Fate/Zero:Acto 12

From Baka-Tsuki
Jump to: navigation, search

Acto 12[edit]

-65:49:08[edit]

FZ v03 221.png

Matō Kariya había caído en un sueño completamente negro.

No podía ver nada.

No podía oír nada.

Solo su piel podía sentir la presión increíblemente densa de la oscuridad.

Dónde, es esto -- aquí parecía ser dentro del cuerpo de alguien.

Por lo tanto, Kariya le preguntó a la oscuridad--quién eres.

Como si con una presión asfixiante, la oscuridad retumbó. Como los rugidos furiosos de los vientos tormentosos, como si el cielo se había caído y la tierra se había agrietado.

"Yo soy—

El alienado—

El ridiculizado---

El despreciado---"

La densa sombra negra que se movía dentro de la oscuridad era como una forma humana preparada para atacar.

Los huesos y el cráneo inmersos en la completa oscuridad.

El par de ojos brillantes, incluso más terribles que la oscuridad.

Berserker---la manifestación de la maldición de Matō Kariya, no, el Sirviente que su odio había llamado desde los confines del tiempo.

"No hay necesidad de elogiar mi nombre---

No hay necesidad de envidiar mi cuerpo---

Soy la sombra bajo el resplandor de los espíritus heroicos---

Nacido de la oscuridad de la gloriosa leyenda---”

Como un miasma que surgió desde el subsuelo, el sonido de los suspiros de odio, se envolvió alrededor de Kariya desde cada dirección.

Kariya comenzó a sentirse incómodo, justo cuando estaba a punto de girar su mirada, el toque congelante del guantelete de metal gradualmente se acercaba, capturando sin piedad las ropas de Kariya.

Así fue levantado el cuerpo delgado de Kariya en el aire, ante los ojos de Berserker---estaba fijado en una posición donde no podía sino encontrar esa mirada enloquecida.

"Y así---

Yo odio—

Yo resiento---

Alimentado por los suspiros de la gente que se precipita dentro de la oscuridad, la gente que maldice la luz---”

"..."

Kariya luchaba contra los guanteletes, despiadadamente cerrados alrededor de su garganta, gimiendo de dolor. En sus ojos, sin embargo, apareció otra escena indistinta y confusa.

Una espada radiaba luz brillante, y sosteniendo la empuñadura, un radiante joven guerrero.

Esta persona no era un extraño para Kariya.

Ese era el Sirviente de los Einsberns - Saber...

"Esta es mi desgracia---

A causa de su gloria inmaculada, debo ser siempre menospreciado---"

El yelmo del Caballero Negro se resquebrajó.

El rostro revelado estaba envuelto en tinieblas, pero ese par de ojos ardientes y los dientes temblando de hambre, podían ser vistos claramente.

"Tú eres, el sacrificio---"

Pronunció con frialdad, abrazando a Kariya sin más palabra, dientes afilados resplandeciendo con frialdad, penetraron en su yugular.

Kariya gritaba en agonía.

Pero este grito no podía mover al otro. El loco Caballero Negro succionó la sangre manando de la garganta de Kariya, y tragó fuertemente.

"Bueno, dame más---

Tu sangre y carne, tu vida---

¡Deja que enciendan mi odio---!"

No...

Detente...

¡Sálvame!

Kariya usó todas las palabras en las que podía pensar para rogar perdón, esperando que hubiera alguien para extenderle una mano amiga, pero en esta oscuridad, era imposible para él obtener salvación.

Un miasma rojo brilló intermitentemente ante sus ojos, conciencia confundida por el dolor, y el miedo gradualmente convirtiéndose en nebuloso.

Pero aún exprimía los últimos pocos remanentes de fuerza, y gritaba con su voz más alta.


※※※※※


-Despertando con un grito adolorido, él aún estaba dentro de la oscuridad.

Pero aun así, el hedor de la descomposición dada por el aire helado y húmedo, así como el sonido escalofriante emitido por miles de gusanos arrastrándose, aún le dijo claramente---esto era, sin lugar a dudas, el mundo real.

"..."

El sueño justo ahora, en comparación con la realidad, exactamente cuál mundo parecía más misericordioso para Kariya---

Al menos, del hecho de ser capaz de olvidarse de que este cuerpo estaba a punto de morir, quizás permaneciendo en el mundo de las pesadillas sería más feliz.

Exactamente por cuál milagro---quemado y habiendo caído desde la azotea de un edificio--- había sido salvado, y cómo había regresado de nuevo a la bodega subterránea de gusanos de la residencia Matō vivo, era ya imposible de entender solo a través de su memoria.

Sus miembros se sentían torpes, pero sabía que estaba encadenado a una pared, sus manos esposadas. No podía pararse sobre sus propios pies; sus hombros, soportando el peso de todo su cuerpo, dolían como si estuvieran a punto de romperse de sus fosas. Pero en comparación con el picor de los gusanos cubriendo su cuerpo, ni siquiera era digno de mención.

Los gusanos lamian la piel quemada, y bajo esa piel estaba la nueva piel de color rosa. Parecía como si las quemaduras se encontraran actualmente curándose---aunque la razón era incierta.

Parecía como si los Gusanos Cresta intentaban usar el cuerpo de Kariya como un semillero para extender su vida. Pero esto era completamente inútil. Con el fin de regenerar la piel, el prana ya había sido forzosamente consumido; los pocos días de vida restantes en el cuerpo de Kariya también estaban a punto de agotarse. Podía sentir claramente que incluso la simple acción de absorber aliento y luego expulsarlo, estaba agotando su fuerza.

Muy pronto, moriría—

Al mismo tiempo que comprendió que era absolutamente incapaz de oponer resistencia, los rostros de Aoi y Sakura estaban constantemente parpadeando en su mente.

Una vez había jurado salvarlas con su vida como precio... pero al final, su deseo no se había cumplido. Esta desgracia y vergüenza torturaba el corazón de Kariya incluso más que el dolor de su cuerpo.

Recordando los rostros de la gente que amaba, pero inmediatamente después, la indiferente expresión de Tōsaka Tokiomi y la burla de Matō Zōken invadieron su corazón, presionaban sobre él hasta que no podía respirar.

"Maldito..."

Desde las profundidades de su seca garganta, Kariya maldecía enojadamente con toda la fuerza que le quedaba.

"Maldito... maldito, maldito..."

El sonido de sus sollozos fue repentinamente ahogado por un sonido de risa complacida que vino desde atrás de él.

Los gusanos corretearon para evitar la silueta anciana y pequeña apoyada por una muleta, lentamente caminando más cerca de Kariya. No era otro, pero precisamente el objeto del odio de Kariya, Matō Zōken.

"Ah, Kariya, eres realmente muy lamentable así."

El mago anciano usó su muleta para presionar la mandíbula de Kariya, forzándolo a levantar su cabeza. Kariya ya no tenía la fuerza para criticarlo, pero sin embargo, usó su ojo derecho restante para mirar al otro con odio y con intenciones asesinas. Solamente el mirar desdeñosamente a su oponente lo agotó.

"No lo malinterpretes---no estoy reprimiéndote de ninguna manera. Con heridas tan graves, me sorprende que regresaras vivo hasta aquí ---Kariya, no sé quién fue el que te salvó. Pero la suerte no parece ser mala en la batalla esta vez."

Zōken, murmurando suavemente a su "hijo" como si acariciando un gato, estaba particularmente de buenos ánimos hoy---de este modo la implicación del mal estaba escrita por toda su cara, que estaba llena de sonrisas.

“Ya se han encargado de tres Sirvientes; sólo quedan cuatro. A decir verdad, no pensé que en realidad podrías resistir hasta ahora. Parece como si---en esta apuesta, tal vez aún tengo oportunidad de ganar."

Y así, Zōken repentinamente terminó de hablar, retrocediendo unos cuantos pasos para distanciarse de él.

"Quizás adicionar un bloqueo más en ti, no es una mala idea. Ah Kariya, ya que las cosas han llegado a este punto, voy a pasarte a ti, la "carta de triunfo" que he ocultado hasta este día, vamos---"

Ku, la muleta de Zōken repentinamente empujó al hueco de la garganta de Kariya, forzándolo a abrir su boca. Inmediatamente después, se movió hacia arriba como un ratón, y fue ferozmente clavado en la boca de Kariya.

"Ah, ¡¿uu...?!"

Kariya se desmayó del dolor. Los gusanos siguieron la cavidad de su boca, y sin piedad invadieron su garganta y finalmente llegaron al abdomen con espasmos. Ahora, incluso si hubiese querido vomitar, no podría; ya era demasiado tarde.

Después de lo cual--como si un bloque de metal al rojo vivo hubiese sido colocado en su estómago, una intensa sensación de ardor quemaba el cuerpo de Kariya desde el interior.

"¡¿Uu... ah?!"

Kariya comenzó a luchar en agonía; las esposas en sus manos resonaban. La sangre que parecía haberse estancado ahora hervía fuera de control, y su corazón también latía locamente, casi al punto de romperse.

Eso había sido un pedazo de prana concentrado. Los Gusanos Cresta dentro del cuerpo de Kariya, el cual había recuperado temporalmente la vitalidad, comenzaron a moverse de nuevo. Los circuitos de prana simulados de todo el cuerpo de Kariya también comenzaron a pulsar como nunca antes, y sus miembros estaban comenzando a sentir dolor como si estuvieran siendo destrozados---pero esto también significa que los brazos y piernas entumecidos de Kariya podían sentir otra vez.

Viendo a la “carta de triunfo" tomar efecto, Zōken se burló ruidosamente.

"Jujujuju, esto tiene resultados inmediatos.

¿Sabes? Ese pedazo de prana que tragaste justo ahora, venía de un Gusano Lujurioso. El que absorbió primero la inocencia de Sakura. ¿Qué te parece, Kariya? La vitalidad de una jovencita, absorbida continuamente a lo largo de este último año---es la mejor energía mágica de todas, ¿No?"

Y quizás fue esta cadena de acciones crueles las que satisficieron su sádico corazón; el mago anciano se dio la vuelta, su rostro lleno de sonrisas. Justo cuando estaba a punto de dejar tranquilamente la bodega de gusanos, sus desdeñosas burlas, una vez más penetraron en los oídos de Kariya.

"Ve y pelea, Kariya. Consume por completo la vida arrebataba de Sakura. No seas tacaño con tu sangre y carne, ¡pero trae de vuelta el Grial! Eso es..., si alguien como tú puede hacerlo."

Después de lo cual, con el fuerte cierre de las puertas, los alrededores fueron llenados una vez más de oscuridad congelante y el ruido de gusanos arrastrándose.

Kariya comenzó a sollozar silenciosamente.





-64:21:13[edit]

La tibia luz solar de la tarde suavemente calentaba las paredes exteriores de la bodega, y gradualmente se inclinaba hacia el oeste.

