Maru-MA Volumen 01 Capítulo Especial Tanjou Hen

From Baka-Tsuki
Jump to: navigation, search
KKMReco01.jpg


Historia Extra del Volumen 01

Esta es una historia especial incluida en el primer volumen recopilatorio, Tanjou Hen.


Mi corazón probablemente rebotará acelerado.


Es mi primer día libre en un tiempo, y mientras estoy recostado en la cama sin ser capaz de levantarme luego de dormir hasta tarde el olor del café llega de algún lugar. Cuando abro mis pesados parpados veo una linda señorita sosteniendo un desayuno occidental. Es algo como lo que se ve a mendo en las películas y los dramas, y que a mi madre parece gustarle tanto.

—Pero cuando realmente pasa es un poco raro para un japonés…

Justo luego de escuchar el “Buenos días” de Lord von Christ Günter, mi tutor con ondeante cabello plateado y ojos violetas, cosas extravagantes para el desayuno son traídas una tras otra a mi habitación en el Castillo Pacto de Sangre.

Ante mis ojos atónitos varios tipos de platillos son colocados frente a mi uno por uno: bebidas, sopas, carne, sopa crema, algo que parece pescado, una sopa que ha trascendido las sopas y se ha convertido en un guiso, probablemente pan, algo que parece una ensalada, pan, una sopa de un color obviamente diferente, queso, sopa fría, fruta, sopa con una cuchara en ella.

—U-un momento.

¡¿Por qué tanta sopa?!

—No, no necesitan tomarse la molestia de poner todo esto sobre la cama. No estoy enfermo, así que me puedo levantar.

Aunque es una cama grande, comer el desayuno en ella no encaja con mi estilo de vida.

—Oh no, Su Majestad, por favor quédese donde está. Su preciado cuerpo está reparándose para la ceremonia así que necesita descansar lo más posible para conservar su estamina.

—Es verdad, Yuuri. Estás completamente exhausto así que no necesitas esforzarte solo para levantarte a comer.

Luego de que mi conversación fue interrumpida de repente, cuando volteo hacia un lado Wolfram está tan cerca de mí que es alarmante. Estoy nuevamente atónito por la hermosa persona enmascarada como un lindo chico rubio. Parece que sus ojos verde esmeralda se han interesado en el queso y la cosa que parece pescado. ¿Por qué está este príncipe chico lindo en mi cama por las mañanas? En realidad, ¿de verdad solo está en mi cama por las mañanas? ¿De casualidad estuvo en mi habitación todo este tiempo mientras me desmayé por dos días…?

No, no me hagan pensar en eso. No me hagan ni siquiera preguntar sobre ello.

—No es como ayer, así que ya no estoy tan cansado como para quedarme en reposo.

—¿Qué estas diciendo? Invocaste una lluvia torrencial en un área tan amplia con majuutsu que apenas has usado por primera vez. No hay manera de que no estés cansado.

Ah, él no quiere contar la vez durante el duelo. He experimentado un montón de derrotas durante mi vida como beisbolista así que entiendo bien como se siente eso.

Cuando miro hacia la puerta veo a Conrad tomar un pedazo de papel de una de las mujeres que traía la comida. Me pregunto si los mensajes se entregan directamente en mano siendo que no hay escritorios con cajoneras o casilleros para los zapatos[1] en Shin Makoku. Lo coloca en su bolsillo mientras ríe incómodo. Un hombre popular. Esa es la reacción de un hombre popular recibiendo una carta de amor.

—Antes que nada, Su Majestad —comienza a decir Günter mientras me observa juntando sus blancos dedos bajo su barbilla como si estuviera rezando—, por favor disfrute de su comida mientras descansa todo lo que puede.

—Ah, uh, claro.

Si dejo la comida sin tocar no es impensable que él pusiera una cuchara en mi boca. Aunque sea hermoso, me niego a decir “ah” para un hombre. Sin ninguna opción tomo la cuchara tenedor y pruebo la sopa más cercana. Hm, es muy pesada.

