Shakugan no Shana:Volume3 Capítulo2

From Baka-Tsuki
Jump to: navigation, search

Capítulo 2 - Duelo en la Lluvia[edit]

Aunque el sol ya había ascendido, densas nubes cubrían los cielos de la ciudad de Misaki.

El cálido y húmedo aire añadía una agradable atmosfera a la lluvia.

Luego del entrenamiento de la mañana en el patio de la familia Sakai. Shana disfruto despreocupadamente de su baño matutino como en cualquier otro día. Después de bañarse, con una expresión relajada, volvió a la sala de estar y Yūji, quien había recibido una paliza como de costumbre, entró por una ducha rápida.

Durante el entrenamiento, Yūji parecía estar distante, aparentemente afectado por lo que paso la otra noche. Shana, sosteniendo una rama, lo mando a volar con su fuerza. En realidad, ella había dado lo mejor de sí para levantar sus ánimos - cosa que hizo, ya que Yūji continuó su rutina con su usual entusiasmo.

Por eso, Shana parecía estar alegre y empezó a tararear una melodía desentonada.

Ella podía ser considerada una "inquilina de medio día de la familia Sakai", ya que estaba aquí a la mañana, y durante la cena comía aquí la mayoría de las veces también.

El lugar se había convertido básicamente en su hogar. Y en cuanto a la casa de los Hirai de la que era la única ocupante, era sólo un lugar para dormir.

La madre de Yūji, Sakai Chigusa también aprobó esto... No, "apoyo con fuerzas" debería ser la expresión correcta. A sus ojos, aunque inesperadamente torpe en ciertos aspectos, Shana era muy bonita. En los primeros días en los que empezó a vivir sola...

"Hay muchas habitaciones vacías en nuestra casa."

Ella insistió obstinadamente a Shana que viviera en su casa (Chigusa cree que su hijo no tenia las agallas para intentar nada... aunque debido a razones desconocidas, esto era verdad.) Los miembros de la familia Sakai son padre, madre e hijo - una familia de tres. , Kantarō Sakai estaba actualmente trabajando solo en el exterior,

Chigusa y Yūji eran los únicos en casa. Por ello, había suficiente espacio para ella.

Ante la confiable, fuerte, franca e inteligente (este comentario fue hecho por Alastor) Chigusa, aunque Shana no se ofendía por la idea, se rehusó para no acercase demasiado a Yūji.

A pesar de su frustración, si había alguna oportunidad en el futuro, Chigusa decidió intentarlo de nuevo.

"Shana-chan, ¿puedes ayudarme a poner la mesa?"

Chigusa la llamó a través de las cortinas de la puerta desde la cocina. Por cierto, ella no sabía nada acerca de la verdadera identidad de Shana ni de su pasado, sólo que

Yūji le dijo: "Este es su apodo, así que sólo llámala de esa manera desde ahora."

"Está bien."

Shana le respondió de forma sencilla. Dispuso la bandeja que tenia jamón y huevos para tres, los tazones vacios de porcelana y los tazones de madera sobre la mesa, uno por uno. Por último, colocó los palillos blancos de Chigusa, los azules de Yūji y los rojos suyos. Observando a los cubiertos que estaban bien organizados, Shana asintió, con un sonido de "hmm", expresando su satisfacción.

"Gracias."

Chigusa dijo, mientras entraba sosteniendo la olla de sopa de su mango único. Puso la sopa en una base resistente al calor en el centro de la mesa. El aromático olor a

sopa miso se disperso lentamente en la sala de estar, causando que el estomago de uno gruñera.

Chigusa miró a Shana, y le sonrió gentilmente.

"¡Sip! Luces genial, Shana-chan."

"¿En verdad?"

Respondiendo suavemente, las mejillas de Shana se enrojecieron, la razón no era únicamente porque había tomado un baño.

Desde hoy, su uniforme de secundaria había sido cambiado al atuendo de verano. La que lo preparo fue Chigusa. Se lo había dado antes de que entrara por su baño.

Al vivir sola, Chigusa prestaba especial atención en cuanto a vestirse (probablemente porque le gustaba). Pensándolo bien, ella había salido de compras alegre y felizmente sólo para comprarle ese uniforme.

En realidad, Shana le había dado el dinero por sus gastos (los cuales incluso ella no estaba segura) a Chigusa. Este grueso sobre había estado en el gabinete, sin abrir, hasta hace unos días, cuando fue descubierto por el hambriento Yūji que estaba buscando algo que comer.

Shana parecía preocupada. Miró su nuevo uniforme que Chigusa había preparado para ella.

El cuello y las mangas del conjunto eran de un profundo verde. Aparte de eso, el resto era de un deslumbrante blanco. El diseño de la falda era básicamente el mismo; solo que estaba hecho de un material más delgado.

Vistiendo este atuendo ligero (o así lo describía), sentía que su cuerpo se volvía más ligero, haciéndola sentir inmensamente satisfecha. Para alguien que sólo se interesa por el uso práctico de las ropas, Shana aprendió muchos otras maneras de entretenimiento y deleite de Chigusa, después de llegar al hogar Sakai.

De hecho, el conocimiento de Chigusa no estaba limitado a esta área. Ella era como un cofre del tesoro llenó de sorprendente conocimiento del que Shana no sabía

nada.

Hasta ahora, desde que me convertí en una Neblina de Llama, he tenido que pensar en maneras de resolver las cosas por mi misma...

En lugar de decir que sabía todo, el hecho era que lo que necesitaba hacer era muy obvio... En otras palabras, su estilo de vida había sido siempre muy simple y claro,

Shana finalmente lo notó.

Por supuesto que no menosprecio ni su misión ni todas las batallas en las que se involucró por esto. Esas eran cosas que estaban dentro de ella: muy fuertemente, ella creía en eso. Pero tampoco le molestaba entrar en contacto con nuevas sorpresas fuera de estas cosas.

Oh si...

Shana quería preguntarle algo a Chigusa que había estado investigando recientemente. Tal vez la ayudaría a resolver la incertidumbre y sobresalto después de escuchar lo que Yūji dijo la noche pasada.

"Chigusa."

Por como Shana la llamaba, uno podía ver que ella veía a Chigusa como una muy buena amiga. A Chigusa no parecía molestarle, en cambio, lo acepto alegremente.

"¿Qué ocurre?"

Chigusa atravesó la cortina una vez más. En su mano había un envase con duraznos que era aparentemente el postre para el desayuno.

Observó a Chigusa y continuó:

"Hay algo que quisiera preguntarte. Lo he investigado por mucho tiempo, pero todavía no lo entiendo."

"Oh, ¿Qué es? Si es muy difícil, dudo que lo sepa tampoco."

¡Eso es imposible! Shana defendió la reputación de Chigusa en su corazón, y pregunto de manera sencilla, directamente al punto:

"¿Cuál es el significado de besarse?"

...... ¡¿Qué?!

Dentro del recipiente divino Cocytus que estaba colgando del cuello del uniforme de verano, el usualmente calmado y sereno Llama Celestial Alastor demostró un asombroso control de sí mismo ante la repentina e impactante situación, y trató con todas sus fuerzas de no gritar.

Qu-qu-qu-qu-qu-qu-qu-qu-qu-qu-qu-qu-qu-qu-qu-qu-qu-

Estaba hecho un desastre después de eso.

Chigusa no respondió de inmediato. Apoyo sus mejillas sobre sus manos y pregunto en respuesta.

"... ¿Por qué haces esa pregunta?"

Con las cejas ligeramente unidas, la razón por la que mostraba una expresión inquieta era debido a su preocupación de que su hijo le hubiera enseñado algo. Pero esta vez ella había se había equivocado completamente acerca de una buena persona.

Shana respondió rápidamente:

"No hace mucho, alguien le dijo a Yūji que si alguna vez esta de mal humor, que solo me bese. Incluso dijo: 'De esa manera, todo se resolverá'."

Así... ¿Así que es por eso? ¡Maldito seas Órgano Espiral! ¡¡Cómo te atreves a enseñarle cosas equivocadas a los niños!!

