To Aru Majutsu no Index:NT Volumen4

From Baka-Tsuki
Jump to: navigation, search

Ilustraciones de la Novela[edit]



Principal 01[edit]

A partir del 13 de noviembre, nosotros, las 27 empresas de los Guardianes de la Ciencia Anti-Ciudad Academia, llevaremos a cabo un torneo llamado "Natural Selector" en la ciudad de Baggage en Europa del Este.

Las reglas son las siguientes.

Un vencedor será determinado en un 1 contra 1, estilo de torneo.

El escenario será un círculo con diámetro de 30 metros. Cuando comience el partido, todas las entradas serán selladas. Por lo cual, es imposible escapar. Si se destruyen las paredes con un ataque, no serán penalizados, pero saliendo a través de algún agujero se dará lugar a la descalificación.

La pérdida inmediata será determinada, ya sea por perder por completo la conciencia o dar una señal de rendición. Si el oponente es asesinado en el proceso de golpes inconscientes, el vencedor no será penalizado.

El tiempo para cada partido será de 15 minutos. Una vez que se ha alcanzado el límite, un médico del torneo determinará al vencedor mediante la medición de los daños físicos a cada concursante.

Los participantes pueden traer equipo, incluyendo la ropa, siempre y cuando no exceda de 80 kilogramos. Sin embargo, el concursante debe ser capaz de usar o disponer de su equipo con las dos manos en el momento del inicio del partido. Ninguna plataforma o trípode puede ser usado para mantener su equipo en un lugar.

Sin pólvora, explosivos, venenos, bacterias, materiales radioactivos, etc. Según lo establecido en el Segundo Tratado de Guerra de Frankfurt puede ser usado. Todos los materiales no señalados en el tratado no se encuentran restringidos.

Cualquier persona que no cumpla con los requisitos anteriores no podrá participar. Además, si el incumplimiento se descubre en un punto intermedio, el progreso del participante será revocada y se le invitará a retirarse.

Si un participante no cumple y se niega a seguir las órdenes de abandonar, van a ser desplazados por la fuerza de nuestras armas no tripuladas.

Este torneo lleva el nombre del que decide el proceso de selección natural y ofrece un solo premio. El vencedor se consagrará un estándar global para la sustitución de los Espers de Ciudad Academia.

Así las cosas, como los ovnis y OOPArts, muchas personas se han enfrentado a experiencias amargas, porque la gente asume que todo lo que no viene de Ciudad Academia no es científico y debe ser falso. Tenemos la intención de demostrar lo irrazonable que es ese trato.

Le instamos a utilizar esta oportunidad para demostrar que es real.


Sub 02[edit]

"Esto es sólo una colección de monstruos horribles," escupió Shar Berylan.

Era un hombre grande y blanco a mediados de sus veinte. Sin embargo, no era en realidad un participante de Natural Selector. Él odiaría ser confundido como uno. Él era un guardia de seguridad enviado a la ciudad Baggage por parte de las 27 instituciones corporativas que se habían separado de la Academia de la Ciudad y ahora eran conocidos como los Guardianes de la Ciencia Anti-Ciudad Academia.

Para este trabajo a tiempo parcial, llevaba un chaleco antibalas y estaba armado con una carabina y granadas.

"¿Has oído? Hay un OVNI loco, algún idiota de alta mar, que está enamorado de Atlántida, y un solitario que afirma poder hablar con una masa de bacterias recolectadas de Marte. ¿Por qué están tratando de obtener el asesoramiento de las personas que pisotean los campos de cultivo y gritan en el cielo nocturno? No me sorprendería si estas personas terminaron suicidándose en masa. "

Otros guardias de seguridad como él se habían reunido allí. Estaba en un espacio interior de la puerta 17 en el exterior de la instalación del torneo en forma de cúpula. Los guardias debían permanecer fuera de la cúpula, pero fue un infierno blanco a -20 grados por ahí. Con todas las armas no tripuladas desplegadas, ningún ser humano de carne y sangre le gustaría estar allí. Shar asumió los altos mandos que le habían dado la orden, él se había calentado demasiado la cabeza con los calentadores y olvidando que sus fluidos humanos se congelaron a los 0 grados.

Uno de sus compañeros de guardia miró a su alrededor vacilante, como él también había dejado de cumplir sus funciones de patrullaje.

"Los espers de Ciudad Academia también son fanáticos. Es sólo una elección entre los monstruos que conoces y los monstruos que no. "

"Son todos unos malditos zorrillos. No quiero pelear con ellos e incluso no tener nada que ver con ellos. No quiero ser su enemigo o su aliado. Si te asomas a ellos por el camino equivocado, te van a rociar su pestilencia sobre ti. Incluso si ganas, no vas a ser feliz al final".

Luego, al oír el sonido de algo rodando. Que venía de las pequeñas ruedas de una maleta. Una chica con un excelente cuerpo se acercó al pasillo que estaba en penumbra debido a que tienen muy pocas luces fluorescentes para su tamaño.

"¿Qué camino va hacia la sala de espera?"

"Siga por la vía de paso, y debe encontrar al otro guardia, señorita Opendays."

"Entendido. Le preguntaré".

Al igual que la chica pasó, ella murmuró algo a su oído.

"En este pasaje en forma de túnel, tu voz es muy buena. Ten cuidado. "

Shar Berylan sentía el sudor aparece en su espalda.

Tímidamente se dio la vuelta justo a tiempo para ver a la chica llamada Opendays desaparecer por el pasillo oscuro.

"Maldita zorra".

"Ella probablemente escuchó eso también. Además, me sorprende que hayas aprendido los nombres de los concursantes. "

"Ella es uno de los más normales", escupió Shar. "Vamos, vamos a otra parte. Todos los monstruos van a pasar por aquí. A este paso, tendremos que tratar con alguien sólo con una pijama y obsesionado con la oniromancia o alguien con toneladas de vendas y obsesionado a la fortuna de contar el tipo de sangre. "

"Tratemos de encontrar una máquina expendedora de café. Y es que el calentador incluso esta trabajando aquí?"

Justo cuando comenzaron a moverse, oyeron un ligero ruido aplastante desde el pasillo oscuro.

Sólo después de que el ruido continuó a un ritmo irregular, se dieron cuenta de que el ruido era un paso. Es que simplemente no parecía ser el ruido que un ser humano pueda hacer.

Pero hay algo más extraño.

Mientras que el mismo ruido continuara repitiéndose, no parecía provenir de un solo lugar. Había sonado en un principio como si estuviera viniendo desde el fondo del pasillo, pero se puede escuchar desde las paredes, el techo, y finalmente incluso al lado de sus oídos y presionando contra sus espaldas. Shar se dio la vuelta una y otra vez, pero no podía ver a nadie allí.

Finalmente, una figura apareció por el pasillo.

Él no podía decir si la figura era de un hombre o una mujer. La figura estaba cubierta por completo de una desgastada tela en la parte superior de su cabeza, por lo que ni siquiera se podía ver la forma de su cara o su silueta. Shar ni siquiera estaba seguro si la figura tenía dos ojos y una boca.

"..."

Un ruido extraño provenía de donde se podría asumir que era su rostro.

Shar podría decir que fue algo así como una voz, pero no podía saber lo que decía. Como los pasos de la figura resonaron desde las paredes y el techo, pasó lentamente por Shar.

Shar estaba muy orgulloso de sí mismo por haber levantado inmediatamente su carabina (rifle).

Finalmente, la figura desapareció por el otro lado de la vía de paso. Desapareció en la misma dirección en la que se había ido la chica que se llamaba Opendays. Él era uno de los participantes del torneo de Natural Selector. Era uno de los monstruos que se reunieron para oponerse a Ciudad Academia.

Su compañero de guardia empezó a respirar pesadamente, como si de repente se acordó de que tenía que respirar y le preguntó a Shar con los ojos muy abiertos.

"... ¿Qué demonios fue eso?"

"Uno de los favoritos para la llevarse victoria", Shar escupió en respuesta. "Va por el nombre Grecky Reletsman y supuestamente usa la magia. Así que, esta persona va a sacar una paloma de un sombrero de seda? "

El torneo de selección natural inició sin demora.

Muchos tipos de "Monstruos" estaban reunidos.

Era posible que algo que ni siquiera Ciudad Academia podía controlar, se haya mezclado entre ellos.



Sub 03[edit]

Saflee Opendays era una participante del torneo Natural Selector. Tenía alrededor de 20 años de edad. Su largo cabello rubio llegaba hasta sus hombros y su piel blanca eran sus características físicas más definitorias y su cuerpo no estaba mal. Ella se veía lo suficiente bien como para conseguir un trabajo como modelo de alguna revista, pero ella personalmente prefiere el mundo de la lucha con puños.

En el local lleno de participantes en la sala de espera, Saflee sobresalía por su atuendo. Contradiciendo sus expectativas acerca de lo que había oído de las instalaciones del torneo en forma de cúpula, la sala de espera era bastante simple. El clima nevado de Europa del Este no ayudaba, pero de la supuestamente caliente sala de espera se sentía un escalofrío que se extendía a los pies. ¿O la instalación completa era de la misma?

Sin embargo, su atuendo era también parte del problema.

Parecía que llevaba un vestido de fiesta azul profundo, pero el material del que estaba hecho y la fuerza de las articulaciones habían sido alterados en gran medida. Por encima de la ropa, cintas de cuero se envolvía todo su cuerpo superior.

Esas cintas no fueron colocadas estratégicamente para darle algún tipo de ventaja.

Primeramente, el torneo era un tipo de espectáculo, por lo que quería destacar de alguna manera.

Segundo, quería dar a cualquier enemigo especializada en la lanza, un blanco obvio para sujetarla.

Natural Selector permitía que sus equipos tengan un peso total de 80 kilogramos, pero el solamente la ropa de Saflee pesaba 500 gramos.

Es decir, que llevaba guantes sin dedos en el interior de uretano con el fin de reducir el estrés de los puños.

"... Ahora bien. Ya termine de cambiarme ", murmuró.

Hablarse a sí mismo, era una forma estereotipada de los cambios mentales que aparecen externamente, sino que también podría ser utilizado como un simple medio de autosugestión. Ni que decir, la regulación del estado mental era sumamente útil en los deportes y combates.

Sin embargo...

"Tú, el muchacho asiático de peinado puntiagudo. ¿Podrías explicarme por qué te viniste aquí mientras me cambiaba? "

Esta vez, ella no estaba en un proceso de autorregulación de su estado mental intencionalmente. De hecho, ella tenía a alguien con quien hablar.

El chico con el peinado puntiagudo no se encontraba en una situación romántica donde tenía la mejilla un poco roja por alguna bofetada. En su lugar, había sido hábilmente golpeado por codos y rodillas que fueron destinados a ser utilizados en el torneo real. El chico estaba sin fuerzas tumbado en un banco y su rostro estaba terriblemente hinchado, como si hubiese metido su cara en una colmena de abejas gigantes.

"... Soy Kamijou Touma, gusto en conocerla".

"Soy Saflee Opendays. Mi hobby es todo tipo de agresión física. Si rompí alguno de tus dientes, lo lamento. Sin embargo, no puedo hacer nada mas que pedir disculpas."

"Me parece bien"

"Pareces estar tratando de jugar a esto como si nada, pero estoy bastante preocupada. Parecías estar en forma, pero eres un aficionado, ¿no? ¿Llamo a un médico? "

"¿Podemos continuar con nuestra conversación?"

"Escuché lo que dijiste mientras me estaba cambiando." Saflee se apoyó contra el armario y suspiró con los brazos cruzados. "Dijiste que alguien intencionalmente provocó Natural Selector, mejor dicho, los Guardianes de la Ciencia Anti-Ciudad Academia que lo patrocinaron - creado. Y que quieren destruir las aspiraciones de esta persona y llevar a las instituciones cooperativas de Ciudad Academia de nuevo a su posición original. "

"Fue Leivinia Birdway", respondió Kamijou Touma murmurando al mismo tiempo un poco. "Ella usó el incidente en Hawaii para dar a las instituciones cooperativas una sensación de peligro que las condujo a la separarse y convertirse en un grupo independiente. ¿Cómo se relaciona esto con la cábala mágica llamada GREMLIN - pensar en ellos como algún grupo terrorista, aún es desconocido, pero GREMLIN tiene que estar pensando en hacer algo relacionado con los Guardianes de la Ciencia Anti-Ciudad Academia."

"Y todo esto ha demostrado en la forma de Natural Selector?"

"Exactamente". Suspiró Kamijou. "No tengo ni idea de lo que está buscando, pero Natural Selector tiene que tener un propósito más allá de lo oficial. Y dudo que sea una buena cosa para los participantes como tú. "

"Así que nos van a tirar en contenedores gigantes como especímenes de una especie de experimento humano?"

"... Supongo que es posible".

Saflee se quedó sin palabras, cuando el chico respondió seriamente a su broma.

Kamijou Touma continuó en voz baja.

"No sé lo que es GREMLIN después de todo, pero teniendo en cuenta el Castillo Radiosonde y la invasión de Hawaii, su objetivo de seguro es hacer sufrir a un montón de personas cuando salgan a la superficie. Sabiendo eso, no podemos pasarlo por alto. En parte también es culpa mía que las cosas hayan llegado a ser tan graves".

No hablaba de alguna manera excesivamente grande, como si intentara convencerla. En realidad, al hacerlo sus palabras parecían extrañamente reales.

Sin embargo, ella tenía su propia razón para participar en el torneo.

"¿Por qué contactas conmigo?"

"No hay razón. Para ser honesto, me perdí y vine aquí por accidente. No sé cómo es la ciudad de Baggage. Te agradecería si me ayudas, pero creo que sería muy peligroso, así que no lo recomiendo. "

"Así que no puedo participar en el torneo o tomar cualquier acción, para destruirlo? ¿Qué quieres que haga entonces? "

"Si es posible quiero que se valla tan pronto como sea posible."

"Ciertamente no puede hacerlo."

"¿No puedes?"

"Lo pensare si me derrotas en un encuentro rápido de tres minutos."

Previamente habiéndolo golpeado en la cara por su reacción "Kyaahh! Pervertido! ", Kamijou rápidamente levantó las manos sobre su cabeza.

Saflee dio una pequeña sonrisa.

"No estoy ni a favor ni en contra de su plan. Mientras pueda lograr mi objetivo, no me importa. Una vez que lo haga, Natural Selector puede ser cancelado y los Guardianes de la Ciencia Anti-Ciudad Academia puede ser desmoronado por los que quieran."

NT Index v04 030-031.jpg

"Tu objetivo?"

Una alarma estridente sonó en la sala de espera.

Era la señal para que el participante entrara a la arena. Era la invitación a una batalla de vida o muerte. Al oírlo, Saflee Opendays calmadamente se quitó la parte posterior de la taquilla.

Con una voz tranquila, respondió a la pregunta de Kamijou.

"Lo que los niños de Ciudad Academia han obtenido con tanta indiferencia, y lo que el resto de nosotros, los seres humanos no pudimos obtener, no importa lo que hagamos."



Sub 04[edit]

La Ciudad Baggage había sido una ciudad regional de Europa del Este. Para estar en Europa, se había mantenido relativamente al margen de la historia. La ciudad estaba llena de edificios rectangulares de hormigón, pero esto se debió principalmente a la ciudad después de haber sido desarrollada para combatir el frío. La ciudad había sido tomada a la fuerza por los militares durante la Tercera Guerra Mundial, ya que se esperaba que funcionaria bien como un punto central a lo largo de la red ferroviaria, para trasladar material. Sin embargo, antes de que los edificios urbanos sean destruidos y las instalaciones militares puedan ser construidas, la guerra había terminado rápidamente, dejando la base en un estado de semi-final.

Normalmente, la ciudad habría sido devuelta a sus habitantes originales en ese momento, pero no fue el caso. Se dijo que se debe a intereses militares, pero todavía se desconoce mucho sobre el proceso por el cual los militares terminaron vendiendo la ciudad Baggage a los Guardianes de la Ciencia Anti-Ciudad Academia.

Los cuatro estadios en forma de cúpula eran el principal símbolo de la ciudad y un arreglo en forma de cruz se construyó entre los edificios de gran altura. El material y las barreras que se trajeron a la ciudad durante la guerra, le dio un extraño acento al paisaje urbano y un número de equipos no tripulados que no fueron devueltos a Ciudad Academia se instalaron en varios lugares.

La falta de quejas de los propietarios originales de la ciudad fue muy valiosa, además de la estricta vigilancia, el poder de las armas dio a la ciudad Baggage un aura muy peligrosa.

O tal vez era su plan para competir contra la tecnología incomprensible de Ciudad Academia.

(En realidad no importa.)

Saflee Opendays pensaba mientras caminaba por el pasillo en forma de túnel la cual conducía a la pista.

(Siempre y cuando pueda lograr mi objetivo, no importa conseguir su ayuda.)

Saflee dio un paso a la inmensa luz que provenía de la salida del túnel.

El ruido de una gran explosión resonó en sus oídos. El ruido era una combinación de la música a todo volumen preparado para el torneo, los aplausos de los espectadores en los asientos de relleno de la zona exterior de la valla que rodea el ring circular, y la voz del locutor gritando que provenía de los gigantes altavoces. Los múltiples ruidos fuertes crean una espiral gigante de ruido que llenaba el gigante escenario. Tenía una manera de forzar a la gente a estar en un estado más emocionado, pero no era bueno para los concursantes que deseen mantener la calma. Era posible que los que hacen el ruido desean obtener que los participantes trabajaran hasta tal punto, que se convirtió en una pelea violenta entre los berserkers.

Toda la zona era lo suficientemente grande como para jugar béisbol o fútbol en él, y el ring de Saflee y los demás era como una jaula gigante en el centro.

El ring circular tenía un diámetro de 30 metros.

En comparación a los rings normales de artes marciales, este era bastante grande, pero al compararlo con el tamaño de todo el estadio, lo hacía ver nada más como una jaula de pájaros. El techo de la cúpula tenía varias pantallas gigantes que colgaban, que mostraban información de los encuentros. Esto se debió principalmente a la distancia entre los asientos de los espectadores y el ring, pero le trajo dudas.

Al instante que Saflee salió del túnel al ring que estaba completamente aislado de todo lo demás por un cerco de alambre, vítores y luces se apoderaron de ella y una gruesa valla cayó como una guillotina detrás de ella, cortando el camino de regreso.

(El suelo es de hormigón armado? ¿Están locos? Un solo tiro podría sacar todos los órganos de alguien. Esto es más peligroso que un idiota con un cuchillo o un arma.)

En contraste del elegante aspecto del vestido, Saflee sólo llevaba unas zapatillas de suela lisa en sus pies, y frunció el ceño mientras revisaba la sensación del suelo con ellos.

Mientras lo hacía, los gritos del locutor que estaba manteniendo una distancia segura repercutieron por todo el campo, ya que fueron amplificados por los gigantes altavoces.

"Este es el encuentro número 35 de la primera ronda, pero faltan más de 20 partidos más! Este es un torneo, por lo que la primera ronda es en la parte inferior de la pirámide y es el más largo! Vamos a terminar con esto y seguir adelante con el próximo encuentro! "

(Que actuación más horrible.)

Saflee frunció el ceño.

"Por aquí, tenemos Saflee Opendays!! Mientras que todos los demás sean personas extrañas, que insisten en que sus ninjas u ovnis o los parásitos no perderán contra Ciudad Academia, esta luchadora rubia se está tomando a Natural Selector con nada más que puras artes marciales! ¿Lo llamaríamos imprudente o deberíamos alabar su habilidad para hacer que llegue hasta aquí sin armas? Ha llegado el momento para ella pruebe su valor real! "

Las luces brillantes del escenario estaban centradas en Saflee, lo que la hizo entrecerrar los ojos y poner una mano a la frente. Sin embargo, no duró mucho. Tan pronto como su oponente subió al ring, las luces se movieron hacia él.

"Y aquí tenemos a Osad Flakehelm!! Él es del tipo de persona estándar extraña, al entrar a Natural Selector! Él afirma que ha descubierto de forma independiente los secretos de la tecnología de implante utilizado por los extranjeros y la implantaron en su propio cerebro. ¿Este ajuste permitirá que este hombre demostrarse la viabilidad de sus ataques electromagnéticos procedentes de todas sus antenas? "

Él era un hombre grande en topless de casi 2 metros de altura, pero su arma era muy extraña para una pelea callejera o un ring de campeonato. El objeto de plata parecido a un paraguas en su mano derecha probable era una antena parabólica y el objeto en su mano izquierda era claramente una antena de televisión. Las partes de lo que parecía ser una mochila en su espalda tenían cierto número de armas que salen de cada uno de ellos, tenía algo así como un carrete de pesca adjunto. Tenían cables de metal en ellos, por lo que también probablemente las antenas.

Con los dos competidores fuera, los aplausos crecieron de forma explosiva hasta el punto de ninguna voz en particular se distinguirá de los demás. Sin embargo, Saflee podía oír la verdad del asunto mezclado entre las aclamaciones. No solo eran gritos de emoción. También se sentía un poco de burla.

(Entiendo)

Saflee pensaba silenciosamente mientras abría y cerraba sus dedos que se extendían desde sus guantes sin dedos.

(Todo el mundo ve las cosas como dudosas, siempre y cuando no sean de Ciudad Academia. Incluso si son reconocidas como legítimas, sólo se producen después de que Ciudad Academia dice algo al respecto. Siempre nos botaron a un segundo plano y nos miran por debajo del promedio de personas que no son especiales, pero todavía actúan como si supieran de lo que están hablando. Entiendo el deseo de una oportunidad para cambiar las cosas de una vez en este mundo.)

No estaba claro lo que significaba, pero Osad apuntó sus antenas hacia ella.

(Ese es el punto de Natural Selector. Si estas extrañas personas son enviadas una tras otra hasta que uno llega a la cima, se puede demostrar al mundo que hay algo más, aparte de lo que Ciudad Academia ha mostrado en este mundo. No tenemos ninguna intención de quedarnos sentados de brazos cruzados mientras nos eliminan de los confines del mundo. Tenemos la intención de tomar este nuevo estándar global para nosotros mismos.)

"Un anuncio", dijo el especialista en ataques invisibles, mientras que apenas movía sus labios. "Cinco segundos después del inicio del encuentro, centrare con precisión el líquido linfático en tus canales semicirculares. Estará en un nivel en el que puedas resistir, pero no levantes la cabeza. Eso probablemente te hará vomitar. Tratare de hacerte desmayar tan pronto como sea posible, pero hay un peligro de que tu tráquea quede bloqueada."

"Preciso y rápido, ¿no?" Con una pequeña sonrisa, Saflee le dio un ligero puñetazo a mano abierta con la otra mano.

"No me gusta criticar el estilo que los demás usan, pero ¿no es muy aburrido? Como los sonidos de la duración del ataque electromagnético son tan grandes, sus efectos son relativamente moderados y no puedes verlos. Tener algo que es tan fácil de entender, puede actuar como un arma en tu contra. La falta de esto puede ser la razón por la que todo el mundo te ha estado tratando como una falsificación. "

"No me gusta la destrucción innecesaria. Alabar a los que minimizan la destrucción necesaria para lograr sus objetivos, es hecho en todo el mundo."

"¿De qué mundo eres? Por lo menos, del pequeño mundo del que vengo las personas deciden todo con sus puños. Además, no toda destrucción es mala. Si tratas a todo como precioso, sólo vamos a terminar siendo dueños de una simple casa de basura. "

"¿Estás diciendo que disfrutas la destrucción?"

La expresión que hizo Osad dejó en claro que lo encontró difícil de entender, y Saflee asintió con la cabeza en respuesta.

"Lo hago. Una vez que comienzas a disfrutarlo, empiezas a buscar la satisfacción que te da. Y entonces empiezas a desear pura destrucción, más y más. Alguien como tú, hablando de su odio hacia la destrucción, es como alguien que actúa, como si supiera lo que es un auténtico restaurante de pizza después de comer una pizza congelada en el supermercado. Para ser honesta, me molesta un poco, incluso si no significa nada para ti."

"¿De qué estás hablando?"

"El nivel de destrucción de los cambios dependiendo de lo que se destruye y cómo se destruye. Por ejemplo, a nadie le gusta escuchar el llanto de un niño. Incluso si estás tratando de destruir un robot gigante o aplastar a la mafia completa, el valor se reduce si algún niño queda desamparado en el proceso. Es por eso que los que persiguen el regocijo de la destrucción actúan para evitar ese tipo de cosas. La más pura destrucción no asustara a la gente, sino que las moverá" Saflee se detuvo por un segundo. "Y por lo que he visto, el hecho de que hayas amenazado a uno de los médicos encargados de la medición de nuestro daño."

Osad frunció las cejas.

" También sé que tu hija de 3 años de edad, fue capturada por... unos autoproclamados MIB? De todos modos, por las personas que valoran la utilidad de todos lo demás."

El cuerpo de Osad empezó a temblar visiblemente.

"Odio este tipo de basura, así que ¿me ocupo de todos ellos para ti?"

Saflee Opendays señaló por encima de su hombro con el pulgar. Osad se congeló al ver algunas caras conocidas, mezclados entre la gran multitud.

"... ¿Por qué?"

"Esto es lo que realmente, es la destrucción. ¿No te lo dije? Es la búsqueda de esa satisfacción. La destrucción hecha por esa razón no es un simple mal. La verdadera destrucción es algo a lo que los amantes de la violencia verbal nunca llegarán, porque mezclan todo tipo de violencia en una sola la palabra. A pesar de que acabo de fallar en ese sentido después de mirar a alguien sobre mí cambiando", dijo Saflee al golpear su palma abierta nuevamente. "Ahora que te he dado un pequeño tutorial, ¿qué tal si realmente disfrutamos de esto? La satisfacción que viene de niveles ridículos de destrucción no puede ser mejor. "

En lugar de un gong, sonó un fuerte timbre electrónico.

Las dos bestias inteligentes fueron removidas de sus restricciones para que pudieran batirse entre si.



Sub 05[edit]

Hay muchas áreas cuyo acceso está prohibido en Ciudad Baggage, y éste es uno de dichos lugares. Esta habitación parece equilibrar los costos de desarrollo de todas las áreas que pueden ser accedidas. El piso superior del alto hotel es un trono, pero ese es un disfraz obvio. La mayoría de las mentes maestras se reúnen en las instalaciones subterráneas muy lejos de ahí.

Weissland Strainikov utiliza a propósito esas instalaciones falsas que podrían ser fácilmente atacadas, o tal vez sólo sea una postura.

No tiene derecho de decir ninguna palabra gentil, pero de cualquier forma, no permitirá que los "ciudadanos ordinarios sean sacrificados bajo condiciones innecesarias‟. Debido a ello, Weissland toma el riesgo de encontrarse en un lugar que podría dejarlo envuelto si los ciudadanos fueran sacrificados. Es un lugar algo irónico para Weissland, pero no está concentrándose en ello.

Lo que él quiere evitar es un baño de sangre innecesario.

Así que, si existe la necesidad, el anciano hombre llamado Weissland no titubeará. Además, él cree que diseminar ese concepto a las personas en todos lados es una forma de redención.

El cuidador de Ciudad Baggage.

Las 27 compañías de los Guardianes de la Ciencia Anti-Ciudad Academia se encuentran reunidas en 3 grupos, y él es uno de los líderes de dichos grupos.

Está a cargo de sus fuentes de alimento, ya sea solamente acerca de finanzas, biocombustibles, o microbiología. Él era el „hombre importante‟ que apoyaba a Ciudad Academia, pero ahora se ha convertido en el pilar de resistencia contra Ciudad Academia.

“…A menudo me confunden con una persona de ideales catastrófico, pero simplemente soy alguien que espera evitar tragedias,” dice Weissland mientras se sienta en la suave silla frente a una enorme mesa de ébano.

El exterior es un paisaje famoso por ser una zona de ventiscas. La escena blanca como la nieve se extiende más allá del horizonte, pero hay un reconfortante aire caliente en la habitación sellada por grueso vidrio.

“Pero todos en el mundo desean felicidad, y aún así se enfrentan entre sí, creando perdedores claros al final. Es como el actual Selector Natural llevándose a cabo. En cuanto a qué es lo que debemos hacer en esta situación, supongo que es necesario pensar que puede ocurrir una tragedia.”

“No hay nada que pueda tomarse como prueba adicional si consideramos el evitar una tragedia como nuestra prioridad. ¿Puedes usar algo como una caja negra para apostar en eso?”

Un hombre rubio y de aspecto frívolo se encuentra sentado a la mesa de ébano. Lleva puesto un traje, y emite una impresión totalmente distinta a la del anciano.

O más bien, la actitud alegre del hombre rubio en cuanto a todo en el mundo refleja sus principios.

Útgarða-Loki.

Uno de los miembros oficiales de la sociedad mágica GREMLIN que fue enviado.

“Los Guardianes de la Ciencia Anti-Ciudad Academia tienen tremendo poder, ya sea puramente a nivel tecnológico o las armas no tripuladas que fueron tomadas prestadas. ¿Pero en verdad pueden usar esas cosas adecuadamente? Transformar la tecnología existente en sus mentes en armas, desarrollarlas, producirlas en masa, probarlas, y permitir que los soldados lean los manuales de operación--- todo eso les llevará tiempo. Incluso si son armas no tripuladas, dudo que puedan usarlas a toda su capacidad sin el apoyo de Ciudad Academia. Incluso si pueden activarlas, quedarte en un lugar o caminar lentamente es todo lo que puedes hacer, ¿cierto? Es lo mismo para el Selector Natural esta vez,” Útgarða-Loki agrega sin ninguna sensación de tensión.

Así es. Descubrir 'cierta existencia' que pueda enfrentarse a los ESPers de Ciudad Academia, analizarlos adecuadamente, y crear un sistema a gran escala… eso llevará tiempo.

Weissland parece estar de acuerdo en eso.

“Por supuesto, Ciudad Academia no nos dará tiempo. Podrían lanzar un ataque rápido si lo decidieran.”

“Ciudad Academia las había confiado a sus organizaciones cooperativas.”

No se refiere a armas no tripuladas.

En cierto sentido, es una existencia mucho más valiosa.

Barata y muy eficiente.

Un „arma‟ que obviamente va en contra de las leyes internacionales.

“Los clones militares de la ESPer Número Tres, ¿cierto? Si hubiéramos tenido éxito en capturar a una de ellas, la situación probablemente habría cambiado.”

“Pero las 10,000 unidades individuales desaparecieron como si se hubieran coordinado perfectamente. Pequeños incendios ocurrieron en los lugares en donde vivían… y parece ser que prepararon procesos para mapas de ADN camuflados con múltiples registros que fueron destruidos por métodos electrónicos.”

“…Lo más seguro es que alguien haya usado la red de esas chicas para crear tácticas. No existe una evidencia concreta y los datos han desaparecido. No podemos investigar por nuestra cuenta, y si intentamos revelar el crimen de haber creado esos clones, terminará siendo desechado como una simple leyenda urbana estereotípica.”

“Aún así, Ciudad Academia no se relajará tan fácilmente.”

“…Es por eso que los contacté a ustedes para reparar esto. Somos iguales a ustedes, GREMLIN, en el sentido de quebrar el sistema unipolar centralizado de Ciudad Academia.”

“Pero no tenemos pensado servir como escudos en una táctica de ola humana.”

“Ni siquiera había puesto mis esperanzas en ello de cualquier forma. O más bien, nos sentimos agradecidos si pudieran hacer lo que sea sobre ello. Si no hacen nada, el enemigo podría sospechar.”

Weissland acomoda los reportes en la mesa en forma de abanico como si fueran cartas de juego, y dice, “Y entre más cuidadosos sean, más tiempo intentarán comprender obtener la información antes de atacar. Es a lo que le llamamos ganar tiempo. Si podemos ganar algo de tiempo, podremos asegurarnos de estar listos para la pelea. Por esta razón, ya sea GREMLIN o el Selector Natural, si podemos transportar un gran número de contenedores por el aire o inteligencia, sería parte del trabajo.”

“¿Crees poder alcanzar un nivel en el que puedas pelear contra ellos?”

“Ciudad Academia posee una tecnología inimaginable y la capacidad de racionalizar habilidades. Pero les hacen falta recursos. Nosotros, los Guardianes de la Ciencia Anti-Ciudad Academia, tenemos que diseminar las noticias de que tenemos una oportunidad de ganar, y hacer que el mundo entero se vuelva parte de ello… y lograr hacer que se queden sin recursos ni comida es la mejor manera de prevenir que la guerra continúe.”

“¿Operaciones con información ficticia e insubstancial?” Útgarða-Loki sonríe alegremente. “Lo que me gusta es el desarrollo. Es por eso que vine aquí.”

“En eso estoy, pero no es lo que estoy esperando. Odio las batallas caóticas. Si incrementamos los precios de la comida, las personas abandonadas en la realidad morirán de hambre.”

“Ese montón de papeles es parte de eso, ¿cierto? Si se trata de instalación de memoria en la que se especializa el lado de la ciencia, ¿no sería suficiente una memoria flash del tamaño de una estampilla?”

“Eso sólo es una contramedida por el bien de la seguridad. Sin embargo, sería algo inútil al final si las personas además de mí no están de acuerdo con ello.”

La computadora portátil de Weissland se encuentra sobre la mesa, pero ´sólo parece tener la información necesaria y los números de registro.

Obviamente es ineficiente, pero tal vez sea su „plan detallado‟ para salvar a las personas hambrientas al gastar los recursos de papel.

Incluso si es tan inútil como una tormenta soplando contra un baúl de tesoros.

Pero la imagen que aparece en la mente de Útgarða-Loki lo hace sonreír frívolamente.

“También estoy relacionado con la vida y muerte de las personas, pero no estoy obsesionado con ello más que tú. Sin importar qué, si decidimos usar maíz para operar vehículos, muchos países terminarán muriendo de hambre. Pero por otro lado, si no lo hacemos, otros países morirían de hambre debido a las dificultades financieras.”

“…”

“Hey ¿Incluso encarando una muerte tan complicada, realmente puedes tener esa sensación de logro de haber salvado a otros? Para ser honesto, no comprendo un mundo así.”

“No es algún tipo de experiencia de vida que puedas comprender al preguntármelo. Tampoco es algo que valga la pena saber.” La realidad es que las madres son incapaces de alimentar a sus fatalmente delgados hijos mientras la leche de su busto se seca y el desperdicio de carbohidratos continúa mientras ellos le rezan a la tierra y activan máquinas. Para los ancianos que tienen un agudo conocimiento sobre ello, es una oscuridad más profunda en la que ni siquiera GREMLIN podría poner pie.

Pero incluso en la densa oscuridad, existen intensos puntos de luz.

“Simplemente estoy buscando un método para utilizar los materiales necesarios justamente para poder sobrevivir. Antes le pedía ayuda a Ciudad Academia, y ahora, tengo que pedir ayuda a otros.

Si sabes cuántas personas mueren cada minuto en este planeta, puedes comprender que no deberíamos estar perdiendo el tiempo.”

“Estoy limitado en lo que puedo hacer, pero si ese es el caso…”

NT Index v04 050-051.jpg

“Eso es suficiente. Yo también me encuentro en un nivel similar.”

“Si podemos lastimar a Ciudad Academia, no importa lo que hagamos.”

“…Siento que ustedes no están tomando acciones basándose en un simple ideal. Bueno, ¿nos usaremos entre nosotros?”

Justo mientras Weissland murmura, aparece una nueva ventana en su computadora. El anciano frunce el ceño y dice.

“Parece ser que ha llegado el momento de entrar en acción.”

“¿Cuáles son las especificaciones?”

“Tienes que eliminar a todos los intrusos.”


Sub 06[edit]

Con su cuerpo malherido por los feroces ataques del Señor Horno de Microondas, Saflee Opendays regresa dificultosamente a la sala de espera mientras se recarga al muro. El chico de peinado puntiagudo debe haberse ido porque ella es la única ahí.

Su primera victoria fue una difícil.

“Ese bastardo no era nada malo,” murmura mientras bebe un poco de agua mineral de una botella.

El sabor metálico provoca que haga muecas y escupe en el lavabo que le fue proporcionado.

Incluso después de haber sido golpeada por el ataque, no comprende cómo las ondas electromagnéticas pudieron herirla dentro de la boca.

(¿Todos los encuentros serán así de difíciles? No es mi estilo pelear mientras pienso acerca de cuánto daño estoy acumulando.)

No tiene suficiente energía para ponerse su ropa normal. Aún en su vestido de pelea, se sienta en la banca y suelta un pesado suspiro. El Selector Natural es una competencia estilo torneo en donde la primera ronda se termina el primer día, la segunda ronda en el segundo día, y así.

Entonces, ningún competidor tiene que pelear en más de un encuentro por día. Eso significa que Saflee no tiene más planes para ese día ahora que ha terminado su encuentro, sin embargo, no está segura si podrá recuperarse del daño que ha recibido en sólo un día. De pronto, una pantalla que no reconoce aparece en el panel de seguridad de la puerta.

La chica se siente confusa, pero entonces escucha pasos apresurados y los guardias de seguridad de Ciudad Baggage entran rápidamente. Aunque odien demasiado a Ciudad Academia, sus métodos son más o menos los mismos. Su ropa estaba húmeda en varios lugares y había nieve cubriendo sus hombros, así que seguramente no eran guardias que patrullaban en el interior de las instalaciones. Seguramente entraron cruzando la ventisca del exterior.

“¿Estás bien?”

“¿Qué sucede? ¿Ocurrió un corto circuito, lo que significa que me electrocutaré si toco ese panel?”

“Parece ser que hay un intruso. Sólo para asegurarnos, estamos revisando la seguridad de los altos mandos y los competidores.”

Los rostros del chico de peinado puntiagudo y del Señor Horno de Microondas aparecen en la mente de Saflee.

“Debe ser un duro trabajo. ¿No son más de 100 competidores?”

“Hay más de nosotros, así que ese no es problema.”

“Y aún así no hicieron nada en respuesta a esos autoproclamados Hombres de Negro.”

“Este intruso es diferente. Es posible que esté relacionado directamente con Ciudad Academia.”

“…”

Saflee suelta un profundo suspiro al escuchar esas palabras.

(Sería una pérdida de tiempo enseñarles acerca de la destrucción.)

Entonces comienza a analizar las cosas acerca de ese chico de peinado puntiagudo.

¿Cómo logró entrar a Ciudad Baggage si es un amateur?

(Parece ser que esos autoproclamados Hombres de Negro también se infiltraron, así que tal vez él encontró la abertura que ellos usaron para entrar. Hubiera llevado demasiado tiempo esperar hasta que ellos crearan la abertura, pero ese chico no parece del tipo que haga eso.)

Además…

¿Por qué ese chico se infiltró a Ciudad Baggage?

“Su objetivo es asegurarse que muchas personas sufran cuando salga a la superficie.”

Saflee suspira una vez más.

Entonces se levanta de la banca.

“¿Qué piensan hacer con ese supuesto intruso?”

“Dispararle.”

“¿Y qué tengo que hacer yo?”

“Por favor espera aquí hasta que esto haya sido resuelto. Te protegeremos.”

“Repito: Y aún así no hicieron nada acerca de esos autoproclamados Hombres de Negro.”

“No nos referimos a mantener justos los encuentros. Estamos hablando acerca de asegurarnos que Ciudad Academia no robe la tecnología que podría convertirse en la llave del futuro de los Guardianes de la Ciencia Anti-Ciudad Academia.”

“…”

(Esto claramente no llevará a ninguna emoción.)

Esa es la opinión de la chica obsesionada con las artes marciales. Abandonar a alguien simplemente porque no está obligada a ayudarlo tampoco lleva a la emoción de la que habla. El tipo de personas que se preocupan por sí mismo sobre algo como eso también dirían que “toda destrucción es mala” con una expresión satisfecha en el rostro, lo que la hace pensar que el mundo está realmente estropeado.

Saflee Opendays mira nuevamente a los guardias de Ciudad Baggage. Hay cuatro de ellos. Todos llevan uniformes militares y cascos y están armados con rifles de pistón.

“Parece ser que hacer lo que ustedes dicen es la mejor opción.”

“No tienes alguna razón para no hacerlo, ¿cierto?”

“El problema llega cuando en realidad si la tengo.”

Y entonces…

Un golpe en el cuello.

Un puñetazo en el abdomen.

Un lanzamiento que envía su espalda directamente al suelo.

Presión en la arteria carótida.

Después de incapacitar rápidamente a los cuatro guardias, Saflee se lleva las manos a la cintura y suspira.

“Es extraño como las personas te dicen benévolo cuando dices que te contuviste. Pero sin importar la situación, empleas la violencia.”

Incluso si están inconscientes, la chica no se atreve a cambiarse frente a ellos, así que Saflee sale de la habitación en su vestido de pelea.

“¡Wah! ¡¡Dios, hace frío!!”

Entra nuevamente a la habitación y le quita una de las chaquetas a los guardias. Incluso si el calentador es barato, sigue ahí, así que ella había olvidado lo impráctico que era ese vestido de pelea. En realidad ayuda un poco contra el frío, pero no es muy diferente a envolver sus propios brazos a su alrededor.

“Mierda, está empapado de nieve derretida. ¿En verdad me ayudará contra el frío?”

Se dirige a la siguiente salida de las instalaciones sólo para encontrarse con un paisaje blanco más allá de la puerta de vidrio. Sólo a lo largo de los caminos calentados puede distinguirse el negro asfalto. Tal vez sea por las hileras de edificios de concreto, pero el paisaje sólo le hace sentir más frío.

Por un instante considera olvidarlo todo y regresar, pero mantiene su decisión.

Cuando abre la puerta y sale, el arrepentimiento se apodera de ella justo como lo esperaba.

“¡¡Noo!! ¡¡Esto es mucho peor que pelear contra algún perro del ejército!! ¡¡De hecho, desearía que hubiera un perro en esta ropa!!”

El chico había dicho que estaba buscando una conexión entre los altos mandos de Ciudad Baggage y la organización conocida como GREMLIN. No tenía ninguna pista relacionada a GREMLIN, así que su siguiente paso naturalmente sería investigar a los altos mandos de Ciudad Baggage. Es algo natural que eso lo lleve a activar alguna alarma de seguridad.

Así que Saflee comienza su búsqueda por el chico de peinado puntiagudo.

Su objetivo principal es asegurarse que el chico no sea disparado por los guardias por meter la nariz en donde no debe. El secreto sobre Ciudad Baggage que el chico parece conocer es un tema diferente. Ella esperará hasta saber si eso puede llevarla a alguna emoción antes de decidir qué hacer sobre eso.

Entonces…

“Cuando lo encuentre, lo dejaré inconsciente. Esa será la manera más rápida para sacarlo de peligro y ocultarlo de los guardias.”

El plan de Saflee es un buen ejemplo de su frase “lo simple es lo mejor”.

Se dirige al área fuera de los límites más cercaba, un antiguo hotel que ha sido transformado en una oficina para los altos mandos.

Se deshace de un grupo de 3 o 4 guardias con sus puños cuando le dicen que se detenga, entra al hotel por la puerta de servicio de entregas, y logra alcanzar al chico.

“¿Huh? ¿Qué estás haciendo aq-..,?”

“¡¡Lariat boom!!”

NT Index v04 059.jpg

Tan fácilmente como si agitara una mano, Saflee lanza un ataque hacia la persona a la que intentaba encontrar. Con esa gran velocidad e inesperada coordinación, es un ataque bastante cruel. Su antebrazo golpea contra el cuello de Kamijou como si intentara crear a un jinete sin cabeza y el chico gira un poco antes de caer al suelo.

Mientras Kamijou se encuentra tendido con sus extremidades limpiamente estiradas y abriendo y cerrando la boca, Saflee alza su dedo índice y habla.

“Maldición, mi cabello está un poco congelado. Realmente tuviste que ponerme en un muy buen aprieto. Deberías agradecerme por asegurar que esto será todo a lo que tendrás que enfrentarte.

"Te diré todos los detalles, pero salgamos de esta área restringida. … ¿O realmente planeas entrar directamente al área privada de los líderes?”

“B-bhh…”

“Señorita Saflee Opendays,” dice una voz anciana.

Una mueca aparece en el rostro de la chica.

Se da la vuelta para encontrarse con un ejecutivo rodeado por varios guardias.

Es Weissland Strainikov. Todos lo conocen como uno de los líderes del Selector natural incluso si no han abierto el panfleto acerca de Ciudad Baggage. Él es el líder de uno de los tres grandes grupos que conforman a los Guardianes de la Ciencia Anti-Ciudad Academia. Para Saflee, después de completar su objetivo era una cosa, pero él es alguien que ahora mismo preferiría no hacer enojar.

“Aprecio tu ayuda por mantener la paz, pero también tienes prohibido entrar a esta área. Ahora, ¿por qué no dejas que nosotros nos encarguemos del resto?”

“¿Estás diciendo que te entregue a este chico?”

“Si tienes algo más que ofrecernos, es un buen momento.”

“Tch,” Saflee chasquea la lengua. “¿Así que incluso si ha sido incapacitado y ya no es una amenaza, quieren eliminarlo?”

“Si lo entregas, posiblemente podamos evitar eso.”

Ella no tiene una razón real para intervenir tanto por Kamijou Touma.

Sin embargo, tiene unas cuantas reglas absolutas acerca de la emoción de la destrucción.

Una de ellas es no dejar las cosas de manera que le dejen un mal sabor de boca- ese es uno de sus principios.

Sin embargo, al mismo tiempo, Kamijou Touma se ha infiltrado a Ciudad Baggage, así que ella no debería sentir vacilación para entregarlo a las autoridades.

“¿Y qué tan probable es que lo arrojen a una celda y le disparen después de que lo entregue?”

Weissland no responde.

En vez de eso, los guardias dan un paso hacia adelante. Entre los guardias se encuentra un sonriente hombre rubio.

“Vamos, esto hubiera sido mucho más fácil si me hubieran prometido que este chico estaría bien.

Ni siquiera tenía que ser verdad,” Saflee comenta.

“¿Eso te hubiera engañado para que nos lo entregaras?”

“No, pero hubiera sido capaz de deducir más rápidamente que ustedes son los chicos malos, para poder patear sus traseros sin remordimiento.”

“Entonces supongo que podemos considerarte como otra intrusa.”

“Eso no era una mentira, así que supongo que sí,” Saflee dice con expresión indiferente. “Pero eso me pondría en la misma situación que este chico, así que tendría que esforzarme al máximo para asegurar que escapemos.”

“¿Qué hay del Selector Natural? ¿No viniste aquí con esperanzas de ganar algo con tu victoria?”

“Siempre tengo la opción de unirme como una misteriosa belleza enmascarada. No tengo que obedecer el estilo del torneo. Todo lo que tengo que hacer es comprobar que soy la mejor y hay muchas maneras de hacer eso.”

“Has de ser muy fuerte.”

“Preferiría que esperaras hasta haberlo comprobarlo.”

“Una última pregunta. ¿Esa fuerza que posees puede permanecer sin distorsiones si la utilizas para ayudar a un intruso que es una amenaza para Ciudad Baggage y para los Guardianes de la Ciencia Anti-Ciudad Academia?”

“Ah, creo que sería mucho más distorsionado si lo abandonara.”

Saflee siente un instinto asesino viniendo de los guardias. Normalmente, no habría forma de que una sola persona sin armas que tiene que cargar a una persona inmóvil pudiera combatir contra varios hombres armados con rifles. Sin embargo, Saflee es una candidata para uno de los métodos de oposición hacia los ESPers de Ciudad Academia. Es una de los “fenómenos” que ha sido invitada aquí porque se esperaba que posiblemente pudiera superar ese tipo de pensamiento racional.

Sin embargo, sucede algo más antes de que puedan enfrentarse.

Kamijou Touma habla.

“…Gh… gh.”

“¿…?”

“No. Creo que el intruso del que están hablando no soy yo.”

Con ese comentario de significado desconocido, Saflee y Weissland desvían su atención hacia Kamijou.

“Vine aquí para detener a los intrusos de los que están hablando.”

“¿Te refieres a GREMLIN?” Weissland pregunta. “Por tus acciones en Hawái, parece ser que los ves como tus enemigos, pero nosotros vemos las cosas de forma distinta. Cualquiera que sea su objetivo definitivo, no pueden atacar a los Guardianes de la Ciencia Anti-Ciudad Academia o Ciudad Baggage hasta que lo hayan logrado. Y eso no nos importa a nosotros. Nunca hemos pensado en mantenernos unidos a GREMLIN hasta el final.”

“…No,” Kamijou Touma dice mientras respira entrecortadamente. “Tengo que hacer algo sobre GREMLIN, pero algo más se dirige a Ciudad Baggage.”

“¿Qué?”

“¿Realmente pensaron que Ciudad Academia esperaría sin hacer nada mientras ustedes organizaban todo esto? Claro que no. Con algo tan grande como esto, Ciudad Academia quiere cortarlo de raíz tan pronto como sea posible. Entonces habrán enviado a alguien de sus mejores miembros. ¿Realmente pensaron que uno de ellos sería un estudiante de preparatoria que puede ser derrotado con un simple Lariat?”

“…”

“Ya vienen,” Kamijou Touma murmura. “Ya vienen. Su verdadero enemigo ya viene. Son las profundidades dentro de Ciudad Academia No. 990910991.”

“… ¿Ah?”

Justo cuando Saflee deja escapar una voz confusa, ellos llegan.

NT Index v04 066-067.jpg


Periodo 07[edit]

Weissland Strainikov abre repentinamente los ojos. Lo último que recuerda es haber acorralado a Kamijou Touma y Saflee Opendays en el pasillo de negocios de un hotel en el área restringida con algunos guardias. Sin embargo, ya no se encuentra en ese pasillo.

Se encuentra en el último piso del alto hotel que conoce tan bien.

Weissland se encuentra tendido de espaldas sobre el suelo de esa amplia área llena con montañas de documentos.

(¿Qué sucedió…?)

Su cuerpo no responde adecuadamente.

Sus articulaciones tiemblan tensamente como si hubiera recibido el frío de un refrigerador por mucho tiempo.

Y entonces escucha una dolorosa y desconocida voz incrustándose en su conciencia.

“Ahh, ahh, ahh, ahh. No, no, no, no, no. Después de todo el esfuerzo que hice para afinar esto, te despiertas en una escena inconsistente.”

La voz es de un hombre joven.

Sin embargo, no es la voz de Útgarða-Loki.

Por alguna razón, esa voz está hablando en japonés.

“Qué hay. Soy Kihara Ransuu-chan, vine de Ciudad Academia. Seguramente, pensaste que esto sucedería tarde o temprano. No tengo que explicar lo que sucede, ¿cierto?”

Weissland no escucha las palabras del Kihara sentado sobre el enorme escritorio.

Acaba de percatarse de algo horrible.

Se encuentra más allá de la enorme ventana a un costado del hotel.

Una espeluznante luz roja parpadea en medio del paisaje blanco de Ciudad Baggage. La escena debería ser totalmente blanca, pero ahora ese extraño color se encuentra entremezclado. Y no sólo en un lugar. Se ha esparcido por toda el área.

Tendido sobre su espalda e incapaz de moverse, Weissland batalla para pronunciar unas palabras.

“¿Qué has hecho? ¿¡Qué has hecho!?”

“¿Hmm? ¿A nivel personal? ¿O a Ciudad Baggage en su totalidad?”

“¡¡Estoy hablando de los residentes inocentes y los espectadores no relacionados!!”

“Espera, espera un segundo. Deja de actuar como si fueras algún héroe. Seguramente conoces la diferencia entre justicia y un sentido de justicia. Pero bueno, yo odio ambos.”

“¿Qué…?”

“¿Residentes inocentes? ¿Espectadores no relacionados? No hay ni una persona como esa aquí,” dice Kihara Ransuu indiferentemente.

Si alguien tomara la frívola maldad de algún lugar y la solidificara, obtendría algo como la sonrisa de incomprensible oscuridad en su rostro.

“Los miembros de los Guardianes de la Ciencia Anti-Ciudad Academia temen un contraataque o venganza por parte de Ciudad Academia. Algunos de ellos sólo se unieron para recibir protección de Ciudad Academia. …Pero, sabes, ese es un problema. Si sólo fueran uno o dos, no importaría.

Pero cuando comienzas a mover personas en millones, se convierte en algo problemático. Se necesita tiempo y dinero, y la información consigue una ruta de escape. Si son atacados en el camino, todo se acabó.”

Mientras Kihara Ransuu se encuentra sentado en el escritorio, las flamas se vuelven más grandes más allá de la ventana detrás de él.

“Así que yo diría que todos los espectadores del Selector Natural son realmente parte de los Guardianes de la Ciencia Anti-Ciudad Academia, o su amada familia, amigos, o amantes. Ni uno solo de ellos es alguien no relacionado. Ah, y eso incluye a las personas que supuestamente vivían aquí desde antes. Después de mover a millones de personas a este lugar para el torneo, algunos serán traídos a tu fortaleza con el pretexto de regresar a casa. Por supuesto, Ciudad Academia pensaría que es sospechoso, pero si puedes introducirlos antes de que pueda encontrarse alguna prueba, no habrá ningún problema, ¿cierto?” Kihara Ransuu cruza las piernas y sonríe. “Así que no juguemos esos jueguitos. Puedo pensar en todos aquí como enemigos o alguien con conexiones a algún enemigo. Ah, y otros cuantos Kiharas también han sido enviados. Deben estar divirtiéndose en otras partes de la ciudad. Aunque realmente no sé lo que tengan en mente. ¡Cuando ataqué mi sección o cuota o lo que sea, todo terminó demasiado fácil! Ya que parece ser que pasará algo de tiempo hasta que los demás Kiharas terminen, decidí divertirme un poco contigo para matar el tiempo.”

“¿Todo terminó… demasiado fácil?”

Weissland no puede comprender a qué se refiere.

No es que intente negarlo.

Realmente no puede comprenderlo. Aún así, puede escuchar un tono siniestro en las palabras de Kihara Ransuu.

Mientras tanto, Kihara estira los brazos de modo dramático y ríe.

“¡¡Así es!! Ya que ustedes, los Guardianes de la Ciencia Anti-Ciudad Academia, requerían que enviaran a un grupo de Kiharas, pensé que las cosas estaban yendo bastante mal. Pero llego aquí y me quedo como, ¿¡bueno, que diablos fue eso!? ¡¡No fue nada!! ¡¡Nada de nada!! Lo que ustedes llamaban seguridad no fue más que un obstáculo, claro. No sirvió de nada más que para tener un poco de diversión. ¿Por quiénes nos tomas, de todas formas? ¿¡Sabes a cuántos Kiharas se enviaron para eliminar a todos los traidores, ya fueran personajes regulares, sustitutos, espectadores, turistas, o personajes secundarios!?”

“¿Q-qué sucedió con Útgarða-Loki?”

Él había sido enviado por GREMLIN. En vez de la fuerza militar de un grupo, tenía el poder de un individuo que demostraba su verdadero valor cuando aparecía un enemigo irregular.

Sin embargo, el hombre que se llamó a sí mismo Kihara frunce el ceño como si escuchara algo acerca de la figura más famosa de un género musical que a él no le importa como si dicha persona tuviera que ser conocida por todos en la tierra.

“¿Eso fue un trabalenguas o algún tipo de término técnico? ¿Eh? ¿Es el nombre de alguien? Idiota.

¡¡No conozco los nombres de personas individuales!! Ese tipo seguramente fue hecho picadillo junto con los demás inútiles. Hmm, ahora recuerdo haber escuchado algo acerca de un favorito para ganar el Selector Natural usando magia. Recuerdo haberlo matado, pero no recuerdo su nombre. Era un fracasado, pero tenía una forma peculiar de rogar por su vida. ¿Eh? ¿No es de él de quien hablas?”

“…”

“Bueno, como sea. Probablemente está muerto. Todos los demás líderes deben encontrarse en una situación similar. Y si está muerto, significa que no valía mucho, ¿cierto?”

Kihara Ransuu habla tan despreocupadamente acerca del destino de un miembro oficial de GREMLIN mientras se rasca la cabeza. Y va más lejos que eso. Su comentario sobre los "otros líderes" es un anuncio de que están buscando a los representantes de las 27 compañías que conforman a los Guardianes de la Ciencia Anti-Ciudad Academia.

Lo dice de manera tan tranquila.

Lo dice de manera tan simple.

Revierte todas las suposiciones previamente establecidas.

“Imposible… ¿Pero cómo…?”

“No sé acerca de los demás Kiharas, pero en cuanto a mí, es esto.” Kihara Ransuu gira su mano en lo que parece un espacio vacío. “Mi especialidad es la paz mundial. ¿Ah, no es suficiente explicación para ti? Piensa en ello como algo así. Hay varias competiciones internacionales famosas en cosas como el fútbol o los maratones. Las personas alrededor del mundo se emocionan y divierten mientras obedecen reglas comunes. En esos momentos, cosas como raza, creencias, y fronteras nacionales no significan nada y las personas sienten una fuerte unidad.

¿Ahora, qué sucedería si ese tipo de evento fuera creado artificialmente?”

“No… lo entiendo. ¿Qué tiene que ver eso con lo que está sucediendo aquí?”

“Si aún no lo comprendes, es porque eres un idiota. Al final todo son químicos. Son lo que incrementa y disminuye las emociones de las personas. He tomado pequeñas partículas con los mismos efectos de los químicos creados en el cerebro, y los esparcí sobre moho. La tecnología tiene su base en la investigación derivada de las serie Five_OVER de la Número Cinco.”

“¿Five_OVER…?”

“Si eso no es suficiente, no vale la pena seguir explicando. Con el viento, cambia la temperatura, y la electricidad estática, no es muy difícil de controlar una vez que te acostumbras. Hacer que se disemine en la dirección que deseas y asegurar una zona sin peligros puede ser manejado con un solo programa. Durante sus dulces sueños, todos simplemente se quedan sin hacer nada. ¿Lo comprendes ahora?”

Una ilusión.

Es algo fácil de decir, pero el nivel de tecnología requerido para mostrarle a cierta persona la imagen que quieres que vea es inimaginable.

