Konjiki no Word Master Capítulo 142

From Baka-Tsuki
Jump to: navigation, search

La traducción de este capítulo fue realizada gracias a la versión en inglés de esta misma página.

Traducido por ValkarRouse.

Capítulo 142ː Conversación en la Tarde por la Noche[edit]

La noche se hizo tarde, y en un momento donde todos los demás estarían normalmente dormidos, Aquinas se quedó solo en la terraza, mirando hacia el cielo estrellado mientras sostenía una copa de vino en una mano.

Después de tomar un pequeño sorbo, cerró ligeramente los ojos.


"... Y pensar que volverías a este país." Aquinas


Dijo eso mientras estaba allí, como si estuviera hablando consigo mismo. Entonces una pequeña sombra apareció detrás de él. Su rostro, iluminado por la luna, podía ser visto claramente.

Los ojos de Aquinas se abrieron lentamente, como si él supiera de este individuo, y dijo.


"... ¿Liliyn?" Aquinas


Sí, quien había aparecido era Liliyn.


"Mmm, no regresé porque quisiera." Liliyn


Aquinas se giró hacia ella. Con la forma en que ella frunció el ceño mientras hablaba como si estuviera de mal humor, podía verla como nada más como un niño.


"Mmm, pero me sorprende. Para estar junto a una persona así. ¿Qué clase de extraños giros de los acontecimientos causaron esto?" Aquinas

"¿Por qué te preocupa?" Liliyn

"Qué cosa más dura le dices a tu propio hermano." Aquinas

"No quieras engañarme. Nunca he pensado en ti como mi hermano." Liliyn

"Mmm... eres igual que siempre.... ¿hm?" Aquinas


Aquinas, como si se hubiera dado cuenta de algo, centró su mirada detrás de Liliyn. Liliyn sin embargo, como si ella ya supiera de esa existencia, se encogió de hombros ligeramente.


"Está bien mostrarte." Liliyn


El que apareció desde las sombras, obedeciendo las palabras de su maestra, fue Silva.


"... Parece como que tienes un protector capaz." Aquinas


Aquinas miraba hacia Silva con admiración.


"Mmm, él sólo se preocupa demasiado." Liliyn


Silva, al contrario que el mismo de siempre, se mantuvo en silencio y se quedó cerca de Liliyn con una expresión seria. Parecía que se había dado cuenta de que Liliyn había salido de su habitación y la siguió como un guardia.


"... Y pensar que volverías por tu cuenta a pesar de odiar tanto a este país... supongo que vienes a demostrar el calibre de quien se conoce como Hiiro." Aquinas

"¿Quién sabe? Piensa en ello tú mismo." Liliyn


Liliyn rió mientras le daba una respuesta vaga. Después de mirarla, Aquinas sonrió amablemente.


"... Hiiro ha ganado la atracción de una persona bastante problemática." Aquinas

"... ¡¿Q-Q-Q-Q-Q-Q-Q-Qué quiere decir con atracción?! ¡¿P... ¡¿P-P-P-Por qué tengo que ser atraída por un t-tipo como él?! ¡De ninguna manera! ¡Imposible! ¡Exijo que retractes lo que dijiste de inmediato!" Liliyn


Ella señaló y gritó a Aquinas, con la cara roja de vergüenza, pero Aquinas sólo se mostró sorprendido.


"Esto es... sólo lo dijo como una broma, me burlaba un poco, pero parece como si no estuviera completamente equivocado." Aquinas

"¡N... ¡N-N-No actúes como si sólo entendieras algo! ¡Escucha, lo que estás pensando en este momento es completamente imposible, sin una sola duda!" Liliyn


Aquinas se encogió de hombros mientras miraba a la chica frente a él gritar un aluvión de excusas. Sin embargo, sabía decir nada más que esto no tenía sentido por lo que cambió el tema.


"Por cierto, no te he preguntado todavía." Aquinas

"Haa Haa...... Haa... ¿Ah? ¿Acerca de qué?" Liliyn

"La razón por la que regresaste a este país." Aquinas

"Mmm, relájate. Al principio no planeaba nada en este país. Sólo tengo algo que hacer en las cercanías." Liliyn

"... ¿De verdad?" Aquinas

"Sí, si alguien tiene una razón para estar aquí, entonces ese sería Hiiro." Liliyn


Liliyn dijo a Aquinas acerca de cómo Hiiro quería leer todo lo que encontrara en el <Sótano 5> de la <Gran Biblioteca Fortuna>.


