Suzumiya Haruhi:Dia Lluvioso

From Baka-Tsuki
Jump to: navigation, search

Dia Lluvioso

Esta es una historia que se llevó a cabo cuando me encontraba en la secundaria.

Sucedió cerca del inicio de Septiembre, en mi último año. No estoy seguro si sucedió la primera o segunda semana del mes, pero fue alrededor de esa fecha.

Las vacaciones de verano acababan de terminar, pero aun nadábamos en la alberca durante nuestras clases de educación física. Sin embargo era el último día en que podríamos hacerlo, así que se nos dio algo de tiempo libre para hiciéramos lo que deseáramos. No podría decir que se trataba de la amabilidad de los profesores si no que ya casi era una tradición hacerlo de esta manera en el último día.

Mientras nosotros seguíamos lanzando agua en esta alberca que olía a cloro, los maestros podían hacer lo que quisieran. Eso era matar dos pájaros de un tiro.

Como siempre, el calor del verano había perdurado, y para hacer la situación peor, no había una sola nube en el cielo, dándole al dorado sol la oportunidad de bañarnos con su caliente luz. Mientras nosotros hubiéramos preferido quedarnos en la cálida agua y disfrutar de la brisa, dos clases enteras estaban encerradas en una piscina de 25 metros. Nadé por un rato y después rápidamente salí a secarme en la reja de la piscina que se encontraba mas cercana a la calle.

Cuando el pie de alguien golpeaba el agua mientras se zambullía lograba que sintiera en mi cabeza una leve punzada. Esa era una de las razones por las que salí de la piscina, pero había otra razón mucho más importante. El agua se evaporaba instantáneamente de mi piel húmeda.

Varias voces provenientes del bosque que dejábamos atrás se escucharon por última ocasión. Mientras esta onda de calor persista, nosotros no podríamos ir en contra de los deseos de la sociedad y así otro verano llegaba a su fin. Mientras que me gustaría poder permanecer en la parte del año que ocupa el verano, esta mas allá de los poderes de un estudiante de secundaria normal el poder poner una aguja en el calendario y hacer que este se detenga.

Pero hay una buena razón para esta ansiedad que estoy sintiendo. Mis días increíblemente confortables de secundaria están llegando a su fin ahora que estamos en la parte final del año. Es algo que pienso que todos los estudiantes de secundaria sienten al final de sus ciclo: No se a que preparatoria iré y, aun peor, como me ira en los exámenes.

Bien, no es que sea pesimista sobre estas cosas. Como era de esperarse de la madre que me crío, ella había anticipado mi holgazanería hacia los estudios desde el inicio de la primavera y me enlisto en una escuela intensiva con la meta de continuar mi educación en una pequeña universidad de la prefectura en la ciudad. A regañadientes ahora viajo a mi casa con información de los exámenes más o menos desbordando de mi cabeza. Bien, todo lo que los maestros dirán es su oración especial “¡Te ira bien!” y me proporcionaran un certificado de egreso, así que estará bien si holgazaneo un poco.

"Ah..."

Hum, seguro pensare en ello medio año después cuando este a punto de suceder. Esta situación esta más allá de las manos de cualquier estudiante de secundaria, aunque nos preparamos como si fuéramos a ser enviados a Nacchamaun. Me deprime el solo pensar cual será mi discurso de auto introducción el día de mi primera clase en preparatoria. ¿Qué clase de personas serán mis compañeros de clase? Espero que no haya gente extraña ahí.

En ese estado, me dedique a observar a los chicos y chicas que se encontraban en el lugar. Una persona salió de la piscina y pude escuchar el salpicar del agua mientras ella se dirigía hacia mí.

“Hey Kyon” Sasaki, quien estaba sonriendo y cubierta de agua, rápidamente se sentó a mi lado. “No te ves muy animado. ¿Acaso no dormiste bien?” Sasaki se sentó sujetando sus rodillas mientras me miraba.

“Ah, podrías decirlo de esa manera.”

Honestamente, me había estado sintiendo cansado desde esta mañana. Comenzó tan pronto como me levante y aun no se había desaparecido la sensación. Esperaba dormir durante el primer y segundo periodo, pero los ojos de los maestros de Ciencias e Ingles parecían iguales a los de un halcón, así que el plan fue un fracaso.

Un corto “kukukuku” como si fuera una paloma salió del interior de la garganta de Sasaki. “Seguramente estuviste hasta tarde escuchando la radio y no pudiste dormir lo suficiente ¿O me equivoco?” Misterio resuelto. “Puedo adivinar que no eres del tipo de persona que usaría ese tiempo para estudiar.”

Ese soy yo. Jamás sería capaz de hacer eso.