Esta comida completa extremadamente sustanciosa es demasiado para apenas luego de haberse despertado, incluso para un reconocido glotón —¡hurra!— como yo. ¿No puede ser algo más liviano? Si no puede ser salmón a la parrilla con arroz blanco, ¿qué tal un poco de pan extranjero y ensalada?

—Como tocino y huevos con tostadas.

La cara de Günter cambia de color luego de escuchar el nombre de esa comida.

—Su-Su Majestad, no estará… tocino… ¿Está pidiendo esa deliciosa carne del cien pies que vive en las montañas de Nnu? ¿Para el desayuno? ¡¿Para el desayuno?!

—¿Eh? Espera, ¿un cien pies? ¿Cuantos miembros tiene EXILE[2] en este mundo? De todos modos, no es carne de caballo[3] sino carne de cien pies, ¿verdad? No importa si es para el desayuno o la cena, no puedes comerlo, ¿verdad?

—Por supuesto que puedes comerlo, si estás dispuesto a ofrecer un sacrificio adecuado.

Wolfram ya va por su segunda sopa mientras asiente. Que los chicos lindos tengan apetitos pequeños es solo lo que a las chicas les gusta y que han decidido por su cuenta.

—Wow, lo siento. Tocino y huevos es muy extravagante. Solo quería que el desayuno fuera más ligero. Pensé que sería bueno poder elegir de un menú estilo japonés o un desayuno occidental. Ya sabes, como ir a un buffet en el castillo y servirme yo mismo sopa miso.

Legando tarde, Conrad pregunta mientras sonríe: —¿Piratas?[4]

Él conoce mucho sobre Occidente, pero no entiende el uso del katakana[5] en Japón.

—¿Le gustaría tomar el desayuno al estilo de un hombre de mar? Si es así entonces zarparemos en barco. Pescaremos y pescaremos, soltaremos algunos, y el resto los herviremos, asaremos y freiremos.

Ahora se ha convertido en el desayuno de un pescador. Aunque quería una comida con salmón es extremista pedirme que lo pesque yo mismo. Si quiero una comida con huevos de salmón, ¿entonces tengo que ir todo el camino hasta el mar del norte?

—Aw Conrad, alguna vez iba a probar pescar como pasatiempo, pero…

Conrad no debe haber oído mi queja en voz baja porque toma un plato y se lo da a Günter.

—Tome Lord von Christ, Su Majestad quiere ir a pescar, así que prepare una variedad de cañas de pescar. Ah, y llevaremos algo de pan y queso, porque este desayuno es un poco pesado antes de salir a pescar, así que puede retirar esta comida.

El tutor y excelente consejero real Lord von Christ sale inquieto de la habitación murmurando: cañas de pescar, cañas de pescar. Casi al mismo tiempo, las sirvientas que parecían haber estado en el pasillo entran y se llevan la ostentosa comida en un parpadeo. Luego de que el trabajo es rápidamente completado los únicos que quedamos en la habitación somos Conrad, y Wolfram y yo sentados en la cama. La cosa que parece pescado aun esta en las manos de Wolfram.

—¿…Fue eso caprichoso de mi parte?

Como solo quedan tres personas en la habitación, esta vez él si escucha las palabras que murmuro.

—La servidumbre disfrutara comiendo eso, de verdad. Bueno, entonces es hora de… —dice Conrad mientras camina hasta la ventana y abre las pesadas cortinas del todo, el sol de la mañana entra directo y la habitación se ilumina significativamente—, comenzar con el plan Pesca, pesca y pesca un poco más. Wolfram, deberías apresurarte en ir a ver a Gisela.

—¡N-no necesito medicina!

Wolfram, que por alguna razón está nervioso, salta energéticamente de la cama y se va corriendo con su plato de pescado.

—Se enojó. Me pregunto si vendrá con nosotros.

—No, él está yendo a toda velocidad a conseguir lo que necesita y volverá. Porque él quiere llevarse bien con usted. —Su expresión me dice que puede comprender con claridad el corazón de su hermano menor—. Cuando vuelva vamos a empacar el almuerzo e ir al lago, no al mar. Debería tirar una línea en el agua y dejar pasar el día tranquilamente. Mañana es la coronación después de todo.