Sin embargo, el aire en la bodega permaneció silencioso y frío. Algunos rayos solares brillaban desde el pequeño tragaluz, como si bañando la bodega en el suave crepúsculo de la tarde.

Saber estaba sentada en el suelo con su espalda contra la pared, esperando la llegada de aquel momento.

En el círculo mágico a su lado estaba Irisviel, quien aún yacía boca arriba con sus manos cruzadas sobre su pecho. Ella aún estaba profundamente dormida. Saber había, sin moverse, mirado su perfil durmiente desde que la trajo aquí esta mañana.

¿Funcionaría el círculo mágico que Irisviel y ella dibujaron juntas ayer, como se esperaba?

Para Irisviel, quien es un homúnculo, parecía como si descansar en este círculo mágico es la única manera de recuperarse. En el pasado, una ceremonia también se llevaría a cabo con él. Sin embargo, considerando la situación actual, parecía ser un pasado muy distante e inalcanzable.

Fue realmente una noche larga.

Caster, quien dificultó la batalla y se unió a mitad de camino, fue finalmente derrotado.

Y luego, el duelo con Lancer terminó de una manera desgarradora.

La Guerra del Santo Grial hizo grandes avances la anoche anterior, con dos Sirvientes dejando la batalla. De hecho podía decirse que Saber ha jugado una parte extremadamente importante, no importa cuál fuere la situación de la batalla.

Sería una mentira decir que no esta cansada, pero justo ahora, estaba más preocupada por la situación de Irisviel.

Recordó que ya había señales desde la mañana. Irisviel lo había llamado un defecto en las funciones de un homúnculo. Sin embargo, Saber no podía entender lo que había ocurrido ayer para hacer que su condición física empeore tanto. No era debido a heridas, ni tampoco se sometió a ejercicio excesivamente vigoroso. Si está situación ocurría con el Maestro que formalmente cerró un contrato con Saber, entonces es muy probable que fuera debido al cansancio de Saber y al aumento del suministro de prana que aumenta la carga del Maestro. Pero si ese fuera el caso, entonces no debería ser Irisviel, quien sólo es un Maestro sustituto, sino Kiritsugu en su lugar.

La suave luz solar brilló a través del tragaluz. Mientras se hacia tarde, la luz solar también cambió lentamente su ángulo.

Finalmente - Irisviel se movió un poco. El aire quieto se movió como si hubiesen olas agitadas en su interior.

Saber inmediatamente amplió sus ojos, y vio que Irisviel estaba lentamente sentándose mientras gemía en angustia.

"... ¿Saber...?"

Perezosamente apartando los hilos plateados de cabello lejos de sus ojos, miró a Saber, quien guardaba a su lado, con una mirada perdida.

"Irisviel, ¿cómo estás?"

"...Umm, mm. Ahora estoy bien. "

Eso es imposible. Saber quiso reprochar, pero vio que el color rojizo de las mejillas de Irisviel han vuelto a su saludable estado normal. Es difícil de creer que estuvo en coma hasta ahora.

Ahh, dio un pequeño estiramiento, como si alegremente despertando en la mañana después de haber descansado completamente.

"Mmm - Parece que te hice preocupar."

"N... no. Sería genial si realmente fuese bien... pero... "

"Mmm, entiendo lo que quieres decir, Saber."

Con una sonrisa amarga, Irisviel peinó a través de su largo cabello con sus manos, y arregló sus ropas que se habían vuelto un poco desordenadas.

"Parece que realmente tenía muchos problemas después de que vine aquí. No debería importar si sólo permanezco en silencio así, pero - Saber, de ahora en adelante, ya no podría ser capaz de permanecer a tu lado y apoyarte. "

"Irisviel..."

Irisviel dijo en una manera algo cabizbaja. Por el contrario, hizo de Saber un poco sorprendida.

"Lo siento, aunque es muy embarazoso, pero comparado con convertirme en tu carga -"

"No, eso no es. Espero que seas más cuidadosa con tu cuerpo. Todo es mi culpa. Siento que esto es un recordatorio para mí, diciendo que, porque te forcé a participar continuamente en las batallas que tú... "

Saber se detuvo, temerosa que lo que podría decir a continuación pueda herir a Irisviel. Irisviel sonrió débilmente y dijo.

"No tienes que preocuparte por eso. Nosotros los homúnculos somos diferentes de los humanos, y comprendemos la estructura de nuestro cuerpo muy claramente. Es como un automóvil; si un automóvil no enciende una luz de advertencia cuando la gasolina se agota, entonces eso es realmente lo que es llamado mal funcionamiento."

"..."

Aunque esas palabras eran correctas, la analogía no era lo suficientemente adecuada. Escuchando esto, Saber se volvió silenciosa con un rostro sombrío. Luego, con una mirada muy seria, miró a Irisviel con una mirada fija y frontal.

"... Irisviel, aunque de hecho eres un homúnculo, nunca pensé en tratarte de forma diferente a los humanos ordinarios. Por lo tanto, no importa qué, no necesitas hablar tan bajo de ti misma. "

Saber lo dijo tan directamente que Irisviel reconoció su derrota.

"... Saber, eres tan amable."

"Cualquiera que consiga conocerte pensaría de esta manera. Irisviel, eres una persona muy carismática."

Con el fin de que la conversación deje de ser tan pesada, Saber deliberadamente bromeó con un tono ligero.

"Para una mujer, su cuerpo a menudo tendrá varias molestias. No hay necesidad para ti en estar avergonzada."

Con eso, incluso Irisviel dio una sonrisa amarga de vergüenza.

"Hablando de eso, Saber, también eres una chica - Umm, ¿no sería problemático? Tienes que actuar como un hombre durante tales momentos."

"No, acerca de eso -"

Viendo que el rostro de Irisviel había recuperado su sonrisa habitual, Saber se relajó, entonces continuó con un tono que es incluso más ligero que lo habitual.

"Tú no lo sabrías, pero tenía la protección adicional de mi Fantasma Noble cuando estaba viva. Por no mencionar enfermedades, incluso el envejecimiento se había detenido para mí. Por lo tanto, ninguna molestia aparecería para mi cuerpo. Aún estaría justo como estoy ahora, incluso diez años después."

"..."

Entonces, Saber de pronto vio que la expresión de Irisviel se volvió ansiosa, como si estuviera en malestar, por lo que se detuvo rápidamente.

Aunque no podía entender cómo es que este tema casual hizo tan triste a Irisviel, Saber descubrió que actualmente Irisviel no estaba de humor para charlar con ella.

"- De todas formas, Irisviel, no necesitas preocuparte de nada. De hecho, me sentiría más aliviada contigo cubriéndome, pero ahora, no quedan muchos enemigos. Incluso si actúo sola, aún tendría plena confianza en la victoria."

"... Saber, si realmente actúas “sola”, entonces no me preocuparía tampoco."

Saber no podía evitar sentir una amargura surgiendo en su garganta, cuando se dio cuenta de los verdaderos significados de las palabras de Irisviel.

Sí, ella no estaba actuando sola. El Maestro que hizo un contrato con el Sirviente Saber, aún estaba en el mismo campo de batalla.

"Hey, Saber... de ahora en adelante, ¿serás capaz de tratar a Kiritsugu como un compañero, y luchar junto a él?"

Ella no era capaz de responder inmediatamente. Este acto demostró las luchas dentro del corazón del Rey de los Caballeros abiertamente.

"... Si todos los demás Maestros buscan el Santo Grial sólo por sus propios deseos egoístas, entonces creo que el Grial debería ser obtenido por Kiritsugu. No tengo objeción en convertirme en su "espada" debido a eso."

Mientras contestaba con un tono apagado, Saber frunció el ceño, como si no pudiera ocultar su angustia.

"- Pero deseo que el único quien se convierta en “espada” sea yo. No quiero intervenir una vez más en los métodos de Kiritsugu."

El corazón de Saber no podía evitar sentir un dolor punzante mientras recordaba el final de Diarmuid.

No importa lo mucho que entiende al hombre llamado Kiritsugu, no importa cuán concesión este dispuesta a hacer, Saber no puede perdonar esa escena no importa qué.

"Ahora necesito llevar a cabo batallas con las que Kiritsugu tiene que estar de acuerdo. Como Sirviente, puedo obtener la victoria sin manchar las manos del Maestro, ¿o no? Los tres Sirvientes restantes no pueden ganar contra mí no importa qué."

Irisviel asintió. Ella sólo podía asentir. Ya era un milagro para Saber mantener tal espíritu de lucha después de haber presenciado el comportamiento despreciable de Kiritsugu con sus propios ojos. Sin embargo, por otro lado, también sabía que ahora mismo Saber quería mucho que Kiritsugu confié en ella al menos mínimamente, pero no había posibilidad para Kiritsugu de hacerlo. El significado de la frase "verdadera victoria" difiere tan drásticamente como el cielo y la tierra entre el "Rey de los Caballeros" y el "Asesino de Magos.”

Apoyándose en su inquebrantable voluntad de luchar hasta que la victoria sea obtenida y una perseverancia que le permite surgir una vez más, no importa cuántas veces sea derrotada –

Una prudencia que completamente elimina todas las posibles razones que puedan causar su derrota –

Aunque sus objetivos son ambos los mismos, sus métodos son fatalmente diferentes.

"Para mí, el Santo Grial es como yo. Porque desde el momento en que nací, tengo el "recipiente" que permite su descenso."

Escuchando las palabras de Irsiviel, Saber asintió.

"He oído acerca de eso. Tu deber es ser "el guardián del recipiente."

Sin embargo, aunque Saber esta con ella las 24 horas del día, ella aún no sabe cómo y dónde esconde el “recipiente del Grial". Ya que confían entre sí, entonces no hay necesidad para ella en preguntar. Todo lo que Saber tiene que hacer es aceptar el “recipiente” de sus manos una vez obtenga la victoria en todas las batallas.

"... Por lo tanto, no importa lo que pase, espero que mi "tesoro" sea pasado a las manos de aquellos a quienes amo - Kiritsugu y tú, Saber."

Irisviel dijo, como si orando. Saber asintió con decisión.

"En aquel entonces, cuando fui convocada, juré en protegerte y obtener la victoria final. No planeo retractarme de ese juramento."

"..."

Irisviel sólo podía sonreír y asentir ambiguamente.

Si fuesen a cumplir el propósito inicial de las "Tres Familias Nobles del Inicio" – alcanzar el “Akasha”, entonces Sellos de Comando deben ser usados para demandar a Saber, quien ha derrotado a todos los Sirvientes, a matarse a sí misma y usar a todos los siete Espíritus Heroicos como sacrificios para el Santo Grial para terminar la guerra. Sin embargo, lo que Irisviel y Kiritsugu le han confiado al Grial no era tal deseo. Aunque el deseo de acabar con todos los conflictos y "cambiar al mundo” parecía inmenso, no salta fuera del limite de "milagros" al final. Los cambios que ocurran de acuerdo a su resultado sólo ocurrirían "dentro del mundo” a lo máximo. Es realmente muy fácil en comparación con el objetivo de alcanzar "la raíz de todas las cosas" que está "fuera" del mundo. Sin embargo, si solo quieren cumplir un milagro en el mundo físico, entonces no necesitarían de la antigua Dama del Invierno en sí misma como el “recipiente” para despertar completamente al Gran Grial. Suficiente prana sería repuesto para que Kiritsugu y Saber cumplan su deseo, siempre y cuando derroten a los otros seis Sirvientes enemigos.

