Yahari Ore no Seishun Rabu Kome wa Machigatteiru: Volumen 7 Capítulo 8

From Baka-Tsuki
Jump to: navigation, search

Capítulo 8ː Aún así, Hayama Hayato no puede elegir por sí mismo.[edit]

Parte 1[edit]

Es la madrugada del tercer día. Hoy es el día en el que podemos ir a donde queramos.

Debido a que no era necesario estar con los compañeros del grupo anterior y de la clase, podías pasar todo el día con otras personas, tus compañeros de club por ejemplo.

Hasta las parejas podían reunirse y pasar todo el día juntos.

Por lo visto también se podía visitar Osaka y Nara, lo que significaba que no necesariamente sólo Kyoto. Mientras estamos en libertad autónoma, todo estaba bien.

Incluso estar solo todo el día no tenía nada de malo.

Esta sensación de euforia me hizo rápidamente caer dormido. A mitad del camino después de dormir, recordé a Totsuka intentando despertarme, pero mi memoria vaga solo consistía en mi diciéndole a Totsuka "adelántate, yo los alcanzo más tarde", incluso lo dije de una manera muy genial.

Como resultado, Tobe, Hayama y Totsuka fueron a desayunar juntos y yo decidí conciliar el sueño en el poco tiempo que me quedaba. Pero, no podía seguir durmiendo a este ritmo. No me preocupaba el perderme el desayuno de la mañana, sino el hecho de que estaríamos cambiando de alojamiento esta noche. Eso significaba que tendría que preparar mis cosas y ponerlas en el vestíbulo para que puedan ser transportadas.

Dije mis adioses al pequeño futón en la que amaba caer inmóvil, y después me levanté y preparé la ropa. Después de terminar de lavarme en el baño, me cambié de ropa, mientras ponía en orden mi equipaje.

....Muy bien, con esto acabado, sólo necesito tomar el desayuno, volver a la habitación, y entonces estaré listo para salir.

Estaba a punto de ir a buscar mi plato diario de desayuno, así que bostezaba mientras salía de la habitación.


"¡Buenos días Hikki!"

"Seh."


Mi cerebro aún estaba a punto de despertar debido a la somnolencia, por lo que ni siquiera me pregunté porque estaba Yuigahama en la puerta.


"¡Bueno, vamos!"


Está tan jodidamente energética esta mañana.


"Si, necesito comer... creo que el salón de banquetes... ¿quedaba en el segundo piso?"

"No importa, cancelé el desayuno de la mañana."

"Cancelaste huh... espera, ¿qué?"


Habiendo escuchado palabras con las cuales no estaba familiarizado, logré volver a mis sentidos. ¿Qué querrá decir con "Cancelar el desayuno"?.


"Cancelado, ¿dices? Tú sabes, todo un día energético viene después de un buen desayuno. Saltarlo no es algo muy saludable..."

"Te pones realmente serio por cosas muy extrañas..."


Yuigahama parecía haber renunciado a razonar conmigo. En cambio, ella se irguió y empezó a empujarme de vuelta dentro del cuarto.


"Seh, bueno, como sea, apúrate y ordena tus cosas para que podamos salir."

"Espera, aún estoy confundido sobre qué está pasando aquí..."


No era gran cosa, debido a la fortuna de tener poco equipaje, ya tenía todo ordenado.

Sin embargo, aún así hice lo que ella me dijo y volví a mi habitación para agarrar mi equipaje.


"Bueno, pongamos eso en el lobby y pongámonos en marcha."

"Claro, vamos a hacer eso, pero mi comida...."


Le pregunté, pero Yuigahama comenzó a tararear, viéndose emocionada por ir a la ciudad, sin escucharme todo el rato.

Ella siguió tarareando y siguió adelante.

Hmmm... ¿Y mi desayuno...?


Parte 2[edit]

Recientemente, los hoteles se han vuelto más convenientes, especialmente en la zona de atracciones turísticas. Ofrecen servicios que proveen transporte de equipajes a diferentes lugares de alojamiento. Ya que un servicio similar era utilizado en este viaje escolar, utilizamos ese servicio para que lleven nuestros equipajes a la posada designada como alojamiento para el tercer y último día.

La posada estaba en Arashiyama, el distrito más importante y hermoso en todo Kyoto. Debido al increíble servicio en ese lugar, los estudiantes despreocupados podían disfrutar de su libertad tanto como quisieran.

Debo añadir que ahora mismo, mi estómago estaba completamente vacío; en consecuencia por haberme saltado el desayuno.

Después de salir del hotel, caminamos por un tiempo. A menudo se suele decir que las calles de Kyoto eran similares a las intersecciones de un tablero de ajedrez. De hecho, las calles eran todas paralelas y las intersecciones las cortaban en ángulos muy rectos.

Supongo que por esta razón es que Yuigahama fue capaz de seguir caminando hacia delante sin perderse.

Mientras caminaba junto a ella, un bar café de color blanco podía ser visto. Al lado del café, había otra tienda de estilo japonés, pero el letrero indicaba que pertenecía al mismo café.


"Ah, debe ser ahí."

"¿Qué...?"

"El lugar donde vamos a comer nuestro desayuno."

"¿Eh? ¿Qué no dan el desayuno en el salón de los banquetes, en el segundo piso del hotel?"

"Como dije antes, hablé con la profesora y cancelé eso."


Mientras Yuigahama decía esto, ella entraba en el edificio, el que parecía una cafetería.

Eh, ¿puedes cancelar las cosas? Quiero decir, claro, la escuela nos dió toda la libertad para hacer lo que queramos, ¿pero algo como eso no era un poco... demasiado?

