Yahari Ore no Seishun Rabu Kome wa Machigateiru: Volumen 1 capítulo 1

From Baka-Tsuki
Jump to: navigation, search

Capítulo 1: Básicamente, Hachiman Hikigaya está podrido[edit]

Una vena palpitaba por su frente mientras Shizuka Hiratsuka, nuestra profesora de Lengua Japonesa, me leía mi ensayo en voz alta. Escuchándolo de este modo, empecé a tener algunas aprehensiones respecto a mi habilidad de escritura, ya que me faltaba bastante. Aún con el uso de vocabulario meticulosamente seleccionado, no era lo que llamarías académico. Viendo más allá de eso sonaba como los ingeniosos pensamientos de algún oscuro, autor sin dinero. El tosco uso de prosa era, aparentemente, la razón del por qué fui llamado a la sala de profesores.

Pero por supuesto esa no es la razón. Yo ya lo sabía.

Después que ella hubo terminado de leer, puso su mano en su frente y dejó salir un profundo suspiro.

“Dime, Hikigaya. ¿Recuerdas cuál dije que era el tema para este ensayo?”

“... Sí, el tema era Recordando la vida en la escuela secundaria.”

“En efecto, así es. ¿Entonces porqué esto parece como si estuvieras escribiendo una amenaza de muerte? ¿Qué eres, un terrorista? ¿O tal vez un idiota?”

Ms. Hiratsuka dejó salir otro suspiro y se rascó la cabeza en frustración.

Ahora que lo pienso, utilizando la palabra Señorita en Señorita Profesora añade al sex appeal, más que Profesora Femenina.

Mientras sonreía acerca de estas reflexiones, un rollo de papel cayó sobre mi cabeza.

“¡Pon atención!”

“Sí madam.”

“Tus ojos están vidriosos, como los de un pescado podrido.”

“¿Realmente se ven así de ricos en omega-3? Debo ser un genio.”

Desconcertada, su boca colgaba en ambos extremos.

“Hikigaya, ¿Qué sucede con este papel condescendiente? Voy a darte una oportunidad para que te expliques.”

Su tono de voz estaba vino con sus ceños fruncidos mientras me miraba ferozmente desde un ángulo. Como era de esperar, proviniendo de una belleza sin tacto como ella, la totalidad de su mirada era lo suficientemente extraña como para abrumarme. Poderosamente temible.

“Bueno, verás... yo compartí experiencias sobre la vida en la escuela secundaria, ¿cierto? Es bastante parecido... en estos días, los estudiantes de secundaria tienen los mismos... ellos sienten, ellos...”

Tenía un nudo en la lengua. Me estoy poniendo nervioso simplemente con una conversación con una persona — y nada menos que con una mujer mayor.

“Normalmente, esperaría que reflexiones sobre tus propias experiencias personales.”

“En ese caso, debería haberlo dicho en el inicio del tema. Si hubiera hecho eso, yo lo hubiera seguido. Entonces eso sería tu error, ¿cierto profesora?”

“No te hagas el listo conmigo, niño.”

“¿Niño?... Bueno, es cierto que nuestra diferencia de edad me hace, en efecto, un niño.”

Una ráfaga de viento.

Era un puño. Un puño liberado sin el más mínimo movimiento. Y encima de eso, milagrosamente sólo rozó el costado de mi mejilla.

“El próximo no fallará.”

Sus ojos eran serios.

“Lo siento mucho. Lo reescribiré.”

A pesar de haberme disculpado y reflexionado sobre mis acciones, necesitaba escoger mis palabras sabiamente. Dada la situación, sin embargo, Ms. Hiratsuka difícilmente estaría satisfecha. Mierda. ¿Debería arrodillarme rápidamente y rogar? Pero eso arrugaría mis pantalones, y tendría que arreglarlos de nuevo; inclinarme, y entonces levantarme. Si inclinara mi rodilla derecha en lugar de eso, aún podría acercarme al suelo. Una elegante e inquebrantable reverencia.

“Sabes, no es que esté enojada.”

Dios. Quiero salir. Quiero salir de aquí.

Esta farsa está tan pasada de moda. Es prácticamente lo mismo que decir No voy a enfadarme contigo, así que por favor háblame, pero al final no veo a alguien que no lo esté.

Sorprendentemente, ella realmente no estaba enojada. Al menos no por ese comentario referente a su edad. Esto lo deduje de ella mientras levantaba mi rodilla derecha del piso.

Ms. Hiratsuka sacó una 'Siete Estrellas' de su bolsillo de pecho que estaba aparentemente a punto de estallar. Ella procedió a golpear ligeramente el filtro en su escritorio — acciones propias de una mujer de edad media. Después de guardar el tabaco, ella encendió uno de esos encendedores de 100 yenes. Ella aspiró un lastre seguido de una bocanada de humo. Me miró fijamente; su mirada era realmente seria.

“No te has unido a ningún club, ¿o sí?”

“No lo he hecho”

“... ¿Tienes amigos, o algo como eso?”

Ella me preguntó bajo la suposición de que no tengo ninguno.

“Yo... yo creo en la defensa de la igualdad, por encima de todo. ¡Por lo tanto, no creo en cercanas, relaciones interpersonales con nadie en particular!”

“En pocas palabras, ¿no tienes amigos?”

“Tú... no tienes que decirlo tan directamente...”

Mientras yo respondía, su cara empezó a emanar una sensación de desbordante expectación.

“¡Así que no los tienes! ¡Lo sabía! Parece que di directamente en el clavo ¡Lo supe en el momento en el que vi esa mirada vidriosa en tus ojos!”

Si pudiste saberlo simplemente mirando, entonces no me molestes preguntándome sobre no tener ningún amigo en primer lugar.

Asintiendo en autoaprobación por haberme descubierto, ella me miró a la cara con una expresión reservada.

“...¿Qué me dices de una novia, o de otro tipo? ¿Tienes alguno?”

¿O de otro tipo? ¿Qué se supone que significa eso? Si te dijera que tengo novio, ¿entonces qué harías?

Por ahora, no tengo”

Y acentuando ese por ahora, eso incluiría todas las esperanzas para ello en el futuro cercano.

“Es así...”

Esta vez, su mirada adquirió una expresión distante, con los ojos llorosos. Me gustaría creer que es debido al humo del cigarrillo. Ya apágalo. Deja de mirarme con esa tibia, amable tipo de mirada.

Además, ¿qué está sucediendo aquí? ¿Es ella así de devota a sus pupilas? ¿Es esta la parte cuando ella habla acerca de las manzanas podridas echando a perder el barril? ¿O como un profesor despedido regresando al colegio?[1] En serio, ¿puedo irme a casa ya?

“Está bien, hagámoslo de esta manera: reescribe tu reporte”

“Bien”

Oh, y lo haré.

Lo entiendo. Esta vez, será indudablemente apropiado; voy a escribir una composición impecable sin fallas, de cualquier manera. Estará a la par con esos blogs de idols cabezas huecas y actrices de voz:

La cena de esta noche es... ¡OMG! ¡Curry!

Algo como eso. ¿Y por qué es que ese OMG no suena lo suficientemente convincente?

Ese era el límite de mis suposiciones. Mis pensamientos fueron interrumpidos por lo que siguió después de eso.