“Aunque no es nada fácil. Los químicos tienen nombres como Red Fury 03 y Blue Fear 07, así que cualquiera con un conocimiento del inglés a nivel secundaria puede deducir que incrementan ciertas emociones. El verdadero truco es combinarlos de la forma adecuada para obtener la experiencia que quieras. Cuando también quieres afectar a múltiples personas al mismo tiempo, comienza a ser algo así como cocinar. Bueno, al igual que lo que comes afecta tu aroma, las sustancias en tu sangre tienen efectos externos, así que no es como si no pudiera obtener ningún tipo de pista.”

Si lo que Kihara Ransuu dice es cierto, ¿por cuánto tiempo Weissland Strainikov ha estado viendo ilusiones? ¿Desde qué confrontó a Saflee Opendays? ¿Desde que habló con Útgarða-Loki? ¿O esa conversación ocurrió realmente dentro de la “experiencia” y ambos habían estado viendo una ilusión?

“Como sea, ¿no pensaste que era un poco extraño cómo cuando Kamijou Touma llegó aquí batalló pero eventualmente intentó salvar tanto a enemigos como a aliados? Ustedes son los Guardianes de la Ciencia Anti-Ciudad Academia. Claramente ven a ese chico como enemigo. Sin importar lo irregular que sea un héroe como él, este mundo no es el tipo de lugar que le permita hacer algo así en momentos como este. Si así lo fuera, nosotros los Kiharas hubiéramos perdido nuestro lugar en el mundo desde hace mucho.”

Al diseminar moho cubierto en químicos que descontrolan el cerebro, les mostró ilusiones a los guardias de Ciudad Baggage para que simplemente se quedaran sin hacer nada.

En ese estado de incapacidad temporal, los eliminó uno por uno.

Qué tan cierto sea todo, es desconocido. Es posible que todo sea una mentira. Pero sea cual sea la respuesta, las flamas realmente se están extendiendo por Ciudad Baggage, Weissland es incapaz de moverse, y un extraño atacante se encuentra frente a él.

Su situación es desesperanzadora.

Como la persona controlando la situación, Kihara Ransuu baja los pies lentamente del enorme escritorio hacia el suelo. Lleva un Smartphone en la mano. Weissland supone que eso es lo que usó para enviar señales al moho. Sin embargo, la pantalla no muestra algún conjunto de complejos controles. Simplemente es una aplicación para reproducir video.

“Ahora, hay que comenzar.”

“¿Q-qué más piensas hacer con Ciudad Baggage?”

“Ya te lo dije, los demás Kiharas están a cargo de eso. No tengo nada que hacer porque terminé rápidamente, así que sólo tengo que matar algo de tiempo.”

“…”

Ni siquiera progresó al punto de llegar a una pelea.

Obtener la ayuda de GREMLIN no sirvió para nada.

La diferencia de poder es tan grande, que simplemente no parece real. Kihara Ransuu se aproxima aún más. Una vez que se encuentra al lado de Weissland, se agacha y le muestra a Weissland las imágenes siendo reproducidas.

“¿Reconoces a estas personas? Deberías, ya que son tu esposa, tu hija, tu yerno, y tus dos nietos.”

“¿¡…!?”

Si el enemigo ya sabe acerca del plan para mover a millones de personas relacionadas a Ciudad Baggage bajo el disfraz de espectadores del torneo Selector Natural, no es de sorprenderse que sepa tanto.

Sin embargo, ver las imágenes justo frente a él es como un filoso cuchillo clavándose en el pecho de Weissland.

“¡¡Muy bien, empecemos!! ¡¡Las reglas han cambiado un poco, pero jugaremos una ronda de ruleta rusa!!”

En la pantalla se muestran 5 sillas alineadas una junto a otra. Sobre cada una se encuentra alguien que Weissland conoce atado a ella y hay pistolas atadas a postes de tal manera que una apunta directamente al rostro de cada persona.

Cada pistola tiene un número marcado.

“¡Entonces, es hora de los acertijos! ¡¡Nuestro participante es Weissland Strainikov!! ¡Explicaré las reglas! ¡¡Sólo una de esas cinco pistolas está cargada!! Debes elegir solamente una. ¡Si no sale ninguna bala, todos serán liberados! Es simple, ¿no crees? ¿¡Ahora, nuestro participante será capaz de elegir correctamente una pistola vacía y recuperará sus lazos familiares!?”

“¿¡Q-qué…!?”

“¡Usar el estado mental del anfitrión como pista es algo justo! ¡Buscar una pista en el video también es posible! ¡O también puedes rezarle a Dios y escoger al azar! ¡¡O puedes elegir a algún miembro de la familia al que siempre has odiado!! ¡¡Pero tenga cuidado, Sr. Weissland!! Tu tiempo límite es de un minuto. ¡¡Si no respondes en menos de 60 segundos, la pistola „real‟ será disparada!!”

“¿Harías algo así… sólo para matar el tiempo…? ¿¡Cómo puede ir tan lejos Ciudad Academia…!?”

“No me importa cómo resulte esto, así que apresúrate. Quiero decir, si alguien muere, sólo significará más ganancias para mí.”

El comentario de significado desconocido entra por los oídos de Weissland.

“La cuestión acerca de los humanos es que puedes hacer que crezca moho sobre ellos si todas las bacterias benévolas son retiradas de la superficie del cuerpo. ¿Lo sabías? Pero el moho que tiene preferencia por las personas realmente es otra cosa. Bueno, no hay bases científicas para ese comentario. En serio, el único problema es que los tipos que comen humanos son mucho más vivaces que aquellos que prefieren cadáveres.”

“…”

Weissland no puede creer lo que está escuchando.

Eso va más allá de una simple amenaza. Kihara Ransuu simplemente lo dice todo con gran facilidad. Para él, cubrir los cuerpos de personas vivas con moho no es algo por lo que emocionarse.

Weissland tiene que escoger a alguien y entonces el gatillo será jalado.

Una de las armas está cargada.

Desde un punto de vista puramente probabilístico, la probabilidad de que nadie salga herido es mucho mayor, pero la posibilidad de escoger la incorrecta lo mantiene congelado por el temor. Sin embargo, tiene que elegir. Si no lo hace, alguien morirá con seguridad.

“¿Pu-puedo tener una pista?”

“Sólo si logras encontrarla.”

“¡¡Mierda!! Por favor, haré lo que sea. Puedes quitarme uno de mis brazos u ojos a cambio. ¡¡Sólo dame una pista!!”

“Quedan veinte segundos. ¿¡Tendré que comenzar con la cuenta regresiva!?”

No queda mucho tiempo. Un miembro familiar morirá. Mientras se percata de ello, las lágrimas comienzan a escapar de sus ojos como un niño. No tiene tiempo para pensar. Concentra toda su fuerza en su brazo que apenas responde y toca la pantalla del Smartphone con un tembloroso dedo.

“¿Número tres, hm? ¿Es tu número de la suerte?”

“…”

“En serio, escoger al yerno realmente no me sorprende. ¿Eres del tipo que considera la relación sanguínea sobre todo lo demás? ¿O estabas en contra del matrimonio de tu hija?”

“¿E-esa era la que estaba cargada?”

“¿Quieres saberlo? ¿Esperas que un fuera así? ¿O que si lo fuera?”

“¿¡Cómo puedes preguntar eso!?”

“Al menos sabía que lo escogerías a él. ¡¡Ahora, es momento de la verdad!!”

Kihara Ransuu gira el Smartphone en su mano antes de mostrarle nuevamente la pantalla a Weissland.

“Las imágenes que estás viendo no son en vivo. Esto es del pasado.”

“¿Qué?”

“¡¡Pero tu acceso a la pantalla táctil estaba directamente conectado con el gatillo!! ¡¡En otras palabras, esencialmente has jalado el gatillo por tu cuenta!!”

Saber que el momento fue modificado después de haberse preparado mentalmente causa que los dedos de Weissland tiemblen más intensamente.

Sin embargo, la crueldad de Kihara Ransuu no termina ahí.

“¡¡Y el clímax aún está por venir!! ¿Recuerdas cuando te dije que sólo un arma estaba cargada? Fue una mentira. ¡La verdadera respuesta es que todas las pistolas están cargadas! ¿¡No te gustan los acertijos que son tan simples que incluso intentas fallar!?”

“¿¿¿¡¡¡…!!!???”

“¡¡Así que nuestro participante ha jalado el gatillo que mató a uno de sus miembros de la familia!! ¡La probabilidad es del 100%! ¡¡Cien!! ¡¡¡Por ciento!!! ¿¡Qué se siente haberle volado el cerebro a tu yerno!?”

Weissland no puede hacer otra cosa más que abrir y cerrar la boca mientras Kihara Ransuu muestra una sonrisa satisfecha al haber logrado su meta ahí.

“Parece ser que está tan emocionado que se ha quedado sin habla. Ahora, revisemos las imágenes reales… ¡¡O más bien, las imágenes en vivo!!”

“Detente…”

“¡¡Por cierto, a la familia sólo se le dijo que el Sr. Weissland escogería quién iba a morir, así que asegúrate de ver las caras de los sobrevivientes!! ¿¡Entonces, los lazos familiares quedarán destruidos!? ¿¡Su nieta de 5 años podrá mantener la cordura después de ver el cerebro de su papá volando justo frente a ella!? ¡¡Estas imágenes tienen mucho en qué concentrarse!!”

“¡¡¡¡Deteenteeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee!!!!”

Weissland grita al punto que los capilares en sus ojos se revientan y llora literalmente lágrimas de sangre. Sin embargo, su sufrimiento no alcanza a Kihara Ransuu. No, si lo alcanza, pero sólo hace que lo disfrute más.

La pantalla es cambiada por la escena después de la tragedia.

Lo que muestra es…

“… ¿Ah?” Kihara Ransuu dice confundido.

Lo que debía mostrarse era una escena de sangre fresca y civiles aterrados atados a sillas.

Cualquier otra cosa no tendría sentido.

Y aún así lo que ve es cualquier otra cosa.

Las sillas continúan ahí. De igual forma las pistolas. Sin embargo, los rehenes no están por ningún lado. No sólo falta el yerno; todos se han ido. Las cuerdas usadas para atarlos se encuentran en el suelo, pero los rehenes no están. Mientras Kihara Ransuu no veía, sucedió algo. ¿Pero qué?

“¡¡¡Quien carajo interfirió con mi diversiooooooón!!! Me esforcé demasiado en esto, así que quién demonios cree-… ¿Hmm?”

Su grito se convierte en una pregunta a medio camino.

Hay algo visible en la esquina de la imagen.

Puede distinguirse una figura.

Seguramente esa figura es la responsable de liberar a la familia Weissland.

La figura es un chico asiático de peinado puntiagudo.

“Me alegro que te encuentres en un estado en el que seas capaz de ver esto,” dice la persona en las imágenes.

El chico ha probado con hechos en vez de palabras que tiene pensado salvar a sus enemigos así como a sus aliados.

Ignora a Kihara Ransuu y se dirige al inmóvil Weissland Strainikov.

“También me encargaré del tipo que está contigo muy pronto. Eso resolverá todo esto.”

La pantalla se sacude.

Con una ola de estática, la señal queda interrumpida.

Seguramente aplastó la cámara entre sus manos.

El chico obviamente estará ahí pronto tal como lo anunció.

“…”

Los pensamientos de Kihara Ransuu quedan interrumpidos un segundo. No puede creer que ese chico realmente se haya envuelto en todo esto. Pero entonces sacude la cabeza.

“Sí, sí,” murmura. “¡¡Nada es tan conveniente!! ¡El momento fue demasiado perfecto y salió de la nada! ¡¡Es imposible que haya aparecido en el momento exacto como algún tipo de héroe!! ¿¡Pero entonces qué diablos está pasando!? ¿¡Cómo pudo terminar sucediendo algo tan patético en este mundo!?”

Y entonces se da cuenta de algo.

Se percata de la única razón por la que Kamijou Touma apareció en donde no debería haber absolutamente nadie.

El propio Kihara Ransuu fue engañado por un truco ideado por Weissland y los demás de los Guardianes de la Ciencia Anti-Ciudad Academia en Ciudad Baggage.

Solamente puede pensar en una posibilidad.

Al menos, es la única posibilidad más creíble que Kamijou Touma apareciendo ahí realmente.

“¿También… es una ilusión…?”


“¡¡Cof, cof…!! ¡¡Ahhn, ahhn…!!”

Mientras unos cuantos montones de documentos colapsan, el mago de GREMLIN conocido como Útgarða-Loki se levanta lentamente. Su cuerpo está cubierto de sangre y los documentos en el suelo están teñidos de rojo. Kihara Ransuu lo envió al filo de la muerte. Pero logró activar una ilusión al final.

El nombre Útgarða-Loki se refiere a un gigante de la mitología nórdica, y este gigante era un experto en todo tipo de ilusiones e incluso había logrado engañar totalmente a Thor, un personaje importante en la mitología. Tomando eso en cuenta, la especialidad del mago es obvia.

“E-estuvo cerca… ¡¡Ese bastardo tomó la ruta superhumana desde el principio!!”

Sus dientes frontales están rotos y sólo puede ver con un ojo debido a toda la sangre. Aún así, sobrevivió. Su magia le permitió transferir la información enviada a uno de los cinco sentidos a un sentido diferente. Para decirlo de manera más simple, puede hacer que alguien sienta el dolor de una quemadura al mostrarle la imagen de fuego. Usada correctamente, esa habilidad posee algo de poder destructivo, pero se necesitan muchos materiales usados en conjunto de manera correcta para crear una ilusión más precisa y longeva.

“Aún así, logró sobrevivir.

No tiene idea sobre si Weissland sigue con vida, pero ocuparse de su propia seguridad es su mayor prioridad. Para hacer eso, tiene que hacer algo acerca de Kihara Ransuu, quien se encuentra de pie en medio de la habitación. No sabe cuánto tiempo durará la ilusión sobre ese hombre.

“Ahora…”

Útgarða-Loki levanta un montón de documentos al azar. Los documentos son tamaño A4 y el montón es de unos 10 cm de grosor. El peso parece más que el de un ladrillo.

Sin vacilar, alza el arma blanca.

“¡¡No hagas!! ¡¡Que un especialista en ilusiones!! ¡¡Como yo!! ¡¡Haga!! ¡¡¡Cualquier trabajo físico!!!”

Después de derribarlo al suelo, Útgarða-Loki se coloca sobre él y continúa lanzando docenas de golpes hacia el hombre. Unos instantes después, el sonido de los impactos se vuelve más húmedo y pegajoso mientras el cuerpo de Kihara Ransuu se convulsiona en el suelo, totalmente indefenso.

Cuando los documentos empapados de sangre ya no sirven, Útgarða-Loki los lanza a un costado y toma otro montón.

“¡¡Ha haha!! ¡¡Ha hahaha!! Gané, maldición. Finalmente estoy a salvo. ¡Regresé al mundo de los vivos! ¡Estoy! ¡¡¡Vivoooooooooo!!!”

Útgarða-Loki se limpia la sangre de sus manos con los documentos de valor desconocido y después limpia la sangre de su rostro. El papel seco raspa, pero él lo toma como prueba de que está vivo y en el mundo real.

Entonces, alguien toca el hombro de Útgarða-Loki desde atrás.

El experto en ilusiones se da la vuelta y ve…

A un chico asiático de peinado puntiagudo de pie ahí.


Sub 08[edit]

“¿¡Qué demonios!? ¿¡Q-q-qué acaba de suceder!?”

Uno de los guardias, Shar Berylan se agacha sobre el suelo en el campo nevado en el que se encuentra. En este ambiente de -20 grados Celsius, podría considerarse suicidio. Sin embargo, es fácil imaginar que si alza la cabeza ahora, morirá más rápido que si se congelara. Su objetivo es ocultar su cuerpo; así que no puede ocultarse en el camino que ha derretido la nieve por el efecto térmico.

“¿¡No habían dicho que podríamos igualar al enemigo en cuanto a fuerza si usábamos las armas no tripuladas de Ciudad Academia!?”

Incluso mientras grita a través de la radio, no recibe respuesta. Tampoco servirá de nada intentarlo con un teléfono celular.

Entonces frente a él, un enorme objeto con forma de bloquea cae. Son los restos de los trajes especializados que usan tecnología independiente, aquellos que destruían tanques rusos y vehículos blindados en la Tercera Guerra Mundial.

Así es, los restos.

El complejo traje se ve como si fuera queso consumido por ratones ya que decenas de miles de agujeros lo han atravesado. No queda claro si el traje quedó así porque se aproximó a una mina antitanques, activándola. Ni siquiera hay restos de alguna. Si Shar pudiera levantarse para mirar alrededor, podría ver que incluso la ventisca es incapaz de ocultar los escombros que forman una barricada.

“…Esto es realmente ridículo.” Shar murmura para sí mismo.

Una enorme arma con una silueta que parece la de una mantis se mueve hacia adelante con pasos amplios. Sus dos piernas delanteras parecen tener cañones Gatling, pero la escala de destrucción es totalmente distinta. ¿Esta escena de desastre fue causada por el poder de fuego del cañón de un tanque disparando miles de proyectiles por minuto? Para ser honesto, no hay alguna razón para fusionar una pistola con un cañón de disparos establecidos… a menos que se tenga un muy mal gusto.

Five_OVER.

Modelcase_”RAILGUN”.

Shar no comprende el significado de las palabras sobre la máquina, pero puede deducir que es un monstruo. Uno que escupe una gran cantidad de proyectiles. Los monstruos se mueven tanto por las planicies nevadas como por los cielos, y Shar puede identificar al menos a 20 de esas máquinas.

Es obviamente la primera generación por venir.

Es como usar lanzacohetes contra caballería.

Ya no es simplemente cuestión de poderes sobrenaturales. Esas no son las únicas armas de Ciudad Academia. Hay un montón de personas raras reunidas en el torneo Selector Natural, pero es imposible imaginar que puedan derrotar a esas enormes mantis a puño limpio.

(No podemos ganar,) Shar piensa de inmediato. (No podemos ganar así. Nuestra idea de intentar tomar la iniciativa fue incorrecta.)

Dejando de lado la derrota, se pregunta si escapar podría considerarse como una victoria. Si tuviera que decidirlo, es sólo cuestión de resistir hasta morir o no resistir y morir.

¿Qué camino sería más doloroso?

¿Qué camino sería más honorable?

¿Qué camino concedería la redención?

Shar siente que es similar a un programa de seguridad. En cierto país lejano, con el simple clic de un ratón, un gran número de armas no tripuladas puede comenzar a tomar acciones para derrotar a cualquier persona antagonista… o más bien, eliminarlos. Durante el proceso, los detalles de las acciones tomadas no tendrán valor alguno. Una vez que se muestre el mensaje “0 enemigos restantes”, todos se alegrarán. Es ese tipo de batalla.

Cometieron un error al pelear contra ese enemigo.

Cometieron un error sobre los métodos para combatirlo.

Si hay un enemigo, habrá una masacre. Es ese tipo de enfrentamiento. Así que no hay diferencia entre las fuerzas de Ciudad Academia y las fuerzas Anti-Ciudad Academia. El momento en el que la lista de amenazas en el programa de seguridad se actualizó, perdieron su oportunidad de ser perdonados. Shar y el resto simplemente fueron elevados al nivel en la última actualización de la generación en la que deben ser eliminados.

Entonces han sido descubiertos.

Entonces han sido atacados.

Entonces están siendo asesinados.

“…”

En ese momento, Shar Berylan aguanta la respiración.

Todos los sonidos se desvanecen.

Sabe lo que significa ese silencio anormal. Sus dientes castañean, y permanece contra el suelo mientras alza lentamente la cabeza. Ya que el nivel de movimiento es demasiado extraño, su cabeza tiembla, pero no hay tiempo de preocuparse por ello.

Vuela.

Y se detiene.

Una enorme máquina parecida a una mantis voló como una abeja o libélula sobre la cabeza de Shar. El brazo similar a una vara apunta el cañón Gatling hacia Shar. Mientras observa el cañón girando rápidamente Shar finalmente se percata.

(Ahh, no es que haya desaparecido todo el sonido, sino que hay algo mal en mi cabeza.)

Sin embargo, la máquina no continúa.

Parece ser que ese monstruo está conectado a un radar móvil ya que incluso puede derribar aviones de combate y misiles tierra-aire. Así que, incluso si Shar intentara girar unas cuantas veces como en las películas de acción, no habría ningún cambio en el resultado.

Se acabó.

(Así como cuando los virus son eliminados, lo mismo sucederá conmigo y seré representado con un contador de muerte de +1.)

Justo cuando Shar Berylan piensa sobre eso, ocurre un extraño cambio. El comportamiento de la mantis se altera repentinamente. No sólo es la máquina que apunta hacia Shar desde arriba, ya que él puede identificar que las demás armas de las 20+ máquinas señalan hacia cierta ubicación. Claramente es un movimiento precautorio. Esas máquinas han pasado de buscar al enemigo para eliminarlo a buscar al enemigo nuevamente.

(¿Q-qué está sucediendo?)

El sudor del cuerpo de Shar deja de salir. Continúa tendido sobre el suelo mientras sus ojos son la única parte de su cuerpo moviéndose. Alguien se encuentra en los límites de su visión. En ese infierno blanco, hay una silueta parada ahí.

Lleva puesta una larga gabardina.

Un casco cubre su rostro. Posee un perfil andrógino que hace difícil deducir si es hombre o mujer. No sabe si eso mejorará su situación, pero Shar siente que es extraño que las mantis se concentren en esa persona.

“…”

La persona permanece en silencio.

Y entonces, aprieta fuertemente su puño derecho.


Sub 09[edit]

Oumi Shuri es una participante del Selector Natural y una kunoichi de la escuela Kouga. Su cuerpo fue modificado a tal punto que parece tener 10 años a pesar de tener realmente más de 30.

Existen varias enfermedades que detienen el crecimiento del cuerpo, así que no es algo imposible de hacer. Eso solamente afectaría su crecimiento comparado con los años, pero con un cuerpo pequeño. Sin embargo, cosas como la bacteria Clostridium botulinum[1] pueden usarse para mantener la piel y preservar el aspecto de niño en la superficie.

Lleva puesta ropa más llamativa que la usual para los encuentros oficiales, pero aún así no es muy diferente de su rol normal. El traje estilo porrista y la mochila escolar colgada a su espalda en un hombro le dan un aspecto anormal. Sin embargo, esa sensación fuera de lugar trabaja en ventaja de Oumi Shuri tomando en cuenta su rol de ser la primera en aparecer en escena.

En términos de espectáculos de magia, ella sería la distracción.

Atraería la concentración de todos para crear un punto ciego. Esa área segura entonces podría ser usada por sus colegas para ejecutar sus propios trucos. Así es como llevan a cabo las estrategias ninja aparentemente milagrosas que sus enemigos no pueden contrarrestar. Eso significa que su rol es una piedra angular crucial para todo. Es el núcleo necesario para el éxito.

Un llamativo traje ninja parecería contraproducente, pero el suyo es un rol importante que decide el destino de todo su equipo.

Por supuesto, al mostrarse primero y atraer toda la atención, el enemigo concentra todos sus ataques en ella.

El hecho de que haya sobrevivido situaciones tan peligrosas demuestra lo habilidosa que es en verdad Oumi Shuri.

A diferencia de otros competidores, los fundamentos de Oumi Shuri y las estrategias Kouga se basan en trabajo en equipo, pero lo que ella quiere del Selector Natural es bastante simple.

Quiere alcanzar las técnicas ninja que requieren verdaderos poderes sobrenaturales como las que se ven en las películas o los dramas.

Quiere obtener los fundamentos técnicos para esas.

Para decirlo de forma simple, ella (o más bien, ellos) no buscan la gloria de salir campeones del Selector Natural. Comprenden que no se aproximarán a lo sobrenatural simplemente al mejorar las técnicas ninja realistas que ya conocen. Su plan es pelear contra otros competidores, determinar si sus habilidades son útiles, y analizar cualquier sistema de información que crean poder usar. Al trabajar detrás de la escena sin importar qué tanto atraigan los reflectores es la forma en la que Oumi Shuri y los demás han manejado el nombre Kouga en el siglo 21.

Algunos creen que sería más fácil infiltrarse a Ciudad Academia en Japón para analizar los poderes sobrenaturales y una facción diferente de los Kouga de hecho ya ha hecho eso.

Sin embargo, eso no funcionaría.

No cederían ante Ciudad Academia. No acudirían a ellos para rogarles por las sobras. Los ninja Kouga son internacionales, así que el concepto de fronteras nacionales no significa nada para ellos, pero siguen siendo más una parte de la “oscuridad” de Japón que cualquier otra cosa. Por esa razón, Oumi Shuri y los demás prefieren no acercarse demasiado a Ciudad Academia.

Es por eso que están en Ciudad Baggage.

Es por eso que están en el torneo Selector Natural.

Es por eso que intentan aproximarse a los Guardianes de la Ciencia Anti-Ciudad Academia.

O ese debería ser el caso.

“¿Por qué Ciudad Baggage fue destruida el primer día del torneo?” Oumi Shuri murmura mientras corre por un estrecho pasillo.

Se encuentra en un área subterránea de Ciudad Baggage. Ya que Ciudad Baggage es una de las áreas más nevadas del mundo, las instalaciones para calentar agua son efectivamente las que mantienen con vida a la ciudad. Una red de tuberías de agua caliente conectadas a los varios edificios de la ciudad, y pasadizos subterráneos como laberintos han sido construidos bajo toda la ciudad para mantener esas tuberías.

Naturalmente, esos pasillos son de acceso restringido.

Sin embargo, no queda nadie que pueda detenerla. La chica mueve habilidosamente su mano que ha sido mantenida pequeña a propósito y gira una hoja plateada y brillante. Es una pala de jardinería. Después de todo, incluso el tradicional kunai tiene sus raíces como una herramienta para excavar en vez de un proyectil.

(Dudo que cualquiera de los demás competidores vaya a aceptar que la pelea terminó sólo porque el torneo oficial sea cancelado. Todos han de tener sus razones para venir aquí. Mientras puedan utilizar a Ciudad Baggage para obtener lo que quieren, la pelea continuará incluso con la arena y las demás instalaciones destruidas.)

Oumi Shuri piensa mientras se oculta y revisa los alrededores.

(Esto sólo es una diferencia entre pelear en la arena y fuera de ella. Incluso si los anfitriones se han ido, nuestro Selector Natural continuará. Debería asumir que tendré que pelear contra otros competidores que me encuentre.)

Además de eso, hay una cosa más que la mantiene pensando.

Su enemigo natural.

Un enemigo que debe mantener en la mente si es que quiere sobrevivir.

E irónicamente, ese enemigo también es un extranjero pero no está registrado como competidor en el Selector Natural.

Ciudad Baggage y los Guardianes de la Ciencia Anti-Ciudad Academia a cargo parecen haber sido eliminados abrumadoramente por una unidad élite conocida como los Kiharas que Ciudad Academia, personificación del lado de la ciencia, ha enviado.

Eso de por sí ya es suficiente, pero parece ser que Ciudad Baggage también posee un arma secreta. Ella los escuchó usando el término GREMLIN, pero no tiene idea de lo que eso signifique.

Oumi Shuri se encontró con esa información de varias maneras como escuchando sus conversaciones durante las peleas o de las unidades defensivas de Ciudad Baggage durante sus momentos finales. Sin embargo, no puede creer lo que ellos decían. Comienza a pensar que tal vez estaban usando algún tipo de código porque no puede asimilar que eso pudiera ser literalmente cierto. Violencia irracional contra violencia irracional.

Las cosas se han salido de control por el simple hecho de relacionarse con lo sobrenatural. Una sofocante presión aplasta los corazones de todos aquellos que están ahí.

¿Eso es lo que ella y sus camaradas iban a aprender?

¿Está bien aprender de algo como eso?

¿Eso no llevaría a que la organización Kouga gané más enemigos al final de todo eso?

Con esas preocupaciones, Oumi Shuri continúa corriendo por el pasillo en busca de un punto seguro del cual obtener información.

Mientras corre, puede escuchar explosiones y sentir temblores provenientes de varias direcciones.

No tiene idea de si el Selector Natural continuaría, pero esa no es razón para abandonar su misión.

En vez de eso intentará reunir algunas pistas del oponente suficientemente fuerte para arruinar el torneo entero.

En una esquina cerca del centro de uno de los temblores, Oumi Shuri presiona su espalda contra el muro.

Usando un pequeño micrófono conectado por cables en su ropa a una radio, contacta a los demás trabajando con ella.

“Sakata, Asai, Yasu. ¿Pueden oírme? Me he encontrado con un „tesoro‟ en el Área 32 del Bloque Este. Sin embargo, no estoy segura si yo sola podré regresarlo sano y salvo. Para respaldarlo, me gustaría que otros lo grabaran de ángulos diferentes. ¿Pueden llegar aquí a tiempo?”

Con un poco de estática, responden unas voces conocidas.

Sin embargo, la emoción en esas voces no es conocida.

“¡¡Maldición!! ¡¡No puedo quitármela de encima!!”

“¿Qué-…? ¡¡Maldito monstruo!!”

“¡¡Estoy siendo superado!!”

Un potente sonido lastima el oído de Oumi. Al principio piensa que es la estática, pero se equivoca. Algo que no puede identificar está ocurriendo al otro extremo de la transmisión.

“Sí, sí… Me hace sentir un poco incómoda, pero supongo que no tengo otra opción…”

Oumi Shuri escucha la suave voz de una chica.

Una voz que no reconoce. Y que seguramente pertenece a aquella causando los problemas.

“Entiendo, Amata-ojichan. ¡¡Un Kihara tiene que hacer algo como esto!!”

Sonidos secos de objetos sólidos quebrándose y sonidos húmedos como fruta fresca siendo aplastada continúan por un momento después de eso.

Se escucha como si unas fauces gigantes estuvieran devorando humanos.

“Mierda,” Oumi Shuri maldice.

Intenta contactar nuevamente a los demás miembros, pero no recibe las tranquilizadoras respuestas que esperaba. Aquellos pidiendo ayuda desesperadamente y aquellos al borde de la muerte son mejores que la alternativa: la mayoría de ellos ya no respondieron. La situación se había desarrollado más allá del entendimiento humano.

Oumi Shuri piensa que es mejor asumir que la unidad Kouga ha sido consumida y aniquilada por la situación.

(No moriré con las manos vacías.)

Con su espalda aún contra el muro cerca de la esquina, desvía su atención hacia el monstruoso Kihara o GREMLIN perdiendo el control a la vuelta de la esquina.

(Regresaré con un “tesoro”. Liberaré a los Kouga de esa sensación de estar en nuestro límite. ¡¡Tendré que enfrentar esta amenaza para poder despedirnos de nuestra inhabilidad de poder enfrentarnos a la misma!!)

La mochila en su espalda tiene un timbre de seguridad en la correa para el hombro. Después de revisar que la cámara en el pequeño aparato está funcionando, se concentra en controlar su respiración.

No tiene que ganar.

Ni siquiera tiene que pelear.

Para beneficiar a los Kouga, solamente tiene que asomarse, grabar un fragmento del conocimiento ahí, y regresar. Su propósito no es mostrar su presencia como una heroína o un monstruo. Está haciendo esto para que el “tesoro” pueda ser usado en el futuro.

Con eso en mente, usa toda su habilidad para entremezclarse con el fondo.

Y entonces…

Oumi Shuri escucha un crujido detrás de ella.

Ya que tiene su espalda contra el muro del pasillo de mantenimiento de las tuberías de agua caliente y está asomándose por la esquina, el sonido proviene de un punto totalmente ciego.

Además, proviene de un área que interrumpe su camino para escapar.

“¿¡…!?”

Se da la vuelta inmediatamente. A unos pocos metros de ahí se encuentra un hombre con uniforme militar. Parece ser que se han encontrado por pura casualidad. Lo que parecían casilleros alineados contra la pared realmente eran entradas para otros pasillos angostos.

¿Es un guardia de Ciudad Baggage? ¿Un Kihara? ¿O tal vez es lo que quiera que sea GREMLIN?

Ella no tiene idea de quien sea, pero lo que tiene que hacer no cambia.

(¡¡Tengo que eliminarlo!!)

Se concentra en el kunai que es una pala de jardinería en su mano dominante, pero el hombre entra en acción más rápidamente. Ya se encuentra blandiendo una hoja que parece más un machete que un cuchillo.

La chica no tiene tiempo de tomar acciones ofensivas.

Tal vez sea capaz de matar al hombre, pero eso definitivamente la matará también en el proceso.

La única opción restante es esquivar el primer ataque del hombre para después contraatacar.

Pero…

(Con la longitud de sus piernas y de su arma, tiene un alcance de 3 metros si da un solo paso. ¡¡No tengo suficiente espacio para retroceder con la esquina aquí!!)

Oumi Shuri chasquea la lengua y sujeta la tela para la caja de almuerzo colgando de su mochila.

Realmente se trata de una bolsa para equipo de reserva y toma la poderosa luz que se encuentra al fondo. Mientras retrocede levemente hacia atrás pero no lo suficiente para salir del alcance, aprieta el interruptor y envía un destello de luz hacia el muro directamente detrás de ella.

Inmediatamente después, el arma es blandida desde arriba hacia abajo.

El sonido del viento cortándose causa que su pulso se acelere.

Pero…

“¿¡…!?”

“Buen intento, pero fallaste.”

La filosa punta del machete pasó justo enfrente de la punta de la nariz de Oumi Shuri, pero sus jóvenes ojos ni siquiera parpadearon. Claramente sabe que está a salvo.

El hombre juzgó mal la distancia. Ella se aseguró de que así fuera. El ojo humano no puede medir distancias de los objetos con precisión si éstos están colocados sobre un fondo totalmente blanco.

El destello de luz que Oumi Shuri lanzó detrás de ella se reflejó y creó una pantalla blanca improvisada.

Ahora que ha esquivado el primer ataque, es momento de contraatacar.

Antes de que el hombre pueda lanzar un segundo ataque, la chica se aproxima rápidamente y clava la punta de su kunai en el abdomen del hombre.

La victoria seguramente es de ella.

Sin embargo, la punta del kunai nunca alcanza el abdomen del hombre.

Ha sido bloqueado.

Ha sido bloqueado por un usuario de los poderes sobrenaturales realmente absurdos que Oumi Shuri tanto ha anhelado ver.

NT Index v04 106-107.jpg



  1. Clostridium botulinum es el nombre de una especie de bacilo (Gram positiva anaerobia) que se encuentra por lo general en la tierra y es productora de la toxina botulínica, el agente causal del botulismo. Estos microorganismos tienen forma de varilla y se desarrollan mejor en condiciones de poco oxígeno.


Sub 10[edit]

“Esta persona” tiene su cabello atado en bucles y está vestida como una sirvienta. Sin embargo, no es el estilo de alguien trabajando en una vieja ciudad estilo francés, sino más bien el estilo de una sirvienta de cierta calle de electrónicos, entregando folletos pobremente diseñados y cuya base es un color amarillo fluorescente. La minifalda, los olanes, el corsé negro, y el psicodélico traje que rompe con la tradición histórica son extremadamente anormales.

Sin embargo, algo más ridículo que el estilo es la manera en la que se mostró „esta persona‟.

Directamente debajo del hombre vestido de militar.

La chica que había agachado su cuerpo parecía haber salido de debajo de los pies del oponente lanza un repentino ataque hacia Oumi Shuri.

Con un sonido seco, las manos de la chica sujetan el kunai de Oumi Shuri. La chica en traje de sirvienta forma una sonrisa que se transforma en un susurro.

“Suficiente alboroto. Si quieres decir que sólo puedes ser redimida matando a alguien, tendré que interponerme en tu camino.”

Inmediatamente después, la chica que sujetó el kunai de Oumi Shuri extiende repentinamente su pierna hacia el techo. No intenta patear el rostro del hombre de uniforme militar. La parte interior de su delgada pierna se dobla y sujeta la muñeca del hombre que mantiene sujetando el machete, como si lo estuviera esposando.

Entonces la chica gira.

Su otra pierna sobre el suelo se levanta bruscamente. Con el kunai de Oumi Shuri como el eje, sus piernas giran como helicópteros de bambú. El dolor provocado por la muñeca siendo sujetada causa que Oumi Shuri suelte el kunai. Entonces la sirvienta gira nuevamente mientras usa su mano para sujetar la parte posterior de la rodilla del hombre. Entonces utiliza la rodilla de la pierna que usó para saltar para impactarla bruscamente contra la mandíbula del hombre.

“Oh, vaya.”

La rodilla se hunde en el rostro del hombre, y la chica la retira antes de usar la otra pierna que estaba sujetando la muñeca del oponente para golpear su hombro. No le importa que lleve puesta una minifalda y pone todo su peso contra el cuerpo del hombre. Se ha posicionado de tal forma que puede sujetar la cabeza del hombre con sus muslos, causando que éste caiga derribado hacia atrás.

“Muy bien.”

Se escucha un sonido seco.

NT Index v04 111.jpg

La chica que está sentada sobre el hombre revisa que su trasero y el suelo estén aplastando al objetivo haciendo que pierda la consciencia. Entonces se levanta y usa ambas manos para juguetear con el machete y el kunai.

“…Um. ¿Le habré dado demasiado servicio? Utilicé acciones sin vergüenzas para herir mi orgullo un poco, pero fui capaz de cumplir la experiencia de vida de esta persona caída… honestamente, mi talento es algo problemático.”

Mientras mira a la chica murmurando, Oumi Shuri se lleva las manos detrás de la espalda cuidadosamente. A primera vista, pareció como si esa persona hubiera querido usar alguna técnica de pelea engañosa usando sus brazos antes de atacar con las piernas. Sin embargo, sólo eso sería insuficiente para explicar sus acciones. Todos saben que las habilidades ninja de los Kouga son racionalizadas a través de circunstancias lógicas. Así que sabe que es imposible ejecutar esa acción usando los músculos de un cuerpo humano. Sin embargo, no importa lo mucho que lo piense, hay muchas incógnitas en esto, pero esa persona logró ejecutarlo sobre el objetivo.

Obviamente se trata de algún poder sobrenatural.

Ella es una persona que puede utilizar algo que Oumi Shuri quiere.

“¿Quién eres?”

“Mm... Kumokawa Maria.”

La chica vestida con un extraño traje de sirvienta se presenta claramente.

“Vengo de Ciudad Academia, pero no te preocupes. No tengo relación con las personas que atacaron esta ciudad. No soy participante del Selector Natural, pero nuestra meta es la misma. Como tú, estoy aquí para ver peleas entre monstruos. Pero hablando de eso, también estoy buscando a alguien.”

“…”

Incluso si dijo eso, está claro que sus niveles de resolución son muy diferentes.

Oumi Shuri, quien se unió sistemáticamente al Selector Natural para obtener información sobre los poderes sobrenaturales, y Kumokawa Maria, quien se infiltró incluso bajo la premisa de que podría terminar en una feroz pelea con los Guardianes de la Ciencia Anti-Ciudad Academia.

Para ser honesta, si Oumi Shuri hubiera sabido que sería algo tan peligroso, hubiera cambiado sus planes.

De cualquier forma, será problemático si sus objetivos son conocidos por otras personas.

Oumi Shuri saca una shuriken de detrás de su espalda, pero Kumokawa Maria le advierte, tal vez para detenerla.

“No hagas eso. Si no traes un cañón de agua cargado con pimiento rojo líquido, no podrás dañar mis ojos. Si quieres dañar mi orgullo, será mejor que traigas un lanzallamas.”

“Traigo mostaza amarilla y wasabi verde fresco.”

“Au… …olvida los pimientos. Existe el riesgo de que pierda la visión con el wasabi. Por cierto, no traes de la marca JIS, ¿cierto?”

De cualquier forma, Kumokawa Maria termina la conversación con esto.

“Incluso si peleáramos, perderías. SI estás de acuerdo con eso, pruébame, pero si es posible, prefiero evitar peleas sin razón. No es una experiencia interesante matar a alguien que acabo de salvar. Para ser honesta, mi orgullo que acaba de ser levemente herido podría quebrarse.”

“¿Po-por qué te escuchas tan confiada…?”

“No creo poder perder contra un oponente que sólo puede usar ambas manos para pelear cuando yo uso mis 4 extremidades. Puedo usar las manos para caminar, puedo usar mi mano y mi pierna derechas para saltar bastante alto, ¿sabes? Sin embargo, sería algo muy poco práctico, y necesitaría tiempo para prepararme.”

Oumi Shuri piensa un momento, y después responde.

“Estás mintiendo.”

“¿Me descubriste? Es imposible para mí saltar muy alto, pero es posible usar mi mano y pierna derechas para lanzar o girar. Puedo usar mi pierna derecha para kendo y mi pierna izquierda para lanzar una jabalina. Aunque los profesionales se molestarían si usara mis pies para blandir una espada de bambú. Como sea, no perderé.”

“…”

Oumi Shuri intenta sacar el spray de pimiento líquido que está oculto bajo su falda y lo activa rápidamente. Inmediatamente después, la cabeza de Kumokawa Maria se mueve 180 grados hacia donde se encontraba su rodilla hasta hace unos instantes. No parece preocuparle que lo que está bajo su minifalda quede expuesto, ya que alza una pierna hacia arriba para mantener el equilibrio antes de usar su mano y pierna derechas para mantenerse firme.

“Esto haría un poco difícil atacar, y ocurren cambios drásticos en algunas áreas fatales. Es una técnica de pelea que funciona mejor contra aquellos que pelean en dos piernas, lo que significa que no fue una buena idea.”

Hyun Hyun. Kumokawa gira suavemente como una bailarina de ballet. Su cabeza y extremidades regresan a su posición natural.

“Sin embargo, si me hubieras atacado, lógicamente, usaría mi mano para sujetar tu pie, y entonces mi pie se impactaría contra tu cabeza. No importa cuando se trata de periodo de prueba, pero supongo que el tiempo de servicio gratuito ha terminado.”

Sin embargo, Oumi Shuri se percata de que esa habilidad no es perfecta.

Sin importar que sea un golpe, un movimiento para sujetar o un lanzamiento, la fuerza debe estar fuertemente relacionada con la masa del enemigo. Un movimiento engañoso probablemente no usaría mucha masa para moverse, pero seguramente Kumokawa Maria utiliza un movimiento de giro único para incrementar su poder.

O más bien, se trata de un poder sobrenatural que no puede ser explicado fácilmente.

Fuerza centrífuga.

“¿Entonces, que te parece? ¿Un encuentro?”

“Como quieras.”

Oumi Shuri estira la mano, y Kumokawa Maria le lanza la pala de jardinería confiscada de regreso.

Oumi Shuri tiene nuevamente su arma y piensa.

Ahora mismo, lo que debería hacer no es buscar la victoria sólo para comprobar su existencia.

Más bien, es utilizar el “tesoro” conocido como poder sobrenatural para construir un puente que lleve a la victoria.

Así que incluso si es menospreciada, no se siente ofendida. O más bien, la terca insistencia por la victoria sin sentido y el beneficio de ser derrotada sin dejar nada atrás sería mucho más insensata.

Kumokawa Maria habla mientras Oumi Shuri piensa.

“¿Qué planeas hacer?”

“¿A qué te refieres?”

“La desviación. Te estoy preguntando si planeas asomarte por ahí.”

Explosiones y temblores.

Ahora mismo, en la desviación en la esquina, parece ser que la tormenta entre los "Kiharas‟ y el "GREMLIN‟ continúa. Es una pelea entre humanos usando conocimiento que sobrepasa la humanidad y razonamiento para sobrevivir al máximo.

Ella ya ha utilizado toda su fuerza sólo para poder espiarlos.

Definitivamente terminaría muerta si quedara envuelta en ello.

Además, no puede distinguir entre esos dos. No puede negar la posibilidad de terminar devorada de inmediato si llegara a retarlos. En semejante situación, Oumi Shuri responde.

“…Iré.”

Gracias a la intensa modificación de su cuerpo físico, la chica de aspecto de 10 años es la élite que tiene el rol de explorar. Esos ojos reflejan la luz de su existencia que no se extinguirá sin importar cuánto daño reciba su cuerpo.

“Necesito obtener la piedra angular para revitalizar a los Kouga. No importa si el Selector Natural no puede continuar. Si tengo que ser eliminada por alguien, mi destino contribuirá al permitir que alguien más caiga en semejante amenaza en el futuro. Tengo que ir, sin importar qué.”

“Haaah,” Kumokawa Maria suspira.

Después sacude la cabeza de un lado a otro.

Entonces…

“Supongo que no tengo otra opción. Tendré que herir tu orgullo para proteger tu vida.”

No hay más tiempo para dudas.

Inmediatamente después, Kumokawa Maria se apoya en sus cuatro extremidades y salta de manera desconcertante. Oumi Shuri pierde la conciencia de inmediato.

NT Index v04 118-119.jpg


Principal 11[edit]

“Caraaajo caraajo craaaajo caraajo,” canta una chica mientras dispersa sangre y carne por Ciudad Baggage.

Se encuentra en las instalaciones de depósito de desechos de la ciudad. Las tuberías de agua caliente y pasillos también conectan ahí. De hecho, el calor producido al quemar la basura es usado para mantener activas las instalaciones de calentamiento de agua, así que incluso podría considerarse el núcleo de Ciudad Baggage.

Unas cuantas instalaciones diferentes tales como la estación de energía térmica o la refinería funcionan como las bases que mantienen funcionando las instalaciones de calentamiento de agua, así que si todas ellas fueran destruidas, Ciudad Baggage se perdería en un infierno de temperaturas de -20 grados.

El campo de batalla se ha distorsionado como una ameba.

Pasó de ser una arena circular fuertemente asegurada a unas instalaciones de depósito de desecho en donde la vida humana no parece tener ningún valor.

Por la forma en la que sus ataques producen el color rojo en masa, tal vez sea difícil deducir que esa chica en verdad está del lado de los defensores.

Su cabello es plateado y está atado en dos trenzas.

Tiene piel morena y lleva anteojos con armazón rojo.

Ya que lleva puesto un overol sobre su piel desnuda, su aspecto es un poco extraño para ir caminando por el pueblo o para cruzar un área nevada. Lleva un martillo y una sierra hechos de oro. Normalmente, el oro puro es resistente a la corrosión y la oxidación pero posee poca solidez.

En otras palabras, es un metal demasiado suave como para usar en armas. Sin embargo, el conocimiento común no significa nada para esa chica morena. Sus herramientas de oro pueden cortar metal, romper concreto, y “alterar” humanos de formas psicodélicas.

Es una miembro oficial de GREMLIN.

Es una Dvergr viviente.

Se llama Marian Slingeneyer.

Realmente no está moviéndose muy rápido. De hecho, avanza lentamente. Su velocidad no es más rápida que la de una chica normal perdiendo el tiempo en el camino de regreso a casa.

Sin embargo…

“Guau, guau, grrr,” murmura Marian mientras adhiere su sierra de oro a un muro.

Por alguna razón se queda pegada. Tan pronto como la suelta, la sierra sale disparada hacia la línea enemiga a la velocidad de un automóvil. Los asesinos de Ciudad Academia asumieron que su alcance sólo sería el de una sierra normal, y no pueden hacer nada más que quedarse petrificados ante el repentino cambio en su alcance.

La sangre sale volando por los aires.

“¿¡Gah!?”

“¡¡¡Gyaaaahh!!!”

“¡Grasa! ¿¡Cubrió el muro con grasa para que la sierra pudiera deslizarse por ella!?”

“Muy lento.”

La sierra de oro se separa del muro y planea de forma complicada por el aire, rebanando a los varios soldados en pedazos mientras están ahí de pie.

Pero inmediatamente después, sus cuerpos están completos nuevamente. Ninguno de ellos soltó una sola gota de sangre esta vez.

“¿Qué…?”

“¿Hmm? Deberían echarle un vistazo a sus brazos y piernas.” Marian sujeta la sierra que regresó a ella vía el muro, la gira una par de veces, y después la señala hacia los soldados con su mortífero filo. “¿No creen que parece que fueron unidos nuevamente a la fuerza? Es como si las piezas de varios rompecabezas hubieran sido entremezcladas.”

“No… puede ser…”

“Ah, y nunca realicé pruebas de compatibilidad, así que si no se apresuran, el rechazo de los trasplantes probablemente comenzará. Si no quieren morir, tendrán que recuperar sus partes originales.”

“¿¡¡¡Ooooooooooooooooooohhhhhhhhhhh!!!?”

No queda claro si realmente piensan atacar a sus colegas soldados, pero aquellos a su alrededor reaccionan.

Los soldados sin heridas que fueron consumidos por la bizarra atmósfera juzgan que los otros atacarán, así que los tratan como enemigos y les disparan.

“Qué tragedia,” murmura Marian Slingeneyer.

En el tiempo en el que la atención de sus enemigos es desviada debido al miedo, la chica se aproxima a los soldados sobrevivientes.

Es en ese momento cuando un asesino oculto entre los cuerpos caídos le dispara a corta distancia con una pistola.

Sin embargo, Marian blande su sierra de oro sin siquiera voltear a verlo.

Inmediatamente después, las dos manos del asesino desaparecen.

No es que hayan sido rebanadas.

En vez de eso, todo a partir de sus muñecas ha sido convertido en un solo grifo dorado. Eso lo pone en una situación similar a estar esposado y los componentes logrando ese efecto no son nada más que sus brazos normales y un grifo normal. Sin embargo, la escena que crean combinados es simplemente demasiado grotesca.

Modificación humana.

Sus técnicas de Dvergr van más allá del campo de la cirugía y realmente funcionan como técnicas de combate.

“A-ah…”

Mientras el asesino observa desconcertado el cambio en sus manos, Marian Slingeneyer le da unas palmadas en el hombro.

“Buen intento,” sonríe. “Pero no lograr nada aún te hace merecedor de 0 puntos. Qué mal.”

Sin vacilar, abre la llave del grifo.

Con el sonido de líquido saliendo, el líquido rojo escuro que le da vida al hombre comienza a salir.

“¿¡¡¡Ooooooooooohhhhhhhhhhhhhhh!!!?”

“Con tus dos manos transformadas en un solo grifo, ni siquiera puedes cerrarlo. Ahora, ¿cuánta pérdida de sangre es letal para los humanos? Bueno, estoy seguro que una cubeta es suficiente… ¿hm? ¿Ya perdió la conciencia?”

El asesino se convulsiona mientras se hunde en el charco de su propia sangre.

Sin mostrar preocupación, Marian Slingeneyer continúa caminando hacia adelante.

“Realmente no soy del tipo peleador, así que pensé que esto sería más difícil. Estoy algo decepcionada de Ciudad Baggage--- o sea, los Guardianes de la Ciencia Anti-Ciudad Academia---por ser abrumadoramente derrotados por algo como esto. Ni siquiera ganaron el tiempo que necesitábamos.”

Con ese comentario irritado, Marian señala el extremo de la sierra dorada hacia sus pies. Antes de que un asesino ocultándose pueda dispararle con su rifle, la chica corta la garganta de un soldado que se encuentra tendido en el suelo y que apenas respira.

Cuando lo hace, un grito soprano como el de un niño que parece rebasar los límites de las cuerdas vocales resuena.

Un grito joven. La frecuencia que los humanos encuentran más molesta.

Mientras el cuerpo del asesino oculto se paraliza en respuesta a esa repentina explosión de sonido, Marian Slingeneyer se aproxima directamente hacia él sin titubear.

Entonces blande su martillo dorado como si fuera un bate de béisbol.

“¡¡Daruma Otoshi!!”

El abdomen entero del asesino explota. La masa de carne sale disparada como proyectil y cae sobre otro asesino ubicado más allá.

“B-bgh…”

“¿Todavía no te mueres?” Marian se rasca la cabeza. “Si simplemente hubieras muerto, hubieras ido a tu tumba sin terminar tan estropeado.”

Con grandes zancadas, Marian se aproxima al asesino que fue golpeado por el abdomen de su colega que le fue removido como si fuera un juguete. Abandonando su rifle en el suelo, intenta sacar su pistola de reserva mientras está tendido en el suelo, pero la chica aplasta su brazo con un pisotón y se deshace de sus piernas con un movimiento de la sierra.

Entonces sus dos piernas se transforman en dos ruedas.

El asesino grita ante el desagradable pero indoloro cambio.

“Te has ganado un pase directo al tanque de desechos. Diviértete sofocándote en la basura pudriéndose☆,” Marian murmura como si se lo dijera a un amante.

“¿¡¡¡Gyaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaahhhhhhhhhhhhhhhhh!!!?”

Es demasiado tarde para él tan siquiera para intentar agarrarse al suelo con sus uñas. Aún tendido, el asesino es arrastrado por el suelo a gran velocidad, desapareciendo en el fondo de un pasillo. La escena es similar a una víctima siendo consumida por el mar en una película de horror protagonizando a un tiburón gigante.

“¿Eso es todo lo que tienen?”

Marian Slingeneyer gira sus armas doradas.

Entonces se percata que todo el ruido ha desaparecido. El silencio la rodea. No es que todos los asesinos hayan sido derrotados. Sólo una tercera o cuarta parte de ellos fueron asesinados. Sin embargo, los cadáveres y los montones de carne que la chica creó son suficientes para causar que aquellos sin heridas tiren sus armas y caigan al suelo.

Es un destino peor a la muerte.

Ese gastado término se utiliza a menudo en las películas y novelas, pero posee una manera de destruir todos los pensamientos en la mente de uno cuando realmente se es testigo.

Se supone que las personas deben desear la vida y temer a la muerte. Cuando esa base de pensamiento deja de funcionar, los demás patrones de pensamiento también son interrumpidos.

“¿Eso es todo lo que la gran Ciudad Academia puede hacer? Entonces me siento un poco decepcionada. Pensé que ustedes eran los ganadores de la Tercera Guerra Mundial.”

Todos aguantan la respiración e intentan ocultar desesperadamente el hecho de que su corazón aún sigue latiendo. El suave sonido de la respiración escapando por sus bocas causa que Marian frunza el ceño. Usará su sierra y martillo dorados para matar a algunos y transformar a otros en alguna forma inhumana. Los asesinos restantes ya no pueden moverse. Sus corazones han sido totalmente derrotados. No tienen ni siquiera el coraje para escapar. O más bien, no tienen el coraje para tomar alguna acción que llame la atención de la chica.

Sin embargo, Marian Slingeneyer no titubea.

Si se resisten, ella los caza y los mata. Si no, los rebana como hierbajos.

“Haaah. Es mucho más fácil cuando logro hacer que se maten entre sí. De esta forma, en verdad tendré que pelear. Es por eso que no me gusta combatir. Hmm, estoy un poco preocupada por mi dieta.”

Marian mete una mano a su overol y se frota el estómago mientras usa su otra mano para girar la sierra de oro. Al atacar con precisión los órganos internos y sellar inmediatamente las heridas externas después de eso, los mata al hacer que se llenen como globos de agua debido al sangrado interno y no ensucia el área.

Justo mientras Marian disfruta el silencio absoluto en la zona, escucha el sonido de metal rechinando.

“¿…?”

“Oh, querida. No reconozco--- Oh, querida. ¿En dónde estoy?”

Aparece una mujer usando pijama. Por el hecho de que se encuentra en silla de ruedas, no debe tener un uso total de sus piernas. Tiene un botón con cables reposando en su regazo. Tal vez era una paciente del hospital de Ciudad Baggage que aprovechó el caos del ataque de Ciudad Academia como una oportunidad para salir de ahí.

Su expresión es muy gentil.

Seguramente no se ha percatado de todas las “cosas” que Marian hizo.

“¿Quién eres?” pregunta Marian.

“¿Oh, tú eres…? ¿Umm, ese es el uniforme de un trabajador del depósito de desechos?”

“Los hornos que utilizo son un poco diferentes. Aunque también llegan a temperaturas bastante altas.” Marian se rasca la cabeza con la mano que sujeta el mango de su sierra dorada. “Si buscas la salida, da la vuelta a la derecha por allá y encontrarás una puerta 200 metros pasillo abajo.

Deberías apresurarte. Este lugar está bastante sucio.”

Tal vez sea difícil imaginarlo por las desagradables cosas que ha estado haciendo, pero como se mencionó antes, Marian es una de las personas protegiendo Ciudad Baggage. Al menos por el momento. Así que no tiene razones para modificar a las personas de la ciudad.

La mujer en silla de ruedas agacha la cabeza y dice, “Muchas gracias. … ¿Oh? Me estorba este cable en el suelo. Está demasiado alto… Oh, querida.”

“Ah, dios. Qué molesto.”

Marian Slingeneyer se aproxima sin preocupaciones hacia la mujer en pijama y rodea su silla de ruedas. Sujeta el mango e inclina su cuerpo para alzar las ruedas sobre el grueso cable.

“Ngh. Es una silla bastante pesada. ¿Es eléctrica?”

“De apoyo eléctrico, sí. Si no me esfuerzo algo, mi cuerpo se debilitará poco a poco, así que está programada para no tenerla demasiado fácil. Ve, esta caja es el control.”

“Sí, entiendo. También soy del tipo que no sale mucho. Aunque tengo que usar un martillo en mi trabajo, así que tengo algo de fuerza en la parte superior del cuerpo.”

“¿Eres carpintera?”

“Te equivocas. No tengo interés en construir un castillo. Por cierto,” Marian dice mientras empuja la silla de ruedas. “¿Es difícil tener que andar por ahí en silla de ruedas?”

“A veces, sí. Pero te da muchas oportunidades para conocer gente amable. Como en esta ocasión.”

“Ya veo. ¿Pero con tantos cables y áreas a desnivel que hay en estas instalaciones de depósito de desechos, cómo llegaste tan lejos en silla de ruedas?”

“…Oh, querida.”

“No tiene sentido. A mí me parece que te atoraste a propósito en ese cable para poder hacer que me acercara.”

“…”

Los ojos de Marian se entrecierran mientras sujeta con más fuera el mango de su sierra dorada.

Mientras tanto, la mujer en pijama continúa sonriendo.

De pronto, el sonido de metal chocando con metal reverbera.