Este edificio de estilo japonés tenía un patio interior, y nos dirigimos hacia los asientos de la terraza. En la terraza sólo había una chica elegantemente bebiendo un café, Yukinoshita.

YahariLoveCom v7-225.jpg

"Oh, un poco tarde, ¿no?"

"Espera, ¿qué? ¿Qué está pasando aquí?"


Mi mente aún estaba tratando de darle sentido a todo esto y lo único que podía pensar era en como Yukinoshita bebiendo café en la terraza era algo tan absurdamente bello y apropiado de ella.


"It's morning for you."

"Bueno, si, buenos días."


Yukinoshita se mantuvo calmada y tranquilamente comenzó con una prueba de inglés, pero yo, como mucho sabía esa cantidad.


"No me refería a eso. Me refiero a que el café abre temprano y tiene servicio a la mañana."

"Ah, por esa cosa Nagoya es muy famosa."


Bueno, Nagoya también tenía otras especialidades locales como el tenmusu y las montañas. Los habitantes de Nagoya por lo general terminaban sus frases con "-myaa" y probablemente Yukinoshita debe estar relacionando esto con los gatos.[1]


"Bueno, si por lo menos sabes eso, entonces estás bien."

"Supongo que Kyoto también tiene muchos lugares famosos, ¿eh?"

"Ajá, he oído que este lugar es super famoso en Kyoto también."


Yuigahama llamó al camarero e hizo su pedido rápidamente.

Eso es cierto, con una tienda de apariencia tan exquisita y elegante como esta, no cabía duda que terminaría siendo un lugar famoso entre las chicas. Oh, esto debe ser lo que Yukinoshita entiende con buscar lugares recomendados entre chicas.


"Vi a Ebina anteriormente, yendo hacia uno de los edificios antiguos, de modo que quizás pararon aquí.

"Ah, entonces supongo que Tobecchi ya habrá ido por ese camino también, huh."


Ya veo. Habiendo oído esto como mucho, finalmente me di cuenta de la idea detrás de esos esfuerzos. Parece ser que lo que dijo Yukinoshita ayer sobre la investigación acerca de los lugares famosos que las chicas disfrutarían estaba relacionado después de todo.

Seguido, le dió esta información a Yuigahama, quien se la dió más tarde a Tobe. Con su cabeza en el juego, el extendería una invitación a Ebina lo cual haría que terminaran aquí.

Hmm, supongo que él en verdad está tratando muy duramente.

Mientras me senté allí, juntando las piezas de todo esto, el plato que anteriormente pedí había llegado finalmente.

El plato consistía en jamón y pan, huevos revueltos mezclados con ensalada y una taza de café junto a un vaso de jugo de naranja. Era algo bastante estándar para estos lugares, pero la forma en la que estaba hermosamente presentado el plato me abrió aún más el apetito.


"¿Por qué no expresamos nuestra gratitud primero?"

"Bien, gracias por la comida."

"Muchas gracias por la comida."


Juntamos nuestras manos al mismo tiempo. Aún así, era algo muy raro de ver ya que este desayuno estaba orientado muy en lo occidental.

Mientras comíamos, Yukinoshita explicó los detalles de nuestros planes a seguir después.


"Primero, comenzaremos con Fushimi Inari Taisha[2]."

"El corredor de toriis[3], ¿huh?"

"Oh, eso aparece muy seguido en la televisión."


Cuando Yuigahama respondió, Yukinoshita asintió.

No sólo era un lugar famoso, sino los arcos bermellón que se extendían repetidamente a lo largo del corredor son algo bastante espléndido. Bueno, puedo ver porqué es famoso entre las chicas. En realidad lo es entre muchísima gente.


"Lo siguiente sería el Templo Tokufuji. Pasaríamos por allí cuando caminemos de regreso de Fushimi Inari.

"Eso sería la primera vez para mí."


Mi cabeza tenía cero datos sobre la historia japonesa. El lugar no parecía ser un hito de patrimonio mundial tampoco.

Yukinoshita colocó suavemente su taza sobre la mesa y se puso un dedo en un labio mientras pensaba.


"Bueno, no es algo extraño. No creo que las excursiones lo incluyan como lugar al que ir muy seguido..."


Eso es cierto, muy a menudo, en los viajes escolares por lo general los lugares que se visitan ya están predeterminados habitualmente. El templo Kiyomizu era una elección más o menos obvia para el primer día de los viajes. Sin embargo, como se esperaría, muchos de los lugares destinados se elegían en base a que tanto representaban de Kyoto.

Si era un símbolo de la ciudad o un patrimonio de la UNESCO, entonces esos lugares serían los que podrías esperar. En otras cosas relacionadas a viajes escolares, entonces la relevancia en la historia de todo Japón, también era un factor importante.

Ver lugares como Bakumatsu y Shinsengumi serían interesantes. Pero, por otro lado, Honnouji parecía desprender un aura más fuerte de decepción, por lo que es importante tener en cuenta eso.


"¿Por cuáles cosas es famoso el templo Tokufuji?"

"Lo verás cuando lleguemos allí."

Yukinoshita sonrió ligeramente.

Estás siendo verdaderamente sugestiva, ¿no es así?


"...Y después de eso, Kitano Tenman-gu."


...¿En serio recordó eso de aquella discusión sin sentido de antes?


"Perdón..."

"¿Es por Komachi, no es así?"

"¿Qué, qué? ¿En qué se relaciona Komachi en esto?"


Preguntó Yuigahama mientras comía su pan.


"Estaremos orando por el éxito de Komachi en sus pruebas."

"Eso es llamado SISCON en alguien como tú..."


Llámalo "Consideración hacia la hermana menor", por favor....


