Maru-MA Volumen 07 Capítulo 2

From Baka-Tsuki
Revision as of 05:26, 25 February 2017 by RedGlassesGirl (talk | contribs) (Created page with "===Capítulo 2=== —¿Dijo “¡El Torneo del Mejor Luchador del Mundo! ¡Usa tu rapidez, poder de lucha y defensa para ganar!”? —Flynn Gilbit, usando una bata de dormi...")
(diff) ← Older revision | Latest revision (diff) | Newer revision → (diff)
Jump to: navigation, search

Capítulo 2[edit]

—¿Dijo “¡El Torneo del Mejor Luchador del Mundo! ¡Usa tu rapidez, poder de lucha y defensa para ganar!”? —Flynn Gilbit, usando una bata de dormir sencilla, trastabilla fuera de su habitación—...Aunque no me parece que ese sea el verdadero nombre.

—Ah, tal vez entendí mal. De todos modos, continuaban repitiendo “Shimaron, Shimaron” y los embajadores tenían el cabello suelto largo y brillante. Creo que hay más detalles en la carta.

Luego de superar todos los obstáculos para regresar a Caloria, Flynn cayó inmediatamente enferma y tuve que hacer reposo en cama. Tal vez ha sido por presenciar la destrucción de su patria a manos de fuerzas incontrolables o simplemente porque el agotador viaje la dejó exhausta. Pero no es una sorpresa, no planeaba saltar a un río sin ser capaz de nadar, o que Shou Shimaron experimentara con ella. Aunque su única tierra es una colonia de otro reino, Flynn, como esposa del gobernante de dichas tierras, es sorprendentemente fuerte a la hora de enfrentar tantas dificultades.

—Ahora que lo pienso este año es el cuarto... no me di cuenta...

—¿Hacen este evento cada cuatro años?

—Si. Todos los reinos eligen representantes para participar en el torneo de Dai Shimaron.

—¿Entonces es similar a las Olimpiadas?

Flynn coloca la carta sobre la mesa sosteniendo sus cuatro lados con pisapapeles en forma de animales. Ella se ve terrible, incluso su hermoso cabello rubio claro ha perdido su lustre original.

—Flynn, aun creo que deberías recostarte y descansar...

—No se preocupe, debería moverme un poco. Y no estamos casados o somos amantes, resulta bastante inapropiado que entre así a mi habitación, ¿no le parece?

El humor de Wolfram parece mejorar muchísimo luego de oír eso. La primera vez que la conoció, él me interrogó: “¿Quién es esa mujer? ¿Qué es ella para ti?” cuestionado la relación entre Flynn y yo.

—...”¡Usa tu inteligencia, velocidad y habilidades para ganar! ¡El Torneo del Mejor Luchador del Mundo! está por comenzar... Esperamos que Caloria envíe sus mejores guerreros a participar...”. Ellos ya saben que no tenemos tiempo para buscar participantes bajo este estado de emergencia y aun así envían un embajador con estas noticias.

—¿Qué clase de competencia es esta? ¿Es como la Serie de Japón, o la Serie Mundial, o la competencia comodín?

—¡De todo lo que hablas es béisbol! ¿Puedes al menos mencionar la Copa Mundial o la Copa Toyota?

¿Y tú o estás hablando solo de fútbol?

Pienso en las fallas de Murata mientras intento imaginar como seria el torneo del Mejor Luchador del Mundo. Un Kame Senin, un Saiyan, un Super Saiyan, Un Superinimaginable Ultra Hyper Mega... Kamehameha.

—Yo tampoco he visto nunca un Mejor del Mundo.

—¡¿Mejor del Mudo?!

—Si, Mejor del Mundo, ¿tiene algo de malo?

Solo estoy sorprendido con la abreviatura. Suena como restos de fideos o el nombre de un extraño platillo exótico.

—Caloria nunca ha participado antes. No solo por la falta de talento, sino porque no tenemos gente joven adecuada para participar en un desafío que nunca pueden ganar.

—¿Quieres decir que no sabes de que se trata la competencia?

—Si. Pero creo que al ganador de esos tres eventos de inteligencia, velocidad y habilidad se le concederá un honor especial.

—¿Qué crees que sea?

Si solo se les entrega una medalla, creo que el ganador definitivamente perdería su paciencia sobre el podio.

