Fate/Zero:Acto 16

From Baka-Tsuki
Jump to: navigation, search

Acto 16[edit]

-04:08:29[edit]

Acto 16.

Dos en punto A.M. –

Las calles se quedaron dormidas en un silencio más profundo y más completo que lo usual. Incluso los residentes noctámbulos - quizás atemorizados por los repetidos casos - obedecieron a la apelación de auto imponerse toques de queda y fueron sumisamente atraídos a sus hogares. Incluso las sombras de los carros desaparecieron de la superficie de la carretera. El asfalto, claramente iluminado sólo por las luces de la calle, estaba congelado por el aire de la noche invernal.

Este paisaje urbano donde la vida humana había completamente cesado, pareció como si perteneciera a una escena con juguetes extendidos a tamaño real. Si un lugar más allá del reconocimiento de humanos normales, era llamado un "mundo extraño", entonces eso era, sin lugar a dudas, lo que la nocturna Fuyuki era.

Un único caballo heroico corrió rápidamente cruzando ese paisaje bizarro, como si dominaba sobre el lugar. Waver estaba siendo llevando en su vigorosa espalda, corriendo hacia su lugar de muerte. Directamente detrás de él estaba el enorme y magnífico pecho del Rey de los Conquistadores, tan cerca que incluso sus fuertes latidos eran transmitidos.

Incluso si llegara a sobrevivir a esta noche, Waver nunca olvidaría esta tensa y silenciosa exaltación. Hubo un tiempo conocido en el mundo como el "momento de la verdad". Cuando el alma, descubierta y liberada de todo engaño y embellecimiento, tomo la amplia vista del mundo en su estado verdadero, ahí existía un instante que no sabía nada, pero la agitación del corazón. Ciertamente, eso era lo que él estaba reflejando en estos momentos. El instante en que todos y cada uno de los misterios y paradojas del mundo fueron comprendidos y sin embargo permanecieron sin respuesta. El instante en que el significado de la existencia y el valor de la muerte podían ser claramente captados, incluso sin palabras. Era un momento de suprema felicidad, de liberación de todo el desconcierto y la incertidumbre, las dificultades de la vida humana.

El caballo de batalla tranquilamente salió de la ciudad durmiente y saltó hacia la orilla del río, llena de tranquila agua en color de la oscuridad. En la tranquila noche, el gran puente al que estaban apuntando estaba iluminado en blanco por la brillantez de las lámparas de mercurio hueco.

"Rider, ese es......"

El Rey de los Conquistadores respondió al Waver señalando, con un asentimiento.

De pie en el puente iluminado como si por plena luz de día, su brillantemente dorada y majestuosa apariencia irradiaba aún más, como si burlándose de tales falsificaciones como la luz artificial. La despiadada frialdad del brillo de sus ojos carmesí profundo, congeló todo el cuerpo de Waver con miedo, incluso cuando estaban separados a cientos de metros.

Sirviente Archer, Rey de los Héroes Gilgamesh –

No es que no se había preparado. Desde el principio, había comprendido que este era un oponente inevitable. Aún así, ahora que estaba una vez más enfrentando a lo auténtico, el aire de intimidación superó a todas las defensas del corazón y llegó a aplastar el núcleo de su alma.

"¿Asustado, chico?"

Rider, quien sintió el temblor de Waver, preguntó en voz baja. El chico asintió francamente, sin ninguna pretensión de valentía.

"Sí, estoy asustado. O supongo que, para decirlo a tu manera, "mi corazón está saltando de emoción.”

A su tensa respuesta, la cara del Rey de los Conquistadores rompió en una sonrisa de satisfacción.

"Eso es exactamente. Cuando el enemigo es poderoso, el anhelo por el dulce vino de la victoria se convierte en absoluta felicidad. Oh ho, parece que lo entiendes ahora."

Bucéfalo se dirigió majestuosamente, llevando al valientemente alardeado Rider al pie del puente.

Esta sería su cuarta y sin duda, última oportunidad encontrándose. El antiguo Rey de los Héroes y el legendario Rey de los Conquistadores. Para los dos, ambos ocupando el camino ancho de cuatro carriles como si fueran de su propiedad, el único obstáculo que podría entorpecerlos era cada otro. El puente era un camino de una sola vía; si uno no retrocediera, entonces el otro no trataría de evadir. Para una competición de tiranía entre estos dos seres royales, era un inevitable, incluso predestinado campo de batalla.

Bucéfalo detuvo sus pesuñas, habiéndose detenido después de evidentemente sentido la voluntad de su montador, quien lo recompensó rascándole la melena.

"Chico, espera aquí por ahora."

"- ¿Huh?"

Rider se bajó de la espalda de su querido caballo, se paró en el suelo, y comenzó a caminar con un aire de compostura hacia el enemigo esperando. Como si había sido acordado, Archer también comenzó a caminar a su encuentro a mitad de camino, sus talones sonando con altanería.

No eran guerreros quienes simplemente competían solamente con sus habilidades marciales. Viendo como ambos competirían en tiranía, además de cruzar espadas, también deben proceder a través de los canales adecuados.

"Rider, ¿dónde está tu orgulloso carro de guerra?"

Tan pronto como abrió su boca, Archer lo cuestionó con enojo inquieto.

"Ah, eso. Bueno. Agravantemente, esa Saber se lo ha llevado."

Rider respondió con una encogida de hombros despreocupada. Archer lo miró fijamente, escrutando con sus ojos color sangre.

"... ¿Olvidaste lo que había decidido? Fuiste informado que serías derrotado en tu más perfecta condición."

"Hm, ahora que lo mencionas, es cierto."

Sin miedo a la intimidación, Rider, en una extremadamente valiente y feroz manera, torció sus labios y sonrió.

"Es verdad, mi arma ha sido consumida. Pero, no tomes eso a la ligera, Rey de los Héroes. Esta noche, Alexander está incompleto, y por lo tanto, más allá de completo."

Era una forma incoherente de hablar, pero Archer no se burló de su tontería, y miró sobre el cuerpo de Rider con ojos afilados que parecían que lo cortaban.

"- Ya veo. Sí, tu Aura se desborda. Es inusualmente inquebrantable. Parece que no te paras ante mí sin algunas posibilidades de victoria."

Era la verdad. Mientras que había perdido uno de sus Fantasmas Nobles, la cantidad de prana hirviendo de Rider ahora mismo era varias veces mayor que antes. Los tres Sellos de Comando gastados que Waver había intentado “gastar sin sentido", sin querer estaban ejerciendo un efecto. Cuando se usan Sellos de Comando para activar la máxima autoridad, entre más vagos los contenidos, más reducidos serán los efectos. En este punto, como las órdenes anteriores de Waver, todas carecían de solidez, en términos de usar los Sellos de Comando, estaban en efecto desperdiciado. Por otra parte, un Sello de Comando activado no como un comando absoluto para doblar la voluntad del Sirviente, sino con el consentimiento de ambas partes, no sólo haría cumplir las acciones del Sirviente, sino también se convertirán en una manera de apoyarlas y amplificarlas. En este caso, similar a cómo la Saber de Kiritsugu logró la relocalización espacial, los Sellos de Comando pueden a veces hacer posible cosas sin precedentes, que anulan los métodos normales de la magia, cosas en el mismo nivel que la “Hechicería”.

Mientras que el método de uso hizo poca impresión, ya que los tres Sellos se ajustan a la voluntad del propio Sirviente y además, fueron activados en sucesión, Rider recibió un efecto definitivo de los Sellos de Comando de Waver. Siempre y cuando aspiré hacia la acción de "victoria", Rider recibiría una cantidad amplificada de Prana como apoyo en comparación a lo normal. Francamente, el Rider actual estaba, incluso más que en el pasado, en su "más perfecto".

"Hey, Archer. Hablando de decisiones, ¿no había un acuerdo más, de nuestro banquete de antes?"

"¿La conclusión de que no tendríamos más opción que matarnos unos a otros?"

"¿No dijimos que tomaríamos el resto del vino antes de eso?"

Rider, con una sonrisa sincera, impensable para alguien preparándose para el combate mortal, instó al Rey de los Héroes.

"En aquel momento, algunos groseros compañeros intentaron echar a perder nuestro banquete... pero aún quedaba algo en la botella. No puedes engañar a mis ojos."

"Como era de esperarse del rey de la usurpación. Eres de visión aguda cuando se trata de las pertenencias de los otros."

Archer, con una sonrisa amarga, una vez más llamó a un set de recipientes para beber del mundo-alternado "bóveda" a su mano. La botella fue vaciada, y el resto del vino de alta calidad de la Era de los Dioses en su fondo, fue vertido completamente en dos copas. Como dos boxeadores cruzando sus guantes, solemnemente golpearon sus copas entre sí.

"Una cosa más, Rey de Babilonia. Mi última adición a ti."

"Permitido. Dilo."

Su copa aún elevada, vistiendo un rostro serio mientras que alguna ingenuidad pícara permanecía en su mirada, Alexander comenzó.

"Por ejemplo, si mi Ionion Hetairoi fuera equipado por tu Puerta de Babilonia, indudablemente se convertiría en el ejército más poderoso. Incluso ese Presidente de Occidente no sería más que una ruptura de viento."

"Hm. ¿Y?"

"Una vez más, ¿no serás mi aliado? Si nos unimos, seguramente podemos conquistar tan lejos como el final de las estrellas."

Oyendo esto, el Rey de los Héroes, como si hubiera escuchado alguna muy satisfactoria sátira, se rió a carcajadas sin ninguna preocupación.

"Cuán profundamente divertido eres. Ha sido un largo tiempo desde que me he reído así de tanto, de algo diferente al disparate absurdo de un bufón."

A pesar de que él se rió, su despiadada ofensividad no se debilitó en lo más mínimo. Quizás la intención de matar y el gran placer, contienen aproximadamente el mismo significado para este regidor dorado.

". Es una lástima, pero no requiero de un segundo amigo. Pasado y futuro, mi compañía sólo será uno - y no hay necesidad de que sean dos royales."

A tal decidida respuesta, el Rey de los Conquistadores simplemente asintió discretamente, sin mostrar su desánimo.

"Ese es un alto y solitario reinado. Tendré que desafiar a ese firme estado de asuntos con gran admiración."

"Bien. Muéstrate a ti mismo, al deseo de tu corazón, Rey de los Conquistadores. Eres un enemigo digno de mi juicio."

Los dos Reyes tragaron sus últimos tragos juntos, despojados de las copas vacías, y regresado sobre sus talones. Sin darse la vuelta otra vez, los dos, cada uno regresó a la posición defensiva de donde vinieron.

Waver, quien había visto sus últimos brindis con una tensa expresión, fue a encontrarse con el retorno del Rey con un suspiro.

"¿Ustedes dos realmente se llevan bien?"

"Bueno, Estaremos matándonos uno a otro ahora. O podría ser el último oponente en toda mi vida con el que voy a intercambiar miradas. No puedo ser ingrato."

"... No seas estúpido."

Waver rebatió el tono de broma de Alexander con una voz ahogada.

"No hay manera de que puedas ser asesinado. No voy a aceptar eso. ¿Olvidaste mis Sellos de Comando?"

"Es cierto - sí, eso es."

Con una sonrisa intrépida, Rider, una vez más se sentó a horcajadas sobre la espalda del Bucéfalo esperando y desenvainó la espada fijada en su cadera.

"¡Reúnanse, hermanos míos! ¡Esta noche, marcaremos nuestras galantes figuras en la más fuerte leyenda!"

Un viento de arena caliente sopló sobre el puente, como si respondiendo al llamado del Rey y dispersó la bruma del río.

Los pensamientos de los Espíritus Heroicos quienes una vez habían visto el mismo sueño que el Rey, traídos de más allá del tiempo y el espacio, ahora se juntaron y se tejieron alrededor de la espada Chipriota.

Un cielo azul sin límites. Un horizonte, borroso por la bruma de calor, que todos lo mirarían con un solo corazón con el fin de determinar su final.

Las imágenes mentales de los valientes quienes cruzaron el tiempo para buscar el campo de batalla que erosionó incluso la realidad y convirtió al deshabitado gran puente en una gran llanura con un fiero torbellino.

Y uno a uno, los Espíritus Heroicos se apresuraron a la escena de la batalla decisiva a la que fueron ordenados.

"Ahh......"

Esta fue la segunda vez que Waver había visto el espectáculo del despliegue de Ionion Hetairoi en su magnificencia. A pesar de que ya no era algo para ser sorprendido, ahora que sabía el significado de este último Fantasma Noble, el cual actualiza el reinado de Alexander, estaba abrumado por un sentido de admiración incluso mayor que la primera vez.

Las brillantes elites de la caballería - el vínculo de señor y sirviente que habían formado con el Rey de los Conquistadores hace una vez, podría superar incluso la separación de la vida y el más allá.

No había ningún lugar donde su campo de batalla, sublimado en la eternidad, no pudiera ser actualizado. Si el Rey de los Conquistadores otra vez se estableciera en la tiranía, entonces no importa dónde estuviera, sus sirvientes se apresurarían a él.

Ese era el orgullo de estar juntos con el Rey.

La alegría de ser capaz de luchar juntos, de su sangre caliente aumentando.

"Nuestro enemigo es el Rey de los Héroes, más poderoso que decenas de miles - ¡un oponente que no carece en ningún aspecto!. Vengan, heroicos guerreros, demuestren al Espíritu Heroico original el camino de nuestra tiranía"

"¡¡¡Ohhhhhhhhhhhhhh - !!!"

Al rugido de Alexander, los vítores de las tropas desplegadas se elevaron en el aire.

Sólo el solitario Archer estaba delante de ellos, confrontando a la gran multitud, la cual hervía como en alta mar, pero no mostró ni una pizca de consternación y simplemente de pie, imponente bloqueando su camino. Su apariencia, pintado en oro, era como un sólo pico imponente y arduo. El aire de intimidación era inequívocamente sin precedentes, precisamente lo que vendría de un Espíritu Heroico semidiós.

"Ven, señor de los vencedores. Ahora conocerás la verdadera forma de un Rey......"

Al valientemente jactándose Rey de los Héroes, la multitud de Espíritus Heroicos, dirigidos por el caballo heroico Bucéfalo, finalmente cargaron en una formación de cuña.

Rider rugió mientras encabezaba la vanguardia. Respondiendo a su rugido, los caballeros liberaron un grito de batalla. A las agitadas olas y las discordantes canciones atronadoras, Waver sumó su propia pequeña voz con todas sus fuerzas.

"¡AAAALaLaLaLaie!"





-03:59:48[edit]

En ese momento, Saber estaba vagando sin rumbo por el este de Shinto en busca de Irisviel. Naturalmente, ella también notó la señal de humo enviada en el Ayuntamiento de Fuyuki.

Aunque no entendía el significado de la señal, indudablemente tenía algo que ver con el Toque del Cielo. Al igual que alguien críticamente enfermo quien giraría a cualquier médico, como abrazando a un salvavidas, Saber inmediatamente giró el vehículo y corrió en la dirección del humo de la señal de bengala.

Saber, quien no necesitaba cruzar el Río Mion para alcanzar su destino, no fue atacada por Archer, quien estaba custodiando el puente, y arribó primero al Ayuntamiento de Fuyuki.

Saber condujo la V-MAX a través de la escena silenciosa nocturna; acelerando el motor de cuatro cilindros tipo-V, condujo en el pórtico frontal, las paredes las cuales aún parecían nuevas.

No había ninguna señal del enemigo a la vista, y tampoco podía percibir cualquier intento de matar oculto en la oscuridad. En ese caso -- ¿estaba el enemigo escondiéndose dentro del edificio?

Saber miró fijamente por un momento el área totalmente negra cerca de la pared exterior del Ayuntamiento, girando la V-MAX en torno al camino guía designado para los visitantes. Siguió el sendero en pendiente que se extiende debajo del edificio y entró al aparcamiento subterráneo.

En el área subterránea donde la luz de la luna no podía alcanzar, la luz blanca de los faros delanteros cortó a través de la oscuridad para brillar en la fría pared de cemento. El ancho aparcamiento, diseñado para acomodar a más de un centenar de vehículos, todavía no había sido abierto para el uso; sólo unos cuantos carros de la empresa constructora estaban estacionados aquí y allá; el resto del espacio vacío estaba pesado con aire polvoriento.

El áspero rugido del motor de la V-MAX también fue tragado en un instante por el extraño, silencio de cripta. Saber cautelosamente miró a su alrededor. Todo a su alrededor era densa oscuridad, las sombras de los pilares de apoyo que habían sido construidos por todo el lugar... extremadamente adecuadas para que el enemigo oculté su forma. Más importantemente, su instinto sintió el intento de asesinato que casi saturaba el aire.

"Ah..."

Desde el piso llegó un suspiro rencoroso; sonaba como el gemido de los muertos de un oscuro abismo.

Saber no podría haber escuchado este sonido equivocadamente, para él, ella había sido muchas veces su objetivo---

"¡¡URRRRRR!!"

Ella inmediatamente reaccionó a la explosión que siguió de cerca al rugido.

Saber giró y retrocedió rápidamente. En el lugar en que justo había estado, la V-MAX dejada atrás, estaba rodeada por fuego que salpicaba como lluvia. En sólo un instante, su amado corcel de acero fue convertido en un montón de chatarra sin forma. La esencia quemada de pólvora alcanzó la nariz de Saber.

"Esta arma es---"

Saber tenía una impresión de la misma. Esta fue la lluvia de fuego que había convertido al Maestro de Lancer y al resto---todos quienes habían caído terriblemente víctimas de los cálculos de Emiya Kiritsugu---en lamentables cadáveres. Era la mecanizada arma de disparo, que se había convertido en corriente dominante en este mundo moderno.

En las profundidades de la oscuridad, rojos lotos de llama florecieron una vez más. Bajo la luz del fuego que emanaba de la boca de la pistola, la sombra negra de Berserker alargada al estado de deformidad, mientras hacía gestos amenazantemente en las paredes del área de aparcamiento subterráneo. Sin la menor vacilación, Saber se elevó en el aire, precipitándose a través de un bautismo de balas de plomo voladoras. Las balas perdidas de inimaginable poder destructivo, abrieron un gran agujero en el cemento del suelo y las paredes. Ese poder, obviamente, no podría hablarse conjuntamente con el arma que Maiya había usado. Saber sintió que a pesar de que ella era un Sirviente, si era golpeada, sería fatalmente herida, ella rechinó sus dientes en enojo.

Por supuesto, no podía haber conocido el proceso por el cual Berserker había obtenido las pequeñas ametralladoras. Ambas manos del loco caballero negro sostenían un arma de fuego moderna que Kotomine Kirei había preparado usando el poder de su cargo como Supervisor, Berserker ágilmente y libremente las operaba como si fueran extensiones de sus propias manos. Estructura y pistolera de las armas de fuego, estaban todas inmersas en el prana de odio, y se habían convertido en feroz equipamiento mágico militar que podría amenazar incluso a Saber.

"¡▂ ▂ ▃ ▃ ▄ ▄ ▅ ▅!"

Las dos ametralladoras no fueron de ninguna manera inferiores al furioso aullido del caballero negro; chillando con vehemencia, atacaron a Saber. Las balas, más rápidas que la velocidad del sonido, eran aún incapaces de superar la velocidad de la espada de Saber. Sin embargo, la velocidad de una veintena de balas por segundo la dejaban sólo capaz de rechazar.

Berserker podría conferir las propiedades de un Fantasma Noble al arma en su mano, independientemente de su origen o período de tiempo. Una vez ha sido mejorada a la categoría de Fantasma Noble, la diferencia en poder entre los dos tipos de armas, "espada" y "arma de fuego" forzó a Saber a una situación decisivamente desventajosa.

Debido a que la construcción del edificio aún no se ha terminado, un gran número de botes de pintura estaban apilados en una esquina del estacionamiento. Una de las balas perdidas las golpeó, y la bala calcinada causó que el disolvente explote. La oscuridad subterránea fue disipada por lotos rojos de llamas.

Saber estaba tan restringida por la cortina de balas que no podía acercarse; miró a su alrededor en busca de un método por el cual podría regresar de una derrota segura. Entonces, vio un pequeño camión estacionado en un lote en la esquina del aparcamiento.

"--- ¡Eso es!"

Aceptando el riesgo de que pudiera ser forzada en la esquina, con ninguna ruta de retirada, Saber se abalanzó hacia el vehículo al que había puesto sus ojos. Berserker la persiguió mientras ella huía, al mismo tiempo disparando al azar con las armas de fuego en sus manos. Saber hizo un feroz paso que apenas precedió a los aullidos de las balas, precipitándose a la parte trasera del camión. Ella blandió la palma de su hoja hacia arriba, lanzando la estructura del vehículo en el aire.

En ese punto, la lluvia de balas dirigidas a Saber arrugaron el camión como si hubiera sido un modelo de papel. Saber continuó oculta detrás de la estructura del camión, piezas del cual habían sido esparcidas por todas partes, usando su hombro para detener al chasis rotante. De esta manera, se precipitó hacia Berserker.

Berserker continuó disparando, usando la ametralladora para destrozar sin piedad la estructura del camión a pedacitos de hierro. A pesar de que el pesado marco del camión rápidamente encontró su desintegrado destino, desde la perspectiva de Saber, siempre y cuando el "escudo temporal" pueda acortar la distancia y traer a Berserker a la proximidad del ataque de su espada, sería suficiente.

"¡Uaoaoaoao!"

Las balas, las cuales habían penetrado la estructura del camión, rozaron su cara y hombros. Una bala envió chispas volando en todas direcciones, mientras impactaba el tanque de aceite, combustionando el combustible en el interior. La estructura del vehículo, ya irreconocible, fue consignada a las llamas. Sin embargo, incluso esto no detuvo el ritmo del ataque de Saber.

Cuando la distancia con el adversario se había acercado a menos de diez metros, Saber tomó el momento oportuno para lanzar los restos del camión hacia Berserker. Enfrentando la llameante chatarra, Berserker no sólo declinó de esquivar, sino también levantó una sola mano en el intento de destrozarlo con un puño.

- El momento era propicio.

"¡¡Ha-a!!"

Con un gran grito, Saber, una vez más presionó en la ardiente estructura del camión con la estruendosa velocidad de un relámpago, usando toda su fuerza para conducir su ataque hacia abajo. La preciosa espada atravesó la pieza de hierro ardiendo que había sido usada como una distracción; la punta de la espada se acercó a Berserker en el otro lado.

Bloqueado por el obstáculo, Berserker era completamente incapaz de ver las acciones de Saber, y por lo tanto no tenía manera de evadir este ataque. En el tercer enfrentamiento de espadas, Saber finalmente anotó un golpe sobre el enemigo en un solo golpe. Desde la punta de su espada, la sensación de haber anotado un golpe directo viajó hasta su mano.

Pero---

"--- ¿Demasiado superficial?"

Por el lado de Saber, debido al bloqueante escudo, ella también no pudo ver directamente a su objetivo. A pesar de que había, de hecho, anotado un golpe en el otro, confiando en su intuición para atacar, finalmente no había sido lo suficientemente suertuda para anotar un golpe crítico en ese golpe. La parte frontal de Aire Invisible, aunque había hecho contacto con precisión con el centro de la frente del yelmo negro, había sido incapaz de romper el cráneo en el interior.

El exterior del camión fue objeto de una fuerte lluvia de balas, y su interior había sido atravesado por una espada; esta vez finalmente se rompió en dos pedazos. A pesar de que Berserker no había recibido una herida fatal, el feroz ataque a su cara lo hizo tambalearse hacia atrás y lo dejó incapaz de recuperarse por un corto momento. Ese era el tiempo suficiente para un ataque de seguimiento. Ahora la balanza de la victoria se inclinó hacia Saber.

Saber pateó a un lado los restos del vehículo ardiendo y levantó en alto su espada en una posición hacia arriba. Esta vez, ella definitivamente no lo dejará tranquilo. Apuntó a la parte superior de la cabeza indefensa de Berserker y apostó la victoria en el siguiente ataque directo.

La posición, velocidad y coordinación eran todas perfectas. Fue un golpe digno del nombre del Espíritu Heroico portador de la espada, lo suficiente como para hacer creer que el resultado había sido decidido---precisamente por esta razón, el instante cuando la espada de Saber fue detenida en el aire fue especialmente sorprendente.

Berserker tiró las ametralladoras, atrapando la hoja de Aire Invisible entre sus manos ante los ojos de ella. Esa habilidad consumada fue increíble por dos razones: la primera fue que él había usado una postura imposible para responder al golpe mortal de seguimiento de Saber, y la segunda fue que lo había hecho a pesar de que era imposible de percibir el camino de Aire Invisible . Pero el caballero negro había agarrado la hoja blanca con sus propias manos para sellar el ataque de Saber como si hubiera conocido todos los detalles de la espada de Saber, desde la forma hasta la longitud, como la palma de su mano.

Saber repentinamente se dio cuenta del peligro fatal de teniendo a Berserker en contacto con su arma, ella se estremeció violentamente. Desvaneció el asombro de su corazón al fondo de su mente y usó toda su fuerza para patear hacia el pecho del caballero negro. Berserker, quien no pudo resistir el golpe y fue forzado a replegarse, soltó la preciosa espada, permitiendo a la amada arma de Saber escapar estrechamente del peligro de ser corroída por la magia negra del otro.

Los aspersores en el techo, por fin reaccionaron a las llamas esparciéndose por todas partes, comenzaron a rociar violentamente cortinas de agua. A pesar de que sus cuerpos fueron expuestos a vertientes torrenciales de agua, el plateado y negro caballero, aún no se movían en lo más mínimo mientras se confrontaban el uno al otro.

En el corazón de Saber de nuevo surgió una pregunta que no podía pasarse por alto.

La ilusión engañosa de Aire Invisible había sido ineficaz contra Berserker. Él estaba obviamente muy familiarizado con la espada protegida por una vaina invisible. En otras palabras, eso significa que él, originalmente la había conocido antes de que ella se hubiese convertido en un Espíritu Heroico.

En el distrito de almacenes y el Río Mion, este caballero negro había mostrado una persistencia anormal en atacar a Saber. Si sus acciones no habían sido bajo las instrucciones de su Maestro, sino por el propio odio de este insano Espíritu Heroico...

Cuanto más miraba a la niebla negra, más confusos se volvían los detalles de la armadura. Esto indicaba que alrededor del cuerpo de Berserker estaba enrollada una protección ilusoria similar a Aire Invisible, haciendo imposible ver el verdadero rostro de este Espíritu Heroico. Pero en este punto Saber no podía pero creer --- él era indudablemente uno de los caballeros quienes la habían conocido.