Parte 3[edit]

Era un día soleado mientras mirábamos la ciudad de Kyoto desde el Yotsu-Tsuji del santuario Fushimi Inari. Estuvimos a merced de la intemperie durante estos últimos tres días.


"¡Ohh, esto es increíble!"


Yuigahama expresó su admiración ante semejante vista.

Por otro lado, Yukinoshita, quien estaba sentada en el banco más cercano viéndose agotada, profundamente suspiró.

Bueno, eso es algo comprensible. A lo largo de todo el camino por el corredor de toriis, dentro del santuario Fushimi, te encuentras a ti mismo yendo constantemente hacia arriba.

La altura y el impulso de aumentar tus pasos a lo largo del camino de piedra, honestamente hizo que fuera bastante similar a subir una montaña.

Nuestra parada actual en realidad era sólo el comienzo, aún había numerosas puertas de torii que se extendían más hacia arriba.

Sin embargo, ver personas que tuvieran la más mínima motivación para seguir hasta arriba para más turismo, era algo muy raro. El sólo venir hasta esta altura ya sería una gran hazaña para algunas personas, por lo cual la gran mayoría terminaba bajando después.

También, teníamos otros planes después de esto. Por eso es que probablemente no tendríamos el tiempo para llegar hasta la cima de la cumbre.

Sin mencionar que teníamos a una persona que probablemente no tenía la resistencia para ir más arriba.


"¿Por qué no tomamos un pequeño descanso...?"

"Cierto..."


Me senté en el banco y me serví un poco de té. Mi cuerpo aún estaba un poco caliente y cansado debido a la subida, por lo que fue una sensación refrescante que el viento sople contra mí.

Mientras estábamos descansando un poco, la cantidad de visitantes fue aumentando lentamente.

Después de echar un vistazo rápido a eso, Yukinoshita lentamente abrió su boca.


"¿Por qué no nos vamos yendo hacia abajo?"

"¿Estás bien?"

"Ya he retomado mi aliento, por lo que debería estar bien."


Después de que ella dijo eso, procedimos a descender la pendiente.

Como se podría esperar, descender la pendiente también era una tarea en sí misma. A medida que se acercaba el mediodía, vimos un aumento de visitantes desde que estuvimos allá arriba hasta cuando descendíamos por el corredor.

Pensé "Ugh, por fin..." cuando llegamos nuevamente a la parte inferior.


"Está bastante concurrido aquí también..."


Yukinoshita habló con un tono fatigado.

A diferencia de antes, cuando estábamos caminando, con esta gente alrededor, el aire comenzaba a sentirse un poco pesado.


"Supongo que nuestras próximas paradas van a ser algo como esto..."

"..."


Ella no dijo una sola palabra, pero podía ver en Yukinoshita su expresión de descontento, y también podía ver que ella comenzaba a hartarse de esta situación.

Creo que hoy podría conseguir una aprobación de tercer grado de Yukinoshita.

Sea algo que esperáramos o algo obvio, el siguiente lugar que visitamos, Toufuku-ji, también estaba lleno de gente. Este templo era uno de los lugares más destacados de Kyoto durante la temporada de otoño.

No hace falta decir que era un lugar muy famoso turísticamente, pero por desgracia, el templo estaba situado a bastante distancia del centro de Kyoto, por lo que a las personas que vinieran en un viaje escolar se les hace un poco difícil pasar por aquí.

No sólo era famoso por sus paisajes de temporadas, en especial durante otoño, otra razón por la cual es famoso es el puente Tsukenkyo.

El puente se cierne sobre un pequeño río, el cual puedes ver desde arriba y que conecta los templos juntos.

La sola vista de este puente forzaría una imagen de agrado gradualmente en tus ojos.

Debido a ese paisaje tan relajante, no podías dejar de pensar en lo elegante que era esa vista.

Y ya que estábamos bien pasando el pico del otoño, este podría ser el mejor momento para hacer turismo en este lugar. De todas maneras, aún hay un montón de gente alrededor, en especial en el puente.


"Ah, es Tobecchi."


Entre la multitud de personas estaban Tobe y Ebina. Se estaban tomando fotos uno al otro con el paisaje de otoño de fondo. Esta vez el hombre a cargo de la cámara era Hayama y, a pesar de estar rodeado de gente, aún se veía refrescante como siempre. Por un segundo pensé que el flash vino de su sonrisa, pero en realidad fue sólo el flash de la cámara.


"Hayama y los demás también están con ellos..."

"Ya que no los vimos por la mañana cuando estaban desayunando, quizás ellos estuvieron moviéndose juntos."

"Si, bueno, si estuvieran ellos dos solos sería incómodo para ellos, por lo que en cierto modo que estén Hayato y los demás lo hace más tranquilizador."

"Cierto, pero entonces no hay nada diferente de lo habitual..."


Lo único diferente era que los cuatro de ellos se estaban divirtiendo. Si un elemento incompatible como yo llegara a meterse a ese grupo y Yuigahama actuara como una casamentera, ella entonces más o menos podría adherirse al grupo, pero...


"Pero, en verdad no podemos separarlos a los cuatro, ¿o si podemos?"


Las palabras de Yukinoshita cortaron mis pensamientos, pero sin embargo era exactamente lo mismo que dijo nuestra princesa.


"Más o menos, sería bastante malo si Ebina termina siendo demasiada consciente de las cosas que intentamos hacer."


Pero, ella siendo demasiado consciente no era el único problema. Tampoco queremos que Ebina se vuelva más cautelosa de lo que ya es. Queremos traicionar sus expectativas pero a la vez conocerlas. Un fundamento básico de todo entretenimiento.


