencerte significaría que te fueras a marchar, prefiero perder."


Eris apretó sus labios, dibujando su ya famosa expresión con ellos.


"..."

"Además... No tuve oportunidad de decírtelo antes, pero... yo... también te quiero[99]."


Lo dije teniendo en cuenta que Eris podría reaccionar convirtiéndose en la famosa figura que recordaba de aquel entonces, con sus pelos alzándose del enfado; pensé que tras decirlo, sí que me atacaría en serio.

Y en efecto, la respuesta de Eris fue atacarme con su arma.


"..."


Cerré los ojos de forma instintiva y mi cuerpo se puso tenso esperando el golpe, que llegó en forma de un toque de la empuñadura contra mi frente.

Aunque fue solo un ligero toque.

...

Y nada más.

Reabrí mis ojos y vi que Eris se había acercado más a mí, dejando su cara justo frente a la mía.


"Yo... No puedo cocinar como Sylphy."

"Lo sé."

"Tampoco soy tan lista como Roxy."

"Lo sé."

"Tampoco soy tan bonita como esas 2."

"Eres atractiva, Eris."

"... Un cuerpo como este... no es de tu agrado, Ludeus."

"No, eso no es cierto. Tienes un físico cautivador."


Eris enfundó su espada; tras lo que con suma delicadeza, pasó sus brazos por mi cintura, y apretó su voluptuoso pecho fuertemente contra mí.

Me abrazó con su increíble fuerza; haciéndome posible recibir el aroma de su cuerpo entre mezclado con su sudor... que indiscutiblemente formaba el aroma de Eris.

Yo también la abracé con fuerza, pudiendo sentir el tacto de su espalda y notando como sus entrenados y endurecidos músculos ganados tras una vida de entrenamiento, no eran innecesariamente abultados, sino simplemente perfectos.


"Entonces... puedo decir que he ganado, ¿no es así?"

"Sí."

"Si... Si hubieras ido en serio... si hubieras intentado rechazarme... me habría rendido definitivamente... ¿entiendes?"


Su voz salió temblorosa para confesarme esto.

No me digas que... si hubiera luchado en serio contra ella... ¿su intención era dejarse vencer y marcharse?


"No tienes que rendirte."

"Entonces... ¿Puedo unirme a tu familia, Ludeus?"

"Sí, junto a Roxy y a Sylphy... por eso, si fuera posible..."


¡DILO! ¡DÉJALO CLARO! ¡No te guardes NADA!

Con esos pensamientos, respiré hondo preparado para decir esto con convicción, con la intención de decirlo alto y claro.

Quiero que me escuche bien.


"¿Querrías casarte conmigo?"


Eris abrió sus ojos al máximo tras escucharme.


"¡J-Jum! ¡¿Casarme?! ¡De acuerdo!"


Diciéndolo casi desafiante, apartó la mirada con una extraña expresión en su rostro mientras aceptaba casarse conmigo.


2ª Parte[edit]

Esa misma noche, durante la cena, anuncié delante de todos que Eris se convertiría en mi esposa.

A diferencia de cuando anuncié que aceptaría a Roxy, debido a que en esta ocasión hubo mucho trabajo de preparación realizado, no hubo quejas; y aunque sabía que Norn no se opondría abiertamente, si que me esperaba que al menos dijera algún par de comentarios mostrando su desagrado, pero ni eso hubo por su parte.

Seguramente ya haya aceptado a su manera que puedo tener más de una esposa...

Hasta Roxy y Sylphy dejaron claro su aprobación.


"Eris, las 3 deberemos hacer cuanto podamos."

"Luego te explicaré algunas cosillas que hemos acordado."


Eris se veía nerviosa frente a ellas.


"E-Estaré a vuestra d-disposición..."


Creo que las palabras salieron un tanto extrañas... pero tampoco es normal ver a Eris tan nerviosa; pero supongo que comprende que ha sido aceptada por ellas.

Lo cierto es que espero que puedan coordinarse entre ellas... aunque soy el menos indicado para decir algo así...

Esa noche, como para cimentar su relación, las 3 fueron juntas al baño después de cenar para asearse, con la excusa de explicarle cómo usar el baño especial que tenemos en casa.

Lo cierto, es que con solo imaginarlo, me encantaría unirme, pero creo que, como mínimo, hoy debo contenerme.

En el salón, nos quedamos Lilia, mis 2 hermanas, Zenith y hasta Ghyslaine.


"..."


En cuanto Eris se fue con Sylphy y Roxy, Zenith se acercó a mí y comenzó a darme golpes en la cabeza.


"Oku-sama[100], no se lo tenga en cuenta..."


Lilia intentó detenerla, pero Zenith no le hizo caso y continuó dándome golpes.

Pero es normal, Zenith es una ferviente seguidora de la religión Milis... Ya fue mucho que me perdonara casarme con una segunda mujer, pero con una tercera...


"Auh... Kaa-san, duele. Para, por favor. No volveré a hacerlo, te lo prometo."


Cuando dije esto, Zenith por fin se detuvo y volvió a su asiento; aunque mis 2 hermanas me observaron con poca confianza en mí.


"¿Sabes, onii-chan? Con Roxy-ane dijiste lo mismo, por lo que por mucho que lo digas, no me extrañaría que tarde o temprano trajeras otra mujer a esta casa. Oh~ más coladas por hacer~ es un serio problema~."


Las bromistas pero duras palabras de Aisha, me dejaron claro que a sus ojos, el aceptar a Eris ha hecho que mi palabra pierda cierta credibilidad. No obstante, casi siento que lo único que pretende con esas palabras es gastarme una broma.

¡Pero lo he dicho en serio! ¡Que conste!


"Nii-san."


Esta vez es el turno de Norn, y sabiendo que no se trata de una persona que se tome este tema a broma, le hago frente seriamente.


"¿Dime, Norn?"

"Bueno... como seguidora de Milis, no puedo alegrarme por la situación."

"Lo comprendo."

"No obstante, he podido comprender cuánto le importas a Eris-san, tanto que en esta ocasión no me opondré. Por eso, nii-san, quiero que ames a Eris-san tanto como ella te ama a ti. Solo quería decir eso."

"Lo haré. Me aseguraré de conseguirlo."


Vaya, parece que a Norn le ha gustado mucho Eris.

Entiendo que Eris le enseña a usar una espada por las mañanas, pero es que fue la propia Norn la que fue activamente a pedirle que lo hiciera... Supongo que en estos años, Norn se ha vuelto mucho más sociable, quizás por su trabajo en el consejo de estudiantes.


"Ludeus-sama."


Lilia comenzó a hablar con un tono algo apagado.