“El día de hoy tendremos un examen en la escuela intensiva. Tal vez es por eso que en vez de estudiar decidiste escuchar la radio. Abandonaste los estudios por ir a dormir. El tomar esas elecciones es algo que pienso que harías.”

¿Cómo es que sabes eso? ¿Acaso plantaste algún tipo de dispositivo espía en mi habitación?

“¿Nunca he entrado a tú habitación antes o sí? Usualmente lo más lejos que llego es la entrada de tu casa”

Por supuesto que estoy bromeando. Los agudos ojos de Sasaki tienen un inmenso poder imaginativo. Es algo de lo que, como siempre, parece que carezco. Estoy seguro que ella ya fue capaz de ver a través de mí como si fuera una pieza de papel.

“Yare Yare Kyon. Por favor date cuenta de que estamos por pasar por un examen muy importante pronto. ¿Acaso no has tenido suficiente de tu vida como alumno de secundaria?”

Como era de esperarse de ella. Todo cambia en la vida, pero nunca me canse de jugar como idiota hasta este segundo periodo de mi segundo año, porque en verdad debo decir que disfrute mucho de ese tiempo. Justo ahora no me encontraras alrededor de mis amigos riéndome de cosas estúpidas. Eso son solo recuerdos ahora.

Una gota de agua de la alberca colgaba del fleco de Sasaki mientras ella comenzaba a hablar, “Eso es un alivio Kyon. Aun si logras ir a una Preparatoria eso solo será el comienzo. Es solo como un proceso en el que las cosas no comenzaran de nuevo. Aun tendrás que hacer el examen para la Universidad de nuevo. Solo los estudiantes tienen el derecho de posponer sus vidas. La secundaria solo es el acto de apertura.”

Sasaki sonrió cínicamente. ¿Hasta dónde llegarán sus verdaderas intenciones? No puedo decirlo. ¿Acaso eso que piensa será sólo destinado para mí o lo pensará para todos? Aunque de verdad la aprecio, Sasaki sería más que apta para ser incluida en la categoría de “popular”.

Conocí a Sasaki cuando entré a formar parte de los alumnos de tercer año. Aun entonces podía decir que la edad mental de Sasaki estaba muy lejos de la mía, aun mas allá de la persona en que me convertiré. Aun cuando entonces me compares con ella, ella fácilmente será a la que uno llamaría madura.

“Las cosas sobre la Universidad solo viven en mi imaginación en estos momentos ¿De acuerdo?” Cuando le informé de mis verdaderas intenciones, Sasaki dejó salir una sonrisa confortable. “Ayudaré a madurar tu voluntad hacia el trabajo para que esas cosas no solo vivan en tu imaginación. Pienso que podríamos extender este ciclo para ti. Tratarás de estudiar pero te relajarás en vez de eso. Cuando llegue el momento de entregar tu ID, será mejor que te pongas de pie y lo hagas bien. Diría que es sólo mi sexto sentido, pero imagino que tu madre tiene la misma opinión.”

Sí, siempre que Sasaki aparece cerca de mi madre, ella generalmente esta complacida. Ella siempre suele dar la impresión de que desea que atienda a la misma universidad que Sasaki aun sin importar lo imposible que sea esto. Ella es así. Los prerrequisitos para que tanto Sasaki como yo logremos tal logro son bastante altos. Primero, Sasaki tiene un increíble don que le permite salir bien en cualquier tipo de prueba mientras que los resultados de la prueba de esta tarde deberían de mostrar claramente mi bajo nivel. Si me comienzo a preocupar en estos momentos sobre mis planes universitarios entonces mi espíritu será incapaz de mantener el ritmo. Las olimpiadas llegan cada cuatro años, ¿Así que no es un error del sistema el que nosotros debamos de hacer exámenes cada tres años?

Mientras mi yo del futuro tiene que pensar en los años futuros, el yo del presente debería de relajarse y disfrutar de la vida.

“Yare yare.” Sasaki se encogió de hombros. “Diría que estas en lo correcto, Kyon. Tú forma de ver la vida es la correcta. El pensar en el futuro y no hacer nada no es una forma de vida. Me gustaría que fuera mejor, pero al menos nosotros deberíamos seguir avanzando y no claudicar, eso es mejor que dejar de pensar. No te preocupes del futuro, debemos de enfocarnos en lo que no esta ahí ahora. Me siento triste por la gente que no puede seguir adelante. Ellos están mas allá de cualquier ayuda que pueda ofrecer. ”

Como siempre, ¿De que clase de problemas esta hablando Sasaki ahora? Antes de que pudiera preguntar sobre ello, una molestia apareció ante nosotros.

