Konjiki no Word Master Capitulo 41

From Baka-Tsuki
Jump to: navigation, search

La traducción de este capítulo fue realizada gracias a la versión en inglés de esta misma página.

Traducido por ValkarRouse

Capítulo 41ː La interrupción de la Guerra[edit]

"¿¡Q-Qué es este enorme poder mágico!? ¿¡E-Es el Rey Demonio!?" (Soldados Gabranth)


En el bando Gabranth, viendo las acciones de Eveam y Aquinas, Leglos juzgó que era, efectivamente, obra del Rey Demonio.


"Sí. Con esta cantidad de poder mágico, no hay duda." (Leglos)


Ante tal cantidad extrema de poder mágico que superaba a la suya, incluso Lenion estaba apretando los dientes. Sus manos se pusieron sudorosas.


"¡Nyojojojojo! Ahora bien, ¡esto es malo!" (Yuhito)

"¿Qué pasa, Yuhito? ¿Por qué es malo? ¿Van a disparar en nuestra dirección?" (Lenion)


En respuesta a la pregunta de Lenion, Yuhito sacude su dedo.


"Nop, nop. Si ese fuera el caso, tendrían que estar más cerca con el fin de destruirnos. Pero se detuvieron en la mitad del puente, ¡sí!" (Yuhito)

"¿¡No estarás diciendo que...!?" (Leowald)


El Rey Leowald jadeó cuando Yuhito confirmó lo que quería decir.


"Eso es correcto. Me temo que..." (Yuhito)


                         ***                                 ***                            ***


"Utilizar una magia tan potente... ¡No puede ser! N-No, pero..." (Marione)


En el bando Évila, el primero en darse cuenta fue Marione. A pesar de que llegó a esa conclusión, sin embargo, no podía creerlo.


"Pensar que Su Majestad haría tal cosa..." (Marione)


Entre los soldados Évila, todos estaban impresionados sintiendo el enorme poder mágico. Ellos no entendían lo que estaba pasando, pero están profundamente conmovidos por presenciar el poder que supuestamente debían proteger.

Sin embargo, Marione estaba fuera de sí con preocupación. Si esos dos hacen lo que él pensaba que iban a hacer, entonces creía que debía detenerlos. Sin embargo, ya era demasiado tarde. Los soldados preguntaron a Marione qué estaban intentando hacer esos dos.

Marione apretó los dientes y empezó a decir como si escupiera sus palabras.


"Ellos están..." (Marione)


                         ***                                 ***                            ***


"Tienen que romper el puente." (Hiiro)


Hiiro dio una respuesta a la pregunta de Rarashik. Todo el mundo al lado de ella, sin embargo, tenía una mirada en blanco en sus caras.


"Oh, ¿y tu razonamiento?" (Rarashik)

"Si rompen el puente, entonces, como tú has dicho, la guerra no se parará, pero la retrasará." (Hiiro)

"¿Q-Qué quieres decir?" (Arnold)


Arnold le pregunta mientras fruncía el ceño.


"¿No es así? Ese puente es lo único que une los dos continentes, ¿verdad?" (Hiiro)

"...¡Ah!" (Arnold & Muir)


Tanto Arnold como Muir parecen entender por fin lo que Hiiro decía.


"¡Ya lo entiendo! ¡Destruyendo el puente se detendrá su avance!" (Arnold)

"S-Sí, y si todo va bien, entonces, al igual que la Maestra-san dijo, ambos bandos podrían salir ilesos..." (Muir)


Entonces, Rarashik sonrió y comenzó a aplaudir.


"Felicitaciones. Eres muy inteligente, boya." (Rarashik)

"Hmph" (Hiiro)


Hiiro no se sentía mal por ser alabado, pero desde que fue despreciado por una niña, tampoco se sentía bien.


"No, espera... No hay ningún mérito para ellos si lo hacen..." (Arnold)


Arnold murmuró mientras cruzaba sus brazos. Sobre eso, Muir preguntó.


