Yahari Ore no Seishun Rabu Kome wa Machigatteiru: Volumen 4 Capítulo 7

From Baka-Tsuki
Jump to: navigation, search

Capítulo 7: Al final, Tsurumi Rumi elige su propio camino[edit]

Parte 1[edit]

No importa cómo lo mires, la prueba de coraje era un evento de un campamento al aire libre. No era como si podríamos utilizar prótesis de maquillaje en toda regla o VFX. Como alguien más o menos recuerda, es un asunto simple: recitas los sutras budistas, vas alrededor de la oscuridad de la noche evadiendo los árboles y persiguiendo a la gente en torno a tocados.

Dicho esto, el bosque de noche era raro en sí mismo. Cada vez que los árboles se agitaban, voces humanas que no eran de este mundo hacían cosquillas en los oídos, y cuando el viento soplaba, los muertos acariciaban tu mejilla.

Ese era el tipo de ambiente en el que estábamos envueltos mientras preparábamos la prueba de valor, desarrollando planes para la noche. Una vez que inspeccionamos el curso de arriba a abajo, terminamos las cosas pegando un montón de talismanes de papel de paja en una pantalla de Stevenson que había sido remodelada para parecerse a un santuario. Se suponía que los estudiantes de primaria llevarían un talismán hacia la meta.

Aunque una buena cantidad de la obra podría haber sido hecho por nosotros, registramos los lugares peligrosos para que los estudiantes de primaria no salgan del camino y se pierdan. Pusimos conos de colores para marcar el lugar donde queriamos asumir nuestro papel de monstruo; simplemente caminaríamos y evitaríamos que los estudiantes pasen entre nosotros.

Aunque no he participado en la conversación, ya que se trataba de una conversación y todo, yo tenía un mapa Información a fondo en mi cabeza. Mappy knows - este camino es un callejón sin salida.[1]

Cuando regresé a la zona de espera, Yukinoshita rompió el hielo.

"Entonces, ¿qué haremos?"

Que haremos, obviamente, no tenía nada que ver con la prueba de valor.

Ella estaba preguntando cómo íbamos a salvar a Tsurumi Rumi de su destino. Ella no recibió ninguna respuesta de los otros, que estaban muy felices de compartir sus opiniones hasta ahora. En cambio, el silencio cayó sobre ellos.

Esta era una cuestión difícil de tratar.

Nada vendría de nosotros simplemente cantando "todos deberían ser amables con los demás" como un mantra, e incluso si suavizaramos la situación diciéndoles qué hacer, la historia se repetiría. Si, por ejemplo, Hayama arrastrara a Rumi en su círculo interno, la verían como si fuera una maldita molestia. Hayama era el tipo popular, y todos ellos podrían llevarse bien por su causa. Pero no era como si Hayama podía mantener la vigilia durante todo el día por el resto de sus días. Teníamos que hacer algo con la raíz del problema.

Durante todo este tiempo habíamos bordeado la respuesta obvia.

Hayama habló lenta y deliberadamente. "Rumi-chan sólo tendría que hablar con todo el mundo, supongo. Haremos una situación en la que puede pasar.”

"Pero si lo haces, los otros podrían ser horribles con Rumi-chan..." dijo Yuigahama con los ojos bajos.

Pero Hayama todavía se aferraba a su resolución. "Entonces pueden hablar entre sí uno a la vez."

"Es lo mismo. Puede ser que sean agradables frente a frente, pero iniciará de nuevo cuando les dé la espalda. Las niñas tienen más miedo de lo que piensas, Hayato-kun," dijo Ebina-san con un estremecimiento.

Como era de esperar, eso calló a Hayama.

"¿Qué, en serio? ¡Eso es raro!” Por alguna razón, Miura tenía nerviosismo. Bueno, ella era el tipo de persona que decía lo que pensaba. Dado que siempre había sido la reina, tal vez ella no estaba preocupada con la política detrás del escenario, a pesar de lo sorprendida que podia parecer.

En cualquier caso, ser un riajuu era un fastidio. Tal vez no era una buena idea tener amigos; tienes que compartir las cosas malas también. No, en este caso, te estaban ofreciendo ser un chivo expiatorio para preservar el status quo.

Sólo, el status quo en sí era un foco de problemas.

Eso era por lo que teníamos que hacer algo al respecto, entonces. "Tengo una idea."

"Rechazado". Yukinoshita me calló en el acto.

"Estás muy rápida al saltar a conclusiones... gente como tú no está hecha para comprar una casa o algo por el estilo." Ella estaría mejor pensando las cosas con un poco más de cuidado, en mi opinión. "De todos modos, escuchen. Esta es la prueba de valor. Podemos hacer uso de ella."

"¿Cómo vamos a hacer uso de ella?" Totsuka inclinó la cabeza.

Por el amor de Totsuka, decidí amortiguar mi explicación tanto como sea humanamente posible. "¿Sabes cómo dicen que cualquier cosa puede suceder en una prueba de valor?"

Así es como traté de ponerlo, pero todo el mundo estaba desconcertado. Ebina-san era tan sospechosa que pensé que iba a interrogarme.

Yuigahama, que asentía a lo largo de profundidad en el pensamiento, se golpeó la mano como si hubiera pensado en algo. "¡Haces latir el corazón de todos con el Efecto Spasibo! Entonces ellos se llevan bien, ¿o algo así?"

"Creo que querías decir el efecto placebo," dijo Hayama con una sonrisa que no llegó a sus ojos. Sus ojos brillaron con lástima.

"... Incluso antes de eso, estás hablando del Efecto del puente colgante." Yukinoshita bajó los ojos, pareciendo entristecida.

En algún momento, la atmósfera se había convertido en un servicio en memoria de Yuigahama Yui.

"¡Y-Ya lo tengo! ¡Lo esencial es lo que importa!" Yuigahama balbuceaba, se tornó al rojo vivo su cara.

"Lo esencial también está mal", le dije. "Piensa en lo que sucede a menudo en pruebas de coraje."

"…morir por un shock, supongo. De hecho, ningún rastro físico se queda atrás, por lo que puede quedar explicado como un accidente, creo. Creo que ir tan lejos es inhumano." Yukinoshita me miraba con ojos de reproche.

"Incorrecto. Tu proceso de pensamiento es más inhumano..." Con una tos, presenté mi respuesta. "La respuesta correcta es - toparse con delincuentes cuando uno está tratando de tomar una foto fantasma y luego ser perseguido."

"Eso no ocurre." Hayama y Yukinoshita me cerraron al unísono.

"Cállense, ciertamente sucede."

En efecto. Veamos, la cosa es que, me inspiré en esa chica bastante desafortunada que solo decía, "Puedo sentir espíritus..." Pensando que sería genial si pudiera ver a los espíritus, fui a tomar una foto fantasma.

Pero lo que he encontré no era un fantasma, sino un grupo de delincuentes. Se tropezaron conmigo en el peor momento posible, justo en el medio de su propia prueba de valor.

Provoqué su furia, y todo porque los asusté, y luego fui acosado por ellos y - bueno, no vamos a entrar en esa historia.

Yukinoshita suspiró, disgustada. "Por casualidad no quieres llegar a alguna conclusión cliché como que los seres humanos son los más aterradores de todos, ¿verdad?"

"Los delincuentes dan bastante miedo, sin embargo." Komachi asintió sabiamente.

Pero-

"No exactamente. Sí, no es un error decir que los seres humanos son los más temibles de todos, pero el miedo no toma la forma de los delincuentes."

"Entonces, ¿qué se necesita exactamente...?" Me preguntó Yukinoshita.

Me detuve un momento antes de contestar.

"Las personas más temibles son las cercanas a ti. Puesto que confías en ellos con tu vida, nunca pensarías que te apuñalarían por la espalda. Las cosas que te asustan salen de la nada. Como se suele decir, tu peor enemigo podría ser tu mejor amigo.”

Traté de ponerlo en los términos más claros posibles, pero todo el mundo estaba desconcertado.

"Voy a explicarlo en términos concretos." No era una idea tan difícil de entender. "La gente tiende a mostrar sus verdaderos yo en situaciones extremas. Cuando están realmente asustados, hacen lo que sea para salvar su propio pellejo. No son capaces de pensar en otras personas. Incluso van a sacrificar a uno de los suyos para salvarse. No hay manera de que alguien se pueda llevar bien tras ver a su amigo de esa forma. Así es como podemos separarlos.”

Discutí el contenido de mi plan con un tono indiferente, pero su reacción era otra cosa totalmente distinta. Todo el mundo frunció el ceño y se quedó en silencio.

"Si todos se convierten en solitarios, nadie va a luchar."

Elegí estas últimas palabras con cuidado deliberado.


Parte 2[edit]

"Wh-Whoa..."

Yuigahama retrocedió cuando terminé de hablar. Los ojos de Yukinoshita se estrecharon tanto como sea humanamente posible, mirándome casi por rendijas.

"Hikitani-kun, tienes un lado desagradable..."

Incluso Hayama, que nunca dice nada malo de nadie, estaba disgustado. En cierto modo me dieron ganas de llorar. No me había sentido así desde ese momento en la escuela primaria cuando nuestra clase se hizo cargo de los animales, sólo para que nuestros cangrejos de río se coman los unos a los otros, y en ese momento me culpé por ello.

Sólo Totsuka asintió con entusiasmo en la admiración. "Hachiman, seguro que piensas en muchas cosas."

Si alguien hubiera dicho eso, habría sonado como sarcasmo, pero cuando Totsuka lo dijo, yo podría jurar que me estaba alabando sin reservas. Si por casualidad esas palabras resultaran ser falsas, yo podría destruir el mundo tal como lo conocemos.

Yukinoshita ponderó por un tiempo. "Nadie más tiene alguna idea..." Se apagó. "En ese caso, no tenemos muchas opciones." Parecía haber llegado a una decisión.

Era ahora o nunca. No era como si pudiéramos hacer mucho.

Pero Hayama parecía lejos de ser feliz al respecto. "Eso no va a resolver el problema, ¿verdad?", Preguntó finalmente.