"... Tu habilidad dice que tú no eres bajo ninguna circunstancia un caballero anónimo. ¡Respóndeme! "

Saber tomó una decisión y gritó en voz alta al enemigo que confrontaba a través de la niebla.

"Puesto que tú has reconocido que yo soy el Rey de Britania, Arturia Pendragon y me has desafiado como tal, ¡deberías dar a conocer tu fondo con la gloria correspondiente a un caballero! ¡El emitir un desafío mientras ocultando tu identidad es similar a conspirar en contra mía! "

El golpeteo de agua, como un aguacero de lluvia, fue lentamente penetrado por un claro ruido --- ka-da-ka-da --- de metal. Aunque era muy débil, el sonido que impregnaba las orejas, le heló el alma; indudablemente, venía de Berserker --- bajo el manto de la niebla negra, su armadura de cuerpo entero estaba temblando.

Ese era el sonido gentil de la armadura que cubría completamente sus miembros mientras las piezas suavemente se tensaban y golpeaban una contra la otra.

"Tú..."

Saber finalmente descubrió la fuente del extraño sonido, como un suspiro o un gemido, arrastrándose por el suelo.

Ese rechinante, ruido sollozante se originaba en las profundidades del yelmo negro. El cuerpo entero de Berserker se estremeció, revelando una emoción que no pudo ser suprimida.

Risa --- cuando Saber lo entendió así, un indescriptible estremecimiento corrió a través de su cuerpo.

Careciendo sonido lógico o prueba, con sólo su sexto sentido como guía, se dio cuenta de una cosa: su previa interrogación había sido un error fatal.

Fue una lástima que se había dado cuenta demasiado tarde. Las palabras que habrían convocado a ella la peor maldición posible, desde hace mucho se habían hablado a través de sus propios labios.

La niebla negra pintando el cuerpo completo del caballero negro comenzó a girar y contraerse. Dentro de la niebla precipitante, la completamente negra armadura finalmente reveló sus verdaderos colores.

Era armadura perfecta que no era ni exquisita ni cruda, pero que perfectamente fusionaba magnificencia y funcionalidad.

La delicada, matizada mano de obra de un herrero quien había puesto su máximo esfuerzo, logró en concesionarle un aire de formidabilidad y fina construcción. Las innumerables marcas y rasguños grabados en ella, se convirtieron en esculturas destacando las ilustres hazañas militares del usuario, añadiendo un toque de valor a la armadura. Era un traje de batalla ideal, que todos los caballeros no podían evitar envidiar.

Saber reconoció al héroe que había una vez usado esa armadura para cabalgar hacia adelante en el campo de batalla. En la Mesa Redonda de Camelot, él había sido un espadachín sin igual, más radiante que cualquier otro, él había sido el caballero más excelente y el guerrero más leal, más valiente que cualquier otro.

"Tú eres---cómo podría---"

Ella deseaba que hubiera visto erróneamente. Él era la encarnación ideal representando el verdadero rostro de un "caballero". Esa apariencia ilustre no podría haberse convertido en la forma completamente negra corroída por la maldición de la Mejora de la Locura.

El caballero negro se rió siniestramente como si burlándose de los pensamientos de Saber, alcanzando la empuñadura de la preciosa espada en su vaina. Esa espada no había sido ni recogida ni robada. Este Espíritu Heroico quien había estado escondiendo su nombre desde el principio, estaba finalmente revelando su propio Fantasma Noble.

Saber sólo pudo mirar impotentemente mientras lentamente sacaba la preciosa espada de su vaina.

Ella no podría haber estado equivocada, el diseño de la espada era el mismo que la de la suya propia, y las letras de las hadas talladas en ella, eran prueba de que no había sido forjada por manos mortales. El destello de la afilada hoja bajo la luz de la luna era como el agua del lago mientras brillaba con esplendor. Esa era una espada ilimitada que no sería dañada sin importar el ataque que hubiere recibido.

Sólo él, quien fue exaltado como "el caballero perfecto" era digno de tener esa espada; su nombre fue también conocido como “Arondight • La Indestructible luz del Lago“--- esa evidencia pronunció el nombre del portador, incluso más claramente que si lo hubiera dicho él mismo.

"... Ar... thur..."

El grito vengativo resonaba en el yelmo negro. Con sólo esta vibración, la máscara que ya se había roto bajo el golpe previo de Saber, ahora se despedazó.

De la fracturada máscara, fue revelado un rostro ennegrecido.

FZ v04 277.png

Nada quedaba del hermoso rostro que una vez había atraído la admiración de muchas mujeres. El odio de ayer le había hecho tan demacrado y pálido como un fantasma; sólo sus ojos, llenos de odio, daban luz. Ese era el rostro de un hombre muerto en vida quien había perdido todo por una maldición.

"... Ah..."

Saber sintió sus rodillas debilitarse. El inquebrantable Rey de los Caballeros se olvidó en impotencia; como si incapaz de soportar el peso de las gotas, lloviendo sobre sus hombros y espalda, cayó de rodillas en el mojado piso.

--- Incluso esos quienes son héroes caerán tan lejos como para perder incluso el sentido más básico de honor ---

En el pasado, alguien le había hablado así.

En ese caso, ¿había la maldición comenzado a partir de entonces?

"... De verdad..."

Saber miró a la figura delante de sus ojos, quien hace mucho había perdido la distinguida dignidad del ayer y había sido completamente cambiado por su descenso al asiento de la locura; cálidas lágrimas corrieron, y ella sólo pudo preguntar.

"... ¿De verdad me odias tanto, mi amigo...? Incluso si te has convertido como tal... ¿Me odias tanto, Caballero del Lago? "

En ese instante, la joven quien siempre mantuvo su gloria hasta el final, quien luchó por honor hasta lo último---

Ese fue el instante en el que fue derrotada.





-03:59:32[edit]

En el silencio, un olor repulsivo de quema asaltó sus fosas nasales; parecía que un incendio había estallado en algún lugar de este gran edificio.

Sin prisa, los pasos de Emiya Kiritsugu eran ligeros y decisivos mientras caminaba lentamente hacia el centro del pórtico vacío.

Él moderadamente relajaba los músculos de todo su cuerpo, no usando excesiva fuerza en ningún área. Por otro lado, sus nervios reflejaban toda la situación del área circundante, como un espejo más tranquilo y claro que la superficie de un lago sellado en hielo, más sensible que la audición, más nítido que la visión, sin puntos ciegos. Se había transformado a sí mismo en una sonda que podía instantáneamente sentir cualquier leve movimiento, mientras paseaba a través de la oscuridad.

Kotomine Kirei debería estar en algún lugar aquí, en el Ayuntamiento de Fuyuki, esperando la llegada de Emiya Kiritsugu.

Considerando este resultado, la emboscada que Kiritsugu había planeado realmente había sido un completo fracaso. Pero no sentía remordimiento alguno, mientras había finalmente sido capaz de determinar los verdaderos colores de Kotomine Kirei, el enigmático adversario; esto fue aún considerada una gran ganancia. Precisamente porque las muchas predicciones de Kiritsugu habían llegado a nada, había obtenido la respuesta a través del proceso de eliminación.

En resumen, ese hombre no tenía ningún interés en absoluto en el Grial.

Bajo circunstancias ordinarias, todos los Maestros batallarían por el bien de buscar el Grial. Esta idea se había arraigado como una primera impresión duradera; había cegado los ojos de Kiritsugu todo este tiempo, hasta hoy. Esto fue precisamente el por qué Kiritsugu había sentido incertidumbre y una falta de comprensión hacia las acciones de Kotomine Kirei --- el cual no tenía nada que ver con el Grial.

Pero esta noche, Kiritsugu había visto claramente la estrategia de Kirei para la ceremonia del descenso del Grial y descubrió que había estado fundamentalmente equivocado.

En usar el Ayuntamiento de Fuyuki como altar del sacrificio, la preparación de Kirei no había sido realmente minuciosa. Esta frágil fortaleza era ya careciente como fuerte mágico, pero no tomó ninguna medida defensiva. Incluso si el tiempo había estado presionando, debería al menos haber establecido trampas básicas y pantallas protectoras. Además, si realmente no había habido tiempo para prepararse, entonces ¿por qué habría hecho algo como convocar a los otros Sirvientes para que vengan a una batalla decisiva? Incluso tomando un centenar de pasos hacia atrás, incluso si realmente sabía absolutamente nada acerca de magia defensiva, entonces ¿por qué eligió la línea-mística que de las cuatro era la más inepta para una batalla defensiva?

Al pensar esto, Kiritsugu sólo podía creer --- para Kotomine Kirei, el descenso del Grial era una importancia secundaria. Ese hombre había elegido el Ayuntamiento de Fuyuki únicamente porque las posibilidades de ser emboscado ahí eran más bajas. En comparación con un descenso exitoso del Grial, deseaba más el ganar la más ventajosa iniciativa en la última batalla decisiva entre Maestros.

El objetivo de Kotomine Kirei no era el Grial, sino el derramamiento de sangre involucrado en el proceso de obtenerlo. La razón para eso no podía ser investigada, ni necesita investigación. Era suficiente haber entendido quién exactamente era el objetivo del Ejecutor.

Kiritsugu lentamente agarró fuertemente la Thompson Contender; sintiendo el toque de la madera de nogal bajo sus dedos, pensó en la cara que sólo había visto en una fotografía.

En este punto, aunque tratará de determinar cómo y dónde había cruzado camino con el de Kotomine Kirei, era sólo un intento hueco. La vida de Kiritsugu no había zarpado tan sin problemas como para acertar que nunca se había hecho un enemigo de alguien. Ese era un intruso quien se había colado al Toque del Cielo solamente debido a una disputa personal con Kiritsugu --- esta posibilidad sólo puede ser eliminada debido a razones de probabilidad. Aunque sólo había una pequeña posibilidad de que un intruso pudiera haber durado hasta el final del Toque del Cielo, así como dirigir una farsa que había cambiado la dirección en que el Grial había progresado---la realidad estaba ante sus ojos, y Kiritsugu sólo podía aceptarla como la verdad.

Emiya Kiritsugu nunca había buscado la verdad ni la respuesta a las cosas. Para él, sólo la "situación" había sido digna de preocupación.

Había simplemente prometido en su corazón que salvaría a más gente. No había ninguna distinción entre las vidas que fueron salvadas. El balance que medía sacrificio y salvación no tiene nada que ver con la razón o circunstancia. Así fue su existencia. Ciertamente no sería lo suficientemente tonto en inquirir por el significado de sus acciones.

Por lo tanto --- en el corazón de Kiritsugu, ninguna del miedo y la sensación de crisis que había sentido previamente hacia Kotomine Kirei permaneció en absoluto.

Desde el punto de partida de saber cuáles fueron sus motivos, ese hombre había caído a convertirse en un simple obstáculo que obstaculiza el progreso de Kiritsugu. No importa lo fuerte enemigo que el otro era, siempre y cuando Kiritsugu estaba seguro que era alguien al que debe desafiar, esa persona ya no era alguien por el cual sentiría algo. No había miedo, ni odio, ni subestimación ni compasión; consideraba sólo una cosa: eliminación. Esa era la única función que Kiritsugu se dio a sí mismo como una máquina de matar.

El gran auditorio que comprendía de la primera a la tercera planta se puede decir que es el área clave del Ayuntamiento de Fuyuki. Kirei colocó el cadáver del homúnculo muerto en el escenario – el cual, habiendo sido completamente renovado, estaba esperando solamente por la primera actuación.

En su suave cavidad abdominal, un objeto extraño podía definitivamente ser sentido. Era probablemente que el Grial que había sido mezclado con los órganos, estaba ahora recuperando su forma original. Aunque Kirei podía ahora abrir la cavidad abdominal y removerlo, no estaba ansioso por hacer eso. Cuando una más de las almas de los Sirvientes fuese reclamada, la cubierta externa debería automáticamente colapsar y revelar el Grial. Sólo tenía que esperar.

Archer estaba confrontando a Rider en el puente; Berserker estaba bloqueando a Saber en el garaje subterráneo para parquear. Todo estaba funcionando sin problemas. Ahora no había nadie para molestar a Kirei.

Salió del auditorio y llegó al corredor. Instantáneamente, el humo negro que se difundía por el aire asaltó sus fosas nasales. El origen del fuego debe ser el campo de batalla subterráneo. De la densidad del olor, el fuego ya se había esparcido a las diferentes áreas de la estructura. Pero, todas las conexiones alámbricas al exterior, incluyendo la alarma de incendio, ya había sido cortada, siempre y cuando el fuego no se esparza fuera de la estructura, no sería descubierto por los residentes cercanos.

Con cada paso que daba, su estado de ánimo se volvió más apasionado; las santas palabras de bendición, no pudieron evitar desbordarse de sus labios.

"Él restaura mi alma. Él me guía por caminos de rectitud por el bien de su nombre. Incluso aunque camine a través del valle de la sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque tú estás conmigo---"

Él estuvo aquí. Ahora estaba seguro de encontrarse con él.

Emiya Kiritsugu estaba cerca. Así como Kirei deseaba su llegada, entonces él buscaba por Kirei.

Las llamas habían dispersado la oscuridad, parpadeando y danzando en varias áreas del corredor. Cálido aire acariciaba el rostro de Kirei, pero no le importaba. La marea de sangre que agitaba en su corazón ardía aún más caliente que las llamas.

Ahora, Kirei se sintió bendecido por primera vez. El Dios quien nunca lo había bendecido antes en su vida, le había finalmente dado una revelación.

Lo que persiguió era esta catarsis de odio, esta alegría de la lucha.

"--- Tu vara y tu báculo, ellos me confortan. Tú preparas una mesa ante mí en la presencia de mis enemigos. Tú me unges la cabeza con aceite; mi copa rebosa. Seguramente el bien y el amor me seguirán todos los días de mi vida---”

Las lenguas de fuego siguieron a las paredes hasta el techo, convirtiéndose en señales que indican el camino al Infierno en invitación a los dos hombres.

Avanzaron silenciosamente, altos animosamente, sin vacilar, hacia el lugar de la batalla decisiva.

Así, se encontraron un nivel bajo tierra - el espacio de almacenamiento para grandes utilerías, directamente debajo del escenario.


En el otro extremo, el cual se agitaba con humo negro, Emiya Kiritsugu vio la esbelta figura vestida en vestiduras ceremoniales.

En el otro extremo, el cual se agitaba con aire caliente, Kotomine Kirei vio el abrigo negro de su enemigo mortal.


El resplandor de las Llaves Negras en su mano reflejaban el brillo del cañón de la pistola mágica.

Ambos percibían el intento de matar; hace mucho llegaron a comprender esa ardiente sensación.

Por lo tanto no había más necesidad de palabras para comunicarse.

Finalmente miraron directamente sobre cada uno con sus propios ojos; llegaron a la misma conclusión, al mismo tiempo.

Para Emiya Kiritsugu, esta guerra era--- Para Kotomine Kirei, el completo campo de batalla de Fuyuki era--- Todo de todo existía por el bien de derribar al enemigo ante ellos. En este momento y en este lugar, las cortinas se abrieron silenciosamente ante el inminente enfrentamiento final.

Siete Maestros. Siete Sirvientes. Todo era simplemente lo que podría ser llamado la "situación".



Para Emiya Kiritsugu, esta guerra era---

Para Kotomine Kirei, el completo campo de batalla de Fuyuki era---

Todo de todo existía por el bien de derribar al enemigo ante ellos.

Dentro de las furiosas llamas, las hojas estaban moviéndose.


Tres en su izquierda, tres en su derecha, el Ejecutor sacó un total de seis Llaves Negras y corrió a toda velocidad hacia adelante.

La visión de la pistola del asesino, entrenaba en la sombra que se acercaba con el viento.

En este momento y en este lugar, las cortinas se abrieron silenciosamente ante el inminente enfrentamiento final.





-03:59:04[edit]

La tierra rugió y nubes de arena fueron levantadas mientras Ionian Hetairoi se acercaba –

Incluso ante tal abrumador espectáculo, el Rey de los Héroes, Gilgamesh no se movió en lo más mínimo.

La única cosa habitando en esos ojos rojos mirando a la magnificencia, era completa alegría color sangre. Era un sentimiento más allá de los límites de la mundanidad, conocida sólo por el rey quien había completamente agotado todos los placeres de este mundo.

En verdad, Archer estaba complacido.

Estaba cansado de como sería invitado hasta el final de los tiempos, repentinamente, a farsas que eran batallas sólo en nombre. Y ahora, había finalmente obtenido un oponente que pudo reconocer como un "enemigo".

Un desafío de ese Rider era digno de usar toda su fuerza para ganar supremacía.

"Montones de sueños juntos y aspirando a la tiranía... voy a elogiar tu entusiasmo. Sin embargo, valientes soldados, ¿alguno de ustedes lo ha discernido? La verdad, que un sueño es algo que debes despertar pronto."

Archer, con la espada llave en mano, abrió la bóveda de la nada. Sin embargo, no desplegó la Puerta de Babilonia. Lo que sacó fue sólo una espada solitaria.

"Y así, era inevitable que yo sería el que bloquee tu camino, Rey de los Conquistadores".

- ¿Podría realmente ser llamado algo tan especializado como una “espada”?

Era un arma de una forma demasiada anormal. Había un agarre y un guarda mano, y su longitud era como la de una espada larga. Pero, la sección crucial donde la “hoja” debería haber estado asignada, se desviaba demasiado de la forma de un arma afilada. Era una hoja simple con un pilar formado por tres secciones alineadas, y una punta la cual giraba en forma de espiral. Las tres secciones pilares eran como molinos de mano, lentamente continuando rotando en alternancia.

Sí, ya no era una espada. Algo nacido antes de la aparición del concepto que este mundo llama una "espada" no puede posiblemente tener la forma de una espada conocida. Era algo construido por un Dios antes de los humanos. Era la realización de las obras de un Dios grabadas en el principio del mundo.

Los tres-molinos, como cilindros, actuando en concierto con el movimiento de los Cielos, giraban mientras cada una crujía con peso y poder equivalente al movimiento tectónico. La enorme cantidad de prana hirviendo y desbordándose estaba más allá de la medición.

"Ahora, conoce la conclusión de tu sueño sin cumplir. La verdad será mostrada por mi propia mano."

Archer sostuvo su mano sobre su cabeza, y la espada del inicio gradualmente aumentó la velocidad de sus revoluciones. Más rápido con cada revolución, cada vez más rápido...

Rider, quien percibió la amenaza simplemente por instinto, presionó las riendas de Bucéfalo.

"¡Ya viene!"

Él cedió el primer movimiento a Archer. Eso estaba bien. A pesar de que lo cedió, era sólo un golpe. Ionian Hetairoi pisotearía esa solitaria sombra dorada sin esperar a lo siguiente.

Así las cosas, tenía que dedicarse a superar ese único golpe. Archer jactado con su incomparable Fantasma Noble; esto era sin lugar a dudas una carta de triunfo sólo para cuando, a su manera, creía que el momento era propicio.

¿Era un Fantasma Noble anti-ejército?

¿Un Fantasma Noble anti-fortaleza?

O podría ser un Fantasma Noble anti-personal, y lo que realmente pretendía era disparar sólo a Rider, en la cabeza del ejército, matándolo con certeza...

Retumbó como un tornado ruge, y una enorme cantidad de prana surgió de la empuñadura de la espada de Archer.

"Ahora despierta,Ea. ¡Un escenario digno de ti ha sido preparado!"

Ea - el Dios de la tierra y el agua de la antigua mitología mesopotámica, quien había separado Cielo y Tierra.

Llamada por este nombre, la Espada de la Ruptura fue la espada primordial presente en la creación del mundo en la Era de los Dioses. El rol que la hoja del inicio logró - era nada menos que haber cortado lo que había estado sin forma en Cielo y Tierra, lo que había dado forma definitiva a esa distinción.

Y ahora, la rotante espada Dios, arrogantemente levantando vientos de tormenta, una vez más realizaría ese milagro del génesis. El dorado Rey de los Héroes triunfantemente gritó una declaración.

"Ven ahora y mirar hacia arriba - a ¡Enuma Elish!"

El Cielo gritó y la Tierra sacudió.

Una enorme colección de prana fue liberada, triturando en las leyes del espacio.

La punta de la espada que Archer balanceó hacia abajo, no estaba dirigida a nadie en primer lugar.

Ya no era una cuestión de apuntar a alguien. Lo que la hoja de la Espada de la Ruptura cortó no puede contener simplemente "al enemigo".

Rider, conduciendo su caballo duramente, vio ante sus ojos la fractura de la tierra, y la apertura de un abismo.

"¡¿Hmn?!"

Había observado el peligro que estaba lentamente ocurriendo a sus pies, pero el impulso de la carga de Bucéfalo ya no podía ser reprimida.

"Hii -"

El destino de la caída ya no podía ser evitado; Waver ahogó su grito. Pero claro, el caballo y jinete cargándolo ahora mismo, no eran del tipo que son intimidados por un peligro de este nivel.

"¡Haa -!"

Respondiendo a las riendas de Rider, el caballo heroico voló alto en el cielo con un golpe de sus espléndidas patas traseras.

Fue un espeluznante salto y deslizamiento. Pero, efectivamente, al final de ese único instante que parecía sin fin para Waver, en lo que Bucéfalo aterrizó fue tierra firme, en el lado opuesto de la fisura.

Sin embargo, antes de que tuviera tiempo para sentirse aliviado, Waver palideció por el terrible estado de la caballería siguiéndolos.

La brigada de Guardias del Rey, no teniendo piernas tan fuertes como Bucéfalo, no pudieron completamente cruzar la ruptura en la tierra, y cayeron sin remedio en el abismo como una avalancha. Los caballos de batalla de las filas más atrás frenaron en el borde y fueron salvados del miserable destino de la caída; sin embargo, no era más que el comienzo de la tragedia.

"¡Chico, sujétate!"

Reprendiéndolo, Rider agarró a Waver mientras aferrándose a la melena de Bucéfalo. "

En el tiempo que le tomó al caballo heroico sentir el peligro y saltar de nuevo a una zona segura, la fisura se expandió aún más en anchura, tragándose la tierra circundante y a los caballeros.

No - no era sólo la tierra. Las grietas se extendieron desde la superficie hasta el vacío, distorsionando el espacio y succionando la atmósfera. La totalidad de sus entornos fueron volados en el fin de la nada por un viento surgente.

"E-Esto es..."

Fue una escena que incluso el Rey de los Conquistadores estaba sin palabras.

La Espada de la Ruptura comandada por el Rey de los Héroes - lo que un solo golpe perforó a través, no fue solamente la tierra, sino el mundo mismo, extendiéndose hacia el cielo. El ataque no era ni siquiera algo para ser discutido como una cuestión de si golpea, o si su fuerza era conveniente. Soldados, caballos, el polvo, el cielo - casi todo lo que usaba el corte de espacio como fundación fue tragado y desaparecido en el vacío surgente.

Bucéfalo plantó firme sus pesuñas con todas sus fuerzas y resistió la presión atmosférica del vacío, aun cuando esto sucedió, la gran llanura de arena caliente tejida por Ionian Hetairoi, se rompió, destrozó, y se desplomó en el abismo de la nada como el final de un reloj de arena.

Antes de que esa única hoja fuese balanceada, todas las cosas no eran más que caos el cual no podría formar ningún significado –

Después de que esa única hoja fuese balanceada, una nueva verdad divide y distingue Cielo, Mar y Tierra.

El tumulto de la génesis liberada ya no estaba en el reino de un Fantasma Noble anti-fortaleza. Era una irregularidad que rompió no sólo eso que poseía forma, sino toda la creación. Esa era la verdadera forma de un Fantasma Noble anti-mundo, que hizo del Rey de los Héroes trascendente.

El Cielo cayó, la Tierra se rompió; dentro de la oscuridad, donde todo volvió a la nada, sólo la Espada de la Ruptura de Archer brillaba con esplendor. La deslumbrante luz continuó completando la destrucción, como una estrella de la creación, la primera cosa iluminando el nuevo mundo.

Rider y Waver no pudieron determinar todo esto hasta el final. Para empezar, la Esfera de Realidad en la que estaban era mantenida por el prana total de los Espíritus Heroicos convocados. Antes de que el propio mundo desapareciese, el campo limitado se rompió por las costuras, una vez que más de la mitad del ejército se había perdido, y las distorsionadas leyes del espacio, una vez más regresaron a la forma que habían sido.

Y así, como si despertando de un sueño, Bucéfalo, cargando a los dos de ellos, aterrizó en el gran puente de la nocturna Fuyuki.

En el fuerte opuesto, el dorado Archer se paró, bloqueando el camino de ellos con una sonrisa cautivadora. La ubicación de los dos no cambió; era como si el tiempo había rebobinado de nuevo al comienzo de la batalla.

El único cambio que podía verse era la existencia de la Espada de la ruptura en la mano de Archer, la cual aún estaba girando y gruñendo, incluso ahora.

Y el cambio fatal que no podía ser visto - la desaparición de Ionian Hetairoi, la carta de triunfo de Rider.

"Rider..."

El gigante Sirviente, con un rostro serio y dignificado, planteó una pregunta a su Maestro, mirándolo hacia arriba con una expresión pálida.

"Ahora que lo pienso, hay una cosa que tengo que preguntarte."

"... ¿Huh?"

" Waver Velvet. ¿Serías un sirviente, y me servirías?"

Todo su cuerpo temblaba con violentas emociones. Entonces, como el estallido de una presa, inundaciones de lágrimas se derramaron.

Era una pregunta que sabía que siempre estaría fuera de su alcance, y sin embargo, había estado anhelando y esperando ansiosamente. No había necesidad de buscar por una respuesta; era porque ya había preparado una, escondida en lo profundo de su corazón como un tesoro.

"Tú -"

El chico, llamado por su nombre por primera vez, sacó su pecho sin enjugar sus lágrimas, y respondió con una voz firme.

"- Tú, eres mi Rey. Te serviré. Daré todo por ti. Por favor, guíame. Por favor déjame ver el mismo sueño."

El rey de la tiranía sonrió ante las palabras de juramento. Para su sirviente, esa sonrisa fue una recompensa que supera cualquier premio.

"Hm, muy bien."

FZ v04 293.png

Tan pronto como su corazón fue envuelto por la alegría que eleva – el cuerpo de Waver fue realmente levantado en el espacio.

"... ¿Huh?"

El Rey recogió el cuerpo corto del chico desde la espalda de Bucéfalo, y suavemente lo bajó a la superficie de la carretera de asfalto. Habiendo perdido la elevación desde lo alto del caballo y regresado a la visión de su altura original, Waver no sintió nada, pero desconcierto, de una vez más saboreando su cortedad y pequeñez.