Sin embargo, de lo que Irisviel estaba más preocupada acerca de los dos procesos de experimentar esta cruel guerra de supervivencia era - en comparación con la fuerza del enemigo, lo que era más importante era el desacuerdo de Kiritsugu y Saber.

Como sus formas de vida y creencias eran completamente opuestas, el conflicto entre esos dos era inevitable. Por lo tanto, Irisviel creía que debería hacer todo lo posible para suavizar el conflicto entre ellos. Pero con respecto a si realmente puede lograr eso - de hecho, ya no había más esperanza.

Porque el cuerpo de Irisviel ya estaba –

"¿-? La presencia de alguien se esta acercando, Irisviel."

El rostro de Saber estaba cubierto de vigilia. Entonces, Irisviel también detectó al invitado por la reacción del campo limitado establecido en el patio.

"- Ahh, no te preocupes. Esta es la presencia de Maiya."

Con un suave golpe en la puerta de la bodega, era efectivamente Hisau Maiya quien entró. Ella tenía su habitual fría y desapasionada expresión, y su helada belleza hizo a Saber mover sus ojos lejos con cierto disgusto. Juzgando por su acción de disparar sin piedad a los dos Maestros de Lancer, ella solo estaba de hecho, cruel y lealmente ejecutando los planes de Kiritsugu. Sin embargo, Saber encontró muy difícil el estar de acuerdo con tal acción.

Era desconocido si Maiya entendió esos pensamientos íntimos de Saber. Como siempre, ella no las saludó, ni dijo nada de manera indirecta, sino que cortó en el tema principal inmediatamente.

"Tōsaka Tokiomi envió un mensajero secreto. Hizo que su familiar trajera una carta. Madam, es para usted."

"¿Mensajero secreto?"

Después de que Irisviel se retiró del castillo Einsbern, se había convertido en una casa peligrosa llena de trampas bajo la mano de Kiritsugu, con el fin de hacer caer en el cebo a los otros Maestros ignorantes. Los murciélagos de Maiya eran los responsables de la vigilancia. Justo entonces, un familiar, no un mago, había aparecido ahí con documentos.

"Era un pájaro de jade. De acuerdo con las deducciones de Kiritsugu, debería ser un títere que los magos Tōsaka utilizan habitualmente."

"Eso es lo que he oído también. Entonces, ¿dónde está la carta?"

"Aquí -"

Tomando la nota que Maiya le entregó, Irisviel comenzó a leer. Todas las cortesías y formalidades fueron emitidas en ella, y las intenciones del escritor fueron escritas muy simple y abiertamente.

"... Es decir, nos peticiona a luchar juntos."

Irisviel dio un bufido de burla. Saber estaba igual. Sólo en pensar acerca de las intenciones del Maestro de Archer la hizo fastidiar.

"¿Una alianza? ¿Incluso ahora?"

"Tōsaka debe sentirse muy intranquilo acerca de cómo lidiar con el restante Rider y Berserker. Cree que somos los más fáciles de lidiar, por lo que nos invitó a unirnos a él - es decir, comparados con los otros dos grupos, fuimos menospreciados."

La carta decía que si Irisviel está interesada en una negociación, entonces Tokiomi humildemente esperaría en la Iglesia Fuyuki a la medianoche de esta noche.

"En cuanto al Supervisor, la Santa Iglesia debería permanecer neutral. ¿Cómo estuvo de acuerdo en dejarle hacer esto?"

"Eso es porque parece que el Supervisor, el Padre Risei, ya está muerto. Es decir, la Guerra del Santo Grial no tiene Supervisor esta vez."

Escuchando la explicación de Maiya, Irisviel asintió con aprobación.

"Kiritsugu dijo que la relación entre Tōsaka y la Iglesia también había sido expuesta con esto. El Supervisor, quien lo apoyaba, murió, por lo que empezó a cambiar sus planes a toda prisa."

"... Irisviel, el oponente es el mago que controla a Archer. Siento que no deberíamos confiar en él."

Recordando su disgusto hacia ese Espíritu Heroico dorado, Saber concluyó con precaución.

"Estoy en mi condición óptima, ahora mi mano izquierda se ha curado por completo. Puedo derrotar con una mano a Rider y Berserker sin necesidad de forjar alianzas. Por supuesto, Archer no es la excepción."

Saber dijo, llena de confianza. Irisviel asintió primero, pero luego cruzó sus brazos con preocupación.

"Aunque lo que dijo Saber es cierto, pero Tōsaka tiene otras cosas que nos pueden forzar a conceder. Él tiene cosas que nosotros no... tal como ciertas informaciones."

Maiya asintió al oír esto.

"En efecto. Por ejemplo, si Tōsaka puede obtener información sobre el paradero de la sede del bando de Rider, entonces vale la pena el riesgo de entrar en su trampa y obtener esa información."

"- ¿Puede eso ser aún desconocido? No pensé que un niño lo haría tan dificultoso para Kiritsugu."

"Es porque Rider y su Maestro usualmente andan en su Fantasma Noble volador de alta velocidad, por lo que es imposible seguirlos en tierra. Mis murciélagos también son incapaces de igualar su velocidad, por lo que no podemos atraparlos."

"..."

"En cuanto a la manera de ocultar su rastro, ¿pueden ellos ser incluso mejor que aquel Lord El-Melloi?"

"Aunque es sorprendente, hemos comprobado todos los lugares dentro de toda el área de Fuyuki en las que un mago podría establecer un taller, pero aún no encontramos a Rider y su Maestro."

Como dijo Maiya, lo que más preocupa a Kiritsugu por el momento, era la búsqueda de la base de Waver Velvet. Aunque Emiya Kiritsugu conocía muy bien todos los métodos para esconderse de un mago, él aún no podría haber imaginado que un Maestro omitiría incluso los fondos de alojamiento y se hospedaría en casas civiles inmediatamente.

"¿Pero cuáles son las posibilidades que Tōsaka Tokiomi tenga tal información?"

Maiya respondió afirmativamente.

"Tōsaka Tokiomi había llevado a cabo varios tipos de preparativos minuciosos desde el comienzo de la Guerra del Santo Grial. El Supervisor es un ejemplo muy bueno; además --”

Maiya se detuvo cuando llegó a esta parte y discretamente le dio un vistazo a la expresión de Irisviel. Ella, quien estaba en silencio, parecía haber pensado lo mismo que Maiya.

"-- Además, pensamos que Tōsaka también esta controlando al Maestro de Assassin - Kotomine Kirei, en secreto. Si ese hombre se encuentra en una posición que puede influenciar a Kotomine Kirei, entonces, su invitación es todavía ventajosa para nosotros en cierto grado."

"Kotomine Kirei..."

Era la primera vez que Saber escuchaba este nombre, pero fácilmente entendió que este hombre significa mucho para ellas, sólo juzgando por las expresiones solemnes y pesadas que Irisviel y Maiya llevaban.

"Recuerda esto, Saber."

Con un tono extrañamente rígido, Irisviel dijo.

"En esta Guerra del Santo Grial, si alguien puede derrotar a Kiritsugu y obtener el Santo Grial... entonces ese sería este hombre llamado Kotomine Kirei. El mismo Kiritsugu lo dijo. Había fijado el objetivo en este hombre llamado Kirei desde el principio."

Maiya e Irisviel no dijeron mucho. Pero aun así, Saber aún obtuvo un entendimiento bastante claro de este hombre llamado Kotomine Kirei.

Ahora que hablan de ello, Saber también recordó que un atacante misterioso, quien estaba ocultándose en el castillo, había lastimado a Irisviel y Maiya gravemente durante la batalla en el bosque Einsbern.

Con un tono firme, Irisviel declaró así.

"Aparte de la cuestión de la alianza, existe la necesidad de averiguar qué informaciones reposan en las manos de Tōsaka por el momento. Déjame ir a la Iglesia Fuyuki para confirmarlo esta noche."

Ya que tal claro mandato había sido dado, entonces Saber ya no podía decir mucho. Además, ella también estaba muy atenta de ese Kotomine. Si Kiritsugu lo puede considerar como un enemigo, entonces debe necesitar atención especial sin lugar a dudas.

"- Correcto, Saber. Tú también tienes un trabajo hoy."

Saber estaba bastante confundida cuando Maiya repentinamente la llamó.

"¿Oh?"

"Sí. Ya que podías conducir hábilmente aquel Mercedes, de acuerdo a las órdenes de Kiritsugu, he preparado un apoyo mecánico incluso más adecuado para la guerra de guerrillas."

Escuchando esto, Saber parecía estar interesada.

"Eso es bueno. Una máquina que es más apropiada para la batalla que un "automóvil" es una gran ayuda para mí."

"Está aparcado afuera ahora mismo. Echa un vistazo para ver si puedes usarlo."

"Mmm, iré ahora mismo."

Saber salió de la bodega con pasos expectantes y ligeros. Maiya observó su partir, sin expresión como de costumbre. Sin embargo, ella suspiró dentro de su corazón por el hecho de que Saber parecía solamente una chica ordinaria no importa cómo se mire, y es absolutamente imposible de discernir que era el Rey de los Caballeros, Arturia - no importa qué. Ordinariamente, Saber solamente parecía ser una chica bajita bastante madura; nadie creería que era de hecho aquel rey quien hizo gloriosas victorias durante aquel tiempo devastado por las batallas.

Era raro para Maiya tener tales emociones sin sentido por cosas aparte del trabajo. Justo cuando estaba a punto de murmurar algo a sí misma, lo cual es aún más raro, escuchó caer algo a su lado.

Girando su cabeza vio que Irisviel, quien estaba sentada en el círculo mágico justo ahora, estaba una vez más tendida en el suelo. Su estado era muy inusual. Sudor le corría por su pálido rostro; su respiración era dolorosa y rápida.

"Ma, madam... ¡¿qué sucede?!"

Maiya se apresuró y la tomó en sus brazos. El delgado cuerpo en sus brazos estaba anormalmente caliente.

"... ¿Vio esto... Saber?"

Irisviel preguntó con amargura, sin miedo ni vergüenza en su voz. Parecía no tener preguntas acerca de estas anomalías repentinas sucediéndole a su cuerpo.

"Madam, su cuerpo, pero que..."

"... Jeje, el rostro en pánico de Maiya... es realmente... bastante lindo..."

"¿De qué está hablando? Ahora no es el momento para decir eso. Traeré a Saber y Kiritsugu aquí inmediatamente, ¡por favor, quédese despierta!"