De hecho, era como Hayama dijo. Esto no era la respuesta correcta. Que no era correcto hacía falta decir.

"Pero podemos eliminar el problema."

Cuando levanté la cabeza, Hayama me estaba mirando directamente a los ojos. Su mirada fue tan directa. Aparté la vista, nervioso.

Pero él no estaba equivocado.

Si estas preocupado por tus relaciones, solo destruyelas y los problemas se irán. Cortar el ciclo de la derrota desde su raíz. Eso estaba bien. “No debo huir” es algo que sólo las personas fuertes piensan. Es un error, porque es por eso por lo que el mundo se fija en ti.

Las palabras "No estoy equivocado - el mundo lo está" se pueden sentir como una excusa, pero ciertamente no están mal. No es posible estar equivocado todo el tiempo. Hay un montón de casos en los que tus vecinos, la sociedad y el mundo en general están en el mal.

Si nadie va a dar fe de ello, entonces yo lo haré.

Hayama me miraba directamente a los ojos. Pero entonces, de repente estalló en una amplia sonrisa.

"Así que esa es tu manera de pensar, eh... entiendo un poco porque ella te está viendo así."

Justo cuando estaba a punto de preguntar a quién se refería por ella, Hayama se encendió inmediatamente.

"Bueno. Vamos a ir con esto... Sin embargo, apuesto que se van a unir para hacer frente al problema como un grupo. Quiero creer que es su verdadera naturaleza cuando se llega a eso. Estoy seguro de que son buenos niños en el corazón.”

En la cara de la sonrisa cegadora de Hayama, me quedaba sin palabras. A pesar de que estamos de acuerdo en usar los mismos métodos, ¿cuán profundamente chocan nuestras ideas?

"¿Huh? Esto apesta totalmente", dijo Miura.

"Maldita sea", dijo Tobe. "Estoy demasiado."

Una vez pacificadas Miura y la amargas quejas de Tobe, se volvió hacia mí. "Nos vamos con la idea de Hikitani-kun. Tú eres el auteur aquí.”

"...bueno."

A pesar de que el papel de Hayama sería uno desagradable, todavía insistió en que lo haría.

En ese caso, tendría que prepararme también.

Además, ¿qué significa auteur? Me preguntaba lo que tenía que hacer.


Parte 3[edit]

Ya que estábamos haciendo los preparativos para la prueba de valor, Hiratsuka-sensei nos llamó a una de las habitaciones en la casa del visitante.

"Tengo una petición para que ustedes puedan representar una historia de fantasmas con el fin de crear expectativa para la prueba de valor," dijo Hiratsuka-sensei, anunciando la próxima misión.

En lo que a pruebas de valor refiere, las historias de fantasmas eran indispensables. Si pudiéramos aumentar la tensión con una historia de fantasmas, incluso podrían vernos como unos fantasmas dependiendo de cuan asustados estén.

Dicen que "la verdadera forma de un fantasma se mostrará en la hierba de plata", pero cuando las personas sucumben a la emoción conocida como el miedo, tienden a tener alucinaciones sobre cosas extrañas y bizarras.

Se podría decir que el fenómeno fantasma es más o menos nace de las impresiones subjetivas y malentendidos. Básicamente, la sensación de que todavía queda maíz en recipiente de popcorn o ver un bol movimiento después de que se ha vertido sopa de miso caliente en esta también son interpretaciones subjetivas. Tú confundes la naturaleza de lo que ves. Nada en este mundo es totalmente misterioso.

"¿Alguien sabe alguna historia de fantasmas?" Hiratsuka-sensei nos pidió.

Intercambiamos miradas.

Bueno, esto no era exactamente Narrador Tamori, por lo que no era como si tuviéramos un montón de historias a la mano.[2] El único que levantó la mano junto conmigo fue Totsuka.

"Hum. Totsuka y... Hikigaya, eh. Una combinación que sólo me deja con miedo. Cuéntenos un poco acerca de sus historias.”

Con el fin de preparar el terreno para la prueba de valor, estaríamos revelando nuestra historia de fantasmas en presencia de dos clases de treinta - es decir, frente a sesenta estudiantes. Naturalmente, no podíamos darnos el lujo de contar una historia terriblemente aburrida.

Habíamos prestado una habitación en la casa de visitantes y estábamos sentados alrededor de un círculo. Incluso habíamos preparado velas para mejorar la atmósfera.

Totsuka y yo estuvimos de acuerdo en contar nuestras historias sólo a través de contacto con los ojos. Una vez hecho esto, Totsuka levantó la mano vacilante, independientemente del silencio que acabamos de compartir.

"Está bien, voy a ir primero..."

Las luces de la habitación ya se habían extinguido, dejando sólo unas pocas velas parpadeantes que permanecían como fuente de luz. Cuando el viento soplaba lánguida por la ventana un poco abierta, las luces de las velas parpadeaban y sus sombras delgadas se deformaban fuera de proporción.

"Esta es una historia acerca de mi senpai. Mi senpai estaba en algo así como un juego de carreras callejeras.”

"Un día, él desafió a la cima de la montaña solo como siempre lo hacía. Pero luego fue detenido por una patrulla. Él pensó que era extraño, ya que no iba por encima del límite de velocidad en el momento. Entonces, la mujer policía que salió del coche patrulla se dirigió a él.”

"'Es contra la ley que dos personas monten sin casco... ¿eh? ¿Qué pasó con la chica que montaba detrás de usted?, Preguntó.

"Senpai siempre iba solo; nunca montó con nadie. Así que entonces... precisamente lo que la policía vio... Y luego al día siguiente..."

Totsuka secó las gotas de sudor de la frente e hizo un trago fuerte.

"Senpai tenía un baile con mala suerte."

Eso fue decepcionante. ¿Qué pasó con el Inglés? Leyó demasiado mangas yankees...[3]

Todo el mundo que escuchaba parecía decepcionado. Pero Totsuka siguió hablando. Tenía que admirar su fuerza de voluntad.

"Ese senpai es ahora el padre de dos niños. Dejó de ser un corredor de la calle y comenzó a trabajar. Luego se construyó una familia feliz después de casarse con la mujer policía que lo detuvo ese día. En estos días, su esposa es más aterradora que un fantasma.”

"¿Quién querría una tierna historia de esa manera...?", Dijo Hiratsuka-sensei con disgusto.

Je, no podía soportar que algo así se llamara una historia de fantasmas. Le enseñaré acerca del verdadero miedo.

"Ahora es mi turno."

Traje la vela más cerca de mí, dejando que se raspe contra el suelo. La sombra de la llama deformada. Yo les diría a una historia realmente aterradora - ¡créanme!

"Esta es una historia real..."

Tan pronto como hice la típica apertura, las voces susurrantes se detuvieron. Podía oír cada respiración que llevaban.

"Sucedió en la escuela primaria, cuando la escuela estaba teniendo su campamento al aire libre. Ellos decidieron llevar a cabo la prueba anual de valor. De hecho...fue en una noche lánguida exactamente como ésta.

"Nos dividieron en grupos, para la tarea de traer de vuelta un talismán de papel de un pequeño santuario en el corazón del bosque. Las cosas fueron bien hasta que fue llamado al fin nuestro grupo. Pero, además, suelen aludir a una prueba de valor, pero todos los trucos eran creados por los maestros. No había ningún fantasma merodeando por ahí."

“Los espantapájaros y profesores con una sábana sobre la cabeza podrían habernos asustado, pero aun así conseguí hacerme con un talismán del santuario y regresar de manera segura.”

"No pasó nada en lo más mínimo, sólo un evento con un poco de gritos y gritos. O eso pensé. Entonces, uno de los miembros de nuestro grupo, Yamashita-kun, de repente tomó la palabra.”

"¿Alguien tomó ese talismán?”

"Esas palabras fueron suficientes para enviar a nuestro grupo en el caos. “Fuiste tú?” “No, no fui yo.” “Yo tampoco...” “Entonces, ¿quién fue?” Las personas en mi grupo dijeron que no podían recordar que tomaron el talismán. Yo estaba profundamente asustado, ya sabes. Estaba temblando con mis botas, al borde de las lágrimas.

"Después de todo…"

Mi voz se apagó.

Todos los ojos estaban puestos en mí - no, no en mí, tal vez en la oscuridad negra como la tinta que se avecinaba detrás de mí.

"... Nadie se dio cuenta de que yo era quien lo tomó..."

Cuando terminé la historia, apague la vela.

En el silencio de muerte que se había instalado en la sala, oí a Yuigahama suspirar. "Eso es sólo una cosa de un solitario."

"Daría más miedo si Hikigaya-kun estuviera junto con quienes hizo la prueba de valor" Yukinoshita me lanzó una mirada fría también.

Ella dio justo en el blanco, así que no podía expresar exactamente una objeción.

"Por Dios, ¿eso es lo mejor que tienen?" Hiratsuka-sensei dejó escapar un profundo suspiro.

"Errr, ¿qué esperas cuando pides a aficionados contar una historia de miedo de la nada...?", Pregunté.

"Hum... pero es una habilidad muy buscada entre adultos que trabajan. Alguien te pide 'contar una historia divertida' en las fiestas de bebida, después de todo. No te dan la oportunidad de pulir tus habilidades narrativas. Hace que sus relaciones de trabajo funcione sin problemas.”

Esto vino como una sorpresa para mí. N-No tenía idea...

"¿Qué es lo que dijiste...? Como yo soy un no-narrador y todo, es mejor que no trabaje. Ese es el ambiente de trabajo que debería tener, ¿verdad?"

"Eres demasiado negativo... Te voy a mostrar cómo se hace", dijo Hiratsuka-sensei mientras encendía una de las velas.

Cuanto más viejo, más sabio - ese tipo de cosas. Por fin, se empezaron a escuchar historias de fantasmas de un adulto. Con expresiones llenas de expectativas como ("¡Ella nos dirá! ¡Una historia original que va a hacer temblar!") nos dirigimos a Hiratsuka-sensei.

Hiratsuka-sensei respondió a nuestras miradas con una sonrisa falta de miedo y luego, lentamente, comenzó a contar su historia.

