Yahari Ore no Seishun Rabu Kome wa Machigatteiru: Volumen 4 Capítulo 6

From Baka-Tsuki
Jump to: navigation, search

Capítulo 6: Por error, Hikigaya Hachiman no trajo su traje de baño.[edit]

Parte 1[edit]

Tenia un sueño.

Una mano suave y pequeña sacudió mi cuerpo con exquisito cuidado. A través de la bruma tenue y de mi estado de sopor, pude sentir el calor de un cuerpo contra mi piel. Una dulce voz estaba llamando mi nombre, y sonaba muy ligeramente ansioso.

En mi mente, era un sueño muy feliz.

Pero sabía que era sólo un sueño. Mi hermana normalmente nunca me despierta, e incluso mis padres eran mucho más propensos a salir de la casa antes de que abra un párpado. Invariablemente, lo que me sacaba de mis sueños era mi alarma del teléfono celular, inhumana y despiadada.

Por lo tanto, mi corazón y cuerpo llegaron a la conclusión conjunta que se trataba de un sueño.

"Hachiman, ya es de dia. Despierta..." dijo la voz una y otra vez.

Puesto que mi cuerpo estaba siendo sacudido alrededor, mis párpados finalmente se abrieron. La luz de la mañana era cegadora. Totsuka estaba radiante a través de la luz, su sonrisa me dejó un tanto perplejo.

"Finalmente estas despierto ... buenos días, Hachiman."

Hubo una larga pausa.

"Sí", respondí finalmente.

Esta escena era tan irreal que me dejó aturdido. Una blanca luz del sol entraba por la ventana, y los gorriones y alondras cantaban afuera.

"Huh..."

¿Podría ser esta una de esas escenas después-de-despertar?! ¡¿He cruzado el horizonte en medio de la nada, el que no podia cruzar?![1]

Mientras busqué en desorden, Totsuka se quitó la ropa de cama y comenzó a doblarla.

"No vas a llegar a tiempo para el desayuno si no te das prisa."

Mientras recibía más información, empecé a comprender la situación. Cierto, vine a un campo de entrenamiento. Y me preguntaba cuando habíamos empezado a compartir la habitación.

Una vez que me moví de la cama, seguí el ejemplo de Totsuka y doblé el colchón. "¿Qué hay de los demás?"

"Hayama-kun y Tobe-kun se adelantaron. No parecia que despertarias rapido, Hachiman..." Me miró a los ojos con algo de reproche.

¿Que es este sentimiento de culpa...? Nunca me he disculpado tras llegar tarde a la escuela o el trabajo o algo, como un ciudadano normal, pero sólo por esta vez, era GEISHA HARA-KIRI MONTE FUJI. Es decir, no se puede decir 'geisha' sin 'gay', después de todo.

"Mi error..." Me disculpé, francamente, tras reflexionar profundamente sobre mis acciones.

Pero Totsuka todavía estaba haciendo pucheros. "Ya sabes, Hachiman, tu horario esta realmente fuera de control durante las vacaciones de verano."

"S-sí. Er, supongo."

"No haces ejercicio ni nada."

"Sí es cierto. Realmente no entiendo la urgencia. Hace calor, después de todo."

"¿No es tan malo para tu cuerpo? Deberías hacer algo de dep- oh, ya sé. Vamos a jugar en algún momento tenis", Totsuka sugirió brillantemente.

"Oh, quieres hacer eso, ¿eh? Llámame cuando decidas hacerlo." Solté la típica linea que dicen luego de que te invitan a hacer algo. Cuando existes al margen de la sociedad, creo que la gente termina pidiéndote eso solo para ser educados.

Es como, "Oh ... ¿vamos?" Hombre, me hubiera gustado que no hagan eso. Yo no lo necesito. Cuando me preguntan, termino haciendo algún tipo de respuesta a medias para guardar el respeto.

Un poco de trivia: Los chicos que dicen "llámame cuando quieras hacerlo" cuando son invitados como relleno, casi nunca los invitan de nuevo. Fuente: Yo.

Miré a Totsuka con impaciencia, esperando a que la ley entre en vigor.

"Está bien, esta dicho! Definitivamente te llamaré!"

Pero esta vez, parecía que estaba fuera de peligro. La alegre respuesta de Totsuka me llevó a ceder.

No he podido encontrar ninguna razón particular para rechazar categóricamente la invitación de un niño. Es decir, si recibo una llamada de Zaimokuza con algún tipo de planes, eso sería una historia diferente. Pero además de hacer cosas para Komachi, mis planes eran prácticamente inexistentes. Mi horario era tan libre que arrasaría en un concurso de "Cuanto tiempo libre tienes". Rara vez me han invitado a alguna parte, y yo, ciertamente, nunca invito a nadie excepto a mi, mi, mi y yo.

Juré no volver a pedirle a nadie salir conmigo desde ese momento en la secundaria cuando Ooiso-kun me rechazó por teléfono diciendo que tenía tareas para hacer en casa, pero luego, cuando fui a la sala de juegos por mí mismo, lo vi a él y Ninomiya-kun en el karaoke al lado. Quiero decir, ya sabes cómo es. Que te ignore otra gente, así duele. Esa es mi forma de ser agradable, sabes.

"Cierto, vamos a ir a comer, entonces?", Pregunté.

"Por supuesto. Er, uh ... No sé tu dirección de correo, Hachiman..."

Cierto. Se deslizó por mi mente desde que había estado usando mi teléfono celular como una pérdida de tiempo y un reloj despertador, pero Totsuka y yo todavía no habíamos intercambiado direcciones de correo electrónico.

Así que podría obtener ahora por fin el mail de Totsuka, ¿huh...? Con una oleada de sentimientos, saqué mi teléfono y al instante accedi a la pantalla de registro.

"¿Eh ?! H-Hachiman, ¿por qué lloras?!"

"Oh, no es nada. Sólo un bostezo."

Parecía que había llegado a las lágrimas.

"Cierto. Te acabas de levantar. Bien, dime su dirección."

"Aquí." Le mostré mi dirección.

"Er, uh..."

Totsuka levantó mi teléfono con el suyo y tecleaba las letras de una en una, como si él no fuera particularmente hábil con las máquinas. Yo estaba un poco preocupado acerca de cómo murmuraba cosas como, "Oh, ¿eh? ¿Es correcto? De esta manera?" De vez en cuando mientras él presionaba. Si escribía mal algo y su mail nunca me llegara, mi dolor sería interminable.