"Es mi deber como el Rey el ejemplificar el sueño. Y es tu deber como el sirviente el determinar el sueño del Rey, y pasarlo a las generaciones posteriores."

Sobre una silla tan alta que su mano temblorosa ya no podía alcanzar, el Rey de los Conquistadores sonrió con firmeza pero brillantemente, mientras pasaba su orden real.

"Subsiste, Waver. Ve todo hasta el final, vive bastante, y dilo; La naturaleza de tu Rey; el espíritu de este Alexander"

Bucéfalo relinchó, golpeando sus pesuñas como si en ánimo - pero al final, ¿fue para el Rey quien ahora enfrentaría su muerte, o el sirviente quien le fue confiado un cargo difícil?

Waver bajó su cabeza, y no la levantó. Alexander lo tomó como consentimiento. No había necesidad de palabras. Desde este día hasta el fin del tiempo, el sirviente será guiado por la figura del Rey, y el sirviente se mantendría leal a esa memoria. En la cara del juramento, incluso la separación era sin sentido; bajo el comando de Alexander, el vínculo formado entre Rey y sirviente era eterno y más allá del tiempo.

"¡Ahora, Bucéfalo, a la conquista!"

Y así, el Rey de los Conquistadores pateó los flancos de su querido caballo, y se fue a enfrentar su última carrera. Apuntando al amargo enemigo esperando por él, dejó escapar gritando un grito de guerra.

Era un estratega. Reconoció plenamente el flujo indiscutible de la batalla. Pero "eso" era diferente de "esto". El Rey de los Conquistadores Alexander no podía pensar en cualquier otra receta que no sea cargar hacia el dorado Espíritu Heroico.

No había resignación. No había desesperación. Lo qué había era sólo la emoción absoluta rebosando por completo de su corazón.

Fuerte - él era demasiado fuerte. El héroe quien hizo pedazos al mismo mundo, era indudablemente el enemigo más fuerte en el Cielo y la Tierra.

En ese caso, este hombre era el último enemigo.

Era más alto que el pico de Hindu Kush, más caliente que las arenas calientes de Mackran - él era el último obstáculo en este mundo. Y así, ¿cómo no iba el Rey de los Conquistadores a desafiarlo? Si puede superar esto, lo que hay más allá era sin duda el fin del mundo. El sueño lejano que siempre había estado viendo, estaba esperando ser cumplido en este momento, ante sus ojos.

"A Philotimo" – lo desafiaba porque era inalcanzable; expresaba su tiranía, ejemplificándola, por el bien del sirviente quien miraba sobre su espalda.

El Rey de los Héroes, imponiéndose sobre su camino, calmadamente miró al retador, y liberó los tesoros de la bóveda. Veinte, cuarenta, ochenta - un enjambre de Fantasmas Nobles desplegados desde el vacío, brillando como tantas estrellas brillantes. Esa luz hizo que el Rey de los Conquistadores recordará el cielo estrellado del Oriente, lejano en la distancia, que iba a admirar.

"¡¡AAAALaLaLaLaie!!"

Rugiendo con un deleite que sacudió su corazón, se precipitó junto a su amado caballo.

Con soberbios gruñidos, la lluvia de estrellas se aproximaba. Incesantemente, sin piedad, los impactos atropellando sobre sus cuerpos. Sin embargo, ese dolor no era más que una inútil insignificancia en comparación con la emoción de esta carrera.

Hubo momentos en que había sucumbido a esa clase de timidez - y sin embargo, no estaba a punto de alcanzar "el último final". Qué tontería. Qué desgracia.

El “fin” que había estado buscando ahora se eleva sobre su camino. Habiendo cruzado innumerables colinas, cruzado innumerables ríos, finalmente descubrió el punto final.

Por lo tanto, lo superaría.

Pasaría a través de ese enemigo.

Un paso, y un paso más allá. La única cosa que tenía que hacer era simplemente repetir eso. Si continuaba acumulándolo, entonces, incluso esa figura lejos en la distancia, debería seguramente ser alcanzada por su espada.

El enjambre de estrellas se vertía violentamente. En su furia, donde incluso su conciencia era propensa a retroceder, su postura inadvertidamente y descuidadamente comenzó a declinar.

Entonces se dio cuenta de que, en algún momento, había comenzado a correr con sus propios pies. ¿Qué tan lejos llegó su querido caballo Bucéfalo? ¿Dónde terminó? Quería llorar por su amigo, quien había valientemente llevado a cabo su deber hasta el final, pero eso era el por qué no podía detenerse ahora. Este paso que ahora tomaría hacia adelante, era en sí, el luto por aquellos quienes fueron dispersados.

Su dorado rival, como si entendiendo esto, dijo algo con una expresión de asombro. Pero no pudo oírlo. Ni siquiera los destellos de luz--pasando rosando sus orejas, con los sonidos de violentos vientos--podrían alcanzar sus oídos.

Lo que escuchaba, era simplemente - el sonido de las olas. El sonido de las olas rompiendo en las remotas y vacías costas - del mar en el fin del mundo. Aah, eso era. Con una sensación brillante, lo entendió. ¿Cómo no lo había reconocido durante todo este tiempo? - Este violento latido de su corazón era el rugido de Oceanus.

Lo que escuchaba, era simplemente - el sonido de las olas.

El sonido de las olas rompiendo en las remotas y vacías costas - del mar en el fin del mundo.

Aah, eso era. Con una sensación brillante, lo entendió.

¿Cómo no lo había reconocido durante todo este tiempo? - Este violento latido de su corazón era el rugido de Oceanus.

"¡Hahah... ahahahaha!"

Él vio su sueño mientras corría en la playa. La sensación de las salpicaduras que pateaba se sentía agradable en sus dedos. El rojo brillante empapando sus pies puede ser la sangre brotando de su propio abdomen, pero ¿qué con eso? Ahora mismo, estaba viendo un sueño del mar. ¿Cómo puede haber alguna felicidad más grande?

El Rey de los Héroes lo esperaba, justo ante sus ojos. Un paso más - y luego, sólo uno más, y su espada, blandida en lo alto, podría partir la corona de su cabeza.

"¡¡Haaaah -!!"

Con un resonante grito de victoria que alcanzó los Cielos, balanceó hacia abajo la espada de los Chipriotas.

Era el pico de un momento cuando estaba convencido de su victoria. El instante que debería haber pasado en un abrir y cerrar de ojos, parecía, por alguna razón, extenderse en una eternidad. Era como si el tiempo se detuvo –

No. En realidad, se detuvo - no el flujo del tiempo, sino su propio cuerpo.

Justo antes que la espada balanceada pudiera alcanzarlo, su hoja, sus extremidades, sus hombros, y su abdomen fueron envueltos alrededor por una resistente cadena; el Rey de los Conquistadores suspiró.

Enkidu - el secreto entre secretos contenida en la bóveda del Rey de los Héroes. La restricción que capturó incluso al Toro del Cielo.

"- Santo cielo... Todas estas rarezas, una tras otra..."

No había asombro o arrepentimiento. Simplemente se burló a si mismo por finalmente tropezar sobre un descuidado pequeño error. Una sonrisa amarga surgió de sus labios manchados de sangre.

La espada de los Chipriotas no podía alcanzarlo; sin embargo, la Espada de la Ruptura de Gilgamesh atravesó el pecho de Alexander, con el romo de su punta. Podía sentir la sensación de la lentamente triturante hoja dentro de sus órganos vitales. Esta espada sólo se vuelve más y más absurda - el Rey de los Conquistadores sintió asombro así como admiración, como si este fuese el asunto de otro.

"- ¿Has despertado de tu sueño, Rey de los Conquistadores?"

"... Hm, sí. Supongo..."

No podría llevarse a cabo esta vez, tampoco. Había terminado con el sueño incumplido, permaneciendo como estaba - incumplido. Sin embargo, ahora que lo pensaba, ese fue un sueño de una sola vez, había apostado su vida por él en el pasado.

El fantástico sueño que vio en Asia Menor en el pasado remoto - Ahora, en esta tierra del Lejano Oriente, estaba una vez más viendo el mismo sueño.

Pensando nostálgicamente en tales accidentadas circunstancias, Alexander sonrió.

Si pudiera ver el mismo sueño, incluso por una segunda vez, entonces no sería extraño tener un tercero.

Lo que significaría –

Era casi el momento adecuado para ver el siguiente sueño.

"Esta expedición ha, sido... emocionante, en todos los aspectos también..."

Alexander murmuró en satisfacción, estrechando las esquinas de sus ojos, los cuales estaban borrosos por una neblina de sangre. Determinando su expresión de éxtasis, Gilgamesh solemnemente asintió.

"Puedes desafiarlo tantas veces como desees, Rey de los Conquistadores."

A su digno oponente, cuyo cuerpo entero estaba empalado de pies a cabeza por la lluvia de Fantasmas Nobles, quien sin embargo no se detuvo hasta que frustrado por la Cadena del Cielo, el Rey de los Héroes dio su mayor recompensa - lo honró con verdaderos sentimientos de admiración.

"Hasta el fin del tiempo, este mundo siempre será mi jardín. Por lo tanto, Puedo asegurarte. Nunca encontrarás a este mundo tedioso."

"¿Ooh...? Eso es, bueno de, escuchar..."

Al final, despreocupadamente dando la respuesta apropiada, el Sirviente Rider fue silenciosamente extinguido.

En términos de tiempo, fue simplemente una corta batalla. No fue más que una ofensa y defensa que apenas llenó los pocos segundos que tardó el Espíritu Heroico montado el galopar a través hacia el fuerte opuesto.

Sin embargo, fue equivalente a toda una vida para Waver, quien lo tenía todo grabado en sus ojos sin parpadear una vez.

Él nunca lo olvidaría. Incluso si una tapa estuviese cerrada sobre su corazón, posiblemente no podría olvidar. La escena que sus ojos capturaron en los últimos segundos, ya se había convertido en parte de su alma y era imposible de separar.

Waver simplemente se quedó clavado en el suelo, solo, donde fue dejado atrás en el camino, incapaz de moverse en lo más mínimo. Repetidamente reconoció que debe moverse, pero sintió que si trataba de caminar un solo paso, colapsaría sobre sus rodillas.

Sin embargo, de ninguna manera podría arrodillarse ahora.

El dorado Archer, mirando a Waver con sus brutales ojos color sangre, lentamente caminaba a él. No debe apartar sus ojos. A pesar de que todo su cuerpo estaba congelado con terror, al menos comprendió eso. No sobreviviría si apartaba sus ojos ahora.

El chico negó con temor, no trató de ocultar, sin embargo, tercamente no apartó sus ojos; Archer parado ante él, planteó una pregunta en una voz completamente desprovista de emoción.

"Chico, ¿eres el Maestro de Rider?"

Había pensado que posiblemente no podría hablar de una garganta congelada por el terror, pero justo cuando fue preguntado sobre su relación con "él", fue liberado de su rigidez por un corto momento. Waver negó con su cabeza, y respondió con una voz ronca.

"No. Soy - su sirviente."

"¿Hmn?"

Archer, estrechó sus ojos, miró todo en su totalidad sobre Waver, y finalmente notó que ningún lugar en su cuerpo transmitió la presencia de los Sellos de Comando.

"- Ya veo. Pero chico, si realmente eres un súbdito leal, tienes el deber de vengar a tu difunto Rey, ¿no es así?"

Incluso con la segunda pregunta, Waver respondió con un extrañamente tranquilo corazón.

"... Si te desafío, moriría."

"Por supuesto."

"No puedo hacer eso. Se me ordenó vivir."

Sí - no podía morir. No ahora, cuando las últimas palabras confiadas a él por el Rey estaban grabadas en su corazón.

Waver debe escapar de este dilema no importa cómo. Estaba ante un Sirviente enemigo y no tenía forma de defenderse; a pesar de que era una situación desesperada donde nada podía hacerse - la única cosa que definitivamente no podía hacer era darse por vencido. No podía ignorar la forma en que había hecho el juramento.

Y ese era quizás un dolor mucho más cruel que resignarse a la muerte.

El chico negó impotentemente ante la muerte de la que no podía escapar, pero sólo su mirada, hizo conocida su firmeza. Mirando hacia abajo sin decir una palabra, sobre esa tan pequeña estatura por un corto tiempo, Gilgamesh simplemente asintió una vez.

"El camino de la devoción es una gran labor. Nunca lo estropees"

No tenía razón para levantar su mano contra un bastardo quien no era ni Maestro, ni traidor. Esa fue su decisión como el Rey.

Waver vio su partida mientras el dorado Espíritu Heroico giró sobre sus talones y tranquilamente se alejó. En poco tiempo, la figura había desaparecido de su vista, y un viento frío soplando a través del río, completamente dispersó el aire de la batalla que se había extendido durante todo el tiempo, después, el solitario chico se dio cuenta de que había sido dejado atrás en la noche, y finalmente comprendió que todo había terminado.

Sus rodillas temblaban de nuevo por el milagro que fue su supervivencia.

Justo antes de que Archer cambiara de parecer, había tenido realmente la intención de matar a Waver. La intención de matar que liberó tan naturalmente como respirar, había sin palabras, anunciado eso. Hubiese Waver apartado sus ojos, o colapsado con miedo, o ahogado en su respuesta, eso habría realmente ocurrido.

Si uno fuese a burlarse de cómo simplemente había rogado por su vida, entonces uno simplemente no sabía de la implacabilidad del Rey de los Héroes. Simplemente estando vivo después de resistir su terror, era un conflicto, y una victoria. Era la primera vez que Waver Velvet había obtenido una victoria en un desafío por sí mismo.

Fue una fea y muy pequeña batalla. Estaba lejos de ser valiente, o espectacular. Nadie cedió a él, y no obtuvo botín. La única cosa que hizo fue sobrevivir y escapar de un dilema.

Aun así, Waver estaba feliz. Estaba orgulloso. Sólo el mismo Waver podía entender lo invalorable que fue para él, llegar a esa imposible conclusión bajo esas circunstancias. Ese honor solamente estaba en él. Incluso si parecía feo para un espectador, no había razón para sentirse avergonzado.

Cumplió con la orden del Rey. Vio todo hasta el final, y subsistió.

Quería ser elogiado. Por esa enorme y pesada palma. Por su áspera, inreservada y gruesa voz. Esta vez, no necesitaría ocultar su vergüenza. Podría haber sacado su pecho inreservadamente y jactado de sus logros al hombre.

Sin embargo, - en esta noche, sumida en el silencio, Waver estaba inútilmente solo. Nadie estaba a su lado. Al igual que el Waver de hace once días, Waver estaba solo, dejado atrás en un cruel y apático rincón del mundo.

La batalla fue sólo para él. Nadie había notado lo que había superado por sí mismo en su soledad. Nadie lo estaba elogiando.

Pero si uno fuera a llamarlo, un trato cruel - pues no, no lo era.

Él había sido recompensado con algo más que suficientes palabras de elogio justo ahora. El más grande Rey en el mundo, lo había reconocido y asignado. Se le dijo que se le sumaría a las filas de los sirvientes.

El orden de los acontecimientos simplemente se invirtió.

Ahora también había sido elogiado para el lejano futuro; la única cosa por hacer ahora era dedicar todo lo que quedaba de su vida para acumular suficientes logros para corresponder a ese elogio.

Sí. Simplemente por esas palabras en ese punto en el tiempo - no estaba solo.

En el momento en que entendió esto, sus días como un chico habían terminado.

Y luego lo sabía por primera vez; a veces, las lágrimas fluyen libres de la humillación o arrepentimiento.

Ahora, en el puente vacío, mirando hacia abajo sobre la superficie negra del fluyente río, Waver Velvet mojó sus mejillas sin ningún remordimiento.

Eran las cálidas y claras lágrimas de un hombre.





-03:55:51[edit]

-- Una mujer estaba llorando.

Su hermoso rostro se volvió más desigual por el día con dolor, y arrugas de dilema fueron grabadas en los extremos de sus cejas; la mujer estaba silenciosamente llorando.

Se culpó y cuestionó a sí misma.

Estaba avergonzada sin medida.

Como una pecadora quien asumió toda la culpabilidad y la culpa en el mundo, sólo podía mojarse la cara día tras día con sus lágrimas.

Todos estaban hablando palabras crueles sobre ella - una esposa impúdica, una reina desleal.

Esos tontos plebeyos cegados por los gloriosos mitos no sabían la verdad, pero sólo la rodearon y reprendieron todos a la vez.

Ellos ni siquiera sabían que su esposo no era un hombre.


En este mundo, sólo su noble rostro le hizo a "él" dar a conocer su verdadero corazón.

Sin embargo, todo lo que "él" podía recordar fueron sus frustradas y tristes lágrimas.

Sí, "él" la había lastimado.

La amaba –

Fue amado por ella –

Esa fue la raíz de la caída de ambos.


Incluso ella debió haber descartado todo en aquel entonces y consignado a sí misma.

Un rey ideal era necesitado para salvar al país asolado por el caos y la guerra -- y una noble y virtuosa reina necesitaba estar al lado del rey. Esa era la forma en que la monarquía se suponía que debía ser en los sueños de la población.

La vida de una mujer era tan insignificante en comparación con este grandioso ideal.

Incluso si el rey no era un hombre, incluso si este matrimonio era entre dos mujeres quienes escondían el verdadero género de una y nunca pudieron consumarse, este sacrificio era necesario para proteger el país y su mayor bien.

Aun así, "él" aún quería salvarla.

La primera vez que a "él" se le había concedido audiencia en la corte, "él" había jurado silenciosamente en su corazón que "él" haría cualquier cosa por esta mujer, e incluso renunciaría a "su" vida por ella.

Había sido demasiado tarde cuando descubrió que era este pensamiento "suyo" que había estado atormentándola.

Había caído perdidamente enamorada de "él".

Ella ya había descartado la felicidad de una mujer. El amor era el mayor tabú.


Incluso si este romance no era permisible, aún debería haber un camino en el cual podrían hacer su difícil resolución, asumir sus pecados, y continuar hasta el final.

¿Qué hombre no lucharía contra el mundo entero por la mujer que amaba?

Sin embargo -- "él" no podía hacer eso.

Ella no era una "mujer", ni era un "humano", sino una parte mecánica llamada "reina" que apoyaba al rey gobernando el mundo.

"Él” no era un "hombre", ni era un "humano", sino una parte mecánica llamada "caballero" que servía al rey con absoluta lealtad.

"Él” era el hombre llamado "el Caballero del Lago"-- incomparablemente valiente, cortés y caballeroso, elegante y extravagante al mismo tiempo. "Él” era de hecho la personificación de la esencia de la caballería, una existencia que todos admiraban.

No sólo era este caballero ideal adorado por todos, había sido incluso bendecido por las hadas. Este título fue "su" gloria final, y al mismo tiempo, la maldición más grande concedida sobre "él".

El "caballero perfecto" quien sirvió al “rey perfecto"-- este hombre sólo podía vivir de esta manera, que otros habían esperado y confiado a "él", por lo que dio "su" vida por ello.

“Su” vida no le pertenece a "sí mismo", sino a la gente quien honra la caballería y dan su vida por ella.

Y el rey que "él" sirvió, era realmente demasiado perfecto, un héroe quien era absolutamente impecable. El “Caballero del Lago" nunca podría albergar pensamientos de traición hacia este "Rey de los Caballeros” quien había salvado a "su" país de origen de las profundidades de la guerra.

"Él" juró “su" absoluta lealtad al monarca perfecto, e hizo una noble amistad con el monarca.

"Él” también sabía que, detrás de esta noble caballería, había una atormentada e ignorada mujer, quien lloraba cada día.


¿Sólo cuál camino había sido el correcto? Nadie puede decirlo ahora.

¿Debió "él" haber sido cruel hasta el final y quedado con "sus" ideales, o debió "él" haber descartado la lealtad y vivido por amor?

Mientras "su" corazón estaba retorciéndose en agonía, el tiempo pasaba sin piedad. Finalmente, el peor resultado lo recibió a "él".

Villanos compañeros habían destruido el prestigio del rey en pedazos, y la traición de la reina fue finalmente revelada al mundo. Con el fin de salvar a la reina, quien había recibido la sentencia de muerte, "él" solo podía ir en contra de "su" rey en armas - por lo tanto, "él" lo perdió todo.

Un caballero convertido en traidor –

"Su" deslealtad rompió el equilibrio dentro de los Caballeros de la Mesa Redonda. Finalmente, este incidente se convirtió en el detonante de la guerra y la carnicería, y el país se destrozó en pedazos en las llamas de la guerra.

Los hombres "lo" habían llamado a menudo con esos tonos de burla.

Ese manchado nombre estaba tallado profundamente en la historia del pasado y nunca sería limpiado.

Por lo tanto, ella cayó en un profundo auto-desprecio por haber descaminado a ese "caballero perfecto", y estaba llorando hasta este día.

Al final, la única cosa que "él" había hecho por la mujer que "él" amada - fue hacerla llorar para siempre.

Hubiese "él" nacido como un hombre sórdido, sin honor, “él" podría haberse llevado a la reina sin dudarlo un instante y destruido el prestigio del rey.

Pero "él" era un caballero, un caballero demasiado perfecto.

Para el rey quien era "su" rival en el amor, el que causó a la mujer que "él” amaba pisar sobre ese doloroso y difícil camino -- "él" nunca había tenido sentimientos de odio hasta el final.

Sí, ¿quién posiblemente podría despreciar a ese famoso rey? Ese rey, cuyo glorioso nombre fue pasado a través de las eras, fue más valiente y noble que cualquier otro. Ese rey había terminado ese tiempo problemático.

Ese rey, quien nunca había perdido una batalla, era incorruptible y justo, honorable pero nunca afectado por las emociones personales, y nunca había cometido un error en la vida.

Después de todo, ese rey nunca lo había culpado a "él" durante toda la vida. Incluso cuando el rey se había ido para intercambiar golpes con "él", quien había sido descartado por la Mesa Redonda, había sido un incapaz acto para hacer un ejemplo de "él" con el país como su testigo, y nunca la intención original del rey. Para "él", quien había cometido el mayor pecado de la traición, el rey siempre lo había tratado con una pura y noble amistad incluso hasta el final.

Ese noble rey era tan "correcto". ¿Cómo podría alguien odiar o despreciar a aquel monarca?

Sin embargo - si ese fuera el caso, entonces ¿sobre quién debería descargarse "su" pesar y las lágrimas de ella?


El odio que “él” se llevó a la tumba fue extraído al final del largo pasaje del tiempo, y "lo" ha atormentado por una eternidad en el Trono de los Héroes que no tiene fin... Y luego "él" finalmente escuchó el llamado desde lejos.

Ven, bestia loca.

Ven, terco espíritu vengativo. Ese sonido desde el final del tiempo había llamado.

Ese sonido despertó "su" deseo de mucho tiempo.

No hubiese "él" sido un caballero.

Hubiese "él" sido una bestia no conociendo honor y no teniendo razón, hubiese "él" sido un demonio caído en la liga de las bestias, tal vez "él" podría haber vengado este odio y remordimiento.

Sí, la locura era el camino a la salvación.

Una bestia no se perdería. Por lo tanto, no sentiría dolor. Nadie esperará algo de ella, nadie le confiaría algo a ella. Si "él" pudiera convertirse en una bestia y dirigir los movimientos de “sus” miembros sin nada más que "su" propio deseo –

Este deseo se convirtió en la conexión que unía a "él" con el fin del tiempo, y colocado a "él" en este campo de batalla que a "él" le importaba y no sabía nada.

"Él” hacía mucho que había olvidado "su" nombre, hace mucho olvidado “su” disciplinado voto. “Su” cuerpo sólo existía para llevar a cabo las habilidades asesinas que “sus” manos desde hace mucho habían estado empapadas de ellas. El orgullo que tomaba vergüenza de esto ya no existía, y el corazón que se lamentaba, se perdió también. Esto era quién era en la actualidad "él" - la existencia llamada "Berserker".

No habían arrepentimientos. Para caer, para ser liberado, eso era lo que "él" había buscado.

Además, la mano despiadada del destino había incluso preparado tal irónico encuentro.

"... Ar... thur..."

El llamado que se escabulló de “sus” labios ya no significaba nada.

Aun así, este plateado espadachín quien ahora se arrodilló en la lluvia torrencial, era indudablemente, esa persona a quien "él" había amado y odiado en el pasado.


Ese noble rostro y esa majestuosa y solemne cara, sobre la cual innumerables esperanzas y bendiciones habían sido concedidas, estaba ahora arrodillándose frente a la desesperación. Ahora el rey conocía la verdad que había estado escondida durante tanto tiempo, conocía el odio que había sido enterrado en eterna oscuridad. El rey olvidó el orgullo de un monarca y lloró.


-- ¿Me odias tanto, mi amigo? –


Sí, eso es lo que quería ver -- la bestia en su corazón lloraba, el caballero en su corazón sollozaba. Saboréalo bien. Ahora sabes cuántas lágrimas hemos derramado por tu gloria pasajera, cómo nos hemos aniquilado a nosotros mismos, desperdiciado nuestros días, y sentado en el vacío esperando a la vejez.

Ahora era el momento cuando su injusticia sepultada sería vengada. El caído caballero negro levantó su espada de la venganza en lo alto.


-- ¡¿Me odias tanto, Caballero del Lago?! –


Ah. Sí, es cierto.

En ese momento, si no hubiese sido un caballero, pero sólo vivido como un hombre –

Si no hubiese sido un súbdito leal, pero odiado a ti como un humano –

Entonces, quizás, ¡podría haber salvado a esa mujer!





-03:54:28[edit]

El análisis táctico de batalla concerniendo a Kotomine Kirei -- fue conducido basado en información de Hisau Maiya, quien había peleado con él dos veces.

Él lanza Llaves Negras para combate a distancia. Un solo tiro, junto con movimientos de preparación, puede ser completado en 0,3 segundos. En cuanto a lanzamientos continuos, ha sido confirmado que puede completar cuatro tiros en 0,7 segundos. También puede atacar sin obstáculos hacia objetivos sin confirmar. El poder de las hojas, entidades mitad-espirituales, pueden penetrar hierro. Posibilidades de golpear -- 100% cuando está usando ilusiones.

Usó Baji Quan para combate cuerpo a cuerpo. Aunque los detalles eran poco claros, estaba de hecho al nivel de un experto. Había herido seriamente a Maiya, quien tenía una daga, con solo un golpe. El poder destructivo de este tipo de ataque puede partir un árbol con dos golpes, y era extraordinariamente peligroso.