“De cualquier manera, tus desconsiderados discurso y actitudes ciertamente hirieron mis sentimientos. ¿No has aprendido a no habla de la edad de una mujer de esa manera? Por eso, te estoy ordenando a participar en las actividades del Club de Servicio. Después de todo, los pecados deben ser castigados, ¿cierto?”

Para alguien que estaba emocionalmente herida, ella no parecía que lo estuviera dada la autoridad en sus palabras. De hecho, ella estaba más alegre que lo normal, hablando de manera animada.

Eso sí que es un pensamiento. Ahora que lo pienso, la palabra excitante trae a la mente la idea de tetas, ¿cierto?[2] Regresando a la realidad, sin embargo, encuentro a mis ojos haciendo la vista gorda, después de haber enfrentado la dirección general de sus pechos explotadores de blusas.

Imperdonable... Pero aún así, ¿qué clase de persona habla acerca de un otorgar un castigo con tal deleite?

“¿Las actividades del Club de Servicio?... ¿Entonces qué se supone voy a hacer?”

Pregunté tímidamente. Por lo que sé, podría ser tan inofensivo como limpieza de zanjas hasta, Dios lo prohíba, secuestro. Cosas que, luego de dichas, te causan noches en vela. Ese tipo de cosas.

“Ven conmigo.”

Con eso, ella apagó su cigarrillo en el densamente lleno cenicero y se levantó. Allí estaba yo sin ninguna explicación o introducción a esta repentina propuesta, antes que yo Ms. Hiratsuka ya estaba en la puerta cuando se volteó a mirarme.

“¡Vamos, muévete!”

Con el sonido chirriante de la puerta y mis cejas fruncidas, fui detrás de ella.

El edificio de la escuela aquí en el Instituto Municipal Sōbu en Chiba tiene una forma un tanto desequilibrada.Vista desde arriba, se aproximaría toscamente a la forma del carácter chino para boca[3] — una forma de cuadrado — pero tal vez más como el carácter japonés para la sílaba ro[4] — un cuadrado con lados ligeramente inclinados en un ángulo.

Unido a la base de este cuadrado como un par de patas está el edificio Audio Visual, que completa la vista panorámica de nuestro instituto. El edificio de las clases está frente a la calle principal, mientras que el anexo está opuesto a éste. Un puente conecta ambos edificios por el segundo piso, dándole esa forma de cuadrado.

Los edificios del instituto rodean, en las cuatro direcciones, un campo abierto que sirve como la tierra sagrada para los Riajū — gente bendecida con perfectas, “juveniles” vidas — el patio central. Aquí, ellos se entremezclan entre sí — chicos y chicas — durante el descanso para el almuerzo. Ellos almuerzan, luego juegan bádminton para ayudar a la digestión. Luego de las clases, las parejas intercambian palabras de amor junto a la puesta del sol en la parte trasera del campus, bañados con la salada brisa del océano y las estrellas encima.

Qué demonios.

En el momento en que los veo, es como si estuviera viendo un elenco de personajes tratando firmemente de actuar sus partes para algún show dramático juvenil. El pensamiento de ello envía un escalofrío sobre mí. Si me uniera, yo probablemente tomaría el papel del ÁRBOL, o algo como eso.

Ms. Hiratsuka se dirigió debajo del piso linóleo sin hablar ni una sola palabra, aparentemente dirigiéndose hacia el edificio anexo.

Tengo un mal presentimiento acerca de esto.

En primer lugar, estas actividades del Club de Servicio no están tan bien definidas como parecen.

De la manera que yo lo veo, Servicio en este sentido no se refiere a las regulares, diarias actividades de salir y hacer buenas acciones; en vez de eso, el tipo de servicio que solamente se hace circunstancias excepcionales. Toma el servicio de una maid para su maestro, como ejemplo. En este caso, servicio podría significar decir “bienvenido/a”, o incluso “¡LETSA PARTY!”[5] Pero en realidad, cosas como esa no suceden. No, espera. Por un precio fijo, es realmente posible. Aún así, si es cierto que puedes hacer que hagan eso simplemente pagando el precio, entonces ¿no hace eso los deseos — incluso sueños — ciertamente posibles? En cualquier caso, la palabra Servicio simplemente no me sienta bien.

Luego está el hecho de que estamos yendo al anexo. Definitivamente habían tareas para hacerse, como transferir el piano a la sala de música, eliminar la basura biodegradable del laboratorio de biología, o clasificar la recopilación de catálogos de la biblioteca, para nombrar algunos. Me preparé para lo que estaba por venir.

“Tengo esta enfermedad crónica en la parte baja de mi espalda, ¿sabes? Cómo se llamaba... ¿He— Her— Herpes? Sí, eso es...”

“Si querías decir hernia, entonces no necesitas preocuparte por eso. Lo que te estoy encomendando no implica ninguna labor manual.”

Ella me miró con una expresión burlona, como si dijera que estaba viendo a un idiota.

Humph. Bueno, dicho eso, hace que sea o bien objetos perdidos y encontrados o trabajo administrativo. Si eso implica un trabajo simple, entonces eso hace el labor físico excesivo bastante improbable.

“Tengo esta enfermedad en la que muero luego de entrar a una sala de clase.”

“Eso suena como ese francotirador de nariz larga. ¿Qué eres, un pirata de sombrero de paja?”[6]

Entonces, ¿ahora lees mangas shonen?

Lo que sea. Mientras que sea un trabajo que pueda hacer solo y sin interrupciones, entonces no podría importarme menos. Soy una máquina. Apago toda motivación humana, la descompongo y no deberían haber problemas. Podría ir tan lejos como convertirme en un tornillo con convicción, si ese fuera el caso.

“Ya llegamos.”

Ella se paró frente a una clase sin nada en particular inusual en ella.

No había siquiera algo escrito en la placa encima de la entrada.

Mirándola fijamente, estaba teniendo extraños pensamientos hasta que Ms. Hiratsuka repentinamente abrió la puerta.

Las mesas y sillas estaba casualmente apiladas en la esquina de la habitación. Tal vez se utilizaba como depósito. Cualquier mobiliario único en las salas de clases estaba ausente en esta. Era solamente una regular, plana sala de clases.

Habiendo dicho esto, dentro de la habitación había quizás un bastante excesivo sentido de singularidad proviniendo de una simple chica.

La chica estaba leyendo un libro envuelta por la puesta de sol.

El espectáculo de ella era como mirar un cuadro, que conjuraba imágenes de ella, indudablemente, aún leyendo como ahora inclusive en el despertar del fin del mundo.

Mientras la miraba, mi cuerpo y mi alma se paralizaron.

Inconscientemente, estaba fascinado .

Al darse cuenta de que habían visitas, ella colocó un marcador en el libro de bolsillo y levantó su cabeza hacia nosotros.

"Ms. Hiratsuka. Creí haberte pedido que llamaras antes de entrar."

Atractivas facciones. Cabello negro, largo y fluido. A pesar de llevar el mismo uniforme que la chusma de mujeres de nuestra escuela, ella estaba en su propia liga.

"No te molestas en responder incluso si llamo."

En respuesta a la Ms. Hiratsuka, ella mostró una mirada totalmente insatisfecha.

"Entonces, ¿quién es ese bozo al lado tuyo?"

Sus ojos fríos me congelaron en seco.

