Maru-MA Volumen 07 Capítulo 3

From Baka-Tsuki
Revision as of 05:43, 25 February 2017 by RedGlassesGirl (talk | contribs)
(diff) ← Older revision | Latest revision (diff) | Newer revision → (diff)
Jump to: navigation, search

Capítulo 3[edit]

La embarcación de alta velocidad Dougard avanza zumbando a tres veces la velocidad normal comparando con barcos normales.

Su casco está pintado de rojo brillante porque era una galante nave que estuvo cubierta de la sangre de sus enemigos en la segunda guerra naval de mar Rojo Central. Por eso la gente lo llama “El Cometa del Mar Rojo” como una forma de infundir el miedo.

—Nosotros los Dougard hemos sido guerreros del mar por generaciones, y esto se remonta a la historia de Lord Dougard Mindair que batalló contra los piratas en el norte él solo... —Y así empieza la larga historia de la familia Dougard.

Hay una placa dorada colocada en la entrada con un pequeño texto escrito en ella. Leo el texto trazándolo con mis dedos. Seria genial si todos los libros de Shin Makoku fueran así.

—Aun así, ¿“El Cometa del Mar Rojo”?

—Es como Char[1].

—¿Y ese quién es? ¿Algún atleta alemán?

Siendo que soy un completo idiota respecto a terminología de fútbol, lo que digo hace que Murata frunza el ceño. Probablemente decidiendo que no tiene caso continuar nuestra conversación, él solo sacude su mano izquierda.

¡Oye, no me subestimes! Al menos conozco sobre Bundesliga y la Serie A. De todos modos, si tengo que describir como se siente viajar por mar tres veces a la velocidad normal, inmediatamente pienso en ver un vídeo grabado a tres veces la velocidad de lo normal. Nuestro alrededores se deslizan alrededor nuestro borrosos. Ahí está el mar, las olas, el cielo, las nubes, las gaviotas y las algas. Bordeando la costa Sur, a un barco normal le tomaría casi quince días finalizar el viaje, pero como este es el increíble Cometa del Mar Rojo, solo nos tomará unos cinco días llegar.

—¡Cinco días es aun muy lento, tenemos que llegar allá en cuatro días!

El Capitán Dougard Hicks Segundo me dice con seguridad: —Eso es imposible.

—...Entonces supongo que cinco días también tendrá que funcionar...

Solo quería fingir que estaba haciendo lo mismo que cuando la Enterprise estaba en peligro. En otras palabras: “¡Capitán, nos caemos!”, “¡¿Cuanto tomará reparar el dispositivo de aceleración?!”, “¡Necesitaríamos cinco horas!”, “¡Eso es demasiado tiempo, consíganlo en treinta minutos!”. En realidad, los métodos del Capitán Picard[2] no funcionan. Es una actitud débil que nunca esperarías de un rey.

Preparándonos para dejar el puerto comercial Gilbit al día siguiente, estamos ocupados haciendo los preparativos para embarcarnos en el viaje.

Y yo, forzado a usar una mascara cuando no hay nadie cerca, soy demorado por los niños que se han levantado temprano. En tan solo unos segundos soy rodeado por una gran cantidad de ellos. Durante estos días he estado actuando el papel de un buen líder, reuniéndome constantemente con la gente.

—Señor Norman, ¿a dónde va?

—¿Alguna vez volveremos a de nuevo?

Desde su perspectiva, hace poco han pasado por un repentino e increíble desastre. Es perfectamente normal para ellos comenzar a dudar de nuevo cuando se enteran que su líder va a dejar las tierras, especialmente siendo que la gente de Caloria no ha visto a Norman Gilbit por mas de diez años. Justo cuando su gobernante ha vuelto quiere llevar a su esposa a un viaje por mar. No hay dudas de porqué se sienten inseguros. Esas pequeñas manos rojas del frió están por tomar mis ropas, pero se retiran casi inmediatamente.

Probablemente estos niños dudan de tocar a una persona importante porque seria mala educación.

—Por favor no se vaya, Señor Norman...

—Volverá, ¿verdad?

—No se preocupen, volveré, definitivamente voy a volver.

Siento un mis emociones arremolinarse dentro de mi cuando les respondo.

