Me es Imposible Pedirle Consejos sobre la Vida a mi Hermano

From Baka-Tsuki
Jump to: navigation, search

Yo posiblemente no puedo pedirle Consejos de la Vida a mi Hermano.[edit]

Tengo un secreto que no puedo decirle a nadie.

Uno muy importante, mi más querido, pero algunas veces doloroso e imposible de resistir secreto.

Para mí, yo no tengo idea de qué hacer con el secreto.

Incapaz de abandonarlo, incapaz de estar orgullosa de esto, un secreto que nunca jamás podré contarle a alguien, y que me llevaré hasta la tumba.

Aunque eso no es muy bueno…

Pero, ¿qué puedo hacer?

Mi nombre es Kirino Kousaka. Una estudiante de secundaria de 14 años de edad. Soy parte del equipo de atletismo de la escuela y mis calificaciones son sobresalientes.

Mi apariencia es extremadamente linda, y de esa forma mis fotografías han sido publicadas recientemente en revistas de modas.

Para alguien como yo, que parece perfecta para los demás y yo misma, también tengo algunos problemas por mi propia cuenta…


Ese día, mientras hacía una llamada en la sala, ese chico regresó de la escuela.

"Estoy de vuelta."

Con una perezosa voz, ese chico abrió la puerta de la sala.

No hay nadie más en casa, excepto por mí, lo que quiere decir… que esa línea iba dirigida hacia mí.

Que raro… Su cabeza debe estar mal en alguna parte.

'¿Eres estúpido?' Dije silenciosamente dentro de mi corazón. Hmph, no hay manera de que vaya a contestar.

"¿Eeh? No puede ser~ ¿De qué estás hablando? Ja ja, que idiota."

Deliberadamente hablé en voz alta, decidida a ignorar la charla de ese chico.

¿Qué pasa Kirino?, ¿por qué alzaste la voz tan de repente? - Parece ser que he dejado a la persona al otro lado de la línea perpleja por eso. Le pedí disculpas en mi corazón.

Todo es culpa de ese chico. Aquí estoy descansando sobre el sofá y disfrutando de la conversación, y luego él me hace sentir ligeramente infeliz.

Mientras él todavía no abandonaba la habitación, yo seguía murmurando ‘sólo vete lejos’ repetidamente bajo mi respiración.

"Ok. Entiendo. Saldré luego de cambiarme de ropa."

Terminando la llamada, dejo la habitación con una pequeña sonrisa.

Genial, ahora tengo una razón para ir a la estación.

Después de encontrarme con mi amiga, de seguro habrá suficiente tiempo para visitar la <Tienda de Especialidad Obsesiva>... Vamos a sacar <eso> de mi bolso.

Mi corazón no puede evitar el buscar esa cosa para ser sanado.

Sin embargo, ese sentimiento duró por un instante,

"Che."

La voz de ese chico hizo añicos el hermoso sentimiento que tenía.

Su presencia desapareció cuando la puerta se abrió.

"Che, que desagradable. ¿Qué fue eso? Sólo muérete ya."

El nombre de ese chico es Kyousuke Kousaka. Es un estudiante de preparatoria de 17 años de edad que vive bajo el mismo techo que yo. Pelo negro, una contextura delgada, peso promedio, y aunque su cara no es fea, sus ojos son similares a los de los peces muertos consentidos, esa es su apariencia. Él siempre muestra una expresión perezosa, como si la mayor parte fuera debido al sueño. No es particular en su forma de vestir y es de ese tipo de personas que no sobresale de la multitud. Totalmente lo opuesto a mí.

En mis ojos, ese chico no ha sido feliz. Al menos en estos pocos años, él ni siquiera me ha sonreído una sola vez. Hmph, no es como si quisiera ver eso.

Esta es una de las muchas cosas que me causan problemas y me enojan.

Hace mucho tiempo atrás, cuando era una niña, solía llamar a ese chico “onii-chan".

