Sword Art Online:Volume 9 Prólogo I

From Baka-Tsuki
Jump to: navigation, search

Prólogo I[edit]

(7mo Mes del 372vo Calendario del Mundo Humano)

Parte 1[edit]

Tomar el hacha.

Balancearla hacia arriba.

Golpear hacia abajo.

Podría ser sólo esas acciones, pero si la mente se distrae aunque sea ligeramente, la reacción de la corteza dura rebotaría sin cesar hacia ambos brazos. La respiración, el tiempo, la velocidad, el cambio de peso corporal, todos ellos deben estar en perfecto control desde el inicio, que se transmitiendo el poder oculto de la pesada hoja del hacha al árbol, produciendo un sonido agradable, claro y agudo. Mientras que la teoría le resultaba fácil de comprender, realizarlo realmente no era tan simple. A Eugeo se le encargo esta tarea en la primavera cuando tenía diez años, y sería la segunda venida de verano desde entonces, sin embargo sólo ha logrado ese sonido agradable al golpear en el lugar preciso uno de cada diez intentos. Los compañeros que comparten el uso de un hacha contaron que su predecesor, el anciano Garitta, siempre le atinaba al blanco, y aunque no se hacia de ver su cansancio después de blandir el hacha pesada, después de apenas cincuenta golpes las manos de Eugeo se entumecían, sus hombros se quejaban de dolor, y ya no le era posible levantar los brazos.

"Cuarenta y tres ......! Cuarenta ...... cuatro! "

Contó los golpes con su voz más fuerte para alentarse a sí mismo mientras balanceaba el hacha hacia el tronco del gran árbol, el sudor que brotaba hizo que sus visión se volviese borrosa, sus manos se volvieron resbaladizas, y su precisión disminuyo. En parte debido a su desesperación, sostuvo el hacha leñadora con fuerza y la blandió sobre el peso de su cuerpo.

"Cuarenta y nueve ......! Cincu ...... en ...... ta!! "

Su último golpe no tuvo la certeza de su habilidad habitual, ya que golpeo la corteza a cierta distancia del corte en el tronco, produciendo un sonido metálico ensordecedor. Debido a la reacción que era como si fuesen a salir chispas de sus ojos, Eugeo dejó caer el hacha, se tambaleó unos pasos hacia atrás y se sentó sobre la grama espesa.

Mientras se repetía su respiración áspera, escucho a su derecha una voz mezclada con risa.

"El buen sonido te salió tres de cincuenta veces. Así que el total es, ehhm, cuarenta y uno. Parece que hoy el agua Siral va por tu cuenta, Eugeo".

El dueño de la voz, que estaba acostado un poco más lejos, era un niño de edad similar. Eugeo no respondió de inmediato sino que busco la cantimplora de cuero y la recogió. Bebió con avidez el agua, la cual se había vuelto completamente caliente. Después de saciarse, cerró el recipiente con el corcho, y dijo:

"Mmn, la tuya es sólo cuarenta y tres, ¿no? Te alcanzaré pronto de todos modos. Toma, te toca a ti ...... Kirito ".

"Sí, sí".

Kirito era amigo de Eugeo desde su infancia y también su mejor amigo, al igual que su compañero en esta melancólica tarea llamada «Tarea Sagrada» desde la primavera del año pasado. Kirito se secó el sudor de su cabello negro, estiró las sus piernas y levantó su cuerpo. No cogió el hacha de inmediato, sino que coloco sus manos en su cadera mientras su mirada se fijo por encima de su cabeza. Sintiendo curiosidad por su compañero, Eugeo también miró hacia el cielo.

El cielo de verano a mediados del séptimo mes se teñía de un azul intenso, atrapado en el centro de este cielo se encontraba al dios sol Solus, que cuyo brilló irradiaba con fuerza a la creación. Sin embargo, la luz la obstruían las ramas del gran árbol extendiendose en todas las direcciones, la mayoría de los rayos del sol no llegaban a las raíces donde estaban Eugeo y Kirito.

Al mismo tiempo, las innumerables hojas del gran árbol devoraban la bendición del dios sol, sus raíces también absorben sin descanso el favor del dios de la tierra Terraria, lo que le permite recuperarse del trabajo constante de tratar de cortarlo por parte de Kirito y Eugeo. No importaba lo mucho que hiciesen durante el día, después de una noche de descanso, cuando llegasen a la mañana siguiente, el árbol ya habría recuperado la mitad de las heridas de corte del día anterior.

Eugeo suspiró suavemente mientras miraba de nuevo hacia arriba al árbol.

El gran árbol - el «Cedro Gigas», nombre sagrado dado por los habitantes del pueblo, era el monstruo de diámetro de cuatro mels, y una altura de setenta mels. El campanario de la iglesia del pueblo, el cual era el edificio más alto, tan sólo alcanzaba a ser una cuarta parte de su altura. Para Eugeo y Kirito, cuya altura sólo llegó a uno y medio Mels este año, el antiguo titán al frente era un rival increíble.

¿Sera una locura pensar que se pueda cortar este árbol con la fuerza del hombre? - Eugeo no podía dejar de pensar en esto después de ver el corte en el tronco. El corte en forma de cuña finalmente había alcanzado una profundidad de un mel, pero aún faltaba el resto del tronco con tres veces el espesor.