Es que el verdadero Normal Gilbit nunca jamás regresará a esta tierra. Ahora se encuentra recostado en una fría tumba, o tal vez está disfrutando en el paraíso. La persona usando la máscara color plata no es el regente de la cara llena de cicatrices. Es el recién coronado Maou del reino de los mazokus a varios días a través del mar.

En este momento siento que estoy traicionando la confianza de estos niños con mi gran mentira. Están siendo engañados. ¡Engañados! No me miren con esos ojos inocentes. ¡Este no es el verdadero Norman Gilbit parado frente a ustedes! Sin embargo, todos estos niños, sus padres y los padres de sus padres creen que este extraño desconocido es su regente. Le han entregado su tierra y sus vidas a un extraño.

—¡Oigan, saben, su hermano mayor de aquí —comienza a decir Murata que está a punto de subir al barco, él voltea para hablarle a los niños y su voz llega flotando desde arriba— está por representar a Caloria en una batalla con Dai Shimaron!

—¿Batalla? ¿Hay una guerra?

—No, no una guerra, es solo un torneo deportiv-- Mm, debería decir competencia. Va a participar en “¡Usa tu inteligencia, velocidad y habilidades para ganar! ¡El Torneo del Mejor Luchador del Mundo!”. ¡Eso de verdad requiere talento, ¿saben...?! Incluso tal vez necesitemos usar frases como “¡Por el honor de Caloria!” —Los ojos de los niños brillan.

—¿Representando a nuestro país en un torneo?

—Como Norman Gilbit es nuestro regente, es el mas fuerte de Caloria.

—¡Así es, recuerden decirle a sus amigos! Díganles que él va a participar en el Torneo del Mejor Luchador del Mundo.

—Oye, oye, no exageres tanto.

Aunque el béisbol ha ocupado la mitad mas larga de mi vida, ni siquiera califiqué para convertirme en catcher de mi equipo en secundaria baja. Ahora soy tratado como el regente de un país y además estoy por representar a dicho país en una competencia importante. ¡¿No es este el equivalente a saltarme los campeonatos estatales y las ligas para representar a Japón en las Olimpiadas?! No creo que haya nadie en la Tierra que haya dado un salto tan grande.

Oh, por Dios, ¿a dónde se ha ido mi vida normal?

Supongo que preguntarle a Dios sobre el destino del Maou es un tanto absurdo...

—Lady Flynn, ¿también se va?

—Si, Carla, pero volveré tan pronto como acabe el torneo. Y tu también Meg, vayan a ayudar a sus madres. Sus padres, sus hermanos y los otros hombres volverán pronto, ¡pero su ayuda también será necesaria, ¿saben?!

Flynn acaricia la mejilla de la pequeña niña, su largo cabello casi arrastra por el piso. Todos los niños se ven reacios a irse, volteando a ver hacia atrás varias veces mientras vuelven a los refugios.

—Conoces sus nombres.

—Siempre vienen por la finca. Por supuesto que no recuerdo todos sus nombres, pero sería bueno si pudiera.

—Mm.

Con la repentina sensación de que he perdido ante ella, aparto la vista. Realmente es una buena líder. Si el país soberano no tuviera una ley que prohibiera a las mujeres gobernar probablemente hubiera sido una excelente gobernadora, también incluso una buena esposa.

—Esta pregunta puede ser un tanto extraña... Bueno, no es realmente nada importante.

—¿Qué?

—¿...Te gustan los niños?

Flynn luce confundida, luego sacude la cabeza rápidamente. Las mechas de su flequillo flotan en el aire.

—¿Qu-qué? ¡¿No tengo ninguno?! ¡No tengo ningún hijo ilegitimo!

—No, no quiero decir eso. De hecho, el que tiene el hijo ilegitimo soy yo.

—¡¿Eh?! ¡¿Tienes una niño?! Entonces eso quiere decir... ¿está casado, Capitán?

—Bueno, soy un padre solte-- ¡Ahh!

Un cuchillo conocido corta el aire entre nosotros y queda encajado en las rajaduras del empedrado.

—¡Oye tú, humana sucia!

—...Sucia...

—¡Ni se te ocurra coquetear con mi prometido!

El hermoso bishounen de ochenta y dos años nos fulmina con la mirada con las venas de su frente a punto de explotar.

Sin embargo, parece que Flynn está mas impresionada por la complicada relación mazoku que el arma arrojada. Ella apunta a Wolfram y a mi con la boca moviéndose como un pez.