"Está bien, hecho ... creo. Te voy a enviar un mensaje de prueba", dijo mientras Totsuka, una vez más comenzó a escribir en su teléfono a un ritmo extremadamente lento. Mientras tanto, inclinó la cabeza y luego asintió una vez que había pensado un poco. "Lo envié."

"Ohh gracias."

Unos segundos después de que él me dijo eso, mi teléfono sonó.

Logro desbloqueado: Correo Electrónico de Totsuka! (Dame cinco!)[2]

Hombre, esto fue estupendo. Ahora todo lo que tengo que hacer es obtener su número, pensé mientras abría el texto entrante.

Asunto: hola este es Saika

Cuerpo: Hachiman, buenos días. este es mi primer texto. Vamos a ser aún mejores amigos de ahora en adelante!

Tan pronto como mis ojos se fijaron en que la cadena de letras, algo increíble sucedió en mi corazón. Sin ninguna advertencia, caí en un ataque de tos violenta.

"Hkkkkk! Gaaaaaah!"

"¡¿Hachiman?! ¡¿Q-qué te pasa ?! ¡¿Estás bien ?!" Totsuka comenzó golpeando mi espalda en un frenesí.

Waah, a pesar de que su mano era tan pequeña, se sentía tan suave y cálida...

"Yo-yo estoy bien ahora..."

"Que bueno…"

Una vez que estaba finalmente de vuelta en mis pies, Totsuka me miró como si él no estaba muy convencido de lo que dije. Con el fin de distraerlo, le sonreí brillantemente. "Bien, ahora vamos a desayunar."

"Ah, vale."

Empujé la espalda de Totsuka para instar a él en mientras caminaba.

Estoy bastante seguro de que había estado pensando en el contenido de su texto cuando él inclinó la cabeza justo antes. El talento literario de Totsuka era impresionante si podía mover sentimientos con un mensaje tan sencillo con ternura. Alguien dele una medalla.

De todos modos, hora de preservar este mensaje para la posteridad. Además, hora de establecer un tono de llamada personalizado para cada vez que recibo un mensaje de Totsuka y también crear una carpeta solo para Totsuka. Debo hacer copias de seguridad en mi PC por si acaso.


Parte 2[edit]

Ya no había ningún rastro de los estudiantes de primaria en el comedor de la casa de visitantes. Sólo Hiratsuka-sensei y los sospechosos de siempre estaban presentes.

"Buenos días."

"Mm. Buenos días," Hiratsuka-sensei respondió y luego hizo caer su periódico con un fuerte porrazo.

Hombre, uno no se encuentra una escena como esta hoy en día. Me aferré con nostalgia de los días de la era Showa.[3]

Cuando Totsuka y yo nos sentamos en un par de asientos vacíos, Yuigahama estaba justo enfrente de mi cara. "Oh, Hikki. ¡Buenos días!"

"Mmm."

Yuigahama me dio un genérico "buenos días". De alguna manera u otra, podría decir que "Yahallo" no era un saludo para la mañana. Tal vez se suponía que debe usarlo después de mediodía.

Yuigahama se sentó junto a Yukinoshita, quien estaba sentada junto a Komachi. Komachi nos saludo también, sólo para la mover sus pies y darse prisa en ir a algún lugar justo después.

En cuanto a Yukinoshita, intercambió saludos con Totsuka antes de posar sus ojos en mí. "Buenos días. Así que te despertaste después de todo..."

"Hey, deja de mostrar en tus ojos que estas decepcionada, Buenos días" respondí con un saludo rígido. Tengo la sensación de que soy menos agresivo en los ojos. ¿Qué más hay de nuevo?

Alguien colocó una bandeja delante de mí con un sonido metálico.

"Hiki, lo siento por hacerte esperar. Aquí está uno para Totsuka-san también!"

Parecía que Komachi había ido a buscar el desayuno para nosotros. "Gracias."

Le di las gracias como lo hacen en McDonalds. Básicamente, la persona que sirve te dice: "¿Puedo tomar su orden?" Y luego "¿Le gustaría papas fritas con eso?" Y luego sigue hasta que al final del todo con un "Gracias". Terminó siendo una explicación prolija.

"Gr-gracias ... bien, itadakimasu," dijo Totsuka.

Siguiendo su ejemplo, me llevé las manos juntas. No estábamos haciendo un taladro o nada - sólo la bendición antes de una comida estándar.

"Itadakimasu." El desayuno era de verdad muy familiar: arroz blanco, sopa de miso, pescado frito y ensalada, tortillas, natto, aroma de algas, especias, y naranja para el postre. Que coincidía más o menos con mi imagen de un desayuno estándar de hotel.

Comiendo en silencio, me di cuenta al instante de que había una deficiencia de arroz blanco. Calculé que el natto y algas aromatizantes solo tenían dos cuencos. Además, un huevo crudo acaparaba un recipiente que usan para servir en posadas tradicionales.

Tras mirar en mi tazón de arroz casi vacío, la voz de Komachi me llamó. "Onii-chan, deseas más?"

"Sí por favor."

Pasé mi plato. Por alguna razón, Yuigahama fue quien lo tomó.

"Y-yo lo hago por ti!" Ella comenzó a excavar el arroz desde el contenedor de madera con gusto, zumbando como si pensara que esto era todo diversión y juegos. "¡Aquí tienes!"

Oh wow. Ella sacó una montaña de arroz que no se vería fuera de lugar en un cuento de folclore japonés.[4] Bueno, lo que sea. Estaba pensando acerca de comer otra porción, así que no estaba protestando. "Gracias…"

Con gran solemnidad, dejó el tazón en mis muñecas y lo sostuve sobre mi cabeza en señal de culto. Sólo entonces empecé a comer por segunda vez.

Pero (¡sorpresa, sorpresa!) Esta vez el arroz estaba muy bueno.

Ahora que todo el mundo había comido su ración de desayuno, digerí la comida al saborear un té. Al igual que yo, Totsuka dio sus felicitaciones al chef y buscó el té a un ritmo algo lánguido.

Como estábamos charlando brazos cruzados sobre cosas que pasó ayer y lo que sucedería hoy, Hiratsuka-sensei comenzó doblando su periódico. "Ahora que el desayuno ha terminado, vamos a hablar de nuestros planes para hoy."

Ella bebió un trago de té y continuó.

"Los estudiantes de primaria tienen tiempo libre por el día. La prueba de valor y la fogata están programadas para esta noche. Quiero que se preparen para eso."

Suspiré. "Una fogata, ¿Huh?", Arrugue mi cara con esa frase desagradable.

"Ah, ahí es cuando hacen la danza tradicional," Yuigahama lo soltó como si algo se le hubiera ocurrido.

