Maru-MA Volumen 07 Capítulo 5

From Baka-Tsuki
Jump to: navigation, search

Capítulo 5[edit]

Lady Veneno Anissina y el “Corsit” del Instinto[1].

Durante la noche puede que ella sea Lady Veneno Anissina quien vaga por los cementerios, pero durante el día ella se encuentra en su “Mudo” de Mujer Trabajadora. Lady Veneno Anissina es increíble cuando “combia” a este “mudo”. Hace cuentas a la velocidad del sonido y habla a la velocidad de la luz. Nadie puede escuchar lo que dice. ¡Es invencible!

¡Cuidado! ¡Los grasosos dedos del hombre que es su jefe están en la espalda de Lady Veneno Anissina! ¡Esto es “acoto sesual”!

¡Gyaaaa! Hace eco el grito del jefe. Los afilados dientes del “corsit” se hunden en los dedos del hombre.


Cerrando el libro que estaba leyendo, Greta alza la barbilla.

—Oye Anissina, ¿qué es un “corsit”?

—Es una parte de la ropa interior de una mujer. Aunque en nuestro reino no se usa como ropa interior sino como soporte para la cintura y la columna. Y ademas, Greta, no es “Instinto” sino “Deseo”. Lady Veneno Anissina y el Corset del Deseo[2].

—Mm, ¿entonces qué es “acoto sesual”?

—Es cuando alguien te molesta basándose en tu sexo. Es levemente diferente de Haley Joel Osment[3].

—¡¿Y ese quién es?! ¡¿Es un hombre?! —encontrando la oportunidad de usar la respuesta que ha aprendido, la niña balancea los pies con alegría.

—Parece ser un actor que le gusta a Su Majestad. En todo caso... —haciendo latiguear su llameante cabello rojo atado en lo alto de su cabeza, Lady von Karbelnikoff Anissina coloca ambas manos sobre el escritorio. Sus ojos celestes brillan con justificada confianza y están rebosantes de su espíritu de experimentación—. Ahora que la seguridad de Su Majestad se ha verificado, tienes que ponerte al día con tus estudios lo antes posible. Cuando nuestro querido Majestad regrese, ciertamente estaría decepcionado de encontrar que has perdido completamente el ritmo.

—Lo se.

Luego de parpadear con sus largas pestañas un par de veces, la pequeña niña abre de nuevo el grueso libro. Fue escrito para ser leído en voz alta para otros, así que el contenido es gracioso y cautivador para la gente. Sin embargo, hay un par de palabras que un niño de diez no podría entender.

—¿Pero qué clase de cosas son “acoto sesual”?

—Qué clase de cosas... —Lady von Karbelnikoff se encuentra en este mismo momento en una situación seria en lo que respecta a educar niños.

La primera lección sobre educación sexual.

Una educación sexual adecuada para mujeres es sumamente importante. De ser posible, sería mejor si fuera un esfuerzo conjunto entre los padres y los maestros tanto en casa como en la escuela para que así suceda en un lugar natural. En esta situación, Anissina no es la madre de Greta ni tampoco una maestra y no tiene la obligación de explicar en detalle.

Aunque, con los ya mencionados padres —la pareja única de Su Majestad y el Principito Caprichoso— y el maestro —que sería mas bien Günter Real mientras ella está en el reino— en la situación que se encuentran ahora, es prácticamente imposible coordinar una educación sexual adecuada. Por el contrario, no es impensable que ese grupo intente contarle un cuento de hadas sobre bebés siendo llevados por kotsuhizokus y siendo arrojados en campos de coles. Es imposible crecer cuando se recibe falsa información.

En esta única ocasión, La Demonio Roja extenderá una mano para ayudar.

—Para empezar, voy a explicarte sobre el estambre y el pistilo de la rafflesia[4].

Esto va a tomar un buen rato.

—Ya se sobre eso. El Sr. Brillante y su esposa ya me contaron como nacen los niños.

Lady Veneno Anissina sufre un pequeño shock. La familia de Hyscliff es bastante abierta en este sentido.

—No es eso a lo que me refiero. Lo que quiero saber es qué clase de cosas es eso. ¿Es “acoto” cuando Yuuri me da un graaan abrazo? Aunque eso me hace feliz.

—Esa es una expresión de cariño. No hay nada de malo con eso.

—Entonces, ¿qué tal cuando Wolf le da a Yuuri un graaan abrazo?

—Eso también es, en cierta manera, una expresión de cariño. No hay nada de malo con eso.

—¿Entonces que tal cuando Wolf molesta a Yuuri y le dice novato (henachoko)?

—Mientras que la parte luego del “henyachi” sea “ko” está bien.

La “N” es un no-no[5].

—Bueno, ¿y cuando saltas sobre Gwen por detrás y atas sus brazos tras su espalda?

—Eso es captura. No hay absolutamente nada de malo con eso.

El sonido de rápidos pasos y un grito que les sigue hace eco desde el otro lado del largo salón.

—¡Aaaaaahhhhhh!

Con su cabello largo hasta la cintura detrás de él paralelo al piso, Lord von Christ Günter Real pasa corriendo. El dobladillo de sus pantalones largos está enroscado hacia arriba, incluso sus muslos se exponen completamente.