"Tenía a alguien que se podría decir era mi mejor amiga. Vamos a llamarla Kinoshita Haruka. Pero hace cinco años, Kinoshita Haruka desapareció... todo lo que me dijo antes de irse fue: "Voy a ir por delante”. Desde entonces, nunca me he encontrado con ella...

"Pero algo pasó hace unos días. Una mujer familiar apareció ante mí. Tenía una expresión cansada y una leve sonrisa en su rostro. Era mi amiga, que debería haber estado ausente. Justo cuando estaba a punto de llamarla, vi a algo detrás de ella - una cara sonriente..."

Cuando habló Hiratsuka-sensei, su rostro se puso pálido. Parecía que estaba retirando su miedo en ese momento. Su expresión espantosa envió extremadamente inquietante también.

"...El niño a la espalda ya tenía tres años. Eso fue realmente aterrador.”

Hiratsuka-sensei apagó la vela delante de ella y la habitación se volvió completamente negra.

En el incómodo silencio que cayó sobre el cuarto, no pude reprimirme a mí mismo.

"Todo lo que hizo fue cambiar su nombre y tener un hijo..." murmuré sin darme cuenta.

Alguien cásese con ella ya, por amor de Dios. De lo contrario, yo podría llevarmela a mí mismo por lástima.

Al final, parecía que ninguno de nosotros servía para las historias de fantasmas, por lo que se decidió usar un DVD de Historias de Fantasmas Escolares.


Parte 4[edit]

Mientras que los estudiantes de primaria estaban absortos en el DVD, los estudiantes de secundaria realizan de manera constante los preparativos para la prueba de valor.

Mientras Yukinoshita y los otros se encargaron de los preparativos, me llamaron junto a Hayama para una reunión sobre los detalles más finos. Una vez que confirmamos los puntos principales, entramos en los planes en minutos.

"Estamos mejor simplemente arreglando el grupo de Rumi-chan, ¿verdad?", Preguntó.

"Si, tienes razón. Va a tomar tiempo, por lo que deberíamos dejarlo para el final. ¿Vas a utilizar algún truco cuando llegue el momento?"

"No, eso no es realista y va a tomar mucho tiempo. Llamaremos a los grupos nosotros mismos. Cierto... vamos a explicar cómo aumentar la emoción al no dar tiempo a los estudiantes a prepararse mentalmente."

La reunión con Hayama estaba progresando sin problemas. Pensé que yo estaba bastante alto en el ranking de cerebros, pero podía sentir que Hayama siempre estaba un paso por delante de mí. Lo que podrían haber parecido excusas sutiles se sintieron como ley desde su boca, así que todo era bastante misterioso.

"Entonces te lo dejo a ti," dije finalmente.

"Entendido. ¿Cómo vas a llevarlos?"

"Voy a quitar los conos de color y hacer que se vayan por el camino que conduce al punto muerto. Tu y los otros deben estar al acecho allí."

"Lo tengo. Además, acerca de Tobe y Yumiko, dudo que se acuerden de tales direcciones."

Huh, así que parecía que no eran demasiado buenos para memorizar cosas.

"Usted debe poner las tarjetas de señal en sus teléfonos celulares. Seria mejor si estuvieran jugando con sus teléfonos. De hecho, incluso podría sentirse más real si juegan con ellos con pereza."

"No había pensado en eso..."

Hayama pasó el dedo por encima de su tablet y escribió algo con finos detalles. Esa actitud formal era simplemente increíble.

En cualquier caso, era agradable tener una conversación sobre el trabajo. Usted no tiene que pasar tiempo pensando en un tema del cual hablar, y no hay necesidad de tener los sentimientos de la otra persona en consideración. Es agradable ser perdonado por decir cosas duras, ya que era parte del proceso de trabajo.

"Así como esto, ¿huh? Voy a darte los correos de Tobe y Yumiko."

"Te lo dejo a ti," dije, aunque probablemente ni siquiera necesitaba decirle eso.

"Está bien, te veré más tarde."

Una vez que terminó la reunión, me separé de Hayama, quien fue a hablar con Miura y Tobe. En ese momento, decidí ayudar a Yukinoshita y los otros con los preparativos.

Podían llamarse preparativos, pero no era exactamente eso en toda regla. Básicamente, sólo necesitábamos caminar y asustar a niños pequeños.

En nuestro caso, en lugar de un tema de casa encantada detallada, los elementos similares a un juego con un fuerte impacto tuvieron prioridad. Con los estudiantes de primaria, en particular, las atracciones físicas serían de mucho más interés que dar lugar a una historia de fondo. En pocas palabras, aparecer de la oscuridad y hacerlos gritar por la sorpresa sería entretenido para ellos. Cuando yo estaba en la escuela primaria, un Jason Voorhees salió volando de la nada, sutras budistas se amontonaban en torno a una zona en particular, y habían fantasmas con sábanas en la cabeza sin rumbo en la línea de meta - era la viva imagen de caos.

Esta instalación, que fue sede de campamentos al aire libre del tipo que acabo de mencionar, guarda trajes de monstruos para estos fines. Los maestros habían preparado la mercancía para nosotros.

Se los había preparado bien, pero me quedé rascándome la cabeza cuando vi algunos de los productos.

"Un equipo de imp ... orejas de gato y cola ... un yukata blanco ... un sombrero de bruja con un manto y capa ... un traje de miko ..."

Claro, que se destacaban, ¿pero no habia un limite en este tipo de cosas? Esto era casi de Halloween.

De acuerdo con Hiratsuka-sensei, un maestro de escuela primaria había preparado los trajes en este momento. Sin embargo, no importa desde qué ángulo lo veas, sólo podía concluir que quería ver a niñas de preparatoria en trajes de cosplay. Eso hacía que quisiera convertirme en un maestro también.

Para empezar las cosas, Ebina-san tomó el traje de Miko. Ebina-san, quien tenía una mirada inocente y pura por ella a pesar de estar en el grupo de Miura, se veía bastante bien con un traje de estilo japonés. Pero se sentía más enigmática que aterradora, diría yo. Me pregunté si ella evocaría una sensación extraña si se colocara en un santuario.

Mientras pensaba en cada una de nuestras posiciones, miré alrededor a los otros.

Tan pronto como lo hice, vi a Totsuka ajustar el tricornio en la cabeza. Estaba tirando del hilo de la manga de su túnica. "Me pregunto si los magos cuentan como monstruos..." murmuró, sonando perplejo.

"Bueno, cuando se generaliza groseramente, sí." Excepto que era un traje de bruja niña no importa cómo lo mirabas. Sharanraaaan.[4]

"Pero no da miedo, ¿verdad?"

"No, da miedo. Eres todo lo bueno."

Sí, realmente daba miedo. A este ritmo, podría terminar en la ruta Totsuka, así que sí, que daba miedo. Je ... eras tú el que lanzó el hechizo prohibido en mi?[5] ¿Qué demonios estaba diciendo?

"Onii-chan, Onii-chan."

Alguien tocó mi hombro - no, la sensación era un poco más apagada que un toque. Cuando miré por encima del hombro, la pata de un gato que parecía un juguete de peluche me estaba haciendo señas con impaciencia.

"¿Qué es eso - un gato monstruo?"

"Creo que si…"

Me preguntaba si esto era uno de los musicales de la Compañía de Teatro Shiki[6]... hasta que me di cuenta que era mi hermana.

Komachi estaba envuelta en piel negro falso, luciendo orejas de gato y una cola.

"Realmente no lo entiendo, pero es linda, así que no me importa", le dije.

Una chica muy linda es linda no importa la ropa que lleve. Ella probablemente incluso se vería linda en un juego móvil. Fuente: Gundam Nobel de G Gundam.

Mientras Komachi se torcía y doblaba las patas del gato gigantesco, investigando sus movimientos, una aparición fantasmal apareció de la nada.

"..."

El fantasma llegó suavemente a las orejas de gato de Komachi.

"..."

Frote, frote.

"Er, um ... Yukino-san?"

"..."

Caricia, caricia.

Yukinoshita fue a por la cola en esta ocasión.

"..."

Arrullo, Arrullo.

Luego asintió. ¿Que demonios? ¿Qué clase de entendimiento logró? Se veía como si alguien diera su opinión experta. Parecía que iba a dar un buen espectáculo, viejo amigo.

"Tu traje está bien", dijo al fin. "Es bastante bueno."

"Muchas gracias. Yukino-san, te ves muy bien también! ¿Cierto, Onii-chan?"

"Sí. Un kimono te sienta ridículamente bien. Eres totalmente como un Yuki-onna.[7] ¿Cuántas personas has matado?"

"...Ese es tu intento de un cumplido?" Las cejas de Yukinoshita se arquearon bruscamente. La intensidad repentina me dió un escalofrío por la espalda.

"Ah, este aire frío. Realmente eres un Yuki-onna. Eres la viva imagen."

Como ya se derramaron sobre ella, Yukinoshita apartó el pelo sobre su hombro y me miró directamente. "Eres imagen viva también, Hikigaya-kun. Haces un buen zombi. Tus ojos podridos son buscados en Hollywood."

"No estoy usando maquillaje o un traje, sin embargo."

Mire a Yukinoshita con los ojos vidriosos, pero di la vuelta por instinto cuando ella me devolvió la mirada.

Ahora que no estaba viendo a Yukinoshita, mis ojos se fijaron en Yuigahama, que estaba inquieta en su traje de imp.

Justo cuando pensaba que estaba agrietando una sonrisa frente al espejo de cuerpo entero, inmediatamente sacudió la cabeza con fervor, como si lo pensara mejor. Entonces, justo cuando pensaba que ella dejó escapar un pequeño suspiro y bajó la cabeza, adoptó una pose alegre. Era como si alguien en la noche antes de ir a su primer evento de cosplay.


Oregairu 7-4 p 201.png


"Te ves ocupada allí," dije en voz alta.

"Oh, Hikki..."

Yuigahama se abrazó a sí misma en un intento de ocultar su cuerpo. Su falta de confianza también se había extendido a su expresión facial.