Marian Slingeneyer simplemente había blandido su sierra directamente hacia abajo.

Lo que la mujer en pijama hizo no queda claro.

El mango de la silla de ruedas se liberó repentinamente de la mano de Marian y la silla de ruedas giró 80 grados. Todo eso Marian lo comprende. Sin embargo, eso es todo lo que comprende. Algo desvió su sierra, pero incluso después del efecto, no tiene idea de lo que pudo haber sido.

El cuerpo de Marian Slingeneyer es lanzado violentamente hacia atrás y su espalda choca y aplasta el equipo contra el muro.

La mujer en silla de ruedas dejó marcas de llanta en el suelo con la forma de un círculo perfecto.

Mientras se encuentra sobre el círculo, presiona un botón de la caja con cables en su regazo.

No queda claro cómo caben en el interior o incluso si es posible tomando en cuenta la ley de la conservación de la masa, pero una pistola automática con forma de brazo y una escopeta (¿o un cañón?) con un calibre suficientemente grande para que quepa un brazo humano emergen de la parte posterior de la silla.

Ambas armas tienen lo mismo escrito a un costado con el alfabeto.

Hecho_en_KIHARA. “¡¡Si ya me has descubierto, no tiene sentido contenerme!!”

El sonido de disparos resuena suficientemente fuerte como para dañar los órganos internos de uno. Una lluvia de acero vuela por el aire. En un instante, la silueta de Marian Slingeneyer es totalmente destruida mientras permanece hundida en la maquinaria aplastada. La parte superior de su cuerpo es transformada en un líquido rojo y espeso. Y la parte inferior de su cuerpo está…

“¿Qué, es algún tipo de broma popular en Ciudad Academia?”

“¿…?”

La voz proviene de las partes del cuerpo restantes. No. Otra Marian Slingeneyer se encuentra agachada frente a los pies de la Marian destruida.

Sin embargo, eso tampoco es muy exacto.

La mujer en pijama usando el nombre Kihara re-apunta rápidamente sus armas.

“¿¡Entonces esa es la real!?”

“Ese también es un cebo, idiota,” dice una voz a su lado.

La mujer en pijama se da la vuelta y se encuentra con una tercera Marian Slingeneyer totalmente desnuda blandiendo la sierra dorada que había transformado la apariencia externa de algunos soldados de Ciudad Academia derrotados en una dulce chica.

Pero una vez más, la silla de ruedas ejecuta un movimiento corto, rápido y desdibujado y algún tipo de equipo choca con la sierra de Marian, haciendo que vuelen chispas naranjas.

En el suelo quedan marcas y el humo por la fricción comienza a elevarse.

Por lo que Marian puede ver, la mujer probablemente podría evadir y ganar mientras permanece sentada en esa silla de ruedas. Pero si puede soportar los ataques es otra pregunta.

(Tch. Es por esto que odio a estos fenómenos. Y por lo que odio pelear.)

Seguramente tenía repuestos esparcidos por todo el territorio ya que Marian saca un nuevo overol de detrás de algo de equipo y se lo pone.

Mientras la silla de ruedas retrocede con un leve rechinido, se mueve espeluznantemente hábil como si los cables y demás obstáculos no estuvieran ahí.

La mujer en pijama continúa sonriendo como siempre.

“Así que estabas aparentando. Puedes moverte por tu cuenta muy bien a pesar de no poder levantarte.”

“Yo, Kihara Byouri, soy profesional en „rendirme‟. Me he rendido en todo tipo de cosas y he hecho que otros se rindan en todo tipo de cosas. Así que, ríndete, GREMLIN.”

“…Oh, Ya veo. Es una buena manera de vivir.”

“¿Pero realmente es tan sorprendente? Yo diría que hay muy pocas personas que nunca han fingido necesitar ayuda. Pienso que el deseo de rendirse es uno de los mayores deseos de la humanidad.”

El trabajo de Kihara Byouri es preservar el orden de esa manera.

Si un terrorista planea destruir Ciudad Academia, ella haría que “se rindieran”. Si alguien intenta robar información sobre la tecnología de Ciudad Academia, ella haría que “se rindieran”. Si alguien desarrolla una nueva arma de destrucción masiva de manera negativa, ella haría que 2se rindieran”. Hacer que la gente se rinda y rendirse es como Kihara Byouri ha formado su colección de trofeos. Tiene un montón de ambiciones que han sido retorcidas, destruidas, y aplastadas.

Pero, eso no es nada más que el resultado de aprovechar su disposición natural y combinarla con la sociedad.

La propia Kihara Byouri es alguien que “se rinde”.

Marian Slingeneyer chasquea la lengua mientras observa la silla de ruedas cubierta en mentiras.

“¿Kihara, cierto? Si bien recuerdo, hay más como tú. Pero venir aquí de esa forma sólo te llevará a tu derrota.”

“Ya me he rendido con Ransuu-kun, pero todavía queda Enshuu-chan.”

“Así que al menos son tres de ustedes. Y por la forma en la que lo dijiste, dudo que haya cientos de miles aquí. En ese caso, pienso que tus métodos serían un poco diferentes.”

NT Index v04 135.jpg

“Tus métodos no son muy diferentes.”

“Invitas a 5 o 10 idiotas obsesionados con el combate y todo el plan se cae a pedazos desde el interior. Qué molesto,” murmura Marian. “Bueno, espero que no te importe si me esfuerzo al máximo para acabar contigo.”

Con un rápido movimiento, Marian blande su sierra.

El muero en el que la sierra se incrusta comienza a sangrar. No. Se trata de un soldado que fue transformado para parecer un muro. Se revienta como un globo, y la sangre y grasa salpican el muro y el suelo. Seguramente se trate de algún tipo de ritual para mejorar el uso de la herramienta de oro.

Antes, Marian había enviado esa sierra a través de ese muro que ahora está cubierto con sangre fresca para atacar a los soldados.

Sin embargo, la sonrisa de Kihara Byouri no vacila incluso después de ver esa grotesca escena.

“¿Eso es lo mejor de ti? Qué decepcionante.”

Marian alza su martillo de oro y su sierra, y Kihara Byouri presiona el botón sobre su regazo en respuesta.

Las ruedas de la silla se desensamblan.

Los múltiples rayos de las ruedas se dividen y las porciones racionalmente divididas de las ruedas tocan el suelo. Lo que resulta es una unidad apoyada sobre varias patas como una araña.

Tal vez se siente realmente impresionada por ese trabajo, ya que Marian suelta un silbido.

“Eso debió llevar bastante tiempo de fabricación. Me recuerdas a „Lobo Solitario y su Cachorro‟.”

“Pero esto es como una carriola.”

Después de ese pequeño intercambio, los dos monstruos chocan a gran velocidad.

NT Index v04 138-139.jpg


Principal 11[edit]

“Caraaajo caraajo craaaajo caraajo,” canta una chica mientras dispersa sangre y carne por Ciudad Baggage.

Se encuentra en las instalaciones de depósito de desechos de la ciudad. Las tuberías de agua caliente y pasillos también conectan ahí. De hecho, el calor producido al quemar la basura es usado para mantener activas las instalaciones de calentamiento de agua, así que incluso podría considerarse el núcleo de Ciudad Baggage.

Unas cuantas instalaciones diferentes tales como la estación de energía térmica o la refinería funcionan como las bases que mantienen funcionando las instalaciones de calentamiento de agua, así que si todas ellas fueran destruidas, Ciudad Baggage se perdería en un infierno de temperaturas de -20 grados.

El campo de batalla se ha distorsionado como una ameba.

Pasó de ser una arena circular fuertemente asegurada a unas instalaciones de depósito de desecho en donde la vida humana no parece tener ningún valor.

Por la forma en la que sus ataques producen el color rojo en masa, tal vez sea difícil deducir que esa chica en verdad está del lado de los defensores.

Su cabello es plateado y está atado en dos trenzas.

Tiene piel morena y lleva anteojos con armazón rojo.

Ya que lleva puesto un overol sobre su piel desnuda, su aspecto es un poco extraño para ir caminando por el pueblo o para cruzar un área nevada. Lleva un martillo y una sierra hechos de oro. Normalmente, el oro puro es resistente a la corrosión y la oxidación pero posee poca solidez.

En otras palabras, es un metal demasiado suave como para usar en armas. Sin embargo, el conocimiento común no significa nada para esa chica morena. Sus herramientas de oro pueden cortar metal, romper concreto, y “alterar” humanos de formas psicodélicas.

Es una miembro oficial de GREMLIN.

Es una Dvergr viviente.

Se llama Marian Slingeneyer.

Realmente no está moviéndose muy rápido. De hecho, avanza lentamente. Su velocidad no es más rápida que la de una chica normal perdiendo el tiempo en el camino de regreso a casa.

Sin embargo…

“Guau, guau, grrr,” murmura Marian mientras adhiere su sierra de oro a un muro.

Por alguna razón se queda pegada. Tan pronto como la suelta, la sierra sale disparada hacia la línea enemiga a la velocidad de un automóvil. Los asesinos de Ciudad Academia asumieron que su alcance sólo sería el de una sierra normal, y no pueden hacer nada más que quedarse petrificados ante el repentino cambio en su alcance.

La sangre sale volando por los aires.

“¿¡Gah!?”

“¡¡¡Gyaaaahh!!!”

“¡Grasa! ¿¡Cubrió el muro con grasa para que la sierra pudiera deslizarse por ella!?”

“Muy lento.”

La sierra de oro se separa del muro y planea de forma complicada por el aire, rebanando a los varios soldados en pedazos mientras están ahí de pie.

Pero inmediatamente después, sus cuerpos están completos nuevamente. Ninguno de ellos soltó una sola gota de sangre esta vez.

“¿Qué…?”

“¿Hmm? Deberían echarle un vistazo a sus brazos y piernas.” Marian sujeta la sierra que regresó a ella vía el muro, la gira una par de veces, y después la señala hacia los soldados con su mortífero filo. “¿No creen que parece que fueron unidos nuevamente a la fuerza? Es como si las piezas de varios rompecabezas hubieran sido entremezcladas.”

“No… puede ser…”

“Ah, y nunca realicé pruebas de compatibilidad, así que si no se apresuran, el rechazo de los trasplantes probablemente comenzará. Si no quieren morir, tendrán que recuperar sus partes originales.”

“¿¡¡¡Ooooooooooooooooooohhhhhhhhhhh!!!?”

No queda claro si realmente piensan atacar a sus colegas soldados, pero aquellos a su alrededor reaccionan.

Los soldados sin heridas que fueron consumidos por la bizarra atmósfera juzgan que los otros atacarán, así que los tratan como enemigos y les disparan.

“Qué tragedia,” murmura Marian Slingeneyer.

En el tiempo en el que la atención de sus enemigos es desviada debido al miedo, la chica se aproxima a los soldados sobrevivientes.

Es en ese momento cuando un asesino oculto entre los cuerpos caídos le dispara a corta distancia con una pistola.

Sin embargo, Marian blande su sierra de oro sin siquiera voltear a verlo.

Inmediatamente después, las dos manos del asesino desaparecen.

No es que hayan sido rebanadas.

En vez de eso, todo a partir de sus muñecas ha sido convertido en un solo grifo dorado. Eso lo pone en una situación similar a estar esposado y los componentes logrando ese efecto no son nada más que sus brazos normales y un grifo normal. Sin embargo, la escena que crean combinados es simplemente demasiado grotesca.

Modificación humana.

Sus técnicas de Dvergr van más allá del campo de la cirugía y realmente funcionan como técnicas de combate.

“A-ah…”

Mientras el asesino observa desconcertado el cambio en sus manos, Marian Slingeneyer le da unas palmadas en el hombro.

“Buen intento,” sonríe. “Pero no lograr nada aún te hace merecedor de 0 puntos. Qué mal.”

Sin vacilar, abre la llave del grifo.

Con el sonido de líquido saliendo, el líquido rojo escuro que le da vida al hombre comienza a salir.

“¿¡¡¡Ooooooooooohhhhhhhhhhhhhhh!!!?”

“Con tus dos manos transformadas en un solo grifo, ni siquiera puedes cerrarlo. Ahora, ¿cuánta pérdida de sangre es letal para los humanos? Bueno, estoy seguro que una cubeta es suficiente… ¿hm? ¿Ya perdió la conciencia?”

El asesino se convulsiona mientras se hunde en el charco de su propia sangre.

Sin mostrar preocupación, Marian Slingeneyer continúa caminando hacia adelante.

“Realmente no soy del tipo peleador, así que pensé que esto sería más difícil. Estoy algo decepcionada de Ciudad Baggage--- o sea, los Guardianes de la Ciencia Anti-Ciudad Academia---por ser abrumadoramente derrotados por algo como esto. Ni siquiera ganaron el tiempo que necesitábamos.”

Con ese comentario irritado, Marian señala el extremo de la sierra dorada hacia sus pies. Antes de que un asesino ocultándose pueda dispararle con su rifle, la chica corta la garganta de un soldado que se encuentra tendido en el suelo y que apenas respira.

Cuando lo hace, un grito soprano como el de un niño que parece rebasar los límites de las cuerdas vocales resuena.

Un grito joven. La frecuencia que los humanos encuentran más molesta.

Mientras el cuerpo del asesino oculto se paraliza en respuesta a esa repentina explosión de sonido, Marian Slingeneyer se aproxima directamente hacia él sin titubear.

Entonces blande su martillo dorado como si fuera un bate de béisbol.

“¡¡Daruma Otoshi!!”

El abdomen entero del asesino explota. La masa de carne sale disparada como proyectil y cae sobre otro asesino ubicado más allá.

“B-bgh…”

“¿Todavía no te mueres?” Marian se rasca la cabeza. “Si simplemente hubieras muerto, hubieras ido a tu tumba sin terminar tan estropeado.”

Con grandes zancadas, Marian se aproxima al asesino que fue golpeado por el abdomen de su colega que le fue removido como si fuera un juguete. Abandonando su rifle en el suelo, intenta sacar su pistola de reserva mientras está tendido en el suelo, pero la chica aplasta su brazo con un pisotón y se deshace de sus piernas con un movimiento de la sierra.

Entonces sus dos piernas se transforman en dos ruedas.

El asesino grita ante el desagradable pero indoloro cambio.

“Te has ganado un pase directo al tanque de desechos. Diviértete sofocándote en la basura pudriéndose☆,” Marian murmura como si se lo dijera a un amante.

“¿¡¡¡Gyaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaahhhhhhhhhhhhhhhhh!!!?”

Es demasiado tarde para él tan siquiera para intentar agarrarse al suelo con sus uñas. Aún tendido, el asesino es arrastrado por el suelo a gran velocidad, desapareciendo en el fondo de un pasillo. La escena es similar a una víctima siendo consumida por el mar en una película de horror protagonizando a un tiburón gigante.

“¿Eso es todo lo que tienen?”

Marian Slingeneyer gira sus armas doradas.

Entonces se percata que todo el ruido ha desaparecido. El silencio la rodea. No es que todos los asesinos hayan sido derrotados. Sólo una tercera o cuarta parte de ellos fueron asesinados. Sin embargo, los cadáveres y los montones de carne que la chica creó son suficientes para causar que aquellos sin heridas tiren sus armas y caigan al suelo.

Es un destino peor a la muerte.

Ese gastado término se utiliza a menudo en las películas y novelas, pero posee una manera de destruir todos los pensamientos en la mente de uno cuando realmente se es testigo.

Se supone que las personas deben desear la vida y temer a la muerte. Cuando esa base de pensamiento deja de funcionar, los demás patrones de pensamiento también son interrumpidos.

“¿Eso es todo lo que la gran Ciudad Academia puede hacer? Entonces me siento un poco decepcionada. Pensé que ustedes eran los ganadores de la Tercera Guerra Mundial.”

Todos aguantan la respiración e intentan ocultar desesperadamente el hecho de que su corazón aún sigue latiendo. El suave sonido de la respiración escapando por sus bocas causa que Marian frunza el ceño. Usará su sierra y martillo dorados para matar a algunos y transformar a otros en alguna forma inhumana. Los asesinos restantes ya no pueden moverse. Sus corazones han sido totalmente derrotados. No tienen ni siquiera el coraje para escapar. O más bien, no tienen el coraje para tomar alguna acción que llame la atención de la chica.

Sin embargo, Marian Slingeneyer no titubea.

Si se resisten, ella los caza y los mata. Si no, los rebana como hierbajos.

“Haaah. Es mucho más fácil cuando logro hacer que se maten entre sí. De esta forma, en verdad tendré que pelear. Es por eso que no me gusta combatir. Hmm, estoy un poco preocupada por mi dieta.”

Marian mete una mano a su overol y se frota el estómago mientras usa su otra mano para girar la sierra de oro. Al atacar con precisión los órganos internos y sellar inmediatamente las heridas externas después de eso, los mata al hacer que se llenen como globos de agua debido al sangrado interno y no ensucia el área.

Justo mientras Marian disfruta el silencio absoluto en la zona, escucha el sonido de metal rechinando.

“¿…?”

“Oh, querida. No reconozco--- Oh, querida. ¿En dónde estoy?”

Aparece una mujer usando pijama. Por el hecho de que se encuentra en silla de ruedas, no debe tener un uso total de sus piernas. Tiene un botón con cables reposando en su regazo. Tal vez era una paciente del hospital de Ciudad Baggage que aprovechó el caos del ataque de Ciudad Academia como una oportunidad para salir de ahí.

Su expresión es muy gentil.

Seguramente no se ha percatado de todas las “cosas” que Marian hizo.

“¿Quién eres?” pregunta Marian.

“¿Oh, tú eres…? ¿Umm, ese es el uniforme de un trabajador del depósito de desechos?”

“Los hornos que utilizo son un poco diferentes. Aunque también llegan a temperaturas bastante altas.” Marian se rasca la cabeza con la mano que sujeta el mango de su sierra dorada. “Si buscas la salida, da la vuelta a la derecha por allá y encontrarás una puerta 200 metros pasillo abajo.

Deberías apresurarte. Este lugar está bastante sucio.”

Tal vez sea difícil imaginarlo por las desagradables cosas que ha estado haciendo, pero como se mencionó antes, Marian es una de las personas protegiendo Ciudad Baggage. Al menos por el momento. Así que no tiene razones para modificar a las personas de la ciudad.

La mujer en silla de ruedas agacha la cabeza y dice, “Muchas gracias. … ¿Oh? Me estorba este cable en el suelo. Está demasiado alto… Oh, querida.”

“Ah, dios. Qué molesto.”

Marian Slingeneyer se aproxima sin preocupaciones hacia la mujer en pijama y rodea su silla de ruedas. Sujeta el mango e inclina su cuerpo para alzar las ruedas sobre el grueso cable.

“Ngh. Es una silla bastante pesada. ¿Es eléctrica?”

“De apoyo eléctrico, sí. Si no me esfuerzo algo, mi cuerpo se debilitará poco a poco, así que está programada para no tenerla demasiado fácil. Ve, esta caja es el control.”

“Sí, entiendo. También soy del tipo que no sale mucho. Aunque tengo que usar un martillo en mi trabajo, así que tengo algo de fuerza en la parte superior del cuerpo.”

“¿Eres carpintera?”

“Te equivocas. No tengo interés en construir un castillo. Por cierto,” Marian dice mientras empuja la silla de ruedas. “¿Es difícil tener que andar por ahí en silla de ruedas?”

“A veces, sí. Pero te da muchas oportunidades para conocer gente amable. Como en esta ocasión.”

“Ya veo. ¿Pero con tantos cables y áreas a desnivel que hay en estas instalaciones de depósito de desechos, cómo llegaste tan lejos en silla de ruedas?”

“…Oh, querida.”

“No tiene sentido. A mí me parece que te atoraste a propósito en ese cable para poder hacer que me acercara.”

“…”

Los ojos de Marian se entrecierran mientras sujeta con más fuera el mango de su sierra dorada.

Mientras tanto, la mujer en pijama continúa sonriendo.

De pronto, el sonido de metal chocando con metal reverbera.

Marian Slingeneyer simplemente había blandido su sierra directamente hacia abajo.

Lo que la mujer en pijama hizo no queda claro.

El mango de la silla de ruedas se liberó repentinamente de la mano de Marian y la silla de ruedas giró 80 grados. Todo eso Marian lo comprende. Sin embargo, eso es todo lo que comprende. Algo desvió su sierra, pero incluso después del efecto, no tiene idea de lo que pudo haber sido.

El cuerpo de Marian Slingeneyer es lanzado violentamente hacia atrás y su espalda choca y aplasta el equipo contra el muro.

La mujer en silla de ruedas dejó marcas de llanta en el suelo con la forma de un círculo perfecto.

Mientras se encuentra sobre el círculo, presiona un botón de la caja con cables en su regazo.

No queda claro cómo caben en el interior o incluso si es posible tomando en cuenta la ley de la conservación de la masa, pero una pistola automática con forma de brazo y una escopeta (¿o un cañón?) con un calibre suficientemente grande para que quepa un brazo humano emergen de la parte posterior de la silla.

Ambas armas tienen lo mismo escrito a un costado con el alfabeto.

Hecho_en_KIHARA. “¡¡Si ya me has descubierto, no tiene sentido contenerme!!”

El sonido de disparos resuena suficientemente fuerte como para dañar los órganos internos de uno. Una lluvia de acero vuela por el aire. En un instante, la silueta de Marian Slingeneyer es totalmente destruida mientras permanece hundida en la maquinaria aplastada. La parte superior de su cuerpo es transformada en un líquido rojo y espeso. Y la parte inferior de su cuerpo está…

“¿Qué, es algún tipo de broma popular en Ciudad Academia?”

“¿…?”

La voz proviene de las partes del cuerpo restantes. No. Otra Marian Slingeneyer se encuentra agachada frente a los pies de la Marian destruida.

Sin embargo, eso tampoco es muy exacto.

La mujer en pijama usando el nombre Kihara re-apunta rápidamente sus armas.

“¿¡Entonces esa es la real!?”

“Ese también es un cebo, idiota,” dice una voz a su lado.

La mujer en pijama se da la vuelta y se encuentra con una tercera Marian Slingeneyer totalmente desnuda blandiendo la sierra dorada que había transformado la apariencia externa de algunos soldados de Ciudad Academia derrotados en una dulce chica.

Pero una vez más, la silla de ruedas ejecuta un movimiento corto, rápido y desdibujado y algún tipo de equipo choca con la sierra de Marian, haciendo que vuelen chispas naranjas.

En el suelo quedan marcas y el humo por la fricción comienza a elevarse.

Por lo que Marian puede ver, la mujer probablemente podría evadir y ganar mientras permanece sentada en esa silla de ruedas. Pero si puede soportar los ataques es otra pregunta.

(Tch. Es por esto que odio a estos fenómenos. Y por lo que odio pelear.)

Seguramente tenía repuestos esparcidos por todo el territorio ya que Marian saca un nuevo overol de detrás de algo de equipo y se lo pone.

Mientras la silla de ruedas retrocede con un leve rechinido, se mueve espeluznantemente hábil como si los cables y demás obstáculos no estuvieran ahí.

La mujer en pijama continúa sonriendo como siempre.

“Así que estabas aparentando. Puedes moverte por tu cuenta muy bien a pesar de no poder levantarte.”

“Yo, Kihara Byouri, soy profesional en „rendirme‟. Me he rendido en todo tipo de cosas y he hecho que otros se rindan en todo tipo de cosas. Así que, ríndete, GREMLIN.”

“…Oh, Ya veo. Es una buena manera de vivir.”

“¿Pero realmente es tan sorprendente? Yo diría que hay muy pocas personas que nunca han fingido necesitar ayuda. Pienso que el deseo de rendirse es uno de los mayores deseos de la humanidad.”

El trabajo de Kihara Byouri es preservar el orden de esa manera.

Si un terrorista planea destruir Ciudad Academia, ella haría que “se rindieran”. Si alguien intenta robar información sobre la tecnología de Ciudad Academia, ella haría que “se rindieran”. Si alguien desarrolla una nueva arma de destrucción masiva de manera negativa, ella haría que 2se rindieran”. Hacer que la gente se rinda y rendirse es como Kihara Byouri ha formado su colección de trofeos. Tiene un montón de ambiciones que han sido retorcidas, destruidas, y aplastadas.

Pero, eso no es nada más que el resultado de aprovechar su disposición natural y combinarla con la sociedad.

La propia Kihara Byouri es alguien que “se rinde”.

Marian Slingeneyer chasquea la lengua mientras observa la silla de ruedas cubierta en mentiras.

“¿Kihara, cierto? Si bien recuerdo, hay más como tú. Pero venir aquí de esa forma sólo te llevará a tu derrota.”

“Ya me he rendido con Ransuu-kun, pero todavía queda Enshuu-chan.”

“Así que al menos son tres de ustedes. Y por la forma en la que lo dijiste, dudo que haya cientos de miles aquí. En ese caso, pienso que tus métodos serían un poco diferentes.”

NT Index v04 135.jpg

“Tus métodos no son muy diferentes.”

“Invitas a 5 o 10 idiotas obsesionados con el combate y todo el plan se cae a pedazos desde el interior. Qué molesto,” murmura Marian. “Bueno, espero que no te importe si me esfuerzo al máximo para acabar contigo.”

Con un rápido movimiento, Marian blande su sierra.

El muero en el que la sierra se incrusta comienza a sangrar. No. Se trata de un soldado que fue transformado para parecer un muro. Se revienta como un globo, y la sangre y grasa salpican el muro y el suelo. Seguramente se trate de algún tipo de ritual para mejorar el uso de la herramienta de oro.

Antes, Marian había enviado esa sierra a través de ese muro que ahora está cubierto con sangre fresca para atacar a los soldados.

Sin embargo, la sonrisa de Kihara Byouri no vacila incluso después de ver esa grotesca escena.

“¿Eso es lo mejor de ti? Qué decepcionante.”

Marian alza su martillo de oro y su sierra, y Kihara Byouri presiona el botón sobre su regazo en respuesta.

Las ruedas de la silla se desensamblan.

Los múltiples rayos de las ruedas se dividen y las porciones racionalmente divididas de las ruedas tocan el suelo. Lo que resulta es una unidad apoyada sobre varias patas como una araña.

Tal vez se siente realmente impresionada por ese trabajo, ya que Marian suelta un silbido.

“Eso debió llevar bastante tiempo de fabricación. Me recuerdas a „Lobo Solitario y su Cachorro‟.”

“Pero esto es como una carriola.”

Después de ese pequeño intercambio, los dos monstruos chocan a gran velocidad.

NT Index v04 138-139.jpg


Sub 13[edit]

Kumokawa Maria despierta con un débil gemido.

Después de que Oumi Shuri le explica la situación, la chica chasquea la lengua, molesta.

“¿Lo conoces?”

“Es Kihara Kagun, la persona a la que busco. Pero esto no es suficiente para rendirme. De hecho, he progresado ahora que sé que está aquí. Los reportes tenían razón.”

“No sé cuál sea tu situación, pero también deberíamos de empezar a movernos. La chica de la bazuca sigue con vida y nadie dijo que no regresaría a acabar con nosotras.”

“Primero, una cosa.”

Kumokawa Maria se levanta y comienza a tocar su vistoso uniforme. También gira su cuerpo en lo que parece un intento por ver su propia espalda, pero Oumi Shuri no ve nada ahí.

“¿Qué estás haciendo?”

“Buscando insectos o transmisores. Quién sabe que pudo haber hecho mientras me encontraba inconsciente. Si Kihara Kagun sabe en donde estoy y lo que estamos diciendo, podrá continuar eludiéndome incluso si estamos en la misma zona.”

“No parece que haya algún chip en tu ropa.”

“Tal vez no sea algo lo suficientemente grande para verse. Si utilizó un nano aparato, pudo haber entrado en un espacio entre las fibras. …Maldición,” murmura Kumokawa Maria. “Así no podré lograr nada. Supongo que tendré que quitarme la ropa y pasar una secadora sobre ella. Eso debería destruir las funciones internas de cualquier aparato invisible.”

“¿No puedes buscar la presencia de una señal electromagnética para ver si hay algún bicho o transmisor? Una radio debería ser suficiente para detectarla.”

“¿Sabes acerca de cómo las hormigas informan a sus camaradas de un gran trozo de comida para poder crear esa larga procesión?” Kumokawa Maria pregunta. “Feromonas. Un aroma. La transmisión no necesita ser electromagnética. Si se usan químicos, los circuitos eléctricos ni siquiera son necesarios. En Ciudad Academia hay muchas personas que usan electricidad o magnetismo, así que el desarrollo de aparatos que no necesiten eso ha avanzado bastante.”

“¿Y de qué servirá calentarlo con una secadora?”

“Destruirá el sistema de datos de feromonas. Es como pasar una secadora sobre pintura fresca. La pintura se quedará ahí, pero la coloración se verá un poco distorsionada y diferente a como se vería si se dejara secar naturalmente. Los datos en el interior son destruidos. Aunque ese método es resistente al frío.”

Entonces, salen del cuarto de control, caminan por el pasillo, y revisan detrás de unas cuantas puertas mientras avanzan. Eventualmente encuentran un vestidor para personal en donde encuentran una secadora.

Sin vacilar, Kumokawa Maria se quita su llamativo uniforme de sirvienta y lo extiende sobre el suelo. Se apoya en sus cuatro extremidades y comienza a usar la secadora.

El área tiene un calentador pero aún así debe sentir bastante frío vestida sólo con su ropa interior, ya que Kumokawa Maria frota sus muslos entre sí.

“Esto utiliza fibras sintéticas, así que me preocupa un poco que termine como una bolsa de plástico.”

“¿Cuánto tiempo nos llevará esto?”

“Si lo hago bien me llevará de 10 a 20 minutos. ¿Y qué hay de ti?”

“No necesitas preocuparte por mí,” responde Oumi Shuri. “Los ninja usamos frecuentemente drogas en combate. Tenemos un reactivo que puede detectar ese tipo de cosas. Si algo se agregará en mi ropa, aparecería un color diferente en ese punto.”

“¿Entonces es algo así como una bata de laboratorio mejorada?”

“Algo así. Si cualquier aparato microscópico del que estás hablando realmente se infiltrara a mi ropa, probablemente sería destruido por el ácido débil usado para el reactivo.”

Ambas continúan hablando hasta que Kumokawa Maria termina de calentar la totalidad de su uniforme de sirvienta con la secadora. Entonces intenta ponérselo nuevamente, pero…

“¡¡Quema!! ¡¡Esto está tan caliente como el Baño Caliente de Comedia!!”

“Eso no me dice nada sobre lo caliente que está.”

“Me refiero al Ichihanaransai. Es el festival cultural de Ciudad Academia que puede volverse realmente emocionante. ¡¡Maldición, se siente más caliente porque me enfríe al usar sólo mi ropa interior!!”

Con lágrimas en los ojos y prácticamente gritando, Kumokawa Maria logra de alguna manera ponerse nuevamente su vistoso uniforme de sirvienta.



Sub 14[edit]

Kihara Byouri se encuentra inclinada a un costado.

Las múltiples patas creadas a partir de las ruedas de su silla se han abollado debido a poderosos impactos y ya no funcionan adecuadamente. Algunas pistolas y cables salen de la parte posterior, pero ninguno parece estar funcionando tampoco.

Su oponente simplemente es demasiado.

Marian Slingeneyer, una maga de GREMLIN, ha controlado totalmente el campo de batalla con su sierra y martillo dorados. Ha acorralado a Kihara Byouri en el área de basura para quemar de las instalaciones de depósito de desechos. El área contiene lo que parece una alberca hecha de acero que es usada para guardar temporalmente la basura a ser quemada.

Madera, papel, e incluso huesos demasiado grandes para composta son secados y después quemados en conjunto. El horrible olor se incrusta en sus narices. La cantidad de lo que califica como basura para quemar se expande debido a la necesidad de calor de Ciudad Baggage.

Kihara Byouri se encuentra detenida a la orilla de la alberca metálica y Marian Slingeneyer gira su martillo en su mano.

“Parece ser que este es el límite. Aún tengo que acabar con otros Kiharas, así que te modificaré en algo útil tan pronto como sea posible.”

“Oh, querida. ¿En verdad parece que me he quedado sin opciones, cierto?”

“Pero no te preocupes. Mis modificaciones serán mejoras. Ya que estás en esa silla de ruedas, ¿qué tal si te fabrico 8 o 10 piernas? Diablos, incluso podría hacer que giraran como el rotor de un helicóptero.”

“Me gustaría dejar algo en claro. No veo ninguna razón para rendirme todavía.”

“Sí, probablemente te queden algunas armas, pero mira tú silla de ruedas. Está rota. ¿Cómo se supone que pelearás si no puedes desplazarte?”

“Siempre puedo hacer esto.”

Con un chasquido seco, los pantalones del pijama de Kihara Byouri se rasgan. En vez de las suaves piernas desnudas de una mujer, una máquina plástica extendiéndose desde la parte posterior de sus rodillas y cubriendo por completo sus piernas se encuentra debajo. Parece menos como una armadura y más como listones enredados en sus piernas.

Con el sonido de un motor proveniente de la parte posterior de sus rodillas, Kihara Byouri se levanta fácilmente.

Marian chasquea la lengua y dice, “Así que incluso el no poder caminar era mentira.”

“Me he rendido en tantas cosas, así que realmente me gusta evitar levantarme por mi cuenta.”

"¿Eso es yeso reforzado para pacientes? ¿No los fabrica una compañía de automóviles? Creo que utiliza la tecnología de un robot que baila. Lo vi en un comercial.”

“Eso simplemente era lo que podía crearse con la tecnología del exterior de Ciudad Academia. De hecho, probablemente sea una mala idea darle a un paciente algo con la fuerza para patear a un tigre hasta morir.” Con un desagradable sonido, Kihara Byouri saca una daga similar a un machete de la parte posterior de la silla de ruedas. “Pero ya has utilizado la mayoría de tus „armas‟ para poder acorralarme. De hecho, ya no tienes municiones. Ya no tienes más personas a las que alterar para poder llevar a cabo tus estrategias engañosas. Incluso esa técnica para deslizar tu sierra parecía requerir grasa y aceite frescos de un cuerpo humano. Por esa razón, no parece que sigas siendo una amenaza, ¿así que qué tal si te rindes?”

Marian Slingeneyer baja la mirada hacia la sierra y el martillo en sus manos y suelta un suspiro.

Todo lo que tiene son herramientas. No son armas. Claro que pueden usarse para matar y hacer otras cosas horribles, pero su habilidad total no puede usarse de esa forma.

Los restos color carne regados por todos lados han sido demasiado destruidos desde su base como para ser transformados en cualquier otra cosa.

Además, el terreno de Marian como Dvergr es el de cuerpos vivos.

Manipular a los muertos es el terreno de los Dioses o los gigantes.

Ella solamente puede usar la sangre y grasa que deja un cuerpo humano por la docena de segundos hasta que “mueren”.

“Este es un problema. Dudo poder ganar en una pelea física. Además, ¿no crees que estás exagerando con esto de las transformaciones?”

“Es parte de la cultura japonesa. Además, aquellos que son odiados ponen más esfuerzo y habilidad que aquellos que son populares para sobrevivir hasta tales instancias. Los humanos crecen más cuando enfrentan las dificultades.”

“Es una pena que las personas odien a los más fuertes y habilidosos.”

“Realmente lo es. Gracias a eso, me he rendido con muchas cosas. Pero también he hecho que otros se rindan en tantas cosas como yo, así que no guardo algún tipo de rencor contra el mundo.”

Kihara Byouri da un paso y después otro.

Se aproxima. Pisando los restos color carne regados por el suelo, Marian Slingeneyer retrocede unos cuantos pasos, pero no piensa huir. Con la ayuda de la máquina, no sería difícil que Kihara Byouri cargara hacia adelante a velocidades mayores a la de un león o un tigre si lo intentara.

“¿Qué tal si te rindes?”

“No, aún no.”

“¿Entonces esperas resistir hasta el final? Aplastaré esa esperanza con todo lo que tengo, así que ríndete.”

“Entonces tendré que aceptar tu oferta.”

Marian Slingeneyer usa su talón para patear algo en tirado a sus pies. Similar a una manera engañosa de dominar un balón de fútbol, el pequeño aparato forma un arco sobre su cabeza desde atrás de ella y lo atrapa con una mano.

El aparato era propiedad de uno de los objetos color carne en el suelo.

Es una radio usada por la unidad de combate del lado oscuro que estaba bajo el control de los Kiharas.

“Ahh, ahh. Un miembro de GREMLIN está acorralado en las instalaciones para desechos subterráneas. Pidiendo fuego concentrado inmediato de todas las unidades cercanas.”

Se comunica a propósito con el enemigo.”

Sin embargo, Marian Slingeneyer ni siquiera los ve como enemigos. Con un nivel tan bajo, ellos no son más que materiales para sus armas.

La mejilla de Kihara Byouri se contrae un poco.

“…Ahora si estás en problemas.”

“Ahora, ¿cuántos de tus excelentes subordinados vendrán corriendo? Y entre mejores sean, más pronto llegarán aquí.” Marian lanza a un lado la radio y ajusta su agarre sobre el martillo y la sierra de oro. “Además, esos soldados están bajo el mando de una líder espeluznante. Si arruinan algo, probablemente recibirán un cruel castigo. Después de ser entrenados bajo circunstancias tan terroríficas, probablemente llegarán aquí tan pronto como puedan.”

“…”

Con la daga similar a un machete en mano, Kihara Byouri corre a toda velocidad hacia Marian Slingeneyer.

Pero el rápido arribo de sus subordinados bien entrenados trabaja en su contra.

El arma de Kihara Byouri se queda a solamente 3 cm de la garganta de Marian Slingeneyer.

La Dvergr había blandido su sierra de oro y el soldado que tuvo la mala suerte de llegar primero sufre la transformación de su brazo derecho que crece el doble de su tamaño normal. Ante la orden de Marian, sujeta un extinguidor como una máquina lanzadora de un solo uso, tensa su brazo lo suficiente como para hacerse daño, y lo “lanza” con suficiente fuerza para herirse aún más.

Con un sonido seco, el cuerpo de Kihara Byouri es lanzado por los aires y cae en medio de la alberca de depósito de basura.


“Hoo, al fin murieron todos,” Marian Slingeneyer murmura mientras regresa sus herramientas de oro a su overol.

Con todos los enemigos del área derrotados, finalmente comienza a sentir las señales de daño--- o sea, dolor--- siendo enviadas por todo su cuerpo. Se tambalea y se recarga contra un muro.

Mientras continúa apoyando su mano contra el muro, comienza a caminar lentamente por el pasillo.

Su objetivo principal era proteger las instalaciones de calefacción, así que no sale de las instalaciones de depósito de desechos. Sorprendentemente, los espacios para vivir para los trabajadores no están tan mal. Ella ha remodelado una de esas habitaciones en un hotel para sí misma.

Originalmente estaba protegido por una barrera mágica, pero el ataque de los Kiharas y Ciudad Academia causó mucho daño a la construcción del propio edificio. El acomodo de las “señales” había sido desordenado y la barrera ya no funciona.

“Supongo que cuando tiembla el suelo debajo del edificio, éste no saldrá sin ningún rasguño.”

Parece ser que la situación no mejorará si simplemente hace lo que los Guardianes de la Ciencia Anti-Ciudad Academia le indicaron. La escala de sus ideas es simplemente muy pequeña. En cuanto a eso, ya habían perdido contra Ciudad Academia desde el principio. Así que la chica decide tomar acción por sus propias manos.

Por esa razón, no necesita preocuparse por la pequeña barrera que sólo cubría una habitación.

Necesita adquirir algunas herramientas de mayor nivel.

NT Index v04 166-167.jpg

“¿En dónde estaba…? Ah, aquí vamos.”

Abre la tapa de una caja de madera en la esquina de la habitación y mete su mano en el interior, pero se detiene repentinamente. Saca un par de pinzas similares a tenazas de su overol y las usa para sujetar el objeto espiritual.

La orilla de la caja de madera es rebanada del costado de donde lo saca.

“Preferiría que no hicieran temblar más, así que creo que es hora de contraatacar.”


Sub 15[edit]

Después de determinar que cualquier posible bicho o transmisor ha sido destruido por el calor de la secadora, Kumokawa Maria y Oumi Shuri comienzan a moverse nuevamente.

Salen de la habitación del personal y recorren el largo pasillo subterráneo.

“¿Habrá algún camino específico para escapar? ¿O ningún lugar es seguro?”

“Mi objetivo es la tecnología de Ciudad Academia y el tuyo es ese Kihara Kagun con el que nos encontramos. En ese caso, no hay ninguna razón real para quedarnos aquí en Ciudad Baggage mientras sea peligrosa.”

Kumokawa Maria y Oumi Shuri se asoman en una esquina.

Ambas pueden deducir que el área en la que están requiere más precaución que un centro comercial repleto de zombis.

O eso es lo que pensaban.

“No hay nadie aquí,” Oumi Shuri dice en voz baja.

Kumokawa lo confirma, entonces dice, “¿Pero eso no lo hace más espeluznante?”

No ven a nadie vivo ni muerto. Pero hay un montón de cascos militares, chalecos antibalas, y rifles de asalto tirados por todo el suelo. No queda claro a dónde fueron sus dueños o si seguían con vida.

“Eso podría ser tanto de Ciudad Academia como de los Guardianes de la Ciencia Anti-Ciudad Academia.”

“Cualquiera de los dos sería peligroso.”

Desde la perspectiva de Oumi, ambos usan extraña tecnología. La rara situación la tiene bastante nerviosa.

“¿Pero por qué removerían todos los cuerpos y manchas de sangre?”

“Buena pregunta. Ninguno de los dos son del tipo que limpia por completo su plato de sopa con el pan.”

“Hmm hm hm hmm.”

El tarareo de una chica repercute por el área.

No hay nadie ahí. La voz similar a una linda campana se escucha fuera de lugar en esa tétrica área que recuerda fuertemente a la muerte.


Kumokawa Maria y Oumi Shuri entran lentamente desde una esquina.

La ninja cuya estatura no es mayor a la de una estudiante de primaria señala hacia uno de los rifles en el suelo con su pequeño dedo.

“¿Qué lado usa este tipo de equipo?”

“Probablemente Ciudad Academia, así que los atacantes. Puedo deducirlo por la tecnología usada.”

“Pensaba que los Guardianes de la Ciencia Anti-Ciudad Academia usaban armas con tecnología de punta que Ciudad Academia les había prestado.”

“¿Tienes alguna idea de lo rápido que Ciudad Academia desarrolla una nueva 'tecnología de punta'?”

Kumokawa Maria estira un brazo para levantar el rifle de asalto, pero Oumi Shuri sujeta el brazo de la sirvienta para detenerla.

“Creo que entiendo el punto de esto.”


“Hmm hm hm hmm hm hm.”

El tarareo se escucha más fuerte. O más bien, la chica produciéndolo está aproximándose.

Obviamente es la persona que ha creado la misteriosa situación en la que el equipo militar de Ciudad Academia se encuentra regado por el suelo.

Su meta es simple.

Crea una situación misteriosa.

Entonces espera a que dicha situación atraiga a alguien.

En otras palabras, es una trampa.

Si incontables cuerpos estuvieran tendidos y charcos de sangre se encontraran por todos lados, nadie se acercaría. Sentirían el peligro y tomarían la dirección opuesta.

¿Pero qué sucedería si lo único que hay es el equipo con tecnología de punta?

Parecería extraño, pero no lo suficiente como para escapar de inmediato. Además, los humanos tienen la costumbre de rendirse ante su curiosidad e investigar cosas que no comprenden.

Además, ese equipo está conformado por cosas como chalecos antibalas y rifles de asalto.

En una situación tan peligrosa, incluso la persona más virtuosa vería como ventajoso el poseer algo como eso.

Oumi Shuri se aproxima a uno de los chalecos antibalas, se agacha, lo rodea, y suspira.

“Pensé que se veía extrañamente inflado y de hecho hay una granada escondida debajo. El seguro ha sido removido y el peso del chaleco mantiene apretada la palanca. Si lo levantaras, haría boom.”

“¿Cómo puedes saberlo?”

“Simplemente no veas la escena. Ve la intención de la persona que creó la escena.”

En ese caso, seguramente el resto del equipo también sean trampas. Incluso si no es obvio desde el exterior, los rifles bien podrían haber sido modificados desde el interior.

Kumokawa Maria se lleva las manos a la cintura y menea la cabeza.

“Entonces supongo que deberíamos salir de aquí. …Espera, ¿qué estás haciendo?”

“Ésta es tecnología de Ciudad Academia. Tal vez no tenga nada que ver con poderes sobrenaturales, pero vale la pena tomarlo.”

“… ¿Pensé que habías decidido que era una trampa?”

“Incluso una trampa puede servir como recurso. Cuando te quedas sin municiones en el campo de batalla, buscar minas o granadas conectadas es un método conveniente para armarte.”

“¿En estos días ser un ninja es como jugar un FPS?”

Parece ser que la chica del tamaño de una estudiante de primaria, Oumi Shuri, realmente intentará desarmar la trampa. Kumokawa Maria mueve nerviosamente sus manos, pero no se atreve a detener a Oumi Shuri por temor a causar que cometa un error.

“Para mí, este parece un caso en el que ser avaricioso llevará a un final desafortunado.”

“No estamos en una película de Hollywood. Bombas tan complejas no se usan en un verdadero combate. La regla de oro para todo tipo de armas es „fácilmente instalada y fácilmente retirada‟.

Siempre que la palanca de la granada esté presionada, no pasará nada. Si introduces una grapa enderezada o algo en lugar del seguro, la trampa quedará neutralizada.”

“¿Cuál es el alcance de la granada?”

“Hay varios tipos de granadas de fragmentación antipersonal, pero la mayoría tienen un rango de más de 10 metros.”

“Seré honesta contigo. ¡En verdad quiero escapar!”

“No me presiones. Tampoco estornudes. El proceso es simple, pero el resultado del fracaso también lo es. Si intentas decir algún tipo de mala broma ahora mismo, esto tendrá un final con una explosión real.”


“Hmm hm hm. Hm hm hmm.”


“Quédate quieta.”

“Hey, umm…”

“¿Qué?”

“¿Podrías sentarte en el suelo, en vez de estar inclinada de esa forma? Tu ropa interior está totalmente expuestas hacia acá.”

“¡Si tanto te importa, jala mi falda hacia abajo por tu cuenta!”


“¡Hm hmm!”


“Quédate quieta. ¡¡Dije quieta!!”

“Creo que tú estás temblando mucho más que yo. Como sea, ¿por qué comenzaste a temblar el momento en el que te sentaste?”

“El suelo estaba más frío de lo que esperaba. ¡Además, tengo que ir al baño!”

“¡Pero estoy segura que tienes que mantener presionada la palanca de la granada!”

“¡Cállate! Como sea, no te muevas. ¡¡Si lo haces, esta cosa nos destrozará a ambas!!”


“¡¡Hm hm hm hm hmm!!”


Y entonces, ocurre algo problemático.


“Hm hm… ¿huh?”

Cuando llega a la escena tarareando y saltando, Kihara Enshuu parece confusa.

No hay nadie en el pasillo lleno de trampas.

De hecho, no hay señales de que alguien haya tocado alguna de las trampas.

Sólo para asegurarse, revisa con una luz ultravioleta, pero no ve huellas en el piso.

“Aún es muy pronto,” Kihara Enshuu dice con expresión decepcionada en el rostro. “Bueno, coloqué estas trampas para cucarachas en 20 lugares, así que tal vez haya atrapado algo en alguna de las otras.”


Mientras tanto, Oumi Shuri lanza a un costado el chaleco antibalas que obtuvo.

“¡Las fibras y la placa interior han sido derretidas! ¡Esta cosa ya no sirve! ¡¡Ni siquiera valdría la pena analizarla!!”

“Aún se usan paquetes de pintura explosivos para prevenir robo a tiendas por una razón. Y no hay alguna razón real para que los contenidos tengan que ser pintura. He escuchado sobre químicos en desarrollo que son inofensivos para los humanos pero que pueden derretir el muro de un avión. Tal vez algo como eso recorría la placa del chaleco como si fueran vasos sanguíneos.”

“M-mhh…”

“Entiendo que todo haya sido esfuerzo perdido, pero al menos decídete si estás molesta o avergonzada sobre ello mientras frotas tus muslos entre sí de esa forma. …Como sea, la conclusión más patética sería que fuéramos atacadas ahora mismo.”


Sub 16[edit]

HsB-07.

Una versión mejorada de los bombarderos supersónicos de Ciudad Academia que participaron en la Tercera Guerra Mundial pasan volando por el cielo sobre Ciudad Academia.

Para proteger su cuerpo de la masiva fuerza G, el piloto, Rokudou Ryuuichi, tiene su cuerpo congelado en su mayoría. No utiliza sus dedos para controlar la enorme nave y no usa su boca para comunicarse con sus aliados.

La distribución de sangre en su cerebro, la cantidad de químicos secretados, el flujo de señales eléctricas, y el monitoreo de las regiones activas de su cerebro con un sonar son algunos métodos para reunir información directamente de su cerebro. La precisión de cada método es baja, pero eso puede ser superado usando múltiples métodos más. La tecnología también ha comenzado a ser usada experimentalmente en inteligencia e investigaciones criminales.

“Francisca 3 a todas las naves. Atacaremos el aeropuerto en el siguiente movimiento. 1 y2, ustedes encárguense de los pasos elevados. Necesitamos destruir cualquier camino que pueda ser usado para el despegue de naves enemigas.”

Unas cuantas docenas de Five_OVERs con aspecto de mantis religiosas ya han sido desplegados por el área, así que los Guardianes de la Ciencia Anti-Ciudad Academia no tienen oportunidad de ganar.

Sin embargo, los Five_OVERs tienen una debilidad.

Fueron creados para destruir objetivos en la superficie.

Pueden volar, pero eso sólo sirve para acabar con enemigos terrestres desde arriba como un helicóptero de combate. No están pensados para usarse para derribar aviones multiusos que vuelan a velocidades supersónicas y a gran altura.

Rokudou escucha (o al menos lo interpreta de esa forma) la voz de sus camaradas.

“Es una locura que personas como nosotros arriesguemos la vida para defender armas no tripuladas. Pensaba que esos juguetes podían derribar misiles tierra-aire.”

“Si instalas una reacción química en la ojiva, pueden crear un tormenta incluso si son derribados. Aunque esto probablemente sea nosotros reaccionando exageradamente porque conocemos esa debilidad. Esta es la primera vez que los Guardianes de la Ciencia Anti-Ciudad Academia han visto los Five_OVERs, así que dudo que puedan aplicar esa estrategia.”

Mientras charlan vía pensamientos más rápido de lo que sería posible vía boca y oídos, cada uno llega a su respectivo objetivo a 7000 km/h.

Después, es menos como si “lanzaran” sus bombas y más como si las “colocaran” en el aire.

Aproximadamente 120 bombas guiadas son liberadas a intervalos como faros públicos. Mientras la gravedad comienza a atraerlos hacia abajo, la cola corrige su curso enviándolos a los puntos más importantes del aeropuerto con una precisión que tiene un margen de error de menos de 7mm.

Ya que su cuerpo está congelado, Rokudou no tiene forma de darse la vuelta, pero puede revisar la destrucción en una ventana desplegada en la orilla de su conciencia.

“Pistas de despegue, de tráfico, e instalaciones de radar 1-9 han sido destruidas. Misiles tierra-aire 1-32, cañones anti-naves 1-20, y pistolas antiaéreas 1-17 han sido destruidos. El aeropuerto esencialmente ha quedado inutilizado.”

“Whew. Cerca de 48 áreas rectas de camino de más de 13 metros han sido destruidas. Daré la vuelta y acabaré con las 52 restantes.”

“He detectado cerca de 5 túneles que podrían ser usados como pistas. Bombardearé las entradas para bloquearlas con escombro.”

Sus resultados están saliendo justo como lo planeaban.

Los bombarderos supersónicos de Ciudad Academia tienen peculiaridades tan avanzadas como para entrar a las líneas frontales sin que otras naves los protejan. Su abrumadora velocidad y movilidad previenen que cualquier ataque terrestre o aviones de persecución se les acerquen.

En la misión actual, la amenaza más grande sería un problema causado por mantenimiento inadecuado. Así de poco preparadas se encuentran las fuerzas de los Guardianes de la Ciencia Anti-Ciudad Academia.

Es cierto que poseen armas no tripuladas prestadas por Ciudad Academia.

Sin embargo, simplemente son prestadas.

Además, la velocidad de desarrollo tecnológico de Ciudad Academia es tan rápido que esas armas ya han quedado obsoletas.

Es una victoria garantizada.

La realidad no se aleja ni un poco de la teoría.

Los vencedores de la Tercera Guerra Mundial que usan armas bajo el lema “Hard Science” parecen poseer una fórmula elegante mientras se encuentran en esa salvaje batalla. Quebrantan el espíritu de cualquiera que desee oponerse imprudentemente a esa teoría.

O al menos debería ser así.

Sin embargo…

“¿Qué es eso?”

Varios puntos de luz aparecen repentinamente en el radar. No es algo que haya estado oculto usando algún tipo de camuflaje. Rokudou revisa las cámaras en el fondo de su nave y ve algo como un enorme misil lanzado desde la superficie.

“No… Eso no es un misil. ¿¡Su forma está cambiando!?”

Lo que quiera que sea, está surcando los cielos. No se mueve formando un arco como un objeto volador normal. Casi parece un rayo viajando de forma horizontal. Además, cuando pasa a través del costado de un rascacielos, la porción superior del gigantesco edificio es rebanada diagonalmente.

Antes de que la masa gigante caiga al suelo, una interferencia interrumpe los pensamientos de Rokudou Ryuuichi. Una tensión extrema y temor interfieren con su conexión a su nave.

La razón es simple.

Lo que quiera que sea esa cosa vuela directamente hacia el HsB-07 como un rayo incluso cuando la nave da vueltas bruscas a 7000 km/h.

“¡Esto es una locura! ¿¡Qué es esa cosa!? ¡¡Eso no es una de las armas no tripuladas que Ciudad Academia les prestó!!”

Mientras se aproxima, Rokudou Ryuuichi finalmente es capaz de ver los detalles del objeto.

Le recuerda a los primeros aviones furtivos que estaban conformados por una complicada combinación de superficies planas. Sin embargo, eso sólo se debe a que sabe bastante sobre aeronaves. Otros tal vez hubieran pensado en una jabalina con punta ampliada o una gema cortada delicadamente.

Sin embargo, hay algo que le hubiera recordado a cualquiera.

Un wireframe.

De hecho, el objeto está conformado por una combinación de varios cables. El enemigo no solamente es inexplicable por la tecnología “externa”, incluso Rokudou y su conocimiento especial del interior de Ciudad Academia no puede comprender lo que está viendo. Palabras en inglés aparecen de forma poco natural alrededor de la estructura.

“Nosotros también amamos la tecnología de punta.”

Y no termina ahí.

La primera línea desaparece y se despliega un segundo enunciado.

“Sin embargo, ese no es un privilegio únicamente suyo.”

“¡Maldición! Francisca 1 y 2, necesito quitarme de encima ese objeto enemigo. ¡Crucen por mi camino y liberen algunas en el aire! ¡¡Destrúyanlo con-…!!”

Las palabras de Rokudou Ryuuichi se desvían.

Ve algo en la cámara.

Francisca 1 ha sido totalmente absorbido por una masa de cables transformada y está siendo lanzado hacia abajo en medio de la blanca ciudad. Francisca 2 apenas ha evitado quedar atrapado por otro, pero los angostos cables han rebanado pequeñas partes de la orilla de la nave, destruyendo su habilidad para volar.

Ellos no tienen manera de saberlo, pero el enemigo es un objeto espiritual conocido como la Red de Loki. El malvado dios Loki pasaba a través de las leyes, laberintos, y destino creado por los dioses con ideas novedosas, rompiendo tabúes y sofismos, y él mismo creó esa restricción que lo derrotaba a sí mismo cuando pensó en qué sería necesario para capturarse a sí mismo, aquel que no podía ser capturado por nadie. Un verdadero Dvergr que ha sobrevivido hasta estos días ha agregado algunas cosas modernas a ello.

No hay una razón para que una red mágica que cubre incluso los agujeros en la teoría y el destino pueda ser derrotada por algo como la velocidad.

Rokudou intenta escapar desesperadamente, pero puede deducir que su nave está siendo rebanada poco a poco. Además, los demás cables que han acabado con sus aliados también se dirigen hacia Francisca 3.

“¡Francisca 3 a AWACS! Envíen a Francisca 4-9 con sus ABLs que patrullan fuera de Ciudad Baggage. ¡¡Usemos láseres antimisiles para ver si sus armas secretas pueden compararse con la luz!!”

Logra enviar la orden, pero éstos no logran hacerlo a tiempo.

Tal vez los movimientos horizontales y como rayos del enemigo no pueden ser apuntados o los aliados de Francisca 3 están intentando encontrar una posición en la que Francisca 3 no sea afectado. Cualquiera que sea la razón, Rokudou Ryuuichi sabe que unos pocos segundos de demora es todo lo que tiene.

“AWACS a Francisca 3. ¡¡Sal de la nave!! ¡¡Tu motor está a punto de explotar!!”

“¿Crees que serán caballerosos? ¡¡Me rebanarán en pedazos, con paracaídas y todo!!”

Su altitud disminuye drásticamente.

Ya no está volando; está cayendo lentamente.

Rokudou Ryuuichi cambia drásticamente su ruta. Se dirige hacia el área hacia donde salieron por primera vez esos espeluznantes cables.

(¿Las instalaciones de depósito de desechos? Espera, hay alguien en el techo.)

Es uno de los objetivos de mayor prioridad. Una chica de piel morena y cabello plateado está recargada contra una enorme chimenea. Lleva unos anteojos y nada más que un overol, lo que es extraño para un clima helado. Con una sonrisa tranquila en el rostro, mira directamente a Rokudou Ryuuichi.

La chica sabe que un bombardero supersónico se aproxima, pero levanta su delgado dedo índice y se apunta a sí misma como si estuviera retándolo.

