Maru-MA Volumen 07 Capítulo 1

From Baka-Tsuki
Jump to: navigation, search

Capítulo 1[edit]

MaruMaNovel702.jpeg




Creo que la expresión en mi cara no es exactamente agradable en este momento.

Aunque aun no es invierno, usar esta máscara plateada es sofocante.

—¡Puf! ¡Y hace que me sea difícil respirar!

Soportando el dolor de mis parpados al ser jalados, me arranco la mascara de la cara forcejeando. El aire entra por mis fosas nasales ayudando a que mi acalorado rostro se enfríe.

—De verdad... tengo que quitarme el sombrero ante Flynn y Norman Gilbit usando esta masara durante tantos años.

—Tal ves es porque no andaban corriendo de aquí para allá como estamos haciendo ahora.

Luego de desmontar en la intersección, solo podemos caminar hasta llegar al puerto. El empedrado que cubre el camino está agrietado y desparejo, podemos ver edificios colapsados y drenajes inundados por todas partes a través del camino irregular. No solo eso, ciudadanos que han perdido las esperanzas por completo se sienta en cualquier parte que se les ocurren en el camino, los niños que intentan encontrar a sus padres o algo de comida lloran agitados mientras corren por las calles, por lo que es imposible para los caballos pasar por esta área.

Las cuatro cajas que nunca se deben tocar. Shou Shimaron usó la llave incorrecta para abrir una de ellas, El Final de la Tierra, y parte de la fuerza desconocida que estaba sellada dentro se volvió incontrolable causando un daño masivo a la sección central Oeste de esta tierra, incluida Caloria.

La fuerte Flynn Gilbit nunca derramó una lagrima, solo puso todo su esfuerzo en patrullar y calmar a los ciudadanos. Luego de volver a su finca familiar, comenzó a gritar órdenes a los pocos soldados que le quedan para distribuir agua y comida entre los ciudadanos inmediatamente.

Incluso yo, usando la mascara de Norman Gilbit, me uno a sus esfuerzos.

Flynn, apretando los dientes y arrastrando su cansado cuerpo por el lugar, hace su mejor esfuerzo para cumplir con sus obligaciones como la esposa del gobernante de las tierras. A pesar de la fiebre y el dolor de estomago que le impide levantarse de la silla, aun así llama a todos los líderes de las distintas áreas a reunirse en la sala de conferencias, y llevando a cabo su promesa divide las raciones equitativamente entre todos los territorios de Caloria.

Pero solo depender de las raciones de la finca no sería suficiente para satisfacer el hambre de toda la gente.

Cuando finalmente volvemos a Caloria, está así de destruida.

Obligo a Flynn, que ahora es completamente incapaz de moverse, a quedarse en su habitación y voy hacia el puerto comercial de Gilbit. El puerto que originalmente estaba lleno de vida y abarrotado de gente ha sido tan destruido que ya no quedan rastros de su esplendor original, los restos de las hermosas losas que cubrian el piso están desperdigados en pedazos por todo el lugar. Hay varias grietas anchas y profundas a través de todo el lugar, causando que las pacificas granjas tierra adentro se inunden con agua de mar, y el suelo y el pasto se marchiten.

Los pacíficos ciudadanos de hace unos días atrás se han convertido en violentos rebeldes que roban y destruyen las tiendas. Los originalmente pacíficos vecinos se atacan unos a otros por los pozos de agua. Los niños hambrientos, sin dinero ni energías para llorar, se sientan con expresiones apagadas en el piso.

No había mucha gente joven en este país para empezar. Ambos, la mano de obra y las raciones, escasean seriamente.

Las mujeres, los niños y los viejos forzados a soportar el frió sin cobijo tiemblan, solo los barcos atracados en el puerto tienen luces prendidas al caer el atardecer.

Algunas personas, intentando que los ciudadanos se reúnan, gritan con todas sus fuerzas a las personas deprimidas. Sin embargo, un hombre de voz potente se para en la esquina de la calle y grita: —¡Es el fin del mundo!

—Sabes, puede que tenga razón...

—¿De qué estás hablando? ¿El fin del mundo? No seas tonto, no es Nostradamus.

Simplemente iba a responder el comentario de Murata, pero mi tono se vuelve ácido sin que me de cuenta. Esta es la primera vez que veo tal destrucción y las palmas de mis manos están sudorosas. No, no solo mis palmas, el sudor que cae por mi cuello y espalda está disipando mi calor corporal. Mi cuerpo no para de temblar.

—...Tenemos que hacer algo.