“Buenos días Sasaki-san.” Era Kunikida, proveniente de una de las clases aledañas. Dado que nosotros compartíamos varias clases, ya me había acostumbrado a ver su rostro. Nosotros conocimos a esta persona, un joven con un estilo extraño, en nuestro tercer año de secundaria.

Kunikida se detuvo varios pasos antes de llegar a nosotros. “¿Te molesta si me siento junto a ti?”

“Eres libre de hacerlo,” respondió Sasaki con una sonrisa.

Kunikida se sentó frente a Sasaki. “Ustedes dos parecen más cercanos ahora que ha comenzado el segundo semestre. ¿Acaso sucedió algo en estas vacaciones de verano que los unió aun más?” Preguntas algo impensable. “Nada en particular viene a mi mente” Yo le lance una mirada aguda a Kunikida. “Nosotros estamos en el mismo salón de clases en la escuela intensiva. Seguramente uno se volvería más cercano… ¿cierto? Además, si esta persona no estuviera en mi salón tendría menos oportunidades de hablar con alguien…” Por alguna razón mi respuesta fue bastante pobre.

“Oh bien,” dijo Kunikida. “Pero cuando piensas sobre ello, ustedes dos van en la misma secundaria y en la misma clase… Diría que tienen las mismas probabilidades. Tú te encontrarías en contacto con tus compañeros de clase y también con Sasaki.”

Eso probablemente no sucedería. Aun cuando no es trascendental, probablemente nunca me hubiera vuelto cercano a alguien. Aun en el kínder me marchaba aun antes de comenzar a jugar con mis compañeros. Kunikida siguió con su investigación. “¿Pero ustedes dos apenas se conocieron en la escuela intensiva en este tercer año? El estar en la misma clase pudo ser el catalizador. Además, la distancia entre ustedes dos no parece ser así de grande.”

“De verdad…” Sasaki entro en la conversación de los dos chicos. El adivinar mi nombre completo fue increíble, dado que ella pudo haber visto mi nombre en la lista. Sin embargo eso sirvió como el inicio de nuestras muchas conversaciones. No puedo decir que fuera algo insignificante.

“Gracias, pero dado que las preguntas involucran mi vida personal, ¿te importaría detener tu investigación?” De algún modo fue Sasaki la que lo detuvo con sus palabras. Había comenzado a arquera una ceja cuando note el “kukukuku” que provenía de la garganta de Sasaki mientras comenzaba a reírse

“Ah, pero ese es tu estilo Kunikida-kun. Me tengo que preparar de antemano ya que tú no realizas preguntas justas. ¿Acaso era tu plan el probar que Kyon y yo no tenemos secretos? Ambos tenemos que prepararnos para responder en un lenguaje que sea adecuado. Si una persona realiza una pregunta que inicia estando mal, siento que la única respuesta adecuada es permanecer en silencio.”

Estoy devastado por la asistencia que mi amiga me había proporcionado, pero por alguna razón Kunikida tenía una sonrisa satisfecha en su rostro.

“Esa en verdad es una respuesta adecuada. No he venido aquí a comenzar algún tipo de rivalidad con una amiga de Kyon. Puedes adivinar que eso no es parte de mi rol. Por favor toma esto como una disculpa si es que deseas llamarla así, Kyon.”

Gracias. Pensaría que se estaba burlando de mí pero no parece ser así. Y esperen, parece como si esa disculpa estuviera viniendo tanto de Sasaki como de Kunikida.

“Así que,” comenzó Sasaki. “Kunikida-kun, todo eso quedo en el pasado ahora. ¿Acaso viniste hasta aquí solo para estar cerca de mí? ¿Acaso nuestro calentamiento ya ha concluido?”

“Ciertamente ha concluido, Sasaki-san. Oh, te traje el CD que me prestaste. Te lo regresare al final del día.”

¿CD? ¿De música?

“Si” Kunikida asintió levemente. “Estoy en el club de radio. Aunque nuestra intención era el reproducir música en la escuela durante el almuerzo, mis propios gustos en música no pueden ser prioritarios. Algunos de los otros miembros ya han discutido a causa de sus gustos personales, y por ello se ha decidido que lo mejor es reproducir una rotación mucho más grande como lo hacen las tiendas. La gente tiene un fuerte deseo de escuchar música durante el almuerzo así que no puedo dejar que mis propios gustos interfieran con lo que se transmite. ”

¿Qué clase da canciones te gustan?

“La música del occidente. Estoy un poco obsesionado con ella.”

Ya veo. Aun cuando he escuchado algo de esa música en el pasado, no entiendo ni la letra ni la popularidad de las celebridades extranjeras. Pero esas son solo mis opiniones.