Maiya quiso ponerse de pie, pero Irisviel extendió la mano y presionó sobre su hombro.

"Esto no es anormal; esto es - predeterminado hace mucho tiempo. Para la actual yo, continuar existiendo como un "humano" ya es tan afortunado que parece milagroso."

Sintiendo que habían significados más profundos en sus palabras, Maiya se calmó. Aunque aún estaba nerviosa, había recuperado su calma habitual.

"... ¿También lo sabe Kiritsugu?"

Irisviel asintió, pero suavemente añadió un "pero".

"Saber... no lo sabe. Ella aún tiene que enfrentar importantes batallas... no la dejes preocuparse por algo más."

Con un profundo suspiro, Maiya una vez más dejó que el cuerpo de Irisviel reposará tranquilamente boca arriba dentro del círculo mágico. Ella sabía que esta es la posición para ella, quien es un homúnculo, para descansar completamente.

"... ¿Debería también fingir que no se acerca de esto?"

"... No, Maiya... Tengo algo que decirte... ¿está bien eso?"

Maiya asintió, se puso de pie y miró hacia el exterior de la bodega. Después de que se aseguró que Saber ya no estaba en el patio, silenciosamente cerró la puerta y regresó al lado de Irisviel.

"Ok, Saber no puede escucharnos ahora."

Irisviel asintió, ajustó su respiración rápida, y dijo con calma.

"Yo soy el homúnculo diseñado para el Toque del Cielo... tú debes saber esto."

"... Sí."

"El guardián del recipiente - mi deber es manejar y transportar el “recipiente” preparado para el descenso del Santo Grial. En realidad, eso no es totalmente exacto.

Durante el anterior Toque del Cielo, no sólo el Abuelo Acht perdió su Sirviente, el precioso “recipiente” del Grial también fue roto durante la guerra. En el tercer Toque del Cielo, ya que el “recipiente” fue dañado antes de que el vencedor fuese decidido, la guerra no tenía sentido. Fue cuando el Abuelo empezó a reflexionar y decidió cubrir al "recipiente" esta vez dentro de una figura humanoide que tiene una conciencia y puede auto-gestionarse."

Su voz indiferente era como si estuviera tranquilamente contando cosas que no tienen nada que ver con ella. Era probablemente porque ha visto a través de todo, que había decidido hablar todo sobre su cuerpo.

"Y eso es - yo. Al "recipiente" se le concedió el instinto de vivir. Con el fin de esquivar todo tipo de peligros por sí mismo, el Abuelo hizo el “recipiente” en “Irisviel".

"Cómo puede ser eso... entonces, usted..."

El corazón de Maiya no era frío como una roca. Ella no podía evitar perder su compostura cuando enfrentada ante el impacto de este hecho.

"Tres Sirvientes ya han fallecido en la batalla, y la guerra terminará muy pronto. La función del "recipiente" dentro de mí, comenzará a poner presión sin descanso en esta apariencia exterior innecesaria con el paso del tiempo. En el futuro, yo, gradualmente y sin lugar a dudas, seré incapaz de moverme, hasta que al final - Maiya, ni siquiera sería capaz de hablar contigo de este modo."

"..."

Mordiéndose el labio inferior, Maiya estaba en silencio por un rato, y cuidadosamente repitió su pregunta anterior una vez más.

"¿Realmente lo sabe todo Kiritsugu? ¿Sabe en qué tipo de situación esta usted actualmente?"

"Sí, es por eso que me dio la vaina de Saber... Avalon • Todo es una Distante Utopía... ¿conoces sus habilidades?"

"La habilidad de detener el envejecimiento y curar ilimitadamente al portador - eso es lo que he escuchado."

"Previno el desprendimiento de mi "caparazón exterior". Originalmente pensé que sería sobrepasada muy rápidamente, pero gracias a ello, aún puedo mantener una apariencia humana y comportarme como tal hasta ahora... además, si aumento la distancia de Saber como ahora, la situación empeoraría repentinamente... "

Ya era incapaz de levantarse. Ante Irisviel, quien parecía como si hundida hasta el borde de la muerte, Maiya no podía evitar sino bajar sus ojos.

Maiya no puede imaginar lo que la respuesta de Saber sería habiendo estado aquí. En lugar de sufrir a sí misma, la chica que era el modelo de la caballería, se angustiaría más con el dolor de los demás. Si sabía que la victoria que esperaba sólo puede ser lograda con el sacrificio de Irisviel como prerrequisito, sería desconocido si ella todavía sería capaz de empuñar la espada sagrada como antes.

"... ¿Por qué me dice esto?"

Maiya preguntó.

Irisviel solo sonrió pacíficamente.

"Hisau Maiya - tú eres la única quien no me compadecería. Tú definitivamente estarías de acuerdo conmigo... eso es lo que creo."

"..."

Maiya miró su sonrisa en silencio, luego asintió silenciosamente.

"Madam, yo - yo originalmente había pensado que usted era alguien con quien era muy difícil estar cerca."

"No es así - ¿me entiendes?"

"Sí."

Maiya asintió sin dudarlo, mostrando su acuerdo.

Era precisamente porque era una mujer quien nació como humano, pero que vivió como máquina, que es capaz de expresar "acuerdo" a otra mujer quien fue hecha como máquina, pero enfrentaba su final como humano.

"Incluso si tuviera que renunciar a esta vida mía - Irisviel, te protegería hasta el final.

Por lo tanto, por Emiya Kiritsugu, por favor no muera. Por el cumplimiento del sueño de ese hombre."

"Gracias..."

Extendiendo una mano temblorosa, Irisviel tomó la mano de Hisau Maiya.





-62:48:35[edit]

Los negros ojos gemelos que lo miraban desde la altura del pecho eran como un par de joyas.

Sí - esa era la verdad; Tōsaka Tokiomi una vez más lo sintió. Esta chica es el máximo tesoro que la familia Tōsaka ha obtenido después de cinco generaciones, una rara joya brillante que equivale a un milagro.

Tōsaka Rin.

Aunque todavía era joven, estaba destinada a convertirse en una belleza en el futuro a juzgar por su apariencia. En lugar de la apariencia de su madre, Rin tenía más similitudes con la madre de Tokiomi cuando ella era joven.

Es el anochecer; el velo de la noche esta aún por caer.

Arribando a la casa de su esposa, Tokiomi, frente a las puertas de la casa Zenjō, no planeaba entrar. En este momento, Tokiomi era uno de los Maestros quienes buscan el Grial y ya había entrado en el reino de la carnicería. Con el fin de proteger a su esposa e hija, las había confiado a los Zenjōs. Este reino no permite entrar a la sangre o las vísceras.

Con una expresión nerviosa, Rin miró a su padre, quien la había llamado afuera de la puerta, pero no habló una palabra. Su padre no sólo vino a verla, sino que llegó con algo muy importante. Instintivamente, la chica lo entendió de esta manera.

Él había decidido originalmente no ver a su hija hasta el final de la guerra. Lo qué lo hizo dudar fue la muerte súbita del Padre Risei la noche anterior.

El anciano sacerdote fue buen amigo de su padre y vio crecer a Tokiomi. Bajo el pacto secreto sellado entre las dos partes, él estaba ahí para apoyar la espalda de Tokiomi. Para Tokiomi, este era el factor más grande que le hizo tener una confianza segura en la victoria.

Por supuesto, Tokiomi no es alguien quien estaría desconcertado una vez perdido su refuerzo. Sin embargo, es un hecho indiscutible que una nube oscura llamada "imprevisto", había aparecido en el camino a la victoria en el que él había creído incondicionalmente hasta ahora.

Al igual que aquel experimentado y tenaz sacerdote había repentinamente caído - su propia confianza también había sido repentinamente cortada a la mitad.

Hasta ayer, la victoria del Toque del Cielo había parecido para Tokiomi como algo ya ganado. Sin embargo, debido a la muerte de su compañero confiable, en este momento, él también había hecho la preparación para dedicarse a sí mismo como luchador en campo de batalla cubierto de pólvora.

¿Qué pasaría si... esta es la última vez que hablaba con Rin?

Frente a la jovencita delante de él, ¿qué debería decir?

"..."

Rin tragó saliva, mirando fijamente a su padre y esperando a que le hablara.

Tokiomi sabía del respeto y añoranza de su hija hacia él, quien es su padre.

Sabía que lo que le diga a su hija hoy, definitivamente decidiría el camino de Rin a partir de ahora.

No - no hubo dudas para el futuro; todo había sido decidido hace mucho. Rin no tuvo otra opción sino heredar el título de sexta cabeza de la familia Tōsaka.

Quizás fue por este pensamiento que Tokiomi ahora cargaba un poco de culpa hacia su hija.

Se arrodilló y puso su mano sobre la cabeza de Rin - en ese momento, Rin repentinamente amplió sus ojos con sorpresa.

Solamente cuando vio la reacción de su hija, Tokiomi recordó que nunca antes había acariciado la cabeza de su hija así.

Era normal para Rin estar sorprendida también. Tokiomi también descubrió, por primera vez, que ni siquiera sabía cómo debería expresar su ternura a su hija.

"Rin... pon a la Asociación a tu deuda para cuando madures. Te dejaré decidir qué hacer después de eso. Deberías ser capaz de cuidar de ti misma."

Él originalmente tenía algunas dudas y no sabía qué decir; pero una vez abrió su boca, comenzó a hablar una y otra vez.

Había pensado en muchos “tal veces”; habían muchas cosas para ser transferidas. Cómo administrar los tesoros - es decir, joyas - en la casa, y las reglas del taller en el sótano que fue heredado del Gran Maestro - todas esas cosas, Tokiomi se centró en puntos clave y contó a Rin, quien estaba escuchando atentamente.

Aunque no hubo Cresta, pero en verdad, era igual a tener nombrada a Rin como la cabeza de la casa Tōsaka para la próxima generación.

En una nota lateral.

Tōsaka Tokiomi definitivamente no era un genio.

En comparación con los miembros de los Tōsakas a través de las generaciones, sus talentos son mediocres en el mejor de los casos.

La razón por la que el Tokiomi de ahora es un habilidoso y respetado mago, era en gran parte debido al hecho de que siempre había obedecido fielmente el credo de la familia.

Fue por eso que siempre podía estar seguro y elegante –

Si quería lograr un resultado multiplicado por diez, entonces debe practicar multiplicado por veinte. Con elegancia y compostura pasar todo tipo de entrenamiento cruel; ese se había convertido en el credo de Tokiomi. Si uno tuviese que encontrar algo acerca de él que es mejor que el de los demás, entonces tal vez sólo se reducen a las dos cosas: completo auto-control y una voluntad de auto-restricción.

