Konjiki no Word Master Capitulo 37

From Baka-Tsuki
Jump to: navigation, search

La traducción de este capítulo fue realizada gracias a la versión en ingles de esta misma página.

Traducido por ValkarRouse

Capítulo 37ː Capital del Reino Bestia, Pasión.[edit]

"¿Ocurre algo?" (Aquinas)


Dijo Aquinas, el Primer Guardia de la [Brigada Cruel] de la Reina Demonio.

Justo ante él estaba la Reina Demonio Eveam, quien dejó escapar un suspiro.

Aquinas oyó hablar de la decisión de Eveam, pero él no sabía cuál era el propósito. La reina, Eveam, comenzó fijamente y dijo:


"Tengo que pedirte un favor, Aquinas" (Eveam)


Kiria también estaba junto a la reina mirándole fijamente.


"Estaba un poco preocupado, pero parece que ya ha tomado su decisión." (Aquinas)


Hubo un destello de determinación en los ojos de Eveam, estaba claro que todo lo que pensaba hacer tenía que ver con la guerra inminente.


"¿Cuál es el favor?" (Aquinas)

"Bueno, es..." (Eveam)


                         ***                                 ***                            ***


Aquinas escuchó en silencio y poco después abrió los ojos con sorpresa. Pensar que la reina iba a decir algo así.


"Ya veo, eso es algo que definitivamente va a ser capaz de hacerlo, su majestad." (Aquinas)


Aquinas aceptó el favor como una medicina amarga. Si esa es la solución que su majestad se ha esforzado en lograr, entonces está bien para él.


"En realidad, esto es algo que se adapta a su personalidad." (Aquinas)


Esto es también uno de los métodos que el propio Aquinas había considerado antes.


"¿Vas a tener algún problema para mantener esto en secreto?" (Eveam)


La personalidad de Eveam de confiar en los demás es a la vez su debilidad y su fuerza. Esa personalidad permaneció con ella desde que era joven, y nunca perdió desde entonces.

Aun así, Aquinas consideraba que era una gran responsabilidad para todos alrededor de ella.


"¿Qué te parece, Aquinas?" (Eveam)


La reina no estaba segura de sí misma, pero ella sentía que era capaz de hacer una conexión y transmitirle sus intenciones.


"¿Y si su decisión no resuelve nada?" (Aquinas)

"Sin embargo, esa es mi decisión" (Eveam)

"......" (Aquinas)


Aquinas devolvió la mirada a la reina. Él sabía, abatido, que a pesar de todo lo que dijese, desde este punto en adelante no iba a cambiar su decisión.

(Interesante, qué le sucederá a la reina para ir a esta misión, esperaré con impaciencia) pensó Aquinas.


"Muy bien, por favor, deme órdenes." (Aquinas)


En respuesta a esas palabras, Eveam respiró fuerte. Porque si dice algo así, entonces está claro que Aquinas está de acuerdo con ella y va a seguir sus decisiones.


"Tú eres la Reina Demonio ¿cierto?" (Aquinas)


Eveam sintió la felicidad de esas palabras. Kiria también sonrió ligeramente detrás; ella también se alegraba por la respuesta.


"...... Entiendo, por favor trabaja conmigo, Aquinas." (Eveam)


Aquinas se inclinó sobre una rodilla y dijo.


"Será un placer." (Aquinas)

Con esto tal vez, el Reino Bestia, Gabranth, y el Reino Demonio Evila pueden tener un largo pero buen comienzo. No es seguro, pero es lo mejor por ahora.


                         ***                                 ***                            ***


Capital del Reino Bestia, [Passion]. En el centro de esta ciudad hay un árbol gigantesco llamado "Árbol de Origen, Aragón." Toda la ciudad parece expandirse desde allí.

Era completamente diferente de una ciudad hecha por el hombre. Todas las casas estaban hechas de árboles. Los residentes simplemente excavaban en un árbol y vivían allí.

Había también un riachuelo espumoso que fluía a través de la ciudad. Incluso había pequeños peces nadando casualmente en el mismo. La ciudad parece estar construida en completa armonía con la naturaleza.

Había un distrito llamado "El Árbol del Rey", que era donde vivía toda la realeza, con su castillo de viviendas hechas de varios árboles grandes situados juntos.

Cerca, había numerosos residentes y viajeros que hacían ofrendas y rezos al "Árbol de Origen, Aragón". El último rey de los Gabranth, seleccionó aquel árbol como un símbolo para los Gabranth y construyó la ciudad alrededor de el. Para los Gabranth, el "Árbol de Origen, Aragón" es una entidad sagrada.

Una vez al año, el "Festival de Origen" se lleva a cabo en el centro de la ciudad. Hay mucha gente que viene de todas partes del mundo, especialmente los niños. En ese momento, si alguien sube a la cima del Árbol de Origen, recibirá una bendición del árbol.

