Konjiki no Word Master Capitulo 40

From Baka-Tsuki
Jump to: navigation, search

La traducción de este capítulo fue realizada gracias a la versión en ingles de esta misma página.

Traducido por ValkarRouse

Capítulo 40ː ¡El comienzo de la Guerra y un desarrollo repentino![edit]

《Puente Gedult》. Ese era el nombre del único puente que conectaba el continente Gabranth con el continente Évila. Y en este mismo momento, a ambos lados del puente, los Gabranth y los Évila se miraban el uno al otro.


"Bastardos... Estaba seguro de que iban a desplegar sus tropas a nuestro lado ya..." (Leowald)


La persona que murmuró era el Rey del 【Reino Bestia, Passion】, y el que a su vez actuaba como comandante supremo de las fuerzas del país: Leowald King. Su melena galante fluía en el viento, mientras sus agudos ojos de león miraban al otro lado del puente.

Él había actuado bajo la suposición de que los Évila traerían sus tropas a este lado para evitar que los Gabranth cruzasen el puente. Pero parece que estaba equivocado.


"Mierda, si estuvieran en nuestro lado del puente, ya los habría hecho carne picada a todos ellos." (Lenion)


La persona que decía esto mientras se quejaba era el segundo príncipe, Lenion.


"Como se esperaba de la guerra. No todo iría como estaba previsto..." (Leglos)


Por una razón diferente a la de Lenion, el primer príncipe Leglos también se quejaba.


"Padre, ¿qué debemos hacer? Han posicionado una gran fuerza a ese lado. Creo que lo mejor sería esperar y ver qué movimiento van a hacer." (Leglos)

"Sí, esto está todavía dentro de mis expectativas. Vamos a seguir con nuestro plan inicial. Primero... vamos a utilizar eso." (Leowald)


Tras esas palabras, las personas que lo rodeaban soltaron sonrisas malignas.


"¿¡Están listos los preparativos, Yuhito!?" (Leowald)


Al decir el nombre, un hombre con una bata blanca de laboratorio apareció detrás de él.


"¡Nyojojojojojo! ¡Estamos listos cuando quieras! ¡Vamos a confirmar los resultados de mi investigación hasta hartarnos! ¡Nyojojojojo!" (Yuhito)


Su cabello estaba despeinado y su bata estaba desgastada. Ese hombre llevaba unas gafas con cristales en espiral, dando la sensación, por lo general, de tener un carácter sucio, mientras soltaba una fuerte carcajada.


"Bien, entonces, suelta las primeras 《Legiones en Descomposición》" (Leowald)

"¡Nyojojojojo! ¡Crouch, adelante!" (Yuhito)


Un hombre-bestia, que era una negra pantera con todo el cuerpo cubierto de negro, se puso delante de todos.


"Entendido-nya." (Crouch)


Puso sus brazos en el suelo, frente al puente.


"Es la hora del trabajo-nya. Salid-nya." (Crouch)


El brazalete en el brazo de Crouch empezó a emitir una luz sospechosa.


"Zuzuzuzuzuzuzuzzuzuzuzu..."


La sombra alrededor de sus pies aumentó gradualmente de tamaño. Y a partir de entonces, varias formas de monstruos comenzaron a formarse. Sin embargo, no eran monstruos normales.

Varias partes de sus cuerpos estaban erosionadas, y sus pieles estaban infectadas y podridas. Un olor a descomposición, lo suficientemente potente como para destrozar una nariz, impregnaba el aire. Pero los ojos de los monstruos daban la sensación de tener vida, y emitían una luz roja.

Monstruos sin fin salieron de las sombras. Y con un ritmo desorganizado, empezaron a atravesar el puente.


"¡Nyojojojo! ¡Adelante! ¡Mi legión de zombis inmortales!" (Yuhito)


                         ***                                 ***                            ***


En ese momento, en el otro lado, después de haber visto a los Gabranth moverse, los soldados Évila informaron a la persona que solicitó la Reina Demonio Eveam para esa posición: el 《Número 2》 de la 《Brigada Cruel》, Marione.