Alastor lanzó una poderosa, imparable insulto psíquico, y un virtuoso caballero lejos en algún lugar del mundo sintió un escalofrío... Lo que pasó en verdad, nadie lo sabe en verdad.

"¿Así que no fue Yūji quien te dijo algo raro?"

"¿...? Nop."

Insegura de a que se refirió con 'algo raro', Shana simplemente asintió. En realidad no había manera de que Yūji dijera algo raro.

Chigusa contemplo la expresión franca de esta muchacha. Ella no parecía querer entrar en detalles en cuanto al a pregunta y no parecía estar preocupada por la misma.

En su lugar, parecía ser sólo pura curiosidad e interés.

"Hmph, '¿cuál es el significado?'... Una pregunta de aspecto sencillo, aunque con una respuesta difícil..."

Chigusa colocó la lata sobre la mesa y se sentó, de frente a sus palillos.

Shana la siguió subconscientemente.

¡Señora! ¡Por favor, debe dar una respuesta lógica y precisa, se lo suplicó!

Enfrentándose a las altas expectativas de Alastor, Chigusa abrió su boca:

"Mencionaste que lo has investigado por mucho tiempo... En otras palabras, debes haber pasado bastante tiempo en una biblioteca. Incluso asó, ¿todavía no lo entiendes?"

"Si, pero, no importa qué libro sea, sólo explica lo que ya conozco. Sé cómo dar un beso y a quién dárselo, y lo he visto antes. Pero no entiendo por qué hacerlo haría que Yūji obtuviera una respuesta a sus inquietudes. Porque está relacionado conmigo, me gustaría saber: ¿Cuál es el significado tras tal acción?"

"¿Has leído novelas o trabajos literarios?"

"Alastor dijo una vez que los contenidos que están basados en el punto de vista de otro individuo, no son apropiados para un análisis certero y discusión. Así que solo memorice las partes importantes. Nunca los use como material de investigación, de todas maneras."

Chigusa ya había escuchado a Shana mencionar el nombre de este forastero orgullosamente varias veces.

"Recuerdo que Alastor-san es algo así como tu padre que vive en un lugar lejano, ¿verdad? Él en verdad parece ser alguien que tiene una percepción única."

"Sip."

Todavía Chigusa...

"Pero..."

Ella continuó.

"¿?"

¿¿¿???

"Bajo tal situación, tal vez todavía no lo entiendas."

"¿A qué te refieres?"

Chigusa eligió sus palabras con cuidado.

"Hmm... Sobre esto, umm... La información usualmente se basa en hechos y lógica, conteniendo nada más que esto. Aunque, lo que Shana-chan pregunta es algo más allá de eso... Quiero decir, es una pregunta indefinida sin una respuesta completa, ya que se relaciona a los sentimientos y emociones."

Shana la observo estupefacta. Parecía que cosas como estas eran demasiado para ella.

De frente a la inocente e ingenua niña, Chigusa continuó explicando de manera detallada y cuidadosa.

"Entiendes que el 'contacto físico' es una manera de mostrar amor, ¿cierto?"

"Si, besarse también pertenece a ese campo, ¿verdad? Tomarse de las manos, abrazarse... todos lo hacen."

"Si..."

Ignorando que se había ido ligeramente del tema. Chigusa siguió preguntando, de una manera algo forzosa.

"Entonces, digamos, ¿piensas que estaría viendo hacer esto con Alastor-san, a quien aprecias?"

A pesar del hecho de que ella era incapaz de imaginarse la escena en ese momento, Shana asintió, naturalmente.

"Si."

...

"En ese caso..."

Aunque empezaba a parecer entrometida, llegó a la conclusión de que esto no era por Yūji, sino que por Shana.

Pare verificar, Chigusa preguntó:

"¿Puedes hacer esto normalmente con Yū-chan también?"

“... ¡¿Ah?! Erm, er, esto..."

Incapaz de responder, Shana bajo su pequeño rostro lentamente.

Tan... ¡Tan despreocupada conversación no es propia de una señora para nada!

"Piensa en eso cuidadosamente. Se siente vergonzoso, ¿o no? Ese es el punto principal de esta discusión. Además, al besarse, hacerlo en la mejilla y en los labios contiene dos significados diferentes. La persona que le dijo a Yū-chan que haga tal cosa probablemente se refirió a un beso en los labios"

¿Q-qué?

Viendo que el tema estaba entrando peligrosamente en aguas peligrosas, Alastor estaba tan nervioso que empezó a morderse los labios. Pero por desgracia, él no podía

intervenir.

"¿... en... en los... labios...?"

Con su cabeza aún agachada, le tomó un gran esfuerzo a Shana para dejar salir una voz suave como el grito de un mosquito. Uno podía ver que sus orejas estaban brillando de rojo.

"... esto... esto... no quiero... no me gusta...”

Viéndola tartamudear, Chigusa asintió, satisfecha.

"Muy bien. No dejes que otros te besen fácilmente, ¿está bien? Ni siquiera Alastor-san."

"¿Huh?"

¿Hmm?

Shana elevó su rostro involuntariamente. La gentil sonrisa de Chigusa se reflejo en sus ojos.

"Shana-chan. Personalmente, creo que besarse en los labios es una especie de 'juramento'."

"¿Juramento?..."

"Si, esta acción es un juramento... De permitirle tocar todo lo que es tuyo; de confiar todo lo que tienes a él. Esto es diferente a lo que sientes por tus amigos o familiares. Es una forma de expresar una fuerte emoción que está más allá del control de uno. A menos que la otra persona esté lo suficientemente calificada para hacerte sentir segura, no debes besarla de manera sencilla; tampoco dejes que esa persona haga lo mismo contigo. Por supuesto, el número de personas que hacen este juramente y la habilidad de observarlo varia de persona en persona."

"..."

...

Observando a la muchacha (y al Dios Demonio) quien estaba escuchándola atentamente, Chigusa parecía preocupada y dijo:

"Supongo que la inquietud de Yū-chan se debe a que está preocupado por eso, inseguro de si es suficiente para tu aprobación."

En ese momento, inesperadamente añadió a manera de broma.

"... Si un chico intenta hacer esto para calmar sus inquietudes, la chica puede darle un fuerte puñetazo. Como Shana-chan no piensa que Yū-chan sea un hombre digno de intercambiar este juramente, siéntete libre de golpearlo y derribarlo. A pesar de que mi Yū-chan entró a la pubertad; y parece ingenuo, no puedo garantizarte que no intentara algo a la fuerza si la oportunidad se presenta."

"... Está bien. Entiendo."

Recordando lo que paso la noche pasada, Shana asintió de nuevo. Si le disgustaba, solo le daría un puñetazo; eso hacia las cosas mucho más simples. Después de escuchar lo que Chigusa dijo, se sintió como si todo se volviera muy sencillo ¡Qué increíble!

Chigusa asintió en respuesta. Por el bien de Shana, volvió a repetir.

"No sobre estimes a Yū-chan. Atesórate, y nunca te subestimes. Eres invaluable, puedo asegurarlo. Así, antes de intercambiar el juramento, puedes seguir incrementando tu valor, y esperar a que Yū-chan supere todos los obstáculos; o continuar preparando el siguiente. Si se rinde, significa que los sentimientos de Yū-chan son demasiado débiles."

"Hmm, hmph."

La manera en que Chigusa lo planteó; era como si hubiera visto todo lo que había entre Yūji y ella. Shana se sonrojo otra vez.

Hmmm... ¿Llegar a una conclusión como esta? ¿En realidad va a funcionar?

Por otra parte, Alastor parecía nervioso hacia el tema que termino con una conclusión que no lo complacía. No, no era por Chigusa, sino por...

Todo es culpa de Sakai Yūji

Él era un caballero, pero era antipático hacia Sakai Yūji.

"¿Estan hablando de mí?"

La persona en cuestión, Yūji, entró en la sala de estar mientras se secaba el cabello. Él también empezaba a usar el uniforme de verano a partir de hoy, aunque para los varones, había cambiado levemente del uniforme de collarín a una remera ligera de mangas cortas.

En cuanto a Shana que aún estaba reflexionando lo que habían dicho antes, parecía un poco nerviosa, y lentamente volteó su cabeza.