Se cree que la bendición del Árbol de Origen, Aragón, hará del escalador una persona fuerte, honorable y respetable. Este ritual se ha convertido en una tradición. En general, es para los niños Gabranth, pero en el pasado ha habido humas que han escalado el árbol también.

El Árbol de Origen, es venerado en gran medida por los Gabranth. Cualquier otra raza que llegue a tocar el árbol deberá enfrentarse a la ira incesante de los Gabranth.


"Bueno, eso es lo que dicen, en cualquier caso nunca toques el árbol en tu forma humana." (Arnold)


Arnold le dijo con seriedad esa advertencia a Hiiro, que actualmente está disfrazado de Gabranth utilizando la palabra [Copiar], asegurándose de tener cuidado y no destacar. Así que nunca debería tocar el árbol en su forma humana.


"Ya veo como es. Sin duda, es un árbol muy grande, pero esa no es la única razón, ¿verdad?" (Hiiro)


Mientras caminaba, giro la vista hacia el árbol; tenía claramente más de 200 metros de altura, un tamaño ridículo para un árbol. Pero Hiiro no está seguro si debe apreciar un árbol sólo por su tamaño.


"Eso no es todo. He oído que si estás enfermo o tienes una lesión, con tan solo tocar el árbol te curaras. Si tienes un bebé que no para de llorar, y traes al bebé a las proximidades del árbol, dejará de llorar. Hay otros rumores misteriosos respecto a lo que el árbol ha hecho o es capaz de hacer." (Arnold)

"¿Eh, es así?" (Hiiro)

"Sí. Si alguien viene a esta ciudad, cualquiera se sorprendería por la magnificencia del Árbol de Origen. Sería una locura no apreciarlo." (Arnold)

"Todo eso es para los Gabranth ¿cierto? Pero yo soy un humano." (Hiiro)

"... Bueno, eso es verdad" (Arnold)


Eso era todo, pero el pensamiento de Hiiro iba más allá. De cualquier manera, el Árbol de Origen, Aragón, sin duda era algo de que los Gabranth podían presumir.

En vez de oír rumores acerca de un árbol, él quería tener más información acerca de lo que quería hacer aquí.


"Aparte de eso, tu viniste aquí con un propósito ¿cierto?, ¿para conocer a alguien?" (Hiiro)

"Sí, he recibido la tan atesorada miel de esa gente, así que por lo menos tengo que cumplir su petición." (Arnold)

"¿Qué? ¿Ese no fue el momento cuando nos encontramos con los hombres-oso en el pueblo?" (Hiiro)

"Sí, fue allí, pero si ellos no reciben la miel, estarán de mal humor" (Arnold)


Arnold creía que la dulce miel crearía un mejor estado de ánimo para las negociaciones.


"Aún así, los Gabranth ya han comenzado a marcharse a la guerra. ¿Estás seguro de que los hombres-oso no están dirigiéndose allí con ese grupo?" (Hiiro)


La ciudad parece tener mucha menos gente de lo habitual. Es muy probable que todos los que pueden luchar ya se han establecido con la vanguardia en la preparación para la guerra. Actualmente, existe una alta probabilidad de que sólo la fuerza de defensa es mínima en esta área.


"Hmm, me pregunto..." (Hiiro)

"Hey, ¿qué quieres decir? ¿Te refieres a los civiles?" (Arnold)


A diferencia de los aventureros, los ciudadanos comunes no tienen la fuerza suficiente para participar en una guerra. Es probable que continúen su vida ordinaria.

Sin embargo, Arnold niega con la cabeza.


"Bueno, ciertamente los ciudadanos comunes no suelen participar en una guerra, pero muchos de nosotros cazamos y luchamos día a día para satisfacer nuestras necesidades." (Arnold)

"¿Eso es verad? ¿No es un trabajo para los soldados?" (Hiiro)

"Todo es voluntario, pero los Gabranth somos una raza guerrera y por lo general se reúnen sin que nadie pregunte." (Arnold)

“Ese sería el caso, pero ¿la gente responde?” (Hiiro)

"Probablemente... El ejército hizo una petición desesperada..." (Arnold)

"¿Y que? Si alguien rechaza la solicitud, ¿no sería eso el final de ese alguien?" (Hiiro)

"Sí, eso sería el final. Pero también hay otro problema." (Arnold)

"¿Cual?" (Hiiro)

"Dejando eso a un lado, vamos a terminar una tarea en primer lugar." (Arnold)

"Estás lleno de confianza. Entonces, ¿qué es lo siguiente? ¿Con qué tipo de persona vamos a reunirnos?" (Hiiro)


Muir miraba a Arnold esperando una respuesta. Pero, por alguna razón, Arnold temblaba mientras pensaba en una respuesta.


"¿Ocurre algo?" (Muir)


Viendo a Muir hacer esa pregunta, Arnold se gira a un lado y dijo en voz alta.


"Esa persona... es mi Maestro." (Arnold)

Regresar a Capitulo 36 Regresar a Página Principal Avanzar a Capitulo 38