El hábito cubriendo todo su cuerpo había sido reforzado con materiales a prueba de balas y procesado para la protección contra hechizos. Puede defender contra el impacto y el poder de penetración de balas Parabellum de 9mm.

En cuanto al resultado de inteligencia de pre-batalla recopilada de otros campos -- de acuerdo con el resultado del informe de enseñanza mágica obtenido de Tōsaka Tokiomi, el nivel de aprendizaje mágico de Kotomine Kirei no había progresado más allá del grado de un principiante. Su habilidad más destacada era simplemente la sanación espiritual. Si fuese a usar alguna medida efectiva durante la batalla, entonces el único predecible sería el refuerzo físico, su habilidad más experta, usada para ejercer incluso mayor fuerza física.

Finalmente, prediciendo sus tácticas de batalla.

Desde que Emiya Kiritsugu se había ocultado a sí mismo minuciosamente, la mayor información que pudo obtener Kotomine Kirei para analizar las tácticas de Kiritsugu consistiría en rumores. La única batalla en este Toque del Cielo que forzó a Kiritsugu a usar su "arma secreta" fue la lucha contra Lord El-Melloi. El campo limitado del Castillo Einzbern en ese momento era aún lo suficientemente denso para prevenir a los Assassins el penetrar. Por otra parte, el mismo Kirei estaba atado en la batalla con Maiya e Irisivel durante ese tiempo. En conclusión, era imposible para Kirei el conocer sobre el Control Innato del Tiempo y la "Bala Origen". Puede ser concluido que no tendría contramedidas para estos.

-- Lo anterior era toda la información que Emiya Kiritsugu había reunido concerniendo a la decisiva batalla final.

Primeramente, sus iniciales ola de ataques consiste en Llaves Negras versus balas. Por supuesto, Kirei estaría en una abrumadoramente desventajosa posición. Sin embargo, si quería contar con magia para compensar su falta de armamento, entonces sería muy posible para Kirei el precipitarse sin temor y acortar la distancia entre ellos.

Al final, el Ejecutor ondeó las seis Llaves Negras como-ala y se precipitó hacia Kiritsugu desde el frente. Parecía que había hecho preparativos defensivos para las balas de Kiritsugu.

Eso era exactamente lo que Kiritsugu había querido. Kiritsugu podía garantizar el éxito de su golpe mortal, precisamente porque Kirei había hecho medida defensiva. Era porque él estaba disparando la bala mágica de su Código Místico.

Con la creencia de que el pájaro madrugador consigue la lombriz, Kiritsugu disparó hacia su oponente. Kirei debería haber sido capaz de predecir completamente la trayectoria de la bala, del aura asesina y las acciones preparatorias de Kiritsugu. Como un humanoide Shura, un Ejecutor de la Santa Iglesia, la rapidez de la mente de Kirei superaba por mucho esa de una bala.

Kirei inició una magia a gran escala.

Las Llaves Negras, que él agarraba con ambas manos, instantáneamente se hincharon en más del doble de su tamaño original. Las hojas mitad-espirituales, las cuales estaban tejidas con magia para empezar, tenían extra prana infundida en ellas y estaban completamente "reforzadas". Aunque la forzosa ejecución de este hechizo, evidentemente, superaba el límite de las propias armas, era suficiente para lidiar con una bala. Kirei cruzó las seis enormes espadas delante de su pecho y las sostuvo en formación de abanico. El gran poder destructivo de la bala del rifle de asalto .30-06 Springfield fue completamente sellado en un instante.

La bala fue desviada lejos, junto con chispas voladoras. Al mismo tiempo las Llaves Negras, las cuales habían sido llenadas con demasiado prana, no pudieron soportar más la pesada carga y se destrozaron completamente.

Esta habilidad extraordinaria, la cual permitía a las espadas superar a las balas, ahora se convirtió en un movimiento equivocado. Era realmente sorprendente que Kirei, quien ni siquiera debería tener una Cresta Mágica, pudiera ejercer tal sorprendente habilidad. Pero más importante, esto permitiría la destrucción fatal de los Circuitos Mágicos de Kirei, los cuales estaban actualmente sirviendo como un saco lleno de energía. Debido a la repulsión hacia el “Origen” de Emiya Kiritsugu, la carne de Kirei instantáneamente sería aniquilada debido a la magia corriendo fuera de control en su cuerpo -- eso era lo que se supone que suceda.

Una figura rápidamente aproximándose vestido en hábito negro, repentinamente apareció entre los fragmentos de las seis Llaves Negras, las cuales fueron esparciéndose lejos. Kiritsugu no pudo evitar jadear en sorpresa.

"¡Alterar Tiempo-----doble aceleración!"

Su cuerpo reaccionó antes que su cerebro mientras permanecía en shock. Kiritsugu recitó un hechizo.

Kiritsugu saltó hacia atrás en el último momento. El pie derecho de Kirei ferozmente pasó rozando la punta de la nariz de Kiritsugu, y el pie izquierdo que siguió el ataque no asestó en el cuello de Kiritsugu tampoco. El fluido ataque de patada giratoria de Kirei, perdió completamente su objetivo bajo la confusión causada por el movimiento a doble velocidad de Kiritsugu.

Eso no estaba dentro del alcance de sus predicciones. La “Bala Origen” disparada de su pistola Contender mágica, fue nulificada -- Kiritsugu no pudo entender la razón no importa cómo. Mientras tanto, Kirei no sabía la razón de la sorpresa de Kiritsugu. Incluso Kirei no habría imaginado que la singularidad de su magia había sorprendentemente nulificado el golpe asesino de Kiritsugu.

Kirei nunca había sido un mago ortodoxo. Kirei, cuyos Circuitos Mágicos aún estaban por ser desarrollados adecuadamente, sólo obtuvieron una fuente de prana a través de la utilización de los Sellos de Comando de sobra que recibió de Risei, por lo que podía instantáneamente aprender a cómo usar magia. Aunque debido a las características de los Sellos de Comando, significa que eran desechables, los cuales desaparecerían en el uso, habían logrado salvar a Kirei al final. El momento en que la magia fue activada y la "Bala Origen” hizo contacto para ejercer el efecto, el Sello de Comando que sirvió como la fuente de prana, había simplemente desaparecido del brazo de Kirei.

Teniendo su plan de matar-en-un-turno completamente desbaratado, Kiritsugu sólo podía avanzar a su siguiente paso. No esperaba que el oponente ataque de regreso. Si bien en términos del resultado, el ataque de Kirei sólo sería una pérdida de esfuerzos, el abrumador poder destructivo de sus artes marciales era evidente. Este hombre es un artista marcial de alto nivel, y Kiritsugu no tendría ninguna posibilidad de victoria si era atraído a la lucha cuerpo a cuerpo con él.

Kiritsugu ignoró el daño que Control Innato del Tiempo le dio como un efecto secundario, mantuvo su activación y escapó del rango de Kirei a la vez. Primeramente, tenía que aumentar la distancia entre ellos, de lo contrario, no tendría posibilidad. Kiritsugu sería capaz de lidiar con Kirei, si el otro simplemente arroja Llaves Negras, pero la actual competencia se había convertido en una auténtica contienda de "distancia". Kiritsugu estaba retrocediendo, mientras que Kirei estaba avanzando. Dado que la distancia ideal para ellos para iniciar un ataque diferente entre los dos hombres, ahora sólo pueden competir su velocidad a pie.

El poder de movilidad que Control Innato del Tiempo le dio, era la defensa más confiable de Kiritsugu. Primeramente, una cierta distancia era necesaria para llenar las balas Contender. Siempre y cuando Kiritsugu estuviese a una distancia relativamente cercana, donde los puños de su enemigo no lo golpeen, pero al mismo tiempo, no sea capaz de predecir la trayectoria de la bala y por lo tanto escapar, entonces sería capaz de terminar al enemigo con seguridad esta vez. Incluso si la bala no contiene magia, la vestimenta aprueba de balas que el enemigo lleva, la cual había sido mencionada en el informe de Maiya, no sería capaz de detener el poder innato de penetración de estas balas de caza, que pueden matar incluso a grandes bestias en un tiro. Aunque entendió que la continua activación de Control Innato del Tiempo era nada menos que un suicidio, él no tenía otras opciones en este momento.

Sin embargo – Incluso entonces, Kiritsugu aún subestimaba al hombre Kotomine Kirei.

No fue debido a la velocidad excesivamente rápida de Kiritsugu o un error de cálculo que causó que la patada giratoria de Kirei se vaya fuera de lugar. El movimiento de Kiritsugu no fue tan ágil que Kirei fue completamente incapaz de comprenderlo. Una vez entendió que Kiritsugu sólo se estaba moviendo al doble de velocidad de los humanos normales -- Kirei también hizo cálculos apropiados.

Por lo tanto, Kiritsugu inmediatamente experimentó sorpresa por segunda vez.

El espacio entre ellos era de más de cinco pasos. El alto Ejecutor dio un ligero paso hacia adelante, y acortó esta aparente distancia segura. Este paso, el cual se escabulló hacia el enemigo por el suelo sin anunciar su velocidad, era llamado "la postura en movimiento". Era también una de las habilidades secretas peligrosas del Baji Quan.

La alta, figura vestida en hábito, se deslizó frente a Kiritsugu como la Muerte, mientras Kiritsugu estaba temblando por todo el cuerpo. Baji Quan puede ejercer su mayor poder a esta distancia. El puño de Kirei se lanzó abajo pesadamente hacia el enemigo con el poder de alcanzar el infinito en todas las ocho direcciones...

Kirei dio un paso adelante. El piso de concreto resonó bajo el impacto, y el pesadamente plantado puño hacia adelante, se estrelló contra el pecho de Kiritsugu como una roca. Usando el estilo “Ocho Posturas de los Guardias de Buda”, el único golpe de Kirei tenía el mismo poder que una granada explotando en frente del pecho de alguien. El cuerpo de Kiritsugu, el cual tomó toda la fuerza del golpe, voló en el aire como una hebra de paja y se estrelló contra los pilares de apoyo que poblaban la habitación. Él nunca tuvo la oportunidad de defenderse. Su cavidad torácica se desgarró bajo el pesado golpe del puño de hierro de Kirei, y sus pulmones y corazón estaban aplastados en nada más que una malla de carne.

Kirei permaneció apretando su puño y experimentó la sensación de la muerte en su mano, y al mismo tiempo, suspiró lentamente. Incluso una lucha a muerte, en la cual cada segundo importa, tomó sólo un momento para decidir al vencedor. Experimentó un vacío que nunca había sentido antes del momento en que alcanzaba la victoria. Este había sido originalmente un final que había perseguido con un fervor enloquecido.

Este letargo hizo torpe a la concentración de Kirei. No sabía que el oponente en realidad iba a escabullir un ataque en esta brecha momentánea. Tampoco se dio cuenta que sería el siguiente en experimentar sorpresa.

Había un dolor agudo entre sus cejas, y el rojo salpicando, cubrió su campo de visión.

El sonido de disparos al lado de sus oídos hizo a Kirei instintivamente levantar sus brazos para proteger su cabeza antes de que entendiera lo que estaba pasando. Una lluvia de balas de 9mm estaba sin piedad bañándolo. Las mangas, las cuales estaban hechas de Kevlar y cubiertas en sellos protectivos, apenas pudieron contra la fuerza de las balas. Kirei estaba atónito.

Incluso Kiritsugu no esperaba a sí mismo ser revivido. Ya había estado preparado para morir cuando Kirei se le acercó. En verdad, el corazón y los pulmones de Kiritsugu habían sido, de hecho, completamente destruidos, y lo mejor que pudo lograr debería haber sido una lucha final.

Sin embargo, segundos antes que su cerebro privado de sangre estuviese a punto de morir debido a la falta de oxígeno, el pesado e incontrolable daño en su cuerpo, había sanado completamente por sí mismo. Por supuesto, Kiritsugu no usó ninguna magia curativa. No obstante, Kiritsugu no tenía dudas concerniendo a este sorprendente milagro. Inmediatamente comprendió lo que estaba pasando.

El Fantasma Noble, Avalon -- la sagrada reliquia que había convocado a Saber y había sido mantenida por el Anciano Acht, la vaina de la espada sagrada que había protegido el cuerpo de Irisviel durante mucho. Kiritsugu obtuvo esta vaina cuando se separó de su esposa, esta vaina de espada, que puede prevenir el envejecimiento y posee un poderoso poder curativo. Ya que había sido sellada dentro del cuerpo de Kiritsugu, quien era el auténtico Maestro de Saber, la vaina podía obtener prana de Saber y ejercer su efecto en su totalidad de acuerdo con el contrato.

Aunque Kiritsugu entendió su habilidad, nunca lo había confirmado con sus propios ojos. Por lo tanto, no esperaba que la vaina fuese capaz de curar heridas fatales. La situación actual era completamente impredecible para él. Kiritsugu era de hecho admirable; comenzó a considerar tácticas de batalla tan pronto como se dio cuenta de que había sido revivido. No abrió sus ojos, y reprimió el impulso de toser mientras su cuerpo comenzaba a respirar de nuevo, y pretendió estar muerto mientras esperando la oportunidad para lanzar un ataque sorpresa.

Desafortunadamente, la Contender en su mano derecha, todavía necesitaba una bala para llenarla. Si fuese realmente a atacar al otro desprevenido, entonces sólo podía usar su mano izquierda para sacar la corta ametralladora automática de la pistolera en su pecho y disparar. Sin embargo, ya que las estrategias de Kirei en contra de las balas eran perfectas, Kiritsugu debe apuntar a la cabeza si fuese a tener la oportunidad de victoria.

Era un ángulo incómodo, y sólo podía disparar instintivamente. Además, el objetivo era muy pequeño. Kiritsugu, quien era un maestro tirador, logró un golpe a pesar de que estos tres obstáculos se presentaron ante él. Sin embargo, aunque la bala dio en el blanco, la cabeza de Kirei no fue atravesada. Sólo la piel de su frente fue raspada. Las balas pueden ser fácilmente desviadas de sus ángulos efectivos ya que el cráneo está hecho de curvas, y por eso, es una regla en las batallas reales el evitar apuntar a la cabeza.

Kiritsugu ajustó la ametralladora en modo totalmente automático después de que entendió que su ataque sorpresa había fallado, y selló los movimientos de Kirei usando una estrecha pared de fuego supresivo. Al mismo tiempo, usó su mano derecha para sacar el casquillo en el cañón de la Contender. Aunque era difícil usar sólo su mano izquierda para controlar la inercia de los culatazos de la ametralladora, los cuales eran tan feroces y salvajes como un caballo indomable, la mano derecha de Kiritsugu aún logró con fluidez llevar a cabo una serie de movimientos. Era como si había entrenado a sí mismo en una máquina de guerra.

Lo que era más digno de elogio, era su fuerza mental. Incluso aunque sus dos manos estaban ocupadas en dos tareas completamente diferentes, se las arregló para recitar un hechizo con una concentración sobrehumana.

"¡Alterar Tiempo-----doble aceleración!"

El tiempo dentro de su cuerpo cambió. Kiritsugu tiró todo al viento con el fin de usar al máximo la pequeña brecha que había logrado robar de este fuerte enemigo.

Condujo sus acelerados miembros y saltó desde el suelo, saltando hacia atrás para aumentar la distancia. La ametralladora se quedó sin balas. Kirei ajustó su postura. Kiritsugu tiró la ametralladora y agarró una bala .30-06 con su ahora vacía mano izquierda. Kirei amenazante se acercaba. Con una velocidad casi de vuelo -- Kiritsugu llenó el cañón abierto de la Contender con la bala. Cerró el cañón a mitad de camino, apuntó –

Un espacio de tres pasos lo separaba de los puños de hierro de Kirei.

La Contender, una vez más dejó escapar un furioso rugido. Kirei no tuvo tiempo de esquivar, ni tuvo tiempo de sacar Llaves Negras.

En realidad, Kirei nunca pretendió esquivar.

Kirei una vez más activó sus Sellos de Comando en el momento en que dio un paso hacia Kiritsugu. Fortaleció sus habilidades físicas -- aceleró su tiempo de reacción y multiplicó la máxima potencia de salida de su flexor derecho, músculo radio, y el músculo pronador redondo. No había tiempo para fortalecer la manga del hábito a prueba de balas. El resto dependía de su habilidad.

Kirei movió su brazo derecho otra vez antes de que la Contender disparé una bala. Su brazo, habiéndose transformado en un letal Código Místico mágico, talló un espiral en el aire y un tornado surgió rugiendo.

Este movimiento se convirtió en una fuerza en espiral. Originalmente había sido una habilidad defensiva para nulificar los puños del oponente, pero había sido llevado a cabo a una velocidad extraordinaria después de que el prana de dos Sellos de Comando habían sido infundidos en él.

La bala, la cual dejó el cañón a una velocidad de 63.5 metros por segundo, estaba envuelta en un espiral que se mueve a una velocidad divina. Aun así, la bala .30-06 aún mantuvo una trayectoria recta. Desgarró la manga Kevlar y chocó ferozmente con el brazo endurecido de Kirei, emitiendo sonidos extraños, como el choque de dos piedras de moler.

Las chispas dispersándose, distorsionaron las leyes usuales de la física. Fue un fenómeno sobrenatural donde los aproximadamente 210.913 kilogramos por centímetro cuadrado de energía cinética doblaron sus rodillas ante el poder del prana. Kiritsugu sintió un escalofrío trepando su piel mientras veía que la segunda bala Contender había cambiado forzosamente su trayectoria y volado hacia la distancia.

Monstruo -- no sabía cómo describir a este hombre, aparte de esa palabra. En este momento, la destreza de batalla de Kotomine Kirei, podría probablemente ser considerada como esa de un hombre desesperado. ¿Exactamente qué clase de fuerza de voluntad era requerida para que un hombre viviente, entrené su propio cuerpo en tal aterradora arma letal?

Un dolor agudo repentinamente invadió todo su cuerpo. Con un gemido, Kiritsugu tropezó. Su cuerpo había llegado a su límite debido a la activación continua de Control Innato del Tiempo. Los vasos sanguíneos por todo su cuerpo se habían reventado, y los huesos de sus extremidades también comenzaron a fracturarse debido a haber soportado una inimaginable carga.

Sin embargo, Kirei no prosiguió su ataque durante esta pausa. Él permaneció dónde estaba y no se movió, como si estuviese observando el siguiente movimiento del oponente. Grandes cantidades de sangre brotaban de su brazo derecho, donde la manga del hábito estaba rasgada. Era probablemente porque había usado demasiado prana con su no especializado método. Su brazo derecho, el cual había sido excesivamente reforzado por magia, estaba gravemente herido como el precio por haber bloqueado el golpe de la Contender.

Los dos hombres mantenían sus desdeñosos ojos en cada quien, y analizaban la situación, mientras cada uno pensaba en su siguiente movimiento.

Según el análisis de Kirei, la estrategia de Kiritsugu -- consistía en una magia que puede acelerar su movimiento y un poder curativo que incluso podía revivir al lanzador, incluso si el corazón era destruido. En otras palabras, Kirei tuvo que admitir que no podría ganar no importa lo severa que sea la herida que pueda asestar al enemigo, a menos que pudiera destruir el cerebro de Kiritsugu con un solo golpe. En cuanto a él... su brazo derecho había sido dañado desde el músculo al hueso, y sólo podría lograr un golpe más, incluso si estaba dispuesto a romper todo su puño derecho. Por otro lado, aunque la herida en su frente no era profunda, la sangre que se filtraba había afectado la visión de su ojo izquierdo. La habilidad a prueba de balas del hábito también había sido severamente reducida, ya que le habían disparado en múltiples ocasiones, y sólo los sellos protectivos cerca de su cuerpo permanecían intactos. Tenía doce Llaves Negras y ocho Sellos de Comando restantes.

Según el análisis de Kiritsugu, la estrategia de Kirei - consistía en una desconocida fuente de prana que puede nulificar su "Bala Origen", y sus máximas habilidades Baji Quan. La lucha cuerpo a cuerpo sería extremadamente desventajosa para él. En cuanto a él... había perdido su ametralladora y la Contender necesitaba ser llenada de nuevo. Sus armas restantes consten en una daga y dos granadas. La severa herida que su pecho había obtenido al principio, había sanado y no afecta sus movimientos, pero no sabía acerca del daño causado por Control Innato del Tiempo –

Kiritsugu finalmente sintió que había algo diferente cuando trataba de apretar los músculos en sus brazos y piernas.

Podía moverlos; no hubo dificultades. Los huesos los cuales se habían roto definitivamente hace un rato, estaban ahora en perfectas condiciones, como si nunca hubieran sido dañados -- no, aún podía sentir el eco de ese dolor en su cuerpo, pero no hubo heridas.

"... Ya veo."

Kiritsugu finalmente entendió el verdadero valor de esta carta de triunfo dentro de su cuerpo. Parecía que Avalon no sólo podía curar heridas asestadas por sus enemigos, sino también los daños hecho por sí mismo. Este descubrimiento le dio a Kiritsugu, quien había caído en una desesperada situación por luchar con un inimaginablemente fuerte enemigo, la mayor confianza en el mundo.

Lo que significa –

"¡Alterar Tiempo----- triple aceleración!"

Kiritsugu valientemente saltó hacia Kirei, al mismo tiempo que murmuraba ese hechizo prohibido. Su aceleración completamente impredecible, atrapó a Kirei con la guardia baja. Un golpe de la madera de nogal endurecida destrozó el radio derecho y el cúbito de Kirei. Esta vez, su brazo derecho estaba completamente arruinado.

Mientras que al mismo tiempo que golpeó brutalmente con su brazo derecho, Kiritsugu sacó la daga de su cintura usando su mano izquierda. Concluyó que no importa la gran amenaza que las habilidades del arte marcial de Kirei puedan probar ser; la victoria pertenecerá a Kiritsugu siempre y cuando se mantenga moviéndose a tres veces la velocidad de un humano normal. Usando Control Innato del Tiempo de esta manera normalmente sería un suicidio, pero ahora podía usarlo a su máximo potencial como arma estratégica gracias a la protección de la vaina de Saber.

Kirei esquivó la apuñalada hacia arriba, mientras la daga fue removida de su vaina, y usó su brazo izquierdo para bloquear el tajo hacia abajo y el golpe de revés horizontal con el que Kiritsugu siguió. Sin embargo, Kiritsugu se acercó hacia el lado izquierdo de Kirei usando estos tres ataques, y se preparó para usar el punto ciego de Kirei -- debido a la arruinada visión de su ojo izquierdo -- como ventaja. Siempre y cuando se quede al lado izquierdo del enemigo, Kiritsugu tendría todas las posibilidades en el mundo para exitosamente hacer sucumbir a Kirei desde su punto ciego.

La hoja afilada de Kiritsugu sigilosamente más cerca, pero Kirei no giró y usó su lado izquierdo del cuerpo para bloquear todo. Dando la vuelta habría sido inútil; y su roto brazo derecho no podía posiblemente bloquear la daga de Kiritsugu. Por lo tanto, aunque era muy desventajoso para Kirei el usar su lado izquierdo del cuerpo para defenderse, no tenía otras opciones.

La daga atacó continuamente mientras destellaba con una luz escalofriante. Humanos ordinarios nunca habrían sido capaces de ver el movimiento de Kiritsugu, y sólo podrían haber capturado la iluminación de las imágenes residuales de la daga. Sin embargo, Kirei bloqueó cada ataque usando sólo su mano izquierda. Kirei, quien fácilmente se defendía incluso cuando enfrentaba ataques realizados a tres veces la velocidad de un humano normal, aterrorizó a Kiritsugu. Hubo algunos ataques que Kirei nunca habría visto venir con sus ojos, pero el brazo izquierdo del Ejecutor hizo efectivas defensas como si le hubieran crecido ojos.

"¡¿Podría ser esto la idea de - "escuchando" un movimiento?!"

Kiritsugu sólo tenía una vaga impresión de esta frase. Se había dicho que cuando un artista marcial había alcanzado un cierto estado avanzado en sus habilidades, no necesitaría de la vista para detectar el movimiento del enemigo. Podía predecir el siguiente movimiento del oponente puramente en el breve momento cuando su brazo tocaba al de su oponente.

Entonces los ataques desde su punto ciego también habían resultado inútiles. Ya que la dirección de dónde venían los ataques no estaba cambiando, Kirei podía bloquearlos incluso si no podía verlos. Las habilidades de este hombre lo convertían en alguien, quien no estaría en desventaja, incluso cuando es puesto bajo la presión de la velocidad.

Los brazos, piernas y corazón de Kiritsugu dejaban escapar gritos tristes de dolor insoportable con cada balanceo de la daga. El efecto adverso de Control Innato del Tiempo también estaba despiadadamente destrozando la carne de Kiritsugu. Al mismo tiempo, Avalon también estaba arreglando el daño. Independientemente de cómo Saber lo había usado, la vaina sólo estaba "curando" a Kiritsugu mientras dentro de su cuerpo, en otras palabras, sólo estaba nulificando los "daños recibidos”. Eso significaba que el dolor insoportable de tendones desgarrados y huesos rotos, estaban atormentando a los nervios de Kiritsugu cada momento.

Aun así, Kiritsugu no titubeaba. No había necesidad de titubear. Siempre y cuando su cuerpo pueda mantener sus funciones, no necesitaba prestar ninguna atención a lo que estaba sintiendo. Kiritsugu apostó todo en el efecto de la vaina de la espada sagrada, y continuó acelerando en contra del flujo normal del tiempo como si su vida dependiera de ello.

"¡¡Whoaaaaaaaaa!!"

El cuerpo de Kiritsugu estaba renaciendo al mismo tiempo en que estaba muriendo. Kiritsugu chillaba de agonía, mientras blandía su daga, apuntando al enemigo ante él. Sus vasos sanguíneos, los cuales repetían sin cesar un ciclo de ruptura y reparación, derramaron niebla sanguínea con cada movimiento suyo.

Kirei repentinamente cambió su postura de pies, y giró hacia su izquierda. Kiritsugu había pensado que la habilidad del enemigo para "escuchar" un movimiento había sido llevada a su límite, pero Kirei inesperadamente usó su pie para enganchar una de las piernas de Kiritsugu desde el interior. Este trabajo de pierna era nombrado "la postura de cierre". Kiritsugu inmediatamente tropezó hacia atrás. Después de que finalmente logró balancearse, se dio cuenta de que un fuerte golpe de Kirei estaba aproximándose rápido. Sin embargo, ya que su peso había cambiado hacia atrás, definitivamente sería golpeado.