—¿P-prometido? Entonces... eso significa que uno de ustedes dio a luz...

—¡Ahh! ¡Te ruego por favor que no preguntes sobre eso!

¡Especialmente donde Murata puede oírnos!

Justo en este momento mi amigo se acerca paseando hacia a nosotros, sonriendo radiante y sosteniendo una caja de metal en sus manos.

—Guau, Shibuya, ¿estás comprometido? ¡Eres solo un estudiante de secundaria! Entonces es por eso que no te interesan las chicas de tu edad.

—¡¿Que?!

—De verdad, me preguntaba por que solo te mostrabas interesado en mujeres mayores o lolitas. Así que ya veo, ¿has llegado a la edad de casarte mientras yo no miraba?

Hablando de edad, Wolf es mucho mayor que yo... Me acabo de dar cuenta.

—¡Espera, espera, Murata! De hecho, esto es bastante complicado... Pretende que no has escuchado acerca de eso.

—Su Majestad, ¿de qué está hablando? ¡El compromiso entre Su Excelencia Wolfram y usted es un evento muy importante a lo largo del país!

—¡¿Todo el país?!

Recibo el golpe de gracia de un tercero que pasaba. Es el subordinado pelado de Günter. Él sostiene un montón de tablas en sus brazos. Me pregunto que va a hacer con ellas.

—¡No, no, no! ¿De verdad el país entero?

—¡Por supuesto, Su Excelencia Günter estaba tan contento, bailaba en el medio de las plumas que volaban! ¡Se dice que rompió y abrió siete almohadas!

—Su Majestad, ¿cuando va a celebrar este gran evento?

Incluso el usualmente silencioso Capitán Sizemore se mete en la conversación.

Todos saben... Demasiadas personas saben como para que ahora me retracte.

—Ugh, Picascos... Por favor, ya no hables sobre esto.

—Soy Dacascos, Su Majestad.

—Oh, cierto, Tecascos. Puede que estas sean noticias publicas en nuestro país, pero por favor no lo menciones a bordo.

—¡¿Por que no le dejas hablar de esto?! ¡Yuuri! ¡No te permito que lo mantengas en secreto!

¡¿Eres tú el que esparció la noticia por todos lados?! ¡¿Hay alguien que pueda intervenir aquí?! ¡Somos los dos varones!

A diferencia de Flynn, Murata no está sorprendido para nada. Tal vez tiene un familiar en esa clase de relación.

—Bueno, dicen que los amores secretos son mas apasionados.

—Murata... ¿de verdad eres mi enemigo? ¿O mi amigo en realidad?



Se forma una multitud en el puerto mientras la embarcación de alta velocidad se prepara para partir. Los niños estiran las manos para tocar el barco, otros están ocupados agitando el pañuelo o las chaquetas, gritando el nombre de Norman Gilbit simultáneamente. Incluso hay gente que rompe en llanto de la emoción.

La gran fiesta de despedida continúa por largo tiempo.

El viaje por mar está bastante bien. Aunque es una nave diseñada para maniobrar por espacios pequeños, El Cometa del Mar Rojo aun tiene espacio para unas docenas de personas. Como es un barco creado básicamente para la guerra, casi no hay camas de dos plazas. Aunque los tres dormimos en el camarote del Capitán, es difícil decir que es cómodo.

No solo paso mis días afuera en la cubierta, incluso mis noches se pasan mirando las estrellas. En otras palabras, estamos afuera casi todo el dia. Realmente deberíamos prepararnos para el invierno.

Josak se concentra en su queridas tallas de madera desde el primer día. Dacascos, con su lápiz tras la oreja, le ayuda con el coloreado. Tal vez Sizemore no está acostumbrado a pasar tanto tiempo a bordo del barco de otra persona, porque continua caminando de un lado a otro por la cubierta. Solo Flynn se la pasa todo el tiempo en su camarote. Probablemente está preocupada por haber dejado la reconstrucción de Caloria en manos de una tropa de rescate extrajera.

Sin embargo, Gisela, un grupo de sanadores profesionales y un grupo de trabajadores de apoyo en caso de desastres se encuentran entre la tropa de rescate de Shin Makoku. Definitivamente es mejor dejar la misión de rescate en sus manos más que en las de alguien sin experiencia. Flynn solo tiene que confiar en mi acerca esto.