Cuando recuerdo la gran tarea que me espera mañana dejo escapar un largo suspiro aunque sé que no debería. Este comportamiento solo pondrá ansiosa a la gente que cree en mí. He decidido aceptarlo, así que tengo que ser firme y no quejarme hasta el final. En mi mente está claro que los capitanes y los líderes deberían ser así, pero…

—Me pregunto si podré hacerlo.

—¿La ceremonia de coronación? Será un día ajetreado, pero no es difícil.

—…No, eso no. Puedo…

¿…manejar la gran responsabilidad de ser un rey de verdad? De alguna manera me tragué esas palabras de vuelta hacia adentro. No puedo decirlo. Con las cosas como están, no puedo decir algo que perturbe al barco que ya ha zarpado.

—Tengo que entregarle esto. —Ignorando lo que acabo de decir, Conrad se sienta lentamente en la cama y saca la carta doblada de su bolsillo. Es la que recibió de la sirvienta hace un rato.

—¿Qué? ¿No es esa una carta de amor para ti?

—Si hubiera sido una carta de amor, no sería para mí.

Hay un círculo dibujado en el medio de la hoja desplegada. El gran círculo está dibujado usando el punto en el que se dobla la hoja. No hay más nada. Ni siquiera una frase o una firma.

—Es para usted de parte de Brandon.

—¡Ah!

En el momento en que escucho eso comprendo. Es una pelota. El niño que dejamos en la aldea ha mejorado un poco. Lo suficiente para escribirme una carta. Lo suficiente para decirme que le enseñe como lanzar. Varias preguntas vienen a mi mente: ¿los heridos están siendo tratados correctamente? ¿Están reconstruyendo las casas quemadas? ¿Las tropas que se enviaron han sido aceptadas por los aldeanos y están ayudando con la reconstrucción?

—Pero probablemente ha enviado esto porque las cosas están yendo bien.

—Por supuesto, como deseaba.

Él levanta la hoja de papel a contra luz hacia la ventana. El sol ya está alto en el cielo y se alinea perfectamente con el círculo que brilla de color blanco.

—Usted también se veía como esto antes de nacer.

—¿De qué estás hablando? ¿Es una charla de salud y educación física?

Debo haber dicho algo gracioso porque Conrad se ríe en voz alta, me devuelve el papel y utiliza mi nombre por primera vez en un tiempo.

—Yuuri, no necesita preocuparse si puede hacerlo o no. Todo esto ha comenzado hace mucho tiempo.

¿Que comenzó? ¿Qué tanto tiempo es hace mucho tiempo? Sin embargo, en vez de preguntar eso trazo el círculo con mi dedo y confirmo en mi corazón la promesa que tengo que cumplir.

—Conrad, necesito una cuerda más gruesa, no solo la línea de pescar. Y también necesito encontrar una roca pequeña en el lago.

—¿Y también pequeñas piezas de tela rasgada y pegamento?

Esta vez no son solo los pensamientos de su hermano pequeño, sino que tiene la expresión de haber comprendido los míos claramente. Es un poco molesto que me haya leído de esa manera, pero eso ahora no es importante. He recordado todo lo que necesito así que conseguir los materiales es lo primero en mi lista. Incapaz de contener mi emoción sato de la cama. —Es verdad. Tengo que hacer una pelota lo más pronto posible. Muchas de ellas. Necesitamos muchas para practicar.

Porque una pelota dibujada en un papel no puede rebotar.




Página principal Anterior Siguiente

Referencias

  1. Las escuelas en Japón tienen casilleros para los zapatos en la entrada, los alumnos se cambian el calzado de calle a uno especial mientras se encuentran en el edificio.
  2. EXILE es una banda japonesa de 14 miembros, una popular canción de ellos se bailaba en fila.
  3. Günter dice “umai niku” (carne deliciosa) y el chiste de Yuuri es “uma niku” (carne de caballo).
  4. Los japoneses llaman “baikingu” (viking) al buffet, como es una palabra en inglés Conrad la reconoce y hace un chiste diciendo “pirates”. En el idioma japonés hay muchísimas palabras introducidas del inglés.
  5. Katakana es un silabario japonés que se utiliza para escribir palabras extranjeras.