Si es así -- Kiritsugu exprimió un hechizo de su garganta que estaba espumando con sangre.

"¡Alterar Tiempo------ cuádruple aceleración!"

El dolor explosivo hervía en cada parte de sus sentidos. Kiritsugu saltó hacia arriba y hacia atrás, y giró en el aire para escapar fuera del alcance de ataque de Kirei. Al mismo tiempo, lanzó la daga en su mano izquierda con toda la fuerza de su cuerpo. Enfrentado con esta sorprendente repetida aceleración, Kirei no pudo esquivar, no importa lo buenas que sus habilidades de “escuchar el movimiento” eran. La daga rompió a través del aire y voló hacia el muslo de Kirei. Las fibras de Kevlar fueron atravesadas y la afilada hoja apuñaló profundo en la carne.

Kiritsugu mantuvo sus cuatro tiempos de aceleración y continuó saltando hacia atrás como si hubiera un acelerador equipado en él. Se había movido a unos diez metros de Kirei en un abrir y cerrar de ojos. Kirei tomó la oportunidad para sacar una Llave Negra y tirársela, pero Kiritsugu la esquivó con facilidad y comenzó a rellenar la Contender al mismo tiempo.

Lo jaló y abrió el cañón.

Kirei se precipitó. No prestó atención a la daga, la cual aún estaba asomando de su pierna izquierda. Incluso el hecho de que la afilada hoja estaba abriendo más ancha la herida mientras corría, no le hizo titubear.

El cartucho expulsado bailó en el aire; la luz del bronce dorado destellaba.

Kirei sacó cuatro Llaves Negras con su mano izquierda. Ese era el límite del número que puede blandir en una mano.

Kiritsugu puso la nueva bala en el cañón. La bala se deslizó adentro con facilidad, pero esta fracción de segundo había parecido tan larga en el tiempo cuádruplemente acelerado.

Kirei lanzó sus Llaves Negras, no al frente, sino hacia arriba. Las cuatro afiladas hojas bailaron en el aire bajo el alto techo de la bodega para utilerías grandes como boomerangs. Kirei no planeaba usar las Llaves Negras para un ataque normal; Kiritsugu no sabía sus intenciones. Además, no había tiempo para reflexionar sobre la intención de Kirei en este momento.

Con un movimiento rápido hacia arriba, el cañón de la pistola estaba cerrado. La Contender, una vez más se transformó en esa atroz arma asesina.

Kirei se estaba acercando. Usó otra vez sus posturas marciales para acortar la distancia entre él y Kiritsugu, pero no estaría acercándose más. Ahora mismo, Kiritsugu definitivamente sería capaz de esquivarlo y disparar al mismo tiempo.

Las Llaves Negras aterrizaron desde arriba de él. Kiritsugu finalmente percibió las tácticas de Kirei cuando las cuatro hojas afiladas lo rodearon en todas direcciones como una jaula de pájaros.

Sellando sus movimientos -- si Kiritsugu quería esquivar el avance repentino de Kirei, ahí, las hojas afiladas de las Llaves Negras estarían esperándolo, no importa hacia donde se mueva. La intención de Kirei siempre había sido el sellar los movimientos de Kiritsugu cuando lanzó las Llaves Negras.

La única manera de quedarse con vida, era disparar antes de que fuese atacado.

Kiritsugu apuntó con la Contender. No había necesidad de estar ansioso, no necesita estar aterrado. Todo lo que necesitaba hacer era concentrarse en disparar al enemigo frente a él.

Kirei pisó el suelo violentamente con su pie derecho y saltó hacia adelante. Este salto equivalía a unos cinco pasos normales. Su pie izquierdo estará probablemente roto en el momento en que aterrice, pero no importaba, el siguiente golpe decidirá al vencedor. No había necesidad de contenerse; todo su cuerpo había sido completamente preparado. Su objetivo era realizar una de las Ocho Grandes Aperturas -- El Cañón Ascendente Permanente. El destrozador gancho superior definitivamente rompería el cráneo del oponente en pedazos.

Yo ganaré -- ambos hombres creían firmemente en eso.

Yo moriré -- ambos hombres entendieron ese hecho.

El puño y la pistola que contenían la voluntad para una muerte segura, finalmente completaron su último intercambio.


Emiya Kiritsugu y Kotomine Kirei, quienes estaban profundamente absortos en la batalla, no notaron la anormalidad sobre ellos.

Directamente sobre la bodega para utilerías grandes, donde los dos hombres estaban, el cadáver ya frío de Irisviel estaba colocado sobre el escenario elevado del salón de música.

Como el “Guardián”, ella había perdido casi todos los signos de la vida. Los órganos dentro de su cuerpo ya se habían revertido a la forma del Recipiente del Grial, y estaba esperando recolectar las almas de los Sirvientes restantes.

Después de la victoria de Archer, este recipiente había finalmente absorbido el alma del cuarto Sirviente.

El encantamiento de sellado ya había desaparecido. Habiendo reunido enormes cantidades de prana, sus olas residuales trajeron calor abrasador a sus alrededores.

El cadáver de la bella homúnculo fue completamente consumido por el calor en un abrir y cerrar de ojos, y fue reducido a cenizas. Eso no era todo. La copa dorada que había contactado el aire exterior, carbonizaba el suelo y las cortinas, y llamas rugiendo envolvieron el completamente vacío escenario.

En el escenario donde el fuego estaba arrasando más salvaje, la copa dorada flotó en el aire como si fuese sostenida por un par de manos invisibles. La ceremonia del descenso del Santo Grial, la cual las Tres Familias Nobles del Inicio habían deseado tanto, había comenzado silenciosamente, incluso sin la presencia de un sacerdote.

Entonces -- un espacio no más ancho que el ancho de un cabello, tan diminuto y casi invisible, apareció en la "Puerta" que permanecía fuertemente cerrada. A través de este pequeño espacio, algo más allá de la Puerta, silenciosamente se filtró en el Santo Grial.

Esa cosa parecía muy similar al “lodo”. Era negro, simplemente negro, una "cosa" que parecía lodo.

La cosa que se filtró en el Santo Grial, repentinamente se derramó por una gota, luego otra gota. Pronto se convirtió en una delgada línea negra. Como una grieta que había aparecido en una presa, los negros torrentes pronto se desbordaron completamente fuera del recipiente y se drenaron hacia el suelo del escenario.

La fuerza del suelo del escenario no podía soportar en absoluto a esa sustancia negra como tinta. El sucio lodo se filtró en los materiales de construcción nuevos, erosionándolos, y recorrió aún más profundo, cómo el agua de la nieve derretida se filtra en la tierra.


En el momento en que el gatillo de la pistola mágica fue presionado –

En el momento en que el piso gimió por el pesado paso –

En ese momento, Kiritsugu sólo vio a Kirei, y Kirei sólo vio a Kiritsugu.

Lo dos de ellos no detectaron esa cosa, la cual babeaba a través del techo, incluso hasta el final.

En ese breve momento entre la vida y la muerte, los dos hombres fueron empapados con el lodo negro y sucio que descendió desde arriba.






-03:52:18[edit]

Ahora, el dolor se había convertido en todo para Kariya.

Si era el humano llamado Matō Kariya que podía sentir dolor, o que el concepto de dolor había sido atascado en el cuerpo de esta basura que era llamada Kariya--ya no había ninguna diferencia entre los dos. Él sentía que nada de esto importaba más.

Qué parte de él duele por qué razón, por qué tenía que experimentar este tipo de tormento--nunca había conocido estas causas y efectos.

Duele respirar. Duele su corazón al latir. Duele pensar. Duele recordar.

No había ningún lugar para correr, nada que pueda hacerse. Parecía que había sentido esto antes, pero no podía recordar. Quizás ya se había rendido a sí mismo.

Los gusanos estaban llorando dentro de su cuerpo. Los gusanos estaban retorciendo sus cuerpos en dolor. El culpable de su tormento estaba en este momento también haciendo su lucha final.

Berserker. Debe ser porque ese resentido espíritu negro. En este momento Berserker estaba peleando; porque el prana que requiere supera por mucho ese que su Maestro podía proveer, se había salido fuera de control. Los gusanos estaban sufriendo porque habían sido drenados de demasiado prana, y por eso desgarraban en los órganos internos de Kariya, luchando sin cesar.

Pero eso no podía evitarse; no había otra manera.

Berserker debe luchar--eso era lo que ese sacerdote había dicho. Kariya ya no recordaba su nombre--pero ambos habían hecho un acuerdo; él había acordado dejar que Kariya tinga el Grial, por lo tanto Berserker debe luchar.

El Grial--en este momento, sólo lo era todo para Kariya.

Siempre y cuando tenga el Grial, la guerra podía terminar. Siempre y cuando tenga el Grial, Sakura podía ser salvada.

Parecía haber algo más, pero el recordar era realmente demasiado doloroso. Esas deben ser cosas fuera del alcance de sus pensamientos.

Kariya ni siquiera sabía lo que este lugar era. Al principio había estado en gélida oscuridad, pero ahora sentía un extraño calor, e incluso respirar era difícil. Pensó que olía a algo quemándose; quizás era su propio cuerpo que había sido quemado, pero eso no importaba. En cualquier caso, su cuerpo no podía moverse; lo que era más importante ahora, era la pelea de Berserker—y---salvar a Sakura.

Sakura---ah, realmente le gustaría verla una vez más. Realmente le gustaría ver a esa niña.

Pero no Rin; no podía verla. No debe verla--no, pero ¿por qué fue eso, otra vez?

Incluso el pensar le hizo sentir dolor. Su cerebro, su conciencia y su alma, todas estaban siendo aplastadas.

Había algo extraño. Parecía que algo importante había sucedido. Algo estaba mal.

Aunque se habían dado cuenta de que algo era diferente, los pensamientos de Kariya fueron capturados rápidamente, una vez más, en un tormento sin fin.

Duele---

Sólo había dolor. Y sufrimiento---


Por innumerable ocasión, ella fue lanzada en el aire.

Por innumerable ocasión, ella fue golpeada al suelo sin esfuerzo. Saber había dejado de contar, porque ya no podía recordar.

¿El más fuerte Sirviente portador de la espada? ¿Quién había inventado esto? ---Ahora ella era como un pequeño bote en una tormenta. Enfrentando a la ondeante espada negra de Berserker, sólo podía renunciar a la resistencia y sufrir el ataque; ni siquiera podía hacer un solo golpe decente de represalia. Ni siquiera se sentía indignada por esto. Su corazón, inmerso en desesperanza, hacía mucho que se había vuelto carente de todo espíritu de lucha. Ya no era el heroico Rey de los Caballeros que fue llamado, la encarnación del dragón. Esto era realmente muy trágico; hace a uno suspirar.

Ella debería ir a salvar a Irisviel; habían hecho una promesa de sostener juntas el Grial. Ella no podía bajar la cabeza ahora; sabía esto claramente en su corazón.

Pero no podía ganar. Enfrentando a ese hombre, esa espada, no había manera de obtener la victoria.

"Arondight • La luz Indestructible del Lago”---la contraparte a la “Espada de la Victoria Prometida" del Rey Arturo, las más preciosas de las espadas que habían sido obtenidas por los hombres de las tierras de las hadas.

Esa espada había sido teñida completamente de negro; el prana de su cuerpo, lleno de resentimiento, había causado a la espada a su lado, también caer a convertirse en la espada de un guerrero loco.

Él había sido el incomparable "caballero perfecto" admirado por las masas; había sido una flor que floreció en la escarpada cúspide del camino del caballero. Su forma y sus acciones habían una vez sido, el mayor tesoro de todos los que tenían la ambición de convertirse en caballero.

Y sin embargo, se había comprometido a sí mismo a la locura. El odio enturbiaba dentro de los rojos ojos; al mismo tiempo dio un aullido animalista.

Rugió, te odio.

Rugió, te maldigo.

Exactamente, ¿cómo iba ella a evitar la espada que él blandía hacia abajo llena de odio?

Ella no podía mirarlo directamente. Su visión, borrosa en lágrimas, sus piernas se doblaron hacia abajo débilmente. En este momento, todo lo que Saber podía hacer con toda su fuerza, era proteger su cuerpo antes de sufrir el impacto fatal.

Sir Lancelot, Caballero del Lago.

Ahora que lo piensa, las pistas a su identidad estaban por todas partes.

Una vez él había ocultado su nombre por el bien del honor de un amigo, disfrazandose para entrar en una carrera de caballos. A pesar de que había caído en una trampa, y enfrentó las hojas afiladas del enemigo sólo con sus propias manos, había ganado la victoria con su destreza en habilidades de pelea, usando sólo una rama de olmo.

Pero a pesar de que ella lo notó, Saber definitivamente no lo admitiría. Que él, quien había sido objeto de la admiración de la gente, sería reducido a un Berserker--¿cómo podría ser aquel "Caballero del Lago”?

Saber había una vez creído que eran amigos. Incluso si sus ejércitos habían chocado a causa de algunas razones inevitables, sus corazones eran, sin embargo, aún los mismos. Uno era un súbdito que mantenía el camino del caballero, el otro, un rey quien mantenía el camino del caballero.

Pero, ¿fue este tipo de asociación también sólo una fantasía ingenua suya?

Nunca había perdonado, nunca aceptó. Incluso después de su muerte, él aún había maldecido con resentimiento aquel final, aquel trágico destino.

Lancelot y Ginebra se habían amado—sin embargo Arturia no había visto esta ineludiblemente injusta acción como una traición; todo esto había sucedido porque el rey había ocultado su género. La que tuvo que llevar la carga de este conflicto toda su vida fue Ginebra.

Arturia había comprendido la gravedad de este sacrificio, y expresó agradecimiento a ella. También hubo culpa en él. Sin embargo, para Lancelot quien había caído enamorado de ella, ella incluso había sentido alivio. Esta persona quien tenía los mismos ideales que el Rey no causaría que el país caiga en una situación peligrosa, ella creía que él iba a compartir la carga con ella. Y en verdad, lo había hecho. A pesar de que había caído en el dilema de haber pisado en un camino inmoral, había apoyado a Ginebra desde la oscuridad, apoyado al Rey.

Que él había sido expuesto como un pedazo de fea noticia, causando que los dos tengan que pararse opuestos, fue el plan de una sola mano de los traidores quienes odiaban a Camelot. Debido a que Lancelot no podía sentarse y ver como la mujer que amaba era asesinada, Arturia no podía sino tratar con él, en la capacidad de un rey.

Nadie estaba equivocado, pero precisamente porque todos estaban en lo cierto, una tragedia había ocurrido.

En ese caso, Arturia había luchado siempre de acuerdo al estatus de un Rey hasta el final.

Por lo tanto, cuando enfrentando el campo de batalla en la colina que se había teñido de rojo con sangre, ella fue capaz de discutir con el Cielo sobre la injusticia del destino.

Si uno había llevado a cabo todos los caminos de esforzarse por algo, pero no pudo obtener el resultado correcto, entonces era definitivamente el Cielo quien tenía la culpa.

En ese caso, ella sólo podía levantar la cabeza en alto para siempre, si el Grial que puede cumplir milagros existe. Precisamente porque creía -- por lo tanto luchaba.

Pero---

"¡¡▄ ▃ ▂ ▄ ▅ ▅ ▉ ▉ 〓! !"

Antes del ataque implacable de Arondight, la espada sagrada de Saber dio un gemido. Su espada de luz que promete la victoria--- se había hacía mucho convertido en inútil, en las manos de su dueño, quien había perdido la voluntad de luchar. Berserker constantemente reprendía a Saber, quien era incapaz de contraatacar y sólo podía defender. En este punto, él ya había desatado su verdadera capacidad, y su habilidad con la espada era completamente incomparable con su nivel anterior. Incluso si Saber hubiese estado no lastimada ahora mismo, no podría haber sido capaz de soportar ese fuerte impulso.

Pero en la cara del feroz ataque de su oponente, y la sensación de dolor en sus manos y piernas, que hacía mucho se habían vuelto entumecidas, Saber permaneció impasible. La fuerte destreza del enemigo que era muchas veces mayor que la suya, y su despiadado ataque, fueron gradualmente causando que su espíritu se desmorone.

Ahah, mi amigo... ¿Es ésta tu verdadera intención?

¿Te desesperas así en el destino? ¿Está realmente usando el odio para maldecir al rey y al país que te trajeron desesperación?

Una vez abrazamos el mismo sueño, y pusimos nuestras vidas en la línea por el bien de salvar al país.

Si no había diferencias en nuestra ambición, entonces ¿por qué odias así? ¿Te arrepientes ahora?


---Uno no puede guiar solamente por la salvación---


No. Dime que no es así.

Lancelot. Sólo tú. Espero que puedas entender, porque realmente eres el caballero ideal de la gente.

Espero que tú puedas asentir en acuerdo, que nuestros métodos son completamente correctos...


---Abandonando a la gente quienes han perdido su camino, deseando convertirse en un santo por cuenta propia---


"¡¡Detente!!"

Apoyándose en lo último de su razón, Saber bloqueó la espada negra que caía pesadamente, al mismo tiempo, usó todas sus fuerzas para gritar.

"Detente... por favor..."

Dentro del sonido de sollozos, sus rodillas cayeron débilmente al suelo.

No podía moverse; había alcanzado su límite. No había manera de defenderse contra el siguiente ataque.

Quizás esta era la única salvación.

Desde que estaba así de indispuesto, de este modo, lleno de odio---en ese caso, además de usar su cuerpo para recibir la filosa espada que él blandía, no había otro método de recompensa.

En el momento exacto en que Saber decidió abandonar por completo la resistencia--repentinamente, Berserker dejó de moverse.

Saber y Berserker no podían saber qué, hace alrededor de diez segundos, los Gusanos Cresta dentro del cuerpo de Kariya --- quien estaba escondiéndose en la habitación de equipos del área del aparcamiento subterráneo --- habían cesado su actividad. A fin de mantener a Berserker en la realidad física, el prana en el cuerpo de Kariya --- el cual ya estaba escaso en suministro --- fue absorbido en grandes cantidades, y esta necesidad de prana fue multiplicada muchas veces, cuando el Fantasma Noble final, fue liberado. Finalmente, los Gusanos Cresta estaban exhaustos por su demasiada pesada carga.

Y el prana de respaldo, que podría haber originalmente mantenido al Sirviente en forma física durante varias horas en la circunstancia en que el Maestro no este, también había sido completamente consumido en diez segundos debido al arrebato de Berserker. En este instante, el prana que condujo a esta máquina de matar, repentinamente se secó, causando que Berserker se detenga de emergencia como si hubiese fallado.

En el abrupto silencio, la mano de Saber claramente podía sentir los latidos del corazón gradualmente desapareciendo de Berserker. La empuñadura de su espada firmemente sujeta en su mano, la afilada hoja de su querida espada atravesó la armadura negra.

Este final fue verdaderamente demasiado irónico, ¿quién podría haberlo previsto?

En este fugaz instante, la victoria había decidida, una ligera sensación de codicia hizo a Saber avergonzarse de sí misma, y no pudo evitar derramar lágrimas.

Sabía que no debió haberlo matado, pero sin embargo había asestado un golpe mortal en esta persona que no debería haber sido asesinada. Ahora Saber sólo era una prisionera de una idea--al igual que Diarmuid la había reprendido en el último momento, ella quien había pasado sobre incontables cadáveres, sólo deseaba los milagros de la máquina concede deseos. Este era el verdadero rostro de Saber en este momento.

"Aun así, todavía quiero el Grial."

Las lágrimas cayeron sobre los temblorosos guanteletes, mezclándose con la sangre de Berserker, el cual se había deslizado hacia abajo de la hoja.

"Si no hago esto, mi amigo... Si no hago esto, entonces no seré capaz de darte ningún tipo de recompensa en absoluto."


"--- Entristecido por cierto. Las cosas han llegado a esto, ¿y aún haces excusas para pelear?"


Una voz que inspira nostalgia.

Ella levantó la cabeza para mirar al otro lado. La mirada del caballero era justo como lo fue antes, calmada como la tranquila superficie de un lago mientras contemplaba la cara llena de lágrimas del Rey. Habiendo descartado el contrato con su Maestro, en el momento antes de su desaparición, había sido liberado del hechizo de la locura.

"Lancelot..."

"Sí... Gracias. Quizás, esta es la única manera en que puedo expresar mi deseo."

Mirando a la espada que le atravesó el cuerpo con una mirada llena de compasión, Lancelot sonrió irónicamente mientras continuó hablando.

"En realidad... en aquel momento, yo tenía la esperanza que tú personalmente me castigaras. Mi Rey... En aquel momento yo realmente deseaba que tú me denunciaras por tu propia ira..."

El caballero traidor, Lancelot, quien fue llamado el culpable de la ruptura de la Mesa Redonda --- así habló, con tristeza a su único amigo, quien nunca lo había culpado incluso hasta el final.

"Si yo pudiera haber sido castigado por ti... Si tú hubieses exigido recompensa de mí... Entonces yo definitivamente creería en la redención... Yo definitivamente creería que algún día puedo encontrar una manera de perdonarme... La Reina probablemente piensa lo mismo... "

Esto era--el lamento de un hombre y una mujer. Ellos abrazaron el mismo ideal como el Rey, pero porque habían sido demasiado débiles, no habían sido capaces de llevar a cabo este ideal.

Y estas dos personas no habían, incluso en la muerte, sido capaces de obtener la salvación. Se habían culpado profundamente por haber traicionado a la persona más importante, y la carga de esta auto-culpa que habían llevado toda la vida.

Dolor tal como este--¿a quien podría habérsele dicho? ¿Exactamente qué tipo de amonestación, y a quien encargárselo, podría haberles dado respiro?

Suspirando profundamente, Lancelot relajó su cuerpo, cayendo en el abrazo del Rey. El cuerpo en sus brazos era muy ligero; Saber no pudo dejar de sentir un nudo en la garganta. El cuerpo gradualmente desapareciendo del Sirviente parecía estar casi ingrávido.

"A pesar de ser de esta manera, al final, aún me prestaste tu pecho..."

Como si soñando durante una siesta, el Caballero del Lago, tranquilamente susurró y suspiró.

"Para morir en los brazos del Rey, ante los ojos del Rey... jaja, como esto, es realmente... como si yo fuese un caballero leal..."

"Tú - no deberías decir eso -"

Saber ansiosamente respondió. Antes de que desaparezca, había algo que necesitaba decirle. Ella esperaba que él lo entendiera.

No "como si". Era "realmente es".

Ella quería decirle, tú eres un caballero leal. Nadie sabe mejor que yo--la sinceridad que tú dedicaste al país, al Rey.

Así que no había más necesidad de auto-reprochar. Incluso si hubiese sido un error que no era permitido hacerse--tu carácter no es algo que puede ser anulado por un solo error.

Yo no quiero deshonrarte; yo no quiero perderte. Precisamente porque tengo este deseo, puedo realmente negar este supuesto crimen que has cometido.

Estos fueron los verdaderos pensamientos de Arturia, pero--no pudieron convertirse en la salvación de aquel caballero.

El caballero cerró sus ojos como si durmiendo profundamente; su cuerpo estaba gradualmente desapareciendo. Saber vio que estaba a punto de desaparecer, pero sin embargo no pudo pensar en qué sería lo correcto de decir.

"¡Lancelot, en realidad tú...!"

No eres un pecador--pero ¿qué significado aún tendrían tales palabras para él?

Incluso si alguien niega su crimen, el más atrapado en este error no era alguien más, sino el mismo Lancelot.

¿Por qué no había sido consiente de este solitario pensamiento de él? ¿Por qué había sido incapaz de liberar el noble espíritu de este caballero de un auto-reproche, que rayaba en la locura?


---Un Rey no entendería los sentimientos de alguien más---


Estas palabras que ella había escuchado mientras salía de la Mesa Redonda--¿quién las habló?

El cadáver del caballero no dijo nada más; junto con la última luz restante, él desapareció.

"---Espera... espera... Lance---"

Mirando a la parte interior del codo de su brazo que había perdido su peso y estaba ahora vacío, Saber comenzó a sollozar.

Ella ni siquiera pudo hacer un sonido. No se dejó hacer el más mínimo sonido. En el último momento en que había estado frente a un caballero leal, había sido incapaz de decir incluso una palabra de consuelo--entonces, ¿qué derecho tenía de llorar ahora?

Un Rey sólo puede ser solitario y orgulloso—

Esto se había dicho a sí misma; mientras buscaba el camino a la salvación de su reino, exactamente ¿cuántas opiniones y problemas de la gente había abandonado?

Gawain, quien se había sacrificado heroicamente, Galahad, quien había perdido su vida en el cumplimiento del deber--¿qué pensaron, en su último momento? ¿Dejaron este mundo con el mismo lamento e indisposición? ¿Por qué estaba tan segura de que eso no era verdad?

Saber lloraba silenciosamente, atormentada, como si innumerables espinas estuviesen atravesando su corazón.

¿Podría ser que ella como Rey, nunca debió haber estado en lo alto—

Si las cosas hubiesen sido así, ¿no habría traído un final roto? ¿Podrían todos ser salvados?

"... No ha terminado."

De su solloza garganta--esa era la determinada voz de un constantemente victorioso Rey.

"Puede ser compensado por... No es demasiado tarde... Aún tengo el Grial. Aún tengo el milagro que puede volcar al destino..."

Apoyándose en la espada de la victoria, Saber se puso de pie.

Incluso si era incapaz de escuchar a los corazones de la gente, incluso si fue reprendida por ser un orgulloso y distante Rey--nada de eso importaba en absoluto.

Aun así, siempre y cuando pueda ganar la victoria para su patria y sus súbditos con sus propias manos, sería suficiente--esto era lo que pedía de sí misma, lo que debe hacer como un "Rey".

Siempre y cuando pueda obtener el Grial, todo podría compensarse; todos los errores anteriores podrían ser corregidos.

Ahora esta creencia era todo para Saber, quien había elegido el camino del Rey.

Cubierta de heridas, Saber pisó hacia adelante.





-03:52:07[edit]

La matanza continuó.

Con balas. Con cuchillos, con venenos, con explosivos.

Perforando. Cortando en pedazos. Quemando. Ahogando. Aplastando.

Nunca dudó del significado de ello, ni siquiera una vez; cuidadosamente conjeturó el valor; los que están en el lado sumergido de la balanza deben ser salvados, y el otro lado debe ser vaciado, por eso mataba. Siguió matando y matando y matando.

Sí, eso era correcto. Los muchos deben ser salvados, y los sacrificios deben ser reconocidos. Si el número de alegrías que fueron protegidas pueden ir más allá del creciente número de desgracias, entonces ¿no se ha movido el mundo solo un poco más cerca de su salvación?