Hablé. "Um, sabes-"

Sus ojos bajos miraron furtivamente, anticipándose a mis palabras. "Er, um... ¿cómo me veo?"

"Si me hubieras visto por lo bajo, me hubiera reído y burlado de ti... lástima que no puedo hacer eso."

Er, ¿qué...? Yuigahama estaba desconcertada por un tiempo, pero luego hizo una mueca y se rió como si se hubiera dado cuenta de su significado.

"Deberías alabarme... idiooooota." Yuigahama me desolló alegremente antes de volverse hacia el espejo de mejor humor que antes.

Komachi, que probablemente había visto todo de principio a fin, hizo un ruido divertido y sonrió con satisfacción. "Onii-chan, eres un Hinedere."[8]

"No inventes nuevos términos extraños."

Mientras la sensación de que todo esto era un desperdicio de esfuerzo indescriptible se apoderó de mí, el grupo de Hayama regresó.

Cuando miré hacia ellos, Miura y Tobe habían completado sus preparativos en una T. Miura en particular daba muuucho miedo incluso sin usar un traje. En otras palabras, no era más que aterradora todo el tiempo.

"Hayama."

Cuando llamé a Hayama, él asintió bruscamente y empezó a hablar.

"Bien, vamos a empezar nuestra última reunión."

Sólo había una pequeña cantidad de tiempo que quedaba hasta que inicie la prueba de valor.

A pesar de que estaban perfectamente conscientes de que esto dejaría un sabor amargo y que nada bueno podría resultar de esto, nadie fue capaz de detenerlo, y por lo tanto el tiempo marchó sobre a su propio ritmo.


Parte 5[edit]

Tal vez en un intento de mejorar la atmósfera, una hoguera estaba situada en el punto de partida. Cada vez que la pila de madera verde se movia, chispas volaban con un crujido.

"¡Biiiiien! ¡El siguiente es este grupo!"

Cuando Komachi señalaba a un grupo, los niños chillaban muy excitados. Una vez que todos en el grupo habían conseguido levantarse, hicieron un ruido mientras lo hacían, se pusieron en una línea y se dirigieron al punto de partida.

Treinta minutos ya habían pasado desde que comenzó la prueba de valor. Cuando se contaba los números restantes, se podía ver que cerca del setenta por ciento de los grupos había partido.

Como había sugerido Hayama, el plan fue perfectamente cuando recogimos los grupos en ese mismo momento y sin colocarlos en un orden fijo. Los estudiantes de primaria, que esperaban alrededor preguntándose cuándo seguirian, parecían un poco nerviosos. Por su parte, Hayama dejó escapar un suspiro de alivio al ver por sí mismo que las cosas iban según lo previsto. Justo después de eso, le susurró algo a Miura y Tobe en sus orejas. Tal vez tenían una reunión sobre la etapa final del plan.

"Cuando empiecen, por favor tomen un talismán de papel desde el pequeño santuario en medio del bosque." Totsuka anunció las reglas simples mientras permanecía de pie a la entrada del bosque en su traje de niña bruja. Al principio, él tartamudeaba sus líneas, probablemente porque estaba nervioso, pero con el tiempo se acostumbró a eso después de enviar un grupo tras otro. Ahora lo estaba haciendo bastante bien, como se puede ver.

Era probablemente bueno dejar que Komachi y Totsuka tomen el relevo aquí. Además, Hiratsuka-sensei estaba con ellos. No debería haber ningún problema importante.

Subrepticiamente, empecé a hacer mi movimiento de manera que pude observar cómo iba la prueba de valor. Es hora de ver cómo los otros se manejan a sí mismos.

Caminé a lo largo del bosque de árboles por un tiempo para que los estudiantes de primaria no detecten mi presencia.

El primero posicionado era Yuigahama.

Cuando los niños de primaria pasaban, saltaba fuera de la sombra del árbol.

"Rawr! ¡Te voy a comer!"

¿...que pasaba con su intento de asustarlos? ¿Era ella Gachapin?[9]

Apenas rizada por el adolescente torpe que había aparecido de repente, los estudiantes de primaria se echaron a reír y corrieron lejos.

Una vez que los estudiantes de primaria se perdieron de vista, Yuigahama dejó caer los hombros y suspiró.

"Wow...es como yo fuera el tonto..."

Ouch…

Calculando que la agitaría si la llamaba, decidí dejarla ser por el momento. Hice uso liberal de los accesos directos, cortando a través del bosque de árboles, y luego pasé por delante.

A lo largo del camino, podía escuchar los gritos de los estudiantes de primaria.

Todos hablaban a la vez y se reían de lo aburrido que era y que no daba miedo en absoluto. Me preguntaba si no estaban tan asustados después de todo. Pero cuando hice un crujido en la hierba, sus voces se silenciaron inmediatamente.

"¿Qué fue eso?" "Creo que vi algo." "No era nada..." Podía oírlos decir ese tipo de cosas.

Lo más alarmante de todo es lo que no se puede ver. Sin revelarme a mí mismo, me apresuré en llegar siguiente lugar.

Dentro de la selva, estaba oscuro, y era suficiente para hacer que mi piel tiemble. Podría haber sido verano, pero las noches en la meseta eran frías. Gracias a eso, no podía decir si era simplemente frío o si provenía de la presencia de un ser desconocido.

El camino estaba iluminado por el resplandor de la luz de la luna inconstante y las estrellas. Mientras pasaba el tiempo, la ruta se dividió en dos.

Una figura blanca apareció en el horizonte. La luz de la luna brillaba a través de los huecos de las ramas, revelando una piel blanca como tiza, mientras que el viento hizo que la cifra se balancee como una ilusión.

No podía musitar una sola palabra.

No era porque tenía miedo. Estaba tan fascinado por la belleza viva delante de mí que un escalofrío me corría por la columna vertebral. Sentía que estaba mal acercarme o abrir la boca, como si la belleza representara una línea que no se debe cruzar.

Estoy seguro de que un montón de cosas en el mundo han sido así a través del tiempo. Historias sobre ellos se transmiten de generación en generación, y terminan convirtiéndose en figuras sobrenaturales. Ese pensamiento al azar corrió por mi mente.

Mientras Yukinoshita Yukino se mantuvo como un fantasma, sólo podía estar allí en trance. La luz de la luna clara y el viento frío frío rozaron mi cuerpo.

El tiempo se detuvo, incluso después de varios segundos habían pasado.

Se dio la vuelta, después de haber notado la presencia de alguien. Sus ojos se fijaron en mí; Yo estaba en la sombra del árbol.

"Ahhhh!"

Sorprendida por mi repentina aparición, Yukinoshita saltó hacia atrás dos metros enteros.

"... Hikigaya-kun?"

Los ojos de Yukinoshita se agitaron rápidamente y luego se alisó el pecho.

¿Que diablos estaba pasando con esa reacción...? Me hacía sonrojar. "Veo que has estado trabajando duro."

"Pensé que eras un fantasma ... tus ojos se zombificaron."

Hombre, esa reacción no era totalmente linda. Me estaba poniendo resoplido. "¿No dijiste que no existen los fantasmas?"

"De hecho lo hice."

"Parecías tener bastante miedo ahora, relativamente hablando," dije.

Yukinoshita reaccionó con indignación. Ella me miró casualmente y se lanzó a un discurso incoherente.

"No tenía miedo, no en su definición. Cuando usted cree que existe ese tipo de cosas, el cerebro vincula la imagen de forma arbitraria a la corteza visual. Desde un punto de vista médico, es bastante claro que los pensamientos de uno inducen un efecto sobre el cuerpo. Por lo tanto, los fantasmas no existen. O, para decirlo de otro modo, no existen mientras usted no crea que existan. Con toda seguridad."

Apestaba a una excusa... especialmente la adición de la parte "con toda seguridad" al final allí.

"En cualquier caso, me pregunto cuánto tiempo va a continuar", remarcó.

"Sobre el setenta por ciento de ellos terminaron. Volverán pronto."

"...Ya veo. Debemos permanecer aquí por un tiempo, sin embargo," ella suspiró con rigidez.

En ese momento, la hierba crujía. Los hombros de Yukinoshita se endurecieron en la reacción. Así que ella realmente tenía miedo, huh.

Oh mierda. Los estudiantes de primaria nos habían alcanzado. A este ritmo, me atraparán a la intemperie. Justo cuando estaba a punto de esconderme en la sombra del árbol, algo me tiró con fuerza. Cuando me di la vuelta, Yukinoshita había cogido de la manga.

"¿Qué quieres...?" Exigí.

"¿Eh? Oh..."

Yukinoshita debe haber actuado inconscientemente, porque cuando oyó mi pregunta, parecía perpleja. Una vez que se dio cuenta de lo que estaba haciendo, ella soltó la manga como si estuviera en llamas y se alejó a toda prisa.

"...No es nada en absoluto. Más importante aún, ¿no deberías darte prisa y esconderte?"

"Lo siento. Parece que vamos un poco demasiado tarde."

Antes de que pudiera moverse, los estudiantes de primaria se volvieron hacia el camino. El chico que iba a la cabeza puso su vista en mi.

Toparse con un hombre en ropa casual arruinaría la atmósfera espeluznante. Yo no quiero echar a perder una prueba de valor.

O eso es lo que pensaba, pero los ojos de los estudiantes de primaria saltaron de horror.

"¡¿Un z-zombie?!"

"¡No, es un demonio!"

"¡No me gusta la mirada de sus ojos! ¡Vámonos!"

Los estudiantes de primaria echaron a correr tan rápido como pudieron. Miré hacia el cielo estrellado, mitad en lágrimas.

Yukinoshita sonrió ampliamente y me dió unas palmaditas en el hombro. "Bien hecho. Entreteniendo a los niños. Van a tener recuerdos maravillosos gracias a tus ojos podridos, ¿no es así?"

"No tienes idea de cómo consolar a alguien..." ¿Por qué esta chica tiene que patearme mientras estaba abajo? "Cierto, debo irme."

"Todo bien. Hasta más tarde."

Dejando detrás a Yukinoshita, avancé hacia adelante. Los estudiantes de primaria pueden tener la ventaja, pero podría tomar un atajo si me deslizaba a través de la arboleda.