—Si-i-i que e-está un poc-co frí-frío.

—Y-y-y cuanto tra-tratas de hablar, te-te mu-mu-muerdes la le-lengua.

Como nos desplazamos a tres veces la velocidad normal, tenemos que prepararnos para enfrentar tres veces el viento. El motor de este pequeño barco está realmente en buenas condiciones. Las partes internas del motor tienen un olor extraño. De acuerdo a los ingenieros, eso prueba que el dispositivo a maryoku de aceleración funciona correctamente. Si utiliza maryoku, ¿por qué huele como sulfuro?

El aparato es un producto orgullosamente creado por Lady von Karbelnikoff Anissina. Es realmente diferente a otros productos en el mercado.

—¿Q-qué e-está hacie-endo el chi-chico lindo?

Su voz suena como Kitarou[3].

—¿Wolf? ¡E-está vo-vomitando po-por allá! S-se m-marea muy fa-facilmente. ¡Ay!

—Él e-está da-dando lo m-mejor de sí, ¿uh?

Murata agarra el barandal con fuerza mientras mira hacia el mar. Su cabello rubio teñido algo descolorido flota en el viento mostrando su frente. Gracias al cielo que no está usando peluca.

—¿Wolf ha-hace lo me-mejor que pu-puede? ¿Po-por qué i-intertaría da-dar lo me-mejor de él?

—Para ayudarte a convertirte en un buen rey.

Él aun continua mirando el océano.

—Solo espero que su entusiasmo no tenga el efecto contrario.

Luego de eso mira hacia mi lentamente, parpadeando con sus ojos negros que ya no están tapados por los lentes de contacto. Los dos tenemos el mismo color de ojos.

—¿...Quién eres?

Estoy dándole la espalda a las olas, mis manos van hacia atrás para agarrar el barandal. Puedo sentir las frías barras de metal contra mi cintura. No hay mas lugar para que pueda retroceder. Más atrás solo está el océano. Solo podría caer.

—¿Quién eres en realidad?

—¡Oye, eso no es agradable! Shibuya, ¿de qué estás hablando? Fuimos compañeros de clase en secundaria ba--

—¡Eso no es cierto, ¿verdad?!

Josak nos mira desde la cubierta mientras agita una sierra y grita.

—Su Alteza, ¿esto así está bien?

—Mm, iré a echar un vista--

—¡No te vayas!

Tomo el brazo del amigo que se supone que conozco.

Su nombre es Murata Ken. Un compañero con anteojos de mi segundo y tercer año en secundaria baja y ahora un estudiante de honor en una escuela privada de élite. Como no tiene novia, ha estado trabajando a tiempo parcial en el negocio de unos parientes en la playa para pasar sus vacaciones de verano. O así parecía.

Realmente parecía haber sido de esa manera.

—¿Quién es “Su Alteza”? ¡¿Por qué puedes comunicarte con Josak cuando esta es la primera vez que vienes a este mundo?! ¡¿La razón por la que Wolf se niega a responder tus comentarios es por este titulo tuyo?!

Mientras las preguntas explotan fuera de mi boca, ya no puedo detenerme.

—¡Y el idioma! ¡Incluso si sabes un poquito de Alemán, es imposible que puedas hablar tan fluidamente apenas llegas a un país extranjero! ¡¿Y no te parece extraño para nada cuando los otros me llaman rey o Su Majestad?!

Murata... o al menos la persona que pensé que era Murata Ke,n se mantiene en silencio mientras aprieto su brazo. Cuando pongo un poco mas de fuerza en mi agarre sus músculos reaccionan levemente.

—Además... en Shou Shimaron... ¿qué fue eso que dijiste en el estadio? ¿Que significaba eso? Puede que como eres inteligente seas capaz hablar sin pensar mucho sobre temas internacionales y problemas sociales. ¡Puede que te hayas dejado llevar por la corriente y respondido con seriedad!

Pero el dijo eso.

Dijo que viajamos juntos en el pasado. Estábamos en una tierra seca y fuimos llevados por otro como en ese momento.

—...No recuerdo nada como eso. Nunca he visto un cactus contigo. El sol y la luna y los guardianes, ¡no recuerdo eso para nada!

—¿Pero acaso no lo dije? Que probablemente no lo recordabas.