Tan pronto como se enteró, la cara de Komachi se iluminó con un ping. "Ohh! Haras la danza Bentora Bentora!"

"¿Quieres decir que el de Oklahoma, creo... pero sólo la última sílaba suena igual," Yukinoshita dijo, sin verse sorprendida ni mortificada por el error.

Todo el asunto de Bentora Bentora es - bueno. Es lo que haces cuando te estás comunicando con la gente del espacio en medio de la noche - en otras palabras, con aliens.[5] "No son realmente tan diferentes. Su pareja de baile es más o menos como un alien."

"¿No podrías haber dicho eso de una manera más agradable, Hachiman...?", Dijo Totsuka en tono de reproche.

Pero el estaba equivocado. Tenía mis razones!

"No, creo que es asi." Tomé una respiración profunda. "Comienza bien. Pero alrededor del cuarto tiempo, la chica dice: "En realidad, no hay que tomarnos de las manos, ya saben," y entonces todas las mujeres siguen su ejemplo y se acaba haciendo un aire de Oklahoma..."

"Hikigaya, tus ojos están podridos...bueno, esos ojos son perfectos para el papel monstruo. Estoy contando contigo para las preparaciones de la prueba de valor."

"¿Significa eso que nuestro trabajo es asustar a los niños?"

Bueno, eso era en el itinerario de la escuela al aire libre. Pero aún así, tener que permanecer en el bosque por la noche era muuuucho más tenebroso.

"Sí. Quiero decir, el curso ya se ha decidido y tenemos un conjunto de trajes de monstruos listos. Bueno, será mejor que le den una oportunidad de antemano. Ahora bien, vamos a ir y voy a explicar cómo vamos a llevar los preparativos."

Hiratsuka-sensei se puso de pie. Ordenamos nuestra vajilla y la seguimos afuera.


Parte 3[edit]

Alcanzamos a Hayama y los otros en el camino a la plaza.

Se veía como una especie de óvalo deportivo, solamente un bosque cerrado en lugar de una valla. Algo parecido a un cuarto de herramientas se encontraba en los bordes del perímetro.

Una vez Hiratsuka-sensei les dio a los niños una conferencia, empezamos a preparar el fuego de campamento. Totsuka y Tobe cortaron leña y lo trajeron. Hayama apilaba los troncos, mientras que los organizaba.

"Apilar troncos solo y en silencio en como jugar Jenga", comenté.

"¿Eh? ¿Se puede jugar Jenga solo?" Hayama me preguntó con una cara seria.

Espera, ¿no se puede? Estaba seguro de que entraba en la misma categoría que las torres de cartas...

En cuanto a las chicas, estaban dibujando una línea blanca alrededor del centro del fuego del campamento. Esta línea seria útil para la danza folclórica.

Cortamos leña, la recogimos y la apilamos. Sin duda, las preparaciones se hicieron en poco tiempo, pero ya que era todo trabajo físico bajo el sol, era bastante agotador para nosotros.

Me sequé el sudor que goteaba. "Este calor me está matando."

"Totalmente..."

Hayama y yo hablamos como si los dos estábamos un poco hartos.

"Buen trabajo." Hiratsuka-sensei, que había llegado a observar nuestro trabajo en progreso, nos pasó dos latas de jugo.

Justo cuando estaba aceptando su señal de gracias

"Los otros ya han terminado el trabajo. Todo lo que tienen que hacer es prepararse para la prueba de valor en la noche. Tienes tiempo libre ahora."

Sólo Hayama y yo nos quedamos, como si fuéramos los últimos de la fila. De todos modos, nos dejaron a nuestra cuenta por ahora.

Mientras volvía sobre mis pasos, me devané al pensar acerca de qué hacer después de esto.

"Voy de regreso a mi habitación, por ahora, ¿qué hay de ti, Hikitani-kun?"

"Oh, yo también..." empecé, pero entonces un pensamiento se me ocurrió.

Si volviera a mi habitación así, tendría que ir con Hayama. No era un gran problema ni nada, pero tuve esta reacción extrañamente resistente a él. Para dar un ejemplo, era como volver a casa de una reunión de la clase en la misma dirección que alguna persona de la que no eras su amigo, lo que significaba que estaban obligados a tener una conversación incómoda. En esas situaciones, ¿qué hay que hacer para evitarlo? Sólo había algo que decir.

"En realidad, hay algún lugar por el que quiero pasar."

En verdad, no había ningún lugar por el que quería pasar. Era una pequeña mentira que se usa para volver a casa. Algunos chicos no leen entre líneas y son como, "¿Qué? ¿A dónde vas? ¡Voy a ir también!", pero un ser humano que discierne optaría por no hacer problemas. Supuse que Hayama era uno de esos tipos de personas.

"Bien, voy a irme por allí entonces," Hayama dijo mientras se dirigía hacia la distancia, con una mano levantada.

Hice alguna respuesta vaga y lo vi irse.

Ahora bien, ¿qué hacer...?

A este ritmo, me toparé con Hayama si vuelvo a mi habitación, por lo que no tendría sentido hacer todo este esfuerzo. Ir a alguna parte a reducir poco a poco el tiempo era probablemente la opción correcta.

Mientras caminaba junto con esos pensamientos ociosos pasando por mi mente, mis piernas me llevaron a algún lugar en un capricho.

Oí el murmullo de una corriente.

Ah, cierto, estaba sudando... el agua por aquí estaba limpia, y además, la gente vivía por arriba. El agua era probablemente suficiente limpia que podía lavarme la cara.

En dirección a la fuente del ruido, entré a lo largo del camino hasta que me encontré con un pequeño arroyo. Era tan pequeño como una zanja poco profunda. Probablemente era un afluente. Básicamente, si caminaba más aguas abajo, probablemente encontraría un río. Eso sería perfecto para lavar mi cara.

A medida que continuaba el paso, los gruesos árboles y la maleza comenzaron a retroceder poco a poco. El sonido del agua se intensificó, y el bosque dio paso a un espacio abierto visible. Esta era la parte seca del lecho del río.

"Ohhh, esto se siente bastante bien," no podía dejar de murmurarme a mí mismo con aprobación.

El río podría haber sido dos metros de ancho, pero la corriente tranquila y suave, ni siquiera llegaba a mis muslos, y la corriente era suave y tranquila. El agua parecía perfecta para darse un baño.

Contemplando brillante reflexión del agua, caminé a lo largo del cauce del río y-

"¡Que frioooooooo!"

"¡Esto se siente muy bien!"

En el bosque tranquilo, pude oír voces agudas y gritos de alegría.

