Konjiki no Word Master Capítulo 110

From Baka-Tsuki
Jump to: navigation, search

La traducción de este capítulo fue realizada gracias a la versión en inglés de esta misma página.

Traducido por ValkarRouse.

Capítulo 110ː Los Presos[edit]

"¿Dijiste... guerra?" Eveam


Eveam estaba repitiendo lo que había venido desde la boca de Rey de Victorias Rudolph. Esperaba que ella hubiera oído mal.


"Eso es correcto. Guerra." Rudolph


Parecía que no tenía la intención de hacer que la conferencia sea un éxito.


"¿Q-Qué? Si uniéramos las manos podríamos evitar el conflicto, entonces ¿¡por qué razón empiezas una guerra de la nada!?" Eveam


Una expresión severa vino a la cara de Rudolph después de que Eveam fijó sus ojos en él.


"Con el fin de destruirte... para destruir a los Evila, he sacrificado muchas cosas. Los soldados, la gente, e incluso a mis hijas." Rudolph


La ceja de Judom tembló ante la mención de las hijas de Rudolph.


"Esto es lo que mi amigo Judom dijo. Dijo que debíamos desear la paz por el bien del sacrificio de mis hijas. Eso las haría felices si eso ocurriera." Rudolph


De sus ojos, una lágrima cayó.


"Pero eso es problema. Mi primera hija Miti era aún muy joven, pero creo que era una niña inteligente. Mi segunda hija Aselia tenía un corazón muy fuerte. Y ahora, aunque todavía no ha muerto, mi hija Fara que se ha convertido en un cadáver viviente era una niña bondadosa. Antes de morir, esas chicas me dijeron Por favor derrota al mal sin importa que."


Rudolph reunió lentamente la mirada en Eveam.


"¡Mis hijas, y los que han muerto, no desean la paz! ¡Ellos desean que la semilla de la desgracia que azota Edea desaparezca, erradicando el mal!" Rudolph


Eso ya era una declaración obvia de guerra. Y en ese preciso momento, el hilo de la paz que conectaba a los Humas y Evila se rompió.

*¡Bang!*

La mesa redonda fue destruida abruptamente. Aquinas saltó al lado de Eveam para protegerla, mientras que los soldados humanos se movieron para proteger a Rudolph. Todo el mundo al mismo tiempo miró al hombre que había causado esto.


"¡No me jodas Rudolph!" Judom


Ese fue el Maestro del Gremio de <Victorias>, Judom Lankars. Su puño sobresalía sobre la mesa. Ese fuerte brazo temblaba de furia.


"Judom, independientemente de lo que digas aquí, esto ya se ha decidido." Rudolph

"¡Cállate Rudolf! ¿Por qué...? ¿Qué locura es ésta?" Judom

"¡Bastardo! ¡Un simple Maestro del Gremio no puede hablarle al rey de ese modo!" Dennis

"¡Quédate fuera de esto maldito lacayo!" Judom


Una presión terrorífica comenzó a llover sobre el Gabinete Ministro Dennis y los soldados que lo rodeaban.


"¡Hii!" Dennis


Dennis lastimosamente cayó al suelo. Las reacciones de los soldados no eran tan extremas como la de Dennis, pero también se vieron desbordados por la presencia de esa persona y comenzaron a sudar profusamente.

¡I-Increíble! ¿Es esta realmente la presión de un soldado retirado? Eveam

Eveam tragó saliva, sintiendo que su enorme presión no era la de un individuo ordinario.

Como era de esperar de Judom Lankars. Esa presión... él es igual a un demonio como nosotros... Aquinas

Aquinas, quien una vez que había luchado con Judom en el pasado, no podía dejar de dar una leve sonrisa después de presenciar su extraordinario crecimiento.

Muu... así que este hombre es el ex Rango SSS llamado <Rey del Impacto>. Marione

Marione también le dio una alta valoración. Kiria también lo miró con una expresión pensativa.