"¿Oh? ¿De qué se trata, Lilia?"

"Ahora que has aceptado a Eris-sama en esta casa, la casa se está quedando pequeña. Por eso, considero que sería recomendable que alquile un lugar cercano al que mudarme junto a Zenith-"

"No."


Me niego a aceptar la propuesta de Lilia.


"Por favor, permíteme que siga ayudándoos a las 2... Aunque claro, en realidad eres tú la que has estado ayudándome a mí."

"No, en absoluto... Aunque, si así lo quiere, Ludeus-sama, no tengo inconveniente."


¿Cómo voy a mandar a la calle a mis 2 madres solo para aceptar a otra esposa en esta casa? Paul bajaría del cielo a maldecirme si me atreviera a hacerlo, estoy seguro.

Es natural que un hijo quiera ayudar a sus padres cuando se hacen mayores; y aunque es cierto que ahora que Eris vive con nosotros, no nos quedan habitaciones para invitados... ¿pero y qué? Ya veremos como solucionarlo si se presentase una situación que la requiriera.


"Ludeus."


Finalmente, Ghyslaine se dirigió a mí.


"Ghyslaine-san."

"Solo Ghyslaine."


Según mis cálculos, Ghyslaine tiene unos cuarentaitantos años, pero su físico no ha empobrecido en absoluto; seguramente debido a una vida consagrada al entrenamiento.


"¿Puedo dejarte al cuidado de Eris-ojou-sama?"

"... Sí, lo juro por Dios."

"Comprendo."


Ghyslaine sonrió alegremente al oírme.


"Has madurado. Esa es la mirada que tuvo Paul el día que anunció que se casaría con Zenith."


Oír algo así debería alegrarme, ¿no? Pues sí... me hace feliz escucharla decir que tengo la misma mirada que Paul...

Me alegro mucho de que Ghyslaine diga que he madurado- 1 segundo... Está hablando de cuando Paul aceptó casarse con Zenith... ¿De verdad debería alegrarme de algo así?

Bromas a parte...


"Ghyslaine, ¿qué planeas hacer a partir de ahora? ¿Vas a quedarte un tiempo en Ranoa?"

"No. Habiendo dejado a Eris-ojou-sama contigo, mi cometido ha concluido. Tengo la intención de volver al Reino de Asura."

"¿A Asura? ¿Acaso vas a ir a ayudar a reconstruir la provincia de Fedora?"


Al escucharme, sus ojos dejaron ver un brillo extraño.


"No. Pienso encontrar a los asesinos que mataron a Sauros-sama, y acabar con ellos."


El ambiente en la habitación se volvió tenso.

No me esperaba esa respuesta... Pero puedo comprender que se encargara de Eris todos estos años, y ahora que ha encontrado un lugar en el que quiera estar, su tarea ha concluido. Ahora lo único que le falta es vengarse.


"... ¿Encontrarles? ¿Significa eso que no sabes quiénes fueron? Aunque teniendo en cuenta que fue debido a temas políticos, lo más seguro es que fuera hecho por la orden de más de un grupo."

"En ese caso, solo tengo que ir acabando con las vidas de todos los culpables, uno a uno, hasta terminar con todos los enemigos de Sauros-sama."


Estoy seguro de que no parará hasta conseguirlo, pero es una estrategia demasiado inocente... ¿Qué le digo para detenerla? Es difícil detener a Ghyslaine cuando se decide a algo...

Aunque, ¿detenerla? Realmente, lo que debería hacer es ayudarla y apoyarla con algo que una persona a la que tanto respeto se ha decidido... Y ahora que lo recuerdo, según ponía el diario sobre la muerte de Ariel, tanto el Dios del Cauce como el Emperador Nórdico estuvieron involucrados con el reino de Asura...


"Ghyslaine, según mis fuentes, el reino de Asura cuenta entre sus fuerzas con el Dios del Cauce y el Emperador Nórdico."

"¿Esos 2?"

"¿Les conoces?"

"Sí, aunque en realidad, Eris-ojou-sama sabe más sobre ellos. ¿Qué pasa con ellos?"

"Es posible que sean tus enemigos en esto. Si así lo fuera, ni tú sobrevivirías, ¿no es así?"

"Es cierto. Sola no podría vencerles."


Ghyslaine asiente y me mira profundamente. En sus ojos puedo entender su petición de que vaya al grano.


"... Lo que quiero decir, es que conozco a una persona que también sufrió por el caos que causó la muerte de Sauros. Aunque te aviso de que esa persona podría desear también la caída de los Boreas, por lo que podría ser también enemiga tuya. Igualmente, bajo su mando, seguramente acabes descubriendo y pudiendo acabar con los enemigos de Sauros que se han lucrado con su muerte."

"¿De quién se trata?"

"Ariel Anemoi Asura."


Ghyslaine puso rígidas sus orejas al escucharme.

Qué recuerdos... cada vez que en clase había algo que no comprendía, haría siempre un gesto similar. Aunque me alegro de que no la conozca, así es más probable que ella no tenga nada que ver con la muerte de Sauros.


"La 2ª Princesa del Reino de Asura."

"¡Oh!"


Aunque... ¿de verdad es buena idea presentarle a Ariel? No me cabe duda de que llegado el momento, Ariel regresará a Asura para luchar por convertirse en reina... ¿Seguro que debo involucrar a Ghyslaine en eso?

No, el futuro debe haber cambiado, y sabiendo lo que describe el diario, puedo darle muchos consejos para evitar que se repita lo de Asura; por no hablar de que la contienda seguramente tuviera que ver con Hitogami, y ahora que trabajo para Orsted, no sé exactamente cuál será el resultado.

En ese caso, si quiero que Ariel gane, la ayuda de Ghyslaine sería bien recibida; y hasta yo podría participar... Aunque eso es algo que seguramente tenga que discutir con Orsted primero.


"Pero en todo caso, ¿por qué no tienes una audiencia con ella antes de decidirte?"

"Si es lo que me recomiendas, lo haré."


Ghyslaine dijo estas palabras sin pensárselo 2 veces.

Al menos, he conseguido que de momento no haga algo peligroso y con poca posibilidad de victoria... Bien hecho.

Pshpshpshpsh...

Aisha y Norn me observaban sorprendidas y con la boca abierta cuchicheando entre ellas.


"¿Qué pasa?"

"Esto... estábamos discutiendo sobre que al final era cierto que fuiste el profesor de Reina del Filo-sama, onii-chan."

"¿Cómo? ¿No me creíais?"

"No es que no nos lo creyéramos, onii-chan... sino que no esperábamos que Reina del Filo-sama tuviera tanta confianza puesta en ti."