Cuando voltee mis ojos en esa dirección particular, Yuigahama y Komachi se diviertan en el río. Incluso desde la distancia, me di cuenta de que estaban en trajes de baño. ¿Qué diablos estaban haciendo allí...?

"Oh, Onii-chan. Hey, hey! ¡Aquí!"

"... ¿Eh? Hikki?"

Komachi me había divisado mientras yo estaba debatiendo conmigo mismo acerca de volver. Ahora que ella me había llamado todo, no tenía más remedio ir.

En realidad, yo realmente no tenía ningún deseo de hacerlo, por no hablar de que yo era un caballero, por lo que acercarme a las niñas en sus trajes de baño sin su consentimiento estaba en contra de mis principios, pero ahora que había sido llamado no había problema - y, oh bien, tenía que lavar mi cara y todo eso. Maldición, no había algún problema, ¡por lo que también podría estar allí hasta el final!

"¿Qué estás haciendo? Y ¿por qué llevas trajes de baño?" Exigí, corriendo hacia ellas con tanta fuerza que terminé jadeante.

Komachi ahuecó sus manos y entonces-

"¡Hasta el fondo ella va!"

Un tsunami. Mi cabeza estaba empapada del todo, dejando las puntas de mi pelo goteando.

…hacía muchísimo frío.

De repente, la anticipación dentro de mí vino abajo a un mínimo histórico. Maldita sea, no digas cosas que habías restringido a los límites de tu baño privado...

Por un momento, mire a Komachi con ojos vidriosos, pero mi hermana no mostró ningún signo de remordimiento. "Se sintió caliente haciendo esas preparaciones, así que tomamos un baño", fue su respuesta indiferente a mi pregunta anterior.

"En cuanto a los trajes de baño, Hiratsuka-sensei dijo que podíamos jugar en el río... espera, ¿por qué estás aquí, Hikki?" Yuigahama respondió a mi pregunta con otra pregunta, agachándose detrás de Komachi como si estuviera avergonzada de su traje de baño.

"Er, sólo vine a lavar mi ca-"

"¿A quién le importa?" Komachi cortó a la mitad lo que estaba diciendo. "Mira, oniichan! Echa un vistazo a mi nuevo traje de baño!"

Con broche de oro, Komachi hizo esa pose que en realidad no entiendo.

Los bordes de su bikini amarillo estaban adornados con flores, emitiendo un sabor tropical del sur. Como Komachi salpicó el agua con alegría, pude ver su brillante traje de baño. ¿Que era esto, Splash Star?[6] Una vez que termino de hacer poses, por el momento, Komachi se me quedó mirando.

"Entonces, ¿cuál es el veredicto?"

Gruñí. "Oh. Cierto. Eres la más linda del mundo."

"Whoa, que incompetente." Komachi fue aplastada.

Quiero decir, vamos, que tenía trajes como ese en casa...

Enojada por mi reacción, Komachi dejó escapar un gruñido aburrido, pero luego sus ojos brillaron con malicia y preparaba en secreto algo detrás de ella.

"Entonces... ¿qué tal Yui-san?"

"¡Oye! Komachi-chan! Eek!"

Con una sacudida repentina, Komachi sacó a Yuigahama, que había estado escondido detrás de su espalda. Incapaz de manejar este desarrollo repentino, Yuigahama tambaleó frente a mí.

Un azul vivo fue lo primero que saltó a mí. Ella jugaba con su pelo con timidez y se alisó la falda por encima de su bikini. Su piel suave y sedosa combinaba con la tonalidad viva de su bikini, lo que reflejaba la luz del sol. Las gotas de agua se deslizaron fuera de su piel brillante, restos de su juego acuático. Mis ojos se registraron las curvas elegantes desde de la nuca, se detuvieron un momento en el hueco de su clavícula, antes de viajar a su amplio pecho.

Maldita sea. No podía apartar los ojos. Solo usando pura voluntad, de alguna manera logré apartar la mirada. Cada vez que intencionalmente llevaba mis ojos hacia arriba, naturalmente se deslizaban hacia abajo. Así que esta era la Tercera Ley de Phytits... gracias, Bewbton-sensei.

"Er, um ... uhhhh ..." mientras se retorcía, la cara de Yuigahama se volvió de color rojo brillante y ella volvió la cabeza. Pero cuando me quedé en silencio, sus ojos revolotearon hacia mí con incertidumbre.

Si quería mis impresiones o algo, entonces esto era incómodo. ¿Que diablos estaba pasando con esta situación? Yo quería caer muerto en el acto.

Con calma, abrí la boca, escogiendo las palabras más seguras e inocuas posibles. "Bueno, eh, se ve bien. Te sienta bien."

"Oh, está bien... gracias." Yuigahama sonrió con timidez.

Pero no pude llegar a mirarla a los ojos. Dado que pude sentir mi cara se pone roja, me arrodillé en la orilla del agua y recogí un poco de agua. El agua clara, refrescante y fresca calmó mi piel enrojecida.

Mientras me lavaba la cara una y otra vez, una voz familiar me asaltó de repente.

"Oh, ¿estás postrándote delante de un río?"

"No hay manera. Oras hacia la tierra santa cinco veces al día..."

Miré hacia arriba por reflejo con esas frías, penetrantes palabras.

En ese momento, olvidé respirar.


Parte 4[edit]

Como dice su nombre, Yukinoshita Yukino se me apareció como la nieve personificada.

Piel blanca translúcida; piernas largas y hermosas que se extendían desde su bien formado pie a las caderas; una cintura sorprendentemente estrecha; y un pecho modesto, pero aun así llamativo.

Sin embargo, dentro de un momento, ella ocultó la vista. Eso estuvo cerca. Casi muero a causa de la falta de oxígeno en ese momento.

"Dijiste que eres un budista en práctica, ¿verdad?"

"Oh si…"

Bien, yo soy budista. Por lo tanto, no perderé con este nivel de seducción. No subestimen a un monje ascético. Aun así, me pregunto cómo Buda logró tener niños.

"¿Qué es esto? ¿Viniste también, Hikigaya?" Alguien me tocó el hombro.

Cuando me di la vuelta, Hiratsuka-sensei estaba frente a mí. Miura-san y Ebina se colaron detrás de ella.

Hiratsuka-sensei estaba vestida con un bikini blanco hechizante, mostrando sus largas piernas y amplio pecho para que todo el mundo lo vea. Con sus extremidades flexibles y el ombligo bien formado, se podía ver que ella desprendía una especie de deseo áspero.

"¡Así se hace, Hiratsuka-sensei! ¡En realidad te podrías hacer pasar por alguien alrededor de treinta años!"