Su padre, quien era su maestro y la anterior cabeza de la casa, ya debería haber previsto completamente el duro viaje en que su hijo se embarcaría, si su hijo tenía al camino de la magia como su ambición. Por lo tanto, cuando su antecesor pasó la Cresta Mágica a Tokiomi, le había preguntado repetidamente a su hijo - "¿heredarás los asuntos familiares?”

Estas preguntas son solamente muy ritualistas, y también son sólo para espectáculo. Como hijo único, lo que a Tokiomi le habían enseñado desde la infancia, era una educación de cómo convertirse en un líder. Este orgullo que fue alimentado desde su infancia, le hizo no tener otros sueños en su vida.

Aun así - este método de “preguntar” era aún utilizando; es decir, Tokiomi aún tiene una incompleta “habilidad para elegir".

Ahora que lo pensaba de nuevo, para Tokiomi, este fue el mejor regalo que su padre le dio como anterior cabeza de la familia.

Tōsaka Tokiomi decidió entrar en el camino de la magia a través de su propia voluntad, y decidió no dejarse dominar por el destino.

Era de hecho esta preparación la que le dio a Tokiomi una voluntad de hierro. Lo que lo apoyó a través de los días despiadados y estrictos de prácticas incluso desde entonces, fue de hecho este orgulloso exceso de confianza de "esta es la forma de vida que he escogido para mí".

Si solo fuese capaz de pasar el tesoro que recibió de su padre a su hija - Tokiomi pensó tristemente.

Sin embargo, eso ya era imposible de lograrse.

Para Rin y Sakura, no hubo opciones para ellas en primer lugar.

Una de ellas tiene todos los elementos, teniendo cinco elementos múltiples como su alineación. La otra no tiene alineamientos elementales, teniendo Números imaginarios solamente. Ambas hermanas tienen un potencial raro que puede ser equiparado a los milagros. Esto había sobrepasado los límites de los llamados talentos naturales o habilidades innatas; es casi como una maldición.

Una naturaleza mágica equitativamente reuniría poderes mágicos a ello. Personas prominentes quienes están muy lejos de las reglas, inevitablemente "reúnen” experiencias equitativamente extraordinarias. Esto no puede ser controlado por la propia voluntad de la persona. Solo hay una manera de lidiar con este tipo de destino - conscientemente alejarse uno mismo de las reglas.

Aparte de entender y practicar el camino de la magia ellas mismas, no hay otras maneras de lidiar con los poderes mágicos escondidos en la sangre de las hijas de Tokiomi. Además, la protección de la casa Tōsaka solamente puede ser provista a una de ellas. Este hecho atormentó a Tokiomi durante mucho tiempo. La que no se convierta en la heredera, sería sumida en todo tipo de extraños eventos debido a su propia sangre y los problemas la atarían. Si la Asociación encuentra a este tipo de "humanos ordinarios", esos tipos definitivamente y con mucho gusto, la pondrían en formol como a un espécimen en el nombre de la "protección".

Precisamente por eso, no era nada mejor que una bendición para la casa Matō, esperar tener a Sakura como su hija adoptiva. Había obtenido la manera de que sus dos amadas hijas hereden magia de primera clase, sin restricciones por las consecuencias de sus linajes y forjen sus propias vidas. En aquel momento, se puede decir que Tokiomi se liberó de la pesada carga de ser padre.

Pero ¿puede ser realmente logrado? - Tokiomi ni siquiera tenía esa confianza. Esta pregunta continuó atormentándolo. Con los talentos de Rin, ella debería encontrar más fácil de entender los misterios del camino de la magia que Tokiomi.

Por lo tanto, en comparación con embarcarse en este camino a través de la elección de su propia voluntad, que doloroso sería si ella trata de escapar de su destino, pero aun así, termina en este camino al final.

Si él es incapaz de dar una orientación sobre las pruebas que Rin enfrentará y solo desaparece así - ¿contaría tal Tōsaka Tokiomi como un padre apropiado?

Como si cuestionando la confusión en su corazón, Tokiomi una vez más condensó todos sus pensamientos en la mano que había puesto sobre la cabeza de Rin.

Rin dejó que su gran mano acaricie su cabeza, pero sus ojos negro profundo, permanecían mirando inmóviles a su padre. No había ni una pizca de ansiedad o duda en esa mirada.

"- Aah, en verdad."

Esta incondicional reverencia y confianza, finalmente trajo respuestas para Tokiomi.

No había necesidad de pedir disculpas a esta niña, ni preocuparse por su futuro camino. Ante la orgullosa niña de la familia Tōsaka, la generación anterior que estaba a punto de morir, ya no necesita encomendar otra cosa.

"Rin, el Santo Grial aparecerá eventualmente. Es nuestro deber como la familia Tōsaka ganarlo. Más importantemente - si quieres ser un mago, no puedes evitarlo". La chica asintió firmemente. Sus ojos hicieron que el orgullo llene el pecho de Tokiomi.

"Rin, el Santo Grial aparecerá eventualmente. Es nuestro deber como la familia Tōsaka ganarlo. Más importantemente - si quieres ser un mago, no puedes evitarlo."

La chica asintió firmemente. Sus ojos hicieron que el orgullo llene el pecho de Tokiomi.

Tokiomi no sintió este tipo de orgullo incluso cuando heredó la posición como cabeza de la familia.

"Tendré que ponerme en marcha ahora. ¿Sabes que hacer ahora, verdad?"

"Sí - cuídate, padre."

Rin respondió resueltamente con una voz clara. Tokiomi asintió y se levantó.

Levantando su cabeza, echó una mirada al interior de la casa y ocurre que encuentra los ojos de Aoi, quien estaba de pie junto a la ventana y mirando hacia afuera.

Confianza y ánimo estaban en los ojos de él.

Agradecimiento y tranquilidad estaban en los ojos de ella que le respondían a él.

Justo así, Tokiomi dio la espalda a su esposa e hija y dejó la casa Zenjō sin mirar atrás.

La confusión es una sombra creada a partir de un corazón inquieto. Eso esta lejos de la elegancia.

Recuerda el credo de la familia en tu corazón; la mirada de Rin le dijo eso una vez más.

Si aún tenía remordimientos hacia su hija, entonces - debe ser su fracaso y el propio yo que no puede cumplir su largamente ansiado deseo a través del Santo Grial.

Si quiere convertirse en un padre que puede levantar su cabeza en alto y con orgullo hinchar su pecho delante de Rin, entonces Tōsaka Tokiomi debe convertirse en un perfecto e impecable mago.

Sólo entonces - puede completar el arte mágico de la familia Tōsaka con sus propias dos manos.

Debe convertirse en un padre quien esta en condiciones de enseñar y guiar a su hija, un padre verdaderamente perfecto.

Con una nueva determinación, Tōsaka Tokiomi se embarcó en su viaje de regreso el anochecer.

Una vez más hacia Fuyuki.

Pronto, el velo de la noche descenderá.





-58:16:21[edit]

En cuanto a la reunión de medianoche en la Iglesia de Fuyuki, Tōsaka Tokiomi había definido naturalmente el número de personas permitidas a asistir en las condiciones.

Aparte de los respectivos Maestro y Sirviente, ambas partes pueden también traer consigo un adepto.

Para Irisviel, quien encontraba difícil actuar en solitario, nunca esperó que tal condición exista. Sería imposible para ella en depender de la fuerza de Saber si ocurre que accidentalmente es capturada en un campo de batalla más tarde. Si resulta que Maiya esta a su lado en ese momento, ella estaría mucho más a gusto.

Por supuesto, como condición reciproca, otra persona también asistió además de Tōsaka Tokiomi y Archer - al final, cuando Tokiomi introdujo a ese seguidor a Irisviel y a los otros como si no fuera importante, no pudieron evitar cambiar sus expresiones un poco.

"Déjame presentarlo, Kotomine Kirei - mi estudiante. Aunque él también fue una persona quien compitió con todos ustedes, eso fue en el pasado. Ha perdido a su Sirviente, y ha renunciado a los derechos de un Maestro hace mucho tiempo."

¿Eso es todo? Irisviel lanzó una mirada dudosa al otro hombre, pero Tokiomi estaba lleno de calma y parecía no planear decir mucho más. Tal vez estaba subestimando al oponente. Si no es así - entonces todavía era inconsciente de la pelea entre Irisviel y Kotomine Kirei.

Saber, tranquilamente recostada contra la pared detrás de Tokiomi y los otros, miró ferozmente sin pestañear al Sirviente de ojos rojos. Esta noche, Archer también se había quitado sus vestimentas ostentosas de batalla y se había puesto un conjunto de ropa ordinaria adecuada para esta época. Aunque el atuendo, decorado con cuero y laca, parecía que estaba lleno de un glamour de mal gusto, no creaba ninguna incongruencia cuando es combinado con la abrumadora presencia del Espíritu Heroico dorado.

Esos ojos rojo-sangre parecían como si despojaban la ropa de Saber sólo con la vista, lamían y acariciaban su suave piel. Lo que se filtraba de sus ojos era lujuria descarada. Aunque esto inevitablemente provocó el impulso de Saber de inmediatamente sacar su espada y entrar en combate, sólo podía soportarlo cuando pensaba en Irisviel.

"Estoy inmensamente agradecido de tu llegada al recibir mi invitación."

No era claro si se dio cuenta de la presencia apremiante de las tres mujeres; Tokiomi solícitamente ofreció su discurso de apertura.

"El Toque del Cielo esta vez también esta finalmente a punto de entrar en la etapa más importante. En este momento, todo lo que queda son los Maestros de las "Tres Familias del Inicio” y un súbito intruso - entonces, usted de la familia Einsbern, ¿tiene algún pensamiento sobre la situación de batalla?"

"No."

Después de contestar así, con una fría y clara voz, Irisviel continuó hablando audazmente.

"Tenemos al más fuerte Saber, por lo que no hay necesidad de agarrar furtivamente cada oportunidad. Solamente caminando hacia la victoria de este modo sería suficiente."

"A sí -"

Con un tono provocador, Tokiomi no podía evitar sino reír.

"Entonces, permíteme hablar de mis propios pensamientos. Dejando a un lado nuestras respectivas fuerzas por ahora, hablemos de Berserker y Rider primero.

Por supuesto, nuestro objetivo final es permitir que las "Tres Familias del Inicio” permanezcan, y luego garantizar el derecho a poseer el Santo Grial en la batalla final. Sin embargo, muy desafortunadamente, debido a un error estratégico de la familia Matō, un Sirviente que necesita gastar grandes cantidades de prana fue convocado por un Maestro débil. Me temo que enfrentarían su deceso tarde o temprano. Parece que el que obtendría la victoria entre ellos sería Rider. Supongo que usted también sabrá algo acerca del poderío de aquel Espíritu Heroico Alexander."

Tokiomi hizo una pausa, esperando a que Irisviel reaccione. Sin embargo, al ver que permaneció en silencio, Tokiomi continuó hablando.

"Un recién llegado quien repentinamente salió de la nada, se atreve a estirar sus manos hacia el Santo Grial, en el cual dos mil años de anhelo fueron encomendados; ¿no se sienten los Einsbern muy incómodos acerca de esto?"