Sé quién ella es.

Yukino Yukinoshita de la clase 2 -J .

Por supuesto , yo sólo conozco su cara y su nombre. Nunca hemos conversado. ¿Podrían culpame? Participar en una conversación con la gente de la escuela es, en sí mismo, un hecho poco habitual para mí. La Escuela Sōbu tiene nueve clases de educación estándar, así como una clase con estándares internacionales de educación — la sección J. El promedio de las clases de esta última es, de lejos dos a tres desviaciones estándares por encima de la de las clases regulares, y está llena de estudiantes que regresan del exterior o aquellos que tienen aspiraciones de estudiar en el extranjero.

En medio de este conjunto con su presencia llamativa y remarcablemente conspicuosa — sea por naturaleza o por observación — está Yukino Yukinoshita.

Tanto en los exámenes de final de trimestre y los exámenes de aptitud, sus calificaciones superiores la han consagrado la top 1 en el ranking de nuestro año. Como si eso no fuera suficiente , está su belleza por lo que ella siempre atraía la atención. En resumen, se podría decir que ella es la belleza número uno de la escuela — popular y conocida por todos.

Es por eso que ella no sabe quién soy, y eso no me molesta en lo más mínimo. Sin embargo, decir que me parezco a un bozo me hirió un poco . Estoy bastante seguro de que era el nombre de un caramelo de hace mucho tiempo atrás, pero no lo he visto últimamente.[7]. Tren de pensamiento escapista o no, eso no cambia el hecho de que lo que ella dijo me hizo daño.

"Este es Hikigaya . Él se unirá al club."

Presionado por sus palabras, di una reverencia de reconocimiento. Creo que esta es la parte donde doy una autopresentación.

"Soy Hachiman Hikigaya de la clase 2-F. Err ... ¡Yo! Voy a unirme al club."[8]

¿Qué rayos pasó con la parte de que voy a unirme? De cualquier manera, ¿De qué va este club?

Suponiendo lo que iba a decir a continuación, Ms. Hiratsuka empezó a hablar.

“A él le ha sido ordenado unirse a las actividades del club como castigo. No voy a escuchar ninguna objeción, refutación, protestas o réplicas. Toma este tiempo para enfriar tu cabeza y reflexionar sobre tus acciones.”

Su decisión vino con una fuerza resuelta de firmeza, sin dejar oportunidad para cualquier objeción que yo tuviera.

“De cualquier manera, simplemente por como se ve creo que puedes saber que está podrido hasta el núcleo. Como resultado, siempre está solo. ¿No es una pena?”

Así que realmente puedes saberlo simplemente mirando.

“Creo que mezclándose con la gente, él tal vez pueda mejorar su actitud un poco. Voy a dejarlo aquí contigo. Todo lo que pido es que rehabilites esa rebelde, y solitaria actitud que tiene.”

Yukinoshita se giró hacia Ms. Hiratsuka después que ella dijo esto. Visiblemente irritada, ella respondió “Si ese es el problema, entonces creo que está bien que golpees y patees la disciplina dentro de él.”

Qué mujer tan aterradora.

“Lo haría si pudiera, realmente, pero últimamente han habido particulares con los que lidiar. Después de todo, la carne solamente puede tomar la violencia.”

... Pero tan lejos como la mente llegue, puedes darle con todo, eso es lo que tratas de decir.

“Me niego. Tengo la sensación de que hay un motivo oculto debajo de esos ojos corruptos. Como si estuviera en peligro.”

Ahora que ella estaba por cualquier motivo desgreñada en ese momento, ella se reajustó su colla y lanzó una mirada feroz. En primer lugar, no es como si alguien estuviera mirando ese mediocre pecho tuyo... No, ¿realmente? No estoy bromeando. Seriamente, nadie está mirando. Si alguna vez estuviera en un rango visible, solamente sería notado por unos pocos segundos.

“Relájate, Yukinoshita. Es precisamente por sus ojos corruptos y personalidad que él es capaz de calcular riesgos y beneficios dirigidos hacia su propia autopreservación. Él no iría tan lejos como para hacer algo que terminaría haciéndolo responder ante la policía. En ese sentido, puedes confiar en este pequeño criminal.”

“Una buena palabra, ¿eh?...” logré decir. “Pero en vez de hablar acerca de riesgos-beneficios y autopreservación, desearía que simplemente dijeras que uso planamente sentido común en la toma de decisiones.”

“Un pequeño criminal... Ya veo...” dijo Yukinoshita.

“Estás de acuerdo con lo que ella dijo sin siquiera escucharme...”

¿Acaso la persuasión de Ms. Hiratsuka la convenció, o ella tuvo éxito en tomarme como un pequeño villano digno de confianza? Cualquiera fuera el caso yo sería una figura completamente indeseable en las conclusiones de Yukinoshita.

“Bueno, si eso es lo que la profesora me pide, entonces no hay nada qué hacer... Voy a obedecer.”

Su respuesta vino con una pesada sensación de renuencia, pero Ms. Hiratsuka mostró una sonrisa de satisfacción.

“Bien. Entonces te dejo el resto a ti.”

Dicho esto, ella salió de allí y pronto el rastro de ella desapareció. Allí estaba yo, abandonado.

Honestamente, dejarme solo y dejar las cosas como están habrían hecho las cosas más fáciles. Mantener el estatus quo en mi solitario entorno me habría dejado a gusto.

El sonido del segundero del reloj de pared moviéndose terriblemente lento, hacía lo demás bastante audible. Vamos, tienes que estar bromeando. ¿Qué pasa con este repentino desarrollo de comedia romántica? Las cosas se están poniendo ridículamente tensas aquí dentro. No tengo ninguna queja sobre la situación.

Inesperadamente, un agridulce recuerdo de la escuela secundaria regresó a mi memoria.

Las clases ya terminaron; habían solamente dos estudiantes en la sala de clases.

Las cortinas se sacudían levemente por la ligera brisa y la fugaz luz de la puesta de sol entraba a la habitación. Entonces, una audaz confesión del pequeño chico.

Después de todo este tiempo, todavía podía oír su con palpable consistencia.

¿Podemos ser sólo amigos?

Hombre, qué mal recuerdo. Después de eso, éramos nada más que amigos, y ninguno habló al otro después de eso. Gracias a eso, terminé no queriendo tener amigos, conversaciones o relaciones, por ese motivo. Podrías decir que un escenario de comedia romántica conmigo con una bella chica solos en una habitación cerrada no es algo que ocurrirá en la vida real.

Entrenado de esta manera, evité caer en tales trampas incluso hasta este día. Las chicas se interesan en galanes o los Riajū o parecidos, añadiendo a las hordas de hombres y mujeres impuros mezclándose unos con otros en compañerismo.

En pocas palabras, mis enemigos jurados.

Nunca más tendré sentimientos como esos, y con mucho esfuerzo fui capaz de avanzar desde entonces. Con el fin de evitar involucrarme en estas situaciones como de comedia romántica, hice mi mayor prioridad el ser odiado. Palos y piedras podrán quebrar mis huesos, pero por el bienestar de mi propio orgullo, ¡ya no necesito ningún sentimiento de buena voluntad o algo similar!

Dicho esto, debería intimidar a Yukinoshita con una mirada feroz apropiada. ¡Muere por los ojos de una bestia salvaje!