Incluso si innumerables cadáveres fuesen acumulados a sus pies.

Siempre y cuando vidas sean salvadas. Los que fueron protegidos eran seguramente invalorables.

"- Así es, Kiritsugu. Estás en lo correcto."

Repentinamente, él vio a su esposa a su lado. Con una sonrisa llena de dulce bondad, ella se acercó a él. De pie junto a Kiritsugu, juntos en la cima de la montaña de cadáveres.

"Sabía que vendrías. Creí en ti, sabiendo que llegarías aquí eventualmente."

"Iri -"

Era un nostálgico y encantador rostro. Sin embargo, había algo que le molestaba.

¿Era el vestido negro que nunca había visto antes? Estaba eso, también. Sin embargo, no podía detener la sensación de que estaba pasando por alto algo más importante.

Así es; ¿qué le pasó a Saber? ¿Qué pasó con los restantes tres equipos de enemigos? ¿Qué pasó con Kotomine Kirei? Habían demasiadas preguntas. ¿Con cuál debe empezar?

Sin poder hacer nada, Kiritsugu inquirió la pregunta que vino primero a su mente.

"¿Dónde es - esto?"

"Este es el lugar donde tu deseo será concedido. Este es el interior del Grial que tú buscabas."

Irisviel respondió con una sonrisa cordial. Kiritsugu estaba sin palabras, y miró a su alrededor.

Un palpitante mar de lodo negro.

Cadáveres podridos formaban montañas hundidas aquí y allá.

El cielo era carmesí. Carmesí como la sangre. En la descendente lluvia de lodo negro, un Sol del negro más negro sostenía los Cielos.

Los vientos soplando eran maldiciones y resentimientos.

Si uno tuviera que compararlo a una palabra, entonces - ¿cómo puede ser esto algo sino el infierno?

"¿Estás diciendo... esto es el Santo Grial?"

"Así es. Pero no tienes que estar asustado. Esto aún es algo como un sueño sin forma. Todo lo que está esperando es nacer."

Mira, ahí - Irisviel señaló al cielo. En el centro de este mundo, había un remolino de negro intenso que él originalmente pensaba que era un Sol, un "agujero" que penetraba los Cielos. Un agujero lleno hasta el borde de una pesada oscuridad sin fondo. Una increíble masa que parecía capaz de aplastar todo.

"Ese es el Santo Grial. Todavía tiene que obtener una forma, pero el recipiente ya ha sido lo suficientemente llenado. Todo lo que se necesita es anunciar la oración. No importa que deseo le puedas pedir, elegirá tomar la forma más adecuada para realizarlo. Luego, una vez que obtenga forma y figura en la era moderna, será capaz de ir "afuera" por primera vez."

"..."

"Así que por favor. Por favor, date prisa y dale una "figura". Tú eres un humano apto para definir su naturaleza. Kiritsugu, anuncia tu deseo al Grial."

Kiritsugu miraba fijamente sin decir palabra, a ese repulsivo "agujero".

Esa cosa que estaba ahí, no era algo que podía posiblemente ser tolerado por cualquier humano con sensibilidad adecuada. Así que ¿por qué era que Irisviel puede sonreír tan calmadamente? Sí, más que todo, esa sonrisa se sentía fuera de lugar.

Después de todo –

"... ¿Quién eres tú?"

Sofocando su sentido de terror con ira, Kiritsugu preguntó a su esposa quien estaba de pie ante él.

"Si los preparativos del Grial están en orden, entonces Irisviel ya debería estar perdida para mí. Si ese es el caso, entonces ¿exactamente quién eres tú?"

"Soy Irisviel. No hay problema en pensar eso."

La boca de la pistola mágica en la mano derecha de Kiritsugu - la Contender que había estado agarrando fuertemente todo el tiempo desde la batalla con Kirei - fue empujada a su oponente.

"No esquives la pregunta. ¡Respóndeme!"

Ante la boca sedienta de sangre, la mujer en el vestido negro simplemente sonrió con soledad. Como si tomó lastima de Kiritsugu por exigir tales cosas.

"... Es cierto. No puedo negar que esto es una máscara. Si no me pongo una personalidad existente como “cáscara”, no seríamos capaces de comprendernos el uno al otro. Tuve que tomar esta forma con el fin de transmitirte mi deseo.

“Pero la personalidad de Irisviel, la cual grabé, es sin lugar a dudas genuina. Justo antes de que se extinguiera, la última cosa que ella tocó fue a mí. Es por eso que heredé el último deseo de Irisviel; porque es mi deber el personificar su deseo para "permanecer de esta manera".”

Con esa confesión, Kiritsugu entendió, no como teoría sino como instinto.

En este lugar que había sido llamado el "interior del Santo Grial", una existencia la cual se llamaría a sí misma "alguien que no era nadie" sería –

"- ¿Eres tú, la voluntad del Santo Grial?"

"Sí, esa interpretación no es incorrecta."

La cosa en la forma de Irisviel asintió en aprobación. Por otro lado, Kiritsugu frunció más sus cejas en inquieta perplejidad.

"Eso es ridículo. El Santo Grial no puede ser algo más que una descolorida "fuerza". No hay manera de que pueda tener una voluntad."

"Eso podría haber sido así antes. Pero es diferente ahora. Tengo voluntad y deseo. La voluntad de "nacer en este mundo."

"Eso no puede ser..."

Extraño - algo era extraño.

Si esto era la verdad, entonces esta cosa no es la conveniente "máquina de deseos" que Kiritsugu había buscado.

"- Si tienes una voluntad, entonces te preguntaré esto. ¿Cómo planea el Santo Grial conceder mi deseo?"

Como si le preguntaran algo increíblemente extraño, Irisviel inclinó su cabeza.

"¿Eso? - ¿No es algo que tú, Kiritsugu, sabes mejor que nadie?"

"... ¿Qué dijiste?"

"La naturaleza de un ser humano como tú es infinitamente cercana a la mía. Eso es el por qué puedes preservar tu racionalidad, incluso después de estar conectado a mí. La mente de un humano normal habría colapsado en el momento en que son lavados por ese lodo."

Irisviel habló, alegremente, brillantemente, como si en celebración.

Por alguna razón, esa sonrisa no pudo evitar perturbar el corazón de Kiritsugu.

"¿La manera de salvar al mundo? ¿No habías ya, entendido eso hace mucho tiempo? Es por eso que yo, según lo que has construido, heredaré esa naturaleza, y lograré eso, por lo que habías orado."

"¿De qué estas - hablando?"

Kiritsugu no podía entender. No quiere entender, ni siquiera si estaba equivocado.

"Respóndeme. ¿Qué es lo que el Santo Grial planea hacer? ¿Qué es lo que va a empezar si desciende en la era moderna?"

A este intercambio de desacuerdos sin fin, Irisviel suspiró como si en resignación, y asintió.

“- No hay remedio. A partir de ahora, tendré que preguntar desde el interior de ti mismo."

Mantuvo su blanca y elegante palma sobre los ojos de Kiritsugu –

Y el mundo perdió el conocimiento.


Dos barcos flotaban en el océano.

Un barco tenía trescientas personas. El otro tenía doscientas personas. Habían quinientos miembros de la tripulación y pasajeros en total, así como Emiya Kiritsugu. Por el bien del argumento, estos quinientos y uno se establecen como los últimos sobrevivientes de la raza humana.

Ahora, Emiya Kiritsugu se hará cargo de esta representación, y va a tratar con las siguientes proposiciones.

Agujeros críticamente grandes se han abierto en los pantoques de los cascos de ambos barcos al mismo tiempo. Sólo Kiritsugu posee la habilidad de reparar los barcos. En el tiempo que toma reparar un barco, el otro se hundirá. Ahora bien, ¿qué barco repararas?

"... El de trecientos a bordo, por supuesto."

Después de que tomas esa decisión, los doscientos a bordo del otro barco, te capturan y hacen esta demanda. "Repara este barco primero". Ahora bien, ¿qué vas a hacer?

"Yo..."

Antes de que pudiera hablar su respuesta, la Calico sub-ametralladora apareció en la mano de Kiritsugu.

Llamas salvajemente emanaban de su boca, como si la máquina pudiera actuar automáticamente, Kiritsugu la veía, estupefacto.

Una sola bala escupida perforó a cuatro personas, y en un instante, todas las doscientas personas fueron masacradas.

- Correcto. Eso es lo que se espera de Emiya Kiritsugu.

Kiritsugu observaba en aturdimiento mientras que el barco con una montaña de cadáveres apilados se hundía. Obtuvo la sensación de que cada uno de los cadáveres esparcidos en la cubierta tenían caras que reconocía.

Ahora bien, las sobrevivientes trescientas personas abandonan el barco averiado, divididos en dos nuevos barcos, y continúan su viaje. Esta vez, un barco tiene doscientas personas, el otro tiene cien personas. Y, sin embargo, una vez más, agujeros se abren en los pantoques de los cascos de ambos barcos al mismo tiempo.

"Aguarda..."

Los cien a bordo de la nave más pequeña te secuestran, y te obligan a arreglar este barco primero. Ahora bien, ¿qué vas a hacer?

"Pero... eso es..."

Con el destello de una espada desnuda, una bomba explota, y un centenar de personas desaparecieron en tumbas acuáticas. Esa era la manera de Emiya Kiritsugu. Según a lo que él, en el pasado había construido, había logrado la masacre.

- Correcto.

"¡Eso es... eso es ridículo!"

¿Qué había sido correcto acerca de esto?

Doscientas personas sobrevivieron. Trescientas personas murieron por ellos - eso era todo lo contrario a la aguja de las escalas de la balanza.

No, el cálculo no estaba incorrecto. Tú ciertamente elegiste salvar a muchos y sacrificar a pocos. Ahora bien, a la siguiente misión.

Indiferente a las protestas de Kiritsugu, el Maestro del Juego continuó.

Ciento veinte y ochenta fueron balanceados en la escala. Kiritsugu asesinó a cada uno de los ochenta.

Luego, eran ochenta y cuarenta. El Asesino de Magos comprobó la agonía de los cuarenta. Recordaba cada rostro. Ellos eran quienes habían sido asesinados por sus manos en el pasado.

Sesenta y veinte –

Veinticinco y quince - las elecciones continuaron. Los sacrificios continuaron. La montaña de cadáveres se acumulaba.

"¿Esto... es lo que querías mostrarme?"

Incluso mientras Kiritsugu recordaba su náusea por el objetivo de este vil juego, escuchaba con atención a la cosa que se llama a sí misma la "voluntad del Santo Grial".

Así es. Esta es tu verdad. La respuesta dentro de Emiya Kiritsugu. En otras palabras, los actos que deben ser llevados a cabo por el Santo Grial como una máquina de deseos.

"¡No!"

Kiritsugu gritó, con sus manos manchadas de sangre.

"¡Yo no desee algo como esto! Quería algún otro método... es por eso que no tuve más opción que confiar en un milagro..."

Un método del que tú mismo no estas consciente, no podría posiblemente estar incluido en tu deseo. Tú deseabas la salvación del mundo; por lo tanto, sólo puede ser realizado por los medios de los que estas consciente.

"¡Al diablo con eso! ¿Cómo es... esto un milagro?"

Es un milagro. Lo que una vez has aspirado, el acto que fuiste incapaz de lograr solo, finalmente será llevado a cabo en un ámbito inalcanzable por las manos de los hombres. Esto no es nada si no un milagro.

Cinco permanecieron. Todos ellos eran valiosos para Kiritsugu. Sin embargo, fue presionado a elegir cualquiera, los tres o los dos.

Gimiendo en desesperación, jaló el gatillo. El rostro de Emiya Noritaka fue explotado. La materia gris de Natalia Kaminsky fue dispersada.

"¿Tú... tú vas a descender en la era moderna, y hacer... esto a toda la raza humana? ¡¿Esto es la realización de mi ideal?!"

Así es. Tu deseo es una forma adecuada para el Santo Grial. Emiya Kiritsugu, eres realmente adecuado para soportar a Angra Mainyu.

Tres permanecieron. ¿Salvará a los dos, o elegirá al uno? Agarró la empuñadura de su cuchillo con manos temblorosas.

Ya se había quedado sin lágrimas; con ojos vacíos, como esos de un fantasma, Kiritsugu destrozó el cuerpo de Hisau Maiya. Una y otra vez, blandió el cuchillo hacia abajo.

Y ahora, sólo habían dos quienes sobrevivieron en el mundo.

Dos de igual valor, las cuales no necesitan ser pesadas en la balanza, las cuales no pueden ser medidas. La última esperanza que él protegió hasta el final, intercambiadas con las vidas de cuatrocientas noventa y ocho personas.

Habiendo sido todo consumado, Kiritsugu, aturdido y como una cáscara, fue abrazado por el calor de un hogar.

En una nostálgica, dulce, cálida habitación, sonrisas rebotaban entre las caras de su "esposa" e "hija".

En otras palabras, esto - es el mundo de tranquilidad, el cual había buscado.

No habría más conflictos, nadie tendría que ser lastimado, una utopía perfecta.

"Bienvenido a casa, Kiritsugu. ¡Finalmente estás de vuelta!"

Brillando con un rostro lleno de alegría, Ilyasviel dobló sus pequeños brazos alrededor del cuello de su padre.

El castillo rodeado por nubes en el extremo norte; este era el único lugar de tranquilidad.

Al final de una vida manchada de sangre, encontró una bondad la cual no debería existir.

Si esta modesta habitación de un niño, era por sí misma la totalidad del mundo, entonces ya no habría necesidad de la discordia.

"- ¿Ves? Entiendes, ¿verdad? Esta es la realización del Santo Grial a tu oración."

Compartiendo este momento de absoluta felicidad con su esposo, Irisviel sonrió.

Todo lo que se necesitaba, era rezar por ello.

Su esposa puede ser despertada. Su hija puede ser traída de vuelta.

Ante una cantidad de prana prácticamente infinita, sería un simple milagro.

La única cosa que queda, era la felicidad. Como el último vestigio de la humanidad en este planeta de muerte, donde todo había perecido, la familia de tres, puede continuar viviendo junta en felicidad eterna.

"... Ya no podemos ir en busca de nueces..."

No había ni siquiera un paisaje cubierto de nieve afuera de la ventana, sino simplemente un torbellino de lodo negro, como el fondo del mar. Al murmullo distraído de Kiritsugu, Ilyasviel agitó su cabeza.

"No, está bien. Voy a estar bien, siempre y cuando Kiritsugu y Madre estén juntos con migo."

Acariciando y abrazando la cabeza de la hija que amaba frenéticamente, Kiritsugu dio un alarido, lágrimas desbordándose.

"Gracias... Papi también te ama, Ilya. Lo juro, si no es algo más, que eso es verdad..."

Sólo las manos se habían movido sin vacilar. Como si hubiesen sido mecánicamente estructuradas de esa manera. Debajo de la pequeña barbilla de su amada hija, presionaba la boca de la Contender.

"- Adiós, Ilya."

La cabeza de la pequeña niña mirando fijamente desconcertada, explotó con el sonido de un disparo.

El las mejillas con rastros de lágrimas de Kiritsugu cayó un pedazo de carne enredado con cabello plateado.

Irisviel gritó horrorizada. Lagrimeando sus ojos, sacudiendo su cabello salvajemente, dio un alarido en furia, sin control.

"¡¿Que - Qué hiciste -?!"

Su esposa llegó, extendiéndose a él con la cara de un demonio, pero fue Kiritsugu quien la presionó en su lugar; entrelazando sus dedos alrededor de esa pequeña garganta.

"El Santo Grial es algo que no puede existir..."

No importa "qué" estuviese dentro de esta mujer, la personalidad de Irisviel que usaba como cáscara era real. La desesperación y el llanto del asesinato de su hija; el odio al esposo quien mató a su propia hija; eran sin lugar a dudas, lo que la Irisviel real habría cargado, sus genuinas emociones.

Mirándolo, aceptándolo, Kiritsugu puso toda su fuerza en sus dos manos y apretó sobre el cuello de su esposa.

"¡¿Quién eres, tú... por qué, rechazas el Grial, nos rechazas... mi Ilya... no, por qué?!"

"- Porque, yo -"

La voz que se escapó de su boca era simplemente vacía, como un viento soplando a través de la grieta de una cueva hueca. No había dolor. No había enojo. Era obvio. Ya no había nada dentro de Emiya Kiritsugu. Le dio la espalda al milagro que había perseguido, y abandonó incluso la compensación por esa traición. Era imposible que haya algo dentro de él ahora.

"Yo - salvaré al mundo."

Lo única cosa que queda, persistiendo hasta el final, eran las palabras de su creencia. Que huecas fueron esas resonantes palabras.

Irisviel miró fijamente a Kiritsugu mientras la sangre se congestionaba en su blanco rostro. Los ojos carmesí que siempre lo mirarían con nada más que afecto y admiración, estaban ahora pintados por maldiciones y resentimiento sin fondo.

"- Te maldigo -"

Los cinco pequeños dedos que habían sido tan elegantes, agarraron los hombros de Kiritsugu. De los cinco dedos mordiéndolo, fluyo un lodo negro.

"Te maldigo... Emiya Kiritsugu... al dolor... a arrepentirte hasta la muerte... Nunca, te perdonaré..."

"Sí, eso está bien."

El lodo teñido de odio circulaba en sus venas, fluyendo en su corazón. Empapaba el alma del hombre que lo perdió todo. Aun así, Kiritsugu no aflojó sus manos. Olvidando incluso el significado de las lágrimas a lo largo de sus mejillas, estrangulando a la mujer en el vestido negro, le dijo a ella.

"Eso está bien, ya se ha dicho -. Yo, te soportaré."

Dentro de sus temblorosas manos, la columna vertebral de la mujer chasqueó y se rompió.

Y una vez más, el panorama fue alterado.


- Mientras el sueño que había violado profundamente su corazón terminó, pareció haber durado sólo un instante.

Antes de que se diera cuenta, Kiritsugu estaba de pie otra vez en la escena de la bodega.

En su mano derecha estaba la Contender con su martillo disparador aún levantado. Kotomine Kirei estaba ante sus ojos, habiendo caído inconsciente mientras aún de rodillas.

Kiritsugu miró al techo y miró fijamente al lodo negro que aún estaba goteando por todos sus alrededores, carbonizando el suelo. Probablemente, era que ambos Kiritsugu y, al mismo tiempo, Kirei, fueron lavados por el lodo. Era muy probable que sus ojos vieran la misma cosa.

Si ese lodo era el contenido vertiéndose del Santo Grial – entonces, el recipiente había indudablemente continuado el ritual de la llegada todo el tiempo, en la parte superior del escenario del Salón de Conciertos en el piso sobre ellos.

Necesitaba darse prisa.

Kirei recuperaba su conciencia, intentó ponerse de pie, y fue obstaculizado por la boca de la pistola de Kiritsugu, presionando en su espalda.

Inmediatamente comprendiendo la situación, una risa amarga se escapó de la boca de Kirei por las irónicas circunstancias. Habían estado en tal reñida, lucha de vida y muerte; y al final, lo que había decidido el resultado, no fue más que simplemente quién se despertará primero por casualidad.

O quizás - era lógico que quien ponga fin a la pesadilla con su propia voluntad, sería el primero en despertar.

"... Eres tan tonto que no lo puedo entender. ¿Por qué lo rechazaste?"

Era una voz contenida, ocultando su ira y odio. Por primera vez, Emiya Kiritsugu oyó la voz de Kirei Kotomine directamente.

"... ¿Parecía esa cosa, agradable para ti?"

Era una voz seca y ronca, tan desgastada que sonaba hueca. Por primera vez, Kotomine Kirei oyó la voz de Emiya Kiritsugu directamente.

Ambos habían tocado la cosa que estaba sumergida en el Santo Grial y comprendieron su verdadera forma. Kiritsugu y la voluntad del Santo Grial se habían comprendido entre sí; Kirei vio eso con sus propios ojos. Y la elección de Kiritsugu fue, para Kirei, más allá de la comprensión o tolerancia.

"¡Tú... tú debes haber llegado a este lugar tirándolo todo, sacrificando todo! Es algo por lo que tuviste que hacer todo eso para obtenerlo - ¡¿Cómo puedes sólo hacerlo sin ningún valor ahora?"

"Las cosas que debieron ser sacrificadas por ello, son más severas que las cosas que puede provocar – Y eso es todo."

"En ese caso, ¡cédemelo a mí!"

Fue entonces cuando Kirei sacó el odio desde el fondo de su corazón por Emiya Kiritsugu - por el hombre quien él, había alguna vez pensado que pudo tener un parecido a sí mismo, pero quien ahora era muchísimo más su opuesto absoluto.

"¡Incluso si es innecesario para ti, tengo un uso para él! ¡Con eso... si esa cosa nace, puede definitivamente traer una respuesta a todas mis dudas!"

Kirei sabía de las intenciones de Kiritsugu. Entendió lo que este hombre, quien había sido tan firme en rechazar a la máquina de deseos, que le puso las manos incluso a sus más amados, haría a continuación. Y eso, era algo que él no puede posiblemente perdonar. Todas las andanzas de Kotomine Kirei hasta el día de hoy estaban siendo puestas en la línea.

"¡Solo no lo mates! ¡Desea por su propia vida, nacer!"

Prohibido de incluso darse vuelta, el sacerdote imploró intensamente; el asesino lo miró hacia abajo con una mirada fría.

"Sí, y tú - tú sólo eres demasiado tonto para entender"

Su dedo se deslizó en el gatillo, apretándolo, y el martillo disparador golpeó en el detonador de la bala .30-06 Springfield.

Fuego y un rugido atronador destellaron por un instante.

Con una sola ronda perfecta, Kiritsugu disparó desde atrás del corazón de Kotomine Kirei.





-03:49:31[edit]

Saber caminó a través de las llamas que ardían como el purgatorio.

Las heridas que Berserker le había infligido, estaban más allá de las cuales podían ser curadas por sus habilidades regenerativas. La una vez brillante y platinada armadura también estaba manchada de negro en diversos puntos por los innumerables ataques de Berserker. Su piel sin sangre era blanca como el papel. Sus rodillas eran débiles, sus tobillos temblaban, su respiración era rápida; con cada paso, el dolor destruía todo su cuerpo, casi haciéndole perder el conocimiento.

A pesar de que cada paso era difícil, Saber, sin embargo, no dejó de caminar hacia adelante.

Ella aún soportaba la responsabilidad, soportaba la promesa que ella, como Rey, debe cumplir. Sólo había un camino para cumplir esta promesa, y esa era obtener el Grial. Por lo tanto, era necesario que ella continúe; estimulando su cuerpo herido, ella rechinó sus dientes y caminó hacia adelante.

Al fin, alcanzó el primer piso. Pasando a través de la entrada, abrió las puertas principales; un vacío salón de música apareció ante sus ojos. En el medio del escenario frente de ella, el Grial flotaba rodeado por llamas, brillando con una llamativa luz dorada.

"Ah..."

Estaba claro a simple vista; este era indudablemente el Grial que ella deseaba tanto obtener.

El cuerpo carnal del homúnculo se había revertido al recipiente de oro que estaba forjado de materia inorgánica. Saber no conocía el proceso por el cual se hizo esto, pero si podía decir, de la escena ante ella, exactamente lo que había sucedido.

Ella era "el guardián del recipiente”, y había estado decidida a pasar el Grial a Kiritsugu y Saber. Si había la posibilidad de que el "Recipiente” pudiera ser robado, entonces antes de que eso ocurriera, ella definitivamente vendría para defender el Grial hasta la muerte. Ahora, al entorno ritual le faltaba la forma de Irisviel; controlado por una mano invisible, el Grial estaba a punto de descender.

"Irisviel..."

Recordando su voz y su sonrisa, Saber mordió su labio con un sollozo.

Ella había jurado por su espada que la protegerla, pero había sido incapaz de hacerlo. Había incumplido su promesa.

Al igual que había sido incapaz de salvar a su amado país de origen.

Al igual que había sido incapaz de resolver el tormento de un amigo.

Auto-reproche y humillación desgarraban su corazón. Destellando en su mente estaba la ciudad eternamente cubierta por nieve que cae, y las palabras de Irisviel mientras habían intercambiado votos.


---Saber, debes conseguir el Grial. Para ti, y tu Maestro---


"... Sí, al menos esta promesa voy a mantener. Sólo esta promesa..."

---Estaba apoyando todo de Saber ahora.

En este momento ella todavía sostenía la preciosa espada en su mano, aún respiraba, su corazón aún late. Todo esto, por una razón.

Saber pisaba hacia adelante con resolución. Exactamente en este momento---

"Demasiado lento, Saber. Incluso si fuiste mordida por ese domesticado perro loco, no deberías haberme dejado esperar tanto."

Una devastadora forma dorada estaba de pie en medio del pasillo en los asientos de los espectadores, bloqueando el camino de Saber.

"... Archer..."

"Je je, no hagas esa expresión. Sé que eres envidiosa de mis riquezas, pero muestra más compostura. Esa expresión indisimulada es realmente de mal gusto. Como un perro que ha pasado hambre durante mucho tiempo."

La aparición del enemigo no vino inesperadamente para Saber.

Este ayuntamiento era el lugar de reunión final para todos los Sirvientes que aún permanecían. Incluso si los demás enemigos iniciaban ataques entre todos, sería muy ingenuo esperar que pereciesen juntos. Aún había una batalla restante, y el adversario era indudablemente uno de los dos Archer o Rider.

Pero la armadura intacta de Archer y su relajada presencia, impregnada de prana, hizo a Saber rechinar sus dientes.

Indudablemente, ni un cabello de este dorado Sirviente había llegado a dañarse .Más allá de ileso, incluso podría decirse que estaba en máxima capacidad.

Saber había sido gravemente herida en la batalla con Berserker. Si deseaba derrotar a Archer, sólo podía clavar sus esperanzas en que su oponente haya sido drenado considerablemente en una batalla con Rider. Pero en este momento, ni siquiera un rasguño de la batalla podía verse en Archer.

Inesperadamente, el Rey de los Conquistadores había sido incapaz de vengarse de aquel solo golpe de espada... ¿Era este Sirviente, cuya identidad era aún desconocida para ella, realmente tan fuerte?

Ahora, hasta el último hilo de esperanza había sido despegado de la existencia, pero en el corazón de Saber aún quemaba una llama de ira.

Posibilidades de victoria, o tácticas-- Ya nada de eso importaba. Saber sólo lo pensó imperdonable--no podía perdonar que incluso ahora, aún había alguien quien se interponía entre ella y el Grial.