Haciendo caso omiso de casi todos los caminos, hice mi camino para llegar a la hoguera situada en el punto objetivo.

Cerca del santuario en la línea de meta, Ebina-san estaba agitando una rama de árbol fresca de ida y vuelta. Me preguntaba si ella estaba tratando de hacer un hechizo o algo así. Podría ser.

"Rezo por theeeee en el nombre del cielo!" Ella incluso estaba haciendo una oración ritual sintoísta.

En cualquier caso, esta chica estaba realmente metida en su papel. Al menos en lo que respecta a la oración ritual sintoísta. Wow, me sentí como un idiota.

Bueno, tener una Miko de repente delante de usted cuando su guardia está baja podría ser bastante aterrador, de hecho. Incluso estaba haciendo todo el asunto oración ritual sintoísta. Era francamente inquietante.

Cuando me acerque, Ebina-san me dio cuenta y se dio la vuelta. "Hola, Hikitani-kun."

"Hola. No tienes que ir a por todas."

"Puedo hacer líneas Onmyouji así."[10]

"Eso es tan..."

Me preguntaba lo que se suponía que eran las líneas del Onmyouji.... ¿Cómo Seimei x Douman o algo asi?[11] Esto se estaba volviendo demasiado complicado, así que no tenía más ideas. Una cosa era cierta: la normal Ebina-san era mucho más aterradora que el cosplay Miko.

Corrí del miedo, dejando atrás un informal "te veo mas tarde" mientras corría lejos a toda velocidad.

Parte 6[edit]

Cuando terminé de supervisar todo, regresé al punto de partida, donde permanecieron dos o tres grupos.

Komachi designó un nuevo grupo, que fue rápidamente en su camino. Una vez que ellos estaban seguros de que los niños se habían dirigido fuera, el grupo de Hayama comenzó a moverse.

"Muy bien, Hikitani-kun. Vamos a irnos ahora, así que te dejo el resto."

"Entendido."

Con ese intercambio bastante escaso, serio, y parecido-a-negocios, vi a Hayama y a los otros dos irse, y luego esperé a que Rumi llegue.

La hoguera crujía, sus llamas bailaban en el viento.

Desde muy lejos en el medio del bosque, gritos - tanto gritos y risas - sonaron.

Durante la espera, observé como lo estaba haciendo Rumi. En medio del alboroto de su grupo, los únicos labios fruncidos eran los de Rumi. Desde el punto de vista del profesor que estaba cerca, ella no estaba fuera de su grupo, y sin embargo, en cuanto a la chica misma se refería, el sentido de la distancia era demasiado claro; había sido separada de los que la rodean.

Debido a que Rumi entendía eso también, ella mantuvo un paso de los otros. Al ver lo lejos que se llegó su dolor, mi pecho se apretó ligeramente una vez más.

Komachi sacó el móvil del bolsillo y miró la hora. "Muy bien!" Anunció asustadiza. "¡El siguiente es este grupo!"

De los dos grupos restantes, un grupo gritó de alegría. El último grupo suspiró tanto por decepción y alivio.

Empujado por Komachi y Totsuka, el penúltimo grupo se despidió. Una vez los vi irse, me escapé de ese lugar.

Mi destino era el cruce de caminos que había camino a la montaña. Los conos de color se cerraban, convirtiéndose en una carretera helada de una sola vía. Me escondí en el bosque de árboles de modo que no iba a chocar cabezas con los niños de primaria, más o menos como cuando estaba deambulando por allí antes. El rocío de la noche que goteaba de las hojas se sintió frío al tacto. A medida que avanzaba la noche, el aire exterior poco a poco se convertía mas frio.

Pasé por donde donde estaba situada Yuigahama, deslizándome a través del área de control de Yukinoshita. Fui todo el camino hasta el punto que divide el curso en dos: el camino de montaña y el camino sinuoso por el bosque, que te lleva más cerca de la pequeña capilla en la línea de meta.

Como corrí todo el camino, estaba jadeando ligeramente. Cuando tuve mi respiración bajo control, oculté mi cuerpo debajo de la sombra un árbol cercano. Esto no era para asustar a los niños, sino simplemente para permanecer invisible.

El penúltimo grupo pasaba a través, sus voces estridentes se escuchaban en la distancia. Una vez estaba seguro de que se habían ido, moví los conos de color. Bloquee el camino que conducía al santuario y abrí el camino que no llevaba a la meta.

Hayama, Miura y Tobe estaban al acecho en el camino que conducía a la montaña. Me acerqué a ellos y pronuncie una cosa para ellos.

"Es la hora. Se los dejo a ustedes."

"Entendido" Hayama respondió de manera cortante cuando se sentó en una roca cercana. Miura y Tobe siguieron el juego para que pudieran esperar sus órdenes cerca.

Una vez comprobado que los tres estaban en estado de alerta, regresé al cruce y me metí en la sombra del árbol una vez más.

Esperé a que llegue el grupo de Rumi, contando los minutos. Un minuto. Dos minutos. Ya era hora de que se salgan.

Al avanzar la noche, la oscuridad en el bosque parecía espesarse. Suavemente, cerré los ojos en la oscuridad y me centré en mis oídos. Podía oír el ulular de los búhos y el vaivén de las ramas.

Mis oídos se agudizaron cuando algo hizo un sonido muy cerca.

Podía escuchar las voces de varias personas. Sus voces se acercaban. La voz de Rumi no estaba entre ellas. Pero cuando las chicas se acercaron lo suficiente para que yo las reconozca por la vista, definitivamente podía distinguir el cuerpo de Rumi. Fuera de todos los miembros de ese grupo, su boca se apretó con fuerza.

Pero eso, también, llegará a su fin a esta noche.

El líder del grupo señaló el cruce. A pesar de que observó el camino bloqueado por los conos de colores con interés, sus pies fueron directamente al camino abierto. Todos en el grupo la siguieron, sin dudar de su juicio por un momento.

Borré mi presencia y los seguí desde atrás, manteniendo una amplia distancia.

En ese momento, una voz tranquila llamó mi nombre.

"Hikigaya-kun. ¿Cuál es la situación?"

Cuando me di la vuelta, y Yukinoshita Yuigahama estaban de pie juntas. Como el grupo de Rumi fue el último en entrar, las chicas ya habían terminado sus funciones como monstruos imaginarios.

"En este momento, se dirigen hacia Hayama y los demás. Estoy vigilando, pero ¿qué pasa con ustedes?"

"Voy, por supuesto," dijo Yukinoshita.

"Yo también", dijo Yuigahama.

Las dos asintieron. Asentí con la cabeza hacia ellas, y luego empezamos a hacer nuestros movimientos lenta y deliberadamente.

El grupo de Rumi estaba hablando aún más fuerte en un intento de alejar el miedo a la oscuridad. A medida que avanzaban, hablando alegremente sin parar, alguien dejó escapar un repentino "Ah".

Varias personas se presentaron delante de ellas.

"Oh, son los estudiantes de preparatoria."

Una vez que se enteraron de que era el grupo de Hayama, los estudiantes de la escuela primaria pasaron por encima de ellos.

"¡Están usando ropa súper normal!"

"¡Que vergonzoso!"

"¡Pongan un poco más de esfuerzo!"

"¡Esta prueba de valor no da miedo en lo absoluto!"

"¡Puede ser que sean estudiantes de preparatoria, pero son tan tontos!"

Al ver las caras conocidas, es probable que liberen todo su nerviosismo reprimido. Con más vehemencia que nunca, los estudiantes de primaria se burlaban de grupo de Hayama.

Pero cuando esos estudiantes de primaria se acercaron, Tobe giró violentamente.

"¿Eh?" Gruñó en un tono bajo, agresivo. "¿A quién crees que 'tas hablando?"

"Hey, ¿no actúan un poco arrogantes? No somos tus amigos, ¿sabes?"

En un instante, los estudiantes de primaria se sacudieron a un alto.

"Meep..."

Con el fin de entender lo que se les dijo, trataron desesperadamente de conseguir sus pensamientos juntos. Pero Miura continuó, sin siquiera darles ese beneficio.

"Piensenlo, alguien quizo hacerme el ridiculo hace un rato, ¿huh? ¿Quién de ustedes lo hizo?"

Nadie respondió a su pregunta. Ellos simplemente se miraron.

Al verlos así, Miura chasqueó la lengua en señal de frustración. "Pregunté quién de vosotros lo dijo. Alguien lo hizo. ¿Quién fue? ¿Les comió la lengua el gato? Dense prisa y escúpanlo."

"Lo siento tanto..." alguien se disculpó débilmente.

Pero a Miura le importaba un comino. "¿Qué? No puedo oírte."

"'Tas jugando con nosotros? Eh? Oi." Tobe miró a los estudiantes de primaria, haciendo que den un paso atrás.

Pero Miura ya estaba allí.

"Hazlo, Tobe, hazlo. Sabes que es nuestro trabajo es enseñar a estos niños modales, ¿verdad?"

Sin ninguna vía de escape, los estudiantes de primaria lentamente se estaban empujando contra una esquina. Antes de que se dieran cuenta, estaban atrapados en un triángulo, creado por Hayama, Miura y Tobe.

Tobe fue quien mostró violencia directamente.

Miura creó una separación en ellos con cada una de sus palabras penetrantes.

Y Hayama fue el que provocó un miedo inexplicable por cómo los miraba con frialdad en silencio.

Habían estado de muy buen humor hace más de medio minuto, así que esto fue una marcada diferencia. Probablemente querían patear a alguien torpe alegremente. La hora de juegos había terminado - un solo golpe los llevó a tocar fondo.

Tobe hizo una demostración de como hacer crujir los nudillos.

"Hayama-san, ¿Puedo hacer que los sientan?", Dijo, apretando los puños. "¿Puedo sacar mocos de ellos?"

Cuando el nombre de Hayama fue llamado, los estudiantes de primaria lo miraron al unísono. Ya que él es el más bonito, ¿no nos va a ayudar? Seguramente que va a suavizar las cosas con esa sonrisa amable suya - ese tipo de expectativas tenues fueron saliendo a la superficie.