Grrrr!—

Después de lo cual ella me miró como uno mira la basura. Con largas pupilas debajo de sus ojos entrecerrados que estaban cercanos a cerrarse, ella soltó un largo, frío suspiro. Entonces, con una voz comparable al suave murmullo de un claro arroyo, ella se dirigió hacia mí, “... ¿Te importaría no quedarte allí haciendo esa desagradable mirada y sentarte?”

“¿Eh? Oh, cierto. Lo siento.”

Whoa. ¿Qué pasó con esa mirada justo ahora? ¿Los ojos de una bestia salvaje?

Esos podrían matar a unas cinco buenas personas. O algo como lo que le sucedió a Tomoko Matsushima, quien obtuvo un mordisco[9]. ¿Involuntariamente — e inconscientemente — acabé pidiéndole disculpas?

Después de pasar por todo eso, ella habría sido hostil hacia mí incluso sin esa intimidación. Con los más profundos huecos de mi ser siendo sacudidos, saqué una

silla para mí. Aún habiendo hecho esto, ella no mostró el más mínimo interés en mí, de tal forma que la siguiente cosa que supe, fue que el libro de bolsillo había

sido abierto de nuevo. El sonido del las páginas siendo volteadas vino luego. No podría saber qué era lo que estaba leyendo por la tapa, pero era probablemente una obra literaria de la clase. Tal vez un libro de Salinger, o Hemingway, o inclusive Tolstoi, tal vez. Los del tipo con imágenes y similares.

Yukinoshita tenía a su alrededor el aire de una dama distinguida; y en efecto tiene los honores, el éxito, y hasta cierto punto, la belleza que de ninguna manera es una exageración. Sin embargo, para la ordinaria raza humana, ella se ha apartado de su círculo. Ellos se vuelven justo como su homónimo: Yukinoshita no yuki — la nieve bajo la nieve. Para esos seres, no importa qué tanto se esfuerzan ellos por ser hermosos, ni la experiencia o la posición nunca les garantizará eso a ellos.

Solamente en sueños ellos pueden alcanzar dicha belleza.

Para ser honesto, incluso yo no tengo idea de cómo llegué a ser capaz de sentarme así de cerca de ella. Si tuviera amigos, podría alardear acerca de esto; les preguntaría qué debería hacer aquí con Ms. Hermosa.

“¿Qué sucede?” ella me preguntó.

Probablemente por que yo la estaba observando demasiado intensamente, las cejas de Yukinoshita trazaron una cruz disgustada mientras ella me lanzaba una mirada feroz.

“Oh, perdón. Simplemente estaba pensando sobre qué hacer.”

“¿Con respecto a?”

“Es que fui arrastrado aquí sin ninguna explicación, así que no tengo idea de qué está sucediendo.”

Después de haber dicho eso, y luego de algunos chasqueos de lengua, Yukinoshita cerró el libro de bolsillo con un chasqueo definitivo; su disgusto estaba abierto a que el mundo lo vea. Entonces después de haberme arrastrado con su mirada afilada, ella se resignó con un suspiro corto y empezó a hablar.

“Tienes razón... Bien, juguemos un juego.”

“¿Un juego?”

“Así es. Un juego en el que adivinas qué clase de club es este. Entonces, ¿qué clase de club es?”

Un juego en una habitación cerrada con una hermosa chica... ...

Y tengo la sensación de que no va a ir en la dirección de la escena erótica. En lugar de un juego alegre, el estado de ánimo mostrado por Yukinoshita es más parecido a unas cuchillas sobre una piedra de afilar. No irás a quitarme la vida si pierdo, ¿cierto? ¿Simplemente a dónde fue la atmósfera parecida a una comedia romántica? Esta es más como ese manga de apuestas, Kaiji[10].

Ya que la posibilidad de perder empezó a hacer brotar sudor frío encima mío, busqué alrededor de la habitación para encontrar algo que me saque de esto.

“¿Hay algún otro miembro en el club?”

“No hay niguno.”

Si ese es el caso, entonces ¿cómo el club es capaz de persistir? Buena pregunta.

Eso es todo lo que ella escribió, amigos. Sin pistas.

No, espera. Inversamente, podrías decir que no han habido más que pistas.

No quiero presumir ni nada parecido, pero cuando era pequeño y no tenía ningún amigo, yo era ridículamente talentoso en hacer juegos en los que uno puede jugar solo. Tenía la confianza suficiente cuando eran cosas como juegos de libros o acertijos y cosas parecidas. Creo que gané un concurso de acertijos en la escuela secundaria, antes. Bien, aquí va: como no es posible reunir a los otros miembros del club, ellos no pueden aparecer. Lo que puedo recoger desde este punto es que hay otros. Basado en eso, y juntando todo, la más natural respuesta con la que puedo salir debería ser—

“¿Un club de literatura?”

“¿Oh? ¿Por qué razón?”

La pregunta de Yukinoshita vino con una pizca de profunda sensación de interés.

“Los peculiares alrededores; la ausencia de ninguna necesidad de equipamiento especializado; y el hecho de que cualquier club al que le faltan miembros sería suprimido. En pocas palabras, requiere actividades de club que no necesitan de gastos. Además, estabas leyendo un libre. Estabas mostrándome la respuesta desde el inicio.”

Un razonamiento perfecto, si lo dijera yo mismo. Mientras te preguntás cómo lo hice, puedo decirte que ni siquiera necesité la ayuda de un estudiante de primaria con anteojos dándome pistas[11]. Era una porción de pastel. Esperando para ver la admiración de la gran dama Yukino, me encontré con un bufido y un suspiro corto.

“Incorrecto.”

Ella continuó con una gran risa, dándome la sensación de que ella se estaba burlando de mí. Hey, ahora... eso como que me está poniendo de los nervios. ¿Acaso eres el irreprochable y perfecto Superman? Eres más como un Superman Demonio[12].

“¿Qué tipo de club es entonces?”

Mi voz ya estaba mezclada con algo de irritación. Pero Yukinoshita hizo caso omiso de ello, informándome de esa manera que el juego continuaría.

“Bien, voy a darte una gran pista. Las actividades del club involucran que yo esté aquí, de esta manera.”

La pista al fin se muestra a sí misma. Aún así, eso no responde de ninguna manera que pudiera atar los cabos. A este paso, llegaré a la misma conclusión a la que llegué antes.

Espera. Sólo espera un momento y cálmate. Tranquilízate. Tranquilízate, Hachiman Hikigaya. Ella dijo que no hay otros miembros en el club además de ella. A pesar de eso, el club aún persiste. En pocas palabras, eso significaría que hay miembros fantasmas ¿verdad? La frase clave allí sería que esos miembros fantasmas son, de hecho, fantasmas reales. Así que resulta que el desarrollo parecido a una comedia romántica aquí es entre mí y una hermosa chica con un tercer ojo.

“¡Una Sociedad de Investigación de lo Oculto!”

“Estaba preguntando por qué clase de club.”

“Er, ¡un Club de Investigación de lo Oculto!”

“Incorrecto...” ella dejó salir un suspiro. “Eso es tan estúpido. No hay tales cosas como fantasmas.”