Flynn suspira y dice: —Es un honor que todos desean, pero que nadie conseguiría nunca.

—Se te concederá tu deseo.

—¿Qué deseo? ¿Seguridad para tu familia? ¿Pasar los exámenes?

—Shibuya, no son ángeles.

—No importa qué sea. Puedes desear una tierra para ti mismo, o recuperar el poder y riqueza de tu familia, o incluso oro y diamantes... ¡Cualquier cosa que desees se convertirá en realidad! Superficialmente, de todos modos.

—¡Ah, entiendo! ¿El ganador consigue casarse con la princesa de Shimaron? Ya veo, eso es tan romántico. ¡Ir mas allá de las nacionalidades por amor, pasión ardiente, juventud salvaje y obstinada!

Ya veo, no lo imaginemos como Dragon Ball, puede ser más como los antiguos gladiadores Romanos.

—No, es imposible, Shimaron no tiene una princesa. Y nadie nunca ha pensando en una noción tan romántica, ni tampoco nadie ha conseguido realizar su deseo.

—¿Entonces que significa? ¿Están solo jugando con nosotros? ¿Tentándonos con recompensas y luego defraudándonos?

Ella apunta hacia la segunda mitad de abajo en la gruesa y rugosa carta. Tal vez es por la cursiva demasiado excesiva en la escritura, pero no puedo entender ni una sola palabra.

—Mire aquí, los ganadores del primer torneo: Dai Shimaron. Ganadores del segundo torneo: Dai Shimaron... Todos los ganadores desde el primero hasta el ultimo torneo siempre han sido Dai Shimaron. ¡Solo mira esto, es imposible que otro pueda ganar!

Ella enrolla el papel de nuevo, sonriendo autocríticamente.

—Aunque, en nuestras condiciones actuales, no habrá muchos participantes. La mayoría de los reinos de la región central Oeste de la patria están ocupados reconstruyendo y la ultima fecha para ingresar es dentro de seis días. Ir de aquí hasta Nilzon al Este tomaría al menos veinte días incluso si fuéramos a máxima velocidad.

—¿Entonces vas a abandonar?

—Así es, no hay nada que podamos hacer al respecto.

—Es una lastima... no es fácil conseguir la oportunidad de pedir un deseo...

Sin embargo mi cerebro comienza a funcionar intensamente. Zapatillas de béisbol nuevas, guantes nuevos o equipo mas ligero que el que he usado hasta ahora. O tal vez protectores para las piernas azul de los Leones y anteojos protectores como esos que usaba Komiyama[1]. Aunque, no debería haber equipo de béisbol en este mundo, ¿dónde encontrarían la madera de fresno para hacer los bats de todos modos? Espera, espera, espera, si pensamos acerca de un equipo completo, lo primero que se necesita es un vestuario limpio...

—¿...Vestuario... eso es?

Murata dice en voz alta mis pensamientos con una expresión de sabelotodo que me hace querer chasquear la lengua. Sin pensar, solo digo lo que tengo en la mente.

—¿Que tal pedir por la caja?

—¿Caja?

Flynn ladea la cabeza como una niña inocente. Parece que no ha entendido del todo lo que quise decir.

—Si, la caja. Si ganamos y pedimos la caja como premio, ¿nos la darían así sin más?

Tan emocionado que parece que fuera a palmear sus rodillas, Wolfram exclama: —¡Dai Shimaron tiene “El Fin del Viento”!

—¡Es verdad! Es porque tienen esa caja que tú querías llevar a un descendiente de la familia Wincott, ¿verdad? ¿Quieren usar el veneno Wincott para controlar a la persona que es la llave de “El Fin del Viento” o como sea que se llame?

De acuerdo a mi confiable G-shock, eso pasó hace quinientas cuatro horas. Ocultando la muerte de su marido Norman Gilbit, Flynn Gilbit protegió Caloria bajo el rol de “el hombre de la mascara de hierro” y negoció con Dai Shimaron a espaldas de su verdadero soberano Shou Shimaron.