Ghyslaine y yo nos observamos sin comprender bien lo sucedido.

¿Acaso tenemos una relación extraña? ¿Hemos dicho algo raro?


"Nii-san, ¿sabes? En la universidad hay un senpai que siempre ha soñado con ser aventurero, y ese mismo senpai dijo que habían un par de Reinas del Filo viniendo a la ciudad, incluso dijo que estaba asustado de cruzarse con ellas; eso sumado a que me contó que todos los aventureros de la ciudad te respetan y te ven como un gran hombre... Pues al verte ahora fue como un ¿cómo alguien tan fuerte respeta tanto a mi hermano? No sé si me he explicado bien..."[101]


Tras escuchar a Norn, Ghyslaine se puso a reír de improviso.


"Pero es que debes comprender que Ludeus es muy superior a mí. Si no me crees, piensa que hasta el mismísimo Dios Dragón aceptó su utilidad."

"¿De verdad~?"


Norn quedó impresionada.

Parece que hasta las acciones de nii-san han ganado confianza... aunque solo sea en cuanto a respetarme como aventurero, mis acciones en temas terrenales siguen tocando fondo.

Pero igualmente, gracias a Ghyslaine, fui capaz de recuperar algo del respeto que había perdido.

Vamos bien... vamos bien...


3ª Parte[edit]

Esa noche, Ghyslaine se volvió a su posada y tras despedirla, escucho como Sylphy, Roxy y Eris están charlando sobre algo entre ellas en el baño.

¿Sobre qué estarán hablando esas 3?

Pero aún con la curiosidad que siento, decido dejar que hablen tranquilamente entre ellas.

Mejor lo dejo estar, porque parece que se están divirtiendo y Eris hasta está prestándole atención a lo que Sylphy y Roxy están diciéndole; me cuesta creer que sea la misma Eris que la de hace 5 años.

Me acerqué al despacho donde me encontré a Norn estudiando tranquila; le ayudé un poco hasta que se fue a dormir y aproveché el momento tan tranquilo para escribir en mi diario.

Hoy ha sido un día bastante completo y animado... y eso que he estado bastante nervioso estos días pensando en qué me va a pasar ahora que trabajo para Orsted...

Aunque claro, con todo lo que ha pasado, no pasa nada por disfrutar un poco estos días.


Cuando salí del despacho, la casa se había quedado bastante silenciosa.

Parece que el encuentro entre esas 3 ha terminado... ¿Pero cómo nos organizaremos para esta noche? ¿Me tocará dormir solo? ¿O acaso me voy a encontrar a las 3 en la cama esperando~? Claramente no~.

Pero bromas a parte, con la casa tan silenciosa, estoy empezando a ponerme nervioso... porque esa noche en la que mi Yo-Futuro apareció, estaba todo tan tranquilo como ahora mismo...

¿Irá a pasar algo? No sé, por ejemplo que el cara mosaico aparezca de golpe al girar una de las esquinas del pasillo...

No... no va a pasar nada... seguro... Ahora voy a ir a mi cuarto y no va a haber nadie... ¿Ves? No se ve luz en el interior... supongo que esta noche definitivamente me toca dormir sol-

Conforme pensaba en estas cosas algo nervioso, la puerta de la habitación se abrió de golpe y una fuerza increíble tiró de mí hacia su interior.

¡¿?!


"¡Au!"


No me lo pensé ni un instante y acumulé poder mágico en mi mano para atacar al invasor nocturno, pero él mismo había conseguido apresar mis muñecas e inmovilizarme contra la pared.

¡Maldición!

Viéndome en esa situación, me fijé más detenidamente en mi oscuro adversario para descubrir de quién se trata-

...

..

.


"... Oh... Eris..."


En la oscuridad, comencé a vislumbrar la figura de Eris vestida con un camisón mientras sujetaba con fuerza mis muñecas.


"E-Eh... Ludeus..."


Tenía los ojos inyectados en sangre, la respiración agitada y su rostro enrojecido, que por su expresión, parecía estar enfadada.

¿Ha pasado algo? ¿Habrá habido algún problema?

Decido medir mis palabras al tratar con ella en esta situación.


"No-Nosotros... somos pareja, ¿cierto?"

"... Sí... claro. Ah, ¿quieres que celebremos una boda por todo lo alto? Podemos invitar a quienes quieras."

"Eso no me importa. Y hasta ya he olvidado cómo bailar... Lo que quería decirte... esto... si somos pareja... se puede, ¿verdad?"


¿Se puede? ¿Q-¡!

Antes de que pudiera comprender sus palabras, me pasó los brazos por el cuello y me besó.

PAM

Nuestros dientes chocaron con fuerza y pude sentir un fuerte dolor extenderse por mi cuerpo.

Intenté separarme, pero tenía la espalda contra la pared y Eris no me dejaba espacio ni para respirar.


"Pua..."


Eris pasó su brazo por mi cintura y tiró de mí. Cuando me di cuenta de lo que estaba pasando, ya estaba sentado al borde de la cama.

¿Y esto? ¿Qué está pasando? ¿? Acaso... ¿quiere que nos acostemos juntos? ¿?


"Esto.... Eris... no sé... estas cosas... no deberíamos... no sé... ¿organizarnos un poco...? ¿hablarlo antes con Sylphy y Roxy?"

"Hecho. Me han cedido esta noche."

"¿Roxy no puso ningún inconveniente? ¿No dijo nada sobre que era mejor controlarnos un poco durante el embarazo?"

"Me dijo que no había problema."


Sin saber bien cómo ha pasado todo esto, ya estoy tumbado en la cama con Eris encima mía.

Dudo mucho que hubiera podido detenerla aunque quisiera.


"Eh, Ludeus... Quiero darte un varón..."


Siento de nuevo la respiración agitada de Eris, pero comprendo que no se trataba de ira, sino de pasión desenfrenada.

Menuda agresividad... aunque en realidad... sentirme tan deseado me hace feliz; por no hablar de la cercanía a la que se encuentran nuestros cuerpos, si no, mira lo contento que está minimí... parece el único capaz de ser honesto...

Aunque... ¿no es normalmente al revés? ¿No debería ser yo el que marcara el ritmo?


"Ludeus... te quiero... así que... no hay problema, ¿verdad?"

"¿Eh? Claro, no hay problema, ¿aunque no sería mejor que te tranquilizaras un poco? No sé, podríamos tener una preciosa velada, quizás con una copa de vino... podríamos hablar sobre estos 5 años, y llegado el momento, podemos continuar con lo que estamos haciendo."

"Nada de eso. ¡Ansiaba tenerte así!"