¡N—no hay tales cosas como fantasmas! ¡N—no es como si lo dijera por que estaba asustada! Ella podría decir cosas cursis como esa y ni aún así arruinaría su personaje, pero ella me miraba con ojos que me despreciaban hasta las profundidades de mi ser. Esos eran los tipos de ojos que decían a los idiotas que se fueran a morir.

“Me rindo. No tengo ni la menor idea.”

Como si realmente pudiera averiguarlo. ¿No podrías haberlo hecho un poco más simple? Algo como, Mi casa se incendió y yo lloré un río de lágrimas — ¿Por qué es eso? Obviamente, es por que tu maldita casa se incendió. Además, este no es un juego de adivinación; esto es más como un enigma.

“Hikigaya. ¿Cuántos años han pasado desde la última vez que hablaste con una chica?”

Tanto repentina como irrelevante, su pregunta aparentemente tocó una fibra sensible en mí. En serio, qué insolente.

Estoy bastante confiado por mi memoria. Puedo incluso recordar charlas triviales que otros olvidarían, tanto que yo podría quedar como un acosador entre las chicas de mi clase. Y de acuerdo con mi brillante hipocampo, la última vez que hablé con una chica fue hace dos años en Junio.


Chica: Hace bastante calor aquí, ¿no crees?

Yo: Está bastante caliente, ¿cierto?

Chica: ¿Huh?... Uh, cierto. Si tú lo dices...

Fin.


Algo como eso. Sólo que ella no me estaba hablando a mí; la verdad, estaba hablándole a la chica que se sentaba diagonalmente detrás de mí. Los seres humanos tienden a recordar las cosas desagradables. Hasta ahora, tengo la urgencia de enterrarme debajo de mi futon y gritar cuando ese recuerdo reaparece en medio de la noche.

Mientras estaba mitigando mi perturbador pasado, Yukinoshita declaró en voz alta, “Alguien que tiene mucho lo ofrece en caridad a aquellos que no tienen nada. Esas personas son llamadas voluntarios. Proporcionan asistencia para el desarrollo de naciones en desarrollo; preparan comida para los indigentes; una chica hablándole a un chico impopular; una mano ayudadora alcanzando a quien la necesita. Esas son las actividades de este club.”

Antes de que lo supiera, Yukinoshita se paró y, naturalmente, sus ojos empezaron a menospreciarme.

“Bienvenido al club de servicio. Alégrate.”

Nada me hace más feliz que se me diga directamente lo que no quiero escuchar. Estoy empezando a lagrimear un poco. Con la mayor humillación a la mano, el golpe final fue asestado.

“Proviniendo de la historia de Ms. Hiratsuka, puede decirse que es el deber de los talentosos el salvar a los penosos. Más que solamente un favor, es mi responsabilidad el ver esto hasta el final. Debo remediar ese problema tuyo. Sé agradecido.”

Tuve una urgencia de llamar eso como una obligación de la nobleza. En términos sencillos, eso sería probablemente el deber de la nobleza, o algo así. La figura de Yukinoshita con sus brazos cruzados era indudablemente era de la nobleza. A decir verdad, dada su belleza y calificaciones, llamar a su apariencia como noble no sería una exageración en lo más mínimo.

“Esta perra...”

Pero por desgracia, yo debía contener mi lengua. No es mi rol el que te compadezcas de mí, y me estoy quedando sin palabras con las que expresarme.

“Sabes... Y tal vez esto sólo sea de mi parte, pero ¡puedo sobresalir por mí mismo! ¡Estuve en el tercer lugar en el examen de lengua japonesa en el curso de humanidades del año! No está mal para alguien con mi aspecto, ¿verdad? ¡Excepto por el hecho de que no tener amigos o novia mis características están bastante altas!.”

“Aunque oí algo terriblemente mal al final de eso... En cierto sentido, es increíble que realmente puedas decir eso con tanta confianza. Eres extraño. Incluso desagradable.”

“Cállate. No quiero oír eso de una chica extraña como .”

Y realmente, qué chica tan extraña. Al menos, por lo que escuché — o más bien, lo que he oído por casualidad de otra gente hablando — Yukino Yukinoshita difería de lo que yo me había imaginado. En efecto, ella muestra tener una belleza tranquila y serena. Pero ahora aparece una fría sonrisa. El tipo de sonrisa sádica que aparece luego de palabras depresivas.

“¿Hmm? De mi punto de vista, parece que la causa de tu temperamento podrido y rebelde es debido a que estás siempre solo.”

Su ferviente discurso tomó por sí mismo la fuerza de un puño cerrado.

“En primer lugar, voy a crear un lugar para esa indiferencia tuya. ¿Sabías? Tener un lugar a donde pertenecer puede convertirte en una estrella que nunca enfrentará el destino de consumirse.”

La estrella Nighthawk, ¿eh?[13] Eso es bastante duro.”

A menos de que fueran un prodigio quien hubiera estado en tercer lugar en lengua japonesa y humanidades como yo, es bastante probable que no hubieran entendido la referencia a esa historia. Además, yo la recuerdo por que era mi favorita. Era una historia tan triste que realmente me hizo llorar bastante. Cualquier otra persona la hubiera considerado desagradable.

Escuchando mi réplica, los ojos de Yukinoshita se abrieron por la sorpresa.

“Eso fue inesperado... Nunca hubiera esperado que un estudiante de instituto mediocre hubiera leído los trabajos de Kenji Miyazawa.”

“Entonces me estás tratando como un ser inferior, ¿es así?”

“Perdóname, creo que exageré. ¿Tal vez inferior a mediocre sería más exacto?”

“¡Al diablo con que exageraste! ¿No acabé de decirte que estuve en el tercer lugar en nuestro año?”

“Obsesionarte con haber ocupado el tercer lugar en un lugar en el tiempo es patético. Además, utilizar tus calificaciones en sólo un tema como base para la firmeza de tu intelecto es solamente una estupidez.”

Hay límites para qué tan grosera puedes ser, sabes. Tratar a una persona que acabas de conocer por primera vez como si fuera un ser inferior — es como si tuviera que estar en el nivel del Príncipe de los Saiyans antes de que me reconozcas.

“Pero sabes, la estrella Nighthawk te sienta perfectamente — por una cosa, está la apariencia del pájaro nocturno.”

“Entonces básicamente, estás diciendo que mi apariencia es deforme...”

“No estoy diciendo nada como eso. Simplemente digo que la verdad puede doler a veces...”

“¡Eso es prácticamente decir lo mismo!”

En este punto Yukinoshita puso una expresión grave, a la cual mis hombros se cuadraron.

“No quites tus ojos de la verdad. Si quieres ver la realidad, mírate en un espejo.”

“No, no, lo entendiste todo mal. No quiero presumir ni nada, pero mi apariencia es bastante buena por sí misma. Una vez mi hermana pequeña me dijo: si solamente no hablaras... cuando ella simplemente me hubiera dicho que mi apariencia es la única cosa que tenía de bueno.”

Y no esperaba menos de mi hermana pequeña. Ella tiene buen ojo. Un verdadero buen ojo que está, comparativamente hablando, ausente entre las chicas de este instituto. Yukinoshita llevó una mano a su frente como si estuviera teniendo dolor de cabeza.

“¿Eres idiota? La apreciación de belleza no está destinada a ser una cuestión de opinión personal. Si ese fuera el caso, entre nosotros dos quienes somos los únicos que están en esta habitación, ¿eso no significa que lo que yo digo — y sólo lo que yo digo - es correcto?”