"... Sigo siendo un faro de luz de una persona de unos treinta años. Aguántalo y supéralo. Voy a la SALPICADURA de su guts!"[7]

"Gaaah!"

Mis rodillas se doblaron a partir de un golpe trascendental en el estómago. Eso no es lo que significa aguántalo y supéralo. Mientras yo gemía en mi agonía, Miura y Ebina-san pasaron por delante de mí.

Miura llevaba un bikini púrpura fluorescente hecho de lamé. Sus ojos brillaban y su figura estaba cerca del tono perfecto, como corresponde de una reina. Probablemente le tomó mucho esfuerzo convertirse en una belleza tan rara, me imagino. Tomó pasos seguros, construidos sobre los cimientos de su arduo trabajo. Su orgullo magnificó su encanto aún más.

Ebina-san, por el contrario, llevaba un traje de baño para competencias. El traje de baño de color azul marino, diseñado para la eficiencia, su adecuado cuerpo delgado y sus un tanto graciosas curvas. El cable que pasaba por sus hombros enfatizaba sus lindos omoplatos.

Al pasar junto a Yukinoshita, Miura miró de reojo al pecho de Yukinoshita. Todo su rostro se iluminó con una sonrisa.

"Je, yo gano..."

Su voz tenía algo parecido a emoción.

En ese momento, la expresión de Yukinoshita se convirtió en desconcierto. "¿Hm? ¿Qué fue eso?"

Yukinoshita no parece tener ninguna idea de por qué Miura sonrió, pero yo creo entenderlo. "Oh, ohh. Ya veo…"

En momentos como estos que se supone que probablemente tocas su hombro y le ofreces valor, pero, bueno, yo estaba un poco nervioso por tocar su hombro desnudo. Es decir, mi mano podría empezar a sudar.

"Bueno, veo, considerando como es tu hermana, creo que eres más que una flor tardía", dije.

"Nee-san? ¿En qué tiene que ver Nee-san con eso?" Yukinoshita frunció el ceño.

En ese momento, Komachi intervino. "Yukino-san, está bien" Ella le dio el visto bueno. "Eso no determina el valor de una chica – ¡está también la personalidad! Estoy de tu lado, Yukino-san! "

"Ajá... muchas gracias..." Yukinoshita le dio las gracias tímidamente, mientras ella permanecía perpleja. Pero una vez que se calmó, comenzó entonando, "Nee-san, flor tardía, el valor, el elemento personal..." en un tono tranquilo, como si la repetición estiraría su pensamiento.

"... Ah."

¡BOOM!

Un resplandor caliente blanco me atravesó. Aparté la vista en un estado de pánico. Ayúdame, mami, ¡tengo miedo!

Además, ¿por qué me estaba mirando a mí? ¡Miura fue quien lo dijo!

"Quiero que sepan que realmente no me molesta en lo más mínimo, pero uno no debería determinar la victoria o la pérdida de una persona por tales rasgos superficiales, y si se va a insistir en juzgar a una persona por su cubierta, entonces debería hacerlo tête-à-tête y tomar todo el equilibrio del cuerpo en cuenta como la mayoría de la gente lo hace. Por eso, lejos de molestarme, es realmente una cuestión de que quién es el verdadero vencedor está aquí", dijo con vehemencia Yukinoshita. Un leve rubor se extendió sobre sus mejillas, tal vez debido a su furia.

Hiratsuka-sensei tocó su hombro. "Yukinoshita, aún no es tiempo de darse por vencida."

Yuigahama se unió con una lluvia de elogios. "Eres muy bonita, Yukinon, ¡así que no dejes que te afecte!"

"Creo que dije que no me estaba afectando a mí..."

Yukinoshita se mantuvo distante y desconectada aún cuando las dos trataron de consolarla, pero ella todavía no dejaba de mirar a Hiratsuka-sensei y los pechos de Yuigahama. "No me molesta," murmuró débilmente, dejando escapar un suspiro casi inaudible.

Esto tenía la apariencia de una fiesta por compasión hacia Yukinoshita Yukino. En un intento de animarla, las chicas entraron en el río y comenzaron a chapotear.

Un número de personas que hicieron su aparición por allí.

"Yo man, no exageres!"

"Oh, Hikitani-kun, viniste."

Gruñí. "Sí, De algún modo terminé aquí."

Hayama y Tobe estaban en trajes de baño. Eran, ya sabes, trajes de baño normales. No hay mucho que ver aquí, pensé, a punto de apartar la mirada. En ese momento, noté a Totsuka de pie detrás de los dos de ellos.

Totsuka saltó delante de mí. "Hachiman, ¿no tienes un traje de baño?"

"¡T-Totsuka!"

Era absolutamente radiante, de sus pequeñas puntas de los pies, los tobillos, las pantorrillas y los muslos, a su piel pálida. Su Parker blanco parecía un poco demasiado grande para él. Gracias a su tamaño y blancura cegadora, parecía que llevaba una camisa blanca sobre su cuerpo desnudo – hot damn.

Cuando lo vi apretando sus esbeltas manos debajo de sus mangas three-quarter, mi corazón se apretó también.

La ropa es tormento del hombre. Y sin embargo, su encanto se acentúa aún más por lo que quedaba oculto.

"¿Qué pasa?"

A veces, la estupidez era un crimen. Cuando él inclinó la cabeza tan lindamente en ese traje, mi corazón latía varias veces más rápido.

"Er, esa chaqueta..."

"Oh, ¿esto? Es porque mi piel es un poco débil. No puedo dejar que mi cuerpo esté demasiado frío", dijo mientras sacaba la camisa contra su pecho.


Yahari 6-4.png


Oh, no, no podía no mirar.

"Y-ya veo... es mejor no conseguir un resfriado cuando se está disfrutando del tiempo libre."

"Sí, Gracias" Totsuka dijo mientras corría hacia el río.

Cuando miré a mí alrededor, todo el mundo ya había empezado a jugar en el agua.

Las chicas parecían estar divirtiéndose dándose salpicaduras de agua el uno al otro y chillando. También llevaron un juguete de piscina en forma de delfín que habían adquirido de la nada.

Los chicos tenían la intención de capturar peces con sus propias manos - algo que se podría hacer en un arco de entrenamiento.

En cuanto a mí, que no pensé en un traje de baño... quería salpicar el agua con Totsuka también...

Cuando se trataba de traje de baño, sólo tenía el que utilice para las clases de natación en la secundaria. Nunca planeé salir durante el verano, así que no compré otro una vez que me había graduado.

No es que languidecía en pesar. Como no tenía nada que hacer, decidí refugiarme bajo un árbol por ahora. Un viento frío sopló, como fuera causado por el murmullo de la corriente. La luz del sol filtrándose a través de los árboles se sentía agradable en mi piel.