Pero Hayama levantó la comisura de los labios con sarcasmo y pronunció las líneas precisamente de acuerdo a nuestra reunión.

"Lo haremos así. Voy a dejar que la mitad se vayan. La otra mitad se quedará. Pueden decidir entre vosotros quienes se quedan," dijo, su voz rezonando con tanta frialdad fue dura.

En medio de un silencio donde se podía oír un alfiler caer, los estudiantes de primaria se miraron. Sin palabras, con simples miradas, se asomaban el uno al otro preguntandose lo que deberian hacer.

"...De verdad, lo-lo sentimos mucho", dijo alguien aún más dócilmente que antes, casi llorando.

Sin embargo, aun así, Hayama no se quedaría a su lado. "No quiero que te disculpes. Dije que la mitad de ustedes se quedará aquí." Hizo una pausa. "Ahora elijan."

Cada vez que sus palabras frías sonaban, los hombros de los niños temblaban violentamente.

"Hey, ¿no lo oyeron? ¡O tal vez lo escucharon y lo están ignorando!" Miura los presionó.

"Dense prisa y dejen a alguien atrás! ¿Acaso seras tu? Oi", Dijo Tobe amenazadoramente mientras pateaba el suelo.

"Tsurumi, te quedas..."

"...si, deberías."

Hubo un silencio.

Después de una discusión en voz baja, decidieron hacer un sacrificio. Rumi se mantuvo en silencio, sin hablar por sí misma, ni decir que no. Yo había predicho como actuaria Rumi, pero el que quiera ser agrupada después de esto era una incógnita.

Un repentino suspiro se deslizó fuera de mí sin darse cuenta. Hasta ahora, todo había procedido según lo planeado. La pregunta ahora era que tanto de lo que predije se cumpliría.

A mi lado, Yukinoshita suspiró también. "Estás pensando en que va a suceder."

"Sí. Vamos a destruir las relaciones alrededor de Tsurumi Rumi."

Yuigahama, que estaba escuchando nuestra conversación en voz baja, murmuró algo vagamente.

"...Me pregunto si destruirlas está bien."

"Lo es", le dije. "Si sus lazos no son naturales, un golpe los debe aplastar por completo."

"Ellos van a romper?", Preguntó Yuigahama, incómodo.

Asentí débilmente. "Si, probablemente. Si esas chicas realmente son verdaderas amigos, como dice Hayama, probablemente no va a pasar y ese será el fin. Pero no creo que sea el caso."

"En efecto. Sólo personas de ideas afines se reunen cerca de alguien que tiene placer y comodidad al engañar a otra persona," Yukinoshita dijo mientras se perdia en la distancia. No, ella lo dijo como si estuviera perdida en su pasado.

Efectivamente, no terminó allí, tal como predijo Yukinoshita.

Cuando Rumi fue empujada hacia el frente, el dolor se dibujó en el rostro de Hayama por un momento, sólo para él sustituirlo al instante con una máscara fría.

"Así que han decidido una sola persona. Ahora bien, necesitamos dos mas. Dense prisa."

Otras dos personas de un grupo de cinco. Ellos podrían haber tomado una sola persona, pero todavía se necesitaban dos más. ¿Quien estaba equivocado y quien no se merecía la culpa? Un ensayo de la bruja se produjo.

"...Si tan sólo Yuka no hubiera dicho eso antes."

"Es culpa de Yuka."

"Sí..."

Alguien sugirió un nombre y los demás la siguieron. Alguien estaba allí para enviarla a la guillotina, otra para cortar el cordón, y otra que la miraba.

Sin embargo, nadie sucumbe tan dócilmente a ese destino.

"¡De ninguna manera! ¡Hitomi fue la primera en abrir la boca!"

"¡No he dicho nada! ¡No he hecho nada malo! ¡Mori-chan era quien tenía la mala actitud! Ella siempre es así. Ella es así con los maestros también."

"¿Huuh? ¿Yo? ¿De qué manera la forma en que actúo normalmente tiene que ver con esto? Hitomi lo comenzó y después dijo que se trataba de Yuka. ¿Por qué es mi culpa?", Argumentó con vehemencia.

No habría sido un paso muy grande para ella agarrar a alguien por el cuello. Incluso simplemente observando desde una distancia cercana, el ambiente era tan espinoso que hizo que mi garganta pique.

"Sólo dejalo ya. Vamos a pedirle disculpas..."

Por fin las lágrimas habían comenzado - por miedo y desesperación, probablemente no por odio. O tal vez esas lágrimas estaban destinados a llamar pena.

Pero la actitud de Miura se mantuvo inalterable incluso con esa cara de lágrimas. Por el contrario, causo su evidente disgusto y cerró de golpe el teléfono móvil con el que había estado jugando. Su furia se encendió como un fuego. "La única cosa que más odio es ver a chicas que piensan que llorando va a resolver todo. Hayato, ¿que vas a hacer? Ellas simplemente repiten a sí mismas."

"...dos personas más. Dense prisa y elijan ", dijo Hayama mecánicamente, después de haber sofocado sus emociones.

Después de eso, Tobe se quitó algunos movimientos de boxeo de sombra. "Hayato-kun, sería más fácil repartirles un golpe a todas."

"Les daré treinta segundos."

Como si pensara que las cosas nunca terminarian a este ritmo, se estableció un límite de tiempo. Con más firmeza que nunca, tentó las cadenas en las niñas.

"Él no nos va a dejar fuera incluso si nos disculpamos... deberíamos llamar a un maestro?"

"Uh-uh, no sé qué va a pasar si lo intentan. Conozco sus caras." Tobe fácilmente los demolió con un solo enunciado.

A falta de una opción viable, se detuvieron decir mucho. Una vez que se quedaron en silencio, sólo el tiempo se mantuvo latiendo.

"Faltan veinte segundos en el reloj." La voz de Hayama era el único sonido.

Después de una breve pausa, alguien en el grupo dejó escapar un murmullo solitario.

"... Tiene que ser Yuka."

"Yuka se queda." La voz que se unió en era un poco más alta.

"... Creo que es una buena idea también." La voz que sonó siguió con calma.

Alguien en el grupo reaccionó, probablemente Yuka. Su rostro se puso pálido. Miró fijamente a la cara de la chica que no había abierto la boca todavía.

La niña recibió la mirada de Yuka y volvió la cabeza.

"... Lo siento, pero no tenemos otra opción".

Cuando Yuka oyó estas palabras, su boca temblaba. Ella actuó como si no pudiera comprender lo que había sucedido.

A mi lado, Yuigahama reprimió un suspiro.

"No hay elección, eh..."

Así es, no hay elección.

Nadie podría simplemente anular la marea. Gracias a eso, incluso si alguien tenía sus recelos, no harian nada al respecto.

No se puede vencer a la opinión popular. Hay momentos en los que no tienes más remedio que actuar en contra de tus verdaderos sentimientos.

Debido a que "todo el mundo", lo dijo, "todo el mundo" lo estaba haciendo, así que si no lo haces también, no seras parte de "todo el mundo".

Pero niguna persona es "todo el mundo". Ellos no hablan y no te golpean. Ellos no se enojan y no se ríen. "Todo el mundo" es una ilusión creada por la magia del pensamiento de grupo. Es una aparición nacida sin el conocimiento de nadie. Es un espíritu fantasmal creado para superar a un individuo. A través de una transformación monstruosa, podria devorar a alguien fuera del círculo de amigos e incluso dispersar maldiciones sobre sus propios amigos. Formar miembros también podría ser formar obstáculos.

Es por eso que lo desprecio.

Desprecio a un mundo que hace hincapié en "todo el mundo".

Desprecio a la paz vulgar construida sobre las espaldas de los testaferros.

Desprecio las ideas vacías creados exclusivamente a través de mentiras, marcando una amplia distancia, incluso en la bondad y la justicia, por lo que es mero oportunismo, una piedra en tu zapato con el paso del tiempo.

No se puede cambiar el pasado ni el mundo. No se puede cambiar lo que ha sucedido, ni tampoco puede cambiar "todo el mundo". Pero como he dicho antes, no es como si estuvieras obligado a ser esclavo del sistema.

Puedes tirar a la basura el pasado, aplastar el mundo bajo tus pies y dejar que todo quede en nada.

"Diez, nueve..." la cuenta atrás de Hayama todavía continúaba.

Rumi simplemente había arrugado los ojos en silencio. Ella se aferró a la cámara digital que colgaba de su cuello con fuerza, como si fuera un amuleto protector. En su corazón, ella podría haber estado haciendo algo parecido a una oración.

"Ocho, siete..."

Los estudiantes de primaria hicieron rugidos y sollozos de ira. El bosque negro absorbió el odio de las niñas e hizo que su oscuridad se mirara de un tono más grueso.

Se acercaba el momento adecuado. Había pasado suficiente tiempo para que las niñas tomaran conciencia de sí mismas y de las intenciones desagradables que las rodeaban. Ahora todo lo que teníamos que hacer era salir y decir "¡Se la creyeron!" con voz alegre, ruidosa. Sólo podía ver un futuro de culpa y censura por delante de mí, pero podría sobrellevarlo fácilmente. Mientras ese pensamiento pasaba por mi mente, me puse de pie.

"Espera."

Alguien tiró de mi camisa, haciendo que mi cuello sufra tirón.

Jadeé. "¿Qué?"

Cuando miré por encima del hombro, Yuigahama estaba mirando solemnemente a Rumi. Habiendo entendido la indirecta, me senté una vez más.

"Cinco, cuatro, tres..."

"Disculpenme..."

Cuando Rumi levantó la mano interrumpiendo la voz de Hayama, la cuenta atrás se detuvo. ¿Qué? La mirada de Hayama cayó sobre Rumi, exponiendo una pregunta no formulada.

Fue entonces cuando sucedió.

Un destello brillante envolvió el entorno. Bip bip bip - un sonido mecánico sonó de manera continua. El torrente de luz inundó la oscuridad de la noche y blanqueó el mundo, por lo que los ojos no podían ver.