“A pesar de la absurda lógica detrás de eso, por qué se siente como si tuviera sentido...”

“Para empezar, el problema radica en el hecho de que tus ojos podridos de pescado, que están podridos tan como tú, son un hecho; la impresión que deja es una de disgusto. Tus características faciales y dónde están unidas y dónde no, no tiene nada que ver con eso. Tu expresión facial es fea. Y esa es la prueba de cuán considerablemente distorsionada está tu naturaleza.”

Eso dice Yukinoshita, qué pasa con su agradable mirada y probablemente hay más de donde eso vino dentro de ella. Pero la expresión unida a eso era criminal, de principio a fin. Entre nosotros dos, ¿quién parece inocente ahora?

...Además, ¿Tanto se parecen mis ojos a los de un pescado? Si yo fuera una chica, el lado positivo allí sería: ¿De verdad? ¿Entonces eso me haría una Pequeña Sirenita?

Atrapado en mis evasivas, Yukinoshita volteó el cabello de su hombro y dijo, en un tono triunfante, “Poniéndolo de forma simple, la confianza derivada de lo superficial, como tus calificaciones y tu apariencia, no te favorece en absoluto. Además, están esos ojos podridos que tienes.”

“¡Ya basta con lo de los ojos!”

“Tienes razón. Todo este tiempo se hizo notar, pero no hay nada que se pueda hacer para cambiar eso.”

“Comienza pidiéndoles perdón a mis padres.”

En mi frustración, sabía que mi cara se estaba acalambrando. De acuerdo a eso, la cara de la propia Yukinoshita se desanimó, como si hubiera empezado a reflexionar sobre lo que había dicho.

“Tienes razón, tal vez yo haya terminado diciendo algo horrible. Debe ser duro para tus padres.”

“¡Dios, suficiente! Es mi culpa, ¿bien? No, ¡es culpa de mi cara!”

Con mis ojos a punto de llorar, yo le habría pagado para que ella detenga esa lengua peligrosa. Me había dado cuenta de que cualquier cosa que llegue a decir sería inútil.

Mientras me rendía a mí mismo en una imagen sentado en posición de loto al pie de un árbol de limón en busca del Nirvana, el diálogo de Yukinoshita continuó.

“Bueno entonces, así termina nuestra simulación de conversación. Si fuiste capaz de mantener una conversación con una chica como yo, entonces deberías ser capaz de conversar con cualquiera.”

Peinando su cabello con su mano derecha, Yukinoshita mostró una expresión rebosante de sensación de éxito. Luego, ella sonrió.

“A partir de ahora, puedes progresar con este hermoso recuerdo en tu corazón, incluso si estás solo.”

“Tu solución fue más como una apuesta arriesgada...”

“Entonces eso significaría que todavía no he cumplido con el pedido de Ms. Hiratsuka... Necesito acercarme a las cosas más fundamentalmente... ¿Qué tal si dejas de venir al instituto?”

“Eso no es una solución; eso es más como cubrir un escándalo.”

“Oh, ¿entonces eras consciente de tu propio hedor?”

“Oh no, solamente ese que pellizca la nariz — hey, ¡para con eso!

“...Defectuoso.”

Después de esa de algo ingeniosa exclamación, logré mostrar una risa silenciosa mientras Yukinoshita me miraba ferozmente con unos ojos que aparentemente me preguntaban, ¿por qué estás siquiera vivo? Como dije: ojos aterradores.

Lo que siguió fue un silencio que podría atravesar los oídos de uno. De hecho, el dolor podría ser por las críticas sin restricciones de Yukinoshita asaltando a mis oídos.

Pero el silencio fue bruscamente roto por un violento estirón de la puerta, el cual fue seguido por un violento estrépito que hizo eco por los alrededores.

“Yukinoshita. Sólo soy yo.”

“Por favor llame—”

“Mi error, mi error. No me hagan caso y continúen. Simplemente pensé en pasar a ver cómo estaban yendo las cosas.”

Ms. Hiratsuka se apoyó contra el muro y plácidamente le mostró una sonrisa a Yukinoshita, quien ahora estaba soltando un suspiro vacilante. Luego de eso, la profesora intercambió miradas entre Yukinoshita y yo.

“Parece que ambos se están llevando bastante bien.”

¿Simplemente qué cosa de lo que estabas viendo te llevó a esa conclusión?

“Hikigaya, tú también deberías esforzarte para rehabilitar esa rebelde actitud y curar esos ojos podridos tuyos. Voy a regresar. Asegúrense de regresar a casa cuando la hora de salida del instituto llegue.”

“¡Por favor, espera!”

Intentando detenerla, traté de alcanzar su mano. En ese mismo instante—

“¡Ow! ¡Oooww! ¡Me rindo! ¡Me rindo!”

Fui atrapado por una llave de brazos. Luego de un frenético esfuerzo de señal de rendición, ella finalmente me dejó ir.

“Oh, ¿así que solamente eras tú Hikigaya? No te pares detrás mío inesperadamente de esa manera o activarás mis reflejos.”

“¿¡Quién rayos eres, Golgo!? ¿Además, qué hay allí para activar? ¡Simplemente estabas siendo peligrosa!”

“Eres bastante exigente... De cualquier manera, ¿cuál es tu problema?”

“Simplemente ... Pero ¿qué con esta rehabilitación de la que estás hablando? Lo haces parecer como si fuera un tipo de delincuente. En primer lugar, ¿qué es este lugar?”

Con una apariencia pensativa en su rostro, Ms. Hiratsuka llevó su mano a su mentón en respuesta a mi pregunta como si dijera que ella entendió la situación.

“Yukinoshita todavía no te lo ha explicado, ¿o sí? Poniéndolo simple, el objetivo de este club es resolver los problemas personales a través de la promoción de la reformación personal. Puedes pensar en ello como La Habitación de Espíritu y Tiempo[14], o mejor La Chica Revolucionaria Utena, si ayuda a hacer las cosas más fáciles de entender.”

“Eso complicó las cosas innecesariamente... Por una cosa, acabas de revelar tu edad.”

“¿Dijiste algo?”

“...Absolutamente nada.”

Una inexplicablemente fría y punzante mirada fue lanzada hacia mí, quien encogió sus hombros y volvió su voz en un murmuro débil. Mientras esto pasaba, vi de reojo a Ms. Hiratsuka soltando un suspiro.

“Yukinoshita, al parecer su rehabilitación se está volviendo un poco problemática.”

“El problema está en el hecho de que él es inconsciente del problema en cuestión.” respondió Yukinoshita.

La profesora dio una expresión dolida en respuesta a la indiferencia de Yukinoshita.

Yo tenía esta irresistible impulso de salir de aquí. Cómo podría describirlo... Se siente justo como en el tiempo de 6to grado cuando mis padres descubrieron el escondite de mis revistas porno y ellos me dieron un regaño por eso.

Entonces de nuevo, eso difícilmente se podría comparar con esto.

“Umm... Ustedes han estado hablando bastante acerca de mi rehabilitación y reformación y revoluciones y chicas revolucionarias y lo que sea que tengan, pero yo nunca pedí por nada de eso...”

Mientras yo decía esto, Ms. Hiratsuka inclinó su cabeza hacia el lado.