Pero ahora, “ese chico” estará bien.

El hermano con el que era familiar ya no está cerca.

Para ayudarles a entender, me referiré a <ese chico> como <Kyousuke> por ahora.

Aunque no quiero referirme a él de esa forma, esto es inevitable.

Aprovechando la oportunidad, caminé hacia mi habitación luego de que Kyousuke dejara la sala, para prepararme para salir.

Mi casa es de dos plantas independientes. Mi familia consiste en mi padre, madre, Kyousuke y yo.

Una familia bien acomodada a la que no le falta nada.

Kyousuke y mi habitación están ambos en el segundo piso. Después de cambiarme a ropa casual, me dirigí de vuelta a la sala bajando las escaleras. Pasé el comedor y entré a la cocina. Cogí el té de cebada del refrigerador.

... Che, ese chico, él pudo haber bebido directamente del empaque…

Este pensamiento cruzó rápidamente mi mente, y ya no pude tomar el té de cebada.

Preferiría morir que tener un beso indirecto con ese chico.

"Iuu~, eso es demasiado asqueroso..."

Eso es demasiado exagerado, ¿tienes algún fetiche con la limpieza? Tal vez algunos de ustedes piensen de esa manera. Sin embargo, sería insoportable si te pones a ti mismo en los zapatos de alguien más, que es parte de un par de hermanos de la misma edad.

Tomé rápidamente un trago de agua mineral, e hice una comprobación final en el espejo.

Dejé salir una sonrisa extremadamente linda.

"Genial, perfecto."

Tomando mi bolso de la mesa, caminé rápidamente hacia la puerta principal.

Justo cuando estaba a punto de abandonar la sala…

"¿Ah?"

Choqué con Kyousuke en el primer piso.

-*Bam* MI pecho se golpeó suavemente en el hombro de Kyousuke.

¡¿Qu......!? ¡E-Este chico es horrible! ¿D-Dónde cree que está tocando?

Caí al suelo sentada. Mi bolsa fue lanzada lejos de mí como resultado.

Los contenidos en la bolsa se esparcieron por todo lado.

"Ah...."

Un escalofrío recorrió mi columna. ¡P-Porque! <la cosa> que revela mi pasatiempo también se encontraba en la bolsa.

"Oh, lo siento."

Sin importar lo que ocurría, el inútil Kyousuke alcanzaba con su mano el maquillaje. ¡Kyaaaa esto es malo, esto es malo, esto es malo!

-*¡Pa!* Retiré de golpe la mano de Kyousuke.

"¿Qu...?”

Kyousuke retiró rápidamente su mano confundido y me vio severamente.

¡Ahhhh..... No, nonono, tengo que, tengo que idear algo... tengo que burlar a este idiota para que se retire ya!

Aunque mi expresión era de furia, mi corazón estaba hecho un lío, Con mucha dificultad, conseguí decir en una voz para nada temblorosa.

"... Está bien, no lo toques."

¡R-Rápido! ¡Lárgate ya! ¡Ughhhhhh...!

Tal vez mi dura mirada funcionó. Kyousuke regresó a su lugar y se quedó congelado.

Bien, es ahora o nunca…

Levante el maquillaje regado y caminé rápidamente a la entrada.

Me coloqué de manera hábil mis zapatos, y con mi bolsa encarando a Kyousuke, dije suavemente.

"... Estoy saliendo."

Cerré la puerta de golpe.

"Fiuu..."

Finalmente, un suspiro de alivio.

Que, que shock. Las cosas se complicarían si mis secretos son revelados...

"Ah, es hora... Tengo que apurarme."

Vi mi reloj y empecé a trotar. Aunque mis zapatos no están hechos para correr, no hay problema luego de que me acostumbre. Soy bastante buena para correr. Me siento bien cualquier momento que estoy corriendo, y todos mis problemas se desvanecen en un instante.

Inexplicablemente, la mirada tímida de Kyousuke continuaba apareciendo en mi mente.

