Konjiki no Word Master Capitulo 38

From Baka-Tsuki
Jump to: navigation, search

La traducción de este capítulo fue realizada gracias a la versión en ingles de esta misma página.

Traducido por ValkarRouse

Capítulo 38ː El Maestro de Arnold[edit]

El grupo de Arnold se detuvo frente a una residencia similar a las de la zona. Sin embargo, era mucho más pequeña que las demás. También tenía una puerta, pero a diferencia de las otras casas, parecía áspera y rayada. En general, parecía una vieja casa abandonada.

Arnold se acercó a la casa y llamó a la puerta, al ver que no hubo respuesta frunció el ceño. Existía la posibilidad de que el residente estaba fingiendo no estar en casa, sobre todo porque sería problemático hacer frente a todos aquellos que estaban al otro lado de la puerta.

Con un ligero empuje a la puerta, ésta se abrió con un crujido; la puerta fue abierta.


"¿Está bien entrar sin permiso?" (Muir)


Muir miró a Arnold con la incertidumbre, y luego él asintió en respuesta.


"Bueno, mira" (Arnold)

"¿El qué?" (Muir)


Arnold señaló con su dedo a la campana que cuelga en la parte superior del interior de la puerta.


"¿Qué significa la campana?" (Muir)

"Es la costumbre de mi mentor. Siempre que se dirige a algún lugar, mi Maestro pone una campana en la puerta. Ahora él está aquí." (Arnold)


Parece ser de esa manera, ya que en la parte superior de la puerta tanto en el interior como el exterior había algo que parecía un gancho, y una campana estaba colgado en el gancho del interior de la puerta.


"Ya veo, ¿entonces?" (Muir)

"Bueno, es como el maestro es, él probablemente salió a beber y luego se quedó dormido en algún lugar adentro." (Arnold)


Con eso dicho, entran en la casa. Como Arnold había dicho, el olor a alcohol flotaba en el aire. Arrugaron la nariz; estaba claro que no había ventilación en la casa.


"Huele muy mal, por el momento deja la puerta abierta" (Hiiro)


Mirando dentro, no podía incluso ser llamada una casa o ni siquiera un granero, era lo suficientemente pequeño para ser etiquetado como un trastero. Sin embargo había un montón de botellas esparcidos por el suelo y colocadas en los estantes. No podían sentir ni sola una presencia en el interior.


"Qué está pasando. ¿No se supone que alguien debería estar aquí?" (Hiiro)


Su pregunta era obvia, pero el fuerte olor a alcohol lo puso de mal humor.


"Ahh, está bien, está bien. Esto lo recuerdo..." (Arnold)


Arnold comenzó a reorganizar las botellas en los los estantes. Después de que terminó la reordenación apareció una palanca.


"Allí, lo encontré." (Arnold)


Cuando Arnold tiró de la palanca, una pequeña parte del suelo se deslizó revelando una trampilla. Al levantar el mango en forma de anillo, reveló un camino lo suficientemente pequeño como para que una sola persona lo atraviese.

(¿Qué es esto? ¿La casa de un ninja? Aparte de eso, ¿por qué ha instalado ese mecanismo?) (Hiiro)

La razón de crear algo como eso era inquietante, pero al mirar más de cerca parece haber una escalera que conduce hacia abajo del camino. Esto se parecía a las trampillas que conducen al sótano de una casa.


"Oye, viejo. Es imposible... " (Hiiro)

"Espera, él está aquí abajo. Estoy seguro de eso." (Arnold)

"Esto me hace preguntarme qué clase de persona vive en este tipo de lugar." (Hiiro)

"Y-Yo también estoy interesada también." (Muir)


Su conversación se desvaneció poco a poco a medida que se perdían en el pensamiento sobre quién podría vivir aquí.


"Bueno, lo sabrás cuando te encuentres con él." (Arnold)


Arnold comenzó a bajar por las escaleras.


"Bueno, vamos." (Hiiro)

"Sí, ¿supongo?" (Muir)


Tanto Hiiro como Muir siguieron con cautela a Arnold por la escalera.