“Esa perra. ¡¡Es de GREMLIN, nuestro objetivo de mayor prioridad!!”

A pesar de que la nave está siendo rebanada, abre el regulador y apunta directamente hacia el techo de las instalaciones de depósito de desechos.

Puede ver chispas naranjas en la cámara.

Entonces las propias cámaras comienzan a ser destruidas, mostrando solamente estática gris.

La nave se hace más y más pequeña como un lápiz siendo afilado por un pequeño cuchillo, pero Rokudou Ryuuichi se concentra solamente en su objetivo.

Y…


Mientras se encuentra sobre el techo de las instalaciones de depósito de desechos, Marian Slingeneyer mete una mano en su overol y saca una herramienta dorada. Es un par de pinzas. La herramienta se usa para manejar hojas calientes y cosas así cuando están en el horno. El par que sujeta Marian es algo como unas tenazas gigantes.

Gira suavemente el mango de la herramienta como si fueran nunchakus antes de cerrar las pinzas frente a su rostro.

El extremo sujeta firmemente un filoso fragmento de los materiales del avión de unos 13 cm de largo.

Eso es todo lo que queda del esfuerzo final de Rokudou Ryuuichi.

Cuando la chica mira el fragmento que causó que la nieve cayendo se evaporara inmediatamente, Marian silba.

“Estuvo cerca. Pensaba sujetarlo con mis propias manos, pero apuesto a que la fricción calentó esto a más de 1000 grados.”

Marian clava la punta de las pinzas que sujetan el fragmento en la nieve apilada en el techo para enfriarlas rápidamente. Como alguien que trabaja como herrera, está acostumbrada a esa acción.

Después de que ha recobrado su temperatura normal, sujeta el filoso fragmento de entre las pinzas.

“Con que así funciona. Categóricamente, es sólo un objeto espiritual de apoyo que bloquea el escape de alguien de manera similar a una muñeca creada para desviar el objetivo de una maldición, pero parece ser que tiene un buen efecto para equilibrarse con la velocidad del enemigo.”

De hecho, no hay nada mejor en cuestión de métodos para destruir naves.

Marian se concentró primero en la estrategia aérea en vez de los Five_OVERs en la ciudad porque no quiere atraer a más Kiharas.

“Por tu imprudente desafío☆.”

La chica besa suavemente el costado del fragmento y lo guarda dentro de su overol como recuerdo. Después, se truena los dedos y unas cuantas Redes de Loki más salen disparadas hacia el cielo desde los alrededores de las instalaciones de depósito de desechos. Justo mientras Marian está comenzando a emocionarse, un brillante rayo de luz pasa sobre su cabeza.

Un arma láser de transporte aéreo ha disparado desde fuera de Ciudad Baggage y ha quemado una de las Redes de Loki. Sólo unos fragmentos derretidos de color naranja quedan como rastro del rayo blanco.

“¡Bien, mierda! ¡¡Supongo que esto no será tan fácil!!”

Mientras escapa frenéticamente del techo, Marian le ordena a las Redes de Loki sobrevivientes que continúen exterminando los demás aviones.

Esa retorcida batalla se desarrolla en una escena en la que las personas no pueden sobrevivir.



Sub 17[edit]

Kumokawa Maria y Oumi Shuri caminan por un pasillo subterráneo sin saber hacia dónde las llevará. Debe estar ocurriendo una batalla a gran escala en la superficie porque temblores irregulares sacuden el pequeño pasillo.

“¿Puedo preguntarte algo?” Oumi Shuri pregunta en voz baja.

“¿Qué sucede?”

“¿Conoces a algún individuo llamado Kamijou Touma?” continúa sin ningún cambio evidente en su expresión. “Fue mencionado por el hombre de casco y gabardina, el cual parece que estás siguiendo. Aparentemente, si no encontramos a esa persona, nuestras posibilidades de sobrevivir no serán muchas ahora que nos hemos adentrado tanto en esto.”

“Solamente conozco el nombre. Creo que mi hermana mayor debe saber algo más.”

“Entonces supongo que es de Ciudad Academia. Si es capaz de tratar con una situación como esta, debe estar envuelto en un nivel mucho más profundo.”

“Por lo que he escuchado, ese chico es lindo por la forma en la que no tiene ningún tipo de conexión con este tipo de cosas.”

“¿?”

Oumi Shuri frunce el ceño, pero no recibe una respuesta adecuada de Kumokawa Maria.

Sin embargo, no es porque Kumokawa no quiera decirle nada.

En vez de eso, la situación cambia rápidamente.

Con un fuerte impacto, el pasillo frente a ellas colapsa desde arriba y un pesado tanque cae junto con una lluvia de escombros.

“¡¡Cof, cof, cof!! ¿¡Qué diablos!?”

Mientras Kumokawa Maria tose en medio de todo el polvo, Oumi Shuri permanece tranquila como si estuviera acostumbrada a los químicos y las pantallas de humo.

“Es una caja de almuerzo rusa de 50 toneladas. Debió haber caído desde la superficie. ¡Algo como esto no debía usarse para recorrer un área citadina!”

“¿Rusa? … ¿Entonces es parte de las fuerzas de Ciudad Baggage?”

La escotilla ubicada cerca de la torreta sobre el vehículo está abierta. Kumokawa Maria comienza a acercarse al tanque para poder sacar a cualquier soldado herido, pero…

“¡¡Idiota!! ¿¡Quieres morir!?”

Oumi Shuri la embiste, tirándola al suelo.

Inmediatamente después, la superficie externa del tanque explota. No parece que el combustible o los proyectiles se hayan encendido. Fue más bien como un impacto de una escopeta a gran escala.

“El blindaje está totalmente cubierto con un reactivo explosivo. Básicamente, es una gigantesca pieza de artillería sin explotar. Acercarte sólo hará que quedes atrapada en la explosión.”

“Ya veo. Entonces es hora de la electricidad estática.”

“¿?”

“Causaremos una reacción en los fusibles para detonarlos con seguridad. Con todo este polvo flotando, un pequeño experimento científico debería causar una descarga simple.”

“¿El fenómeno de relámpagos que usa ceniza volcánica?”

“¿Oh, mencionan cosas así en tus pergaminos de secretos ninja?”

Ambas tienen pensado crear artificialmente electricidad estática, pero Kumokawa Maria y Oumi Shuri no buscan algo para crear electricidad. La producirán a partir de la fricción causada por el polvo flotando en el aire.

Lo que necesitan es una herramienta para mover el polvo en una dirección determinada con una fuerza determinada.

“Así que por eso me quité mi uniforme de sirvienta.”

“… ¿No pudiste quitarte simplemente el delantal?”

“¿Por qué no lo dijiste antes de que me lo quitara todo?”

Usando solamente su ropa interior, Kumokawa Maria ondea su uniforme de sirvienta hacia arriba y hacia abajo con ambas manos como si quisiera vencer al aire con una prenda mojada.

Con un fuerte sonido de la ropa ondeando, el polvo gris comienza a moverse.

Inmediatamente después de un destello blanco-azulado, pequeños sonidos de explosiones provienen de varios lugares a través del tanque bloqueando el pasillo. Se escucha como fuegos artificiales, pero más potente.

“¿Todas las palomitas de maíz han tronado? Entonces es hora del rescate,” Kumokawa Maria comenta mientras se pone alegremente su traje de sirvienta.

Sin embargo, Oumi Shuri frunce el ceño antes de asomarse por la escotilla abierta frente a la torreta.

“…Tal vez no está tripulado.”

“¿Hah?”

“La torreta tiene un motor conectado y el cable lleva al interior. Además tiene una antena adicional que no sería necesaria para buscar al enemigo.”

“¿Entonces no hay nadie a quién salvar?”

Kumokawa Maria se asoma por la escotilla junto con Oumi Shuri, pero la kunoichi tiene razón y no hay nadie dentro. La cubierta de la consola de control ha sido retirada y un aparato como tableta ha sido conectado a la tarjeta madre dentro usando un cable.

La pantalla muestra „S. Berylan‟, que es seguramente el nombre de quien quiera que lo esté controlando.

“Es prácticamente electrónico, así que pueden controlarlo a distancia. La pistola exterior no podría ser controlada solamente por un programa, así que tuvieron que conectarla a un motor.”

“No sé mucho acerca de la tecnología de Ciudad Academia, pero esto se ve conjuntado muy apresuradamente.”

“Bueno, sí. Maneras para rehusar armas pasadas de moda son ideas producidas en experimentos mentales. Básicamente, no son nada más que algo como ideas desarrolladas a partir de una discusión o un tablero de mensajes online. Ciudad Academia no usaría un método como éste cuyo control puede ser arrebatado fácilmente por alguien más.”

“¿Qué piensas sobre el hecho de que Ciudad Baggage esté usando algo como esto?”

“Su fuerza militar real debe ser menor a lo que predicaban.”

De cualquier forma, el pasillo subterráneo está bloqueado por el tanque y los escombros. Para avanzar, tienen que salir a la superficie por el agujero creado por el tanque.

Sin embargo, se arrepienten de ello dos segundos después de salir.

Hay una ventisca fuera.

Es un infierno de -20 grados.

“¡Hace frío! ¡¡Este no es un buen lugar para llevar puesto un uniforme de sirvienta!!”

“¿Hay algún lugar que sea bueno para usar uniforme de sirvienta?”

“No quiero escuchar eso de una kunoichi porrista. ¡Como sea, entremos al edificio más cercano! ¡¡Podremos pensar después de eso!!”

Desafortunadamente, la estación de combustible hacia la que señaló Kumokawa Maria explota en mil pedazos inmediatamente después de que la chica termina de hablar. Enormes flamas como las que produce una bomba Molotov caen como lluvia sobre los edificios cercanos a la estación.

Kumokawa Maria es derribada al suelo por la onda de impacto y finalmente se percata de la línea recta de humo negro pasando por sobre su cabeza. Sin embargo, no puede ver lo que causa ese humo.

Lo que puede ver es un extraño tipo de aeronave que parece un conjunto de cables pasando a una velocidad tremenda y siguiendo el humo.

Kumokawa Maria comenta en voz alta su deducción.

“¿Lo que despide ese humo es un bombardero supersónico de Ciudad Academia? ¿Cuánto daño ha recibido? ¡Fragmentos y bombas están siendo diseminados por todos lados!”

“Bueno, al menos no tendremos que preocuparnos por la falta de calidez.”

Kumokawa Maria ubica a un soldado en la distancia lanzando un aparato similar a una tableta y escapando de las flamas que se aproximan. La chica no sabe de qué lado se encuentra, pero seguramente era la persona controlando el tanque.

“Estas explosiones están lastimando mi piel pero no me calientan para nada… Oh, maldición. ¡¡Ese edificio se está derrumbando hacia esta dirección!!”

Las dos chicas se levantan de la nieve y corren en dirección opuesta.

A diferencia de la implosión de un edificio normal, los pilares de apoyo sólo están parcialmente rotos y el edificio está cayendo totalmente a un costado. Los pisos inferiores fueron incapaces de soportar el peso y han sido destruidos, así que el edificio se colapsó levemente antes de caer como un gigante cayendo de rodillas. Debido a esto, Kumokawa Maria y Oumi Shuri logran escapar apenas pero sanas y salvas.

Sin embargo, acababan de salir de los pasillos subterráneos directamente debajo de esa área.

El suelo colapsa debajo del impresionante peso.

Kumokawa Maria y Oumi Shuri son tragadas por el suelo rompiéndose.

“¡¡Cof, cof!! ¡¡La superficie es igual de mala!!”

Bueno, al menos no caímos en una alcantarilla.”

Se arrastran a través de los espacios en el pasillo subterráneo derrumbado y llegan a un área segura. Oumi Shuri se sienta con su espalda recargada contra el muro del pasillo y pregunta algo repentinamente.

“¿Qué se supone que puede hacer ese Kamijou Touma en este tipo de situación?”

“N-no tengo idea. Esperemos no descubrir que ya ha sido asesinado o algo así. Pero a como está la situación en esta ciudad, no me sorprendería.”

No pueden contar con otras personas.

Para sobrevivir, tendrán que caminar con sus propios pies.



Sub 18[edit]

“Whew, maldición. Debí haber traído herramientas de estilo puramente ofensivo incluso si hubiera sido un problema para el plan. Esto realmente no va con mi estilo.”

Después de regresar a las instalaciones de depósito de desechos, Marian entra a la habitación para personal que fue destruida por una barrera mágica. Incluso si se trata de la Red de Loki, el resultado no es garantizado. Tuvo que sacar su arma secreta para tratar con un problemático campo de batalla.

Marian se sienta en una silla de la habitación, y toma una botella transparente de encima de la mesa. Es un jugo hecho con malta. Ese brebaje tal vez sea extraño para los japoneses, pero esta maga nórdica lo disfruta bastante. De hecho, es más fácil obtener cerveza, y concuerda bastante bien con su personalidad. Pero Marian Slingeneyer sabe perfectamente que la cerveza le hace daño, así que nunca bebe alcohol.

Toma jugo de malta directamente de la botella, y después saca su teléfono. Lo que realmente necesita no es un aparato de comunicación, sino ajustar su boca y oídos para recibir señales.

?Transformar la propia voz en señales eléctricas y procesarlas de forma única‟ requeriría el encriptado completo. Debido a eso, Marian usa a propósito la tecnología del enemigo, el lado de la ciencia, para comunicarse.

“¿Sigyn, en dónde estás?”

“¿Erm, que en dónde estoy? ¿Qué es este lugar? Ciudad Baggage es demasiado grande. No estoy muy segura. Debieron haberla hecho más simple. Debieron haber hecho todo más simple.”

“Como sea. ¿Puedes apresurarte para encontrarnos? Ya he repetido muchas veces que no soy personal del tipo peleador. Además, ¿qué quieres que haga aquí? ¿No hay alguien más útil como Mjölnir o algo así?”

“Está ocupado. No podemos darle más problemas. Lo sabes.”

“Entonces encontrémonos.”

“Pero, ¿en dónde estoy? Quiero decir, no puedo hacer nada si no hay nadie alrededor. Estoy igual que tú aquí, Marian. No puedes modificar tu cuerpo, ¿cierto, Marian? No hay ninguna diferencia; es lo mismo.”

“¿Quieres decir que tu habilidad es la sugerencia y la mía es la modificación?”

“Así es. Mi naturaleza es darle lo que tengo a los demás para cubrir lo que les hace falta. Si intentara hacerme perfecta, no podría cubrir lo que me hace falta.”

Sigyn es el nombre de la esposa del malvado dios Loki. Esta maga, quien usa el nombre Sigyn, ha dado una sugerencia que es ambiguamente mágica. Así que, es un misterio si ella es una maga o no. Pero eso no importa. GREMLIN es simplemente un tipo de existencia que exprimirá lo que sea que tenga valor y continuará expandiéndose de esa forma.

Por los nombres de dioses nórdicos que utilizan, uno puede decir que tanto Sigyn como Útgarða-Loki son miembros oficiales de GREMLIN.

“¿Qué tal si me das una sugerencia, entonces? Una sugerencia para encontrar a la perdida Sigyn.”

“Oh, es una buena idea.”

“Quiero decir, realmente no sabes cómo usarla. Eres una existencia capaz de dar una sugerencia 100% precisa. Si pudieras usar tu poder en ti misma, tal vez podrías incluso alcanzar el nivel de un Majin.”

“Como sea. Si mi sugerencia puede hacer que alguien tenga éxito, es como mi éxito propio.”

“Apresúrate y sugiere algo.”

“Muy bien.”

Tanto Marian como Sigyn no son del tipo que pueda tener éxito por cuenta propia. Pero una vez que ayudan a otros, pueden crear una enorme fuerza ofensiva e incluso terminar siendo capaces de reescribir la historia. No saben cuántos Kiharas quedan, pero si Sigyn hubiera dado una sugerencia, tal vez hubiera podido cubrir las fallas de Marian Slingeneyer… su habilidad en combate directo, y no hubiera terminado en una batalla difícil con Kihara Byouri. Aunque es necesario sugerir de acuerdo a la situación, con una premisa semejante, serían capaces de mandar a los Kiharas a su tumba con fuerza abrumadora.

Para encontrarse con su aliada que está perdida, Marian Slingeneyer obtiene una sugerencia para su habilidad de búsqueda. Pero en ese momento, Sigyn comenta, “Es algo difícil, ¿cierto?”

“Obviamente hay algunas fallas en las tareas que tenemos. Estoy muy cansada. Incuso pensé en hablarle a Bersi.”

Marian apoya su cuerpo contra el respaldo de la silla, y comienza a agitar las piernas bajo la mesa.

La boca que contiene el jugo de malta continúa.

“¿Así que, básicamente, el Selector natural? Es un error para movilizarnos sólo para defender este torneo. El costo no vale la pena. Realmente no siento ninguna motivación.”

“Ahh. Establecer una regla estándar global para el reemplazo de los ESPers de Ciudad Academia… fue sólo una mentira, ¿no es así?”

Sigyn dice esas palabras decisivas.

Pero Marian Slingeneyer continúa con tono serio.

“Para los ancianos que ya no son nada más que picadillo, ese era el objetivo. El momento en el que los participantes indicaron que querían formar parte en el torneo Selector Natural, uno podía reconocer el objetivo de dichos participantes. Tenían todo tipo de razones; ya fuera por miembros familiares enfermos, o un equipo de investigación defendiéndose en un argumento escolar, o ganar fondos para su lugar de origen en donde la gente se muere de hambre. De cualquier forma, una vez que fueran reconocidos por el mundo, uno podía deducir lo que realmente querían.”

Todos los participantes tenían una razón por la que no podían retroceder.

Además, dichas razones no desaparecerían incluso si perdían en el torneo.

Al contrario, permanecerían.

Y entonces, simplemente serían apartados a un lugar que nadie conoce, mientras las cosas que definitivamente no querían perder comenzarían a derrumbarse en el infierno frente a ellos.

Por eso, ellos podían chantajear y controlar a los participantes. El organizador daría todo su apoyo al ganador del Selector Natural. Y para aquellos que sufrieron la derrota, les propondrían sugerencias como „si desapareces como un perdedor, tus motivos personales se perderán.

¿Entonces qué harás?‟ y cosas así antes de otorgarles el anillo de un derrotado revivido.”

En otras palabras, sería todo lo opuesto a la razón revelada.

No es permitir que un gran número de personas peleen entre sí y escoger al más fuerte entre ellos.

Ya sea una victoria o derrota en el torneo, nadie puede escapar de ahí. Ya sea con apoyo o con amenazas, simplemente necesitan usar todo tipo de métodos para hacer que todos los participantes se vuelvan Guardianes de la Ciencia Anti-Ciudad Academia para dejarlos incapaces de escapar.

OVNIs, dinosaurios, OOPArts, ondas electromagnéticas, microbiología, UMAs, humanos subterráneos… esas personas que investigan esas ridículas existencias en el mundo tienen sus propios fondos. En otras palabras, el poder de la realidad.

Este torneo de artes marciales es llevado a cabo para concentrar semejante poder en sus manos.

En ese caso…

“Lo que los Guardianes de la Ciencia Anti-Ciudad Academia buscan no son a los 100+ participantes, sino la fuerza de las 100+ organizaciones apoyándolos detrás de bambalinas. Ellos simplemente quieren atraparlos y expandir su poder, incrementar su rango de control e intentar pelear contra Ciudad Academia. Este Selector natural que es llevado a cabo bajo el principio de la selección natural es básicamente algo creado a partir del deseo de expansión.”

“Es debido a eso que podemos mezclar nuestros propios objetivos.”

“Así es. Es algo así como nuestra redención final. De hecho, nosotros simplemente estamos incrementando la presión.”

Marian suspira y continúa en su posición mientras recorre su silla hacia la mesa.

“En serio, estos objetos curativos realmente me han ayudado. Sin ellos, seguramente moriría. Es más importante satisfacer a mi corazón interno después de todo, especialmente para profesionales inteligentes como nosotras.”

“Permíteme hacer una sugerencia sobre ese mal gusto que tienes.”

“¿En serio?”

“Tus intereses son desagradables. ¿Diseccionar personas vivas y transformarlas en muebles?

Nunca aceptaré alguna invitación de tu parte para tomar el té.”

“¿En verdad lo piensas así?” Marian Slingeneyer ladea la cabeza sin mostrar mucha emoción.

Su silla tiene el nombre de Telerie, el pedestal posee el nombre de Frank, y la mesa se llama Cendrillon. A veces, pueden escucharse sonidos como gemidos. Todas esas personas que han sido convertidas en muebles aún poseen sus órganos en el interior, y las superficies tienen sus rostros, así que pueden respirar, comer, y dormir… en otras palabras, están vivos. El trabajo de Marian Slingeneyer no es reparar cadáveres, sino modificar personas que siguen con vida.

Mientras acaricia esos muebles de clase alta color carne con sus dedos, Marian sonríe.

“Solamente les consigo un mejor propósito. Es un castigo para ellos. Los humanos sólo tienen una vida; sería injusto matarlos a todos si pecan hasta cierto punto. En ese caso, ¿por qué no matar a 100 personas en vez de a 1? ¿No valdría más la pena? Los convertí en muebles para concordar los crímenes que cometieron. Bueno, los transformé en objetos curativos, así que no puedo negarlo cuando dices que agregué algunos de mis intereses en ellos.”

“Eso es de mal gusto.”

“¿En verdad?”

“Estoy un poco preocupada por si Útgarða-Loki se convirtió en uno de ellos.”

NT Index v04 206-207.jpg

“Me sentiría un poco infeliz si pudiera lograr esa conclusión tan descuidadamente. Bueno, no es necesario llegar a tales extremos, ¿cierto? No es que nos haya herido por traicionarnos. Los espíritus no atacan a personas trabajadoras y correctas, ¿sabes?”

Sigyn puede usar la siempre poderosa sugerencia, pero una sugerencia no es más que eso. Ni siquiera sabe cómo usarla o incluso cuando debe ser usada.

“Como sea, tú eres nuestra arma secreta, Sigyn, así que no andes por ahí a solas. Incluso yo pienso pelear con tu ayuda. Si algo te sucediera, el balance de poder cambiaría drásticamente.”

Y entonces Marian Slingeneyer deja de hablar repentinamente.

La chica Dvergr se vuelve inexpresiva, y forma una sonrisa inmediatamente después.

“… ¿Por qué deben haber victimas trágicas que aparecen tan repentinamente? Mi voz ha sido cifrada vía el aparato de comunicación, pero mi voz real es diferente.”

Aún sentada en la silla, Marian lanza la botella de jugo de malta hacia la puerta. Con el sonido del vidrio rompiéndose, la puerta entreabierta se abre por completo.

De pie ahí se encuentran Kumokawa Maria y Oumi Shuri.

Marian Slingeneyer comenta mientras continúa jugando con la sierra de oro que saca de su overol.

“Quiero agregar un reposapiés para la silla y un mini-refrigerador para guardar mis bebidas. ¿Cuál quieren ser, respectivamente?”


Sub 19[edit]

“Aquí no…”

La persona que murmura eso con un tono inocente es Kihara Enshuu. Su ropa está totalmente húmeda por la nieve y el lodo. Lo que ve es una compleja imagen que es recibida por el Smartphone en su cuello y el 1segTV en sus manos que muestra el reflejo de los muros de los edificios.

“Sí, sí, no hay suficiente daño, pero las cosas proceden a la perfección. Disculpa, Amata-ojisan. Esas palabras se escuchan como si el lugar en donde están los Kiharas fuera seguro.”

Ahora mismo, se encuentra en una enorme área residencial. Los edificios rectangulares están acomodados en filas como libros en los estantes de una librería. Seguramente, es gracias al seguro automático que el pasaje no se siente como un barandal fuera de un edificio, sino que está diseñado más como algo que fue construido a través del edificio.

Sin embargo, sólo es eso.

Con una pesada pala para nieve, la chica destruye el seguro automático de la reja principal. Las puertas de las habitaciones deben ser menos resistentes que los seguros automáticos. Así que, puede pasar fácilmente al taladrar entre la puerta y el muro antes de activar el interruptor.

La chica abre la puerta y entra para investigar. Lo que se encuentra frente a ella es una habitación totalmente desolada.

Hay un montón de muebles idénticos. Tal vez incluso se trate de un hotel que ofrece el mínimo precio de renta por semana.

“Me dijeron que hiciera todo desde el borrador, así que todos terminarán regañándome, supongo. Esto realmente no es algo que harían los Kiharas.”

Los objetos que tienen algún tipo de vida se sienten realmente escalofriantes.

La escena realmente le recordaría a uno sobre el Mary Celeste.

“…Hay 500,000 residentes aquí, y otros 3 millones de turistas que decidieron quedarse aquí algún tiempo gracias al Selector Natural. Ambos lados son personas relacionadas y disfrazadas como parte de los Guardianes de la Ciencia Anti-Ciudad Academia. ¿Pero a dónde fueron exactamente? Si todos hubieran escapado al mismo tiempo, tuvieron que haber provocado un gran alboroto.”

El extraño murmuro resuena en la habitación vacía.

Tendré que repensar mis estrategias.

Esto es parte de mis datos, desde mi memoria a corto plazo hasta mi memoria a largo plazo.

Esta es la operación que he ejecutado hasta ahora.

Kihara Enshuu murmura unas cuantas palabras mientras continúa con su investigación. Abre la puerta de la siguiente habitación, y después abre la puerta hacia el pasillo que va a dar al siguiente cuarto.

“Qué filántropos. No, no es eso. Las fuerzas de Ciudad Academia que se infiltraron a Ciudad Baggage fueron derrotadas. Eso significa que el Flautista de Hámelin sólo ayudó a las personas ordinarias en Ciudad Baggage.”

La chica no esperaba a que 3.5 millones de personas realmente se encontraran ocultas en ese tipo de lugar. O más bien, aún no ha encontrado unas instalaciones capaces de albergar a tanta gente.

“Es imposible que hayan salido de la ciudad. Incluso si no fueran eliminados por los Five_OVERs, afuera se siente una temperatura de -20 grados. Definitivamente morirían antes de llegar al siguiente pueblo.”

Si lo piensa de esa forma, ellos aún deben estar ocultos dentro de la ciudad, en donde varios lugares están divididos en pequeños distritos.

En ese caso, debería olvidarse acerca de encontrar instalaciones en donde un gran número de personas obviamente podrían ocultarse.

Por ejemplo, en un área residencial tan grande, si uno ignorara las condiciones de vida e introdujera a todos como en los trenes, cada edificio podría albergar a unas 45,000 personas. Los lugares que parecen inaccesibles inexplicablemente pueden albergar a mucha gente… ese es el método de Hámelin.

“…Tal vez debería empezar haciendo explotar todo. Así todos morirían si destruyo el lugar entero. Incluso si escaparan de las explosiones, morirían congelados una vez que perdieran sus lugares para ocultarse.”

Ese es realmente el método más simple.

“No. Las cosas se complicarían si GREMLIN muere.”

En una situación normal, Ciudad Academia y sus aliados esperarían ese resultado.

Sin embargo, es diferente con GREMLIN en la escena. Incluso después de reunir bombas de gas comprimido para destruir toda la ciudad, ellos tal vez logren sobrevivir. Además, si aparecen cuerpos sin identificar a montones, GREMLIN podría aprovechar eso para escapar.

Primero, necesitan acabar totalmente con GREMLIN.

Borrar a Ciudad Baggage del mapa puede venir después de eso.

“Es realmente molesto cuando las órdenes no son claras. Ahora estamos atorados en un predicamento igual al de un ejército normal.”

Al principio, el objetivo de Kihara Enshuu era buscar civiles por toda Ciudad Baggage.

Pero si GREMLIN y los Guardianes de la Ciencia Anti-Ciudad Academia están aliados y planean algo en Ciudad Baggage, deberían mantener este ciudad en su estado original en donde todos siguen con vida y la ciudad es bulliciosa. En otras palabras, una vez que maten a las personas no relacionadas a este incidente (no por gentileza o justicia, sino que solamente para obtener más beneficios) GREMLIN aparecería para prevenir esa situación.

Todo sólo para encontrarlos.

Todo sólo para matarlos.

Pero en esta situación…

NT Index v04 213.jpg

“Qué molesto…”

Kihara Enshuu muestra una expresión como la de una niña perdida mientras murmura.

El Smartphone que cuelga de su cuello y el 1segTV muestran imágenes complejas una tras otra.

“Sí, sí, entiendo, Amata-ojisan. Los Kiharas harían eso en un momento como éste.”

Las pequeñas manos de Kihara Enshuu sujetan los costados de su minifalda mientras salta levemente.

Así continúa por unos 10 segundos. Entonces ladea la cabeza.

“… ¿Así que nadie saldrá…?”

Kihara Enshuu siente un escalofrío recorriendo su espalda mientras comienza a dirigirse a la siguiente ubicación.


Principal 20[edit]

Kumokawa Maria y Oumi Shuri no se sumergieron a ese océano de sangre porque así lo quisieran.

Kumokawa Maria estaba hablando acerca del hombre de casco.

“Kihara Kagun,” pronunció su nombre. “Supuestamente está profundamente envuelto en la muerte de un menor en cierta escuela primaria de Ciudad Academia. Debo perseguirlo sin importar lo que suceda. Me importa bastante mi orgullo, pero incluso estoy dispuesta a que quede destruido para lograr esto.”

Sin embargo, las dos comprendían que la situación en Ciudad Baggage no era normal.

Simplemente quedarse ahí implicaba grandes riesgos.

El objetivo de Kumokawa Maria es Kihara Kagun.

El objetivo de Oumi Shuri es la investigación de poderes sobrenaturales.

Ninguna de esas metas tenía que llevarse a cabo dentro de Ciudad Academia. Tanto los Kiharas como GREMLIN abandonarían la ciudad una vez que el conflicto terminara. Ellas podrían simplemente recomenzar su investigación en secreto una vez que sus objetivos estuvieran soltando suspiros de alivio. Por eso, las dos planearon dejar Ciudad Baggage y rehacerlo todo después de conformar una red de información precisa.

Sin embargo, algunas veces la suerte de principiante lleva a personas como ellas a un secreto.

Las llevó ahí ya fuera que lo quisieran o no.

Como el tipo de turistas lastimosos que terminan bajo el océano o en una montaña.

“…”

Ellas no tenían pensado dirigirse hacia algo como eso. Estaban intentando salir de Ciudad Baggage tan rápido como les fuera posible. Ya se habían rendido. Habían decidido que esa era la opción más sabia. Y aún así la ruta de escape de Kumokawa Maria y Oumi Shuri se cruzó con la habitación privada de Marian Slingeneyer, la puerta estaba entreabierta, y la barrera mágica no estaba en funcionamiento.

Como resultado, las dos chicas llegaron a cierta verdad.

Y esa verdad era una que atraía hacia cierta muerte.

Mientras caminaban por los pasillos de mantenimiento para las tuberías de agua caliente, llegaron a las instalaciones de depósito de desechos en el centro. Mientras caminaban por dichas instalaciones, se encontraron con cierta habitación. No tenían pensado espiar por la puerta entreabierta.

“… ¿Por qué ahora de todos los momentos?

Simplemente escucharon una voz. Y entonces la oscuridad explotó desde ese espacio por el que no tuvieron que asomarse.

(No reconozco a esa sirvienta, pero la otra es participante del Selector Natural. Preferiría no matar a alguien del lado de Ciudad Baggage, pero la información sobre Sigyn es simplemente demasiado valiosa. Qué mala suerte.)

Rodeada por sus muebles de un color carne psicodélico, Marian Slingeneyer sonríe con su sierra de oro en una mano.

“He querido un reposapiés y un mini refrigerador para las bebidas. ¿Quién quiere ser cuál?”

El infierno comienza.

Kumokawa Maria y Oumi Shuri deciden no pelear. Sin titubear, dan la vuelta y comienzan a correr a toda velocidad. Corren a través de las instalaciones de depósito de desechos y regresan al pasillo de mantenimiento por el que llegaron. Incluso esa no es la mejor opción. De hecho, ninguna opción podría considerarse “buena” una vez que se encontraron con aquella chica.

“¿¡Q-q-q-q-q-q-q-q-qué eran esas cosas!? ¿¡Algún tipo de cyborgs!?”

Incluso alguien tan acostumbrada a los poderes sobrenaturales como Kumokawa Maria sintió pánico ante esa escena.

Sin embargo, Oumi Shuri tal vez estaba acostumbrada al tipo de cadáveres que pueden ser creados bajo circunstancias normales.

“Una estrategia para llenar de temor a tu enemigo y de altas tarifas médicas es destruir su cuerpo sin matarlo y después abandonarlo. Por ejemplo, puedes instalar minas antipersonal que sólo destruyan una de sus piernas. ¡¡Probablemente se trataba de algo así!! ¡¡Además debe tener sus orígenes en la idea de la mutilación de los cadáveres enemigos!!”

“¿¡Estás segura de eso!? ¡Por la expresión en su rostro, yo diría que lo hace por diversión!”

Se encuentra en un nivel totalmente diferente.

Es más grotesco de lo que cualquiera de las dos podría imaginar.

No queda claro lo que uno tiene que hacer para transformar a un humano normal en una mesa viviente, pero ciertamente ellas no quieren pelear con alguien que puede hacer algo así. Tal vez sean capaces de ganar, pero quién sabe en qué se habrá convertido su cuerpo para ese entonces.

No sería sorprendente que terminaran con un taladro por mano derecha o que pudieran lanzar fuego de sus rodillas como cohetes.

“Ah, no, no. Como dije, ahora que han escuchado sobre nuestro as bajo la manga Sigyn, tendré que silenciarlas.”

Un fuerte ruido metálico reverbera por el área. Kumokawa Maria voltea hacia atrás mientras corre para ver a la chica persiguiéndolas con una daga presionada contra el muro del pasillo. Se encuentra a unos 50 metros detrás de ellas. Si tuviera una pistola, estarían dentro de su alcance, pero lo que lleva es un martillo y una sierra hechos de oro.

“¿¡Éste no es el camino bloqueado por el tanque y el edificio derrumbado!?”

“Eso podría darnos una ventaja. Si pasamos entre los espacios del escombro y después los cubrimos, podríamos detener su persecución. Eso requerirá que subamos a la superficie helada, pero eso sigue siendo mejor que enfrentarla.”

Tienen un objetivo.

Tienen un poco de ventaja.

No es una pelea que no puedan ganar.

(¡Tal vez podamos logra-…!)

Justo cuando Kumokawa Maria comienza a sentir algo de alivio, el muro directamente a su costado se hincha repentinamente para aplastarla.

“¿Qué-…?”

Piensa que se trata de algún tipo de dique que se ha activado a que es una trampa como las que se encuentran en las ruinas en las películas de acción, pero ese no es el caso.

“¿¡Un humano…!?” Oumi Shuri grita.

Se trata de un humano transformado para tener la misma textura, coloración y brillo que el muro.

No está claro quién o qué era originalmente. El humano ha sido alterado en la forma de un pilar rectangular y ha impactado contra el costado de Kumokawa Maria.

“¡¡…!!”

La chica gira su cuerpo inmediatamente y toca suavemente el costado del pilar con su brazo derecho para rotar su cuerpo entero y escapar completamente del impacto que se encuentra al nivel de ser atropellado por un auto. Sin embargo, el núcleo del problema no es ese.

Una y otra vez, tanto horizontal como verticalmente, salen disparados pilares similares, llenando el espacio del pasillo. En unos pocos segundos, el pasillo queda repleto con obstáculos del mismo color que el suelo y los muros.

Su ruta de escape ha sido interrumpida.

“No es fácil mantenerlos con vida de esta forma, ¿saben? Quiero decir, son rectángulos,” dice la chica morena con una sonrisa. “Los dejé por todo el lugar para poder pelear en cualquier momento.

Ya que sus órganos sensoriales serían destruidos de cualquier forma los usé como sensores para mí, pero parece que eso no funcionó muy bien. Incluso una Kihara logró pasar entre ellos en silla de ruedas. Sus ojos y oídos funcionan, pero el ego necesario para procesar la información parece rechazar las imágenes de lo que se han convertido.”

No es una situación que sólo haya sucedido una vez.

Tampoco es que esa chica altere a las personas cuando no tiene más opción.

Por toda esa área, ella ha causado un nivel de daño como si estuviera recolectando productos contra desastres como sopas instantáneas que seguramente expirarían si no se usan.

“¿Sus ojos y oídos funcionan?”

“Si quieren salir de aquí, sólo tienen que pensar en ellos como obstáculos. Claro, rebanarán cuerpos humanos vivos cuando lo hagan, así que tal vez sea un poco difícil. Un cuchillo de supermercado probablemente se quiebre cuando lleguen a la columna vertebral. En serio, deberían romper los huesos con un arma blanca antes de cortarlos, pero entonces la grasa se adherirá a la hoja y afectará su filo.”

Sus palabras provocan un escalofrío en la espalda de Kumokawa Maria.

Es una situación sobre tratar con la vida humana y arrebatarla de los demás. La esencia de alguien que menosprecia eso. Una propuesta que normalmente nadie pensaría pero que provoca una pesada carga emocional una vez que lo hacen.

¿Está bien destruir esos pilares para protegerse a uno mismo?

¿Está bien verlos como humanos, y por consecuencia no atacarlos?

¿Está bien verlo como algo incorrecto?

¿Está mal verlo como algo incorrecto?

“¿Qué hacemos?” Kumokawa Maria le pregunta a Oumi Shuri.

“No me gusta, pero no tenemos otra opción más que destruir este elemento enemigo para crear un camino para salir.”

Mientras ambas miran hacia adelante, la chica morena, Marian Slingeneyer, sonríe mientras gira su sierra.

“Así que eligieron seguir adelante. Bueno, supongo que esa es la respuesta normal. Así es como los humanos manejan sus vidas. Pero,” agrega Marian: “ese tipo de pensamiento aburrido no las llevará a ningún lado con GREMLIN.”

Marian Slingeneyer comienza a correr. En línea recta. Sin ningún disimulo. Como si hubiera decidido su objetivo simplemente por haberla visto primero, se dirige directamente hacia Oumi Shuri. Las otras dos se especializan en combate mano a mano, así que ella parece estar en desventaja, pero el problema reside en su amartillo y sierra dorados.

Oumi Shuri saca su kunai estilo pala de jardinería, pero…

“¡¡No lograrás hacerlo a tiempo!!”

La pierna de Kumokawa Maria interrumpe desde el costado.

Patea a Oumi Shuri en vez de a Marian Slingeneyer. Las armas de oro rebanan el aire vacío.

Mientras Kumokawa Maria rodea a Marian Slingeneyer, le grita una advertencia a Oumi Shuri que ha caído al suelo.

“¡No ataques directamente a alguien con poderes sobrenaturales sin antes saber cómo funcionan! ¡No intentes pelear con ella! ¡¡Incluso si lograras asestarle un buen golpe, un simple contraataque podría transformarte en una de esas mesas hechas con carne humana!!”

“¿Oh, ya has comprendido mi característica especial? ¿Si estás tan acostumbrada a ver cosas misteriosas, tal vez vienes de Ciudad Academia? En ese caso, realmente no puedo dejar que escapes.” Marian blande su sierra y sonríe sin darse la vuelta. “Mi objetivo no es rebanarte con mi sierra o golpearte con mi martillo. Cada herramienta fue creada con la forma ideal para transmitir mis intenciones para alterarte. Los objetos primarios necesarios para alterar objetos han sido divididos en siete categorías. El instante en el que este oro te toque, la alteración humana comienza.”

“¿Utiliza nano aparatos que entran al cuerpo y…? No. ¿Es una herramienta de alta tecnología que causa una reacción en cadena a nivel celular para comenzar la alteración desde el exterior del cuerpo al interior usando la presión osmótica de las células?”

“Eso es totalmente incorrecto, idiota. De hecho, esto ni siquiera se especializa en el cuerpo humano. Solamente altero el cuerpo humano con una función de la herramienta. Bueno, puede ser que tu teoría sea completamente errónea, pero al final te da la idea correcta. Supongo que ese es un tipo de talento.”

Si llegas a ser golpeado aunque sea una vez, eventualmente perderás tu cuerpo.

De hecho, incluso podrías convertirte repentinamente en una mesa o silla.

(Incluso un contraataque para intentar lanzarla o sujetarla sería mi final. ¡¡Supongo que mi única opción es pelear concentrándome en acumular daño!!)

“¿Una estrategia pasiva, hm?” Marian Slingeneyer adivina sus pensamientos. “Mantener tu distancia sería el mejor método para evitar mis herramientas, pero sería difícil colocarse al alcance para después acabarme con un solo golpe, ¿cierto? Lo normal es intentar contraatacar y acumular el daño poco a poco. Bueno, si tienes alguna técnica más fuerte como una patada alta o algo, eso sería diferente, pero… No tengo que decir nada más, ¿verdad?”

En una pelea sin reglas, una patada alta dirigida a la cabeza viene con el riesgo de que tu pierna sea sujetada para después ser jalado. Incluso si eso no sucede, una vez que te apoyas en una sola pierna, tus rápidos movimientos de los pies que te dan más alcance ya no serían útiles.

En otras palabras, simplemente agrega el riesgo de un contraataque.

“Al final, usar continuamente tu as bajo la manga no es nada más que atraparte a ti misma lentamente.”

Marian Slingeneyer deja de girar su sierra para señalar hacia la cabeza de Kumokawa Maria.

La chica morena se lame los labios y dice, “Esto no es cuestión de quién es más fuerte. Por tus patrones de pensamiento, sé que no estás a la altura de GREMLIN.”

Inmediatamente después, la situación cambia enormemente.

Tanto Marian Slingeneyer como Kumokawa Maria avanzan hacia adelante al mismo tiempo.

“¿Ah…?” mientras la chica morena avanza, suelta un leve tono de confusión.

Kumokawa Maria se agacha hacia el suelo como si fuera a saltar a una alberca y se “para” sobre el suelo con sus manos.

“Éste sólo es un problema shogi.” El cuerpo de Kumokawa Maria gira mientras está boca abajo. “no necesariamente te encuentras segura si te alejas de las armas enemigas. ¡¡El truco es moverte a una posición en la que las armas enemigas no puedan moverse sin importar lo cerca que estén de ti!!”

La sierra de oro que Marian blande de inmediato roza las piernas de Kumokawa por unos pocos milímetros y su talón se dirige directamente a la mandíbula de Marian. Se escucha un impacto seco. Marian blande nuevamente el martillo y la sierra de oro, pero las piernas de Kumokawa Maria ya no se encuentran ahí. Las armas simplemente pasan entre aire vacío.

“¡¡…!!”

“Tu visión se volvió borrosa y tu cerebro se sacudió, ¿¡así que qué crees que estabas siguiendo ahí!?”

Con sus manos aún “de pie” sobre el suelo, Kumokawa Maria ha doblado sus piernas tanto como puede. Parece como si estuviera acumulando su fuerza como un resorte, así que Marian mueve la parte superior de su cuerpo al costado tanto como puede acompañada con un tronido de su espalda.

(¡¡Buscará golpearme nuevamente en la mandíbula!!)

“¿Eso es lo que crees? ¡Parece ser que mi orgullo resultará lastimado un poco aquí!”

Kumokawa Maria gira su cuerpo mientras continúa boca abajo. Sus piernas envuelven la pierna derecha de Marian Slingeneyer.

Eso no es lo que Marian estaba esperando.

Con la amenaza de sus herramientas doradas, Kumokawa no debería ser capaz de ejecutar ese ataque.

Buscó algo más que asestar un golpe.

Ha utilizado una técnica de llave.

Sin derribar a su oponente al suelo, Kumokawa Maria comienza a destruir la pierna derecha de Marian Slingeneyer mientras la chica morena continúa de pie.

Un sonido seco recorre el cuerpo de Marian y explota en su cabeza.

Pero antes de que su hueso se quiebre por completo, Marian Slingeneyer blande su martillo de oro. Kumokawa no se queda inmóvil y en vez de eso suelta la pierna y gira hacia atrás. Marian Slingeneyer intenta seguirla, pero su pierna derecha no responde adecuadamente. Pierde el equilibrio y tiene que apoyarse contra el muro.

“No llegué al hueso,” Kumokawa Maria dice mientras se levanta al girar sus piernas como una break dancer y se seca el sudor de la frente provocado por los nervios. “Pero parece ser que dañé el tendón.”

“¿¡Cómo pudo hacer eso una persona sin categoría sólo con dos brazos y dos piernas…!?”

“¿¡Piensas que cuatro áreas para poder golpear no son suficientes para un ataque decisivo!?”

Kumokawa Maria dice mientras dobla los brazos.

Parece como si quisiera defender la parte superior de su cuerpo, pero realmente se trata de una postura usada para atacar enfatizando los codos.

“Entonces aumentaré eso a 8 con mis dos codos y dos rodillas.”

“¡¡…!!”

“¿Has calculado lo mucho que eso expande mis posibles estrategias?”

Kumokawa Maria da un fuerte pisotón en el suelo y corre directamente hacia la otra chica. Ocho puntos de golpeo atacan irregularmente a Marian Slingeneyer de una forma que sería imposible de ejecutar por un artista marcial normal.

La chica morena no está acostumbrada al combate cuerpo a cuerpo.

Además, el tendón de su pierna derecha está herido, así que no puede esquivar como quisiera.

Sin embargo…

“Es cierto que tal vez no sea oponente para ti sin materiales.”

Marian Slingeneyer blande su sierra dorada. Pero no busca a Kumokawa Maria. Blande la herramienta formando un círculo, dañando el suelo, muros, y techo mientras pasa.

“Pero no recuerdo haber dicho que ya no me quedan suministros humanos.”

Se retuercen. Las personas a las que les ordenó permanecer en espera mientras estaban transformadas en la forma de materiales del edificio riegan una gran cantidad de grasa amarilla por el área. En lo que es como el chorro de una pistola de agua de alta presión, piezas de metal como tuercas y tornillos salen disparados como balas.

Kumokawa Maria los rechaza con su puño derecho, su codo izquierdo, y su rodilla derecha.

Usando solamente el movimiento de la parte superior de su cuerpo, esquiva el martillo de oro que se dirige hacia ella entre todo eso y después se dirige en línea recta hacia Marian Slingeneyer.

Entonces inclina su cabeza hacia atrás en preparación.

“¡¡Nueve!!”

Kumokawa Maria intenta lanzar su frente hacia adelante para dejar inconsciente a la chica morena, pero Marian mueve su cabeza a un costado.

Un nuevo tornillo sale disparado desde detrás del área en donde se encontraba la cabeza de Marian.

El tornillo golpea a Kumokawa Maria en la frente, derribándola hacia atrás en donde queda tendida sobre el suelo.

Parece haber recibido una conmoción porque no muestra señales de levantarse nuevamente.

“¿Eso fue todo?”

Marian Slingeneyer se truena el cuello. La sierra ha desaparecido de su mano. Eso se debe simplemente a que la ha lanzado hacia atrás. Había cambiado la forma de uno de los “obstáculos” bloqueando el pasillo, lo que había terminado por atacar a Kumokawa.

Mientras la chica morena avanza, se recarga mayormente sobre su pierna izquierda. Oumi Shuri había sido incapaz de seguir la pelea y Marian la mantiene en la orilla de su visión mientras recupera el martillo y la sierra que había lanzado.

Mientras lo hace, saca su Smartphone y marca el número de Sigyn. Mientras escucha el tono, Marian forma una mueca ante el dolor de su pierna derecha.

“Maldición. Realmente necesito aprender a ejecutar las cosas de forma más segura. Bajé mi guardia porque pensé que era una persona normal. Argh, contesta, Sigyn. Si tengo que encargarme de un Kihara sin su „consejo‟, esto podría volverse una verdadera molestia.”

Pero no importa lo mucho que espere, Sigyn no contesta. Y entonces Marian Slingeneyer se percata de algo. Mientras Oumi Shuri se sienta en el suelo, murmura algo en voz muy baja.

El primer pensamiento de Marian es que Oumi Shuri se ha vuelto loca.

Sin embargo, eso no es lo que está sucediendo.

“Marian-chan… corre…” el murmullo de Oumi Shuri tiene una clara razón detrás. “Sal de ahí. Ahora mismo. No hay garantía de que estén trabajando solas. Si llegan refuerzos, tu pierna derecha será una debilidad importante. Así que sal de ahí ahora mismo y olvídalas…”

La voz es diferente, pero la inflexión, entonación, frecuencia y ubicación de la respiración, y más importante, las palabras, son conocidas para Marian Slingeneyer.

“¿Sigyn…? ¿Qué? ¿Por qué estás imitando su voz?”

Ella había escuchado a Sigyn hablando por el teléfono antes, pero eso no es suficiente para emularla con tal exactitud. Incluso si pudiera hacerlo bien superficialmente, decir correctamente los contenidos sería imposible.

Lo que significa que…

(¿La Sigyn con la que hablé al teléfono también era ella…? No, la Sigyn al teléfono estaba en un lugar diferente a ella. Pero entonces…)

“¿Estuviste fingiendo tu miedo hasta ahora? ¿Sigyn se encuentra en manos tuyas o de tus camaradas?” Marian Slingeneyer dice tentativamente. “¿Sujetaste un cuchillo a su cuello o colocaste algún aparato alrededor de su cuerpo que se activa con una señal a distancia para hacer que hablara conmigo? ¿¡Qué tantos secretos sobre nosotros has obtenido-…!?”

La chica se muerde la lengua a medio enunciado y no puede terminarlo.

“¿¡…!? ¡¡…!!”

“No. Si esto es todo lo que tus poderes sobrenaturales te permiten hacer, no parecen ser candidatos de valor para formar parte de los Kouga.”

Mientras murmura, Oumi Shuri lanza un pequeño objeto que sacó de su bolsillo. Con un sonido húmedo, éste golpea el muro. Parece ser una bolsita de té desechable.

Le cuesta un momento a Marian Slingeneyer el percatarse de lo que es eso.

“… ¿Alcohol…?”

“Tenía cerca del 70% de alcohol de su volumen. Se le conoce como alcohol etílico, pero los métodos de destilación cambian enormemente sus propiedades. Podrías llamarle a esta cosa un profesional en embriagarte. Si bebieras un vaso de esto, serías capaz de pelear contra un elefante.

Originalmente era usado por los ninja para que los perros persecutores perdieran el rastro.”

“¡¡…!!” Con su cabeza dando vueltas, Marian blande su sierra dorada contra el muro más cercano. Intenta rehacer a la persona que se convirtió en un muro en una lanza para atacar a Oumi Shuri.

Sin embargo, no se activa.

“Afectarte sólo fue un bono extra,” Oumi Shuri dice tranquilamente mientras saca una kunai estilo pala de jardinería. “Usé alcohol para embriagar a todos tus materiales ocultos. Después de todo, esa es su debilidad. Ya que alteras humanos vivos, sus patrones de pensamiento humanos quedan dentro del arma. Por esa razón, no se alteran como tú quieres ni siguen tus órdenes si están ebrios. Esa es la debilidad que me dijo Sigyn.”

“¡¡…!!”

Marian Slingeneyer toma una rápida decisión.

Se da la vuelta y comienza a escapar inmediatamente.

Está escapando de alguien que sabe que no tiene poderes sobrenaturales. Está escapando de alguien a la que había considerado demasiado debajo de su nivel como para preocuparse.

Frías palabras se incrustan en la espalda de Marian mientras corre recargándose en su pierna izquierda.

“Muéstrame algunos poderes sobrenaturales más adecuados para ser incluidos dentro de los Kouga.”

Esas son las palabras de la ninja que ha sobrevivido a los tiempos modernos.

Esas son las palabras de Oumi Shuri, quien aparece en la escena primero con movimientos llamativos.

“Si no puedes, consideraré que no tendré más uso para ti.”

Marian Slingeneyer puede escuchar a su perseguidora acercándose por detrás.

NT Index v04 234-235.jpg



Periodo 21[edit]

El cabello de la chica está atado en bollos en ambos lados y lleva puesto un suéter grande.

También usa una minifalda y medias negras. Sin contar el equipo de precisión con pequeñas pantallas como un Smartphone y un 1segTV colgando de un hilo a su cuello, es una chica totalmente normal con ninguna característica que llame la atención. Pocas personas creerían que es miembro de los Kiharas que sacuden al mundo.

Es Kihara Enshuu.

La chica casi siempre está encogida y de hecho fue juzgada como no apta para ser una Kihara. Es incapaz de formar el característico patrón Kihara y no ha demostrado ninguna investigación positiva que le permita continuar como una Kihara.

“Hey, por aquí. ¡Por aquí!”

“Byouri-obasan.”

Escuchando esa conocida voz, el rostro de Enshuu se ilumina. No se percata de que hay cosas que no la hacen “estilo-Kihara”. La voz provino del interior de las instalaciones de depósito de basura, pero Kihara Enshuu corre hacia los montones de basura apestosa sin vacilar.

Mientras un líquido oscuro tiñe su ropa, la chica excava a través de la basura y encuentra una silla de ruedas aplastada. Cuando excava un poco más, encuentra el conocido rostro de una pariente.

Kihara Byouri sonríe débilmente y dice, “Ahh, perdí, perdí. Esos ajenos a la ciencia realmente son algo más.”

Después de hablar, golpea débilmente sus propias piernas. Han sido totalmente aplastadas y ahora parecen bates de beisbol envueltos en metal. Además de eso, las partes robóticas que le ayudan a moverse se han incrustado en sus piernas. Si alguien colocara tuberías de metal y las piernas de una persona en una prensadora, seguramente obtendrían un resultado parecido.

“¿Cómo pudiste perder, Byouri-obasan?”

“No me lo preguntes. Como sea, Enshuu-chan, ¿me prestarías un aparato de comunicación?

Quisiera abrir un puerto a Ciudad Academia y ejecutar una alineación adecuada.”

“¿Para qué piensas usarlo?”

“Mi silla de ruedas y el robot que ayudaba a mis piernas han sido destruidos, así que éste es mi último as bajo la manga.”

“Me preocupa tu cuerpo.”

“Sólo apresúrate y dámelo.”

Cuando se lo pide más agresivamente, Kihara Enshuu se retira el Smartphone de su cuello. Para ella, es como su as bajo la manga, pero no duda en dárselo a alguien más.

Kihara Byouri altera la configuración del Smartphone un poco y saca algo como un bolígrafo de su bolsillo. Sin titubear lo clava en su muslo destrozado, pero no sale nada de sangre. La puna del bolígrafo brilla de un pálido color azul.

“Señal recibida. Comenzando el cambio de forma del Nivel 5 Número Dos Dark Matter.”

Ciudad Academia tiene siete Nivel 5.

En el pasado, el Número Dos sufrió serias heridas en una pelea contra el Número Uno y había terminado destrozado literalmente. Actualmente, esos pedazos están divididos y conectados a un gigantesco aparato de soporte vital que de alguna manera lo mantiene con vida.

Sin embargo, cualquiera que sea la situación en la que se encuentre, sigue siendo un valioso sujeto de investigación siempre que su poder pueda ser usado. De hecho, los Kiharas piensan que es más conveniente el hecho de que no tenga nada de ego y simplemente usan sus poderes cuando un estímulo eléctrico adecuado es usado.

“Pensaba que había sido incorporado al cuerpo de Dark Matter porque existía el riesgo de perder el control.”

“Así era. Es por eso que a menudo lo llevo separado de mi cuerpo como otra herramienta del equipo. Pero si me preocupara demasiado por ello, no podría llamarme a mí misma una Kihara. Es debido a que los Kiharas tomamos estos grandes pasos hacia adelante que somos capaces de despejar el camino hacia semejantes niveles de oscuridad sin precedentes.”

Un extraño sonido proviene de las piernas de Kihara Byouri.

Se escucha más como fisuras formándose en plástico que cualquier sonido procedente de carne o huesos.

Sus piernas que han sido aplastadas y deformadas toman forma desde su interior. Los restos de las partes robóticas que se incrustaron en la carne e incluso en el hueso son expulsadas del cuerpo en el proceso. La oscura sangre comienza a fluir, pero se detiene después de un momento.

Es como si la suciedad acumulada dentro de su cuerpo fuera expulsada.

Lo que da como resultado es un par de hermosas piernas sin un solo rasguño en ellas.

Aunque la situación hace que el adjetivo “hermoso” se escuche fuera de lugar.

Protuberancias que parecen dagas o alas aparecen de sus rodillas y muslos mientras Kihara Byouri se levanta lentamente. Ha removido el limitante de las porciones de sus piernas hechas de Materia Oscura[1]. Ha removido los límites usualmente en su lugar para evitar que consuman su carne normal.

“La pelea de Ransuu-chan con Útgarða-Loki terminó en empate. Y yo fui derrotada por esa… ¿cómo se llamaba? Marian no sé qué, creo. Como sea, una derrota y un empate no es un resultado muy estilo-Kihara.”

“Ah, es cierto. Vi algo que se parecía a Kagun-ojisan.”

“… ¿Kihara Kagun? Escuché que había desaparecido de Ciudad Academia, ¿pero qué estará haciendo aquí?”

“Ese es un problema.”

“Oh, querida. No necesitas preocuparte tanto. Los Kiharas seguramente nunca desaparecerán de este mundo. Bueno, si la raza humana fuera destruida por completo, sería otra historia.”

“¿A qué te refieres?”

“Enshuu-chan, te falta algo de estilo-Kihara, así que tal vez no seas capaz de comprenderlo aún, pero ese es el tipo de cosa que somos nosotros los Kiharas. Incluso si todos somos llamados Kiharas, venimos en formas muy diferentes, ¿cierto? Noukan-chan es una cobradora con circuitos aritméticos conectados externamente y tú puedes reemplazar tus patrones de pensamiento con los de los otros Kiharas porque esas ideas no pueden ser reproducidas con una IA simple. …Los Kiharas no están limitados a tener forma humana ni deben de tener relación sanguínea.”

La maldad que aparece cuando la ciencia pierde su fuerza.

Esa maldad que ha distorsionado la historia muchas veces en el pasado es la verdadera esencia de aquellos que son Kiharas. El mundo entero los detesta, pero ellos nunca desaparecerán.