Eris me dejó totalmente inmovilizado tras decir esto, aprisionándome con sus caderas y sus muslos y con mis muñecas atrapadas. Teniéndome así, hundió su cara en mi pecho y comenzó a olisquear fuertemente, casi imitando a un perro.

¿Acaso apesto?


"Hahh... Hahh... Ludeus... Ahora que estamos casados... me perteneces, ¿no es cierto?"

"¿Eh? Esto... no soy solo tuyo, Eris. Así que te agradecería que os llevarais bien las 3-"

"Pero esta noche es mi turno... en ese caso, hoy eres mío, ¿no?"


Diga lo que diga, parece que Eris está obsesionada en verme como suyo.


"... Bueno... sí, lo soy."


Al escucharme, exprimió mis muñecas con una fuerza enorme.

¡AH! ¡Duele! ¡DUELE!

Me destroza de tal forma las muñecas que seguramente voy a tener que pedirle ayuda a Nº1 (Orsted) para que me las cure.


"E-Entonces... puedo hacer lo que quiera contigo, ¿verdad...?"


... ¿Qué es lo que quiere hacerme? ¿Qué me va a hacer?

Bueno.. está claro que tiene que ver con sexo... ¿Acaso me pienso negar?

La respuesta es NO... En ese caso, la única respuesta posible es YES.


"V-¿Vale?"


Y en cuanto respondí, Eris se convirtió en un animal.


4ª Parte[edit]

Al día siguiente...

Me desperté con el cantar de los pájaros y todavía algo descolocado, me puse a buscar rápidamente a Eris, encontrándola casi de inmediato justo frente a mí. Estaba durmiendo profunda y tranquilamente frente a mis ojos.


"Uff..."


Dejé escapar un suspiro mientras repasaba lo sucedido en la pasada noche.

La verdad es que acabó siendo una noche increíble...

En cuanto a experiencia, estaba claro que llevaba ventaja, y eso me permitió marcar el ritmo en la primera mitad.

Al principio me costó aceptar la situación, pero algo en mí se encendió y decidí que no iba a quedarme de brazos cruzados; por lo que hice cuanto pude.

Pero llegados al segundo tiempo, nuestras posiciones volvieron a invertirse.

Menuda diferencia en resistencia hay entre nosotros... Recuerdo que algo similar ocurrió en nuestra primera vez... pero es que Eris parece tener un aguante ilimitado... Hasta el punto de que lo único que puedo hacer es aceptarlo...

Y en cuanto me quedé sin fuerzas, me usó como quiso el resto de la velada.

Lo siento mucho, cariño... pero esta persona me ha convertido en su juguete... ya no podré casarme~...[102]

Aunque mírala ahora durmiendo tan adorablemente... Con lo salvaje que fue durante toda la noche, y ahora está tan modosita...

Verla de esa forma me lleva una sonrisa a la cara.

¿Será esto lo que Sylphy siente cuando me ve dormir?


"... Pero vaya..."


Mi cabeza se encuentra en estos momentos usando el brazo de Eris como almohada.

Por lo general es al revés, pero aunque es extraño... es bastante novedoso...

El tacto de su brazo es terso y suave, pero igualmente se puede sentir la fuerza del mismo. En su conjunto, me hace sentir seguro.

Ahora que lo pienso... Eris ha estado entrenando durante 5 años, que se dice pronto... siento curiosidad por la musculatura que ha desarrollado...

Sé que anoche debía haberlo visto todo, pero estaba bastante oscuro, y solo pude ver los contornos y hacerme una idea superficial... Así que...

Llevé mi mano al vientre de Eris.


"Guau... Impresionante..."


Un vientre plano con algunas formas aquí y allá, pero al tacto, puedo sentir cierta elasticidad, como si la mínima grasa del mismo estuviera encubriendo los fornidos músculos, que casi parecen hechos de metal.

Pero si puedo diferenciar los distintos músculos solo tocándolos...

¿Cómo es posible que aún teniendo yo bien desarrolladas las abdominales, sienta envidia de la espléndida tableta[103] de Eris? Tiene una cantidad increíble de músculo sin llegar a perder la forma... sumado encima a esa cinturita...

No me imagino que clase de entrenamiento divino puede llevar a mantener semejante equilibrio entre las abdominales oblicuas externas, internas y hasta las psoas mayor[104]...

Pero lo que más me llama la atención es lo atractivos que pueden ser los músculos de una mujer... No puedo dejar de tocarlos.

Justo cuando me dediqué a pensar en músculos, mis manos siguieron subiendo por su vientre atraídos por la grandilocuente voluptuosidad de semejante cordillera que resaltaban incluso desde debajo de varias capas de mantas que tenía la cama.

Anoche me tocaste a tu antojo pero yo no tuve oportunidad... y si somos pareja... se puede, ¿verdad?[105]


"Fantástico..."


¡Increíble! ¡Qué tacto! ¡Menuda base...! ¡Menudos pectorales! ¡Qué firmes, qué fibrosos, qué maravillosos!

Y por si fuera poco, cabalgando sobre esos pectorales usándolos a modo de platos, ¡menudo par de flanes! ¡Menudo balance entre dureza y suavidad! Lo que intento decir es... ¡ECCHI SKETCHY ONE TOUCHY[106]!

Si fuera poco, veo que el tamaño también es increíble, casi parecen un par de melones, ¡y estoy siendo honesto! En ese aspecto, supera con creces tanto a Sylphy como a Roxy; y es que, aunque me gusten las suyas también, el tamaño es una cualidad en sí mismo...

¡Oh! ¡Mis! ¡Diosas! ¡Muchísimas gracias por poner al alcance de mi mano este regalo divino! ¡Roxy, Sylphy, gracias! ¡Con vuestro apoyo fui capaz de escalar las cumbres Eris! ¡Este día pasará a los anales de la historia![107]


"Jo-Jo-jo~"


En este momento, en mi mente aparece un anciano con un pelo y una barba larga y blanca.

¡Ermitaño! ¡Ermitaño Oppai! ¡Cuánto tiempo sin verte! ¡Mira! ¡Mira esto! ¡Son de verdad! ¡ALELUYA!


"Jo-Jo-Jo~... Joven, llegado este día, no hay nada más que pueda enseñarte... No decaigas."


¡No, Ermitaño! ¡¿Por qué me abandonas?! ¡Ermitaño, por favor! ¡Sigo necesitando tu apoyo, Ermitaño Oppai!


"..."

"Ah."


Mientras andaba perdido en mis fantasías, Eris abrió los ojos de golpe y observó lo que había estado haciendo.

De improviso, Eris me cogió de la muñeca con una expresión seria.