—¡Su Alteza! ¡Su Alteza está----!

Pasa corriendo por la puerta abierta a una velocidad que sobrepasa el viento. Antes de que siquiera puedan pensar nada, Su Excelencia Lord von Voltaire Gwendal se apresura tras él con la cara roja también gritando.

—¡TE DIGO QUE NO ANDES GRITANDO SOBRE ESO!

...Anissina enciende su calentador de agua a base de maryoku.

—Ha llegado la primavera.

—Sip, ya es primavera.




El puerto mas grande que da al océano en el continente de Dai Shimaron, Nilzon Este, está decorado con colores alegres. Todos los edificios están pintados de un vivido blanco y amarillo, y las tejas de los techos y el pavimento de las calles es de un cálido ocre. Muchos de los barcos que regresan al puerto están pintados de blanco también y se hace rápidamente evidente que barcos pertenecen a otros países.

La mayoría del cabello de la gente es de color marrón claro, con un ocasional marrón dorado o castaño mezclado entre ellos. Al igual que los mensajeros enviados a Caloria, todos los soldados tienen el cabello largo suelto flotando al viento.

Voy hacia el camarote de Flynn a avisarle que hemos llegado.

Desde que Flynn sufrió las actitudes sexistas de los guardias costeros de Shimaron que le dijeron que no le permitirían viajar por mar sin un hombre que se hiciera responsable de ella, se aisló encerrada en su habitación. Aunque lo que la sorprendió aun más fue que yo resolví la problemática situación apareciendo disfrazado con la mascara de Norman Gilbit. En la versión extremadamente corta, simplemente dije esto: —Todos ustedes deberían apostar por Caloria en vez de Dai Shimaron. Harán suficiente dinero como para pasar bien el resto de sus vidas—. El grupo de rufianes que conformaban la guardia costera se río y dejó ir al barco. Probablemente apuesten por Dai Shimaron en el Torneo del Mejor Luchador del Mundo, pero tal vez pongan una pequeña parte a favor de Caloria.

Simplemente porque quien se preocupa seriamente por su país es una mujer, se ríen de ella y la rechazan, pero con solo una estúpida frase como esa de un hombre nos dejan pasar directamente. Para ser honesto, es deprimente.

—Flynn, no prestes atención a esa ley ridícula. Es tiempo de--

—¡AH! —con un grito chillón cual anciana, arroja las sabanas—. ¡Como se atreve a entrar a la habitación de una mujer sin pedir permiso!

—¿...Acabas de esconder algo?

—N-no escondí nada. Apresúrese y salga. Estoy a medio cambiarme.

A pesar de lo que acaba de decir, ya tiene puesta la chaqueta. Ninguna de sus valijas están abiertas tampoco. Está empujando la puerta para cerrarla con todas sus fuerzas, pero sobre su hombro veo un bulto bajo las sabanas que acaba de arrojar.

—¡¿Estás escondiendo a alguien en tu cama, no es así?!

—No estoy escondiendo a nadie. ¡No hay nadie aquí!

—Mentirosa, mira, las sabanas están temblando. ¡Estás metiendo a alguien a bordo de contrabando! ¿Acaso es tu novio? Si es así, deberías haberlo dicho desde un princip--

—¡KYA! ¡No! ¡No es mi novio!

—¡N-no me digas que le deseaste a una mano de mono que reviva a tu esposo muerto y comenzaste una película de terror[6]!

—¡¿Quién es un mono?!

Entonces, las sabanas se mueven.

Delgadas de tantos lavados, las sabanas se levantan de manera aparatosa con la narración de Sadatomo Masudaira[7].

—¿Nmo?

—¿Eh?

De repente aparece una nariz rosada.

¡¿Por qué una oveja?! ¡¿Por qué T-Zou?!

—Ve, se lo dije. No es mi amante ni mi esposo.

Dándose por vencida en intentar sacarme, Flynn suelta el pomo de la puerta con dudas. Como si quedarse quieta fuera esforzarse al limite, la bola 100% de lana salta hacia arriba y abajo en la cama. Encontrándome fácilmente, se apresura hacia mi en un angulo peligroso.

—¡Oop! ¡Calma T-Zou! ¡Sentada! ¡Dije sentada! ¿Por qué la trajiste de nuevo?

—Si la dejaba en Caloria, que hubiéramos hecho si la confundían con comida...

—¿Eh? Pero la carne de cordero... supongo que comes eso, ¿eh?

Esta oveja que solo es marrón en la zona T de su cara frota su hocico y sus cuernos en mi estomago. Está muy emocionada.

—Y ademas--

—¡Nmonmonmonmonmoshikashiteeee!

—puede que sea útil.

—Eso es ridículo. Este es “¡Usa tu inteligencia, velocidad y habilidades para ganar! ¡El Torneo del Mejor Luchador del Mundo!”, ¿no es así? ¿Dónde da lugar a meter una oveja? No hay--

—¡Nmoshikashiteee!

—nada en lo que se la pueda usar... vamos a ver, ah, ¿puede que solo sirva si dormimos afuera porque es caliente?

Parece que Flynn no quiere dejar a T-Zou atrás en el barco porque da lo mejor de sí para contradecirme.