Lo que ella dijo fue: —Aquellos que gobernaban esta tierra en el pasado guardaron el veneno Wincott que es capaz de controlar a cualquiera en las profundidades de esta finca. Estoy dispuesta a entregarlo, pero bajo ciertas condiciones. Deben reducir el número de habitantes de Caloria que son reclutados como soldados para su reino y además dejar volver a los jóvenes a nuestro país. Ya que no puedo soportar más perder a nuestros ciudadanos a causa de las guerras en las que se envuelve su propio reino. —Y al final Flynn logró cerrar el trato, entregando el veneno a Dai Shimaron.

En aquel momento, nosotros justo llegamos vagando a este lugar y ocultamos nuestras identidades afirmando ser descendientes de los Wincott ya que yo tenía la insignia de esa familia. Por supuesto que la maseki que yo usaba tiene los mismos detalles que la insignia. Pertenecía a Susanna Julia que fue un miembro de la familia Wincott, quiénes escaparon hacia el occidente para convertirse en mazokus. Fue entonces cando Flynn tuvo una idea.

Solo aquellos con sangre Wincott pueden controlar a los que han sido envenenados. Si ella pudiera entregar a ese hombre a Dai Shimaron, seria mas fácil para ellos controlar a la persona que es la llave. Si el trato funcionaba, mas jóvenes de Caloria serian capaces de regresar a su país.

Sin considerar lo ético de sus acciones, su plan fue bastante brillante. Los que arruinaron todo fueron los militares de Dai Shimaron.

De los dos blancos, uno terminó en un semi estado de muerte y el paradero del otro es desconocido. Aunque que hubiera sido suficiente tan solo golpearle con una flecha envenenada, el brazo izquierdo de Conrad fue cortado y luego se vio envuelto en una explosión...

—¡Rayos!

Golpeo mi puño contra la hermosa mesa de madera labrada.

Ese brazo definitivamente es tuyo. No se porque Shou Shimaron tenía el brazo que te cortaron en Shin Makoku. Y para colmo, si esa era la “llave incorrecta”, ¿por qué fuiste un blanco en primer lugar?

Pero...

Conrad... ¿aun estas vivo, verdad?

¿Vas a volver a mi lado vivo, verdad?

Me cubro los dos ojos con la palma sin darme cuenta. Quito los dedos uno a uno, sacando mi mano derecha lentamente de mi rostro.

Al exhalar lentamente el aire de mis pulmones, veo que los hombros de Wolfram se relajan. De verdad, no necesitas preocuparte. No lloraría en frente de todos.

—Es verdad.

La gobernante de Caloria se agarra su propia garganta con la mano derecha, como si fuera a estrangularse a ella misma.

—...Iba a usarlo. Estaba intentando venderlo para hacer realidad mis propios deseos personales.

La espada de Lord von Bielefeld resuena cuando la desenvaina de su funda un par de centímetros. Con un movimiento de tu cabeza, mataré a esta mujer de inmediato. Lo ha dicho muchas veces y parecía serio, pero...

—Alto, Wolf. No quiero que hagas eso. Y tu también, Flynn... arreglemos esto después.

—¡Pero--!

—¡Es todo por esa caja!

Interrumpo su voz dolida nombrando ese objeto maldito.

—Si no fuera por El Fin del Viento, todo esto nunca hubiera pasado. Si los humanos... Si Dai Shimaron no hubiera conseguido ese arma, no hubieran ido tas Conrad y Günter, y no nos hubiéramos perdido en este lugar extraño. Y aún hay mas, aún mas.

En este mundo hay cuatro objetos que jamas deben tocarse. Los humanos no sabían de la terrible experiencia por la que pasaron sus ancestros al sellar ese horrendo poder, no como se hicieron o sobre su trágica historia.

Simplemente soñaban con el inmenso poder que poseen y tenían la confianza de que serian capaces de controlarlas.

No consiguieron la llave correcta y liberaron una presencia malvada.

—Si esos idiotas de Shou Shimaron no hubieran experimentado con la llave equivocada, este reino no hubiera sido destruido. ¿Cual es el nombre de las cajas que tenían? El Fin del Viento y....

—El Final de la Tierra.

Responde Murata con voz fría.

—Es verdad, El Final de la Tierra. Aún la tienen, aún tienen esa.

Como si hubiera lamido una menta demasiado fuerte, siento un escalofrío vibrar a través de mis sienes. Una voz increíblemente calma sale de mi garganta.

—...No podemos dejar esos ingenuos humanos las conserven... Están destinadas a nosotros.

—¡Guau!

Mi amigo responde de una forma dramática y antinatural.