"¿Qué quieres decir? (Muir)

"Es porque están en guerra. Sobre todo porque es el bando Gabranth el que la empezó. Es improbable que vayan a hacer algo para perder su posición. Y había rumores de que los Évila también conspiraban para una guerra. Más bien, han tratado de ir en esa línea en varias ocasiones. La guerra, en esta ocasión, es un giro de los acontecimientos muy conveniente para los Évila. Porque los Gabranth la iniciaron. Los Évila no se van a salir de su plan y destruir el puente, ¿no? Ya que los Évila son más fuertes de todos modos." (Arnold)

"Ah, tienes razón." (Muir)

"Es como he dicho, ¿no? En teoría, es posible. Pero no hay ningún mérito, y encontrar a alguien que pudiese romper un gran puente como ese... Bueno, incluso si hay alguien que pueda, él tendría que utilizar todo su poder, así que, si bien es teóricamente posible, no hay nadie que lo hiciese." (Arnold)


El puente Gedult, después de haber sido destruido en el pasado por los monstruos, se ha desarrollado para que tal cosa no ocurriera de nuevo.

Puede ser posible dañarlo un poco, pero algo así como destruirlo por completo sería difícil y no habría ninguna razón para hacerlo, por lo que ni siquiera había una metodología para hacerlo.


"Bueno, si los Évila tienen alguna razón para no luchar y hay algo de mérito que sea mayor que el demérito por perder el puente, entonces podrían hacerlo. Probablemente no sea así, sin embargo." (Rarashik)


Rarashik decía eso, pero no sabía que había alguien en los Évila que tenía una razón para no pelear.


"Así que... Así que la guerra no se parará después de todo..." (Arnold)


Arnold murmuró, y Muir puso un mirada abatida.


"Si hubiera algún suceso irregular milagroso... Pero, el mundo no es un lugar tan fácil." (Rarashik)


Escuchando las palabras filosóficas de Rarashik, Arnold y Muir se deprimieron aun más, pero Hiiro estaba pensando en algo diferente.


"Los Évila, claramente hay una razón por la que no han atacado a pesar de ser tan poderosos. Si esa razón pudiera ser... No, me pregunto..." (Hiiro)


Si la razón está relacionado con evitar la guerra, no significa que cualquier cosa vaya a pasar en esta guerra. Aunque esto no era más que la conjetura de Hiiro, la respuesta se concería pronto.

Ya se convierta en una guerra a gran escala o no... La respuesta se conocerá en breve.


                         ***                                 ***                            ***


"¡Estamos soltándolo! ¡Aquinas!" (Eveam)


Eveam, que estaba construyendo la matriz mágica, seguía vertiendo magia de su lastimoso brazo izquierdo.


"De acuerdo." (Aquinas)


Seguido por Aquinas, quien estaba vertiendo en una cantidad igual de magia. La masa negra que apareció creció en un gran tamaño, llenando el hueco entre las dos matrices mágicas.


"¡Vamos, Aquinas!" (Eveam)


Actuando su grito como un disparador, la masa negra se envolvió alrededor de las matrices mágicas, cubriéndolas.


"¡Desapareced en la oscuridad! 《Fin del Cosmos》!"


*¡RUMBLE RUMBLE RUMBLE RUMBLE!*[1]

La masa negro que fue disparada con una tremenda velocidad dirigida hacia el puente.

Fue un instante. Sí, sucedió en un instante.

Los monstruos, que se suponían que estaban en el puente, fueron absorbidos por la masa negra...

La masa negra tocó el puente y al instante envolvió los 30 kilometros del mismo.

Y, luego, unos segundos más tarde, el gigante Puente Gedult desapareció sin dejar rastro. Era como si el puente nunca hubiese existido allí en primer lugar...

El tiempo de repente se aclaró. No había bajas de ningún bandos. Sólo el camino que los conectaba había desaparecido. Sólo eso.