Cuando los Kiharas desaparezcan, la humanidad habrá abandonado toda la humanidad en su cultura.

Actualmente, la facción principal de los Kiharas que incluye a Byouri y a Enshuu es realmente una sola línea sanguínea. Sin embargo, como lo han demostrado los ejemplos anteriores, esa línea de sangre no lo abarca todo. E incluso si la línea Kihara fuera exterminada, una línea sanguínea distinta tomaría el nombre de Kihara.

Nadie ha decidido nunca nada de esto; simplemente es algo que ocurre naturalmente.

Y continuará así siempre que las personas confíen en los beneficios de la ciencia.

“Así que no te preocupes, Enshuu-chan. Los Kiharas sólo serán derrotados cuando todas las culturas sean exterminadas de este planeta. Dudo que el oponente al que nos enfrentamos aquí posea el poder para hacer eso, así que no perderemos. Suceda lo que suceda, al final ganaremos.

Es simple, ¿cierto?”

“Sí, lo es, Byouri-obasan. ¿Qué harás ahora?”

“Destruiré todo empezando con lo que sé. Así es como siempre hacemos las cosas. Primero destruiré estas instalaciones de depósito de desechos usados para calentar el agua y después iré a buscar a esa Marian no sé qué para derrotarla. Todos los problemas difíciles pueden ser resueltos al destruir un obstáculo a la vez.”

“Muy bien, muy bien. Entonces, te ayudaré,” Kihara Enshuu dice un comentario muy poco estilo-Kihara. Mete la mano a su bolsillo y saca su tesoro, que es una fotografía mostrando a unos cuantos miembros de la familia. “Amata-ojisan, Ransuu-ojisan, Byouri-obasan, Therestina-obasan, Kagun-ojisan. Algunos de ustedes se han ido, pero no se preocupen. Si todos los Kiharas trabajamos juntos, seguramente podremos superar cualquier dificultad.”

Escuchando eso, Kihara Byouri sonríe. Las palabras “Equ. Dark Matter” aparecen en color anaranjado al costado de sus piernas.

Aunque todos se encuentren bajo la categoría de Kiharas, ella no siente camaradería por los demás.

Esa es la actitud Kihara adecuada.

(Bueno, me gustaría mantener los puntos más importantes de control sobre el Número 2 como mi propia tecnología personal.)

Kihara Byouri se aproxima lentamente a la espalda de Kihara Enshuu que tan despreocupadamente se la mostró.

Mientras pretende caminar a su lado, se coloca en una postura para ejecutar cierta muerte.

(Como dije, los Kiharas venimos en formas diferentes. Es muy posible que la pérdida de Kihara Enshuu dé como resultado una Kihara mucho más habilidosa.)

La mujer no duda en buscar un ataque sorpresa.

Esa pierna derecha que claramente fue creada a partir de algo más allá de la carne humana vuela hacia el cuello de Kihara Enshuu como una guillotina más rápido que la velocidad del sonido.

Inmediatamente después, Kihara Enshuu gira la parte superior de su cuerpo de forma anormal y esquiva fácilmente el ataque mortalmente certero.

La fotografía que sujetaba flota en el aire.

“Sí, sí, entiendo, Amata-ojisan.”

Mientras el aparato portátil, el 1segTV, y el Smartphone chocan mientras cuelgan de su cuello, una tétrica luz es emitida de ellos. Gráficas confusas recorren las pantallas y sus ojos las absorben.

“¡¡Cuándo digo cosas como esa, un Kihara buscará un ataque sorpresa sin titubear!!”

“… ¡¡Tch!! ¡¡Aunque eres inferior, supongo que un Kihara sigue siendo un Kihara!!”

Mientras grita, las partes similares a alas se extienden desde los muslos de Kihara Byouri. De esa forma, puede llevar a cabo acciones que serían imposibles con sólo dos brazos y dos piernas.

Los patrones de pensamiento de Kihara Amata que actualmente están ayudando a Kihara Enshuu son usados principalmente para derrotar a ESPers de alto nivel en peleas a corta distancia. Es una estrategia efectiva, pero obviamente tiene sus debilidades. Otro Kihara sabría como explotar dichas debilidades.

Kihara Enshuu atrapa la fotografía flotando por el aire entre sus dedos índice y medio y entonces murmura otra cosa.

“Entiendo, Touma-oniichan.”

Esta vez, un escalofrío recorre la espalda de Kihara Byouri. Esto es diferente. Una posibilidad que no esperaba acaba de mostrarle los colmillos. Su cuerpo se congela por un temor que sólo otro Kihara podría provocar.

“¡¡En momentos como éste, Kamijou Touma haría algo así!!”

Los patrones de pensamiento que la chica ha analizado no se enfocan solamente en Kiharas.

Ese anuncio es lo peor posible para alguien con una abrumadora oscuridad como Kihara Byouri.

Kihara Enshuu ataca sin misericordia con un estilo muy Kihara de hacer mal uso de la bondad.

  1. A pesar de que el nombre de la habilidad o el apodo del usuario los dejo en inglés, creo que el “resultado” de la misma se escucha mejor en español, así como Railgun (Apodo de Mikoto) > Cañón de riel (nombre de su ataque).


Sub 22[edit]

Kihara Kagun.

Originalmente se dedicaba a investigar las ilusiones que aparecen ante las personas a punto de morir. Durante ese proceso, logró investigar cómo detener un corazón sin peligro y cómo reiniciar un corazón que fue detenido de esa forma. En términos de resultados, logró la habilidad de revivir a la gente. Pero él era un hombre legendario incluso entre los Kiharas gracias a su habilidad para controlar el número de veces que podía detener el corazón de una persona.

Nadie podía leer su personalidad desde el exterior.

A diferencia de la mayoría de los Kiharas, nunca mostraba su verdadera personalidad. Tal vez eso sea algo así como un alivio para el mundo. Esos venenosos pensamientos suyos eran una forma de maldición. Si esas cosas se mostraran en la superficie, seguramente habría algún cambio drástico en toda Ciudad Academia.

Él era ese tipo de Kihara.

Sus pensamientos, deberes malignos, logros, todo era sin duda alguna de lo mejor.

Kihara Kagun borró sus registros de cuando entró al lado oscuro como parte de los Kiharas en su adolescencia, pero repentinamente detuvo su investigación sobre las experiencias cercanas a la muerte antes de llegar a sus veintes. Las razones fueron desconocidas (e incluso si pudieran ser descritas, este hombre, quien era excepcional incluso entre los Kiharas, seguramente no hubiera sido comprendido). Cuando le preguntaron si había otras razones, simplemente dijo una sola frase.

Incluso cuando obtengo los resultados, el precio que tengo que pagar no concuerda.

¿Qué resultado? ¿Qué precio? Aquellas personas no comprendían lo que quería decir con eso.

Pero debido a esas palabras, muchos otros investigadores en el mismo campo tuvieron un impacto negativo. Pero incluso ignorando eso, otras personas lograron llegar a algunas hipótesis ordinarias.

En otras palabras, ¿Kihara Kagun se percató del valor y peso de esas vidas que manipulaba?

A través de incontables experimentos, la respuesta que buscaba se volvió simple. O más bien, en el proceso simple, ese Kihara se desgastó y dejó de funcionar bien.

Una de las razones apoyando esa hipótesis sin bases era que Kihara Kagun, quien había abandonado su rol como investigador, escogió el aburrido y normal camino de ser profesor.

Si uno buscaba entre los archivos, encontraría evidencia de que Kihara Kagun una vez formó parte en la actividad de Cuidador de Alumnos.

El Cuidador de Alumnos es una de las medidas de seguridad de Ciudad Academia. El objetivo principal es enviar profesores a los dormitorios de estudiantes para enseñarles y aconsejarles para evitar que sean incapaces de regresar a la vida escolar por no asistir a clases.

De hecho, hubo un total de 32 alumnos, tanto hombres como mujeres, que regresaron a la escuela gracias a esa actividad.

La mayoría de los Cuidadores de Alumnos no pueden tocar lo que se encuentra en las profundidades de los corazones de los alumnos, y aún así un solo profesor rompió ese récord.

Parecía ser que la forma en la que Kihara Kagun rompía el muro en los corazones de las personas se volvió una leyenda urbana. Entre todo tipo de teorías, había quien decía que les daba una advertencia metafórica a los estudiantes para mantenerse alejados de los Kiharas, la peligrosa oscuridad de Ciudad Academia.

En cuanto a Kihara Kagun, el momento que cambió su destino fue esa primavera de hace tres años.

Se encontró con un asesino que llevaba un cuchillo.

Todo lo que se sabía sobre él era que era un chico de unos 17 o 18, que había sido borrado de los registros.

En ese entonces, las horas de clases para estudiantes ordinarios se sobreponían entre sí, y había un montón de estudiantes reunidos fuera de la escuela. Sin embargo, los Anti-Skill que estaban a cargo de la seguridad no podían cuidar a todos los alumnos en un lugar tan grande. El asesino comenzó a tomar acciones sin titubear, y Kihara Kagun se encontraba en una posición cercana a él.

Y entonces, como el profesor que era respetado en secreto, liberó al Kihara que llevaba dentro para proteger a los alumnos.

Utilizó ambas manos para sujetar una pala en la cama de flores cercana y corrió hacia el asesino sin vaciar. Utilizó un leve impacto en la mandíbula para afectar la conciencia del asesino, provocándole un efecto similar a la hipnosis. Aprovechando ese momento, atacó al asesino que se encontraba totalmente indefenso.

Resonaron varios impactos metálicos.

El análisis patológico indicaba que la cabeza del asesino tenía 5 áreas abolladas. En cuanto a la perfecta causa de muerte que no le causó dolor alguno, el patólogo murmuró, “¿Estaba leyendo un libro de texto sobre anatomía humana mientras lo mataba?”.

Las manos de Kihara Kagun quedaron manchadas de sangre y Anti-Skill lo envió a la corte. Pero el veredicto del juez fue que estaba defendiéndose adecuadamente, así que fue absuelto. No fue demandado por los fiscales, ni le fue retirada su licencia de profesor.

Sin embargo, Kihara Kagun nunca retomó su posición.

El día en el que el juez lo declaró inocente, Kihara Kagun envió un correo a la escuela sobre su retiro. Sus colegas llegaron a su apartamento, sólo para encontrar el lugar vacío.

En ese entonces, los estudiantes de la escuela sentían que Kihara Kagun era un héroe que había ignorado su propia posición para proteger a los estudiantes. En ese entonces, los maestros, sus ex colegas sintieron que esa era una decisión qué había tomado para evitar ser el objetivo de la admiración por haberse atrevido a matar.

Desde ese día, Kihara Kagun se desvaneció sin dejar rastro alguno.

Nadie nunca supo si continuaba en Ciudad Academia o no.


Sub 23[edit]

“No es suficiente.”

Nadie sabe lo que Kihara Enshuu está contando mientras juguetea con sus 10 dedos. Su ropa está manchada de suciedad y sangre que está escurriendo.

El Smartphone que cuelga de su cuello y el 1segTV continúan mostrando complicadas gráficas.

“Sí, sí. Lo lamento, Amata-ojisan. Sí, en esta situación, los Kiharas hubieran traído un impermeable. Para mí, Byouri-obasan no atacó repentinamente, ya que ya esperaba su movimiento.”

De hecho, una tercera persona que estuviera viendo las gráficas seguramente no comprendería lo que Kihara Enshuu está haciendo. Por un lado, parece una conversación, pero de hecho, no lo es.

Lo que Kihara Enshuu hace simplemente es inspirarse. Y esa inspiración que aparece en su cabeza es un murmullo para sí misma de palabras que están acomodadas de tal forma que cualquier Kihara definitivamente diría.

La chica continúa caminando por el pasillo subterráneo.

Las instalaciones de depósito de desechos de la planta tratadora de basura han sido destruidas, así que el efecto de calentamiento en Ciudad Baggage ha disminuido considerablemente. Ella se encuentra en el interior, pero está temblando de frío. Si se siente así, no importa que se encuentre dentro o fuera, seguramente en todos lados ha de sentirse helado.

Pero eso no parece ser suficiente.

Numerosas gráficas fortalecen su inspiración, diciéndole, “Sí, esto no es nada estilo-Kihara, Amata-ojisan.”

No es eficiente.

No es racional.

“¡¡No es estilo-Kihara el pensar una estrategia en la que cualquiera pueda pensar!!”

Avanza por el pasillo y entra a un hotel de descanso de clase alta. Pasa por la sala de recepción en donde no hay guardias, toma el ascensor, llega al piso más alto, y abre la puerta en donde la cerradura ha sido destruida. Esos son los restos de un campo de batalla, en donde Kihara Ransuu y Útgarða-Loki pelearon.

Los montones de papeles están por todos lados. Incluso ahora, esas dos importantes personas se encuentran tendidas sobre el suelo. Sin embargo, eso a Kihara Enshuu no le importa. De hecho, se siente un poco molesta por haber dejado a solas a ese „Kihara‟ Ransuu. Pero en ese momento, debe priorizar sus acciones como Kihara.

Aún así, las acciones de la chica no son exactamente muy importantes.

Saca un tubo de ensayo de su ropa y retira la tapa de hule. Introduce un polvo blanco que es como una cucharada de azúcar para agregar al café y agrega agua de un matraz mientras se encuentra en el amplio piso del hotel. Sacude suavemente el tubo de ensayo, y éste muestra una sustancia traslucida y oxidada. El fluido se solidifica como gelatina.

Simplemente es algo que compró en un supermercado.

Simplemente es agar[1] común y corriente. Sin embargo, tiene otros usos además de servir como alimento.

Puede usarse como base de cultivo para microbios como virus y bacterias.

“…Puedo tener esto listo en 30 minutos.”

Kihara Enshuu deja el tubo de ensayo destapado dentro de una taza de café. Después, con sus manos desnudas, se prepara para usar otra taza para preparar café instantáneo.

Kihara Enshuu quiere crear aire enmohecido.

Esa es una técnica que Kihara Ransuu usó cuando diseminó sustancias químicas. Enshuu está lista para usar el agar para capturar moho y cultivarlo como su propia arma.

Sin embargo…

“Tienes razón, Amata-ojisan.”

Sujeta su taza con ambas manos. Ya que teme quemarse la lengua, bebe lentamente el líquido negro y espera por ese momento.

NT Index v04 256-257.jpg

“Si la información genética del moho muta artificialmente, tal vez pueda convertirse en un arma biológica que pueda destruir Ciudad Baggage por completo.”

Hay más de una forma para usar un arma.

Los Kiharas crean más y más pesadillas frescas a partir de esas salvajes ideas.


  1. Es una gelatina de vegetal de origen marino.


Sub 24[edit]

“¡¡Ack, argh!!”

Marian Slingeneyer usa una mano para cubrir uno de sus ojos y se recarga contra el muro al lado de la calle. El líquido rojo oscuro continúa fluyendo a través de un espacio, y tose líquido del mismo color. No conoce el total de daño, pero el enorme impacto recibido apenas le permite mantenerse consiente. Ahora mismo, está soportando demasiado dolor.

Oumi Shuri.

(¿Me confié demasiado por saber que ella no pertenecía ni al lado de la Magia ni al de la Ciencia?)

Marian Slingeneyer piensa después de haber sido perseguida. Ya que podía moverse en un área tan amplia, fue una simple coincidencia que se encontrara con semejante “talento”. Modificó su sierra y martillo de oro en armas y ejecutó un ataque engañoso, y logró escapar como resultado.

“…Maldición. Realmente me siento en problemas ahora que mi apoyo, Sigyn, fue eliminada. O más bien, el poder del Dáinsleif. Un ataque que puede destruirlo todo, ¿cierto? Aunque no soy del tipo ofensivo…”

No queda claro quién modificó realmente a quién.

Al final, ese fue el resultado. Marian tuvo que atravesar un gran caos para escapar, y ni siquiera se siente segura de haberlo logrado por completo.

Entra a un centro comercial en las calles subterráneas. Tal vez se deba al caos causado por los Kiharas y Ciudad Academia que no hay señales de clientes ni trabajadores en el interior. Quién sabe a dónde fueron, o si siguen vivos o no. Pero obviamente, a Marian Slingeneyer eso no le importa. Se dirige a la esquina de la farmacia y busca vendas y antisépticos.

Afortunadamente, su ojo no parecer haber perdido su habilidad. Se limpia la sangre que entra al ojo, y logra recobrar la visión levemente. Ya que su párpado está dañado, la sangre continúa fluyendo. Aún así, lo mejor para ella será cubrirlo con un trozo de gasa.

“…Mi pierna derecha… ¿Tal vez lo mejor será vendarla…?”

Realmente sería algo imprudente de su parte el soportar el dolor muscular causado por las técnicas de pelea de Kumokawa Maria y mucho más el intentar correr. Un fuerte dolor proviene de su pierna derecha. Y lo peor de todo, siente que ésta se está hinchando. Marian Slingeneyer saca unos cuantos vendajes de la caja, enrolla torpemente la pierna de su overol, y deja su rodilla al descubierto.

Marian frunce el ceño mientras mira las vendas que están enrolladas, y toma nuevamente la caja que dejó a un lado para leer las instrucciones impresas a un costado.

“Maldición, ¿qué debería hacer ahora? ¿Erm, úsese para controlar la articulación que provoca dolor…?”

Marian Slingeneyer puede modificar totalmente a una persona sana en una mesa o pilar, pero no puede tratarse a sí misma. Es igual a aquellos encargados de cocinar y aquellos encargados de evaluar la comida. Las habilidades que requieren son totalmente diferentes. Marian Slingeneyer utiliza torpemente la venda para asegurar su rodilla antes de bajar la pierna de su overol e intentar moverse. El dolor quedó levemente reducido, pero la chica no puede deducir si fue algo efectivo o no.

Parece ser que no hay medicamentos que puedan detener inmediatamente el dolor, ya que Marian Slingeneyer revisa los estantes pero no encuentra nada como eso. Encuentra una tela húmeda, pero no sabe si debe calentarla o enfriarla en esta situación.

(…Entre aquellos que se encuentran en esta situación, hay 3 de nosotros, incluyéndome. Pero Útgarða-Loki ya nos ha dado la espalda, y Sigyn ya no puede ayudar. En esta situación, necesitamos eliminarlos ya sea por cuestión personal o por la organización. No sabemos cuántos Kiharas quedan, pero la situación es realmente mala. ¿La superviviente final soy yo a pesar de que no soy una de los peleadores principales?)

En ese momento, se escucha un traqueteo desde la entrada del mostrador de la farmacia.

“…”

Marian Slingeneyer saca hábilmente su sierra del interior de su overol, pero al ver el rostro de la otra persona, se relaja inmediatamente.

De hecho, sonríe y dice, “¿Hey, qué sucede, Bersi? ¿No sientes que la acción principal está por comenzar?”

NT Index v04 262-263.jpg


Sub 25[edit]

“… ¿Qué?”

El guardia de los Guardianes de la Ciencia Anti-Ciudad Academia, Shar Beylan, continúa exhalando un aliento blanquecino mientras mira alrededor.

Se encuentra agachado fuera de una casa, en donde se encuentra una máquina expendedora congelada. Se camufla a sí mismo con nieve que cayó del techo, y coloca rompe-vientos a su alrededor mientras da lo mejor de sí para soportar el frío. No intenta construir un iglú, pero entre toda la nieve que tiene aire en ella, es obvio que puede alcanzarse cierto nivel de aislamiento.

En ese ambiente con -20 grados Celsius, este nivel de trabajo duro es obligatorio incluso cuando se lleva puesto un uniforme militar estándar.

Si mostrara cualquier señal de flojera, lo que le esperaría sería un infierno helado.

El camino tiene una instalación de calefacción para hacer que la nieve se derrita, pero los cables de comunicación junto con el poste de comando han sido destruidos. En esta situación, no puede confiar en la seguridad de Ciudad Baggage. Esa sería una manera más confiable para asegurar su bienestar cuando se considera que incontables cámaras están instaladas en muchas áreas como parte de las medidas anti crimen, y que sus acciones podrían estar siendo observadas por el enemigo.

…Por supuesto, mientras piensa sobre eso, olvida todo acerca de su máxima prioridad para defender Ciudad Baggage. Cualquiera podría entender a partir de la situación que él sólo piensa en cómo sobrevivir a semejante ambiente.

En ese momento, Shar levanta la cabeza repentinamente.

Su atención es desviada por algo externo.

(… ¿Por qué está tan tranquilo? Qué raro…)

Los sonidos de la batalla ya han acabado. Esa debería ser la evidencia de que un lado ha obtenido una abrumante ventaja. Sin embargo, no es así. Esta ciudad ha perdido el alboroto que debería formar parte de la misma. No hay espacio para humanos sobrevivientes. Es como si hubiera monumentos antiguos en Marte.

Está totalmente vacío.

Y en consecuencia, los alrededores están muy tranquilos.

Shar frunce el ceño, y una duda nace en su cabeza.

¿A dónde habrán ido los millones de residentes de Ciudad Baggage?

(… ¿Todos habrán escapado al exterior? No, el lugar más cercano en el que vive gente está a más de 100 km. Y es imposible no crear una conmoción cuando tantas personas se mueven. Nosotros ni siquiera estamos intentando fingir moralidad ni escapar de las armas de Ciudad Academia.)

Shar niega sus propios pensamientos.

(¿Eso significa que Ciudad Academia asesinó a todos? No, imposible. Estamos hablando de millones de personas. Incluso si se trata de matar a civiles ordinarios que no pueden defenderse, tomaría mucho esfuerzo. La ciudad se silenció rápidamente. Esto prueba que el enemigo no pudo llevar a cabo alguna operación para eliminar a un grupo.)

No está seguro sobre si eso es algo bueno o malo, pero no obtiene ninguna respuesta por ahora.

Es como esos críticos que observan desde el otro lado del río, en donde no hay nadie que dé críticas constructivas para los pensamientos propios de uno.

Shar Berylan piensa por unos momentos, y finalmente sale de su refugio construido a mano.

No sabe lo que le sucedió a los demás residentes de Ciudad Baggage, pero de hecho, está mal preocuparse por su seguridad. Si uno no puede comprender nada en el campo de batalla, eso dará como resultado cierto nivel de perturbación mental. Provoca cierto nerviosismo el caminar por ahí cuando la situación no es segura.

“…Órdenes de los altos mandos. Permitir que las personas evacúen y destruir todas las armas en la ciudad; es imposible que esa sea una orden, ¿cierto?”

Shar piensa todo tipo de suposiciones, y entonces avanza lentamente a través de la silenciosa calle blanca. No hay señales de enemigos, aliados, o ni siquiera de turistas. Tal vez incontables cadáveres se encuentren enterrados bajo la nieve de este helado día.

Después de alejarse unos 50 metros de su refugio artificial, ocurre algo.

Shar logra ver al enemigo, y salta a un callejón entre edificios en donde hay un poco de nieve apilada, usando el vehículo que está estacionado ahí. Se esconde en la parte posterior del camión que usa gas natural, en donde el peligro sería abrumador, pero en esta situación, es incapaz de cambiar su ubicación.

Justo frente a él se encuentra un cruce de caminos en donde no circula ningún vehículo, y 4 o 5 soldados están ahí de pie.

Después de ver que sus armas y ropa no son equipo que él esté acostumbrado a ver, Shar concluye que se trata de soldados de Ciudad Academia, en otras palabras, el enemigo.

Llevan un objeto que parece una pelota de playa, y la base parece un atomizador para cabello.

(… ¿Un Globo de Apoyo?)

Shar quien una vez tomó prestada (o más bien, robó) un arma de Ciudad Academia, conoce ese objeto. En otras palabras, es un arma inalámbrica que tiene un diseño relativamente simple. Es menos como un pequeño bloque lleno de tecnología que un producto que sería mucho más atractivo.

El exterior parece un globo de helio que es liberado con una cámara conectada, y se mantiene en el aire para obtener imágenes; es básicamente ese tipo de arma. Es algo que se utiliza para cubrir la debilidad en áreas en donde los satélites y aviones de reconocimiento no pueden llegar. El efecto dura unos 30 minutos. Comienza a flotar una vez que es liberado. E incluso si nadie lo toca, explota tarde o temprano debido a la presión del aire.

Tiene un cronómetro conectado al objeto cilíndrico que parece un atomizador para cabello para detectar la ubicación de los soldados en el suelo desde su ubicación aérea. El tiempo estimado en el cronómetro causa que explote en cierto tiempo… Shar sabe que Ciudad Academia intenta suprimir a Ciudad Baggage a partir del hecho de que están usando esa cosa.

Pero Shar ya no tiene el orgullo necesario para apretar los dientes, ya que está preocupado por algo más.

(Ya han declarado que la supresión ha terminado, ¿pero qué están buscando exactamente?)

Los Globos de Apoyo son algo que debe usarse como soporte para cubrir las debilidades en áreas donde no alcanzan los satélites ni los aviones de reconocimiento. Pero tomando en cuenta el hecho de que Ciudad Baggage parece estar bajo control de Ciudad Academia ahora, no necesitarían hacer uso de uno.

Sin embargo, las fuerzas de Ciudad Academia están utilizando ese Globo de Apoyo.

Parece ser que están buscando algo que sus satélites y aviones de reconocimiento no pueden encontrar, e incluso parecen haber instalado más cámaras y sensores en su base.

¿Qué están buscando exactamente como para tomar medidas tan estrictas…?

“¿Tal vez existe algo que ni siquiera esas personas pueden encontrar? Ni siquiera pueden encontrar a las millones de personas en Ciudad Baggage.”

El hombre se siente sorprendido, pero eso es todo.

El número de cámaras y sensores continúa incrementando. Tarde o temprano, lograrán encontrar la ubicación de Shar.

Así que se aleja del camión de gas natural, buscando el siguiente lugar para ocultarse.

Algo parece estar burlándose de la casi perfecta Ciudad Academia.

Y el objetivo no son soldados entrenados profesionalmente, sino millones de personas ordinarias.

Shar se siente un poco impresionado.

“…En ese caso, realmente espero que compartan algo de esa bendición conmigo.”

Shar pasa sobre el montón de nieve, y su perfil desaparece lentamente en la esquina de la calle.

El montón de nieve en el camino continúa juntándose, lo que demuestra que el efecto térmico se debilita poco a poco. Pero ahora mismo, él no tiene tiempo para pensar en esas cosas.

Las calles están totalmente silenciosas, y ese silencio ocasiona una atmósfera espeluznante.


Sub 26[edit]

"Oww…"

Kumokawa Maria se sienta lentamente mientras se lleva una mano a la cabeza. Ya no se encuentra en el pasillo subterráneo en donde quedó inconsciente. Ahora está en una mesa de examen que parece la oficina de un doctor. Deben ser unas instalaciones relacionadas con el selector natural.

“¿Ah, ya despertaste?” pregunta una voz femenina.

Kumokawa Maria alza la mirada y ve a una mujer vestida con un vistoso vestido de pie sorprendentemente cerca a ella. Tiene el cabello rubio, ojos azules, y piel blanca. Su apariencia es lo suficientemente buena como para convertirse en modelo, pero Kumokawa Maria puede ver un excepcional tono muscular bajo su piel.

“… ¿En dónde estoy? ¿Qué sucedió?”

“Te encontré tendida en un pasillo y te traje hasta esta enfermería. No conozco los detalles y no estoy segura si alguien los sabe.”

“¿Quién eres?”

“Saflee Opendays.”

Kumokawa escucha un leve sonido en la esquina de la habitación. Una pequeña niña está empacando hielo en una bolsa de plástico. Cerca de ella se encuentra un hombre alto y extraño.

Mide más de 2 metros y está usando varios tipos de antenas.

“Soy participante del Selector Natural. No soy ni Kihara ni de GREMLIN; sólo estoy jugando un papel de apoyo. Por cierto, la chica linda es Mistray Flakehelm y el actor público es su padre Osad Flakehelm. Después de haberlos salvado, no soporté la idea de abandonarlos, así que decidí jugar un papel más protagónico.”

“Y entonces también me ayudaste a mí. Eso realmente hiere mi orgullo,” Kumokawa Maria dice como si se auto despreciara. “Debía haber una mujer con aspecto de niña llevando una mochila escolar en ese pasillo. ¿No la viste?”

“¿Una mujer con aspecto de niña, dices? Es algo un poco difícil de imaginar pero, ¿era amiga tuya? Entonces no tienes por qué preocuparte.”

“¿…?”

“Por lo que pude ver, esa pequeña chica hizo huir a una más alta.”

“¿¿…??”

¿Eso significa que Oumi Shuri sigue con vida?

“Necesitas preocuparte más por ti misma que por la vencedora. Necesitamos pensar qué es lo que haremos a partir de ahora.”

“…”

Kumokawa Maria se queda en silencio ante eso.

Oumi Shuri está continuando la pelea por sus propias razones.

¿Pero qué hay de la propia Kumokawa?

¿Qué debería hacer ahora?

Vino a Ciudad Baggage persiguiendo a Kihara Kagun. Había pensado adentrarse a un mundo alejado del camino correcto para poder descubrir la verdad sobre la muerte que él causó. Sin embargo, cuando la oscuridad abrió sus fauces, habían sido tan profundas y oscuras que el conocimiento común de Kumokawa Maria no podía llevarla a ningún lado más. Es como ser obligada a jugar un juego de mesa sin escuchar antes las reglas.

Ese es el mundo de los Kiharas.

O tal vez es el mundo que debe ser opuesto al de los Kiharas.

La chica llamada Mistray Flakehelm le entrega la bolsa de plástico llena con hielos y Kumokawa Maria la presiona contra su frente. El frío placentero se extiende por su hinchazón, pero entonces se percata de algo. Algo anda mal.

“¿Acabas de darte cuenta de lo fría que estás, cierto? Y puedes ver tu aliento.” Saflee Opendays forma una pequeña sonrisa. Es casi como si estuviera forzándola. “De las instalaciones de calefacción que son las cuerdas de vida de Ciudad Baggage, las instalaciones de depósito de desechos y la refinería han sido destruidas. Los Guardianes de la Ciencia Anti-Ciudad Academia están defendiendo desesperadamente la última fuente de calor, la estación de energía térmica, pero probablemente sea demasiado tarde. Ese calor no es suficiente para toda Ciudad Baggage.”

“¿Quién hizo eso…?”

“Los Kiharas. Seguimos escuchando ese término en la radio que robamos.”

El nombre hace que el corazón de Kumokawa Maria dé un salto.

Pero entonces piensa detenidamente sobre la situación desarrollándose.

“Sus altos mandos seguramente les darán prioridad. No les importará incluso si todos los demás terminan congelados. Obviamente, si es que esos altos mandos siguen con vida,” dice Saflee.

Un leve porcentaje de soldados sigue activo, pero están en pánico total, así que seguramente no serán de mucha ayuda. Simplemente están intentando ocultarse, así que entrar en contacto con los soldados también conlleva el riesgo de atraer al verdadero enemigo hacia ellos. Por esa razón, vacilan al llamar a dichos soldados.

“¿Si se congelan, hm?”

Afuera se siente una temperatura de -20grados. Incluso si los edificios están protegidos por una gruesa barrera, el interior de éstos será igual después de medio día sin calefacción. Eso podría causar un daño importante a aquellos que siguen con vida dentro de la ciudad.

“Por cierto, existen métodos sorprendentemente simples para resolver el problema del calor.”

“¿?”

“Es un método usado en áreas nórdicas. El calor de las personas en estaciones llenas es usado para calentar un edificio diferente. Es usado para edificios en regiones árticas. Juntos, el número de residentes de Ciudad Baggage y los espectadores es de millones. Si todos se juntaran en una de las instalaciones abovedadas, su propio calor podría salvar sus vidas.”

“Eso se escucha como que tardará tiempo en funcionar, pero supongo que nos ayudará a soportarlo,” murmura Kumokawa Maria.

Pero hay un problema.

“Pero aquellos que crearon este campo de batalla no lo permitirán. Si todas esas personas se reunieran en un lugar, ¿no crees que las atacarían?”

“Sí. Y no por alguna razón táctica o lógica. Probablemente los asesinarían por diversión,” concuerda Saflee. “Así que ese método no será de utilidad como manera de pasar el tiempo sin tener que pelear contra los jefes principales. De hecho, sólo puede ser usado para ganar tiempo para que venga la ayuda después de haber derrotado a esos jefes principales.”

“Lo que significa que…”

“Nuestro límite de tiempo es de casi medio día. Necesitamos derrotar a todos los jefes principales peleando en Ciudad Baggage en ese tiempo. Si no, millones de personas serán comida congelada.

¿Comprendes la situación?”

“Creo que esto no resuelve nada.”

“Sólo tener este medio día solamente para pelear es bastante afortunado. Normalmente, terminaríamos congelados tanto si ganáramos como si perdiéramos.”

Kihara y GREMLIN. Ellos no tienen idea de si son capaces de derrotar a al menos uno de ellos, y tienen que derrotarlos a todos. Esas condiciones se escuchan simplemente insanas. Sin embargo, la única otra opción es dejar que todos en Ciudad Baggage mueran congelados por métodos normales.

Kumokawa Maria suelta un suspiro y dice, “Entonces tenemos que hacerlo incluso si es imposible.

Parece ser que ha llegado el momento para poner a prueba la fuerza de mi orgullo que sólo continúa siendo herido.”

“Sí, sí. Por cierto, Creo que tal vez eres del tipo que sabe cómo usar los puños, pero, ¿crees poder ser de ayuda?”

“Como sea, tomaré la misma dirección que ustedes.”

Kumokawa Maria asiente ante la pregunta de Saflee.

Continuará persiguiendo a Kihara Kagun. Después de experimentar ese infierno, está más determinada a hacerlo. Él no se ha adentrado a ese infierno sin saber lo que es como lo hizo Kumokawa Maria. Kihara Kagun claramente sabía en lo que se estaba metiendo. En ese entonces.

En ese lugar.

¿Qué sucedió exactamente? ¿Y cómo derivó en éste infierno? Hasta saber eso, Kumokawa Maria no retrocederá.

Mientras tanto, Saflee anuncia su objetivo actual.

“Nuestro primer objetivo es alguien llamado Kihara Enshuu.”

“… ¿Kihara?”

“Sí. Aparentemente, otro Kihara introdujo algún tipo de moho usado para pelear y esta Kihara Enshuu está intentando usarlo. Al causarle cambios artificiales, está incrementando su toxicidad y grado de infección, y después lo liberará como un arma biológica.”

“¿Y piensa quedar envuelta en eso también?”

“Lo sé. Realmente no quiero conocer sus razones.”

“…”

Microbios alterados artificialmente.

El término se escucha como algo sacado de una película, pero realmente no es algo muy difícil de hacer. Todos conocen los cambios que suceden en el virus de la influenza anualmente.

Las formas de vida microscópicas sufren cambios a su estructura genética debido a causas externas de forma relativamente fácil.

Sin embargo, hacer cambios en las partes que uno quiere para poder producir los efectos que uno desea es obviamente más difícil.

Kumokawa Maria se lleva una mano a la barbilla y comenta, “Pero el moho es un ser vivo. Necesita calor para mantenerse activo. Parece ser que reducir la temperatura para hacernos sufrir contrarrestaría eso.”

“Ella está matando a cualquiera que pueda al reducir la temperatura. Solamente esparcirá el moho una vez que el calor haya aumentado lo suficiente como para que esté activo. De esa forma, puede matar a tantas personas como sea posible. El moho en el baño puede ser muy persistente. Lo mismo sucede con el pie de atleta. Deja de ser activo en un ambiente difícil, pero eso no lo mata. Después de hibernar por algún tiempo, puede reactivarse una vez que el ambiente se vuelve más favorable.”

“Pero Ciudad Baggage no tiene ninguna instalación especializada en microbios. Al menos ninguna famosa. A menos que ocurra alguna nueva conspiración, asumiría que ella tiene pensado dar un mal uso a algún edificio civil.”

“Totalmente correcto. Parece ser que Kihara Enshuu se dirige a la fábrica de plantíos. Tú sabes, esas cosas con forma de contenedor. Es un nuevo tipo de campo que desarrolla vegetales usando la luz con una longitud de onda especial para inducir la fotosíntesis, condiciona el aire para mantener la temperatura correcta, y empapa las raíces con nutrientes. Usándola, puedes cosechar unas 30 veces al año.”

“Ya veo,” murmura Kumokawa Maria irritada. “¿Así que usa luz ultravioleta en vez del sol? Esa es la misma razón por la que la información genética del virus de la influenza cambia cada año.”

“¿Esto es algo malo?”

“Muy malo,” responde simplemente. “Por cierto, si no tienes ni siquiera ese conocimiento fundamental sobre la materia, ¿cómo puedes saber lo que Kihara Enshuu planea? No parece que tengas lo que se necesita para llegar a esa conclusión.”

“Oh, para ser honesta, esa advertencia me la dio alguien más.”

“¿Quién?”

“Un hombre usando casco y gabardina.”

Esta vez, Kumokawa Maria queda completamente inmóvil.

“¿Te refieres a Kagun-san? Bueno, dudo que te haya dicho su nombre.”


Sub 27[edit]

“Hace mucho frío,” Kihara Enshuu dice sin razón alguna en voz alta.

Mientras se encoje en la helada ventisca, avanza a través de la gruesa nieve. Se encuentra en una ciudad rodeada de concreto, pero se siente como alguien perdida en una montaña.

En una esquina de Ciudad Baggage, contenedores rectangulares se encuentran apilados como bloques de juguete. El área era originalmente un estacionamiento, pero no quedan rastros de eso.

Los innumerables contenedores evocan una sensación de poco espacio.

En vez de ser sólidos rectangulares largos y angostos, los contendores son de menor tamaño para ser transportados vía riel. La diferencia principal con los contenedores normales son los enchufes eléctricos conectados al costado. No son cajas creadas para guardar cosas. Son aparatos apara hacer crecer vegetales en su interior.

Son fábricas de plantíos.

“Hmm, me pregunto si fueron reunidos aquí durante la guerra para poder ser enviados a varios campos de batalla para ayudar con el suministro de alimento. Después de todo, pueden ser cosechados unas 30 veces al año. Pero la guerra terminó muy rápido y éstos terminaron simplemente sirviendo para uso civil.”

Obviamente, cosechar vegetales en un área nevada como Ciudad Baggage no es fácil, así que la cocina se enfoca en carne. Las fábricas de plantíos otorgan un beneficio simple pero definitivo a los residentes de Ciudad Baggage.

Kihara Enshuu estira la mano hacia la puerta de metal de uno de esos contenedores.

Posee los materiales para el arma biológica en su ropa.

“¿Huh?”

Un sonido proviene de la puerta.

No abre. La palanca que lo mantiene cerrado no se mueve.

“Supongo que tiene seguro. ¿Intentarán proteger sus alimentos?”

Con expresión confusa, Kihara Enshuu se da la vuelta.

Entonces se dirige hacia el cuarto de seguridad en donde seguramente guardan las llaves.


Ayles Bigant tiembla dentro de una pequeña habitación.

Originalmente, había venido a Ciudad Baggage como participante en el torneo Selector Natural, pero todo fue destruido en el primer día del mismo. Monstruos desconocidos atacaron la ciudad.

Sin embargo, escapar por las calles sólo te deja atrapado en un infierno de -20 grados y la ciudad más cercana se encuentra a 130 kilómetros de distancia.

Eso significa que no tiene opción más que esconderse en cualquier lugar dentro de la ciudad. Su única opción fue esconderse y esperar a que la policía o el ejército llegaran a resolver la situación.

Ese era su plan, pero el pomo de la puerta ha comenzado a sacudirse. No, es toda la puerta. La puerta metálica no se abre, pero eso es suficiente para hacer temblar a Ayles. La persona no tocó ni intenta girar el pomo. Simplemente comenzó a patearla o algo igualmente violento.

“¡¡Mierda!! ¿¡Qué está sucediendo!? ¿¡Qué!? ¡¡Mierda!!”

Aún agachado en el suelo, Ayles Bigant toma una escopeta semi automática con manos temblorosas. Está tan asustado que ha olvidado hacer algo tan básico como cargar la primera bala, así que no disparará incluso si jala el gatillo.

Alguien lo ha descubierto.

Finalmente ha sido atrapado.

No importa realmente de quién se trate. Ser descubierto por cualquiera es el problema. Incluso si es un anciano buscando ayuda y que no tiene conexiones con el incidente en general, ese encuentro podría derivar en que las personas detrás de todo encuentren en dónde está.

Que no sucediera nada era lo ideal.

No entrar en contacto con nadie era lo más seguro.

Y aún así esto está sucediendo.

Eso significa que…

“No importa quién sea.” Sujetando el arma, Ayles se levanta lentamente y en silencio. “Eliminaré cualquier amenaza.”


Kihara Enshuu llega a la orilla del estacionamiento repleto de fábricas de plantíos con forma de contenedores. Algo como un edificio de almacenamiento prefabricado se encuentra ahí, pero la puerta no abre sin importar cuantas veces la patee.

“Por lo que puedo escuchar, parece que hay alguien dentro,” la chica murmura antes de tomar el Smartphone colgando de su cuello. Intercambia el estuche del Smartphone con algo que parece una copa de succión y lo adhiere al centro de la puerta.

“Sí, sí, es cierto. Un Kihara haría algo más, Amata-ojisan.”

Kihara Enshuu activa una aplicación y mira alrededor.

Unas cuantas grúas están estacionadas. Seguramente son usadas para mover las fábricas de plantío con forma de contenedores.


¿Quién está ahí?

Está claro que hay alguien.

Aún sujetando la escopeta, Ayles Bigant traga saliva ruidosamente. Una extraña sensación de intimidación lo presiona desde la puerta. Quiere jalar el gatillo, pero también ve a la delgada puerta como su defensa final. Siente que podría perderlo todo si la destruye él mismo y quiere asegurarse de asesinar a quien quiera que sea si se decide por destruir la puerta.

De pronto…

“¿…?”

Escucha pisadas en la nieve. El sonido se vuelve menos intenso progresivamente así que debe estar alejándose poco a poco. ¿La persona se habrá percatado de que hay alguien dentro? ¿Por qué decidió irse? Tan pronto como Ayles Bigant piensa eso, se deshace rápidamente de esa esperanzadora idea.

La respuesta no puede ser tan simple en ese infierno.

La realidad seguramente es mucho más cruel.

Por ejemplo, la persona pudo haberse retirado para llamar más gente.

Sería mejor si él asume que quedarse ahí sin hacer nada lo llevará a terminar rodeado por un grupo.

“¡¡Maldición!!”

Ayles Bigant ajusta el agarre de la escopeta y se dirige frenéticamente hacia la puerta. Si la persona se fue, posiblemente su espalda esté de frente a él. En ese caso, incluso si la persona es un monstruo, él tendrá más posibilidad de ganar con el disparo de una escopeta.

Aún así, no es tan tonto como para abrir la puerta repentinamente.

La puerta tiene una mirilla en ella.


“Hmhm hmm hmhm hm.”

Mientras tararea, Kihara Enshuu toca uno de los aparatos colgando de su cuello con un dedo. Algo aparece en la pantalla del Smartphone pegado a la puerta.

Es un Filtrador de Eco.

El aparato le permite ver objetos más allá usando ondas ultrasónicas. Básicamente, es el mismo aparato para ver el bebé de una mujer embarazada pero con una potencia reforzada. La idea es una antigua y la investigación aplicada para usarse en operaciones contra terroristas ha sido ejecutada en el pasado. A diferencia de la mira usada en los endoscopios, no tiene que abrirse un agujero en la puerta o muro. Sin embargo, las vagas imágenes hacen difícil saber quién es el terrorista y quien el rehén, así que han pasado muchos años sin que sea ampliamente usado.

El Smartphone muestra lo que se encuentra al otro lado de la puerta.

Una vaga figura se aproxima.

Está apoyándose contra la puerta.

Está asomándose por la mirilla.

“Hmm hmhmhm hmm.”

Kihara Enshuu sonríe mientras observa los movimientos de la figura para coordinarse adecuadamente mientras presiona el aparato colgando de su cuello.

El momento llega.

Sin embargo, Kihara Enshuu no ejecuta ninguna acción vistosa.

Simplemente retira el Smartphone de la puerta y se tiende sobre la nieve.

Inmediatamente después, algo enorme se aproxima.


Ayles Bigan cometió unos cuantos errores. El primero, no contó la existencia del Filtrador de Eco que muestra a la persona al otro lado junto con todo dentro de la habitación. El otro fue acerca de los pasos que escuchó. Su interpretación sobre la disminución en el volumen fue causa de que la fuente del sonido estaba retrocediendo.

En realidad, pudo haber sido simplemente el volumen del aparato produciendo el sonido siendo reducido.

Debido a eso, Ayles asumió que quien quiera que fuera ya no estaba cerca de la puerta.

Dentro de la pequeña habitación, las fuentes de su información visual eran limitadas.

Sin información, se sentía nervioso.

Intentó tranquilizarse al obtener algo de información.

La información auditiva de los pasos desapareciendo lentamente demostró lo hambriento que estaba por información. Fue como el delicioso aroma escapando hacia la calle desde la cocina de un restaurante.

Es por eso que el rostro de Ayles Bigant fue atraído naturalmente hacia la mirilla. Quería remediar esa hambre. No tenía idea de que estaba siendo guiado a hacer eso por alguien.

“¿…?”

Inmediatamente después, un potente sonido seco reverbera desde la puerta.


“Eso debería ser suficiente,” Kihara Enshuu murmura mientras se encuentra recostada sobre la nieve. Controló una grúa a distancia. El contenedor de la fábrica de plantío colgando del cable fue columpiado como una bola metálica usada para demoler. La pesada fábrica de plantíos pasó justo sobre Kihara Enshuu mientras ésta permanecía sobre la nieve e impactó contra la puerta.

La puerta y el muro a su alrededor han quedado totalmente deshechos.

La puerta metálica queda incrustada en el muro opuesto y un líquido color rojo oscuro fluye desde el espacio entre la puerta y el muro. La chica no escuchó ni un grito.

“Wow, qué habitación tan desordenada. Incluso hay materiales de construcción por todos lados.”

Kihara Enshuu entra al apretado cuarto de seguridad y toma un llavero del muro.

“Uuh…” se escucha un gemido.

Parece ser que el origen del líquido rojo oscuro aún está moviéndose.

Kihara Enshuu mira alrededor de la habitación, usa una mano para sujetar la escopeta que está en el suelo por alguna razón, y carga la primera bala con un rápido movimiento.

“…”

Un sonido seco impacta contra la puerta.

La chica lanza a un costado la escopeta y sale de la habitación ahora que no queda nada moviéndose.

“Me duele, pero tengo que hacer este tipo de cosa si quiero ser una Kihara. ¿Cierto, Amata-ojisan?”

Avanza entre la ventisca y abre la puerta de un contenedor al azar. El interior está repleto de estantes de metal. Cada estante tiene coles alineadas y luces verdes y rojas iluminan el área.

“Oh… Está lleno de luces de LED. Pero necesito una luz oscura para causar los cambios en el moho.”

Busca por ahí un momento y finalmente encuentra lo que estaba buscando. Son luces fluorescentes apenas tan largas como palillos. Sin embargo, son azules. Son las luces oscuras que emiten rayos ultravioleta.

Kihara Enshuu junta unas cuantas luces oscuras y las coloca en ángulos complicados. Entonces ajusta el balance delicadamente al usar un fotómetro que usa la cámara en su Smartphone.

La información genética en formas de vida microscópica puede ser dañada fácilmente.

Casi no poseen defensas contra rayos ultravioleta o rayos cósmicos.

Sin embargo, es increíblemente difícil usar eso para obtener el resultado deseado.

“Ahora…”

Kihara Enshuu toma una col de un estante al azar y la muerde un poco. Inmediatamente se arrepiente debido a lo amarga que sabe.

“Hmm, con esta potencia, debería tomar como una hora. ¿Cierto, Amata-ojisan?”


Sub 28[edit]

Kumokawa Maria y Saflee Opendays dejan las instalaciones médicas en las que se encontraban y pasan al blanco. En vez de sentir el frío clavándose en su piel, se siente más como un dolor pasando a través de la misma.

“Ow,” dice Saflee.

“¿Qué sucede?”

“Es algo como un avión de papel. ¿Se supone que debe ser como la carta en una flecha que utilizan los ninja japoneses? ¡Toryahh!”

Mientras Kumokawa Maria frunce el ceño en confusión, Saflee lanza el avión de papel de regreso por donde apareció.

Saflee mira hacia el cielo irritada y dice, “Menos 20 grados… ¿Cuánto tiempo podremos resistir vestidas así?”

“Sólo piensa como si estuviéramos en un refrigerador gigante. Después de unos 30 minutos, nos desmayaremos, y después de una hora, nuestras vidas estarán en peligro.”

“¿Entonces Kihara Enshuu tampoco puede resistir mucho?”

“Si tiene algún tipo de contramedida, quién sabe cuánto pueda resistir. No olvides que ella es la que ha puesto la situación como ahora.”

Las fábricas de plantíos no están tan lejos. Los objetos con forma de contenedores han sido apilados en un estacionamiento conectado a una instalación abovedada. No tiene gigantescas grúas instaladas como un puerto, así que usa principalmente grúas montadas en camiones y carretillas.

Es fácil imaginárselo, pero la escala es abrumadora cuando se ve en verdad.

“Hay cientos de esas cosas.”

“Odio ni siquiera poder saber cuántas son. Esto herirá mi orgullo.”

“¿?”

“Kihara Enshuu está usando rayos ultravioleta para destruir la información genética y convertir ese moho especial en un arma biológica. ¿Pero cuántas muestras tendrá? Si las divide en varios contenedores y ejecuta el proceso simultáneamente, tendremos que destruir todos esos. Apostaría que hizo eso para tener un seguro contra el fracaso.”

“¿Entonces ni siquiera sabemos cuántos tenemos que destruir?” Saflee chasquea la lengua irritada. “Tal vez tengamos que ir pensando en destruir todos los contenedores.”

“Sí, tal vez. Si simplemente intentamos adivinar los contenedores correctos, podríamos quedarnos sin tiempo.”

“¡No, no, no! ¡Pero hay cientos de ellos! ¡¡No sé cuánto tiempo puede llevar el crear esa arma biológica, pero nos tomaría un día o dos el destruir todos los contenedores!!”

“Nunca dije que tendríamos que aplastarlos como latas vacías,” Kumokawa Maria agita su dedo índice de atrás hacia adelante. “Estas fábricas de plantíos funcionan con electricidad. Las luces, el aire acondicionado, y la circulación de líquido nutritivo tienen que mantenerse activos 24/7. Una batería de auto no serviría para eso. Deben estar obteniendo la energía eléctrica de alguna fuente externa. Todos y cada uno deben hacer eso.”

Cuando se usan en los campos de batalla, seguramente les instalan paneles solares para generar energía, pero hay muy pocos rayos de sol en esa área nevada. Tienen que estar conectados por cables.

“Entonces…”

“Tenemos nuestra respuesta. Parece ser que mi orgullo puede hincharse una vez más. ¡Si destruimos esa fuente de energía externa, las luces oscuras emitiendo rayos ultravioleta se detendrán! ¡¡Kihara Enshuu será incapaz de completar su arma biológica!!”

Kumokawa Maria mira alrededor del área. Para evitar la desconexión debido al peso de la nieve, no hay cableado soportado por postes. El cable de energía debe encontrarse bajo la superficie.

Saflee chasquea la lengua y dice, “Supongo que esto no será tan fácil. ¿Deberíamos regresar bajo tierra?”

“No…”

Kumokawa Maria se aproxima a una de las fábricas de plantíos del montón. Lee cuidadosamente lo que está escrito con el alfabeto en la superficie.

“La unidad de energía utiliza 300 voltios y 50 amperes. Es una corriente especializada. Es diferente a la energía tanto para Japón como para Ciudad Baggage. Tal vez es algún tipo de formato militar.”

“No esperes que comprenda números que no tienen nada que ver con contenido proteico.”

“Significa que la energía no puede ser usada tomada directamente de los cables. Seguramente, hay unos transformadores en algún lugar por aquí. ¡¡Si los destruimos, las fábricas de plantíos deberían de dejar de funcionar!!”

La chica con uniforme de sirvienta mira alrededor y ubica un área rodeada por una reja en el blanco paisaje. El área mide unos 10 metros cuadrados. Dentro, se encuentran unos objetos similares a máquinas expendedoras.

“¡¡Las instalaciones de los transformadores!!” grita Kumokawa Maria.

Al mismo instante, la puerta de uno de los contenedores hacia el exterior es abierta bruscamente desde dentro.

Una chica con un Smartphone, un 1segTV, y aparatos semejantes colgando de su cuello sale sujetando una lata de té negro entre ambas manos.

“Sí, si lo piensas un poco, esa debilidad es muy obvia,” dice con tono preocupado.

Saflee sujeta suavemente la ropa de Kumokawa Maria.

“(Hey, si esa chica salió de ahí, ¿ese contenedor…?)”

“(Ya sea uno de los correctos o no, sigue siendo más seguro si destruimos los transformadores para detenerlos a todos.)”

“Así que lo comprenden. Si sólo hubieran destruido éste y se hubieran sentido satisfechas con eso, yo hubiera ganado.” Kihara Enshuu se encoje y se calienta un poco con la lata de té. “Pero ya que saben lo importantes que son los transformadores, creo que tendré que contraatacar.”

“Yo diría que nosotras somos las que estamos contraatacando.”

“Sí, sí, tienes razón. Entiendo, Amata-ojisan.”

Kihara Enshuu comienza a hablar con alguien más.

El Smartphone y el 1segTV alrededor de su cuello muestran una extraña gráfica tras otra.

“¡¡Ahora que las cosas han llegado a esto, no puedo evitar pelear!! ¡Desafortunadamente, muy, muy desafortunadamente, eso es lo que debe hacer un Kihara! ¡¡Tengo que hacerlas pedazos!!”

Saflee chasquea la lengua, reduce levemente su centro de gravedad, y toma una postura de pelea.

“¡Aquí viene! ¿¡Estás lista para pelear contra un monstruo!?”

“Estoy tan lista que debo corregirte. Ella no viene hacia acá. ¡¡Yo iré por ella!!”

Las tres se enfrentan dentro de la ventisca de -20 grados.

Mientras tanto, la cuenta regresiva continúa hasta que el arma biológica dejada por Kihara Ransuu se encuentre lista.


Sub 29[edit]

Se dice que a Kihara Enshuu le hace falta ese “estilo-Kihara” incluso como miembro de esa familia.

Su vida cuando era joven destacaba de cierta forma incluso entre los Kiharas.

Gracias a las personas ordinarias.

Gracias a aquellos que decían estar del lado de la justicia.

Esas personas se llevaron a Kihara Enshuu cuando era muy joven. No le hicieron nada.

Simplemente la encerraron en una oscura habitación sin salidas.

Los Kiharas se vuelven de esa forma porque son enseñados por otros Kiharas.

Si la joven Kihara Enshuu era apartada de los demás Kiharas mientras aprendía el conocimiento básico de ser humana como el lenguaje y las costumbres, tal vez terminaría siendo diferente a ese estilo-Kihara. Ese fue el proceso de pensamiento.

En realidad, eso no fue nada más que la justificación dada por alguien como la clásica venganza que quería llevar a cabo movido por los celos de que la familia Kihara continuaba creando un genio tras otro sin importar lo retorcidos que fueran.

No la mató.

Ni siquiera le causó dolor.

Él simplemente la lanzó a una habitación y dejó que el tiempo pasara sin enseñarle nada. De esa forma, la persona podría cumplir su retorcido deseo de ser más inteligente que un Kihara.

Kihara Enshuu no podía repetir las tablas de multiplicar y ni siquiera podía escribir en katakana, mucho menos los kanji.

No tenía nada que ver con ser inteligente o estúpida. Simplemente nunca se le enseñó nada de eso.

Supuestamente así debían ser las cosas.

Sin embargo, esa venganza infantil fue revertida tiempo después. Un día, cuando la persona llevaba comida a la habitación como siempre, descubrió algunos garabatos escritos en los muros y el suelo. Eran mucho más que sólo las tablas de multiplicar o el katakana. Eran conjuntos de ecuaciones increíblemente complejas escritas en un extraño código que la misma Kihara Enshuu había desarrollado. La persona sólo era lo suficientemente inteligente para desear elevar su posición en el mundo al contener a los demás, así que nunca supo que eso era prueba de unas ideas fundamentales detrás de un aparato para dormir.

Si la persona no hubiera sido un idiota, tal vez se hubiera percatado de otras cosas.

Los tres crayones aparentemente tirados en el suelo realmente creaban una belleza que superaba a la del oro. Las arrugas en las bolas de papel realmente mostraban los planos para un chip de procesamiento paralelo. Las sombras formadas en el suelo por la luz de la lámpara funcionaban como una nueva forma para probar la profunda psicología de cualquiera que las viera.

Un Kihara no necesitaba de conocimiento adquirido para ser un Kihara.

Simplemente por ser un Kihara, un Kihara amaría el concepto de la ciencia con todo su ser.

Por algo, la ciencia no son simplemente libros de textos. No es algo enseñado simplemente por los padres o maestros. La ciencia es lo que conforma todo lo que existe en el mundo normal. Por eso, Kihara Enshuu tenía muchos recursos de los cuales aprender. Materiales de referencia se encontraban amontonados a su alrededor. El polvo flotando en la habitación y la sensación de una taza de plástico le daban a Kihara Enshuu bastante conocimiento. La única manera de separar a un Kihara de la ciencia sería destruyendo el mundo, sin dejar nada atrás.

La incompetente persona nunca se percató de ello.

Sin ser enseñada por nadie, la excesivamente competente Kihara Enshuu continuó jugando con la ciencia.

Lo hacía tanto como quería.

De hecho, sin tener a nadie que le enseñara la línea entre el bien y el mal, ella se inclinó naturalmente por la maldad en su forma más pura.

“Simplemente vino a mí.”