"Hablando de recién llegados, ¿no están los Tōsakas y Matōs incluidos en eso también?"

Normalmente, Irisviel nunca hablará tan inescrupulosamente, pero la estrategia de esta noche era suprimir completamente a Tokiomi. Cuando ella descartó su dulzura y modestia diaria, y se puso de pie para confrontar, parecía tan inviolable como una reina hermosa y firme.

Pero Tokiomi no iba a sucumbir sólo con eso. Aún llevaba una sonrisa esmerada y su expresión no vaciló ni un poco.

"Dado a que lo que los Einsbern desean es sólo el hecho de la consecución de la Tercera Magia, entonces, ¿no se ajustaría a sus intenciones originales el confiar el Santo Grial a mí, Tōsaka Tokiomi, con mi objetivo de alcanzar el “Akasha"?”

Escuchando esto, Irisviel lanzó una mueca de desprecio hacia Tokiomi.

"¿Podría ser que la familia Tōsaka incluso rogaría solo para robar el Santo Grial de nuestras manos?"

"Huh... aunque la explicación haría a uno dudar del carácter moral del que pregunta, no importa. La pregunta ahora es que este tipo, quien no sabe nada sobre el Grial, tiene la posibilidad de obtener la victoria final. Definitivamente no permitiría que el Santo Grial caiga en las manos de un laico - nuestras opiniones deberían ser las mismas en este punto."

Para ponerlo simple - al que Tokiomi considera como más amenazante es solamente a Rider. Irisviel está de acuerdo con ese punto.

Desde que ella ya entiende la intención del oponente, entonces sería momento de plantear su posición.

"Nosotros los Einsbern nunca hemos tenido el hábito de unirnos con otros. Una supuesta alianza sólo hará reír a los demás - Sin embargo, si quiere luchar contra enemigos uno por uno, nosotros también expresaríamos nuestra sinceridad."

"... Adelante."

"Considerar a Tōsaka como nuestro enemigo solo después de que todos los demás Maestros sean derrotados - estamos dispuestos a obedecer tal acuerdo."

La manera indirecta de hablar de Irisviel hizo a Tokiomi asentir con su cabeza fríamente.

"Es decir, un acuerdo de cese al fuego con condiciones adheridas. Es apropiado para ambas partes."

"Tenemos dos demandas."

Como si tratando de suprimir al otro y tomar la iniciativa, Irisviel prosiguió.

"Primeramente, denos la información que tiene sobre el Master de Rider."

Tokiomi se rio con disimulo en su corazón cuando escuchó esto. Ya que Einsbern hizo tal demanda, entonces significaba que realmente quería ir a derrotar a Rider ella misma. Este desarrollo estaba completamente dentro de sus expectativas.

"- Kirei, diles."

Escuchando la orden de Tokiomi, Kirei, quien se había quedado a un lado y esperado en silencio, comenzó a explicar con un tono plano.

"El Maestro de Rider es un mago aprendiz llamado Waver Velvet, quien estaba estudiando bajo Kayneth. Ahora se hospeda en la casa de una vieja pareja de apellido MacKenzie en la ciudad Miyama, Nakagoe 2-chōme. Ellos son una familia ordinaria que no tiene nada que ver con el Toque del Cielo, pero piensan que Waver es su propio nieto bajo la magia de hipnosis de Waver."

Kirei terminó con fluidez. Escuchando esto, Irisviel y Maiya no podían evitar pero temblar. Aunque lo habían más o menos adivinado, no pensaron que Kirei, quien había una vez controlado a Assassin, podría llevar a cabo una guerra de inteligencia tan minuciosamente.

"... Bien, ¿cuál es la otra condición?"

Tokiomi instó encantado. Irisviel lo miró fijamente con una solemne y pesada expresión, y habló con un tono inflexible que no permitió declinar al oponente.

"La segunda condición - es eliminar a Kotomine Kirei del Toque del Cielo."

Tokiomi, quien originalmente tenía una expresión relajada, no podía evitar pero quedarse boquiabierto cuando escuchó esto. Sin embargo, Kirei permaneció imperturbable, y ni siquiera movió sus cejas.

"No me refiero a matarlo. Sólo estoy diciendo que necesita salir de Fuyuki - no, salir de Japón - antes de que la guerra termine. Esperamos que parta mañana por la mañana."

"¿Puede explicar la razón?"

Tokiomi calmó la vacilación de su corazón y le pidió con una voz bastante baja. Irisviel, quien podía distinguir las emociones de la gente muy claramente, creía más firmemente que este par de profesor y estudiante tienen distanciamiento entre ellos - era obvio que Tokiomi no sabía exactamente lo qué hizo Kirei.

"Ese Ejecutor tiene un buen feudo con nosotros los Einsbern. Si Tōsaka lo incluye en su bando, entonces seríamos completamente incapaces de confiar en usted. Si es así, entonces lo consideraríamos como el objetivo a ser eliminado primero, y nos uniríamos con Rider y los otros para iniciar a atacarlo a usted."

"..."

No había ni un solo indicio de broma en el tono de Irisviel. Finalmente, Tokiomi detectó que había muchas cosas que no sabía y lanzó una mirada dudosa a Kirei, quien estaba a su lado.

"¿Qué está pasando, Kirei?"

"..."

Kirei permaneció en silencio, inexpresivo como si llevara una máscara. Sin embargo, ya que no hizo ninguna réplica a las palabras de Irisviel, su silencio era suficiente para explicar el problema.

Con un suspiro, Tokiomi una vez más ocultó sus emociones en el fondo de su corazón y contempló al bando Einsbern con una expresión indiferente.

"Como el sustituto del difunto Padre Risei, Kirei ha heredado el trabajo del Supervisor. Si usted cree que él debe partir, entonces tenemos una condición también."

Silenciosamente, Irisviel inclinó la cabeza e hizo un gesto para que continuara.

"- He observado la batalla de anoche. Esa Saber suya tiene un Fantasma Noble con un excesivamente poderoso poder destructivo; esperamos que pueda restringirla de su uso."

Ahora Saber frunció el ceño. Ella entendió que Tōsaka quería impulsar forzosamente el duelo con Rider sobre ella. Sólo podía considerar esta condición adicional como muy irracional.

"¿Por qué interfiere con nuestras tácticas de batalla?"

"Nosotros somos los administradores de Fuyuki. Si el Toque del Cielo va a salir de la ocultación de la Santa Iglesia y proceder abiertamente, entonces espero que las perturbaciones innecesarias puedan ser evitadas."

En este momento, Maiya, quien había estado callada hasta ahora, repentinamente interrumpió.

"¿El Fantasma Noble de Saber causó daños a las estructuras circundantes anoche?"

"- Por suerte, fue daño mínimo. Coincidentemente hubo un gran barco en el camino de su ataque. Sin embargo, un error habría, de hecho, aplastado todas las casas en la orilla opuesta del río."

"Fuimos nosotros los que colocamos el barco ahí."

Al escuchar las palabras de Maiya, las cejas de Saber se movieron nerviosamente. De hecho, fue precisamente porque ese barco estaba ahí, que fue capaz de utilizar a Excalibur sin preocupaciones. Sin embargo, solo supo que eso fue preparado en realidad por Kiritsugu al escuchar a Maiya.

"Como nota aparte, ya hemos confirmado que el propietario de ese barco había comprado un seguro. El bando Einsbern ya ha considerado minuciosamente el poder destructivo del Fantasma Noble de Saber sin la necesidad de que nos lo recuerde."

"Le pido que ponga su supuesta consideración en un tratado."

Bastante rudo, Tokiomi interrumpió las palabras de Maiya.

"Es incondicionalmente prohibido el uso de Fantasmas Noble al nivel del suelo de la ciudad Fuyuki. Lo mismo aplica incluso si usted esta en el aire si indirectamente pudiera causar daño a los residentes - ¿puede usted estar de acuerdo con esta condición, Maestro Einsbern?"

"... Si estoy de acuerdo, ¿entonces Kotomine Kirei realmente saldría de Japón?"

"Ah, le aseguro eso, y puede considerado responsable."

Tokiomi asintió sin dudarlo. Kirei, junto a él, no podía dejar salir su ira, sólo podía apretar sus dientes fuertemente por sí mismo.

Irisviel consultó a Saber su opinión. Saber asintió para mostrar que estaba de acuerdo.

Saber tampoco quiere que su Fantasma Noble cree sacrificios innecesarios. Esto no podría considerarse como restricción excesiva si la preocupación de Tōsaka Tokiomi era la misma que la suya.

"- Muy bien. Ya que usted confirma que puede cumplir con la condición, entonces nosotros también estamos de acuerdo en cese al fuego."


※※※※※


Después de que terminó la reunión, Kotomine Kirei permaneció en la iglesia, la cual ambos Maestros han dejado.

Justo como Tokiomi dijo entonces, Kirei, ahora mismo, como miembro de la Santa Iglesia, estaba procediendo con la gestión de las consecuencias de toda la Ciudad Fuyuki. Debido a la muerte de su padre, Risei, quien era el Supervisor, la cadena de mando en el lugar estaba completamente confusa y no había absolutamente tiempo para esperar a que la Asamblea del Octavo Sacramento envié al sucesor oficial.

Sin embargo, el trabajo en cada escena estaba progresando metódicamente después de dar solo instrucciones apropiadas para la gestión en cada lugar. Esto mostró que las ordenes que Risei hizo cuando estaba vivo eran muy correctas. El trabajo de Kirei era continuar por el sendero que Risei ya había colocado y enviar las tareas una por una, en verdad, no era algo particularmente difícil.

Pero en este momento, él debe tomar una decisión acerca de su trabajo.

En realidad, para Kirei, ya había comprendido que su situación era peligrosa cuando sintió que Tokiomi tenía la intención de hacer una alianza con los Einsberns. La decisión que hizo en la reunión de hace un rato no era sorprendente tampoco. Las mujeres Einsbern - y Emiya Kiritsugu, el verdadero manipulador detrás de ellas - se había dado cuenta gradualmente de la amenaza de Kirei hacia ellos mientras era solo un "asistente ordinario” para Tōsaka Tokiomi. Por lo tanto, la alianza con Einsbern era más importante para él que Kirei.

Además, Tokiomi no sabía acerca de los Sellos de Comando que una vez más aparecieron en el brazo de Kirei, y de la existencia de los Sellos de Comando que fueron tomados de vuelta para su custodia y heredados secretamente de Risei. Kirei tampoco le había dicho que el verdadero Maestro de Saber, Emiya Kiritsugu, aún tenía que aparecer, o que Matō Kariya fue salvado. El hecho de que estaba escondiendo información tan importante en este momento, significa que Kirei ya había descartado sus obligaciones como subordinado de Tokiomi. Tokiomi descubriría esto tarde o temprano; en este momento Kirei no tiene el derecho a quejarse.