"... ¿Por qué tiene miedo de su hermana menor? ¿Es un idiota?"

Una persona tan lastimosa no puede ser mi hermano.

Yo odioodioodioodio - ODIO demasiado a ese chico.

Porque, ese chico también me odia, ¿verdad?

No, tal vez es mucho peor.

Aunque inesperadamente hemos hablado bastante hoy, ese no es el caso por lo general. He olvidado cuando, pero nuestra relación se ha convertido en una que no puede ser llamada de hermano-hermana. Nos ignoramos aun si hay contacto visual. Ya no mantenemos conversaciones. Su actitud hacia mí es peor que hacia una persona cualquiera. Esto sobrepasa el desagrado.

Su mirada fría., aunque él este viendo a un extraño, me hace sentir disgustada más allá de las palabras.

"Para mi, tú eres alguien sin importancia, que no tiene relación conmigo."

Es como si él transmitiera esa línea a través de su fría mirada.

¿Quién quería interactuar con una persona como esa? ¿Hablar de forma íntima? Eso es imposible, de seguro.

Simplemente está bien. ¡Su existencia tampoco es de importancia para mí!

Eso es cierto. Todo esto es culpa de ese chico.

La ansiedad en mi corazón es debida a él. Las preocupaciones por mis pasatiempos son debidas a él. Mi odio hacia él también - todo esto es su culpa.

Definitivamente no le puedo perdonar.


Fue después de encontrarme con mi amiga e ir a la <Tienda de Especialidad Obsesiva>, donde me dí cuenta del error más grande de mi vida.

Mi motivo real para ir a la estación era para obtener un artículo promocional de <cierto evento en la tienda>. Estaba preparada para sacar el objeto que secretamente había llevado a escondidas cuando…

"... No puede ser."

Murmuré con una débil voz en shock. Busqué en mi bolso de nuevo en vano, a la vez que mis esperanzas se desvanecían.

Nada. <Eso>, no está en mi bolso.

Inmediatamente recordé.

"... Lo dejé caer... antes, entonces..."

Mi cara cambió a un tono verde.

Inmediatamente me di prisa por regresar a casa.

Busqué en la entrada donde choqué con Kyousuke con todas mis esperanzas.

"¡¿Nada...?! ¡¿Nada..........?!"

Sin embargo, yo seguía sin poder encontrarlo.

Di una rápida revisión al armario de zapatos y busqué a través de varios pares de zapatos, pero aún así no lo pude encontrar.

"¿Qué debería hacer...?"

¿Pudo haber sido tomado por alguien? ¡Eso no puede ser! ¡Eso sería malo! Si eso pasara...

Pensé en mí <tesoro> que había perdido.

"¡¡Nooooooooooooooooooooooooooo!!"

Me agarré la cabeza y dejé salir un lastimoso gemido. El sudor frío apareció. Mi cuerpo comenzó a temblar incontrolablemente debido al frío, mis dientes castañeaban. Ahh… Woa....... Dejé salir lamentos incomprensibles.

Justo cuando estaba mostrando mi lado patético sin darme cuenta.

"¿Qué pasa Kirino? ¿Por qué estás gimiendo tan alto aquí?"

"¡¿Eeh?!"

Volteé mi cabeza inmediatamente y encontré a mi madre viéndome con preocupación mientras vestía un delantal.

"¿Estás buscando algo?"

"Urm... Urm... Cierto. Ah-Ajaja... Ya lo encontré, ahora está bien."

"¿En serio? Entonces está bien... Primero Kyousuke y luego Kirino. ¿Qué sucede en la entrada?"

No tenía idea de lo que eso quería decir.

"De cualquier forma, la cena ya está casi lista. Date prisa y cámbiate de ropa."

"B-Bien."

Respondí con una sonrisa. Mamá entró a la sala de nuevo.

Dejé salir un suspiro.