En la primavera del año pasado, cuando Kirito y Eugeo fueron llevados a la residencia del jefe de la aldea, habiendo obtenido la edad adecuada para el deber de «cortar el árbol gigante», oyeron una historia alucinante.

El Cedro Gigas había extendido sus raíces en ese lugar mucho antes que se fundara la aldea Rulid, y la obligación de cortar el árbol había sido pasado de generación en generación desde la época de los primeros colonos. Contando desde la primera generación hasta su predecesor, el anciano Garitta, de la sexta generación, Eugeo y Kirito son la séptima generación. Más de trescientos años han pasado antes de darles la tarea.

¡TRESCIENTOS AÑOS!

Todo ese tiempo se trataba de un lapso inimaginable para Eugeo, que acababa de llegar a su décimo cumpleaños. Por supuesto, su percepción no cambio a pesar cumplir once años. Lo que de alguna manera podía entender era que, desde la época de sus padres, sus abuelos, mucho antes e inclusive durante el tiempo de los primeros colonos, la cantidad golpes de hacha combinados de todos a los que compartieron esta obligación podría decirse que es infinito, y el resultado es precisamente el corte de menos de un mel de profundidad.

¿Por qué talar el gran árbol es tan importante? La razón se les explico en un tono solemne por el jefe de la aldea.

El Cedro Gigas, con su enorme cuerpo y su vitalidad excesiva, consume las bendiciones de los dioses del sol y de la tierra de los alrededores con un enorme ímpetu. Las semillas sembradas en la cercanía del gran árbol no crecen, cualquier esfuerzo para plantar cualquier cosa cerca se vuelve inútil.

La aldea Rulid es parte del «Imperio del Norte Norlangarth », uno de los cuatro imperios que divide y gobierna sobre el «mundo humano», y también se encuentra en la remota región norte. En otras palabras, este lugar literalmente podría ser llamado el fin del mundo. Al Norte, este y oeste una cadena de montañas empinadas rodea la aldea, así que con el fin de ampliar los campos o pastizales, no se encuentra otra salida mas que talar el bosque en el sur. Sin embargo, no se podía llevar a cabo la expansión debido a que el Cedro Gigas bloqueaba en la entrada del bosque.

Se ha dicho que su corteza era tan dura como el hierro, e incluso el fuego no podría causar la más mínima quemadura, cavar para derribar el árbol tampoco fue posible, ya que sus raíces son tan profundas como lo es su altura. Por lo tanto los fundadores del pueblo habían decidido cortar el tronco usando el «Hacha de Hueso de Dragón » que podría cortar incluso hierro, y el deber de hacerlo ha pasado de generación en generación desde entonces.

El jefe de la aldea terminó de contar la misión con voz temblorosa, lo cual hizo que Eugeo se sintiese terrible, así que le preguntó, por qué no dejar de intentar cortar el Cedro Gigas y expandir los campos de cultivo aun más al sur.

Entonces el jefe de la aldea respondió con una voz que asusto a Eugeo que talar el árbol era el juramento de sus antepasados, que la vocación se había convertido en la costumbre del pueblo y se le confería la tarea a dos personas. El siguiente en hablar fue Kirito, que inclinó la cabeza mientras se preguntaba en voz alta por qué esos antepasados eligieron aquí para construir el pueblo en primer lugar. El jefe perdió sus palabras por un momento antes de perder la compostura en una ataque de rabia, golpeando a Kirito y a Eugeo en la cabeza.

Ha pasado un año y tres meses desde que los dos empezaron a tomar turnos con el Hacha de Hueso de Dragón y desafiar al Cedro Gigas. Sin embargo, muy probablemente debido a sus brazos aun en desarrollo, al balancear el hacha hacia el tronco no se profundizaba el corte en el tronco del árbol. El corte en el árbol hasta el momento fue el resultado de trescientos años de trabajo, por lo que era natural que el trabajo duro de los dos jóvenes no haría mucha diferencia. Como un resultado no podían sentir ningún logro de su trabajo.

No - su estado de ánimo, no sólo podía ser visto, la clara forma de su depresión parecía que podría verificarse también en la realidad.

Kirito, de pie junto Eugeo mientras observaba al a Cedro Gigas sin articular palabra, parecía estar pensando lo mismo, entonces rápidamente se dirigió hacia el tronco mientras estiraba la mano izquierda.

"Oye Kirito, no lo hagas. El jefe dijo que no mirásemos excesivamente en la «vida» del gran árbol, ¿no es así? "

Eugeo llamó rápidamente, pero Kirito lo volteo a ver mientras que su usual sonrisa maliciosa flotaba en el borde de su boca.

"La última vez que vimos fue hace dos meses, no es demasiado, sólo es de vez en cuando."

"No cambias… ¡Que remedio! Hey, espérame, déjame echar un vistazo también".

Eugeo, cuyo cuerpo finalmente había descansado, se levantó imitando los movimientos que Kirito hizo al levantarse y corrió al lado de su compañero.

"¿Listo? Abrir ahora".

Kirito dijo en voz baja, con la mano izquierda en al frente, el dedo índice y el dedo medio estirados firmemente sosteniendo en bajo los dedos restantes. Una forma que parecía una serpiente arrastrándose fue dibujado en el aire delante de ellos. Era el símbolo más básico dedicado al dios de la creación.