"... Tú, sal del camino..."

La voz baja de Saber estaba llena de odio. La demente obsesión causaba que sus una vez ojos color jade claro se llenen de un turbio amarillo-marrón.

"¡El Grial... es mío...!"

Las múltiples heridas en el cuerpo de Saber no pudieron detenerla; rugiendo, blandió su espada a Archer. Pero, después de haber hecho un solo paso, su pierna izquierda fue inmediatamente atravesada por un Fantasma Noble que se disparó en el aire.

Saber cayó al piso, pero rechinó sus dientes para prevenirse gemir. Mirando a su alrededor, vio grupos de armas de la Puerta de Babilonia que continuamente aparecen en el aire, todos dirigidos hacia ella, listos para ser lanzados en cualquier momento.

Tan pronto como su dueño dé la orden, incontables Fantasmas Noble originales serán disparados al unísono hacia Saber. Se había convertido, literalmente, en el objetivo de un millar de flechas. Como su pierna izquierda había sido previamente atravesada, ni siquiera podía esquivar.

"Saber... esta vista de ti en cuclillas en el suelo, caída en esta obsesión presuntuosa, te hace aún más hermosa...”

Los ojos rojo sangre de Archer sostenían una emoción incómoda mientras miraba a Saber, quien a pesar de estar atrapada en una situación desesperada, aún estaba con la intención de hacer una lucha final.

"No sé por qué estás tan obsesionada con algún Grial concede deseos. Saber... el hecho de que una mujer como tú existe, puede ser ya considerado un milagro raro, ¿no?"

El tono de Archer era anormalmente calmado, como si no fuese un peligroso enemigo el que estaba ante él. Esta calma hizo a la acorralada Saber sospechosa.

"Qué... estás diciendo---"

"Tira tu espada, y se mi esposa."

En esta situación, en esta circunstancia, las palabras de Archer sorprendieron a Saber. Estaba atónita puramente por lo inesperado de ello.

"... Qu--qué dijiste... ¡¿Qué vas a hacer?!"

"Incluso si no entiendes, ¿no te sientes feliz de escuchar tales palabras? No es nadie, pero yo, quien ha admitido tu valor."

Quizás sólo Archer pensaría que tal conclusión era natural. El Sirviente dorado arrogantemente levantó su cabeza, mirando ante él a la primera mujer que había amado.

"Abandona estos ideales y votos sin sentido. Estas cosas sólo te restringirán y te traerán desgracia. En el futuro, sólo necesitas desearme y vivir bajo mi protección. En ese caso, me comprometo en mi honor como Rey de todo, que yo te concederé toda la felicidad en el mundo."

"..."

Su tono presuntuoso fue suficiente para reencender la llama de ira en el corazón conflictivo de Saber.

"¿Por este ridículo motivo... estas luchando conmigo por el Grial?"

Un segundo Fantasma Noble explotó mientras paso volando por la nariz de Saber. La fuerza del impacto levantó a Saber en el aire.

"No estoy pidiendo tu opinión, sino informándote de mi decisión."

La cara del Archer mostraba una alegría sedienta de sangre, como si disfrutando de la vista de la furiosa resistencia de Saber.

Así que este orgulloso Espíritu Heroico nunca había visto a su oponente como un competidor de igual posición con sí mismo. El enemigo era digno sólo de ser manipulado y humillado; le gustaba admirar la vista de su rendición hacía él. La desesperada respuesta de Saber, en la cual ella había apostado todo, para Archer, sólo era un ordinario entretenimiento.

"Muy bien, tengamos tu respuesta. Aunque la respuesta está justo en frente de ti, estoy muy curioso en cuanto a que expresión usarás mientras tú misma dices estas palabras."

"¡Me niego! Yo nunca---"

Sin esperar a que terminara, el Fantasma Noble veloz como rayo de Archer, una vez más atravesó la ya herida pierna izquierda de Saber. Escuchando los gemidos de dolor intenso de Saber, Archer no pudo sino reírse a carcajadas.

"¿No puedes decirlo porque eres demasiado tímida? Todo está bien; Te perdonaré, no importa cuántas veces lo entiendas mal. Primero debes aprender el sufrimiento, y entonces serás capaz de experimentar la alegría que te doy. "

Los Fantasmas Nobles flotando en el aire agitaban sus afiladas hojas como si para intimidar, gradualmente presionando más cerca de Saber.

Una incontrolable ira enturbiaba en los pensamientos de Saber. En comparación a ser asesinada en humillación, sería mejor desquitarse del enemigo, incluso si eso significaba su vida.

No había otra manera. Si concentraba toda la fuerza que queda en su cuerpo, quizás aún podría ganar, a penas, el prana necesario para un último golpe de Excalibur. No sería sorprendente si un Espíritu Heroico de tal inconmensurable habilidad pueda defenderse contra el ataque de un Fantasma Noble anti-fortaleza, pero en este momento, él completamente creía que ganaría, y eso lo hace complaciente; nunca pensó que Saber aún tomaría represalias.

Y, sin embargo--si Saber lanza un contraataque a Archer desde esta posición, el impacto destruiría al Grial en el escenario. Incluso si Archer toma todo el impacto y fuese reducido a carbón, el Grial, también sería inevitablemente destruido. En ese caso, todos sus esfuerzos vendrían a nada.

"¡¿Qué debo hacer...?!"

Enfrentando esta difícil decisión, Saber se hundió en un dilema; en este momento, notó que una tercera figura había aparecido en el salón.

En la pared que estaba aproximadamente a dos pisos de altura, dentro de la caja en forma de semicírculo que no sobresale hacia el exterior. En la luz del fuego, apareció una silueta fantasmal usando una larga chaqueta rompe vientos. Él era el verdadero Maestro que había hecho el contrato con Saber--Emiya Kiritsugu.

Desde adentro de la desesperanza, apareció un rayo de sol.

Kiritsugu aún sostenía el poder de comando contundente de los Sellos de Comando. Si él le pudiera prestar este poder mágico que poseía, que tenía la habilidad de hacer lo imposible posible, quizás ella sería capaz de romper este estancamiento.

Siempre y cuando Kiritsugu entienda la situación actual de Saber, era casi seguro que usaría los Sellos de Comando. Afortunadamente, Archer todavía no se había dado cuenta de la presencia de Kiritsugu.

Kiritsugu levantó su mano derecha, mostrando los Sellos de Comando tallados en el dorso.

Dependía completamente de Kiritsugu qué tipo de orden daría. Pero Saber, ya se había decidido a que no importa lo extraño de las tácticas de batalla que intentara emplear, ella iba a hacer todo lo posible para llevarlas a cabo. Siempre y cuando pudiera tomar represalias contra Archer, cualquier método estaría bien.

Incluso si su comando fuese para bloquear el sentido del dolor y usar toda su fuerza, Saber ignoraría el dolor de su cuerpo físico, y ejercería la mayor fuerza desde el interior de su cuerpo hasta que no quedara nada. Si le ordena someterse a movimiento instantáneo hacia el lado del Grial, entonces sería capaz de escapar de esta posición extremadamente desventajosa. Quizás a través de una calibración precisa de Excalibur, sería capaz de hacer desaparecer a Archer sin dañar al Grial. Tal es un Sello de Comando. Si los Sellos de Comando eran usados con el consentimiento de ambos Maestro y Sirviente, entonces no importa cuán imposible la tarea, podría completarse. En este momento, Saber encomendaba todo a esta última esperanza, porque sólo eso podría darle vuelta a las tablas asombrosamente en la situación actual.


---Emiya Kiritsugu usa el Sello de Comando para comandar a Saber---


Las bajas palabras sacudieron todo su cuerpo desde las profundidades de su alma. La voz que no podría haber sido más familiar anunció, claramente y decisivamente.


---Usa tu Fantasma Noble, y destruye el Grial---


Cómo debe ser explicado el significado detrás de estas palabras, cómo debe entenderlas—la mente de Saber se fue momentáneamente en blanco.

"... ¿Qu...?"

El creciente huracán disipó las llamas circundantes. Desde el corazón del desactivado Aire Invisible, la forma de la espada dorada apareció.

Incluso si el cerebro de Saber se negaba a entender, su cuerpo físico de Sirviente, lealmente aceptó el comando del Sello de Comando. La preciosa espada comenzó a acumular luz, completamente independiente de la intención de su portador.

"¿Qu--qué es esto?--¿Qué quieres hacer?"

Incluso Archer estaba atónito sin palabras. Había pensado que porque estaba de espaldas al Grial, Saber nunca ejecutaría un contraataque contra él.

"... N... ¡no!"

Saber rugió de ira; ese fue un grito en el cual había puesto toda su fuerza. La espada dorada levantada en alto, repentinamente se detuvo en el aire.

Como el legendario Rey de los Caballeros, y como un Sirviente de la clase más excelente, la destacada habilidad de Resistencia a la Magia que poseía Saber realmente pudo resistir la restricción de los Sellos de Comando, aunque apenas. Ella usó toda su fuerza para detener la acción de bajar su espada. Las fuerzas opuestas de obligación y resistencia chocaban intensamente dentro del cuerpo de Saber, su forma delgada parecía como si sería destrozada en cualquier momento.

Este intenso dolor e inimaginable tormento hizo a Saber recordar los últimos momentos de Diarmuid Ua Duibhne. Ahora experimentó completamente por sí misma la amargura y la humillación que el trágico Espíritu Heroico había sufrido.

Al mismo tiempo que se oponía a la fuerte magia, Saber miraba fijamente a Kiritsugu quien estaba en el medio de la caja, y gritó.

"¡¿Por qué?! Kiritsugu--¡¿Por qué tienes que ser tú?!"

Imposible. Era imposible que él hubiera dado esta orden.

Kiritsugu deseaba tanto obtener el Grial--entonces en este momento, ¿por qué lo rechazaba? ¿Quería dejar que el ritual, que su esposa había dado su vida para llevarlo a cabo, se desperdicie?

Después de darse cuenta que las acciones innaturales de Saber eran la acción del Sello de Comando, Archer, finalmente se dio cuenta de la presencia de Emiya Kiritsugu.

"¡¿Estás tratando de arruinar mi boda, bastardo?!"

Los Fantasmas Noble que habían estado apuntados a Saber, ahora repentinamente giraron en unísono para apuntar a la caja de Kiritsugu.

Pero sin esperar a que los Fantasmas Noble comiencen su ataque, Kiritsugu otra vez levantó su mano derecha para mostrar su dorso a Saber, debajo de él--aún había un último Sello de Comando tallado ahí.


---Yo uso el tercer Sello de Comando para comandar de nuevo---


"¡¡¡Detente!!!”

Viendo que su orgullo y esperanza estaban a punto de desintegrarse en cenizas en un abrir y cerrar de ojos, Saber gritó en llanto.


---Saber, destruye el Grial---


Esa fue un poder final que no podía ser resistido en absoluto.


La tremenda fuerza de los dobles Sellos de Comando, devastaban y aplastaban la forma de Saber, al mismo tiempo, sacando todo el prana que aún quedaban dentro de su cuerpo, tejiéndolo en la luz de la destrucción.

El rayo de luz lanzado hizo un corte transversal de todo el salón, impactando directamente al Grial que flotaba en el escenario. Archer ágilmente esquivó este ataque, pero debido a que estaba en proximidad cercana al rayo de luz, su alta intensidad le hizo momentáneamente incapaz de ejecutar el ataque a Kiritsugu.

En el calor del relámpago, el Grial dorado que había una vez sido una parte del cuerpo de Irisviel, ahora discretamente perdió su forma, luego se desvaneció. Saber cerró sus ojos, sin atreverse a mirar directamente a esta vista--ahora la última esperanza había sido destruida. Su lucha había terminado.

Puesto que las cosas eran así, ¿cómo podría mirar a esta trágica escena con los ojos abiertos?

En verdad, nunca abrió sus ojos otra vez. El Fantasma Noble, que había sido forzosamente ejecutado en oposición a sus propias intenciones, ya había consumido todo el restante prana de Saber; ni siquiera podía mantener más su forma física de Sirviente. Saber había perdido la fuerza y la voluntad para permanecer en este mundo. Por supuesto, esto fue también debido a su Maestro, quien también era parte del contrato, no tenía la intención de dejarla quedarse.

Manteniendo su postura cuando bajó su espada, Saber comenzó a dejar este mundo; pronto, su cuerpo físico también se desvaneció.

En el momento en el cual gradualmente perdió contacto con el mundo real, el enigma de este personaje Kiritsugu, fue la última consideración que destelló en la mente de Saber.

El padre idolatrador que amaba excesivamente a su hija, el guerrero que esperanzaba salvar al mundo, el asesino que había perdido toda esperanza en la justicia; eran varias piezas conflictivas de la humanidad que él mostraba, pero al final había traicionado todo, lo negó todo.

Hasta el final, Saber sólo podía estar segura de la insensibilidad y crueldad del corazón de este hombre.

Hasta el final, él y ella nunca habían sido capaces de entenderse y construir una relación de confianza--no, quizás debería decirse que sólo en el último momento, ella se había dado cuenta que nunca había entendido sus verdaderos pensamientos.

Y, sin embargo, eso tampoco fue del todo injustificable---

Dentro de su gradualmente desvaneciente conciencia, Saber se burló de sí misma.

¿Cómo iba a entender a este hombre quien no se había encontrado con ella más allá de haberle dado tres órdenes? Ella había una vez sido incapaz de entender incluso los corazones de aquellos a su lado.

Quizás todo esto era el largo y eufemístico castigo que atormentaba al "Rey quien no entendía los corazones de los demás”.

A pesar de que Saber dejó el mundo cargando muchas lesiones, sin haberse dado cuenta de la carga en su corazón, quizás no teniendo que presenciar personalmente la tragedia que vino después, fue también una especie de recompensa para ella.

El rayo de luz de Excalibur que había destruido al Grial, había volado el techo del escenario y cortado todo el ayuntamiento en dos. El edificio, que ya había sido quemado más allá del reconocimiento, no pudo resistir el golpe. La estructura de los niveles superiores había sido destruida; el techo, habiendo perdido su apoyo, ahora caía en el salón como una avalancha.

Después de lo cual, a través de los fragmentos de escombros, Kiritsugu vio "eso" en el revelado cielo nocturno.

Un sol negro --- que había visto cuando había tocado el lodo negro. La señal del fin del mundo.

En aquel momento Kiritsugu no había visto claramente que su forma física era en realidad un verdadero "agujero". Es un túnel espacial que conecta con el Círculo Mágico del Gran Grial, el cual había sido escondido bajo el altar del ritual de descenso, profundo bajo tierra en el Monte Enzō, al este de Miyama. El interior del Gran Grial, el cual había recogido energía de las líneas-místicas por sesenta años y que ahora había obtenido las almas de seis Espíritus Heroicos, había sido llenado hasta el borde y convertido en un enorme remolino de prana. Esa era la verdadera forma de ese "agujero" negro.

El “Recipiente” que había sido removido del homúnculo de los Einsberns, sólo era la llave para abrir ese "agujero", y también el control que sostenía la estabilidad del agujero. Kiritsugu, quien no sabía nada acerca de este secreto, había cometido un error fatal; él no debió haber comandado a Saber destruir el Grial, sino en su lugar, debió haberla hecho usar Excalibur para quemar el agujero en el cielo. Ya no controlado por el “recipiente”, el sol negro comenzó a derretirse; el agujero gradualmente se redujo, pero antes de cerrarse por completo, ya era completamente imposible prevenir que el lodo negro fluya afuera del interior del agujero.

Esa era una energía neutra que sólo había sido usada para crear una abertura hacia el "mundo exterior", pero debido al error anterior de Kiritsugu, fue manchada con el color completamente negro de la maldición.

Este lodo maldito que estaba lleno de "Angra Mainyu • Todo los Males en el Mundo". El poder destructivo podía quemar toda la vida en el mundo--en este momento, descendía como una gran cascada desde arriba del Ayuntamiento.

Archer, de pie en los asientos de los espectadores en el primer piso, no pudo encontrar una forma de retroceder para escapar de este bautismo.

"¡¿Esto... esto es...?!"

Las turbulentas olas negras, arrastraron al indefenso Sirviente dorado. No, no fue simplemente arrastrado; el momento en que había tocado el lodo negro, se había desvanecido. El cuerpo de Archer había sido descompuesto y absorbido por el lodo negro en un abrir y cerrar de ojos; se había convertido en uno con el tempestuoso flujo de lodo.

El lodo negro consumió los asientos de los espectadores del primer piso como un tsunami; Kiritsugu, quien estaba parado en la caja y había, de este modo, escapado la desgracia, contemplaba vacíamente todo esto. La cascada maldita que descendía del aire no mostraba señales de detenerse; el lodo negro se convirtió en un río mientras pasaba a través de la entrada del ayuntamiento, fluyendo afuera del edificio y extendiéndose hacia los distritos circundantes.

De este modo, la masacre comenzó.

Toda la gente estaba durmiendo profundamente; el lodo de la muerte, sintió la presencia de la vida humana, y se convirtió en una maldición ardiente que atacó desde el costado de sus almohadas.

Quemó las casas, quemó los patios. No importa si dormían o despertaban y trataban de escapar, toda la gente ardía sin excepción--eso que había esperado dentro del Grial por sesenta años, ahora se apoderaba sin piedad de toda la vida que tocaba, como si celebrando su libertad fugaz.

Después del evento se descubrió que habían más de 500 muertos y que 134 edificios se habían quemado. Esta gran calamidad de causa desconocida, dejó una marca en los corazones de los ciudadanos de Fuyuki, que era difícil de borrar.

Después de un tiempo, el agujero en el cielo desapareció, y el lodo negro ya no se vertió más. Pero el lodo había traído un incendio de enormes proporciones; la gente quienes habían sido incapaces de escapar, se convirtieron uno por uno, en cadáveres carbonizados. Un magnífico loto rojo de fuego floreció en el cielo nocturno; en la tierra fue preparado un interminable banquete de muerte.

Habiendo escapado del ayuntamiento gradualmente colapsando, Emiya Kiritsugu personalmente presenció todo el proceso.

La vida que tiende hacia la destrucción--era muy parecida a la escena que lo había atormentado en pesadillas. Pero eso ante él ahora, era indudablemente real.


※※※※※


Ella soñó un sueño, y en el sueño, el mundo estaba quemándose.

La joven chica, envuelta en un edredón y temblando de miedo, abrió sus ojos.

El dormitorio, custodiado por la cálida luz del fuego de la chimenea, estaba aún tan tranquilo y pacífico como antes. La fría noche afuera de la ventana no podía ser ninguna amenaza para la chica quien yacía en la cama.

Incluso a través del grueso cristal, podía oír el aullido del viento helado afuera de la ventana; el viento se deslizó discretamente en la casa a través de la brecha entre la ventana y el marco. Fue seguramente este sonido que la hizo pensar erróneamente, que oyó los gritos atormentados de la gente mientras se quemaban y morían.


--- ¿Qué pasa, Illyasviel?---


Esto habló su madre, acariciando suavemente su rostro. La voz y tacto de su madre, la cual se quedaba en todo momento al lado de la chica, a la vez puso su corazón a descansar.

La chica y su madre fueron ambas, existencias que habían sido diseñadas a la imagen de la mago quien fue llamada la "Dama del Invierno". De esta manera, en el corazón de la chica, estaba su madre y su tía. Incluso si uno fuera a seguir todo el camino hasta la muy temprana "Justicia Original", estaba grabada en el corazón de la chica.

Así, incluso si era una noche durante la cual ella estaba sola, durmiendo profundamente envuelta en un edredón, la chica nunca estaría sola. Sólo necesitaba llamar, y podría escuchar la voz de su madre en cualquier momento, ver la forma de su madre en cualquier momento.

"Mami... Tuve un sueño aterrador. En el sueño, Illya se convirtió en una copa."

Mirando aliviada el suave cabello plateado y los ojos dulces de su madre, la chica continuó contando su pesadilla.

"Siete cosas muy, muy grandes fueron puestas en Illya. Illya casi se rompe, ella estaba asustada, pero tampoco podía huir... luego oí la voz de Justicia, y encima de mi cabeza apareció un gran agujero negro... luego, el mundo comenzó a arder. Kiritsugu miró al mundo, y lloró."

Sí, ella soñaba con él también. El padre que ella había oído decir que estaba en una lejana tierra extranjera, lidiando con algún trabajo problemático.

Habiendo pensado en esto, la chica se dio cuenta que su pesadilla justo ahora, parecía representar algo malo; ella se inquietó de nuevo.

"Mami... Kiritsugu estará bien, ¿verdad? ¿Él no estará solo y asustado?"

Mirando a la chica preocupada por su padre, la madre sonrió dulcemente.


- Está bien. Esa persona definitivamente se esforzará, por el bien de Illya. Así que Illya no tendrá ese tipo de recuerdos tenebrosos otra vez, él definitivamente realizará su sueño, para nosotras ---


"... Nn, es cierto, es cierto."

Ella sabe que esa persona es alguien que tiene un fuerte deseo de ganar. Por lo tanto, una vez que haya terminado ese importante trabajo, definitivamente regresará a aquí de inmediato. La chica extendió sus dedos, contando los días hasta que ese día llegue. Aunque era frío dormir sola, aun así, su madre aún estaba a su lado. Ella no estaría sola--hasta el día en que pudiera entender correctamente esta contradicción.

La chica esperaba dentro de la ciudad eternamente sellada dentro de la nieve que cae. La promesa que había intercambiado con su padre, era el tesoro que más valoraba.


※※※※※


El cielo al atardecer, era el color de la sangre.

La tierra ante sus ojos, era también el color de la sangre.

Los cadáveres desplomados en la tierra eran la gente quienes una vez habían creído en una joven y la apoyaron como Rey, ofreciéndole los cantos de victoria.

Debido a traidores sembrando discordia, ellos se habían dividido en dos facciones; cada una había visto a la otra como enemigo y llevaron a cabo masacre, y entonces, habían caído juntos en este campo de batalla. El lugar de descanso final del Rey Arturo, al pie de la colina Camlann.

Despertando de un sueño del otro lado del espacio y tiempo, de rodillas, con desaliento, una vez más en la cima de la colina manchada de sangre, Arturia contemplaba vacíamente la escena desolada.

Con el fin de cambiar este final, ella le había confiado su alma después de la muerte al “Mundo”; y comenzó un viaje en busca de un milagro.

FZ v04 387.png

Ella había inicialmente decidido no regresar a aquí; ella había inicialmente creído que nunca volvería a ver esta escena de nuevo. Pero en este momento, la joven aún se arrodillaba en este pedazo de tierra.

Pero este no era el final. Este fue sólo un punto en el camino infinitamente cíclico.

Después de ser liberada de su contrato, el Espíritu Heroico llamado Arturia, no se había puesto en camino hacía el "Trono de los Héroes”, pero había sido traída de regreso a este lugar Camlann, porque no había llegado al final del camino de su destino; era necesario que encuentre su último fin aquí.

En otras palabras, antes de que ella hubiese sido convocada para ser un Sirviente, ella no era un Espíritu Heroico estándar, quien se había convertido en uno después de morir en la realidad.

En el último momento había intercambiado votos con el “Mundo”, con la esperanza de obtener el Grial, y el precio era convertir su alma después de la muerte en un guardián--esta era la verdad sobre el Sirviente llamado Arturia.

El contrato sólo puede ser cumplido, sólo a condición de que el Grial hubiese sido obtenido. En otras palabras, si Arturia no obtiene el Grial, entonces el tiempo se detendría para siempre en esta tierra; para siempre, donde incluso la muerte no se puede lograr. Antes de obtener el Grial, sólo podía continuar participando en la lucha por el Grial en el otro lado del tiempo.

Por lo tanto, el tiempo de Arturia había sido congelado en el momento antes de su muerte. A menos que obtenga el Grial, sólo podía regresar una y otra vez a Camlann. Una y otra vez, esta escena le reprocharía eternamente, atormentándola.

En la ladera de la muerte, ella aún sostiene la postura con la cual había establecido el contrato.

Su rostro cubierto de lágrimas, guanteletes manchados con la sangre de los enemigos, la lanza en su mano atravesando el corazón de su propia carne y sangre.

El traidor quien había también heredado su propio linaje, el niño de la tragedia, Mordred. El enredo de amor y odio le habían causado perder todo, y la escena a ser arreglada en el instante en que ella mató a su propia carne y sangre con sus propias manos---

El instante en el cual la conciencia del “Mundo” había llegado, convocada por los miserables y atormentados gritos, y establecido el contrato con el héroe quien buscaba un milagro---

Esta era la prisión que amarra para siempre a Arturia, quien había perdido su tiempo.

Dentro del tiempo, que había perdido su significado, dentro de un instante, que era equivalente a la eternidad, ella contemplaba el campo de batalla bajo la luz del atardecer, y esperaba a la siguiente convocatoria.

Ella siempre tenía razón; en esto ella creía firmemente. Incluso así, aún había pasado por alto la chispa que había causado la tragedia ante sus ojos, al igual que había pasado por alto el dolor de Lancelot y Ginebra.

Ella no podía entenderlo, y no entendía por qué no podía entenderlo--este era el límite del Rey Arturia.

En ese caso, ¿podría ser que la terrible escena en Camlann, no era ningún truco del destino, sino el resultado necesario del reinado del Rey Arturia?

"Uu..."

Incapaz de contenerse, comenzó a sollozar.

Ella recordó aquellos largos y distantes días. Recordó a la chica quien nunca había prestado atención a los hombres mientras disputaban entre sí en la ruidosa arena, y en su lugar había enfrentado, sola, la espada clavada en la piedra.

En aquel momento, ¿qué había estado pensando?

¿Con qué tipo de resolución había extendido su brazo para agarrar la empuñadura?

Los recuerdos desde hacía mucho eran borrosos, a pesar de que las lágrimas oscurecían su vista, no podía recordar.

En ese caso--su error debe haber sido hecho aquel día.

Dejó que las lágrimas corran libremente por su rostro. En este lugar donde el tiempo no corre, no importa lo que piense o lo que haga, no será guardado en la historia. Aquí, no necesita colocar en sí misma el título de Rey. En ese caso, no importaba si mostraba debilidad; no importaba si mostraba vergüenza.

Con estos pensamientos, enfrentaba los ideales que no habían sido cumplidos; enfrentaba a la gente quienes no habían sido salvados.

Enfrentaba todo lo que se había desvanecido porque fue rey.

"... Lo siento..."

A pesar de que estaba ahogada hasta el punto en que casi no podía hablar, aún no podía controlar el impulso para disculparse. Aunque entendía que su disculpa no podía ser transmitida al corazón de alguien, la chica sin embargo repitió su arrepentimiento.