“A mi también me gusta ese estilo” Y así Sasaki volvió a hablar. “La gente a la que le gusta tanto la música Japonesa como la Occidental son una minoría en nuestra escuela. Pienso que Kunikida-kun se siente de la misma manera. Es por eso que le dije que compartiría mi CD con él. Este pequeño sentimiento de solidaridad brotara en nuestros compañeros de clase. Aun cuando somos la minoría, nosotros somos los dueños de estos sentimientos y deberíamos aceptarlos como un signo de unidad entre nosotros. Solo piensa que tan solos nos sentiríamos si no lo hiciéramos.”

Sasaki puso su brazo en su rodilla y giro su barbilla para mirarme. “Si lo deseas, no me molestaría prestártelo a ti también.”

Así está bien. Si no está en Japonés no sería capaz de entender el significado de la letra.

“Oh Kyon,” Sasaki continuo “La música extranjera, aunque agradable, no es perfecta. Aunque me gusta la música occidental, reconozco que el cantante es simplemente un instrumento más de la banda. Ahí se encuentra la melodía de la batería, el bajo, y la guitarra, y además la letra del cantante las cuales se combinan para crear el tono. Solo entonces serás capaz de experimentar de verdad ese trabajo. No importa el lenguaje; Incluso pienso que un cantante Japonés es solo una parte. No es necesario que la letra tenga un significado o no porque forma parte de un tono. Y así, sin importar que se trate de la parte vocal, la guitarra o un piano, todos ellos tienen la misma importancia para mí cuando escucho música.”

Por favor no se sientan mal si son escritores de canciones.

“La música no tiene bordes internacionales. Porque es de esa manera está bien si el mensaje no es comunicado. El escuchar un tono agradable que pueda ser entendido por todo el mundo. Las novelas y los filmes tienen una historia artificial que es diferente en sintaxis de las otras, aun así mientras el significado sea comunicado estará bien. Diría que la calidad del sonido que hace eco alrededor del mundo es la misma, ¿cierto?”

Si se trata de una teoría de Sasaki y Kunikida, es muy probable que sea incapaz de entenderla. Además, parece que Kunikida estará tocando música Occidental durante el almuerzo. A diferencia de la música japonesa, fluirá de oído en oído sin ser una molestia. Deberíamos estar agradecidos.

De regreso en la alberca, podíamos observar a varios estudiantes femeninos y masculinos nadar hasta quedar satisfechos en esta su última lección. Que inocencia.

Naturalmente, como un saludable joven de mediana edad, mis ojos estaban enfocados en los jóvenes cuerpos de las chicas, como si fuera alguna especie de instinto animal. Mis ojos se posaban en aquellas de la misma clase que yo, particularmente en Okamoto, cuya figura era diferente del resto. Todos los chicos, incluyéndome a mí mismo, comenzaban a notarla. La imagen de la chica número uno de la escuela en su traje de baño estaba gravada en nuestras memorias. Es una visión rara el verla en tiempo real.

Gracias a los intensos rayos del sol, nuestros trajes de baño se secaban rápidamente. El cambiarse de ropa era una actividad bastante fácil. Sasaki, Kunikida y yo observábamos a los estudiantes que jugaban en el agua hasta que sonó la campana.

Entonces procedimos a la hora del almuerzo de ese mismo día.

Nosotros aun llevábamos los uniformes de verano en esos momentos. Camisas holgadas de manga corta para los chicos y blusas de manga corta con tirantes y falda para las chicas. Mientras que a los chicos no les molestaba, uno podía escuchar las quejas provenientes del género opuesto. “Primitivo”, “Me hacen recordar mis días de niñez,” y “Aunque tiene sus ventajas, son muy poco razonables”, esos eran alguno de los argumentos sobre el uniforme femenino.

“No puede evitarse” Ese comentario tan falto de interés provino de Sasaki. “Aunque tienen cierta razón, nosotras aun somos niñas. No estamos listas para interactuar con la sociedad de verdad aun.”

Continuando con ese tono desinteresado, “Es justo como el comer el almuerzo de la cafetería. ¿No dirías que ese es un signo de que aun somos niños?”

Estoy de acuerdo. Es justo como la edad en la que te mantienes de pie en las puntas de tus pies solo para parecer más grande.

“Al igual que alzar la voz cuando estas nadando el piscina. ¿No estás de acuerdo?”

Ah, bien, si deseas ir tan lejos entonces todos los estudiantes son solo unos niños.