... de eso, parece que Mamá no ha recogido <eso>. Papá no está de vuelta... Lo que significa que, ¿alguien más lo encontró...?

Justo cuanto estaba viendo fijamente la entrada y pensando, una voz vino de un lado.

"...Hmm, ¿qué estás haciendo ahí?"

Es Kyousuke. Mi corazón casi se me sale por la boca del susto. Fingí calma y me dí una vuelta.

"................ ¿Ah?"

Nuestros ojos se encontraron y chispas volaron entre ellos.

"Che, nada."

Kyousuke entró a la sala.

Aunque pensé que había ganado la pelea de miradas, mis sentimientos no mejoraron ni un poco.

No había encontrado el objeto perdido. Me sentí como si nunca lo volvería o recuperar, y eso era demasiado triste.


En la mesa del comedor había curry y sopa de miso. La familia se reúne junta para comer. En esta casa, la cocina, el comedor y la sala se encuentran en el mismo espacio, lo que da el sentimiento de que es un espacio grande sin divisiones.

Kyousuke y yo nos sentamos uno a lado del otro, frente a nuestros padres.

La televisión está mostrando las noticias. El solemne reportero estaba hablando sobre el impacto a las exportaciones debido al aumento de la fuerza del Yen.

Papá está tomando la sopa en silencio. Sus ropas casuales encajan en su inmensa psique perfectamente, dando una atmósfera tajante muy parecida a la de un samurai. Él es policía y tiene rangos al nivel de ‘dan’ en Judo y Kendo. Su cuerpo entero emana una presencia sofocante, a diferencia de alguien.

En el otro lado Mamá está comiendo el delicioso curry.

"El primer plato que prepare y fue alabado por tu padre fue curry," parece como si fuera un incidente que hacía llorar de felicidad a Mamá. Después de oír eso, como hija, no he tenido motivo para detener a mi Mamá a que prepare curry. Desviándome un poco del tema, aunque Mamá se ve simple con su maquillaje ligero, ella en realidad es una auténtica belleza. Bueno, supongo que por eso es mi madre, así que eso es de esperar.

Luego está Kyousuke. Él tiene la apariencia de alguien que está a punto de cometer suicidio, como siempre. Aunque sus acciones son sospechosas.

Él sigue enviando miradas fijas a los rostros de Mamá y Papá.

... ¿Qué está haciendo este chico? Que desagradable...

Justo cuando estaba quejándome de Kyousuke, él terminó su sopa tranquilamente y le dijo a Mamá.

"Me gustaría ir luego a la tienda de conveniencia. ¿Hay alguna cosa que quisieran que compre? "

"Ah, ¿que tal el nuevo sabor de Haagen-Dazs? El sabor de edición limitada de temporada."

"Está bien."

Con esa conversación ordinaria, Kyousuke continúo con un tema perturbador.

"Saben, tengo un amigo que está realmente interesado en el anime shoujo, bueno, creo que se llama Kira algo."

¡Espera! ¡¿Qué acaba de decir ese chico?!

"¿Qué es todo eso tan de repente?"

Mamá inclinó su cabeza confundida. Kyousuke continuó.

"Oh, por nada. Él me lo mostró, diciendo que era interesante. Pensé que no haría daño el darle una mirada. "

Así que fue él.

En efecto, él es el culpable.

¿Q-Qué?... ¿Qué es eso de “no haría daño darle una mirada"?

¡Esto es malo! ¡Muy malo muy malo muy malo muy malo muy malo! Pensar que este chico lo recogió...

Casi doblo la cuchara en dos de la furia, pero la siguiente línea de Mamá le dio un giro a la situación.

"En la televisión han hablado de eso... No puedes volverte uno de esos, ¿no es cierto Papá? "

"Sí. No deberías exponerte a ti mismo a mala influencia."

Respondió Papá sin emoción y sin cambiar su expresión.

.....................

Sobre mi <objeto perdido>, qué tanto saben ellos sobre esto, cómo responder a eso - esas cosas, debieron haber habido demasiadas cosas en las que debería pensar.