"Déjame explicártelo, honey[108]... al menos, en lugar de pegarme, deberíamos hablarlo, ya sabes, conversación de almohada[109]. Es posible que me hayas visto toquetearte más de la cuenta, pero es que cuando me desperté, me pudo la curiosidad y tuve que palpar yo mismo tus abdominales un poco y..."

"..."


No solo no soltó mi muñeca, sino que además en un giro inesperado se colocó sobre mí, mirándome con los ojos de un cazador.

Vaya... así que no está enfadada, sino que mi sobeteo lo que ha conseguido es reavivar la pasión... O al menos, si yo me despertara y me viera una escena provocativa por la mañana, a mí también me darían ganas de jugar.

Siempre pensé que los hombres y las mujeres no reaccionarían de la misma forma... así que o bien me equivoqué, o bien Eris es la excepción...

¡Acepto el reto! ¡Venga! ¡Muéstrame lo que sabes hacer!

Aunque bueno... Siendo Eris mi oponente... estoy perdido...


"T-trátame... trátame con cuidado... ya es de día, y esta noche fuiste... ¡Kya~![110]"


Soné como toda una jovencita tímida en su primera noche antes de que volviera a hacer cuanto quisiera conmigo.


5ª Parte[edit]

Cuando me levanté por fin de la cama, ya había pasado el mediodía y Eris no estaba por ninguna parte, dejando únicamente la cama vacía para mí y una ligera sensación de frío a la que no estoy acostumbrado.

No siento pesar ni pérdida por lo sucedido, sino satisfacción y como mucho, algo de vergüenza.

Me levanté de la cama sintiendo algo de molestia en mi cintura y muñecas, pero igualmente me dirigí a la ventana, pudiendo ver el fuerte sol en el cielo, con un color tan amarillo como seguramente mi rostro después de semejante esfuerzo.

Observo por la ventana y me encontré a Eris entrenando en el jardín con una sonrisa pícara en su cara y claramente contenta.

¿Todavía le quedan fuerzas? Menudo monstruo...

Teniendo en cuenta que tanto Sylphy como Roxy tienen menos resistencia que yo, es la primera vez que siento que me han dejado sin una gota de fuerza.

Se podía decir que Sylphy es obediente y Roxy se centra en la técnica... así que supongo que Eris es del tipo agresivo... A lo Tokugawa, Toyotomi y Oda...[111] Je... Vamos, casi puedo afirmar que ha despertado mi lado masoquista...

Ese porte majestuoso de Eris, tras haber alcanzado el nivel de Reina del Filo, interponiéndose ante mí y Orsted después de que me diera una paliza... Pero vamos, mejor dejo las bromas, porque es posible que si se dejara llevar demasiado pudiera matarme sin querer... así que mejor controlo a mi Hideyoshi[112]...

Imagino que lo mejor es acordar una palabra de seguridad[113]... Y creo que hoy mismo es un buen día para hacerlo, aprovechando que debería estar como mínimo un poco cansada por la noche que tuvimos...

Con esto en mente, fui al baño para darme una buena ducha, después, como todos los días, fui al sótano a rezar en el altar.

Cuando terminé, subí por las escaleras pensando para mí.

Supongo que tendré que agregar una nueva reliquia al templo... Por lo que serían, la Diosa de la Sabiduría, la Diosa del Amor y la Diosa de la Guerra......... imagino que una espada de madera sería una buena representación de Eris.

Cuando llegué al salón, me encontré a Aisha barriendo; que en cuanto me vio, dio un ligero respingo y se acercó a mí.


"¡Oh, onii-chan! ¡Buenos días! ¡Ha llegado una carta! No pone quién la envía, pero tiene un sello que no conozco, ¿te dice algo?"


Al ver la carta, me detuve en seco, ya que el emblema del sello sabía claramente de quién era.

Del Dios Dragón.

Era una carta de Orsted.


Fin del Volumen 15[edit]

Notas del traductor y Referencias[edit]