Dentro era mucho más grande de lo esperado. Y más porque había varias aberturas en la habitación que parecía túnel hecho por grandes hormigas. Si una persona dudosa se sorprendiese despreocupadamente en este área, habría una posibilidad de que se pierda.

También había botellas en el suelo pero Arnold no les hizo caso y comenzó a mirar a su alrededor. Cueva Derecha, cueva derecha, cueva a la izquierda, cueva de en medio, cueva izquierda. Arnold procedió al igual a través de todas las cuevas de la zona hasta que finalmente encontró la habitación correcta y le indicó al resto del grupo para que viniesen.

Cuando entraron en la habitación vieron lo que parecía un laboratorio de ciencias. Varios especímenes orgánicos decoraban la habitación. También había frascos con líquidos extraños en los estantes.

(Increíble, en lugar de sólo un laboratorio de ciencias, esto se parece a un centro de investigación.) (Hiiro)

Hiiro miró alrededor de la zona sin descanso perdido en sus pensamientos. En ese momento, Arnold se detuvo. Preguntándose qué pasó, Hiiro miró enfrente de donde estaba Arnold. Allí, en una cama improvisada, alguien estaba durmiendo en ella.

*Ronquido~... *Ronquido~... *Ronquido~... (Guga~, Guga~, Guga~)

El ronquido fuerte puede ser escuchado con claridad.

*Sonidos de murmullo.*

Cuando los otros dos vieron a la maestra de Arnold, se sorprendieron. Cuando Arnold vio esto, él observaba a su maestra con una expresión exasperada. Y pensar que se trataba de su maestra...

Pero esa era la verdad. Su maestra, que llevaba solo una bata blanca de laboratorio y ropa interior, estaba durmiendo profundamente con una botella de alcohol.

Oh, dios........................ era una niña[1].

Konjiki no Word Master045.jpg

"Oye, abuela...... ¿estas ahí...?" (Arnold)


Como si por instinto fuera, Arnold dijo inmediatamente.


"De acuerdo, de acuerdo, sé perfectamente lo que estáis pensando, pero estáis equivocados." (Arnold)

"Entonces, ¿por qué hay una niña en un lugar con tan poca luz? No parece que tenga más de 5 años de edad." (Hiiro)

"Bueno, muchas cosas pudieron haber pasado. Esta persona es mi maestra, ya sabes." (Arnold)

"En serio, ¿es eso verdad?" (Hiiro)

"Uwaaaaaaaa" (Muir)


Muir miró a Arnold con los mismos ojos sospechosos.


"Es verdad, ¿no? Eres un pedófilo." (Hiiro)

"¡Mierda, Hiiro! Ya te dije que estás completamente equivocado. ¡Soy normal!" (Arnold)

"¡Silenciooooooooooooooooo!" (Maestra de Arnold)


Una voz gritó de repente al igual que una alarma que causaría que todo el mundo se cubriese sus oídos con sorpresa. Entonces, miraron de donde venía la voz.


"¡Que ruidosos! Personalmente voy a tratar con el que está causando este alboroto... ¿Arnold? ¿Eres tú?" (Maestra de Arnold)

"Oh, hola, es bueno verte de nuevo, Maestra." (Arnold)


La cara de Arnold se crispaba mientras hacía el saludo.


                         ***                                 ***                            ***


"Así que, permítanme comenzar la introducción. Esta persona de aquí es mi maestra, su nombre es Rarashik Fan'naru. Bueno, eso es todo, como pueden ver." (Arnold)


De repente, una zapatilla le golpeó en toda la cabeza enviándolo a lo largo del suelo. Muir se sorprendió al ver lo que sucedía. Hiiro, por el contrario, casualmente observó que tenía mucha fuerza.


"¿Quién te crees?, ¿A quien te estás refiriendo con 'eso es todo'? Estás muy seguro de ti mismo, Arnold-boya.[2]" (Rarashik)

"Huff. Eso fue cruel, Maestra." (Arnold)

"Haciendo caso omiso de mis órdenes y saliendo por ti mismo, ¡no quiero ser llamada maestra por alguien así!" (Rarashik)


Al salir de su pequeña boca, no sonaba tenebroso en absoluto. Sin embargo, Arnold tenía una expresión de temor completa. Se sentía como si estuviera en una situación terrible.