"Ya veo... Así que comenzaron a moverse. Esas asquerosas bestias inmundas, ¡voy a enviarlas al Infierno!" (Marione)


Una sed de sangre, lo suficiente como para que los soldados a su lado temblasen de miedo, subía por el cuerpo de Marione. Su esposa y su hijo habían sido asesinados por los Gabranth. Por esa razón, su mente estaba llena de rabia y odio contra la raza bestia.

La razón por la que pidió personalmente participar en la primera línea de batalla era porque él creía que así podría matar a tantos hombres bestia como quisiera.


“... Marione-sama” (Chugay)

"Oh, ¿qué pasa, Chugay?" (Marione)


El que de repente apareció detrás de él era un hombre llamado Chugay. Sobre su cabeza solo había un cuerno largo. Al igual que una máscara, su rostro no mostraba ningún cambio de emociones.


"Parece que están empleando monstruos como su primera línea de batalla. ¿Qué acción deseas ordenar?" (Chugay)

"Hmm, por lo que he oído, uno de sus investigadores descubrió una manera de conseguir que los monstruos luchasen por ellos." (Marione)

"Parece que es verdad. Hay algunos monstruos de Rango S entre ellos." (Chugay)

"Hmm, ¿acaso piensan que pueden hacer algo con algunos insignificantes Rangos S?" (Marione)

"Creo que son piezas desechables para provocar una reacción de nuestra parte." (Chugay)

"Eso significa que hay una alta posibilidad de que tengan monstruos más fuertes con ellos. Hmm, esas bestias han intentado conseguir poder desesperadamente debido a sus débiles fuerzas. Ganaron algún conocimiento inútil." (Marione)


Marione chasqueó su lengua de una manera irritada.


“Marione-sama.” (Chugay)

"¿Hmm?" (Marione)

"Por favor, déjame a mi, Chugay, ocuparme de esto. Déjame conocer la fuerza de esas asquerosas bestias inmundas, para saber si son una amenaza o no." (Chugay)


Al escuchar esas palabras, Marione se rió.


"De acuerdo. Pero sólo los monstruos. En cuanto a las bestias... Yo mismo las mataré con mis propias manos..." (Marione)

"¡Entendido!" (Chugay)


Chugay se desvaneció en el aire.


"Mirad bien, bestias de mierda. Voy a exterminaros uno a uno." (Marione)


                         ***                                 ***                            ***


"¿Cuál es la situación?" (Leowald)


Mientras Leowald le preguntaba a Yuhito, él se reía mientras respondía.


"¡Nyojojojojo! ¡Parece que sólo envían una persona! Pero parece ser todo un profesional! ¡Nyojojojojo!" (Yuhito)

"Así que van a entablar combate en mitad del puente. Lo que es más, ¿con una persona? ¿Quién es él?" (Leowald)

"He utilizado los preciosos ojos de Zombi-chan para observarle. ¡Parece que enviaron a Chugay!" (Yuhito)

"Padre, creo que Chugay es el subordinado de Marione." (Leglos)


Comentó Leglos, y Leowald abrió más los ojos.


"Ya veo, así que uno de los 《Cruel》 está al mando". (Leowald)

"Ya han enviado las fuerzas de combate personal del Señor Demonio, los 《Cruel》. Lo que es más, Marione debe ser el 《Número 2》. Que una persona como él esté en la primera línea de batalla... ¿Hay algún motivo?" (Leglos)

"Nyojojojo! Según mi investigación, ¡Marione guarda un gran rencor y odio hacia los hombres-bestia!" (Yuhito)

"Así que es eso, lo que quiere es matarnos con sus propias manos... Esa es probablemente su intención." (Leowald)


Las palabras de Leowald dieron justo en el clavo.