Parte 7[edit]

"¿Pueden correr? ¡Por aquí! ¡De prisa!"

En medio de un mundo vacilante, podía escuchar la voz de Rumi. A continuación, un montón de pasos corriendo junto a mí. Me di cuenta de que algo había sucedido, pero para entonces un corto período de tiempo ya había pasado.

"Eso de ahora... ¿era un flash?" Me froté los ojos, que gradualmente llevaban sintonía con la oscuridad.

Rumi probablemente había utilizado la cámara digital, colgando de su cuello. Había llegado de la nada, era como estar en el punto donde explota una granada de aturdimiento.

Hayama, Tobe y Miura habían detenido por completo también.

"¿Acaso esa chica salvó a todas?" Yukinoshita intervino en silencio... como si ella no lo pudiera creer.

"¿Tal vez realmente eran buenas amigas después de todo?" Yuigahama me preguntó, mirando un poco alegrada.

"No hay manera de que realmente seas amigo de alguien que te usa como sacrificio", le dije.

"Ah, claro..." Yuigahama bajó la mirada un poco decepcionada.

Aún así, a pesar de todo eso, había algo que decir sobre todo esto.

"Pero si pudiera ayudarles a salir, incluso sabiendo que eran farsantes, entonces ella debe ser genuina, estoy seguro", le dije.

Yukinoshita también asintió como si no estuviera en desacuerdo. "Supongo que sí", dijo después de pensarlo.

"Nah, no es como si lo supiera realmente."

"¿Qué diablos? Manera de dar marcha atrás..." dijo Yuigahama abatida.

¿Qué puedo decir? Realmente no lo sé por el momento.

"Pero ya sabes, es bueno tener a alguien genuino", dijo Yuigahama, sonriendo.

"No hay tal cosa como un estereotipo negativo de un hombre en este mundo. En condiciones normales, todo el mundo está más o menos bien, o, al menos, ordinario. Pero tientalos a ellos, y ellos pueden cambiar repentinamente. Eso es lo que es tan aterrador sobre los hombres. Uno siempre debe estar en guardia."

Recité una cadena de palabras que de repente habían venido a la mente.

"¿Qué es todo lo que estás soltando...? Extraño". Yuigahama me miró con recelo. ¡Qué perra mas grosera!.

Aún así, Yukinoshita dio una leve inclinación de cabeza en la comprensión. "Natsume Sōseki, ya veo."

"Sí. Sōseki escribió eso, pero si se mira hacia otro lado, no hay tal cosa como un buen estereotipo de un hombre, pero tientalos, y pueden cambiar de repente en una buena persona. Creo."

Yuigahama ladeó la cabeza ligeramente cuando dije todo eso. "¿Hmm? ¿Eso significa que no se puede saber si alguien es genuino o no?"

"Más o menos. La verdad objetiva esta "En un orden Groove"."

""En un Grove" es por Akutagawa Ryuunosuke..."

Como de costumbre, fuimos capturados en el medio de una conversación sin sentido entre dos conocidos expertos en el idioma japonés, pero Yukinoshita hizo una mueca de disgusto y Yuigahama ladeó la cabeza con perplejidad. Creo que debería haber aplicado a Sōseki adecuadamente...

Mientras estaba desesperado pensando en algo fresco que decir acerca de las obras de Sōseki, el grupo de Hayama llegó.

"Ustedes lo hicieron bien", Hayama llamó a nosotros.

"Sí. Buen trabajo, chicos." Di gracias a Tobe y Miura también por poner las cosas duras. Si esos tipos no hubieran estado allí, no habríamos conseguido nada hecho en primer lugar, por lo que probablemente podríamos decir que eran los MVPs.[12]

"Hombre, no hagamo' esto de nuevo de nuevo", dijo Tobe. "Mis ojos son todavía estan blancos."

"Hey, ¿podemos tomar un respiro?", Preguntó Miura.

"¿Podemos dejarte el resto? Estoy un poco cansado tambien", Hayama suspiró, parecía muy desgastado, por cierto. Probablemente tiene que ser agotador para un chico jugar como el malo de la película cuando era normalmente tan amable con todos; no le convenía.

"Sí, voy a hacer lo que se tiene que hacer", le dije. "No es que sea un gran problema."

"Gracias. Lo aprecio." Hayama esbozó una sonrisa antes de regresar a su habitación con Miura y Tobe en el remolque.

"Probablemente deberíamos irnos también", dijo Yukinoshita.

"Oh si. Hoy ha sido un largo día", dijo Yuigahama.

"Claro", le dije. "Nos vemos más tarde."

Dejando a Yukinoshita y Yuigahama atrás, me dirigí a la plaza.

Pude ver claramente la hoguera, ardiendo brillantemente.

Parte 8[edit]

A medida que rodeaban el fuego descomunal, los estudiantes de primaria cantaron a coro. Era una de esas canciones sobre ser amigos para siempre y ese tipo de cosas. Para mí, fue una canción traumática en su lugar.

Komachi, Totsuka y Ebina-san también se fueron a cambiarse de ropa, así que contemplaba distraídamente el fuego solo.

Cuando terminó la canción, era por fin el momento para el súper emocionante baile romántico. Mirando desde fuera del círculo, era extraño cómo podía pensar algo maravilloso acerca de un evento que odiaba.

Pero todas y cada una de las niñas en el grupo de Rumi tenían una cara larga. Como hace poco revelaron sus malas intenciones, es obvio decir que estaban enfadadas.

Todos en el grupo se ignoraban entre sí. Pero de vez en cuando, enviaban miradas de costado en dirección de Rumi. Me preguntaba si esta noche sería la noche en que empiecen a hablar con ella, poco a poco.

No tenía nada que ver en eso, así que busqué a Hiratsuka-sensei. Cuando lo hice, me encontré con ella hablando y mezclándose con los maestros de escuelas primarias. Cuando me acerqué a ella, Hiratsuka-sensei se fijó en mí también. Ella cortó la conversación y se acercó a mí.

"Buen trabajo en la prueba de valor. Puedes tomar un descanso. He oído que no hay mucho trabajo por hacer. Está bien si lo hacen mañana. ¿Han arreglado sus problemas?"

"S-si... er, me pregunto acerca de eso."

Mientras luchaba con mi respuesta, Yukinoshita, que había terminado de cambiarse de ropa en algún momento, se acercó a nosotros.

"Todo lo que hicimos fue conspirar contra los estudiantes, hacerlos llorar y sembrar las semillas de la discordia en su amistad."

"Tu explicación hace que suene malicioso..."

"¿Pero no es así como fue?”

"Eso dices, pero eso es, eh..."

No podría objetar. Cuando lo pones en términos claros, tenía razón, y eso me incomodaba.

Hiratsuka-sensei inclinó la cabeza como si ella no supiera muy bien cómo responder. "Realmente no lo entiendo, pero... por lo que puedo ver, parece que no lo resolviste solo. Más como que reuniste gente... bueno, lo que sea. Es característico de ustedes.”

Hiratsuka-sensei esbozó una sonrisa mientras observaba a los estudiantes de primaria realizando su baile. Luego volvió a su vida social.

Eso nos dejó Yukinoshita y a mi juntos. Yukinoshita dijo mi nombre como si fuera un poco difícil de decir.

"Hikigaya-kun... ¿Realmente, por quien querías resolver este problema?"

"Lo hice por Rumi Rumi, creo," respondí, encogiéndome de hombros.

Es decir, mira. No era como si cualquier persona nos lo haya pedido explícitamente. Lo decidí por mí mismo: ¿Cómo puedo idear un plan para crear paz en el entorno de Tsurumi Rumi?

Aparte de eso, nunca hacia mis acciones con alguien en mente. Incluso si cierta persona había traído su propio equipaje por propia voluntad, no haría ninguna conjetura al respecto. No creo haber conseguido algo, aun así.

"...Ya veo. Eso es bueno de escuchar."

Con eso, Yukinoshita me dejó de cuestionar y volvió sus ojos hacia la fogata en el centro de la plaza. El baile había terminado en ese momento y las cosas estaban acabando.

En el camino junto al nuestro, los estudiantes caminaban a lo largo.

Rumi cayó de lleno en mi línea de visión.

Ella me reconoció, y sin embargo, oh, tan casualmente apartó los ojos. Cuando me pasó en frente, ella se negó en redondo a mirar en mi dirección.

"No hay recompensa para usted, según veo", dijo en broma Yukinoshita.

"No es como si hice algo bueno por ella. Vamos a ser realistas aquí. Todo lo que hice fue asustar a algunos niños y arruinar sus amistades. Además, trate de convertirlos en lo que yo quería... el peor método posible, por lo que no hay nada que agradecer.”

"Supongo que sí." Yukinoshita hizo una pausa. "Pero es un gran alivio librarse de sus acosadores. Además, esa chica se movió hacia adelante con la fuerza de su propia voluntad, ¿verdad? Es posible que hayas utilizado movimientos ilegales y mal planeados, pero tú eres quien sentó las bases, Hikigaya-kun."

Yukinoshita presentó a la verdad sin adornos para mí, sin tabúes, lo más recto y verdadero como ella siempre era.

"Y por lo que creo, incluso si nadie va a alabarte, usted sería perdonado si algo bueno ha sido así."

Por una vez, Yukinoshita no me estaba mirando con su actitud espinosa, desagradable. Ella me estaba sonriendo suavemente. Pero dentro de un momento, su mirada parpadeaba a algún lugar detrás de mí. Los ojos de Yukinoshita se dirigieron a Yuigahama y los demás.

Llevaban cubos y fuegos artificiales en sus manos. Komachi y Totsuka atraparon a Hiratsuka-sensei, pasaron el mechero y rápidamente empezaron a jugar con los fuegos artificiales. Hiratsuka-sensei parecía más divertida que con cualquier cosa.

"Yukinon, ¡Siento la espera!", Dijo Yuigahama. "Aquí tienes, algunos fuegos artificiales."

"Voy a pasar, gracias. Haz lo mismo con otra persona. Voy a ver desde aquí.”