Después de deslizar el símbolo con la punta del dedo, Kirito inmediatamente golpeó el tronco de Gigas Cedar. No tenía el sorprendente sonido seco que debe tener, sino un sonido claro como si se tratase de cubiertos chocando resonó suavemente. A continuación, una pequeña ventana cubierta de luz en forma de cuadrado surgió del tronco.

Todo en el universo, independientemente de si era capaz de moverse o no, era regido por el dios de la creación Stacia en forma de «vida». Los insectos y las flores poseían poca, gatos y caballos tenía mucho más, y a los seres humanos se habia dado aún más la vida que aquellos. Entonces los árboles en el bosque y piedras cubiertas de musgo tenían muchas veces más «vida» que los humanos. En todas sus formas, la vida tenía una similitud: incrementa cada año después de nacer, y una vez que alcanza su punto mas alto, empieza a disminuir día con día. Cuando la vida se agota por completo, los animales o los seres humanos dejan de respirar, las plantas se marchitan, y las rocas se quiebran y desasen

«La Ventana Stacia» es donde esta escrito el texto sagrado de la vida restante. Puede invocarse cuando una persona con suficiente poder sagrado desliza el símbolo, y luego golpeó el objetivo. Mientras que la mayoría podría hacer aparecer la Ventana de piedras o hierba, que era un poco difícil hacerlo en animales y en humanos. No es posible hacer aparecer la ventana sin el suficiente conocimiento en las artes sagradas. - Por otro lado, a todos les atemoriza la idea de ver su propia Ventana de todos modos.

En general, la Ventana de los árboles es más fácil de convocar que la de los seres humanos, pero el grado de dificultad del maligno Cedro Gigas fue tan alta como se esperaba: Eugeo y Kirito sólo fueron capaces de convocar la ventana hace aproximadamente medio año.

Rondaba la historia que una vez, en la «Iglesia Axiom» en la capital Centoria, el mayor de los maestros de las artes sagradas logró convocar la ventana del dios de la tierra Terraria después de un ritual continuo de siete días y siete noches. Sin embargo, una vez que el maestro anciano miró a la vida de la Tierra, se deprimió, perdió la cordura y luego desapareció.

Al oír esa historia, a Eugeo le dio miedo, no sólo para mirar a su propia, sino también las ventanas de grandes cosas como el Cedro Gigas, pero a Kirito parecía no importarle. Asi bien esta vez también se noto su rostro emocionado al contemplar la brillante ventana flotante. Mientras Eugeo pensó que a veces no podía entender a su mejor amigo de la infancia, perdió curiosidad y miró la Ventana.

La ventana cuadrada púrpura pálido que apareció tenía cifras escritas en una combinación de líneas rectas y curvas. Esas eran las antiguas letras sagradas. Si tan sólo se trataba de leerlas, Eugeo era capaz de hacerlo, sólo escribirlas era estrictamente prohibido.

"Bueno ......"

Eugeo utilizo su dedo para confirmar uno por uno mientras leia las cifras,

"235,542".

"Ahhh...... ¿Cuanto era hace meses?"

"Probablemente ...... 235,590."

"............"

Al escuchar la respuesta de Eugeo, Kirito levantó las manos de una manera exagerada, se derrumbó con las rodillas contra el suelo, y luego revolvió con sus dedos su cabello obscuro.

"¡Sólo cincuenta! ¡Hemos trabajado duro durante dos meses y sólo conseguimos cincuenta de 235 mil! A este paso no podremos cortarlo en toda nuestra vida!"

"No, eso no era posible en primer lugar."

Eugeo no pudo hacer otra cosa mas que responderle a su compañero con una amarga sonrisa.

"Las seis generaciones de leñadores antes que nosotros trabajaron duro durante trescientos años, y el resultado es un corte de no mas que un cuarto ...... Para hacerlo simple, mmm, se necesitarían alrededor de dieciocho generaciones, o 900 años más."

"T-u-u ~ ~"

Kirito, que estaba agazapando en el suelo con la cabeza entre sus brazos, levantó la vista para ver a Eugeo y le agarró las piernas. Eugeo perdió el equilibrio debido al repentino ataque, y se dejó caer en la cama de musgo sobre su espalda.

"¿Qué pasa con esa actitud de estudiante de honor! Al menos aparenta enojo por esta tarea tan tonta! "

A pesar de que dijo que como si estuviera enojado, sobre el rostro de Kirito flotaba una sonrisa mientras cabalgaba sobre Eugeo y le revolvía el pelo.

"Ouch-, Eres un…."

Las manos de Eugeo agarraron las muñecas de Kirito tirándolo al frente con fuerza. Utilizando el momento en que Kirito endureció su cuerpo para resistir al empujón, rodó su cuerpo verticalmente en un medio círculo, por lo que ahora Eugeo se encontraba sobre Kirito.

"¡Ahora es tiempo que pagues!"

Gritando y riendo, jaló el pelo de Kirito con las manos sucias, a diferencia del cabello castaño claro y suave de Eugeo, el pelo negro y puntiagudo de Kirito hizo que su ataque no tuviese efecto. Eugeo prefirió cambiar a cosquillear los flancos de Kirito.

"Ugya, que ...... eso es, ja-jajajaja ......"