"Si es sólo Chugay, los monstruos deberían ser capaces de mantenerle a raya, pero ¿qué deberíamos hacer?" (Leglos)

"Voy a ir adelante." (Lenion)

“Lenion...” (Leglos)

"No puedo estar siempre descansando. Alguien tiene que abrir el camino, ¿verdad?" (Lenion)

"Espera un segundo, Lenion, no hay motivo para que un príncipe se exponga todavía." (Leglos)

"Hermano, esto es la guerra. Si quieres ganar, tienes que usar todo lo que tengas. Por suerte, mi 《Unión》 es perfecta en lugares abiertos como éste." (Lenion)


Lenion miró el puente que se extendía en línea recta.


"Además, si son solo monstruos, no importa si los arrastro en mis ataques, ¿verdad? Aunque claro, tal vez los soldados Évila prefieran morir por mis ataques." (Lenion)


Mirando su sonrisa feroz, Leglos pensó para sí mismo:


Si su corazón fuera sólo un poco más amable y comprensivo, Lenion sería un mejor príncipe que yo. (Leglos)


En habilidades, Lenion era superior. En el mundo de los hombre-bestia que anteponía la fuerza por encima de todo lo demás, el próximo Rey habría sido él. Por desgracia, su personalidad no era tan buena.

Era demasiado militarista, y no le importaba el pueblo. Sería una desgracia como Rey.


"Oye, Viejo, ¿Qué vas a hacer? ¿Puedo salir?" (Lenion)


Escuchando las palabras de Lenion, Leowald pensó por un segundo.


"... De acuerdo. Pero espera un momento." (Leowald)


Mientras decía esas palabras, los soldados que estaban observando el puente levantaron sus voces.


"¿¡Ocurre algoǃ?" (Leowald)


Leowald gritó, pensando que tal vez el otro bando ya había hecho algunos movimientos drásticos.


"Ah, no, algo paso desde el otro lado..." (Soldado Gabranth)


Tras las palabras del soldado, todo el mundo dirigió su mirada hacia el puente.


"¿Qué quieres decir con algo...?" (Leowald)


Concentraron su atención en el otro lado del puente. Y, encima de él, dos elementos estaban flotando en el aire.


"¿Quienes... son esos...?" Esa era la pregunta en mente de todos.


                         ***                                 ***                            ***


"¿¡Qué esta pasando!?" (Marione)


Era la furiosa voz de Marione, que gritaba. La razón era el malestar que se estaba produciendo entre los soldados, y el campamento estaba muy ruidoso.


"¿Le pasó algo a Chugay?" (Marione)


Eso era lo que le vino a la mente. Le había dejado que se encargase de los monstruos porque él se lo pidió. ¿Podría ser que perdió?


"N-no...” (Marione)


Los rostros de los soldados se pusieron pálidos. Algunos de ellos tenían expresiones en blanco. Era como si vieran algo que no podían creer.


"¡Todo el mundo! ¡Si ocurre algo, decídmelo ya!" (Marione)

"¡S-Si!." (Soldados Évila)


La ira de Marione hizo que volvieran sus sentidos. Los soldados se arrodillaron ante él y le explicaron los acontecimientos que habían ocurrido. Y al oír sus palabras, la expresión de Marione se puso rígida.


"¿¡Qué coño estás diciendo!?" (Marione)

"¡Hii!" (Soldado Évila)

"¿¡Por qué iban a hacer algo como eso!?" (Marione)

"N-N-No lo sééé." (Soldado Évila)


Los soldados respondieron con desesperación, pero Marione no quería escuchar nada más. Su mente estaba confusa por las palabras que acababa de escuchar.

Miró hacia el espacio por encima del puente para confirmarlo. Definitivamente había dos cosas allí.


¿P-Por qué?... ¿Qué significa esto...? (Marione)


Apretó los dientes y murmuró para sí mismo.


"¿Por qué están esos dos aquí...?" (Marione)


                         ***                                 ***                            ***


Ambos bandos se habían dado cuenta de la existencia de dos objetos. Ambos se preguntaban cuál era su propósito. Los objetos flotaron hasta el centro del puente y se detuvieron.