  1. Ajeno: Palabra sacada de Dragones y Mazmorras para referirse a seres de alguna dimensión cuando aparecen o viajan a otra.
  2. En el original quedaba ambiguo, pero dudo que compartieran cama.
  3. Quagmire/Lodazal/Ciénaga.
  4. Golpe de Estado / Coup d'état: Tomar el poder en un país de un modo repentino y violento, por parte de un grupo de poder, vulnerando la normativa y autoridad del propio país. Para Más Información
  5. Cadalso: Pequeño escenario donde se realizaban eventos importantes, aunque a menudo, eran utilizados para ejecuciones públicas. Para Más Información
  6. Si molestara mucho el termino, avisad.
  7. Fourtee(n) / 14. Creo que se refiere a que es la 14ª obra maestra hecha por Ludeus, pero no estoy seguro, es ambiguo. Lo mismo es una referencia.
  8. Fighting God/Dios de la Lucha: 3º en el ranking de los 7 Campeones Mundiales.
  9. Posible referencia al Ghouls'n Goblings, debido a que la armadura de oro permitía a Sir Arthus usar magia y habilidades especiales de las armas.
  10. 魔導鎧 (Magic Armour) / Armadura Mágica: Hace referencia a 2 juegos distintos, por lo que no sé exactamente a cuál será. Por un lado, Dragon Quest, en el que se tradujo como Armadura Infernal debido a que el carácter 魔 puede traducirse como místico, mágico, fantástico, demoniaco. Y por otro, aunque no he encontrado el motivo exacto, he encontrado esto al buscar el término directamente en internet: La Princesa de la Armadura Mágica
  11. En manga y anime es normal encontrar efectos artísticos y de sonido resaltando las distintas escenas (como que aparezcan flores después de un personaje precioso, o se pongan sonidos para indicar nerviosismo...). En este caso, cuando un personaje observa a otro con mucha expectación, su mirada intensa se resalta con pequeños destellos (KiraKira~); y existen personajes que directamente hacen bromas diciendo en alto los efectos de sonido, como AishaImagen Ejemplo
  12. Imagen Ejemplo
  13. Danna-sama: término usado en Japón para referirse a tu patrón/esposo/amo de forma muy respetuosa. La diferencia con Goshujin-sama sería que esta última se refiere al esposo de otra mujer pero que puede ser tu amo/patrón.
  14. El propio autor me ha respondido por Twitter informándome que el mundo humano (1 de los 6 mundos que se mencionan arriba) de Mushoku Tensei es el equivalente a un cuadrado plano o a una superficie curva que compone el mundo. Enlace al Tweet
  15. Time Paradox/Paradoja Temporal/Paradoja del Abuelo: Teoría que describe el problema de que una persona viaje al pasado para matar a su abuelo antes de que le concibiera. En ese caso, la persona que viaja del futuro, no existiría y por lo tanto no podría viajar a matar a su abuelo, creando una discontinuidad y error en caso de que el espacio tiempo fuera continuo. Para Más Información
  16. Time Leap/Salto Temporal: es cuando viajas en el tiempo, pero en vez de ser un ente independiente de tu yo de ese tiempo, eres sobrescrito/fusionado con tu yo-pasado/futuro. Básicamente, Ludeus-Futuro sobrescribiría/fusionaría con Ludeus-Presente. AVISO: El término no es oficial ni está bien definido, por lo que podría variar el significado dependiendo de la obra.
  17. Time Slip/Movimiento en el Tiempo: el término representa ser transportado de un punto en el tiempo a otro en su actual estado y posición. Básicamente, llevaría a que Ludeus-Presente y Ludeus-Futuro existan en el mismo universo al mismo tiempo. AVISO: El término no es oficial ni está bien definido, por lo que podría variar el significado dependiendo de la obra.
  18. Tadaima/He vuelto/Ya estoy en casa: Frase típica japonesa para avisar de que has vuelto de algún sitio. También se utiliza para indicar que has aceptado una petición, sobre todo en bares y restaurantes bulliciosos y amenos.
  19. Negligé: Batín fino y algo transparente. Más Información
  20. Yes Ma'am/Sí, señora: Muy formal, principalmente en jerarquías disciplinadas como el ejército, la policia o al tratar con la reina de Inglaterra (literal).
  21. Supuestamente hay una referencia a Sazae-chan, pero no he visto tanto la serie para saberlo. Para Más Información
  22. 天上天下唯我独尊: Frase enlazada con Buda y que presuntamente pronunció el día de su nacimiento.
  23. Obaa-chan/baa-chan/Abuela/Abuelita, pero al quitarle la O inicial indica mayor cercanía.
  24. ¡Fangirl masoquista encontrada!
  25. Miko/Hijo de Dios/Niño Bendito: En este mundo, los Mikos como Zanoba poseen habilidades por encima de lo normal desde que nacen. Como superfuerza, lanzar rayos láser por los ojos. A modo de ejemplo, el Carisma de Ariel se rumorea que sea debido a que es una Miko.
  26. Ley de Conservación de Realidad: Término creado por Fritz Leiber en el libro Time Wars, escritor de ciencia ficción que definió una ley que indicaba que si se cambiaba el pasado, el destino ejercería una fuerza sobre el mundo causando que la historia se mantuviera estable. Más Información (ENG)
  27. Referencia a una técnica usada hace algunos años para representar al malo de turno en una serie. No tenía que ser literalmente darle una patada a un perro (algo que es visto claramente como una acción malvada), sino robarle un caramelo a un niño, o quemar la un orfanato. Para Más Información (ENG)
  28. Hipótesis: explicación que intenta explicar un fenómeno sin haber sido probado o corroborado de ninguna forma. Contrasta con Teoría, ya que esta sí ha sido corroborada, aunque sea teóricamente; por lo tanto, una teoría es una hipótesis contrastada y aprobada.
  29. Línea Temporal: Término usado en ciencia ficción para referirse a un eje cronológico que enlaza lo eventos presentes, pasados y futuros que afectan a los habitantes de es eje. Usando Dragon Ball Z de ejemplo, Trunks viene del futuro, pero al viajar al pasado, el futuro al que llegan no es el mismo, porque trabajan en 2 líneas temporales distintas: la línea de tiempo de Trunks en el que Goku muere y la línea de la serie en la que Goku sobrevive.
  30. Ley de Conservación de la Energía: La energía ni se crea ni se destruye, solo se transforma. Pues en este caso, se refieren a que convierten/utilizan el maná de las personas personas para equilibrar el gasto.
  31. El evento con Sauros fue justo después del 10º cumpleaños de Eris, cuando Ludeus tenía 8 años.
  32. Paradoja Temporal/Time Paradox/Paradoja del Abuelo: nombre usado para definir una incongruencia en el tiempo en el que el motivo por el que algo ocurre se elimina si este ocurre, y por lo tanto no ocurre. Es una explicación muy básica, pero básicamente, si mato a mi abuelo en el pasado antes de que conciba la existencia de mi padre, es imposible que vaya al pasado a matarlo, puesto que no existiría y por lo tanto se forme una incongruencia entre que lo mato y que no lo haga.
  33. Dilema filosófico que llevó a las dudas sobre la creación del universo. Las gallinas ponen huevos de los que nacen los pollos que luego se convertirán en gallinas; por lo tanto, ¿cuál vino primero? Para Más Información
  34. Por si no ha quedado claro, la llama por su nombre japonés y no de forma fonética como hasta ahora. El nombre en ese idioma no se separa del apellido, ni lleva un guión para añadir el "san" después; pero pensé que de esa forma sería más fácil de comprenderlo.