Alguien tiene que hacer algo.

—Maldición, realmente no se que hacer... Aunque he vivido en Kanto toda mi vida y tuve que poner esfuerzo al participar en simulacros de evacuación, aun no se que hacer en situaciones como esta...

—Deberíamos agradecerle a la televisión, Shibuya.

Miro a Murata en blanco, pensando: “¿qué es lo que esta diciendo en un momento así?”. Pero mi amigo, con su falso cabello rubio y sus lentes de contacto de color, sonríe tranquilamente mientras observa el otro lado del puerto.

—¿No hay reportajes en los noticieros en la TV sobre desastres y campos de refugiados muy seguido? Aunque esta sea la primera vez experimentándolo, ya deberías estar familiarizado con esto.

Tiene razón, he visto muchas escenas similares en el pasado. En noticieros, documentales, películas y dramas.

—Pero solo depender de eso no es suficiente. Estoy seguro que no eres la clase de persona que solo mira béisbol y anime, ¿verdad? Por cierto, todos los niños buenos encienden las luces y miran la TV al menos a dos metros de distancia. Bueno, al menos yo lo hago.

Mi amigo con la identidad secreta ladea la cabeza levemente y entorna los ojos.

—Pero estar en un mundo dónde no hay televisión o radio es un tanto nostálgico.

—Y tampoco hay vehículos... Murata, ¿de qué estas...? argh, solo olvídalo.

Si Murata tiene Sky Perfect[1] o no, no es importante en este momento. Lo que importa es si tengo el conocimiento necesario para lidiar con una situación como esta. Ya que nunca he tenido que enfrentar desastres antes, solo puedo hacer lo que he visto a otros hacer en la TV antes. Esto me recuerda el día en que lance una bola por primera vez luego de quedarme parado y observar a mi padre y mi hermano practicar por largo tiempo.

—Comida... no, el agua es lo mas importante. Normalmente juntan a todos los que aun tienen energías y los dividen entre todas las áreas... entonces levantan una tienda para preparar comida. Mm... necesitamos armar un cuartel general, pero aquí no existe UNICEF o La Cruz Roja, ¿no?

—Pero dijiste que tu lo harías.

Es verdad.

Aprieto la mascara color plata con fuerza. En este momento Wolfram y Dacascos vuelven de los pocos barcos que no se han hundido. Josak, con su vestido y delantal blanco, está con ellos. Probablemente quiere ser un ángel de blanco[2]. Él guía a un hombre que no conozco que tiene los brazos cargados de sacos de cosas.

Al verme, el hombre las deja caer todas a la vez. Su rostro algo maduro tiene una expresión como de romper en llanto de alegría.

—¡Gracias a dios que está bien!

Corre pasando a Wolfram y Dacascos hacia mi, arrodillándose a mis pies.

—¡Ahh! ¡¿Q-qué pasa?!

—Gracias a dios que está bien...

El hombre agacha la cabeza con los ojos llenos de lagrimas y la parte de su cabeza con muy poco cabello brilla opaca. San Francisco Javier[3] nivel 1.

—Tal como pensé, ese era un barco de nuestro reino. Aunque estaba disfrazado como un carguero, toda la tripulación eran soldados bajo las ordenes de este hombre. Este es el Capitán Sizemore —dice el tercer hijo de la ex Maou que está pateando los sacos de arpillera mientras habla con una expresión de disgusto en su rostro. Probablemente no esté complacido al ser adelantado por un soldado.

Él es un chico de apariencia angelical con cabello dorado brillante y ojos verde esmeralda que me recuerdan a un lago. Aunque luego de pasar tiempo con él descubrí que su verdadera naturaleza era la de un mocoso caprichoso que le gusta hacer comentarios sarcásticos... o así se supone que era. Pero últimamente Lord von Bielefeld Wolfram ha estado actuando algo diferente de la persona que conocí por primera vez. Los tres hermanos originalmente no tenían similitudes entre ellos, pero a pesar de eso últimamente Wolfram muestra rastros de la irritabilidad del tercer hermano y la valentía del segundo. Si tuviera que ser mas preciso, ¿sería un chico lindo fashion y de apariencia genial?

Ay, esto es horrible. No me puedo comparar con él en apariencia.

—Los otros barcos de la flota original llegaran en dos o tres días. Nunca pensé que mi tranquilo hermano mayor enviaría un cuarto de la fuerza naval luego de recibir un mensaje enviado por los kotsuhizokus.

—¿Un cuarto? ¿Por qué?