—¿Pero qué pasa si--

—¡Aaanmoshikashiteee!

—el encuentro final es un show de ovejas? ¿Entonces que harían? No se encuentra una chica valiente y esponjosa como esta en cualquier lado.

Como mínimo la oveja hace honor a su descripción.

Metiendo los dedos en la bola de pelos de alta categoría, le rasco detrás de las orejas. No hay forma de que el ultimo evento en un torneo internacional que sucede cada cuatro años sea un show de ganado. Lo que es raro es que Flynn, una humana de Caloria, no sabe sobre los detalles del torneo. Aunque Caloria es un territorio de Shou Shimaron posee las cualidades para entrar, así que no seria raro que ella supiera que clase de competencias hay.

—Dijiste que nunca has participado, ¿pero ni siquiera sabes que hacen? ¿No se pasa por TV o por la radio? ...Supongo que no. Pero tienen algo como diarios, ¿verdad? Y ademas, eres la esposa del señor feudal, ¿así que no serías invitada como huésped?

—¡Por supuesto que no! Las mujeres y los niños no están permitidos en la arena. Si se los encuentra allí se les ejecuta. Si no eres un... ciudadano nacido en Shimaron no puedes ver las finales.

—¿Eh?

De repente tengo una imagen mental. Un estadio lleno hasta el tope y rebosante de espectadores, todos los cuales son apuestos hombres adultos. Resonantes y audaces gritos de animo con burlas indecentes y bromas mezclados en ellos. El ganador es abrazado por un hombre mayor y recibe su aprobación, el perdedor es arrastrado fuera del estadio por otro hombre adulto. Los gruñidos de enojo le siguen y se arrojan huevos podridos hacia él.

Es pasional, demasiado pasional. Y frió... sucio, ¡demasiado sucio!

—De acuerdo al rumor, aquellos que legan a las finales pelean desnudos con solo sus cuerpos como armas, sus templados cuerpos golpean el uno contra el otro, el brillante sudor y toda clase de fluidos vuelan en el aire hacia los espectadores en los asientos--

—¡Espera! ¡Eso de verdad es como las viejas Olimpiadas! ¡Alguien me lo tendría que haber dicho antes!

Esto es malo. Realmente malo.

¿De verdad tengo alguna chance con mis pectorales tan pobres...? ¡Ah, esto apesta! Me voy a ver tan mal en comparación.

En primer lugar, los cuerpos de los jugadores de béisbol son fundamentalmente diferentes comparados con otros deportes, especialmente las artes marciales. Los músculos como los de Kiyohara son la excepción y hay una increíble cantidad de jugadores con cuerpos de tipo mullido. Espera un momento, si estamos hablando de un rostro como el de Matsui, entonces él podría ganar. Pero espera, probablemente me tome al menos cinco años mas el tener un cuerpo como Kazuo[8].

—¡...Ya noooo quiero entraaaar maaaaasss!

—¿Se encuentra bien? ¿Va a empezara a hacer sentadillas?

Es como empezar la dieta el dia antes de que te pesen. No importa que clase de dopaje peligroso haga, no hay forma de que consiga músculos de un dia para otro.

—¿Qué están haciendo ustedes dos juntos solos--? ¿Qué pasa Yuuri? Tus cejas están todas caídas. —Dice Wolfram mientras se acerca rápidamente. Por un momento olvida su enojo.

—Desnudo... Wolf... desnudo frente a un estadio lleno de gente...

Mientras me ve murmurar aturdido, el chico lindo alardea con orgullo. Aunque se supone que tendría que ser todo mimado y sensible.

—¿Por qué estás tan deprimido? ¡No es nada de lo cual preocuparse! Es algo por lo que pasan todos los hombres en algún momento. Si todos los espectadores también están desnudos, entonces simplemente seria un festival al desnudo. Tal vez todos en la arena se unirán y habrá una gran fiesta.

Todos en la arena se... ¡bleagh!

—¡Deja de imaginar los detalles! —grito.

—Um, estoy segura que no es el caso, ¿pero de verdad pretenden llegar hasta la final...? —interrumpe Flynn nerviosa mientras acaricia a T-Zou.

—¿Por qué preguntas algo obvio como eso ahora?

Tiene bastante significado participar en las Olimpiadas, pero hay un merito mayor en la victoria del Mejor Luchador del Mundo.




Encontramos un lugar adecuado en el medio del puerto abarrotado y apenas somos capaces de atracar el Cometa Rojo del Océano. De acuerdo a las reglas del mar, desplegamos la bandera de este país en un lugar visible. Aun así, los barcos rojos brillantes parecen ser raros así que fuimos identificados como extranjeros inmediatamente. Cuando voy hacia la cubierta a desembarcar, el Capitán Sizemore viene hacia mi sin hacer ni un ruido y me entrega un pequeño paquete.

—Su Majestad, Su Excelencia Gwendal me indicó que le diera esto...

—¿Gwen? ¿Qué es? ¿Un gorro tejido?

Desato el moño que tiene un pequeño muñeco colgado y abro el ridículamente meticuloso envoltorio. Dentro hay un par de antiparras deportivas de invierno y una gorra que Lord von Voltaire hizo a mano. Esto definitivamente ha sido tejido a mano. Definitivamente. La etiqueta solo dice “Made”.