"Cuando alguien piensa en confesarse contigo, en verdad puedes darte cuenta de que lo va a hacer basándote en lo ruidosas que son las personas alrededor tuyo. Burlas y risas son las únicas cosas que puedes oír. Esos básicamente son motivos para darte cuenta."

"Experiencias personales, eh..."


Ahora que lo menciona, a pesar de que ella tiene ese aspecto, esta hermosa chica, Yukinoshita Yukino, en realidad es alguien bastante popular.


"Sin embargo, ese sentimiento es muy insoportable."

"Ohhh..."

"Se siente como si fuera una humillación pública, es tremendamente molesto."


Yukinoshita continuó como si estuviera descontenta desde el fondo de su corazón.

Estoy seguro de que Ebina debe tener las mismas experiencias también. Después de todo, ella es una chica que se ve como alguien ordenada y bonita con un pelo negro que enamoraría a cualquier chico. En ese caso, no era extraño en lo absoluto que ella sea sensible al estar con otros chicos.


"Pero no se ve como que vayamos a ninguna parte con esto..."


Hm, incluso si tenemos un buen estado de ánimo, Hayama y los demás estaban allí también...

Hayama y compañía se dieron cuenta de nosotros y nos saludaron agitando sus manos.

Yukinoshita y yo ignoramos ese gesto, pero Yuigahama devolvió el saludo con un "heeeeey". Los cuatro se acercaron a nosotros como si agitar las manos hubiera sido una señal.


"Hey."


Un breve saludo de Hayama que probablemente fue dirigido a Yukinoshita y yo, pero Yukinoshita me miró en silencio. Hey, espera un segundo, no soy una especie de traductor o algo así...


"Que sorpresa verlos por aquí, ¿tienen pensado ir a alguna otra parte?."


Cuando disparé esta pregunta con un poco de palabrería, Tobe habló en lugar de Hayama.


"Esstamos penssando en ir a Arashiyama."

"Ah, ya veo. Iremos allí por nosotros mismos después de estar aquí por un tiempo."


Yuigahama mantuvo la conversación fluyendo naturalmente.

Esta chica... no fue ella la que hizo los planes originalmente...? No se puede subestimar el poder de esta muchacha.

En comparación con el estado armonioso entre Hayama, Tobe y Yuigahama, en el otro frente pareciera como si el invierno hubiera llegado una temporada más temprana.


"..."

"..."


Miura y Yukinoshita se dispararon miradas en silencio. Quizás era mi imaginación, pero se sentía como las hojas dispersas estaban cogiendo velocidad.

Quiero ir a casa, me están asustando...

Cuando desvié la mirada, mis ojos se encontraron con los de alguien.


"Hikitani."


Era una melódica pero ligera voz. Aunque sonaba completamente fuera de sintonía, también sonaba alegre.

Eventualmente, me dí cuenta que era Ebina. No, se podría decir que yo ya sabía que era ella debido a la forma en la que me llamó en esa voz.

Si era la habitual Ebina Hina, no me he dado cuenta de ello en lo absoluto, mucho menos con esos ojos sombríos de ella.

Ella siguió caminando después de haberme llamado.

Parece que tiene previsto cruzar el puente Tsutenkyo en dirección al jardín. Ella rápidamente cruzó a través de la multitud sin mirar hacia atrás, como si desapareciera en la distancia.

Por lo visto parece que me estaba diciendo que la siguiera. En cuyo caso, lo único que podía hacer era cumplir.

El jardín estaba hermosamente teñido con los colores de otoño y una gran multitud de gente ya había dejado de tomar fotos del paisaje.

Para alguien como yo, que tiene la habilidad natural de esquivar personas puesta en modo automático la mayor parte del tiempo, este nivel de multitudes no era un problema.

Es sólo que al tener esta habilidad hacía que no esté seguro de si vaya a encontrar a Ebina entre toda esta gente o no. En otras palabras, ella también tiene el mismo hábito que el mío.

Al final de la ruta por la que los turistas pasaban estaba Ebina, con quien me encontraría al terminar de pasar toda la multitud. Me estaba esperando con una sonrisa plasmada en el rostro.

Cuando finalmente llegué a ella, me puse al lado suyo y me uní a ella en observar el tráfico fluido de personas.


"No te habrás olvidado de mi solicitud, ¿verdad?"


Ella cerró distancia entre nosotros con un paso. Fue un paso al que le faltaba una especia de presencia.

No pude reaccionar asi que me alejé un poco. Ebina abruptamente volvió a hablar, como si no le gustara el silencio que había entre nosotros.


"Bueno, bueno, ¿cómo la están pasando los chicos? Se están llevando muy bien entre ustedes?"


Ah, sin duda alguna esta era la Ebina de siempre. La Ebina Hina que yo conozco y la que todo el mundo ya conoce también.


"...Si, claro, la estamos pasando bastante bien. Jugamos al Mahjong en la noche y cosas como esas."


Lo que ella quería de mí era algo completamente diferente, pero yo pensé que ya se lo había dicho con eso.

Y justo entonces, Ebina puso mala cara en frente de mí.


"Pero yo no puedo ver, así que ¿¡Cómo se supone que yo vaya a disfrutar eso!? Quiero decir, ustedes, chicos, ¡deberían ponerse apretados y amables entre ustedes en un lugar donde yo pueda ver!"


Con tan sólo esas palabras, pude localizar exactamente lo que ella en verdad quería decir.

Y la razón por la que llegó al club de servicio con una solicitud, fue exactamente por eso. En cualquier caso, incluso si yo era consciente de este hecho, todavía no tenía la menor idea de que decir o hacer al respecto. Al menos, no por ahora.