—¡PARA . ENCONTRARTE . A . TI . POR-SU-PUES-TO!

Wolfram aprieta los dientes mientras escupe cada silaba una a una y pone su rostro cerca del mio.

—¡¿No entiendes en qué clase de situación te encuentras?! ¡Desapareciste del reino sin dejar rastro bajo circunstancias peligrosas!

—L-lo siento.

—No tienes caso. Ahora Günter se ha convertido en Okiku y Conrart...

Deja de hablar por un momento y aparta los ojos de los míos antes de cambiar de tema. Probablemente pensó que aun no estoy listo.

—De todos modos, el resto de las naves llegarán pronto. El barco de la familia Dougard puede salga a la mar para mañana. Son los mejores en batalla naval y su barco es increíblemente rápido. Hay un artefacto a base de maryoku de Karbelnikoff en él. Abordar esa nave es la forma mas segura de regresar a casa.

—¿A casa? ¿Quién?

—Todos, por supuesto. Aunque no podemos ir todos en el mismo barco.

—¿Todos? Aun no puedo regresar. No hay forma de que regrese ahora. Caloria está devastada y el tema con las cajas me tiene preocupados, y también está el brazo de Conrad...

Cada vez que recuerdo lo que le pasó a Lord Weller, mi corazón y mis palabras se atragantan en mi garganta. No puedo lidiar con mis sentimientos, o mejor dicho, ni siquiera lo intento.

—...No puedo volver sin solucionar todo esto... Aun si es solo de nombre, soy Norman Gilbit. Toda la gente aquí cree que soy el líder, los lideres tienen que estar en las áreas del desastre para ofrecer apoyo, es importante mantener las esperanzas de la gente y sus ánimos. Y ademas, umm... ¿existe el termino moral aquí? ¿Y la velocidad para reconstruir será diferente?

Un Wolfram sin palabras con la boca abierta y la mandíbula colgando tira de mi oreja.

—¿Cuantas veces te lo tengo que decir? ¿Eres estúpido?

Yo lo siento mas como un: “¿eeereees iiidiiioootaaa?”

—¿Qué responsabilidad tienes sobre esta tierra? ¿Es este tu reino? ¿Son esos humanos tu gente? Si insistes en ayudarlos, ¡puedes simplemente dejarles un equipo medico y raciones! También tenemos soldados experimentados para ayudar, si solo pudiéramos encontrar mas personas para reparar los caminos...

—¡Oh, si! ¡Tienes razón! ¡Gisela es una sanadora, si pudiéramos usar a todo el personal aquí, los esfuerzo de rescate serian mucho mas fáciles!

—¡Yuuri! ¡Eso no es lo que quería decir!

Wolfram me mira fijo. Su tono ha cambiado por completo. Tal vez no lo ha notado, pero las arrugas entre sus cejas lucen exactamente como las de su hermano mayor.

—¿Sr. Sizemore, hay raciones y agua en su barco?

—¿Raciones?

Puede que mi pregunta fuera un tanto inesperada, San Francisco Javier Nivel 1 vuelve a su voz normal.

—Preparándonos ante cualquier eventualidad, tenemos alguna que otra...

—¡Genial! Quiero que se distribuyan cuanto antes. Sean lo más justos posible para que les lleguen a la mayor cantidad de gente que se pueda. Pídanles que hagan fila así no habrá ninguna pelea. Espera, ¿es toda la tripulación del barco soldados de nuestro reino?

—Por supuesto. Están todos preparados para sacrificar sus vida a sus ordenes, Su Majestad. Bajo el mando de Su Excelencia Gwendal, elegí a muchos que parecen humanos por lo que si desea que espíen a nuestros enemigos, no debería haber problema tampoco.

El soldado se para derecho orgulloso. Al parecer tiene fe en las capacidades de sus subordinados.

—¡Eso es aun mejor! Significa que puedo contar con todos como voluntarios.

—Volu... ¿que clase de misión es esa?

—No es una misión. Estamos haciendo servicio de voluntariado, así que son voluntarios. ¡Bien, Murata, te dejo a ti elegir a la gente adecuada! Lo siguiente que necesitamos son refugios y baños portátiles. Hay tantas cosas que se necesitan. ¡Oh! Sería aun mejor si tuviéramos pañales y leche en polvo para los bebes. Aunque ahora tenemos a Gisela y su equipo de sanadores en el lugar, pero seria aun mejor si el equipo medico fuera más grande, y ellos también van a necesitar medicinas e insumos médicos. ¡Ahh! ¡Rayos, no es suficiente! ¡Raciones, materiales, mano de obra... todo eso no es suficiente!