“No entiendo.” dijo ella.

“¿De qué estás hablando?” Yukinoshita intervino “¿No ces que si no cambias tu dirección, estarás en el nivel de rechazo social?”

Estoy en contra de la guerra. Abandona tus armas de destrucción masiva. Tal era el sonido del argumento que yo podía leer de su rostro.

“En el momento en el que te vi,” ella continuó, “Supe que tu dirección estaba por lejos remarcablemente inferior a eso que otros. ¿No es eso suficiente para que quieras cambiar?”

“Ese no es el punto... simplemente no me gusta que gente diferente me diga que yo mismo puedo cambiar o ser cambiado de esa manera. En primer lugar, si convenciéndome fuera todo lo necesario para cambiar quién soy, entonces eso no me haría yo mismo ¿no? Como dicen, el yo es...”

“...algo que no puede ser visto objetivamente por uno mismo.”

Con la esperanza de continuar con mi cita de Descartes personalizada sonando algo genial, fui interceptado por Yukinoshita... Y pensar de que iba a ser una buena cita en ese momento.

“Lo que estás haciendo es simplemente huir. Si no cambias ahora, no serás capaz de encontrar tu camino más adelante.”

Ella no pensó dos veces antes de lanzar esa bomba. Ella estuvo actuando como un pinchazo todo este tiempo. ¿Acaso sus padres son erizos de mar, o algo así?

“¿Y qué está mal con huir? Y has estado soltando tu lengua como una idiota acerca del cambio como si esa fuera la única palabra que sabes decir. Bien entonces, ¿puedes enfrentar al Sol y pedirle que no se ponga en el Oeste y que, a partir de hoy, empiece a ponerse en el Este por que es una condenada molestia para todos?”

“Tal falacia. Por favor deja de desviar tu argumento del tema. No es el Sol el que se mueve sino la Tierra. ¿Ni siquiera conoces la teoría heliocéntrica del sistema solar?”

“¡Obviamente, eso era una analogía! Si quieres hablar de falacias, ¡entonces tú eres una falacia en sí misma! Al final, el cambio del que estás hablando es simplemente un cambio apuntado hacia escapar de la condición actual. ¿Quién está huyendo ahora? Si yo realmente no quisiera huir, entonces me olvidaría del cambio y plantaría mis pies firmemente dentro del suelo. ¿Qué hay de malo con aceptar el yo de ahora y el yo de entonces?”

“Si ese fuera el caso... entonces los problemas nunca serían resueltos, y nadie sería salvado.”

Mientras las palabras salían de su boca, la expresión que tomó Yukinoshita fue la de una ira espeluznante. Yo inconscientemente retrocedí. Debería haber murmurado una disculpa para apaciguarla. Por otra parte, lo que ella dijo no era algo que cualquier estudiante de instituto diría. ¿Simplemente qué en el mundo impulsa a esta chica para ir así de lejos? Yo — completamente diferente a ella — nunca podría sondearlo.

“Ya ambos cálmense.”

La voz de Ms. Hiratsuka dio comienzo a una calma moderada a lo que estaba empezando a ponerse hostil, o aún mejor, la atmósfera que había sido hostil desde el comienzo. Bajo una mejor inspección, sin embargo, la profesora tenía una sonrisa en su rostro que parecía ser una de diversión y desbordante alegría.

“Las cosas se están poniendo interesantes ahora.” dijo Ms. Hiratsuka. “Amo los desarrollos como este. Tiene una sensación de revista JUMP en él, ¿no creen?”

¿Por qué ella era la única emocionándose? A pesar de ser una mujer, sus ojos empezaban a verse como los de un pequeño niño.

“Desde tiempos inmemoriales,” ella continuó, “cuando diferentes sentidos de justicia entran en conflicto uno con otro, ha sido una costumbre en mangas shonen el que ellos resuelvan sus problemas con un duelo.”

“Sí, pero no estamos en un manga...”

Mi declaración cayó en oídos sordos. La voz de Ms. Hiratsuka resonaba por su risa mientras ella se volteaba hacia Yukinoshita y yo y proclamaba en voz alta. “Lo haremos de esta manera. Yo guiaré a los pobres corderos con problemas mucho peores que ustedes dos de aquí. Ambos tratarán de salvarlos utilizando sus propios estilos. ¡De esta manera, ustedes podrán probar sus propios sentidos de justicia el uno al otro al gusto de su corazón! ¿Quien será capaz de servir a esta persona? ¡GUNDAM preparados, listos — fuera!

“No gracias.” Yukinoshita respondió de forma cortante.

Su mirada contenía la misma frialdad que yo había estado recibiendo desde hace rato. Teniendo la misma opinión, sin embargo, di mi aprobación en reconocimiento. También, G Gundam no es una parte de nuestra generación.

“Tsch. Tal vez una Robobatalla haría las cosas más fáciles de comprender...” Ms. Hiratsuka ofreció.

Yo interrumpí, “Ese no es el problema...”

Una referencia de Medabots... Eso es simplemente demasiado duro.

“Profesora. Por favor pare de decir cosas inadecuadas para su edad. Está siendo terriblemente indecente.”

Las heladas y cortantes palabras de Yukinoshita fueron arrojadas como un témpano, después de lo cual Ms. Hiratsuka empezó a calmarse también. En el siguiente instante, una vergonzosa apariencia se mostró en el rostro de la profesora, y como si estuviera tratando de suavizar las cosas, se aclaró la garganta.

“En cualquier caso,” Ms. Hiratsuka continuó, “probar su propio sentido de justicia solamente puede ser hecho por las acciones de uno. Cuando dije que peleen por ello, lo dije en serio. No escucharé ninguna objeción por parte de ninguno de los dos.”

“Eso es demasiado irracional...” Yo objeté.

¡Ella es una auténtica niña! ¡La única cosa de adulto en ella es su pecho! ¡Oh no, perdiste! Tee hee, pero está bien — ¡puedes tener una estrella! Podría ser de esa manera inclusive si fueras alguien con poco entusiasmo. Decir que hay significado en participar en algo como eso es conveniente e increíble.

De cualquier manera, palabras aún más descaradas salieron de esa mente infestada de manga de esa detestable niña de pechos grandes y mediana edad.

“Para hacer su competencia más frenética, voy a prepararles un pequeño incentivo. El ganador puede ordenarle al perdedor que haga cualquier cosa — ¿qué tal eso?”

“¿¡Cualquier cosa dices!?” exclamé.

Por cualquier cosa, ella dice cualquier cosa, ¿cierto? No puede significar nada más que eso, ¿cierto?... Gulp.

Con el sonido de una silla siendo cayendo hacia atrás, Yukinoshita retrocedió dos metros con sus brazos envueltos alrededor de su cuerpo en una posición defensiva.

“¡Con él como mi oponente, siento como si mi castidad estuviera en peligro! ¡Me niego!”

“¡Prejuicio!” repliqué “¡Los estudiantes de instituto no solamente piensan en cosas indecentes sabes!”

Hay bastantes otras cosas como, veamos... ¡Lo tengo! ¿Paz mundial?... ¿y etcétera? Sí. En cuanto al resto, ellos simplemente no piensan en nada.