—...No abrevies eso.

—Si me permite ser directo, el cabello de Su Majestad es de un color extremadamente noble, por lo que...

—Si, si, ya se. Me lo voy a poner, quieres que me ponga verd-- ¡¿T-tiene orejas?!

Por eso me parecía tan familiar. A ambos lados del tejido marrón rojizo hay adorables orejas de oso sobresaliendo. Es un item indispensable para incubar osos abeja, el animal raro numero uno que quisieras abrazar para ir a dormir.

—¡Es demasiado vergonzoso andar caminando con esto en mi cabeza, nogisuuu!

Sería mejor solo continuar como el hombre enmascarado.

—¿No puedes simplemente darle la vuelta? —tomando el gorro de mis manos, Murata lo voltea. Ahora tiene unos bultos raros, pero las orejas están del lado de adentro y no llaman la atención—. Así.

—¡Tienes razón! ¡Eres un genio, Muraken! Ahí tienes al Daikenja.

Pensar que la sabiduría del Daikenja vendría a la mano en un lugar como este. De hecho, espero que venga a la mano en otras situaciones también.

Me coloco la gorra con las orejas para adentro hasta las cejas y escondo mis ojos con las antiparras de invierno. Ahora si solo tuviera una mascara que me cubriera la boca me sentiría listo para participar en las Olimpiadas de Invierno.

—Que bien, Shibuya. Luces como un ladrón de tiendas de conveniencia.

Y es todo para nada.

Como es un barco de alta velocidad, cuando dejamos caer la pasarela, la gente que pasa continuamente se acumula de repente a los lados del barco. Si los guardias uniformados no los hubieran detenido, no hubiéramos sido capaces de hacernos camino entre ellos. Las masas gritan cosas que son difíciles de entender y agitan los puños hacia nosotros.

—Uno hubiera pensado que los extranjeros no serían raros en un puerto internacional como este.

—Bueno, es el ultimo dia de registro en el torneo del Mejor Luchador del Mundo. Todos los que llegan probablemente sean contendientes.

Flynn observa hacia la gente que grita alocada y entorna los ojos.

—Para ellos todos son enemigos.

Se siente el odio y la burla en la multitud. A su vez, el desprecio que sienten por sus naciones vasallas está llegando a tope.

—¿...No podrían ser mas alegres? Por el bien del espíritu deportivo.

—De verdad. Si tan solo todos los torneos internacionales fueran alegres. Bueno, probablemente debamos encargarnos de nuestra inscripción lo más pronto posible. Sería sospechoso andar con mucha gente, así que solo Gurrier y el Capitán Sizemore deberían estar bien como guardaespaldas. —Dice Murata.

Seis personas y un animal bajan caminando por la pasarela y entran a la fortaleza de Dai Shimaron.

A pesar de los guardias conteniendo a la multitud, las voces enojadas de la gente no se detienen. Puede que sean insultos específicos de este lugar, porque no entiendo para nada ninguno de ellos. O mejor dicho, cuando intento concentrarme en las palabras para entenderlas, todo suena como un zumbido en mis orejas. Parecido a cuando me rompí el tímpano. Definitivamente son voces humanas, pero suenan como un enjambre de mil abejas en mi cabeza.

Puede que solo haya perdido el balance por el mareo en el barco, pero me siento mal y mis pies están pesados. Antes que hacerme sentir mejor, cuando piso suelo firme me siento aun con mas nauseas.

Tragando una cantidad poco natural de saliva, intento engañarme a mi mismo para olvidar el malestar por un momento.

Por el momento, volteo a hablar con Murata para distraerme.

—Esto es genial. Es igual a como si fuéramos el equipo visitante. ¿Dónde están los niños de primaria que vitorean por Caloria?

—Tener una escuela por país es una excelente idea. Pero los equipos de otros lugares son tratados de este modo en todas partes. Oh, mira, nos hacen un montón de señas con los puños. Esos tipos del grupo a la derecha están todos levantando los meñiques.

Ahora que lo menciona, sus meñiques sobresalen rectos de sus puños cerrados que se agitan en el aire.

—¿Entonces estan diciendo “¡Yay! ¡Todos tenemos novia!” o algo así[9]?

—En cierto modo nos están retando a una pelea.

—Deberíamos mostrar el meñique y el pulgar y hacer el gesto de “¡llámame!”.

Se escucha un pequeño grito detrás nuestro. Alguien ha agarrado el cabello rubio de Flynn.

—¡¿Flynn?!

—Estoy bien, estoy bien. Él los detuvo.

El bien educado tercer hijo se encuentra atónito. Aunque ella es un enemigo, como hombre probablemente no pudo tolerar que otro hombre jalara el cabello de una mujer. Las demás personas intentan alcanzarnos a Murata y a mi también, pero nos detenemos y nos echamos hacia atrás haciendo unos movimientos a lo Matrix y logramos esquivar el acoso.

Parece que ni siquiera los ciudadanos de Dai Shimaron intentarían ponerle una mano encima a Josak o Sizemore. Extrañamente, incluso T-Zou es capas de mantener las manos alejadas bufando salvajemente y gruñendo amenazadoramente. Cuando intento gruñir también... me deprimo porque me veo como un loco.