Kirito se quedada sin aliento mientras luchaba contra las manos que los sostenían y le hacían cosquillas, cuando de repente una voz grito desde detrás de ellos.

Sword Art Online Vol 09 - 021.jpg

"¡Ustedes dos - haraganeando de nuevo! "

En ese momento, la lucha entre Eugeo y Kirito se detuvo.

"Uu ......"

"Esto es malo ......"

Ambos encogieron los hombros mientras, con miedo, se volteaban a ver.

En una roca un poco alejada de ellos se encontraba, con las manos en las caderas, una figura humana con el pecho curvado hacia delante y con expresión de disgusto. Eugeo se levanto poco a poco y luego habló con una sonrisa:

"H ......hola Alice, llegas temprano."

"No es temprano en absoluto, es la hora habitual."

Con una aparente expresión de disgusto, la joven figura posee un cabello largo atado en ambos lados de la cabeza brillando con un color dorado reflejando la luz del sol que se filtra a través del follaje. La joven saltó de la roca con agilidad. Llevaba una falda azul brillante con un delantal blanco, sostiendo una cesta de mimbre en la mano derecha.

El nombre de la joven es Alice Schuberg, hija del jefe de la aldea. Alice posee la misma edad que Eugeo y Kirito, once años.

Para todos los niños que viven en Rulid - no, en la región norte, es tradición que se les reciban su «Tarea Sagrada» para convertirse en aprendices en la primavera de su undécimo año, sin embargo, Alice fue la única excepción. Atendió a la escuela de la iglesia en su lugar. Se le impartieron clases especiales por parte de la hermana Azariya con el fin de ampliar sus talentos en las artes sagradas, siendo la mas apta del pueblo para tales artes.

Sin embargo, Rulid no era lo suficientemente rico como para permitir que la hija del jefe de once años de edad no realizase otra tarea más que estudiar todo el día sin importar con cuánto talento contase Alice. Todo el que podía trabajar debía trabajar. Se contaba con tareas como continuar repeliendo los ataques constantes de la sequía, largos períodos de lluvia, plagas, todo lo cual podría acabar con la vida de los cultivos y el ganado - en otras palabras, debían protegerse de «Vector, el Dios de la Oscuridad» y sus bromas. Sólo cuando el duro invierno llega a la aldea pueden los aldeanos estar finalmente en paz.

El hogar de Eugeo tenía campos de trigo en una amplia superficie cultivada en el sur de la aldea, su padre Orick y su familia son agricultores al igual que sus antepasados lo eran. Después de conocer que Eugeo, uno de sus tres hijos, fue elegido para la misión de ser leñador su boca rebosaba palabras de alegría, pero en parte también guardo cierta decepción. Por supuesto que la familia de Eugeo iba a recibiría el pago de la misión de leñador de los ingresos del pueblo, pero el hecho de que habría un par de manos menos para ayudar en el campo no cambiaría.

Era tradición que el hijo mayor de cada casa se le daría la misma tarea sagrada como su padre: en el caso de la casa de un campesino, su hija, el siguiente hijo, y el tercer hijo también seguirían esta norma. Los hijos del dueño del taller de herramientas seguirán trabajando en el taller de herramientas, el hijo de un guardia se convertiría en un guardia, y el hijo del jefe de la aldea tendría éxito como el próximo jefe también. Rulid había mantenido esta costumbre casi sin cambios durante cientos de años, los adultos dijeron que era el regalo de la protección divina de Stacia, pero Eugeo podía recordar débilmente las incompatibilidades en las historia contadas.

¿Por qué? Si los adultos piensan en ampliar el pueblo ¿Por qué no había habido un solo cambio hasta ahora? Todavía no podía entender. Si realmente querían ampliar los campos, podrían simplemente tomar un pequeño desvío y dejar el árbol problemático y ser capases de abrir el paso más lejos al sur. Sin embargo, el jefe, que era el hombre más sabio, no tenía la más mínima intención de realizar cambios a las viejas costumbres.

Por lo tanto no importaba cuánto tiempo pasase, Rulid seguía siendo pobre, por lo que la hija del jefe, Alice, sólo podía estudiar en la mañana ya que era necesario atender a los animales en el granero y limpiar la casa por la tarde. Su primera tarea después de estudiar era traer almuerzo para Eugeo y Kirito.

Con la cesta de mimbre colgada en su brazo derecho, Alice ágilmente saltó de la gran roca. Cuando estaba a punto de dejar caer la próxima ronda de regaños de sus pequeños labios, Eugeo se levantó rápidamente, mientras sacudía la cabeza.

"No estábamos holgazaneando ¡De verdad! Ya hemos terminado nuestro trabajo matutino”.

Junto a la rápida excusa de Eugeo, Kirito que se encontraba detrás de él, reaccionó en consecuencia afirmando.

"S-sí, es como dice Eugeo".

Las pupilas de Alice emitieron una intensa luz de enojo, antes que sus mejillas se suavizasen.

"Si tienen suficiente energía para luchar después de terminar, me pregunto si debo pedirle al anciano Garitta aumentar la carga de trabajo para los dos?"

"C-cualquier cosa menos eso!"

"Es broma jeje. Vengan, vamos a comer rápido el almuerzo. Hoy es un día caluroso, asi que si no comemos pronto, la comida se estropeara".