Chigusa por otro lado parecía estar calmada y serena, haciendo que uno fuera incapaz de percibir la pesada atmosfera de la conversación anterior...

"Lo importante es, ¿no tienes algo que decir?"

"Lo importante es, ¿no tienes algo que decir?" Chigusa le incentivo.

"¿¡Huh!? ¿Qué cosa?"

"Shana-chan, por supuesto. ¿No te has dado cuenta?"

¡Luces genial! Recordando lo feliz que se sintió cuando Chigusa la elogió en su uniforme de verano, en el fondo, Shana esperaba lo mismo de Yūji. Ella le dio un vistazo de reojo.

Yūji observo a Shana de arriba hacia abajo, perplejo. Entonces dijo con confianza la que pensaba que era la respuesta correcta.

"... Ah, ¡ah! Ahora es blanco, ¿verdad?"

Ese tono lo hizo ver como si estuviera buscando problemas con todos. Sintiéndose MUY descontenta con Yuji, el rostro de Shana mostró rigidez por un momento. Ante la incorregible estupidez de su hijo, Chigusa no podía hacer otra cosa que soltar un largo suspiro.

"¿Qué... Qué pasa? Mi respuesta fue correcta, ¿verdad?"

De frente a una completamente inesperada reacción, Yūji parecía estar perdido.

Hmm, todo es en verdad culpa de Sakai Yūji

Ignorando a Yūji, Alastor llego a esa conclusión por sí mismo como si hubiera sido iluminado.


Misaki con un diseño simple y fácil de entender.

El rio principal- el Manakawa que fluye del sur hacia el norte, pasando a través del centro de la ciudad. En el este se encontraba el densamente poblado sector comercial; y al oeste, vecindarios equivalentes a una gran ciudad satélite. Y el gigantesco puente metálico en el centro de la ciudad - el Puente Misaki que conectaba el tráfico de ambos lados.

El Instituto de Misaki donde Yūji y sus amigos estudiaban está localizado en la zona residencial, justo al lado de la parte media del camino principal. Como todos sus vecinos inmediatos eran casas, solo ocupaba un área pequeña.

Con amenazadores nubes sobre ellos, los estudiantes de primer año, segunda clase (Yūji incluido) estaban corriendo en el camino del remarcablemente pequeño y estrecho campo de la escuela, cada uno en un lugar diferente.

La cuarta lección del día era Educación Física, y en término de capacidades físicas, era el mayor desafío de todo el día. Para hacerlo aún más difícil, debido al clima de la estación lluviosa, el viento era húmedo, era como ser empapado en agua caliente. Por eso un sudor pegajoso transpiraba de los estudiantes.

Pero para ellos, la única (y más afortunada) cosa era que esta lección no era ni estricta ni aburrida.

"Huh, huh... ¡ha, ha! Huh... ¡Ha, ha!"

El muchacho de gafas, Hayato Ike respiraba de manera rítmica mientras corría por la pista a su propio paso. Tanaka Eita quien estaba trotando detrás suyo grito:

"Huh, huh... Completamente, huh... Superado por una vuelta."

Tanaka se acerco a su lado y redujo su velocidad. A pesar de su gran tamaña, tenía una esbelta y bien constituida figura. Con su respiración consistente, corría como si estuviese volando. Esa expresión gentil se volvía fuerte cuando se ejercitaba.

Ike se limpio el sudor con su mano, que era principalmente causado por la humedad más que por la fatiga, y respondió:

"De cualquier forma... está bien... mientras que... terminemos de correr... en el tiempo indicado... no hay necesidad... de correr... tan rápido."

"Tienes razón. Recientemente, me siento más fuerte. Satō también..."

Corriendo al lado de Ike, Yūji dijo eso con una expresión indiferente en su rostro, sus ojos dirigidos a Satō Keisaku que estaba detrás de Tanaka, tratando desesperadamente de alcanzar su velocidad.

"... Es en... entrena... miento... esto es... entrena... miento..."

El apuesto muchacho estaba jadeando, y respondió con una frase de cliché que había escuchado recientemente.

Usando la excusa de no tener una buena impresión en sus actividades extracurriculares, este vivaz y torpe par de payasos de clase eligieron el club de atletismo como

Yūji e Ike a quienes simplemente no les interesaba. ¿Por qué la repentina necesidad de entrenar? No podían entenderlo. Yūji y el resto tampoco estaba interesado en encontrar los detalles tampoco.

A veces ambos se ausentaban al mismo tiempo. De cualquier forma, a juzgar por como lucían, no parecía ser muy urgente. Si en realidad estuvieran en problemas, probablemente lo dirían ellos mismos; Ike llego a esa conclusión, y Yūji pensaba de la misma forma.

En ese momento, Tanaka reconoció a la chica en frente, quien estaba corriendo como si estuviera en una 'carrera de talón y pie' con pasos temblorosos, y la llamó:

"Hey, Yoshida-saan. ¿Estás bien?"

Con una repentina gran zancada, se lanzó hacia ella.

Impresionados por cuan energético era, los restantes tres siguieron su ejemplo para alcanzar a la chica, quien estaba detrás de Ike y Yūji por una vuelta; de Tanaka y Satō por dos.

"Estoy... estoy, bien."

La bella cara de Yoshida Kazumi da la impresión de ser una chica reservada. Aunque estaba cansada, respondió de manera franca como era usual. Ella iba tan lento no porque estuviese holgazaneando, sino porque era realmente su límite, para alguien que nunca ha sido buena en los deportes.

Ike mostró su preocupación por ella, lo que parecía ser su deber en ese momento.

"El profesor dijo, si estamos muy cansados, podemos caminar. No hay necesidad de apurarse."

Tal como dijo, la corrida era solo un ejercicio de preparación, una sesión de calentamiento, solo moverse alrededor a un paso firme era suficiente, de entro todos los estudiantes, el único que mostraba estar claramente exhausto era Satō, quien todavía trataba de alcanzar la velocidad de Tanaka.

"S... Si. Solo caminar... es... suficiente..."

Satō asintió sin aliento.

Yoshida se había desmayado durante educación física antes. Por eso, aunque fuese solo un simple calentamiento, no se podía culpar el que todos estuviesen preocupados durante todas las clases.

Ella sonrió, y repitió lo mismo:

"Estoy... bien."

Ella no parecía estar forzando una apariencia fuerte; solo estaba trabajando duro, eso era todo.

Ella en verdad luce bien.

"¿¡Huh?!"

Yūji intento de mantener este pensamiento en su corazón. En ese momento Ike, que estaba a su lado, le dio un codazo.

Incapaz de soportar el dolor, lagrimas se acumularon en sus ojos. Mirando a su lado, Ike mostró una expresión igualmente seria, e indico el frente con su barbilla. Debido a su amistad en la Escuela Primaria, Yūji podía entender lo que Ike quería decir con una sola mirada. Ignorando a Satō y Tanaka que estaban riéndose después de hacer algo, le habló a Yoshida que estaba a dos o tres pasados delante suyo.

"... Hey, Yoshida-san. Si en verdad te sientes mal, debes hacernos saber, ¿está bien?"

Esta oración tuvo un efecto instantáneo.

Yoshida volteó su cabeza de inmediato. Muy agitada, su respiración se había incrementado. Tartamudeó una respuesta:

"Err... E-estoy... E-estoy b-bien... en verdad b-ien..."

Subconscientemente mostrando sus sentimientos, Yoshida hizo a Yūji feliz desde el fondo de su corazón.

Ella siempre había albergado sentimientos hacia Yūji, e Ike le había estado dando una mano tanto como podía, empleando su espíritu de entrometido al máximo. Como ella había hecho su confesión de una vez en la vida (Yoshida creía eso) a Yūji hace un mes, ambos habían estado trabajando lado a lado. Ellos no estaban en contra de

Yūji, sino del formidable enemigo, Hirai Yukari.

Hirai Yukari, quien era también Shana, mostraba indiferencia hacia Yoshida también. Pero a pasar de eso...

Describirlo directamente como celos no sería correcto; en verdad no soy capaz de entender lo que Shana piensa... Uff...