Al salir del puerto y entrar en Nilzon Este nadie nos presta mucha atención cuando paramos de ser reconocidos como recién llegados. Una ve que pasas el “bautismo” en la entrada, parece que puedes moverte bastante libremente.

—Solo nos queda la tarde libre así que deberíamos ir a registrarnos primero. Oye —me dice la tenaz mujer de Caloria mientras baja la voz y toma mi manga—, puede que necesitemos a Norman Gilbit de nuevo. De ser así--

—Esta bien, voy a usarla. Si es necesario cambiaré al hombre enmascarado en cualquier momento.

—Gracias.

Como sospeché, los edificios están todos pintados de blanco y amarillo, y solo los techos y el piso son de ocre brillante. Mayormente hay tiendas de dos pisos, pero también hay algunas casas de tres o cuatro con paredes amarillo limón. Hay gente de todas las edades andando alrededor y viven como les resulta mejor.

Hay un grupo de amas de casa conversando en la esquila de la calle, niños gritando y corriendo alrededor, viejos leyendo diarios en tiendas que parecen cafés, grupos de hombres riendo en los bares. A primera vista, los hombres son en su mayoría son soldados y las mujeres en su mayoría son empleadas. Las personas que traen la comida que acaban de comprar son mujeres, y las vendedoras también son mujeres. Todos tienen el cabello marrón suave y sus ojos son todos marrones también aunque el tono varia. Hay una placa demasiado llamativa en la fuente de la plaza.

—Feliz cumplea--

—No. No dice nada parecido a eso ahí —dice Wolfram.

—Por el honor del gran reino de Shimaron, proveeremos. Del Rey a los ciudadanos. De Dios al Rey.

—Me sorprende que puedas leer esa escritura tan densa y sofisticada, Murata.

Mientras Flynn y Sizemore están entregando los papeles de registro, nosotros vamos cerca del agua que fluye para tomar algo de aire fresco. Seria lindo si el zumbido en mis orejas y las leves nauseas que siento desde que desembarqué aminoraran un poco. Entonces veo dos niños sentados en una glorieta al otro lado de la plaza.

Son niños muy blancos.

—...Me dio un escalofrío.

—¿Qué pasa? —pregunta Wolfram al instante cuando nota a su compañero temblar. Parece que quisiera continuar con un: “Será mejor que no hayas pescado un resfriado antes de este partido importante. ¿Cómo está tu temperatura? Déjame tocar tu frente.”

Sin embargo, no puedo quitar la vista de la glorieta sin puertas ni ventanas. Hay una cortina de luz muy pálida y blanquecina alrededor de los dos niños. O los niños, o niñas, están emitiendo alguna clase de fosforescencia de sus cuerpos y cabello. No puedo distinguirlo por la distancia.

Pero siento como si no pudiera definirlo incluso si fuera hasta ellos y entornara los ojos.

Los dos levantan la muñeca derecha al mismo tiempo y me hacen señas para que me acerque. La parte de mi cerebro que me hace sentir sospechas no funciona correctamente. Ni siquiera puedo preguntarme porque me llaman o si el dolor en mi pecho es amor.

No puedo luchar contra esto. No me resulta extraño que no pueda oponerme.

En este momento, un sonido electrónico agudo hace que mis pies se detengan y vuelvo en mis cabales.

—Oye, apaga tu teléfono... oh, no tengo ninguno —me reprendo a mi mismo para esconder mi vergüenza.

No es mi celular sonando, sino mi valiente compañero de viaje el reloj análogo G-Shock. No ha sido mucho tiempo desde que empecé a usarlo, pero esta es la primera vez que funciona mal y la alarma se enciende a esta hora del día.

—¡Shibuya!

—...Mm... ¡¿eh?! ¡¿Eh, um, qué?!

—¿A dónde vas?

—¿Dónde? Hacia esos dos gemelos de ahí...

Finalmente me doy cuenta de lo increíblemente cerca de ellos que llegué. Ahora que los miro mejor, puedo ver que los gemelos sentados uno cerca del otro en poses simétricas son dos niñas de unos once o doce años. Son idénticas hasta en el color del cabello, el corte largo hasta la cintura, sus ropas, sus expresiones faciales, los ángulos en que sus labios forman la sonrisa, sus piernas desnudas, el ritmo en el que balancean los pies. Todo, excepto sus voces que aun no he oído. Incluso la forma en la que movieron las manos al llamarme y el largo de sus pestañas.

—...Sería mejor no involucrarse con ellas —dice Wolfram mientras se limpia la frente con la parte trasera de su mano. Está sudando en este clima frío. Ahora que lo pienso, hay sudor frío cayendo por mi espalda. Cuando automáticamente miro hacia el rostro de Murata, el otra vez tiene una expresión seria.

—Estoy de acuerdo con él. Sería mejor no acercarnos a ellas.

—¿Po-por qué? Son dos niñas completamente normales un poco mas grandes que Greta... o tal vez no...

El cabello de las niñas es casi completamente blanco. A diferencia del rubio platinado de Flynn, su cabello es casi blanco en vez de plateado. Puede que hayan obtenido ese pálido color crema al decolorar su cabello fino y rubio una y otra vez. Eso, o nacieron con ese color que está reflejando la luz alrededor de ellas.