"Oi Rudolf, ¿realmente entiendes el significado de lo que estás haciendo bastardo?" Judom

"... ¿Parezco no entenderlo?" Rudolph

"Sí, lo haces. ¡Por lo menos, cuando eras más joven no habías hecho cosas tan estúpidas!" 'Judom

"Y ahora he madurado." Rudolph

"¡No me hagas reír! ¡Te has degenerado!" Judom

"¡B-Bastardo! ¡Una y otra vez hablando de esa manera hacia el rey!" Dennis

"¡Un retenedor que ni siquiera puede soportara al rey no tiene derecho a hablar!" Judom

"¡Hii!" Dennis


Una vez más miró a Dennis para intimidarlo.


"¡Y es más! Un retenedor no se trata de sólo hacer la vida del rey fácil. ¡Un verdadero retenedor se supone que debe guiar al rey por el camino correcto!" Judom


Eveam, que estaba profundamente conmovida por sus palabras, sólo podía mirarlo y permanecer en silencio.


"¡Si el rey comienza a desviarse del camino correcto, un verdadero asesor podría aconsejarle, aunque tuviera que arriesgar su propia vida! ¡Un rey no es absoluto! ¡Incluso un país no es absoluto!" Judom


Aquinas susurró al oído de Eveam.


"Obsérvalo detenidamente. Posee las cualidades de un rey." Aquinas


Eveam asintió de nuevo y siguió mirando fijamente a Judom.


"¡Algo que es absoluto no existe! ¡Debido a eso, un rey no puede hacer las mejores decisiones sin el apoyo de la gente a su alrededor! ¡Para llegar a estar cerca de lo absoluto, para disminuir los errores que comete, es la actitud que nos llevará más cerca de convertirnos en un buen país!" Judom


Todo el mundo estaba en silencio observando a Judom, pero Rudolph cerró los ojos y dejó de moverse.


"Un rey también es humano. El todavía comete errores. ¡Pero lo que no puedes hacer es cometer un error cuando las vidas de la gente cuelga de la decisión del rey! ¿Por qué no entiendes eso, Rudolf! ¡Tu decisión le costará la vida a tus compatriotas!" Judom


Rudolph, habiendo determinado que el discurso de Judom había terminado, poco a poco abrió los ojos y lo miró fijamente.


"Yo soy un rey, un marido y un padre. Las vidas de mis hijas... ¿crees que realmente deseo desprenderme de ellas, Judom?" Rudolph


Una vez más él se puso a llorar.


"Ya veo. Si fueras tú, serías capaz de matar tus emociones y traicionar a tu familia por el bien del país." Rudolph

"¡No, te equivocas Rudolf!" Judom

"Sin embargo, soy un padre. El Evila」 que se llevó la vida de mis hijas quiere vivir junto con nosotros. Esa paz... no puedo permitirla. ¡Todos aquellos que sean de la familia y haya sido asesinado por ellos diría lo mismo!" Rudolph

"¡Esos sentimientos son naturales! ¡Pero si alguien no lo soporta, todo el mundo se volverá aún más cruel!" Judom

"Es demasiado tarde Judom. La elección se ha hecho ya. Esto es... venganza." Rudolph


Desconcertado por las palabras de Rudolph, Judom rechinó los dientes y frunció el ceño.


"Tú... no tienes las cualidades para ser un rey." Judom

"Parece, pero incluso tú comprenderás una vez que esto haya terminado. Que será una buena cosa que los Evila sean derrotados. Al final, esto será para el bien de todos." Rudolph


Judom volvió hacia Rudolph. Por supuesto, los soldados estaban en su camino. Sin embargo...


"¡Háganse a un lado, mocosos!" Judom


La presión del viento fue liberada por la agitación del impacto de la mano hacia los soldados que estaban de guardia. La Señor Demonio también preparó sus piernas para no perder la cabeza.

Rudolph también había sido enviado a volar hasta la pared, pero su expresión no había cambiado en absoluto.


"Fuu, como se esperaba de el <Rey del Impacto>. Mis soldados de élite ni siquiera podrían actuar como un escudo." Rudolph

"... Aprieta los dientes." Judom


*¡Bang!*


"¡Gafu!" Rudolph


Judom golpeó el rostro de Rudolph con un gancho y lo dejó sin aliento, estrellándose contra la pared. La sangre fluía de su boca, pero aún no sentía ningún temor. Él habló cuando aún estaba desplomado en el suelo.


"... No importa lo que hagas, ya ha comenzado. Nadie puede detenerlo." Rudolph


Dijo eso mientras se limpiaba la sangre de su boca, Dennis y los soldados se apresuraron a proteger al rey.