Alice bajo la canasta de mimbre al suelo, tomó un paño de largo del interior, y lo extendió. Escogió un sitio plano y puso la tela hacia abajo, en la que Kirito rápidamente se quitó los zapatos y se lanzó a sentarse sobre la manta. Eugeo se sentó después de el, para entonces la comida estaba alineada para que los dos obreros hambrientos disfrutasen.

El menú de consistía de carne salada y tartas horneadas rellenas de frijoles, sándwiches de queso y pan negro y carne ahumada en rodajas, varios tipos de frutos secos, leche recién exprimida en la mañana. A pesar de que la comida, aparte de la leche, puede estar bien conservada, la intensa luz del sol del séptimo mes todavía podía robar la «vida» de los comida rápidamente.

Alice le indico a Kirito y Eugeo, que estaban casi devorando la comida, que "esperaran", como si estuviese comandando perros, y luego en deslizo el símbolo en el aire rápidamente para confirmar la «Ventana» de cada alimento a partir de la jarra llena de leche.

"¿Ah? A la leche le quedan diez minutos restantes, las tartas tienen apenas quince minutos. Y hasta corrí para llegar aquí ...... bueno, entonces solo tendremos que comer rápido. Asegúrese de masticar correctamente".

Cuando se agote la vida de los alimentos, se convertirá en la llamada «Comida Expirada», de la que un solo bocado causaría terribles síntomas tales como dolor de estómago para los que no tienen un estómago resistente. Eugeo y Kirito ya estaban bastante irritados y comenzaron a mordisquear la tarta en rodajas y sin decir palabra.

Los tres siguieron masticando su comida sin hablar. Era evidente que los dos niños tenían hambre, pero Alice también comía como si no hubiese mañana, haciendo que cualquiera se pregunte a dónde iba toda la comida que consumía. La comida fue desapareciendo uno por uno. Primero fueron las tres rebanadas de tarta, seguido de las nueve rebanadas de pan negro, después el tarro de leche se agotó. Seguido los tres dieron suspiros de alivio.

"- ¿Qué tal, ha tenido buen sabor?"

Fue Eugeo que respondió la pregunta de Alice al ver como ella lanzó una mirada de reojo hacia ellos.

"Sí, las tartas de hoy estuvieron buenas. Tus habilidades de cocina que han mejorado, Alice. "

"¿E - en serio? Aunque siento que algo faltó en el sazón creó. "

Avergonzada, Alice dijo mientras veia a los lados, Eugeo intercambió un guiño con Kirito antes de sonreír. El almuerzo que ellos disfrutaban había sido hecho por Alice desde el mes pasado, pero aún cuando se declaró así, la diferencia entre la comida hecha con la ayuda de la madre de Alice, Sadina-obasan, y sin ella era mas que obvia. Ellos entendieron que las técnicas culinarias no podían ser adquiridas sin practicar durante mucho tiempo, esto aplicaba a todo no solo a la cocina - sin embargo, Eugeo y Kirito también entendieron que era mejor no decirlo en voz alta.

"Como sea…."

Kirito dijo mientras apretaba un marigo amarillo de la botella de frutos secos.

"Con el trabajo que se necesita para hacer un almuerzo delicioso, quisiera comer a un ritmo más lento. Me pregunto por qué el calor tiene que hacer la comida se eche a perder ...... "

"¿Por qué? Mmmm ...... "

Esta vez, sin ocultar su sonrisa amarga, Eugeo se encogió de hombros de manera exagerada.

"Has dicho algo extraño. El verano hace que la vida se pierda más rápido, asi es como funcionan las cosas. Ya se trate de carne, pescado, verduras y frutas, se pierden su calidad en mala forma inmediata si los dejas, ¿verdad? "

"Ya lo sé, pero pregunté por qué, ¿no? Durante el invierno, incluso si dejas la carne salada cruda fuera durante muchos días, no se pudrira, ¿verdad? "

"Eso es ...... porque el invierno es frío."

Kirito inclinó sus labios como un niño irracional ante la respuesta de Eugeo. Sus pupilas negras, que eran inusuales en la región norte, brillaban con la luz de la desobediencia.

"Así es, es como dijo Eugeo, el frío hará que la comida dure más tiempo. No sólo en el invierno. Si hace frío, incluso durante esta temporada, aún podríamos mantener la comida durante mucho tiempo”.

Esta vez Eugeo se quedó estupefacto. Pateó suavemente la rodilla de KIRITO con la punta del pie.

"No lo digas como si fuera fácil. ¿Frío? El verano es caliente, es por eso que es verano. ¿Estás pensando en usar la técnica de control de clima, que es absolutamente prohibida, para crear la nieve? Al siguiente día, los Caballeros de integridad vendrían volando desde de la capital para llevarte".

"S-si verdad...... No podemos hacer nada......? Siento que debe haber una manera, una manera fácil ...... "

Mientras Kirito murmuraba con el rostro serio, Alice, quien estaba en silencio escuchando la conversación mientras utiliza su dedo para jugar con las puntas de su cabello, dijo,

"Suena interesante".

"¿Q-qué quieres decir, Alice?"