"Lo siento... lo siento... yo, alguien como yo..."

Un día, después de pasar por encima de interminables batallas, ella finalmente obtendría el Grial. En ese momento, todos los errores que había cometido, podrían ser borrados a través de un milagro.

Como estaba ahora--ella no debería ser llamada un rey.

Antes de la próxima vez que fuese convocada, la chica siempre--dentro del instante que era llamado: para siempre, dentro de la censura que era llamada: descanso eterno--lloraría y se lamentaría.

Soportando tormento en eterno castigo. Sintiendo cobardía hacia los pecados que no podían ser retribuidos.





-03:11:56[edit]

-- Un vórtice comenzó.

El pecado, la maldad en este mundo, circulaba y multiplicaba y encadenaba y cambiaba, mientras giraba en un vórtice.

Gula lujuria avaricia depresión ira pereza hipocresía orgullo envidia, una y otra vez invadiendo y germinando, dando vueltas en el vórtice.

El delito de rebelión el delito de intimidación el delito de adulterio el delito de destrucción los siete pecados capitales el delito de coacción el delito de robo el delito de deserción el delito de calumnia el delito de incendio premeditado el delito de injurias el delito de desacato el delito de sembrar la discordia el delito de abducción el delito de soborno el delito de aborto el delito de suicidio asistido el delito de apostar el delito de abandono de un cadáver el delito de acoso el delito de abandono el delito de falso testimonio el delito de posesión de bienes robados el delito de secuestro el delito de violencia, todos los delitos deben ser evaluados y condenados a pena de muerte o severo castigo rechazar y negar todo el odio matar matar matar está absolutamente prohibido matar matar matar, él absolutamente no estará de acuerdo matar matar matar muy bueno justo así matar matar matar cierto eso es cierto matar matar matar promesa matar matar matar pero no pero no qué matar matar matar ah es muy aburrido tener sólo este pensamiento ------


"¿¡-----!?"


El vórtice de sonido que era la maldición estaba dando círculos. Existía algo aquí que no debería existir; dentro de la descarga de negar maldiciones, una voz gritó: "¡sí!"

Imposible. Afirmaciones y corrección no existen dentro de este vórtice maldito de odio. Porque todo había determinado que todo era feo y aborrecible, por lo que esta palabra no puede aparecer aquí---

---Pero esa voz anunció una vez más con claridad, " eso es correcto".

Eso es correcto. El mundo ya era originalmente así. Puesto que la verdad ha sido puesta ante tus ojos, entonces ¿por qué suspiras? ¿Por qué estas sorprendido?


"¿¡-----!?"


La voz de la maldición preguntó.

¿Qué estaba correcto?

¿Quién estaba ahí para reconocerlo? ¿Quién estaba ahí para permitirlo? ¿Y quién iba a soportar el peso del pecado?

Enfrentando a la bomba lanzada desde la oscuridad---en respuesta, una resonante y concreta burla.

Una pregunta tonta. No hace falta preguntar.

El Rey lo reconocerá; el Rey lo permite. El Rey soportará la carga de todo el mundo.


"¿¡-----!?"


El lodo preguntó: ¿Qué es un rey?

Pero al mismo tiempo que hizo la pregunta, se dio cuenta de que se había contradicho a sí mismo.

En este lugar, que estrictamente no permite la existencia de "entidades", el lodo había admitido que había alguien más dentro de ella. Algún extraño objeto extranjero, que no podía existir, había aparecido aquí.

Eso era --- Rey --- una presencia que era un controlador absoluto, así como uno que no tenía igual.

Su nombre era --- Rey de los Héroes, Gilgamesh.


"¡Ese soy yo!"


Junto con gotas volando, el lodo negro se rompió y dispersó lejos. El objeto extraño que no podía digerir, a pesar de haber movilizado todo su odio, apareció desde dentro del lodo negro.

Dentro de las ruinas en llamas, una vez más, él se paró sobre la tierra.

El perfecto, Proporcionado cuerpo dorado ya no era la forma espiritual que había tomado durante su tiempo como Sirviente, sino un cuerpo de carne verdadera. El lodo negro que negaba toda la vida, cristalizó la impureza dentro de él y luego la abandonó, pero el resultado ha sido que, un cierto Espíritu Heroico había realizado su deseo de obtener un cuerpo físico y regresado a este mundo.

Incluso de pie en el centro exacto de un infierno en llamas, la majestuosidad emanando del cuerpo del rey hizo que las llamas rodeándolo, le temieran acercarse. Gilgamesh generosamente descubrió su cuerpo desnudo, que era como una estatua, al mismo tiempo burlándose impacientemente.

"---La gente en realidad trataría a ese tipo de cosas como una máquina concede deseos y luchan a muerte por él. Esta vez, el entretenimiento ha sido realmente frustrante."

Pero no fue malo como esto tampoco---tocando el nuevo cuerpo de carne, que había recibido accidentalmente, el Rey de los Héroes se sintió inmensamente satisfecho.

"Es la voluntad del Cielo que me permite descender como un soberano en este tiempo, para unir al mundo de nuevo... Humph, las tribulaciones anteriores fueron realmente tontas. Pero eso está bien también; insatisfacción es insatisfacción, sólo aceptaré la realidad.”

A pesar de que lo sentía ser muy problemático, no podía negarse a encontrarse con la batalla, ya que este era el reto lanzado a él, por los dioses. Gilgamesh comenzó a reírse con ironía una vez más, por su estatus como el Rey de los Héroes.


Pasando a través de la profunda oscuridad, Kotomine Kirei recuperó la conciencia.

Primero que cualquier cosa, sintió el aire caliente. Luego, olió la esencia de la grasa humana quemándose. Abrió sus ojos para mirar alrededor del entorno; el infierno abrazador ante sus ojos, parecía estar asando al cielo.

"Este lugar es..."

Había pensado que había tocado ese lodo y que entró en el mundo interno del Grial de nuevo. Pero cuando vio al hombre desnudo a su lado, inmediatamente negó esta posibilidad.

"Gilgamesh... ¿qué pasó?"

"Realmente eres un hombre problemático. Me tomó mucho esfuerzo desenterrarte de entre los escombros."

Kirei diligentemente operó su aturdido cerebro y comenzó a pensar, con la intención de entender cómo había ocurrido todo el evento. Su último recuerdo fue del espacio de almacenamiento para utilería grande del ayuntamiento; había estado arrodillado en el suelo, y había sido disparado por la espalda y asesinado por Kiritsugu. -- No importa como lo pensará, debería haber perdido la vida instantáneamente.

Abrió las vestiduras en su pecho, comprobando el lugar que debería haber sido atravesado.

Repentinamente, la imagen del lodo negro surgió ante sus ojos.

"¿...?"

Una ilusión. No había cicatriz en su pecho. Presionó su mano sobre su corazón para comprobar.

"... ¿Ejecutaste curación en mí? Gilgamesh."

"Eso... ah. Parecías muerto, pero tú y yo estamos vinculados por el contrato. Conseguí este cuerpo de carne, debido a ese lodo, así que quizá también hay alguna razón de que estés vivo otra vez."

El lodo negro que al final, había sido incapaz de corroer a Archer completamente -- había seguido el camino del suministro de prana que había vinculado anteriormente a Archer con su Maestro, y llegó al cuerpo físico de Kotomine Kirei, convirtiéndose en la fuente de un suministro de fuerza -vital que podía sustituir al corazón. Sólo así, había revivido Kirei.

En otras palabras, ahora Kirei dependía del prana proporcionado por "Angra Mainyu" para vivir.

"Todos los Sirvientes han sido eliminados; yo soy el único que queda. ¿Sabes lo que significa esto? Kirei. "

"..."

Kirei, cuya mente aún no se había despejado completamente, miró fijamente en los ojos rojos de Gilgamesh.

"Somos nosotros quienes hemos obtenido el Grial, así que solo necesitas abrir bien los ojos y ver. Si el Grial puede realmente hacer que el deseo del vencedor se haga realidad, entonces esta escena ante ti --- Kotomine Kirei, es exactamente lo que deseas. "

Un infierno carmesí. Los torturados gritos que el viento llevó a sus oídos. Lenguas de fuego bailando. Kirei miraba vacíamente esta escena.

"¿Este es... mi deseo?"

Exactamente. Si esta cosa que estaba llenando el vacío en su corazón en este momento, pudiera ser llamado "satisfacción".

"¿Destrucción y suspiros... pueden hacerme feliz?"

Exactamente. Si la emoción que enturbiaba dentro de su corazón en este momento, pudiera ser llamada "alegría".

En este momento, Kotomine Kirei finalmente entendió la verdadera forma de su propia alma.

El colapso de todo, era tan hermoso.

Las personas quienes eran atormentadas, eran tan adorables.

Los torturados gritos al lado de sus oídos, eran tan satisfactorios.

Los cadáveres quemados, eran tan risibles.

"... Jaja".

Incapaz de controlar la emoción que había alcanzado el punto de ebullición, Kirei se rió sin remedio.

¿Qué clase de pecado es esto? Que cruel demonio era él.

Un mundo como este, hecho a un lado por Dios, podía en realidad estar lleno de alegría vivida.

"¡¿Qué soy?! Jajaja, ¡¿qué soy?!"

Incluso el sentimiento de desesperanza que jalaba de su corazón era tan dulce. El cuerpo de Kirei temblaba por su risa maníaca. Podía sentir todo desde la punta de sus dedos hasta la parte superior de su cabeza, claramente y distintamente.

Ahah, ahora estoy vivo ---

Realmente existo, justo aquí ---

Por primera vez era consciente de, y por primera vez realmente sintió, los grilletes entre él y el mundo.

"¿Por qué tan retorcido? ¿Por qué tan sucio? ¿Soy realmente el descendiente de Kotomine Risei? Jajajaja, ¡imposible! ¡Imposible! ¡¿Qué es esto?! ¡¿Podría realmente mi padre haber engendrado un perro?!"

De un lugar que era completamente opuesto a su propia fe, Kirei había encontrado la verdad. Este irónico final era en realidad tan satisfactorio.

Él había dado vueltas en tantas carreteras sinuosas. ¿Había estado soñando todo el tiempo?

Él había elogiado la preciosidad de la bondad, cantó himnos a la belleza de la santidad. Kirei había perdido veinte años de su vida precisamente porque creía completamente en este tipo de verdad. Nunca se había dado cuenta de que su naturaleza era totalmente contraria a este tipo de verdad.

“--- ¿Satisfecho? Kirei."

El sacerdote apretó su estómago, exhausto y respirando rápidamente por su risa; Gilgamesh preguntó con una voz calmada.

"No, no es suficiente. Solo esto no es suficiente."

Kirei se secó las lágrimas de su risa maníaca, y sacudió su cabeza.

"Es cierto --- Finalmente he encontrado mi respuesta en esta vida que está llena de signos de interrogación Esto es una mejora muy grande Sin embargo, esto no resuelve ningún problema. Solo eludí el proceso y método de resolver la pregunta para llegar directamente a la respuesta. Solo así, ¿cómo quieres que lo reconozca, e incluso entonces, qué hay ahí para reconocer? "

Si Dios es el Creador de Todas las Cosas, entonces para todas las almas, la "felicidad" es verdad.

Pero ahora, realmente existía un alma que le había dado la espalda a la moral, y sin embargo obtuvo felicidad. Kirei también había justo comenzado a creer que esta alma, no era nadie más, sino él mismo.

En ese caso, la definición de bien y de mal, así como la existencia misma de la verdad, había creado una contradicción. Esta contradicción no podía ser pasada por alto.

"Dentro de la ecuación de la cual esta extraña respuesta es derivada, debería existir una razón que es simple y fácil de entender. No, definitivamente hay una. Entonces, qué es exactamente... tengo que aclararla, tengo que encontrarla. Incluso si toma toda mi vida, quiero entender”.

Después de haber tenido suficiente de la risa demente, una sonrisa se mantuvo en su cara de profunda tristeza, como si fuera el residuo de su risa maníaca anterior. Quizás a partir de hoy, siempre mantendría esta expresión. La relajada sonrisa que significaba que había aceptado la verdad de sí mismo y del mundo, y era capaz de enfrentar todo con honestidad. Enfrentando al completamente nuevo porte de Kotomine Kirei, Gilgamesh asintió y dijo.

"Realmente no te sientes harto... Eso está bien también. Yo, Gilgamesh, veré cómo cargarás a través de tu intrépida fe, en la búsqueda de tu camino."

Kirei miró alrededor del entorno de nuevo, saboreando la exquisita belleza del paisaje que el Grial le había traído.

La cantidad de lodo negro que había causado que todo el bloque arda en llamas, no debería ser nada en comparación con la cantidad que permaneció en el Gran Grial. Cuando todo ese lodo sea liberado, ¿qué tipo de imagen infernal, se desplegará ante sus ojos?

Sí --- su existencia era como la propia de Kirei; ambos eran cosas que corrían contrario a la ética. Ahora que Kirei piensa en ello, ya había anticipación en su corazón desde el momento en que había visto ese mundo de sueños. Si ese tipo de "cosa" realmente nace y comprueba su existencia, entonces quizás podría incluso derivar alguna otra explicación que no tenga relación con la moral y la ética.

"Angra, Mainyu ---"

Pensando un tanto ansiosamente, Kirei escupió este nombre.

Tiene que encontrarlo de nuevo; debe presenciarlo de nuevo con sus propios ojos, su nacimiento, y el valor de su existencia.

--- Repentinamente, Kirei descubrió que otra silueta había aparecido en el otro lado de las vacilantes lenguas de llamas.

Su capa, se abanicaba por el aire caliente, estaba destrozada en muchos lugares. Estaba teñida de negro en muchos lugares. Esa persona caminaba tan vacilantemente como un sonámbulo, y vagaba en la calle ardiente.

Él era Emiya Kiritsugu. Los detalles no eran claros, pero a juzgar por su aspecto actual, parecía que había perdido a Saber y había sobrevivido afortunadamente al gran incendio.

Lo que no concordaba con los pasos que no tenían más majestuosidad, era la terrorífica manera con la cual inspeccionaba los alrededores, como ese de los muertos vengativos quienes gemían mientras vagaban en el ardiente infierno. Evidentemente estaba buscando algo, y con el fin de encontrarlo, no tenía miedo de incluso morir dentro del mar de llamas.

Podría ser que él había descubierto que no había sido capaz de matar a Kirei, y por eso lo persiguió aquí ---

Justo cuando estaba pensando en esto, sus ojos se encontraron. Kirei recibió con resolución su mirada vacía.

"Entonces enfrentaré la batalla---"

Aunque la lesión en su mano derecha y pierna izquierda, eran aún las mismas, en este momento Kirei no pensaba que perdería. Recordó una vez más la insatisfacción cuando el resultado de la batalla anterior había sido decidida. No dejaría que el asunto caiga hasta que le enseñé al otro hombre una lección.

Pero las cosas no progresaron como Kirei había esperado. Era como si Kirei fuera transparente en los ojos de Kiritsugu; como si nada hubiera pasado, Kiritsugu movió su mirada y continuó evaluando los alrededores, dejando sin rumbo y sin destino.

"..."

Todo su espíritu de lucha había sido empapado en un balde de agua fría; volviendo a sí mismo, Kirei descubrió que había una tristeza indescriptible en su corazón.

"¿Nn? ¿Qué pasa, Kirei? "

Parecía que Gilgamesh no había notado la forma de Kiritsugu en absoluto. Kirei silenciosamente negó con la cabeza, y la consideró su respuesta al Rey de los Héroes.

La expresión de Emiya Kiritsugu, fue claramente muy extraña. Su una vez aguda mirada, se había desvanecido; sus ojos justo ahora eran como cuevas vacías, carentes de expresión. La distraída impresión que dio --- no habría reconocido incluso las cosas que estaban justo ante sus ojos. Por lo tanto, quizás no se había dado cuenta que Kirei lo veía.

Ese hombre se había convertido en un cadáver ambulante; ya no valía la pena tratarlo como un enemigo. Kiritsugu, quien había querido salvar a los demás, pero en su lugar trajo el desastre, era el perdedor en el verdadero sentido de la palabra. Él debe estar buscando sobrevivientes que podrían darle algún consuelo. Era realmente solo absoluta estupidez. En su estado actual, muy rápidamente se desvanecería en este mar de fuego. Ya no había necesidad de pensar más en ello; esta persona ya no tenía ningún significado para Kirei ahora.

Kirei se explicó a sí mismo de esta manera en su corazón, al mismo tiempo, echó a un lado la tristeza en su corazón.

Incluso si él realmente se había convertido en zombi caminante, incluso si era sólo un cadáver.

Incluso entonces, Emiya Kiritsugu había en realidad ignorado a Kotomine Kirei y alejado por su cuenta. Este hecho le hizo sentirse completamente humillado.





-01:03:14[edit]

A veces, una máquina rota, no deja simplemente y silenciosamente de funcionar. En raras ocasiones, sorprendentemente podía seguir trabajando.

El hecho de que Kariya fue capaz de arrastrarse de regreso a la mansión Matō en Miyama, era uno de estos muy raros ejemplos.

De hecho, el cuerpo físico de Kariya había estado en una condición muy peligrosa en los últimos meses. Si no hubiera sido impulsado forzosamente por el prana que había sido concentrado por los Gusanos Cresta, no habría sido capaz de moverse. Además, en la condición de que los Gusanos Cresta hubiesen muerto bajo la pesada carga de la conducta violenta de Berserker, Kariya sólo habría sido capaz de esperar tranquilamente a que la muerte llegue.

Pero aun así, Kariya se había levantado del suelo del sótano, y escapó del Ayuntamiento que estaba a punto de colapsar. Luego cruzó las calles en llamas y caminó la larga ruta nocturna que atraviesa la Ciudad Fuyuki. Esto fue un milagro cumplido no gracias al Santo Grial.

Sin embargo, justo ahora Kariya no podía darse cuenta de lo raro que eran tales casos, y también era incapaz de dar gracias por la misericordia que Dios le había mostrado.

Hace mucho había olvidado qué hora era, y su mente se había vuelto confusa desde hace mucho tiempo. Ni siquiera podía recordar bien cómo se había escapado esta noche. El cuerpo muy dañado podía caer en cualquier momento, e incluso su psiquis había sido deteriorada hasta sus límites. Sólo la convicción de "salvar a Sakura” le permitía a Kariya forzarse a sí mismo para llegar aquí.

De pie frente a esa familiar entrada de la escalera, lleno de un olor rancio y podrido, Kariya, finalmente se relajó mientras enfrentaba la masa de oscuridad de abajo.

Sakura estaba encerrada bajo esas escaleras, en lo profundo de la oscuridad del sótano. Un poco más, solo un poco más para llegar.

Justo como lo había esperado; nadie obstaculizó sus movimientos. Zōken, quien había estado monitoreando las acciones de Kariya a través de los Gusanos Cresta, debe haber pensado que Kariya había muerto en el campo de batalla de Shinto hace mucho tiempo. Para Kariya, quien había permanecido en espera de una oportunidad, esta era una oportunidad que no podía perderse. Los Gusanos dentro de Kariya había muerto; ellos fueron asesinados por Berserker. Ellos habían admitido la derrota antes que Kariya; Kariya había derrotado a los Gusanos.

Así que esta vez -- esta vez, debe ser capaz de rescatar a Sakura, quien estaba encarcelada, y huir con ella.

Kariya bajó las escaleras. Aunque no podía determinar si estaba caminando o arrastrándose -- o incluso solo rodando por las escaleras -- sabía que estaba avanzando hacia abajo. El escándalo de los Gusanos sonó por sus oídos; estaban enojados por tener un intruso. Debe darse prisa, debe terminar su trabajo antes que Zōken lo descubra.

La joven y pequeña silueta de una niña apareció en lo profundo de la oscuridad. Como siempre, Sakura había sido violada y consumida por los Gusanos esta noche. Su perdida y vacía mirada repentinamente se centró en Kariya, quien estaba acercándosele.

"... ¿Tío...?"

"Sakura -- Estoy aquí para salvarte. Está, bien --”

Finalmente, expresó su confesión. Había esperado demasiado para este momento.

No necesitas desesperarte más, no necesitas renunciar a nada más. La pesadilla ha terminado, y no regresará.

Quitó las esposas y grilletes que ajustadamente ataban la suave piel de la joven. Ve, Sakura, ve y toma de nuevo el futuro que deberías tener.

Kariya tomó la mano de Sakura y dejaron la habitación de almacenamiento de gusanos, entonces, silenciosamente y discretamente cruzaron el distrito de Miyama en la noche. Aoi y Rin estaban esperando por ellos en el siguiente pueblo. La madre fue finalmente reunida con su hija en ese memorable patio de la mansión Zenjō. Kariya tomaría a las tres para ir a viajar, a un lugar que nadie conoce, un lugar donde nadie los moleste. Ahí, pasarían todos los días en felicidad. Todos jugarían felizmente como una vez lo habían prometido. Aoi observaba a sus dos hijas corriendo en un campo de flores con una sonrisa en sus rostros. Sakura cortaba tréboles, y Rin los tejía en guirnaldas. Ellas luchaban por la oportunidad de colocar la girnalda sobre la cabeza de Kariya, mientras simultáneamente diciendo que quieren darle la girnalda a "papi" como un regalo. Aoi, quien llevaba dos guirnaldas, tomó la mano de Kariya firmemente mientras sonreía. Ahh, gracias. Kariya reía y lloraba al mismo tiempo, tomó a su amada esposa e hijas en un apretado abrazo. Papi está tan feliz de tener tal esposa e hijas. Él era la persona más feliz del mundo. Por lo tanto, no había nada de qué arrepentirse. Todo esto fue digno de arriesgar su vida por. Habrían recompensas por todo el dolor que había sufrido, y todo lo que había querido estaba en sus manos –


■■■■■


Sakura miró fijamente al cadáver del hombre quien había caído ante ella en la fría oscuridad de la bodega de gusanos. Este hombre estaba murmurándose a sí mismo incluso hasta el final, y una sonrisa de satisfacción estaba en su rostro, incluso mientras moría.

Qué extraño. ¿Por qué regresaría este hombre aquí? ¿Por qué todavía quiere vivir, cuando estaba en tal despreciable estado?

Aunque Sakura no podía entender por qué, sabía claramente por qué estaba en angustia, y por qué estaba muerto.

- No debes desobedecer al Abuelo.

Todos en la casa Makiri sabían eso, pero ¿por qué este hombre no obedecería esa regla? Él era un adulto, pero fue irremediablemente estúpido.

¿Por qué, por qué este hombre escogió tal muerte sin sentido?

Después de una breve consideración - ahh, es por eso. Sakura repentinamente lo entendió.

Esta debe ser la lección de esta noche.

Una lección para enseñarle lo que le sucedería a aquellos quienes desobedecen la voluntad del Abuelo. Este hombre murió aquí, para que así, Sakura pueda ver un ejemplo real con sus propios ojos.

Sí, entendí, Abuelo.

La niña asintió obedientemente. Ella grabó esta escena profundamente en su memoria mientras miraba fijamente, inmóvil, al cadáver rodeado por gusanos que estaba gradualmente convirtiéndose más y más pequeño.




00:00:00[edit]

- Antes de que se diera cuenta, estaba en un campo quemado.

Una especie de gran incendio había ocurrido.

El paisaje urbano con el que estaba familiarizado, se había convertido en ruinas, como las cicatrices de los campos de batalla que ves en las películas.


Cuando amaneció, la maldición del fuego se debilitó.

El muro de llamas que había sido tan alto, ahora se hundió, y los edificios se habían, en su mayoría, derrumbado.

......Era una maravillosa sensación, ser la única cosa en todo esto, que permanece en su forma original.

Él era la única cosa viviente alrededor.

¿Fue muy afortunado, o fue su casa construida en un lugar muy afortunado?

No podía decir cuál era, pero en cualquier caso, era el único vivo.

Sobreviví, así que tengo que seguir viviendo - era lo que pensaba.

Sería peligroso el quedarse aquí indefinidamente – y por eso caminó sin rumbo.

Pero no fue porque no podía soportar ser carbonizado como las personas quienes habían colapsado a su alrededor.

...Lo más probable, más como la sensación de no querer ser como ellos,

había un sentimiento más fuerte que ataba su corazón.

Aun así, no sostenía nada como la esperanza.

Era un milagro que hubiese vivido hasta este punto, por eso no pensaba que sería salvado ahora.

Para empezar, no puede ser salvado.

No importa lo que haga, no puede posiblemente dejar este mundo carmesí.

Era un tan absoluto infierno, que incluso un joven niño era capaz de comprenderlo.

Y así, cayó.

Quizás no había oxígeno; quizás ya había perdido la función de tomar oxígeno.

Por lo menos, cayó, mirando al cielo, el cual empezaba a nublarse.

Ahí estaban las figuras humanas en torno a él, carbonizadas y bastante consumidas.

Nubes oscuras cubrían el cielo, diciéndole que la lluvia caería pronto.

...Eso sería bueno. El fuego acabaría, si la lluvia cae.

Al final, con un profundo suspiro, miró las nubes de lluvia.

A pesar de que ya no podía respirar. Simplemente – es tan, doloroso.

Para las personas, quienes ya ni siquiera pueden quejarse, habló con emociones sinceras.

Era simplemente tan doloroso. Vivir era doloroso. Tanto es así, que incluso pensó que también podría simplemente desaparecer ahora y estar en calma.

Con una conciencia vaga, inútilmente, extendió su mano.

No extendió su mano para buscar la salvación.

Simplemente - el cielo estaba tan, lejos.

Simplemente pensó eso, en su momento final.

Y así, su conciencia desapareció, y la mano levantada, repentinamente cayó al suelo.

......No.

Debería haber caído.

La impotente mano hundiéndose, fue agarrada por una mano grande.


......Recordaba ese rostro.

La figura del hombre quien estaba feliz desde el fondo de su corazón, por encontrar un ser humano vivo, con lágrimas acumulándose en sus ojos.

- Porque, se veía tan encantado.

Tanto es así, que era como si quien fue salvado no fui yo, sino el hombre.


Y así.

De tal manera que podía sentir envidia por aquel quien estaba directamente ante la muerte - el hombre dijo, gracias, como si estuviera expresando gratitud por algo.

Gracias, por dejarme encontrar esto.

Como si estaba expresando gratitud a alguien por dejarlo ayudar y salvar a una sola persona - mostró una sonrisa que no podría ser superada.





Regresar a: Acto 15 Ir a: Página Principal Avanzar a: Epílogo