—¡¿Entonces por que tu lo sabes?! ¿Cuando fue eso? ¿Dónde es ese desierto? ¡¿Quién era mi guardián?!

—Lord Weller.

Oyendo el nombre que adiviné a medias que diría, mi voz tiembla cuando pregunto: —¿Como podrías haber conocido a Conrad, Murata?

—Nunca lo vi cara a cara. En ese momento tu y yo ni siquiera teníamos forma humana y nuestro destino ni siquiera había sido decidido.

Josak, que se dio cuenta de que algo pasaba y vino corriendo, toca levemente mis dedos.

—Su Majestad.

Abrazándome por detrás, quita mis dedos del brazo de Murata. De repente todas las fuerzas dejan mi cuerpo y ni siquiera me resisto. Un letargo desagradable me ataca y colapso hacia atrás. Puedo sentir un par de fuertes brazos soportándome inmediatamente.

—¿...Solo pretendes ayudarme cuando en realidad previenes que le ataque a él?

—No, Su Majestad. No creo que usted haría tal cosa.

—No lo entiendo. Aunque digas eso... Murata, él... él es inteligente y persuasivo... y además es japonés, por lo que tiene el cabello y los ojos negros. Yo solo soy un principiante débil, un tipo inservible incapaz de llevar a cabo las obligaciones de un rey. Tal vez todos ustedes comenzaron a pensar que fue un error dejar a alguien como yo convertirse en rey, así que solo están intentando encontrar otro candidato. Es por eso que han traído a este sujeto de aquí, ¿verdad? Me enojo fácilmente y soy obstinado, no haré lo que quieren así que van a cambiarme por alguien mejor y más talentoso. ¡Es por eso que Murata está aquí, ¿verdad?!

Estoy repitiendo lo que alguien, no recuerdo quién, me dijo una vez antes. Mi cabeza comienza a punzar del calor y mi voz suena lejana. De hecho, puede que sea por el murmullo en mis oídos que ya no puedo escuchar los ruidos a mi alrededor

Mi vista está teñida de rojo, igual que una pileta de sangre expandiéndose hacia afuera.

Una parte de mi, separada de mi conciencia, solo está balbuceando.

—...Pero... que pena. Él es japonés igual que yo y es probable que sea completamente humano. ¡Ni siquiera es seguro que tenga esa sangre mazoku que a todos ustedes tanto les gusta fluyendo por sus venas! Al final, ambos somos “pseudo” mazokus. Puede que seamos soukokus o gente que posee la oscuridad, pero nuestros cuerpos están hechos con la carne y sangre de sucios humanos. ¡No somos adecuados para el rol de Maou! Porque ambos nacimos de los cuerpos de mujeres humanas sin moral--

De repente una fuerza me golpea desde la izquierda haciendo que me muerda dolorosamente la parte interna del cachete. Me toma varios segundos darme cuenta que acabo de ser golpeado. Fui yo quien dio una cachetada y fue en un buen ángulo con un fuerte ruido.

La otra persona solo me miraba estupefacta, incapaz de reaccionar durante un rato.

Al igual que él, solo miro a la persona me cacheteó de la misma manera.

—¡Insultar a los padres de alguien es un acto despreciable!

—...Wolf.

—¿No es eso lo que me dijiste?

Él mira directo hacia mi con sus ojos verde esmeralda que me recuerdan a un lago. Como si hubiera tragado una menta demasiado fuerte, la parte trasera de mi garganta y mi cabeza duelen un poco.



MaruMaNovel704.jpeg



—¿...Qué le... acabo de decir... a Murata?

—Exactamente lo mismo que dije yo sobre tus padres la ultima vez.

Obviamente recuerdo lo que dije. Pero, no tuve intenciones de decirlo para nada. De verdad. No solo soy obstinado, sino también impulsivo y un cobarde. No importa por que ángulo me mires, soy inexperto e inútil. Es obvio que él seria un mejor líder.

Pero aun así, no estaba pensando que los mazokus me abandonarían.

No creo que todas las personas con las que he forjado una relación sean así de descorazonadas. Así es.

—Lo siento, Murata.

Agarrando algo con mi mano derecha para recuperar mi balance, de algún modo miro a mi amigo a los ojos.

Por supuesto, mi rostro está rojo ardiente.

—Está bien. No existe ningún estudiante de secundaria que se enoje porque alguien dijo eso sobre su madre.