En otras palabras, se encontraba atrapado entre las dos, como el pivote de un balancín, Yūji era empujado al límite, incapaz de lidiar con la incesante presión ejercida de ambos lados.

Por supuesto que le gustaba Yoshida, quien era bella como una flor salvaje abriéndose silenciosamente; con una amistosa y cortes sonrisa y amabilidad, ella incluso preparaba deliciosos bentōs para él.

Aún así...

Yo ya no soy un humano... Él yo original murió hace mucho... Él que esta aquí ahora es sólo un resto... La posición en la que me encuentro ahora, ¿tengo el derecho de aceptar sus sentimientos?

Por otro lado...

En cuanto a Shana '¿¡Por qué estas tan atrás!?' Casi la puedo escuchar decir eso...) Por supuesto todavía la considero, todavía me gusta... ¿Por qué la pausa? ¿Y qué pasa con ese tipo de expresión? Al mismo tiempo la respeto e idolatro. Siendo fuerte en muchas maneras y abrumadoramente linda, aunque todavía están los puntos vulnerables y lastimosos que ella muestra de vez en cuando.

Aún así...

De ahora en más... No sé cuando seré capaz de estar a su altura... ¿Se supone que sólo debo adoptar el plan de 'tengo que estar con ella', y continuar dependiendo de ella de esta manera?

Los pensamientos de Yūji dieron una reacción tardía.

¿Podría ser que él no amaba a ninguna de las dos? No, cada vez que escaparan de situaciones donde arriesgaban su vida, sobreviviendo a pesar de los percances, él siempre tuvo un fuerte sentimiento hacia Shana. Pero, ¿era esto amor? Sin embargo, los sentimientos hacia Yoshida; tal vez se originaron de su nostalgia hacia la vida.

Sus pensamientos siguieron dando vueltas y vueltas.

Preocupaciones indeterminadas causadas por sus sentimientos de inseguridad que desaparecieron tras recibir sus favores... Aunque él lo sabía muy bien, pero una parte suya difería: ¿Qué pasa con estos problemas?

Como no puedo encontrar una respuesta, supongo que tendré que continuar preocupándome por esto

Yūji se froto el lado mientras buscaba obstinadamente una respuesta, aunque tal vez estuviese mal.

Al pensarlos, la razón por la que le gusto a Yoshida-san: es porque Shana causo una conmoción durante el periodo de educación física.

El profesor repentinamente le pidió a todos (Yūji y Shana no sabían que la razón detrás de esto era ninguna otra más que Shana misma) correr un maratón de larga distancia. Shana había ayudado a Yoshida quien se desmayo durante la corrida, y pateado al maestro al mismo tiempo, mandándolo a volar por los aires... Todo lo que

Yūji hizo en ese momento fue seguirle el juego y causar una escena. ¿Cómo causo eso que Yoshida tuviera sentimientos hacia él?

Si no fuese por Shana, no le gustaría a Yoshida san. Qué irónico...

Desde ese incidente, el periodo que antes se podía decir que era aburrido y torturador para todos, había mejorado mucho. El profesor, cuya energía sufrió una gran recaída, había cambiado su actitud arrogante, y ya no miraba a las estudiantes lujuriosamente.

En cuanto a los estudiantes, después del incidente dejaron de menospreciar al profesor y de obstaculizar sus lecciones. Esto no era por supuesto de buena voluntad, pero que sus corazones, todos temían que si trataban algo ante Hirai Yukari, podrían ser los siguientes en sufrir. Más importante, era por el hecho de que las lecciones se habían vuelto menos estrictas y más eficientes.

La mayoría de los estudiantes lo aceptó debido a esta razón, no por la personalidad del maestro. No importaba como fuese él; no importaba si había cambiado para bien; así fuese reflejándolo en sus acciones, o dando miedo; siempre en cuando los estudiantes pudieran tener sus lecciones apropiadamente, no se enojarían fácilmente.

"Es casi la hora."

Shana, la revolucionaria que había estado en la oscuridad acerca de esto, alcanzo a Yūji y el resto que estaban corriendo juntos en grupo. No parecía que estuviese apresurándose como Tanaka, pero estaba corriendo a un ritmo apropiado para el calentamientos.

El atuendo deportivo que antes era demasiado suelto ahora había cambiado a uno que encajaba que había sido preparado por Chigusa. Su largo cabello estaba también atado en dos colas de caballo a los lados.

En las recientes clases de educación física, ella había empezado a dejar a sus compañeras a ayudarla a peinarse el cabello. Porque su pelo era muy largo, sedoso y suave, era conveniente para una gran variedad de estilos. Ella no se molestaba por la idea. A pesar de su actitud fría, ella aún cooperaba en este 'juego'. Satō dijo que los estudiantes varones en realidad estaban, aunque secretamente, esperándolo con ansias.

... No está mal de esa forma tampoco... Hmm ...

Mientras Yūji mezclarse lentamente entre los estudiantes, sintió algo complicado en su corazón.

Justo como Shana había dicho antes, el silbato del profesor fue escuchado, señalando el final del calentamiento.



Eventualmente, justo como Yūji había verificado en sus encuentros, los humanos parecían ser seres con grandes habilidades de adaptación.

Shana tomó la existencia de la compañera de clases de Yūji, Hirai Yukari, quien se había convertido en una antorcha, y había estado en esta secundaria por más de un

mes ya.

Al principio, el gran alboroto de "castigar a los alumnos que no tienen respeto incondicional hacia los maestros" y "liquidar por completo cualquier intento de venganza"

se había calmado por completo para entonces.

La actitud de Shana no cambió; era la de los maestros la que lo había hecho. Cada uno de ellos encontró su manera más diplomática de lidiar respectivamente con

Shana, de hacerla "parte de su vida diaria".

Una vez que se le preguntara una respuesta, ella no tendría piedad en señalar sus deficiencias, mostrando todos los errores y defectos de la lección. Pero, mientras no

se la involucrara, era meramente una existencia inofensiva. Con simplemente dejarla ser, no causaría ningún problema innecesario.

La mayoría de ellos básicamente pertenecían a la categoría de 'personas de negocios', no la imaginaria existencia de 'trabajadores devotos' que otros idolatraban. Así

que no querían gastar esfuerzo extra, tiempo, determinación o incluso arriesgar su vida y estatus por la actitud de un solo estudiante en la clase.

Aún así, todavía había un grupo de aquellos que mantenían el concepto correcto de 'educador' quienes, al debatir (en realidad era casi enteramente de un solo lado) con

ella, sinceramente trataban de mejorar sus habilidades.

Aunque era un pequeño grupo de excepciones, pero los demás estudiantes, bajo la influencia o tal vez bendición de este fenómeno, era capaz de obtener enseñanza,

eficiente, seria y precisa de los maestros. Basándose en esto, más que en conmociones ocasionales que pasaban de vez en cuando, a los ojos de los estudiantes, era

una salvadora que merecía gratitud del fondo de sus corazones.

A parte de esto, no importaba que clase de desafortunado contratiempo sucediese a los maestros, ellos podían entender que sus acciones no eran estimadas por

falsedades o rebelión. De entre los profesores que decidieron inicialmente dejarla sola, algunos de ellos incluso empezaron a buscar su opinión.

De cualquier forma, por sobre todo no parecía una situación en la cual "creó una moda en la que los maestros buscaban entusiastas sus ambiciones educacionales". Era

sólo que los contenidos de las enseñanzas aburridas fueron reducidos levemente. Eso era todo.

El impacto de esta chica, una Neblina de Llama, había tenido en la escuela, en realidad era solo un cambió en la magnitud.

Como una Neblina de Llama, el impacto que esta chica había traído a la escuela, eventualmente sólo cambio la magnitud de esto.


Los estudiantes de primer año, clase dos se reunieron en el centro de la pista.

Previo a esto, el maestro de educación física había estado en silencio hasta que todos se acercaron. Ahora, sólo cuando verifico que nadie estuviese hablando antes de

ir directo al punto.

"Bien, escuchen todos, hoy vamos a tener una competencia libre."