"No…, no se trata de usar el arte prohibido. No necesitamos tanto hielo como para cubrir todo el pueblo, sino una pequeña cantidad para ser capases de enfriar esta cesta de almuerzo ¿no? "

Al oír que Alice hablaba como si se tratase de algo perfectamente normal, Eugeo involuntariamente se volteo a ver a Kirito, que asentía con la cabeza. Una sonrisa flotó en el rostro de Alice antes de continuar.

"Hay cosas que se mantienen frías incluso en verano. Como el agua del pozo profundo, o las hojas de Silve. Si ponemos un poco en el cesto, ¿no se mantendría frío por dentro? "

"Ah ...... eso es cierto."

Eugeo se cruzó de brazos y pensó.

En el centro del espacio abierto en frente de la iglesia, había un pozo profundo que había sido cavado cuando el pueblo Rulid fue fundado: el agua extraída de este pozo era tan fría que podía hacer que las manos se adormeciesen, incluso en verano. Asimismo, en la selva del norte, había crecían algunos árboles Silve: sus hojas frías liberan un aroma penetrante cuando se aprietan, eran muy útiles para el tratamiento de moretones. Probablemente tener un frasco llenó de agua del pozo profundo, o envolver el pastel con hojas Silve permitiría mantener la caja del almuerzo fría para que los alimentos durasen mas tiempo.

Sin embargo, Kirito, que también se había detenido a pensar, lentamente sacudió la cabeza y dijo:

"Si es sólo eso, creo que no va a funcionar. El pozo de agua entibia después de un minuto de extraerla. Las hojas Silve podrían mantener su frescura más tiempo, pero no creo que podría mantener el interior de la canasta con frío suficiente como para cubrir la distancia de la casa de Alice hasta el Cedro Gigas ".

"Entonces, ¿Se te ocurre algún otro método?"

Alice, cuyas ideas fueron denegadas, preguntaba mientras haciendo pucheros. Kirito se rascó el pelo en silencio durante un rato, y luego dijo de pronto en voz baja,

"Hielo. Con una gran cantidad de hielo sería más que suficiente para mantener la caja del almuerzo fría".

"¿Ah?"

Alice sacudió la cabeza con asombro.

"Es verano. ¿Dónde exactamente se puede encontrar hielo? Incluso el gran mercado de la capital no lo tendrá! "

Dijo Alice en tono de madre regañona y poco razonable.

Eugeo, por otro lado, podía recordar esa mala sensación que le causaba ver el mismo rostro Kirito con una sonrisa malévola en los labios. Este amigo de la infancia…., cuando esa luz flotaba en sus ojos, Eugeo sabía por experiencia que Kirito estaba pensando en algo para nada bueno. Dentro de su cabeza, recordó cuando Kirito tomó la miel de la abeja emperador en la montaña del este, o cuando se quebró la jarra de leche que había expirado hace cien años en el sótano de la iglesia, las escenas flotaban y desaparecía en rápida sucesión.

"B-bueno, ya dejen de pensar en esto. No hay nada malo en comer a toda prisa de todos modos. Además, si no comenzamos nuestro trabajo por la tarde pronto se nos hará tarde para volver".

Eugeo dijo mientras levantaba rápidamente los platos vacíos y los metía de nuevo a la cesta de mimbre, como él quería romper este tema preocupante. Sin embargo, cuando miró que las pupilas de Kirito brillaban intensamente, como si tuviera alguna idea, inevitablemente se dio cuenta de que su miedo se había convertido en realidad.

"...... ¿Qué es, qué plan se te ocurrió ahora?"

Su pregunta se mezcló con resignación, Kirito sonrió antes de contestar.

"Oye esto...... Hace muuuuucho tiempo, el abuelo de Eugeo nos contó una historia, ¿recuerdas?"

"¿Hmm ......?"

"¿Qué historia ......?"

Aparte de Eugeo, Alice también inclinó ligeramente la cabeza.

Antes de que Stacia se llevara al abuelo de Eugeo a su descanso eterno hace dos años, varias leyendas fueron contadas detrás de su barba blanca. Sentado en la silla mecedora en el jardín, siempre contaba historias a los tres niños sentados cerca de sus piernas. Historias extrañas, historias emocionantes, historias de miedo: había cientos de esas historias, por lo Eugeo no sabía a qué historia Kirito se refería. Entonces, su amigo de la infancia de pelo negro tosió mientras levanta su dedo índice, antes de decir:

"El hielo de verano, que es nada más que eso, ¿verdad?「 Bercouli y el Dragón Blanco...... 」"

"No, ya basta….., estás bromeando, ¿verdad?"

Eugeo interrumpió sin escuchar el final mientras giraba la cabeza y las manos violentamente.

Bercouli. De entre los antepasados que fundaron la aldea Rulid, fue el espadachín más fuerte, que sirvió como jefe de la guardia de la primera generación. Pero desde que vivió hace 300 años, sólo había unos pocos cuentos que quedaban de su valentía, y la historia Kirito mencionó es una de las más extrañas de entre ellas.

Cierto día a mitad de verano, Bercouli notó una gran roca clara flotando en el río, al este de la aldea. Al recogerla noto que se trataba de un trozo de hielo. Bercouli, en su asombro, caminó aguas arriba a orillas del río. En poco tiempo, llegó al fin del mundo, « La Cadena Montañosa al Borde», y mientras caminaba al lado del río estrecho, se encontró frente a una cueva enorme.