"Oh por favor, después de ir tan lejos para comprar un poco..." Yuigahama se quejó.

"Yo no tengo la energía suficiente para festejar," Yukinoshita calmó a Yuigahama. "Se cuidadosa manejando el fuego, de acuerdo."

Habiendo dicho su pieza, Yukinoshita se sentó en un banco a cierta distancia.

"¿Eres una abuela o algo...?", Pregunté.

También tomamos el encendedor de Hiratsuka-sensei y encendimos la vela para que ardan los fuegos artificiales.

Los palos de fuegos artificiales parecían haber sido comprado en la tienda de conveniencia. Yo los separé con Komachi y los demás.

Cuando encendí el fuego, hizo un ruido crepitante y un fuego verde entró en erupción. Vaya, qué bonito.

...Pero me preguntaba jugar con palos de fuegos artificiales es realmente la forma correcta de hacerlo. Parecía un poco a asar cochinillas. ¿Tan sólo tenemos que ver? Si fueran cohetes, sólo podías usar tu imaginación, sin embargo. Estarías haciendo un bombardeo. He leído Zukkoke Sannin-gumi, ya sabes.[13]

"¡Yukinon! ¡Tienes que ver esto!", exclamó Yuigahama. Ella agitaba cerca de cuatro palos en cada mano en una especie de forma llamativa. ¿Era al estilo Vega o qué?[14] Por favor, no intenten esto en casa, niños.

Mientras Yuigahama bailaba alrededor, la luz asaltó al cielo de golpe. Viendo a Komachi y a Totsuka girar alrededor con el zumbido de los fuegos artificiales, me preguntaba si era así como se suponía que había que jugar con ellos. Aun así, se apagarán más rápido si los utilizas de manera llamativa, casi tan pronto como las luces de bengala hagan su aparición.

Encendí el fuego, protegiéndolo lo mejor que pude con mi cuerpo contra el viento. Mientras estaba haciendo eso, Yuigahama se acercó a mí y se sentó. Poco a poco encendió el fuego, ocultándolo con su cuerpo al igual que yo.

A medida que el palo se encendía con un crujido, se liberaba una luz naranja. Ella había estado jugando con júbilo hasta hace un momento, y ahora estaba misteriosamente tranquila.

“...¿Crees que Rumi-chan y las demás van a estar bien?"

"Nosotros no somos quienes decidimos.”

"Pero sus caprichos se detendrán después de esto."

"Y en vez, perdieron sus amigos," dije mientras los restos del incendio se deslizaban fuera de mi palo. La luz de color naranja vivo, parecido al hierro fundido, cayó al suelo y rápidamente perdió su chispa.

Yuigahama me dio otra bengala y me ayudó.

"...Aun así, las cosas se aclararon, ¿sabes? Dejar que se liberen hace maravillas. He estado comenzando de nuevo como loca, así que hablo por experiencia.”

Fuente: Gahama-san, ¿supongo? Eso tenía un poder de persuasión. En ese caso, tal vez podría permitirme creer en ella.

Traje la bengala con la que había estado jugando más cerca de la vela. Un delgado humo se levantó con un silbido y los fuegos artificiales volaron alrededor con forma de globo.

La bengala que Yuigahama sostenía salió con un silbido ahogado. Como si Yuigahama hubiera estado esperando que eso ocurra, ella le dijo algo en voz baja.

"Hey, Hikki. Hiciste todo, ya sabes.”

"¿Qué?"

"Las cosas que hablábamos el otro día. No teníamos una barbacoa, pero nos hicimos al curry, y incluso si no fuimos a la piscina, nadamos en el agua.

Oregairu 7-8 p 229.png

Nosotros no acampábamos por diversión, sino que teníamos un campo de entrenamiento. Y hicimos la prueba de valor y la parte de asustar a la gente.”

"¿Realmente cuenta todo eso?"

Tengo la sensación de que todo era de manera diferente. Pero Yuigahama simplemente tiró la bengala extinguida y prendió una nueva.

"Son más o menos lo mismo, ¡así que sí!" Ella hizo una pausa. "Además, estamos viendo los fuegos artificiales juntos."

"Bueno, así es.”

"Todo se hizo realidad. Así que eso significa... que debes cumplir la parte de estar con todos, ¿verdad?.”

Sin palabras, yo miraba Yuigahama como si estuviera siendo arrastrado hacia ella. Cuando nuestros ojos se encontraron, Yuigahama río. Los fuegos artificiales se encendieron.

A pesar de que me lo dijo, mi respuesta se decidió.

"...Uno de estos días, supongo."

Parte 9[edit]

Como limpiamos los fuegos artificiales después, se hizo tarde. Habíamos terminado las cosas ayer al mismo tiempo.

Al igual que ayer, me di un baño en el edificio de la administración y luego seguí el camino a la cabaña, a la vez que estaba sometido al viento durante la noche. Como esa noche era mi última noche, pude tomarme mi tiempo en el baño.

Al llegar a la cabaña, me encontré con que las luces ya estaban apagadas. Todo el mundo parecía estar dormido.

Cuando llegué al futón en la esquina de la habitación, que Totsuka probablemente había dispuesto para mí, un profundo suspiro se deslizó fuera de mí.

...Por favor se mi novia.

"Hikitani-kun..."

"Hayama, eh. ¿Te he despertado?"

"No, tenía problemas para dormir, eso es todo."

Bueno, probablemente no había manera de que alguien pueda dormir tranquilo después de haber hecho eso. Solo observaba desde las sombras y no me sentía muy bien al respecto. "Lamento convertirte en el villano."

"No me importa, de verdad. No me siento mal. Solo acababa de recordar algunas cosas... hace mucho tiempo, no hice nada cuando una escena similar pasó en frente de mí," dijo Hayama, no en broma o abatido, pero con algo así como anhelo.

Sin saber nada del pasado de Hayama y de Yukinoshita, no tenía ni idea de cómo se suponía que debía responder a eso. En lugar de dar una respuesta genérica, lo único que podía hacer era simplemente pretender estar dormido.

"Las cosas probablemente habrían salido mejor si Yukinoshita-san hubiera sido como su hermana."

Ah, por lo que este tipo sabía sobre Haruno, probablemente la conoció en casa o lo que sea. Pero aunque incluso conocíamos a la misma persona, tenía que estar en desacuerdo con Hayama.

"Nah... no tienes que decir eso. Sólo imaginar a Yukinoshita con buenos modales sociales me asusta.”

"Jaja, supongo que tienes razón."

Estaba oscuro, así que no podía verlo, pero era difícil de imaginar la sonrisa de Hayama por la forma en que hablaba. Su tono de repente cayó, y podía escuchar su respiración ligeramente.

"... Bueno, me pregunto cómo las cosas habrían resultado si hubiéramos ido a la misma escuela primaria, Hikitani-kun."

Respondí a su pregunta puntualmente. "Es obvio. No habría sido más que un solitario en tu escuela.”

"¿Eso crees?"

"Creo que sí." Mi voz era muy gruesa con confianza.

Podía imaginarme un poco un sonido de risitas tranquilas de Hayama. Con el fin de distraerme del hecho de que había estado riendo, Hayama dejó escapar un poco de tos.

"Creo que muchas de las cosas habrían terminado de manera diferente. Es sólo que... aún así...”

Hubo una pausa, como si estuviera eligiendo las palabras.

"Probablemente no me hubiera llevado bien contigo, Hikigaya-kun."

Silencio. Por un momento, después de esas palabras inesperadas, me quedé en blanco. Me preguntaba cómo Hayama, que podía llevarse bien con todo el mundo, podría decirme algo como eso. Hice una pausa por un corto tiempo, y luego puse una voz de reproche.

"...Púdrete. Eso vino como una especie de shock.”

"Fue un chiste. Buenas noches.”

"Sí. Buenas noches."

Eso podría haber sido la primera vez que reconocí que Hayama Hayato era como un ser humano real. Y Hayama había reconocido que Hikigaya Hachiman exactamente de la misma manera.

El sonido de su voz no fue sólo un poco dura. Algo duro y severo se escondía en algún lugar.

Mi intuición me dijo que no había dicho mentiras - ni una sola.


Regresar a Capítulo 6 Avanzar a Capítulo 8

Notas de Traducción

  1. Mappy Knows es la variación de un meme japonés: Moppy knows. Moppy es apodo de los fans para Houki, la heroína de Infinte Stratos.
  2. Tamori es una celebridad japonesa que conduce el programa de televisión japonesa Yonimo Kimyō na Monogatari (Cuentos de lo inusual).
  3. Las líneas de "mala suerte" y "danza" se refieren a una escena icónica en el manga de carreras Kaze Densetsu Bukkomi no Taku. Uno de los personajes tiene un accidente en la pista. El personaje principal, entonces dice: "Los individuos que tienen "accidentes" tenían un baile con mala suerte." La palabra "danza" y "mala suerte" se escriben con kanji, pero se pronuncian en Inglés.
  4. Él está citando la letra del opening del anime Majokko Megu-chan (lit. 'Little Meg la chica bruja'.)
  5. Él está citando la letra de la canción J-pop Mahou wo kakete no wa Kimi, de Misia.
  6. Se refiere a "El gato que quiso ser un hombre", historietas de fantasía para niños, novela de Lloyd Alexander. Se convirtió en un musical muy popular en Japón.
  7. Yuki-onna son espíritus femeninos en el folclore japonés. Generalmente se describe como bella y serena, pero implacables al matar seres humanos que se han aventurado en la nieve.
  8. Este es un juego de palabras con "tsundere". "Hine" Significa "loco".
  9. Un popular personaje de la televisión japonesa. Es un dinosaurio verde. Piensa en él como el equivalente japonés de Barney el dinosaurio púrpura.
  10. Onmyouji son los practicantes del Onmyoudou, un tipo tradicional de ocultismo Japonés.
  11. Esta es una referencia a la famosa Abe no Seimei Onmyouji y su rival, Douman. ¡Gracias a Teh 1 por la info!
  12. MVPs, Most Valued Players o "Jugadores más valiosos" en Español
  13. Una serie de novelas para niños.
  14. Un personaje de Street Fighter