“Qué tal,” Ms. Hiratsuka habló, “parecería que Ms. Yukino Yukinoshita tiene algo que teme... ¿Tienes realmente esa falta de autoconfianza como para ganar?”

Ms. Hiratsuka habló con una cara ridiculizando a Yukinoshita quien estaba empezando a mostrar signos de irritación.

“...Está bien.” respondió Yukinoshita. “Aunque tus baratas provocaciones no han sido más que molestias, tomaré tu desafío. De paso, puedo dejar el problema de ese chico para que tú dispongas de él.”[15]

Whoa, hablando de malos perdedores. Ella es del tipo que odia perder, quienes dicen cosas como Puedo ver a través de tus movimientos. Pero espera, ¿Qué con eso de disponer de mí? Ya, suficiente con las cosas aterradoras.

“Entonces está decidido.”

Ms. Hiratsuka finalizó su sonrisa con una carcajada pero fue desviada por la mirada fija de Yukinoshita.

Yo solté un comentario, “Umm... ¿Y mi utilidad aquí es?...”

“Cuando veo esa sonrisa satisfecha en tu rostro, más me niego a escucharte.” Yukinoshita replicó.

¿Es así?...

“Voy a determinar el ganador de esta competencia,” dijo Ms. Hiratsuka, “la base de la cual será mi propio juicio y prejuicio, naturalmente. No se preocupen por detalles, simplemente apéguense a sus opiniones adecuadamente... apropiadamente y correctamente como puedan.”

Después de que sus últimas palabras fueron dichas, la profesora se volteó para salir de la habitación. Dejados atrás estaban una aparentemente disgustada Yukinoshita y yo. Por supuesto, no iba a haber conversación entre nosotros.

Persistente en el ambiente, el silencio fue sacudido con el sonido de una emisión por la megafonía del instituto. El timbre sonó dando sus presagios. Después de que la melodía claramente sintética se desvaneció, Yukinoshita cerró su libro de golpe. Esa fue la campanada señalando el final de la jornada escolar.

A esa señal, Yukinoshita rápidamente empezó a preparar sus cosas para irse. Con su libro de bolsillo en mano, ella sujetó su bolso y se levantó. Luego, lanzó una mirada feroz hacia mí. Aún así, ella solamente me miró sin decir nada antes de salir e irse. No hubo un está bien por hoy o cuídate por parte de ella — solamente una salida galantemente despectiva. Era un exceso de esa fría interacción con ella que ni siquiera necesitaba su voz para acompañarla. E incluso después de eso, todo lo que quedaba permaneciendo de pie en forma aislada era yo, completamente solo.

Me pregunto si hoy podría considerarse un día desafortunado. Fui llamado a la sala de profesores, forzado a unirme a las actividades de un club misterioso, fustigado por una chica con un rostro irremediablemente lindo; Parecería ser que obtuve un considerable nivel de daño. ¿No se supone que hablar con una mujer debería acelerar el corazón de uno, no hundirte en la desesperación? A este ritmo, ¿estaría mejor hablando con muñecos de peluche como siempre hago? Por una razón, ellos no te responden, y te sonríen y ríen a carcajadas también. ¿Por qué no habré nacido como un masoquista? Además, ¿por qué estaba siendo arrastrado a esta competición sin sentido? Aún peor, yo no podía imaginarme ganando en contra de Yukinoshita.

Por otra parte, ¿desde cuándo es apropiado tener competiciones de buenas a primeras como una actividad de un club? Personalmente cuando pienso en actividades de un club, sería algo como esas chicas quienes se juntan para comenzar una banda que veo en DVDs. Esas clases de actividades donde la participación tiene sentido. Pero en este desarrollo — en el caso de Yukinoshita — ¿alguna vez nos llevaremos bien? Ni pensarlo. Puedo imaginármela ahora ordenándome de manera calmada, Tu aliento apesta, ¿te importaría no respirar por tres horas?

Como me esperaba, la juventud no es más que mentiras.

Ellos fabrican una sensación de belleza en la derrota a través del derrame de lágrimas por sí mismos después de perder un torneo de verano durante su último año. Ellos se engañan a sí mismos cuando necesitan repetir un examen de ingreso a la universidad insistiendo en llamarlo contratiempo y parte de la experiencia humana. Ellos pretenden estar pensando en el bienestar de la persona a la cual no pueden confesar su afecto y retroceden.

Por lo que viene después, simplemente digamos que ver hacia el futuro a esa improbable comedia romántica en una tensa atmósfera con una chica que aparenta estar irritada pero quien puedes decir que está en negación — no va a suceder.

No creo que mi ensayo necesite ser reescrito. Como esperaba, la juventud es un fraude, decepción y blasfemia.


Notas de Traducción[edit]

  1. Referencia a la serie de drama Japonesa "Maestro Despedido Regresa a la Escuela" (Yankii Boukou ni Kaeru).
  2. Tiene más sentido en la traducción inglesa, ya que excitante está escrito como 'titillating' y tetas como 'tits', pero creo que se entiende la idea. -.-'
  3. El carácter en sí sería este: 口
  4. Sería este:ロ, o tal vez este ロ, básicamente son lo mismo.
  5. Referencia a Date Masamune de Sengoku BASARA quien tiene el hábito de lanzar líneas en Engrish en su habla habitual.
  6. Se está refiriendo a Usopp de One Piece y su frase favorita.
  7. Esta referencia fue traducida transculturalmente en un contexto Norteamericano. Bozo era una goma de mascar recubierto de dulce manufacturado por Topps Candy Company en los 1970s. En la versión original japonesa, Yukinoshita utilizó el término nubouttoshita para describir a Hikigaya, lo que significa "estando de brazos cruzados" o "verse tonto o estúpido". El dulce referido aquí era llamado NuuBou, y era manufacturado por Morinaga Candy Corp.
  8. Creo que ¡Yo! en esta parte aplica como un saludo informal.
  9. Tomoko Matsushima fue una actriz de drama y escenario, actriz de voz (seiyuu), una cantante popular en los 1960s quien fue atacada por un león durante una sesión de fotos en un safari en África en los 70. Su cabeza estuvo estancada entre los colmillos de la bestia y aunque no murió, ella ahora tiene un trastorno mental similar al autismo
  10. Tobaku Mokushiroku Kaiji es un manga de apuestas en el que el personaje principal Kaiji tiene una deuda exorbitante y para pagar su deuda entra a un juego de apuestas, pero las apuestas llegan a tal punto en el que los participantes mueren si pierden.
  11. Una referencia a Detective Conan
  12. Este es un juego de palabras de nombres de los personajes del manga Kinnikuman
  13. Una fábula escrita por Kenji Miyazawa, la historia habla acerca de un pájaro nocturno quien es ridiculizado por su fea apariencia e incluso obligado al exilio por cuenta propia. Habla acerca de cómo el pájaro trata de volar a las distantes estrellas como escape, sólo para fallar y finalmente morir. Por sus esfuerzos, le fue garantizado un lugar permanente en el cielo como una estrella que nunca se consume.
  14. Una referencia a un lugar de mismo nombre en Dragon Ball Z
  15. Aquí la versión inglesa utiliza las palabras 'dispose of' que puede significar tanto resolver como eliminar por lo tanto me cuesta decidirme por qué significado ponerle.
Regresar a Prólogo Regresar a Página Principal Avanzar a Capítulo 2