Normalmente, acabarías incómodo en una situación como esta, pero cuando estaba con mis compañeros de clase, todo lo que hacía era matar el tiempo.

Prueba A: Observar aves.

Diversas aves estaban piando y pululando por un tiempo, lo que indica que este era un lugar privilegiado para la observación de aves. Sí, estaban volando alrededor, pero como yo apenas era un experto en pájaros, mi observación de aves terminó en un fracaso. Malditas sean ruidosas aves.

Prueba B: Mármoles.

Lanzas piedras como un B-Daman[8], tratando de pegarle a su objetivo. Por la tercera ronda mi dedo empezó a doler así que renuncié. Las rocas eran demasiado duras. Además, no poseía la fortaleza mental para turnarme conmigo mismo.

Prueba C: Observar insectos.

Me pregunto por qué las hormigas son tan negras y gigantescas en verano. Tengo la sensación de que son de alguna manera más fuertes que las hormigas en otras estaciones del año. ¿Estaban en temporada o algo? Bueno, sin embargo, sabían a basura. Fuente: Yo. ¿Por qué mi estudiante de primaria está comiendo hormigas y las herramientas del arte? Hijo, lo que estás sosteniendo ¡es un mármol! ¡Y eso es una hormiga! Er, no es que se supone que debes comer mármoles.

Sin embargo, los estudiantes de primaria son criaturas crueles. Para ellos, "jugar con las hormigas" es igual a "pasar sobre ellos o inundar un hormiguero o un conjunto de ellos fuego en el fuego con una lupa". Ah, y "jugar con cochinillas" es igual a "hacer que se encojan y los utilizarlo en tu pistola de juguete O volverlas blancas quemándolas con algún fuego artificial".

Es por eso que, bueno, no importa lo que haces, terminas siendo una plaga para toda la existencia.


Parte 5[edit]

Desde que me harte de ver hormigas en poco tiempo, me apoyé contra un árbol y vi a los otros jugar alrededor desde una distancia.

Yuigahama y Komachi eran las más movidas, mientras que Miura y Ebina-san parecían estar divirtiéndose de pie sobre sus llamativos trajes de baño. Si tuviera que poner mi dedo en lo Hiratsuka-sensei estaba haciendo, sospecharía fuertemente que ella estaba cuidando a los demás, aunque eso hiciera levantar enormes olas mientras grita, "¡Come esto!" de tiempo en tiempo. Sólo Yukinoshita parecía no estar segura de cómo reaccionar ante todo este alboroto, a juzgar por la forma en que ella se puso de pie torpemente a una ligera distancia.

Es difícil para una persona solitaria entender este acto de "hacerse el ridículo a uno mismo". Después de todo, los solitarios no tienden a subirse al carro tan fácilmente. No es como si fuera tímido ni nada. Sólo pienso en muchas cosas, así que no puedo hacer un movimiento con facilidad, algo como: yo no quiero ser una molestia o no quiero causar un accidente o no quiero arruinar el buen estado de ánimo al inyectarme a mí mismo en una foto.

Pero Yuigahama no se vio afectada por eso en absoluto, a juzgar por la forma en que salpicó con impaciencia a Yukinoshita.

Yukinoshita giró furiosamente, cortando la superficie del agua como un shuriken. Puso un golpe sólido y limpio en la frente de Yuigahama.

Mientras Yuigahama hacia un ruido confuso, Komachi corrió en su ayuda, para al instante convertir la situación en un asunto de dos contra uno. Pero Yukinoshita, totalmente seria ahora, manejaba hábilmente esa superioridad numérica.

A continuación, era el turno de Miura de salpicar agua sobre Yukinoshita como balas de energía continuas, sonriendo todo el tiempo[9]. Incluso entonces, los movimientos de Yukinoshita eran tan fuertes, como era de esperar.

Hiratsuka-sensei apareció entonces, blandiendo una pistola de agua y con reservas de agua. De acuerdo, usar armas debe de ser trampa...

Todo el mundo debe haber pensado de la misma manera, porque incluso Ebina-san desde el lado opuesto sacó una pistola de agua. Antes de saber que, una batalla-de-agua-libre había sobrevenido. Espero que no adquieran un resfriado.

Mientras observaba cómo todo el mundo lo estaba haciendo, empecé a cabecear, sólo para oír pasos del camino que estaba cerca.

Cuando miré a la fuente del ruido, vi a una chica familiar. Era Tsurumi Rumi.

"Hola," La llamé.

Rumi asintió brevemente.

Ella quedó así mientras se sentaba a mi lado.

Juntos, sin decir una palabra, vimos a todo el mundo jugar en el río.

El silencio continuó durante un tiempo, pero luego Rumi habló como si ella se hubiera cansado de esperar. "Hey, ¿por qué estás solo?"

"Yo no traje un traje de baño. ¿Y tú?"

Tarareó en vago interés. Luego dijo: "No tenemos tiempo libre en este momento. Volví a mi habitación una vez que terminó el desayuno, pero no había nadie allí."

O-ouch...

Una vez me quede dormido en clase, y cuando me desperté no había nadie. Al igual que ella, me preguntaba si me estaban dejando afuera a propósito. Nadie se había molestado en despertarme cuando cambiamos de clases, sin embargo, eso era todo.

Encontrarse a sí mismos por sí sola, de repente, es sorprendente, bueno, sorprendente. Es sorprendente, incluso cuando tus compañeros de clase, a los que solo piensa en como parte de los antecedentes, se desvanecen sin previo aviso.

Yo estaba tan perplejo como usted sería si leyeras el último volumen de un manga bien dibujado y ¡bam! No hay imágenes.

Rumi y yo miramos fijamente al río por un tiempo.

Eso conllevó a Yuigahama a echar un vistazo a nosotros. Después de eso, le susurró algo a Yukinoshita, y justo cuando pensé que ellas habían iniciado una conversación, ambas fueron contra la corriente. Recogiendo las toallas colocadas en un depósito color azul cerca y utilizándolas para limpiar sus cuerpos, se acercaron a nosotros.

Mientras Yuigahama se secó el pelo chorreando ligeramente con la toalla, se puso en cuclillas frente a nosotros.

"Um... ¿Quieres jugar con nosotros también, Rumi-chan?"

Pero Rumi sacudió la cabeza obstinadamente. Además de eso, ella ni siquiera miró a los ojos de Yuigahama.

"Y-Ya veo..." Yuigahama bajó la cabeza, con su expresión caída.