"Bueno, nosotros iremos a Arayishama también, así que tal vez..."


Lo dije de cierta forma, evitando que sonara como si sólo estuviera ganando tiempo. Por lo menos, lo que yo tendría planeado hacer sería algo que iba a pensar en las próximas horas.


"Voy a estar bajo tu cuidado."


Las palabras que Ebina soltó me comenzaron a pesar mucho en los oídos


Parte 4[edit]

El grupo de Hayama abandonó el templo Tofuku-ji y se dirigió primero a Arashiyama, mientras nosotros decidimos tomar una ruta diferente. Esto era debido a que primero pararíamos por Kitano Tenman-gu en elcamino por mi propia razón personal.

Pagamos nuestros respetos en Tenman-gu, compramos encantos y escribimos en tablas de madera.

Sabía a ciencia cierta que ellos me llamarían de Siscon si me vieran haciendo cosas como estos garabatos en la tabla, y creo que no tendría forma en la que yo hubiera podido negarlo, por lo que tuve a las dos esperándome de cerca.


"Perdón por hacerlas esperar."

"De ningún modo."

"¿Deberíamos ir yendo a Arashiyama entonces?"


Arashiyama es uno de los lugares más bellos en todo Kyoto. Es un lugar que muestra el resplandor de cómo son las cuatro estaciones en Japón: En primavera con sus flores de cerezo, en verano con sus verduras frescas, en otoño con sus colores típicos de esta temporada, y el invierno que cubre todo el paisaje con su blanco puro.

Supuestamente, también cabe mencionar que hay una primavera demasiada caliente, pero sin tener eso en cuenta, Arashiyama realmente es el lugar que abarca los grandes aspectos de este país.

Utilizamos el ferrocarril Keifuku para llegar hasta Arashiyama. El exterior del antiguo tranvía me ayudó a sentir la emoción de viajar. Transferimos líneas en la estación Katabiranotsuji, y abordamos el tren una vez más.

Cuando salimos del tren de la estación, los hermosos mosaicos de la naturaleza teñidos de otoño y la gradación de los contornos de las montañas aparecieron a la vista.

Oh, ya veo. Asi que es por esto que los adultos querían venir aquí. Dí un grito ahogado de asombro al verlo. Incluso Yukinoshita también se quedó boquiabierta.

Tomamos un desvío hacia el puente Togetsukyo. Después de una rápida visita en el Museo Orgel, procedimos en dirección a Sagano. Mientras continuamos por esta calle, estaba llenísima de actividades de carritos viniendo ida y vuelta. La calle por la que seguimos estaba conectada con otra donde había varias tiendas en fila hacia un lado.

La calle parecía un poco elegante y limpia, y la mayoría de las tiendas daban la impresión de que eran de comida chatarra. Mientras avanzamos, el aroma atrajo nuestra atención.

Ahi fue Yuigahama. Metió su cara en croquetas, pollo frito, y manjus vacunos. Bueno, ella no había comido nada desde el desayuno de la mañana, así que vamos a considerarlo como si fuera su almuerzo tarde.

Yukinoshita miró a Yuigahama con una cara de miedo y ella se veía como si quisiera decir algo. Dejó escapar un suspiro reservado y habló.


"No serás capaz de comer nada durante la cena, sabes..."


Yukinoshita la reprendió como si fuera la madre de Yuigahama, para su sorpresa.

Debido a esto, Yuigahama extendió un poco de su comida chatarra hacia mí tímidamente.


"Eh... Entonces voy a darle esto a Hikki."

"No quiero nada..."

¿Qué pasa con esta chica, tratando de darme pequeños trozos de su comida...? Si hubiera sido por lo menos la mitad de lo que era eso, no me habría importado comerlo.

Yuigahama se quedó mirando la croqueta y el Manju en ambas manos y miró a Yukinoshita con una expresión de preocupación.


"Hmm... ¿Qué debo hacer con esto, Yukinon?"

"Ah... Sólo un poco entonces..."


Ver a Yukinoshita mordisqueando su comida era algo que verías sólo uno vez por luna llena, y no pude hacer otra cosa más que fijar mi vista en ella. Era similar a domar esos zorros-ardillas que no se sienten cómodos estando con compañía humana.

Mientras la observaba, Yukinoshita soltó una mirada


"Tú también ayuda."

"Ah, ¿hay algo que yo pueda comer?"

"Este entonces."


Yuigahama rompió el Manju de carne vacuna a la mitad y me lo dió.

Hmm, hacerlo de esa forma también funciona. Acepté sin quejas y me lo tiré en la boca. Mientras hacía ruido con mi comida, Yuigahama exhaló. Después de eso, Yuigahama también rompió a la mitad su croqueta viéndose más confiada que antes.

Se sentía como si me estuvieran alimentando aquí. De hecho, esto no estaba mal en lo absoluto. Toda comida obtenida sin trabajo es deliciosa.

Mientras comíamos nos dirigimos a la calle Arashiyama. Seguimos recto sin doblar por la calle que conducía al templo Tenryuu-ji.

Una ráfaga de viento podía ser escuchada brevemente desde el lado derecho. Cuando levanté la vista, fui recibido con ramas densas y verdes de Bambú que crecían por encima. El choque entre las hojas de las ramas dio lugar al sonido anterior.

No tengo ni la menor idea de cómo es que muchas ramas de bambú estaban creciendo, pero este camino que parecía un túnel bambú sin fin, nos hizo caminar a nosotros hombro a hombro.

La luz del sol que penetraba a través de los numerosos huecos entre las ramas del bambú emanaba una sensación de tranquilidad. Junto al sonido hermoso de la naturaleza, la totalidad del pequeño sendero estaba sumergido en una atmósfera de relajación.