"Dirigirte al continente Humas en aquel momento del día. ¿En qué estabas pensando?" (Rarashik)

"Pero, maestra..." (Arnold)

"¿Por qué no me llevaste? (Rarashik)

"......... ¿Qué?" (Arnold)

"¿Cómo te atreves a salir sin tu maestra a un lugar solitario como ese? ¿Sabes cuánto he sufrido?" (Rarashik)


*Slap

Con eso, la cabeza de Arnold chocó contra el suelo otra vez por el impacto.

(¿Qué está pasando con esta niña...?) (Hiiro)

Debido a estas declaraciones irracionales y acciones, Hiiro miró a la niña con cuidado. Tenía el pelo verde que estaba unido en forma de "O" en la parte posterior de su cabeza. Desde su primera impresión parecía una estudiante de primaria con su altura y apariencia. La parte más distintiva de ella son las largas orejas en la parte superior de su cabeza.

(A partir de esas orejas, ella sería llamada Mujer-conejo.[3] ¿Verdad?) (Hiiro)

Imaginando en su memoria, con el pelo verde, y las orejas largas, tenía todas las características de la raza de los hombres-conejo.

Además de eso, había tantas cosas más interesantes que considerar. Por ejemplo, ¿por qué Arnold la llama su maestra? Si es así, ¿entonces debe haber una considerable diferencia de edad? Sin embargo, la apariencia, el sótano, la sala de investigación. Lo que está haciendo con o lo que es ella es un completo misterio.

(No estoy interesado en esta individua... pero estoy interesado en saber lo que ella hace exactamente.) (Hiiro)

Era la primera vez Hiiro veía una mujer-conejo como ella, pero según leyó en un libro ilustrado, no había mujeres-conejo como ella.

(¿Es una "mutante"? ¿O podría ser solo un problema de crecimiento?) (Hiiro)


Mientras pensaba, Hiiro fue interrumpido por una mirada desagradable de Rarashik.


"¿Ocurre algo, boya[4]? No deberías mirar fijamente a una chica como yo. ¿O es que tienes algún interés en este cuerpo?" (Rarashik)


Con una sonrisa normal, ya que con pocas ganas escuchó lo que ella dijo, él respondió con voz casual.


"¿Crees que estaría interesado en un cuerpo tan subdesarrollado? Yo no soy un pedófilo como Arnold." (Hiiro)

"Hey, Hiiro, imbécil." (Arnold)


Arnold levantó la voz, y vio a su lado el cuerpo tembloroso de Rarashik. Arnold empezó a sudar.


“Hey... Arnold” (Rarashik)

"¡S-siǃ" (Arnold)


Se quedó tieso como un soldado.


"Oye, mocoso, ¿quieres hacer un experimento?" (Rarashik)


Rarashik dijo entre dientes con una sonrisa malvada. Al ver esto, Arnold empezó a sudar aún más.


"Nah, no quiero." (Hiiro)


No es como si Arnold no hubiese considerado el "experimento", pero si Rarashik se vuelve loca ahora estaba claro que también recibiría algo de daño. Se quedó allí y rápidamente sacó una bolsa.


"M-Maestro. ¡Aquí!" (Arnold)


En el momento en que vio el objeto dentro de la bolsa de atrás, Su rostro cambió de ira a uno de felicidad inmediata.


"¿No es eso <Gota de Miel>?" (Rarashik)


En el momento en que le entregó la bolsa, ella lo acerco hacia su pecho como si fuera un tesoro precioso.

Arnold finalmente dejó escapar un suspiro de alivio cuando vio que su estado de ánimo mejoró.


"¿Por qué, oh, por qué? Si tenías algo como esto ¿por qué no me lo mostraste antes?" (Rarashik)

"B-Bueno, yo, es que..." (Arnold)


Arnold limpió rápidamente el sudor en la cabeza, y puso una sonrisa agotada.