“Estoy de acuerdo.” Mientras tomaba un pedazo de pan, “Nosotros somos aun ‘chicos y chicas’ o, en otras palabras, niños. Si no estanos contribuyendo a la sociedad, entonces no somos parte de ella. Justo ahora, nosotros poseemos bastantes libertades. Esta posición tiene bastantes cosas divertidas. Justo ahora tenemos este privilegio, pero después de este año tendremos que abandonarlo y seguir adelante. No quiero ser aceptada como una niña con complejo de inferioridad pero justo ahora tampoco deseo permanece como una niña como en ‘Peter Pan’ ”

Sasaki comió su pan y entonces dijo “Sin embargo, pienso que nuestro camino con esos derechos es bastante corto, y que deberíamos de pensar en ello.” Y así yo, quien no entendía nada, emitió un comentario. Termina con tu almuerzo pronto. Las clases de la tarde comenzaron después del almuerzo.

En el mismo grupo, un estudiante cercano estaba escuchando mi conversación con Sasaki sin ninguna razón en particular. “¡Hey ustedes dos!” Una tercera voz vino de detrás de mí. Me di la vuelta para observar a esta persona.

“Ah…” Sin ninguna intención deje salir un ruido cuando me di la vuelta. Ahí justo enfrente se encontraba el rostro de una chica. Más específicamente, la chica que levantaba la libido de todos los estudiantes hombres con una sola mirada, ella se encontraba ahí. Se trataba de Okamoto.

Incidentalmente tuve que mirar. Nuestra representante de clase, Okamoto, estaba de pie ante nosotros con dos hojas de papel en blanco.

“Este es un formulario de profesión. Escriban lo que desean ser y entréguenselo al maestro.”

Que rostro tan serio, pero esta chica tenía una debilidad. El espacio personal de Okamoto era bastante pequeño. Ocasionalmente ella chocaba con la gente cuando caminaba cerca de ellos. Su cabello rizado estaba tocando mis mejillas y yo estaba sucumbiendo a la miopía aun cuando no uso lentes. Cuando ella hablo, su rostro se acerco tanto que casi tocó la punta de mi nariz. Podía ver porque ella era diferente de todas las chicas de secundaria mientras ella estaba del lado opuesto de mi rostro y continuaba acercándose. Me sentí como si comenzara a realizar un clavado de espaldas en una piscina.

Y entonces, en el punto más débil del momento, este deseo que jamás desaparecerá del hombre- en otras palabras una mujer absolutamente Hermosa – me capturo. Fui rápidamente cautivado por los embates naturales de Okamoto. Su olor y apariencia eran lo suficientemente buenos como para atrapar a cualquier hombre y ellos estaban atravesando todo mi cuerpo, pero no todo fue bueno. Detrás de esa apariencia de chica popular hay algo maligno dentro. Si, ella es una caza hombre natural.

“De todos los del grupo, solo ustedes dos faltan de terminar esto.”

Okamoto estaba saturando mis sentidos. Diría que ella estaba a solo 10 centímetros de mi rostro.

“No se atrasen en entregarlo. Si lo hacen, tanto el maestro como yo nos enojaremos con ustedes. Así que por favor háganlo.”

Aun cuando el asunto era bastante serio, ella lo mencionaba en un tono coqueto. Repentinamente ella nos dejo atrás.

Eso fue una sorpresa. De verdad, si ibas a venir hasta aquí también deberías de hablar con Sasaki sobre ello. Bien, es verdad que tengo un hábito de ignorar los documentos importantes.

“Supongo” comenzó Sasaki, quien no había dicho nada hasta ahora, “que tu camino será bastante difícil.”

“Sí, sí.” Lentamente comencé a recuperar mi aliento,“Por favor piensa en ello un poco. Si vas a entrar a algún lugar cercano, puede que no sea la mejor opción para ti.”

“Si es una escuela pública, entonces será en la ciudad. ¿Acaso las escuelas privadas no tienen sus propios terrenos?”

“No creo que ese sea el caso. Aun eres joven. Por tus notas pienso que lo más probable es que entres en una buena escuela preparatoria, ¿cierto?” Sasaki inclino su cabeza un poco como si lo dudara. “Eso aun esta dentro de tus capacidades. Si recuerdo bien, Kunikida-kun ya se decidió en su primera opción de escuela desde hace mucho tiempo”

Bien. Con el tamaño de la memoria de ese chico estoy seguro que se dirigirá a una preparatoria prestigiosa.

“No recuerdo el nombre. Pero él pensó que se adaptaría a sus metas. Ciertamente diría que a la gente que va a esa escuela le va bien.”

Pienso que las metas de Kunikida están un paso más allá de las del resto de nosotros. O al menos de lo que parece ser mi ruta. Mi madre desea que vaya a una escuela privada local, por lo que me ha dicho, pero no podre asistir si la colegiatura es demasiado alta. Eso es a causa de los gastos de mi casa. Mientras que Sasaki se encuentra al nivel para obtener una beca, mi único problema será utilizar la educación en una escuela privada/pública como una pista de patinaje. Esa es la diferencia entre nosotros. Sasaki veía la victoria a la vista una vez más.