  35. Tenemos un problema con esto, puesto que se escribe literalmente Mad Sword King, Similar a Mad Dog y Reina del Filo combinados. Como hemos decidido dejar los títulos en inglés, hemos optado por Mad Sword (omitiendo lo de Reina por separar el título de su apodo).
  36. En español, podría haberlo traducido como "Puto Salido", pero no habría transmitido el mismo sentimiento y creo que no sería una traducción suficientemente neutra.
  37. Difícil de adaptar sin perder parte del sentido, por eso hemos dejado las palabras en japonés. Nina ha llamado a Ludeus Hentai, que se podría traducir con cualquiera de estas palabras: depravado, guarro, cerdo, pervertido, enfermo... , y Eris lo defiende llamándole Ecchi, que viene de la letra H de Hentai, intentando indicar que es como una versión algo más suave del Hentai; de la misma forma que el Hentai se entiende literalmente como porno animado y el Ecchi es para referirse a series con bastante fanservice/erotismo.
  38. La fusión de 2 de los rumores de la Universidad: Puede lanzarte sus manos, y le brillan los ojos.
  39. Esto se debe a otro de los rumores, en el que hablan de que le encantan los niños pequeños.
  40. ちわーす/Chiwasu/¡Ey, buenas!: Forma MUY informal y amistosa de saludar.
  41. Aproximadamente cuando le llegó la carta a Eris.
  42. El 3 es un número de la suerte en varias culturas como la cristiana. Para Más Información
  43. Un cuento infantil japonés, no es importante y no lo he buscado detenidamente.
  44. En la serie Gundam, a los robots de combate con forma humanoide los llaman Mobile Suits(MS); por ejemplo, a los modelos No-Humanoides se les conoce como Mobile Armors(MA). El término se ha convertido en icónico y no suele traducirse del inglés. Para Más Información
  45. Dios Humano e Hitogami se escriben de manera diferente, pero se pronuncian igual en japonés. Es posible que cuando Pelagius oyera a Ludeus y Nanahoshi hablar de él se confundiera.
  46. AoE/Area of Effect/Área de Efecto: Término usado para referirse a hechizos y habilidades en juegos que no afectan a un enemigo, sino a todos los enemigos que se encuentren en una zona.
  47. Posible referencia a Attack on Titan/Shingeki no Kyoujin, en la que los utensilios con los que trepan y se desplazan para luchar contra los titanes son categorizados como equipo de maniobras tridimensionales.
  48. Hechizo/Técnica que utiliza para bloquear el efecto de los hechizos, absorbiendo el maná de los mismos conforme se vayan ejecutando. Fue con lo que detuvo la "bomba nuclear" de Ludeus.
  49. Se usan términos técnicos en esta sección, pero la traducción en términos sencillos es: ponlo de forma que si una pieza deja de funcionar, no impida el funcionamiento del resto de piezas.
  50. Serie: en circuitos eléctricos, una estructura en serie, sirve para referirse a cuando las distintas piezas del circuito, están colocadas una detrás de otra. El problema de este sistema es que de averiarse una de las piezas, el resto dejará de funcionar porque el circuito se habría roto.
  51. Sotavento: término usado para referirse a la dirección del viento, contrastado con un punto en concreto. En este caso, se refiere a que la orientación de los círculos mágicos sea a favor de la corriente de maná. Para Más Información
  52. Are: expresión japonesa para indicar sorpresa.
  53. Esto es un juego de palabras japonés, difícil de adaptar al español. 人神 e ヒトガミ se leen como Hitogami, que se podría traducir como Dios Humano. El problema es que 人神 tiene una corrección en su lectura/significado que lo convierte en JinShin, que significa entre otras cosas, naturaleza humana, ego, benevolencia... Si queréis completar esta información, no dudéis en hacerlo.
  54. Ser un Farol: Expresión española que indica que en un juego o conversación estás actuando como si tuvieras más posibilidades de ganar de las que realmente tienes. Como llevar una pareja de 4's en póker y actuar como si tuvieras una escalera de color para que los contrincantes se echen atrás.
  55. Referencia a la serie Aura Battler Dunbine en las que aparecen robots de unos 6-8 metros. Para Más Información Vídeo Ejemplo
  56. Refiriéndose a que viene de otro mundo y que conserva sus recuerdos.
  57. Sexy Time/"Tiempo de Calidad"/Juegos de Alcoba: Eufemismo inglés para referirse a disfrutar de sexo y juegos sexuales con tu pareja.
  58. Esta pregunta es tan... xD
  59. Se refiere a que con un rehén, Orsted podría pelear más en serio si lo hace para rescatar a Nanahoshi que si es simplemente por defenderse de un ataque enemigo.
  60. Panácea: Pócima muy recurrente en series y juegos de fantasía que es capaz de curar cualquier enfermedad.
  61. Spamear/hacer spam: por lo general, spamear se refiere a bombardear con información, aunque en terminología de juegos, suele usarse para referirse a una repetición hasta el infinito de habilidades/hechizos/acciones.
  62. Referencia a Warhammer 40k y a sus marines espaciales. Imagen Ejemplo
  63. Referencia a la serie Gundam y a uno de los modelos más icónicos de las distintas sagas, los Zakus. Imagen Ejemplo
  64. Aquí yo hubiera puesto "¡NO HEMOS PARADO!", pero Cliff es así.
  65. Ane: Sufijo japonés usado para referirse a una hermana o cuñada, bastante formal pero amena.
  66. Referencia al look del actor Ryan Gosling en la película Cruce de Caminos/The Place Beyond the Pines, en la que llegó a afirmar en una entrevista que se arrepintió del tatuaje segundos después de verlo. Para Más Información
  67. ¡¡HUYE MIENTRAS PUEDAS!! ¡UN MARINE ESPACIAL CON COMPLEJO DE PADRE TE PERSIGUE!
  68. Mantillo: Tierra rica en nutrientes con la que se recubren los cultivos para tantoa proteger, abonar y asentar cultivos. Para Más Información
  69. Onigiri: Bolas de arroz, por lo general con relleno y que por lo general llevan un papel hecho de alga para ayudar a que no se deshaga. Para Más Información
  70. Conguee/Porridge/Gachas de Arroz: Plato típico oriental que varía de región en región; aunque por lo general se consigue hirviendo arroz y que se toma por lo general cuando uno se encuentra con dolor de garganta y mal cuerpo al ser bastante ligero (receta japonesa).Para Más Información
  71. Es bastante común en Japón compartir baño con familiares. Por lo general, los niños y las niñas llegados a cierta edad comienzan a preferir entrar por separado; pero depende de cada familia.
  72. Si hay una referencia, se nos ha escapado...
  73. Ritual relativamente recurrente en anime (sobre todo hace algunos años), basado en cultura antigua japonesa, en la que, a la hora del buey (1-3 a.m.) una mujer fabrica un muñeco de paja con forma de persona, a ser posible con algún elemento de esa persona (pelo, recuerdo...) y clava una estaca de madera en el mismo para maldecir a la persona. Para Más Información
  74. Este es otro clásico, pero no sé bien de dónde procede. Es posible que venga de literatura japonesa, pero es una representación de (por lo general), una mujer intentando calmar su ira a base de desquitarse con un pañuelo. Para Más Información (ENG) Imagen Ejemplo
  75. Ojos Sanpaku: Término japonés y chino en el que se refieren a personas a las que se le puede ver el globo ocular por debajo o encima del iris. Más Información (ENG) Imagen Ejemplo