Al darse cuenta, Yukinoshita le dijo. "Eso es lo que te dije."

Bueno, rechazar una invitación es el primer reflejo de un solitario, como medida de seguridad. Cuando casi nunca te invitan, comienzas a asumir que debe haber algún motivo oculto si de repente te invitan por alguna razón. ¿Qué pasa si te invitan con el único propósito de ser el blanco de chistes ingeniosos?

Además, una respuesta hipotética común es "Iré si puedo hacerlo". Aproximadamente el ochenta por ciento de las veces no se termina yendo. Fuente: Yo. Rumi se volvió hacia mí, sin duda porque ella tenía miedo de Yukinoshita. "Oye, sabes, Hachiman."

"Te falta un honorifico allí..."

"¿Eh? Hachiman es tu nombre, ¿no es así?"

"Sí, pero ese no es el punto." Totsuka era el único que me llamaba únicamente por mi nombre de pila.

"Hachiman, ¿sigues siendo amigo de alguien de la primaria?"

"No..." Lejos de ser descuidado, nunca formé una conexión para empezar. "Bueno, no es como si los necesito, calculo. Casi todo el mundo es así. Mejor dejarlos solos. No vas a encontrarte con uno solo de ellos después de que te gradúes.”

"E-eso es sólo para ti, Hikki!" Insistió Yuigahama.

"Nunca me volví a encontrar con alguien", dijo Yukinoshita sin pestañear un párpado.

Yuigahama dio un suspiro de resignación y luego se volvió a Rumi. "Rumi-chan, estos dos son casos especiales, ¿sabes?"

"No hay nada malo en ser un caso especial. En francés, dirías que es "unique". Eso suena muy favorecedor si me preguntas.”

"En japonés, lo llamarías raro..."

Yukinoshita me contempló con admiración por alguna razón. La palabra unique tiene otros significados, pero en lo que se refiere a los solitarios, es una bonita palabra.

Rumi observó nuestro intercambio con una expresión perpleja. Parecía que todavía no había aceptado nuestra lógica. En ese caso, era el momento de añadir más leña al fuego.


Parte 6[edit]

"Yuigahama, ¿cuántos compañeros de clase de la escuela primaria todavía se reúnen al día de hoy?", Le preguntó.

Yuigahama presionó su dedo índice en la barbilla y puso la mirada hacia el cielo. "Depende de qué tan seguido y para qué nos reunimos, pero... si es sólo para pasar el rato, dos o tres personas, ¿supongo?"

"Y cuántas personas estaban en tu grado, ¿se puede saber?"

"Había tres clases con treinta personas en ellos."

"Noventa personas, eh. A partir de esto, podemos ver que la probabilidad de seguir teniendo amigos tras cinco años después de la graduación es de tres a seis por ciento. Estamos hablando de Yuigahama, y ella es amiga más o menos de todo el mundo.”

"Crees que soy bonita..." Yuigahama se rió, ruborizándose de color rojo brillante.

"No te está alabando exactamente, Yuigahama-san." Yukinoshita trajo a Yuigahama, que momentáneamente se había ido al país de las hadas, de vuelta a la realidad.

Decidí dejarlos solos.

"En el caso del tipo común y corriente, no eres amigo de todos, por lo que se divide el número por cuatro", continué. "Er..."

"Entre 0,75 y el 1,5 por ciento. ¿Por qué no vuelves a hacer la escuela primaria?" Yukinoshita respondió con prontitud ya que agonizaba por la suma mental. Quién era ella, ¿Computadora Obaachan?[10]

Además, incluso si repitiera la escuela primaria, estoy bastante seguro de que iba a terminar pisando el mismo camino.

"Ahora bien, cuando lo tomas en cuenta es alrededor de un uno por ciento. La probabilidad de seguir con tus amigos cinco años después de graduarse de la escuela primaria es del uno por ciento. Este es un error de cálculo, digo. Por lo tanto, puedes eliminarlo.

Sabes cómo redondear los números, ¿verdad? A pesar de que la diferencia entre cuatro y cinco es sólo uno, cuatro siempre sale desechado. Piensen en los sentimientos de Four-chan. Cuando se piensa en ello desde la perspectiva de Four-chan, es natural que una persona no importe. Bien, esas son mis pruebas.”

Era la conclusión perfecta. Pero Yukinoshita se golpeó la frente[11]. "Este joven compone una prueba con fundamentos totalmente infundados. Es una plaga en matemáticas..."

"Incluso un niño de primaria como yó podría decir que esta todo mal..." dijo Rumi.

"Oooh debe ser er- ri, um, ¡no! ¡Todo eso es extraño!" Yuigahama casi me creyó por un segundo. Justo lo que se espera de alguien en el departamento de literatura.

Bueno, no me gustaba que se transformara en una clase divertida de aritmética. "¿Quién se preocupa por los números? El punto es que es una cuestión de perspectiva.”

"Tu prueba anterior no tenía sentido, pero tu conclusión por si sola parece...un enigma..." La expresión de Yukinoshita estaba dividida entre el asco y admiración.

"Hmm... No estoy de acuerdo, sin embargo. Es decir, se necesita fuerza mental para estar satisfecho con el uno por ciento. Llevarse bien con todo el mundo realmente te puede cansar, después de todo." La voz de Yuigahama llevaba un sentimiento genuino. Volviendo a Rumi, Yuigahama sonrió alentadora. "Así que solo piensa positivamente, Rumi-chan..."

Rumi sonrió débilmente mientras agarraba su cámara digital. "Sí... pero mi madre no lo entiende. Ella siempre me pregunta cómo estoy llevándome con mis amigos. Ella dijo: "¡Toma un montón de fotos en el campo y al aire libre!", Y así salió esta cámara..."

Por eso trajo la cámara, huh. Bueno, tenía sentido crear recuerdos para toda la vida de un viaje de la escuela o algún evento así. No era tan extraño que la despidan y termine buscando trabajo.

"Ya veo... ella es una buena madre. Ella se preocupa por ti, Rumi-chan, "dijo Yuigahama con alivio.

Pero la voz desagradablemente fría de Yukinoshita vino inmediatamente. "Me pregunto acerca de eso... ¿no es una señal de que quiere manipularte, ponerte bajo su control y poseerte?" Sus palabras produjeron inquietud, el tipo de sensación que se obtendría al sobre hielo fino.

Yuigahama no pudo ocultar su asombro, como si hubiera recibido una bofetada en la mejilla. "¿Eh...? N-no hay manera de que sea verdad! Además... esa forma de hablar es un poco-"

"Yukinoshita," me interrumpió "Tienes razón -. Ese tipo de cosas sucede. Las madres hacen que hagas cosas innecesarias, y sí, es como trabajo. Ella me dijo que fuera porque yo estaba en mi habitación durante la Navidad, limpiado mi habitación sin preguntar y limpiando mi biblioteca. Ella no se controlaría si ella no te ama."