Asi que este es el sendero del bosque de bambú. A menudo se suele ver en las guías turísticas de Arashiyama y en la televisión. La progresión de todo el sendero no podría haber sido hecha de forma más simple, y progresivamente el bosque de bambú parecía que nos fuera a absorber.

Debido a que el final aún no se alcanzaba a ver, parecía como estar mirando dentro de las profundidades de un laberinto.


"Wow, esto es bastante increíble...."


Yuigahama se detuvo en seco y miró hacia arriba. La luz del sol se extendió a través de los pequeños huecos del follaje de bambú hacia el sendero y ella lentamente cerró sus ojos.


"Lo es, trata de mirar hacia abajo."


Yukinoshita se acercó a la valla del bosque, cuando entró a las sombras del bosque de bambú, se podía oir el sonido del bambú crujiendo. Señaló el área alrededor de sus pies.


"Linternas, ¿huh?"

"Exacto. Cuando este lugar comienza a oscurecer, todo el camino se ilumina."


El verde bosque de bambú y las cálidas luces de las linternas. Debido a ese contraste, Arashiyama en la noche probablemente es un verdadero espectáculo para la vista. Esto me hizo recordar a los paisajes de las revistas de viaje que yo veía ocasionalmente.

Yuigahama parecía que estaba bajo la misma impresión y alegremente retozaba alrededor.


"¡Este es el lugar! ¡Creo que este sería un buen lugar! ¡Muy probablemente!"

"¿Para qué?"


¿Sobre qué cosa podría estar hablando? No sólo se olvidó de incluir el tema, sino que también agregó al final el "probablemente"

Cuando le pregunté, Yuigahama se detuvo bruscamente y bajó la cabeza de la vergüenza.


"P-Para la d-declaración."


¿Por qué en una voz tan pasiva...?

Yukinoshita sonrió en respuesta al comportamiento divertido de Yuigahama.


"El ambiente aquí es bastante espléndido. De todos los lugares que fuimos, este parece ser un lugar adecuado."

"¡Si verdad!"

"Así que eso significa que Tobe deberá tomar el reto aquí, ¿huh?"


La noche se acerca, y si lo que dijo Yukinoshita es cierto, entonces todo el camino debería iluminarse con las luces de numerosas linternas que se extienden a lo largo del sendero.

Un frío viento de otoño soplaba dentro de todo el bosque de bambú.


Parte 5[edit]

Después de terminar la última cena de esta visita escolar, regresé a mi habitación.

Resulta que, ahora mismo, es el turno de mi clase para bañarse. Sin embargo, el tiempo de iluminación del bosque de bambú es limitado, por lo que si queríamos salir, el curso de acción a seguir es saltearse el tiempo designado para el baño y escabullirse.

Tobe actuaba realmente nervioso en la habitación en la que estábamos alojados.


"¡Uaaah, mierda, 'stoy super nervioooso aquí, mierda!"


Yamato abofeteó a Tobe en la espalda. Tobe tuvo un ataque de tos, como si le hubiera golpeado muy fuerte. Yamato lo miró con una expresión muy seria y habló con una voz muy profunda.


"Vas a estar bien."

"Tobe con una novia, ¿eh? Ya no vamos a ser capaces de salir y perder el tiempo como lo hacemos ahora..."


Ooka miró a Tobe mientras decía esto.

Tobe reflexivamente respondió.


"Eso nah, no es cierto. Como sea, ahora no es el momento para eso, mierda."


Reanudó su estado nervioso, una vez más. Yamato volvió a darle una palmada en la espalda por segunda vez.


"Vas a estar bien."


A este ritmo, van a quedar atrapados en un bucle infinito de intercambio de palabras.

Sin embargo ellos se veían como si estuvieran teniendo un montón de diversión ahora.


"Me estoy empezando a sentir un poquito nervioso ahora, también."


Totsuka es un buen chico.

Yo también comencé a sentirme un poco nervioso ahora, tan así que hasta sentía que podría atrapar un mosquito en cualquier momento ahora mismo.

Hayama, que estuvo en silencio todo este tiempo, lentamente se puso de pie.


"... Hey, Tobe."

"¿Qué pasah Hayato? Estoy como, totalmente ansioso ahora mismo, tú sabes."

"No, no importa..."


Su conversación inarticulada comenzaba a ponerse un poco más alegre.


"¿Qué ocurre, hombre~?"

"Estaba a punto de decirte que dieras lo mejor de ti mismo pero después de ver tu rostro, siento que sería algo inútil."

"¿¡No es 'so un poco cruel!?, Aunque espera, ya no me estoy sintiendo tan nervioso ahora."


Hayama mantuvo su expresión sombría después de haber sido visto por Tobe y salió de la habitación. Independientemente de si se quedaba dentro o no, la actitud de Hayama no habría cambiado.

Durante el viaje escolar, tal vez incluso un poco antes, la actitud de él era bastante extraña. Hayama, que siempre trataba de no agravar más los problemas, no pudo haber notado esa anormalidad en él ahora mismo. Pero ahora, estaba siendo demasiado obvio.

Tan obvio que incluso alguien como yo lo pudo notar.

Salí de la ruidosa habitación y seguí a Hayama. Llamé a la espalda del hombre que se dirigía a la orilla del río. Llamarlo en este momento fue, literalmente, como una solicitud del club del servicio, asi que debería estar agradecido.


"Estás siendo terriblemente poco cooperativo."

"¿Así que así es?."


Hayama respondió sin darse la vuelta. Parecía que estaba esperando que lo siguiera y debido a que tenía una actitud tan relajada, comenzaba a molestarme.