“Una escuela pública dentro de la ciudad seria fácil para ti, Kyon. Tus mejoras en las siguientes pruebas mostraran todo ese trabajo duro que hemos puesto en la escuela intensiva.”

Mi aburrimiento ya se había instalado una vez que las vacaciones de verano terminaron. Ya había pasado medio año y las preocupaciones habían venido a ensombrecer mi ánimo. ¿Por qué no pudimos permanecer al lado de la alberca observando el cielo azul?

“Me hubiera gustado hacer eso también Kyon” Dijo Sasaki con una hermosa sonrisa dirigida hacia mí. “El tiempo no se detiene. No podemos revertir su flujo. Nosotros tenemos que cambiar constantemente para seguir. El permanecer por siempre en la secundaria no es bueno para ti. Tienes que seguir persiguiendo tus sueños como un peón de ajedrez que solo puede moverse hacia adelante” Un sueño, huh. Me pregunto qué sueños tendrá Sasaki para el futuro.

“Kyon, los sueños no se vuelven realidad porque lo deseemos. Tienes que seguir avanzando y encontrarlos más adelante. Yo suelo pensar sobre mis sueños y esperanzas constantemente pero sé que solo hablar de ellos no me ayudara a hacer que se hagan realidad.”

Recuerdo que Sasaki sonrió repentinamente después de eso. Aun recuerdo haber visto ese rostro sonriente. En el mismo salón de clases de tercer año, era como mezclar un anime a color con una imagen colores sepia. Ese es el impacto que dejo en mí. Solo fue por un instante, ¿Pero porqué aun puedo recordarlo?

Y aun así, de alguna manera me olvide de ellos hasta que la encontré antes de las vacaciones de primavera en mi Segundo año de preparatoria. Después de las clases, Sasaki me hacia compañía mientras abandonábamos la escuela.

Desde la primavera, se ha hecho un hábito el que lleve a Sasaki conmigo hasta la escuela intensiva en la parte trasera de mi bicicleta. Primero teníamos que pasar a mi casa para tomar mi bicicleta. Solo era una casualidad que mi casa estuviera en la ruta desde nuestra secundaria.

Mientras tomaba la bicicleta de mi madre de la entrada pude escuchar unos pasos que se aproximaban desde adentro. Ahí en la entrada apareció mi hermana menor.

“¡Bienvenido a casa Kyon-kun!”

En ese momento mi hermana estaba en su cuarto año de primaria. Mi hermanita de nueve años tenía una bolsa de salsa de soya en una mano y una galleta de arroz a medio comer en la otra. Sus ojos se abrieron como los de un gato cuando vio quien estaba detrás de mí.

"¡Ah! ¡Sasaki-oneechan! ¿Has venido a jugar?"

“Desafortunadamente no es así,” dijo Sasaki con una sonrisa alegre. “Nosotros estamos en camino a la escuela intensiva. Tal vez algún día pueda venir a jugar contigo.”

"Que mal." Los inocentes ojos de mi hermana estaban dirigidos a Sasaki hasta que cambió su atención hacia mí.

“Kyon-kun, ¿Te gustaría una galleta de arroz?”

Ahora no. Seria comer entre comidas, pero tal vez tome una cuando regrese. Mi hermana detuvo inmediatamente sus negociaciones.

“¿Quieres una, Sasaki-oneechan?”

Saca una galleta de arroz antes de ofrecerlas. ¡Hey! Sera mejor que no haya ninguna marca de dientes en las que hay aun en la casa.

“Seguro, tomare una.” La sonriente Sasaki tomo una y rápidamente la puso en su boca. Mi hermana se rió deleitada mientras Sasaki hacia ruidos al morder la galleta. Yo me encogí de hombros ante el estilo de comunicación de estas dos. Cuando me acerque un poco más a la puerta pude encontrar otro par de coloridos zapatos de niño.

“¿Acaso tenemos invitados?”

“Miyokichi,” dijo mi hermana. “Ella vino a jugar conmigo en el cuarto de Kyon-kun”

¡Jueguen en la sala de estar, no en mi cuarto!

“¿Puedo tomar prestado un juego? Ya lo he hecho antes y no parece molestarte”

Eso es razonable. Aunque a veces mis habilidades tácticas pueden caer hasta el nivel 0, es en ocasiones como estas que me siento conmovido, o al menos eso pienso

Eso es todo lo que recuerdo de aquel juego. Después de que tome mi bicicleta usual y puse mi portafolios y el de Sasaki en la canasta del frente. Rápidamente monte la bicicleta. Acto seguido Sasaki se sentó en la parte trasera de la bicicleta. ¿Acaso esto no es una violación a la Acta de Trafico? Solo me apegare a los caminos menos transitados para estar seguro.