Bercouli entró en la cueva contra el viento helado que soplaba, y después de superar diversos peligros, entro en el salón mas grande de la cueva. Lo que encontro fue un gran dragón blanco, que se dice protegia la frontera del mundo de los humanos. Al ver la figura del dragón con su cuerpo acurrucado sobre una cantidad incalculable de tesoros variados, Bercouli notó que el dragón dormía. A pesar de su coraje, todavía se acercó a al tesoro de puntillas. Entre los tesoros, descubrió una hermosa espada larga de la que quiso ser dueño sin importar nada. Suavemente tomó la espada sin despertar al dragón, y corrió tan rápido como pudo - ese es el resumen de la trama. El título es「Bercouli y el Dragón Blanco del Norte」.

Incluso para el travieso de Kirito, seguramente no estaría pensando en romper las reglas de la aldea para ir más allá del paso del Norte en la búsqueda del dragón ¿Verdad? Mientras que en su interior oraba, Eugeo preguntó con miedo:

"Quieres decir que iremos al río Ruhr a esperar a que un bloque de hielo flote rio abajo...... ¿Verdad?"

Sin embargo, Kirito resopló antes de decir,

"¿Esperar a que el hielo venga? El verano terminara antes de que podamos hacer nada. No quiero imitar Bercouli e ir a buscar al dragón. En esa historia, se mencionan estalactitas de hielo en la entrada de la cueva ¿No? Sólo dos o tres de esas serían suficientes para probar ponerle al almuerzo en cesta".

"No, como dije......"

Eugeo enmudeció durante varios segundos, y luego volteo a ver a Alice en apoyo para cambiar las ideas de este muchacho imprudente. Entonces se dio cuenta que las pupilas azules de Alice brillaban con una luz intensa, Eugeo no pude hacer mas que dejar caer sus hombros en su mente.

Eugeo y Kirito eran el número dúo numero uno de mocosos del pueblo, los ancianos suspiraban y regañaban al dúo a diario. Sin embargo, pocos sabían que sus muchas fechorías eran secretamente apoyados e instigados por Alice, la estudiante de honor número uno de la aldea.

En ese momento Alice apoyaba su dedo índice derecho en los labios, mientras permanecía en silencio, de pronto parpadeó y declaró,

"Eso no es una mala idea."

"N-no tu también, Alice ......"

"Por supuesto, sólo los niños tienen prohibido ir más allá del paso del Norte. Traten de recordar, la expresión exacta de la norma, dice [sin supervisión de un adulto, los niños no deben que ir a jugar mas allá del paso del Norte.] "

Eugeo y Kirito involuntariamente intercambiaron miradas.

Las normas de la aldea o «Normas de la Aldea Rulid» como se leía su nombre oficial era el manuscrito antiguo escrito la mitad escrito en papel y la otra en cuero, sus dos cents de espesor se mantenían resguardados dentro de la residencia del jefe de la aldea. Es lo primero que todos los niños que fueron a la escuela de iglesia tenían que memorizar. Y después de eso, después de tener que escuchar a sus padres y a las personas mayores decir 'En las reglas', 'De acuerdo con la normativa', las reglas se arraigaron en la cabeza después de que cumplió once años - era lo que ellos pensaban, sin embargo, al parece Alice recordaba con precisión todo el texto, palabra por palabra.

...... No puede ser, no me digas que incluso la ley fundamental del imperio, que es dos veces más gruesa también la has...... no, incluso memorizar perfectamente las normas del pueblo ya es......

Mientras la mirada de Eugeo estaba llena de tales pensamientos, Alice aclaró la garganta, luego continuó en tono de maestro.

"¿No es cierto? No vamos allí para jugar porque está prohibido por las reglas. Pero la búsqueda de un poco de hielo no es jugar. Prolongar la Vida del almuerzo en la cesta no es sólo para nosotros, sino que también ayudaria a las personas que trabajan en los campos y pastos ¿Verdad? Así esto puede ser interpretado como parte de nuestro trabajo".

Después del fluido discurso, Eugeo intercambiaron miradas con Kirito de nuevo. Aunque los ojos negros de su pareja inicialmente parecían tener una ligera vacilación, esta se derritió de inmediato fuera como si fuese un bloque de hielo flotando en un río en verano -

"Sí, es cierto, totalmente cierto."

Cruzando los brazos, Kirito asintió con cara seria.

"Porque es parte de nuesro trabajo, incluso si vamos más allá de «La Cadena Montañosa en el Borde », todavía no seria rompe las reglas de la aldea. Mira, el señor Balbossa siempre está diciendo, "El trabajo no es sólo lo que se te ordena, ¡Si tienes tiempo libre entonces busca trabajo!", Así. Si se enojan, nos podemos referir a su palabra, entonces debería estar bien. "

Los Balbossas eran una familia acomodada que poseía los campos de trigo más extensos del pueblo. El actual jefe de la casa, Nigel Balbossa era un hombre de cincuenta años que todavía tenía un buen cuerpo; a pesar de que su casa podría cosechar muchas veces más lo que el resto del pueblo, eso no estaba satisfacía. Cuando se encontraba con Eugeo en la calle, siempre saludaba a Eugeo en tono sarcástico '¿Todavía no han podido talar ese Cedro molesto? '. El rumor rondaba que él le había pedido al jefe la prioridad a cultivar la tierra nueva una vez el Cedro Gigas se halla talado. La respuesta de Eugeo fue: "Antes de que eso ocurra, su vida habrá terminado" por supuesto que sólo lo dijo en su mente.