Como el Sr. Spock, sus flequillos son mas largos en el medio de la frente comparados a los lados y sus grandes ojos enfatizan sus encantos infantil. Cuando miro mas de cerca, sus irises son de un profundo dorado con manchas verdes. Eso es mucho mas inusual que el negro. Más allá de sus ligeramente sonrosadas mejillas, el anormal blanco puro de sus barbillas y quijadas puede ser descrito con una broma que mi mamá hizo un Sábado: El wakame en el miso es tan transparente que puedes ver a través de él[10].

Son inhumanas en todos los sentidos.


MaruMaNovel706.jpeg


Sus miembros son delgados y flexibles, y tienen puestos zapatos grandes e inadecuados.

—Son lindas... o mejor dicho, hermosas ¿no?

Pero aun así, es una belleza de un tipo diferente comparado con los mazokus con Lady Cecilie, La Belleza Feromonas, como representante. Incluso al enfrentar a la súper belleza Günter, nunca terminé sudando frió por alguien con un rostro y figura normales. Sin embargo, solo de ver a esas niñas se me cierra la garganta.

¿De qué me he puesto tan nervioso cuando esas dos gemelas hermosas me llamaron? Les doy la espalda y hablo en voz baja a Murata y Wolfram.

—Esta es la primera vez que veo uno, ¿pero son por casualidad elfos?

—¿”Elpos”? ¿Y esos que son? —pregunta Wolfram.

—Shibuya, juegas demasiados video juegos. Los elfos son criaturas imaginarias.

—¿Uh?

¡Aunque este es un mundo con kappas y gente pez, ¿los elfos son criaturas imaginarias?!

Riendo levemente ante mi expresión estúpida, Murata baja la voz.

—Si miras bien de cerca, sus orejas no son puntiagudas. Si lo piensas por un momento es obvio. Los elfos en los RPG o las historias fantásticas son mejores que los humanos en todos los sentidos. Si esa especie existiera, el mundo seria controlado por ellos.

—Que grosero. ¡No se que clase de gente son esos el... el... “epos”, pero no hay forma de que los mazokus fueran inferiores a ellos!

Al parecer el ex súper élite de Shin Makoku no puede simplemente dejar pasar ese comentario.

—¿Entonces esas dos son humanas normales? Si es así, su belleza es un tanto diferente.

—Si, esas niñas definitivamente no son humanas. Si tengo que adivinar, diría que son shin--

Sucede cuando el intelectual Murata estaba a punto de enseñarme una palabra nueva.

—¡Hermano mayor!

Cuando me doy la vuelta, las dos niñas en cuestión están sonriendo agarradas de las manos. Luego de mirarlas fijo a los ojos por tres segundos, me apresuro en dar la vuelta hacia el grupo de discusión.

—¡Acaban de decir “hermano mayor”!

Y de una manera tan linda que podrias agregar un corazon al final de la frase. ¡¿Quién?! ¡¿Quién es el hermano mayor?! El hijo mayor de la familia Murata habla primero.

—Soy hijo único.

—Solo tengo un hermano mayor.

—Tengo dos hermanos mayores... ¡Yuuri! ¡¿Tienes una hermana en secreto esta vez?!

—¡No digas algo aterrador como eso! Primero que nada, estoy cosplayando un ladrón de tiendas con antiparras. ¿Cómo me va a reconocer un hermano separado al nacer? ¿Y qué hay de ti? Tal vez Lady Cherie consiguió un nuevo amante y... oye, recuerdas que dijo que quería una hija.

—Madre, no me digas que le pusiste las manos encima a un shinzoku[11]...

El hijo menor está sin palabras.

Las gemelas nos llaman de nuevo mientras estamos medio inclinados hablando entre nosotros.

—¡Hermanos mayores!

Sonríe. Soríeeee.

—¡A-acaban de decir “hermanos mayores”!

—¡¿Eso quiere decir que los tres somos sus hermanos?!

—Ser llamado de repente “hermano mayor” por una hermosa chica joven en una tierra extranjera... —He escuchado de situaciones como esta antes—. ¡Ya se! ¡Son personajes hermanitas menores! Pero ese escenario es para conseguir un montón de hermanas menores, no para conseguir tres hermanos mayores de repente... ah.

Los ojos de mi prometido acosador se han puesto grandes y mi compañero de secundaria se está riendo. ¡Rayos! ¿Acabo de revelar que tomé prestados los juegos de citas de mi hermano?

—No digas cosas tan irritantes. No hay manera de que suceda algo tan poco realista como eso —dice Wolfram.

—De hecho me gustan mas los personajes sacerdotisa —se mete Murata.

—...Bueno, disculpen...

—En realidad no importa, Señoritos. Creo que solo los están llamando.

El mas calmado es Josak que al parecer no tiene interés en el tipo hermanita menor. Puede que tengan personalidades pacientes porque las dos niñas aun nos están saludando.

—¡Buenas tardes, hermanos mayores!

Sus voces y el tiempo para hablar son idénticos, es como si solo una persona estuviera hablando.

—H-hola.

Wolfram me susurra al oído: —Son shinzokus, la gente del cielo. Es mejor que no te involucres con ellas.