En realidad, el examen de estado físico que él condujo había terminado antes que el de los demás maestros (que también eran profesores de primer año). Ahora solo

estaban matando el tiempo así ambas clases procederían al mismo tiempo. Por supuesto, esto acarreaba muchas cosas malas, pero no entremos en detalle.

"Debe ser dentro del campo de práctica. Todo el mundo, discutan sobre eso."

"¿Podemos cambiarlo a tiempo libre en vez de...?"

Un estudiante hablo, ante la risa de todos.

"No, las otras clases están evaluando en este momento."

Para ser francos, él había querido hacerlo, pero hubiera terminado en un montón de ruidosas discusiones con todos dando sus opiniones, que no llevaría a ninguna

conclusión. Así que el maestro tuvo que tomar otras medidas.

"Así que, empezando por ese lado, den una sugerencia de que clase de competencia les gustaría tener, uno por uno."

Los estudiantes dieron sus respectivas sugerencias, o los deportes en los que les gustaría participar. Beisbol requería muchas herramientas y era muy problemático; el

básquet era demasiado ruidoso y haría que las demás clases se quejaran; el futbol tomaba demasiado espacio y fue rechazado por el profesor. Colocaban la sugerencia

una vez y repetían la lista. Entonces votaban por las que querían.

Al final, llegaron a una conclusión similar a las de estudiantes de escuela primaria: dodge ball.

Casi todos estaban de acuerdo con esto. Después de todo, era solo para pasar el tiempo. Entre más simple fuese la actividad, mejor. Además, ya sabían las reglas, y los que no estuviesen jugando podían observar el juego desde los lados; estos dos puntos le dio gran apoyo.

Pero, en cuanto a las reglas, había una excepción.

"¿Dodge ball?"

Cada vez que Shana escuchaba el nombre de un deporte desconocido inclinaba su cabeza a un lado.

"¿Qué pasa? ¿Hirai-san no sabe lo que es?"

"Ah, déjame explicarte."

"Comparado al softball de la ultima vez, es mucho más simple.

Las chicas empezaron a rodearla, todas diciendo algo y hablando a su alrededor. Últimamente, esta escena se había convertido en rutina también.

En ese momento el maestro aplaudió para llamar la atención.

"Bien, paren de hablar. Rápido, sepárense en equipos. Lo haremos de acuerdo a los asientos en clase. Así el equipo de Hirai será uno de los últimos. Aquellos en su mismo equipo pueden usar ese tiempo para explicarle las reglas."

La manera en que soluciono todo, era completamente diferente a antes de ese incidente; sólo que él no se dio cuenta, o de otra manera se hubiera enfadado.

¡Bien! Algunos se mordieron la lengua detrás de él; algunos obedecieron rápidamente. La clase se había separado en cinco quipos, de A a E. De acuerdo a los números

en los asientos, Hayato Ike estaba en el equipo A; Sakai Yūji y Satō Keisaku en el B; Hirai Yukari, o Shana, en el D; y Yoshida Kazumi en el E. Parecía que el grupo estaba separado de manera uniforme.

Después de establecer algunas condiciones simples, líneas blancas fueron dibujadas en el suelo. En un momento, el torneo de dodge ball comenzó.

El primer partido era del equipo A (de Ike) y el equipo B (de Yūji y Satō).

Durante este periodo, los demás equipos se convirtieron en espectadores. Los estudiantes que se encontraban en el mismo equipo que Shana (equipo D) le explicaron las reglas. Esos compañeros de clase que al principio intentaban evitarla, esta excepcional existencia, parecían haberse acostumbrado a ella. Aunque aún eran respetuosos, por lo menos ya no le tenían miedo.

El nerviosismo de Yūji hacia su falta de sentido común y sus hábitos de hacer las cosas sin pensarlas se habían desvanecido sin que él se diese cuenta. En su lugar, empezó a desarrollar sentimientos que lo reemplazaron.

"..."

Dándose vuelta, Yūji dio un vistazo al campo. La escena de los estudiantes del amistoso equipo D hablándole a Shana se reflejo en sus ojos. Ese molesto sentimiento que surgió cuando estaba corriendo volvió - un sentimiento de soledad e infelicidad combinadas.

Ustedes no la entienden para nada.

En ese momento, un muchacho 'cruzo la línea' y se acerco para hablar con Shana...

¿¡...Qué?!

"¡Ahh, ese IDIOTA!"

Entonces escuchó la voz de Satō a su lado...

"¿¡Eh, huh!?"

Yūji inconscientemente detuvo sus movimientos, volteó su cabeza; y su cara - incluso el profesor de educación física, el referee había olvidado su trabajo - fue aplastada

por la pelota. Gritando cómicamente, cayó hacia atrás.

"¿Huh? ¿Sa-Sakai, estas bien?"

Él que la había arrojado, Ike, exclamó francamente. Aparentemente, no esperaba golpear a alguien con la suficiente fuerza para arrojarlo al suelo. El maestro se apresuro y llevo los primeros auxilios. Siendo tratado tan meticulosamente hizo que Yūji se sintiera realmente avergonzado, así que se paro, aunque sus piernas tambalearon.

"Una concusión menor. Ahora no es tiempo de hablar sobre las reglas de disparar a la cara. Siéntate y descansa."

Parecía que la opinión del profesor de E.F. era bastante acertada.

"Si..."

Yūji respondió levemente, con sus piernas tambaleando, camino hacia el lugar donde los eliminados se reunían. Lastima y burlas lo recibieron.

"Oh por... Que vergüenza..."

"Pensaba que Sakai-san había sido bastante genial últimamente, aunque esto hizo que mi impresión de él cambie..."

Todos decían lo que querían. No les importaba hacerlos, incluso en frente de Shana, eso era porque ellos sabían, aunque se los consideraba una pareja semi-oficial en clase, era muy estricta hacia Yūji. A veces hasta lo ignoraba.

A pesar de eso, en ese momento Shana sólo se frunció el ceño, con una expresión de "¿Qué estás haciendo?" en su rostro. Por supuesto, la idea de que Yūji había sido eliminado por ella nunca cruzó por su mente.

Al final, el equipo A de Ike ganó. El equipo C de Tanaka y el equipo D de Shana entraron a la cancha.

Satō, quien fue el último jugador del equipo B, le gruño a Yūji: "¡Qué haces-!"

Los estudiantes detrás de ella emanaban una atmosfera de ansiedad y emoción.

"¡Gánale! ¡Tanakaaaa!"

"¡Si! ¡Nuestro campeón por fin entró!"

"¡Hirai-saaan, da tu mejor esfuerzo!"

"No pierdas contra ese musculoso IDIOTA-!

Tanaka Eita contra Hirai Yukari.

Cada vez que se hacia una competencia, significaba el inicio de una actividad importante para toda la clase.

Como una Neblina de Llama, Shana ya poseía habilidades que no se comparaban a las de una persona normal. Si las usase las lecciones de educación física, armaría un alboroto. Eso fue lo que Yūji le dijo después de lo que pasó la última vez.

Así que para lidiar con esto, después de estrictas evaluaciones. Shana concluyó que Tanaka era el 'mejor profesional' de la escuela. Así que decidió ajustar su fuerza,

reflejos, agilidad y otras habilidades, usando a Tanaka como estándar.

"Es sólo de primer año, ¿o no? Tanaka es muy fuerte."

Yūji exclamó, sorprendido.

"¿Ni siquiera puedes ver eso? Demuestra que todavía no eres o suficientemente bueno."

Shana alcanzó una conclusión en sólo una oración.

De cualquier forma, no importaba a cuanta desventaja se enfrentara; no importaba que tan desagradable fuese el desenlace, ella se mantendría firme y no iría más allá de ese límite. En otras palabras, odiaba el concepto el concepto de 'tomárselo a la ligera'.

Lo hacía no porque le importase el ganar o perder, pero para entrenar sus reacciones de improvisación cuando se enfrentara a un adversario o estuviese herida.

Cualquier que fuese el motivo, la contienda entre ellos dos iba a ser extremadamente fuerte; dodge ball no era la excepción.

No. En realidad es porque las competencias de dodgeball son dirigidas a un grupo de menor edad, las personas tienden a pensar que es una actividad relajante. Como sea, el hecho es que cuando cada equipo posee un profesional con fuerzas similares, la confrontación directa continuara, con la batalla volviéndose más y más feroz.