Mi corazón estaba sufriendo. Estaba cansada de retener mis lágrimas.

"Haaaa.... haa....."

¿Por qué mi familia dice cosas como esas?

Si esto es así... encontrar una persona en la cual confiar y discutir... ya no es posible más...

".........."

Mordí mis labios y soporté los sentimientos de vergüenza y arrepentimiento.

"... ¿Kirino?"

Notando mis extrañas acciones, Mamá me observó al rostro.

No quería que nadie me viera cuando estaba a punto de llorar.

"... Estoy llena."

Con eso dejé la escena rápidamente, me alejé de la sala y fui al segundo piso. Tal vez Papá se enojará por esto, pero ahora no es momento de pensar en ello.

De regreso en mi habitación, arrojé de forma violenta el almohadón verde que estaba sobre mi cama.

Deja de bromear, deja de bromear, deja de bromear, deja de bromear...

Mis voces de ira sonaban incesantemente dentro de mi cabeza.

Luego de descargar mi ira con el almohadón, sentí mi cabeza más despejada para pensar sobre esto nuevamente.

"Qué debo hacer..."

Murmuré débilmente mientras estaba de pie. Dudo que ese chico esté interesado en retener <eso> por mucho tiempo. Afortunadamente, parece que no se ha dado cuenta de que <eso> me pertenece.

... Bueno, él no puede siquiera imaginar que yo tengo <esas cosas>.

Como sea - Tengo que recuperar eso rápidamente. No sólo para prevenir mi propia exposición, está también el hecho de que <eso> es mi más preciado <tesoro>.

Pero, ¿qué debo hacer?

Mi cerebro está trabajando a altas velocidades, pero ni una buena idea salió.

Inesperadamente, la oportunidad de recuperar el objeto apareció bastante pronto.

A fuera de la casa.

"Bueno entonces, estoy saliendo a la tienda de conveniencia."

Sonó la voz de un idiota. Es la voz Kyousuke.

Ese chico... ahora que lo menciona, él dijo que iba a salir a la tienda de conveniencia.

Corrí fuera de la habitación en un parpadeo y observé hacia abajo de las escaleras. Ahí estaba la silueta de Kyousuke. La espalda de Kyousuke desapareció en una esquina, y después de mucho el sonido de la puerta cerrándose puedo ser oído.

Parece que ya salió.

Miré hacia un lado. Esa era la habitación de Kyousuke'.

"..............."

Coloqué mi mano de forma natural en mi pecho. Mi corazón latía salvajemente.

"... Bien."

Agarré la perilla de la puerta y le di vuelta. Mi memoria no me falla. No hay seguro en la puerta de la habitación de Kyousuke.

No puedo imaginarme a él viviendo en una habitación sin privacidad. Yo no sería capaz de tolerar eso.

"...."

Luego de un breve titubeo abrí de forma determinada la puerta. Junto a un ligero crujido, la habitación apareció a la vista. La luz del corredor iluminaba débilmente la habitación. Un olor de cuarto de chico, diferente del mío, vino a mi nariz.

"... Desagradable."

Lo dije en voz baja mientras fruncía las cejas. Luego de mirar un rato, puede localizar el interruptor y prender las luces. El cuarto parece tan patético a simple vista con las luces encendidas. Alfombra verde, cortinas azules. Un calendario ordinario estaba puesto sobre la pared. Había un típico escritorio para estudiar.

Cerré la puerta y mordí mis labios.

"Che... Si no me doy prisa..."

Aun si eso está en la habitación de ese chico, la buena de mí se seguiría sintiendo culpable por haber entrado a ella. Debido a eso, mi corazón sintió una opresión jamás experimentada en otras ocasiones.

Podía sentir el palpitar de mi corazón.

Dí una rápida mirada alrededor de la habitación, y el objetivo no se encontraba a la vista. Avancé por el librero el conjunto de té y el armario de ropa unas pocas veces.