"Ya veo. Así que su alteza estaba diciendo la verdad." Aquinas


Aquinas había oído de Eveam que Hiiro quería un permiso de entrada para la biblioteca como compensación por su ayuda en la guerra.

Aquinas pensaba que Hiiro podía haber estado mintiendo de poner en riesgo su vida por el simple hecho de la lectura de libros, pero él se sorprendió de que Hiiro en realidad había participado con los libros como compensación.


"Si se trata del permiso de entrada, entonces debe ser aprobado en breve, por deberían estar felices." Aquinas

"Obviamente. Porque esa era la recompensa prometida." Liliyn


Aquinas sonrió a la chica que contestó de una manera similar a Hiiro.


"Eso es correcto. En ese caso, ¿vas a estar en este país por un tiempo?" Aquinas

"Probablemente lo haré." Liliyn


Por lo menos, no podía salir hasta que Hiiro se aburriera de la lectura de los libros en la biblioteca.


"Ya veo ..." Aquinas


Liliyn fulminó su mirada con la de Aquinas, que parecía que estaba pensando en un asunto serio.


"Oi, no sé lo que estás pensando, pero si planeas unir a Hiiro a este país, entonces es mejor que pares mientras estás por delante." Liliyn

"... ¿Ah? ¿Y por qué es eso?" Aquinas

"Es el tipo de persona que no le gusta estar restringido, y no puedo pensar en nada de este país que podría ser utilizado para él como cebo." 'Liliyn

"..." Aquinas

"Si intentas provocar forzosamente a que se quede en el país, entonces el país se convertirá en su enemigo." Liliyn

"..." Aquinas

"Además..." Liliyn

"¿?..." Aquinas

"Si tratas de hacer algo como eso..." Liliyn


El rojo resplandor de Liliyn intensificó.


"Yo no sólo me pararé en silencio. ¿Entiendes?" Liliyn

Los ojos de Aquinas se abrieron un poco ya que Liliyn lo miró con obvia intención de matar. También se dio cuenta de que Silva detrás de ella también estaba lleno de hostilidad.

"Él realmente es una persona interesante, ese Hiiro." Aquinas


Aquinas se sorprendió de que Liliyn estaría tan unida a otro, y en un Humas. Por otra parte, nunca la había visto defender de alguien que no fuera su sirviente.

Aquinas no lo mostró en su rostro, pero se sorprendió de lo mucho que había cambiado Liliyn. Su interés por Hiiro la había hecho cambiar tanto, creció aún más.

Por supuesto, con su participación en la guerra, había muchas cosas que Aquinas quiso saber sobre Hiiro además de su carácter.

También se había dado cuenta de que Eveam desarrolló sentimientos hacia Hiiro que eran más fuertes que el de un simple amigo. Era natural que iba a desarrollar un interés en Hiiro, que ya había ganado la atención de Aquinas a pesar de haberlo conocido a un número limitado de veces.

Aquinas también entendió que a partir con los socios que Hiiro trajo consigo a la audiencia de hoy. Nikki, a pesar de ser tan joven, se paró frente a Hiiro para protegerlo cuando Marione lo miró con hostilidad.

Mikazuki simplemente se escondió detrás de Hiiro, pero sirvió para demostrar que creía estar seguro si ella estaba cerca de Hiiro. Además, los dos frente a él.

Ahora que lo pienso, parecía que también Marione había aceptado a Hiiro de repente.) Aquinas

Aquinas comenzó a sentir que la existencia conocida como Hiiro atraía a los que le rodean simplemente con su presencia.

Y a pesar de ser un Humas, tenía aliados que eran Gabranth, Evila, e incluso razas mezcladas.

Esta protección también se ve como si tuviera un par de historias que contar. Aquinas

Aquinas no se había dado cuenta de que Silva era un Pheom, pero pudo determinar que no era un ser normal.

Para reunir esta cantidad de personas de diferentes razas juntos... realmente es un individuo interesante. Aquinas

Mientras pensaba eso, correspondió con la mirada de Liliyn que todavía estaba mirando a él.


"Liliyn, déjeme preguntarte una cosa." Aquinas

"... ¿Qué cosa?" Liliyn

"¿Todavía no has renunciado...?" Aquinas


Liliyn cruzó los brazos y gritó con arrogancia,


"¡Por supuesto que no!" 'Liliyn

"... Ya veo." Aquinas


Después de preguntar eso, Aquinas no tenía nada más de que hablar. Su expresión era de comprensión, sino que también estaba triste.

Liliyn tampoco tenía nada más que decir y por lo tanto se fue.


Regresar a Capítulo 141 Regresar a Página Principal Avanzar a Capítulo 143