¿Con “gente del cielo” se refiere a dioses? Entonces... ¿esas niñas son diosas? Parece que dos diosas están tomando un descanso en la plaza publica en esta tierra de Dai Shimaron. Si fuéramos a un lugar de sushi cercano, el dios de la tienda definitivamente estaría ahí[12]. Aunque soy un mocoso beisbolista que no tiene ni el mas mínimo atisbo de devoción religiosa, mi forma de hablar se vuelve formal cuando estoy frente a un dios.

—Me disculpo por no tener una ofrenda monetaria aunque no tengo el placer de encontrarlas el primer mes del año. —Las gemelas se ríen. Y entonces hablan de una manera peculiar.

—¿Leer la fortuna?

—¿Mm? Es decir, ¿si creo en eso?

La diosa de la derecha toma mi mano sin decir nada. Justo cuando creo que va a leerme la mano, ella toma mi pulgar en vez de eso. La sensación de nauseas que se extiende por mi estomago y mi pecho se vuelve más fuerte y las venas en la parte trasera de mi cabeza comienzan a latir como si tuviera otro corazón en ese lugar. Reflexivamente intento quitar la mano, pero se siente como si mis articulaciones estuvieran desconectadas y no puedo hacerlo.

—Au--

Contengo el grito que casi sale de mi garganta. Su agarre tiene una fuerza increíble para ser tan delgada. Sin prestar atención al dolor que siento, pregunta algo rotundo.

—¿El Mejor del Mundo?

—Es decir, ¿si voy a participar? Si, ese es el plan. Por supuesto que voy a participar.

Luego de eso, ambas continúan a coro. ¿Victoria? ¿Posible? ¿Esperanza?

¿No van a terminar de hablar? Es molesto, como leer subtítulos en una película.

—Que mal.

—¡¿Me están dando una profecía divina de repente?! Es un mal presagio.

—Hermanos mayores, saldrán lastimados.

Ese es un presagio aun peor.

Las gemelas voltean a verse entre ellas contentas y siguen riendo. Definitivamente son divinas y hermosas, pero... no puedo pensar en una palabra para describirlas. Aunque frunzo mis cejas y pienso con fuerza, no puedo solucionar mi limitado vocabulario. Es como si encontraran la desgracia ajena graciosa, o como si no pensaran en la gente como gente o algo por el estilo.

Los profundos ojos dorados del dios de la izquierda observan sobre mis antiparras y espían mis ojos. “Me descubrieron”, pienso.

—¿Rey?

—¡¿R-r-rey?! ¡Definitivamente no soy un bateador de home runs! Aunque si pueden decir las estadísticas de bateo de alguien solo con mirarle la cara y el pulgar, ¡entonces definitivamente quiero que se conviertan en entrenadores de bateo de mi equipo!

—No la cara. Alma.

Entro en pánico e intento sacar mi pulgar, pero soy sostenido por una fuerza inesperadamente poderosa. No me puedo liberar.

—¡Oye! —Wolf toma mi brazo desde un lado y reprime la chica con la mirada fría heredada de su hermano—. Suelta.

—Tu.

—Tu. Esta persona, ¿subordinado?

El ex Príncipe Heredero titubea por un momento luego de ser observado por la otra diosa. Abro la boca para decir que él no es alguien que obedecería a otros, pero las gemelas me ganan de mano.

—Aunque tienes el talento para convertirte en rey.

—Aunque tu alma fue increíblemente noble antes de esta vida y antes de esa ultima.

—Bueno, por supuesto, el antes era un princip-- ¡ay! Wolfram, ¿qué? La Violencia es...

Noto su rostro pálido. El mazoku pura sangre de una famosa familia noble, el hijo de la anterior reina, observa mortalmente a las gemelas.

Pero en su perfil veo una emoción distinta al enojo. Probablemente ha recordado la horrible manera en que me conoció.

Las niñas están riendo. Desde lo profundo de su garganta, con alegría.

El sudor que he estado acumulando cae por mi espalda en una sola linea. Parece que esas gemelas que son tan hermosas que me dan escalofríos no son en realidad diosas.

—Es verdad. Dentro de ti, están reunidos. ¿Verdad?

—Verdad. Tus vidas pasadas, podemos verlas.

—Oigan ustedes dos, si pueden saber eso solo mirando, ¿por qué agarraron mi dedo? ¿De casualidad me están acosando? ...Wolf, no tienes que escuchar a esas pequeñas acosadoras sexuales. Esa fortuna no significa nada. Cualquiera puede decir que eres un príncipe en un caballo blanco solo viéndote. Si eres bueno o no esquiando, eso es otro tema.

Básicamente, solo soy puro músculo y nada de cerebro, así que no tengo el mas mínimo poder persuasivo. Es en momentos como este que el soukoku Daikenja viene a la mano. Por favor, resuelve este problema.

—¿Oh, de verdad?

Luego de tararear un verso de El Bimbo, Murata da dos o tres pasos hacia adelante. Rayos, está en el Modo Tokyo Magic Robinson.

—Así que pueden ver las vidas pasadas de un alma solo con mirar a la cara de alguien. Increíble, Magic Robinson, celoso.