Era por eso que Kihara Enshuu le mostraba una sonrisa despreocupada a la persona que la alimentaba. Ella sabía muy bien lo que le pasaría a él si ejecutaba su idea, pero aún así no vaciló.

Por otro lado, nunca se había sentido incómoda por estar encerrada en esa oscura habitación.

(Podía dibujar incontables datos de ciencia novedosa a partir de una gota de agua, así que no sentía la necesidad de fuentes de información externas como la escuela, los amigos, la TV, o el internet).

No sentía rencor hacia la persona y su infantil venganza. (Tenía suficientes juguetes en esa oscura habitación para jugar durante toda su vida, así que no tenía razón para odiarlo).

Simplemente quería demostrar de lo que era capaz con la inspiración a su alrededor. (Nunca se le había enseñado a cómo contactar adecuadamente a un benefactor y probablemente ni siquiera comprendía lo que era uno.)

No le prestó atención al hecho de que estaba en una abrumadora desventaja con las cadenas alrededor de sus tobillos. (Para ella, no eran restricciones; eran simplemente otro juguete).

“Ideé una maravillosa manera para destruir esta prisión.”

Lo llevó a cabo a la perfección. Fue un éxito absoluto.

Las cadenas que nunca debían romperse por la fuerza de una pequeña chica se quebraron como si se hubieran derretido.

La persona no tenía idea de lo que había hecho la chica.

Sin embargo…

Cuando el cuerpo de la persona fue descubierto después, todo a excepción de su cabeza había sido transformado en algo similar a cera y su expresión era de arrepentimiento.

Como si se hubiera dado cuenta de que la chica a la que había estado conteniendo se había elevado mucho más que él.

A Kihara Enshuu le hace falta algo como Kihara.

Al sustituir eso externamente, de alguna manera logra mantenerse al margen de los Kiharas.

Sin embargo, su fuente de información no son simplemente las gráficas que analizan los patrones de pensamiento de otros.

Su verdadero terreno es otro.

Incluso si es inmadura y no siempre tiene éxito, Kihara Enshuu sigue siendo una Kihara.


Principal 30[edit]

Kumokawa Maria y Saflee Opendays corren hacia Kihara Enshuu sin titubear. En medio de la blanca ventisca, incontables gráficas pasan a través del Smartphone y el 1segTV colgando del cuello de Kihara Enshuu y agita su lata de té negro moviendo su cuerpo entero hacia adelante y hacia atrás mientras la sujeta en sus manos.

“Menos 20 grados. Menos 20 grados. La lala.”

Tres metros. A sólo un gran paso de distancia.

Kihara Enshuu lanza los contenidos de la lata hacia ambas sin vacilar.

“¡¡…!!”

“¿¡…!?”

Saflee se detiene frenéticamente y Kumokawa Maria ejecuta una vuelta de carro para esquivarlo.

El té debería tener vapor saliendo de él, pero comienza a congelarse en el aire. El volumen de los objetos cambia cuando cambia su estado así como de líquido a sólido. Si hubieran sido golpeadas por el té, pudo haber dañado la superficie de sus cuerpos.

Sin embargo, no hubiera sido un golpe fatal.

Mientras continúa dando la vuelta de carro, Kumokawa Maria cambia su dirección. Al bajar su larga pierna que apuntaba hacia arriba, se dirige hacia el rostro de Kihara Enshuu.

En respuesta, Kihara Enshuu lanza la lata vacía hacia los pies de Kumokawa Maria… o más bien, a sus manos. Kumokawa Maria tiene que alterar levemente su curso para esquivarla, y eso crea una abertura.

“Qué inocente. Qué inocente.”

En el tiempo que ha ganado, Kihara Enshuu dirige una mano hacia su espalda. Saca algo de su suéter. Es un encendedor multifuncional. A diferencia de uno normal, tiene un gatillo como una pistola y la abertura está localizad a 30 cm de donde se sujeta.

Kihara Enshuu retrocede un pequeño paso para mantener a Saflee Opendays en la orilla de su visión mientras la chica mayor intenta rodearla tomando una dirección distinta. Gira el encendedor multifuncional sobre su dedo índice y después alza el brazo.

“En sus marcas, listos…”

Mueve el dedo que está sobre el gatillo.

Un chasquido seco resuena.

En una diagonal poco pronunciada desde sobre su cabeza, el encendedor alumbra hacia una posición un poco alejada del montón de fábricas de plantíos con aspecto de contenedores.

“¡Fuera!”

Una extraña flama envuelve a un contenedor entero. Por supuesto, un simple encendedor no puede producir semejante flama. El alcance y forma en la que se extendió es extraño.

“¿¡Preparaste combustible de antemano!?” Saflee grita mientras se protege el rostro de la luz y el calor.

“No solo eso.”

El sonido de algo pesado resbalando puede escucharse.

Proviene de los espacios entre los contenedores. La segunda capa de contenedores está deslizándose. A pesar de que decenas o cientos de toneladas de peso están presionándolos desde arriba, éstos se deslizan como si estuvieran sobre hielo.

“Lo que hace que los esquís o patines se deslicen tan bien no es el hielo o la nieve. Es el agua que ha sido derretida por la fricción. … ¿No es cierto, Amata-ojisan?”

Se deslizan.

Se sacuden.

Se derrumban.

“Y cuando la resistencia hacia la fricción es increíblemente baja, incluso algo con cientos de toneladas presionando hacia abajo también se deslizará. Ahora, aquí va una pregunta. ¿Si retiras la carta de más debajo de un castillo de cartas, qué es lo que sucede?”

Las cientos de fábricas de plantíos comienzan a caer desde arriba.

Una de las muchas pilas de contenedores se colapsa por completo.

Cada contenedor es como un dado de 2 metros de ancho. Pesan una tonelada. El verlos aproximándose como una avalancha produce un efecto aterrador.

Sonriendo, Kihara Enshuu retrocede dos pasos más.

Saflee retrocedió reflexivamente mientras los enormes contenedores caen ante sus ojos. La nieve se eleva hacia el cielo y entonces el contenedor que estaba cubierto con ésta cae inminentemente al suelo. Fragmentos de los muros exteriores y estantes de metal del interior de las fábricas de plantíos vuelan por todos lados.

Mientras esa lluvia meteórica de destrucción cae, Kihara Enshuu gira el encendedor multifuncional con su dedo índice y acerca la abertura a su propia boca.

“Sí, sí. Gritar fuertemente es vergonzoso, pero eso es lo que hace un Kihara, ¿cierto?” murmura hacia el arma que causó el desastre como si fuera un micrófono. Entonces alza la voz. “¡Muy bien! ¡¡Éste emocionante evento que elige a los participantes de la audiencia ha comenzado!! Ahora, ¿¡alguien será capaz de obtener la victoria y llevarse el premio a casa!?”

Mientras grita, Kihara Enshuu agita levemente el encendedor multifuncional. El contenedor con el arma biológica en desarrollo en su interior no está a su alrededor. La chica causa una segunda y tercera olas de montones que apenas habían logrado escapar de caer hace un momento.

Ya que los contenedores también están cayendo cerca de Kihara Enshuu, es incapaz de saber qué sucedió con Saflee y Kumokawa Maria.

Sin embargo, puede obtener información desde el cielo usando un juguete similar a un helicóptero que está conectado a su Smartphone. Si todos los montones caen como ella lo planeó, todo habrá terminado. Kihara Enshuu acomodó los contenedores para que cayeran en todos lados excepto en una pequeña zona segura.

Así es un Kihara.

Los recursos o habilidad de pelea del oponente no importan.

Ellos sacuden el escenario de la batalla, destruyen las reglas pre-establecidas, y derrotan a los estudiantes de excelencia que salieron tan bien en los exámenes.

(Los contenedores también caen a mi alrededor, así que funcionaran como una barrera para mantenerlas alejadas.)

Kihara Enshuu sonríe mientras lanza flamas hacia una fábrica de plantíos cercana para derrumbar el montón debido a la fricción reducida producto de la capa de agua.

(El enemigo está bloqueado por el muro mental de miedo y el muro físico de obstáculos. ¡¡Una vez que sean incapaces de moverse y se encojan en alguna esquina, las acabaré con un sólido bombardeo!!)

Pero inmediatamente después, los pensamientos de Kihara Enshuu son interrumpidos.

La larga pierna de Kumokawa Maria sale desde arriba buscando la parte superior de su cabeza.

Los obstáculos son cubos de 2 metros. Kumokawa corrió hacia el contenedor, saltó frente a su muro y subió usando ambas manos, giró sobre él, y lanzó su talón hacia Kihara Enshuu. Explicado paso a paso, no parece imposible. Alguien que ha entrenado como artista público tal vez podría hacerlo con una serie de fluidos movimientos.

Sin embargo, hay cientos de contenedores cayendo.

Si al menos uno de ellos la hubiera tocado, hubiera terminado aplastada.

Las probabilidades de éxito ni siquiera pueden adivinarse. Normalmente, eso provocaría cargas mentales en cualquiera. Esa chica no debería ser capaz de ejecutar esa serie de movimientos atléticos.

Alguien apresado por el temor de un Kihara no debería ser capaz de hacerlo.

“¡¡Gh…Gah…gah…!! ¿¡Mi estilo Kihara no se activó adecuadamente y no fue suficiente para mantenerla alejada!?”

Kihara Enshuu se aleja de Kumokawa Maria con el extraño movimiento de un juguete al que le falta un engrane. Sale del área segura que ella misma había ideado.

Mientras tanto, Kumokawa Maria se percata del valor de la zona en la que se había quedado

Kihara Enshuu, así que simplemente se queda en donde está.

“Eres algo distinta al Kihara que conozco,” dice mientras su aliento se vuelve visible. “no creo que Kihara Kagun pensara en preparar algo así. Si fuera tan habilidoso, nunca hubiera causado ese incidente para después abandonar la escuela.”

“¿Crees que has derrotado a los Kiharas sólo porque hiciste retroceder a Amata-ojisan?”

El patrón de las gráficas en el Smartphone y el 1segTV colgando del cuello de Kihara Enshuu sufren un cambio claro.

Los labios de la chica se mueven.

“Ransuu-ojisan, Gensei-ojisan, Byouri-obasan, Nayuta-chan, Yuiitsu-oneechan, Jouryuu-oniichan, Konshou-oneechan, Chokuryuu-kun, Doutai-ojisan, Kagun-ojisan, Bunri-oniichan, Sousai-chan, Kenbi-obasan, Bunshi-oniichan, Therestina-obasan, Kouten-oneechan.” Con sus brazos totalmente extendidos, Kihara Enshuu anuncia, “¡¡Tal vez sea cierto que me hace falta algo como Kihara, pero tengo el respaldo de los patrones de combate de 5000 Kiharas!! ¡¡Una semilla que nunca se ha adentrado en la oscuridad de Ciudad Academia no puede pensar en derribar a este gran árbol!!”

Está instalando nuevos patrones de combate.

El Kihara[1] está brotando.

Enfrentando a ese monstruo…

Sin titubear, Kumokawa Maria sale de la zona segura e impacta la planta de su pie contra la mejilla de Kihara Enshuu.

“¿Bh…?”

En ese instante mientras su mejilla se distorsiona en algo horrible, la expresión de Kihara Enshuu es de confusión pura. Kumokawa Maria continúa su patada totalmente hacia el costado.

“¿¡Bghvrbche!?”

Mientras suelta un grito que no lleva ninguna palabra, Kihara Enshuu cae sobre la nieve.

Kumokawa Maria no le presta atención a los contenedores cayendo y avanza hacia adelante. Va a terminar con esto. Derrotará a Kihara Enshuu y destruirá ese moho que está transformándose en un arma biológica.

“¡¡Bh… gh!!”

Kihara Enshuu continúa retrocediendo mientras se levanta y se lleva una mano a su nariz y boca ensangrentadas.

“Hay dos razones por las que perdiste,” dice Kumokawa Maria. “no sé nada sobre eso de los 5000 Kiharas, ¿pero cómo analizaste sus patrones de pelea? ¿Les aplicaste una prueba psicológica? ¿Obtuviste la ayuda de algún psicómetro? ¿O simplemente los acosaste y los observaste? Cualquier cosa que hayas hecho, quiero preguntarte algo. ¿Realmente pudiste analizar sus patrones de combate al 100%? ¿Realmente crees que alguien que tiene que sustituir su propia habilidad con fuentes externas puede llegar perfectamente a ese resultado?”

“¿¡…!?”

“Parece como si no te gustara lo que estoy diciendo. Entonces hagamos la prueba. Algo que llamó mi atención es que usaste el nombre de Kihara Kagun. Si realmente puedes replicar su habilidad, seré incapaz de resistir.”

Un cambio claro surge en el Smartphone y el 1segTV colgando del cuello de Kihara Enshuu. Las incontables gráficas le dan poder.

“Sí, sí, entiendo, Kagun-ojisan. ¡¡En este caso, un Kihara haría algo as-…!!”

“No lo creo.”

Kumokawa Maria da un largo paso hacia adelante y golpea la cabeza de Kihara Enshuu con su puño derecho.

“¿Eso es todo lo que tienes? ¿Usas el nombre de Kihara Kagun y eso es todo lo que tienes?

Entonces la calidad de tus análisis es tan buena como lo demuestras. Simplemente no puedes replicar a cualquiera con ese juguete. En serio, todo lo que puedes hacer es nombrar a Kihara Kagun o Kihara Amata de antemano para asustar a aquellos que los conocen.”

“¡¡¡Kamijo-…!!!”

“Tal vez eso funcione con mi hermana, pero a mí no me intimidará.”

“Entiendo. ¡¡En este caso, Kumokawa Maria haría-…!!”

“¿Estás hablando en serio?”

Cada vez que los movimientos de Kihara Enshuu cambian, Kumokawa Maria usa sus cuatro extremidades en ataques siempre cambiantes para golpearla. Mientras Kihara Enshuu recibe incontables golpes, su aspecto cambia. Kumokawa Maria la ignora y continúa hablando. Tal vez esté comportándose de forma tan violenta porque ambas son chicas.

“Aunque tengas a 5000 Kiharas o a Kamijou Touma como tu personalidad #10,000, eso no es nada a tener las mismas tarjetas que tu oponente en un juego de cartas. No te vuelves Kamijou Touma. Simplemente has preparado la misma baraja que él. Sin importar qué baraja prepares. Tú haces las decisiones sobre cuáles cartas usar en el encuentro.”

Es por eso que no puede ganar.

No se trata de si tiene una carta rara o no.

Si Kihara Enshuu no tiene la misma habilidad como jugadora, eso no ayudará en nada.

“Creas las reglas perfectamente, pero no puedes ejecutar las jugadas de forma adecuada. Es por eso que dijiste cosas tan extrañas al ser Kihara Kagun. Tus errores al juzgar cambian la idiosincrasia de la baraja en algo más.”

“¿No… puedo ganar…?”

“Así es.”

“¿Con mi intelecto y el uso de cualquier Kihara o Kamijou Touma o Kumokawa Maria, no puedo ganar?”

“Para ser honesta, se siente como jugar ajedrez contra una pésima IA.”

Los ojos de Kihara Enshuu tiemblan.

Incluso la sincronización entre sus costados izquierdo y derecho terminan.

Sin embargo, se deshace a la fuerza de esa confusión y duda.

Las gráficas en los aparatos colgando de su cuello se vuelven más confusas. Ignorando a Kumokawa Maria que menea la cabeza, Kihara Enshuu grita.

“¡¡No, ganaré!! ¡¡Tengo una solución!! ¡También soy una Kihara! ¡Un Kihara es un Kihara simplemente por ser un Kihara! ¡¡Eso es lo que Amata-ojichan, Ransuu-ojichan, Kagun-ojichan y Byouri-obasan están diciéndome!!”

“Desde el punto en donde piensas que Kihara Kagun diría algo así, tu análisis sobre él claramente es incorrecto. El Kihara Kagun que conozco no diría eso,” Kumokawa murmura, pero no parece convencer a la otra chica.

Un extraño chasquido proviene del encendedor multifuncional en la mano de Enshuu.

Par transformarlo en un arma, debe haber alterado el emisor de gas para convertirlo en algo como un lanzallamas.

Con las extrañas gráficas en sus ojos, Kihara Enshuu corre hacia adelante.

En ese instante, Kihara Enshuu tiene una sola oportunidad de victoria.

Tal vez sea cierto que no puede derrotar a Kumokawa Maria con las estrategias de las gráficas. Sin embargo, aún tiene a un Kihara más. Un Kihara puede ayudarla.

La misma Kihara Enshuu.

Ya que es ella, no necesita analizar a esa Kihara y no necesita instalar el patrón de combate en forma de gráficas. Incluso si no tiene experiencia, posee ese patrón Kihara final.

Incluso si Kumokawa Maria ha visto la debilidad de todos los patrones de combate instalados vía las gráficas, el patrón de Kihara Enshuu es diferente. Si Kumokawa Maria siente alivio por tener una contramedida para los patrones de combate creados por las gráficas, eso abriría una abertura en su seguridad que Kihara Enshuu podría aprovechar para asestar el golpe final.

Es por eso que sonríe.

Y se lame los labios.

Libera a la Kihara dentro de sí y corre hacia adelante para rostizar a la otra chica con el encendedor multifuncional que ha sido modificado para actuar como un lanzallamas.

Inmediatamente después, sus pensamientos quedan interrumpidos. La Kihara en su interior se desvanece.

Ese efecto es causado por la pierna de Kumokawa Maria. Una patada giratoria ha golpeado sin misericordia a Kihara Enshuu en la sien.

“Te dije que habían dos razones por las que has perdido,” Kumokawa Maria dice bruscamente mientras detiene su giro. Continúa hablándole a Kihara Enshuu que se ha hundido sobre la nieve.

“Incluso mientras usabas todas esas barajas, un rastro de ti misma permanecía. Mientras peleabas, ese rastro dibujó un contorno. Para decirlo de forma más simple, fui capaz de analizar tu patrón de combate antes de que tú usaras tu propia baraja, así que no representó ningún problema. No era una amenaza. Fui capaz de contraatacar a tu baraja fácilmente. Justo como con todos los demás Kiharas.”

“U-uuh…”

Un fuerte chasquido resuena.

El encendedor multifuncional que sujeta Kihara Enshuu escupe una flama de 2 metros.

Mientras se arrastra por la nieve, las oscuras pupilas de Kihara Enshuu miran fijamente a Kumokawa Maria.

“Si apuntas eso hacia mí, estoy segura que el calor reflejado también te quemará. Bueno, dudo que me escuches.”

Kihara Enshuu ataca nuevamente.

No es uno de los complejos patrones de combate de antes. Simplemente corre.

Está preparada para ser derrotada siempre y cuando pueda derrotar primero a Kumokawa Maria.

Incluso cuando está acorralada, confundida, e incapaz de pensar adecuadamente, es una verdadera Kihara por el hecho de elegir la opción de una victoria peligrosa sobre una derrota definitiva.

Kumokawa Maria gira y ataca con sus cuatro extremidades a ángulos que normalmente serían imposibles.

Con un sonido seco, Kihara Enshuu se inclina hacia atrás.

Pero no cae.

Ya no está actuando movida por la razón o el intelecto. Está actuando puramente por la parte Kihara instintiva dentro de sí. No tiene los procesos de pensamiento normales que ayudan a evadir o a defenderse cuando el dolor se aproxima.

Kihara Enshuu ajusta su agarre sobre el encendedor multifuncional.

Mantiene su dedo índice apretado tanto como puede sobre la parte del gatillo.

El encendedor que claramente sufrió una alteración en potencia de gas liberado puede lanzar flamas de 2 metros por 30 segundos continuos como un lanzallamas.

“¡Hora de bailar en las flamas, puta!”

Inmediatamente después, reverbera un sonido seco.

La mano derecha de Kihara Enshuu es atravesada por una daga que parece una pala de jardinería.

Es el kunai usado por la ninja Kouga.

“¿Gah…?”

La fuerza abandona a su dedo índice.

Kihara Enshuu escucha una voz incluso mientras mira la rodilla de Kumokawa Maria dirigiéndose hacia su cabeza.

La voz proviene de Saflee Opendays que finalmente ha logrado escalar por todos los contenedores bloqueando su camino.

“Realmente no conozco a esa chica. Simplemente invité a todas las personas que pensé que podrían ser de ayuda. ¿No te percataste que una ninja y un hombre obsesionado con las ondas electromagnéticas también se encontraban aquí además de esa sirvienta? Bueno, la primera en contactarme fue esa ninja con un avión de papel.”

Kihara Enshuu mira el arma ubicada un poco alejada de su mano.

Se concentra en las palabras de Kumokawa Maria que se filtran a sus oídos.

“Así es como usas adecuadamente a tus camaradas. No a través de patrones de combate y barajas.”

Inmediatamente después, un impacto como el de un martillo deja a Kihara Enshuu totalmente inconsciente.


Unos cuantos montones de fábricas de plantíos han sido destruidos, pero más de la mitad continúan en buen estado. Una figura se encuentra tendida boca abajo a 20 metros de distancia sobre uno de esos contenedores cubiertos de nieve.

“Derrotaron a una Kihara. Al destruir los transformadores, han detenido la alteración del moho de Ransuu-chan en un arma biológica.”

La voz suelta una risita.

La propietaria de esa voz que se escucha gentil al principio es Kihara Byouri.

Después de terminar de atar a la inconsciente Kihara Enshuu, sus objetivos, Kumokawa Maria, Oumi Shuri, y Saflee Opendays, se reúnen en un punto. Están charlando y bromeando para reducir la tensión.

“Bueno, supongo que es buen momento para atacarlas. Si hubiera interrumpido la pelea, tal vez hubieran hecho movimientos inesperados para distraerme. Y lo más importante, Enshuu-chan me hubiera visto y atacado. Esperar a que dejaran de moverse es la mejor manera para hacer que se rindan.”

Kihara Byouri saca unos gruesos clavos de metal.

Un desagradable sonido como el de plástico quebrándose proviene de su brazo.

Originalmente, no sólo sus piernas dependían de la Materia Oscura del Número Dos. La alteración ha alcanzado a todo su cuerpo. Cuando Kihara Enshuu aparentemente había tomado la fuerza de Kamijou Touma, se sintió satisfecha simplemente con destrozar la parte superior del cuerpo de Kihara Byouri. Sin embargo, Kihara Byouri puede restaurar un corazón destrozado o un hígado reventado con una sola orden.

Y las alteraciones han ido más allá de simple restauración.

“Cambio de forma. Referencia: Rod.”

Cuando se lanza algo desde una posición recostada, sólo puede usar la fuerza desde el codo hasta la mano, similar a jugar dardos. Como puede verse en el hecho de que un lanzamiento largo en béisbol usa todo el peso del lanzador, esto limita la distancia y fuerza del lanzamiento.

Sin embargo, las alteraciones a su cuerpo anulan eso.

Algo similar a pliegues aparecen en el costado del brazo derecho de Kihara Byouri. Su brazo toma la forma que se espera del críptico conocido como Rod que puede volar libremente alrededor a una velocidad imposible de seguir con la mirada. Con ese brazo, el suave lanzamiento de los clavos como si fueran dardos es suficiente para atravesar limpiamente los contenedores a 100 metros de distancia.

“Nuestro enemigo principal es GREMLIN, pero nuestro objetivo principal es eliminar a los Guardianes de la Ciencia Anti-Ciudad Academia en control de Ciudad Baggage y a cualquiera que intente protegerlos. Sólo arrepentimiento queda en aquellos que se ubican en esa categoría.”

Un lanzamiento terminará todo.

El enemigo podría escapar a velocidad sobrehumana. Pero eso no duraría mucho. Kihara Byouri está vigilando desde sobre los montones de contenedores, así que uno tendría que correr por las largas filas de contenedores para escapar y cubrirse. Incluso si lograran hacerlo, ella tiene la fuerza necesaria para atravesar los contenedores.

Todo lo que queda es cuestión de probabilidad.

Es como jugar a la ruleta rusa 100 veces con 5 balas cargadas. Si el cilindro es girado al azar después de cada disparo, es estadísticamente posible sobrevivir al final, pero qué tan difícil sería eso es bastante obvio.

Sin embargo, a pesar de estar a su merced, Kumokawa Maria, Saflee Opendays, y Oumi Shuri no son atravesadas por la cabeza o el pecho debido a los clavos de metal moviéndose a ultra altas velocidades.

Justo antes de comenzar con su ataque, Kihara Byouri escucha el sonido de pasos sobre un contenedor cercano.

“¡¡…!!”

Kihara Byouri gira su cuerpo a partir de su posición recostada y lanza el clavo de metal en su mano derecha hacia el origen del sonido. No le importa realmente de quién se trate. Simplemente lanza un disparo a ultra velocidad hacia la frente del objetivo y su puntería acierta.

La persona lleva puesta una gabardina.

La persona está usando un casco que cubre su rostro por completo.

El grueso clavo se incrusta en la frente del casco y comienzan a aparecer grandes fisuras. El casco se destruye por completo en menos de un segundo. Con el casco destruido, el rostro de la persona queda a la vista.

Su cara no tiene ni un rasguño.

Normalmente, su cráneo estaría destrozado y la materia gris dentro se hubiera esparcido.

Pero lo más importante, es que Kihara Byouri conoce muy bien el rostro de esa persona.

NT Index v04 323.jpg

“¿¡Kihara Kagun…!?”

El clavo de metal que debía haber destruido su cráneo fue desviado y cayó al suelo en algún lado mientras giraba.

El hombre lo ignora y dice, “He trabajado duro para este momento.”

El hombre que acaba de sobrevivir a un ataque fatal da un paso hacia adelante.

“He trabajado duro para este placentero momento estilo-Kihara al rehusar a Kihara Enshuu como cebo para poder derrotar a mi objetivo. Hice lo mismo que tú en cuanto a Kumokawa Maria y los otros. Esperé por el momento en el que la situación se calmara. Tenías tu silla de ruedas, tu robot de ayuda para las piernas, esa formación de tus piernas usando Materia Oscura, y ese cuerpo. Para sentirme satisfecho por haberte matado requería la prueba de que todos tus mecanismos de seguridad hubieran sido destruidos.” Es por eso que había estado esperando.

Estuvo esperando hasta que ella hubiera recibido cierto nivel de daño y hubiera perdido todos sus aparatos de seguridad.

Estuvo esperando a que apareciera la Kihara Byouri desnuda.

Estuvo esperando por el momento en el que ella mostrara con confianza su arma final.

“¿Ya has usado todos tus mecanismos de seguridad? ¿Ya se te acabaron las transformaciones? Si es así, me alegro. La oportunidad para eliminar a Kihara Byouri finalmente se ha cruzado en mi camino.”

“Sé que odias al Kihara que llevas dentro. Incluso si estabas protegiendo a los niños de primaria de ese atacante, aún escogiste matar como método para resolverlo. ¿Pero no crees que es incorrecto odiar a los demás Kiharas por ello?”

“Algo ha estado molestándome,” Kihara Kagun dice tranquilamente. “Es cierto que maté a ese atacante para poder proteger a los estudiantes. Incluso fui absuelto de cualquier cargo en la corte.

¿Pero quién era el atacante? No era un simple villano que casualmente se cruzó en mi camino y casualmente decidió entrar en acción, ¿o sí?”

“…”

“Era un peón que tú preparaste.” Kihara Kagun no está preguntando. “Después de todo, eres un genio cuando se trata de hacer que las personas se rindan. Acabar con la razón de alguien en el momento adecuado no sería difícil para ti. Acorralaste a un chico normal y lo convertiste en un atacante. Y si los fundamentos de tus acciones se basan en hacer que la gente se rinda…”

“Pero…” Kihara Byouri se levanta lentamente de su posición recostada y sacude la nieve de su cuerpo. “Un Kihara que ayuda a las personas. Un Kihara al que los niños admiran. Como aquel que se rindió de inmediato, es una posibilidad preocupante, ¿no es cierto? Ya que tú eres un representante de nosotros los Kiharas, necesitaba que también te rindieras, Kagun-chan.”

“Ya conocía la respuesta, pero aún así se siente bien escucharlo de tu parte. Ese provocación tuvo un efecto más intenso del que jamás podrías imaginar.”

Un Kihara cuestionando a otro Kihara.

Una respuesta modelo.

A lo que lleva eso obviamente es a nada de esperanza.

“Así que el atacante sólo era una víctima más.”

El rostro de Kihara Kagun no muestra ninguna expresión pero aún así se contrae levemente.

Lo que se muestra es odio „adecuado‟.

“Lo maté sin pensarlo demasiado. Ensucié a esa víctima con el nombre de un atacante de niños pequeños y ese nombre nunca lo dejará. Es por eso que al menos debo ejecutar esta venganza. Como los dos autores de este error, esta venganza no estará completa hasta que uno de los dos sea derrotado.”

La situación no ha terminado simplemente porque haya descubierto la verdad. No planea llenar de culpa a la persona detrás de todo para después escapar.

Arreglará todo lo que ha hecho.

El profesor que alguna vez fue rechazado por Kihara Byouri se encuentra frente a ella.

“Oh, querido. Éste sí es un problema. Parece ser que aún no te has rendido, Kagun-chan.”

Un desagradable chasquido es emitido desde el cuerpo de la sonriente Kihara Byouri.

Claramente está preparándose para algún tipo de ataque.

“La persona a la que quieres proteger no es ese atacante que ya está muerto, ¿cierto? No importa si es alguien en quien todavía piensas que tiene esperanza como Nayuta-chan, alguien de Ciudad Academia como Kumokawa Maria, o incluso desconocidas como Saflee Opendays u Oumi Shuri.

Ese es el tipo de profesor que eras.”

Un descuido.

Una equivocación.

La experta en hacer que otros se rindan sonríe ampliamente mientras se prepara para rehacer su trabajo a la perfección.

“Así que asegúrate de rendirte esta vez. Hacer que otros se rindan es lo único en lo que nunca me rendiré a pesar de ser alguien que se rinde en lo que sea.”

El enfrentamiento entre Kihara y Kihara comienza.

NT Index v04 330-331.jpg
  1. Kihara significa “campo de árboles”.


Principal 31[edit]

Las fábricas de plantíos se encuentran apiladas, y 20 metros sobre éstas Kihara Byouri y Kihara Kagun comienzan a pelear. Kihara Byouri es la primera en tomar acciones, lanzando los clavos. La mano derecha con forma de Rod los dispara como balas de rifle francotirador. Van dirigidos al cerebro y corazón de Kihara Kagun buscando atravesarlos.

Eso es lo que debería suceder.

Sin embargo, éste no resulta herido. No hay sangre fluyendo. Kihara Kagun retrocede, pero no parece tener heridas. No es porque su cuerpo se recupere rápidamente, sino porque no recibió ningún daño. Avanza tranquilamente, y señala sus dedos índice y medio mientras agita su mano derecha como si quisiera rebanar el aire.

De pronto, suena un ruido seco.

Kihara Byouri no puede comprender qué acaba de suceder.

Sin embargo, es algo obvio. Su brazo derecho ha sido separado de su hombro. Después de eso, el dedo de Kihara Kagun muestra una hoja láser de un color blanco-azulado de varios metros de largo. Parece como si sus dos dedos estuvieran sujetando una enorme cuchilla de afeitar.

“¡¡Ha, ha ha!!”

Kihara Byouri comienza a reírse.

La mano derecha que fue rebanada no sangra ni un poco. De hecho, esa extraña superficie dañada comienza a crecer nuevamente.

“Cambio de forma. Referencia: ¡¡Yeti!!”

Un enorme y peludo brazo que no concuerda con el aspecto de Kihara Byouri se extiende. Kihara Kagun comienza a volverse más cauto. Sus pensamientos se detienen por un momento ya que algo inesperado ha sucedido. Kihara Byouri usa esa oportunidad para lanzar un golpe hacia Kihara Kagun desde arriba.

Los contenedores quedan aplastados.

Con el sonido del impacto, Kihara Kagun es aplastado junto con los contenedores.

Definitivamente está muerto.

Ya sea en la carne o los huesos o el corazón, la extraña sensación se lo indica.

Bueno, aunque ese debería ser el caso…

“¿Eso es todo?”

Una voz entra por sus oídos.

Después de eso, cae un pesado silencio.

Varias luces blancas-azuladas comienzan a salir disparadas, y las fábricas de plantíos destruidas son rebanadas en partes diferentes, removiendo las restricciones de su cuerpo.Apareciendo ahí se encuentra Kihara Kagun, quien se encuentra de pie en la parte inferior. Observa a Kihara Byouri desde ahí mientras dice eso.

No hay señales de heridas.

No hay señales de sangrado.

“¿Qué está sucediendo…?”

“¿Aún te sientes con exceso de confianza sobre ese poder del Número Dos? Ya sea por los elementos o por otras cosas, la conclusión general es que es demasiado fácil de lograr incluso si es así.”

“¿Qué te sucedió…? ¡No puedo ver al Kihara dentro de ti! Tú quien formó parte de las investigaciones cercanas a la muerte, parecías sentirte orgulloso de ello cuando ibas a dormir.

¡¡Esa era una habilidad que mis propias manos no pudieron obtener!!”

Kihara Kagun no responde.

Kihara Byouri transforma su brazo derecho en un Rod y continúa lanzando enormes clavos, más de 3 veces. Sin embargo, no puede dañar a Kihara Kagun, a pesar de que éste no usa algo como súper velocidad para esquivarlos.

Es golpeado directamente.

Su cabeza, corazón, estomago, todos los puntos vitales son golpeados, y eso no es todo.

No, Kihara Kagun simplemente acomodó su cuerpo, o más bien, cubrió sus propios puntos vitales.

Y entonces…

Kihara Kagun entra en acción mientras Kihara Byouri parece confusa. No se mueve desde abajo, sino que continúa rebanando las fábricas de plantíos a su alrededor. Hace que Kihara Byouri bake a la fuerza como si estuviera derrumbando una montaña.

Kihara Byouri continúa aproximándose a Kihara Kagun con cuidado mientras cae junto con los escombros metálicos de los contenedores, y piensa.

(Qué extraño. Esto lo sé porque soy una Kihara. Existen Kiharas y Kiharas, y todos tienen una estrecha relación con la ciencia. Por otro lado, no toda la ciencia está relacionada con los Kiharas. ¡¡En cierto sentido, nuestras estrategias pueden ser deducidas…!!)

Su mano derecha toma nuevamente la forma de yeti, pero es eliminada inmediatamente por Kihara Kagun, y esto no es difícil para él ya que no tiene nada de daño. El hombre continúa moviéndose hacia adelante con largos pasos y ni siquiera se molesta en esquivar. Su dedo índice y medio continúan juntos, y un láser de color blanco-azulado sale de ellos antes de comenzar a ser blandido sin remordimiento.

(¡¡No puede rendirse…!! ¿¡Este tipo, más bien su poder, qué tipo de ciencia és…!?”

Sus pensamientos de detienen.

La cabeza de Kihara Byouri se desliza a un costado.

Se inclina.

Su cráneo junto con su cerebro comienza a rodar como si se encontrara dentro de un cilindro.

El cerebro ha sido desconectado.

Lo que significa muerte.

En ese decisivo momento, ocurre algo inesperado.

“Cambio de Forma. Referencia: Gris.”

Los labios que rodaron junto con la cabeza hacia el cuerpo escupen esas palabras.

El extremo de los dedos de Kihara Byouri se expande como una bolsa de aire. Se vuelven tan grandes como naranjas. Si pudiera compararse con otra cosa, sería que son tan grandes como la cabeza de un niño.

Es una función para reconstruir el cerebro.

Y debido a eso, hay una reflexión sobre si debería permitirse su uso a los residentes de Ciudad Academia.

Después de eso, ese inexplicable poder es activado. Kihara Kagun es envuelto en una explosión realmente destructiva.

La mano derecha de Kihara Byouri se transforma en un brazo gigante, y en el brazo izquierdo, el monstruo de 5 cerebros sonríe lentamente.

El polvo y nieve volando se mueven como si bailaran a su alrededor mientras habla.

“Al principio, ésta era una habilidad para crear un cerebro, un efecto secundario de ese experimento. Dicho experimento fue un fracaso. Es cierto que el cerebro es parte del cuerpo. Para decirlo de forma más simple, el cerebro no puede operar como uno si no recorre el cuerpo.”

La sonrisa está incompleta, pero después de un momento, el rostro es terminado por completo.

“Bueno, solamente puedo usar el poder a Nivel 2 o Nivel 3. El concepto inicial se basaba en que si quieres contener a las personas y castigarlas, sólo se necesita ayuda de 5 personas. También puedo usar el ataque con forma de ondas para pelar la carne y sangre del hueso. Realmente estoy bien con esto, pero el efecto salió bastante bien, ¿No crees?”

El corazón no puede detenerse incluso después de ser dañado.

El cerebro no se detendrá incluso después de haber sido separado.

Si puede ser creado, puede ser reemplazado. Si puede ser usado, no importa incluso si se pierde.

Kihara Byouri. Ella se ha convertido en una existencia más allá del por qué los humanos son humanos.

“…Esto es ser un Kihara. Utilizamos la ciencia como la base en la que existen los humanos, usamos eso métodos y creamos brechas a través de áreas que exceden por mucho nuestras expectativas. ¿Puedes entender la esencia de eso?”

“Por supuesto, eso ya lo sabía.”

La sonrisa de Kihara Byouri se congela cuando escucha la voz del hombre desde atrás.

De pronto, se da cuenta.

El polvo se dispersa. Kihara Kagun, quien debería haber sido hecho pedazos, se encuentra de pie con sus extremidades intactas. Su gabardina y playera han sido destruidas y se encuentra en esa región de -20° grados con la parte superior de su cuerpo desnuda. Sin embargo, no está sangrando, al igual que antes.

“… ¿Cuándo… te curaste…?”

“En primer lugar nunca fui dañado. Nunca lo seré. Mi cuerpo es así.”

Las piernas de Kihara Byouri tiemblan.

Lo que preocupa más a Kihara Byouri además de la habilidad de pelea es esa situación totalmente desconocida que no puede comprender. Entre los Kiharas, ella es una de los más importantes.

Incluso si es algo diferente a su profesión, puede deducir qué tipo de teoría científica es base de algo. Sin embargo, ahora mismo no puede comprender la situación. No puede comprender lo que se encuentra frente a sus ojos.

La misma Kihara Byouri es una existencia que puede crear cerebros corazones, y ese simple hecho es ilegal. Entre todos los hechos científicos que conoce dentro de su mente, ninguno de ellos puede comprender la situación actual de Kihara Kagun.

¿Entonces qué sucede?

Sin tomar prestado cualquier poder o ley, esta persona puede distorsionar la realidad. ¿Por qué?

“No…”

Kihara Byouri murmura.

Existen ese tipo de cosas --- reglas que ni siquiera ella, que es experta en cualquier tipo de ciencia, puede comprender. En el amplio campo científico, ¿Qué tipo de existencia proviene del exterior?

Kihara Byouri tan sólo ha de conocer a uno o dos de ellos. En Ciudad Baggage, ha estado intentando perseguir a dichos seres.

“¿¡No me digas que, eres… miembro de GREMLIN…!?”

En ese campo al cual dudosamente podría llamarse el mundo de la ciencia, incluso para los Kiharas, que han aplicado cualquier método para tener ese avance, es un campo que nunca nadie ha sido capaz de tocar antes.

Magia.

O más bien, el mago controlándola.

“¿De qué estás hablando?”

Por otro lado, Kihara Kagun señala su dedo índice y medio y sonríe.

La daga blanca-azulada aparece nuevamente.

“¿Soy un Kihara, lo sabías? ¿Qué harás si tu oponente es algo que no puedes imaginarte?”

“¡¡U-un método externo… ugh!!”

Al sentirse derrotada, Kihara Byouri dice esas palabras sin pensarlo dos veces. Al mismo tiempo, medita sobre si ese tipo de existencia es algo que ella desconocía. Después analiza nuevamente la situación frente a ella.

(Si realmente tuviera la habilidad de nulificar cualquier daño, no habría elegido este día para atacarme. Hubiera revelado su nombre real a Ciudad Academia, se hubiera infiltrado, y hubiera matado a todos los Kiharas. Debe haber alguna característica especial dela defensa de Kihara Kagun. Debe ser posible deducirla a partir de sus acciones.)

Kihara Byouri usa la suposición de que la magia es un poder sobrenatural que es como un contraste de aquellas creadas en Ciudad Academia, para construir sus pensamientos basándose en un Esper que pueda enfrentar a Ciudad Academia.

(Kihara Kagun usó sus puntos vitales a propósito para después atacarme. En ese caso…)

“…”

Kihara Byouri transforma su mano derecha en un Rod, y lanza un grueso clavo.

Sin embargo, éste no va dirigido hacia los puntos vitales de Kihara Kagun, sino a su hombro. Para crear ese rozón que normalmente sería ignorado, el clavo vuela a ultra velocidad y rasga parte de la piel de Kihara Kagun.

Justo como lo pensó.

Esta vez, es herido. La sangre comienza a fluir de su hombro.

“No comprendo la composición, pero es cierto que puedes anular ataques fatales. ¡Esa es tu defensa! ¡¡En ese caso…!!”

“Entonces intentarás matarme al infligir muchas heridas no fatales para que me desangre, ¿No es cierto?”

Su debilidad ha quedado totalmente expuesta, pero la expresión de Kihara Kagun no cambia.

“En la mitología nórdica, hay muchas historias sobre personas que colocan gemas en la empuñadura de su espada. Parece ser que eso se volvía algún tipo de talismán, y tenía el efecto de curar el daño acumulado en batalla… Pero para mí que no soy muy experto en eso, no puedo hacer nada más que evitar ataques fatales.”

Al haber desertado del lado de la ciencia, Kihara Kagun puede comprender esto que no puede ser justificado y continúa.

“Pero sigue siendo algo útil. Ahora hablemos sobre una espada de duelo llamada Whitting. Cuando pelea, esta espada se expande cuando su dueño está en desventaja, y entre ellos, ocurre un milagro… es un hechizo que puede evitar daño con precisión y uno que puede causar que la espada se vuelva más filosa. Cuando ambos son unidos, el poder destructivo de la espada incremente exponencialmente.”

Estira su dedo índice y medio, y eleva horizontalmente la espada de varios metros de largo.

“…Si quieres matarme con ataques no fatales, necesitarás un mínimo de 12 golpes. Eso será suficiente. Yo puedo matarte 52 veces. Lo que obtuve en esta pelea no fue una duda, sino una creencia. ¿Por qué no puedes usar normalmente semejante poder? ¿Será que si posees solamente este nivel de libertad, tienes que confiar en tu persona como la mujer Kihara Byouri…? Tal vez sea una amenaza, pero aún así, ya debes estar sintiéndote derrotada, ¿No es así?”

“¿¡Ugh!?”

“La prueba es que poco a poco eres más incapaz de deshacerte del Número Dos. Continúas comandando las señales eléctricas. Sin embargo, las cosas creadas por el Número Dos aún tienen su propia presencia. Y entonces, esto sólo es como el rechazo en un trasplante. La conciencia de Kihara Byouri está siendo borrada por un cuerpo artificial. ¿Tu límite es de 100 segundos? ¿500 segundos? No creo que sea tanto tiempo. Si continúo matándote durante este tiempo, aún serás incapaz de hacer algo al final incluso si comprendes todo tipo de peligros, ya que continúas confiando en el Número Dos. Mientras más pase el tiempo, continuarás esperando y te derrumbarás hasta cierto punto. Después de eso, terminarás destruyéndote a ti misma. Tal vez tu disque cuerpo físico no será destruido, pero tu espíritu terminará desgastado.”

“…Cambio de forma. Referencia: Loch Ness.”

El cuerpo de Kihara Byouri comienza a temblar.

Parece como si estuviera transformándose en algo enorme. Como un presentimiento, ocurre todo tipo de re-ensamblado a su cuerpo. “Tanto tú como yo somos casi inmortales. Sin embargo, hay unas diferencias bastante claras. La habilidad para recuperarse de heridas o poder borrarlas por completo. Puede escucharse como algo trivial, pero hay una enorme diferencia, especialmente cuando estamos en una pelea de desgaste.”

“…”

“¡Si yo gano, puedo ser reparada! Pero si tú ganas, permanecerás herido. Es por eso que nunca pensé en ganar. ¡Acabémonos entre nosotros y muramos juntos! Será genial. ¡Terminemos con esto! En cuanto a ti, tu única opción es ganar. ¡¡Ya sea que lo logres o no, esto continuará hasta llegar a un punto muerto!! Esa diferencia lo decide todo. Es como ganar en Piedra-Papel-Tijera este tipo de batalla. ¡¡La situación continuará siendo la misma!!”

El cuerpo de Kihara Byouri continúa expandiéndose.

El dragón salvaje y el caballero.

Esa es una imagen clásica en muchas leyendas, y las leyendas nórdicas adoran crear dichas historias, pero ella probablemente no pueda entenderlo cuando no comprende la magia.

“…Te equivocas, Kihara Byouri.”

Entonces, el mago – o más bien, el héroe de la mitología nórdica, el hombre llamado Bersi--- que es capaz de mostrar las habilidades únicas de la espada Whitting se inclina levemente y murmura.

“Te lo dije desde el principio. Me vengaría por el chico al que degradaste como un asesino. Vine aquí por eso. En ese caso, la victoria no importa. Tú, que motivaste a ese asesino, y yo, que maté a ese asesino, una vez que continuemos peleando, mi objetivo habrá sido alcanzado.”

“¿Cómo es eso posi-…?”

Mientras Kihara Byouri responde, el hombre alza la mirada.

(Kihara Byouri está esforzándose al máximo, pero está a punto de colapsar.) Piensa.

Ese profesor.

“Gracias, Kihara Byouri. Fue algo inesperado que tuvieras el poder del Número Dos. Pero si ese no hubiera sido el caso, hubieras usado otros métodos para fortalecer tu cuerpo. Si este poder con semejantes características puede ser integrado, supongo que esta batalla de desgaste hubiera terminado. Tus enseñanzas poco ortodoxas fueron justo como las esperaba. Estabas buscando una victoria decisiva.”

En ese momento, el caballero y el dragón salvaje continúan peleando entre sí, mientras ambos lados intentan perecer juntos.

No hay manera de obtener una redención.

Al mismo tiempo, el hombre se enfrenta al chico asesino que no pudo ser salvado y fue asesinado.

Y completa esa pequeña venganza.


Periodo 32[edit]

Incluso aunque se encuentra en el suelo, Kumokawa Maria puede ver esa tormenta.

Los monstruos están peleando en un festín de sangre en medio de las fábricas de plantíos que son rebanados y destruidos. Esto es obviamente distinto al concepto normal de ganar o perder. La defensa no existe, y justo como las palabras lo insinúan, están intentando matarse. Es ese tipo de pelea. Están golpeando, aplastando, atravesando, rebanando, rasgando, y mordiendo a su oponente. Esa batalla tiene todo tipo de acciones destructivas, y ambos continúan peleando a muerte mientras caen al suelo.

Kumokawa Maria grita el nombre de uno de los monstruos.

Pero el hombre no responde.

Un sonido explosivo reverbera, y las dos personas en el aire cambian. Por un lado… parece como si una mujer estuviera siendo devorada por un dinosaurio. La silueta de ese monstruo se resbala repentinamente, y su cuerpo cae por el montón de contenedores antes de aterrizar cerca Kumokawa Maria.

“Qué…” el dinosaurio tendido sobre la nieve parece decir.

“Q-qué está sucediendo… ¿Qué está haciendo la persona que le gusta hacer que los demás se rindan… en un lugar como éste…?”

La criatura similar a un dragón de cuello largo mira a Kumokawa Maria. Su boca que tiene una hilera de largos colmillos, se encuentra abierta.

En ese momento, la chica piensa en ello.

Ese temor.

Lo que experimentó una vez.

Es el mismo sentimiento que cuando vio a la persona sujetando un cuchillo cerca de la entrada de la escuela primaria, cuando fue mirada por esos ojos.

Sin embargo, el arma esa vez no atacó a Kumokawa Maria.

Y esta vez, tampoco.


Arriba, como si intentara usar su mano derecha para incrustarla en la cabeza del dinosaurio, el hombre salta desde el montón de contenedores.

Ese hombre ha perdido su brazo izquierdo, la parte superior de su cuerpo está empapada de sangre, y su piel no está intacta.

Ese hombre usa su propio método para arruinar su propia personalidad.

Es un misterio qué habilidad es usada, ya que su brazo derecho, desde la mano hasta el codo, se incrustan por completo en la cabeza del dinosaurio. El golpe decisivo ha sido dado. El dinosaurio continúa retorciéndose, pero poco después, pierde toda su fuerza. Su cuerpo se detiene por completo. El color de la piel se vuelve transparente, y entonces, comienza a disolverse en la nieve.

El hombre se retira de la cabeza del dinosaurio. Podía esquivar cualquier ataque fatal, pero la pérdida de sangre está a punto de matarlo. Tal vez eso era lo que quería, considerando la posición de sus heridas.

“¡¡¡Sensei!!!”

Kumokawa Maria corre mientras llama al hombre, pero no por su nombre. Mientras tanto, éste cae al suelo y usa sus ojos desenfocados para mirar en dirección en la que proviene la voz. Pero para él, es extraño que ella lo conozca. Seguramente, ha perdido todas sus memorias de antes y después del incidente. ¿En dónde estoy? Mientras piensa en ello, pierde su habilidad para pensar en cualquier otra cosa.

El hombre parece estar viendo a una persona diferente mientras mira el rostro de Kumokawa Maria.

Pierde toda la fuerza de su cuerpo, pero sus labios continúan temblando.

“Lo… lamen…to…” Parece decir.

Inmediatamente después, deja de moverse.

Este hombre seguramente apostó su existencia entera sólo para decir esas palabras.

Probablemente tardó mucho tiempo en pronunciarlas. Siempre era atormentado por ellas, pero ahora finalmente podía liberarlas.

Se había rendido en todo.

Había continuado torturándose incluso hasta llegar a sus límites.

Incluso en ese momento continuó haciéndolo. Continuó peleando hasta su último aliento, todo para decir esas palabras de redención.

El hombre comienza a quedar gradualmente sepultado por la nieve de -20° grados. Percatándose de eso, la chica finalmente habla.

“Lo sabía.”

En este mundo en donde incluso las lágrimas pueden congelarse rápidamente, Kumokawa Maria se inclina levemente.

Su voz se vuelve un grito. Grita todo lo que había mantenido guardado dentro de sí.

“¡¡Lo sabía porque siempre me mantuve al tanto!! ¡¡Hiciste muchas cosas para ayudarnos, e incluso te fuiste en secreto para evitar que nos volviéramos asesinos, sensei!! ¡¡Has estado preocupado por esto por todo este tiempo, acerca de quién había enviado a ese atacante!! ¿¡Sensei, i-irás a ofrecernos disculpas ahora!?”

No recibe ninguna respuesta.

Ni siquiera un asentimiento con la cabeza.

El rostro que está siendo cubierto por la blanca nieve simplemente muestra la sonrisa de un ganador.

“¡¡Pero yo sé cosas que ni siquiera tú sabes, sensei!! ¡¡Esas vidas que salvaste están recorriendo caminos distintos!! ¡¡Todos están agradecidos contigo!! ¡Todos están preocupados por ti! ¡Lo que hiciste no fue en vano! ¡¡No sabemos cuánto te odias a ti mismo, sensei, pero te aseguro que nada de eso fue en vano!!”

Esa sonrisa, esa silueta, se desvanece gradualmente.

El implacable cielo lleno de nieve coloca una capa de blanco sobre esa persona inmóvil.

“¡¡Maldición, no mueras con esa expresión satisfecha!! ¡¡Te golpearé!! ¡¡Te golpearé hasta morir si eso sirve para despertarte!! ¡¡Además, a personas como tú son a las que más odio!! ¡¡Es por eso que tienes que esforzarte ahora!! ¿¡¡Pero… pero por qué simplemente tienes que morir así!!?”

Sufrimiento, lamentos, lágrimas.

En este mundo--- precisamente porque es este mundo--- Kihara Kagun había tomado una decisión, y gracias a ello Kumokawa Maria continúa con vida en este momento.

No es un desperdicio el cambiar su vida por aquellos que eligen rendirse con las suyas.


Todos los Kiharas atormentando a Ciudad Baggage han sido detenidos.

Sin embargo, queda la presencia de otra organización en la ciudad.

GREMLIN.

Una de ellos.

Aparentemente saltando con una pierna mientras avanza, Marian Slingereyer, quien lleva un vendaje mal puesto sobre su ojo, se detiene dentro de la zona de las fábricas de plantíos, y mira fríamente la escena ante ella. Por sus palabras, sabe que Kihara Kagun, no, Bersi, en verdad ha muerto. Habiendo aceptado ese hecho, Marian se tambalea y se apoya contra el muro de un contenedor.

“… ¿Estás… bromeando…?”

Después de escuchar ese murmuro, las personas cerca de Bersi se dan la vuelta. Sin embargo, a Marian Slingereyer no le importa. No importa lo hostiles que se vean los demás, lo único que ella puede ver es a ese hombre siendo sepultado por la nieve.

“¿Po-por qué pensaste que no morirías? O más bien, te enseñé mis habilidades para evitar que eso sucediera. ¿E-entonces, por qué? ¡¡E-es como si murieras repentinamente antes de terminar de resolver un rompecabezas!!”

Tal vez un titubeo como ese no se esperaría de ella.

Para esa maga de GREMLIN que es capaz de modificar humanos vivos y convertirlos en sus propias armas.

Pero eso no es todo.

Ella puede hacer muchas cosas inhumanas a mucha gente, pero para ella, eso es para definir claramente quién es amigo y quién es enemigo. Podría ayudar a sus enemigos, podría traicionar a sus amigos, pero esas cosas triviales no tienen nada que ver con esto. Marian Slingereyer es el tipo de persona que destruiría el mundo entero por el bien de aquellos a los que reconoce como aliados.

“¿Yo…? ¿Te empujé por este camino…? No, no es eso. No eras ese tipo de persona. Incluso si no te lo hubiera enseñado, hubieras tomado un camino diferente para completar este rompecabezas. ¡Eras ese tipo de persona! ¡Y es justamente por que eras ese tipo de persona que quería evitarte!”

Marian confronta esto claramente.

La muerte de su compañero.

“¿Po-por qué…?”

No.

Incluso si la confronta directamente, no puede aceptarla.

“¿¡¡¡Por qué está sucediendo estoooooooooooooooooooo!!!?”

Entonces, ocurre un cambio repentino.

De pronto, en el espacio a su alrededor que supuestamente estaba vacío, algo aparece.

El teléfono de Marian Slingereyer comienza a sonar. No recibe la llamada, sino que la cambia por un mensaje mágico.

Othinus.

El nombre del dios principal en la mitología nórdica. La voz de la Majin de GREMLIN resuena.

“¡¡¡No puedes hacerlo, Marian!! ¡Estás usando demasiada fuerza! ¡¡Los experimentos en los que hemos avanzado hasta ahora se derrumbarán si sigues con esto!!”

“…Eres irritante.” La chica morena murmura.

Su voz lleva un tono vengativo, e incluso ignora a la Majin.

“Si hubiera usado mi fuerza desde el principio, esto no hubiera sucedido. Si una Majin como tú hubiera aparecido aquí, Bersi no hubiera muerto. Y lo mismo va para mí.”

“Tú… ¿¡¡No me digas que piensas usar eso!!?”

“Por supuesto que sí. ¿No tengo que usarlo? ¡¡Ya es muy tarde para cualquier otra cosa, así que simplemente acabemos con esto!! ¿Qué me importan los experimentos? ¿¡Qué me importa GREMLIN!? ¿¡¡Qué me importa un Majin!!? ¿¡Ah!? ¿¡¡¡¡Cómo podría aceptar esto sin matar a todos en Ciudad Baggage responsables de la muerte de Bersiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii!!!!?”

Marian Slingereyer grita mientras mete la mano en su overol.

Pero no saca una herramienta de oro.

Saca una espada enfundada.

Dáinsleif.

En la mitología nórdica, es una de las señales de la guerra final, el Ragnarok. Es una espada mágica legendaria con la que la humanidad podía comenzar una guerra para continuar con el Ragnarok y así provocar la destrucción más grande al blandirla.

El creador sabe más que nadie lo terrible que és, por eso su nombre. Pero en ese momento, la chica sujeta la empuñadura de la espada sin vacilar.

La sujeta fuertemente, y grita.

NT Index v04 356-357.jpg

“Ahora, digan sus plegarias. ¡¡¡Usaré estos millones de cráneos como parte de la tumba de Bersi!!!”


Sub 33[edit]

Kihara Kagun conoció a Marian Slingereyer hace tres años. En ese entonces, la Tercera Guerra Mundial aún no sucedía, así que obviamente la categoría de GREMLIN no existía puesto que fue creada por la guerra.

En cierta forma, Kihara Kagun tal vez era más cercano a Marian Slingereyer que simplemente un mago de GREMLIN.

“Bueno, lo había conocido por mucho tiempo como Mjölnir. Sabía que no querría comer mariscos frescos.”

En ese entonces, Marian no estaba fabricando las armas de los dioses. Estaba intentando mejorar las herramientas de los Dvergr. Al igual que como la máquina de vapor causó la revolución industrial y cambió explosivamente el nivel de la guerra, ella esperaba que la mejora de sus armas le permitiera dar a conocer al mundo sobre el poder y técnicas de los Dvergr que estaban al borde de la extinción.

Buscó personas habilidosas que necesitaba para su meta y al que escogió fue al viajero Kihara Kagun.

Y como resultado…

“No comprendo como funcionan estas técnicas y por eso no puedo reunir ningún interés personal por ellas. Pero por lo que puedo ver, ya has perfeccionado la proporción de oro que puede usarse en el equipo. Podría añadir el Kihara que conozco, pero eso sólo reduciría la pureza.”

Eso fue lo que dijo Kihara Kagun.

Pero, resaltar gentilmente el objetivo incorrecto en el que alguien ha dedicado su vida es un tipo de talento. Especialmente cuando es a una fracasada como Marian Slingereyer. En ese sentido, la ocupación anterior de Kihara Kagun podía hacerse visible.