Shana, debido a esas razones, era siempre seria cuando se encargaba de algo.

Tanaka, por otro lado, estaba lleno de vigor.

Lo que significaba que no había lugar a negociaciones entre ellos dos.

Un calor anormal envolvió la cancha, aunque no era solo el cálido y húmedo aire de la estación lluviosa.

Porque este era un torneo en él que ambos géneros participaban, Shana, quien debería estar parada fuera como las otras mujeres, estaba naturalmente en el área central.

Después de un juego de piedra, papel y tijeras, con el balón en su mano, Tanaka confrontó a Shana. Separados sólo por la línea central, Tanaka provocó de Shana:

"¡Hu, hu, hu! ¡Esa humillación que sufrí durante el torneo de softball, debería de cobrármela hoy! ¡No llores después, Hirai! ¡Ahora yo soy el chico malo!"

Con sus ardientes ojos emanando un aura que podría desatar un fiero fuego rojo en cualquier momento, Shana respondió:

"¡Hmph! Sin dudas perderás igualmente. Así que, ¿por qué no guardas tus energías y sólo te rindes ahora? Lo haré más fácil para ti."

Salían chispas de sus ojos desde la inclinada vista debido a la diferencia de altura, después de lo cual ambos se voltearon simultáneamente.

"... Bien, ¡empiecen!"

El entrenador anunció seriamente, sonando el silbato...

Y una feroz batalla empezó.

"¡Tanakaaaa! ¡No debes perder en 'ocasiones como esta'!"

Satō animó a la persona que estaba tratando de alcanzar una meta similar, por lo que ambos entendieron la oración.

Con él al frente, toda la clase enfocó su atención en la intensa batalla entre Shana y Tanaka. Aunque era sólo para pasar el tiempo, todavía era una competencia; y un serio enfrentamiento que era muy interesante.

Los chicos apoyaron principalmente a Tanaka; las chicas a Shana. La razón no era pos cuestiones de honor o por perjuicios; en un duelo era más fácil identificarse de esa manera.

Yūji se sentó lejos de la multitud a descansar.

"Eh, ¿estas... bien?"

Yoshida le preguntó.

"Ah, ah... Sí, estoy bien ahora..."

"Pero estas algo golpeado..."

Yoshida se puso de cuclillas a su lado, observando nerviosa su mejilla todavía roja e hinchada.

"Está bien. Pequeños moretones como estos, cada mañana seguro... ¿¡!?"

"¿?"

"Ehh, eso... De cualquiera manera, estoy bien."

Yūji quien casi habla de más, se frotó la mejilla y respondió de forma evasiva.

En ese momento, su mano tocó la de Yoshida que se estiraba hacia él.

"¡Ah! ¡P-Pe...Perdón! Es que tu cara está sangrando un poco..."

Yoshida retiró su mano que sujetaba un pañuelo, de manera rápida.

"Está bien, yo... yo debería ser él que se disculpase. Tu pañuelo se ensuciara, creó que no hay necesidad de que lo hagas."

Si Shana los viese en ese momento... Este pensamiento le dio escalofríos. Pensando en el entrenamiento de mañana a un lado, quien sabe que excusas usaría para darle una paliza esta noche.

"Pero... ¡Ah!"

Yoshida tomó las acciones de Yūji como cortesía hacia ella. Justo cuando iba a continuar hablando, una gran gota cayó sobre su mejilla.

"¡Wah! ¿Está lloviendo?"

Yūji preguntó, mientas se paraba al mismo tiempo.

El oscuro cielo que duro por toda la mañana, acompañado de un repentino estruendo, empezó a derramar incontables gotas de agua.


Obviamente... no, por casualidad, Shana los estaba observando.

Tanaka quien intentaba de eliminar a los débiles con su feroz velocidad de lanzamiento mando a dos personas afuera, Shana por otro lado uso una habilidadosa finta para deshacerse de un problemático rival que era el segundo después de Tanaka. Durante el juego, la atmosfera del cara a cara se hacía cada vez más evidente.

En ese momento, Shana iba a dar órdenes a sus camaradas restantes en las respectivas zonas de defensa, y no era más que solo atrapar el balón cuando sobrevolara (Ya había entendido la estrategia del juego)...

"¡!"

Ante sus ojos estaba vio las manos de Yūji y Yoshida tocándose.


"¿¡Ah...!?"

Shana casi suelta un chillido, no notó el pañuelo entre sus manos. Sólo pensó que ambos estaban tocándose. Algo tan trivial, por qué sentía una furia que estaba a punto de estallar, y un dolor en el pecho como si fuera cortado con un cuchillo. Incluso no se dio cuenta de que había dejado de correr.

Tanaka no tenía idea de lo ella estaba sintiendo, él solo percibió una gran oportunidad para atacar.

¡¡Victoria!!

Él no haría algo tan estúpido como gritar para llamar la atención del oponente.

“... ¿¡tks!?"

¡Hirai-chan! Sus compañeros gritaron, escuchando sus advertencias, Shana finalmente notó que la bola estaba volando directamente hacia ella.

"¿¡Ah?!"

No había suficiente distancia para esquivarla, y no suficiente tiempo para ajustar su postura. Shana atrapó el lanzamiento rápido de Tanaka con un movimiento inestable, y cayó sobre el suelo, aterrizando sobre su trasero.

"¡Argh, hmph!"

Ese pequeño cuerpo abrazo la pelota firmemente."

"... Eso, debería ser considerado una salvada, ¿verdad?"

"¡Rayos...! ¡Qué persona más persistente, por dios!"

Tanaka exclamó las palabras de un villano de baja categoría, mientras pisaba el suelo enfurecido.

Esta fue tal vez la escena más emocionante que hizo que los espectadores se alborotaran, pero de repente, sus cabezas fueron empapadas literalmente con agua fría del aguacero.

"Wa... ¿¡Lluvia?!"

"Espe-espera... ¡aargh!"

"Oh por dios, ¡que lluvia más fuerte!"

Mientras toda la clase entraba en pánico, Tanaka le habló a Shana quien había caído sobre su trasero y todavía no se había levantado.

"Hey, Hirai, yo digo que..."

Por supuesto, él intentaba seguir el partido. Era patético terminar a la mitad, y también se sentía infeliz con su gran oportunidad siendo atrapada. Descontinuar el encuentro significaría que no había ganador entre ellos.

"Seguro, no tengo problema."

Shana respondió, sentada en el suelo, abrazando el balón alzó su cabeza y miro a Tanaka sin una pizca de miedo.

Shana planeaba disipar su mal humor e ira con este partido. Por supuesto, también se ocuparía de Yūji de forma separada, pero eso sería más tarde.

Las otras clases se dispersaron cuando era sólo el comienzo de la lluvia, los estudiantes notaron el enfrentamiento y los apoyaron enérgicamente.

"¡¡Bien...!! Hazlo, hazlo..."

"La mejor parte del encuentro, ¡no interrumpan...!"

Todas las muchachas estaban tratando de alcanzar un refugio, pero eso cambio con el grito de una persona.

"¡Ah...! ¡Hirai-san! ¡Tu trasero, tu trasero!"

"¿?"

Después de que se lo recordaran, Shana bajo la vista. Debido a la repentina lluvia torrencial, su lindo y pequeño trasero estaba atorado en barro. Sus cosas de cabello a los lados tocaron el suelo, y al ser ensuciadas en el fango las hizo un desastre. No tenia conciencia de esto, y simplemente se paro y sacudió el barro ligeramente, de cualquier forma, las chicas a su alrededor tuvieron una fuerte reacción.

"¡Wah! Eso está mal..."

"Llena de fango..."

"¡Tanakaaa! ¡Qué rayos haces...!"

La multitud estaba haciendo un escándalo.

"Tú... Tú no puedes culparme, ¿¡no fue antes de que la lluvia comenzara que atrapó la pelota y cayo?!"

La rara y racional explicación de Tanaka no fue aceptada.

"¡Wah! ¿Todavía tratas de encontrar excusas?"

"¡Horrible...!