—¿Por que estás respirando tan fuerte, estás borracho?

—¿Eh? ¿Qu--qué? ¡¿Qué acabo de decir?!

Cambio de vuelta al débil rey primerizo, despeinando mi flequillo avergonzado.

—¡No estoy borracho! Sabes bien que estoy en contra de beber y fumar.

—No con alcohol, sino contigo mismo.

—Ni se te ocurra decir que estoy “drogado naturalmente”, ¡ni siquiera me siento mal cuando me subo a los transportes públicos! ¡Es Wolf el que se marea en los barcos!

—¿De verdad? Entonces no tienes que preocuparte por nuestro viaje escolar.

—¡Así es! De todos modos el viaje de graduación de nuestra escuela es de un día entero en bus durante el primer día, no como tu escuela privada que tiene un vuelo de avión, así que... ¿uh? Este no es momento para discutir medios de transporte, ¿o si? Volviendo a lo que es importante, ¡deberíamos hablar de las cajas! Las cajas...

—Esa es una extraña opinión para un novato como tú.

Viendo que Wolfram ha quitado la mano derecha de su espada, suspiro aliviado. Comprendo su odio hacia Flynn, pero no puedo dejar que él, que no estuvo aquí en ese momento, inflija un castigo solo por como se siente.

—No podemos dejar que los humanos se queden las cajas. Eso es precisamente correcto. ¿Pero qué hacemos? ¿Atacamos Dai Shimaron antes de que descubran como usarlas? De todas formas, la fuerzas navales se reunirán mañana. Aunque no están equipadas por completo, las fuerzas designadas de emergencia están compuestas por soldados altamente entrenados. Si lo deseas, puedo enseñarte como dirigir un ejercito desde el principio.

—¿Tú? Oh, lo siento. ¡No quise decir que fueras poco confiable! ¡De verdad, no quise decir eso! ¡¿No lo he dicho antes?! No quiero empezar una guerra, bajo ninguna circunstancia.

¡No me chasquees la lengua tan fuerte!

—Eeh... bueno, ese concurso eliminatorio sobre ¡correr, atacar y defender!... ¿El espectáculo del mejor luchador?

—Es “¡Usa tu inteligencia, velocidad y habilidades para ganar! ¡El Torneo del Mejor Luchador del Mundo!”.

—Cierto, si ganamos el titulo del Mejor Luchador del Mundo, creo que Dai Shimaron tendrá que darnos la caja. Todos responden con -”¿Uh?” y un “¡¿Eh?!” que logra la combinación de un gracioso “¡¿Ueh?!”.

—¡¿Le darán la caja al campeón...?!

—Gracias todos por ser tan simultáneos con su desconfianza, gracias de verdad.

—¡¿Hablas en serio, Yuuri?! ¿Por que debemos tomarnos la molestia? Podemos simplemente atacar por sorpresa, ¿no es verdad?

—¡Espera un minuto, Caloria no tiene ningún potencial participante ahora mismo! Además, ¿no le he dicho lo que ha pasado antes? ¡Es imposible ganar el campeonato!

—¡No hablen al mismo tiempo!

Solo Murata sonríe sin decir una palabra.

Respiro profundamente antes de decir: —Cálmense los dos. Primero, Wolf, no vamos a comenzar una guerra. Cando digo que no, significa que absolutamente no vamos a hacerlo. Y luego, Flynn, participar en esa clase de torneos es significativo. Incuso si no ganas no pierdes nada, ¿verdad?

—Participar en el torneo es significativo... Es la primera vez que escucho algo así.

Flynn se coloca una mano en la frente, agachando la cabeza e intentando calmarse.

—¿Pero no se lo dije antes? Incluso si vamos a toda velocidad, tomará al menos vente días llegar allá. Incluso si salimos ahora, ¡no llegaremos a tiempo al dia del registro!

—¿Cuando dices a toda velocidad te refieres a viajar por tierra, verdad?

—Así es.

Digo un poquito orgulloso: —¿Entonces que tal si viajamos por mar? ¿Acaso no tenemos ese barco Dougard?




Página principal Anterior Siguiente

Referencias[edit]

  1. Komiyama Satoru, un pitcher que según las fotos que vi suele usa anteojos especiales de alguna clase, los mas repetidos son unos naranja transparente brillante.