"Si, así es. Se siente como si estuvieras intentando meterte en su camino."


Por lo menos, el Hayama Hayato que yo conozco era un humano que, independientemente de la hora y el lugar, elegiría una buena y rápida respuesta. Era un chico que se quedaba tan dentro de la esfera de su propio razonamiento, que él estaba limitado por ella. O eso creía yo.

Por eso es que sentí que algo estaba fuera de lugar cuando Hayama optó por evitar activamente la opción de animar a su amigo cuando lo necesitaba.


"Sin embargo esa realmente no era mi intención."


Hayama tenía una sonrisa forzada mientras se daba la vuelta. Él estaba mintiendo a través de sus dientes.


"Entonces, ¿qué es lo que querías hacer?"

"...Estoy contento con la manera en cómo están las cosas ahora. Me gusta mucho el tiempo que paso junto a Tobe, Hina, Miura y todos los demás."


Hayama habló de una manera estoica y sin el menor atizbo.


"Y es por eso que..."

Hayama se detuvo.

Yo ya sabía lo que el trababa de decir, incluso aunque el no tuviera la intención de terminar esa frase. Lo que yo iba a decir era algo que ya tenía escrito en piedra.


"...Si la relación entre ustedes va cuesta abajo después de tan sólo eso, entonces tal vez no era ese tipo de relación tan fuerte que pensabas que era."

"Puede que tengas razón. Pero... las cosas que pierdes no vuelven."


Él habló como si estuviera echando un vistazo hacia sus experiencias pasadas.

Yo no soy el tipo de personas que preguntan acerca de cosas más profundas detrás de lo que se dijo. Lo que sea que le haya pasado a Hayama en el pasado, era algo que no me interesaba.

Hayama se veía como si no quisiera seguir ampliando más el tema. El trató de ocultarlo con una risa.


"Podríamos ser capaces de pretender que la amistad nunca sucedió."


Después de todo, los dos somos bastantes buenos en eso.


— Eso no quiere decir que todo lo que hubo entre ustedes simplemente vaya a desaparecer."


Repliqué rápidamente. No me había dado cuenta que mis palabras estaban cargadas de convicción.

Aquí donde viene la frase de "lo hecho, hecho está", o la de "no se puede deshacer lo que ya está hecho".

En este mundo, hay momentos en donde uno no puede olvidar las cosas que alguna vez lamentó. Es algo como...

Estuvimos hablando normalmente el uno al otro hasta el día de ayer, pero de repente, una incomprensible distancia creció entre nosotros, y nunca volvimos a hablar de nuevo después de eso. Hasta dejamos de enviarnos mensajes, a pesar de haberlo hecho tantas veces.

La próxima vez que nos encontremos, no sólo nuestras sonrisas serán algo forzadas, sino que habríamos puesto tanta confianza en ellas que transmitirían el uno al otro algo como "Todo está bien, estamos actuando como buenos amigos, ¿no?".

Pero aún así, la conciencia que se esconde en los rincones de nuestra mente no desaparecería y en algún lugar, aparecería un sentimiento de restricción que simplemente no podríamos deshacer. Finalmente, seguiríamos creciendo apartados cada vez más, y eso sería el final de todo.

...Hayama cerró sus ojos y comenzó a hablar.


"Es justo como tú has dicho. Y estoy seguro que Hina debe estar pensando lo mismo."

"Obviamente. En todo caso, hay algo mal en ustedes por querer seguir divirtiéndose en esa farsa de la suya."


Ligeramente pateé una piedrecita cerca de mi pie en un pequeño ataque de ira. La piedra que pateé voló cerca de Hayama. Él la levantó lentamente y se quedó mirándola.

Era como si estuviera tratando no mirar en mi dirección.


"Me pregunto... yo no creo que sea así para nada. La relación actual que tenemos es todo para mí en este momento."

"No, si es así. Entonces, ¿que piensa Tobe al respecto? Él está haciendo su mejor esfuerzo, tú sabes. ¿No vas a darle ninguna consideración a eso en lo absoluto?"


Empujé estas palabras a Hayama y él apretó la piedra en su mano.


"Le dije muchas veces que renunciara. Eso es porque yo no creo que Hina se fuera a abrir hacia Tobe ahora en lo absoluto... Incluso aunque lo hiciera, no podemos predecir lo que pasará en el futuro. Se podría perder todo. Y es por eso que yo no quiero que Tobe trate de conseguir todo con tanta rapidez."


Hayama enfrentó el río y lanzó la piedra. La piedra salpicó varias veces en la superficie del agua antes de hundirse.


"Las cosas que no quieres perder son más importantes que las cosas que podrías llegar a ganar."


Hayama miró a la superficie del agua como si estuviera tratando de dar con el paradero de la piedra que tiró. El continuó buscándola aún sabiendo muy bien que no iba a ser capaz de encontrarla.

En definitiva, Hayama y yo comenzamos a discutir sobre las cosas que se podrían llegar a perder. Hayama dijo varias cosas.

Él es muy conciente de que perdería cosas eventualmente. Sin importar el tipo de relación que fuera, también, con el tiempo terminaría. Si esta relación era tan importante como él afirmó que lo era, entonces intentaría dar su mejor esfuerzo para al menos evitar su pérdida completa, o al menos eso fue lo que dijo.

Pero, eso era sólo una sofisma[4].


"¿Estás seguro que no solamente estás soltando esas cosas de tu boca?. Por lo que yo puedo ver, te ves como si estuvieras haciendo todo para tu propio beneficio personal."

"¡Entonces!!..."


La voz filosa de Hayama estalló. Hayama me clavó una mirada distinta pero parecida a una de ira.