“¡Bye-Bye!” grito mi hermana “¡No entrare en tu cuarto excepto para tomar el juego! ¡Miyokichi tampoco lo hará!” “Si…”

Mi hermana estaba agitando su mano para despedirnos. “¡Nos veremos pronto Sasaki-oneechan!” Sasaki asintió en silencio detrás de mí. Sin despedirme comencé a pedalear y nos marchamos. Aun podía escuchar el crujir de la galleta de arroz proveniente de mi pasajera.

Y así nosotros nos marchamos.

El clima estaba algo extraño. Nubes grises se acercaban continuamente desde un lado. Mientras la luz del sol aun se encontraba sobre nosotros, ese grisáceo cielo predecía algo que nos estaba esperando.

Y justo como pensé unos minutos después comenzó a llover. No solo comenzó a llover, si no que estaba lloviendo tan fuerte como si se tratara de un aguacero tropical. El asfalto pronto se empapo y comenzó a desprender ese olor a lluvia que todos conocemos.

Pensando que debería de terminar pronto seguí pedaleando. Esa predicción optimista seguramente era demasiado buena para ser verdad. Tan pronto como dejamos mi casa ya estábamos empapados. Incluso Sasaki, quien estaba detrás de mí, se encontraba igual de mojada que yo.

“Esto no está bien Kyon” Esta voz contrariada hablo. “Si seguimos toda nuestra ropa estará empapada. Encuentra un lugar donde detenerte.”

Lo haces ver tan fácil. Mientras que la lluvia seguía golpeando mi rostro. Comencé a buscar algún refugio fuera de algún edificio o tienda, mientras que mi bicicleta seguía moviéndose hacia delante. Finalmente encontramos un lugar que nos protegiera de las inclemencias de la naturaleza.

Era algún tipo de cortina de alguna tienda. Aunque no puedo recordar si se trataba de una tienda de abarrotes o de productos de limpieza. De cualquier forma, detuve mi bicicleta inmediatamente y, con Sasaki, nos cubrimos debajo de la cortina.

Aunque podría llamarla un toldo, no era así de grande. Aunque era lo suficiente como para cubrirnos a Sasaki y a mí, la cortina no era lo suficientemente grande como para cubrir toda la lluvia y el olor asociado. Sufrimos un golpe directo de la lluvia. Fue lo suficientemente malo como para lograr que incluso nuestra ropa interior estuviera empapada.

“Me rindo” Esa fue Sasaki, quien murmuraba al otro lado de mi. “Tú no fuiste quien trajo esta lluvia contigo, ¿o sí?” No recuerdo que lloviera de esta manera la última vez que fuimos a la escuela intensiva. No llueve tan a menudo, así que no estoy tan segura de que tu espíritu no deseara que lloviera en esta ocasión.”

¿Acaso tu teoría no estaría equivocada si las dos personas tuvieran las mismas oportunidades de quedar empapados por esta lluvia? “Lamentablemente, mis poderes super naturales parecen estar secos. Nosotros podríamos ir a la área de una tienda departamental dedicada a ello para re-abastecernos.”

“No gracias. Aun recuerdo esas crueles leyendas sobre gente que murió después de encontrarse con un kappa después de desear lluvia” Sasaki era más pequeña que yo por una cabeza. Sin mencionar que estaba inclinada hacia abajo, así que naturalmente tuve que mirar en diagonal para verla.


Como si estuviera preocupada por su busto, Sasaki seguía separando su blusa de su piel.

Como si estuviera preocupada por su busto, Sasaki seguía separando su blusa de su piel. Siempre que se mojaba tenía la tendencia a pegarse a su cuerpo. Además, por lo que podía ver, casi toda la parte superior se estaba volviendo transparente.

“Aunque prefiero las cosas como el clima lluvioso, no puedo decir que me gusta que una lluvia tan repentina caiga sobre mí de esta manera. Ya me estaba sintiendo empapada a causa de nuestras lecciones de natación de esta mañana. El día de hoy ha sido un día desafortunado. Me pregunto si es el Sanribou o el Día de la Muerte Celestial.”

Usualmente negro, su cabello había tomado un tinte verde y se había vuelto brillante al estar mojado. Su fleco estaba colgando inerte sobre su frente. "Oh sí, Kyon."

De alguna manera levante mi vista para mirar sus ojos.

“Si pudieras mirar para otro lado por un momento lo apreciaría.”

¿Por qué?

"……..yare yare."

Sasaki agito su cabeza como si admitiera su derrota.

“Kyon, aunque parece que en ocasiones lo olvidas, soy genéticamente una chica al 100%. Aun cuando me vea así… deberías de entender que prefiero no mostrar mi ropa interior. No soy lo suficientemente madura para mostrar mi cuerpo al indecente ojo público. ”

“Ah, lo siento.”