"Oi, Portnis." Judom

"¿Qué sucede, Judom?" Portnis


Judom habló a la Suma Sacerdotisa Portnis.


"Es imposible escapar de esta habitación por veinticuatro horas, ¿verdad? ¿No hay otro método?" Judom


Originalmente, el báculo en la mano de Portnis tenía la joya <Reliquia del Héroe> incrustada en su punta que permitía a uno salir libremente, pero como había sido destruida, la única manera de salir sería cuando la barrera se debilitara después de veinticuatro horas.


"Así es... si tuviéramos otro <Reliquia del Héroe> podríamos, pero..." Portnis

"... No tenemos una ahora mismo, ¿eh?" Judom


Judom mirado hacia el lado del señor demonio, pero a juzgar por su reacción no tenían una. Era poco probable que el equipo de Rudolph llevara una tampoco. Si la fuera a utilizar entonces cualquiera sería capaz de salir de la barrera, por lo que no habría mérito para ellos traer una.

Había un poco de significado más profundo en mantener el señor demonio y sus fuerzas encarceladas aquí por veinticuatro horas. Habían apostado que el Señor Demonio no los mataría. Si lo hicieron entonces los ideales de la Señor Demonio colapsaría. Por lo tanto este lugar era seguro y peligroso para ellos.


"¿Hay algún otro método?" Judom

"Veamos... información del exterior está completamente aislado de aquí, así que no tenemos manera de saber lo que está pasando afuera. Al igual que nosotros, gente de fuera no tiene manera de saber acerca de cualquier anomalía dentro." Portnis

"Mierda..." Judom

"Sin embargo." Portnis

"¿Qué? ¿Hay algo más?" Judom

"Si. Si, en caso de que alguien se diera cuenta de la anomalía y abriera la barrera con la <Reliquia del Héroe>..." Portnis

"... Eso es algo improbable. Si nadie sabe la situación aquí, nadie vendría a ayudar." Judom


Judom apretó los dientes mientras decía sus pensamientos.


"¿No te lo dije? Cualquier cosa que haga es inútil. Este <Sala Sagrada> se ha investigado a fondo y se determinó que era el lugar perfecto para mantener la conferencia con el fin de llevar a cabo este plan. No hay ni una sola imperfección." Rudolph

"Kuh... respóndeme Rudolph, bastardo. ¿Dónde están los héroes en este momento?" Judom

"... ¿No tienen ya una idea aproximada?" Rudolph


Una sonrisa apareció en el rostro de Rudolph mientras preguntaba.


"¿En el puente?" Eveam


Esa respuesta vino de Eveam. Ella ha confirmado la aparición de los Héroes con sus propios ojos. Pero Rudolph rió con desdén.


"Fufufu... Estás lejos de saberlo Señor Demonio." Rudolph

"¿Qué?" Eveam

"Permíteme que te lo diga. Mi fuerte potencial de guerra en este momento... está en la <Capital Demonio: Xaos>

"¿¡Qu-!?" Eveam


Con este único comentario el rostro de todos alrededor de la Señor Demonio se pusieron en shock.


"Fufufu, permítame que te diga otra verdad sorprendente. No sólo los héroes, sino que muchos Gabranth se dirigen al País Demonio. El Ejército Nacional del <Reino Bestia, Pasión>" Rudolph

"¿¡Qué dijiste!?" Eveam

"¡Tonto! ¡Eso es imposible! ¡El puente fue destruido!" Marione


Ese grito fue de Marione. Como él decía, la única conexión entre el Evila y los Gabranth fue destruida por Eveam. Es impensable que el ejército sería capaz de cruzar al Continente Evila.


"Fufufu, es una alianza." Rudolph

"... Rudolph, tú..." Judom

"Nosostros los Humas y los Gabranth hemos formado una alianza." Rudolph


Esas palabras dejaron a todos los del lado de Eveam con un golpe, como si hubieran sido golpeados por un martillo.


"Eso es..." Eveam


La voz de Eveam estaba temblando mientras ella dejó escapar un murmullo.


"Eso es correcto. En este momento el Continente Evila está en medio de una guerra." Rudolph


Regresar a Capítulo 109 Regresar a Página Principal Avanzar a Capítulo 111