—¿Por qué no pides un deseo?

Murata toma el largo y blanco objeto colgando frente a mi pecho. Es el corta papeles que compré a un niño de Copperfield en el río Longalbalu. Aunque el corta papeles solo corta papel, no está relacionado a la tala indiscriminada y está hecho de los huesos de un ser no identificado.

—Oh esto. Si un souvenir pudiera otorgar deseos no necesitaríamos de templos o iglesias.

—No es un souvenir. Obviamente es parte de un kotsuhizoku.

—¡¿Qué?!

Casi dejo caer la ligera y seca hoja.

—¡Si eso es verdad, ¿es esto un hueso humano?! ¡¿Es humano?!

—No es humano, es de un kotsuhizoku. O puede que sea un kotsuchizoku. Se juntan entre ellos para otorgarse soporte emocional y se pueden comunicar a través del pensamiento. Si somos afortunados incluso se convierten en espías. Por lo cual nuestros soldados mazoku llevan tabletas para comunicarse con ellos. Las tropas que salieron tarde se enteraron sobre tu paradero gracias a ellos. Pero yo no dependí de los kotsuchizokus y te encontré por mi propia cuen--

—Guau, de verdad son buenos poetas. ¿Quién lo hubiera pensado al verlos? —Murata hace un comentario bastante fuera de tema, interrumpiendo el alardeo de Wolfram.

Observo el objeto en mi mano pensativo y decido intentarlo.

—Comida, medicina, refugios temporales, leche en polvo y...

—Solo por si acaso, ¿por qué no intentamos con esto también?

Delante de todos, Josak saca un ave de la parte delantera de su pecho. Es una hermosa paloma blanca con las alas cerradas.

—¡Guau, eso fue igual a Mr. Maric[4]!

—¡Oiga, eso no es agradable, Su Majestad! ¡Soy Josak!

—Pensándolo bien, es la primera vez que veo una paloma salir del pecho de alguien. Tokyo Magic Robinson se siente un poco celoso.

Influenciado por la envidia de mi amigo, bajo la vista y descubro que el pecho derecho de Josak ha quedado plano. Parece que usa las palomas para rellenarse los pechos.

De repente, el Capitán Sizemore voltea a ver fijamente el barco mediano que acaba de entrar al puerto y vuelve a poner su voz dura de la marina.

—Me preguntaba porque se escuchaba el ruido perturbador de las olas agitándose. Ese es un barco de comunicaciones de Shimaron, ¿no es así?

—¿Oh? ¡¿Vienen tras nosotros?! ¿Han enviado soldados a atraparnos?

Hace unos diez dais aun estábamos en Shou Shimaron siendo tratados como muestras de experimento. Pero Maxine, alias Pony Rapado, el “perro” del rey de Shou Shimaron Saralegui, usó la llave incorrecta para abrir la caja causando que parte del desconocido contenido perdiera el control y llevara a desatar un terremoto gigante en estas tierras. Logramos escapar en medio del caos, preparándonos para afrontar la muerte en cualquier momento mientras viajábamos hacia aquí.

Sin embargo, a juzgar por la destrucción de aquel lugar, no creo que Shou Shimaron enviara soldados a perseguirnos. No se supone que Maxine sepa que soy un rey después de todo.

—Esa es la bandera de Dai Shimaron. Nunca podría olvidar la guerra en el mar de Sarafia. Utilizaron un engañoso ataque nocturno. ¡Gracias a dios fuimos capaces de reorganizar nuestras fuerzas y quemar todas esas incontables y odiosas banderas! Solo pensar en las banderas quemándose en los barcos enemigos sobre el brillante mar rojo me hace estremecer de la emoción incluso ahora... ¡Ahh, Su Majestad, lo siento mucho! Ver esas odiosas banderas de Dai Shimaron me hace perder el control.

Al parecer se emociona rápido.

—Flynn Gilbit siempre ha estado del lado de Dai Shimaron, así que probablemente no habrá ningún problema. Aunque, ¿por qué han enviado gente durante un momento complicado como este?

—Tienen una bandera triangular verde, eso significa que son embajadores visitando varios reinos. Yuuri, recuerda, incuso si estamos en guerra nunca atacamos representantes. Los embajadores son neutrales así que se les prohíbe a todos en el mar atacarles.

—Oh, ya veo, así que los colores de Shonan Searex[5] de su bandera significan “no atacar”.