Marian Slingereyer le enseño directamente a Kihara Kagun muy poco.

Simplemente al probarle la existencia de la magia, Kihara Kagun fue capaz de crear hechizos y métodos para refinar magia casi por cuenta propia.

Marian Slingereyer le dio la siguiente queja a Mjölnir.

“No vale la pena enseñarle. Hay toneladas de cosas que podría enseñarle, pero cuando le enseño aunque sea una cosa basándome en el libro de textos, para él toma otro significado. Al final, dejar que aprenda las cosas por su cuenta es la única manera. Todo lo que yo puedo hacer es corregir.

Supongo que podrías decir que no puedo darle la fuerza para disparar un misil, pero puedo corregir la trayectoria de la bomba cayendo con su cola. …Ha ha. Creo que me ha infectado con esas analogías científicas.”

Cuando se unieron a GREMLIN, las contribuciones de Kihara Kagun principalmente eran como un investigador hereje del lado de la Ciencia en vez de cómo un mago. Cuando GREMLIN usaba tecnología científica, el conocimiento de Kihara Kagun era la base de ésta. Seguramente, su conocimiento se conservaría después de su muerte y funcionaría como un poder importante dentro de GREMLIN.

Al final, Kihara Kagun fue incapaz de escapar incluso después de dejar Ciudad Academia.

Había salido de esa ciudad buscando algún nuevo poder, ¿Pero era un mago poderoso?

Si le preguntaras a Marian Slingereyer, su evaluación sobre él habría sido algo así.

“Tal vez sea fuerte, pero es completamente inútil.”

Por alguna razón, él deseaba su propia destrucción. Desarrollaba sus hechizos no por el bien de la victoria ni de la derrota, sino para ejecutar un empate perfecto contra su único enemigo mortal.

Incluso dentro de GREMLIN que estaba conformado por muchos magos retorcidos, nadie hacía uso de los métodos que se le ocurrían a Kihara Kagun. Eran demasiado peligrosos como para tocarlos. Así era como los demás los veían.

En realidad, Marian Slingereyer había atraído a propósito a Kihara Kagun hacia GREMLIN.

Era necesario, no como mago, sino como científico, y ella pensó que eso terminaría con su imprudente (esa era la única forma en la que ella podía describirlo) deseo de venganza.

Pero no funcionó.

Kihara Kagun realmente se volvió más ocupado como uno de los pocos núcleos de GREMLIN orientados a la ciencia, pero en su tiempo libre aún mejoraba sus hechizos, aprendía de las técnicas de otros magos, e intensificaba mucho más su ya de por sí peligrosa magia.

Seguramente, llevaría a cabo su venganza sin importar lo que sucediera.

Incluso si estaba viendo un tierno polluelo, seguramente pensaba sobre cómo llevar a cabo su venganza.

Viendo esa situación, Marian Slingereyer cambió sus tácticas. La venganza de Kihara Kagun no podía ser detenida. Así que ella lo apoyaría con todas sus fuerzas y lo haría abrumadoramente fuerte. Lo fortaleció para que pudiera regresar sano y salvo incluso si llevaba a cabo su imprudente venganza. De esa forma, ella podría cambiar el resultado de la venganza que él planeaba.

Ella pensó que eso sería suficiente.

Pensó que podría salvar a su compañero de sus delirios de venganza.

“Si tu venganza termina y sobrevives y no tienes nada más que hacer, puedes regresar conmigo.”

Marian Slingereyer dijo eso muchas veces como si se tratara de una broma.

Sin embargo, era todo menos una broma.

Kihara Kagun siempre mostraba una vaga sonrisa en respuesta pero nunca asentía.

Ya se había hecho a la idea.

Ella no cambió nada.

No lo salvó.

Al final, Marian Slingereyer sólo fue capaz de ver a su compañero cayendo hacia su muerte.

Kihara Kagun había llevado a cabo su venganza que concluía todo lo que había causado ese incidente, incluyéndose a sí mismo. Así que, ella hará lo mismo.

Incluso si no significa nada.

Incluso si nadie será salvado ahí.

Marian Slingereyer le muestra sus colmillos a todo lo que provocó la muerte de ese hombre, incluyéndose a sí misma.


34: Un Error Cardinal[edit]

El trío--- Kumokawa Maria, Oumi Shuri y Saflee Opendays--- notan ese cambio.

Una figura aparece entre las sombras.

Marian Slingereyer.

No es difícil deducir que está herida. Arrastra una pierna, y su ojo está mal cubierto por una gasa.

Cualquiera se sentiría adolorido al ver eso.

Sin embargo, en lo que hay que concentrarse no es su apariencia.

(Esto es malo,) Kumokawa Maria piensa instintivamente al verla sujetando la empuñadura de una espada occidental.

Ella ha peleado contra oponentes que pueden usar poderes inexplicables y poderes que no siguen la lógica, pero esa espada emite una presión que sorprende a la propia Kumokawa Maria.

Entre todas las fábricas de plantíos, su garganta emite una voz, casi como si gritara.

“…Parece ser que no podemos hablar pacíficamente aquí.”

“Es un lugar peligroso,” Oumi Shuri murmura.

Antes, había logrado hacer que Marian Slingereyer se retirara, pero se ha percatado que sus valores de ese entonces ya no son los mismos.

Esa espada posee algún tipo de existencia que la hace tener ese pensamiento.

“Esa cosa tiene forma de espada. Su rango de ataque es limitado. Primero, correremos en 3 direcciones para desubicar al enemigo. Una vez que una de nosotras sea perseguida, las otras dos podrán atacar desde los puntos ciegos. Aún tenemos posibilidades de ganar.”

“¿Necesitaremos algún objeto volador? No estoy acostumbrada a eso.”

Saflee sonríe tan tranquilamente que es intrigante, pero lo mejor sería que pudieran ejecutarlo.

Realmente terminarán muertas si no pueden moverse debido al miedo.

Los ojos de Kumokawa Maria están fijos sobre Marian. Sujeta a Saflee a su lado y pregunta.

“¿Qué podemos usar?”

“Aún no hemos entrado al campo de las artes marciales, así que realmente no quiero usarlo, pero si hubiera una herramienta de caza hecha en Australia…”

“¿Un Boomerang?”

“Algo más simple que eso. Podríamos atar rocas a ambos extremos de una cuerda y usar la fuerza centrífuga para lanzarlas. Es un método usado para atar las patas de los pájaros, pero puede usarse para distraer al enemigo.”

“¿Fuerza centrífuga, dices?” Kumokawa Maria murmura. “…Eso queda perfecto con mi habilidad.”

“¿Ojou-chan?” Saflee le pregunta a Oumi Shuri, quien gira su Kunai parecida a una pala de jardinería suavemente en sus manos antes de hablar.

“En cuanto a mí, que soy de un país en donde las armas y la pólvora llegaron tarde, esto podría ser extremadamente avanzado. Por cierto, estas armas estuvieron a punto de oxidarse cuando empezamos a importar esas cosas.”

Han decidido su plan.

No importa lo que haga el enemigo, tienen que alejarse de su rango de ataque.

Es algo básico, pero es cuestión de vida o muerte, ya sea el control de la distancia o la pelea para determinar al vencedor. Y no importa cómo comience, no importa qué poder destructivo tenga esa espada, una vez que hayan lanzado su herramienta voladora, definitivamente causarán daño al enemigo.

De esa forma pueden ganar.

(Si no corremos en la dirección incorrecta, si no corremos a un camino sin salida creado por los contenedores de las fábricas de plantíos, aún tendremos posibilidades de ganar.)

Kumokawa Maria y compañía se esfuerzan para concentrarse y ser positivas. Pero ante eso…

“Llénate.” Marian Slingereyer dice.

Después, alza la espada que aún se encuentra enfundada.

Simplemente así.

Convierte sus esperanzas en nada.

Un rayo cae desde el cielo impactando directamente en la espada dorada.

Ocurre una explosión.

Con Marian Slingereyer al centro, un potente destello explota y ondas de impacto se dispersan en todas direcciones. El asfalto se sacude misteriosamente, y la inestabilidad causa que las fábricas de plantíos colapsen como si hubieran recibido un golpe crítico. La nieve se eleva, y las chicas son lanzadas por las ondas de impacto. Tanto Kumokawa Maria, Saflee Opendays, como Oumi Shuri se agotan demasiado al intentar alzar los brazos para intentar proteger sus cuerpos.

“¿Q-qué…?”

El cielo se distorsiona.

No es algo tan simple como que las nubes que están lanzando la nieve se dispersen.

Es cierto que ahora puede verse el cielo despejado mientras las nubes son apartadas a los costados. Pero además de eso, lo que debería ser un cielo color azul cambia anormalmente. Es como la pantalla de una TV que pierde momentáneamente la transmisión.

Ese destello.

Parece como si hubiera venido de una dimensión diferente mientras pasa a través del cielo despejado.

“¿Qué… es eso…?”

“Si usan solamente su cerebro no serán capaces de comprenderlo,” Marian dice irritada.

Entonces, la funda de la espada que se encuentra sobre su cabeza libera un misterioso destello blanco-azulado.

(Aquí viene.) Kumokawa Maria tiene una perturbadora premonición por alguna razón y corre rápidamente mientras les grita a Oumi Shuri y Saflee Opendays.

“¡¡Dispérsense!! ¡¡Nuestra enemiga está usando una espada!! ¡¡Si podemos distraerla como lo plane-…!!”

Pero ni siquiera tiene tiempo de terminar su enunciado.

Marian Slingereyer simplemente usa el pulgar que sujeta la espada y retira fácilmente su funda.

Sólo unos pocos milímetros.

Sólo eso.

No hay ninguna horrible luz, ni ocurre alguna enorme explosión imposible de resistir. No lleva a cabo ningún ataque así.

Sin embargo…

Unos cuantos milímetros son suficientes para mostrar el verdadero aspecto de la hoja de la espada.

La pequeña chica no hace nada, sin embargo, el corazón de Oumi Shuri se detiene.

“¿Eh…?”

A su lado, Kumokawa Maria no puede comprender lo que acaba de suceder.

En un instante, Oumi Shuri pierde todas sus fuerzas y cae sobre la blanca nieve. No hay señales de sangrado o fracturas. Es un estado en donde uno puede asumir que se encuentra en coma. Sin embargo, están en un infierno de -20° grados. Sería obvio si estuviera exhalando aire de su boca.

Evidentemente, Oumi Shuri ha dejado de respirar. Ha sido detenida por alguien.

(¿Q-qué…? ¿Está muerta…? ¿¡En verdad, así de simple!? ¿Qué sucedió? ¿Gas venenoso? No, el viento no sopla en nuestra dirección. ¡¡Es imposible hacer una acción semejante en esta situación…!!)

Resuena un extraño ruido. Es el sonido de Marian Slingereyer moviendo sus dedos y enfundando la espada.

Entonces alza su mano derecha y apunta la funda como si diera una estocada.

No dice nada.

Y la cosa que está sellada dentro de la funda, esa cosa repleta de calamidad, nuevamente está a punto de ser desenfundada.

“¡¡Ma-maldición!! ¡¡No sé qué está sucediendo, pero tenemos que encontrar algún lugar para ocultarnos…!!”

Pero nuevamente las palabras de Kumokawa Maria son interrumpidas.

En ese momento, Saflee Opendays, cuyos ojos están totalmente abiertos, cae lentamente hacia la nieve. Su corazón se ha detenido. Ha muerto en el verdadero sentido de la frase. La vida humana, y el orgullo dentro de ella ha sido arrebatada así de simple.

El demonio de unos pocos milímetros.

La cosa que puede verse entre la funda y la empuñadura, la hoja dorada destellando con una luz roja.

Entonces resuena nuevamente un ruido suave.

Es el sonido de Marian Slingereyer enfundando la espada en silencio.

Totalmente anormal.

Una diferencia aplastante.

No está a un nivel en el que pueda ser enfrentada simplemente usando planes y distracciones. Al final, ni siquiera pudieron prepararse para pelear. La espada de Marian Slingereyer es demasiado destructiva.

Entonces…

Marian señala silenciosamente a Kumokawa Maria con la espada.

La espada está enfundada, y ambas chicas mantienen su distancia. Estrictamente hablando, no está siendo señalada, pero Kumokawa Maria siente que así es.

Siente como tuviera un nudo en la garganta.

Siente como si hubiera una aguja enterrada en su espalda, impidiendo sus movimientos.

Mientras encara a su enemiga, Kumokawa Maria finalmente se da cuenta.

Qué fue exactamente lo que causó que los corazones de Oumi Shuri y Saflee Opendays se detuvieran.

La razón.

“…No me digas que… esa espada realmente sí hizo algo.”

Kumokawa Maria abre sus ojos exageradamente mientras murmura desconcertada.

Marian Slingereyer no había desenfundado su espada. Aún así, esa existencia continúa entrando en el cuerpo de Kumokawa Maria. O más bien, intenta dar a conocer su verdadera identidad.

“Es sólo que sentimos miedo. No queríamos estar frente a esa espada dorada antes de que activara su habilidad. En una situación así, fue algo bueno que el corazón se detuviera antes de que sucediera algo peor.”

“Una calificación de cien.”

Este no es el mismo tipo de horror de alto nivel que Kihara Enshuu usaba teóricamente para incrementar su efecto. Es instinto, o su alma, trabajando. Como sea, es miedo que proviene de esos lugares primitivos e inexplicables. Debido a eso, esta situación ya está más allá de lo que puede considerar el cerebro.

No puede esquivarlo.

Una vez que alguien tenga la habilidad de sentir temor, el temor borrará toda evidencia de vida.

En ese caso, la espada tiene el efecto de matar a todos los humanos en el mundo antes de ser desenfundada.

Entonces…

Si, sólo si, esa espada fuera desenfundada, ¿Qué sucedería…?

“Entonces, llegó la hora.” Marian Slingereyer mueve sus labios.

Su pulgar está ubicado sobre la funda de la espada dorada.

“Muere, culpable.”

La hoja en la funda comienza a moverse como si estuviera deslizándose. Puede ver el filo. La espada que puede hacer que las personas se percaten de que la resistencia será más horrible que la muerte. Kumokawa Maria no puede hacer nada. Está en los límites del miedo. No puede correr ni cerrar los ojos, ya que esas pequeñas acciones han sido selladas.

Claramente.

Algo.

Extraño.

Está.

Sucediendo.

“… ¿Ah?”

La conciencia de Kumokawa Maria comienza a fallar. No puede conectar las memorias de antes y después. La escena frente a sus ojos comienza a teñirse de rojo. La sensación de arriba y abajo se desvanece. No puede sentir ni frío ni calor. Simplemente se queda de pie de manera aturdida como si todo estuviera tan desordenado como un tazón de engrudo.

Entonces, se da cuenta de algo.

No está segura de qué es lo que está sucediendo, pero el hecho de que surja una duda dentro de Kumokawa Maria es muestra de que sigue con vida. No es el temor de ser incapaz de pensar lo que causa que su corazón se detenga. Por alguna razón, la espada de Marian Slingereyer no se mueve. No, al final, no sabe qué es lo que hace esa espada. Es sólo que la propia Kumokawa Maria ha perdido las ganas de vivir de forma inadvertida.

La conciencia de Kumokawa Maria se concentra en el lugar fuera de la espada.

Está ocurriendo un fenómeno más extraño.

Gracias a eso, su temor se debilita y ralentiza, lo que le permite evitar la muerte.

¿Pero, qué es eso?

La razón se encuentra en un lugar a unos cuantos centímetros de Marian Slingereyer.

En donde debería haber un espacio vacío, comienzan a formarse unas oscuras fisuras.

Y entonces, de ahí…

Sale la mano derecha de cierto chico.

“… ¡Tch!”

El rostro de Marian Slingereyer cambia por primera vez mostrando una expresión obviamente nerviosa. Tiene una espada muy poderosa. Pero incluso con una espada así, la mano derecha del chico toma la mano de Marian que sujeta la espada. La chica parece pensar que su arma está a punto de ser arrebatada ya que agita su mano frenéticamente y crea algo de distancia entre ella y las fisuras oscuras.

NT Index v04 376.jpg

“…Finalmente, te alcancé.”

La voz del chico proviene de la zona de la mano agitándose.

“Tal vez sea demasiado tarde, y me tomó mucho tiempo llegar hasta aquí. Aún así, te alcancé, GREMLIN. Me mostraste las coordenadas de este espacio distorsionado que creaste. Ahora que te atrapé, no puedo dejar que hagas lo que quieras. Mi mano derecha tiene el poder para destruir lo que tú controlas.”

Las fisuras negras se expanden.

Algo parece estar viendo desde el otro lado de las mismas.

“Eso es lo que quería decir. Hasta ahora, ha sido un mundo manejado por sus reglas.”

Se expanden más, y más, y más.

Parece como si quisieran negar algo, como si quisiera derrumbar esa premisa.

“Así que, ahora…”

La persona da un paso hacia adelante pasando por la fisura que se ha hecho lo suficientemente grande.

Y claramente entra a este mundo.

“¡¡¡Ahora, terminemos esto de acuerdo a mis reglas!!!”

Kamijou Touma aparece.

Inmediatamente después, todas las fisuras que se formaron se quiebran. Es casi como…

Es casi como si todo lo que Kumokawa Maria había visto hasta ahora se tratara de una gran ilusión.


35: Conexión en Proceso[edit]

Los poderes psíquicos desarrollados por Ciudad Academia están basados en la teoría cuántica. En dicha teoría, se piensa en el mundo a un nivel extremadamente pequeño y es un extraño campo en el que las leyes de Newton como la caída de una manzana a la tierra cuando la sueltas no aplican.

El objeto está ahí definitivamente, pero se va a otro lado cuando es observado por alguien.

Un objeto en una caja sólo puede ser expresado en posibilidad o probabilidad. No se dice que está ahí o que no está ahí. Sólo puede decirse que existe un 70%.

Si piensas en ello en términos del mundo de la ciencia normal como en términos de beber latas o comer naranjas, las ideas de la teoría cuántica no tienen sentido. Sin embargo, si controlas el mundo microscópico con el observador de una mente humana, el mundo macroscópico (que es lo que puede verse a simple vista) puede ser controlado. Eso son los poderes psíquicos de Ciudad Academia.

Sin embargo, existe otra teoría que es lo contrario a la teoría cuántica microscópica.

Holismo.

En esa teoría, el universo siempre en expansión es tratado como un solo sistema o red y las cosas se ven en la escala más grande que los humanos pueden manejar.

Esto una vez derivó en la Hipótesis de Gaia que ve a la tierra como un solo ambiente o ecosistema, pero las formas de vida terrestres también son afectadas por vientos solares y la fuerza gravitacional de la luna. Si también agregas el eje del tiempo y otras dimensiones a ese enorme “Mundo”, ya no estás tratando solamente con un solo planeta. En ese sentido, muchos han regresado a los orígenes de la hipótesis para hablar sobre verdades completas una vez más.

GREMLIN ha usado a Ciudad Baggage como un campo de pruebas gigante para completar la teoría básica detrás de los poderes psíquicos que usan ese holismo.

La teoría en sí es simple.

Es lo opuesto al efecto mariposa que dice que el aleteo de una mariposa puede causar tormentas.

En otras palabras, un cambio importante a escala global puede causar que salgan flamas de tu mano.

Simplemente decir que lo grande afecta a lo pequeño puede hacerlo un poco difícil de comprender.

Sin embargo, constantemente sufrimos cambios causados por grandes eventos.

Por ejemplo, tomemos la teoría de la relatividad.

Dejando de lado la definición precisa, enfoquémonos en la parte que dice que cuando el flujo de tiempo se ralentiza, un objeto se aproxima más a la velocidad de la luz.

Un humano manejando un auto y un humano piloteando un avión se encuentra en diferentes “tiempos” que causan un error leve e imposible de medir.

Entonces incrementemos la escala.

¿Qué tal un humano en la Tierra contra un humano en la Luna? ¿Qué tal un humano en la Luna contra un humano en Marte? Debido a la rotación y revolución, esas personas experimentarían velocidades diferentes y por consecuencia tiempos diferentes.

Ahora, incrementemos la escala al máximo.

El universo fue creado en el Big Bang y se expande constantemente en cada momento. Por supuesto, nosotros los humanos vivimos en el universo y todos nos movemos a la velocidad de esa expansión. Eso nos pone en un tiempo relativo creado por el Big Bang.

Ahora, intentemos un experimento mental.

El universo se expande equitativamente en todas direcciones, ¿Pero qué sucedería si la velocidad de expansión de una sola área cambiara?

El cambio en velocidad crearía un cambio en el tiempo.

Un fenómeno excesivamente grande podría cambiar el concepto de tiempo para un pequeño humano.

Por supuesto, ese simplemente es un ejemplo.

Sin embargo, si pudieras doblar o enrollar el universo, el efecto secundario de ese poder causaría un fenómeno microscópico que sería imposible de medir incluso con un microscopio electrónico.

¿Sienten que es un método un poco indirecto?

¿Piensan que si alguien tuviera un poder tan grande para alterar la velocidad de expansión del universo, debería usar ese poder para destruir directamente el planeta o la galaxia?

Sin embargo, un EsperHolista solamente notaría las flamas saliendo de su palma. Incluso si una galaxia distante es destruida en el proceso, eso sería todo lo que podría comprender. Justo de la misma forma en la que una persona en un auto no puede percatarse de que alguien de pie en la tierra está en un tiempo diferente.

Por eso, un Esper creado de un todo tal vez podría alcanzar un Nivel 2 o Nivel 3 en la escala de Ciudad Academia. Incluso si un evento realmente ridículo ocurriera en realidad, nadie se percataría, así que también podría no estar sucediendo. Irónicamente esto es lo mismo al concepto de cero en la teoría cuántica.

Lo que GREMLIN ha estado haciendo es el primer paso hacia eso.

Pero antes de crear realmente a un EsperHolístico, estuvieron llevando a cabo un experimento para ver si un pequeño fenómeno sobrenatural podría ocurrir cuando el mundo fuera distorsionado de forma importante.

Así es.

El torneo en Ciudad Baggage, el enfrentamiento entre Kiharas y GREMLIN, y la guerra entre Ciencia Y Magia. Todos esos movimientos no fueron nada más que un experimento para ver si las batallas a gran escala podían causar cambios microscópicos.

Para GREMLIN, el “Castigo” enviado por Ciudad Academia simplemente fue otra parte de su plan.

Kihara Kagun era de Ciudad Academia y había formado parte de su oscuridad. Interceptó en secreto la mira de la unidad enviada por Ciudad Academia. Con ese conocimiento, llevó a cabo los ajustes finales para darle a GREMLIN la ventaja.

Ese escenario se mantuvo oculto incluso para GREMLIN. Si hubieran conocido el escenario de antemano, no hubieran podido obtener los mismos resultados.

Todo era un experimento para desarrollar poderes psíquicos a partir del resultado de las peleas.

Si tenían éxito, no sólo sería el más poderoso, sería un sistema totalmente nuevo de poderes.

El tipo de experimento fue igual al que fue sometido alguna vez el Número Uno. Ya que ese fue el resultado al que llegó eventualmente, Kihara Kagun tal vez en verdad nunca había escapado de la maldición del lado oscuro de Ciudad Academia sin importar cuánto lo odiara.

(Pero entonces, cuando descubrió que Kihara Byouri sería parte de la estrategia, tomó ventaja del hecho de que no podía decirle a nadie más el escenario e hizo un cambio importante en el plan al último segundo.)

Si el pequeño fenómeno causado por la distorsión importante era detectado, finalmente podrían alterar el cerebro de algún candidato para desarrollar un verdadero EsperHolista.

¿Entonces cuál fue el resultado?

El resultado queda claro.

Ya que la mano derecha de Kamijou Touma negó algo, algo que podía negarse debía encontrarse ahí.

Tomemos el „Presente‟ de Kamijou y los demás como 0 y el „Futuro‟ creado por el experimento holista como 1.

GREMLIN seguramente pensaba que estaba controlando un experimento holista. En cierta forma, es cierto. Las preparaciones en Ciudad Baggage por parte de GREMLIN realmente crearon un resultado en su experimento para mostrar que una distorsión que no debería existir desemboca en poderes psíquicos.

Sin embargo, cuando la pequeña distorsión apareció, GREMLIN y Ciudad Baggage que estaban en el „Presente‟ comenzaron a ser atraídos a la fuerza por el resultado holista en el „Futuro‟. Fue como si unos científicos hubieran perdido el control del agujero negro que crearon.

Entonces las cosas se distorsionaron.

NT Index v04 386-387.jpg

Si el "Presente‟ es 0 y el „Futuro‟ es 1, entonces, hasta que Kamijou llegó, Ciudad Baggage (la cual debía estar en 0) había sido atraída y el tiempo y el espacio habían sido distorsionados hacia el futuro haciéndolo un 0.5 o un 0.7.

Es por eso que había algo fuera de lugar en el lugar en el que los Kiharas y GREMLIN se enfrentaron a pesar del hecho de que debía ser Ciudad Baggage.

Las leyes normales dejaron de aplicarse y comenzaron a ser suprimidas por unas extrañas leyes que hacían que las tragedias ocurrieran con mucha más facilidad.

Al mismo tiempo, ¿Qué significa que esa distorsión haya sido destruida por el poder de esa mano derecha?

La respuesta es simple.

Las frías leyes que comenzaron a tomar efecto dejaron de aplicarse.

Incluso si las tragedias que ocurrieron no pueden repararse e incluso si aquellos que murieron no pueden ser devueltos a la vida…

La mano derecha de Kamijou Touma se ocupará de la conquista ahora.


36: Incluso si hay muerte...[edit]

Parte 1[edit]

Kumokawa Maria lo observa.

Lo que queda después de que el mundo se quebrara como vidrio es Ciudad Baggage al este de Europa. Sin embargo, es diferente a antes. El opresivo hedor a muerte ha desaparecido. El peso que Kiharas y GREMLIN distribuían ha desaparecido de sus hombros.

El mundo ha cambiado.

Por la presencia de un solo chico.

Además de esos cambios invisibles, ocurre un cambio visual más obvio. Ya no se encuentran fuera en los montones de contenedroes de las fábricas de plantíos. Se encuentran dentro de una de las instalaciones abovedadas. Están en una de las cuatro arenas en donde originalmente se llevaría a cabo el torneo Selector Natural. En la arena rodeada por una reja conformada por cadenas se encuentran Kamijou Touma, Marian Slingereyer, y Kumokawa Maria.

“¿Qué… acaba…?”

“No es cuestión de cuál es lo correcto. Tanto el lugar en el que estaban hasta ahora como en el que están ahora mismo son el mismo lugar en términos de coordinadas. Sin embargo, la posición de la misma ubicación cambió de antes a después como si el mismo espacio hubiera sido distorsionado por un agujero negro.”

Los espectadores no se encuentran ahí.

Además de Kamijou y las dos chicas, no hay nadie más en el domo. Pero no ha sido así todo el tiempo. Claras señales de personas abandonando el lugar en pánico pueden verse tales como panfletos tirados por todos lados y aplastados por muchos pies. ¿Todos huyeron al mismo tiempo o fueron incapaces de lograrlo a tiempo causando que ocurriera alguna tragedia? Kumokawa Maria solamente puede especular.

“…”

Marian Slingereyer permanece en silencio.

La terrible espada Dáinsleif descansa dentro de su funda dorada. Sólo al levantar la funda con su pulgar y revelando unos pocos milímetros de la hoja, esa imponente espada puede causar que el corazón de su objetivo se detenga automáticamente debido al miedo. La chica mantiene el brazo derecho sujetando la espada apuntando hacia adelante.

Incluso si no puede verse ni un milímetro de la hoja, el cuerpo de Kumokawa Maria se tensa.

Ignorando a Kumokawa, Marian dice, “¿Por qué estás aquí ahora?”

“Esto fue lo mejor que pude hacer.”

“Bersi está… Kihara Kagun está muerto.”

“No puedo negar que fui incapaz de detener eso. No hay nada que pueda decir.”

Incluso si GREMLIN comenzó el incidente y estuvo profundamente relacionado con la muerte de ese hombre en cierta manera, Marian Slingereyer deja eso de lado mientras habla.

Tal vez se debe a que comprende qué tipo de persona es Kamijou Touma.

GREMLIN había instalado contramedidas para el Imagine Breaker, así que ella conocía la naturaleza de Kamijou Touma incluso antes de conocerlo. Debido a que conoce su naturaleza, Marian tal vez estaba culpando a alguien más además de al mismo Kamijou Touma por el hecho de que hubo alguien a quien fue incapaz de salvar.

Sin embargo, Marian Slingereyer no titubea.

Como si lo maldijera, no vacila en levantar la funda de la espada mágica con su pulgar.

La espeluznante hoja se muestra unos cuantos centímetros.

Su sello se ha roto y ahora es mostrada al mundo.

Kumokawa Maria no es el objetivo, pero aún así su corazón da un salto.

Ése no es el verdadero poder de Dáinsleif. El corazón del objetivo simplemente se detiene porque eso es mejor que ser golpeado por todo el poder de la hoja. ¿Cómo se supone que uno pueda enfrentarse a un ataque de ese nivel?

La espada no lanza ningún tipo de proyectil físico.

No puede ser evadida si eres rápido ni bloqueada si te ocultas detrás de algo.

Sin importar hacia dónde corras o qué hagas para defenderte, el miedo creciendo dentro de tu cuerpo te matará automáticamente. Así que no puedes correr. No puedes defenderte. Nada de lo que hagas valdrá la pena. Estás muerto antes de poder hacer algo. Estás muerto el momento en el que te paras en el mismo campo de batalla.

Todas las acciones pierden su significado.

Toda pelea pierde su razón de existir.

Ya que está siendo señalado directamente, el corazón de Kamijou Touma debería detenerse. Antes de que Dáinsleif pueda hacer algo y antes de que la espada pueda entrar directamente a la pelea. No se necesita de ninguna razón. Esa espada le provoca al objetivo un temor instintivo que le arrebata la vida. Debería haber matado por completo a ese chico normal sin dejarle ninguna herida evidente.

Y aún así…

No cae.

Kamijou Touma no cae.

Incluso mientras se encuentra ante Dáinsleif, la espada que puede traer desastre al mundo.

El chico deja a un lado su miedo y su corazón continúa funcionando normalmente.

Marian Slingereyer frunce el ceño levemente.

En respuesta, Kamijou Touma prepara su puño derecho.

Lo utilizará para encargarse de Marian Slingereyer mientras ésta sostiene esa espada mágica enfundada.

“Ese ataque es activado por el temor de esa poderosa magia, así que no funcionará conmigo. Sé que la magia no es algo que no me afectará sin importar lo que suceda. Con el poder de mi mano derecha…no, siempre que tenga la voluntad para apretar mi puño derecho, podré desviarla o negarla.”

Puede destruir magia.

Puede destruir ilusiones.

Gracias a que sabe eso, su temor queda reducido un poco. No se encuentra simplemente en el extremo receptor. Sabe que tiene una posibilidad de 50/50 de resistir, así que no tiene que elegir la opción de rendirse antes de pelear. Es por eso que Kamijou Touma es capaz de pelear. Se enfrentará a esa espada mágica definitiva que podría provocar la batalla final de la mitología nórdica, el Ragnarok.

Y mientras tanto, Kumokawa Maria se percata de algo más.

Es capaz de observar tranquilamente. No ha caído en una confusión que la paralice con el aplastante temor producido por esa espada mágica. Kumokawa Maria no sabe quién es ese chico y no sabe lo que es el Imagine Breaker. Sin embargo, la simple posibilidad de que algo sea capaz de enfrentarse a esa espada mágica es suficiente para reducir su temor y permitir que su corazón continúe latiendo.

Ha sido protegida.

Ha sido salvada.

Ha sido rescatada.

Seguramente, Oumi Shuri, Saflee Opendays, y los demás que no están ahí han comenzado a respirar nuevamente sin que Kumokawa Maria lo sepa. Ha aparecido algo que hace retroceder a su miedo. Los corazones de Kumokawa Maria y los demás no se detuvieron debido a alguna herida o enfermedad. Sin el temor que ha conquistado a Ciudad Baggage, pueden regresar a su estado normal.

Ése es Kamijou Touma.

Ése es el Imagine Breaker.

El chico no hizo nada especial. Sólo estando ahí--- sólo por estar de pie ahí--- ha evitado naturalmente una tragedia y salvó a alguien.

Una zona segura.

Un protagonista.

“… ¿Y qué?” murmura Marian Slingereyer.

Un chirrido poco anormal proviene de la funda dorada mientras la sujeta con más fuerza.

“Bersi está muerto. Murió como un tipo de protagonista distinto a ti. ¡Así que respetaré sus intenciones! ¡¡Tú menospreciaste y negaste temporalmente este cruel mundo y las acciones de Bersi que murió satisfecho!! ¡¡Destruiré todas tus reglas benévolas!!”

Si Kamijou Touma hubiera estado ahí desde el principio, Bersi alias Kihara Kagun tal vez no hubiera muerto. Tal vez hubiera sido capaz de resolver sus problemas sin morir.

La chica rechaza esa posibilidad.

Para poder construir la opinión que dice que Bersi murió por su propio bien, hace todo lo que puede para negar la existencia de Kamijou Touma, la persona que sacudió el gran logro de Bersi.

Kamijou Touma tiene sus reglas y GREMLIN tiene sus reglas.

Ésta es una batalla entre ellos.

Marian Slingereyer sabe que realmente no puede ofrecerle nada a los muertos, pero aún así sostiene esa espada mágica enfundada por su amigo perdido.

“Empecemos esto, diferente. Las peleas por los muertos son serias. ¡¡Después de todo, los muertos no pueden detener la creciente malicia de los sobrevivientes!!”

Una tormenta de ira comienza a soplar en todas direcciones a partir de la chica morena. Al mismo tiempo, la espada mágica emite su poder de miedo mientras una gran presión que envuelve a las personas que controlan el campo de batalla. Sin embargo, mientras Kumokawa Maria siente ese cambio, escucha a Kamijou Touma murmurando algo.

“…Lo sé. Aún así, he continuado peleando contra este tipo de fanáticos.”

Y entonces comienza la pelea.

Comienza en un mundo en el que ya es demasiado tarde para todo. Comienza incluso cuando no queda ningún camino por el que todos puedan regresar a casa sanos y salvos.

Selector Natural.

Irónicamente, el campo de batalla final es el escenario preparado para el torneo nombrado en honor a aquel que decide la selección natural.


Parte 2[edit]

La arena circular tiene un diámetro de 30 metros.

Dentro de él, Kamijou Touma y Marian Slingereyer se encaran a una distancia de unos 10 metros entre ellos.

El miedo provocado por la Dáinsleif de Marian ya no funcionará. Sólo queda un verdadero enfrentamiento.

Kamijou tiene que colocar su puño derecho al alcance para provocar algo de daño.

Los dos tendrán que aproximarse.

“¿…?”

Sin embargo, eso no sucede.

Mientras Kamijou intenta avanzar corriendo, Marian retrocede.

Entonces apunta la espada mágica mientras ésta continúa enfundada.

Se escucha un leve estruendo.

No es el sonido de su pulgar presionando contra la funda. Es lo opuesto. Es el sonido de los pocos centímetros de hoja regresando a la funda.

Eso significa que la chica ya no piensa usar el ahora inútil temor.

Pero también se trata de un ritual para liberar el otro poder de la espada mágica.

Un débil viento ignora el flujo del aire y se dirige hacia Marian de todas direcciones.

Inmediatamente después, una espada gigante rebana la reja hecha de cadenas rodeando la arena.

Parece haber volado desde la parte inferior de la funda de Dáinsleif. La larga espada es gris y angosta. Atraviesa la reja de cadenas detrás de Kamijou.

Mientras Marian blande la espada aún enfundada, la hoja larga y angosta sigue sus movimientos fluidamente.

Se mueve.

Rebana cualquier cosa.

“¡¡Tch!!”

Kamijou deja de correr y se concentra en defenderse. La enorme espada se aproxima horizontalmente hacia su cuello y alza su mano derecha de inmediato para intentar negar la magia de Marian.

Sin embargo, se percata de algo a medio camino.

El extremo de su dedo pequeño de su mano derecha recibe una pequeña cortada.

El significado de las gotas de sangre es claro.

“¡¡No puedo bloquearlo con mi Imagine Breaker…!!”

“¿No te dije que tenemos contramedidas?”

El chico deja de moverse a la fuerza y siente sus músculos y columna tensándose mientras lo hace, pero Kamijou logra cambiar lo que está haciendo. Inclina la parte superior de su cuerpo para rebajar su postura.

La enorme espada gris pasa justo por encima de él.

La reja detrás de él es destrozada, pero la hoja no lo sigue por mucho tiempo. La enorme espada sólo debe ser capaz de durar unos 3 segundos.

Sin embargo, los ataques de Marian Slingereyer no se detienen ahí.

Si un ataque tiene sus límites, ella simplemente tiene que atacar una y otra vez.

(¡¡Mierda!! No debí detenerme para defenderme. ¡¡Tiene demasiado alcance como para poder defenderme correctamente y acercarme para liberar un aluvión de golpes es mi única opción!!)

Los tajos de Marian continúan. Cada trayectoria individual es simple, pero el alcance y poder son increíbles. El fondo es rebanado en mil pedazos como si alguien hubiera recortado una fotografía con un par de tijeras.

Sin embargo, Kamijou no recibe ningún golpe mortal.

La destrucción se ha diseminado por toda la reja de cadenas, el concreto, el suelo, e incluso los asientos para espectadores. El polvo se eleva en el aire.

Ese polvo muestra una extraña silueta.

Muestra el origen del poder de Marian Slingereyer. Muestra el proceso por el cual son creadas las espadas grises y una pista sobre cómo evitarlas.

Los ataques de Marian se detienen por un instante mientras mira alrededor y se percata del error que ha cometido.

“…Esa funda,” Kamijou murmura durante el receso de sus ataques.

Una esfera transparente con un diámetro de unos 3 metros apareció en el extremo de la funda de la espada mágica. Parece un globo gigante, pero serguramente es algo totalmente distinto.

“No sé qué efecto tenga, pero esa funda tiene suficiente poder para sellar a una espada tan peligrosa como esa. Si cambiaras lo que puede sellar, podrías controlar algo más. Por ejemplo…”

“¿La gravedad?” dice Marian. “Esa fuerza se siente igualmente por toda la tierra y no se puede escapar de ella. Mientras se encuentre en la tierra, esta esfera absorberá rápidamente la gravedad.Se refleja alrededor y dentro de la esfera, en donde una manzana no caerá incluso si la soltaras. Mientras la fuerza se revuelve violentamente dentro de la esfera que no tiene salidas, simplemente tengo que abrir un pequeño agujero en un solo punto.”

“Así que reúnes los vectores en un solo punto y los liberas directamente. Y esa esfera tiene el polvo y tierra del aire envuelto en ella. ¡¡Es como las máquinas que se usan para cortar placas de acero al disparar agua a presión con polvo de diamante artificial mezclado!!”

La esfera transparente de tres metros se comprime repentinamente hasta el tamaño de una pelota de golf. Una enorme espada gris sale disparada, cortando el polvo levemente visible. Kamijou gira su cuerpo con todas sus fuerzas. Sólo la esfera transparente que es una extensión mágica de la funda es de naturaleza mágica. Las largas espadas que salen de ella simplemente son un fenómeno físico creado por el flujo distorsionado de la gravedad atrayendo el polvo y la tierra. Es por eso que el Imagine Breaker no puede defenderse contra eso. Si alzara su mano derecha, simplemente terminaría rebanada.

Sin embargo, Marian traiciona sus expectativas y no blande la hoja.

En vez de eso corre directamente hacia él con la espada mágica enfundada mientras él ha detenido su intento para evadir. Lo alcanza en poco tiempo. En vez del ataque a distancia con la funda, ésta es una forma de ataque más natural. Ese ataque mucho más peligroso se dirige hacia el chico.

Sin crear una espada de gravedad, Marian blande la espada mágica enfundada con una mano desde la parte inferior derecha a la parte superior izquierda. El extremo de la funda va dirigido hacia la sien de Kamijou.

Si una de las enormes espadas fuera producida a esa distancia de sólo unos pocos centímetros, el cuerpo de Kamijou sería rebanado en dos. Kamijou usa la razón para suprimir las ganas de protegerse el rostro con su brazo debido al temor y se concentra en evadir.

De pronto, queda rodado por oscuridad en todas direcciones.

Los pensamientos de Kamijou caen en un completo caos.

Lo rodea la nada.

Inmediatamente después, se percata de lo que ha sucedido.

(Esta vez, no fue el aire. ¿¡Fui atrapado dentro de la esfera!?)

Después, la gravedad incrementará y lo aplastará por todos ladfos o será lanzado por un pequeño orificio por la energía y será transformado en pasta humana.

Eso sólo significa que su única opción es destruir la esfera.

Las enormes espadas creadas por gravedad son una cosa, pero la esfera que se extiende desde la funda puede ser destruida por su mano derecha.

Sin embargo, con sólo oscuridad rodeándolo, no tiene idea de qué tan amplia sea la esfera. El ataque de Marian podría comenzar desde antes que él lograra correr hacia la orilla de la esfera.

Kamijou quiere velocidad.

No mira alrededor.

Apunta directamente hacia abajo.

Sin importar cuánto se extienda la esfera, sus pies deben estar en el fondo de la misma. Así que Kamijou se agacha y golpea el suelo debajo de sus pies con su puño derecho.

La oscuridad a su alrededor se destruye.

La arena circular dañada regresa a la vista de Kamijou. El gran cambio a sus alrededores confunde su visión.

Marian Singereyer se aproxima.

La mano que no blande la espada está lanzando una sierra dorada hacia la cabeza de Kamijou mientras éste se encuentra agachado.

La mano derecha del chico se mueve.

El objeto espiritual capaz de alterar humanos se destruye en mil pedazos y los fragmentos reflejando la luz vuelan por los aires.

Y Marian sonríe.

Mientras Kamijou Touma alza su mano derecha sobre su cabeza, la chica se concentra en el cuerpo indefenso del chico.

Concentra más fuerza en el agarre de la empuñadura de Dáinsleif.

Una esfera transparente de tres metros aparece del extremo de la funda y es rellenada con polvo, tierra, y gravedad usados para crer grandes espadas. Kamijou intenta levantarse frenéticamente, pero no logra terminar la acción.

Todo terminará en el siguiente golpe.

Con la aparición de otra enorme espada, el cuerpo de Kamijou Touma será separado en dos.


Parte 3[edit]

Un poco antes de eso, Kumokawa Maria no podía hacer nada más que mirar la pelea entre Kamijou Touma y marian Slingereyer perpleja. Después de todo, la escala de la batalla era simplemente demasiado grande. El enfrentamiento entre Kiharas y GREMLIN que había cubierto a Ciudad Baggage fue increíble. Y ésta era una pelea entre dos personas que tenían sufuiciente poder para destruir en miles de pedazos esa otra batalla. Aunque sus extremidades funcionaban correctamente y se encontraba de pie en la misma ubicación, Kumokawa Maria sentía como si estuviera leyéndo un reporte. Incluso si conocía los detalles, no podía interferir. Eso era obvio. Era incorrecto tan siquiera pensar en ayudar. La pelea era tan impresionante y la escena tan imponente que los engranes necesarios para actuar en el presente para cambiar el futuro parecían haber desaparecido.

Sin embargo, incluso cuando las personas leen n reporte o ven una película, algunas veces sueltan gritos de impresión. Incluso si saben que eso no cambiará nada, las palabras salen de cualquier forma.

Sentada en el suelo, Kumokawa Maria deja escapar palabras así.

“El profesor al que estaba buscando tal vez desapareció hace mucho tiempo. Tal vez no era la persona que creí que era.”

Sus palabras eran las de alguien sin relación alguna con la situación.

Sus palabras no cambiarían nada.

“Tal vez trabajó con GREMLIN bajo el nombre de Bersi y llevó a cabo todo tipo de trabajos sucios. Tal vez hirió a muchas personas y deseaba herir a muchas más.”

Pero no se detiene. Simplemente no lo hace.

“Pero eso no era todo lo que era Kihara Kagun.”

Su murmullo se transformó en un grito.

La fuerza incrementó por la simple razón de que no lograría nada con ello.

“Él no comenzó como Bersi. GREMLIN no es lo único en su pasado. ¡¡Incluso si estaba del lado de aquellos que querían destruir el mundo e incluso si hizo cosas horribles como Kihara Kagun, seguía siendo el profesor que en algún momento escuchó las preocupaciones de todos nosotros!!”

Ya no le preocupaba su orgullo.

Incluso si gritar así hería su orgullo, no se detendría.

Incluso si era algo inútil sin sentido, y que no cambiaría nada.

Ella no estaba tan retorcida como para pensar que eso es vergonzoso.

“¡Por favor, por favor!” gritó Kumokawa Maria. “¡No retires la palabra profesor de su tumba! ¡¡No permitas que esa palabra quede sepultada por un enemigo desconocido que sólo desea muertes y destrucción y que se consuela a sí misma con esa espada!!”

Y ese momento llega.

La figura de Kamijou Touma colapsa y Marian Slingereyer prepara su siguiente ataque. Y obviamente, la maga morena no titubea.

Inmediatamente entra en acción para rebanar al chico que intenta intervenir en su camino hacia su objetivo.

Pero Kumokawa Maria lo escucha.

Entre todo el alboroto a gran escala que se siente como un reporte del pasado en el que no puede intervenir…

Escucha la respuesta de ese chico que la hace sentir relacionada con todo lo que está sucediendo.

“Entendido.”

Inmediatamente después de esa respuesta, tanto Kamijou Touma como Marian Slingereyer se mueven al mismo tiempo.


Parte 4[edit]

El cuerpo de Kamijou Touma se encuentra cerca del suelo.

No puede esquivar ahora. No puede golpear a Marian incluso si ella se encuentra tan cerca. Mientras se encuentra en ese estado intermedio, no puede mover el peso de su cuerpo y por lo mismo no puede ejecutar ningún movimiento poderoso.

Kamijou Touma mueve rápidamente su mano izquierda en vez de la derecha.

La estira para intentar alcanzar una de las chispas doradas flotando en el aire.

Es uno de los fragmentos de la herramienta altera-humanos que Marian Slingereyer usaba. Ya ha sido destruida por el Imagine Breaker y ha perdido toda su efectividad como objeto espiritual. Kamijou la sujeta y la usa para cortar su propia ropa. Sujeta la porción de la manga que ha cortado.

La avienta.

La velocidad no importa.

Lo que importa es el control preciso.

Simplemente lanza el trozo de tela con la fuerza de alguien lanzando un borrador juguetonamente y no va dirigido hacia Marian Slingereyer.

Va dirigido hacia la funda de la espada mágica,

O más precisamente, se dirige hacia la esfera transparente que se ha expandido desde el extremo de ésta.

La contramedida para el Imagine Breaker que Marian preparó es un fenómeno físico puro. De esa forma las espadas creadas con la gravedad pueden rebanar la mano derecha de Kamijou que sólo se activa cuando enfrenta a otros poderes sobrenaturales.

En otras palabras, las enormes espadas son fenómenos físicos puros y por lo tanto la maga Marian Slingereyer no puede controlar por completo esa arma definitiva. Después de todo, solamente puede controlar magia.

Al controlar el tamaño del globo y la ubicación de la abertura, ella controla el tamaño, la fuerza, y la dirección de las espadas gigantes, pero eso es todo lo que puede controlar. Controla el agujero, así que no puede distorsionar completamente la dirección tomada por las partículas emitidas por el mismo por la gravedad.

En ese caso, ¿qué sucedería si alguien interfiriera con el control que tiene sobre ese agujero?

No es cuestión de fuerza. Si el agujero fuera levemente cubierto, la forma de la abertura cambiaría.

Si Marian activara una espada gris en ese estado, cambiaría como si se colocara un cabezal de ducha en un grifo.

En otras palabras, la abrumadora espada que es producida no sería capaz de mantener su forma y causaría destrucción en contra de los deseos de Marian.

“… ¿Ah?”

En ese instante cuando Marian Slingereyer estaba segura de su victoria, desvía la mirada hacia la funda de la espada mágica en confusión.

Ese es su error. Si tiene tiempo para hacer eso, tal vez hubiera sido mejor desactivar la esfera transparente.

Lo que sucede después es como cuando alguien coloca su pulgar en la boca de una manguera.

La masa de partículas como polvo y tierra han perdido su camino normal hacia afuera y se abren camino forzosamente a través de los diversos esapcios en las orillas.

Una explosión.

Esa palabra lo expresa de mejor forma.

Con un estruendo explosivo, el pequeño cuerpo de Marian Slingereyer es lanzado hacia atrás unos cuantos metros antes de caer.

“¿¡Gaaahhh!?”

Su espalda golpea contra el suelo de concreto y comienza a tener problemas para respirar. Aún así, no suelta la espada Dáinsleif.

Mientras tanto, Kamijou no intenta ir tras ella.

Correr hacia ella sin armas derivaría nuevamente a la situación anterior. Para asegurar su ataque contra Marian usando su éxito anterior, tiene que hacer algo antes.

“Una vez que conoces el truco, es simple,” Kamijou Touma dice mientras corta unos cuantos trozos más de tela de su ropa con el fragmento de oro. “Disparas y después blandes. Tus ataques siempre pasaron por esas dos etapas. ¿Lo hacías para soportar el retroceso? Es por eso que te detenías por un instante antes de abrir el agujero. Tú, esa funda, y la esfera extpandiéndos e de ésta se detenían por completo. Eso hizo que fuera fácil apuntarle. Incluso con mi mano menos hábil, fui capaz de conseguir un golpe directo con un ligero trozo de tela. Si uso mi cuerpo entero y mi mano derecha, mi puntería mejorará. Además, ¿absorbe el polvo y la tierra que necesita como una aspiradora? Si es así, simplemente tendré que lanzarla al azar y será atraída hacia el agujero por su cuenta. De esa forma el agujero siempre quedará cubierto. No tengo idea de saber qué forma tomará la espada explotando, así que existe el riesgo de que también sea afectado, pero ese es tu límite. Si esto fuera piedra-papel-tijeras, solamente serías capaz de empatar o perder. No hay forma en la que puedas ganar.”

“Eso fue… solamente…” Raspando la funda con el suelo de concreto, Marian se levanta lentamente. “Eso fue solamente la funda. Aún puedo desenfundar la espada mágica. Dáinsleif es la espada mágica que causa la guerra que destruye al mundo. Fue creada para destruir a toda la humanidad, así que no puede perder contra una sola persona.”

La chica utiliza su pulgar para alzar la funda.

Si la desenfunda con un movimiento, seguramente se activará en verdad.

Todo lo anterior fueron simples preparaciones. El temor que detiene el corazón de uno y la funda que produce espadas que han destruido la arena no eran nada más que los anillos de Saturno alrededor de la espada mágica.

Si la usara, ¿qué podría suceder?

Tal vez sea algo que supere por mucho cualquier cosa que Kamijou pueda imaginar.

Aún así, el chico le habla directamente a Marian.

“No la desenfundarás.”

“¿Qué…?”

“Si pudieras usar un poder tan abrumador en cualquier momento, hubieras desenfundado esa espada desde el principio. Y no sólo me refiero a esta pelea. Lo hubieras hecho antes de desplegar el Castillo Radiosonda o revelar a GREMLIN ante el mundo. Si pudieras usarla, hubieras podido terminar todas estas peleas antes de que el enfrentamiento comenzara y quedarte con toda la victoria. Hubieras hecho eso si fueras capaz de sacrificar a todos excepto a ti.”

“…”

Es posible que su poder destructivo sea tan grande que la misma Marian no se siente capaz de controlarlo. O tal vez es miedo puro. Simplemente revelar unos centímetros de la hoja es suficiente para detener el corazón de sus enemigos, así que tal vez ella misma sería dominada por el miedo si desenfundara la espada por completo.

Pero…

Hay algo más.

“No querías desenfundarla.”

“¿Qué?”

“No querías desenfundar esa espada mágica llamada Dáinsleif. No querías desenfundar ese objeto espiritual que es simplemente demasiado destructivo.”

“¿¡Por qué piensas eso!?”

“No sé qué tanto del mundo pueda destruir, pero definitivamente podría destruir más de lo que tú quisieras que fuera destruido,” Kamijou dice mientras controla su respiración conscientemente y aprieta los trozos de tela en su mano. “Cuando ese Bersi o Kihara Kagun o cual sea su verdadero nombre murió, algunos tal vez sintieron que todo estaba perdido. Pero tú eres diferente. Aunque sacaste a Dáinsleif, no la desenfundaste. Incluso si perdiste a tu compañero, no querías destruir el lugar en donde ambos pasaron tiempo juntos.”

Un potente sonido ahoga la voz de Kamijou.

Es el sonido del extremo de la funda de la espada mágica raspándose contra el suelo de concreto.

La otra mano de Marian Slingereyer toca la empuñadura de la espada mágica por primera vez.

La sujeta fuertemente.

“Llénate.”

Inmediatamente después de decir eso, un potente relámpago cae desde los cielos, pasando a través del techo del domo. La onda de impacto se expande en todas direcciones. Los muros externos del muro comienzan a crujir. Una gran cantidad de poder mágico llena la funda de la espada mágica y el poder que había sido consumido poco a poco es repuesto.

Está preparándose para usarla.

Está preparando el poder para destruir el mundo.

“La desenfundaré.”

“Entonces hazlo.”

“Al menos, obtendré esta victoria.”

“Incluso si lo haces, no será una victoria para ti.”

Kamijou Touma no dice nada más.

Da un paso hacia adelante. Después otro. Con ese impulso, comienza a correr. Corre directamente hacia Marian Slingereyer.

La chica debería tener tiempo.

Marian Slingereyer debería tener tiempo para desenfundar a Dáinsleif.

Y aún así…

“¡¡Gh… kh…!!”

“Ves, no puedes hacerlo,” Kamijou Touma comenta bruscamente.

Aprieta fuertemente su puño derecho.

“Eso se debe a que eres fuerte. No te sientes en deuda. Si después de tu venganza, tú y todo el mundo desaparecen, ¿quién lamentaría la pérdida de Bersi?”

Ya no necesita nada más.

La funda dorada y el puño derecho del chico cruzan sus caminos.

Con un sonido seco, todo termina.


Parte 5[edit]

“¿Se acabó…?” Kumokawa Maria murmura mientras se sienta en el suelo.

La arena circular ha rebanada en pedazos y el techo del domo también ha quedado destruido. Era soportado por una presión aérea elevada artificialmente, pero la estructura parece estar resistiendo sus últimos momentos. Por supuesto, ellos no tienen idea de cuánto tiempo durará.

Kumokawa siente un intenso frío repentinamente.

El techo destruido deja entrar el clima de -20 grados, pero también es posible que sus sentidos finalmente estén regresando a su cuerpo.

Esa pelea la hizo dudar sobre si en verdad estaba sintiendo algo adecuadamente.

La pelea había estado muy lejos de lo normal para Ciudad Academia e incluso aquellos foráneos de Ciudad Academia probablemente habrían notado que fue algo diferente. Kamijou Touma, el chico que la causó, avanza por la arena que ha sido destruida. Se dirige a Dáinsleif que abandonó la mano de Marian Slingereyer.

“¿Q-qué piensas hacer?”

“Puedo destruir esta cosa,” Kamijou responde sin darse la vuelta. “Marian no podía desenfundarla, pero tal vez haya alguien que sí sea capaz. Podrían soportar el temor para poder controlarla. En ese caso, no puedo permitir que siga existiendo. Quién sabe qué tan destructiva sea.”

Mientras responde, camina sin vacilar hacia la espada mágica qu es el origen de todo ese miedo.

Kumokawa Maria siente que todo realmente terminará una vez que el chico la destruya.

La cadena de peleas sobrehumanas entre Kiharas y GREMLIN en Ciudad Baggage finalmente podrá considerarse como terminada.

Kamijou se agacha frente a la espada mágica y Kumokawa Maria le pregunta algo.

“¿Cómo llegaste aquí? ¿Cómo descubriste lo que GREMLIN estaba haciendo aquí? Parecía ser una teoría diferente a la que utiliza Ciudad Academia.”

“Fue Bersi.”

Su rápida respuesta provoca dolor en el pecho de Kumokawa Maria.

Kamijou continúa.

“Realmente nunca lo conocí cara a cara, pero dejó varias pistas por toda Ciudad baggage que me guiaron hasta aquí. Aún así, se me hace sospechoso que un simple estudiante de preparatoria como yo haya sido capaz de llegar aquí desde Hawái sin ayuda.”

¿Qué tanto de esto fue planeado por ese hombre?

Tal vez sea cierto que la intrusión de Kamijou Touma salvó a Ciudad baggage de la peor conclusión posible. A primer vista parece parte del plan de ese mago como si hubiera dejado todo preparado para que Kamijou Touma lo resolviera todo al final.

Sin embargo, ¿qué tal si Kamijou Touma hubiera terminado con todo desde antes?

¿Qué tal si hubiera roto la ilusión antes?

Las cosas tal vez hubieran erminado de forma diferente. El propio objetivo de Bersi tal vez hubiera sido destruido y todas esas tragedias tal vez hubieran sido evitadas.

Kamijou Touma fue usado por Leivinia Birdway y quiere redimirse por eso.

Sin embargo, ¿hizo lo correcto?

Esta vez, no fue manipuado por nadie, pero no sabe la respuesta a esa pregunta.

Así de perfecto era Bersi.

Si Kamijou Touma tenía éxito, todo estaría bien. Si fallaba, Bersi tenía preparada su propia conclusión.

¿Ése era un ideal puro o la conclusión era demasiado pura y debería tomarse a mal?

“¿Sabes qué tipo de persona era el mago conocido como Bersi… o Kihara Kagun?”

“Sí,” Kumokawa Maria responde después de controlar su respiración.

Como se mencionó antes, Kamijou Touma es alguien externo esta vez. Tal vez simplemente quiere saber quién era ese hombre que le ayudó a llegar hasta Marian.