Después de contactar con los empleados distribuidos por todas partes por teléfono, Kirei regresó a su habitación solo. Se sentó en el borde de la cama y sintió la tranquilidad y la quietud de la iglesia vacía.

Kirei cuestionaba su propio corazón mientras miraba fijamente a la oscuridad.

Él ya se había preguntado a sí mismo de esta manera miles y decenas de miles de veces en su vida hasta ahora.

Pero esta pregunta estaba realmente presionando sobre él esta noche. Solo que esta vez, tenía que llegar a una respuesta antes de que rompa el alba.

¿Justo cuál, es mi deseo?

Entre la vasta cantidad de información que los empleados pasan mientras estaban limpiando las consecuencias, había dos piezas de información que Kirei no podía ignorar.

Uno - un cuerpo de hombre adulto que murió de una manera extraña, apareció ante el público en la orilla del río, donde las cosas se han hundido en el caos después de haber sido desatado por el demonio marino de Caster. El cadáver fue tomado por la Santa Iglesia y evitado ser entregado a la policía. Ya no podía ser identificado debido a daño facial severo, pero debido a los rastros de los Sellos de Comando en su mano derecha, puede ser determinado que él era el Maestro de Caster, Uryū Ryūnosuke. Causa de la muerte - balas de rifle de gran diámetro, 30 milímetros o más, dos disparos.

El otro informe era aún más impactante.

Sólo hace unas horas, los cuerpos de Kayneth El-Melloi Archibald y Sola-Ui Nuada-Re Sophia-Ri fueron encontrados dentro de una fábrica abandonada en las afueras de Shinto. Los dos cuerpos habían sido descubiertos por empleados de la Iglesia mientras patrullaban y lidiaron con ello. Un descartado y firmado Pergamino de Auto-Juramento fue encontrado en la escena. Esta era la evidencia desnuda del perpetrador en haber utilizado medios despreciables para matar al Maestro de Lancer.

Emiya Kiritsugu - está cruel y sin emociones máquina de caza, estaba eliminando a sus oponentes uno a uno.

Lo que él temía, era que Kiritsugu aún estaba continuando la guerra en algún lugar. A diferencia de Kirei, quien solo podía sentarse en el lugar perplejo, él estaba caminando hacia el Santo Grial apremiantemente.

Este campo de batalla llamado Fuyuki hizo a un hombre, quien se había dedicado continuamente a batallas huecas, resurgir tras un silencio de nueve años. Sin embargo, antes de que Kirei sepa exactamente cuales fueron sus intenciones y razones, él tiene que salir aquí.

¿Por qué cosa oraría aquel hombre cuando obtenga el omnipotente recipiente concede deseos?

¿Llenaría realmente esa respuesta el vacío en el corazón de Kirei?

"... ¿Quién eres?"

Repentinamente murmuró a sí mismo. Una vez había esperado a Emiya Kiritsugu con una premonición casi igual a las oraciones, esperando su respuesta. Ahora Kirei tenía una sensación de peligro. La imagen que cruzó su mente era aquella de las mujeres quienes se pararon firmes enfrente de Kiritsugu y lo protegieron. ¿Por qué arriesgarían sus vidas por Kiritsugu? ¿O era que Kiritsugu se había hundido tan bajo, al mundano grado de compartir su propio objetivo con terceros?

Kirei sintió la presencia desatándose en la profunda tranquilidad. La presencia se le estaba acercando por el pasillo fuera de su puerta. Kirei ya se había vuelto muy familiarizado con esta presencia. Incluso si él estaba solamente caminando en silencio, aquel Espíritu Heroico no ocultó la majestuosidad extravagante emanando de él. Incluso si estuviera entrando en el reino de los dioses, él permaneció tan obstinado y desenfrenado como siempre.

Archer no tocó, entró en la habitación de Kirei directamente. Él se burló con un sarcástico y lastimero tono cuando vio que Kirei estaba sumido en sus pensamientos.

"¿En que estás pensando incluso en esta etapa? Debería haber un límite en ser lento."

"... Dejaste al maestro Tokiomi regresar por su cuenta, ¿Archer?"

"Estuve con él hasta la casa. Recientemente hubo insectos venenosos más traicioneros que Assassin acechando en la noche."

Kirei asintió. Ese Emiya Kiritsugu no ignoró la reunión en ese momento; definitivamente buscaría una oportunidad para actuar durante el viaje de Tokiomi para o de regreso de la reunión. Kirei había informado a alguien minuciosamente sobre ese punto - no a Tokiomi, sino a Archer.

FZ v03 283.png

"Sin embargo, realmente eres un tipo honesto. Sabiendo que tu situación esta empeorando, pero aún preocupado por la seguridad de tu señor."

"Esta es una decisión lógica. Había terminado mi deber como la herramienta del maestro Tokiomi y no hay razones restantes para seguir quedándome en Fuyuki."

"- No piensas realmente eso, ¿verdad?"

La mirada fija de Archer parecía haber visto a través de todo. En silencio, Kirei lo miró fijamente de regreso.

Sin embargo, Kirei no planea reprochar, porque lo que Archer dijo no estaba equivocado. De lo contrario, no estaría aquí sentado idiotamente, sino que ya estaría haciendo preparativos para salir de Fuyuki.

"Incluso ahora, el Santo Grial aún esta llamándote, y tú también estas deseando seguir luchando."

Archer dijo así. Kirei permaneció en silencio y desistió de reprochar.

No importa lo que diga, no hay nada que ocultar frente a Archer. Ese Espíritu Heroico incluso había visto a través del hecho de que sólo estaba engañando a todo el mundo, incluido a sí mismo. Entonces, tal vez la respuesta que Kirei siempre había buscado, ya estaba también dentro de su corazón.

Era como si esos ojos rojos gemelos estuviesen mirando fijamente desde arriba a un pequeño ratón blanco, vagando perdido y perplejo. No había incentivo, ni tampoco hay salvación; tal vez la apreciación de las preocupaciones de otros era algo que hizo al Rey de los Héroes encantarse.

"... Desde que tengo memoria, he estado viendo en una pregunta."

Como si confesándole a la oscuridad en su corazón, Kirei se paró frente a Archer.

"Perdiendo el tiempo, soportando el dolor... pero todo terminó en inutilidad. Sin embargo, justo ahora siento que nunca he estado más cerca de la "respuesta".

Lo que busco debe estar en Fuyuki, al final de la guerra."

Después de que dijo esas palabras, Kirei una vez más entendió exactamente lo que lo llevó a caminar hasta hoy.

Fue hace mucho tiempo, cuando Kotomine Kirei aún estaba por ser el perro de Tōsaka Tokiomi. El Kirei de entonces continuamente desataba discrepancia solo para sí mismo.

"Ya que has reflexionado tanto, ¿entonces por qué estás perplejo?"

Archer preguntó fríamente.

Escuchando esto, Kirei bajó su cabeza y miró sus manos abiertas, luego cubrió su rostro como si fuera a suspirar.

"Tengo una premonición siniestra - caminaría hacia la aniquilación cuando haya obtenido todas las respuestas."

Si la expectativa que fue provista a Emiya Kiritsugu no era cumplida –

Y si no podía encontrar algo más en el fin de Matō Kariya tampoco –

Entonces, Kirei ya no podría volver atrás; sólo podría afrontarlo. Sólo podría tratar de enfrentar a la cosa que descubrió en las muertes de su padre y esposa.

Sería mejor para él simplemente dar la vuelta e irse. Ser el discípulo deferente de Tōsaka Tokiomi hasta el final y obedientemente irse. De esa manera, al menos se vería mejor en el rostro de ello.

Y olvidar todo de ahora en adelante. No preguntar nada, no pedir nada, y pasar a través de una ocupada pero mundana vida, como una planta lo haría. No importa lo que había perdido, esto al menos lo dejaría descansar en paz.

"- No pienses esas cosas aburridas, idiota."

El recordatorio de Archer interrumpió el pensamiento que casi había estado preparado para cumplir.

"No estarías emproblemado hasta ahora si pudieras cambiar tu forma de vida tan fácilmente. Tú, quien estás acostumbrado a cuestionar mientras estás vivo, morirías con preguntas al final también. No recibirás la respuesta y no podrás descansar en paz."

"..."

"Tal vez debería felicitarte. Finalmente vas a llegar al destino, después de tan largo viaje."

"... Felicitarías a alguien más, ¿Archer?"

Archer, inclinó su cabeza. Aún no había sentimentalismo en su rostro pero estaba centellando con una inocente y alegre luz como un niño observando un hormiguero.

"Debería haberte dicho que observar la causa y la retribución de la humanidad es el espectáculo más interesante. Yo, el rey, con toda seguridad ansío el momento en que te encuentres cara a cara con tu destino."

El Rey de los Héroes, dijo esto galantemente. Escuchando esto, Kirei dio una risa amarga.

"¿Es realmente muy divertido vivir tan obstinadamente por la codicia del "goce"?"

"Si eres celoso, puedes intentar vivir un poco de esta manera también. No temerás a la aniquilación una vez comprendas exactamente lo que es el goce."

El teléfono en la oficina del sacerdote en el corredor exterior sonó. Como si ya lo había predicho, Kirei no parecía estar sorprendido de todos modos. Salió de la habitación, recogió el auricular, y rápidamente desconectó el teléfono después de unas pocas palabras y regresó a la habitación.

"- ¿Qué pasa?"

"Es una llamada de los empleados de la Santa Iglesia, quienes originalmente trabajaron bajo mi padre. Ahora tienen que informarme todo a mí."

Viendo que la expresión de Kirei estaba inusualmente relajada, Archer frunció el ceño y preguntó.

"¿Hay alguna buena noticia?"

"Podrías decir que. Esta noticia es bastante decisiva."

Después de esto, Kirei dudó por un momento, considerando si debería decirlo. Sin embargo, al final, él escogió confesar.

"Envié gente a seguir a esos del bando Einsbern después del final de la reciente reunión. Les dije que era la orden de mi padre dada antes de fallecer, entonces fueron y lo hicieron. Gracias a eso, encontré el lugar donde esos tres están actualmente ocultándose."

Después de que Archer escuchó terminar a Kirei, no podía evitar pero estar aturdido por un rato.

Entonces el Rey de los Héroes se rio con ganas. Aplaudió continuamente.

"- ¡Sinceramente Kirei - tú realmente eres - ! ¡No te habrás decidido ya hace años!"

Él aún estaba usando su propia posición para detectar los movimientos de los bandos enemigos, por lo que sería imposible para él no unirse a la pelea. Mientras Kirei estaba ansioso, la estrategia de batalla había hecho avances concretos.

Pero él no había hecho la preparación mental en ese momento - justo unos pocos minutos atrás.

"Estuve perdido una vez y también quise rendirme. Pero al final - Rey de los Héroes, es como dijiste - alguien como yo sólo puede persistir con preguntas."