Esos dos objetos eran, como el bando Évila ya había supuesto, dos personas. La primera tenía un hermoso cabello dorado y estaba vestida con una armadura roja ligera. Era Eveam. El segundo tenía el pelo de color rojo sangre y llevaba una armadura negra. Era Aquinas. Ambos tenían grandes alas en sus espaldas.

Ambos dieron un vistazo a la batalla que había abajo, entre los monstruos zombis y el subordinado de Marione, Chugay. Chugay notó su presencia y estaba sin palabras debido a que la existencia por la que él estaba luchando para defenderla con valentía, estaba en el campo de batalla.


"¡Retrocede, Chugayǃ" (Eveam)


Dijo Eveam, pero Chugay no tenía ni idea de lo que estaba pasando. Su mente no podía procesar ese desarrollo repentino. Él nunca escuchó que algo de eso pudiera pasar, y aunque ella estaba acompañada por el 《Número 1》, Aquinas, el hecho de que el Señor Demonio viniera tranquilamente era solo una imprudencia.


"Si no quieres quedar atrapado en esto, da un paso atrás." (Aquinas)


Con una voz indiferente, Aquinas le habló; pero para Chugay, Aquinas no era su maestro. No iba a seguir órdenes de él. Para Chugay, Marione merecía ser el 《Número 1》.

Así que, con honestidad, desafió las órdenes de Aquinas. Pero al ver a su inmovilidad, Eveam le gritó enfadada.


"¡Sólo tienes que moverte ya! ¡La Reina Demonio te lo está ordenando aquí!" (Eveam)

"¡S-Si!" (Chugay)


Pero no podía desafiar las palabras del Rey Demonio. Si lo hiciera, entonces la responsabilidad de sus acciones caería sobre Marione. Pero aun así, le habían encargado una misión, así que estaba un poco insatisfecho con el hecho de abandonar sin una explicación.


"Voy a dejar las explicaciones para después. ¡Solo vete de aquí rápidamente! ¡También retransmite mi orden de que nadie más se acerque aquí!" (Eveam)


Chugay no entendía cuál era la intención de las palabras de Eveam, pero una situación anormal estaba sucediendo ante él. Determinó que tendría que informar de ello a Marione, así que le salieron alas de su espalda y se fue.


"¿Estás listo, Aquinas?" (Eveam)

"Sí." (Aquinas)


Y los dos bajaron y sacaron sus espadas. Por alguna razón, sus hojas se encontraban alojadas en el brazo izquierdo de su portador. Con cortes en sus brazos, empezó a fluir una gran cantidad de sangre. La sangre goteaba constantemente hacia el suelo.


"Déjame preguntártelo de nuevo. ¿Estás segura acerca de esto? ¿Verdad?" (Aquinas)


Aquinas preguntó, y mientras el rostro de Eveam estaba rígido, ella respondió con una fuerte voz.


"Sí, ya lo he decidido." (Eveam)


Ella levantó su brazo izquierdo con sangre, y encima de su cabeza, un gran círculo mágico se manifestó. Su sangre fue absorbida por ese círculo mágico y se tiñó de rojo.

Aquinas voló más alto que el círculo y apuntó su brazo izquierdo hacia el suelo. Un círculo mágico similar apareció ante él. Los dos círculos estaban separados por, exactamente, 30 metros.

La sangre de Aquinas también fue absorbida por su círculo, y el círculo se puso rojo.

De repente, un sonido como el de retumbar la tierra sonó a lo lejos. El cielo claro de repente se convirtió en nublado con nubes oscuras, y relámpagos comenzaron a desatarse a través de él.

En el intervalo entre los dos círculos, una masa negra apareció. Un relámpago negro cubría esa masa, mientras gradualmente se volvía más grande.

Y a ambos lados, la gente empezó a darse cuenta exactamente con qué objetivo los dos habían aparecido.

Regresar a Capitulo 39 Regresar a Página Principal Avanzar a Capitulo 41


Notas del traductor y Referencias[edit]