Me di la vuelta en medio de mi pánico.

Cierto, tengo que estar de acuerdo con ella. Es mi culpa el que a veces lo olvido y la trato como si fuera alguien que ha trascendido los géneros. Tal vez sea porque siempre habla como un chico. Me pregunto porque nunca le he preguntado cuál es la causa de que hable de esa manera.

Pero está bien. Esa solamente es la manera de Sasaki de comportarse como una chica. Por lo que he podido ver ella definitivamente no se ve como un chico. No hay nada de extraño en que ella actué diferente a las demás chicas. Bien, creo que si me lo preguntaran respondería en ese momento “Sasaki es Sasaki”. Tal vez un poco extraña, no hay otra manera de describirla. El yo del pasado no tenía ninguna duda sobre ella en lo absoluto. No es extraño ahora que lo piense.

Ella era mi única amiga que me acompañaba de la escuela a la escuela intensiva. ¿Qué hay de malo en ello? Miren mi yo del presente es bastante serio, era difícil que el yo de entonces fuera así dado que Sasaki era capaz de ver a través de mi de la misma manera que alguien puede ver el cielo en invierno.

Sasaki, quien aun estaba preocupada de su busto, hablo. “No tuviste oportunidad de mirar de cerca mi patético busto ¿o sí? ¿O acaso prefieres el de Okamoto-san? De verdad, yare yare Kyon. No solo por la lluvia si no por mi también.”

No entendí el significado de la segunda mitad de esas palabras en ese momento. Ahora sé que fui demasiado descuidado en ese momento. Observe el cielo sin ninguna intención en particular. A pesar del hecho de que podía sentir su calor corporal, me di la vuelta. En esta situación, parece que lo único que podía hacer era observar la lluvia que golpeaba la calle. Tal vez inconscientemente murmure “El Verano ha terminado”.

Sasaki miro curiosa y agrego a mi oración, “Mis ropas se secaran rápidamente”.

Ahora que lo pienso, tal vez esas palabras fueron triviales. ¿Acaso no tuve suficiente inteligencia para decir algo mejor?

Afortunadamente Sasaki no refuto lo que dije. Tal vez sintió que no valía la pena. Nosotros nos mantuvimos en silencio observando como la lluvia cubría las calles. Entonces Sasaki hablo “Parece que no va a detenerse pronto.”

"Si."

“Vamos a llegar verdaderamente tarde.”

"Si."

Durante mis respuestas desganadas pude dar un vistazo y ver que Sasaki estaba mirando hacia arriba y por alguna razón admiraba como las nubes se volvían más oscuras. Había una sola gota de lluvia extendiéndose de su fleco, como si ella hubiera salido de la piscina cuando repentinamente las imágenes se sobrepusieron ante la figura de Sasaki.

“¿Qué?”

Sasaki me dio una mirada de lado. Demonios. Esto es malo.

Incapaz de pensar una respuesta adecuada a su pregunta, yo también dirigí mi mirada de regreso al cielo para ver que nada había cambiado. La lluvia no se había debilitado en lo más minino. Aun cuando podía sentir su calor corporal a mi lado, no podía girar mi cabeza para mirarla. Ordinariamente, no miraría la calle y el cielo como lo estoy haciendo, pero no podía evitarse en este caso. Entonces, tal vez inconscientemente murmure.

"Yare yare."

Oh, como deseo poder usar una máquina del tiempo e instruir a mi yo del pasado para que mejore su vocabulario y tal vez así hubiera podido escoger mejores palabras. Aun ahora no he mejorado mucho en comparación a entonces. Así es como son las cosas.

Sobre el resto del día, finalmente pudimos llegar a la escuela intensiva aunque no recuerdo que tan tarde llegamos. Ellos pudieron ver claramente que la lluvia fue la causa de nuestro retraso, o tal vez de nuestro ausentismo. He enterrado esa memoria en lo más profundo de mi cabeza. Aunque pienso que Sasaki probablemente lo recordaría. Y justo ahora me di cuenta.

Desde que entre a la Preparatoria del Norte y me encontré con Haruhi, parece que he dicho esas palabras constantemente gracias a ti. Es una cierta frase que tome prestada de Sasaki hasta este día. Una inocente frase de Sasaki que es de cuatro silabas y es una porción de mi vocabulario ahora.

Debería de ser fácil el recordar mis días de secundaria pero esas memorias se han vuelto poco confiables, como un niño agitando el contenido de una caja de juguetes hasta desordenarla. Pero ese fue el punto de inicio cuando comencé a decir “Yare yare”

Al menos de eso estoy seguro.



Volver a la Página Principal