—¡¿Eh?! ¡Pero él se enojó!

El chico lindo agarra el cuello de mi ropa inmediatamente.

—Te pusiste como loco de ira. Y como resultado no pudiste controlar tus sentimientos de inferioridad y amor hacia mi.

—¿Q-qué cosa sobre inferioridad y amor?! ¡¿Y qué quieres decir conque no pude controlarlos?!

—Pero aunque fuera debido al enojo, fue algo buen que te propusieras de inmediato. De no ser así, entonces ahora mismo estarías sufriendo de un amor no correspondido hacia mi. Y por cierto, —el coloca la mano que usó para abofetearme en su cadera, aclara su garganta y dice con confianza—, eso de recién es una vieja tradición mazoku llamada “proposición inversa”.

—¿Bulbo[4] inverso?

¿Qué es eso? ¿Es una clase de raíz que excavas luego de que florece en primavera y entonces lo replantas el año siguiente?

¿O es el ultimo single[5] grabado por la banda favorita de mi padre antes de que se separaran?

—¿Shibuya, es como si te hubieras confesando a él estando borracho?

—¡N-no!

—Bueno, todo está bien si termina bien. Aunque, esa parte que sonó a que valoras tu estatus social. ¿Haz comenzado a desear autoridad? Pero Shibuya...

—¡Uwah!

Como al inicio de un examen, él me voltea el parpado para afuera.

—No eres del tipo que se siente atraído por cosas como esa.

—Estas hablando como un psiquiatra de nuevo.

—Ahora es un buen momento para aclarar las cosas. Murata, ¿quién eres en realidad?

Josak intenta explicar con tono de disculpas.

—Su Majestad, en realidad él es...

—Lo siento, pero —interrumpo abruptamente— quiero escucharlo directamente de él.

—Si ese es el caso, deberíamos ir a otro lado.

Luego de superar tres temblores, la velocidad del barco se reduce dramáticamente de repente. El Capitán Sizemore viene corriendo hacia nosotros colocando las manos alrededor de su boca y gritando: —¡Por favor todos entren en la cabina! ¡Rápido!

Wolf pregunta: —¡¿Un clamar gigante?! —mientras desenvaina la espada. ¿Por qué se ve tan contento?

—¿Ha pasado algo malo?

—No, Su Majestad. ¿Puede verlo? Justo ahí.

Mirando hacia donde Josak apunta, puedo ver la rocosa protuberancia de la costa a la distancia. Hay velas amarillas ondeando e el viento mientras se acercan a nosotros.

—Es la guardia costera, nada de que preocuparse. Fuimos invitados por ellos, ¿recuerdan? ¡No va a pasar nada malo!

—Si ese es el caso, ¿por qué tenemos que escondernos?

El Cometa Rojo casi si ha detenido por completo.

Josak está increíblemente contento mientras nos empuja a mi y a Murata por los hombros.

—Los que han sido elegidos para patrullar el mar son generalmente muy malhumorados. Si algo le pasara a cualquiera de ustedes, seriamos hechos trizas por Shinou. Bueno, incluso si hay algún problema será solo un altercado menor y no será tan problemático.

Para evitar cualquier problema parece que es mejor escucharlo. Empujando la puerta de la cabina con mi pie, tiro de la manga de Wolfram.

—Wolf.

—Continua. —El sacude la cabeza levemente—. Ese no es mi lugar.

—¿Eh...?

Antes de que pueda preguntar, me empuja dentro y cierra la puerta.




Página principal Anterior Siguiente

Referencias[edit]

  1. Char Aznable, referencia a Gundam. Este personaje tiene un robot rojo y el nombre de guerra que obtuvo es “El Cometa Rojo”. En la siguiente linea Yuuri probablemente está haciendo referencia/confundiéndose con un jugador de fútbol alemán que le gusta a Murata, Oliver Khan.
  2. Referencias a Star Trek nueva generación.
  3. Gegege no Kitarou, anime y manga de terror y comedia.
  4. Kyuukon, pronunciacion tanto de compromiso como bulbo. Volvemos al chiste de la novela 1.
  5. Los singles son comunes en japón, son CDs que solo contienen una canción de un grupo, a veces en varias versiones. No es como a lo que estamos costumbrados en occidente cuando sacan un CD entero.