"Uh..." (Eveam)


Las alas en la espalda de Eveam desaparecieron y cayó hacia el mar. Sin embargo, Aquinas apareció y la atrapó.


"Y-Yo... pude haber utilizado demasiada sangre..." (Eveam)

"..." (Aquinas)


Su rostro estaba pálido, pero se sentía feliz de ser capaz de seguir adelante con lo que quería hacer. Aquinas se la llevó en brazos y comenzó a dejar el lugar de donde estaban. ¡Cuando de repente...!


*¡Whooooooooooooosh!*[2]


"¿¡!?" (Aquinas)


Algo se disparó hacia ellos desde los Gabranth. Aquinas, al instante, lo esquivó. Se veía como una lanza, pero era sorprendente porque se trataba, en realidad, de una lanza.


(Si hay alguien que podría arrojar una lanza hasta aquí, sería...) (Aquinas)


Pensando en eso, Aquinas centró sus ojos hacia los Gabranth. Se encontraba ahora mismo aproximadamente a 15 km de las fuerzas Gabranth. Lanzar una lanza con esa precisión a esa distancia no era algo fácil.

También había una buena cantidad de energía en esa lanza. Aquinas determinó que si la lanza hubiese alcanzado su objetivo, Eveam habría sufrido graves daños. Sólo había una persona que era capaz de tal ataque, y Aquinas sabía quien era.


"...El Rey Bestia, eh." (Aquinas)


                         ***                                 ***                            ***


"¡Mierda! ¡Lo esquivó!" (Leowald)


Leowald escupía esas palabras mientras su rostro se llenaba de rabia e ira. Incluso para él, la distancia era demasiado grande y era incapaz de golpear a su objetivo.


"¿¡Cómo os atreveis...!? ¿¡Cómo os atreveis...ǃ? ¡ÉVILAAAAAAAA!" (Leowald)


Leowald gritó al cielo. No se podía evitar. Sus fuerzas se reunieron para luchar en una guerra hoy. Formularon un plan, determinaron que podrían acabar con los Évila ese día, y decidieron ir a la guerra.

A pesar de eso, sus enemigos abandonaron el lugar antes de que comenzaran siquiera los combates. Ni siquiera pensaron que tal cosa podría haber pasado.


"Si es así, uno podría haber pensado que estaban siendo sinceros con su tratado de paz." (Leglos)


Lenion responde al murmullo de Leglos.


"Incluso yo pensé que era una trampa o algo así. ¿Realmente buscan la paz? ¡Es imposible!" (Lenion)


No era sólo para los Humas. Los Évila también habían enviado un tratado de paz a los Gabranth. Obviamente, no fue tomado en serio hasta ahora, pero con lo que había pasado hoy, fueron capaces de determinar algunas de la intenciones detrás del tratado.


"¡HIJOS DE PUUUUTAAAǃ ¡COBARDEEEEESǃ ¡Los Évila sois mieeeeerdaǃ" (Leowald)


Todo el mundo miraba a Leowald gritar con rabia, como si se hubiera perdido a sí mismo.


"De todos modos, tenemos que hablar sobre lo que vamos a hacer a partir de ahora. Tenemos que parar a Padre, Lenion." (Leglos)

"Tsk, qué dolor." (Lenion)


Los dos fueron a parar a su padre que estaba tomando su rabia contra el suelo y las pobres rocas cercanas. Después de ver a esos dos, Yuhito mira hacia Eveam y Aquinas que desaparecieron en el cielo, con una sonrisa en su rostro.


¡Nyojojojojo! Quien iba a pensar que terminaría así. Parece que tengo que darme prisa en terminar "eso". ¡Nyojojojojo! (Yuhito)

Regresar a Capitulo 40 Regresar a Página Principal Avanzar a Capitulo 42

Notas del traductor y Referencias[edit]

  1. Sonido de temblor.
  2. Sonido de cortar a través del aire.