... Ugh... ¿No está en su habitación? Hmm... Aunque hay un lugar en el que no he mirado aún…

Por ejemplo - un conocimiento de ciertos juegos.

Se dice que los chicos esconden sus libros hentai debajo de sus camas.

Parecido a un perro enterrando un hueso bajo tierra.

"Podría ser..."

Algo dudosa, dí una rápida mirada bajo la cama.

"Oh..."

Escondida bajo la cama estaba una caja de cartón.

Que horriiiiiible premonición. Sin embargo, no hay lugar más sospechoso que ese para esconder <eso>.

Soportando corruptos e impuros pensamientos. Saqué la caja afuera y la abrí. Entonces.

"¿Eeh? In-Increíble..."

La linda e inocente de mi se sintió como si quisiera llorar luego de ver lo que contenía la caja.

Justo como era de esperar, la caja contenía una gran cantidad de libros H.

"¡No! ¡Esto es demasiado desagradable! ¡Muy desagradable! ¡Muérete ya!"

¡Ese, ese chico...! El siempre ha tenido una cara que dice <No me interesan las chicas>... Y en el fondo... ¡¿El no ha dejado de pensar en esas cosas pervertidas?! ¡Él es de lo peor!

¡Justo como un idiota! ¡¿Y qué es esto?! Luego de una revisión más cercana, ¡todas las chicas están usando anteojos! ¿Le gustan tanto así los anteojos? ¿Cuál es la diferencia entre usarlos o no usarlos?

¡Totalmente incomprensible!

"¡Ahhhhh, en serio!"

Amontoné ese material sucio y pecaminoso, libro por libro y los coloqué a un lado, hasta que el fondo de la caja se pudo ver. Sin embargo, la caja no tenía mi tesoro.

Siguiente, su armario de ropa, ¿podría estar ahí...? Mientras pensaba en eso, coloqué los libros H de vuelta en la caja y la empuje debajo de la cama.

"... Guuu... Debe estar ahí.... Emm... Heisho..."

Justo en ese momento.

¡Bang!

".................. Oi.... ¿Qué estás haciendo?"

"¡¿Ah?!"

Una voz vino de atrás. Me quedé congelada, con mi trasero al aire.

¡¿Po-Por qué está ese chico aquí?! ¡¿No fue a la tienda de conveniencia?!

Mi corazón estaba totalmente confuso.

- ¡¿Podría ser que he sido expuesta?!

Giré mi cabeza para encontrarme con que Kyousuke me miraba fríamente. Mi cara se volvió pálida.

"... ¿Qué estás haciendo? Te estoy haciendo una pregunta."

"............... Nada de tu interés."

Jadeé por aire y apenas pude contestar. Sin embargo, su interrogatorio no se detuvo ahí.

"... ¿Como puede no ser de mi interés? Entrar de forma casual en la habitación de otra persona y buscar a través de sus cosas… Si te hicieran lo mismo a ti, ¿qué pensarías? "

Me hizo sentir en verdad furiosa que una persona que odio me haya dicho algo cierto.

Diciendo esto en un tono como si pensara que él es superior. Y aún así el esconde libros H debajo de su cama...

Aunque quise decir eso, pero dada la situación en la que estaba pensé que era incorrecto. Así que no lo dije. Se sentiría exagerado y mal si lo hubiera hecho.

"............."

Escapé de su mirada en silencio. Me puse de pie y encaré a Kyousuke.

"Fuera de mi camino..."

"De ninguna manera. Respóndeme. ¿Qué estabas haciendo ahí?"

"¡Muévete!"

¡Era imposible que pueda responder eso!

"... Yo sé. Estabas buscando esto, ¿verdad? "

¿Ah?

Kyousuke sacó algo lentamente.

Era el conjunto de DVD box de mi anime favorito, <Kira ☆ Stardust Witch Meruru>. Yo tenía un incontrolable gusto por este anime. Es por un evento de Meruru que fui a la estación con el set de DVD box hoy.