Le devolví la mirada de frente, y cuando lo hice, Hayama parecía que trataba de contener su vergüenza por haberse puesto demasiado tenso y suspiró profundamente.

Poco a poco empezó a hablar.


"Entonces...¿Qué harías?, Si fueras tú, en mi lugar... ¿qué harías?"

"No trates de cambiar el tema hacia mí..."


Si fuera yo, entonces.... o no. Pensar acerca de eso sería inútil. Yo soy completamente diferente de Hayama. Por supuesto eso incluye a Tobe también.

Reflexionar sobre lo que yo haría en su situación no era nada más que una pérdida de tiempo. Es por eso que yo no quería hablar de ello.


"Así que, entonces, básicamente, no quieres que nada cambie."

"... Sí, eso es cierto."


Hayama escupió sus palabras. Su voz fue diluida con angustia e impaciencia, algo que no esperarías en Hayama normalmente. Era sólo eso.

Esa sensación de no querer que nada cambie. En cierto modo, yo podía entenderlo.

Quiero decir, tengo que hacerlo.

Cuando quieres poner tus pensamientos en orden, no siempre es la elección correcta poner al descubierto toda la historia de tu vida.

Una relación que no puedes ni quieres dejar atrás. Una relación en la que no podrías perdonar a los demás por pasar por encima de tus dominios. Una relación en la que no puedes perdonar a una persona por pisotear todo lo que fue tuyo.

En los dramas y mangas, hay siempre un final feliz para aquellos que cruzan esa línea.

Pero la realidad no es tan amable. Es mucho más cruel y apática.

No hay nada más importante. El momento en el que pierdes las cosas que son irremplazables es el momento en el que te das cuenta de que no serás capaz de obtenerlas nunca más.

Como estoy ahora, no puedo tildar a Hayama de cobarde, mucho menos burlarme de él.

Se podría decir que su incapacidad para dejar las cosas atrás era la elección correcta. Si es por el bien de su felicidad, entonces está bien. Las palabras que podrían negar la totalidad de su respuesta no llegaban a mi cabeza.

No logro entender que es lo que está mal.

Mientras estaba allí, sin un argumento o refutación en contra de la respuesta de Hayama, oí un suspiro corto y resignado.


"...Si, es cierto. Tienes toda la razón.... sólo soy yo, siendo egoísta."


Mientras Hayama dijo esto, realizó una sonrisa solitaria.

Esa sonrisa frotaba el camino equivocado.


"No me mires hacia abajo, Hayama. No soy de los que creen fácilmente en las palabras de los demás."


Yo soy el tipo de chico que mira más alla de lo que se dice. El propietario de ese tipo de personalidad sin valor, soy yo.


"Y es por eso que no te creo ni un sólo segundo cuando dices que eres alguien egoísta."

"Hikigaya..."


La expresión de Hayama estaba cargada de shock. No era exactamente algo por lo cual estar tan sorprendido.

Yo sólo me imaginé que había otras personas que querían lo mismo. Y otras personas como yo.

Y chicas que mienten y ponen una fachada encima con el fin de proteger algo.

Hayama Hayato no quiere hacerle daño a nadie. La razón por la que Hayama estaba tan tildado y no podía actuar, es porque sabía que alguien tendría que salir herido.

El único paso que él podría tomar en última instancia lastimaría alguien, lo que llevaría a romper algo.

¿Pero exactamente quién tiene el derecho a negar la justicia de alguien que agoniza sobre sus propias decisiones de tratar de proteger algo?

Todos nosotros estamos viviendo en este mundo ridículamente estrecho con una cantidad limitada de tiempo. No es necesario decir que nuestro tiempo como estudiantes de secundaria tampoco duraría para siempre.

Y quién tiene derecho a criticarte por querer valorar el escaso tiempo que tienes? Era algo comprensible no querer perder nada.

Lo que yo tenía que hacer ya estaba decidido.

Hayama Hayato no puede elegir cualquier cosa. Hay demasiadas cosas que tiene a su alcance que él quiere.

Hikigaya Hachiman no puede elegir cualquier cosa. Por el contrario, no tiene alternativas para elegir ya que sólo existe una opción.

Por irónico que fuera, Hayama y yo somos similares en el sentido de "no ser capaces de decidir", pero en todo lo demás somos completamente paralelos.

Las cosas que Hayama quiere proteger son cosas que no puedo entender. Pero es mejor así. Es por eso que hay cosas que sólo yo puedo hacer.

Hayama me llamó cuando me iba yendo con la espalda contra el río.


"Yo realmente no quiero depender de ti en esto también..."


Lo mismo vale también desde mi lado, bastardo.

El amor y la amistad son cosas adoradas por las masas. Pero ese es un derecho limitado sólo concedido a los ganadores.

Los gritos de los perdedores caen en oídos sordos.

En ese caso, voy a llevarlos a todos. Cantaré junto a esos gritos con toda mi fuerza.

Esta es una balada para aquellos que agonizan en silencio.

Este es un réquiem para los que sólo pueden mostrar la frente en alto incluso si fueron atraídos y encantados por alguien.


Regresar a Capítulo 7 Regresar a Página Principal Avanzar a Capítulo 9

Notas de Traducción

  1. Bueno, "Myaa" suena como "Nyaa", sonido que hacen los gatos.
  2. Es considerado como una de las atracciones más famosas y bellas en todo Japón, hay un corredor larguísimo que esta hecho de varios toriis juntos. Los toriis son los arcos que por lo general están en las entradas a varios lugares de Japón.
  3. El Corredor de Toriis.
  4. Un argumento con el que se intenta defender algo que es falso.