“No sé mucho, pero al menos sé algo. Tal vez ni siquiera sepa si al final era bueno o malo, pero sí lo conocí. Él es la persona que salvó algunas vidas incluyendo la mía y—al menos para mí--- era un profesor cuyo misterio valía la pena perseguir.”

“Ya veo…”

Kamijou deja de moverse por un momento.

Con un tono de voz bajo, dice una verdad que es imposible de cambiar.

No la grita.

Su voz parece grabarse dentro de él.

“No fui capaz de salvarlo.”

Aprendió una lección con fracaso.

Como si quisiera aprender de esa lección tanto como sea posible, lo dice nuevamente.

“No fui capaz de salvarlo.”

“No importa,” Kumokawa Maria responde sin vacilar. Parece estar aceptando algo. “Fue una muerte ridícula. Tenía una expresión tan satisfecha en su rostro. Estoy segura que eso fue lo mejor para él. Si lo hubiera alargado por más tiempo, simplemente hubiera reducido la pureza de su felicidad.”

Por supuesto, en verdad no es algo tan simple.

Por supuesto, no es algo con una explicación clara.

Por un momento, Kamijou no se mueve.

Pero quedarse inmóvil no ayudará en nada. Si no avanza, la batalla que comenzó en Ciudad Baggage no terminará nunca. Es por eso que Kamijou tiene que continuar avanzando. Estira su mano derecha. Hacia Dáisnleif. Llegará a cierta conclusión cuando destruya ese enorme poder.

Pero…

Una delgada mano femenina sujeta la muñeca derecha de Kamijou para detenerlo.

Kamijou no tiene idea de cuándo apareció esa persona.

“¿Qué-…?”

Deja escapar un tono dubitativo.

Una chica de unos 13 o 14 se encuentra tan cerca de él que puede sentir su aliento. La chica tiene piel blanca y lleva puesto un abrigo de piel que está abierto del frente y unas prendas de cuero negro. Sin embargo, otras dos cosas que lleva puestas llaman más la atención.

La primera es un sombrero puntiagudo de ala ancha como los que usaría una bruja.

La segunda es un intimidante parche cubriendo su ojo derecho.

Quien quiera que sea, Kamijou concluye que pertenece al lado de la Magia y se pone en estado de alerta porque está sujetando su muñeca derecha.

Sin embargo, lo que sucede después va más allá de cualquier cosa que el chico hubiera esperado.

La chica del parche murmura.

“…Esto aún no termina.”

Inmediatamente después…

Sin vacilar…

La chica concentra más fuerza en su agarre, aplastando la muñeca de Kamijou y arrancándole la mano.


37: Destrucción Profunda ル9ニ1bカケrサ991マ[edit]

Un dolor impresionante le arrebata la conciencia a Kamijou Touma el instante en el que su mano derecha es separada. Su figura inconsciente cae al suelo con una facilidad sorprendente. Es mucho peor a haber cortado su mano con un cuchillo. Una increíble cantidad de sangre fresca sale de la estropeada herida, pero el cuerpo del chico ya no se mueve. No se retuerce por el dolor o miedo ni deja escapar algún tipo de grito.

La ahora innecesaria mano derecha es lanzada al suelo.

“Ah… ah…”

Kumokawa Maria es incapaz de moverse.

La gran cantidad de sangre hace que se sienta aturdida.

Pero además de eso, la bruja de un ojo que apareció repentinamente es simplemente demasiado espeluznante. Esto es diferente a Dáinsleif. La sensación es diferente a ese temor superficial fácil de entender. Proviene de las profundidades de las personas sin que ellas lo sepan y lo siguiente que saben, es que la fuerza ha abandonado sus extremidades.

Es similar a como se lleva a cabo la violencia intrafamiliar tras puertas aseguradas pero que es aceptada como una rutina normal incluso por la victima.

Es como el clímax de una discusión sobre quién comerá primero mientras se encuentran en una cabaña y no parece haber señales de pronto rescate en el futuro cercano.

Tal vez pueda ser descrito como un gran temor, pero no es algo que pueda ser rechazado en la superficie como si fuera una flama de la que alejas tu mano por reflejo. Este temor te inunda tan profundamente que crea un ciclo que en un momento normal uno se percataría que és extraño.

Sólo por estar ahí, la bruja de un ojo seguramente incluso puede destruir la moral en los corazones de aquellos a su alrededor.

Por ejemplo, si un ejército fuera a pelear con esa bruja de un ojo, es posible que los soldados comenzaran a pelear sobre quién sería el desafortunado para pararse frente a ella y todos terminarían matándose entre sí.

“Hmm.”

Mientras tanto, la chica de un ojo toma la Dáinsleif de Marian sin siquiera echarle otro vistazo a Kamijou. La espada mágica continúa enfundada y la chica la aplasta con una mano, con funda y todo. Se quiebra. Es como si el arma fuera de chocoalte. Cuando Dáinsleif cae al suelo, pierde su brillo dorado. Después, se oxida, lo que es imposible para el oro puro. Incluso Kumokawa Maria que no sabe mucho acerca de los poderes externos a Ciudad Academia puede deducir que la espada mágica ha perdido su poder.

“En serio, ¿por qué se le ocurriría preparar algo tan peligroso? Tal vez sea una característica de los Dvergr, ¿pero por que tiene que tomarse a una organización como GREMLIN tan a la ligera? …Esto lo arruina todo. Desearía que hubiera pensado el por qué me estaba conteniendo tanto.”

La destruyó porque pensó que era peligrosa.

Es el mismo proceso de pensamiento de Kamijou Touma. En ese caso, simplemente hubiera dejado que Kamijou lo hiciera, pero en vez de eso, lo eliminó sin pensarlo dos veces.

¿Por qué?

Probablemente no tenga ninguna razón.

Simplemente lo vio primero, así que lo eliminó primero. Cuando vio que aún quedaba otro problema, también lo destruyó. Ese es su proceso de pensamiento ya que posee un poder increíble. No puede sentirse una dirección firme. O tal vez, no es necesario que se sienta.

Es la forma definitiva de poder poseída por un individuo.

No piensa sobre qué efecto podría tener en el futuro.

“Q-qué… ¿Quién…?”

“Othinus.” La chica de un ojo pronuncia el nombre de un dios. “A diferencia de cierto fracasado, soy una Majin pura. Si eso no es suficiente para que comprendas, entonces estoy gastando mis palabras. Deberías dejar de intentar comprenderlo.”

¿Existe algún propósito detrás de esas palabras? ¿O simplemente lo dijo en su tiempo libre, porque estaba aburrida, o porque simplemente quería remarcarlo? Esa es la misma forma en la que mata a la gente, la menosprecia, o la salva. Es demasiado simple. Es más simple que un juego de rey de la colina. De hecho, es tan simple que hace que su naturaleza sea imposible de describir.

De pronto, algo cambia.

Algo invisible sale disparado de los restos destrozados de la muñeca derecha de Kamijou Touma.

Con un rugido, se dirige hacia Othinus sin tomar ninguna forma en especial.

Sin embargo.

“… ¿Eso es todo?”

La mano ensangrentada de Othinus sujeta algo.

La bruja de un ojo ladea la cabeza en confusión.

“Parece ser que produjiste resultados decentes durante los momentos finales de la Tercera Guerra Mundial, ¿pero esto es todo lo que encuentro cuando abro la tapa?”

Lo aplasta despreocupadamente.

El poder invisible se retuerce e intenta escapar de la mano de Othinus. Pero es demasiado tarde.

La chica concentra más fuerza en sus dedos ensangrentados y esta vez el poder invisible es destruido y se desvanece en el aire.

La violencia es abrumadora.

La violencia es suficiente para detener ese poder a pesar de que sea desconocido.

La persona que produce dicha violencia no piensa en los efectos que puede provocar en sus alrededores.

Othinus estira lentamente su mano ensangrentada.

Sujeta la parte posterior del overol de Marian Slingeneyer mientras la chica permanece tendida e inmóvil. Entonces Othinus la levanta a la fuerza.

“Me tomé la molestia de venir por ti, así que espero que seas útil,” murmura antes de voltear a ver a Kumokawa Maria.

Pero entonces se queda inmóvil.

La Majin había pasado por alto a Kumokawa Maria por un instante, ¿pero ahora ha decidido matarla en un instante?

Kumokawa Maria piensa que ése es el caso, pero se equivoca.

“…Oh, es el fracasado.”

Inmediatamente después de que resuena la voz de Othinus, aparece otra persona.

En algún momento, un hombre joven y rubio entró a la arena.

No hay ningún lugar en el que haya podido esconderse. No hay señales de que haya usado algún poder psíquico de Ciudad Academia. Y aún así ese hombre rubio se encuentra ahí. No es que haya aparecido repentinamente. Kumokawa Maria piensa de esa forma. No tiene idea de en qué momento llegó.

Y lo más extraño de todo es que el hombre rubio está encarando a Othinus, quien tiene un poder impresionante.

“Majin,” el hombre dice bruscamente. Es como si estuviera declarándose en contra de la persona a la que acaba de nombrar. “Esta vez no estoy aquí por ti.”

La mayoría de la reja conformada por cadenas ha sido destruida, pero el hombre señala hacia la salida principal de la arena.

“Apresúrate y retírate con la Dvergr. Tengo algunos asuntos con ese Imagine Breaker.”

“…”

Othinus permanece callada por un momento.

Pero entonces…

Un impresionante estruendo explota entre Othinus y el hombre rubio.

De hecho, no sólo es uno. Cientos de miles de estruendos explotan a intervaloes tan pequeños que se escuchan como un solo ruido.

Sin embargo, Kumokawa Maria no tiene idea de lo que sucede.

No ve ningún fenómeno visual.

Sólo sabe una cosa.

Ese hombre rubio puede enfrentarse a esa Majin llamada Othinus.

“Detente. Esto no resolverá nada,” dice el hombre rubio.

Seguramente, Othinus simplemente lo estaba probando. Después de unos segundos, los estruendos se detienen.

“¿Crees que un fracasado puede revelarse contra un Majin puro?” pregunta Othinus.

“No, no creo poder ganarte. Si pudiera, te hubiera matado desde hace mucho. Me abstendré de matarte siempre que no tenga métodos para hacerlo. Eso es todo.”

“… ¿Entonces has venido para que yo te asesine?”

“Tampoco es eso. Tú lo sabes. Tal vez seas una Majin, pero no eres perfecta. O más bien, eres demasiado perfecta y esa es una característica problemática. Tú lo sabes y es por eso que has creado este exagerado plan para liberarte de ese dilema.”

“…”

“Tener posibilidades infinitas se escucha bien, pero eso te da tanto la posibilidad de tener éxito como la posibilidad de fallar. Supongo que es algo como la materia y la antimateria. Para todo, tienes que considerar la posibilidad de tener éxito y la posibilidad de fracaso. No importa cuánto poder poseas, tienes una oportunidad de 50/50. Si piensas en ello como una ruleta rusa, es como disparar con tres balas cargadas. Seamos honestos, Othinus. Aunque posees el poder para destruir al mundo, también tienes un 50% de probabilidad de perder contra un niño en un juego de piedra-papel-tijeras. Es casi un milagro que Kamijou Touma haya perdido dos veces. Su mala suerte realmente debe ser algo más. Pero tomando en cuenta esta condición, no puedes simplemente usar todo tu poder cuando quieras. Quieres encontrar una manera para controlar esas posibilidades. El querer incrementar tus posibilidades de victoria es natural, pero cuando tus posibilidades de fracaso también incrementan, necesitas encontrar alguna manera de tratar con eso. 50/50 es lo más problemático de todo.”

Entonces el hombre rubio señala hacia su propio pecho con el pulgar.

Y habla.

“Yo soy un ejemplo impuro que se detuvo en el punto en donde „debí convertirme‟ en un Majin. En otras palabras, pierdo contra ti en poder total, pero soy libre de ese dilema de 50/50. Después de todo, soy imperfecto. A diferencia de tu balance perfecto, mis posibilidades de victoria tienen una desviación.”

“¿Y crees que eso te hará ganar?”

“No, ya te dije que no puedo. Si pudiera, te hubiera matado desde hace mucho,” dice el hombre rubio antes de sonreír y continuar. “Pero eso no significa que no tenga ninguna idea sobre cómo hacerte retroceder poco a poco. Todo gracias a cómo destruiste la mano derecha de Kamijou Touma tan descuidadamente.”

“¿Quieres decir…?”

“La 3ra Guerra Mundial comenzó por un hombre que tenía el poder para salvar al mundo. Tenía el poder para salvar al mundo, pero no podía hacerlo sin una mano derecha para dejar salir ese poder al mundo. Es por eso que usó varios métodos para obtener esa mano derecha. Así es. Acabas de cortar la mano derecha de la cual sólo una puede existir en el mundo.”

Un fuerte ruido metálico es emitido desde arriba.

Viene de uno de los pilares usados para soportar la reja conformada por cadenas rodeando la arena. Un hombre de traje rojo ha aparecido sobre éste en algún punto. Su brazo derecho fue cortado a la altura del hombro. Ahí, puede verse una distorsión espacial antinatural que parece como si se hubiera mezclado agua con azúcar.

“Fiamma de la Derecha, con su poder para salvar al mundo. Y yo, un hombre que puede usar el poder de un Majin incluso si es impuro. …Entonces, ¿qué harás en respuesta a estas posibilidades cambiantes, 50% Othinus? Creo que tienes posibilidades de salir viva de aquí.”

“Hmph,” Othinus resopla.

Mientras sujeta a Marian Slingeneyer con una mano, le da la espalda al hombre joven. Tomará en cuenta la sugerencia de su oponente.

Pero después de dar unos cuantos pasos, Othinus se detiene repentinamente. Lanza a Marian a un lado descuidadamente.

“No, supongo que los mataré,” dice.

Con un potente estruendo, algo más allá del entendimiento de Kumokawa Maria explota.

El Selector Natural, aquel que determina la selección natural. En ese escenario en donde incontables participantes, Kiharas, GREMLIN, Kamijou Touma, y Marian Slingeneyer pelearon, comienza una batalla que lleva el mismo tema pero que se encuentra a un nivel totalmente diferente.

En un pequeño hospital al norte de Europa, las luces se han apagado, así que normalmente no habría más visitantes. Sin embargo, alguien además de los pacientes usuales se encuentra en una de las habitaciones privadas.

Es Brunhild Eiktobel.

Es una extraña chica que tiene las características de nacimiento tanto de una Valkiria de la mitología nórdica como de una Santa del Cristianismo.

Esos dos poderes se oponen entre sí, así que su naturaleza y poder cambian en un periodo de tiempo determinado como los cambios de la Luna.

Como se mencionó antes, no es una paciente.

El paciente en la habitación es un chico de unos 10 años recostado en la cama.

“Quiero un poco de chocolate.”

“No puedes. Ya te lavaste los dientes.”

“Pero no puedo dormir así.”

“Entonces intenta contar ovejas en inglés.”

Si cualquiera hubiera estado ahí para escuchar esa conversación, pensaría que es una charla pacífica, pero Brunhild una vez organizó un ataque terrorista mágico a escala global para vengarse contra aquellos que habían herido a ese chico. Al final, fue derrotada por la Iglesia Anglicana y encerrada, pero su cooperación durante la Tercera Guerra Mundial le permitió quedar absuelta. En ese momento, finalmente pudo reunirse otra vez con ese chico.

Pero ahora siente el final de los tiempos pacíficos.

Despreocupadamente, se lleva la mano izquierda a la muñeca derecha y saca un trozo de madera del tamaño de una estampilla de una pulsera escondida bajo su manga. La superficie tiene runas grabadas y Brunhild murmura algo mientras lo sujeta en su mano.

Es un sello para dormir.

En la mitología nórdica, se dice que fue usado por Odín para sellar a una Valkiria descontrolada, y como lo sugiere su nombre, las líneas de runas causan sueño.

Los efectos llegan rápidamente.

El chico pierde la conciencia y es llevado rápidamente al país de los sueños. Brunhild deja el trozo de madera sobre la frente de éste.

“No necesitas ver lo que está por suceder. Espero que al menos tengas dulces sueños,” murmura mientras alisa la sábana.

Entonces se levanta de la silla plegable al lado de la cama.

Se da la vuelta.

En algún momento, la puerta de la habitación fue abierta. Alguien se encuentra ahí. Es una mujer alta. Lleva un traje ajustado y una chaqueta se encuentra atada alrededor de su cintura por las mangas. Sin embargo, lleva una espada occidental a la espalda y un adorno para cabello con plumas de pájaros sobre sus orejas. Emite la misma impresión artificial que Brunhild.

Brunhild Eiktobel frunce levemente el ceño.

“Ahora que lo piensa, había un experimento mágico para convertir a las personas en Valkirias después de nacer al distorsionar las partes importantes de la gente como cambiar el tipo sanguíeo de uno con un trasplanté de médula. Escuché que el experimento se detuvo, pero supongo que se creó una nueva generación en algún momento.”

“…”

La Valkiria artificial unhala levemente como si quisiera responder.

Sin embargo, no sale ninguna palabra.

Inmediatamente después, la patada de Brunhild golpea a la Valkiria artificial en el abdomen.

Lo que sucede después va mucho más allá de simplemente haberla lanzado.

Se estrella contra el muro. Como si el cuerpo de la Valkiria artificial fuera un globo de agua lleno de cátsup, algo de color rojo oscuro salpica el muro del corredor fuera de la habitación. Cuando es posible que alguien pueda herir a ese chico, Brunhild no se contiene. Sin pensarlo dos veces, se haría enemiga de las 6 o 7 millones de personas que conforman al mundo.

Y su decisión parece haber sido acertada.

La superficie de la mancha roja en el muro se mueve. Forma un rostro gigante. El líquido viscoso vibra para formar una voz que concuerda con la boca moviéndose.

“Nuestra información era correcta.”

Aún no está muerta.

La Valkiria artificial seguramente puede retomar su forma anterior y comenzar nuevamente.

Ni siquiera Brunhild sabe cómo puede lograr hacer algo tan espeluznante.

“El verdadero problema es ese chico. Si podemos capturarlo, podremos obtener libremente todos los secretos de Brunhild Eiktobel.”

“…”

Ignorando cualquier tipo de estrategia, Brunhild simplemente reacciona a ese comentario y sale de la habitación del hospital en silencio.

Y entonces se percata de algo.

A la derecha y a la izquierda del corredor se encuentran más de 10 personas. Las Valkirias artificiales la estaban esperando.

“Gracias por esperar,” la chica murmura antes de patear una espada en el suelo y atraparla con una mano. Ni siquiera necesita desenfundarla. Murmura algo y el filo de la hoja rebana la funda desde el interior. Es la espada que la Valkiria artificial a la que derrotó primero había dejado.

Brunhild normalmente prefiere una pesada espada Claymore que pueda destrozar al oponente con armadura y todo, pero no es el momento de quejarse.

De hecho, no tiene garantía de poder sobrevivir.

Tal vez sea capaz de ganar en una pelea pura a muerte, pero las Valkirias artificiales conocen las debilidades de Brunhild. Si vienen ataques de 10 direcciones distintas al mismo tiempo mientras ella tiene que proteger al chico, la dificultad crecerá considerablemente.

Y si sólo uno de los puede sobrevivir, Brunhild escogería sin duda a ese chico.

Es por eso que es probable que pierda contra un oponente al que normalmente debería ser capaz de derrotar.

Cuando Brunhild „desenfunda‟ la espada, las Valkirias hacen lo mismo al unísono.

Es en ese momento cuando algo impacta contra el corredor del hospital con la fuerza de un camión cisterna.

Un grupo diferente de Valkirias artificiales que estaban esperando fuera del hospital han sido lanzadas y ruedan por el suelo.

Alguien las ha lanzado con una fuerza increíble.

Todas las miradas se desvían en dirección hacia dónde provino ese incidente. Al final del oscuro corredor (tomando en cuenta el silencio a pesar de la conmoción, seguramente los doctores y otros pacientes deben estar bajo algún hechizo mágico), la débil luz de la señal de salida de emergencia provee suficiente brillo para ver la figura de alguien ahí. La extraña mujer lleva una blusa arrugada y pantalones, así como un delantal de trabajo. En general, emite la imagen de una sirvienta.

Además, Brunhild puede detectar una sensación similar a sí misma. Pero no del lado nórdico de las cosas. En el sentido cristiano.

“… ¿Una Santa? ¿Qué número eres?” pregunta Brunhild.

La sirvienta rubia sonríe y se rasca la cabeza.

“Lo olvidé. Aunque creo que me ubico por encima de ti.”

“¿Por qué estás aquí?”

“Me gustan las cosas simples. Sin importar lo que piense sobre ti, tu deseo de proteger lo que te importa no está mal. Odio a aquellos que amenazan ese deseo por sus propios beneficios. Eso es todo.”

Las Valkirias artificiales cambian su formación. Para acabar rápidamente con las dos enemigas, cambian la dirección de las orillas de sus espadas.

Sin embargo, la sirvienta rubia sólo sonríe y dice, “Y yo no soy la única que se siente de esa forma.”

Algo sucede inmediatamente después de eso.

Proviene del lado opuesto del corredor. Después de un intenso tremor, más Valkirias artificiales salen volando desde más allá de la oscuridad. Una pequeña chica aparece, caminando por el pasillo. Lleva una vara en su mano y es la líder de una cábala mágica occidental moderna.

Es Leivinia Birdway.

“Invertí demasiado. Necesito asegurarme de que obtendré algún tipo de beneficio. Me alegro de tener algunos miembros nórdicos capaces. A diferencia de con Cendrillon o Saronia A. Irivika, parece ser que obtendré información interesante de esto,” la chica dice mientras gira su vara. “Tal vez no tengo derecho a hablar, pero estoy comenzando a molestarme por lo libertinas que son sus acciones, GREMLIN. ¿Entonces qué les parece hacerme compañía? Puedo usarlas para desahogar el estrés que me han causado.”

“…”

Las Valkirias artificiales se detienen un momento.

Parece como si estuvieran dudando ante el cambio en la situación, pero no es así.

Brunhild Eiktobel es la primera en percatarse.

“Ya veo. Así que de eso se trata.”

Alza la mirada hacia el techo e ignora los materiales de construcción para concentrarse en el cielo.

Observa al asesino volando ahí.

“Aún quedan unos pocos de ellos. Y se han adentrado a mi cabeza. Desviaron mi atención con la pelea para reducir mis defensas mentales y así obtener información sobre Gungnir.”

Esa es la lanza usada por Odín en la mitología nórdica. Es el símbolo del poder que posee ese dios. Brunhild Eiktobel una vez usó ese objeto espiritual nórdico definitivo en su venganza por el bien de cierto chico.

“Eso realmente no importa,” dice tranquilamente la sirvienta rubia. “Podemos simplemente tomar algunas pistas sobre GREMLIN a cambio. Después de eso, podremos ir a sus cuarteles y aplastarlos para recuperar lo que robaron.”

El resultado es más claro que el día.

Mientras la Majin Othinus sale de Ciudad Baggage, su expresión es indiferente a pesar de la ventisca de -20 grados.

Habla con la persona caminando a su lado.

“¿Ya has enfriado tu cabeza?”

“…”

Marian Slingeneyer no responde.

Realmente ella no es la que está caminando. Está siendo cargada sobre el hombro de alguien como un costal de arroz. Está demasiado cerca de la persona como para verla en su totalidad, pero aún así puede decir de quién se trata. El aroma de la persona y la sensación de su piel son nostálgicos. Pero algo anda mal. Es como la diferencia entre alguien que está dormido y alguien que está muerto.

Marian finalmente logra abrir la boca.

“Bersi.”

No obtiene respuesta. El hombre que alguna vez fue su compañero camina silenciosamente.

Incluso en esa ventisca, no tiembla ni siente escalofríos.

Marian Slingeneyer sabe lo que ha sucedido.

La Majin habla de forma directa.

“La diferencia entre los vivos y los muertos es muy sutil.”

“Así que tenemos un nuevo miembro de los Einherjar.”

Es una técnica casi idéntica a la modificación humana que ejecuta Marian. Excepto que esta se especializa en cadáveres. Se introduce oro en las partes importantes del cuerpo humano y el cadáver puede ser controlado sin descomponerse.

La Majin se escucha aburrida mientras habla.

“Por favor prométeme que no te quejarás como los demás en Ciudad Baggage. Tú sabes, algo como '¿Cómo te atreves a hacer eso cuando ese profesor tenía una determinación al punto de morir para completar su objetivo?'.”

“…No lo haré.”

Marian no tiene suficiente energía ni siquiera para gritar aunque quisiera.

Algo definitivo ha sido perdido en ese mundo.

“¿Qué sucedió con aquellos que se quejaron? ¿También los convertiste en parte del ejército de los muertos?”

“No. Como siempre, alguien se metió en mi camino.”

Alguien interfirió.

Para Othinus, el número de personas que pueden hacer eso es bastante limitado.

“El fracasado… ¿Ollerus apareció?”

“Hasta ahora, siempre que lo enfrento, terminamos en empate. Así es como siempre salen las cosas. Aunque en algún punto tendré que hacer algo con él.”

La única debilidad de esa chica.

Una amenaza mayor que el Imagine Breaker.

Sin embargo, la expresión de Othinus no cambia mientras habla. Para ella seguramente es algo similar a ver un rompecabezas que ya sabe cómo resolver. No necesita pensar en ello. Solamente tiene más trabajo que requiere esfuerzo físico como si tuviera que limpiar un cuarto desordenado.

Marian Slingeneyer le pregunta algo mientras siente una calidez antinatural proveniente del cadáver que no se descompone.

“¿Qué hay con el holismo?”

“Ya que el Imagine Breaker destruyó algo, algo como lo que queríamos se encontraba ahí. Sin embargo, hay unas cuantas barreras que necesitamos superar antes de poder lograr ese fenómeno con un solo cerebro. Para ser honesta, no creo que un simple humano pueda hacerlo.”

“¿Si necesitamos a alguien que sea más que humano, tú no puedes hacerlo?”

“Un Majin es parte del mundo de la magia. No quiero entremezclar poderes psíquicos.”

Los poderes psíquicos holistas son diferentes a los de Ciudad Academia, así que es posible que no ocurran efectos secundarios. Sin embargo, Othinus parece ser precavida. Es la Majin que se encuentra por sobre todos los demás, pero aún así es precavida.

Después de un momento de silencio, Marian dice, “¿Entonces, cuál es nuestro siguiente objetivo?”

“Adquirimos el horno en Hawái, la información sobre la lanza debe de ir bien, y seguramente podremos obtener al espécimen necesario para el holismo. Ese espécimen debe tener características que sobrepasen a aquellas de un humano normal. Además, esa persona no debe ser un Santo o una Valkiria que reciba apoyo de la magia. Tampoco debe haber pasado por el desarrollo de poderes psíquicos de Ciudad Academia. No existen muchos especímenes naturales así.”

“¿Sabes en dónde se encuentra una persona como esa?”

“En Ciudad Academia,” dice Othinus.

Y entonces agrega un comentario más.

“En un edificio sin ventanas. Ese espécimen está durmiendo tranquilamente dentro de una de las estructuras principales que soportan ese enorme edificio.”

La conciencia de Kamijou Touma regresa y se va de forma intermitente.

Perdió la conciencia debido al intenso dolor por haber perdido su mano sin anestesia y el impacto por perder tanta sangre al mismo tiempo. Eso fue lo que sucedió. Pero hay algo extraño. Incluso si su corazón continúa latiendo irregularmente, la causa de todo eso ha desaparecido. Por completo. El chico puede saberlo cuando mira débilmente hacia su brazo derecho.

Su mano derecha se encuentra…

Conectada.

Kamijou intenta abrir la boca y hablar, pero un sonido seco es todo lo que sale. Está seguro de haber recibido ese daño. De hecho, aún está causando estragos dentro de su cuerpo. Y aún así su brazo está completo. Sólo para su brazo, es como si nada hubiera sucedido.

Alguien habla.

“Increíble. Si hubiera sido cortada con una hoja fina, eso sería una cosa. Pero fue arrancada.

Normalmente, ni siquiera el hueso debería haber sido capaz de conectarse nuevamente, mucho menos los nervios.”

Alguien más habla.

“Fue igual cuando yo lo hice. Ésa es la prueba de que el Imagine Breaker de la generación actual aún continúa adherido a él. Hay un significado sobre el por qué esa mano le pertenece. Para decirlo de otra forma, la mano derecha solamente es la mano derecha cuando se extiende desde su hombro.”

“Me pregunto si ellos se dieron cuenta de eso.”

“Quién sabe. Tal vez sólo querían acelerar la siguiente generación. Después de todo, las intenciones de Kamijou Touma son difíciles de usar para GREMLIN. Sería más rápido si lo transfirieran a otra cosa. Por supuesto, eso solamente si su objetivo es el Imagine Breaker.”

“Teóricamente, tal vez en verdad sea más rápido usar el Imagine Breaker debido a que su naturaleza de Majin es demasiado fuerte e interfiere en su camino.”

Aún tendido en el suelo, Kamijou Touma mira hacia el techo.

Alguien lo observa fijamente.

El chico intenta preguntar algo, pero alguien más habla primero.

“A mí también me encontró en una situación similar.”

“Ahora que lo pienso, también habías perdido tu brazo derecho. Aunque éste parece haberse reconectado.”

Entonces la primera persona responde como si supiera lo que Kamijou tenía pensado preguntar.

Se presenta con un tono de voz tranquilo.

“Soy Ollerus, el hombre que debió convertirse en un Majin.”

La creación de un punto de contacto.

Una conexión clara.

Ese gran elemento incierto aparece a pesar de que no queda claro si realmente debería encontrarse con Kamijou Touma, el dueño del Imagine Breaker.

Ollerus continúa hablando con Kamijou mientras éste se encuentra en el suelo.

“Probablemente tomará algo de tiempo hasta que esa mano derecha que se acomodó en su lugar por su cuenta regrese a la normalidad. Pero gracias a la naturaleza de esa mano derecha, Fiamma y yo no podemos hacer mucho. Cualquier método que pueda ayudar con el dolor simplemente será negado.”

“…Ah…”

Kamijou Touma mueve la boca y murmura otro sonido con voz quebradiza.

Ollerus asume que está pidiendo que lo curen o que reduzcan el dolor a pesar de saber que es inútil. Ollerus no puede culparlo ya que su mano derecha fue arrancada y sanada en un lapso de 20 minutos o menos.

Pero eso no es lo que Kamijou quiere pedir.

Finalmente logra hablar con voz temblorosa.

“Todavía… debe haber… muchas personas esperando a ser rescatadas en Ciudad Baggage.

Incluso si los Kiharas y GREMLIN se han retirado, las cicatrices permanecen. Necesito… necesito salvar a esas personas a las que no pude ayudar por no llegar a tiempo…”

Al escuchar eso, Ollerus forma una leve sonrisa.

Y habla.

“Entonces no impediré que te sobre esfuerces. Lo primero es el análisis y recuperación de las personas que Marian Slingeneyer dejó atrás. Una parte de los soldados que usó, así como Cendrillon que fue convertida en una mesa pueden ser regresados a la normalidad con tu mano derecha y nuestro intelecto.”

“So…breviví…” murmura alguien totalmente insignificante.

De pie en la ventisca de -20 grados se encuentra Shar Berylan. De los soldados protegiendo Ciudad Baggage, no tiene idea de cuántos han sobrevivido (la red entre soldados no funciona, así que sabe que algo no anda bien), pero parece ser que él fue elegido como uno de ellos.

Él mismo no comprende por qué es así.

¿Salió beneficiado al no acercarse al centro de la tormenta? ¿Simplemente es más habilidoso de lo que pensaba? ¿O fue pura suerte?

“Terminen el combate. ¡Repito, terminen el combate! Los altos mandos decidirán todo a partir de ahora. ¡Cualquier acción agresiva adicional nos pondrá en una situación más desfavorable!”

Ha estado escuchando ese tipo de cosas a través de las sub-frecuencias de radio fuera de la red, pero el hecho de que escuche una orden oficial de los altos mandos tiene un significado. Las cosas realmente han terminado. Asumiendo obviamente que todos aquellos que pelearon en serio no se encuentran enterrados bajo la nieve y que realmente hay más personas escuchando la transmisión.

Shar se pregunta qué puede hacer ahora que sobrevivió.

Fue contratado por Ciudad Baggage y los Guardianes de la Ciencia Anti-Ciudad Academia, pero claramente han sido derrotados. Incluso si los altos mandos se reforman, Shar jura en silencio que no responderá a sus llamados. Ciudad Academia es un monstruo. Antes pensaba que los rumores eran exagerados, pero la realidad es 5 o 10 veces peor.

Un poco lejos de la ubicación de Shar, algo ha caído sobre la nieve. Incluso en la ventisca, no ha sido cubierto totalmente por la nieve, así que resalta de forma anormal.

“¿Los restos de un bombardero de Ciudad Academia?”

Naturalmente, eso sería un buen conjunto de tecnología. Shar no tiene idea sobre cómo manejar algo como eso, pero habrá gente que lo quiera. Y él puede necesitar algo de dinero para su retiro.

Es afortunado. La suerte que lo ha llevado a sobrevivir a esa batalla aún lo acompaña.

Pensando en eso, Shar estira la mano para recoger el fragmento que es lo suficientemente grande como cargarlo con ambos brazos.

Pero entonces…

“Rápido, rápido. Si los rastros se disipan, tendremos que excavar en toda esta nieve. Recupérenlo todo antes de que sea tarde.”

“¿¡…!?”

Shar se esconde frenéticamente detrás de un vehículo inservible. Varios trajes especializados aparecen con lentos movimientos… ¿Ése es un término correcto para ellos? Sean lo que sean, parecen disfraces de escorpiones o libélulas bizarros y caminan a través de la ventisca como si fuera una broma.

Shar se pregunta por qué hablan directamente entre sí en vez de usar la radio.

Tal vez son simplemente tan poco humanos que podrían perder el sentido de quienes son sin comportarse como humanos.

“Me refiero a todo tanto del lado de Ciudad Academia como del lado de los Guardianes de la Ciencia Anti-Ciudad Academia. Ya se utilizable o no, junten todo. Los capilares de Información de Feromonas se crearon para hacerlos explotar. Sigan el olor y recupérenlos antes de que desaparezca el rastro.”

“¿Qué hacemos si alguien interfiere?”

“Elimínenlos. No importa si saben lo que tienen o no. Incluso si piensan que tienen un trozo de OVNI o creen que se trata de un OOPArt, háganlos pedazos. Los rastros son débiles ante el calor intenso, así que las flamas pueden haber debilitado el aroma. Tengan cuidado.”

“…”

Shar Berylan retira su brazo estirado y se aleja rápidamente de los restos.

La velocidad con la que ejecuta esos cambios debe ser la razón por la cual sobrevivió.

Un poco después de que el incidente en Ciudad Baggage terminó, llegó cierta persona. Es una mujer joven que lleva puesto un traje barato. Parece como si fuera a asistir a una entrevista de trabajo. Sin embargo, los documentos en el enorme sobre que lleva tienen información secreta que ni siquiera el líder de una nación entera tiene permitido ver.

Ella tiene el control de algo a nivel global.

El anciano hombre que está temblando en el interior de Ciudad Baggage no es reto para ella.

Los verdaderos altos mandos de Ciudad Baggage y los Guardianes de la Ciencia Anti-Ciudad Academia han sido totalmente eliminados por los Kiharas. Este hombre es el único que creó las normas de la gigantesca organización. Cuando una joven mujer que desafía al mundo se presenta ante él, la derrota del anciano es casi un hecho.

También es un hecho que el derecho a decidir cayó sobre sus hombros.

Todos sus superiores han sido derrotados.

“Muy bien,” dice la mujer. “Espero que ahora comprendas lo peligrosas que son las cosas que tenemos en Ciudad Academia. Por ese propósito perdimos a tres… no, a cuatro Kiharas. Pero supongo que es un precio justo por semejante demostración. El Número Dos, Kakine Teitoku, también adquirió una técnica para crear células humanas usando Materia Oscura, así que la pérdida ya ha sido compensada.”

El número de víctimas no fue ni siquiera 1/1000 del número que la mujer esperaba.

Seguramente, fue gracias a las acciones del Kihara irregular que los espectadores fuera de la pelea no recibieron daño alguno.

La mujer no puede explicarlo con números simples, así que no está muy segura sobre si el miedo se ha infiltrado adecuadamente. Sin embargo, el hombre se siente sorprendido por otra cosa.

“¿Un precio… justo…?”

“Sí. Un precio justo por dar a entender sin el uso de palabras que esas quejas de los Guardianes de la Ciencia Anti-Ciudad Academia no son sólo inútiles, sino que de hecho tienen un efecto negativo.”

Mientras habla fluidamente, la mujer señala los documentos que ha colocado sobre la lujosa mesa.

Golpea levemente lo que está señalando.

“No me digas que pensaste que esos eran los únicos Kiharas.”

“Si hay más, siento que esto tiene el efecto opuesto,” el anciano dice después de concentrar una casi inexistente cantidad de coraje. “Si Ciudad Academia tiene más de esas cosas, es peor de lo que pensábamos. ¡Es un peligro para el mundo entero! Tendremos que levantarnos por el bien de la paz. ¡¡Especialmente ahora que nos han mostrado lo que realmente son!!”

“Qué irritante…”

La mujer de traje se lleva una mano a la frente, molesta.

Entonces menea la cabeza.

“Lo has malentendido.”

“¿Qué…?”

“¿Qué crees que son los Kiharas? Por favor no me des una respuesta corriente como que crees que son una fuerza de élite creada por Ciudad Academia.”

Con su dedo índice retira hacia un costado algunos documentos para revelar otro documento oculto debajo de éstos.

Da un resumen de lo que dice.

“Es un tipo de efecto secundario. Cuando las personas desean hacer mal uso de un campo de ciencia pura, alguien aparece para hacerlo en verdad. Eso es un Kihara. Actualmente, la mayoría de la tecnología de punta del mundo le pertenece a Ciudad Academia. Es por eso que los Kiharas están reunidos ahí. Al reunirlos, pueden ser controlados.”

“Tú… quieres decir…”

“Pero si esa reunión en Ciudad Academia fuera destruida y la ciencia se diseminara por el mundo, los Kiharas naturalmente comenzarían a surgir por todo el mundo. Actualmente están atados a una sola línea de sangre, pero eso no es una necesidad. Si ustedes los Guardianes de la Ciencia Anti-Ciudad Academia se expanden, el mundo será infestado por Kiharas junto con la tecnología.

Ciudad Academia será incapaz de controlar algo así.”

Hay un ejemplo bastante simple.

El hereje Kihara Kagun que apareció en Ciudad Baggage. Kihara Kagun, el miembro de GREMLIN que utilizaba el nombre de Bersi.

Tal vez fue debido a que él se unió a GREMLIN que ellos desarrollaron un ambiente que les permite usar tecnología científica.

Pero tal vez no sólo fue eso.

Tal vez Kihara Kagun estaba destinado a unirse a GREMLIN por la simple razón de que GREMLIN planeaba reforzar su magia con tecnología científica.

“Muy bien, anciano. Los Guardianes de la Ciencia Anti-Ciudad Academia fueron creados para no permitir que Ciudad Academia continúe con su tiranía, ¿pero están preparados para apegarse a ese ideal suyo incluso si crean un mundo que será tragado por las toneladas de Kiharas apareciendo naturalmente?”

La mujer toma una sola hoja de papel.

Es un contrato con contenidos simples.

Simplemente al firmar la parte inferior de la hoja, la pelea terminará para el anciano y los demás a su lado.

En la forma de derrota, por supuesto.

En realidad, no es más que un ritual para dejar que el anciano y los demás se enteren del resultado ya conocido.

“Tú…” dice el anciano mientras sujeta el bolígrafo con una temblorosa mano. “Hablas sobre los Kiharas de forma tan tranquila. ¿Quién eres?”

En respuesta, la mujer forma una leve sonrisa. Toma el abrigo blanco que había doblado y colocado sobre el respaldo de la silla. Lo extiende y se lo pone. No es un abrigo ordinario. Es una bata de laboratorio.

“También soy una Kihara. Kihara Yuiitsu. Soy una de aquellos que siempre aparecerán siempre que los humanos utilicen la ciencia.”

La mujer que describió la pérdida de cuatro Kiharas como un pequeño sacrificio deja Ciudad Baggage con una sola hoja de papel.

Lo hace tan tranquilamente.

Se siente como nada más que alguien colocando una barda el fin de semana después de que su perro escapó del jardín.

Con eso, el incidente llega a su fin.


Notas finales[edit]

Para aquellos que han comprado los volúmenes uno a la vez, ha pasado tiempo. Para aquellos que los compraron al mismo tiempo: gusto en conocerlos.

Soy Kamachi Kazuma.

¡¡Ya estamos en el cuarto libro!! Este volumen no usó el concepto de capítulos de libros anteriores.

Lo hice así para crear un efecto en el cual el lector no fuera capaz de predecir lo que sucedería después ni supiera quién iba a morir, y crear una regla para revelarlo todo cerca del final. Ese pequeño truco que requiere que uno piense maneja toda la historia esta vez.

En esta ocasión, el tema principal es sobre las relaciones entre micro y macro. Pero ya que la historia no está dividida en capítulos individuales esta vez, tal vez sea difícil comentar acerca de los episodios diferentes. Así que, ahora, romperé las reglas y describiré a los personajes que aparecieron. Después usaré la comprensión de esos personajes que manejaron la historia para concluir.


Kihara Ransuu.

Un investigador trabajando en el desarrollo de químicos que afectan al cerebro. Creé a este personaje viendo desde un ángulo sobre qué tipo de habilidad se necesitaba para crear el Five_OVER de la Número Cinco.

La habilidad en sí es algo complicada, pero él es el más cuerdo mentalmente entre los Kiharas que aparecieron esa vez, y es alguien que podría entender fácilmente a las personas. Se encuentra en la clase media-baja de su familia, y trabaja al observar a las personas mirando una ceremonia deportiva y considerando ese tipo de cosas. Sería muy afortunado para él si pudiera obtener cualquier tipo de información como Kihara.

Hubo un montón de ilusiones extremas en esta historia, pero originalmente él era habilidoso en el control de emociones de cierto tipo. Por ejemplo, podía usar una orden como „No sé por qué, pero el pomo de la puerta se siente extrañamente espeluznante No quiero salir‟ para limitar el movimiento de su objetivo antes de matarlo con una pistola o cuchillo. Así era su estilo de pelea.

Él mismo mencionó que sentía que las ilusiones reales eran hechas para matar el tiempo ya que era muy aburrido acabar rápidamente con el enemigo.

…Al final, conoció a alguien con una habilidad similar, y finalmente quedó atrapado en ese ciclo de ilusiones como si estuviera frente a un espejo.


Kihara Enshuu.

Ella fue como… un producto dañado de la familia Kihara, pero en verdad, era una chica que usaba su inteligencia para llegar a lo más alto del grupo. Aparecían gráficas alrededor de Enshuu en los monitores, y esa era la función de su Smartphone colgando de su cuello el cual podía agregar la información de forma semi-automática.

Mi concepto inicial era hacer un robot Kihara. Pero mientras pensaba en ello, no hay un robot que pueda hablar de una forma exactamente igual a un humano, así que hice unos cuantos cambios a su diseño (aunque es como observar un mundo en donde los microbios en marte se hablan entre sí en japonés…). Si no le permití pensar como humana, al menos debía darle aspecto humano. A primera vista, parecía como si los humanos estuvieran usando algún tipo de programa para crear esa habilidad. Pero si no era una chica, la persona usándolo se convertiría como una persona siendo controlada por el programa… De hecho, existen casos en los que las personas terminan en situaciones así debido al exceso de confianza en cosas como aparatos para medir el peso o sitios de adivinación. Al final, ¿eso también se considera una maldición?

Por cierto, mi impresión final sobre Kihara Enshuu es la de una chica extremadamente ordinaria que puede transformarse glamorosamente con el poder de los Kiharas.


Kihara Byouri.

Aunque a menudo se referían a ella como una tía (obasan), realmente es como una hermana mayor en pijama… ¿De qué edad deberían ser los personajes llamados „tías‟ en las novelas ligeras? Ella es un personaje al que le gusta hacerse la enferma, está llena de misterios, y es el personaje líder creado a partir de la tradición japonesa de las transformaciones. Me gustan los enemigos poderosos que son difíciles de derrotar y algo con lo que pueda sentirme cómodo, así que su característica más llamativa era el ajuste de fases para mostrar a propósito que no podía levantarse. Ésa es la razón por la que Kihara Kagun mantenía su guardia en alto cerca de ella.

Esta vez, utilicé el poder del Número Dos. Pero incluso si no usara ese poder, simplemente podría usar el conocimiento y habilidades de una Kihara para modificar su propio cuerpo imprudentemente.

Al final, Kihara Byouri fue formada básicamente a partir del cambio de fases mas la anticipación de los ataques del lado de la Ciencia. Así que si fuera atacada por algo no relacionado a la ciencia, esa estrategia de pelea que requería transformarse unas cuantas veces y volverse más fuerte lentamente no hubiera funcionado.


Kihara Kagun.

El as esta vez. Originalmente no estaba limitado solamente a trabajar con experiencias cercanas a la muerte, sino con todo lo relacionado a la vida y el alma que no era sobrenatural. Los explicaba con métodos científicos e intentaba concluir que la vida humana realmente existía, y que no cambiaría su valor debido a cambios repentinos en una situación (básicamente, el objetivo de este Kihara era bueno… sólo el objetivo). Sin embargo, durante sus experimentos, creó la habilidad de activar y desactivar la vida humana, y se percató de que si continuaba con ellos, incluso si el valor de la vida humana nunca cambiaba, se le tendría en una base muy baja, y dejaría de ser investigada.

Como investigador, sin duda mató a la mayor cantidad de personas entre los Kiharas. Pero el daño total hecho es de 0 ya que revivía a los muertos, lo que lo hacía alguien con una experiencia abrumadora.

Parecía ser un profesor gentil que escapó para buscar venganza. Pero después de pensarlo un poco, este hombre tal vez obtuvo el poder para vengarse, pero también estuvo de acuerdo con los incidentes del Castillo Radiosonda y de las islas Hawaianas. Ayudó a la audiencia de Ciudad Baggage, pero también formó parte de la acción en la ciudad. Puede ser considerado como parte de los Kiharas cuando se trata de alcanzar un objetivo y destruirlo todo para lograrlo… En otras palabras, este Kihara fue liberado porque protegió a los niños del asesino que se atravesó en su camino, pero finalmente no pudo controlar sus acciones.

…Así que, debido a que sucedió algo así, Kumokawa Maria concluyó que el „lo lamento‟ no iba dirigido sólo a ella, sino a los demás. De hecho, Kumokawa Maria es una de los demás. Eso se debe a que el profesor en el que gastó tanto tiempo buscando dejó de exsitir.


Bersi.

Le daré un análisis aparte para distinguirlo de Kihara Kagun. Ya que poseía un hechizo defensivo que anulaba completamente heridas mortales, era un personaje problemático al que no le importaban las personalidades ni los hábitos de otras personas y que interferiría a través de pequeñas acciones. Lógicamente, si alguien con emociones ordinarias terminara en una situación así, su mente se derrumbaría primero. Sin embargo, evité el problema mencionado antes al mencionar que su investigación resultó útil en ese hechizo.

Podía anular ataques fatales, pero también tenía el hechizo de una espada que incrementa su poder destructivo cada vez que era atacado. Así que, cuando enfrentaba un feroz ataque enemigo, podía usar un hechizo que tuviera un límite infinito. Es diferente a Accelerator en cunro a que no sólo controla un ataque, pero lo que es digno de remarcar es que una vez que su poder se incremente, puede mantener ese poder destructivo cuando pelee con otro enemigo en el futuro.

Como su nombre lo sugiere, realmente es un bastardo que se multiplica.

Sin embargo, no sería capaz de pelear hábilmente si su poder de ataque no se encuentra bien afinado. Así que no está acostumbrado a atacar a otros. Es debido a esto que al principio usa sus puños para pelear. Esto podría tomarse de alguna forma como el deseo de Kihara Kagun de enfrentarse a su objetivo en terrenos iguales hasta la muerte.

Por cierto, Kihara Ransuu y Útgarða-Loki, quienes fueron eliminados al principio, serían los enemigos naturales de Bersi.


Útgarða-Loki.

El ilusionista del lado de la Magia. Como Sigyn y Marian, originalmente era un mago que no tenía pensado formar parte en una pelea directa. En cuanto a por qué unas personas así se reunieron en Ciudad Baggage, supongo que todos pudieron explicar a partir de la explicación de cierto plan al final del libro. En otras palabras, GREMLIN no buscaba ganar. Lo importante era ajustar adecuadamente el ambiente en Ciudad Baggage que quedó envuelta en la pelea.

Para GREMLIN, no tenían necesidad de entrar en acción en Ciudad Baggage, pero los Guardianes de la Ciencia Anti-Ciudad Academia decían que querían reemplazar a Ciudad Academia y crear una norma estándar para los poderes sobrenaturales, y trajeron a discusión sus extraños intereses e hicieron uso de ellos.


Sigyn.

La persona que cayó al inicio de la pelea. Originalmente no solamente podía dar sugerencias a sus aliados, sino que también podía dar sugerencias incorrectas al enemigo y causar que se auto-destruyeran. Así que había muchas maneras en las que podía atacar.

Era más apta en el análisis de la lógica del oponente en vez de su magia, y eso lo aprovecharía.

Sería una experta en los debates. Su habilidad para cubrir manipular la lógica también podía ser usada en la magia, y así fue como entró a su profesión.

Ella simplemente sugeriría, y la gloria sólo le pertenecería cuando dichas sugerencias tuvieran éxito. Es debido a que era tan irresponsable que no hubiera vacilado en traicionar a sus aliados cuando tenía un entendimiento tan débil sobre ellos incluso si no hubiera terminado como lo que sucedió en este volumen. Es un personaje que sería interesante si es que no fue modificada en una silla o mesa por Marian, de quien hablaremos a continuación.


Marian Slingeneyer.

La culpable de llevar la cantidad de sangre a altos niveles en esta historia. Una fanática de la modificación de cuerpos humanos… Pero uno puede deducir del drama cuando sacó a Dáinsleif que originalmente no se especializaba en la alteración de partes humanas.

En el volumen se menciona, pero modificar partes humanas enemigas a propósito en formas terroríficas es una elección estratégica en batalla para acabar con la voluntad de pelea del contrincante.

Así que ella puede modificar algo que no es humano también. Puede modificarlos en hombres apuestos y mujeres hermosas. Las herramientas completas pueden usarse para refinar minerales, y ella necesita cálculos precisos, como los que se usan en los misiles guiados, para modificar formas de vida. Como sea, supongo que se basa en ese tipo de reglas.

…Es sólo que, ya que es una chica que usa ese tipo de mesas y sillas para sanarse, supongo que sería sorprendente si pudiera hacer a una chica hermosa de acuerdo a sus sentidos.

A través de la explicación de Dáinsleif en el texto, muchas personas pensarán que „si esa es la habilidad con la que venía el objeto, ¿cuál es la verdadera habilidad del objeto mismo?‟ Pero como lo dijo Stiyl en su SS, si se pudiera crear un objeto espiritual poderoso al azar, sería imposible alcanzar un equilibrio si no pudieran controlarlo. Intenten usar esas palabras para comprenderlo.

Por cierto, la Dáinsleif mencionada aquí es diferente a la Gungnir mencionada en otro lado. En la leyenda original, fue preparada par que la usara un rey. Así que no se necesita verla como un hechizo conector para los dioses para usar sus amas y relacionarla con la herramienta sagrada Mjölnir.

Capaz de modificar personas tan libremente y aún así sucumbir ante el pánico cuando su compañero Bersi murió… esa es su particularidad. Tenía una personalidad extrema y una clara línea entre enemigos y enemigos y a veces parecía insana. Aún así, ¿qué sucedería si el camino final se convierte en su redención…?


Saflee Opendays.

La persona más normal entre los competidores del torneo de peleas Selector Natural. Una persona que simplemente usaba movimientos de lucha. La cuestión original de 1 vs 1 en el torneo de artes marciales perdió todo brillo con la interferencia psíquica de Ciudad Academia (uno puede comprenderlo cuando se usan poderes parcialmente en actividades de espectáculos como el Daihaseisai). Ella simplemente llegó a Ciudad Baggage en busca de alguien que le ofreciera ayuda usando solamente técnicas de lucha.

Entonces, su objetivo no era ganar el Selector natural, sino hacer que esas ricas empresas e inversionistas se fijaran en ella en vez de en aquellos con gran cantidad de poder sin importar lo que sucediera. Así que su estilo de pelea pasó del de uno en torneos oficiales a uno más estilo callejero, y nada cambió después de la guerra entre la magia y la ciencia.


Oumi Shuri.

Parece una niña de 10 años, pero eso sólo se debe a cosas como la bacteria Clostridium botulinum. En realidad es una mujer de 30+años. Una ninja con traje de porrista, una mochila escolar, y una pala de jardinería que usa como arma principal, su naturaleza es todo un desastre.

Esa es una medida para resaltar a propósito y atrae la atención del enemigo. Pero le dio muchos problemas al ilustrador. Es desarreglada, pero si lo fuera demasiado, sería muy vergonzoso. Sin embargo, si fuera muy clara, se desviaría de las intenciones del texto. Siento que su diseño se merece un C+ en dificultado.

Normalmente, personajes de este tipo serían de bajo nivel (desechables). Los genins deberían estar a cargo de proteger a los Jounin de niveles más altos (es por eso que la administración podía sobrevivir y obtenía grandes logros para mantener su prestigio). Sin embargo, la misma Oumi Shuri revirtió esa teoría. No sólo quedo abandonada, sino que además logró la hazaña de sobrevivir.

Para decirlo de otra manera, ella se concentraba en proteger a sus aliados y subordinados, pero cuando las fuerzas que aparecieron primero fueron eliminadas, ella perdió el control y se alejó de sus procesos mentales originales… Los Kouga tienen personas en secreto en Ciudad Academia, pero tienen un objetivo totalmente distinto a los de este volumen. A partir de eso, podemos deducir que los Kouga están enormemente divididos.


Kumokawa Maria.

Sangre fresca, ilusiones, modificaciones humanas, una ninja que intentaba actuar joven, un arma biológica, una enemiga que cambiaba de forma, el frío absoluto de -20 grados… En un infierno descontrolado como ese, ella fue el siempre importante oasis. La hermana pequeña Kumokawa que daba el servicio de ropa interior. Estaba armada con un estilo de pelea de Capoeira, break dance y baile de tubo. Pero incluso si dejaba una fuerte impresión, no hubo demasiada mención de ello en el texto. Seguramente se debe a que estaba preocupada de ser descubierta. Las pocas ilustraciones suyas causaron un enorme cambio en el infierno de este volumen… Pero esta chica parecía como si estuviera sufriendo, lo que emitía una sensación irregular o un peso distinto.

Su habilidad se llama “Violence Doughnut”, una habilidad para incrementar la fuerza centrífuga entre 0.5 y 2 veces, y es Nivel 2. Fuerza centrífuga, una de las bases cuando se pelea, incrementa el poder destructivo, pero sus huesos y músculos son tan resistentes como los de cualquier humano, así que su peculiaridad es que sus huesos se romperían si llegara a golpear demasiado fuerte.

A menudo decía cosas interesantes, pero Kumokawa Maria realmente no fue muy activa. Sin embargo, tal vez esa sea una característica que comparta con su hermana mayor Seria. Por lo mencionado en el Nuevo Testamento 2, que no pudo hacer nada para evitar que murieran los clones incluso después de enterarse de ello, uno puede comprender los puntos de vista de estas dos hermanas.


Kamijou Touma.

Como todos lo saben, él está a salvo, pues es el protagonista. Sin embargo, uno de los temas principales esta vez fue romper la regla de que con Kamijou alrededor, sus aliados serán salvados.

Así que, el término clave, Kamijou Touma, fue usado para todo tipo de cosas. Incluso en esta historia, en donde se puso mucho énfasis en el término en sí.

Sin embargo, supongo que la existencia del chico que apareció al final tenía una diferencia obvia con el Kamijou Touma de antes. Debido a eso, incluso después de regresar a un capítulo ordinario, la regla del mundo congelado que controlaba ese lugar fue reemplazada por algo más, para que esa diferencia no cambiara. Como sea, es ese tipo de razón por la que sucedió un cambio semejante.

…Bueno, espero con ansias saber si habrá algún tipo de daño increíble.


En cuanto al personaje que apareció como el oponente al nivel de un jefe final y causó el daño, me abstendré de comentar a propósito. Ese es un vuelco que guardare por el beneficio del desarrollo de la serie y para aquellos personajes importantes que continúan apareciendo.

Quisiera agradecer a mi ilustrador, Haimura-san, y a mi editor, Miki-san. Después de que se me ocurrió el pequeño truco, Haimura-san probablemente pasó mucho tiempo pensando qué ilustraciones elegir para cuales escenas. La designación de la enemiga estilo RPG que cambiaba de forma hubiera incrementado inútilmente la dificultad de las ilustraciones y hubiera hecho que Haimura-san me gritara un rotundo “¡¡No!!”. Realmente tengo que agradecerle mucho esta vez.

Además, también quisiera expresar mi gratitud a los lectores. Ya que egoístamente usé mis pensamientos para salir de la zona de seguridad y casi causé que el pilar soportando la historia se derrumbara, encaré este problema que sufre una serie cuando dura por demasiado tiempo pero que no será concluida rápidamente. Quisiera agradecerles de corazón a todos por darme la valentía de embestir ese problema.


Así que, este volumen termina con esta hoja.

Es hora de cerrar las páginas por ahora, esperando que las páginas del siguiente libro sean abiertas.

Dejaré mi pluma por ahora.


Apareció una Valkiria, pero eso lo explicaré en otro volumen, así que pueden relajarse.

-Kamachi Kazuma-





Volver a la Página Principal