El barco de tamaño medio se desliza suavemente por la boca del puerto, su bandera triangular verde pálido ondea bajo la bandera nacional amarilla. Es probable que gracias a la experiencia de la persona al timón de la nave esta haya evitado con destreza todos los barcos hundidos en el puerto para llegar a la orilla.

—¿No sería un problema si no escondes tu cara? Al menos cubre tu cabello y ojos.

Solo me doy cuenta cuando Murata me lo recuerda. Rápidamente me pongo la mascara plateada de Norman Gilbit atando las cuerdas de cuero detrás de mi cabeza.

Debo reunirme con los embajadores de países humanos bajo el rol del líder designado de Caloria.

No se si están al tanto de que el gobernante original Norman Gilbit ha fallecido. Pero como Flynn ahora está descansando, solo yo, “el hombre de la mascara de hierro”, puede representar a Caloria al saludar a los embajadores.

Josak y Sizemore se colocan a mis lados. Como Wolfram es demasiado “chico lindo” para ser humano, lo empujo detrás de mi con mi codo. Murata está a mi espalda.

Los dos hombres delgados flotan hacia mi como si caminaran ente nubes, me saludan cortesmente. Por su tono sin entusiasmo y sus gestos, estas son meras formalidades. Pero lo que me anuda la lengua no es su actitud, sino la diferencia en nuestras apariencias.

—Q-que hermoso cabello.

Normalmente los hombres no se alegran demasiado cuando se les halaga el cabello de repente. Sin embargo...

—Gracias por sus halagos. El cabello largo es el orgullo de nosotros los soldados de Dai Shimaron. Lo nutrimos todos los días con aceite de yema de huevo.

Hay humanos que se ponen contentos.

Murata interrumpe en este momento detrás de mi: “Numero gratuito: 0120 - Los soldados de Shimaron tiene bonito cabello[6].”

Díganle hola a Pony Rapado por mi.

En todo caso, siendo que en Shou Shimaron la norma son las colas de caballo rapadas, es interesante que en Dai Shimaron usan el cabello largo suelto como principal corte. Dai y Shou realmente son diferentes. El lugar no es el miso, los estilos no son los mismos, incluso la presión de agua es diferente.

Los dos embajadores, con sus colores principales siendo amarillo y marrón, tienen el cabello castaño claro que les llega hasta la mitad de la espalda. Cada cabello es fino, suave y sedoso. Si estuvieran en la batalla en la jungla o un día lluvioso sería problemático de varias maneras.

Ambos tienen ojos marrón rojizo y se ven presentables pero les falta carácter.

—¿Es usted el gobernante designado de esta colonia de Shimaron, Norman Gilbit?

Solo puedo murmurar mi respuesta en un tono que no es ni alto ni bajo. El hombre de la derecha, encargado de las explicaciones, me fastidia cuando dice “colonia de Shimaron”, se supone que esta es una colonia de Shou Shimaron.

—El desastre parece haber causado inmensos daños esta vez. Nosotros , representando a Shimaron, deseamos de corazón que puedan recuperarse pronto.

—Gra... Gracias.

Al escuchar este tono formal y educado, yo, alguien que creció en una familia normal y no está acostumbrado a situaciones importantes, no se como responder.

—En el día de hoy, nosotros de Shimaron, hemos venido especialmente a informar a toda la gente de Caloria de la ceremonia de apertura del “¡Torneo del Mejor Luchador del Mundo! ¡Usa tu inteligencia, velocidad y habilidad para ganar!”.

—¿Eh?

El embajador no se enoja por mi respuesta que se escapa sin que lo quiera, en vez de eso repite de nuevo: —Es la ceremonia de apertura de Shimaron del “¡Torneo del Mejor Luchador del Mundo! ¡Usa tu inteligencia, velocidad y habilidad para ganar!”.

Esto suena como una competencia de natación como esas que organizan para las celebridades y la mayoría de los participantes son mujeres, ¿me pregunto si se verá algún pecho expuesto por accidente?

—Esperamos que bajo la guía de Gilbit se puedan encontrar participantes habilidosos para representar a la colonia de Shimaron Caloria en este evento.

—¡¿De qué estas hablando?! No es tan fácil como abrir una carta...

Pero el dúo con el cabello suelto me entrega un rollo de papel rugoso luego de terminar su discurso y se van por el mismo lugar por el que vinieron. Tal vez están ansiosos por llegar a los otros países.

—¿...Qué es esto de una eliminatoria? ¿El mejor entre lo que sea?

—Diez veces.