A pesar que la idea de Kirito de utilizar palabras de Nigel como una excusa para ir más allá del paso del Norte era atractiva, pero habiendo sido la voz de conciencia del grupo durante tanto tiempo hizo que Eugeo no pueda dejar de decir 'Pero'.

"...... Pero, yendo a la Cadena Montañosa en el Borde no seria solo rompiendo las reglas del pueblo, sino también " esas reglas ", ¿no? Incluso si vamos más allá del paso y llegamos a la base de la montaña, todavía no podemos entrar en la cueva ...... "

Al oír eso, Alice y Kirito hicieron una cara seria.

«Esa reglas» que Eugeo menciono eran la ley absoluta que rige a toda la gente de la gran mundo de los humanos, su autoridad iba más allá de la « Ley Fundamental del Imperio del Norte Norlangarth », por no hablar de las «Normas de Rulid» - Su nombre era «El Índice Tabú».

Fue publicado por el « Iglesia Axiom», la gran torre que parecía llegar a los cielos, que se encuentra en la capital Centoria. El grueso libro que fue encuadernado en cuero blanco puro se proporcionó no sólo al imperio del norte al que Eugeo pertenecía, sino también por lo menos una copia fue repartida a cada pueblo y ciudad en los imperios del este, sur y oeste.

El Índice Tabú, a diferencia de las reglas y leyes de los pueblo del imperio, tal y como su nombre lo indica, era la lista de «cosas que son prohibidas». Comienza con una amplia gama de tabúes como «traición a la Iglesia» o «asesinato», «Robo», hasta las entradas más simples como el límite de los animales y los peces a ser capturados cada año, o alimentos que no puede dar al ganado, el número fácilmente supera mil reglamentos. Para todos los niños que asisten a la escuela, además de aprender a escribir y calcular, el tema más importante es que memoricen todo el Índice de Tabú. - O más bien, no enseñar el Índice en la escuela se considera quebrantar el Índice.

Aunque el Índice de Tabú y la Iglesia Axiom poseían tremenda autoridad, tal autoridad no se extendía indefinidamente. Más allá de la «Cadena Montañosa en el Borde» que encierra el mundo humano se encuentra las tierras de la oscuridad - o «The Dark Territory» en las palabras sagradas. Por lo tanto, viajar a las Montañas en el Borde ya estaba prohibido por el Índice en el primer lugar. Para Eugeo, no tenía sentido ir solo a la base de la montaña sin entrar en la cueva.

Alice encontrará la manera de desafiar el Índice Tabú como siempre, pero pensar como ya es un gran tabú en sí mismo. Eugeo miró a su otro amigo de la infancia, mientras pensaba esto.

Sus largas pestañas brillaban bajo la luz del sol del mediodía con la luz filtrada a través del follaje como una línea muy fina de hilo de oro, Alice se hundió en silencio durante un rato - Poco después y de repente levantó la cabeza, y dijo con la luz desobedientes siempre brillante en sus pupilas ,

"Eugeo, Tu percepción sobre que es prohibido es incorrecto otra vez. "

"¿Eh?...... no es cierto."

"Si lo es. Lo que está en el Índice es lo siguiente: En el primer capítulo, tercera clausula, párrafo undécimo, 「Nadie debe aventurarse más allá de las Cadenas Montañas en el Borde del mundo humano」 ...... Más allá de la montaña, por supuesto, significa «subir más allá». No incluye entrar en una cueva. Además, nuestro objetivo no es ir más allá de la montaña, sino ir por hielo, ¿verdad? No hay 「No buscar hielo en las Cadenas Montañas en el Borde」 escrito en el Índice Tabú en absoluto. "

Para las palabras que fluían de esos labios rosados con la voz dulce y clara de Alice como el más pequeño campanario de una iglesia, Eugeo no pudo decir mas. De hecho, se sentía como si lo que Alice dijo fue algo correcto.

- Sin embargo, hasta ahora no hemos ido al paso del Norte antes, sólo hemos seguido el río Ruhr hasta los estanques gemelos, no sé lo que hay más allá de eso. Esta también es la temporada que tiene muchos bichos molestos a orillas del río......

Mientras Eugeo seguía pensando tercamente excusas para oponerse al plan, Kirito lo golpeó en la espalda - con fuerza suficiente sin reducir su vida - antes de exclamar:

"Mira, Eugeo, si Alice, que estudia mucho mas que los demas en el pueblo, así lo dice ¡Entonces no hay duda de ello! Muy bien, entonces esta decidido, en el próximo día de descanso iremos a la búsqueda de la cueva y el drag...... eh, quiero decir, ¡La búsqueda de la cueva y el hielo! "

"Entonces es mejor si llevamos almuerzo en la cesta hecho con ingredientes que duren un poco más."

Observando las caras brillantes de sus dos amigos de la infancia, Eugeo suspiró en su mente antes de responder "Sí" débilmente.

Parte 2[edit]

Aparentemente, el clima solia ser bueno en el tercer dia de descanso del septimo mes.


Regresar Pagina Principal Avanzar