Mientras Kirei hablaba, se enrolló sus mangas y confirmó los Sellos de Comando en sus brazos.

Había dos Sellos de Comando en su brazo izquierdo inferior. Sellos de Comando que le permitirían a Kirei hacer un contrato una vez más con un Sirviente.

Mientras tanto, los Sellos de Comando que fueron tomados de vuelta para su custodia y heredados de su padre, cubrieron todo su brazo derecho. Los innumerables Sellos de Comando, todavía por confirmar un objetivo para un contrato, pueden ser usados y forjados en prana altamente práctico que no tiene alineaciones, y puede ser usado para restringir a los Sirvientes también. Eso significa que pueden ser usados como Crestas Mágicas fingidas. Aparte del hecho de que son ampliables, la magia que Kirei ahora poseía era suficiente para rivalizar con las famosas casas mágicas que han recogido sus Crestas a través de generaciones. La preparación de Kirei era más que suficiente para continuar participando en el Toque del Cielo que todavía estaba en marcha.

No hubo mayor bien ni ilusionarías glorias en el camino ante él. Una batalla que sólo pertenecía a Kotomine Kirei estaba a punto de comenzar.

Con el fin de llenar su propia nihilidad, con el fin de confirmar la capacidad de su propio vacío – cuestionaría a Emiya Kiritsugu, cuestionaría a Matō Kariya y cuestionaría al recipiente concede deseos, el Santo Grial.

"Jajajaja - Sin embargo, Kirei, aunque es un poco abrupto, tengo algunas preguntas."

Archer reía con locura y arrogantemente. Esos ojos color rojo-sangre fueron impregnados con las implicaciones de una travesura - y al mismo tiempo llevaban una sombra maligna.

"Si realmente has decidido participar en la Guerra del Santo Grial, entonces te convertirías en enemigo de Tōsaka Tokiomi. Es decir, ahora mismo te quedas indefensamente en la misma habitación con el Sirviente del enemigo. ¿No es esto muy espantoso?"

"No necesariamente; todavía tengo maneras para mantenerme con vida."

"¿Oh?"

Archer, interesado, entrecerró sus ojos.

Kirei habló con calma.

"Ya que ahora ya estoy en oposición al maestro Tokiomi, entonces ya no necesito ocultar sus mentiras - Gilgamesh, déjame decirte la verdad del Toque del Cielo que no conoces."

"... ¿Qué dijiste?"

Escuchando esto, Archer frunció el ceño con perplejidad. Kirei procedió a hablar minuciosamente de la verdad del Toque del Cielo que llegó a conocer de Tokiomi.

"El milagro que ocurre en el "interior" de este mundo no puede ser usado universalmente en el "exterior" del mundo. La lucha por el recipiente concede deseos es solo un camuflaje; las "Tres Familias Nobles del Inicio" tienen otros planes.

La ceremonia que originalmente había sido realizada en Fuyuki, fue una especie de intento de usar las almas de siete Espíritus Heroicos como sacrificios para abrir el camino que conduce a la “Raíz”. La promesa de "Cumplir un milagro" fue también solamente un cebo usado para atraer Espíritus Heroicos. Sin embargo, como resultado de la difusión unilateral de este “cebo”, el Toque del Cielo actual ha perdido sus significados originales y solo es dejado con una cáscara vacía."

Este es un secreto conocido solo por los Matōs, Tōsakas, Einsberns y personas relacionadas con ellas. Los Maestros extranjeros y todos los Sirvientes son ajenos a esta verdad.

"Esta vez, el único mago quien quiere cumplir el una vez ansiado deseo de las "Tres Familias Nobles del Inicio" es Tōsaka Tokiomi. Quiere matar a los siete Sirvientes para activar "el Gran Grial”. Así es, matar a todos los siete. ¿Entiendes? - Es por eso que el maestro Tokiomi era tan tacaño con el uso de los Sellos de Comando. Él sólo puede usar dos Sellos de Comando en la batalla con otros Maestros. Él necesita usar el último que queda para ordenarle a su propio Sirviente que se suicide una vez todo este finalizado."

Archer lo escuchó terminar sin interrupción, luego cuestionó con una voz baja y con una expresión extremadamente apática.

"... ¿Me estás diciendo que la lealtad que Tōsaka Tokiomi me había mostrado, fue solo para engañarme?"

Kirei conoce el carácter de su maestro. Por lo tanto, lentamente sacudió su cabeza.

"Él de hecho tiene sumo respeto por “Gilgamesh, Rey de los Héroes”. Sin embargo, es completamente diferente para el Sirviente Archer. Es decir, eres solo una representación, un significado no muy lejos de una estatua o un retrato. Todo mundo quien pase caminando le daría una mirada respetable de admiración si es puesta en el lugar más llamativo en una galería - pero si esta representación es removida cuando la colección esta siendo rotada, entonces sería despreciada.

Es decir, el maestro Tokiomi es un completo “mago” al final. Para él, un Sirviente es solamente una herramienta. Una vez me había dicho con calma, que incluso si admira a los Espíritus Heroicos, no albergará ilusiones hacia ídolos."

Escuchando la explicación de Kirei, Archer asintió dramáticamente como si repentinamente dándose cuenta de algo, luego, una vez más, mostró esa sonrisa malvada que tenía antes. Había crueldad dentro de la tolerancia, determinación dentro de la audacia; era la sonrisa de un rey quien era una existencia absoluta, quien podría decidir todo con una sola palabra.

"Tokiomi - hoy finalmente he descubierto tu valía. Incluso ese hombre aburrido puede hacerme tan encantado."

Si es visto desde los significados ocultos bajo esas palabras, esta fue definitivamente una declaración trágica, suficiente para congelar la sangre de alguien.

"Rey de los Héroes, ¿qué planeas hacer? ¿Aún mostrarás lealtad al maestro Tokiomi incluso así, y castigarás mi traición?"

"Sí, ¿qué debo hacer? Aunque ha sido desleal a mí, Tokiomi es después de todo, mi proveedor de prana. Además, dónde conseguiría un Maestro perfecto --”

Archer dejó de hablar y repentinamente miró fijo a Kirei con una expresión fría.

"Ah – hablando de eso, parece que hay un Maestro aquí quien había obtenido Sellos de Comando, pero había perdido a su Sirviente."

"Hablas la verdad."

Usando una sonrisa para responder al desnudo señuelo de Archer, Kirei bajó su cabeza.

"¿Pero tiene ese hombre la valía para ser agraciado con el favor del Rey de los Héroes?"

"No hay problema. Aunque no es perfecto, hay suficiente potencial. Tal vez incluso sea capaz de dejarme completamente disfrutar."

- Y así.

En ese momento, el Maestro final y el Sirviente elegido por el destino, intercambiaron sonrisas entre sí por primera vez.


※※※※※


"Eso” estaba perdido en un abismo de sueño poco profundo dentro de la oscuridad sellada en la tierra sin fondo.

Lo que “Eso” soñó en el sueño poco profundo - fueron las interminables “oraciones”, irracionales e inasequibles que han sido encomendadas hace mucho tiempo.

Un mundo hermoso. Una vida hermosa. Un alma perfecta.

Debido a que tales anhelos eran demasiado fuertes, por eso ellos tuvieron que encomendar todos los otros males a un lugar; ese era el deseo de los frágiles hombres.

A través de respuesta a esa "oración”, “Eso” había una vez, salvado un mundo. No hay mal aparte de mí. Esto no es imperfección aparte de mí.

Yo soy el único quien debería ser odiado. Yo soy el único quien debería ser aborrecido.

Justo así, “Eso” salvó al mundo y les dejó obtener paz.

Por lo tanto –

"Eso” no era un santo quien salvó a los hombres y ayudó al mundo. Sin alabanzas, sin reverencias, sin tributos; sólo con rechazos, sólo maldiciones, sólo desdén... antes de que “Eso” lo supiese, incluso su nombre como humano había sido borrado, sólo lo dejaron con el título de su "modo de existencia", y finalmente, se convirtió en un concepto que fue transmitido a través de las eras.

Hasta ahora, todo lo que se había convertido en un sueño de recuerdos, había tenido su bautismo del tiempo.

¿Justamente cuánto tiempo había pasado desde entonces?

Ahora mismo, "Eso” estaba pensando aturdidamente sobre la cama en que había dormido pacíficamente.

Se sintió como si algunos cambios complicados habían ocurrido. Así es; fue aproximadamente hace sesenta años. Algo había ocurrido casi en un abrir y cerrar de ojos.

Porque sucedió tan repentinamente, "Eso” no entendía todo por completo - cuando “Eso” volvió en sí, “Eso” ya estaba en un lugar como la cálida placenta de una madre.

Una infinita oscuridad que suspiró en el lugar más profundo debajo de la tierra.

En aquel entonces, había sido un lugar que había ocultado un “huevo” que tenía interminables posibilidades. Un día, como una semilla, "Eso” entró y plantó sus raíces en este lugar. Desde ese día, ese lugar se convirtió en la cavidad abdominal que alimenta una oscuridad que no pertenece a nada, verdaderamente se convirtió en un útero con el propósito de fomentar "Eso” a la madurez.

Desde entonces, "Eso” había seguramente absorbido el prana que voló desde las líneas místicas en la tierra como un bebé que obtuvo alimentación de la placenta de la madre, mientras "Eso” durmió en su sueño poco profundo. Mientras "Eso” verdaderamente creció, "Eso” esperó sin ser descubierto por alguien, por la llegada de una oportunidad.

Esperando un día dejar esta abrasadora profunda oscuridad, el momento del alumbramiento.

Repentinamente, “Eso” - reanimó sus orejas y escuchó el sonido proveniente cerca de “Eso”.

Justo entonces, alguien realmente habla.

"... todos los males de este mundo... no importa... gustosamente lo acepto..."

Aaah, alguien estaba llamando a “Eso”.

La bendición y él mismo, fueron ambos llamados por alguien.

Respóndele. Debe ser capaz en este momento.

El remolino de prana que se había hinchado hace mucho a un incomparable tamaño en la oscuridad, dio a "Eso” una forma concreta.

Las interminables “oraciones” que habían sido encomendadas en el distante pasado, también deberían ser capaces de ser cumplidas ahora mismo.

Una "existencia" como algo por lo que se oró.

"Ir a hacer" todas las cosas que fueron deseadas.

Todas las piezas del rompecabezas habían sido ensambladas.

Los engranajes del destino rechinaban juntos y ahora estaban girando con valentía, acelerando con el día de la finalización como su objetivo.

Todo lo que queda - era esperar para que el canal de parto se abra.

Mientras "Eso” soñaba en su sueño poco profundo, "Eso” emitió gritos que teñirán al mundo rojo carmesí...

"Eso” también repitió sus contracciones en la oscuridad debajo de la tierra, desconocido para cualquiera.







Regresar a: Acto 11 Ir a: Página Principal Avanzar a: Notas Finales