Eso es verdad. No tenía otra opción más que admitirlo. Pero si ese fuera el caso, ¿no sería marcada como una otaku que es menospreciada por su familia? Para hacer las cosas peores, ¡mi pasión por el anime no pierde contra ningún otro!

Ese es el <secreto> que me ha sido difícil decirle a alguien más. El secreto que me pertenece sólo a mí.

¡Y aún así es descubierto por ese chico...!

Luego de ver el objeto perdido, de repente intenté agarrar el DVD.

"¡¿Esto...?!"

Sin embargo Kyousuke evadía mis manos, y puso detrás la caja de DVD con una expresión maliciosa en su rostro.

"Fuu... Así que, esta cosa es tuya, ¿verdad? "

"... ¿Cómo podría ser eso posible?"

No lo puedo admitir. Sin importar qué, debo fingir ignorancia.

Este… Este chico. ¡No quiero exponer mi lado débil a él!

“¿No? Recogí esto en la entrada luego de chocar contigo. ¿No se te cayeron algunas cosas en ese momento?”

“Definitivamente no…. Esto no es mío. U-Una cosa así, un anime tan infantil… Yo jamás vería… eso.”

Es doloroso mentir. Negar que te gusten tus cosas favoritas… Eso es doloroso.

“Si no estabas buscando esto, entonces ¿qué estabas haciendo en mi habitación?”

“… Porque… ¡Eso es porque!”

“¿Eso es porque? ¿Porque qué?”

“……………..”

Me quede en silencio de nuevo. Mordí mis labios con la cabeza agachada.

Cuanto me arrepiento. Me arrepiento, me arrepiento, me arrepiento…. Me… ¿Por qué soy sermoneada por un chico así? ¿Es raro que diga que me gusta <esas cosas>?

Esto es realmente malo… Estoy perdida en lo que tengo que hacer.

Aún así, no deseo dejarle ver mi cara llorosa. Mis hombros temblaban ligeramente como si tratara de retener mis lágrimas.

“………………”

Aun así, le vi con todas mis fuerzas. Aún si la oportunidad fuera una en un millón, seguiría esperanzada en que él pudiera entender mis sentimientos.

Ese pensamiento fue reemplazado con sentimientos de temor.

Si él abrió la caja y vio los <contenidos>……

… No lo puedo imaginar, ¿verdad? Ese chico ya debe conocer mis secretos.

Mi secreto, es que realmente me gustan los animes para niños… como parece. Es que tengo un lindo rostro, y aún así soy una otaku… como se ve. Y hay un secreto aún más grande del que se puede hacer burla.

El secreto que quiero que nadie conozca, ha sido descubierto por Kyousuke.

Aún si lo niego ahora, las evidencias… Se acabó… Todo se acabó…

… ¿Lo usará Kyousuke para chantajearme…? Si no quieres que tus secretos sean expuestos, tendrás que escuchar todas mis órdenes - ese tipo de desarrollo no es ajeno a los juegos que he jugado en el pasado…

Por desgracia he notado esas <cosas> debajo de la cama de Kyousuke.

Un sentimiento de incomodidad se expandía sin fin dentro de mí. Incluso es difícil permanecer de pie.

Y en una situación así de tensa, Kyousuke habló.

“Aquí, toma.”

Con una acción y voz casuales, Kyousuke acerco la caja de DVD en mi pecho.

¿Ah?

Vi a Kyousuke por un momento, sin comprender sus acciones.

“Esto debe ser algo importante, ¿verdad? Te lo regresaré, así que guárdalo con mucho cuidado.”

“D-Dije que esta cosa no es mía…”

“Entonces tírala lejos por mi.”

“¿Ha?”

Tirarla lejos… ¿Qué pasa con este desarrollo?

¿No hay… chantaje? ¿No amas molestarme? ¿Por qué no me estás molestando ahora?