Preguntándome por qué la música de fondo no se detuvo noto que Josak continua silbando. Está fuera de tono porque no conoce bien la canción y además se ha vuelto extrañamente mas rápida.

—Como alguien que también forma parte del negocio, simplemente tengo que intentar esto. Bien —el saca la barbilla hacia ambas—, díganme mi vida pasada.

—...Tu.

Hay un largo y pesado silencio. Las dos niñas tiemblan levemente y se toman las manos la una a la otra. Luego de un rato, la chica a la derecha abre la boca, pero ya no sonríe alegremente.

—¿Erudito?

—Bzz, incorrecto. En mi vida pasada fui una actriz porno en una serie llamada La Dulce Trampa de la Hermana Cristine. Bueno, entonces, ¿qué tal antes de eso?

—¿...Escriba?

—Bzz, incorrecto de nuevo. Antes de eso fui un medico militar en la Primera Guerra Mundial que pasó tiempos algo difíciles. Oigan, no están acertando nada. Pero estoy seguro que ser dos hermosas hermanas gemelas adivinadoras de fortunas atrae bastantes clientes de todos modos.

La piel blanca transparente de las chicas se pone roja como si les hubieran echado pintura encima. La mano que toma la mía tiembla. Enfrentar la primer derrota debe ser mortificante. Olvida eso, Murata. ¿Qué pasa con tu vida pasada? ¿Qué quieres decir con Dulce Trampa? ¿Qué Dulce Trampa?

Sucede cuando las hermosas gemelas aprietan los puños y se ven como si estuvieran a punto de soltar una seguidilla de insultos indecorosos. Del otro lado del agua que cae de la fuente aparece un hombre en un uniforme militar extranjero.

—Jason, Freddy, ¿pasó algo? Es una voz severa mas madura que su edad que nunca podría ser capaz de olvidar aunque lo intentara.

Las dos niñas que él llama responden al unisono.

—¡Maxine!

Nigel Weisz Maxine.

El peor hombre en Dai Shimaron.

—¿Sus nombres son Jason y Freddy aunque son gemelas? ...Deberían haber sido Osugi y Piiko[13].

Una vez mas, lo que Murata decide comentar está un poco fuera de tema.




Página principal Anterior Siguiente

Referencias[edit]

  1. Referencia a Harry Potter y el Cáliz de Fuego. En japonés el nombre es “Harry Potter to Honoo no Goburetto” y el libro de Anissina es “Poison Lady Anissina to Honnou no Corusetto”.
  2. Instinto es Honnou y deseo es Bonnou.
  3. Joel Osment es un actor, más conocido por Sexto Sentido. El chiste está en que en japones ‘sekushuaru harasumento.’ (sexual harrasment, acoso sexual) suena parecido en su parte final al nombre del actor Joel Osment (‘-shuaru harasumento’ = ‘joeru osumento’).
  4. La rafflesia es una planta parasitaria con la flor más grande del mundo, de color rojo con pintas blancas, es muy conocida por tener un olor asqueroso que se siente a mucha distancia.
  5. Intenté adaptarlo por horas, pero no hubo manera, incluso no pude hacerlo funcionar sin mencionar la palabra en japonés original. Lo que Wolf le dice a Yuuri siempre es henachoko (novato, principiante), lo que Anissina dice es que mientras sea henyachoko está bien, pero henyachin no, palabra que significa “pene flácido” en japonés. Fue un chiste de tono sexual genial, el cual obviamente Greta no entiende.
  6. Referencia a la clásica película de terror donde la mano de mono concede tres deseos que nunca salen como se lo espera.
  7. Una broma arrastrada de la frase anterior “entonces, las sabanas se mueven”. Sadatomo Matsudaira es un presentador de NHK, un canal público de japón. Fue el presentador de un show entre el 2000 y 2007 llamado ‘Sono Toki Rekishi ga Ugoita’ (entonces, la historia se movió).
  8. Kazuhiro Kiyohara y Kazuo Matsui, jugadores de los Seibu Lions. Hideki Matsui era jugador de los Giants, es conocido por su apodo Godzilla, ya que hacia una mueca apretando los dientes, y se dice que su expresión da miedo; además, parece que era alto y bastante musculoso para la media.
  9. Levantar el meñique es una seña en japón para hablar de una novia, el pulgar es para un novio.
  10. No llego a entender del todo el chiste, pero creo que es porque el caldo de miso a veces es blanco y es normal que la sopa también incluya tofu, que es blanco, en tanto el wakame es un alga de un verde muy oscuro que contrasta. Es decir, lo único que no es blanco, es el alga wakame.
  11. Shinzoku = raza divina. Seria lo opuesto a mazoku = raza demoníaca.
  12. Referencia a una historia llamada Kozou no Kamisama de Shiga Naoya. Trata de un chico que va a comer a una tienda de sushi pero no tiene dinero y se va, un noble que ve eso compra algo de sushi y se lo lleva. El chico no sabe que lo vieron, y se pregunta como sabia que quería sushi y decide que ese hombre es un Dios y cree que va a aparecer siempre que esté en problemas.
  13. Dos actores gemelos, y los verdaderos nombres de Jason y Freddy son referencias a las peliculas de terror con dichos personajes.