Murata se rasca la barbilla sorprendido.

—¿Qué cosa diez veces?

—¡La cantidad de veces que repitieron Shimaron! Si incluimos lo que dijeron al despedirse, entonces puede que supere las diez.

—Aunque lo calcules con tanta precisión, no habrá nadie que te tome una prueba sobre eso, sabes.

—Hump, así es como actúan la mayoría de los humanos —resopla con desdén Wolfram a quien he empujado detrás de mi—. Continúan repitiéndolo para recordarte que esta es su colonia. Intentan alardear de su autoridad usando esa clase de métodos rastreros.

—Wolf, no es bueno hablar así siendo un ex príncipe, ¿no te parece?

—Oh, así que ustedes no hacen eso.

El comentario casual de Murata es completamente inocente, pero me da escalofríos.

—Es simple, pero a su ves efectivo, ¿verdad?

—¡...Hump!

El chico lindo angelical, el príncipe mimado, obviamente está perdiendo la paciencia. Incluso si no dice nada, solo estando parado junto a él puedo sentir la temperatura subir y su sangre comenzar a hervirse.

—¡Yuuri!

—¡Ahh! ¿Qu-qué pasa?

—No sigues pensando todas esas tonterías, ¿verdad? ¡Escúchame, vas a volver a Shin Makoku en este instante! ¡No estás obligado a asistir a una ceremonia para humanos! Comienza a actuar como un rey. ¡No hay nada que me haga sentir mas vergüenza que ser del mismo reino que tu!

—¡Deja de echarme la bronca a mi! ¡A mi no!

El una vez orgulloso y arrogante Wolfram no ridiculiza o le responde a Murata a la cara.

Aunque no puedo estar seguro, parece que hay un acuerdo mutuo sin palabras entre ellos. No importa lo afilado de los comentarios de Murata, el tercer hijo solo me echa la bronca a mi. Cuando los miro en secreto, descubro que hay momentos en los que ni siquiera se ven a los ojos.

Aunque Josak y Murata se conocieron en la finca de la familia Gilbit, Josak le saludó con un “Su Alteza” o algo así a lo que no estoy acostumbrado. Y se ha acostumbrado a este mundo a una increíble velocidad. De verdad, es el Sr. Misterio.

Murata, ¿quién eres... quién eres en realidad?

Me trago de vuelta la pregunta que sale a flote.

Si le hiciera a mi amigo esta pregunta, entonces tendría que revelarle todos mis secretos también. Si de repente me proclamo el Maou, no me creería, como cualquier humano normal. Y si le dejo saber que estoy comprometido con un chico lindo de ochenta y dos años, no tengo idea de como reaccionaria. Si volviera a Japón y lo contara por todos lados, entonces perdería cualquier esperanza de conseguir una novia, sería un destino demasiado terrible para mi.

Para conseguir este venidero —¡por favor ven!— futuro adolescente color de rosa, solo tengo que contener mi curiosidad.

—P-participar o no...

Desenrollo el rollo de papel que me han forzado a agarrar mientras hablaba con una voz que no correspondía al “hombre de la mascara de hierro”. Era la voz de un nuevo Maou novato que intenta hacer lo mejor que puede incluso en un país extranjero.

—La verdadera líder de Caloria es Flynn, así que deberíamos preguntarle su opinión.

—No hay necesidad de preguntar. Nos vamos a casa.

—¿Qué le pasa? Ya no es chiquito, ¿cómo es que extraña tanto su casa?

Ahh... esa acotación sin pensar del chico japonés hace que la sangre de Wolfram hierva de nuevo.

Pero si Murata descubriera su verdadera edad, estaría tan sorprendido que sus anteojos saldrían volando.


Página principal Anterior Siguiente

Referencias[edit]

  1. Servicio de televisión satelital en japón.
  2. A las enfermeras se les dice de esta manera.
  3. San Francisco Javier es un santo, tenia la coronilla de la cabeza pelada en algunas ilustraciones.
  4. Mr. Maric es un mago famoso en Japón, uno de verdad, no en broma como Tokyo Magic Robinson.
  5. Un equipo Farm de los Yokohama Baystars que terminó en el 2010. Los uniformes tenían un tono particular de verde azulado.
  6. Esto es el equivalente a nuestro 0800, y lo que Murata dice luego también puede entenderse/escribirse en números en japonés. Es fácil para ellos que los sonidos de ciertas combinaciones de números formen frases, por lo que se pueden hacer estos chistes. En próximos capítulos vuelven a repetir el número de teléfono.