  76. Supercelda/Supercélula: Tormenta en rotación que puede durar varias horas. Estas superceldas pueden tener entre 10-100 km de diámetro con vientos ascendentes de unos 60 km/h. Para Más Información Imagen Ejemplo
  77. La temperatura/calor en los átomos se refleja como un intenso movimiento acelerado, siendo la vibración la que genera la sensación de calor. Cuando estos átomos se detienen por completo, se considera que han alcanzado el Cero Absoluto (0 Kelvin/-273ºC/-459ºF), temperatura en la que materia teóricamente se detiene por completo. Para Más Información
  78. El sonido y el viento van a menor velocidad que la luz y los terremoto y por eso a Ludeus le van llegando los distintos efectos a distintos tiempos. V. Sonido ~ 0.4 km/s. V. Propagación de ruptura de terremotos ~ 3 km/s. V. Luz: 300 km/s.
  79. Existen personajes que han visto suficientes películas y series para saber que decir ciertas cosas es "tentar al destino". Entre esas frases, se encuentran las famosas Nadie podría haber sobrevivido a eso, o ¿Qué puede salir mal?, o Separémonos para buscar al asesino, es la mejor idea. Muchos personajes escucharán esas palabras y automáticamente se echarán a temblar, porque entienden que acaban de cargarse cualquier oportunidad de que salga todo bien. Para Más Información (ENG)
  80. Según el autor, por mucho que Ludeus imagine una bomba nuclear, el efecto en sí, no llegó hasta ese nivel, sino que con magia, consiguió realizar una bomba increiblemente potente.
  81. g's: es una medida intuitiva basada en la gravedad terrestre para representar la aceleración que afecta a un cuerpo (en este caso negativa por la frenada). Se utiliza a menudo para representar la presión que sufren los pilotos de vehículos(terrestres, aéreos y espaciales) al sufrir fuertes aceleraciones o frenadas. Se escribe en minúscula para no confundir con la constante gravitacional. Para Más Información
  82. Se ha olvidado de su brazo izquierdo... quizás porque fue un corte limpio.
  83. ERIS-SAMA!!!! >.<
  84. 鳳雅龍剣/オウガリュウケン/Ohgaryuken: creada usando los kanjis para fénix, puro/elegante/perfecto, dragón y espada. En la mitología china, el dragón(macho) y el fénix(hembra) representan las partes del Yin y el Yan; y cuando se unen, representan el todo. Si queréis darle otro nombre, comentad vuestras sugerencias. Imagen Ejemplo
  85. En la literatura japonesa, un herrero podía forjar armas maldiciendo a una persona para convertirlas en espadas malditas, o bañarse en la sangre de sus enemigos durante tantos años, que conseguían el mismo efecto. Más Información
  86. No entiendo suficiente de kendo como para saber si la traducción y representación ha sido correcta. Si alguien tiene un aporte, que lo haga.
  87. Gaeshi es una expresión japonesa aplicada en Karate para referirse a técnicas que contrarrestan otras. La expresión surgió en honor al samurai Sasaki Kojirō, cuya técnica especial era el Tsubame Gaeshi. Para Más Información
  88. Hemos preferido dejar los nombres en japonés, porque no encontrábamos un buen nombre para sustituir el Hikari Gaeshi, pero de dejarlo de esa forma, resaltaría demasiado con respecto al de Hoja de Luz.
  89. Omnisciencia: Capacidad que permite saberlo TODO, presente, pasado y futuro.
  90. Omnipotencia: Capacidad que permite realizar CUALQUIER acción o cosa.
  91. Como matar apóstoles de Hitogami a sangre fría...
  92. おかわり/Okawari: Es una forma de pedir que te sirvan más comida en japonés. Se me ocurrían formas de adaptarlo, pero me pareció más carismático de esta forma.
  93. Se leería como ané, pero al igual que no estoy alterando senpai, tampoco voy a usar las tildes españolas.
  94. En Japón, Ko es una terminación genérica para los nombres femeninos, y es fácil encontrar bromas y chistes al respecto sobre personajes que cambian de sexo o se visten de mujeres, y cambian su nombre añadiendo o cambiando la última sílaba por KO.
  95. ¿Referencia a School Days? Aunque es posible que sea el típico crimen pasional en Japón (Infidelidad => tomar tu vida).
  96. Playback: Forma de cantar en la que pones música sacada de un CD u otro medio para aparentar como si el que canta eres tú cuando en realidad solo haces el gesto de los labios.
  97. Son frases similares a las de historias japonesas de amor sobre samurais en las que personas con poca habilidad para relacionarse, tomaban coraje y representaban de esa forma sus sentimientos (aunque en algunas ocasiones era simple egoísmo).
  98. Ojou-sama: Término japonés usado tanto como nombre como sufijo para referirse a mujeres jóvenes de alto estatus social; es la forma en la que Ghyslaine hablaba de Eris cuando se encontraban en el palacete de Sauros (Volumen 02).
  99. Suki/好き es difícil de adaptar al español, porque nosotros tenemos más verbos para referirnos a amor y los japoneses utilizan otras expresiones. En este caso, opiné que usar el verbo Gustar se quedaba demasiado simple, y Amar excesivo.
  100. Oku-sama: No es un término que haya visto mucho en japonés, pero es una forma de referirse a la señora de la casa. Puede traducirse tanto como Señora, Madam, mi esposa, la señora... Lilia siempre se refiere a Zenith de esta forma, y tengo que ver cómo lo acabaré normalizando.
  101. Este párrafo es confuso y dicho de una forma un tanto infantil, pero hemos intentado que tenga sentido.
  102. Creo que es de las frases más famosas del anime; aunque parece más que está refiriéndose a un hentai sobre NTR. Para Más Información (ENG)
  103. Tableta: Forma de referirse a las abdominales cuando están bien desarolladas y marcadas.
  104. Ni idea de para qué sirve ese músculo... xD Para Más Información
  105. La misma frase que le dedicó Eris la noche anterior.
  106. Frase japonesa usada casi de broma o de forma infantil para llamar a alguien pervertido. Video Ejemplo (ENG)
  107. Menuda cantidad de bromas, referencias y chistes en estos párrafos...
  108. Honey/Miel: Se traduce como "cariñito" o "mami" cuando se usa para referirte a tu pareja.
  109. Conversación de almohada/Pillow Talk: Charla después del sexo.
  110. Esta frase es increíblemente femenina, porque además se usa cómicamente en innumerables series con eventos similares.
  111. Existe un poema sobre estos 3 personajes que representan su personalidad usando la base de un pájaro que no sabe cantar. Según Tokugawa Ieyasu, si un pájaro no canta, espera a que lo haga; refiriéndose a la pasividad/obediencia de Sylphy. Según Toyotomi Hideyoshi, si un pájaro no canta, fuérzale a hacerlo; refiriéndose al lado magistral de Roxy. Según Oda Nobunaga, si un pájaro no canta, mátalo; refiriéndose a la agresividad de Eris. Para Más Información
  112. Refiriéndose a su lado masoquista.
  113. Palabra de Seguridad: Palabra o frase usada en juegos sadomasoquistas y bondage para dejar claro cuando una situación se ha vuelto peligrosa en según que juegos, y así detenerlos en el acto. Es necesaria, debido a que a menudo, el "resistirse" es parte del juego, y por lo tanto, es necesario tener una palabra forma segura de detenerlos.
Ir al Volumen Anterior Volver a la Página Principal Ir al Volumen Siguiente