Es cierto, por lo que poner mis revistas porno cuidadosamente en mi escritorio era su manera de amarme también. Y darme una mirada de muerte en silencio cuando me sentaba en mi asiento habitual para cenar cuenta también como su forma de amarme. Tal vez. Si no creyera eso, mi espíritu se desmoronaría.

Cuando dije mi pieza, Yukinoshita se mordió el labio con fuerza y miró hacia abajo. Su mirada se señaló en el espacio entre nosotros y ella.

"Sí tienes razón. Eso es normalmente lo que es." Cuando levantó la cabeza, una vez más, su expresión era algo más suave de lo habitual. Yukinoshita volvió a Rumi y bajó la cabeza. "Lo lamento muchísimo. Estaba equivocada, asi parece. He hablado sin saber.”

"Ah, no es cierto... esto es un poco difícil y realmente no lo entiendo", respondió una Rumi aturdida, desconcertada por la repentina disculpa de Yukinoshita.

¿No era esta mi primera vez viendo a esta chica disculparse correctamente? Los ojos de Yuigahama se habían ampliado también. De repente, las cosas se hicieron calladas como la muerte, e incluso Rumi parecía incómoda.

"Bieeen, ya sabes cómo es," dije. "En ese caso, ¿quieres tomar una foto? De mí, quiero decir. Soy super raro. Normalmente tendrías que pagar para verme.”

"No lo necesito," Rumi respondió rápidamente con una cara seria.

"... Oh, está bien." Me desinflé ligeramente.

Pero entonces su cara seria inesperadamente se consternó.

"Me pregunto si todas estas cosas malas van a cambiar cuando sea una estudiante de secundaria..."

"Por lo menos, sin duda no cambiarán si tienes la intención de permanecer como eres." ¡Así se hace, Yukinoshita-san! ¡No tengas piedad con ella luego de haberte disculpado!

"Pero es suficiente si las personas que te rodean cambian", comenté. "No hay necesidad de forzarte a pasar el rato con los demás."

"Pero las cosas son difíciles para Rumi-chan en este momento y si no hacemos algo al respecto..." Yuigahama miró a Rumi con los ojos llenos de preocupación.

En respuesta, Rumi hizo una leve mueca. "Difícil, dices...no me gusta eso. Me hace sonar patética. Me hace sentir inferior por quedar fuera.”

"Oh," dijo Yuigahama.

"No me gusta, ya sabes. Pero no hay nada que pueda hacer al respecto.”

"¿Por qué?" Yukinoshita la interrogó.

Rumi parecía tener alguna dificultad para hablar, pero ella se las arregló para formar las palabras adecuadas. "Yo...fui abandonada. No puedo estar junto a ellos nunca más. Incluso si lo hiciera, no sé cuándo va a empezar de nuevo. Si la misma cosa llegara a suceder, creo que estoy mejor de esta manera. Yo sólo-" Tragó saliva. "-No seas patética..."

Oh. Lo entiendo.

Esta chica estaba harta. De sí misma y de su entorno.

Si tu cambias, tu mundo cambiará, dicen, pero eso es un montón de basura.

Cuando la gente ya tiene una impresión, no es fácil de cambiar sus relaciones añadiendo algo a la mezcla. Cuando las personas se evalúan entre sí, no es una fórmula de suma o resta. Sólo se perciben a través de sus nociones preconcebidas.

La verdad es que la gente no te ve como realmente eres. Ellos sólo ven lo que quieren ver, la realidad que ellos anhelan.

Si un tipo desagradable en el extremo inferior de la casta trabaja en algo, las superiores simplemente ríen y dicen: "¿Para qué trabaja tan duro?", y sería el final. Si destacas por razones equivocadas, acabas de ser carne para la crítica. Ese no sería el caso en un mundo perfecto, pero para bien o para mal, así es como funcionan las cosas con los chicos de secundaria.

Los riajuu son buscados por sus acciones como riajuu, los solitarios están obligados a ser solitarios, y los otakus se ven obligados a actuar como otakus. Cuando las élites muestran su comprensión hacia aquellos, son reconocidos por su mente abierta y la profundidad de su benevolencia, pero lo contrario no se tolera.

Esas son las reglas fétidas del Reino de los niños. La verdad es un triste estado de cosas.

No se puede cambiar el mundo, pero puedes cambiarte a sí mismo. ¿Qué demonios pasa con eso? Adaptarte y ajustarte a un mundo cruel e indiferente que sabe que ya has perdido- en última instancia, eso es lo que hace un esclavo. Envolverlo con palabras bonitas y engañarte incluso a ti mismo es la forma más alta de la falsedad.

Algo muy parecido a la furia hervía y hervía muy dentro de mí.

"¿No quieres ser patética?", Pregunté.

"... Sí." Rumi asintió, luchando para contener un sollozo ronco. Incluso ahora, las lágrimas amenazaban con caer; debe haber sido doloroso para ella.

"... Espero que la prueba de valor vaya a ser divertida", le dije mientras me levantaba.

Ya se fijó mi corazón.

Me limité a contestar la pregunta que me hice.

P. El mundo no va cambiar. Puedes cambiarte a ti mismo. Ahora, ¿Cómo lo cambiarías?

R. Conviértete en el Dios del nuevo mundo.


Regresar a Capítulo 5 Avanzar a Capítulo 7

Notas de Traducción

  1. Horizonte en el medio de la nada=Kyoukai Senjou no Horizont, una serie de novelas ligeras.
  2. La referencia original es de Pokemon, cuando atrapan alguno. Lo traduje de este modo porque en español es mejor que "¡Correo Electronico de Totsuka atrapado!"
  3. La era Showa refiere a los años entre 1926 y 1989
  4. En el manga Nippon Mukashi Banashi (Literalmente, Historia de folckor Japones), los personajes comen cantidades enormes de arroz.
  5. Hay un ejemplo de esto en el manga Urusei Yatsura.
  6. Referencia a Futari wa Pretty Cure Splash Star, un anime de chicas mágicas
  7. Esta es la frase de Tokiko, la heroína del manga Busou Renkin
  8. Un B-Daman es un juguete que dispara mármol muy popular que se fabrica en Japon
  9. Referencia a una de las películas de Dragon Ball Z
  10. Es una canción para niños. Habla de una abuela que puede hacer cualquier cosa.
  11. FacePalm