En un parpadeo, se convirtió en una escoria.

"A ver, a ver, eso no significa que lo haya hecho intencionalmente."

"¿Qué quieres decir, Satō-kun? ¿Tratas de defender al enemigo de todas las mujeres...?"

"No, por favor continueeen."

Y retiro lo que dijo al escuchar esas palabras.

"¡Tú, traidor!"

Tanaka soltó un grito de amargura.

Pero todos lo ignoraron.

"¡Ah, eso es!"

De entre las mujeres, una alta y delgada chica alzó la voz.

"¿Quieren usar las duchas en el club? ¡Hay un secador para su ropa interior, y hay muchas toallas en los armarios!"

"Ah... ¿Pero esta bien hacerlo sin permiso? Ogata."

"Nooo hay problema, lo escuche de uno de los de tercero, sólo tenemos que usar un pequeño truco y podremos usarlas."

"¡No quedan dudas de que porque eres titular estando en primer año! ¡Oga-chan es genial!"

"La nueva estrella del equipo de volleyball incluso sabe pequeños trucos también."

"Así que, maestro, ¡¿podemos?!"

"¡Maestro!"

Un grupo de muchachas lo rodeo rápidamente. Cuando quería, las mujeres harían valer su palabra. Ya sea que tuvieron suerte, o que aún había mucho tiempo, era incierto. Faltaban treinta minutos para que la hora del almuerzo terminara, suficiente para tomar una ducha.

"Errr... Pe-pero..."

El profesor parecía dudar, Ogata quien les había enseñado el pequeño truco dijo:

"Profesor, ¿no querrás que los estudiantes se resfriend por ESTO, verdad? 'Si quieres castigarnos', entonces estaremos a cargo de limpiar el gimnasio, ¡por favor!"

Y después de eso, bajo su cabeza para inclinarse de manera forzosa. Este pequeño truco en la sociedad deportiva contenía una serie de acciones también. Usando una excusa razonable para que el maestro no dejase que los estudiantes se enfermaran, y al mismo tiempo prometerle que aceptarían el castigo por romper las reglas de la escuela, buscando crear un compromiso (Por supuesto, en el caso del equipo femenino de volleyball, los varones eran usualmente quienes lidiaban con el castigo).

De hecho, para los profesores de educación física, era una regla implícita no dejar a los estudiantes usar la sala de duchas. Sólo que no era común que los de primer año lo pidieran... Oh bien, esta clase es especial... El maestro asintió accediendo.

"Hmm... Creo que no tengo opción. Iré a prender la caldera, los que quieran entrar, esperen en frente de las duchas, iré por las llaves."

Con eso, entendiendo que no podía oponerse, el maestro se dirigió a la sala de mantenimiento. Quedarse allí sólo causaría que se mojase más.

Ogata sacudió sus delgados y suaves brazos, instigando a las muchachas.

"¡Yahoooo! ¿Quieren que entremos todas juntas? ¡Les enseñare como secar rápidamente nuestra ropa interior!"

"Si, rápido vamos, vamos..."

"¡Por dios...! ¡Incluso mis piernas están embarradas!"

Las chicas miraron sus pies mientras se preparaban para dejar el patio que se había convertido en un mar de barro. Los chicos las siguieron.

En ese momento...

"Esperen."

Las palabras de Shana fueron fuertes y claras como siempre, a pesar de la fuerte lluvia. Todos se detuvieron en el lugar.

"Un uno contra uno bastara, debemos decidir quién es el ganador al final."

"...¡¡Eres genial!! ¡¡En verdad mereces tu nombre, Hirai-chan!!"

Tanaka grito, tratando de usar eso para limpiar su reputación. Parecía no entender la situación en la que estaría si ganaba... especialmente si quisiera ganar.

Ya que no es una petición de ese cabeza hueca de Tanaka, sino que venía de Hirai... Las chicas llegaron a esa conclusión. Los chicos, por otra parte, no tenían ninguna objeción desde el principio, con una actitud relajada de "de cualquier forma las cosas se secaran rápido" apoyaban a la situación, toda la clase se enfocó en este duelo en la lluvia.

En el centro de los espectadores, Shana, quien estaba sosteniendo el balón, se enfrentó a Tanaka. La línea blanca ya había sido borrada por el fuerte aguacero. Las

reglas eran simples, si un lado fallaba al intentar atrapar la pelota, perdía. Todos pensaban de esa manera.

"..."

"..."

Como las escenas de duelo en la televisión, ambos se movieron lentamente, rodeando un círculo al final.

Shana inclinó su rostro ligeramente hacia delante, dejando que las gotas de lluvia fluyeran por su cara dentro de sus ojos, cayendo a lo largo de su flequillo. En lugar de

hacer eso, Tanaka llevó sus brazos a su frente para detener directamente la lluvia.

"Huu..."

"..."

La fuerza de Shana se reunió mientras exhalaba haciendo que Tanaka levantara la guardia. Todo el peso de su cuerpo fue puesto en la punta de su pie sobre el fango, al mismo tiempo que él tomaba una postura lista para atrapar el balón. La táctica que estaba usando era dejar que su abdomen recibiera el impacto, y luego usar sus

brazos para sujetarlo de manera directa.

"¡!"

Sin previa advertencia, Shana arrojó el balón a velocidad muy lenta.

¡Ven!

Removiendo ligeramente sus brazos sobre su frente, se preparo para recibir el impacto que iba directamente a su cabeza.

De cualquier forma...

Shana no la arrojó. ¡Pachuk! la dodge ball tocó el suelo directamente, haciendo volar el barro por todos lados.

... ¡Hm!

Ignorando el hecho de que todo su cuerpo estaba cubierto de fango, Shana atrapó el balón que revotó suavemente desde el suelo, y tomó la postura lista para el

siguiente lanzamiento.

¿¡Fin...

Su primera predicción estaba mal. La trayectoria del balón era mucho más baja.

Su segunda predicción estaba mal también. Comparando los balones normales que eran lanzados inmediatamente después de ser atrapados, este era mucho más

rápido.

...ta?!

La dodge ball que volaba a corta distancia como un gancho, golpeó a Tanaka en el mentón con fuerzas.

Tanaka fue mandado a volar en un golpe, cayendo el mar de barro de forma directa, vencido de un sólo impacto.

Shana ganó.


El sonido del agua que era más débil que la el de la lluvia, hacía eco en las conversaciones.

"¡Eso fue genial...! ¡Al final con ese 'Su..."! ¡Parecía como si lo hubieras golpeado desde abajo!"

"Hey, no sacudas tus manos así."

"¿Cómo esta? ¿Debería subir el agua caliente...?"

"¡Caliente, caliente! ¡Caramba, quieres morir no!"

"¡Hey paren de jugar que esto es muy pequeño!"

"¡Ahaha! Tanigawa incluso dijo: "¡En los juegos normales de dodge no se permite ese tipo de jugadas!" con tono de mal perdedor... Qué patético.

Hablando de manera honesta, aquellos afuera escuchaban todo.

No sólo la conversación, sino que muchos sonidos que no deberían escuchar.

"...Hey, Ike."

"...No hables."

Las voces dentro del baño no daban señales de parar.

Que increíble, ¡en verdad podían tener tanto de que hablar! Los dos estaban sorprendidos por esto.

"Hirai-sensei, acerca de esto, ¿tienes algún comentario?"

"Porque estaba lloviendo, por eso use ese tipo de ataque, hay otra manera de jugar en días soleados también."

"¡Wow...! ¿Escuchaste eso? ¡Qué genial!"

"Si, Tanaka no es malo tampoco, no trató de discutir con cosas como "me golpeó en la cara, no cuenta", hizo que mi impresión suya cambiara mucho..."

"Gracias a la lluvia, todas nos podemos bañar juntas de esta manera."

"Pero las manchas de los pantaloncillos de Hirai-san no se quitan."

"Esta bien sólo limpiarle el lodo, ah sí, no te pases de la línea roja, o de otra manera se encogerá, ten cuidado..."

"Si... Oficiiiiial Ogata, gracias por tu ayuda, ¡se seco muy rápido!"

"¿Me prestas el secador?"

"Seguro..."

