Iris on Rainy Days: Desmantelamiento- 2 Días Antes

From Baka-Tsuki
Jump to: navigation, search

Dos Dias Antes[edit]

Era el primer día desde que la doctora había fallecido.


Pasé mi tiempo sin hacer nada en la mansión. Yo había estado sentada en silencio durante toda la noche, mirando el paisaje por la ventana de la sala de estar. Irónicamente el cielo estaba azul y los pájaros cantaban. Casi parecía estar cantando un himno de paz. Pero sentí que era la única persona en el mundo. Yo no estaba triste, era más que yo era incapaz de aceptar plenamente la verdad.


Sin saber qué hacer, al final me volví a mi rutina de trabajo habitual.


Mis tareas.


Le di a la mansión una buena limpieza, corte la hierba, y pagué las facturas.


Cuando yo estaba tratando de lavar la ropa de la doctora, me di cuenta que mis manos temblaban. Después de preparar la comida, yo estaba en shock, al darme cuenta de que nadie iba a comerla.


La cama en el dormitorio de la doctora estaba fría. Cuando el pensamiento de que la cama nunca sería cálida de nuevo surgió en mi mente, sentí un dolor en mi pecho.


Yo ni siquiera sabía lo que estaba haciendo. Pero seguí con mis tareas. Así fue como intente escapar de la verdad. Simplemente tenia demasiado miedo para enfrentarme a la realidad.


Por la noche, al final no tuve nada más que hacer.


Me senté en el pasillo fuera de la habitación, abrazando mis rodillas. Sentí que si esperaba lo suficiente la doctora regresaría. Por eso estaba sosteniendo firmemente su estuche de cigarrillos, esperando por ella toda la noche.


Pero la doctora no volvió.


--PELIGRO-- Al amanecer, una voz electrónica salio de mi circuito mental.


--LA BATERÍA SE AGOTARA EN 5 minutos-- Una voz sin entonación, hablando en un tono serio.

--Por favor iniciar la recarga de la batería INMEDIATAMENTE--


Me puse de pie tambaleando y tropezando hacia el laboratorio.


En mi camino, me caí por las escaleras porque me estaba quedando sin energía. Mi pie derecho se torció hacia una dirección extraña. Arrastrando una de mis piernas, caminé lentamente hacia el laboratorio.


Sentada en la cama blanca como la leche, abrí mi muñeca. La unidad de vinculación para la recarga apareció.


Fue en ese momento que tuve un repentino impulso de cortar mi muñeca.


Si me corto la muñeca, moriré. Me gustaría tener una salida fácil. Me gustaría poder ir a donde la profesora había ido.


Como mi estado mental había sido un desastre desde que la doctora había muerto, rápidamente me puse a realizar mi deseo


Tomé un soplete de reparación, apreté el interruptor. Un aire caliente salió disparado de la boquilla. Luego, un pilar rojo de llamas apareció. Poco a poco, Moví el soplete hacia mi muñeca. Gotitas metálicas como el sudor se presentaron y la unidad de enlace se fundió lentamente. En diez segundos, la toma de corriente eléctrica fue totalmente quemada. Un gran volumen de aceite de máquina negro salió de ella.


Era una escena miserable. El estallido de aceite de mi muñeca alcanzó incluso el techo. El laboratorio que había sido tan blanco como un campo de nieve se convirtió en un cuarto oscuro lleno de aceite apestoso. Mirando la escena en un estado de éxtasis, la voz electrónica gritaba histericamente "PELIGRO! PELIGRO! PELIGRO! PELIGRO!" Dentro de mi circuito mental.


Fueron necesarios cinco minutos para que todo el aceite de máquina saliera de mi cuerpo. No era más que un líquido oscuro que se siguió disparando fuera de mi muñeca. Era casi como la fuente de agua en la plaza de la estación de tren.


Y luego,


Me retorcí violentamente.


Nunca había sentido algo así antes. Mareos, náuseas y un intenso dolor en mi cráneo, me golpearon rápidamente una y otra vez. Al igual que un ser humano que bebió veneno, mis labios temblaban. Me sentía muy enferma, di vueltas en el suelo por el dolor y agarre mi pecho.


--PELIGRO! 30 SEGUNDOS ANTES DE QUE LAS BATERÍAS SE AGOTEN! COMIENCE PROCEDIMIENTOS DE MANTENIMIENTO INMEDIATAMENTE-- En su habitual tono serio, la voz electrónica declaró mi muerte.


De repente, como un loco, mis ojos se abrieron.


- ¡No! Yo no quiero morir! -


Me puse de pie en estado de pánico y agarré el cable de recarga violentamente. Intente tapar el enchufe eléctrico de la muñeca con el cable. Sin embargo, la unidad de carga había sido deformada por el calor. Como tratar de enhebrar una aguja, todos mis intentos de vincular el cable con la unidad fracasaron.


--BATERÍA AGOTADA EN 10 SEGUNDOS, 9, 8, 7 ... -


Jadeando por el miedo, continué apuñalando la unidad de enlace en mi muñeca. Puñalada. Puñalada. Puñalada. Puñalada. Yo no quiero morir. Yo no quiero morir. Yo no quiero morir. Yo no quiero morir.


Con un sonido nítido el cable se hundió en la unidad de enlace, la electricidad y el aceite de la máquina comenzó a bombear en mi cuerpo. El sonido de aviso se detuvo, y me sentí aliviada, los temblores y nauseas se habían detenido


Me sentí aliviada, desde el fondo de mi corazón.


Ah ... ahora no moriré.


Genial.


--Genial?


Me sorprendió mi pensamiento.


¿Es bueno que no muera?


... Cuando la doctora ya había fallecido?


Vivir sola es algo bueno?


aferrarse descaradamente a la vida y vivir con deshonor es algo bueno?


El otro yo dentro de mi cuerpo siguió susurrando.


Iris Rain Umbrella. ¿Por qué sigues viva? Eres un robot después de todo. ¿Por qué le tienes miedo a la muerte? Sabiendo que la doctora se ha ido para siempre, ya no hay ningún significado en tu existencia. A pesar de ello ¿por qué sigues aferrándote a la vida? Muere! Muere! Muere rápidamente ahora!


Extremadamente disgustada conmigo mismo, me rasqué la cabeza con fuerza tratándome de arrancar el pelo.


Sin lugar a dudas, estaba obsesionada con la vida. Yo quería vivir. Yo no quiero morir. Eso fue lo que sentí, de eso me di cuenta, después de mi primera vez frente a la muerte.


Me despreciaba a mí misma. A pesar de amar tanto a la doctora, a pesar de pasar día a día diciéndole lo mucho que la amaba, yo ni siquiera me atrevía a seguirla.


Mientras Agarraba mi cabello, el cable de mi muñeca golpeaba el suelo. Era muy molesto, pero no tuve el coraje para quitarlo.


Las paredes y el techo tomaron un color negro y apestoso. Sentada sobre la sangre negra que había salido de mi cuerpo, seguí tirando de mi pelo como una loca. Docenas y docenas de pelos arrancados de mi cabeza cayeron al suelo.





Atras 3 Días Antes Regresar a Página Principal Siguiente 1 Días Antes