"Hmm, ¿por qué estás aquí y quienes son los dos detrás de ti?" (Rarashik)

"Finalmente, pudimos conseguir una verdadera conversación." (Arnold)


Arnold procedió a decirle sobre qué tipo de relación tuvo con Hiiro y Muir. Mientras escucha en silencio, Rarashik miró a los otros dos.


"Hmm, que un idiota como tu sea capaz de encontrar compañeros." (Rarashik)


No estaba claro si era un cumplido o un insulto, pero incluso entonces ella tenía una sonrisa. Sin embargo, había un chico que no sabía leer la atmósfera.


"Se equivoca, solo somos compañeros de viaje." (Hiiro)


Rarashik miró Hiiro con una cara en blanco. Los dos restantes se limitaron a sacudir la cabeza con exasperación. Estaba bien sólo ser un compañero de viaje, pero es la forma en la que Hiiro lo dice.


"¿Viajero? ¿Qué dices? ¿Ustedes no son compañeros?" (Rarashik)

"Bueno, así es." (Hiiro)


Hiiro resumió el tiempo que pasó con el grupo de Arnold. Por supuesto, se aseguró de dejar su <Palabra Mágica> a un lado.


"Oh, ¿No es estupendo? Como la maestra de Arnold, ¿No sería bueno para mi unirme a su grupo?" (Rarashik)

"Nah, no necesitamos a una niña como tú." (Hiiro)


En ese momento, el aire entre ellos parecía agrietarse con electricidad. Arnold no podía dejar de lamentarse por traer a Hiiro.


"Bastardo arrogante. Tú, que ni siquiera has vivido un décimo de mi vida, ¿quieres morir?" (Rarashik)

"Si puedes hacerlo, ¡adelante!" (Hiiro)


Pero en ese momento, Hiiro sintió el frío acero en su cuello.

(¿Qué? ¿¡No puede ser....!?) (Hiiro)

Antes de que pueda reaccionar, Rarashik estaba detrás de él con un cuchillo pequeño, apretado contra su cuello. Muir estaba tan sorprendida que no podría ser capaz de decir algo. Arnold solo dejó escapar un profundo suspiro y observó.


"¿Lo ves? No soy sólo una niña, ni tengo un cuerpo subdesarrollado. A pesar de mi apariencia, he vivido más de 200 años. La próxima vez que me llamas una niña, te convertiré en un experimento humano. ¿Entendido?" (Rarashik)


Después de decir eso, ella regresó a su posición original. Hiiro sintió una caída desagradable de sudor bajar su cabeza. En todo su cuerpo sentía una fuerte intención de matar.

(No tengo ni idea de lo que ocurre... Si ella hablara en serio habría sido...) (Hiiro)

Sin tocar su cuello, podía sentir su corazón latiendo. Era como si apenas hubiera escapado con vida. A partir de esa sensación, se dio cuenta, por primera vez, del terror que había en este mundo.

(Existe este tipo de persona, eh... Una persona a la que no puedo ni siquiera reaccionar...) (Hiiro)

Si hubiese utilizado la Palabra Mágica antes del encuentro, podría haber estado bien. Si usase la palabra [Visión], él sería capaz de ver los movimientos de la otra persona; si se utilizase la palabra [Velocidad], podría haber sido capaz de reaccionar.

Desde ese entonces, Hiiro sabía que si esa persona luchara de verdad, él estaría a punto de morir de cualquier manera.

Regresar a Capitulo 37 Regresar a Página Principal Avanzar a Capitulo 39


Notas del traductor y Referencias[edit]

  1. La estuve llamando "El" porque así decía en la versión en ingles. Así que lo deje igual.
  2. Boya hace referencia a como si lo estuviera tratando como un niño.
  3. Hombres-Conejo. Cómo los Were-Bears pero en vez de orejas de Oso, son de Conejo.
  4. Podría poner "Niño" pero me gusta como suena "Boya" yo lo pronuncio como "Bóia"