Mirando fijamente la puerta de aluminio que se levantaba para esconder las risas, Yūji e Ike se sentaron espalda a espalda. Ambos estaban todavía en uniforme de educación física.

Mostraban una expresión aburrida y disgustada, mirando al vacio corredor de la sala. Las gotas de lluvia que caían sobre el vidrio de la ventana parecían pocas y pequeñas. Parecía que el torrencial no había durado mucho.

Dios, que problemático... Si sólo hubiera pasado una hora.

Mientras Yūji pensaba acerca de este disparate, la conversación que él trataba de no escuchar con todas sus fuerzas provino desde detrás de la puerta. Suspirando, parecía que quisiera unirse a la charla, así que de nuevo respondió levemente:

"... ¿Cómo debería plantearlo? Esto es como un interrogatorio."

"¿Qué parte?"

Ike le preguntó. Para no escuchar la conversación detrás de ellos, hablar para distraerse era la mejor estrategia.

"¿De qué partes hablas?"

"¿Te refieres a sólo ser capaz de escuchar y no ver? ¿O ser forzado escuchar cosas que no quieres?"

Yūji reflexiono acerca de las aburridas opciones, después de una pequeña pausa, respondió simplemente:

"Un poco de ambas."

"Oh, ¿de verdad?"

Ike respondió de manera simple también.

Más temprano, todos habían tenido un pequeño argumento acerca de cómo usar la sala de duchas que no distinguía entre varones y mujeres (Parecía que la sociedad de deportes no había mencionado esa parte). Los muchachos naturalmente querían ducharse. Tanaka quien había caído en el suelo estaba completamente cubierto en lodo,

y todos estaban empapados por la lluvia torrencial.

Aún así, así sea que entraran en secuencia o juntos, las chicas parecían rehusar las ideas, y entonces la atmosfera se tensaba. El maestro de educación física abrió la

puerta y...

"Debería ir y devolver la llave."

Después de decir eso, realizo su escapa, así que los ojos de todos naturalmente se fijaron en el presidente de la clase, el razonable y justo Hombre de Anteojos Hayato

Ike.

"Estoy mojado también, y quiero ducharme tanto como ustedes."

Ike dijo eso, su persuasión era completamente diferente, equivalente al doble de la de Tanaka. Y la sugerencia siguiente fue muy razonable también.

"Primero, déjenos a los muchachos entrar primero, sólo necesitamos quitarnos el barro, así que necesitamos muy poco tiempo, si fuéramos a ducharnos después de todas ustedes, definitivamente se sentirían incómodas."

Nadie presentó objeciones.

"Además, ustedes chicas necesitan preparar muchas cosas para ducharse, así que pueden volver al aula y hacerlo, y nosotros nos ducharemos mientras lo hacen.

Nuestros uniformes sólo necesitan secarse también... Ogata-san, por favor enséñanos a usar el secador para nuestra ropa interior."

Todo iba bien hasta ese punto.

Eso habría sido todo, no hubiese sido detenido por Ogata mientras se alejaban para dejarles las duchas las chicas.

Llamó a Ike que se preparaba para regresar al aula.

"Ike, por favor haz guardia por un tiempo."

"¿Huh?"

"¿No te diste cuenta cuando se duchaban? Este lugar sólo puede ser cerrado desde el exterior, durante las actividades extras, las mujeres toman turnos para hacer guardia, pero no podemos hacer eso ahora, aunque debería estar bien, considerando que es hora de clase, pero es mejor prevenir que curar."

"¿Es el trabajo del presidente de la clase también?"

"Te estoy tratando como un caballero."

Ogata deliberadamente dijo eso, en vez de estar actuando linda, debía de recaer en la categoría de cortés.

"... ¿Y un caballero debe hacer guardia en la sala de duchas?"

Sintiendo una gran paradoja en esa lógica, Ike permaneció estupefacto por un momento.

No sólo Ogata, pero todas las chicas estaban de acuerdo diciendo:

"Si es Ike, seguro que no intentara nada raro."

"El Hombre de Anteojos es el héroe de la justicia después de todo..."

¡Ah! Ogata aplaudió, como si hubiera tenido una gran idea.

"Oh si, ¿por qué no se te acompaña Sakai también?"

"Huh, ¿yo?"

Al escuchar su nombre, esta vez Yūji volteó para dar una extraña exclamación.

"¿No eres el mejor amigo de Ike? Además, si te atreves a intentar algo, alguien te enseñara una lección, y alguien llorara."

Ante los ojos de Yūji quien estaba en pánico, muchas chicas asintieron en acuerdo. Entre ellas, Shana tenía una expresión solemne, mientras que Yoshida tenía una expresión temblorosa, mirándolo al mismo tiempo.

Ogata no olvido recordárselos una vez más al final:

"¿Esta decidido? ¿Verdad?"

Y así, ya estaba decidido.

Al ser rodeado por un montón de chicas, incluso si no es una razón válida, siento que mi postura es mi débil, por qué será...

En su corazón, Yūji quería escapar de la realidad, él pensaba eso.

El sonido de la conversación llego desde detrás una vez más.

"¡Wow! Kazumi, ¿eres del tipo que parece más pequeña con ropas?"

"Err... ¿de verdad...?"

"Po-Por favor no me miren de esa manera."

"Qué hay de malo con eso, Yoshida-chan, déjame tocarlas..."

"¡Ah! Yo también..."

"Hya, wah, wah..."

Los dos no podían hacer más que permanecer en silencio.

¡Cough! Ike tosió a propósito, mientras estaba a punto de hablar...

Una voz familiar y suave llego desde detrás de él.

"¿Así que cuanto más grande mejor?"

"¿Así que cuanto más grande mejor?"

"Exacto. A los muchachos les gusta ESTE tipo de vista."

"Por, por favor no las toquen así..."

"Pero, pienso que Hirai-san es muy hermosa de ESA MANERA..."

"Un, un. De verdad, realmente hermosa, y no es por adularla."

"... No lo entiendo."

"Aiyahyah... eso significa que Sakai-kun es un chico malo."

"Un popular galán que va de aquí a allá coqueteando con chicas... con esa cara divertida..."

"¡Ahaha! ¿Qué pasaría si lo escuchara?"

¡Lo escuche! Si respondo sólo así, ¡apuesto que las consecuencias serán impensables!

Finalmente, Ike cambió de opinión y dijo:

"Hey, Sakai."

"¿Hmm...?"

"¿Te gusta Hirai-san?"

"¡¡Hmm!!"

Yūji casi se cae de espaldas a la puerta de aluminio detrás de él.

"Tú... Qué estas, en un momento así..."

Yūji quería hablar primero, pero viendo la expresión seria de Ike, no fue capaz de hacerlo por un momento.

"¿Así que cómo es?"

No en interrogación, sino que en un tono de confirmación.

Yūji no podía responder con precisión. Bajo su voz de manera en que no se pudiera escuchar del otro lado de la puerta de aluminio, y trato de explicar la situación lo

mejor que pudo.

"Ahora... Ahora mismo no estoy suficientemente seguro para decir que 'así es'."

"Huh... Con que así es, no importa si fue la respuesta correcta, es muy interesante."

Yūji quería vengarse esa expresión triunfante, y entonces dijo.

"Cuando estaba descansando antes, ¿fuiste tú quién le dijo a Yoshida que fuera donde yo estaba?"

"Hmm... ¿Por qué piensas que ese es el caso?"

"Yoshida-san no podría haber hecho eso por si misma... ¿¡Ouch!?"

De repente, Ike uso el reverso de su puño para golpear a Yūji en pecho.

"Estas subestimando a Yoshida-san de esa manera, ella está dando lo mejor de sí, para acercarse poco a poco."

"¿Err?"

Eso significaba, que actuó por su cuenta... El dudoso Yūji no entendió la respuesta.

Después de un momento de silencio, con sus espaldas enfrentando a las risueñas conversaciones que venían a ellos constantemente, Ike dijo:

"Aunque... No es esta tan claro para decir que 'así es'... Así que eso es así..."

"¿...?"

La lluvia estaba parando.



Regresar a Página Principal Volver a Capítulo 1 Seguir a Capítulo 3