Kyousuke me regresó la caja de DVD, y dijo en una voz amable que sonaba como una mentira.

“Lo siento, parece que lo he mal entendido. Sé que esto no es tuyo. Aunque yo no tengo idea de a quién le pertenece esta cosa, además tampoco la quiero. Con mis disculpas, ¿podría pedirte de favor que tires lejos esto por mi?”

“………”

Este… Este chico…

En este punto, aún yo sabía lo que ese chico quería decir.

Aún así, no podía evitar el sospechar de las amables acciones de alguien que se supone que vaya a burlarse de mí.

“……………. Urm… E-Eso está bien.”

Al final, tome de vuelta my más preciado tesoro, mientras seguía dudando demasiado.

Kyousuke relajó sus brazos y se retiró de la puerta, como si me indicara que deje esta habitación.

Y cambié de posiciones con Kyousuke y caminé hacia la puerta.

Abrazando el DVD en mi pecho, un sentimiento de comodidad y seguridad se esparcieron a través de mi corazón.

“… Ha…….”

¡E-Eso es increíble! ¿Hace cuánto he sido tratada tan bien por este chico sin que me muestre sus colmillos?

Tal vez seguía nerviosa; mi corazón seguía latiendo rápidamente. Mi mente no podía enfriarse tampoco…

Así, hice algo que ni siquiera yo misma puedo explicar.

“…. Urm… Hey.”

Le dije a Kyousuke.

Por supuesto, Kyousuke no estaba esperando que le hable. Él dijo, “¿Ah?” en una voz idiota.

“¿Qué?” Preguntó Kyousuke de forma nerviosa.

Pero entonces, aún yo misma estaba insegura de qué decir. ¿Qué tengo que decirle en este momento a este chico…

“………… Esto es raro… ¿no es así?”

“¿Qué es raro?”

“Estoy diciendo... eso. Sólo digamos, si, estoy diciendo si. Si… esa cosa es mía… ¿no me encontrarías rara…?”

Fui como una idiota.

El tipo de pregunta, la respuesta - es clara como el cristal.

“Está bien, no hay nada de raro en eso.”

Esas palabras salieron de la boca de Kyousuke, sin embargo, no fueron para nada lo que había anticipado.

“… ¿Tú realmente piensas eso? …………. ¿De verdad?”

“Sip. Sin importar cuáles son tus intereses, yo nunca me burlaría de ti.”

Una firme y definitiva respuesta. Esa voz me hizo sentir nostálgica de repente. No lo pude evitar… así que pregunte de forma infantil, como lo habría hecho en el pasado.

“¿De verdad? ¿En serio?”

“Eres una molestia. Te estoy diciendo la verdad. Puedes creer en mi.”

“…. Con que es así…. Fufu.”

Así que esto es así… Este chico, él no tenía intención de reírse de mis intereses…

… Fiuu…

Asentí unas pocas veces y dejé la habitación de Kyousuke con el DVD de Meruru abrazado firmemente en mi pecho.

Mi corazón latía salvajemente.

Luego de regresar a mi habitación, incluso cuando me acosté sobre mi cama…

“Sip. Sin importar cuáles son tus intereses, yo nunca me burlaría de ti.”

Las palabras de Kyousuke sonaban sin cesar en mi mente.

Y entonces, yo…


Justo ahora, estoy caminando desde mi habitación a la habitación de Kyousuke.

Llevo conmigo un corazón perdido en la vía, y una calmada determinación. Los complicados sentimientos de nostalgia y una descuidada actitud se entremezclaron en mi corazón, y daban vuelta una y otra vez.

A ese chico, ¿qué estoy planeando decir?

Con esos sentimientos, ¿cómo se supone que los exprese con palabras?

Aún sin estar realmente segura de la situación actual, dí vuelta a la perilla.

La única cosa que había pensado, fue la primera línea que estaba a punto de decir.


~ FIN ~